Versión impresa

LOS MEJORES POSTS DEL DIVÁN DIGITAL

LOS MEJORES POSTS DEL DIVÁN DIGITAL

  • Lista creada por El diván digital.
  • Publicada el 06.09.2010 a las 09:29h.
  • Clasificada en la categoría Gente.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

Avatar de El diván digital

Último acceso 06.09.2010

Perfil de El diván digital

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de El diván digital

Acciones de la lista

PSICOLOGIA

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

SOMATIZACIONES: EL CUERPO, ESPEJO DEL ALMA

1. SOMATIZACIONES: EL CUERPO, ESPEJO DEL ALMA

http://eldivandigital.blogspot.com/2006/12/somatizaciones...

Partiendo de la concepción holística del ser humano, el hombre es CUERPO y es MENTE, y no podemos desligar las dos caras de la misma moneda tal y como anunciábamos en posts anteriores. Estos dos factores están íntimamente interrelacionados y la alteración de uno de ellos conlleva... Ver mas
Partiendo de la concepción holística del ser humano, el hombre es CUERPO y es MENTE, y no podemos desligar las dos caras de la misma moneda tal y como anunciábamos en posts anteriores.

Estos dos factores están íntimamente interrelacionados y la alteración de uno de ellos conlleva paralelamente la afectación del otro.

La cantidad de evidencia a favor del impacto de los factores psicológicos sobre la salud, es cada vez mayor. La conducta humana (lo que piensa, siente o hace un sujeto) puede ejercer influencia sobre la salud.

Estrategias inadecuadas de afrontamiento de situaciones estresantes, estados de ansiedad, deterioro del funcionamiento social normal, etc. son formas que tienen que ver con esa inevitable interrelación cuerpo-mente en los procesos de salud-enfermedad.

La somatización es el idioma con el que las personas con problemas emocionales y psicosociales articulan su malestar, a través principalmente de síntomas físicos, para los que no se encuentra una explicación médica suficiente; o si la hay, los signos encontrados no son en ningún modo proporcionales a las quejas del sujeto.

En el caso de la ansiedad, es fácil que la persona que la padece, exteriorice inconscientemente algunos síntomas físicos y que en un principio desconozca la relación entre su estado de agitación y los mismos. Por ejemplo, algunos síntomas podrían ser sequedad en la piel, ronchas, picores, contracturas, sequedad de boca, caída del cabello, etc.



Entender que existe una relación entre síntoma y estado psicológico es primordial para el tratamiento de ambos.
En mi experiencia como fisioterapeuta he tratado con muchos problemas musculares ( sobretodo de contracturas cervicales, pinzamientos y tendinitis de hombro ) originados principalmente por un estado psicológico de estrés o ansiedad. En fisioterapia podemos tratar los síntomas ( inflamación y dolor ), pero no podemos tratar el ORIGEN del problema. Así pues, el tratamiento físico exclusivo fracasa ya que el factor desencadenante persiste.

El tratamiento holístico parece un ideal hoy en día, es difícil comprender que nuestra afectación física es debida a algo tan “abstracto” como el estrés por ejemplo. Pero en realidad, considerar las dos partes del ser humano es la clave para controlar algunas dolencias físicas que en algunos casos, lamentablemente, impiden al individuo llevar una vida normal.


Entre las dolencias físicas difíciles de sobrellevar, me gustaría citar las provocadas por la fibromialgia. Este trastorno crónico afecta mayoritariamente al sexo femenino y se manifiesta mediante unos puntos concretos de dolor muscular y fatiga. La etiología es desconocida y sus síntomas empeoran en los momentos de más agitación o ansiedad. Su tratamiento es complicado ya que las personas que la padecen se sienten incomprendidas por la sociedad al no haber signos biológicos que demuestren su existencia, y dicha incomprensión aumenta el estado de tensión emocional al que están sometidas. Como resultado la tensión empeora los síntomas psicosomáticos ( dolores en múltiples puntos del cuerpo ) y estos contribuyen al empeoramiento psíquico de la mujer ( estado de ánimo depresivo, ansiedad )

Así pues, la interacción cuerpo-mente es una vía de doble dirección. No solamente pueden contribuir los factores psicológicos al inicio o al agravamiento de una amplia variedad de trastornos físicos, sino que también las enfermedades físicas pueden afectar al pensamiento de una persona o a su estado de ánimo.

En cuanto a los instrumentos personales necesarios para hacer frente a todo ello, desde el Diván recordamos la importancia del autocontrol y la inteligencia emocional en general. Afrontar las situaciones del día a día haciendo un buen uso de ellos pueden ayudarnos a reducir estados de estrés y ansiedad y las repercusiones psicosomáticas que conllevan.

Ha recibido 25 puntos

Vótalo:

CHASQUIDOS, ORIGEN Y CONSECUENCIAS

2. CHASQUIDOS, ORIGEN Y CONSECUENCIAS

http://eldivandigital.blogspot.com/2007/08/chasquidos-ori...

Apretar los dientes durante la noche es un hábito compartido por muchas personas, y la gran mayoría no es consciente de ello. El desgaste del esmalte es un claro signo que el dentista puede detectar, pero a veces deben aparecer síntomas físicos para que el propio afectado busque un origen a su... Ver mas
Apretar los dientes durante la noche es un hábito compartido por muchas personas, y la gran mayoría no es consciente de ello. El desgaste del esmalte es un claro signo que el dentista puede detectar, pero a veces deben aparecer síntomas físicos para que el propio afectado busque un origen a su problema y se percate de que la fuerza que ejerce con la mandíbula es la respuesta.

La rabia acumulada, la falta de asertividad, de poca capacidad para expresar sentimientos, el estrés mal canalizado y en definitiva, la inexistencia de una VÍA DE ESCAPE para ciertas tensiones emocionales, pueden ser la principal causa de lo que técnicamente denominamos BRUXISMO.

El bruxismo es el hábito involuntario, diurno o nocturno, de apretar y rechinar los dientes inconscientemente, que afecta a entre un 10 y un 20% de la población.


Este hecho de apretar los dientes ejerce presión sobre los músculos, los tejidos y otras estructuras que rodean la mandíbula, lo cual puede llevar a que se presente dolor e inflamación de la mandíbula, dolores de cabeza, dolores de oído, daño en los dientes y todos estos síntomas pueden causar trastornos de la articulación temporomandibular (ATM).


Existen diversos factores desencadenantes de esta afectación, y como ya hemos dicho, los psicológicos juegan un papel muy importante. Así pues, el tratamiento del estrés puede ser útil cuando el bruxismo es una manifestación de una gran tensión emocional.


SÍNDROME DE LA ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR (ATM), una causa más del dolor facial y de cabeza


Recientemente se viene reconociendo una nueva relación entre el estrés y los tipos más comunes de dolor facial. Originalmente, se pensaba que el problema era de carácter artrítico, y afectaba la articulación inferior de la mandíbula, pero nuevos estudios han demostrado que el problema realmente afecta los músculos que se encargan del movimiento de la mandíbula.



El síntoma más común de este síndrome es un dolor adormecedor, muy intenso dentro y alrededor de la oreja. El dolor puede extenderse hacia un lado del cuero cabelludo, nuca, o cuello, y puede empeorar al masticar, bostezar o hablar demasiado. A algunos pacientes se les hace difícil abrir la boca, y otros experimentan sonidos de chasquido y crepitaciones.



En el principio se creía que el síndrome estaba relacionado con problemas de masticación. Ahora sabemos que en la mayoría de casos este doloroso espasmo muscular está relacionado con el estrés psicológico.


Los individuos que sufren de este síndrome son aquellos que tienen dificultad de sobrellevar sus situaciones de estrés, o no pueden desfogar correctamente sus emociones. Como consecuencia, tienden a desarrollar tensiones internas, y también aumenta la tensión en sus músculos, principalmente los músculos masticadores. Algunos pacientes optan por hábitos para aliviar la tensión como el bruxismo que anteriormente hemos presentado.


Para eliminar los síntomas del doloroso espasmo muscular en la mandíbula, se utiliza una terapia inicial que incluye el uso de calor y relajación muscular, masajes, medicamentos para el dolor, y dietas suaves no masticables. Esta terapia dura por lo menos una o dos semanas. Para los pacientes con hábitos de Bruxismo (apretón de dientes), el dentista puede a veces confeccionar un aparato de plástico nocturno que evite que los dientes se junten.



Tratamiento del Bruxismo


Los objetivos del tratamiento son reducir el dolor, prevenir el daño dental permanente y disminuir el comportamiento de rechinar los dientes lo más que se pueda.

El tratamiento del Bruxismo se centra principalmente en:

- Relajar los músculos faciales y mandibulares durante todo el día, para que de esta manera la relajación facial se convierta en un hábito.
- Masajear los músculos del cuello, de los hombros y de la cara, y buscar cuidadosamente nódulos pequeños y dolorosos, denominados puntos desencadenantes, que pueden referir el dolor a lo largo de la cabeza y la cara.
- Aprender ejercicios de estiramiento de fisioterapia para ayudar a recuperar el equilibrio normal de la acción muscular y articular a cada lado de la cabeza.
- Aplicar hielo o calor húmedo en los músculos de la mandíbula inflamados. Cualquiera de las dos terapias puede tener un efecto beneficioso.
- Evitar comer alimentos duros como dulces y frutos secos.
- Tomar mucha agua todos los días.
- Tratar de reducir el estrés diario y aprender técnicas de relajación.
- Dormir en un colchón que nos permita descansar e intentar cumplir las horas necesarias de sueño.


Así pues, prestad atención a las molestias mandibulares, tensiones, dolores de cabeza, malestar general, etc...Muchas veces buscamos el origen del problema en un lugar totalmente equivocado y nos alejamos de la solución. La relajación de la articulación temporo-mandibular y con ella la eliminación de chasquidos y bruxismo puede ayudarnos a parar este círculo vicioso que retroalimenta nuestro malestar físico y a la vez nos hace aumentar el nivel de ansiedad y en definitiva, de estrés. Por otro lado, controlar el estrés al que continuamente estamos sometidos también colaborará en la desaparición de estos hábitos que a la larga pueden ser problemáticos.


Y recuerda, suelta aquella rabia que guardas escondida bajo tu coraza. Destapa los sentimientos que provocan angustia y malestar y deshazte de ellos...No dejes que aparezcan en medio de tus sueños.

Ha recibido 11 puntos

Vótalo:

FOBIA A ...

3. FOBIA A ...

http://eldivandigital.blogspot.com/2007/07/fobia.html

Aicmofobia: Miedo a las agujas o a los objetos punzantes Arrhenfobia: Miedo a los hombres Ataxofobia: Miedo al desorden o a la suciedad Atazagorafobia: Miedo a ser olvidado o ignorado o a olvidar Atiquifobia: Miedo a cometer fallos Bromidrofobia: Miedo a oler mal Catagelofobia: Miedo a... Ver mas
Aicmofobia: Miedo a las agujas o a los objetos punzantes
Arrhenfobia: Miedo a los hombres
Ataxofobia: Miedo al desorden o a la suciedad
Atazagorafobia: Miedo a ser olvidado o ignorado o a olvidar
Atiquifobia: Miedo a cometer fallos
Bromidrofobia: Miedo a oler mal
Catagelofobia: Miedo a hacer el ridículo
Crometofobia: Miedo al dinero
Cronofobia: Miedo al paso del tiempo
Cainolofobia: Miedo a la novedad
Cainofobia: Miedo a fallar o a ser vencido
Claustrofobia: miedo a los espacios cerrados
Copofobia: Miedo a fatigarse
Elurofobia: Miedo a los gatos (Ailurofobia)
Enetofobia: Miedo a las multitudes
Epistaxiofobia: Miedo a sangre la nariz
Fagofobia: Miedo a tragar o a comer o a ser comido
Falacrofobia: Miedo a quedarse calvo
Farmacofobia: Miedo a tomar medicinas
Fasmofobia: Miedo a los fantasmas
Fengofobia: Miedo a la luz del día o al brillo del sol
Filemafobia o Filematofobia: Miedo a los besos
Filofobia: Miedo a enamorarse o a estar enamorado
Mictofobia: Miedo a la oscuridad
Mirmecofobia: Miedo a las hormigas
Noctifobia: Miedo a la noche
Ofidiofobia: Miedo a las serpientes
Ritifobia: Miedo a que aparezcan arrugas
Rupofobia: Miedo a la suciedad
Siderodromofobia: Miedo a los trenes, a las vías del tren o a viajar en tren
Tripanofobia: Miedo a las inyecciones
Vitricofobia: Miedo a lo que representa la figura paterna
Vicafobia: Miedo a las brujas y a la brujería
Xantofobia: Miedo al color amarillo o a la palabra 'amarillo'
Xenofobia: Miedo a los extraños o a los extranjeros

LAS FOBIAS, miedos irracionales tan intensos , angustiosos y obsesivos ante objetos o situaciones concretas que terminan por impedir llevar una vida normal a aquel que las padece.

Las personas convivimos con nuestros miedos desde que nacemos hasta el fin de nuestras vidas. Un miedo “sano” nos protege de los miles de peligros que están a nuestro alrededor y nos enseña a ser cautos; un miedo patológico puede llegar desencadenar tales niveles de ansiedad que consigan limitar nuestras acciones cotidianas y condicionar nuestra existencia.


Así pues, las fobias no son otra cosa que un miedo exagerado, irracional, a algo a lo que la mayoría de las personas no temen. Ese temor condiciona la existencia de quien las sufre hasta el punto de no poder seguir con su vida normal.

Las fobias son todas aprendidas. Lo que se aprende no es la reacción de miedo en sí, sino a reaccionar de esa manera ante determinados estímulos o situaciones. Aunque teóricamente se puede generar una fobia ante casi cualquier estímulo, en la realidad los estímulos que se convierten en estímulos fóbicos constituyen un grupo limitado, es decir, hay estímulos o situaciones que tienen más probabilidades que otros de llegar a convertirse en fóbicos. Normalmente, situaciones que han resultado traumáticas o se han dado a conocer por otras personas como tales, aumentan la predisposición de padecer terrores desmesurados.


CLAUSTROFOBIA, una de las protagonistas por excelencia


“El edificio tenía nada menos que 25 plantas y el despacho estaba justo en la nº 17. Eran demasiados pisos para subir, resultaba imposible aventurarse por las escaleras con el maletín y la carpeta en la mano. Sabía que la opción más sensata era la de entrar en aquella caja con puertas metálicas a la que tanto temía y así lo hice. Debía convencerme de que en realidad no tenía que ocurrir nada malo. Intenté tranquilizarme, me repetí a mi misma que no iba a pasar nada, y finalmente entre en aquel ascensor con la cabeza agachada y los puchos cerrados. Al cabo de 10 segundos no pude evitar empezar a sentirme mal; mi corazón palpitaba cada vez con más fuerza, notaba como mi boca se secaba, parecía que mis pulmones necesitaban aire, los pensamientos de pánico se repetían mientras una voz me decía: “no vas a salir de esta”. Tan solo había subido 8 pisos, todavía faltaban 9 más. Empezé a sudar y a notarme mareada, tenía que intentar calmarme pero el aire era cada vez más escaso y aquello me producía más ansiedad. Cuando solo faltaban 3 pisos cerré los ojos y esperé a que aquella caja de muertos llegara a su destino y abriera las puertas. Me encontraba realmente mal, todo mi cuerpo estaba rígido y me costaba andar. Poco a poco empecé a recuperarme e intenté no pensar en el calvario que me esperaba a la vuelta si finalmente decidía bajar por el ascensor”.


La claustrofobia es un desorden de ansiedad caracterizado por un miedo irracional a los espacios cerrado o pequeños. Esta fobia se clasifica dentro de los trastornos de ansiedad como una Fobia Específica, es decir, un miedo intenso y específico a situaciones y objetos concretos.

Los individuos con claustrofobia con frecuencia la describen como una sensación de estar atrapados sin una salida. Por ello las situaciones que normalmente se evitan son ascensores, túneles, el metro, habitaciones pequeñas, técnicas de diagnóstico médico como el TAC, etc.
La persona no teme la situación en sí misma, sino las posibles consecuencias negativas de estar en ese sitio. Los miedos más frecuentes son quedarse encerrado o la asfixia. La mayoría de los espacios claustrofóbicos conllevan un riesgo de quedarse encerrado (por ejemplo en un ascensor) y una restricción de movimientos, por lo que las personas con claustrofobia suelen sentirse muy vulnerables cuando se restringen sus movimientos. El miedo a la asfixia suele aparecer porque las personas creen que no hay suficiente aire en un espacio cerrado.

Cuando una persona que sufre este problema anticipa que va a entrar o entra en un espacio cerrado experimenta una reacción de ansiedad intensa (falta de aire, palpitaciones, mareo, etc.). Como en otras fobias específicas, la respuesta de ansiedad disminuye considerablemente cuando la persona abandona el sitio cerrado.


Entre un 2 y un 5% de la población general sufre claustrofobia. Su inicio se asocia normalmente con haber vivido una experiencia desagradable en un espacio cerrado (por ejemplo, quedarse encerrado en un ascensor). Sin embargo, el miedo a los espacios cerrados también se puede adquirir indirectamente, por recibir información sobre experiencias desagradables en espacios cerrados o ver a alguien pasar por una experiencia de este tipo.


Tratamiento psicoterapeutico


Los objetivos principales de la psicoterapia en estos casos son dos:

- Vencer el miedo
- Controlar las situaciones desencadenantes

Para ello se utilizan:

- Técnicas de relajación y visualización diseñadas para calmar el miedo cuando se está en un ambiente claustrofóbico : por ejemplo imaginar como sería la viviencia de entrar en el ascensor, imaginar que sentiríamos física y psíquicamente, analizar los pensamientos que aparecerían, valorar los peligros reales, etc.

- Terapia cognitiva del comportamiento: una estrategia que involucra el aprender a controlar los pensamientos que ocurren cuando aparecen las situaciones que inducen miedo, con el objetivo de de que cambie la reacción del individuo

- Exposición: La exposición consiste en ir abordando de manera gradual y progresiva las situaciones que producen miedo y ansiedad, permaneciendo en ellas hasta que el miedo o la ansiedad empiezan a perder intensidad. En el tratamiento para la Claustrofobia, se elabora una jerarquía individualizada de las situaciones temidas que la persona va afrontando progresivamente.


...Y como siempre decimos en el Diván, el autocontrol y la seguridad en uno mismo son la clave para llevar una vida saludable y, en este caso, para hacer frente a los miedos irracionales. Todos podemos temer en un momento dado una situación, pero no por ello nuestro cuerpo se rebela y reacciona contra nosotros o en el peor de los casos, somos incapaces llevar una vida normal por culpa de aquella situación que nos atormenta y complica el día a día.

Vencer los miedos no es facil, pero para conseguirlo, HAY QUE HACER FRENTE A ELLOS.

Ha recibido 10 puntos

Vótalo:

MIENTRAS DORMÍAS

4. MIENTRAS DORMÍAS

http://eldivandigital.blogspot.com/2007/05/mientras-dorma...

En nuestro post anterior hablábamos de LAS PESADILLAS como una de las principales causas del INSOMNIO. Caer por un agujero, ser perseguido, intentar escapar y no poder correr, ser incapaz de gritar, ir por la calle desnudo, llegar tarde a un examen, ver morir a un ser querido,… ...Estos... Ver mas
En nuestro post anterior hablábamos de LAS PESADILLAS como una de las principales causas del INSOMNIO.


Caer por un agujero, ser perseguido, intentar escapar y no poder correr, ser incapaz de gritar, ir por la calle desnudo, llegar tarde a un examen, ver morir a un ser querido,…

...Estos son algunos de las peores sueños que se repiten con frecuencia cuando damos las buenas noches.


Las pesadillas son sueños que ocurren durante la fase REM del sueño y que origina sentimientos fuertes e inevitables de miedo, terror, angustia o ansiedad extrema. Este fenómeno se presenta característicamente en la última fase de la noche y generalmente despierta a la persona afectada, quien es capaz de recordar lo sucedido en el sueño




Las pesadillas tienden a ser más comunes en los niños y disminuyen en frecuencia hacia la edad adulta.

Sin embargo, alrededor del 50% de los adultos experimentan pesadillas ocasionales, las mujeres más frecuentemente que los hombres.

LA FASE REM

La fase REM ( rapid eye movement ) es la fase del sueño durante la que suceden los ensueños más intensos. Durante esta fase, los ojos se mueven rápidamente y la actividad de las neuronas del cerebro se asemeja a la de cuando se está despierto, por lo que también se le llama sueño paradójico.

Durante una noche de sueño, una persona normalmente tiene cuatro o cinco períodos de sueño REM, muy cortos al principio de la noche y más largos al final. Es habitual despertarse durante muy poco tiempo al final de una fase REM. El tiempo total de sueño REM por noche es de entre 90 y 120 minutos en los adultos


¿QUÉ SIGNIFICAN LAS PESADILLAS?

Las pesadillas se pueden considerar como una forma de identificar y tratar problemas personales, en ocasiones incapaces de reconocer o resolver en la vida real por parte del soñador. Así pues, estos sueños a veces nos advierten sobre pautas de comportamiento actuales o desequilibrios psicológicos a los que debemos prestar más atención y buscar una solución.


CAUSAS MÁS COMUNES

Actualmente se sabe que las pesadillas son provocadas por causas fisiológicas, como por ejemplo tener fiebre, o por causas psicológicas, tales como un trauma inusual o estrés en la vida real. Vamos a ver las principales causas con más detenimiento:

- La ansiedad y el estrés son la causa más común.

- Estar sometido a mucha presión en el trabajo, tener conflictos relacionales, pasar por momentos de tensión en el núcleo familiar, etc. Puede fácilmente desencadenar un malestar interno que exterioricemos a modo de pesadillas.

- Padecer una enfermedad con fiebre.

- Tener una personalidad caracterizada por inseguridad o nerviosismo.


- El recuerdo (consciente o no ) de un acontecimiento traumático. Por ejemplo la muerte de un ser querido.

- Un factor externo (por ejemplo, el ruido que hace la calefacción o aire acondicionado al apagarse todas las noches) del que las personas no son conscientes pero que detecta su cerebro, produciendo un cambio brusco en su sueño.

- Una reacción adversa o efecto secundario de un medicamento.

- La suspensión reciente de un medicamento como píldoras para dormir.

- El efecto del acohol


- El síndrome de abstinencia del alcohol

- La presencia de trastornos de la respiración durante el sueño (apnea del sueño).

- Padecer tratornos del sueño tales como narcolepsia


POSIBLES TRADUCCIONES DE LAS PESADILLAS


PERSECUCIÓN: La cosa o persona que nos persigue suele representar un aspecto temible de nuestra sombra y, por tanto, una versión exagerada de una parte negada o inhibida de nuestra propia personalidad. Podemos sacar beneficio de este tipo de pesadilla si logramos reconocer y abordar esta parte. La conclusión ideal de esta pesadilla sería no intentar escapar, dar la cara y dialogar al que nos persigue, aceptarlo y abrazarlo.

CAÍDA: Si soñamos con una caída y sentimos miedo, en el caso de sentirmos pesados, sin apoyo y preocupados por algo hay que preguntarnos: ¿Cómo podríamos lograr sentirnos más ligeros y libres? ¿Cómo podría sentirse más apoyado? La conclusión ideal de este sueño sería sentirse seguro y aterrizar sin problemas, o flotar, o volar.

LLEGAR TARDE A UN EXAMEN O ESTAR MAL PREPARADO: Puede ser que no nos sintamos preparados ante un próximo acontecimiento, o nos falte seguridad. Puede tratarse de preocupaciones no fundadas, en cuyo caso debemos procurar tener más autoestima. O tal vez el sueño nos está diciendo que deberíamos invertir más tiempo en la preparación de un trabajo o una situación para lograr nuestro objetivo. La conclusión ideal de este sueño sería que el examen nos saliese bien y pudiéramos recobrar la seguridad en nosotros mismos.






Hacer frente a las pesadillas no es fácil, nuestro subconsciente puede traicionarnos y muchas veces todo ello se nos escapa de las manos.


¿ CUAL HA SIDO TU PEOR PESADILLA? ¿ SE REPITE CON FRECUENCIA?

Ha recibido 10 puntos

Vótalo:

Las consecuencias del mobbing y cómo hacer frente

5. Las consecuencias del mobbing y cómo hacer frente

http://eldivandigital.blogspot.com/2006/10/las-consecuenc...

Sigamos hablando del "terror psicolaboral", así lo lamábamos en nuestro primer post de presentación. Según un estudio realizado en España el año 2000 se observó lo siguiente: El 48 % de las víctimas de mobbing manifiestan depresión y bajo estado de ánimo. En las escalas de depresión... Ver mas
Sigamos hablando del "terror psicolaboral", así lo lamábamos en nuestro primer post de presentación.

Según un estudio realizado en España el año 2000 se observó lo siguiente:



El 48 % de las víctimas de mobbing manifiestan depresión y bajo estado de ánimo. En las escalas de depresión, las víctimas de mobbing duplican las puntuaciones obtenidas por personas no acosadas.
Las víctimas de mobbing presentan alteraciones significativas en 2 de las 3 escalas de burnout ( síndrome del quemado laboral )

Las víctimas de mobbing presentan índices significativamente mayores de cansancio físico y emocional.

Sólo 1 de cada 3 víctimas de mobbing hace frente al hostigamiento. Casi la mitad queda paralizado ante las agresiones.

La mayor parte de los compañeros que presencian el mobbing no hacen nada por apoyar a la víctima. Sólo en 1 de cada 6 casos los testigos apoyan a la víctima frente al acosador.

Las víctimas de mobbing perciben falta de apoyo en su organización para hacer frente al problema. El 77% de los afectados señala un apoyo bastante escaso o inexistente en sus organizaciones.


Entre las principales consecuencias del mobbing encontramos el Síndrome de Burnout.
Éste se caracteriza por un agotamiento emocional (disminución y pérdida de recursos emocionales), una despersonalización ( desarrollo de actitudes negativas, de insensibilidad y de cinismo), falta de realización personal, ( con ella se evalua el propio trabajo de forma negativa, baja autoestima) y síntomas físicos de estrés (cansancio y malestar general).


Parece que todos estos síntomas sumados al de la depresión y el bajo estado de ánimo, son en parte consecuencia de la gran impotencia que sienten las víctimas al no encontrar un apoyo en sus compañeros. El maltrato que reciben por parte del acosador, muchas ocasiones viene acompañado por este "abandono" del resto de trabajadores y de la organización en si.

¿Cómo puede una persona salir sola de este acoso sin ayuda? Lo único que consigue es hundirse cada vez más hasta ahogarse en un pozo sin salida. El resultado es el abandono de su puesto de trabajo y el estado psicofísico que le acompaña.



Ser envidiable, hacer sombra profesionalmente a alguien, ser diferente, aparecer como vulnerable o simplemente tener éxito personal o profesional, son factores que injustamente explican el porqué del mobbing.

Quizás para una persona sea difícil superar una experiencia así. Para un EQUIPO, hacer frente a una situación de acoso laboral será duro pero no imposible.





¿ Cómo actuar frente al Mobbing?


Así pues, la mejor forma de actuar frente al mobbing es buscando un apoyo.


En caso de sospechar que se está sufriendo una posible situación de acoso, no hay que callar.

Es necesario explicar lo que está ocurriendo y NO intentar arreglar el problema uno SOLO. Hay que evitar luchar solo, dado que además de comportar problemas de salud puede dar la sensación de ser uno mismo el problema.

Nadie debe sentirse culpable de ser el orígen o la razón de estar sufriendo una situación de acoso. Hay que evitar los pensamientos culpabilizadores y de desvalorización.

Es necesario reaccionar rápidamente, buscando personas de confianza o de apoyo dentro de la empresa y empezar a recoger pruebas por escrito y de testigos.

Hay que buscar apoyo psicológico y aprender técnicas de afrontamiento y de relajación para poder afrontar el problema con más fuerza.

Es necesario considerar la posibilidad de contactar con las asociaciones de afectados para recibir apoyo emocional, asesoramiento legal y/o ayuda psicológica

Ha recibido 10 puntos

Vótalo:

CELOS.  LA PAREJA.

6. CELOS. LA PAREJA.

http://eldivandigital.blogspot.com/2007/03/celos-ii-parte...

Tal y como comentábamos en el post anterior, la madre es, la mayoría de las veces, una fuente de cariño y seguridad para el niño. Esta relación dual deja de ser exclusiva en el momento en que la madre introduce la existencia afectiva de un tercero, por ejemplo con la llegada de un hermanito. A... Ver mas
Tal y como comentábamos en el post anterior, la madre es, la mayoría de las veces, una fuente de cariño y seguridad para el niño. Esta relación dual deja de ser exclusiva en el momento en que la madre introduce la existencia afectiva de un tercero, por ejemplo con la llegada de un hermanito. A partir de entonces los celos del bebé tienen la finalidad de recuperar el objeto de amor perdido (en este caso la madre) y excluir al rival.


Si proyectamos este hecho en las relaciones amorosas, la figura materna pasa a ser sustituida por la pareja, mientras que el rival se encarna en cualquier figura que "obstaculice" la relación . La existencia perturbadora de un tercero real o virtual, se convierte en el pensamiento central de la persona que padece celos, siendo la infidelidad de la pareja su principal preocupación.


Definimos los celos como "un estado emocional ansioso que posee una persona y que se caracteriza por el miedo ante la posibilidad de perder lo que se posee o tiene, o se considera que se tiene o posee, o se debería tener o poseer (amor, poder, imagen profesional o social).”


Sufrir celos de forma moderada es una respuesta emocional normal pero, sentirlos de manera exagerada y descontrolada lo convierten en algo patológico. Así pues, los celos “normales” pueden ser producto de la PREOCUPACIÓN por perder el afecto de la pareja y por miedo a la infidelidad y la soledad, pero nunca dejan de ser una simple preocupación. Sin embargo, los celos “patológicos” se convierten en un sentimiento muy intenso y persistente de hostilidad, abandono, depresión, que llega a instaurarse en la vida de la persona como algo habitual sin que esta sea capaz de darse cuenta de que esa experiencia personal es excesiva y se aleja de la realidad, basándose en interpretaciones erróneas y razones infundadas.


Los celos son emociones que funcionan como un MECANISMO DE DEFENSA, por medio del cual las personas garantizan la permanencia de su pareja y protegen la relación de cualquier intromisión.

La percepción, sensación o fantasía de que tal amenaza pueda existir, lleva a que la persona tome medidas encaminadas a eliminarla o disminuirla. Existe un amplio abanico de acciones generadas a partir de los celos; podemos encontrarnos con una vigilancia continua sobre la pareja, búsqueda exhaustiva de signos indicadores de infidelidad, respuestas violentas y maltratos físicos y psicológicos


Veamos entonces las razones por las cuales el ser humano es celoso en las relaciones de pareja:


- Poca confianza en uno mismo

La falta de confianza en uno mismo facilita, en muchos casos, la aparición de los celos. La inseguridad puede provocar dudas sobre las muestras de afecto y sentimientos de la pareja. A veces, las personas con un bajo nivel de autoestima, no se sienten merecedoras de ser amadas y ello genera incertidumbre en la relación.

- Miedo al cambio y a la soledad

Los celos pueden ser motivados por el miedo a los cambios y, concretamente, por el miedo a perder la persona amada. Así pues, los celos y las conductas posesivas hacen su aparición como un intento de conservar la relación. Cuando las necesidades de uno de los miembros de la pareja cambian, la otra persona puede sentirse amenazada y, en consecuencia, pasa a estar continuamente pendiente de todo aquello que hace el otro por temor a que el cambio desencadene en ruptura.

- Dependencia

En las relaciones de pareja satisfactorias, cada miembro se siente una persona independiente de la otra, con gustos, amigos y aspiraciones propias. Por otro lado, puede que en otras parejas el exceso de dependencia por miedo e inseguridad en uno mismo, puede lleguar a absorber y agobiar. Cuando esto ocurre, ese individuo se ve incapaz de hacer nada sin contar con el otro y por ello los celos pasan a ser un mecanismo de protección y conservación del ser querido.

- Experiencias

Las experiencias vividas pueden predisponer la aparición de los celos. Es probable que una persona que haya sido traicionada alguna vez por alguien en quien confiaba, tienda a desarrollar una personalidad celosa con más facilidad.
Por otro lado, cada persona interpreta los acontecimientos de la vida de forma distinta segun sus experiencias vividas, y es en esta diversidad individual donde es posible que una persona, de una situación normal como podría ser una conversación entre su novia y un amigo, no encuentre nada sospechoso, pero sin embargo otra persona ante la misma situación despierte en si todo un mundo de pensamientos y sentimientos que le hagan volver “loco” de celos.

- Trastornos psicológicos

Las personalidades paranoides, narcisistas e histriónicas tienen una gran tendencia a desconfiar continuamente de los demás y por consiguiente a desarrollar una celotipia.


¿Cómo controlar los celos?


1. Respetar el espacio vital. Es importante respetar el espacio vital del otro o por el contrario lo único que conseguiremos es agobiarlo y atosigarlo.

2. Evitar pensamientos autodestructivos. Hay que evitar aquellos pensamientos que compliquen la relación e intentar sustituirlos por otros que den seguridad y confianza en uno mismo. A veces, los pensamientos erroneos y las falsas interpretaciones pueden alejarnos de la objetividad.
3.Reflexionar. Pensar y reflexionar sobre lo que nos está ocurriendo e intentar aclarar las ideas. Esto ayudará a conocer los propios miedos y necesidades

4.Buscar consejo. Explicar lo que nos ocurre a un amigo o familiar puede ayudarnos a buscar la verdadera objetividad. Ocultar el sufrimiento y negarlo hace que se potencie cada vez más. Los consejos y puntos de vista de otras personas ayudan a analizar lo que nos ocurre y a encontrar soluciones que tal vez no se nos habían ocurrido.

5.Evitar culpabilizar a alguien de lo que ocurre. Uno mismo debe ser responsable de lo que siente y no olvidar que los actos de uno dependen de él mismo.

6. Evitar utilizar amenazas. Hablar claramente de lo que ocurre con la pareja y no dejarse cegar por la rabia. Esta es la única manera de encontrar una solución real al problema.

Ha recibido 10 puntos

Vótalo:

INTELIGENCIA EMOCIONAL, LA CLAVE DEL ÉXITO.

7. INTELIGENCIA EMOCIONAL, LA CLAVE DEL ÉXITO.

http://eldivandigital.blogspot.com/2006/11/inteligencia-e...

El coeficiente intelectual no es la única garantía de éxito en el ámbito profesional o social. La capacidad de conocernos a nosotros mismos, de expresar nuestras emociones y de entender las de las personas que nos rodean, ayuda a relacionarnos mejor con nuestro entorno familiar, laboral y social... Ver mas
El coeficiente intelectual no es la única garantía de éxito en el ámbito profesional o social. La capacidad de conocernos a nosotros mismos, de expresar nuestras emociones y de entender las de las personas que nos rodean, ayuda a relacionarnos mejor con nuestro entorno familiar, laboral y social en general.

Por ejemplo en el mundo comercial, la clave del éxito está en el grado en el que los trabajadores de una empresa conozcan y controlen sus emociones y sepan reconocer los sentimientos de los clientes a la hora de hacer sus ventas.

Así pues, las personas no somos robots que únicamente almacenan información, si no que somos seres racionales y emocionales preparados para pensar, capacitados para la introspección de nuestro interior y hábiles para comprender y responder a nuestro entorno

¿ Qué es la inteligencia emocional ?


La inteligencia emocional es un conjunto de destrezas, actitudes, habilidades y competencias que determinan la conducta de un individuo y que puede definirse como la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones sociales.




Al contrario de lo que ocurre con el coeficiente intelectual, la inteligencia emocional no se establece al nacer, sino que se puede alimentar y fortalecer a través de una combinación del temperamento innato y las experiencias de la vida ( sobretodo de la infancia ). Por lo tanto, desde niños se deberían aprender nociones emocionales básicas.

¿Cuáles son los principales componentes de la inteligencia emocional?

Según Daniel Goleman, la inteligencia emocional se compone de los siguientes factores:

Autoconocimiento emocional

Es el conocimiento de nuestras propias emociones y de cómo nos afectan a nosotros y a nuestro entorno.

Esta competencia se manifiesta en personas con habilidades para juzgarse a sí mismas de forma realista, que son conscientes de sus propias limitaciones y admiten con sinceridad sus errores, que son sensibles al aprendizaje y que poseen un alto grado confianza.

Autocontrol emocional

Es la habilidad de controlar nuestras propias emociones e impulsos para adecuarlos a un objetivo, de responsabilizarse de los propios actos, de pensar antes de actuar y de evitar los juicios prematuros.

Las personas que poseen esta competencia son sinceras e íntegras, controlan el estrés y la ansiedad ante situaciones comprometidas y son flexibles ante los cambios o las nuevas ideas.

Automotivación

Es la habilidad de estar en un estado de continua búsqueda y persistencia en la consecución de los objetivos, haciendo frente a los problemas y encontrando soluciones.

La automotivación se manifiesta en las personas que muestran un gran entusiasmo por su trabajo y por el logro de las metas por encima de la simple recompensa económica, con un alto grado de iniciativa y compromiso, y con gran capacidad optimista en la consecución de sus objetivos.

Empatía

Es la capacidad para entender las necesidades, sentimientos y problemas de los demás, poniéndose en su lugar ,y respondiendo correctamente a sus reacciones emocionales.

El reconocer aquello que los demás sienten y que se puede expresar por un gesto o por ejemplo, por una mala contestación, nos puede ayudar a establecer lazos mas reales y duraderos con las personas de nuestro entorno.

Relaciones interpersonales (o habilidades sociales)

Es el talento en el manejo de las relaciones con los demás, en saber persuadir e influenciar al resto.

Quienes poseen habilidades sociales son excelentes negociadores, tienen una gran capacidad para liderar grupos y para dirigir cambios, y son capaces de trabajar colaborando en un equipo y creando sinergias grupales


Así pues, haciendo referencia a los anteriores post dónde hablábamos de los desequilibrios emocionales y las relaciones con el entorno, podemos añadir que a mayor inteligencia emocional: mayor capacidad para el autocontrol, mayor capacidad para establecer relaciones sociales sanas, y a la vez, mayor empatía por parte de la persona que padece el problema y por parte del entorno de dicha persona.

Saber entender a alguien cuando no encuentra recursos para librarse de una situación escabrosa, comprender sus miedos, ponerse en su piel e imaginar qué pensamientos pueden pasar por su mente, verbalizar sus sensaciones cuando nos explique su historia a modo de responder con adjetivos que se ajusten a su relato ( en lugar de responder un “sí, sí, te entiendo” a secas ), etc., pueden servir de gran ayuda para aquel individuo que se encuentre totalmente desorientado y sin apoyo alguno.



Hay muchas formas inteligentes de responder a las pruebas que nos propone la vida. Para ello, ¿ seguimos pensando que es más eficiente quien más sabe ?

Ha recibido 10 puntos

Vótalo:

ANSIEDAD, EL PEOR ENEMIGO DE LA DIETA.

8. ANSIEDAD, EL PEOR ENEMIGO DE LA DIETA.

http://eldivandigital.blogspot.com/2006/12/ansiedad-el-pe...

La ansiedad es un recurso propio del cuerpo humano necesario para reaccionar ante distintas situaciones y rendir en la vida diaria. Por ejemplo, la ansiedad nos ayuda a estar atentos en el trabajo, a mantenernos concentrados en un examen, a estar alerta ante una situación peligrosa, etc. Sin... Ver mas
La ansiedad es un recurso propio del cuerpo humano necesario para reaccionar ante distintas situaciones y rendir en la vida diaria. Por ejemplo, la ansiedad nos ayuda a estar atentos en el trabajo, a mantenernos concentrados en un examen, a estar alerta ante una situación peligrosa, etc.

Sin embargo, hay veces que esta misma tensión aumenta y se convierte en un estado de agitación e inquietud contraproducentes para el individuo. El resultado es un estado emocional en el que la persona no disfruta de los momentos presentes, sólo piensa en las actividades que vendrán posteriormente y manifiesta sentimientos de angustia así como de vacío interno.

Centrémonos en este vacío interno. ¿ Qué ocurre cuando no lo podemos llenar?

El vacío corroe nuestra mente, nos pide que le contentemos, pero somos incapaces de buscar ninguna forma constructiva de hacerlo. No conocemos muy bien el por qué de este estado pero sí sabemos como “taparlo”.
Nos sentimos solos, desesperanzados, agobiados, agitados o quizás simplemente vacíos. Por ello, recurrimos a la nevera en busca de un capricho que sacie nuestras ansias de felicidad momentánea y nos aparte el mundo de vista por unos instantes.


Finalmente, caemos en un pozo y llenamos el agujero justamente con aquello que hace persistir el problema. Como más comemos, peor nos sentimos y a posteriori más aumenta nuestro vacío interno.


La ansiedad es el peor enemigo de toda dieta y este tendría que ser el primer paso a controlar.

La situación de vacío puede darse fácilmente en regimenes estrictos y en personas con estados de ánimo depresivos o comportamientos impulsivos.


No es difícil caer en tentaciones para superar un momento de insatisfacción con nosotros mismos; la fuerza de voluntad desaparece cuando la inquietud supera los límites racionales y responde a nuestros instintos más impulsivos.


Pongamos un ejemplo de consumo impulsivo en un individuo de naturaleza ansiosa, siguiendo el cuadro del post anterior:

- Situación: estoy viendo un concurso de la tele y publicitan una famosa casa de pizzas a domicilio.


- Emociones: estoy alterado, me siento inquieto, tengo ganas de auto complacerme


- Pensamiento automático: "hoy es el último día que lo haré"; "mañana empezaré la dieta y no pasa nada"; "hoy no me siento bien y necesito un capricho".

¿Qué ocurre?

El personaje de nuestro ejemplo entra en un círculo vicioso, engañándose a si mismo y creyendo que este acto impulsivo por saciar el malestar de un día, no se repetirá. Finalmente, este impulso se convierte en una rutina y cada vez resulta más difícil volver a empezar la dieta ya que los kilos de más decaen la autoestima y con ello, aumenta el sentimiento de vacío interno.


Es complicado tener el control siempre, y para ello vamos a ver pensamientos más adaptativos y recursos de gran utilidad para evitar situaciones de riesgo.

- Es importante pensar que un atracón traerá peores consecuencias y no colaborará en hacernos sentir bien.


- El empezar mañana no existe.


- "Mi vacío es un sentimiento, no un agujero en mi estómago".


- Podemos colgar un folio en la pared de la cocina donde pongamos una crucetita cada día que nos vayamos a dormir sin saltar impulsivamente la dieta. Cuantas más cruces veamos, más satisfechos nos sentiremos. Podemos acordar tomarnos un pequeño capricho cada vez que superemos un número de cruces ( mejor si es un capricho ajeno a la comida )


- Es útil anotar como nos sentimos cada vez que superamos un periodo de tiempo (un numero de crucecitas). Así, podremos recordar esta satisfacción en momentos de debilidad.

La ansiedad forma parte de nuestra vida, no debe tener el control sobre ella. Nuestras acciones son propias y no el resultado de un vacío interno.

Si aprendemos a canalizar la ansiedad, esta dejará de apoderarse de nuestra mente a contra voluntad y pasará a transformarse en la energía justa para darnos los buenos días.

Ha recibido 10 puntos

Vótalo:

RELAJACIÓN PROGRESIVA. MÉTODO JACOBSON

9. RELAJACIÓN PROGRESIVA. MÉTODO JACOBSON

http://eldivandigital.blogspot.com/2007/06/relajacin-prog...

En anteriores post hablamos del insomnio y anunciamos la técnica de relajación de Jacobson como un método utilizado clásicamente para propiciar el sueño ya que enseña a reducir la tensión muscular; esta tensión muchas veces inconsciente es el resultado de todas aquellas ansiedades y... Ver mas
En anteriores post hablamos del insomnio y anunciamos la técnica de relajación de Jacobson como un método utilizado clásicamente para propiciar el sueño ya que enseña a reducir la tensión muscular; esta tensión muchas veces inconsciente es el resultado de todas aquellas ansiedades y preocupaciones que no nos permiten dormir.


MÉTODO JACOBSON

Edmund Jacobson fue el creador del método de relajación progresiva. A partir de sus estudios demostró que el pensamiento y el estado emocional afectan al nivel de respuesta muscular probando una relación directa entre músculo, pensamiento y emociones.

La Relajación progresiva es un método de carácter fisiológico especialmente útil en los trastornos del sueño ya que produce fácilmente un reposo muscular intenso a través del cual es mucho más fácil conciliar el sueño.

Esta técnica consiste en visualizar determinadas partes del cuerpo, tensarlas con ciertos movimientos y seguidamente relajarlas. Notar la sensación de tensión y posteriormente de relajación al dejar de contraer un músculo nos ayudará a sentir un placentero bienestar corporal.

La finalidad del método Jacobson es la de provocar una tranquilidad mental al suprimir progresivamente todas las tensiones musculares. Así pues, con esta técnica se pretende conseguir un aprendizaje de la relajación de todos los grupos musculares progresivamente.

Jacobson pone el acento en la sensación. No debemos solo tensar o relajar, sino prestar toda la atención a las sensaciones que se producen. No basta con sentir, es necesario discriminar con claridad los diversos estados posibles de tensión y relajación


Vamos a ver en que consiste la técnica de relajación progresiva:


Adopta una posición cómoda y relajada. Cierra suavemente los ojos y ve tomando conciencia de tus sensaciones de tensión y relajación a medida que realices los siguientes ejercicios:

En primer lugar, dirige tu atención a ambas manos e intenta visualizarlas; aprieta los puños durante unos segundos y nota la tensión en tus manos; deja de apretar lentamente y siente como se relajan los músculos de estos miembros; seguidamente, puedes notar la diferencia entre la tensión mientras apretabas los puños y la posterior relajación; deja que la relajación se extienda por tus brazos; nota como esta sensación se intensifica a medida que los músculos se relajan cada vez más.

Si sientes los músculos de tus manos y brazos relajados, sigue adelante y visualiza tu rostro; pon en tensión simultáneamente los ojos, la nariz y los labios arrugando la parte central de la cara; Nota la tensión de los músculos faciales durante unos segundos; seguidamente, relájate, alisa y suaviza estos músculos; observa el contraste entre las sensaciones de tensión y las de relajación; relaja los músculos de la cara más y más hasta que estén profundamente relajados.

Pasa a tensar los músculos de la frente, mandíbula y cuello, levantando las cejas lo máximo posible, apretando los dientes y presionando la barbilla contra tu cuerpo; Ahora, siente la tensión en estos músculos durante unos segundos y seguidamente relájalos lentamente; nota qué diferentes son las sensaciones cuando eliminas la tensión: la frente permanece lisa, los ojos suavemente cerrados y los labios ligeramente entreabiertos; deja la cara y el cuello libres de tensión; fíjate lo agradable que resulta esta sensación de relajación.

Si sientes los músculos de la cara y cuello relajados, sigue así y pasa a visualizar tu torso; tensa el pecho, hombros, espalda y abdomen, inspirando profundamente, reteniendo el aire, tirando los hombros hacia atrás y haciendo fuerza con el abdomen hacia afuera o hacia adentro; ahora nota la tensión de los músculos del torso durante unos segundos; relájate y observa la diferencia entre la tensión y la relajación; deja ir el aire lentamente y observa la sensación de relajación que se tiene al exhalarlo.

Si sientes los músculos de tu torso suficientemente relajados, sigue adelante y pasa a visualizar las piernas; tensa simultáneamente las piernas y los pies levantando ligeramente las piernas y poniendo los dedos de los pies en garra; ahora siente la tensión en las piernas y los pies durante unos segundos; seguidamente relájalos dejando ir estos miembros hacia el suelo; nota la diferencia de sensaciones y piensa solamente en sentirte tranquilo y sosegado

Podríamos seguir esta técnica con diferentes partes del cuerpo como las nalgas y los muslos. Siempre que queramos relajar una parte del cuerpo deberemos visualizarla en primer lugar, seguidamente tensarla durante unos segundos, y finalmente relajarla; la diferencia entre sensaciones y percatarnos de las misma nos ayudará a tomar conciencia de nuestro cuerpo al mismo tiempo que conseguiremos relajarlo.



Esta técnica puede ser dirigida por un profesional o podemos practicarla individualmente. Siempre es más eficaz con el acompañamiento de un psícologo ya que sus indicaciones nos facilitarán hacer el ejercicio, guiarán nuestra mente y modularán los tiempos de tensión y relajación así como de respiración. De todos modos, nosotros en casa podemos practicar esta técnica de visualización y posterior contracción-relajación.
Aprender a concentrarnos en nuestro cuerpo, percibir infinitas sensaciones, discriminar la tensión de la relajación y dejarnos evadir por sus efectos, ...todo ello puede ayudarnos a relajar nuestro cuerpo y nuestra mente progresivamente y hacer frente a aquella inquietud que no nos permite cerrar los ojos y soñar.


Compruébalo tu mismo...

Ha recibido 10 puntos

Vótalo:

NO COMUNICAR: IMPOSIBLE

10. NO COMUNICAR: IMPOSIBLE

http://eldivandigital.blogspot.com/2007/03/no-comunicar-i...

¿ Qué nos querrá decir este piececito? Todas las personas establecemos numerosas relaciones a lo largo de nuestra vida. A través de ellas, intercambiamos opiniones e impresiones, transmitimos sentimientos, expresamos intereses, necesidades, y en definitiva, mostramos una forma particular de... Ver mas
¿ Qué nos querrá decir este piececito?

Todas las personas establecemos numerosas relaciones a lo largo de nuestra vida. A través de ellas, intercambiamos opiniones e impresiones, transmitimos sentimientos, expresamos intereses, necesidades, y en definitiva, mostramos una forma particular de ver la vida. A estas relaciones se les conoce como relaciones interpersonales.

Las relaciones interpersonales son aquellas que nos hacen convivir con otros seres, nos ayudan a crecer como individuos y nos hacen ser quien somos.


El éxito que experimentemos en nuestra vida depende en gran parte de la manera como nos relacionemos, y la base de todo ello es la comunicación.



La comunicación nos permite expresarnos y saber más de nosotros mismos, de los demás y del medio en que vivimos.

El ser humano empieza a comunicarse antes de su nacimiento, respondiendo a señales acústicas y cambios de posición moviéndose dentro del vientre de la madre.

Es imposible no comunicar. Aún sin decir nada estamos diciendo mucho. Una mirada, una postura, una ubicación, un movimiento,… todo ello es comunicación. Si alguien me pregunta y yo no respondo, estoy comunicando, al menos, que no quiero contestar o dialogar.

Podemos buscar significados infinitos a todo acto comunicativo, pero esto a veces puede llevarnos a la confusión. Por ejemplo, cuando hacemos suposiciones sobre lo que siente o piensa otra persona y sacamos nuestras propias conclusiones, podemos crear malos entendidos; en estos casos no estamos dando a la otra persona la oportunidad de comunicar lo que realmente quiere.


Así pues, las relaciones humanas se articulan en conversaciones. El conocimiento de los individuos se constituye y distribuye entre todas las conversaciones que sustentan sus relaciones interpersonales. El propio ser, la propia identidad, se forma dentro de estas conversaciones, y por ello es importante la temática y el contexto en que se dan. Como antes hemos dicho, las relaciones interpersonales nos ayudan a crecer como individuos y todas sus interacciones implícitas nos forman día a día. Somos quien somos por el entorno que nos rodea y por cómo incide en nuestra evolución.


La comunicación y el conocimiento del otro es fundamental en las relaciones sentimentales. El respeto a nuestra pareja es consecuencia del conocimiento que tenemos de la evolución de su persona a lo largo del tiempo (las personas evolucionan y no son las mismas conforme pasa el tiempo ).
Este conocimiento requiere diálogo y capacidad de escucha, dos puntos esenciales para comprender al otro, y por otro lado, capacidad para expresar qué sentimos y necesitamos con la finalidad de lograr ser comprendidos.

Cuando nos relacionamos con los demás, esperamos reciprocidad, esto quiere decir que deseamos dar, pero también recibir; escuchar y ser escuchados, comprender y ser comprendidos.


COMUNICACIÓN PRE-NATAL


A partir del sexto o séptimo mes el feto ya es capaz de comunicarse. El feto es capaz de responder a estímulos externos como las voces, las caricias o la música.



Se ha demostrado que el niño oye tanto los sonidos exteriores como los internos del cuerpo de la madre, redefinidos por el medio acuático en el que se encuentra (la causa es que el líquido amniótico actúa como una caja de resonancia en la que los sonidos del exterior se propagan fácilmente).


Del cuerpo de su madre el bebé percibe ruidos digestivos , respiratorios y cardaicos. Es sensible a los estados emocionales de su madre permanentes o repetitivos; sus alegrías, sus angustias y su fatiga marcan sin duda al niño desde el período pre-natal.

Del exterior Reconoce la voz de la madre y puede que también la del padre. Las investigaciones demuestran que si la madre durante el embarazo ha tenido la costumbre de cantar una determinada canción, el bebé pondrá especial atención cuando vuelva a oírla; también se ha comprobado el efecto tranquilizante de la lectura de cuentos en un contexto relajado.

Por medio del tacto los padres pueden transmitir al feto seguridad y afecto. Se puede practicar a partir del quinto mes, que es cuando el feto empieza a hacerse notar a través de las pataditas. Con esta técnica los padres están estableciendo una relación precoz con su hijo, por ejemplo, llamándole por su nombre antes de nacer. También sirve para tranquilizarle en momentos de inquietud.



Tal y como hemos anunciado, NO COMUNICAR ES IMPOSIBLE ; ello constituye la base de nuestras relaciones y en definitiva, de NOSOTROS MISMOS.
Aprender a comunicarse significa crecer y evolucionar como personas.Pensemos en ello y saquemos provecho de toda interacción con el medio y personas que nos rodean...siempre podemos aprender de ello.

Ha recibido 10 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil