Versión impresa

Películas de la saga "Hannibal Lecter"

Películas de la saga "Hannibal Lecter"

  • Lista creada por eldragonverde.
  • Publicada el 14.02.2010 a las 05:52h.
  • Clasificada en la categoría Cine.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

Etiquetada como:

Avatar de eldragonverde

Último acceso 08.04.2010

Perfil de eldragonverde

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de eldragonverde

Acciones de la lista

¿Qué película de Hannibal Lecter prefieres?

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

El silencio de los corderos

1. El silencio de los corderos

Se busca a un asesino psicópata. ¿Qué mejor ayuda para la agente Clarice que la de un asesino psiquiatra? El doctor Hannibal Lecter está encerrado en una prisión de máxima seguridad, pues tiene la malísima costumbre de comerse a sus víctimas. Una agente novatilla, Clarice Starling, cuenta con su... Ver mas
Se busca a un asesino psicópata. ¿Qué mejor ayuda para la agente Clarice que la de un asesino psiquiatra? El doctor Hannibal Lecter está encerrado en una prisión de máxima seguridad, pues tiene la malísima costumbre de comerse a sus víctimas. Una agente novatilla, Clarice Starling, cuenta con su asesoramiento para detener al criminal "Buffalo Bill", que secuestra y asesina a mujeres jóvenes y rollizas con un propósito muy, muy peculiar.

Este inquietante thriller, adaptación de la novela de Thomas Harris, arrasó en taquilla y se llevó los cinco Oscar más importantes (película, director, guión, actor y actriz principales). Fue la película que lanzó al estrellato a Anthony Hopkins, hasta entonces poco conocido pese a una trayectoria notable. Jodie Foster preparó su papel consultando con una auténtica agente del FBI, que le habló de la agencia, y de la presencia de la mujer allí.

Ha recibido 2780 puntos

Vótalo:

Hannibal

2. Hannibal

Suspense y drama psicológico. Nueva vuelta de tuerca al estrecho vínculo que une a la agente del FBI Clarice Starling con el psicópata asesino Hannibal Lecter, que se mueve entre la feroz repulsa y la atracción magnética. Los corderos vuelven a chillar. Diez años después de los hechos narrados... Ver mas
Suspense y drama psicológico. Nueva vuelta de tuerca al estrecho vínculo que une a la agente del FBI Clarice Starling con el psicópata asesino Hannibal Lecter, que se mueve entre la feroz repulsa y la atracción magnética. Los corderos vuelven a chillar. Diez años después de los hechos narrados en El silencio de los corderos, Clarice es una agente al fin experimentada, que luchar por salvar vidas de gente inocente todos los días. En una operación en la que se ve envuelta, el resultado a primera vista es desastroso. Ella ha actuado con sensatez, pero sus jefes la tratan injustamente. Herida moralmente, acepta trabajar en el caso que podría congraciarle son sus superiores. Se trata de la búsqueda de Hannibal el caníbal, huido de la justicia, y sobre el que hay nuevas pistas aportadas por una antigua víctima del doctor: un multimillonario paralítico y de rostro deforme, que pretende una venganza a la altura de su ominoso oponente.



Ha habido un consenso casi general en señalar que la novela de Thomas Harris en que se basa el film tenía más de un problema. Los productores Dino y Martha De Laurentiis así lo han entendido al confiar el guión a dos "pesos pesados": David Mamet y Steven Zaillian. Ambos han tenido la virtud de conservar los mimbres de la historia -al fin y al cabo, su labor era adaptar-, pero realizando una ejemplar labor de poda en muchísimo elemento superfluo, y desechando el cochambroso final. El propuesto es ejemplar: no sólo porque guarda una imprescindible coherencia con la personalidad de los personajes, sino por conservar idéntica situación a la planteada en el libro y conseguir elevar el clímax, casi inesperadamente, a una altura insospechada.



¿Qué decir del reparto? Pues que está muy bien, aunque a Anthony Hopkins y Julianne Moore les faltan más momentos para dar lo mejor de sí mismos. Apenas comparten escena juntos, y el espeluznante juego del "quid pro quo", que a tan intensos momentos daba pie en El silencio de los corderos, está ausente en el nuevo film; un "leiv motiv" que sustituye al de los corderos que no dejan de chillar, las palomas de vuelo alto y vuelo bajo, trata de cimentar su nueva relación; pero se revela más oscuro y traído por los pelos. Si dirigimos la atención a los nuevos personajes, podemos aplaudir a un sobrio Giancarlo Giannini al que ciega la ambición, a un irreconocible y vengativo Gary Oldman, e incluso al fugaz carterista Enrico Lo Verso.

Ha recibido 2319 puntos

Vótalo:

Hannibal. El origen del mal

3. Hannibal. El origen del mal

Demasiadas películas. Quizá sea éste el principal handicap de Hannibal. El origen del mal: demasiadas películas sobre el personaje. Por un lado, Hannibal Lecter es una de las mejores creaciones que ha dado el cine -un monstruo refinado, un asesino caníbal que ante todo detesta la grosería, un... Ver mas
Demasiadas películas. Quizá sea éste el principal handicap de Hannibal. El origen del mal: demasiadas películas sobre el personaje. Por un lado, Hannibal Lecter es una de las mejores creaciones que ha dado el cine -un monstruo refinado, un asesino caníbal que ante todo detesta la grosería, un médico de extraordinaria inteligencia-, pero, por otro lado, basarlo todo en el atractivo de ese personaje puede ser, llegado el momento, insuficiente. Y más, si cabe, cuando el artífice del éxito, Anthony Hopkins, desaparece de la saga por primera vez.

La historia arranca con un Hannibal Lecter de ocho o nueve años, cuando en la Lituania de la Segunda Guerra Mundial, se ve obligado a huir de su castillo junto con sus padres y su hermanita, ante la llegada de los nazis. Y en una pequeña dacha el joven Hannibal presenciará la muerte de sus padres y algo más: tras la llegada de un grupo de lituanos sufrirá un trauma al comprobar con horror que los hombres son capaces de todo para sobrevivir al hambre y al frío. Años más tarde clamará venganza.

A petición del legendario productor Dino De Laurentiis, el novelista Thomas Harris, autor de los tres primeros libros sobre Lecter -que dieron origen a El silencio de los corderos, Hannibal y El dragón rojo- decidió rescatar a su personaje en una nueva novela que recogiera el comienzo de su vida y cómo llegó a convertirse en un asesino caníbal. El resultado fue esta historia, escrita expresamente para convertirse en película, y cuyo guión -de desarrollo algo plano- fue encargado al propio Harris. La historia tiene indudablemente sus atractivos y se sigue con interés: es importante comprobar cómo detrás de la patología de Lecter hay un porqué y, lo que es más importante, que fue él quien libremente decidió convertirse en un monstruo. En este sentido, la trama se enriquece con la inclusión de otros sufrientes personajes, como el inspector Popil y Lady Murasaki. Es la presencia de la dama japonesa (interpretada con fuerza por Gong Li) la que, aunque arbitraria y forzada, logra ser un contrapunto al comportamiento de Lecter. Y como viene siendo habitual en la saga, a Hannibal le "acompaña" otro malvado sanguinario, en este caso un tal Grutas (correcto Rhys Ifans), con el propósito de forzar al espectador a tomar partido por Lecter. Pero quizá es aquí donde todo se tambalee un poco. Uno ve la película con demasiado desapegamiento: un cúmulo de fríos asesinatos vengativos, con personajes muy poco agradables, no pueden a estas alturas atraer demasiado.

La dirección corre a cargo de Peter Webber, responsable de La joven de la perla. Aquí se muestra sólo correcto, aunque ofrece alguna secuencia destacada (el accidente del avión es formidable). Y hay que agradecerle la contención a la hora de mostrar torturas, sangre y brutalidades, que aunque por supuesto que las hay, también son más llevaderas que en otras películas del personaje. Por último, aunque la composición de Gaspard Ulliel (Largo domingo de noviazgo, Fugitivos) no seduzca como la de Hopkins, es digna de elogio, da escalofríos y transmite verosimilitud.

Ha recibido 2058 puntos

Vótalo:

El dragón rojo

4. El dragón rojo

Will Graham. Un avispado agente del FBI, que tiene la virtud de meterse en la mente de los asesinos: piensa como ellos, al investigar un caso ve lo que otros no ven. Anda tratando de resolver el caso de un asesino en serie muy particular: mata a sus víctimas, y les quita alguna víscera. Cuando... Ver mas
Will Graham. Un avispado agente del FBI, que tiene la virtud de meterse en la mente de los asesinos: piensa como ellos, al investigar un caso ve lo que otros no ven. Anda tratando de resolver el caso de un asesino en serie muy particular: mata a sus víctimas, y les quita alguna víscera. Cuando consulta las pistas que maneja con su amigo, el médico forense y psiquiatra Hannibal Lecter cae en la cuenta de que su perfil de exquisito gourmet se ajusta bastante al del asesino buscado. Quizá demasiado. A punto está a convertirse en nueva víctima, pero se salva por los pelos y Hannibal va a dar con sus huesos en la cárcel. Años después, Will está retirado y vive feliz con su mujer y su hijo en un pueblecito costero. Pero su antiguo jefe Jack Crawford le pide ayuda para detener a un nuevo "serial killer" que mata familias enteras, y coloca en sus ojos trocitos de espejo. Aunque reticente, Will acepta volver al tajo por una vez. Y puede que lo lamente.

Adaptación de la novela de Thomas Harris, la primera de las suyas en que aparece el doctor Hannibal Lecter, con una presencia más bien secundaria (aunque en el film se le ha concedido más cancha, naturalmente). Había sido llevada ya al cine en 1986 bajo el título de Manhunter, una versión muy poco conocida de Michael Mann. En esta ocasión se ha contado el guión con Ted Tally, ganador de un Oscar por su libreto de El silencio de los corderos. El chico se ha esmerado, y aunque hay elementos comunes con El silencio (el principal, que un Lecter recluido ayuda a Will a resolver el caso lanzando crípticas pistas), también existen importantes novedades. Will (fantástico Edward Norton) es un tipo más sólido que la frágil Clarice, y aunque Lecter trata de penetrar en su cabeza, al tenerla muy bien amueblada soporta mejor sus envites. Por otra parte se presta más atención a Francis Dolarhyde (asesino que parece un primo hermano del Norman Bateman de Psicosis: la figura autoritaria e insultante de su abuela, con la que se crió, le afectó a la chaveta), al mostrar que también los psicópatas tienen su corazoncito. La redención a través del amor puede venir gracias a Reba, una compañera del trabajo, ciega, pero capaz de ver los restos de bondad que quedan en Francis. Y está presente un periodista de tabloide, encarnado con convicción por el orondo Philip Seymour Hoffman, que sirve para poner en la picota a los que hacen de la venta del morbo la razón de sus vidas.

Brett Ratner es conocido sobre todo por las comedias de acción Hora punta y su secuela (el director bromea asegurando que si Hopkins no hubiera estado disponible, habría dado su papel a Jackie Chan), Aunque la sombra de Jonathan Demme y Ridley Scott, responsables de El silencio y Hannibal, es alargada, Ratner sale airoso del reto de entregar un buen film. Del buen manejo de los mecanismos del suspense dan prueba la secuencia de apertura, la reproducción de los pasos de un crimen, o la doble resolución del film. Asegura el director que le tranquilizó mucho, al hablar con Demme, que éste le dijera: "Si esto fuera El padrino, te daría mi bendición."

El perfeccionista Anthony Hopkins cuenta que, debido a que han pasado diez años desde el primer film, temía que su voz pareciera avejentada comparada con la de El silencio (en teoría, su personaje es más joven, pues los sucesos que se narran transcurren antes de que conociera a Clarice); tuvo entonces que emplearse a fondo para que el tono monótono de la voz tan característico de Lecter sonara relativamente juvenil. Mientras que Ralph Fiennes afirma que lo que le gustó de su personaje es que es "una figura trágica. No necesariamente simpática, pero tiene un corazón de verdad."

Ha recibido 1739 puntos

Vótalo:

Hunter

5. Hunter

En 1986, el personaje de Thomas Harris asomaba a la pantalla. Pocos se enteraron. Pero el film, primera versión de El dragón rojo, se ha revalorizado con los años. Michael Mann (Heat, El dilema, Ali) firmó una versión inquietante de la historia, donde William Petersen (el forense de C.S.I... Ver mas
En 1986, el personaje de Thomas Harris asomaba a la pantalla. Pocos se enteraron. Pero el film, primera versión de El dragón rojo, se ha revalorizado con los años. Michael Mann (Heat, El dilema, Ali) firmó una versión inquietante de la historia, donde William Petersen (el forense de C.S.I.) hacía el papel de Edward Norton, Brian Cox el de Anthony Hopkins, Joan Allen el de Emily Watson, y Dennis Farina el de Harvey Keitel.


La comparación de los dos filmes es un ejercicio interesantísimo, por ejemplo en la escena de la silla de ruedas ardiente.

Ha recibido 1164 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil