¿Cuál creéis qué es la más bonita catedral del mundo que os propongo? (excepto España)

¿Cuál creéis qué es la más bonita catedral del mundo que os propongo? (excepto España)

Publicada el 29.06.2018 a las 21:58h.

Una catedral es un templo cristiano, donde tiene sede o cátedra el obispo, siendo así la iglesia principal de cada diócesis o Iglesia particular. La sede o cátedra episcopal es el lugar desde donde cada obispo preside la comunidad cristiana, enseñando la vida de fe y la doctrina de la Iglesia. La Iglesia ortodoxa se refiere a sus catedrales como gran iglesia, aunque suele traducirse como catedral Historia[editar] Las catedrales surgieron como una nueva construcción, o como evolución... (continuar leyendo)

Etiquetas: bonita, catedral, del, mas, mundo, que

Avatar de irenegm

Último acceso 09:58h

CATEDRAL DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN (CIUDAD DE LA PLATA)

1

CATEDRAL DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN (CIUDAD DE LA PLATA)

La Catedral de la Inmaculada Concepción, también conocida como Catedral de La Plata,1​ es el principal templo católico de la ciudad de La Plata (capital de la Provincia de Buenos Aires, en la República Argentina) y una de las iglesias más grandes del mundo. Se encuentra ubicada entre las calles... Ver mas
La Catedral de la Inmaculada Concepción, también conocida como Catedral de La Plata,1​ es el principal templo católico de la ciudad de La Plata (capital de la Provincia de Buenos Aires, en la República Argentina) y una de las iglesias más grandes del mundo. Se encuentra ubicada entre las calles 14 y 15, y entre las avenidas 51 y 53, frente a la Plaza Moreno.


La Catedral sin sus torres y la Plaza Moreno en una postal de los años 1930.
Historia[editar]

Fachada del anteproyecto original, dibujada por Ernest Meyer en 1898.
Fue proyectada por el Departamento de Ingenieros de la provincia de Buenos Aires, al mando del ingeniero Pedro Benoit, correspondiendo los dibujos al arquitecto Ernesto Meyer, colaborando con ellos el Arquitecto Emilio Coutaret. Para su construcción fueron inspiración las catedrales de Amiens (Francia) y la de Colonia (Alemania). Presenta un estilo neogótico. La piedra fundacional fue colocada en 1884, situándose el acta de fundación en una urna de cristal junto con monedas de plata y bronce, tarjetas y una medalla con la imagen del papa León XIII; la misma se halla en una caja de mármol negro en la cual se inscribió ANNO DOMINI 1884.

El 22 de diciembre de 1902 fue inaugurada la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores, en el cincuentenario de la ciudad, comenzando a funcionar la Catedral como templo mayor el 19 de noviembre de 1932, fecha considerada como inaugural. Así quedaron abiertas al culto la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores (en la planta baja, con entrada por calle 53 e/ 14 y 15) y la Iglesia de la "Cátedra", bajo el patrocinio de la "Inmaculada Concepción", en la parte superior del edificio.

Tareas de restauración y terminación[editar]

Detalle de los nuevos ornamentos añadidos a la entrada principal en la restauración

Vista del altar.

Detalle. Lateral sudeste de la Catedral de La Plata vista desde la Torre de Jesús a 42 m de altura.

Vista de las columnas mirando hacia la girola.
A fines de la década de 1930, las obras de construcción de la catedral se interrumpieron por tiempo indefinido. De acuerdo con algunos estudios, los cimientos originales eran insuficientes para completar las torres y revestir la catedral de piedra, tal como estaba planeado en el diseño original.

A mediados de la década de 1990, tras sesenta años de haber interrumpido las tareas, la Unidad Ejecutora de las Obras de la Catedral anunció que el edificio sería restaurado y completado, y para ello se sancionó la ley provincial 11.861, en 1996.2​ El 16 de febrero de 1998, el gobierno provincial a cargo de Eduardo Duhalde adjudicó la primera etapa a la Unión Transitoria de Empresas "Carner" y "Palma-Rol Ingeniería".3​ La obra de restauración y terminación de la catedral incluyó las siguientes tareas:

Reforzar los cimientos.
Detener el deterioro de los ladrillos y las juntas.
Completar las dos torres laterales, seis torretas, 200 pináculos, y 800 agujas y detener su derrumbe parcial.
Instalar un carillón de 25 campanas.
Sustituir la cruz de hierro del cuerpo principal.
La tarea se realizó utilizando técnicas muy modernas. Por ejemplo, el refuerzo de los cimientos se realizó mediante un sistema de micropilotaje de hormigón que se inyectó a través de pequeñas perforaciones.


Detalle de la torre Jesús.
Se decidió no revestir el templo de piedra, sino dejarlo con ladrillo a la vista. Este arreglo le da a la catedral un carácter muy singular y diferente a otras catedrales neogóticas, y evoca el estilo gótico báltico, a veces llamado gótico de ladrillos.


Vista nocturna desde la Plaza Moreno.
El 20 de diciembre de 1998 el Ballet del Teatro Argentino bailó una coreografía preparada para el Magnificat BWV 243 de Bach, para celebrar las obras de terminación de la fachada e instalación de los cristales del rosetón.4​5​ El papa Juan Pablo II bendijo los trabajos.6​ Las obras principales, incluyendo dos gigantescas torres de 112 m de altura, concluyeron a fines de 1999,7​ y un festejo de inauguración se realizó la noche de ese 19 de noviembre,8​ pero habrá tareas menores que quedarán pendientes por muchos años.

Descripción[editar]

Vista parcial del techo y de la cúpula central.
Es notable la belleza de su piso pulido a espejo, realizado en piedra granítica procedente de Olavarría (rosado), Calamuchita (negro) y San Luis (gris). Los 7000 m2 de techo estuvieron a cargo de Luis Tiberti. Posee 89 ventanales, de los cuales 37 son vitrales, (de origen francés y alemán) y representan al Antiguo y al Nuevo Testamento. Los confesionarios son cuatro, realizados en roble de Eslavonia por José Shenke. Cuenta con innumerables tallas de madera, realizadas por el escultor tirolés Leo Moroder. Se destaca el coro de canónigos realizado por el escultor tirolés Leo Mahlknecht en colaboración con sus hermanos Vigilio y Augusto, para Mahlknecht Hnos., Arte Cristiano. En la cripta, se encuentra el sepulcro de Dardo Rocha, y de su esposa Paula Arana.

A finales de 1994 fue considerada una de las diez iglesias catedrales más importantes del mundo. Su nombre fue inscripto en la basílica de San Pedro de la Ciudad del Vaticano.

La catedral de La Plata con sus torres de 112 metros de altura se ubica en quinto lugar de las construcciones religiosas más altas de América, siendo rebasada por la Catedral de Maringá en Brasil con 124 metros de altura, la Riverside Church en Nueva York con 119 metros de altura, la Basílica del Voto Nacional de Quito con sus dos torres frontales de 115 metros de altura y la Catedral de Manizales en Colombia con su torre central de 113 metros de altura. Le sigue el Santuario Guadalupano, en Zamora Michoacán, México con 107.5 metros de altura, la Basílica de Nuestra Señora de Luján con 106 metros de altura y la Catedral de San Patricio (St. Patrick's Cathedral) en Nueva York, con 100 metros de altura.

El Museo[editar]
El Museo de la Catedral de La Plata fue creado por la Fundación Catedral de La Plata. Funciona en el subsuelo de la Catedral, con su entrada por debajo de la Escalinata principal. Está ubicado en calle 14 entre 51 y 53 de La Plata. Este Museo contribuye a la toma de conciencia sobre la necesidad de conocer, valorar y proteger el patrimonio cultural de la Ciudad de La Plata, cumpliendo un rol educativo dentro de la comunidad en la que está inserto. Mediante un ordenamiento temático y cronológico permite conocer las causas que determinaron el emplazamiento de la Catedral, las características del estilo, materiales utilizados, las etapas de construcción, la ornamentación y los hombres que intervinieron en la realización de la obra. La Catedral posee, además, un servicio de cafetería, boutique de objetos religiosos, recuerdos, postales, catálogos, etc.

Sala permanente
En su interior se observan los moldes y accesorios utilizados durante la construcción del Templo, así como la valiosa colección de los planos originales del mismo y de la ciudad, también fotos y medallas recordatorias. En vitrinas especiales se guardan ornamentos religiosos de gran contenido artístico e histórico.

Sala temporal
Que se renuevan mes a mes, donde se efectúan exposiciones tanto de afamados artistas como muestras colectivas de artistas jóvenes, por ejemplo de agosto a septiembre de 1997 se llevó a cabo el Primer Salón de Arte Sacro Joven, de características únicas en el país y que alcanzó gran relevancia.

Visitas guiadas[editar]

La catedral de La Plata guarda enigmas en su fachada que solo podían ser resueltos por aquellos a quienes eran remitidos.
Se ofrecen al público visitas guiadas a través de su servicio educativo, al templo y al mismo museo. Estas visitas se organizan para los concurrentes y grupos de estudiantes. En cada caso, la visita se adapta al nivel e interés del grupo. Las guías informan acerca de la historia del edificio, el momento histórico de su fundación, su relación con la ciudad, etc.

Horarios de visitas guiadas
Las visitas guiadas grupales se realizan de martes a viernes en los horarios de: 10.30, 14.30 y 16.00. Deben solicitarse previa reserva telefónica. Así, les informarán cuáles son los horarios disponibles en la semana. Los grupos deben estar constituidos por al menos 10 personas.

El ascensor[editar]
Dentro del Museo funciona un ascensor el cual permite acceder a una vista panorámica de la ciudad y observar detalles del edificio más de cerca. Es un recorrido al que se accede con un guía. Se puede realizar el ascenso de martes a domingos a partir de las 10.30 de la mañana. Cada 30 o 45 minutos. Los horarios no son fijos y se reservan con la misma entrada (el próximo disponible que haya en ese momento). Generalmente de martes a viernes se hacen paradas en los dos niveles, y los fines de semana, hasta los 63 metros. Esto, por una cuestión de agilizar el turismo de fin de semana que es masivo. Se recomienda a todos los visitantes concurrir temprano sobre todo los sábados, domingos y feriados, para poder tener acceso, ya que a determinada hora los cupos de los ascensos, que tienen una capacidad de carga se llenan.
Ha recibido 197 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE SAL (ZIPAQUIRÁ/CUNDINAMARCA (COLOMBIA)))

2

CATEDRAL DE SAL (ZIPAQUIRÁ/CUNDINAMARCA (COLOMBIA)))

La Catedral de Sal es un recinto construido en el interior de las minas de sal de Zipaquirá, en el departamento de Cundinamarca, Colombia. El diseño arquitectónico y artístico de la nueva Catedral de Sal, es propio del arquitecto bogotano Roswell Garavito Pearl, el cual salió aprobado tras la... Ver mas
La Catedral de Sal es un recinto construido en el interior de las minas de sal de Zipaquirá, en el departamento de Cundinamarca, Colombia.

El diseño arquitectónico y artístico de la nueva Catedral de Sal, es propio del arquitecto bogotano Roswell Garavito Pearl, el cual salió aprobado tras la elección del proyecto que contenía un total de 44 propuestas en un concurso convocado por la Sociedad Colombiana de Arquitectos en 1990; mientras que la dirección técnica de ingeniería fue ejecutada por el ingeniero bogotano Jorge Enrique Castelblanco Reyes.

En su interior se encuentra una rica colección artística, especialmente de esculturas de sal y mármol en un ambiente lleno de un profundo sentido religioso que atrae a turistas.1​

La catedral de Sal de Zipaquirá es considerada como uno de los logros arquitectónicos y artísticos más notables de la arquitectura colombiana,2​ por lo que se le ha otorgado incluso el título de joya arquitectónica de la modernidad.3​ La importancia de la Catedral, radica en su valor como patrimonio cultural, religioso y ambiental.4​

En 2007 mediante un concurso para elegir las 7 Maravillas de Colombia; la Catedral de Sal obtuvo la mayor votación; convirtiéndola en la Maravilla No.1 de Colombia, aunque también fue propuesta entre las Nuevas siete maravillas del mundo moderno.

La iglesia subterránea hace parte del complejo cultural "Parque de la Sal",5​ espacio cultural temático dedicado a la minería, la geología y los recursos naturales.

Ubicación[editar]
La Catedral de Sal se encuentra en la Ciudad de Zipaquirá, población del Departamento de Cundinamarca, a 29 kilómetros al norte del Distrito Capital de Bogotá y a una altitud de 2.680 msnm. Por vía férrea la Catedral dista de la ciudad de Bogotá unos 48 kilómetros, el recorrido es realizado por el Tren de la Sabana. La población no es sólo célebre por la explotación de sal, sino también por uno de los hallazgos de restos humanos más antiguos de Colombia en el Valle de El Abra.6​

El Parque de la Sal[editar]

La Catedral hace parte del Parque temático. Esta es la entrada a las galerías subterráneas del Santuario, presidida por un alto relieve que hace homenaje a los mineros de la sal, los responsables de hacer de esta vieja mina un espacio religioso y cultural.
Aunque la Catedral en sí misma llega a ser el principal atractivo, ella forma parte del complejo temático El Parque de la Sal, el cual tiene un área de 32 ha y constituye una reserva natural única que contrasta con una de las actividades de explotación de los recursos que más altera los ecosistemas: la minería. En el parque, los visitantes no sólo pueden admirar un encuentro sorprendente entre la delicadeza del arte con la rudeza de la explotación minera, sino también obtener una interesante lección de geología y de las maneras de conservar los recursos naturales paralelo al desarrollo de un país. De esta manera, el Parque, en unión con la Catedral de Sal, es objetivo del turismo nacional e internacional e interesa en particular al ecoturismo, al turismo religioso y a los amantes de las ciencias geológicas.

Los sitios más importantes del Parque de la Sal son:

La plaza en donde se encuentra la cruz (de 4.20 ms de altura) en lo que se denomina "El Eje Sacro"
El Domo Salino
La Mina
El Museo de la Salmuera, construido en los tanques ya en desuso. Es uno de los lugares más importantes del Parque de la Sal después de la Catedral. En el mismo, el visitante adquiere una idea pedagógica del proceso de la explotación de la sal, los estudios geológicos y la historia, construcción e ingeniería de la Catedral de Sal.
El embalse
El área de bosques
La Catedral de Sal, iglesia subterránea en donde se encuentra además del santuario religioso, el Auditorio.
Las salinas de Zipaquirá[editar]

A lo largo de la galería de acceso se encuentran las estaciones del Viacrucis, un recorrido que hace memoria del Camino al Gólgota de Jesucristo con su Cruz. Aquí una de ellas. Fotografía Nidya Rincón, Catedral de Sal
La antigüedad e importancia de las salinas de Zipaquirá fueron ampliamente referenciadas por el sabio Alexander von Humboldt (1769 - 1859) en la visita que este hizo al lugar en 1801.7​

Inicia su relación Humboldt haciendo una comparación de este yacimiento con los que había visto en Europa, como los de España, Suiza, Polonia y el Tirol. A continuación destaca la importancia de dicha explotación en la economía, y en especial la relevancia que tiene para los gobiernos por concepto de recaudación fiscal
8​

En su libro Memoria razonada de las salinas de Zipaquirá Humboldt describe el objeto de su estudio, tal como es referenciado por los editores y, científico y visionario como era, deja apuntes de valor incuestionable:

Desecha Humboldt la idea de que la mina de Zipaquirá está unida a otras formaciones como las explotadas en Nemocón y Sesquilé. Evalúa la capacidad de la mina de Zipaquirá y concluye que debe medir 500.000 toesas cuadradas. Crítica la manera en que se ha abierto la excavación, y señala que la manera como se hace será un inconveniente para su explotación en el futuro. Recomienda que la explotación se efectúe por medio de galerías, como se hace en Europa, ya que las minas dedicadas a la explotación de sal gema no requieren de galerías apuntadas con madera, lo que las haría más costosas
9​
Los estudios practicados en el lugar por arqueólogos y geólogos, han encontrado que la explotación de las minas se daba ya desde el siglo V y que corresponde a una de las principales actividades económicas10​ y al desarrollo de la cultura Muisca en el Altiplano Cundiboyacense.11​

Formación geológica[editar]

"¡Tocad la trompeta en Sion, clamad en mi monte santo!".12​ Un ángel en el coro con la trompeta, símbolo bíblico de la visita de Dios, anuncia en el contexto la resurrección de Jesucristo. Al fondo el Altar de la Catedral presidido por la gran Cruz.
Los depósitos de sal de las Montañas de Zipaquirá tienen una datación de 200 millones de años, elevados sobre la superficie en el periodo terciario tardío hace 30 millones de años y concentrados en el lugar donde hoy se encuentran. Bajo presión y calor, la sal se desplaza de manera similar a los glaciares, por lo que se pierde el rastro de la estratificación y se crea una masa homogénea de sal.

La acumulación de los depósitos de sal formaron montañas por encima del nivel del altiplano, lo que facilitó la excavación de túneles para su extracción. Evidencias de antiguas explotaciones de los yacimientos se datan en tiempos previos a la llegada de los españoles durante el siglo XVI.

Las minas ya tenían tradición de santuario religioso hecho por los mineros antes de la inauguración de la Catedral en 1954, la cual se dedicó a Nuestra Señora del Rosario, que en la religiosidad católica es la Patrona de los Mineros. En diciembre de 1995 se inauguró la actual Catedral.13​

Historia de la Catedral[editar]
Antecedentes[editar]
En 1801, Humboldt argumentó que el modo de extracción de la sal en gachas (usado por los pobladores de Tocancipá y Gachancipá) no era práctico y generaba gastos adicionales, por lo que propuso usar calderos para extraer sal. Dicha propuesta comenzó a ponerse en práctica en 1816, el mismo año en que se abrió el primer socavón bajo la dirección de Jacobo Wiesner. En 1834 y bajo la dirección de los ingenieros Mac-Douall y Nirkmainden se construyó el socavón de Guasá. En 1855 fue construido el socavón de El Manzano (también conocido como El Zanjón). En 1876 y bajo la dirección de Trofimo Verany se construyeron los socavones de Potosí y Peñalisa. Esos socavones serían la base de la catedral.14​

La catedral antigua[editar]

La Cruz se levanta imponente sobre el Altar de la nave central como símbolo fundamental del cristianismo católico.
En 1932, Luis Ángel Arango (directivo del Banco de la República) tuvo la idea de construir una capilla subterránea, impresionado por la devoción que los obreros manifestaban antes de iniciar su jornada laboral, adornando los socavones con imágenes de santos a los que imploraban protección.14​ La tarea de construcción le fue encomendada al arquitecto José María González.15​

Con el apoyo del presidente Laureano Gómez, el 7 de octubre de 1950 iniciaron los trabajos de construcción de la catedral, la cual fue inaugurada el 15 de agosto de 1954.15​

La mina poseía entonces cuatro niveles de explotación, cada uno de ellos con una extensión de 80 m . La antigua catedral estaba ubicada en el segundo nivel.14​

La antigua catedral medía 120 m de largo, una superficie de 5.500 m² y una altura de 22 m . En su interior había 6 columnas, cada una con una base de 80 m². Tenía capacidad para 8.000 personas.14​

Al fondo de la catedral se podía ver una gran cruz de madera, la cual era iluminada desde su base para proyectar una sombra que representaba a Cristo con los brazos abiertos.14​

En la nave derecha se encontraban el coro y las estaciones del Viacrucis decoradas con grandes números romanos dorados. En el fondo de esta nave se ubicaba la capilla de la Virgen del Rosario, en cuyo altar labrado en roca estaba la imagen de la Virgen, moldeada por Daniel Rodríguez Moreno. La imagen, que tiene una dimensión de 70 cm de altura, fue trasladada a la nueva Catedral.

La nave izquierda era llamada «El Nacimiento» y poseía una gruta que simbolizaba el nacimiento de Jesús en Belén; este espacio conducía al Bautisterio que estaba representado por una cascada, símbolo del bautismo de Jesucristo en el Río Jordán.

La Catedral presentaba un aspecto majestuoso al visitante del cual era primordial el juego de efectos de la luz puestos de tal forma que crearan una atmósfera de símbolos proyectados en paredes y cielo raso.

La antigua catedral fue cerrada en septiembre de 1992 debido a fallas estructurales.16​

La catedral nueva[editar]

"Entonces Dios el Señor formó al hombre con polvo del suelo e insufló en sus narices aliento de vida, y resultó el hombre un ser viviente".17​ Detalle de la "La Creación de Adán" del Maestro Carlos E. Rodríguez Arango (mármol). La obra hace memoria del trabajo de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina.
La construcción de la catedral actual fue iniciada en 1991, 60 m debajo de la catedral antigua. El Instituto de Fomento Industrial, la Concesión Salinas y la Sociedad Colombiana de Arquitectos lanzaron una convocatoria a un concurso de arquitectura para elegir el diseño de la nueva catedral.14​ Se recibieron 44 propuestas, de las cuales salió ganadora la del arquitecto Roswell Garavito Pearl, quien dentro del diseño arquitectónico incluyó varios símbolos que pretendían destacar el aspecto místico-religioso.18​ La nueva catedral fue inaugurada el 16 de diciembre de 1995, con la presencia del presidente Ernesto Samper.18​ 19​

El diseño comprende las siguientes tres secciones principales:

El Viacrucis: la puerta de ingreso conduce al túnel, a lo largo del cual se encuentran las estaciones del Viacrucis (Vía al Calvario), que consisten en pequeños altares tallados en roca de sal. El túnel conduce hacia la Cúpula.
La Cúpula, la rampa de descenso y los balcones: se llega entonces a la rampa del descenso principal. La sección intermedia parte desde la Cúpula, desde la cual se puede observar la inmensa cruz tallada en bajo relieve. Desde ahí se puede descender hacia los balcones sobre las cámaras, el coro y las escaleras del laberinto del Nártex.
Las naves de la Catedral: el tramo final conduce al centro de la Catedral en donde se dividen las estructuras espaciales de la misma. Estas estructuras están intercomunicadas por una grieta que simboliza el nacimiento y muerte de Cristo. En la nave central está la cruz de 16 m , el Altar Mayor y el comulgatorio que separa el santuario de la Asamblea; en la profundidad de la nave se encuentra La Creación del Hombre, Homenaje a Miguel Angel obra tallada en mármol del escultor Carlos Enrique Rodríguez Arango. Cuatro inmensas columnas cilíndricas simbolizan los cuatro evangelistas y éstas están atravesadas por una grieta que simboliza la natividad y descendimiento de Cristo.
Una planta de energía eléctrica propia y una vía vehicular que sólo puede ser usada en ocasiones especiales son parte del complejo de este monumento, además de una óptima infraestructura de servicios preparados para la atención y seguridad de los visitantes, peregrinos o turistas.

Otras construcciones de sal[editar]

Aunque subterránea, no hay Catedral sin Cúpula. Después de pasar la Vía del Viacrucis, se encuentra el domo o Cúpula de la Catedral, que simboliza en la religiosidad cristiana los cielos.
La Catedral de Sal de Zipaquirá, aunque es única en el mundo como santuario religioso y cultural, no es la única experiencia de utilización de una mina como espacio alternativo. Otra experiencia similar puede encontrarse en las Minas de sal de Wieliczka, el más grande museo de sal de Europa,20​ construido en una mina de sal de 700 años de antigüedad, a 15 km al sur de Cracovia (Polonia). La Catedral de Sal, sin embargo, permanece como una obra de interés mundial y patrimonio cultural e histórico de Colombia.
Ha recibido 190 puntos

Vótalo:

CATEDRAL METROPOLITANA DE LA CIUDAD DE MÉXICO

3

CATEDRAL METROPOLITANA DE LA CIUDAD DE MÉXICO

La Catedral Metropolitana de la Asunción de la Santísima Virgen María a los cielos de Ciudad de México es la sede de la Arquidiócesis Primada de México y se ubica en el lado norte de la Plaza de la Constitución en el Centro Histórico de la Ciudad de México, en la Delegación Cuauhtémoc. Al formar... Ver mas
La Catedral Metropolitana de la Asunción de la Santísima Virgen María a los cielos de Ciudad de México es la sede de la Arquidiócesis Primada de México y se ubica en el lado norte de la Plaza de la Constitución en el Centro Histórico de la Ciudad de México, en la Delegación Cuauhtémoc. Al formar parte del mencionado conjunto arquitectónico en esa área de la ciudad, es en consecuencia Patrimonio de la humanidad desde 1987.

Las medidas aproximadas de este templo son 59 metros de ancho por 128 de largo y una altura de 67 metros hasta la punta de las torres. Es una de las obras más sobresalientes de la arquitectura hispanoamericana.3​4​5​ Fue construida, según los planos del arquitecto español Claudio de Arciniega que se inspiró en catedrales españolas,6​ alrededor de una iglesia que fue erigida en el lugar poco después de la conquista española de Tenochtitlán. Las obras comenzaron en 1573, concluyeron en el interior en 1667 y en el exterior hasta 1813.7​

Debido al prolongado tiempo que llevó su construcción, poco menos de 250 años, prácticamente todos los principales arquitectos, pintores, escultores, doradores y demás artistas plásticos del virreinato trabajaron en algún momento en la edificación del recinto. Esa misma condición, la de su extenso lapso de edificación, permitió que se integraran en ella los diversos estilos arquitectónicos que estuvieron vigentes y en boga en esos siglos: gótico, barroco, churrigueresco, neoclásico, entre otros. Misma situación experimentaron los distintos ornamentos, pinturas, esculturas y mobiliario en el interior.8​9​

Su realización significó un punto de cohesión social, pues en ella participaron lo mismo autoridades eclesiásticas, gubernamentales, distintas cofradías y hermandades religiosas, que múltiples generaciones de grupos sociales de todas las clases.10​

Es también, como consecuencia de la influencia de la iglesia católica en la vida pública, que el inmueble se entrelazó con acontecimientos de trascendencia histórica para las sociedades de la Nueva España y del México independiente. Por citar algunos, se encuentran la coronación de Agustín de Iturbide como emperador de México; el resguardo de los restos fúnebres del mencionado monarca; sepultura hasta 1925 de varios de los próceres de la independencia como Miguel Hidalgo y Costilla y José María Morelos y Pavón; las disputas entre liberales y conservadores ocasionadas por la separación de la iglesia y el estado en la Reforma; la coronación de Maximiliano de Habsburgo y su esposa Carlota Amalia como emperadores de México; el cierre del inmueble en los días de la Guerra Cristera; las visitas de los Papas Juan Pablo II (26 de enero de 1979) y Francisco (13 de febrero de 2016); los festejos del bicentenario de la independencia, entre otros.11​

La catedral presenta cuatro fachadas en las que se abren portadas flanqueadas por columnas y estatuas. Cuenta con cinco naves que se componen de 51 bóvedas, 74 arcos y 40 columnas; Hay dos torres-campanario que contienen actualmente 35 campanas. En su interior destacan dos grandes altares, la sacristía y el coro. Existen dieciséis capillas dedicadas a diferentes santos, cuya construcción fue patrocinada por diferentes hermandades religiosas. Las capillas están ricamente adornadas con altares, retablos, pinturas, muebles y esculturas. En el coro catedralicio se encuentran dos de los órganos dieciochescos más grandes del continente. Bajo el edificio hay una cripta en la que reposan los restos de algunos arzobispos de México. Junto a la catedral se encuentra el sagrario, en cuyo interior se ubica el baptisterio.


Historia[editar]
Antecedente: La Iglesia mayor[editar]
Luego de la conquista española del imperio azteca, y tras el regreso de Hernán Cortés de la exploración de la actual Honduras, los conquistadores decidieron construir una iglesia en el lugar en el que se encontraba el Templo Mayor de la ciudad azteca de Tenochtitlán para, de este modo, consolidar el poder español sobre el territorio recién conquistado. Hay constancia de la existencia de un gran templo mayor dedicado al dios Quetzalcóatl, un templo dedicado al dios Huitzilopochtli12​ y otras edificaciones menores.13​14​15​ El arquitecto Martín de Sepúlveda fue el primer director del proyecto entre 1524 y 1532, mientras que Juan de Zumárraga fue el primer obispo de la sede episcopal en el Nuevo Mundo. La catedral de Zumárraga se encontraba en la parte noreste de lo la que es la actual catedral. Tenía tres naves separadas por columnas toscanas, el techo central presentaba intrincados grabados realizados por Juan Salcedo Espinosa y dorado por Francisco de Zumaya y Andrés de la Concha. La puerta principal era probablemente de estilo renacentista. El coro tenía 48 sitiales realizados a mano por Adrián Suster y Juan Montaño en madera de ayacahuite. Para la construcción, utilizaron las piedras del destruido templo del dios Huitzilopochtli, dios de la guerra y deidad principal de los aztecas. A pesar de todo, este templo pronto fue considerado insuficiente para la creciente importancia de la capital del virreinato de Nueva España. Esta primera iglesia fue elevada a catedral por el rey Carlos I de España y el papa Clemente VII según la bula del 9 de septiembre de 153416​ y, posteriormente, nombrada metropolitana por Paulo III en 1547.17​

Esta iglesia pequeña, pobre, vilipendiada por todos los cronistas que la juzgaban indigna de una tan grande y famosa ciudad, prestó bien que mal sus servicios durante largos años. Bien pronto se ordenó que se levantase un nuevo templo, de proporcionada suntuosidad a la grandeza de la Colonia más, más esta nueva fábrica tropezó con tantos obstáculos para su comienzo, con tantas dificultades para su prosecución, que el templo viejo vio pasar en sus naves estrechas suntuosas ceremonias del virreinato; y solo cuando el hecho que las motivaba revestía gran importancia, preferíase otra iglesia, como la de San Francisco, para levantar en su enorme capilla de San José de los Indios el túmulo para las honras fúnebres de Carlos V.

Viendo que la conclusión de la iglesia nueva iba para largo, ya comenzaba su fábrica, el año de 1584 se decidió reparar totalmente la catedral vieja, que sin duda estaría poco menos que ruinosa, para celebrar en ella el tercer Concilio Mexicano.

La iglesia tenía de largo poco más que el frente de la catedral nueva; sus tres naves no alcanzaban 30 metros de ancho y estaban techadas, la central con una armadura de media tijera, las de los lados con vigas horizontales. Además de la puerta del Perdón había otra llamada de los Canónigos, y quizás una tercera quedaba a la placeta del marqués.18​ Años más tarde, la catedral quedó pequeña para su función. En 1544, las autoridades eclesiásticas ya habían ordenaron la construcción de una catedral nueva y más suntuosa.

Las catedrales de Jaén y Valladolid inspiraron la de Ciudad de México.

Vista de la Catedral de Jaén.

Exterior del testero plano de la catedral de Jaén.

Proyecto de la catedral de Valladolid.
Inicio de la obra[editar]
Casi todas las catedrales americanas de esta primera época renacentista siguen el modelo de la de Jaén, cuya primera piedra se colocó en 1540. De planta rectangular y, a lo sumo con la capilla mayor ochavada, son las catedrales de México, Puebla, ... (...) Se inspiró principalmente en la catedral de Jaén de 1540, de planta rectangular y cabecera plana, aunque es probable que también se dejara seducir por el modelo herreriano de Valladolid, la relación de la catedral vallisoletana, proyectada en 1580, con las catedrales americanas no se ha tenido en cuenta suficientemente.
Extraído de El Arte Hispanoamericano (1988).19​
En 1552, se llegó a un acuerdo por el cual el coste de la nueva catedral sería compartido por la corona española, los comendadores y los indios bajo la autoridad directa del arzobispo de la Nueva España.20​ Los planes iniciales para la fundación de la nueva catedral comenzaron en 1562, dentro del proyecto para la edificación de la obra, el entonces arzobispo Alonso de Montúfar habría propuesto una monumental construcción compuesta de siete naves y basada en el diseño de la Catedral de Sevilla; un proyecto que ha palabras del propio Montúfar llevaría 10 o 12 años. El peso de una obra de tales dimensiones en un subsuelo de origen pantanoso requeriría de una cimentación especial. Inicialmente se colocaron vigas cruzadas para construir una plataforma, algo que requería altos costos y un constante drenado, al final dicho proyecto se abandonaría no solo por el mencionado coste, sino por las inundaciones sufridas por el centro de la ciudad. Es entonces que apoyados en técnicas indígenas se inyectan sólidos pilotes de madera a gran profundidad, alrededor de veinte mil de estos pilotes en un área de seis mil metros cuadrados. El proyecto es disminuido de las siete originales naves a solo cinco: una central, dos procesionales y dos laterales para las 16 capillas. La construcción comenzó con los diseños y modelos creados por Claudio de Arciniega y Juan Miguel de Agüero, inspirados en las catedrales españolas de Jaén y Valladolid.

En 1571, con algo de retraso, el virrey Martín Enríquez de Almansa y el arzobispo Pedro Moya de Contreras colocaron la primera piedra del actual templo. La catedral comenzó a construirse en 1573 en torno a la iglesia existente que fue derribada cuando las obras avanzaron lo suficiente para albergar las funciones básicas del templo.15​

La obra comenzó con una orientación norte-sur, contraria a la de la mayoría de las catedrales, esto debido a las aguadas del subsuelo que afectarían el inmueble con una orientación tradicional oriente-poniente. Primero se edificaron la sala capitular y la sacristía; la construcción de las bóvedas y las naves tomó cien años.

Desarrollo de la construcción[editar]
El inicio de las obras se encontró con un terreno fangoso e inestable que complicó los trabajos, debido a ello, el tezontle y la piedra de chiluca fueron favorecidos como materiales de construcción en varias áreas, sobre la cantera, al ser estos más livianos. En 1581, se comenzaron a levantar los muros y en 1585 se iniciaron los trabajos en la primera capilla, en esos momentos los nombres de los canteros que trabajaban en la obra eran: en las capillas las labraba Juan Arteaga y los encasamentos Hernán García de Villaverde, que además trabajaba en los pilares torales cuyas medias muestras esculpía Martín Casillas. En 1615 los muros alcanzaron la mitad de su altura total. Las obras del interior comenzaron en 1623 por la sacristía, derribándose a su conclusión la primitiva iglesia. El 21 de septiembre de 1629, las obras fueron interrumpidas por la inundación que sufrió la ciudad, en las que el agua alcanzó los dos metros de altura, causando daños en lo que actualmente es la plaza de la Constitución y otras partes de la ciudad. A causa de los daños, se inició un proyecto para construir la nueva catedral en las colinas de Tacubaya, al oeste de la ciudad pero la idea fue descartada y el proyecto continuó en la misma ubicación, bajo la dirección de Juan Gómez de Trasmonte.21​

El arzobispo Marcos Ramírez de Prado y Ovando realizó la segunda dedicación el 22 de diciembre de 1667, año en que se cerró la última bóveda. A la fecha de consagración, (careciendo, en ese momento, de campanarios, fachada principal y otros elementos construidos en el siglo XVIII), el coste de lo construido era equivalente a 1 759 000 pesos. Dicho coste fue cubierto en buena parte por los reyes de España Felipe II, Felipe III, Felipe IV y Carlos II.17​ Anexos al núcleo central del edificio se agregarían con el paso de los años el Colegio Seminario, la Capilla de las animas, y los edificios del Sagrario y de la Curia.

En 1675 fue concluida la parte central de la fachada principal, obra del arquitecto Cristóbal de Medina Vargas, que incluía la figura de la Asunción de María, advocación a la que está dedicada la catedral, y las esculturas de Santiago el mayor y San Andrés custodiando. Durante lo que resta del siglo XVII se construye el primer cuerpo de la torre del oriente, obra de los arquitectos Juan Lozano y Juan Serrano. La portada principal del edificio y las del lado del oriente fueron construidas en 1688 y la del poniente en 1689. Se concluyeron los seis contrafuertes que sostienen la estructura por el lado de su fachada principal y los botareles que apoyan las bóvedas de la nave mayor.22​

Durante el siglo XVIII poco se hizo para adelantar en el término de la construcción de la Catedral; en gran medida porque, ya concluida en su interior y útil para todas las ceremonias que se ofrecían, no se presentaba la necesidad urgente de continuar trabajando en lo que faltaba.

Aunque la obra hubiese sido suspendida de hecho, algunas obras al interior continuaron; hacia 1737 era maestro mayor Domingo de Arrieta. El hizo, en compañía de José Eduardo de Herrera, maestro de arquitectura, las tribunas que rodean el coro. En 1742 Manuel de Álvarez, maestro de arquitectura, dictaminó con el mismo Herrera acerca del proyecto de presbiterio que presentó Jerónimo de Balbás.

En 1752, el 17 de septiembre, se colocó en la coronilla del cimborrio de esta Iglesia una cruz de fierro, de más de tres varas, con su veleta, grabada en uno y otro lado la oración del Sanctus Deus, y en medio de ella un óvalo de a cuarta, en que se puso por un lado una cera de Agnus con su vidriera y en el otro lado una lámina en que se esculpió a Señora Santa Prisca, abogada de los rayos. La espiga de dicha cruz es de dos varas y todo su peso de catorce arrobas; se clavó en una peana de cantería.23​

En 1787, el arquitecto José Damián Ortiz de Castro fue designado, tras un concurso en el que se impuso a los proyectos de José Joaquín de Torres e Isidro Vicente de Balbás, a dirigir las obras de construcción de los campanarios, la fachada principal y la cúpula. Para la edificación de las torres, el arquitecto mexicano Ortiz de Castro diseño un proyecto para hacerlas eficaces ante los sismos; un segundo cuerpo que parece calado y un remate en forma de campana. Su dirección en el proyecto continuó hasta su fallecimiento en 1793. Momento en el que fue sustituido por Manuel Tolsá, arquitecto y escultor impulsor del Neoclásico, quien llegó al país en 1791. Tolsa se encarga de concluir la obra de la catedral. Reconstruye la cúpula que resultaba baja y desproporcionada, diseña un proyecto que consiste en abrir un anillo mayor sobre el que edifica una plataforma circular, para levantar desde ahí una linternilla mucho más alta. Integra los flameros, las estatuas y las balaustradas. Corona la fachada con figuras que simbolizan las tres virtudes teologales (Fe, esperanza y caridad).24​25​

Fotografías históricas de la catedral.

Vista de la catedral c. 1860.


Vista del sagrario c. 1860.


Vista de la catedral entre 1880 y 1887, cuando la Piedra del Sol se trasladó al Museo de la Calle de Moneda.


Vista de la catedral, c. 1887.
La catedral en el México independiente[editar]

Coronación de Iturbide el 21 de julio de 1822
Concluida la independencia de México, la catedral no tardó en ser escenario de capítulos importantes de la historia del nuevo país. Al ser el principal centro religioso y sede del poder eclesiástico fue parte de distintos acontecimientos que involucraba la vida pública del México independiente.

El 21 de julio de 1822 se realizó la ceremonia de coronación de Agustín de Iturbide como emperador de México. Desde temprano sonaron las salvas de veinticuatro cañones, se adornaron balcones y las fachadas de los edificios públicos fueron engalanadas, así como atrios y portales de iglesias. En la catedral se colocaron dos tronos, el principal junto al presbítero y el menor cerca del coro.26​ Poco antes de las nueve de la mañana, los miembros del Congreso y del Ayuntamiento ocuparon sus lugares destinados. Tropas de caballería e infantería hicieron valla al futuro emperador y a su séquito. Tres obispos oficiaron la misa. El presidente del Congreso, Rafael Mangino, fue el encargado de colocar la corona a Agustín I, acto seguido el propio emperador ciñó la corona a la emperatriz. Otras insignias les fueron impuestas a los recién coronados por los generales y damas de honor, el obispo Juan Cruz Ruiz de Cabañas y Crespo exclamó ¡Vivat Imperator in aeternum!, «¡vivan el emperador y la emperatriz!».27​ Terminada la ceremonia, el tañido de las campanas y el estrépito de los cañones comunicaron al pueblo que la coronación se había consumado.28​

En 1825 las cabezas de Miguel Hidalgo, Ignacio Allende, Juan Aldama y Mariano Jiménez rescatadas y resguardadas tras haber permanecido colgadas frente a la Alhóndiga de Granaditas en Guanajuato, fueron trasladadas desde la Parroquia de Santo Domingo hasta la Catedral Metropolitana en una procesión solemne. La marcha de los cráneos resguardados en una urna cubierta con terciopelo negro fue acompañada por el repicar de las campanas, las voces del Coro del Cabildo y las cofradías que en aquel entonces eran las responsables de las capillas de la Catedral. Meses antes, esos mismos cráneos pendían frente a la Alhóndiga y ahora el arzobispo Pedro José de Fonte y Hernández Miravete daba autorización de que la Puerta Jubilar del recinto fuese abierta de par en par para recibir a los ya llamados ‘héroes’ de la Independencia.

También se recibieron los restos de José María Morelos, Francisco Javier Mina, Mariano Matamoros y Hermenegildo Galeana. Los restos fueron colocados en la Cripta de los Arzobispos y Virreyes y en aquel entonces se escribió: “A los honorables restos de los magnánimos e impertérritos caudillos, padres de la libertad mexicana, y víctimas de la perfidia y el nepotismo, la patria llorosa y agradecida erigió este público monumento”.

Sin embargo, allí no permanecieron mucho tiempo; hacia 1885, por órdenes del entonces presidente Porfirio Díaz Mori, los restos fueron sacados de la Catedral y luego, de nueva cuenta, fueron llevados en procesión hacia el recinto catedralicio, pero esta vez, la procesión estaba encabezada por el presidente de la República, los Ministros y Secretarios de Ayuntamiento, autoridades civiles, organizaciones populares, banderas mexicanas y estandartes laicos que reflejaban el carácter de la época. De nueva cuenta, la Puerta Jubilar vio desfilar a los héroes de la Patria, aunque esta vez sin Morelos.

Entonces fueron colocados en la Capilla de San José, y allí estuvieron cerca de cuarenta años hasta que en 1925 salieron de la Catedral para ser colocados en la base de la Columna del Ángel de la Independencia sobre Paseo de la Reforma. El gobierno mexicano no se llevó el cuerpo, sin embargo, de Agustín de Iturbide, que permanece en la Capilla de San Felipe de Jesús.11​

Siendo Arzobispo de México José Lázaro de la Garza y Ballesteros, se pronunció en contra de las Leyes de Reforma contenidas en la Constitución de 1857. En marzo de 1857, declaró durante un sermón, que las nuevas leyes eran "hostiles a la Iglesia". El 17 de abril, envió una circular a todos los sacerdotes de su diócesis "previniendo que no se absolviera sin previa retractación pública a los fieles que hubiesen jurado la constitución". Su postura fue escuchada por muchos empleados que se negaron a jurar la Carta Magna, quienes fueron destituidos de sus puestos por el gobierno mexicano. En diferentes partes del país, se realizaron diferentes pronunciamientos y levantamientos armados bajo el grito de "Religión y fueros".29​

En consecuencia, la sociedad mexicana quedó dividida en dos facciones. Los liberales que apoyaron las reformas a la Constitución y los conservadores que la detractaban apoyando al clero. Estalló la Guerra de Reforma en el territorio mexicano, estableciéndose dos gobiernos. Por una parte el Constitucional a cargo de Benito Juárez y el promulgado por una Junta del Partido Conservador bajo el mando de Félix María Zuloaga. El 23 de enero de 1858 el gobierno conservador quedó formalmente establecido, el gobierno de liberal tuvo que escapar de la capital. El Arzobispo ofició una misa en la Catedral y para celebrar el acontecimiento se cantó el Te Deum. El 12 de febrero De la Garza envió una carta al presidente interino Zuloaga para congratular a su gobierno de forma oficial y brindarle su apoyo.30​

Durante buena parte de los siglos XIX y XX, una serie de diversos factores influyeron para una parcial perdida de su patrimonio artístico; al natural deterioro del tiempo se le sumaron, los cambios generacionales en el gusto, los incendios, los robos, pero también la falta de un marco normativo y de una conciencia para la conservación del inmueble y sus propiedades, esto claro, tanto por las autoridades eclesiásticas como las gubernamentales. De esta manera ambos entes hicieron uso de los tesoros artísticos para solventar las consecuencias de la inestabilidad política y económica del país. Por ejemplo las lámparas y atriles de plata, así como los vasos de oro y otras joyas se fundieron para financiar las guerras de mediados del siglo XIX. El cambio en la moda artística también influyo cuando el altar mayor del siglo XVII fue sustituido con un ciprés barroco en el siglo XVIII hecho por Jerónimo de Balbás; mismo que fue sustituido por el de Lorenzo de la Hidalga de estilo neoclásico y retirado para mejorar la visibilidad del Altar de los Reyes en 1943.

El 12 de junio de 1864 fue parte de la fastuosa recepción en la Ciudad de México de los emperadores Maximiliano de Habsburgo y Carlota Amalia, quienes asistieron a un misa de acción de gracias ese día en el inmueble.31​

Como parte de la serie de eventos que derivaron en el desencadenamiento de la Guerra Cristera, el 4 de febrero de 1926, en el periódico El Universal se publicó una protesta que había declarado el arzobispo José Mora y del Río nueve años antes en contra de la nueva Constitución, pero la nota se presentó como una noticia nueva,32​ es decir, como si se tratase de una declaración reciente.33​ Por órdenes del presidente Calles —quien consideró la declaración como un reto al Gobierno— Mora y del Río fue consignado ante la Procuraduría General de Justicia y detenido; se clausuraron varios templos, entre ellos la misma Catedral y se expulsó a los sacerdotes extranjeros. El artículo 130 consitucional fue reglamentado como la Ley de Cultos (mejor conocida como Ley Calles), se cerraron las escuelas religiosas y se limitó el número de sacerdotes para que solo uno oficiara por cada seis mil habitantes. El 21 de junio de 1929, durante la presidencia de Emilio Portes Gil, la Iglesia y el Gobierno firmaron los arreglos que pusieron fin a las hostilidades en el territorio mexicano, con lo cual quedó reabierto el recinto.

El 26 de enero de 1979 recibió por primera vez en la historia la visita un sumo pontífice de la iglesia católica, el Papa Juan Pablo II, quien en medio de un acto multitudinario, ofreció una histórica misa en la que habría de pronunciar una de sus celebres frases: ¡México siempre fiel!34​ Seria hasta el 13 de febrero de 2016 que habría de sucederse una nueva visita por parte de un máximo líder católico, cuando el Papa Francisco acudió a una reunión con todos los obispos de las diócesis de México.35​

La noche del 15 de septiembre de 2010 fue uno de los escenarios protagónicos de los festejos del bicentenario de la independencia; un espectáculo multimedia de imágenes y sonido proyectado sobre su fachada principal, acompañada de fuegos artificiales, fue el cierre de los eventos principales en el Zócalo capitalino.

Incendio de 1967[editar]

La Virgen del Perdón, obra de Pereyns destruida en el incendio.
El 17 de enero de 1967, un cortocircuito generó un importante incendio en la catedral. En el altar del perdón, se perdió parte de la estructura y decoración, así como las pinturas La Santa Faz de Alonso López de Herrera, El Martirio de San Sebastián de Francisco de Zumaya y La Virgen del Perdón de Simon Pereyns. En el coro se perdieron 75 de sus 99 asientos, una pintura de Juan Correa y muchos libros que se encontraban en el mismo. Los dos órganos de la catedral fueron muy dañados al fundirse parcialmente sus tubos. En otras partes de la catedral se dañaron destacadas pinturas de Rafael Ximeno y Planes, Juan Correa y Juan Rodríguez Juárez. Cuatro años después del incendio, en 1972, se iniciaron las obras de restauración de la catedral, para devolverle su aspecto original.20​

Los altares del perdón y de los reyes fueron limpiados y restaurados. En el Altar del Perdón, se añadieron varias pinturas que sustituyeron a las quemadas, La huida de Egipto, El Divino Rostro y El martirio de San Sebastián, todas obras de Pereyns. Además, se encontraron 51 pinturas, obras de Nicolás y Juan Rodríguez Juárez, Miguel Cabrera y José de Ibarra, ocultas tras el altar. Los órganos fueron desmantelados y enviados a los Países Bajos donde fueron reparados en un proceso que se prolongó hasta 1977. En el interior de uno de los órganos se encontró una copia de 1529 del nombramiento de Hernán Cortés como gobernador de Nueva España. El coro fue reconstruido en 1979. En el exterior, algunas de las estatuas fueron reparadas o sustituidas por réplicas debido a los daños que presentaban por la contaminación. En la pared del arco central de la catedral fue encontrado el sepulcro del presidente Miguel Barragán20​

Restauración[editar]

Bases y otros objetos encontrados en la excavación del templo.
La construcción de la catedral en suelo inestable conllevó problemas desde el inicio de las obras. La catedral, junto con el resto de la ciudad, se hunde en el lecho del lago desde el inicio de su construcción. Este proceso se aceleró a raíz de la sobreexplotación de los acuíferos subterráneos por parte de la enorme población que habita en el lugar. Este hecho provocaba el hundimiento a ritmos diferentes en distintas secciones de la catedral, así, los campanarios, presentaban una peligrosa inclinación en la década de 1970. En 1990, dieron comienzo unos trabajos para la estabilización de la catedral, aunque se encontraba construida sobre una base sólida,20​ esta se localizaba a su vez sobre un suelo de arcilla blanda que era una amenaza para su integridad estructural, puesto que se sufría un hundimiento sobre las capas freáticas inferiores, produciendo un daño de la estructura. Por ello, la catedral fue incluida en la World Monuments Fund como uno de los cien sitios en mayor riesgo. Tras la estabilización y conclusión de los trabajos, la catedral fue eliminada de dicha lista en 2000.15​Entre 1993 y 1998 se realizaron trabajos que ayudaron a la estabilización del edificio. Bajo la catedral se excavaron pozos y se colocaron ejes de hormigón que propiciaron un base más sólida al edificio. Con ello no se detuvo el hundimiento pero sí asegura que sea uniforme. Además, se corrigió la inclinación de las torres.36​

A la par del rescate estructural del edificio, también se iniciaron trabajos de remodelación, acondicionamiento y rescate del interior del conjunto arquitectónico, sobresaliendo la del Altar de los Reyes, que se realizó en colaboración con el gobierno de España.37​

Características[editar]
Exterior[editar]
Portadas[editar]
La fachada principal de la catedral presenta orientación sur. En ella se abren tres puertas, siendo la central de mayor tamaño que las laterales. La puerta central está flanqueada por unas parejas de columnas separadas por hornacinas en las que se encuentran las esculturas de san Pedro y san Pablo. Sobre la puerta se encuentra un altorrelieve en mármol de la Asunción de la Virgen María, inspirado en una obra del pintor flamenco Peter Paul Rubens, al igual que el resto de relieves de las fachadas; flanqueada igualmente por parejas de columnas, estás salomónicas, en cuyas hornacinas se encuentran las esculturas de san Andrés y San Mateo. Por encima, se encuentra el escudo de México, con el águila con las alas extendidas. El conjunto lo culmina la torre del reloj, sobre el cual se encuentran las esculturas que representan la Fe, la Esperanza y la Caridad, obras del escultor Manuel Tolsá.38​20​ La escultura de la Esperanza cayó durante el terremoto del 19 de septiembre de 2017.


Portada central de la fachada principal.

Fe, Esperanza y Caridad, antes los daños por el sismo del 19 de septiembre de 2017.
La fachada oeste fue construida en 1688 y reconstruida en 1804. Presenta una portada dividida en tres secciones con imágenes de los cuatro evangelistas. Presenta un gran relieve que representa a Jesús entregando las llaves del cielo a san Pedro. Por su parte, la portada este es similar a la anterior, con cuatro apóstoles ocupando las hornacinas, con san Pedro a la cabeza, y un relieve de la nave de la Iglesia navegando por los mares de la eternidad. La fachada norte fue construida en el siglo XVI en estilo herreriano, es la parte más antigua de la catedral y la de menor altura.38​20​

Tres relieves en mármol blanco. El central representa la Asunción de la Virgen María. El que se tiene del lado izquierdo muestra la entrega de las llaves del Cielo a San Pedro; el que se tiene a mano derecha, la Barca de la Iglesia. Sobre el reloj se encuentran tres figuras representativas de las virtudes teologales: la Fe, la Esperanza y la Caridad. La Fe sostiene una cruz, la Esperanza un ancla y la Caridad sujeta a dos niños. El reloj y las esculturas se deben a Tolsá, así como las balaustradas y florones que coronan todo el conjunto.39​
Campanarios[editar]

Campanario de la catedral.

Campanario de la Catedral en la Ciudad de México.
Las torres fueron construidas entre 1787 y 1791, a pesar de que entre 1642 y 1672 se construyó la base y primer cuerpo de la torre oriental. Las obras estuvieron a cargo del arquitecto José Damián Ortiz de Castro. Las torres de la catedral presentan una altura de entre 64 y 67 metros cuyo acceso interior se realiza mediante unas escaleras elipsoidales construidas en madera. El remate de las torres presenta forma de campana, construida con roca tezontle procedente de Chiluca. Ambas torres, están coronadas por una cruz de metal sobre una esfera también de metal. La esfera de la torre oriental fue utilizada como cápsula del tiempo, en 2007, durante los trabajos restauración de la catedral, fue abierta y se descubrió en su interior una caja de plomo con medallas religiosas, monedas de la época, un relicario, una cruz de palma, diversas imágenes de santos y oraciones y testimonios autorizados por el cabildo de la catedralicio. Bajo la esfera, en la parte más alta de la torre, se encontró la inscripción «14 de mayo de 1791. Tibursio Cano» tallada en la piedra.40​ La cruz de la torre oriente cayó durante el terremoto del 19 de septiembre de 2017.

Cada torre tiene ocho esculturas representativas de santos protectores de la ciudad, siendo cuatro de doctores de la Iglesia occidental y las otras cuatro de doctores de la Iglesia en España. Las esculturas de la torre occidental son obra de José Zacarías Cora y representan a Gregorio Magno, Agustín de Hipona, Leandro de Sevilla, Fulgencio de Cartagena, san Francisco Javier y a santa Bárbara. Por su parte, las de la torre oriental fueron esculpidas por Santiago Cristóbal de Sandoval y representan a san Ambrosio, san Jerónimo, santa Rosa de Lima, santa María, san Felipe de Jesús, san Hipólito y san Isidro Labrador.

Las dos torres cuentan con espacio para albergar 56 campanas, aunque, a día de hoy existen 35, ubicándose 25 en la torre occidental y 10 en la oriental. La campana de mayor tamaño de todas tiene el nombre de «Santa María de Guadalupe», fue fundida por Salvador de la Vega en 1791 y colocada en 1793, pesa alrededor de trece toneladas. La campana más antigua se fundió en 1578, y es conocida como «Santa María de la Asunción» o «Doña María», tiene un peso aproximado de 7 toneladas y fue colocada en 1653, al igual que «La Ronca», conocida así por su tono grave. La más moderna es del año 2002, fue colocada con motivo de la canonización de Juan Diego Cuauhtlatoatzin y fue bendecida por el papa Juan Pablo II.

Las campanas de la catedral han repicado en momentos importantes en la historia de México, así, convocaron al pueblo al recate de El Parián en 1682, repicaron en la coronación del emperador Agustín de Iturbide y en su fallecimiento y entierro, convocaron al pueblo a las defensa de la ciudad ante la invasión estadounidense el 14 de septiembre de 1847 y marcaron el inicio de las festividades del centenario de la Independencia nacional el 15 de septiembre de 1910 y el inicio de las festividades del Bicentenario de la Independencia Nacional el 15 de septiembre de 2010. Repican en su totalidad todos los años en la fiesta de Corpus Chisti, en la noche del 15 de septiembre, en la noche de Navidad, en la misa de Año Nuevo y en la misa de Pascua de resurrección.


La cúpula de catedral sostenida sobre un cimborrio octagonal.
Cúpula[editar]
Se terminó con adaptaciones al proyecto de Ortiz de Castro. En el interior también se representó la Asunción de la Virgen (Rafael Ximeno y Planes, 1810). La cúpula que existe hoy en día, es obra de Manuel Tolsá, y de tambor octogonal, levantada al centro del crucero, sobre cuatro columnas y rematada por una linternilla. Las actuales ventanas son de Matías Goeritz. En el incendio de 1967, ocasionado por un corto circuito en el Altar del Perdón la pintura de la Asunción se consumió.

Interior[editar]
Altar Mayor[editar]

Vista del altar Mayor.
Este desapareció en los años cuarenta del siglo XX. Con motivo del Jubileo del año 2000, se realizó una nueva mesa del altar mayor para sustituir a la anterior. Esta fue construida en estilo modernista por el arquitecto Ernesto Gómez Gallardo.

Altar de los Reyes[editar]

Vista del altar de los Reyes.
Artículo principal: Altar de los Reyes
El Altar de los Reyes se encuentra en el ábside del templo, detrás del Altar Mayor. Es obra de Jerónimo de Balbás, autor entre otros del altar del Perdón de esta misma catedral, y del desaparecido Altar Mayor de la Iglesia del Sagrario de la Catedral de Sevilla. Su construcción se inició en 1718, está realizado en estilo churrigueresco41​ en madera de cedro blanco y ayacahuite pandorada, fue finalizado en 1737 por Francico Martínez, lo que lo convierte en la obra churrigueresca más antigua de México. Mide 25 metros de altura, 13,75 m de ancho y 7,5 m de profundidad, debido a estas dimensiones es conocido como «la cueva dorada». Fue restaurado en 2003.42​

El retablo se divide en tres calles, presentando una exuberante composición de pilastras, columnas, follaje, guirnaldas y querubines. Toma su nombre de las tallas de santos pertenecientes a la realeza que forman parte de su decoración.41​ En la parte inferior, de izquierda a derecha, aparecen seis reinas canonizadas: Margarita de Escocia, Helena de Constantinopla, Isabel de Hungría, Isabel de Portugal, Cunegunda de Luxemburgo y Edith de Wilton. En el centro del altar se encuentran seis reyes canonizados: Hermenegildo, Enrique II del Sacro Imperio Romano Germánico, Eduardo el Confesor y Casimiro de Polonia, ubicados en una posición inferior, y Luis IX de Francia y Fernando III de Castilla, ubicados en una posición superior a los cuatro anteriores. En el centro de estos reyes se encuentra una pintura al óleo de la Adoración de los Reyes de Juan Rodríguez Juárez que muestra a Jesús como Rey de reyes. La parte superior cuenta con una pintura de la Asunción de la Virgen, del mismo autor, como reina celeste. La pintura de asunción está flanqueada por dos bajorrelieves ovalos que representan a San José con el niño Jesús y a Santa Teresa de Ávila con una pluma en la mano y el Espíritu Santo, que la inspira a escribir, por encima de ella. El retablo se completa con las imágenes de Cristo y María rodeados de ángeles que portan atributos de alabanzas a la virgen como Fuente Sellada, Casa de Oro, Pozo de Agua Viva y Torre de David. El conjunto está coronado por una doble bóveda dorada en la que aparece la imagen de Dios Padre sosteniendo el mundo.43​

Coro[editar]
La sillería del coro está fabricada en una excelente talla de tapincerán. Tiene dos niveles de sitiales: el alto para canónigos y el bajo para seises y sochantres. En la parte superior presenta 59 relieves de obispos y santos realizados en caoba, nogal, cedro y tepehuaje. La sillería del coro fue realizada por Juan de Rojas entre 1696 y 1697. También fue dañada en el incendio de 1967.

En el centro del coro, entre la reja y la sillería, está un facistol de caoba, adornado con figuras de marfil, una de las cuales, es un crucifijo que corona toda la obra. Se usa para sostener los libros de canto, y está conformado por tres cuerpos.

La portada del coro y la crujía fueron realizadas según el diseño del pintor Nicolás Rodríguez Juárez bajo la supervisión del sangley Quiauló. La reja del coro fue realizada en 1722 Sangley Queaulo. La construyó en Macao, China, utilizando tumbaga y calain. Fue estrenada en 1730 sustituyendo a una anterior de madera.44​


Vista de la reja del coro.

Vista de muro lateral del coro.

Vista del órgano español.

Vista del órgano mexicano.
Órganos[editar]
La catedral ha tenido varios órganos en su historia.45​ La primera vez que consta de su existencia es un informe por escrito al rey de España en 1530, aunque no aparecen detalles del mismo. En 1655, Diego de Sebaldos construyó un órgano. El primer gran órgano lo construyó Jorge de Sesma en Madrid en 1690 y fue instalado en la catedral por Tiburcio Sanz en 1695.46​47​ Los dos órganos actuales de la catedral fueron construidos en México por el español José Nassarre entre 1734 y 1736.48​ En el órgano de la Epístola, Nassarre reutilizó elementos del órgano de Jorge de Sesma.46​En el incendio de 1967 sufrieron importantes daños, por lo que fueron restaurados en 1978 y posteriormente restaurados entre 2008 y 2014 por Gerhard Grenzing.49​

Altar del Perdón[editar]

Altar del perdón en donde se aprecia el Señor del Veneno a la derecha.
Se ubica en el trascoro, en la parte delantera de la nave central. El retablo fue realizado por el arquitecto español Jerónimo de Balbás en 1735, siendo una de sus obras más importantes. Es barroco, acabado en pan de oro, representa el primer uso del estípite en las Américas, en el cual, las columnas representan el cuerpo humano. A principios de 1967 hubo un incendio en la catedral que dañó el altar. Gracias a la restauración practicada, se puede admirar el día de hoy una gran obra de arte virreinal.38​

Se llama así porque se encuentra detrás de la puerta del mismo nombre. Aunque hay otras dos leyendas sobre el origen del nombre, la primera establece que los condenados por la Inquisición eran llevados al altar para pedir perdón antes de su ejecución. La segunda, se refiere al pintor Simon Pereyns, autor de muchas obras en la catedral, que al parecer fue acusado de blasfemia y condenado a prisión, mientras estaba en la cárcel, pintó una bella imagen de la Virgen María, por lo que su crimen fue perdonado.43​

En este altar se encuentra la imagen de Jesucristo crucificado realizada en pasta de caña de maíz conocida como el Señor del Veneno.50​ La imagen data del siglo XVIII y originalmente se encontraba en la capilla del Seminario de Porta Coeli de la Ciudad de México, pero tras ser clausurada al culto público en 1935, fue trasladada a la Catedral Metropolitana. Su fiesta se celebra el 19 de octubre.50​

Capillas[editar]
Capilla de Nuestra Señora de las Angustias de Granada (n.º 22 en el plano)

Capilla de Nuestra Señora de las Angustias de Granada.
La capilla sirve de asiento a la torre más antigua del templo, fue techada entre los años 1624 y 1627, y se utilizó originalmente como sacristía. La capilla presenta un estilo medieval, con la bóveda acanalada y dos retablos simples. En su retablo lateral derecho cuenta con una pintura ovalada del siglo XVI, obra del pintor flamenco Martín de Vos, San Rafael, arcángel y el joven Tobías. En la parte superior de este retablo se encuentra una pintura de la Virgen del Carmen y por encima de esta otra pintura de la Última cena. El retablo frontal que preside la capilla, es de estilo churrigueresco, y está presidido por una pintura de la Virgen de las Angustias de Granada.

En el siglo XIX se perdió el banco original del retablo lateral por lo que en 1964 le fue colocado otro elaborado por Miguel Ángel Soto, por encargo de la Comisión Diocesana de Orden y Decoro. El retablo principal fue mutilado en el siglo XX. Una escultura que albergaba de san Felipe de Jesús se encuentra ahora en Tepotzotlán y un lienzo de san Nicolás de Bari se integró a la colección pictórica que se ubicó en el sagrario y que fue posteriormente desmantelada.

Capilla de San Isidro
Conocida también como capilla del Santo Cristo Negro, El Señor del Veneno. También terminada entre 1624 y 1627, comunica internamente a la Catedral con el Sagrario, debido a que el Cabildo decidió abrir un acceso que la convirtió en “simple pasadizo”. Cuenta con una portada barroca en cantera gris, obra de Lorenzo Rodríguez (de fines de 1767 y principios de 1768) que hoy día se encuentra gravemente fracturada, debido a una severa grieta que apareció en la nave procesional oriente y que partió a toda la capilla. El parentesco de esta portada “va más con los marcos de las ventanas que... con las portadas exteriores del edificio”, debido a la composición del coronamientos de los marcos.

Capilla de la Inmaculada Concepción

Retablo principal de la capilla de la Inmaculada Concepción.
Terminada su bóveda durante el período constructivo de 1624-1648, contó originalmente en su testero con un “retablo reticulado, con soportes salomónicos datable en el último tercio del siglo XVII” dedicado a Santa Ana y con 6 tablas de Juan Sánchez Salmerón. Tan solo se conservan en la iglesia dos pinturas colocadas en la capilla de la Divina Providencia: la Anunciación a Santa Ana y Los desposorios de la Virgen. Las telas dedicadas a La Purísima con San Joaquín y Santa Ana, La aparición del Arcángel a San Joaquín y El nacimiento de la Virgen se localizan ahora en el Museo del Virreinato.

El 21 de julio de 1752 el canónigo Joaquín Zorrilla regaló a la capilla una importante lámpara de plata que fue fundida en 1847. El sacristán mayor, bachiller Ventura López, no se quedó atrás y también donó un “nicho de vidrios azogados, dentro del cual había dos ceras de Agnus y algunas reliquias; más un Santo Niño recostado en una cruz de madera, con dos chapetas de plata sobredorada”, además de esmeraldas y perlas finas. No se sabe el destino de estas piezas.

El arzobispo michoacano Labastida y Dávalos –quien decidió su nueva advocación- ordenó la primera remodelación de la capilla, colocando un altar neoclásico de alabastro proveniente de la Hacienda de los Negros en Guadalajara, y que fue compartido con la Capilla de San José. Finalmente reconstruido fue enviado al templo de la Asunción en la colonia Industrial, donde desapareció en 1985.

En pleno siglo XX la capilla obtuvo nuevamente un retablo barroco de la modalidad anástila (sin columnas), el del Altar de San José localizado primeramente en el muro oriente de la portada norte. Este altar contiene obras de Simón Pereyns, Baltasar de Echave Orio y José de Ibarra.

Desaparecieron de la capilla un medio punto del siglo XVII que representaba a Jesús en gloria y una pintura de la Asunción de la Virgen de José Ibarra, además de las esculturas representativas de Santa Ana, San Joaquín, San Antonio de Padua, San Lorenzo, San Nicolás Tolentino y dos santos niños.

Capilla de Nuestra Señora de Guadalupe

Capilla de Nuestra Señora de Guadalupe.
Fue techada en la tercera etapa de cerramiento del edificio, entre 1653 y 1660, y utilizada antes de la segunda consagración catedralicia, primero como bautisterio y después como sala de juntas de la archicofradía del Santísimo Sacramento y de la Caridad.

Contó con retablos del siglo XVII ensamblados entre 1670 y 1675, que fueron renovados en 1754 mediante un contrato entre la archicofradía y José Joaquín de Sáyago, incluyendo el retablo de Guadalupe y los costados dedicados a San Juan Bautista y lienzos de Cristo Nuestro Señor. En 1807 se decide intervenir nuevamente estos retablos en virtud de que “ya están muy antiguos, están notablemente deteriorados e indecentes por lo que no corresponde al decoro de la misma Santa Iglesia ni al esplendor de un cuerpo tan ilustre y distinguido como la Archicofradía”. La obra es realizada entre 1807 y 1809 (conforme al dictamen de la Real Academia de San Carlos), por José Martínez de los Ríos, con la colaboración, para diecisiete esculturas, de Clemente Terrazas.

Fueron trabajados tres altares: el central continuó dedicado a la Guadalupana, flanqueada por San Joaquín y Santa Ana; el izquierdo dedicado a San Juan Bautista, con sus padres San Zacarías y Santa Isabel; y el derecho que cambió de advocación en 1809, antes con lienzos de Cristo vinculado al Santísimo Sacramento y después dedicado a los jesuitas San Luis Gonzaga, San Estanislao Kostka y San Juan Francisco Regis.

Capilla de Nuestra Señora de La Antigua

La Virgen de la Antigua. Abajo, el Niño Cautivo.
Está consagrada a la advocación mariana del mismo nombre, y en el retablo principal, neoclásico, obra de Juan de Rojas (1718), hay una copia de la imagen de la Virgen de la Antigua cuyo original se encuentra en la Catedral de Sevilla. Esta imagen de influencia bizantina era muy venerada por la población española de la ciudad de México durante el período colonial.

Bajo la imagen de la virgen hay una magnífica escultura sevillana del Niño Jesús, original de la primera mitad del siglo XVII y atribuida a Juan Martínez Montañés. Es conocida popularmente como El Santo Niño Cautivo, debido a que permaneció en Argel junto a Francisco Sandoval de Zapata, racionero de la catedral, quien fue hecho prisionero por piratas del norte de África en 1622, cuando llevaba la escultura hacia México.

Capilla de San Pedro
La capilla de San Pedro custodia otros dos retablos. El primero y principal está dedicado a honrar la vida del santo apóstol y fue edificado hacia 1670. En él se observan ya los lineamientos del barroco temprano en los que aún se observan elementos manieristas como los relieves de lacería, las ménsulas y los pinjantes.

El retablo está formado por tres cuerpos, el último de los cuales se integra al espacio arquitectónico dejando al centro el vano de la ventana. El retablo se merece una mención especial por su decoración general en la que sobresalen los variados motivos vegetales e inanimados propios del barroco. En cuanto a las pinturas de este retablo, no se ha podido saber a ciencia cierta quiénes fueron los autores, se trata de obras cuyo tema es la vida de San Pedro, y en un pasaje se recuerda el martirio del apóstol que pidió ser crucificado de cabeza “por no ser digno de morir como su maestro”.

Capilla del Santo Cristo y de las Reliquias

Retablo principal de la capilla de las reliquias, con el Cristo de los Conquistadores y el Santo Entierro.
Se construyó entre 1610 y 1615 dedicada al Santo Cristo de los Conquistadores. También recibe el nombre de Capilla de reliquias por las reliquias insignes guardadas en los retablos barrocos. Según algunos historiadores la imagen de Cristo crucificado conocida como el "Santo Cristo de los Conquistadores" (S. XVI O XVII) fue un regalo de Carlos V, otros sostienen que se trata de una obra realizada en estas tierras, lo cierto es que ya en la primera catedral recibía gran veneración.

Las pinturas y esculturas escenifican momentos de la pasión de Cristo uniendo a este tema la pasión o tormento de los santos y santas màrtires. La escultura del "Santo Entierro" es utilizado todos los años en la procesión del Viernes Santo. El retablo de la derecha tiene al centro una Virgen de Guadalupe, de José de Ibarra, ante la que se juró a Santa María de Guadalupe como la Patrona General y Universal de todos los reinos de la Nueva España el 4 de diciembre de 1746, y que conserva una reliquia del ayate de Juan Diego Cuauhtlatoatzin. Las reliquias de esta capilla se exponen anualmente el día de todos los santos y el día de los fieles difuntos (1 y 2 de noviembre). De acuerdo a la tradición, en esta capilla se custodian reliquias de, entre otros, San Vicente de Zaragoza, San Vito, Santa Úrsula, San Gelasio, San Vital de Milán, así como una astilla de la Vera Cruz y una espina de la corona de Jesús.

Capilla de San Felipe de Jesús

Exhibición de los restos de Agustín de Iturbide en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, con motivo de los festejos del Bicentenario de la Independencia Mexicana 2010 en la capillas San Felipe de Jesús.
Aquí se encuentran los restos de Agustín de Iturbide. Asimismo, aquí se conserva el corazón de Anastasio Bustamante. En esta capilla se encuentra una escultura alusiva al primer santo mexicano: San Felipe de Jesús. Esta obra, a modo de ver de muchos críticos de arte, es la escultura estofada, tallada y policromada mejor elaborada de Iberoamérica.[cita requerida]

Capilla de Nuestra Señora de los Dolores
Es de las más antiguas de la Catedral. Terminada hacia 1600 estuvo dedicada a la archicofradía del Santísimo Sacramento, que la decoró suntuosamente. Fue dedicada a la Virgen de los Dolores cuando se colocó en el altar central la escultura, obra de Clemente Terrazas. Esta imagen estuvo en la capilla de Palacio Nacional en la época de Maximiliano I de México.

Capilla del Señor del Buen Despacho (n.º 5 en el plano)

Señor del Buen Despacho.
Se estrenó el 8 de diciembre de 1648 estuvo dedicada al gremio de los plateros que colocaron en ella dos imágenes de plata maciza, una de la purísima concepción y otra de San Eligio o Eloy.

La decoración de toda la capilla es estilo neoclásico pertenece la primera mitad del siglo XIX.

Capilla de Nuestra Señora de la Soledad (n.º 4 en el plano)
La capilla dedicada a la Virgen de la Soledad fue abierta al culto en la segunda mitad del siglo XVII. Ella protege a los albañiles y obreros que participaron en la construcción de la catedral. El retablo principal está formado por dos cuerpos y un remate, en él se aprecian las columnas salomónicas de capitel corintio que separan las entrecalles. Es una virgen de la Soledad copia de una imagen española. El retablo puede ser ubicado en la década de 1670-1680 gracias a las pinturas con el tema de la Pasión de Cristo hechas por el pintor Pedro Ramírez.

Capilla de San José (n.º 3 en el plano)

El Señor del Cacao.
Su retablo principal es barroco, procedente de la antigua Iglesia de Nuestra Señora de Montserrat y tiene en el centro la imagen de San José con el Niño, rodeado de santos, entre los que destaca Santa Brígida de Suecia. El retablo lateral es una composición de pinturas barrocas, que consiste en El triunfo de la Fe, La transfiguración, La circuncisión y La asunción.

Hay un antiguo Ecce homo sedente, llamado popularmente el Señor del cacao. Es una escultura mexicana de caña de maíz procedente de la primera catedral, y muy venerada por los indígenas durante la colonia, quienes a falta de monedas depositaban como ofrenda semillas de cacao, que en época prehispánica se consideraban valiosas piezas de cambio. En la actualidad es común que los niños depositen ofrendas en forma de caramelos.

Capilla de San Cosme y San Damián (n.º 2 en el plano)
Entre los retablos que decoran el interior de la capilla, el principal está dedicado a honrar a los santos tutelares de la capilla. Consta de dos cuerpos, el remate y tres entrecalles. Es uno de los retablos catedralicios del siglo XVII en los que se puede afirmar que tiene un acento manierista y como prueba de ellos están las columnas clasicistas estriadas. El retablo fue concebido para albergar pinturas, las cuales exaltan la vida de los santos médicos Cosme y Damián y se deben al pintor Sebastián López Dávalos. Al centro hay un antiguo crucifijo de madera conocido como el Señor de la Salud, que es invocado contra enfermedades y se considera protector de la ciudad en casos de epidemias. La última vez que la imagen fue sacada a la calle en procesión y trasladada al altar del perdón fue en 2009, con ocasión de la epidemia de gripe A (H1N1); la imagen no se sacaba desde 1850,51​ cuando hubo una epidemia de peste en la ciudad.

Un pequeño retablo lateral está consagrado al nacimiento de Jesús, y proviene del templo franciscano de Zinacantepec.

Capilla de los Ángeles (n.º 1 en el plano)
Sirve de basamento a lo torre occidental, y fue concluida entre 1653 y 1660. Esta primera capilla fue destruida por un incendio en 1711, por lo que fue inmediatamente sustituida por la actual, finalizada en 1713. Cuenta con unos fastuosos retablos barrocos con esculturas estofadas y policromadas, obras de Manuel de Nava, que representan a los siete arcángeles.

Sacristía[editar]

Vista interior de la sacristía.

Vista interior de la puerta de acceso.

Vista de la techumbre.
Es el espacio más antiguo de la catedral. En 1626, al ordenar el virrey Rodrigo Pacheco y Osorio, Marqués de Cerralvo (1624-1635) la demolición del antiguo templo, la Sacristía funcionó (hasta 1641) como el lugar donde se celebraban los oficios. Lógicamente ahí fue colocado el altar mayor y según el inventario de 1632, éste contaba con dos atriles, uno de hierro dorado y el otro de plata hecho por el maestro Pedro Ceballos.

En el interior de la sacristía se pueden admirar enormes cuadros de los pintores novohispanos Cristóbal de Villalpando y Juan Correa. Los títulos de los cuadros son: El Triunfo De La Iglesia, La aparición de San Miguel, La Mujer del Apocalipsis (Villalpando); El Tránsito De La Virgen y La Entrada De Cristo A Jerusalén (Correa). Asimismo, hay una pintura atribuida al pintor español Bartolomé Esteban Murillo.

No se cuenta aún con la suficiente documentación para darse idea de la decoración interior que presentaba entre 1641 y 1684, pero en cambio, si se registran abundantes ornamentos y orfebrería en los inventarios de 1632, 1649, 1654 y 1669, dando pistas sobre lo que había.

Los muebles que hoy alberga son del último tercio del siglo XVIII: armarios y cajoneras en madera de bálsamo “que se apegan fielmente a los preceptos que al respecto formuló San Carlos Borromeo”, cardenal y arzobispo de Milán, en sus instrucciones de la fábrica y del ajuar eclesiásticos de 1577.

Juan de Viera comenta que en las cabeceras de la Sacristía había “dos mesas de caoba de China, negras como azabache, donde se ponen los cálices preparados para el sacrificio, siendo sus tableros de una pieza de dos varas de ancho y dos y medio de largo”. Y continúa señalando que la “caxonera” es de maderas “exquisitíssimas de palo de Saongolica y otros, con sus cerrajes dorados y repartidos a proporción, alacenas con puertas de la misma madera... y en la circunferencia... junto a los caxones distantes dos varas, sillas de brazos de la misma caoba”. Dichas cajoneras fueron alteradas en fecha reciente debido, al parecer, a problemas de funcionamiento.

Todavía el libro de Toussaint de 1948 registra fotográficamente el ajuar de sillas con patas de cabriola y una credenza con cajones de faldones abombados, patas de cabriola y garra, además de relieves fitomorfos.

El armario para cálices, originalmente ubicado en el muro poniente bajo la Virgen del Apocalipsis de Cristóbal de Villalpando, albergaba gran número de “cálices de oro y vasos del mismo metal guarnecidos de finísimas piedras y otras vasijas y vasos sagrados, candeleros, pedestales, acheros de plata sobre dorada y cruceros... es mucha su riqueza. Solo de custodias de oro y diamantes tiene cinco, sin una nueva que ha costado 116,000 pesos”. El inventario de 1662 da cuenta de los aguamaniles, uno de ellos obra del platero Ena.

En 1957 se cambiaron el piso y la tarima perimetrales de madera por otro pétreo escalonado; se colocó una reja gemela a la de la sala Capitular (adaptada por el arquitecto Antonio G. Muñoz) para vestibular el espacio creándose una antesacristía. También el maestro Soto alteró las proporciones originales de algunas cajoneras: fue cortada la cajonera corrida del muro testero y se colocó al centro un oratorio de caoba “de gusto híbrido”.

Por último, el lienzo de la Virgen de Guadalupe con donante, obra de Francisco Martínez realizada en 1747 que permaneció largo tiempo en el sótano, ahora preside la sala Guadalupana del antiguo edificio de la Curia de la virgen de guadalupe

Criptas[editar]
Bajo el Altar de los Reyes se encuentra la cripta de los arzobispos, en la que se encuentran los restos de los arzobispos de México, desde Fray Juan de Zumárraga hasta el Ernesto Cardenal Corripio y Ahumada, cuyos restos fueron depositados en abril de 2008. La entrada se realiza por una gran puerta de madera tras de la cual, se desciende una escalera de caracol que da acceso a la cripta, realizada por el arquitecto Ernesto Gómez Gallardo Argüelles. En el centro se encuentra un cenotafio con una escultura a tamaño natural de Zumárraga, en cuya base se encuentra un cráneo tallado en piedra en estilo azteca, puesto que era considerado protector de los indios frente a los abusos de sus amos. Detrás de este, existe un altar con otra escultura geométrica prehispánica ubicada en la parte inferior. Los demás arzobispos se encuentran en nichos en las paredes, señalados por placas de bronce en las que aparecen el nombre y el escudo episcopal de cada uno. En el suelo se encuentran losas de mármol que cubren los nichos de otras personas enterradas en la cripta.52​

La catedral contiene otras criptas y nichos donde están enterrados otras figuras religiosas, incluso en las capillas. Además, cuenta con criptas para los fieles que deseen ser enterrados en la catedral.

Cripta de los arzobispos de México.

Piedra prehispánica del altar.


Vista de la cripta.


Escultura de Zumárraga.


Nichos de los arzobispos.
Sagrario Metropolitano[editar]

Fachada principal del sagrario metropolitano.
El Sagrario Metropolitano de Ciudad de México se sitúa al este de la catedral. Fue construido siguiendo el diseño de Lorenzo Rodríguez entre 1749 y 1760,38​ durante el apogeo del barroco. Tenía la función de albergar los archivos y vestimentas del arzobispo, además, es el lugar para la reserva y comunión de la Eucaristía.53​

La primera iglesia que fue construida en el lugar de la actual catedral también tenía un sagrario aunque su ubicación exacta es desconocida. Durante la construcción de la catedral, el sagrario se ubicó en el lugar que actualmente ocupan las capillas de san Isidro y de la Virgen de las Angustias de Granada. Sin embargo, en el siglo XVIII se decidió construir una edificio separado pero conectado a la catedral. El actual sagrario está construido en piedra tezontle roja y piedra chiluca blanca que forma una cruz griega. Está conectado a la catedral a través de la capilla de san Isidro.20​38​

El edificio presenta dos entradas principales desde el exterior; la fachada principal se abre al sur, a la plaza de la Constitución; mientras que la otra se abre al este, a la plaza del Seminario. Las dos fachadas se encuentran ricamente decoradas. El tema principal glorifica la Eucaristía con imágenes de los apóstoles, los padres de la Iglesia, los santos fundadores de órdenes religiosas, mártires, así como escenas bíblicas. Se encuentran algunos relieves zoomorfos y otros antropomorfos, destacando un león rampante y el águila real presente en el escudo nacional de México. La fachada este, por su parte, presenta escenas del Antiguo Testamento, así como, imágenes de san Juan Nepomuceno y san Ignacio de Loyola. En esta fachada se encuentras inscritas las fechas de las diferentes fases de construcción del sagrario.53​

El exterior del sagrario es de estilo barroco, presenta decoraciones tales como estantes nichos de variadas formas, cortinas flotantes y un gran número de querubines. Destacan elementos frutales como racimos de uva y granadas, que simbolizan la sangre de Cristo y la Iglesia, y elementos florales como rosas, margaritas y diversos tipos de flores de cuatro pétalos.38​

El interior está construido con piedra chiluca y tezontle, la chiluca cubre las paredes y suelos, mientras que el tezontle se encuentra en los marcos de las puertas y ventanas. El crucero se cubre con una cúpula apoyada en arcos. El templo está dividido en tres naves. La nave central se dispone desde la entrada principal hasta el altar mayor, en el que se encontraba el desaparecido retablo churrigueresco que realizó Pedro Patiño Ixtolinque en 1829. En la nave oeste se encuentra el baptisterio, mientras que en la este, se encuentran unas oficinas, junto a la entrada, y una sacristía, junto al altar mayor; todo separado por muros del templo interior.20​


Fachada este del Sagrario.

Vista interior del Sagrario.

Pila bautismal.
Capilla de las Ánimas[editar]
Artículo principal: Capilla de las ánimas
Ubicada fuera de la catedral, vecina al ábside el nor-poniente del mismo, esta capilla del siglo XVII desentona con el resto del edificio por su magra construcción. Su sencilla portada, un arco de medio punto, flanqueado por pilastras tableradas; su segundo cuerpo- remate, a su vez flanqueado por un par de ventanas ovaladas. De ningún mérito artístico, esta capilla sirve hoy día, para los bautizos que se llevan a cabo en la Catedral Primada de México.

Maestros de capilla de la Catedral durante el virreinato[editar]
Durante todo el periodo virreinal la catedral contó con una intensa y brillante actividad musical organizada por sus correspondientes maestros de capilla. Estos tenían la obligación no solo de organizar la vida musical eclesiástica de la catedral para todas las festividades mayores, sino también la de instruir a los músicos correspondientes, componer las obras musicales necesarias y organizar los archivos musicales. Resultado de esta constante actividad es un riquísimo archivo musical que compite en América con el espléndido archivo musical de la catedral de Puebla, el de la basílica de Guadalupe o los archivos musicales conservados en Cuzco o en Chuquisaca. Ninguno de todos estos archivos musicales ha sido estudiado exhaustivamente y la mayor parte de esa música se mantiene inédita. Lamentablemente no existe un intento contemporáneo de continuar con la tradición musical de las catedrales hispanoamericanas tocando el acervo conservado o contratando a compositores que escriban nuevas obras. Los maestros de capilla de la catedral de México de los cuales en su mayoría se conservan obras en el archivo catedralicio fueron:

Juan Xuárez (1538-1556)
Lázaro del Álamo (1556-1570)
Juan de Victoria (1570-575)
Hernando Franco (1575-1585)
Juan Hernández (1586-1618)
Antonio Rodríguez de Mata (1619-1648)
Fabián Ximeno (1648-1654)
Francisco López y Capillas (1654-1673)
Jacinto de la Vega Francisco Ponce (1673-h.1676)
Joseph de Loaysa y Agurto (h.1676-1688)
Antonio de Salazar (1688-1715)
Manuel de Sumaya (1715-1739)
Domingo Dutra y Andrade (1741-1750)
Ignacio de Jerusalem y Stella (1750-1769)
Mateo Tollis della Rocca (1769-1780)
Martín Bernárdez Rivera (1781-1791)
Antonio de Juanas (1791-1814)
Vicente Gómez Matheo Manterola (1815-1818?)
José María Bustamante y Eduardo Campuzano (1818-1821?)
José Mariano Elízaga (1822)
El archivo musical de la catedral de México es uno de los mayores de América; posee un acervo de más de 5000 obras, que abarca desde los siglo XVI al XX, en variados formatos como Libros de coro, música religiosa, profana y tratados musicales.
Ha recibido 185 puntos

Vótalo:

SANTUARIO GUADALUPANO (ZAMORA DE HIDALGO, MÉXICO)

4

SANTUARIO GUADALUPANO (ZAMORA DE HIDALGO, MÉXICO)

El Santuario Diocesano de Nuestra Señora de Guadalupe o Santuario Guadalupano es un santuario católico mariano dedicado a la Virgen de Guadalupe, ubicado en la ciudad mexicana de Zamora de Hidalgo en el estado de Michoacán de Ocampo, México. El Santuario Guadalupano es considerado como el... Ver mas
El Santuario Diocesano de Nuestra Señora de Guadalupe o Santuario Guadalupano es un santuario católico mariano dedicado a la Virgen de Guadalupe, ubicado en la ciudad mexicana de Zamora de Hidalgo en el estado de Michoacán de Ocampo, México. El Santuario Guadalupano es considerado como el recinto religioso con las torres más altas de México, (107,5 m). El 2 de febrero de 1998 cumplió un centenario de existencia y su inauguración fue el 12 de diciembre de 2008. El recinto es representativo del nuevo orden neogótico que llegó a México en la segunda mitad del siglo XIX y será considerado como nueva catedral de la Diócesis de Zamora Michoacán.


Historia[editar]
La Diócesis de Zamora Michoacán había nacido en 1862 y necesitaba una catedral donde el obispo pudiera atraer a una comunidad que llegaba hasta la región de Lázaro Cárdenas. Fue así como en la Villa Zamora se conoció la noticia: «Inicia la construcción de la nueva catedral de la diócesis».

El 2 de febrero de 1898, Fiesta de la Candelaria, fue colocada la primera piedra de este templo, bajo el ministerio del segundo Obispo de Zamora, Don José María Cázares y Martínez.

El proyecto, de estilo Neogótico, es atribuido al arquitecto Omar Alejandro Bautista originario de Tingüindin, Michoacán. El área destinada al templo y anexos fue de 20.000 m2.

Inicio[editar]
Los trabajos de construcción iniciaron en 1898, más de 300 hombres trabajando sobre los planos y la concepción de una magnífica catedral, con elevadas torres y un nuevo diseño en el centro —llamado crucero—, donde iría una cúpula, un elemento desconocido en el estilo neogótico. La inmensa catedral contendría 5 espaciosas naves, 4 de ellas quedaron totalmente techadas a finales de 1914; se traían cantidades enormes de cantera para acelerar los trabajos, pero por desgracia mucha se perdió, ya que no había vigilancia y estaba al alcance de la mano de cualquier persona.

La Revolución mexicana trajo problemas y enfrentamientos a todo el país. En 1914 los trabajos de construcción se suspendieron por problemas derivados de la revolución y la Guerra Cristera, al dar aviso a los obreros de que regresaran a sus casas, la construcción de la nueva catedral quedó suspendida por tiempo indefinido.

Abandono[editar]
Al interrumpirse la construcción, la mitad de la catedral estaba terminada, cuatro naves estaban casi completas y todos los pilares estaban en su lugar. Los conflictos y la Guerra Cristera obligaron a la catedral en construcción a convertirse en la sede del ejército, a quienes se atribuye la pérdida de todos los planos de la catedral, los originales y las copias que jamás se volvieron a ver; sólo quedó un dibujo con la fachada original y un plano general de la construcción.

Durante el inicio de su abandono, desapareció mucha cantera que todavía estaba guardada, además de que se hicieron serios daños a los nichos de los pilares y a los muros. El ejército aprovechó una de las paredes de piedra junto a ábside para convertirla en muro de castigo, donde probablemente cientos de personas murieron por su fe; Aún existe evidencia por los cientos de agujeros que causaron las balas. El muro aún permanece intacto, como un triste recuerdo a las personas que ahí murieron.

Durante más de setenta años la nueva catedral fue utilizada para usos muy diversos, después de la Revolución mexicana y los problemas con el gobierno federal, la catedral fue transformada en vecindad de cientos de personas de bajos recursos, quienes hicieron que el acabado recinto quedara en ruinas, destrozando lo poco que quedaba de nichos y tirando basura que se acumuló en las orillas de las capillas. Fue una escuela y, en los últimos años era el estacionamiento de los camiones que recogían la basura de la ciudad.

Reconstrucción[editar]
Después de muchos intentos por recuperar la catedral —apodada por los zamoranos «la inconclusa»—, en 1988 monseñor José E. Robles Jiménez, octavo obispo de la diócesis, logró rescatarla. Un año después decidió dedicarla a la Virgen de Guadalupe y cuando estuviera terminada ser la nueva catedral de la Diócesis de Zamora Michoacán.

Al interrumpirse la construcción en 1914, estaban techadas 4 naves, quedando descubierta la nave central y el transepto, por ser las más altas y anchas constituían un verdadero reto. A todo mundo le parecía imposible su terminación, el patronato que tomó la obra realmente no tenía claro lo que se debía hacer, por ejemplo, para obtener recursos económicos.

El proyecto de reconstrucción se inicia en 1990, donde se diseñó la nueva fachada que tendría el santuario, se diseñó la aguja que se acomodaría en el lugar donde se suponía estaría la cúpula, que es un elemento que no va con el arte neogótico; se rediseñaron las torres para hacerlas más altas y se adoquinó el atrio para ofrecer mayor estabilidad al edificio. La primera fase consistió en limpiar todos los muros, quitarles el lodo para así continuar con la segunda, que era reparar los daños en las partes de fuerza de muros y pilares, reparar grietas y estabilizar el suelo donde iría el piso y los demás elementos.

Patronato[editar]
Al final del sexenio del entonces Presidente de México Miguel de la Madrid, monseñor Robles Jiménez recibió el inmueble. La primera exigencia fue constituir un patronato que velara por él.


Gran Rosetón del santuario guadalupano, Zamora.
Algunos de los integrantes del patronato que se formó para la construcción del recinto fueron:

Sr. José Anaya
Presbítero Eugenio Belmontes
Dr. Carlos Chanfón Olmos (de la UNAM)
Arq. Manuel Guzmán Vázquez
Lic. Arturo Laris
Sra. Martha Linares
El cura párroco Rubén Godínez
Mons. Carlos Suárez (ex obispo de Zamora)
Presbítero Raúl Ventura Navarro
El patronato duró años reuniéndose semanalmente, analizando iniciativas, se hicieron rifas y concursos para reunir recursos para la reconstrucción de la catedral.

Datos relevantes[editar]

Torres de 105 m de altura.
Datos sobre las dimensiones del recinto: el Santuario Guadalupano referente a su magnitud de dimensiones está considerado en los siguientes aspectos:

Considerado entre los 15 recintos religiosos más grandes del mundo en cuanto a superficie, donde ocupa el 14º lugar.
Considerado entre las nueve catedrales neogóticas más grandes del mundo.
Es la sexta iglesia más alta en el continente americano, después de la Catedral de Maringá en Brasil (124 m), la Riverside Church en Nueva York (119 m), la Basílica del Voto Nacional en Ecuador (115 m), la Catedral Basílica Nuestra Señora del Rosario de Manizales en Colombia (113 m) y la Catedral de La Plata en Argentina (112 m). Es la quinta más alta del continente americano si solo tomamos en cuenta las de culto católico; ya que, la Riverside Church en Nueva York es bautista. También es la quinta más alta si tomamos en cuenta las que se encuentran en Latino América.
Es la cuarta iglesia más grande en superficie (m²) en el continente americano con sus 5.414,58 m², después de San Juan El Divino en Nueva York con 11.240 m², La Basílica Nueva de Guadalupe en la Ciudad de México con 8,147 m² y San Pedro y San Pablo en Washington con 7.711,91 m².
Considerado el templo con las torres más altas de México, con sus 107,5 m de altura.
Es el recinto religioso de estilo neogótico más grande de México.
Es el santuario dedicado a la Virgen de Guadalupe neogótico más grande del mundo.1​
Datos generales de interés:

Inicio de la construcción de la Catedral: 2 de febrero de 1898, siendo obispo de la Diócesis de Zamora Michoacán el Excmo. Sr. Dn. José María Cázares Martínez.
Autor del proyecto: Arquitecto Jesús Hernández Segura.
Suspensión de los trabajos por la Revolución: 1914.
Decreto de expropiación: 20 de noviembre de 1940.
Devolución de la obra a la Iglesia: 27 de abril de 1988, gracias a las gestiones del octavo obispo de la Diócesis, Dn. José Esaúl Robles Jiménez, quien la dedicó a la Virgen de Guadalupe, dándole el estatuto de Santuario Diocesano.
El área total (templo, atrio y anexos) destinada al Santuario sobrepasa las 2 ha.
Las dimensiones de la construcción son las siguientes: 95 m de largo, 57 de ancho, 107,5 m de alto.
El atrio ocupa una superficie de 6.801,74 m².
Consta de 5 naves y 9 accesos.
La madera empleada en las puertas es caoba.
El espacio destinado a los vitrales es superior a los 1.400 m².
Contiene 114 nichos para esculturas.
En su interior, cómodamente sentadas caben 4.000 personas.
Se calcula el peso del edificio en 310.000 t.
Tiempo estimado de construcción total: 30 años.
Descripción arquitectónica[editar]
Exterior[editar]
El área total del conjunto destinado al Santuario Guadalupano (templo, atrio y anexos) sobrepasa las 2 ha. Donde sólo el edificio religioso presenta una superficie de 5.414,58 m² de construcción. Las dimensiones del inmueble son 95 metros de largo, 57 de ancho, y de alto cada una de sus dos torres miden 107,5 m. La piedra con que está construido el edificio es cantera de tono rojizo, la cual fue extraída del cerro del Jaripo y sólo en algunas ocasiones se ha traído del estado de Querétaro. El exterior del inmueble presenta un moderno sistema de iluminación escénica colocado en el año 2009.


Fachada sin terminar.
Fachada principal: la fachada consta de tres portadas flanqueadas por pilastras y entre ellas arcos ojivales de gran altura. Asimismo cuenta con seis grandes ventanas para vitrales y un rosetón que destaca al centro de la fachada teniendo un diámetro de 6,5 m.
Fachadas laterales: cada una de las fachadas presentan tres puertas de acceso y rosetón de cantería de 5,5 m de diámetro flanqueado por dos grandes columnas engabletadas y rematadas con tres pináculos cada una, todo esto construido sobre el cuerpo primitivo.

Ambón y el órgano
Las torres: desde el principio de la segunda etapa de construcción en 1988, aparecieron algunas ideas proponiendo que el edificio se techara sin torres, casi a la altura que en ese momento tenía (20 m). Más tarde, en 1995, cuando se iniciaba los estudios de mecánica de suelos para ver la profundidad de las columnas que sostendrían las torres, la Comisión de Arte Sacro volvió a insistir sobre el particular. El patronato y el consejo técnico propusieron siempre que se asumiera el proyecto inicial, aunque se pudiera modificar algún elemento de las torres. Las torres se componen de 5 elementos: una galería al inicio de la base, la cual son los cimientos principales y el sitio donde descansan los nervios principales de la torre; la segunda parte es el campanario; el tercer elemento es la segunda galería de la torre, el cuarto elemento de la torre es el cono de acero, el cual se cubre con una capa de aleación de cobre y estaño, dando un brillo elegante por las mañanas y un sombrío y armonioso efecto de piedra por las noches, el cono tiene una altura de 25 m; el último elemento de la torre es el chapitel con la cruz que remata y el pararrayos, llegando a la altura de 107,5 m.
Atrio: frente a la fachada principal se ubica una gran explanada cuadricular adoquinada en cantera, delimitada por una reja atrial de herrería y apoyos de cantera en estilo neogótico.
Interior[editar]
El interior que presenta grandes dimensiones es de planta basilical, consta de cinco naves y un transepto. De las naves dos están destinadas a albergar capillas laterales. Las cinco naves están sostenidas por 36 pilastras. La nave central y el transepto tienen una altura de 34 m y las naves laterales de 20 m. El piso del interior es de granito en tono esmeralda traído de la India. El interior presenta una iluminación escénica integral que resalta sus columnas y bóvedas.


gran nave
Nave central y transepto: las bóvedas de la nave central y el traspeto están compuestas por doce nervaduras de cantería. La bóveda del crucero (intersección de la nave central con el transepto) tiene 4 m más alta que sus cuatro colindantes, rematada en el centro por un luneto de cantería. Sobre esta bóveda se desplanta un elemento arquitectónico característico del gótico, la “aguja”, la cual tiene una altura de 65m desde el nivel del suelo.

Aguja en el crucero.
Naves laterales: las bóvedas de las naves laterales que corresponden a la construcción primitiva, están forjadas totalmente de tabique traído de Francia ya que en la época en que fue colocado este tipo de tabique no se fabricaba en México.

Interior de una nave lateral
Capillas: cuenta con un total de 8 capillas, 4 de cada lado que se acceden a un costado de las naves laterales. Las capillas están destinadas a lo siguiente:
2 Capillas de criptas.
Capilla del Sagrario, presenta un sagrario en forma de caja en un diseño sencillo, sobre de él se levanta un baldaquín en forma de aguja gótica, realizada en cobre y bronce, de 5 m de altura, que tiene en la parte inferior una paloma que significa el Espíritu Santo y remata con la cruz y el cordero. En la parte posterior se encuentra un retablo de 8 ángeles de bronce.
Capilla a la Divina Misericordia
Capilla del Bautizo

Ábside, lugar en que se encuentra la virgen.
Obras artísticas[editar]
La imagen de la Virgen de Guadalupe: el lienzo de la Virgen de Guadalupe que ocupa el lugar central del ábside no llegó por casualidad al Santuario. La Asociación “Adopte una Obra de Arte”, en su primera sesión-fundación en Zamora, el 9 de junio de 1998 a través del Lic. Arturo Laris, recién nombrado presidente de la vocalía en Zamora, hizo públicamente la solicitud para poder ser ayudados a encontrar una imagen de la Virgen que pudiera estar en el recinto sacro. La imagen fue traída de la Ciudad de México el 5 de mayo de 1999. El lienzo es de autor desconocido. En el reverso tiene únicamente una M. Se ha dicho que es de Miguel Cabrera, sólo que al principio, cuando empezó a pintar guadalupanas, no se atrevía a poner su nombre completo. Tiene la fecha de 1765. Parece original. De ser así, estaríamos ante un lienzo que ha conservado con mucha fuerza la viveza de sus colores.

"El cristo del tercer milenio"
Crucifijo: ubicada en el presbiterio, es una escultura de Cristo crucificado, de 3,5 m de altura tomando en cuenta la cruz. La cruz contiene en su base un relicario con Tierra Santa. Es obra del escultor Carlos Espino, miembro de Número del Instituto Mexicano de Cultura desde 1997. Se alza sobre una base de bronce representando los cinco continentes, que al mismo tiempo es un símbolo conmemorativo del jubileo del año 2000, obra del escultor Arturo Guevara.
Órgano monumental del Santuario Guadalupano:

Órgano del santuario
posee un moderno órgano monumental tubular realizado en Alemania por la fábrica de Alexander Schuke, fue colocado en el año 2008. Su diseño presenta un estilo moderno con inspiración en el neogótico. Se ubica en la nave central, sobre la puerta principal.
Vitrales: cuenta con grandes vitrales de diseño modernista realizados por Gerardo López, religioso carmelita.
Puertas: de grandes dimensiones, están realizadas en madera de caoba, están ornamentada con una variedad de figuras y motivos en bajo y alto relieve característicos del gótico pero adaptadas y creadas con un toque especial de los artesanos zamoranos de aquella época, presentan un diseño sencillo pero sobrio.
Altar mayor: Mesa de celebración; diseño modernista, en su concepción volumétrica intervino el Arquitecto y religiosos Fray Gabriel Chávez de la Mora. En un principio este diseño se presentó en concurso para remplazar el viejo altar de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México. Está conformado en su base por 15 cubos fundidos en bronce y plateados, simbolizando a los 12 Apóstoles y los evangelistas y un cubo de dimensiones mayores para representar a Cristo Pantocrátor. En cada uno de ellos se ilustra en bajo relieve el nombre, algunos de los atributos personales y un fragmento del credo llamado de los Apóstoles, el cual se puede leer en su totalidad siguiendo el recorrido de los cubos; el trabajo iconográfico fue obra del escultor Arturo Guevara. En el centro de bronce dorado, el Cristo Pantocrátor con un libro abierto en el que se lee “Vengan a mí”; en su parte posterior existe un relicario. Sobre esta base descansa una loza de mármol blanco de Carrara de 305×100×20 centímetros. La loza pesa casi 2 toneladas. La obra fue realizada en el taller de los escultores Jonathán y Arturo Guevara en de la Ciudad de México.
Ambón: Atril fijo donde se leen las lecturas. Presenta un diseño modernista, está compuesto por una base conformada por cuatro cubos de bronce entrelazados, rematada por una placa de mármol blanco. Los cubos representan a los 4 evangelistas como el Tetramorfos: el hombre alado, el toro, el león y el águila. Para ello se hace uso de elemento iconográficos alusivos.
Sede: Asiento del Presbítero presidente en la celebración eucarística. Asiento realizado en mármol blanco, y con dos basamentos de bronce con dibujos en bajo relieve, una a cada lado, representando a San Pedro y a San Pablo, soportes de la Iglesia Católica. Obra del escultor Arturo Guevara.
Nichos y sus esculturas: de las 36 pilastras del interior, 14 cuentan con cuatro nichos para colocar en cada una estatuas de santos; 18 pilastras con dos nichos cada una y las cuatro restantes con un solo nicho en cada pilastra, haciendo un total de 96 nichos en el interior del templo. Los nichos están labrados en cantera, en ellos se han colocado las esculturas de bronce, realizadas en la técnica de alto relieve con medidas de 210 centímetros de altura por 60 centímetros de ancho. Representan la comunión de los santos, para ello se ha hecho una selección de los santos más representativos, soportadas cada una por una base de cantera inscrita con el nombre de santo correspondiente. Las obras plásticas son creaciones de los escultores Jonthán y Arturo Guevara.
El Santuario hoy[editar]

Rosetón principal santuario
El Santuario Guadalupano es la catedral con las torres más altas de México, y ocupa el cuarto lugar en el continente, después de la Catedral de Maringá en Brasil (124 m), Catedral de La Plata en Argentina (112 m) y la Catedral de Manizales en Colombia (113 m).
La instalación del monumental órgano, traído desde la fábrica de Alexander Schuke (en Alemania), han concluido, la inauguración del órgano ocurrió el 15 de junio de 2008 y actualmente está en uso.
En 2008 se han colocado vitrales dentro de las capillas de criptas, además de la colocación de esculturas de mármol, éstas resaltarán el orden gótico de la fachada.
Las obras de construcción en las torres concluyeron el 12 de diciembre de 2008.2​3​
La iluminación interior está totalmente terminada, aunque faltan algunos detalles en dos de las capillas, que son usadas como oficinas.
En los pilares donde están los nichos se colocarán tablones con la imagen de los santos. Una base de cantera llevará el nombre de cada uno.
Iluminación del Santuario: en marzo de 2009 quedaron concluidos los trabajos de iluminación de la catedral, al estilo de la Catedral de Morelia, y el ayuntamiento zamorano y el gobierno del Estado signaron el convenio de coordinación para la ejecución del proyecto Iluminación escénica del Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe. La empresa que ejecutó la obra fue Citelum de México, S.A. de C.V.

Santuario iluminado
Actualmente se encuentran en trabajo, la construcción de pequeñas agujas que acentuaran el tipo gótico del templo, así como la colocación de cuatro nuevos vitrales en la fachada, éstos nos narran de manera visual las cuatro apariciones de la virgen del Tepeyac.
Visitar el Santuario Guadalupano es toda una experiencia, Ud. no puede admirar su interior sin dejarse llevar por un sentimiento religioso que le hace percibir la presencia de Dios, sin una invitación a acercarse al misterio, sin un intuir la dimensión sobrenatural.
Raúl Ventura N.
Nueva concatedral[editar]

Catedral actual
El Santuario Guadalupano será considerado como nueva concatedral de la diócesis, esto debido al tamaño y a la capacidad de recibir feligreses de la ciudad y su zona metropolitana. El santuario se considerará como edificio religioso con rango de catedral compartiendo la sede episcopal con el templo de la Inmaculada Concepción.

Actualmente el Santuario Diocesano de Nuestra Señora de Guadalupe, ya con sus 4 vitrales que cuentan la historia de las apariciones, se da a la tarea de rematar la fachada con las imágenes de los 12 apóstoles en cada uno de los 12 espacios con la que la fachada cuenta.
Ha recibido 179 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE LISBOA

5

CATEDRAL DE LISBOA

Santa Maria Maior de Lisboa o Sé de Lisboa es la catedral de Lisboa e iglesia más antigua de la ciudad. Desde el inicio de la construcción en el año 1147, el edificio ha sido modificado en varias ocasiones y ha sobrevivido a varios terremotos. Actualmente es el resultado de una mezcla de... Ver mas
Santa Maria Maior de Lisboa o Sé de Lisboa es la catedral de Lisboa e iglesia más antigua de la ciudad. Desde el inicio de la construcción en el año 1147, el edificio ha sido modificado en varias ocasiones y ha sobrevivido a varios terremotos. Actualmente es el resultado de una mezcla de distintos estilos arquitectónicos.

Historia[editar]

Interior de la catedral.
Lisboa es sede de una diócesis desde el s. IV d. C.. Después del periodo de dominación visigoda, la ciudad fue conquistada por los musulmanes y se mantuvo bajo control árabe desde el siglo VIII hasta el siglo XII, aunque se permitía a los cristianos vivir en Lisboa y los alrededores.

El primer edificio fue construido entre 1147 y las primeras décadas del siglo XIII en estilo Románico tardío. En aquel tiempo, las reliquias de San Vicente de Huesca (patrón de Lisboa) se llevaron a la catedral desde el sur del país. A finales del siglo XIII, el rey Dionisio I de Portugal construyó un convento gótico y su sucesor, Alfonso IV convirtió la capilla principal en panteón real para sí y su familia. En 1498, la reina Leonor fundó la Misericórdia de Lisboa en una de las capillas del convento de la catedral. La Misericórdia es una institución caritativa católica que luego se expandió por otras ciudades y que fue muy importante en Portugal y en sus colonias.

En cuanto al origen del edificio está ampliamente aceptado que se comienza por orden de D. Afonso Henriques tras la toma en el año 1147. Pero si nos referimos a los precedentes en los que se asienta el actual edificio, los académicos discrepan en muchos puntos, debido sobre todo a la falta de documentación causada tras los incendios que siguieron al Terremoto de Lisboa de 1755, y también de algunos terremotos previos. Además también se da la circunstancia de que “los escritores antiguos, copiándose unos a otros […], afirman, casi todos, que nuestro primer rey adaptó a templo cristiano la antigua mezquita de los moros” con lo que muchos autores posteriores dan por bueno sin más este hecho y todavía se tardan varios siglos en investigar al respecto.1​

Entre las hipótesis más plausibles, podemos destacar la que defiende el Abad de Castro (“O Templo da Invocación de Santa María”) en la que menciona que pudo haber existido en el mismo sitio un templo pagano consagrado al Dios Sol, en época de Paulo de Olisipo romana (Apolo-Sol). Esto se soporta por el hallazgo de inscripciones romanas en la parte subterránea de la catedral descubierta tras el terremoto; una serpiente tallada en el cimborrio que puede simbolizar a Phiton (la que mató al dios); también Emílio Hübner (“Notícias Arqueológicas de Portugal”) defiende la existencia de un templo pagano desde tiempos de Décimo Junio Bruto, hipótesis que se apoya en la certeza de la existencia del foro de Paulo de Olisipo en el espacio frente a la fachada principal de la Sé, con una basílica o un templo entre sus edificios. También es de tener en cuenta la conversión al Cristianismo de la ciudad en época del obispo Potamio , y la posibilidad de que este o sucesores, hubiesen transformado el templo pagano en un templo del Paleocristiano de planta central. Esto se apoya en la existencia de una serie de piedras labradas reutilizadas en la actual Sede. Tras la invasión por parte de los pueblos islámicos, algunos autores defienden que el edificio existente hubiese sido aprovechado para uso como mezquita, sin introducir reformas relevantes.

Lo más probable es que D. Afonso Henriques mandara reconstruir la Sede sobre un edificio que no sería árabe. De este modo, lo que se produciría sería la reforma y ampliación de un templo Paleocristiano surgido en época constanina, utilizado bajo dominio suevo y visigodo, y posiblemente también bajo dominio islámico.

La certeza es que la actual Sede es una Catedral de estilo Románico del siglo XII, a la que se superpondrán diversos estilos y corrientes durante su historia. Con influencia normanda en su arquitectura original, traída probablemente por los Cruzados venidos de Inglaterra. A este respecto es importante destacar que tras la reconquista, se elige como obispo a un cruzado inglés, Gilberto de Hastings, siendo aceptado por el rey y todos los cargos eclesiásticos

Aunque no hay la seguridad de que haya sido el trazador del conjunto, es posible que el mestre Roberto de Lisboa sea ese personaje llegado con estos cruzados. Se sabe que tuvo la dirección de las obras de la Catedral, y se le atribuye también la ejecución de la fachada principal de la Catedral Vieja de Coímbra así como el trazado de sus naves, referencia que encontramos en el "Livro Preto" de la Catedral Nueva de Coimbra. Realmente se conoce más bien poco sobre este personaje más allá de estos hechos y de sus cuatro visitas a la Catedral Vieja de Coímbra, pero es evidente que por sus dimensiones y proporciones, ciertos elementos compositivos como las fachadas, además de algunos detalles decorativos, ambas construcciones debieron tener idéntico arquitecto, siendo este el más probable candidato.2​

Reformas[editar]
La primera transformación llevada a cabo en la Catedral ocurre a finales del Siglo XII, todavía bajo el reinado de Alfonso III de Portugal. Durante esta obra se ejecutó un anexo en fachada norte , desde el brazo del transepto hasta donde ahora está la puerta de la misma fachada, este anexo funcionaría más tarde como la cámara del Patriarca.

Durante el reinado de Dionisio I de Portugal y seguramente con influencias del obispo D. Mateus (1258-1282) se dota a la sede de un claustro con forma típica de las órdenes monásticas europeas, contando con jardín, balaustrada , columnatas muy decoradas y carácter peripatético. A este claustro se le han dado muchos apodos como el de "Claustro del Silencio". Esta intervención apenas transformó el esqueleto románico. El segundo lote de operaciones comienza con la construcción de la que hoy se conoce como la capilla de São Bartolomeu dos Regatos. Con esta obra la fachada norte acaba por perder todos sus ventanales románicos y solo queda de ella una puerta que tuvo que ser trasladada del primer tramo al tercero y ahora permanece semi-escondida entre ambas intervenciones góticas. Estas obras se llevaron a cabo bajo el reinado de Alfonso IV.2​

A continuación, en el mismo reinado, se sustituyo toda la cabecera románica por otra de bóveda ojival en abril de 1334. Esta es una de las mayores transformaciones que sufre el esqueleto románico de la Sede. Estas obras fueron probablemente ejecutadas con la idea de consagrar un mayor espacio a la adoración del patrón de la ciudad, San Vicente.

Durante esta misma etapa de Alfonso IV hubo dos grandes terremotos: en 1337 y en 1344, por tanto, no es de extrañar que se llevaran a cabo todas estas transformaciones en el mismo periodo. Los terremotos siempre han sido un problema para Lisboa y para su catedral. Durante los siglos XIV y XVI se produjeron varios, pero el peor de todos fue el 1755, que destruyó la capilla gótica y el panteón real. El convento y varias capillas también se vieron afectadas por el terremoto y por el fuego posterior. La catedral fue reconstruida en parte y, a principios del siglo XX, se le dio el aspecto que presenta en la actualidad tras una profunda restauración. En los últimos años, diversas excavaciones han descubierto restos romanos, árabes y medievales en el entorno de la catedral.

Planta[editar]

Planta de la catedral de Lisboa.
N° Descripción
1 Sacristía
2 Camarín del Patriarca
3 Capilla de San Vicente
4 Capilla del Santísimo Sacramento
5 Capilla de la Santísima Trinidad
6 Capilla de Santa Ana
7 Antiguoo Cartório
8 Capilla de San Ildefonso
9 Capilla de San Cosme y San Damián
10 Capilla de Nuestra Señora de la Piedad
11 Capilla de San Sebastián
12 Capilla de San Juan Evangelista
13 Capilla de San Laureano
14 Capilla de Nuestra Señora de Belém
15 Capilla de Jesús de la Sentencia
16 Capilla de San Antonio de Lisboa
17 Capilla de nuestra Señora de Tocha
18 Capilla de San Aleixo
19 Capilla de San Miguel y Almas
20 Primitiva Hermandad de la Misericordia
21 Primitiva Hermandad de la Misericordia
22 ?
23 Sepultura de Estavão Rodrigues e Mór Martins
Ha recibido 134 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE MILÁN

6

CATEDRAL DE MILÁN

La Catedral de Milán (en italiano, Duomo di Milano) es una catedral gótica emplazada en la ciudad homónima. Es la sede episcopal de la Archidiócesis de Milán. Es una de las iglesias de culto católico más grandes del mundo (tiene 157 metros de largo y puede albergar 40.000 personas en su interior... Ver mas
La Catedral de Milán (en italiano, Duomo di Milano) es una catedral gótica emplazada en la ciudad homónima. Es la sede episcopal de la Archidiócesis de Milán. Es una de las iglesias de culto católico más grandes del mundo (tiene 157 metros de largo y puede albergar 40.000 personas en su interior) y las ventanas del coro tienen la reputación de ser las mayores que se conocen.
Historia[editar]
La construcción fue iniciada en 1386 y terminada en 1965. El plano de la ciudad de Milán, con sus calles que salen en forma de radio del Duomo o circundándolo, revela que éste ya constituía en la Antigüedad el centro de la ciudad, denominada Mediolanum. La Basílica de san Ambrosio fue construida en este sitio a comienzos del siglo V, siéndole agregada en 836 otra basílica próxima. Cuando el fuego dañó ambos edificios en 1075 fueron reemplazadas por el Duomo.

El comienzo de la construcción[editar]

Placa conmemorativa de la colocación de la primera piedra en 1386.
En 1386 el arzobispo Antonio da Saluzzo comenzó el nuevo proyecto en estilo gótico radiante; hay en el edificio muchos aspectos insólitos en Italia, que pertenecen a la tradición arquitectónica gótica de Francia, como las dobles naves laterales. El inicio de la construcción, que coincidió con el acceso al poder en Milán de Gian Galeazzo Visconti, primo del obispo, fue entendido como una forma de recompensar a la nobleza y a las clases trabajadoras que habían sido duramente reprimidas por su tiránico predecesor Bernabé Visconti.

Antes de que se iniciasen los trabajos de construcción, se demolieron los palacios del arzobispo, del ordinari y el Baptisterio de San Esteban, mientras que la antigua iglesia de Santa Maria Maggiore fue usada como cantera de piedra. El entusiasmo por el nuevo e inmenso edificio pronto se extendió entre la población, y el astuto Gian Galeazzo, junto con su primo, el arzobispo, supieron recabar grandes donaciones para el progreso del trabajo. El programa de construcción fue regulado estrictamente por la Fabbrica del Duomo, institución conformada por 300 empleados liderados por el arquitecto jefe Simone da Orsenigo. Galeazzo otorgó a la Fabbrica el uso exclusivo del mármol de la cantera de Candoglia y la eximió de impuestos.

En 1389 se designó como arquitecto jefe al francés Nicolas de Bonaventure, que dio a la catedral su fuerte impronta gótica. Diez años más tarde, otro francés, Jean Mignot, fue llamado desde París para evaluar y mejorar el trabajo realizado, ya que los constructores necesitaban ayuda técnica para levantar las piedras hasta una altura sin precedentes. Mignot declaró todo el trabajo realizado hasta entonces como en pericolo di ruina ('peligro de ruina') y hecho sine scienzia ('sin saber'). En los siguientes años se comprobó que los pronósticos de Mignot fueron erróneos, pero de cualquier manera estimularon a los arquitectos de Galeazzo a mejorar sus instrumentos y técnicas.


El ábside catedralicio, rasgado por grandes ventanales góticos.
Los trabajos continuaron rápidamente y a la muerte de Gian Galeazzo en 1402, se había completado casi la mitad de la catedral. Sin embargo, la construcción quedó estancada hasta 1480 debido a la falta de dinero e ideas: los trabajos más notables de ese período fueron las tumbas de Marco Carelli y el papa Martín V (1424) y las ventanas del ábside (hacia 1470). De las últimas, aún permanecen las que representan a San Juan Evangelista, obra de Cristoforo de' Mottis, y las de San Eligio y San Juan Damasceno, ambas de Niccolò da Varallo. En 1452, bajo el gobierno de Francesco Sforza, se completaron la nave y los pasillos hasta el sexto tramo.

Uno de los hechos más destacados de la historia de la catedral se dio a finales de la década de 1480, con la estancia de Leonardo da Vinci en Milán al servicio del duque Ludovico Sforza. El gran maestro del Renacimiento participó en las reuniones y disputas acerca del avance de los trabajos, y proyectó varias soluciones para el cimborrio, que finalmente no fueron llevadas a cabo. Se conservan varios dibujos de su mano que muestran parte de sus propuestas, como la solución de doble casco para el cimborrio, que equilibraría fuerzas en la delicada estructura del edificio. Leonardo abandonó Milán en 1499.

Entre 1500 y 1510, bajo Ludovico Sforza, fue completada la cúpula octogonal y se decoró su interior con cuatro series de quince estatuas cada una, que representan a santos, profetas, sibilas y otros personajes del Antiguo Testamento. El exterior permaneció en su mayoría sin decoración, excepto por el Guglietto dell’Amadeo, cimborrio con una alta aguja que corona el transepto, construido de 1507 a 1510 por Giovanni Antonio Amadeo. Es una obra maestra renacentista que sin embargo armoniza bien con el aspecto gótico general del templo.

En 1562 se colocaron el San Bartolomé de Marco d’Agrate y el famoso candelabro Trivulzio (s. XII).

El obispo san Carlos Borromeo[editar]
El ascenso de Carlo Borromeo al cargo de obispo significó la eliminación de todos los monumentos laicos del templo. Estos incluyeron las tumbas de Giovanni, Barnabò y Filippo Maria Visconti, Francesco Sforza y su esposa Bianca, Galeazzo Maria Sforza y Ludovico. Sin embargo, la principal intervención de Borromeo fue la designación, en 1571, de Pellegrino Tibaldi como arquitecto jefe (una maniobra discutida que requirió de la revisión de los estatutos de la Fabbrica).

Borromeo y Pellegrini se esforzaron por alcanzar un nuevo aspecto renacentista para la catedral, que acentuaría su naturaleza italiana en menoscabo del estilo gótico, considerado extranjero y pasado de moda en aquella época. Puesto que la fachada principal permanecía en su mayor parte incompleta, Pellegrini ideó una de estilo romano con columnas, obeliscos y un gran tímpano. Este diseño nunca fue llevado a cabo, pero la decoración del interior continuó: en 1575–1585 el presbiterio fue reconstruido mientras que se añadían nuevos altares y el baptisterio a la nave. Un coro de madera fue construido para el altar principal por Francesco Brambilla, un trabajo terminado en 1614.

En 1577, Borromeo consagró finalmente el edificio completo como un templo nuevo, distinto a los de Santa Maria Maggiore y Santa Tecla (que habían sido unificados en 1549 después de agrias disputas).

Siglo XVII[editar]
A comienzos del siglo XVII, el obispo Federico Borromeo, primo de Carlo, contaba con las bases de la nueva fachada realizadas por Francesco Maria Richini y Fabio Mangone. Los trabajos continuaron hasta 1638 con la construcción de los cinco portales y las dos ventanas centrales. Sin embargo, en 1649, el nuevo arquitecto jefe introdujo una innovación notable: la fachada regresó al estilo gótico original, incluyendo los detalles ya acabados de las grandes pilastras góticas y los dos enormes campanarios. Se realizaron otros diseños, entre otros, por Filippo Juvarra (1733) y Luigi Vanvitelli (1745) pero ninguno de ellos se llegó a aplicar. En 1682 se demolió la fachada de Santa Maria Maggiore y se terminó de cubrir la azotea de la catedral.

En 1762 se levantó la aguja Madonnina, de una altura de 108,5 m, que ahora es uno de los rasgos principales de la catedral. Fue diseñada por Francesco Croce y luce en la cima una famosa estatua dorada que representa a la Virgen María.

Finalización de la obra[editar]

La Piazza del Duomo y la Catedral en 1909.
El 20 de mayo de 1805 Napoleón Bonaparte, a punto de ser coronado rey de Italia, ordenó que la fachada fuera terminada por Carlo Pellicani. En su entusiasmo, aseguró que todos los gastos recaerían sobre el tesoro francés, que reembolsaría a la Fabbrica por todos los inmuebles que ésta tuviera que vender. Aunque jamás se pagó este reembolso, ello ayudó a que finalmente, en solo siete años, la catedral tuviera su fachada terminada por el nuevo arquitecto, Carlo Pellicani hijo. En gratitud, se colocó una estatua de Napoleón en la cima de uno de los pináculos.

En los siguientes años se construyeron la mayoría de los arcos y chapiteles. Se terminaron las estatuas de la pared sur, mientras que entre 1829 y 1858 unas nuevas vidrieras reemplazaron las preexistentes con resultados menos expresivos. Los detalles finales de la catedral fueron terminados ya en el siglo XX: la última puerta fue inaugurada el 6 de enero de 1965. Esta fecha es considerada como el término del proceso que ha durado muchas generaciones, aunque todavía quedan algunos bloques sin esculpir esperando ser convertidos en estatuas.

Los trabajos de renovación que cubrían la fachada principal de la catedral terminaron en diciembre de 2008. Además, uno de los principales arquitectos que llevo a cabo estos trabajos, era descendiente directo del importante escultor y arquitecto Carlo Pellicani, que, junto a su hijo, fueron los principales finalizadores de la obra de la catedral.

Arquitectura y arte[editar]

Interior de la catedral.
La catedral de Milán es un templo de grandes dimensiones, de cinco naves, una central y cuatro naves laterales, con al menos cuarenta pilares, atravesada por un transepto seguido por el coro y el ábside. La nave central tiene una altura de 45 metros, sólo superada en un edificio similar por la incompleta nave central de la catedral de Beauvais, con una altura de 48 metros. La construcción es de ladrillo, recubierto de mármol.

Destacan en el interior los grandes pilares fasciculados, de grandes dimensiones y extraña forma, pues se rematan en una especie de dosel esculpido que alberga estatuas. Los arcos ojivales de separación entre las naves se refuerzan mediante tirantes metálicos. Las bóvedas, de crucería sencilla, están decoradas en algunos tramos por complicados motivos de tracería.

Al exterior, los tejados permiten una observación cercana de algunas esculturas de gran calidad. Es muy destacado el bosque de pináculos, chapiteles y cresterías que se puede observar desde los mismos. El punto más alto del templo es la La Madonnina, obra en cobre dorado, de Carlo Pellicani, inaugurada en 1774.

Principales monumentos[editar]

Estatua de San Bartolomé, por Marco da Agrate.
En el interior del templo pueden admirarse gran número de altares, estatuas, pinturas y retablos, así como un elevado número de monumentos funerarios, como:

Sarcófagos de los arzobispos Ottone y Giovanni Visconti, construidos en el siglo XIV.
Sarcófago de Marco Carelli, que donó una importante suma para la construcción de la catedral.
Monumento a Gian Giacomo Medici di Marignano, llamado «Meneghino», obra maestra del escultor renacentista Leone Leoni, con figuras en bronce de pátina oscura y relieves y columnas en mármoles de diversos colores, en la parte derecha del transepto.
La estatua de San Bartolomé de Marco da Agrate (1562), la más renombrada obra de arte de la catedral. Representa al Apóstol, que fue desollado vivo, sin piel, la cual le cuelga de los hombros y cae por delante como si fuera un manto. En la base se lee la inscripción: "NON ME PRAXITELES SED MARCO FINXIT AGRAT." (No me hizo Praxíteles, sino Marco da Agrate).
El presbiterio es una tardía obra maestra del Renacimiento, compuesta por el coro, dos púlpitos con grandes telamones realizados en cobre y bronce y dos grandes órganos. Alrededor del coro se encuentran las puertas de las dos sacristías, algunos frescos y una estatua papa Martín V, del siglo XV, obra de Jacopino da Tradate.
Candelabro Trivulzio, en el transepto, formado por dos piezas, la base (atribuida a Nicolás de Verdún, del siglo XII), caracterizada por un fantástico conjunto de vides, vegetales y animales imaginarios; y los brazos, de mediados del siglo XVI.
Monumento sepulcral del cardenal Marino Caracciolo, en el deambulatorio, obra de Agostino Busti, Il Bambaia, destacado escultor renacentista; del mismo autor es el retablo del transepto derecho, que muestra un relieve de La Presentación de María (1543) y otras figuras de santos.
Ha recibido 87 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE SAN VITO (PRAGA/REPÚBLICA CHECA)

7

CATEDRAL DE SAN VITO (PRAGA/REPÚBLICA CHECA)

La catedral de San Vito (en checo, Chrám svatého Víta o Katedrála Svatého Víta) es un templo dedicado al culto católico situado en la ciudad de Praga (República Checa). Forma parte del conjunto artístico monumental del Castillo de Praga y es la mayor muestra del Arte gótico de la ciudad. Desde... Ver mas
La catedral de San Vito (en checo, Chrám svatého Víta o Katedrála Svatého Víta) es un templo dedicado al culto católico situado en la ciudad de Praga (República Checa). Forma parte del conjunto artístico monumental del Castillo de Praga y es la mayor muestra del Arte gótico de la ciudad. Desde 1989 está dedicada a San Vito, San Venceslao y San Adalberto. Ha sido el escenario de la coronación de todos los reyes de Bohemia y en ella se encuentran también enterrados todos los santos obispos y arzobispos y un buen número de reyes. La catedral, aunque católica, es de propiedad estatal desde el inicio de su construcción en el siglo XIV.

Historia[editar]
La catedral de San Vito es el símbolo de Praga y de toda la República Checa, tanto por su historia tempestuosa como por su valor artístico. Fue la culminación de las reivindicaciones de los reyes de Bohemia que quisieron convertir la diócesis de Praga en arzobispado. La primera piedra fue colocada el 21 de noviembre de 1344 por el arzobispo de Praga, Ernesto de Pardubice, en presencia del rey Juan de Luxemburgo y de sus hijos, Carlos (futuro Carlos IV de Bohemia) y Juan. Se erigió en el mismo solar en el que antiguamente se hallaban una rotonda románica y una basílica dedicadas, asimismo, a San Vito, de las que todavía quedan restos. El proyecto fue diseñado por el arquitecto francés Matías de Arrás, que se inspiró en el inicial arte gótico francés, tomando como modelo las catedrales de Toulouse y Narbona. De hecho, la catedral de San Vito es una de las últimas muestras importantes, de esta corriente artística.

Arras fallece en 1352 y las obras permanecieron sin ningún maestro de obras hasta que en 1356, fue nombrado Peter Parler. Más tarde la construcción sería dirigida por los hijos de Peter Parler, Jan y Václay. Estos nuevos arquitectos imprimieron a la catedral un estilo inspirado en el gótico alemán pero dándole, asimismo, su impronta personal, puesta de manifiesto en el coro, la capilla de San Segismundo y la sacristía que fueron terminadas por ellos. De esta época cabe destacar las complejas bóvedas, solo comparables a las de las catedrales inglesas.

En 1419 se interrumpieron los trabajos a causa de la rebelión husita. Los husitas, contrarios a la veneración de los santos y a las muestras de opulencia propias de la Iglesia católica, saquearon la catedral e hicieron coronar al rey Segismundo en el nuevo templo.

En 1485 la corte volvió al Castillo de Praga y se empezó a restaurar la Catedral. Se construyó un nuevo Oratorio Real, obra de Hans Spiesz, símbolo de la soberanía del rey, que se terminó en 1490. Las escenas de la leyenda de San Wenceslao se concluyeron en 1509 para la coronación del rey Luis Jagellon.

En 1526 Fernando I de Habsburgo se convirtió en el primer Habsburgo coronado como rey de Bohemia. De esta época data la Galería de la Música, obra de Bonifacio Wolmut, de estilo manierista, con bóvedas neogóticas, así como la capilla de San Adalberto que posteriormente fue destruida. En 1566 Maximiliano II de Habsburgo encargó el Panteón Real dedicado a la Casa de Habsburgo y a sus predecesores en el trono de Bohemia, se terminó en 1589.

El 23 de mayo de 1618 se produjo la defenestración de Praga, que daría comienzo a la Guerra de los Treinta Años. En 1619 los radicales calvinistas causaron grandes desperfectos en la catedral que tuvo que volver a consagrarse en febrero de 1621, después de la derrota checa en la batalla de la Montaña Blanca. Gaspar Bechteler talló los relieves de madera que commemoran la defenestración y sus consecuencias.

En 1644 Leopoldo Guillem, obispo de Olomue, hizo restaurar un candelabro románico de la capìlla de San Juan Bautista que, supuestamente, procedía del Templo de Jerusalén.

Con la llegada del barroco, el emperador Leopoldo I de Habsburgo colocó la primera piedra de una nave diseñada por Giovanni Domenico Orsi, pero las obras tuvieron que interrumpirse en 1675 por falta de presupuesto. De la misma forma fracasó el proyecto de Johann F. Schor. De esta época datan las estatuas de los santos patronos checos que hay en la capilla de San Juan de Nepomuceno, obra de Rinaldo Ranzoni, el retablo de San Segismundo de Frantisek Weis y la tumba de San Juan de Nepomuceno, obra maestra de Antonio Corradini.

En 1844, Václav M. Pesina pidió que se acabara la catedral, hecho que no ocurriría hasta 1839 al constituirse una Sociedad que se interesó en ello. En 1862 Josef’O Kranner empezó los trabajos restaurando el presbiterio del que eliminó gran parte de los añadidos barrocos. Con motivo del retorno a Praga de las Joyas de la Corona Checa, se reformó la Cámara de la Corona; paralelamente se finalizaron las obras de la bóveda principal y de la fachada Oeste. El 28 de diciembre de 1929 se abrió al público la catedral totalmente acabada.

Estancias[editar]
Fachada Oeste[editar]
De estilo neogótico fue la primera que se terminó. Está decorada con estatuas de catorce santos, la del rey Carlos IV y una de sus arquitectos. Los portalones de bronce realizados por Otakar Sapniel, se cosntruyeron en 1927. En total son tres puertas: en el central se halla representada la construcción de la catedral, en el de la derecha: la vida de San Adalberto y en la de la izquierda que, desde 1929 es la fachada principal, la vida de San Wenceslao. El rosetón fue diseñado por Frantisek Kysela en 1928, y representa la Creación.

Fachada Sur y Puerta Dorada[editar]

Mosaico del Juicio Final

Las naves de crucería sobre el coro.

Cubierta, arbotantes y pináculos (Vista desde la torre principal).
Durante cinco siglos, la fachada Sur fue la entrada principal de la catedral. En ella destaca la Puerta Dorada que debe su nombre al fondo rojo y dorado de los mosaicos venecianos, obra de Niccoletto Semitecolo, y en la que se representa el Juicio Final, obra excepcional en la Europa Occidental. En el centro de estos mosaicos se puede distinguir la figura de Jesucristo sobresaliendo en medio de los seis santos patronos de la República Checa. A ambos lados de Jesucristo se hallan representadas las ánimas salvadas y las condenadas. En ellas se puede reconocer al rey Carlos IV y a su última esposa Isabel de Pomerania. Para su realización se necesitaron más de 40.000 piezas. En 1967 y 1980 se intentaron restaurar sin llegar a lograrlo.

La torre principal, situada en esta fachada, fue construïda por Peter Parler. Tiene 99 m. De altura y está coronada por una cúpula renacentista de Pacassi, fue construïda en 1770. La balaustrada es obra de Hans de Tirol y B. Wohlmüt y, lo mismo que la cúpula, es de estilo renacentista.

Planta[editar]
La Catedral de San Vito presenta una planta de tres naves con un transepto, deambulatorio y capillas. Es la obra maestra de Peter Parler que introdujo modificaciones e innovaciones en el proyecto de Matías Arras.

Altar Mayor[editar]
Construido por J. Kranner entre 1868 y 1873, es de estilo neogótico, pero conserva detalles renacentistas del siglo XVII. Los relieves de madera fueron realizados por K. Bendl entre los años 1625 y 1650. El de la izquierda representa la huida de un rey de un invierno y el de la derecha una vista de Praga del año 1620.

Tumba de San Juan de Nepomuceno[editar]
La tumba de San Juan Nepomuceno fue construida en 1736, es de plata y sus orfebres fueron Joseph Emanuel Fischer von Erlach, Antonio Corradini y Jan Josef Würt. Fue encargada por Carlos VI y financiada por suscripción popular. La dinámica de la obra remarca la apoteosis del santo. En este mismo lugar se encuentran las tumbas de catorce obispos de Praga. Es una de las pocas obras barrocas de la catedral que han quedado intactas hasta hoy. Su altura es de cinco metros. Las estatuas de los patrones checos fueron realizadas en 1699 por Rinaldo Ranzoni.

Panteón Real[editar]
Al Panteón Real se accede por la Capilla de la Santa Cruz. En este rincón todavía pueden verse los restos de la antigua Rotonda de San Vito que se hallaba en el lugar que hoy ocupa la Catedral. En el Panteón Real se encuentran los restos de Carlos IV de Bohemia, sus hijos y su mujer; los del rey Wenceslao IV, Ladislao el Póstumo, Josep de Podebrady, Rudolf II y María Amelia, hija de la emperatriz María Teresa de Habsburgo. Los sarcófagos fueron restaurados en 1935 por Kamil Roskot, siguiendo la impronta del arte contemporáneo checo.

Monarcas enterrados[editar]
Nombre Nacimiento-muerte Lugar
Rey Otakar I 1155-1230 Capilla Sajona
Rey Otakar II 1232-1278 Capilla Sajona
Judith de Habsburgo 1271-1297 Panteón Real
Rey Rodolfo I 1282-1307 Panteón Real
Carlos IV de Luxemburgo, Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico 1316-1378 Panteón Real
Blanca Margarita de Valois, Primera esposa de Carlos IV 1317-1348 Panteón Real
Ana de Baviera, Segunda esposa de Carlos IV 1329-1353 Panteón Real
Ana de Swidnica, Tercera esposa de Carlos IV 1339-1362 Panteón Real
Isabel de Pomerania, Cuarta y última esposa de Carlos IV 1347-1393 Panteón Real
Wenceslao, Rey de Romanos y de Bohemia 1361-1419 Panteón Real
Juana de Baviera 1356-1386 Panteón Real
Bárbara de Celje, esposa del emperador Segismundo 1391-1451 Panteón Real
Rey Ladislao el Póstumo 1440-1457 Panteón Real
Rey Jorge de Podiebrad 1420-1471 Panteón Real
Oratorio Real[editar]

Catedral de San Vito, Puerta Dorada.
Fue diseñado por Benedikt Ried en 1493 por orden de Ladislao Jagellon. Es una de las obras del gótico flamenco más importantes de la Catedral de San Vito. Se pueden apreciar los escudos y las armas de los Estados sometidos por Ladislao Jagellon.

Capilla de San Wenceslao[editar]
Es una de las estancias más importantes de la catedral. Es de estilo gótico y fue construida entre los años 1362 y 1367, año en que fue consagrada en presencia de Carlos IV de Bohemia. Es obra de Peter Parler y se encuentra situada en el mismo lugar en el que se encontraba la Rotonda de San Vito, donde fue ejecutado San Wenceslao. Las pinturas de los murales datan de 1509. En la parte superior se pueden ver las imágenes de la vida de San Wenceslao. Debajo del altar se encuentra la tumba del santo (construida en oro y piedras preciosas) donde fue enterrado por orden de Boleslav I de Bohemia.

Joyas de la Corona Checa[editar]
Se accede por la capilla de San Wenceslao donde, antiguamente, se encontraba la sacristía de la Capilla (hoy denominada Cámara de la Corona). Se precisan siete llaves diferentes para poder entrar en la estancia que las custodia desde 1791. Muy pocas veces se exponen al público.

Las Joyas de la Corona simbolizan la soberanía de los reyes de Bohemia y el pasado monárquico de la República Checa. La más antigua es la Corona de San Wenceslao, confeccionada para la coronación de Carlos IV y Blanca de Valois como reyes de Bohemia sucedida el 2 de septiembre de 1347. La corona fue dada como ofrenda a San Wenceslao (de aquí su nombre). El diseño de la Corona, con cuatro grandes flores de lis en la diadema que se cierra con dos arcos y una cruz parisina, se inspiró en la insignia real de la Casa de los Premislites, así como el de la corona de los reyes de Francia. La corona es de oro y está decorada con piedras preciosas; se guarda en un estuche de cuero con el escudo del rey Carlos IV, el águila imperial y el escudo de la República.

La Cruz de la Coronación fue traída del Castillo de Karlstein. Es de oro y piedras preciosas y, además, contiene fragmentos de la Corona de Espinas de Jesucristo. Otra de las piezas de importancia es la espada de San Wenceslao, documentada, por primera vez, en 1333; y el cetro real que se empezó a utilizar a partir de la coronación de los reyes de la Casa de Habsburgo, reyes de Bohemia desde 1526.

Tesoro de la Catedral[editar]
El tesoro tiene su origen en el reinado de San Wenceslao. Este rey se sometió a Enrique I que le regaló un brazo de San Vito. Carlos IV gran coleccionista de reliquias religiosas, amplió el tesoro. Anualmente el tesoro se exponía en la Plaza de Carlos de Praga a la que acudían numerosos peregrinos. En la época husita se perdió la tradición y parte del tesoro que no se recuperó hasta el reinado de Vladislav Jagellon y la vuelta a la catolicidad de la República tras la derrota de este en la batalla de la Montaña Blanca de 1620. En 1645 la colección se amplió con el tesoro del Castillo del Karlstein y en 1782 con las del Convento de San José de Praga.

Biblioteca capitular[editar]
Forma parte del Tesoro de la Catedral. Consta de 125 manuscritos ilustrados, incluido un fragmento del Evangelio según San Marcos del siglo VI autografiado por Carlos IV; y con un misal del obispo de Olomouc, Juan de Nepomuceno.

Vitrales[editar]

Vitral de la Catedral de San Vito.

Vitral de Alfons Mucha.
Los vitrales son de la época de la Primera República Checoslovaca por lo que, parte de su significado religioso contiene un importante simbolismo del Estado Checoslovaco que, por aquel entonces, acababa de independizarse del Imperio austrohúngaro. Después de obtener su financiación por parte de la burguesía checoslovaca, se recurrió a los principales maestros cristaleros de Bohemia que estaban profundamente influenciados por Josef Cibulka. La mayoría de los vitrales se deben a Frantisek Kysela y a sus alumnos de la Escuela de Artes Decorativas de Praga, entre los que destacan Cyril Bouda y Karel Svolinsky. Sobresalientes son los vitrales del presbiterio y los de la Puerta Dorada que representan el Juicio Final con referencias a la historia checa obras de Max Svabinsky. Una de las vidrieras, en la zona izquierda, está hecha por Alfons Mucha, se nota el estilo propio del artista y la diferencia respecto al resto de ella.
Ha recibido 77 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE COLONIA

8

CATEDRAL DE COLONIA

La catedral de Colonia (en alemán, Kölner Dom —oficialmente Hohe Domkirche St. Peter—) es un templo católico de estilo gótico, comenzó a construirse en 1248 y no se terminó hasta 1880. Está situada en el centro de la ciudad de Colonia. Con sus 157 metros de altura fue el edificio más alto del... Ver mas
La catedral de Colonia (en alemán, Kölner Dom —oficialmente Hohe Domkirche St. Peter—) es un templo católico de estilo gótico, comenzó a construirse en 1248 y no se terminó hasta 1880. Está situada en el centro de la ciudad de Colonia. Con sus 157 metros de altura fue el edificio más alto del mundo hasta la culminación del Monumento a Washington en 1884, de 170 metros. Es el monumento más visitado de Alemania.[cita requerida] Es además la sede del arzobispo de Colonia y de la administración de la arquidiócesis de Colonia.

Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1996.1​

Historia[editar]
Construcción e inauguración[editar]
Excavaciones en el subsuelo de este edificio han revelado los cimientos de construcciones romanas y carolingias. La construcción de la actual catedral empezó en 1248, pero no fue terminada hasta 1880. Hacia 1510 se interrumpió la construcción por problemas económicos y por falta de interés. En 1560, el cabildo de la catedral dejó de aportar fondos de forma definitiva. A partir de entonces, durante siglos se estuvo utilizando como templo la parte ya terminada.

La finalización de la catedral fue fuertemente apoyada en el siglo XIX por el emperador alemán, que reconocía en el gótico una herencia germánica. A la vez, hacía construir junto a la catedral la impresionante estación de tren, símbolo de la fusión del pasado y el futuro en la nueva Alemania. La historia, en detalle, es la siguiente. A comienzos del siglo XIX, los románticos alemanes, entusiasmados por la Edad Media, llamaron la atención sobre el estado en que se encontraba la catedral, inconclusa. Personalidades como Joseph Görres y Sulpiz Boisserée impulsaron la terminación, de forma que consiguieron que el rey Federico Guillermo IV de Prusia destinara fondos a este proyecto. El 4 de septiembre de 1842 se puso la primera piedra para la renovación de la construcción, participando el propio rey y el coadjutor y futuro arzobispo de Colonia Johannes von Geissel. Poco antes se había fundado el Zentral-Dombau-Verein zu Köln (Asociación para la construcción de la catedral de Colonia) con el objetivo de conseguir fondos.

Finalmente, la inauguración de la catedral el 15 de octubre de 1880 no presentó la misma imagen de armonía, pues coincidió con el momento álgido del "Kulturkampf", el desencuentro entre el Estado prusiano y la Iglesia católica en Alemania, por lo que en el momento de la inauguración el Arzobispo de Colonia, Paulus Melchers, se encontraba en el exilio. Por eso, el cabildo de la catedral se negó a que se celebrara una Misa de inauguración con presencia del emperador Guillermo I y sólo permitió un solemne Te Deum.

De la II Guerra Mundial a la actualidad[editar]
En los bombardeos efectuados por los aliados durante la Segunda Guerra Mundial la catedral sufrió graves destrozos, aunque su estructura se mantuvo intacta: se dañó la base de la torre izquierda (que permaneció muchas décadas sin restaurar, siendo visible la estructura de ladrillo que se colocó inmediatamente después del daño) y, sobre todo, se destruyeron (por las vibraciones) muchos vitrales; otros pudieron ser retirados a tiempo. La única bomba que le afectó directamente fue la que causó los daños en la torre. La catedral contaba con un sistema de iluminación que advertía a los pilotos de los bombarderos. Pese a los destrozos, la estructura continuó dominando la silueta de la ciudad en ruinas. Son memorables las imágenes de la procesión del Corpus en 1946, por entre la ciudad en ruinas, hacia la catedral.

Desde hace muchos años,[¿cuándo?] la catedral está sometida a un proceso continuo de reparación, pues la contaminación atmosférica y las palomas causan daños en la piedra. La catedral se construyó con tres tipos de piedra diferente; uno de ellos es bastante sensible a estas influencias. Otro de los tipos de piedra ennegrece considerablemente con el paso del tiempo.

Dimensiones[editar]
Largo total: 144,58 m
Ancho total: 86,25 m
Ancho de la fachada occidental: 61,54 m
Ancho de la fachada del transepto: 39,95 m
Altura de la torre sur: 157,31 m
Altura de la torre norte: 157,38 m
Altura de la torrecilla del canto: 109,00 m
Altura de la fachada del transepto: 69,95 m
Altura del canto de la azotea: 61,10 m
Altura interior de la nave: 43,35 m
Altura interior de los pasillos: 19,80 m
Área del edificio: 7.914 m²
Volumen interior: 407.000 m³
Campanas[editar]
La catedral tiene once campanas, cuatro de la época medieval. La primera era de 3,8 toneladas llamada Dreikönigenglocke ("campana de los tres Reyes"), moldeada en 1418, instalada en 1437 y modificada en 1880. Dos de las otras campanas, la llamada Pretiosa (de 10,5 toneladas; en aquel momento la campana más grande del occidente) y la Speciosa (de 5,6 toneladas) fueron instaladas en 1448 y donde todavía permanecen en el mismo lugar. Durante el siglo XIX, como se acercaba la finalización de la obra y el edificio, surgió el deseo de ampliar el número de campanas. Este deseo fue facilitado por el káiser Guillermo I quién dio un cañón de bronce francés, capturado en 1870-71, con este fin. Los veintidós pedazos de artillería fueron exhibidos fuera de la catedral en mayo de 1872. Andreas Hamm en Frankenthal los utilizó para realizar una campana de 27 000 kilos el 19 de agosto de 1873. El tono no era armonioso y se realizó otra tentativa el trece de noviembre de 1873. La asociación central de la catedral, que había acordado asumir el control de los costos, no quiso esta campana tampoco. Otra tentativa ocurrió el 3 de octubre de 1884. La campana colosal fue enviada a Colonia y el 13 de mayo de 1875 fue instalada en la catedral. Esta sería desmontada en 1918, eventualmente por el káiser para apoyar el esfuerzo alemán de la guerra.

Campana de la torre derecha:

Campana de la Consagración - 0,425 toneladas (Wandlungsglocke)
Campana de las Vísperas - 0,28 toneladas (Mettglocke)
Campana del Angelus - 0,763 toneladas (Angelusglocke)
Campana del campanario principal en la capilla sur:

Campana del Ave - 0,83 toneladas (Aveglocke)
Campana del Cabildo - 1,4 toneladas (Kapitelsglocke)
Campana de San José - 2,2 toneladas (Josephglocke)
Campana de Santa Ursula - 2,55 toneladas (Ursulaglocke)
Campana de los Tres Reyes - 3,8 toneladas (Dreikönigenglocke)
Pretiosa - 10,5 toneladas
Speciosa - 5,6 toneladas
Campana de San Pedro - 24 toneladas (St. Petersglocke)
Imágenes[editar]

Arquivoltas de la puerta de entrada a la catedral.


Arqueta gótica con reliquias de los Reyes Magos, según la tradición.


Pintura situada en el altar, realizada por Stephan Lochner.


Detalle de una de las vidrieras.
El Órgano (Klais 1948)[editar]
I Positiv C–
Gedacktpommer 16′
Metallflöte 8′
Rohrflöte 8′
Salicet 8′
Principal 4′
Spitzflöte 4′
Nasard 22/3′
Waldflöte 2′
Terz 13/5′
Sifflöte 11/3′
Mixtur IV-V 11/3′
Dulcian 16′
Trompete 8′
Tremulant
I Rückpositiv C–
Portunalflöte 8′
Lieblich Gedackt 8
Blockflöte 4′
Superoctave 2′
Sesquialtera II 22/3′
Scharff IV-VI 1/2′
Krummhorn 8′
Tremulant
II Hauptwerk C–
Principal 16′
Bordun 16′
Principal 8′
Octave 8′
Offenflöte 8′
Gedackt 8′
Gemshorn 8′
Rohrquinte 51/3′
Octave 4′
Rohrflöte 4′
Terz 31/5′
Septime 22/7′
Superoctave 2′
Weitflöte 2′
Großmixtur IV 4′
Rauschpfeife III 22/3′
Mixtur VI-VIII 2′
Trompete 16′
Trompete 8′
Kopftrompete 4′
III Schwellwerk C–
Großgedackt 16′
Principal 8′
Holzflöte 8′
Gamba 8′
Vox coelestis I-II 8′
Octave 4′
Querflöte 4′
Nasard 22/3′
Schwegel 2′
Terz 13/5′
Nachthorn 1′
Mixtur IV 22/3′
Fagott 16′
Trompete 8′
Oboe 8′
Vox humana 8′
Trompete 4′
Tremulant
IV Solowerk C–
Metallflöte (Pos) 8′
Rohrflöte (Pos) 8′
Quintade 8′
Principal (Pos) 4′
Koppelflöte (Pos) 4′
Nasard (Pos) 22/3′
Waldflöte 2′
Sifflöte (Pos) 11/3′
Septime 11/7′
None 8/9′
Nonenkornett IV 13/5′
Mixtur IV-V (Pos) 11/3′
Aliquot II-III 1′
Terzcymbel III-IV 1/3′
Dulcian (Pos) 16′
Trompete (Pos) 8′
Röhrenglocken
Cymbelstern
Tremulant
IV Hochdruckwerk C–
Konzertflöte 8′
Stentorgambe 8′
Tuba magna 16′
Tuba major 8′
Tuba mirabilis 8′
Tuba episcopalis 8′
Tuba capitularis 8′
Pedal C–
Vox Balanae 64′ (211/3′)
aus Principal 32′
Principalbass 32′
Untersatz 32′
Principalbass 16′
Contrabass 16′
Subbass 16′
Zartbass (SW) 16′
Octavbass 8′
Flötenbass 8′
Gedacktbass 8′
Choralbass 4′
Bassflöte 4′
Principal 2′
Hintersatz VI 22/3′
Mixtur IV 11/3′
Contraposaune 32′
Posaune 16′
Fagott (SW) 16′
Basstrompete 8′
Clarine 4′
Recepción literaria[editar]
En el libro Las sombras de la catedral, de Frank Schätzing, se construye una novela histórico-policíaca en torno a la construcción de esta catedral.
En el libro El legado de la logia, de Hef Buthe, se desarrolla un thriller en torno a un extraño descubrimiento en los muros de la catedral de Colonia, que pone al descubierto los secretos de una logia judeo-masónica durante la Segunda Guerra Mundial.
En la novela Guerra y guerra, de László Krasznahorkai, uno de los capítulos del manuscrito encontrado por Korin transcurre en un cervecería en la esquina sudoeste de la Catedral, poco después de que finalice la guerra austro-prusiana.
Ha recibido 76 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE AMBERES (BÉLGICA)

9

CATEDRAL DE AMBERES (BÉLGICA)

La catedral de Amberes (en neerlandés, Onze Lieve Vrouwekathedraal, lit. 'catedral de Nuestra Señora') está situada en Amberes , Bélgica, y dedicada a la Virgen María, está construida en arquitectura gótica. Es la más grande de todo el país y una de las más importantes iglesias góticas de... Ver mas
La catedral de Amberes (en neerlandés, Onze Lieve Vrouwekathedraal, lit. 'catedral de Nuestra Señora') está situada en Amberes , Bélgica, y dedicada a la Virgen María, está construida en arquitectura gótica.

Es la más grande de todo el país y una de las más importantes iglesias góticas de toda Europa.1​

Es uno de los cinco principales monumentos religiosos amberinos, junto con las iglesias de San Carlos Borromeo, San Andrés, Santiago y San Pablo.

Su gran torre campanario forma parte de un grupo de 56 torres y campanarios municipales de Bélgica y Francia declarados Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1999 (ID 943-002).2​


Construcción[editar]
La edificación de la actual Catedral de Amberes fue construida entre dos siglos, de 1352 a 1521, según un diseño de los arquitectos Jan y Pieter Appelmans. Es considerada como una de las cimas del arte gótico brabantino.

Se siguieron los cánones de las técnicas brabantinas, esto es, fue construida comenzando por el coro.

Fue a finales del siglo XV cuando los hermanos De Waghemakere la finalizaron agregando dos naves más a las cinco construidas un siglo antes.1​

La torre más elevada mide 123 metros de altura y fue financiada por la ciudad. Es la torre más alta de todo el Benelux.

Una segunda torre debía ser financiada por la parroquia pero por falta de dinero no alcanzó la altura prevista. Esta torre, construida por Pieter Appelmans, comenzó a construirse en el año 1521 y fue finalizada nueve años más tarde.

La iglesia actual reemplazó una antigua iglesia románica construida en el mismo lugar.

El emperador Carlos V tuvo la ambición de construir una de las mayores iglesias del mundo pero el incendio de 1533 le hizo despertar de este sueño.

En 1570, se creó la diócesis de Amberes que promocionó la iglesia en el estatuto de catedral.

Dado el mal estado de conservación que tuvo en un momento la Catedral, Amberes ha tenido que crear una serie de medidas de restauración, que vienen realizándose desde el año 1965.

Gracias a estas obras, se han podido descubrir nuevos elementos que estaban ocultos, como nuevos frescos y sobre todo, la iglesia que existía en el lugar donde se construyó Nuestra Señora.

Exposiciones[editar]
En esta catedral tienen lugar diversas exposiciones artísticas, sobre todo de pinturas.

Cabe destacar la Edición V del ciclo de arte sacro Las Edades del Hombre, que versó sobre las creaciones artísticas de la época en que España y Flandes era un solo reino.

Pinturas[editar]
Contiene un cierto número de obras significativas del pintor barroco Peter Paul Rubens, así como de otros pintores como Otto van Veen, Jacob de Backer y Marten de Vos.

Una mención especial se debe dar a las vidrieras de la nave central que datan del año 1537 y a las obras de arte que hay allí, como la Asunción de Cornelis Schut.

Sin embargo, la obra más conocida y admirada en la Catedral de Amberes es el Descendimiento de la Cruz de Rubens, considerada por algunos su obra maestra, y una de las 7 maravillas de Bélgica con sus impresionantes dimensiones de 4,21m x 3,11m. Fue pintada en 1612 por encargo de la corporación de los mosqueteros, cuyo patrono es San Cristóbal.

En 1794 se la llevaron a París pero posteriormente, en el año 1815 la devolvieron.

Pero éstas no son las únicas obras de arte que allí se pueden encontrar. También está San Francisco de Asís de Murillo, el tríptico Cristo y los doctores de Frans I. Franken, el Juicio Final de Jacob de Backer y Sammeling o San Antonio de Quellin el Joven.

La La Elevación de la Cruz es un tríptico de Rubens que lo pintó luego de un viaje por Roma y España, es un óleo sobre panel, con medidas de 4,60m × 3,40m para el panel central y 4,60m × 1,5m para los paneles laterales. Esta tabla fue diseñada para el altar mayor de la antigua iglesia de Santa Walburga, y trasladada a la catedral en 1816.

La Asunción de la Virgen, también de Rubens, es una pintura al óleo sobre lienzo realizado en 1625-1626, sobre un formato de 4,90m × 3,25m. Este cuadro fue ejecutado para sustituir el antiguo retablo eliminado en 1581.


Descendimiento de la cruz, de Peter Paul Rubens - Catedral de Amberes.
La Resurrección de Cristo se completó en 1612 por Rubens en un panel , es un tríptico menor cuyo panel central es de 138cm × 198cm y cuyos dos paneles laterales son de 138 × 40 cm. Este cuadro es un epitafio a Jan Mortetus Plantin y Martina, dos miembros de la familia Moretus Plantin, los patrocinadores estuvieron representados en los paneles laterales.

Órganos[editar]
Existen dos órganos en la catedral:

El órgano Pierre Schyven de 1891, incluye la caja del año 1657 que fue diseñado por el pintor Erasmus Quellin II, adornada con estatuas de Pieter Verbruggen I
El órgano de Metzler, Moderno del año 1993
Ha recibido 74 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE SAN BASILIO (MOSCÚ)

10

CATEDRAL DE SAN BASILIO (MOSCÚ)

La catedral de la Intercesión de la Virgen junto al foso (en ruso Собор Покрова Пресвятой Богородицы, что на Рву, Sobor Pokrova Presvyatoy Bogoroditsy, chto na Rvu), más conocida como Catedral de San Basilio, es un templo ortodoxo localizado en la Plaza Roja de la ciudad de Moscú, Rusia. Es... Ver mas
La catedral de la Intercesión de la Virgen junto al foso (en ruso Собор Покрова Пресвятой Богородицы, что на Рву, Sobor Pokrova Presvyatoy Bogoroditsy, chto na Rvu), más conocida como Catedral de San Basilio, es un templo ortodoxo localizado en la Plaza Roja de la ciudad de Moscú, Rusia. Es mundialmente famosa por sus cúpulas en forma de bulbo. A pesar de lo que se suele pensar popularmente, la Catedral de San Basilio no es ni la sede del Patriarca Ortodoxo de Moscú, ni la catedral principal de la capital rusa, pues en ambos casos es la Catedral de Cristo Salvador. Como parte de la Plaza Roja, la catedral de San Basilio fue incluida desde 1990, junto con el conjunto del Kremlin, en la lista de Patrimonio de la Humanidad de Unesco.2​

La construcción de la catedral fue ordenada por el zar Iván el Terrible para conmemorar la conquista del Kanato de Kazán, y se realizó entre 1555 y 1561. En 1588 el zar Teodoro I de Rusia mandó que se agregara una nueva capilla en el lado este de la construcción, sobre la tumba de San Basilio el Bendito, santo por el cual se empezó a llamar popularmente la catedral.

San Basilio se encuentra en el extremo sureste de la Plaza Roja, justo frente a la Torre Spásskaya (la Torre del Salvador) del Kremlin y la iglesia de San Juan Bautista en Dyákovo.

En un jardín frente a la iglesia se levanta el Monumento a Minin y Pozharsky, una estatua de bronce en honor a Dmitri Pozharski y Kuzmá Minin, quienes reunieron voluntarios para el ejército que luchó contra los invasores polacos durante el conocido como Período Tumultuoso.

El concepto inicial era construir un grupo de capillas, dedicadas a cada uno de los santos en cuyo día el zar ganó una batalla, pero la construcción de una torre central unifica estos espacios en una sola catedral.

La leyenda dice que el zar Iván dejó ciego al arquitecto Póstnik Yákovlev para evitar que proyectara una construcción que pudiera superar a esta, aunque parece claro que no se trata más que de una fabulación, ya que Yákovlev participó, pasados unos años, en la construcción del Kremlin de Kazán.

La catedral de San Basilio no debe confundirse con el Kremlin de Moscú, que está situado a su lado en la Plaza Roja, y por tanto no forma parte de él. Aun así, muchos medios confunden ambas construcciones.

Construcción bajo Iván IV[editar]
El lugar de la iglesia había sido, históricamente, un concurrido mercado entre el Portón de la Torre de San Frol (después Del Salvador) del Kremlin de Moscú y el posad periférico. El centro del mercado estaba marcado por la iglesia de la Trinidad, construida con la misma piedra blanca que el Kremlin de Dmitri Donskói (1366-1368) y sus catedrales. El zar Iván IV marcó cada victoria de la guerra con el Kanato de Kazán al erigir una iglesia memorial de madera junto a los muros de la iglesia de la Trinidad, que a finales de su Campaña en Astracán estaba rodeada por un grupo de siete iglesias de madera. Según el informe incompleto en la Crónica de Nikon, en el otoño de 1554 Iván ordenó la construcción de la iglesia de la Intercesión de madera en el mismo sitio, "en el foso". Un año más tarde, Iván mandó construir una nueva catedral de piedra en el lugar de la iglesia de la Trinidad que conmemoraría sus campañas. Dedicar una iglesia a una victoria militar en ese entonces era "una gran innovación" para Moscovia. La colocación de la iglesia fuera de los muros del Kremlin fue una declaración política a favor de los comuneros posad y contra los boyardos hereditarios.3​

Se desconoce la identidad del arquitecto.4​ La tradición cuenta que fueron dos arquitectos, Barma y Póstnik. El registro oficial del Patrimonio Cultural de Rusia los lista como "Barma y Póstnik Yákovlev"5​ Los investigadores han propuesto que ambos nombres se refieren a la misma persona, Póstnik Yákovlev, cuyo seudónimo era Iván Yákovlevich Barma (Varfolomey).1​ La leyenda sostiene que Iván cegó al arquitecto para que no pudiera recrear la obra de arte en otro lugar,6​7​ aunque el verdadero Póstnik Yákovlev se mantuvo activo por lo menos a lo largo de la década de 1560.8​ Hay evidencia de que la construcción involucró a canteros de Pskov9​ y de tierras alemanas.

Estilo arquitectónico[editar]

Una iglesia en Kolómenskoye, que influyó probablemente en la construcción de la catedral.

Vista posterior de noche.
Debido a que la iglesia no tiene similares en la arquitectura anterior, contemporánea o posterior de la tradición cultural bizantina y de Moscovia en general, las fuentes que inspiraron a Barma y Póstnik se disputan. Eugène Viollet-le-Duc rechazó las raíces europeas de la catedral. Según él, los arcos en ménsula eran bizantinos y finalmente de Asia.10​ Una hipótesis moderna «asiática» considera a la catedral una recreación de la mezquita Qol-Şärif, que fue destruida por las tropas rusas después del asedio de Kazán.11​

Escritores rusos del siglo XIX, comenzando por Iván Zabelin, hicieron hincapié en la influencia de las iglesias de madera nativas del norte de Rusia. Sus motivos se abrieron camino en la albañilería, en particular las iglesias votivas que no necesitaban albergar congregaciones importantes.12​ El historiador David Watkin también afirma que tiene una mezcla de raíces rusas y bizantinas, llamando a la catedral «la culminación» de la arquitectura rusa vernácula de madera.13​

La iglesia combina el diseño en capas escalonadas de la fase temprana (1505-1508) del Campanario de Iván el Grande,14​ la carpa central de la iglesia de la Ascensión en Kolómenskoye (1530) y de la forma cilíndrica de la iglesia de San Juan el Bautista en Dyákovo (1547), pero el origen de estos edificios singulares es igualmente objeto de debate. La iglesia en Kolómenskoye, según Serguéi Podyapolsky, fue construida por el italiano Petrok Maly, aunque la historia convencional todavía no ha aceptado su opinión. Andréi Batálov ha revisado el año de finalización de iglesia de Dyákovo de 1547 a los años 1560s–70s, y señaló que la Iglesia de la Trinidad podría haber tenido predecesores tangibles.15​

El historiador ruso Dmitri Shvidkovski sugiere que las formas «poco probables» de la Iglesia de la Intercesión y la Iglesia de la Ascensión en Kolómenskoye manifiestan un renacimiento nacional emergente, mezclando elementos moscovitas tempranos con la influencia del renacimiento italiano.16​ Un gran grupo de arquitectos y artesanos italianos trabajaron continuamente en Moscú entre 1474 y 1539, así como los refugiados griegos que llegaron a la ciudad después de la caída de Constantinopla. Estos dos grupos, de acuerdo con Shvidkovski, fueron ayudados por gobernantes de Moscú en la creación de la doctrina de la Tercera Roma, que a su vez promueve la asimilación de la cultura griega e italiana contemporánea. Shvidkovski señaló la semejanza del plano de la catedral con conceptos italianos por Antonio da Sangallo el Joven y Donato Bramante, pero lo más probable es que haya sido del Trattato di architettura de Filarete. Otros investigadores rusos observaron una semejanza con bocetos de Leonardo da Vinci, a pesar de que no podría haber sido conocido en la Moscú de Iván. Nikolái Brunov reconoció la influencia de estos prototipos, pero no su significado; sugiere que a mediados del siglo XVI, Moscú ya tenía arquitectos locales formados en la tradición italiana, dibujo arquitectónico y perspectiva, y que esta cultura se perdió durante el Período Tumultuoso.17​

Andréi Batálov escribió que, a juzgar por el número de nuevos elementos introducidos en la iglesia de la Trinidad, lo más probable es que fuera construida por artesanos alemanes. Batálov y Shvidkovski señalaron que durante el reinado de Iván, los alemanes y los ingleses sustituyeron a los italianos, a pesar de que la influencia alemana alcanzó su punto máximo después, durante el reinado de Miguel I de Rusia. La influencia alemana se apoya indirectamente por las pilastras almohadilladas de la iglesia central, una característica más común en la Europa contemporánea del Norte que en Italia.18​

La edición académica de Monuments of Architecture in Moscow de 1983 toma el punto medio: la iglesia es, muy probablemente, un producto de la compleja interacción de las distintas tradiciones rusas de la arquitectura de madera y piedra, con algunos elementos tomados de las obras de los italianos en Moscú. Especialmente, el estilo de ladrillo en las bóvedas es italiano.

Diseño[editar]
En lugar de seguir el diseño original ad hoc (siete iglesias alrededor el núcleo central), los arquitectos de Iván optaron por un plano más simétrico con ocho iglesias laterales alrededor del núcleo,19​ produciendo «un plan bien coherente, lógico»20​21​ a pesar de la errónea y última «noción de una estructura carente de moderación o de razón» influida por el recuerdo de las atrocidades irracionales de Iván. El núcleo central y las cuatro iglesias más grandes colocadas en los cuatro principales puntos cardinales son octogonales. Las cuatro iglesias más pequeñas dispuestas diagonalmente son cuboides, aunque su forma es apenas visible a causa de adiciones posteriores.22​ Las iglesias más grandes se colocan en bases masivas, mientras que las más pequeñas fueron colocadas cada una en una plataforma elevada, como si estuvieran suspendidas sobre la tierra.23​
Ha recibido 68 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE SANTA MARÍA DEL FIORE (FLORENCIA/ITALIA)

11

CATEDRAL DE SANTA MARÍA DEL FIORE (FLORENCIA/ITALIA)

La basílica catedral metropolitana de Santa Maria del Fiore, o catedral de Santa María de la Flor (en italiano, Cattedrale di Santa Maria del Fiore) es la sede episcopal (en italiano duomo) de la archidiócesis de Florencia, Italia. Es una de las obras maestras del arte gótico y del primer... Ver mas
La basílica catedral metropolitana de Santa Maria del Fiore, o catedral de Santa María de la Flor (en italiano, Cattedrale di Santa Maria del Fiore) es la sede episcopal (en italiano duomo) de la archidiócesis de Florencia, Italia. Es una de las obras maestras del arte gótico y del primer Renacimiento italiano.

Símbolo de la riqueza y del poder de la capital toscana durante los siglos XIII y siglo XIV, la catedral florentina es uno de los edificios más grandes de la cristiandad. Su nombre se refiere al lirio, símbolo de Florencia, o al antiguo nombre del pueblo llamado Fiorenza. Pero, por otra parte, un documento del siglo XV afirma que la «flor» se refiere a Cristo.

Destaca, de forma singular, la grandiosa cúpula, obra de Filippo Brunelleschi,1​ una estructura isostática de 100 m de altura interior; 114,5 m de altura exterior; 45,5 m de diámetro exterior y 41 m de luz (diámetro interior) con la particularidad de que esta cúpula, en sí misma, anula los empujes horizontales para no transmitir al tambor que la sustenta prácticamente más cargas que las verticales correspondientes a su propio peso.2​ A la cúpula hay que añadir el campanile de Giotto, un campanario independiente trazado por Giotto, de 84,70 m de altura, y el baptisterio de San Juan, con las famosas puertas de bronce de Ghiberti. El conjunto, formado por la iglesia, el campanario y el baptisterio, constituye una de las joyas artísticas y arquitectónicas de Florencia.

La basílica se encuentra dentro de la declaración del Centro histórico de Florencia como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1982.3​

Historia[editar]

Vista lejana de la catedral
La catedral fue levantada en el espacio que ocupó la antigua iglesia de Santa Reparata, impulsada su construcción por la magnificencia de las nuevas catedrales de Pisa y Siena.

Al final del siglo XIII, la iglesia de Santa Reparata, de nueve centurias, se derrumbaba, como lo atestiguan los documentos. Más aún, resultaba demasiado pequeña en un período de rápido crecimiento de la población. La próspera Florencia quería sobrepasar la grandiosidad de sus rivales toscanos, Pisa y Siena, con una iglesia magnífica, más grandiosa en tamaño y adornada más ricamente en el exterior. Esta catedral, cuando se terminó, resultó ser la más grande de Europa, con una capacidad para 30.000 personas. En la actualidad sólo es superada, en tamaño, por la basílica de San Pedro en la Ciudad del Vaticano, la catedral de San Pablo en Londres, la catedral de Sevilla y la catedral de Milán.


Campanile de la Catedral de Santa María del Fiore.
La nueva iglesia fue diseñada por Arnolfo di Cambio en 1296 para ser el templo católico mayor del mundo (aunque su diseño fue alterado varias veces y más tarde reducido en tamaño). Arnolfo fue también el famoso arquitecto de la basílica de la Santa Cruz y el palazzo Vecchio. Diseñó tres anchas naves que morían bajo la cúpula octogonal, con la nave central cubriendo la superficie de Santa Reparata. La primera piedra fue puesta el 8 de septiembre de 1296 por el cardenal Valeriana, el primer nuncio papal enviado a Florencia. La realización de este vasto proyecto duraría 170 años, así como los esfuerzos colectivos de varias generaciones. Después de la muerte de Arnolfo, en 1302, el trabajo en la catedral se hizo más lento y llegó a suspenderse durante treinta años. La construcción recibió un ímpetu nuevo cuando las reliquias de san Zenobio fueron descubiertas en 1330 en Santa Reparata.

En 1331, el Arte della Lana (Gremio de los mercaderes de la lana) asumió el patronazgo exclusivo para la construcción de la catedral y, en 1334, nombraron a Giotto di Bondone como maestro de obras. Asistido por Andrea Pisano, continuó el diseño de Arnolfo di Cambio. Su triunfo mayor fue la construcción del campanile («campanario»), pero murió en 1337, dejando inacabada la obra. Andrea Pisano continuó con los trabajos hasta que éstos tuvieron que abandonarse a causa de la Peste negra en 1348.

En 1355 se reemprenden los trabajos dentro de la catedral, llevados a cabo por una serie de arquitectos, entre los que cabe mencionar a Francesco Talenti, que acabó el campanario y amplió el proyecto con el ábside y las capillas laterales, pero no alteró el exterior. En 1359 le sucedió Giovanni di Lapo Ghini (1360-1369), que dividió la nave central en cuatro crujías cuadradas. Otros arquitectos fueron Alberto Arnoldi, Giovanni d'Ambrogio, Neri di Fioravante y Orcagna. En 1375 la vieja iglesia de Santa Reparata fue demolida. La nave se completó en 1380, quedando sin terminar, en 1418, la cúpula.

Las paredes están cubiertas por bandas alternadas en horizontal y vertical con mármoles multicolor: de Carrara (blanco), Prato (verde) y Siena (rojo). Estas bandas de mármol tenían que repetir las decoraciones del baptisterio y del campanario de Giotto. Hay dos puertas laterales, las Puertas de los Cardenales (sur) y la Puerta de los Mandorla (norte) con esculturas de Nanni di Banco, Donatello y Jacopo della Quercia. Las seis ventanas laterales, notables por su delicado trazado y adornos, están separadas por pilares. Solo las cuatro ventanas más cercanas al transepto dejan pasar la luz; las otras dos son simplemente ornamentales. Las ventanas del triforio son redondas, una característica común en el estilo ítalo-gótico. El pavimento de la iglesia fue cubierto con mármol en el siglo XVIII.

El 24 de diciembre de 1966, el papa Pablo VI realizó la misa del Gallo en esta catedral, el motivo, las inundaciones que el 4 de noviembre de ese año destruyeron la ciudad. En una catedral abarrotada que homenajeó a los fallecidos, presidió el recinto una gran flor de lis, símbolo de la ciudad de Florencia.

Véase también: Campanile de Giotto
Cúpula[editar]

Vista de la cúpula.
Artículo principal: Cúpula de Santa María del Fiore
La cúpula, de 45,5 m de ancho, era originalmente una cúpula de madera construida por Arnolfo di Cambio. Construir una cúpula sobre el presbiterio conllevaba muchos problemas técnicos. Existía ya un modelo de ladrillo para la cúpula desde 1367 (como queda explicado en la Vida de Brunelleschi de Antonio Manetti, ca. 1480).

En 1419 tuvo lugar un concurso para diseñar una nueva cúpula (cupola en italiano) para la catedral. Los dos competidores más importantes eran Lorenzo Ghiberti (famoso por su labor en las «Puertas del Paraíso», en el baptisterio) y Filippo Brunelleschi.

Un desconocido arquitecto de la época llegó incluso a proponer que se llenara la catedral con tierra antes de levantar la cúpula a fin de construir la cúpula encima de la tierra moldeada (aún no se sabía de qué forma construir una cúpula con tanto peso y magnitud). Cuando se le preguntó cómo sacaría la tierra, se sugirió que la ciudad podría mezclar monedas con la tierra y los pobres, incidentalmente, vaciarían la cúpula.4​

Brunelleschi se inspiró en la cúpula del "doble pared" o "doble casco" del Panteón de Roma. Con la ayuda de Donatello y Nanni di Banco construyó un modelo de madera y ladrillo (exhibido en el Museo de la Opera del Duomo). Brunelleschi ganó por poco. Su modelo sirvió como guía para los artistas, pero intencionadamente lo presentó incompleto con la finalidad de asegurar su control sobre la construcción.

Las soluciones del artista eran ingeniosas y sin precedentes como el peculiar diseño octogonal de doble casco: la cúpula se eleva sobre un tambor octogonal, lo que permitía que la cúpula entera fuera construida desde la superficie, sin necesidad de andamios, que suponían un elevado costo.

Esta enorme construcción pesa 37.000 toneladas métricas y contiene más de 4 millones de ladrillos. Brunelleschi hizo varios modelos y dibujos durante su construcción. Tuvo que inventar máquinas elevadoras especiales y grúas para izar las piedras grandes. Estas máquinas especialmente diseñadas y las brillantes técnicas de albañilería fueron las espectaculares contribuciones a la arquitectura de Brunelleschi. En la cúpula se utilizaron también refuerzos horizontales de tirantes de piedra y hierro, preparando el camino para las ideas de reforzamiento de hierro y acero que se utilizarían siglos después, como el caso del hormigón.

Pese a la resolución del concurso, ambos arquitectos fueron los encargados de llevar a cabo la obra. No hubo consenso. Ghiberti se burló de estos planos y los tildó de imposibles. Brunelleschi, profundamente ofendido, simuló una enfermedad y partió para Roma, dejando el proyecto en las manos de Ghiberti. Pero Ghiberti pronto se dio cuenta de que no estaba capacitado para llevar a cabo la obra por sí solo. En 1423 Brunelleschi regresó asumiendo la responsabilidad total de su construcción.


La cúpula vista desde el interior, con los frescos de Giorgio Vasari.
El trabajo de la cúpula comenzó en 1420 y fue completado en 1436. La catedral fue consagrada por el papa Eugenio IV el 25 de marzo de 1436 (el primer día del año de acuerdo con el calendario florentino). Fue la primera cúpula octogonal en la historia que se construyó sin el soporte de un armazón de madera (el Panteón de Agripa fue construido entre 118 y 128 sin estructuras de soporte, pero se trata de una cúpula redonda) y fue la mayor cúpula construida entonces (todavía es la cúpula de albañilería más grande del mundo). Fue uno de los logros más espectaculares del Renacimiento.

La idea de Brunelleschi para coronar la cúpula con una gran linterna fue puesta en duda, dando lugar a otro concurso. Sus competidores fueron Lorenzo Ghiberti y Antonio Cachieri: Brunelleschi resultó ganador. Su diseño era para una linterna octogonal con ocho arbotantes en radio y ocho ventanas arqueadas (ahora exhibidas en el Museo de la Opera del Duomo). La construcción de la linterna se inició unos meses antes de su muerte, en 1446. Su construcción se ralentizó durante 25 años sin que su progreso fuera notable, debido a las intervenciones realizadas por varios arquitectos. Finalmente fue completada por su amigo Michelozzo en 1461. El tejado cónico fue rematado por Verrocchio en 1469, con una capa de cobre y una cruz que contenía reliquias. Éste utilizó una grúa especialmente diseñada por Leonardo da Vinci. Esta última estructura supone una altura total de 114,5 m entre la cúpula y la linterna. La cubierta de cobre fue golpeada por un rayo el 17 de julio de 1600 y se cayó. Fue reemplazada por otra, aún más grande, dos años más tarde.

La decoración del tambor de la galería, realizada por Baccio d’Agnolo, nunca fue acabada porque fue desaprobada por Miguel Ángel.

La construcción de la catedral, empezada en 1296 con el diseño de Arnolfo di Cambio, fue acabada, pues, en 1469 por Verrocchio con el ciborio de cobre en la linterna. Pero la fachada principal aún estaba por completarse y seguiría así durante siglos.

Fachada[editar]

Fachada.
La fachada original, diseñada por Arnolfo di Cambio y normalmente atribuida su construcción a Giotto, fue de hecho comenzada veinte años después de la muerte de Giotto. Un dibujo a pluma y tinta de mediados del siglo XV de la llamada fachada de Giotto se conserva en el Codex Rustici, así como el dibujo de Bernardino Poccetti de 1587, ambos exhibidos en el Museo de la Opera del Duomo. Esta primera fachada se debe al esfuerzo colectivo de varios artistas, entre ellos Andrea Orcagna y Taddeo Gaddi, y fue sólo completada en su parte baja, después fue abandonada. En 1587-1588 el arquitecto de corte de los Médici, Bernardo Buontalenti, la demolió por orden del Gran Duque Francisco I de Médicis, ya que parecía no estar de moda en los tiempos del Renacimiento. Algunas de las esculturas originales se muestran en el Museo de la Ópera del Duomo, detrás de la catedral. Otras están ahora en el Museo de Berlín y en el Louvre. El concurso para una nueva fachada terminó con un gran escándalo de corrupción. El diseño de la fachada, en madera, de Buontalenti, está expuesto en el Museo de la Ópera del Duomo. Varios diseños nuevos fueron propuestos en años posteriores, pero los modelos (de Giovanni Antonio Dosio, Giovanni de Médici con Alessandro Pieroni y Giambologna) no fueron aceptados. La fachada se dejó, por tanto, descubierta hasta el siglo XIX.

En 1864 se abrió un concurso para diseñar una fachada nueva y resultó ganador Emilio De Fabris (1808-1883) en 1871. El trabajo comenzó en 1876 y se terminó en 1887. Esta fachada neogótica en mármoles blancos, verdes y rosas forma una unidad en armonía con la catedral, el campanario de Giotto y el baptisterio.

La fachada entera está dedicada a María, madre de Cristo y patrona de la catedral.

La construcción de las tres puertas de bronce se llevó a cabo de 1899 a 1903. Están adornadas con escenas de la vida de la Virgen. Los mosaicos de los tímpanos de las puertas fueron diseñados por Niccoló Barabino. Representan (de izquierda a derecha): La Caridad entre los fundadores de instituciones filantrópicas florentinas, Cristo en el trono con María y Juan Bautista; Artesanos florentinos y Mercaderes y humanistas rindiendo homenaje a la Fe. El frontispicio encima del portal central contiene un medio relieve de Tito Sarrocchi y representa a María entronizada empuñando un cetro floreado.

Encima de la fachada se abren una serie de nichos con los doce Apóstoles y, en el centro, la Virgen con el Niño. Entre el rosetón y el tímpano, hay una galería con los bustos de grandes artistas florentinos.

Interior[editar]

Dante y la Divina Comedia, por Domenico di Michelino.

Nave central de la catedral y altar.
La catedral presenta planta basilical clásica, con una nave central muy alta y ancha y dos naves laterales de menores dimensiones, formando una cruz latina. Las naves quedan separadas por anchos arcos ojivales con columnas compuestas, dividiendo la nave en cuatro tramos cuadrados.

Sus dimensiones son enormes: 153 m de largo por 130 m de ancho (de un lado a otro del transepto) y 107 m de alto desde la base hasta la cima de la cúpula. La altura de los arcos en los pasillos es de 23 m.

El interior es algo sombrío y da una impresión de vaciedad. La relativa desnudez de la iglesia corresponde a la austeridad de la vida religiosa, tal como la predicaba Girolamo Savonarola.

Muchas de las decoraciones de la iglesia se han perdido con el paso de tiempo o han sido trasladadas al Museo de la Opera del Duomo, como las magníficos "cantorías" (tribunas o púlpitos para los cantores) de Luca Della Robbia y Donatello.

Como la catedral fue construida con fondos públicos, algunos de los objetos de arte de esta iglesia están dedicados a las personas ilustres y líderes militares de Florencia.

Dante y la Divina Comedia de Domenico di Michelino (1465). Esta pintura es especialmente interesante porque nos muestra, aparte de las escenas de la Divina Comedia, una vista de Florencia en 1465, una Florencia que Dante mismo no hubiera podido ver en su tiempo.
La estatua ecuestre de Giovanni Acuto de Paolo Uccello (1436). Este fresco, casi unicolor, fue transferido a tela en el siglo XIX, está pintado en terra verde, el color más cercano a la pátina del bronce.
La estatua ecuestre de Niccoló da Tolentino de Andrea del Castagno (1456). Este fresco transferido a tela en el siglo XIX, en el mismo estilo que el original, está pintado en un color semejante al mármol. Sin embargo está decorado más ricamente y da una mayor impresión de movimiento.
Ambos frescos representan a los condottieri como figuras cabalgando triunfalmente. Ambos pintores tuvieron problemas cuando aplicaban las nuevas reglas de perspectiva y acercamiento, usaron dos puntos de unidad, uno para el caballo y otro para el pedestal, en lugar de usar sólo un punto de unificación.

Bustos de Giotto (por Benedetto da Maiano), Brunelleschi (por Buggiano, 1447) Marsilio Ficino y Antonio Squarcialupi (famoso organista). Todos estos bustos son de los siglos XV y XVI.
Encima de la puerta mayor está la colosal fachada del reloj, con retratos al fresco de cuatro profetas o evangelistas pintados por Paolo Ucello (1443). Este litúrgico reloj con una sola aguja muestra las 24 horas de la hora itálica (el horario italiano), un período que termina con el ocaso a las 24 horas. Este horario fue usado hasta el siglo XVIII. Es uno de los pocos relojes de aquel tiempo que todavía existen y funcionan.

La iglesia es particularmente notable por sus 44 vitrales, el proyecto más grande de este tipo en Italia de los siglos XIV y XV. En las vidrieras de las naves y del transepto se representan figuras de santos del Antiguo y Nuevo Testamento, mientras que en el rosetón de la cúpula o encima de la entrada muestran a Cristo y María. Es el trabajo de los artistas florentinos más importantes de la época como Donatello, Lorenzo Ghiberti, Paolo Uccello y Andrea del Castagno.

Cristo coronando a María como Reina, vidriera redonda encima del reloj, con un rico caleidoscopio de colores, fue diseñada por Gaddo Gaddi a principios de 1300.

Donatello diseñó la vidriera de La Coronación de la Virgen en el tambor de la cúpula (la única que se puede ver desde la nave).

El precioso monumento funerario de Antonio d’Orso (1323), obispo de Florencia, fue hecho por Tino di Camaino, el escultor más importante de su tiempo.

La cruz monumental, situada detrás del trono episcopal, en el altar mayor, es de Benedetto da Maiano (1495-1497). El coro es obra de Bartolommeo Bandinelli. Las puertas de la sacristía, de diez paneles de bronce, fueron realizadas por Luca Della Robbia, de quien se conservan también dos trabajos en terracota vidriada dentro de la sacristía: Angel con candil y La Resurrección de Cristo.

Detrás del ábside central está el altar de San Zenobio, primer obispo de Florencia. El altar, una obra maestra de Ghiberti, contiene la urna con sus reliquias. Encima de este santuario está el cuadro de La Última Cena del menos conocido Giovanni di Balduccio. También había un panel-mosaico en pasta vidriada de San Zenobio, obra del miniaturista del siglo XVI Monte di Giovanni expuesto, actualmente, en el Museo de la Opera del Duomo.

Muchas decoraciones datan del siglo XVI, bajo el patronazgo de los Grandes Duques, como el pavimento coloreado en mármoles, atribuido a Baccio d'Agnolo y Francesco da Sangallo (1520-26). Algunas piezas del mármol de la fachada fueron usadas, boca abajo, en el pavimento (como se demostró en la restauración del mismo después de la inundación de 1966).


Tumba de Filippo Brunelleschi, en la cripta.
En cuanto al interior de la cúpula, primero se sugirió que los 45 m de ancho fueran cubiertos con una decoración en mosaico para aprovechar al máximo la luz que entraba por los rosetones y a través de la linterna. Brunelleschi propuso que la bóveda brillara como oro resplandeciente, pero su muerte en 1446 puso fin a este proyecto y las paredes de la cúpula fueron enjalbegadas. Cosme I de Médicis decidió que la cúpula fuera pintada con una representación de El Juicio Final. Esta obra, de 3600 m² de superficie pintada, fue comenzada en 1568 por Giorgio Vasari y Federico Zuccaro y duraría hasta 1579. La parte superior, cerca de la linterna, representa a Los 24 Ancianos del Apocalipsis. Fue acabado por Vasari antes de su muerte en 1574. Federico Zuccaro y otros colaboradores, como Domenico Cresti, acabaron otras secciones: (de arriba hacia abajo) Coros de Ángeles, Cristo, María y los Santos, Virtudes, Dones del Espíritu Santo, y Beatitudes, y en la parte baja de la cúpula: Pecados Mortales e Infierno. Estos frescos están considerados como las mejores obras de Zuccaro. Pero la calidad de la obra es desigual debido a las colaboraciones de artistas varios que utilizaron diferentes técnicas. Vasari había usado pintura al fresco mientras que Zuccaro pintaba con pintura en seco.

Cripta[editar]
Se llevaron a cabo laboriosas excavaciones en la catedral entre 1965 y 1974. Las bóvedas subterráneas fueron usadas para sepultar a los obispos florentinos a través de los siglos. La historia arqueológica de esta enorme área ha sido revelada: ruinas de casas romanas, un pavimento del cristianismo temprano, ruinas de la antigua catedral de Santa Reparata y ampliaciones sucesivas de dicha iglesia. Cerca de la entrada abierta al público está la tumba de Brunelleschi, como prueba del gran cariño que le profesaron los florentinos.
Ha recibido 68 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE SANTA SOFÍA DE KIEV (UCRANIA)

12

CATEDRAL DE SANTA SOFÍA DE KIEV (UCRANIA)

La catedral de Santa Sofía en Kiev (en ucraniano: Собор Святої Софії, Sobor Sviatoyi Sofiyi o Софійський собор, Sofiys’kyi sobor; en ruso: Собор Святой Софии, Sobor Svyatói Sofii o Софийский собор, Sofiyski sobor) es un monumento arquitectónico sobresaliente de la Rus de Kiev. Hoy en día, es uno... Ver mas
La catedral de Santa Sofía en Kiev (en ucraniano: Собор Святої Софії, Sobor Sviatoyi Sofiyi o Софійський собор, Sofiys’kyi sobor; en ruso: Собор Святой Софии, Sobor Svyatói Sofii o Софийский собор, Sofiyski sobor) es un monumento arquitectónico sobresaliente de la Rus de Kiev. Hoy en día, es uno de los monumentos más conocidos de la ciudad y el primer patrimonio ucraniano inscrito de la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco, junto con el Monasterio de las Cuevas de Kiev.

El complejo de la catedral es el principal componente del Santuario Nacional «Sofía de Kiev» la institución estatal responsable de la conservación del complejo catedralicio junto con otros monumentos históricos de la ciudad.

Historia[editar]
El nombre de la catedral viene de la catedral Hagia Sofía del siglo VI en Constantinopla (que significa «Sagrada Sabiduría») y está dedicada a la Sagrada Sabiduría de Dios más que a una santa específica con el nombre de Sofía. Según una teoría menos popular, su modelo fue la Catedral de Santa Sofía en Nóvgorod, con sus 13 cúpulas de roble (h. 989), que Yaroslav I el Sabio decidió imitar en piedra como un signo de gratitud a los ciudadanos de Nóvgorod que le habían ayudado a asegurar el trono de Kiev en 1019.

Los primeros cimientos se establecieron en 1037 (o 10111​), pero la catedral tardó dos décadas en acabarse. La estructura tiene cinco naves, cinco ábsides y, de manera bastante sorprendente tratándose de arquitectura bizantina, 13 cúpulas. Está rodeada por galerías de dos hileras por tres lados. Mide 37 metros por 55, el exterior solía tener pedestales. En el interior, conserva mosaicos y frescos del siglo XI, incluyendo una representación ruinosa de la familia de Yaroslav y la Virgen en oración.

En origen, la catedral fue lugar de enterramiento de los gobernantes de la Rus de Kiev incluyendo a Vladímir II Monómaco, Vsévolod Yaroslávich y desde luego el fundador de la catedral, Yaroslav I el Sabio, aunque sólo ha sobrevivido hasta nuestros días la tumba de este último (véase la imagen).

Después del saqueo de Kiev por Andréi Bogoliubski de Vladímir-Súzdal en 1169, seguido por los tártaros mongoles en 1240, la catedral cayó en mal estado. Tras la Unión de Brest (1595-96) la catedral de Santa Sofía quedó en manos de la Iglesia Greco-Católica Ucraniana hasta que fue reclamada por el obispo metropolita ortodoxo ucraniano Pedro Mogila (Mohyla) en 1633. Mogila encargó trabajos de restauración y la parte superior del edificio fue meticulosamente reconstruida, según modelo del arquitecto italiano Octaviano Mancini en el marcado estilo barroco ucraniano, al tiempo que conservaba el interior bizantino, manteniendo intacto su esplendor. La obra siguió con el hetman cosaco Iván Mazepa y en 1740, acabó la catedral con su forma actual.

Después de la Revolución Rusa de 1917, y durante la campaña antireligiosa soviética de los años 1920, el plan del gobierno pidió la destrucción de la catedral y la transformación del suelo en un parque de «Héroes de Perekop» (por una victoria del Ejército Rojo en la Guerra Civil Rusa en Crimea). La catedral se salvó de la destrucción principalmente por el esfuerzo de muchos científicos e historiadores. No obstante, en 1934, las autoridades soviéticas confiscaron la estructura, incluyendo el complejo arquitectónico de los siglos XVII-XVIII que la rodeaba y la designó como un museo arquitectónico e histórico.

A finales de los años 1980, las autoridades soviéticas, y luego las ucranianas, prometieron devolver el edificio a la Iglesia Ortodoxa rusa. Debido a varios cismas y facciones dentro de la Iglesia, la devolución se pospuso, pues todas las iglesias ortodoxas y greco-católicas la reclamaban. Aunque todas las iglesias ortodoxas han sido autorizadas a celebrar servicios en diferentes fechas, otras veces se les ha denegado el acceso. Fue memorable el funeral del patriarca Volodimir de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Kiev, cuando intervino la policía antidisturbios para impedir el enterramiento en los locales del museo y tuvo lugar un choque sangriento. Después de semejantes acontecimientos, a ninguna confesión religiosa se le han reconocido aún los derechos para prestar servicios religiosos regulares. El complejo actualmente permanece como un museo del Cristianismo de Ucrania, siendo la mayor parte de sus visitantes turistas.

El 27 de agosto de 2007, la Catedral de Santa Sofía fue considerada como una de las Siete Maravillas de Ucrania, por un sistema de votación de expertos y la comunidad de Internet.
Ha recibido 65 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE BERLÍN)

13

CATEDRAL DE BERLÍN)

La catedral de Berlín (en alemán, Berliner Dom) es una catedral de la Iglesia Evangélica en Alemania construida en Berlín, Alemania.1​ Historia[editar] El edificio fue construido entre 1895 y 1905. El lugar donde se encuentra este edificio lo ocupaba anteriormente una catedral barroca... Ver mas
La catedral de Berlín (en alemán, Berliner Dom) es una catedral de la Iglesia Evangélica en Alemania construida en Berlín, Alemania.1​

Historia[editar]
El edificio fue construido entre 1895 y 1905. El lugar donde se encuentra este edificio lo ocupaba anteriormente una catedral barroca construida por Johann Boumann culminada en 1747 y posteriormente remodelada en 1822 por el arquitecto berlinés Karl Friedrich Schinkel en estilo neoclásico. Esta catedral fue demolida en 1894 por orden del emperador Guillermo II y fue reemplazada por la actual, diseñada por Julius Raschdorff en estilo neobarroco de fines de siglos XIX e inicios de siglo XX.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el templo quedó seriamente dañado por los bombardeos. Hasta 1975, fecha en la que comenzaron los trabajos de reconstrucción, se colocó un techo provisional para proteger el interior. Estos trabajos concluyeron en 1993,1​ con un nuevo diseño de la parte superior más simple y de menor altura que el original.

Véase también: Remodelación de Berlín
Cripta de los Hohenzollern[editar]
En esta cripta conocida en alemán como la Hohenzollerngruft se hallan los sarcófagos de diversos miembros de la familia Hohenzollern.1​ La siguiente lista está en orden cronológico. La numeración corresponde a la de las tumbas en la cripta; las fechas entre paréntesis a los años de nacimiento y muerte, no a los de inicio del reinado.

Cripta de los Hohenzollern
Margraves de Brandeburgo, Príncipes Electores (PE)

PE Juan Cicerón (1455-99) la tumba más antigua2​
3 PE Juan Jorge I (1525-98) y su esposa (Nº 4) Isabel de Anhalt (1563-1607), hija de Joaquín Ernesto de Anhalt.
2 Isabel Magdalena de Brandeburgo (1537-95), hija del PE Joaquín II de Brandeburgo.
5 PE Joaquín Federico I de Brandeburgo (1546-1608) y su primera mujer (Nº 6) Catalina de Brandeburgo-Küstrin (1549-1602), hija de Juan de Brandeburgo-Küstrin; también su segunda esposa: (Nº 7) Leonor de Prusia (1583-1607), hija de Alberto Federico de Prusia.
Margraves de Brandeburgo y duques de Prusia
8 PE Juan Segismundo I de Brandeburgo (1572-1619)
•Los príncipes
15 Joaquín Segismundo (1603-25)
16 Alberto Cristián (1609-1609)
9 Augusto de Brandeburgo (1580-1601)
10 Alberto Federico de Brandeburgo (1582-1600)
12 Joaquín de Brandeburgo (1583-1600)
13 Ernesto (1583-1613)
17 Isabel Carlota del Palatinado (1597-1660), esposa del Príncipe Elector Jorge Guillermo I de Brandeburgo, hija de Federico IV del Palatinado, y su hermana (Nº 18) Catalina Sofía (1594-1665).
•Los príncipes
14 Ana Sofía (1598-1659)
20 Jorge (1613-14)
11 Alberto (1614-20)
21 Catalina Sibila (1615-15)
22 Ernesto (1617-42)
A PE Federico Guillermo I, (1620-88) y sus esposas (Nº 24) Luisa Enriqueta de Orange (1627-67), hija de Federico Enrique de Orange; (Nr. B) Dorotea de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg (1636-89), hija de Felipe de Schleswig-Holstein-Glücksburg
•Los príncipes
28 Guillermo Enrique (1648-49)
47 Carlos Emilio de Brandeburgo (1655-74)
Reyes de Prusia
D Rey Federico I de Prusia (1657-1713) y sus esposas: (Nº 45) Isabel Enriqueta de Hesse-Kassel (1661-83), hija de Guillermo VI de Hesse-Kassel, y (Nr. C) Sofía Carlota de Hannover (1668-1705).
•Hijos del Rey
48 Federico Augusto (1685-86)
26 Enrique (1664-64)
27 Amalia (1664-65)
30 Luis (1666-87)
•Otros miembros de la familia
31 Felipe Guillermo de Brandeburgo-Schwedt (1669-1711)
91 Alberto Federico de Brandeburgo-Schwedt (1672-1731) y su esposa María Dorotea de Curlandia (1684-1743), hija del duque Federico II Casimiro Kettler de Curlandia, y sus hijos:
92 Federico (1704-07)
39 Carlos de Brandeburgo-Schwedt (1705-62)
38 Luisa (1709-26)
40 Federico (1710-41)
94 Federico Guillermo (1714-44)
34 Carlos Felipe (1673-95)
95 Cristián Luis de Brandeburgo-Schwedt) (1677-1734)
29 Dorotea (1675-76)
11 Juan Segismundo (1624-24)
49 Sofía Dorotea de Hannover (1687-1757), hija del duque Fernando Alberto II de Brunswick, mujer del rey Federico Guillermo I de Prusia, hija del rey Jorge I del Reino Unido.
•Hijos de la pareja
50 Federico Luis (1707-08)
51 Federico Guillermo (1710-11)
53 Carlota Albertina (1713-14)
58 Augusto Guillermo, príncipe de Prusia (1722-58) y su esposa (Nº 59) Luisa Amalia de Brunswick-Wolfenbüttel (1722-80), hija de Fernando Alberto II de Brunswick].
67 Augusto Fernando (1730-1813) y su esposa (Nº 68) Ana Isabel Luisa de Brandeburgo-Schwedt (1738-1820), hija de Federico Guillermo de Brandeburg-Schwedt.
61 Rey Federico Guillermo II (1744-17) y su esposa (Nº 62) Federica de Hesse-Darmstadt (1751-1805), hija de Luis IX de Hesse-Darmstadt.
•Hijos de la pareja
65 Federico Luis Carlos, príncipe de Prusia]] (1773-96).
66 Federico Guillermo Carlos Jorge (1795-98)
88 Carlos Enrique de Prusia (1781-1846), Gran Maestre de la orden de malta en Prusia.
87 Federico Guillermo Carlos de Prusia (1783-1851) y su esposa (Nº 84) María Ana Amalia de Hesse-Homburg (1785-1846), hija del landgrave Federico V de Hesse-Homburg; y los hijos de éstos:
89 Adalberto (1811-73)
86 Valdemar (1817-49)
54 Isabel Cristina de Brunswick-Bevern (1715-97), esposa del rey Federico II de Prusia.
•Otros príncipes del linaje
56 Federico Enrique Carlos, príncipe de Prusia (1747-67)
60 Jorge Carlos Emilio (1758-59)
55 Ana Amalia (1723-87)
71 Federica Isabel Dorotea Enriqueta Amalia (1761-73)
70 Federico Enrique Emilio Carlos (1769-73)
73 Luis Fernando, príncipe de Prusia (1772-1806)
69 Federico Pablo Enrique Augusto (1776-76)
75 Augusto de Prusia (1779-1843)
32 Federica de Brandeburgo-Schwedt (1700-01)
33 Jorge Guillermo de Brandeburgo-Schwedt (1704-04)
52 Luis (1717-19)
57 Guilermina de Hesse-Kassel (1726-1808), esposa de Enrique, príncipe de Prusia, hija del landgrave Maximiliano de Hesse-Kassel.
81 Felipina de Brandeburgo-Schwedt (1745-1800), esposa del landgrave Federico II de Hesse-Kassel, hija de Federico Guillermo de Brandeburgo-Schwedt (1700-71).
72 Luis (1771-90)
64 Guillermina (1772-73)
63 (hijo) (1777)
76 (hija) (1794)
77 Federica (1799-1800), hija del rey Federico Guillermo III de Prusia.
78 Federico (1804-06)
83 hijo (1806)
82 Federico Guillermo Fernando de Hesse-Kassel (1806-06)
79 Guillermo (1811-13)
74 Thassilo (1813-14)
80 (hijo) (1832)
88 Ana (1858-58)
93 desconocido.
Ha recibido 63 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE NOTRE DAME

14

CATEDRAL DE NOTRE DAME

Una catedral es un templo cristiano, donde tiene sede o cátedra el obispo, siendo así la iglesia principal de cada diócesis o Iglesia particular. La sede o cátedra episcopal es el lugar desde donde cada obispo preside la comunidad cristiana, enseñando la vida de fe y la doctrina de la Iglesia... Ver mas
Una catedral es un templo cristiano, donde tiene sede o cátedra el obispo, siendo así la iglesia principal de cada diócesis o Iglesia particular. La sede o cátedra episcopal es el lugar desde donde cada obispo preside la comunidad cristiana, enseñando la vida de fe y la doctrina de la Iglesia.

La Iglesia ortodoxa se refiere a sus catedrales como gran iglesia, aunque suele traducirse como catedral

Historia[editar]
Las catedrales surgieron como una nueva construcción, o como evolución de una primigenia iglesia monacal elevada al estatus de sede del obispo. Las actividades misioneras, el poder eclesiástico y las cuestiones demográficas son las que han ido determinando qué iglesias merecían y merecen el título de catedral, al mismo tiempo que surgían, se fusionaban o suprimían las diferentes diócesis.


La Catedral Metropolitana de Badajoz (ejemplo de catedral-fortaleza).
En un principio, la iglesia sede del obispo y cabeza de las demás iglesias de la diócesis no tuvo una tipología especial. Durante los primeros siglos del Cristianismo y el medievo (siglos IV al XI) las catedrales no se diferenciaban demasiado de otros centros de culto, como las iglesias monacales o los templos dedicados a los mártires. Es a partir del siglo XI cuando la catedral va adquiriendo una configuración y unas dimensiones que la diferencian de los demás templos. Esto tuvo su momento álgido durante los siglos XIII, XIV, XV y parte del XVI, coincidiendo con el surgimiento del arte Gótico. En esa época, las catedrales adquirieron, además de la característica que las define, que es ser sede episcopal, otras connotaciones en las que intervenían la imagen y el prestigio de las ciudades en las que se construían, determinando una verdadera carrera por hacer de estos templos edificios grandiosos y monumentales. A día de hoy, la idea de catedral se sigue asimilando con el estilo Gótico.

Posteriormente, la aparición de la Reforma protestante y otra serie de factores determinaron que las catedrales fueran moderando su tamaño y su magnificencia, aunque continuaron siendo edificios señeros e imponentes, adaptándose a los cambios de gusto y a los diferentes estilos artísticos.

Usos[editar]
En un principio, en el interior de las catedrales, además de la liturgia, se impartían estudios, especialmente en teología, gramática y latín. Este fue el origen de las escuelas o estudios catedralicios, una de las primeras formas de estudio reglado, que evolucionó poco a poco hasta dar lugar a las actuales universidades.

Nombres[editar]
Otro nombre común para la catedral fue la expresión latina domus dei ('casa de Dios'). Las palabras domus (casa) y dominus (señor) comparten un mismo origen. De esta raíz latina derivan los términos alemán —dom— e italiano —duomo—. En español a veces se denomina seo ('la sede') a la catedral, al igual que en idioma aragonés y en idioma catalán (seu). También en portugués y en gallego la palabra tiene ese origen (sé).

En Estrasburgo (en la región francesa de Alsacia), y otros muchos sitios de Alemania, y varios de Inglaterra, la catedral se conoce como münster (alemán) o minster (inglés), del latín monasterium, porque fueron usadas por clérigos para vivir en comunidad. De ahí que muchas catedrales posean claustro y sala capitular.

Uno de los primeros usos del término ecclesia cathedralis aparece en las actas del Concilio de Tarragona de 516. Otro nombre para una catedral es ecclesia mater, que hace hincapié en la función de madre que dicha iglesia tiene respecto a las demás de la diócesis. Por ser la más importante, también se la conocía como ecclesia major.

Otros tipos de grandes templos cristianos en Europa Occidental son las abadías y las concatedrales. Se denomina concatedral al edificio religioso con rango de catedral que comparte la sede episcopal con otro templo catedralicio. Ejemplos de concatedrales son las de Santa María en Cáceres, o las del mismo nombre en Guadalajara, Logroño, Castellón, Mérida y la de San Pedro en Soria, todas ellas en España.

El término procatedral es usado cuando una iglesia es temporalmente elevada al rango de catedral de una diócesis mientras se define o se construye la definitiva por ejemplo la Procatedral de Santa María (Dublín) o la Procatedral de San Juan (Perth). Mientras que el de Protocatedral es dado a una antigua catedral de un obispado transferido a otra sede, por ejemplo la Protocatedral de Santa María (Los Ángeles).

Referencias en literatura[editar]
Asesinato en la catedral, de T. S. Eliot, narra el asesinato de Tomás Becket, arzobispo de Canterbury, en 1170 por orden de su rey, por no querer someterse a las Constituciones de Clarendon.1​

Victor Hugo centra la trama de su novela Nuestra Señora de París en la catedral parisina.

El libro Los pilares de la tierra de Ken Follett es un relato imaginario sobre la construcción de una catedral en la ciudad inglesa ficticia de Kingsbridge, durante la Edad Media.
Ha recibido 62 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE BAMBERG (ALEMANIA)

15

CATEDRAL DE BAMBERG (ALEMANIA)

La catedral de Bamberg, oficialmente catedral Imperial de los Santos Pedro y Pablo y Jorge (en alemán, Kaiserdom SS. Peter und Paul und St. Georg ), dedicada a san Pedro, san Pablo y san Jorge, es uno de los monumentos arquitectónicos más conocidos de Alemania y ha sido el lugar más famoso de... Ver mas
La catedral de Bamberg, oficialmente catedral Imperial de los Santos Pedro y Pablo y Jorge (en alemán, Kaiserdom SS. Peter und Paul und St. Georg ), dedicada a san Pedro, san Pablo y san Jorge, es uno de los monumentos arquitectónicos más conocidos de Alemania y ha sido el lugar más famoso de Bamberg desde su finalización en el siglo XIII. La catedral es la sede del arzobispo de Bamberg y tiene la consideración de basílica menor desde el 4 de febrero de 1923.1​ Junto con las cercanas catedrales románicas de Maguncia, Espira y Worms constituye una de las llamadas catedrales imperiales (Kaiserdome) de Renania-Palatinado.

Fue fundada en 1004 por el emperador Enrique II y finalizada el 6 de mayo de 1012. En 1081 fue destruida parcialmente por el fuego. La nueva catedral, construida por San Oto de Bamberg, se consagró en 1111, y en el siglo XIII recibió su forma románica tardía, tal y como se puede ver hoy con cuatro torres imponentes.

La catedral de Bamberg pertenece al estilo de transición románico-gótico, que se caracteriza por la presencia de dos ábsides encontrados. El más antiguo, al Este, ocupa una posición elevada y está adornado con una fina balaustrada y cornisas. El otro, al Oeste, es de estilo gótico puro. Ambos presbiterios están flanqueados por cuatro esbeltas torres. Traduce la reticencia de las poderosas instituciones eclesiásticas del Imperio ante las innovaciones del gótico francés. Delante de la Plaza de la Catedral (Domplatz), la Portada de los Príncipes, la más bella de la catedral, cuenta con una figura escultórica que representa a los profetas, cargando sobre sus espaldas a los apóstoles. Se accede al edificio por la Portada de Adán, situada al Este.

En el interior, se puede observar la acentuada evolución del románico al gótico, de este a oeste. Los dos presbiterios, muy elevados, rodean una nave cuyos muros están desprovistos de triforio y galería. Bajo el presbiterio oriental hay una gran cripta de tres naves. Debajo del presbiterio occidental se halla otra cripta realizada en tiempos del emperador Enrique II, que sirve de sepultura a los arzobispos de Bamberg.

También se encuentra el célebre grupo de la Visitación, la estatua ecuestre del Jinete de Bamberg (siglo XIII), que representa a un rey no identificado, y la obra de Tilman Riemenschneider: la lápida sepulcral de Enrique II el Santo y de su esposa Cunegunda de Luxemburgo, ricamente adornada con santos y escenas profanas.
Ha recibido 61 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE SIENA

16

CATEDRAL DE SIENA

La catedral de Siena (Duomo di Siena en italiano) es un templo de culto católico, sede episcopal de esta ciudad italiana. Está dedicada a Nuestra Señora de la Asunción. Forma parte del Centro histórico de Siena, y como tal está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.1​ La catedral... Ver mas
La catedral de Siena (Duomo di Siena en italiano) es un templo de culto católico, sede episcopal de esta ciudad italiana. Está dedicada a Nuestra Señora de la Asunción. Forma parte del Centro histórico de Siena, y como tal está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.1​

La catedral fue diseñada sobre la base de una estructura más antigua, y terminada entre 1215 y 1263 por Giovanni Pisano. Pertenece, por tanto, a la fase plena del estilo Gótico. Presenta planta de cruz latina con crucero, cúpula y un campanario, iniciado en estilo Románico y terminado ya en el siglo XV. La base de la cúpula es octogonal y sólo se hace circular por encima de las columnas de apoyo. La linterna de la corona fue añadida por el famoso arquitecto barroco Gian Lorenzo Bernini.

La naves se dividen mediante arcos de medio punto. El exterior e interior del templo aparecen decorados con un placado de mármol blanco y verdoso, formando unas características rayas o bandas horizontales. Blanco y negro son los colores simbólicos de Siena, tomados de los caballos blanco y negro de los fundadores legendarios de la ciudad: Senio y Asquio.

Hubo planes para hacer más grande la iglesia, que fueron iniciados en 1339. Se pretendía triplicar prácticamente el espacio catedralicio, convirtiendo lo ya edificado en el crucero del nuevo templo. Sin embargo, las obras fueron abandonadas tras los estragos de la Peste Negra en 1348. Aún pueden verse restos de esta ampliación fallida.

La fachada principal es una de las obras maestras del gótico italiano. Se trata de una fachada-pantalla, en la que el diseño geométrico (gabletes triangulares inscritos en cuadrados, circunferencias perfectas de óculos y arquivoltas) aparece enmascarado por una fastuosa decoración en la que intervienen elementos arquitectónicos (pináculos y cresterías de complicado diseño), escultóricos y el toque de color que aportan los mosaicos, de excelente factura. Es de destacar el uso de figuras geométricas simples como base del diseño arquitectónico, frente a la preferente verticalidad de las catedrales del gótico francés.

En el frontón principal, de forma triangular, puede verse una bella imagen de la Coronación de la Virgen, rodeada de un coro de ángeles. La Virgen está sentada en el mismo trono de Cristo, símbolo de María como madre, pero también como esposa, símbolo de la Iglesia.

En el interior, llama la atención el ritmo continuo que imponen las bandas alternas de mármoles blancos y oscuros, así como la compleja labor decorativa del pavimento, en el que se muestran diversas y variadas escenas religiosas y paganas con multidud de figuras y gran atención al detalle. Está realizado mediante una singular técnica que recuerda al mosaico, al opus sectile romano o a la taracea, pero que en sentido estricto no es ninguna de estas tres cosas. Otra de las obras maestras que adornan la catedral es el famoso púlpito, realizado por los escultores Nicola Pisano y su hijo Giovanni, pieza clave de la escultura del Gótico tardío.

Distribuidas por la catedral se admiran otras muchas obras de arte, de autores como Andrea Bregno (altar Piccolomini), Donatello (san Juan Bautista), Jacopo della Quercia o Baldassare Peruzzi, quien diseñó el altar mayor. Con todo, quizá las obras más sobresalientes sean dos esculturas, un san Pedro y un san Pablo, debidas a la mano de Miguel Ángel.

El Museo dell'Opera Metropolitana del Duomo, situado en los espacios que se terminaron de la ampliación de la catedral, reúne otras importantes obras artísticas. Entre ellas, la soberbia Maestà, obra maestra de la Escuela sienesa, pintada por Duccio Dibuoninsegna. Otro espacio de gran interés unido al templo catedralicio es la Biblioteca Piccolomini, construida por el papa Pío III para conservar los fondos bibliográficos y documentales de su pariente, el papa Pío II y decorada con destacadas pinturas de Pinturicchio, Amico Aspertini y el joven Rafael Sanzio, entre otros.
Ha recibido 61 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE ESPIRA (ALEMANIA)

17

CATEDRAL DE ESPIRA (ALEMANIA)

La catedral de Espira (en alemán: Speyerer Dom)?, oficialmente Catedral Imperial-Basílica de Nuestra Señora de la Asunción Asunción y San Esteban (Kaiserdom-Basilika Mariä Himmelfahrt und St. Stephan) es una catedral situada en la ciudad alemana de Espira, bajo advocación conjunta de Nuestra... Ver mas
La catedral de Espira (en alemán: Speyerer Dom)?, oficialmente Catedral Imperial-Basílica de Nuestra Señora de la Asunción Asunción y San Esteban (Kaiserdom-Basilika Mariä Himmelfahrt und St. Stephan) es una catedral situada en la ciudad alemana de Espira, bajo advocación conjunta de Nuestra Señora de la Asunción y San Esteban. Es una enorme e imponente basílica de arenisca roja y uno de los más destacados ejemplos de arquitectura románica existentes en el mundo. Junto con las cercanas catedrales románicas de Maguncia y Worms constituye una de las llamadas catedrales imperiales (Kaiserdome) de la región alemana de Renania-Palatinado. Desde la destrucción de la Abadía de Cluny durante la Revolución francesa, la catedral de Espira es el edificio románico en pie más grande del mundo.

Un elemento distintivo y característico de esta catedral es la galería de columnas que bordea todo el perímetro del edificio, justo debajo de la línea del tejado.

La construcción comenzó en 1030 durante el reinado del emperador Conrado II, prosiguió durante el reinado de su sucesor Enrique III el Negro y finalizó en 1061, durante la minoría de edad de Enrique IV. Uno de los puntos más dramáticos de la historia de la catedral tuvo lugar en 1689, cuando los soldados del rey francés Luis XIV la quemaron casi totalmente, destruyendo parte de su estructura y profanando las tumbas de los emperadores alemanes allí enterrados.

Fue restaurada entre 1772 y 1784, siendo añadidos un vestíbulo y una fachada, y volvió a ser profanada por los franceses en 1794. Entre 1846 y 1856 fue restaurada por última vez a fondo, siendo su interior adornado con frescos. Esta última restauración fue sufragada por el rey Luis I de Baviera.

En 1981, la catedral fue añadida a la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.1​

La iglesia tiene la consideración de basílica menor desde el 13 de mayo de 1925.2​


Historia[editar]
Edad Media[editar]
El emperador alemán Conrado II, fundador de la Dinastía salia, comenzó hacia 1030 la edificación de esta catedral, que debía ser la mayor iglesia de la Cristiandad Occidental. Sin embargo, ni él ni su hijo y sucesor Enrique III lograron ver el fin de las obras, que terminaron en 1061 durante el reinado de Enrique IV, nieto de Conrado.

El órgano (Seifert 2010)[editar]
I Hauptwerk C–
Principal 16′
Octave I-III 8′
Holztraverse 8′
Spitzflöte 8′
Großgedackt 8′
Viola da Gamba 8′
Großquinte 51/3′
Octave I-III 4′
Hohlflöte 4′
Terz 31/5′
Quinte 22/3′
Octave 2′
Flauto 2′
Terz 13/5′
Cornett V 8′
Mixtura major IV 2′
Mixtura minor IV 11/3′
Tuba 16′
Trompete 8′
II Oberwerk C–
Rohrflöte 16′
Salicional 16′
Principal 8′
Rohrflöte 8′
Dolce 8′
Vox Angelica 8′
Principal 4′
Blockflöte 4′
Nasat 22/3′
Doublette 2′
Terz 13/5′
Mixtur IV 11/3′
Fagott 16′
Trompete 8′
Cromorne 8′
Tremulant
III Schwellwerk C–
Bourdon douce 16′
Geigenprincipal 8′
Flûte traversière 8′
Bourdon 8′
Gamba 8′
Voix céleste 8′
Flûte octaviante 4′
Hohlflöte 4′
Salicet 4′
Nazard harmonique 22/3′
Octavin 2′
Tierce harmonique 13/5′
Piccolo 1′
Progressio IV
Bombarde 16′
Trompette harmonique 8′
Hautbois 8′
Voix Humaine 8′
Clairon harmonique 4′
Celesta
Tremulant
IV Solo C–
Seraphonflöte I-II 8′
Seraphongambe I-II 8′
Cornett V 8′
Trompeta magna 16′
Trompeta imperial 8′
Clarin real 4′
Pedal C–
Contrabass 32′
Bourdon 32′
Principalbass 16′
Subbass 16′
Salicetbass 16′
Octavbass 8′
Bassflöte 8′
Cello 8′
Superoctave 4′
Hintersatz IV 4′
Contraposaune 32′
Posaune 16′
Fagottbass 16′
Basstrompete 8′
Cornettbass 4′

Emperadores Conrado II-Enrique III-IV-V
Soberanos enterrados en la Catedral de Espira[editar]
En la catedral de Espira se hallan los sepulcros de diversos soberanos germánicos, emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico y Reyes de Romanos:

Conrado II († 1039) y su esposa Gisela de Suabia († 1043)
Enrique III († 1056), hijo de Conrado II
Enrique IV († 1106), hijo del anterior, y su esposa Bertha († 1087)
Enrique V († 1125), hijo de Enrique IV
Emperatriz Beatriz de Borgoña († 1184), segunda esposa de Federico Barbarroja y su hija Inés († 1184)
Felipe de Suabia († 1208), hijo de Federico Barbarroja.
Rodolfo I de Habsburgo († 1291)
Adolfo de Nassau († 1298)
Alberto I de Habsburgo († 1308), hijo de Rodolfo de Habsburgo.
Galería
Ha recibido 59 puntos

Vótalo:

ABADÍA DE WESTMINSTER (LONDRES)

18

ABADÍA DE WESTMINSTER (LONDRES)

La abadía de Westminster o Iglesia colegiata de San Pedro de Westminster (en inglés, Westminster Abbey) es una iglesia gótica anglicana del tamaño de una catedral. Está localizada en Westminster, Londres, al lado del palacio de Westminster. Es el lugar tradicional para las coronaciones y... Ver mas
La abadía de Westminster o Iglesia colegiata de San Pedro de Westminster (en inglés, Westminster Abbey) es una iglesia gótica anglicana del tamaño de una catedral. Está localizada en Westminster, Londres, al lado del palacio de Westminster. Es el lugar tradicional para las coronaciones y entierros de los monarcas ingleses y, más tarde, los monarcas británicos. La abadía tiene, además, muchos sepulcros de otros miembros de la familia real, aristócratas y personalidades ilustres.

No recibe fondos públicos, y sus ingresos para 1999-2000 se estimaban en 8,7 millones de libras, incluyendo las entradas abonadas por más de 1 250 000 visitantes. Emplea a unas 200 personas, además de contar con 280 voluntarios.1​

Aunque de 1540 a 1550 tenía estatus de catedral, a partir de 15592​ fue designada como una de las Royal Peculiars.3​

La Unesco nombró a la abadía, junto con el Palacio de Westminster y la iglesia de Santa Margarita como Patrimonio de la Humanidad en 1987.4​
Historia[editar]
De acuerdo con la tradición, en el año 616 se fundó un santuario en el lugar conocido como Thorney Island. Se dice que fue milagrosamente consagrado después de que un pescador del río Támesis tuvo una visión de san Pedro. Aunque la existencia del santuario es incierta, la abadía histórica fue construida por Eduardo el Confesor, entre los años 1045 y 1050, y fue consagrada el 28 de diciembre de 1065. Eduardo construyó la catedral al faltar a un voto en el que prometía realizar una peregrinación; el papa le aconsejó redimirse construyendo una abadía.

La abadía original, en estilo románico, fue construida por los monjes benedictinos. Se reconstruyó en estilo gótico entre 12455​ y 1517. La primera fase de la reconstrucción fue organizada por el rey Enrique III, como un santuario en honor a Eduardo el Confesor. Los trabajos finalizaron durante el reinado de Ricardo II. Enrique VII añadió una capilla dedicada a la Virgen María en 1503 (Capilla de Enrique VII).

Aunque la abadía estuvo situada por Enrique VIII durante la disolución de los monasterios en 1534 y cerrada en 1540, hasta 1550 se convirtió en catedral y se salvó de la destrucción gracias a sus conexiones con la realeza.

La expresión inglesa robbing Peter to pay Paul (en español, «robar a Pedro para pagar a Pablo»)6​ procede de este período cuando el dinero destinado a la abadía, dedicada a San Pedro, se destinó al tesoro de la catedral de San Pablo.

La abadía volvió a manos de los benedictinos bajo el reinado de la reina María quien murió en 1558 durante el reinado de Isabel I y posteriormente enterrada en la misma abadía. En 1579, la misma Isabel I, la recuperó convirtiéndola en la iglesia colegiata de San Pedro.


Bandera de la Abadía de Westminster.

Fachada norte.
En 1640 sufrió diversos daños al ser atacada por puritanos pero fue protegida de nuevo por sus estrechas relaciones con el estado. Oliver Cromwell recibió un fastuoso funeral en la abadía en 1658 para ser desenterrado en enero de 1661 por orden de Carlos II.

Las dos torres situadas al oeste de la abadía se construyeron en 1722, por Christopher Wren y Nicholas Hawksmoor; están hechas con piedra de Portland y son un ejemplo de la revitalización del diseño gótico. En el siglo XIX se realizaron diversas reformas.

Coronaciones[editar]
Artículo principal: Coronación del monarca británico
Desde la coronación de Guillermo el Conquistador en 1066, todos los monarcas ingleses han sido coronados en la abadía,5​7​ con la excepción de Juana I y Eduardo V.

El arzobispo de Canterbury es el encargado de realizar la ceremonia de la coronación. La silla de san Eduardo (St. Edward's Chair), el trono en el que los soberanos se sientan en el momento de la coronación, se conserva en el interior de la abadía.

Bodas[editar]
Aunque no es habitual, algunos miembros de la familia real se han casado en la abadía, siendo la boda del príncipe Guillermo de Gales y Catherine Middleton, el duque y duquesa de Cambridge, celebrada el 29 de abril de 2011, la más reciente.8​ Además, pueden casarse en la Abadía los miembros de la Orden del Baño y sus hijos.

Capilla de Enrique VII[editar]
Artículo principal: Capilla de Enrique VII

Banderas personales de los miembros de la Orden del Baño.

Vista exterior nocturna de la nave.
La capilla mariana de Enrique VII (Henry VII Lady Chapel en inglés) es una capilla mariana, es decir, dedicada a la Vírgen María (todas las capillas marianas que se encuentran dentro de catedrales y basílicas se denominan Lady Chapel en inglés) que se construyó gracias a la donación de Enrique VII de Inglaterra, y es la sede de la Orden del Baño.

Muertes[editar]
Enrique IV de Inglaterra murió en la casa del abad de Westminster, en la cámara de Jerusalén, el 20 de marzo de 1413. No se sabe mucho sobre la causa de su muerte, aparte de que el monarca padecía de una dolencia desfigurante de la piel, y que sufría ataques severos de alguna enfermedad.

Entierros[editar]
Artículo principal: Enterramientos y memoriales en la abadía de Westminster
Enrique III reconstruyó la abadía en honor a san Eduardo el Confesor, cuyos restos reposan en el santuario. Su cuerpo está enterrado muy cerca, en la zona en la que reposan los reyes Plantagenet, sus esposas e hijos.

Monarcas enterrados en la abadía[editar]
Reyes de Inglaterra

Eduardo el Confesor y su esposa la condesa Edith de Wessex.
Enrique III de Inglaterra
Eduardo I de Inglaterra y su esposa la infanta Leonor de Castilla.
Eduardo III de Inglaterra y su esposa la condesa Felipa de Henao.
Ricardo II de Inglaterra y su esposa la princesa Ana de Bohemia.
Enrique V de Inglaterra y su esposa la princesa Catalina de Valois.
Eduardo V de Inglaterra
Enrique VII de Inglaterra y su esposa la princesa Isabel de York.
Reyes de Inglaterra e Irlanda

Eduardo VI de Inglaterra
María I de Inglaterra
Isabel I de Inglaterra
Reyes de Inglaterra, Irlanda y Escocia

Jacobo I y su esposa la princesa Ana de Dinamarca.
Carlos II
María II
Guillermo III
Ana I y su marido el príncipe Jorge de Dinamarca.
Jorge II y su esposa la princesa Carolina de Brandeburgo-Ansbach.
Otras personas de la realeza[editar]
Ana Neville, esposa de Ricardo III de Inglaterra.
Ana de Cléveris (1515-1557), esposa de Enrique VIII de Inglaterra.
María I de Escocia, reina de Escocia.
Isabel de Bohemia, reina consorte de Bohemia.
Además, hay otros muchos sepulcros de príncipes y miembros de la familia real. Los aristócratas están enterrados en las capillas laterales y los monjes y las personas relacionadas con la abadía en otras zonas.

Personalidades ilustres enterrados en la abadía[editar]
En la abadía de Westminster también han sido enterradas algunas de las grandes personalidades del Reino Unido. En el llamado Poets' Corner están enterrados algunos de los principales literatos ingleses; además, también se han enterrado a científicos, exploradores, políticos, militares, pintores, músicos e incluso actores de renombre internacional. Entre los personajes que no pertenecen a la realeza y que están enterrados, o que tienen una placa conmemorativa, en la abadía de Westminster destacan:

William Wilberforce
Edward Vernon
Geoffrey Chaucer
Ben Jonson
Samuel Johnson
David Livingstone
Isaac Newton9​
John Milton
Georg Friedrich Händel
Joseph John Thomson
Charles Dickens
Muzio Clementi
Rudyard Kipling
Laurence Olivier
Henry Purcell
Alexander Pope
Thomas Parr
Thomas Cochrane
Ernest Rutherford
Lord Kelvin
William Pitt "el Joven"
William Turner
Johann Peter Salomon
Charles Darwin9​
Edward Elgar
Stephen Hawking
William Shakespeare (aunque su cuerpo está enterrado en Stratford-upon-Avon, tiene una placa conmemorativa en la abadía.)
Lord Robert Baden Powell (aunque su cuerpo está enterrado en Nyeri, Kenia, tiene una placa conmemorativa en la abadía.)
Michael Faraday (aunque su cuerpo está enterrado en el Cementerio de Highgate, también en Londres, tiene una placa conmemorativa en la abadía.)
Oscar Wilde (aunque su cuerpo está enterrado en el cementerio Père-Lachaise de París, tiene una placa conmemorativa en la abadía.)
Ha recibido 57 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE SAN PABLO DE LONDRES

19

CATEDRAL DE SAN PABLO DE LONDRES

La catedral de San Pablo (en inglés, Saint Paul's Cathedral) es la catedral anglicana de Londres, sede de la diócesis y del obispo de Londres, perteneciente a la denominada Iglesia de Inglaterra. Se encuentra en Ludgate Hill, el punto más alto de la ciudad. Su dedicación al apóstol San Pablo... Ver mas
La catedral de San Pablo (en inglés, Saint Paul's Cathedral) es la catedral anglicana de Londres, sede de la diócesis y del obispo de Londres, perteneciente a la denominada Iglesia de Inglaterra. Se encuentra en Ludgate Hill, el punto más alto de la ciudad.

Su dedicación al apóstol San Pablo data de la iglesia original erigida en el mismo lugar, fundada en el año 604 d. C..1​ La iglesia actual fue diseñada en estilo barroco inglés por el arquitecto sir Christopher Wren y construida entre 1676 y 1710, fue parte de un gran programa de reconstrucción de la ciudad después del Gran incendio de 1666.

La catedral de San Pablo es uno de los más famosos y más reconocibles lugares de interés de Londres. Su cúpula, enmarcada por las dos torres de la fachada principal, domina el horizonte de la ciudad desde hace 300 años.2​ Con 111 metros de altura, fue el edificio más alto de Londres desde 1710 hasta 1962. Su cúpula fue construida utilizando un método constructivo concebido por Hooke y se encuentra entre las más grandes del mundo. Desde el s. XX la catedral de San Pablo es la segunda catedral más grande de Inglaterra, después de la catedral de Liverpool.

San Pablo ocupa un lugar especial en la identidad nacional inglesa3​ y en ella se han celebrado acontecimientos muy importantes de la historia británica, como los funerales de Horatio Nelson, del Duque de Wellington, de Winston Churchill y de Margaret Thatcher; el aniversario de las reinas Victoria e Isabel II; los servicios de paz que marcaron el final de la Primera y Segunda Guerra Mundial; o la boda del príncipe Carlos con Diana de Gales.

La catedral de San Pablo es una iglesia en funcionamiento, con misas y servicios diarios.

Historia[editar]
Catedrales prenormandas[editar]
Una lista de 16 arzobispos de Londres registrada por Jocelyne de Furness en el siglo XII, sostenía que la comunidad cristiana londinense había sido fundada en el siglo II bajo el legendario rey Lucius y sus misioneros san Fagan, san Deruvian, san Elvanus y san Medwin. Nada de eso consideran creíble los historiadores modernos pero, aunque el texto sobreviviente es confuso, el obispo Restitutus y Adelphius en el concilio de Arles de 314 parecen provenir de Londinium. 6​

La ubicación de la probable catedral original de Londinium es desconocida. La actual edificación de San Pablo en Cornhill fue diseñada por Christopher Wren, después del Gran Incendio en 1666, y se erigió en el punto más alto del área del antiguo Londinium y algunas leyendas medievales lo relacionan con la primitiva comunidad cristiana de la ciudad. En 1995 fue descubierta una gran y ornamentada edificación del siglo V en Tower Hill que pudo haber sido la catedral de la ciudad.7​8​

El anticuario isabelino William Camden argumentaba que hubo un templo a la diosa Diana durante la época romana en el sitio que ocupaba la catedral medieval de San Pablo.9​ Wren informó que no había encontrado ninguna traza de un templo de esas características durante sus trabajos en la construcción de la nueva catedral, por lo que la hipótesis de Camdem no es aceptada por los arqueólogos modernos.10​

Bede registra que en el año 604 d. C. san Agustín de Canterbury consagró a Mellitus como primer arzobispo del reino anglosajón de los sajones orientales y su rey, Sæberht. El tío de Sæberht y lord, Ethelberto, rey de Kent, construyó una iglesia dedicada a san Pablo en Londres, como sede del nuevo obispo.11​ Se asume, aunque no está comprobado, que la primera catedral anglosajona se encontraba en el mismo sitio que la posterior catedral medieval y la actual.

Tras la muerte de Sæberht aproximadamente en 616, sus hijos paganos expulsaron a Mellitus de Londres y los sajones orientales se convirtieron al paganismo. El destino de la primera catedral es desconocido. El cristianismo fue restaurado entre los sajones orientales a finales del siglo VII y se asume que, o bien la catedral anglosajona fue restaurada o se erigió un nuevo edificio como sede de obispos como Cedd, Wine y Eorcenwald, el último enterrado en la catedral en el año 693. El edificio, o un sucesor, fue destruido por el fuego en el año 962, pero fue reconstruido el mismo año.12​ El rey Etelredo II el Indeciso fue enterrado en la catedral en el año 1016. La catedral fue quemada, como gran parte de la ciudad, en el fuego del año 1087, como se registra por la Crónica Anglosajona.12​

Antigua catedral de San Pablo[editar]
Artículo principal: Antigua Catedral de San Pablo

Catedral Vieja de San Pablo antes de 1561, con la espira intacta.
La cuarta catedral de San Pablo, generalmente conocida como Catedral Vieja de San Pablo (Old St Paul's Cathedral), fue iniciada por los normandos después del incendio de 1087. Otro incendio en 1136 interrumpió los trabajos y la nueva catedral no fue consagrada hasta 1240. Durante este periodo de construcción, el estilo arquitectónico imperante había cambiado, del románico al gótico, y esto se reflejaba en los arcos apuntados y las larga ventanas de las partes altas y el extremo final este del edificio. La bóveda de nervaduras góticas fue construida, como la de York Minster, en madera en lugar de piedra, lo que afectó al destino último y fatal del edificio.

Un amplio programa de ampliación comenzó en 1256. El 'nuevo trabajo' fue consagrado en 1300 pero no se completó hasta el año 1314. En la época medieval tardía la catedral solo era superada en longitud por la abadía de Cluny y en altura, por la catedral de Lincoln y la alemana iglesia de Santa María de Stralsund. Las excavaciones de Francis Penrose en 1878 muestran que tenía 173,308 m de longitud y 30,48 m de anchura, con 87 m en el transepto y el crucero. La torre tenía aproximadamente 149 m.

En el siglo XVI el edificio empezaba a decaer. La Reforma Protestante bajo Enrique VIII y Eduardo VI, la Disolución de los monasterios y las leyes de fondos (Chantries Acts) llevaron a la destrucción de la decoración interior y de los claustros, capillas, criptas, santuarios y otras construcciones en la propiedad de la catedral. Muchos de los antiguos sitios católicos propiedad de la Iglesia, incautados por la corona, fueron vendidos como tiendas y propiedades de renta, especialmente a libreros e impresores, que eran en su mayoría puritanos. En 1561 la torre fue destruida por un rayo, un evento que fue tomado por protestantes y católicos como una señal del desagrado de Dios con ellos.

En la década de 1630, el primer arquitecto inglés clásico, Iñigo Jones, agregó una fachada occidental a la catedral. Se descuidó mucho el edificio y las fuerzas parlamentarias durante la Guerra Civil lo maltrataron, destruyendo antiguos documentos y cartas.13​ Durante la Mancomunidad de Inglaterra, las propiedades de las iglesias que habían sido arrasadas proporcionaron el material para construcciones como el palacio londinense del Lord Protector, la Somerset House. La multitud se congregaba en la esquina noroeste de la propiedad de la iglesia de San Pablo, donde tuvieron lugar oraciones al aire libre.

En el gran incendio de Londres de 1666, la Catedral Vieja fue destruida. Aunque era posible reconstruirla, se tomó la decisión de construir una nueva catedral en estilo contemporáneo. Esta acción ya había sido propuesta antes del incendio.

Actual catedral de San Pablo[editar]

Vista aérea de San Pablo

Vista de la catedral en 1896.
La tarea de diseñar un reemplazo de estructura recayó oficialmente en sir Christopher Wren el 30 de julio en 1669.14​:26 Wren ya se había distinguido en la reconstrucción de iglesias, reedificando aquellas que se habían perdido en el Gran Incendio: no en vano se le atribuye la autoría de más de 50 iglesias. Simultáneamente al diseño de San Pablo, Wren estaba inmerso en la edición de sus cinco Tratados de Arquitectura.15​

Wren había estado aconsejando sobre la reparación de la Catedral Vieja desde 1661, 5 años antes del Gran Incendio.14​:10 La propuesta incluía renovaciones tanto en el interior y exterior tomando como pauta la fachada clásica diseñada por Iñigo Jones en 1630.16​ Wren planteó reemplazar la actual torre en ruinas con una cúpula, usando la estructura existente como andamio. Esbozó una cúpula cuya principal novedad es que la dimensión de ésta abarcaría las tres naves en su encuentro en el crucero.17​:204 Tras el incendio, se había pensado reutilizar parte sustancial de la antigua catedral, pero finalmente la estructura superviviente al incendio fue demolida a principios de la década de 1670.

En julio de 1668, el dean William Sancroft escribió a Wren que se le asignaba el encargo por parte del arzobispo de Canterbury, en acuerdo con los obispos de Londres y Oxford, para diseñar una nueva catedral que fuera -bella y noble en todos los extremos y fuera de reputación para la ciudad y la nación.-17​:223 El proceso de diseño llevó varios años, pero finalmente fue elegido un proyecto de base ligado a una orden real, con la condición de que Wren podría hacer cualquier cambio que considerara necesario. El resultado fue la actual catedral de San Pablo, todavía la segunda catedral más grande de Inglaterra, con una cúpula proclamada como la más elegante del mundo.18​ La catedral fue financiada con una tasa sobre el carbón, y se completó durante la vida de su arquitecto, estando comprometidos en su ejecución muchos de los principales contratistas del momento.

La parte superior de la catedral (cuando fue colocada la última piedra en la linterna) tuvo lugar el 28 de octubre de 1708, en un acto realizado por el hijo de Wren, Christopher Jr. y el hijo de uno de los albañiles.19​ La catedral fue oficialmente declarada completa por el Parlamento el 25 de diciembre de 1711, el día de Navidad.14​:161 La construcción a nivel ya decorativo continuó durante algunos años después, siendo agregadas las estatuas de la cubierta en los años 1720. En 1716 el costo total ascendió a 1 095 556 £14​:69 (146 millones en 2018).

Consagración[editar]

La catedral vista desde el otro lado del río Támesis, 1850
El 2 de diciembre de 1697, solo 32 años y 3 meses después de que el Gran Incendio hubiese destruido la Catedral Vieja de San Pablo, la nueva catedral fue consagrada para su uso. El reverendo Henry Compton, obispo de Londres, dio un sermón. Estaba basado en el texto del Salmo 122, «¡Qué alegría cuando me dijeron: Vamos a la casa del Señor!». El primer servicio regular se llevó a cabo el domingo siguiente.

Las opiniones sobre la catedral de Wren diferían, a algunos les gustaba: «sin, con, abajo, arriba, el ojo/ se llena con gran regocijo»,20​ mientras que otros la odiaban: «Tenía un aire de papismo con los capitales dorados, los pesados arcos ... Era extraña, no inglesa».21​

Desde 1900[editar]
Daños de guerra[editar]

Fotografía St Paul's Survives que muestra la catedral en el bombardeo del 29 de diciembre de 1940. Foto tomada por Herbert Mason desde la azotea del Dialy Mail.

La catedral tras The Blitz
La catedral sobrevivió al bombardeo aéreo (Blitz) aunque fue alcanzada por varias bombas el 10 de octubre de 1940 y el 17 de abril de 1941. El primer golpe destruyó el gran altar, mientras que el segundo dejó en el crucero norte un hoyo en el piso superior de la cripta.22​23​ La bomba lateral se cree que detonó en la parte superior interior, arriba del crucero norte, y la onda expansiva fue suficiente para mover lateralmente la cúpula unos centímetros.24​25​

El 12 de septiembre de 1940, una bomba retrasada que había golpeado la catedral fue exitosamente desactivada y removida por una asociación de disposición de bombas de Ingenieros Reales bajo el mando del teniente temporal Robert Davies. Si la bomba hubiera estallado, la catedral habría quedado completamente destruida; dejó un cráter de 30,5 m cuando fue detonada en un lugar seguro.26​ Como resultado de esta acción, Davies y Sapper George Cameron Wylie fueron premiados con la Cruz de San Jorge.27​ La medalla de Davies, entre otras, está expuesta en el Museo Imperial de Guerra, en Londres.

La catedral de San Pablo sobrevivió a los bombardeos aéreos a Londres durante la Segunda Guerra Mundial. Una de las imágenes más conocidas de Londres durante la guerra era una fotografía de San Pablo tomada el 29 de diciembre de 1940, durante el "Segundo Gran Incendio de Londres", obra del fotógrafo Herbert Mason desde la azotea del Daily Mail en Tudor Street, mostrando la catedral envuelta en humo. Lisa Jardine del Queen Mary College de Londres, escribió:23​

Envuelta en nubes de humo, en medio del caos y la destrucción de la guerra, la pálida cúpula se mantiene orgullosa y gloriosa, indomable. Al tiempo de ese ataque aéreo, Sir Winston Churchill llamó por teléfono a La Guildhall para insistir en que todos los recursos de la lucha contra incendios se dirigieran a San Pablo. La catedral debe ser salvada, dijo, el daño a la fábrica minaría la moral del país
.

Restauración[editar]
Amplias renovaciones de cobre, plomo y pizarra en la cúpula se iniciaron en 1996, dirigidas por John B. Chambers. La restauración de 15 años –uno de los proyectos más grandes en Inglaterra– fue completada el 15 de junio de 2011.28​

Movimiento Occupy London[editar]
En octubre de 2011, un movimiento anticapitalista llamado Occupy London acampó frente a la catedral. Las finanzas de la catedral fueron objetivo de escrutinio. Se decía que la catedral estaba perdiendo unos ingresos de 20.000 libras por día.29​ El canciller Giles Fraser renunció, afirmando su opinión de que los activistas anticapitalistas podrían constituir “violencia en nombre de la Iglesia".30​ El campamento fue desalojado a finales de febrero de 2012, por orden de la corte y sin violencia, resultado de la acción legal de la Corporación de la Ciudad.31​

Organización administrativa eclesiástico[editar]

San Pablo durante una misa especial en 2008
La catedral de San Pablo es una iglesia en la que se celebran tres o cuatro servicios al día, incluyendo matinés, eucaristía, oraciones y vísperas. Además, la catedral tiene muchos servicios especiales asociados con la ciudad de Londres, su corporación, gremios e instituciones. La catedral, siendo la más grande de Londres, también tiene un rol en muchas de los eventos de estado como la celebración del aniversario de la reina Isabel II. La catedral está abierta todos los días a los turistas y tiene un programa regular de recitales de órgano entre otras actividades.32​ El arzobispo de Londres es el reverendo Richard Chartres que fue nombrado en enero de 1996.

Departamento[editar]
El departamento de la catedral está compuesto por el decano, cuatro canónigos residentes y, actualmente, 2 canónigos laicos, cada uno con una responsabilidad diferente en el funcionamiento de la catedral.33​34​

Decano: reverendo David Ison (desde el 25 de mayo de 2012)35​
Canciller: reverendo canónigo Mark Oakley (desde el 11 enero de 2013), anteriormente tesorero de San Pablo, Canon Oakley está a cargo del alcance educacional de la catedral a escuelas y público en general;36​
Chantre: reverendo canónigo Michael Hampel (desde el 25 de marzo de 2011) responsable de la música de la catedral;37​
Tesorero: reverendo canónigo Philippa Boardman (mayo de 2013), responsable de las finanzas y del edificio de la catedral;38​
Pastor: reverendo canónigo Tricia Hillas (noviembre de 2013) supervisor del bienestar y adiestramiento específicamente en marketing, emprendimiento, comunicación y desarrollo;34​39​
Canónigo laico (finanzas): Gavin Ralston (febrero de 2010) mantiene particularmente la responsabilidad en las finanzas; es además jefe global del producto y manager internacional en la gestión de inversiones de Schroder.
Canónigo laico: Pim Baxter (marzo de 2014), también director de la Galería Nacional de Retratos, con experiencia en ópera, teatro y artes visuales.
Colegio de canónigos menores[editar]
Hay tres canónigos menores que coordinan muchos de los aspectos diarios que sostienen la catedral, servicios, gestionando liturgia y música, actuando como capellán, y facilitando las necesidades de los visitantes y grupos escolares.

Sacristán: El reverendo James Milne (desde febrero de 2015).
Capellán: La reverenda Rosemary Morton (desde diciembre de 2014).
Sochantre (canónigo): La reverenda Helen O'Sullivan (desde noviembre de 2015).
Música en la catedral[editar]
Órgano[editar]
El órgano fue encargado a Bernard Smith en 1694.40​ El instrumento actual es el cuarto más grande de Inglaterra en términos de número de tubos (7266), con 5 teclados, 189 rangos de tubos y 108 paradas, adjuntas en un impresionante estuche diseñado por el taller de Wren y decorado por Grinling Gibbons.17​:238-240

Más detalles del órgano en el Registro Nacional de Órganos Tubulares

Coro[editar]
La catedral tiene un coro, compuesto por adultos y niños, los cuales cantan regularmente en servicios. Antiguos registros del coro datan de 1127. El coro actual consiste de 30 niños coristas, 8 a prueba y 12 vicarios corales, actualmente 11 hombres y una mujer, los cuales son vocalistas profesionales. Durante el ciclo escolar el coro canta cinco veces a la semana, la misa de los lunes es cantada por coros visitantes y los jueves las misas son cantadas solamente por el coro vicario sin los niños. Los domingos, el coro también canta durante los maitines y durante la eucaristía.

Muchos músicos distinguidos han sido organistas, maestros del coro y coristas en la catedral de San Pablo incluyendo a los compositores John Redford, Thomas Morley, John Blow, Jeremiah Clarke y John Stainer, mientras que reconocidos artistas incluyen a Alfred Deller, John Shirley-Quirk, Anthony Way y maestros Charles Groves y Paul Hillier, y el poeta Walter de la Mare.

La catedral de Wren[editar]
Desarrollo del proyecto[editar]
Sir Christopher Wren dijo: voy a cenar con algunas personas, si alguien llama di que estoy diseñando San Pablo.
Un clerihew de Edmund Clerihew Bentley

Diseño de Cruz Griega

Diseño aprobado

San Pablo, tal cual fue construido
Al diseñar San Pablo, Christopher Wren tuvo que enfrentar muchos retos. Tenía que crear una catedral adecuada para reemplazar a la antigua, como lugar de adoración y como símbolo de la ciudad de Londres; tenía que satisfacer muchos de requerimientos de la iglesia para acomodar la liturgia y los gustos del patrón real; y respetar la tradición medieval de iglesias en Inglaterra. Wren estaba familiarizado con el renacimiento y con las tendencias barrocas contemporáneas de la arquitectura italiana, y había visitado Francia, donde estudió la obra de François Mansart.

El diseño de Wren se desarrolló en 5 etapas. De la primera sobrevive únicamente un solo dibujo y parte de una maqueta. El esquema (llamado usualmente Primer modelo de diseño) parece haber consistido de un vestíbulo con cúpula circular (posiblemente basado en el Panteón de Roma) y una iglesia rectangular con planta basilical. La planta pudo haber sido influenciada por la Iglesia del Temple. Fue rechazado porque se creyó "insuficientemente majestuoso".14​:27-28 El segundo diseño de Wren era una iglesia de cruz griega, pero el clero pensó que no satisfacía los requerimientos de la liturgia anglicana.41​

El tercer diseño de Wren estaba representado en la "Gran Maqueta" de 1673. La maqueta, de roble y yeso, costó casi 500£ (aproximadamente 32.000£ actualmente), y tenía cerca de 4 m de alto y 6 m de largo.42​ Este proyecto mantenía el diseño en cruz griega pero extendía la nave. Sus críticos (miembros del comité para la reconstrucción de la iglesia, y el clero, declararon que el diseño era muy similar al de otras iglesias inglesas sugiriendo continuidad con la Iglesia de Inglaterra. Otro problema era que el diseño debía ser completado de una sola vez al mismo tiempo, en lugar de completarse en etapas y para que pudiera ser usadas las partes terminadas mientras avanzaba la construcción, como se acostumbraba; debido a los ocho pilares centrales pilares que soportaban la cúpula. La Gran Maqueta era el diseño favorito de Wren, ideado como un reflejo de la belleza del Renacimiento.15​ Después de la Gran Maqueta, Wren resolvió no hacer más maquetas y no exponer públicamente sus dibujos, lo que encontraba «una pérdida de tiempo y someter a juicio muchas veces su trabajo ante jueces incompetentes».41​ La Gran Maqueta sobrevive y se encuentra en la catedral.

El cuarto diseño de Wren se conoce como el diseño aprobado, porque recibió la sanción Real para su construcción. En este diseño, buscó reconciliar la arquitectura gótica, el estilo predominante de las iglesias inglesas, con una "mejor manera de arquitectura". Tiene una planta longitudinal de cruz latina, como las catedrales medievales. Está compuesta por un nivel y medio y tiene pórticos clásicos en el oeste y en las terminaciones del crucero, influenciado por la obra de Íñigo Jones en la antigua catedral de San Pablo.41​ Este diseñoa tiene una ancha y superficial cúpula sobre el crucero, la cual soporta el tambor de la segunda cúpula, que se eleva en espiral en 7 plantas. Vaughan Hart sugirió la influencia de una pagoda oriental en el diseño de la espiral. Al no usarse en San Pablo, el concepto fue empleado en la espiral de la iglesia de St. Bride.15​ Este plano se movió un poco en el sitio, para que se encontrara alineado no con el este, sino con el amanecer de Pascua en el año en que empezó la construcción. Este pequeño cambio en la configuración fue adoptado por el conocimiento de Wren en astronomía.16​

Diseño final[editar]
El diseño final construido difiere sustancialmente del diseño oficial autorizado.43​ Wren había recibido permiso del Rey para hacer "cambios ornamentales" en el diseño aprobado, pero Wren aplicó esta cláusula con gran libertad. Muchos de estos cambios se introdujeron paulatinamente en el transcurso de los 30 años que duró la construcción. El cambio más significativo fue la cúpula: Levantó otra estructura sobre la primera cúpula, un cono de ladrillo, para soportar la linterna de piedra de una manera elegante; posteriormente cubrió y escondió el cono de ladrillo con otra cúpula de madera y plomo; y entre esta y la del cono se encontraban unas escaleras que ascendían a la linterna. (Christopher Wren, hijo de sir Christopher Wren). El diseño final está fuertemente influenciado por la Basílica de San Pedro en Roma. Las cúpulas platillo sobre la nave fueron inspiradas por la Iglesia de Val-de-Grâce de François Mansart la cual Wren había visitado durante un viaje a París en 1665.15​

La fecha en la que se colocó la primera piedra de la catedral es motivo de disputa. Una fuente dice que fue el 21 de junio de 1675, otra el 25 de junio y una tercera, el 28 de junio. En cualquier caso, existe un acuerdo en que la primera piedra fue colocada en junio de 1675. Edward Strong afirma además que ésta fue colocada por su hermano mayor Thomas Strong, uno de los maestros canteros nombrados por Wren al inicio de los trabajos.14​:53-54

Estructura[editar]

Sección mostrando el cono de ladrillo entre las cúpulas interior y exterior

Planta de William Dickinson para el pavimento (1709–10)
El desafío de Wren era construir una catedral alta, en el relativamente débil suelo arcilloso de Londres. El diseño de San Pablo es inusual entre las catedrales ya que tiene una cripta, la más grande en Europa, bajo el edificio entero en lugar de tenerla solo en el final del lado oriental.44​ La cripta funciona como parte de la estructura. Aunque es enorme, la mitad del espacio de la cripta está ocupado por pilares masivos que distribuyen la carga de los pilares más delgados de la parte superior de la iglesia. Mientras las torres y cúpulas de muchas de catedrales se sostienen mediante 4 pilares, Wren diseñó la cúpula de San Pablo para ser soportada por ocho, logrando tener un mejor reparto del peso a nivel de cimentación.45​ Los cimientos fueron realizados mientras progresaba la construcción y Wren hacía ajustes estructurales en respuesta a la naturaleza del suelo.14​:56–59

Uno de los problemas de diseño fue crear una gran cúpula, lo suficientemente alta para reemplazar visualmente a la perdida torre de San Pablo, y que además fuera visualmente satisfactoria cuando se veía desde dentro del edificio. Wren planeó una doble cubierta para la cúpula, como la que existe en la basílica de San Pedro.17​:228 Su solución al problema visual fue separar la altura del espacio interior del de la cúpula exterior, a mayor escala que lo que había hecho Miguel Ángel en San Pedro, uniendo ambas curvas con catenarias, en lugar de hemisferios. Entre la cúpula interior y la exterior, Wren insertó un cono de ladrillo para soportar la cúpula cubierta de plomo y el peso de la piedra de la linterna, que se levanta sobre todo el conjunto. El cono y la cúpula interior tenían 18 pulgadas de espesor y estaban zunchadas por cadenas de hierro a intervalos en el cono de ladrillo y alrededor de la cornisa del peristilo de la cúpula interior, para prevenir su rotura o desfondamiento.45​14​:137

El diseño aprobado mostraba contrafuertes externos a nivel de la planta baja. No eran una característica clásica y fueron uno de los primeros elementos que Wren cambió. En cambio, creó los muros de la catedral particularmente gruesos para evitar la necesidad de disponer contrafuertes exteriores. El claristorio y la bóveda están reforzados mediante arbotantes, que fueron agregados en una etapa relativamente tardía, para ayudar a estabilizar la estructura.14​:105–114 Están ocultos detrás del muro pantalla de la planta superior, que fue agregado para mantener el estilo clásico del edificio intacto, agregando suficiente masa visual para equilibrar la apariencia de la cúpula, la cual por su peso contrarresta el empuje de los contrafuertes en los muros inferiores.45​17​:228

Diseñadores, constructores y artesanos[editar]
Durante el extensivo período de diseño y racionalismo, Wren contrató desde 1684 a Nicholas Hawksmoor como asistente principal.15​ Entre 1696 y 1711 William Dickinson fue secretario de medición.46​ Joshua Marshall (hasta su temprana muerte en 1678),Thomas y su hermano Edward Strong eran maestros canteros, trabajando los últimos en la construcción completamente. John Langland fue maestro carpintero durante más de 30 años.17​:238-240 Grinling Gibbons era el escultor jefe, trabajando en la piedra y en la construcción misma, incluyendo el frontón del portal norte y en la madera en los interiores.17​:238-240 El escultor Caius Gabriel Cibber creó un frontón del transepto sur.47​ Mientras que Francis Bird fue el responsable del frontón oeste que representa la Conversión de San Pablo, así como las siete largas estatuas del frente oeste.48​49​ El piso fue pavimentado por William Dickinson en mármol blanco y negro entre 1709 y 1710.50​ Jean Tijou fue el responsable de la decoración de hierro forjado de puertas y balaustradas.17​:238-240 La cruz y la esfera de la cúpula fueron obra del armero, Andrew NIblett.51​

Descripción[editar]
La catedral de San Pablo está construida en un moderado estilo barroco que representa el racionalización de Wren de las tradiciones de las catedrales inglesas medievales, conjugado con la inspiración de Palladio, el estilo clásico de Íñigo Jones, el barroco de Roma del siglo XVII y los edificios de Mansart y otros que había visto en Francia.52​ En los planos se observa que San Pablo todavía conserva influencias medievales.45​ Como las grandes catedrales de York y Winchester, San Pablo es relativamente larga para su anchura y tiene fuertemente proyectados los brazos del transepto. Tiene un gran énfasis en su fachada, diseñada para definir en lugar de ocultar la forma del edificio detrás de ella. En el plano, las torres sobresalen detrás del ancho del altar, como en la catedral de Wells. El hermano de Wren era arzobispo de Ely y Wren estaba familiarizado con la torre octagonal sobre el crucero de la catedral de Ely, que expandía los pasillos así como la nave central, a diferencia de las torres centrales y cúpulas de muchos edificios. Wren adaptó esta característica en el diseño de la cúpula de San Pablo.45​ En la sección, San Pablo mantiene una forma medieval, teniendo pasillos más bajos que la nave y el definido claristorio.

Exterior[editar]
La más notable característica exterior es la cúpula, que se levanta 111,25 m desde el crucero, y puede ser ampliamente vista desde la ciudad.53​ La altura de 111,25 m es explicado por el interés de Wren en la astronomía. A finales del siglo XVII, San Pablo se convirtió en el edificio más alto en el horizonte de la ciudad, diseñado para ser visto rodeado por las delicadas agujas de las otras iglesias diseñadas por Wren. La cúpula es descrita por Banister Fletcher como «probablemente la más elegante de Europa»; por Helen Gardner, como «majestuosa», y por Nikolaus Pevsner, como «una de las más perfectas en el mundo». John Summerson dijo que los ingleses y «más los extranjeros» la consideraban inigualable.54​55​56​17​:236

Cúpula[editar]

La cúpula
Wren se inspiró en la cúpula de Miguel Ángel de la Basílica de San Pedro y en la de la Iglesia de Val-de-Grâce de Mansart, que había visitado en París.17​ A diferencia de éstas, la cúpula de San Pablo se levanta en dos plantas de piedra, claramente definidas. Desde los tiempos del diseño de la planta griega, está claro que Wren prefirió un peristilo de columnas continuas para rodear el tambor de la cúpula, en lugar de usar ventanas alternadas con columnas, como el diseño de Miguel Ángel para San Pedro en Roma.56​ Summerson sugiere que estuvo influenciado por Tempietto de Bramante en el patio de San Pietro in Montorio.17​ En la estructura terminada, Wren creó diversidad y una apariencia de fuerza, colocando nichos entre las columnas cada cuatro aberturas.17​:234 El peristilo sirve como contrafuerte para la cúpula interior y el cono de ladrillo interior, que soporta la linterna.

Arriba del peristilo se levanta un segundo piso rodeado por un balcón balaustrado llamado "Galería de Piedra". Este segundo nivel está ornamentado alternadamente por pilares y ventanas rectangulares, las cuales quedan debajo de la cornisa, creando una sensación de luz. Sobre este nivel se levanta la cúpula, recubierta de plomo acanalado en concordancia con el espacio de los pilares. Esta perforado por 8 aberturas de luz, justo debajo de la linterna, las cuales casi no son visibles. Esto permite a la luz penetrar por las entradas en el cono de ladrillo, el cual ilumina el interior del crucero.45​

La linterna, como el resto de la cúpula, se levanta en pisos. La característica más inusual de la estructura de la linterna, es que su base es cuadrada, y ni circular u octagonal, como es lo usual. La planta más alta toma la forma de un tempietto con cuatro pórticos que dan hacia cada punto cardinal. El nivel más bajo está rodeado por la "Galería dorada" o rejas metálicas doradas. El piso superior tiene una pequeña cúpula, desde la cual se levanta una esfera dorada y sobre ella una Cruz. El peso total de la linterna es de aproximadamente 850 toneladas.54​

Fachada occidental[editar]

La fachada occidental
Para los arquitectos renacentistas diseñar la fachada oeste de una gran iglesia o catedral, ofrecía el problema de cómo cubrir la unión de la nave central y las laterales más bajas, con armonía visual. Desde la adición de Alberti a la iglesia de Santa Maria Novella en Florencia, esto fue usualmente logrado por el simple recurso de añadir sobre las naves laterales más bajas, unos soportes con forma de volutas. Esta es la solución que Mansart usó en Val-de-Grâce. Otra característica empleada por Mansart fue proyectar un pórtico clásico con columnas emparejadas. Wren enfrentó un reto adicional de incorporar las torres al diseño, como había sido planeado para la Basílica de San Pedro. En San Pedro, Carlo Maderno había resuelto el problema de construir un nártex y hacer más angosta una gran entrada a través de este, diferenciada en el centro por un frontón. Sin embargo, las torres de San Pedro no fueron construidas sobre el pretil.

La solución de Wren fue usar un pórtico clásico, como el de Val-de-Grâce, pero elevándose en dos niveles y soportado por columnas emparejadas. La característica remarcada aquí es que la planta baja del pórtico se extiende por el ancho completo de las 3 naves, mientras la sección superior cubre la nave central. Los espacios entre el nivel superior del pórtico y las torres están cubiertos por una sección angosta de muro, con ventana.

Las torres están colocadas fuera del ancho de las 3 naves, pero ubicadas inmediatamente junto a ellas. Las partes más bajas de las torres continúan con el concepto de muros exteriores, pero están diferenciadas de las demás para crear una apariencia de fuerza. Las ventanas de la planta más baja son más pequeñas que las de los muros laterales y están profundamente empotradas, una indicación visual del espesor del muro. Las pilastras en cada esquina se proyectan claramente.

Sobre la cornisa baja, la cual une las torres con el pórtico y los muros exteriores, los detalles están claramente escalados, para poder leerse bien desde la calle y desde la distancia. Las torres se levantan sobre la cornisa alta, desde una base cuadrada, que en la torre sur tiene un reloj. Las torres están compuestas por elementos complementarios, un cilindro central que se levanta a través de niveles en una serie de tambores apilados y columnas corintias emparejadas en las esquinas, con contrafuertes sobre ambos elementos, lo cual sirve para unificar la forma del tambor con la base cuadrada. El entablamento sobre las columnas rompe sobre ellas para expresar ambos elementos, amarrándolas juntas en una sola banda horizontal. La cubierta, como una cúpula miniatura en forma de campana, soporta un florón dorado, una piña soportada por 4 soportes angulares, la más importante expresión del concepto.

Cada extremo del transepto (o nave perpendicular a la principal) tiene una entrada con pórtico semicircular. Wren se inspiró en el diseño estudiando grabados de la fachada barroca de Santa Maria della Pace en Roma de Pietro da Cortona.57​ Estos arcos proyectados hacían eco de la forma del ábside del lado este del edificio.

Muros[editar]

San Pablo desde el sureste con la torre de la iglesia destruida de St Augustine a la izquierda.
El edificio tiene dos plantas de sillería, sobre el sótano, rodeadas por una balaustrada sobre la cornisa superior. La balaustrada fue agregada, en contra de los deseos de Wren en 1718.57​ Las bahías interiores marcadas externamente por pilastras emparejados, de capiteles corintios en el nivel bajo, y compuesto en el nivel superior.

Como el edificio tiene un solo nivel o planta a lo largo de las naves laterales y el coro, la parte alta (o segundo nivel) de los muros laterales exteriores, es falsa.54​ Tiene como doble propósito soportar los contrafuertes (o arbotantes) de la bóveda y proveer una apariencia satisfactoria cuando se ven elevados sobre los demás edificios de la ciudad del siglo XVII. Esta apariencia aún se puede observar al ver la Catedral desde el Río Támesis.

Entre las pilastras de ambos niveles están las ventanas. Aquellas de la planta baja tienen cabezas semicirculares y están rodeadas de molduras continuas de estilo romano, levantándose en claves decoradas. Detrás de cada ventana hay un festón floral, hechos por Grinling Gibbons, constituyendo las piezas de piedra más finas talladsa en el edificio y una de las más grandes esculturas de Inglaterra. Un frizo con festones similares corre en una banda debajo de la cornisa, uniendo los arcos de las ventanas y capitales. Las ventanas superiores son ciegos (pues no dan al interior del templo) y tienen forma clásica, con columnas y frontones triangulares, y contienen nichos vacíos. Detrás de los nichos y en el nivel de sótano, se encuentran ventanas pequeñas con partes superiores segmentadas, del cual el brillo atrapa la luz y visualmente se conecta con ellos a las grandes ventanas de los pasillos. La altura desde el nivel de piso desde la cima del pretil es de aproximadamente 110 pies, o 33 metros.

Interior[editar]

La nave, mirando hacia el coro

El coro, mirando hacia la nave
Internamente, San Pablo tiene una nave y un coro, cada uno compuesto de tres bahías. La entrada desde el pórtico oeste es a través del nártex de cúpula cuadrada, flanqueado en cada lado por capillas: la capilla de San Dunstan, en el norte, y la capilla de la orden de San Miguel y San Jorge en el lado sur.45​ La nave es de 27.7368 m (91 pies) en altura y está separada de los pasillos por una arcada de columnas unidos a pilastras corintias que se elevan al entablamento. Las bahías, y los compartimentos de las bóvedas, son rectangulares pero Wren ingeniosamente cubrió estos espacios con cúpulas en forma de platillo y rodeados de las ventanas del cleristorio y lunetas.45​ Las bóvedas del coro han sido decoradas con mosaicos hechos por Sir William Blake Richmond.45​ La cúpula y el ábside del coro son aproximados a través de anchos arcos con bóvedas casetonadas en contraste con una superficie lisa de las cúpulas y una puntual división entre los espacios principales. El transepto se extiende por el norte y sur de la cúpula y son llamados (en esta instancia) el coro norte y el coro sur.

El coro mantiene balcones para el clero y el coro y el órgano. Estos espacios de madera, incluyen el trono del obispo y el púlpito, los cuales fueron diseñados por la oficina de Wren y construidos por carpinteros. El tallado es trabajo de Grinling Gibbons quien Summerson describe como tener una "increíble habilidad" y sugiere que Gibbons buscaba reproducir la popular pintura de flores holandesas en madera.17​:238-240 Jean Tijou, un herrero francés, dispuso varias parrillas de acero, puertas y balaustrados con un diseño elaborado, de las que muchas piezas han sido combinadas actualmente en las puertas cerca del santuario.17​:238-240

La catedral tiene 174,95 m de longitud (incluyendo el pórtico de la Gran Puerta del Este), de la cual 67,97 m son de la nave y 50,9 m del coro. El ancho de la nave es de 36,88 m y el transepto tiene 74,98 m.58​ La catedral es un poco más pequeña pero más ancha que la antigua catedral de San Pablo.

Cúpula[editar]

El interior de la cúpula, mostrando cómo las pinturas de Thornhill continúan una ilusión de las verdaderas características arquitectónicas.

Esta vista de un arco separando el altar muestra como Wren logró dar la impresión de ocho arcos iguales.
El espacio principal interno de la catedral se encuentra debajo de la cúpula central que se extiende por el ancho de la nave los pasillos. La cúpula es soportada por pechinas que se levantan entre ocho arcos abarcando la nave, el coro, los transeptos y los pasillos. Las ocho columnas que las cargan no están separadas. Wren mantuvo una apariencia de 8 espacios iguales para insertar arcos segmentados que soportaran las galerías cruzando el final de los pasillos y extendió las molduras del arco superior para que pareciera igual a los arcos más anchos.17​:228

Sobre las claves de los arcos, a 30,17 m (99 pies) sobre el suelo y 34,13 m (112 pies) de ancho, corre una cornisa que soporta la Galería de los Suspiros, llamada así debido a las propiedades acústicas: un suspiro o murmuro bajo sobre el muro en cualquier punto es audible para un oyente con un oído hacia la pared en cualquier punto de la galería. Se llega a través de una escalera de 259 peldaños desde la planta baja.

La cúpula se levanta en un tambor alto rodeado de pilastras y perforado por ventanas en grupos de tres, separado por ocho nichos que contienen estatuas y repitiendo el patrón del peristilo en el exterior. La cúpula se levanta sobre la cornisa a 52,73 m (173 pies) a una altura de 65,22 m (214 pies). Las decoraciones de Sir James Thornhill muestran ocho escenas de la vida de San Pablo puestas en una arquitectura ilusionista que continua las formas de los ocho nichos del tambor.48​ En la cúspide de la cúpula esta un óculo inspirado en el Partenón de Roma. A través de este agujero se puede ver la decoración interior de la superficie del cono que soporta la linterna. Este espacio superior es iluminado por los tragaluces en la cúpula exterior y las aberturas del cono de ladrillo.Grabados de las pinturas de Thornhill fueron publicados en 1720.59​

Ábside[editar]

El coro, mirando al este

El ábside y el altar mayor
El ábside este se extiende por el ancho del coro y es de la altura total de los arcos principales al otro lado del coro y la nave. Está decorado con mosaicos, en concordancia con las bóvedas del coro. El presente altar alto y baldachino son trabajo de Godfrey Allen y Stephen Dykes Bower.44​ El ábside fue dedicado en 1958 como la Capilla del Memorial Americano.60​ Fue pagado en su totalidad por donaciones de personas británicas.61​ El cuadro de honor contiene los nombres de más de 28.000 estadounidenses que dieron su vida in itinere o acuartelados en Gran Bretaña durante la Segunda Guerra Mundial.62​ Está en frente del altar de la capilla. Las tres ventanas del ábside datan de 1960 y representan temas de servicio y sacrificio, mientras la insignia que rodea las esquinas representa a Estados Unidos y las Fuerzas Armadas de EE. UU. Los paneles de madera de tilo incorporan un cohete – un tributo a los logros en el espacio de Estados Unidos.63​

Obras de arte, criptas y memoriales[editar]

El órgano del coro sur
Al momento de completarse San Pablo, fue adornada por una escultura en piedra y madera, pero notablemente aquellos listones Grinling, las pinturas en la cúpula por Thornhillby y por Jean Tijou elaborado trabajo en hierro. Fue decorado posteriormente por los mosaicos de Sir William Richmond y las guarniciones por Dykes Bower y Godfrey Allen.44​ Otros obras en la catedral incluyen, en el pasillo sur, la copia de la pintura The Light of the World por William Holman Hunt, la original cuelga en el Colegio Keble, Oxford. En el pasillo del coro norte tiene una escultura en piedra de Madonna and Child de Henry Moore, tallado en 1943.44​ La cripta contiene alrededor de 200 memoriales y numerosos entierros. Christopher Wren fue la primera persona en ser enterrada en 1723. En el muro sobre su tumba, en la cripta está escrito: Lector, si monumentum requiris, circumspice.64​

El monumento más grande en la catedral es el del Duque de Wellington por Alfred Stevens. Se levanta sobre el pasillo norte de la nave y tiene una estatua de Wellington en su caballo "Copenhagen". Aunque la figura ecuestre fue planeada en la época, objeciones de tener un caballo en la iglesia previnieron su instalación hasta 1912. El caballo y su jinete son obra de John Tweed. El duque está enterrado en la cripta.44​

La tumba de Horatio Lord Nelson está localizada en la cripta, junto a la de Wellington.65​ El sarcófago de mármol que contiene sus restos fue realizado inicialmente para el Cardenal Wolsey pero se cambió su finalidad cuando el cardenal cayó en desgracia.44​ En el final del lado este de la cripta esta una capilla del orden del Imperio Británico, instaurada en 1917, y diseñada por Lord Mottistone.44​ Existen muchos más memoriales conmemorando a los militares británicos, incluyendo varias listas de los hombres en servicio que murieron en acción, la más reciente siendo la Guerra del Golfo.

También recordados son Florence Nightingale, J. M. W. Turner, Arthur Sullivan, Hubert Parry, Samuel Johnson, Lawrence of Arabia y Sir Alexander Fleming así como el clero y residentes de la parroquia local. Hay listas de los arzobispos y decanos de los últimos mil años. Una de las más reconocidas esculturas es la del decano y poeta, John Donne. Antes de su muerte, Donne poso para su propia estatua memorial que fue hecha por Nicholas Stone. La escultura, tallada en 1630, fue la única en sobrevivir al incendio de 1666. El tesoro se encuentra también en la cripta pero la catedral cuenta con muy pocos tesoros ya que varios fueron sido perdidos y el 22 de diciembre de 1810 un robo mayor casi se lleva todos los artefactos preciosos.66​

Los funerales de muchas figuras notables han ocurrido en la catedral, incluyendo a Lord Nelson, el Duque de Wellington, Winston Churchill, George Mallory y Margaret Thatcher.67​


Vista de 360° del interior cerca del altar mayor
Reloj y campanas[editar]
La torre suroeste contiene un reloj, que presenta el mecanismo construido en 1893 por Smith of Derby incorporando el diseño de escape de Edmund Denison Beckett similar al usado por Edward Dent en el mecanismo del 'Big Ben' en 1895. El mecanismo del reloj es de 5,8 m de largo y es el más reciente de los relojes en San Pablo en siglos. Desde 1969 el reloj ha estado funcionando eléctricamente con equipo diseñado e instalado relevando al que custodiaba el reloj.

La torre suroeste también contiene cuatro campanas de las cuales el Gran Pablo, puesta en 1881 por la fundición de campanas de Taylor de Loughborough, Leicestershire, de 16 toneladas y media, es la campana más grande en las Islas Británicas hasta la llegada de la campana Olímpica para los Juegos Olímpicos de 2012.68​ Esta campana ha sonado tradicionalmente a la una todos los días. Gran Pablo no ha sonado por varios años debido a que uno de sus mecanismos está roto.69​ Las campanas del reloj incluyen a Gran Tom, que fue trasladada de la capilla de St. Stephen en el palacio de Westminster y fue tocada varias veces, la última vez por Richard Phelps. Muestra la hora y es tradicionalmente tocada en ocasiones de la muerte de un miembro real, obispo de Londres o Lord Mayor de Londres, aunque una excepción se hizo con la muerte del presidente de EE. UU., James Garfield.70​ Fue tocada por última vez en la muerte de la reina Isabel, la Reina Madre, en 2002.68​ En 1717, Richard Phelps mandó realizar dos campanas más que fueron agregadas como "quarter jacks" que suenan cada cuarto de hora. Aún en uso, la primera es de 41 pulgadas de diámetro y toca la nota La (A); la segunda tiene 58 pulgadas de diámetro y toca en Mi (E).

La torre noroeste contiene doce campanas por Taylor of Loughborough que cuelgan por un sonido diferente y el servicio original o "Campana de comunión" data de 1700 , conocida como "la Banger", que suena antes de la misa de las 8 de la mañana.68​


Torre suroeste
Detalles de las campanas
Campana Peso Nominal Nota Diámetro Año Fundidor
1 8-1-4 1461.0 Fa (F) 30.88" 1878 John Taylor & Co
2 9-0-20 1270.0 Mi (E)♭ 32.50" 1878 John Taylor & Co
3 9-3-12 1199.0 Re (D) 34.00" 1878 John Taylor & Co
4 11-2-22 1063.0 Do (C) 36.38" 1878 John Taylor & Co
5 13-1-0 954.0 Si (B)♭ 38.63" 1878 John Taylor & Co
6 13-2-14 884.0 La (A) 39.63" 1878 John Taylor & Co
7 16-1-18 784.0 Sol (G) 43.75" 1878 John Taylor & Co
8 21-3-18 705.0 Fa (F) 47.63" 1878 John Taylor & Co
9 27-1-22 636.0 Mi (E)♭ 52.50" 1878 John Taylor & Co
10 29-3-21 592.0 Re (D) 55.25" 1878 John Taylor & Co
11 43-2-0 525.0 Do (C) 61.25" 1878 John Taylor & Co
12 61-2-12 468.0 Si (B)♭ 69.00" 1878 John Taylor & Co
Reloj 12-2-9 La (A)♭ 1707 Richard Phelps
Reloj 24-2-26 Mi (E)♭ 1707 Richard Phelps
Reloj 102-1-22 La (A)♭ 82.88" 1716 Richard Phelps
Bourdon 334-2-19 317.1 Mi (E)♭ 114.75" 1881 John Taylor & Co
Comunión 18-2-26 Mi (E)♭ 49.50" 1700 Philip Wightman
Educación, turismo y arte[editar]

La estatua dorada de San Pablo en lo alto del precinto de San Pablo
Proyecto de interpretación[editar]
El Proyecto de interpretación es un proyecto de largo término consternado en revivir San Pablo para todos los visitantes. En 2010, el decano de San Pablo, abrió el óculo de San Pablo, una experiencia de 270° que trajo 1400 años de historia.71​ Localizada en la formal tesorería en la cripta, el documental lleva a los visitantes en un viaje a través de la historia y vida diaria de la catedral. Óculo fue fundado por una compañía americana en alianza con la Fundación de Monumentos Mundiales, J. P . Morgan, Garfield Weston Trust de la catedral de San Pablo y la Fundación de la ciudad de Londres y AIG.

En 2010, el templó contó con nuevas guías multimedia de pantalla táctil. Estas guías se incluyen en el precio de la entrada y con ellas los visitantes podían descubrir la historia de la catedral, arquitectura y actividad actual religiosa. Están disponibles en 11 lenguas diferentes: inglés, español, italiano, francés, portugués, alemán, ruso, mandarín, japonés, coreano y lenguaje de señas británico. Las guías tienen vídeos de las galerías de la cúpula y mosaicos del techo, pinturas y fotografía; entrevistas y comentarios de expertos, incluyendo al decano de San Pablo, el equipo de conservación y del director de música.

Precios para visitantes[editar]
San Pablo cobra entrada por la admisión de aquellas personas que solo van a hacer turismo a la catedral; el importe es de 18£ (15£ si se compra por Internet).72​ Servicios exteriores y personas que buscan un lugar tranquilo para rezar se derivan a la capilla de St. Dunstan de manera gratuita. Los domingos se puede acceder al recinto para los servicios y conciertos y durante estos no se puede visitar el edificio. La catedral informa que el pago de una entrada para los visitantes es debido a que San Pablo sólo percibe pequeñas recaudaciones de la Corona, la Iglesia de Inglaterra y el Estado; y necesita de la colaboración de los turistas para mantener el funcionamiento del edificio.73​

Proyecto de arte de San Pablo[editar]
El proyecto de arte de San Pablo es un programa que busca explorar los encuentros del arte y la fe. Los proyectos han incluido instalaciones de Gerry Judah, Antony Gormley, Rebecca Horn, Yoko Ono y Martin Firrell.

En 2014, San Pablo comisionó al artista británico Gerry Judah para crear una obra en la nave de la catedral para conmemorar el centésimo aniversario del inicio de la Primera Guerra Mundial. Son dos esculturas espectaculares que consisten en blancas formas cruciformes tridimensionales que reflejan meticulosamente los daños de la guerra. Cada escultura es también embellecida con bloques miniaturas destruidos ilustrando las zonas de guerra en el este (Siria, Bagdad, Afganistán).74​

El reconocido artista internacional Bill Viola fue encargado para crear dos altares para ser expuestos en San Pablo. El proyecto comenzó su producción en 2009 y se completó a principios de 2012. Después del amplio programa de limpieza y reparación del interior de la catedral, completado en 2005, Bill Viola fue comisionado para crear dos piezas con temas de Mary y Martyrs. Estas instalaciones están permanentemente localizadas en el final del pasillo de Quire, flanqueando el altar mayor de la catedral y de la capilla de la memoria estadounidense. Cada trabajo va a emplear un arreglo de múltiples pantallas de plasma para configurar en una manera similar las piezas históricas.

En el verano de 2010, San Pablo eligió dos nuevas obras del británico ingles Mark Alexander para ser colgados en uno de los lados de la nave. Ambos llamados Red Mannheim, las pantallas de Alexander están inspiradas en la pieza de la catedral de Manheim (1739–1741), que fue dañada por una bomba en la Segunda Guerra Mundial. La escultura original ilustra a Cristo en la Cruz, rodeado de llantos familiares. Tallado en madera, el cuerpo de Cristo es tallado en relieve, rodeado de flora y rayos incandescentes del cielo, una obra maestra del rococó alemán.

En marzo de 2010, Flare II, una escultura de Antony Gormley, fue instalada en un arreglo dramático de las escaleras geométricas.

En 2007, el decano comisionó al artista público Martin Firrell para crear una obra mayor pública para conmemorar el tricentésimo aniversario del edificio de Wren. La cuestión interior consistía en proyecciones digitales de la cúpula de la catedral, el frente oeste y el interior de la galería de los susurros. El texto se basaba en las contribuciones del público en general así como en las entrevistas conducidas por el artista y sus propias opiniones. El proyecto presenta una gran posibilidad de respuestas a la pregunta: '¿Qué hace a la vida significante y con propósito, y qué significa San Pablo en el contexto contemporáneo?' La cuestión interior se mantuvo abierta desde el 8 de noviembre del 2008 durante ocho noches.

Percepción de San Pablo[editar]
La catedral ha sido ilustrada muchas veces en pinturas, impresiones y dibujos. Entre los artistas reconocidos están Canaletto, Turner, Daubigny, Pissarro, Signac, Derain y Lloyd Rees.

Pinturas y grabados de San Pablo

Vista del siglo XVIII de la catedral desde el noroeste por J. M. Mueller


Vista del siglo XIX del suroeste por Thomas Hosmer Shepherd


Grabado romántico del XIX de San Pablo en el atardecer después de la lluvia, de Edward Angelo Goodall


Óleo de John O'Connor, Evening on Ludgate Hill (1887) St. Paul's looms beyond St Martin's.


St. Paul's from Richmond House , del pintor veneciano Canaletto (1747)


St. Paul visto desde una loggia (c. 1748) de Antonio Joli, que también trabajó en Venecia.


Una vista impresionante de San Pablo desde el río, de Ernest Dade (antes de 1936)


St. Paul desde Bankside, acuarela de Frederick E. J. Goff (antes de 1931)
Fotografía y cine[editar]
La catedral de San Pablo ha sido objeto de muchas fotografías como la icónica imagen de la cúpula rodeada por el humo durante los bombardeos de la segunda guerra mundial. También ha sido usada en muchas películas y programas de televisión, como locación principal, accidental o icono para reconocer la ciudad.

Películas en las que ha aparecido San Pablo:

Lawrence of Arabia (1962) muestra el exterior del edificio.
Mary Poppins (1964) muestra el frente y exterior de la catedral, donde se ve el espacio faltante por el reloj, que fue causado por una bomba en la segunda guerra mundial.
Ha aparecido numerosas veces en Doctor Who, notablemente en el episodio 1968, "The Invasion". En una escena, un grupo de hombres tecnológicos se encuentran escalando fuera de los agujeros en Londres Central, antes de descender por la escalera en frente de la catedral.
San Pablo se observa brevemente en el programa Goodies episodio "Kitten Kong" (1971). Durante su camino por Londres, Twinkle daña varios símbolos de Londres, incluyendo la catedral, que tiene su cúpula caída cuando entra a la iglesia.
En el programa educacional BBC "Una guía a Armageddon," (1982) un arma nuclear es detonado sobre Londres, con San Pablo usado como zona cero.
The Madness of King George (1994) muestra la escalera geométrica en la torre suroeste.
Harry Potter and the Prisoner of Azkaban (2004) muestra la escalera geométrica en la torre suroeste.
Industrial Revelations: Best of British Engineering – Buildings, con Rory McGrath series 5, episodio 1, 2008, se enfoca en la catedral de San Pablo.
Sherlock Holmes (2009) muestra el lado norte de las escaleras y muestra la escalera geométrica en la torre suroeste.
Climbing Great Buildings (2010)
Star Trek Into Darkness (2013) muestra San Pablo en el siglo XXIII con otros edificios memorables de Londres
Ha recibido 56 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE SAN ESTEBAN DE VIENA

20

CATEDRAL DE SAN ESTEBAN DE VIENA

La catedral de San Esteban (en alemán Domkirche St. Stephan, abreviado popularmente como Stephansdom) es la iglesia principal de la archidiócesis de Viena (Austria) y la sede de su arzobispo. Está situada en la plaza de San Esteban (Stephansplatz), en pleno centro de la capital austríaca. La... Ver mas
La catedral de San Esteban (en alemán Domkirche St. Stephan, abreviado popularmente como Stephansdom) es la iglesia principal de la archidiócesis de Viena (Austria) y la sede de su arzobispo. Está situada en la plaza de San Esteban (Stephansplatz), en pleno centro de la capital austríaca. La obra fue iniciada por Rodolfo IV de Austria y se levanta sobre las ruinas de dos iglesias anteriores, siendo la primera de ellas una parroquia consagrada en 1147. El edificio experimentó también varias reformas y ampliaciones a lo largo de su historia, siguiendo distintos estilos artísticos. Es el símbolo religioso más importante de Viena y ha sido testigo de multitud de eventos de la historia de Austria.

En el exterior del edificio se pueden observar el tejado, las dos torres campanario —la Sur y la Norte— y los pórticos de entrada al templo: el de los Cantores, el de las Torres, el del Obispo y el Gigante. La campana Pummerín es una versión reconstruida de la primitiva, que fue dañada por un incendio.

El interior de la catedral consta de tres naves y numerosos altares; cada uno de ellos alberga una variada cantidad de objetos y obras de arte que fueron recibiendo mediante donaciones de diferentes personalidades. Como en todo templo, antiguamente se realizaban entierros bajo sus suelos, por lo que el lugar conserva los sepulcros de varios nobles del país.


Fases de la construcción de la catedral: en verde el portal, en rosa la edificación de la catedral románica, en violeta la edificación del coro albertino y en azul las ampliaciones posteriores realizadas a la nave, en estilo gótico.

Altar.

Bóveda lateral.

Historia[editar]
A mediados del siglo XII, Viena se había convertido en un importante centro de la civilización alemana en Europa oriental, y las cuatro iglesias existentes, incluyendo sólo una iglesia parroquial, eran insuficientes para satisfacer la demanda religiosa.1​

En 1137, el obispo de Passau, Reginmar, y el margrave Leopoldo IV firmaron el tratado de Mautern, donde se alude por primera vez a Viena como «Civitas», y se traslada la Iglesia de San Pedro a la diócesis de Passau. Según el tratado, el obispo donó al margrave Leopoldo IV las tierras que se extendían más allá de las murallas de la ciudad, con la notable excepción del territorio asignado a la nueva iglesia parroquial, que se convertiría en la catedral de San Esteban.1​

Aunque anteriormente se creía que se había construido en un campo abierto fuera de las murallas de la ciudad, la nueva iglesia parroquial fue construida, probablemente, en un antiguo cementerio que data de la antigüedad romana; las excavaciones realizadas en el año 2000 para instalar un sistema de calefacción pusieron al descubierto unas tumbas, a 2,5 metros por debajo de la superficie, que fueron fechadas en el siglo IV con la técnica del carbono 14. Este descubrimiento sugiere la existencia de un edificio religioso, incluso anterior a la iglesia Ruprechtskirche.n. 1​

La historia de este templo se inicia en el año 1137, con una iglesia de estilo románico que, unos cien años después, se reconstruyó en un románico tardío. En el siglo XVII se amplió utilizando un estilo barroco. El pórtico románico está flanqueado por las dos Torres de los Paganos, ambas de 64 metros de altura. La torre del norte, inacabada y con una altura de 68 metros, se cerró en 1579 con una cubierta renacentista. En tiempos de la Contrarreforma la catedral fue provista de adornos barrocos. Algunos de los elementos colocados tienen una simbología asociada: las gárgolas del exterior representan a los malos espíritus.

Esta parroquia se consagró al patrono de la catedral de Passau, San Esteban. En 1137, todas las demás iglesias de la ciudad fueron colocadas bajo la jurisdicción de esta iglesia parroquial.1​

En abril de 1147 se produjo la consagración parcial de la iglesia, aún en obras, en presencia del obispo de Passau. Sus dimensiones eran exageradas para lo que era Viena en aquel entonces, lo que señala la visión de futuro de su creador, quien la preparaba para llegar a ser sede episcopal o iglesia del ducado.1​

Esta iglesia parroquial fue concluida en 1160, y poseía, con sus 83 metros de largo, el perfil de una catedral. Estaba orientada de la misma forma que la actual, hacia el punto de salida del sol del 26 de diciembre de 1137. No queda casi ningún resto de la antigua iglesia, aunque gracias a estudios arqueológicos se conocen las medidas de la nave central, que tuvo 12 metros de ancho (unos 26 si se suman las tres naves), y una longitud, incluyendo el ábside, de 83 metros.1​

La segunda construcción románica, iniciada en 1240 y consagrada en 1263, y de la que se conserva la fachada poniente con la gigantesca puerta, fue promovida esencialmente por los nuevos poderes, la burguesía y la casa ducal.1​

El nuevo edificio gótico de San Esteban empezó a construirse en 1304. El espacioso recinto de la nave, una de las más anchas de Europa, testimonia que aquí la burguesía pudo alcanzar la posición dominante. Entre 1304 y 1344 se levantó el coro. A partir de 1359 se comenzaron a construir las paredes laterales de la nave central, las cuales encerraron como una funda la antigua nave románica. Hasta 1446 no se concluyeron las últimas bóvedas bajo el gigantesco techo. Entre 1359 y 1443 se levantó la torre meridional. El primer rayo que recae sobre el altar mayor e ilumina el lugar se usa como símbolo del cielo abierto que, según lo enunciado en los Hechos de los Apóstoles, pudo observar San Esteban antes de morir.1​

Las únicas partes que aún perduran del antiguo edificio son la Cámara Negra, situada en un nivel inferior de la Torre Pagana sur, y que actualmente alberga un confesionario, y una parte de los bajos de la planta oeste.2​

El románico tardío[editar]

Coro.
Entre 1230 y 1245 se construyó este edificio, del que se conserva la parte oeste. Con el propósito de que la iglesia fuera sede episcopal, se demolió hasta los cimientos y se construyó nuevamente, excepto las partes inferiores de las Torres Paganas.

Poseía un profundo coro central, un transepto saliente y una planta basilical de tres naves. Entre las dos Torres Paganas se situaba la galería oeste, semejante a la Catedral de Carlomagno en Aquisgrán y a las galerías de las antiguas catedrales imperiales alemanas, concebidas como un espacio con independencia propia pero orientado hacia el altar.

En 1258 sufrió un incendio, y posteriormente se construyeron los pisos superiores. Las nuevas medidas del edificio, consagrado el 23 de abril de 1263 por el obispo Otto de Passau, eran de 70 m de largo y 65 m de altura.

En 1267 Gerhard de Transilvania fundó la Curia (que aún perdura) a cargo de la parte espiritual de la catedral,2​ Hans Puschbaum y realizó la bóveda de la nave central. Federico III fue quien logró que se creara el obispado de Viena, y en 1450 colocó la primera piedra de la torre norte, iniciándose su construcción en 1467.

El Coro Albertino, construido entre 1304 y 1340 durante el gobierno del duque Alberto II e influenciado por la burguesía vienesa, es un coro gótico de tres ábsides. En su diseño se usó como modelo el coro de la abadía cisterciense de Heiligenkreuz, y Albert de Passau la consagró el 23 de abril de 1340. Posteriormente, bajo el gobierno del duque Rodolfo IV el Fundador se construyeron las dos capillas laterales oeste de dos plantas, denominadas capillas ducales. En 1359 el duque colocó la primera piedra de la reforma gótica.3​ La construcción siguió lentamente durante un siglo. Así es como se colocó la piedra de Colmano el 23 de marzo de 1361 en la cual, según se dice, fue martirizado San Colmano. Ese mismo año se comenzaron a construir los muros de las naves. El duque Rodolfo IV constituyó en 1365 en el lugar la sede del Capítulo Colegial de Todos los Santos, ubicando su sala capitular en la galería oeste. Esto sirvió como antecedente para la creación del obispado.

En 1433 se finalizó la aguja de la torre sur, en 1440 las cornisas de la nave central, y el tejado antes de 1474. La sacristía inferior se edificó entre 1417 y 1430, pegada a la nave sur. Los muros de la nave central se edificaron rodeando exteriormente los muros románicos, de manera que las obras permitiesen continuar las celebraciones religiosas en el interior. Los muros románicos no se derribaron hasta 1430, cuando finalizó la construcción gótica. En 1440 se comenzó a construir la armadura del tejado con madera de alerce y sin emplear un solo clavo. Posteriormente se abovedó el edificio,3​ siendo el abovedamiento de la nave central obra de Hans Puschbaum, a partir de 1466. Federico III colocó la piedra inicial de la torre norte en 1450, construcción que no se iniciaría hasta 1467. Un dato anecdótico es que, debido a las malas condiciones climáticas, la producción de vino de ese año resultó malograda por ser éste demasiado ácido, motivo por el que fue utilizado como mortero para los cimientos.4​

En 1511, una época marcada por los descubrimientos, las guerras contra los turcos y las turbulencias religiosas, se detuvieron las construcciones medievales, incluida ésta. Ese año se colocó la última piedra, según consta en una inscripción en la misma. Los trabajos se reiniciaron en 1578, cuando Hans Saphoy finalizó la coronación de la parte construida de la torre norte con una cúpula de estilo renacentista.4​

Durante los inicios del Humanismo se construyeron el púlpito, el pie de órgano del maestro Pilgram, la pila bautismal y la Sillería de los Consejeros (desaparecida en un incendio en 1945), y muchas placas recordatorias de ciudadanos vieneses y especialistas de la Universidad. Fernando II otorgó al obispo el título nobiliario de Príncipe Obispo o Imperial.

Ampliaciones barrocas[editar]
La catedral tuvo una ampliación, de estilo barroco, realizada en dos partes: el altar mayor de los hermanos Pock fue finalizado bajo el mandato del príncipe obispo Breuner en 1647. En este período se realizaron también los ornamentos rojos de Breuner, que actualmente se usan en la festividad del santo patrono de la catedral.4​ El altar mayor lo donó el episcopado, mientras que la burguesía hizo lo mismo con la ornamentación de la nave central. Unos años más tarde, en 1677, se comenzó una nueva ornamentación siguiendo el mismo estilo en los altares laterales, los oratorios imperiales y los órganos.

En 1683, durante la segunda invasión turca a la ciudad, la catedral fue impactada por aproximadamente mil balas de cañón (algunas de las cuales se conservan en la actualidad).5​ Con el fin de engañar al enemigo y hacerle creer que había recursos materiales de sobra, el tejado fue reparado con lona. La ciudad fue liberada el 12 de septiembre de 1683, después de una misa celebrada por el capellán Marco D'Aviano. Como recuerdo de la batalla se encargó la campana Pummerin, forjada con la fundición del bronce de los cañones turcos abandonados, que fue colocada en la torre sur. En 1693 se colocó el icono de "María en el Sol", y en 1697 la imagen de "María Pocs".5​

En 1723 el templo elevó su categoría a iglesia metropolitana, al convertirse Viena en una arquidiócesis. El sacristán Johan Wachter elaboró en 1732 una estadística de las liturgias en esta época: en un día se realizaban de promedio ciento cincuenta misas, y como mínimo una pontifical. Wachter contabilizó ese año 1.095 rosarios y 129.000 confesiones. Ese mismo año se cerró el cementerio contiguo a la iglesia.5​

En 1755 se amplió por orden de María Teresa la cripta donde descansan los restos del duque Rodolfo IV y otros miembros de los Habsburgo, y en 1782 se prohibieron los entierros en la catedral. Ese mismo año el Papa Pío VI convenció al emperador José II de que cambiara su política religiosa, y concelebró una misa de Pascua en este lugar. En la Cámara de Ornamentos se conservan valiosos objetos donados en esa oportunidad por el papa al arzobispo de Viena, cardenal Migazzi.5​

En 1699 se demolió la "Casa de las Reliquias" debido al menosprecio y a la pérdida de valor que éstas sufrieron tras la Reforma. Para 1792 habían desaparecido los edificios de los cantores, ministros eclesiásticos y prestamistas, que estaban ubicados en la parte oeste.

Durante las Guerras Napoleónicas de 1809 se produjeron luchas dentro del templo en las que fueron dañadas diversas obras de arte.6​

Del siglo XIX a la actualidad[editar]
0:00
El repique de Pummerin

Imagen de la Catedral tomada en 1905.

Órgano de la Catedral.
Durante el siglo XIX se restauró el edificio: en 1853 se terminaron de reconstruir los frontispicios de la nave central; entre 1838 y 1860 se demolió y construyó nuevamente la aguja de la torre sur, y entre 1859 y 1887 se colocaron vidrieras neogóticas (que serían destruidas en 1945 durante la Segunda Guerra Mundial). En 1900 los restos de las reliquias medievales fueron trasladados de la sala capitular a la capilla de San Valentín, situada en la parte oeste.

Al inicio de la Segunda Guerra Mundial se protegieron las obras de arte más importantes: el Portal Gigante, el Púlpito y el Mausoleo de Federico III. Gracias a ello lograron salvarse del incendio sucedido entre el 11 y 12 de abril de 1945, provocado por las chispas generadas por las casas que ardían en los alrededores. Como consecuencia del incendio se quemaron el tejado gótico, la sillería gótica de los Consejeros, el monumento a la liberación turca, las vidrieras, la gran cruz de Wimpassing, la cruz del jube (de la que se conservan la cabeza y los brazos), los oratorios imperiales, el órgano del coro, el Gran Coro, y casi la totalidad de las campanas, incluyendo la "Pummerin".6​

Tras obtener fondos aportados por los vieneses, los Estados federados de Austria y varios donantes extranjeros, el edificio se reconstruyó nuevamente con el cardenal Theodor Innitzer, estando Karl Holey como maestro de obras de la catedral. El 19 de noviembre de 1948 se volvió a utilizar el templo celebrando una misa. El 26 de abril de 1952 el cardenal Innitzer la reinauguró solemnemente. Ese mismo día se puso en funcionamiento la nueva campana "Pummerin", realizada sobe el modelo de la antigua, destruida.7​

El altar mayor fue remodelado en 1989 para cumplir con las especificaciones dispuestas por el Concilio Vaticano II. Además se instaló un nuevo altar, y en 1991 arribó un nuevo órgano conmemorando el 650 aniversario de la consagración del Coro Albertino, que fue colocado en el Coro de los Apóstoles. En 1997 se inauguró el Portal Gigante con motivo de los 850 años de la consagración de la iglesia románica. Dicho Portal fue restaurado previamente; una tarea que demandó varios trabajos.7​

En 1953 se creó la cripta episcopal para enterrar a los obispos de Viena. En 1956 se modernizaron la cripta ducal y se construyeron una capilla, un lapidario y una cripta para canónigos. En 1960 un nuevo órgano fue santificado por el cardenal Frings, y en 1972 se instaló la vidriera oeste procedente de Tirol.

Las figuras exteriores[editar]

Figuras en una pared exterior de la catedral.
En el exterior se encuentra una vasta cantidad de figuras, muchas de ellas réplicas del siglo pasado. Los originales se exponen en Museo de Historia de la Ciudad. Las estatuas representan santos y antepasados de Rodolfo IV: entre ellas se destaca la figura de San Esteban (datada alrededor de 1460). Es un original ubicado en la torre sur, sobre la primera planta, en el denominado Banquillo de Starhemberg, desde donde el conde Rüdiger von Starhemberg vigilaba los movimientos de las tropas turcas.8​

San Juan de Capistrano predicó desde el Púlpito de Capistrano (en el siglo XV) por petición de Federico III. No se sabe a ciencia cierta si el púlpito se encontraba en el exterior, en el cementerio de entonces, o si es el púlpito anterior al actual. Los franciscanos colocaron sobre el mismo una figura barroca del santo de su orden, fallecido en una batalla contra los turcos en 1456.8​

Simbología[editar]
Las gárgolas colocadas en el exterior del templo cumplían la función de espantar a los malos espíritus: con el mismo fin se utilizó material proveniente de Roma en la construcción del templo, pues se creía que las piedras paganas santificadas les quitaban el poder.9​

En el arco interior derecho del Portal Gigante se encuentra una lápida funeraria romana escasamente legible. En 1996 se identificó la figura de una mujer escondida, la Mirona, que procedía de otra lápida romana. En el Portal del Obispo, en una hornacina enrejada se hallaban los llamados Tártaros; unas divinidades paganas: una leyenda que todavía se puede apreciar advierte sobre la veneración de estos ídolos, e invita a respetar la fe cristiana.9​ Bajo los relojes de las Torres Paganas se encuentran las representaciones de un falo a la izquierda y una vulva a la derecha: representan un santuario pagano dedicado a una divinidad de la fertilidad. Recientes excavaciones realizadas en el Portal Gigante permitieron descubrir una gran cantidad de sepulturas.9​

También hay una simbología numérica en el lugar: los ventanales de las naves laterales se componen de cuatro partes, éste es el lugar destinado a los fieles. Los correspondientes al coro se componen de tres partes, aquí tiene lugar el misterio eucarístico. La cima de la torre hace referencia a los doce Apóstoles reunidos en torno a Cristo, estando compuesta por doce pináculos. La baranda del púlpito está compuesta de tres y cuatro lóbulos que forman una rueda.

La catedral guarda también algunas relaciones aritméticas: mide 35,52 m (111 pies) de anchura, y su longitud es tres veces 111. La altura de la torre sur es de 136,08 m (444 pies, o cuatro veces 111), y hay 343 peldaños (siete por siete por siete) hasta la cámara de la torre sur.n. 2​

Actualmente las medidas han variado ligeramente: el templo mide 107,2 m de longitud exterior, y la anchura total de los tres coros es de 34,2 m. La nave central tiene de 28 m de anchura, y las naves laterales 22,4 m.10​

Exterior[editar]

Vista exterior de la catedral.
El tejado[editar]
Tiene la función de unir las diferentes partes de la catedral: fachada oeste, capillas de doble planta, naves y coro, y simultáneamente conecta la iglesia con la torre sur. Sus dimensiones son de 37,85 m sobre la nave central y 25,30 m sobre el coro, con una longitud de 110 m. Su anchura es de 35 m, y tiene una pendiente de 64º que en los puntos más extremos llega a ochenta grados. El rápido desagüe del agua de lluvia produce su autolavado.

Para su reconstrucción se emplearon 605 toneladas de acero provenientes de Pastorna (Chequia), sustituyendo los tres mil troncos de la cubierta gótica destruida en el incendio de 1945. Estos 3.000 troncos equivaldrían a un bosque de 1,5 km². El tejado actual se compone de 230.000 tejas esmaltadas de varios colores, con un peso unitario de 2,5 kg. Una fila con todas las tejas de la cubierta mediría 51 km. Dos clavos de cobre incrustados en argamasa las sujetan a los cabrios. Las tejas se colocaron formando un dibujo de diez colores en zigzag, interrumpido por una franja de rombos. Al sur del tejado del Coro Albertino se observan el escudo del Imperio austríaco, fechado en 1831, y el monograma F I (Francisco I). Al norte figuran los escudos de la ciudad de Viena y de la Segunda República, fechados en 1950.11​

La torre sur[editar]

Las torres de la catedral.
En un principio se proyectaron dos torres iguales, según se comprueba en las estatuas de Rodolfo IV el Fundador en los pórticos de los Cantores y del Obispo, que poseen un modelo de la iglesia con dos torres idénticas. La construcción de la torre norte se inició con posterioridad a la finalización de la torre sur.12​

Los cimientos de la torre sur, a la que los habitantes llaman cariñosamente "Steffi" (Estebanillo), son de poca profundidad, midiendo solamente 3,5 metros, lo que demuestra la estabilidad del edificio.

El duque Rodolfo IV colocó la primera piedra el 7 de abril de 1359 según dice la tradición. La estancia bajo la torre y la capilla de Santa Catalina se terminaron en 1369, y la primera planta en 1404. En 1409 se tuvo que demoler parte de lo construido debido a la existencia de errores de ejecución. Este mismo año se recomenzó la construcción con un proyecto realizado por el maestro Peter von Prachatitz, solventado económicamente por la burguesía.12​ Las primeras campanas se colocaron en 1416. En 1433 Hans Prachatitz colocó la cruz de dos brazos de la aguja de la torre.

La base de la torre forma un cuadrado que paulatinamente se convierte en octógono regular.12​ La torre, de figura piramidal, se va estrechando paulatinamente desde el suelo hasta la punta, donde surge una cima con torres angulares que conforman doce pequeños pináculos rodeando la aguja principal.13​ Estos pináculos representan a los doce apóstoles, dado que la torre está unida al coro de los Apóstoles.

El piso superior octogonal debió haber sido construido sobre el gablete triangular, pero una contraorden dada en 1400 agregó un piso de planta cuadrada al gablete, para alojar campanas.13​

La cima representa a Jesús y se divide en tres partes, representando a la Trinidad. Sobre un pequeño soporte de piedra se apoya un florón con su capitel. En él aparece un águila con una cruz de dos brazos. Corona la torre una inscripción grabada del emperador Francisco José I que reza Viribus Unitis13​ ("unidas las fuerzas").

La torre, que alcanza los 136 m de altura, servía de atalaya para los bomberos, quienes la usaron desde el siglo XV hasta después de finalizada la Segunda Guerra Mundial. Durante la invasión turca se utilizó con fines estratégicos. En 1417 poseía un reloj, que fue desmontado entre 1860 y 1861 durante las labores de restauración, y nunca fue repuesto, permaneciendo la torre sin reloj hasta hoy.

Colocada en el contrafuerte este de la torre, en el Portal de la Campanilla, aparece una lápida en recuerdo del capitán Gerhard Klinkitch, quien en 1945 desobedeció la orden de demoler el edificio.13​

La torre norte[editar]

La torre norte.
La llamada Torre del Águila, por la figura que remata su corona, se empezó a construir el 13 de agosto de 1450, cuando Federico II ordenó la colocación de la primera piedra,13​ con Hans Puchsbaum como maestro de obras.

La leyenda dice que se usó vino para apagar la cal, pues la producción de ese año resultó muy ácida debido a la prematura maduración de las uvas. Se dice que el vino hace que la cal tenga más resistencia.

El 2 de junio de 1467, diecisiete años después de la realización de los cimientos, se reanudaron las obras con la colocación de la primera piedra sobre éstos por el obispo de Passau. En los planos originales se puede observar que la torre sur fue usada como modelo. En 1511 la torre alcanzó su altura actual, 68 m, y la obra fue interrumpida. En 1578 se levantó la cúpula, de estilo renacentista, que alberga la campana Pummerín. Entre los siglos XVII y XIX se proyectó la continuación de la obra, pero nunca se llevó a cabo.8​

Placa en homenaje a Mozart[editar]

Placa en homenaje a Mozart.
Una lápida describe detalladamente la relación de Wolfgang Amadeus Mozart con la catedral, incluyendo el hecho de que había sido nombrado director musical adjunto poco antes de su muerte. Ésta era su iglesia parroquial cuando vivía en la "Casa de Fígaro". Se casó con Constanze en este lugar, dos de sus hijos fueron bautizados aquí, y su funeral se celebró en la Capilla de la Cruz.14​

Los portales[editar]
El Portal de los Cantores[editar]
Es una obra de arte gótica creada hacia el año 1360 y ubicada en la entrada lateral sudoeste; antiguamente la entrada de los cantores. En el período románico había una entrada en el mismo lugar. A principios de 1400 el lugar fue protegido por un pórtico, lo que ha permitido la conservación del portal hasta el presente, aunque durante la restauración del siglo pasado se perdió su antigua policromía.15​

La parte inferior del tímpano presenta escenas de la vida del apóstol San Pablo (constituye la entrada al portal de los Apóstoles). Las escenas muestran cómo tras la ejecución de San Esteban, sus seguidores pusieron sus vestidos a los pies de este santo.16​

A la izquierda se representa la cabalgata de Saulo hacia Damasco; en el centro la caída de Saulo, y por último su conversión. La parte superior del tímpano representa el bautismo y martirio del "Apóstol de los Pueblos". Diversos artistas esculpieron a los apóstoles en la jamba.15​

Se destacan asimismo las figuras del fundador Rodolfo IV y su esposa Catalina, como si estuvieran enfrentados uno a otro, a la entrada de la iglesia. Rodolfo con un modelo de San Esteban en la mano derecha y Catalina con un cetro. Asimismo, hay figuras de San Pablo, de Cristo con el globo terráqueo, y también figuras neogóticas de los santos Rodolfo, Francisco e Isabel de Turingia.15​

Los portales de las torres[editar]

La torre sur.
En comparación con las entradas de los príncipes, el Portal de la Campanilla —de la torre sur— y el Portal del Águila —de la torre norte— son bastante simples. En el portal de la Campanilla las únicas figuras que se observan son las cuatro que muestran a los Evangelistas (en la entrada de la nave de los Apóstoles), y un ángel situado en la bóveda del pórtico. No hay ninguna otra figura original, aunque la colocación de los baldaquinos hace creer que existía un plan iconográfico. En los situados en la parte exterior se hallan figuras del siglo XIX de estilo neogótico: algunas de ellas son réplicas cuyos originales se encuentran en el Museo de Historia de la ciudad.

Una estatua de María con el Niño Jesús que data del año 1420 se encuentra en el pilar central interior. Las paredes del pórtico del Portal del Águila poseen solamente una estatua coronada de la Virgen del siglo XVII, situada en la entrada a la nave de María.17​

El Portal del Obispo[editar]
Antiguamente el obispo entraba a la iglesia por este portal. Es parecido al Portal de los Cantores (ubicado a la misma altura) y en la parte inferior del tímpano se encuentra la escena del tránsito de María. Sobre un lecho se sitúa la Virgen, por delante unos candelabros, y unas plañideras a sus pies y cabecera. Detrás se encuentra Jesús con la mano derecha levantada, sosteniendo en la izquierda el alma coronada de su Madre. Unos tristes apóstoles acompañan la escena con varios actos litúrgicos: San Pedro está leyendo unas oraciones, un apóstol sostiene en sus manos el agua bendita, y otro el incensario.18​

En la parte superior del tímpano se puede observar la escena de la Coronación de María: Cristo está sentado en el mismo trono que su Madre, sosteniendo la corona sobre su cabeza. El trono está cubierto por un cortinaje sostenido por ángeles y arpías. La escena está acompañada por unos ángeles músicos.18​

El Portal Gigante[editar]
Fue construido entre 1230 y 1250, y transformado más tarde en portal cónico con motivo de una visita del emperador Federico II. Sólo hay referencias de este portal por las excavaciones. Su nombre proviene de una tradición local, atribuida a unos huesos de mamut allí ubicados, aunque también se cree que podría provenir de una antigua palabra alemana. Incluso el nombre de las Torres Paganas podría deberse a su forma de minarete, si bien la palabra "pagano" pudiera hacer referencia a algo muy antiguo.18​

Tras el incendio del año 1258 pudieron haberse destruido los ornamentos de los pilares, y como consecuencia de ello el portal sufrió varias modificaciones: algunos relieves de las columnas fueron cambiados de sitio, se colocaron las dos figuras del intradós en la base en forma de arco en ojiva, y se modificó la figura de Cristo en el tímpano.19​

El Pantocrátor, señor del mundo que toma asiento en un trono sobre el arco iris, es representado en el tímpano con la mano derecha levantada para bendecir, y sosteniendo con la izquierda el Libro de la Vida. La cabeza se rodea con una aureola con la cruz.19​

En la mandorla se agregaron posteriormente cuatro estrellas, y el resto de la superficie tiene hojas de plantas. En los pilares laterales de la puerta se pueden ver sarmientos y uvas que representan la eucaristía.

Si se ingresa al edificio por este pórtico se puede ver enseguida el retablo del altar mayor, que presenta la lapidación de San Esteban, el cielo abierto, y a Cristo ubicado a la derecha del Padre.19​ El portal se sostiene mediante siete pilares en cada lado, con cabezas de animales colocadas en el nivel superior correspondiéndose con los diferentes niveles del portal. El espacio alberga plantas y capullos, distinguiéndose caras y figuras de animales. Hay una mona agachada en la zona superior de los capiteles, y el demonio está intentando ahorcar con una soga a una persona. Además aparecen dos águilas del Juicio: una que representa la Gloria eterna, y la otra la Perdición. Detrás de las águilas hay figuras de leones, sirenas aladas y dos dragones entrelazados.

En la jamba de la derecha hay dos perros que fueron colocados posteriormente: los perros tienen una cabeza común y están atados con pámpanos (brote verde y delgado de la vid). También se observa a un zorro arrastrando de los pelos a un hombre, y representaciones de animales varios.19​ Esta jamba representa el mundo de los hombres dominado por el demonio, mientras que la jamba izquierda representa al infierno. Sobre las jambas se representa el mundo celestial correspondiente a los Santos. Sobre los pilares se encuentra una escena con los apóstoles mirando hacia arriba: los que ocupan posiciones centrales concentran más su mirada en Jesús y tienen en sus manos libros y escrituras; a la izquierda se puede observar a San Pedro, y a la derecha a San Pablo.

La construcción gótica necesitó modificaciones, realizadas en el mismo período que el ventanal gótico de 1440. Las figuras que se encuentran en el intradós interno representan a un hachero y a la derecha a un hombre que podría ser un picapedrero y maestro de obras. El ropaje de Cristo se representa escopleado, representando seguramente una antigua ceremonia de ingreso al obrador.20​

El pórtico sufrió una modificación durante la construcción del ventanal oeste en el siglo XV: en la parte superior muestra a un grifo atacando a un animal y a Sansón abriéndole la boca al león. A la izquierda se presenta a un juez con las piernas cruzadas sobre un trono, y en 1997 se colocó una copia de una figura de San Esteban. El juez y los leones son señal de administración de justicia, por lo que se cree que este portal era el lugar escogido para administrarla.20​

La reinauguración de este portal se realizó el 23 de marzo de 1997, en una ceremonia encabezada por el arzobispo Christoph Schönborn. La restauración permitió descubrir restos de una pintura medieval del portal, y las excavaciones arqueológicas desenterraron restos humanos y de construcciones anteriores desconocidas. Como anteriormente las sepulturas sólo se hallaban en los alrededores de las iglesias, las que se encontraron bajo el portal más antiguo indican la existencia de otra iglesia más antigua construida un poco más al este. Una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial fue añadida una fila a cada lado de la línea de sillas.20​

El interior de la catedral[editar]
StephansdomAnnotated-es1.png

Interior.
El interior se presenta como iglesia parroquial de tres naves construida hacia el coro. Cada nave tiene un tema iconográfico concreto, mostrando los santos en los pilares. La central está dedicada a Jesús, San Esteban y Todos los Santos, la lateral sur a los Apóstoles, y la norte a la Virgen María. El coro central norte tiene una ligera inclinación hacia el norte: este hecho puede deberse a la orientación de la iglesia al este o pudiera representar simbólicamente la cabeza inclinada del crucificado.21​

La nave central[editar]
El altar mayor[editar]
El altar mayor fue un encargo del príncipe obispo Philipp Friedrich, conde Breuner, construido por los hermanos Johann Jakob y Tobias Pock de Constanza. Fue consagrado el 19 de mayo de 1947. Por su diseño original pertenece al tipo Porta Coeli (Puerta del Cielo) simulando en su construcción un portal. En el retablo se presenta una obra de Tobias Pock que representa el cielo abierto. Muestra la lapidación de San Esteban delante de las paredes de Jerusalén y arriba el cielo abierto donde se puede ver a Cristo sentado a la derecha del Padre. Este altar es el primero y el más importante del estilo barroco de Viena.21​

Fue modificado en 1989, retirándose el tabernáculo. Se descubrieron siete candelabros dorados barrocos que representan los siete primeros diáconos de la iglesia. El pedestal, las columnas aisladas, la viguería y el frontón son de mármol negro polaco, y sobresalen los escudos del pedestal en mármol gris de Estiria. Los decorados restantes son de mármol blanco tirolés.21​

El retablo mide quince metros de altura y se pintó sobre placas de estaño pues se creía que la tela no iba a soportar el peso de la pintura. A la izquierda están San Sebastián y el patrón de Austria: el margrave Leopoldo III. A la derecha se encuentran San Florián y San Roque; los santos abogados contra la peste. En la parte superior se representan dos obispos que no pudieron ser identificados hasta el momento, pero podrían ser San Quirino y San Severiano o San Bonifacio y San Ruperto. Una imagen rectangular representa a María, Reina de los Apóstoles y de los Santos. El altar se encuentra coronado por un busto de la Inmaculada. La columna de la Virgen fue bendecida delante de la iglesia "Am Hof" el día anterior a la consagración. En esa ceremonia fue cuando el Emperador Fernando III dio su palabra de nombrar patrona del Archiducado de Austria a la Inmaculada Concepción.22​

La barroca sillería del coro es sede del capítulo catedralicio. Fue construida por Mathias Häckl por orden del obispo Breuner, y proyectada por Johann Jakob Pock entre los años 1639 y 1648. Su parte superior está formada por columnas que enmarcan unas conchas donde se ubican bustos del papa Pablo II y del emperador Federico III, fundadores de la diócesis de Viena, así como de otros obispos. Solo se mantienen tres de las vidrieras góticas originales; las ubicadas en el coro. El ventanal correspondiente a la Crucifixión —que originalmente se encontraba en el centro, como continuación iconográfica del altar mayor gótico—, se trasladó al ventanal derecho en 1901, pues el altar gótico fue demolido.22​

Los altares de los pilares y los laterales[editar]
Los altares de San Juan Nepomuceno y de San Carlos Borromeo[editar]
La imagen del santo nacional de Bohemia, San Juan Nepomuceno fue pintada por Martino Altomonte. Se destruyó en el incendio de la catedral y fue suplantada por otra de similares características de Schmidt de Krems, prestada por la Abadía de Melk. Al exigirse su devolución se realizó una copia que actualmente decora el altar. A la izquierda se ubica San Juan Bautista y a la derecha San Juan Evangelista. La obra finalizó en 1723.22​

Una pintura de Michael Rothmayer decoraba el altar de San Carlos Borromeo; esta obra, de 1728, se conserva en el Museo Catedralicio, y en 1783 fue reemplazada por otra del pintor Wolfgang Köpps. El artista la realizó con escayola, representando la llegada al cielo del cardenal milanés, quien a su vez era abogado contra la peste. A la izquierda se encuentra una figura de San Pedro y a la derecha una de Santiago el Menor. En la parte superior se representan ángeles.23​

El altar de la imagen de "María en el Sol"[editar]
El altar de Santa María está rodeado por un banco de comunión, alojando la imagen milagrosa de estilo gótico tardío "María en el Sol", realizada entre los años 1470 y 1480. Esta imagen fue colocada el 18 de octubre de 1693, y presenta a la Virgen sentada sobre la media luna con el niño Jesús en brazos. En su cabeza lleva la corona de los Habsburgo, y a sus pies una familia donante de identidad desconocida. La obra puede proceder casi con seguridad de la escuela de Martín Schongauer, aunque recuerde también a Hans Siebenbürguer, quien trabajó en Viena en el siglo XV. El altar fue proyectado por Mathias Steinl. Dos figuras de San Judas Tadeo y San Simón se hallan entre dos ángeles que recuerdan al altar anterior. En la parte superior se pueden observar las figuras de Dios con el Espíritu Santo. A ambos lados se representan a San Juan Bautista y a San Benito, a izquierda y a derecha respectivamente.24​

El altar de San José[editar]
El altar de San José es un altar de comunión, construido a comienzos de 1700 y proyectado por Steinl. Contiene un retablo de Anton Schoonjans realizado sobre metal, que representa a San José cuando era joven mostrando al niño Jesús a los fieles, y que tiene una firma de 1699. Aparecen Mateo y Marcos entre los ángeles, y en la parte superior Lucas y Juan. También alberga una escena de la anunciación colocada sobre el retablo de San José.24​

El altar de Santa Cecilia[editar]
Tiene un retablo hecho en 1701 con el relieve de un escudo como corona. Santa Catalina se representa arrodillada sobre las nubes. Santa Cecilia y Santa Lucía se encuentran a su lado, y en lo alto de ellas un ángel rodeado de angelotes sostiene la corona del martirio.24​ También posee estatuas de San Juan Evangelista y un santo barbudo sin ningún tipo de ornamento. En la parte superior hay una imagen que representa a la Virgen María con el Niño, observando a los santos del retablo. El altar está coronado con una imagen sobre un pedestal de Santa Isabel de Turingia. El altar fue donado por Nicolás Guillermo Becker; hecho conmemorado con una inscripción en un escalón.25​

El altar de San Genaro[editar]
Hay un retablo hecho por Martino Altomonte que muestra la gloria de San Genaro sobre la ciudad de Nápoles. Unos ángeles sostienen el báculo en sus manos, la palma del martirio y los recipientes que contienen su sangre. Se conoce a Genaro por el milagro de su sangre, existen pruebas documentales de 1389 y se repite en la actualidad. A sus lados están las imágenes de San Juan Nepomuceno y San Nicolás. Arriba se representa el martirio de San Vito, patrón del altar anterior. Santa María Magdalena es la única figura femenina que se puede reconocer. Los relieves del pedestal muestran la captura de San Genaro y el amansamiento de los leones.26​25​

El púlpito[editar]
Se descubrió que no es obra de Anton Pilgram, como se creía, sino que es de finales del siglo XV (anterior a 1480). Está conformado por tres bloques de piedra arenisca, pudiéndose apreciar las junturas con facilidad. La tribuna de este púlpito nace de su base como una flor estilizada. Los pétalos vendrían a ser los cuatro íconos de los Padres de la Iglesia. El pilar mayor central representa el día domingo; día en el que se predicaba desde aquí. Hay doce figuras medianas que representan los doce Apóstoles. Las restantes iconografías son figuras de venerados santos y patrones de los oficios.27​


Detalle del púlpito.
Los cuatro denominados Padres de la Iglesia, con rasgos similares y asomados en sus miradores, representan los cuatro temperamentos, y con la figura del "Mirón", las diferentes fases de la vida. Si se observa de derecha a izquierda se puede ver a San Ambrosio con la mitra y el libro que representa el tipo sanguíneo, a San Jerónimo con el sombrero cardenalicio y el libro representando al anciano colérico, a San Gregorio portando la tiara, el libro y la lupa imitando al escéptico flemático de edad intermedia, y a san Agustín con la mitra, el libro y el tintero, es el joven melancólico sumido en sus pensamientos.27​

El púlpito se conforma por tres bloques de piedra, y los llamados cuatro Doctores de la Iglesia conforman el cuerpo. Hay una simbología numérica asociada a este hecho: tres por cuatro es igual a doce, esto representa a la doctrina de los Padres de la Iglesia, así como el sermón que se predica desde aquí, basado en los doce Apóstoles que forman la base que soporta la obra.28​

La baranda está conformada por rosas con motivos trilobulares y cuatrilobulares, simbolizando a la Trinidad y a lo terrenal respectivamente. Quien decide subir al púlpito a predicar debe abandonar todo lo terrenal y pecaminoso y asumir lo divino para poder difundir adecuadamente la palabra de Dios. La balaustrada está decorada con animales extraños, serpientes, anfibios y sapos. Los sapos viven en los pantanos y evitan el sol, y se usan para representar el Mal, al igual que las serpientes. El Bien es representado por los lagartos y anfibios que prefieren la luz del sol. Se logra de esta manera representar la batalla entre el Bien y el Mal,28​ y se muestra a los lagartos y a las serpientes devorando a los sapos y anfibios. En lo alto de la baranda se ubica la figura de un perro que evita que las serpientes y lagartos alcancen al predicador.

Tres pequeñas estatuas neogóticas conforman la entrada a este recinto. Representan la fe, la esperanza y la caridad; las tres virtudes religiosas. La corona del baptisterio servía de tornavoz de púlpito, lo que le daba la imagen de un incensario abierto.

En el denominado "Mirón" se encuentra la figura de un maestro de púlpito anónimo que seguramente pertenecería al círculo de Niclaes Gerhaert van Leyden. La escuadra y el compás lo acreditan como constructor, la vestimenta y pelo como ciudadano libre.

Este púlpito fue restaurado en varias ocasiones entre 1652 y principios del siglo XIX. En 1870 se apuntaló el apoyo, y se llevaron a cabo restauraciones sustanciales en 1878. En 1880 el púlpito fue desmontado y retirado. Se perdió la policromía original al eliminarse la pintura gris. Después de haber sustituido algunas partes y haberse restaurado completamente otras, fue recolocado en su lugar. Una inscripción ubicada bajo el Mirón conmemora esta obra.28​

Este lugar fue escenario de sucesos polémicos: el 12 de enero de 1552, en tiempos de la Reforma, el predicador protestante Paulus Speratus con autorización del obispo Georg von Slatkonia realizó un sermón contra la vida monástica incitándolos a abandonar la vida religiosa. En este lugar predicó San Pedro Canisio, el primer jesuita alemán y primer predicador de la catedral.

En el siglo XX, más precisamente el 7 de octubre de 1938, durante la festividad de Nuestra Señora del Rosario, en un famoso sermón dedicado a la juventud, donde se les incitaba a ser fieles a Cristo y a la iglesia, el cardenal Theodor Innitzer dijo: ¡Sólo uno es nuestro Führer: Jesucristo!, lo que tuvo como consecuencia el asalto de las juventudes hitlerianas al Palacio Episcopal.29​

El altar de San Juan Bautista[editar]
Hay un retablo construido por Johann Michael Rottmayr en 1708 que representa la imposición del nombre San Juan Bautista por parte de su padre, San Zacarías.30​ Santa Isabel se encuentra sentada en el centro del retablo teniendo en brazos al niño mostrándoselo a los fieles. A la izquierda se encuentra la Virgen María arrodillada y atrás se puede observar a San José.

Este altar fue realizado según un proyecto que se acopla artísticamente al pilar gótico y que estuvo a cargo de Steinl. Sobre el retablo hay una imagen de la Inmaculada acompañada de otras santas.

La coronación del altar la realiza una imagen de la Trinidad. A la izquierda San Francisco y a la derecha la venerada imagen de San Antonio de Padua dirigen su mirada hacia la nave en vez de hacia el altar.31​

La galería oeste y las capillas laterales dobles[editar]
Debajo de Rodolfo el Fundador se construyeron dos capillas dobles: una a la derecha y otra a la izquierda de las Torres Paganas. Allí se ubica la nave románica que perdura en la actualidad.

El duque Rodolfo fundó el Capítulo de Todos los Santos y ubicó su sede en las dos capillas superiores que tienen su entrada en la galería. A partir de 1446 se comenzó a abovedar la nave gótica, y para lograrlo se tuvo que construir un gran ventanal gótico.

En las galerías de las Torres hay además bóvedas de crucería del románico tardío y rosetones con ruedas de radio y trenzas. Estos elementos eran parte de los ventanales exteriores de la nave románica.

La parte norte está compuesta por un fresco románico con Cristo en la mandorla y María y San Juan Bautista a izquierda y derecha respectivamente. Debajo de la escena, en la parte izquierda se ve una imagen compuesta por una mano sobresaliendo de las nubes señalando a una mujer con un niño en brazos. Esta escena puede significar una donación medieval, o puede indicar el lugar donde se encontraba la galería ducal de los Babenberg.


Capilla de San Valentín
En 1440 se terminó de construir la capilla superior norte, imponiéndosele el nombre de Capilla de San Valentín. Desde comienzos del siglo XX se la escogió como lugar de albergue del Tesoro Cardenalicio iniciado por el duque Rodolfo, y en un altar de estilo neogótico de Ludwig Linzinger se mantienen las reliquias de varios santos, así como un relicario con las cabezas de los santos Cosme y Damián. En los armarios se guardan relicarios y custodias con reliquias varias.32​ Los restos de San Valentín descansan en un sarcófago ubicado en el centro de la capilla. En el museo Catedralicio y Diocesano se exponen desde 1933 unas pocas reliquias medievales y un relicario con una partícula de la Santa Cruz.

La capilla superior sur está dedicada a San Bartolomé, y se suele denominar capilla real o ducal. Antiguamente albergaba en sus ventanales la "Vidriera de los Habsburgo": esta vidriera es como una especie de árbol genealógico, y se conserva en el Museo de Historia de la Ciudad. Aquí también se encuentran dos figuras: una de San Miguel con las balanzas pesando las almas, y otra con San Miguel matando el dragón.

En la capilla de la Santa Cruz —también llamada capilla de Morandus, Tirna, Liechtenstein o Saboya— está la tumba del príncipe Eugenio, colocada precisamente en el centro. Un fresco de Johann Ender de 1853 y que rodea a un crucifijo tardogótico sirve de ornamento a la pared del altar. Las figuras de San Leodegario y San Erasmo, a izquierda y derecha respectivamente, están expuestas en las alas laterales abiertas.

La capilla de San Eligio es la inferior sur, donde está expuesto el Santísimo. Está ornamentada con claves de bóveda del siglo XIV (Ecce Homo, María y el Niño). Éste es el único retablo de estilo gótico conservado.

Se encuentra también el altar de San Valentín, donado por el obispo de Chiemse Ludwig Ebner en 1507, realizado originalmente para la capilla de San Valentín. En el centro se encuentran las figuras de San Valentín con Santa Otilia y Úrsula en los costados.33​

Santa Bárbara y Santa Isabel se exponen en la parte exterior de las alas, a izquierda y derecha respectivamente. Las alas fijas muestran figuras de Santa Catalina (izquierda) y San Roque (derecha). Hay sobre el altar una diminuta figura de un Ecce Homo que reproduce al original.

A la derecha de la capilla se encuentra una imagen policromada de la Virgen María anterior al año 1330 y que procede de un viejo convento. La imagen recibe el nombre de la Portera del Cielo pues ése era el nombre de la calle donde se ubicaba el convento.

En los pilares hay muchas figuras que representan a Santa Ludmila, San Blas, San Eligio, y otros varios santos desconocidos. En el altar está expuesto el Santísimo en el horario comprendido entre las 6:00 y las 22:00 h.33​

La nave de Santa María[editar]
El altar de Wiener Neustadt[editar]

El altar de Wiener Neustadt.
Este altar es del año 1447, según consta en una placa ubicada en la predela. Fue construido reutilizando partes ya existentes en el monasterio de San Bernardo en Wiener Neustadt. Fue ubicado en esta catedral en 1883, emplazado al sur del coro de los Apóstoles, y posteriormente en 1952 fue trasladado al coro de Santa María. Este lugar alberga el tabernáculo principal de la catedral. Aquí también hay una inscripción con las vocales "AEIOU" que pueden tener varios significados aunque son todos dudosos.34​

El altar tiene la característica de ser transformable, y posee cuatro alas. Se originó a partir de un relicario. Detrás de las alas de la predela hay pequeñas ventanas con trazas góticas donde se conservaban reliquias.

Escenas de la vida de Santa María son exhibidas en las alas abiertas: Anunciación y Visitación a la izquierda, y a la derecha Nacimiento de Jesús y Adoración de los Reyes. En las alas cerradas se muestran escenas de la pasión. Jesús en el huerto de Getsemaní y la Crucifixión a la izquierda y la Flagelación y Coronación de espinas a la derecha.35​

Los días laborables se pueden ver cuatro filas de santos sobre fondo oscuro, pues las alas grandes del altar están completamente cerradas, mientras que los domingos, cuando están abiertas, las figuras se pueden ver sobre fondo dorado. Hay setenta y dos figuras: algunos apóstoles, los santos Froilán y Cristóbal y otros menos populares como San Morando.

Los cistercienses tienen una regla muy estricta que prohíbe las esculturas excepto la del Crucificado y de la Virgen: por esta causa sobre el altar abierto se encuentra un ciclo mariano. En el centro está María, la nueva Eva, que toma asiento en el trono con el niño Jesús en sus brazos. A la izquierda se representa a Santa Bárbara con la torre, y a la derecha Santa Catalina con la espada. Encima se sitúa la escena de la Coronación de María.

El ala izquierda representa el Nacimiento de Jesús y la Segunda Coronación de María. La adoración de los Reyes se representa en el ala derecha: se observa que ninguno de los tres Reyes Magos es negro, y la escena representa la adoración al Salvador por las tres edades: el rey imberbe ubicado a la izquierda simboliza la juventud, el segundo la madurez y un rey de rodillas la vejez.

En la escena superior se observa el Tránsito de la Virgen rodeada de los Apóstoles. Juan sostiene a María mientras Jesús toma el alma coronada de su Madre.

Durante el Adviento y la Cuaresma se cierran las alas interiores, y durante Semana Santa todo el altar completamente.35​

El cenotafio del duque Rodolfo IV y su esposa Catalina[editar]
Se construyó a comienzos de 1460 y actualmente se encuentra muy deteriorado. En la antigüedad había figuras de sabios y monjes en los baldaquines de la galería, y un recordatorio a Rodolfo por fundar la Universidad, consistente en dos figuras de Rodolfo y Catalina adornadas con piedras preciosas.36​

El monumento funerario se hallaba en el coro central, antiguamente al lado de la entrada de la tumba. Cuando falleció el emperador Federico III en 1493, el cenotafio fue trasladado al muro derecho de la nave de Santa María. Finalizada la guerra fue mudado al muro izquierdo, y desde hace relativamente poco tiempo fue trasladado nuevamente a la derecha del altar.36​

Los altares laterales[editar]
El altar de los santos Pedro y Pablo[editar]
Data del 1677, y es el único perteneciente al gremio de los canteros realizado con madera. Sobre una mesa gótica se inicia una construcción jaspeada similar a la del altar mayor. Al lado del altar de Tobías Pock, que representa la glorificación de los dos apóstoles, se encuentran las imágenes de los dos santos reyes: a la derecha el emperador Enrique, y el Margrave Leopoldo a la izquierda. El retablo de arriba representa a los santos postrados a los pies de María. A la izquierda y a la derecha los santos Sebastián y Roque.36​

El pie de órgano[editar]
Forma un conjunto con el Baldaquín de Füschel situado enfrente. Es una obra del artista Anton Pilgram impulsada por el Emperador Maximiliano. El maestro hizo un autorretrato donde se le puede ver asomado a la ventana. El maestro de obras de la catedral no estaba bien conceptuado entre sus colaboradores, lo que le daba cierta inseguridad y eso se refleja en su rostro. Tiene una escuadra que lo identifica como arquitecto, y su birrete de doctor y su toga como universitario. Hay una inscripción en el retrato con la fecha de 1513 que dice "magister".

El primer órgano de la catedral se encontraba sobre la tribuna, y enfrente se ubicaban los cantores.36​

El altar de San Francisco Javier[editar]
Es un retablo de 1690 que escenifica a San Francisco Javier predicando a un moro. Hay otros íconos que representan a los santos Nicolás y Guillermo.

La Coronación de la Virgen por parte de la Santísima Trinidad es mostrada en el retablo superior. En los laterales se encuentran las santas Bárbara y Catalina, y arriba una estatua de Santa Elena con la cruz. El altar fue donado por el barón Nicolás Guillermo Becker von Walhorn en 1690, según consta en una inscripción en su base.37​

El altar de San Francisco[editar]
Es una obra de Johann Michael Rottmayr.38​ Escenifica la estigmatización de San Francisco de Asís. Los santos Virgilio y Casiano están a sus lados, y Santa Úrsula en la parte superior con sus compañeras. Santiago Apóstol y San Mateo Evangelista se ubican a los lados. Se supone que Mathias Steinl diseñó los planos.37​

El altar del Sagrado Corazón[editar]
Aquí se encuentra el Baldaquín de Pucheim del año 1434, llamado de esta forma porque lo donó Elisabeth von Pucheim. Fue construido por el artista Hans Puchsbaum. En el altar hay una figura del Sagrado Corazón procedente del siglo XVIII.

La capilla de Santa Bárbara[editar]
Está ubicada en la base de la Torre del Águila, y es un lugar de oración y meditación. Hasta 1986 todavía mostraba signos de la guerra. En 1983 se colocó una cruz tardogótica procedente de la Parroquia de Schönkirchen, y a los pies del Crucificado se colocaron unas urnas con restos cremados procedentes del campo de concentración de Auschwitz, entregados por el cardenal Franciszek Marcharski a su colega Franz König el 10 de septiembre de 1983. En el acto estuvo presente Juan Pablo II: ese día se celebró la Víspera Europea de la Jornada Católica.39​

Los ventanales tardogóticos fueron proyectados con vidrieras de Marc Chagall sobre el tema de la imagen de Dios en el Antiguo y Nuevo Testamento, pero el artista falleció antes de poder realizarlo.39​

En la pared oeste del espacio situado bajo la torre norte se encuentra el busto original de un Ecce Homo de estilo gótico llamado Cristo del dolor de muelas. Se hallaba en el muro exterior, pero fue reemplazado por una copia en 1960. El nombre proviene de una leyenda; unos borrachos pasaron por el cementerio de San Esteban y se burlaron de la imagen del Cristo. Dijeron "Dios tiene dolor de muelas" y le colocaron un pañuelo alrededor de la cara. Por la noche sufrieron un intenso dolor de muelas que no se aplacó hasta que no se disculparon ante la imagen.40​

La nave de los Apóstoles[editar]
La tumba del emperador Federico III[editar]
La construcción fue encargada a Niclaes Gerhaert van Leydeen por el emperador Federico. Se construyó con mármol procedente de la cantera de Adnet, cercana a Hallein (Salzburgo). En 1473 falleció Niclaes en Wieiner Neustadt, lugar a donde se trasladó por seguridad la losa en 1479 para protegerla del asedio de Matías Corvino. Regresó a Viena en 1493, antes de la muerte del Emperador. Los relieves fueron realizados por Marx Valmet, y la balaustrada con sus cincuenta y cuatro figuras por Michael Tichter de Salzburgo.

La tumba se construyó en tres relieves: sobre una base llena de animales nace una balaustrada que rodea el sarcófago. En la base de éste se encuentran las figuras de los doce Apóstoles, y en la parte delantera, que da al oeste, la figura central de Cristo en su papel de Juez del Universo.41​ Se llega a la balaustrada por medio de unos escalones y desde allí se puede observar el sarcófago. Al lado de la escalera se encuentra la figura del Cristo Resucitado junto a dos ángeles con los instrumentos de la pasión.

Las fundaciones religiosas del Emperador están representadas por dos escenas en los relieves de las paredes.41​ Las escenas representadas simbolizan las fundaciones religiosas realizadas por el emperador: en el lado oeste el convento franciscano de San Leonardo en 1463; al sur y a la izquierda la fundación del monasterio cisterciense de San Bernardo de Wiener Neudstadt, del año 1463; en el centro la fundación del obispado de Liubliana en 1461, y a la derecha la fundación del convento dominico de San Pedro de Wiener Neudstadt de 1444. En el lado norte se sitúa la Encomienda de la orden de San Jorge en el castillo de Wiener Neudstadt (avalada por el Papa en 1469).41​ En el centro se representa la fundación del obispado y el capítulo colegial de Wiener Neudstadt, y a la derecha el monasterio canónico de San Ulrico.

Hay otras figuras secundarias de príncipes electores, obispos y monjas, y también una figura yacente del Emperador con las ropas y joyas de la Coronación. Junto al monarca se ubica el escudo de la Orden de San Jorge, el escudo imperial con el águila bicéfala y el escudo de Austria sostenido por un león con yelmo. A sus pies el escudo de los Habsburgo, y en el lateral izquierdo el escudo de Lombardía y el de la Antigua Austria, con las cinco alas y la corona archiducal en la cual un águila sostiene la corona con las cinco vocales en mayúsculas y el escudo de Estiria.42​

La tumba tiene un mensaje iconográfico: en la base hay todo tipo de figuras grotescas y otro tipo de seres simbolizando la vida pecaminosa del emperador. Sus buenas obras están representadas en los relieves de las paredes. En el borde superior del sepulcro monjes, sacerdotes y obispos oran por el eterno descanso del alma del monarca. Hay unos escalones en la parte este por donde se puede subir a la balaustrada.41​

La cruz del jube[editar]
Es un recordatorio a los caídos en la Segunda Guerra Mundial, que se encuentra en la pared sur del coro de los Apóstoles, donde fue colocada en 1952. En el año 1945 se ubicaba sobre una reja de estilo renacentista en forma de cruz apoyada en un arco triunfal. Cuando la catedral sufrió el incendio se quemó parte de la figura del Crucificado, que fue reconstruida más tarde. Entre 1515 y 1520 se construyeron seis relieves de la pasión que rodean la cruz.43​

El nuevo órgano[editar]
Fue diseñado y fabricado por la empresa Rieger de Austria en 1991, y ubicado en la nave de los Apóstoles después de quince años de discusiones a causa de razones acústicas, religiosas y arquitectónicas. Cuenta con cincuenta y cinco registros sobre cuatro manuales. Es un órgano principal sencillo. Su forma se adapta al estilo barroco de la decoración del interior de la catedral.43​

La Virgen de los criados[editar]
Según la leyenda, una criada acusada de haber robado se refugió en esta estatua, y se demostró luego su inocencia. Pero el nombre de esta virgen se origina en su ubicación original, el altar de la Virgen en la nave de Santa María Magdalena, pues allí concurrían a misa todos los criados. El humo de las velas la fue ennegreciendo con el paso del tiempo, pero aun hoy es una de las imágenes que más oraciones recibe.44​

El altar de San Leopoldo[editar]

Vista lateral del altar de San Leopoldo.
Está ubicado debajo del baldaquín de Füschel, en el lugar que utilizaban antiguamente los cantores. Es un altar de estilo neogótico en honor al margrave San Leopoldo. El santo sostiene en sus manos el escudo de la Baja Austria (denominado de las alondras) y un modelo de la iglesia. Las estatuas de los santos Colomán y Severino se hallan en la predela.

A la derecha del altar la pared presenta un impacto de bala y una inscripción con el año 1848 que conmemora el año revolucionario en el que hubo luchas dentro del templo.

El altar de la Trinidad[editar]
Los planos fueron diseñados casi seguro por Georg Raphael Donner en 1740. El retablo, obra de Michelangelo Unterberger, está realizado en honor a la Santísima Trinidad. Otras figuras de arcángeles se ubican a sus lados.

Se puede ver un libro entre ángeles que tiene las palabras "In tres unum sunt". Las esculturas de este altar son obra de Balthasar Moll. Una sillería de coro barroca separa los altares de la Trinidad y de San Sebastián.45​

El altar de San Sebastián[editar]
Se desconoce quién es el autor del retablo (data de principios del siglo XVIII). Escenifica el martirio del santo romano Sebastián. En los arcos se hallan figuras de dos obispos santos no identificados.45​

El altar con la imagen milagrosa de María Pocs[editar]
Se encuentra sobre el altar sudoeste del denominado Baldaquín de Oexl, de estilo tardogótico. Fue colocado el 1 de diciembre de 1697 sobre el tabernáculo del altar mayor para su veneración, y en 1945 fue trasladado a su emplazamiento actual.

Pocs es una población ubicada en la diócesis de Eger. La imagen fue pintada por Stephan Pap en 1676. Es una virgen milagrosa, fama que logró después de derramar lágrimas en 1696 después de haber sido instalada en la iglesia del pueblo. El emperador Leopoldo I la mandó trasladar a Viena para colocarla en su residencia. Fue expuesta en varias iglesias hasta que finalmente se la colocó en la catedral.46​

La imagen fue elevada a la categoría de Palladium después de la victoria conseguida por el príncipe Eugenio de Saboya sobre los turcos en la batalla de Zenta, el 11 de septiembre de 1697, que fue atribuida a la imagen por el predicador Abraham a Sancta Clara.

La emperatriz Leonor donó un fastuoso marco que lleva el nombre de "marco de la Rosa mística" aludiendo a la rosa que lleva el Niño Jesús en la mano. En 1776 se reemplazó por uno de plata más sencillo y coronado por un baldaquín. En la festividad de la inmaculada, el 8 de diciembre, se utilizan unos adornos que donó también la emperatriz.

La capilla de Santa Catalina o del Baptisterio[editar]

La capilla de Santa Catalina.
Es una capilla de estilo gótico ubicada bajo la torre sur. Las claves de bóveda muestran la Santa Faz, el Cordero de Dios y la imagen de Santa Catalina portando la espada y la rueda. La capilla cuenta en la actualidad con un altar neogótico con una estatua gótica de Santa Catalina que procede del período comprendido entre 1420 y 1430.

Hay una estatua de la Dolorosa a la entrada sobre el muro, y a la derecha otra correspondiente a San Juan Evangelista que data de 1895. La pila bautismal, realizada por un artista desconocido, está confeccionada con mármol de Salzburgo. Es del año 1476 y se estrenó en 1481, y posee una placa confirmando la fecha. En sus orígenes estaba ubicada en la nave central, delante de la reja de la comunión, pero se trasladó a la capilla en el siglo XVII.

En la base de la pila se encuentran las figuras de los cuatro Evangelistas: Mateo, Marcos, Lucas y Juan, portando sus atributos en la mano. Sobresale del pie octogonal y muestra en catorce escenas a Cristo Salvador del Mundo, a los doce Apóstoles, y San Esteban.

En el borde superior biselado de la pila se encuentran grabadas en latín las últimas palabras del último capítulo del Evangelio de San Marcos:

Dispersaos y anunciad el Evangelio a todas las criaturas. El que crea y se bautice será salvado, mas el que no crea se condenará
Mc. 16, 15s
La columna heptagonal de la pila se encuentra en el púlpito desde la Segunda Guerra Mundial. Tiene el aspecto de la aguja de una torre, coronada por una escena del Bautismo de Jesús. En el muro oeste, ante la capilla, se colocaron en 1947 los restos del monumento barroco a los turcos que se destruyó al caer la gran campana en 1945. Estaba realizado en honor de la liberación de Viena de los turcos en 1683, esculpida por Edmund von Hellmer. Tiene una inscripción en latín realizada por Franz Jachym y otra en alemán de la escritora Paula Von Predarovic (autora del Himno Nacional de Austria).

Imágenes de los pilares[editar]
Artículo principal: Imágenes de los pilares de la Catedral de San Esteban de Viena
La catedral posee noventa y seis representaciones marianas en el templo que describen de forma casi exhaustiva la vida de la Virgen. Son estatuas de piedra o madera, retablos o representaciones aisladas o grupales en los monumentos funerarios. Numerosas imágenes están repetidas debido a las donaciones de la burguesía, aludiendo a la dedicación del templo a Todos los Santos. Las figuras de piedra o barro están en concordancia con las reliquias, altares o las capillas de la iglesia.47​

Las sepulturas[editar]

Plano de las cámaras subte
Ha recibido 55 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE CANTERBURY (REINO UNIDO)

21

CATEDRAL DE CANTERBURY (REINO UNIDO)

La catedral de Canterbury o de Cantorbery es una de las más antiguas y famosas estructuras cristianas en Inglaterra. Es la catedral del arzobispo de Canterbury, el primado de toda Inglaterra y el líder religioso de la Iglesia de Inglaterra. Esta iglesia madre de la Diócesis de Canterbury (al... Ver mas
La catedral de Canterbury o de Cantorbery es una de las más antiguas y famosas estructuras cristianas en Inglaterra. Es la catedral del arzobispo de Canterbury, el primado de toda Inglaterra y el líder religioso de la Iglesia de Inglaterra. Esta iglesia madre de la Diócesis de Canterbury (al este Kent) es el foco de la Religión Anglicana. Su título formal en inglés es Cathedral and Metropolitical Church of Christ at Canterbury.

Fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1988, junto a la abadía de San Agustín e iglesia de San Martín, también en Canterbury.1​

Historia[editar]
Agustín[editar]

El coro, del siglo XII.
El primer arzobispo de la catedral fue San Agustín quien antes había sido el abad de la Abadía benedictina de San Andrés en Roma, enviado a Inglaterra por el Papa Gregorio Magno, llegando a la isla en el año 597.

San Beda el Venerable (en La historia eclesiástica de los ingleses) registra cómo la Catedral fue fundada por San Agustín, el primer Arzobispo. Investigaciones arqueológicas realizadas bajo sus cimientos en 1993 revelaron los restos de esta primera etapa sajona de la Catedral, que había sido construida a un lado de una antigua vía romana. Esta primitiva iglesia había sido dedicada a San Salvador.

Además de Canterbury, San Agustín dirigió la fundación de la abadía benedictina de San Pedro y Pablo que se construyó fuera de los muros de la ciudad. Esta abadía más tarde fue dedicada al mismo San Agustín y fue durante muchos siglos el lugar último descanso de los arzobispos de la catedral. Los restos de esta abadía están hoy al cuidado de la oficina inglesa de conservación y forman parte, junto con la catedral y la iglesia antigua de San Martín, cerca de ahí, del Patrimonio de la Humanidad de Canterbury.1​

Fin del periodo sajón y vikingo[editar]
El segundo edificio del mismo eje agregado por el arzobispo Cuthbert (740-760) como bautista y dedicado a San Juan Bautista.
Oda (941-958) renovó el edificio, aumentando considerablemente la nave.
La comunidad de la catedral se convirtió en un monasterio benedictino con las reformas del arzobispo santo Dunstán. Se enterró santo Dunstan bajo el lado meridional del gran altar.
Lyfing (1013-1020) y Aethelnoth (1020-1038) añadieron un ábside al oeste, que sirvió como oratorio de Santa María.
Periodo normando[editar]
Lanfranc (1070-1077), el primer arzobispo normando, reconstruyó la iglesia en ruinas de Saxon.
San Anselmo hizo aumentar el quire hacia el este para permitir acoger a los monjes del monasterio que se había restablecido. La cripta de esta iglesia sigue siendo la más grande hoy de esta clase.
Tomás Becket[editar]

Claustro de la catedral de Canterbury.
Un capítulo oscuro en la historia de la catedral fue la decapitación de Thomas Becket en la esquina nordeste del interior del complejo el domingo, 29 de diciembre de 1170 por parte de unos guardias que oyeron por casualidad al rey Enrique II de Inglaterra diciendo «¿Quién me librará de este sacerdote indiscreto?» después de que tuvo un enfrentamiento con Becket. Los guardias tomaron las palabras del rey literalmente y asesinaron a Becket en su propia Catedral. Becket sería el segundo de cuatro arzobispos de Canterbury que fueron asesinados.

Después del desastroso incendio de 1174, que destruyó el extremo oriente de la catedral durante la gestión de Ricardo de Dover, Guillermo de Sens reconstruyó el lugar con un diseño mucho más moderno, Gótico, incluyendo altos arcos puntiagudos, arbotantes, con acentuación de las líneas verticales de los altos pilares y agujas en el exterior para crear alturas mayores en el interior. Más tarde, Guillermo el Inglés añadió la Capilla de la Trinidad como un lugar santo para las reliquias de Santo Tomás el Mártir. Con el tiempo otros entierros importantes se llevaron a cabo en este lugar, como el de Eduardo Plantagenet (el Príncipe Negro) y el Rey Enrique IV de Inglaterra. La Torre Corona (nombre original) fue construida en el extremo este para que contuviera la reliquia de la cabeza de Santo Tomás que le fue cercenada en su asesinato.

Los ingresos obtenidos por parte de los peregrinos (que incluyeron a personajes como Geoffrey Chaucer, autor de Los cuentos de Canterbury) quienes visitaban el santuario de Becket, considerado como un lugar de curación, pagaron en gran medida por todas las reconstrucciones subsecuentes de la Catedral y de sus edificios aledaños.

Siglos XIV-XVI[editar]
Arquitectura[editar]

La nave central, de estilo
gótico perpendicular.
El Prior Thomas Chillenden (1390-1410) reconstruyó la nave de la catedral en su característico estilo gótico inglés durante su priorato.

La torre central normanda, original de Lanfranc, el «Campanario del Ángel» (Angel Steeple) como se le conocía a raíz de que estaba coronada por un ángel sobredorado, fue demolida en 1430. La reconstrucción de la torre ocurrió aproximadamente 50 años más tarde, comenzando en 1490, y terminando en 1510, su altura final fue de 91 metros. A esta torre nueva se le conoce como la «Torre de la Campana Harry» (la campana más antigua de la catedral), por el prior Herny de Eastry quien organizó la construcción, y durante un tiempo fue llamada “la torre más hermosa de la cristiandad”. La campana de la torre todavía toca cien veces cada noche, alrededor de las 8:55 p.m., para señalar el antiguo toque de queda de la ciudad.

Iglesia Hugonote francesa[editar]
Un letrero en la cripta de la catedral de Canterbury recuerda la fundación de la «Iglesia hugonote francesa» en 1550 por valones, oriundos la mayoría de Tournai y llevando nombres que todavía tratan con familiaridad a eso: Carbonel, Colignon, Delmé, Duquesne, Lefèvre, Morel, Philippot, etc. Estos reformados emigraron a Inglaterra en respuesta a la persecución de los protestantes por la Iglesia católica.

Disolución de los monasterios[editar]
Durante la disolución de los monasterios, Canterbury dejó de ser una abadía, cuando todas las casas religiosas fueron suprimidas, en marzo de 1539.

Siglo XVIII hasta el presente[editar]
La Norman Northwest Tower original fue demolida por 1700 debido a problemas estructurales, y substituida durante 1830 por una perpendicular a la Torre del Sudoeste, conocida actualmente como la Arundel Tower. Este fue el último cambio mayor en hacerse en la estructura de la catedral.
Las ruinas del dormitorio del monasterio románico fueron substituidas por una biblioteca neo-gótica construida en el siglo XIX. Este edificio fue destruido más adelante por una bomba durante la Segunda Guerra Mundial, que había sido dirigida a la catedral en sí, pero falló por unas yardas, y luego fue reconstruido en un estilo similar varios años después.
Plano arquitectónico de la construcción actual[editar]

Planta de la catedral de Canterbury.
Una curiosa vista panorámica de la catedral del Canterbury y sus edificios conventuales anexos, pintada aproximadamente en 1165, es conservada en el gran salterio en la biblioteca del Trinity College de la Universidad de Cambridge. Esta vista exhibe que se tenía planeada la construcción de un gran claustro benedictino en siglo XII, y nos permite compararlo con el existente de la abadía de San Galo.

Los edificios en Canterbury, al igual que en la abadía de San Gall, forman grupos separados. La iglesia forma el núcleo. En contacto inmediato con este, sobre el lado norte, están el claustro y el grupo de edificios pertenecientes a la vida monástica. Apartados de estos, al oeste y al este, están los salones y cámaras destinados al ejercicio de la hospitalidad, que era obligación de cada monasterio proporcionar, ya fuera hacia personas invitadas, miembros del clero, viajeros, peregrinos o pobres que lo visitaran.

La Fundación[editar]
La fundación es el establecimiento que provee de personal autorizado de la catedral, quien o quienes son los clérigos. El jefe de la catedral es el Reverendo Roberto Willis, que se asiste por un capítulo de 24 canónigos, de los cuales 4 son residentes, los otros son citas honorarias del clero mayor en la diócesis. Por la ley y costumbre inglesa pueden elegir solamente a la persona que ha sido nominada por el monarca con la recomendación del primer ministro. La fundación también incluye coristas, organistas y una gama de otros oficiales, algunos de estos ya están desapareciendo, por ejemplo el del peluquero de la catedral. La catedral tiene una fuerza de trabajo a tiempo completo de 250 personas que la hacen uno de los grandes empleadores del distrito.

Organistas[editar]
1407 John Moundfield
1411 William Bonyngton
1420 William Stanys
1445 John Cranbroke
1499 Thomas Chart
1534 John Wodynsborowe
1547 William Selby
1553 Thomas Bull
1583 Matthew Godwin
1590 Thomas Stores
1598 George Marson
1631 Valentine Rother
1640 Thomas Tunstall
1661 Thomas Gibbes
1669 Richard Chomley
1692 Nicholas Wotton
1697 William Porter
1698 Daniel Henstridge
1736 William Raylton
1757 Samuel Porter
1803 Highmore Skeats
1831 Thomas Jones
1873 William Longhurst
1898 Harry Perrin
1908 Clement Palmer
1937 Gerald Knight
1953 Douglas Hopkins
1956 Sidney Campbell
1961 Allan Wicks
1988 David Flood
Ha recibido 52 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE SALISBURY (REINO UNIDO)

22

CATEDRAL DE SALISBURY (REINO UNIDO)

La catedral de Salisbury se encuentra en la localidad inglesa de Salisbury, en el condado de Wiltshire. Su construcción se inició al trasladarse el obispado desde Old Sarum, en 1220, siendo obispo Richard Poore. La construcción de la catedral empezó por el lado oriental. La capilla de Nuestra... Ver mas
La catedral de Salisbury se encuentra en la localidad inglesa de Salisbury, en el condado de Wiltshire.

Su construcción se inició al trasladarse el obispado desde Old Sarum, en 1220, siendo obispo Richard Poore. La construcción de la catedral empezó por el lado oriental. La capilla de Nuestra Señora, la girola de forma rectangular y las naves laterales del presbiterio se terminaron en 1225 y en 1258 se completaron la nave, el crucero y el coro. La espectacular fachada oeste estuvo acabada en 1265. En 1320 se terminó de construir la torre y la aguja. Con una altura de 123 m, la aguja de la catedral de Salisbury es la más alta de toda Inglaterra.

Sin embargo, la aguja que debía dar grandeza a la catedral se convirtió en un auténtico problema. Junto con la torre, añadió 6500 toneladas al peso del edificio. A lo largo de los años se han ido añadiendo diferentes medios de sujeción para evitar que la abadía se derrumbe por el exceso de peso, tal y como ocurrió con la abadía de Malmesbury.

En 1790, el arquitecto James Wyatt realizó algunos cambios significativos, y controvertidos, en la catedral. Estos cambios incluyeron la sustitución del coro original y la demolición de la torre de la campana que se alzaba una altura de 100 m en la zona noroeste del edificio principal.

Descripción[editar]
La catedral se encuentra aislada en una extensión de terreno de césped, lo que favorece la impresión del conjunto. La planta de la catedral tiene forma de doble cruz, con una longitud de 142 m, presenta tres naves cubiertas con arcos de crucería, las naves están limitadas por el transepto mayor, con una longitud de 61,5 m, cubierto también con arcos de crucería, tras el transepto mayor se encuentra el pequeño coro, el transepto menor, el presbiterio y la cabecera, que de una forma plana, habitual en la arquitectura gótica inglesa. Destacan también las construcciones anexas al templo del claustro y la sala capitular, con forma octogonal y gran bóveda sostenida por una única columna central.
Ha recibido 51 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE RUAN

23

CATEDRAL DE RUAN

La catedral de Nuestra Señora de Ruan (en francés: Cathédrale Notre-Dame de Rouen)?, es una catedral de culto católico bajo la advocación de Nuestra Señora, la Virgen María en la ciudad de Ruan, en el departamento de Sena Marítimo, en Francia, al noroeste del país. Este templo es una... Ver mas
La catedral de Nuestra Señora de Ruan (en francés: Cathédrale Notre-Dame de Rouen)?, es una catedral de culto católico bajo la advocación de Nuestra Señora, la Virgen María en la ciudad de Ruan, en el departamento de Sena Marítimo, en Francia, al noroeste del país.

Este templo es una construcción gótica cuyas primeras piedras se remontan a la Alta Edad Media. Tiene la particularidad, rara en Francia, de conservar su palacio arzobispal y las construcciones anexas que lo rodean datan de la misma época. En el siglo XIX, la catedral sirve de fuente de inspiración a numerosos artistas, particularmente Claude Monet.

Fue en el palacio arzobispal de Ruan, de estilo gótico, contemporáneo de la catedral, donde tuvo lugar el segundo proceso a Juana de Arco.

En esta catedral es donde está enterrado el corazón del rey Ricardo I de Inglaterra.

Historia[editar]
En el monumento pueden distinguirse tres etapas:

La Basílica primitiva: excavaciones recientes muestran que un primer santuario de doble nave fue construido a finales del siglo I en el mismo emplazamiento de la catedral actual. La basílica fue destruida durante las Invasiones Normandas.
La Catedral románica: los trabajos de la catedral románica empezaron alrededor de 1020, durante el obispado de Roberto de Évreux. La nave central retomaba la ubicación de la nave sur de la basílica primitiva. De esta segunda etapa actualmente sólo se conserva una cripta.
La Catedral gótica: la edificación gótica del edificio comenzó con la construcción de la Torre Norte (Torre Saint-Romain), pero en 1200 la catedral románica fue devastada por el fuego. A partir de entonces, se construye en estilo gótico completamente predominante.
Descripción[editar]
La parte más antigua de estilo gótico que se conserva en el edificio es la Torre Norte (la Torre Saint-Romain), cuya construcción comienza en 1145. Por su parte la Torre Sur (la Tour de Beurre o Torre de la Mantequilla) no empezó a construirse hasta 1485.
Después del incendio de 1200, la nave recupera elementos de la catedral románica, aunque el cimborrio estaba inacabado y su aguja de piedra no pudo construirse entonces.
En 1540, se construye una aguja de madera, recubierta de plomo. En 1822 ardió a causa de un incendio consecuencia de un rayo, por lo que posteriormente se construye una aguja de hierro fundido, que flanqueada por cuatro pináculos de cobre se erige por etapas a lo largo del siglo XIX.

La catedral posee en el crucero del transepto, un cimborrio rematado en la actualidad por la mencionada colosal aguja o "flèche" de hierro fundido, añadida entre 1825 y 1876 , que con 151 metros de altura es a día de hoy la más alta de las catedrales de Francia, supera a la de piedra de la catedral Notre-Dame de Estrasburgo , que se eleva no obstante hasta los 142,70. La fachada occidental está flanqueada por dos torres, la Tour Saint-Romain y la Tour de Beurre (o torre de Mantequilla, ya que las obras para su construcción fueron costeadas con el dinero que se pagaba a la iglesia para poder consumir mantequilla durante la cuaresma). La Tour de Beurre es una auténtica obra maestra del gótico flamígero.

En 1944, durante la Segunda Guerra Mundial, los bombardeos aliados causaron graves daños en la ciudad de Ruan/Rouen y en especial en la catedral. Así la planta correspondiente al periodo gótico flamígero de la Torre Norte (la Torre Saint-Romain) fue destruida en 1944 en un incendio y ha sido reconstruida recientemente, la nave y la fachada lateral sur fueron destrozados, y uno de los cuatro pilares que sostienen la aguja fue prácticamente destruido, pero milagrosamente el conjunto permaneció en pie.
Los principales trabajos de restauración ya están acabados y la Torre Saint-Romain cuenta de nuevo con su techo de pizarra.


Nave de la Catedral de Ruan.

Nave y techos.

Vidrieras renacentistas.

Cimborrio de la Catedral de Ruan.
Personalidades enterradas[editar]

Detalle de esculturas en el interior de la catedral.
La catedral alberga una tumba que contiene el corazón de Ricardo Corazón de León. Sus entrañas probablemente fueron enterradas dentro de la iglesia del Château de Châlus-Chabrol en Limousin. Fue en las paredes del castillo de Châlus-Chabrol donde se disparó el cerrojo de la ballesta, que lo llevó a la muerte una vez que la herida se hizo séptica. Sus restos corporales fueron enterrados junto a su padre en la Abadía de Fontevrault cerca de Chinon y Saumur (Francia). La efigie de Richard está en la parte superior de la tumba, y su nombre está inscrito en latín en el lateral.

La Catedral también contiene la tumba de Hrolf Ganger, uno de los antepasados ​​de Richard, fundador y primer gobernante del principado vikingo en lo que pronto se conocería como Normandía.

La catedral contenía la tumba de mármol negro de Juan de Lancaster, duque de Bedford, uno de los comandantes ingleses que supervisó el juicio de Juana de Arco. Se convirtió en sacerdote canónigo de la catedral después de su muerte. Su tumba original fue destruida por los calvinistas en el siglo XVI, pero sigue habiendo una placa conmemorativa.

Otras personalidades famosas enterradas aquí incluyen:

Poppa, esposa de Rollo de Normandía y madre del duque Guillermo I.
Guillermo I, duque de Normandía (también conocido como William Longsword).
Hugh de Amiens, primer abad de la Abadía de Reading y luego arzobispo de Rouen.
Matilde de Inglaterra (también conocida como la emperatriz Matilda).
William FitzEmpress.
Arturo I, duque de Bretaña.
Enrique el Joven.
Georges d'Amboise.
Pierre de Brézé.
Louis de Brézé, señor de Anet.
Monet y la Catedral de Ruan[editar]

La Catedral de Ruan en una obra de Claude Monet.
Durante la década de 1890, Claude Monet trabaja en varias series de pinturas todas con el mismo motivo, la catedral. Quizás la serie más conocida sea la que representa la fachada occidental. Monet pinta 31 versiones distintas, las primeras las hizo desde la casa situada en el número 23 de la Place de la Cathedral, el resto fueron realizadas desde el número 81 de la rue Grand-Pont. Algunas de sus pinturas las terminó en su taller de Giverny.

En 2004 y en 2005, se realizó un espectáculo monumental "De Monet a los pixels" consistente en la iluminación de la fachada principal de la catedral utilizando colores que recordaban los cuadros de Monet.
Ha recibido 48 puntos

Vótalo:

ARCHIBASÍLICA DE SAN JUAN DE LETRÁN (ROMA)

24

ARCHIBASÍLICA DE SAN JUAN DE LETRÁN (ROMA)

La Archibasílica del Salvador y de los santos Juan Bautista y Juan Evangelista, más conocida como Archibasílica de San Juan de Letrán es la catedral de la diócesis de Roma, donde se encuentra la sede episcopal del obispo de Roma (el papa). Está dedicada a Cristo Salvador, sin embargo es más... Ver mas
La Archibasílica del Salvador y de los santos Juan Bautista y Juan Evangelista, más conocida como Archibasílica de San Juan de Letrán es la catedral de la diócesis de Roma, donde se encuentra la sede episcopal del obispo de Roma (el papa). Está dedicada a Cristo Salvador, sin embargo es más conocida con el nombre de San Juan, por estar dedicada a los dos santos principales que llevan este nombre.

Junto al palacio anexo y algunos otros edificios cercanos, goza del estatus de extraterritorialidad dentro del Estado italiano, por lo que es propiedad de la Santa Sede. La basílica es una de las iglesias que se deben de visitar en el peregrinaje de las siete iglesias de Roma para alcanzar la indulgencia plenaria en Año Santo.

En 1980 fue incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad en Europa por la Unesco, con el número de identificación 91-002.1​ Desde el mismo año, además, se puede acceder a través de la estación del metro de Roma San Giovanni.

Descripción[editar]
El nombre oficial es Archibasilica Sanctissimi Salvatoris, es la más antigua y la de rango más alto entre las cuatro basílicas mayores o papales de Roma, y tiene el título honorífico de «Omnium urbis et orbis ecclesiarum mater et caput» (madre y cabeza de todas las iglesias de la ciudad de Roma y de toda la tierra), por ser la sede episcopal del primado de todos los obispos, el papa. Fue consagrada por el papa San Silvestre en el año 324.

Las otras tres basílicas mayores, todas caracterizadas por tener una puerta santa y un altar papal, son:

La Basílica de San Pedro del Vaticano
La Basílica de San Pablo Extramuros
La Basílica de Santa María la Mayor
La Archibasílica surge en el siglo III en tierras de los Lateranos, noble familia romana caída en desgracia bajo Nerón, cuya propiedad pasó por tanto al dominio imperial. El palacio pasó a manos de Constantino I cuando se casó con su segunda mujer, Fausta, hermana de Majencio, y era conocido con el nombre de Domus Faustae. Por tanto, Constantino era su propietario cuando ganó la batalla del Puente Milvio (contra Majencio), en el 312.

La tradición cristiana indica que los terrenos y la residencia de los Lateranos fueron donados al obispo de Roma (la fecha de la donación no es segura pero debería ser durante el pontificado del papa Melquíades), en señal de gratitud del emperador a Cristo, que apareciéndosele durante el sueño, le había hecho vencer en la batalla del Puente Milvio.

El baptisterio de esta basílica es un edificio independiente de planta octogonal, y tiene la forma típica de los baptisterios de los primeros siglos, cuando el bautismo se hacía por inmersión. Por tanto, cuenta con una piscina en la cual el neófito se sumergía para salir por el lado opuesto.

Anexo a la archibasílica hay un claustro con jardines y arquerías, y un palacio (el Palacio de Letrán), propiedad del papa. Antiguamente, todo este complejo lateranense fue la sede del gobierno eclesiástico, hasta el tiempo en que la corte pontificia se mudó a Aviñón (Francia), periodo conocido como Cautiverio de Babilonia. Al regresar los papas a Roma, se establecieron en la colina vaticana, donde actualmente está la Santa Sede.

Cerca de esta basílica está el edificio que alberga la Escalera Santa, cuyos escalones, traídos de Tierra Santa, son según la tradición los mismos que subió Cristo en el palacio de Pilato. No se permite subirlos de pie. Los devotos los suben de rodillas.

La actual basílica es de estilo barroco, fruto de una radical transformación de Francesco Borromini en el siglo XVII; de época anterior se conservan los magníficos mosaicos del ábside, el ciborio gótico y el pavimento de estilo cosmatesco. En lo alto de la fachada se encuentran estatuas de Cristo, los santos Juanes (el Evangelista y el Bautista) y los Apóstoles. La fachada fue reformada en el siglo XVIII, siguiendo el estilo de la de San Pedro, por el arquitecto Alessandro Galilei.

Ya en el interior, destacan las monumentales estatuas de los doce apóstoles de la nave central. Bajo el altar mayor está enterrado el papa Martín V, bajo cuyo pontificado se abrió por primera vez la Puerta Santa en esta basílica. El ara de este altar es una losa que, según la tradición, es la misma que usaban san Pedro y los primeros papas al celebrar la misa. Sobre el altar hay un baldaquino con un relicario en el que se conservan las cabezas de san Pedro y san Pablo. En el fondo del ábside está la cátedra, el trono episcopal del obispo de Roma, hecho de mármol y mosaicos.

El papa suele celebrar ciertas ceremonias litúrgicas en este lugar (por ejemplo, la misa de la Cena del Jueves Santo, y la misa de la fiesta del Corpus Christi; esta última tiene lugar en el atrio, a partir del cual parte la procesión eucarística).

El canónigo de honor de San Juan de Letrán es el presidente de la República Francesa, según una tradición que se remonta al siglo XVII, cuando el jefe del Estado era un rey. Nicolas Sarkozy tomó posesión del cargo en una ceremonia el 20 de diciembre de 2007.2​

En el calendario católico, el día 9 de noviembre se celebra la fiesta de la dedicación de esta basílica mayor.3​

El actual maestro de capilla es monseñor Marco Frisina.

Papas sepultados en San Juan de Letrán[editar]
Juan IX
Agapito II
Juan XII
Silvestre II
Juan XVII
Sergio IV
Alejandro II
Pascual II
Calixto II
Honorio II
Celestino II
Lucio II
Eugenio III
Anastasio IV
Alejandro III
Clemente III
Celestino III
Inocencio III
Inocencio V
Martín V
Clemente XII
León XIII
Ha recibido 47 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE AMIENS

25

CATEDRAL DE AMIENS

La catedral de Notre-Dame de Amiens (en francés, Cathédrale Notre-Dame d'Amiens) es una iglesia catedralicia de culto católico bajo la advocación de Nuestra Señora en la ciudad de Amiens del departamento del Somme; la catedral gótica que cerró el ciclo de catedrales del período gótico clásico... Ver mas
La catedral de Notre-Dame de Amiens (en francés, Cathédrale Notre-Dame d'Amiens) es una iglesia catedralicia de culto católico bajo la advocación de Nuestra Señora en la ciudad de Amiens del departamento del Somme; la catedral gótica que cerró el ciclo de catedrales del período gótico clásico. Su construcción se inició en 1220, sobre otra anterior de arquitectura románica destruida por un incendio. Fue diseñada con una planta de cruz latina y más tarde entre 1366 y 1401 fueron construidas las torres que se encuentran en ambos lados de su fachada principal.

Tiene el crucero centralizado y la nave central está decorada con un rosetón sobre un friso de esculturas que recorre el frontal oeste. La fachada occidental consta de tres pórticos monumentales con profundas arquivoltas, rematadas con gabletes. Esta fachada muestra un gran programa iconográfico de esculturas que comprende buena parte de los episodios del Antiguo y Nuevo Testamento, por lo que es conocida como la «Biblia de Amiens».

Construida bajo la influencia estilística de Notre-Dame de París y Notre-Dame de Chartres, es la mayor y más alta de todas las catedrales góticas francesas —alcanza los 42,3 m bajo bóveda, cerca del máximo soportable para este tipo de arquitectura.

Incluye también elementos de las fases siguientes del estilo gótico, del gótico radiante en particular la cabecera y del gótico flamígero el rosetón, la bóveda septentrional, la galería entre el coro y el trascoro y los estalos. Su longitud en el exterior es de 145 metros. Fue declarada monumento histórico en Francia desde 18621​ y está registrada desde 1981 como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.2​

Historia[editar]

La flecha es el punto más alto de la catedral, la primera consta de finales del siglo XIII.
La catedral actual ocupa un emplazamiento donde anteriormente hubo varios templos sucesivos. El primer edificio data de finales del siglo III, en la época galo-romana, y durante los siguientes nueve siglos se construyeron varias catedrales. Varias veces el fuego las redujo a cenizas. Este fue quizá el caso en el año 850, durante la invasión normanda, a continuación en 1019 y nuevamente en 1107. Después de este siniestro una nueva iglesia, románica, fue erigida en 1152 y consagrada por el obispo de Reims, de la que no se posee ningún documento para determinar cómo era.3​

El 17 de diciembre de 1206, un caballero cruzado de Picardia, llamado Wallon de Sarton, canónigo de Picquigny que durante la cuarta cruzada en el sitio de Constantinopla por los cruzados en 1204 había logrado robar la reliquia del cráneo de San Juan Bautista, que transportó a Amiens donde fue recibido por el obispo Richard Gerberoy. Muy rápidamente, la reliquia fue objeto de un peregrinaje importante, muchos príncipes franceses y extranjeros fueron a honrarlo. Pero la cabeza del santo atrajo también a personas afectadas de sordera, mudez, ceguera y sobre todo a las personas con el «mal de San Juan», es decir, que padecían epilepsia. Esta afluencia dejó rápidamente muy pequeña la catedral románica.4​

En 1218, un rayo cayó sobre la torre de la antigua catedral y prendió fuego a las estructuras. El techo ardió con una rapidez asombrosa, y pronto se derrumbó todo el edificio por las llamas. El obispo Évrard de Fouilloy decidió levantar una nueva catedral, no sólo mucho más grande y más bella que la anterior, sino también sin precedentes entre los otros santuarios de la cristiandad. También era necesario que la nueva catedral, con su programa iconográfico, fuera un verdadero libro en piedra que promoviera la enseñanza de la religión al pueblo cristiano, así es como se habla de la «Biblia de Amiens». Y frente a este enorme desafío, como arquitecto, el obispo escogió a Robert Luzarches.3​

Construcción de la catedral (1220-1288)[editar]

La parte más antigua del edificio, la nave, con una altura de 42,3 metros. Vista desde el triforio del coro.
Su construcción fue relativamente rápida, atendida su grandiosidad y por otras dificultades, como la compra de los terrenos necesarios. La obra se inició por el transepto sur en 1220. Poco antes la población de la ciudad había aumentado considerablemente; las murallas fueron ampliadas hacia el este en 1190 y poco después, en 1193 hacia el sur. La cimentación se hizo a nueve metros bajo tierra, que es una de las cimentaciones más profundas y seguras de las catedrales europeas. Cuando se comenzó su construcción, había una serie de edificaciones en sus inmediaciones: al este —(zona de la cabecera del templo— la muralla, que hubo que comprar los terrenos al municipio para trasladarla; al norte —zona del transepto norte— un hospital dedicado a San Juan Bautista, que hubo que trasladar; al noreste —entre el transepto norte y la cabecera— había una iglesia dedicada a San Fermín el confesor.5​ El cabildo catedralicio pensaba utilizar temporalmente el coro de la antigua iglesia románica. Contrariamente a habitual, el trabajo se inició por la nave, (aunque otras catedrales fueron empezadas también por la nave, como la catedral de Soissons o la catedral de Tournai ) desde la fachada occidental, por las dificultades encontradas con el derribo de la antigua iglesia de San Fermín.6​

En el siglo XIII, durante el período del reinado de Felipe II de Francia, Amiens vivió una gran prosperidad. La ciudad aprovechó la ventaja de su proximidad a Flandes, cuyo negocio textil estaba en auge, y que tenía las «ferias de Champagne» que se organizaban anualmente, también muy cercanas. Fue el comercio de la planta yerba pastel, que se utilizaba para teñir telas y era cultivada en la región, lo que aseguró a la burguesía de Amiens la base de su fortuna, pues tenía el monopolio y su obispado participó de la prosperidad general. Los generosos colaboradores no faltaron, y los recursos de la diócesis permitieron financiar este gigantesco proyecto.6​

Robert Luzarches y el obispo Evrard Fouilloy fallecieron en 1222, y el nuevo obispo, Geoffroy d'Eu, confió el seguimiento de las obras a Thomas Cormont. Las donaciones llegaban de todos lados y la construcción avanzó rápidamente. En 1228, los muros de la nave ya se encontraban en el nivel del nacimiento de las bóvedas; ese mismo año Renaud Cormont sucedió a su padre como contratista principal y la nave se completó alrededor de 1230. En 1236, a la muerte de Geoffroy d'Eu, la gran fachada se elevaba hasta las cornisas situadas por encima de la cubierta y la base del crucero estaba construida. El nuevo obispo Arnoult comenzó el coro y las capillas radiales. Pero a partir de 1240, los fondos escasearon y los trabajos se fueron haciendo más lentos. Se pudo, sin embargo, completar la girola, donde Arnoult fue enterrado en 1247.5​

El siguiente obispo, Gerard de Coucy, no impulsó mucho los trabajos, que se redujeron bastante entre 1247 y 1258. Ese año la catedral sufrió un incendio que devastó las capillas absidiales, el incidente tuvo el efecto de mover el entusiasmo de los constructores y mecenas, y se reanudaron los trabajos a buen ritmo hasta 1269, que fue cuando el coro se terminó.6​ La catedral gótica, por tanto estaba terminada, aunque las torres no fueron completadas. Casi dos décadas más tarde, el obispo Guillaume de Mâcon todavía elevó una flecha (la primera) y realizó varias pequeñas modificaciones en el coro y en el ábside, estos trabajos se terminaron en 1288. Ese año, se creó el «pavimento del laberinto», todavía bajo la dirección de Renaud Cormont.5​

El año 1288 es la fecha que se utiliza como el final de la construcción de la catedral, aunque las torres de la fachada no se habían terminado. Sin embargo, la edificación fue en general bastante rápida en sus partes principales. Ello dio a la catedral gran unidad arquitectónica, la cual rara vez se da en otras. La construcción de la catedral de Amiens fue muy importante para la racionalización de los trabajos medievales y la talla en serie de las piedras. Desde el inicio de la construcción, Robert Luzarches había diseñado cuatro tipos diferentes de piedras para producir en serie.7​ Las piedras utilizadas provenían especialmente de las grandes canteras de Picquigny que pertenecían a los canónigos de esta parroquia. Un contrato que data de 1234 y que ha sobrevivido, informa la imposición de cincuenta libras parisinas durante once años para pagar a los canónigos de Picquigny. También se utilizaron piedras de las canteras de Croissy, Bonneleau y Doméliers, todas fueron transportadas por barco por el río Somme hasta la ciudad de Amiens.8​

Desde 1288 hasta 1499[editar]

La torre sur fue completada el año 1366.
Desde 1290 a 1375, se construyeron las capillas laterales, no previstas en el plano original. Para su construcción se tuvieron que alargar los contrafuertes de las naves y en los espacios resultantes se colocaron las capillas. Son once en total, seis en el lado del Evangelio y cinco en el lado de la Epístola, las más antiguas se realizaron desde el transepto hacia la fachada occidental.9​

La torre sur de la catedral se completó en 1366. La torre norte, que planteó algunos problemas, debido a la inclinación del terreno en 1375 debió de pararse su construcción, hasta que finalmente en 1402 se logró su coronación. En 1385 se celebró en la catedral la boda de Carlos VI de Francia i de Isabel de Baviera-Ingolstadt. El duque Carlos I de Borgoña, ansioso por capturar Amiens había establecido, en 1470, su campamento en Saint Acheul. Según explicó Olivier de la Marche, quedó tan deslumbrado por la grandeza del templo que prohibió expresamente a su artillería disparar contra el edificio.10​

En 1498, Pierre Tarisel fue nombrado maistre des ouvrages de maçonnerie: maestro de obras. Se dio cuenta de que un desastre inminente se estaba preparando y que podía provocar graves daños en la catedral. En esa época, ya se había olvidado el desastre que ocurrió en 1284 en la catedral de Beauvais, donde la parte central correspondiente al coro de 47 metros de altura, se había derrumbado. Se realizaron obras de emergencia para fortalecer los contrafuertes de la nave y el crucero, pues los grandes pilares del crucero recibían la carga de los enormes arcos, elevados a 42,30 metros.

Pierre Tarisel, rodeó casi todo el edificio de una cadena de hierro fabricada en España. Esta cadena pasa por el triforio de la nave y los transeptos, rodeando casi todo el edificio, se hizo en poco más de un año para resolver el problema; y sigue estando hoy en día. La catedral fue por lo tanto, no sólo salvada en la época de una destrucción segura, sino que fue consolidada para los próximos siglos.9​

Desde 1500 a la Revolución[editar]

Capilla de Notre-Dame du Puy situada en el deambulatorio en el brazo sur del transepto. La estatua de la izquierda, santa Genoveva, fue transformada en «Diosa de la Razón» durante la Revolución Francesa.
Desde 1508 hasta 1519 se llevó a cabo la creación de la magnífica sillería del coro. Su número original era de 120 asientos que ha quedado reducido a 110. En 1528, la torre de la catedral fue destruida por un rayo y se procedió a construir una nueva. Su altura se encuentra en 112,70 metros sobre el suelo.

El rosetón occidental, cuya cima está situada a 42 metros, fue reconstruido en el siglo XVI en estilo gótico, por orden del alcalde de la ciudad.

En el siglo XVIII, se procedió a una revisión importante de la decoración del coro. Así que el coro alto fue destruido en 1755 y el cierre del coro del siglo XV, fue al mismo tiempo en gran parte derribado y reemplazado por una reja, de Jean Veyren de acuerdo con los planos de Michel-Ange Slodtz. Esta obra maestra fue terminada en 1768. Estatuas y una notable cátedra barroca también fueron realizadas, todas estas innovaciones agotaron los presupuestos, y con ello el mantenimiento del edificio se descuidó gravemente. Las reparaciones se hicieron en los arbotantes del coro, pero por falta de dinero se dejaron pasar otras cosas necesarias.

Durante la Revolución francesa, Notre-Dame de Amiens sufrió poco en comparación con otros templos franceses. La población supo conservar su patrimonio de los atentados por los vándalos de la Revolución, como los que realizaron en 1793 las tropas de Joseph Lebon en la cercana ciudad de Arres.11​ Hubo unas pocas flores de lis, algunas cruces e incluso algunas estatuas que fueron eliminadas —incluyendo los pináculos de la sillería del coro que mostraban también una decoración con flor de lis—. Las grandes y pequeñas estatuas de diversos portales, así como la galería de los reyes se mantuvieron intactas. La catedral se convirtió en un «Templo de la Razón y la Verdad». Hoy podemos ver la estatua de Santa Genoveva, convertida en «Diosa de la Razón», en el altar de la capilla de Nuestra Señora del Puy, en la parte izquierda del brazo sur del crucero.12​

Desde la Revolución hasta el siglo XX[editar]
En el siglo XIX, Eugène Viollet-le-Duc, que había elaborado un informe sobre el alarmante estado de mantenimiento de la catedral, poco o nada conservada durante los siglos XVIII y XIX, procedió a una restauración a veces polémica del edificio, a lo largo de un período de veinticinco años. De hecho, hay elementos que incorporó al monumento que en la Edad Media nunca había poseído. Por ejemplo, en la parte superior de la fachada principal, construyó una galería para comunicar las dos torres: la galería de los Sonneurs.

En julio de 1918, en la última ofensiva alemana en el oeste de Francia, la catedral fue atacada por el fuego de las tropas imperiales alemanas. Pero ante la insistencia del papa Benedicto XV, los alemanes cesaron de tomar el templo como un objetivo. La catedral fue salvada y poco después, el ejército alemán se retiró quedando todo en orden. En mayo de 1940, durante el bombardeo alemán que afectó seriamente la ciudad, la catedral fue también casi milagrosamente salvada.

Restauración y policromía[editar]
En los portales de la fachada principal se realizaron en la década de 1990 importantes trabajos de conservación y limpieza, en el que se utilizó un método con láser. Con la aplicación de esta técnica se descubrió los restos de policromía original con la que estaba pintada toda la fachada, dando fin a una larga controversia de duda existente sobre ello. A principios del año 2001 buena parte de la fachada se encontraba tapada por andamios debido a otra restauración.

Desde el descubrimiento de la policromía y gracias a un sistema de láser multicolor se consigue recrear el edificio como había de encontrarse en la época medieval. El espectáculo, que se realiza durante todas las noches del verano y por navidad, está acompañado por música y una explicación sobre las esculturas de los portales.13​


Policromía de la fachada.


Tímpano del portal de Nuestra Señora.


Esculturas del portal del Juicio Final.
Planta y alzado[editar]

Interior con vista de las bóvedas y la arcada.
La catedral está constituida sobre una planta en forma de cruz latina, con una nave central y dos laterales con capillas, un crucero sin cimborio que se cubre con bóvedas de crucería estrelladas y un cuerpo central que comprende cinco naves para finalizar en el deambulatorio que está rodeado de siete capillas radiales, con la capilla axial más alargada y que presenta gran parecido a la arquitectura de la Sainte Chapelle de París, construida en la misma época. La nave central se organiza por medio de arcadas y un triforio con vitrales. Los pilares que sostienen los arcos son de sección circular, y formados por cuatro columnas adosadas. Las bóvedas de crucería se sostienen en columnas.14​

Tiene un tejado en doble vertiente muy apuntada —a causa de las copiosas nevadas—, posee contrafuertes exteriores acabados en pináculos que sostienen la estructura mediante arbotantes.

Dimensiones[editar]

Plano original de la catedral realziado por Eugène Viollet-le-Duc. La catedral ha cambiado poco desde entonces. Hay que añadir las once capillas laterales de la nave.15​

Alzado transversal de la nave lateral.
Las medidas de la catedral de Amiens son:16​17​18​

longitud exterior: 145 m
longitud interior: 133,50 m
longitud de la nave: 54 m
anchura de la nave: 14,60 m
anchura de cada una de las naves laterales: 8,65 m
anchura de la nave central con las dos laterales: 32 m
longitud del transepto: 70 m
longitud interior del transepto: 62 m
anchura del crucero sin las dos naves laterales: 14,25 m
anchura total del crucero: 29,30 m
altura de la bóveda: 42,30 m
altura bajo la bóveda de las naves laterales: 19,7 m
altura de las columnas a lo largo de las naves con capiteles incluidos: 13,85 m
distancia entre los pilares ( de oeste a este): 5,2 m
altura exterior del tejado a dos vertientes: 56 m
altura de la flecha: 112,70 m
altura de la torre norte: 68,19 m
altura de la torre sur: 61,70 m
superficie cubierta: 7.700 m²
volumen interior: alrededor de 200.000 m³
Fachada occidental:

anchura de la fachada: 48,78 m
anchura del portal central: 11,69 m
profundidad del portal central: 5, 52 m
anchura de cada portal lateral: 6,27 m
profundidad de cada portal lateral: 4,54 m
anchura de los dos contrafuertes que separan estos tres portales: 2,92 m
Exterior[editar]
Fachada principal[editar]

Fachada principal de la catedral.
Es una fachada armoniosa, es decir, que tiene una disposición tripartita tanto horizontal como vertical. Consta de tres portales con doble puerta que dan a tres naves, tres niveles de altura y dos torres. Tienen un profundo abocinamiento con gran número de arquivoltas. Podemos decir que las tres portadas occidentales tienen un estilo muy homogéneo; varios maestros con una misma formación, artistas, quizá procedentes de Chartres y París.

Encima de los portales se encuentra un triforio, que consiste en una serie de arcos ojivales dobles. Sobre este triforio la galería de los reyes y encima en el centro el gran rosetón, que fue restaurado en el siglo XVI en estilo gótico clásico. Finalmente se aumentó con otra galería —la de los sonneurs— que une las dos torres, y que fue realizada en el siglo XIX por Viollet-le-Duc; esta última galería está coronada por una segunda galería formada con delicados arcos calados. Detrás de estas galerías se encuentra una terraza llamada «Casa de los músicos». Se aprecia una diferencia sorprendente entre la fachada interior y la fachada exterior. En efecto, la fachada interior nos muestra el primer proyecto de fachada, modificado más tarde y oculta por el órgano. La fachada tiene en cuenta la sobreelevación de la nave, unos cuatro metros más, sobre las grandes cubiertas superiores.

Cada uno de los tres portales está coronado por un frontón triangular y en su centro presenta una decoración pétrea de un trébol. Las bases de estos frontones están flanqueadas en ambos lados por gárgolas de seres fantásticos. El gran frontón central tiene en la parte superior una estatua de un ángel tocando una trompeta. Esta escultura fue colocada en el siglo XIX por Eugène Viollet-le-Duc, en substitución de otra de San Miguel luchando con el dragón.

Grandes contrafuertes dividen verticalmente la fachada del edificio y separan los tres portales. Son especialmente importantes al nivel de la planta baja, donde cumplen la función de separación y encuadran sólidamente los portales. Están diseñados para garantizar la estabilidad de la fachada junto con las dos torres que la sostienen. Estos contrafuertes se reducen de forma pronunciada en la transición del primer al segundo nivel —el de apoyo a la galería del triforio de los reyes—, que forma aquí un marcado paso de profundidad. El segundo nivel de la fachada está, por lo tanto, en gran medida retirado de las puertas del nivel inferior. Por todo el recorrido de estos cuatro contrafuertes se aprecian la ornamentación y su remate con pináculos enormes y con trabajos de talla impresionantes. La misma disposición se repite en la transición del segundo al tercer nivel de la fachada —donde se encuentra el rosetón— y presenta una nueva serie de cuatro pináculos que ocupan el segundo paso de profundidad de los contrafuertes.

Portal del Juicio Final[editar]
El gran portal central o del Juicio Final tiene a sus lados otros dos portales más pequeños: el de la Virgen, a la derecha del espectador, y el de San Fermín, a la izquierda.

El tímpano por encima de la puerta principal está decorado con una representación del Juicio Final, cuando, según la tradición cristiana, los muertos resucitarán y serán juzgados por Cristo. Este tímpano está dividido en tres registros. En el nivel inferior, los resucitados salen de sus tumbas al sonido de las trompetas. El arcángel San Miguel y su balanza se encuentran en medio de ellos para hacer el pesaje de las ánimas. En la parte inferior de la escena, un demonio intenta provocar un engaño haciendo que la balanza se incline a su favor. En el registro intermedio, los condenados están separados de los escogidos y desnudos, son arrastrados por los demonios y dirigidos a la boca del monstruo, el Leviatan. En el registro superior, se encuentra Cristo en su trono, con las manos levantadas y el torso desnudo mostrando sus heridas. Está rodeado por la Virgen María y San Juan, que arrodillados interceden por la salvación de las almas; también hay ángeles que portan los símbolos de la Pasión.19​

La representación del infierno y el cielo está en las dovelas de las arquivoltas inferiores al tímpano. En el cielo, primero se ven las almas reunidas al lado de Abraham. Después se dirigen hacia una ciudad que representa la Jerusalén celestial. La representación del infierno, como se muestra, es muy similar a la de Notre-Dame de París. Se ven jinetes desnudos sobre caballos, evocando el Apocalipsis.


Parte lateral izquierda.


Parteluz con la escultura de Cristo, «Beau Dieu d'Amiens».


Parte lateral derecha.
En el centro del pórtico central, sobre el parteluz, se encuentra una escultura de Cristo Salvador, El Bello Dios de Amiens, una magnífica representación de Cristo. La figura de Jesús aparece bendiciendo con la mano derecha y con la izquierda sostiene los Evangelios, pisando una serpiente. Bajo su figura, al pie del pilar, la imagen del rey Salomón. En ambos lados de la doble puerta se hallan las grandes estatuas de los doce apóstoles y los cuatro profetas mayores. De izquierda a derecha sucesivamente: los profetas Daniel y Ezequiel, seguidos por Simón o Judas, Felipe, Mateo, Tomás, Jaime el Menor y Pablo. En la siguiente secuencia: Pedro, Andrés, Jaime el Mayor, Juan, Simón o Judas, Bartolomé, y los profetas Isaías y Jeremías. En su base, se puede ver una serie de medallones lobulados que representan los vicios y las virtudes. Lateralmente en la parte derecha de la puerta, entre la puerta del Juicio y la de la Madre de Dios, hay otra serie de medallones con otras escenas, entre ellas, Jonás saliendo del cuerpo de la ballena.20​

Portal de San Fermín[editar]
Artículo principal: Zodiaco de la Catedral de Amiens

Tímpano del portal de San Fermín.
Este portal está dedicado a San Fermín, que fue obispo de Amiens en el siglo IV. Está representado en el parteluz con las vestiduras y el báculo pastoral de obispo y en el tímpano, dividido en tres espacios, como en los otros portales. En el primer registro se encuentran representados los seis primeros obispos de Amiens, en el segundo aparecen figurados pasajes de su vida y finalmente en el espacio superior se relata la historia del descubrimiento del cuerpo del santo.

En ambos lados de la puerta hay seis grandes estatuas, la mayoría de ellas son santos cuyas reliquias se exponen cada año sobre el altar de la catedral. En el muro izquierdo, se puede ver a santa Ulphe, un ángel, san Acheul (mártir), san Ache (mártir), un ángel y san Honorato de Amiens (obispo de la ciudad). En el lado derecho se hallan las estatuas de san Fermín el confesor (segundo obispo de la ciudad), san Domice, san Fuscien (mártir), san Earlus y san Luxor.21​

Los bajos de los laterales del portal de San Fermín están ricamente trabajados. Se incluyen una serie de veinticuatro medallones, tallados en forma de trébol de cuatro hojas, que representan un calendario agrario, estableciendo una correspondencia entre los doce signos del zodiaco y el trabajo agrícola de los doce meses del año.22​Todos estos relieves están muy bien conservados, a pesar de los casi ocho siglos de antigüedad, y se conocen como el «zodiaco calendario Picard» o de Amniens. Los personajes representan trabajos del campo y usan ropa de temporada diferente; no hay que olvidar el predominio significativo de la población rural en la ciudad de Amiens.23​

Portal de la Virgen[editar]

Tímpano del portal de la Virgen.
El portal sur de la fachada occidental está dedicado a la Madre de Dios. El tímpano representa pasajes de su vida, en el registro inferior hay una serie de seis personajes del Antiguo Testamento que representan los antepasados de la Virgen. La muerte y la asunción de María están representadas en el registro medio, y finalmente en la parte superior se encuentra la escena de su coronación en el cielo. En los contornos de las arquivoltas están esculpidos ángeles portando incensarios y candelabros y veinte seis figuras de ancianos llevando cetros y coronas.

En el mainel central hay una gran estatua de la Virgen que tiene bajo sus pies un animal monstruoso con cabeza humana. Está representada muy estática, inspirada en el modelo de las esculturas de la catedral de Chartres. En el pedestal se encuentran unos bajorrelieves con una serie de escenas del Génesis. Las estatuas que adornan las jambas laterales de la puerta son particularmente notables: en la derecha están agrupados en parejas, que representan tres episodios importantes de la vida de la Virgen María: la Anunciación, la Visitación y la Presentación de Jesús en el Templo. A la izquierda, del exterior al interior, nos encontramos con la Reina de Saba, el rey Salomón, el rey Herodes el Grande y los tres reyes magos. Catorce medallones de trébol contienen relieves que incluyen representaciones de episodios del Nuevo Testamento, la mayoría son escenas de la vida de los reyes magos hasta la matanza de los Inocentes.24​

Galería de los Reyes[editar]

Algunos reyes del centre de la galería.
En la fachada de la catedral de Amiens, inmediatamente por encima de los tres portales, se encuentra una galería de servicio cubierta, decorada con arcos y columnas, y está, por lo tanto, en el paso intermedio entre los frontones de los portales y la galería de los Reyes. Está datada hacia 1235, se la llama comúnmente triforio y es practicable como la de los Reyes y la terraza superior. Todas estas galerías comunican con los pisos interiores de las torres.


Rosetón de la fachada occidental.
La llamada galería de los Reyes está sobre ella y contiene además una terraza totalmente pavimentada, las aguas de lluvia son expulsadas por varias gárgolas que se encuentran a nivel de las bases de las arcadas que hay alrededor de la cabeza de los reyes. Las esculturas de los reyes son veintidós y no se sabe con certeza a quien representan. Datan de la primera mitad del siglo XIII. La parte central de la fachada tiene ocho estatuas de 3,75 metros, emplazadas a treinta metros de altura. Además hay cinco en cada lado occidental de cada torre, y una más colocada en la parte delantera de los cuatro contrafuertes de la fachada, los contrafuertes que la dividen en tres zonas verticales. Estas estatuas parecen que están relativamente mal proporcionadas, con la cabeza demasiado grande y las piernas cortas. Encontramos este tipo de personajes en la galería de la Catedral de Notre-Dame de Reims y Notre-Dame de París (en París; las estatuas datan del siglo XIX).25​

El gran rosetón es de estilo gótico tardío y fue colocado en el siglo XVI por orden del alcalde de esa época. Se encuentra situado justo encima de la parte central de la galería de los Reyes y está precedidao por la terraza. Por lo tanto se halla en una parte más retrasada de la fachada.

Las torres[editar]

Escultura de la Virgen María en la torre norte del siglo XV. En la peana se aprecia la figura de un músico que toca un rabel de tres cuerdas.
Las torres están en realidad sin acabar, la parte superior sin conseguir dotar de esbeltez al conjunto de la construcción. Este papel lo logra la flecha del crucero, que es visible desde muchas partes de la ciudad de Amiens. Fueron las últimas partes del edificio que se construyeron y presentan una planta cuadrada en vez de la rectangular, que era lo común en todas las catedrales de la época. Estas torres muestran la mitad de lo que hubiera tenido que ser su altura total, y los dos contrafuertes, que iban a estar ubicados en la región media de las torres, se convirtieron en contrafuertes de los ángulos. El motivo de esta situación fue la falta de recursos financieros.

Al acabar la nave —entre 1220 y 1228—, la fachada principal solo había sido iniciada y se había abierto el hueco para el rosetón. No fue hasta 1238, cuando las obras recibieron un nuevo impulso gracias al obispo Arnoult, completándose la fachada occidental, pero al encontrarse con la falta de recursos, los proyectos fueron restringidos. En 1240, el obispo Arnoult había conseguido que los trabajos de la catedral fuesen a un gran ritmo que hizo que los fondos se agotaran, por lo que tuvo que suspender la construcción y tratar de obtener nuevas donaciones. Además, en 1258, un incendio destruyó las estructuras de las capillas del ábside. Este desastre contribuyó a retardar la construcción de las torres de la fachada. En Amiens, el pueblo mostraba poco entusiasmo por ver el monumento terminado y comenzó un largo periodo para recoger las donaciones necesarias para continuar los trabajos, que no lograron ser lo suficientemente abundantes para permitir todo lo que se esperaba construir inicialmente.26​

De la fachada original quedan los dos pilares de la puerta central y el entorno del gran rosetón. Desde 1240, las nuevas partes de la fachada se elevaron de acuerdo con un nuevo plan menos ambicioso: los tres pórticos, así como los frontones y los pináculos, la primera galería y la galería de los reyes y el piso inferior de las torres. En cuanto a las partes superiores de las torres y la galería entre ambas, las estructuras fueron realizadas en el siglo XIV y principios del XV. El coronamiento de las dos torres y la restauración de sus partes centrales se llevaron a cabo bajo la dirección de Viollet-le-Duc entre 1849 y 1857.9​

Fachadas laterales[editar]

Los tejados de las capillas laterales norte de la nave están formados por una terraza continua.
Las fachadas o muros laterales de la parte norte y sur son más o menos simétricas. Las disposiciones arquitecturales básicas que se encuentran en el lado sur se pueden ver también en el del norte. Las mayores diferencias de estas fachadas están entre las partes de la nave y las del presbiterio. La nave y el presbiterio se construyeron durante dos períodos diferentes con una separación de una treintena de años, por lo que el estilo arquitectónico del muro de la nave es del tipo gótico clásico, mientras que el del presbiterio pertenece a un estilo gótico posterior. Los vitrales de la nave están compuestos por cuatro calles coronadas por un rosetón polilobulado, en tanto que los del presbiterio tienen seis calles, también coronadas por un rosetón. Estos vitrales altos del presbiterio están coronados por un frontón triangular, característico del gótico, y se elevan hasta la galería que recorre la base del techo del presbiterio.

Sobre cada una de las naves laterales —norte y sur— hay un amplio espacio de uso común cubierto por un techo inclinado hacia el exterior. Este espacio corresponde en el interior del edificio al triforio, lleno de luz gracias a él. A nivel del presbiterio, la parte interior del doble deambulatorio tiene una terraza ajardinada. Con vistas a la terraza, hay una serie de aberturas que dan al triforio del coro. En el nivel central, el deambulatorio exterior y las capillas radiales del ábside están cubiertos por un techo piramidal, con múltiples secciones pendientes en ambos sentidos tanto al exterior de la calle, como hacia el interior de la terraza del edificio. En cambio, en las capillas laterales de la nave, construidas en alineación estricta de la girola, se cubren con una cubierta plana integrada en una gran terraza común, rodeada por una balaustrada.

En cuanto al crucero, que tiene un brazo hacia el oeste y otro al este, posee una organización arquitectural mixta presbiterio-nave. En el lado oriental del crucero, el brazo está cubierto con una terraza que se extiende por la cubierta que cubre el deambulatorio interno, con excepción del tramo del extremo, que se cubre con una cubierta octogonal piramidal. En el lado occidental del crucero se cubre de la misma manera que el de la nave, es decir, con un techo inclinado hacia el exterior. Así que no hay terraza a este nivel, por lo que en el interior, el triforio correspondiente se encuentra ciego.

Portal Saint-Honoré o de la Virgen Dorada[editar]

Detalle de la Virgen Dorada.
El portal del brazo sur del crucero, o portal de Saint-Honoré, es también conocido como el portal de la Virgen Dorada, a causa de la imagen que adorna su mainel. El tímpano relata varios episodios de la vida de san Honorato, octavo obispo de Amiens, que vivió en el siglo VI. En el registro inferior, tallado sobre el dintel, se puede ver la despedida de los apóstoles a Jesús el día de la Ascensión. A continuación, los cuatro registros del tímpano representan, de abajo hacia arriba, la coronación de San Honorato, las curaciones milagrosas que se le atribuyen, una procesión de las reliquias del santo, y en la parte superior la muerte de Cristo en la cruz en el Gólgota.

El parteluz está ocupado por la figura de la Virgen Dorada, obra que data de 1288 y mide 2,30 metros de altura. La estatua original, que estaba amenazada por su exposición a la intemperie, fue trasladada al interior de la catedral en 1980 y sustituida por una copia la del portal. La escultura muestra una Virgen coronada que acoge en sus brazos al Niño Jesús, mirando hacia él con dulzura, que también mira a la madre mientras juega con un orbe; alrededor de la Virgen encontramos tres ángeles sonrientes que la acompañan y la ayudan a ponerse la corona. La imagen presenta un ligero contrapposto con el peso del cuerpo sobre una pierna.

A diferencia de anteriores imágenes de la «Madre de Dios con Niño» con actitud más hierática, esta estatua presenta a una madre joven y sonriente jugando con su bebé. Se inició un tipo totalmente nuevo de las representaciones de la Virgen, con una gran inclinación en el cuerpo y que fue a menudo representada en pintura o tallada.27​

Portal de San Fermín el confesor[editar]

Rosetón del portal norte, reforzado por tres arcadas de piedra.
La fachada del brazo norte del crucero está mucho menos ornamentada que la fachada del brazo sur. Insertada entre dos poderosos contrafuertes laterales, presenta en su parte inferior el portal dedicado a San Fermín el confesor, nacido en Pamplona (donde el 7 de julio se celebran las famosas fiestas que llevan su nombre). Según la tradición, fue el tercer obispo de Amiens durante cuarenta años, en la segunda mitad del siglo IV.

El portal incluye un dintel que muestra una fina labor tallada con una decoración de trébol y un tímpano ocupado por una pequeña vidriera y no esculpido. En el dintel se encuentra una estatua del obispo titular del portal, no hay más decoración escultórica en toda la puerta. La mitad superior de esta fachada está ocupada por un vitral enorme, compuesto por un claristorio de cinco particiones vidriadas, después un segundo con diez calles parcialmente ocultas por una balaustrada y coronadas por un enorme rosetón reforzado por tres arcos de piedra. En la parte superior de la fachada se encuentra una barandilla en piedra pero sin esculpir.

El contrafuerte del ángulo izquierdo de la fachada está integrado con el exterior de la cara este del crucero y con una torre octogonal que incluye una escalera de caracol, que va desde la planta baja a la base de la cubierta del crucero. La parte superior de los dos contrafuertes están coronadas cada una por un pequeño tejado de pizarra en forma piramidal, el de la izquierda alberga el extremo superior de la escalera.

Ábside exterior[editar]

Arbotante, de finales del siglo XIII de la catedral de Amiens.
El ábside de la catedral de Amiens presenta en su parte exterior una gran elegancia de construcción. Consta de tres pisos de ventanales y una serie de estructuras de apoyo: los contrafuertes y los arbotantes. El conjunto está ricamente decorado con gabletes, esculturas, gárgolas y pináculos muy elaborados. La verticalidad, en gran parte predominante de estos elementos, da la impresión de una ascensión hacia el cielo.

El nivel inferior de la cabecera corresponde a las capillas absidiales o radiales y consiste principalmente de ventanas estrechas alargadas de casi quince metros de altura. Estas aberturas están separadas por sólidos contrafuertes que garantizan la estabilidad de los altos muros. Dichos contrafuertes están coronados por estatuas de reyes músicos o terroríficas quimeras, que según la tradición vigilan la ciudad, del «mal de ojo».


Detalle de la cabecera de la catedral.
La mayoría de estas capillas están dotadas con dos o tres ventanales asociados a dos contrafuertes. Sólo la capilla axial tiene siete espacios, que están separados por seis contrafuertes. Todas estas capillas se cubren con pizarra piramidal. El siguiente nivel consiste en ventanales de la galería que corresponde al triforio del coro. El piso superior corresponde a unos altos vitrales del ábside de la catedral, que están coronados por un gablete triangular sobrepasando el nivel de la base de la gran cubierta.

La parte superior de la pared lateral de la nave principal del ábside está sustentada por seis contrafuertes del mismo tipo que los laterales del coro, es decir, arbotantes, con un canal para fluir el agua de lluvia. Cada arbotante tiene por lo tanto dos puntos de apoyo externo. El primer punto de apoyo se eleva desde la parte superior de la columna del deambulatorio, entre la girola y las capillas. El segundo punto de apoyo es el puntal real y se sustenta en el muro de la pared que separa las capillas radiales en su parte exterior.

Gárgolas, quimeras y reyes músicos[editar]
Las gárgolas son numerosas en las partes superiores de Notre-Dame de Amiens. Se encuentran colocadas al final de los canales para drenar agua de lluvia de los techos y están diseñadas sólo para los extremos de los tubos de drenaje. Suelen sobresalir al vacío para lanzar el agua lo más lejos posible de los muros de la catedral y no producir humedad sobre sus paredes. A menudo tienen la forma de animales fantásticos, con la boca permanentemente abierta y, por lo tanto, parecen bestias aterradoras. Su posición es generalmente horizontal o a veces inclinada, y siempre terminan con la boca hacia abajo para facilitar el flujo del agua. Algunas tienen formas humanas, todas son diferentes y fueron creadas por diversos artistas que dieron rienda suelta a su imaginación. Muchas gárgolas se encuentran en los arbotantes. El sistema de drenaje del techo de la catedral hace correr el agua por la canalización en la parte superior de los arbotantes y sus gárgolas.

Las quimeras son simplemente unas estatuas fantásticas o diabólicas, muy a menudo de estilo grotesco, y su función es simplemente decorativa o parece ser la de observar la ciudad. Por lo tanto, suelen tener la boca cerrada y están colocadas sobre soportes que las elevan. Se hallan en las alturas de la catedral, ubicadas en los pasamanos de las balaustradas, en la parte superior de los contrafuertes, o sustituyen los pináculos, y no se encuentran, en cambio, en las zonas pendientes de la construcción como los tejados de las galerías altas. Tienen la forma de demonios, monstruos y aves fantásticas, su rostro o sus ojos están mirando hacia abajo.

Por contraste con las quimeras, los «reyes músicos» son estatuas de personajes simpáticos dispersos por toda la cubierta de la catedral, y parecen tocar en loanza al Señor. Se pueden encontrar justo detrás de las torres de la fachada oeste, alrededor de la terraza llamada «Casa de músicos» ubicada en la cubierta, entre la galería de los sonneurs y el extremo occidental de la cubierta de la nave. Otro grupo de los «reyes músicos», más fácil de observar, aparece sobre las estribaciones de la capilla central del ábside de la catedral.


Gárgola de la catedral.


Quimeras de la catedral.


Una serie de reyes músicos en los contrafuertes de la capilla axial del ábside.
Interior[editar]

Interior de la catedral desde la entrada principal.
La nave de Notre-Dame de Amiens fue el primer espacio de la catedral gótica en construirse y se hizo en un tiempo muy corto: se inició en 1220 y se terminó en 1236.28​ El alzado de la nave se divide en tres niveles: grandes arcadas, triforio y vitrales altos- Los vitrales superiores tiene cuatro ojivcas. El triforio, ciego, tiene dos grupos de tres arcos en cada tramo. La iluminación del interior se efectúa principalmente por el gran rosetón de la fachada, llamado «Rosa del Mar» y los vitrales altos.

La nave consta de siete tramos rectangulares con bóvedas cuatripartitas. Tiene en cada lado una nave lateral de la misma longitud pero con bóveda cuadradas. Los juegos de columnas están basados en la alternancia de pilares fuertes y débiles. Cerca de cada una de las columnas que rodean la nave con el coro se observan cuatro columnas dispuestas en círculo a las cuales se añaden otras cuatro adosadas, que sustentan las bóvedas a 42 metros de altura. Esta circunstancia es visible también en la catedral de Chartres —precedente de las catedrales de Amiens, Beauvais y Reims—.

Dado que los muros no son ya portadores de las bóvedas, sino las columnas, los arquitectos pueden permitirse prescindir de esos gruesos muros opacos con el fin de hacer penetrar la luz por toda la fachada a través de las vidrieras. Es lo que se realizó permitiendo así inundar la nave y el coro de luz.

El pavimento y el laberinto[editar]
El pavimento incluye diseños diferentes repartidos entre los diversos sectores del edificio. Este pavimento se restauró en el siglo XIX, según fue diseñado en el siglo XIII. Entre la variedad de motivos elaborados se encuentran, entre otros, el motivo de la esvástica o cruz gamada.

Artículo principal: Laberinto de la catedral de Amiens
La pieza central de este mosaico es un laberinto octogonal situado en el quinto tramo de la nave. Su longitud es de 234 metros. En la Edad Media, los peregrinos que llegaban para venerar las reliquias de san Juan Bautista —cuyo cráneo había sido ofrecido a la catedral en 1206 por el canónigo Vallon de Sarton— y deseaban ganar algunas indulgencias o para que les fueran perdonados los pecados cometidos, debían seguir el camino de la línea negra del laberinto de rodillas, como un Vía Crucis. Existen otros laberintos en algunas catedrales e iglesias francesas, como las catedrales de Bayeux y de Chartres, y también tuvo uno Notre-Dame de Reims, que fue destruido en el siglo XVIII.29​

La piedra central del laberinto es muy interesante porque hay un resumen narrativo de la fundación de la catedral, inscrito sobre una tira de cobre. Una cruz da orientación de los puntos cardinales y a su alrededor están cuatro personajes: los tres arquitectos de la catedral Robert de Luzarches, Thomas y Renaud de Cormont y el obispo Ëvrard de Fouilloy.30​

Esta piedra tiene la fecha de 1288, que coincide con el final de la construcción principal de la catedral. La piedra que se muestra ahora en la nave central es una copia del original, que fue trasladada al Museo de Picardía.


El laberinto de la catedral. En el fondo, se aprecian la variedad de dibujos que hay en el pavimento del edificio.


Centro del laberinto con la efigie de los tres arquitectos y el obispo Evrad Fouilloy, así como la señalización de los cuatro puntos cardinales.
Yacentes de bronce[editar]

Detalle de la tumba del obispo Évrard de Fouilloy.
En la entrada de la nave, a derecha e izquierda, se pueden admirar las tumbas cubiertas con efigies yacentes de dos obispos de Amiens, Évrard de Fouilloy —obispo de 1211 a 1222— y Geoffroy d'Eu —1223 a 1236—, que dieron el impulso decisivo para la construcción de este gran templo.31​ Las obras maestras de bronce están fundidas en una sola pieza, que data de la primera mitad del siglo XIII. Se trata de piezas únicas, los únicos testimonios de bronce del siglo XIII en Francia, y milagrosamente salvados del vandalismo revolucionario de finales del siglo XVIII. Parece que los rostros de estas efigies son retratos auténticos de los dos fallecidos, ya que sus características tipológicas están perfectamente descritas.32​

La figura yacente de Évrard de Fouilloy se encuentra a la derecha de la entrada a la iglesia. Está apoyada sobre seis leones de bronce también. El obispo está representado con sus vestiduras episcopales de gran gala y en sus pies se aprecian dos grifos con garras y colas de serpientes que simbolizan el mal. Junto a él, en la parte superior de la lápida, hay dos sacerdotes que llevan velas encendidas y junto a sus hombros, dos ángeles ofrecen incienso al difunto.33​


Púlpito barroco de la catedral.
La efigie del obispo Geoffroy d'Eu se encuentra en la izquierda del comienzo de la nave. La superficie de esta escultura está menos trabajada que la tumba de su predecesor. Contiene las mismas criaturas diabólicas y fantásticas que representan el mal por debajo de sus pies. Seis leones, diferentes a los de la otra tumba, hacen de soporte a la sepultura.34​

El púlpito[editar]
El púlpito de la catedral está adosado en la última columna del lado norte (izquierda) de la nave, antes del pilar del crucero. Es un conjunto barroco bastante impresionante que data de 1773, la obra fue realizada por el escultor Jean-Baptiste Dupuis y el arquitecto Pierre-Joseph Christophle. En su base, el púlpito está sostenido por esculturas de tamaño natural que representan las tres virtudes teologales: Fe, Esperanza y Caridad.35​

En la parte trasera, se encuentra tallado un elegante ropaje recogido por querubines, tiene un techo simulando nubes donde se ve una paloma, símbolo del Espíritu Santo. Por último, por encima y coronando toda la obra, un ángel con las alas desplegadas sostiene un evangelio y señalada con el dedo de la mano derecha hacia el cielo. Este trabajo fue fuertemente criticado en el siglo XIX por su grandilocuencia, pero es admirable la gran belleza plástica de la ejecución con gran precisión de sus diferentes componentes.35​

Capillas laterales[editar]
La nave tiene once capillas laterales distribuidas seis en el lado del Evangelio y cinco en el lado de la Epístola. En el proyecto original de la catedral no estaban previstas, pero se sintió la necesidad de construirlas a partir de finales del siglo XIII. Están datadas de los años 1290 a 1375, siendo la más antigua la que se encuentra más cerca de la cabecera del templo.9​


Capilla de la Asunción, retablo realizado por Nicolas Blasset.

Capilla de San Esteban con la pintura El desmayo de la Virgen de Laurent de La Hyre.
Capillas del lado de la Epístola[editar]
Capilla de San Cristóbal recibió su decoración actual en 1762. Se incluye una estatua de san Cristóbal de piedra, la obra de Jean-Baptiste Dupuis, escultor del siglo XVIII que había colaborado en la construcción del púlpito y del altar mayor de la catedral.36​
Capilla de Nuestra Señora de Foy o capilla de la Anunciación, hay una estatua de la Anunciación obra del escultor Nicolas Blasset del siglo XVII, nacido en Amiens y fue ofrecida por un maestre de la Hermandad de Nuestra Señora del Puy. La escultura de la Virgen está tallada en mármol blanco sobre un fondo de mármol rojo de Rance.37​
La capilla de la Asunción es la tercera de la nave lateral, antiguamente conocida como capilla de San Nicolás. Fue fundada en el siglo XIV por los productores de la yerba pastel, que contribuyó a la buena economía de la población. Tomó su nombre después de la decoración ofrecida por el maestre François de Fresne perteneciente a la Hermandad de Nuestra Señora del Puy. Es una de las mejores obras de Nicolas Blasset, realizada hacia 1637, representando la Asunción de la Virgen, esta imagen así como los ángeles y Dios Padre fueron tallados en mármol blanco sobre una base de mármol negro.38​
En la capilla de San Esteban también llamada capilla de San Lorenzo, se encuentra en ella las estatuas de san Esteban y san Agustín. La decoración de la capilla fue diseñada por el arquitecto Christophle en 1768. Sobre el altar se encuentra una tabla del pintor Laurent de La Hyre: La pâmaison de la Vierge (El desmayo de la Virgen), de fecha de 1628.39​
Por último, la capilla de Santa Margarita parece que es la más antigua de las capillas laterales de la nave. Fue construida en 1292 por el obispo Guilleume de Mâcon. Su diseño actual data de 1768 y fue realizado por el escultor por Jean-Baptiste Dupuis y el arquitecto Peter Joseph Christophle. Se trata de una estatua de mármol de santa Margarita colocada sobre un altar.40​
Capillas del lado del Evangelio[editar]
La capilla de San Juan el Bautista o capilla del Salvador. Fue construida en 1375 bajo el mandato del obispo-cardenal Jean de La Grange, y en la que se encuentra su estatua.
La segunda capilla fue construida al mismo tiempo por el mismo obispo Jean de La Grange y es conocida como la capilla de Nuestra Señora del Buen Socorro. Contiene una Virgen con el Niño, de Nicolás Blasset.
La capilla de San Salvador se llamaba capilla de San Miguel, en ella se guarda un Cristo bizantino del siglo XII proveniente de la antigua iglesia de San Fermín el confesor, cuyo edificio fue destruido en el siglo XIII para dejar libre el terreno a la construcción del transepto norte de la catedral.41​
La capilla de San Honorato, contiene una escultura del titular antiguo obispo de Amiens, realizada en 1780 por el escultor Jacques-Firmin Vimeux.42​
La capilla de Nuestra Señora de la Paz, antiguamente se llamaba capilla de San Luis. Se puede admirar un retablo con una Virgen María realizada en mármol blanco. Fue esculpida en 1654 por Nicolas Blasset.43​
La capilla sexta es la capilla de San Fermín, antigua dedicada a Santa Inés, alberga una estatua en yeso de san Fermín.44​
Deambulatorio[editar]
El deambulatorio es de doble partir del crucero y simple en la cabecera del templo, que forma una girola que está circundada de capillas radiales o absidiolas.

Justo frente a la entrada de la capilla axial y detrás del altar mayor, está el mausoleo del canónigo Guilain Lucas (fallecido en 1628) este grupo fue realizado en 1636 por Nicolas Blasset, un escultor que trabajó para la catedral de Amiens entre 1630 i 1659. Junto al suelo, se encuentra la estatua yacente del canónigo, con las manos juntas, está alojado en un nicho. En la parte superior, el canónigo se muestra arrodillado frente a una estatua de la Virgen y el Niño. Entre el canónigo y la Virgen en el centro del monumento, se encuentra el famoso Ángel llorando, que simboliza el dolor de los huérfanos para los que el canónigo había creado una Casa de la Caridad llamada École des enfants bleus.45​ El pequeño ángel, se inclina sobre un reloj de arena, símbolo de la brevedad de la vida, mientras se apoya con el codo contrario sobre una calavera, que simboliza la muerte. Durante la Primera Guerra Mundial, cientos de miles de tarjetas postales, medallas y otros objetos fueron hechos con la imagen de este ángel, que se vendió a los soldados que lo llevaron o enviaron a todos los rincones de la tierra.

En la parte norte de la girola se encuentra una de las mejores obras del mismo escultor Nicolas Blasset, el monumento funerario en mármol de Jean Sachy, teniente de alcalde de Amiens que falleció en 1644, y de su esposa Marie de Revelois. Realizado en 1645, la Muerte está representada como un cadáver en descomposición acostado en un sudario suspendido en forma de hamaca. Arriba, Jean Sachy y su esposa están tallados orantes de rodillas a los pies de la Virgen con el Niño Jesús en sus brazos, junto a ellos Juan el Bautista está representado como un niño acompañado del Cordero místico.46​


Mausoleo del canónigo Guilain Lucas.


Àngel llorando.


Monumento de Jean Sachy y su esposa.


Capilla de San José.
Capilla de Nuestra Señora de los Dolores[editar]
Se encuentra en el extremo norte del pasillo del deambulatorio externo, que incluye un altar barroco coronado por una estatua de la Virgen María en actitud dolorosa y suplicante, con una espada que le traspasa el corazón. . Ocupa una gran hornacina en un retablo rodeado de columnas salomónicas típicamente barroco. En la parte superior hay una serie de querubines y otros personajes. Todo tiene un aspecto muy lujoso y llamativo pues está realizado en mármol de varios colores.47​

Capilla de San José[editar]

Estatua de San José por los hermanos Duthoit (siglo XIX), ubicada en la capilla de San José (1832), catedral de Amiens.
Antiguamente capilla de San Carlos Borromeo, se encuentra al final del pasillo del deambulatorio exterior pero en la parte sur. Consta de un altar barroco con columnas salomónicas. En el coronamiento superior a la derecha se encuentra la estatua de Mateo el Evangelista acompañado de su ángel simbólico y en el lado contrario la de San Lucas el evangelista con el buey como símbolo, entre ambos en medio de una gran decoración dorada con querubines, se encuentra una paloma simbolizando al Espíritu Santo. En la hornacina central hay una imagen de San José con el niño Jesús en sus brazos, del siglo XIX realizada por los hermanos Aimé y Louis Duthoit, escultores de Amiens.48​

Capillas de la girola[editar]

Vitral central de la capilla del Sagrado Corazón.

Relieve de San Francisco de Asís en su capilla titular.
Las capillas absidiales tienen todas grandes vitrales alargados de dos calles coronadas por un arco trebolado. Las dos capillas más cercanas a la parte rectangular del coro tienen dos vitrales, la capilla central, mucho más grande, tiene siete y las cuatro capillas restantes tienen tres. Estas capillas tienen la misma altura que las naves laterales del coro y de la nave, es decir, casi veinte metros de alto.

Siguiendo un recorrido de izquierda a derecha se encuentran:

Capilla de los catecismos[editar]
A su entrada a la izquierda, se encuentra una escalera de caracol que de acceso a los niveles superiores y otro acceso que da lugar propiamente a la capilla que se encuentra situada fuera de la catedral y que ocupa el lugar del antiguo claustro, en la actualidad desaparecido.49​

Capilla de San Juan Bautista[editar]
Esta capilla fue decorada de nuevo entre 1775 y 1779 por Jacques-Firmin Vimeux. Contiene un retablo con la imagen del titular San Juan Bautista.50​

Capilla de Santa Teodosia[editar]
Anteriormente se llamaba capilla de San Agustín. En 1853 el obispo de Amiens, Antoine de Salinis, trajo de Roma las reliquias provenientes de las catacumbas, de Aurelia Teudosia supuestamente nacida en Amiens. El mismo Napoleón III financió la restauración y la decoración de la capilla de San Agustín, y asistió a la inauguración de la que se convirtió en la capilla de Santa Teodosia. El sarcófago de la santa se encuentra en un tabernáculo de estilo neogótico ejecutado por los hermanos Aimé i Louis Duthoit. Está rodeado por una notable reja debida a un cerrajero de Amiens, llamado Corroyer. Es muy interesante y hermoso el vitral de esta misma época y que están representados Napoleón III y su esposa la emperatriz Eugenia de Montijo, el papa Pío IX y el obispo de Amiens, de Salinis. También vemos el famoso Castillo de Pierrefonds, en reconstrucción durante esa época. Los vitrales de la parte inferior derecha, o «vidrieras de los tejedores», datan del siglo XIII.51​

Capilla de la Virgen[editar]
Llamada capilla de la pequeña parroquia es la capilla axial, la más grande y la más larga de todas las absidiales —15,25 metros de profundidad—. Se parece en la arquitectura a la de la Sainte-Chapelle, en París, ambas contemporáneas. Fue restaurada en el siglo XIX por Viollet-le-Duc y su equipo. El altar de piedra es obra de los hermanos Duthoit. La capilla contiene dos tumbas del siglo XIV, la del obispo de Amiens, Simon de Gonçan y la de Thomas de Saboya. Cada una de estas tumbas reposa sobre una base adornada con personajes dolientes.52​

Capilla del Sagrado Corazón[editar]
Anteriormente fue llamada capilla de Santiago el Mayor. Contiene un magnífico altar de bronce, diseñado por el joyero parisino Placide Poussielgue-Rusand. También guarda las banderas de los ejércitos aliados que defendieron Amiens en 1918.

Capilla de San Francisco de Asís[editar]
Aantigua capilla de San Nicasio fue decorada nuevamente entre 1775 a 1779 por el escultor Jacques-Firmin Vimeux que realizó el retablo con una figura de San Francisco de Asís y el artista Bénouville contribuyó con una pintura que representaba a este santo muriendo y dando su bendición a la ciudad de Amiens.49​

Capilla de San Eloy[editar]
Es la última de las siete capillas absidiales y está situada en el extremo sur de girola. Es bastante sorprendente, ya que muestra en sus muros representaciones pictóricas de sibilas, que no son específicamente personajes cristianos, más bien relacionadas con el paganismo de la antigüedad. Sin embargo, el decano del capítulo, Adrien de Hénencourt fue el que las hizo pintar en 1506. Las ocho sibilas que están representadas son: Agripa, Pérsica, Tiburtina, Libia, Europa, Frigia, Eritrea y Cumana. Restauradas en 1853 y en 1977, estas sibilas son una excelente muestra de la pintura francesa de principios del siglo XVI. Pero la capilla de San Eloy es principalmente una antecámara que conduce a la Capilla de los Macabeos y al tesoro de la catedral.53​

Transepto[editar]

Transepto y rosetón del brazo norte.

Capilla Nuestra Sñora del Puy con la escultura de santa Genoveva, obra de Charles Cressent.
Los dos brazos del crucero tienen cada uno tres tramos y dos pasillos laterales, uno al oeste y otro al este. La elevación de los muros del transepto consta de tres niveles, como la nave y el coro, grandes arcadas que dan a los pasillos, el triforio y vitrales altos.

Cada brazo está iluminado por un gran rosetón, que ocupa la pared superior del muro del fondo y que está sobre otra vidriera de cinco arcos, esta vidriera corresponde al muro exterior del triforio. El rosetón del brazo sur del transepto recibe el nombre de «Rosa del cielo» y es de estilo gótico flamígero, mientras que el del brazo norte se llama «Rosa de los Vientos» y es anterior.

El transepto de la catedral está también ricamente decorado. En el brazo norte se encuentra una gran pila bautismal del siglo XII, cuando se administraba dicho sacramento por inmersión.54​En el lado izquierdo (occidental) del brazo se hay una serie de cuatro hornacinas de piedra de estilo flamígero, esculpidos sobre el antiguo modelo del cerramiento del coro de la misma época. Hay escenas talladas, pintadas y doradas, que reproducen las cuatro partes del Templo de Jerusalén:

En la primera hornacina se puede observar a Jesús en el atrio del Templo entre los comerciantes.
La segunda escena tiene lugar en el Tabernaculum o Tabernáculo y todavía muestra a Jesús entre los comerciantes
En la parte del templo llamada Heijal o Santo, dos sacerdotes queman incienso sobre un altar y se ven sobre una mesa apilados doce panes.
Por último en el cuarto espacio, tiene lugar una escena que se desarrolla en el Sancta sanctorumo Santísimo: el Sumo Sacerdote de Israel inciensa el Arca de la Alianza.55​
Capilla de San Sebastián[editar]
Se encuentra situada en la intersección del transepto y el lado norte del doble deambulatorio frente al pilar que separa los dos pasillos de la girola. La capilla data de la primera mitad del siglo XVII y fue restaurada en 1832 por los hermanos Duthoit. Tiene un pequeño altar coronado por una pintura situada en el centro de un retablo de mármol tallado y parcialmente dorado. La tabla de pintura es una Crucifixión proveniente, de la abadía de Fontevrault, y atribuido a Guillaume Hergosse pintor flamenco del siglo XVIII. Está rodeada en la derecha por una escultura de San Luis rey de Francia, llevando la corona de espinas. A la izquierda está la estatua de San Roque con su perro, obra realizada por Nicolas Blasset y datada de 1634. Por encima de todo este conjunto: una bella estatua del mártir San Sebastián, traspasado por las flechas y la cabeza rodeada de querubines. La combinación de los tres santos (San Luis, San Roque y San Sebastián) es comprensible, porque los tres eran invocados durante las epidemias de peste.56​

Capilla de Nuestra Señora del Puy[editar]
Corresponde al lado sur, la capilla es una de las importantes de la Hermandad Notre-Dame du Puy, a quien el maestre designado cada año, debía ofrecer un regalo a la catedral, por lo general bajo la forma de una rica obra de arte. La capilla data del siglo XVII y tiene sobre todo un magnífico retablo en el centro del cual se encuentra una pintura de la Asunción de la Virgen con dos estatuas a su alrededor, a la derecha Judith que sostiene la cabeza del gigante Holofernes, y a la izquierda Santa Genoveva. Esta última se transformó en una «diosa de la Razón» durante la Revolución francesa, y se puso entre sus manos la «tabla de los Derechos Humanos y del Ciudadano». Después de la Revolución, se transformó de nuevo, esta vez en Sibila, y en esta etapa se supone que sostiene las «tablas de la ley de Dios».12​

Capilla de San Pedro y San Pablo[editar]
Ocupa el extremo sur del pasillo del brazo sur del transepto. El altar de madera tallada fue encargado en 1750 por el canónigo Francisco Cornet de Coupel, que actuaba como brazo derecho y activo ayudante del obispo Louis-François-Gabriel d'Orleans de Lamotte, en la renovación barroca de la catedral. Está pintado en imitación de mármol y tiene un gran cuadro que representa la Adoración de los Magos. El altar está rodeado por las estatuas de San Pedro y San Pablo. En esta capilla se abre una escalera que conduce a niveles superiores del crucero sur.57​

Altar mayor[editar]

Vista lateral de la «Gloria eucarística», del altar mayor.
El nuevo altar mayor barroco, fue instalado en 1751. Está bordeado por un gran grupo escultórico, que ocupa la mayor parte del ábside y compuesto por grandes esculturas del arte barroco francés, decoradas con oro. Se trató de un monumento único en su tiempo, que fue diseñado por el arquitecto Pierre-Joseph Christophle y esculpido por Jean-Baptiste Dupuis de Amiens. Es llamado la «Gloria eucarística». Sobre una base de mármol, la Gloria tiene la forma de un remolino de nubes rodeado de un halo de rayos de luz, como enormes agujas de oro. En el centro se encuentra la paloma eucarística en la que convergen todas las miradas. El conjunto es una verdadera explosión de luz, que simboliza la Resurrección de Cristo, «luz del mundo». Todo gira alrededor de la paloma, ángeles y querubines en aleteo dentro de las nubes. En ambos extremos de la escena, a una altura de más de quince metros, se puede ver las estatuas de la Virgen María a la izquierda y de san Juan a la derecha, hacia los laterales se encuentran dos ángeles. Todo está dispuesto en un semicírculo sobre las arcadas del ábside y enfrente del coro.58​

Coro[editar]
Al igual que la de la nave, su elevación es de tres niveles de grandes arcadas, triforio y ventanales altos. En los tramos rectangulares, hay la misma arquitectura que en la nave, aunque con algunas peculiaridades. Así, los dos grupos de tres arcos del triforio están coronados por arcos en forma de mitra. Además, contrariamente a lo que se ve en la nave, el triforio está con claristorio. Por último, las calles de las vidrieras altas son seis en lugar de cuatro.

En el eje del coro, se puede ver un gran vitral de colores que se ofreció
Ha recibido 46 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE SAN ISAAC (SAN PETERSBURGO/RUSIA)

26

CATEDRAL DE SAN ISAAC (SAN PETERSBURGO/RUSIA)

La catedral de San Isaac, oficialmente catedral de San Isaac de Dalmacia (en ruso: собор преподо́бного Исаа́кия Далма́тского)? es una catedral ortodoxa rusa erigida en el siglo XIX en la ciudad de San Petersburgo, la más suntuosa y grandiosa de las iglesias de la ciudad y uno de los monumentos... Ver mas
La catedral de San Isaac, oficialmente catedral de San Isaac de Dalmacia (en ruso: собор преподо́бного Исаа́кия Далма́тского)? es una catedral ortodoxa rusa erigida en el siglo XIX en la ciudad de San Petersburgo, la más suntuosa y grandiosa de las iglesias de la ciudad y uno de los monumentos neoclásicos más interesantes de la arquitectura rusa del siglo XIX. Fue diseñada por el arquitecto francés Auguste Montferrand y fue construida desde 1818 hasta 1858.

La catedral se encuentra en la plaza del mismo nombre y la de los Decembristas, y tiene una de las cúpulas más grandes del mundo, siendo la segunda iglesia ortodoxa oriental más alta, después de la catedral del Cristo Salvador de Moscú. Desde 1931 se ha convertido en un museo. Es visitada actualmente por aproximadamente un millón de turistas cada año.


Orígenes[editar]
Anteriormente, en la zona del Almirantazgo existió una pequeña iglesia de madera dedicada a Isaac (monje), a la que sustituyó otra de piedra, que quedó inservible a mediados del siglo XVIII.

Por último, a comienzos del siglo XIX, se decide levantar la nueva catedral. Participan en el concurso destacados arquitectos de aquella época. Sale vencedor el joven arquitecto francés Auguste Montferrand. Los andamiajes para la catedral de San Isaac fueron realizados por el ingeniero español Agustín de Betancourt. Las obras se prolongaron desde 1818 hasta 1858.

Construcción[editar]
La construcción comenzó en 1818. Antes de demoler el edificio anterior, se consolidó el suelo debido a que la ciudad está construida sobre un terreno muy pantanoso. La operación fue muy larga y compleja: a los 11.000 pilotes de pino alquitranados de la cimentación anterior, se añadieron 13.000 más, con un diámetro de 25 cm cada una. Las losas de granito se colocaron directamente sobre los pilotes y fueron cubiertas con losas de piedra caliza.

Las cimentaciones tienen un grosor de 14,5 m (7,5 m de altura de los pilotes y otros 7 m de espesor de las losas de piedra). Fueron necesarios 10 años de sentar las bases y 125.000 trabajadores participaron en su instalación. Dado que tenían que conservar los muros de la vieja iglesia, se observaron algunos asentamientos irregulares después de la colocación de los cimientos. Después de que apareciesen algunas grietas en las paredes se tuvieron que suspender los trabajos y demoler las partes restantes del edificio anterior. El director de las obras fue el arquitecto suizo Domenico Adamini (1792-1860).

Decoración interior[editar]
En la decoración de la catedral de San Isaac se emplearon 43 tipos de minerales. El zócalo fue revestido de granito, el interior de la catedral, paredes y suelos de mármoles rusos, italianos y franceses, las columnas del retablo fueron revestidas de malaquita y lapislázuli. Para sobredorar la cúpula de 21,8 m de diámetro, se emplearon cerca de 100 kilos de oro. Adornan la catedral casi 400 obras entre esculturas, pinturas y mosaicos. Tiene capacidad para 14 mil personas.

Desde 1931 la catedral es un museo. Se puede subir hasta el ta
Ha recibido 45 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE NÍDAROS (TRONDHEIM/NORUEGA)

27

CATEDRAL DE NÍDAROS (TRONDHEIM/NORUEGA)

La catedral de Nidaros (en noruego: Nidarosdomen o Nidaros domkirke) es el nombre con el que se conoce a la catedral luterana de Trondheim en Noruega, ciudad que era conocida en la Edad Media como Nidaros (literalmente, "desembocadura del [río] Nid"). El edificio, muy restaurado, es de estilo... Ver mas
La catedral de Nidaros (en noruego: Nidarosdomen o Nidaros domkirke) es el nombre con el que se conoce a la catedral luterana de Trondheim en Noruega, ciudad que era conocida en la Edad Media como Nidaros (literalmente, "desembocadura del [río] Nid"). El edificio, muy restaurado, es de estilo gótico, con fuertes influencias inglesas e importantes reminiscencias románicas. Se ubica en la parte meridional de la ciudad, al lado del Nidelva ("río Nid" en noruego).

Es el principal templo cristiano de Noruega y la catedral gótica más boreal. Asimismo, es la segunda iglesia en tamaño de los países nórdicos, luego de la catedral de Upsala en Suecia.

La catedral de Nidaros es uno de los principales monumentos históricos noruegos, alcanzando una categoría de ícono cultural.1​ Ha llegado a ser considerada como la obra maestra del gótico nórdico.2​

Su construcción e importancia se remontan a la Edad Media, cuando fue un santuario de la Iglesia católica, al contener la tumba de San Olaf, el principal santo noruego. En ese tiempo fue conocida también por los apelativos de Cor Norvegiae (el Corazón de Noruega) y Kristkirken i Nidaros (la Iglesia de Cristo en Nidaros). Aunque su existencia se halla indiscutiblemente ligada a San Olaf, nunca ha estado consagrada a ese santo, sino a Jesucristo. La catedral y la tumba de San Olaf fueron un importante lugar de peregrinación en todo el norte de Europa, aunque se cree que también era visitada por peregrinos de muchas otras partes de la cristiandad. Por ello la catedral de Nidaros fue sede arzobispal desde 1152 o 1153 hasta 1537, convirtiendo a la ciudad en la capital espiritual de Noruega. La responsabilidad de la iglesia estaba a cargo de la Orden de San Agustín y del clero secular.

Devastada por varios incendios, entró en crisis con la instauración de la reforma protestante. Fue sometida a diversas y torpes restauraciones que cambiaron su aspecto con el tiempo, hasta que en el siglo XIX el gobierno noruego decidió financiar su restauración hacia su modelo original. En la actualidad, es la única iglesia en Noruega que cuenta con un respaldo financiero del erario público estatal para la conservación y restauración, a diferencia de los demás templos luteranos noruegos, cuya responsabilidad depende de fondos municipales.

En el siglo XIX y principios del XX fue el templo donde se celebraba la coronación de los monarcas de Noruega, de acuerdo a la constitución de 1814. Después de la abolición de las ceremonias de coronación, la catedral ha sido utilizada como un lugar donde los gobernantes firman sus obligaciones constitucionales. Las joyas de la corona fueron también resguardadas en la catedral hasta 2006.

Es una de las tres catedrales sobrevivientes de lo que fue la provincia eclesiástica noruega, junto con la catedral de Stavanger y la catedral de San Magnus, esta última en las Órcadas, sedes ambas de obispados sufragáneos de Nidaros.3​ El material de su construcción es piedra esteatita de las inmediaciones de la localidad de Kvikne, al oriente de Trondheim.

El edificio[editar]

Plano de la catedral de Nidaros, con el norte representado en la parte inferior.
La catedral tiene una conformación típica de cruz latina, con un solo transepto, una torre mayor en el crucero y dos torres de menor altura en la fachada occidental. El edificio mide 102 m de largo por 50 m de ancho (incluyendo el transepto) y 21 m de altura hasta la bóveda de la nave. La bóveda de crucería es cuatripartita.

Es una basílica con arbotantes en el exterior, una característica única entre todos los templos noruegos. Tiene tres naves, una mayor y dos colaterales, separadas entre sí por ocho tramos de arcos. El coro, de cinco segmentos, termina en cabecera plana, y en su extremo oriental hay un octógono de 18 m de diámetro, que en su interior aloja el presbiterio y detrás de éste, un deambulatorio sin capillas. Las únicas capillas se encuentran en el transepto, dos son las mayores, una en cada brazo; en una galería del transepto se localizan tres capillas más de diminutas dimensiones.

La parte más antigua es el transepto, de construcción románica. Si bien algunos elementos decorativos del exterior del octógono son también modelos románicos, corresponden a una reconstrucción del siglo XX. El coro y la torre del crucero, aunque ocupan el espacio de un templo anterior a la actual catedral, experimentaron transformaciones y reconstrucciones que los convirtieron en estructuras artísticamente posteriores al transepto. La parte más nueva es la fachada occidental, reconstruida en el siglo XX según patrones góticos.

Relación con San Olaf[editar]

Imagen de San Olaf en la fachada occidental.
El rey Olaf II de Noruega (995-1030), conocido como el Santo, fue un monarca que luchó por imponer definitivamente el cristianismo en Noruega e instaurar un poder monárquico fuerte. Sus enemigos lograron derrocarlo y propiciaron la invasión de Noruega por Canuto II de Dinamarca. Después de un exilio en Rusia, Olaf intentó reconquistar Noruega, pero cayó en combate en la batalla de Stiklestad, en 1030.

Según la tradición, el soberano fue sepultado en un sencillo ataúd de madera a orillas del río Nidelva. Según la Saga de Olaf, de Snorri Sturluson, al exhumar el cuerpo, éste se hallaba incorrupto y con las mejillas rosadas, dando testimonio de la santidad de Olaf e iniciando así su culto. La tumba fue cambiada de lugar, pero regresó a su lugar original, a orillas del río, tras la canonización de Olaf en 1031. Ahí se levantó una capilla alrededor de 1035, que posteriormente creció hasta convertirse en la catedral de Nidaros. El lugar que ocupaba la capilla corresponde al actual octógono de la catedral, en el altar mayor.

La dulía de San Olaf y su posterior denominación de santo patrono de Noruega atrajo a numerosos peregrinos a la ciudad de Nidaros. La tumba del rey santo fue un factor determinante para la creación de una diócesis, que en 1152 o 1153 fue elevada a la categoría de archidiócesis y sede metropolitana para la recién creada provincia eclesiástica noruega.

Con la reforma protestante, desapareció la Iglesia Católica en Noruega y por lo tanto el arzobispado. El relicario de San Olaf fue fundido y llevado a Dinamarca.

Historia del edificio[editar]

La catedral de Nidaros, con el río Nidelva en primer plano y, junto a ella, el Palacio del Arzobispo (de tejado rojo).
La catedral actual fue construida en etapas durante un largo periodo, que comprende del siglo XII al siglo XIV. Su aspecto actual es una versión restaurada y en gran parte reconstruida de la tercera iglesia erigida en el lugar.

Las partes del edificio tienen edades comprendidas entre más de 850 años, las más antiguas, y los 30 años, las reconstrucciones más recientes. Se cree que la primera iglesia -de madera- se localizaba en el sitio del actual presbiterio, o en sus inmediaciones, mientras que de la segunda construcción sólo permaneció una parte de los cimientos, sobre los que se erigieron posteriormente los muros de la tercera catedral.

Hacia la mitad del siglo XII se inició la construcción de la catedral actual. Las diferentes secciones pueden datarse aproximadamente como sigue:

coro y torre, entre 1120 y 1240,
transepto, entre 1140 y 1180,
sala capitular, entre 1170 y 1180,
octágono, entre 1183 y 1210, y
nave y fachada occidental, entre 1248 y 1320.
Ha sufrido durante su historia a múltiples y devastadores incendios, así como a varias etapas de reparación. La obra más grande de restauración fue la reconstrucción de la nave durante el siglo XIX, pues había permanecido como una ruina sin techo durante casi 400 años, tras un incendio en 1531.

La construcción medieval[editar]
En un principio, alrededor del año 1035, sobre el presunto sitio de la tumba original del rey Olaf II se levantó una pequeña iglesia de madera, que tenía probablemente la categoría de capilla y cuya arquitectura correspondía quizás a una modesta stavkirke.

Entre 1070 y 1090, con el incremento en la afluencia de peregrinos que visitaban la tumba del santo, el rey Olaf III -sobrino de San Olaf- mandó construir un templo de mayor tamaño. Esta segunda iglesia, que fue construida en piedra, fue la primera catedral de la ciudad de Nidaros. Estuvo consagrada a la Trinidad y en su tiempo fue el mayor templo cristiano del país. Se ha sugerido que tenía una conformación de iglesia-salón, con una sola torre central en su fachada occidental, y quizás en su construcción hayan participado albañiles ingleses.


Obispo San Øystein
En 1153 el obispado de Nidaros, hasta entonces dependiente del arzobispo danés de Lund, fue elevado a la categoría de arzobispado, y pasó a ser la sede de la recién creada archidiócesis noruega. Con ello se procedió de inmediato a transformar la catedral para adecuarla dignamente a su nuevo estatus. Los dos primeros obispos, Jon y Øystein, desarrollaron un ambicioso proyecto arquitectónico para agrandar, remodelar y embellecer la catedral. Las nuevas obras introdujeron el estilo anglonormando, una variante artística desarrollada en Normandía e Inglaterra, y se utilizaron albañiles traídos de Inglaterra, probablemente de Lincoln, debido a las similitudes que de esa fase conserva la catedral de Nidaros con la catedral de esa ciudad inglesa.

La torre occidental de la catedral de Olaf III sirvió como torre central, y su base fue reforzada con columnas más gruesas. Se concluyeron la sala capitular y el transepto y se inició la construcción de la nueva nave en la parte occidental. Las obras fueron interrumpidas cuando, por causa de las Guerras Civiles Noruegas y la confrontación con el rey Sverre Sigurdsson, el arzobispo Øystein se exilió en Inglaterra en 1180.

El arzobispo regresó en 1183. Trajo a Noruega artesanos ingleses diestros en el tallado de la piedra e introdujo las novedades artísticas europeas: el estilo gótico, con su variante inglesa conocida como Early English. El coro fue reconstruido en ese estilo, y el transepto románico experimentó en esta época ciertas modificaciones góticas. Se levantó un octógono —completado entre 1210 y 1220— en el extremo oriental del templo, que tendría como función albergar las reliquias de San Olaf y el presbiterio; esa estructura octogonal halló muy probablemente su inspiración en la catedral de Canterbury.

El obispo Sigurd reanudó la construcción de la nave, y en 1248 se colocó la primera piedra de la fachada occidental. La nave, totalmente gótica, imitaba el Decorated Style de la catedral de Lincoln y la Abadía de Westminster. La fachada, sin embargo, incorporó tres hileras de esculturas siguiendo un modelo de influencia francesa, probablemente basado en la catedral de Reims. La nave se concluyó alrededor de 1300.

Incendios y reparaciones[editar]

La fachada occidental en 1839.
La catedral de Nidaros sufrió incendios en varias ocasiones durante la Edad Media, lo que la hizo objeto de múltiples reparaciones y reconstrucciones. Se incendió en 1327, 1432, probablemente en 1451, y en 1531. Se volvió a quemar tras la reforma en 1708, salvándose sólo los muros exteriores, y nuevamente en 1719, esta vez por causa de una tormenta eléctrica.


La catedral en 1857, con la sala capitular y el octágono. Éste tenía un chapitel barroco.

La catedral en 1892, una vez iniciada la restauración. Se muestra el nuevo chapitel del octágono.

La catedral en la actualidad, con la nave y las torres reconstruidas.
Poco después de su terminación, en 1327 o 1328 la catedral fue severamente dañada por un primer incendio. Las decoraciones de madera fueron destruidas, sobre todo en el coro y el octógono. Se procedió a la reparación, particularmente en el octógono. Otro incendio aconteció en 1432, y quizás hubo otro en 1451. Los daños no fueron reparados totalmente, ante la falta de recursos, y la nave quedó en ruinas. La ciudad se incendió en 1531, y la catedral experimentó daños particularmente graves que hicieron necesaria una extensiva remodelación. Sin embargo, sólo se reparó el coro y la torre central, pues con la reforma protestante Nidaros dejó de ser la capital eclesiástica de Noruega y los ingresos de la catedral decayeron drásticamente. Noruega se encontraba ya unida a Dinamarca y el rey, residente en Copenhague, fue desde entonces el jefe supremo de la Iglesia. La instauración de la reforma representó, por lo tanto, el inicio de una fase de decadencia para la catedral.

En 1718 se produjo un nuevo incendio, y sólo sobrevivieron los muros exteriores del templo. Se inició un proyecto de reconstrucción, pero antes de que siquiera fuese concluido, la catedral ardió una vez más, en 1719, en esta ocasión por causa de una tormenta eléctrica. La reconstrucción tras este incendio -el último- incorporó elementos que se alejaban del modelo original: un chapitel barroco en el octógono, un sencillo chapitel piramidal en la torre central, púlpitos barrocos y esculturas neoclásicas en el octágono. Las capillas del transepto fueron habilitadas como capillas funerarias para familias ricas de la ciudad.

La reconstrucción moderna[editar]
Con el nacionalismo del siglo XIX, la catedral de Nidaros fue vista como un ícono cultural del pueblo noruego, una suerte de testigo mudo de una época de grandeza y uno de los más importantes edificios medievales del país. Su relevancia se hizo oficial cuando se la designó como el sitio de coronación de los monarcas de Noruega -para entonces unida con Suecia-. Surgió entonces la idea de reconstruir la catedral a su imagen medieval. En 1869, aprobados por el Storting (parlamento noruego), dieron inicio los trabajos de la ambiciosa restauración. Los arquitectos Heinrich Ernst Schirmer, Christian Christie, Olaf Nordhagen y Helge Thiis dirigieron sucesivamente la restauración, tratando de acercarse lo más posible al modelo medieval, basándose en datos arqueológicos e históricos de todo un equipo de investigación y de artistas. En algunos casos, fue imposible conocer las características originales y los artistas tuvieron que inspirarse en modelos góticos de otras partes de Europa. La restauración de la nave y sobre todo de la fachada occidental fue la parte más problemática, pues se hallaban bastante dañadas. La fachada occidental y sus dos torres, que en conjunto representaron la fase final de restauración, quedaron terminadas en 1968, aunque la última escultura de la fachada no se colocó hasta 1983. Por primera vez en 2001 las obras de restauración fueron declaradas oficialmente "finalizadas". Entonces comenzaron las obras de restauración de lo ya restaurado: cambio de piedras en mal estado y refuerzos de puntos débiles, obras que continúan aún hoy día según un plan de restauración elaborado en 1998 por Øivind Lunde y Per Storemyr para el periodo entre 1999 y 2019.

Ceremonias de coronación[editar]

Coronación de Carlos III Juan en la catedral de Nidaros, en 1818. Pintura de Jacob Munch. Palacio Real de Oslo.
Desde la primera coronación de un rey noruego -en 1163-, la antigua catedral de Bergen fue el sitio donde se coronaron varios reyes en la Edad Media. La corona real, sin embargo, debía ser custodiada en la catedral de Nidaros.

Cuando Noruega obtuvo una constitución propia, en 1814, se estipuló que los reyes debían ser coronados en la catedral de Nidaros. El primer monarca en ser investido con tal procedimiento fue Jean-Baptiste Bernadotte -conocido en Noruega como Carlos III Juan- en 1818. Posteriormente acudirían para ser coronados Carlos IV (1860), Óscar II (1873) y, tras la disolución de la unión con Suecia, Haakon VII (1906). La de Haakon y su esposa Maud de Gales fue la última ceremonia de coronación que haya tenido lugar en Noruega, pues el artículo que hacía referencia a ello fue abrogado de la constitución en 1908. Desde entonces los monarcas, al iniciar su reinado, sólo acuden a la catedral a recibir la bendición y a jurar sus obligaciones. Las coronas reales únicamente son utilizadas en esas ocasiones pero sólo permanecen, simbólicamente, en el altar o algún otro lugar.

Las joyas de la corona[editar]
La catedral de Nidaros ha funcionado también como custodia de las joyas de la corona noruega en dos ocasiones: entre 1818 y 1825, cuando permanecieron en la capilla del brazo sur del transepto, y entre 1988 y 2006, expuestas al público en la base de la torre norte. Las condiciones nunca fueron demasiado idóneas, y desde 2006 las joyas se encuentran en el Palacio del Arzobispo.

Las partes del edificio[editar]

Fachada occidental.
Fachada occidental[editar]
Artículo principal: Fachada occidental de la catedral de Nidaros
La fachada occidental, la principal de la catedral, destaca por el gran valor artístico de su obra escultórica. Se halla, sin embargo, muy restaurada y aunque basada en la fachada medieval, totalmente gótica, representa una de las partes más nuevas del conjunto. Su diseño actual corresponde al arquitecto Helge Thiis.

Es una fachada-pantalla (screenfront) de clara factura inglesa, con un amplio frente que cubre casi toda la superficie de la parte inferior de las torres que la flanquean. Posee tres austeros portales de baja elevación y sencillo diseño.

Si bien el diseño de la pantalla es de creación inglesa, la disposición de nichos con esculturas en tres hileras horizontales y la presencia de un gran rosetón central y de un piñón superior con frondas muestra más bien influencias de las catedrales góticas francesas.


Aasmund Olavsson Vinje, como San Sigfrido.

San Juan, una de las escasas piezas de diseño medieval.
Sólo seis esculturas están basadas en sus modelos originales, pues el resto de las obras auténticas desapareció. Las seis imágenes medievales se encuentran resguardadas en el museo del Palacio del Arzobispo y de ellas, las de San Juan y San Dionisio son consideradas las obras cumbres de la escultura gótica noruega. La gran mayoría de las esculturas son del siglo XX, y su modelaje y elaboración constituyó una pasarela donde se foguearon varios de los más destacados artistas noruegos de la época. Apoyadas en otras catedrales europeas, pero también en la fantasía personal de los escultores, las representaciones incluyen a reyes y patriarcas del Antiguo Testamento, los doce apóstoles, algunos difusores del cristianismo y alegorías de virtudes; como característica local se añadieron santos y personajes del cristianismo noruego, entre los que no podían faltar San Olaf y Santa Sunniva.

Lo que llama la atención de estas esculturas es que algunas de ellas son retratos de personas contemporáneas de la época en que vivieron los escultores. San Clemente es un retrato del poeta Olav Aukrust; el rey Azarías del arquitecto Gerhard Fischer; el obispo Sigfrido de Suecia del poeta y periodista Aasmund Olavsson Vinje, quien en un plato lleva tres cabezas, y éstas tienen rasgos de los arquitectos Gudolf Blakstad, Herman Munthe-Kaas y Helge Thiis; la escultura de bronce del Arcángel Miguel, que se levanta en lo más alto de la torre norte, es una creación de Kristofer Leirdal y tiene un rostro parecido al de Bob Dylan,4​5​ célebre músico opositor a la Guerra de Vietnam. El origen de tales libertades artísticas se encuentra entre sus precursores de la Edad Media, cuando había la costumbre de representar en las estatuas las características fisionómicas de obispos, maestros de obra y arquitectos de la época, o bien de personas con alta posición social o reyes, mientras que del modelo sólo se representaba el cuerpo.

Portales[editar]
La iglesia tiene nueve portales en total: tres en la fachada occidental, dos en la nave, uno en el transepto, dos en el coro y uno en el octógono.


Portal principal de la fachada occidental.

Portal del brazo norte del transepto.
Los tres portales de la fachada occidental son austeros y reducidos en altura. Flanqueados por columnas circulares de mármol blanco, no destacan por la decoración, a excepción de los capiteles de formas foliares. Sus arquivoltas son relativamente sencillas, y no hay espacios escultóricos en jambas; no hay tampoco tímpano ni parteluz.

La sencillez de los portales occidentales corresponde a una costumbre inglesa, donde la entrada se realizaba principalmente por la fachada del norte.6​ Este esquema es seguido en Nidaros, con el portal de los peregrinos, localizado en la parte norte de la nave. Este portal, aunque sencillo, no lo es tanto como los occidentales. Si bien existe un parteluz, éste es una sencilla columna angular; mientras que lo que sobresale especialmente es el tímpano, con un relieve escultórico que representa a San Olaf rodeado de peregrinos, y un gablete con decoración vegetal flanqueado por dos pináculos y un par de cabezas humanas. Las columnas son iguales a las de la fachada principal.

El portal del muro sur de la nave es muy similar al del norte, pero con un relieve en el tímpano que representa a una Madonna flanqueada por dos ángeles sobre un campo de flores.

El portal del muro sur del coro es llamado la entrada del rey. Su ubicación comunica a la catedral con el Palacio del Arzobispo y, por lo tanto, no fue nunca una entrada abierta a todo público.

El portal del transepto se localiza en el lado norte; es llamado frecuentemente el portal del norte y es de estilo románico anglonormando del siglo XI. Las arquivoltas del portal tienen una decoración escultórica en zig-zag que terminan, a cada lado, en un relieve con forma de cabeza de animal sobre la imposta del arco. Encima del portal hay una cabeza humana y una ventana gótica.


Portal norte de la nave (portal de los peregrinos).


Portal sur de la nave.


Portal del transepto.
Transepto[editar]
El transepto es esencialmente románico, con gruesos muros, pocas ventanas y bóveda de cañón. Su alzado de tres pisos consiste en un nivel de arcadas con un zócalo de arcos de medio punto y algunas ventanas con decoración en zig-zag en los perfiles. El triforio y el claristorio están saturados de arcos. Mientras que el triforio consta de pares de arcos de medio punto separados por una columna e incluidos en un nicho, en el claristorio se trata de arcos individuales separados por columnas de varios baquetones. En las paredes sur y norte del claristorio se hallan también arcos ojivales góticos, una introducción artística posterior que tenía el objetivo de lograr una combinación con el coro gótico. El resultado es una interesante colección de formas arquitectónicas entre el románico y el gótico. En el exterior, los arcos góticos conviven con la arquitectura románica. Los piñones de ambos brazos y del portal del brazo norte son también góticos, con un rosetón central cada uno.

Capillas del transepto[editar]
En la pared oriental del transepto existen dos capillas románicas, una en el brazo norte, llamada lektoriet, y otra en el brazo sur, la Capilla de San Juan (Johanneskapellet). La Capilla de San Juan es la más antigua de ambas y una de las partes más antiguas de la catedral. Conserva una inscripción en latín que señala que fue consagrada por el obispo Øystein el 26 de noviembre de 1161. Esa es la única inscripción en toda la catedral que menciona una fecha y que ha sido utilizada como herramienta para datar la construcción. La sencilla capilla estuvo consagrada desde sus inicios a los santos Juan el Bautista, Vicente de Zaragoza y Silvestre. Esta relación de santos, enfrentados con las autoridades civiles, representa para algunos historiadores una intención del arzobispado para enfatizar las ambiciones de independencia de la Iglesia. El altar de la Capilla de San Juan es una pieza de 1985 del escultor Harald Wårvik, elaborado con mármol de Bari. La cruz de vidrio es un diseño de Wårvik y procede de la fábrica Hadeland.

En el nivel del triforio, adyacente a la pared occidental, en ambos brazos del transepto, hay una especie de galería o segundo piso, donde se encuentran tres capillas (dos en el brazo norte, una en el brazo sur) que normalmente no son accesibles para el visitante. En el brazo norte está la capilla de mayor relevancia artística: la Capilla de la Virgen María (Mariakapellet), ornamentada con vitrales modernos de Oddmund Kristiansen; en ocasiones es empleada para el culto y bodas. Más al norte está la Capilla de San Miguel (Mikaelskapellet), la más pequeña de todas y no propicia para usos litúrgicos. Es común, en los países católicos, que las capillas dedicadas al Arcángel Miguel –invocado contra las tentaciones diabólicas- se sitúen preferentemente en el sur de las grandes iglesias, pues el infierno se simboliza en ese punto cardinal. Sin embargo, en la catedral de Nidaros la capilla se halla en el norte, en concordancia con las antiguas creencias nórdicas, donde el infierno era un lugar frío, más relacionado con las regiones boreales.


Perfil de la catedral en invierno.
Torre del crucero[editar]
La torre actual ocupa el lugar de la única torre de la catedral de Olaf III, pero su arquitectura poco tiene que ver con esta última. Principalmente gótica, aunque incluye arcos románicos, fue reconstruida prácticamente en su totalidad por Christian Christie. Se halla dividida en dos niveles con ventanas. El basamento es de corta elevación y en contraparte se gana altura con la gran aguja piramidal revestida en cobre, rodeada por cuatro pináculos, uno en cada esquina de la torre. La aguja domina el perfil de la catedral y aun en la actualidad es uno de los puntos que destacan en el cielo de Trondheim.

Está sostenida por gruesas columnas en el crucero, que a su vez delimitan el coro y la nave. Estas columnas fueron remodeladas por Christie, puesto que las antiguas resultaban endebles para sostener la torre, haciéndola una estructura inestable.

Coro[editar]

Coro de la catedral hacia el altar mayor. Al fondo se observa la pantalla que separa el coro del presbiterio.
Es un ejemplo típico del Early English, el primer período del gótico inglés, con cabecera plana y similitudes con el coro de la catedral de Lincoln. Las columnas delimitan seis grandes arcos, y los tres pisos del alzado se delimitan por impostas horizontales. Las columnas y los relieves tienen una gama de ornamentos y consolas que los hacían únicos entre sí, aunque existen repeticiones. Durante la reconstrucción del sigo XIX, el arquitecto Christie quiso repetir los modelos medievales sobrevivientes antes de introducir nuevas variaciones.

Como delimitación de la parte del presbiterio (incluido en el octógono) con el resto del coro existe una pantalla gótica de piedra con un arco mayor (que sirve de entrada al presbiterio) y dos arcos menores en los flancos (empleados como entrada y salida del deambulatorio) y obras escultóricas de tracería. En la parte superior, colindando con la bóveda y sobre el arco principal, otro arco ojival sirve de marco para un gran crucifijo. La pantalla se construyó en algún momento después del incendio de 1328 y se remodeló por órdenes del arzobispo Erik Walkendorf a principios del siglo XVI.

Octógono[editar]
Es una estructura de ocho lados adyacente al extremo oriental del coro, y se considera una extensión de este último. Es también la parte final de la catedral por el oriente, y la más importante, al albergar el presbiterio y sobre todo por contener, en su momento, el relicario de San Olaf en el altar mayor.


El octógono con el altar mayor.
Su conformación permitió crear un deambulatorio para el coro, por donde pudieran pasar los muchos peregrinos que se acercaban a la tumba del rey santo.

Al haber experimentado menores daños que otras partes de edificio durante los incendios, el octógono es la parte más auténtica de la catedral de Nidaros. Asimismo, posee la mayor riqueza decorativa medieval que existe en Noruega.

Tiene arcadas ciegas de medio punto. El triforio y el claristorio presentan arcos agudos muy perfilados, y los pilares, de varios baquetones, tienen capiteles con una rica ornamentación foliar y floral, que recuerdan a los capiteles foliares de los templos góticos de Inglaterra, los llamados stiff-leaf. En las paredes aparecen esculturas en forma de bustos femeninos y masculinos.


Ménsula románica del exterior del octógono, en forma de figura fantástica.
En el exterior hay columnas de mármol blanco de Trondheim, sin ninguna función de soporte, sino meramente decorativa. En el gótico inglés era común emplear columnas de color verde oscuro con el fin de conseguir un contraste con los colores claros de la piedra caliza de los muros, una costumbre introducida por el arquitecto Guillermo de Sens en la catedral de Canterbury entre 1174 y 1178. En la catedral de Nidaros se logró el efecto contrastante con las columnas de mármol blanco sobre la esteatita verde oscura.

Las ménsulas exteriores, con formas humanas, animales o fantásticas, son un legado del arte románico, aunque su elaboración fue realizada en el siglo XX, tomando como modelo a las originales.

El chapitel conserva los ocho lados de los muros, con una forma aguda, casi cónica, en combinación con la aguja de la torre del transepto.

El altar mayor, donado a la catedral por el rey Óscar II, tiene un diseño similar al de un relicario medieval, en recuerdo al desaparecido relicario de San Olaf. Detrás del altar se halla un conjunto escultórico ornamental de inspiración gótica, con relieves en mármol blanco que muestran la aparición de Jesucristo a dos de sus discípulos en Emaús. Todo el conjunto es una obra de Christian Christie, ejecutada por Paul Boe en 1882.

Nave[editar]

Nave mayor, con el Altar de la Santa Cruz.
La disposición del alzado, columnas, arcos y ventanas siguen un modelo similar al del coro, pero aquí, siendo una construcción más nueva, se alcanza mayor riqueza decorativa, con motivos geométricos heredados del Decorated Style de Inglaterra. Se agrega una mayor cantidad de tracería, que incluye rosetones en el claristorio.

Tiene una composición horizontal de tres naves: una mayor y dos colaterales, separadas entre sí por ocho arcos. La anchura de la nave es ligeramente mayor que la del coro.

En el extremo oriental de la nave se sitúa el Altar de la Santa Cruz, modelado por Wenche Gulbrandsen entre 1986 y 1995, con decoraciones en bronce. Sobre el altar hay una cruz de plata de 2.6 m, modelada por Wilhelm Rasmussen. La cruz fue un regalo de la comunidad noruega de Estados Unidos a la catedral para la celebración del 900 aniversario del fallecimiento de San Olaf, en 1930.

Sala Capitular[editar]
Es una construcción independiente unida al lado norte del coro. El exterior es casi totalmente románico, con gruesos muros y ventanas de arco redondo, pero en el interior tiene arcos ojivales y bóveda de crucería.

Es también llamada Capilla de la Virgen María, aunque en la Edad Media nunca tuvo tal denominación ni tampoco una función mariana. En la sala capitular estuvieron expuestas las reliquias del obispo Øystein hasta la reforma protestante.

Fue de las primeras partes en ser restaurada durante el siglo XIX. La sustitución de parte de la esteatita de los muros originales por arenisca clara le costó el puesto a Heinrich Ernst Schirmer como arquitecto catedralicio en 1871.

Vitrales[editar]
En 1903 se presentó el proyecto del arquitecto Christie para la remodelación de la fachada principal. Éste tenía como uno de sus objetivos la remodelación del edificio alrededor del rosetón. Acerca del rosetón, el historiador de arte Jens Thiis señaló que sus vitrales se mencionaban en fuentes del siglo XVI. La cuestión de esta parte de la fachada condujo a un fuerte debate que a la postre sería llamado la guerra del rosetón. El problema estibaba en que no existían pruebas arqueológicas suficientes sobre la apariencia original de la fachada occidental y menos sobre el vitral principal. Finalmente, el Storting (parlamento noruego) aprobó un proyecto de restauración artística, que incluía al rosetón.

La obra artística de los vitrales fue realizada por Gabriel Kielland entre 1913 y 1934, después de haber ganado un concurso en 1908. Kielland obtuvo también la responsabilidad de las ventanas de la nave y los rosetones de las fachadas sur y norte del edificio. Su trabajo no fue copia de ningún artista medieval, aunque encontró la inspiración en los vitrales de las catedrales góticas francesas, en especial de la fastuosa catedral de Chartres.

En el occidente, donde se halla la fachada principal, el tema artístico es el día del juicio final, relacionado con la puesta del sol, hacia donde mira el edificio.

En el rosetón de la fachada norte se halla representada la Virgen María y el Niño Jesús, rodeados de antepasados y reyes del Antiguo Testamento. En la ventana situada justo abajo del rosetón se hallan ilustrados profetas del Antiguo Testamento.

En la fachada sur el tema es la resurrección de Cristo, donde Jesús aparece rodeado de escenas de los evangelios, mientras que los apóstoles se hallan en la ventana inferior.

Órganos[editar]
En el interior de la iglesia se hallan dos órganos, ambos de considerable valor histórico. El más antiguo fue construido por el alemán Johann Joachim Wagner entre 1738 y 1739, es de diseño barroco y fue montado en 1741. Tiene los tubos ordenados en 30 registros, además de 2 teclados y un teclado de pedal y se halla en la galería del transepto norte. Después de haber sido almacenado en la iglesia desde 1930, fue restaurado y colocado de nuevo en su sitio por Jürgen Ahrend. La galería fue diseñada por el arquitecto Arne Gunnarsjaa.

En la celebración del 900 aniversario de la batalla de Stiklestad en 1930 se ordenó un nuevo órgano a la fábrica alemana de órganos Steinmeyer. Cuando estuvo terminado, el nuevo órgano tenía 127 registros, 4 teclados y el pedal. Durante la reconstrucción en la década de 1960 el órgano fue trasladado a una nueva galería en el extremo occidental de la nave y se desmontaron varios registros. Esto destruyó la integridad del instrumento, y en la actualidad existen planes de una restauración completa. Está adornado por la fachada del órgano barroco.

Influencias de otras iglesias y modelo arquitectónico en Noruega[editar]

Relieve de la fachada occidental de la catedral de Nidaros.

Relieve del coro de los ángeles de la catedral de Lincoln.

Fachada occidental de la catedral de Nidaros.

Fachada occidental de la catedral de Lichfield, posible modelo de Nidaros.
Probablemente fueron varias las iglesias que sirvieron de modelo a la catedral de Nidaros. La iglesia sigue un esquema típico de catedral, pero con un solo transepto, a diferencia de las catedrales inglesas, donde es más común la presencia de dos transeptos. En lugar de una Lady Chapel (capilla axial), se utilizó un octógono como parte final del coro, en el lado oriental. La estructura de octágono como remate de la catedral en el oriente es una característica propia de Trondheim, aun cuando se basa en las estructuras octogonales en Europa y el Santo Sepulcro. Varias pequeñas iglesias de otras partes de Noruega poseen formas inspiradas en el octágono de la catedral de Nidaros.

También podría señalarse cierta influencia de la catedral de Lincoln y del coro de la catedral de Canterbury. En la nave se encuentran semejanzas decorativas con el "coro de los ángeles" de la catedral de Lincoln, pero a diferencia de los gruesos muros de ésta, los de la catedral de Nidaros son más delgados, característica más común en las iglesias francesas.

En cuanto a la fachada occidental, se ha tratado de hallar su modelo en Inglaterra. La catedral de Lichfield es una de las catedrales inglesas que mayor similitud presenta en esa parte con la catedral de Nidaros, siendo también una síntesis de elementos ingleses y franceses: una fachada-pantalla con dos torres a los flancos e hileras escultóricas; aunque las historias de ambos edificios no pueden considerarse como paralelas. Los ángeles musicantes del coro de los ángeles de Lincoln encuentran sus paralelos en los relieves que flanquean al rosetón en la fachada occidental de Nidaros.

También existen rasgos compartidos con la catedral de la Santísima Trinidad de Dublín, cuando esa ciudad era un poblado nórdico que mantenía contacto con Noruega. La catedral irlandesa es llamada también Iglesia de Cristo (Christ Church) al igual que la catedral de Nidaros (Kristkirken) y conserva elementos románicos y normandos.

Objetos históricos de la catedral[editar]
El objeto más valioso de la catedral de Nidaros, el que dio origen a su construcción y a su nutrida afluencia de peregrinos, fue el relicario de San Olaf. De éste no queda nada en la actualidad, pues fue fundido y llevado a Dinamarca en la reforma protestante. La misma suerte corrió el relicario de San Øystein, resguardado en la sala capitular. Se ha señalado que sólo sobrevive una piedra preciosa del relicario de San Olaf, hoy expuesta en el Museo de Ciencias de Trondheim.7​ Se acepta que los restos del santo fueron sepultados en alguna parte de la catedral, aunque en la catedral católica de Oslo se conserva un hueso, presuntamente de san Olaf.8​


Imágenes neoclásicas del octágono, de Hans Michelsen, y Cristo de Bertel Thorvaldsen (hoy en el Palacio del Arzobispo).
En la cripta, lugar donde se sepultó a personajes de la Edad Media, existían numerosas lápidas con representaciones faciales. Esas lápidas se consideran los primeros "retratos" en Noruega, y por lo tanto se les asigna un valor histórico. Ahora forman parte de la colección museística del Palacio del Arzobispo, adyacente a la catedral, lo mismo que las esculturas originales del exterior de la catedral.

También en el Palacio del Arzobispo se hallan expuestas algunas obras del siglo XVIII y XIX que formaron parte del mobiliario de la catedral pero que fueron retiradas porque representaban intrusiones que no correspondían a la obra original. Es el caso de las esculturas neoclásicas de los apóstoles de Hans Michelsen que se hallaban en el octógono, lo mismo que una réplica en yeso del famoso Cristo de Bertel Thorvaldsen (cuyo original se halla en la catedral de Copenhague). Por su parte, el precioso retablo barroco, obra de varios artistas del siglo XVIII, fue donado a la Iglesia de Nuestra Señora de Trondheim en 1837 y ahí permanece en la actualidad.

Tumba real[editar]
Los siguientes personajes de la realeza fueron sepultados en la catedral de Nidaros, como da testimonio una placa en el interior:

Olaf II (995 - 1030)
Magnus I (1024 - 1047)
Olaf III (ca. 1050 - 1093)
Haakon Magnusson Toresfostre (? - 1094)
Olaf Magnusson (1099 - 1115)
Øystein I (ca. 1088 - 1123)
Haakon II (1147 - 1162)
Guttorm I (1199 - 1204)
Inge II (1185-1217)
Skule Bårdsson (ca. 1189 - 1240).
Servicios[editar]
La catedral de Nidaros administra cotidianamente los sacramentos religiosos de la Iglesia de Noruega, de confesión luterana. También se ofrecen periódicamente servicios en idioma alemán y la sala capitular suele habilitarse para la comunidad anglicana. En los últimos años se ha incrementado el número de peregrinos que la visitan, sobre todo gente de Noruega y Suecia.

La catedral funciona también como un establecimiento cultural donde se presentan de manera regular recitales de música religiosa, ya sea de artistas propios —en los que se incluyen cinco coros permanentes y los organistas—, como de otros lugares de Noruega o el extranjero.

En el exterior se construyó en 2006 un local de atención a los visitantes, donde se venden réplicas del arte de la catedral, así como libros, discos y recuerdos.

Intento de atentado contra la catedral[editar]
Se sospecha que músicos del black metal noruego (Euronymous y Varg Vikernes) planearon atentar contra la catedral de Nidaros a principios de los años 90. El lanzamiento de su álbum De Mysteriis Dom Sathanas parece ser la causa de este intento de atentado, pues la portada del álbum muestra la parte este de la catedral9​ y ambos músicos habían quemado muchas iglesias con anterioridad, y algunas de las iglesias incendiadas aparecían en la portada de sus álbumes. Pero Euronymous fue asesinado por Vikernes en agosto de 1993, lo que puso fin a esta trama.
Ha recibido 44 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE REIMS

28

CATEDRAL DE REIMS

La catedral de Nuestra Señora de Reims (en francés, Cathédrale Notre-Dame de Reims), es una catedral de culto católico bajo la advocación de Nuestra Señora, la Virgen María en la ciudad de Reims, en el departamento de Marne, en Francia, al noreste del país, a unos 160 km de la capital estatal... Ver mas
La catedral de Nuestra Señora de Reims (en francés, Cathédrale Notre-Dame de Reims), es una catedral de culto católico bajo la advocación de Nuestra Señora, la Virgen María en la ciudad de Reims, en el departamento de Marne, en Francia, al noreste del país, a unos 160 km de la capital estatal, París, es la cabeza de la diócesis de Reims.

Construida en el siglo XIII, después de las catedrales de París y de Chartres, pero antes de las catedrales de Estrasburgo, Amiens y Beauvais. Es uno de los edificios góticos de mayor importancia en Francia, tanto por su extraordinaria arquitectura como por su riquísima estatuaria.

En 1991, fue incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La catedral de Reims era, en el Antiguo Régimen, el lugar de la consagración de los monarcas de Francia. El último Rey coronado fue Carlos X, el 28 de mayo de 1825.


Historia[editar]
En el siglo V, el obispo san Nicasio levantó una primera catedral sobre antiguas termas romanas. Dedicado ya a la Virgen María, este edificio fue el escenario del bautizo de Clodoveo (498), consagrado por el arzobispo San Remigio. En 816, el hijo de Carlomagno, Ludovico Pío elige Reims para ser consagrado emperador. El prestigio del santo óleo y la potencia política de los arzobispos de Reims llevaron a establecer definitivamente el lugar de la consagración real en Reims, a partir del reinado de Enrique I (1031-1060).

El 6 de mayo de 1211, el arzobispo de Reims Aubry de Humbert inicia la construcción de la nueva catedral de Reims (el edificio actual), destinada a sustituir la catedral carolingia, destruida por un incendio en el año anterior. Se sucedieron en las obras cuatro arquitectos (Jean d'Orbais, Jean-le-Loup, Gaucher de Reims y Bernard de Soissons), y en 1275 ya estaba el grueso de las obras terminado. La catedral, pues, estaba acabada para finales del siglo XIII, con la excepción de la fachada occidental. Esa sección se construyó en el siglo XIV, a partir de los diseños del siglo XIII1​—la nave central mientras tanto se había alargado para abrir espacio para las muchedumbres que acudía a las coronaciones. Las torres, de 81 metros de alto, se diseñaron en principio para alcanzar los 120 metros. La torre meridional tiene dos grandes campanas; una de ellas, a la que se llama «Charlotte» por Carlos, cardenal de Lorena en 1570, pesa más de 10.000 kilos.

En 1875 la Asamblea Nacional Francesa proporcionó fondos para reparar la fachada y las balaustradas. La fachada es la parte más destacada del edificio, y una de las grandes obras maestras de la Edad Media.


Explosión de una bomba alemana en la catedral el 20 de septiembre de 1914, durante la Primera Guerra Mundial.
La catedral de Reims fue calificada de «mártir» después de la Primera Guerra Mundial por ser bombardeada por los alemanes, que veían en ella un símbolo nacional de Francia. Un andamio dejado en la torre norte se incendió, lo que permitió que el incendio se propagase por todo el armazón. Se fundió todo el plomo de la techumbre y se vertió por las gárgolas. Lo recogieron los vecinos quienes lo restituyeron después del conflicto.

Los trabajos de restauración comenzaron en 1919, bajo la dirección de Henri Deneux, nacido en Reims y arquitecto jefe de Monuments Historiques; la catedral se volvió a abrir en 1938, gracias en parte al apoyo financiero del mecenas estadounidense de los Rockefeller, pero desde entonces los trabajos han continuado sin cesar.

El armazón de madera destruido fue sustituido por una estructura más ligera e ininflamable, constituida de pequeños elementos de cemento armado, unidos por chavetas de roble para garantizar la flexibilidad del conjunto.

El número de las estatuas (2303) es impresionante y supera al de todas las otras catedrales europeas. Incluso la fachada interior resulta ornada de figuras esculpidas, entre ellas la famosa «comunión del caballero».

Descripción[editar]
Exterior[editar]
Los tres pórticos están cargados de estatuas y estatuillas; entre las catedrales europeas, sólo Chartres tiene más figuras esculpidas.

El pórtico Mayor, dedicado a la Virgen María, tiene por encima un rosetón enmarcado en un arco en sí mismo decorado también con estatuas, en lugar del habitual tímpano esculpido, esta escultura esta hecha de piedra. Destacan los grupos de las jambas, donde se encuentra el tema de la Anunciación. Se puede ver la búsqueda de una nueva expresión donde los personajes parecen querer argumentar entre ellos, con gestos y expresiones individualizadas. El Ángel de la Sonrisa es el paradigma de esta nueva escultura gótica.

La «galería de los reyes» por encima muestra el bautismo de Clodoveo en el centro flanqueado por estatuas de sus sucesores.

Las fachadas del transepto están también decoradas con esculturas. La del norte tiene estatuas de los obispos de Reims, una representación del Juicio Final y una figura de Jesús (le Beau Dieu), mientras que en el lado meridional tiene un bello rosetón moderno con los profetas y los apóstoles. Un incendio destruyó el tejado y las agujas en 1481: de las cuatro torres que flanqueaban los transeptos, nada queda por encima de la altura del tejado. Sobre el coro se alza un elegante campanario de madera cubierto de plomo que tiene 18 metros de alto, reconstruido en el siglo XV y en los años 1920.

Las torres miden 86 metros de altura. Entre otras escenas representadas, están la lucha entre David y Goliat, y la coronación de la Virgen María.

Interior[editar]
El edificio destaca por su unidad de estilo, a pesar de una construcción en la cual no duró más de dos siglos (pero principalmente en el siglo XIII).

La altura de la nave es de 38 metros en el centro (Amiens: 42,30 m; Beauvais: 46,77 m). La nave mide 138,75 metros de largo y unos 30 de ancho. Comprende una nave central y dos laterales, los transeptos también tienen naves, un coro con doble pasillo y un ábside con girola y capillas radiales.

Posee la catedral tapices, entre ellos una serie presentada por Robert de Lenoncourt (m. 1532), arzobispo con Francisco I, representando la vida de la Virgen. Actualmente se pueden ver en el anterior palacio del obispo, el Palacio de Tau. El transepto norte contiene un órgano en una llamativa caja gótica. El reloj del coro está adornado con curiosas figuras mecánicas. Conserva vidrieras que van desde el siglo XIII al XX; Marc Chagall diseñó la vidriera instalada en 1974 en el eje del ábside.

El tesoro, conservado en el Palacio de Tau, incluye muchos objetos preciosos, entre ellos la Sainte Ampoule, o Santa Ampolla, sucesora de la antigua que contenía el aceite con el que los reyes franceses eran ungidos, que se rompió durante la Revolución francesa, un fragmento de la cual contiene la actual Ampoule.
Ha recibido 44 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE ESTRASBURGO (FRANCIA)

29

CATEDRAL DE ESTRASBURGO (FRANCIA)

La catedral de Notre-Dame de Estrasburgo está situada en el centro histórico de esta ciudad francesa, declarado Patrimonio Unesco de la Humanidad en 1988, y consagrada al culto católico de la Virgen María, restablecido desde finales del siglo XVII tras el periodo de culto protestante iniciado en... Ver mas
La catedral de Notre-Dame de Estrasburgo está situada en el centro histórico de esta ciudad francesa, declarado Patrimonio Unesco de la Humanidad en 1988, y consagrada al culto católico de la Virgen María, restablecido desde finales del siglo XVII tras el periodo de culto protestante iniciado en el siglo XVI.

El edificio, propiedad del Estado francés que lo declaró Monumento Histórico en 1862 y sede de la Diócesis de Estrasburgo, fue construido a lo largo de cuatro siglos, entre el 1015 y el 1439, y es considerado un ejemplo destacado de la arquitectura del arte gótico tardío, acumulando por la maestría de diferentes arquitectos venidos sucesivamente de Borgoña, el reino de Francia y del Sacro Imperio para su construcción que combinaron los estilos de obras como las de Sens, una de las primeras del gótico, Chartres, Notre-Dame de París, Notre-Dame de Reims y otras de Suabia o Bohemia.

Su única torre campanario o flèche que culmina a 142 m de altura, constituyó la obra arquitectónica más alta del mundo durante más de dos siglos.

Reflejo de la vida artística de la ciudad y testigo de su devenir histórico desde la Edad Media, Notre-Dame de Estrasburgo sufrió las consecuencias de la rivalidad franco-alemana durante el asedio de 1871 y de los horrores de la Segunda Guerra Mundial durante los bombardeos de la aviación aliada de 1944.

En 1956, el Consejo de Europa hizo de ella símbolo de la reconciliación y de la construcción europea al ofrecerle una de las obras que decoran su coro, siendo escenario de las celebraciones del bimilenario de la ciudad en 1988 durante la visita del papa Juan Pablo II.

En 2001, poco antes de los Atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, fue desarticulada una célula terrorista que planeaba un atentado con explosivos en la catedral durante la celebración del tradicional mercado de Navidad.

Historia[editar]
Orígenes: catedral merovingia (510-1015)[editar]

Los cimientos de la catedral de Estrasburgo bajo la capilla de San Lorenzo.
Según la tradición,1​ entre el siglo III y el siglo IV se creó en la entonces Argentoratum una sede episcopal desde donde se organizó la conversión al cristianismo de la región, en especial la del pueblo germano de los alamanes, que ocupó el terrirorio durante el siglo V, labor en la que se distinguieron los obispos Argobasto y Florencio. Tras la refundación de la ciudad hacia el 500 por los merovingios del rey Clodoveo I con el nombre de Strateburgum, el poder de la ciudad fue confiado progresivamente a los obispos de Estrasburgo y en 510 se construyó una primera catedral,2​ de la cual todavía no se han recuperado ni restos ni indicios de su emplazamiento.3​

En el año 1002, durante la guerra de sucesión al Imperio, la ciudad gobernada por el obispo Wernher I de Habsburgo, que había sido nombrado por Otón III, fue asediada y sometida al pillaje de las tropas del duque Herrmann de Suabia, contrarias a la elección de Enrique II amigo personal del obispo, incendiando la catedral de la época carolingia.

Reconstrucción en basílica y primeras ampliaciones (1015-1240): del románico al gótico[editar]

Maqueta de la catedral otoniana, anterior a la obra gótica.
Tras la destrucción causada por los suabos, Wernher I de Habsburgo decidió en 1015 reconstruir un nuevo edificio sobre la base de una basílica de grandes dimensiones que sería la precursora de la catedral de Notre-Dame, según se concluyó de las prospecciones arqueológicas de 1907, 1959 y 1968. A la muerte de Wernher de Habsburgo en 1028, durante una misión embajadora en Constantinopla, el edificio consagrado en 10311​ fue terminado por el obispo Guillermo hacia 1050 y destacado según las crónicas, por sus dimensiones junto a su contemporánea de Maguncia, entre las más grandes iglesias del Sacro Imperio.3​

Hacia 1135 se acometieron los primeros trabajos de ampliación de la basílica, comenzando por la sección de la cripta hacia el oeste, área en la que perduraron las obras hasta el 1150. A partir de 1180, como consecuencia del incendio de 1176 o por deseo expreso de las autoridades de acuerdo con la tendencia marcada por las otras ciudades episcopales del valle del Rin,3​ los trabajos de reforma adquirieron progresivamente mayor magnitud. Se iniciaron entonces las ampliaciones del coro y de la nave transversal, la capilla de San Juan, donde se depositaría más tarde la tumba del obispo Conrado III de Lichtenberg (1273-1299), y hacia 1190, de la capilla de San Andrés Apóstol. La reforma del Transeptum, por su naturaleza arquitectónica central, condicionó el desarrollo posterior de las obras en las otras secciones de la catedral y, en especial, de la nave central.4​ El maestro encargado de dirigir las obras desarrolló los bajos relieves del muro oriental del brazo norte, pero tras ser relevado por un nuevo maestro, este abandonó la sección y se orientó hacia el coro y el crucero, que fueron ejecutados en un estilo románico tardío a imagen del emprendido en Worms y Basilea. Al término de esta ampliación, el maestro fue sustituido hacia principios del siglo XIII por un tercer nuevo maestro que retomó la obra del brazo norte del Transeptum, erigiendo una enorme columna que lo divide en cuatro mitades cubiertas de arcos ojivales, y completando la arquería decorativa de la fachada norte, en el estilo tradicional que había caracterizado la arquitectura renana desde el siglo XII.


Vista panorámica de la catedral.
La importancia y resultado de todas estas obras se manifiestó en una carta episcopal conservada de 1200 en la que se afirmaba: "La iglesia es reconstruida en un mejor estado".4​

Esta campaña de ampliación, que se extendió de 1180 a 1240, coincidió con el periodo de la historia de la Arquitectura europea en el cual los gustos estilísticos evolucionaron del románico hacia el Arte gótico. El obispo Henri de Veringen (1202-1223) y, en particular, su sucesor Berthold de Teck (1223-1244) introducirían el nuevo estilo gótico al contratar los servicios para intervenir en los trabajos de nuevos diferentes maestros provenientes de las regiones del reino de Francia, Isla de Francia y Champaña, así como de la Borgoña, y cuya diversidad de criterios se constata por la heterogeneidad de las realizaciones ejecutadas en las partes orientales del edificio, en particular en las vitrinas.

El primero de estos maestros llegó hacia 1220, quien formado en el arte pregótico e influenciado por las corrientes del arte de Borgoña, empezó la ampliación del brazo sur de la nave transversal, logrando un efecto de mayor monumentalidad al elevar el nivel sus naves laterales.4​

Este arquitecto fue reemplazado hacia 1230-1240 por el primer maestro que introducirá definitivamente el estilo gótico y a quien se debe la "columna de los ángeles" o "columna del Juicio" (pilier des anges o pilier du Jugement) con que se remató la ampliación del Transeptum. La columna es una obra única, en un estilo inspirado en las catedrales de Sens y Chartres.5​

Apogeo del gótico: la nave central y el frontispicio (1250-1399)[editar]

Nave central de la catedral
Después del viaje del obispo Berthold de Teck a las ciudades de París y Reims, el estilo gótico es confirmado a imagen de las catedrales de Notre-Dame de París y de Notre-Dame de Reims en la ampliación de la nave y los trabajos para su decoración, a pesar de una crisis financiera que debió de forzar un parón en los trabajos hacia principios de 1240. Desde 1282 el concejo de la ciudad se encargó de administrar la obra y gestionar la Oeuvre de Notre-Dame, mostrando el interés creciente de la burguesía local por el progreso de la catedral tras aportar los fondos necesarios para construir desde 1277 la fachada principal. La nave fue acabada en 1275, durante el gobierno del obispo Conrad de Lichtenberg (1273-99), emprendiéndose la decoración del frontispicio o fachada oeste.1​ En 1284, el maestro Erwin von Steinbach diseñó el rosetón supervisando sus trabajos hasta su muerte en 1318, tras la cual su propio hijo, Jean Erwin, inició la elevación del segundo nivel de las torres por encima del rosetón y la revalorización del mural de las partes bajas de la fachada, trabajos que duraron hasta 1339.

De 1341 a 1372 la obra es dirigida por el maestro Gerlach, quien termina las dos torres hasta el nivel de la plataforma en 1365 y construye la arcada por encima del rosetón, instalando una serie de estatuas dedicadas a los apóstoles.

Entre 1356 y 1357, un terremoto que afectó al valle del Rin provocando graves daños en la catedral de Basilea, obligó a reconsiderar los planes de construcción del lateral de las torres.

Culminación de la obra y elevación de la torre (1399-1439)[editar]

Torre desde la rue Mercière
En 1399, es llamado desde Ulm para participar en la obra el prestigioso arquitecto imperial, Ulrich von Ensingen, que había participado en la construcción de la Catedral de Ulm y a quien se debe el proyecto de la elevación de la gran torre campanario norte de una altura doble que la de la fachada de entonces. A la muerte de Ulrich en 1419, la base octogonal de la torre estaba terminada pero su sucesor, el maestro Jena Hultz de Colonia, modificaría el proyecto original que remataría la construcción de la flèche (la flecha) según el gusto de la época por las catedrales con una única torre. Ésta fue concluida en 1439 y coronada de una cruz a 142 metros de altura, lo que convirtió a la catedral de Estrasburgo, terminada para entonces, en el edificio más alto de la cristiandad.6​ Con la destrucción en 1647 de la aguja de la iglesia protestante de Santa María en Stralsund, pasó a ser el edificio más alto del mundo.

Proyectos posteriores, siglo XVI a siglo XIX[editar]
En 1490 y 1666 se consideraron varios proyectos en vistas a construir una torre campanario gemela en la orientación sur que fueron desestimados. El rey Luis XIV de Francia retomaría la misma idea consultando a Vauban y nuevamente a lo largo del siglo XIX se pensaría en esa construcción, que finalmente nunca fue emprendida.6​

Durante el primer cuarto del siglo XVI se acometieron ampliaciones menores pero de relevancia artística, como la construcción de la sacristía de Saint Laurent acabada en 1505 y que acogió la tumba del obispo Guillermo de Honstein, las 10 estatuas de la Adoración de Hans von Ache hacia 1503 o la capilla de Santa Catalina de 1521.


Reloj astronómico de Estrasburgo (siglo XVI)
A partir del 1521, la Reforma protestante consagró la catedral al culto predominante luterano que provocó, sin embargo, la pérdida de gran parte del mobiliario eclesiástico hacia 1529. En 1571, Hans Thomann Uhlberger finalizó el montaje del reloj astronómico en estilo tardogótico de 18 m de altura.

Tras la anexión de Estrasburgo a la corona de Francia en 1681, el culto católico fue restituido y durante el siglo XVIII se realizaron algunos trabajos sobre el coro y se construyó la sacristía del Gran capítulo, obra de Joseph Massol, arquitecto a quien se debe también el Palacio de los Rohan.

Aunque ya en la Edad Media el edificio reclamó algunos trabajos de restauración debido a deficiencias y accidentes, es especialmente a partir del siglo XIX que se multiplican las intervenciones de mantenimiento de manera permanente.

Durante la Revolución francesa, el 6 de diciembre de 1793 la catedral fue saqueada y redecorada para servir de Templo de la Razón, siendo numeroso el mobiliario artístico finalmente destruido por el fuego el 22 de febrero de 1794. 35 esculturas de personajes monárquicos fueron derribadas pero que después se reconstruyeron y restituyeron progresivamente entre 1811 y 1900 mientras se enriquecía el decorado con nuevas estatuas ecuestres.

Transferida su propiedad al Estado francés, en 1862 fue catalogada como Monumento histórico de Francia.7​

Trabajos de restauración y acontecimientos del siglo XX[editar]
Entre 1907 y 1926 se efectuaron trabajos de asentamiento de las bases de la torre norte de 1928 a 1974. En 1985 se reparó completamente la fachada occidental pero se constató el progresivo deterioro del material de grés rosáceo por la erosión. Desde entonces, el Servicio de Monumentos Históricos del Estado francés colabora con el Servicio de arquitectura de l'Oeuvre de Notre-Dame, constituido expresamente para la vigilancia y conservación del edificio.

En octubre de 1988 y con ocasión de la celebración del bimilenario de la ciudad fundada como Argentoratum, el papa Juan Pablo II visitó la catedral y dirigió un oficio religioso en el que se celebró la reconciliación franco-alemana8​

El 6 de abril de 2001, pocos meses antes de los Atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, fue desarticulada en Alemania e Italia una célula terrorista compuesta por 6 personas que fueron acusadas de planear un atentado con explosivos en la Catedral de Estrasburgo, durante la celebración del Marché de Noël por orden de Osama bin Laden.9​

Exterior[editar]
Frontispicio[editar]

Detalle del portal central, la imagen de la Virgen con el Niño y la Pasión de Cristo.
El frontispicio o fachada principal es uno de los elementos de la Catedral de Notre-Dame más ricamente ornamentados, donde destacan los tímpanos que rematan los tres portales decorados con diversos grupos escultóricos inspirados en hechos de la vida de Cristo y que se coronan cada uno por un doble gablete. El rosetón, obra de Erwin de Steinbach, surge como elemento central de simetría y es único en su género, ya que los motivos decorativos se inspiran en espigas de trigo en vez de las tradicionales imágenes religiosas, tal que simbolizan el poder económico y comercial de la ciudad en la época de su construcción. En la parte inferior del rosetón destaca el rico grupo escultórico llamado "galería de los apóstoles".

El tímpano del portal central lo ocupa la Pasión de Cristo, rodeada de esculturas representativas de diversos profetas y mártires en torno a escenas del antiguo y nuevo Testamento. Una escultura de la Virgen con el Niño en el pilar central recuerda la figura de Notre-Dame a la que se encuentra consagrado el culto, mientras que en la parte superior del tímpano destaca la figura del Cristo Rey y Juez rodeado de varios leones músicos.

El portal norte, situado a la izquierda del frontispicio, muestra en su base un conjunto de imágenes femeninas denominadas "las virtudes triunfan sobre los vicios". El tímpano contiene escenas de la infancia de Jesús de Nazareth además de figuras de ángeles y personajes diversos.

El portal sur, a la derecha del espectador, lo domina la escena de las "vírgenes prudentes", que sostienen cada una una lámpara de aceite junto con las Tablas de la Ley al lado de la imagen del "esposo ideal", en oposición a las "vírgenes necias" que, cerrando las Tablas y volcando sus lámparas, se ofrecen al "Tentador", figura masculina, que sostiene la manzana prohibida y cuyo hábito se encuentra cubierto de reptiles. El tímpano de este portal representa escenas del Juicio Final y en su base se muestran las imágenes de los signos del Zodiaco junto con escenas de la vida de las labores del campo.


Frontispicio


Rosetón (con unos 15 metros de diámetro, uno de los rosetones góticos más grandes de Europa)


Tímpano del portal central


Tímpano del portal norte


Tímpano del portal sur
Portales laterales[editar]

Fachada sur de la catedral.

Detalle del portal sur, las vírgenes necias y el "Tentador"
En cada extremo del transepto, en orientación norte y sur, se encuentran los dos portales laterales de la catedral de Notre-Dame. El portal norte recibe el nombre de San Lorenzo por encontrarse decorado con una imagen del martirio de San Lorenzo sobre una parrilla rectangular, es de estilo gótico tardío por influencia de los maestros provenientes del Sacro Imperio que participaron en su construcción, posterior a la del frontispicio.

En el lado sur, el portal llamado del "Juicio" es el más antiguo de los dos laterales, como manifiesta por su estilo románico y está decorado por tres imágenes que representan a la Iglesia, coronada y que sostiene una cruz y un cáliz, la Sinagoga, con los ojos vendados, y al rey Salomón de Israel, que elevando dos pequeñas figuras evoca en su conjunto al célebre veredicto. A las esculturas alegóricas femeninas que se las conoce en latín como Ecclesia et Synagoga; en la teología medieval, ellas simbolizaban a la fe y las comunidades de creyentes (y no a sus respectivos templos).10​ El portal debe su nombre tanto al motivo escultórico como a ser el lugar mismo donde tradicionalmente los obispos de Estrasburgo mantenían su tribunal. En los meses de invierno, se celebraba también una feria que con el tiempo se convertiría en el marché de Noël (mercado de Navidad) que congrega a numerosos visitantes durante el mes de diciembre en la esplanada frente a la fachada principal.

En un lateral, se localiza una representación de una joven con las herramientas típicas de los talladores de piedra que según una tradición, es la imagen de Sabine, la hija de Erwin de Steinbach.




Portal de San Lorenzo


Portal lateral sur, de estilo románico


Portal lateral sur, la Iglesia


Portal lateral sur, el rey Salomón de Israel


Portal lateral sur, la Sinagoga
La torre campanario[editar]
Con su campanario de 142 metros de altura, fue el edificio más alto del mundo desde 1647 hasta 1874. Siguió siendo la catedral más alta del mundo hasta que en 1876 quedó superada por la Catedral de Ruan.

Interior[editar]

Órgano de la catedral.
Púlpito[editar]

El púlpito.
El púlpito de la catedral es una obra ricamente ornamentada al gusto del estilo gótico flamboyant, en el que una cincuentena de figuras evocan escenas de los apóstoles evangelistas, la crucifixión y de la vida de santa Bárbara. Una pequeña figura surge en el lateral de la escalinata representando un perro en postura de reposo en recuerdo de la costumbre de uno de los predicadores que se hacía acompañar de su mascota en los días de invierno para calentarse los pies durante cada homilía. En el periodo de los equinoccios y en días soleados, los rayos de luz filtrada por las vidrieras proyectan una coloración verde sobre la imagen del Cristo en la cruz.
Ha recibido 44 puntos

Vótalo:

CATEDRAL ANGLICANA DE LIVERPOOL

30

CATEDRAL ANGLICANA DE LIVERPOOL

La catedral anglicana de Liverpool (oficialmente Church of Christ Cathedral y conocida en inglés como Liverpool Cathedral o Liverpool Anglican Cathedral), diseñada por sir Giles Gilbert Scott, fue iniciada en 1904 pero no se terminó hasta 1978, dieciocho años después de la muerte de Scott. El... Ver mas
La catedral anglicana de Liverpool (oficialmente Church of Christ Cathedral y conocida en inglés como Liverpool Cathedral o Liverpool Anglican Cathedral), diseñada por sir Giles Gilbert Scott, fue iniciada en 1904 pero no se terminó hasta 1978, dieciocho años después de la muerte de Scott. El enorme edificio está construido en arenisca roja, en un austero estilo gótico del siglo XX que crea una atmósfera de espacio místico propia para el recogimiento.
Ha recibido 41 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE SAN PATRICIO DE NUEVA YORK

31

CATEDRAL DE SAN PATRICIO DE NUEVA YORK

La catedral de San Patricio es una catedral católica de estilo neogótico decorado ubicada en Nueva York. En su estilo, es el templo más grande de América del Norte y un punto de referencia prominente de Nueva York. Se localiza en el Lado Este de la Quinta Avenida entre las calles 50 y 51, frente... Ver mas
La catedral de San Patricio es una catedral católica de estilo neogótico decorado ubicada en Nueva York. En su estilo, es el templo más grande de América del Norte y un punto de referencia prominente de Nueva York. Se localiza en el Lado Este de la Quinta Avenida entre las calles 50 y 51, frente al Rockefeller Center, específicamente frente a la escultura de Atlas. Además, es la sede de la Arquidiócesis Católica de Nueva York e iglesia parroquial.
Historia[editar]

Fachada de la nueva catedral de San Patricio.

Interior, 2013

Interior, 2013
El solar sobre el que se asienta fue adquirido el 6 de marzo de 1810, a fin de utilizarlo como escuela para jóvenes católicos dirigida por los jesuitas. Este proyecto no llegó a hacerse realidad y en 1813 los terrenos fueron revendidos a Dom Augustin LeStrange (que los destinaría a la comunidad trapense). Esta comunidad estaba siendo perseguida por las autoridades francesas. Con la caída de Napoleón en 1814, los trapenses regresaron a Francia, abandonando la propiedad neoyorquina.

La Diócesis de Nueva York (creada en 1808) anunció (por medio de John Joseph Hunghes) la intención de erigir una nueva catedral para reemplazar la vieja iglesia de San Patricio situada en la intersección de las calles Príncipe y Mott en la calle Mulberry. La "vieja catedral" fue destruida por el fuego en 1866 pero fue reconstruida en el año 1868.

La catedral fue diseñada por James Renwick hijo, en un estilo neogótico. Los trabajos comenzaron en 1858 pero permanecieron parados durante la Guerra Civil Norteamericana. Se completó en 1879. El diseño trató de crear un gran templo cuyas torres, de más de 100 metros de altura, dominaran Nueva York, no obstante, hoy día, la catedral parece humilde en comparación con el muy cercano Rockefeller Center que supera considerablemente su altura. La catedral fue restaurada entre 1927 y 1931, que fue cuando se instaló el gran órgano y se amplió el santuario en el interior de la Catedral.

La catedral de San Patricio ha inspirado a escritores como Giannina Braschi, autora del clásico literario latinoamericano "El imperio de los sueños"; en una escena dramática, la narradora llega a la catedral y toca las campanas como una liberación espiritual.

Órganos[editar]
Los órganos de tubos originales, construidos por George Jardine & Sons en el siglo XIX han sido reemplazados. El órgano del coro, en el ambulatorio norte, fue hecho por la firma de San Luis de George Kilgen & Son e instalado en 1928. Tiene 3.920 tubos. El órgano de la Gran Galería, de la misma compañía, se instaló en 1930 y tiene 5.918 tubos.

Características[editar]
La catedral puede acomodar a 3 000 personas.
Está construida en ladrillo revestido de mármol blanco extraído en Massachusetts y Nueva York.
Abarca una manzana entera, entre las calles 50 y 51, avenidas Madison y Quinta.
Los transeptos miden 174 pies (53 metros) de ancho y 332 pies (101,2 metros) de largo.
Las agujas de las torres alcanzan una altura de 330 pies (100,6 m) desde el nivel de la calle.
El tejado está hecho de pizarra de la población poco conocida de Monson, Maine.
Vitrales[editar]
Los ventanales fueron elaborados por artistas de Boston, Massachusetts y artistas europeos de Chartres, Francia, y Birmingham, Inglaterra.
El gran rosetón es uno de los mayores trabajos de Charles Connick.
Altares[editar]
El artista romano Paolo Medici diseñó el altar de Santa Isabel. El altar de San Juan Bautista de La Salle, uno de los pocos altares laterales originales, fue esculpido por Dominic Borgia. La bula papal se encuentra en el vitral adyacente. Tiffany & Co. diseñó el altar de San Luis y San Miguel.

A finales de los años 1930 y a principios de los 1940, hubo una restauración de la zona del altar principal bajo la dirección del arzobispo Francis Spellman, quien luego se convirtió en cardenal. El alto altar anterior y el retablo fueron reubicados en la iglesia universitaria del alma mater de Spellman, Fordham University, en Rose Hill, en el Bronx, Nueva York. Entre los nuevos elementos se encontraban el baldaquino santuario de bronce y el vitral del rosetón. El altar fue renovado en los años 1980 bajo la dirección del cardenal John Joseph O'Connor. Para ser más visible para la congregación, se construyó un altar a partir de secciones de los altares laterales y se ubicó en el centro del presbiterio. Sin embargo, este altar fue retirado en 2013 para reponer la pila bautismal en el transepto norte.

Obras de arte[editar]
La Piedad, esculpida por William Ordway Partridge, es tres veces mayor que la de Miguel Ángel en la Basílica de San Pedro de la Ciudad del Vaticano.
Las estaciones del Vía Crucis ganaron un premio artístico en la World Columbian Exposition de Chicago en 1893.
En la parte posterior de la catedral se conserva un busto del papa Juan Pablo II, que conmemora la visita del pontífice en 1979.

Interior de la Catedral.
Ha recibido 40 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE NANTES (FRANCIA)

32

CATEDRAL DE NANTES (FRANCIA)

La catedral de San Pedro y San Pablo (en francés: Cathédrale Saint-Pierre-et-Saint-Paul)? de la ciudad bretona de Nantes (Francia) fue iniciada, bajo su forma actual, en 1434, no dándose fin a las obras hasta 1891. Este lapso tan importante de construcción (un total de 457 años) no ha supuesto... Ver mas
La catedral de San Pedro y San Pablo (en francés: Cathédrale Saint-Pierre-et-Saint-Paul)? de la ciudad bretona de Nantes (Francia) fue iniciada, bajo su forma actual, en 1434, no dándose fin a las obras hasta 1891. Este lapso tan importante de construcción (un total de 457 años) no ha supuesto merma de la calidad ni de la coherencia estilística de la catedral.

Fue construida en el emplazamiento de la anterior catedral, que era de estilo románico, y cuyos restos serán poco a poco absorbidos por la nueva construcción gótica.

La catedral de San Pedro y San Pablo es la sede de la Diócesis de Nantes, y en 1862 fue declarada por el Gobierno francés como comprendida en la categoría de Monumento histórico.

Historia[editar]
El primer maestro de obras fue Guillaume de Dammartin, quien era arquitecto del príncipe Juan I de Berry, y la obra fue proseguida por Mathurin Rodier, a impulso del duque de Bretaña Juan V y del obispo Jean de Malestroit.

Mediados del siglo XV era efectivamente un período propicio para el desarrollo de este tipo de proyectos, ya que Bretaña había recuperado la suficiente prosperidad comercial gracias a una política diplomática oportunista y hábil que la colocó relativamente al margen de los grandes conflictos de la época (en especial entre los reinos de Francia e Inglaterra, por lo que respecta a Bretaña). Adicionalmente, la creación de una catedral tan imponente, unida a la implicación que en su génesis tuvo el poder ducal, coadyuvaron a la legitimación de dicho poder en un contexto difícil como consecuencia de la guerras de sucesión al Ducado de Bretaña. Nótese por lo demás que Nantes no fue la única ciudad bretona en beneficiarse de esta voluntad política de Juan V: citemos por ejemplo la obra similar de la fachada de la Catedral de Quimper, iniciada diez años más tarde, en 1424.

Arquitectura[editar]

Fachada occidental, en curso de restauración (de ahí las diferencias cromáticas).

Nave de la catedral.
La fachada de la catedral de Nantes se encuentra enmarcada por dos torres de aspecto masivo, rematadas por una terraza superior cada una de ellas. La fachada presenta algunas particularidades destacables, como la presencia de un púlpito exterior previsto para las plegarias dirigidas a los fieles reunidos en la plaza, o la organización en cinco portadas con bóvedas ricamente decoradas, tres centrales y dos laterales. Si bien esta fachada no posee, en su conjunto, ni la elegancia ni la nobleza arquitectónica de otras edificaciones góticas de la época, dicha falta se encuentra ampliamente compensada por la belleza del interior de la construcción. La blancura de la toba calcárea, acentuada además por las recientes labores de restauración del conjunto, las imponentes dimensiones de la nave (103 metros de longitud, una altura en la nave principal de 37,5 m), o el efecto producido por la esbeltez y gracia de sus inmensos pilares producen admiración.

Elementos destacables[editar]
Puede admirarse en su interior el sarcófago y las estatuas yacentes de Francisco II (Véase Tumba de Francisco II de Bretaña y de Margarita de Foix (padres de la duquesa Ana de Bretaña) ejecutadas a principios del siglo XVI por Michel Colombe y Jean Perréal. Considerada como una obra maestra de la escultura francesa, establece un nexo entre épocas (de la Edad Media hacia el Renacimiento) y entre regiones (el estilo italiano coexiste y se une armoniosamente al estilo francés).

La Catedral acoge igualmente el cenotafio del general Christophe Louis Léon Juchault de Lamoricière, un monumento erigido en 1878 como homenaje del Papado a los servicios que le había efectuado este nativo de la región.

Acontecimientos históricos vinculados al obispado[editar]
En el año 843, ante la asamblea de los fieles, San Gohard es asesinado por los Normandos que invaden y saquean la región a intervalos regulares.

Ante la Catedral, en la plaza de San Pedro, Nicolás Fouquet fue arrestado por d'Artagnan el 5 de septiembre de 1661 por orden de Luis XIV de Francia.

El 28 de enero de 1972 se produjo un gigantesco incendio de la techumbre de la Catedral. Los bomberos lograron controlarlo, pero la obra de carpintería del tejado quedó ampliamente afectada, deplorándose igualmente otros muchos daños en el templo. Este hecho está en el origen de la contratación de una gigantesca obra de restauración, que constituye sin lugar a dudas la más completa de las obras de restauración de interiores catedralicios en el territorio francés.
Ha recibido 40 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE BRASILIA

33

CATEDRAL DE BRASILIA

La Catedral Metropolitana Nossa Senhora Aparecida, más conocida como la Catedral de Brasilia, es la catedral metropolitana de Brasilia, capital de República Federal de Brasil. Fue diseñada por el arquitecto Oscar Niemeyer y es la sede arzobispal de la Arquidiócesis de Brasilia. Historia... Ver mas
La Catedral Metropolitana Nossa Senhora Aparecida, más conocida como la Catedral de Brasilia, es la catedral metropolitana de Brasilia, capital de República Federal de Brasil. Fue diseñada por el arquitecto Oscar Niemeyer y es la sede arzobispal de la Arquidiócesis de Brasilia.

Historia[editar]
Proyectada por Oscar Niemeyer, con cálculo estructural del ingeniero Joaquim Cardoso, fue el primer monumento en ser creado en Brasilia.1​ Su piedra fundacional fue emplazada el 12 de septiembre de 1958 y su construcción fue concluida el 31 de mayo de 1970, cuando solo los 70 m de diámetro del área circular eran visibles.2​

Su estructura estuvo lista en 1960,2​ y solo aparecían el área circular de setenta metros de diámetro, de la cual se elevaban dieciséis columnas de concreto (pilares de sección parabólica) en un formato hiperboloide, que pesaban noventa toneladas.

El 31 de mayo de 1970 fue inaugurada de facto, ya con los vidrios externos transparentes. En la plaza de acceso al templo se encuentran cuatro esculturas de bronce de tres metros de altura, representando a los evangelistas; las esculturas fueron realizadas por Alfredo Ceschiatti con la ayuda del escultor Dante Croce en 1968. En el interior de la nave están las esculturas de tres ángeles suspensos por cables de acero. Las dimensiones y peso de las esculturas son de 2,22 m de longitud y 100 kg la menor; 3,40 m de longitud y 200 kg la media; y 4,25 m de longitud y 300 kg la mayor.

Esta estructura hiperboloide está construida de hormigón, y pareciera que con su techo de vidrio se alzara abierto hacia el cielo. El proyecto de Niemeyer de la Catedral de Brasilia se basó en los hiperboloides de revolución, en donde las secciones son asimétricas. Por sí misma, esta estructura es el resultado de dieciséis columnas de hormigón ensambladas idénticas. Cada columna posee una sección hiperbólica y pesa 90 toneladas, el conjunto representa dos manos moviéndose hacia el cielo. La catedral posee cuatro campanas donadas por españoles residentes en Brasilia en 1968. Estas campanas fueron fundidas en Miranda de Ebro, España.3​


Vista interior de la Catedral de Brasilia.
El baptisterio en forma Ovoide tiene en sus paredes en losetas de cerámica pintadas en 1977 por Athos Bulcão. El campanario compuesto por cuatro grandes campanas, donado por España, completa el conjunto arquitectónico. La cubierta de la nave tiene un Vitral compuesto por dieciséis piezas en fibra de vidrio en tonos de azul, verde, blanco y marrón insertadas entre los pilares de concreto. Cada pieza se inserta en triángulos de diez metros de base y treinta metros de altura que fueron proyectados por Marianne Peretti en 1990. El altar fue donado por el papa Paulo VI y la imagen de Nossa Senhora Aparecida es una réplica de la original que se encuentra en Aparecida, São Paulo.

La vía sacra es obra de Di Cavalcanti. En la entrada de la catedral se encuentra un pilar con pasajes de la vida de María, pintados por Athos Bulcão.

El párroco de la catedral es el padre George Albuquerque Tajra. Por estar situada en la Explanada de los Ministerios, la catedral no posee una comunidad fija — gran parte de los fieles que la frecuentan son turistas y trabajadores de la explanada. La catedral está abierta todos los días para visitas, con excepción de los horarios de misa.
Ha recibido 40 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE SAN NICOLÁS (ESTOCOLMO)

34

CATEDRAL DE SAN NICOLÁS (ESTOCOLMO)

La catedral de Estocolmo, conocida en Suecia como Storkyrkan (literalmente Gran Iglesia) o Sankt Nikolai kyrka (Iglesia de San Nicolás), es la iglesia más antigua de Estocolmo y la sede de la diócesis de Estocolmo. Se encuentra en el barrio antiguo (Gamla Stan) de la ciudad. La iglesia figura... Ver mas
La catedral de Estocolmo, conocida en Suecia como Storkyrkan (literalmente Gran Iglesia) o Sankt Nikolai kyrka (Iglesia de San Nicolás), es la iglesia más antigua de Estocolmo y la sede de la diócesis de Estocolmo. Se encuentra en el barrio antiguo (Gamla Stan) de la ciudad.

La iglesia figura por primera vez en una fuente escrita en 1279. Tras la reforma protestante, se convirtió en una iglesia luterana en 1527. Se convirtió en catedral cuando se creó la diócesis de Estocolmo en 1942 a partir de las diócesis de Upsala y de Strängnäs.

La iglesia, de una sola torre, está construida de ladrillo repellado y pintados sus muros de amarillo con detalles en blanco. Su estilo original corresponde al gótico del siglo XIII, pero el exterior fue remodelado de manera importante en estilo barroco cerca de 1740 por el arquitecto Johan Eberhard Carlberg.

Destaca una imagen de madera de San Jorge y el dragón, presumiblemente del siglo XV. La imagen sirve de relicario, pues contiene unas supuestas reliquias de San Jorge y otros santos. En la iglesia se encuentra la pintura más antigua de la ciudad de Estocolmo de 1535 (llamada Vädersolstavlan, en español: Cuadro del halo solar). La pintura reproduce fielmente un fenómeno atmosférico observado en el cielo el 20 de abril de 1535.

Eventos[editar]
Coronación de Carlos XII de Suecia (a fecha de 14 de diciembre de 1697)
Coronación de Ulrica Leonor (a fecha de 25 de noviembre de 1680).
Enlace matrimonial de Victoria de Suecia (a fecha de 2010)
Ha recibido 40 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE CHARTRES

35

CATEDRAL DE CHARTRES

La Catedral de la Asunción de Nuestra Señora (en francés: Cathédrale de l'Assomption de Notre-Dame), es una iglesia catedralicia de culto católico bajo la advocación de Nuestra Señora en la ciudad de Chartres, en el departamento de Eure y Loir, en Francia, a unos 80 km al suroeste de la capital... Ver mas
La Catedral de la Asunción de Nuestra Señora (en francés: Cathédrale de l'Assomption de Notre-Dame), es una iglesia catedralicia de culto católico bajo la advocación de Nuestra Señora en la ciudad de Chartres, en el departamento de Eure y Loir, en Francia, a unos 80 km al suroeste de la capital, París. Asimismo es la sede de la Diócesis de Chartres, en la Archidiócesis de Tours.

Esta catedral marcó un hito en el desarrollo del gótico e inició una fase de plenitud en el dominio de la técnica y el estilo gótico, estableciendo un equilibrio entre ambos. Es sumamente influyente en muchas construcciones posteriores que se basaron en su estilo y sus numerosas innovaciones, como las catedrales de Reims y Amiens a las que sirvió de modelo directo.

La figura más importante en la historia de esta diócesis fue el obispo Fulberto de Chartres, teólogo escolástico reconocido en toda Europa.

En 1979 fue declarada Patrimonio cultural de la Humanidad por la Unesco.
Historia[editar]

Alzado de la fachada principal.
Existen indicios de que en el lugar que hoy ocupa la catedral existió desde tiempos anteriores a la era cristiana un altar (y según algunos autores una gruta) dedicado a la Diosa Madre de la mitología druídica, siendo esta localidad un importante centro religioso para la tribu celta de los carnutes, pueblo del que deriva el nombre de la ciudad. Esta particularidad se ha relacionado con el hecho de que Chartres se convirtiera en un importante centro de veneración a la Virgen María cuando a partir del siglo XII resurgió esta devoción en la iglesia cristiana occidental.

De cualquier manera la ciudad de Chartres ya era un centro de culto mariano y peregrinaje desde tiempo atrás debido a la presencia en su catedral de la llamada Sancta Camisia, una reliquia traída desde tierra santa y cedida a la catedral por Carlos el Calvo en 876 y que supuestamente es una prenda de la Virgen María, madre de Jesús,(antiguamente se creía era la túnica, pero en realidad correspondería al velo).1​ Por este motivo gozaba de un próspero comercio centrado en las ferias que se celebraban en las cuatro grandes festividades marianas del año: la Purificación (2 de febrero), la Anunciación (25 de marzo), la Asunción (15 de agosto) y la Navidad (25 de diciembre).

La primera iglesia de que se tiene constancia se construyó alrededor del año 360. Esta desapareció en un incendio hacia 740 o 750 durante el saqueo de los visigodos de Hunaldo, duque de Aquitania. Una segunda catedral es destruida por los piratas normandos al mando de Hastings el 12 de junio de 858, el obispo Gisleberto reconstruyó y amplió esta iglesia. De esta queda una capilla que forma parte de la actual cripta. En esta época es cuando la catedral recibe la reliquia de la virgen, que aumentó la importancia del lugar.

El 5 de agosto de 962 la iglesia de Gisleberto vuelve a ser destruida durante la guerra que enfrentó a Ricardo I, duque de Normandía con Teobaldo I de Blois, conde de Chartres. Se reconstruye parcialmente. En 1020 otro incendio destruye la catedral, tras lo cual el obispo Fulberto de Chartres inicia la construcción de la cripta de una nueva catedral románica.

Esta catedral fue construida rápidamente debido a una explosión de fervor religioso que motivó a cientos de penitentes a la construcción acarreando espontáneamente provisiones y materiales de construcción hasta las obras. Fulberto muere en abril de 1029, le sucede Geoffroy de Lèves quien consagra la catedral dos años más tarde y en 1037 se concluyen las obras.

En 1194 un gran incendio devastó gran parte de la ciudad de Chartres, incluida casi la totalidad de la antigua catedral románica. El edificio que construyó el obispo Fulberto era una gran catedral en estilo románico que contaba con una enorme cripta que albergaba la famosa reliquia. Pese a haber sobrevivido a un incendio en 1134 el fuego de la noche del 10 de junio de 1194, causado por un rayo, sólo dejó en pie las torres occidentales y la fachada entre estas y la cripta.

Al principio se tuvo el incendio como un castigo divino, pero al aparecer intacta en la cripta la prenda de la Virgen se pensó que era un signo para que se reconstruyera la catedral dándole un nuevo esplendor. A esto ayudó la presencia casual en la ciudad de un cardenal enviado por la Santa Sede que certificó el hecho de la salvación de la reliquia como milagroso. La reconstrucción fue generosamente financiada tanto por los Capetos, dinastía tradicionalmente vinculada a Chartres, como por el cabildo y los gremios locales.

Construcción[editar]
Rápidamente se acometieron las obras de reconstrucción y hacia 1220 el cuerpo principal estaba concluido, en un plazo de sólo unos 26 años, tiempo notablemente corto para una obra de estas características. Se empleó piedra local de unas canteras situadas a unos 8 km. Conserva del edificio anterior la cripta y la fachada oeste con el Pórtico Real. Fue consagrada el 24 de octubre de 1260 en presencia del rey Luis IX el Santo.

Edad Media y sucesos posteriores[editar]
En la edad media la catedral funcionó como escuela, ya que Carlomagno había ordenado en el siglo IX que las catedrales y monasterios mantuvieran escuelas. Chartres obtuvo considerable fama por el estudio de la lógica, materia en la que para muchos rivalizaba con París. El escritor y filósofo inglés Juan de Salisbury recibió parte de su formación en Chartres.

A diferencia de otros monumentos franceses el edificio no sufrió daños durante la Revolución francesa; pese a que el comité revolucionario había decidido su demolición el encargado de llevarla a cabo, un arquitecto local, la desaconsejó alegando que los escombros resultantes cegarían las calles circundantes.

Las restauraciones sucesivas también respetaron su diseño original, gracias a lo cual el edificio ha llegado a nuestra época en un estado de conservación muy superior a la mayoría de construcciones francesas de la época.

El 4 de junio de 1836 un incendio destruyó las cerchas de la techumbre de castaño danés. El arquitecto Edouard Baron la sustituyó por una estructura de hierro fundido cubierta por láminas de cobre, imitando la técnica usada en la catedral de Maguncia.

Durante la Segunda Guerra Mundial los vitrales fueron desmontados y ocultados para evitar daños por parte de los bombardeos alemanes. Tras la ocupación los alemanes usaron la catedral como club social.

Descripción[editar]

Planta.

Nave principal y el triforio.
El edificio es de planta cruciforme con el cuerpo principal de 28 metros, organizado en tres naves. La cabecera, situada al este tiene un deambulatorio radial con cinco capillas semicirculares. La bóveda central tiene 36 m de altura, la más alta hasta la fecha cuando fue construida. Esta es cuatripartita y está soportada por arbotantes en el exterior.

La organización en tres naves es sumamente original para la época, con la central mucho más alta que las laterales. Esta dificultad constructiva se solía solventar levantando sobre las naves laterales una amplia tribuna cuya cubierta compensaba el peso de la bóveda central reforzando la estructura, como sucede en las catedrales de Laon o París. En Chartres se suprime la tribuna quedando solamente tres niveles en el alzado de la nave; arcadas, triforio y ventanales.

El Triforio es una pequeña galería que se construía en ocasiones sobre la galería y bajo los ventanales para aprovechar el espacio del tejado sobre la tribuna. En este caso tiene cuatro arcos por sección y es un contrapunto de horizontalidad y oscuridad a las arcadas y ventanales. Estos constan de dos vanos y un rosetón que repite la estructura de la puerta principal y que alberga una de los mejores conjuntos de vidrieras medievales que se conservan.

Estas son célebres por el intenso y bello color azul empleado, especialmente famoso es la llamada Ventana de la Virgen Azul (Notre Dame de la Belle Verrière), de principios del siglo XIII que representa a la Virgen con el Niño. De los 186 vitrales originales se conservan 152, ya que en 1753 se sustituyeron algunos de ellos por parte del obispado que pretendía modernizar la catedral. La altura y amplitud de las naves se debe a dos novedades constructivas:

Artículo principal: Vitrales de la catedral de Chartres

Grabado de un arbotante de Chartres según el Dictionnaire raisonné de l'architecture française du XIe au XVIe siècle de Eugène Viollet-le-Duc.
La primera fue el abandono de la bóveda sexapartita cuadrangular, que se había usado frecuentemente en el siglo XII en catedrales como la de Laon, en favor de la cuatripartita rectangular. La bóveda sexapartita se basaba en cuatro puntos de apoyo fuertes y dos débiles, lo que provocaba a veces una alternancia en el grosor de los soportes como en Sens y Noyon, si bien en París y Laon éstos son uniformes.

Los ábacos de los capiteles sostenían los haces de fustes de las columnillas adosadas conectando así los pilares con los nervios, pero esto causaba una excesiva fragmentación que se solucionó en Chartres creando un pilar acantonado consistente en un núcleo cilíndrico central rodeado de cuatro elementos más pequeños que conectan tanto con las cubiertas como con las arcadas que las separan. De ellos el que da a la nave central no tiene capitel sino una cornisa sobre los demás capiteles y que actúa como zócalo del resto de elementos verticales que van a unirse a los arcos y nervios de la bóveda. Con esto se logró una unidad de los complejos soportes sin perjudicar la integridad de cada parte.

La otra novedad es el empleo de un tipo de arbotante totalmente desarrollado. Salvo los superiores, añadidos después de la construcción original, los inferiores son dobles unidos por columnillas radiales. Estos se unen a los contrafuertes externos, muy gruesos en la base y que se complementan con los contrafuertes internos, ocultos bajo el techo de las naves laterales.

La fachada principal[editar]

Detalle del Pórtico Real.

Pórtico Real.
La fachada principal es fruto de diversas intervenciones a lo largo del tiempo. Del incendio se salvaron la torre sur y la base de la norte, los tres portales y los ventanales que hay encima.

El maestro de Chartres desmontó el muro superviviente y lo desplazó hacia delante y añadió el gran rosetón y la galería de los reyes sobre este. Al aumentarse la altura de la fachada las dimensiones de la torre sur en proporción al resto de la fachada cambiaron notablemente, por lo que cuando se construyó la torre norte o Clocher Neuf, concluido en el año 1513 para equilibrar la composición impuesta por la primera torre, se estableció con una asimetría que crea un fuerte dinamismo visual. Este se realizó en estilo flamboyant (flamígero francés), en tanto que la torre sur eleva su magnífica flecha, de un solo trazo, directamente hacia el cielo.

El Pórtico Real[editar]
El llamado Pórtico Real (Portail Royal), se construyó en la década de 1140 para la anterior catedral románica y tiene forma de embudo, lo que posteriormente sería una norma común para las catedrales góticas. Las esculturas y relieves están inspirados en los del pórtico oeste de la basílica de Saint-Denis, que fueron destruidos durante la reforma. Las jambas están decoradas por altas figuras de reyes y personajes del Antiguo Testamento, se cree que los antepasados de Cristo, ya que las figuras son básicamente simbólicas. Las estatuas muestran una expresión serena, distinta a la severidad habitual en el románico precedente. Las figuras reales tienen una estatura menor, pero aun así casi igual que las figuras bíblicas, simbolizando una relación de parentesco entre la realeza y la divinidad.

Los frisos de la izquierda narran escenas de la vida de la Virgen en su juventud con San Joaquín y Santa Ana enfrentándose a la infertilidad, lo que podría ser una referencia a la devoción local hacia la Virgen como protectora de parturientas y neonatos. Los frisos de la derecha relatan escenas de la vida de Cristo, con el Bautista y la Presentación en el Templo.

El tímpano está decorado con una escena del Juicio Final con Cristo Pantocrátor enmarcado en una mandorla rodeado por los símbolos de los evangelistas. Cristo alza su mano derecha y sostiene el Libro de la Vida en la izquierda; pose única en la imaginería medieval y que se cree simboliza la esencia humana y divina de Cristo en iguales proporciones. El friso del dintel representa a los doce apóstoles. Están enmarcados por arquitecturas en cuatro grupos de tres figuras con un simbolismo que indica que han predicado la trinidad en los cuatro puntos cardinales de la Tierra. Las arquivoltas muestran ángeles y a los veinticuatro patriarcas del Apocalipsis.

El pórtico izquierdo está dedicado a la ascensión de Cristo (o tal vez su segunda venida). El tímpano muestra a Cristo en una nube sostenido por dos ángeles. Debajo hay dos frisos, el superior muestra a cuatro ángeles cantores y el inferior diez figuras que posiblemente sean apóstoles (que portan libros y pergaminos) que contemplan a Cristo. Las dos arquivoltas muestran los símbolos del zodiaco y labores relativas a los doce meses, temas comunes en el románico francés.

El pórtico derecho muestra la misma estructura. Su tema es la pureza de María y su dignidad como madre de Cristo. En el tímpano figura la Virgen con el niño entronizada entre dos ángeles. En el momento de su construcción esta representación era una novedad ya que el tema central había estado siempre dedicado a Cristo. La arquivolta superior muestra la Presentación en el Templo, con la Virgen, Simeón y otras figuras. La arquivolta inferior narra la Anunciación, Visitación, Natividad y Anunciación a los pastores cuidando sus rebaños, algo inusual; mostrar hombres comunes entre las figuras divinas.

Las arquivoltas están decoradas con ángeles la interior y la exterior con las siete artes liberales (y dos símbolos zodiacales que no cupieron en el lado izquierdo) combinadas con figuras relativas del mundo antiguo: gramática y Prisciano o Elio Donato, retórica y Cicerón, dialéctica y Aristóteles, aritmética y Pitágoras, geometría y Euclides, astronomía y Ptolomeo y música y Nicómaco. Los capiteles de esta puerta muestran escenas de la Pasión, la entrada a Jerusalén, la Última Cena, la Sepultura y el Duelo de las mujeres.

El rosetón muestra en sus vitrales a Cristo juez en el Juicio Final rodeado por los cuatro evangelistas y ángeles. En los círculos externos ángeles trompeteros y escenas de resurrección, Infierno y Paraíso. En los tres ventanales se muestra la Pasión y Resurrección en la izquierda, la Encarnación en la central y a Jesé padre de David en la derecha..

El transepto[editar]
El transepto es ancho aunque sobresale poco de la nave principal. Sus fachadas constan de sendos rosetones, el del lado norte describe la glorificación de la Virgen y el del lado sur la glorificación de Jesucristo. Estos se asientan sobre hileras de cinco ventanas sobre tres pórticos, siguiendo las proporciones de la fachada principal y aumentando el efecto de unidad arquitectónica. En un principio se pensó en abrir en ellas simples aberturas pero al final se dotaron de tres profundos pórticos ricamente esculpidos y de dos torres en cada una que quedaron sin concluir. El modelo de rosetones está copiado directamente de Laon pero los pórticos triples son exclusivos de Chartres.

La fachada norte[editar]

Pórtico norte.

Fachada norte
En el lado norte el pórtico central muestra la coronación de la Virgen con figuras de profetas y santos. La Virgen es representada como reina de los Cielos a la derecha de Cristo también coronado y bendiciendo a María. Están rodeados de ángeles con incensarios y en oración y rodeados por una arquería que simboliza el palacio celeste. Ambas figuras son de igual tamaño y ocupan lugares de igual importancia.

En el friso del dintel se representa a la izquierda la muerte de María yaciendo en una cama y rodeada de los doce apóstoles. Su alma, en la forma de un niño, asciende a los brazos de Jesús. A la derecha se narra la resurrección de la Virgen: unos ángeles alzan el cuerpo sin vida de María para reunirlo con su alma.

Aunque no hay en los Evangelios narración alguna sobre la resurrección de la Virgen existe una tradición que es frecuentemente representada a partir del inicio del culto mariano en la edad media. El obispo Fulberto era ferviente creyente de esta tradición por lo que el suceso se narra con frecuencia en Chartres.

En el parteluz figura una imagen de Santa Ana con la Virgen niña en brazos (en la actualidad dañada y sin cabeza). Esta figura fue añadida probablemente a raíz de la cesión a la catedral de la reliquia de la cabeza de Santa Ana, traída de Constantinopla en 1204, aproximadamente la fecha cuando se inició el pórtico, por lo que se reservó a esta efigie un lugar de honor. Debajo hay una imagen de su marido, San Joaquín contemplando su rebaño de ovejas mientras el arcángel San Gabriel le anuncia el embarazo de Ana. La historia de Santa Ana y San Joaquín es apócrifa pero tuvo gran difusión desde que fue recogida en la Leyenda Dorada por Santiago de la Vorágine.

La segunda arquivolta representa figuras que se cree son profetas del Antiguo Testamento, mientras que la tercera y la cuarta muestran los antepasados del linaje de María. La última arquivolta muestra profetas con libros y pergaminos. En los relieves alrededor del arco se narra la creación y caída del hombre.

En las jambas hay estatuas que se corresponden con las de los doce apóstoles del lado sur. Muestran profetas del Antiguo Testamento que dan testimonio del compromiso entre Cristo y su iglesia: Melquisedec, Abraham, Moisés, Samuel, David, Isaías Jeremías, Simeón, San Juan Bautista y San Pedro. Las estatuas tienen rostros ovalados y son más realistas que en la entrada oeste.

El pórtico izquierdo está dedicado a la Natividad y la Anunciación, tema que es también tratado en la entrada oeste. El portal derecho se dedica a los trabajos de Job en el tímpano, probablemente en referencia a las dificultades que tuvo que atravesar la Iglesia en el siglo XIII. Las arquivoltas representan a Sansón, Gedeón, Esther y Judit venciendo a los enemigos que simbolizan las amenazas que pesan sobre la Iglesia. Son célebres la figura llamada la Santa Modesta, una imagen femenina con una sonrisa seductora y una figura que representa a un gordo Salomón en el pórtico derecho.

Las vidrieras del rosetón muestran en su centro la Glorificación de María con ángeles y el Espíritu Santo. En el círculo externo figuran reyes y profetas del Antiguo Testamento. Fue donado por la reina Blanca de Castilla en 1230, por lo que muestra en las enjutas debajo de este las armas de Francia y de Castilla alternadas. En los cinco ventanales se muestran dos figuras en cada uno: Melquisedec y Saúl, David y Jeroboam, Santa Ana y la Virgen Niña sobre las armas de Francia, Salomón y Nabucodonosor y por último Aarón y el faraón. La cubierta de los pórticos está decorada con bajorrelieves con un patrón cuatrifoliados en arcos trifoliados.

Este portal fue concluido hacia 1270 y cuenta con unas 700 piezas esculpidas. En este portal es posible apreciar la evolución estilística entre la escultura del siglo XII y la del XIII, aquí las esculturas están más evolucionadas que las de la fachada occidental, con vestiduras que caen de forma más natural y los rostros son más espontáneos y realistas. Las cabezas de algunas figuras son demasiado grandes pero los cuerpos son menos rígidos y más proporcionados que en la entrada principal.

Contiene dos torres alrededor de la nave principal que significan que existen dos campanales para los inicios de la misa con un aspecto totalmente gótico con una cruz de tipo latina en la pinta de cada una, mantiene los elementos del gótico medieval en la planta de 3 naves basilical, arquería ojival que genera bóveda nervuda de crucería.

En el crucero existe un tambor octogonal cubierto con cúpula ojival. En la fachada mantiene un tímpano triangular, rosetón de vidrios catedrales de colores y las puertas y ventanas con arcos ojivales y arquivoltas descendentes.

La fachada sur[editar]
El pórtico sur es un regalo del conde Pierre Mauclerc, de la familia real. Este pórtico introduce nueva iconografía al estilo de Chartres. El portal central muestra el Juicio Final con esculturas de los apóstoles en las jambas. En el dintel sobre la puerta hay un friso con una visión del Apocalipsis, con el Cielo y el Infierno.

Es la primera vez en la iconografía religiosa que se narran el Juicio Final y el Apocalipsis conjuntamente. Hasta entonces ambos temas habían sido tratados siempre de forma independiente pese a estar estrechamente relacionados. Cristo es representado en el tímpano con rasgos amables y humanos en el juicio final, esta figura es conocida como el Beau Dieu.

La escena es en general tratada por el escultor de forma que inspira compasión divina, muy diferente a otras representaciones anteriores en las que se intenta resaltar el sufrimiento para inspirar temor a la ira de Dios. Tradicionalmente se hubiesen representado a los cuatro apóstoles tanto en el Juicio Final como en el Apocalipsis pero al unir ambas escenas estos quedaron excluidos de los relieves, por lo que son representados en las jambas del portal en estatuas de mayor tamaño.

Esto deja un espacio disponible en los relieves que es ocupado por la Virgen, a la derecha de Cristo, y por el Juan el apóstol que ruegan a Cristo por las almas de los juzgados aumentando la sensación de compasión en el conjunto. Ambas figuras son del mismo tamaño que Jesús, lo cual para algunos teólogos de la época daba una imagen demasiado humanizada de Cristo. Esta equiparación de tamaño se cree que puede simbolizar el poder de intercesión de la Virgen y de San Juan, que había sido establecido ya desde los tiempos de la primera iglesia bizantina.

El pórtico izquierdo está dedicado a los mártires de la Iglesia, con el martirio de San Esteban como escena central en el tímpano. Son célebres en este pórtico las figuras de San Jorge y San Teodoro, en las que contrasta el aspecto anciano y adusto del primero con el rostro joven y bello del segundo.

El portal derecho se conoce como el Portal de los Confesores. Este se contrapone al izquierdo; mientras que los mártires dan testimonio de Dios con su muerte los confesores lo hacen con su vida. Tanto unos como otros serán admitidos en el Paraíso el día del Juicio Final que se narra en el centro.

Los vitrales son de la misma época que los del lado norte y muestran la Glorificación de Cristo en el rosetón con los evangelistas y ángeles y en el círculo externo los patriarcas del Apocalipsis y las armas de los donantes de la vidriera (no tiene enjutas). En los ventanales muestra a los cuatro evangelistas en la parte superior de cada ventana lateral (Lucas, Mateo, Juan y Marcos de izquierda a derecha) sobre los profetas Isaías, Jeremías, Ezequiel y Daniel (en el mismo orden). En la ventana central figura la Virgen con el Niño.

La cabecera[editar]

Vitral (siglo XIII).
El coro, situado al este, es de cinco naves. El principal problema al que se enfrentó el arquitecto fue la unión armónica con la cabecera ya que la distancia que separa los pilares al rodear el presbiterio debe ser forzosamente menor lo que produce una discontinuidad rítmica. Para ello el maestro optó por emplear ventanas simples, en sustitución de las dobles con rosetón de la nave principal, y reducir a la mitad el intercolumnio.

El deseo del cabildo de aprovechar los cimientos románicos complicó el diseño de la cabecera, construyéndose tres capillas profundas sobre las románicas y otras cuatro intercaladas y menos profundas. Al igual que en las fachadas del transepto, en el coro hay dos torres inacabadas, una a cada lado.

El coro está separado de la girola por un muro decorado con un conjunto de cuarenta grupos escultóricos que suman doscientas estatuas realizadas por Jehan de Beauce a comienzos del siglo XVI en estilo renacentista y que narran escenas de la vida de Jesús y de la Virgen.

La cripta[editar]
La cripta de Chartres es enorme, la más grande de Francia y una de las mayores de la cristiandad tras San Pedro de Roma y la Catedral de Canterbury. Aquí se pueden apreciar los restos de construcciones anteriores sobre los que se asienta la actual catedral que conforman dos criptas concéntricas. Los restos de la iglesia edificada en tiempos carolingios conforman la base del coro y la girola. Se han realizado excavaciones que muestran restos que se remontan a la época romana.

La cripta conserva frescos del siglo XII, además de otras piezas expuestas. Se exhibe una reproducción de una imagen de la Virgen destruida durante la Revolución; Notre Dame Sous-Terre (Nuestra Señora del Subsuelo), una virgen negra, tal vez una figura precristiana atribuida a la Virgen. En una capilla de la cabecera se encuentra el pozo de los Saints-Forts, nombre que se deriva del latín locus fortis o sitio fuerte. Según la tradición en 858, durante el saqueo de la ciudad por parte de los normandos, fueron arrojados a este pozo las reliquias de San Altin y San Eodaldo, evangelizadores de la ciudad en el siglo III.

También se exponen en la cripta diversas piezas como los originales de algunas estatuas retiradas de los portales y que han sido sustituidas por copias para garantizar su conservación.

Otros elementos[editar]

Fachada sur.
Aunque por desgracia la mayoría de la imaginería original se ha perdido (el retablo de la crucifixión se destruyó en el siglo XVIII), la fachada occidental, llamada el Pórtico Real, es especialmente importante gracias a una serie de esculturas de la mitad del siglo XII; la portada principal contiene un magnífico relieve de Jesucristo glorificado; la del transepto (o nave transversal) meridional (c. 1224-1250) se organiza en torno a unas imágenes del Nuevo Testamento, que narran el Juicio Final; mientras que el pórtico opuesto, situado en el lado norte, está dedicado al Antiguo Testamento y al advenimiento de Cristo y destaca por la impresionante calidad del grupo escultórico dedicado a la Creación.

Uno de los elementos más famosos de la catedral es el laberinto trazado sobre el pavimento que data de 1205. Es un alicatado circular de 13 metros de diámetro situado en el eje de la nave central en el que baldosas blancas y negras forman un estrecho sendero con múltiples circunvoluciones que conducen al centro. Parece ser que en este círculo central existió una placa de bronce o latón con las figuras de Teseo, Ariadna y el Minotauro. Ésta fue retirada y fundida durante la Revolución francesa para fabricar cañones.

En la edad media existían numerosas iglesias con laberintos de este tipo que han ido desapareciendo en épocas posteriores. El sendero del laberinto representaba una peregrinación simbólica que el peregrino debía recorrer a pie o de rodillas hasta la roseta central. Las medidas y trazado de este tipo de laberintos tiene un profundo y complejo simbolismo numerológico y filosófico que tiene su origen al parecer en conocimientos esotéricos con origen en Oriente. El laberinto tiene once círculos concéntricos y tiene la particularidad de tener casi el mismo diámetro que el rosetón oeste y de distar del umbral de la entrada casi la misma longitud que la altura de éste, por lo que si la fachada se extendiera sobre el suelo interior, el rosetón coincidiría con el laberinto, formando un símbolo parecido a una vésica.
Ha recibido 39 puntos

Vótalo:

BASÍLICA DE SAINT-DENIS

36

BASÍLICA DE SAINT-DENIS

La basílica de Saint-Denis (en español, san Dionisio) es una iglesia, célebre por ser la primera que se erigió en el estilo gótico, así como por ser el lugar de sepultura de la mayor parte de los reyes de Francia. Está situada en Saint-Denis, cerca de París. Tiene el estatuto de catedral (de la... Ver mas
La basílica de Saint-Denis (en español, san Dionisio) es una iglesia, célebre por ser la primera que se erigió en el estilo gótico, así como por ser el lugar de sepultura de la mayor parte de los reyes de Francia. Está situada en Saint-Denis, cerca de París. Tiene el estatuto de catedral (de la diócesis de Saint-Denis) desde 1966, aunque sigue funcionando como abadía. Aunque es conocida universalmente como "Basílica de Saint-Denis", en realidad el templo tiene oficialmente el título de Basílica menor otorgado por la Santa Sede.1​


Historia[editar]
Ya desde el Bajo Imperio existía un cementerio en Saint-Denis. En el siglo IV se erigió un mausoleo en el mismo lugar en el que se encuentra hoy el altar mayor. En el siglo V, Santa Genoveva adquirió las tierras colindantes e hizo construir una iglesia, que fue ampliada por dos veces durante la época merovingia, especialmente durante el reinado de Dagoberto I. Hacia el año 630 fue enterrado en ella San Dionisio (primer obispo de París) junto con dos de sus compañeros: el sacerdote Rusticus y el diácono Eleuthère. Hacia 750 se empezó a construir un nuevo santuario por orden de Pipino el Breve. Durante la época carolingia se construyó una iglesia en forma de basílica, con tres naves y un transepto. La misma fue renovándose con el transcurso de los años hasta el siglo XIV. Durante la primera mitad del siglo XII, el abad Suger, consejero de Luis VI el Gordo y de Luis el Joven, hizo derribar el deambulatorio carolingio y erigir la primera obra gótica. Las obras arquitectónicas fueron emprendidas entre 1140 y 1144.2​ Con Suger la abadía adquirió más importancia; en ella se guardaban las regalías y se convirtió en una necrópolis real y dinástica.

Desde la muerte de Hugo Capeto, la basílica contiene las tumbas de los reyes de Francia, excepto la de Felipe I que fue enterrado en el monasterio de Saint-Benoît-sur-Loire.

El primero de los reyes capetianos, Hugo Capeto, fue abad laico de Saint-Denis, quien se aprovechó del potencial de la abadía para reforzar su poder.

El 22 de agosto de 1291, una bula del papa Nicolás IV, firmada en Orvieto, ratificó la bula de Celestino III que otorgaba a los religiosos de Saint-Denis el privilegio de no estar sometidos a ninguna sanción canónica viniera de quien viniere (excepto las de sus abades), sin que la misma tuviera una licencia especial del soberano pontífice.

Los reyes de Francia acudían a la abadía de Saint-Denis a orar y tomar la oriflama antes de ir a la guerra o a las cruzadas.

Durante las guerras de religión, los protestantes y los católicos se enfrentaron en 1576 en una violenta batalla, y en 1593 Enrique IV abjuró del protestantismo.

Saint-Denis y su patrimonio[editar]
Dagoberto I fue el primer rey que quiso ser enterrado en Saint-Denis. De hecho, y dada su condición de necrópolis de los reyes de Francia, la basílica ha jugado un importante papel en la historia del patrimonio de Francia.

En 1793 las sepulturas fueron profanadas, y los despojos se enterraron en un túmulo. Napoleón Bonaparte ordenó las primeras restauraciones en 1805. Durante la Revolución los reyes fueron enterrados en un osario situado en la cripta. En 1816 Luis XVIII ordenó la reconstrucción de la necrópolis real. Los restos de los Borbones fueron devueltos a la cripta.

La basílica de Saint-Denis es la primera de la lista de los Monumentos históricos de 1840.

Lista de los arquitectos que participaron en la restauración de la basílica:

1819 – 1813: Jacques Célerier
1813 – 1846: François Debret. Fue bajo la dirección de este arquitecto cuando se detectaron las grietas que aparecieron en la torre norte obligando a demolerla. Se pensó entonces que la escuela de Bellas artes no preparaba a arquitectos capaces de intervenir en la restauración de los edificios antiguos. A partir de ahí surgió la idea de la preparación específica para aquellos arquitectos que se dedicaran a la restauración de los monumentos históricos construidos en esa época.
1846 – 1879: Eugène Viollet-le-Duc. Se hizo cargo de la restauración del edificio salvándolo, sin duda alguna, de la ruina. Acabó la restauración rectificando gran parte de lo realizado por Debret y reorganizó las tumbas reales que todavía subsisten.
Otra de las numerosas obras de arte que se encuentran en la basílica es el primer órgano construido por Aristide Cavaillé-Coll. Este instrumento, construido en 1840 por Aristide cuando sólo tenía 23 años, conlleva un número considerable de innovaciones, convirtiéndolo en un prototipo único en el mundo, con el que se inicia la era del órgano romántico (aunque sea considerado, asimismo, como el órgano clásico francés). Dotado de sesenta y nueve juegos repartidos en tres teclados y pedalero (más cuatro teclados manuales) se conserva, casi íntegramente, en su estado original y es, sin duda alguna, uno de los más hermosos instrumentos de Francia.

El historiador Georges Duby describió la basílica como un prototipo de la Teología de la luz, definida por el abad Suger, que tomó como modelo las doctrinas de pseudo Dionisio Areopagita. Esta teología fue utilizada para la construcción de las catedrales de Europa durante los siglos XII y XIII, dando origen a la arquitectura religiosa gótica.

La basílica fue declarada catedral después de la creación de la diócesis de Saint-Denis-en-France, en 1966.

A pesar de la reparación del presbiterio, el alcalde de Saint-Denis echó en falta que, aprovechando las Jornadas del Patrimonio de 2006, no se presentaran proyectos para la restauración de la fachada sur (14 millones de euros), de la piedra y los pórticos románicos de la fachada oeste, así como de los vitrales que fueron reemplazados por unos de plástico.

Basílica y museo[editar]
La primera construcción era realmente de estilo románico. La abadía benedictina de Saint-Denis era un edificio prestigioso y rico, gracias a la intervención de Suger, abad de la misma de 1122 a 1151. Suger quería renovar la antigua iglesia carolingia para poner de relieve las reliquias de San Dionisio, situándolas en un nuevo coro: para ello era necesario una importante elevación de los ventanales que dejaban pasar la luz.

Suger decidió acabar la construcción de la iglesia principal de su abadía y se inspiró para ello en el nuevo estilo (que ya se percibía) en la catedral de Saint-Étienne de Sens.

En 1140 hizo construir un nuevo edificio occidental, inspirándose en los modelos normandos de la época romana, como la abadía de Saint-Étienne de Caen. En 1144, la consagración del coro de la basílica representó el advenimiento de una nueva arquitectura. Retomando el principio del deambulatorio a la capilla absidal y duplicándola, decidió yuxtaponer las capillas, antes aisladas, separándolas por un simple contrafuerte. Cada una de las capillas recibiría la luz a través de unos grandes ventanales gemelos decorados con vidrieras. El abovedado adoptó la técnica de la cruz de ojiva que permite repartir mejor la fuerza de las columnas.

Actualmente el monumento está abierto al público y está dividido en dos espacios:

La nave y los laterales que sirven de iglesia en la que tienen lugar las ceremonias religiosas.
El transepto, el coro, el deambulatorio y la cripta albergan un museo en el que hallan expuestas las tumbas de los reyes y reinas de Francia, así como las de muchos de sus servidores. El museo permanece cerrado durante las ceremonias religiosas. Son verdaderamente destacables los mausoleos de Luis XII, Ana de Bretaña, Francisco I y Enrique II.
Reyes[editar]
Dagoberto I
Pipino el Breve
Carlos el Calvo
Luis III
Odón
Carlomán II
Hugo Capeto
Roberto II
Luis VI
Luis VII el Joven
Felipe Augusto
Luis VIII el León
San Luis
Felipe III
Felipe IV el Hermoso
Luis X el Obstinado
Juan I el Póstumo
Felipe V el Largo
Carlos IV el Hermoso
Felipe VI de Valois
Juan II el Bueno
Carlos V el Sabio
Carlos VI el Loco
Carlos VII
Carlos VIII
Luis XII
Francisco I
Enrique II
Francisco II
Carlos IX
Enrique III
Enrique IV
Luis XIII
Luis XIV
Luis XV
Luis XVI
Luis XVII (sólo su corazón)
Luis XVIII
Reinas[editar]
Arnegonde de Worms, esposa de Clotario I
Blanca de Castilla (1188-1252), esposa de Luis VIII
Margarita de Provenza (1221-1295), esposa de Luis IX
Isabel de Aragón (1247-1271) esposa de Felipe III
Clemencia de Hungría (1290-1328), esposa de Luis X
Juana de Évreux (1310-1371), esposa de Carlos IV
Juana de Borgoña (1393-1348), esposa de Felipe VI de Valois
Blanca d'Evreux (1330-1398), esposa de Felipe VI de Valois
Juana de Borbón (1337-1378), esposa de Carlos V
Isabel de Baviera (1370-1435), esposa de Carlos VI
María de Anjou (1404-1463), esposa de Carlos VII
Ana de Bretaña (1477-1514), esposa de Carlos VIII y segunda esposa de Luis XII
Claudia de Francia (1499-1524), duquesa de Bretaña, primera esposa de Francisco I
Catalina de Médicis (1519-1589), esposa de Enrique II
Margarita de Valois (1553-1615), primera esposa de Enrique IV
María de Médicis, segunda esposa de Enrique IV
Ana de Austria (1601-1666), esposa de Luis XIII
María Teresa de Austria (1638-1683), esposa de Luis XIV
María Leszczynska, esposa de Luis XV. Su corazón reposa cerca de sus padres (Catalina Opalinska y Estanislao Leszczynski), en la iglesia Notre-Dame-de-Bonsecours de Nancy
María Antonieta, esposa de Luis XVI
San Luis se negó a la inhumación de Isambur de Dinamarca. Isabel de Hainaut, esposa de Felipe Augusto, fue enterrada en Notre Dame de París.

Otros personajes inhumados[editar]
Carlos Martel.
Bertrand Du Guesclin.
Gaspar IV de Coligny, muerto en 1649 cuando acababa de ser nombrado mariscal de Francia.
Arnaud Guillaume de Barbazan.
Luis, el Gran Delfín (1661-1711), hijo de Luis XIV.
Luis de Francia (1682-1712), hijo de Luis, el Gran Delfín.
Carlos II de Alençon (transferido en el siglo XIX)
María Luisa de Francia, (1728–1733), hija de Luis XV
Felipe de Francia, hijo de Luis XV
Teresa Felicita de Francia (1736–1744), hija de Luis XV.
Ana Enriqueta de Francia (1727-1752), hija de Luis XV
Luis Fernando de Francia (1729-1765), Delfín de Francia, hijo de Luis XV.
Madame María Teresa (1746-1748), hija del Delfín Luis Fernando de Francia
María Ceferina de Francia (1750-1755), hija del Delfín Luis Fernando de Francia
Luis José Javier de Francia (1751-1761), hijo del Delfín Luis Fernando de Francia
NN de Francia (1752), hija no bautizada (probablemente, muerta al nacer), del Delfín Luis Fernando de Francia.
Javier de Francia (1753-1754), hijo del Delfín Luis Fernando de Francia
Sofía Filipina de Francia (1734–1782), hija de Luis XV.
Sofía de Francia (1776-1783), Mademoiselle, primera hija de Carlos X.
María Teresa de Francia (1783), Mademoiselle de Angoulême, segunda hija de Carlos X.
Luisa María de Francia (1737–1787), hija de Luis XV.
María Sofía de Francia (1786-1787), Madame Sofía, segunda hija de Luis XVI.
Luis José de Francia (1781-1789), delfín de Francia, hijo mayor de Luis XVI.
María Adelaida de Francia (1732–1800), hija de Luis XV (transferida durante el reinado de su sobrino Luis XVIII)
Victoria de Francia (1733–1799), hija de Luis XV (transferida durante el reinado de su sobrino Luis XVIII)
Luisa Isabel de Artois (1817-1817), Mademoiselle, hija mayor de Carlos Fernando de Artois.
Luis José de Borbón (1736-1818), príncipe de Condé, duque de Borbón, Enghien y Guisa.
Luis de Artois (1818-1818), primer hijo de Carlos Fernando de Artois.
Carlos Fernando de Artois (1778-1820), duque de Berry, segundo hijo de Carlos X.
Luis Enrique José de Borbón-Condé (1756-1830), príncipe de Condé, duque de Borbón, Enghien y Guisa.
Además de estos personajes que se citan, también están inhumados todos los demás Hijos de Francia (Fils de France) y Nietos de Francia (Petit-fils de France) muertos en la infancia o que no contrajeron matrimonio con nobles o príncipes extranjeros, a excepción de Isabel de Francia, muerta durante la Revolución, enterrada en las Catacumbas de París y no trasladada a Saint-Denis.

La profanación de las tumbas de la basílica durante la Revolución (1793)[editar]
Para celebrar la toma de las Tullerías del 10 de agosto, tras la sesión del 31 de julio de 1793, un convencional, Barère, propuso la destrucción de las tumbas. Dom Poirier, anciano benedictino de la abadía de Saint-Denis, fue nombrado comisario del Instituto y, en razón de su cargo, tuvo que asistir a la exhumación. En el mes de agosto tenía que llevarse a cabo la misma.

Dom Poirier fue el primer testimonio ocular de la primera exhumación y profanación de las tumbas reales (así como Alexandre Lenoir). En el mes de agosto se profanaron las tumbas de:

Felipe III y de Isabel de Aragón
Pipino el Breve
Constanza de Castilla, esposa de Luis VII.

Litografía del cadáver de Enrique IV, expuesto en 1793.
Pero fue realmente en octubre de 1793 cuando se procedió a la verdadera profanación de las tumbas reales según el testimonio de Dom Poirier que, durante el levantamiento del acta, sólo citó a los principales personajes:

12 de octubre:

Enrique IV
14 de octubre:

Luis XIII
Luis XIV
María de Médicis
Ana de Austria
María Teresa de España
Gastón de Orleans, hijo de Enrique IV
Enrique de la Tour de Auvergne-Bouillon (Turenne). (Dom Poirier no lo menciona durante su proceso, pero otro testigo ocular presenció esta exhumación)
16 de octubre:

Enriqueta María de Francia (1609-1669), esposa de Carlos I de Inglaterra
Felipe de Orleans, regente de Francia
Luis XV
Carlos V
Juana de Borbón
17 de octubre:

Carlos VI
Carlos VII
María de Anjou
Margarita de Francia, esposa de Enrique IV
Francisco II
Carlos VIII

Monumento funerario para el corazón de Francisco I, en la Basílica.
18 de octubre:

Enrique II
Catalina de Médicis
Carlos IX
Enrique III
Luis XII
Ana de Bretaña
Juana II de Navarra, hija de Luis X
Luis X
Juan I
Hugo el Grande, padre de Hugo Capeto
Carlos el Calvo
19 de octubre:

Felipe IV
Dagoberto I
Nanthilde, esposa de Dagoberto I
20 de octubre:

Bertrand Du Guesclin
Bureau de la Rivière
Francisco I
Luisa de Saboya
Claudia de Francia
Pierre de Beaucaire, chambelán de Luis IX
Mathieu de Vendôme, abad de Saint-Denis

Sepultura de Luis XIV en Saint-Denis.
21 de octubre:

Felipe V
Felipe VI de Valois
22 de octubre:

Barbazan, chambelán de Carlos VII
Luis de Sancerre, condestable de Carlos VI
Suger
el abad Troon
24 de octubre:

Carlos IV
25 de octubre:

Juan II
Luisa de Francia, hija de Luis XV, llevada después al convento de las carmelitas.
18 de enero de 1794:

Margarita I de Borgoña, hija de Felipe V.
Dom Poirier no pudo encontrar los restos de algunos personajes como el del cardenal de Retz (muerto en 1679) o el de Alfonso de Brienne. Muchos cuerpos fueron encontrados en estado de putrefacción o reducidos a polvo. El cuerpo de Enrique IV se encontró en buen estado de conservación, debido a la momificación a la italiana que se le practicó,3​ y fue expuesto en la entrada de la basílica para que lo contemplaran los que pasaran por allí.

Tras la subida al trono de Luis XVIII, en 1817 fueron exhumados los restos que habían sido enterrados en 1794 en una fosa común, apareciendo tres de los cuerpos decapitados; entre ellos se encontraba el de Enrique IV.

En 2008, un anciano que guardaba la cabeza del Rey desde 1955, la sacó a la luz, siendo analizada por un grupo multidisciplinar de científicos, que, por medio de rasgos distintivos, la edad, el sexo y superposiciones del rostro del mismo comprobaron que realmente correspondía a Enrique IV. La cabeza será enterrada de nuevo junto al cuerpo en la Basílica.3​
Ha recibido 37 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE BEAUVAIS

37

CATEDRAL DE BEAUVAIS

La catedral de San Pedro de Beauvais es un templo católico situado en la localidad de Beauvais, al norte de Francia, en el valle de Thérain de Picardie, en la intersección de las carreteras que conducen a Amiens, Soissons y París. Es la sede del obispado de Beauvais, Noyon y Senlis. Es, en... Ver mas
La catedral de San Pedro de Beauvais es un templo católico situado en la localidad de Beauvais, al norte de Francia, en el valle de Thérain de Picardie, en la intersección de las carreteras que conducen a Amiens, Soissons y París. Es la sede del obispado de Beauvais, Noyon y Senlis. Es, en algunos aspectos, el logro más audaz de la arquitectura gótica. Construida sobre un templo carolingio del siglo IX, la catedral está incompleta, ya que solo se terminaron el crucero, el coro y el ábside, formado por siete capillas absidiales y girola.
Introducción[editar]
El obispado de Beauvais fue fundado, según la leyenda, por san Luciano, su primer obispo, en el siglo III d.C. A lo largo de los siguientes siglos se construyeron una serie de iglesias sobre la tumba del santo, en el lugar en el que hoy en día se encuentra la catedral. La última de las iglesias construidas fue la llamada Basse Oeuvre, durante la segunda mitad del siglo X; algunos restos aún se conservan en el extremo occidental de la catedral gótica. Un incendio en el año 1180 y otro en 1225 causaron graves daños en ella y, tras el segundo, se decidió sustituir la antigua iglesia por una nueva catedral gótica. Ésta sería una de las últimas construidas en la región de Picardía.

El cabildo de la catedral y el obispo Milón de Nantueil (1217-1234) fueron los que encargaron el proyecto del nuevo templo, que estaría dedicado a san Pedro. Pensaron una catedral llamada a convertirse en la más grande y alta en el mundo. Lo segundo se consiguió, pues aún a día de hoy tiene la bóveda más alta construida en una catedral gótica.

Para Stephen Murray, quien ha pasado cuatro décadas estudiando la catedral de Beauvais, la construcción pudo ser un desafío a la corona francesa. Los enfrentamientos entre los poderosos barones aliados del obispo y la burguesía aliada del rey eran típicos de la época. Milón de Nanteuil estaba relacionado con los nobles que se rebelaron contra el rey Luis VIII e incluso, sin éxito, intentaron secuestrar a su hijo Luis IX. Construyendo esta catedral, el obispo quizás quería hacer valer su independencia frente al rey, pero debido a la falta de fondos y los graves defectos en la construcción, estos planes se lograron sólo en parte.

Aunque la catedral está sin terminar (tras varios derrumbes y reconstrucciones se abandonaron los esfuerzos por terminarla), y a pesar de que sólo el crucero y el coro se mantienen en pie, sigue siendo uno de los edificios góticos más impresionantes del mundo. Los arquitectos de Beauvais transgredieron los límites de la técnica llevando a cabo un valiente experimento usando nuevas técnicas de construcción. El experimento fracasó cuando el diseño superó la viabilidad técnica e incluso hoy en día los especialistas siguen luchando con los problemas de estabilidad de la catedral.

Como explica José Pijoan:1​ En arte hay un onceno mandamiento: no imaginarás sin razonar. La catedral de Beauvais no es un límite hasta donde se puede llegar, sino un más allá por el que forzosamente se tiene que sucumbir.2​

El Gótico y la arquitectura[editar]
El término “Gótico”, con el cual se suele denominar el periodo artístico entre mediados del siglo XII y finales del XIV, carece tanto de significado histórico como de referencia directa hacia los godos, civilización de la antigua Alemania.

“Gótico” es una palabra de origen renacentista y pretende significar generalmente “bárbaro”, o bien salvaje destructor de la tradición clásica; por lo tanto se puede considerar una palabra despectiva, que se presenta como el término al que el movimiento del Renacimiento busca contraponerse, considerándose a sí mismo restaurador de la antigua grandeza clásica.

Podemos afirmar con convicción que fue Giorgio Vasari, quien “lanzó el desdichado adjetivo de gótico [...]; un estilo supuestamente iniciado en Alemania, estilo que, según él, inventaron los godos y, por lo tanto, debía llamarse gótico”.3​

Una vez perdida la carga peyorativa y revalorizado el arte Gótico, sobre todo gracias a los estudios dedicados a la Edad Media por parte del movimiento romántico, la palabra “gótico” se usa para designar las características estilísticas de una época concreta, sin prejuicios positivos o negativos.

Históricamente, el arte gótico coincide con el comienzo de la crisis de los imperios y el surgir de las monarquías nacionales, que organizan sólida y burocráticamente el estado contraponiéndose al poder del que gozaba anteriormente la vieja nobleza feudal y aliándose con la ciudadanía burguesa, como sucedió en Francia. Esta organización estatal monárquica se justifica también gracias a los nuevos sistemas filosóficos, particularmente gracias a aquel de Santo Tomás de Aquino según el cual, siguiendo una idea aristotélica “el hombre es por naturaleza un animal social” y como tal tiende a agregarse socialmente, “pero no puede existir una vida social en una multiplicidad sin el gobierno de uno solo que busque el bien común [...]; el bien comunal predomina sobre aquel individual”.

El arte Gótico se desarrolla ampliamente en todos los ámbitos, desde la arquitectura hasta la escultura, desde la pintura hasta la miniatura, la orfebrería, la tapicería, etc. Pero es a la arquitectura a la que se dedican los mayores esfuerzos, porque es ésta la que, con la grandeza de sus construcciones exhibe el prestigio y la superioridad intelectual y económica de esta sociedad, contraponiéndose a la arquitectura de pequeñas iglesias de periodos anteriores.

El Gótico nace en Francia con casi un siglo de anticipo respecto a los demás países europeos. Alrededor del 1140 el abad de Saint-Denis, Suger, comienza la construcción del ábside de su iglesia, que hoy en día se considera la primera obra gótica. El abad Suger, potente consejero del Rey de Francia, entendió la arquitectura como un medio para llegar a Dios:4​

"Todas las cosas que existen en la tierra fueron creadas por Dios, y su manipulación técnica y el uso de la inteligencia humana para transformarlas acerca el individuo a Dios. Cuanto mayor sea el nivel de dificultad del trabajo, mayor será la recompensa".

Frente a la esencialidad simple y pobre de los espacios característica del periodo precedente, el abad Suger expresa la potencia de la monarquía francesa, manifiesta tanto en la riqueza decorativa, escultórica y pictórica, como en novedosos elementos (vidrieras de colores). El edificio gótico, jugando entre verticalidad y luminosidad, se convierte en un contenedor de la divinidad, y el sentido de ingravidez que se aprecia en él es imagen del Cielo.

La construcción de la catedral de Beauvais coincidió con el ascenso al trono de Luis IX de Francia, y constituye el comienzo del gótico radiante (en francés, rayonnant). El temperamento del promotor, Milón de Nanteuil, no pudo soportar con indiferencia las grandes catedrales que se levantaban en lugares como París, Amiens o Reims y en el 1225 decidió comenzar a erigir una catedral que fuese más alta que las que se estaban construyendo.

Los herederos de Milón, Renato y Thibaut de Nanteuil prosiguieron con la construcción de la obra, pero cuando se acabó su dinastía las labores fueron paralizadas y todo el esfuerzo se dedicó a consolidar aquello que los Nanteuil habían construido. A finales del siglo XIII, dos contrafuertes del ábside se rompieron y cayeron varias bóvedas del coro, pero casi cuarenta años más tarde, “Reducida a un simple coro-ábside de elevación prodigiosa”,5​ la iglesia fue reforzada por completo. A fines del siglo XV, el arquitecto más famoso de la época, Martín Chambiges, continuó la construcción de la obra y sólo a mediados del XVI decidieron levantar una flecha-torre en el crucero, una vez más demasiado alta para su completa estabilidad (153 metros), desplomándose en 1573.

Beauvais era una de las ciudades más florecientes del norte de Francia y cuando se emprendió la construcción de la catedral los planteamientos arquitectónicos fueron muy superiores a los de todas las catedrales anteriores y contemporáneas; como veremos más adelante, se persigue una altura de 48 metros, una cifra impresionante para la época, que incluso hoy en día puede parecer asombrosa. Es probable que el peso económico soportado por la ciudad, debido a las múltiples reestructuraciones y restauraciones que siguieron a los desplomes y a los subsiguientes problemas estructurales, incidiera decisivamente en la pérdida de su antiguo auge y consecuentemente implica el punto final de la experimentación que lleva implícita el Gótico.

Amiens y Beauvais suponen el último peldaño de la gran arquitectura gótica francesa, donde la verticalidad y la luz -grandes anhelos del gótico- alcanzan su máximo esplendor. Como novedad, el muro exterior del triforio es calado por lo que la nave central se ilumina también mediante el piso intermedio. Las arquerías se elevan mediante arcos extremadamente apuntados y el claristorio se hace enormemente alto, con lo que la altura total de la bóveda roza los 50 metros en el caso de Beauvais.

En Beauvais, además, podemos apreciar elementos del Gótico pleno (las bóvedas sexpartitas), del Gótico radiante (grandes vidrieras y rosetones con tracería en forma de rueda), y del Gótico flamígero (la portada sur del crucero, donde las líneas ornamentales adquieren perfil de llama). Es por tanto una síntesis de las distintas etapas del Gótico, aunque predomina el estilo radiante: en esta fase, la luz adquiere el total protagonismo ya que se desmaterializa el muro en detrimento de la altura para colocar vidrieras, mediante rosetones o grandes vanos con tracerías.

Exterior de la catedral[editar]

Planta de la catedral; la sección más clara muestra la nave (nunca construida).
San Pedro de Beauvais se eleva sobre el suelo hasta los 48 metros, muy por encima de las casas que la rodean. El edificio es imponente pese a su estado inconcluso. En efecto, a esta catedral se la ha comparado con uno de los torsos descabezados pertenecientes a la escultura clásica, y esto es debido a que tan sólo se trata de un coro con ábside y un transepto. Falta la nave que debía completar la obra hacia al oeste.

Pese a su estado inacabado, la catedral de Beauvais no desmerece, pues sus proporciones la convierten en una construcción espectacular. La bóveda del coro alcanza los 48 metros de altura, el transepto mide 58 de un extremo a otro y la distancia desde el fondo del ábside hasta la fachada que cierra el espacio en el que debería arrancar la nave mide aproximadamente 58 metros. La bóveda descarga sobre una serie de colosales contrafuertes al más puro estilo gótico: esbeltos, rematados con agujas y decorados con gárgolas que representan a criaturas infernales. Aunque la catedral pertenece en esencia al gótico radiante, las agujas que rematan los contrafuertes son más propias del gótico flamígero, como también lo son las fachadas del transepto, de las que hablaremos más tarde.

El espacio que debería llenar la nave está ocupado por una obra anterior: la Basse Oeuvre, una iglesia anterior al inicio de la construcción de la catedral que en principio debía ser sustituida por ésta. Sin embargo, al abandonarse su construcción, la catedral quedó unida a esta antigua iglesia románica y ahora ambas construcciones forman un todo.

Entre los contrafuertes pueden apreciarse las grandes vidrieras propias del estilo radiante, que dejan paso a la luz creando juegos de colores en el interior.

La construcción tardía del crucero supuso uno de esos cambios de estilo tan comunes en este tipo de construcciones: San Pedro de Beauvais había inaugurado el Gótico radiante, pero en el momento de la construcción de las fachadas triunfaba el Gótico flamígero. En este estilo, las formas ya de por sí barrocas del Gótico radiante se complican aún más. La piedra se retuerce creando formas caprichosas que recuerdan las llamas, con un auge de lo estético sobre lo estructural. Uno de los elementos que sufrió un mayor cambio es el rosetón. En el flamígero, aumentan de tamaño y adquieren formas mucho más complicadas. La primera consecuencia de este cambio es estructural: los rosetones no son elementos de sustento efectivos, por lo que el aumento de su tamaño implica una mayor inestabilidad.


Fachada sur.
En este estilo se enmarcan las fachadas del transepto. Dichas fachadas fueron construidas por Martín Chambiges en el siglo XVI. Desde entonces, la fachada sur ha servido de pórtico principal a la catedral. Las puertas de madera de este pórtico muestran escenas de la vida de san Pedro y san Pablo y se enmarcan ya en el Renacimiento.

En 1605 fue construida una pared que cerraba la catedral en el espacio donde debería arrancar la nave. Este muro, en inicio provisional, ha sido el cerramiento de la catedral hasta el día de hoy.

Sin embargo, la catedral de Beauvais no siempre ha tenido su aspecto actual: una gran flecha fue construida sobre el crucero. Esta torre se alzaba hasta los 153 metros, la misma altura que la Gran Pirámide, convirtiéndose en el momento de ser terminada (1567) en la segunda estructura más alta del mundo. Sin embargo, se desplomó el día de la Ascensión de 1573, pocos minutos después de que los fieles y los clérigos abandonasen el templo en procesión. Había sido diseñada por el arquitecto Jean Vast y su construcción se inició en 1566. Ciento cinco metros medía desde la bóveda del crucero hasta la cruz que la coronaba. Un primer tramo, apoyado sobre los cuatro arcos del crucero y con ventanas caladas, inaugura los primeros 15 metros de la flecha; el segundo piso, de 20 metros de altura, era de planta octogonal; un tercer tramo de 16 metros, también octogonal, se elevaba sobre el segundo piso; finalmente, un remate de madera cubierta de plomo cerraba la torre, que fue terminada en 1569, cuatro años antes de su desplome.

Interior de la catedral[editar]
En este estilo radiante se da una gran importancia a la iluminación interior del edificio, por lo que los muros se cubren con extensas vidrieras que dejan entrar la luz a raudales. La teoría dice que la inclusión de estas vidrieras entra en conflicto con la altura del edificio, ya que esos grandes ventanales reducen la capacidad de carga de los muros y por tanto la altura que pueden alcanzar; sin embargo, esto no se cumple en Beauvais, que tiene, de hecho, la bóveda más alta construida hasta la fecha.


Bóveda del coro.
Los edificios góticos se caracterizan por una gran esbeltez y la catedral de Beauvais es uno de los máximos exponentes de esta característica dada su imponente altura. Las esbeltas columnas y pilares de la estructura sostienen los altos muros que se ven rematados por bóvedas de crucería. En el coro observamos otra de las características propias del Gótico: la hipertrofia de esta zona hasta el crucero, debida al aumento del número de canónigos en las catedrales.


El coro.
La disposición de los elementos en los muros sigue el esquema clásico del Gótico: inmediatamente sobre la arcada del coro se sitúa el triforio y sobre éste el claristorio. El triforio consta de series de ventanas geminadas rematadas por una roseta, mientras que las ventanas del claristorio se disponen en grupos de tres vanos de mayor altura (lo que les da un aspecto más estilizado) y también coronadas por una roseta.

Las imponentes vidrieras que tapan los vanos se elevan desde el suelo de la catedral hasta la bóveda generando una iluminación que hace justicia al término radiante que da nombre al estilo. En estas vidrieras, que datan del siglo XVI, se representan diversos motivos, desde los geométricos hasta aquellos relacionados con hitos de la cristiandad. En el centro del rosetón sur se halla una imagen de Dios Padre. Otra serie de vidrieras representa a diez profetas, diez apóstoles y diez sibilas. Son numerosas las vidrieras que ilustran escenas de la vida de Jesucristo: Nacimiento, Huida a Egipto, Adoración de los Magos, Presentación en el Templo, la Matanza de los Inocentes, Jesús caminando sobre las aguas o la Crucifixión.

Las siete capillas absidiales del deambulatorio están dedicadas a sendas figuras importantes del cristianismo. Comenzado por la capilla sur y avanzando hacia el norte, las capillas están consagradas a san Vicente, san Antonio, san José, la Virgen (capilla central), santa Ana, san Luciano y santa Juana de Arco. Existen otra serie de capillas en la catedral: en la zona sur del transepto se sitúa la capilla de los Muertos y en la zona norte la capilla del Sagrado Corazón; en el muro sur del coro encontramos la capilla de las Fuentes Bautismales y la de Santa Agadréme, mientras que en el muro norte hay una figura de santa Teresa.

Aparte de las capillas, en el interior encontramos una serie de elementos interesantes. En el muro norte del coro se sitúa el reloj astronómico; este mecanismo está compuesto por 90.000 piezas y 52 esferas y fue instalado entre 1865 y 1868 por Louis-Auguste Vérité; el reloj indica el paso de las estaciones, la duración de los días y las noches, etc. Existe cerca del reloj astronómico otro reloj, esta vez de época medieval, que posee una escalera para acceder a su mecanismo.

Problemas estructurales de la catedral[editar]

La catedral está inacabada, como se observa en esta fotografía.
La catedral de Beauvais fue concebida para convertirse en todo un hito arquitectónico de su época. La intención de elevar las bóvedas hasta alturas nunca antes alcanzadas originó una serie de problemas en la estructura que hicieron que partes de la catedral llegasen al derrumbe. Aún hoy la estructura del edificio peligra; ésta ha sido reforzada mediante soluciones de urgencia provisionales hasta que se decida una solución definitiva satisfactoria.

La ambición por llegar más alto fue la razón principal por la que el edificio quedó inconcluso. El primer derrumbe en la catedral tuvo lugar en 1284, doce años después de que concluyese la primera etapa de su construcción: dos contrafuertes del ábside cedieron, cayendo con ellos parte de la bóveda del coro. Las razones del colapso se desconocen, la catedral se había mantenido en buenas condiciones durante esos doce años y no se tiene evidencia de ningún terremoto ni tormenta que pudiera haberla afectado; es por esto por lo que la cuestión es aún objeto de debate. En esta reconstrucción se elevó el coro hasta la misma altura con la inclusión de un mayor número de columnas en el ábside como refuerzo.


Soportes interiores del transepto.
El segundo derrumbe tuvo lugar en 1573. Durante este año se derrumbó la torre erigida sobre el crucero, sostenida por las bóvedas del transepto. Esta torre debía alcanzar una altura de 153 metros, pero cayó y nunca volvió a acometerse su construcción. Tras este derrumbe, además, se abandonó el proyecto de la nave que debía completar la obra. La ausencia de la nave resta estabilidad a la estructura.

En algún momento desconocido de su construcción, los problemas estructurales de la catedral motivaron la inclusión de una serie de abrazaderas de hierro que unían los contrafuertes. Estas abrazaderas fueron eliminadas en la década de 1960 al considerarse superfluas. Sin embargo, al retirar las abrazaderas, los problemas ocasionados por las oscilaciones originadas por el viento se incrementaron, llegando a separar parcialmente el coro del transepto. Las abrazaderas fueron recolocadas, esta vez fabricadas en acero, lo que ha ocasionado un nuevo problema: la mayor rigidez del acero sobre el hierro ha restado elasticidad a la estructura, lo que ha motivado la aparición de grietas en la misma.6​

Otro problema estructural sobrevino en el transepto: para prevenir el inminente colapso del mismo hubo que colocar en la década de 1990 una serie de vigas de madera y acero. Además de estas vigas, una gran estructura ubicada también en el transepto sirve de apoyo a las columnas que sostienen la bóveda. Como ya se ha mencionado, estas soluciones son provisionales hasta que los estudios concluyan una solución definitiva.

Cifras[editar]
Longitud interior del transepto: 58,6 m.
Longitud del coro: 47 m.
Altura exterior: 67 m (las torres de Notre-Dame de París alcanzan los 69 metros).
Altura de la fachada meridional: 64,4 m.
Altura del coro: 48 m (récord mundial en una catedral gótica; comparándola con otras: Palma de Mallorca 44 m, Amiens 42,3 m; Metz 41,41 m; Reims 38 m; Bourges 37,5 m).
Diámetro de los rosetones norte y sur: 11 m.
Altura de los tres niveles del coro:
Arcada: 21,2 m.
Triforio: 4 m.
Claristorio: 17 m.
Altura de la flecha (desplomada en 1573): 151,6 m.
Ha recibido 37 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE BOURGES

38

CATEDRAL DE BOURGES

La catedral de Saint-Étienne de Bourges, considerada como una de las joyas del Arte gótico francés, y sede de la diócesis de Bourges (departamento del Cher y del Indre), fue construida entre el final del siglo XII y del siglo XIII. Su diseño único, su tímpano, esculturas y vitrales son... Ver mas
La catedral de Saint-Étienne de Bourges, considerada como una de las joyas del Arte gótico francés, y sede de la diócesis de Bourges (departamento del Cher y del Indre), fue construida entre el final del siglo XII y del siglo XIII.

Su diseño único, su tímpano, esculturas y vitrales son particularmente destacables. Admirable por sus proporciones y la unidad de su concepción, es un testimonio fehaciente, que va más allá de su belleza arquitectónica, de la pujanza del cristianismo de la Francia medieval. El estilo precursor de esta catedral constituyó un ejemplo excepcional para la arquitectura gótica. Ignorada durante mucho tiempo se distingue, no obstante, de todas las demás catedrales, sin tener nada que envidiar al prestigio de que gozan las catedrales de Reims, Chartres o Notre-Dame de París

La catedral Saint-Étienne de Bourges fue consagrada el 13 de mayo de 1324. La catedral de Bourges, como todas las iglesias construidas antes de la separación Iglesia-Estado, pertenece al Estado francés. Desde 1862 y está clasificada como monumento histórico.

Conforme a la ley Malraux de 1962, el centro histórico de Bourges es, desde 1965, una zona protegida.

Esta catedral fue inscrita en diciembre de 1992 en lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Durante el examen de evaluación llevado a cabo para decidir su eventual inscripción como monumento en tanto que bien cultural, la comisión de la Unesco puso de manifiesto que la catedral de Bourges significó un hito de gran importancia en el desarrollo de la arquitectura gótica además de constituirse en un símbolo de la potencia de la religión cristiana en la Francia de la Edad Media. Además de estas cualidades fundamentales, destaca su impresionante belleza debida a la gestión magistral de un espacio de proporciones armoniosas y de una decoración de la más alta cualidad.

Historia[editar]
En 1195, Henri de Sully, arzobispo de Bourges, hermano de Eudes de Sully, obispo de París, hizo una donación al capítulo de la catedral de Bourges.

Esta donación constituiría el punto de partida para la construcción de una nueva catedral en Bourges que sustituiría a la antigua catedral románica erigida en los siglos XI y XII que se había quedado demasiado pequeña. No se tienen datos concretos de dicha catedral románica, únicamente se tiene constancia de que, en ese lugar, existió un centro de culto cristiano que databa del siglo III cuando la ciudad romana de Avaricum protegía a la primera comunidad cristiana de la Galia. En el mismo lugar en el que actualmente se encuentra la catedral se construyeron, sucesivamente, cuatro edificios: dos criptas monumentales fueron erigidas por San Ursino en el siglo III; otra por el arzobispo Saint Palais en el siglo IV, y otra por el arzobispo Raul de Turenne en el siglo IX. Gozlin, arzobispo de sangre real (hermano de Roberto el Piadoso) fue el constructor de la primera catedral románica a principios del siglo XI.

Bourges, ciudad real desde 1100, estaba situada, en aquella época, al límite sur del dominio real, a muy pocas leguas de la Aquitania, posesión inglesa por aquel entonces. Por otra parte, el arzobispo de Bourges ostentaba el título de Primado de Aquitania, por lo que su autoridad, en ocasiones puesta en duda, se extendía hasta Burdeos.

La nueva catedral fue el primer edificio gótico que se construyó al sur de las tierras del Loira siendo su trascendencia sumamente importante tanto para el prestigio del rey de Francia como para el del propio arzobispo. Insignia del dominio de los capetos en el mediodía de Francia, la catedral de Saint-Étienne de Bourges tenía que ser única en su concepción. Fue entonces cuando se decidió llevar a cabo la construcción de un edificio de gran envergadura comparable a Notre-Dame de París, en la que se incluyeron algunas innovaciones.

Para conseguir esto, fue preciso construirla fuera de las viejas murallas que rodeaban el recinto galo-romano extendiéndose hasta las fosas. Para salvar el desnivel existente fue preciso construir un basamento que anticipaba, exactamente, el plano de la cabecera. Es la denominada iglesia baja y a la que, equivocadamente, se le llama la cripta.

En 1195 se empezó la construcción de la catedral, y en 1214 la mitad del edificio estaba casi acabado (un poco más del coro actual).

El diseño de la nueva catedral era sencillo, pero muy armonioso. Se trata de una forma de basílica con diferentes capillas que rodean la nave central. Lo que la convierte en un edificio destacable es la perspectiva de los muros laterales y la unidad del espacio interior. En un principio, el arzobispo Henri de Sully pareció haberse inspirado en los planos de Notre-Dame de París; pero, al morir éste en 1199, su sucesor, el arzobispo Guillaume de Dangeon, antiguo abad cisterciense, se implicó de manera importante en el desarrollo de la cantería y en la definición del programa iconográfico. El fallecimiento de Guillaume en 1209 seguido casi de inmediato por su canonización, provocó una afluencia de donaciones procedentes tanto de los feligreses como de los peregrinos.

Tras una interrupción de unos doce años, en 1225 se reemprendió la segunda parte de la construcción (la parte principal de la nave y la fachada occidental), trabajos que prosiguieron hasta 1230, año en el que se dio por terminada la obra principal.

Después, los trabajos de la fachada fueron efectuados con más lentitud. En 1313 fue preciso apuntalar la torre sur, en la que habían aparecido algunas fisuras, implantando en ella un enorme pilar de seguridad. Debido a la inseguridad de la torre, resultó imposible el incorporar, a la misma, el campanario, lo que motivó que ésta fuera conocida como la torre sorda. Se prosiguieron los trabajos de consolidación de la fachada y de la torre norte que, en el momento de la consagración de la catedral el 13 de mayo de 1324 estaba sin acabar.

Los arquitectos que precedieron al Maestro de Bourges (de los que se desconoce el nombre), supieron preservar la coherencia y la aparente simplicidad del proyecto. La ausencia del transepto contribuye al efecto unitario del espacio.

Cuando a finales del siglo XV se inició la reconstrucción de la torre norte que se había desplomado en 1506, ésta se hizo en armonía con la fachada gótica, aunque se incorporaron algunos elementos decorativos renacentistas. Es conocida como la torre de mantequilla ya que la misma fue financiada, en parte, por las sumas aportadas por los feligreses que fueron dispensados del ayuno perceptivo durante la Cuaresma.

Durante las guerras de religión, en 1562, Bourges fue dominada por los protestantes y las esculturas de la catedral quedaron gravemente dañadas.

El exterior[editar]
La fachada occidental es la más amplia de todos los edificios góticos de Francia (más de 40 m). Con cinco pórticos de doble puerta que corresponden, exactamente, a las cinco naves, las esculturas son realmente magníficas. El pórtico central está impresionantemente decorado con la escena del Juicio Final.

Desde el punto de vista arquitectónico, Bourges influyó notablemente en la concepción de otras catedrales europeas: La Catedral de Notre-Dame de París (construida anteriormente, pero cuya bóveda se realizó después del éxito que obtuvo una innovación técnica llevada a cabo en Bourges: el arco arbotante o contrafuerte), la de Le Mans, la de Coutances, o la de Toledo. Estos arbotantes o contrafuertes tienen una extraordinaria inclinación para salvar el enorme desnivel existente entre la altura de la nave central y los laterales.

Asimismo llama la atención el complicadísimo reloj astronómico diseñado, en 1424 por el astrónomo Jean Fusoris y decorado por Jean Grangier.

El interior[editar]

Interior de la catedral de Bourges.
La catedral de Bourges sorprende tanto por la ausencia del transepto como por la de sus dobles laterales. Esta particularidad ofrece una perspectiva longitudinal continua que la incorporación de un transepto, en otras construcciones, suele entorpecer. El corte transversal ofrece un perfil piramidal. Esta original disposición posibilita un volumen unificado.

El inmenso conjunto de vitrales de libros de luz, ilustran la enseñanza de la Iglesia: la vida de los santos y de los mártires, las corporaciones de oficios. La mayor parte de ellos proceden del siglo XIII. En el siglo XVI se añadieron nuevas vidrieras, realizadas por el artista berruyer (gentilicio de los habitantes de Bourges) Jean Lecuyer. Las capillas laterales de los siglos XV al XVII están decoradas con vidrieras que subvencionaron las familias notables de Bourges: Tullier, J. Cor, Montigny…

La cripta fue construida a finales del siglo XII. Alberga la estatua, en mármol blanco, del duque de Berry, que es el único vestigio que queda de lo que fue un grandioso mausoleo. Destaca, asimismo, el friso de la galería y de la Inhumación.

Posteriormente han sido descubiertas unas interesantes pinturas murales que datan del siglo XV.

El órgano[editar]
A principios del siglo XV se menciona un órgano en la catedral que se reemplazó por otro instrumento en 1487. Se instaló otro órgano más pequeño sobre la puerta norte, en un recodo del triforio. En 1506 coexistían, por tanto, dos órganos: el grande y el pequeño. El día de Pentecostés de 1599 un incendio devastó la carcasa de los laterales y se quemó el órgano pequeño.

En julio de 1598 el ebanista Jean Pinardeau construyó la original y bonita tribuna que hay actualmente y añadió las dos torretas que soportan los tubos de pedal de 32 pies. La inauguración de este nuevo órgano tuvo lugar el 18 de enero de 1599.

Durante la Revolución francesa el obispo ordenó utilizar dicho órgano en todas las ceremonias civiles, consiguiendo, de este modo, salvarlo de la destrucción.

Entre los años 1818 y 1821 se llevaron a cabo los trabajos de la restauración del mismo.

El 18 de diciembre de 1855 se recibió un órgano de coro construido por la Casa Ducroquet, que se inauguró el 30 de octubre de 1860 a manos del organista de la catedral Jules Boissier-Durán. En 1924 Joseph Rickenbach instaló una tracción electroneumática y añadió 17 registros nuevos.

En 1985 se firmó un contrato con la casa Alfred Kern&Hijos, para llevar a cabo la restauración del órgano, junto con Pierre Lebouteux, arquitecto de monumentos históricos. El objetivo era el de devolver al instrumento su carácter histórico. Daniel Kern dirigió los trabajos y volvió a la concepción inicial de los factores Joly-Cauchois para el Gran Órgano. El tercer teclado recitativo retomó los juegos de Dallery. Un tercio de la cañonada data del siglo XVII, y el cuarto teclado de eco es nuevo, y se le devolvió su color original al aparador.

El nuevo órgano fue inaugurado el domingo 18 de mayo de 1986.
Ha recibido 35 puntos

Vótalo:

CATEDRAL DE SAN JUAN EL DIVINO (NEW YORK)

39

CATEDRAL DE SAN JUAN EL DIVINO (NEW YORK)

La catedral de San Juan "El Teólogo", oficialmente la Cathedral Church of Saint John the Divine in the City and Diocese of New York, es la catedral de la diócesis episcopaliana de Nueva York (Iglesia episcopal en los Estados Unidos de América). Está situada en Amsterdam Avenue, 1047, Nueva... Ver mas
La catedral de San Juan "El Teólogo", oficialmente la Cathedral Church of Saint John the Divine in the City and Diocese of New York, es la catedral de la diócesis episcopaliana de Nueva York (Iglesia episcopal en los Estados Unidos de América).

Está situada en Amsterdam Avenue, 1047, Nueva York, NY 10025, en los Morningside Heights de Manhattan. Esta catedral se disputa con la Catedral anglicana de Liverpool el título de ser la catedral anglicana más grande del mundo1​ y es, al tiempo, la cuarta iglesia cristiana más grande del mundo.2​ La superficie interior es de 11.200 m², con una longitud de 183,2 m y 70,7 m de altura. La altura interior de la nave es de 37,8 m.

La catedral es conocida popularmente como San Juan la Inacabada o San Juan la Interminable (St. John the Unfinished).3​

La catedral fue diseñada en 1888 y comenzó su construcción en 1892. A lo largo de su historia ha estado sometida a cambios radicales en su estilo, y ha sufrido dos grandes interrupciones en su construcción durante las dos guerras mundiales. Originalmente fue diseñada en estilo neorrománico-neobizantino, siendo modificado su planteamiento a partir de 1909 a un diseño neogótico.2​4​ Después de un gran incendio ocurrido el 18 de diciembre de 2001, fue cerrada para su restauración hasta noviembre de 2008 en que reabrió sus puertas.2​ Actualmente sigue sin acabar, en un estado permanente de construcción y restauración continuo.2​4​


Historia[editar]

Consagración del coro en 1911.

Vista de la catedral en 1920. (foto: LIFE magazine).

Vista aérea de la catedral en 2010.

Altar.
En 1887, el obispo Henry Codman Potter de la diócesis episcopal de Nueva York pidió que se construyera una catedral para competir con la catedral de San Patricio en Manhattan.4​ Fue adquirido en 1891 un terreno de 4,7 hectáreas donde había estado el orfelinato Leake and Watts Orphan Asylum.5​ Después de un concurso abierto, la firma de arquitectos de Nueva York Heins & LaFarge propuso un estilo ecléctico inspirado en el románico-bizantino en el interior y muchos elementos góticos en el exterior, fue sería aceptado al año siguiente.4​

La construcción de la catedral fue iniciada con la colocación de la primera piedra el 27 de diciembre de 1892, día de San Juan cuando el obispo Henry Potter golpeó la piedra tres veces con un mazo y dijo: "Nadie puede poner otro cimiento que lo que está previsto, que es Jesucristo."4​

La excavación previa a la cimentación del ábside deparó algunas sorpresas geológicas que la hicieron más larga y costosa de lo previsto. Los primeros servicios litúrgicos se llevaron a cabo en la cripta en 1899. Los hermanos Ardolino, de Torre di Nocelli, Italia, realizaron gran parte del tallado en piedra de las estatuas, diseñadas por el escultor inglés John Angel. La prematura muerte de Heins en 1907 y la paulatina pérdida de influencia del arquitecto Christopher Grant LaFarge llevó, en última instancia, a contratar al señalado arquitecto neogótico Ralph Adams Cram para rediseñar la nave y "gotizar" lo que ya se había construido. Después de finalizar la gran cúpula central de teja de Guastavino en 1909, el diseño original interno neorrománico-bizantino cambió a un diseño neogótico.4​ En 1911, se abrieron el coro y el crucero.

En 1925 se llevó a cabo la colocación de la primera piedra de la nave y se llevó a cabo la fachada oeste. La catedral abriría sus puertas por primera vez el 30 de noviembre de 1941, una semana antes del bombardeo de Pearl Harbor.2​ Posteriormente, la construcción de la catedral se detuvo, porque el entonces obispo consideró que era mejor gastar los fondos de la iglesia en obras de caridad y por la inmediata participación de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial.

Aunque parece que Cram intentó desmantelar la cúpula y construir una torre gótica en su lugar, nunca llegó a realizarse. El resultado final es que la catedral refleja una mezcla de estilos "neo" arquitectónicos, con una nave gótica, un crucero románico, capillas de estilo gótico francés, inglés y español, así como normanda y bizantina; sillería del coro gótica y arcos de medio punto y columnas que separan el altar mayor y el deambulatorio.

El decano de la catedral, en 1972, alentó la vuelta a su construcción y en 1979, el obispo Paul Moore decidió que debía continuar, en parte, para preservar el oficio de los escultores en piedra y atraer a los jóvenes de los barrios de alrededor. En 1979, el alcalde de Nueva York Ed Koch bromeaba: "Me han dicho que algunas de las catedrales más grandes llevaron más de 500 años en ser construidas. Me gustaría recordarles que sólo estamos en nuestros primeros cien años".

En 1991, el ingeniero y arquitecto español Santiago Calatrava ganó un concurso internacional para la finalización de la catedral, que incluirá también un biorrefugio ecológico de más dé 9.000 metros cuadrados adicionales, donde bajo una bóveda de cristal sobre la iglesia, se sembrarán árboles y plantas que recibirán energía solar pasiva.6​ En 1997, se completaron las estatuas y el portal central de la fachada oeste de la catedral.

El 18 de diciembre de 2001, un importante incendio, comenzado en la tienda de regalos del templo, destruyó parte del transepto norte y cubrió de hollín la catedral y los tubos del órgano. 7​

Descripción[editar]

Entrada occidental con la imagen de San Juan el Divino.

Catedral y Fuente de la Paz.
El edificio, tal como aparece hoy día, se parece fundamentalmente al diseño establecido por el prolífico arquitecto neogótico Ralph Adams Cram. Sin copiar un modelo concreto, la catedral de San Juan el Divino es un ejemplo actualizado del estilo gótico florido del norte de Francia del siglo XIII. La catedral tiene la nave neogótica más larga de Estados Unidos.

Al oeste, existen cinco puertas de bronce que se corresponden con cada una de las naves interiores, con escenas del Antiguo y Nuevo Testamento. En el pilar central, la imagen de San Juan el Divino y arriba, en el tímpano, Cristo en Majestad. En el pórtico de entrada, el llamado "Portal del paraíso", y en lo alto, destaca el rosetón hecho de más de 10.000 piezas de cristales de colores, de 12,19 m de diámetro, el más grande de los Estados Unidos.

En el interior, el santuario neorrománico está rodeado por una estructura de ocho columnas de granito. Están dispuestas siete capillas radiantes en la girola, detrás del coro, cada una en un estilo nacionalista que las distingue. Estas capillas son conocidas como las "Capillas de las lenguas" y están dedicadas a San Óscar, patrón de Dinamarca, venerado como apóstol de los países escandinavos, San Bonifacio, apóstol de los alemanes, San Columba, patrona de Irlanda y Escocia, el Santísimo Salvador, dedicado a los inmigrantes del este, especialmente los de África y Asia, San Martín de Tours, patrono de los franceses, San Ambrosio, patrono de Italia y Santiago el Mayor, patrono de España. Los diseños de las capillas representan a cada uno de los siete grupos étnicos que primero emigraron a Nueva York desde la apertura de la isla de Ellis en 1892, el mismo año en que se inició la construcción de la catedral.

Entre otras capillas, se destaca la conocida como la "Capilla del Trabajo", que rinde una ofrenda a doce bomberos que murieron en 1966, pero que se ha convertido también en la actualidad en un homenaje, especialmente a los bomberos que no sobrevivieron a los atentados del 11 de septiembre de 2001.

En terrenos de la Catedral, hacia el sur, se encuentran varios edificios (incluyendo el Synod Hall y la escuela catedralicia) y un Jardín bíblico, así como una gran obra de bronce del escultor Greg Wyatt, conocida como la Fuente de la Paz.
Ha recibido 33 puntos

Vótalo:

Comentarios
¡¡Comenta!!

Buscador

 
Listeros 20m
Grupo de Facebook · 6 miembros
Unirte al grupo
Como parte de la renovación y modernización de Listas de 20Minutos, hemos abierto este exclusivo grupo de Facebook para los listeros, para que os conozcáis mejor y compartáis experiencias. Aquí podéis difundir vuestras Listas, distribuir las de otros usuarios y dejarnos todo tipo de comentarios. ¿Te vienes?