Versión impresa

LOS 5 BUDAS DEL MANDALA

LOS 5 BUDAS DEL MANDALA

  • Lista creada por un antiguo usuario
  • Publicada el 11.11.2011 a las 21:52h.
  • Clasificada en la categoría Cultura.
  • La lista NO admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

Avatar de antiguo usuario

Perfil de antiguo usuario

  • Los datos del usuario no están disponibles.

Acciones de la lista

Los mándalas son diagramas o representaciones esquemáticas y simbólicas del macrocosmos y el microcosmos, utilizados en el budismo y el hinduismo. Estructuralmente, el espacio sagrado (el centro del universo y soporte de concentración), es generalmente representado como un círculo inscrito dentro de una forma cuadrangular. En la práctica, los iantra hindúes son lineales, mientras que los mándalas budistas son bastante figurativos. A partir de los ejes cardinales se suelen sectorizar las partes o regiones internas del círculo-mándala.

Por otra parte, la mayoría de las culturas posee configuraciones mandálicas o mandaloides, frecuentemente con intención espiritual: la mandorla (almendra) del arte cristiano medieval, ciertos laberintos en el pavimento de las iglesias góticas, los rosetones de vitral en las mismas iglesias; los diagramas de los indios pueblo, etcétera.

Es muy probable que esta universalidad de las figuras mandálicas se deba al hecho de que las formas concéntricas sugieren una idea de perfección (de equidistancia con respecto a un centro) y de que el perímetro del círculo evoque el eterno retorno de los ciclos de la naturaleza (tal como en la tradición helenística lo proponía, por ejemplo, el uróboros).

A su vez, en los rituales mágicos es frecuente la separación de un espacio sacro respecto de uno profano; para esto, en la tradición del ocultismo occidental, se ha recurrido y recurre a los círculos mágicos; el espacio sacro —o al menos el del ritual— es el inscripto en tales círculos que, de este modo, cumplen funciones análogas a los mándalas orientales.

Esta universalidad de los mándalas hizo que el psiquiatra Carl Gustav Jung los privilegiara como expresiones probables de lo inconsciente colectivo. Para Jung, el centro del mándala figura al sí-mismo (Selbst), que el sujeto intenta lograr perfeccionar en el proceso de individuación.




DEDICADA A COLCHONERA

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

Vairóchana: el iluminador

1. Vairóchana: el iluminador

El Buda blanco, símbolo de la realidad tal como es Un mandala no es, como parece, un diagrama plano bidimensional. Es más bien como una mansión de varios pisos, donde la luz de una habitación se refleja en todas las demás. El mandala tiene diversos niveles de significado y sólo podremos... Ver mas
El Buda blanco, símbolo de la realidad tal como es Un mandala no es, como parece, un diagrama plano bidimensional. Es más bien como una mansión de varios pisos, donde la luz de una habitación se refleja en todas las demás. El mandala tiene diversos niveles de significado y sólo podremos entenderlo por completo cuando hayamos llegado a su centro. En el centro del mandala de los cinco Budas encontramos a cuatro leones que sostienen un trono de loto sobre sus lomos. Por encima luce el fulgor de una luz blanca. Hay un loto blanco, una estera de luna blanca y un Buda blanco, sonriente y sereno, ataviado con ricos mantos blancos. El contraste lo da su cabello negro y una rueda dorada, dharmachakra, que sostiene en sus manos. Éste es Vairóchana, “el iluminador”. En el sistema de práctica nyingma es él quien se sienta en el corazón del mandala, el símbolo y personificación de la realidad absoluta.

Ha recibido 196 puntos

Vótalo:

Akshobya: el imperturbable

2. Akshobya: el imperturbable

El Buda Azul. Akshobhya está sentado en un trono de loto azul, apoyado sobre cuatro elefantes. Su cuerpo brilla con una luz azul intensa del color del cielo tropical nocturno. Su cabello es oscuro y se sienta en la postura de loto completo. Sonríe e irradia luz. Tiene la mano izquierda relajada... Ver mas
El Buda Azul. Akshobhya está sentado en un trono de loto azul, apoyado sobre cuatro elefantes. Su cuerpo brilla con una luz azul intensa del color del cielo tropical nocturno. Su cabello es oscuro y se sienta en la postura de loto completo. Sonríe e irradia luz. Tiene la mano izquierda relajada sobre el regazo. En su palma hay un vajra dorado en posición vertical. Su mano derecha va hacia la tierra. Las puntas de sus dedos tocan el tapete de luna blanca sobre el cual está sentado. Este gesto nos habla de la llegada al hogar. Está tocando el suelo sobre el cual se asienta la existencia. Es la respuesta a todas las preguntas. Su figura transmite una confianza inalterable. Tiene tan fuertes raíces que nada podría agitar su tranquilidad. Al entender el significado de su mudra, los habitantes de su reino alcanzan la sabiduría y entran a una etapa del sendero hacia la iluminación del cual ya no retrocederán. En su corazón hay una sílaba formada por una luz azul claro, hung, símbolo de la integración de lo individual y lo universal. Este sonido llega a todos los rincones de su reino: om... vajra... Akshobhya... hung. Todo es un reflejo perfecto en el espejo de tu mente.

Ha recibido 181 puntos

Vótalo:

Amogasiddhi: éxito sin obstáculos

3. Amogasiddhi: éxito sin obstáculos

La fuerza total de dos relámpagos diamantinos. El Buda del cuadrante norte es Amogasiddhi. Su nombre significa “éxito sin obstáculos”. Con frecuencia, se le representa moviéndose con rapidez a través del espacio. Sus atributos y emblemas hablan de fuerza y energía, mas su actividad es sutil y... Ver mas
La fuerza total de dos relámpagos diamantinos. El Buda del cuadrante norte es Amogasiddhi. Su nombre significa “éxito sin obstáculos”. Con frecuencia, se le representa moviéndose con rapidez a través del espacio. Sus atributos y emblemas hablan de fuerza y energía, mas su actividad es sutil y oculta. Aparece en la vasta expansión del cielo azul de la media noche. En la mano izquierda tiene un doble vajra; dos rayos diamantinos cruzados. El vajra simboliza un poder impresionante. Puede atravesar cualquier cosa y permanecer sereno. Nada en el mundo puede resistir su impacto. El doble vajra tiene todas estas cualidades reforzadas. Es un símbolo de completa integración psíquica, del despliegue de todo el potencial, de perfecta armonía y equilibrio, lo cual sólo se puede encontrar después de adentrarse en lo más profundo de la existencia. Es el perfecto plano de construcción.

Ha recibido 168 puntos

Vótalo:

Amitaba: Luz infinita

4. Amitaba: Luz infinita

La luz del amor infinito. El nombre de Amitaba significa “luz infinita”. Está sentado en postura de loto completo y tiene sus manos en el mudra de la meditación. Su luz es la del sol del atardecer, que irradia amor y compasión. Al meditar en él se calman las olas de nuestros pensamientos... Ver mas
La luz del amor infinito. El nombre de Amitaba significa “luz infinita”. Está sentado en postura de loto completo y tiene sus manos en el mudra de la meditación. Su luz es la del sol del atardecer, que irradia amor y compasión. Al meditar en él se calman las olas de nuestros pensamientos. Amitaba es completamente accesible. Reina en el cuadrante del oeste y, como el sol del ocaso, puede simbolizar también la luz de la conciencia que se retira del mundo de los sentidos para adentrarse en los estados superiores de la concentración meditativa. La fuerza espiritual de Amitaba es pura calidez y dulzura. Tiene el color del rubí, el tono de la fascinación, el color de la sangre, el rubor de la emoción delicada, la sombra difusa de la emotividad exaltada.

Ha recibido 167 puntos

Vótalo:

Ratnasambhava: el que nació de una joya

5. Ratnasambhava: el que nació de una joya

El Buda de la abundancia. El Buda amarillo se sienta sobre un gran trono de loto ambarino, sostenido por cuatro caballos. En su mano izquierda tiene una joya. Su mano derecha muestra el mudra de la generosidad (mudra varada). No hay límites para su esplendidez. Si estás en su mundo sentirás una... Ver mas
El Buda de la abundancia. El Buda amarillo se sienta sobre un gran trono de loto ambarino, sostenido por cuatro caballos. En su mano izquierda tiene una joya. Su mano derecha muestra el mudra de la generosidad (mudra varada). No hay límites para su esplendidez. Si estás en su mundo sentirás una abundancia de energía y creatividad; una felicidad que se desborda. Sentirás amor y sabiduría que crecen, como plantas que florecen en una tierra fértil. El mediodía es la hora que se relaciona con Ratnasambhava. Su dorado resplandor dulcifica todo y su sabiduría resalta las características comunes de la experiencia. Ve los infinitos aspectos de la vida, todos igualmente vacíos de sustancia inherente. A Ratnasambhava se le asocia con la transformación del orgullo en la sabiduría de la igualdad y con el reino humano dentro de la rueda de la vida. Ratnasambhava ve la “humanidad común” que hay en todos los seres y se ocupa de todos por igual.

Ha recibido 166 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

Esta lista no admite nuevos comentarios

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil