¿Cuál de estos roedores te gustan más?

¿Cuál de estos roedores te gustan más?

Publicada el 16.10.2019 a las 21:45h.

Los roedores (Rodentia) son un orden de mamíferos placentarios con aproximadamente 2280 especies actuales; es el orden más numeroso de mamíferos. Pueden hallarse en gran número en todos los continentes salvo la Antártida. Los roedores más comunes son los ratones, ratas, ardillas, tamias, puercoespines, castores, hámsteres, jerbos y conejillos de indias. Los roedores tienen incisivos afilados que usan para roer la madera, perforar la comida y morder a los depredadores. Muchos se alimentan... (continuar leyendo)

Etiquetas: estos, gustan, roedores

Avatar de irenegm

Último acceso 15:27h

1

Conejos

El conejo común o conejo europeo (Oryctolagus cuniculus) es una especie de mamífero lagomorfo de la familia Leporidae, y el único miembro actual del género Oryctolagus. Está incluido en la lista 100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo3​ de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Etimología El término orycto viene del griego ορυκτός (oriktós, «[ex]cavado, desenterrado») y éste de ορύσσειν (orýssein, «cavar»), haciendo referencia a las costumbres excavadoras características de esta especie en estado salvaje, mientras que el término griego λαγός... Ver mas
El conejo común o conejo europeo (Oryctolagus cuniculus) es una especie de mamífero lagomorfo de la familia Leporidae, y el único miembro actual del género Oryctolagus. Está incluido en la lista 100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo3​ de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Etimología
El término orycto viene del griego ορυκτός (oriktós, «[ex]cavado, desenterrado») y éste de ορύσσειν (orýssein, «cavar»), haciendo referencia a las costumbres excavadoras características de esta especie en estado salvaje, mientras que el término griego λαγός (lagos) significa estrictamente «liebre».4​

Para descubrir el origen del nombre de la especie, así como de su nombre común, hay que remontarse hasta algunos siglos antes de Cristo. El conejo era un animal desconocido para los griegos y romanos de la Antigüedad que visitaron la península ibérica. El historiador griego Polibio (siglo II a. C.) lo describe por primera vez.5​ Su nombre vernáculo, conejo, proviene del término íbero (o «prerromano», según el Diccionario de la lengua española) kýniklos (κύνικλoς), que después derivó al término latino cuniculus, y al español conejo.4​

Descripción

Ejemplar salvaje tumbado
Se caracteriza por tener un cuerpo cubierto de un pelaje espeso y lanudo, de color pardo pálido a gris, cabeza ovalada y ojos grandes. Pesa entre 1,5 y 2,5 kg en estado salvaje. Tiene orejas largas de hasta 7 cm las cuales le ayudan a regular la temperatura del cuerpo y una cola muy corta. Sus patas anteriores son más cortas que las posteriores. Mide de 34 a 50 cm en condiciones afables, incluso más en razas domésticas para carne. Todas estas características que posee esta especie en estado salvaje pueden variar significativamente según la raza.

Los machos tienen la cabeza más ancha que las hembras.

El conejo salvaje mide de 34 a 50 cm (longitud cabeza y cuerpo), las orejas miden de 4 a 8 cm. Su peso varía de 1,2 a 2,5 kg. Posee una piel de color pardo leonado pelirrojo, a veces colorado que permite su camuflaje para evitar a sus depredadores.

La talla de conejos domésticos varía muchísimo de una raza a la otra. El más grande, el gigante de Flandes, puede alcanzar 8 kg y 80 cm de longitud pero el conejo ariete enano sobrepasa apenas 1 kg, a veces menos para los conejos extra enanos. La piel originalmente es gris beige —a veces con matices negros o pelirrojos—, con el vientre más claro y el fondo de la cola (rabo) blanco, mientras que los conejos domésticos presentan colores muy variados, uniformes, degradados o moteados. Existen cerca de ochenta variedades.

Los dientes de un conejo, particularmente sus incisivos, crecen sin cesar. El conejo debe constantemente desgastar sus dientes con el fin de evitar que se vuelvan demasiado largos (lo que podría por otro lado herirlo).


Ejemplar de conejo melánico
Distribución
Era abundante en el Paleolítico, a juzgar por los restos descubiertos en la península ibérica.6​ En la actualidad, su área de distribución abarca el norte de África y toda Europa hasta Rusia, siendo introducido en muchos lugares del continente con motivos cinegéticos. A lo largo de la Historia también ha sido llevado al estado de Washington (Estados Unidos), Chile, Sudáfrica y Australia, donde los conejos cimarrones se han convertido en la principal plaga del país debido a la ausencia de depredadores y competidores naturales.7​

Hábitat
Vive en áreas secas próximas al nivel del mar con un suelo arenoso y blando para facilitar la construcción de madrigueras. Habitan en bosques aunque prefieren campos extensos cubiertos por matorrales donde pueden esconderse. Antiguamente también eran frecuentes en tierras de cultivo aunque los nuevos métodos de arado incluyen la destrucción de madrigueras de conejos. A pesar de ello, esta especie se ha adaptado a la actividad humana viviendo en parques, campos de césped o incluso cementerios. En ocasiones se encuentran en cultivos agrícolas donde se alimentan de lechuga, granos o raíces cuyo fin era la ingesta humana.

Comportamiento
El conejo es un animal gregario y territorial (territorios de menos de 15 m², en ocasiones solo uno o dos). En óptimas condiciones de terreno y alimento prefieren vivir en largas y complejas conejeras o madrigueras. En ellas habitan de seis a diez individuos adultos de ambos sexos. La jerarquía de dominancia es importante en los machos ya que establece quién tiene prioridad para el apareamiento.

Animal de hábitos nocturnos y crepusculares, se alimenta desde que anochece hasta que amanece y pasa la mayor parte del día en sus madrigueras.

Habitualmente son muy silenciosos pero emiten fuertes chillidos cuando están asustados o heridos. Otros tipos de comunicación son los olores y el contacto físico.

Ante la presencia de un potencial depredador permanece inmóvil intentando pasar desapercibido antes de huir a la carrera hasta un refugio. Este comportamiento provoca muchos atropellos, especialmente durante la noche.

Golpean el suelo con sus patas traseras, y lo pueden hacer varias veces dependiendo de lo exaltados que estén, cuando se enfadan, tienen miedo o cuando las hembras no se dejan cubrir durante la reproducción.

Alimentación

Excrementos finales de un conejo de conejar (los puntos del papel distan 0,5 cm)
La abundancia de la especie, se basa, además de en su capacidad reproductora, en su condición de fitófago con doble digestión, asemejándose a los rumiantes. En efecto, el conejo practica la cecotrofia, de modo que las heces blandas (cecotrofos), ricas en bacterias y proteínas, son reingeridas para un segundo tránsito digestivo. Estos excrementos son más frecuentes por las mañanas, cuando los animales se encuentran en reposo. Como otros lagomorfos, el conejo ha estado considerado mucho tiempo como un rumiante, con los que no tiene ninguna relación; ello se fundamenta en la observación del comportamiento del conejo, que pasa largas horas removiendo las mandíbulas de derecha a izquierda. En realidad, estos movimientos no se explican por la rumia sino por la alimentación en dos tiempos. Primero, el conejo digiere la hierba que consumió; la celulosa es digerida por las bacterias Anaerobacter a ácidos grasos volátiles que sirven de nutrientes. Resultado de ello son los cecotrofos, excrementos verde oliva, blandos y brillantes que el conejo toma de salida del ano y vuelve a ingerir. Los excrementos finales del conejo son de un marrón oscuro, más gruesos (7 a 12 mm de diámetro) y duros.

En general seleccionan plantas compuestas, leguminosas y gramíneas vivaces de escasa talla y con tendencia a formar céspedes. En invierno su régimen consta de tallos y cortezas de arbustos. Puede cavar la tierra para encontrar raíces, semillas y bulbos; también es capaz de escalar arbustos y matorrales para comer los más jóvenes retoños.

Un adulto consume de 200 a 500 gr de plantas al día. Cuando los conejos están presentes en densidad importante, su impacto sobre el medio es importante: traban la reproducción de ciertas especies de plantas pero también, en consecuencia, de animales.8​

Reproducción

Conejos cautivos en Ohrid, Macedonia
Se considera que una hembra ha alcanzado su pubertad a las diez semanas de vida, aunque no resulta conveniente iniciar su vida reproductiva a esta edad, pues de lo contrario, la hembra no tendría su completo desarrollo corporal y su fertilidad se vería afectada en partos sucesivos, es por ello que se recomienda iniciar la vida reproductiva de las conejas cuando estas han alcanzado los 3 kg de peso aproximadamente (que corresponde a un 80 % de peso vivo adulto en razas productores de carne), o bien, cuando han cumplido los cuatro meses y medio de edad9​10​ Son fértiles durante todo el año pero la mayor cantidad de nacimientos se dan durante la primera mitad del año. El periodo de gestación dura treinta y dos días y las camadas oscilan normalmente entre cuatro y doce individuos. Pueden tener varias camadas al año aunque los abortos espontáneos y la reabsorción de embriones son comunes, posiblemente debido al estrés al que esta especie está siempre sometida.

Los neonatos, llamados gazapos, nacen sin pelo y ciegos. La madre sólo los visita unos pocos minutos al día para cuidarlos y alimentarlos con su leche. Los pequeños son destetados a las cuatro semanas de vida y tanto machos como hembras alcanzan la madurez sexual hacia los 8 meses de edad. Aunque pueden llegar a vivir diez años, el 90 % de los ejemplares no supera el primer año de vida.

Gran parte del éxito reproductivo del conejo doméstico reside en la ovulación inducida, donde los óvulos sólo son liberados en respuesta a la copulación. Por otro lado, la placenta permite un alto grado de contacto entre la circulación materna con la de los fetos, al igual que la humana. Por esto mismo son muy útiles para el estudio de la embriología humana.11​

Subespecies
Tradicionalmente se consideran dos subespecies: O. cuniculus cuniculus (Linnaeus, 1758), extendido por toda la península ibérica, y O. cuniculus huxleyi, conocida también como O. cuniculus algirus (Haeckel, 1874), restringido a Galicia, Portugal, suroeste de España y norte de África. Esta última subespecie es más primitiva, pequeña y menos robusta que la primera y se supone que su introducción en África se debe a la acción del hombre. Está protegida en las islas del Mediterráneo y Atlántico.12​

Se considera que las razas domésticas descienden de la subespecie O. cuniculus cuniculus.

Amenazas a la conservación

Cepo utilizado para cazar conejos.
Enfermedades de origen vírico
El conejo doméstico constituye una plaga en numerosos países, donde se ha tratado de controlar su número mediante la introducción deliberada de enfermedades contagiosas. El más claro ejemplo es la mixomatosis, introducida en 1950 en Australia y en 1952 en Francia, desde donde se extendió a toda Europa.

Tularemia
Artículo principal: Tularemia
Enfermedad infecciosa, que se transmite a los humanos, potencialmente grave, causada por la bacteria Francisella tularensis. Es difícil de diagnosticar, ya que no presenta síntomas, tan solo que el animal afectado deja de crecer. Sólo se puede diagnosticar con pruebas de laboratorio ya que no presenta sintomatología ni se pueden realizar pruebas veterinarias in situ.

Rabia
Es una enfermedad extendida por todo el mundo pero también en muchas zonas del planeta ya está erradicada debido a la existencia de una vacuna efectiva. Aunque es preciso decir que una vez que el animal tiene esta enfermedad no existe cura para ello.

Mixomatosis
Es una enfermedad vírica que se transmite a través de vectores (artrópodos hematófagos como garrapatas y pulgas) y en condiciones silvestres presenta nueve días de incubación; la sintomatología de la enfermedad se manifiesta característicamente con una inflamación palpebral. El virus de la mixomatosis terminó con el 90 % de los conejos silvestres y a pesar de los planes de recuperación que se llevan realizando desde los años ochenta, las poblaciones aún no han superado el bache. Como consecuencia de ello, un gran número de especies que se alimentaban de conejos han sido gravemente mermadas, como es el caso del lince ibérico y el águila imperial ibérica. Actualmente se efectúan vacunas en ejemplares silvestres en primavera para contrarrestar el virus. Por otro lado los conejos han adquirido resistencia y la mortalidad de la enfermedad es ahora menor. Los ejemplares adultos suelen ser resistentes a la mixomatosis por haberla superado de jóvenes.

En Australia surtió el efecto buscado al disminuir el número estimado de conejos desde seiscientos millones hasta alrededor de cien millones. Sin embargo la resistencia natural de los conejos ha hecho fracasar los posteriores intentos de reproducir el éxito de los años cincuenta, donde la enfermedad fue fatal en el 99 % de los casos. El gobierno australiano se niega a legalizar una vacuna para la mixomatosis, lo que ocasiona numerosas muertes en conejos como mascotas o de uso industrial.

Hemorragia vírica
Artículo principal: Neumonía hemorrágica vírica
Fue detectada por vez primera en España en 1988 aunque años atrás ya se habían dado casos de la enfermedad en China. Su origen parece estar en una mutación de un virus no patógeno presente en los lagomorfos. Se trata de una enfermedad muy contagiosa que resulta letal en la mayoría de los casos. Los ejemplares jóvenes tienen más posibilidades de sobrevivir a la infección y desarrollar resistencia frente al virus. La vacuna se suministra en primavera y se debe dejar un periodo de dos semanas entre la vacuna de la mixomatosis y la de la hemorragia vírica.

También se pretendió usar el calicivirus causante de la enfermedad en Australia, intentando reproducir el éxito de la mixomatosis. No obstante la enfermedad no fue tan efectiva como habrían esperado ya que sólo el 65 % de los animales infectados murió frente al 99 % de la mixomatosis. En parte se debe a que existe otro calicivirus menos virulento en las zonas húmedas y frías, que inmuniza a los conejos contra la hemorragia vírica. Al contrario que con la mixomatosis, sí existe una vacuna legalizada de la hemorragia vírica en Australia.

Enfermedades de origen parasitario interno
Destacan la diarrea y la infección por coliformes.

Diarreas
Frecuente en conejos pequeños aunque puede afectar a cualquier edad.

Infección por coliformes
Es una infección secundaria. Su síntoma principal es la diarrea continua que si no se trata a tiempo puede producir la muerte del animal.

Enfermedades hereditarias
Sobrecrecimiento dental o malformación de acortamiento de la mandíbula
Se da por el crecimiento excesivo de los dientes, ya sean los incisivos superiores o inferiores, esto acaba desplazando la mandíbula o el maxilar hacia atrás por problemas de espacio provocando que el conejo no pueda alimentarse bien y en algunos casos pueda llegar a morir.

Relación con el ser humano

Un conejo de casa y su dueña comparten una manzana.

Los conejos de casa suelen llevarse bien con otras mascotas

Dos ejemplares en un zoo
Se llama cunicultura o producción cunícola a la cría sistemática de conejos para su explotación. El conejo puede ser también una mascota que se adapta perfectamente a la compañía del hombre aunque, a diferencia de lo que se piensa es un animal que requiere un esfuerzo por parte de sus cuidadores para proporcionarle unos cuidados, alimentación y alojamiento adecuado, así como una atención veterinaria especializada.

El conejo es explotado como alimento, animal de compañía, animal de exposición, animal de laboratorio, por su piel, para obtener la lana de angora, además de ser una pieza común para los cazadores.

Domesticación
Se trata de un animal de relativamente reciente domesticación. En 500 a. C., en China, Confucio describe como sus antecesores domesticaban conejos para alimentación y ofrenda a sus dioses.13​ Hay datos históricos que demuestran que los romanos en el siglo I a. C. ya mantenían conejos en cautiverio con el fin de producir carne. Entre el siglo VI y X, los monjes franceses comenzaron a seleccionar conejos para formar una línea descendente de mayor aptitud cárnica. Dichos monjes tenían por costumbre comer «laurines» en periodo de Cuaresma, ya que estaban incluidos en los «platos acuáticos». Así es como se inició la domesticación de los conejos en los monasterios al sur de Francia hace aproximadamente 1400 años, en ese momento los conejos silvestres estaban restringidos a la península ibérica con Oryctolagus cuniculus cuniculus y Oryctolagus cuniculus algirus; y en Francia colonizada Oryctolagus cuniculus cuniculus14​

No obstante, sólo a partir del siglo XVI aparecen las primeras variaciones de la capa de pelaje del conejo y las primeras razas pioneras definidas.

Cuando los animales son domesticados se producen cambios a nivel morfológico, fisiológico, reproductivos y de comportamiento. Con los avances de las herramientas genéticas se podría investigar los cambios que sufren los animales en su comportamiento durante las fases de adaptación lo que les permitiera adaptarse y sobrevivir a las condiciones brindadas por el ser humano. Actualmente con el uso de las herramientas genéticas se ha iniciado el estudio de los cambios fenotípicos que los conejos han debido atravesar durante su proceso de domesticación. Es así que al comparar la genética de los animales salvajes de la península ibérica y Francia junto con los animales que ya han pasado por procesos de domesticación se ha estudiado el número de SNP en sitios conservados no codificantes y secuencias codificantes así como la diversidad de nucleótidos dentro de las poblaciones de conejo salvajes.14​ Lo que llega a sugerir a los investigadores de que el conejo es uno de los mamíferos más polimórficos que se han llegado a secuenciar hasta el momento, llegando a establecer que los conejos también haya podido sufrir un tipo de cuello de botella y una reducción de la diversidad genética durante la colonización a la península ibérica y el proceso de domesticación.

Razas
Las razas enanas
Origen
En el siglo XIX se prohibieron las pieles de armiño, por tanto hubo que buscarles rápidamente un sustituto. Y este fue el conejo polaco, que era tan pequeño como el conejo silvestre pero con el manto de color blanco y los ojos rojos (albino). Los primeros conejos enanos fueron obtenidos en Inglaterra mediante cruces del conejo Polaco con conejos silvestres, apareciendo la amplia variedad de colores actual. Algunos de estos conejos fueron exportados a los Países Bajos, país del que adoptó el nombre la nueva raza: Holandés Enano (Netherland Dwarf).

Genética
La denominación «enanos» se refiere no sólo a su tamaño, sino también a su condición genética. Los conejos enanos presentan un gen mutante, el gen del enanismo o dwarfismo (DW), que implica un menor crecimiento de sus organismos. Un conejo heterocigoto para el gen del enanismo será un conejo proporcionado, con las orejas cortas, el cuerpo redondeado, las patas cortas y tamaño pequeño. Estos son los ejemplares que se exhiben en exposiciones. Un conejo homocigoto para el gen normal (no enano) carecerá de las características del enanismo, tendrá el cuerpo más grande, orejas más largas y formas menos redondeadas. Por último, un conejo homocigoto para el gen del enanismo, comúnmente llamado «peanut», tendrá una incapacidad para desarrollarse que le causará la muerte al poco tiempo de nacer. Por tanto la propagación de este gen por parte de los criadores no está exento de polémica y de consideraciones éticas, al ser un gen letal.

Variedades reconocidas en España
Los conejos de razas enanas se crían por su morfología y carácter como mascotas o animales de exposición. Desde 2012 en España la Asociación Española de Criadores de Conejos Enanos reconoce diez razas de conejos enanos: Holandés Enano, Belier Enano, Belier Miniatura, Angora Enano, Teddy Bear, Polish, Mini Rex, Mini Lion Lop y Mini Cashmere Lop.

Holandés enano: también conocido como netherland dwarf. Es la raza más pequeña que existe, alcanzando un peso adulto de aproximadamente un kilogramo. Se presenta en una amplia variedad de tonos, desde blanco puro con ojos rojos (REW) o azules (BEW) a negro, azul, naranja, sable o chocolate. Pueden causar confusión debido a la existencia de una amplía variedad.

Conejo holandés enano
Belier enano: estos se caracterizan por ser la raza más grande de los conejos enanos y la más dócil. Su peso adulto varía entre el el kilo y medio y los dos kilos y doscientos cincuenta gramos y tiene una esperanza de vida de unos 8 o 10 años. Existe una gran variedad de colores dentro de esta raza, con tonalidades marrones, tonalidades azules y grises y tonalidades de negro a blanco. También presentan una gran variedad de pelaje como puede ser:
Con pelo corto.
Belier angora. Estos son destacados por tener el pelo largo en todo su cuerpo por lo que necesitarán más cuidados que los de pelo corto.
Belier cabeza de león. Se caracteriza por tener el pelo corto por todo su cuerpo a excepción de su cabeza.
Belier miniatura: raza creada a partir del belier enano, su peso ideal de adulto es de 1,6 kg.

Conejo belier miniatura
Cabeza de león: se caracteriza por presentar una melena alrededor del cuello y es ligeramente más grande que las demás razas enanas.
Polish: la primera aparición de este conejo fue en Inglaterra en 1884. Es una de las raza más llamativas por su aspecto de estatuilla, presenta un cuerpo estilizado y fino y orejas largas y erectas. Su peso adulto es de 1,5 kg aproximadamente, midiendo hasta 25 cm. Se suelen utilizar más en concursos y espectáculos que como conejo doméstico.
Razas cárnicas

Conejos bebés enjaulados siendo vendidos para consumo
Azul americano y blanco americano: sur de California en Pasadena por Lewis H. Salisbury. Su origen es difícil de clasificar ya que fueron varias razas las que intervinieron en su formación entre la que podemos destacar la «Beveren». En un principio la raza se llamó azul alemán pero se renombró al finalizar la Primera Guerra Mundial. Rápidamente se convirtió en uno de las razas de capa azul más populares de la época. Más tarde, en 1925, se introdujo la capa blanca. Pesa de 4 a 5,5 kg. Visto de lejos, su forma recuerda a la de una mandolina. Es un conejo de mediana constitución y cabeza pequeña. Cuerpo largo, hombros bajos, grupa inclinada y lomo ancho musculoso. En un principio esta raza tenía una doble o incluso triple actitud carne-piel-exposición pero ahora esta raza, al igual que muchas otras, no puede competir con las razas compactas creadas posteriormente como son la «californiana» y «neozelandesa».
Belier o lop: formada a partir de grandes conejos regionales ingleses, esta raza pesa entre 5 y 7 kg. En el «belier inglés» original de 1720 se admitían todas las capas. Otros países adoptaron la raza y la seleccionaron según sus preferencias, existiendo variedades francesa, holandesa y alemana entre otras. El «belier inglés» tiene la cabeza grande y ancha de perfil convexo, orejas largas y caídas a ambos lados de la cabeza y ojos pardos. Cuello imperceptible, cuerpo bien conformado, hombros altos, grupa inclinada y extremidades fuertes. Esta raza también es usada como animal de compañía debido a sus originales rasgos físicos como sus largas orejas y a su vivo carácter, habiéndose conseguido variedades enanas y miniatura de la raza.
Californiano o ruso grande: raza formada en California en 1928 por Western con el objetivo de crear una raza de doble actitud cárnica-pelo. Para ello se cruzaron conejos de raza «rusa» con raza «chinchilla» y los machos resultantes con hembras de «neozelandés» para estabilizar la raza. Capa blanca con ojos rosados y pigmentaciones negros en lugares concretos: hocico, orejas, patas y cola. Esto es debido a que la enzima responsable de la pigmentación negra solo actúa a menos de 30° y por tanto en las zonas más frías del cuerpo. Al no ser albinos son menos exigentes en cuanto a temperatura. Pesa entre 4 y 5 kg. Tiene cabeza redondeada, orejas largas y erectas con la punta redondeada. Cuello corto y grueso con posible papada manifiesta en hembras. Tronco robusto y bien conformado, hombros a la altura de la grupa, grupa plana y extremidades fuertes. Aunque en general son de carácter dócil, suelen desconfiar de personas o animales extraños llegando a inquietarse en exceso. Incluso las hembras pueden llegar a abandonar a las crías si oyen un ruido fuerte. Posee un buen rendimiento a la canal y una carne muy sabrosa.
Chinchilla: raza creada en Francia a partir de conejos silvestres cruzados con «Himalaya» y «azul de Beveren» en 1913 y mejorada en Alemania al «chinchilla gigante» en torno a 1920. No se debe confundir con el roedor chinchilla de Sudamérica cuyo color da nombre a esta raza. El «chinchilla normal» pesa en torno a 3 kg y es usado principalmente por su piel, siendo su carne algo secundario. Sin embargo las variedades «chinchilla americano» (de 4,5 a 5 kg) y el «chinchilla gigante» (en torno a 6 kg) son apreciados por su carne. Cabeza mediana y de mayor finura en hembras. Orejas medianas e inclinadas levemente hacia atrás. El cuerpo de la variedad normal es corto y rechoncho, con extremidades cortas y fuertes. La variedad gigante tiene el cuerpo cilíndrico con el torso bien conformado, hombros a la altura de la grupa, grupa plana y extremidades fuertes.
Gigante de España: creada a principios del siglo XX, está en franca decadencia desde la introducción de las razas «neozelandesa» y «californiana» en los años 1960, hecho que se agravó aún más tras la industrialización de la cunicultura en los 1980, donde la raza estuvo a punto de desaparecer. Actualmente se está intentando recuperar y fomentar sus condiciones de rusticidad y como banco de genes. Capa parda con tonos leonados o grisáceos. Pesa entre 5 y 8 kg. Orejas grandes y erectas, ojos pardos, cabeza grande, papada presente solo en hembras y extremidades fuertes. Los machos se muestran muy activos y persistentes en presencia de conejas mientras que éstas tienen un comportamiento nervioso todo el tiempo.
Gigante de Flandes: raza muy antigua, datada del siglo XVI. Fue formada en Bélgica, en la región de Flandes, a partir de conejos regionales. Pelo corto y liso de color gris-marrón aunque se admiten diversas variedades, desde albino con ojos rojos hasta negro, pasando por una gran gama de grises y azules. Pesa entre 6 y 8 kg, siendo una efectiva raza mejoradora de tamaño. Cabeza redondeada de perfil recto, orejas largas, anchas y erectas acabadas en punta redondeada. Cuello corto y papada solo apreciable levemente en hembras. Cuerpo largo y ancho, tronco bien desarrollado, hombros bajos, grupa plana y patas fuertes. Su lento crecimiento, su poca rusticidad y la fibrosidad de su carne no la hacen competente en cuanto a cría industrial aunque se usa como línea madre para mejorar el tamaño de otras razas.
Liebre Belga: aparece en Bélgica alrededor de 1880 a partir de cruzamientos de «gigante de Flandes». En un principio sólo existía la capa rojo agoutí pero actualmente los criadores han introducido las capas rojo intenso acanelado (pelos negros dispersos por todo el cuerpo) y albino. En cualquier caso el pelo es muy brillante. Su peso ronda los 3 a 4 kg. Su cuerpo delgado y arqueado, sus largas orejas y su enérgico temperamento dan a la raza el pseudónimo de liebre a pesar de ser un conejo doméstico. En cualquier caso su cuello está bien pronunciado, su cuerpo es muy largo y estilizado, su tronco está bien desarrollado, sus hombros quedan altos, su grupa baja, sus patas son largas y defectuosas.
Mariposa Francés: raza originada en el siglo XIX a partir de una mutación de «gigante de Flandes» en Francia. Su capa es blanca con manchas negras esparcidas, algunas en lugares concretos: una raya negra que recubre todo el dorso, orejas negras, unos círculos negros alrededor de los ojos y una mancha en la nariz. Los particulares rasgos de su cara recuerdan a los de una mariposa, de donde recibe su nombre. El tercio posterior del animal está repleto de manchas negras. También existen la capa mariposa habana y mariposa azul, aparte de la ya descrita mariposa negra. Pesa entre 3,5 y 4 kg aunque la variedad «mariposa gigante francés» puede llegar a sobrepasar los 6 kg. Los ojos son castaños, orejas erectas y gruesas, cuello con papada abundante. Cuerpo esbelto y cilíndrico. Tronco bien desarrollado, hombros a la altura de la grupa, grupa plana y extremidades fuertes. De carácter dócil, esta raza se usa actualmente más para hobby que por su aptitud cárnica debido a la original distribución de su vello.
Neozelandés: conejo muy extendido por todo el mundo al que incluso se puede considerar de doble actitud carne-pelo. Nacido en 1912 en Estados Unidos con la función de producir carne. En un principio la única capa era leonada pero los cruzamientos posteriores con «blanco americano» y «angora» dieron la variedad blanca tan cotizada por los peleteros por la facilidad que tiene de ser teñida, y los cruces con la raza «chinchilla» dieron lugar a la variedad negra. El pelo es suave y brillante en todas las variedades. Pesa entre 4 y 5 kg. Cabeza redonda y orejas erguidas con la punta redondeada. Cuello corto y grueso como es habitual en razas destinadas a carne. Presencia de papada en hembras. Las hembras son muy fértiles, producen abundante leche y son buenas madres. En general es una raza prolífica, con buenos índices de crecimiento y buen rendimiento a la canal.
Ruso o Himalaya: pesa de 2 a 2,5 kg aunque se ha obtenido una raza de iguales características pero de mayor peso llamado «gigante ruso». Tiene el pelo corto y fino. Su capa es blanca pura con la nariz, orejas, patas y cola de color negro. Cabeza corta y ancha en machos, algo más alargada en hembras. Orejas finas y cortas, muy próximas entre sí y echadas levemente hacia adelante. Su carne es de excelente calidad.
Satín: raza originaria de Estados Unidos durante la primera mitad del siglo XX a partir de una mutación en una camada de raza «Habana». Debido a una mutación, su vello exterior posee una cubierta cristalina que le otorga un intenso brillo a su capa. Todas las capas están aceptadas en esta raza. Su peso oscila entre 3 y 3,5 kg. Es una raza que puede ser usada de triple actitud carne-pelo-piel. Buen rendimiento a la canal, buenas madres, alto índice de crecimiento unidos a sus atractivos colores hacen de ésta una raza muy versátil.
Razas peleteras
Habana: el primer conejo de esta raza apareció en Holanda en 1898. Se sospecha que fue un cruce de «conejo holandés» con otras razas sin determinar, de donde salió un conejo pequeño y redondeado, de cabeza también pequeña y cuello corto. Esta raza, en un principio solo de capa chocolate, fue ganando fama por toda Europa a principios del siglo XX y ya en su segunda mitad aparecieron las capas azul y negra aunque la más popular continúa siendo la capa chocolate. Pesa de 2 a 3 kg. Cabeza redonda y ancha, de mayor finura en hembras. Orejas erguidas y pequeñas, ojos castaños y no se admite papada en ninguno de los dos sexos.
Rex: apareció en Francia en 1919 en una granja de propiedad de M. Goyon, quien encontraba entre las crías de una hembra «liebre belga» conejos raquíticos y con una fina vellosidad corporal debida a la ausencia de pelo largo de protección. Cruzó entre sí tales animales, manteniendo el característico pelo corto hasta formar la raza actual. En un principio, el único color de la raza era castor, aunque actualmente se han fijado prácticamente todos los colores: azul, chinchilla, gris perla Lince, zibelina, zibelina azul, gamuza, nutria, oro, habana, blanco, negro, dálmata y tricolor. La cabeza del macho es fuerte y es más alargada en la hembra. Orejas largas, juntas y puntiagudas. Cuello corto y en hembras puede existir una ligera papada. Tronco bien desarrollado, hombros a la altura de la grupa, la cual es plana. El suave y sedoso subpelo que queda al descubierto lo hacen muy apreciado por la industria peletera. A nivel cárnico, a pesar de ser una raza compacta y musculosa se enfrenta al problema que para el pelaje se requieren animales de unos siete meses, momento en el cual la carne ya es demasiado madura.
Razas de pelo
Angora: la «raza de Angora» es la única explotada por su pelo a nivel mundial. Su origen es un tanto incierto aunque la creencia más extendida es que tiene su origen en Ankara, Turquía y posteriormente fue mejorada en la Europa Mediterránea, siendo Francia la fijadora de sus caracteres y siendo mejorada por Inglaterra después. También es posible que su nombre provenga de su parecido al gato de Angora. En cualquier caso se trata de una raza muy antigua, de principios del siglo XVIII, aunque no fue descrita como raza hasta finales del siglo XIX.
En 1744 existían ya dos tipos bien diferenciados: el «angora inglés», caracterizado por el penacho de su cabeza, y el «angora francés», con pelos de protección en la superficie y lana de subpelo. Este último es el que menos cuidados requiere de todos los conejos Angora y fue cruzado con la raza «satín» para formar el «angora satín» cuya brillante y sedosa lana está muy bien valorada por la industria textil aunque su productividad es bastante escasa.

El «angora alemán» o «conejo de seda», poseedor de una gran belleza estética, fue formado por Mayers como resultado del cruce con algunas razas locales alemanas. De ahí pasó a Suiza donde existían conejos de 6 cm de pelo, pero color pardo o grisáceo con los que fue cruzado para formar el «angora suizo».

El tipo italiano es el resultado de cruzar entre sí los tipos francés, inglés y alemán. Como resultado surgió el «angora italiano» que reúne las condiciones estéticas, cualidades caloríficas, flexibilidad, facilidad a la torsión en el hilado y suavidad al tacto de todos ellos, con algunas modificaciones adaptándose perfectamente a las exigencias de la industria.

Por último, el «gigante de Angora» es el más eficiente y económicamente rentable de todos los conejos de Angora, con una elegante lana y unas producciones capaces de satisfacer al mercado.

No obstante, no todas las razas anteriormente citadas están oficialmente reconocidas como tales. Al ser ejemplares elegidos por su pelo y con tal cantidad de sub-razas sus cualidades no son uniformes y es difícil establecer un patrón racial para sus características físicas.

Zorro suizo: esta raza era poco común hasta finales del siglo XX. Sus orígenes son inciertos aunque se achacan a conejos autóctonos alemanes o suizos. Las capas aceptadas son albina, azul, negra y habana, sin ser nunca demasiado brillantes. Lo más característico de ésta raza es su largo pelaje, de más de 5 cm de largo. Pesa de 2,5 a 3 kg. Cabeza bien conformada, hocico bien conformado, ojos del mismo color que la capa (excepto albino, que los tiene rojos) y cuello poco destacable. Su cuerpo es en general fuerte y musculoso, lo que lo hace también interesante para la industria cárnica. Extremidades de mediana longitud y robustas. Las particularidades de su pelaje requieren excesivos cuidados por lo que no suele ser una mascota habitual. Además es propenso a contraer toda clase de enfermedades relacionadas con la piel. Compitiendo en concursos, se debe tener en cuenta que la longitud de su pelo no sobrepase las medidas expuestas.
Ha recibido 29 puntos

Vótalo:

2

Liebres

Una liebre asustada puede cubrir de un salto 3 metros con facilidad, y una vez en el suelo, puede saltar en ángulo recto para confundir a su perseguidor. Liebre es el nombre común de los lepóridos pertenecientes al género Lepus. Las liebres se clasifican en la misma familia que los conejos. Son parecidas en tamaño y forma a los conejos y comen la misma dieta. Son generalmente herbívoros y de orejas largas, corredores rápidos, y típicamente viven en solitario o en parejas. Las especies de liebre son nativas de África, Eurasia, Norteamérica y el archipiélago japonés. Cinco especies de... Ver mas
Una liebre asustada puede cubrir de un salto 3 metros con facilidad, y una vez en el suelo, puede saltar en ángulo recto para confundir a su perseguidor.
Liebre es el nombre común de los lepóridos pertenecientes al género Lepus. Las liebres se clasifican en la misma familia que los conejos. Son parecidas en tamaño y forma a los conejos y comen la misma dieta. Son generalmente herbívoros y de orejas largas, corredores rápidos, y típicamente viven en solitario o en parejas. Las especies de liebre son nativas de África, Eurasia, Norteamérica y el archipiélago japonés.

Cinco especies de lepóridos con "liebre" en sus nombres comunes no se consideran verdaderas liebres: las liebres híspidas (Caprolagus hispidus), y cuatro especies conocidas como liebres de roca roja (que comprenden el género Pronolagus).

Una liebre de menos de un año de edad se llama lebrato. El sustantivo colectivo para un grupo de liebres es "manada".

Biología
Las liebres son animales rápidos: la liebre europea (Lepus europaeus) puede alcanzar los 56 kilómetros por hora.1​2​ Las cinco especies de liebres nativas del centro y oeste de Norteamérica son capaces de correr a 64 km/h, y pueden saltar hasta 3 m a la vez.3​

Normalmente un animal tímido, la liebre marrón europea cambia su comportamiento en primavera, cuando las liebres se pueden ver durante el día persiguiéndose; Esto parece ser la competencia entre los machos para alcanzar el dominio (y por lo tanto más acceso a las hembras receptivas). Durante este frenesí primaveral, las liebres se pueden ver haciendo "boxeo": una liebre golpeando a otra con sus patas (probablemente el origen del término inglés "loco como una liebre de marzo"). Durante mucho tiempo, esto se creyó solamente competición intermasculina, pero la observación más cercana ha revelado que puede también ser una hembra golpeando a un macho para prevenir la cópula.4​5​

Diferencias con los conejos
Artículo principal: Conejo

Las liebres no cuidan a sus crías bajo tierra en una madriguera como lo hacen otros léporidos, sino más bien en una depresión poco profunda o un nido aplanado de pasto. Las liebres jóvenes se adaptan a la falta de protección física, en relación con la que ofrece una madriguera, al nacer completamente velludas y con los ojos abiertos. Son por lo tanto precoces, y capaces de valerse por sí mismas poco después del nacimiento. Por el contrario, los conejos y los conejos de cola de algodón son altriciales, teniendo crías que nacen ciegas y sin pelo.6​

Todos los conejos (excepto los conejos de cola de algodón) viven bajo tierra en madrigueras, mientras que las liebres (y los conejos de cola de algodón) viven en nidos simples sobre el suelo, y usualmente no viven en grupos. Las liebres son generalmente más grandes que los conejos, con orejas más largas, y tienen manchas negras en su pelaje. Las liebres no han sido domesticadas, mientras que los conejos se crían para comer y se mantienen como mascotas domésticas. La mascota doméstica conocida como "liebre belga" es un conejo que ha sido criado selectivamente para asemejarse a una liebre.7​

Las liebres tienen cráneos articulados, o cinéticos, únicos entre los mamíferos. Tienen 48 cromosomas mientras que los conejos tienen 44.

Las liebres se desplazan a mayor velocidad que los conejos.

Clasificación8​
Las 32 especies enumeradas son:

Género Lepus
Subgénero Macrotolagus
Liebre antílope, Lepus alleni
Subgénero Poecilolagus
Liebre americana, Lepus americanus
Subgénero Lepus
Liebre ártica, Lepus arcticus
Liebre de Alaska, Lepus othus
Liebre de montaña, Lepus timidus
Subgénero Proeulagus
Liebre de cola negra, Lepus californicus
Liebre de flancos blancos, Lepus callotis
Liebre de El Cabo, Lepus capensis
Liebre de Tehuantepec, Lepus flavigularis
Liebre negra, Lepus insularis
Liebre de los matorrales, Lepus saxatilis
Liebre del desierto, Lepus tibetanus
Liebre de Tolai, Lepus tolai
Subgénero Eulagos
Liebre de piornal, Lepus castroviejoi
Liebre de Yunnan, Lepus comus
Liebre de Corea, Lepus coreanus
Liebre corsa, Lepus corsicanus
Liebre europea, Lepus europaeus
Liebre de Manchuria, Lepus mandschuricus
Liebre de lana, Lepus oiostolus
Liebre de las tierras altas de Etiopía, Lepus starcki
Liebre de cola blanca, Lepus townsendii
Subgénero Sabanalagus
Liebre de Etiopía, Lepus fagani
Liebre de sabana africana, Lepus microtis
Subgénero Indolagus
Liebre de Hainan, Lepus hainanus
Liebre de la India, Lepus nigricollis
Liebre de Burma, Lepus peguensis
Subgénero Sinolagus
Liebre china, Lepus sinensis
Subgénero Tarimolagus
Liebre de Yarkand, Lepus yarkandensis
Incertae sedis
Liebre japonesa, Lepus brachyurus
Liebre de Abisinia, Lepus habessinicus
Como alimento
Las liebres y los conejos son abundantes en muchas áreas, se adaptan a una gran variedad de condiciones, y se reproducen rápidamente, así que la caza es a menudo menos regulada que para otras variedades cinegéticas. En áreas rurales de Norteamérica y particularmente en las épocas pioneras,9​ fueron una fuente común de carne. Debido a su contenido extremadamente bajo en grasas, son una mala opción como alimento de supervivencia.10​

Las liebres se pueden preparar de la misma manera que los conejos — comúnmente asados enteros o despiezados para empanar y freír.

Hasenpfeffer (también deletreado Hasenfeffer) es un guiso alemán tradicional hecho de conejo o de liebre adobados. Pfeffer no es sólo el nombre de una especia, sino también de un plato donde la propia sangre del animal se utiliza como un espesante de la salsa. El vino o el vinagre es también un ingrediente prominente, para prestar acidez a la receta.

Lagos Stifado (Λαγός στιφάδο) — estofado de liebre con cebollas, vinagre, vino tinto y canela — es un plato muy apreciado que se disfruta en Grecia y Chipre y en las comunidades de su diáspora, particularmente en Australia, donde la liebre es cazada como una especie salvaje invasora.

El estofado de liebre, conocido como civet de lièvre en Francia, es una liebre entera, cortada en trozos, marinada, y cocida con vino tinto y bayas de enebro en una olla alta que se coloca dentro de una cacerola con agua para hervir al baño maría. Tradicionalmente se sirve con la sangre de la liebre (o la sangre se añade justo al final del proceso de cocción) y vino de Oporto.11​12​

El estofado de liebre se describe en el influyente libro de cocina del siglo XVIII, El Arte de la Cocina de Hannah Glasse, con una receta titulada, "Una Liebre Estofada", que comienza: "cortarla en pedacitos, con manteca de cerdo aquí y allá..." La receta continúa con la cocción durante tres horas de las piezas de liebre en agua en una jarra puesta dentro de una cacerola de agua hirviendo. En el siglo XIX, se acreditó extensamente que Glasse había comenzado la receta con las palabras "primero, coja su liebre," como en esta citación. Esta atribución es apócrifa.

Tener una liebre recién cazada (o disparada) permitía obtener su sangre. Una liebre recién matada se preparaba para desangrar quitando sus entrañas y después se colgaba en la despensa por sus patas traseras, lo que hace que la sangre se acumule en la cavidad pectoral. Un método para preservar la sangre después de desangrar la pieza (puesto que la liebre se cuelga generalmente por una semana o más) es mezclarla con vinagre de vino tinto para prevenir la coagulación, y después almacenarla en un congelador.

Muchos otros libros de cocina británicos celebrados hasta mediados del siglo XX incluían numerosas recetas con estofados de liebre. Merle y Reitch, por ejemplo especifican:

La mejor parte de la liebre, cuando se tuesta, es el lomo y la parte gruesa de la pata trasera; las otras partes sólo son aptas para guisar, hacer picadillo, o salsa. Generalmente asar una liebre primero, y guisar o guardar la porción que no se come el primer día. [...]

Una Jarra a la Liebre es un modo de cocinar una liebre muy deseable cuando hay dudas en cuanto a su edad, pues de una liebre vieja, que sería de otra manera incomible, se puede hacer un plato agradable. [...]

Desde mediados del siglo XX, sin embargo, su consumo empezó a decaer cada vez más rápidamente. En 2006, un sondeo entre 2021 personas para el canal de televisión gastronómico británico UKTV encontró que sólo el 1,6% de las personas menores de 25 años reconocían la liebre estofada por su nombre. Siete de diez dijeron que se negarían a comer estofado de liebre si se servía en la casa de un amigo o un pariente.

La liebre (y en los últimos tiempos, el conejo) es un alimento básico de la cocina maltesa. El plato era habitualmente presentado en los banquetes celebrados en honor a los Maestros de la Soberana Orden Militar de Malta, así como a los Inquisidores renacentistas residentes en la isla, varios de los cuales pasaron a ser Papa.

Según la tradición judía, la liebre está entre los mamíferos considerados no kosher, y por lo tanto, al igual que el conejo, no consumidos por los judíos observantes. Al contrario, según las leyes dietéticas islámicas, los musulmanes consideran la carne de liebre, (conejo, pica y damán) halal, y en Egipto, la liebre y el conejo son carnes populares para la mulukhiyah (sopa de hojas de yute), especialmente en El Cairo. Los chiítas, sin embargo, tienen diferencias en esa opinión.

En Inglaterra, un plato ahora raramente servido es la liebre en maceta. En ella, la carne de liebre se cocina, y luego se cubre en al menos una pulgada (preferiblemente más) de mantequilla. La mantequilla es un conservante (excluye el aire); por lo que el plato se puede almacenar hasta varios meses. Se sirve frío, a menudo en el pan o como aperitivo.

Folclore y mitología
La liebre en los cuentos populares africanos es un embaucador; algunas de esas historias tradicionales sobre la liebre fueron contadas entre los esclavos africanos en América, y son la base de las historias del conejo Br'er. La liebre aparece en el folclore inglés en el refrán "loco como una liebre en marzo" y en la leyenda de la Liebre Blanca que trata alternativamente de un bruja que toma la forma de una liebre blanca y sale en busca de su presa en la noche o del espíritu de una doncella de corazón roto que no puede descansar y que persigue a su amante infiel.

Muchas culturas, incluyendo la china, la japonesa y la mexicana, ven una liebre en el patrón de manchas oscuras en la luna (véase, El conejo en la luna). La constelación Lepus también se representa con una liebre.

La liebre fue considerada en la antigüedad un animal sagrado de Afrodita y Eros debido a su alta libido. Liebres vivas eran presentadas a menudo como un regalo de amor en la antigua Grecia. La liebre se asocia también comúnmente a la diosa anglosajona Ostara, y por lo tanto sus símbolos paganos como el Conejito de Pascua han sido adaptados en la tradición cristiana. Sin embargo, ninguna fuente primaria apoya esta creencia, que parece ser una invención moderna.

En la tradición europea, la liebre simboliza las dos cualidades de la rapidez y la timidez. Este último hizo que Linneo diera a la liebre europea el nombre Lepus timidus en su clasificación zoológica, que ahora se limita a las liebres de montaña. Varias fábulas antiguas describen a la liebre veloz; como en Las liebres y las ranas, las cuales incluso deciden suicidarse en masa hasta que encuentran una criatura tan tímida que incluso les tiene miedo. Por el contrario, en La liebre y la tortuga, la más conocida entre las fábulas de Esopo, la liebre pierde una carrera por ser demasiado confiada en su rapidez subestimando a la tortuga a quien consideraba como "inferior" y quien ganó la carrera gracias a su perseverancia. En el folclore irlandés, la liebre es a menudo asociada a los sídhe (feéricos) u otros elementos paganos. En estas historias, los personajes que dañan a las liebres a menudo sufren terribles consecuencias.

En junio de 2014, la Casa Pushkin (Instituto de literatura rusa de la Academia de Ciencias de Rusia) acogió la conferencia internacional "La Filosofía de la Liebre: Perspectivas inesperadas en la investigación de las humanidades". Los organizadores de la conferencia surgieron con la idea como una réplica a una reclamación anterior del Ministro de cultura de Rusia, Vladimir Medinsky, de que los eruditos de las humanidades estaban desperdiciando dinero del gobierno conduciendo investigaciones sobre temas incomprensibles con nombres como el que eligió.

La carne de liebre fue una de las que estaba prohibido comer a los hebreos y los egipcios, según Eliano, se abstenían igualmente de ella. Los griegos y romanos por el contrario, hacían de ella una gran comida, siendo preferida a la de todos los otros cuadrúpedos. Tenían una especie de parques que llamaban leporaria donde las criaban y engordaban. Creían estos, sin fundamento, que el que comía liebre adquiría ciertos rasgos de hermosura que conservaba por nueve días. De de esta superstición, surgió el proverbio: no come liebre que aplicaban al hombre feo y por esta razón el emperador Alejandro Severo tenía dispuesto que todos los días se le sirviera liebre.

Este animal era antiguamente en Occidente uno de los atributos del otoño y del invierno. Asimismo era el emblema del miedo y de la timidez. Entre los antiguos egipcios lo era también de la vigilancia y del oído, por suponer que duerme con los ojos abiertos y tiene un oído muy fino.13​

Topónimos
La liebre ha dado lugar a topónimos locales. Un ejemplo en Escocia es 'Murchland', siendo 'murchen' una palabra escocesa para liebre.14​
Ha recibido 22 puntos

Vótalo:

3

Ardillas

Se llama ardilla (en paleohispánico: harda, ‘sin h y en diminutivo’)? a ciertas especies de roedores esciuromorfos de la familia Sciuridae, entre las que se encuentran: Las especies del género Ratufa, el único de la subfamilia Ratufinae. La ardilla pigmea neotropical (Sciurillus pusillus), la única especie de la subfamilia Sciurillinae. Las especies de la subfamilia Sciurinae. Las de la tribu Sciurini, las ardillas arborícolas. Las del género Microsciurus. Las del género Rheithrosciurus. Las del género Sciurus, las ardillas de cola tupida. Las del género Tamiasciurus. La ardilla... Ver mas
Se llama ardilla (en paleohispánico: harda, ‘sin h y en diminutivo’)? a ciertas especies de roedores esciuromorfos de la familia Sciuridae, entre las que se encuentran:

Las especies del género Ratufa, el único de la subfamilia Ratufinae.
La ardilla pigmea neotropical (Sciurillus pusillus), la única especie de la subfamilia Sciurillinae.
Las especies de la subfamilia Sciurinae.
Las de la tribu Sciurini, las ardillas arborícolas.
Las del género Microsciurus.
Las del género Rheithrosciurus.
Las del género Sciurus, las ardillas de cola tupida.
Las del género Tamiasciurus.
La ardilla pigmea montañesa (Syntheosciurus brochus).
Las de la tribu Pteromyini, las ardillas voladoras.
Las del género Glaucomys.
La ardilla voladora siberiana (Pteromys volans).
Todas las especies de la subfamilia Callosciurinae.
En particular las del género Callosciurus.
Algunas especies de la subfamilia Xerinae.
Todas las de la tribu Xerini.
Todas las de la tribu Protoxerini.
Algunas de la tribu Marmotini.
Las del género Tamias, las ardillas listadas.
Además, por su similitud con las de la familia Sciuridae, las siguientes especies llevan la palabra ardilla como parte de su nombre común, pese a no tener relación taxonómica:

Todas las del género Anomalurus, las «ardillas voladoras», roedores de la familia Anomaluridae.
La ardilla bambú (Anathana ellioti), una especie de tupaya.
Todas las especies del género Saimiri, los monos ardilla.
En particular el mono ardilla común (Saimiri sciureus).
El petauro ardilla (Petaurus breviceps), un marsupial.
Ha recibido 21 puntos

Vótalo:

4

Capíbara

El carpincho, capibara, ronsoco, chigüire o chigüiro2​ (Hydrochoerus hydrochaeris) es un animal de la familia de los cávidos. Es denominado el roedor viviente de mayor tamaño y peso del mundo, por el cual está considerado dentro de una de las especie de Cetis Porci giant de acuerdo a su índice de masa, su comportamiento y tipo de alimentación que vive en la zona terrestre de los bosques y sabanas tropicales hasta casi los 2000 msnm. Está relacionado con los agutíes, las chinchillas, los coipos y los conejillos de indias.3​ Nombres Uno de sus nombres comunes, «capibara», proviene del... Ver mas
El carpincho, capibara, ronsoco, chigüire o chigüiro2​ (Hydrochoerus hydrochaeris) es un animal de la familia de los cávidos. Es denominado el roedor viviente de mayor tamaño y peso del mundo, por el cual está considerado dentro de una de las especie de Cetis Porci giant de acuerdo a su índice de masa, su comportamiento y tipo de alimentación que vive en la zona terrestre de los bosques y sabanas tropicales hasta casi los 2000 msnm. Está relacionado con los agutíes, las chinchillas, los coipos y los conejillos de indias.3​

Nombres
Uno de sus nombres comunes, «capibara», proviene del guaraní kapiÿvá,4​ que significa ‘señor del pasto’.5​ Su nombre científico hydrochaeris, significa ‘cerdo de agua’ en griego.3​

Suele denominarse de muchas maneras que varían según el país o la región:


Vista frontal de un ejemplar.

Un ejemplar en el río Beni (Bolivia) del puerco de monte de mediana edad.
país nombre
Argentina carpincho
chancho de agua6​
puerco de monte
puerco de río
capibara
Bolivia carpincho
capincho
capibara
capivara
capiguara
jochi
Brasil capivara
Colombia chigüiro
jomo (en los llanos orientales)
ñeque
ponche
Ecuador carpincho
capincho
capibara
Panamá poncho
capibara
chigüiro
ñeque
Paraguay carpincho
capincho
capibara
kapi'yvá
Perú ronsoco
carpincho
Uruguay carpincho
capincho
capibara
Venezuela chigüiro
chigüire
piro-piro
capibara
Morfología
Descripción

Un Hydrochoerus hydrochaeris adulto.
Tiene un cuerpo pesado en forma de barril y una cabeza pequeña, con un pelaje pardo rojizo en la parte superior del cuerpo que se vuelve pardo amarillo en la parte inferior suele encontrarse pelaje con puntos o petequias en el lomo. Pueden crecer hasta 1,30 m de largo y llegar a pesar 65 kg. Presenta pies ligeramente palmeados, prácticamente al igual que los puercos carece de cola y tiene 20 dientes. Sus patas posteriores son algo más largas que las anteriores, y los hocicos son romos, con los ojos, narinas y orejas en la parte superior de la cabeza. Las hembras son un poco más pesadas que los machos.3​

Cuerpo y pelaje
El cuerpo,que carece de cola,7​ es de forma maciza y redonda, con el tronco grueso y cuatro patas cortas. Las patas anteriores, tienen cuatro dedos y las posteriores, tienen tres, expuestos en manera radial. Los dedos gruesos y parecidos a pezuñas presentan unas pequeñas membranas que los unen interdigitalmente. Los capibaras consiguen una longitud de 1 a 1,30 m y una altura a la espalda de 50 a 60 cm,8​y las hembras suelen ser un poco más grandes que los machos. El peso medio es de 50 kg en los machos y 61 en las hembras; sin embargo, el peso real puede variar entre 27 y 65 kg.9​10​11​

El extinto Neochoerus sulcidens era significativamente más grande.

El pelaje es largo y áspero, pero en algunas partes es tan fino que se puede apreciar la piel a través de él. Esto hace que sean unos animales propensos a las insolaciones, y para evitarlo, se revuelcan en el barro para protegerse la piel del sol.12​ La coloración va de un pardo rojizo al gris en la parte superior, mientras que la parte inferior tiene un color pardo amarillo. Algunos ejemplares tienen manchas negras en la cara, en el lado exterior de las patas y en la parte trasera, la longitud del pelo va de 30 a 120 milímetros.

Cabeza y dientes

Su cráneo se parece notablemente al de sus parientes cavíidos, hasta en las mismas proporciones generales.

Vista detallada de los incisivos.
Tienen una cabeza notablemente ancha y grande. En relación con los parientes más próximos a la capibara, el hocico es más grande y redondeado, mientras que las narinas son pequeñas y están bastante separadas. En los ejemplares machos, la punta del hocico está calva y dotada de una prominencia correspondiente a la glándula olfativa. Las orejas son pequeñas y redondas, mientras que los ojos se encuentran situados en los lados y también son pequeños. Como en muchos animales que tienen un estilo de vida parcialmente acuático, los ojos, las orejas y las narinas del carpincho se encuentran situados en la parte superior de la cabeza,7​ de manera que cuando salen a respirar del agua o a observar lo que les rodea, casi no sobresalen de la superficie.13​

La fórmula dental de este animal es de 1-0-1-3; lo que quiere decir que cada mitad de mandíbula presenta un diente incisivo, un premolar y tres molares, con un total de veinte dientes.12​ Las blancos incisivos están dotadas de un surco, como en todos los roedores, están agrandados y transformadas en incisivos sin raíz. Detrás de los incisivos se abre un espacio denominado diastema. Los dientes posteriores tampoco tienen raíces y tienen una morfología compleja; consisten en prismas de esmalte dental en forma de corazón o de barras, que están separadas por capas de cemento. Como en otros roedores, los dientes incisivos y molares de las capibaras crecen constantemente para compensar el desgaste continuo que provoca comer tanta hierba.5​

Distribución y hábitat
Su área de distribución comprende casi toda Sudamérica al este de los Andes en las cuencas del río Orinoco, del Amazonas y del Río de la Plata; cubriendo desde el este de Venezuela y la Guyana hasta Uruguay y el norte y centro de Argentina.8​

Pueden vivir en diferentes tipos de hábitat, pero muestran preferencia por algunos en concreto. Suelen encontrarse cerca de lagos, ríos, marismas o manglares.8​ También necesitan un suelo firme para dormir, idealmente con una vegetación espesa que les sirve de protección. Para alimentarse no tienen problema en adentrarse por la sabana y herbazales. La mayor densidad de población de capibaras se encuentra en las extensas zonas húmedas de Sudamérica, como el Pantanal, o la región de los Llanos del norte del continente, bañada por el río Orinoco. Viven mayoritariamente en las llanuras, pero también habitan en altitudes de hasta 1300 metros por sobre el nivel del mar. En comparación con otras especies animales de Sudamérica, las capibaras toleran bastante bien los cambios de hábitat provocados por la actividad humana, y también pueden sobrevivir en zonas transformadas en plantaciones o pastos.

Comportamiento

Dos Hydrochoerus hydrochaeris al lado de un automóvil.
Actividad
Los capinchos son animales principalmente crepusculares. Pasan el calor del día en agujeros en el barro o dentro de las aguas.8​ Para dormir se esconden entre una vegetación espesa; no les hace falta ninguna cueva. En cambio, en las zonas donde son molestados por las actividades humanas, cambian y adoptan un estilo de vida nocturno.

Si un carpincho advierte peligro, avisa a los demás con un ladrido corto, y de inmediato todos corren trotando con una velocidad equiparable a la de un caballo a fin de ponerse a salvo en el agua. Pueden bucear y permanecer bajo el agua hasta cinco minutos, y son capaces de nadar con todo el cuerpo sumergido excepto las orejas, los orificios nasales y los ojos. Charles Darwin describía así el comportamiento de esta especie:

Durante el día están tendidos entre las plantas acuáticas o van tranquilamente a pacer la hierba de la llanura. Vistos desde cierta distancia, su paso y su color les hace parecerse a los cerdos; pero cuando están sentados, vigilando con atención todo lo que pasa, vuelven a adquirir el aspecto de sus congéneres los cavias y los conejos.
Vida social
Viven en grupos, que pueden estar constituidos por una pareja y sus crías, o por un grupo más grande de ejemplares adultos. La medida de los grupos varía entre seis y veinte animales. En algunos casos raros también se puede observar ejemplares solitarios, casi siempre machos adultos.


Un ejemplar nadando en los esteros del Iberá (Argentina).
La medida de los grupos y su estilo de vida depende de la estación del año y del hábitat. Durante la estación lluviosa, se extienden por una gran región, de manera que disminuye la medida del grupo. Durante esta estación, comen mucho y acumulan una reserva de grasa. La cría de los recién nacidos también se produce principalmente durante la estación lluviosa. Durante la estación seca, muchos ejemplares se reúnen alrededor de los ríos y lagos más grandes, formando grupos más numerosos. Durante esta estación, la mortalidad es notablemente más alta, ya que aumenta el hambre y las enfermedades y con la desaparición de las plantas que les sirven de protección, las capibaras son más vulnerables a los ataques de los predadores. Investigadores de Venezuela indican una media de los grupos de 5,6 animales durante la estación de lluvias y de 15,9 en el mes de marzo, el más seco. En periodos prolongados de sequedad, se pueden formar grandes grupos de hasta 100 ejemplares, que se reúnen cerca de las aguas que quedan. Aunque estos agrupamientos son inestables y no duran mucho.

Cada grupo tanto familiar como mixto está liderado por un macho dominante,13​ que normalmente ocupa esta posición durante muchos años. Después vienen una o diversas hembras con sus crías y a veces los machos subordinados también forman parte del grupo. La jerarquía suele ser estable y estar bien marcada tanto entre los machos como entre las hembras, y se establece por medio de combates parcialmente agresivos.

Cada grupo habita en un territorio de entre 5 y 17 hectáreas 14​, aunque los animales suelen permanecer dentro de una región de unas 10 hectáreas de superficie, que defienden contra las incursiones de otros ejemplares de la misma especie. Marcan el territorio por medio de glándulas odoríferas;14​ en los machos se encuentran situadas sobre la nariz, y los dos sexos tienen en la región del ano (glándulas anales).

Se comunican entre ellos por medio de una variedad de vocalizaciones. Entre ellos hay un sonido parecido al ronroneo de los gatos, que indica sumisión, un grito de alarma parecido a un ladrido de perro, una manera de clic que expresa felicidad, silbidos estridentes y gruñidos.15​

Alimentación
La dieta se compone principalmente de hierba terrestre y la complementa de vez en cuando con plantas acuáticas. A veces entran en plantaciones y se alimentan, por ejemplo, de cañas de azúcar, sandías o maíz. La creencia extendida que los peces también forman parte de la dieta de las capibaras es falsa. Tienen un aparato digestivo extremadamente eficiente que les permite subsistir con una dieta el 75 % de la cual se compone de solo entre cuatro y seis especies de plantas,16​ y después dejan de comerlas durante un tiempo, permitiendo que las plantas de estas especies se recuperen antes de volver a comérselas.17​

Su aparato digestivo presenta diversas adaptaciones a su dieta, como un intestino más largo y un ciego en forma de saco agrandado. De manera similar a otros roedores, como los cobaya, o los lagomorfas, los carpinchos practican la coprofagia o ingestión ocasional de los excrementos. Las heces fecales son una forma blanda y adhesiva de excrementos, que están fermentados por unas bacterias especiales en el ciego, y que son vueltos a ingerir inmediatamente después de la excreción. De esta manera, pueden extraer el máximo de nutrientes de sus alimentos ricos en celulosa.8​ Cuando los excrementos son expulsados definitivamente por segunda vez, son ovales y secos.

Las capibaras, como las cobayas, no pueden producir vitamina C por sí mismas, de manera que han de obtenerla por medio de su alimentación. En algunos ejemplares en cautividad, que habían estado evidentemente mal alimentados, se ha observado casos de escorbuto.18​

Reproducción

Crías de Hydrochoerus hydrochaeris con su madre.

Hydrochoerus hydrochaeris de pocos meses de edad.
El macho es quien toma la iniciativa en la copulación, ya que es él, el que persigue la hembra, primero por tierra y después dentro del agua. El aparejamiento tiene lugar en aguas poco profundas, después de entre seis y ocho rápidos empujes, el acto sexual llega a su fin. El coito se puede repetir después de un rato, hasta veinte veces o bien con la misma pareja o con parejas diferentes.

El aparejamiento puede tener lugar en cualquier época del año, pero la mayoría de nacimientos suelen ser en la estación lluviosa (de abril a mayo en el norte de Sudamérica y en octubre al sur del continente). Generalmente, cada hembra pare una vez por año, pero si las condiciones climáticas son favorables pueden hacerlo dos veces. El periodo de gestación dura unos 110 días en la subespecie septentrional y unos 150 en la meridional. Las capibaras son multíparas, y cada parto se compone de una media de cuatro crías, pero puede variar entres dos y ocho.19​ Las hembras tienen diez mugrones que están colocados por parejas en el vientre.

No construyen nidos, y pueden dar a luz en cualquier sitio de su territorio. Las crías son marcadamente precoces, pesan aproximadamente 1500 g al nacer, presentan un pelaje completo y con los dientes permanentes. Poco después del nacimiento, las crías son capaces de comer hierba y pasan a ser independientes después de tres o cuatro meses. Las crías forman un grupo propio dentro del grupo principal.7​5​ Ambos sexos asumen la madurez sexual aproximadamente a los veintidós meses de edad.7​

Su longevidad en estado natural varia entre ocho y diez años, mientras que los ejemplares en cautividad pueden llegar a los doce años.8​

Enemigos naturales
Sus depredadores naturales más importantes son félidos como jaguares, pumas u ocelotes, y también los zorros selváticos, las anacondas y caimanes los suelen atacar frecuentemente. A veces, las crías son víctimas de aves de presa como las harpías. 8​

Relación con los humanos
Los pueblos indígenas sudamericanos ya las cazaban para consumir la carne procesando la piel y utilizando los dientes incisivos con fines decorativos. También tienen un papel en la mitología de estos pueblos. En las creencias tradicionales de los yanomamis, cada recién nacido tiene un doble en forma de capibara o de tapir que le da la fuerza vital: si el doble animal se muere, también morirá la persona.

Caza y usos
Talabartería
Son cazados por su piel y su carne.20​ En las regiones del cono sur americano (rioplatense) hay cazadores profesionales conocidos como «carpincheros», que practican la caza del citado mamífero con fines comerciales. También son muy numerosas las personas que los cazan para uso propio, y del mismo se suela aprovechar su piel como un cuero, de color marrón claro y con pequeñas manchas más claras, el cual es especialmente apreciado para la talabartería en Venezuela, Paraguay y en la Argentina para la confección de guantes, calzado, cinturones y chaquetas de cuero. También a partir de la misma se elaboran bridas, monturas y fústigas.21​ De la grasa del capibara se extrae su aceite, el que se emplea como un medicamento de origen natural.

Como fuente de proteína
Su carne es magra, de fuerte olor y de buena calidad, con escasa grasa y presenta un muy bajo contenido de colesterol. Es consumida especialmente en las llanuras de Colombia y Venezuela, donde la salan después de secarla, la ponen en escabeche y se la comen en los días de abstinencia. Es creencia extendida en Sudamérica que existiría un antiguo documento eclesiástico oficial que la clasificaría entre los «pescados», por motivo de su modo de vida acuático, su olor similar al del pescado y su piel poco peluda,12​4​22​23​ aunque es una leyenda, y existen leyendas similares en otras religiones de la Tierra sobre otros animales acuáticos, como por ejemplo los castores.

En Argentina, Brasil y Uruguay, la carne sirve principalmente para hacer salchichas. En la Argentina hasta existen criaderos comerciales de la especie en algunas provincias del litoral fluvial.24​ En la región de los llanos de Colombia y Venezuela, a causa de los múltiples usos de este animal, ya hay intentos de criar a los chigüiros, similares a la experiencia argentina; en granjas con fines comerciales.25​

Conservación y amenazas

Una ejemplar de compañía con un arnés.
Muchos de los hábitats adecuados para esta especie se encuentran en regiones muy utilizadas para el pastoreo. Como los humanos preparan fuentes de agua para sus animales, minimizan la cantidad de carnívoros por medio de la caza y como los bovinos mantienen la hierba corta, en muchas zonas se ha producido un aumento de su población. Censos de los latifundios bovinos de la región de los Llanos revelaron una densidad de Hydrochoerus hydrochaeris de entre 50 y 300 /km². Los propietarios de terrenos de pastoreo los persiguen, especialmente durante la estación seca, ya que consideran que las capibaras arrasan con la comida de sus animales. Sin embargo muchas personas consideran que es cruel la matanza de dicho animal por parte de estos latifundistas, ya que se hace a garrotazos, disparos o con perros de caza.

En el Brasil principalmente, existen personas que creen que es bueno cazarlas por los daños que supuestamente ocasionan en los cultivos industriales; tales como el de la soya y el mijo, y especialmente en las plantaciones de arroz, en donde podrían causar una devastación considerable. En dichos sitios se les considera erróneamente como a una plaga.25​

En las regiones en que son cazados en cantidades comerciales, como por ejemplo en las regiones de la frontera colombo-venezolana, ya son raros sus avistajes por parte de los locales.[cita requerida] En otras naciones, como en el Perú, su número se ha reducido drásticamente o han desaparecido como consecuencia de su consumo voraz o la desaparición de su hábitat.[cita requerida] Aunque, en general son abundantes y tienen en una amplia distribución en otras regiones del continente suramericano, no se les considera una especia amenazada por tal motivo.

Domesticación
Algunas personas tienen ejemplares de esta especie como animal de compañía. A pesar de su gran tamaño y exoticidad, pueden ser compañeros gentiles. Es necesario esterilizar a los machos a la edad entre 6 y 9 meses para evitar que se vuelvan agresivos y territoriales. Como otros roedores, se les puede domar para que aprendan a hacer ciertos trucos, como sentarse o pedir comida. Los capibaras de compañía están considerados animales afectuosos y limpios.26​

Como animal de compañía, es necesario poder satisfacer todas las necesidades de un animal de este tipo, como un refugio donde cobijarse, comida adecuada, hierba y paja, así como un espacio de agua donde pueda jugar (sin agua donde poder bañarse, los capibaras pueden desarrollar un trastorno cutáneo que en algunos casos puede llegar a ser mortal). En el caso de casas particulares, esta última necesidad se puede conseguir con una piscina prefabricada grande.26​

Sistemática y taxonomía

Cavia aperea, pequeño roedor de Sudamérica, está estrechamente relacionado con Hydrochoerus hydrochaeris.
Hydrochoerus hydrochaeris es el único representante viviente de la familia de Hydrochoerinae.27​ Aunque investigaciones genéticas han demostrado que los roedores del género Kerodon están relacionados más estrechamente con Hydrochoerus hydrochaeris que con los cobayas (Cavia porcellus), de manera que Hydrochoeridae resultó un grupo parafilético. Los sistemáticos modernos, como Wilson & Reeder (2005), clasifican a Hydrochoerus hydrochaeris dentro del grupo de los cávidos (Caviidae) y los agrupan con Kerodon dentro la subfamilia Hydrochoeridae. Dentro de los roedores, pertenecen a la superfamilia de los cavioïdeus, igual que los agutíes (Dasyproctidae), las pacas (Cuniculidae) y los pacaranas (Dinomyidae).

Los antepasados fósiles de Hydrochoerus hydrochaeris, están representados por diversos géneros a partir del Mioceno superior.28​ Las formas más primitivas están clasificadas dentro la subfamilia de los cardiaterinos, que aunque es parafilética, los representantes más recientes del grupo se desarrollaron a partir de ellas. Se conoce la subfamilia de los protohidroquerinos del Plioceno, con el único género Chapalmatherium (también conocido como Protohydrochoerus). El cráneo de estos animales era el doble de grande que el del H. hydrochaeris actual, y sus miembros también eran considerablemente más largos. La subfamilia de los hidroquerinos, a la cual pertenece el H. hydrochaeris, apareció en el Plioceno superior.28​ Todas los restos fósiles de roedores gigantes provienen del continente americano.

En algunas sistemáticas, las dos subespecies descritas más arriba, H. h. isthmius y H. h. hydrochaeris, están clasificadas como especies distintas.

En cuanto al nombre científico correcto del género, hay una larga controversia entre el nombre Hydrochoerus, creado por Brisson en 1762, y el nombre Hydrochaeris, instaurado por Brünnich en 1772. Ambos nombres provienen de las palabras griegas hydros (agua) y choiros (puerco). El nombre dado por Brisson fue rechazado durante mucho tiempo, ya que no se conformaba en las normas de la nomenclatura binomial. Aunque la Comisión Internacional de Nomenclatura Zoológica declaró válido el nombre de Hydrochoerus con motivo de su amplio uso, de manera que Hydrochoerus hydrochaeris es el nombre científico correcto.

Literatura
El chigüiro, como se le conoce en Colombia, se hizo popular gracias a los libros infantiles del escritor colombiano Ivar Da Coll (n. 1962). Desde entonces se ha consolidado como un clásico de los libros de imágenes en Latinoamérica con la saga Chigüiro (Norma, 1987), conformada por seis historias sin palabras (Chigüiro chistoso, Chigüiro encuentra ayuda, Chigüiro viaja en chiva, Chigüiro y el baño, Chigüiro y el lápiz y Chigüiro y el palo).29​ Esta saga se ha complementado con nuevos títulos publicados por la editorial Babel (Chigüiro Abo y Ata, Chigüiro rata ratón y Chigüiro se va).30​

También el chigüire, como se le llama en Venezuela, se ha hecho una figura popular con la creación de un portal humorístico de periodismo enfocado a la crítica política: El Chigüire Bipolar.
Ha recibido 15 puntos

Vótalo:

5

Perritos de las Praderas

Los perritos de las praderas (género Cynomys) son animales mamíferos de la familia de los esciúridos. Están emparentados con las marmotas y con el género Spermophilus. Etimología Los perritos de las praderas reciben su denominación por su hábitat y por su grito de alarma, parecido al ladrido canino. Según el Online Etymology Dictionary la palabra se empleó como muy pronto en el año 1774.1​ Los informes de la expedición de Lewis y Clark indican que ambos llegaron en septiembre de 1804 a una población animal llamada por los franceses «perritos de las praderas».2​ El nombre... Ver mas
Los perritos de las praderas (género Cynomys) son animales mamíferos de la familia de los esciúridos. Están emparentados con las marmotas y con el género Spermophilus.


Etimología
Los perritos de las praderas reciben su denominación por su hábitat y por su grito de alarma, parecido al ladrido canino. Según el Online Etymology Dictionary la palabra se empleó como muy pronto en el año 1774.1​ Los informes de la expedición de Lewis y Clark indican que ambos llegaron en septiembre de 1804 a una población animal llamada por los franceses «perritos de las praderas».2​

El nombre científico Cynomys» significa en griego 'perro roedor', motivado por el género de los roedores así como de los ladridos que emiten durante las luchas jerárquicas.

Tipología
Se conocen cinco especies del género biológico de los perritos de las praderas :

El de cola negra ('Cynomys ludovicianus), que puebla un territorio desde Saskatchewan, pasando por el centro de los EEUU hasta Chihuahua
El mexicano (Cynomys mexicanus), de Nuevo León, Coahuila, San Luis Potosí, Sonora y Zacatecas
El de cola blanca (Cynomys leucurus), de Wyoming, Colorado
El de Gunnison (Cynomys gunnisoni), Utah, Colorado, Arizona, Nuevo México
El de Utah (Cynomys parvidens), Utah
Las primeras de estas clases se resumen en el subgénero de los Cynomys, los tres últimos, en el de los Leucocrossuromys.

Características
El cuerpo tosco, las cortas piernas y el rabo le proporcionan al perrito de las praderas una apariencia lejana a la de las marmotas. Tienen una circunferencia craneal de entre 30 y 35 cm y un peso de entre 800 y 1 400 g. Los machos son en promedio algo mayores y un 10% más pesados que las hembras.

La piel está pigmentada en un tono marrón grisáceo, algo más oscuro por arriba. Los perritos de cola negra y los mexicanos tienen una cola de punta negra. Mientras que los de cola blanca, los Gunnison y los de Utah la tienen de color blanco. Por lo demás son las especies difícilmente distinguibles entre sí. El tamaño de las muelas y la forma de las vocalizaciones son de las pocas características distintivas.

Modo de vida

Perrito de las praderas, Zoolino Zürich

Dos perritos de las praderas

Un perrito de la pradera en Faunia (Madrid).

Perrito de las praderas de cola negra

Perrito de las praderas de cola negra

Perrito de las praderas en el Tierpark Hagenbeck

Perrito de las praderas con una nuez en el Tiergarten Heidelberg
Los perritos de las praderas habitan las praderas norteamericanas. El ecosistema debe ofrecer suelos secos así como hierba corta o mediana.

Como animales diurnos pernoctan en las cuevas que cavan. Los túneles son entre 10 y 15 cm de ancho y 300 m de longitud máxima. Conducen a los nidos, de unos 40 cm de extensión, forradas de hierba, y excavadas a entre 1 y 5 m de profundidad. La tierra extraída se acumula a la entrada, para prevenir posibles inundaciones. La madriguera tiene como mucho una o dos entradas, sólo en casos raros hasta seis.

El perrito de las praderas de cola blanca hiberna durante seis meses. En cambio el de cola negra permanece activo durante todo el año y sale incluso durante las ventiscas. Se alimentan de plantas, principalmente hierba. Mantienen las plantas circundantes siempre cortas para mejorar la visibilidad.

Vida en colonias
Cuatro de las cinco especies de perritos de praderas habitan en colonias de organización social compleja. Una excepción es el de cola blanca, cuyas colonias se asemejan a las de muchas ardillas. Son más pequeñas y menos organizadas. En una madriguera habitan normalmente sólo una hembra con su prole; los demás miembros de la colonia tienen sus propias construcciones. Los lazos sociales entre los habitantes son escasos.

Los siguientes datos describen la vida social de los perritos de pradera de cola negra. Aunque muchos son también aplicables a los mexicanos, los Gunnison y los de Utah, estas especies han sido menos estudiadas, pero también crean colonias de complejidad similar, si acaso de menor tamaño.

Las colonias de los perritos de pradera de cola negra se dividen por unidades familiares. Cada una compuesta normalmente de un macho adulto, tres o cuatro hembras y gran cantidad de jóvenes de ambos sexos. Puede alcanzar hasta 26 individuos. En algunos casos puede una unidad estar compuesta por más de un macho. Parejas de hermanos, en la mayoría de los casos.

Las hembras nacidas en una unidad, permanecen en ella, por lo que todas las hembras de un grupo están emparentadas. Por el contrario los machos tienen que abandonar la familia al alcanzar el segundo año vital. E intentan, pues, alcanzar el control de otra unidad. Para prevenir el incesto, cambian los machos adultos su unidad; en caso contrario, las hembras rechazan aparearse con ellos.

El conjunto de las unidades conforman una colonia compuesta por cientos de animales. A menudo se las conoce como ciudades de perritos de las praderas. En el s. XIX existió supuestamente una ciudad en Texas, que abarcaba una superficie de 65 000 km² y estaba habitada por cuatrocientos millones de habitantes. La mayor ciudad actual está situada en el noroeste del estado mexicano de Chihuahua, comprende 350 km² y tiene más de un millón de habitantes. Entre las unidades de la ciudad no hay interacción social; al contrario cada unidad defiende sus fronteras de las convecinas.

No se produce una crianza común. Cada hembra se preocupa exclusivamente de sus propios cachorros y reacciona durante el embarazo y la lactancia con excepcional agresividad. Dentro de la colonia se producen a menudo ataques recíprocos, en los que las hembras intentan matar y comerse a las crías de las otras. Por esta razón fallecen cerca del 40% de todas las crías de una misma colonia. No se conoce un comportamiento comparable en ninguna otra especie mamífera. La ventaja reside en que finalmente sobrevive la prole de la hembra más fuerte. Los machos se comportan pacíficamente para con todas las crías y procuran defenderlas.

El apareamiento se produce entre enero y abril, según especie y latitud. Se practica en el interior de la edificación. La disposición a aparearse se manifiesta mediante determinados comportamientos: ambas parejas se lamen los genitales, cohabitan, y los machos recolectan materiales de construcción conque edificar. Las crías llegan al mundo en marzo o abril, tras una gestación de 35 días. En una camada pueden nacer hasta ocho cachorros, que en el nacimiento, desnudos y ciegos, miden 7 cm y pesan 15 gramos. La piel se desarrolla hacia las tres semanas, los ojos se abren a las seis. Las crías se amamantan entre 40 y 50 días, y después abandonan la madriguera por primera vez. En cuanto son lo bastante independientes como para salir afuera y buscarse la comida, se termina el riesgo de ser muertos por otras madres. La esperanza de vida puede superar en cautividad los ocho años y es habitualmente más corta en libertad.

Interacción con los humanos
Aunque los perritos de las praderas nunca escasearon, según informes consistentes experimentaron a finales del s. XIX una multiplicación explosiva. Los colonos blancos diezmaron sus enemigos naturales e introdujeron vacas, encargadas de mantener la vegetación corta, lo que mejoraba el biotopo. Hacia 1900 había cerca de cinco mil millones de perritos de las praderas de cola negra en el territorio de los Estados Unidos, que se convirtió en una verdadera amenaza a la agricultura, pues atacaban las plantaciones de hortalizas y cereales. A comienzos del siglo XX el régimen gubernamental estadounidense organizó campañas de exterminio: se envenenaron los campos en masa, con lo que las poblaciones decayeron por todas partes. Solamente en Texas fueron aniquilados en pocos años cerca del 99,8% de los perritos de cola negra que habitaban ese territorio; en otros estados fueron las cifras comparables. Hoy está considerada una especie poco amenazada de extinción. A través de la finalización de los envenenamientos masivos o las consiguientes medidas protectoras son las especies estadounidenses de nuevo abundantes. El perrito de Utah, amenazado hasta 1996, ha cambiado al grupo de especies «dependientes de medidas protectoras» en la lista roja del IUCN gracias a un programa eficaz. Por el contrario se considera que los perritos mexicanos están muy amenazados, pues continúan expuestos a persecuciones y envenenamientos y su espacio vital natural ha sido destruido debido a la expansión de la agricultura.

Muchos pueblos indios se los comían. Hoy se los utiliza a veces en laboratorios y gozan de una creciente popularidad como animales domésticos, incluso cuando difícilmente pueden tenerse como tales legalmente. Las ciudades de perritos de praderas son destinos turísticos apreciados por los turistas del oeste estadounidense.

Meriwether Lewis, quien junto con William Clark por mandato del presidente Thomas Jefferson, investigó el oeste norteamericano, llamaba a los perritos de las praderas «ardillas ladradoras». Intentó capturar uno como regalo para el presidente. Como le resultó imposible debido a la profundidad de la madriguera, inundó la cueva y así pudo atrapar uno, que vivió en la casa blanca todavía algún tiempo.

La importancia de los perritos de las praderas como transmisores de enfermedades ha sido la mayoría de las veces exagerada, como justificación de las campañas de exterminio. Sin embargo, las variedades del sur occidental de los EE.UU. pueden ser posibles transmisores de la peste. En 2003 se produjo una grave epidemia de viruela de los monos, realmente extendida por los perritos de las praderas. Los responsables fueron en este caso ratas de abazones gigantes africanas escapadas de tiendas de mascotas, que contagiaron a los perritos de las praderas.

Miscelánea
La intensa persecución que sufrieron condujo a la práctica extinción de los hurones de pies negros, quienes se alimentan de ellos en un 90%. Los hurones en libertad se extinguieron en los años 1980 y sólo han sobrevivido gracias a programas de repoblación.

También enemigos de los perritos de las praderas son entre otros los coyotes, los tejones, las serpientes de cascabel y las aves falconiformes.

Aunque se los consideraba emparentadas con las ardillas, parece que en realidad sólo estar relacionadas por pertenecer al subgénero de las Spermophilus.

Los perritos de las praderas desempeñan en su ecosistema otra función clave: mediante sus construcciones subterráneas no sólo ofrecen cobijan a otros perritos, así como búhos y serpientes y oportunidades de cría, también mullen el suelo que los bisontes y lo fertilizan con la aportación de hierbas al subsuelo. En invierno se inundan las partes inferiores de la madriguera y acumulan agua durante largo tiempo; de esa manera pueden desarrollarse algunas plantas también en verano con poca lluvia y así nutrir a muchos animales.

Se demostró que los perritos de las praderas de Gunnision disponen de un sistema comunciativo que les permite unas capacidades insólitas.3​ Así pues expresan diferentes gritos de alarma, según si se les acerca un halcón, un perro o un coyote. De esa manera pudo en un experimento demostrarse, que –bajo aspecto exterior por lo demás idéntico– alertan del acercamiento de una persona que se acerca visitiendo una camiseta color verde de manera distinta a si llevara una prenda de color azul.
Ha recibido 14 puntos

Vótalo:

6

Coipú

Myocastor coypus, llamada comúnmente coipo, coipú, falsa nutria,[cita requerida] nutria roedora, quiyá o de una manera más ambigua[cita requerida] «nutria», es una especie de roedor histricomorfo propia del sur de Sudamérica, parecido al castor. Habita en diversos tipos de humedales. Nombre común Myocastor coypus recibe distintos nombres comunes dependiendo de su localización. El nombre en Chile y ciertas zonas de Argentina es coipo o coipú (término proveniente del idioma mapudungun koypu).2​3​4​ Menos frecuente es el nombre quiyá, término de origen tupí-guaraní en el Paraguay y... Ver mas
Myocastor coypus, llamada comúnmente coipo, coipú, falsa nutria,[cita requerida] nutria roedora, quiyá o de una manera más ambigua[cita requerida] «nutria», es una especie de roedor histricomorfo propia del sur de Sudamérica, parecido al castor. Habita en diversos tipos de humedales.

Nombre común
Myocastor coypus recibe distintos nombres comunes dependiendo de su localización. El nombre en Chile y ciertas zonas de Argentina es coipo o coipú (término proveniente del idioma mapudungun koypu).2​3​4​ Menos frecuente es el nombre quiyá, término de origen tupí-guaraní en el Paraguay y ciertas zonas del Noreste argentino. Los españoles la llamaron, a pesar de no guardar ninguna relación taxonómica, «nutria», por una leve semejanza en sus hábitos con el carnívoro europeo; este término es el más popular al este de la cordillera de los Andes, tanto entre los hombres de campo, como en su específico cazador: el «nutriero», e incluso entre la población urbana, al ser el «tapado de nutria» uno de los abrigos femeninos más populares. En los Estados Unidos, al tener origen argentino los primeros ejemplares importados de la especie, con ellos viajó también el nombre local, por lo que en países de habla inglesa también se la llama con el nombre de «nutria». Su cola larga y escamosa parecida a la de las ratas, le ha valido otro de sus nombre comunes: rata-nutria.

Aspectos generales
Es capturado para aprovechar su carne como alimento humano, pero en especial su piel, empleada en peletería. Por esta razón, se ha convertido también en una especie doméstica, al ser multiplicada en criaderos de todo el mundo, contando ya con múltiples variedades comerciales originadas de mutaciones. Algunos ejemplares de las granjas han logrado escapar y colonizar humedales próximos con singular éxito, expandiendo su población y afectando a nuevos ecosistemas que, a diferencia de los sudamericanos, no evolucionaron con la especie. Por ello está incluido en la lista de las 100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo5​ de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Características

Un Myocastor coypus enseña los dientes.

Cráneo de Myocastor coypus.
Es un roedor de gran talla, pesa entre 4 y 10 kg. Alcanza 40 a 60 cm de longitud corporal, con una cola de 30 a 45 cm.6​7​8​ Su pelaje exterior es en tonos marrón oscuros y brillantes, con una capa de pelo gris debajo. Presenta un parche de pelaje blanco en el hocico e incisivos anaranjados brillantes.9​ sus ojos y orejas son de reducido tamaño. El áspero pelo superior recubre un vello inferior de considerable valor comercial. Tiene sus patas con membranas interdigitales; su cola es larga y escamosa.

Tiene una interesante adaptación a la vida acuática que consiste en la posición de sus mamas, colocadas a lo largo de ambos lados, en el dorso, de manera que la hembra nada mientras da de mamar a sus crías.

Reproducción
Se puede reproducir durante todo el año. Las hembras alcanzan la madurez sexual el primer año de vida. Tras 19 semanas de gestación, nacen entre cinco y seis crías cubiertas de pelo. La lactancia dura ocho semanas aunque ya al nacer tienen los incisivos bien desarrollados y al segundo día son capaces de nadar.

Sus depredadores son la principal causa de muerte, junto con la caza y los atropellos. En libertad alcanzan los cuatro años de edad.

Hábitat

Un coipo nadando.
Es un habitante de las lagunas y esteros con abundante vegetación acuática. Ocupa ríos, lagunas, esteros y pantanos, donde se alimenta de vegetales y frutos.

Distribución
Tiene poblaciones silvestres autóctonas en ambientes acuáticos de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay.

Su conservación no está amenazada1​ aunque su expansión artificial por otras zonas del mundo puede suponer una amenaza para los ecosistemas que ocupa. Los coipos escapados de las granjas peleteras se han establecido en diversas localidades de Norteamérica, las Islas Británicas y gran parte de Europa occidental. En la Península Ibérica, su introducción proviene de escapes y sueltas desde granjas peleteras de Francia y Cataluña desde principios de los años 1970. Actualmente existen poblaciones localizadas en la vertiente atlántica (Valle de Arán en Cataluña; Soba en Cantabria; Ribera del Bidasoa en Guipúzcoa; Baztán, Valcarlos y ejemplares dispersos en la Cuenca del Ebro, en Navarra). También existen algunos núcleos de muy baja densidad en la vertiente mediterránea catalana (Sant Feliu de Buixalleu y Arbúcies, en el Montseny, en Gerona). 10​

La expansión de esta especie invasora se limita a zonas donde no baja mucho la temperatura en invierno.

Debido a su potencial colonizador y constituir una amenaza grave para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, esta especie ha sido incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, regulado por el Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto, estando prohibida en España su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico y comercio.11​
Ha recibido 13 puntos

Vótalo:

7

Vizcachas

La vizcacha de la sierra, vizcacha montanera, (Lagidium viscacia) es una especie de roedor histricomorfo de la familia Chinchillidae que habita en sudamérica. Está emparentado con la vizcacha de las pampas (Lagostomus maximus) y las chinchillas. Distribución Se encuentra en el extremo sur del Ecuador, a lo largo de la sierra del Perú, en la región central de Bolivia, a lo largo de casi todo Chile y en la región occidental de la Argentina. Etimología Vizcacha es una palabra de origen quichua2​ (Wisk'acha).3​ Sistemática La vizcacha de las pampas pertenece a otra subfamilia... Ver mas
La vizcacha de la sierra, vizcacha montanera, (Lagidium viscacia) es una especie de roedor histricomorfo de la familia Chinchillidae que habita en sudamérica. Está emparentado con la vizcacha de las pampas (Lagostomus maximus) y las chinchillas.


Distribución
Se encuentra en el extremo sur del Ecuador, a lo largo de la sierra del Perú, en la región central de Bolivia, a lo largo de casi todo Chile y en la región occidental de la Argentina.

Etimología
Vizcacha es una palabra de origen quichua2​ (Wisk'acha).3​

Sistemática
La vizcacha de las pampas pertenece a otra subfamilia (Lagostominae).

Características
Al igual que el resto de las vizcachas , tiene un pelaje grueso y suavizado, excepto en la cola donde es dura. Su parte superior es amarilla o gris y la punta de la cola negra. En general la vizcacha se asemeja a los conejos. Tiene orejas largas cubiertas de pelo, bordeadas con un flequillo de pelaje blanco. Todas las patas tienen 4 dedos. La alimentación de la vizcacha es en base al ichu.

Archivo:Vizcacha maraca Argentina.jpg
Chinchillón en San Rafael (Argentina), donde se nota un pelaje más oscuro.

Vizcacha cerca del salar de Uyuni, 2017.
Historia natural
Las vizcachas montañeras viven en regiones rocosas agrestes con escasa vegetación. Tienen un periodo de gestación de 120 a 135 días.
Ha recibido 11 puntos

Vótalo:

8

Hurón

El hurón (Mustela putorius furo) es una subespecie del turón. Fue domesticado hace al menos dos mil quinientos años para cazar conejos. Mide unos 50 cm y pesa entre 0,7 y 2 kg. Historia Representación antigua de un hurón blanco. Los primeros hallazgos arqueológicos de hurones datan del 1500 a. C.1​ Aunque no se sabe a ciencia cierta cuándo empezó a ser domesticado. Se cree que la domesticación fue similar a la del gato. Hay quien dice que los antiguos egipcios tenían hurones, pero es más creíble que los europeos que visitaban Egipto viesen gatos, y pensaran que usar un pequeño... Ver mas
El hurón (Mustela putorius furo) es una subespecie del turón. Fue domesticado hace al menos dos mil quinientos años para cazar conejos. Mide unos 50 cm y pesa entre 0,7 y 2 kg.

Historia

Representación antigua de un hurón blanco.
Los primeros hallazgos arqueológicos de hurones datan del 1500 a. C.1​ Aunque no se sabe a ciencia cierta cuándo empezó a ser domesticado. Se cree que la domesticación fue similar a la del gato. Hay quien dice que los antiguos egipcios tenían hurones, pero es más creíble que los europeos que visitaban Egipto viesen gatos, y pensaran que usar un pequeño carnívoro para proteger las reservas de grano era una gran idea. Al no haberse encontrado hurones momificados ni jeroglíficos que los representen, esta teoría tiene poco fundamento.2​

Hacia el año 6 a. C., el emperador César Augusto envió hurones o mangostas (denominadas viverrae por Plinio el Viejo) a las islas Baleares para controlar las plagas de conejos.3​

El hurón desciende probablemente del turón (Mustela putorius), por lo que el nombre científico más utilizado para este animal es Mustela putorius furo. También es posible que los hurones tengan como antepasados al turón de la estepa (Mustela eversmannii).4​

Caza
Durante cientos de años el principal uso de los hurones fue la caza de lagomorfos (conejos). Con su cuerpo largo y estilizado, están bien adaptados para entrar en madrigueras y cazar a los animales que haya dentro. Aún se usan para cazar en algunos países, sobre todo en Australia donde los conejos son una plaga y, a pesar de la tecnología moderna, la combinación de unas cuantas redes y un par de hurones resulta muy eficaz.

En España, el uso de hurones para la caza está regulado en cada comunidad autónoma aunque la mayoría, como por ejemplo las islas Baleares, prohíben su uso por ley.5​ Otras comunidades, pese a prohibir la caza con hurones, permiten hacerlo si se consigue un permiso de la Consejería debido a que se reconozca que existe una plaga de conejos o liebres.6​

Hurones como mascotas
Los hurones son animales más parecidos al perro que al gato, sobre todo a nivel veterinario. En España, requieren tener obligatoriamente pasaporte con chip y vacunas en regla, incluso (aunque no en todas las comunidades) es necesario vacunarlos contra la rabia. Son enérgicos, curiosos y les gusta jugar con sus dueños. Dicen que los humanos domesticaron hurones por la curiosidad que despertaban; sea esto cierto o no, su curiosidad es superior a su instinto y esto hace que sus posibilidades de supervivencia en nuestro entorno sean bastante limitadas.

Los hurones son la tercera mascota más frecuente en Estados Unidos después de los perros y gatos, aunque saben cómo convivir con ellos y adaptarse a las reglas del hogar. En proporción, los hurones causan muchos menos daños que los perros o gatos.7​

El Día Mundial del hurón es el 10 de octubre.8​

Peligros domésticos para los hurones
Los hurones son expertos en colarse por los agujeros de los armarios, las paredes, o detrás de los electrodomésticos, donde pueden resultar heridos o incluso fallecer a causa de los cables eléctricos, los ventiladores y otros artículos peligrosos. Las sillas plegables son una auténtica trampa mortal para ellos, pues se suben con frecuencia sobre estos muebles, plegándolas después y muriendo aplastados. Por estas razones, antes de adquirir un hurón como animal doméstico, es necesario tomar una serie de medidas en el hogar, como retirar o asegurar cualquier aparato o mueble peligroso o tapar los posibles agujeros repartidos por la casa. Muchos dueños optan por recluir sus hurones en una jaula durante la noche o mientras se ausentan de casa.9​10​

Alimentación
Los hurones son por naturaleza carnívoros. La comida para gatos si es de buena calidad es mejor que la comida para hurones que casi todas están llenas de cereales que son muy malos para la salud del hurón. Cuando se lea la etiqueta, los tres ingredientes más abundantes deben ser derivados cárnicos, pues los hurones no pueden digerir correctamente los compuestos de cereales usados en las marcas más baratas de alimento para hurones.11​


Hurón Albino
El alimento ideal del hurón contiene un 32–38% de proteínas y un 15–20% de grasas (el origen de las proteínas del alimento del hurón debe proceder siempre de carne, no de soja o plantas similares). Aunque un alto contenido proteico es esencial, si este es mayor del 38 % puede generar ocasionales cálculos renales y obstrucciones urinarias en los hurones más viejos. Las pasas y la malta no están recomendados para hurones pues incluso una cantidad pequeña de azúcar puede ocasionar anomalías en el funcionamiento del páncreas, donde se produce la insulina. los productos vegetales no aportan nada a los hurones que al ser carnívoros estrictos tienen el intestino muy corto y esto impide la asimilación de las proteínas vegetales.12​

Actividad

Hurón descansando.
Los hurones pasan la mayor parte del tiempo, de catorce a dieciocho horas al día, durmiendo, pero cuando están despiertos son muy activos, dedicándose a explorar a su alrededor13​ de forma exhaustiva. Los hurones son animales crepusculares, es decir, que son más activos durante el amanecer, el atardecer y parte de la noche. Si están enjaulados, deben ser sacados de forma diaria para que hagan ejercicio y satisfagan su curiosidad; necesitan al menos una hora y un lugar de juego.14​ Los hurones, al igual que los gatos, pueden utilizar una caja (preferiblemente esquinera) para realizar sus deposiciones con un poco de entrenamiento, aunque es necesario tener cajas en distintos cuartos porque no la buscarán si les queda lejos. Los hurones son también buenos inquilinos del patio trasero y les encanta que les acompañen en el jardín.15​ Sin embargo, no se les debe permitir vagar libremente; los hurones son audaces a puntos peligrosos y exploran cualquier agujero que encuentren, incluidos los desagües para la lluvia y las bolsas para personas. Siempre que se encuentren en el exterior deben ser vigilados de cerca, y preferiblemente sujetos por una correa con arnés con dos secciones.16​17​

Juegos
Los hurones son animales muy sociables y a la mayoría les encanta jugar con los humanos. El "juego", desde el punto de vista del animal, puede ser algo parecido al escondite o más bien una forma de representación de la caza en la cual el ser humano debe capturarlo, o este intentar morder a los humanos en los dedos de manos y pies. Al igual que un gato juguetón, los hurones no muerden de verdad a sus compañeros humanos la mayoría de las veces, sino que agarran suavemente un dedo de la mano o el pie con la boca y luego ruedan alrededor de él. Por el contrario, los que han sufrido malos tratos o están heridos morderán firmemente al ser humano. Estos tienen unas mandíbulas extremadamente fuertes y pueden atravesar con facilidad la piel humana. Una vez correctamente educados, los hurones muerden muy raramente a los seres humanos. La mayoría de los juguetes para gatos funcionan bien con ellos. No obstante, los que están hechos de caucho o de espuma se deben evitar, pues estos pueden masticarlos y tragar trozos pequeños que ocasionan obstrucciones intestinales. Cuando los hurones están particularmente estresados o excitados y contentos por el juego, pueden realizar la danza de guerra de la comadreja, caracterizada por una serie de frenéticos saltos laterales acompañados de un grito característico similar a un ¡Dok, dok, dok!.18​

Los hurones y los niños
Los niños pequeños deben ser vigilados cuando se encuentran con hurones, ya que a menudo piensan que es un simple animal de peluche que pueden estrujar cuanto quieran, sin darse cuenta de que en realidad lo están estrangulando. El animal suele reaccionar retorciéndose, arañando, o cuando ya está totalmente desesperado, mordiendo con fuerza. No tiene por qué haber nada malo en que un niño juegue con un hurón, siempre y cuando exista un control por parte de adultos, como en el caso de cualquier otro animal.

En el Reino Unido, los hurones se usan a veces para capturar las ratas y ratones que infestan las casas. Estos "hurones cazadores" de roedores se conocen como hurones galgo debido a su menor tamaño y capacidad para desplazarse rápidamente por espacios estrechos. Algunos dueños de "hurones cazadores" entrenan a sus animales para que sean muy agresivos; por tanto, un niño que haya tenido un contacto previo con unos domésticos puede correr peligro cuando se encuentra con uno criado de forma no doméstica o simplemente irresponsable, como ocurre con cualquier otro animal.


Cachorro de un hurón.
Naturaleza social

Hurones que retozan juntos
Los hurones son animales extremadamente sociales, a los que les encanta jugar con otros miembros de su especie. A menudo se amontonan unos sobre otros cuando duermen. Es recomendable que en caso de tenerlos como mascotas, sean dos o más -preferiblemente tres- a la vez para no exponerlos a la soledad. No obstante, tampoco hay nada malo en poseer uno solo, siempre y cuando reciba sus porciones de tiempo, atención y juegos por parte de su dueño. Algunos hurones juegan también con gatos domésticos.19​20​

Otros usos de los hurones
En tiempos recientes los hurones son utilizados para llevar cables a través de largos conductos. Los han empleado de esta manera en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA y por los organizadores de eventos en Londres. Los cables de televisión y de sonido fueron instalados por hurones en la boda de Carlos de Inglaterra y Diana Spencer, y para el concierto Millenium en el parque de Greenwich.

Los hurones también se utilizan mucho, junto con otros animales, en experimentos (por lo general polémicos) para investigaciones médicas y biológicas.

También se usan frecuentemente en la caza para sacar a la presa de madrigueras donde los perros no pueden llegar, poniéndoles unas argollas de metal en la garganta para que no puedan matar ni comer a la presa.

Biología del hurón
Como muchos otros carnívoros, los hurones tienen glándulas odoríferas junto al ano. Las segregaciones de estas se usan para marcar el territorio. Se ha demostrado que los hurones pueden identificar si una marca fue dejada por macho o una hembra. Como la mofeta, el hurón puede usar sus glándulas perianales cuando se excita o se asusta, pero el olor desaparece rápidamente. También estas glándulas tienen la función de lubricar sus deposiciones (por lo que su falta les hace más propensos a sufrir prolapso rectal y otras dolencias). La mayoría de los hurones de Estados Unidos se venden con las glándulas quitadas cosa que solo hace que el hurón no pueda lubricar sus heces.

Pese a ello, cabe decir que no es verdad que quitándoles las glándulas perianales desaparece su olor, tan solo es una invención. La solución para eliminar el olor que se genera en algunos casos durante el celo, normalmente en machos, es castrarlos (quirúrgicamente o químicamente), pero quitándoles dichas glándulas (que por otro lado segregan un lubricante natural para las heces que es muy necesario en el caso de los hurones) solo se consigue dañarlos, ya que es una operación muy delicada y peligrosa. Se ha comprobado, por tanto, que no es necesaria la extirpación de dichas glándulas, ya que los gases que raramente expulsan (en situaciones de estrés o peligro) desaparecen enseguida, y el verdadero causante del olor de los hurones es una serie de glándulas situadas principalmente en la base de la nuca, aunque hay más repartidas por todo el cuerpo, que segregan un aceite que ayuda a proteger su pelaje y que producen un olor más intenso en la época de celo.

En los Estados Unidos se conoce que muchos hurones sufren varios problemas de salud. Los más comunes son los cánceres que afectan a la glándula adrenal, al páncreas y al sistema linfático.

Enfermedad adrenal
La enfermedad adrenal, un crecimiento excesivo de las glándulas adrenales que puede ser producido por hiperplasia o cáncer, es usualmente diagnosticada por los síntomas como la pérdida de pelo, incremento de la agresividad, y (en las hembras) ensanchamiento de vulva. Incluso si el crecimiento es benigno, puede causar un desequilibrio hormonal que puede tener efectos devastadores en la salud del hurón. Algunas opciones de tratamiento son extirpar las glándulas afectadas y terapia de esteroides u hormonas. La causa de la enfermedad adrenal es desconocida, pero algunos especulan que los ciclos de luz artificiales a los que los hurones son expuestos (alteración del fotoperiodo) puede o contribuye al crecimiento de esos tumores. Otros sugieren que el problema es hereditario, hay estudios21​ que recogen la incidencia de la enfermedad adrenal en función del origen del hurón (línea genética), y también se ha especulado mucho que puede ser producida por una castración precoz, antes de las seis semanas de edad. Hay estudios científicos que han determinado la relación directa entre la enfermedad adrenal y la castración, sea cual sea la edad a la que se le practique.22​

Insulinoma
Se sabe que los hurones pueden sufrir también de insulinoma, un cáncer del páncreas. El crecimiento de nódulos cancerígenos en los lóbulos del páncreas a veces, aunque no siempre, produce un incremento en la producción de insulina, la cual regula el metabolismo de la glucosa. Demasiada insulina supone una bajada de nivel de azúcar, lo cual produce letargo, ataques y finalmente la muerte. Los síntomas de insulinoma incluyen letargos, babeo, bufar o espumear por la boca, miradas "perdidas" al vacío y ataques.

Se desconoce la causa de la insulinoma. Se especula que la dieta de los hurones domésticos es demasiado diferente a la dieta natural de sus antecesores, e incluyen demasiado azúcar o carbohidratos. El tratamiento de insulinoma incluye extirpación de los lóbulos cancerígenos, tratamiento farmacéutico con esteroides que supriman la producción de insulina, cambios suplementales en la dieta (reduciendo carbohidratos y azúcares al mínimo), o una combinación.

Enfermedades virales
La enteritis catarral epizoótica (ECE en sus siglas en inglés), una enfermedad viral aparecida por primera vez en el noreste de EEUU en 1994, es una inflamación de las membranas mucosas del intestino. En los hurones, la enfermedad se manifiesta como una severa diarrea (a menudo de brillante color verde), acompañada de pérdida de apetito y una fuerte pérdida de peso. El virus puede pasar por medio de fluidos e indirectamente entre humanos. A pesar de que a menudo resultaba fatal cuando fue descubierta, la ECE es hoy en día una amenaza menor, siempre que se cuente con el tratamiento adecuado.

El virus de la enfermedad aleutiana (ADV) es una enfermedad que se hallaba a comienzos del siglo XX en los visones de las Islas Aleutianas. En los hurones, el virus afecta al sistema inmunitario (haciéndoles incapaces de producir anticuerpos eficaces) y a muchos órganos internos, sobre todo los riñones. No existe cura ni vacuna para esta enfermedad, y pueden portar el virus durante meses o años sin presentar síntomas externos. Como resultado, muchas organizaciones de amantes de los hurones, así como vendedores, recomiendan que los propietarios sometan a sus mascotas a las pruebas de identificación de la enfermedad con regularidad, y que los separen de otros hurones si los resultados son positivos.

Tipos de hurones

Hurones de diferentes coloraciones.

Hurón blanco de ojos negros.
Los hurones poseen una gran variedad de coloraciones y tonalidades, siendo las más comunes las siguientes:".23​

Colores base (según cabeza, hombros, patas y cola; no se tiene en cuenta el resto del cuerpo):24​

Albino
Negro
Negro sable
Champán
Chocolate
Canela
Blanco con ojos negros (no albino)
Sable
Plateado
Tricolor
Patrón de color:

Estándar: diferencia apreciable, pero escasa (10-20%) entre los puntos de color que definen la coloración base y el resto del cuerpo.
Punto de color o Siamés: diferencia entre los puntos de color y el resto del cuerpo mayor que el 20%.
Roano o Marmoleado: 50-60% de cualquier color y 40-50% de blanco, sin puntos de color definidos.
Sólido o uniforme: sin distinción de color entre las distintas partes del cuerpo.
Marcas o Patrones de color blancos:

Guantes (Mitts): al menos una de las patas de color blanco.
LLamarada (Blaze): línea blanca continua desde la nariz hasta el pecho.
Babero (bib): mancha blanca en el pecho.
Tip: Punta de la colita blanca
Panda: pelo blanco en toda la cabeza, hasta los hombros (se permite máscara poco marcada), patas blancas, babero y a veces punta de la cola también en blanco.
Los hurones blancos fueron apreciados durante la Edad Media debido a que eran fáciles de ver en las zonas de maleza densa, y su propiedad quedó reservada a aquellos que ganasen más de 40 chelines al año (una suma importante para la época). La obra La dama del armiño, de Leonardo Da Vinci, representa un hurón y no un armiño propiamente dicho (Mustela erminea), ya que en esa época se usaba ese nombre para un tipo de coloración y no para una especie de animal en concreto. De la misma manera, el Retrato de la Reina Isabel con Armiño muestra a Isabel I de Inglaterra con su hurón-mascota, al cual se le han dibujado unas heráldicas manchas de armiño.25​

Síndrome de Waardenburg
Los hurones con rayas o cabeza completamente blanca (llamaradas, pandas, etc.) son portadores seguros de un defecto congénito conocido como síndrome de Waardenburg. Este síndrome causa, entre otras cosas, una deformación en la bóveda del cráneo, que se ensancha y produce las marcas blancas de la cabeza, pero también una sordera total o parcial. Se estima que hasta el 75% de los hurones con signos visibles del síndrome son sordos. Además de esto, la deformación craneal causa también un alto número de cachorros que nacen muertos y algún caso de fisura en el paladar. Debido a esto, muchos cuidadores no crían hurones que presenten síntomas del síndrome de Waardenburg.26​

Hurones como plaga
Los hurones (al igual que otros mustélidos como el armiño) predan sobre la fauna indígena de Nueva Zelanda. Introducidos por primera vez en 1879 como medio de control sobre los conejos cimarrones, los hurones causaron gran preocupación entre los neozelandeses cuando comenzaron a cazar aves en lugar de su presa más típica. Esto se debió a que las aves neozelandesas evolucionaron sin contacto con mamíferos depredadores, y son por tanto una presa mucho más fácil para estos.

Los propietarios de hurones de Nueva Zelanda se defienden recordando que, al contrario que los hurones que se tienen normalmente como mascotas, los animales que se liberaron entonces eran cruces de hurón y turón (hurón salvaje europeo) provenientes de granjas peleteras, con el fin de asegurar su supervivencia en la naturaleza. En la actualidad, los gatos domésticos causan más daño en las poblaciones de aves salvajes que los hurones, pues estos se castran normalmente a una edad muy temprana (de 6 a 8 semanas) y se mantienen recluidos en las casas.27​

No obstante, muchos lugares en todo el mundo han prohibido la tenencia de hurones como mascota debido a los problemas registrados en Nueva Zelanda.

Leyes
América
Argentina
Se puede tener de mascota pero con su alimento adecuado.

Chile
Existe una regulación ardua, regida por el SAG (servicio agrícola y ganadero) el cual dirige y norma la tenencia y reproducción de animales exóticos en Chile. Sin embargo no es necesario tener licencia ni cumplir con ningún requisito para adquirirlos.

Colombia
Su reproducción o comercialización interna es prohibida. Su tenencia debe ser estrictamente en cautiverio y es legal aunque su ingreso debe registrarse en el Sistema de Información Sanitario para Importación y Exportación de Productos Agrícolas y Pecuarios (SISPAP) , regulado por el Instituto Colombiano Agropecuario ICA. Se requiere documentación previa al embarque. En el país de origen, deben ser sometidos a procedimientos de desparasitación y contar con Certificado Sanitario Oficial. Se exige tiempo de cuarentena en observación una vez llegado al país por mínimo 30 días. De encontrarse parásitos puede negarse la entrada al país o se puede sacrificar al animal. La regulación se encuentra en la Resolución 842 de 2010 del ICA.

Estados Unidos
California y Hawái poseen leyes que restringen la propiedad de hurones. En California, algunos residentes realizaron una petición para que tener hurones fuese legal en el estado,28​ pero la demanda fue rechazada por un comité gubernamental a mediados de 2005. El resto de los estados no disponen limitaciones en la cría, posesión y venta de hurones.

Los hurones están también restringidos en algunas ciudades como Nueva York, Washington DC, Beaumont (Texas) y Bloomington (Minnesota). Se necesita un permiso especial en algunas zonas como Nueva Jersey y Rhode Island. Los hurones fueron legalizados en Dallas (Texas) a partir de agosto de 2005.

México
El Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre, exige a todos aquellos que vendan hurones en México, el contar con un permiso de comercialización proporcionado por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, institución que regula el manejo, comercialización y seguridad de los animales silvestres y exóticos hasta la venta al comprador final.

Oceanía
Australia
Es ilegal tener hurones como mascotas en Queensland y en el Territorio del Norte. En Victoria y Camberra se necesita una licencia.[cita requerida]

Nueva Zelanda
Es ilegal vender, distribuir o criar hurones en Nueva Zelanda desde 2002.29​

Unión Europea
No existen limitaciones en la mayoría de países. En Portugal y Francia el uso del hurón para cazar animales está prohibido por considerarse dañino para el medio ambiente, pero su tenencia como mascota es totalmente legal, excepto en el país luso, donde algunas asociaciones intentan conseguir su ilegalización como animal de compañía.[cita requerida]

Portugal
En Portugal era ilegal cazar con hurones y tenerlos como animales de compañía. Recientemente se legalizó la posesión los hurones únicamente para ser animales de compañía.[cita requerida]
Ha recibido 11 puntos

Vótalo:

9

Hámster

Los cricetinos (Cricetinae) son una subfamilia de roedores, conocidos comúnmente como hámsteres (un germanismo). Se han identificado diecinueve especies actuales distintas, agrupadas en siete géneros. La mayoría son originarias de Oriente Medio y del sureste de los Estados Unidos. Al ser muy fáciles de criar en cautividad, son ampliamente usados como animales de laboratorio y como mascotas. Todas las especies se caracterizan por las bolsas expansibles, llamadas abazones, ubicadas en el interior de la boca y que van desde las mejillas hasta los hombros. Especies Un hámster enano de... Ver mas
Los cricetinos (Cricetinae) son una subfamilia de roedores, conocidos comúnmente como hámsteres (un germanismo). Se han identificado diecinueve especies actuales distintas, agrupadas en siete géneros. La mayoría son originarias de Oriente Medio y del sureste de los Estados Unidos. Al ser muy fáciles de criar en cautividad, son ampliamente usados como animales de laboratorio y como mascotas. Todas las especies se caracterizan por las bolsas expansibles, llamadas abazones, ubicadas en el interior de la boca y que van desde las mejillas hasta los hombros.

Especies

Un hámster enano de Campbell (Phodopus campbelli).

Un hámster invernal enano (Phodopus sungorus).

Un hámster Roborovsk (Phodopus roborovskii).

Un hámster chino (Cricetulus griseus).
El hámster dorado o sirio puede medir cerca de 15 cm, es originario de Siria. Su pelaje más habitual es de un tono marrón claro, aunque a veces son de pelaje amarillo claro, pero en las tiendas de animales puede recibir nombres muy diversos según su coloración. Existen algunas variedades de la especie con distintos rasgos, como un pelo más largo, que puede llegar a varios cm y suele requerir cuidados especiales. Los hámsteres dorados son muy territoriales, y suelen pelearse hasta la muerte si se mantienen en una misma jaula con otros miembros de su especie.

Cuatro especies del género Phodopus (hámsteres enanos):

Hámster ruso enano. Se suele confundir con el hámster enano de Campbell, de aspecto similar aunque ligeramente más pequeño; ambos tienen la mitad del tamaño del hámster dorado. El hámster invernal recibe su nombre a causa de los cambios de color de su pelaje: normalmente de un tono grisáceo durante el invierno, cuando la luz solar se reduce a ocho horas diarias o menos, el hámster invernal cambia el color de su pelaje a un tono blanco casi uniforme.
Hámster Roborovski, de tan solo 4 o 5 cm y extremadamente hiperactivo. Su pelaje es de color café.
Hámster chino, el único hámster con una cola prensil, que suele medir unos 4 cm (la mayoría de los hámsteres tienen colas muy cortas y no prensiles). El tamaño y su aspecto general más similar al de un ratón hacen que su pertenencia real o no al género Phodopus esté sujeta a debate.
Hámster vulgar es el de mayor tamaño de todos, mide entre 20 y 35 centímetros de largo, con una cola que oscila entre 2 y 5 cm de longitud, siendo ocasionalmente una plaga en los valles europeos en la antigüedad[cita requerida], en los que aún se halla en estado salvaje.
Características

Comparativa de tamaños de las principales especies de hámster usadas como mascotas.
Esperanza de vida: de año y medio a tres años, aunque se conocen casos en los que han vivido hasta cuatro años, pero depende de la especie.
Peso adulto: 30-40 g en rusos; 100-180 g el hámster dorado.
Longitud: 8-10 cm rusos; 15-18 cm hámster dorado.
Madurez sexual: dos meses y medio.
Entra en etapa de celo: (después de los dos meses) cada cuatro días.
Tiempo de gestación: entre dieciocho y veintiún días los rusos y de quince a diecisiete días los hámsteres dorados.
Crías por parto: promedio de siete a ocho. Se han conocido casos de diecinueve crías.
Edad del destete: entre tres y cuatro semanas.

Abazones (bolsas de las mejillas)
Descubrimiento del hámster sirio
En 1839 el zoólogo británico George Robert Waterhouse halló un hámster de mayor edad en Siria, llamándolo Cricetus auratus, el hámster dorado. La piel del hámster estuvo en exposición en un museo británico. El hámster sirio fue ignorado por la ciencia europea durante el siglo siguiente.

Alrededor del año 1930, el zoólogo y profesor de la universidad de Jerusalén Aharoni encontró una madre y crías de hámster en el desierto sirio. Para cuando regresó a su laboratorio, la mayoría habían escapado o muerto. Los hámsteres remanentes fueron donados a la Universidad de Jerusalén, donde fueron criados con éxito. Debido a que eran levemente mayores en tamaño a los encontrados por Waterhouse, se los llamó Mesocricetus auratus, aunque posiblemente se tratara de la misma especie. Mesocricetus auratus es el nombre científico actual del hámster sirio. Todos los hámsteres sirios existentes hoy en día descienden de dichas crías.

Reproducción
Commons-emblem-question book orange.svg
Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada.
Este aviso fue puesto el 26 de octubre de 2015.

Cría de hámster Roborovski; a los pocos días de nacer ya pueden ingerir alimentos sólidos.

Hámster dorado alimentándose con hojas de diente de león.
El hámster dorado o sirio es solitario por naturaleza, aceptando a otro ejemplar de su misma especie solo para el apareamiento. El celo de la hembra es cada cuatro o seis días durante una noche.

La gestación es de tan solo dieciséis días.
Ha recibido 11 puntos

Vótalo:

10

Marmotas

Marmota es un género de roedores esciuromorfos de la familia Sciuridae, conocidos comúnmente como marmotas, de donde toman el nombre científico. Aunque están estrechamente emparentadas con las ardillas, las marmotas las superan ampliamente en tamaño, y son de hábitos terrestres. La mayoría viven en zonas montañosas de Eurasia y Norteamérica (se encuentran en los Alpes centrales y occidentales, luego fueron introducidas en los Pirineos). Están bien adaptadas al frío gracias a sus cuerpos rechonchos, denso pelo, orejas reducidas y gran cola. Viven en familias constituidas por una pareja y... Ver mas
Marmota es un género de roedores esciuromorfos de la familia Sciuridae, conocidos comúnmente como marmotas, de donde toman el nombre científico. Aunque están estrechamente emparentadas con las ardillas, las marmotas las superan ampliamente en tamaño, y son de hábitos terrestres. La mayoría viven en zonas montañosas de Eurasia y Norteamérica (se encuentran en los Alpes centrales y occidentales, luego fueron introducidas en los Pirineos). Están bien adaptadas al frío gracias a sus cuerpos rechonchos, denso pelo, orejas reducidas y gran cola.

Viven en familias constituidas por una pareja y sus crías, en madrigueras que ellas mismas construyen. Suelen pesar 8 kg, medir 55 cm, y 18 cm de alto y viven alrededor de quince años.

Son herbívoros, por lo que se alimentan de hierbas, tales como las gramíneas, las bayas silvestres, raíces, etc. Cuando tienen dos años, alcanzan su madurez sexual. Y en lo referido a su reproducción, su tiempo de gestación ronda los cinco meses y el parto es de entre cuatro y cinco crías.

Las marmotas son animales muy sociables que usan una gran variedad de sonidos para comunicarse entre ellas, sobre todo cuando tratan de advertirse de un peligro. Sus principales enemigos son aves, tales como el cuervo, el búho o el águila real. Almacenan comida, e hibernan en sus madrigueras durante el invierno alrededor de siete meses...

Especies
El género Marmota incluye catorce especies repartidas en dos subgéneros.1​

Subgénero Marmota

Marmota baibacina
Marmota bobak
Marmota broweri
Marmota camtschatica
Marmota caudata
Marmota himalayana
Marmota marmota
Marmota menzbieri
Marmota monax
Marmota sibirica
Subgénero Petromarmota

Marmota caligata
Marmota flaviventris
Marmota olympus
Marmota vancouverensis
Ha recibido 10 puntos

Vótalo:

11

Jerbos

Los dipodinos (Dipodinae) son una subfamilia de roedores miomorfos de la familia Dipodidae conocidos vulgarmente como jerbos o gerbos1​ (del árabe يربوع yarbū' ). Son roedores saltadores que viven en la zona septentrional de África y Asia. No deben confundirse con los gerbilinos (como Meriones unguiculatus), que pertenecen a la familia Muridae. Existen nueve especies diferentes de jerbos, distribuidas en cinco géneros,2​ el más común y utilizado como mascota en diversos países es el jerbo de Egipto (Jaculus jaculus). A diferencia de los gerbilinos que existen 16 géneros, y más de 110... Ver mas
Los dipodinos (Dipodinae) son una subfamilia de roedores miomorfos de la familia Dipodidae conocidos vulgarmente como jerbos o gerbos1​ (del árabe يربوع yarbū' ). Son roedores saltadores que viven en la zona septentrional de África y Asia. No deben confundirse con los gerbilinos (como Meriones unguiculatus), que pertenecen a la familia Muridae.

Existen nueve especies diferentes de jerbos, distribuidas en cinco géneros,2​ el más común y utilizado como mascota en diversos países es el jerbo de Egipto (Jaculus jaculus). A diferencia de los gerbilinos que existen 16 géneros, y más de 110 especies diferentes.

Generalmente el jerbo suele confundirse, por lo parecido de sus nombres, con el gerbillo, pero se trata de especies muy diferentes, de familias distintas, y que lo único que comparten es que pertenecen al mismo orden de los roedores. No existe una especie única llamada jerbo, pero generalmente a Jaculus jaculus se le conoce como jerbo, debido a que es el más cotizado como mascota en países como Estados Unidos, Canadá y también en Europa.


Características
Los jerbos son similares a las ratas, pero se diferencian de éstas por sus patas traseras, que ocupan para desplazarse saltando, de forma similar a la de un canguro, sus patas delanteras no son utilizadas para el desplazamiento. Se alimenta básicamente de semillas, insectos y vegetales. Los jerbos de África tienen 3 dedos en sus patas, a diferencia del jerbo asiático que tiene 5 dedos en sus patas.

Los jerbos han logrado desarrollar un sistema de defensa mediante largos saltos para escapar de sus depredadores, considerando que su hábitat natural es desértico.

Los jerbos se han popularizado como mascotas debido a su mayor longevidad dentro de los roedores y su carácter dócil, juguetón, pacífico y extremadamente curioso.

Taxonomía
Existen cinco géneros y nueve especies de jerbos:2​

Dipus
Dipus sagitta
Eremodipus
Eremodipus lichtensteini
Jaculus
Jaculus blanfordi - jerbo Blanford
Jaculus jaculus - jerbo de Egipto
Jaculus orientalis - gran jerbo oriental
Jaculus bishoylus - gran jerbo egipcio
Paradipus
Paradipus ctenodactylus
Stylodipus
Stylodipus andrewsi
Stylodipus sungorus
Stylodipus telum
Peligro de extinción
Existen dos especies que son consideradas amenazadas: las de cinco dedos pigmeos (clasificado vulnerable), y el de cola gruesa pigmeos (clasificada vulnerable). Muchas otras especies han sido colocados en una categoría de "menor riesgo".
Ha recibido 10 puntos

Vótalo:

12

Cobayas

https://www.muymascotas.es/salud/mascota-sana/video/cuida...

Cavia porcellus, popularmente conocida como cuy doméstico, cuyo, conejillo de Indias,cobaya o cobayo, es una especie híbrida doméstica de roedor histricomorfo de la familia Caviidae. Es el resultado del cruce de varias especies del género Cavia realizado en la región andina de América del Sur, habiéndose encontrado registros arqueológicos desde Colombia y Ecuador hasta Perú y Bolivia. Alcanza un peso de hasta 1 kg y vive entre cinco y ocho años. La especie fue descrita por primera vez por el naturalista suizo Conrad von Gesner en 1554.1​ Su nombre científico se debe a la descripción de... Ver mas
Cavia porcellus, popularmente conocida como cuy doméstico, cuyo, conejillo de Indias,cobaya o cobayo, es una especie híbrida doméstica de roedor histricomorfo de la familia Caviidae. Es el resultado del cruce de varias especies del género Cavia realizado en la región andina de América del Sur, habiéndose encontrado registros arqueológicos desde Colombia y Ecuador hasta Perú y Bolivia. Alcanza un peso de hasta 1 kg y vive entre cinco y ocho años. La especie fue descrita por primera vez por el naturalista suizo Conrad von Gesner en 1554.1​ Su nombre científico se debe a la descripción de Erxleben en 1777, y es una mezcla de la designación del género de Pallas (1766) y el nombre específico dado por Linneo (1758).2​


Nombres comunes en todo el mundo
En español, Cavia porcellus recibe diversos nombres propios, según el país. En su zona de origen (Colombia, Ecuador y Perú) se le conoce como cuy (del quechua quwi), nombre onomatopéyico que aún lleva en algunas regiones de América del Sur. Principalmente en este continente, aunque también en México y América Central, existen varias formas surgidas a partir del nombre onomatopéyico quechua quwi, cuyi, cuyo, cuye, cuilo, cuis. En países del Caribe, Andalucía y Canarias el nombre presenta variantes como acure, curí, curío, cury. En la Sierra Central del Perú Huánuco, Ancash, Pasco, Junín, se le conoce con el nombre de jaca (del vocablo Quechua haka). En Argentina se lo conoce como cuis.

En España y en ciertas zonas de Hispanoamérica se emplean los nombres cobayo y cobaya,3​ posiblemente derivados del idioma tupí sabúia. En muchos países, incluyendo los ya mencionados, recibe el nombre de conejillo de indias. En la región rioplatense es llamado chanchito de Indias,4​ mientras que en el resto de la Argentina se usa la palabra cuis o cobayo. En Puerto Rico se utiliza comúnmente el nombre güimo.

Etimología en otras lenguas
El nombre que la especie Cavia porcellus recibe en otros idiomas europeos carece por completo de relación con el original.

cavia peruviana o porcellino d’India (‘cerdito de Indias’) en italiano
porquinho da Índia (‘cerdito de Indias’), en portugués
cochon d’Inde (‘cerdo de Indias’) o cobaye en francés
guinea pig (‘cerdo de Guinea’), en inglés
Meerschweinchen (‘cerdito de mar’), en alemán
морская свинка o morskáia svinka (‘cerdito de mar’), en ruso
El origen de todos estos nombres es difícil de explicar, aunque existe una hipótesis:[cita requerida] quizás los comerciantes alemanes e ingleses que lo llevaron a Europa regresaban por mar desde Guinea, lo que pudo confundir sobre el origen del animal. Otra hipótesis es que el nombre de los animales podría estar relacionado con la moneda «guinea», una moneda de oro inglesa.

Relación con el ser humano

Ejemplar en cautiverio en un zoo.
Su domesticación para consumo humano se dio hace 2500 años en los Andes Centrales, específicamente en el departamento de Junín (Perú), en la misma región donde se produjo la domesticación de alpacas.[cita requerida] A lo largo del tiempo, el hombre andino ha criado cuyes para consumir su carne e incluso en algunas zonas para hacer ropa con su piel; un claro ejemplo se da en la sierra ecuatoriana. En los países andinos existe una población estable de más o menos 35 millones de cuyes, siendo el Perú el de mayor consumo y población de cuyes, con un consumo anual de más de 65 millones de cuyes, producidos por una población más o menos estable de 22 millones de animales criados básicamente con sistemas de producción familiar.5​ La población estimada de auto-consumo en Ecuador es de 15 millones de cabezas de cuy,6​ algo muy inferior a la producción comercial, que se estima en 50 millones.

Otra de las razones para la crianza de este roedor es para comercializarlo como animal de compañía.


Dos ejemplares de pelo corto.
Archivo:Guinea pig (Cavia porcellus) as a pet.webm
Cobaya como mascota.
Uso en investigación

Un ejemplar de raza Sheltie, de pelo largo.

Dos ejemplares de raza abisinia (peruanas), con rosetas en el pelo.
Cavia porcellus es un animal muy común para la experimentación en investigación biomédica, de ahí que la expresión cobaya o conejillo de Indias se utilice popularmente como sinónimo de objeto de experimentación.[cita requerida]

Como mascota
En la actualidad se le cría cada vez más para tenerlo como mascota, al poder convivir con niños pequeños. Como tal se ha preferido el denominado cuy del tipo 3; es decir, las cobayas de pelo largo y lacio llamadas «cobayas de Angora». Aunque algunas especies de pelo corto también son preferidas como animal de compañía.

Alimentación
Los cuyos son animales herbívoros, por lo que el aporte de fibra en el alimento es indispensable. Por otro lado, el aporte de vitamina C es altamente necesario, pues las cobayas, los primates y los murciélagos son las únicas especies que no sintetizan esta vitamina y si no se les proporciona vitamina C, pueden llegar a presentar escorbuto y morir, así que se debe incluir en su dieta pimiento, guayaba(se debe de administrar en pocas cantidades debido a su alto azúcar), y nunca productos altamente cítricos, como la naranja, el pomelo o el limón. Una dieta bien equilibrada deberá componerse de verduras y hortalizas frescas, heno, agua, todo ello complementado con croquetas o comida comercial.

Para prevenir deficiencias hay que procurar a la mascota una dieta variada. El heno sirve para cubrir las necesidades de hidratos de carbono y de fibra. La alfalfa les otorga calcio para sus huesos y es fundamental. La fruta y la verdura ayudan a satisfacer sus necesidades de vitaminas y gran parte del líquido necesario. Para la comida conviene utilizar recipientes de barro cerámico pesados que resistan la inclinación y consiguiente caída del alimento. Sus lados deben ser lo bastante altos para mantener el material de cama y las heces lejos de la comida. Por otro lado, es muy importante que toda la comida fresca que demos a nuestras cobayas esté a temperatura ambiente; nunca puede estar recién sacada del refrigerador.

Gran parte de sus necesidades de líquidos quedan cubiertas por la ingestión de alimentos frescos. Deben tener siempre a su disposición un bebedero con agua limpia y fresca. Si se utilizan unas botellas de agua equipadas con tubo para beber, será más fácil mantener el agua libre de contaminación. Los cobayos tienden a contaminar y obstruir sus botellas de agua más que otros roedores domésticos, ya que mastican el tubo con el fin de obtener el agua, introduciéndose partículas de comida en la botella. Por estas razones, toda comida y los contenedores de agua en particular, deben limpiarse de forma habitual.

Al ser animales herbívoros, no se debe proporcionarles carne, productos lácteos o pellets para conejos (no contienen vitamina C y algunos incluso pueden incluir antibióticos tóxicos para cuyes).7​

Las cobayas son animales cecotrofos, forma de coprofagia específica de ciertos roedores donde tras sufrir una primera digestión el alimento, se generan unas heces blandas (cecotrofos) que son consumidas directamente desde ano antes de que lleguen al suelo. Tras una segunda digestión y tras terminar de absorber todos los nutrientes en el intestino delgado, se forman unas heces duras que son eliminadas definitivamente.[cita requerida] Esta es una adaptación para aprovechar los nutrientes cuando es necesario el concurso de bacterias para hacerlos asimilables (de forma parecida a como ocurre en los rumiantes), ya que en este caso la actividad microbiana tiene lugar en el ciego, situado tras el intestino delgado. Esta disposición del conducto de absorción de nutrientes antes de la cámara de actividad microbiana hace necesario esta segunda vuelta para poder asimilar el alimento procesado.

Salud e higiene
Para tener cuyes sanos y evitar enfermedades se debe:

Alimentarlos bien.
Mantener limpias las jaulas.
Evitar la presencia de alimento en mal estado.
Poner en cuarentena durante cuatro días a los animales nuevos que se adquieran, para observar su comportamiento antes de juntarlos con los que ya se tienen. La presentación de un animal nuevo se debe hacer siempre en un territorio neutral y libre de olores, para facilitar la integración.

Patrones de cortado de uñas.
Un cuy sano es un animal alegre, con pelo brillante, gordito, bien desarrollado y que come bien. Un cuy está enfermo cuando se separa de los demás, se arrincona, está decaído, no quiere comer, se le eriza el pelo, se le hunde la barriga, tiene diarrea y baja de peso rápidamente. En este caso hay que separarlo rápidamente de los demás para que no los contagie y acudir a un veterinario especializado en animales exóticos.

Las enfermedades más comunes de los cuyes son las siguientes:

Infección con parásitos externos: piojos, pulgas, garrapatas y sarna. Esto se puede controlar con una buena higiene de la jaula.
Disbiosis cecal: es muy grave porque puede producir la muerte de los animales. Puede ser producido por diversos factores, como bacterias (Clostridium piriforme), bajo nivel de fibra y excesivos carbohidratos de fácil fermentación, que generan una hipomotilidad cecal. Se recomienda higiene y desinfección periódica de las jaulas.
Neumonía: usar antibióticos específicos y evitar el frío y las corrientes de aire.
Escorbuto: se produce por la falta de vitamina C, y genera hemorragias internas. En este caso, hay que administrar 2 gotas de Redoxón (vitamina C en gotas) por cada 100 g de peso. El tratamiento debe durar hasta que el cobayo mejore.
Gastronomía
En Bolivia, en la zona andina del departamento de Nariño en Colombia, Ecuador8​ y el Perú se crían razas de carne de este roedor para el consumo popular, utilizadas en diversas preparaciones culinarias en estos países. Gastrónomos famosos lo consideran un manjar.9​

Se cree que posee niveles elevados de omega 3.[cita requerida] Además, su carne posee un alto valor nutritivo: poca grasa (solo 7,6 %) y mucha proteína (20,3 %).10​

Hay dos razas principales de cuy para alimentación, además de varias líneas:[cita requerida]

Raza Perú
Se caracteriza por tener buena conformación cárnica, ser precoz (es decir, tiene un rápido crecimiento o engorde) y ser poco prolífica. Sus colores son rojo y blanco.

Preparación del cuy asado en un restaurante en Quito, Ecuador.
Raza Andina

Se caracteriza por tener buena conformación y ser prolífica, pero menos precoz que la raza Perú. Son de color blanco puro y de ojos negros.
Línea Inti

Se caracteriza por ser un promedio de las dos razas anteriores. Es un animal más forrajero y sus colores son amarillo o bayo con blanco.
Ha recibido 9 puntos

Vótalo:

13

Degú

El degú (< mapudungun dewü, rata, ratón)2​ (Octodon degus) es una especie de roedor histricomorfo de la familia Octodontidae.3​ Es conocido también por multitud de otros nombres, como degú/ratón cola de pincel, degú/ratón de las pircas o, incluso, ratón cola de trompeta. Sin embargo, este pequeño caviomorfo endémico de Chile es usualmente denominado degú común, para distinguirlo de los otros miembros del género Octodon. El término degú por sí solo, no obstante, puede usarse para referirse al género Octodon o, de forma común, a Octodon degus. Otros caviomorfos con los que los degús están... Ver mas
El degú (< mapudungun dewü, rata, ratón)2​ (Octodon degus) es una especie de roedor histricomorfo de la familia Octodontidae.3​ Es conocido también por multitud de otros nombres, como degú/ratón cola de pincel, degú/ratón de las pircas o, incluso, ratón cola de trompeta. Sin embargo, este pequeño caviomorfo endémico de Chile es usualmente denominado degú común, para distinguirlo de los otros miembros del género Octodon. El término degú por sí solo, no obstante, puede usarse para referirse al género Octodon o, de forma común, a Octodon degus. Otros caviomorfos con los que los degús están estrechamente relacionados son las chinchillas y los conejillos de Indias (ver infraorden Caviomorpha).
Comportamiento social
Los degús son altamente sociales. Viven en madrigueras subterráneas, que suelen excavar en comunidad. Los degús que cavan juntos coordinan sus actividades, formando cadenas de excavación. Las hembras que viven en el mismo grupo pueden anidar comunalmente; cuidan de la cría de otras hembras. Pasan una gran cantidad de tiempo en la superficie, cuando salen en busca de alimentos. Cuando están buscando alimento, su habilidad para detectar predadores se incrementa en grandes grupos, y cada animal necesita pasar menos tiempo vigilando. Los degús cuentan con una amplia variedad de formas de comunicación: tienen un elaborado repertorio vocal, y los jóvenes deben poder oír los llamados de su madre para que sus sistemas emocionales cerebrales se desarrollen correctamente. Usan su orina como marca aromática, y algunos experimentos han demostrado que reaccionan ante las marcas de otros individuos.

Al igual que las chinchillas, los degús pueden reproducirse en cualquier época del año. Su periodo de gestación, de 90 días, es muy largo comparado con los de otros roedores. Debido a este largo embarazo, las crías de degú nacen completamente cubiertas de pelo y con sus ojos abiertos. Las camadas de los degús oscilan entre 3 y 9 crías, siendo la media de 4. Los degús son relativamente precociales, y sus sistemas auditivos y visuales son funcionales desde el nacimiento. Las hembras presentan un celo fértil justo después del parto, por lo que pueden quedar gestantes sin problemas tras dar a luz. Además, muestran un marcado periodo puberal, lo que lo convierte en un buen modelo roedor para investigaciones relacionadas con hormonas gonadales.4​

A diferencia de otras especies de su familia, los degús son diurnos y tienen buena vista. Sus retinas incluyen células bastones y dos tipos de células cono, cuyas máximas sensibilidades en la región ultravioleta y verde del espectro. Experimentos sobre su comportamiento han mostrado que los degús son capaces de distinguir la luz ultravioleta. Es probable que esta sensibilidad tenga una función social, ya que tanto su pelo ventral (del vientre) como su orina su altamente reflectantes de la luz UV.

Distribución y hábitat
Es una especie que se encuentra en la zona occidental de los Andes, entre Vallenar y Curicó.1​

Habita en galerías subterráneas que excava en las estepas de matorrales o zonas montañosas de los Andes, aunque también es posible verlos en terrenos semi-pantanosos o cerca de los campos de cultivo, dada la proximidad de su alimento.

Dieta

Un degú comiendo.
Los degús son herbívoros, se alimentan de hierba y hojas de arbustos, aunque también pueden tomar semillas. Su ritmo de alimentación depende de la velocidad con que puedan digerir esta comida relativamente de baja calidad, y esto varía entre el tipo de comida y las condiciones ambientales, y al igual que algunos otros herbívoros como los conejos, presentan coprofagia, comiendo sus propias heces para extraer más nutrientes de ellas. Esto también sirve para mantener un funcionamiento saludable de su intestino cuando la comida escasea. Aunque están activos durante el día, en el verano no abandonan sus madrigueras a mitad del día, y en condiciones cálidas buscan comida tan rápido como sea posible en lugar de maximizar la calidad de sus alimentos. Suelen hacer su búsqueda en áreas con sombra, aunque esta tendencia es reducida en ausencia de depredadores. En áreas abiertas pasan más tiempo vigilando, así que su efectividad al recolectar alimentos es menor. Los degús tienen un significante impacto en la vegetación de las zonas donde viven, y al ser el único roedor que recolecta comida de día , su número influye en la cantidad de comida disponible a los roedores nocturnos más numerosos. Sin embargo, el número de individuos de todas las especies de degús ha decaído en las décadas recientes, probablemente debido a alteraciones humanas.

Relación con el ser humano
Los degús son propensos a la diabetes debido a su estructura divergente de insulina. Por esta razón son usados frecuentemente para investigaciones en este campo.5​ Además, se ha postulado al degú como modelo animal de la enfermedad de Alzheimer, al haberse mostrado que desarrollan las placas amiloides características de esta enfermedad. La popularidad del degú como mascota fue influenciada por esta investigación, ya que los animales fueron importados en varios países para su estudio e investigaciones.


Degú después de un baño de polvo.
Los degús se han vuelto populares como mascotas, aunque hasta hace poco rara vez se podían encontrar en tiendas de mascotas. Sus ventajas sobre las mascotas pequeñas tradicionales son sus hábitos diurnos, su personalidad activa, y su tiempo de vida: se dice que viven hasta 13 años bajos circunstancias ideales (aunque una mala procedencia genética frecuentemente reduce significantemente el periodo de vida de un degú mascota). El periodo de vida promedio de un degú en cautiverio está entre los 5 y 8 años de edad. Una desventaja del degú como mascota es que roen mucho más que la mayoría de los otros roedores comunes como mascotas, especialmente a través de jaulas con fondo de plástico típicamente encontradas en tiendas de mascotas. Sin embargo, las jaulas de metal son cada vez más frecuentes y es muy fácil encontrar una apta (en dimensiones y materiales) para ellos. Los degús no domesticados, al igual que la mayoría de los animales pequeños, pueden ser propensos a morder, pero su inteligencia los hace fáciles de domesticar. Los degús con frecuencia dan mordiscos amistosos hacia sus dueños humanos, pero pueden dar una mordida defensiva si se sienten amenazados.

Cuidados en cautiverio
Los degús se relacionan bien con los humanos, pero debido a su naturaleza altamente social es mucho mejor para su bienestar tener parejas o un mayor número de individuos del mismo sexo. Dos o más machos pueden ser conservados juntos, siempre que hayan permanecido juntos desde una temprana edad. Tener parejas de degús es muy popular; los degús forman fuertes vínculos con otros miembros de su "grupo" y esto se extiende también hacia los humanos que pasan mucho tiempo cerca de ellos. Los degús deben mantenerse en jaulas grandes con grandes cantidades de paja y aserrín que deben cambiarse frecuentemente, para que el animal excave en ellos. Puede proveerse libremente heno ya que esto ayuda a mantener su sistema digestivo saludable, y permite que se desarrolle el comportamiento de recolector. Las jaulas con fondo de plástico serán destruidas con frecuencia debido a que las roen (aunque esto a veces puede evitarse suministrando otros materiales para masticar y morder) así que es requerido albergarlos en jaulas completamente hechas de metal. También, debido a su naturaleza roedora, juguetes y otros objetos de plástico deben mantenerse fuera del alcance de los degús, porque algunos plásticos contienen componentes como plastificadores que son tóxicos cuando se ingieren. Finalmente, la naturaleza social del degú los puede hacer sentir solitarios, así que los humanos que tengan solo un espécimen deberían intentar hablarle mucho a su mascota, colocar al animal en un lugar donde haya mucha actividad en la casa, y sacarlos frecuentemente de su jaula (a los degús les gusta abrazarse con los humanos, y pueden sentarse e incluso dormir en el regazo si están cómodos, pero no deben dejarse correr libremente). El reciente surgimiento en el interés por el degú como mascota ha tenido consecuencias positivas y negativas. El incremento en la popularidad ha creado una avalancha de degús puestos en adopción por culpa de dueños ignorantes o confiados incapaces de cuidarlos apropiadamente. Desde luego, esto también ha incrementado la conciencia de las necesidades de los degús como roedores de compañía únicos.


Degús en una jaula apropiada para sus necesidades.
Cuando se tienen como mascotas es muy importante que su dieta sea estricta ya que no pueden ingerir azúcar y algunos tipos de madera pueden envenenarlos. Los degús en cautiverio pueden ser alimentados dos veces al día con 5 gramos de alimento para conejillo de Indias o chinchilla, o una mezcla de ambos (debe cuidarse que el alimento no contenga melaza - una sustancia azucarada). La comida para conejos no es apropiada para los degús ya que no contiene vitamina C, que es requerida por los degús, y además puede contener coccidiostatos que son tóxicos para estos animales. Se les puede proveer heno ya que lo necesitan debido a los altos requerimientos de fibra de esta especie. También los degús y sus primos las chinchillas disfrutan mordiendo brócoli fresco, zanahorias, y el centro duro de varios tipos de lechuga. Los degús también disfrutan con la piel de tomates y pepinos. Cuando se les dé estos alimentos hay que cuidar que estén bien lavados; y además hay que cepillar la piel de los pepinos para remover capas de cualquier sustancia extraña.

Para algunos degús alimentarlos con platos separados de comida es una buena idea ya que tienden a pelearse por la comida. Al igual que con la mayoría de los animales pequeños, debe dárseles agua fresca para beber diariamente en un tazón o una botella especial. Nótese también que aún si los platos de comida están vacíos esto no significa que el degú se haya comido todo; les gusta enterrar la comida y almacenarla. Si su degú está haciendo esto, es una buena señal de que están siendo sobrealimentados.

Los degús tienen incisivos y molares en constante crecimiento por lo que se les debe proveer constantemente de materiales para morder y roer. Si los degús no pueden afilar sus dientes, éstos pueden crecer demasiado y el animal no sería capaz de comer nada. La madera de manzano y avellano no es tóxica para los degús y los ayuda a controlar el tamaño de sus dientes. Ocasionalmente, deles bloques de calcio, que se pueden comprar en cualquier tienda de mascotas, y póngalos en su jaula para darles el suplemento necesario de calcio, fósforo y hierro (especialmente las hembras en gestación necesitan calcio). Otra cosa muy necesaria para evitar que los molares de los degús crezcan sin control es la presencia de heno fresco en su dieta (tanto como necesiten). Además de ser una base esencial en su dieta, es el alimento que mejor evita los problemas dentales de los degús.

De la misma forma que su primo mayor la chinchilla, los degús requieren baños de polvo regulares para mantener su piel libre de grasas y permitirles expresar comportamientos relacionados. Se puede usar el mismo producto que para las chinchillas.

Los degús son diurnos por naturaleza, aunque expresan patrones crepusculares tendiendo a ser más activos en las mañanas y tardes. Esto está relacionado con sus patrones en la vida salvaje, donde frecuentemente está demasiado caluroso para ellos para salir a buscar comida durante el mediodía en su hábitat natural. De cualquier forma, los degús son conocidos por ser capaces de invertir sus ritmos circadianos y volverse nocturnos en ciertas situaciones (pero esto es fácilmente revertido).

Algunos dueños de degús suplementan a sus mascotas con calcio y/o vitamina C en su agua para beber. Sin embargo, no ha sido comprobado concluyentemente que los degús requieran vitamina C en su dieta, y tales suplementos son propensos a deteriorase rápidamente en suspensión así que las dosis que cada degú recibe es desconocida. Se recomienda consultar a un veterinario acerca de los suplementos minerales que pueden administrarse al degú.
Ha recibido 9 puntos

Vótalo:

14

Castores

Los castores (Castor) son un género de roedores semiacuáticos nativos de América del Norte y Eurasia que se caracterizan por sus amplias y escamosas colas. Este género, de todos los que pertenecen a la familia Castoridae, es el único no extinto en su totalidad, y engloba tres especies: el castor americano (Castor canadensis), el castor europeo (Castor fiber) y el castor de Kellog (Castor californicus), este último extinguido desde el Pleistoceno. Todas ellas habitan exclusivamente en el Hemisferio Norte, excepto algunos castores americanos que llegaron a la región argentina de Tierra del... Ver mas
Los castores (Castor) son un género de roedores semiacuáticos nativos de América del Norte y Eurasia que se caracterizan por sus amplias y escamosas colas. Este género, de todos los que pertenecen a la familia Castoridae, es el único no extinto en su totalidad, y engloba tres especies: el castor americano (Castor canadensis), el castor europeo (Castor fiber) y el castor de Kellog (Castor californicus), este último extinguido desde el Pleistoceno. Todas ellas habitan exclusivamente en el Hemisferio Norte, excepto algunos castores americanos que llegaron a la región argentina de Tierra del Fuego al ser allí introducidos. También se introdujeron individuos de esta especie en ciertas regiones de Europa. Con estas excepciones, Castor canadensis habita únicamente en Norteamérica, y Castor fiber en regiones de Europa y Asia. Castor californicus se extendía por lo que hoy en día es el oeste de los Estados Unidos. Aunque son muy similares entre sí, las investigaciones genéticas han demostrado que las poblaciones europeas y norteamericanas de castores son de especies distintas; la principal diferencia radica en que tienen diferente número de cromosomas.

Estos animales son conocidos por su habilidad natural para construir diques en ríos y arroyos, y sus hogares —llamados castoreras— en los estanques que se crean a causa del bloqueo del dique en la corriente de agua. Para la edificación de estas estructuras, utilizan principalmente los troncos de los árboles que derriban con sus poderosos incisivos. A pesar de la gran cantidad de árboles que talan, los castores no suelen perjudicar el ecosistema en el que viven; por el contrario, lo mantienen saludable, pues sus diques proveen una gran cantidad de beneficios. Entre otras cosas, estas barreras propician la creación de humedales, ayudan a controlar inundaciones y eliminan contaminantes de la corriente. No obstante, en ecosistemas extraños para ellos, estas modificaciones al ambiente pueden ser perjudiciales, como ha sucedido, por ejemplo, con los castores introducidos en Tierra del Fuego.

Desde hace cientos de años, los castores forman parte de la cultura popular y en algunos casos han tenido una gran influencia en el desarrollo de las sociedades humanas. Un ejemplo de esto es su importancia en la colonización europea de América, pues la búsqueda de sus pieles fue uno de los factores que impulsaron la exploración y el posterior desarrollo económico de Norteamérica. Esto fue debido al valor comercial de sus pieles y de otros productos obtenidos de ellos, como el castóreo. También es un elemento muy representativo de la cultura de Canadá, a tal grado que es el animal nacional de aquel país. Por tanto, la influencia de los castores no se limita al sector económico y comercial; también abarca campos tan variados como la literatura, la religión y el deporte.


Morfología


La cola negra y aplanada de los castores permite identificarlos con facilidad.
Los castores están emparentados con las ardillas (familia Sciuridae), ya que cuentan con ciertas características estructurales semejantes en el cráneo y en la mandíbula inferior. También están estrechamente relacionados con un roedor sudamericano llamado coipo. Los castores son los segundos roedores más grandes del mundo después del capibara, y los más grandes del Hemisferio Norte.1​2​

Estos animales continúan creciendo durante toda su vida. El peso medio de los adultos es de 16 kg, y aunque los especímenes de más de 25 kg no son comunes se han encontrado ejemplares que han alcanzado los 40 kg.3​ Las hembras llegan a ser tan grandes o incluso más que los machos de su misma edad, lo que es inusual entre los mamíferos. Generalmente miden unos 30 cm de alto por 75 cm de largo, sin contar la cola, que mide unos 25 cm de longitud por 15 cm de ancho;2​3​4​ todos estos valores, no obstante, varían según diversos factores, incluyendo la edad y especie del individuo.

La cola es de forma ovalada y aplanada, y se encuentra conformada por pequeñas escamas de forma hexagonal y de color negro.2​ Las mismas se encuentran yuxtapuestas y no imbricadas, es decir, no se superponen unas sobre otras.2​ Su cuerpo está cubierto con un espeso pelaje al que le deben su enorme valor comercial; éste se divide en dos tipos: uno sedoso y de color grisáceo, y otro mucho más áspero y largo, y de un tono marrón. Además de ser impermeable, la capa de pelo actúa como abrigo.1​

Cuentan con cuatro incisivos muy fuertes y afilados5​ —los cuales son de color naranja debido a que tienen un esmalte que los endurece—2​5​ y que les sirven para roer la madera con la que se alimentan y construyen sus estructuras. Un castor adulto puede cortar un trozo de madera de 30 cm de grosor en unos 15 minutos con su poderosa dentadura.6​ Ya que estos dientes nunca dejan de crecer, es de vital importancia que los utilicen constantemente, o de otra forma los incisivos de la parte superior les atravesarían la mandíbula inferior.5​

Los castores tienen las patas traseras palmeadas, mientras que las delanteras, cubiertas de un pelo más negro, son semejantes a manos, cada una con cinco dedos bien desarrollados.1​2​ Los dedos de sus extremidades traseras, en cambio, se encuentran unidos por una membrana.2​7​ Los castores no tienen buena vista, aunque pueden ver bajo el agua gracias a una membrana nictitante, un tercer párpado, lateral y transparente, que cubre sus pequeños ojos. Además cuentan con buenos sentidos del oído, olfato y tacto. Mientras están sumergidos se cierran sus orificios nasales y sus pabellones auditivos para impedir la entrada de agua. Gracias a su sistema respiratorio, un castor puede permanecer bajo el agua hasta quince minutos sin tener que salir a tomar aire.1​

Los castores son lisencefálicos, es decir, tienen el cerebro liso. No obstante, cuentan con una corteza cerebral que los hace especiales entre los roedores. Esta espesa corteza cerebral es lo que ha hecho que se sitúe a los castores por encima de todos los demás roedores en cuanto a inteligencia se refiere.1​

Clasificación
El género Castor es uno de los más de treinta géneros clasificados dentro de la familia Castoridae. Dado que hay más de 2.200 especies de roedores, las especies de este género representan aproximadamente el 0,13% del total de especies que conforman el orden Rodentia. Los castores se encuentran clasificados dentro del reino de los animales debido a que son organismos eucariotas, pluricelulares y heterótrofos, con desarrollo embrionario y capacidad de locomoción; en el filo de los cordados, ya que cuentan con una notocorda, que es el principal sostén de su cuerpo, y en su caso se trata de la columna vertebral; dentro de la clase de los mamíferos, pues son seres vertebrados, amniotas, de sangre caliente, con glándulas mamarias y pelo; en el orden de los roedores, el más numeroso de los mamíferos, ya que cuentan con dos incisivos en sus mandíbulas superior e inferior, que se encuentran en constante crecimiento; y dentro de la familia de los castóridos, la cual incluye a los castores modernos y sus parientes primitivos, todos ellos caracterizados por ser semiacuáticos, tener patas traseras palmeadas y grandes colas aplanadas y escamosas.

Especies
El género Castor incluye tres especies: Castor fiber, Castor canadensis y Castor californicus.

Castor fiber

Castor europeo.

Castor americano.
El castor europeo (Castor fiber) habita en las regiones frías de Eurasia, principalmente en Rusia. Es un poco más pequeño que su pariente americano.8​ Desde la antigüedad fueron cazados, comprometiendo su supervivencia. En algunos países donde antes vivían, como España y el Reino Unido, fueron erradicados debido a esta cacería desmedida, y aunque en la era moderna la especie se encuentra ligeramente amenazada,9​ cada vez son más los esfuerzos realizados para restablecer sus poblaciones en todo el continente, por lo que la población de esta especie va en aumento.9​ Se calcula que su número ronda los 600.000 individuos.10​ Para colaborar en este proyecto de repoblación, algunos organismos, como la Unión Europea (UE), y acuerdos internacionales, como el Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies de Fauna y Flora Salvaje Amenazadas (CITES), administrado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), se encargan de proteger a este roedor.11​

Castor canadensis
El castor americano (Castor canadensis), también llamado simplemente "castor" en Norteamérica, es el mayor roedor del Hemisferio Norte y cuenta con 25 subespecies. Habita en las regiones predominantemente frías y boscosas de Canadá, Estados Unidos y, en menor medida, México. No obstante, también se ha introducido la especie en otras regiones, destacándose Tierra del Fuego y la Península Escandinava. En Finlandia han convivido directamente con castores europeos, e incluso se llegaron a cruzar algunos ejemplares de ambas especies.1​

Este animal con frecuencia es cazado por su piel. A principios del siglo XIX, la caza acabó con ellos en una buena parte de su área de distribución original. Los pobladores nativos y primeros colonos además comían su carne. Gran parte de la exploración inicial de América del Norte fue impulsada precisamente por la búsqueda de la piel del castor americano.

Esta especie es más abundante que la europea y su población se estima entre los 10 y 15 millones de ejemplares, aunque originalmente pudo haber habido diez veces esa cantidad de castores en Norteamérica, antes de los días del comercio de pieles. A pesar de este declive, no se considera a la especie en peligro de extinción.12​

Castor californicus
El castor de Kellogg (Castor californicus, también llamado Castor accessor) vivió entre el Mioceno y el Pleistoceno en el oeste de América del Norte.13​ Era muy similar al castor americano, pues también era semiacuático, aunque de mayor tamaño. Se han encontrado fósiles de esta especie en Estados Unidos, principalmente en el estado de California, y en México.

Diferencias entre especies

La nariz del castor americano es diferente a la del castor europeo.
A pesar de que el castor europeo y el americano son muy parecidos entre sí —tanto que algunos los han considerado variedades de una misma especie—,4​ las dos especies se diferencian en algunos aspectos. Algunas de estas características son morfológicas, mientras que otras están relacionadas con su comportamiento. La principal diferencia morfológica entre ellas se encuentra en sus huesos nasales.4​ Otra característica que marca la diferencia es el diferente número de cromosomas de cada especie.14​ Este hecho impide que miembros de diferentes especies de castores puedan cruzarse entre sí.14​ En la siguiente tabla se comparan los rasgos distintivos más sobresalientes:

Característica Castor fiber Castor canadensis
Tamaño del cráneo Menor Mayor
Hoyo nasal en el cráneo Triangular Cuadrado
Dimensiones de la cola Más estrecha Más amplia
Tamaño corporal Ligeramente más pequeños Ligeramente más grandes
Tamaño promedio de la camada 2-3 crías 3-4 crías
Construcción de diques Menos desarrollada Más sofisticada
Posición de la madriguera Cerca de las orillas Lejos de las orillas
Marcas de olor Más pequeñas Más grandes
Competitividad Menos competitivo Más competitivo
Cromosomas 2n = 48 2n = 40
Fuente: Biology @ Davidson15​
Comportamiento

Ilustración de Herman Moll donde se describe detalladamente el proceso que siguen los castores para construir sus diques.

Los castores pasan la mayor parte del tiempo en el agua.
Los castores son esencialmente acuáticos en sus actividades, y nunca viajan por tierra a menos que sea necesario. Son animales sociables, llegando a formar grupos o colonias de hasta doce individuos, compuestas por una pareja y sus crías.16​ Las familias pequeñas pueden vivir en una sola madriguera, pero las más grandes pueden necesitar refugios adicionales.16​ Cuanto mayores sean el aislamiento del lugar donde viven y la abundancia de alimentos, más grande será la población de castores.4​

Viven en corrientes donde, a fin de conseguir agua con suficiente profundidad, construyen diques con fango y con los troncos y ramas de los árboles que derriban con sus poderosos incisivos. Generalmente eligen corrientes cuya profundidad sea de más de un metro para iniciar sus labores. En el estanque creado construyen sus madrigueras. Durante la construcción, el lodo o fango es colocado con las patas delanteras y no, como se suele creer, con la cola, la cual es empleada únicamente como timón cuando nadan y para mantenerse en pie cuando se apoyan en sus patas traseras.4​ Para la construcción de los diques, que casi siempre hacen por la noche, los castores transportan el lodo y las piedras con sus extremidades delanteras y la madera entre sus dientes. Al nadar, se impulsan con sus extremidades posteriores, que siempre permanecen sumergidas, asomando fuera del agua únicamente su cabeza, para poder respirar y ver el entorno.17​ A pesar de que son mucho más hábiles nadando que desplazándose por tierra, no suelen alcanzar grandes velocidades; por lo general no superan los 10 km/h.17​

Para la construcción, estos animales transportan el lodo y las piedras con sus extremidades delanteras y la madera entre sus dientes. Casi siempre trabajan durante la noche. Durante la primavera y el verano se encargan de reunir las reservas de madera que les servirán para alimentarse durante su reposo invernal. Continúan recolectando alimentos hasta el final del otoño. Durante este lapso también se encargan de reparar los daños que puedan tener la madriguera o los diques, aunque por lo general no comienzan a hacer esto hasta que inician las heladas. Es también durante esta época cuando se reproducen; se aparean en los meses primaverales, o un poco antes, y las crías nacen durante el verano. Además, al final de cada otoño cubren sus cabañas con lodo fresco, el cual se congela cuando disminuye la temperatura en el invierno y se vuelve tan duro como la piedra, de tal forma que los depredadores no pueden perturbar su reposo. Con la llegada del invierno, se refugian en su madriguera y subsisten de la reserva que se encargaron de reunir durante todo el año. Cuando el hielo se rompe en primavera, dejan sus guaridas y comienzan el ciclo de nuevo.

Defensa territorial
Ya que el territorio en el que habitan es sumamente importante para los castores, en especial por todo el tiempo que invierten construyendo en él, suelen defenderlo ante las amenazas externas. Si un desconocido entra en el territorio de una colonia de castores, lo más seguro es que terminen luchando contra él, en ocasiones hasta la muerte. La forma en que detectan la presencia de extraños es a través del olfato; si perciben un olor que no les es familiar, buscar la fuente del mismo se vuelve prioritario, incluso más importante que reunir alimentos, y no descansan hasta haberla hallado.18​ No obstante, se sabe que los castores pueden reconocer los olores específicos de otras familias con las que están emparentados, en cuyo caso los toleran dentro de su territorio y no les hacen daño; lo mismo sucede con otras especies que no los perjudican y cuyos olores, con el paso del tiempo, se vuelven familiares para ellos.18​

Para advertir a los posibles invasores, principalmente a otros castores, marcan su territorio con unas señales de olor —hechas con una mezcla de lodo y castóreo— para así delimitar sus tierras y tratar de prevenir enfrentamientos.18​ Colocan las marcas de olor en los límites de su territorio, y mientras más de ellas coloquen, menos probable será que éste sea invadido, ya que más marcas equivalen a una colonia más poderosa.18​ La cantidad de marcas que colocan depende en parte de la época y de la densidad de población del lugar. Durante los meses de cría, que son enero y febrero, y durante la época en que los castores jóvenes abandonan sus grupos y se dispersan, que es por agosto, el marcado de territorio se incrementa.18​ De la misma forma, en una zona donde hay varias colonias de castores, es común que el número de marcas sea elevado.18​ El marcado de territorio, así como la defensa del mismo y la reparación de diques y madrigueras, es realizada por machos y hembras por igual.19​

Alimentación
La dieta de los castores es estrictamente herbívora. Se alimentan de la corteza, ramillas y hojas de los árboles que talan y de las raíces de plantas acuáticas.20​ Aunque pueden ingerir casi cualquier vegetal comestible que encuentren en la orilla de un río o lago, prefieren ciertos alimentos sobre otros. Se ha observado que los castores europeos prefieren la corteza y hojas de árboles como sauces, abedules y avellanos, mientras que los castores americanos se inclinan por árboles como sauces, abedules, álamos, cerezos, arces y alisos, entre otros.21​ A pesar de sus preferencias, la dieta de un castor suele basarse en la disponibilidad de alimentos, por lo que no rechazan un alimento aunque no sea de sus favoritos.

Para subsistir en el invierno reúnen una reserva de comida, la cual mantienen sumergida en el fondo del estanque donde viven, muy cerca de una de las entradas a la madriguera. Acostumbran colocar las ramas más grandes en la parte superior y las más pequeñas en la parte inferior de la pila para impedir que éstas últimas sean arrastradas por la corriente.21​ Mientras más frío sea el clima en el que vivan, más importante se vuelve la recolección de esta reserva de comida, pues suelen pasar prácticamente todo el invierno dentro de sus madrigueras. Además de servirles como fuente de alimento, esta reserva de madera tiene otra función. Ya que la superficie del estanque se congela durante el invierno, los castores permiten que algunas ramas floten en el agua, impidiendo que ésta se solidifique en esa zona.22​ De esta forma pueden salir al exterior en caso de alguna emergencia por ejemplo, si se agota la reserva de comida.

Reproducción
Los castores son capaces de aparearse en casi cualquier etapa de su vida, y son monógamos4​23​ —aunque si su pareja muere, pueden conseguir otra—.19​ Su monogamia se debe principalmente a que, para el correcto cuidado de las crías, es necesario que ambos padres colaboren, ya que uno solo no sería capaz de cuidarlas. Por lo tanto, deben permanecer unidos todo el tiempo para que la reproducción tenga éxito.


Castor adulto con un ejemplar joven.
La época de apareamiento comienza cuando se derrite el hielo invernal, lo que sucede aproximadamente por febrero.1​ Cada pareja tiene solamente una camada por año. El apareamiento suele realizarse bajo el agua, aunque también puede llevarse a cabo en la orilla del río o estanque donde viva la pareja.1​ Después del periodo de gestación, que dura aproximadamente unos tres meses y medio (100 días),17​ la hembra da a luz de 2 a 4 crías24​ (aunque en casos extremos pueden ser hasta 9),17​ las cuales nacen ya con los ojos abiertos y cubiertas de pelo. Estas son amamantadas durante las primeras semanas de vida, en las cuales permanecen dentro de la madriguera junto con la madre y las crías de la temporada anterior, que tienen alrededor de un año de edad. Los castores de dos años, si siguen viviendo con la familia, ayudan a la madre a alimentar y proteger a los recién nacidos.16​ El padre mientras tanto sale y permanece en las cercanías, cuidando el territorio.19​ En cuanto dejan de ser amamantadas, la madre empieza a alimentar a sus crías con hojas tiernas.1​ Cuando son muy pequeñas, las crías se comunican constantemente y hacen mucho ruido, y mientras van creciendo se vuelven menos ruidosas, al comenzar a comunicarse con olores o ciertas actitudes específicas.1​ Un tiempo después, por lo general al mes de edad, los jóvenes empiezan a moverse por el exterior de la madriguera, aunque siguen siendo bastante dependientes de sus padres, ya que son ellos quienes les siguen administrando alimento y protección por cerca de un año.19​ Durante este periodo, aprenden algunas valiosas habilidades al copiar el comportamiento de los castores adultos, aunque aún no toman parte en las labores de construcción y otras actividades.19​ Cuando los jóvenes alcanzan la madurez sexual, lo que suele acontecer a partir de los dos años de edad, pueden separarse de la colonia y formar la suya propia.25​ No obstante, si es una época de escasez de alimentos, sequía o hay una alta densidad de población, pueden posponer su partida, ya que estos factores reducen sus posibilidades de establecer exitosamente una colonia.16​ Cuando finalmente deciden separarse, no suelen establecerse en un punto muy lejano a su lugar de nacimiento.16​

Señal de alerta
Dado que pasan la mayor parte del tiempo en el agua o en la seguridad de sus madrigueras, los castores tienen pocos depredadores. Sus principales enemigos son los lobos y los seres humanos, seguidos por los osos y linces.26​ Para protegerse de ellos, los castores dependen de sus sofisticados sentidos del oído y olfato, así como del aviso de sus compañeros. De esta forma, cuando un castor que se encuentra en el agua se asusta, éste se sumerge rápidamente al impulsarse enérgicamente con su cola.4​ Esto produce una sonora palmada, audible sobre y debajo del agua, la cual es tan fuerte que puede ser percibida por un humano en un radio de 100 metros.26​ Esta señal sirve como advertencia para los demás castores en el área.5​ Una vez que un castor ha efectuado esta señal de alerta, todos los castores en las cercanías se sumergen y no vuelven a salir por un rato. También pueden efectuar esta señal ante la presencia de ruidos u olores desconocidos.26​ Es más probable que un castor responda ante las señales efectuadas por castores mayores que a las efectuadas por castores jóvenes, debido a que estos últimos aún no han aprendido cuándo deben efectuar la señal y cuándo no, además de que producen un sonido algo diferente al tener colas más pequeñas.26​

Distribución geográfica

La mayoría de los castores del mundo habitan en América del Norte.
Cada especie de castor habita en el continente al que hace referencia su nombre. El castor europeo (Castor fiber), como su nombre lo indica, vive en Europa, aunque también se le puede encontrar en algunas regiones de Asia. Entre los países con mayores poblaciones de esta especie destacan Rusia, Polonia, Ucrania, Bielorrusia, Kazajistán y los países escandinavos, aunque se extienden hasta naciones tan distantes como Francia y Mongolia. En el pasado llegaron a habitar en casi toda Eurasia, abarcando todo el territorio entre las Islas Británicas y Rusia.11​ Desde la era prehistórica y hasta por lo menos el siglo VI, a esta especie se le podía encontrar en los ríos del norte de la Península Ibérica, principalmente el Duero y el Ebro.27​ Sin embargo, ya que sus pieles y el castóreo eran artículos muy codiciados, fue cazado en todo el continente, poniendo en serio riesgo su supervivencia; en Gran Bretaña, por ejemplo, estos animales se extinguieron en el siglo XVI. Más adelante, en el siglo XIX, ya solo se les podía encontrar en algunas regiones pantanosas de Alemania, Bielorrusia, Noruega, Rusia y Mongolia.11​ No obstante, actualmente está siendo reintroducido en muchas partes del continente.

Por su parte, el castor americano (Castor canadensis) habita en prácticamente toda Norteamérica, desde Alaska hasta el norte de México. En Canadá se les puede encontrar en todas las provincias y territorios, no obstante, no habitan en las regiones más septentrionales, cercanas al Océano Ártico. También están presentes en prácticamente todo el territorio de los Estados Unidos, excepto en las regiones desérticas del sudoeste y en la Península de la Florida. En el territorio mexicano, por otro lado, son escasos, ya que solo viven en las zonas cercanas a los ríos Bravo (en los estados de Chihuahua, Coahuila y Tamaulipas) y Colorado (en Sonora).7​

Del castor de Kellog (Castor californicus) se han encontrado fósiles en los estados estadounidense de Washington, Oregón, Idaho, Nebraska, Kansas y California, y en el estado mexicano de Sonora.28​

Introducciones
A fin de elevar su número, se han liberado especímenes de Castor fiber a lo largo de toda Europa, en especial en países donde antes solían habitar o siguen habitando pero sus poblaciones han disminuido. Por ejemplo, en octubre de 2005, seis castores europeos fueron liberados en el condado de Gloucestershire en Gran Bretaña, y se planean más reintroducciones en Escocia y Gales.29​ En España, debido a que su reintroducción se llevó a cabo de forma clandestina y sin planificación, no fue recibida con total agrado por algunos, incluido el Ministerio de Medio Ambiente de aquella nación. Su liberación en otros países, no obstante, ha tenido éxito; un ejemplo de ello son sus introducciones en Alemania —específicamente en Baviera—, los Países Bajos y Serbia. También han regresado a los bancos del río Morava, en Eslovaquia y la República Checa.

Algunas parejas de Castor canadensis fueron liberadas en la región argentina y chilena de Tierra del Fuego en 1946,3​ siendo esta introducción posiblemente la de mayor trascendencia de todas, debido al fuerte impacto que han tenido en el ecosistema fueguino. Esta misma especie fue introducida en Finlandia en 1937 como parte de un programa para reintroducir al extinto castor europeo.14​ Después de extenderse por todo el territorio de aquel país, llegaron a la región rusa de Carelia.14​ En Polonia se les introdujo en la década de 1930.14​

Tierra del Fuego

Dique en Tierra del Fuego.
Introducidos en un área donde no habitan sus depredadores naturales, como lo es Tierra del Fuego, los castores han modificado miles de hectáreas de terreno y son considerados como una plaga imparable por la población local. Todo surgió en 1946, cuando el Ministerio de Marina de Argentina liberó a veinticinco parejas de castores norteamericanos en el noreste del lago Fagnano y en las orillas del río Claro, localizados en la Isla Grande de Tierra del Fuego.30​31​ Con la introducción de la especie se planeaba mantener una población controlada para fomentar la industria peletera en la región, ya que en la misma no había especies que pudieran utilizarse para tales fines.3​31​ También se dice que fueron llevados a la zona por la marina argentina para que fueran cazados y con sus pieles se hicieran gorros para los oficiales de la propia marina.31​ Sin embargo, su intento por mantener a la población controlada fracasó, pues algunos de los animales se dispersaron siguiendo los cursos de agua y colonizaron la región.30​ Alrededor de 1964 llegaron a tierras chilenas.31​ Incluso han cruzado el Canal Beagle, como lo prueba su presencia en la Isla Navarino, y hay evidencias de que cruzaron el Estrecho de Magallanes, pues se han hallado ejemplares en la Península de Brunswick, llegando por lo tanto a territorio continental.31​

Se desconoce el número exacto de castores que habitan en esta región. La mayoría de las fuentes estiman su población entre los setenta mil y cien mil ejemplares,32​33​ aunque algunos han calculado que podrían ser hasta doscientos mil.34​ Se piensa que tan solo en la Isla Navarino hay aproximadamente veinte mil individuos.23​ Independientemente de su número, los castores han causado graves alteraciones en los ecosistemas de la zona, principalmente en Chile, donde el problema se volvió tan extremo que se ha permitido la caza de diez mil ejemplares por año para reducir su población, además de permitir la venta de sus pieles y carne.32​ Como resultado, entre 2004 y 2007 se cazaron en Tierra del Fuego cerca de 11 700 castores.31​ En Argentina, la Legislatura de la provincia de Tierra del Fuego calificó al castor como "especie dañina y perjudicial".33​ Al principio no contaban con depredadores en la zona, lo que influyó notoriamente en su rápida expansión, pero con el paso del tiempo, el zorro culpeo y el puma se convirtieron en sus enemigos, colaborando con su erradicación.31​ A pesar de todos los esfuerzos por detenerlos, los castores continúan expandiéndose, por lo general hacia el norte, y se calcula que avanzan a un ritmo de entre seis y ocho kilómetros por año.31​34​ Desde 2001, los dos países involucrados han comenzado a cooperar en planes orientados al control de la población de castores, con el propósito final de erradicarlos definitivamente para el año 2015.35​

Una diferencia notable entre Tierra del Fuego y la mayor parte de América del Norte es que en los árboles del sur del continente no crecen vástagos, algo que sí sucede con algunos árboles norteamericanos como sauces y álamos. Gracias a los vástagos, los bosques norteamericanos son capaces de regenerarse más rápidamente que los fueguinos. Por esta razón, el castor se acopla perfectamente con los bosques de su zona nativa, mientras que en la región sudamericana tiende a desequilibrar los ecosistemas. La especie vegetal que más se ha visto afectada por la actividad de los castores en Tierra del Fuego es la lenga.3​23​

El castor en España

El Valle del Ebro o Cuenca ibérica, región donde fueron liberados los castores.
El historiador romano Apiano nos habla de su abundancia en el río Betis (Guadalquivir); existió en todos los ríos “importantes” del norte de Iberia, e incluso existen restos óseos en Atapuerca y yacimientos arqueológicos del siglo VI. El naturalista suizo Konrad von Gesner cita la especie en España incluso en el año 1583, dato difícil de refutar, ante lo inconfundible de la especie. Por lo tanto, el castor europeo es una especie propia de nuestra fauna, la caza y presión humana llevó a esta especie a la extinción local en la península Ibérica en el Siglo XVIII y a casi su extinción total en Europa. Varios expertos coinciden en que la extinción en España debió producirse en la década de 1850 en la cuenca del Duero.36​

A partir de 2005 se comenzaron a hallar una serie de indicios que sugerían la presencia de una población de castores en el norte de España, más específicamente en Navarra y en La Rioja; tales pruebas incluían árboles talados, huellas, restos de forrajeo, excrementos y marcas de castóreo, entre otras.27​ El castor ya había habitado anteriormente en España,37​ pero desapareció de la zona desde por lo menos el siglo XVII debido al surgimiento de las armas de fuego, con las que se le cazaba para obtener su carne y su grasa.38​ Un tiempo después de que se comenzaran a hallar aquellos indicios, se descubriría que un grupo ecologista había liberado en la primavera de 2003 a 18 castores europeos provenientes de Baviera en los ríos Ebro, Aragón y Cidacos.37​39​40​ Se ha alegado que los castores aparecidos en el Ebro eran procedentes de Rusia y que éstos podrían haber sido híbridos de castor europeo y americano.41​ Sin embargo, las dos especies son incompatibles para la reproducción y nunca se han descrito híbridos.

La reintroducción de los roedores desató un intenso debate acerca de las ventajas y desventajas del regreso de estos animales a la península Ibérica. Por un lado, se argumentaba que la reintroducción no se había realizado naturalmente, y según el Ministerio de Medio Ambiente de España, ésta se había llevado a cabo de forma clandestina e ilegal.39​ También se alegaba que la llegada de los castores podría perjudicar a algunas especies protegidas en la zona, como el visón europeo y la nutria.37​ En contraparte, los defensores de los castores, entre los que se encontraba un grupo ecologista belga llamado Pays des castors (País de los castores),41​ aseguraban que estos animales traerían beneficios para la zona y la biodiversidad de la misma, incluyendo al visón europeo. En realidad ambas especies habitan juntas en algunas partes del norte de Europa,37​ no obstante, su forma de interactuar posiblemente sería diferente en la Península Ibérica, pues los ecosistemas de tipo mediterráneo presentes en España son muy diferentes a los de tipo taiga que hay en el norte del continente y que son mucho más boscosos.37​ El argumento de que la presencia de los castores podría ser benéfica para la biodiversidad se vio debilitado más adelante, pues estos roedores habían dañado principalmente los bosques de sauces y chopos, los cuales eran precisamente el hábitat del visón europeo.37​

Estos bosques se encuentran hoy alteradísimos por el hombre por lo que la interacción del castor sería inapreciable, en comparación con los millones de euros que se destinan en toda la cuenca del Ebro a canalizaciones, encauzamientos y repoblaciones de chopos híbridos o clones.[cita requerida]

Como las administraciones navarras y riojanas consideraron que la especie llegó de forma clandestina al país, los gobiernos de estas entidades presentaron el caso en junio de 2007 ante el Comité de Flora y Fauna de España, mismo que consultó a la Comisión Europea, ya que el castor es una especie protegida por la Unión Europea.38​ Finalmente, la Comisión consideró que la especie se encontraba fuera de su distribución natural,37​ por lo que no se opuso a su erradicación en las zonas mencionadas.

Desde 1950 el castor ha sido reintroducido y traslocado en toda Francia42​ desde la cuenca del Bajo Ródano, en diversos cauces de la cuenca atlántica.43​ Igualmente se han realizado esfuerzos de traslocación en Bélgica, Suecia, Finlandia y Alemania.44​ Muy recientemente se ha restablecido en Escocia, donde es un recurso turístico de primer orden.45​ Únicamente está ausente de Portugal e Italia y en todos los países europeos se están realizando esfuerzos por su conservación y restablecimiento,46​ excepto en España, donde se intenta erradicar.47​

Tal como indica la obra Wildlife comeback in Europe: The recovery of selected mammal and bird species,47​ actualmente los expertos coinciden en que esta especie supone una gran oportunidad para promover los efectos ecológicos positivos del castor como ingeniería ecológica, incluyendo el aumento de la biodiversidad como resultado de cambios inducidos por el castor en hábitat, y este ha sido el foco de más reciente investigación. A través de la creación de estanques, el castor aumenta la cantidad de nutrientes disponibles, que conduce a las algas y el crecimiento de las plantas. Como resultado, se incrementa la riqueza de especies de invertebrados48​ y la biomasa son más altos en las corrientes fluviales con castor por sus influencias directas y los claros que crea la especie.

En Baviera, se registraron 38 especies de libélula en los sitios de castor, con 11 beneficiarios directos de la presencia de la especie del castor. Sin embargo, los vertebrados especies también se benefician: se incrementa al doble las especies de peces49​ en hábitat del castor de influencia, con densidades de hasta 80 veces mayores que en los sitios sin castor.50​

Un mayor número de especies de anfibios aparecieron en los sitios de castor en la región de Eifel y Baviera, donde la mitad de los 12 especies se benefició directamente de actividad de los castores. En un estudio de Rusia sobre anfibios, la productividad fue mayor en comparación con sitios con castor a sitios sin castor.51​ Además de este aumento en la diversidad de peces y el efecto beneficioso de la presa sobre los anfibios, los hábitats del castor aporta una mayor variedad de aves, con más de 50 especies raras registradas en Baviera, o un incremento, por ejemplo, de la cigüeña negra (Ciconia nigra) en Europa Central.

Hay también evidencias de que otros mamíferos como la nutria, que puede utilizar los troncos cortados por el castor como áreas de reposo, además de aprovechar este aumento de la disponibilidad de alimentos.

Más recientemente, estudios han demostrado un efecto positivo del claros creados por el castor para los murciélagos insectívoros, proporcionando nuevos sitios de caza y alimentación para especies como Pipistrellus spp.52​

En términos más generales, el castor puede apoyar la necesaria restauración de los cursos de agua llevadas a cabo en respuesta al cambio climático y mitigar sus efectos, como el aumento de las inundaciones con un coste extremadamente bajo.

Después de una larga ausencia de una gran parte de su área de distribución, el castor euroasiático, ahora poco a poco, reclama su papel como ingeniero ecológico y especie clave en las aguas dulces de Europa y sus ecosistemas. Sin duda, la especie se incrementarán más en número y distribución en las próxima décadas en toda Europa Occidental, sobre todo en cuencas donde no exista un confinamiento de tramos fluviales debido a fuertes barreras artificiales que impidan dispersarse a la especia. Este taxón debe gestionarse a escala de cuenca.

Los beneficios asociados a la restauración fluvial y el potencial para el turismo,53​ son obviamente mayores que el costo de los daños relacionados con el castor. Existe un estudio de la Universidad de Oxford donde se destaca el beneficio económico de restablecer la especie.54​ Debe, permitirse la coexistencia pacífica y el mutuo beneficio del castor y el hombre en la Península Ibérica. Véase DEINET, S., et al. (2013).47​

Conservación en cautiverio

Castores norteamericanos en el Parque Zoológico Nacional Smithsoniano, en Washington D.C..
En el pasado, aproximadamente a mediados del siglo XX, cuando las poblaciones de castores europeos habían disminuido drásticamente debido a la cacería, se comenzaron a conservar algunos especímenes de castores en cautiverio para que se reprodujeran y más tarde fueran liberados en la naturaleza, a fin de restablecer sus colonias.10​ Estas conservaciones en cautiverio se realizaron en varios países europeos, por ejemplo, en Suiza.10​ Al irse recuperando las poblaciones, las liberaciones se fueron volviendo menos necesarias, por lo que ahora solo se conservan castores en cautiverio para su estudio y exhibición, como sucede en los zoológicos.

Al estar en cautiverio, los castores siguen teniendo la necesidad de vivir en grupos. Necesitan un recinto que tenga una parte de tierra y otra de agua, cada una de extensión considerable (no menos de 50 m²),10​ y el agua debe tener suficiente profundidad. Permanecen todo el año al aire libre, aunque, en sustitución de sus madrigueras, deben contar con guaridas en las que puedan refugiarse en el invierno.10​

Es común que tengan una vida más larga en cautiverio que en la naturaleza. En estado salvaje, tienen una esperanza de vida de unos diez a doce años, aunque en ocasiones viven hasta quince, mientras que en cautividad pueden vivir hasta unos veinte años.4​55​

Hábitat
Los castores habitan en las zonas ribereñas,56​ y predominantemente en regiones frías.57​ La costumbre de estos animales durante cientos de miles de años en su hábitat natural ha sido mantener saludables y en buen estado a los ecosistemas acuáticos en los que viven, aunque para un observador humano, viendo todos los árboles talados, en ocasiones puede parecer que están haciendo justo lo contrario. En realidad el castor es una especie que trabaja como piedra angular en su ecosistema al crear humedales que son útiles para muchas otras especies. Después de los humanos, ningún otro animal modifica tanto el entorno que lo rodea como el castor.10​11​

Diques

Dique en el Parque nacional Volcánico Lassen, California.
Los diques son construidos por los castores para protegerse de los depredadores, tales como coyotes, lobos y osos, y para poder acceder fácilmente y con seguridad a la comida durante el invierno.56​ No obstante, la función primordial de esta barrera es detener el flujo de la corriente, a fin de crear un estanque con aguas tranquilas donde los castores puedan construir sin dificultades sus madrigueras.56​ Con frecuencia, los castores construyen un dique más pequeño río arriba para disminuir la fuerza de la corriente y así reducir la presión que ejerce ésta sobre la madriguera.58​ Suelen dar mantenimiento a todas las estructuras, con lo que poco a poco van aumentando de tamaño. Los castores pueden reconstruir sus diques principales en el transcurso de una noche, aunque pueden no defender los diques secundarios tan vigorosamente. Los castores son famosos por haber construido diques muy largos.59​ El más largo que se conoce fue descubierto cerca de Three Forks, Montana, y medía unos 652 m de largo, 4 m de altura y 7 m de grosor en la base.60​ También es sobresaliente que estos largos diques suelen ser obra de tan solo unas pocas familias de castores emparentadas, y cada familia no suele rebasar los diez miembros. No obstante, los diques por lo general no miden más de 1,5 m de altura y unos 3 m de ancho en la base, haciéndose más estrechos hacia la parte superior.58​ El largo del dique generalmente depende del largo de la corriente misma. Además de largos, suelen ser muy resistentes, pues pueden soportar el peso de una persona.32​

El dique difiere en forma de acuerdo a la naturaleza de la corriente en la que se encuentra. Donde el agua tiene poca fuerza, es prácticamente recto; donde la corriente es considerable, es curvo, con su convexidad de cara a la corriente. No se ha observado un proceso particular para la edificación, excepto que el trabajo es realizado constantemente y que todas las partes están construidas con la misma solidez.

Se piensa que es principalmente el sonido del agua corriendo lo que estimula a los castores a construir.58​ Sin embargo, estudios realizados para analizar las actividades habituales de los castores han indicado que éstos pueden responder a una variedad de estímulos, no solo el sonido de agua en movimiento. En dos experimentos se demostró que, aunque los castores apilaran material cerca de un altavoz emitiendo sonidos de agua corriendo, solo lo hacen después de un considerable período. En uno de esos experimentos, se observó que los castores enterraban los altavoces que producían el sonido hasta que no podían oírlo más.61​ Adicionalmente, los castores, al ser enfrentados con un tubo que permitía el paso del agua a través de su dique, se encargaron de detener el flujo de agua tapando el tubo con lodo y varillas. Se observó que los castores hacían esto incluso cuando el tubo no producía el sonido de agua en movimiento. Los castores suelen reparar los daños que tenga el dique y construirlo más alto mientras el sonido continúe. No obstante, en las épocas donde los ríos se vuelven muy caudalosos, generalmente permiten que fluyan con libertad pequeñas corrientes a través del dique.


Árboles de más de 25 cm de diámetro, derribados por castores en una noche.

Árbol cortado y abandonado por castores, probablemente por ser demasiado grueso.
Los diques de castores pueden ser perjudiciales; la inundación que provocan puede causar un amplio daño a propiedades, y cuando la inundación ocurre junto a unas vías de ferrocarril, puede ocasionar descarrilamientos. Además, si un dique llega a romperse, esto resulta en una instantánea descarga de agua que también puede causar daños dependiendo de la fuerza con la que salga despedida. Esta interferencia no se limita a la geografía humana; los castores pueden destruir hábitats de anidación para especies en peligro, y con frecuencia derriban árboles maduros sin darle ningún uso a los troncos.

Por otra parte, la construcción de diques es sumamente benéfica para la restauración de humedales. Otros beneficios incluyen el control de corrientes, la biodiversidad (al proveer hábitats para muchas especies), la purificación del agua de toxinas como los pesticidas y la retención de cieno. A lo largo de eones, esta recolección de cieno ha producido el fértil suelo tan buscado por los agricultores. Los diques también reducen la erosión y disminuyen la turbidez del agua, el cual es un factor determinante para la vida acuática. Aunque los castores pueden causar daños, parte del problema es de percepción. Tales daños son muy visibles poco después del inicio de la actividad del castor en el área, mientras que los beneficios se dan a largo plazo y no se distinguen con facilidad, excepto por alguien que esté monitoreando atentamente la zona.

Control de inundaciones
Un dique de castor tiene una cierta elevación sobre el nivel del agua. Cuando se presentan fuertes lluvias, el nivel del arroyo se eleva y el dique gradualmente libera el agua extra almacenada. Por lo general esto es todo lo que se necesita para reducir la altura de la ola de inundación moviéndose río abajo, e impide parcial o totalmente el daño potencial a las construcciones humanas que se encuentran más adelante. De esta forma, el dique ayuda a ejercer un cierto control sobre las inundaciones. Los ríos con diques de castores en sus corrientes principales tienen menores niveles máximos de agua y mayores niveles mínimos, es decir, niveles de agua más constantes.

Cuando ocurren inundaciones perjudiciales ocasionadas por los diques, se pueden instalar aparatos modernos de control del nivel del agua para solucionar el problema. El daño no deseado a los árboles puede prevenirse enrollando malla de alambre o láminas de metal alrededor de las bases de estos.62​

Creación de humedales

Estanque seco después de la ruptura de un dique.
Si un estanque creado por un castor se vuelve muy poco profundo debido a la sedimentación que ocurre en él, o si la fuente de árboles se agota, los castores abandonan el sitio. Al no recibir mantenimiento, tarde o temprano el dique se rompe y el agua se escurre. La rica y gruesa capa de cieno, ramas y hojas secas que se halla detrás del antiguo dique es el hábitat ideal para las especies de humedales. Algunas de las que se benefician con la creación de estas zonas pantanosas son las nutrias, ciertas aves acuáticas y muchos tipos de peces. Gran parte de ellas ya habrán habitado anteriormente en el borde del estanque. Los humedales tienen importantes beneficios ambientales, ya que además de servir como refugio a un gran número de especies, muchas también los usan para alimentarse y reproducirse.63​ Para los salmones, por ejemplo, los humedales y los estanques creados por los castores son muy útiles, pues en ellos los ejemplares más jóvenes pueden ocultarse de sus depredadores y alimentarse tranquilamente. Los humanos igualmente se ven beneficiados, pues los humedales proveen una valiosa fuente de agua para cualquier uso, desde doméstico a industrial y agrícola.63​ En los humedales más grandes, se puede utilizar el agua para la producción de energía en centrales hidroeléctricas.63​ Además, debido a la gran cantidad de peces que habitan en sus aguas, son muy valiosos para las actividades pesqueras. Los humedales profundos pueden ser de utilidad para el transporte fluvial, y algunos son atractivos turísticos debido a la diversidad de paisajes y especies que pueden avistarse en ellos.63​

Creación de vegas
Al inundarse y secarse un humedal, las especies de pastura, como las gramíneas, lo colonizan y éste se convierte en una fértil pradera adecuada para pastar.58​ En áreas donde no hay nada más que bosque, esto provee un valioso sitio para muchos animales —por ejemplo, los alces— que de otra forma no podrían alimentarse. Estos pastizales son conocidos como vegas, y son zonas de tierra llanas, húmedas y bastante fértiles,64​ por sus suelos que almacenan agua durante todo el año.65​ También reciben el nombre de ciénagas,65​ esto debido al alto contenido de cieno que presentan.

Bosque ribereño

Dique en el río Nenana, McKinley Park, Alaska (Estados Unidos).
Finalmente el prado es colonizado por árboles ribereños, por ejemplo, álamos temblones, sauces y aquellas especies que son las favoritas de los castores. Habiendo sucedido esto, es posible que los castores recolonicen el área, y el ciclo comience de nuevo.

Eliminación de nutrientes
La eliminación de nutrientes en la corriente, que se realiza en los estanques creados por los castores, es un muy valioso proceso. En una corriente de agua, la presencia de fosfatos y nitratos es algo normal, pues forman parte del proceso de eutrofización, mismo que ayuda al crecimiento de algas y plantas acuáticas66​ Sin embargo, la agricultura realizada cerca de los ríos con frecuencia incrementa las cargas de éstos y otros nutrientes en la corriente, causando problemas río abajo cuando el agua es bebida. Además del cieno, los diques de castores recolectan hojas, ramas y varillas producto de las actividades de los castores, especialmente en el otoño. El principal componente de este material es la celulosa. Muchas bacterias producen celulosa, la cual puede separarse de la glucosa y utilizarse como fuente energética. Así como las algas obtienen su energía de la luz del sol, estas bacterias la obtienen de la celulosa. No obstante, esta fuente de energía —la celulosa— no les basta para su crecimiento. Estas poblaciones bacterianas enfrentan una seria escasez de compuestos nitrosos y fosforosos, por lo que absorben estos nutrientes cuando se topan con ellos en la corriente de agua. De esta forma, éstos y otros nutrientes son fijados en el estanque por las bacterias y eliminados de la corriente.

Eliminación de pesticidas y herbicidas
La agricultura también introduce herbicidas y pesticidas a las corrientes. Las bacterias son un grupo extremadamente variable y algunas de estas sustancias son metabolizadas y descompuestas por los microorganismos que viven en el fondo rico en celulosa localizado detrás del dique de un castor.

Desnitrificación

Madriguera de castores, de aproximadamente 6 metros de diámetro, en Ontario, Canadá.

Otra madriguera más elaborada en Palmer, Alaska.
Algunos científicos creen que la cascada de nitratos, es decir, la producción de una cantidad mucho mayor de nitrógeno fijado, el cual en los ciclos naturales puede convertirse en nitrógeno gaseoso, puede ser tan problemática para la ecología como la producción de dióxido de carbono. Es probable, aunque no se ha demostrado, que los diques de castores en una corriente pueden contribuir a la desnitrificación, que es la conversión de nitratos (NO3−) en nitrógeno gaseoso (N2) y que solo se consigue en condiciones anóxicas (sin oxígeno).67​

En las plantas de tratamiento de aguas residuales, la desnitrificación se logra pasando el agua a través de capas sucesivas de organismos aeróbicos y anaeróbicos. Debajo del dique de un castor ocurre un proceso similar. Al estar en el estanque creado por el dique, el agua se filtra a la tierra, y ahí el oxígeno disuelto en ella es consumido por la fauna que vive en la rica capa orgánica. En cierto punto todo el oxígeno ha sido consumido y la tierra se vuelve anaeróbica. Este paso es fundamental pues la presencia de oxígeno suprime el sistema enzimático que se requiere para el desarrollo de la desnitrificación.67​ Este ciclo aeróbico-anaeróbico puede presentarse varias veces a lo largo de la corriente, y en ocasiones la desnitrificación resulta de él. Durante la desnitrificación, primeramente el nitrato se convierte en nitrito (NO3− → NO2−), más tarde en óxido nítrico (NO), luego en óxido nitroso (N2O) y finalmente en nitrógeno gaseoso (N2). Después de todo el proceso, el agua regresa a la superficie. Algunos géneros de bacterias que pueden participar en este proceso son: Achromobacter, Alcaligenes, Bacillus, Flavobacterium, Lactobacillus, Micrococcus, Proteus y Pseudomonas, por mencionar algunos.67​

Madrigueras
Los diques bien mantenidos bloquean la corriente de agua, creando de esta forma un profundo estanque que ayuda a aislar el hogar de los castores: su madriguera, conocida también como cabaña,4​22​ una estructura de forma cónica donde la familia de castores vive, y que es construida también con ramas y fango, además de musgo y hierba entretejida.4​ Las entradas de la madriguera se encuentran bajo el agua para evitar que queden bloqueadas cuando la superficie del estanque se congele y para hacer casi imposible el ingreso de otros animales (aunque se han encontrado ratas almizcleras viviendo dentro de madrigueras junto con los castores que las construyeron).

La madriguera en sí consiste en una cámara principal, de hasta un metro de altura, cuyo suelo está al nivel del agua y a donde llegan las entradas desde el exterior, que por lo general son dos: la primera, recta e inclinada, es usada para llevar madera al interior, y la segunda, que desciende al agua de forma más directa, es utilizada solo para entrar y salir. Justo afuera de la primera entrada, los castores mantienen almacenada su reserva de comida para el invierno. En realidad la madriguera suele tener el piso a dos niveles diferentes como medida de protección en caso de que se eleve el nivel del agua durante el deshielo de primavera.68​ A pesar de que el aire se filtra a través de las paredes, también es común que haya una sección más delgada en el techo que sirva para ventilar el interior y facilitar la entrada del aire.68​

Canales
Los castores son muy ágiles y relativamente veloces cuando están en el agua. Por otro lado, al desplazarse por tierra son mucho más torpes y lentos. Esto les dificulta la tarea de llevar los materiales que utilizan para la construcción de sus diques y madrigueras, especialmente troncos y ramas, hasta el estanque donde viven. Por ello, es común que los castores construyan canales de agua que conecten la laguna con la fuente de recursos que utilizan, por ejemplo, un grupo de árboles. Gracias a los canales, pueden llegar nadando hasta el punto deseado, y regresar al estanque con los materiales del mismo modo. De esta forma, reducen significativamente las distancias que deben recorrer por tierra, y por lo tanto agilizan su labor. Estos canales miden aproximadamente 1 m de ancho por 1 m de altura, y pueden llegar a medir hasta 100 m de longitud.58​

Utilidad comercial

Un sombrero de copa hecho con piel de castor fieltrada.

Mapa del valle del río Hudson con el dibujo de dos castores, prueba de la importancia que tuvieron estos animales en el desarrollo de la región.
Las pieles de castor eran intercambiadas en trueques por los nativos americanos en el siglo XVII para conseguir bienes europeos. Después eran enviadas a Gran Bretaña y Francia, donde eran convertidas en prendas. La extensa cacería y captura de castores puso en peligro su supervivencia. No obstante, llegó un momento en el que el comercio de pieles decayó debido a su demanda decreciente en Europa y a la utilización de los terrenos de caza para apoyar al sector agrícola en auge. Posteriormente se daría un pequeño resurgimiento en la cacería de castores en algunas áreas donde había sobrepoblación de estos animales; aunque por lo general la captura solo se realiza cuando la piel es valiosa, normalmente el resto del animal también se utiliza como alimento para otros animales. La única piel en América del Norte que superaba a la del castor en valor comercial era la del zorro rojo, la cual se decía que era cuarenta veces más valiosa.69​

Tanto los testículos de castor como el castóreo, una secreción oleosa y amarga con un olor ligeramente fétido contenida en los folículos vaginales (hembras) o prepuciales (machos) de los castores, han sido artículos utilizados en la medicina tradicional. En la medicina yupik (esquimal) se usaban testículos secos de castor para aliviar el dolor. Los testículos de castor eran exportados desde el Levante (una región donde actualmente se encuentran países como Israel y Siria) entre los siglos X y XIX.70​ Claudio Eliano, un autor romano, describió que los castores se arrancaban a mordidas los testículos, sus órganos más valiosos, para que los cazadores no se interesaran en matarlos. Los castores europeos fueron cazados llevándolos al borde de la extinción, en parte para la obtención del castóreo, que era usado como analgésico, antiinflamatorio, antitusigeno y antipirético. Los romanos incluso le atribuían propiedades abortivas a la sustancia.31​ También se ha descrito que el castóreo puede usarse contra la dismenorrea y condiciones histéricas —referentes al útero—, ya que eleva la presión sanguínea e incrementa el ritmo cardiaco. Los efectos que produce el castóreo han sido acreditados a la acumulación de salicina que los castores reciben de los sauces que componen su dieta, sustancia que se transforma en ácido salicílico y actúa de forma muy similar a la aspirina.71​ En la naturaleza, los castores utilizan el castóreo para marcar su territorio,31​ aunque también lo pueden usar para engrasar su pelaje a fin de protegerse de los ataques y agresiones externas.72​ El castóreo también se llegó a usar en la fabricación de chicles,31​ y continúa siendo utilizado en la fabricación de perfumes; se dice que fue Nostradamus quien descubrió que esta sustancia actuaba como fijador de olores, propiedad que se aprovechó para hacer a los perfumes más perdurables.72​ Sin embargo, en la actualidad la utilización de este tipo de sustancias está muy controlada, pues se tiene en cuenta la supervivencia de las especies.

Influencia cultural
La cultura popular occidental suele representar a estos animales de forma positiva, como personajes bondadosos y trabajadores.


Página del Bestiario de Aberdeen que habla del castor y del íbice.
La importancia del castor americano en el desarrollo económico, social y político de Canadá a través del comercio de pieles lo llevó a su designación como el animal nacional de aquel país. Se encuentra representado en la moneda canadiense de 5 centavos y apareció en el primer sello postal puesto en circulación en las colonias canadienses en 1849. La mascota elegida para los Juegos Olímpicos de 1976 celebrados en Montreal fue un castor que recibió el nombre de Amik ("castor" en algonquino),73​74​ resaltando al castor de esta forma como símbolo nacional. Son igualmente reconocidos en la heráldica: en los escudos de las provincias de Manitoba, Alberta y Saskatchewan, así como en el escudo de Toronto, aparecen castores. El castor además es el emblema de muchas unidades y organizaciones dentro de las Fuerzas Armadas de Canadá, como los Ingenieros Militares Canadienses (Canadian Military Engineers).
En los Estados Unidos, Oregón es conocido como el Estado del Castor.75​ El castor americano es su animal estatal desde 1969 y aparece en el reverso de la bandera de Oregón. Además es el mamífero estatal de Nueva York76​ y aparece en el sello de la Ciudad de Nueva York y en su bandera,77​ esto debido a la importancia del comercio de pieles en los inicios de la colonización de la región.
El castor ya era bien conocido e incluso estudiado en Europa desde por lo menos la Edad Media; prueba de ello es su aparición en el Bestiario de Aberdeen, un compendio de bestias utilizado para recopilar información de diversos animales y que fue redactado en Inglaterra a fines del siglo XII.78​ El Bestiario de Aberdeen describía al castor como un animal gentil cuyos testículos tenían propiedades medicinales.79​ También decía que, cuando se les intentaba cazar, se arrancaban a mordidas sus testículos para salvar su vida.79​ Al intentar ser cazados por segunda vez, simplemente mostraban su falta de órganos y se les perdonaba la vida.79​
Debido a sus habilidades ingenieras, el castor se convirtió en la mascota del Instituto Tecnológico de Massachusetts, el Instituto Tecnológico de California, la Universidad de Toronto y la Universidad del Estado de Oregón.75​ Todos los equipos deportivos de esta última institución se llaman Oregon State Beavers, y de la misma forma, a los alumnos que estudian en aquella casa de estudios se les conoce como Beavers. También es el emblema de la Escuela de Economía y Ciencias Políticas de Londres y le da su nombre al periódico estudiantil de aquella institución, llamado The Beaver.
En el siglo XVII, basándose en una pregunta formulada por el obispo de Quebec, la Iglesia católica dictaminó que el castor era un pez ante las leyes alimenticias. Por lo tanto, la prohibición general de comer carne los viernes de cuaresma no se aplica a la carne de castor.80​81​82​ La base legal para esta decisión probablemente se relaciona con la obra Summa Theologiae de Tomás de Aquino, la cual establece la clasificación animal tanto por sus hábitos como por anatomía.83​
Los castores han tenido gran influencia en los nombres de ciudades y pueblos, principalmente en América del Norte. En Estados Unidos hay más de una docena de pueblos llamados Beaver (palabra que en inglés significa "castor"). Sin embargo, la influencia en ocasiones no es tan evidente. Un ejemplo de esto es Tamaqua, un pueblo en Pensilvania (Estados Unidos), cuyo nombre se deriva de la palabra iroquesa para "tierra del castor".60​ En Europa igualmente hay ciudades cuyos nombres fueron inspirados por los castores. Tal es el caso de Kastoriá, una ciudad localizada en el norte de Grecia, cuyo nombre posiblemente se relaciona con la importancia que han tenido los castores en el comercio de pieles local.
En algunas partes del mundo el castor es considerado una criatura divina debido a sus habilidades.60​84​ Los castores también han influido en los nombres de accidentes geográficos. El nombre del Lac la Ronge, un lago localizado en el centro de Saskatchewan, Canadá, probablemente se deriva de la palabra francesa ronger (roer), en alusión a la actividad de los castores.60​
El sr. y la sra. Castor (llamados en la obra en inglés Mr. Beaver y Mrs. Beaver, respectivamente) son dos personajes importantes en la clásica novela de fantasía del escritor británico C. S. Lewis, El león, la bruja y el ropero.85​
La criatura Bibarel de la franquicia Pokémon es de aspecto semejante al de un castor,86​ y también realiza ciertas actividades propias de los castores, como la construcción de diques.
La cadena Nickelodeon transmite Los castores cascarrabias, un programa de televisión infantil.
Los personajes Toothy y Handy de la serie Happy Tree Friends son castores.87​
Ha recibido 9 puntos

Vótalo:

15

Ardilla Voladora

Los pterominos (Pteromyini) son una tribu de roedores esciuromorfos de la familia Sciuridae conocidos vulgarmente como ardillas voladoras, que incluye 45 especies;1​ la más grande de ellas es la ardilla voladora lanuda (Eupetaurus cinereus). Las tres especies del género Glaucomys —Glaucomys sabrinus, Glaucomys volans y Glaucomys oregonensis— son nativas de América del Norte, y la ardilla voladora siberiana (Pteromys volans) es nativa de algunas partes del norte de Europa. El término "voladoras" es un poco engañoso, ya que en realidad no vuelan, sino que planean. Planeo. Aunque su... Ver mas
Los pterominos (Pteromyini) son una tribu de roedores esciuromorfos de la familia Sciuridae conocidos vulgarmente como ardillas voladoras, que incluye 45 especies;1​ la más grande de ellas es la ardilla voladora lanuda (Eupetaurus cinereus). Las tres especies del género Glaucomys —Glaucomys sabrinus, Glaucomys volans y Glaucomys oregonensis— son nativas de América del Norte, y la ardilla voladora siberiana (Pteromys volans) es nativa de algunas partes del norte de Europa.

El término "voladoras" es un poco engañoso, ya que en realidad no vuelan, sino que planean.


Planeo.
Aunque su esperanza de vida es de tan solo seis años en la naturaleza, las ardillas voladoras pueden vivir entre 10 y 15 años en cautiverio. La diferencia se debe a que son una presa importante; algunos de sus depredadores son las serpientes arborícolas, los mapaches, los búhos nocturnos, las martas, la marta pescadora, los coyotes y los gatos domésticos.
Ha recibido 9 puntos

Vótalo:

16

Puercoespín

Puercoespín o puerco espín,1​ es el nombre común que se aplica de forma genérica a varias especies de mamíferos roedores del suborden de los histricomorfos. El término proviene de las características púas que cubren su piel y no tiene ningún significado taxonómico, ya que incluye géneros pertenecientes a dos familias distintas, Erethizontidae e Hystricidae, que no están especialmente relacionadas. A pesar de su nombre común, no tienen ningún parentesco con los cerdos (orden Artiodactyla). No deben ser confundidos con los erizos ni con los equidnas, ya que estos no son roedores.2... Ver mas
Puercoespín o puerco espín,1​ es el nombre común que se aplica de forma genérica a varias especies de mamíferos roedores del suborden de los histricomorfos. El término proviene de las características púas que cubren su piel y no tiene ningún significado taxonómico, ya que incluye géneros pertenecientes a dos familias distintas, Erethizontidae e Hystricidae, que no están especialmente relacionadas. A pesar de su nombre común, no tienen ningún parentesco con los cerdos (orden Artiodactyla).

No deben ser confundidos con los erizos ni con los equidnas, ya que estos no son roedores.2​

Clases de puercoespines
Las dos familias a las que pertenecen los puercoespines se corresponden con los dos tipos geográficos:

Puercoespines del Viejo Mundo
Los puercoespines del Viejo Mundo (familia Hystricidae) son especies propias del sur de Europa, África, India, Archipiélago Malayo hasta Borneo. Se conocen cuatro géneros (Atherurus, Hystrix, Thecurus y Trichys).

La especie más conocida es Hystrix cristata que mide unos 60 cm de largo y 25 de altura y puede llegar a pesar unos 15 kg. Vive en las regiones cálidas de Asia y África y penetra hasta Sicilia y el sur de Italia, siendo el único puercoespín europeo.

Puercoespines del Nuevo Mundo
Los puercoespines del Nuevo Mundo (familia Erethizontidae) son los puercoespines propios de América. Se conocian por conformar cinco géneros (Coendou, Sphiggurus, Erethizon, Echinoprocta y Chaetomys). Sin embargo, tras un último estudio3​4​ se sugiere que los géneros Echinoprocta y Sphiggurus son en realidad sinónimos de Coendou.

El puercoespín norteamericano (Erethizon dorsatum) habita los bosques de Alaska, Canadá y el noroeste de los Estados Unidos. El puercoespín mexicano arborícola (Sphiggurus mexicanus) es propio de América Central. El puercoespín arborícola (Coendou prehensilis) habita en los bosques desde México hasta Uruguay. El puercoespín de cola corta (Coendou rufescens) es una de las especies más raras de todas y habita en Colombia, Ecuador, Perú5​, y Bolivia6​.


Púas
Las características púas que identifican a los puercoespines toman varias formas, según las especies, pero en todas son pelos modificados envueltos en un conducto grueso y transparente de queratina, y están introducidas en la musculatura de la piel. Los puercoespines del Viejo Mundo (Hystricidae) tienen púas introducidas en racimos, mientras que en los del Nuevo Mundo (Erethizontidae) las púas individuales se intercalan con cerdas y pelo.

Las púas se pueden soltar por contacto con ellas, o salir despedidas cuando el puercoespín sacude su cuerpo, pero no pueden «dispararlas» contra posibles atacantes, como la creencia popular mantiene.7​

Cuando el puerco espín se siente amenazado por algún depredador, reacciona erizando las espinas. Además de esta postura amenazante, mueve el cuerpo con unos temblores que hacen entrechocar las púas, de modo que producen un sonido metálico muy característico que sirve de advertencia a los posibles atacantes. En ocasiones, las púas se rompen y al proyectarse se clavan en el intruso, produciendo dolorosas heridas que se infectan con mucha facilidad.

A diferencia del erizo, el puercoespín no se enrolla sobre sí mismo formando una bola, sino que le da la espalda a su atacante dirigiendo sus púas a él.

Hábitat
El puerco espín se caracteriza por ser un animal de costumbres nocturnas, de modo que pasa el día en el interior de una galería que excava y por las noches sale en busca de alimentos. Sin embargo, no es un animal que aguante las bajas temperaturas, por eso en invierno permanece también en su cueva incluso con la llegada de la noche.
Ha recibido 8 puntos

Vótalo:

17

Pacas

La paca común, lapa o tepezcuintle (Cuniculus paca)1​2​ es una especie de roedor histricomorfo de la familia Cuniculidae. Vive en las proximidades de los cursos de agua de los bosques tropicales, desde México y Centroamérica, pasando por Paraguay y el norte de Argentina, hasta el noreste de Uruguay, a menos de 2000 msnm. El género tiene otro representante, la paca de montaña (Cuniculus taczanowskii) que habita los bosques de montaña andinos de Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia. Está incluido en la Lista de Preocupación Menor dada su amplia distribución, presunta gran población... Ver mas
La paca común, lapa o tepezcuintle (Cuniculus paca)1​2​ es una especie de roedor histricomorfo de la familia Cuniculidae. Vive en las proximidades de los cursos de agua de los bosques tropicales, desde México y Centroamérica, pasando por Paraguay y el norte de Argentina, hasta el noreste de Uruguay, a menos de 2000 msnm. El género tiene otro representante, la paca de montaña (Cuniculus taczanowskii) que habita los bosques de montaña andinos de Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia. Está incluido en la Lista de Preocupación Menor dada su amplia distribución, presunta gran población, la aparición de una serie de áreas protegidas, y porque es poco probable que su población disminuya a casi la velocidad que obligue a calificar para su inclusión en una categoría de amenaza. Sin embargo, las extinciones locales han ocurrido en el sureste de su ámbito de distribución, debido a la destrucción del hábitat.1​ En el sureste de México es cazado y utilizado como alimento.


Nombres comunes
Se conoce también como paca, guartinaja, guanta, tinajo, chilo, guagu molon, goruga, majaz, "tepezcuintle", gualilla, conejo manchado o lapa.3​ En el Centro de México es conocido como tepezcuintle, que es la forma castellanizada del nombre náhuatl tepeitscuintli (significando "perro de montaña" ya que tepetl significa montaña e itzcuintli perro; aunque lejos esté de ser un cánido). Por este nombre es conocido también en Guatemala, Honduras, El Salvador y Costa Rica; en Nicaragua es llamado guardatinaja; en Panamá es conocido como conejo pintado. En la península de Yucatán se le conoce como jaleb.4​ En Perú se le conoce como majaz y picuro en Madre de Dios y la selva central, y en Bolivia es conocido como jochi pintado.5​ En Colombia se le conoce como guartinaja, guagua, lapa o chilo. En Paraguay se lo conoce como tapir.6​ En el Ecuador se lo conoce como gualilla, paca o guanta. En Venezuela se le conoce simplemente como lapa.

Características
Su cuerpo mide entre 60 y 79 cm de longitud y la cola 2 a 3 cm. Pesa entre 7 y 10 kg.7​ Está cubierta por un pelaje híspido de color pardo o anaranjado, con bandas de manchas blancas redondeadas. La cabeza es grande, las mejillas son abultadas, las orejas son cortas, marrones, las vibrisas son largas, los ojos son grandes y bien separados. La gestación dura 145-155 días.8​ Las características de este animal pueden variar según la zona en la que se encuentre.

Historia natural
Tiene hábitos nocturnos. Se alimenta de vegetales (tubérculos, rizomas, vástagos, hojas, semillas, frutos). Pasa el día en su madriguera construida con varias salidas disimuladas por el follaje. Es una excelente nadadora.7​

Puede ser intermediario de Echinococcus vogeli, que causa hidatidosis poliquistica.9​

Caza, domesticación y crianza
Es un importante animal de caza para obtener su carne, lo cual se considera una amenaza para la especie,1​ al igual que la destrucción de hábitat que ocurre en varias áreas por la deforestación.

En Costa Rica es una especie silvestre protegida, su caza está prohibida y en Panamá la caza esta regulada por la Autoridad Nacional de Ambiente (ANAM), entidad que se encarga de velar la integridad de la fauna y flora nacional; no obstante, en estos países, así como en la cuenca de la Amazonía peruana, se le cría de manera semidomesticada, dada la calidad nutricional de su proteína y la poca grasa que acumula.3​8​

Es una fuente de proteína, cuyo uso es importante para las poblaciones indígenas que habitan las zonas montañosas de Costa Rica y Panamá, donde su explotación se ha venido realizando de manera sostenible con el ambiente por miles de años.
Ha recibido 8 puntos

Vótalo:

18

Mara/Liebre de la Patagonia

La mara (Dolichotis patagonum) es una especie de roedor de la familia Caviidae, también conocido como mara patagónica, liebre patagónica, y liebre criolla, aunque no pertenece al orden de las verdaderas liebres (Lagomorpha). Es uno de los roedores más grandes del mundo, con un peso promedio de 8 kg, con ejemplares de hasta 16 kg. Es uno de los mamíferos endémicos de Argentina de mayor tamaño. Posee patas largas y fuertes que usa para correr a alta velocidad cuando se siente perseguida. Hábitat La mara vive en estepas semiáridas y desiertos de arbustos espinosos del oeste, centro... Ver mas
La mara (Dolichotis patagonum) es una especie de roedor de la familia Caviidae, también conocido como mara patagónica, liebre patagónica, y liebre criolla, aunque no pertenece al orden de las verdaderas liebres (Lagomorpha).

Es uno de los roedores más grandes del mundo, con un peso promedio de 8 kg, con ejemplares de hasta 16 kg. Es uno de los mamíferos endémicos de Argentina de mayor tamaño. Posee patas largas y fuertes que usa para correr a alta velocidad cuando se siente perseguida.



Hábitat
La mara vive en estepas semiáridas y desiertos de arbustos espinosos del oeste, centro, y sur de Argentina. Su distribución se encuentra reducida por causa de la alteración de su hábitat, en especial en la llanura pampeana y en las regiones costeras, debido a la relativa mayor urbanización.

Comportamiento
Estructura social

Dos jóvenes.
La estructura social de la mara se define por su condición monógama, poco común entre los roedores; se aparea de por vida teniendo 6 crías o más por camada (?). La pareja se desenvuelve en un territorio de aproximadamente 40 ha, su madriguera es subterránea y suelen hacerla aprovechando los nidos abandonados previamente cavados por ciertas especies de búhos patagónicos. El macho siempre sigue a la hembra, cuidando de rivales y predadores. Es poco evidente otro concepto de territorialidad, pero los machos parecen tener un sistema jerárquico de dominio.[cita requerida]

Las maras pasan la mayor parte del tiempo con su pareja, viajando juntas. Sin embargo, ocasionalmente se movilizan en grandes grupos de 70 o más individuos en migraciones a regiones lacustres donde el alimento es abundante.2​

Son animales de actividad diurna.

Alimentación
Es una especie herbívora, come principalmente pastos y otras hierbas, y es capaz de vivir sin beber agua gracias a su metabolismo.3​

Apareamiento y reproducción
Las maras tienen habitualmente entre 1 y 3 crías por camada, con tres a cuatro partos anuales y una gestación de 96 días.[cita requerida]

Los cachorros se crían en una madriguera común, en el que hasta 15 madres pueden dejar su camada. Se desarrollan rápidamente y pueden comenzar a pastar a las 24 horas de nacidos. Sin embargo, permanecen en la madriguera hasta cuatro meses mientras las madres los visitan varias veces al día para amamantarlos.4​

Expectativa de vida

Alimentándose.

Mara amamantando a sus crías, en el Parque nacional Sierra de las Quijadas.
En cautividad, las maras viven normalmente entre 5 y 7 años, aunque se sabe de individuos que vivieron más de 10.5​

Maras en cautividad
Las maras patagónicas son frecuentemente criadas en zoológicos o como mascota, aunque se considera un animal silvestre. Cuando se crían desde el nacimiento, son muy sociables con el hombre, y se crían bien en cautividad. De otra forma pueden tender a la actividad nocturna para escapar a la socialización.[cita requerida]

Conservación
La población silvestre se encuentra en disminución, aunque la mara no está listada como especie amenazada o en peligro de extinción. Las provincias patagónicas la tienen como especie protegida.

La baja poblacional se basa en dos factores primordiales:

Pérdida de hábitat por desarrollo agrícola, industrial y crecimiento de la población humana.
Competencia alimentaria con las liebres europeas (Lepus europaeus), que fueron introducidas en Suramérica por el hombre.
La provincia de Mendoza en Argentina la declaró monumento natural provincial por la ley n.º 6599 sancionada el 12 de mayo de 1998.6​
Ha recibido 8 puntos

Vótalo:

19

Chinchilla

Chinchilla es un género de roedores histricomorfos de la familia Chinchillidae conocidos comúnmente como chinchillas.2​ Es endémico de la mitad sur de los Andes. El género Chinchilla agrupa dos especies y una variedad doméstica, creada por el cruce de las salvajes, aparte de la variedad doméstica.3​ Todas las chinchillas están amenazadas de extinción. Las chinchillas son muy apreciadas en la peletería de lujo. Especies salvajes y variedades domésticas Aunque tienen un aspecto y un comportamiento muy similares, se distinguen dos especies dentro del género Chinchilla, así como algunas... Ver mas
Chinchilla es un género de roedores histricomorfos de la familia Chinchillidae conocidos comúnmente como chinchillas.2​ Es endémico de la mitad sur de los Andes. El género Chinchilla agrupa dos especies y una variedad doméstica, creada por el cruce de las salvajes, aparte de la variedad doméstica.3​ Todas las chinchillas están amenazadas de extinción. Las chinchillas son muy apreciadas en la peletería de lujo.

Especies salvajes y variedades domésticas
Aunque tienen un aspecto y un comportamiento muy similares, se distinguen dos especies dentro del género Chinchilla, así como algunas variedades domésticas. Las únicas especies actualmente conocidas son animales sudamericanos muy raros. Ambas están protegidas: 1​

Chinchilla chinchilla (antes Chinchilla brevicaudata Waterhouse, 1848) o chinchilla de cola corta.
Chinchilla lanigera Molina, 1782 o chinchilla de cola larga.
La chinchilla de cría o chinchilla doméstica es un híbrido (Chinchilla lanigera x Chinchilla chinchilla) resultante del cruce progresivo de ambas especies salvajes entre sí, por parte de los criadores comerciales de estos animales.4​Sin embargo, la chinchilla doméstica es mucho más cercana a C. lanigera que a C. chinchilla, la cual es mucho más rara. Se trata de un animal adaptado a la cautividad y conocido por el gran público con el nombre común de «chinchilla». Originalmente, el objetivo de los primeros criadores era la producción de pieles. La chinchilla doméstica también sirve como animal de laboratorio, y recientemente como animal de compañía. Los criadores han criado de muchos colores diferentes, aunque su cría comenzó hace menos de un siglo.

Nomenclatura y sistemática
Etimología
El nombre «chinchilla» proviene o bien de una tribu nativa americana de los Andes, los Chinches, y significaría literalmente «pequeño chinche»;5​ o bien de «chinche», «animal maloliente»,6​ (sin duda en referencia al fuerte olor que libera cuando se le asusta). «Chinchilla» también podría venir de la lengua quechua: de chin, que significa «silencioso», o sinchi, que significa «fuerte» o «valiente»,4​ a los que se añade el diminutivo quechua pareja. Todo junto, el nombre significa «fuerte y silencioso pequeño».7​

El nombre del animal difiere poco de una lengua a otra. Por ejemplo, en diferentes países del mundo recibe los nombres de:

Chinchilla:danés, alemán, inglés, español, finés, francés, indonesio, neerlandés
Chinchila: portugués
Ĉinĉilo: esperanto
Šinšiliniai: lituano
Činčila: checo, eslovaco, esloveno
Szynszyla: polaco
Género Chinchilla
La taxonomía de las chinchillas aún está discutida. La desaparición, posiblemente total, de una o más especies salvajes lograría que nunca se pudiera resolver este problema.8​

El nombre genérico Chinchilla Bennett, 1829, es a menudo discutido,9​ es aún el nombre latín más utilizado.10​ Así mismo existen numerosos sinónimos: Mus Linnaeus, 1758 (Molina, 1782), Lemmus Link, 1795 (Tiedemann, 1808), Cricetus Leske, 1779 (E.Geoffroy St.-Hilaire, 1803); Eriomys Lichtenstein, 1830; Callomys d'orbigny & I. Geoffroy St.-Hilaire, 1830; Aulacodus Temminck, 1827 (Kaup, 1832); Lagostomus Brookes, 1828 (Cuvier, 1830).7​

Taxones inferiores

Pieles de chinchilla doméstica empleadas en peletería, en este caso, en la Argentina.
La existencia de varias especies o subespecies de este género también es muy discutida desde el siglo XIX. Algunos autores reconocen una única especie,8​ mientras que otros reconocen una o más subespecies de la especie C. lanigera, o de la especie C. chinchilla.7​8​

La clasificación más utilizada tanto por los investigadores, como por las taxonomías, desde las clásicas hasta las más recientes, es que el género Chinchilla Bennett, 1829 incluye dos especies:C. chinchilla, Lichtenstein, 1829 (antes llamada Chinchilla brevicaudata Waterhouse, 1848); y C. lanigera Bennett, 1829.8​10​

Esta distinción se corresponde con los datos moleculares recientes,7​ pues, en 2003, Valladares y Spotorno hicieron una petición a la Comisión Internacional de Nomenclatura Zoológica de renombrar dos especies: validar el antiguo nombre Mus laniger (Molina, 1782) en lugar de Chinchilla laniger (Molina, 1782) y validar el antiguo Eriomys chinchilla Lichtenstein, 1830 en lugar de Chinchilla brevicaudata Waterhouse, 1848. Esta petición aún no ha recibido respuesta.7​

En cuanto a la chinchilla doméstica, los científicos la consideran generalmente un híbrido (con una fuerte influencia de C. lanigera) resultante del cruce en cautividad entre C. lanigera y C. chinchilla.4​ En los laboratorios, en cambio, se les designa como C. lanigera, sin distinguir entre la especie salvaje y los descendientes de animales en cautividad.11​

Esta distinción entre variedad doméstica y las especies salvajes es esencial dentro del marco de las reglamentaciones internacionales, ya que difieren, según se trate de ejemplares en cautividad o de ejemplares salvajes protegidos.12​

Por ello no es adecuado liberar ejemplares de los comercialmente multiplicados en cautiverio en el hábitat de C. lanigera pues, al no ser puros, dañarían el caudal genético de los remanentes silvestres.

Características comunes
Las chinchillas salvajes casi han desaparecido. Sin embargo, algunas raras observaciones (AE Brehm, 1864; Jiménez, 1995) permiten hacerse una idea de su morfología y su comportamiento. Las chinchillas domésticas heredaron las características de sus antepasados. Para más detalles, véanse los artículos de cada especie y variedad.

Estos roedores del tamaño de un pequeño conejo están perfectamente adaptados a su modo de vida en un hábitat hostil.


El hábitat de cada una de les especies de chinchilla salvaje en los Andes.
Comportamiento social
El hábitat de las chinchillas es la cordillera de los Andes, de hasta más de 4.500 m de altitud según la especie, en zonas rocosas desérticas. Antiguamente, vivían en grupos familiares de cientos de ejemplares, pero su rarefacción tiende a reducir más y más el tamaño de las últimas colonias conocidas de C. lanigera.13​Las hembras son más grandes que los machos, y son dominantes. Hay opiniones divergentes sobre su eventual monogamia.14​

Para comunicarse, emiten una variedad de sonidos y de pequeños gritos,15​y carrisquejos de dientes. Utilizan estos sonidos para expresarse, desde el trino reposado y cariñoso que hacen a una pareja potencial, hasta el ladrido fuerte y agresivo que hacen cuando se sienten amenazadas. Las crías suelen saludar a sus padres con un canto muy agudo, normalmente para indicar que tienen hambre.15​El primer estudio científico de los sonidos de las chinchillas en su ambiente social fue llevado a cabo por el Dr. Bartl en Alemania.16​Como están activas de noche, es habitual que hagan vocalizaciones en las primeras horas de la mañana.

Las chinchillas pueden liberar chorros de orina o una fuerte olor si son atacadas. Los conflictos entre ejemplares son raros si su hábitat es lo suficientemente grande.

Amenazas

Superficie plantar de una chinchilla doméstica.
Como pequeños herbívoros que son, las chinchillas son presas típicas. Sus pequeños incisivos de color naranja y sus patas con dedos parcialmente atrofiados (patas anteriores: cuatro dedos y un dedo atrofiado; posteriores, tres dedos y un dedo atrofiado) y dotados de garras muy cortas, no son suficientes para protegerlas.

Su defensa es huir, las patas posteriores, más desarrolladas que las anteriores y con cojinetes antiderrapaje, junto con una cola espesa y gruesa, les permiten ponerse a dos patas para observar a lo lejos, saltar al estilo de los canguros y trepar a las paredes rocosas para huir rápidamente ante el más mínimo indicio de peligro.

El pelo cae en forma de pelusas, y la cola se rompe fácilmente para permitir a las chinchillas huir de los raros predadores naturales que tienen (aves de presa, zorros y felinos silvestres).


La cabeza de una típica chinchilla doméstica adulta. Cabe destacar su desarrollo adaptado a la vida nocturna de las vibrisas, los ojos y orejas.
Las chinchillas son animales nocturnos con unos grandes ojos negros y grandes orejas bien desarrolladas, que les permiten orientarse en la oscuridad entre las rocas.17​

Características y alimentación
La chinchilla tiene un pelaje particularmente espeso que limita la evaporación en estas regiones donde la temperatura varía mucho de la noche a la mañana. Mientras que en los humanos, cada folículo piloso lleva un único pelo, en las chinchillas, cada folículo lleva más de cincuenta.


El hábitat natural de la chinchilla de cola corta: la cordillera de los Andes, aquí entre Chile y Argentina.

El hábitat natural de la chinchilla costina cerca de Auco, Chile.
Se trata del pelaje más espeso de todas las especies terrestres[cita requerida]: hay 20.000 pelos por centímetro cuadrado. Su sistema de defensa consiste en el pelaje que poseen: al ser muchos pelos en un solo folículo, se mantienen unidos débilmente; por eso cuando el depredador lo atrapa, la chinchilla escapa corriendo y el depredador se queda con el mechón en la garra. En estos territorios áridos, las chinchillas anidan dentro de cavidades, entre arbustos espinosos, y cuidan su pelaje bañándose en polvo volcánico.14​

El heno es la base de la alimentación de las chinchillas. Si tuviésemos que cuantificar su importancia diríamos que el 75% de la ración de una chinchilla debería ser heno. Una de las misiones más importantes, y que menos se valoran, es la de facilitar el desgaste de las muelas por su composición y por la forma en que es ingerido. Por esto, las chinchillas deben tener siempre heno.

En su hábitat natural se alimentan fundamentalmente de una planta herbácea llamada pasto rey (Nasella chilensis), propia de los altos páramos. También consumen frecuentemente otras plantas como Stipa plumosa y Cordia decandra.

Beben agua del rocío, y comen alimentos variados que cogen con sus patas anteriores prensiles. Su dieta es esencialmente vegetariana (hierba, cactus, frutas, etc.) Las chinchillas se comen cualquier vegetal comestible, pero a veces también pueden consumir insectos.18​ Esto es una forma de adaptarse a las estaciones y a los períodos secos.

Gracias a una dentición continua y un sistema digestivo adaptado - con un ciego y colon particularmente desarrollados y favorables a las bacterias - las chinchillas pueden soportar esta dieta muy rica en fibras.19​Al contrario de lo que dice un mito muy extendido, incluso dentro de la comunidad científica, la chinchilla no es cecótrofo, no reingiere habitualmente sus excrementos, sino que sólo sería un coprófago condicional.20​

Reproducción
Las chinchillas viven alrededor de diez años en libertad y en cautividad alcanzan hasta veinticinco años de edad.21​ La de más edad conocida tenía veintiséis años en el 2008.22​ Las chinchillas se reproducen lentamente en comparación con otros roedores.

La madurez sexual se alcanza a la edad de cinco meses, el celo dura aproximadamente 5 días y se produce una vez cada mes.
La gestación dura un mínimo de ciento once días. En los que la hembra aumentará de peso y comerá más a menudo, al final de la gestación comenzará a tumbarse de lado para descansar.
Las crías nacen con pelo y con los ojos abiertos y con dientes útiles, siendo capaces a las pocas horas de correr y saltar a la vez que ya son hábiles para tomar comida sólida.
La lactancia de las crías tiene que ser de un mínimo de dos meses, aunque empezarán a probar alimento sólido a los pocos días de nacer, necesitando aun así la leche materna
Las hembras tienen una media de dos camadas por año, generalmente con dos crías en cada una. No es aconsejable que tengan más de dos camadas al año ya que la larga gestación y lactancia, les produce un gran desgaste.
Origen e historia
Prehistoria
Se conocen restos fósiles de antepasados de las chinchillas en América del Sur en capas del Eoceno superior, hasta el Plioceno y Pleistoceno, lo que indica que han vivido en esta región desde hace aproximadamente cincuenta millones de años.23​

Los científicos creen que las chinchillas son los descendientes directos del Eumegamys , un animal prehistórico similar a las chinchillas pero más grande, los fósiles del cual fueron descubiertos en la Argentina.4​Las chinchillas han permanecido siempre en el mismo territorio (la parte de los Andes que bordea la costa occidental de Sudamérica) debido a las barreras naturales y a los predadores.24​

Caza tradicional
Originalmente, las chinchillas salvajes estaban muy extendidas por los Andes centrales y las montañas adyacentes. En 1864 todavía se podían observar, en los altos Andes, cientos de chinchillas poco feroces subiendo y bajando con una rapidez sorprendente las escarpadas paredes rocosas.

En cuanto a la época precolombina, se puede afirmar que el uso del pelaje de las chinchillas se remonta a bastante antes del Imperio inca. También se las cazaba por la carne y como animal de compañía. Los chinches lo utilizaban para hacer ropa e hilaban los pelos para hacer mantas. Cuando los chinches fueron derrotados por los incas, estos últimos reservaron el uso de los pelos de chinchilla para las túnicas de ceremonias reales.24​

Los conquistadores españoles descubrieron la suavidad de este pelaje y, en el siglo XVIII, comenzaron a exportar pieles hacia España.8​

Caza intensiva
El pelaje extremadamente suave y denso, el más espeso de todas las especies terrestres (20.000 pelos por cm²), es a la vez causa de su fama - es uno de los pelajes más caros - y de la desaparición de animal, pues ha sido casi exterminado por la caza intensiva. La nutria marina, que supera su récord con 17.000 pelos por cm², sufrió una suerte similar, en la misma época y por los mismos motivos.8​

La caza intensiva por «chinchilleros» empezó en 1828 en el norte de Chile, logrando entre 1900 y 1909 aproximadamente 1,5 millones de animales por año, y destruyendo a la vez el hábitat de las chinchillas, de modo que este roedor ya estaba casi aniquilado en 1917. Las pieles eran exportadas principalmente a los Estados Unidos, Inglaterra, Francia y Alemania.8​

A partir del 1890, se empezó a tomar conciencia del riesgo de extinción, pues la chinchilla se reproduce menos rápidamente que otros roedores. En 1898 se reglamentó la caza, con poco éxito.8​

En 1900, el director del Centro de Investigación Zoológica y Botánica de Santiago de Chile pidió al gobierno que se protegieran las chinchillas. La petición fue en vano ya que el gobierno consideró que aún eran muy numerosas.24​

En 1910, los principales exportadores firmaron un tratado para prohibir la caza y la exportación de las chinchillas, el único efecto fue un aumento del precio de las pieles. 8​ De hecho, hacia el 1913, capturando un único animal por mes, los «chinchilleros» ganaban más que trabajando en las minas.8​ En 1929, una piel podía alcanzar un precio de 170 dólares, y los comerciantes de pieles dieron incluso instrucciones de obtener pieles «a cualquier precio». Entre el 1840 y el 1916 fueron exterminadas más de 21 millones de chinchillas.

En 1929 se promulgó una ley de protección que no fue aplicada estrictamente hasta el 1983, con la creación de la Reserva Nacional Las Chinchillas en Chile. La caza de C. lanigera duró hasta el 1968, no sólo por su pelaje sino también para renovar su base genética, por parte de los criadores de chinchillas domésticas que se multiplicaban en aquella época. Esto contribuyó paradójicamente a reducir aún más la población salvaje.8​

Conservación
La chinchilla es un caso típico de animal que los humanos ponen en peligro, y del que luego intentan proteger a las poblaciones salvajes cuando quizá ya es demasiado tarde.

El 3 de marzo de 1973, la chinchilla fue incluida en el anexo I de la CITES, llamado también "Convención de Washington".25​Se precisa:

Chincilla spp.[Los ejemplares de la forma doméstica no están concernidos por las disposiciones de la Convención, únicamente las chinchillas salvajes]. El comercio de ejemplares de estas especies debe estar sometido a una reglamentación particularmente estricta para no poner en peligro la supervivencia, y no debe estar autorizado nada más que en condiciones excepcionales.
Anexo I de la CITES
Las especies salvajes disfrutan de un nivel de protección y de una política de conservación específicas. C. chinchilla está considerada como «en peligro crítico», y C. lanigera como «vulnerable» por la IUCN, que reconoce sin embargo que «la caza de chinchillas continúa» y que C. chinchilla (que tiene el pelaje más deseado) es todavía perseguida.26​

A pesar de su condición de animal protegido y la creación de reservas naturales, la población de chinchillas salvajes no deja de menguar. Esto se debe ciertamente a la acción conjunta de la perturbación de su hábitat, de los predadores y de las enfermedades.

Hasta ahora, la cría en cautividad no ha dado resultados positivos. Han fracasado los intentos de reintroducir en Chile chinchillas criadas, así como los intentos de introducir al animal en California o Tayikistán.

Por su parte, la chinchilla doméstica, criada con éxito desde 1923, está extendida, en casi todo el mundo. Es fácil de criar, incluso por particulares. Su estado de protección como animal de piel difiere de un país a otro. La protección de las chinchillas también depende del descubrimiento de productos de sustitución como el Orylag, un conejo criado expresamente para conseguir una piel similar a la de las chinchillas.

Investigación científica
La chinchilla a menudo es utilizada como animal modelo en la investigación del sistema auditivo, por el rango de audición de las chinchillas (20 Hz a 30 kHz) y su tamaño coclear, y además resulta bastante fácil acceder a la cóclea. Otros campos de la investigación en que se utiliza la chinchilla como animal modelo incluyen el estudio de la enfermedad de Chagas, enfermedades gastrointestinales, neumonía, listeria e infecciones por Yersinia y Pseudomonas .
Ha recibido 7 puntos

Vótalo:

20

Turón

El turón o turón europeo (Mustela putorius) es un pequeño carnívoro de la familia de los mustélidos, distribuido por gran parte de Europa, el norte de África y Asia occidental. El turón fue domesticado en tiempos antiguos con el fin de cazar conejos para el hombre, dando como resultado al hurón (Mustela putorius furo). Características físicas Este animal posee un cuerpo alargado y flexible, con patas cortas, apto para moverse con rapidez por el fondo del bosque e introducirse dentro de las madrigueras de roedores y conejos, de los que se alimenta. La cabeza es pequeña, ancha y... Ver mas
El turón o turón europeo (Mustela putorius) es un pequeño carnívoro de la familia de los mustélidos, distribuido por gran parte de Europa, el norte de África y Asia occidental. El turón fue domesticado en tiempos antiguos con el fin de cazar conejos para el hombre, dando como resultado al hurón (Mustela putorius furo).

Características físicas
Este animal posee un cuerpo alargado y flexible, con patas cortas, apto para moverse con rapidez por el fondo del bosque e introducirse dentro de las madrigueras de roedores y conejos, de los que se alimenta. La cabeza es pequeña, ancha y aplastada, y sus diminutas orejas redondeadas apenas sobresalen. La longitud de cabeza y cuerpo es de unos 30 a 50 centímetros, mientras que la cola (muy poblada) mide de 10 a 19. Mientras que los machos pueden superar ligeramente el kilo de peso, las hembras alcanzan solo entre 650 y 850 gramos. Estas disponen de 8 glándulas mamarias con las que amamantan a sus crías durante el periodo de lactancia.

El color del pelaje varía entre gris, marrón y amarillento en el dorso, siendo negro en patas y vientre. Un par de bandas blancas rodean los ojos, aislando un característico antifaz oscuro en torno a ellos. También son blanquecinos el hocico y el borde de las orejas. Poseen un total de 34 dientes.

Normalmente, en libertad no superan los 4 o 5 años.

Hábitat

Ilustración de 1927, de Gustav Mützel para la obra de A. E. Brehm.
El turón puede vivir casi en cualquier lugar que le procure un escondrijo desde donde acechar a sus presas, incluyendo bosques, zonas de maleza, praderas, terrenos rocosos y riberas de ríos. El territorio que reclama cada animal puede llegar a los 2 kilómetros cuadrados.

La distribución de esta especie en la Península Ibérica es muy amplia, aunque en los últimos años se ha visto expulsado de algunas zonas debido a la desertización y los incendios forestales. Se encuentra protegida en gran parte de Europa.

Sus principales enemigos son las rapaces nocturnas, las grandes serpientes como la víbora y la culebra bastarda y los carnívoros grandes como zorros y lobos y, sobre todos, el tráfico automóvil, del que son frecuentes víctimas por atropellamientos.

Identificación en la naturaleza

Huellas de turón.
Aunque son muy difíciles de ver por el naturalista aficionado, dada su capacidad para ocultarse en la maleza y el sotobosque, se pueden identificar fácilmente varios indicios de su presencia, como pueden ser las huellas, sonidos y excrementos.

Las huellas son similares a las de la marta cibelina, pero de menor tamaño. Constan de 4 o 5 dedos con la impresión de las garras no retráctiles bien desarrollada. Las huellas de las patas traseras miden más que las de las patas delanteras, y ocasionalmente aparecen acompañadas de la marca dejada por la cola en el barro o la nieve.

El sonido más característico de esta especie suena parecido a un ¡que, que, que!. Chilla de forma más aguda si está asustado o enfadado, y también cuando la hembra trata de alertar a sus crías de un peligro. Su vocabulario también incluye bufidos y gruñidos de menor consideración.

Los excrementos miden de 6 a 8 centímetros de largo, aunque sólo tienen 9 milímetros de grosor. El color varía según lo que el turón haya comido, pero generalmente son de color negro, retorcidos y con puntas afinadas. Se depositan en puntos determinados de su territorio, generalmente al lado de su madriguera, y en ellos se pueden apreciar a veces varios restos de sus víctimas, como plumas, pelo, caparazones y trozos de hueso, más raramente espinas de pescado, lo que los distingue de los de visones o nutrias.

Alimentación
Además de pequeños mamíferos (ratas, ratones, conejos, liebres, topos, musarañas...), el turón puede capturar también aves, anfibios, reptiles y cangrejos de río. Complementa su dieta con lombrices, insectos y las larvas de éstos, así como semillas y bayas. También consume huevos, aunque no rompe la cáscara de éstos, sino que sólo la perfora y bebe su interior a través de un pequeño agujero. Su bajo perfil y versatilidad le permite cazar en cualquier sitio, incluso bajo el agua. Localiza sus presas con facilidad gracias a su fino oído, vista aguda y sobre todo por el olfato.

Reproducción
Los turones son animales solitarios, por lo que sólo conviven con otros miembros de su especie durante la época de celo y cría. El periodo de apareamiento acontece entre febrero y abril, fecha en que los machos dejan sus hábitos nocturnos, se vuelven agresivos y pueden observarse fácilmente chillando y peleándose durante todo el día. Cuando uno de ellos resulta vencedor, se aproxima a la hembra y la somete con un mordisco en el cuello, procediendo a copular mientras lanza todo tipo de ruidos característicos.

Tras 6 semanas de gestación la hembra pare de 3 a 12 crías que nacen casi desnudas y totalmente desvalidas en su guarida, generalmente una madriguera de conejo ampliada o un hueco en la base de un árbol. El poco pelo que tienen es completamente grisáceo y no empieza a diferenciarse hasta las 3 semanas de edad. Después de la cuarta semana abren los ojos y dejan de mamar antes de la séptima. Tras ser adiestrados en la caza por su madre, los jóvenes turones se independizan a los dos o tres meses, pero no pueden reproducirse hasta después de los nueve meses, llegando a veces a tardar hasta dos años en realizar su primera cópula.

Subespecies
Se han identificado las siguientes subespecies:2​

Mustela putorius anglia (Pocock, 1936)
Mustela putorius aureola (Barrett-Hamilton, 1904)
Mustela putorius caledoniae (Tetley, 1939)
Mustela putorius furo Linnaeus, 1758
Mustela putorius mosquensis Heptner, 1966
Mustela putorius putorius Linnaeus, 1758
Mustela putorius rothschildi Pocock, 1932
Ha recibido 7 puntos

Vótalo:

21

Tuco-Tucos

Ctenomys es un género de roedores histricomorfos, el único de la familia Ctenomyidae. El nombre vulgar de sus miembros es tucutuco,1​ tucu tucu o tuco tuco. Incluye una cincuentena de especies. Características Se caracterizan por tener una cabeza grande en relación al resto del cuerpo, incisivos grandes y biselados (muchas veces de color anaranjado), hocico aplanado, tronco subcilíndrico, y hasta 25 cm de longitud total del cuerpo. Tuco tuco escarbando en la tierra. Historia natural Son de hábitos subterráneos, cavan madrigueras en el suelo y viven dentro de ellas, saliendo... Ver mas
Ctenomys es un género de roedores histricomorfos, el único de la familia Ctenomyidae. El nombre vulgar de sus miembros es tucutuco,1​ tucu tucu o tuco tuco. Incluye una cincuentena de especies.



Características
Se caracterizan por tener una cabeza grande en relación al resto del cuerpo, incisivos grandes y biselados (muchas veces de color anaranjado), hocico aplanado, tronco subcilíndrico, y hasta 25 cm de longitud total del cuerpo.


Tuco tuco escarbando en la tierra.
Historia natural
Son de hábitos subterráneos, cavan madrigueras en el suelo y viven dentro de ellas, saliendo al exterior por breves períodos para cortar vegetales y llevarlos a la cueva, donde se alimentan. En ocasiones pueden consumir las partes subterráneas de los vegetales. La mayoría de las especies son solitarias, el macho ocupa una cueva y la hembra otra, pero se han descrito especies sociales donde varias hembras conviven en la misma cueva, asociadas a algún macho durante ciertos períodos. Las madrigueras se agrupan en colonias que pueden ser relativamente pequeñas u ocupar varias hectáreas. La especie social más estudiada es Ctenomys sociabilis.

Especies
Ctenomys argentinus
Ctenomys azarae
Ctenomys boliviensis
Ctenomys bonettoi
Ctenomys brasiliensis
Ctenomys knighti
Ctenomys dorsalis
Ctenomys colburni
Ctenomys torquatus
Ctenomys conoveri
Ctenomys emilianus
Ctenomys frater
Ctenomys occultus
Ctenomys perrensis
Ctenomys haigi
Ctenomys juris
Ctenomys opimus
Ctenomys lewisi
Ctenomys magellanicus
Ctenomys maulinus
Ctenomys mendocinus
Ctenomys latro
Ctenomys nattereri
Ctenomys pearsoni
Ctenomys peruanus
Ctenomys porteousi
Ctenomys pundti
Ctenomys rionegrensis
Ctenomys tuconax
Ctenomys saltarius
Ctenomys pontifex
Ctenomys sericeus
Ctenomys sociabilis
Ctenomys australis
Ctenomys steinbachi
Ctenomys validus
Ctenomys talarum
Ctenomys fulvus
Ctenomys minutus
Ctenomys tucumanus
Ctenomys leucodon
Ctenomys ibicuiensis
Ctenomys lami
Ha recibido 6 puntos

Vótalo:

22

Ratas Canguro

Dipodomys es un género de roedores castorimorfos de la familia Heteromyidae conocidos vulgarmente como ratas canguro. Son pequeños roedores nativos de Norteamérica. El nombre deriva de su forma bípeda, saltan como pequeños canguros. Sin embargo, las ratas canguro y los canguros solo están lejanamente emparentados. Se conocen 22 especies. Su tamaño varía de 10 a 20 cm, con una cola de tamaño igual o ligeramente más larga; el peso puede ser entre 35 y 180 gramos. La característica más distintiva de las ratas canguro son sus muy largas patas traseras. Características Al igual que los... Ver mas
Dipodomys es un género de roedores castorimorfos de la familia Heteromyidae conocidos vulgarmente como ratas canguro. Son pequeños roedores nativos de Norteamérica. El nombre deriva de su forma bípeda, saltan como pequeños canguros. Sin embargo, las ratas canguro y los canguros solo están lejanamente emparentados.

Se conocen 22 especies. Su tamaño varía de 10 a 20 cm, con una cola de tamaño igual o ligeramente más larga; el peso puede ser entre 35 y 180 gramos. La característica más distintiva de las ratas canguro son sus muy largas patas traseras.


Características
Al igual que los jerbos de los desiertos de África y Asia y el ratón furioso del desierto australiano, las ratas canguro han desarrollado patas traseras altas, viven en profundas madrigueras que las refugian de lo peor del calor desértico, y rara vez beben agua. En cambio, tienen un metabolismo del agua altamente eficiente (sus riñones son por lo menos cuatro veces más eficientes en la retención de agua y la excreción de sal que los de los humanos) y manufacturan el agua mediante un proceso metabólico llamado fosforilación oxidativa. A pesar de compartir tantas características con los jerbos y con el ratón furioso, los tres grupos no se relacionan muy cercanamente; las similitudes son el resultado de una evolución convergente.

Historia natural
Las ratas canguro se encuentran en áreas áridas y semiáridas de los Estados Unidos y México que mantienen algo de pasto u otra vegetación. Su dieta incluye semillas, hojas, tallos, capullos, alguna fruta e insectos. La mayoría de las especies de rata canguro usa sus madrigueras y enterramientos cercanos como reservas de comida contra la posibilidad de malas temporadas.

Taxonomía
Se reconocen las siguientes especies:

Dipodomys agilis (rata canguro ágil)
Dipodomys californicus (rata canguro de California)
Dipodomys compactus (rata canguro de la Costa del Golfo de México)
Dipodomys deserti (rata canguro del desierto)
Dipodomys elator (rata canguro de Texas)
Dipodomys elephantinus (rata canguro de orejas grandes)
Dipodomys gravipes (rata canguro de San Quintín)
Dipodomys heermanni (rata canguro de Heerman)
Dipodomys ingens (rata canguro gigante)
Dipodomys insularis (rata canguro de la Isla San José)
Dipodomys margaritae (rata canguro de la Isla Santa Margarita)
Dipodomys merriami (rata canguro de Merriam)
Dipodomys microps (rata canguro de Chisel-toothed)
Dipodomys nelsoni (rata canguro de Nelson)
Dipodomys nitratoides (rata canguro de Fresno)
Dipodomys ordii (rata canguro de Ord)
Dipodomys panamintinus (rata canguro de Panamint)
Dipodomys phillipsii (rata canguro de Phillip)
Dipodomys spectabilis (rata canguro de Bannertail)
Dipodomys stephensi (rata canguro de Stephen)
Dipodomys venustus (rata canguro de cara estrecha)
Ha recibido 5 puntos

Vótalo:

23

Lirones

Los glíridos (Gliridae o Myoxidae) son una familia de roedores esciuromorfos conocidos popularmente como lirones, que se pueden encontrar en Eurasia y África. Los lirones son roedores pequeños de 18 a 26 cm, incluyendo la cola, de aspecto similar al ratón, de pelaje gris oscuro o castaño en el lomo y blanco en la parte baja. Son conocidos particularmente por sus largos periodos de hibernación. Son omnívoros; comen especialmente frutos otoñales como los de la zarzamora, castañas, bellotas, etc. También consumen insectos (ortópteros, etc.), arácnidos, caracoles, crías de aves y otros... Ver mas
Los glíridos (Gliridae o Myoxidae) son una familia de roedores esciuromorfos conocidos popularmente como lirones, que se pueden encontrar en Eurasia y África.

Los lirones son roedores pequeños de 18 a 26 cm, incluyendo la cola, de aspecto similar al ratón, de pelaje gris oscuro o castaño en el lomo y blanco en la parte baja. Son conocidos particularmente por sus largos periodos de hibernación.

Son omnívoros; comen especialmente frutos otoñales como los de la zarzamora, castañas, bellotas, etc. También consumen insectos (ortópteros, etc.), arácnidos, caracoles, crías de aves y otros pequeños roedores. Pueden llegar a devorar a sus congéneres tras el largo letargo invernal.

A diferencia del resto de los roedores todas las especies de lirones actuales carecen de ciego intestinal, por lo que no pueden digerir la celulosa. Sin embargo, en el Mioceno temprano, durante la máxima diversidad de la familia, las especies existentes entonces aún no lo debían de haber perdido y la dieta del grupo fue mucho más variada, como se deduce de las distintas morfologías dentarias, algunas hipsodontas (de coronas muy elevadas).1​


Lirones en un tronco.
El hábitat de los lirones puede ser zona de matorrales bajos a la vera de los ríos, huertos y también jardines. Sin embargo algunos pueden estar adaptados a otros ambientes, como Sevelinia, que habita en ambientes desérticos.2​

Se aparean durante la época estival, y en épocas favorables puede llegar a tener dos y tres camadas. La gestación se demora unos 20 o 25 días. Cada camada es de entre 2 a 8 crías, que pesan al nacer unos 15 gramos y abren sus ojos a los 20 días. La lactancia dura unos 45 días, y alcanzan la madurez a los 4 meses después del nacimiento.

Sus depredadores son, generalmente y entre otros, el zorro, la gineta y el gato montés, además de las aves rapaces nocturnas.


Evolución y filogenia
Los glíridos se originan en Europa durante la radiación adaptativa que sigue a la apertura del Atlántico, a partir de roedores de la familia Ischyromyidae (Micoparamys). El glírido más antiguo registrado es Eogliravus wildi, del Eoceno temprano del yacimiento francés de Mas de Gimel, de hace unos 50 millones de años.3​1​

La primera diversificación comienza en el Eoceno temprano, con las subfamilias Gliravinae, Glamyinae y Bransatoglirinae y continúa en el Oligoceno, en el que aparece y se diversifica la subfamilia Peridyromyinae y otros glíridos del grupo de Glirudinus.

Al final del Mioceno temprano, hace unos 16 millones de años, los lirones alcanzan su máxima diversidad, llegando a representar en Europa más del 90% de la fauna de roedores, desplazando a los cricétidos, hasta entonces dominantes en las faunas de roedores europeas, pero que aún lo seguían haciendo en Asia.3​1​ Ocuparon diferentes nichos ecológicos y hubo formas, como Armantomys con dientes hipsodontos, aptos incluso para una dieta vegetal dura,4​ lo que indicaría que, al menos hasta el Aragoniense medio, aún poseían ciego intestinal para digerir la celulosa.1​

Los primeros representantes de las subfamilias actuales, ya sin ciego intestinal, aparecen en el Mioceno medio, habiéndose registrado fósiles de Muscardinus (Glirinae) en el Aragoniense superior. El origen de todos los lirones actuales parece estar en alguna especie del género Microdyromys (Bransatoglirinae). La diversificación de estos lirones «modernos» coincide con el declive y extinción de los «antiguos», con ciego intestinal.1​

La mayoría de géneros modernos aparecen en el Vallesiense temprano, hace 10 u 11 millones de años, excepto Graphiurus (Graphiurinae, los lirones africanos), que aparecen más recientemente, en el Plioceno.

Sistemática
El nombre de la familia ha estado debatido durante muchos años, el uso de Gliridae o Myoxidae dependía de considerar válido el nombre del género del que deriva su nombre: Glis Brisson, 1762 o Myoxus Zimmermann, 1790. El primero fue usado por primera vez sin cumplir los requisitos de la nomenclatura binomial y posteriormente se usó para nombrar a diferentes roedores, sin embargo, desde una resolución de 1998 de la Comisión Internacional de Nomenclatura Zoológica en contra de la opinión de varios especialistas, se adoptó definitivamente el nombre de Glis para el género, por lo que desde entonces la familia debe nombrarse como Gliridae.5​


Cráneo del lirón extinto Hypnomys morpheus.
La clasificación de los lirones actuales se realiza en función de la morfología craneal, patrones de la corona dental, esmalte de los incisivos, músculos maseteros, morfología genital, región auditiva y distancia genética. Wilson y Redeer (2005), que tratan exclusivamente los lirones actuales, reconocen 28 especies, agrupadas en tres subfamilias: Graphiurinae (con 14 especies del género Graphiurus), Leithiinae (con 12 especies, incluidas en los géneros Chaetocauda, Dryomys, Eliomys, Muscardinus, Myomimus y Selevinia) y Glirinae (con los géneros Glirulus y Glis con una especie cada uno).5​

Sin embargo para poder incluir los lirones extintos en la clasificación de la familia, mucho más abundantes y diversificados en el pasado, el único carácter que se conoce de todos ellos, y que puede usarse en la sistemática, es la morfología del patrón dental —número y distribución de crestas, uniones entre ellas—, concavidad de la superficie oclusal, hipsodoncia, etc.3​ Por otra parte, Freudenthal y Martín-Suarez (2013) destacan, por sus implicaciones filogenéticas, la ausencia de ciego en todos los lirones actuales como carácter mayor en la subdivisión taxonómica. Señalan una clara dieta basada en vegetales duros en algunas especies del Mioceno (p.ej. Armantomys, con dentición hipsodonta y típicas marcas de desgaste por abrasión), que implicaría la digestión de celulosa y, por tanto, la presencia de ciego intestinal en lirones de esa época. Interpretan que todas las subfamilias actuales son monofiléticas y deben proceder de una única línea evolutiva entroncada en el Mioceno, y que la mayor parte de los lirones extintos no deben asignarse a subfamilias actuales.1​ Según el criterio de estos autores y basándose en los trabajos de Daams y de Bruijn (1995)3​ y Freudenthal y Martín-Suarez (2007a y b)6​7​ se pueden reconocer diez subfamilias (siete de ellas extintas, de las que dos están pendientes de definir y nombrar formalmente), que comprenden unas 180 especies (de las que 28 son actuales) agrupadas en más de 40 géneros.

Subfamilia Graphiurinae
Género Graphiurus (lirones africanos)
Graphiurus angolensis
Graphiurus christyi
Graphiurus crassicaudatus
Graphiurus johnstoni
Graphiurus kelleni
Graphiurus lorraineus
Graphiurus microtis
Graphiurus monardi
Graphiurus murinus
Graphiurus nagtglasii
Graphiurus ocularis
Graphiurus platyops
Graphiurus rupicola
Graphiurus surdus
Graphiurus walterverheyeni8​
Subfamilia Leithiinae
Género Chaetocauda
Chaetocauda sichuanensis (lirón chino)
Género Dryomys
Dryomys laniger
Dryomys niethammeri
Dryomys nitedula
Género Eliomys
Eliomys melanurus
Eliomys munbyanus
Eliomys quercinus (lirón careto)
Género Hypnomys †
Hypnomys morpheus †
Hypnomys mahonensis †
Género Muscardinus
Muscardinus avellanarius
Género Myomimus
Myomimus personatus
Myomimus roachi
Myomimus setzeri
Género Selevinia
Selevinia betpakdalaensis
Género Vasseuromys9​10​ †
Vasseuromys autolensis †
Vasseuromys bacchius †
Vasseuromys bergasensis †
Vasseuromys cristinae †
Vasseuromys duplex †
Vasseuromys elegans †
Vasseuromys multicrestatus †
Vasseuromys pannonicus †
Vasseuromys priscus †
Vasseuromys rambliensis †
Vasseuromys rugosus †
Subfamilia Glirinae
Género Glirulus
Glirulus japonicus
Género Glis
Glis glis (lirón gris)
Género Stertomys †
Stertomys daamsi †
Stertomys daunius †
Stertomys laticrestatus †
Subfamilia Bransatoglirinae †
Género Oligodyromys †
Género Bransatoglis †
Bransatoglis adroveri †
Bransatoglis planus †
Ha recibido 4 puntos

Vótalo:

24

Pacarana

La pacarana, paracana, guagua con rabo, guagua de cola o machetero (Dinomys branickii) es una especie de roedor histricomorfo de la familia Dinomyidae propia de Sudamérica.2​ Su aspecto recuerda a la paca (Cuniculus paca), aunque más robusto, con la cabeza más grande y un rabo más largo. Es el único miembro vivo de la familia Dinomyidae. Características Alcanza entre 10 y 18 kg, y mide 73 a 90 cm de longitud, sin la cola, la cual mide entre 15 y 20 cm. El pelo es de color castaño oscuro a negruzco y canoso, con dos bandas de manchas blancas que cruzan la espalda longitudinalmente. Las... Ver mas
La pacarana, paracana, guagua con rabo, guagua de cola o machetero (Dinomys branickii) es una especie de roedor histricomorfo de la familia Dinomyidae propia de Sudamérica.2​ Su aspecto recuerda a la paca (Cuniculus paca), aunque más robusto, con la cabeza más grande y un rabo más largo. Es el único miembro vivo de la familia Dinomyidae.

Características
Alcanza entre 10 y 18 kg, y mide 73 a 90 cm de longitud, sin la cola, la cual mide entre 15 y 20 cm. El pelo es de color castaño oscuro a negruzco y canoso, con dos bandas de manchas blancas que cruzan la espalda longitudinalmente. Las patas son anchas y en cada una tienen cuatro dedos con uñas largas y fuertes. Las orejas son cortas y redondeadas; el labio superior presenta una incisión y la vibrisas son largas.


Alimentación
Se alimenta principalmente de tallos tiernos, hojas, frutos y semillas. Es uno de los pocos roedores que toma el alimento con sus manos; lo recoge con la boca, adopta la posición sentada y posterior. Aunque tienen gran capacidad para trepar, obtienen la mayoría de su alimento del suelo.

Distribución
Solo se halla en bosques tropicales de Sur América como en Colombia, Perú, Ecuador, Bolivia, el oeste de Brasil y en las estribaciones de los Andes del noroeste de Venezuela.3​ La pacarana se encuentra en valles boscosos y laderas de montañas a altitudes de 250 - 3200 msnm.1​
Ha recibido 4 puntos

Vótalo:

25

Jutias

Los capromíidos (Capromyinae) son una subfamilia de roedores de la familia Echimyidae conocidos vulgarmente como jutías que habitan el Caribe.1​ Son parecidos a los Cavia. Se conocen 20 especies y la mitad están en riesgo de extinción. Características Recuerdan a los coipús o nutrias en varios aspectos y las especies más grandes alcanzan varios kilogramos de peso. Tienen cola, desde vestigial a prensil. Tienen el cuerpo robusto y cabezas grandes. Muchas especies son herbívoros, aunque algunas comen pequeños animales. En vez de cavar cuevas, hacen nidos en los árboles o en... Ver mas
Los capromíidos (Capromyinae) son una subfamilia de roedores de la familia Echimyidae conocidos vulgarmente como jutías que habitan el Caribe.1​ Son parecidos a los Cavia. Se conocen 20 especies y la mitad están en riesgo de extinción.



Características
Recuerdan a los coipús o nutrias en varios aspectos y las especies más grandes alcanzan varios kilogramos de peso. Tienen cola, desde vestigial a prensil. Tienen el cuerpo robusto y cabezas grandes.

Muchas especies son herbívoros, aunque algunas comen pequeños animales. En vez de cavar cuevas, hacen nidos en los árboles o en cavidades rocosas.

Son cazados por su carne en Cuba, donde suelen cocerse en grandes cacerolas con avellanas silvestres y miel. Una especie de jutía está referenciada en la Base Naval de Guantánamo como "Banana rat" por los militares estacionados ahí.

Clasificación
Se reconocen las siguientes especies:2​1​

Tribu Capromyini Smith, 1842

Género Capromys
Capromys pilorides - Jutía conga
Género Geocapromys
Geocapromys brownii
Geocapromys ingrahami - Jutía de Bahamas
Geocapromys thoracatus †
Género Mesocapromys
Mesocapromys angelcabrerai
Mesocapromys auritus - Jutía rata
Mesocapromys nanus - Jutía enana
Mesocapromys sanfelipensis - jutía de la tierra
Género Mysateles
Mysateles melanurus3​ - Jutía andaraz
Mysateles garridoi - Jutía de Garrido (Esta especie no aparece en la lista de especies autóctonas porque está considerada un taxón de dudosa identidad (species inquerenda) en el reciente estudio de Silva et al. (2007).[cita requerida])
Mysateles prehensilis - Jutía carabalí
Tribu Hexolobodontini † Woods, 1989

Género Hexolobodon †
Hexolobodon phenax †
Tribu Isolobodontini Woods, 1989

Género Isolobodon
Isolobodon montanus †
Isolobodon portoricensis†4​
Tribu Plagiodontini Ellerman, 1940

Género Plagiodontia
Plagiodontia ipnaeum† - Jutía de Samana
Plagiodontia aedium - Jutía de La Española
Plagiodontia araeum†
Género Rhizoplagiodontia†
Rhizoplagiodontia lemkei†
Ha recibido 3 puntos

Vótalo:

26

Agutíes

Dasyprocta es un género de roedores histricomorfos de la familia Dasyproctidae llamados comúnmente agutíes, ñeques, picures, jochis, sereques, añujes, guatuzas o guatines. Distribución geográfica Habitan en América Central, algunas islas del Caribe y en la parte norte y central de Sudamérica, desde la cordillera de los Andes hacia el este, y desde Colombia hasta las zonas selváticas del noreste de Argentina.También en África del Oeste. Características Su cuerpo mide entre 41 y 66 cm de longitud y su cola, de 1 a 3 cm, está desprovista de pelo. Alcanzan una altura de 27 a 36 cm... Ver mas
Dasyprocta es un género de roedores histricomorfos de la familia Dasyproctidae llamados comúnmente agutíes, ñeques, picures, jochis, sereques, añujes, guatuzas o guatines.


Distribución geográfica
Habitan en América Central, algunas islas del Caribe y en la parte norte y central de Sudamérica, desde la cordillera de los Andes hacia el este, y desde Colombia hasta las zonas selváticas del noreste de Argentina.También en África del Oeste.

Características
Su cuerpo mide entre 41 y 66 cm de longitud y su cola, de 1 a 3 cm, está desprovista de pelo. Alcanzan una altura de 27 a 36 cm. Pesan entre 2 y 5 kg. Cada uno de sus miembros anteriores posee 4 dedos con uñas, que usan para sostener los alimentos y cada pata posterior tiene 3 dedos y mide entre 12 y 14 cm de largo. Los machos son mayores que las hembras. El pelaje de la espalda y el de la nuca es eréctil y se encrespa durante el cortejo y en caso de peligro.

Historia natural
El hábitat de los agutíes es principalmente el sotobosque de las selvas tropicales y los bosques de galería, aunque se adapta a las sabanas y los campos de cultivo.

Se alimentan de frutos y semillas, especialmente de palmas, también de tubérculos y brotes de hierba. Acostumbra a enterrar semillas cada vez que se alimenta, para comerlas cuando hay escasez. Excavan madrigueras con varias galerías de más de 60 cm, cubriendo con ramas y hojas las entradas.

Son diurnos, más activos en la mañana temprano y al final de la tarde, se refugian en la noche en las madrigueras. Cuando se sienten amenazados por la presencia humana, pueden adoptar hábitos nocturnos. Exploran un territorio hasta de 2 hectáreas. Marcan los límites de su territorio, las rutas, los comederos y la madriguera con el olor que producen un par de glándulas invertidas que tienen en el periano y con la orina.

Son monógamos. Durante el cortejo el macho danza frenéticamente frente a la hembra y la rocía con orina, hasta que finalmente la hembra lo acepta. El período de gestación dura en promedio 103 días y nacen, en cada parto, de 2 a 4 crías. El destete se produce entre los 4 y 5 meses de edad.

Clasificación
Junto con el género Myoprocta (los acuchíes o agutíes enanos) forma la familia de los dasipróctidos (algunos investigadores añaden un tercer género al clado: Agouti, pero esta opinión está en retroceso). El género Dasyprocta comprende once especies.

Especies

Agutí brasileño.
Dasyprocta azarae Lichtenstein, 1823 (Agutí de Azara): Sur de Brasil, Paraguay, noreste de Argentina.
Dasyprocta coibae Thomas, 1902 (Ñeque de Coiba): Panamá.
Dasyprocta cristata Desmarest, 1816 (Agutí de cresta): Surinam.
Dasyprocta fuliginosa Wagler, 1832 (Agutí negro, picure negruzco): Colombia, occidente y sur de Venezuela, Ecuador, noroccidente de Brasil.
Dasyprocta guamara Ojasti, 1972 (Guamara, picure del delta del Orinoco): Nororiente de Venezuela.
Dasyprocta kalinowskii Thomas, 1897 (Agutí de Kalinowski): Perú.
Dasyprocta leporina Linnaeus, 1758 (Agutí brasileño o de caderas anaranjadas): Brasil, Guyana, sureste de Venezuela.
Dasyprocta mexicana Saussure, 1860 (Serete mexicano, guaqueque, cuautuza): México.
Dasyprocta prymnolopha Wagler, 1831 (Agutí de caderas negras): Noreste de Brasil.
Dasyprocta punctata Gray, 1842 (Agutí centroamericano, guatín amarillo, jochi colorado): Centroamérica, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, occidente de Venezuela.
Dasyprocta ruatanica Thomas, 1901 (Agutí de la isla de Roatán): Honduras.
Ha recibido 3 puntos

Vótalo:

27

Coendú

El puercoespín arborícola (Coendou prehensilis) es una especie de roedor histricomorfo de la familia Erethizontidae. Habitan en los bosques desde Colombia hasta el norte de Argentina y Uruguay. Es una de las diez especies de puercoespines de América, distribuidos en cinco géneros. Características La longitud de su cuerpo llega hasta 55 cm de longitud, la de su cola es de 33 a 48 cm y su peso llega hasta 4 kg. La parte dorsal está cubierta de espinas o púas fuertes y juntas. Muchas de ellas son tricolor con bandas casi de igual ancho, blanco y amarillo pálido en la base y en la punta... Ver mas
El puercoespín arborícola (Coendou prehensilis) es una especie de roedor histricomorfo de la familia Erethizontidae. Habitan en los bosques desde Colombia hasta el norte de Argentina y Uruguay. Es una de las diez especies de puercoespines de América, distribuidos en cinco géneros.
Características
La longitud de su cuerpo llega hasta 55 cm de longitud, la de su cola es de 33 a 48 cm y su peso llega hasta 4 kg. La parte dorsal está cubierta de espinas o púas fuertes y juntas. Muchas de ellas son tricolor con bandas casi de igual ancho, blanco y amarillo pálido en la base y en la punta, negras o castaño oscuro en el centro.

Las espinas de la cabeza, patas y cola son cortas, las de la espalda son largas y gruesas. La cabeza es redonda; la nariz y los labios, grandes, bulbosos, suaves y rosados; las orejas son pequeñas. Las vibrisas son muy largas, llegando hasta los hombros. La cola carece de espinas y es fuerte y prensil, con la parte superior adaptada para agarrarse a las ramas. Los pies poseen almohadillas anchas expandidas en oposición a cuatro garras, fuertes y dobladas hacia adentro.

Historia natural
Es de hábitos nocturnos, vive en las ramas de los árboles de las que casi nunca baja, solitario o en pareja. De día duerme entre los árboles huecos. Prefiere los niveles altos y medios de los bosque con lianas. No salta, y para cruzar un espacio entre dos árboles, debe descender hasta el suelo. Se alimenta de hojas, frutos y ramas verdes y pequeñas.

La gestación dura 203 días, después de lo cual nace generalmente una sola cría cubierta de pelos rojos y pequeñas espinas que se endurecen inmediatamente después del parto. El destete ocurre hacia las 10 semanas. La madurez sexual la alcanzan en 19 meses.

No es agresivo pero se defiende con fuerza si es molestado o atacado.
Ha recibido 3 puntos

Vótalo:

28

Tuzas

Los geómidos (Geomyidae) son una familia de roedores castorimorfos conocidos vulgarmente como tuzas, taltuzas o ratas de abazones. Se encuentran en Riverland, Canadá, Estados Unidos, México, América Central y Colombia. En México habitan seis especies que se encuentran en peligro de extinción. Tuza es una palabra de origen náhuatl "tozan". Características Las tuzas tienen una constitución fuerte, con tamaños que van desde doce hasta treinta centímetros de longitud, y un peso de unos cien gramos. Pocas especies llegan a alcanzar pesos cercanos a 1 kg. Los machos siempre son más... Ver mas
Los geómidos (Geomyidae) son una familia de roedores castorimorfos conocidos vulgarmente como tuzas, taltuzas o ratas de abazones. Se encuentran en Riverland, Canadá, Estados Unidos, México, América Central y Colombia.

En México habitan seis especies que se encuentran en peligro de extinción. Tuza es una palabra de origen náhuatl "tozan".

Características
Las tuzas tienen una constitución fuerte, con tamaños que van desde doce hasta treinta centímetros de longitud, y un peso de unos cien gramos. Pocas especies llegan a alcanzar pesos cercanos a 1 kg. Los machos siempre son más grandes que las hembras y pueden ser casi el doble su peso. La mayoría de las tuzas poseen pelo marrón u otro color que a menudo coincide estrechamente con el color del suelo en el que viven. Otra característica que poseen son sus grandes mejillas como bolsitas (abazones), de donde deriva su nombre en inglés "pocket gophers". Estas bolsitas son de piel alineada, y pueden ser vueltas hacia adentro. Se extienden desde los lados de la boca hasta el perímetro de los hombros. Tienen pequeños ojos y una corta y peluda cola que utiliza para sentir los túneles cuando camina hacia atrás.

A menudo son confundidas con los topos, tanto por su apariencia como su comportamiento, con los que no guardan ningún parentesco.

Conducta, comportamiento y hábitos generales
Todas las tuzas cavan madrigueras en las que pasarán casi la mitad de la vida. También suelen almacenar comida, y usan sus mejillas como bolsitas para transportar comida a sus madrigueras. Las tuzas pueden encontrarse en grandes grupos. Una señal inequívoca de su presencia en una zona es la aparición de montículos de tierra fresca de casi 20 cm de diámetro sobre el terreno. Estos montículos suelen aparecer en huertas, pastizales, o granjas, tanto en tierra dura y pedregosa como en suelo húmedo. También les gusta alimentarse de verduras, en especial de bulbos y raíces, como papas y zanahorias. Por esta razón, algunas especies se consideran plagas agrícolas. También pueden dañar árboles en los bosques.

Aunque intentan huir cuando se sienten amenazados, pueden atacar a otros animales, incluso a gatos y seres humanos, y pueden causar graves mordeduras con sus largos y afilados dientes. Las tuzas son solitarias fuera de la temporada de cría, sumamente territoriales. La zona territorial de cada tuza varía en tamaño dependiendo de los recursos disponibles. Machos y hembras pueden compartir algunas cámaras de anidación en las madrigueras y sus territorios fronterizos pacíficamente, pero en general, cada tuza habita su propio sistema de túneles individuales. Dependiendo de la especie y las condiciones locales, las tuzas pueden tener distintas temporadas de cría al año, o pueden reproducirse todo el año. Cada camada típicamente consta de dos a cinco crías, aunque este número puede ser más elevado en algunas especies. Las crías nacen ciegas y completamente vulnerables, y son destetadas a los cuarenta días de haber nacido.

Taxonomía
La familia Geomyidae incluye seis géneros vivos:1​2​3​

Diplolophus†
Lignimus†
Schizodontomys†
Subfamilia Entoptychinae†
Tribu Pleurolicini†
Pleurolicus†
Tenudomys†
Ziamys†
Tribu Entoptychini†
Entoptichus†
Gregorymys†
Subfamilia Geomyinae
Tribu Dikkomyini†
Dikkomys†
Parapliosaccomys†
Pliosaccomys†
Tribu Progeomyini†
Progeomys†
Tribu Geomyini
Cratogeomys
Geomys
Orthogeomys
Pappogeomys
Pliogeomys†
Zygogeomys
Tribu Thomomyini
Thomomys
Ha recibido 3 puntos

Vótalo:

Comentarios
¡¡Comenta!!

Buscador

 
Listeros 20m
Grupo de Facebook · 6 miembros
Unirte al grupo
Como parte de la renovación y modernización de Listas de 20Minutos, hemos abierto este exclusivo grupo de Facebook para los listeros, para que os conozcáis mejor y compartáis experiencias. Aquí podéis difundir vuestras Listas, distribuir las de otros usuarios y dejarnos todo tipo de comentarios. ¿Te vienes?
 

© 2013-2019 - Listas de 20minutos.es | Tags populares