Versión impresa

Los mejores actores del mundo 4.

Los mejores actores del mundo 4.

  • Lista creada por erikraul.
  • Publicada el 01.12.2008 a las 05:09h.
  • Clasificada en la categoría Cine.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista SI admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

Etiquetada como:

Avatar de erikraul

Último acceso 27.03.2011

Perfil de erikraul

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de erikraul

Acciones de la lista

Ahora toca el turno a los nacidos entre 1920 y 1929.

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

Marlon Brando.

1. Marlon Brando.

Nacido en 1924, su primera aparición en el cine la tuvo en 1950 en la película The Men, una historia sobre veteranos de guerra convertidos en minusválidos. Fiel a su método de analizar los personajes que interpretaba para actuar en consonancia con ellos, Brando pasó un mes en un hospital militar... Ver mas
Nacido en 1924, su primera aparición en el cine la tuvo en 1950 en la película The Men, una historia sobre veteranos de guerra convertidos en minusválidos. Fiel a su método de analizar los personajes que interpretaba para actuar en consonancia con ellos, Brando pasó un mes en un hospital militar para preparar su papel.
El actor interpretó a un soldado herido en batalla, paralizado de la cintura hacia abajo. En este primer filme, logró impresionar con una interpretación sensible e introspectiva. En los primeros años en el cine, Brando manifestó una falta de interés total por las convenciones de la industria cinematográfica, actuando según su propio criterio. Con ello influyó a otros actores como James Dean, Paul Newman, y más tarde también Robert De Niro.
Brando tuvo un éxito mucho mayor cuando actuó en la película de 1951 Un tranvía llamado deseo, basada en la obra teatral que ya había interpretado. En el filme compartió roles con Vivien Leigh, Karl Malden y Kim Hunter. Fue nominado al Oscar como mejor actor principal por esta película, y los tres años siguientes recibió otras tantas nominaciones por su actuación en Viva Zapata, Julio César y On the Waterfront. Por esta última película Brando ganó el Oscar.
Con base en estos éxitos, la carrera de Brando siguió en ascenso. En los años siguientes intervino en varias películas de géneros diversos, incluida la comedia, como en La casa de té de la luna de agosto, en la que da vida a un japonés que hace de intérprete para las fuerzas de ocupación americanas. Sin embargo, al final de los años cincuenta sus interpretaciones comenzaron a decaer. Brando parecía haber perdido su fuerza expresiva y las pautas que él mismo había establecido para su trabajo y que le habían dado tan buen resultado.
En los años sesenta la carrera de Brando decayó aún más. Sus actuaciones carecieron de toda inspiración, como en Rebelión a bordo y otras películas en las que intervino. A pesar de que conservaba su prestigio de las primeras películas, su popularidad había alcanzado un punto mínimo. Tampoco los productores y los directores confiaban en él, debido a sus interpretaciones mediocres y a su condición de actor difícil. Sin embargo había excepciones, como Arthur Penn, quien le reconocía como un gran actor.
Las cosas cambiaron para Brando cuando se le presentó la oportunidad de interpretar al jefe de una familia mafiosa en El Padrino, basado en una novela de Mario Puzo. Fue Brando quien insistió en que se hiciera una prueba filmada del personaje interpretado por él, y se ocupó personalmente del maquillaje. El director Francis Ford Coppola quedó impresionado por Brando caracterizado como Vito Corleone y tuvo que luchar por convencer a los productores para que aceptasen a Brando para este papel.
Por esa interpretación Brando consiguió su segundo Óscar. En esta ocasión Brando rechazó el Óscar, lo cual ocurrió por segunda vez en la historia de Hollywood (la primera vez la había rechazado el actor George C. Scott). En lugar de recoger el premio, Brando envió a la ceremonia a una actriz estadounidense de origen indio, que se manifestó en contra del tratamiento que recibía su pueblo en las películas de Hollywood.
Desde entonces la trayectoria de Brando fue muy irregular. Rodó alguna buena película, como El último tango en París, y participó brevemente en otras simplemente por dinero, como Superman, sus honorarios fueron cuatro millones de dólares por un papel de diez minutos, recibió $250.000 por cada día de trabajo. Su caracterización como Tomás de Torquemada en Cristóbal Colón: el descubrimiento fue interesante pero poco fiel históricamente. Siguió siendo considerado como un gran actor, por lo que intervino también en películas en las que apareció sólo unos pocos minutos. Destaca Don Juan de Marco, donde aleccionaba en cuestiones de amor a Johnny Depp, con quien forjó amistad en la vida real. En dicha película, tuvo por partenaire a Faye Dunaway.

Ha recibido 1221 puntos

Vótalo:

Paul Newman.

2. Paul Newman.

Nacido en 1925, tras varios papeles de extra, figurante esporádico y secundario con poco papel en varias series de la TV norteamericana, prueba suerte en el cine. Su primera película, El cáliz de plata de Víctor Saville, cinta bíblica de lujosa producción y regulares resultados a nivel de... Ver mas
Nacido en 1925, tras varios papeles de extra, figurante esporádico y secundario con poco papel en varias series de la TV norteamericana, prueba suerte en el cine. Su primera película, El cáliz de plata de Víctor Saville, cinta bíblica de lujosa producción y regulares resultados a nivel de crítica. Su primer éxito le llegó dos años después con un film de enorme repercusión a nivel internacional: Marcado por el odio de Robert Wise, en la que encarnó al boxeador Rocky Graziano en un papel al que también optaba Steve McQueen, y brillaba con una interpretación bastante notable al lado de dos jovencísimos Pier Angeli y Sal Mineo. Ese mismo año, logra destacar en un film de ambiente judicial basado en una obra teatral que se apunta al éxito de Traidor en el infierno de Billy Wilder: se trata de la notable Traidor a su patria (de Arnold Laven, donde Newman trabaja con Walter Pidgeon y Wendell Corey en una trama de traiciones en el ámbito del espionaje militar. En 1957 repite con el director Robert Wise en un melodrama criminal donde comparte cartel con dos bellísimas Joan Fontaine y Jean Simmons; y también en ese año estrena la biografía musical de la cantante Helen Morgan titulada Para ella un solo hombre de Michael Curtiz.
Tras esta cinta, Newman rueda cuatro films importantes que se estrenan en 1958: La gata sobre el tejado de zinc de Richard Brooks; El zurdo de Arthur Penn; y El largo y cálido verano de Martin Ritt.
En 1959 estrena un melodrama convencional y poco visto, pero digno de atención (La ciudad no es para mí, de Vincent Sherman), y al año siguiente vuelve a trabajar con Joanne Woodward en un melodrama de mayor relieve pero mediano éxito (Desde la terraza de Mark Robson, en el que ambos coinciden con Myrna Loy y Peter Lawford). No obstante, vuelve a dar en la diana cuando entra en el reparto de una de las superproducciones más costosas y famosas de la historia: la adaptación del best seller de Leon Uris Éxodo (1960) que produce y dirige el célebre cineasta Otto Preminger.
1961 parece dar un revés a la joven estrella, al estrenar dos cintas que pasan sin pena ni gloria: por un lado, la célebre pero en su momento algo incomprendida El buscavidas de Robert Rossen, una de las mejores muestras del llamado "cine de perdedores" en la que tanto Newman como Piper Laurie, George C. Scott y Jackie Gleason logran magistrales actuaciones; y por otro, su segundo film con Martin Ritt donde encarna a un joven músico de jazz que viaja a París con un compañero (Sidney Poitier) y ve actuar al mismísimo Louis Armstrong: Un día volveré, film de poca solidez narrativa y dramática pero que conserva cierto encanto. Pero, desde 1962 en adelante, Newman va encadenando un éxito tras otro, en títulos destacados como Dulce pájaro de juventud que supone para Newman reencontrarse con el gran director y guionista Richard Brooks, Cuando se tienen veinte años (De nuevo a las órdenes de Ritt en una de sus colaboraciones más famosas, donde el actor comparte protagonismo con Richard Beymer), Hud (1963, de nuevo bajo las órdenes de Martin Ritt y acompañado de los consagrados Patricia Neal y Melvyn Douglas en un drama psicológico enclavado en un ambiente rural y enmarcado en el mundo de los perdedores que tiene alcance), Samantha (Comedia ligera dirigida por Melville Shavelson donde vuelve a coincidir con su ya esposa Joanne Woodward, y con una estupenda Thelma Ritter en esta especie de versión del clásico de Vincente Minnelli Mi desconfiada esposa (1958), El premio (Cine de intriga claramente influenciado por el estilo de Alfred Hitchcock basado a su vez en un best seller de la época, realizado por Mark Robson y co-protagonizado por una deliciosa Elke Sommer) y Cuatro confesiones (de nuevo con Martin Ritt y con un completo reparto encabezado por Edward G. Robinson, Laurence Harvey y Claire Bloom, versionaba el clásico de Akira Kurosawa Rashomon con resultados globales netamente inferiores).
Su consagración definitiva como estrella de Hollywood se da en 1966 con su participación en una superproducción de cine negro que hace historia: Harper, detective privado (de Jack Smight supone una renovación formal y estilística de un género ya en decadencia pero que este film actualiza y reinventa -e inicia un subgénero que recoge Frank Sinatra en su trilogía sobre el detective Tony Rome en Hampa dorada, El detective y La mujer de cemento-, es uno de los films más taquilleros del año en medio mundo, y la crítica internacional arropa un film brillante que contaba también con Lauren Bacall, Shelley Winters, Janet Leigh, Arthur Hill, Robert Wagner, Julie Harris... Ese mismo año, Newman rueda su único film con Alfred Hitchcock: Cortina rasgada, al lado de Julie Andrews, que supone un fracaso comercial bastante inmerecido y que cuenta una interesante trama al hilo de la Guerra Fría. De aquí en adelante, la carrera del actor se consolida con películas de renombre y otras menos logradas pero de buena acogida: Un hombre de Martin Ritt (western psicológico donde Newman tiene un inolvidable duelo interpretativo con Fredric March y Richard Boone), La leyenda del indomable de Stuart Rosenberg (primer título del actor con este director, que será uno de sus talismanes en los 70, y todo un clásico del género carcelario de todos los tiempos, donde el actor queda inmortalizado para la Historia del cine junto a George Kennedy, Jo Van Fleet o Strother Martin), Rachel, Rachel (que supone su debut en la dirección, y una de las mejores radiografías de la condición femenina en la Norteamerica profunda, y otorga a Joanne Woodward una de sus mejores creaciones), Dos hombres y un destino de George Roy Hill (primera reunión de Newman con este director y con Robert Redford para uno de los films clave de los 60 que revisitaba e innovaba en el western crepuscular y lograba uno de los mayores taquillazos de la década, suponía el descubrimiento de la malograda Katharine Ross y arrasaba en la entrega de los Oscar), 300 millas de James Goldstone (reuniéndose de nuevo con su esposa en un film de carreras de coches que se apuntaba a la moda iniciada desde Aquellos chalados en sus locos cacharros en 1963 o La carrera del siglo en 1964), Comando secreto de Jack Smight (mediocrillo thriller británico donde Newman sale airoso junto a Andrew Duggan y Sylva Koscino frente a un guión bastante flojo), Un hombre de hoy de Stuart Rosenberg (su peor película pese a trabajar con su esposa y la inevitable química entre ambos), Casta invencible (su segundo film como realizador, logrado drama familiar con los rostros de Henry Fonda, Lee Remick, el hoy olvidado Michael Sarrazin y el propio Newman), El juez de la horca de John Huston (en su primer encuentro con este enorme director, en un remake de la legendaria y magistral El forastero de William Wyler de 1940, en compañía de una madura pero todavía sabrosa Ava Gardner), Los indeseables de Stuart Rosenberg (western otoñal infravalorado por la crítica, donde Newman trabajaba con Wayne Robson y Lee Marvin en un film luego imitado hasta la saciedad), El golpe de George Roy Hill (que supone la segunda película de Newman-Redford y todo un fenómeno social en el momento de su estreno, basado en una obra teatral de prestigio), y El hombre de Mackintosh de John Huston (thriller casi británico no maravilloso pero redimido por la actuación de Newman, James Mason y la fascinante Dominique Sanda). Punto y aparte merece su tercera película detrás de las cámaras: El efecto de los rayos gamma sobre las margaritas, de nuevo con Joanne Woodward como protagonista absoluta, supone el reconocimiento de crítica y público a nivel internacional y su entrada en la Historia del séptimo arte en labores de autoría.
La madurez interpretativa del actor llega con su aparición en la superproducción que, junto a la anterior Aeropuerto de 1970, inicia el subgénero de cine catástrofe: El coloso en llamas (1974), de Irwin Allen y John Guillermin, al lado de otras estrellas como Steve McQueen, Faye Dunaway o Richard Chamberlain. Su siguiente proyecto es una secuela de "Harper" que tiene buen tono narrativo: Con el agua al cuello (de Stuart Rosenberg). Sin embargo, con este film se inicia una especie de declive en la carrera del intérprete, y la calidad de sus films posteriores empieza a ser más irregular: Buffallo Bill y los indios (1976), bajo las órdenes de Robert Altman, divide a crítica y público pese a conseguir el Oso de Oro en el Festival de Berlín y a la innegable calidad de algunas escenas y a su gran reparto (Joel Grey, Geraldine Chaplin, Harvey Keitel,...; El castañazo (1977), de George Roy Hill, sólo consigue atrapar al público medio con una historia sobre el hockey donde Newman depura su método interpretativo para los papeles ligeros y brilla al lado de Melinda Dillon y Michael Ontkean; El día del fin del mundo (1980), de James Goldstone, intenta resucitar un cine de drama-catástrofe que empieza a caer en el olvido con Newman, William Holden, Jacqueline Bisset y Burgess Meredith como mayor reclamo; Distrito apache: el Bronx (de Daniel Petrie), es un mero vehículo de lucimiento para el actor, de convencional trazado pero con un par de escenas memorables y excelente interpretación de Edward Asner; el telefilm La caja oscura, que continua su línea de cine comprometido en la dirección, esta vez tratando la historia de las personas que sufren enfermedades mentales; y Ausencia de malicia (1981), de Sydney Pollack, drama político donde Newman borda en un cambio de registro un papel de (presunto) cínico-liberal-corrupto emparejado a la siempre destacada Sally Field.
En 1982 el cotizado actor resurge para ofrecer una de las mejores interpretaciones de toda su carrera, nominación al Oscar incluida, en la fenomenal Veredicto final de Sidney Lumet. Basada en un guión de David Mamet y con estructura teatral, Lumet construyó una pieza de enorme solidez, contundente y patética que deslumbra por su sencillez narrativa, los grandes trabajos de dos inmensos Charlotte Rampling, Jack Warden, James Mason y Milo O´Shea y su confeso coqueteo con el eterno cine de perdedores, tan querido por el cine norteamericano clásico. La historia de un abogado fracasado que se encuentra con un caso fácil en apariencia pero con trasfondo de poder -sin comparar con cómo se hubiese rodado en plan telefilm de sobremesa-, logra conmover de principio a fin. Tras este alabado papel, Newman reactiva su carrera y logra la respetabilidad definitiva con Harry e hijo (parcial autobiografía en sus relaciones con su hijo mayor, con el que salda cuentas a través de la realización del film) y, sobre todo, con la revisitación de "El buscavidas" que Martin Scorsese le brinda en 1986: El color del dinero le hace ganar un merecidísimo Oscar al mejor actor, a la par que su último gran trabajo en pantalla. En 1987 rueda su último film hasta la fecha como director: una adaptación de El zoo de cristal de Tennessee Williams que recibió buenas críticas y que, ciertamente, se ve con interés por resultados y reparto (Joanne Woodward, Karen Allen y John Malkovich).

Ha recibido 1190 puntos

Vótalo:

Sidney Poitier.

3. Sidney Poitier.

Nacido en 1927, es un actor originario de Bahamas, ganador del Oscar en dos ocasiones. Es también director de cine y activista proderechos humanos. Empezó a ser conocido por aclamadas interpretaciones en películas y obras de teatro americanas en las cuales defendía los esteriotipos raciales. De... Ver mas
Nacido en 1927, es un actor originario de Bahamas, ganador del Oscar en dos ocasiones.
Es también director de cine y activista proderechos humanos. Empezó a ser conocido por aclamadas interpretaciones en películas y obras de teatro americanas en las cuales defendía los esteriotipos raciales. De esta manera dio una gran credibilidad a los actores de color en el mundo occidental.
En 1963, Poitier consiguió ser el primer actor negro en ganar el Oscar al mejor actor - por su interpretación en Los lirios del valle. El significado de su logro fue confirmado en 1967 cuando protagonizó tres películas muy bien recibidas - Al maestro con cariño, En el calor de la noche, y Adivina quién viene esta noche.
Poitier también ha dirigido conocidas películas como Sucedió un sábado, y Let's Do It Again (con su amigo Bill Cosby), y Locos de remate (protagonizada por Richard Pryor y Gene Wilder). En 2002, 38 años después de recibir el oscar al mejor actor, Poitier fue elegido por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood para recibir el oscar honorífico

Ha recibido 1140 puntos

Vótalo:

Charlton Heston.

4. Charlton Heston.

Nacido en 1923, fue un consagrado y prolífico actor del cine clásico estadounidense ganador del premio Óscar, universalmente famoso por sus interpretaciones de personajes bíblicos, como Moisés (en Los diez mandamientos) y el ficticio Judah Ben-Hur (en Ben-Hur lo que le valio el oscar). También... Ver mas
Nacido en 1923, fue un consagrado y prolífico actor del cine clásico estadounidense ganador del premio Óscar, universalmente famoso por sus interpretaciones de personajes bíblicos, como Moisés (en Los diez mandamientos) y el ficticio Judah Ben-Hur (en Ben-Hur lo que le valio el oscar). También interpretó a Marco Antonio en la película Julio César y a Rodrigo Díaz de Vivar en El Cid. Su carrera incluye Sed de mal de Orson Welles y el papel del coronel Taylor en la clásica saga de ciencia ficción El planeta de los simios.

Ha recibido 1128 puntos

Vótalo:

Richard Burton.

5. Richard Burton.

Nacido en Inglaterra en 1925, en los años 40 y los comienzos de los años 50, trabajó en el teatro y en el cine del Reino Unido, pero su carrera fue interrumpida por su reclutamiento en 1944. Mientras realizaba su primera película,The Last Days of Dolwyn, en 1947, conoció a su futura esposa, la... Ver mas
Nacido en Inglaterra en 1925, en los años 40 y los comienzos de los años 50, trabajó en el teatro y en el cine del Reino Unido, pero su carrera fue interrumpida por su reclutamiento en 1944. Mientras realizaba su primera película,The Last Days of Dolwyn, en 1947, conoció a su futura esposa, la joven actriz Sybil Williams, con la que se casó en febrero de 1949. En el año de su unión con Sybil, Burton apareció en una producción altamente acertada llamada The Lady's Not For Burning, junto a sir John Gielgud.
En 1952, Burton pasó con éxito la transición a estrella de Hollywood, apareciendo en My Cousin Rachel junto a Olivia de Havilland. En 1954, interpretó su papel de radio más famoso, como el narrador de la producción original de Dylan Thomas "Under Milk Wood", un papel que representaría veinte años después en su adaptación al cine. Fue nominado siete veces a el oscar, pero nunca ganó ninguno.

Ha recibido 1127 puntos

Vótalo:

Montgomery Clift.

6. Montgomery Clift.

Nacido en 1920, con su aparición en Broadway a los trece años, Clift obtuvo éxito en los escenarios y actuó allí durante diez años antes de viajar a Hollywood, debutando en Río rojo (1948), con John Wayne. Tanto John Wayne como Walter Brennan se sintieron indignados por la homosexualidad de... Ver mas
Nacido en 1920, con su aparición en Broadway a los trece años, Clift obtuvo éxito en los escenarios y actuó allí durante diez años antes de viajar a Hollywood, debutando en Río rojo (1948), con John Wayne. Tanto John Wayne como Walter Brennan se sintieron indignados por la homosexualidad de Clift, y se mantuvieron alejados de él durante la grabación de la película. Por su parte, Clift se sentía ofendido por la inclinaciones ultraconservadoras de los dos actores. En 1958, rechazó un papel en Rio Bravo, que lo hubiera reunido de nuevo con Wayne y Brennan, papel que interpretaría Dean Martin.
También en 1948, Clift fue nominado a un Premio Oscar al mejor actor por su interpretación en La Búsqueda. Desde entonces, asentaría un nuevo modelo de actor protagonista: sensible, emocional y con una belleza melancólica, el tipo de hombre que una mujer querría cuidar. Su carrera estuvo repleta de éxitos, interpretando muchos papeles nominados al Oscar y convirtiéndose en un ídolo por su presencia y atractivo. Sus escenas de amor con Elizabeth Taylor en Un lugar en el sol (1951) estableció un nuevo estándar para el romance en el cine. Sus papeles en De aquí a la eternidad” (1953), donde interpreta al soldado de infantería Robert E. Lee Prewitt, y en El baile de los malditos (1958) son considerados los más característicos de su carrera. Según parece, Clift rechazó los papeles protagonistas en El crepúsculo de los dioses (1950) y Al este del Edén (1955).
Clift y su rival en la pantalla, Marlon Brando, que casualmente nació en la misma ciudad –Omaha, Nebraska-, fueron conocidos popularmente en Hollywood como “Los gemelos de oro”, por su rápido ascenso al estrellato.

Ha recibido 1055 puntos

Vótalo:

Jack Lemmon.

7. Jack Lemmon.

Nacido en 1925, comienza a asomarse a las pantallas en los años 50, en colaboración con el realizador Richard Quine, con roles secundarios en clásicos del calibre de Marino al agua en 1953 (junto a Mickey Rooney y Dick Haynes en un musical de marineros que oscila entre la comedia y el drama y... Ver mas
Nacido en 1925, comienza a asomarse a las pantallas en los años 50, en colaboración con el realizador Richard Quine, con roles secundarios en clásicos del calibre de Marino al agua en 1953 (junto a Mickey Rooney y Dick Haynes en un musical de marineros que oscila entre la comedia y el drama y remite lejanamente a Un día en Nueva York), Mi hermana Elena en 1955 (memorable musical romántico a dos bandas donde secunda a Janet Leigh), Operación gran baile en 1957 (comedia de ambiente militar donde Lemmon logra su primer papel de co-protagonista y logra una de sus mejores interpretaciones hasta ese momento al lado de un Dirk York pre "Embrujada") y Me enamoré de una bruja en 1958 (inolvidable comedia fantástica con dos fascinantes James Stewart y Kim Novak más una estupenda Elsa Lanchester). Al mismo tiempo, el actor va ampliando su registro en otros títulos como Una rubia fenómeno (de 1954, pequeña joya de la comedia amarga con Judy Holliday y Charles Bickford acompañando a Lemmon, todos bajo las órdenes de George Cukor); Pfhht! (comedia coral de Mark Robson donde repiten unos deliciosos Lemmon y Holliday); Fuego escondido (de 1957, famosa por los silbidos que Lemmon y Robert Mitchum como pescadores lanzaban a una turbadora Rita Hayworth), Cowboy (western y comedia mezclándose con acierto en este film ideado para el lucimiento de Glenn Ford y dirigido por Delmer Daves en 1958) o Con faldas y a lo loco (de 1959, junto a Tony Curtis, Marilyn Monroe, George Raft y Joe E. Brown en una legendaria parodia del cine de gángsters), que supone su primer y decisivo encuentro con el realizador Billy Wilder.
Los años 60 van a suponer el gran momento de popularidad y de reconocimiento por parte de la crítica respecto a la versatilidad y fuerza de las composiciones del actor: El apartamento, pone de relieve la maestría de este actor para dominar los matices de un personaje tan sencillo como rico en matices, que se deja arrastrar en su afán de no desairar a sus superiores en la empresa en que trabaja. Película y guión logran un Óscar que también merecian Lemmon, Shirley MacLaine, Fred McMurray, la música de Henry Mancini, la dirección artística, la fotografía en blanco y negro,... pero lo importante es que este film parece colocar al actor en el punto de salida hacia el estrellato: su siguiente película importante es nada menos que Días de vino y rosas de Blake Edwards, uno de los grandes clásicos del melodrama sobre el alcoholismo, donde Lee Remick y Charles Bickford no consiguen ensombrecer la brutal interpretación de Lemmon. Luego protagoniza la olvidada pero reivindicable comedia La misteriosa dama de negro (1962), de nuevo con Richard Quine y Kim Novak.
En 1966 Jack Lemmon se une a Walter Matthau por primera vez para llevar al cine la obra teatral de Neil Simon adaptada por Gene Sacks: La extraña pareja. Este film les convierte en estrellas fulgurantes, y les lleva a repetir dúo en varias ocasiones: En bandeja de plata en 1968 (con Billy Wilder tras la cámara en uno de los mejores trabajos de ambos), Primera plana en 1974 (reversionando la obra de Ben Hecht ya llevada al cine en 1931 por Lewis Milestone como Un reportaje sensacional y en 1940 por Howard Hawks como Luna nueva), Aquí un amigo en 1981 o La extraña pareja otra vez en 1998.
Los 70 y 80 inician la madurez interpretativa del gran actor, con incursiones en un cine más comprometido y dramático que antaño: El prisionero de la segunda avenida (1975), de Gene Sacks, le une a la magnética Anne Bancroft en un drama de perdedores muy estimable.
Fue nominado de nuevo al Óscar por su papel en Desaparecido (Costa-Gavras, 1982), basado en la historia real del periodista estadounidense Charles Horman, que, tras desaparecer durante los desórdenes posteriores al golpe de estado de Augusto Pinochet en Chile, es buscado por su padre (papel interpretado por Lemmon).
Asimismo, Lemmon realizó destacadas interpretaciones teatrales (Long day's journey into night, 1986) y televisivas (El asesinato de Mary Phagan, W. Hale, 1988).
En 1996 le fue otorgado el Oso de Oro en el Festival Internacional de Cine de Berlín por el conjunto de su carrera.

Ha recibido 1050 puntos

Vótalo:

George C. Scott.

8. George C. Scott.

Nacido en 1927, hacia finales de los años 50 consiguió un papel en Ricardo III que resultó un gran éxito, a raíz del cual los críticos se fijaron en ese joven actor desconocido. Pronto recibió ofertas para la televisión, que generalmente eran papeles de obras teatrales que se grababan en directo... Ver mas
Nacido en 1927, hacia finales de los años 50 consiguió un papel en Ricardo III que resultó un gran éxito, a raíz del cual los críticos se fijaron en ese joven actor desconocido. Pronto recibió ofertas para la televisión, que generalmente eran papeles de obras teatrales que se grababan en directo, y que constituían una buena escuela para todos los actores.
En 1959 Scott consiguió su primer papel importante en el cine, en la película Anatomía de un asesinato, en la que interpretó al fiscal inflexible. Este papel le valió una nominación al Oscar como mejor actor de reparto. Scott era del todo contrario a los Oscar, ya que consideraba que era una forma de promocionar a los actores y de hacer negocio. Cuando en 1962 fue nominado nuevamente, en esa ocasión por The Hustler, con Paul Newman, envío una nota que decía "No, gracias.", rechazando la nominación. No obstante, la Academia no pareció tomarse a mal su actitud, ya que en 1963 fue nominado por tercera vez por la película de suspenso The List of Adrian Messenger.
Al año siguiente Scott intervino en el papel de general en la comedia anti-belicista de Stanley Kubrick Dr. Strangelove. Declaró en repetidas ocasiones que ésa fue su película favorita entre las que había hecho, y que se sentía culpable por haber cobrado honorarios teniendo en cuenta lo bien que lo había pasado en el rodaje. En 1970 hizo su mejor película, Patton, en la que encarna al famoso general en jefe de la Segunda Guerra Mundial. En esta ocasión, ganó el Oscar al mejor actor principal, pero Scott, fiel a sus ideas, permaneció en su hogar viendo un partido de hockey en la televisión, y rechazó el premio. Esa fue la primera vez que ocurrió en Hollywood. La segunda la protagonizó Marlon Brando.
Convertido definitivamente en uno de los grandes actores de carácter, Scott alternó a partir de entonces sus apariciones en el cine con intervenciones en películas y mini-series de televisión, que cada vez fueron más frecuentes en comparación con el cine, hasta el extremo de que intervino en una o dos producciones para la televisión cada año. También se dedicó al teatro, en el que apareció regularmente.

Ha recibido 1043 puntos

Vótalo:

Walter Matthau.

9. Walter Matthau.

Nacido en 1920, se dedicó al teatro desde 1948, y en 1955, Burt Lancaster lo introdujo al cine en una película de su autoría, El hombre de Kentucky. Ganó el Oscar al mejor actor secundario en 1966 por su papel en La fortuna de Cookie, la cual fue dirigida por Billy Wilder. Junto a Jack Lemmon... Ver mas
Nacido en 1920, se dedicó al teatro desde 1948, y en 1955, Burt Lancaster lo introdujo al cine en una película de su autoría, El hombre de Kentucky. Ganó el Oscar al mejor actor secundario en 1966 por su papel en La fortuna de Cookie, la cual fue dirigida por Billy Wilder. Junto a Jack Lemmon realizó dos películas que fueron un éxito: La extraña pareja, de G. Sake, y Primera plana, también de Wilder. Continuando con sus roles cómicos, interpretó otros papeles que cosecharon gran éxito en Flor de cactus, La pareja chiflada, de H. Ross y Piratas, de Roman Polański.
Fue nominado en otras 2 ocasiones al oscar por La pareja chiflada y Kotch.

Ha recibido 1030 puntos

Vótalo:

Rod Steiger.

10. Rod Steiger.

Nacido en 1925, fue un gran actor de carácter. Algunos críticos decían que en sus actuaciones exageraba sus personajes. Sin embargo, le tocó encarnar durante una buena parte de su trayectoria como actor de cine individuos duros, e incluso violentos, aunque a veces también capaces de mostrar su... Ver mas
Nacido en 1925, fue un gran actor de carácter. Algunos críticos decían que en sus actuaciones exageraba sus personajes. Sin embargo, le tocó encarnar durante una buena parte de su trayectoria como actor de cine individuos duros, e incluso violentos, aunque a veces también capaces de mostrar su lado humano, como en El calor de la noche, con Sydney Poitier, película de 1967 por la que recibió el Oscar como mejor actor principal, y en la que interpreta al jefe de policía de un pequeño pueblo del Sur, que tiene que aceptar la visita de un agente del F. B. I. de raza negra para esclarecer un crímen.
El físico de Steiger no era atractivo. Su aspecto no era especialmente agradable y era corpulento. Por ello le dieron repetidamente papeles de personajes de ficción y reales de carácter fuerte. Así interpretó a Al Capone en la película del mismo nombre de 1959, y a Napoleón en Waterloo, película de 1970, en la que realizó una caracterización extraordinaria del personaje histórico. En una etapa más avanzada de su carrera, Steiger hizo también varias películas en Europa. Los directores europeos con los que trabajó supieron aprovechar su estilo de actuación tan expresivo, consiguiendo no obstante interpretaciones más equilibradas.
En 1977, intervino y realizó una sólida caracterización de Poncio Pilatos en el film que se ha convertido en clásico de Semana Santa:Jesus de Nazareth.
Durante toda su trayectoria en el cine, Steiger siguió fiel también al medio con el que había comenzado, la televisión, y apareció de tanto en cuanto en películas y mini-series de televisión.

Ha recibido 1013 puntos

Vótalo:

Jason Robards.

11. Jason Robards.

Nacido en 1922, su debut en el cine data de 1959, en una película en la que compartía protagonismo con Anouk Aimée, Deborah Kerr y Yul Brynner titulada Rojo atardecer, del director Anatole Litvak. Poco después llegarían los roles del psiquiatra Dick Diver en la adaptación de la novela de... Ver mas
Nacido en 1922, su debut en el cine data de 1959, en una película en la que compartía protagonismo con Anouk Aimée, Deborah Kerr y Yul Brynner titulada Rojo atardecer, del director Anatole Litvak.
Poco después llegarían los roles del psiquiatra Dick Diver en la adaptación de la novela de Francis Scott Fitzgerald, Suave es la noche (1962), en la que fue dirigido con todo lujo de medios por Henry King, en una superproducción de la 20th Century Fox en que también sobresalían Jennifer Jones y Joan Fontaine; el alcohólico Jamie Tyrone en Larga jornada hacia la noche (1962) , de Sidney Lumet —que ya había representada cinco años antes en el teatro, con un notable éxito de crítica—, junto a dos estrellas de la interpretación como Katharine Hepburn y Ralph Richardson; y el rol del dramaturgo George S. Kaufman, en la biografía titulada Act One (1964).
Siguió curtiéndose en películas de todo tipo de géneros durante los años siguientes, encarnando a personajes de cada vez mayor peso, destacando: el exitoso drama Miles de payasos (1965), de Fred Coe junto a Martin Balsam; la comedia ligera Cualquier miércoles (1966), de Robert Ellis Miller junto a Jane Fonda, Claire Trevor y Dean Jones; y el western dramático-psicológico El destino también juega (1966), de Fielder Cook, con Henry Fonda y Joanne Woodward.
Con su recreación de Al Capone en la película más famosa de Roger Corman, La masacre del Día de San Valentín (1967), comenzó a encadenar éxitos de taquilla y a ser valorado como un actor a punto de consagrarse y a considerar. Así llegarían la encarnación del pistolero Doc Holliday en La hora de las pistolas (1967) de John Sturges, compartiendo cartel con James Garner; la comedia romántica El novio de mi mujer (1967), de Bud Yorkin, en compañía de Jean Simmons, Dick van Dyke y Debbie Reynolds; la biografía sobre la bailarina Isadora Duncan, Isadora (1968), de Karel Reisz, junto a Vanessa Redgrave; o el western ideado por Sergio Leone, tras haber tenido un poderoso e hipnótico sueño, Hasta que llegó su hora en 1968, compartiendo cartel con Henry Fonda, Claudia Cardinale y Charles Bronson.
La década de 1970 fue la época más prolífica de su carrera, la que comenzó con el reconocimiento a nivel popular, de la calidad de sus interpretaciones, desde La balada de Cable Hogue de 1970, que inicia su colaboración con el realizador Sam Peckinpah, hasta Melvin y Howard en 1980, de Jonathan Demme, uno de sus trabajos más elogiados -nominación al Oscar incluida-.
Se destacó en títulos como el film bélico Tora! Tora! Tora! (1970); el alegato antibelicista Johnny cogió su fusil de Dalton Trumbo (1971) junto a Timothy Bottoms; el western Pat Garrett y Billy The Kid (1973) con Kris Kristofferson y Bob Dylan, de nuevo con Peckinpah; la multipremiada recreación del caso Watergate, Todos los hombres del presidente (1976), de Alan J. Pakula junto a Robert Redford, Dustin Hoffman, Martin Balsam y Jack Warden; la adaptación de la obra de Lillian Hellman, Julia, de Fred Zinnemann, en 1977 junto a Jane Fonda, Vanessa Redgrave y Meryl Streep, y Huracán (1979) de Jan Troëll, producida por Dino de Laurentiis.
La década de 1980 logran hacer destacar las producciones en las que interviene, tanto en cine como en TV: Hola, Mr. Dugan (1983), de Herbert Ross, drama donde actuaba junto a Marsha Mason y Matthew Broderick, en una obra de origen teatral del marido de aquélla, Neil Simon; El día después (1983) un telefilm dramático sobre una explosión nuclear que se adelantó al Accidente de Chernóbil, de Nicholas Meyer; El largo y cálido verano (1985), remake televisivo de Tennessee Williams, con Don Johnson y Cybill Shepherd; Enséñame a bailar (1987), de Daniel Petrie junto a Jane Alexander y Winona Ryder; El precio de la pasión (1988) interpretado por Diane Keaton y Liam Neeson; Dulce hogar... ¡a veces! (1988), de Ron Howard), al lado de Steve Martin, Dianne Wiest y Keanu Reeves; Más allá del arco iris (1989), de Mike Hodges), con Rosanna Arquette y Tom Hulce.
La década de 1990 supone el final de su carrera, con dos éxitos mayores: Philadelphia (1993) y Magnolia (1999), última nominación al Oscar y su última gran aparición en la gran pantalla. También destaca un título de mérito como Peso de corrupción (1992), de Mark Frost), con James Spader y Joanne Whalley Kilmer, y The paper, detrás de la noticia (1994), junto a Robert Duvall, Michael Keaton, Marisa Tomei y Glenn Close) y Marea roja (1995), junto a Denzel Washington.
En 1976 y 1977, Jason Robards ganó por dos años consecutivos el Premio Oscar en la categoría de mejor actor secundario. Primero por el papel de editor del Washington Post, Bern Bradlee en Todos los hombres del presidente, y después por la del novelista Dashiell Hammett en Julia. Robards conseguiría una tercera nominación por Melvin y Howard, por la que no consiguió el Oscar.

Ha recibido 950 puntos

Vótalo:

Marcello Mastroianni.

12. Marcello Mastroianni.

Nacido en Italia en 1924, en 1945 comenzó a trabajar como figurante para una compañía cinematográfica a la vez que tomaba lecciones de interpretación, pero hasta 1947 no debutó en la gran pantalla; fue con I Miserabili, adaptación de la novela de Víctor Hugo. En muy poco tiempo Marcello... Ver mas
Nacido en Italia en 1924, en 1945 comenzó a trabajar como figurante para una compañía cinematográfica a la vez que tomaba lecciones de interpretación, pero hasta 1947 no debutó en la gran pantalla; fue con I Miserabili, adaptación de la novela de Víctor Hugo.
En muy poco tiempo Marcello Mastroianni se convirtió en una estrella gracias a sus interpretaciones en I Soliti Ignoti, de Mario Monicelli y, sobre todo, a que Federico Fellini le escogió para protagonizar su La Dolce Vita junto a Anita Ekberg que, a pesar de su pequeña presencia en la película, fue un considerable reclamo publicitario. La colaboración con Fellini, a la larga tan fructífera, continuó en Ocho y Medio, en la que Mastroianni interpretaba a un director de cine frustrado y mujeriego, Guido Anselmi, marcado con inequívocos rasgos autobiográficos del propio Fellini.
Fue nominado al oscar en tres ocasiones pero nunca lo obtuvo.

Ha recibido 925 puntos

Vótalo:

Max von Sydow.

13. Max von Sydow.

Nacido en Suecia en 1929, en 1955 conoció al que sería su mentor a partir de entonces, Ingmar Bergman. Su primer trabajo juntos sería en una representación en el Teatro municipal de Malmo. Posteriormente trabajaría en cine con Bergman en películas como El séptimo sello, Fresas salvajes o El... Ver mas
Nacido en Suecia en 1929, en 1955 conoció al que sería su mentor a partir de entonces, Ingmar Bergman. Su primer trabajo juntos sería en una representación en el Teatro municipal de Malmo. Posteriormente trabajaría en cine con Bergman en películas como El séptimo sello, Fresas salvajes o El manantial de la doncella. Fue en las películas que realizó con Bergman donde perfeccionaría su estilo, que lo haría destacado en su carrera. El actor sueco fue uno de los personajes más conocidos de la Arthouse.
Durante muchos años trabajó en el cine escandinavo y se resistió a las llamadas de sirena que venían desde Hollywood. Entre ellas, la de interpretar al Dr. No en la primera entrega de James Bond. No sería hasta 1965 cuando interpretaría a Jesús en la producción de George Stevens La historia más grande jamás contada. Este papel le catapultó directamente a ser uno de los actores más cotizados de Hollywood.
Desde 1965, se convirtió en un actor regular en las producciones estadounidenses a la vez que participaría también en producciones suecas, como La hora del lobo y La vergüenza de Igmar Bergman o Los emigrantes de Jan Troell.
En la década de 1970, interpretaría a uno de sus personajes más conocidos, el del Padre Merrin en El exorcista, papel que le valdría una nominación a los Globo de Oro. Se trasladó a Roma para aparecer en numerosas producciones italianas y allí entabló una gran amistad con Marcello Mastroianni.
En la década de 1980 actuó bajo la dirección de Woody Allen en Hannah y sus hermanas (1986) y con David Lynch en el film Dune (1984). Pero el actor sueco no se olvidaría de los proyectos del viejo continente y así, se le pudo ver en una de sus mejores películas de la década, en el filme dirigido por el danés Bille August Pelle el conquistador, papel por el que conseguiría su única nominación a los Oscar, aparte de diferentes premios, tales como el Premio Bodil, el premio Felix, el premio Robert, y el premio Guldbagge.
Aparte de este reconocimiento, también obtuvo el premio del Instituto australiano de cine en la categoría de mejor actor con Padre (1989), el del Festival Internacional de Tokyo por El toque silencioso (1993) y tres premios Guldbagge por Hamsun, Katinka y Pelle el conquistador.

Ha recibido 865 puntos

Vótalo:

Dirk Bogarde.

14. Dirk Bogarde.

Nacido en Inglaterra en 1921, en 1950 logró cierto reconocimiento tras su papel como el criminal Tom Riley, quien disparó al policía George Dixon en The Blue Lamp; pero fue la comedia Doctor in the House, dirigida por Ralph Thomas, la que hizo de Bogarde una estrella. Durante los años cincuenta... Ver mas
Nacido en Inglaterra en 1921, en 1950 logró cierto reconocimiento tras su papel como el criminal Tom Riley, quien disparó al policía George Dixon en The Blue Lamp; pero fue la comedia Doctor in the House, dirigida por Ralph Thomas, la que hizo de Bogarde una estrella.
Durante los años cincuenta, interpretó a un asesino que se hace amigo de un joven en Hunted; un aviador que, en contra de las órdenes, se une a un gran ataque en contra de los alemanes en Appointment in London; el papel de un sargento atrapado en una lancha con en The Sea Shall Not Have Them y, en The Sleeping Tiger, a un criminal, acompañado de la actriz Alexis Smith.
La primera película de Bogarde junto al director Joseph Losey, Doctor at Sea, coprotagonizada por Brigitte Bardot en uno de sus primeros papeles cinematográficos; Cast a Dark Shadow, como un hombre que se casa por dinero y luego asesina a su esposa; The Spanish Gardner; Doctor at Large, otro trabajo de la serie de doctores, coprotagonizada por Shirley Eaton; A Tale of Two Cities, una adaptación del cásico de Charles Dickens; The Doctor's Dilemma, por George Bernard Shaw, no es parte de la serie de doctores; y Libel, interpretando a tres personajes y coprotagonizada por Olivia de Havilland.
Bogarde se convirtió rápidamente en un ídolo de matiné y se convirtió en el británico más popular de Hollywood durante los años cincuenta. La principal característica de las actuaciones de Bogarde era su natural desenvoltura frente a las cámaras, no costándole asumir complicados perfiles de sus personajes, de hecho fue uno de los primeros actores en interpretar a un bisexual en la pantalla inglesa.
Tras 1960, Bogarde adoptó trabajos más difíciles, como su personaje en Victim Hugo Barrett en The Servant dirigida por Joseph Losey; el reportero de televisión Robert Gold en Darling; Stephen, un profesor de la Universidad de Oxford, en Accident; el empresario alemán Frederick Bruckman en la película de Luchino Visconti The Damned; el exnazi, Max, en la controversial The Night Porter dirigida por Liliana Cavani; y, el más conocido, Gustav von Aschenbach en Muerte en Venecia también dirigida por Luchino Visconti.

Ha recibido 839 puntos

Vótalo:

Vittorio Gassman.

15. Vittorio Gassman.

Nacio en Genova (Italia) en 1922. Su debut se produjo en Milán, en 1942, con Alda Borelli en la obra teatral Nemica (enemiga) de Niccodemi. En Roma formó después equipo artístico con Tino Carraro y Ernesto Calindri en el Teatro Eliseo, equipo que sería famoso. Con ellos Gassman actuó en una... Ver mas
Nacio en Genova (Italia) en 1922.

Su debut se produjo en Milán, en 1942, con Alda Borelli en la obra teatral Nemica (enemiga) de Niccodemi. En Roma formó después equipo artístico con Tino Carraro y Ernesto Calindri en el Teatro Eliseo, equipo que sería famoso. Con ellos Gassman actuó en una serie de obras que iban desde la comedia burguesa hasta el teatro más sofisticado intelectualmente, sin ninguna aparente dificultad para transitar entre papeles tan diferentes.

En 1946 hizo su debut en el cine en Preludio d'amore; al año siguiente, apareció ya en cinco películas. En 1948, su famosa interpretación en Riso Amaro (Arroz amargo) demostró su pasión por el cine y su capacidad para resultar eficiente en el cine tanto como en el teatro.

Fue con la compañía de Luchino Visconti con quien Gassman alcanzó su mayor éxito, junto con Stoppa, Rina Morelli y Paola Borboni. Interpretó un vigoroso Kowalski en la obra de Tennessee Williams Un tranvía llamado deseo, y resultó brillante en la Rosalinda de Shakespeare y en el Oreste de Vittorio Alfieri. A continuación se unió al Teatro Nazionale con Tommaso Salvini, Massimo Girotti, Arnoldo Foà, para un exitoso Peer Gynt (de Ibsen).

Con Luigi Squarzina en 1952 co-fundó y co-dirigió el "Teatro de Arte Italiano" produciendo la primera versión completa de Hamlet y después obras como "Seneca's Tieste" o "Eschilo, los Persas".

El año 1956 fue un año clave en su carrera : Gassman actuó en Otelo con el memorable Salvo Randone, intercambiando con él los roles de Moor y Yago. Poco después hizo la serie de televisión "El Matador" (Il matattore), y a partir de ahí fue apodado así hasta su muerte. Ese mismo año dirigió y actuó en una película dedicada al teatro que era una versión de "Kean".

Un verdadero perfeccionista, siempre odió la dicción imperfecta o las imperfecciones dialectales, pero fue también capaz de interpretar, perfectamente y cuando era necesario, la mayor parte de casi todos los numerosos dialectos e inflexiones del italiano. Aceptó el desafío de dirigir Aldechi, una de las menos conocidas y una de las más difíciles obras de Alessandro Manzoni. Hizo una tourné con esta obra, que fue vista por medio millón de personas, expandiéndose fuera de Italia con su Teattro Popolare Itinerante (una nueva edición del famoso teatro Carro di Tespi.

Sus producciones incluyen autores famosos del siglo XX, y muchos clásicos como Shakespeare, Dostoievski y los griegos. También fundó una escuela de teatro en Florencia, que formó a muchos de los actores más talentosos de esta generación.

En el cine, trabajó mucho tanto en Italia como en el extranjero. Su carisma y su fluidez en el inglés le permitieron hacer muchos papeles en Hollywood. Allí conoció a Shelley Winters y se casó con ella, para luego divorciarse a su regreso a Italia.

Aunque tuvo mucho éxito en el cine, Gassman nunca dejó el teatro. En un momento de su carrera, añadió la poesía a su repertorio, trayendo de esta manera obras extranjeras a Italia.

Gassman se casó con las siguientes actrices: Nora Ricci (con quien tuvo a Paola, actriz y esposa de Ugo Paliai); Shelley Winters (madre de su hija Vittoria); Juliette Maynel (con quien tuvo a Alessandro, también actor), y por último con Diletta D'Andrea con quien tuvo a su hijo menor Jacopo.

Gassman era un hombre de emociones intensas y un honesto intelecto; su notable sentido del humor y su propia ironía, hizo que en los 90 actuara en la popular serie de televisión "Túnel", en la cual recitaba seriamente el recibo del gas o de la luz o instrucciones de uso. Lo hacía de la misma manera que cuando recitaba La divina comedia de Dante, la cual le había hecho famoso.

Aclamado como actor, su vida era también bastante discutida por sus divorcios (un escándalo en los años 50 y en los años 60, y por su posterior ateísmo (aunque luego tuvo un poco de fe). En sus apariciones públicas siempre hacía un comentario original o inconveniente con la intención de molestar a ciertas clases sociales. Se ganó enemigos en el mundo de las artes por esas mismas razones.

En 1997 Vittorio Gassmann fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes.

En sus últimos años sufrió de depresión.

Murió de un ataque al corazón en su casa en Roma.

Ha recibido 822 puntos

Vótalo:

Peter Ustinov.

16. Peter Ustinov.

Nacido en Inglaterra en 1921, en 1940 inició una carrera de actor cinematográfico con caracterizaciones notables en Quo Vadis? (1951), Espartaco (1960), Romanoff and Juliet (1961), Topkapi (1964) y Viva Max! (1969). Sus actuaciones fueron muy bien recibidas por el público al interpretar a... Ver mas
Nacido en Inglaterra en 1921, en 1940 inició una carrera de actor cinematográfico con caracterizaciones notables en Quo Vadis? (1951), Espartaco (1960), Romanoff and Juliet (1961), Topkapi (1964) y Viva Max! (1969).
Sus actuaciones fueron muy bien recibidas por el público al interpretar a personajes melosos, zalameros, acobardados pero a la vez ingeniosos y divertidos que le daban una cuota particular de humor al drama, como por ejemplo el detective Hércules Poirot en varias adaptaciones cinematográficas de novelas de Agatha Christie.
Dirigió algunas de las películas en las que intervino como actor y, además de guionista de filmes, escribió varias obras teatrales de fino humor cosmopolita, como El amor de los cuatros coroneles, Romanoff and Juliet, El soldado desconocido y su esposa, Krumnagel (1971), y sus memorias, tituladas Dear Me (1977).
Gano el oscar en 1960 por Espartaco y en 1964 por Topkapi, ademas de ser nominado en dos ocasiones mas.

Ha recibido 815 puntos

Vótalo:

Mickey Rooney.

17. Mickey Rooney.

Nacido en 1920, ha trabajado en más de 100 películas a lo largo de casi 80 años. También ha hecho series de televisión y algunos trabajos relacionados con este mundo. Es un actor reconocidísimo. Sus papeles son de personajes de mucha espontaneidad, simpleza y con personajes que captan la... Ver mas
Nacido en 1920, ha trabajado en más de 100 películas a lo largo de casi 80 años. También ha hecho series de televisión y algunos trabajos relacionados con este mundo. Es un actor reconocidísimo. Sus papeles son de personajes de mucha espontaneidad, simpleza y con personajes que captan la simpatía de los espectadores.
Fue nominado al oscar en 4 ocasiones, pero nunca lo consiguio, sin embargo en 1982 la academia le entrego una estatuilla honorifica por su trayectoria.

Ha recibido 741 puntos

Vótalo:

Charles Bronson.

18. Charles Bronson.

Nacido en 1921, comenzó su carrera de a principio de los años cincuenta en pequeños papeles sin acreditar. En esta etapa llevaba el nombre de Charles Buchinski y en uno de los primeros papeles que se le vio fue en la legendaria película de terror Los crímenes del museo de cera de Andre De Toth... Ver mas
Nacido en 1921, comenzó su carrera de a principio de los años cincuenta en pequeños papeles sin acreditar. En esta etapa llevaba el nombre de Charles Buchinski y en uno de los primeros papeles que se le vio fue en la legendaria película de terror Los crímenes del museo de cera de Andre De Toth, en la que curiosamente hacía de mudo. Continua haciendo papeles secundarios y apariciones en series de televisión para curtirse e ir consiguiendo mayor relevancia a nivel profesional.
Destacan sus trabajos como secundario en westerns como "Veracruz" de Robert Aldrich, "Jubal" de Delmer Daves o "Yuma" de Sam Fuller, en esta última haría el rol de indio, que su peculiar rostro le haría interpretar en otras ocasiones. A finales de los cincuenta trabaja con Roger Corman, en "Machine Gun Kelly", película de gángsters en la que interpreta su primer papel protagonista en la gran pantalla. Además participa en capítulos de importantes series de televisión, como "The Twilight Zone" y "Alfred Hitchcock Presents" hasta que en 1960 es elegido para ser uno de Los siete magníficos de John Sturges, junto a Steve McQueen, James Coburn o Eli Wallach, lo que inició su popularidad.
En 1961 volvería a trabajar con Corman para una floja adaptación de Julio Verne, "El amo del mundo" de William Witney, y aparecerá en la película "Piso de lona" realizada para la mayor gloria de Elvis Presley, pero volverá a ser John Sturges, quien le consolidará como un héroe de acción cuando le llama para ser uno de los protagonistas de la fuga de la gran evasión, junto a Steve McQueen y James Coburn otra vez. Luego trabaja con Robert Aldrich en la disparatada comedia del oeste "Cuatro tíos de Texas", donde es el villano que no deja de acosar a Frank Sinatra y Dean Martin.
Aunque trabaja con directores importantes como Vincente Minnelli o Sidney Pollack, su papeles en estas producciones siempre son de secundario, siendo las películas que protagoniza siempre de artesanos menores, continua apareciendo en series importantes como "El fugitivo" ó "El virginiano", y en 1967, volvería a destacar en una película coral y polémica por ser considerada como una apología de la violencia, en este caso se trata de la película de Aldrich, doce del patíbulo.
En 1968 sigue los pasos de Clint Eastwood y emigra a Europa para protagonizar un nuevo western de Sergio Leone, Hasta que llegó su hora al lado de Henry Fonda y Claudia Cardinale. También en Europa volvería a trabajar con John Sturges en la película "Caballos salvajes". Pero el western que más marcaría su carrera en estos momentos sería Chato el apache, en el mismo año rodará un exitoso thriller: Friamente, sin motivos personales, también con Michael Winner, en la que sería una de sus películas más recordada. Pero las películas que fama iban a dar al tandem Winner-Bronson serían las del Vengador Anónimo, saga de películas en que Bronson interpretaría a Paul Kersey, y que comenzarían en 1974 con el "Justiciero de la ciudad", continuaría en "Yo soy la Justicia" de 1982 y "El Justiciero de la noche" de 1984. Charles Bronson volvería a retomar el papel de Kersey en otras tres películas, "Yo soy la justicia II" y "El Rostro de la muerte", la primera dirigida por el veterano Jack Lee Thompson y la otra por Allan A. Goldsmith. Pese a su éxito, estas cintas no añadían nada a la filmografía del actor, que hizo sus mejores actuaciones de los 70 en títulos como "Nevada express", "El luchador", y "Sucedió entre las 12 y las 3", todas junto a su esposa en la vida real y recurrente pareja en el cine Jill Ireland, "El temerario Ives" junto a Jacqueline Bisset o "Teléfono" al lado de Lee Remick. En 1972 con el director Terence Young, responsable de las primeras películas de la serie Bond, protagoniza "Los secretos de la cosa nostra", surgida dentro de una respuesta del cine europeo a la moda de películas sobre la mafia comenzada por El Padrino. En 1980 trabaja en Cabo Blanco, una especie de remake de Casablanca, donde Charles Bronson hacía el rol que hicera Humprhey Bogart en la película original, aunque la película no funcionó. Fue su segunda colaboración con el menospreciado pero interesante director J. Lee Thompson, con quien ya había trabajado en la "Caza del Buffalo Blanco", y con quien volvería a trabajar en varias películas en las que interpretaba el mismo tipo duro de siempre y que poco nuevo aportaban a su carrera ("La ley de Murphy", "Mensajero de la muerte" y "Prohibido en Occidente"). En 1990 trabajaría en su última película importante: "Extraño vínculo de sangre", que supuso el debut en la dirección del actor Sean Penn.

Ha recibido 700 puntos

Vótalo:

Ugo Tognazzi.

19. Ugo Tognazzi.

Nacio en Italia en 1922. En 1950 debuta en cine con un film dirigido por Mario Mattòli, Los cadetes de Gascuña (I cadetti di Guascogna), junto a Walter Chiari. Al año siguiente conoce a Raimondo Vianello con quien formará una pareja cómica de gran suceso que de 1954 a 1960 trabajará para la... Ver mas
Nacio en Italia en 1922.

En 1950 debuta en cine con un film dirigido por Mario Mattòli, Los cadetes de Gascuña (I cadetti di Guascogna), junto a Walter Chiari. Al año siguiente conoce a Raimondo Vianello con quien formará una pareja cómica de gran suceso que de 1954 a 1960 trabajará para la recién nacida Rai TV. Lo que consagra a la pareja en la pequeña pantalla es el programa de variedades Un, due, tre. La comicidad más populista y sanguínea de Ugo y aquella otra más refinada e "inglesa" de Raimondo, se compenetraban de maravillas con resultados cómicos absolutamente irresistibles. Prácticamente fue el primer ejemplo de sátira televisiva en Italia, incluso no sin problemas de censura para el dúo, que no se temía meterse incluso con el Presidente de la República y del Consejo.

Anómala y cuasi milagrosa costilla padana en el esqueleto absolutamente romano que la comedia a la italiana fue asumiendo en la posguerra, Tognazzi jugó magistralmente la carta de sus raíces equidistantes entre la industriosa Milán y la más alegre llanura padana, interpretando, entre otros, los más repesentativos y característicos personajes emilianos y, más específicamente, parmesanos, de un modo absolutamente convincente, a las órdenes de Alberto Bevilacqua (La califa (La califfa), 1971; Esta especie de amor (Questa specie d'amore) , 1972) y más tarde de Bernardo Bertolucci (La tragedia de un hombre ridículo (La tragedia di un uomo ridicolo), 1981: espléndido pequeño (y casi desconocido) film sepultado entre las megaproducciones a las cuales Bertolucci se iba orientando ya en aquellos años, que le valió a Tognazzi la Palma de Oro en el Festival de Cannes como mejor actor protagónico).

Apegadísimo a su tierra y a su ciudad -no era infrecuente encontrarlo en el estadio Zini alentando a la Cremonese de su amigo Domenico Luzzara, el presidente-, Ugo intercalaba a menudo en sus personajes frasecillas graciosas en dialecto cremonés (en TV se ha declarado, sin embargo, hincha del Milan). Legendarias son aquellas, numerosas, contenidas en el film La marcia su Roma (1962) de Dino Risi. En la película que lo lanzó en el cine satírico, El federal (Il federale), (1961), de Luciano Salce, su personaje ha nacido en Azzanello, pequeño pueblo vecino a Cremona.

Paralelamente a aquellas experiencias de cine de autor, por otra parte, el sibarita y transgresivo Ugo se introdujo en las trilogías Amigos míos (1975, 1982, 1985) y La jaula de las locas (Il vizietto) (1978, 1980, 1985), que tuvieron gran suceso de público.

El espíritu festivo, goliárdico, de Ugo Tognazzi llegó al extremo cuando en 1979 tomó parte en una de las más clamorosas bromas mediáticas de la historia italiana: aceptó fotografiarse esposado por falsos policías. Se trataba de una broma preparada por el semanario satírico Il Male. Tres falsas ediciones de Il Giorno, La Stampa y Paese Sera "salieron" con titulares que anunciaban el arresto del actor en calidad de jefe de las Brigadas Rojas. Juastificándose de la broma dijo que, en una época del mismo género, no había hecho más que reivindicar "el derecho a la tomadura de pelo".

Se ha autodirigido en cine varias veces (El mantenido (Il mantenuto), 1961; El silbido en la nariz (Il fischio al naso), 1966; Siseñor (Sissignore), 1968; Malos pensamientos (Cattivi pensieri), 1976; Los viajeros del atardecer (I viaggiatori della sera), 1979).

En los años ochenta se dedicó sobre todo al teatro, actuando en Seis personajes en busca de autor (Sei personaggi in cerca d'autore), en París (1986) y en El avaro (L'avaro) (1988).

Participó en cerca de 150 películas, compartiendo cartel y escenas, en muchas de ellas, con uno o varios de los ya citados Sordi, Gassman, Manfredi y Mastroianni, como también con otras figuras de la talla de Philippe Noiret, Michel Piccoli, Claudia Cardinale, Ornella Muti, Catherine Deneuve, Monica Vitti o Mariangela Melato, entre otras.

Asimismo, trabajó junto a los grandes pesos pesados de la comedia que le precedieron, como Totò, Peppino De Filippo, Tina Pica o Aldo Fabrizi y a los que habrían de sucederle, como Paolo Villaggio o Renato Pozzetto.

Sus registros actorales fueron múltiples, alternando papeles con distintos tipos de humor, desde los más histriónicos a los más contenidos, del humor costumbrista al absurdo e incluso a trabajos de tono dramático. Se apuntó con audacia a numerosos proyectos de corte sumamente experimental, como varios de sus trabajos con Ferreri, o películas tan extrañas como Pocilga, de Pasolini o La propiedad no es más un robo, de Elio Petri.

Tuvo cuatro hijos, ligados todos ellos, de un modo u otro, al cine. El primero de ellos, el actor y director Ricky Tognazzi, con la actriz Pat O'Hara, nacido en 1955. El segundo, el director y productor Thomas Robsahm, con la actriz Margarete Robsahm, nacido en 1964. De su posterior pareja con la actriz Franca Bettoia, con quien se casaría en 1972, nacieron el actor Gianmarco Tognazzi y la asistente de dirección y directora María Sole Tognazzi.

Murió imprevistamente el 27 de octubre de 1990 en Roma de una hemorragia cerebral.

Ha recibido 695 puntos

Vótalo:

Rock Hudson.

20. Rock Hudson.

Nacido en 1925, a fines de la década de 1940 consigue aparecer en pequeños papeles, logrando un contrato con Estudios Universal en 1949. Entre sus primeras películas destacan Escuadrón hacia la muerte (1948) de Raoul Walsh, y Winchester 73 (1950) de Anthony Mann. Durante la década de 1950 y... Ver mas
Nacido en 1925, a fines de la década de 1940 consigue aparecer en pequeños papeles, logrando un contrato con Estudios Universal en 1949.
Entre sus primeras películas destacan Escuadrón hacia la muerte (1948) de Raoul Walsh, y Winchester 73 (1950) de Anthony Mann. Durante la década de 1950 y principios de la década de 1960 se convirtió en uno de los grandes galanes de Hollywood, trabajando en películas como Obsesión (1954), Sólo el cielo lo sabe (1955), Escrito sobre el viento (1956), todas ellas dirigidas por Douglas Sirk; y Gigante (1956) de George Stevens, por la que consiguió su única nominación al Oscar.
A raíz del éxito de Confidencias a medianoche (1959) de Michael Gordon, donde compartía pantalla con Doris Day, protagonizó en los siguientes años varias comedias entre las que destacan Pijama para dos (1961) de Delbert Mann y Su juego favorito (1963) de Howard Hawks.

Ha recibido 590 puntos

Vótalo:

Peter Sellers.

21. Peter Sellers.

Nacido en 1925 en Inglaterra, tras convertirse en estrella local en el Reino Unido durante los años 50, Sellers alcanzaría la fama internacional en el siguiente decenio, coronándose como uno de los rostros de comedia más populares de la pantalla grande. Conocido mundialmente por sus películas... Ver mas
Nacido en 1925 en Inglaterra, tras convertirse en estrella local en el Reino Unido durante los años 50, Sellers alcanzaría la fama internacional en el siguiente decenio, coronándose como uno de los rostros de comedia más populares de la pantalla grande.
Conocido mundialmente por sus películas de la serie La pantera rosa, Sellers también es reconocido como un actor de primer nivel. Sus distintos personajes en la clásica Dr. Strangelove nos dan una muestra de su versatilidad bajo la mano de Stanley Kubrick, quien también lo dirigió en Lolita, versión cinematográfica de la novela de Nabokov. Para los que recuerdan a este gran actor con nostalgia, podrán revivirlo de la mano de Geoffrey Rush, quien lo interpreta en Llámame Peter, de Stephen Hopkins, que cuenta la vida de este genial actor.

Ha recibido 557 puntos

Vótalo:

Fernando Fernan Gomez.

22. Fernando Fernan Gomez.

Nacido en Peru en 1921, en la década de 1950, se consolidó como actor principal en toda serie de comedias (El fenómeno), dramas (La gran mentira) y cine religioso Balarrasa, Molokai, o folclórico (Morena clara) propagandísticos o directamente escapistas (lo que en muchos sentidos también se... Ver mas
Nacido en Peru en 1921, en la década de 1950, se consolidó como actor principal en toda serie de comedias (El fenómeno), dramas (La gran mentira) y cine religioso Balarrasa, Molokai, o folclórico (Morena clara) propagandísticos o directamente escapistas (lo que en muchos sentidos también se considera propaganda para los historiadores), al tiempo que interviene en una de las primeras avanzadillas de lo que luego será el «Nuevo cine español»: Esa pareja feliz de Bardem y Berlanga. También ahora participa en algunas co-producciones de interés como La conciencia acusa (del genial Georg Wilhelm Pabst) o El soltero (de Antonio Pietrangeli) junto a Alberto Sordi, y por último, inicia una incipiente carrera como director, con obras de encargo de desigual fortuna: en este sentido, sobresale su versión de la novela de Wenceslao Fernández Flórez El malvado Carabel y dos excelentes comedias en las que compartió química y cartel con la deliciosa Analía Gadé, una de sus parejas más recurrentes, como son La vida por delante y La vida alrededor.
Al hilo del cine español de los sesenta, su filmografía como actor y director se llenó de comedias de todo tipo (La venganza de Don Mendo, Adiós, Mimí Pompón, Ninette y un señor de Murcia o Crimen imperfecto), excepción aparte de sus trabajos de dirección en El mundo sigue (1963), un durísimo drama naturalista, inspirado en la novela homónima de Juan Antonio Zunzunegui, donde se enfrentan dos hermanas de concepciones vitales opuestas en plena sociedad de posguerra española, su primer éxito como director, y de su filme El extraño viaje (1964), en el que retrata, con casi mayor penetración que el propio Berlanga, el clima cicatero y opresivo de la sociedad española del Franquismo y que permanece como una de las cumbres del cine español de todos los tiempos; ambas producciones tuvieron tremendos encontronazos con la censura. Por otra parte, es ahora cuando inicia relación profesional con otra de sus parejas más emblemáticas, Concha Velasco, con la comedia negra Crimen para recién casados.
En los setenta, Fernán Gómez se convirtió en uno de los actores más solicitados de la llamada Transición española, con títulos dorados de esos años como El espíritu de la colmena, El amor del capitán Brando, Pim, pam, pum, fuego, Mi hija Hildegart, Los restos del naufragio, Mamá cumple cien años o ¡Arriba Azaña!. Con ello inició una exitosa colaboración al lado del notable director Jaime de Armiñán y una también estrecha relación profesional con Carlos Saura, ganándose con ello un justo prestigio como actor y director además de reconocimiento por su ya larga trayectoria. En 1976 intervino en un título de indudable valor, si bien no para el gran público, como El anacoreta, premiada en el Festival de cine de Berlín. También dirigió e interpretó dos exitosas series para TVE (Juan soldado y sobre todo El pícaro) que se cuelan en la memoria del gran público.
En 1981 protagonizó un film memorable, Maravillas de Gutiérrez Aragón, y comenzó a encadenar éxitos de crítica y público (La colmena, Stico, Los zancos, Réquiem por un campesino español, La corte del faraón, La mitad del cielo y El viaje a ninguna parte). Termina la década con excelentes trabajos en filmes no muy bien acogidos pero de calidad: Esquilache y El río que nos lleva. En 1986 rodó en Argentina un título muy a tener en cuenta, Pobre mariposa, de Raúl de la Torre, junto a un reparto internacional (Bibi Andersson, Vittorio Gassman, Fernando Rey, Graciela Borges); y también es ésta la década en que se encuentra más activo en sus trabajos para TVE (Ramón y Cajal, Fortunata y Jacinta, Las pícaras, Juncal o Cuentos imposibles).
La década de 1990 presencia el inicio de un período de menor actividad profesional derivada de algunos problemas de salud y de, seguramente, falta de papeles de envergadura para un actor como él. Salvo Belle Époque y el Oscar que consigue la cinta como mejor película extranjera, debemos esperar hasta 1998 para volver a verle en dos cintas tan distintas como importantes (cada una a su manera) como son El abuelo (nominada al Oscar y gran éxito de taquilla) y Pepe Guindo (homenaje-ficción al gran actor por parte de un director infravalorado pero nada mediocre como Manuel Iborra). Entre medias, estuvo varias temporadas en la serie de TV Los ladrones van a la oficina, que le devolvería la popularidad a él y otros grandes nombres de la interpretación como Agustín González, Manuel Alexandre o José Luis López Vázquez. Después recupera fuelle con tres grandes películas (Todo sobre mi madre, Plenilunio y el éxito popular La lengua de las mariposas).

Ha recibido 556 puntos

Vótalo:

Francisco Rabal.

23. Francisco Rabal.

Nacido en 1926 en España, debutó en el cine en 1946 con La pródiga y durante años trabajó bajo las órdenes de los mejores directores europeos, como Antonioni, Chabrol o Visconti. Entre los directores españoles para los que ha trabajado se encuentran Carlos Saura (Goya en Burdeos) o Luis Buñuel... Ver mas
Nacido en 1926 en España, debutó en el cine en 1946 con La pródiga y durante años trabajó bajo las órdenes de los mejores directores europeos, como Antonioni, Chabrol o Visconti. Entre los directores españoles para los que ha trabajado se encuentran Carlos Saura (Goya en Burdeos) o Luis Buñuel con el que hizo tres películas Nazarín, Viridiana y Belle de jour.
En el año 1968 encarnó al revolucionario Che Guevara en un filme de Paolo Heuchs.
Con Buñuel vivió una auténtica amistad, lo que le llevó a decir: «Leo todos los días sus memorias como si fueran una Biblia, fue un gran creador, por su físico parecía un hombre duro; pero era la persona más tierna que he conocido, era fiel a la amistad, a sus amigos, era muy puntual y con un gran sentido del humor, infantil y muy severo con sus hijos, parecía chapado a la antigua; desde el primer día que nos conocimos fuimos muy buenos amigos y nos llamamos tío y sobrino hasta su muerte»
En su madurez trabajó con Miguel Hermoso en Truhanes y encarnó a Azarías en Los santos inocentes, adaptación de Mario Camus de la obra literaria de Miguel Delibes que le valió el premio de interpretación del Festival de Cannes en 1984, compartido con Alfredo Landa.
Para televisión, encarnó a Mateo Alemán en Cervantes (1981), a San Pedro de Alcántara en la miniserie Teresa de Jesús (1985) y al torero retirado Juncal en la exitosa serie dirigida por Jaime de Armiñán en 1989.
El 12 de noviembre de 1993 recibió la medalla de oro de la Academia de Cine española y en 1999 obtuvo el premio Goya al mejor actor por su papel en Goya en Burdeos.

Ha recibido 505 puntos

Vótalo:

Tony Curtis.

24. Tony Curtis.

Nacido en 1925, célebre por su físico de galán y su acento típicamente neoyorkino, su nombre quedará ligado a su interpretación en Con faldas y a lo loco con Jack Lemmon y Marilyn Monroe. Ha actuado en más de cien películas desde 1949. Considerado en sus principios como un joven apuesto sin más... Ver mas
Nacido en 1925, célebre por su físico de galán y su acento típicamente neoyorkino, su nombre quedará ligado a su interpretación en Con faldas y a lo loco con Jack Lemmon y Marilyn Monroe. Ha actuado en más de cien películas desde 1949.
Considerado en sus principios como un joven apuesto sin más, el actor acabó demostrando su talento en películas de la talla de Chantaje en Broadway con Burt Lancaster y en su papel de un prófugo encadenado a Sidney Poitier en Fugitivos que le valió una nominación a los Óscar.
Curtis también ha rodado para televisión, en especial con Roger Moore en la serie Los Persuasores, y en McCoy. Prestó su voz al personaje de « Stony Curtis » como actor invitado en Los Picapiedra.

Ha recibido 415 puntos

Vótalo:

Hector Alterio.

25. Hector Alterio.

Al finalizar sus estudios de arte dramático, crea la compañía Nuevo Teatro, que le supone ser un renovador de la escena argentina de la década de los 60. Su debut en los escenarios se produjo mucho antes, en 1948, cuando protagonizó Prohibido suicidarse en primavera una obra escrita en 1937 por... Ver mas
Al finalizar sus estudios de arte dramático, crea la compañía Nuevo Teatro, que le supone ser un renovador de la escena argentina de la década de los 60. Su debut en los escenarios se produjo mucho antes, en 1948, cuando protagonizó Prohibido suicidarse en primavera una obra escrita en 1937 por Alejandro Casona.

En 1950 fundó la compañía Nuevo Teatro con la que tuvo a pleno rendimiento hasta 1968. Pero se hizo famoso sobre todo por sus trabajos en el cine que empezaron en 1965 con Todo sol es amargo, de Alfredo Mathé. En los siguientes años Alterio intervino en algunas de las mejores películas de la entonces nueva generación de cineastas argentinos. Ha hecho colaboraciones con Fernando Ayala en Argentino hasta la muerte, 1970, Juan José Jusid en La fidelidad, 1970, Héctor Olivera en La venganza del beto Sánchez, 1972 y La Patagonia rebelde, 1974, Oso de Plata en Berlín. Y el más destacado de ellos, Leopoldo Torre Nilsson en El santo de la espada, 1969, La maffia, 1971 y Los siete locos, 1972.

En 1975, mientras se encontraba en España, fue amenazado de muerte por la Triple A, por lo que decide no regresar a su país.

Desde 1975, Alterio también ha tenido participación en muchas producciones españolas, dejando memorables creaciones en A un dios desconocido (1977) de Jaime Chávarri, con la que obtuvo el premio al mejor actor en el Festival de San Sebastián; El crimen de Cuenca (1979) de Pilar Miró; El nido (1980) de Jaime de Armiñán, película nominada al Óscar y premio al mejor actor de la Asociación de Cronistas de Nueva York; o Don Juan en los infiernos (1991) y El detective y la muerte (1994); ambas películas de Gonzalo Suárez.

Sin embargo no dejó de participar en numerosoas películas de su país de nacimiento. Curiosamente, el fue uno de los protagonistas principales en las cuatro películas de ese país que llegaron a ser candidatas en la instancia final del Óscar a la mejor película de habla no inglesa, e incluso una de ellas lo ganó. Dichas películas fueron: La tregua (1974), Camila (1984), La historia oficial (1985) (que ganó el premio), y El hijo de la novia, (2001).

Sus hijos, Ernesto Alterio y Malena Alterio también son actores. En Vientos de agua, una serie de televisión hispano argentina, de 13 episodios, que narra el fenómeno de la inmigración a través del exilio de un español hacia la Argentina, huyendo de problemas políticos, y el retorno de su hijo en 2001 debido a la crisis económica de ese país, actuaron tanto él como su hijo (en realidad ambos hacían el mismo papel, sólo que Héctor realizó las escenas en que el protagonista aparece de anciano, y Ernesto las de joven, razón por la cual no se cruzaron nunca en el desarrollo de la serie).

En 2003 recibió el Goya de Honor.

Ha recibido 351 puntos

Vótalo:

Leslie Nielsen.

26. Leslie Nielsen.

Nacido en Canada en 1926, a finales de los años 40 comienza a interesarne por el mundo de la interpretación gracias a su tío Jean Hersolft, famoso actor del cine mudo. Pero no dudo en cumplir su sueño, aunque no tuviera suficientes recursos para llegar a Hollywood donde debuta como actor en el... Ver mas
Nacido en Canada en 1926, a finales de los años 40 comienza a interesarne por el mundo de la interpretación gracias a su tío Jean Hersolft, famoso actor del cine mudo. Pero no dudo en cumplir su sueño, aunque no tuviera suficientes recursos para llegar a Hollywood donde debuta como actor en el Actor's Studio. Allí intercambia consejos con un joven Marlon Brando, aunque de nuevo se sentía como "El paleto del circo polar ártico del Actor's Studios". Pero es cambió y poco poco fue encontrando su sitio, siendo el (El Rey Vagabundo) su primera película, que se estrenó en 1956. En ese mismo año protagoniza junto a Walter Pigdeon y Anne Francis el clásico de Ciencia Ficción Planeta Prohibido.
Esa película le abrió nuevas puertas y en la década de 1960 se convierte en el rey de la televisión protagonizando muchos dramas y ganándose la fama de ser el asesino o el malo de la película. Gracias a estos papeles se convirtió en uno de los actores más famosos de Hollywood. Pero la carrera de Leslie era irregular y poco a poco se fue apagando, aunque en 1971 participa en la película La aventura del Poseidón donde interpreta al Capitán del Barco que se hunde.
A finales de los 70 era un actor casi olvidado, aunque pronto eso iba a cambiar gracias a tres jóvenes directores: David Zucker, Jim Abrahams y Jerry Zucker, conocidos como el grupo ZAZ. En 1980 estrena con los ZAZ la comedia absurda «Airplane!» interpretando con un enorme éxito al inexpresivo Doctor Rumack. El secreto de esa comedia que ha hecho historia está en utilizar actores serios que nunca habían actuado en comedias. Leslie Nielsen ya era conocido como el tipo que hacia buenas bromas pero su talento cómico no se desarrolló en el cine hasta el estreno de esta película. Gracias a Airplane! recuperó y hasta gozó de una mayor popularidad.
En 1982 vuelve a trabajar con los ZAZ en la serie de televisión Escuadrón de Policía «Police Squad!» donde da vida al torpe Teniente de Policía Frank Drebin. Estaba pronosticado el éxito pero a la hora de la verdad fracasó, ya que había una gran competencia con otras series ya consolidadas en pantalla. Solo tuvo una duración de 6 episodios a pesar de tener muy buena crítica y ser nominada a un premio Emmy. Después de la decepción por el cancelamiento de la serie solo tuvo un papel destacado, en el drama Loca, junto a Barbra Streisand.
En 1988 y de la mano del grupo ZAZ se estrena «The Naked Gun» que supone un enorme éxito en recaudación y críticas. Leslie Nielsen volvía a interpretar al torpe Teniente Frank Drebin después del fracaso de la serie. En la película tiene a Priscila Presley, George Kennedy y O.J. Simpson como compañeros de reparto. Durante la década de los 90 hace dos secuelas más de película y se convierte en uno de los actores más populares del mundo.

Ha recibido 337 puntos

Vótalo:

Peter Falk.

27. Peter Falk.

Nacido en 1927, en 1960 se trasladó a Hollywood para iniciar su carrera en el cine. En 1961, debuta en El sindicato del crimen, interpretación que le vale su primera nominación como mejor actor de reparto al Oscar. Ese mismo año también recibe una nominación a los premios Emmy por su papel de... Ver mas
Nacido en 1927, en 1960 se trasladó a Hollywood para iniciar su carrera en el cine. En 1961, debuta en El sindicato del crimen, interpretación que le vale su primera nominación como mejor actor de reparto al Oscar. Ese mismo año también recibe una nominación a los premios Emmy por su papel de drogadicto en "The Law and Mister Jones". En 1961, nuevo papel de Peter Falk y nueva nominación como mejor actor secundario para los Oscar; en esta ocasión por el largo de Frank Capra Un gángster para un milagro. Y también fue nominado a los Emmy por "The Prince of tomatoes" que, ésta vez sí que ganó.
En 1965, Falk consigue un grado importante de popularidad por su interpretación de Daniel O'Brien en "The trials of O'Brien". Pero no sería hasta la encarnación de un tímido y olvidadizo detective Columbo, por lo que Falk llegaría al estrellato.
Pensado como un telefilme, la primera aparición de Columbo fue Prescription: Murder el 20 de febrero de 1968 por NBC y fue un éxito total. Debido a eso, la cadena encargó una segunda película, que se estrenó el 1 de marzo de 1971 bajo el título Ransom for a Dead Man, segundo telefilm de Columbo al que se puede considerar como piloto para la serie que siguió después.
Falk fue alternando su trabajo como detective Columbo con otros proyectos. Famoso es su duelo interpretativo junto a Alan Arkin en la película de Arthur Hiller Los suegros o sus aportaciones a las películas de John Cassavetes (Una mujer bajo la influencia,Un hombre en apuros) o de Wim Wenders' (El cielo sobre Berlín,Tan lejos, tan cerca). Además, en 1972 obtuvo un premio Tony por su papel en la comedia de Neil Simon The Prisoner of Second Avenue, que interpretó en Broadway.

Ha recibido 315 puntos

Vótalo:

Roger Moore.

28. Roger Moore.

Nacido en Inglaterra en 1927, uno de sus primeros papeles como actor fue ser uno de los centuriones de César y Cleopatra (1945). Ya definida su meta en el cine, siguió cursos de Arte Dramático en la Royal School de Londres, trabajando poco a poco después en el teatro y en la radio. En 1953 se... Ver mas
Nacido en Inglaterra en 1927, uno de sus primeros papeles como actor fue ser uno de los centuriones de César y Cleopatra (1945). Ya definida su meta en el cine, siguió cursos de Arte Dramático en la Royal School de Londres, trabajando poco a poco después en el teatro y en la radio.
En 1953 se trasladó a Estados Unidos, donde rodaría al lado de Jean Peters la película Manos Peligrosas, aunque sólo alcanzaría la fama cuando en 1957 regresa a Inglaterra para encarnar a Ivanhoe en la serie televisiva del mismo título.
Desde 1963 hasta 1968 trabajó en la serie El Santo interpretando a un caballeroso pero ingenuo agente en una serie televisiva que sería muy famosa en la pequeña pantalla. En 1971 interpretó al lord Brett Sinclair en la serie The Persuaders! (conocida en en España como Los Persuasores y en Hispanoamérica como Dos Tipos Audaces) junto a Tony Curtis (como Danny Wilde). El argumento involucraba a dos millonarios aventureros resolviendo misterios y ayudando a personas, especialmente bellas mujeres, en problemas. La serie duró una temporada de 24 episodios.
En 1973, James Bond llamaría a su puerta: Sean Connery había dejado muy encasillada su imagen con dicho personaje y Moore debió darle su clásico estilo de inglés apuesto y galante. Se mantuvo en siete películas de la misma saga, y debido a su edad (58 años) ya no pudo representar más al personaje y fue sustituido por el actor Timothy Dalton.

Ha recibido 270 puntos

Vótalo:

Telly Savalas.

29. Telly Savalas.

Nacido en 1924, recordado por su calva y por sus chupa-chups de su personaje Kojak, un duro pero concienciado teniente de policía. Participó en numerosas películas y series de televisión, tales como Jóvenes Salvajes, El Cabo del terror, Los violentos de Kelly, La historia más grande jamás... Ver mas
Nacido en 1924, recordado por su calva y por sus chupa-chups de su personaje Kojak, un duro pero concienciado teniente de policía. Participó en numerosas películas y series de televisión, tales como Jóvenes Salvajes, El Cabo del terror, Los violentos de Kelly, La historia más grande jamás contada o Doce del patíbulo
Otra notoria participación de este gran actor fue en la película de James Bond On Her Majesty's Secret Service filmada en 1969.
En ella participó interpretando a Ernest Stavro Blofeld, archienemigo del legendario agente inglés y jefe de la organización SPECTRA. James Bond (interpretado por George Lazenby) con la ayuda del padre de la Condesa Teresa (Diana Rigg) destruyen las instalaciones donde ha maquinado su siniestro plan. Blofeld, en venganza durante el dia de la boda, asesina de un tiro en la cabeza a la esposa de Bond, Teresa.
En sus últimos años, incapaz de desembarazarse de la personalidad de Kojak, su carrera quedó restringida a apariciones especiales en cine y televisión y a un intento de resucitar la serie en 1989 que duró tan sólo cuatro episodios.

Ha recibido 225 puntos

Vótalo:

Benny Hill.

30. Benny Hill.

Nacido en Inglaterra en 1924, su abuelo fue quien lo introdujo en el mundo del espectáculo y el teatro. Inspirado por los cómicos del music hall, pensó en darle su toque al negocio del escenario. Cambió su nombre de nacimiento por Benny Hill, haciendo un pequeño homenaje a su cómico favorito... Ver mas
Nacido en Inglaterra en 1924, su abuelo fue quien lo introdujo en el mundo del espectáculo y el teatro. Inspirado por los cómicos del music hall, pensó en darle su toque al negocio del escenario. Cambió su nombre de nacimiento por Benny Hill, haciendo un pequeño homenaje a su cómico favorito Jack Benny.
Hill empezó a hacer actuaciones en clubs masónicos, cenas de trabajo, nightclubs y teatros. Hizo una audición para el teatro Windmill, donde obtuvo su primer empleo dentro del teatro profesional.
Entre el final de la guerra y el amanecer de la televisión, trabajó en la radio. Su primer papel en televisión fue en 1949 en el programa Hi There. Continuó actuando intermitentemente hasta que en 1955 su carrera se vio catapultada con El show de Benny Hill en la BBC. Entre sus personajes más recurrentes están Patricia Hayes, Jeremy Hawk, Peter Vernon, Ronnie Brody y Dave Freeman. Tenía también un programa radial de breve duración, El tiempo de Benny Hill, que estuvo en el aire desde 1964 a 1966.
En 1964, interpretó a Nick Bottom en una producción para televisión de la obra de William Shakespeare, El sueño de una noche de verano.
En 1969 su show fue trasladado de la BBC a la Thames Television, donde permaneció hasta 1989.
Ben Elton criticó al show de Benny Hill de sexista, al igual que otros famosos cómicos de los 80. Según su biógrafo Mark Lewisohn: "en Gran Bretaña, Benny Hill es tabú".

Ha recibido 225 puntos

Vótalo:

Alberto Sordi.

31. Alberto Sordi.

Nacido en Italia en 1920, durante diez años tendrá pequeños papeles en veinte películas, salvo I tre aquilotti de Mario Mattòli, en la que era uno de los protagonistas, en la película de Camillo Mastrocinque ya mencionada, y en la que trabajaba con el actor genovés Gilberto Govi y con Walter... Ver mas
Nacido en Italia en 1920, durante diez años tendrá pequeños papeles en veinte películas, salvo I tre aquilotti de Mario Mattòli, en la que era uno de los protagonistas, en la película de Camillo Mastrocinque ya mencionada, y en la que trabajaba con el actor genovés Gilberto Govi y con Walter Chiari en el papel de un empresario argentino en Che tempi!, versión cinematográfica de la comedia Pignasecca e Pignaverde de Emerico Valentinetti. Destaca en 1951 con una película de Roberto Savarese, con guión de Cesare Zavattini, producida por Vittorio De Sica, Mamma mia che impressione!. Entre estas películas desconocidas podemos citar una película redescubierta hace poco: Via Pádova 46, de Giorgio Bianchi (1953, en la que Sordi interpreta el papel de un cursi vecino de casa del pobre Peppino De Filippo, un modesto empleado que buscaba una aventura sentimental con una muchacha.
Entre 1952 y 1955 Sordi alcanza el estrellato dentro del mundo del cine, con dos películas de Federico Fellini: El jeque blanco (1952) y Los inútiles (1953). Luego seguirán otras tres películas dirigidas por Steno: Un día en el juzgado (1953), Un americano en Roma (1954) y Piccola posta (1955), en la que interpretará su personaje del joven un poco cobarde, oportunista, aprovechado, indolente, vago, infantil y anti-idealista que lo acompañará durante los años 1950. Su popularidad se hace enorme, aunque en sus comienzos nadie creyera en él (los empresarios que alquilaban las películas, al principio, no querían que su nombre apareciera en los carteles porque opinaban que al público no le gustaba) y Alberto Sordi empieza a rodar entre 8 y 10 películas cada año.
Con la llegada de la llamada comedia italiana dio vida a muchos personajes casi todos negativos de "típico italiano", poco edificantes pero que se correspondían a una realidad evidente, dibujados con una cierta malicia pero siempre valorables debido a su característica dicción. Con frecuencia colaboró en los temas y guiones de las películas en las que participaba (casi 150) y en todas las que dirigió (19). Sordi, con una carrera de más de cincuenta años ha creado un completo muestrario de la historia de los valores y del las costumbres del italiano típico, desde el periodo de la guerra hasta nuestros días, con algunas bajezas, pero en fondo justificado por su buen corazón y por su capacidad de soñar con los ojos abiertos.

Ha recibido 175 puntos

Vótalo:

Klaus Kinski.

32. Klaus Kinski.

Nacido en Alemania en 1926, debutó en el cine en 1948, en el film Morituri. Actuó en un gran número de películas, casi todas ellas de ínfima categoría, como él mismo reconocía. Llegó inclusive a decir: "Soy una prostituta. Hago esta basura por el dinero, nada más." No obstante, algunas de ellas... Ver mas
Nacido en Alemania en 1926, debutó en el cine en 1948, en el film Morituri. Actuó en un gran número de películas, casi todas ellas de ínfima categoría, como él mismo reconocía. Llegó inclusive a decir: "Soy una prostituta. Hago esta basura por el dinero, nada más."
No obstante, algunas de ellas fueron películas memorables dentro de sus repectivos géneros, como Doctor Zhivago (David Lean, 1965) y Per qualche dollaro in più (Por unos pocos dólares más o La muerte tenía un precio, Sergio Leone, 1965).
Alcanzó cierto renombre con sus papeles de psicópatas y dementes, y llegó a ser de alguna manera estereotipado para ocupar dichos roles.
Su participación en Angel, en 1968, fue el punto de encuentro con uno de los directores con los que más conectó (quizá más que con Werner Herzog), Jesús Franco. Con el director madrileño trabó una gran amistad, quizá debido a la peculiaridad de ambos caracteres.
El director español es uno de los pocos que recuerdan con placer a Kinski, afirmando que lo prefiere a él con su locura y temperamento, que a Christopher Lee, por ejemplo, "demasiado señorito inglés". Otras películas que realizó con Franco fueron Jack the Ripper, El conde Drácula y Justine.
En los primeros años de la década del 70 llevó a cabo una serie de polémicas presentaciones teatrales conocidas como Jesus Christus Erlöser o simplemente Jesus Tour, en las que enfrentaba abierta y hostilmente al público, se autoproclamaba el Mesías e incitaba la reacción visceral del auditorio con toda suerte de provocaciones. Los guiones completos de sus presentaciones, así como su grabación en audio, se conservan. El momento más célebre de esta presentación se puede encontrar en el documental biográfico Mi enemigo íntimo, de Werner Herzog.
La reputación internacional de Kinski se forjó indudablemente gracias a sus colaboraciones con el director Werner Herzog —a quien, curiosamente, había conocido cuando Herzog era todavía un niño, pues habían compartido pensión en Berlín.
Colaboró en las renombradas películas de Herzog: Nosferatu, el vampiro un film clásico del terror que alberga una de las mejores actuaciones de Kinski, Aguirre:la cólera de Dios (o Aguirre, la ira de Dios), Woyzeck, Fitzcarraldo, Cobra verde y Nosferatu, fantasma de la noche, un papel hecho a su medida.
Entre Herzog y Kinski siempre hubo una difícil relación profesional que se podría calificar de amor-odio y que quedó plasmada en el documental Mi enemigo íntimo, en el que Herzog afirma que ambos llegaron a planear asesinarse mutuamente.

Ha recibido 151 puntos

Vótalo:

Toshiro Mifune.

33. Toshiro Mifune.

Toshirō Mifune (三船敏郎, Mifune Toshirō?) (n., Qingdao, 1 de abril de 1920 - m. 24 de diciembre de 1997) fue un actor [[Japón|japonés. Es conocido especialmente por sus papeles en las obras maestras de Hiroshi Inagaki (en el papel del mítico samurai Musashi Miyamoto) y en la obra de Akira Kurosawa... Ver mas
Toshirō Mifune (三船敏郎, Mifune Toshirō?) (n., Qingdao, 1 de abril de 1920 - m. 24 de diciembre de 1997) fue un actor [[Japón|japonés. Es conocido especialmente por sus papeles en las obras maestras de Hiroshi Inagaki (en el papel del mítico samurai Musashi Miyamoto) y en la obra de Akira Kurosawa de los años 1950 y 1960. Nació en Tokio, en Japon. Después de terminar la escuela estudió fotografía, y a continuación tuvo que absolver el servicio militar durante la Segunda Guerra Mundial.

En 1947 Mifune se sometió a una prueba para nuevos actores, pero no fue admitido. No obstante, un director se fijó en él y lo recomendó a otro director, Senkichi Taniguchi, quien lo contrató para la que sería la primera película de Mifune, Shin Baka Jidai, que se rodó en ese mismo año.

A lo largo de su dilatada carrera, Mifune intervino en 16 películas de Akira Kurosawa, la mayoría de las cuales se convirtieron en clásicos del cine. Famoso es el film, Los siete samuráis (1954) donde se aprecia toda la calidad interpretativa de Mifune y por el que se hizo conocido mundialmente. Otra película famosa donde actuó fue Rashomon, donde interpreto a un asaltante involucrado en un asesinato.

Fue el actor japonés más conocido en todo el mundo y fue galardonado en dos ocasiones con la Copa Volpi como mejor actor en el Festival de Cine de Venecia, en 1961 por Yojimbo y en 1965 por Barbarroja. Intervino en varias películas y producciones para la televisión estadounidense. De manera inédita para un artista Japonés, Mifune protagonizó una película Mexicana titulada Ánimas Trujano en 1962, bajo la dirección del celebrado director Ismael Rodríguez. Cabe mencionar que esta película fue filmada enteramente en español, por lo cual Mifune tuvo que estudiar por meses cintas de actores mexicanos, memorizando íntegramente su parte del guión (aunque al final fue doblado por Narciso Busquets). Con todo, y gracias a sus increíbles capacidades histriónicas, Mifune logra una completa representación del personaje en cuestión: El ambicioso, borracho e Irresponsable Indígena Oaxaqueño änimas Trujano.

Su filmografía comprende más de 160 títulos, entre películas de cine y películas y mini-series para la televisión.

Mifune falleció en Tokio a los 77 años de edad, víctima de un fallo orgánico.

Ha recibido 149 puntos

Vótalo:

Michel Serrault.

34. Michel Serrault.

Trabajo en 135 películas de las cuales ganó, entre otros premios, tres premios César.

Saltó a la popularidad por su papel de homosexual en la película La jaula de las locas.

Sin embargo su protagonismo en la pelicula El placer de estar contigo es práticamente inolvidable.

Ha recibido 132 puntos

Vótalo:

Paul Scofield.

35. Paul Scofield.

Nacido en Inglaterra en 1922, de pequeño estudió en la Varndean School para niños en Brighton. Durante su estancia en la preparatoria, Scofield hizo varios papeles en obras de teatro escolares, pero empezó su carrera en 1940, y fue pronto comparado con Laurence Olivier. En 1947, actuó en... Ver mas
Nacido en Inglaterra en 1922, de pequeño estudió en la Varndean School para niños en Brighton. Durante su estancia en la preparatoria, Scofield hizo varios papeles en obras de teatro escolares, pero empezó su carrera en 1940, y fue pronto comparado con Laurence Olivier. En 1947, actuó en "Pericles, Prince of Tyre" de Walter Nugent Monck en el Royal Shakespeare Theatre en Stratford-upon-Avon. En 1966 participó en "Staircase" de la Royal Shakespeare Company. Durante su carrera ganó varios premios por sus papeles en el teatro, incluyendo un Tony por "Un hombre para la eternidad" en 1960. En 1979 apareció en el montaje original de la obra "Amadeus", donde interpretaba el papel de Salieri. Scofield fue especialmente conocido como intérprete teatral en muchas obras de William Shakespeare.
Scofield ganó el Oscar al mejor actor por su papel de Sir Thomas More en "Un hombre para la eternidad" (1966). En 1994 recibió una segunda nominación al Oscar, como mejor actor de reparto por su papel en "Quiz Show: El dilema", película de Robert Redford que trata del escándalo que provocó el programa a los Estados Unidos en los años 50, y donde interpreta a Mark Van Dordel, padre del protagonista del escándalo, Charles Van Doren.

Ha recibido 127 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil