Versión impresa

Mejores inventores de España

Mejores inventores de España

  • Lista creada por Arroba1903.
  • Publicada el 08.03.2016 a las 20:04h.
  • Clasificada en la categoría Tecnología.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

La lista no tiene tags.

Avatar de Arroba1903

Último acceso 31.03.2016

Perfil de Arroba1903

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de Arroba1903

Acciones de la lista

Los inventores mas relevantes de la invención española

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

Cosme García Sáez

1. Cosme García Sáez

Inventor español interesado en los submarinos. Nacido en Logroño en 1818, Cosme García fue en su juventud aprendiz de relojero y constructor de guitarras. Formó parte de la Milicia Nacional hasta 1843. A partir de 1854 residió en Madrid y trabajó como regente en la Imprenta Nacional y luego de... Ver mas
Inventor español interesado en los submarinos. Nacido en Logroño en 1818, Cosme García fue en su juventud aprendiz de relojero y constructor de guitarras. Formó parte de la Milicia Nacional hasta 1843. A partir de 1854 residió en Madrid y trabajó como regente en la Imprenta Nacional y luego de impresor en un periódico satírico de signo conservador. En 1856, junto a dos socios capitalistas, registró tres inventos en el Conservatorio de Artes y Oficios. Una escopeta denominada “Relámpago” (priv. nº 1.432), desestimada posteriormente por el ejercito a causa de su peligrosidad. Una máquina tipográfica sin cintas (priv. nº 1433), de vida más exitosa al editarse con ella la primera gramática de griego en la España del XIX. Y, por último, también relacionado con las artes gráficas, una máquina para toda clase de timbres en tinta (priv. nº 1.434). Fue empleada en la administración postal española, siendo el propio inventor el encargado de instruir sobre su manejo. El buen rendimiento de la imprenta le proporcionó un auténtico capital (45.000 duros) con el que abordar proyectos más ambiciosos. En 1857 viajó a Barcelona donde tuvo su primer encuentro con el mar. Dos años más tarde patentaba su obra maestra: un aparato-buzo para la navegación submarina (priv. nº 1.923), de diseño modernísimo y con las novedades de estar construido en hierro y disponer de unos timones de profundidad a proa que permitían su estabilidad en inmersión. Tras fallar un prototipo en Barcelona, en 1860 el submarino de Cosme García era presentado en el puerto de Alicante ante autoridades españolas y extranjeras, tripulándolo él mismo en compañía de su hijo y de modo satisfactorio al estar sumergido durante 45 minutos. Pese a las demandas de su inventor, la Corona desestimó la compra o financiación. En 1861 lo ofreció al gobierno francés, pero igualmente sin resultado alguno. Así pues, el sumergible acabó olvidado en el fondo del puerto de Alicante. También fracasaron sus últimos inventos, patentados en 1862 y 1863: dos sistemas de armas portátiles con retrocarga (privs. nº 2.410 y nº 2.683). Murió en 1874, sumido en la pobreza.

Ha recibido 45 puntos

Vótalo:

Jerónimo de Ayanz Beaumont

2. Jerónimo de Ayanz Beaumont

Militar y político español, pionero de la máquina de vapor. Miembro de la vieja nobleza navarra, en 1597 fue nombrado administrador general de las minas españolas. Fue autor de 48 inventos, reunidos en un privilegio de 1606, con los que pretendía la mejora de tan importante sector para la... Ver mas
Militar y político español, pionero de la máquina de vapor. Miembro de la vieja nobleza navarra, en 1597 fue nombrado administrador general de las minas españolas. Fue autor de 48 inventos, reunidos en un privilegio de 1606, con los que pretendía la mejora de tan importante sector para la economía española del momento. Entre ellos hay dos ingenios de vapor, destinados respectivamente a purificar el aire y bombear el agua dentro de las explotaciones mineras, lo que constituye la primera aplicación conocida del vapor a una actividad industrial, mucho antes que la patente del inglés Thomas Savery (1698). Ayanz también realizó varios originales diseños y prototipos de submarinos y equipos de buceo, algunos de los cuales fueron probados en el río Pisuerga, en Valladolid, ante la corte de Felipe III.
Otro invento interesante fue un sifón extractor de agua mediante presión atmosférica, principio que no sería determinado hasta la segunda mitad del siglo por Guericke y Papin. Las restantes mejoras se referían a instrumentos de medida (pesos, fuerzas, brújulas), diversos equipamientos (hornos, molinos, bombas, presas), así como nuevos procedimientos para el beneficio de la plata o la recogida de información de yacimientos. Por otro lado, Ayanz tuvo una activa vida militar y política. Participó con heroísmo en varios combates (en Túnez, Flandes, Portugal, Azores, La Coruña), llegando a desmantelar una conjura francesa para asesinar en Lisboa a Felipe II. Ocupó asimismo los cargos de regidor de Murcia (1587) y gobernador de Martos (1595), lugares donde impulsó sectores económicos como las obras públicas y la ganadería. En 1599 elevó a Felipe III un memorial en el que mostraba los males del sector metalúrgico por cuestiones como la poca iniciativa privada, una mano de obra costosa, los impuestos excesivos, la legislación caótica y corrupta, la deficiente preparación de técnicos, las malas infraestructuras, los conocimientos anticuados o la incorrecta explotación de las minas. En 1608 abandonó el cargo y administró privadamente un nuevo yacimiento de oro cercano a El Escorial. En 1611 formó una empresa para reactivar las minas de plata de Guadalcanal (Sevilla), inundadas desde tiempos de Felipe II. Falleció en 1613.

Ha recibido 41 puntos

Vótalo:

Isaac Peral Caballero

3. Isaac Peral Caballero

Científico y militar español, creador del submarino moderno. Nacido en Cartagena (Murcia) en 1851, era hijo de un suboficial de la Armada. A los catorce años ingresó en la Academia Naval de San Fernando (Cádiz). Tomo parte en combates contra la insurgencia cubana (1872) y en la guerra carlista... Ver mas
Científico y militar español, creador del submarino moderno. Nacido en Cartagena (Murcia) en 1851, era hijo de un suboficial de la Armada. A los catorce años ingresó en la Academia Naval de San Fernando (Cádiz). Tomo parte en combates contra la insurgencia cubana (1872) y en la guerra carlista (1874). En 1876 fue destinado a San Fernando como profesor de física matemática en la Escuela de Ampliación de Estudios de la Armada y más adelante en la de Instrucción de Cartagena, ya como teniente de navío (1880). En 1881 fue enviado en misión a Filipinas primero como geógrafo y luego al mando de un cañonero. Regresó a España (1882) y enseñó las asignaturas de física, química y alemán en la Escuela de Ampliación de Estudios, alcanzado rápidamente la cátedra de Física en la Academia de la Armada. Desde 1884 estaba trabajando en la idea de un submarino. Con ocasión del conflicto de las Carolinas entre España y Alemania (1885), comunicó su proyecto al gobierno de Cánovas. En 1887 se iniciaba en el arsenal de Cádiz la construcción de un “torpedero submarino”, botado al año siguiente. Se trataba de un navío de 22 metros de eslora y con un desplazamiento de 87 toneladas sumergido, con estructura de acero, motor eléctrico, tanques de agua para lastre, un ventilador-purificador de aire (mediante sosa), hélices de inmersión y dos torpedos como armamento. Su rendimiento fue excelente. Recorrió cuatro millas bajo el agua durante más de una hora pasando prácticamente inadvertido. Pese a que posteriores pruebas fueron un éxito, como el primer disparo de un torpedo en inmersión, la administración volvió a desinteresarse al igual que en otros casos anteriores (C. García o N. Monturiol), por lo que Peral, desanimado, abandonó la vida militar en 1890 y pasó a la política al ser elegido diputado ese mismo año. Perdió el escaño en 1891, pero pronto se empleó de ingeniero en una empresa alemana e inició también en España sus propios negocios de material eléctrico. Isaac Peral patentó en nuestro país en siete ocasiones entre 1887 y 1891. Tres patentes estaban referidas al acumulador eléctrico de su nave (pats. nº 7.073, nº 7.079 y nº 10.582). Las demás fueron un varadero para embarcaciones (pat. nº 7.503), un proyector de luz (pat. nº 7.975) y un ascensor eléctrico (pats. nº 12.703 y nº 12.837). También inventó una ametralladora que funcionaba con electricidad y no llegó a registrar en España. Murió en 1895 en Berlín, víctima del cáncer

Ha recibido 41 puntos

Vótalo:

Leonardo Torres Quevedo

4. Leonardo Torres Quevedo

Ingeniero y polifacético inventor español, nacido en Santa Cruz de Iguña (Santander). Estudió ingeniería de caminos en Madrid y Bilbao, siendo voluntario en la defensa de la capital vasca contra los carlistas (1873-1874). Graduado en 1876, ejerció brevemente su profesión en los ferrocarriles... Ver mas
Ingeniero y polifacético inventor español, nacido en Santa Cruz de Iguña (Santander). Estudió ingeniería de caminos en Madrid y Bilbao, siendo voluntario en la defensa de la capital vasca contra los carlistas (1873-1874). Graduado en 1876, ejerció brevemente su profesión en los ferrocarriles, antes de realizar un viaje por Europa a la vuelta del cual se dedicó en exclusiva a una variada actividad científica e inventora. A) Transbordadores aéreos. En 1885 construyó uno de estos aparatos para su casa en Molledo (Santander) y poco después otro en el cercano río León. En 1887 patentaba (pat. nº 7.348) un funicular de cables múltiples, tensados por la acción de contrapesos de un modo controlable y uniforme, tal que la rotura de algún cable no resultara peligrosa. Más tarde, en 1907, construyó en San Sebastián el funicular del Monte Ulía, primero en transportar personas. Otros modelos funcionaron en Francia y Brasil, destacando además el de las cataratas del Niágara, inaugurado en 1916 y aún operativo. De 1915 es la patente de un mecanismo de enganche y freno para estos aparatos (pat. nº 59.627). B) Computación y robótica. En 1893 presentó en Madrid una memoria sobre cómo resolver de modo mecánico ecuaciones algebraicas. Desde entonces, Torres Quevedo construyó varios aparatos analógicos de cálculo. En 1912 presentó el “Autómata-Ajedrecista”, una primera computadora de ajedrez con relés eléctricos, capaz de dar un tipo específico de mate y no dejarse engañar. Un segundo ejemplar fue construido en 1920. Ese mismo año presentaba en París su “Aritmómetro Electromecánico”, verdadera calculadora digital conectada a una máquina de escribir. Su Ensayo sobre Automática (1914) también resultó absolutamente pionero en cuestiones como la relación mente-máquina. C) Dirigibles. En 1902 publicaba en España y Francia su innovador proyecto de globo dirigible. Con armazón semirrígido, superaba los defectos de estas aeronaves tanto de estructura rígida (tipo Zeppelin) como flexible, posibilitando a los dirigibles volar con más estabilidad, emplear motores pesados y cargar gran número de pasajeros. En 1905, ayudado por el capitán A. Kindelán, construyó el “España” en instalaciones militares de Guadalajara. Al año siguiente lo registraba (pat. nº 38.692) sin despertar interés oficial. En 1909 volvió a registrar otro aparato perfeccionado (pat. nº 44.956) y se lo ofreció a la firma francesa Astra, que en 1911 comenzó a fabricarlo en serie, llegando a ser muy utilizado en la Gran Guerra por los ejércitos aliados. De 1914 y 1919 son otras dos patentes sobre estas aeronaves (pats. nº 57.622 y nº 70.626). En 1918, no obstante, había fracasado por cuestiones económicas la fabricación, junto al ingeniero militar E. Herrera, de un gran dirigible transatlántico (el “Hispania”). D) Control remoto. Con el fin de probar sus globos sin recurrir a personas, en 1903 patentaba el aparato de radiodirección sin cables denominado “Telekino” (pats. nº 31.918 y nº 33.041), que luego fue puesto en práctica en un pequeño bote en el puerto de Bilbao (1906). Posteriores intentos de llevarlo a la balística fallaron por razones financieras. Entre 1900 y 1923 Torres Quevedo también logró otras patentes para diversos objetos, como un sistema mecánico de señalización en poblaciones (pat. nº 27.042), un tipo de latón para cartuchos (pat. nº 29.066), un buque-campamento (pat. nº 56.139), una embarcación denominada “Binave” (pat. nº 63.383), un sistema de enclavamiento para trenes (pat. 66.560), varias mejoras en máquinas de escribir (pats. nº 80.121, nº 82.369, nº 86.155 y nº 87.428), y también material pedagógico como un procedimiento de paginación, un puntero proyectable y un proyector de diapositivas (pat. nº 99.176 y sig., nº 116.770 y nº 117.853). En 1901 era nombrado director del Laboratorio de Mecánica Aplicada e ingresaba en la Academia de Ciencias de Madrid, de la que sería su presidente en 1928. Murió en Madrid en 1936.

Ha recibido 39 puntos

Vótalo:

Juan de la Cierva

5. Juan de la Cierva

Ingeniero y político español, inventor del autogiro. Nació en Murcia en 1895, hijo del político conservador Juan de la Cierva Peñafiel, entonces alcalde de la ciudad y más tarde ministro en distintos gobiernos de Alfonso XIII. En 1919 se graduó en Madrid como ingeniero de caminos. A pesar de... Ver mas
Ingeniero y político español, inventor del autogiro. Nació en Murcia en 1895, hijo del político conservador Juan de la Cierva Peñafiel, entonces alcalde de la ciudad y más tarde ministro en distintos gobiernos de Alfonso XIII. En 1919 se graduó en Madrid como ingeniero de caminos. A pesar de salir diputado dos veces (en 1919 y 1922), su verdadera vocación fue la aeronáutica. A la edad de 17 años ya había participado en la fabricación de varios planeadores y un avión con un motor de 50 CV (bautizado “El Cangrejo”). Ayudado económicamente por un amigo suyo, en 1919 fabricó el C-3, un bombardero biplano de cinco toneladas e impulsado por tres motores de 220 CV cada uno. El primer vuelo resultó un éxito, pero al segundo intento el avión cayó mientras viraba a escasa altura. Para evitar tal pérdida de sustentación, De la Cierva diseñó un tipo de aeronave con una hélice frontal y con la novedad de que los sustentadores habituales, las alas, fueron reemplazados por unas palas giratorias que seguían en movimiento aunque fuese pequeña la velocidad del aparato. Este fue el origen de su “Auto-Giro”. En 1920 lo patentó (expediente nº 74.322) y hasta 1923 realizó en él sucesivas mejoras (pats. nº 77.569, nº 78.362, nº 81.406, nº 84.684 y sig.). La primera aeronave (modelo “C-4”) sobrevoló en 1923 el aeródromo de Cuatro Vientos, en el actual barrio madrileño de Carabanchel. Fue capaz de despegar en una breve carrera, volar a 100 km/h y hacerlo a muy bajas velocidades, aterrizando verticalmente. En 1924 la Aviación Militar española inició la construcción de autogiros (modelo “C-6”), con la valiosa colaboración de oficiales como E. Herrera, A. Kindelán y J. Lóriga, quien pilotaría en diciembre de ese año el primer vuelo de viaje entre Cuatro Vientos y Getafe (12 km). Su presencia en París en la IX Exposición de Aerodinámica recabó el interés de gobiernos, empresas, ingenieros y militares extranjeros, especialmente del Reino Unido, Francia y los Estados Unidos. El caso es que De la Cierva prescindió de la ayuda española y se estableció por su cuenta en Londres en 1925, donde fundó su propia compañía, lo que permitió la expansión comercial del autogiro en EE.UU. y Alemania a través de diversas filiales. Siguió realizando mejoras al autogiro, como el rotor de dos articulaciones (1927), fundamental para el posterior desarrollo del helicóptero. En 1928 el propio De la Cierva sobrevoló el Canal de la Mancha al mando de una de sus aeronaves. En total fueron cuarenta prototipos entre 1920 y 1936. En Francia e Inglaterra llegaron a fabricarse más de 150 unidades del C-30. De la Cierva tuvo, además, un protagonismo decisivo durante las jornadas de julio de 1936. Procuró el avión “Dragon Rapide” que llevó a Franco de Canarias a Marruecos. Falleció en Londres, a finales de ese mismo año, a causa de un accidente aéreo en un avión convencional. Su autogiro quedó posteriormente eclipsado con la aparición del helicóptero, aunque británicos y estadounidenses emplearon algunas unidades en misiones de enlace y reconocimiento durante la IIª Guerra Mundial.

Ha recibido 38 puntos

Vótalo:

Alejandro Goicoechea Omar

6. Alejandro Goicoechea Omar

Ingeniero y militar español inventor del TALGO (Tren Articulado Ligero Goicoechea-Oriol). Nacido en Elorrio (Vizcaya) en 1895, era el hijo del farmacéutico de la localidad. Ingresó en la Escuela de Ingenieros del Ejército y después fue destinado en el regimiento ferroviario. Tras servir en... Ver mas
Ingeniero y militar español inventor del TALGO (Tren Articulado Ligero Goicoechea-Oriol). Nacido en Elorrio (Vizcaya) en 1895, era el hijo del farmacéutico de la localidad. Ingresó en la Escuela de Ingenieros del Ejército y después fue destinado en el regimiento ferroviario. Tras servir en Marruecos como capitán, en 1921 se retiró de la vida castrense y pasó a la Compañía del Ferrocarril Bilbao-La Robla, dedicada al transporte de mineral y donde ocupó la jefatura de materiales de tracción hasta 1936. Durante ese tiempo aplicó nuevas técnicas de soldadura empleadas en Bélgica y Alemania para puentes y acorazados, con el fin de proveer a los trenes de su empresa de unos vagones más ligeros, rápidos y resistentes. En 1926 se hizo un primer vagón, completamente soldado, sin remaches ni tornillos, que al año siguiente fue presentado al público en Bilbao, patentado en el Registro de la Propiedad Industrial y fabricado en serie por la empresa. A principios de la década de 1930, Goicoechea se interesó por los trenes de viajeros para reducir el alto número de heridos en los accidentes a causa de las astillas de los vagones. Aplicando su procedimiento pordría conseguirse un vehículo rápido, seguro y barato. Así, a partir de 1931, se embarcó en el proyecto de un tren de rodadura elevada, muy ligero, por completo articulado e indescarrilable, esto último debido a que su bajo centro de gravedadcapacitaba grandes velocidades sin apenas riesgo. La Guerra Civil interrumpió los tabajos. En febrero de 1937 Goicochea era incorporado al ejército vasco como capitán de ingenieros y encargado de las fortificaciones de Bilbao. En marzo de ese año se pasaba al bando franquista, al que proporcionó valiosa información, decisiva en la posterior caída de la ciudad. A partir de 1939, y con el apoyo del mando militar, recuperó sus viejas ideas sobre el tren. En 1941, un prototipo de convoy, con estructura de aluminio y compuesto por locomotora y sólo un chasis, era puesto en práctica en la línea Madrid-Leganés. En 1942 el TALGO I realizaba su primer viaje entre Madrid y Guadalajara, alcanzando los 115 km/h. Pese a lo satisfactorio de las pruebas, las autoridades españolas no pudieron prestar el apoyo necesario debido a la difícil coyuntura nacional e internacional. Sin embargo, ese mismo año creaba con la ayuda del empresario bilbaíno José Luis Oriol la empresa Patentes TALGO, S.A. Un segundo modelo (“TALGO-II”) era producido en Nueva York en 1949 y al año siguiente ya funcionaba para RENFE en la línea Madrid-Valladolid. Desde la década de los 1960 estos trenes ininiaron su exitosa carrera por las vías españolas e internacionales, recibiendo continuos perfeccionamientos (marcha en dos sentidos, velocidades superiores a los 200 km/h o sistema de adaptación al ancho de vía europeo). A principios de la década de 1970, Goicochea proyectó un vanguardista “tren vertebrado” que no tuvo repercusión comercial. En la década siguiente aparecieron los Talgos pendulares, más conformtables y capaces de incrementar la velocidad en las curvas. Varios de estos avances han sido incorpordos a los actuales trenes de alta velocidad. Retirado como teniente coronel, Alejandro Goicoechea falleció en Madrid en 1984.

Ha recibido 37 puntos

Vótalo:

Emilio herrera linares

7. Emilio herrera linares

Fue un ingeniero militar español, destacado como aviador y científico. Fue presidente del Gobierno de la República española en el exilio. En 1935 crea la "escafandra estratonáutica", un modelo de uniforme y escafandra autónoma para los tripulantes de globos de gran altitud que se convertiría en... Ver mas
Fue un ingeniero militar español, destacado como aviador y científico. Fue presidente del Gobierno de la República española en el exilio. En 1935 crea la "escafandra estratonáutica", un modelo de uniforme y escafandra autónoma para los tripulantes de globos de gran altitud que se convertiría en el precursor del traje espacial. Participó de manera importante también en la creación años después de la Escuela Superior de Aerotecnia, del que sería nombrado primer director, para la formación de los futuros ingenieros aeronáuticos españoles.

Ha recibido 35 puntos

Vótalo:

Agustín de Betancourt y Molina

8. Agustín de Betancourt y Molina

Nació en 1758 en Puerto de la Cruz (Tenerife), en el seno de la pequeña nobleza local, de ideas libreales e ilustradas. En 1784 se trasladó a Francia para ampliar estudios. Allí organizó un grupo de pensionados españoles encargado de investigar la ciencia, la ingeniería y la industria francesas... Ver mas
Nació en 1758 en Puerto de la Cruz (Tenerife), en el seno de la pequeña nobleza local, de ideas libreales e ilustradas. En 1784 se trasladó a Francia para ampliar estudios. Allí organizó un grupo de pensionados españoles encargado de investigar la ciencia, la ingeniería y la industria francesas. Desde 1788 trabajó en la recopilación de planos y construcción de modelos para la creación del Real Gabinete de Máquinas del Buen Retiro, del que acabaría siendo nombrado director. En 1788 Betancourt viajó brevemente a Inglaterra. Allí realizó discretas actuaciones de espionaje industrial, en busca de los últimos avances que Watt y Boulton habían efectuado en la máquina de vapor, en especial el regulador centrífugo que la convertía en una máquina de doble efecto, decisiva para su aplicación económica. En 1790 él mismo pudo fabricar para los Périer, unos constructores parisinos, las primeras máquinas de vapor de doble efecto del continente. En 1797 publicó un prototipo de telégrafo óptico junto al francés A. L. Breguet y tres años más tarde se iniciaba el tendido de una línea entre Madrid y Aranjuez. En 1801 era nombrado Inspector General de Caminos y Canales. En 1802 el Gabinete de Máquinas se incorporaba a la Escuela de Ingenieros, que Betancourt dirigió hasta 1807. Ese año presentó en Paris una esclusa de su invención con un sistema de “émbolo-buzo”. En 1808, al estallar la Guerra de Independencia, partió desde Francia definitivamente hasta Rusia. Al poco vio publicado su “Essai sur la composition des machines”. Allí, hasta 1822, llevó a cabo numerosas obras públicas, civiles y militares, especialmente en San Petersburgo, donde falleció el 1824.

Ha recibido 33 puntos

Vótalo:

Ramón de la Sagra

9. Ramón de la Sagra

Político y científico español, impulsor del movimiento anarquista. Nació en La Coruña en 1798, en una familia de comerciantes vinculados a América. Estudió farmacia y matemáticas. En 1821 emprendía su primer viaje a Cuba junto a un familiar, director de una factoría tabacalera. En La Habana fue... Ver mas
Político y científico español, impulsor del movimiento anarquista. Nació en La Coruña en 1798, en una familia de comerciantes vinculados a América. Estudió farmacia y matemáticas. En 1821 emprendía su primer viaje a Cuba junto a un familiar, director de una factoría tabacalera. En La Habana fue director del Jardín Botánico y profesor en la Universidad, realizando una destacada labor como naturalista y científico social. De la Sagra pretendía armonizar el liberalismo económico (Stuart Mill) con el socialismo utópico y el anarquismo (Colins, Proudhon, Blanqui). A su regreso a España fue diputado en las filas liberales y progresistas (1838, 1840, 1845, 1854). Asimismo, estuvo al frente de varias publicaciones como El Corresponsal (1839), El Porvenir (1845), cerrado por motivos políticos, o la Guía del Comercio (1846), de información económica. En 1845 promovió la primera compañía azucarera española, la Sociedad Azucarera Peninsular, con un capital social de 3,2 millones de reales. El objetivo era modernizar un deprimido sector en la costa entre Málaga y Almería, mediante mejoras en el cultivo de la caña y en la producción de los trapiches e ingenios (introducción de sistemas de riego, plantas más productivas, racionalización del abono, aparatos de vapor). A fin de equipar la empresa con la tecnología más avanzada, solicitó en el Conservatorio de Artes de Madrid dos privilegios (privs. nº 264 y nº 683) para introducir diversos aparatos procedentes de Francia, Bélgica y Prusia (molinos con cilindros de hierro, calderas a vapor, filtros, tornos de moldeado, etc). Sin embargo, por desavenencias con algunos de los socios, De la Sagra abandonó la empresa y creó por su cuenta en Torre del Mar, cerca de Vélez-Málaga, la azucarera El Porvenir (1846) que acabaría traspasando un año más tarde. En 1848, en París, De la Sagra participó en las jornadas revolucionarias, colaborando junto a Proudhon en la creación del Banco del Pueblo. En 1856, presionado por Narváez, abandonó definitivamente España y se exilió a Francia. Allí conoció a Marx y Engels y desempeñó el cargo de cónsul de Uruguay. Ante al avance de las tropas germanas con la guerra de 1870, marchó de París hacia Suiza, donde murió un año después, en el pueblecito de Cortaillod. Ramón de la Sagra solicitó en España otros dos privilegios de invención (en 1851 y 1852): un aparato minero capaz de separar el oro mediante ventilación (priv. nº 831) y un procedimiento de hacer materiales de construcción como yeso, cal o ladrillos (priv. nº 947).

Ha recibido 32 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil