Versión impresa

Todo lo que debes saber sobre la HIPOCONDRÍA: Cuando la enfermedad nos la generamos nosotros mismos

Todo lo que debes saber sobre la HIPOCONDRÍA: Cuando la enfermedad nos la generamos nosotros mismos

  • Lista creada por demiforever.
  • Publicada el 27.07.2015 a las 15:25h.
  • Clasificada en la categoría Actualidad.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

La lista no tiene tags.

Avatar de demiforever

Último acceso 27.07.2015

Perfil de demiforever

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de demiforever

Acciones de la lista

La hipocondría es una enfermedad por la que el paciente cree —de forma infundada— que padece alguna enfermedad grave. El origen del término hace referencia a una región anatómica, el hipocondrio, situada bajo las costillas y el apófisis xifoides del esternón, donde según la escuela médica humoral se creía que se acumulaban los vapores causantes de este mal.

La hipocondría es, en esencia, una actitud que el individuo adopta ante la enfermedad. La persona hipocondríaca está constantemente sometida a un análisis minucioso y preocupado, incluso obsesivo, de sus funciones fisiológicas básicas, pensando en ellas como una fuente de segura enfermedad biológica.

La característica esencial de la hipocondría es la preocupación y el miedo a padecer, o la convicción de tener, una enfermedad grave, a partir de la interpretación personal de alguna sensación corporal u otro signo que aparezca en el cuerpo. Puede ocurrir, por ejemplo, con lunares, pequeñas heridas, toses, incluso latidos del corazón, movimientos involuntarios, o sensaciones físicas no muy claras. Aunque el médico le asegure que no tiene nada, el hipocondríaco solamente se queda tranquilo un rato, pero su preocupación vuelve de nuevo.

La interpretación catastrófica de los signos corporales más ínfimos por parte del individuo, es el mecanismo que desencadena la hipocondría. Se sabe que este trastorno afecta a menudo a ambientes familiares, es decir, que muchos miembros de una familia tienden a estar afectados. Hay familias que son especialmente sensibles y están muy inclinadas hacia la interpretación de los signos de enfermedad en todos los ámbitos de la vida. De esta forma, los miembros de la misma familia aprenden a interpretar negativamente cualquier signo corporal y lo asocian con angustia, miedo o ansiedad.

No debemos descartar que una persona hipocondríaca esté realmente enferma. En muchas ocasiones lo que hace es centrar su atención en síntomas leves o imaginarios (mareos, dolor de cabeza, etc.), y no en los verdaderamente importantes. Asimismo, el hipocondríaco, al centrar su atención emocional en una determinada función biológica, puede terminar por formar síntomas orgánicos reales (fenómeno psicosomático). El enfermo expresa así el efecto nocebo, es decir, la aparición de un síntoma somático causado por un proceso psíquico.

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

CAPACIDAD DE SOMATIZAR LA ENFERMEDAD

1. CAPACIDAD DE SOMATIZAR LA ENFERMEDAD

En la mayoría de los casos, los pacientes sufren síntomas físicos, ya que la hipocondría es un trastorno somatomorfo, que produce dolor real que tiene como única causa la psicológica, y estos dolores aumentan los pensamientos negativos sobre su salud, lo cual incluye al paciente en un círculo... Ver mas
En la mayoría de los casos, los pacientes sufren síntomas físicos, ya que la hipocondría es un trastorno somatomorfo, que produce dolor real que tiene como única causa la psicológica, y estos dolores aumentan los pensamientos negativos sobre su salud, lo cual incluye al paciente en un círculo vicioso.

En la hipocondría las preocupaciones del enfermo hacen referencia a funciones corporales (latido cardíaco, sudor o movimientos peristálticos), a anormalidades físicas menores (pequeñas heridas, tos ocasional) o a sensaciones físicas vagas y ambiguas (corazón cansado, venas dolorosas...). El individuo atribuye estos síntomas o signos a una enfermedad temida y se encuentra muy preocupado por su padecimiento. Pero al fin en realidad no existe ninguna enfermedad médica asociada a los síntomas que atribuye el individuo, y si el paciente está enfermo verdaderamente, su enfermedad no está relacionada con ellos. Del mismo modo esto se genera o se potencia ante análisis médicos rutinarios u obligatorios que tenga que realizarse (por ej. ante la proximidad de un análisis de sangre la persona puede imaginarse miles de posibles malos resultados).

Ha recibido 57 puntos

Vótalo:

APARICIÓN DEL DESORDEN Y POSIBLES CAUSAS

2. APARICIÓN DEL DESORDEN Y POSIBLES CAUSAS

El factor clave es el aprendizaje. Hay que tener en cuenta que, frecuentemente, la exacerbación de la hipocondría que conduce a una persona a la terapia se relaciona con crisis existenciales y problemas cotidianos como toma de decisiones, duelos, problemas de trabajo, relaciones interpersonales... Ver mas
El factor clave es el aprendizaje. Hay que tener en cuenta que, frecuentemente, la exacerbación de la hipocondría que conduce a una persona a la terapia se relaciona con crisis existenciales y problemas cotidianos como toma de decisiones, duelos, problemas de trabajo, relaciones interpersonales desastrosas, etc. Estos problemas, que producen emociones fuertes y conducen a estados de ánimo duraderos y desagradables, suelen ser vistos por los pacientes como insolubles y los intentan ignorar. Sin embargo, las sensaciones físicas asociadas a las emociones negativas continúan, aunque nos hayamos olvidado de lo que las provocó. En estas situaciones de depresión o ansiedad básicas altas, cualquier sensación puede ser interpretada como enfermedad grave y produce en las personas predispuestas a ello un incremento grandísimo del miedo a la enfermedad. Se disparan entonces conductas de chequeo y comprobación para intentar asegurarse de que no tienen nada. Estas conductas hacen que las sensaciones que se comprueban se fijen e incrementen y así se establece la hipocondría.

La interpretación de las sensaciones en clave de enfermedad es debida a un aprendizaje familiar o al papel social que se adjudica a la medicina para explicar y aliviar cualquier síntoma físico.

Ha recibido 49 puntos

Vótalo:

PERFIL DE UN ENFERMO DE HIPOCONDRÍA

3. PERFIL DE UN ENFERMO DE HIPOCONDRÍA

Cox Mayorga asegura que de manera lógica una persona que experimenta cierto tipo de afectación física vivenciada como enfermedad, tendría características de personalidad compatibles con un perfil de histérico de personalidad. “Para una mejor explicación, la histeria viene de (Hystera= útero... Ver mas
Cox Mayorga asegura que de manera lógica una persona que experimenta cierto tipo de afectación física vivenciada como enfermedad, tendría características de personalidad compatibles con un perfil de histérico de personalidad.

“Para una mejor explicación, la histeria viene de (Hystera= útero) que involucra componentes emotivos en el comportamiento, muchas veces exagerado, entonces, se entiende como la manifestación de conflictos emocionales reprimidos (manifestación conocida como conversión), expresados en síntomas físicos, el último de los procesos conocido con el nombre de somatización. Personas con gran dificultad de expresar sus emociones, y éstas son transformadas en malestares físicos, que el cuerpo (soma) experimenta”, asevera.

Un factor a tomar en cuenta es que las personas no se vuelven hipocondríacas.

“No es que las personas se vuelvan locas o perversas o como en este caso hipocondríacas, es que originalmente ya lo son, y que a raíz de circunstancias muy importantes (generalmente vivencias como traumas dentro del aspecto emocional), desarrollan características particulares de relacionamiento a nivel familiar, social y educativo esencialmente relacionadas con malestares físicos expresados en enfermedades y fatiga o dolor”, explica la especialista.

Ha recibido 44 puntos

Vótalo:

POSIBLES TRATAMIENTOS

4. POSIBLES TRATAMIENTOS

Una vez que se detecta que un paciente es hipocondríaco y que accede al tratamiento. Se definen claramente con el paciente los objetivos de la terapia, que son que pierda la angustia y el miedo a la enfermedad que teme. Para ello se plantean primero una serie de prohibiciones y tareas. Se le... Ver mas
Una vez que se detecta que un paciente es hipocondríaco y que accede al tratamiento. Se definen claramente con el paciente los objetivos de la terapia, que son que pierda la angustia y el miedo a la enfermedad que teme.

Para ello se plantean primero una serie de prohibiciones y tareas. Se le pide que no acuda a más médicos ni a las urgencias hospitalarias, que no hable de salud ni de enfermedad. Para esto es muy conveniente la colaboración de la familia del paciente, también para que entiendan que lo suyo no es cuento, que tiene un problema real aunque interpretado por todos como un problema que no existe. Una vez que se ha establecido este marco fuera de la consulta comienza el tratamiento psicológico propiamente dicho.

El tratamiento básico consiste en perder el miedo a estar enfermo, cuando se está sintiendo la sensación que se teme. A veces es el propio pensamiento de estar enfermo que genera un miedo y una angustia muy grandes, es quien genera la sensación que se teme y se interpreta como enfermedad. Esa angustia es una sensación desagradable e inexplicable que genera más miedo. De esta forma, la propia ansiedad asociada al pensamiento de estar enfermo se convierte en un disparador de los miedos a la enfermedad. Se establece así un círculo vicioso en el que el miedo a la enfermedad causa unas sensaciones que son a su vez interpretadas como enfermedad. Otras veces, al intentar eliminar la sensación temida se potencia. (Para ver con más detalle como se implantan estos procesos se puede consultar la página sobre los procesos psicológicos en la hipocondría)

En la terapia se trata de que el pensamiento de estar enfermo no dispare un miedo terrible. Para ello se emplean una las técnicas descritas en el libro "Curso Terapéutico de Aceptación I y II". Por ejemplo con la técnica de exposición a las sensaciones corporales, que consigue que el paciente pierda el miedo a los síntomas que interpreta como enfermedad. Aprende que si no huye de ellos, si no lucha contra ellos y los acepta, se pueden convertir en sensaciones admisibles que nos permiten seguir con nuestras actividades diarias sin mucho sufrimiento. Esta parte del tratamiento se realiza junto con un entrenamiento en técnicas de manejo de ansiedad que facilitan la exposición. (Se puede ver la aplicación de las técnicas del Curso en esta página)

También hay que enfrentar el miedo a la enfermedad y a la muerte. Para ello se comienza un trabajo de desensibilización ante la enfermedad y la muerte de forma que se sitúe el miedo que causan al paciente en términos razonables. Se emplea la desensibilización en la imaginación a situaciones temidas y evitadas, para que finalmente el paciente pueda acercarse a ellas sin angustia y sin miedo.

El paciente puede entonces comenzar a reinterpretar sus sensaciones corporales y sentir también aquellas que son agradables o neutras y su cuerpo deja de ser una fuente de dolor o temor y se puede convertir en un generador de placer y confianza.

Verse enfermo tiene en nuestra sociedad una connotación de debilidad. Por ello entrenar al paciente en basar su autoestima en otros medios de valoración y se le entrena en aumentarla.

Finalmente se trabaja para que el paciente pueda enfrentar con éxito otros problemas que aparecen en su vida cotidiana: toma de decisiones difíciles, como cambio de trabajo, separaciones, problemas de relación, etc. de forma que se pueda evitar que en el futuro se le desencadenen situaciones de depresión o angustia continuada que le pueden hacer recaer en sus problemas hipocondríacos.

En algunos casos los psicofármacos pueden ser una ayuda, sobre todo al principio del tratamiento. En esos casos se requiere la intervención de un psiquiatra; pero hay muchos otros en los que el paciente se puede manejar sin ellos.

Los estudios controlados que existen sobre este tratamiento, aunque no son definitivos, son muy esperanzadores, mi experiencia clínica con él es que da muy buenos resultados.

Ha recibido 44 puntos

Vótalo:

RELACIÓN DEL HIPOCONDRÍACO Y LOS DOCTORES

5. RELACIÓN DEL HIPOCONDRÍACO Y LOS DOCTORES

Hay algunos que van compulsivamente al médico y se quedan momentáneamente tranquilos cuando les dicen que no tienen nada. Aunque eso les dura poco, porque enseguida piensan: “pero no le dije que…”, “pero no me ha hecho la prueba X…”. Así vuelve la duda, el miedo y el problema cobra nueva fuerza... Ver mas
Hay algunos que van compulsivamente al médico y se quedan momentáneamente tranquilos cuando les dicen que no tienen nada. Aunque eso les dura poco, porque enseguida piensan: “pero no le dije que…”, “pero no me ha hecho la prueba X…”. Así vuelve la duda, el miedo y el problema cobra nueva fuerza.

Otros no van al médico por el propio miedo a que les descubran algo. Lo evitan hasta el punto de que descuidan su salud y dejan de hacer los chequeos que debemos seguir todos. Este es uno de los problemas que tiene la hipocondría y en este sentido es en el que empeora la salud, no que el temor genere un cáncer o el SIDA, es que no van al médico y por eso se les detectan las enfermedades demasiado tarde.

Ha recibido 43 puntos

Vótalo:

NOSOCOMEFOBIA: CUANDO EL TEMOR ES AL CENTRO HOSPITALARIO

6. NOSOCOMEFOBIA: CUANDO EL TEMOR ES AL CENTRO HOSPITALARIO

La nosocomefobia se conoce como un miedo profundo e irracional hacia los hospitales, cuando de manera normal una persona puede presentar un miedo cuando va al hospital, ya sea porque va a visitar a un pariente enfermo o porque será intervenido, los nosocomefobos pueden llegar a padecer un... Ver mas
La nosocomefobia se conoce como un miedo profundo e irracional hacia los hospitales, cuando de manera normal una persona puede presentar un miedo cuando va al hospital, ya sea porque va a visitar a un pariente enfermo o porque será intervenido, los nosocomefobos pueden llegar a padecer un verdadero ataque de pánico, se experimenta una cadena de miedos perturbadores hacia el hospital o hacia la sola idea de un hospital. Los síntomas que se experimentan son fisiológicos como una dificultad para respirar, temblores, mareos, aceleración del ritmo cardíaco, sudoración, náuseas, dificultad para respirar y ataques de pánico.

Los síntomas pueden llegar a afectar algunas partes importantes de la vida, es cuando las fobias llegan a tomar el control de las situaciones, por ejemplo el miedo logra que se pierdan hitos importantes en la vida como el nacimiento de un familiar; o bien si la persona tiene que ir a un tratamiento al hospital por algún problema médico grave. Cuando la fobia a avanzado puede llegar a afectar tanto la felicidad como a la salud.

Los hospitales existen para atender a la población, para lograr su bienestar, si un hospital o la idea del hospital comienza a generar miedo y terror junto con efectos negativos tanto emocionales como físicos, es momento de buscar ayuda profesional. El primer paso está representa por la información y el reconocimiento del miedo.

Una de las terapias que mostrado eficacia en el tratamiento de la nosocomefobia es la Terapia Cognitivo Conductual, que también es conocida como la terapia de exposición y que es usada también para tratar otros tipos de fobias. Al seguir la terapia de la exposición, la persona es expuesta a pensamientos relacionados con hospitales para luego ser expuesta ante hospitales reales. Es así que la persona comienza a lidiar poco a poco con los pensamientos que antes desencadenaban miedo y pánico con el objetivo de dejar de sufrir por el terror. En el peor de los casos se pueden prescribir medicamentos especiales para tratar las migrañas y los ataques de pánico, pero siempre serán acompañados de una terapia.

Es de mencionar que por la naturaleza de ésta fobia se puede tratar haciendo uso de los métodos de autoayuda, lo que se inicia con la obtención de información sobre lo que la fobia representa, para así llegar a superar el miedo. Es importante conocer no sólo lo que se temía sino también por qué se le temía. Se aconseja el mantener un pensamiento positivo para controlar la nosocomefobia. Ejercicios de respiración, yoga, relajación muscular y terapias alternativas también ayudan a tratar los síntomas físicos y emocionales que son causados por el miedo al hospital.

Ha recibido 35 puntos

Vótalo:

PERSONAJES PÚBLICOS QUE HAN ADMITIDO SUFRIR SEMEJANTE TRASTORNO

7. PERSONAJES PÚBLICOS QUE HAN ADMITIDO SUFRIR SEMEJANTE TRASTORNO

Manuel de Falla dejó inacabada su última obra, "La Atlántida", basada en un poema de Jacinto Verdaguer, debido a las limitaciones que le ocasionaron sus numerosos episodios de hipocondría (se obligaba a largos rituales de lavado, hervía el agua de bebida, se automedicaba...). También existe... Ver mas
Manuel de Falla dejó inacabada su última obra, "La Atlántida", basada en un poema de Jacinto Verdaguer, debido a las limitaciones que le ocasionaron sus numerosos episodios de hipocondría (se obligaba a largos rituales de lavado, hervía el agua de bebida, se automedicaba...). También existe constancia de actitudes similares en Charles Darwin.
Pío Baroja también padeció de un cierto grado de hipocondría, y en sus memorias pueden encontrarse numerosas referencias al descontento con su cuerpo, torpe y poco agraciado. Esa frustración o insatisfacción con el propio cuerpo parece ser otro factor trascendente en el desarrollo de la enfermedad.
José Donoso sufría de úlcera cada vez que escribía una obra. Estuvo al borde de la muerte al escribir El obsceno pájaro de la noche.
Gabriel García Márquez es otro caso curioso de hipocondría. Todos los años, al llegar la primavera, se llenaba de golondrinos. En Cien Años de Soledad, se los atribuyó a uno de sus personajes, Aureliano Buendía, y a él no volvieron a salirle.

Ha recibido 33 puntos

Vótalo:

TANATOFOBIA: CUANDO EL PÁNICO ES A LA MUERTE

8. TANATOFOBIA: CUANDO EL PÁNICO ES A LA MUERTE

La fobia a la muerte aparece cuando el miedo natural se convierte en pánico irracional. Las personas que padecen esta fobia suelen ser también exageradamente hipocondríacas y a veces sufren otras asociadas, como la necrofobia, que les hace incapaces de tolerar cualquier idea, objeto o lugar... Ver mas
La fobia a la muerte aparece cuando el miedo natural se convierte en pánico irracional. Las personas que padecen esta fobia suelen ser también exageradamente hipocondríacas y a veces sufren otras asociadas, como la necrofobia, que les hace incapaces de tolerar cualquier idea, objeto o lugar relacionados con los muertos.
Este miedo exagerado, capaz de provocar crisis de ansiedad o de obsesionar a la persona hasta el punto de caer en depresiones, necesita tratamiento y ayuda para superarlo. No podemos permitir que la idea de la muerte nos persiga hasta el punto de impedir que seamos capaces de disfrutar de la vida.

Detrás del miedo a la muerte se esconden todos los miedos; al dolor, al sufrimiento, a la nada, a la oscuridad, a lo desconocido… una interminable lista de terrores que anidan en la imaginación, las fábulas y las tradiciones, toda una cultura que llevamos a cuestas, transmitiéndola de generación en generación, y que en lugar de ayudarnos a vivir, se recrea en atormentarnos con el miedo.

Ha recibido 33 puntos

Vótalo:

CANCEROFOBIA: CUANDO EL PÁNICO REFIERE A DICHA ENFERMEDAD

9. CANCEROFOBIA: CUANDO EL PÁNICO REFIERE A DICHA ENFERMEDAD

Se define como un persistente miedo a contraer cáncer o a que regrese esta enfermedad en caso de haberla presentado antes. Si bien cualquier persona puede tener en mayor o menor grado cierto temor o recelo ante una enfermedad, en el caso de quienes padecen esta fobia se trata de un miedo que los... Ver mas
Se define como un persistente miedo a contraer cáncer o a que regrese esta enfermedad en caso de haberla presentado antes. Si bien cualquier persona puede tener en mayor o menor grado cierto temor o recelo ante una enfermedad, en el caso de quienes padecen esta fobia se trata de un miedo que los vuelve disfuncionales, ya que exageran cualquier síntoma físico.

Los carcinofóbicos sienten que si están en contacto con personas que padecen esta enfermedad, podrán adquirirla. Al estar junto a un enfermo, experimentan diferentes síntomas, pues creen que este padecimiento puede diseminarse por el cuerpo. El principal síntoma reportado es el dolor de cabeza, lo cual incrementa el miedo debido a que se asocia con la presencia de un tumor en esta parte del cuerpo; otros síntomas reportados son mareos, naúseas, fatiga, cansancio, desvanecimientos, ansiedad, dificultad para respirar y reacciones dermatológicas, principalmente. Es irónico que un miedo agudo a perder la salud haga que estos pacientes sufran sin presentar ninguna enfermedad.

Esta fobia se asocia principalmente con el miedo a la muerte; como resultado a este intenso temor, los pacientes suelen desarrollar conductas exageradas (como evitar comer, salir, usar ciertos productos, etcétera) para el auto cuidado y el de su familia, lo que hace que su vida se vuelva una paranoia.
- See more at: http://www.infocancer.org.mx/ques-la-cancerofobia-con679i0.html#sthash.D4P2dtZm.dpuf

Ha recibido 30 puntos

Vótalo:

NOSOFOBIA: MIEDO IRRACIONAL A ENFERMAR

10. NOSOFOBIA: MIEDO IRRACIONAL A ENFERMAR

La nosofobia se considera como una de las fobias específicas que se caracteriza por la presencia de un miedo irracional ante la sola idea de contraer una enfermedad. Los miedos destacan por ser injustificados, anormales y persistentes. Es decir, no es que el miedo se manifieste ante la presencia... Ver mas
La nosofobia se considera como una de las fobias específicas que se caracteriza por la presencia de un miedo irracional ante la sola idea de contraer una enfermedad. Los miedos destacan por ser injustificados, anormales y persistentes. Es decir, no es que el miedo se manifieste ante la presencia de una persona enferma o ante la visita a un hospital, sino el miedo se encuentra latente en casi todo momento, de ahí viene lo injustificado y el toque de anormal. La palabra viene del griego Nosos que significa “enfermedad” y de Phobos que significa “miedo o terror”. De manera general la primera manifestación se da ante el terror y pánico de contraer alguna enfermedad como las de transmisión sexual, el cáncer, enfermedades cardiovasculares, o la tuberculosis. Lo que quiere decir que la instalación de la fobia inicia con las que son consideradas como las enfermedades más peligrosas, pero una vez que evoluciona la nosofobia puede ser tan genérica y peligrosa como el miedo profundo con ataques de ansiedad a la sola idea de un dolor de muelas.

Generalmente a las personas que padecen de nosofobia se les conoce como hipocondríacos, sin embargo la principal diferencia radica en que el hipocondríaco tiene la certeza de estar enfermo, y lo que sucede con la nosofobia es la presencia del miedo a contraer alguna enfermedad pero no cuenta con la certeza de estar enfermo. La hipocondría manifiesta los síntomas de la enfermedad, la nosofobia manifiesta los síntomas de la fobia, que al igual que en otros tipos de fobias se caracterizan por la presencia de ataques de ansiedad, respiración agitada, aumento de la frecuencia cardíaca, boca seca, la sensación de sudar frío y un miedo incontrolable. Sin embargo, a pesar de la diferencia entre nosofobia e hipocondría, la teoría médica generalmente asocia a la primera con la segunda, como una ramificación o subdivisión, a pesar de las claras diferencias, el elemento que toman en común es la enfermedad.

Para encontrar el mejor tratamiento el nosofobico deberá primero comprobar que no se encuentra enfermo, para evitar cualquier mal entendido, se le somete a una serie de exámenes médicos, para demostrar su estado de salud y generalmente se le canaliza con un especialista de la salud psicológica, la terapia psicológica que más ha demostrado eficiencia es aquella que se enfoca en un cambio cognitivo y de conducta.

Ha recibido 30 puntos

Vótalo:

FAGOFOBIA: MIEDO IRRACIONAL A MORIR ATRAGANTADO

11. FAGOFOBIA: MIEDO IRRACIONAL A MORIR ATRAGANTADO

La fobia a atragantarse se basa en el miedo irracional a ahogarse que tiene la persona al anticipar o realizar la conducta de ingerir alimentos, bebidas o pastillas. La exposición a dicha conducta provoca en la persona una respuesta inmediata de ansiedad, que puede tomar la forma de un ataque de... Ver mas
La fobia a atragantarse se basa en el miedo irracional a ahogarse que tiene la persona al anticipar o realizar la conducta de ingerir alimentos, bebidas o pastillas. La exposición a dicha conducta provoca en la persona una respuesta inmediata de ansiedad, que puede tomar la forma de un ataque de pánico situacional, y este fuerte miedo o ansiedad lleva a la persona a escapar o evitar la conducta de ingerir alimentos.
En relación a la etiología, la fagofobia suele venir desencadenada a partir de una experiencia traumática en la que la persona sufre un atragantamiento, aunque hay veces que la persona no tiene esta experiencia directamente, sino que observa un atragantamiento en la vida real (una persona de su entorno) o en la televisión.
La fagofobia suele aparecer principalmente en la niñez, aunque también puede ocurrir en la vida adulta. Y en la actualidad es una patología muy presente en la niñez, pero que tiene un pronóstico muy bueno si es detectada con prontitud y se trata rápidamente.

Ha recibido 29 puntos

Vótalo:

SÍNTOMAS DE LA HIPOCONDRÍA

12. SÍNTOMAS DE LA HIPOCONDRÍA

Uno de los principales síntomas de la hipocondría es la ansiedad que siente la persona ante la posibilidad de padecer realmente una enfermedad más o menos grave, sintiendo de hecho una preocupación exagerada por temas relacionados con la salud. En muchos casos, la persona hipocondríaca puede... Ver mas
Uno de los principales síntomas de la hipocondría es la ansiedad que siente la persona ante la posibilidad de padecer realmente una enfermedad más o menos grave, sintiendo de hecho una preocupación exagerada por temas relacionados con la salud.

En muchos casos, la persona hipocondríaca puede pasarse horas meditando sobre los síntomas de su cuerpo (ya sean reales o no), llegando incluso a percatarse de signos funcionales totalmente normales que normalmente escapan a la conciencia, relacionándolos precisamente con esa presunta enfermedad.

En cualquier caso, te resumimos la mayoría de los síntomas que aparecen a continuación:

Ansiedad excesiva por padecer una supuesta enfermedad grave.
Preocupación excesiva.
Atención exagerada a signos funcionales del cuerpo y supuestos síntomas de la enfermedad.
Miedo a padecer una enfermedad grave.
Tras visitar a un enfermo, o leer un artículo sobre salud (por poner un sencillo ejemplo), la persona cree sentir los mismos síntomas.
Sienten molestias de todo tipo, desde sudoración excesiva a aumento de la frecuencia cardíaca, pasando por dolores abdominales o calambres musculares.
Las conversaciones con otras personas tienden siempre a girar en torno a la salud y las enfermedades.

Ha recibido 27 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil