Versión impresa

LEYENDAS URBANAS DE TERROR 6

LEYENDAS URBANAS DE TERROR 6

  • Lista creada por yoYtu.
  • Publicada el 18.01.2010 a las 12:15h.
  • Clasificada en la categoría Otros.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

Avatar de yoYtu

Último acceso 21.11.2016

Perfil de yoYtu

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de yoYtu

Acciones de la lista

LA 6 ENTREGA DE MIS LISTAS SOBRE LEYENDAS URBANAS YA ESTA AQUI DALE A LEER MAS SI QUIERES LEER LA HISTORIA ¿TE ATREVES A LEERLAS TODAS?

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

CORAZON DE CERDO

1. CORAZON DE CERDO

Hace algún tiempo sucedió aquí en España, en un lugar de cuyo nombre prefiero no acordarme, un hecho espeluznante, que traspasa el miedo más irracional y te hiela hasta los huesos. La historia es la siguiente: en un pueblecito de nuestro país, vivía un matrimonio muy feliz, no podía imaginar su... Ver mas
Hace algún tiempo sucedió aquí en España, en un lugar de cuyo nombre prefiero no acordarme, un hecho espeluznante, que traspasa el miedo más irracional y te hiela hasta los huesos.
La historia es la siguiente: en un pueblecito de nuestro país, vivía un matrimonio muy feliz, no podía imaginar su existencia el uno sin el otro, fruto de ese matrimonio tuvieron una niña, que fue creciendo con un amor enfermizo hacia su padre; cuantos más años cumplía, más se obsesionaba, y más crecía en su interior un odio aún más enfermizo hacia su madre. No pasaba un día sin que deseara la muerte de ésta, no quería compartir a su padre con nadie, lo quería sólo para ella. Nos casaremos algún día, papi, solía decir ella ante la risa de su padre, ó también si viene la muerte y se lleva a mamá, viviremos juntos y felices para siempre, esto en cambio, enojaba a su padre, que le decía que no repitiera ni en broma.
Pero llegó un día en que la tragedia se cebó con el pobre hombre, su mujer, su amor, su vida, murió en un trágico accidente. Lo que para el hombre era el golpe más duro de su vida, para la niña fue el principio perfecto de "su nueva vida" con su querido padre.
En el doloroso funeral, éste caía roto por el dolor, mientras la niña tenía que reprimir una sonrisa diabólica, que a duras penas contenía, era el día soñado, parecía haber hecho un pacto con el señor de las tinieblas, no podía caber más maldad en una niña tan pequeña,¿ó sí?.
Pasaron unos días, el padre estaba consumido por el dolor, pasaba las horas muertas en la cama, era la niña la que le animaba todo el rato, él se asombraba de la entereza de la hija ante ésta situación (sin saber que era plenamente feliz sin su madre), que le animaba sin cesar. Lo ocurrido le sobrepasaba, el padre se sentía muy incómodo, porque sabía que tenía que dar la cara y ser más fuerte, aunque fuera sólo por su hija.
Una tarde que la niña se fue a jugar al parque con sus amigas, su padre le dijo que comprara para la cena un corazón de cerdo en la carnicería, ella asintió. Pasó las horas jugando, y cuando se quiso dar cuenta le habían cerrado la carnicería. Ella, sabiendo que su padre estaba muy sensible en ése momento, y no queriendo defraudarlo, se le ocurrió una macabra idea. La bruja de mi madre no va a usar más su sucio corazón, dijo para sus adentros. Ya oscureciendo se encaminó al cementerio, y una vez allí se dirigió a la tumba de su madre, la abrió, y sin pensárselo dos veces le arrancó el corazón, y riéndose dijo: corazón de cerdo. Una vez en casa le dio a su padre el corazón, y éste lo preparó, y la felicitó porque según él, nunca había probado un corazón de cerdo tan bueno.
Recién acostados, ella no concilió el sueño, porque aparte de los demás platos que cenó,"su" mitad de corazón comió con tanta ansia y rencor hacia su madre que le sentó mal. Pasaron varias horas, hasta su padre dormía, con lo que le costaba desde la tragedia…
De repente en la noche, la niña empezó a escuchar unos sonidos fuera de casa, era una voz casi inaudible, pero aterradora, y a su vez familiar, y......sí, ya estaba en casa esa voz, lo que fuera ya había entrado, a punto estuvo de desmayarse cuando reconoció a su madre,¡Hiiiijaaa,devuééélvemeee el corazóóóón que me has robaaaadoooo!,mientras escuchaba ésto quedó paralizada por el terror, y su madre ya subía las escaleras de su casa en busca de venganza,¡Hiiiijaaa,devuééélvemeee el corazóóóón que me has robaaaadoooo!,la niña vio cómo se giraba el pomo de la puerta y ésta empezaba a ceder, el espectro de la madre entró en la habitación de ésta, y el corazón de la niña estaba a punto de reventar, quería gritar, pero no podía,¡Hiiiijaaa,devuééélvemeee el corazóóóón que me has robaaaadoooo!,cuando el dedo acusador iba a tocar a la aterrorizada cría, a la pequeña se le paró el corazón, no pudo aguantar más el miedo, y murió de puro pavor.
Desde entonces el espíritu de ésta mujer vaga en soledad, porque al ser arrancado su corazón, jamás podrá volver a amar y a encontrarse con su querido esposo, y tendrá que penar por éste valle de lágrimas.
Dicen que algunas noches en éste lugar de cuyo nombre prefiero no acordarme, se ha visto vagar a "la mujer sin corazón", unos dicen que en busca de niñas para saciar su sed de venganza, haciéndoles que se les pare el corazón de terror, ése mismo corazón que a ella le robaron; otros dicen que simplemente lloraba por el amor perdido para toda la eternidad.

Ha recibido 351 puntos

Vótalo:

ERIKA,ERIKA ESTAS AHI?

2. ERIKA,ERIKA ESTAS AHI?

Cuenta la leyenda, que allá por el año 1813, había una mujer llamada Erika que era costurera. Era una mujer de unos 30 años que vivía sola en la ciudad. Una noche mientras cosía, llamaron a la puerta. Ella abrió, pero no había nadie, solo pudo ver que debajo de su puerta le habian dejado... Ver mas
Cuenta la leyenda, que allá por el año 1813, había una mujer llamada
Erika que era costurera.
Era una mujer de unos 30 años que vivía sola en la ciudad.
Una noche mientras cosía, llamaron a la puerta.

Ella abrió, pero no había nadie, solo pudo ver que debajo de su puerta le
habian dejado una especie de caja.
Era una caja metálica y un poco oxidada,dentro contenía una preciosa tijera.
Ella la cojió y fue hacia su cesta de la costura para guardar aquella tijera. De pronto tropezó, cayó al suelo y sintió un gran dolor en el pecho, la tijera se le habia clavado...
La pobre Erika se estaba desangrando, y no hacía nada más que pedir ayuda,
pero nadie la pudo socorrer...

Al día siguiente, sus vecinas asustadas porque Erika no respondía a la puerta, llamaron a la policía.
Finalmente pudieron abrir, y allí se encontraron con la sangrienta escena de lo que había sucedido aquella terrible noche.
Pero lo peor fue, cuando todos sintieron un ruido en la ventana, se acercaron a mirar, pero solo era el viento, de repente se dieron la vuelta, y
Erika ya no estaba.....

En la actualidad, se dice que si por la noche te pones frente a una ventana, con una tijera poniendo los dedos indice sobre la punta y dices: Erika, Erika, estas ahí? , ella te responde... o tambien puede ser que la tijera se cierre...

Ha recibido 324 puntos

Vótalo:

ENTERRADA VIVA

3. ENTERRADA VIVA

Mi madre jura que esto que os voy a contar es cierto: Mi tatarabuela, venía arrastrando durante algún tiempo una horrible enfermedad que finalmente, y a pesar de su fortaleza, le logró arrebatar la vida después de un intenso coma de varios días. Mi tatarabuelo, se sintió vacío, ni sus creencias... Ver mas
Mi madre jura que esto que os voy a contar es cierto:
Mi tatarabuela, venía arrastrando durante algún tiempo una horrible enfermedad que finalmente, y a pesar de su fortaleza, le logró arrebatar la vida después de un intenso coma de varios días. Mi tatarabuelo, se sintió vacío, ni sus creencias lograron mantenerle firme en sus convicciones. Después de 50 años de matrimonio, su verdadero amor le había sido arrebatado. Aquella mujer que miró una vez pareciendo que se conocieran desde siempre se había ido para siempre. Con sólo mirarse a los ojos era suficiente para saber que pasaba por la cabeza del otro.
Después de que el médico pronunciara la palabra muerta, mi tatarabuelo insistía una y otra vez que no lo era. Tuvieron que apartarlo del cuerpo de su esposa para iniciar los preparativos de su entierro.
Aquellos días fueron especialmente duros para la familia, especialmente para mi tatarabuelo, tuvieron que retrasar los preparativos hasta tener un lugar donde dar descanso al cuerpo en el cementerio, y mientras, para interrumpir la descomposición del cadáver tuvieron que drenar los fluidos corporales y así mantener el cuerpo materialmente fresco.
Durante este desagradable proceso mi tatarabuelo protestó tan ferozmente que tuvieron que sedarlo y acostarlo en cama. Ese mismo día enterraron a su esposa.

Aquella noche se despertó de una horrible pesadilla, la escalofriante visión en la que aparecía su mujer, histérica, tratando de salir del ataúd lo levantó de la cama. Llamó inmediatamente al médico y le pidió que el cuerpo de su esposa fuera exhumado inmediatamente. El médico se negó.
Esta pesadilla perseguía noche tras noche a mi tatarabuelo, durante una semana sufría la misma visión.
Por fin, y después de muchos ruegos, el médico cedió y juntamente con las autoridades locales exhumaron el cuerpo. Al abrir el ataúd, el horror se apoderó de todos los allí presentes. Los dedos de las manos de mi tatarabuela ya no tenían uñas, se las había arrancado intentando salir de la caja, en el interior de la tapa podían verse las marcas de los arañazos.
Entonces creyeron a mi tatarabuelo. Tenía razón…

Ha recibido 299 puntos

Vótalo:

DIARIO DE MI MUERTE

4. DIARIO DE MI MUERTE

Día 13 de abril de 1895 Hoy ha llovido toda la tarde y mamá no me ha dejado salir a jugar, pero igual he salido. Y ahora me he enfermado. Me duele mucho la pancita y la cabeza. Papá trajo a una mujer para que sea mi enfermera. Es una mujer joven. Mamá no quiere que se quede aquí conmigo ni... Ver mas
Día 13 de abril de 1895

Hoy ha llovido toda la tarde y mamá no me ha dejado salir a jugar, pero igual he salido. Y ahora me he enfermado. Me duele mucho la pancita y la cabeza. Papá trajo a una mujer para que sea mi enfermera. Es una mujer joven. Mamá no quiere que se quede aquí conmigo ni que me cuide. Dice que es una bruja. Así que le ha pedido al criado que traiga la cama de ella aquí junto a la mía.

Día 17 de abril de 1895

Mama parece que también ha enfermado. Ahora ella debe cuidarnos a las dos. Mama está mal. Tiene fiebre y habla cosas que no entiendo que significan. Me asusta que esté así...

Noche del 17 de abril de 1895

Fui a buscar un vaso de agua para mama y sin querer espié por el dormitorio de ella. Estaba con papá. Y el la besaba y hacían cosas... me fui corriendo pero creo que ella igual me vio...

Día 20 de abril de 1895

Ella le trajo a mamá una cosa rara para que comiera. Mamá no quería y ella la obligaba. Le abría la boca y le ponía eso y le hacía tragar todo. Después le daba leche...pobre mama... cada vez está peor, y yo no mejoro nada, aunque ya no me duele la cabeza. No le conté nada de lo que vi la otra vez, o se pondría peor. Ella creyó que yo estaba dormida y no me hizo ni me dio nada. Papa viene y nos saluda de vez en cuando. Mama esta casi todo el día inconsciente y de noche cuando esta cuerda me dice que no coma lo que ella me da...

Día 1 de mayo de 1895

Mamita se ha ido al cielo. Eso me dijo papa. Pero yo se que Mari no se quería ir. Ella le ha obligado. Es mala. No quiso que fuera con ellos al cementerio porque dice que soy muy revoltoso y que desobedezco. (Quisiera que mama estuviera aquí así me explicaría que es revoltoso). Papa ya no me quiere. Hace mucho que no viene y me habla como antes... ahora la quiere a ella...

Día 6 de mayo de 1895

Tengo miedo. Ella me ha querido mandar lejos. No quiere que este con papa. Quiere que vaya a un internado y papa no quiere. Ella ha mirado como si quisiera que desapareciera... le tengo miedo. Ayer me ha quitado a tito y no me lo ha devuelto. Le he rogado pero me ha dicho que soy un niño grande ya para tener osos. ¡No me importa! mama nunca me ha quitado a tito. Se lo he dicho y me ha dado un bofetón. Es mala...

Día 24 de mayo de 1895

Me siento mal... creo que le ha puesto cosas raras a mi comida cuando estaba dormido. Esta noche me voy a hacer el dormido y la voy a espiar...

Noche del 24 de mayo de 1895

Ha dicho que no me quiere, y que le estorbo. Que quiere que me vaya al cielo con mi mama así ella puede quedarse con mi papa... es mala... Mari.... ¿me estará viendo? desde el cielo deben verse muchas cosas... mamita... si me ves avísame que me esta haciendo... aunque... no, no me digas nada... papa ya no me quiere mas y yo quiero estar contigo.

Día 31 de mayo de 1895

Papa ha venido a verme y se ha asustado. Ha dicho que parezco un fantasma... pero yo se que es por culpa de ella. Ella no quiere que escriba más y ha buscado este diario por todas partes. Pero solo yo se donde está. Igual he tenido que cambiar su escondite. Ahora está bajo el pedazo de loza que esta suelto bajo mi cama... espero que no lo pueda encontrar.

Día 12 de junio de 1895

Me voy a encontrar con mamita. Estoy contento, triste porque tengo que dejar a papá y enojado porque ella es mala... ella mató a mama y me esta matando a mí... ahora estará feliz... lo que ella no sabe es que a mama la espero un ángel y a mi también me espera uno... a ella le queda poco tiempo... y su ángel es uno negro... y se la va a llevar a otro lugar... ¿como lo sé? Él me lo ha dicho. Lo he visto en sueños. Él me dijo que hoy he de estar con mi mama y que ella va a estar en otro lugar. Uno oscuro y tenebroso... ahí viene mi ángel... adiós papito... te quiero a pesar de todo... adiós papito mío...

Ha recibido 293 puntos

Vótalo:

CONDENADA

5. CONDENADA

Melinda vivia en un pequeño pueblo al norte de Inglaterra, era la unica hija del matrimonio mas adinerado del lugar. Melinda era conocida por su simpatia y su alegria, pero sobre todo por su belleza, tenia El cabello negro como la noche y unos ojos verde mar que gozaban de un brillo especial... Ver mas
Melinda vivia en un pequeño pueblo al norte de Inglaterra, era la unica hija del matrimonio mas adinerado del lugar.
Melinda era conocida por su simpatia y su alegria, pero sobre todo por su belleza, tenia El cabello negro como la noche y unos ojos verde mar que gozaban de un brillo especial, su cuerpo era escultural y su sonrisa envidiada por todos,con tan solo 14 años ya era el centro de atencion de los jovenes del pueblo.
Pero su alegria se vio invadida por la tristeza cuando su madre murió de una extraña enfermedad,Melinda ya no era la misma...
Una noche,esperando el regreso de su padre para cenar se sorprendió al ver que su padre traia la compañia de una mujer. Ya cenando, el padre le dijo que iba a casarse con Shopie, que estaba enamorado y que tenia que rehacer su vida, Melinda no se opuso, pero Shopie no era para nada de su agrado, habia algo en ella que no le gustaba.
Ya casados, Shopie se instaló en su casa.
El padre de Melinda nunca estaba en casa, pues por su trabajo tenia que viajar mucho, pasaba demasiado tiempo fuera del pais.
Un dia Melinda conoció a un chico del pueblo, Ryan, se hicieron muy amigos, pero pronto se enamoraron.
Una mañana Melinda se levantó de la cama con náuseas y algo mareada, pronto supo lo que le pasaba, estaba embarazada. Cuando Ryan se enteró, se puso furioso y le dijo que no queria saber nada de ella ni del bebé.
Melinda ocultó su tripa durante 6 largos meses, pero Shopie se dió cuenta de lo que ocurria y comenzó a gritarla e insultarla, le decia que era una alocada y que eso era un castigo por ser tan irresponsable. Shopie la obligó a no decirle nada a su padre y la encerró en su habitación, le insultaba, la maltrataba, le prohibia comer...tenia celos de ella y del bebé que venia en camino, queria a su marido solo para ella.
Pasado un mes Melinda se puso de parto, era muy pronto, solo estaba de 7 meses y tenia miedo de que le pasara algo a su bebé. Rogó y rogó a Shopie que la llevara a un hospital, pero se negaba y le decia que ella misma llevaria el parto, Melinda no podia más, despues de mucho sufrir nació un niño tan hermoso como su madre, Melinda se desmayó y Shopie se llevó al niño a un convento de monjas que habia cerca de casa. Cuando Melinda despertó y no vió nada a su alrededor, pronto se imaginó que algo malo le habia hecho su madrastra al bebé y salió corriendo de la casa.
Comenzó a correr sin rumbo dando gritos de agonia y desesperación hasta adentrarse en los alrededores del lago, estaba desesperada, creia volverse loca y sin darse cuenta cayó al lago, gritaba y gritaba pidiendo ayuda, pero todo estaba desierto, intentaba salir del agua pero el cansancio y el dolor pudo más y se ahogó.
Cuando Shopie llegó a casa y vió que Melinda habia desaparecido, una sonrisa de maldad se reflejó en su cara.
Nada se sabia de Melinda, pero a las 2 semanas su padre volvió a casa y no encontró ni rastro de Melinda, ni tampoco de Sophie.
Shopie al verse sometida a tanta presión huyó del pais y nunca se supo de ella.
El padre de Melinda mandó rastrear el pueblo y los alrededores y pasados unos dias encontraron su cadáver en la orilla del lago, pero Melinda no llegó a cruzar la luz, su alma sigue vagando por el pueblo esperando encontrar a su bebé, se dice que algunos vecinos del pueblo han visto a una chica alrededor del lago con los brazos enlazados similando cunear a un bebé, pero cuando algun bebé que habite en el pueblo comienze a llorar ella desaparece de repente y el llanto del bebé se calma de inmediato dejando la sabana de la cuna mojada por las lagrimas de Melinda.

Ha recibido 256 puntos

Vótalo:

EL PASILLO

6. EL PASILLO

Eran las 4:30 de la madrugada, me levanté porque me sentía muy mal y ese malestar no me dejaba dormir. Seguidamente me tomo un vaso de agua en la cocina cuando de repente, escuché unos pasos extraños en el pasillo, se me hacia extraño ya que ninguno de los vecinos salía a trabajar a esa hora... Ver mas
Eran las 4:30 de la madrugada, me levanté porque me sentía muy mal y ese malestar no me dejaba dormir. Seguidamente me tomo un vaso de agua en la cocina cuando de repente, escuché unos pasos extraños en el pasillo, se me hacia extraño ya que ninguno de los vecinos salía a trabajar a esa hora. Eché un vistazo por la mirilla de la puerta y no vi nada, confundida me fui a dormir.
Cuando desperté a la mañana aun me seguía sintiendo mal, yo tenia el mal cuerpo de sentirme así cuando había una presencia maligna o si algo malo iba a pasar, entonces pensé "algo va a ocurrir..." me levante de la cama y salí al pasillo del edificio para ver si había algún rastro pero no había nada, en ese momento sentí una presencia que mi hizo sentir como si me aplastaran el pecho con fuerza, me metí corriendo a la casa y caí en el suelo, mientras recuperaba el aire que me faltaba. Yo sabía que algo rondaba ese pasillo y no era amistoso por lo que pude sentir, no le comenté nada a mi madre y mucho menos a mis hermanos de lo ocurrido. El lunes salí de mi casa para ir a la escuela, cuando llegue al ascensor y presione el botón sentí como si alguien respirada detrás de mi, me di vuelta y no había nadie... mientras bajaba sentía muchos escalofríos y demasiado miedo como para contarlo.
Luego recordé que en el pasillo había un apartamento que nunca nadie lo habitó, solo hace 10 años vivía una anciana que estaba un poco mal de la cabeza, decía que hablaba con Dios y Satán pero nadie le hizo caso; ella tenia la rara costumbre de caminar en el pasillo por la tarde y la noche porque decía que el diablo la hacia recorrer su destino. Hubo un día que no la vimos en el pasillo, nos extrañó un poco pero no le dimos importancia. Pasaron 2 semanas y la anciana no se la volvió a ver mas, hasta que mi madre me mando a comprar pan para la cena pero en el instante que salí y pase por el apartamento de la anciana sentí un abominable hedor que me dabas ganas de vomitar. La puerta estaba entre abierta y me dispuse a entrar para ver la razón de ese hedor tan repugnante; cuando entre mis pupilas se dilataron, mi cuerpo se paralizo y mi mente quedo totalmente en blanco... la anciana estaba tirada en el piso en pleno estado de descomposición, rodeada de gusanos y su cuerpo estaba de un color marrón con verde oscuro. En ese preciso momento mi primera reacción fue tirar un grito tan fuerte que se escucho hasta el tercer piso. Tras dos horas llego la policía y la ambulancia, me atendieron ya que vi esa escena tan horrible a tan solo 4 años de edad. Desde ese momento tuve la habilidad de ver cosas que nadie ve, cosas que provienen del mas allá.... aunque eso no me alegra ya que muchas veces me lastiman y no las aguanto.
Desde ese día se escucha caminar a la anciana por el pasillo, sus horrible gemidos y su macabra risa que te pone los pelos de punta, ella diambula por ese pasillo, maldiciendo a todos aquellos que no le hicieron caso y dicen que si te paras enfrente de su apartamento y dices "Noelia la demente" ella se te aparece atrás tuyo y nadie sabe lo que es capaz de hacerte.... yo fui la única que pude sentir el odio de esa anciana y aun lo hago... cada noche me levanto a la 4:30 (hora que supuestamente había muerto según los forenses) y escucho sus pasos, gemidos y risa macabra hasta que amanece...

Ha recibido 210 puntos

Vótalo:

CAROLINA Y VERONICA

7. CAROLINA Y VERONICA

Carolina y Verónica se habían enamorado perdidamente de aquél chico tan atractivo que llegara tan solo una semana antes al convento. Las dos muchachas, novicias, habían convenido en su día convertirse en religiosas, motivo de una promesa tal vez no demasiado meditada, y que las había arrastrado... Ver mas
Carolina y Verónica se habían enamorado perdidamente de aquél chico tan atractivo que llegara tan solo una semana antes al convento. Las dos muchachas, novicias, habían convenido en su día convertirse en religiosas, motivo de una promesa tal vez no demasiado meditada, y que las había arrastrado de forma irremediable hacia una vida, en realidad, de ninguna de las maneras deseada. Pero, lejos de profundizar en su religión, habían terminado por sucumbir ante el agradable semblante del muchacho de una de las congregaciones llegadas para participar en la convivencia religiosa, organizada por el convento.

La amistad entre ellas surgió cuando ambas eran aún muy pequeñas. Carolina, que tenía 17 años, era tres años mayor que Verónica, que sólo contaba con 14. Los padres de las muchachas, tras su matrimonio, fueron a residir justo en la misma calle, una casa enfrente de la otra. Durante su infancia, habían sido inseparables, y su amistad realmente parecía algo especial. Rara era la vez que terminaba el día sin que hubieran consumado alguna de sus travesuras. Aunque Carolina era la mayor, y se suponía debía tener la voz cantante, no era sino Verónica quien casi siempre convencía a su amiga para hacer realidad todas las barrabasadas que se les ocurrían. A tanto llegaron, que, sin pensárselo dos veces, a Verónica se le cruzó por la cabeza, en una de aquellas alocadas mañanas infantiles, una de sus innumerables ideas perversas: Si Carolina llegaba a cumplir 17 años sin haberse enamorado de ningún chico, era porque sin duda tenía alma de monja y tenía que ingresar en un convento. Por supuesto, las mismas condiciones valían para Verónica, pero para entonces ésta aún tendría tres años más para derribar la apuesta. Así que la decisión final fue que, si al cumplir 17 años Verónica, ninguna de las dos había logrado enamorarse, ambas entrarían en el convento el mismo día, cosa que finalmente, sucedió. Sin notificar nada a sus padres, la misma noche en que Verónica alcanzó la edad, ambas llamaron a la puerta del convento, cerrándose tras de sí el mundo exterior.

Al principio fue divertido. Cada una pugnaba por demostrar a la otra que podía ser mejor monja, y las religiosas más veteranas no notaban nada extraño en ellas, salvo un par de chiquillas que deseaban reconocer en sus corazones el amor a Dios. Pero poco a poco fueron cambiando, según pasaba el tiempo, hasta volverse algo rebeldes y díscolas. La gota que colmó el vaso fue la llegada de aquel muchachito de ojos azules, llegado en una de las congregaciones, donde había sido desde muy pequeño criado por los monjes al ser abandonado por su madre, cosa harto habitual en aquellos tiempos.

Desde su llegada al convento, Carolina perdió totalmente la razón por aquél muchacho, cuyo nombre era Álvaro. Por su parte, ocurría que Verónica también se había enamorado de él, lo que podría redundar en un desagradable enfrentamiento entre ambas amigas.

Carolina asediaba continuamente a Álvaro, por todos los rincones, por los pasillos. Y a pesar de que el muchacho intentaba zafarse de todos sus arrebatos, en el fondo algo debía sentir también por ella, porque ambos terminaban besándose siempre y prometiéndose estar juntos a la menor ocasión. Carolina le había hecho saber a su amiga el amor que sentía por Álvaro, decidiendo Verónica desde aquel momento mantener en secreto sus sentimientos hacia el joven. Sin embargo, ésta última, bastante más avispada que su amiga, supo encandilar con mayor rapidez a su amado, y quiso la fatalidad que, encontrándose en la habitación de Álvaro ambos jóvenes haciendo el amor, fuesen sorprendidos por Carolina, quien después de buscar a Verónica por todas partes sin hallarla, se le había ocurrido preguntar al muchacho por ella acudiendo directamente a sus aposentos.

La reacción de Carolina no se hizo esperar, dando gritos y haciendo aspavientos, sin dejar de amenazar a su, hasta aquel momento, amiga del alma. En vano Verónica pudo explicarle a su amiga, quien había finalmente abandonado la habitación corriendo sin mirar hacia atrás, su intención de renunciar a la vida religiosa y casarse con Álvaro en cuanto fuese posible, a pesar de su corta edad. Al comprobar que resultaba imposible hacer entrar en razón a Carolina, decidió regresar a su habitación y hablar con ella a la mañana siguiente. Aunque esa mañana.... jamás llegaría para Verónica...

Así pues, mientras Verónica dormía plácidamente esa misma noche, aquella en la que fuera sorprendida por su amiga, tramaba ésta su perdición, al precio que fuese. Cogiendo unas tijeras de costura, que curiosamente estaban atadas a un lazo rojo, para que pudiesen permanecer colgadas del cuello sin posibilidad de pérdida, Carolina estaba más que dispuesta a terminar con la vida de Verónica, cosa que sin lugar a dudas, haría sin remedio. Después de entrar en su habitación y comprobar que ésta se encontraba dormida, levantando las tijeras, totalmente fuera de si, las clavó en el corazón de la muchacha mientras gritaba con furia: “Verónica”, “Verónica”, “Verónicaaaaa”.

Aún pasarían unos minutos antes de que Carolina reparara en lo que había sido capaz de hacer. Al levantar la mirada y comprobar que había matado a su amiga, dio un leve respingo, asustada, sollozando amargamente a partir de aquel instante. Una vez medianamente respuesta, resolvió que lo único que podía hacer era enterrarla en los alrededores del convento, y de forma tan atropellada lo hizo que incluso bajo tierra acabó dejándola con las tijeras clavadas en su pecho.

Un año transcurrió después de aquel suceso, y Carolina seguía en el convento, como si nada hubiera pasado. Ahora, con 18 años, había dejado su tono rebelde, para convertirse en una futura sierva de Dios. Al menos, lo intentaba, quizá queriendo olvidar algo imposible, el asesinato de su amiga por sus propias manos.

En el convento todos creían que Verónica finalmente se había marchado junto a Álvaro al terminar la convivencia religiosa, y para nada podían sospechar su trágico final. La muchacha, un día antes de su muerte, se había preocupado de notificar a la madre superiora del convento su intención de abandonar la orden y casarse con Álvaro, algo que, por descontado, no acababa de aprobar la suprema devota, con lo cual, a nadie habría sorprendido la probable fuga de la muchacha.


Y entonces, llegada la noche del aniversario del asesinato de Verónica, sonidos y voces extrañas empezaron a oírse por todos los recovecos del convento, espeluznantes y lastimeros a la vez. Difícil saber como tomarían el asunto las religiosas de la orden, si estaban acostumbradas a sucesos semejantes, dadas las leyendas en torno a los conventos y monasterios más antiguos, o bien caerían todas al suelo dispuestas a rezar sin fin, hasta la desaparición de algo tan tenebroso como aquello. Lo verdaderamente cierto fue la reacción de Carolina, quien, acurrucada en su cama, y sabiendo el día en que se
encontraba, muerta de terror se hallaba. Incapaz de abrir los ojos, pegadas sus pestañas, podía escuchar como unos leves pasos en el corredor se abrían paso hacia su habitación, hasta que, tras un estremecimiento de miedo que le recorría por toda la espina dorsal y que le hizo abrir los ojos totalmente desorbitados, vio aparecer el corrompido cuerpo de su amiga Verónica, la cual, sujetando entre sus manos las tijeras con su lazo rojo, y antes de que Carolina pudiese ni siquiera reaccionar, consumó aquella su venganza, clavando las tijeras en el corazón de su amiga y causándole la muerte de forma irremediable.

Aún los gritos de Carolina, antes de morir, se fundieron con aquellos estertores venidos del “Mas allá”, y no fue hasta el día siguiente cuando las hermanas de la orden encontraron a la joven yaciendo en la cama, con las tijeras del lazo rojo incrustadas en su corazón, y en sus manos una Biblia con las tapas de color rojo, en cuyo interior de ellas Carolina dejó relatado el asesinato de su amiga por ella cometido, a causa de sus descontrolados celos.

Aún hoy se dice que el espíritu de Verónica sigue vagando continuamente, sin sentirse del todo saciada de su venganza, en constante acecho en busca de víctimas... “Todos aquellos que se atrevan a invocarla, nombrándola tres veces durante tres veces, con unas tijeras sujetas por un lazo rojo, una Biblia abierta por el centro y en plena noche, allí donde se reflejen sus rostros o sus cuerpos, en una habitación amparada como toda luz solo por dos sencillas velas...”, puede que reciban su visita, y eso significaría, una muerte cierta...

Muchos han sido los que la han desafiado desde entonces, y no pocos los sucumbidos. Aquellos cuya alma esté corrompida, y prueben a tentarla, que Dios los ampare...

Ha recibido 200 puntos

Vótalo:

FOTOGRAFIAS

8. FOTOGRAFIAS

Recuerdo aquellos viejos tiempos en los que solía viajar a muchos de los pueblos. Pero hubo un extraño suceso en uno de ellos. Gupal, se llamaba un pequeño lugar despoblado y frío... Llegando allí sentí una sensación muy extraña, como si alguien estuviera presionando mi torso, fue algo... Ver mas
Recuerdo aquellos viejos tiempos en los que solía viajar a muchos de los pueblos. Pero hubo un extraño suceso en uno de ellos. Gupal, se llamaba un pequeño lugar despoblado y frío...
Llegando allí sentí una sensación muy extraña, como si alguien estuviera presionando mi torso, fue algo inexplicable. Alquile un pequeño cuarto, eran apenas las 6:00 p.m., pero ya estaba oscureciendo, la noche se acercaba, entonces me retiré del cuarto, y salí a tomar aire y a fumar un cigarrillo, habia muy poca gente, me rodeaban 4 o 5 casas viejas, desmoronadas por las lluvias y los fuertes vientos; pero una llamo mi atención, era mas grande que las demás, y mucho mas vieja, miré a la ventana que habia en el segundo piso, habia una niña que miraba profundamente al cielo, con sus negros cabellos lisos, y su plomiza cara pálida, me quede mirándola, pero un mendigo vino a molestarme, le di unas monedas y regrese a mi hospedaje. Me puse la ropa de dormir y me eché a descansar un rato, hasta que llamaron a mi puerta...!señor, aún no ha cenado!,aquí tenemos un buen comedor.
Me vestí nuevamente y baje a cenar. Entonces la dueña me empezó a platicar del pueblo. Y por curiosidad le pregunte quien vivía en esa casa tan antigua que vi. Nadie.
-me respondió-, en esa casa desaparecieron todos, nunca se supo mas de ellos, algunos creen que se mudaron a la ciudad, otros dicen que una bruja les hecho una maldición...tontas historias. La policía vino a inspeccionar la casa pero no se encontró ni rastro de ellos, lo raro, fue que todas sus pertenencias seguían allí. Ese lugar esta abandonado, nadie del pueblo entra allí, por miedo a que les caiga una maldición...Entonces, no necesito ningún permiso para entrar allí.
Si usted desea puede entrar, pero asegúrese de que nadie lo vea, porque lo echaran del pueblo, por sus tontas historias e ideas.

Después de la cena me dirigí hacia esa casa, pensando en quien era esa extraña niña, o que hacia allí. Llegue a la puerta, me fije en que no hubiera nadie a mi alrededor, y me decidí a entrar, todo estaba oscuro y lleno de telarañas, por suerte habia traído mi linterna, era muy tétrico y tenebroso, sobre una pequeña mesa, estaba puesto un pequeño libro, me dedique a revisarlo, habia un montón de fotografías en blanco y negro, algunas de ellas eran fotografías de una familia, otras eran de paisajes, y de una boda. El cerrar de una puerta arriba se escuchó, quise subir pero estaba aterrorizado, no sabia lo que iba a pasar luego, y entonces salí de allí, y me fui a dormir, llegando me di un baño y me acosté, me quede pensando un momento en la casa, en que podía haber ocurrido allí, y en el misterio que ocultaba; me acorde que habia traído el libro que encontré en ese lugar. Lo busqué en mi saco y me puse a ver cada una de las fotos.
En una de ellas encontré a la niña que vi en la ventana, y empezó latirme el corazón, y me pregunte como puede vivir hasta ahora, y con la misma edad...!,y entonces oí un llanto, me dieron escalofríos, y fumé un cigarrillo, para calmar mis ansias. Convencido que todo esto eran alucinaciones mías, me eché en la cama. Todo estaba muy bien hasta que tuve una pesadilla; soñé que la niña se cortaba la parte superior de los dedos, alguien que también vi en la foto la estaba mirando, riéndose maniáticamente, fue muy aterrador, me desperté con el corazón agitado y el cuerpo sudando. Ya no pude soportarlo más, así que estaba decidido a volver a mi ciudad al dia siguiente. Mientras alistaba mis cosas esa misma noche, las ventanas se abrieron, corría un fuerte viento, hasta que entró por mi ventana una carta escrita con sangre, decía !ayúdame¡.

Volví a entrar a esa casa, y vi la aparición de la niña, estaba llorando, y tenia la parte superior de los dedos cortados. Ella se fue corriendo y dejo, algunas fotos en el suelo, vi una de un pervertido que la estaba violando y ahorcando a la vez. Era el mismo tipo que vi en las otras fotos, al parecer fue su padre, me estremeció pensarlo..., también vi otras donde le hacia lo mismo a una mujer, saqué mis conclusiones, y pensé que ese tipo era el padre de la niña y esposo de la mujer, ya sabia como habían muerto...mi gran pregunta fue, a donde fue ese tipo, y quién pudo ser capaz de tomar esas fotos...?,todo en mi cabeza daba vueltas. Se lo entregué a la policía del pueblo para que ellos lo investigaran, tuve que convencerlos, porque no me creían...y el fantasma de la niña no volvio desde que la enterraron, y su alma descansó en paz...

Ha recibido 198 puntos

Vótalo:

VOCES EN EL SALON

9. VOCES EN EL SALON

Montornès, Tarragona, año 1944: Teresa, Mari Cielo y otras mujeres de la comarca, siendo entonces niñas, visitaban de vez en cuando el abandonado castillo de Montornès, en Tarragona. Salían de sus casas con el miedo en el cuerpo, pero al mismo tiempo sabrían que podrían permanecer allí, en... Ver mas
Montornès, Tarragona, año 1944:

Teresa, Mari Cielo y otras mujeres de la comarca, siendo entonces niñas, visitaban de vez en cuando el abandonado castillo de Montornès, en Tarragona. Salían de sus casas con el miedo en el cuerpo, pero al mismo tiempo sabrían que podrían permanecer allí, en aquel lugar que creían estar deshabitado. Sonaban las campanas en lo alto de la iglesia y todas las chicas ya estaban en la calle rumbo al edificio en ruinas. La luna les iluminaba el camino, pero de vez en cuando las nubes se anteponían en ella y esto les dificultaba todavía más seguir el sendero. Llegaron a la vieja estación, todavía activa, y pisaron las vías del tren para dirigirse hasta una pequeña colina, desde donde podía contemplarse perfectamente las vistas del pueblo. cerca de la colina, a pocos metros de la estación y al lado de las vías, se encontraba la caseta del vigilante, entonces encendida. Pero ellas prefirieron no entretenerse y seguir hacia el punto determinado donde permanecerían.

Andaron por caminos tortuosos, esquivaron el viejo cementerio y otra colina más elevada hasta llegar al viejo castillo de Montornès. Sobre él, ondeaba la bandera española y la efigie del águila imperial. La puerta del castillo estaba abierta, pues era de madera ya completamente desgastada por la humedad, el viento y las carcomas. Todo, absolutamente todo, estaba a oscuras. Entre ellas se miraron a los ojos y entraron rápidamente al salón principal.

Aquel invierno fue uno de los más fríos en España, pues el aire helado se colaba por las ventanas abiertas del edificio. Teresa sintió un escalofrío y Mari Cielo la animó para que entrara en el salón antes que las demás. ¿Iban a hacerle alguna trampa? Teresa llegó a pensarlo pero confinado en su prima (Mari Cielo), dio un paso y las demás la siguieron. Una vez dentro, la puerta del castillo se cerró de golpe y el viento empezó a emitir ruidos extraños y escalofriantes, parecidas a voces agonizantes o afónicas.

En un principio quedaron asustadas, pero después fueron acostumbrándose siendo aún niñas a visitar este enigmático lugar.

Montornès, Tarragona, año 2006:

60 años después, Mari Cielo, de 72 años, y Teresa, de 77, explican a los más jóvenes o simplemente recuerdan con fascinación los hechos acaecidos en aquel lugar misterioso. Yo fui uno de los que escucharon la historia. Sin duda, una leyenda más para un pueblo en pleno crecimiento.

Ha recibido 181 puntos

Vótalo:

ARNOD PAOLE

10. ARNOD PAOLE

Este es el caso de un hombre sencillo llamado Arnod Paole, un soldado Serbio que vivió a principios del siglo XVIII. Paole sostenía que mientras estuvo destinado en Gosswa, fue atacado por un vampiro. La gente de esa zona creía que la única manera de librarse de la influencia vampirica era... Ver mas
Este es el caso de un hombre sencillo llamado Arnod Paole, un soldado Serbio que vivió a principios del siglo XVIII. Paole sostenía que mientras estuvo destinado en Gosswa, fue atacado por un vampiro.

La gente de esa zona creía que la única manera de librarse de la influencia vampirica era comer algo de tierra de su tumba y rociarse de la sangre del vampiro. Paole sostenía haber practicado el rito. Aparentemente el método debió funcionar y Paole pudo regresar a su hogar en 1727; pero al poco tiempo murió al caer de un alto carro cargado de heno.

El acta de este caso nuevamente redactado por un oficial de justicia, se llama Visum et repertum (visto y descubierto) y es un clásico de la literatura especializada.

Según los vecinos de la aldea Paole había sido molestado por un vampiro mucho antes de morir y se había tratado su cuerpo, cubriendo con tierra de la tumba de su acosador. Parece que el remedio no dio resultado, porque un mes después de su muerte los vecinos comenzaron a denunciar que el muerto se les aparecía por la noches, y que ya había matado a cuatro campesinos.

"En presencia de su Hadnak (policía) los vecinos cavaron la tumba de Paole cuarenta días después de su muerte y lo encontraron completo, y con una frescura que parecía estar dormido, en la camisa, como en su cara se encontró sangre, así como en el interior de su ataúd.

" Como Paole mostraba las señales típicas del vampiro, los aldeanos le clavaron la estaca en el pecho. Ante el cual dio un audible grito y sangró profusamente, por lo que quemaron su cuerpo." Los prevenidos aldeanos excavaron las tumbas de los cuatros campesinos supuestamente asesinados por Paole, y también realizaron el mismo acto.

Pero el impresionante documento relata que la pequeña aldea no se salvó de la epidemia, ya que "el vampiro no solo ataca al humano, sino también bebe la sangre de los animales que, al ser comidos por los hombres, los enferma." El acta describe la horrible muerte de 17 personas de distintas edades.
Los aldeanos tuvieron que desenterrar a cada nueva víctima y realizar el ritual de la estaca y el fuego.

En los viejos folios históricos que sobrevivieron a tantas guerras y revoluciones, se guardan en páginas amarillentas relatos similares en Grecia, Italia, España, Francia y todos los países del este europeo.

Esas paginas cuentan la lucha de párrocos que hasta recurrieron a reliquias milagreras para detener a seres que una y otra vez, son llamados "hijos de la noche".

Ha recibido 157 puntos

Vótalo:

LOS VIEJOS DE YOUNG

11. LOS VIEJOS DE YOUNG

Él era un tipo sumiso, paciente, que se había pasado toda la vida sin esperar nada, ya fuera de su esposa o de su trabajo como peón rural. Ella, sin embargo, había sido una mujer autoritaria y enérgica, madre de cinco y abuela de unos cuantos más. A los dos se los conocía en la ciudad de Young... Ver mas
Él era un tipo sumiso, paciente, que se había pasado toda la vida sin esperar nada, ya fuera de su esposa o de su trabajo como peón rural. Ella, sin embargo, había sido una mujer autoritaria y enérgica, madre de cinco y abuela de unos cuantos más. A los dos se los conocía en la ciudad de Young (Uruguay) como el viejo y la vieja Aquino, llevando a cuestas casi ochenta años de edad.
Vivían en un rancho pobre que se encontraba a kilómetro y medio de la ciudad, situado en un camino vecinal. Allí, los escasos vecinos eran testigos de los malos tratos continuos que la mujer le daba al viejo Aquino, gritándole constantemente y tratándolo de inservible desde las épocas de su jubilación. El espectáculo, según contaban en el pueblo, era bastante penoso, por que el anciano era sometido a una humillación permanente que parecía soportar con estoicismo.
En el mes de diciembre de 1988 el calor parecía fundir la ciudad de young, convirtiendo las tardes en un concierto continuo de chicharras. El viejo Aquino decidió tomar su bicicleta e ir a cobrar su jubilación, con el objetivo de comprar a su vuelta algunas cosas para la cena de navidad.
Se prendió el pantalón con un palillo de ropa, se acomodó un sombrero viejo y sucio y antes de encarar el kilómetro y medio le preguntó a su mujer si quería algo especial para la nochebuena.
La vieja era fanática de los dulces, pero los estragos que había causado la edad en su dentadura no le permitían demasiadas concesiones, por lo que le encargó un par de turrones blandos.
A las dos horas, el viejo Aquino regresó con su surtido modesto, suficiente para una cena navideña para dos personas. La mujer lo esperó a gritos por la demora, tal cual era la costumbre, pero el anciano no soltó ni una queja.
El 24 sacaron al aire libre una mesa de madera, un par de sillas, un poco de carne, una botella de vino y los dos turrones prometidos para el postre.
Llegado el momento del dulce el grito recomenzó, más fuerte que nunca. El viejo aquino, despistado como siempre, se había equivocado en los mandados había traído dos turrones semiduros, imposible de comer para su esposa.
Los vecinos no podían creer que la mujer fuera incapaz de perdonar al anciano, sobre todo, teniendo en cuenta una fecha tan especial como la navidad. Los insultos y quejas alcanzaron tal intensidad que el viejo se levantó de la mesa y se metió para el rancho.
A la noche comenzó la fanfarria navideña. Mientras volaban las cañitas y se multiplicaba el estruendo de los fuegos artificiales, dos estampidos pasaron desapercibidos.
El viejo Aquino, cansado de una vida de sufrimiento y humillación, había puesto su vieja escopeta recortada sobre la frente de su mujer, disparando una vez a quemarropa. Luego giró el arma y apretó el gatillo por segunda y última vez, acabando con su vida.
El relato no remite a una simple crónica policial, ya que hasta el día de hoy la leyenda recorre la ciudad de young.
Cualquiera que pase un 24 de diciembre por la entrada de la casita, todavía deshabitada, podrá ver una mesa con dos ancianos comiendo, tomados de la mano y brindando a las risas por la navidad. Parecen tan enamorados como el primer día de su noviazgo, formando una escena encantadora perturbada por un simple detalle: sus cabezas están parcialmente destrozadas por los balazos de una vieja escopeta recortada.

Ha recibido 156 puntos

Vótalo:

TERROR EN LA RUTA

12. TERROR EN LA RUTA

Una de las historias populares más macabras entre las creadas en el siglo XX es la que hace referencia a un conductor que en el último momento decide no recoger a un viajante. Generalmente el narrador comienza diciendo: "¿te conté lo que le ocurrió a mi amigo? bueno, de hecho fue a su primo... Ver mas
Una de las historias populares más macabras entre las creadas en el siglo XX es la que hace referencia a un conductor que en el último momento decide no recoger a un viajante. Generalmente el narrador comienza diciendo: "¿te conté lo que le ocurrió a mi amigo? bueno, de hecho fue a su primo..." y continúa así: un automovilista va conduciendo por una carretera, cuando ve a un hombre joven con el pulgar levantado. Al disminuir la velocidad para recogerlo queda consternado al ver que detrás de los arbustos o árboles de la carretera asoman dos o tres compañeros suyos.

Considerando quizá que están abusando de su generosidad, o tal vez alarmados ante la posibilidad de que se trate de una banda de ladrones, el conductor decide en el último momento no recogerlos. Los viajantes se encuentran ya bastante cerca del coche, pero el conductor pisa el acelerador a fondo y se aleja tan rápido como puede. Los viajantes parecen enojados: gritan y chillan mientras el automovilista se aleja. Feliz de haber logrado escapar a tiempo, el conductor sigue su camino unos kilómetros sin detenerse. Después, al comprobar que el indicador de la gasolina se acerca al cero, se para en una estación de servicio.
Acto seguido observa que el operario de la estación de servicio, lívido como la cera, se aparta horrorizado del coche. El conductor baja para ver qué es lo que pasa, y queda paralizado de horror ante lo que ven sus ojos.

Atrapados en una de las manijas de la puerta hay cuatro dedos humanos.

Ha recibido 152 puntos

Vótalo:

UN ESPECTRO

13. UN ESPECTRO

Mi padre era un sargento al mando de muchos soldados, debido a que tenía que inspirar respeto los trataba con mucha frialdad y sin piedad alguna cuando cometían alguna falta. Un día del 1992, un soldado quiso escaparse pero para su mala suerte lo capturaron, este soldado ya era conocido por ser... Ver mas
Mi padre era un sargento al mando de muchos soldados, debido a que tenía que inspirar respeto los trataba con mucha frialdad y sin piedad alguna cuando cometían alguna falta.
Un día del 1992, un soldado quiso escaparse pero para su mala suerte lo capturaron, este soldado ya era conocido por ser muy débil mental y físicamente, ya que era la cuarta vez que intentaba escaparse mi padre no lo quiso castigar de manera normal, aprovechando que estaban en la sierra y todas las leyendas que se contaban sobre una casa llena de espectros... lo llevo a esa casa y le ordeno inspeccionar toda la casa y cuando estuviera al otro lado de un disparo, después regresase.
Esto era una orden demasiado fácil para cualquiera, pero para ese pobre muchacho era demasiado.

Entró en aquella extraña casa donde muchos dicen que ven fantasmas, mi padre estaba con algunos compañeros afuera esperando y burlándose del muchacho, de pronto se escucharon los gritos del pobre joven, disparos y más tarde el silencio. Sin perder un segundo mi padre y sus otros tres compañeros cargaron armas mientras entraban a la casa.

Estos tres expertos, pensaron que eran terroristas pues en esa época existían varios grupos de estos, (Perú), entraron dispuestos a morir, la casa no tenia luz, solo mi padre tenia una linterna, no contaban con nada mas que eso, y sus balas 38 mm, lograron hallar al soldado ahorcado con una soga y el cuerpo lleno de arañazos, se quedaron quietos sin hacer ruido alguno para escuchar al enemigo, entonces mi padre escuchó quejidos, quejidos, pero del otro extremo de la casa, entonces comunico a sus colegas para ir juntos... no hubo respuesta. De nuevo les susurraba un poco alto para que lo escuchasen, no hubo respuesta, se arrastro hasta el lugar donde se suponía estaba uno de sus colegas y !sorpresa! ya no estaba, ni el ni el otro.

Entonces pensó que lo habían dejado atrás, se dirigió mas al fondo de la casa, se acercaba mas a los quejidos, se escuchaban cada vez mas cerca, cuando abrió la puerta con violencia. Vio a sus amigos casi muertos, su cara ensangrentada.y se quejaban muy débilmente.

De pronto sintió algo acercándose desde atrás, volteo y logro ver que este hombre, desnudo. Con los ojos desorbitados .!Estaba flotando!. Empezó a dispararle, vio que este ser se detenía un momento como si las balas lo frenaran, tenia piel (no podía ser que pudiera levitar) , cuando se le gastaron las balas hecho a correr , mas al fondo aun. Diviso una ventana y sin importar que hubiera afuera. Huyo por allí, cayó ileso pero hecho a correr. Lo último que pudo divisar fue a ese hombre. Levitando en el tejado, riendo . Burlándose de él, ahora en el 2006 mi padre se ha retirado de las fuerzas militares , fue ahí cuando me contó esta historia. Temblaba y tartamudeaba.
Actualmente tengo 21 años y se que algún día tendré que visitar esa casa ...

Ha recibido 150 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil