Versión impresa

los presidentes,los revolcuionarios y los reyes y emperadores mas humilde d e la historia

  • Lista creada por Lucas.Martinez.
  • Publicada el 30.11.2014 a las 19:19h.
  • Clasificada en la categoría Gente.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

La lista no tiene tags.

Avatar de Lucas.Martinez

Último acceso 05.08.2015

Perfil de Lucas.Martinez

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de Lucas.Martinez

Acciones de la lista

esto es un post de los politicos mas humildes

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

pepe    mujicas

1. pepe mujicas

José Alberto Mujica Cordano (n. Montevideo, Uruguay; 20 de mayo de 1935),1 conocido popularmente como José Mujica o Pepe Mujica, es un político uruguayo, actual presidente de la República Oriental del Uruguay. Con un pasado guerrillero, fue elegido diputado y senador para posteriormente... Ver mas
José Alberto Mujica Cordano (n. Montevideo, Uruguay; 20 de mayo de 1935),1 conocido popularmente como José Mujica o Pepe Mujica, es un político uruguayo, actual presidente de la República Oriental del Uruguay.

Con un pasado guerrillero, fue elegido diputado y senador para posteriormente ocupar el cargo de ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca entre 2005 y 2008. Fue el líder del Movimiento de Participación Popular, sector mayoritario del partido de izquierda Frente Amplio, hasta su renuncia el 24 de mayo de 2009.

Desde 2005 está casado con la senadora y dirigente histórica del Movimiento de Participación Popular Lucía Topolansky (1944-), tras una prolongada convivencia.

Índice

1 Biografía
2 Carrera política
2.1 Comienzos
2.2 Pasado guerrillero
2.3 El camino hacia la política formal: 1985-2000
2.4 Actuación en el gobierno frenteamplista
2.5 Camino a la presidencia
2.5.1 Precandidatura presidencial
2.5.2 Candidatura presidencial
2.5.3 Elecciones presidenciales de 2009
3 Gobierno
3.1 Asunción de la presidencia
3.2 Gabinete ministerial
3.3 Programa de gobierno
3.4 Política nacional
3.4.1 Política económica
3.4.2 Política social
3.4.2.1 Plan de Integración Socio-Habitacional «Juntos»
3.4.3 Política en materia de drogas
3.4.4 Reforma del Estado
3.4.5 Educación
3.5 Política Internacional
3.5.1 Desbloqueo del puente de Fray Bentos
3.5.2 Otros acuerdos con Argentina
3.5.3 Visitas al exterior
3.6 Derechos humanos
4 Pensamiento
4.1 «Vegetarianismo» carnívoro
4.2 Creencias religiosas
5 Relevancia internacional
6 Condecoraciones
7 Referencias
8 Enlaces externos

Biografía

Mujica es descendiente de vascos que llegaron a Uruguay hacia 1840, cuyo origen es la localidad vizcaína de Múgica.2 3 Nació el 20 de mayo de 1935 en el barrio Paso de la Arena, del departamento de Montevideo, hijo de Demetrio Mujica Terra y Lucy Cordano.

En las tierras de su abuelo paterno se preparaba a los soldados para resistir los levantamientos contra el caudillo Aparicio Saravia. Su abuelo materno también era seguidor del Partido Nacional, más específicamente del herrerismo. Este fue varias veces edil de Colonia y amigo de Luis Alberto de Herrera.4

Su familia materna estaba compuesta por inmigrantes italianos ligures; el apellido Cordano, del abuelo Antonio, es originario del valle de Fontanabuona en la provincia de Génova en la región de Liguria cerca de Rapallo, de la misma zona venía la familia de la abuela Paula, los Giorello.5 Su madre nació en Carmelo, lugar donde los padres de esta, cultivadores de viñas, compraron cinco hectáreas en la Colonia Estrella para cultivar los viñedos.

Su padre era un pequeño estanciero que se encontró en quiebra poco antes de morir, en 1940, cuando Mujica tenía seis años. Cursó sus estudios primarios y secundarios en la escuela y liceo público del barrio donde nació. Terminado el ciclo básico, ingresó a preparatorios de Derecho en el Instituto Alfredo Vásquez Acevedo, ciclo que no llegó a terminar.4

A la edad de 13 años, y hasta los 17, comenzó a practicar ciclismo corriendo en representación de varios clubes y en todas las categorías.4
José Mujica y su esposa, Lucía Topolansky.
Carrera política
Comienzos

Su tío materno, Ángel Cordano, proveniente de Carmelo, era nacionalista y tuvo influencia sobre la formación política de Mujica. En 1956, conoció al entonces diputado nacionalista Enrique Erro por vía de su madre, militante de su sector. Desde entonces, comenzó a militar para el Partido Nacional, donde llegó a ser secretario general de la Juventud del mismo.4

En las elecciones de 1958 triunfa por primera vez el Herrerismo y Erro fue designado ministro de Trabajo siendo acompañado por Mujica en esa época, aunque sin llegar a ser funcionario del Ministerio.4

En 1962, Erro y Mujica abandonan el Partido Nacional para crear la Unión Popular, junto al Partido Socialista del Uruguay y un pequeño grupo llamado Nuevas Bases. En esas elecciones postulan a Emilio Frugoni como candidato a presidente de la República, perdiendo rotundamente las mismas con un 2,3 % del total de los votos.4
Pasado guerrillero
José Mujica en su época de ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca.

En los años sesenta se integró al Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros, con el que participó en operativos guerrilleros, al tiempo que trabajaba en su chacra hasta que, requerido por la policía, se refugió en la clandestinidad. Durante el gobierno de Jorge Pacheco Areco la violencia fue en aumento. El Poder Ejecutivo utilizó reiteradamente el instituto constitucional de las medidas prontas de seguridad para hacer frente a la guerra de guerrillas, así como a la creciente oposición de sindicatos y gremios frente a sus políticas económicas.

En enfrentamientos armados fue herido de seis balazos. Fue apresado cuatro veces y, en dos oportunidades, se fugó de la cárcel de Punta Carretas. En total, Mujica pasó casi quince años de su vida en prisión. Su último período de detención duró trece años, entre 1972 y 1985. Fue uno de los dirigentes tupamaros que la dictadura cívico-militar tomó como «rehenes», lo que significaba que serían ejecutados en caso de que su organización retomara las acciones armadas. En esa condición, pautada por el aislamiento y por duras condiciones de detención, Mujica permaneció once años. Entre los rehenes también se encontraba Eleuterio Fernández Huidobro, actual ministro de Defensa Nacional, y el líder y fundador del MLN-Tupamaros, Raúl Sendic.6
El camino hacia la política formal: 1985-2000

Luego del retorno a la democracia salió en libertad, beneficiado por la Ley n.º 15.737 del 8 de marzo de 1985, que decretó una amnistía de delitos políticos, comunes y militares conexos con estos, cometidos a partir del 1.º de enero de 1962.

Tras algunos años de la apertura democrática creó, junto con otros referentes del MLN y otros partidos de izquierda, el Movimiento de Participación Popular (MPP), dentro del Frente Amplio. En las elecciones de 1994 fue elegido diputado por Montevideo. Manifestó sentirse «como un florero» al comenzar su actividad parlamentaria.7 No obstante, su presencia en la arena política fue llamando la atención de la gente, ya que Mujica supo capitalizar el descontento. En las elecciones de 1999 fue elegido senador. Simultáneamente, su sector político apuntaba a una estrategia de acumulación.7 Ese año se publicó el libro Mujica, de Miguel Ángel Campodónico, donde se recogen la vida y pensamiento del guerrillero convertido en político.8

En las elecciones de 2004 su movimiento obtuvo más de 0.3 millones de votos (la votación más alta del país), que significó un importante porcentaje dentro del Frente Amplio, consolidándose así como la primera fuerza dentro del partido de gobierno.
Actuación en el gobierno frenteamplista
José Mujica junto al expresidente Vázquez y parte del gabinete ministerial.

El 1 de marzo de 2005 el presidente de la República, Tabaré Vázquez, lo designó ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca. Estuvo acompañado en la subsecretaría por Ernesto Agazzi, de profesión ingeniero agrónomo. En palabras del propio Mujica, «el verdadero ministro iba a ser Agazzi». En los hechos, la actuación de Mujica en el elenco gubernamental se asimiló más a la presencia de un operador político y a un generador de opinión con una novedosa capacidad de diálogo con la sociedad. En particular, se destacó por sus expresiones curiosas, sus comentarios sorprendentes y sus «salidas de tono». Esto gustó en muchos sectores de la ciudadanía, por la franqueza de los planteamientos.9 Aunque también hubo quienes se quejaron de la supuesta falta de profesionalismo del titular ministerial.10

Abandonó el cargo el 3 de marzo de 2008, dejándole el puesto a su entonces viceministro Ernesto Agazzi. Desde entonces regresó a su banca en el Senado y en todos los medios, tanto políticos como de prensa, se mencionó con insistencia su eventual postulación presidencial, más allá del favoritismo del presidente Vázquez por Danilo Astori.

Pronto Mujica comenzó a generar hechos políticos que hablaban a las claras de su voluntad de candidatearse a la presidencia, como la visita al matrimonio Kirchner en Argentina. Esta visita fue muy comentada, dado que en esos momentos, Uruguay y Argentina pasaban por una situación diplomática comprometida, con incesante intercambios de agresiones entre los gobiernos de las dos orillas; Mujica reivindicó una actitud de acercamiento entre pueblos hermanos.11
Camino a la presidencia
Precandidatura presidencial

El Congreso Extraordinario «Zelmar Michelini» del Frente Amplio, llevado a cabo los días 13 y 14 de diciembre de 2008, además de resolver el programa de gobierno de cara a un nuevo período, lo proclamó como el candidato oficial del Frente Amplio para las elecciones internas del año 2009, aunque habilitó a los otros cuatro candidatos propuestos (Danilo Astori, Daniel Martínez, Marcos Carámbula y Enrique Rubio) para participar en esta misma instancia en igualdad de condiciones.12 13 14 Posteriormente tanto Martínez como Rubio desistieron de su precandidatura, por lo que la disputa en las internas quedó planteada entre Mujica, Astori y Carámbula.

Antes de las elecciones, Mujica recibió el apoyo del kirchnerismo; incluso tenía un mitin programado en Mar del Plata, que debió suspender tras la fuerte crítica de su partido.15 El 24 de mayo de 2009 presentó la renuncia a su sector político, el MPP, a través de una carta en la que planteaba que, a partir de ese momento, «dejaba de estar obligado a la disciplina del grupo y a sus órganos de dirección».16 La dirección del MPP aceptó la renuncia considerando que Mujica debía «encarar su responsabilidad como candidato de todos los frenteamplistas».17

El 28 de junio de ese mismo año, tras las elecciones internas, resultó elegido como candidato único a la presidencia por el Frente Amplio, tras vencer a sus competidores con un 52,02 % de los votos totales.
Candidatura presidencial
Recibimiento de Mujica por parte de Lula, en el marco de la campaña presidencial del Frente Amplio.

Luego de las elecciones internas Danilo Astori aceptó completar, como candidato a vicepresidente, la fórmula que presentará esa fuerza política en las elecciones de octubre de 2009. Durante el transcurso de la campaña electoral Mujica apuntó a un cambio de imagen, abandonando su atuendo informal y vistiendo en varias oportunidades con traje a medida, aunque nunca usó corbata.18

Entre sus principales asesores de campaña se destacaron Milton Romani (seguridad pública), Héctor Tajam (economía), Juan José Domínguez (relaciones exteriores), Alma Chiodi (salud) y Carlos Barceló (educación).19 En el mes de septiembre de 2009 se publicó el libro Pepe coloquios, del periodista Alfredo García. En el mismo se recogen varias entrevistas grabadas a Mujica, con su pensamiento, sus ideas, sus frases.20 Este libro levantó polémica. Al respecto Mujica declaró: «Me equivoco como cualquier hijo de vecino».21
Elecciones presidenciales de 2009

El 25 de octubre de 2009, Mujica ganó con una votación cercana a la mitad del total de votos válidos, lo cual le valió disputar el balotaje contra Luis Alberto Lacalle el 29 de noviembre. Ese día fue electo presidente de los uruguayos con un porcentaje superior al 52 % de los votos emitidos. En medio de una multitud empapada por la lluvia,22 Mujica dirigió un mensaje a todos los uruguayos, incluidos los líderes de la oposición.23 especialmente vencer muchos prejuicios.24

Resultado de la primera vuelta de las elecciones de 2009 para la presidencia de la República.
Candidato Partido Votos Resultado
José Mujica Frente Amplio 1.105.262 (47,96 %). Segunda vuelta
Luis Alberto Lacalle Partido Nacional 669.942 (29,07 %). Segunda vuelta
Pedro Bordaberry Partido Colorado 392.307 (17,02 %).
Pablo Mieres Partido Independiente 57.360 (2,49 %).
Raúl Rodríguez da Silva Asamblea Popular 15.428 (0,67 %).

Resultado de la segunda vuelta de las elecciones de 2009 para la presidencia de la República.
Candidato Partido Votos Resultado
José Mujica Frente Amplio 1.197.638 (52,39 %). Electo
Luis Alberto Lacalle Partido Nacional 994.510 (43,51 %).
Gobierno
Asunción de la presidencia

José Mujica prestó juramento el 1.º de marzo de 2010 en el Palacio Legislativo, para desempeñar el cargo de presidente de la República Oriental del Uruguay. Esta promesa fue tomada por su propia esposa Lucía Topolansky, por ser la primera Senadora de la Nación. Se desarrolló con la presencia de autoridades de diferentes partidos políticos uruguayos y de varios representantes de diferentes países, como Hillary Clinton, Cristina Fernández, Néstor Kirchner, Rafael Correa, Hugo Chávez, entre otros. Pronunció un discurso muy elogiado y comentado; en el mismo sobrevolaban su pasado guerrillero, sus ideas y su largo camino hacia la presidencia.25
José Mujica en el despacho presidencial.

Al concluir la ceremonia y el discurso de Mujica, él y el vicepresidente entrante Danilo Astori se dirigieron hacia una caravana que desembocaría en el lugar de la toma de mando. Asumió de forma oficial su cargo de presidente del Uruguay unas dos horas y media después del juramento, en una ceremonia realizada al aire libre a pedido explícito de Mujica, en la Plaza Independencia (la más importante del país) frente a muchísimo público y autoridades nombradas; cuando el presidente saliente Tabaré Vázquez le colocó la banda presidencial.

Mujica y su esposa viven con gran austeridad, desde hace décadas, en una chacra en la zona de Rincón del Cerro, donde se dedicaron al cultivo de flores como actividad económica. Al asumir como presidente de la República, en vez de trasladarse a la residencia presidencial de Suárez y Reyes, el matrimonio decidió permanecer en su residencia, lo cual implicó agregarle mejoras en materia de seguridad y comunicaciones.26 27
Gabinete ministerial

Para la conformación del gabinete Mujica respetó los resultados obtenidos en las elecciones de octubre. De esta manera el Movimiento de Participación Popular obtuvo cuatro ministerios, el Frente Liber Seregni tres, el Partido Socialista dos, la CAP-L, la Vertiente Artiguista y el Partido Comunista uno cada uno.

En un principio para el Ministerio de Desarrollo Social se había nombrado a Ana Olivera, quien se desempeñó como viceministra de la cartera entre 2005 y 2009. Sin embargo, al ser propuesta como candidata a intendenta del departamento de Montevideo, su nombre quedó descartado.
Ministerio Nombre Período
Interior Eduardo Bonomi 2010 - en el cargo
Economía y Finanzas Fernando Lorenzo 2010 - 2013
Mario Bergara 2013 - en el cargo
Defensa Luis Rosadilla 2010 - 2011
Eleuterio Fernández Huidobro 2011 - en el cargo
Relaciones Exteriores Luis Almagro 2010 - en el cargo
Educación y Cultura Ricardo Ehrlich 2010 - en el cargo
Salud Pública Daniel Olesker 2010 - 2011
Jorge Venegas 2011 - 2013
Susana Muñiz 2013 - en el cargo
Trabajo y Seguridad Social Eduardo Brenta 2010 - 2013
José Bayardi 2013 - en el cargo
Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente Graciela Muslera 2010 - 2012
Francisco Beltrame 2012 - en el cargo
Ganadería, Agricultura y Pesca Tabaré Aguerre 2010 - en el cargo
Industria, Energía y Minería Roberto Kreimerman 2010 - en el cargo
Transporte y Obras Públicas Enrique Pintado 2010 - en el cargo
Turismo y Deporte Héctor Lescano 2010 - 2012
Liliam Kechichián 2012 - en el cargo
Desarrollo Social Ana María Vignoli 2010 - 2011
Daniel Olesker 2011 - en el cargo
Secretaría de presidencia Alberto Breccia 2010 - 2012
Homero Guerrero 2012 - en el cargo
Prosecretaría de presidencia Diego Cánepa 2010 - en el cargo
Oficina de Planeamiento y Presupuesto Gabriel Frugoni 2010 - en el cargo
Programa de gobierno
José Mujica y Danilo Astori, el 1 de marzo de 2010 camino a la Plaza Independencia para prestar juramento.

Antes de asumir la presidencia se fueron conociendo las distintas líneas programáticas que se pensaban implementar en el nuevo gobierno que asumiría el 1 de marzo de 2010. En este marco el gobierno electo definió cuatro ejes de trabajo para la conformación de políticas de estado, es decir, que trascendieran un período de gobierno y que fueran relativamente independientes del partido político gobernante. Los ejes definidos fueron educación, seguridad, medio ambiente y energía, y se convocó a los partidos políticos de la oposición con representación parlamentaria a integrar comisiones de trabajo para la elaboración de políticas.28 Asimismo, se planteó que el gobierno electo pretendía llevar adelante una ambiciosa reforma de la administración pública, inspirada en el modelo neozelandés.29 30

En su discurso de toma de mando, realizado el 1 de marzo de 2010, Mujica reafirmó la necesidad de que el país contara con políticas de estado. También planteó como un objetivo primordial de su administración la eliminación de la indigencia y la reducción de la pobreza en un 50 %.31
Política nacional
Política económica

En términos generales se mantiene la política económica del anterior periodo, fortalecido esto por la presencia de un hombre del astorismo en Economía. Dentro de las políticas gubernamentales está la promoción a la inversión nacional y extranjera. Dentro de estas últimas destacan emprendimientos como el proyecto Aratirí y Montes del Plata.32

Desde distintos medios de prensa se afirmó que existía un grupo asesor al presidente integrado por Jerónimo Roca y Gabriel Frugoni de la OPP y el subsecretario de economía Pedro Buonomo, cuya orientación difiere de las políticas impulsadas por el ala astorista (integrada por el ministro de economía Fernando Lorenzo, el asesor Andrés Masoller y el presidente del BCU Mario Bergara).33 La existencia de discrepancias entre dos aparentes corrientes económicas se hicieron notorias en año 2011 en el tratamiento de varios proyectos como el Impuesto a la Concentración de Inmuebles Rurales (ICIR) o la ley que efectuaba varias rebajas diferenciales al IVA.34 No obstante, desde el gobierno se ha afirmado en reiteradas oportunidades que la política económica del gobierno es una sola y que «No hay ningún equipo económico trabajando en la sombra».35
Política social
Plan de Integración Socio-Habitacional «Juntos»

Este plan es considerado como buque insignia del gobierno de Mujica. El mismo fue lanzado por el gobierno el 15 de junio de 2010, como una continuación del Plan de Emergencia de su antecesor Tabaré Vázquez. Es sustentado por colaboraciones solidarias de empresas privadas, con el 87 % del salario mensual de Mujica y con la venta de alguna de las propiedades del Estado que han caído en desuso. El objetivo del plan es brindarle a familias carenciadas un hogar donde vivir. Fue definido por el propio presidente, no como un plan de vivienda, sino como un plan de ética y como una visión a futuro.36 El plan comenzó a mediados del 2010. La primera casa fue construida en el asentamiento informal Primero de Mayo. Las viviendas son construidas con especialistas, pero además con los propios interesados, con sus vecinos y con voluntarios.
Política en materia de drogas
Recibimiento de Mujica por parte de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.

En un movimiento sin precedentes, en junio de 2012 el gobierno de Mujica propuso legalizar y regular la venta de marihuana. El tema es ampliamente discutido y resulta sumamente complejo. No obstante, en medio de los comentarios y críticas que esto suscitó a nivel mundial,37 mereció elogios de la selecta publicación británica Monocle38 y, por su parte, la revista estadounidense Time destacó este hecho e incluso se preguntó si los líderes del mundo no deberían seguir el mismo camino.39
Reforma del Estado

Mujica anunció su intención de «reformar la administración pública». Sin embargo, la batalla se augura muy dura, tanto en el aspecto escalafonario como en el salarial.40 41
Educación

Durante el gobierno de Mujica se promovió el proyecto de la Universidad Tecnológica del Uruguay, a instalarse en el interior del país.
Política Internacional
Desbloqueo del puente de Fray Bentos
Artículo principal: Conflicto entre Argentina y Uruguay por plantas de celulosa
José Mujica junto a la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner en el Parque Anchorena, Uruguay.
Barco metanero.

Luego de varias reuniones con su homóloga Cristina Fernández, Mujica logró que se levantara el piquete de Arroyo Verde para que nuevamente el tránsito fluyera entre Uruguay y Argentina sobre el Puente Libertador General San Martín. Se acordó permitir el ingreso de personal técnico argentino a la planta de celulosa de UPM-Kymmene de Fray Bentos.
Otros acuerdos con Argentina

El 25 de febrero de 2011 Mujica se entrevistó con la presidenta argentina, Cristina Fernández, en la Quinta de Olivos. Allí se acordó la conformación de una comisión binacional de seguimiento comercial. La función de esta comisión será detectar las demoras en el ingreso de los productos a la Argentina y de hacer las gestiones para que las licencias para el ingreso de los productos uruguayos no tarden más de 60 días. La comisión estará integrada por técnicos de ambos países.42

En la reunión de Olivos también se firmó un convenio por el cual se acordó la puesta en marcha de una planta regasificadora que permitirá proveer gas natural a ambos países durante los próximos 15 años, a partir del 2013. Según el acuerdo, la planta será propiedad de la empresa energética argentina Enarsa y de la uruguaya Gas de Sayago S.A., propiedad de UTE y ANCAP. El barco metanero estaría ubicado frente a la costa uruguaya y conectado por el Gasoducto Cruz del Sur a las redes de Argentina y Uruguay. El proyecto tendría un costo estimado en 18 millones de dólares.43
Visitas al exterior
Artículo principal: Anexo:Visitas oficiales al exterior del presidente José Mujica

Mujica realizó varios viajes al exterior, entre los que merece destacarse particularmente su visita a la Asamblea General de las Naciones Unidas, ocasión en la que pronunció un prolongadísimo discurso de tono global.44
Derechos humanos

El 22 de marzo de 2012, en una ceremonia en el Palacio Legislativo, Mujica leyó un discurso en el cual se reconoció públicamente la responsabilidad del Estado uruguayo en las violaciones a los derechos humanos durante los años de la dictadura.45 En este acto estuvieron presentes, entre otros, el poeta Juan Gelman y su nieta, Macarena, hija de desaparecidos nacida en cautiverio en Montevideo.46
Pensamiento

José Mujica vive en una austera chacra a las afueras de Montevideo propiedad de su esposa, habiendo declinado ocupar la Residencia Presidencial de Suárez y Reyes, usada únicamente para actos oficiales. Su estilo de vida humilde queda reflejado además en el uso de un Volkswagen Escarabajo de 1987 como medio de transporte.47 El 90 % de su sueldo (260.259 pesos uruguayos en 2012) lo dedica a proyectos de ayuda contra la pobreza.48
«Vegetarianismo» carnívoro

En agosto de 2009, Mujica afirmó «Es necesario seguir reglas claras, que no son de izquierda o de derecha [...] Esto se los digo yo: un guerrillero vegetariano» (una idea similar a la presentada por Juan Domingo Perón en la frase: «Soy un general pacifista, algo así como un león herbívoro»).49 Un mes después, el diario The Economist (Londres) afirmó que Mujica es vegetariano.50 Esta información equivocada fue repetida en 2012 por el sitio web de la BBC.51 Otros medios en español se han hecho eco de este error.52 Sin embargo existen referencias de que Mujica no es vegetariano.53 54
Creencias religiosas

Las creencias religiosas de Mujica han sido objeto de interés y especulación por parte de la prensa. En una entrevista con la BBC ocurrida en noviembre del 2012 afirmó: «No tengo religión, pero soy casi panteísta: admiro la naturaleza».55 En una carta enviada a Hugo Chávez el 11 de diciembre de 2012 deseándole su recuperación le aclara que aunque él «no es creyente» va a convocar a una misa para que quienes quisieran manifestarse por su salud lo hagan.56 A la salida de dicha ceremonia Mujica aclaró: «Me estoy poniendo viejo y no sé si me estoy arrimando a Dios, o no. No soy creyente (...) Dentro de mi corazón todavía no puedo o no sé creer».57 En ocasión de la asunción en Roma del papa Francisco, originario de la vecina República Argentina, la esposa de Mujica, Lucía Topolansky aclaró que su ausencia en la ceremonia se debió a que tanto ella como su esposo «no son creyentes» y que a la ceremonia asistió el vicepresidente Danilo Astori ya que él sí lo es.58 Este tipo de declaraciones le ha valido que la prensa generalmente lo considere como uno de los dos únicos presidentes abiertamente ateos de América, junto con el presidente de Cuba Raúl Castro.59
Relevancia internacional

Desde fines de 2013, el laureado realizador cinematográfico Emir Kusturica se encuentra abocado a la tarea de filmar un documental sobre la vida de José Mujica, a quien considera «el último héroe de la política».60

Ha recibido 104 puntos

Vótalo:

abraham    lincon

2. abraham lincon

Abraham Lincoln (Hodgenville, Kentucky, 12 de febrero de 1809-Washington D. C., 15 de abril de 1865) fue un político estadounidense, decimosexto presidente de los Estados Unidos y primero por el Partido Republicano.2 3 Como un fuerte oponente de la expansión de la esclavitud en los Estados... Ver mas
Abraham Lincoln (Hodgenville, Kentucky, 12 de febrero de 1809-Washington D. C., 15 de abril de 1865) fue un político estadounidense, decimosexto presidente de los Estados Unidos y primero por el Partido Republicano.2 3

Como un fuerte oponente de la expansión de la esclavitud en los Estados Unidos, Lincoln ganó la nominación del Partido Republicano en 1860 y fue elegido presidente a finales de ese año. Durante su período, ayudó a preservar los Estados Unidos por la derrota de los secesionistas Estados Confederados de América en la Guerra Civil estadounidense.4 5 Introdujo medidas que dieron como resultado la abolición de la esclavitud, con la emisión de su Proclamación de Emancipación en 1863 y la promoción de la aprobación de la Decimotercera Enmienda a la Constitución en 1865.6

Lincoln supervisó estrechamente el resultado de la guerra hasta que llegó a su fin, en particular la selección de los mejores generales, incluyendo a Ulysses S. Grant. Lincoln movilizó con éxito a la opinión pública a través de su retórica y discursos; su discurso de Gettysburg es sólo un ejemplo de ello. Al finalizar la guerra, Lincoln estableció la reconstrucción, tratando de reunir rápidamente al país a través de una generosa política de reconciliación. Su asesinato en 1865 fue el primer magnicidio en Estados Unidos.

Índice

1 Vida
1.1 Religión
1.2 Adolescencia
1.3 Vida adulta
2 Nominación fallida a la vicepresidencia
3 Elección como presidente
4 Presidencia
4.1 Proclamación de Emancipación
4.2 Discurso de Gettysburg
4.3 La Guerra Civil
5 Reelección
6 Asesinato
7 Controversia sobre su sexualidad
8 Véase también
9 Referencias
10 Enlaces externos

Vida
Imagen de Lincoln en su juventud.

Nació el 12 de febrero de 1809 en una granja situada cerca de la ciudad de Hodgenville, en el actual condado de LaRue del Estado de Kentucky, lugar que en la actualidad es parque histórico nacional. Sus padres, Thomas Lincoln y Nancy Hanks, habían nacido en Virginia y como tantos pioneros agricultores se habían trasladado al oeste. La familia Lincoln procedía de Inglaterra. En 1637, Samuel Lincoln, aprendiz de tejedor, abandonó Gran Bretaña y se trasladó a América del Norte, instalándose en Hingham, Massachusetts. Más adelante, los Lincoln se fueron estableciendo en Nueva Jersey, Virginia, Pensilvania, hasta llegar finalmente a Kentucky, donde Thomas Lincoln, a sus veintiocho años, se casó con Nancy Hanks, el 12 de junio de 1806, cuando Nancy contaba con veintidós años de edad.
Religión

Abraham Lincoln era escéptico con respecto a las religiones. Creció en una familia altamente religiosa pero nunca se unió a ninguna iglesia. Era reservado acerca de sus creencias y de las creencias de los demás.[cita requerida]
Adolescencia

Abraham fue criado en el seno de una familia bautista, ya que tanto Thomás como Nancy Lincoln, sus padres, pertenecían a la Iglesia Bautista de Little Mount, situado cerca de Elizabethtown en el estado de Kentucky.

Cuando Abraham Lincoln tenía siete años de edad, su familia se mudó a Indiana. Al cumplir los dieciséis años, Abraham fue contratado por James Gentry para conducir una almadía de géneros hasta Nueva Orleans. Él y el hijo de Gentry comerciaron río abajo, a lo largo de la costa de azúcar. Fue en aquel viaje donde se vieron obligados a rechazar el ataque de una banda de negros.[cita requerida]

Por fin llegaron a Nueva Orleans; tiempo después de regresar a su hogar, su padre decidió mudarse de nuevo. La hacienda en Indiana producía poco y la fiebre láctea amenazaba su ganado. John Hanks vivía en Illinois, desde donde enviaba noticias sobre aquellas tierras. Y Thomas decidió irse de allí. Tras un largo viaje, el grupo llegó a orillas del río Sangamon, en el área cercana a Springfield, Illinois, en el año 1829. Allí construyeron su nueva casa.

Denton Offutt, un hombre que le tomó afecto a Abraham, lo contrató para que a su regreso de Nueva Orleans tomara cargo de un almacén con molino en Nueva Salem. Y allí fue Abraham, en julio de 1831. Lincoln contaba ya con veintidós años de edad, y era dueño de su persona. Se dijo él mismo más adelante:7

Pero, yo ignoraba muchas cosas. Sabía leer, escribir y contar, y hasta la regla de tres, pero nada más. Nunca estudié en un colegio o academia. Lo que poseo en materia de educación lo he ido recogiendo aquí y allá, bajo las exigencias de la necesidad.

Vida adulta
Retrato de Mary Todd Lincoln, esposa de Abraham Lincoln.

Sirvió como capitán en el ejército durante la Guerra de Halcón Negro.2

Su más notable hazaña ha sido la salvación de un indio viejo al que su propia gente, a pesar del salvoconducto que llevaba, querían colgar de un árbol.8

Lincoln era miembro del Partido Whig de los Estados Unidos al comienzo de su carrera política; sirvió cuatro períodos en la Legislatura del Estado de Illinois. Fue elegido congresista (diputado) a la Cámara de Representantes del Congreso de los Estados Unidos por el 7º Distrito congresional del Estado de Illinois para el período del 4 de marzo de 1847 al 3 de marzo de 1849. Debido a su oposición a la Intervención Estadounidense en México Lincoln tuvo que renunciar, dejando su puesto vacante para otros candidatos de su Partido en las elecciones intermedias, que se realizan dos años después, o antes, según se vea, de las generales. Tuvo una práctica exitosa como abogado en Illinois tanto antes como después de su período en la Cámara de Representantes.1 Lincoln tenía turbulentos cambios de humor que alternaban entre la grandiosidad y la depresión, que se moderaron enormemente después de su matrimonio con Mary Todd Lincoln en 1842. De esta unión nacieron cuatro hijos, todos varones. Uno de ellos murió siendo niño, antes de que su padre llegara a la Casa Blanca. Otro hijo también murió muy joven siendo su padre presidente. Y el más pequeño murió seis años después de la muerte de Abraham. El hijo mayor Robert Todd Lincoln vivió hasta llegar a adulto y tuvo descendencia.
Nominación fallida a la vicepresidencia

En 1854, cuando el Partido Whig se desintegró, Lincoln fue uno de los miembros fundadores del Partido Republicano en su Estado de Illinois. Durante su campaña para el Senado de los Estados Unidos contra Stephen A. Douglas, fue su capacidad oratoria lo que atrajo el apoyo público para una candidatura poco conocida. Lincoln debatió a Douglas en una serie de cuestiones que representaron una discusión nacional sobre las cuestiones que estuvieron a punto de dividir la nación.

Cuando la primera Convención Nacional del Partido Republicano se reunió en Filadelfia, entre el 17 y el 19 de junio de 1856, Lincoln fue nominado para ser el candidato a Vicepresidente de los Estados Unidos por el Partido Republicano en las elecciones presidenciales de ese año (las primeras en las que participaba el nuevo partido). Después de que la Convención eligiera a John C. Frémont como el candidato presidencial republicano, los delegados pasaron a ocuparse de la elección del candidato vicepresidencial; un grupo de delegados nominaron a Lincoln, quien tendría que enfrentarse a los otros aspirantes internos. Finalmente Lincoln fue derrotado en las votaciones de la Convención por William L. Dayton, un ex-senador al Congreso de Estados Unidos por Nueva Jersey, que se convirtió así en el primer candidato vicepresidencial de la historia del Partido Republicano;9 pero en las elecciones presidenciales la fórmula integrada por Frémont y Dayton fue derrotada por los demócratas. La nominación fallida de Lincoln reforzó sin embargo su fama.
Elección como presidente

En la Convención Nacional del Partido Republicano del año 1860, celebrada en la ciudad de Chicago, Lincoln se enfrentó a varios pre-candidatos republicanos poderosos que aspiraban a la Candidatura Presidencial del partido; eran ellos William H. Seward, Simon Cameron, Salmon P. Chase y Edward Bates (aparte de otros menos poderosos). Todos menos uno eran senadores activos del Congreso de Estados Unidos, y dos habían sido gobernadores de estado; pero el carisma de Lincoln compensaba su relativa falta de experiencia y de peso político. En la tercera votación de la Convención, efectuada el día 16 de mayo de 1860, Lincoln derrotó a sus compañeros de partido y se convirtió en el candidato oficial del partido para la Presidencia de los Estados Unidos.10

El Partido Demócrata se dividió; los demócratas de los Estados del Norte postularon la candidatura presidencial de Stephen A. Douglas (el mismo que había derrotado a Lincoln en la campaña para Senador), mientras los demócratas de los Estados del Sur lanzaron la candidatura presidencial de John C. Breckinridge (que en ese momento era Vicepresidente de los Estados Unidos). El Partido de la Unión Constitucional lanzó un cuarto candidato presidencial, que fue el ex whig John C. Bell.

En las elecciones presidenciales del 6 de noviembre de 1860 Lincoln obtuvo el 39,82% de los votos populares (1.865.908 votos); Douglas sacó el 29,46% (1.380.202 sufragios); Breckinridge obtuvo el 18,10% (848.019 votos); y Bell sacó un 12,62% (590.901 sufragios). En resumen, los tres opositores de Lincoln habían sumado casi tres millones de votos contra los menos de dos millones de Lincoln; pero en el Colegio Electoral Lincoln tenía 180 Grandes Electores contra 123 que sumaban sus opositores (se necesitaban 152 para ganar). Así que Lincoln fue el vencedor y quedó elegido presidente.11
Presidencia
Fotografía del 4 de marzo de 1861, fecha en que Lincoln tomó posesión de la presidencia de los Estados Unidos.

Poco después de su elección, el Sur dejó claro que la secesión era inevitable. Eso aumentó enormemente la tensión en toda la nación. Ya como presidente electo, sobrevivió a una tentativa de asesinato en Baltimore (Maryland), y el 23 de febrero de 1861 llegó en secreto y disfrazado a Washington. Lincoln fue ridiculizado por el Sur por este acto aparentemente cobarde, pero los esfuerzos en seguridad pudieron ser prudentes. En la investidura de Lincoln el 4 de marzo de 1861, los Turners fueron el cuerpo de guardaespaldas de Lincoln, y una guarnición importante de tropas de la Unión estaba siempre presente, lista para proteger al presidente y la capital de una invasión rebelde.

Los objetivos de su presidencia eran los de su partido, el Republicano, y que era el gran heredero del partido Whig, que había caído en desgracia. Consistía en lo que Henry Clay había llamado "Sistema americano", y que se resumía en tres puntos: Una política aduanera proteccionista, "mejoras internas", es decir, inversiones públicas en infraestructuras, y por último una política bancaria inflacionista.

El proteccionismo favorecía al norte, que votó mayoritariamente por los republicanos, y perjudicaba al sur, feudo de los demócratas. El norte era industrial, y al imponer unas aduanas altas se limitaba la competencia extranjera (principalmente británica) de bienes manufacturados. Esto perjudicaba al sur, que tenía que comprarlos a un mayor precio. El aumento de costes, además, no podía repercutirlos en sus exportaciones, ya que se enfrentaba a la competencia internacional. Además mermaba la renta de sus clientes. El norte, además, aprovechaba los ingresos de las aduanas (hasta la Guerra entre los Estados, la principal fuente de ingresos del Gobierno federal), para hacer las "mejoras internas", que el sur consideraba que no le beneficiaban. Lo mismo pasaba con la banca inflacionista.

Para llevar a cabo su programa, el "Sistema americano", necesitaba que se mantuviera la unión. Un país dividido daría al traste con ese esquema. Por eso Lincoln siempre antepuso la unión a cualquier otra consideración, incluida la esclavitud.
Proclamación de Emancipación

Durante su presidencia, Lincoln tiene el reconocimiento de haber liberado a los esclavos mediante la Proclamación de Emancipación, aunque ésta sólo los liberara en áreas de la Confederación no controladas por la Unión. Sin embargo, la proclamación hizo que el abolir la esclavitud en los estados rebeldes fuera un objetivo oficial de la guerra. Esto dio ímpetu a la adopción de las XIII y XIV enmiendas a la Constitución de los Estados Unidos, las cuales abolieron la esclavitud y establecieron la imposición federal de derechos civiles. Durante la Guerra Civil, Lincoln recibió del Congreso poderes que ningún presidente anterior había ejercido; manejó fondos sin control del Congreso y suspendió el hábeas corpus. De esta manera Lincoln fue capaz de arrestar opositores políticos (varios demócratas) y miembros de grupos antibelicistas sin necesidad de órdenes judiciales previas, además de poder censurar a estos grupos en la prensa (algo contrario a la libertad de expresión).
Discurso de Gettysburg

Lincoln mostró su liderazgo a la población de la Unión durante la guerra, como evidencia el Discurso de Gettysburg, un discurso de consagración de un cementerio de soldados de la Unión muertos en la batalla de Gettysburg en 1863. Mientras la mayor parte de los oradores en el acontecimiento hablaron con mucho detalle, algunos durante horas, las pocas palabras selectas de Lincoln resonaron a través de la nación y a través de la historia, desafiando la propia predicción de Lincoln de que «el mundo notará poco, ni mucho tiempo recordará lo que decimos aquí».
La Guerra Civil
Artículo principal: Guerra Civil Estadounidense

La Guerra Civil Estadounidense (1861-1865), que se convirtió en el conflicto más sangriento en el continente desde las expediciones militares de Napoleón, provocó miles de muertes a ambos lados de la línea Mason-Dixon, que separaba a los antiguos aliados del norte de los compatriotas del sur. El presidente Abraham Lincoln intentó mediar entre los estados del norte y del sur, y acabó entrando en una guerra que intentó evitar hasta el final. El origen fueron las disputas por la cuestión de la esclavitud, puesto que los estados del sur no querían renunciar a este antiguo privilegio. Aunque Lincoln era un opositor convencido de la represión, acabó siendo más importante para él la cohesión de la Unión que la abolición de la esclavitud.

La guerra era una fuente constante de frustración para el presidente, y esto ocupó casi todo su tiempo. Después de frustraciones repetidas con el General George Brinton McClellan, Lincoln tomó la decisión de sustituirlo por un comandante radical y algo escandaloso: el general Ulysses S. Grant. Éste aplicaría su conocimiento militar y su capacidad de liderazgo para llevar a su fin la Guerra Civil.

Antes de que Inglaterra, que dependía del algodón de los estados del sur, influyera en el reconocimiento de la confederación de los opositores, Lincoln liberó a los esclavos en 1863 mediante una proclamación. Cuando Richmond (Virginia), la capital Confederada, fue por fin capturada, Lincoln fue allí a hacer el gesto público de sentarse detrás del escritorio de Jefferson Davis, que había sido el presidente de los estados del sur durante toda la guerra, para decir simbólicamente a la nación que el Presidente de los Estados Unidos, y la Constitución estadounidense, tenían autoridad sobre toda esa tierra. Fue saludado en la ciudad como un héroe conquistador por esclavos liberados, cuyos sentimientos fueron ejemplarizados así por un admirador: «Sé que soy libre, porque he visto la cara de Padre Abraham y lo he sentido».

La reconstrucción de la Unión fue un gran peso sobre la mente presidencial. Él estaba decidido a tomar un curso que no alienara permanentemente a los antiguos estados Confederados.
Reelección
Litografía en color de un afiche de la campaña electoral de 1864 con Lincoln como candidato a presidente y Andrew Johnson como candidato a vicepresidente en la fórmula electoral de Unión Nacional apoyada por el Partido Republicano y un sector disidente del Partido Demócrata.

En el año 1864, Lincoln debía enfrentarse a una elección presidencial, una situación sin precedentes teniendo en cuenta que sería realizada durante una guerra civil.

La Convención Nacional del Partido Republicano celebrada entre el 7 de junio y el 8 de junio de 1864 en la ciudad de Baltimore votó por mayoría aplastante a favor de la candidatura de Lincoln para un nuevo período presidencial; tan sólo 22 delegados de la Convención votaron en contra de Lincoln y a favor de la candidatura del General Ulysses S. Grant (a pesar de que éste ni siquiera había manifestado su intención de ser candidato y mucho menos había autorizado a nadie para que lo postulara en contra de Lincoln).

Por su parte el Partido Demócrata tuvo grandes problemas para elegir a su candidato en su Convención Nacional celebrada a finales de agosto de 1864 en Chicago debido a la profunda división entre los demócratas favorables a continuar la guerra y los demócratas «pacifistas» que querían terminar la guerra negociando un acuerdo con los rebeldes confederados (aunque esto significara una rendición de hecho de la Unión). Al final se llegó a un acuerdo de consenso, nombrando candidato presidencial al general George B. McClellan, el mismo que había sido destituido por Lincoln y cuya destitución era presentada por los demócratas como una represalia partidista de Lincoln contra un demócrata; dicho candidato era favorable a la guerra, pero para compensar este hecho se había aprobado una plataforma electoral pacifista. La contradicción de un candidato partidario de la guerra defendiendo un programa electoral pacifista perjudicó a los demócratas y benefició a los republicanos.

Además un grupo de demócratas del Norte y de los estados sureños leales decidió no apoyar al candidato oficial del partido y dar su voto a Lincoln, dentro de una boleta electoral de Unión Nacional con los republicanos; a cambio lograron elegir a uno de sus dirigentes, Andrew Johnson (que era uno de los pocos demócratas de los estados rebeldes que se habían negado a apoyar la secesión y que luchaban contra la rebelión) candidato a vicepresidente dentro de esa boleta.

Pero por otro lado una facción de republicanos radicales se separaron del partido, descontentos con la política de Lincoln, y fundaron un nuevo partido llamado «Partido de la Democracia Radical» (Radical Democracy Party, en inglés). Ese partido reunió su Convención Nacional en la ciudad de Cleveland antes de que se celebrara la Convención republicana; y el 31 de mayo de 1864 eligieron a John C. Frémont, que había sido el primer candidato presidencial republicano y que como general de la Unión había encabezado un conato de motín contra Lincoln, como su candidato a Presidente de los Estados Unidos, compitiendo contra Lincoln y también contra el candidato demócrata. Durante meses esta candidatura radical amenazó con restarle votos a Lincoln y poner en peligro su reelección, pero finalmente Frémont se convenció de que su postulación sólo beneficiaba a los demócratas y como consideraba que Lincoln era un mal menor comparado con el candidato demócrata, aceptó retirar su candidatura a cambio de que Lincoln le pidiera la renuncia a un miembro de su gabinete que era enemigo político de Frémont; el acuerdo se cerró y el 22 de septiembre de 1864, poco más de un mes y medio antes de las elecciones, Frémont renunció a su candidatura y dejó el camino libre a Lincoln para que volviera a unir a todos los electores republicanos en torno a su candidatura.

Sin embargo, la larga guerra y el asunto de la emancipación parecieron imposibilitar la reelección de Lincoln; pero una serie de victorias militares de la Unión justo antes de la elección cambiaron dramáticamente la situación a favor de Lincoln.

En las elecciones presidenciales celebradas el 8 de noviembre de 1864 Lincoln obtuvo 2.218.388 votos populares, que equivalían al 55,02% de los votos; mientras McClellan obtuvo 1.812.807 votos populares, que representaban el 44,96% de los votos. En el Colegio Electoral Lincoln tuvo 212 Electores contra 21 de McClellan, ya que Lincoln había ganado en 23 de los Estados que participaron en la elección (los confederados no lo hicieron) y McClellan en tan sólo 2 de ellos.12 Así que Lincoln quedó reelecto con una aplastante mayoría; y un elemento significativo de esta brillante victoria fue que, al permitir muchos Estados que sus ciudadanos movilizados a los frentes pudieran votar en los teatros de operaciones de la guerra, Lincoln obtuvo el 70% de los votos de los miembros del Ejército.

El 4 de marzo de 1865 inició su segundo mandato presidencial consecutivo.
Asesinato
Artículo principal: Asesinato de Abraham Lincoln
El asesinato de Lincoln en el Teatro Ford.
El tren del cortejo fúnebre de Lincoln.
Lincoln aparece en las monedas de 1 centavo.
Lincoln aparece en las monedas de 1 centavo.
Lincoln aparece en los billetes de 5 dólares.
Lincoln aparece en los billetes de 5 dólares.

Lincoln se reunía frecuentemente con Grant mientras terminaba la guerra. Ambos planearon asuntos de la reconstrucción, y era evidente para todos que se tuvieron un gran respeto el uno al otro. Durante su última reunión, Lincoln invitó al General Grant a un evento social para aquella tarde, pero este decidió a último minuto viajar a Filadelfia y no asistir a la obra de teatro.13

Sin el general y su esposa, Lincoln y Mary Todd salieron para asistir a una representación en el teatro Ford. La obra era Our American Cousin, una comedia musical de Tom Taylor.14 Cuando Lincoln se sentó en el palco, John Wilkes Booth, un actor de Maryland, residente en Virginia y simpatizante del Sur, apareció por detrás y disparó un único tiro con una pistola Derringer de bala redonda a la cabeza del presidente y gritó ¡Sic semper tyrannis! (expresión en latín que significa "así siempre a los tiranos"). Booth saltó desde el balcón al escenario; el público creyó que al incorporarse estaba haciendo una reverencia, pero la verdad es que se había roto una pierna.

Booth alcanzó cojeando su caballo y logró escapar. El presidente, mortalmente herido y tras ser atendido por el joven médico militar Charles August Leale, presente en el teatro, fue llevado a una casa atravesando la calle donde entró en coma hasta que falleció diez horas después del atentado. Booth y varios de sus compañeros fueron finalmente capturados y ahorcados o encarcelados, aunque más tarde se demostró que algunos de ellos eran inocentes. La excepción fue Booth quien fue abatido por un policía.

El cuerpo de Lincoln fue llevado por tren en una magnífica procesión fúnebre por varios estados. La nación se afligió por un hombre, al que muchos consideraron el salvador de los Estados Unidos y el protector y defensor de lo que Lincoln mismo llamó "el gobierno del pueblo, por el pueblo, y para el pueblo". Sus críticos argumentan que de hecho eran los confederados los que estaban defendiendo el derecho del "gobierno para el pueblo" y que fue Lincoln quien suprimió ese derecho.

En la actualidad sus restos descansan en el cementerio de Oak Ridge en Springfield (Illinois).
Controversia sobre su sexualidad

Ya en 1926, Carl Sandburg, en su biografía de Lincoln The Prairie Years, aludía a la relación con Joshua Fry Speed diciendo que tenía «una vena de lavanda» y «la debilidad de las violetas de mayo». Tener una vena de lavanda era la jerga en la década de 1930 para señalar a un hombre afeminado o las connotaciones homosexuales de algo,15 una insinuación sobre la que el autor no se extendió.16

En 2006 se publicó póstumamente el libro The intimate world of Abraham Lincoln, del psicólogo y terapeuta Clarence Arthur Tripp (fallecido en 2003) donde se plantea que Lincoln tuvo una atracción erótica y relaciones con hombres desde su juventud hasta la presidencia. Tripp analizó en el libro siete relaciones suyas, cuatro con hombres y tres con mujeres. Según el libro, en 1831 Lincoln conoció en New Salem (Illinois) a Billy Greene, quien le enseñó gramática y compartió una estrecha cama con el futuro presidente (algo habitual en los Estados Unidos del siglo XIX) de cuyo físico guardaba un vivo recuerdo: «Sus muslos eran tan perfectos como puedan serlo los de un humano». En 1837 se mudó a Springfield, donde estableció una estrecha amistad con Joshua Fry Speed, a quien sus primeros biógrafos calificaban como «el único amigo íntimo que Lincoln tuviera nunca», y con quien también compartió el lecho durante cuatro años, aunque más importante es el tono de su amistad que revelan las cartas que Lincoln escribió a Speed, muchas de las cuales firmaba «Tuyo para siempre». Tripp arguye en el libro que sus relaciones con mujeres son, bien inventadas por los biógrafos de Lincoln (en referencia a Ann Rutledge), o lúgubres chapuzas (su cortejo a Mary Owens y su matrimonio con Mary Todd). Siendo ya presidente, Tripp menciona otras dos relaciones con hombres, con el joven Elmer Ellsworth («el mayor hombrecito que he conocido jamás») y con el capitán de la guardia presidencial y que fuera su compañero íntimo David Derickson, con quien compartía lecho durante las frecuentes ausencias de su esposa.17

El historiador Gabor Boritt califica los documentos donde se infiere de la sexualidad homosexual de Lincoln, escritos por Kramer de la siguiente forma «casi con certeza es un fraude…»18 Tripp también expresa su escepticismo sobre el descubrimiento de Kramer afirmando que «ver es creer, a pesar de la aparición de ese diario, sus pasajes no tienen la menor atisbo lincolniano.»19 La editorial Farrar, Straus and Giroux anunció en septiembre de 2010 que había adquirido los derechos mundiales sobre el libro que que tenía planes de publicarlo en dos volúmenes que aparecerían en 2012.20 Los críticos con la hipótesis de la inclinación homosexual de Lincoln remarcan que estuvo casado y que tuvo cuatro hijos. El historiador Douglas Wilson afirma que Lincoln en su juventud exhibió comportamientos heterosexuales, como la de contar historias a sus amigos sobre sus contactos con mujeres.21 La madrastra de Lincoln, Sarah Bush Lincoln, comentó que «nunca estuvo muy interesado en las chicas». Sin embargo algunos relatos de contemporáneos de Lincoln sugiere que tuvo una fuerte aunque controlada pasión por las mujeres.22 A Lincoln le desoló la muerte de Ann Rutledge en 1835. Mientras que algunos historiadores se han cuestionado si hubo en realidad una relación romántica entre ellos, el historiador John Y. Simon revisó la historiografía de Lincoln y concluyó que «se dispone de pruebas abrumadoras que indican que Lincoln amó a Ann y que su muerte lo sumió en una severa depresión. Más de un siglo y medio después de su muerte, cuando no se pueden esperar nuevas pruebas significativas, ella debería tener su lugar propio en la biografía de Lincoln.»23 Herndon, el socio legal de Lincoln, en su biografía sobre Lincoln, atestigua el profundo amor de Lincoln por la señorita Rutledge. Existe un poema anónimo sobre el suicidio publicado tres años tras su muerte se atribuye a Lincoln por muchos expertos.24 25 Su cortejo a Mary Owens fue diferente. Después de que ella rechazara su proposición de matrimonio de conveniencia por carta en 1837, Lincoln escribió a un amigo en 1838: «Sé que que estaba pasada de peso, pero ahora parece una cerilla rubia para Falstaff.»26

El libro de Tripp incluye dos epílogos; en uno de ellos, «A Respectful Dissent» (Una respetuosa disensión), el historiador y biógrafo de Lincoln, Michael Burlingame señala que «es posible pero altamente improbable que Lincoln fuera "predominantemente homosexual"»;27 en el segundo, «An Enthusiastic Endorsement» (un entusiasta refrendo), el historiador Michael B. Chesson, señala que, aunque el libro no proporciona una imagen conclusiva, muchos aspectos de su vida, como su tristeza, soledad y naturaleza reservada ganan claridad en el supuesto de un Lincoln homosexual.28 Biógrafos de Lincoln, como David Herbert Donald, han rechazado contundentemente las afirmaciones de Tripp, y creen que no hay evidencia de homosexualidad en la vida de Lincoln.29 También se han dado reseñas sobre el libro, como la de David Greenberg, que señalan la circunstancialidad de los argumentos y que no proporciona «razones convincentes para que se crea en su afirmación principal»,30 o que se trata de una serie de conjeturas extrañas.31 Otros, como Gore Vidal o Andrew Sullivan apoyan la tesis de Tripp, señalando que lo único que queda por aclarar es cuán gay era Lincoln.32

Ha recibido 49 puntos

Vótalo:

jose   gervasio    artigas

3. jose gervasio artigas

José Gervasio Artigas Arnal (Montevideo, Virreinato del Perú, 19 de junio de 1764 - Quinta Ybyray de Asunción del Paraguay, 23 de septiembre de 1850) fue un militar rioplatense y uno de los más importantes estadistas de la Revolución del Río de la Plata.1 2 Es el máximo prócer de Uruguay... Ver mas
José Gervasio Artigas Arnal (Montevideo, Virreinato del Perú, 19 de junio de 1764 - Quinta Ybyray de Asunción del Paraguay, 23 de septiembre de 1850) fue un militar rioplatense y uno de los más importantes estadistas de la Revolución del Río de la Plata.1 2 Es el máximo prócer de Uruguay, también es honrado en la Argentina por su contribución a la independencia y, con vicisitudes, a la federalización del país.3 Recibió los títulos de «Jefe de los Orientales» y de «Protector de los Pueblos Libres».

Índice

1 Perfil
2 De 1764 a 1810: la formación
3 De 1810 a 1820: la etapa revolucionaria
3.1 Estalla el proceso de la Independencia Hispanoamericana
3.2 El éxodo del pueblo oriental
3.3 Las instrucciones para la Asamblea del año 1813
3.4 La Liga Federal
3.5 La invasión luso-brasileña y la guerra contra los unitarios
3.6 Conflicto con Ramírez
3.7 De 1820 a 1850: el exilio en Paraguay
4 Destino de sus restos
5 Legado
6 Homenajes
7 Películas
8 Véase también
9 Referencias
10 Bibliografía
11 Enlaces externos

Perfil

Artigas tuvo una actuación destacada en las luchas independentistas y en el predominio de las ideas republicanas y democráticas sobre las monárquicas. Luchó sucesivamente contra el Imperio español y el Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarve y contra los unitarios instalados en Buenos Aires y Montevideo.

Artigas era oriental, entendiéndose como tal al nacido en la Banda Oriental, compuesta por lo que actualmente es Uruguay y por parte del actual estado brasileño de Río Grande del Sur. De manera directa, sus luchas se orientaron a la conformación de la Liga Federal, organizada estrictamente sobre los principios del federalismo y la república. A la Liga Federal se unieron, además de la Provincia Oriental, las provincias de Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe y los pueblos de Misiones bajo el control de Andrés Guazurary, todas ellas parte actual de la República Argentina, por entonces Provincias Unidas del Río de la Plata.

Su férrea defensa de la autonomía federal de las provincias contribuyó de manera indirecta a la independencia de España de los territorios que conformaron la Liga Federal. La Provincia Oriental se terminaría independizando de España en 1815. En 1828, al concluir la Guerra del Brasil, parte de la Provincia Oriental - el norte se mantuvo en poder brasileño - se transformó en un Estado autónomo separado del resto de las provincias y luego independiente, el Estado Oriental del Uruguay, cuando Artigas ya se encontraba en su largo exilio en Paraguay, país donde murió. Es decir que Artigas jamás consideró a la Banda Oriental como país independiente, ni nunca la llamó Uruguay.
De 1764 a 1810: la formación

José Gervasio Artigas fue hijo de Martín José Artigas Carrasco y de Francisca Antonia Arnal Rodríguez, según la partida que luce al folio 209 del Libro Primero de Bautismos de la Catedral de Montevideo. Pese a que siempre firmó como José Artigas, es mayoritariamente citado en la literatura y el público en general con su nombre completo de José Gervasio. Su abuelo, Juan Antonio Artigas Ordobas (oriundo de la localidad aragonesa de Puebla de Albortón) y su abuela Ignacia Xaviera Carrasco y Melo-Coutiño, habían sido de los primeros pobladores de la ciudad. Sus abuelos vinieron de Zaragoza, Buenos Aires y Tenerife (Islas Canarias). Formaba parte de una de las familias más acaudaladas de Montevideo. Su padre era propietario de campos y fue el primer capitán de milicias, desempeñando el cargo de Oficial Real.

Fue el tercer hijo de los seis que tuvieron sus padres. Sus hermanos fueron: Martina Antonia, José Nicolás, Manuel Francisco, Pedro Ángel y Cornelio Cipriano. Los dos últimos fallecieron antes de 1806.4

Ocho años después de su bautismo, José Artigas, junto con varios de sus hermanos y su propio padre, recibió el sacramento de la confirmación, el 24 de diciembre de 1772, en la estanzuela de Melchor de Viana, siendo padrinos éste y su esposa, Rita Pérez.

Artigas pasó estos primeros años en la ciudad y en la chacra de su padre, ubicada junto al arroyo Carrasco. Recibió en su niñez la mejor educación que en la época se podía dar en su ciudad, la cual consistía en la enseñanza primaria, impartida por los padres franciscanos del convento de San Bernardino.

Según consignó en sus memorias el general Nicolás de Vedia, prefirió dedicarse a las tareas rurales. A los doce años se trasladó al campo, en tierras pertenecientes a su familia. Observando a los habitantes del lugar -entre ellos, los gauchos- se hizo ágil en el manejo de las armas y del caballo.

En 1778 su nombre aparece registrado al ingresar en la Cofradía del Santísimo Rosario. Luego se abre una época indocumentada en la vida del héroe, de la que apenas se poseen algunas noticias. En sus "Apuntes biográficos sobre don José Artigas", el citado general Vedia, expresa:

Don José Artigas era un muchacho travieso e inquieto y propuesto a sólo usar de su voluntad; sus padres tenían establecimientos de campaña y de uno de estos desapareció a la edad como de 14 años y ya no paraba en sus estancias, sino una que otra vez, ocultándose a la vista de sus padres. Correr alegremente los campos, changuear y comprar en éstos ganados mayores y caballadas, para irlos a vender a la frontera del Brasil portugués, algunas veces contrabandear cueros secos, y siempre haciendo la primera figura entre los muchos compañeros, eran sus entretenimientos habituales".

La documentación glosada prueba que Artigas, como hijo de su tiempo, como morador de la pradera oriental, participó en faenas clandestinas y en el trajín del contrabando, en la zona norte de la Banda Oriental, durante los años de su mocedad. Vuelve Vedia a mencionarlo en sus "Apuntes”:

"Se habían pasado cosa de dieciséis a dieciocho años, cuando después abrazó su carrera de vida suelta, lo vi por primera vez en una estancia, a orillas del Bacacay, circundado de muchos mozos alucinados que acababan de llegar con una crecida porción de animales a vender. Esto fue a principios del año 93, en la estancia de un hacendado rico, llamado el capitán Sebastián".

La historia clásica del período de la "reivindicación", negó siempre el aserto, aduciendo, por lo menos, inocuidad de las probanzas. Lorenzo Barbagelata, por ejemplo, la vincula a las acusaciones, interesadas y falsarias, del libelo de Cavia. Eduardo Acevedo, aunque explica largamente el carácter del contrabando como "ley de la época" y cita la unánime opinión al respecto de historiadores del más diverso origen, concluye preguntándose donde están las pruebas de que el Jefe de los Orientales haya sido contrabandista. De todas maneras considerando el contexto histórico, no debería despreciarse la hipótesis de que, siendo una persona de campo, actuara en contra de los intereses de la Corona cometiendo oportunamente alguna forma de abigeato. Era en esas épocas una forma de defender los intereses de la familia de los elevados impuestos y un connato de la rebeldía que demostraría más tarde contra el régimen realista.
Artigas pasó las primeras décadas de su vida trabajando primero en sus estancias en la campaña oriental y luego como militar en el cuerpo de Blandengues, en estrecho contacto con los gauchos e indios.

También se relacionó con los aborígenes charrúas de manera intensa. Según diversos investigadores —entre los que se destaca Carlos Maggi, que expone esta afirmación en su libro El Caciquillo— durante el período que va desde su adolescencia hasta su ingreso en el cuerpo de Blandengues, período en el cual no aparecen referencias en los registros de la época, Artigas habría vivido con los charrúas, llegando a tener mujer e hijo dentro de esa nación. Este hijo, Manuel (el famoso Caciquillo), habría nacido hacia el año 1786, siendo aparentemente, el primogénito del prócer. Varias pruebas materializadas en cartas y en la actitud de Artigas hacia los indios, y viceversa, respaldan la existencia de este hijo.5

Su vida se habría desarrollado al norte del Río Negro, en las Misiones Orientales, Río Grande del Sur y Santa Catarina. Fue durante esta época que conoce a Isabel Sánchez Velásquez, nacida cerca de 1760 y la primera mujer de Artigas de quien se tenga conocimiento documentado. Separada de su marido Julián Arrúa (con el que tuvo cinco hijos), Isabel y Artigas comienzan una relación amorosa que dura más de diez años, y de la que nacieron cuatro hijos: Juan Manuel (nacido el 3 de julio de 1791), María Clemencia (nacida el 14 de agosto de 1793 - fallecida en la infancia), María Agustina (nacida el 4 de agosto de 1795 - también fallecida de menor edad) y María Vicenta (nacida el 24 de octubre de 1804). En 1792, Artigas tiene otro hijo con una mujer desconocida, llamado Pedro Mónico, el cual queda al cargo de sus abuelos paternos, para quienes fue su nieto favorito.5

A los treinta y tres años, en 1797, amparándose en una amnistía para quienes no tuvieran delitos de sangre, ingresó como soldado raso al recién creado cuerpo de Blandengues de Montevideo, una milicia especialmente autorizada por el rey en el Virreinato del Río de la Plata, que tenía como fin de proteger las fronteras. En esta función, Artigas participó del control de los avances portugueses en la frontera norte y en la lucha contra el contrabando y el pillaje.

Poco antes de finalizar el siglo XVIII, Artigas se encontró en la frontera con el Brasil, con un afro-montevideano que había sido capturado por los portugueses y reducido a la esclavitud. Decidió entonces comprarlo para darle la libertad. Desde entonces Joaquín Lenzina, más conocido como «el negro Ansina», acompañaría a Artigas durante el resto de su vida, convirtiéndose en su mejor amigo, su camarada de armas y su cronista.6

A Ansina corresponden estos versos sobre los años en el cuerpo de Blandengues:

Aunque en Maldonado está
el cuartel general,
el blandengue siempre va
por toda la tierra Oriental.

Artigas enseña
a no encender el fogón
que deje seña
de su posición...

Sigue, de noche y de día,
las huellas criminales
buscando con porfía
a hombres y animales.7

En 1800 José Artigas cumplió destacada labor en la fundación de la ciudad de Batovy en las Misiones Orientales, actual estado brasileño de Río Grande del Sur. En 1806, ante la primera de las Invasiones Inglesas y la ocupación de Buenos Aires por el ejército británico, colaboró con Juan Martín de Pueyrredón y llegó a organizar por sí mismo una fuerza de 300 soldados que no llegaron a entrar en combate.

El conocimiento adquirido hizo que desempeñara la tarea con éxito, siendo ascendido primero a capitán de milicias, posición alcanzada antes por su padre y por su abuelo, y luego ayudante mayor.

A poco de fallecer Isabel Sánchez, Artigas solicita licencia en su campamento de Tacuarembó Chico para contraer matrimonio, arreglado a la usanza de la época, con su prima Rosalía Rafaela Villagrán. La boda se realiza el 31 de diciembre de 1805. Al tener los novios un parentesco relativamente próximo, el cura les encomienda mantenerse en la oración, persignarse, etc. (arrodillados) por tres semanas.

El matrimonio tuvo tres hijos, un varón, José María (nacido el 24 de setiembre de 1806) y dos mujeres, Francisca Eulalia (nacida el 13 de noviembre de 1807 - fallecida de pocos meses en 1808) y Petrona Josefa (nacida en 1809 - fallecida a los cuatro meses en 1810). La muerte prematura de las dos hijas y una fiebre puerperal mal curada sumieron a Rafaela Rosalía Villagrán en una grave enfermedad mental (alucinaciones, manías persecutorias, etc.), hecho que acabaría por destruir su matrimonio. Cuidada por una tía de Artigas, Rafaela Rosalía Villagrán muere finalmente en Montevideo en el año 1824.5
De 1810 a 1820: la etapa revolucionaria
Estatua de Artigas en Santiago de Chile.
Estalla el proceso de la Independencia Hispanoamericana
Artículo principal: Revolución Oriental

En 1808 Napoleón aprovechó las disputas por el trono entre el rey español Carlos IV y su hijo, el futuro Fernando VII, para intervenir en el Imperio español e imponer las llamadas «abdicaciones de Bayona», por las cuales ambos renunciaron sucesivamente al trono de España en favor de José Bonaparte, luego de lo cual Fernando quedó cautivo.

Pero la intervención francesa desencadenó un levantamiento popular conocido como Guerra de la Independencia Española (1808-1814) que trajo incertidumbre sobre cuál era la autoridad efectiva que gobernaba España.

Ante la ausencia de una autoridad cierta en España y el cautiverio de Fernando VII, los pueblos hispanoamericanos, bajo la dirección de los criollos, comenzaron una serie de insurrecciones desconociendo a las autoridades coloniales. La primera insurrección se produjo el 25 de mayo de 1809 en la ciudad de Chuquisaca, en el Virreinato del Río de la Plata, a la que le siguieron levantamientos en todo el continente para formar juntas de autogobierno, dando origen a la Guerra de Independencia Hispanoamericana.

El 25 de mayo de 1810 el pueblo de Buenos Aires depuso al virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros, cabeza del Virreinato del Río de la Plata y eligió una junta para reemplazarlo, dando inicio a la Revolución de Mayo.

Inmediatamente, el poder español instaló su sede en Montevideo, importante puerto competidor del de Buenos Aires, y reclamó al Consejo de Regencia español el envío de un nuevo virrey, tropas y armas para reprimir el levantamiento.

Ese mismo año, Artigas, quien por entonces permanecía en las tropas virreinales,8 fue enviado a Entre Ríos como comandante de un contingente militar colonial, en un intento de recuperar para España los cinco pueblos entrerrianos insurrectos, pero resultó derrotado por los caudillos locales.

En enero de 1811 llegó a Montevideo el nuevo virrey, Francisco Javier de Elío. La Junta de Buenos Aires desconoció su autoridad y le declaró la guerra el 13 de febrero.

El ala radicalizada de la revolución de Buenos Aires había puesto sus ojos en Artigas. Mariano Moreno, secretario de la Primera Junta, escribió en agosto de 1810, en su Plan Revolucionario de Operaciones, lo siguiente:

Sería muy del caso atraerse a dos sujetos por cualquier interés y promesas, así por sus conocimientos, que nos consta son muy extensos en la campaña, como por sus talentos, opiniones, concepto y respeto; como son los del Capitán de Dragones don José Rondeau y los del Capitán de Blandengues don José Artigas; quienes, puesta la campaña en este tono y concediéndoles facultades amplias, concesiones, gracias y prerrogativas, harán en poco tiempo progresos tan rápidos, que antes de seis meses podría tratarse de formalizar el sitio de la plaza.9

El 15 de febrero de 1811 Artigas desertó del Cuerpo de Blandengues en Colonia del Sacramento y se trasladó a Buenos Aires para ofrecer sus servicios militares al gobierno revolucionario, que le dio el grado de teniente coronel, 150 hombres y 200 pesos para iniciar el levantamiento de la Banda Oriental contra el poder español. La fecha en la cual Artigas desertó del ejército realista en Colonia del Sacramento está hoy establecida con precisión en base a una nota de la revista de tropas del Cuerpo de Blandengues de Montevideo efectuada al mes siguiente. Antes de conocerse dicha nota, los historiadores fijaban el 2 o el 11 de febrero como fechas de la deserción. La nota expresa:

José Artigas, capitán de la 3.a Compañía, y Rafael Ortiguera, fugaron a Buenos Aires el 15 de febrero.10

Los pueblos de la América española luchaban por su libertad y Artigas quería defender esas ideas en la Banda Oriental, y luego del hecho conocido como «Grito de Asencio» del 28 de febrero del citado año, la población rural oriental comandada por Pedro José Viera junto a Venancio Benavides que habían tomado al siguiente día la villas de Santo Domingo de Soriano y Mercedes, solicitaron auxilios a la Junta de Buenos Aires que lo mandó a su tierra con el grado de teniente coronel y unos 180 hombres, a principios de abril, y a quien Viera entregaría su obra, sumándose a la revolución y lanzando una exitosa revuelta en contra del Reino de España.

El 11 de abril emitió la Proclama de Mercedes, asumió el mando de la revolución en la Banda Oriental y el 18 de mayo derrotó a los españoles en la Batalla de Las Piedras. Luego inició el sitio de Montevideo y fue aclamado «Primer Jefe de los Orientales».

En 1812 logró convocar a un Congreso Nacional en Maroñas y allí proclamó la Provincia Oriental con gobierno federal, como modelo a seguir por las demás Provincias Unidas del Río de la Plata.

En las filas artiguistas participaron personajes y caudillos tan importantes para la posterior historia uruguaya como Dámaso Antonio Larrañaga, Juan Antonio Lavalleja, Manuel Oribe, Fernando Otorgués, Fructuoso Rivera y Pablo Zufriategui.
El éxodo del pueblo oriental
Artículo principal: Éxodo oriental
José Artigas. Dibujo de J.M. Blanes.

Como consecuencia del armisticio firmado con el virrey Elío por la Junta de Buenos Aires, las tropas enviadas a la Banda Oriental debieron abandonar dicho territorio, levantando el sitio de Montevideo. Artigas fue nombrado «teniente gobernador, justicia mayor y capitán del Departamento de Yapeyú», entonces en las Misiones argentinas.

Artigas, disgustado por el armisticio y ante la evacuación de las tropas porteñas, cumplió con su nuevo cargo trasladándose al territorio misionero, por lo que decidió pasar con sus seguidores a la orilla occidental del río Uruguay, hecho conocido como el éxodo oriental. Cruzó el río Uruguay con mil carretas y unas 16.000 personas con sus ganados y pertenencias, en la primera semana de enero de 1812, instalando su campamento cerca del arroyo Ayuí Grande, pocos kilómetros al norte de la actual ciudad entrerriana de Concordia, entonces perteneciente a la jurisdicción de Misiones.11

Allí se estableció en un enorme campamento, desde el cual organizó un gobierno sui generis sobre el territorio que sus hombres alcanzaban a controlar. Mantuvo correspondencia con pequeños caudillos locales de las provincias de Entre Ríos y Corrientes, con lo que aumentó el círculo de los que compartían sus ideas y que serían base de su futura influencia en el Litoral argentino.

A principios de 1812, roto el armisticio con la retirada de Elío, las tropas de Buenos Aires reanudaron el sitio de Montevideo. Pero el jefe político de las mismas, Manuel de Sarratea, hizo todo lo posible para debilitar las fuerzas de Artigas, lo que llevó a un enojoso conflicto con el caudillo. Sólo después de la retirada de Sarratea, Artigas se unió al sitio de Montevideo con sus tropas.
Las instrucciones para la Asamblea del año 1813
Artículo principal: Instrucciones del año XIII
Bandera de Artigas.

En el campamento de Artigas fueron electos los diputados orientales que debían concurrir a la Asamblea General Constituyente del año 1813 a celebrarse en Buenos Aires. Artigas le dio instrucciones12 a sus diputados, las que fueron dictadas el 13 de abril de 1813.

Básicamente, Artigas reclamaba:

Independencia de las provincias del poder español.
Igualdad de las provincias a través de un pacto recíproco.
Libertad civil y religiosa.
Organización de los poderes como un gobierno republicano.
Federalismo, con un gobierno supremo que entendendiera solamente en los negocios generales del Estado, y confederación referida a la protección que se debían las provincias entre sí.
Soberanía de la Provincia Oriental sobre los siete pueblos de las Misiones Orientales.
Ubicación del gobierno federal fuera de Buenos Aires.

Los diplomas de los diputados orientales fueron rechazados por la Asamblea, usando como argumento legal la nulidad de su elección porque se realizó en un campamento militar y además porque Artigas les había impartido instrucciones, a pesar de que la Asamblea se había declarado soberana.

A continuación, el general José Rondeau hizo reunir un segundo congreso, que eligió nuevos diputados a la Asamblea, en una capilla junto a su propio campamento, cuidando de elegir a diputados contrarios a la influencia de Artigas.

Ante este atropello a la voluntad popular, Artigas abandonó el sitio de Montevideo a mediados de enero de 1814. Se dirigió a la costa del río Uruguay, desde donde sus partidarios lanzaron una serie de campañas para controlar el interior de la Banda Oriental y la Provincia de Entre Ríos. La expedición enviada desde Paraná para enfrentarlo fue derrotada en Entre Ríos por su lugarteniente Eusebio Hereñú.

Tras el retiro de Artigas del sitio de Montevideo, el unitario Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata, Gervasio Antonio Posadas, firmó un decreto el 11 de febrero de 1814, declarando a Artigas «traidor a la Patria».

Art.1 - Se declara a don José Artigas infame, privado de sus empleos, fuera de la Ley y enemigo de la Patria.

Art. 2 - Como traidor a la Patria será perseguido y muerto en caso de resistencia.
Art. 3 - Es un deber de todos los pueblos y las justicias, de los comandantes militares y de los ciudadanos de las Provincias Unidas perseguir al traidor por todos los medios posibles. Cualquier auxilio que se le dé voluntariamente será considerado como crimen de alta traición.
Se recompensará con seis mil pesos a los que entreguen la persona de don José Artigas vivo o muerto.13

En cuanto a su vida personal, en 1813, Artigas procrea otros dos hijos naturales: una niña, María Escolástica (nacida el 10 de febrero de 1813), cuya madre fue una misionera guaraní, y un niño, Roberto (nacido a fines de 1813), hijo de María Matilda Borda, viuda de Antonio Altacho (muerto en 1808) y dueña de una pulpería y almacén de ramos generales.5 Mientras que María Escolástica fue adoptada por el matrimonio Lorenzo Centurión y Francisca Basualdo y toma su apellido,5 Roberto es reconocido por Artigas, como consta en su acta de bautismo en Las Piedras.5
La Liga Federal
Escudo diseñado por el propio Artigas en 1815 para representar a la Provincia Oriental en la Liga Federal. Se destacan los motivos indígenas en alusión de la simpatía que el prócer oriental sentía por ellos.
Artículo principal: Liga Federal
En rojo, la Unión de los Pueblos Libres en 1815, parte de las Provincias Unidas del Río de la Plata.
FIAV historical.svgBandera diseñada por Artigas para la Liga Federal en 1815.

En 1814 organizó la Unión de los Pueblos Libres, de la que fue declarado Protector. Al año siguiente liberó Montevideo del control de los unitarios aliados de Buenos Aires.

Tras varios meses de enfrentamientos militares entre el Directorio, en una guerra civil desarrollada en Corrientes, Entre Ríos y la Provincia Oriental, la victoria de Fructuoso Rivera en la batalla de Guayabos en enero de 1815, obligó al Director Carlos María de Alvear a evacuar Montevideo, entregándola al segundo de Artigas, Fernando Otorgués.
La Liga Federal.

Alvear, decidido a gobernar sobre las provincias argentinas sin oposición, ofreció a Artigas la independencia de la Provincia Oriental. Artigas la rechazó y ayudó a los federales de Corrientes y Santa Fe a sacudirse la tutela del Directorio.

Las victorias de Artigas facilitaron la revolución que determinó la caída de Alvear en abril de ese año. Pero las relaciones con su sucesor, Ignacio Álvarez Thomas, siguieron siendo tirantes y violentas. No obstante, éste no intentó volver a someter a su gobierno a la Provincia Oriental.

En mayo de 1815, Artigas instaló su campamento en Purificación, unos cien kilómetros al norte de la ciudad de Paysandú, cerca de la desembocadura del arroyo Hervidero, que desagua en el río Uruguay, y a unos siete kilómetros de la llamada Meseta de Artigas. Purificación habría de transformarse en la capital de hecho de la Liga Federal. El comerciante escocés John Parish Robertson, que lo visitara en aquel entonces, describió así el sitio:

Tenía alrededor de 1.500 seguidores andrajosos en su campamento que actuaban en la doble capacidad de infantes y jinetes. Eran indios principalmente sacados de los decaídos establecimientos jesuíticos, admirables jinetes y endurecidos en toda clase de privaciones y fatigas. Las lomas y fértiles llanuras de la Banda Oriental y Entre Ríos suministraban abundante pasto para sus caballos, y numerosos ganados para alimentarse. Poco más necesitaban. Chaquetilla y un poncho ceñido en la cintura a modo de kilt escocés, mientras otro colgaba de sus hombros, completaban con el gorro de fajina y un par de botas de potro, grandes espuelas, sable, trabuco y cuchillo, el atavío artigueño. Su campamento lo formaban filas de toldos de cuero y ranchos de barro; y éstos, con una media docena de casuchas de mejor aspecto, constituían lo que se llamaba Villa de la Purificación.14 15

Fue además en el campamento de Purificación donde Artigas contrae su segundo matrimonio en diciembre de 1815 (su primer enlace con Rosalía Villagrán había sido anulado a causa de su demencia) con Melchora Cuenca, una lancera paraguaya. Esta mujer, mucho menor que Artigas, conoció al Prócer pues su padre traía víveres a Artigas enviados por la Junta del Paraguay. Fruto de la unión nacieron dos hijos: Santiago (nacido en 1816) y María (nacida en 1819).5

El 29 de junio de 1815 se reunió en Concepción del Uruguay, Entre Ríos, el «Congreso de los Pueblos Libres» llamado Congreso de Oriente. Fue convocado por Artigas para «tratar la organización política de los Pueblos Libres, el comercio interprovincial y con el extranjero, el papel de las comunidades indígenas en la economía de la confederación, la política agraria y la posibilidad de extender la Confederación al resto del ex-Virreinato del Río de la Plata». En este congreso, las provincias de Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Misiones, Santa Fe y la Provincia Oriental se declararon independientes «de todo poder extranjero», al tiempo que se invitó a las demás Provincias Unidas del Río de la Plata a sumarse a un sistema federal, ya que dicha declaración de independencia no era una declaración separatista del Río de la Plata. A la Liga Federal liderada por José Gervasio Artigas estuvieron a punto de sumarse las provincias de Santiago del Estero y La Rioja aunque en ambas al final vencieron las tropas directoriales.

Envió una delegación a Buenos Aires con la premisa de mantener la unidad basándose en los principios de: «La soberanía particular de los pueblos será precisamente declarada y ostentada, como objeto único de nuestra revolución; la unidad federal de todos los pueblos e independencia no solo de España sino de todo poder extranjero (...)». Los cuatro delegados fueron detenidos en Buenos Aires, y el nuevo Director ordenó invadir Santa Fe.

Artigas ratificó entonces el uso de la bandera creada por Manuel Belgrano, añadiéndole un festón diagonal punzó, siendo el rojo punzó desde entonces el signo del federalismo en la Argentina. Artigas la llamó «el Pabellón de la Libertad».

Este congreso sancionó el 10 de septiembre de 1815 un Reglamento para el fomento de la campaña, que fue la primera reforma agraria de América Latina, ya que expropiaba las tierras y las repartía entre los que la trabajaban «con la prevención que los más infelices sean los más privilegiados».16
La invasión luso-brasileña y la guerra contra los unitarios
Estatua de Artigas en Belo Horizonte, Brasil.
Artículo principal: Invasión Luso-brasileña

El 9 de julio de 1816 se declaró en el Congreso de Tucumán la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata, pero en el mismo, con excepción de Córdoba, no fueron representadas las provincias pertenecientes a la Liga de los Pueblos Libres.

El constante crecimiento de influencia y prestigio de la Liga Federal atemorizó tanto a los unitarios de Buenos Aires y Montevideo como al Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarve. En agosto de 1816 numerosas tropas luso-brasileñas invadieron la Provincia Oriental, con la complicidad tácita de los unitarios que se habían fortalecido en Buenos Aires y del embajador porteño en Río de Janeiro. Con la intención de destruir al caudillo y su revolución, las tropas luso-brasileñas atacaron por tierra y mar. Junto a Artigas, participaron en la defensa de su provincia sus lugartenientes: Juan Antonio Lavalleja, Fernando Otorgués, Andrés Latorre, Manuel Oribe, el misionero Andrés Guazurary, apodado "el indio Andresito". En cuanto a Fructuoso Rivera, éste luchó contra Lecor hasta 1820 cuando se plegó al ejército portugués luego de la derrota. Poco tiempo después el mismo Fructuoso Rivera entraría junto a los montevideanos del "Club del Barón" a conspirar para dar muerte a Artigas.

Debido a su superioridad numérica y material, las fuerzas luso-brasileñas al mando de Carlos Federico Lecor vencieron a Artigas y sus lugartenientes y ocuparon Montevideo el 20 de enero de 1817, aunque la lucha continuó por tres años en el medio rural.

Indignado por la pasividad de los unitarios instalados en Buenos Aires, Artigas les declaró la guerra, al tiempo que enfrentó a los luso-braileños con ejércitos que se vieron diezmados por sucesivas derrotas.

Después de tres años y medio de resistencia, la batalla de Tacuarembó, de enero de 1820 significó la derrota definitiva de Artigas, que debió abandonar el territorio oriental, al que ya no volvería. Varios de sus lugartenientes cayeron prisioneros o abandonaron la lucha. Fructuoso Rivera, por su parte, se pasó al ejército brasileño de ocupación.
Conflicto con Ramírez
Artículo principal: Guerra entre Artigas y Ramírez

Casi al mismo tiempo, los integrantes de la Liga Federal, Francisco Ramírez, gobernador de Entre Ríos, y Estanislao López, gobernador de Santa Fe, lograron finalmente la victoria sobre los unitarios. La Batalla de Cepeda forzó la caída del Directorio. Pero la esperanza duró poco, ya que ambos caudillos, al saber del casi aniquilamiento de las tropas de Artigas, entraron en acuerdos con el nuevo gobernador porteño, Manuel de Sarratea, firmando con él el Tratado del Pilar. Aunque tal tratado consideraba pedir su aprobación a Artigas, el héroe oriental se consideró afrentado al no haber sido consultado por los suscriptores del tratado.

Después de la batalla de Tacuarembó, Artigas se instaló en Entre Ríos, donde entró en serios conflictos con Francisco Ramírez, quien no aceptó la hegemonía del caudillo oriental en su provincia. Con apoyo del gobierno porteño, Ramírez inició una campaña contra Artigas. Fue derrotado en una pequeña batalla, pero logró derrotarlo en la batalla de Las Tunas, cerca de Paraná.

Ramírez persiguió a Artigas hacia Corrientes, donde éste contó aún con el apoyo del jefe guaraní Francisco Javier Sití. Pero la victoria fue, en definitiva, para Ramírez.
De 1820 a 1850: el exilio en Paraguay

Rodeado por todos lados por los lugartenientes de Ramírez y viendo su causa definitivamente perdida, el 5 de septiembre de 1820, Artigas cruzó el río Paraná hacia el exilio en Paraguay, dejando atrás su patria y su familia.
Artigas en su ancianidad, por Alfred Demersey. Es el único retrato auténtico del general, aunque muy posterior a su actuación pública. Posiblemente en éste se inspiró Blanes para sus retratos de Artigas.

El dictador paraguayo Gaspar Rodríguez de Francia le dio refugio, pero cuidó que no conservara ninguna influencia política, ni mantuviera correspondencia con nadie fuera del Paraguay. Su único acompañante durante el resto de su vida fue el Negro Ansina.

La campaña de los Treinta y Tres Orientales inició la liberación de su provincia del Imperio del Brasil en 1825. Pero la complicada guerra del Brasil y las intromisiones diplomáticas de Gran Bretaña, sumada a las sucesivas desilusiones de los orientales con los gobiernos porteños, llevaron a la independencia del Estado Oriental del Uruguay en 1828, en la cual Artigas nunca participó.

Confinado a la lejana e inhóspita Villa de San Isidro Labrador de Curuguaty, allí vivió cultivando la tierra hasta la muerte de Gaspar Rodríguez de Francia y no causó problema alguno a las autoridades paraguayas. Fue en esta localidad donde Artigas conoció hacia el año 1825 a Clara Goméz Alonso, quien sería su compañera hasta la muerte; de esta unión nacería en 1827 Juan Simeón, el último de su larga prole y que llegaría a ser Teniente Coronel en Paraguay, hombre de confianza del Mariscal Francisco Solano López.5

No obstante su pasividad en el exilio, por mera precaución, fue arrestado algunas semanas después de la muerte del dictador, ocurrida el (20 de septiembre de 1840). El nuevo gobierno de Carlos Antonio López, primer Presidente Constitucional del Paraguay lo trasladó a Asunción, donde disfrutó de su plácida ancianidad en el barrio asunceno de Trinidad, residiendo en la propia quinta Ybyray del Presidente de la República, rodeado del afecto de los paraguayos. Allí falleció, diez años después, el 23 de septiembre de 1850, a los 86 años de edad.

¡Mi caballo! ¡Tráiganme mi caballo!17
Últimas palabras de José Gervasio Artigas.

Los paraguayos y guaraníes misionenses lo llamaban Karay Guazú (gran señor), título que no solo le dieron a Artigas, sino que también a Gaspar Rodríguez de Francia y Francisco Solano López. Por otra parte, el historiador Gonzalo Abella recoge el apodo Oberavá Karay (señor que resplandece), título con que los guaraníes de la zona de Curuguaty se referían a Artigas.

Testimonio de su larga estadía en el Paraguay son una escuela pública y un árbol de ibirapitá.18
Destino de sus restos
Monumento a Artigas en Plaza Independencia de Montevideo.
Urna con los restos de Artigas en el mausoleo erigido en su honor situado en la Plaza Independencia de Montevideo.

En 1855 ante la gestión del Presidente Venancio Flores, sus restos son repatriados desde el Paraguay. Ya en Montevideo se mantienen 8 meses en la Capitanía del Puerto y son retirados el 17 de noviembre de 1856 cuando se les dio sepultura en el Panteón Nacional del Cementerio Central con la solemnidad correspondiente a los servicios prestados a su país, luego de realizarse las exequias fúnebres en la Iglesia Matriz. Según Joaquín Requena fueron enterrados «bajo la sombra del Sagrado Estandarte del divino libertador del género humano» y en su lápida se leía la siguiente inscripción: «Artigas: fundador de la nacionalidad oriental».

En 1859 mientras se realizaban obras en el Cementerio Central, los restos son trasladados en forma temporal al sepulcro familiar del pariente de Artigas, el ex Presidente de la República Don Gabriel Pereira. El 24 de enero de 1864 los restos vuelven al Cementerio Central y son depositados en la “Rotonda del Cementerio Central”, cuya construcción había finalizado el año anterior.

En 1877 durante el gobierno de Lorenzo Latorre, la urna se cambia por otra construida "en madera de cedro enchapado en jacarandá, con incrustaciones de plata, con su correspondiente pedestal".

En 1950, en ocasión de celebrarse el centenario del fallecimiento de Artigas, la urna fue colocada en un altar ubicado en el Obelisco de Montevideo para ser exhibida. En 1971, argumentando que se había obtenido información por la cual la urna iba a ser robada, se dispone un operativo militar por el cual los restos se trasladan al Regimiento "Blandengues de Artigas" de Caballería Nº 1 quedando en custodia del Ejército. Por Decreto-Ley N° 14276 del 27 de septiembre de 1974, se dispuso la creación de un mausoleo para el depósito de sus restos, el que se encuentra en la Plaza Independencia, en el centro de la ciudad de Montevideo. Sus restos fueron retirados del Panteón Nacional del Cementerio Central en 1972 y estuvieron bajo la guardia del Ejército siendo custodiados por los Blandengues, mientras se terminaba la construcción del mausoleo. Fueron trasladados allí el 19 de junio de 1977. El mausoleo fue sometido a una remodelación a partir de 2010; el 26 de octubre de 2012, los restos del Prócer retornaron finalmente a su hogar, en un acto público que contó con la oratoria del profesor Daniel Vidart.19
Legado
Artículo principal: Artiguismo
Estatua de José Artigas en Washington D.C., en los parques que rodean la OEA, obra de José Luis Zorrilla de San Martín.

Las raíces de su ideario tienen dos fuentes principales. Artigas leyó en su adolescencia libros que provenían de Europa y Estados Unidos, como Sentido común de Thomas Paine y El contrato social de Rousseau, entre otros de autores de la Ilustración.

Fue educado en una escuela católica de franciscanos, de la que se retiró a las estancias de su padre, principalmente a la que se ubicaba en las actuales tierras que lindan la Villa de Casupá. En la primera etapa de su vida no fue influido por ideas revolucionarias. Su educación no fue muy ortodoxa aunque si demostró brillantez en su desempeño. Cuentan cronistas de la época, que en la época de Purificación en que contaba con 3 ó 4 secretarios, les dictaba cartas simultáneamente a los cuatro, con sorprendente lucidez, en las que se ocupaba desde la organización administrativa y política, pasando por cartas diplomáticas y asuntos menores como restituciones de bienes a gente del pueblo, o fijar pensiones para viudas e hijos de sus combatientes caídos en acción. De su vinculación con la campaña adquirió experiencia para la revolución que luego llevó a cabo.

En la opinión del investigador Carlos Maggi, lo que marcó a Artigas en su adolescencia fue su relación con los indígenas, negros y gauchos. Se mezclaron sus raíces, su avidez, lo que leyó y su contacto con la alta sociedad montevideana y con la parte marginada de la sociedad.

El ideario artiguista se componía de ideas políticas, las que se expresaron en las Instrucciones del año XIII y en la conformación de la Liga Federal. También tenía ideas socioeconómicas, que se expresaron en el Reglamento de Tierras, el Reglamento provisorio de 1815 de la campaña y seguridad de sus hacendados y el Reglamento Provisorio de Aranceles Aduaneros para las Provincias Confederadas de la Banda Oriental del Paraná.
Homenajes
Placa conmemorativa situada en Israel.

En honor a Artigas Uruguay adoptó la que fuera bandera de la Liga Federal como uno de sus símbolos patrios, bajo la denominación de Bandera de Artigas.

Homenajes:

En la Argentina: ya se ha señalado que José Gervasio Artigas es justamente considerado uno de los comandantes héroes de la Guerra de Independencia Argentina y el creador del federalismo rioplatense, por estos motivos la misma Bandera de Artigas es hoy oficial en la vecina provincia argentina de Entre Ríos, y la provincia argentina de Misiones tiene así mismo su bandera inspirada en la de Artigas. También se le ha dedicado un himno, denominado Himno a Artigas. En gran parte de las principales ciudades argentinas existen monumentos a José Gervasio Artigas o calles e incluso barrios (como ocurre en las importantes ciudades de Córdoba en donde existe un Barrio General Artigas y distante de tal barrio, el monumento a J.G. Artigas ya que se ubica a la entrada del célebre Parque Sarmiento); en la ciudad de Santa Fe capital de la provincia homónima se puede apreciar un monumento a José Gervasio Artigas en en la rotonda del cruce entre la Avda. Costanera y la avenida Javier de la Rosa; así como también en las ciudades entrerrianas se encuentran monumentos que conmemoran al héroe rioplatense tal como ocurre en las importantes e históricas ciudades de Concepción del Uruguay y Concordia con plazas y calles que le homenajean llevando su nombre. Por decreto-ley 1255 de 1955 el gobierno argentino dispuso la construcción de un monumento a Artigas en Buenos Aires (actual Ciudad Autónoma de Buenos Aires o Capital Federal), situado en la Plaza República Oriental del Uruguay en el conspicuo barrio de La Recoleta. En tal barrio porteño el monumento fue construido por el escultor José Luis Zorrilla de San Martín y por el arquitecto Alejandro Bustillo, siendo inaugurado en abril de 1973.20 Igualmente en plena ciudad de Buenos Aires y más exactamente en el Parque de Palermo desde el año 1910 homenajea al heroico J.G. Artigas un retoño del ibirá pitá que se encontró en la última morada (la asuncena) del héroe rioplatense.21 Desde el 10 de junio de 2013, la importante Ruta Nacional 14 argentina lleva el nombre de José Gervasio Artigas.22

En Paraguay, una importante avenida de Asunción lleva su nombre. Está avenida culmina en el Jardín Botánico, donde se encuentra la la Escuela "Artigas", solar en el que Artigas pasó sus últimos años en el exilio.23 24 También en Asunción del Paraguay el 8 de noviembre de 2002 fue inaugurado un monumento a Artigas en la Plaza Uruguaya.25

En Chile, en Santiago de Chile, se encuentra una estatua en honor a José Gervasio Artigas en el bandejón central de la Alameda del Libertador Bernardo O'Higgins, entre las calles Dieciocho y San Ignacio.

En los Estados Unidos existen estatuas de José Artigas en Constitution Avenue en Washington, en 6th Avenue de Nueva York, y en Newark (Nueva Jersey).

Ha recibido 31 puntos

Vótalo:

jose   batlle    y   ordoñez

4. jose batlle y ordoñez

Para otros usos de este término, véase José Batlle y Ordóñez (desambiguación). José Pablo Torcuato Batlle Ordóñez (Montevideo, 21 de mayo de 1856 - 20 de octubre de 1929), fue un político y periodista de Uruguay. Presidente de la República por dos períodos: 1903 - 1907 y 1911 - 1915... Ver mas
Para otros usos de este término, véase José Batlle y Ordóñez (desambiguación).

José Pablo Torcuato Batlle Ordóñez (Montevideo, 21 de mayo de 1856 - 20 de octubre de 1929), fue un político y periodista de Uruguay. Presidente de la República por dos períodos: 1903 - 1907 y 1911 - 1915.

Índice

1 Biografía
2 Carrera periodística
3 Primera presidencia
3.1 Aspectos políticos
3.1.1 Alzamiento de 1903
3.2 La Revolución de 1904
3.2.1 Consecuencias de la revolución
3.3 Gabinete de gobierno
4 Segunda presidencia
4.1 Gabinete de gobierno
5 Legado
6 Homenajes
7 Véase también
8 Referencias
9 Bibliografía
10 Enlaces externos

Biografía

Hijo del presidente Lorenzo Batlle y de Amalia Ordóñez, y bisnieto de inmigrantes catalanes oriundos de Sitges.

En 1879 comienza su carrera periodística, la cual estuvo signada desde un comienzo por las críticas a los gobiernos dictatoriales de Latorre primero, y de Santos después. Este posicionamiento político le causó detenciones y cárcel en varias ocasiones.

Pertenecía a un sector minoritario del Partido Colorado, y fue propuesto como una figura de mediación a la presidencia, la cual asumió en 1903.

Con su victoria militar sobre el caudillo blanco Aparicio Saravia en la guerra civil de 1904, finalizó el ciclo de enfrentamientos civiles que caracterizaron el Uruguay del Siglo XIX y se constituyó como el líder indiscutido de su partido.

Llevó a cabo reformas económicas y sociales que permitieron a Uruguay transformarse en uno de los países más estables política y económicamente de América latina. Impulsó la constitución de 1917, cuya principal característica era la de establecer un ejecutivo colegiado. Debido a la derrota electoral de 1916 y luego de negociaciones con sus oponentes políticos, el proyecto original derivó en un Poder Ejecutivo bicéfalo, formado por la Presidencia de la República y el Consejo Nacional de Administración.

Si bien fue presidente sólo durante ocho años, se lo considera la figura más gravitante e influyente en la política de su país desde su primera presidencia hasta su muerte, período que abarca más de 25 años. Los historiadores uruguayos suelen referirse a esta época como la Era Batllista. Aún hoy pueden encontrarse sectores del Partido Colorado e incluso dentro del Frente Amplio que se definen como seguidores de José Batlle y Ordóñez.1

Casado con Matilde Irene Pacheco Stewart en 1894, fue padre de cinco hijos: César (1885); Rafael (1887); Amalia Ana (1892); Ana Amalia (1894); y Lorenzo (1897).

En 1920, a los 63 años de edad se bate a duelo con Washington Beltrán Barbat, en el cual este último resultaría herido de muerte.

En 1929, a los 73 años, muere luego de una intervención quirúrgica producto de un tromboembolismo pulmonar.
Carrera periodística
José Batlle y Ordóñez.

En 1879 comenzó su carrera de periodista como redactor en el periódico "El espíritu nuevo" en el cual oficiaba como un duro detractor del gobierno militarista de Lorenzo Latorre. Hacia 1880, realizó un breve viaje a Europa, donde cursó estudios y amplió conocimientos en España y Francia. Esta experiencia le permitió entrar en contacto con las ideas políticas del momento, algo que aprovechó para su futuro mandato presidencial. Poco después de su regreso al Uruguay, fue fundador del el diario El Día, desde donde se dedicó a criticar a ciertos sectores del gobierno que él consideraba despóticos. Su dura oposición a la gestión del gobierno del general Máximo Santos le valió algunas detenciones en la cárcel, debido al alto contenido filosófico y provocativo de muchos de sus discursos.2 Asimismo participó en la Revolución del Quebracho en contra de este presidente, y en este marco fue hecho prisionero y encarcelado en Palmares de Soto en 1886.3
Primera presidencia
José Batlle y Ordóñez hacia 1900.

A poco de instalado su gobierno, en el año 1903 debió afrontar el alzamiento armado protagonizado por el caudillo blanco Aparicio Saravia. Este conflicto se sorteó con un endeble acuerdo de paz que duró solo hasta el año siguiente, desembocando en la revolución de 1904.

A pesar de tener estos enfrentamientos, el gobierno pudo realizar varias obras industriales y de infraestructura. También hubo importantes cambios en el plano educativo y laboral.

Con la asunción de Claudio Williman se continuó con un gobierno batllista.
Aspectos políticos
Alzamiento de 1903
Aparicio Saravia al salir de Melo, el 21 de marzo de 1903, en vísperas del Pacto de Nico Pérez.4

El acuerdo entre los colorados y blancos firmado el 18 de septiembre de 1897, denominado "Pacto de la Cruz", estableció, entre otras cosas la coparticipación de los dos partidos en el gobierno, así como la dirección de los blancos en seis Jefaturas Políticas (actuales Intendencias Departamentales). De este modo, este partido gobernaría los Departamentos de Rivera, Cerro Largo, Treinta y Tres, Maldonado, Flores y San José, cuyo cargo máximo sería llenado con ciudadanos de filiación blanca.5

Previo a la elección de José Batlle y Ordóñez a la presidencia, los blancos habían procurado dar sus votos para elegir a Juan Carlos Blanco, el cual encabezaba una fracción colorada, a condición de que se respetara el "Pacto de la Cruz". A pesar de esto, Batlle pudo ser electo debido a que la fracción blanca de Eduardo Acevedo Díaz lo apoyó en el Senado resultando vencedor con 55 votos contra 33. Esto provocaría la expulsión de Acevedo Díaz de las filas de su partido. Al momento de distribuir las Jefaturas Políticas, Batlle otorgó dos de las que correspondían a los blancos a Acevedo Díaz, lo cual fue tomado como una violación del "Pacto de la Cruz".

A consecuencia de esto, Saravia convocó nuevamente a la revolución de los blancos, cuyas fuerzas se movilizaron en esos Departamentos. La guerra civil fue evitada, sin embargo, por una misión que viajó a entrevistarse con Saravia, y el 22 de marzo de 1903 se concretó el "Pacto de Nico Pérez", firmado en esa localidad del departamento de Florida, por el cual se estableció que a las Jefaturas políticas de cinco departamento serían asignadas ciudadanos blancos nominados de común acuerdo entre el Gobierno y el Partido Nacional y en el sexto departamento sería designado un blanco, pero sin intervención de la autoridad partidaria blanca.
Artillería del ejército en las serranías del norte del país.
Aparicio Saravia en el desfile militar del 30 de marzo de 1903 en Nico Pérez.

A una semana de llegar a este acuerdo, también en la localidad de Nico Pérez, Saravia concentró y luego dispersó unos 20.000 hombres (la mayoría de ellos jinetes), junto a los comandantes de división nacionalistas, en un impresionante desfile que representó una demostración de fuerza que presagiaba la tensión que viviría el país en meses posteriores.

En los meses que siguieron a la firma del pacto ambos bandos se aprovisionaron de armamento preparándose para un enfrentamiento que resultaba inevitable, dadas las condiciones políticas y sociales del Uruguay de esa época.6 Batlle mejoró el Ejército, al que dotó de cañones Krupp, ametralladoras Maxim y fusiles Mauser de repetición.6
La Revolución de 1904
Artículo principal: Revolución de 1904
El ejército gubernamental siendo transportado en carretas.

A pedido del Jefe político del departamento de Rivera (que era de filiación blanca), el gobierno envió a ese departamento al ejército por temerse una incursión brasileña, a causa de la detención efectuada por la Policía de Rivera, y siguiente fuga hacia el Brasil, del hermano del Prefecto de Livramento.
Intervención quirúrgica al aire libre llevada a cabo en en el Hospital Nacionalista por los cirujanos miembros de la guardia médica de Aparicio Saravia: Baldomero Cuencas y Lamas y Bernardino Fonticiolla, durante la revolución de 1897.

Los blancos afirmaban que hubo un acuerdo verbal en el "Pacto de Nico Pérez" que implicaba que el gobierno no enviaría fuerzas militares a los departamentos controlados por ellos, aunque los colorados replicaban que esa clausula solo se refería al envío de estas fuerzas para modificar situaciones electorales.6 Este hecho fue nuevamente tomado como una violación de los acuerdos contraídos, por lo que Saravia proclamó nuevamente la guerra civil el 1 de enero de 1904. Este detonante de la Revolución de 1904 puede parecer menor, pero en realidad canalizó la profunda rivalidad de poder entre los dos partidos, y del inestable equilibrio de poder que existía desde el "Pacto de la Cruz", en el cual de hecho existían dos gobiernos en el Uruguay. Uno de ellos se constituía en el gobierno central con sede en Montevideo mantenido por los colorados, y otro de filiación blanca estaba establecido en la "Estancia del Cordobés" en Cerro Largo, donde vivía Saravia. Ambos partidos consideraban injusta esta situación: los colorados, por un lado consideraban que por ser el gobierno electo, debían tener autoridad sobre todo el territorio nacional, y los blancos por otro, consideraban que su marginación política del gobierno central se debía a las condiciones de fraude sistemático en que se daban las elecciones nacionales, por lo que reclamaban la depuración de los registros civiles, mayores garantías para el voto y representación proporcional, entre otras reivindicaciones de carácter político.7
Prácticas de tiro de fuerzas del ejército gubernamental.

Los bandos enfrentados contaron con fuerzas muy desiguales. El gobierno por su parte preparó un ejército de 30.000 hombres, con el armamento que había ido acumulando desde el levantamiento del año anterior. Saravia por su parte, contó con 15.000 hombres, mal armados, aunque con un número mayor de caballos. En ese sentido, los nacionalistas basaron su estrategia en la movilidad que les otorgaba este elemento, apostando a generar un clima tal en el campo que provocara que los estancieros presionaran al gobierno para que pactara una paz, en la que los revolucionarios tendrían una ventaja.8
Prácticas de tiro de fuerzas saravistas.

Las batallas que tuvieron lugar en los 9 meses que duró el enfrentamiento fueron cada vez más duras y sangrientas, destacándose las batallas de Mansavillagra, Fray Marcos, Paso del Parque, Tupambaé y por último Masoller, en donde el líder nacionalista Aparicio Saravia es herido de muerte, falleciendo 9 días más tarde en territorio brasileño. Con la desaparición de esta figura, el ejército nacionalista no tardo en disgregarse provocando el fin de la revolución, y la posterior firma de la "Paz de Aceguá" el 24 de septiembre de ese año.8
Consecuencias de la revolución
Cartel que alude al final de la revolución de 1904, enzarzando la figura de Batlle y Ordóñez.

Las consecuencias más importantes de esta revolución fueron políticas, aunque también hubo algunos efectos económicos notables, como la destrucción de 16.000 km de alambrados, la pérdida de cientos de miles de cabezas de ganado (600.000 vacunos, 700.000 ovinos y 200.000 equinos), y la dispersión de la mano de obra, entre otros.9

En el plano político, el triunfo del partido gobernante trajo como consecuencia la finalización de la dualidad de poder entre Montevideo y la estancia del Cordobés. A partir de ese momento la consolidación de la unidad del estado implicó que las órdenes impartidas por el gobierno central se cumplieran en todo el país.9 Junto con la dualidad de poderes, también terminó la co-participación política de los dos partidos, inaugurándose un período de exclusividad en el ejercicio del poder del partido vencedor en las elecciones.9 Las ideas de Batlle y Ordóñez en ese sentido se sintetizan en las palabras que pronunciaría años más tarde:

Reputo errónea la teoría de la política de coparticipación, según la cual los ministerios deben constituirse, en parte, con hombres de opiniones y tendencias contrarias a las del Poder Ejecutivo, pues no es posible que haya tarea de aliento ni fecunda allí donde obedezcan a planes distintos y contradictorios los obreros encargados de realizarla.9

Gabinete de gobierno
Ministerio Nombre Período
Gobierno Juan Campisteguy 1903 - 1904
Claudio Williman 1904 - 1907
Guerra Eduardo Vázquez 1903 - 1907
Hacienda Martín C. Martínez 1903 - 1904
Eugenio J. Magdalena 1907
Fomento Juan Alberto Capurro 1903 - 1907
Relaciones Exteriores José Romeu 1903 - 1907
Segunda presidencia
Fotografía de su segunda presidencia. De izquierda a derecha (de pie) Feliciano Viera, Pedro Manini Ríos, Mateo Magariños Solsona, Antonio M. Rodríguez, Felix Laborde, José Serrato y Domingo Arena, (sentados) Claudio Williman, Diego Pons y José Batlle y Ordóñez.

Durante la segunda presidencia de Batlle y Ordóñez hubo importantes aportes a los derechos laborales de los trabajadores. Se prohibía el trabajo de menores de 13 años, se restringía la jornada a los menores de 19, la mujer dispondría de 40 días de descanso en el período de embarazo, el descanso obligatorio era de un día cada siete y un máximo de 48 horas semanales de trabajo. Se estableció la jornada de trabajo en 8 horas. También se creó una ley de pago de indemnizaciones por accidentes de trabajo. Se estableció la indemnización por despido que dependía de la cantidad de años trabajados.

Se aprobó una pensión a la vejez que podían utilizar todas las personas mayores de 65 años y de cualquier edad en caso de invalidez absoluta, que se encontrara en la indigencia.

En lo que se refiere a la actividad económica del Estado (estatización y nacionalización), el principio ideológico era que los servicios públicos esenciales debían estar en manos del Estado, ya que éste era el organismo representativo de la sociedad, es decir, de todas las clases sociales, y estaba por encima de sus disputas. El Estado debía intervenir donde el capital privado fuera indeciso o temiera perder dinero, porque no estaba guiado por el afán de lucro sino de servicio público; el Estado debía sustituir a las empresas extranjeras que se llevaban la ganancia fuera de fronteras debilitando así el país.

Fue así que se produjo la estatización del Banco de la República Oriental del Uruguay, 1911 y 1913, la del Banco Hipotecario del Uruguay, en 1912, y la de los seguros, que pasaron de manos privadas a manos estatales con la creación en 1911 del Banco de Seguros del Estado. Se creó en 1915 la Administración de Ferrocarriles del Estado.10

El parlamento promulgó la ley de divorcio, redactada por Carlos Oneto y Viana donde se incluía la disolución del matrimonio por la sola voluntad de la mujer. Se produjo la secularización de actos públicos, y la consecuente división entre Iglesia y Estado.
Gabinete de gobierno
Ministerio Nombre Período
Interior Pedro Manini Ríos 1911 - 1912
José Serrato 1912 - 1913
Feliciano Viera 1913 - 1915
Relaciones Exteriores José Romeu 1911 - 1913
Emilio Barbaroux 1913 - 1915
Hacienda José Serrato 1911 - 1913
Pedro Cosio 1913 - 1915
Guerra y Marina Juan Bernassa y Jerez 1911 - 1915
Instrucción Pública Juan Blengio Rocca 1911 - 1913
Baltasar Brum 1913 - 1915
Obras Públicas Víctor Sudriers 1911 - 1915
Industria y Trabajo Eduardo Acevedo Vásquez 1911 - 1913
José Ramasso 1913 - 1915

11
Legado

Batlle y Ordóñez impregnó al Partido Colorado de una impronta socialdemócrata, y la sociedad uruguaya pasó a caracterizarse por ser hiperintegradora y mesocrática a lo largo del siglo XX.

Característico en el imaginario popular fue el sobretodo de Batlle, con el cual siempre aparecía representado en las fotografías.12


Predecesor:
Luis Alberto de Herrera Presidente del Consejo
Nacional de Administración
1927-1928 Sucesor:
Luis C. Caviglia
Predecesor:
Feliciano Viera Presidente del Consejo
Nacional de Administración
1921-1923 Sucesor:
Julio María Sosa
Predecesor:
Claudio Williman Presidente de Uruguay
1911-1915 Sucesor:
Feliciano Viera
Predecesor:
Juan Lindolfo Cuestas Presidente de Uruguay
1903-1907 Sucesor:
Claudio Williman
Homenajes

Varios lugares llevan su nombre:

la ciudad de José Batlle y Ordóñez,
el parque José Batlle y Ordóñez de Montevideo,
el barrio Parque Batlle, también en Montevideo,
el bulevar José Batlle y Ordóñez, antiguamente conocido como Propios.
La Avenida Presidente Batlle y Ordóñez en Ñuñoa, Chile
Para otros usos de este término, véase José Batlle y Ordóñez (desambiguación).

José Pablo Torcuato Batlle Ordóñez (Montevideo, 21 de mayo de 1856 - 20 de octubre de 1929), fue un político y periodista de Uruguay. Presidente de la República por dos períodos: 1903 - 1907 y 1911 - 1915.

Índice

1 Biografía
2 Carrera periodística
3 Primera presidencia
3.1 Aspectos políticos
3.1.1 Alzamiento de 1903
3.2 La Revolución de 1904
3.2.1 Consecuencias de la revolución
3.3 Gabinete de gobierno
4 Segunda presidencia
4.1 Gabinete de gobierno
5 Legado
6 Homenajes
7 Véase también
8 Referencias
9 Bibliografía
10 Enlaces externos

Biografía

Hijo del presidente Lorenzo Batlle y de Amalia Ordóñez, y bisnieto de inmigrantes catalanes oriundos de Sitges.

En 1879 comienza su carrera periodística, la cual estuvo signada desde un comienzo por las críticas a los gobiernos dictatoriales de Latorre primero, y de Santos después. Este posicionamiento político le causó detenciones y cárcel en varias ocasiones.

Pertenecía a un sector minoritario del Partido Colorado, y fue propuesto como una figura de mediación a la presidencia, la cual asumió en 1903.

Con su victoria militar sobre el caudillo blanco Aparicio Saravia en la guerra civil de 1904, finalizó el ciclo de enfrentamientos civiles que caracterizaron el Uruguay del Siglo XIX y se constituyó como el líder indiscutido de su partido.

Llevó a cabo reformas económicas y sociales que permitieron a Uruguay transformarse en uno de los países más estables política y económicamente de América latina. Impulsó la constitución de 1917, cuya principal característica era la de establecer un ejecutivo colegiado. Debido a la derrota electoral de 1916 y luego de negociaciones con sus oponentes políticos, el proyecto original derivó en un Poder Ejecutivo bicéfalo, formado por la Presidencia de la República y el Consejo Nacional de Administración.

Si bien fue presidente sólo durante ocho años, se lo considera la figura más gravitante e influyente en la política de su país desde su primera presidencia hasta su muerte, período que abarca más de 25 años. Los historiadores uruguayos suelen referirse a esta época como la Era Batllista. Aún hoy pueden encontrarse sectores del Partido Colorado e incluso dentro del Frente Amplio que se definen como seguidores de José Batlle y Ordóñez.1

Casado con Matilde Irene Pacheco Stewart en 1894, fue padre de cinco hijos: César (1885); Rafael (1887); Amalia Ana (1892); Ana Amalia (1894); y Lorenzo (1897).

En 1920, a los 63 años de edad se bate a duelo con Washington Beltrán Barbat, en el cual este último resultaría herido de muerte.

En 1929, a los 73 años, muere luego de una intervención quirúrgica producto de un tromboembolismo pulmonar.
Carrera periodística
José Batlle y Ordóñez.

En 1879 comenzó su carrera de periodista como redactor en el periódico "El espíritu nuevo" en el cual oficiaba como un duro detractor del gobierno militarista de Lorenzo Latorre. Hacia 1880, realizó un breve viaje a Europa, donde cursó estudios y amplió conocimientos en España y Francia. Esta experiencia le permitió entrar en contacto con las ideas políticas del momento, algo que aprovechó para su futuro mandato presidencial. Poco después de su regreso al Uruguay, fue fundador del el diario El Día, desde donde se dedicó a criticar a ciertos sectores del gobierno que él consideraba despóticos. Su dura oposición a la gestión del gobierno del general Máximo Santos le valió algunas detenciones en la cárcel, debido al alto contenido filosófico y provocativo de muchos de sus discursos.2 Asimismo participó en la Revolución del Quebracho en contra de este presidente, y en este marco fue hecho prisionero y encarcelado en Palmares de Soto en 1886.3
Primera presidencia
José Batlle y Ordóñez hacia 1900.

A poco de instalado su gobierno, en el año 1903 debió afrontar el alzamiento armado protagonizado por el caudillo blanco Aparicio Saravia. Este conflicto se sorteó con un endeble acuerdo de paz que duró solo hasta el año siguiente, desembocando en la revolución de 1904.

A pesar de tener estos enfrentamientos, el gobierno pudo realizar varias obras industriales y de infraestructura. También hubo importantes cambios en el plano educativo y laboral.

Con la asunción de Claudio Williman se continuó con un gobierno batllista.
Aspectos políticos
Alzamiento de 1903
Aparicio Saravia al salir de Melo, el 21 de marzo de 1903, en vísperas del Pacto de Nico Pérez.4

El acuerdo entre los colorados y blancos firmado el 18 de septiembre de 1897, denominado "Pacto de la Cruz", estableció, entre otras cosas la coparticipación de los dos partidos en el gobierno, así como la dirección de los blancos en seis Jefaturas Políticas (actuales Intendencias Departamentales). De este modo, este partido gobernaría los Departamentos de Rivera, Cerro Largo, Treinta y Tres, Maldonado, Flores y San José, cuyo cargo máximo sería llenado con ciudadanos de filiación blanca.5

Previo a la elección de José Batlle y Ordóñez a la presidencia, los blancos habían procurado dar sus votos para elegir a Juan Carlos Blanco, el cual encabezaba una fracción colorada, a condición de que se respetara el "Pacto de la Cruz". A pesar de esto, Batlle pudo ser electo debido a que la fracción blanca de Eduardo Acevedo Díaz lo apoyó en el Senado resultando vencedor con 55 votos contra 33. Esto provocaría la expulsión de Acevedo Díaz de las filas de su partido. Al momento de distribuir las Jefaturas Políticas, Batlle otorgó dos de las que correspondían a los blancos a Acevedo Díaz, lo cual fue tomado como una violación del "Pacto de la Cruz".

A consecuencia de esto, Saravia convocó nuevamente a la revolución de los blancos, cuyas fuerzas se movilizaron en esos Departamentos. La guerra civil fue evitada, sin embargo, por una misión que viajó a entrevistarse con Saravia, y el 22 de marzo de 1903 se concretó el "Pacto de Nico Pérez", firmado en esa localidad del departamento de Florida, por el cual se estableció que a las Jefaturas políticas de cinco departamento serían asignadas ciudadanos blancos nominados de común acuerdo entre el Gobierno y el Partido Nacional y en el sexto departamento sería designado un blanco, pero sin intervención de la autoridad partidaria blanca.
Artillería del ejército en las serranías del norte del país.
Aparicio Saravia en el desfile militar del 30 de marzo de 1903 en Nico Pérez.

A una semana de llegar a este acuerdo, también en la localidad de Nico Pérez, Saravia concentró y luego dispersó unos 20.000 hombres (la mayoría de ellos jinetes), junto a los comandantes de división nacionalistas, en un impresionante desfile que representó una demostración de fuerza que presagiaba la tensión que viviría el país en meses posteriores.

En los meses que siguieron a la firma del pacto ambos bandos se aprovisionaron de armamento preparándose para un enfrentamiento que resultaba inevitable, dadas las condiciones políticas y sociales del Uruguay de esa época.6 Batlle mejoró el Ejército, al que dotó de cañones Krupp, ametralladoras Maxim y fusiles Mauser de repetición.6
La Revolución de 1904
Artículo principal: Revolución de 1904
El ejército gubernamental siendo transportado en carretas.

A pedido del Jefe político del departamento de Rivera (que era de filiación blanca), el gobierno envió a ese departamento al ejército por temerse una incursión brasileña, a causa de la detención efectuada por la Policía de Rivera, y siguiente fuga hacia el Brasil, del hermano del Prefecto de Livramento.
Intervención quirúrgica al aire libre llevada a cabo en en el Hospital Nacionalista por los cirujanos miembros de la guardia médica de Aparicio Saravia: Baldomero Cuencas y Lamas y Bernardino Fonticiolla, durante la revolución de 1897.

Los blancos afirmaban que hubo un acuerdo verbal en el "Pacto de Nico Pérez" que implicaba que el gobierno no enviaría fuerzas militares a los departamentos controlados por ellos, aunque los colorados replicaban que esa clausula solo se refería al envío de estas fuerzas para modificar situaciones electorales.6 Este hecho fue nuevamente tomado como una violación de los acuerdos contraídos, por lo que Saravia proclamó nuevamente la guerra civil el 1 de enero de 1904. Este detonante de la Revolución de 1904 puede parecer menor, pero en realidad canalizó la profunda rivalidad de poder entre los dos partidos, y del inestable equilibrio de poder que existía desde el "Pacto de la Cruz", en el cual de hecho existían dos gobiernos en el Uruguay. Uno de ellos se constituía en el gobierno central con sede en Montevideo mantenido por los colorados, y otro de filiación blanca estaba establecido en la "Estancia del Cordobés" en Cerro Largo, donde vivía Saravia. Ambos partidos consideraban injusta esta situación: los colorados, por un lado consideraban que por ser el gobierno electo, debían tener autoridad sobre todo el territorio nacional, y los blancos por otro, consideraban que su marginación política del gobierno central se debía a las condiciones de fraude sistemático en que se daban las elecciones nacionales, por lo que reclamaban la depuración de los registros civiles, mayores garantías para el voto y representación proporcional, entre otras reivindicaciones de carácter político.7
Prácticas de tiro de fuerzas del ejército gubernamental.

Los bandos enfrentados contaron con fuerzas muy desiguales. El gobierno por su parte preparó un ejército de 30.000 hombres, con el armamento que había ido acumulando desde el levantamiento del año anterior. Saravia por su parte, contó con 15.000 hombres, mal armados, aunque con un número mayor de caballos. En ese sentido, los nacionalistas basaron su estrategia en la movilidad que les otorgaba este elemento, apostando a generar un clima tal en el campo que provocara que los estancieros presionaran al gobierno para que pactara una paz, en la que los revolucionarios tendrían una ventaja.8
Prácticas de tiro de fuerzas saravistas.

Las batallas que tuvieron lugar en los 9 meses que duró el enfrentamiento fueron cada vez más duras y sangrientas, destacándose las batallas de Mansavillagra, Fray Marcos, Paso del Parque, Tupambaé y por último Masoller, en donde el líder nacionalista Aparicio Saravia es herido de muerte, falleciendo 9 días más tarde en territorio brasileño. Con la desaparición de esta figura, el ejército nacionalista no tardo en disgregarse provocando el fin de la revolución, y la posterior firma de la "Paz de Aceguá" el 24 de septiembre de ese año.8
Consecuencias de la revolución
Cartel que alude al final de la revolución de 1904, enzarzando la figura de Batlle y Ordóñez.

Las consecuencias más importantes de esta revolución fueron políticas, aunque también hubo algunos efectos económicos notables, como la destrucción de 16.000 km de alambrados, la pérdida de cientos de miles de cabezas de ganado (600.000 vacunos, 700.000 ovinos y 200.000 equinos), y la dispersión de la mano de obra, entre otros.9

En el plano político, el triunfo del partido gobernante trajo como consecuencia la finalización de la dualidad de poder entre Montevideo y la estancia del Cordobés. A partir de ese momento la consolidación de la unidad del estado implicó que las órdenes impartidas por el gobierno central se cumplieran en todo el país.9 Junto con la dualidad de poderes, también terminó la co-participación política de los dos partidos, inaugurándose un período de exclusividad en el ejercicio del poder del partido vencedor en las elecciones.9 Las ideas de Batlle y Ordóñez en ese sentido se sintetizan en las palabras que pronunciaría años más tarde:

Reputo errónea la teoría de la política de coparticipación, según la cual los ministerios deben constituirse, en parte, con hombres de opiniones y tendencias contrarias a las del Poder Ejecutivo, pues no es posible que haya tarea de aliento ni fecunda allí donde obedezcan a planes distintos y contradictorios los obreros encargados de realizarla.9

Gabinete de gobierno
Ministerio Nombre Período
Gobierno Juan Campisteguy 1903 - 1904
Claudio Williman 1904 - 1907
Guerra Eduardo Vázquez 1903 - 1907
Hacienda Martín C. Martínez 1903 - 1904
Eugenio J. Magdalena 1907
Fomento Juan Alberto Capurro 1903 - 1907
Relaciones Exteriores José Romeu 1903 - 1907
Segunda presidencia
Fotografía de su segunda presidencia. De izquierda a derecha (de pie) Feliciano Viera, Pedro Manini Ríos, Mateo Magariños Solsona, Antonio M. Rodríguez, Felix Laborde, José Serrato y Domingo Arena, (sentados) Claudio Williman, Diego Pons y José Batlle y Ordóñez.

Durante la segunda presidencia de Batlle y Ordóñez hubo importantes aportes a los derechos laborales de los trabajadores. Se prohibía el trabajo de menores de 13 años, se restringía la jornada a los menores de 19, la mujer dispondría de 40 días de descanso en el período de embarazo, el descanso obligatorio era de un día cada siete y un máximo de 48 horas semanales de trabajo. Se estableció la jornada de trabajo en 8 horas. También se creó una ley de pago de indemnizaciones por accidentes de trabajo. Se estableció la indemnización por despido que dependía de la cantidad de años trabajados.

Se aprobó una pensión a la vejez que podían utilizar todas las personas mayores de 65 años y de cualquier edad en caso de invalidez absoluta, que se encontrara en la indigencia.

En lo que se refiere a la actividad económica del Estado (estatización y nacionalización), el principio ideológico era que los servicios públicos esenciales debían estar en manos del Estado, ya que éste era el organismo representativo de la sociedad, es decir, de todas las clases sociales, y estaba por encima de sus disputas. El Estado debía intervenir donde el capital privado fuera indeciso o temiera perder dinero, porque no estaba guiado por el afán de lucro sino de servicio público; el Estado debía sustituir a las empresas extranjeras que se llevaban la ganancia fuera de fronteras debilitando así el país.

Fue así que se produjo la estatización del Banco de la República Oriental del Uruguay, 1911 y 1913, la del Banco Hipotecario del Uruguay, en 1912, y la de los seguros, que pasaron de manos privadas a manos estatales con la creación en 1911 del Banco de Seguros del Estado. Se creó en 1915 la Administración de Ferrocarriles del Estado.10

El parlamento promulgó la ley de divorcio, redactada por Carlos Oneto y Viana donde se incluía la disolución del matrimonio por la sola voluntad de la mujer. Se produjo la secularización de actos públicos, y la consecuente división entre Iglesia y Estado.
Gabinete de gobierno
Ministerio Nombre Período
Interior Pedro Manini Ríos 1911 - 1912
José Serrato 1912 - 1913
Feliciano Viera 1913 - 1915
Relaciones Exteriores José Romeu 1911 - 1913
Emilio Barbaroux 1913 - 1915
Hacienda José Serrato 1911 - 1913
Pedro Cosio 1913 - 1915
Guerra y Marina Juan Bernassa y Jerez 1911 - 1915
Instrucción Pública Juan Blengio Rocca 1911 - 1913
Baltasar Brum 1913 - 1915
Obras Públicas Víctor Sudriers 1911 - 1915
Industria y Trabajo Eduardo Acevedo Vásquez 1911 - 1913
José Ramasso 1913 - 1915

11
Legado

Batlle y Ordóñez impregnó al Partido Colorado de una impronta socialdemócrata, y la sociedad uruguaya pasó a caracterizarse por ser hiperintegradora y mesocrática a lo largo del siglo XX.

Característico en el imaginario popular fue el sobretodo de Batlle, con el cual siempre aparecía representado en las fotografías.12


Predecesor:
Luis Alberto de Herrera Presidente del Consejo
Nacional de Administración
1927-1928 Sucesor:
Luis C. Caviglia
Predecesor:
Feliciano Viera Presidente del Consejo
Nacional de Administración
1921-1923 Sucesor:
Julio María Sosa
Predecesor:
Claudio Williman Presidente de Uruguay
1911-1915 Sucesor:
Feliciano Viera
Predecesor:
Juan Lindolfo Cuestas Presidente de Uruguay
1903-1907 Sucesor:
Claudio Williman
Homenajes

Varios lugares llevan su nombre:

la ciudad de José Batlle y Ordóñez,
el parque José Batlle y Ordóñez de Montevideo,
el barrio Parque Batlle, también en Montevideo,
el bulevar José Batlle y Ordóñez, antiguamente conocido como Propios.
La Avenida Presidente Batlle y Ordóñez en Ñuñoa, Chile

Ha recibido 30 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil