Versión impresa

RELATOS FANTASTICOS: CRIATURAS

RELATOS FANTASTICOS: CRIATURAS

  • Lista creada por jorgebasd.
  • Publicada el 11.07.2012 a las 20:47h.
  • Clasificada en la categoría Otros.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

Etiquetada como:

Avatar de jorgebasd

Último acceso 19.11.2016

Perfil de jorgebasd

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de jorgebasd

Acciones de la lista

Esta lista esta compuesta por 12 relatos que cuentan los origenes de los 12 cautivos del Limbo. Basados en la trilogia Criaturas, creada por mi, por la cual podeis votar en la lista Que trilogia comienzo.
Ademas, aviso de que algunos relatos son siniestros y algo...tenebrosos. Disfrutad.


Si quieres leer los Relatos fantasticos de Ignoribia, entra aqui:
RELATOS FANTASTICOS:IGNORIBIA

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

Vanessa la vampira

1. Vanessa la vampira

Vanessa caminaba bajo la luz de la luna. Hacia frio pero a ella no le importaba, tan solo queria estar sola para pensar. Pensar en su futuro, en su padre, en su pueblo y en su novio. Sobre todo en su novio, Daimon. Le habia pedido que se casara con ella, y Vanessa, tonta de ella, habia acepatdo... Ver mas
Vanessa caminaba bajo la luz de la luna. Hacia frio pero a ella no le importaba, tan solo queria estar sola para pensar. Pensar en su futuro, en su padre, en su pueblo y en su novio. Sobre todo en su novio, Daimon. Le habia pedido que se casara con ella, y Vanessa, tonta de ella, habia acepatdo, sin recordar a su señor padre, el conde Vassun. El conde era el señor de todo el pueblo, y vivio junto a su familia en el castillo Negro, en lo alto de una colina. Se creia el señor de todo y esos aires de grandeza eran insoportables para Vanessa, su unica hija. Y por eso el conde Vassun nunca aceptaria la union de su hija con un plebeyo, pues Daimon no procedia de familia noble. Vanessa suspiro y se froto los frios brazos. Un repentino viento le agito la preciosa melena negra y el vestido rojo sangre de seda, regalo carisimo de Daimon, tan carisimo que le habia costado la comida de varios dias. Aunque Vanessa ya se habia encargado de que no le faltara nada.
Decidio regresar al castillo y contarselo a su padre. Debia saber que amaba a Daimon y que queria casarse con el. Los arboles de su alrededor se agitaron de nuevo por una fria rafaga de viento, y se le puso la carne de gallina a la joven. Entonces, noto un miedo irracional, un miedo incesante y oscuro. No estaba sola. Empezo a caminar mas deprisa y sin mirar atras. El aliento le asomaba en finas volutas de vapor. Estaba aterrada. Oia a los arboles moverse, apartarse ante algo. Algo que la acechaba. Vanessa hecho a correr. Pero su carrera le duro poco, pues algo se puso delante de ella. Un hombre encapuchado. Sus ojos brillaban, rojos como su vestido, rojos como la sangre. Como la sangre que le goteaba de los labios. Vanessa grito. El hombre se avalanzo sobre ella y todo se oscurecio.

Ha recibido 177 puntos

Vótalo:

Sania la sirena

2. Sania la sirena

Las aguas se hallaban tranquilas por una vez en Bahia Escarlata, uma pequeña aldea de pescadores que tomaba su nombre por el color que tomaba todo el lugar cuando amanecia y cuando anochecia. Rus, el pescador mas joven, de tan solo 15 años, caminaba por la orilla aunque fuera noche cerrada. El... Ver mas
Las aguas se hallaban tranquilas por una vez en Bahia Escarlata, uma pequeña aldea de pescadores que tomaba su nombre por el color que tomaba todo el lugar cuando amanecia y cuando anochecia. Rus, el pescador mas joven, de tan solo 15 años, caminaba por la orilla aunque fuera noche cerrada. El mar era su pasion, su hobbie y su trabajo. Trabajaba en el mar pescando con su padre, y pasaba sus horas libres nadando en el mar. De hecho, hacia una noche buenisima y no habian casi olas, asi que decidio quitarse la ropa y lanzarse al agua. Estaba algo helada, pero enseguida se acostumbro. Rus metio la cabeza bajo el agua y emergio rapidamente. Estaba demasiado fria para bucear. Siguio nadando un poco mas lejos de la orilla y observo el mar. El fantastico mar. El hermoso mar. Y el misterioso mar, que tantos misterios guardaba. Misterios como aquel canto que emergia suavemente desde las profundidades. Un canto de una chica, penso Rus. Se sumergio a pesar del frio y busco bajo el agua a la niña que creia la creadora de tal maravilloso sonido. Fue ella quien le encontro. Rus la vio acercarse a el, lenta y elegantemente desde el fondo marino. Su pelo era rubio platino con algas colgando a modo de trenzas. Iba desnuda, aunque el pelo le tapaba los pechos. No tenia pies, solo una larga cola verde, como la de los peces. Era una sirena. Rus lo supo en cuanto ella le beso en los labios y le susurro al oido: soy Sania, y eres mio.

Ha recibido 154 puntos

Vótalo:

Magnus el brujo

3. Magnus el brujo

La primera vez que Magnus supo que era especial fue en el colegio. Tenia 7 años y un niño llamado Sam no paraba de molestarle. Por aquel entonces Magnus era un niño muy asustadizo y timido, y ante el acoso del niño no hacia nada mas que llorar. Pero ya, cuando el niño empezo a pegarle patadas... Ver mas
La primera vez que Magnus supo que era especial fue en el colegio. Tenia 7 años y un niño llamado Sam no paraba de molestarle. Por aquel entonces Magnus era un niño muy asustadizo y timido, y ante el acoso del niño no hacia nada mas que llorar. Pero ya, cuando el niño empezo a pegarle patadas, una fuerza misteriosa invadio al pequeño Magnus, y justo cuando Sam le iba a pegar la tercera patada, Magnus grito. Un aura de energia salio directamente del cuerpo de Magnus y golpeo a SAam en todo el estomago. El niño cayo hacia atras, llorando y agarrandose el estomago. Mas tarde, cuando le preguntaron a Magnus que que habia pasado, el solo dijo que Sam se lo merecia y que el no sabia que habia pasado.
Hubieron varias cosas mas, pero la mas importante, y donde ya se supo que Magnus aspiraba a ser un brujo malvado , fue cuando este cumplia los 18 años. Siempre habia sido un chico flacucho y nada atractivo, pero con los 18 eso se acentuo aun mas. El dia de su cumpleaños Magnus quiso cambiar ese estado suyo de soledad permanente e invito a varios compañeros de clase a una fiesta. Entre ellos se encontraba Lora, una joven muy hermosa de la cual Magnus estaba profundamente enamorado, y eso que no habian intercambiado mas de dos palabras. Llegaron los invitados y Magnus puso musica, comida, bebida... No era una mala fiesta, la verdad. De hecho, Magnus lo paso muy bien, Hablo con los demas, rio...Y los demas tambien lo pasaban bien. Pero la cosa se complico cuando Willie, un compañero de clase, empezo a coquetear con Lora. Magnus empezo a mosquearse. Ya llevaban dos horas de fiesta cuando Willie beso a Lora. Sin previo aviso, de repente. Delante de todos. Delante de Magnus. El no puedo aguantar.
El se hallaba al otro lado del salon, comiendo Cheetos, cuando vio el beso. Simplemente, desaparecio. Y al momento estaba al lado de Willie. Y este al momento estaba flotando boca abajo, gritando y pataleando. Lora chillo. Magnus miraba con furia a Willie, le miraba de forma oscura, malvada. Y entonces Lora grito: DEJALE, YO QUIERO A WILLIE, ES MI NOVIO.
Willie cayo de golpe. Magnus se giro. Sus ojos se habian vueltos rojos y su boca era una linea fila, dura. Alargo el brazo. A pesar de que habia unos dos metros entre Lora y el, la chica empezo a ahogarse. Su rostro empezo a cambiar de color.
Y un instante despues, la casa estaba en llamas y los invintados a la fiesta se hallaban dentro, atrapados.
Magnus caminaba por la calle tranquilamente, como si lo que pasaba en esa casa no fuera con el, y olvidando como habia acabado con la vida de la primera chica a la que habia amado, y de la ultima a la que amaria.

Ha recibido 152 puntos

Vótalo:

Albert el hombre-lobo

4. Albert el hombre-lobo

Albert le pego un fuerte hachazo al arbol mas cercano. Este se estremecio, pero no llego a caer. Volvio a pegarle. Tras el tercer golpe, el arbol no aguanto y callo hacia atras con un ruido sordo. Albert se seco el sudor de la frente y resoplo. Dejo el hacha de mala manera junto a una roca y se... Ver mas
Albert le pego un fuerte hachazo al arbol mas cercano. Este se estremecio, pero no llego a caer. Volvio a pegarle. Tras el tercer golpe, el arbol no aguanto y callo hacia atras con un ruido sordo. Albert se seco el sudor de la frente y resoplo. Dejo el hacha de mala manera junto a una roca y se sento en el suelo a descansar. Habia estado toda la tarde cortando arboles y ya la noche se estaba haciendo con el bosque. Albert, con un esfuerzo, se levanto y recogio el hacha. Debia`ponerse ya en marcha si queria llegar antes de que se hiciese totalmente de noche. Comenzo a caminar. Andaba a bueno paso, sin correr pero sin ir lento. El sol iba desapareciendo poco a poco y la luna llena se dejo ver al fin. Habia caminado un par de horas y sabia que le quedaba poco para el pueblo, pero la noche ya le habia alcanzado. Se estremecio. Eran enormemente conocidas las historias sobre el bosque cuando anochecia y habia luna llena, y Albert no queria comprobar si eran ciertas. De repente, oyo ruido de pisadas tras el. Volvio rapidamente la cabeza. Nada. Siguio caminando cada vez mas asustado. Otro sonido, esta vez ramas rotas. Se paro. Solo oyo el sonido de su respiracion agitada.
Un aullido. Penetrante. Largo.Cerca. Muy cerca.
Alzo el hacha, lenta, muy lentamente. Y algo se abalanzo sobre el. No le dio tiempo a volverse, pero una bestia peluda le empujo hacia el suelo. Noto un buen mordisco en el brazo y Albert grito. Lanzo un hachazo hacia la bestia pero esta no lo noto. Mordio mas fuerte y Albert lanzo otro hachazo, esta vez en el hocico. La bestia retrocedio sangrando, y eso le conferio tiempo a Albert para observar su herida. Era bastante profunda, y no paraba de sangrar. La bestia volvio a la carga, pero Albert ya estaba preparado. Le propino un fuerte hachazo en todo el cuello, justo cuando la bestia se cernia sobre el. Cayo en medio de un charco de sangre. Albert se dejo caer contra un arbol cercano y respiro hondo. El dolor del brazo era cada vez mas fuerte. Y cada vez tenia mas frio. La vista se le volvio borrosa. Y olio diferentes olores, olores que nunca antes habia olido. Sangre, savia...carne. Albert se relamio inconscientemente. Sus manos empezaban a cambiar. Sus pies, su cara...Su mente.
Al cabo de un instante, Albert el hombre ya no existia. Ahora solo existia Albert el lobo.

Ha recibido 132 puntos

Vótalo:

Angelo el angel

5. Angelo el angel

Desperto en su habitacion blanca, como todos los dias. Se incorporo y se froto los ojos, como todos los dias. Se levanto y salio al pasillo blanco, como todos los dias. Era un dia normal. Angelo se cruzo con varios angeles y les dio los buenos dias. Llego al comedor y aun quedaban algunos... Ver mas
Desperto en su habitacion blanca, como todos los dias. Se incorporo y se froto los ojos, como todos los dias. Se levanto y salio al pasillo blanco, como todos los dias. Era un dia normal. Angelo se cruzo con varios angeles y les dio los buenos dias. Llego al comedor y aun quedaban algunos angeles rezagados. Cogio un trozo de pan y algo de leche y se sento en una mesa cercana. Algunos angeles le saludaron y el les devolvio el saludo. Le dio un bocado al panecillo y trago.
-Ey Angelo. Buenos dias- dijo una voz tras el. Se giro y se encontro de frente con Angela, su mejor amiga.
-Hola- Sientate y come algo. Estan muy buenos- dijo el señalando el panecillo.
-Ya he desayunado antes- replico ella mientras tomaba asiento a su lado.
-Esta bien. Mas para mi- dijo Angelo mientras sonreia y le daba otro bocado.
-El Jefe quiere verte- solto Angela sin rodeos.
Angelo dejo de masticar. El Jefe no se dignaba a hablar con angeles novatos, y el era uno de ellos. Angela no, pues era una de las Comandantes Aereas, y por eso hablaba en persona con el Jefe.
-Creo que es bueno- intento consolarle Angela.
Angelo se termino el panecillo y se levanto.
-Deseame suerte- le dijo a Angela antes de levantarse y salir del comedor.
Cuando entro en el despacho del Jefe, este se hallaba de espaldas a la puerta, oteando el mundo desde arriba.
-Hola Angelo. Has venido pronto. Sientate.-dijo en tono amable el Jefe. Se giro y se sento en una silla blanca. Angelo se sento en una silla exactamente igual enfrente de el.
-Tengo una primera mision para ti. Y es complicada.
El corazon de Angelo se le paro. Su primera mision.¡Y era un novato! Las misiones solian ser aptas para angeles de mayor rango, y que le dieran una mision a un novato era algo increible. Angelo sonrio.
-Gracias por este honor Jefe.
-No hay de que. Pero es una mision dificil. Complicada. Y no estaras solo. Los otros dos agentes seran un duende y un hada. Debeis ir al Limbo.

Ha recibido 128 puntos

Vótalo:

Bankya la banshee

6. Bankya la banshee

Bianka suspiro nerviosa. Iba a casarse en poco tiempo y el relato de su abuela sobre Bankya, la mujer que asesino a su marido por serle infiel, le rondaba en la cabeza. Su padre, notando su nerviosismo, le susurro: tranquila cariño, todo va a salir bien. Ella asintio y volvio a suspirar. El... Ver mas
Bianka suspiro nerviosa. Iba a casarse en poco tiempo y el relato de su abuela sobre Bankya, la mujer que asesino a su marido por serle infiel, le rondaba en la cabeza. Su padre, notando su nerviosismo, le susurro: tranquila cariño, todo va a salir bien. Ella asintio y volvio a suspirar. El piano comenzo a sonar y Bianka y su padre entraron en la iglesia. Un mar de personas giro la cabeza en cuanto la oyeron entrar. La mayoria eran personas conocidas pero habia otros rostros que la ojeaban y que ella no conocia. El piano sonaba, y ella caminaba despacio cogida del brazo de su padre. El la miro y le susurro sonriendo: que guapa estas, mi niña.
Era verdad. Llevaba un vestido blanco, tipico para una boda, con una larga cola y largas mangas, y el velo lo llevaba tapando su cara, aunque la desfavorecia, pues esos ojos castaños color miel y su dorado pelo no merecian estar atrapados.
Cuando llego al altar, su futuro marido, Ned, la observo con una sonrisa en los labios y le dijo: estas preciosa. Y comenzo la ceremonia.
Todo fue estupendamente bien, hasta el momento del si quiero. Ned dijo que si, y cuando el cura pregunto a Bianka: ¿quieres a Ned hasta el resto de vuestras vidas?, miles de recuerdos se agolparon en la mente de Bianka. Su madre diciendole que era una locura casarse antes de los 18, su novio Ned dandole la sorpresa de que la boda seria el dia de su decimooctavo cumpleaños, y a su abuela, hace muchos años, diciendole que le pasaria como a su bisabuela, y que el dia de su decimooctavo cumpleaños su vida cambiaria radicalmente porque estaba en sus genes. Y volvio a la realidad. Abrio la boca, sonrio, y dijo: Siiiiaaaaah!!!
Su afirmacion se transformo en un grito, en un alarido. En algo horrible, aterrador. Le dolia la garganta, le ardia. Pero no podia parar de gritar. Las ventanas de la iglesia estallaron. El cura callo hacia atras y se golpeo contra el altar. Los invitados gritaban de dolor. Y entonces Bianka miro a Ned. Y paro de gritar por la conmocion. Ned estaba palido como la cera, y unos finos hilillos de sangre le resbalaban por las orejas. Bianka alargo un brazo para tocarlo, para acariciarlo...Pero Ned se desplomo hacia atras. Sus ojos estaban abiertos y su boca entreabierta, ambos en una mueca de horror. Y Bianka volvio a gritar. Esta vez porque ella quiso. Por rabia, por pena, por dolor...Y salto. Simplemente salto, pero alli se mantuvo, n el aire, levitando. Y volo hacia la ventana mas cercana escapando de su antigua vida. El vestido de novia se le desgarro cuando aterrizo de rodillas sobre un tejado de pizarra. El velo lo habia perdido por el camino, y su precioso pelo dorado se habia vuelto blanco. Bianka intento llorar, pero no le quedaban lagrimas a ese cuerpo muerto, podrido. Un cuerpo que no era el suyo. Bianka se levanto y decidida, grito: SOY BANKYA!!!!!

Ha recibido 112 puntos

Vótalo:

Helia el hada

7. Helia el hada

Helia jugaba junto con su hermana Hellin al pilla-pilla dentro del arbol magico. El hada atraveso rapidamente el salon principal del arbol molestando a las demas hadas. Su hermana Hellin la siguio, mas lenta pero a gran velocidad. Helia cruzo varias habitaciones y salio al exterior. Era de... Ver mas
Helia jugaba junto con su hermana Hellin al pilla-pilla dentro del arbol magico. El hada atraveso rapidamente el salon principal del arbol molestando a las demas hadas. Su hermana Hellin la siguio, mas lenta pero a gran velocidad. Helia cruzo varias habitaciones y salio al exterior. Era de noche, y sus alitas se iluminaron. Vio como Hellin asomaba la cabeza desde un agujero del arbol y como no se decidia a salir. Helia se acerco.
-Tranquila, no pasa nada. Sal a jugar fuera.
Su hermanita nego con la cabeza.
-Esta bien-dijo Helia encogiendose de hombros. Se dio la vuelta y empezo a revolotear por entre los demas arboles. Helia media unos tres centimetros, y era un blanco facil para cualquier animal o humano. Por lo que nunca se alejaba demasiado, pero esa vez queria investigar mas lejos que de costumbre. Aleteo hacia arriba y hacia abajo, zigzageando entre arboles. Y vio a un pequeño ser abajo en el suelo, saltando y brincando. Descendio suavemente y se poso delante del ser. Era pequeño y vestia totalmente de verde. El pequeño ser dijo alegremente: hola, soy Dan el duende, y tu??

Ha recibido 108 puntos

Vótalo:

Daimon el demonio

8. Daimon el demonio

Daimon se quedo con Vanessa toda la noche. Ella estaba tan palida, tan... muerta. Daimon habia discutido con el conde Vassun, el padre de Vanessa, pues no le permitia quedarse con ella pero al final habia accedido al amenazarle Daimon con matarle, tras sacar este un cuchillo. El pelo castaño de... Ver mas
Daimon se quedo con Vanessa toda la noche. Ella estaba tan palida, tan... muerta. Daimon habia discutido con el conde Vassun, el padre de Vanessa, pues no le permitia quedarse con ella pero al final habia accedido al amenazarle Daimon con matarle, tras sacar este un cuchillo. El pelo castaño de Daimon le caia sobre los ojos, y se lo aparto de un manotazo. Tenia muchisimo sueño, pues no habia dormido nada. Acaricio las palidas mejillas de Vanessa. Estaban heladas. Congeladas. Muertas. De repente, un extraño hombre de piel oscura estaba a su lado. Daimon se levanto y saco el cuchillo pero el desconocido, con un solo movimiento de mano, hizo arder al cuchillo. Daimon se quedo boquiabierto y el extraño le dijo con voz calida y amable:
-Ella va a morir y va a transformarse en un ser de las tinieblas. Yo puedo salvarla. Pero para eso debes sacrificarte. Debes darme tu alma.
Daimon acepto casi sin pensar. Su alma no valia nada con tal de estar con ella. El extraño sonrio y puso una mano sobre el hombro de Daimon.
-Ahora tu alma me pertenece.
Daimon sintio un dolor agudo en su interior. Parecia como si le estuvieran arrebatando la vida, su vida. El chico se desplomo. Mientras perdia el sentido, oyo al extraño reirse a carcajadas, y desaparecer...
-No...-murmuraba Daimon- Vanessa...salvarla...- y perdio el conocimiento.
Cuando desperto, una llama ardia en su interior, todo su ser estaba ardiendo. Y no era insoportable. Era calido, era bueno. Daimon se levanto facilmente y observo su mano.
Curiosamente, penso en el fuego. Y su mano ardio.
-¡DAIMON!- grito una voz femenina.
El se dio la vuelta, y alli estaba ella.
Despierta, con el vestido rojo que le habia regalado el dia anterior, y preciosa. Su melena negra le caia revuelta en bucles traviesos hacia ambos lados de la cabeza y sus ojos, verdes antaño, brillaban ahora amarillentos. Despedian un fulgor furioso. Hambriento.
-Daimon...- llamo Vanessa mas bajito.- Daimon, no se que me pasa...Tengo hambre pero... No quiero nada mas que...solo quiero...- a cada palabra se acercaba cada vez mas a Daimon
(Es peligrosa) penso Daimon (alejate de ella). Pero la amaba. Y se acerco mas. El primer mordisco fue en el cuello. Daimon griti e intento apartar a Vanessa de el, pero ella se agarraba fuertemente a el. El segundo mordisco fue en el brazo, y Daimon la empujo con una fuerza que no sabia que tenia. Tan fuerte la empujo que atraveso el cristal de la ventana y se precipito al vacio.
Daimon callo de rodillas. La sangre manaba de los mordiscos, y volvio a pensar en el fuego. En el fuego que le abrasaba las entrañas. Y los mordiscos desaparecieron. La sangre dejo de manar. Y Daimon supo que un nuevo demonio habia nacido.

Ha recibido 105 puntos

Vótalo:

Herman el enano

9. Herman el enano

La caverna donde vivia el grupo de enanos se encontraba bajo una gran montaña. Herman era el mas joven de los enanos que habia alli, y ya poseia una larga y cuidada barba. En esa aldea, llevar barba significaba hombria, y llevarla muy larga significaba valentia. Un enano sin barba era un... Ver mas
La caverna donde vivia el grupo de enanos se encontraba bajo una gran montaña. Herman era el mas joven de los enanos que habia alli, y ya poseia una larga y cuidada barba. En esa aldea, llevar barba significaba hombria, y llevarla muy larga significaba valentia. Un enano sin barba era un deshonra para su pueblo, y era expulsado de la aldea. Herman nunca habia hecho que le cortaran la barba. Si un enano incumplia una regla, o perdia un combate, la barba era cortada, y era expulsado. Y Herman estaba orgulloso porque, aparte de llevar su barba bien larga, tambien le habian regalado una hermosa y gigante hacha. Era de acero puro, y el mango de madera de roble, muy resistente. Aun asi, habian reglas. No podia usarla contra un enano ni ningun ser humano, a no ser que tuviera que defenderse. Pero aquel dia Herman estaba demasiado exaltado y se olvido de las reglas en cuanto salio de la caverna y se encontro al pie de la montaña a Hurrik. Hurrik era un enano joven, aunque varios años mayor que Herman. Era muy orgulloso, yse jactaba de utilizar mejor que nadie el hacha. Aquel dia, como no, Hurrik empezo a enorgullecerse.
-Ey Herman, ya era hora de que te la dieran, has tardado mucho. Pero aun asi, para lo que te va a servir. Yo soy mucho mejor que tu, pero clsro, como no podemos usarla entre nosotros...Eso es bueno porque si no, podrias morir.
Los enanos no corrian mucho, pero eran agiles. Y cuando Hurrik se quiso dar cuenta, Herman ya estaba encima de el y con el hacha en su cuello, amenzante.
-¿Decias?-replico Herman.
-Na-nada Herman, qui-quitate de encima anda...
Herman retiro el hacha, y mientras se daba la vuelta y se alejaba de Hurrik, le dijo:
-Asi aprenderas a no darte aires de grandeza porque...- pero el hacha de Hurrik paso volando a dos centimetro de su oreja ir¡zquierda, interrumpiendole.
Herman no pudo controlarse. Hurrik, indefenso como estaba, no puedo defenderse. El hacha de acero se le clavo en el vientre una, dos tres veces. Herman seguia, y seguia, y seguia...
Cuando encontraron a Hurrik al dia siguiente, era un amasijo de carne irreconocible, y no habia ni rastro de Herman.
No podian saber que aquel crimen era el primero de una serie de asesinatos que Herman cometeria a lo largo de los años.

Ha recibido 99 puntos

Vótalo:

Zachary el zombi

10. Zachary el zombi

La palida luz de la luna brillaba sobre el cementerio. Zachary y su esposa Cynthia caminaban agarrados de la mano. Ambos eran cuarentones, que llevaban casados 25 años y sin hijos. Zachary habia perdido a su madre, y habian ido hasta el cementerio para darle un ultimo adios bajo la luz de la... Ver mas
La palida luz de la luna brillaba sobre el cementerio. Zachary y su esposa Cynthia caminaban agarrados de la mano. Ambos eran cuarentones, que llevaban casados 25 años y sin hijos. Zachary habia perdido a su madre, y habian ido hasta el cementerio para darle un ultimo adios bajo la luz de la luna y en la soledad del cementerio. Zachary apreto con fuerza los dedos de su mujer y respiro hondo. Nuna le habian gustado los cementerios. Eran tan...siniestros, oscuros...Sus pisadas resonaban sobre la tierra humeda, y el sople del viento hacia que los arboles se movieran de forma amenazante. Cynthia noto el nerviosismo de su marido y le dijo:
-Zachary, tranquilo. Saldremos enseguida- y le dio un beso en la boca para tranquilizarlo. Funciono.
Siguieron caminando varios minutos mas cuando el sonido de la tierra removiendose les hizo detenerse. Zachary miro hacia atras.
Las tumbas que acababan de pasar estaban abiertas. La tierra estaba removida. Los ataudes abiertos, y vacios. Unos veinte cadaveres les rodeaban. Zachary le apreto aun mas los dedos a su esposa. Ella gritó.
Les atacaron.
Lo ultimo que sintio Zachary antes de sumirse en un profundo y extraño letargo fue los dedos de su esposa arañandole las manos intentando que la ayudase, y un dolor atroz en la lengua, y el tacto viscoso de la sangre en su boca, y sus manos...
Aquel dia era Halloween.

Ha recibido 96 puntos

Vótalo:

Dan el duende

11. Dan el duende

Emergio de la tierra lentamente. Dan asomo su pequeña cabezita de entre las raices y observo el bosque de su alrededor. Media unos tres centimetros y por eso preferia ir bajo tierra que a la superficie, pero queria tomar el aire fresco de la noche. Se sacudio la tierra de sus verdes ropajes y... Ver mas
Emergio de la tierra lentamente. Dan asomo su pequeña cabezita de entre las raices y observo el bosque de su alrededor. Media unos tres centimetros y por eso preferia ir bajo tierra que a la superficie, pero queria tomar el aire fresco de la noche. Se sacudio la tierra de sus verdes ropajes y empezo a saltar y a brincar mientras silbaba una alegre melodia. Dan era un duende, y el optimismo era uno de sus poderes. Siempre estaba feliz y sonriendo. Por eso, cuando unas alitas brillantes descendieron y se posaron justo delante de el, solo se le ocurrio decir: hola, soy Dan el duende, y tu?
El hada al que pertenecian esas alitas respondio, visiblemente aliviada: Helia, un hada. ¿Que haces solo por aqui?
Y empezaron a hacerse amigos.
Cuando el sol empezo a emerger, Helia y Dan aun seguian charlando sobre su familia y sus amigos. Dan estaba mas que feliz. Pero sus orejas, enormemente grandes y puntiagudas, captaron algo. Algo se acercaba a ellos. Algo grande. Y con alas.
Un ser aparentemente humano descendio justo delante de ellos. Llevaba una tunica blanca y un largo pelo rubio, y unas largas alas blancas le sobresalian de la espalda. El hombre sonrio y les dijo: Helia, Dan, hay una mision para vosotros.

Ha recibido 94 puntos

Vótalo:

Formos el fantasma

12. Formos el fantasma

Timmy Farm el Gordo disfrutaba del banquete de bodas de una tal Bianka Turner. Timmy habia visto como una gran multitud se congregaba en torno a un restaurante y como entraban despues, y se dijo: hoy comida gratis. Y entró. Ni el novio ni la novia aparecian por ninguna parte pero a Timmy el... Ver mas
Timmy Farm el Gordo disfrutaba del banquete de bodas de una tal Bianka Turner. Timmy habia visto como una gran multitud se congregaba en torno a un restaurante y como entraban despues, y se dijo: hoy comida gratis. Y entró.
Ni el novio ni la novia aparecian por ninguna parte pero a Timmy el Gordo no le importaba. Solo queria comer. Engullo una pata de cordero y empezo con el lechon asado. Timmy era una maquina de tragar. Se lo podia comer todo. De ahi que le apodaran "el gordo", pues de hecho, lo era.
Acabo con el lechon y comenzo con la lubina en salsa verde. Nadie parecia hacerle caso. Los otros comensales casi ni comian y la mayoria lloraba por los rincones. Al terminar la lubina y empezar con la trucha rellena, su estomago empezo a rugir. No le hizo caso y siguio comiendo. La trucha estaba nuenisimas pero tenia demasiadas espinas. Su estomago rugio nas aun, y enpezo a dolerle mucho. Al llevarse una mano al estomago, el tenedor se le cayo bajo la mesa. Tenia trucha en la boca pero sin dejar de masticar y con una mano en el estomago, se agacho a por el tenedor. Estaba tan gordo que al impulsarse hacia abajo se cayo, y una espina de la trucha se le clavo en la garganta. Tirado en el suelo, sin poder moverse, gritando y pataleando tuvo.que ser una divertida vision. Pero no fue tan divertida cuando Timmy el Gordo dejo de moverse. Pero algo salio del cuerpo: era Timmy, transformadi en fantasma. Timmy observo su cuerpo sin vida y mienteas levitaba por la habitacion pensaba: estoy muerto, vale, y ahora que? Soy un fantasma, mi vida ha quedado atras...realmente ya no soy Timmy...No, ahora sere Former...no, Formos. Ese me gusta. Formos.
Y asi abandono Formos el salon y se fue en busca de algo para camor, algo especial para fantasmas.

Ha recibido 77 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil