Los exploradores más famosos e intrépidos de la historia

Los exploradores más famosos e intrépidos de la historia

  • Lista creada por dariel.
  • Publicada el 22.09.2011 a las 04:08h.
  • Clasificada en la categoría Cultura.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

La lista no tiene tags.

Avatar de dariel

Último acceso 25.12.2011

Perfil de dariel

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de dariel

Acciones de la lista

Esta es una lista de los más famosos e intrépidos exploradores que hicieron hasta lo imposible para descubrir y conocer el mundo en el que vivimos. Pero en su afan por explorar lo inexplorado, muchos de ellos (sino es que todos), violaron la soberania y los derechos de los nativos que encontraron en su camino, y hasta derramaron la sangre de todos los que no estuvieran de acuerdo con sus ideas. Vota por el que consideres que hizo los descubrimientos más importantes de la historia

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

Cristóbal Colón

1. Cristóbal Colón

Cristóbal Colón (lugar discutido, c. 1436-1456[1] – Valladolid, España, 20 de mayo de 1506) fue un navegante, cartógrafo, almirante, virrey y gobernador general de las Indias al servicio de la Corona de Castilla, famoso por haber realizado el denominado descubrimiento de América, en 1492. El... Ver mas
Cristóbal Colón (lugar discutido, c. 1436-1456[1] – Valladolid, España, 20 de mayo de 1506) fue un navegante, cartógrafo, almirante, virrey y gobernador general de las Indias al servicio de la Corona de Castilla, famoso por haber realizado el denominado descubrimiento de América, en 1492.
El origen de Colón es objeto de debate y diversos lugares se postulan como su tierra natal. La tesis apoyada mayoritariamente es que nació en Génova, si bien la documentación que existe al respecto no está falta de lagunas y misterios; además, su hijo, Hernando Colón, contribuyó a generar más polémica en este aspecto al ocultar su procedencia en el libro dedicado a su progenitor. Debido a ello han surgido múltiples hipótesis y teorías sobre sus orígenes que lo hacen catalán, gallego, portugués o judío.
Hasta la publicación del mapa de Martín Waldseemüller, en 1507, el territorio americano era conocido como "Indias Occidentales" y, aunque posiblemente Colón no fue el primer explorador europeo de América, puede afirmarse que descubrió un nuevo continente para la civilización europea, al ser el primero en trazar una ruta de ida y vuelta aprovechando las corrientes marinas del Atlántico, ruta que hoy todavía se utiliza.
Realizó cuatro viajes a tierras americanas. Su primera expedición partió el 3 de agosto de 1492 desde el puerto de Palos de la Frontera (Huelva), llegando a Guanahani (hoy en las Islas Bahamas) el 12 de octubre de dicho año. Este hecho impulsó decisivamente la expansión mundial de Europa y la colonización por varias potencias europeas de gran parte del continente americano y de sus pobladores.
El nombre de Cristóbal Colón en italiano es Cristoforo Colombo, y en latín Christophorus Columbus. Este antropónimo inspiró el nombre de, al menos, un país, Colombia y dos regiones de Norteamérica: la Columbia Británica en Canadá y el Distrito de Columbia en Estados Unidos.

Ha recibido 4013 puntos

Vótalo:

Marco Polo

2. Marco Polo

Marco Polo (15 de septiembre de 1254 – 8 de enero de 1324) fue un mercader y explorador veneciano que, junto con su padre y su tío, estuvo entre los primeros occidentales que viajaron por la ruta de la seda a China. Se dice que introdujo la pólvora en Europa, aunque la primera vez que se utiliz... Ver mas
Marco Polo (15 de septiembre de 1254 – 8 de enero de 1324) fue un mercader y explorador veneciano que, junto con su padre y su tío, estuvo entre los primeros occidentales que viajaron por la ruta de la seda a China. Se dice que introdujo la pólvora en Europa, aunque la primera vez que se utilizó en Occidente acaeció en la batalla de Niebla (Huelva) en 1262.
Los Polo (Marco, su padre y su tío) vivieron allí supuestamente durante diecisiete años antes de volver a Venecia. Tras su regreso, Marco Polo contaba a la sazón 41 años y comandaba una galera veneciana el día en que se libró, ante los muros de Korcula, una batalla naval contra la gran rival de Venecia, la República de Génova, en 1298. Los genoveses apresaron a Marco Polo, lo llevaron a Génova y allí, en la prisión, Polo dictó a un tal Rustichello de Pisa las memorias de su viaje fabuloso hasta Catai (China) y el regreso por Malaca, Ceilán, la India y Persia. Rustichello redactó en un dialecto franco-véneto el libro conocido como Il Milione (El millón o «Los viajes de Marco Polo») acerca de sus viajes. El libro se llamó originalmente Divisament du monde ("Descripción del mundo"), pero se popularizó como Libro de las maravillas del mundo y, más tarde, como Il Milione. Es creencia general que tal nombre vino de la tendencia del autor a referirse a grandes cantidades; "millones" pero es más probable que derivase de su propio nombre "Emilione", abreviado en Milione. No habría, pues, en esta denominación ninguna alusión a su exageración. Marco Polo está considerado como uno de los grandes exploradores, e insigne narrador en literatura de viajes.
En la época de Marco Polo, el comercio en Europa seguía un sistema triangular, en el que los productos de lujo procedentes de Oriente (seda, especias) ocupaban un importante lugar. Éstos, en la conocida como ruta de la seda atravesaban Asia Central y las tierras controladas por los sarracenos, siendo comprados por comerciantes italianos (venecianos, genoveses, pisanos...), que obtenían grandes beneficios al revenderlos luego por Europa.
Es por ello por lo que Venecia y otros puertos italianos ganaron en importancia y comenzaron una política comercial agresiva para explotar estas rutas comerciales.
Cronistas posteriores a Marco Polo rastrearon sus orígenes hasta la “isla de Curzola” en el Mar Adriático (actualmente Curzola, en Croacia) donde incluso se sigue conservando una vieja casa en la que se dice que nació. Sin embargo, la historiografía moderna tiene serias dudas de este origen, pues el apellido Polo (de origen veneciano) aparece mencionado varias veces en ciudades del norte de Italia. No obstante, hay quienes afirman que su verdadero nombre y apellido eran Marc Pol, apellido que, efectivamente, tuvo su primera aparición en Dalmacia. Esta última afirmación es dada en base a los registros aparecidos en el anuario veneciano Chronicon Iustiniani (1358). El escudo familiar de los Pol contiene tres pájaros de agua, aves que recibían el nombre de "pol" en Dalmacia del Sur, mientras que en Venecia se les llamaban "pola", palabra de la cual se cree se derivaron los apellidos "Polo" y "Pollo" en Italia.
En su lecho de muerte, su familia pidió a Marco que confesase que había mentido en sus historias. Marco se negó, insistiendo: «¡Sólo he contado la mitad de lo que vi!».
Mientras la mayoría de los historiadores creen que Marco Polo efectivamente llegó a China, recientemente algunos han propuesto que no llegó tan lejos, y que simplemente contó la información que oía de otros. Estos escépticos señalan que, entre otras omisiones, su relato falla al no mencionar la escritura china, los palillos, el té, el vendado de pies ni la Gran Muralla.
Marco Polo sólo estuvo en la región norte de China, concretamente en el Palacio del Gran Khan. Durante la dinastía Ming, desde 1368 hasta 1644, fue cuando más se amplió la muralla, es decir, que en la época del viaje de Marco Polo no estaba la edificación defensiva construida en su totalidad, lo cual explica la ausencia de menciones a ésta.
El té entra en contacto con los europeos por primera vez en la India, cuando los portugueses llegan a ella en 1497, ya que en la India el uso del té estaba muy extendido; es fácil deducir que antes no tuvo importancia en las mesas europeas. Más todavía, debe tenerse presente que las descripciones de Marco Polo se centran en miembros de la élite gobernante mongola, la cual no consumía masivamente el té a diferencia de sus súbditos chinos; por el contrario Marco Polo sí hace alusión a las bebidas preparadas a base de leche que son típicamente mongolas. Similar es la cuestión respecto a la práctica de los pies vendados de las niñas, costumbre de la aristocracia china pero no mongola. Se debe advertir además que las niñas sujetas a esta práctica permanecían recluidas en sus casas y no a la vista de los extranjeros.
No reviste mucha trascendencia que no mencione la escritura china, pues ya muchos europeos la conocían debido a que en ese tiempo ya llegaban viajeros chinos a Europa.
Además, los archivos chinos de la época no le mencionan, a pesar de que él afirmaba haber servido como emisario especial del Kublai Khan, lo que resulta insólito dado el celo con el que se llevaban los archivos en China en aquel tiempo; no obstante, otros estudios concluyen que Marco Polo sí es mencionado en archivos chinos con el nombre de "Po-Lo".
Por otra parte, Marco describe otros aspectos de la vida en el Lejano Oriente con mucho detalle: el papel moneda, el Gran Canal, la estructura del ejército mongol, los tigres y el sistema postal imperial. También se refiere a Japón por su nombre chino, Zipang o Cipango. Se considera normalmente ésta como la primera mención del Japón en la literatura occidental.
También se cree que Marco Polo describió un puente donde sucedió el incidente del Puente Marco Polo, una batalla que marcó el comienzo de la invasión japonesa del norte de China en los años previos a la Segunda Guerra Mundial.
Aunque los Polo no fueron en forma alguna los primeros europeos en llegar a China por tierra (considérese por ejemplo a Juan de Plano Carpini así como la única delegación romana que partió a la China con objeto de establecer relaciones diplomáticas entre Roma y China), gracias al libro de Marco su viaje fue el primero en conocerse ampliamente y el mejor documentado hasta entonces.
La leyenda cuenta que Marco Polo introdujo en Italia algunos productos de China, entre ellos los helados, la piñata y la pasta, especialmente los espaguetis. Sin embargo, esta leyenda está muy cuestionada. Por ejemplo, hay pruebas de que la pasta era conocida en Grecia e Italia desde la antigüedad. En la España árabe hay referencias escritas acerca de los fideos (llamados entonces aletría) desde el siglo XII.
El libro escrito por Marco Polo, a pesar de que muchas de sus aseveraciones, en su época, se pusieron en duda, inspiró a muchos viajeros y exploradores. El mismo Cristóbal Colón tenía una copia en su viaje de 1492.

Ha recibido 3265 puntos

Vótalo:

Neil Armstrong, Michael Collins, y Edwin E. Aldrin

3. Neil Armstrong, Michael Collins, y Edwin E. Aldrin

Neil Alden Armstrong (Wapakoneta, Ohio, EEUU, 5 de agosto de 1930) es un ex astronauta de la NASA y el primer ser humano en pisar la Luna el 21 de julio de 1969, en la misión del Apolo 11. Como comandante del Apolo 11, la primera misión pilotada a la Luna, Armstrong ganó la distinción de ser la... Ver mas
Neil Alden Armstrong (Wapakoneta, Ohio, EEUU, 5 de agosto de 1930) es un ex astronauta de la NASA y el primer ser humano en pisar la Luna el 21 de julio de 1969, en la misión del Apolo 11.
Como comandante del Apolo 11, la primera misión pilotada a la Luna, Armstrong ganó la distinción de ser la primera persona en alunizar y poner pie sobre la superficie lunar. El 16 de julio de 1969, Armstrong, Michael Collins, y Edwin E. Aldrin comenzaron su viaje a la Luna. Collins fue el piloto del módulo de mando. Aldrin, un experto en sistemas, fue el piloto del módulo lunar y se convirtió en el segundo ser humano en caminar sobre la Luna. Como comandante del Apolo 11, Armstrong pilotó el módulo lunar y logró un aterrizaje seguro sobre la superficie lunar. A las 2:56:20 (Tiempo Coordinado Universal) del 21 de julio de 1969, Neil Armstrong pisó la Luna y pronunció su famosa frase: “Es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad” ( "That's one small step for a man, one giant leap for mankind"). Aldrin y Armstrong estuvieron cerca de dos horas y media caminando sobre la Luna, recogiendo muestras, haciendo experimentos y tomando fotografías. El 24 de julio de 1969, los tres hombres amerizaron en el Océano Pacífico y fueron recogidos por el portaaviones U.S.S. Hornet.
Los tres astronautas del Apolo 11 fueron honrados con un desfile en la ciudad de Nueva York tan pronto regresaron a la Tierra. Armstrong recibió la Medalla de la Libertad, la distinción más importante ofrecida a un civil de los Estados Unidos. Otras distinciones de Armstrong recibidas al finalizar su misión incluyeron la Medalla a la Distinción por Servicio de la NASA, la Medalla al Servicio Excepcional de la NASA, 17 medallas de otras naciones y la Medalla de Honor del Congreso Espacial.
Hacia principios de la década de 1970 Armstrong accedió al cargo de vice-administrador asociado para la división de Aeronáutica de las Oficinas Centrales de la NASA, en Washington, D.C. En ese puesto fue responsable de la coordinación y administración del trabajo de investigación y tecnología general de la NASA relacionado con la aeronáutica.
Después de abandonar la NASA en 1971, comenzó su trabajo como profesor en Ingeniería Aeroespacial en la Universidad de Cincinnati desde 1971 hasta 1979. Durante los años 1982-1992, Armstrong fue presidente del Computing Technologies for Aviation, Inc., en Charlottesville, Virginia. Después de estos trabajos, Armstrong se convirtió en presidente de la junta directiva de AIL Systems, Inc., una compañía de sistemas electrónicos en Deer Park, Nueva York.
De carácter introvertido, Neil Armstrong ha sido el más evasivo de la tripulación de Apolo 11, aunque sigue dando conferencias sobre el futuro de los vuelos espaciales y aparece públicamente cuando se conmemora algún aniversario del viaje a la Luna. Actualmente vive en su casa de campo ubicada en Lebanon, Ohio.

Ha recibido 2824 puntos

Vótalo:

Francisco Pizarro

4. Francisco Pizarro

Francisco Pizarro González, Marqués (Trujillo, Cáceres, 16 de marzo de 1478[1] — Lima, 26 de junio de 1541) fue el explorador y conquistador español del Perú, gobernador de Nueva Castilla (actual territorio peruano) con sede de gobierno en La Ciudad De Los Reyes (Lima). Es recordado por haber... Ver mas
Francisco Pizarro González, Marqués (Trujillo, Cáceres, 16 de marzo de 1478[1] — Lima, 26 de junio de 1541) fue el explorador y conquistador español del Perú, gobernador de Nueva Castilla (actual territorio peruano) con sede de gobierno en La Ciudad De Los Reyes (Lima). Es recordado por haber logrado imponerse sobre el Imperio incaico con ayuda de diversos cacicazgos locales, conquistando el mencionado estado imperial cuyo centro de gobierno se ubicaba en el hoy Perú, y estableciendo una dependencia española sobre él. Si bien tuvo el título de marqués, fue "marqués sin marquesado";[3] sus descendientes tuvieron el título de marqueses de la Conquista.[4] Sin embargo, es muy posible que le fuera concedido el título de marqués de los Atavillos, siendo este el título utilizado por el cronista don Francisco López de Gomara en su Historia General de las Indias, capítulo CXXXII. Para sus huestes indígenas era conocido como Apu (Jefe, Señor, General) o Machu Capitán (Viejo Capitán).
En 1531 llegó a Perú, que vivía una guerra civil por la sucesión del emperador Inca Huayna Cápac, muerto por viruela. Había un enfrentamiento entre sus sucesores, Atahualpa y su hermano, el Sapa Inca Huáscar. Francisco Pizarro fue invitado por el Inca Atahualpa a encontrarse en Cajamarca, por intermedio de un emisario muy allegado a él. El emisario se encontró con los españoles en Cajas y además de llevarle regalos (patos desollados, vasijas en forma de fortaleza, etc.) midió las fuerzas de los españoles y lo invitó a continuar su marcha por el valle del Chancay, cerca del pueblo de Chongoyape hasta Cajamarca para entrevistarse con Atahualpa. Pizarro aceptó y le envió una fina camisa de Holanda y dos copas de vidrio al Inca como regalo. Así, se adentró en territorio Inca con 168 soldados y 37 caballos, se dirigió a Cajamarca, donde tomó prisionero a Atahualpa (16 de noviembre de 1532). Tiempo después, a pesar de haber recibido el rescate más alto de la historia, lo mandó ajusticiar por los delitos de sublevación y por haber ordenado ejecutar a Huáscar, aunque Pizarro se negó a quemar vivo al Inca.
Pizarro mantuvo una estrecha alianza con la nobleza del Cuzco, partidaria de Huáscar, lo que le permitió completar la conquista del Perú. Tras nombrar Inca a un hermano de Atahualpa, Túpac Hualpa, marchó al Cuzco, capital del Imperio inca, que ocupó en noviembre de 1533. Su hermano Juan fue nombrado regidor de la ciudad. El conquistador contrajo matrimonio bajo el rito católico con la hija del emperador Inca Huayna Cápac, Quispe Sisa, bautizada como Inés Huaylas. Con ella tuvo dos hijos: una primera hija que llamó como su padre, Francisca Pizarro Yupanqui y Gonzalo, que murió joven. Francisco Pizarro ordenó la ejecución de Atahualpa, a pesar de su aparente cariño por él mientras estuvo prisionero. El 18 de enero de 1535, fundó en la costa la Ciudad de los Reyes, pronto conocida como Lima, y Trujillo, con lo que se inició la colonización efectiva de los territorios conquistados. Mientras tanto, su hermano Hernando, que había partido a España para entregar el Quinto del Rey a la corona, regresó portando el título de marqués para su hermano Francisco, y el de adelantado para Almagro, al cual se le habían concedido 200 leguas al sur del territorio atribuido a Pizarro.
Almagro, considerando que el Cuzco estaba dentro de su jurisdicción destituyó a Juan Pizarro y lo encarceló junto a su hermano Gonzalo. Francisco acudió desde Lima y firmó un acuerdo con Almagro en Cuzco, tras lo cual Almagro partió para Chile.
A la vuelta de su infructuosa expedición, Almagro trata de ocupar de nuevo el Cuzco, el cual, defendido por su regidor Hernando Pizarro, estaba resistiendo un largo cerco por parte de los incas sublevados al mando de Manco Inca, que había conseguido huir de los españoles.
Mientras tanto Pizarro en Lima sufrió también el cerco de dicha ciudad por parte de Quizu Yupanqui, general y pariente de Manco Inca, quien tras estar a punto de tomar la capital fue muerto en batalla. La victoria de Pizarro en Lima se debió a su estratégica alianza con los señores étnicos enemigos de los Incas. En este caso en particular destacó la alianza con la cacique de Huaylas. Estos acudieron a Lima con cinco mil hombres, quienes pelearon junto a los hispanos en la defensa de Lima frente al cerco y ataque de Quizu Yupanqui.
Tras la llegada de Almagro al Cuzco, Manco Inca levantó el cerco, lo que aprovechó Almagro para encarcelar a Hernando y Gonzalo Pizarro. Tras derrotar al lugarteniente de Pizarro, Alonso de Alvarado, en la Rota de Abanday, llega a un nuevo acuerdo con Pizarro en Mala (1537), por el que Hernando es puesto en libertad.
La paz fue corta y ambos bandos vuelven a enfrentarse en la batalla de las Salinas (1538), cerca de Cuzco. Los almagristas son derrotados y Diego de Almagro procesado, condenado a muerte y ejecutado por Hernando Pizarro, en la Plaza Mayor de Cuzco (8 de julio de 1538).
Tras la muerte de Almagro, Pizarro se dedicó a consolidar la colonia y a fomentar las actividades colonizadoras (envía a su hermano Gonzalo a Quito y a Pedro de Valdivia a Chile)
Sin embargo, los partidarios de Almagro se agruparon en torno a su hijo Almagro el Mozo, los cuales, bajo el mando de Juan de Rada entran en la residencia de Francisco Pizarro en Lima y le dan muerte el 26 de junio de 1541 de una estocada en el cuello.
Después de su regreso del Perú y ya notoriamente enriquecida la familia Pizarro, se erigió en la esquina sureste de la Plaza Mayor de Trujillo y al costado del Ayuntamiento, en la ciudad natal del conquistador Francisco Pizarro, un palacio de estilo plateresco del siglo XVI mandado construir por su hija, Francisca Pizarro Yupanqui. Es el palacio más imponente de esta Plaza.
Este opulento palacio se estructura en cuatro plantas, siendo significativo el escudo de armas de la familia Pizarro que se encuentra en el balcón de la esquina con su contenido iconográfico. En uno de sus lados está Francisco Pizarro y en el otro, su esposa, la princesa Inca Inés Huaylas, su hija Francisca Pizarro Yupanqui y su esposo Hernando Pizarro. Coronan este edificio doce elegantes esculturas que representan alegorías de los vicios y virtudes. Son notables sus chimeneas, ventanas y artísticas rejas de forja.

Ha recibido 2462 puntos

Vótalo:

Hernán Cortés

5. Hernán Cortés

Hernán Cortés Monroy Pizarro Altamirano (Medellín (Badajoz), 1485 – Castilleja de la Cuesta, (Sevilla), 2 de diciembre de 1547), conquistador español del imperio azteca (hoy el centro de México). I marqués del Valle de Oaxaca, gobernador y capitán general de la Nueva España. En 1511 particip... Ver mas
Hernán Cortés Monroy Pizarro Altamirano (Medellín (Badajoz), 1485 – Castilleja de la Cuesta, (Sevilla), 2 de diciembre de 1547), conquistador español del imperio azteca (hoy el centro de México). I marqués del Valle de Oaxaca, gobernador y capitán general de la Nueva España.
En 1511 participó en la expedición de conquista de Cuba dirigida por el gobernador Diego de Velázquez, de quien recibió tierras y esclavos en la isla. Llegó a ser nombrado alcalde de Santiago de Cuba, aunque fue después encarcelado por el gobernador, acusado de conspirar en su contra. Liberado, se casó con la cuñada del propio Diego Velázquez, de nombre Catalina Suárez Marcaida.
A finales de 1518 Velázquez le confió el mando de la tercera expedición, tras las de Francisco Hernández de Córdoba y Juan de Grijalva, para continuar sus descubrimientos en la costa de Yucatán. Pero Velázquez pronto desconfió de él.
Cuenta Bernal Díaz del Castillo, autor de Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España, que un bufón de Velázquez, llamado Cervantes el loco, le dijo a su señor, a la manera de los bufones: «A la gala de mi amo Diego, Diego, ¿qué capitán has elegido? Que es de Medellín de Extremadura, capitán de gran. Más temo, Diego, no se te alce con la armada, que le juzgo por muy gran varón en sus cosas».
Hernán Cortés seguía, sin embargo, con los preparativos de la expedición, y debido a su gran elocuencia, dotes de persuasión y sugestión, pronto logró reclutar a más de 600 hombres para su causa.
Adelantándose a que le cesase Diego Velázquez, la armada de Cortés partió precipitadamente del puerto de Santiago de Cuba el 18 de noviembre de 1518. Como iba escasa de bastimentos, tuvo que aprovisionarse de éstos en el puerto de Trinidad y otros lugares.
Finalmente, el 10 de febrero de 1519, la flota abandonó las costas de Cuba. Consistía aquella armada en 11 naves, con 518 infantes, 16 jinetes, 13 arcabuceros, 32 ballesteros, 110 marineros y unos 200 indios y negros como auxiliares de tropa. Llevaban 32 caballos, 10 cañones de bronce y 4 falconetes. Por capitanes iban Alonso Hernández Portocarrero (al que entregaría más tarde la india doña Marina), Alonso Dávila, Diego de Ordás, Francisco de Montejo, Francisco de Morla, Francisco de Saucedo, Juan de Escalante, Juan Velázquez de León (pariente del gobernador), Cristóbal de Olid, Gonzalo de Sandoval y Pedro de Alvarado. Muchos de éstos eran veteranos de la guerra de Italia. Por piloto principal iba Antón de Alaminos con experiencia en las dos expediciones anteriores de Francisco Hernández de Córdoba y Juan de Grijalva.
La peor mancha en la hoja de servicios de Cortés es que consintió la tortura de Cuauhtémoc y del cacique de Tacuba, ya que los soldados estaban sedientos de oro, y creían que éste tenía que saber dónde se encontraba. Ambos fueron ahorcados en el año 1525 en la funesta expedición a Las Hibueras, por sospechas de traición.
Sus enemigos intrigaron en la corte del emperador Carlos V, acusándolo de detraer oro del quinto real y del reparto a los conquistadores y sospechando que había dado orden de envenenar a su esposa Catalina Juárez (véase: Hernán Cortés y su oscura relación con Catalina Xuárez) y a varios de los enviados con provisiones reales. Desterrado de México, fue a Castilla para reclamar la gobernación de Nueva España, pero sólo consiguió el marquesado del Valle y le dieron tierras cerca del estado actual de Oaxaca..
Hernán Cortés murió en el viernes 2 de diciembre del año 1547 en Castilleja de la Cuesta, tratando de volver a sus posesiones americanas.
El Rey Carlos I reconoció los hechos de Cortés mediante la concesión de un escudo de armas para él y sus descendientes otorgado en Madrid el 7 de marzo de 1525:
traher por vuestras armas propias y conocidas un escudo que en el medio de la mano derecha en la parte de arriba haya una aguila negra de dos cabezas en campo blanco que son las armas de nuestro ymperio y en la otra meitad del dicho medio escudo a la parte de abaxo un leon dorado en campo colorado en memoria que vos el dicho hernando cortes y por vuestra yndustria y esfuerzo truxistes las cosas al esta­do arriba dicho y en la meytad del otro medio escudo de la mano yzquierda a la parte de arriba tress coronas de oro en campo negro launa sobre las dos en memoria de tress Señores de la gran cibdad de tenustitan y sus provincias que vos vencistes que fue el primero muteccuma que fue muerto por los yn­dios temendole vos preso y cuetaoacin su hermano que sucedio en el señorio y se rrevelo contra nos y os echo de la dicha cibdad y el otro que sucedio en el dicho señorio guauctemncin y sostubo la dicha rrevelion hasta que vos le vencistes y prendistes y en la otra meytad del dicho medio escudo de la mano yzquierda a la parte de abaxo podais traher la cib­dad de tenustitan armada sobre agua en memoria que por fuerza de armas la ganastes y sujetastes a nuestro señorio y por orla del dicho escudo en campo amarillo siete capitanes y señores de siete provincias y poblaciones que estan en laguna y en torno della que se rrevelaron contra nos y los enastes y prendistes en la dicha cibdad de tenustitan apresionados y atados con una cadena que se venga a cerrar con un candado debaxo del dicho escudo y encima del un yelmo cerrado con su tinble en un escudo atal.
Privilegio de armas.
Las armas representan una sinopsis de la gesta del conquistador. El primer cuartel representa el patronazgo del emperador mediante el águila de dos cabezas propio del Sacro Imperio Romano Germánico aunque sobre campo de plata en lugar del habitual oro. El segundo representa la victoria sobre los tres últimos huey tlatoque o grandes gobernantes de Tenochtitlan. El tercero representa el valor de Cortés («yndustria y esfuerzo») y finalmente el cuarto cuartel trae la ciudad de México-Tenochtitlan sobre ondas de azur y plata (representando el lago de Texcoco, similar al escudo otorgado a la ciudad de México dos años antes, en el que la ciudad era simbolizada, sin embargo, con un castillo dorado). La bordura (llamada orla, que es otra pieza heráldica) es una pieza habitual que otorga el emperador y simboliza mediante cadenas y cabezas a los líderes indígenas de las ciudades próximas a Tenochtitlan. Timbra el escudo un yelmo, condición de caballero y propio a la condición de Cortés de hidalgo.
Posteriormente Cortés modificaría el escudo añadiendo varios símbolos personales. Sobre el todo añadió un escusón con las armas de los Rodríguez de las Varillas, que eran las armas que escogió utilizar como propias de su linaje. El padre de Hernán Cortés, Martín Cortés, aunque llevaba el apellido de su madre pertenecía por vía paterna a la rama extremeña de la ilustre familia Monroy, o más correctamente a los Monroy-Rodríguez de las Varillas. Desde que los Monroy se unieron por matrimonio con los Rodríguez de las Varillas, utilizaron desde entonces como blasón una combinación de las dos armas: las de los Monroy, escudo cuartelado, en el primer y cuarto cuartel un castillo de oro sobre campo de gules, en el segundo y tercer cuartel un campo de veros blancos y azules; y las de los Rodríguez de las Varillas, un escusón con las barras de Aragón rodeadas de una bordura con ocho cruces de brazos iguales[13] ). Posiblemente por evitar recargar demasiado sus nuevas armas y porque los Cortés no tenían armas propias, Hernán Cortés solo incorporó como referencia a su linaje el mismo escusón que aparecía en las armas de los Monroy, y que como ya se ha dicho, eran las propias de la familia Rodríguez de las Varillas. Posteriormente, siguiendo el ejemplo del conquistador, hubo miembros de la familia Cortés que se apellidaron Cortés de Monroy y que utilizaron el escudo de las barras de Aragón, como fue el caso de Pedro Cortés de Monroy y Zabala, nombrado en 1697 Marqués de Piedra Blanca de Huana.[14] Hernán Cortés añadió también posteriormente a su blasón un lema personal: «Judicium domini aprehendit eos et fortitudo ejus corroboravit brachium meum». (El señor los juzgó en sus actos y fortaleció mi brazo). Y sobre el yelmo añadió un león alado que algunos de sus descendientes continuaron utilizando.
El 20 de julio de 1529 concedió el rey a Cortés el título nobiliario de Marqués del Valle de Oaxaca por lo que pudo timbrar sus armas con corona de marqués además de otros beneficios sujetos a este privilegio.

Ha recibido 2064 puntos

Vótalo:

Juan Ponce de León

6. Juan Ponce de León

Ponce de León y Figueroa (Santervás de Campos, Valladolid, se cree que el 8 de abril de 1460 – Cuba, julio de 1521) fue el conquistador español de Puerto Rico y descubridor de Florida. De ascendencia noble, fue paje de Fernando el Católico en la corte de Juan II de Aragón, y combatió en la... Ver mas
Ponce de León y Figueroa (Santervás de Campos, Valladolid, se cree que el 8 de abril de 1460 – Cuba, julio de 1521) fue el conquistador español de Puerto Rico y descubridor de Florida.
De ascendencia noble, fue paje de Fernando el Católico en la corte de Juan II de Aragón, y combatió en la conquista del reino de Granada. Se duda si su primer viaje a América lo hizo con Cristóbal Colón en 1493, o con Ovando en 1502. En todo caso, colaboró con éste en la conquista de La Española y recibió de él el encargo de conquistar la cercana isla de San Juan Bautista o Borinquén (Puerto Rico) en 1508.
A pesar de la oposición de Diego Colón, consiguió ser nombrado gobernador en 1510. La isla se sometió sin dificultad, merced a la conversión del cacique Agüeybaná; Ponce de León pudo dedicarse a la fundación de ciudades y a la explotación de oro. Pero, tras la muerte del cacique, los amerindios se sublevaron contra la dominación castellana y el régimen de encomiendas al que se les había sometido a trabajos forzados. Tras una dura lucha, Ponce de León se impuso a los nativos y tomó sangrientas represalias.
Más tarde descubrió una zona al norte a la que llamó La Florida, ya que fue descubierta el día de Domingo de Resurrección, llamado en España «Pascua Florida», por tocar siempre en el principio de la primavera.
Se pasó el resto de su vida buscando la fuente de la eterna juventud, que según una leyenda se encontraba en ese lugar.
Es probable que Ponce de León arribara por primera vez al Nuevo Mundo donde actualmente se halla Cockburn Town, en la isla Gran Turca, en las Turcas y Caicos, pero pronto se instaló en La Española.
Colaboró en la conquista del pueblo taíno, en la zona oriental de La Española. Por dicha participación, fue recompensado con el cargo de gobernador de la recién creada provincia de Higüey. En su estadía, escuchó las historias de las riquezas existentes en Borinquén. A partir de ese momento, concentró todos sus empeños en poder acudir a ese sitio, siéndole concedido el permiso necesario.
En 1508, Ponce de León fundó el primer asentamiento en Puerto Rico, Caparra, actual San Juan. Fue recibido con los brazos abiertos por Agüeybaná, cacique taíno, y tomó rápidamente el control de la isla. Por este hecho, Ponce de León fue nombrado Gobernador de Puerto Rico en 1509. Ponce de León, junto con otros conquistadores, forzó a los taínos a trabajar en las minas y a construir fortalezas. Fallecieron un gran número de taínos a causa de la exposición a las enfermedades traídas por los marineros europeos y por la carencia de inmunidad ante esas enfermedades. Ponce de León, sin embargo, se hizo rico sirviendo como gobernador.
En 1506, tras la muerte en el Convento de San Francisco de Valladolid de Cristóbal Colón —que había sido designado gobernador militar de sus descubrimientos—, las autoridades españolas rechazaron conceder el mismo privilegio a su hijo Diego. La Corona para entonces había seleccionado a Ponce de León para colonizar y gobernar la isla de Puerto Rico. Mientras tanto, Diego Colón había presentado una reclamación en el tribunal superior de Madrid y había ganado sus derechos: Ponce de León fue retirado de la oficina en 1511.
Sintiendo que su buen nombre había sido manchado y al no desear servir a Diego, obtuvo el título necesario para explorar las áreas al norte de Cuba.
Según una leyenda, Ponce de León descubrió Florida buscando la fuente de la juventud. Aunque se conocían las historias de aguas que devolvían la vitalidad en ambos lados del Atlántico, mucho antes de su llegada, la historia de que él buscaba estas fuentes no le fue atribuida hasta su muerte. En su Historia General y Natural de las Indias, de 1535, Gonzalo Fernández de Oviedo escribió que el conquistador buscaba las aguas de Bimini para curar su impotencia sexual. Algo similar aparece escrito por Francisco López de Gómara en la Historia General de las Indias de 1551.
En 1575, Hernando de Escalante Fontaneda, un superviviente de un naufragio que había vivido con los amerindios de Florida durante diecisiete años, había publicado su memoria, en la cual localizó la fuente en Florida, y dijo que Ponce de León, como se suponía, la había buscado allí. Aunque Fontaneda dudara que el castellano realmente hubiera ido a Florida en busca de las aguas, la historia fue incluida en la Historia general de los hechos de los Castellanos de Antonio de Herrera en 1615.
Ponce de León equipó tres barcos, corriendo él con los gastos, y salió en su viaje de descubrimiento y conquista en 1513. Sobre el 27 de marzo avistó una isla, pero no hubo posibilidad de atraque. El 2 de abril arribó a la costa oriental de la tierra recién descubierta en un punto que es disputado, pero que se encuentra en algún lugar de la costa noreste del actual Estado de Florida. La reclamó para España y la llamó la tierra «Florida», debido a la vegetación en flor que vio, o porque llegó allí durante la Pascua.
Navegó entonces hacia el sur a lo largo de la costa este, rebasando los ríos que encontró a su paso, bordeando los actuales cayos de Florida y remontando la costa occidental hasta el Cabo Romano. Retornó a La Habana y luego volvió de nuevo, deteniéndose en la Bahía de «Chequesta» (Bahía Vizcaína) antes de regresar a Puerto Rico.
No debió de ser el primer europeo que arribó a esa tierra. Encontró al menos un nativo en 1513, que podía hablar castellano, aunque históricamente Ponce de León figura como descubridor de Florida.[
En 1521 organizó una expedición de colonización con dos barcos. Esta consistía en aproximadamente 200 hombres, incluyendo a sacerdotes, agricultores y artesanos, 50 caballos y otros animales domésticos además de instrumentos de labranza. La expedición recorrió la costa suroeste de Florida, en alguna parte de los alrededores del Caloosahatchee River o Charlotte Harbor. Los colonos pronto fueron atacados por los Calusa y Ponce de León fue herido por una flecha envenenada en el hombro.
Después de este ataque, él y los colonos fueron en barco a La Habana, donde pronto murió a causa de la herida. Su tumba está en la catedral de Viejo San Juan, en Puerto Rico.

Ha recibido 1809 puntos

Vótalo:

Fernando de Magallanes

7. Fernando de Magallanes

Fernando de Magallanes, también conocido como Hernando de Magallanes (Sabrosa, Región Norte, Portugal, primavera de 1480 – Mactán, Filipinas, 27 de abril de 1521) (en portugués Fernão de Magalhães), fue un navegante portugués. Al servicio del rey de España, descubrió lo que hoy recibe el nombre... Ver mas
Fernando de Magallanes, también conocido como Hernando de Magallanes (Sabrosa, Región Norte, Portugal, primavera de 1480 – Mactán, Filipinas, 27 de abril de 1521) (en portugués Fernão de Magalhães), fue un navegante portugués.
Al servicio del rey de España, descubrió lo que hoy recibe el nombre de Estrecho de Magallanes, siendo el primer europeo en pasar desde el Océano Atlántico hacia el Océano Pacífico, hasta entonces denominado Mar del Sur. Inició la expedición que, capitaneada a su muerte por Juan Sebastián Elcano, lograría la primera circunnavegación de la Tierra en 1522.
El 10 de agosto de 1519 se anunció en Sevilla la partida de la escuadra de cinco naves, capitaneada por Fernando de Magallanes que, descendiendo por el Guadalquivir, llegó hasta Sanlúcar de Barrameda, puerto que da al océano Atlántico. Durante las siguientes semanas, se acabó de avituallar la escuadra y se resolvieron otros asuntos, mientras el propio Magallanes otorgó testamento en Sevilla el 24 de agosto.
El 20 de septiembre la expedición zarpó definitivamente de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), con la intención de encontrar el paso marítimo hacia los territorios de las Indias Orientales y buscar el camino que, recorriendo siempre mares castellanos (según el Tratado de Tordesillas), llegase a las islas de las Especias, lo que era la llamada ruta hacia el oeste, que ya había buscado Cristóbal Colón.
Después de recalar en las Canarias, pasaron frente a las islas de Cabo Verde y a las costas de Sierra Leona, tocando las tierras de lo que hoy es Río de Janeiro el 13 de diciembre. Siguieron hacia el sur, pasando por el Río de la Plata (ya descubierto por Juan Díaz de Solís en 1516), en marzo de 1520, y llegaron a la bahía de San Julián, que exploraron en busca de un posible paso. Magallanes, en vista de la llegada del invierno, decidió recalar allí hasta la primavera.
Lo inhóspito de aquellos parajes y el racionamiento de víveres al que estaban sometidos fomentaron el descontento entre la tripulación y el deseo de regresar. Se produjo una conspiración contra Magallanes dirigida por Gaspar de Quesada, capitán de la Concepción, y el veedor Juan de Cartagena, que había sido relevado del mando de la San Antonio. Pese a que la insurrección prendió en tres de las naves, Magallanes logró sofocarla. Uno de los capitanes amotinados fue asesinado y los restantes sometidos a juicio, en el que Quesada fue condenado a muerte y Cartagena abandonado en la costa.
Azulejo conmemorativo de la Expedición Magallanes-Elcano, en Sanlúcar de Barrameda.Pasado ese suceso llegan el 1 de Noviembre de 1520 hasta el que llamarían "Estrecho de todos los santos" (en honor a ese día), el cual será llamado más tarde estrecho de Magallanes. Cruzarlo fue muy difícil, dado lo complicado del terreno. Para ello una nave se adelantaba en exploración buscando el mejor camino y volviendo sobre sus propios pasos para hacerse seguir por el resto hasta la zona explorada. Una vez terminadas estas minuciosas etapas consiguieron salir del «laberinto» hacia el océano Pacífico, al que bautiza con tal nombre (que permanecería, haciendo olvidar el anterior de Mar del Sur) debido a que en su camino no se cruza con ninguna tempestad.
La Expedición de Magallanes-Elcano estuvo plagada de contratiempos y dificultades. La mala suerte de Magallanes quiso que en el largo derrotero de tres meses entre el estrecho de Magallanes y las islas Molucas no descubriera ningún punto de tierra firme, por lo que la hambruna y el escorbuto azotaron a su tripulación, hasta el punto de que se pagaban cuantiosas monedas por una simple rata para devorar. El agua se pudrió, apareció el escorbuto y los hombres comían incluso cuero reblandecido y serrín.
Antonio Pigafetta relata:
"La galleta que comíamos ya no era más pan sino un polvo lleno de gusanos que habían devorado toda su sustancia. Además, tenía un olor fétido insoportable porque estaba impregnada de orina de ratas. El agua que bebíamos era pútrida y hedionda. Por no morir de hambre, nos hemos visto obligados a comer los trozos de piel de vaca que cubrían el mástil mayor a fin de que las cuerdas no se estropeen contra la madera... Muy a menudo, estábamos reducidos a alimentarnos de aserrín; y las ratas, tan repugnantes para el hombre, se habían vuelto un alimento tan buscado, que se pagaba hasta medio ducado por cada una de ellas... Y no era todo. Nuestra más grande desgracia llegó cuando nos vimos atacados por una especie de enfermedad que nos inflaba las mandíbulas hasta que nuestros dientes quedaban escondidos...".
Antonio Pigafetta. Cronista de la expedición
Monumento a Magallanes en Mactán (Filipinas) erigido por el Gobierno de Isabel II
La Nao Victoria de Magallanes
Estatua de Lapu-Lapu, héroe nacional de Filipinas por matar a Magallanes en Mactán. Este jefe tribal es considerado el primer filipino en repeler la llegada de los occidentales. Aunque los historiadores consideran que no fue él, sino otros dos súbditos los que mataron a Fernando de Magallanes, aun así, el pueblo de Opon en la isla de Cebú, fue renombrado a Lapu-Lapu en su honor.
Estatua de Fernando de Magallanes en Punta Arenas (Chile)
Monumento a Magallanes, erigido por el Gobierno de Isabel II hacia 1866, en Lapu-Lapu, Mactán (Filipinas) que marca el lugar donde se supone que el marino portugués fue matado (se puede ver también al fondo en la imagen la estatua del rey Lapu-Lapu).Por fin el 6 de marzo de 1521 encontró una isla en la que los navegantes aprovecharon para descansar y recoger víveres. Pronto acudirían a aquella isla numerosos indígenas con regalos para estos nuevos «visitantes».
En las Molucas, Magallanes y los suyos descubrieron que habían llegado al Extremo Oriente, cumpliendo el proyecto de Cristóbal Colón. Magallanes pereció en la llamada Batalla de Mactán con una tribu cebuana encabezada por el jefe tribal Lapu-Lapu, en la isla filipina de Mactán, por lo que Juan Sebastián Elcano tomó el mando de la expedición. Consiguieron instalar un almacén en Borneo, donde entablaron buenas relaciones con los indígenas. Sin medios y con una sola nave emprendió el regreso por mares lusos, el camino más conocido, con tierras donde aprovisionarse, e intentando esquivar puertos y flotas portuguesas. La expedición llegó sólo con la Victoria de regreso a Sevilla en julio de 1522. En total, 216 hombres perecieron durante el viaje, y sólo 18, entre ellos Elcano, pudieron sobrevivir. Otros cuatro hombres de los 55 de la tripulación original de la Trinidad, que había emprendido una ruta de regreso distinta desde las Filipinas, regresaron finalmente a España en 1525.
Tras la muerte de Magallanes en Filipinas, en 1521, fue elegido jefe de la expedición Gonzalo Gómez de Espinosa y al frente de la nave Victoria, se puso de capitán Juan Sebastián Elcano. Tras arribar a las islas Molucas, objeto del viaje, se emprendió el regreso a España.

Ha recibido 1695 puntos

Vótalo:

Américo Vespucio

8. Américo Vespucio

Américo Vespucio (en italiano Amerigo Vespucci - 9 de marzo de 1451, Florencia, Italia - 22 de febrero de 1512, Sevilla, España) fue un navegante italiano que trabajó al servicio del reino de Portugal y de la Corona de Castilla. Se le consideró el primer europeo en comprender que las tierras... Ver mas
Américo Vespucio (en italiano Amerigo Vespucci - 9 de marzo de 1451, Florencia, Italia - 22 de febrero de 1512, Sevilla, España) fue un navegante italiano que trabajó al servicio del reino de Portugal y de la Corona de Castilla. Se le consideró el primer europeo en comprender que las tierras descubiertas por Cristóbal Colón conformaban un nuevo continente; por esta razón el cartógrafo Martín Waldseemüller en su mapa de 1507 utilizó el nombre de "América" en su honor como designación para el Nuevo Mundo. El relato a menudo fantasioso y contradictorio de sus viajes lo han ubicado como una de las figuras más controvertidas de la era de los descubrimientos.
Desde que Vespucio anunciara el hallazgo del nuevo continente, éste había recibido varios nombres, cuya aplicación y aceptación era generalmente regional. Así, los castellanos lo llamaban "Indias" o "La gran Tierra del Sur"; los portugueses, "Vera Cruz" o "Tierra Santa Cruz". Algunos cartógrafos empleaban "Tierra del Brasil" (que sin embargo aludía a una isla imaginaria), "Tierra de Loros", "Nueva India", o simplemente "Nuevo Mundo".
En la imprenta de la abadía de Saint-Dié-des-Vosges en Lorena, Francia, trabajaban varios editores que quedaron impresionados por la lectura de las publicaciones que pretendían narrar las proezas vespucianas: había llegado a sus manos un ejemplar traducido al alemán de la Lettera y otro francés de Mundus Novus, de los tantos que circulaban por Europa.
Martin Waldseemüller, Universalis Cosmographia (1507). Decidieron dar a conocer las nuevas noticias en la forma de un pequeño tratado llamado Cosmographiae Introductio acompañado por una traducción al latín de la Lettera bajo el título "Quattuor Americi navigationes" ("Cuatro Viajes de Américo"), y publicarlos bajo la forma de un panfleto. El 25 de abril de 1507 salieron del taller las dos primeras ediciones. En el capítulo IX del texto se sugería que el nombre del Nuevo Mundo debería ser "América" (femenino por analogía a "Europa", "Asia" y "África") en honor de quien la reconociera como tal: "ab Americo Inventore (...) quasi Americi terram sive Americam" ("De Américo el descubridor (...) como si fuese la tierra de Américo o América") No se sabe con certeza cuál de los impresores es el creador del nombre. El Gymnase Vosgien ("Gimnasio de los Vosgos") estaba integrado por Vautrin Lud, Nicolás Lud, Jean Basin, Mathias Ringmann y Martín Waldseemüller. Los especialistas se inclinan por Ringmann o por Jean Basin de Sandacourt, el traductor de la Novus Mundus al latín.
Martín Waldseemüller, un destacado humanista alemán y profesor de cartografía que se desempeñaba como dibujante y corrector de pruebas del grupo, inscribió el sonoro nombre en un mapa mural de grandes dimensiones titulado Universalis Cosmographia que incluyó en el panfleto. Allí aparece aplicado a Sudamérica (la primera de las tres américas en ser llamada así). En la parte superior del mapa, a la izquierda, junto a un globo terráqueo en cuyo hemisferio se representa el Viejo Mundo, aparece un retrato de Ptolomeo; a la derecha, junto a un globo semejante con el Nuevo Mundo, el de Vespucio.[38] Además, Waldseemüller confeccionó una versión globular, para ser proyectada en una esfera metálica, uno de cuyos ejemplares sería regalado al duque de Lorena.[8] La voz tiene tal eufonía y guarda tanta consonancia con las palabras "Asia" y "África" que inmediatamente se afincó en las lenguas noreuropeas. Sin embargo el propio Waldseemüller rectificó en un mapa poco posterior, dedicado exclusivamente a América, titulado Tabula Terre Nove, y no volvió a utilizar en mapas posteriores ese nombre, que también tardó en ser adoptado en la península Ibérica y sus colonias, en donde el nombre mayoritariamente usado siguió siendo por bastante tiempo el de "Indias occidentales". De hecho, el nombre de América no volvió a ser utilizado en un mapa hasta la aparición de la copia del mapa de Waldseemüller publicada por Petrus Apianus en 1520 con el título Tipus Orbis Universalis.
De la Cosmographiae Introductio se hizo una tirada de mil ejemplares, pero todos ellos se perdieron y permanecieron así durante tres siglos y medio. Hacia 1890, mientras preparaba en París su Géographie du Nouveau Continent, Humboldt pudo dar con el paradero del panfleto. El mapamundi fue hallado poco después, en 1901, cuando lo descubrió el profesor Joseph Fischer dentro de un libro olvidado en el castillo de Wolfegg. Los cascos usados para hacer la esfera habían sido recuperados en 1871.
El 9 de abril de 1511 Américo Vespucio dictó su testamento a su notario: legaba la mayoría de sus bienes a su mujer y pedía que enterraran su cuerpo en la iglesia de San Miguel de Sevilla o, de no ser posible allí, en la de San Francisco. Ordenaba una misa de réquiem y treinta y tres misas al Santo Amador, y erogaba dos mil maravadíes para que se rogara por su alma:
E mando a la Santíssima Trinidad e a Santa María de la Merced e a la otras mandas acostumbradas a cada una medio ducado de oro. E a la casa de enfermos del Señor Sant Lázaro medio ducado de oro. E a la Iglesia Mayor, por ganar los perdones que en ella son otorgados, un real de plata, el qual mando en tantas vezes quantas se ganan dichos perdones. E a la capilla de Sant Clemente, do está el sagrario de la dicha Iglesia, por reverencia de los Santos sacramentos un real de plata. E a la cera con que se acompaña el Corpus Christi otro real de plata. E que en los nueve dias o en el año siguiente de my enterramiento, me digan todas las misas e sacrificios e hagan por my ánima todas las limosnas que la señora Mari Cerezo, mi muger, quisiere.
Cedió a su esposa su parte en la propiedad de los esclavos, pero llamativamente exhortó a que a Isabel y a sus dos hijos se les concediera la libertad cuando aquélla falleciera:
qu'ellas queden libres e quitas de servidumbre de la dicha mitad que de cada una a mi perteneciente, e por los buenos servicios que me han fecho a mi e a la dicha mi muger; encargo la conciencia de la dicha mi muger, que mire cerca d'ello lo que le paresciere que sea mejor para mi ánima e suya. En quanto al ahorramiento de la otra mitad de cada una d'ellas que a ella le pertenesce.
Estos y otros detalles vieron la luz cuando la investigadora Consuelo Varela Bueno descubrió la pieza testamentaria en el archivo de Sevilla.
Lápida sobre la tumba de Américo Vespucio en la Iglesia de Ognissanti, Florencia.Vespucio murió en Sevilla el 22 de febrero de 1512. Su esposa recibió una pensión de la Corona mediante decreto real del 28 de marzo de 1512, a cuenta de los servicios dados por su esposo como piloto mayor. A la muerte de María, un decreto del 26 de diciembre de 1524 otorgó el resto de la pensión a su hermana Catalina Cerezo, lo que prueba que no dejó hijos herederos. El sobrino de Américo, Giovanni (hijo de su hermano Antonio), se hizo cargo de los papeles, cartas y diarios de su tío. Fue nombrado su sucesor como piloto mayor, compartiendo el puesto con Juan Díaz de Solís.
Sus logros como navegante fueron numerosos: participó en la quinta expedición europea que desembarcó en las costas de Brasil, estuvo entre los pioneros en bordear los actuales Uruguay y Argentina, y en el segundo viaje que logró avistar y cartografiar la de la actual Venezuela. Se debe destacar que el nombre de Venezuela históricamente se ha atribuido al cartógrafo italiano Américo Vespucio acompañado de Alonso de Ojeda, en una expedición naval de exploración en 1499 por la costa noroccidental del país, hoy conocido como Golfo de Venezuela. En aquella travesía, la tripulación observó las viviendas aborígenes erigidas sobre pilotes de madera que sobresalían del agua construidas por los indígenas añú. Dichas viviendas, que llevaban el nombre de palafitos, recordaron a Vespucio la ciudad de Venecia en Italia ("Venezia", en italiano), lo que le inspiró a dar el nombre de Venezziola o Venezuela (Pequeña Venecia) a la región.
Exploró cuatro de los ríos más grandes del planeta: el Amazonas, recién descubierto por el navegante palense Vicente Yáñez Pinzón, que lo bautizó Santa María de la Mar Dulce, el Esequibo, el Río Orinoco y el Río de la Plata. Exploró unos 10.000 km de costas. Fue uno de los primeros en describir la existencia de la corriente del golfo, descubierta por el navegante y cartógrafo de Palos Antón de Alaminos. Aprendió y desarrolló métodos para determinar con precisión la longitud posicional mediante el estudio de los ciclos lunares y las conjunciones planetarias. Comprendió pronto, como otros navegantes y cartógrafos de su época, que las nuevas tierras descubiertas por Colón no pertenecían a Asia sino que eran un continente aparte. Pero, precisamente él, era amigo de los impresores y, probablemente, también quien les pagó por imprimir un mapa donde al nuevo continente encontrado se le denominó América.
El primer monumento americano en su memoria fue erigido en 1987 en la ciudad de Bogotá.
Existe gran controversia sobre la evidencia documental de los viajes de Vespucio. Según el autor que se consulte, el número de viajes exploratorios hechos por el navegante va desde dos hasta seis.

Ha recibido 1565 puntos

Vótalo:

Juan Sebastián Elcano

9. Juan Sebastián Elcano

Juan Sebastián Elcano, también escrito Juan Sebastián del Cano o Juan Sebastián de El Cano (Guetaria, Guipúzcoa, España, 1476 – océano Pacífico, 4 de agosto de 1526), fue un marino español que participó en la primera vuelta al mundo, quedando al frente de la expedición tras la muerte de Fernando... Ver mas
Juan Sebastián Elcano, también escrito Juan Sebastián del Cano o Juan Sebastián de El Cano (Guetaria, Guipúzcoa, España, 1476 – océano Pacífico, 4 de agosto de 1526), fue un marino español que participó en la primera vuelta al mundo, quedando al frente de la expedición tras la muerte de Fernando de Magallanes.
Nacido en Guetaria (Guipúzcoa), España, en 1476, siendo hijo de Catalina del Puerto y de Juan Domingo Elcano. Desde muy joven, se enroló en barcos pesqueros y comerciales, por lo que adquirió gran experiencia marinera. En 1509 formó parte en la expedición militar contra Argel que fue dirigida por el cardenal Francisco Jiménez de Cisneros. Al regreso de la misma, se estableció en Sevilla, y fue allí donde tuvo conocimiento del proyecto que estaba preparando el marino portugués Fernando de Magallanes para descubrir una ruta a las Indias por Occidente, a través de un paso o estrecho por el sur de América, que llevara a las islas de las especias sin necesidad de bordear el continente africano ni atravesar dominios portugueses.
Fue así como en 1519 Elcano se alistó en la expedición de Magallanes como contramaestre de la nave Concepción, una de las cinco que componían la escuadra.
El rey Carlos I de España le concedió una renta anual de 500 ducados en oro y, como escudo, una esfera del mundo con la leyenda en latín: Primus circumdedisti me ("El primero que me dio la vuelta").
El buque escuela de la Armada Española Juan Sebastián Elcano lleva su nombre, en honor de su destacado papel en la primera circunnavegación de la Tierra.
Tras otorgar testamento el 26 de julio,[5] murió el 4 de agosto de 1526 a bordo de la nao Victoria cuando participaba en la expedición de García Jofre de Loaisa a las Islas Molucas.

Ha recibido 1549 puntos

Vótalo:

Erik el Rojo

10. Erik el Rojo

Erik el Rojo o Erik Thorvaldsson (hijo de Thorvald; en noruego antiguo: Eirikr rauði Þorvaldsson), alias Erikur Raudi (* 950 - 1003), pirata, comerciante y explorador vikingo. Fundó el primer asentamiento vikingo en Groenlandia. Nació en el distrito de Jæren, Rogaland, Noruega, hijo de Thorvald... Ver mas
Erik el Rojo o Erik Thorvaldsson (hijo de Thorvald; en noruego antiguo: Eirikr rauði Þorvaldsson), alias Erikur Raudi (* 950 - 1003), pirata, comerciante y explorador vikingo.
Fundó el primer asentamiento vikingo en Groenlandia. Nació en el distrito de Jæren, Rogaland, Noruega, hijo de Thorvald Asvaldsson, por lo que también se le conoce como Erik Thorvaldssen. El apodo de el Rojo muy probablemente obedece a las matanzas que provocaba en las ciudades que atacaba.
Si bien la historia popular acredita a Erik como el fundador de Groenlandia, nórdicos anteriores a él ya habían descubierto e incluso habían tratado de asentarse en esas tierras con anterioridad. La tradición dice que un hombre llamado Gunnbjörn Ulfsson fue el primero en divisar esta masa de tierra. Un siglo antes de la llegada de Erik fuertes vientos habrían arrastrado a Gunnbjörn hacia esa tierra, a la que llamó Gunnbjörnarsker (islas Gunnbjörn). La naturaleza accidental de tal descubrimiento, sin embargo, hace que el crédito mayor en la historia de Groenlandia lo tenga Erik el Rojo, como su descubridor oficial.
Después de Gunnbjörn, Snaebjörn Galti visitó asimismo Groenlandia. De acuerdo con registros de la época, el intento de este hombre de establecer una población allí terminó en desastre.
Dentro de este contexto, aproximadamente en 982 d.C., Erik navegó hacia esta misteriosa y desconocida tierra. Rodeó el cabo sur de la isla (conocido más tarde como cabo Farewell) y navegó la costa occidental. Con el tiempo alcanzó una parte de la costa que estaba razonablemente libre de hielo y que por tanto tenía -al igual que Islandia- condiciones que le daban probabilidades de prosperidad y desarrollo futuros. Según la saga anteriormente citada, Erik pasó tres años de su exilio explorando esta tierra. La bautizó "Groenlandia" ("Tierra Verde"). El primer invierno allí lo pasó en Eiriksey, y el segundo en Eiriksholmar (cerca de Hvarfsgnipa). El siguiente verano exploró toda la línea de la costa hasta lugares bastante al norte, como Snaefell o Hrafnsfjord.
Cuando su exilio terminó, regresó a Islandia y trajo consigo magníficas historias sobre aquella "tierra verde". Erik bautizó aquella tierra con un nombre mucho más sugerente que "Islandia" ("Tierra del Hielo"), con el fin de atraer colonos islandeses, puesto que creía que con ello la gente se sentiría más dispuesta a participar en la colonización. Para crear un establecimiento duradero en Groenlandia Erik necesitaba a cuanta persona pudiese atraer. Su plan funcionó bastante bien, y muchas personas -particularmente aquellas "pobres gentes de Islandia" y aquellos que habían sufrido los estragos de la reciente hambruna- fueron convencidas de que Groenlandia podía ser su gran oportunidad.
Tras pasar el invierno en Islandia, Erik volvió a Groenlandia el siguiente verano, en el 985 D.C., esta vez con un gran número de colonos, quienes establecieron los primeros dos asentamientos es la costa suroccidental: el asentamiento oriental (Eystribyggð), en lo que hoy es Julianhåb, donde Erik tenía su granja llamada Brattahlíð; y el asentamiento occidental (Vestribyggð), en la actual Godthåb (con el tiempo, se desarrolló un asentamiento medio, pero muchos expertos opinan que formaba parte del Occidental). Ambos asentamientos, ubicados en la costa suroccidental, resultaron ser las únicas zonas donde la agricultura era posible. Durante el verano, cuando el clima era más templado, los colonos enviaban verdaderos ejércitos hacia el norte, en la Bahía Disko, sobre el Círculo Polar Ártico, a cazar. Así conseguían carne de foca, cuya piel también era utilizable como ropa, y marfil de morsas, narvales o ballenas encalladas en la costa, si tenían suerte. Es probable que en estas expediciones se hubiesen encontrado con los Inuit, quienes todavía no habitaban la parte oriental de la isla.
La historia dice que Erik y su esposa Theodhild tuvieron cuatro hijos: una hija, Freydís Eiríksdóttir, y tres hijos, el también famoso explorador Leif Eriksson, Thorvald y Thorsteinn.
Erik fue ferviente defensor del paganismo nórdico, a diferencia de su hijo Leif y su esposa, quienes construyeron la primera iglesia cristiana en América en el patio de su granja. A pesar de lo que se ha especulado, parece improbable que haya sido Leif el pionero del cristianismo en Groenlandia.
Leif Eriksson se convirtió en el primer vikingo y europeo en explorar la tierra de Vinland (hoy parte de Terranova y Labrador, Canadá). Cuenta la leyenda que Leif invitó a su padre para el viaje, pero que este cayó de su caballo en el camino, y tomando esto como un mal presagio, decidió quedarse. Erik murió el primer invierno tras la partida de su hijo.

Ha recibido 1495 puntos

Vótalo:

Vasco de Gama

11. Vasco de Gama

Vasco da Gama o Vasco de Gama, conde da (de) Vidigueira (Sines, Portugal, ca. 1460 o 1469 — Cochín, India, 24 de diciembre de 1524), fue un célebre navegante y explorador portugués. En la Era de los Descubrimientos destacó por haber sido el comandante de los primeros barcos que navegaron... Ver mas
Vasco da Gama o Vasco de Gama, conde da (de) Vidigueira (Sines, Portugal, ca. 1460 o 1469 — Cochín, India, 24 de diciembre de 1524), fue un célebre navegante y explorador portugués. En la Era de los Descubrimientos destacó por haber sido el comandante de los primeros barcos que navegaron directamente desde Europa hasta la India, el viaje oceánico más largo realizado hasta ese momento, más largo (ida y regreso) que una vuelta completa alrededor del mundo en el ecuador. Al final de su vida, durante un breve período en 1524, fue Gobernador de la India portuguesa con el título de virrey.
En su homenaje, la gran comunidad portuguesa de la ciudad de Río de Janeiro nombró a su equipo deportivo Club de Regatas Vasco da Gama, hoy uno de los más importantes equipos de fútbol de Brasil y, consecuentemente, de Latinoamérica.
Vasco de Gama y su esposa, Catarina de Ataíde, tuvieron seis hijos y una hija: Francisco da Gama (conde de Vidigueira); Estevão da Gama (1505-76), 11º gobernador de la India; Paulo da Gama; Cristovão da Gama (1515-42), mártir en Etiopía; Pedro da Silva da Gama; Álvaro de Ataíde, capitán de Malaca, e Isabel de Ataíde da Gama.
Vasco da Gama fue uno de los responsables del éxito de Portugal como potencia. La epopeya nacional portuguesa, Os Lusíadas de Luís Vaz de Camões se refiere en gran parte a los viajes de Da Gama.
Llevan el nombre de Vasco da Gama:
Una ciudad portuaria en Goa;
Un gran cráter lunar;
Tres equipos de fútbol de Brasil y un equipo de Goa, el Vasco Sports Club;
Una iglesia en Kochi;
Un puente y una torre en Lisboa.
Vasco de Gama ocupa el puesto 86 en la lista Los 100, las figuras más influyentes de la historia según Michael H. Hart.
En 1994 fue representado en los billetes portugueses de 5000 escudos.
En 1998, los proyectos preparados para celebrar el V Centenario de la llegada de Vasco de Gama a la India por parte del gobierno de Portugal tuvieron que ser abandonados debido a la cólera pública que suscitó el acontecimiento.

Ha recibido 1087 puntos

Vótalo:

James Cook

12. James Cook

James Cook(Marton, North Yorkshire, 27 de octubre de 1728 - Hawái, 14 de febrero de 1779) fue un navegante, explorador y cartógrafo británico. Realizó tres viajes por el océano Pacífico, durante los cuales se describieron con precisión grandes áreas, y muchas islas y costas fueron documentadas... Ver mas
James Cook(Marton, North Yorkshire, 27 de octubre de 1728 - Hawái, 14 de febrero de 1779) fue un navegante, explorador y cartógrafo británico.
Realizó tres viajes por el océano Pacífico, durante los cuales se describieron con precisión grandes áreas, y muchas islas y costas fueron documentadas por primera vez en mapas europeos.
Sus mayores logros fueron el reclamo para Gran Bretaña de la costa este de Australia, descubierta por los españoles en el siglo XVI; las islas Hawái, descubiertas por el español Álvaro de Saavedra en 1527 y la circunnavegación y cartografía de Terranova y Nueva Zelanda.
Durante la Guerra de los Siete Años, Cook participó en el sitio a la ciudad de Quebec, antes de la Batalla de las Llanuras de Abraham, en 1759.
Allí demostró su habilidad para la topografía y cartografía, y fue el responsable de trazar mapas de gran parte de la entrada al río San Lorenzo durante el sitio, permitiendo al General Wolfe lanzar su ataque de forma sorpresiva sobre las Llanuras de Abraham.
Entre 1763 y 1767, Cook trazó cartas sobre las irregulares costas de Terranova; entre 1763 y 1764, por el estrecho noroeste; entre 1765 y 1766, la costa del sur entre la península Burin y cabo Ray; y, finalmente, la costa oeste durante el año 1767. Estas cinco temporadas de Cook dieron como resultado el primer mapa a gran escala y de gran exactitud sobre el lugar. También dieron a Cook un gran dominio en la práctica topográfica, realizada en condiciones adversas, lo que llamó la atención de la Royal Navy y la Royal Society, en un momento crucial, tanto en la carrera personal de Cook como en la postura británica de cara a los descubrimientos de ultramar.
En 1766, la Royal Society lo contrató para viajar al océano Pacífico, con objetivo de observar y documentar el tránsito de Venus sobre el Sol.
En 1768 Cook zarpó al mando del HMB Endeavour desde Inglaterra, rodeó el Cabo de Hornos y continuó hacia el oeste por el Pacífico, hasta llegar a Tahití el 13 de abril de 1769, en donde se debían llevar a cabo las observaciones. El tránsito de Venus estaba pronosticado para el 3 de junio de ese año, por lo que hasta ese momento se encargó de la construcción de un pequeño fuerte y observatorio.
El astrónomo designado para la tarea de observación fue Charles Green, asistente de Nevil Maskelyne en la Royal Household. El principal propósito de la misión era obtener mediciones que podrían ser usadas con mayor precisión para calcular la distancia entre Venus y el Sol. Si se conseguía esto, entonces se podrían calcular las distancias de los demás planetas conocidos basándose en sus órbitas relativas.
Green, Cook y Solander hicieron mediciones por separado, que tuvieron variaciones mayores que los márgenes de error esperados. La instrumentación que utilizaron era adecuada para la época, pero los métodos utilizados no eliminaban los errores. Más tarde, cuando sus resultados fueron comparados con los de otros observadores del mismo evento desde otras partes del mundo, el resultado no fue tan concluyente o preciso como se había esperado.
Una vez que las observaciones se completaron, Cook partió para realizar el segundo propósito de su viaje: buscar en el Pacífico Sur señales del continente más austral: Terra Australis. La Royal Society, y especialmente Alexander Dalrymple, creían que debía existir; sin embargo, Cook tenía sus propias dudas al respecto. Con la ayuda de Tupaia, un tahitiano que tenía gran conocimiento de la geografía del Pacífico, Cook se las arregló para llegar hasta Nueva Zelanda, siendo el segundo europeo en llegar allí. Abel Tasman, en 1642, había sido el primero. Cook hizo un mapeo de toda la costa de Nueva Zelanda, cometiendo sólo algunos errores menores. También descubrió el estrecho de Cook, que separa la isla Norte de la isla Sur, que Tasman no había visto.
Luego partió con rumbo oeste, para intentar llegar a Tierra de Van Diemen (hoy Tasmania), que había sido vista por Tasman, para establecer si formaba parte o no del legendario continente austral. Sin embargo, fueron forzados a mantener un rumbo más hacia el norte debido a los fuertes vientos. Cuando divisaron tierra, Cook la nombró Punta Hicks, ya que Leuit Hicks fue el primero en divisarla. Cook pensó que podía ser Tierra de Van Diemen, pero en realidad era parte de la costa sudeste de Australia, y con esto se convirtieron en los primeros europeos conocidos en encontrar la costa este del continente.
El lugar avistado es generalmente calculado como un punto a mitad de camino entre las actuales ciudades de Orbost y Mallacota, en el estado de Victoria. Un nuevo reconocimiento de la zona, realizado en 1843, volvió a bautizar el lugar como Cabo Everard. Para el bicentésimo aniversario del avistaje, el nombre fue oficialmente cambiado a Punta Hicks nuevamente.
El HMB Endeavour continuó rumbo al norte, bordeando la costa, manteniendo la tierra a la vista. Cook cartografió y bautizó con diferentes nombres a varios lugares. Después de una semana, pasaron por una gran caleta de poca profundidad. En este lugar, llamado Kurnell, Cook y su tripulación tuvieron el primer contacto con el continente.
Al principio, Cook llamó al lugar bahía Stingaree, debido a la gran cantidad de rayas encontradas allí; luego fue cambiado a bahía Botánico, y finalmente a bahía Botánica (Botany Bay), por las especies únicas encontradas por Banks, Solander y Spöring.
Este primer sitio en el cual pararon, más tarde fue fomentado (especialmente por Banks) como un buen lugar para establecer un asentamiento y una colonia británica. Sin embargo, casi dieciocho años después de este primer arribo, cuando el capitán Arthur Phillip llegó allí en 1788 para establecer un fuerte y una colonia penal, encontró que la bahía y sus alrededores no eran un lugar tan promisorio como había sido descrito. Entonces, Phillip dio órdenes de moverse hacia el norte, al lugar que Cook había denominado Port Jackson pero no había explorado en profundidad. Fue en un lugar de Sydney Cove que se realizó el asentamiento de Sydney. Durante algunos años más, el lugar seguiría siendo llamado generalmente Botanic Bay. Aquí se realizaron las primeras expediciones científicas para documentar la flora y la fauna de Australia.
Los once años de navegación de Cook por el océano Pacífico contribuyeron en gran medida a acrecentar los conocimientos europeos sobre la zona. Muchas islas, como la isla de Pascua y las islas Sandwich, fueron encontradas por primera vez por europeos, y su mayor logro fue la creación de cartografía naval de grandes áreas del Pacífico de gran precisión.

Ha recibido 1032 puntos

Vótalo:

Lewis y Clark (sugeridos por Laura Williams)

13. Lewis y Clark (sugeridos por Laura Williams)

La expedición de Lewis y Clark (1804-06), comandada por Meriwether Lewis y William Clark, fue la primera expedición terrestre que partiendo desde el Este de Estados Unidos alcanzó la costa del Pacífico y regresó. La expedición de Lewis y Clark fue la primera expedición terrestre en Estados... Ver mas
La expedición de Lewis y Clark (1804-06), comandada por Meriwether Lewis y William Clark, fue la primera expedición terrestre que partiendo desde el Este de Estados Unidos alcanzó la costa del Pacífico y regresó.
La expedición de Lewis y Clark fue la primera expedición terrestre en Estados Unidos que alcanzó la costa del Pacífico, pero más de una década antes, había sido precedida por una expedición británica (canadiense), dirigida por el explorador Sir Alexander Mackenzie en julio de 1793, que fue la primera que completó, por personas no indígenas, el primer cruce del subcontinente norteamericano al norte de México.
«Dejamos Pittsburgh este día a las 11 horas con un grupo de 11 personas, 7 de los cuales son soldados, un piloto y tres hombres jóvenes a prueba que se han ofrecido a acompañarme en este viaje». Con estas palabras, escritas el 31 de agosto, de 1803, Meriwether Lewis comenzó su primera anotación en su libro de viaje en la épica Expedición de Lewis y Clark hacia el océano Pacífico.
Lewis proclamó que la boca del río Dubois (sobre la margen este del Misisipi, enfrente de la boca del río Misuri) fue el punto oficial de partida de la expedición, aunque los dos meses y medio que les llevó descender el río Ohio pueden ser considerados el comienzo real.
Clark realizó la mayoría de los preparativos mediante cartas enviadas a Jefferson. Compró dos grandes recipientes y cinco baldes más pequeños con sal, una tonelada de carne de cerdo desecada y medicinas.

Ha recibido 948 puntos

Vótalo:

Juan de la Cosa

14. Juan de la Cosa

Juan de la Cosa (¿Santoña?, Cantabria, España; ¿entre 1450 y 1460? - Turbaco, Colombia; 28 de febrero de 1510)[1] fue un navegante y cartógrafo español conocido por haber participado en siete de los primeros viajes a América y por haber dibujado el mapa más antiguo conservado en el que aparece... Ver mas
Juan de la Cosa (¿Santoña?, Cantabria, España; ¿entre 1450 y 1460? - Turbaco, Colombia; 28 de febrero de 1510)[1] fue un navegante y cartógrafo español conocido por haber participado en siete de los primeros viajes a América y por haber dibujado el mapa más antiguo conservado en el que aparece el continente americano.
De la Cosa tuvo un papel destacado en el primer y el segundo viaje de Cristóbal Colón a las Antillas y en 1499 participó como piloto mayor en la expedición de Alonso de Ojeda a las costas del continente sudamericano. A su regreso a Andalucía dibujó su famoso mapamundi y poco después volvió a embarcarse hacia las Indias, esta vez con Rodrigo de Bastidas. En los años siguientes alternó viajes a América bajo su propio mando con encargos especiales de la Corona, incluyendo una misión como espía en Lisboa y la participación en la Junta de pilotos de Burgos de 1508. En 1509 emprendió la que sería su última expedición, de nuevo junto a Ojeda, para tomar posesión de las costas de la actual Colombia. La Cosa murió en un enfrentamiento armado con indígenas antes de poder llegar a ejercer su cargo de alguacil mayor de Urabá.
En 1492 participó en el Primer Viaje de Cristóbal Colón a las Indias a bordo de su nao, que según los cronistas posteriores fue rebautizada Santa María para la ocasión. Ejercía el cargo de maestre, siendo Colón el capitán. La embarcación naufragó la noche del 24 al 25 de diciembre del mismo año frente a las costas haitianas. El Diario escrito por Bartolomé de las Casas supuestamente a partir de las notas de Colón acusa personalmente a La Cosa por el incidente, diciendo que ocurrió bajo su guardia y que además huyó en vez de prestar socorro al barco.
Sin embargo, en 1494 La Cosa recibió una compensación económica de parte de los Reyes por el hundimiento de su nao en el primer viaje. Se le otorgaba el derecho a transportar «doscientos cahíces de trigo» desde Andalucía hasta Vizcaya eximiéndole de pagar ciertas tasas. Este documento, que habla del marino en términos elogiosos ("buenos servicios que nos habedes fecho") hace pensar a los historiadores que en realidad Juan de la Cosa no tuvo culpa de la pérdida de su barco, contrariamente a lo que afirma el Diario.
Juan de la Cosa participó en el segundo viaje de Colón (1493-1496) y se cree que debió ser uno de los cartógrafos de la expedición. Sin embargo, según una nómina de pagos fechada en 1497 y descubierta por Montserrat León Guerrero en 1998, La Cosa se habría enrolado como simple marinero en la nao Colina, cobrando 1.000 maravedís al mes.
Se sabe también que Juan de la Cosa tomó parte en la exploración de la costa de Cuba ya que fue uno de los firmantes del juramento en el que Colón obligó a sus tripulante a declarar que Cuba no era una isla. En ese documento, fechado en junio de 1494, La Cosa figura como marinero de la carabela Niña, si bien podría ser también uno de los "maestros de cartas de marear" mencionados en el texto.
Algunos documentos del segundo viaje de Colón mencionaban a un marino llamado Juan Vizcaíno, al cual algunos historiadores habían confundido con Juan de la Cosa. El hallazgo de la nómina de pagos de 1497 demostró que en realidad en esta expedición tomaron parte no una sino dos personas llamadas Juan Vizcaíno y además Juan de la Cosa, por lo que se trataba finalmente de tres personas diferentes.
La mayoría de los historiadores opinan que Juan de la Cosa no participó en el tercer viaje de Colón a las Indias (1498 - 1500). Sin embargo, Bartolomé de las Casas escribió que La Cosa "por entonces (1500) era el mejor piloto que por aquellos mares había por haber andado en todos los viajes que había hecho el almirante", lo cual por tanto incluiría el tercer viaje. También se conserva una declaración de un testigo de los Pleitos Colombinos que afirma haber visto a La Cosa con Colón "cuando se descubrió Paria", lo cual normalmente se supone ocurrió durante el tercer viaje. Por ello el historiador Jesús Varela Marcos cree que La Cosa sí que participó en el tercer viaje de Colón y debió regresar a Europa antes que el Almirante.

Ha recibido 947 puntos

Vótalo:

Juan Caboto

15. Juan Caboto

Giovanni Caboto (c.1450 – c. 1499), llamado en castellano Juan Caboto y en inglés John Cabot, fue un comerciante, navegante y explorador italiano considerado como uno de los primeros europeos de la época moderna en llegar en 1497 a la parte continental de Norteamérica. Fue el padre del... Ver mas
Giovanni Caboto (c.1450 – c. 1499), llamado en castellano Juan Caboto y en inglés John Cabot, fue un comerciante, navegante y explorador italiano considerado como uno de los primeros europeos de la época moderna en llegar en 1497 a la parte continental de Norteamérica. Fue el padre del explorador Sebastián Caboto.
Juan Caboto nació alrededor del año 1450 en Génova, Italia, de acuerdo a antiguos documentos acerca de su familia, aunque según otras fuentes habría nacido en Gaeta. Hacia 1461 Caboto estuvo viviendo en Venecia y llegó a obtener la ciudadanía veneciana, ciudad en la que pasó su niñez y juventud. Aproximadamente en 1482 se casó con una dama veneciana, Mattea, con la cual tuvo tres hijos: Sebastián, Luigi y Santo.
Igual que su padre se dedicó al comercio con los puertos del Mediterráneo del este llegando a ser un experto marino. Valiosas mercaderías de Asia, como especias, seda, piedras preciosas y metales, eran traídas por la vía terrestre o bien a través del Mar Rojo para ser vendidas en Europa. Los venecianos tenían un importante papel en este tráfico.
Enrique VII concedió a Caboto y a sus 3 hijos el derecho a buscar islas y países paganos con 5 barcos bajo bandera inglesa, con la siguiente garantía:
«plena y libre autoridad, permiso y poder para navegar a todas partes, regiones y costas de mares del este, oeste y norte, bajo nuestros estandartes, banderas y enseñas, con cinco barcos o navíos de la carga y calidad que quiera y con cuantos y cuales marineros y hombres desee llevar con él en los dichos barcos, a su propio cargo y gasto, para encontrar, descubrir e investigar, sean islas, países, regiones o provincias de paganos e infieles, sean en las partes del mundo que antes de ese momento fuesen desconocidas para todos los cristianos».
En 1496 Caboto partió de Bristol con un buque, pero no logró ir más allá de Islandia y se vio obligado a regresar a causa de disputas con la tripulación. En un segundo intento, Caboto partió nuevamente de Bristol con un único barco, el Matthew, un pequeño barco de 50 toneladas y con 18 tripulantes, pequeño pero rápido y capaz. Zarpó en mayo (el 2 o el 20 de mayo) de 1497 y navegó a cabo Dursey (latitud 51° 36N), Irlanda. Arribó a la costa de Terranova el 24 de junio de 1497, creyendo que eran las costas asiáticas de Cipango. El lugar preciso es controvertido, con Bonavista o St John's en la isla de Terranova y también isla de Cabo Bretón, Nueva Escocia, Labrador o Maine. El cabo Bonavista es el lugar de arribada reconocido oficialmente por los gobiernos de Canadá y el Reino Unido. Sus hombres pueden haber sido los primeros europeos en poner pie en América del Norte desde los vikingos, ya que Cristóbal Colón no encontró tierras continentales en Sudamérica hasta su tercer viaje, en 1498, y las cartas que hacen referencia a un viaje de Amerigo Vespucci en 1497, en general, se cree que son falsificaciones o falsedades. Caboto fue a tierra para tomar posesión de la misma y exploró la costa durante algún tiempo, partiendo el 20 de julio de regreso. En ese viaje, sus marineros pensaron incorrectamente que iban demasiado alejados al norte, por lo que Cabot navegó un curso más al sur, llegando a Bretaña en lugar de Inglaterra, y el 6 de agosto volvió a Bristol.
De regreso en Inglaterra, Caboto fue nombrado Almirante y premiado con 10 libras y una nueva patente real para un nuevo viaje. Más tarde, se le concedió una pensión de £ 20 al año. Al año siguiente, 1498, partió de nuevo al mando de una expedición de 5 buques. Uno de ellos regresó a un puerto irlandés a causa de los daños causados en una tormenta. Tras repararse, el barco zarpó de nuevo en dirección oeste. De Cabot y su expedición nunca más hubo noticias y se supone que llegaron hasta Groenlandia por el norte y a la bahía de Chesapeake por el sur. A partir de 1499 no hay más noticias de él.
Los descubrimientos de Caboto fueron la base para las reivindicaciones inglesas sobre Norteamérica.

Ha recibido 943 puntos

Vótalo:

Bartolomé Díaz

16. Bartolomé Díaz

Bartolomé Díaz (en portugués, Bartolomeu Dias - 1450 - cerca del cabo de Buena Esperanza (hoy Sudáfrica), 29 de mayo de 1500) fue un navegante portugués conocido por ser el primer explorador europeo en doblar a principios de 1488 el extremo sur de África, llegando al océano Índico a partir del... Ver mas
Bartolomé Díaz (en portugués, Bartolomeu Dias - 1450 - cerca del cabo de Buena Esperanza (hoy Sudáfrica), 29 de mayo de 1500) fue un navegante portugués conocido por ser el primer explorador europeo en doblar a principios de 1488 el extremo sur de África, llegando al océano Índico a partir del Atlántico, uno de los eventos más importantes en la historia de la navegación a vela.
Bartolomé Díaz fue el primer navegante que navegó alejado de la costa en el Atlántico Sur. Su viaje, continuado por Vasco de Gama una década más tarde (1497-99), contribuyó al descubrimiento de la ruta marítima a la India.
En 1486, el rey João II le confió el mando de una pequeña flota para que recorriera África por el sur, con el fin público de conocer noticias sobre el mítico reino cristiano del Preste Juan, con el que el rey deseaba entablar relaciones amistosas y había enviado ese mismo año, por tierra y en una misión secreta, a Pêro da Covilhã y João Afonso da Aveiro. El propósito no declarado de la expedición era investigar el verdadero alcance de las costas del sur de África, para evaluar la posibilidad de una ruta marítima a la India.
A Díaz le tomó diez meses preparar la expedición y partió de Lisboa a finales de julio o comienzos de agosto de 1487, con dos carabelas armadas de 50 toneladas y una naveta de provisiones. En este viaje lo acompañarían Pêro de Alenquer, como piloto de la nave capitana, São Cristóvão, que relató el primer viaje de Vasco da Gama; João Infante, al mando de la carabela S. Pantaleão, que era pilotada por Álvaro Martins; y Pêro Dias, hermano de Bartolomé, comandando el barco de provisiones, con João de Santiago como piloto. En la expedición también participaba João Grego e iban acompañados por dos hombres y cuatro mujeres de raza negra, capturados por Diogo Cão en la costa occidental africana, que servirían de intérpretes para explicar a los nativos el objetivo de la expedición. Bien alimentados y vestidos, serían liberados en la costa oriental para que testimoniaran a las poblaciones locales de esas áreas la bondad y grandeza de los portugueses, al tiempo que recopilaban información sobre el reino del Preste Juan.
La expedición zarpó hacia el sur por la costa occidental de África, navegando primero hacia la desembocadura del río Congo, descubierta en 1486 por Diogo Cão y Martin Behaim. Se aprovisionaron en la fortaleza portuguesa de San Jorge de la Mina, en la Costa de Oro (actualmente Elmina, ver mapa). Desde ahí recorrieron la costa africana de Angola y luego Díaz llegó el 8 de diciembre al golfo da Santa Maria da Conceição (Walbisbaai, Walvis Bay, en la actual Namibia), el punto más al sur cartografiado por la expedición de Diogo Cao. A finales de diciembre de 1487 alcanzaron un lugar cercano a la desembocadura del río Orange y erigieron un padrao de piedra y llamaron al lugar Angra dos Voltas. Continuando al sur, descubrió primero Angra dos Ilhéus y hacia Port Nolloth, al noroeste de la actual Sudáfrica, se alejaron de la costa y fueron arrastrados por un violento temporal durante el mes de enero de 1488, pasando de largo por el sur el cabo que actualmente se denomina cabo de Buena Esperanza, sin llegar a verlo. Trece días más tarde, aprovechando los vientos provenientes de la Antártida que soplan con fuerza en el Atlántico Sur, navegaron hacia el noreste, redescubriendo la costa, que ya tenía orientación este-oeste y norte (ya al este del cabo de Buena Esperanza) y siguieron al este, cartografíando varias bahías de la costa de la actual Sudáfrica (útiles en el futuro como puertos naturales). Llegaron a Aguada de São Brás (bahía de San Blas) (hoy Mosselbaai, bahía Mossel) el 3 de febrero de 1488, que bautizaron como bahia dos Vaqueiros (bahía de los Vaqueros). Siguieron la costa hacia el este y llegaron a la bahía de Algoa (700 km al este del cabo de Buena Esperanza) y después alcanzaron el río Groot-Visrivier (o río Fish) que llamaron río Infante, en honor a João Infante, comandante de la segunda carabela. La expedición de Díaz llegó a su punto más lejano en el océano Índico el 12 de marzo 1488, cuando anclaron en Kwaaihoek, cerca de la desembocadura del río Bushman, donde fue construida un padrão —el Padrão de São Gregorio—. Díaz quería seguir navegando hacia la India, pero se vio obligado a regresar cuando su tripulación se negó a ir más allá, debido a la escasez de provisiones y a que las naves estaban bastante deterioradas por la tormenta. La tripulación revuelta obligó al capitán a regresar a Portugal siguiendo la línea de costa hacia el oeste. En el regreso, siempre a la vista de la costa, descubrieron el cabo Agulhas, el punto más meridional del continente, y el cabo das Tormentas (cabo de las Tormentas'), ahora cabo de Buena Esperanza, por ser el lugar donde ocurrió la tormenta y que habían contorneado por alta mar en el viaje de ida. En este viaje de regreso colocó padrões de piedra en los principales puntos descubiertos: la actual isla Falsa (False Island), la punta del cabo de las Tormentas, entonces descubierto, y en cabo da Volta, ahora punta Díaz.
En diciembre de 1488, después de hacer varias escalas en la costa occidental africana, entre otras nuevamente en San Jorge de la Mina, llegaron a Lisboa tras 16 meses y 17 días de viaje. El rey João rebautizó el cabo como cabo da Boa Esperança (cabo de Buena Esperanza), por ser el lugar donde se abría una ruta hacia el este para llegar a la India para comprar tanto especias como otros artículos de lujo. En ese momento, para llegar a la India, era preciso cruzar el mar Mediterráneo a través de Génova y Venecia, que eran grandes centros comerciales gracias a Renacimiento, sólo que ahora estaban dominados por los turcos. Tras cruzar el Atlántico, denominado El mar Tenebroso, ya que creía que en él había monstruos que devoraban las embarcaciones y lograr dar la vuelta a África, se abría un posible camino hacia la India. Ese descubrimiento del paso por África fue significativo porque, por primera vez, los europeos podrían comerciar directamente con la India y otras partes de Asia, sin pasar por la ruta terrestre a través del Oriente Medio, con sus costosos intermediarios. El informe oficial de la expedición se ha perdido.
Díaz había explorado en ese viaje alrededor de 2.030 km de costas africanas desconocidas en la época, pero el éxito de su descubrimiento del camino hacia la India no fue recompensado.

Ha recibido 942 puntos

Vótalo:

Pedro Álvares Cabral

17. Pedro Álvares Cabral

Pedro Álvares Cabral (o Pedro Álvarez Cabral, como se le conoce tradicionalmente en español) (Belmonte, 1467 o 1468 — Santarém, 1520 o 1526) fue un fidalgo y navegante portugués conocido por haber estado al mando de la segunda flota portuguesa a la India, en cuyo viaje hizo el descubrimiento de... Ver mas
Pedro Álvares Cabral (o Pedro Álvarez Cabral, como se le conoce tradicionalmente en español) (Belmonte, 1467 o 1468 — Santarém, 1520 o 1526) fue un fidalgo y navegante portugués conocido por haber estado al mando de la segunda flota portuguesa a la India, en cuyo viaje hizo el descubrimiento de Brasil el 22 de abril de 1500.
El 22 de abril de 1500, un miércoles en la semana después del domingo de Pascua de Resurrección, después de cuarenta y tres días de viaje tras haberse apartado de la costa africana, Cabral avistó el monte Pascoal, en el litoral sur del actual estado de Bahía. Al día siguiente tuvo lugar un primer contacto con los indígenas. El 24 de abril, navegó a lo largo del litoral hacia el norte en busca de abrigo, fundando en la actual bahía de Santa Cruz Cabrália, en las cercanías de la actual ciudad de Porto Seguro, donde permaneció hasta el 2 de mayo.
Convencidos de que la tierra recién descubierta era una isla, Cabral le dio el nombre de isla de Vera Cruz (ilha de Vera Cruz) y tomó posesión de ella mediante la construcción de una cruz y la celebración de un servicio religioso, la primera misa en Brasil, oficiada el 26 de abril de 1500, Domingo de Pascua, por un franciscano, el padre José de Anchieta , después obispo de Ceuta. (La cruz de hierro utilizada en ese servicio se encuentra en la catedral del Tesoro en Braga y fue llevada de vuelta a Brasil para la inauguración de Brasilia en 1960). Cabral tomó la posesión de la tierra descubierta, en nombre de la Corona portuguesa y envió de regreso a Portugal una de las embarcaciones menores, la nave encargada de los suministros al mando de Gaspar de Lemos, con la noticia, incluyendo la Carta de Pero Vaz de Caminha.

Ha recibido 941 puntos

Vótalo:

Leif Eriksson

18. Leif Eriksson

Leif Eriksson (en nórdico antiguo Leifr Eiríksson), apodado El afortunado (Leifr hinn heppni) (c. 970 – c. 1020), fue un explorador vikingo, considerado como uno de los primeros europeos que llegó a América del Norte. Su patronímico, Ericson, se puede escribir también como Ericsson, Eiríksson o... Ver mas
Leif Eriksson (en nórdico antiguo Leifr Eiríksson), apodado El afortunado (Leifr hinn heppni) (c. 970 – c. 1020), fue un explorador vikingo, considerado como uno de los primeros europeos que llegó a América del Norte. Su patronímico, Ericson, se puede escribir también como Ericsson, Eiríksson o Erikson.
Nacido en Islandia, Leif fue el segundo de los hijos del explorador noruego Erik el Rojo, quien hacia el año 985 fundó el primer asentamiento vikingo en Groenlandia, poco después de haber sido exiliado de Islandia. Alrededor del año 1000, guiado por los relatos del comerciante Bjarni Herjólfsson, se dirigió hacia el oeste y pasó un invierno en una tierra a la que denominó Vinland y que describió como abundante en salmones y pastizales. Su campamento constituiría el primer asentamiento europeo en América, quinientos años antes que Cristóbal Colón se cree que fue uno de los primeros que descubrió el continente americano sin saber lo que había descubierto. Su hermano Thorvald Eriksson fue el primer europeo en tener contacto con amerindios, y también su primera víctima. El campamento, Leifsbúðir, estaba ubicado en el extremo norte de la isla de Terranova, en el lugar conocido actualmente como L'Anse aux Meadows y duró sólo unas décadas antes de ser abandonado, debido a la agresividad, el pillaje y sobre todo al continuo hostigamiento que sufrían los colonizadores por parte de los indígenas (posiblemente algonquinos).

Ha recibido 941 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí