Versión impresa

Velos Islámicos

Velos Islámicos

  • Lista creada por irenegm.
  • Publicada el 14.07.2016 a las 17:57h.
  • Clasificada en la categoría Gente.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista SI admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

Avatar de irenegm

Último acceso 00:07h

Perfil de irenegm

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de irenegm

Acciones de la lista

¡¡¡Qué pena de mujeres!!!. Desde luego aquí en España y ahora el calor, qué mal lo tienen que pasar. Si fuera alcaldesa o presidenta del país los prohibiría y que dijeran los hombres algo, a ellos si los hacia llevar algo... Pongo una serie de velos islámicos para que voteis cual es el peor.

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

1. Khimar

Khimar

7. KHIMAR


Por último, el khimar tiene forma de capa y se extiende hasta la cintura. Cubre el cabello, el cuello y los hombros, pero sí permite mostrar el rostro.

Ha recibido 23 puntos

Vótalo:

2. Hiyab

Hiyab

El hiyab (pronunciado usualmente “jiyab”, en árabe: حجاب) es un velo que cubre la cabeza y el pecho, que suelen usarlo las mujeres musulmanas desde la edad de la pubertad, en presencia de varones adultos que no sean de su familia inmediata, como forma de atuendo modesto. Según algunas... Ver mas
El hiyab (pronunciado usualmente “jiyab”, en árabe: حجاب) es un velo que cubre la cabeza y el pecho, que suelen usarlo las mujeres musulmanas desde la edad de la pubertad, en presencia de varones adultos que no sean de su familia inmediata, como forma de atuendo modesto. Según algunas interpretaciones, también puede ser utilizado en presencia de mujeres adultas no musulmanas fuera de su familia inmediata. El hiyab puede denotar además cualquier cobertura de cabeza, cara o cuerpo empleada ​​por las mujeres musulmanas que de manera similar concuerda con una cierta norma de modestia. Asimismo puede referirse a la reclusión de las mujeres de los hombres en la esfera pública, o puede encarnar una dimensión metafísica: Al-hiyab se refiere a “el velo que separa al hombre o el mundo de Dios”. De hecho la palabra “velo” se deriva de un término latino que significa lo mismo que “hiyab”.
El hiyab es un código de vestimenta femenina islámica que establece que debe cubrirse la mayor parte del cuerpo y que en la práctica se manifiesta con distintos tipos de prendas, según zonas y épocas. En sentido restringido, suele usarse para designar una prenda específica moderna, llamada también velo islámico. Hiyab, en español, es una palabra de género masculino, introducida en la 23.ª edición del Diccionario de la lengua española.1
Muy a menudo, el hiyab es utilizado por las mujeres musulmanas como un símbolo de modestia y privacidad. De acuerdo con la Enciclopedia del Islam y el mundo musulmán, la modestia en el Corán se refiere a “la mirada, la marcha, la ropa y los genitales” tanto de hombres como de mujeres.2 El Corán advierte a las mujeres musulmanas a vestir modestamente y cubrir sus pechos y genitales.3 La mayoría de los sistemas jurídicos islámicos definen este tipo de vestimenta modesta como que cubra todo, excepto la cara y las manos en público. Estas directrices (para la cobertura de todo el cuerpo a excepción de las manos, los pies y la cara) se encuentran en los textos de fiqh y hadices desarrollados después de la revelación del Corán, pero, según algunos, se derivan de las aleyas de hiyab en el Corán. El Corán ordena Hiyab, tanto para hombres y mujeres; la palabra hijab no significa pañuelo de cabeza, sino cobertura. El Corán dice: “decirle a los hombres creyentes que bajen la mirada (en presencia de las mujeres), esto es mejor para ellos”, y para las mujeres: “di a las creyentes que pongan su khumur sobre sus pechos”. La palabra “khumur” a menudo se omite cuando se hace referencia a la cita, y la palabra es la palabra real empleada en el Corán, que, por todas las traducciones al árabe, significa “un velo usado por una mujer para cubrir la cabeza”, y la segunda parte del verso, “por encima de sus pechos” indica a las mujeres que deben cubrir sus pechos en presencia de los hombres que no sean parientes inmediatos.4
Índice [ocultar]
1 Significado de la palabra
2 En los textos islámicos
2.1 Corán
2.1.1 Puntos de vista alternativos
3 El velo en el Mediterráneo y el islam
4 El desarrollo del hiyab
5 Probable futuro del hiyab
6 El nuevo hiyab
7 Bibliografía
8 Referencias
9 Véase también
10 Enlaces externos
Significado de la palabra[editar]
El término hiyab (en árabe, حِجَاب ḥiŷāb) procede de la raíz ḥaŷaba, que significa “esconder”, “ocultar a la vista” o incluso “separar”: da lugar también a palabras como “cortina” o “pantalla”, y por tanto su campo semántico es más amplio que el del español “velo”.[cita requerida]
En los textos islámicos[editar]
Corán[editar]
El Corán ordena a hombres y mujeres musulmanes que vistan de forma modesta:
“Di a los creyentes que bajen la mirada y sean modestos” (sura 24:30).
El versículo más claro en la exigencia del hiyab es la sura 24:30-31, pidiendo a las mujeres que extiendan velo sobre sus pechos.
Y di a las creyentes que bajen la mirada y guarden recato; que no deben mostrar su belleza y adornos, excepto lo que (normalmente) aparece de los mismos; que deben echar el velo sobre sus pechos y no mostrar su belleza, excepto a su marido, sus padres, padres de su marido, sus hijos, hijos de sus maridos, sus hermanos o hijos de sus hermanos, o los hijos de sus hermanas, o su mujeres (musulmanas), o los esclavos quienes sus manos derechas poseen, o siervos libres de necesidades físicas, o niños pequeños que no tienen ningún sentido de la vergüenza del sexo; y que no deben golpear sus pies con el fin de llamar la atención sobre sus adornos ocultos. (Corán 24:31)
En el siguiente versículo, se pide a las esposas de Mahoma que lleven ropa (cuando salen de casa), como una medida para distinguirse de los demás, de modo que no sean acosadas. La sura 33:59 dice:
Los que hostigan a los creyentes y a las creyentes inmerecidamente, llevan (sobre sí mismos) una calumnia y un grave pecado. ¡Profeta! Manda a tus esposas, a tus hijas y a las mujeres de los creyentes que deben poner sus mantos sobre sus personas (fuera de casa): Eso es más conveniente, para que puedan distinguirse y no ser acosadas. [...] (Corán 33:58-59)
Puntos de vista alternativos[editar]

Los tipos de ropa usada por religiosos musulmanes chiítas en la gran región de Irán.
Algunos musulmanes toman un enfoque relativista al hiyab. Creen que el mandamiento de mantener la modestia debe interpretarse en relación con la sociedad que lo rodea. Lo que se considera modesto o atrevido en una sociedad no puede ser considerado en otro. Es importante, dicen, para que los creyentes lleven ropa mediante la que se comunica modestia y reserva.
El velo en el Mediterráneo y el islam[editar]
Commons-emblem-question book orange.svg
Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada. Este aviso fue puesto el 8 de junio de 2010.
Puedes añadirlas o avisar al autor principal del artículo en su página de discusión pegando: {{subst:Aviso referencias|Hiyab}} ~~~~

Niña iraquí con un moderno velo islámico
La importancia y el significado del hiyab es diferente según el medio sociocultural de que se trate y según la época histórica. Aunque actualmente se fundamenta su uso en el islam, no es algo específicamente islámico: en muchas partes del mundo las mujeres cubren la mayor parte de su cuerpo, incluida la cabeza, por razones análogas a las esgrimidas por los musulmanes, y en la totalidad del Mediterráneo ha sido práctica generalizada hasta tiempos muy recientes. Dentro de la cultura árabe, hay que decir que el hiyab existía ya en la Arabia preislámica como signo de respetabilidad, pues entre otras cosas distinguía a las mujeres libres de las esclavas.
La situación de las mujeres en Arabia sufrió un importante cambio en época no muy anterior al surgimiento del islam. Desde tiempos antiguos, al parecer, las mujeres árabes gozaban globalmente de una posición fuerte: podían repudiar a sus maridos sin que estos tuvieran un derecho análogo, tener relaciones sexuales libremente, etc. Sin embargo, la situación fue revirtiéndose paulatinamente de modo que, en la época de Mahoma, la sociedad árabe había llegado a ser un absoluto patriarcado donde las mujeres tenían pocos derechos: los hombres podían casarse con cuantas mujeres quisieran y repudiarlas a voluntad sin compensación alguna. Las mujeres repudiadas, totalmente dependientes del marido para sobrevivir, acababan con frecuencia en la miseria, y a menudo se dedicaban a la prostitución o a pedir limosna.
El islam pone coto a esa situación estableciendo ciertas garantías para las mujeres, sin renunciar al marco patriarcal global, que, en la teoría al menos, queda bastante difuminado: un hombre sólo puede casarse con cuatro mujeres, siempre y cuando demuestre tener medios para mantenerlas y siempre y cuando sus esposas anteriores estén de acuerdo; debe compensarlas en caso de repudio que es además un derecho mutuo y está bastante regulado; sus bienes son también de la mujer, y sin embargo la mujer puede tener sus propios bienes y hacer sus propios negocios sin intervención del marido y un largo etcétera que pretende acabar con la situación anterior.

Mujer tunecina con velo islámico
Con estas disposiciones, se generaliza el hiyab entre las adeptas a la nueva religión como signo de dignidad recobrada: mostrar el cuerpo se relacionaba con la condición de mujer sometida al hombre –esclava o prostituta–. Por otra parte, al convertirse el hiyab en un precepto religioso, usarlo podía denotar sumisión a Dios, es decir, que sólo se pertenece a Dios, y no al hombre. Este es, parece ser, el origen del uso del hiyab, aunque más adelante, al convertirse en tradicional, perdiera en gran parte este sentido original y se convirtiera en símbolo de la exclusión de la mujer del espacio público. El nuevo hiyab, del que se hablará más adelante, recupera en parte este sentido primigenio.
La mención más importante del hiyab en el Corán está en unos versículos que es necesario contextualizar. Mahoma era visitado a todas horas en su casa, que además era la primera mezquita y centro de reunión de los musulmanes, por personas que deseaban hacerle preguntas sobre cuestiones de religión. Tal afluencia de gente debía importunarle, y entonces, siempre según la tradición, Dios le reveló unos versículos para que se los transmitiera a los musulmanes que en esencia decían que las mujeres del profeta estaban tan cualificadas como él mismo para atender a los fieles en lo que necesitaran. Así pues, las esposas de Mahoma empezaron a atender a las visitas igual que el propio Mahoma. Sin embargo, debían ser objeto de cierto acoso, porque poco después, el profeta recibió una nueva revelación que decía así:
Los que creéis: no entréis en los aposentos del profeta si no se os ha invitado a comer, ni sin que sea el momento. Pero cuando se os haya invitado, entrad, y cuando hayáis comido, salid sin daros familiarmente a la conversación. Esto ofende al profeta y se avergüenza de decirlo, pero Dios no se avergüenza de decir la verdad. Y cuando les pidáis algo a ellas hacedlo detrás de un velo: es más puro para vuestros corazones y para los suyos. No podéis ofender al enviado de Dios ni casaros jamás, después de él, con sus esposas. Ello es, para Dios, un gran pecado.
(Corán, 33, 53).
De este versículo nace la idea de que las mujeres deben cubrirse la cabeza, o incluso el rostro (dando lugar a prendas como el burka), a pesar de que la admonición divina se refiere sólo a las relaciones de los creyentes con las mujeres del profeta y de que aquí la palabra velo alude claramente a una cortina y no a una prenda. De hecho, la palabra hiyab aparece siete veces en el Corán y en ninguno de los casos se refiere al atuendo femenino, para el que se utilizan otros términos. Sin embargo, ninguno de estos alude específicamente a cubrirse la cabeza o la cara. Un versículo cercano al anterior dice así:
Profeta: di a tus mujeres y a tus hijas y a las mujeres de los creyentes que se ciñan sus velos. Esa es la mejor manera de que sean reconocidas y no sean molestadas. Dios es indulgente, misericordioso.
(Corán, 33, 59).
La palabra que aquí se suele traducir por “velos” es en realidad ŷalābīb, es decir, chilabas o túnicas. No se refiere, pues, a la prenda que cubre la cabeza o la cara.
Di a los creyentes que bajen sus miradas y sean castos. Esto es lo más conveniente para ellos. Dios está bien informado de lo que hacen. Di a las creyentes que bajen sus miradas y sean castas, y que no muestren de sus adornos más que lo que se ve. ¡Que cubran su pecho con sus velos! [...]
(Corán, 24, 31-32).
Nuevamente, la palabra que aquí se suele traducir por “velo” es literalmente jumur, una tela larga que, esta sí, puede cubrir la cabeza, pero en cualquier caso el versículo no decreta la obligación de taparse la cabeza, sino de cubrir el pecho, usando para ello los pañuelos de la cabeza (hay que decir que la cabeza cubierta forma parte del atuendo tradicional masculino y femenino de la península arábiga, lo cual es lógico dado el clima desértico).
Por tanto, el hiyab del Corán no se refiere nunca al atuendo, sino a un velo o cortina, que además sólo en un caso se pone en relación con las mujeres. Las disposiciones sobre el atuendo, por otro lado, no parecen indicar que haya que cubrirse por completo,5 sino que aluden en términos generales a utilizar un atuendo recatado, no tanto por una cuestión sexual (pecado) como social, ya que las normas de vestimenta que impone a las mujeres sólo son válidas si éstas están en presencia de personas que no pertenezcan a su círculo familiar o doméstico. No es una exigencia original: abstenerse de mostrar el cuerpo en demasía o cubrirse el pecho son exigencias de atuendo que se pueden encontrar en ámbitos tradicionales cristianos, judíos, hindúes u otros.
El desarrollo del hiyab[editar]
Como han señalado autoras musulmanas, el ocultamiento del cuerpo femenino en las culturas islámicas no procede tanto de las prescripciones sagradas en sí como de una interpretación excesivamente rigorista y descontextualizada de las mismas, hecha por hombres. Hay que decir de paso que estas mismas autoras advierten que de toda la historia de las mujeres del profeta y los creyentes que se relata más arriba podría haberse interpretado perfectamente que las mujeres son tan entendidas en la interpretación de los textos sagrados como los hombres, pues es ése el origen de la anécdota y de los versículos relacionados con ella. Dicha interpretación rigorista se une a las costumbres de las distintas sociedades, en las que el cuerpo se cubre por tradición en mayor o menor grado[cita requerida].
El atuendo femenino en general, así como la cuestión de cubrir la cabeza o la cara en particular, es muy variable en las distintas sociedades de religión musulmana, y hay diferencias relacionadas también con el ámbito rural o urbano, la clase social, etc. El atuendo tradicional femenino en culturas islámicas ha incluido, por lo general, el cubrirse la cabeza de distintos modos, lo cual no quiere decir nada porque también es característico del atuendo tradicional masculino y el mismo rasgo puede encontrarse en atuendos tradicionales cristianos, judíos u otros. En cuanto a velar la cara, ha sido un rasgo mucho menos extendido que se ha manifestado de formas diversas: desde el burqa afgano que cubre incluso los ojos, seguido por las vestimentas oscuras o incluso las máscaras de las mujeres de la península de Arabia (llamadas también burqa), hasta el velo semitransparente sobre la boca o el pañuelo de cabeza que sólo ocasionalmente se mantiene con la mano sobre el rostro, para mostrar distancia, o que incluso se sostiene con los dientes, con lo que pierde su función, pues sólo cubre una pequeña porción de la cara[cita requerida].
Probable futuro del hiyab[editar]
A finales del siglo XIX empiezan a cuestionarse determinados aspectos del hiyab, en especial la tradición femenina de cubrirse la cabeza y, sobre todo, el rostro. En algunos lugares, el rostro cubierto había venido siendo un signo de distinción social, que diferenciaba a las mujeres urbanas de las campesinas (estas últimas llevaban la cara descubierta). Sin embargo, en estos años empiezan a considerarse estas prendas como símbolo de la exclusión femenina, de la no participación de las mujeres en los asuntos públicos.
Ello está muy ligado al proceso político que se está viviendo desde mediados del siglo XIX en algunos países islámicos. Los países más importantes de Oriente Medio (Egipto, Líbano, Turquía, Siria...) se hallan inmersos en una época de intensa actividad social, política, científica y cultural que globalmente se conoce como Nahda (renacimiento). Tras siglos de inmovilismo y aislamiento, el mundo islámico parece despertar e intenta inaugurar una nueva era que mira al mismo tiempo hacia Europa, su tecnología, sus valores ilustrados, etc., y hacia el pasado esplendoroso de la civilización araboislámica, con su intensa actividad artística, científica e intelectual. Es una época de optimismo, análoga al Renacimiento europeo, en la que se revisan las bases de la sociedad tradicional, entre ellas las de la religión.
Egipto está a la cabeza del proceso. Es en este país donde se producen los primeros cuestionamientos del hiyab y de la situación de las mujeres. En 1899 el escritor modernista Qasim Amin publica un famoso libro, Tahrīr al-mar'a' (la liberación de la mujer). Amin, partidario de la plena incorporación de las mujeres a la vida pública, considera que el hiyab es consecuencia y símbolo de su aislamiento y promueve el desvelamiento (sufūr), haciendo referencia sobre todo al pañuelo de muselina blanca (burqu) que velaba el rostro de las mujeres urbanas, tanto musulmanas como cristianas.
Sin embargo, la gran promotora del desvelamiento es Huda Sha'arawi, considerada madre del feminismo árabe. Al regresar de un encuentro feminista en Roma, se descubre la cabeza ante una multitud de mujeres reunida en la estación de El Cairo para recibirla. Es la chispa que incendia la pradera: mujeres desveladas se manifestarán en adelante por las calles de la capital egipcia reclamando su lugar en la vida pública, suscitando tanto el escándalo como la simpatía.
En Turquía y en Irán, será el Estado quien imponga por decreto el desvelamiento en las primeras décadas del siglo XX: tanto Atatürk como el sha de Irán estaban convencidos de que la modernidad pasaba necesariamente por el calco mimético de las costumbres occidentales, lo que incluía la vestimenta, tanto masculina como femenina.

Mujer marroquí con el atuendo urbano tradicional: chilaba y litam (pañuelo que cubre el rostro). En la actualidad es un atuendo propio de personas de edad.
En muchos lugares, el cambio de costumbres aparece de la mano de las luchas contra la colonización. Es el caso de los países del Magreb, como Marruecos. El atuendo tradicional de las mujeres urbanas marroquíes en la calle era el haik o jaique, una larga tela blanca que envolvía el cuerpo y la cara y restringía enormemente los movimientos. Aprovechando las convulsiones generadas por la movilización popular contra el ocupante, en los años 40, las mujeres de clase media empiezan a cambiar el jaique por la chilaba masculina y a participar en las luchas. (Al mismo tiempo, los hombres comenzarán a utilizar el atuendo occidental coronado por un fez, sombrero cilíndrico granate, a imagen de los nacionalistas egipcios y turcos). En lo sucesivo, la chilaba masculina, de colores sobrios, empezará a producirse en colores vivos, para mujeres, y se convertirá en la vestimenta femenina urbana más habitual. Las mujeres de esa generación se seguirán cubriendo la cabeza con la capucha de la chilaba y el rostro con el pañuelo blanco, pero en las décadas siguientes se generalizarán la cabeza descubierta y los atavíos europeos entre las clases medias.
El auge del panarabismo y los movimientos análogos en los años 50 y 60, con su carga de laicismo y militancia política, dará más curso a la participación femenina en lo público e irá relegando cada vez más el hiyab. De este modo, en los 60 llevar la cara o la cabeza cubiertas era un fenómeno minoritario, salvo en países que se habían mantenido al margen de las convulsiones políticas del siglo, y en especial aquellos en los que la práctica del islam estaba ligada al wahhabismo (Arabia Saudí y otros Estados de la zona).
El nuevo hiyab[editar]

El nuevo hiyab
En los años 1970 y 80, y hasta hoy, el hiyab resurge con fuerza en una forma nueva: un tipo de pañuelo que cubre completamente la cabeza y el cuello y al que a menudo se da también el nombre de hiyab (o velo islámico, en las lenguas occidentales).
La reaparición del hiyab de nuevo corre pareja con los acontecimientos políticos. Su relegación en las décadas anteriores coincidió con una etapa que en términos generales consistía en: las descolonizaciones, los experimentos democráticos, la búsqueda de la unidad en los países árabes, la tímida bonanza derivada de las rentas del petróleo y de las reformas sociales, la educación, etc. A principios de los años 1970 la situación cambia: las democracias languidecen en manos de oligarquías que se eternizan en el poder, sostenidas por un neocolonialismo que se hace muy patente; otro tanto ocurre en los Estados regidos por ideologías panarabistas y de socialismo árabe, y el sueño de la unidad árabe desaparece. Perdidas las esperanzas de cambio, se pierden asimismo en los países en los que aún dominan regímenes y modos de vida llamados tradicionales. Palestina, cuyo conflicto con Israel, a pesar de que afecta a una muy pequeña porción del mundo islámico, tiene un altísimo valor simbólico, parece haber sido abandonada a su suerte tras la derrota árabe en la guerra de los Seis Días y los acuerdos firmados tras la guerra de 1973. En todas partes cunde el descontento y el pesimismo, que, dado el fracaso experimentado por los movimientos políticos laicos, será capitalizado por los llamados grupos islamistas, que experimentan además un notable empuje tras el triunfo de la revolución islámica en Irán (1979).
El islamismo no pretende un retorno a los modos de vida tradicionales, sino una organización social moderna pero basada no en ideas que considera importadas de Occidente, sino en el propio acervo cultural islámico. El empuje del islamismo crea toda una moda de identidad islámica que, entre otras cosas, se manifestará en el atuendo: la barba en los hombres y, sobre todo, el nuevo velo en las mujeres. Este velo no es tradicional, sino una prenda de nueva creación que pronto se extenderá por las poblaciones urbanas. Al igual que sucedió con la desaparición del hiyab en las décadas anteriores, serán las jóvenes urbanas de clase media (a menudo universitarias) las primeras en adoptar las nuevas vestimentas.

Mujer con chador en Irán. Esta prenda, icono e imposición de la Revolución iraní, se diferencia del velo más extendido en que cubre casi todo el cuerpo y en su color invariablemente negro.
Las mujeres islamistas con frecuencia llevan también un tipo peculiar de vestido, que tampoco es tradicional, consistente en una túnica hasta las rodillas de color sobrio y completamente cerrada, con pantalones del mismo color. El velo, sin embargo, puede llevarse con este o cualquier otro atuendo (incluidos los occidentales tipo pantalones vaqueros, etc.).
Las polémicas sobre el uso del velo en países europeos con numerosa población musulmana (Francia es el ejemplo más claro),6 ha suscitado numerosos análisis acerca de las razones del uso de este atuendo. Sin embargo, el fenómeno del velo es difícilmente aprehensible: su significado varía enormemente según los países, las clases sociales e incluso las personas. Su uso es obligatorio en Irán, y de ningún modo en capitales muy occidentalizadas donde, a pesar de todo, fue donde primero se extendió. Tampoco es necesariamente una imposición familiar, como a veces se ha dicho: es frecuente en una misma familia seguir el rastro del uso del hiyab a través de las generaciones: la abuela con el vestido tradicional, la madre vestida al modo europeo y la hija con el velo (a menudo son las hijas las que introducen la moda del velo en sus hogares, haciendo que lo adopten la madre y la abuela). Si bien tiene su origen en el auge del islamismo, no puede establecerse una relación directa entre el uso y la ideología o la religiosidad de la persona que lo porta. En términos generales, lo más aproximado que se puede decir es que es una moda: en los años 1960 y 1970 los movimientos contraculturales generalizaron en Occidente ciertas estéticas, sin que ello significara de un modo unívoco que las personas que las usaban se reconocieran completamente en lo contracultural, ni que las personas vestidas de otro modo no se reconocieran en ello. Naturalmente, la analogía no es del todo exacta, ya que el velo, frente a la estética contracultural, se ha convertido en exponente de lo moralmente correcto y existe por tanto cierta obligación social, mayor o menor según las zonas. A menudo su uso es una expresión de religiosidad personal. También puede ser fruto de cierta obligación social o familiar. En muchos casos es un signo de reivindicación cultural en un medio donde se percibe rechazo (particularmente en las comunidades musulmanas de Occidente). En muchos otros es asimismo un signo de reivindicación femenina, y ahí entronca con el significado más antiguo del hiyab: mostrar que no se es una mujer objeto (se puede comparar con cierta estética surgida del feminismo en Occidente, con prendas largas y holgadas destinadas igualmente a sustraer el cuerpo a la mirada masculina). Por último, con mucha frecuencia es simplemente un modo de vestir que está de moda.

Ha recibido 20 puntos

Vótalo:

3. Burka

Burka

El burka1 o burqa (del árabe, برقع burqa`, urdu, بُرقع) puede referirse a dos formas de ropa tradicional usadas por mujeres en algunos países de religión islámica, principalmente Afganistán, donde es la vestimenta impuesta a las mujeres afganas pashtunes fuera de casa. La primera y más conocida... Ver mas
El burka1 o burqa (del árabe, برقع burqa`, urdu, بُرقع) puede referirse a dos formas de ropa tradicional usadas por mujeres en algunos países de religión islámica, principalmente Afganistán, donde es la vestimenta impuesta a las mujeres afganas pashtunes fuera de casa.
La primera y más conocida por este nombre es una prenda que cubre el cuerpo y la cara por completo, a menudo llamada burka completo o burka afgano y que en ocasiones es confundida con el chador (چادر), prenda tradicional iraní, la cual cubre todo el cuerpo a excepción del rostro.
La segunda, no estrictamente un burka, es un tipo de velo que se ata a la cabeza, sobre un cobertor de cabeza y que cubre la cara a excepción de una apertura en los ojos para que la mujer pueda ver a través de ella, mejor conocida como niqab.
Ambas clases de burka son utilizados por algunas mujeres musulmanas como una interpretación del código de vestido del hiyab.
Índice [ocultar]
1 En los textos islámicos
1.1 Namus
2 Características
2.1 Consecuencias para la salud
3 Controversia en Europa
3.1 Italia
3.2 Reino Unido
3.3 Francia
3.4 Bélgica
3.5 Luxemburgo
3.6 Países Bajos
3.7 España
4 Uso en Africa
5 Controversia en otros países
5.1 Australia
5.2 Egipto
5.3 Siria
6 Véase también
7 Enlaces externos
8 Referencias
En los textos islámicos[editar]
El Corán no tiene ningún requisito de que las mujeres se cubren el rostro con un velo, o cubren sus cuerpos con el burka de cuerpo completo o chador. Muchos musulmanes creen que las tradiciones recogidas de la vida de Mahoma, o hadiz, requieren tanto los hombres como las mujeres a vestirse y comportarse modestamente en público. Sin embargo, este requisito ha sido interpretado de muchas maneras diferentes por los eruditos islámicos (ulemas) y las comunidades musulmanas (ver Las mujeres y el Islam). Algunas interpretaciones dicen que el velo no es obligatorio, o que no es obligatoria frente a los ciegos, hombres asexuados, o los hombres homosexuales.
El Corán ha sido traducido como diciendo:
"¡Oh Profeta: Di a tus esposas, a tus hijas y a las mujeres de los creyentes que saquen su ropa exterior cerca a su alrededor, eso es mejor que sean reconocidas y no molesta. Y Dios es indulgente, suave.".
Corán, sura 33 (Al-Ahzab), versículo 59
Otro versículo en el Corán se traduce como:
"Y di a las mujeres fieles que bajen sus miradas, y guarden sus partes privadas, y no muestren su belleza, excepto lo que se desprende de la misma, y para extender sus tocados (khimars) para cubrir sus pechos (jaybs), y no para mostrar su belleza, excepto a sus maridos, o sus padres, o padres de sus maridos, o sus hijos, o los hijos de sus maridos o sus hermanos, o "hijos, o sus hermanas a sus hermanos los hijos, o sus mujeres, o lo que su regla de la mano derecha (esclavos), o los seguidores de los hombres que no sienten deseo sexual, o los niños pequeños a los que la desnudez de la mujer no es aparente, y no golpear los pies (en el suelo) con el fin de dar a conocer lo que ocultan de sus adornos. Y vuelven en arrepentimiento a Allah juntos, oh fieles, con el fin de que usted tiene éxito "
Corán, sura 24 (An-Nur), versículo 31
Una fetua, escrita por Muhammed Salih Al-Munajjid en el sitio web de Saudi Arabian IslamQA.com, declara:
La opinión correcta según lo indicado por la evidencia es que la cara de la mujer es awrah que debe estar cubierto. Es la parte más tentadora de su cuerpo, porque lo que la gente mira más es la cara, por lo que la cara es la más grande 'aura de una mujer.
La fetua también afirma que está prohibido llevar el velo:
En la Sunnah hay muchos hadices, tales como: el Profeta dijo: "La mujer en estado de ihram Está prohibido ocultar su rostro (usar niqab) o llevar el burqa '." Esto indica que cuando las mujeres no estaban en estado de ihram, las mujeres utilizan para cubrir sus rostros
Namus[editar]
Véase también: Namus
En el mundo musulmán, impiden a las mujeres de ser visto por los hombres está estrechamente relacionada con el concepto de Namus.
Namus es una categoría ética, una virtud, de carácter patriarcal musulmán medio oriente. Es una categoría de las relaciones dentro de una familia que se describen en términos de honor, la atención, el respeto/respetabilidad, y modestia fuertemente específicos de género. El término se traduce a menudo como "honor".
Características[editar]
Este tipo de prenda encuentra su origen en los desiertos mucho antes de la llegada del Islam. Tenía dos funciones principales: primero actuaba como protección contra los vientos fuertes. Hombres y mujeres la llevaban en aquellos tiempos y aún lo hacen, y su segunda función está ligada a la protección de las mujeres, ya que el uso de la máscara completa se utilizaba por mujeres únicamente cuando un grupo era asaltado por otro. Estos asaltos involucraban el rapto de mujeres en edad de procrear. El protegerse detrás de esta tela reducía considerablemente la probabilidad de ser raptadas por no ser distinguidas fácilmente de jóvenes o de ancianas en el tumulto del asalto.
Muchos musulmanes creen que el Corán, el libro sagrado del Islam, y las tradiciones recopiladas sobre la vida de Mahoma imponen a los hombres y mujeres vestirse y comportarse de forma humilde en público. Sin embargo, esta imposición (hijab) ha sido interpretada en muchas formas distintas por los teólogos islámicos y las comunidades musulmanas, ya que el uso del burka no es mencionado específicamente en el Corán.
El burka completo fue hecho obligatorio en Afganistán bajo el mandato de los talibanes, imponiéndose de esta forma un tipo de prenda, ya que cubre los ojos con un 'velo tupido' que impide que quien la usa pueda ver normalmente, puesto que el ´enmallado´ que la compone limita la visión lateral haciendo perder la ubicación espacial. El burka afgano ejerce una fuerte presión (peso) sobre la cabeza. La extensión promedio de esta prenda es hasta la altura de los pies.
La introducción de esta prenda se produjo en Afganistán a principios del siglo XX, durante el mandato de Habibullah (1901-1919), quien impuso su uso a las mujeres que componían su numeroso harén para evitar que la belleza del rostro de éstas tentara a otros hombres. Así pues, el burka se convirtió en una vestimenta utilizada por la clase alta, que de este modo se "aislaba" del pueblo llano, evitando así su mirada. En la década de los 50 su uso se generalizó en la mayoría de la población, si bien seguía siendo una prenda de las clases acomodadas. Como ya se ha dicho, se extendió entre todas las capas sociales en un acto de imitación de la clase alta, ya que se consideraba un símbolo positivo de estatus social.
Consecuencias para la salud[editar]
Las prendas exteriores envolventes, como el burka, pueden causar o empeorar las condiciones médicas en algunos individuos, debido a la falta de luz solar.2 3 En particular, contribuyen a la predisposición para la hipovitaminosis D (deficiencia de vitamina D), que conduce tanto al raquitismo como a la osteoporosis aumentado el riesgo de convulsiones en los lactantes nacidos de madres afectadas.4 5 6 7
Controversia en Europa[editar]

En rojo los estados de Alemania que prohíben el uso del velo por las mujeres docentes (a partir de 2007).
El burka se encuentra en el debate público y es denunciado como un "símbolo de la opresión de la mujer" por parte del Islam, al igual que una serie de prácticas, tales como la "mutilación genital femenina", los "asesinatos de honor" y los "matrimonios forzados".8 9
Si bien es un tema cultural no proveniente de las enseñanzas islámicas, los rostros cubiertos de las mujeres están vinculados a los seguidores del Islam. La prenda de vestir que cubre la cara se ha convertido en un tema político controvertido en la Europa Occidental, donde muchos intelectuales y grupos políticos abogan por su prohibición por diversas razones.
Italia[editar]
En la lucha contra el terrorismo, la legislación italiana, que data de 1970, prohíbe el uso de las prendas que cubren la cara. El alcalde de Drezzo, una pequeña ciudad del norte de Italia, prohibió el uso del burka en las calles de su ciudad, basándose, entre otras cosas, en un decreto real de 1931. El partido político italiano Liga Norte propuso sancionar con multas de 2.000 euros y penas de dos años de cárcel a las mujeres que vistan burka o niqab.10
En septiembre de 2009, el alcalde de Montegrotto Terme, Luca Claudio, prohibió con una ordenanza el uso del burka por las calles de dicha localidad del norte de Italia.11
El 27 de enero de 2010, la Ministra de Igualdad de Oportunidades, Mara Carfagna, anunció que presentará una ley que impedirá cubrirse el rostro completamente en Italia, uniéndose así a Francia en la prohibición del uso del burka, señalando que "El velo integral no es una libre decisión de las mujeres, sino un signo de clara opresión", añadiendo que "vetar el burka es un modo de ayudar a las jóvenes inmigrantes a salir del gueto en el que quieren confinarlas".12 13
Reino Unido[editar]
Si bien su uso no está prohibido, este tipo de vestimenta que cubre el rostro de las mujeres está causando controversia en el Reino Unido. El Ministro Jack Straw consultó a las mujeres musulmanas acerca de la eliminación de los velos que cubrían sus rostros en un "cara a cara" con él. Explicó a los medios de comunicación que se trataba de una petición, no una demanda, y que se aseguró de que un miembro del personal femenino permaneciera en la sala durante la reunión. Algunos grupos musulmanes entendieron sus preocupaciones, en tanto que otros las rechazaron.14

Dos mujeres tras sus burkas.
Francia[editar]
En Francia, el uso del burka en lugares públicos está prohibido. Desde 2004 el uso del burka se ha prohibido en las escuelas públicas francesas, como resultado de una ley que prohíbe a los estudiantes usar los símbolos religiosos visibles. En un discurso en el Congreso de Versalles, el 22 de junio de 2009, el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, afirmó que el burka "no es bienvenido en el territorio de la República Francesa",15 agregando que «"En nuestro país, no podemos aceptar que las mujeres estén presas detrás de una pantalla, aisladas de toda vida social, privadas de toda identidad"».16 Agregando "No es un signo religioso. Es un signo de sometimiento de las mujeres. Por eso, no es bienvenido en el territorio de la República".15
El 8 de julio de 2009, la Asamblea Nacional de Francia nombró a 32 legisladores y a los partidos políticos para que en un período de seis meses realicen una investigación a fin de buscar formas de limitar su uso.17
Tras seis meses de debate y más de doscientas audiciones, la comisión parlamentaria encargada de examinar la posibilidad de regular en Francia el uso del velo integral, esencialmente el niqab y el burka, entregó sus conclusiones el 26 de enero de 2010. A falta de un consenso para dictar su "prohibición total", que incluiría su uso en la calle, los diputados de la comisión recomendaron que la prenda no se tolere en los servicios públicos, esencialmente las administraciones, los hospitales, las escuelas y el transporte público.18
El 2 de febrero de 2010, el Ministro de Inmigración de Francia, Eric Besson, refrendó y transmitió al gobierno un decreto por el cual se negará la ciudadanía francesa a todo hombre que obligue a su esposa francesa a llevar el burka. Señaló que "impedir a una esposa que vaya con el rostro al descubierto sería el equivalente a rechazar los principios del secularismo y la igualdad entre hombres y mujeres."19 20
Finalmente el 13 de julio de 2010, la Asamblea francesa aprueba la ley en el que se prohíbe el uso del burka y niqab en todos los espacios públicos.21 El 14 de septiembre del mismo año, el Senado Francés aprueba la ley por 246 votos a favor y uno en contra. El texto aprobado preve multas equivalentes a US$ 190 y clases de ciudadanía para quienes vistan prendas que cubran el rostro en todas las calles, lugares o servicios públicos del país y sanciones más severas (que incluyen hasta un año de cárcel y multas equivalentes hasta US$ 38.600) para los hombres que obliguen a mujeres a cubrir su rostro.[1]
Bélgica[editar]
En 2010, Bélgica se convirtió en el primer país europeo que prohibió el uso del velo integral (burka y niqab) en los espacios públicos, aunque su Tribunal Constitucional puntualizó que esta prohibición no afectaba a los lugares de culto abiertos al público por el riesgo de que esta medida pudiera violar la libertad religiosa. Dada la inédita situación de interinidad gubernativa que sufrió este país entre 2010 y 2011 –sin Gobierno por las habituales crisis de identidad en el reparto de las cuotas de poder entre las comunidades flamenca y valona– aquella ley tuvo que volver a ser presentada ante el Parlamento belga en abril de 2011 donde fue aprobada casi por unanimidad de toda la Cámara excepto por un voto en contra y dos abstenciones. Durante el debate, salvo las filas ecologistas (consideraron que la prohibición era desproporcionada), los demás partidos no dudaron en calificar el burka como un símbolo de la subyugación de las mujeres y de su deshumanización.
Luxemburgo[editar]
En Luxemburgo, al igual que en Bélgica, el reglamento general de la policía local, que entra en la jurisdicción municipal, indica que la prohibición general debe aplicarse para el uso del burka o el niqab, por ejemplo: "Fuera de la época de carnaval está prohibido para cualquier persona aparecer enmascarados en las calles, plazas y lugares públicos, salvo que esté autorizado por el alcalde".22
Países Bajos[editar]
El gobierno neerlandés anunció el 17 de noviembre de 2006 la aprobación de una ley que prohíbe en los lugares públicos el uso del burka y otras formas de velo islámico que esconde los rostros "debido a problemas de orden público, seguridad y protección de las personas". Este anuncio se produjo tras la aprobación en diciembre de 2005 de una propuesta de Geert Wilders, un político crítico con el islam, para prohibir el uso del velo completo. Mientras que la legislación ya restringe en Holanda llevar burka y otros velos escondiendo la cara entera en el transporte público y las escuelas en el país.23
España[editar]
A pesar de que en España no es habitual ver burkas en lugares públicos, se planteó un conflicto en septiembre de 2009, cuando una mujer de origen marroquí, llamada Fátima Hssisni, hermana de dos presuntos miembros de Al Qaeda, se negó a quitárselo para declarar como testigo ante la Audiencia Nacional en un juicio que se celebraba contra nueve presuntos terroristas acusados de formar una red internacional yihadista vinculada a Al Qaeda. En estos casos, para valorar los testimonios y su credibilidad es imprescindible ver el rostro de los declarantes. Finalmente accedió a descubrirse frente a los jueces si no había público.24
Aparte de este caso, los conflictos que se han planteado en España tenían que ver con el pañuelo o hiyab, prenda menos conflictiva que deja visible la cara de quien lo lleva.
Lérida fue el primer municipio en prohibir en sus ordenanzas el uso del burka o hiyab en los edificios públicos en mayo del 2010.25 A esta iniciativa se sumaron otros municipios, como Barcelona y Tarragona en junio de 2010.26 Sin embargo, como consecuencia del recurso de casación de la asociación Watani para la Libertad y la Justicia, el Tribunal Supremo anuló en febrero de 2013 la ordenanza de Lérida, y por jurisprudencia las de los demás municipios, al encontrar a los ayuntamientos incompetentes para pronunciarse sobre este tema.27 28 Sin embargo, el alto tribunal no se pronuncia sobre si cabe la posibilidad o no en España de la prohibición o limitación del uso del burka, sino que los Ayuntamientos no tienen competencias para regular por sí mismo, limitaciones al ejercicio de un derecho fundamental en los espacios municipales, pues la libertad religiosa tiene esa consideración en la constitución española. Sólo una actuación del Parlamento con rango de Ley a nivel estatal podría prohibir su uso, sin perjuicio de lo que estableciese el Tribunal Constitucional o el propio Tribunal Supremo en diligencias posteriores.28 Además, el Supremo destaca en su sentencia que la mujer tiene en España, medidas adecuadas por optar en los términos que quiera por la vestimenta que considere adecuada a su propia cultura, religión y visión de la vida, y para reaccionar contra imposiciones de las que, en su caso, pretenda hacérsele víctima obteniendo la protección del poder público, por lo que no cabe presuponer que una mujer pueda llevar cualquier tipo de prenda obligada.29 28
Uso en Africa[editar]
En 2015 los líderes de África Occidental acordaron prohibir el velo integral islámico burka en sus respectivos países. En Chad , ya se había prohibido el velo integral en la totalidad de su territorio en junio de 2015. Camerún y Níger han tomado medidas similares en julio.
Controversia en otros países[editar]
Australia[editar]
A principios de 2010, los senadores australianos, el liberal Cory Bernardi y el Demócrata Cristiano Fred Nilo, pidieron que se prohibiese el burka en su país por razones de seguridad y sociales, calificándolo de "anti-australiano".30
Egipto[editar]
En 2009, el mayor clérigo musulmán de Egipto, el jeque Muhammad Sayyid Tantawy, prohibió a las estudiantes usar el burka en la Universidad Al Azhar,31 que es considerada por la mayoría de los musulmanes sunníes como la escuela más prestigiosa. Es la universidad más antigua del mundo con funcionamiento ininterrumpido.
Siria[editar]
Por orden del Ministerio de Educación de Siria, a partir de julio de 2010, las estudiantes y las profesoras tienen prohibido asistir a las universidades, tanto públicas como privadas, con el rostro completamente cubierto con burka.31 32 El ministro de Educación del país, Ghiyath Barakat, explicó que el burka "va en contra de las tradiciones y los valores de las universidades sirias", así como también la prohibición responde a solicitud de muchos padres y alumnos.31

Ha recibido 18 puntos

Vótalo:

4. Niqab

Niqab

Una nicab (pronunciado: niqāb con acento en la ā; en árabe: نِقاب) es un velo que cubre el rostro y se usa por algunas mujeres musulmanas como parte de su vestido hiyab. Propio de países árabes del golfo Pérsico, se puede encontrar en lugares tan diversos como el norte de África, Asia Occidental... Ver mas
Una nicab (pronunciado: niqāb con acento en la ā; en árabe: نِقاب) es un velo que cubre el rostro y se usa por algunas mujeres musulmanas como parte de su vestido hiyab. Propio de países árabes del golfo Pérsico, se puede encontrar en lugares tan diversos como el norte de África, Asia Occidental y el subcontinente Indio.
Las mujeres que llevan nicab se llaman nicabi. Sin embargo, algunas prefieren la forma del participio munacaba («plural munacabát») porque "nicabi" se puede usar de manera peyorativa (similar a hiyabi con muhajaba).1
A causa de la gran variedad de hiyab usados en el mundo islámico, puede ser difícil distinguir entre un tipo de velo u otro. Los términos nicab y burka suelen ser intercambiables.1
Francia[editar]
El 13 de julio de 2010, la Asamblea Nacional de Francia aprueba la ley en el que se prohíbe el uso del burka y niqab en todos los espacios públicos.2

Ha recibido 18 puntos

Vótalo:

Shayla

5. Shayla

El shayla es un velo largo y rectangular que se usa para envolver la cabeza y se fija en los hombros. No permite a la mujer exhibir el cabello, pero sí el rostro. Es muy usado en los países del golfo Pérsico. Con respecto a su diseño, normalmente tienen diferentes colores y hasta pueden... Ver mas
El shayla es un velo largo y rectangular que se usa para envolver la cabeza y se fija en los hombros. No permite a la mujer exhibir el cabello, pero sí el rostro.
Es muy usado en los países del golfo Pérsico.

Con respecto a su diseño, normalmente tienen diferentes colores y hasta pueden llevar estampados o transparencias tipo gasa.

Ha recibido 16 puntos

Vótalo:

6. Chador

Chador

Un chador (en persa: چادر châdor) es una prenda de calle femenina típicamente iraní, consistente en una simple pieza de tela semicircular abierta por delante que se coloca sobre la cabeza, cubriendo todo el cuerpo salvo la cara. El color más corriente de los chadores es hoy en día el negro, si... Ver mas
Un chador (en persa: چادر châdor) es una prenda de calle femenina típicamente iraní, consistente en una simple pieza de tela semicircular abierta por delante que se coloca sobre la cabeza, cubriendo todo el cuerpo salvo la cara.
El color más corriente de los chadores es hoy en día el negro, si bien se observan aún también otros, en particular en el medio rural, entre las zoroastrianas y en lugares de peregrinación o ámbitos domésticos, donde son corrientes los colores claros con estampados de flores.
El chador, que remonta en su forma actual cuando menos al siglo XVIII, se generalizó en Irán como prenda de calle común en la época Qayar (1794-1925). El monarca Reza Shah lo prohibió en 1936 dentro del marco de su política general de occidentalización forzosa del país. La prohibición se relajó bajo el reinado de su hijo, el shah Mohammad Reza Pahlaví. A partir de los años 70, el islamismo revolucionario iraní ve en el chador, autóctono y conforme al código vestimentario islámico (hiyab), una seña de identidad nacional e instrumento de salvaguarda de la identidad nacional y religiosa frente a la occidentalización y, así, la república islámica de Irán promociona el uso del chador y en ciertos ámbitos (edificios estatales, mezquitas o lugares de peregrinación) lo impone.

Ha recibido 15 puntos

Vótalo:

7. Al-Amira

Al-Amira

5. AL AMIRA La amira o al amira está compuesto por dos piezas. Una va ajustada a la cabeza en forma de gorra y la otra es un velo ajustado en forma tubular. Cubre por completo la cabeza y el cuello, sin dejar ver el pelo. Es un estilo práctico y sencillo de vestir la hiyab. Se lo conoce... Ver mas
5. AL AMIRA


La amira o al amira está compuesto por dos piezas. Una va ajustada a la cabeza en forma de gorra y la otra es un velo ajustado en forma tubular. Cubre por completo la cabeza y el cuello, sin dejar ver el pelo.

Es un estilo práctico y sencillo de vestir la hiyab. Se lo conoce como el estilo "Pañuelos de princesa" porque este tipo de velo puede ser adornado con diamantes, broches o cualquier otro tipo de decoración.

También puede variar en su diseño y colores.

Ha recibido 14 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil