Versión impresa

Poemas Musicalizados 1

Poemas Musicalizados 1

  • Lista creada por Caelisum.
  • Publicada el 04.09.2016 a las 00:17h.
  • Clasificada en la categoría Cultura.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

Etiquetada como:

Avatar de Caelisum

Último acceso 05.12.2016

Perfil de Caelisum

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de Caelisum

Acciones de la lista

Primera entrega de poemas reconocidos, interpretados por diferentes artistas.
Difundir Literatura a través de imágenes y música es una linda manera de acercarse al maravilloso mundo literario.
Espero les guste, voten y comenten.

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

1. Alfonsina y el mar - Miguel Bose

Poema musicalizado: Alfonsina y el mar de Félix Luna interpretado por Miguel Bosé. Alfonsina y el mar (Félix Luna - Ariel Ramírez) Por la blanda arena que lame el mar su pequeña huella no vuelve más, un sendero solo de pena y silencio llegó hasta el agua profunda. Un sendero solo de penas mudas llegó hasta la espuma. Sabe Dios qué angustia te acompañó qué dolores viejos, calló tu voz para recostarte arrullada en el canto de las caracolas marinas. La canción que canta en el fondo oscuro del mar la caracola. Te vas Alfonsina con tu soledad, ¿qué poemas nuevos fuiste a... Ver mas
Poema musicalizado: Alfonsina y el mar de Félix Luna interpretado por Miguel Bosé.

Alfonsina y el mar
(Félix Luna - Ariel Ramírez)

Por la blanda arena que lame el mar
su pequeña huella no vuelve más,
un sendero solo de pena y silencio llegó
hasta el agua profunda.
Un sendero solo de penas mudas llegó
hasta la espuma.

Sabe Dios qué angustia te acompañó
qué dolores viejos, calló tu voz
para recostarte arrullada en el canto
de las caracolas marinas.
La canción que canta en el fondo oscuro del mar
la caracola.

Te vas Alfonsina con tu soledad,
¿qué poemas nuevos fuiste a buscar?
Una voz antigua de viento y de sal
te requiebra el alma y la está llevando
y te vas hacia allá como en sueños,
dormida, Alfonsina, vestida de mar.

Cinco sirenitas te llevarán
por caminos de algas y de coral
y fosforescentes caballos marinos harán
una ronda a tu lado.
Y los habitantes del agua van a jugar
pronto a tu lado.

Bájame la lámpara un poco más,
déjame que duerma nodriza en paz
y si llama él no le digas que estoy
dile que Alfonsina no vuelve.
Y si llama él no le digas nunca que estoy,
di que me he ido.

Ha recibido 24 puntos

Vótalo:

2. La cancion del pirata - Tierra Santa

Canción del pirata [Poema: Texto completo.] José de Espronceda Con diez cañones por banda, viento en popa, a toda vela, no corta el mar, sino vuela un velero bergantín. Bajel pirata que llaman, por su bravura, el Temido, en todo mar conocido del uno al otro confín. La luna en el mar rïela, en la lona gime el viento, y alza en blando movimiento olas de plata y azul; y va el capitán pirata, cantando alegre en la popa, Asia a un lado, al otro Europa, y allá a su frente Stambul: «Navega, velero mío, sin temor, que ni enemigo navío ni tormenta, ni bonanza tu rumbo a... Ver mas
Canción del pirata
[Poema: Texto completo.]
José de Espronceda

Con diez cañones por banda,
viento en popa, a toda vela,
no corta el mar, sino vuela
un velero bergantín.
Bajel pirata que llaman,
por su bravura, el Temido,
en todo mar conocido
del uno al otro confín.

La luna en el mar rïela,
en la lona gime el viento,
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;
y va el capitán pirata,
cantando alegre en la popa,
Asia a un lado, al otro Europa,
y allá a su frente Stambul:

«Navega, velero mío,
sin temor,
que ni enemigo navío
ni tormenta, ni bonanza
tu rumbo a torcer alcanza,
ni a sujetar tu valor.

Veinte presas
hemos hecho
a despecho
del inglés,
y han rendido
sus pendones
cien naciones
a mis pies.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

Allá muevan feroz guerra
ciegos reyes
por un palmo más de tierra;
que yo aquí tengo por mío
cuanto abarca el mar bravío,
a quien nadie impuso leyes.

Y no hay playa,
sea cualquiera,
ni bandera
de esplendor,
que no sienta
mi derecho
y dé pecho
a mi valor.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

A la voz de «¡barco viene!»
es de ver
cómo vira y se previene
a todo trapo a escapar;
que yo soy el rey del mar,
y mi furia es de temer.

En las presas
yo divido
lo cogido
por igual;
sólo quiero
por riqueza
la belleza
sin rival.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

¡Sentenciado estoy a muerte!
Yo me río;
no me abandone la suerte,
y al mismo que me condena,
colgaré de alguna entena,
quizá en su propio navío.
Y si caigo,
¿qué es la vida?
Por perdida
ya la di,
cuando el yugo
del esclavo,
como un bravo,
sacudí.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

Son mi música mejor
aquilones,
el estrépito y temblor
de los cables sacudidos,
del negro mar los bramidos
y el rugir de mis cañones.

Y del trueno
al son violento,
y del viento
al rebramar,
yo me duermo
sosegado,
arrullado
por el mar.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.»

José de Espronceda

Ha recibido 23 puntos

Vótalo:

3. La saeta - Fagner y Serrat

Poesía musicalizada: La Saeta de Antonio Machado por R Fagner y J. M. Serrat


La saeta

¡Oh, la saeta, el cantar
al Cristo de los gitanos,
siempre con sangre en las manos,
siempre por desenclavar!
¡Cantar del pueblo andaluz,
que todas las primaveras
anda pidiendo escaleras
para subir a la cruz!
¡Cantar de la tierra mía,
que echa flores
al Jesús de la agonía,
y es la fe de mis mayores!
¡Oh, no eres tú mi cantar!
¡No puedo cantar, ni quiero
a ese Jesús del madero,
sino al que anduvo en el mar!

Ha recibido 20 puntos

Vótalo:

4. Para la libertad - Manolo Garcia

Poesía musicalizada: El herido (parte II) de Miguel Hernández interpretada por Manolo García El herido (1939) Para el muro de un hospital de sangre. I Por los campos luchados se extienden los heridos. Y de aquella extensión de cuerpos luchadores salta un trigal de chorros calientes, extendidos en roncos surtidores. La sangre llueve siempre boca arriba, hacia el cielo. Y las heridas suenan, igual que caracolas, cuando hay en las heridas celeridad de vuelo, esencia de las olas. La sangre huele a mar, sabe a mar y a bodega. La bodega del mar, del vino bravo, estalla... Ver mas
Poesía musicalizada: El herido (parte II) de Miguel Hernández interpretada por Manolo García


El herido (1939)

Para el muro de un hospital de sangre.

I

Por los campos luchados se extienden los heridos.
Y de aquella extensión de cuerpos luchadores
salta un trigal de chorros calientes, extendidos
en roncos surtidores.

La sangre llueve siempre boca arriba, hacia el cielo.
Y las heridas suenan, igual que caracolas,
cuando hay en las heridas celeridad de vuelo,
esencia de las olas.

La sangre huele a mar, sabe a mar y a bodega.
La bodega del mar, del vino bravo, estalla
allí donde el herido palpitante se anega,
y florece, y se halla.

Herido estoy, miradme: necesito más vidas.
La que contengo es poca para el gran cometido
de sangre que quisiera perder por las heridas.
Decid quién no fue herido.

Mi vida es una herida de juventud dichosa.
¡Ay de quien no esté herido, de quien jamás se siente
herido por la vida, ni en la vida reposa
herido alegremente!

Si hasta a los hospitales se va con alegría,
se convierten en huertos de heridas entreabiertas,
de adelfos florecidos ante la cirugía,
de ensangrentadas puertas.

II

Para la libertad sangro, lucho, pervivo.
Para la libertad, mis ojos y mis manos,
como un árbol carnal, generoso y cautivo,
doy a los cirujanos.

Para la libertad siento más corazones
que arenas en mi pecho: dan espumas mis venas,
y entro en los hospitales, y entro en los algodones
como en las azucenas.

Para la libertad me desprendo a balazos
de los que han revolcado su estatua por el lodo.
Y me desprendo a golpes de mis pies, de mis brazos,
de mi casa, de todo.

Porque donde unas cuencas vacías amanezcan,
ella pondrá dos piedras de futura mirada
y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan
en la carne talada.

Retoñarán aladas de savia sin otoño
reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida.
Porque soy como el árbol talado, que retoño:
porque aún tengo la vida.

Ha recibido 19 puntos

Vótalo:

5. A trabajos forzados - Antonio Vega

Soneto musicalizado: Condena de Antonio Gala, interpretado por Antonio Vega


Condena

A trabajos forzados me condena
mi corazón, del que te di la llave.
No quiero yo tormento que se acabe,
y de acero reclamo mi cadena.

Ni concibe mi mente mayor pena
que libertad sin beso que la trabe,
ni castigo concibe menos grave
que una celda de amor contigo llena.

No creo en más infierno que tu ausencia.
Paraíso sin ti, yo lo rechazo.
Que ningún juez declare mi inocencia,

porque, en este proceso a largo plazo
buscaré solamente la sentencia
a cadena perpetua de tu abrazo.

Ha recibido 18 puntos

Vótalo:

6. De ti - Rosa Leon

Poema de Rafael Alberti, interpretado por Rosa León

De ti


De ti,
¿qué será de ti?

Cuando te quedes sin mí,
¿qué luz te llevará a ti,
qué sombra a mí?

Dolor de sienes, de ojos,
dolor de corazón y de huesos,
de sangre y alma...

Cuando te quedes sin mí.

¿Qué será de ti?
Cuando te quedes sin mí.

Ha recibido 18 puntos

Vótalo:

7. Cantares - Joan Manuel Serrat

"Cantares" de Antonio Machado Cantares... Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo caminos, caminos sobre el mar. Nunca persequí la gloria, ni dejar en la memoria de los hombres mi canción; yo amo los mundos sutiles, ingrávidos y gentiles, como pompas de jabón. Me gusta verlos pintarse de sol y grana, volar bajo el cielo azul, temblar súbitamente y quebrarse... Nunca perseguí la gloria. Caminante, son tus huellas el camino y nada más; caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Al andar se hace camino y al volver la vista... Ver mas
"Cantares" de Antonio Machado

Cantares...

Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre el mar.

Nunca persequí la gloria,
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles,
como pompas de jabón.

Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse...

Nunca perseguí la gloria.

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino
sino estelas en la mar...

Hace algún tiempo en ese lugar
donde hoy los bosques se visten de espinos
se oyó la voz de un poeta gritar
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso...

Murió el poeta lejos del hogar.
Le cubre el polvo de un país vecino.
Al alejarse le vieron llorar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso...

Cuando el jilguero no puede cantar.
Cuando el poeta es un peregrino,
cuando de nada nos sirve rezar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso.

Ha recibido 18 puntos

Vótalo:

8. Desnudos - Javier Bergia

Poesía de J R Jiménez interpretada por Javier Bergia Desnudos Por el mar vendrán las flores del alba (olas, olas llenas de azucenas blancas), el gallo alzará su clarín de plata. (¡Hoy! te diré yo tocándote el alma) ¡O, bajo los pinos, tu desnudez malva, tus pies en la tierna yerba con escarcha, tus cabellos verdes de estrellas mojadas! (...Y tú me dirás huyendo: Mañana) Levantará el gallo su clarín de llama, y la aurora plena, cantando entre granas, prenderá sus fuegos en las ramas blandas. (¡Hoy! te diré yo tocándote el alma) ¡O, en el sol nacido... Ver mas
Poesía de J R Jiménez interpretada por Javier Bergia

Desnudos

Por el mar vendrán
las flores del alba
(olas, olas llenas
de azucenas blancas),
el gallo alzará
su clarín de plata.

(¡Hoy! te diré yo
tocándote el alma)

¡O, bajo los pinos,
tu desnudez malva,
tus pies en la tierna
yerba con escarcha,
tus cabellos verdes
de estrellas mojadas!

(...Y tú me dirás
huyendo: Mañana)

Levantará el gallo
su clarín de llama,
y la aurora plena,
cantando entre granas,
prenderá sus fuegos
en las ramas blandas.

(¡Hoy! te diré yo
tocándote el alma)

¡O, en el sol nacido,
tus sienes doradas,
los ojos inmensos
de tu cara maga,
evitando azules
mis negras miradas!

(...Y tú me dirás
huyendo: Mañana)

Ha recibido 17 puntos

Vótalo:

9. Antes de amarte amor - Pedro Guerra

Soneto XXV de Pablo Neruda interpretado por Pedro Guerra


Antes de amarte, amor, nada era mío:
vacilé por las calles y las cosas:
nada contaba ni tenía nombre:
el mundo era del aire que esperaba.

Yo conocí salones cenicientos,
túneles habitados por la luna,
hangares crueles que se despedían,
preguntas que insistían en la arena.

Todo estaba vacío, muerto y mudo,
caído, abandonado y decaído,
todo era inalienablemente ajeno,

todo era de los otros y de nadie,
hasta que tu belleza y tu pobreza
llenaron el otoño de regalos.

Ha recibido 17 puntos

Vótalo:

10. Volverán las oscuras golondrinas - Nacha Guevara

Poema musicalizado Volverán las oscuras golondrinas, interpretado por Nacha Guevara Volverán las oscuras golondrinas Volverán las oscuras golondrinas en tu balcón sus nidos a colgar, y, otra vez, con el ala a sus cristales jugando llamarán; pero aquéllas que el vuelo refrenaban tu hermosura y mi dicha al contemplar, aquéllas que aprendieron nuestros nombres... ésas... ¡no volverán! Volverán las tupidas madreselvas de tu jardín las tapias a escalar, y otra vez a la tarde, aun más hermosas, sus flores se abrirán; pero aquéllas, cuajadas de rocío, cuyas gotas... Ver mas
Poema musicalizado Volverán las oscuras golondrinas, interpretado por Nacha Guevara

Volverán las oscuras golondrinas

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y, otra vez, con el ala a sus cristales jugando llamarán;
pero aquéllas que el vuelo refrenaban




tu hermosura y mi dicha al contemplar,
aquéllas que aprendieron nuestros nombres... ésas... ¡no volverán!

Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar,




y otra vez a la tarde, aun más hermosas, sus flores se abrirán;
pero aquéllas, cuajadas de rocío,
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer, como lágrimas del día... ésas... ¡no volverán!

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón, de su profundo sueño tal vez despertará;




pero mudo y absorto y de rodillas,
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido..., desengáñate: ¡así no te querrán!


Gustavo Adolfo Bécquer

Ha recibido 17 puntos

Vótalo:

11. Poema XV Me gustas cuando callas . Adriana Varela

Poesía musicalizada: Poema XV de Pablo Neruda por Adriana Varela POEMA 15 Me gustas cuando callas porque estás como ausente, y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca. Parece que los ojos se te hubieran volado y parece que un beso te cerrara la boca. Como todas las cosas están llenas de mi alma emerges de las cosas, llena del alma mía. Mariposa de sueño, te pareces a mi alma, y te pareces a la palabra melancolía. Me gustas cuando callas y estás como distante. Y estás como quejándote, mariposa en arrullo. Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza... Ver mas
Poesía musicalizada: Poema XV de Pablo Neruda por Adriana Varela


POEMA 15

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

Ha recibido 17 puntos

Vótalo:

12. Caja de musica - Pedro Aznar

Poema musicalizado: Caja de Música de Jorge Luis Borges por Pedro Aznar

Caja de música

Música del Japón. Avaramente
De la clepsidra se desprenden gotas
De lenta miel o de invisible oro
Que en el tiempo repiten una trama
Eterna y frágil, misteriosa y clara.
Temo que cada una sea la última.
Son un ayer que vuelve. ¿De qué templo,
De qué leve jardín en la montaña,
De qué vigilias ante un mar que ignoro,
De qué pudor de la melancolía,
De qué perdida y rescatada tarde,
Llegan a mí, su porvenir remoto?
No lo sabré. No importa. En esa música
Yo soy. Yo quiero ser. Yo me desangro

Ha recibido 16 puntos

Vótalo:

13. Vencidos - Joan Manuel Serrat

Poema de León Felipe musicalizado por Joan Manuel Serrat Vencidos Por la manchega llanura se vuelve a ver la figura de Don Quijote pasar. Y ahora ociosa y abollada va en el rucio la armadura, y va ocioso el caballero, sin peto y sin espaldar, va cargado de amargura, que allá encontró sepultura su amoroso batallar. Va cargado de amargura, que allá «quedó su ventura» en la playa de Barcino, frente al mar. Por la manchega llanura se vuelve a ver la figura de Don Quijote pasar. Va cargado de amargura, va, vencido, el caballero de retorno a su lugar. ¡Cuántas veces... Ver mas
Poema de León Felipe musicalizado por Joan Manuel Serrat

Vencidos

Por la manchega llanura
se vuelve a ver la figura
de Don Quijote pasar.

Y ahora ociosa y abollada va en el rucio la armadura,
y va ocioso el caballero, sin peto y sin espaldar,
va cargado de amargura,
que allá encontró sepultura
su amoroso batallar.
Va cargado de amargura,
que allá «quedó su ventura»
en la playa de Barcino, frente al mar.

Por la manchega llanura
se vuelve a ver la figura
de Don Quijote pasar.
Va cargado de amargura,
va, vencido, el caballero de retorno a su lugar.

¡Cuántas veces, Don Quijote, por esa misma llanura,
en horas de desaliento así te miro pasar!
¡Y cuántas veces te grito: Hazme un sitio en tu montura
y llévame a tu lugar;
hazme un sitio en tu montura,
caballero derrotado, hazme un sitio en tu montura
que yo también voy cargado
de amargura
y no puedo batallar!

Ponme a la grupa contigo,
caballero del honor,
ponme a la grupa contigo,
y llévame a ser contigo
pastor.

Por la manchega llanura
se vuelve a ver la figura
de Don Quijote pasar...

Ha recibido 15 puntos

Vótalo:

14. A la inmensa mayoria - Adolfo Celdran

Poema de Blas de Otero interpretado por Adolfo Celdrán A la inmensa mayoría Aquí tenéis, en canto y alma, al hombre aquel que amó, vivió, murió por dentro y un buen día bajó a la calle: entonces comprendió: y rompió todos su versos. Así es, así fue. Salió una noche echando espuma por los ojos, ebrio de amor, huyendo sin saber adónde: a donde el aire no apestase a muerto. Tiendas de paz, brizados pabellones, eran sus brazos, como llama al viento; olas de sangre contra el pecho, enormes olas de odio, ved, por todo el cuerpo. ¡Aquí! ¡Llegad! ¡Ay! Ángeles atroces en... Ver mas
Poema de Blas de Otero interpretado por Adolfo Celdrán


A la inmensa mayoría

Aquí tenéis, en canto y alma, al hombre
aquel que amó, vivió, murió por dentro
y un buen día bajó a la calle: entonces
comprendió: y rompió todos su versos.

Así es, así fue. Salió una noche
echando espuma por los ojos, ebrio
de amor, huyendo sin saber adónde:
a donde el aire no apestase a muerto.

Tiendas de paz, brizados pabellones,
eran sus brazos, como llama al viento;
olas de sangre contra el pecho, enormes
olas de odio, ved, por todo el cuerpo.

¡Aquí! ¡Llegad! ¡Ay! Ángeles atroces
en vuelo horizontal cruzan el cielo;
horribles peces de metal recorren
las espaldas del mar, de puerto a puerto.

Yo doy todos mis versos por un hombre
en paz. Aquí tenéis, en carne y hueso,
mi última voluntad. Bilbao, a once
de abril, cincuenta y uno.

Ha recibido 13 puntos

Vótalo:

15. Las nubes - Ines Fonseca

Poema de José Hierro musicalizado: e interpretado por Inés Fonseca Las nubes Inútilmente interrogas. Tus ojos miran al cielo. Buscas detrás de las nubes, huellas que se llevó el viento. Buscas las manos calientes, los rostros de los que fueron, el círculo donde yerran tocando sus instrumentos. Nubes que eran ritmo, canto sin final y sin comienzo, campanas de espumas pálidas volteando su secreto, palmas de mármol, criaturas girando al compás del tiempo, imitándole la vida su perpetuo movimiento. Inútilmente interrogas desde tus párpados ciegos. ¿Qué haces... Ver mas
Poema de José Hierro musicalizado: e interpretado por Inés Fonseca

Las nubes

Inútilmente interrogas.
Tus ojos miran al cielo.
Buscas detrás de las nubes,
huellas que se llevó el viento.

Buscas las manos calientes,
los rostros de los que fueron,
el círculo donde yerran
tocando sus instrumentos.

Nubes que eran ritmo, canto
sin final y sin comienzo,
campanas de espumas pálidas
volteando su secreto,

palmas de mármol, criaturas
girando al compás del tiempo,
imitándole la vida
su perpetuo movimiento.

Inútilmente interrogas
desde tus párpados ciegos.
¿Qué haces mirando a las nubes,
José Hierro?

Ha recibido 12 puntos

Vótalo:

16. Te quiero - Celeste Carballo y Sandra Mihanovich

Poema "Te quiero" de Mario Benedetti interpretado por Celeste Carballo y Sandra Mihanovich Te quiero Tus manos son mi caricia mis acordes cotidianos te quiero porque tus manos trabajan por la justicia si te quiero es porque sos mi amor mi cómplice y todo y en la calle codo a codo somos mucho más que dos tus ojos son mi conjuro contra la mala jornada te quiero por tu mirada que mira y siembra futuro tu boca que es tuya y mía tu boca no se equivoca te quiero porque tu boca sabe gritar rebeldía si te quiero es porque sos mi amor mi cómplice y todo y en la calle... Ver mas
Poema "Te quiero" de Mario Benedetti interpretado por Celeste Carballo y Sandra Mihanovich

Te quiero

Tus manos son mi caricia
mis acordes cotidianos
te quiero porque tus manos
trabajan por la justicia

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos

tus ojos son mi conjuro
contra la mala jornada
te quiero por tu mirada
que mira y siembra futuro

tu boca que es tuya y mía
tu boca no se equivoca
te quiero porque tu boca
sabe gritar rebeldía

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos

y por tu rostro sincero
y tu paso vagabundo
y tu llanto por el mundo
porque sos pueblo te quiero

y porque amor no es aureola
ni cándida moraleja
y porque somos pareja
que sabe que no está sola

te quiero en mi paraíso
es decir que en mi país
la gente viva feliz
aunque no tenga permiso

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos.

Ha recibido 12 puntos

Vótalo:

17. Cuando seas de mi - Liliana Vitale

Poesía "Cuando seas de mí" de Alberto Muñoz, interpretada por Liliana Vitale: Cuando seas de mí Cuando seas de mí Y pueda yo vencer Esta timidez De no poder llenar Tu vientre de algodón, Tu boca de cereal, El grito del placer De nuestra languidez. Cuando seas de mí Y tenga oscuridad Para poder hundir Mi lágrima en el ser Que no quiere nacer Y lo siento llorar En el rincón extraño De nuestra desnudez. Vivirás Mi cisne de cartón, Sobre el mar Sobre el fuego Mi niñez y la herida de tu voz. Vivirás Mi cisne de color, En el lago de mi... Ver mas
Poesía "Cuando seas de mí" de Alberto Muñoz, interpretada por Liliana Vitale:

Cuando seas de mí

Cuando seas de mí
Y pueda yo vencer
Esta timidez
De no poder llenar
Tu vientre de algodón,
Tu boca de cereal,
El grito del placer
De nuestra languidez.

Cuando seas de mí
Y tenga oscuridad
Para poder hundir
Mi lágrima en el ser
Que no quiere nacer
Y lo siento llorar
En el rincón extraño
De nuestra desnudez.

Vivirás
Mi cisne de cartón,
Sobre el mar
Sobre el fuego
Mi niñez y la herida de tu voz.
Vivirás
Mi cisne de color,
En el lago de mi tiempo criminal
Con tu pico entre mi voz.

Cuando seas de mí
Y crezca la vejez
Te acunaré en el sol
Amándote los pies
Haré que muera todo
Y vuelvas a crecer
Y con licor de auroras
Te limpiaré la piel.

No muere quien se va
Ni nace el que no vio
Cuando seas de mí
Molino de un trigal
Seré el ciego que va
A descansar su sed
Sobre la puerta abierta
De un lecho sin tender.

Vivirás
Mi cisne de cartón
Y la danza de los pájaros
Que hice
Girarán sobre tu voz.
Vivirás
Mi cisne de color
Y la noche tenderá su lana negra
Con mi última canción.

Ha recibido 12 puntos

Vótalo:

18. Pasan dias - Pablo Milanes

Poesía musicalizada: Pasan días de Nicolás Guillén por Pablo Milanés Pasan días Olas de gordo aceite son mis días pasan tan lentamente que no pasan. Los hombres a mi lado miran, pasan, lentos también como mis lentos días. El futuro está ahí, lleno de días, pero es un duro charco: por él pasan lentas sombras de sueños cuando pasan... Nocturnos cielos cúbrenme los días. Aprendí, me enseñaron los que pasan que siempre pasan, pasarán los días, aunque a veces parezca que no pasan. Supe además que a bordo de mis días pasaré yo también con los que pasan, ceniza en la... Ver mas
Poesía musicalizada: Pasan días de Nicolás Guillén por Pablo Milanés

Pasan días

Olas de gordo aceite son mis días
pasan tan lentamente que no pasan.
Los hombres a mi lado miran, pasan,
lentos también como mis lentos días.

El futuro está ahí, lleno de días,
pero es un duro charco: por él pasan
lentas sombras de sueños cuando pasan...
Nocturnos cielos cúbrenme los días.

Aprendí, me enseñaron los que pasan
que siempre pasan, pasarán los días,
aunque a veces parezca que no pasan.

Supe además que a bordo de mis días
pasaré yo también con los que pasan,
ceniza en la ceniza de los días.

Ha recibido 12 puntos

Vótalo:

19. Menos tu vientre - Silvio Rodriguez

Poema "Menos tu vientre todo es confuso" de Miguel Hernández interpretado por Silvio Rodriguez

Menos tu vientre todo es confuso...

Menos tu vientre
todo es confuso.
Menos tu vientre
todo es futuro
fugaz, pasado
baldío, turbio.
Menos tu vientre
todo es oculto,
menos tu vientre
todo inseguro,
todo es postrero
polvo sin mundo.
Menos tu vientre
todo es oscuro,
menos tu vientre
claro y profundo.

Ha recibido 12 puntos

Vótalo:

20. No te salves - Illapu

Poema musicalizado por el grupo Illapu, perteneciente a Mario Benedetti No te salves No te quedes inmóvil al borde del camino no congeles el júbilo no quieras con desgana no te salves ahora ni nunca no te salves no te llenes de calma no reserves del mundo sólo un rincón tranquilo no dejes caer los párpados pesados como juicios no te quedes sin labios no te duermas sin sueño no te pienses sin sangre no te juzgues sin tiempo pero si pese a todo no puedes evitarlo y congelas el júbilo y quieres con desgana y te salvas ahora y te llenas de... Ver mas
Poema musicalizado por el grupo Illapu, perteneciente a Mario Benedetti

No te salves

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.

Ha recibido 12 puntos

Vótalo:

21. Gracias a la vida - Los Bunkers

Poema musicalizado por Los Bunkers, perteneciente a Violeta Parra Gracias a la vida Gracias a la vida que em ha dado tanto. Me dio dos luceros que, cuando los abro, Perfecto distingo lo negro del balnco, Y en el alto cielo su fondo estrellado Y en las multitudes al hombre que yo amo. Gracias a al vida que me ha dado tanto. Me ha dado el oído que en todo su ancho, Graba noche y días, grillso y cabarios; Marillos, turbinas, ladridos, chubascos Y las voz tan tierna d emi bien amado. Gracias a la vida que me ha dado tanto. Me ha dado el sonido y el abecedario, Co el las... Ver mas
Poema musicalizado por Los Bunkers, perteneciente a Violeta Parra

Gracias a la vida

Gracias a la vida que em ha dado tanto.
Me dio dos luceros que, cuando los abro,
Perfecto distingo lo negro del balnco,
Y en el alto cielo su fondo estrellado
Y en las multitudes al hombre que yo amo.

Gracias a al vida que me ha dado tanto.
Me ha dado el oído que en todo su ancho,
Graba noche y días, grillso y cabarios;
Marillos, turbinas, ladridos, chubascos
Y las voz tan tierna d emi bien amado.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.
Me ha dado el sonido y el abecedario,
Co el las palabras que pienso y declaro:
Madre, amigo, hermano y luz alumbrando
La ruta del alma del que estoy amando

Gracias a la vida que me ha dado tanto.
Me ha dado la marcha de msi pieso cansados;
Con ellos anduve, ciudades y charcos,
playas y desiertos, montañas y llanos,
Y la casa tuya, tu calle y tu patio.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.
Me dio el corazón que agita su marco
Cuando miro el fruto del cerebro humano;
Cuando miro el bueno tan lejos del malo
Cuando miro el fondo de tus ojos claros.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.
Me ha dado la risa y me ha dado el llanto.
Así yo distingo dicha de quebranto,
Los dos materiales que forman mi canto,
Y el canto de ustedes que es mi propio canto
Y el canto de todos que es mi propio canto.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.

Ha recibido 12 puntos

Vótalo:

22. Cancion - Pablo Milanes y Lilia Vera

Poesía "Canción" de Nicolás Guillén interpretada musicalmente por Pablo Milanés y Lilia Vera


CANCIÓN


¡De que callada manera
se me adentra usted sonriendo,
como si fuera la primavera !
¡Yo, muriendo!

Y de que modo sutil
me derramo en la camisa
todas las flores de abril

¿Quién le dijo que yo era
risa siempre, nunca llanto,
como si fuera
la primavera?
¡No soy tanto!

En cambio, ¡Qué espiritual
que usted me brinde una rosa
de su rosal principal!

De que callada manera
se me adentra usted sonriendo,
como si fuera la primavera
¡Yo, muriendo!

Ha recibido 11 puntos

Vótalo:

23. Soneto de la luna - Clara Montes

Soneto musicalizado: Soneto de la luna de Antonio Gala por Clara Montes


Soneto de la luna

La luna nos buscó desde su almena,
cantó la acequia, palpitó el olvido.
Mi corazón, intrépido y cautivo,
tendió las manos, fiel a tu cadena.

Qué sábanas de yerba y luna llena
envolvieron el acto decisivo.
Qué mediodía sudoroso y vivo
enjalbegó la noche de azucena.

Por las esquinas verdes del encuentro
las caricias, ansiosas, se perdían
como en una espesura, cuerpo adentro.

Dios y sus cosas nos reconocían.
De nuevo giró el mundo, y en su centro
dos bocas, una a otra, se bebían.

Ha recibido 11 puntos

Vótalo:

24. Con los cinco pinares - Ismael Serrano

Poema de Claudio Rodriguez interpretado por Ismael Serrano Con los cinco pinares Con los cinco pinares de tu muerte y la mía Tú volverás. Escucha. La promesa besada Sobre tu cicatriz sin huella con racimo en silencio Nos da destino y fruto en la herida del aire. Si yo pudiera darte la creencia y los años, La visión renovada esta tarde de otoño Deslumbrada y segura sin recuerdo cobarde, Vileza macilenta, sin soledad ni ayuda… Es el amor que vuelve. ¿Y qué hacemos ahora Si está la alondra del alba cantando en la resina De los cinco... Ver mas
Poema de Claudio Rodriguez interpretado por Ismael Serrano


Con los cinco pinares




Con los cinco pinares de tu muerte y la mía

Tú volverás. Escucha. La promesa besada

Sobre tu cicatriz sin huella con racimo en silencio

Nos da destino y fruto en la herida del aire.




Si yo pudiera darte la creencia y los años,

La visión renovada esta tarde de otoño

Deslumbrada y segura sin recuerdo cobarde,

Vileza macilenta, sin soledad ni ayuda…




Es el amor que vuelve. ¿Y qué hacemos ahora

Si está la alondra del alba cantando en la resina

De los cinco pinares de tu muerte y la mía?

Fue demasiado pronto pero ahora no es tarde.




¡Si es el amor sin dueño, si es nuestra creación:

El misterio que salva y la vida que vive!

Ha recibido 11 puntos

Vótalo:

25. Tankas - Pedro Aznar

Tankas de Jorge Luis Borges, en música de Pedro Aznar TANKAS I Alto en la cumbre todo el jardín es luna, luna de oro. Más precioso es el roce de tu boca en la sombra. II La voz del ave que la penumbra esconde ha enmudecido. Andas por tu jardín. Algo, lo se, te falta. III La ajena copa, la espada que fue espada en otra mano, la luna de la calle, ¿dime, acaso no bastan? IV Bajo la luna el tigre de oro y sombra mira sus garras. No sabe que en el alba han destrozado un hombre. V Triste la lluvia que sobre el mármol cae, triste ser los... Ver mas
Tankas de Jorge Luis Borges, en música de Pedro Aznar

TANKAS

I

Alto en la cumbre
todo el jardín es luna,
luna de oro.
Más precioso es el roce
de tu boca en la sombra.

II

La voz del ave
que la penumbra esconde
ha enmudecido.
Andas por tu jardín.
Algo, lo se, te falta.


III

La ajena copa,
la espada que fue espada
en otra mano,
la luna de la calle,
¿dime, acaso no bastan?


IV

Bajo la luna
el tigre de oro y sombra
mira sus garras.
No sabe que en el alba
han destrozado un hombre.

V

Triste la lluvia
que sobre el mármol cae,
triste ser los días
del hombre, el sueño, el alba.

VI

No haber caído,
como otros de mi sangre,
en la batalla.
Ser en la vana noche
él que cuenta las sílabas.

Ha recibido 11 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil