Versión impresa

Las reinas en la Monarquía española de la Edad Moderna

Las reinas en la Monarquía española de la Edad Moderna

  • Lista creada por Favorito.
  • Publicada el 28.01.2015 a las 00:39h.
  • Clasificada en la categoría España.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

La lista no tiene tags.

Avatar de Favorito

Último acceso 24.11.2016

Perfil de Favorito

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de Favorito

Acciones de la lista

Ser reina es un destino extraordinario para una mujer en cualquier época y también en la España de la edad moderna. Sólo hubo en la Monarquía española de ese periodo diecisiete mujeres que fueron reinas. Frente a millones de mujeres, eran un grupo muy reducido, pero alcanzaron gran poder e influencia. Con el factor añadido de que, a pesar de su excepcionalidad, constituyeron un punto de referencia para las demás mujeres. Reinas que lo eran por sí mismas, a las que se denominaba como «reinas propietarias», hubo sólo dos en la edad moderna, las dos al comienzo de dicha época, en el paso del siglo XV al siglo XVI, Isabel I (1451-1504) y su hija Juana I (1479-1555). Las demás fueron reinas consortes, quince en total.

Las reinas propietarias eran las reinas por excelencia. Eran reinas por derecho propio, su poder procedía de ellas mismas. Sin embargo, la figura de la reina siempre fue vista en la época moderna como un mal menor. Los valores de la sociedad patriarcal alcanzaban también al trono. Se prefería siempre al hombre por encima de la mujer, mucho más cuando se trataba de una posición de la más alta responsabilidad como era la realeza, encargada de gobernar y dirigir la sociedad. En las normas de sucesión se preferían los varones a las mujeres. Sólo cuando no existía un varón en la familia real para heredar el trono, los intereses dinásticos pasaban por encima del problema que suponía para la mentalidad de la época el que una mujer encarnara la Corona. En el paso de la edad media a la edad moderna existía sobre el tema una gran polémica. En los reinos españoles no existía unanimidad. En la Corona de Aragón las mujeres no podían ocupar el trono, sólo transmitir los derechos. En la Corona de Castilla podían ocuparlo, pero también se prefería a los varones.

Muy significativo fue el caso de Isabel la Católica, que reivindicó sus derechos al trono castellano tras la muerte de su hermano Alfonso. Ni la complicada situación, ni su juventud, ni su condición de mujer la hicieron vacilar ni un momento. Dejando aparte el problema de la legitimidad de Juana, también mujer, Isabel no cederá ante los derechos de Fernando de Aragón como heredero varón más próximo en la línea dinástica de sucesión al trono. Será un motivo importante para elegirlo como esposo y para compartir con él el gobierno de la monarquía, pero no para cederle la preferencia. Isabel reivindicará siempre su derecho a la Corona de Castilla.

La Edad Moderna: La fecha de inicio más aceptada es la toma de Constantinopla y caída definitiva de todo vestigio de la antigüedad, cuya ciudad fue destruida y tomada por turcos en el año 1453 -coincidente en el tiempo con la invención de la imprenta y el desarrollo del Humanismo y el Renacimiento, procesos a los que contribuyó por la llegada a Italia de exiliados bizantinos y textos clásicos griegos-. Tradicionalmente también se usa el Descubrimiento de América (1492) porqué está considerado como uno de los hitos más significativos de la historia de la Humanidad, En cuanto a su final, la historiografía anglosajona asume que estamos aún en la Edad Moderna (identificando al periodo XV al XVIII como Early Modern Times -temprana edad moderna- y considerando los siglos XIX y XX como el objeto central de estudio de la Modern History), mientras que las historiografías más influidas por la francesa denominan el periodo posterior a la Revolución francesa (1789) como Edad Contemporánea. Como hito de separación también se han propuesto otros hechos: la independencia de los Estados Unidos (1776), la Guerra de Independencia Española (1808)

Por lo tanto voy a recoger desde el reinado de Isabel I (1474) hasta la esposa-reina de Felipe IV (1808)

Hemos tenido reinas propietarias, esposas, gobernadoras, regentes, madres de rey, etc.


Fuente: wikipedia.

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

Isabel I (1451-1504)

1. Isabel I (1451-1504)

Isabel I de Castilla (Madrigal de las Altas Torres, 22 de abril de 1451-Medina del Campo, 26 de noviembre de 1504) fue reina de Castilla desde 1474 hasta 1504, reina consorte de Sicilia desde 1469 y de Aragón desde 1479, por su matrimonio con Fernando de Aragón. Es llamada «la Católica», título... Ver mas
Isabel I de Castilla (Madrigal de las Altas Torres, 22 de abril de 1451-Medina del Campo, 26 de noviembre de 1504) fue reina de Castilla desde 1474 hasta 1504, reina consorte de Sicilia desde 1469 y de Aragón desde 1479, por su matrimonio con Fernando de Aragón. Es llamada «la Católica», título que les fue otorgado a ella y a su marido por el papa Alejandro VI mediante la bula Si convenit, el 19 de diciembre de 1496. Es por lo que se conoce a la pareja real con el nombre de Reyes Católicos, título que usarían en adelante prácticamente todos los reyes de España.
Se casó en 1469 con el príncipe Fernando de Aragón. Por el hecho de ser primos segundos necesitaban una bula papal de dispensa que solo consiguieron de Sixto IV a través de su enviado el cardenal Rodrigo Borgia en 1472. Ella y su esposo Fernando conquistaron el reino nazarí de Granada y participaron en una red de alianzas matrimoniales que hicieron que su nieto, Carlos, heredase las coronas de Castilla y de Aragón, otros territorios europeos y se convirtiese en emperador del Sacro Imperio Romano.
Isabel y Fernando se hicieron con el trono tras una larga lucha, primero contra el rey Enrique IV (véase Conflicto por la sucesión de Enrique IV de Castilla) y de 1475 a 1479 en la Guerra de Sucesión Castellana contra los partidarios de la otra pretendiente al trono, Juana. Isabel reorganizó el sistema de gobierno y la administración, centralizando competencias que antes ostentaban los nobles; reformó el sistema de seguridad ciudadana y llevó a cabo una reforma económica para reducir la deuda que el reino había heredado de su hermanastro, y predecesor en el trono, Enrique IV. Tras ganar la guerra de Granada los Reyes Católicos expulsaron a los judíos de sus reinos y, años más tarde, también a los musulmanes.
Isabel concedió apoyo a Cristóbal Colón en la búsqueda de las Indias occidentales, lo que llevó al descubrimiento de América. Dicho acontecimiento provocaría en el futuro la conquista de las tierras descubiertas y la creación del Imperio español.
Isabel vivió 53 años, de los cuales gobernó 30 años como reina de Castilla y 26 como reina consorte de Aragón al lado de Fernando II.

Ha recibido 1564 puntos

Vótalo:

Juana I (1479-1555).

2. Juana I (1479-1555).

Juana I de Castilla, llamada «la Loca» (Toledo, 6 de noviembre de 1479-Tordesillas, 12 de abril de 1555), fue reina de Castilla de 1504 a 1555, y de Aragón y Navarra, desde 1516 hasta 1555, si bien desde 1506 no ejerció ningún poder efectivo y a partir de 1509 vivió encerrada en Tordesillas... Ver mas
Juana I de Castilla, llamada «la Loca» (Toledo, 6 de noviembre de 1479-Tordesillas, 12 de abril de 1555), fue reina de Castilla de 1504 a 1555, y de Aragón y Navarra, desde 1516 hasta 1555, si bien desde 1506 no ejerció ningún poder efectivo y a partir de 1509 vivió encerrada en Tordesillas, primero por orden de su padre Fernando el Católico y después por orden de su hijo el rey Carlos I.
Por nacimiento, fue infanta de Castilla y Aragón. Desde joven mostró signos de indiferencia religiosa que su madre trató de mantener en secreto. En 1496 contrajo matrimonio con Felipe el Hermoso, archiduque de Austria, duque de Borgoña y Brabante y conde de Flandes. Tuvo con él seis hijos. Por muerte de sus hermanos Juan e Isabel y de su sobrino Miguel de la Paz, se convirtió en heredera de las coronas de Castilla y de Aragón. A la muerte de su madre, Isabel la Católica, en 1504 fue proclamada reina de Castilla junto a su esposo; y a la de su padre, Fernando el Católico, en 1516 pasó a ser nominalmente reina de Navarra y soberana de la corona de Aragón. Por lo tanto, el 25 de enero de 1516, se convirtió teóricamente en la primera reina de las coronas que conformaron la actual España; sin embargo, desde 1506 su poder sólo fue nominal, siendo su hijo Carlos el rey efectivo de Castilla y de Aragón. El levantamiento comunero de 1520 la sacó de su cárcel y le pidió encabezar la revuelta, pero ella se negó y cuando su hijo Carlos derrotó a los comuneros volvió a encerrarla. Más adelante Carlos ordenaría que la obligasen a tomar los sacramentos católicos aunque fuese mediante tortura .
Fue apodada «la Loca» por una supuesta enfermedad mental alegada por su padre y por su hijo para apartarla del trono y mantenerla encerrada en Tordesillas de por vida. Se ha escrito que la enfermedad podría haber sido causada por los celos hacia su marido y por el dolor que sintió tras su muerte. Esta visión de su figura fue popularizada en el Romanticismo tanto en pintura como en literatura.

Ha recibido 882 puntos

Vótalo:

Isabel de Portugal ( 1526-1539)

3. Isabel de Portugal ( 1526-1539)

Esposa de Carlos V, el cuál tuvo una sola esposa. Madre de Felipe II. Isabel de Portugal (Lisboa, 24 de octubre de 1503 – Toledo, 1 de mayo de 1539 ), también conocida como Isabel de Avís, fue la única esposa de Carlos I de España, emperatriz consorte del Sacro Imperio Romano Germánico y... Ver mas
Esposa de Carlos V, el cuál tuvo una sola esposa. Madre de Felipe II.

Isabel de Portugal (Lisboa, 24 de octubre de 1503 – Toledo, 1 de mayo de 1539 ), también conocida como Isabel de Avís, fue la única esposa de Carlos I de España, emperatriz consorte del Sacro Imperio Romano Germánico y reina de España. Actuó como gobernadora de los reinos españoles durante los viajes por Europa de su marido.

Isabel era la segunda hija del rey Manuel I de Portugal y de su segunda esposa María de Aragón siendo por tanto, infanta de Portugal por nacimiento.

Matrimonio: Se celebró el 11 de marzo de 1526, teniendo ella 23 años y él 26. La boda se celebró en los Reales Alcázares de Sevilla, en el actual Salón de Embajadores. Este acuerdo fue importante desde el punto de vista económico para la monarquía hispánica, ya que Isabel aportó una cuantiosa dote, 900.000 doblas de oro mientras que Carlos otorgaba a su futura esposa todas las rentas del señorío de la ciudad de Alcaraz de La Mancha, así como en calidad de arras 300.000 doblas, para lo cual hubo de hipotecar las villas jienenses de Úbeda, Baeza y Andújar. A pesar de que el matrimonio se realizó por motivos políticos, se dice que fue una pareja feliz, y tras la muerte de Isabel, Carlos I no volvió a contraer matrimonio. Isabel era considerada una de las mujeres más bellas de su época, y como tal fue retratada por artistas como Tiziano o Leone Leoni.

Ha recibido 699 puntos

Vótalo:

María Tudor (1556 -1558)

4. María Tudor (1556 -1558)

Esposa de Felipe II, reina de Inglaterra, nunca llegaría a conocer su reino español. María I de Inglaterra, conocida como María Tudor (Greenwich, Inglaterra, 18 de febrero de 1516-Londres, ibíd., 17 de noviembre de 1558), fue reina de Inglaterra e Irlanda desde 1553, siendo la tercera mujer... Ver mas
Esposa de Felipe II, reina de Inglaterra, nunca llegaría a conocer su reino español.

María I de Inglaterra, conocida como María Tudor (Greenwich, Inglaterra, 18 de febrero de 1516-Londres, ibíd., 17 de noviembre de 1558), fue reina de Inglaterra e Irlanda desde 1553, siendo la tercera mujer en acceder al trono inglés, después de Matilde de Inglaterra y de su prima segunda Juana Grey. Era hija de Enrique VIII y Catalina de Aragón.
Fue la cuarta monarca de la dinastía Tudor; recordada por abrogar las reformas religiosas introducidas por su padre, Enrique VIII, y por someter de nuevo a Inglaterra a la autoridad del Papa, el 30 de noviembre de 1554, con el apoyo del Cardenal Reginald Pole. En dicho proceso, condenó a casi 300 religiosos disidentes a morir en la hoguera en las Persecuciones Marianas, recibiendo por ello de la historiografía protestante el apodo de María la Sanguinaria (en inglés, Bloody Mary).b El restablecimiento del catolicismo romano fue revertido por su sucesora y hermanastra, Isabel I, hija del rey Enrique VIII (padre de ambas) y su segunda esposa, la dama de compañía de Catalina y después reina Ana Bolena.
Cuando su marido ascendió al trono español como Felipe II, ella se convirtió en reina consorte de España.

A los 37 años la reina María centró toda su atención en buscar marido y procrear un heredero para evitar que accediera al trono la protestante Isabel (quien todavía era su sucesora según las condiciones del testamento de Enrique VIII). María I rechazó al pretendiente Eduardo Courtenay, conde de Devon, ya que tenía propósito de desposar al entonces príncipe Felipe de España, futuro Felipe II e hijo del emperador Carlos V. Se dice que tras haber visto el cuadro de cuerpo entero pintado por Tiziano (ahora expuesto en el Museo del Prado), María declaró haberse enamorado de él.
El Lord Canciller Gardiner y la Cámara de los Comunes le pidieron a María que más bien se casara con un inglés ante el temor de que el país se viera relegado a depender de España. Este miedo podría haberse acrecentado en el hecho de que María -excluyendo a los breves y fallidos reinados de Juana Grey y la Emperatriz Matilde- fue la primera monarca reinante de Inglaterra.
María no cejó en su empeño. La ceremonia tuvo lugar en la Catedral de Winchester el 25 de julio de 1554, dos días después de su primer encuentro. Felipe tenía 27 años, y ella, 38. El punto de vista de Felipe era puramente político (había declarado admirar su dignidad pero no sentía «ningún deseo carnal por ella»). A raíz de esta boda, la reina fue retratada por Antonio Moro. El famoso cuadro se halla hoy en el Museo del Prado.
Durante su reinado sufrió dos falsos embarazos, por lo que se especuló que podría deberse a la presión por engendrar un heredero, aunque los síntomas físicos, entre los que se incluía lactancia y luego la pérdida de visión, hacían sospechar que se trataba de algún desorden hormonal, tal como un tumor de la glándula pituitaria.
María I decretó en su testamento que su marido debería adquirir la regencia en caso de que su descendencia no hubiera cumplido la mayoría de edad.
Su muerte se produjo el 17 de noviembre de 1558 en el Palacio de St. James. A pesar de que su testamento recogía su voluntad de ser enterrada junto a su madre, finalmente fue sepultada en la Abadía de Westminster, que más tarde compartiría con Isabel I.

Ha recibido 408 puntos

Vótalo:

Isabel Farnesio ( 1714 - 1746)

5. Isabel Farnesio ( 1714 - 1746)

Isabel de Farnesio (en italiano: Elisabetta Farnese; Parma, Italia; 25 de octubre de 1692 - Aranjuez, España; 10 de julio de 1766), reina consorte de España, segunda esposa de Felipe V. Isabel de Farnesio nació en la ciudad italiana de Parma, como la segunda hija del príncipe heredero de... Ver mas
Isabel de Farnesio (en italiano: Elisabetta Farnese; Parma, Italia; 25 de octubre de 1692 - Aranjuez, España; 10 de julio de 1766), reina consorte de España, segunda esposa de Felipe V.

Isabel de Farnesio nació en la ciudad italiana de Parma, como la segunda hija del príncipe heredero de Parma, Eduardo II Farnesio, y de la condesa palatina Dorotea Sofía de Neoburgo.
Las muertes sucesivas de su hermano mayor, Alejandro Ignacio (5 de agosto de 1693) y de su padre (6 de septiembre de 1693), la dejan como la tercera en la línea sucesoria del ducado de Parma, precedida únicamente por sus dos tíos, Francisco (que se convertiría en su padrastro en 1696) y Antonio Farnesio, que reinarían en el ducado de Parma uno tras el otro, muriendo sin descendencia alguna. Esto convertía a Isabel en la única y legítima heredera de los estados tanto de los Farnesio como de los Médicis (vía su bisabuela paterna, Margarita de Médicis), una vez que esta familia se extinguió en 1743.

Se casó en 1714 con el rey viudo de España, Felipe V, gracias a las buenas gestiones del obispo y cardenal italiano de Málaga, Julio Alberoni, al que ascendió a primer ministro a su llegada a la corte. Mujer de gran belleza, pese a las marcas que tenía en su cara, fruto de unas viruelas infantiles, poseía un cuerpo esbelto y atractivo, al tiempo que era acreedora de un fuerte carácter y una personalidad autoritaria que le otorgó una gran influencia en la corte de la época. En su cada vez más continuado aislamiento personal, Felipe V reducía su círculo personal, lo que convirtió a la reina Isabel en una pieza fundamental en la política del momento. Mientras el monarca caía en depresiones que lo sumían en una melancolía y desconsuelo cada vez más intensos, con un abandono cada vez más prolongado de su higiene personal en esos periodos, Isabel utilizaba todas sus influencias en pos de sus ambiciones personales para colocar a sus amados hijos en los tronos de Europa. Fue apodada despectivamente "la parmesana". Julio Alberoni la describió así a su llegada a Madrid: "Se trata de una buena muchacha de veintidós años, feúcha, insignificante, que se atiborra de mantequilla y de queso parmesano y que jamás ha oído hablar de nada que no sea coser o bordar". De todas formas, en su reinado como esposa de Felipe V formó una importante colección de arte; cada cónyuge marcaba sus cuadros con un símbolo dinástico diferenciado (la flor de lis ella y un aspa (la Cruz de Borgoña) el rey) y la reina se aficionó especialmente a los cuadros de Murillo, que compró en gran número. También fue esta real pareja la responsable de la compra de la colección escultórica de Cristina de Suecia, que incluye el Grupo de San Ildefonso y las ocho "Musas" (todos ellos expuestos ahora en el Museo del Prado).
La reina nunca mostró afecto, sino desdén, por sus hijastros. Para ella, los descendientes del primer matrimonio del rey con María Luisa Gabriela de Saboya constituían un escollo más para lograr su principal objetivo: dotar a sus hijos Carlos (futuro Carlos III) y Felipe de un reino donde gobernar. Mientras Felipe V vivió, la relación entre Isabel y sus hijastros (sobre todo con el infante Fernando) se caracterizó por un continuo ninguneo mutuo, pese a una aparente cordialidad.
Isabel tampoco se reveló como una madre amorosa con los seis hijos que tuvo, ya que consumió todo su tiempo y energías en las intrigas políticas para, precisamente, forjarles ese brillante porvenir que tanto ansiaba para ellos.
Su política estuvo orientada a recuperar para la monarquía española los territorios italianos perdidos por el tratado de Utrecht. Así, consiguió para su hijo Carlos (futuro Carlos III) el reino de Nápoles y Sicilia además de dotar a su otro hijo, Felipe, del ducado de Parma. Cuando quedó viuda, su hijastro, Fernando VI de España, la desterró al Real Sitio de la Granja de San Ildefonso en Segovia, aunque ella se construyó otra residencia cerca, el Palacio Real de Riofrío. En esos años de destierro, Isabel de Farnesio vivió dedicada a sus tareas privadas, pero siempre atenta a la evolución del reinado de su hijastro, sobre todo atenta a la salud de Fernando VI y muy especialmente tras la muerte de su esposa, Bárbara de Braganza. Al morir aquel sin descendencia en 1759 (después de caer en un período de depresiones cercanas a la demencia), lo que propició la subida al trono de su hijo Carlos, volvió a la corte, pero las continuas peleas y discusiones con su nuera, María Amalia de Sajonia, la hicieron volver a su exilio hasta el fin de sus días en la localidad madrileña de Aranjuez.

Ha recibido 408 puntos

Vótalo:

Ana de Austria (1549-1580)

6. Ana de Austria (1549-1580)

Ana de Austria (Cigales, 1 de noviembre de 1549 – Badajoz, 26 de octubre de 1580), reina consorte de España y de Portugal, fue la cuarta esposa de Felipe II. De la rama imperial de los Habsburgo, lo fue también durante una década, desde su boda con Felipe II en 1570, hasta su muerte en 1580... Ver mas
Ana de Austria (Cigales, 1 de noviembre de 1549 – Badajoz, 26 de octubre de 1580), reina consorte de España y de Portugal, fue la cuarta esposa de Felipe II. De la rama imperial de los Habsburgo, lo fue también durante una década, desde su boda con Felipe II en 1570, hasta su muerte en 1580.

Nació archiduquesa de Austria, fue hija del emperador Maximiliano II (1527–1576), primo del rey Felipe II, y de la emperatriz María de Austria (1528–1603) que fue hermana de Felipe II. La acusada consanguinidad entre los cónyuges provocó que el Papa Pío V mostrara sus reservas respecto a este enlace pero finalmente otorgó la necesaria dispensa. Las capitulaciones del matrimonio entre Felipe II y la archiduquesa Ana de Austria se firmaron en Madrid el 24 de enero de 1570. La boda, celebrada por poderes, tuvo lugar en el Castillo de Praga el 4 de mayo de aquel año y la nueva Reina desembarcó en España, en el puerto de Laredo, el 3 de octubre.
Pocos meses después del parto de su hija pequeña, la reina Ana de Austria falleció en Talavera la Real (Badajoz), víctima de una gripe epidémica, enfermedad que previamente había padecido el rey Felipe II. Murió nuevamente embarazada y fue enterrada en el Real Monasterio de Santa Ana de Badajoz, donde estuvo durante varios años hasta su traslado al Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Como recuerdo, se permitió que las entrañas de la reina se quedaran enterradas en el monasterio pacense de Santa Ana, donde actualmente permanecen enterradas en el suelo del coro de dicho monasterio. En Cigales , Valladolid el colegio se llama Colegio Ana de Austria.
Tuvieron cinco hijos entre ellos el futuro Felipe III

Ha recibido 324 puntos

Vótalo:

Margarita de Austria (1599-1611)

7. Margarita de Austria (1599-1611)

Margarita de Austria (Graz, Austria, 25 de diciembre de 1584 – San Lorenzo de El Escorial, 3 de octubre de 1611) fue reina consorte de España y Portugal (1599-1611) por su matrimonio con el rey Felipe III. Margarita de Austria, archiduquesa de Austria desde su nacimiento, fue hija del... Ver mas
Margarita de Austria (Graz, Austria, 25 de diciembre de 1584 – San Lorenzo de El Escorial, 3 de octubre de 1611) fue reina consorte de España y Portugal (1599-1611) por su matrimonio con el rey Felipe III.

Margarita de Austria, archiduquesa de Austria desde su nacimiento, fue hija del archiduque Carlos II de Estiria (1540–1590), hijo del emperador Fernando I, y de María Ana de Baviera (1551–1608). Margarita de Austria contrajo matrimonio por poderes en 1599 con el rey Felipe III en Ferrara. El enlace fue confirmado en Madrid.
Fue casada por poderes en Ferrara por el Papa Clemente VIII. Se celebra la doble boda, entre ella y Felipe III, y la infanta Isabel Clara Eugenia y el archiduque Alberto de Austria. La reina Margarita de Austria se opuso a los abusos e influencia del Duque de Lerma, valido de su esposo, sobre los asuntos de gobierno. Éste, en un primer momento, logró que la Reina perdiese influencia en la Corte, pero Margarita de Austria, con ayuda del confesor real fray Luis de Aliaga, consiguió que se iniciara una investigación que dejó al descubierto el entramado de corrupción que rodeaba al duque de Lerma y sus colaboradores. Algunos de éstos, como Rodrigo Calderón, fueron declarados culpables. El Duque de Lerma logró quedar absuelto aunque tuvo que abandonar la vida pública en 1618. La reina Margarita, promotora de este proceso, no pudo ver la caída del valido porque había fallecido siete años antes a consecuencia de las complicaciones que sufrió durante un parto.
En 1611 fundó el Monasterio de la Encarnación de Madrid.
Fue la abuela materna de Luis XIV de Francia y del emperador Leopoldo I de Habsburgo, ambos enemigos irreconciliables.

Madre de Felipe IV.

Ha recibido 278 puntos

Vótalo:

Bárbara de Braganza (1746-1758)

8. Bárbara de Braganza (1746-1758)

Bárbara de Braganza -Lisboa, 4 de diciembre de 1711 – Madrid, 27 de agosto de 1758) fue una infanta portuguesa, hija de Juan V de Portugal y María Ana de Austria. Bárbara contrajo matrimonio en 1729 en la ciudad de Badajoz con el entonces príncipe de Asturias, Fernando VI, llegando a ser reina... Ver mas
Bárbara de Braganza -Lisboa, 4 de diciembre de 1711 – Madrid, 27 de agosto de 1758) fue una infanta portuguesa, hija de Juan V de Portugal y María Ana de Austria. Bárbara contrajo matrimonio en 1729 en la ciudad de Badajoz con el entonces príncipe de Asturias, Fernando VI, llegando a ser reina consorte de España.

La joven Bárbara era una mujer culta, de agradable carácter, dominadora de seis idiomas y gran amante de la música. Fernando y Bárbara se enamoraron profundamente y vivieron aislados durante el reinado de Felipe V, por voluntad de la entonces reina Isabel de Farnesio.
En 1746 Fernando sube al trono de España y su esposa pasa a ocupar un importante papel en la corte, especialmente como mediadora entre el rey de Portugal y su esposo. Es conocida la protección que concedió al famoso cantante italiano Carlo Broschi, más conocido por el nombre de «Farinelli», y por su afición a la música, pues tuvo por maestro de clave a Domenico Scarlatti desde 1721 hasta su muerte y se sabe que tocó sus sonatas, que en su publicación fueron dedicadas a ella.

Fue la promotora de la construcción del Convento de las Salesas Reales de Madrid. Tras su inauguración en 1757, la reina se trasladó a Aranjuez, donde falleció tras una larga agonía el 27 de agosto de 1758, provocando el estado de locura en su marido. Sus restos reposan en un cuidado mausoleo, encargo posterior de Carlos III a Sabatini, en el convento que ella había fundado, dentro de la capilla del Santísimo, dando espalda al del rey, que ocupa el lado de la Epístola en el crucero.
Bárbara de Braganza es recordada como una reina moderada en sus costumbres, mecenas y amante de las artes, así como por el sincero amor y fidelidad que profesó a su marido el rey, cosa no frecuente en tiempos de matrimonios políticos o de conveniencia.

Ha recibido 276 puntos

Vótalo:

Isabel de Valois (1559 - 1568)

9. Isabel de Valois (1559 - 1568)

Esposa de Felipe II, princesa francesa, fue reina de 1559 a 1568, apenas una década. Isabel de Valois, Francia; 13 de abril de 1546 - Madrid, España; 3 de octubre de 1568), fue la tercera esposa del rey Felipe II de España —fruto del Tratado de Cateau-Cambresis que estableció la paz entre... Ver mas
Esposa de Felipe II, princesa francesa, fue reina de 1559 a 1568, apenas una década.

Isabel de Valois, Francia; 13 de abril de 1546 - Madrid, España; 3 de octubre de 1568), fue la tercera esposa del rey Felipe II de España —fruto del Tratado de Cateau-Cambresis que estableció la paz entre España y Francia— y reina consorte de España.

Isabel de Valois fue hija del rey Enrique II de Francia y Catalina de Médicis. El primer pretendiente de Isabel fue Eduardo VI de Inglaterra, pero falleció en 1553. Su sustituto fue el príncipe Carlos, pero al quedar viudo por segunda vez su padre, Felipe II de España, los planes se modificaron y Felipe se convirtió en el esposo de la joven Isabel. La boda por poderes tuvo lugar el 22 de junio de 1559 en París. El rey Felipe II fue representado por Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel, el el Gran Duque de Alba. Isabel pisó territorio español por primera vez el 6 de enero de 1560 al llegar a Roncesvalles. El 2 de febrero de ese mismo año se celebró la misa de velaciones en Guadalajara con Isabel y Felipe presentes. Era la primera vez que ambos esposos se veían cara a cara. Se casaron en el Palacio del Infantado de esta ciudad.
En mayo de 1564 se anunció el primer embarazo de la reina. Tres meses después, Isabel abortó. Ante la tardanza de un nuevo embarazo, la reina mandó traer a Madrid los restos de San Eugenio, primer obispo de París y mártir. Ya fuera por ayuda divina o por las leyes de la naturaleza, el 12 de agosto de 1566 llegó al mundo la primera hija de Felipe e Isabel que recibió el nombre de Isabel Clara Eugenia: Isabel por su madre, Clara por la onomástica del día y Eugenia por el santo al que suplicó su madre. En octubre de 1567 nació la segunda hija que se llamó Catalina Micaela. Después del parto, a Isabel le sobrevino la fiebre.
En mayo de 1568 la salud de la reina se resintió. Un nuevo embarazo provocó en ella vómitos, vértigos, mareos que trataron de ser aliviados por los galenos de la corte. Murió el 3 de octubre de ese mismo año durante el parto de un feto que no sobrevivió. Fue enterrada en el Panteón de los Infantes de la Cripta Real del Monasterio de El Escorial, no junto a su esposo y otras reinas, pues no llegó a ser la madre de un rey de España.

Ha recibido 256 puntos

Vótalo:

María Luisa Gabriela de Saboya (1701 - 1714)

10. María Luisa Gabriela de Saboya (1701 - 1714)

.María Luisa Gabriela de Saboya (Turín, 13 de septiembre de 1688 – Madrid, 14 de febrero de 1714), primera esposa de Felipe V, fue, como tal, reina consorte de España de 1701 a 1714 y, en ocasiones, regente. María Luisa era hija de Víctor Amadeo II, duque de Saboya y rey de Cerdeña (bisnieto... Ver mas
.María Luisa Gabriela de Saboya (Turín, 13 de septiembre de 1688 – Madrid, 14 de febrero de 1714), primera esposa de Felipe V, fue, como tal, reina consorte de España de 1701 a 1714 y, en ocasiones, regente.

María Luisa era hija de Víctor Amadeo II, duque de Saboya y rey de Cerdeña (bisnieto de Enrique IV de Francia, primer rey francés de la dinastía de Borbón) y de Ana María de Orléans (hija de Felipe I de Orleans, hermano del rey Luis XIV de Francia).

Contrajo matrimonio con su primo, el rey Felipe V (primer rey español de la dinastía borbónica), nieto de María Teresa de Austria, infanta de España, y de Luis XIV de Francia, el 2 de noviembre de 1701 en Figueras, con sólo 13 años.
Sometida a la influencia de la princesa de los Ursinos y el cardenal Portocarrero, fue nombrada Gobernadora y Administradora General cuando su esposo debió trasladarse a los escenarios bélicos en 1702. Actuó con responsabilidad durante la Guerra de Sucesión.

Fue madre de Luis I y de Fernando VI. Falleció a los 25 años en 1714, a causa de una Tuberculosis ganglionar. Sus restos descansan en la Cripta Real del Monasterio de El Escorial.
Cabe destacar que María Luisa fue una eficaz reina regente y una gobernadora muy competente y dedicada a los destinos nacionales españoles.

Ha recibido 250 puntos

Vótalo:

María Luisa de Orleans (1679 - 1689)

11. María Luisa de Orleans (1679 - 1689)

María Luisa de Orleans (27 de marzo de 1662, Palacio Real, París, Francia – 12 de febrero de 1689, Real Alcázar, Madrid, España), reina consorte de España de 1679 a 1689 como esposa del rey Carlos II de España. Nació en el Palacio Real de París, Francia, como hija mayor de Felipe I, duque de... Ver mas
María Luisa de Orleans (27 de marzo de 1662, Palacio Real, París, Francia – 12 de febrero de 1689, Real Alcázar, Madrid, España), reina consorte de España de 1679 a 1689 como esposa del rey Carlos II de España.

Nació en el Palacio Real de París, Francia, como hija mayor de Felipe I, duque de Orléans —hermano menor del rey Luis XIV de Francia— y de la princesa Enriqueta Ana de Inglaterra, hija del rey Carlos I. A pesar de haber perdido a su madre a la tierna edad de 8 años, María Luisa tuvo una infancia feliz en la corte francesa. En 1671 su padre contrajo matrimonio con la princesa alemana Isabel Carlota del Palatinado, quien se convirtió en una segunda madre para María Luisa. Su abuela paterna, la reina madre, Ana de Austria, también adoraba a María Luisa y, al morir en 1666, la nombró heredera de la mayor parte de su fortuna. Asimismo, María Luisa pasó gran parte de su niñez en compañía de su otra abuela, Enriqueta María de Francia, Reina de Inglaterra, en su residencia de Colombes.

Firmada la Paz de Nimega entre Francia y España en 1678, se concertó el matrimonio entre María Luisa y el joven monarca español, Carlos II. La boda se celebró el 11 de noviembre de 1679 en Quintanapalla, cerca de Burgos, España. Es sabido por todos la profunda pasión que este monarca sentía por su joven esposa francesa desde el momento en que la vio por primera vez en un retrato que le mostró su hermanastro Juan José de Austria, hijo bastardo del rey Felipe IV. A pesar de que María Luisa no sentía la misma pasión hacia su esposo, con el tiempo llegó a encariñarse con él. Poco después de la boda, el Marqués de Harcourt escribió: «Temí que la Reina fuese muy desgraciada. Veo con satisfacción que las cosas cambian de aspecto. El Rey está enamoradísimo y la complace en todo lo que pide».
Se ha dicho que uno de sus enemigos más notables en la corte era la reina madre, Mariana de Austria, pero esto es falso.
Pasaron los años pero la joven pareja real no perdía la esperanza de llegar a procrear hijos. A principios de 1688 un testigo escribió que, al acudir Carlos y María Luisa a rezar juntos para obtener descendencia, se portaban «con tal edificación, que hasta las piedras se movían a pedir a Dios la sucesión que desean».
Finalmente, tras casi diez años de matrimonio, llegó el inesperado fin. Un día después de dar un paseo a caballo la reina empezó a sentir un fuerte dolor en el vientre que la tuvo postrada en la cama toda la tarde, falleciendo al anochecer del día siguiente, 12 de febrero de 1689. Se han barajado numerosas hipótesis sobre su muerte como el envenenamiento pero en realidad parece ser que murió de una apendicitis. Según el testimonio de un testigo, en su lecho de muerte María Luisa se despidió de su marido con las siguientes palabras: «Muchas mujeres podrá tener Vuestra Majestad; pero ninguna que le quiera más que yo».
Poco después de la muerte de María Luisa, los ministros españoles comenzaron a arreglar una nueva boda para el rey, siendo las principales candidatas la princesa toscana Ana María Luisa de Médici y la princesa alemana Mariana de Neoburgo. Se le mostraron los retratos de ambas jóvenes a Carlos, quien al contemplarlos, dijo: «La de Toscana es guapa y la de Neoburgo no se puede decir que sea fea». Entonces, giró su mirada hacia un retrato de la difunta María Luisa y, tras suspirar, exclamó: «Ésta sí que era hermosa».

Ha recibido 243 puntos

Vótalo:

Isabel de Borbón (1603-1644),

12. Isabel de Borbón (1603-1644),

Felipe IV tuvo dos esposas, las dos reinas, la primera, Isabel de Borbón (1603-1644), de origen francés, compartió con su esposo muchos años antes y después de acceder al trono. Fue hija del rey Enrique IV de Francia y de su segunda esposa, María de Médici. Contrajo matrimonio el 25 de noviembre... Ver mas
Felipe IV tuvo dos esposas, las dos reinas, la primera, Isabel de Borbón (1603-1644), de origen francés, compartió con su esposo muchos años antes y después de acceder al trono. Fue hija del rey Enrique IV de Francia y de su segunda esposa, María de Médici. Contrajo matrimonio el 25 de noviembre de 1615, siendo así, la primera esposa del entonces Príncipe de Asturias, Felipe (futuro Felipe IV), y madre del príncipe Baltasar Carlos. Por su matrimonio se convirtió en la consorte de todos los títulos ostentados por su marido tras el acceso al trono de su esposo, el rey Felipe IV de la Casa de Austria en 1621. Recibió el sobrenombre de «la Deseada».
Ostentó la regencia de la Monarquía española durante la Guerra de Cataluña. En su política fue partidaria, con el duque de Nochera, y en contra del Conde-Duque de Olivares, de una retirada honrosa en la Guerra de Cataluña.

De su matrimonio tuvo siete hijos, de los que solo dos, María Teresa que fue esposa de su sobrino Luis XIV de Francia y Baltasar Carlos llegaron a la adolescencia. Este último fue la gran esperanza de la Monarquía hispánica, al mostrar dotes de gran inteligencia y voluntad en las labores de gobierno, pero murió con diecisiete años ostentando el título de príncipe de Asturias.
Su marido, el rey Felipe IV, le fue infiel en múltiples ocasiones; muestra de ello fueron la considerable cantidad de hijos bastardos que nacieron fuera del lecho conyugal.
Isabel destacó siempre por su belleza física, su elevado intelecto y una noble personalidad que le granjeó el cariño del pueblo.
A pesar de no haber sido madre de Rey, sus restos descansan en el Panteón de Reyes del Monasterio de El Escorial.

Ha recibido 236 puntos

Vótalo:

Mariana de Austria ((1649–1665)

13. Mariana de Austria ((1649–1665)

Mariana de Austria (Wiener Neustadt, Austria, 22/23 de diciembre de 1634 – Palacio de Uceda, Madrid, España, 16 de mayo de 1696) fue reina consorte de España (1649–1665) como segunda esposa de Felipe IV y regente (1665–1675) como madre de Carlos II. Mariana era hija del emperador Fernando... Ver mas
Mariana de Austria (Wiener Neustadt, Austria, 22/23 de diciembre de 1634 – Palacio de Uceda, Madrid, España, 16 de mayo de 1696) fue reina consorte de España (1649–1665) como segunda esposa de Felipe IV y regente (1665–1675) como madre de Carlos II.

Mariana era hija del emperador Fernando III del Sacro Imperio Romano Germánico y de la infanta María Ana de España, hija a su vez del rey Felipe III de España. Desde niña estuvo comprometida con su primo Baltasar Carlos, Príncipe de Asturias, pero al morir éste inesperadamente joven en 1646, el rey Felipe IV de España, viudo tras la muerte de su primera esposa, Isabel de Francia se ofreció como novio de la joven archiduquesa austríaca.
El matrimonio tuvo lugar el 7 de octubre de 1649 en Navalcarnero, cerca de Madrid, pasando la noche de bodas en El Escorial. De esta unión nacieron varios hijos, pero únicamente dos alcanzaron la edad adulta: la infanta Margarita Teresa, posteriormente Emperatriz del Sacro Imperio Romano Germánico por su matrimonio con el emperador Leopoldo I en 1666; y el futuro Carlos II. Al fallecer su esposo en 1665, Mariana se convirtió en regente del reino durante la minoría de edad de su hijo. Figura más que influyente en su gobierno habría de ser su confesor, el padre Juan Everardo Nithard, que encontró la fuerte oposición de Don Juan José de Austria, único hijo natural reconocido de Felipe IV y enemigo acérrimo de Mariana.
España se vio involucrada al poco tiempo en la guerra de Devolución (1667–1668) con Luis XIV de Francia, tras la que se firmó el tratado de la paz de Aquisgrán en 1668. Fernando de Valenzuela sustituyó a Nithard en el favor de la reina en 1673. Sin embargo, aquel mismo año Mariana sufrió un rudo golpe al recibir la noticia de la muerte de su hija, la emperatriz Margarita Teresa, en Viena. Dos años más tarde, en 1675 la regencia llegó a su fin a debido a la mayoría de edad de Carlos II, pero Mariana siguió influyendo bastante en su débil hijo, salvo durante el período comprendido de 1677, en que Juan José de Austria se hizo con el poder y la confinó en Toledo, hasta 1679, fecha de la muerte de éste.

Ha recibido 235 puntos

Vótalo:

María Luisa de Parma ( 1788 -1808)

14. María Luisa de Parma ( 1788 -1808)

María Luisa de Parma (Parma, 9 de diciembre de 1751 – Roma, 2 de enero de 1819) fue reina consorte de España como esposa de Carlos IV, de quien era prima carnal por el lado paterno. Era nieta de Luis XV de Francia, hermana de Fernando I de Borbón-Parma y también prima carnal de los reyes... Ver mas
María Luisa de Parma (Parma, 9 de diciembre de 1751 – Roma, 2 de enero de 1819) fue reina consorte de España como esposa de Carlos IV, de quien era prima carnal por el lado paterno. Era nieta de Luis XV de Francia, hermana de Fernando I de Borbón-Parma y también prima carnal de los reyes franceses Luis XVI, Luis XVIII y Carlos X. Se la considera la última reina del Antiguo Régimen en España.

Era hija de Felipe I, duque de Parma y de la princesa Luisa Isabel de Francia, hija del rey Luis XV. Según muchos historiadores, recibió una educación discutible, bajo influencia del controvertido abad Étienne Bonnot de Condillac, quien defendía ciertas libertades en cuanto a moralidad que en aquella época resultaban impropias de las damas nobles.

En 1765 contrajo matrimonio con el príncipe de Asturias, futuro Carlos IV; eran primos carnales por vía paterna y parientes cercanos por la vía materna de María Luisa.
En 1788 se convirtió en reina consorte de España tras producirse la muerte de su suegro el rey Carlos III y ser reconocido como rey de España su esposo, Carlos IV.
María Luisa de Parma ejerció una gran influencia sobre su marido. De carácter caprichoso, llegó a participar en numerosos episodios por los que fue considerada, ya en su época, una mujer intrigante y, para muchos, depravada. Sufrió un ostensible deterioro físico por los múltiples partos, lo que le dio un semblante poco grato que aumentó su impopularidad. Ella, sin embargo, estaba orgullosa de sus brazos torneados y procuró embellecerse con joyas y costosos vestidos de manga corta importados de París, tal como atestiguan diversos retratos de Goya.
Estuvo enfrentada con numerosos miembros de la Corte española del momento. Destacó la rivalidad que mantuvieron la reina y la Duquesa de Alba, musa de Goya. También tuvo desavenencias con la Duquesa de Osuna. Entre los numerosos amantes atribuidos a la reina María Luisa destaca Manuel Godoy, un antiguo miembro de la Guardia de Corps que alcanzó una influencia política muy notable.
La firma del Tratado de Fontainebleau (1807), decisión de Godoy, provocó la entrada del ejército francés en España. Se fue extendiendo el descontento entre la población y se organizó una conjura en la que tomó parte el príncipe de Asturias, Fernando, futuro Fernando VII. El 17 de marzo de 1808 tuvo lugar un levantamiento popular (Motín de Aranjuez) que logró la caída de Manuel Godoy. Napoleón Bonaparte aprovechó la situación para intervenir en España al forzar la abdicación de Carlos IV en su hijo Fernando y la renuncia de éste a sus derechos de sucesión. Napoleón les había obligado a acudir a Bayona. Este episodio es conocido como las Abdicaciones de Bayona y tuvo lugar el 5 de mayo de 1808.
María Luisa acompañó a su marido al destierro, primero en Francia, confinados por Napoleón en Compiègne, y posteriormente en Roma, donde falleció, reinando ya su hijo Fernando en España, el cual ordenó el traslado de los restos de sus padres para ser enterrados en el Panteón de los Reyes del Monasterio de El Escorial.

Ha recibido 224 puntos

Vótalo:

María Amalia de Sajonia (1759 - 1760)

15. María Amalia de Sajonia (1759 - 1760)

María Amalia de Sajonia (María Amalia Cristina Francisca Javiera Flora Walburga; Dresde, 24 de noviembre de 1724 - Madrid, 27 de septiembre de 1760) fue la Reina consorte de Nápoles y Sicilia (1737-1759) y de España (1759-1760), esposa de Carlos III. Fue hija de Federico Augusto II, príncipe... Ver mas
María Amalia de Sajonia (María Amalia Cristina Francisca Javiera Flora Walburga; Dresde, 24 de noviembre de 1724 - Madrid, 27 de septiembre de 1760) fue la Reina consorte de Nápoles y Sicilia (1737-1759) y de España (1759-1760), esposa de Carlos III.

Fue hija de Federico Augusto II, príncipe-elector de Sajonia y después rey de Polonia y gran duque de Lituania (como Augusto III); y de la archiduquesa María Josefa de Austria, hija de José I, emperador del Sacro Imperio.

Con apenas catorce años contrajo matrimonio con Carlos, entonces rey de Nápoles y Sicilia, que era el hijo primogénito de Felipe V y su segunda esposa, Isabel de Farnesio. A pesar de que se trataba de un matrimonio concertado, Amalia y Carlos se mantuvieron muy unidos, y el rey, al enviudar, no volvió a contraer matrimonio. La boda se celebró por poderes en el Palacio de Dresde, en Sajonia, el 9 de mayo de 1738 y la celebración fue en Nápoles el 9 de junio de ese año.

En 1759 falleció el rey Fernando VI de España, hermano de Carlos, sin descendencia, y Amalia acompañó a su esposo a España para ocupar el trono. A la reina María Amalia se le debe la introducción en España de la costumbre navideña del belén o "nacimiento" de origen napolitano.

En septiembre de 1760, apenas dos años después de su llegada a España, María Amalia murió a causa de una tuberculosis. Carlos III señaló: "En 22 años de matrimonio, éste es el primer disgusto serio que me da Amalia".

Madre de Carlos IV.

Ha recibido 214 puntos

Vótalo:

Mariana de Neoburgo (1689 - 1700),

16. Mariana de Neoburgo (1689 - 1700),

María Ana del Palatinado-Neoburgo (28 de octubre de 1667, Palacio de Benrath, Düsseldorf, Alemania – 16 de julio de 1740, Palacio del Infantado, Guadalajara, España), reina consorte de España de 1689 a 1700 como segunda esposa del rey Carlos II de España. Mariana era la duodécima hija del... Ver mas
María Ana del Palatinado-Neoburgo (28 de octubre de 1667, Palacio de Benrath, Düsseldorf, Alemania – 16 de julio de 1740, Palacio del Infantado, Guadalajara, España), reina consorte de España de 1689 a 1700 como segunda esposa del rey Carlos II de España.

Mariana era la duodécima hija del Elector Palatino del Rin, Felipe Guillermo del Palatinado, Duque de Neoburgo (en alemán Neuburg), y su esposa Isabel Amalia de Hesse-Darmstadt

A principios de 1689 falleció María Luisa de Orléans, la primera esposa del rey Carlos II de España, por lo que los ministros españoles comenzaron rápidamente a buscar una nueva consorte para el monarca. Mariana fue elegida entre varias candidatas para ser la segunda esposa del rey debido a la alta fertilidad de su familia — su madre había dado a luz nada menos que a veintitrés hijos. Además, la hermana mayor de Mariana, Leonor, estaba casada con el emperador Leopoldo I, con lo que los lazos con la rama austríaca de los Habsburgo se verían reforzados. La boda por poderes se celebró el 28 de agosto de 1689 en Ingolstadt, Alemania, con la presencia del mismo emperador Leopoldo I y su esposa, entre otros ilustres invitados. Sin embargo, Mariana no llegó a España hasta la primavera del siguiente año. La boda en persona con el rey Carlos se llevó a cabo el 14 de mayo de 1690 en la iglesia del Convento de San Diego, dentro del conjunto del Palacio Real de Valladolid. Pasado el tiempo, el embajador francés en Madrid describió en pocas palabras la nueva posición de Mariana en la corte española:
La princesa de Neoburgo ha adquirido tal ascendiente sobre el espíritu del rey, su esposo, que bien puede decirse que es ella la que reina y gobierna en España.

Durante su matrimonio, Mariana fingió once embarazos y al no lograr tener descendencia, conspiró, ayudada por su camarera mayor, la baronesa de Berlips (llamada La Perdiz), para influir sobre la decisión del sucesor al trono. En las disputas por la sucesión de la corona española, Mariana siempre apoyó las pretensiones de su sobrino, el archiduque Carlos de Austria, hijo de su hermana mayor, Leonor de Neoburgo, y del emperador Leopoldo I. Por si esto fuera poco, Mariana también estuvo involucrada en el extraño asunto de los exorcismos de su marido.
Debido a su carácter autoritario y altanero, Mariana nunca logró hacerse popular entre sus súbditos, quienes la tachaban de «alemana, pelirroja y antipática». Había algo de razón en ello, pues la reina llegó a robar dinero de las arcas españolas para enriquecer a su familia en Alemania. Sin embargo, la economía del reino estaba lejos de ser buena y hubo veces en que Mariana tuvo que hacer sacrificios económicos.

Ha recibido 201 puntos

Vótalo:

Luisa Isabel de Orleans (1724)

17. Luisa Isabel de Orleans (1724)

Luisa Isabel de Orleans (Versalles, 9 de diciembre de 1709 – París, 16 de junio de 1742), Reina consorte de España, esposa de Luis I. Fue hija de Felipe, duque de Orleans y regente de Francia durante la minoría de edad de Luis XV y de Francisca María de Borbón, duquesa de Orleans. Luisa Isabel... Ver mas
Luisa Isabel de Orleans (Versalles, 9 de diciembre de 1709 – París, 16 de junio de 1742), Reina consorte de España, esposa de Luis I. Fue hija de Felipe, duque de Orleans y regente de Francia durante la minoría de edad de Luis XV y de Francisca María de Borbón, duquesa de Orleans. Luisa Isabel fue sobrina nieta del rey Luis XIV de Francia por parte de su padre y nieta de él por su madre.
Fue conocida en la corte española, sobre todo, por su comportamiento inapropiado debido al Trastorno límite de la personalidad (TLP) que padecía. Los miembros de la corte empezaron a llamarla La reina loca.

En 1721, con apenas once años contrajo matrimonio por poderes con el Príncipe de Asturias, el futuro rey Luis I de España que contaba con quince años de edad. A pesar de la fría acogida de la familia real española, especialmente por Isabel de Farnesio, la madrastra de su futuro marido, se casó con Luis el 20 de enero de 1722 en Lerma.

Desde su llegada a la Corte de los Borbones españoles, Luisa Isabel, fue protagonista de numerosos incidentes, como pasearse sin ropa, eructar, ventosear en público, corretear por los pasillos, y treparse a los árboles, síntomas del Trastorno límite de la personalidad (TLP) y de la Bulimia que padecía.

Luisa Isabel se convirtió en reina consorte de España al producirse la abdicación de su suegro, el rey Felipe V el 15 de enero de 1724. El carácter de Luisa Isabel fue el origen de desavenencias entre la pareja real y la reina llegó en una ocasión a estar arrestada en sus habitaciones por su comportamiento durante seis días.
Pocos meses después de su acceso al trono, Luis contrajo la viruela y Luisa Isabel cuidó y permaneció junto a su marido hasta su muerte, el 31 de agosto de 1724. Luisa Isabel contrajo la viruela pero pudo recuperarse al ser, en su caso, menos maligna. Los reyes Luis I y Luisa Isabel no tuvieron descendencia.

La reina, ya viuda, regresó a Francia por voluntad de la reina Isabel de Farnesio. Tras permanecer en un convento durante dos años, residió el resto de su vida en el Palacio de Luxemburgo, situado en París. Fue enterrada en la capital francesa.

Ha recibido 195 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil