Versión impresa

Los cristeros: asesinos mexicanos al servicio de la iglesia

Los cristeros: asesinos mexicanos al servicio de la iglesia

  • Lista creada por dariel.
  • Publicada el 13.11.2011 a las 20:42h.
  • Clasificada en la categoría Cultura.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

La lista no tiene tags.

Avatar de dariel

Último acceso 25.12.2011

Perfil de dariel

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de dariel

Acciones de la lista

¿Por qué deciden personas devotas rebelarse en defensa de su fe? ¿Qué puede pasar cuando se recurre a la violencia por cuestiones religiosas? Algo que nos ayudará a contestar estas preguntas será repasar el conflicto mexicano conocido como la guerra de los cristeros, o cristiada.
La Enciclopedia Hispánica explica que cristeros es el “nombre que se dio a los católicos mexicanos sublevados contra el presidente Plutarco Elías Calles en 1926, por sus medidas contra la iglesia, que comprendían cierres de centros y templos”. Fue el gobierno de la nación el que los llamó así por su grito de guerra, “¡Viva Cristo Rey!”. Ahora bien, este conflicto tenía raíces más profundas.

Lista dedicada a mi amigo mortalpowerless, porque por un comentario suyo me acorde de este sucio capitulo de la historia mexicana.

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

María Rodríguez Murillo

1. María Rodríguez Murillo

Fue la madrugada del 26 de octubre de 1935. Le advirtieron que se fuera, no lo hizo. La violaron, la golpearon, la amarraron con una soga de los pies y la arrastraron a galope de caballo por el camino terregoso que lleva a la salida de Huiscolco. le cortaron los senos y los colgaron en... Ver mas
Fue la madrugada del 26 de octubre de 1935.
Le advirtieron que se fuera, no lo hizo. La violaron, la golpearon, la amarraron con una soga de los pies y la arrastraron a galope de caballo por el camino terregoso que lleva a la salida de Huiscolco. le cortaron los senos y los colgaron en arbustos localizados en la orilla de camino. Uno a la derecha, otro a la izquierda. Como ejemplo, para que los demás maestros rurales desistieran de impartir educación socialista..."
Así asesinaron los cristeros a la maestra María Rodríguez Murillo, una profesora muy dedicada, que trabajaba en el poblado de Huiscolco, municipio de Tabasco, Zacatecas. A la mañana siguiente del sangriento asesinato, el cura del lugar dijo misa y absolvió a los asesinos.
La señorita Murillo fue acusada de ser comunista y de que apoyaba el reparto de tierras a los campesinos, mientras que la gran mayoría del clero condenaba el agrarismo como despojo y amenazaba a los campesinos que recibieran tierras con los castigos eternos del infierno".
En junio del año 2001, el periodista Salvador Frausto retomó el tema de la maestra María Rodríguez Murillo, haciendo interesantes pesquisas en el poblado donde ocurrieron los hechos arriba mencionados.
En dicho lugar hay una escuela rural federal que lleva el nombre de la maestra asesinada. En la fecha en que él hizo la investigación, el director de esa escuela pensaba proponer ante el cabildo que la maestra fuera nombrada "mujer ilustre" de la región, donde la gente se refiere a ella como "la maestra mártir". Desde 1983 se lleva a cabo año con año un homenaje en el lugar de su sacrificio, que es la escuela que lleva su nombre y donde hay además un busto suyo que se implantó en 1985.
Entrevistados por Frausto, algunos de los exalumnos de María Murillo, quien tenía 45 años cuando fue asesinada, "recuerdan los gemidos que emitía la maestra agonizante, abandonada por la turba de cristeros, tras ser acribillada, a la salida del poblado...."
De acuerdo con esos testimonios, ella vivía en un rancho llamado San Antonio, donde daba clases, pero "se peleó con el cacique, don Antonio, porque él no quería que sus trabajadores aprendieran a leer y escribir: Don Antonio fue el que le calentó la cabeza al cura que dizque la maestra era protestante, le decía...Total que María Murillo se vino para acá y aquí era muy querida, pero se peleó con el cura porque le pidió que mandara a la escuela a los niños que iban al catecismo".
De acuerdo con Rubén Lara, cronista del municipio de Tabasco, donde se ubica Huiscolco,"...la maestra Murillo se limitaba a impartir clases de español, matemáticas, algo de ciencias sociales y un poco de ciencias naturales. En cuanto a la cuestión sexual, solamente les hablaba a sus alumnos sobre el funcionamiento de los aparatos reproductores. "Les aclaraba que los bebés no venían de la cigüeña ni los dejaba alguien en una canasta a la puerta de las cssas, no más"
Según el profesor Aureliano Montoya, director de la escuela María R. Murillo, esa maestra fue un ejemplo de vocación magisterial, quien dedicó su vida a la enseñanza, y enfatiza: "...Era señorita a los 45 años" Ese dato se asienta en el acta de defunción de la maestra, documento donde se menciona también que murió sin recibir atención médica.
De acuerdo con Montoya, los cristeros "...le advirtieron varias veces que si no dejaba de enseñar la iban a matar y siguió, por vocación, dando sus clases. Todavía la noche en que la sacrificaron le dijeron que desistiera y la llevaron a la orilla del pueblo y ahí la dejaron, para que se fuera de Huiscolco. Y que se regresa a su casa..."
"Los cristeros le pidieron a la maestra los libros con los que enseñaba, para ver sino eran inmorales o procomunistas, fueron a la escuela y los revisaron durante largo rato, ¿pero qué podían revisar?, la mayoría no sabían leer, eran analfabetas, pero aún así dictaminaron que la maestra era comunista, lo que le mereció el castigo.... Después fueron por ella y la martirizaron, se la llevaron arrastrando hasta la orilla del pueblo, donde la dejaron...Algunos vecinos, al oírla gemir, se despertaron y trataron de salvarle la vida, la llevaron en un "tepeiste" (como una camilla) a la cabecera municipal (Tabasco) pero ahí murió antes de ser atendida por algún médico"
Tanto el cronista de Tabasco como el director de la mencionada escuela rechazan, al igual que pobladores de ese lugar, que la maestra fuera protestante. Por el contrario, afirman que era católica practicante: "María daba clases en un cuartito chiquito que está por aquí cerca (de la escuela que lleva su nombre), y en el cuartito de a lado se quedaba a dormir. En una pared de adobe de su habitación tenía, y aún se conserva, un Cristo fijado en barro".
Las atrocidades que los cristeros cometieron con María Rodríguez Murillo, no fueron un caso aislado, sino un patrón de conducta de esos asesinos cobijados en el fanatismo católico.

Ha recibido 491 puntos

Vótalo:

Los mártires de Teziutlán

2. Los mártires de Teziutlán

El 15 de noviembre de 1935, la ciudad de Teziutlán, Puebla, se horrorizó porque "en una acción incalificable fueron asesinados en sus escuelas, en presencia de sus alumnos, tres profesores rurales: Carlos Sayago Hernández, en La Legua; Carlos Pastrana Jiménez, en Ixtipan y Librado Labastida... Ver mas
El 15 de noviembre de 1935, la ciudad de Teziutlán, Puebla, se horrorizó porque "en una acción incalificable fueron asesinados en sus escuelas, en presencia de sus alumnos, tres profesores rurales: Carlos Sayago Hernández, en La Legua; Carlos Pastrana Jiménez, en Ixtipan y Librado Labastida Navarrete, en San Juan Xiutetelco".
Ramón Tapia Mendoza fue compañero de la infancia de Carlos Sayago y vivió los episodios de la segunda cristiada en Teziutlán. Con el paso del tiempo, varias décadas después, ocuparía dos veces la presidencia municipal de Teziutlán.
Entrevistado el 11 de septiembre de 2003 en Teziutlán por el autor de este artículo, Tapia Mendoza recordaba a Carlos Sayago como "un muchacho muy noble, educado y estudioso", que no pasaría de los 30 años al momento de ser asesinado.
Hacia el año de 1923, Tapia Mendoza y Sayago eran condiscípulos en la Escuela Real, que sólo era primaria, "pues las escuelas preparatorias eran para los ricos".
Al terminar sus estudios primarios en dicha escuela, Sayago empezó a laborar como profesor y "era un maestro dedicado a sus labores, que no tenía preferencias políticas".
De acuerdo con el expresidente municipal, todo indica que los cristeros se pusieron de acuerdo para asesinar prácticamente al mismo tiempo a los tres profesores y para secuestrar a la profesora Nieves González, quien eran aún más joven que Sayago, pues tendría unos 20 años, y a quien se la llevaron secuestrada.
"Sayago estaba dando clase a las 10 de la mañana en la escuela de Altoluca, igual que Nieves, cuando llegaron los cristeros y lo apuñalaron, lo mismo que a Pastrana, casi a la misma hora y a Librado Labastida. Al grito de ¡Viva Cristo Rey! Les metieron los puñales".
A Nieves González por ser mujer la respetaron pero circuló en el pueblo la versión de que los rebeldes habían "abusado" de ella.
En uno de sus partes de guerra, los cristeros se jactaron en los siguientes términos de haber asesinado a esos profesores rurales:
" ...Debemos hacer resaltar el hecho de que (los grupos cristeros que operaban en esa zona) han castigado severa y definitivamente a varios pervertidores de la niñez, que al amparo de la tiranía venían desarrollando una labor incalificable. Los nombres de esos llamados "profesores" son los siguientes:
Librado Labastida, de la escuela de Santiago, Municipio de Xiutetelco;
Carlos Sayago, de la escuela La Legua, y
Carlos Pastrana, que prestaba sus servicios en la escuela rural de Ixtipa. Todos han sido muertos y estampados aquí sus nombres, para ignominia de los mismos. Basta para dar una idea de la perversa labor desarrollada por esos individuos, de su empeño por llevar a la práctica el plan de educación socialista señalado por la tiranía.
Basta, decimos, el siguiente hecho: el profesor Pastrana llevó a los niños y niñas de la escuela a bañar juntos, aprovechando la oportunidad para darles una clase de eugenesia o como comúnmente se denomina "educación sexual"".
Desde otro punto de vista, si se han conservado los nombres de los profesores asesinados, es para ignominia del fanatismo religioso y para que puedan ser reconocidos como auténticos mártires de la libertad de conciencia y de los derechos sexuales, uno de los cuales es precisamente el derecho a la educación sexual.
El 16 de noviembre de 1935, los tres profesores asesinados fueron sepultados en el Panteón Municipal de Teziutlán, en lugares cedidos por el Ayuntamiento, en fosas de primera clase.
En diciembre de ese mismo año, la revista El Maestro Rural, órgano del magisterio, publicó un enérgica protesta por "los atentados perpetrado en las personas de algunos maestros rurales y de nuevo la elevamos por la muerte de Carlos Sayago, Carlos Pastrana y Librado Labastida, asesinados en Puebla, y por la mutilación que ha sufrido la maestra Micaela Enriqueta Palacios".
Ya el 23 de noviembre de 1935, Excélsior había publicado la noticia de que "la gavilla cristera de Clemente Mendoza asesinó a los profesores Carlos Sayago, Librado Labastida y Carlos Pastrana, y secuestró a otro". En realidad, como se ha visto, se trataba de la maestra Nieves González, que posteriormente fue rescatada por las fuerzas federales.
Se publicó también que: "se han recibido informes de que la señorita profesora rural Hermelinda Rendón fue asesinada en el poblado de Cuautemingo, municipio de Jalacingo, por una partida de bandoleros que se cree sea la misma que asesinó hace tres días a tres profesores en territorio del Estado de Puebla, ya que la mencionada población de Cuautemingo colinda con la entidad antes citada" Abunda la nota de prensa: "Se dice que los malhechores procedieron con saña inaudita al cometer su crimen, pues acabaron con la víctima a tiros y machetazos, inmolándola por haberse ocupado en impartir la educación socialista"
En Teziutlán, año con año, se lleva a cabo una ceremonia en honor de los maestros mártires, a la que asisten cientos de alumnos de la región y en la que hasta antes de su fallecimiento participaba como orador el profesor Atalo Santillana, quien fue también contemporáneo de esos hechos.
En el centro del poblado, hay tres placas conmemorativas, una de ellas, de febrero de 1969, dice:
"Homenaje del Magisterio a los maestros mártires del 15 de noviembre de 1935. Carlos Sayago, Carlos Pastrana, Librado Labastida".
Hay también una placa en honor de Atalo Santillana Aldano: "En recuerdo de tus vivencias (que) fueron testimonio de una realidad injusta para el magisterio, Teziutlán, 15 de Noviembre de 1995".
Finalmente, otra placa muestra las fotografías de los tres jóvenes "maestros mártires de la educación", está fechada el 15 de noviembre de 2002 y la rúbrica el secretario de la sección 23 del SNTE en Puebla, profesor Jesús Huerta Carrera, y los secretarios regionales, César Ruiz González, Rosario Santamaría y Antonio Herrera Fernández.

Ha recibido 362 puntos

Vótalo:

Vicente Escudero

3. Vicente Escudero

El profesor Vicente Escudero, de apenas 16 años, fue uno de los alumnos de la Prevocacional Número7 , "Rafael Dondé", que por su alto desempeño escolar se destacaron y fueron propuestos para ocupar las plazas de maestros rurales, en 1934. Era huérfano, y en su formación escolar había aprendido... Ver mas
El profesor Vicente Escudero, de apenas 16 años, fue uno de los alumnos de la Prevocacional Número7 , "Rafael Dondé", que por su alto desempeño escolar se destacaron y fueron propuestos para ocupar las plazas de maestros rurales, en 1934.
Era huérfano, y en su formación escolar había aprendido a desarrollar actividades sociales con un sentido de solidaridad. Ese mismo año se trasladó al poblado de Santa Mónica de viudas, en Valparaíso, Zacatecas, para desarrollar su labor.
Pronto fue víctima del odio de los cristeros, que lo acusaban de dar "malas enseñanzas", de ser comunista y ateo.
Vivía el maestro en casa del señor Rosa Cárdenas, a donde llegaron unos 70 cristeros el día 5 de abril de 1934, cuando el joven profesor se estaba vistiendo para ir a dar sus clases. Tomaron preso a Escudero, lo llevaron a rastras fuera del camino , le desollaron las plantas de los pies, le cortaron con un cuchillo en las rodillas, y así, se lo llevaron fuera del pueblo, donde lo colgaron de un árbol, luego de apedrearlo.
Ensangrentado y con lagrimas en los ojos, Vicente ya sabía que lo golpearían, lo torturarían y quizás lo matarían, pues los fanáticos lo consideraban un "anticristo" que ofendía a la Iglesia.
Ya muerto, los fanáticos revisaron las bolsas de su ropa y le encontraron un rosario y un librito para escuchar misa, además de un crucifijo que traía colgado del pecho.
Tres décadas después, los viejos cristeros, los mismos que habían asesinado al profesor, seguían hostilizando a los maestros que luchaban contra la ignorancia en esa comunidad. Sin embargo, el nombre del maestro asesinado ha perdurado, pues la población de santa Mónica de viudas, ahora se llama Vicente escudero, así como la Escuela Secundaria Tecnología Agropecuaria, la escuela primaria de san Martín y la Asociación de Colonos del Fraccionamiento "Sierra Dorada".
Otro de los alumnos destacados de la Prevocacional Rafael Dondé que murió asesinado por los cristeros fue Silvestre González Ledesma, de 18 años, aficionado a las letras, y quien fue victimado también en 1934.

Ha recibido 285 puntos

Vótalo:

David Moreno

4. David Moreno

El 7 de febrero de 1935 fueron asesinados Saúl Maldonado y Guillermo Suro, cerca del rancho de Tlaltenango, en Zacatecas. Fueron vejados con ensañamiento, insultados, obligados a rezar y luego colgados de un árbol. "Antes de morir, el maestro Suro fue desorejado y descolgado ante sus promesas... Ver mas
El 7 de febrero de 1935 fueron asesinados Saúl Maldonado y Guillermo Suro, cerca del rancho de Tlaltenango, en Zacatecas. Fueron vejados con ensañamiento, insultados, obligados a rezar y luego colgados de un árbol.
"Antes de morir, el maestro Suro fue desorejado y descolgado ante sus promesas de no impartir más la enseñanza socialista".
El 22 de mayo de 1935, los cristeros asesinaron al joven maestro rural David Moreno, comisionado en la Escuela "Artículo 123", establecida en la Hacienda de Santa Inés, en Aguascalientes.
Una docena de rebeldes se había presentado antes de la medianoche en el lugar, atacando la casa donde se hospedaba el profesor, quien se defendió con una pistola hasta que finalmente fue capturado.
Al día siguiente se le encontró colgado de un árbol, "víctima del salvajismo de unos cristeros porque no quieren la educación socialista; lo sujetaron, lo desorejaron, le proporcionaron innúmeros pistoletazos y lo ahorcaron en un árbol cercano a su casa, la que después quemaron poseídos de inaudita y cristiana furia".
Un estudioso del conflicto en Aguascalientes afirma que el asesinato "reflejaba la intolerancia de los cristeros y una cierta complicidad por parte del hacendado y de algunos grupos de la comunidad". De hecho, David Moreno había sustituido a la hermana del hacendado en la escuela rural. Años atrás se había hecho cargo de la educación de los niños de la comunidad " y se decía que era muy católica.

Ha recibido 269 puntos

Vótalo:

Micaela y Enriqueta Palacios

5. Micaela y Enriqueta Palacios

En el local de la Sección 47 del SNTE, se exhibe el mural "En honor a los mártires de la educación", del profesor David Carmona, que fue colocado el 7 de diciembre de 2007, junto con una placa conmemorativa con los nombres de varios maestros y maestras asesinados o mutilados por los cristeros... Ver mas
En el local de la Sección 47 del SNTE, se exhibe el mural "En honor a los mártires de la educación", del profesor David Carmona, que fue colocado el 7 de diciembre de 2007, junto con una placa conmemorativa con los nombres de varios maestros y maestras asesinados o mutilados por los cristeros.
Entre las personas a las que se hace alusión en la placa conmemorativa, se cuentan las maestras Micaela y Enriqueta Palacios, agredidas el 19 de noviembre de 1935 en Jalisco.
Sobre ellas publicó la prensa de la época que "las profesoras Micaela y Enriqueta Palacios, sufrieron graves atropellos de un grupo de sublevados que asaltó la escuela oficial de la ranchería de Camajapita" (en los Altos de Jalisco).
"Relataron las víctimas que antenoche cerca de las 23 horas, se presentó un grupo de alzados tratando de derribar la puerta de su casa habitación, en tanto que otros se subieron a las azoteas, amenazándoles de muerte"; los citados individuos "violentamente sujetaron al padre de las muchachas, atándolo con una soga al cuello, en tanto que las profesoras sufrían toda suerte de atropellos y vejaciones. Seguidamente los hombres de la partida les dijeron que iban a proceder a un gran escarmiento por impartir educación socialista, y sin escuchar los gritos y lamentos de las infelices mujeres ni las imprecaciones del padre, procedieron a cortar con un enorme cuchillo una oreja a cada una de las profesoras y al padre originándoles una fuerte hemorragia. Los asaltantes agregaron que si permanecían en la ranchería ellas estaban dispuestos a regresar para matarlas. Antes de partir quemaron gran cantidad de libros de texto y los títulos oficiales de las profesoras y destrozaron los muebles y las puertas".
Continúa la nota periodística: "Los vecinos, temerosos de correr la misma suerte, se abstuvieron de impartir auxilio a las profesoras, por lo que los alzados pudieron huir tranquilamente a los cerros cercanos y de paso llegaron a la Congregación de Camajapa, capturando a Francisco Nuño, miembro de la defensa social y connotado agrarista a quien acribillaron a balazos.

Ha recibido 264 puntos

Vótalo:

Maestros asesinados durante la guerra cristera

6. Maestros asesinados durante la guerra cristera

Durante la llamada "Guerra cristera", de 1926 a 1929, en la que el clero se opuso a la educación laica y en general a la separación entre la Iglesia y el Estado, muchos maestros murieron en manos de los católicos, que en la década siguiente renovaron sus ataques. El 15 de mayo de 1935, el... Ver mas
Durante la llamada "Guerra cristera", de 1926 a 1929, en la que el clero se opuso a la educación laica y en general a la separación entre la Iglesia y el Estado, muchos maestros murieron en manos de los católicos, que en la década siguiente renovaron sus ataques.
El 15 de mayo de 1935, el entonces presidente Lázaro Cárdenas presidió una ceremonia en honor de los educadores asesinados o desorejados por los cristeros, y dispuso que cada año, en esa fiesta cívica, se leyeran los nombres de al menos diez de esos mártires de la educación.
En esa ocasión, el mandatario dijo: "Ha habido manifestaciones aisladas de fanatismo e ignorancia", que produjeron "el sacrificio de las vidas de maestros caídos en el cumplimiento de su noble ministerio" , quienes merecían "público tributo de reconocimiento y admiración".
En esa época, los intentos de implantar la enseñanza socialista y los rudimentos de la educación sexual en las escuelas primarias, habían motivado las reacciones violentas de grupos de fanáticos que destruían las escuelas y los libros de texto, asesinaban, mutilaban y ultrajaban a las maestras y maestros rurales.
Con el tiempo se ha ido perdiendo la memoria de los maestros sacrificados, mientras que los herederos ideológicos de los cristeros han llegado al poder y con los recursos del erario publico promueven el culto a los fanáticos desde hace varias décadas.
El odio que profesa la derecha en el gobierno hacia la educación pública propicia también que en las esferas oficiales no se dé importancia a la labor que cotidianamente llevan a cabo los maestros, quienes fueron uno de los sectores que más apoyo brindaron a la obra de la Revolución Mexicana.
Por ello, vale la pena recordar los nombres de algunos de esos maestros sacrificados por el fanatismo religioso.

Ha recibido 220 puntos

Vótalo:

¿Qué se logró?

7. ¿Qué se logró?

¿Obtuvieron los cristeros algún beneficio perdurable al sublevarse en defensa de su fe? María Valadez, sobreviviente de la revuelta, dice ahora: “Fue solo una matanza en vano, una tontería”. Pedro Rosales Vargas, a quien citamos al inicio, señala que la gente iba “matando al prójimo, hasta a los... Ver mas
¿Obtuvieron los cristeros algún beneficio perdurable al sublevarse en defensa de su fe? María Valadez, sobreviviente de la revuelta, dice ahora: “Fue solo una matanza en vano, una tontería”. Pedro Rosales Vargas, a quien citamos al inicio, señala que la gente iba “matando al prójimo, hasta a los de su misma religión”, y añade: “Allí quedé huérfano, porque mataron a mi padre”.
A pesar de las tristes lecciones de la guerra de los cristeros, el fervor religioso ha seguido alimentando las llamas de otros conflictos, como los de Irlanda del Norte y la antigua Yugoslavia. Tales tragedias solo pueden evitarse viviendo la religión pura de Cristo, quien manda a sus seguidores mantenerse apartados de la política, pues “no son parte del mundo” (Juan 17:16; 18:36). Al apóstol Pedro, que trató de evitar por la fuerza el arresto de su maestro, Jesús le dijo: “Vuelve tu espada a su lugar, porque todos los que toman la espada perecerán por la espada” (Mateo 26:52).

Las palabras escritas en esos libros de la Biblia son las que deberian de haberles inculcado a sus subditos los sacerdotes que los instaron a tomar las armas, e igual lo deberian de hacer todos los que se dicen cristianos, o que de alguna u otra manera dicen seguir el ejemplo de Cristo.

Ha recibido 197 puntos

Vótalo:

El consejo de los sacerdotes a sus subditos

8. El consejo de los sacerdotes a sus subditos

“Los sacerdotes decían a grito abierto en el púlpito: ‘¡Hijos de la santa madre Iglesia, vámonos a las armas, porque el gobierno quiere apoderarse de las iglesias!’.” (Pedro Rosales Vargas, testigo ocular). ¿Como puede ser posible que hayan sido los propios sacerdotes los que les hayan dado... Ver mas
“Los sacerdotes decían a grito abierto en el púlpito: ‘¡Hijos de la santa madre Iglesia, vámonos a las armas, porque el gobierno quiere apoderarse de las iglesias!’.” (Pedro Rosales Vargas, testigo ocular).

¿Como puede ser posible que hayan sido los propios sacerdotes los que les hayan dado ese terrible consejo a sus subditos, cuando se supone que son ellos los que deberian de poner el ejemplo que nos dio el señor Jesucristo, quien incluso dijo que debemos de amar a nuestros enemigos?

Ha recibido 180 puntos

Vótalo:

Las raíces del conflicto

9. Las raíces del conflicto

Las leyes de Reforma, dictadas en la década de 1850 y finalmente aprobadas en 1917, perseguían, entre otros objetivos, “nacionalizar los bienes inmuebles propiedad de la Iglesia” (Historia de México). La intención era poner freno a la acumulación de tierras y riquezas por parte de la Iglesia... Ver mas
Las leyes de Reforma, dictadas en la década de 1850 y finalmente aprobadas en 1917, perseguían, entre otros objetivos, “nacionalizar los bienes inmuebles propiedad de la Iglesia” (Historia de México). La intención era poner freno a la acumulación de tierras y riquezas por parte de la Iglesia Católica. En cuanto se aprobaron las leyes, el clero se manifestó con enérgicas protestas, a las que la administración federal respondió arrestando a varios sacerdotes.
Una de las aspiraciones de la Revolución mexicana (1910-1920) era proporcionarles tierras a los pobres. Por consiguiente, las nuevas leyes dispusieron el embargo de latifundios para repartirlos entre los más necesitados, medida que se conoció como la reforma agraria. La jerarquía eclesiástica, en general, deseaba tener parte en este asunto; a fin de cuentas, la nueva legislación afectaba a religiosos influyentes que poseían grandes propiedades. Además, aunque la Iglesia afirmaba que no se oponía a la repartición de la tierra, el proyecto que proponía difería del oficial.
Sin embargo, había ciudadanos convencidos de que la Iglesia solo quería proteger los intereses de los grandes hacendados, entre quienes se contaban clérigos acaudalados. Por otra parte, también había sacerdotes “agraristas” que apoyaban la repartición de la tierra entre los pobres. Este conflicto en el seno de la Iglesia solo sirvió para que el gobierno y la jerarquía católica se distanciaran aún más.
A principios de 1925, el recién electo presidente de la República Mexicana, Plutarco Elías Calles, comenzó a aplicar con rigor las disposiciones de la nueva Constitución referentes a la Iglesia. Por ejemplo, expulsó del país a muchos sacerdotes extranjeros. Además, mandó arrestar al arzobispo de México por haber declarado que combatiría los artículos anticlericales de la Constitución. También embargó varios inmuebles eclesiásticos. Muchos pensaron que la intención de tales medidas era impedir que buena parte del patrimonio nacional terminara en Roma.
En julio de 1926 se suspendieron los oficios religiosos en los templos por orden de los propios obispos mexicanos, decisión que el gobierno interpretó como una treta política para poner a las masas en su contra. Cualquiera que haya sido la razón, aquella medida encendió la mecha que hizo estallar la guerra cristera.

Ha recibido 175 puntos

Vótalo:

El famoso saludo de los cristeros

10. El famoso saludo de los cristeros

Se dice que cuando los cristeros se encontraban a alguien le gritaban: ¿Quien vive? Y a los que no contestaban: "Viva Cristo rey", los asesinaban inmisericordemente.

Vaya forma de seguir el ejemplo del señor Jesucristo. Que hipocritas.

Ha recibido 158 puntos

Vótalo:

Carlos Toledano

11. Carlos Toledano

De acuerdo con Indalecio Sáyago, político mexicano que en esa época era profesor rural: "…Los terratenientes, los "guardias blancas", los acaparadores de los productos del campo, los curas, organizaron la más feroz campaña en contra de los trabajadores de la educación: maestras violadas y... Ver mas
De acuerdo con Indalecio Sáyago, político mexicano que en esa época era profesor rural: "…Los terratenientes, los "guardias blancas", los acaparadores de los productos del campo, los curas, organizaron la más feroz campaña en contra de los trabajadores de la educación: maestras violadas y mutiladas de los senos, profesores desorejados y asesinados. En esos días, un grupo de "guardias blancas", en pleno día, rodeó la escuela donde estaba laborando el maestro Carlos Toledano. Lo ataron con alambre de púas de pies y manos. Con los muebles de la escuela, cuadernos y libros, hicieron una hoguera y lo quemaron vivo frente a sus alumnos".
Esos hechos ocurrieron el 21 de abril de 1936. Al día siguiente, el periódico Excélsior publicó la siguiente nota: "Fue quemado vivo un maestro rural y otro más fue vilmente mutilado. Setenta individuos armados, mejor dicho, setenta salvajes dignos de cafrería, cometieron horrendos crímenes en Tlapacoyan...Tlapacoyan, Ver, 21 de abril (de 1936). "… setenta hombres armados incendiaron hoy las escuelas de las congregaciones agrarias de Eitepéquez, Buenavista y Pochotita, quemando vivo al profesor Carlos Toledano y cortando las orejas al profesor Pablo Jiménez..."
Además de asesinar brutalmente a Toledano, los rebeldes "...quemaron y arrasaron los edificios destinados a escuelas, dizque por ser centros de herejías".

Ha recibido 143 puntos

Vótalo:

12. La pelicula sobre los cristeros

La pelicula sobre los cristeros

Con la participación estelar de Eva Longoria, Andy García y Eduardo Verástegui, se presentó el resto del talento quienes intervienen en la película “Cristiada”, basada en un hecho histórico, “la Guerra Cristera”, que se extendió de 1926 a 1929 cuando el gobierno mexicano intentó limitar la... Ver mas
Con la participación estelar de Eva Longoria, Andy García y Eduardo Verástegui, se presentó el resto del talento quienes intervienen en la película “Cristiada”, basada en un hecho histórico, “la Guerra Cristera”, que se extendió de 1926 a 1929 cuando el gobierno mexicano intentó limitar la participación de la Iglesia católica en la vida cívica y política del país, lo que derivó en una cruenta lucha, especialmente en estados del interior.
Además de la actriz de “Desperate Housewives”, Eva Longoria, el reconocido actor cubano, Andy García protagonista de cintas como: “El Padrino III”, y Verástegui, estuvo presente el resto del elenco de talla internacional: la colombiana Catalina Sandino, Karyme Lozano, Raúl Méndez, los niños Adrián Alonso y Mauricio Kuri, Santiago Cabrera, Óscar Isaac, y los actores mexicanos Ignacio Guadalupe y Raúl Méndez.
Esta producción cuenta con locaciones en distintos estados de la República Mexicana, tales como Durango, Zacatecas, Puebla, Tlaxcala y el Distrito Federal. “Es una película que narra la convicción de un hombre por luchar y defender, en tiempos adversos, principios, valores, ideologías y virtudes del ser humano” aseveró su director Dean Wright, en compañía del productor Pablo José Barroso.
Además de platicar sobre su participación en la cinta, Longoria comentó sobre su activismo en contra de la ley antimigrante de Arizona.
Por su parte Andy García quien da vida a Enrique Gorostieta Velarde, un regiomontano que durante la guerra cristera, se puso al frente del contingente de los rebeldes católicos en Jalisco, explica porque aceptó participar en “Cristiada” y agradeció la oportunidad para hacer un papel como este, “Yo soy producto de esa lucha que sigue existiendo en mi propio país, en Cuba. Es parte del entramado personal de mi personaje... y es lo que cristaliza esta película: La lucha del ser humano por la libertad absoluta''.
El niño Mauricio Kuri, durante la conferencia, lloró por la emoción de dar a conocer que desde pequeño soñó en ser actor y que "Cristiada" ha sido la película de su vida por estar trabajando al lado de actores de la talla de Andy García.
La producción que ya termina su filmación, será la película más cara en la industria del cine mexicano con un costo aproximado de 110 millones de pesos.

Ha recibido 136 puntos

Vótalo:

Cesa la guerra

13. Cesa la guerra

El establecimiento de un acuerdo formal entre la Iglesia y el gobierno en junio de 1929 detuvo las hostilidades, y para agosto había terminado la guerra. Pero los combatientes cristeros, que no fueron tomados en cuenta en las negociaciones, encontraron difícil de entender que la Iglesia se... Ver mas
El establecimiento de un acuerdo formal entre la Iglesia y el gobierno en junio de 1929 detuvo las hostilidades, y para agosto había terminado la guerra. Pero los combatientes cristeros, que no fueron tomados en cuenta en las negociaciones, encontraron difícil de entender que la Iglesia se sometiera a lo que muchos consideraban el enemigo de la potestad divina. A pesar de su decepción, acataron las órdenes del clero; se rindieron y regresaron a sus casas. El gobierno prometió mayor tolerancia y dejar que se volviera a celebrar la misa. Con todo, permanecieron iguales las leyes que restringían las manifestaciones religiosas.
Se ha dicho que la guerra de los cristeros no es otra cosa que el intento de ciertos elementos católicos de recuperar el poder que la Iglesia tenía antes de aplicarse las leyes de Reforma. A pesar de la guerra, dicha legislación siguió vigente hasta 1992, año en que se aprobó la ley sobre asociaciones religiosas. En la actualidad sigue existiendo mucha desconfianza hacia las religiones. Todavía está prohibido que los sacerdotes y otros ministros del culto participen en política y, aunque las organizaciones religiosas ya tienen permiso para poseer inmuebles, los adquiridos antes de 1992 siguen siendo propiedad del gobierno. Por otro lado, la ley vigente no ha evitado que muchos sacerdotes mexicanos se inmiscuyan en cuestiones políticas.

Ha recibido 130 puntos

Vótalo:

Cómo responden los cristianos ante la opresión

14. Cómo responden los cristianos ante la opresión

¿Significa lo anterior que los cristianos verdaderos no hacen nada cuando ven amenazada su libertad de religión? No. En el siglo primero se defendieron en varias ocasiones de la persecución valiéndose de los recursos legales de que disponían, por ejemplo, recurriendo a los tribunales. Y aunque a... Ver mas
¿Significa lo anterior que los cristianos verdaderos no hacen nada cuando ven amenazada su libertad de religión? No. En el siglo primero se defendieron en varias ocasiones de la persecución valiéndose de los recursos legales de que disponían, por ejemplo, recurriendo a los tribunales. Y aunque a veces terminaron en la cárcel, no renunciaron a su fe ni dejaron de ser neutrales (Hechos 5:27-42).
Pero en ningún caso tomaron las armas para establecer sus derechos religiosos. Y si el cristiano verdadero no mata a nadie de otra religión, mucho menos a sus hermanos en la fe. Al contrario, sigue la enseñanza de su maestro, Jesucristo:
“En esto todos conocerán que ustedes son mis discípulos, si tienen amor entre sí” (Juan 13:35).

Que diferente la actitud que tomaron los cristeros con lo que dice el libro de Juan 13:35, como se puede ver en la imagen. Y asi decian que eran seguidores de Cristo. ¿Se imagina alguien a Jesucristo matando a los que no aceptaran o compartieran sus creencias y enseñanzas, tal y como lo hicieron los cristeros?Si, como no.

Ha recibido 125 puntos

Vótalo:

Estalla la guerra

15. Estalla la guerra

A instancias de los sacerdotes, miles de católicos pelearon para defender su fe, llevando como estandarte una imagen de la Virgen de Guadalupe. Contrario a lo que esperaban algunos cristeros, la jerarquía no salió en defensa de la Iglesia; obispos y curas, en su mayoría, no intervinieron en el... Ver mas
A instancias de los sacerdotes, miles de católicos pelearon para defender su fe, llevando como estandarte una imagen de la Virgen de Guadalupe. Contrario a lo que esperaban algunos cristeros, la jerarquía no salió en defensa de la Iglesia; obispos y curas, en su mayoría, no intervinieron en el conflicto por temor a las represalias gubernamentales. Más bien, casi todos buscaron cobijo en las casas de familias acaudaladas y se mantuvieron al margen mientras la gente común se enzarzaba en un encarnizado levantamiento religioso.
Con todo, hubo sacerdotes que apoyaron activamente a uno u otro bando: 100 curas en contra de los cristeros y 40 a favor (La Cristiada, volumen 1: La guerra de los cristeros). De hecho, cinco sacerdotes llegaron a tomar las armas.
Las consecuencias de la guerra fueron trágicas. Muchas regiones quedaron sumidas en la miseria. No faltan también los relatos de cristeros que obligaban a los jóvenes a participar en la lucha, ni de las constantes ocasiones en que miembros de ambos bandos pasaban por los hogares exigiendo comida y cometiendo violaciones y asesinatos.
Tanto los ejércitos federales como los cristeros comparten la culpa por atrocidades tales como la matanza de muchos inocentes. El final se resume en frías estadísticas: 70.000 muertos, como mínimo, en los tres años del conflicto.

Ha recibido 119 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil