Versión impresa

Las 100 Mejores Peliculas de la historia segun IMDb

Las 100 Mejores Peliculas de la historia segun IMDb

  • Lista creada por RobbyKing.
  • Publicada el 16.10.2016 a las 09:53h.
  • Clasificada en la categoría Cine.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

La lista no tiene tags.

Avatar de RobbyKing

Último acceso 13.11.2016

Perfil de RobbyKing

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de RobbyKing

Acciones de la lista

El Cine, nos gusta todos, pero ¿Cual es su mejor pelicula?

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

En busca del arca perdida (1981)

1. En busca del arca perdida (1981)

La trama se desarrolla en 1936. Mientras la Alemania Nazi continúa expandiendo su reinado de terror, Adolf Hitler está inmerso en una búsqueda para encontrar el Arca de la Alianza, en la que se hallan guardados los diez mandamientos, cuyos poderes sobrenaturales, de acuerdo a una leyenda, pueden... Ver mas
La trama se desarrolla en 1936. Mientras la Alemania Nazi continúa expandiendo su reinado de terror, Adolf Hitler está inmerso en una búsqueda para encontrar el Arca de la Alianza, en la que se hallan guardados los diez mandamientos, cuyos poderes sobrenaturales, de acuerdo a una leyenda, pueden eliminar a ejércitos en su totalidad.

El gobierno de los Estados Unidos quiere encontrar el Arca antes que Hitler y para ello deciden enviar a el Dr. Henry Jones (Indiana Jones), un profesor de arqueología, quien acaba de regresar de una fallida expedición que tenía como objetivo recuperar un ídolo sagrado de las junglas sudamericanas.

Indiana viaja a Patan (Nepal), en donde se reencuentra con Marion Ravenwood, una hermosa y atrevida mujer que tiempo antes había sido su amante. Reticente a apoyarlo, en un principio, ella decide unírsele y seguirle la pista a los nazis. Ambos viajan a El Cairo, Egipto, en donde Marion se convierte en la víctima aparente de un atentado perpetrado originalmente en contra de Indiana, en el cual se cree que fallece.

Durante su persecución por los seguidores de Hitler, Jones se entera de que su enemigo René Belloq, un saqueador de tumbas francés, ha sido contratado por los nazis para guiar a éstos en la búsqueda del Arca. Peligrosamente, Indy logra infiltrarse en las excavaciones llevadas a cabo por las tropas nazis y descubre "el Pozo de las Almas", lugar en el que se ha mantenido históricamente oculta el Arca.

Tras enterarse de que Marion no ha muerto, ambos vuelven a hacer equipo para unirse a Sallah y recuperar el objeto de culto. Consiguen el arca, pero son sorprendidos en alta mar, donde Belloq y las tropas nazis consiguen atraparlos. Después llevan a cabo un ritual para revelar el contenido sobrenatural del objeto. Indy y Marion son obligados a formar parte de la ceremonia. Tras revelarse el contenido sobrenatural, Indy convence a Marion de cerrar los ojos y evitar abrirlos durante los sucesos. En el proceso, todos los nazis que se hallaban en el sitio, junto a Belloq, mueren absorbidos por la fuerza sobrenatural. Al final, el Arca es llevada a Estados Unidos, donde es guardada en un almacén secreto.

Ha recibido 424 puntos

Vótalo:

Cadena perpetua (1994)

2. Cadena perpetua (1994)

A principios del año 1947, Andrew Dufresne, más conocido como Andy (Tim Robbins), vicepresidente de un importante banco de Portland, Maine, es juzgado por el crimen de su esposa y el amante de su esposa. A pesar de que insiste con su inocencia, las pruebas en su contra son motivo suficiente para... Ver mas
A principios del año 1947, Andrew Dufresne, más conocido como Andy (Tim Robbins), vicepresidente de un importante banco de Portland, Maine, es juzgado por el crimen de su esposa y el amante de su esposa. A pesar de que insiste con su inocencia, las pruebas en su contra son motivo suficiente para que el juez lo condene a cumplir dos cadenas perpetuas en la prisión estatal de Shawshank.

Apenas llega a la prisión, Andy se percata de lo duro que es el ambiente de la cárcel, donde los guardias no ahorran esfuerzos en disciplinar a los reclusos con los métodos más crueles, sobre todo el jefe de los guardias, Byron Hadley (Clancy Brown). Todo este "régimen del terror" cuenta con la aprobación del alcaide de la cárcel, Samuel Norton (Bob Gunton).

Durante los primeros meses de su condena, Andy se hace amigo del capo del contrabando en la prisión, Ellis Boyd "Red" Redding (Morgan Freeman), al encargarle un martillo para labrar piedras preciosas y algunas otras cosas más. También ocupa su tiempo y sus fuerzas en defenderse del acoso constante de una pandilla de violadores, llamada "Las hermanas" y liderada por un tal Bogs Diamond (Mark Rolston).


Reformatorio de la ciudad de Mansfield, en Ohio, donde se rodó la película.
Dos años después de su ingreso, Andy es seleccionado junto con Red y sus otros amigos para reparar el techo de uno de los edificios de la prisión. Mientras cumple con dicho trabajo, Andy escucha casualmente al capitán Hadley quejarse por un embrollo fiscal, causado por una herencia recibida de parte de su hermano. Andy se ofrece a ayudarlo en el asunto si le traía cerveza fresca a cada uno de sus amigos.

Este hecho le trae fama a Andy, que pasa a emplear su tiempo en asesorar financieramente a los guardias de la prisión e incluso al alcaide. Con el tiempo, Andy es transferido a la biblioteca de la cárcel, para ayudar al bibliotecario, Brooks Hatlen (James Whitmore), hasta que éste recibe la libertad condicional, y se libera de la presión de "Las hermanas" cuando Bogs queda inválido tras recibir una paliza del capitán Hadley por sus acosos hacia Andy.

Después de algunos años, como respuesta a sus reiterados pedidos, Andy recibe de parte del Senado estatal un cheque por 200 dólares y una partida de libros y discos para equipar la biblioteca. Por hacer escuchar a los presos la ópera Le nozze de Figaro a través de los altavoces, es castigado con dos semanas de confinamiento en una estrecha celda conocida como "el hoyo".

Andy no se conforma con los libros recibidos por parte del Senado e insiste en sus pedidos, hasta que el Senado dispone un pago anual de 500 dólares para él. Con su aguda capacidad para los negocios y la inestimable ayuda de sus amigos, Andy obra maravillas con ese dinero y logra montar la mejor biblioteca carcelaria de toda Nueva Inglaterra. Mientras tanto, el alcaide Norton inaugura un programa de trabajo para los presos, por medio del cual éstos trabajarían en diversas tareas (como por ejemplo la tala de árboles), bajo el argumento de prestar un servicio a la comunidad. Muchos contratistas de la zona, temiendo que este programa los dejase sin trabajo debido a la ventaja que presentan los presos como "mano de obra gratis", pagan sobornos al alcaide para quedarse con concesiones para obras importantes y hacer que los presos trabajasen en obras menores, y Andy se encarga de procesar cada centavo de aquellos negocios turbios, abriendo cuentas bancarias a nombre de un tal Randall Stevens, que según Andy "no existe más que en papeles".

Para 1965, un nuevo preso llamado Tommy Williams (Gil Bellows) revoluciona la cárcel con su personalidad chispeante. Con la ayuda de Andy, logra graduarse de la enseñanza media, y al enterarse del motivo por el cual Andy está preso, revela que el verdadero asesino es otra persona, que compartió celda con Tommy en otra prisión, durante una condena anterior a su llegada a Shawshank. Al enterarse de esto, Andy le pide al alcaide reabrir su caso, pero éste se niega, temiendo quedarse sin sus servicios, y en un acceso de ira lo envía al "hoyo" por un mes.

Días más tarde, después de que Tommy recibiese su diploma de la enseñanza media, Norton le pregunta si estaba dispuesto a declarar en favor de la inocencia de Andy, y al recibir una respuesta afirmativa, Hadley le dispara cuatro tiros de rifle a Tommy, matándolo en el acto. Al enterarse de esto, Andy le dice al alcaide que no volverá a trabajar para él, pero Norton le hace saber que perderá todos los privilegios de los que goza si no cooperaba con él.

Un mes más tarde, Andy le dice a Red que considera cumplida su condena, le cuenta sus planes de establecerse en un pequeño pueblo mexicano a orillas del Pacífico y le pide su ayuda para sus proyectos a seguir una vez que saliera de la prisión. Red se niega, alegando que le sería muy difícil adaptarse a la vida fuera de la cárcel, y recordándole a Andy que dejara de ilusionarse con esos planes, pero de todos modos Andy le pide que busque un lugar específico, donde habría algo enterrado para él.

Esa misma noche, después de terminar su trabajo con las finanzas del alcaide, Andy vuelve a su celda, pero a la mañana siguiente, durante el conteo, los guardias descubren que ha desaparecido. El alcaide cree que su desaparición es resultado de un complot en su contra, pero luego descubre un túnel oculto tras un póster de Raquel Welch en la pared, construido por Andy durante los 19 años de su estadía en la prisión con el martillo que le había pedido a Red.

Después de que Andy hubo escapado de la cárcel a través de su túnel y un desagüe cloacal, se hace pasar por Randall Stevens con los documentos usados para abrir las cuentas bancarias, y se lleva alrededor de 370.000 dólares. Antes de salir hacia México, envía las pruebas del lavado de dinero (las cuales se había llevado al escapar de la cárcel) a un importante diario de Portland. La noticia sale en la portada del diario, Hadley es arrestado por el homicidio de Tommy y Norton se suicida antes de ser apresado.

Un año más tarde, Red logra salir bajo libertad condicional. Fiel a su promesa, busca el lugar que Andy le indicó y encuentra una pequeña lata con algo de dinero y una carta para él. Siguiendo sus instrucciones, viaja hasta Fort Hancock para cruzar la frontera con México y llegar a la población de Zihuatanejo, para encontrarse con Andy.

Ha recibido 398 puntos

Vótalo:

La lista de Schindler (1993)

3. La lista de Schindler (1993)

En la oscuridad, se encienden un par de velas, en una tranquila tarde, mientras una familia judía bendice el sabbat. La escena en color, hace énfasis poco a poco en el par de velas, que mientras se consumen se desvanece el color, quedando poco a poco en blanco y negro. Al momento en que las... Ver mas
En la oscuridad, se encienden un par de velas, en una tranquila tarde, mientras una familia judía bendice el sabbat. La escena en color, hace énfasis poco a poco en el par de velas, que mientras se consumen se desvanece el color, quedando poco a poco en blanco y negro. Al momento en que las velas se consumen por completo, el humo de la mecha asciende, (entra el color blanco y negro que durará el resto de la película salvo una excepción, en el abrigo de una niña del gueto) y da lugar a una imagen de un tren recién llegado a una estación al aire libre.

Es septiembre de 1939 y ha pasado tan sólo una semana desde que las tropas alemanas han entrado marchando con victoria a Polonia. Miles de judíos de Cracovia reciben la orden de que deben registrarse junto a sus familias en un censo que dicta el Gobernador General del Reich, Hans Frank. Oskar Schindler es un hombre alemán, joven y enigmático, a quién por primera vez vemos (sin ver aún su rostro) en un pequeño apartamento, escuchando la melancólica canción húngara "Gloomy Sunday", lleno de maletas, algunas sin abrir, lo que muestra que es recién llegado a Cracovia, mientras fuma, bebe y prepara sus mejores y más elegantes ropas, enormes fajos de dinero y finalmente un enorme y dorado alfiler con la esvástica, el emblema del partido Nazi, del cual él es miembro.

Logra entrar a un elegante restaurante polaco, mientras se escucha el tango "Por Una Cabeza" de Carlos Gardel, gracias a que sobornó al camarero en la puerta con dinero para dejarlo entrar. El camarero, llamado Martín, le pregunta a su compañero, Jerzy, si sabe quién es el altivo y enigmático caballero que acaba de entrar, a lo que Jerzy responde que no sabe. Mientras tanto, Schindler fumando un cigarrillo con estilo galante, con su mirada, examina el lugar y a las personas, a las mujeres hermosas, a las que les dirije sonrisas coquetas, y sobre todo a los oficiales de las SS, fijándose en sus rangos, buscando los más altos puestos con el objetivo de entablar "amistad" con ellos. Acto seguido, Schindler, ve a Rolf Czurda, un oficial nazi de las SS con su novia y un subordinado en una mesa; Schindler levanta su mano mostrando algunos billetes, se acerca Jerzy y Schindler le pide que les envíe una botella de su parte. "Muy bien, señor- dice Jerzy, algo intimidado por semejante hombre- ¿Y quién les digo que la envía?" A lo que Schindler responde con serenidad "Dígales que es de parte mía", y es así como Jerzy lleva una botella a la mesa de Czurda, éste, algo extrañado, pregunta a su novia Agnieszka y a su subordinado si conocen al misterioso hombre que les ha invitado. Czurda ordena a su subordinado que averigüe quién es, el subordinado llega y es invitado por Schindler a quedarse, y Czurda, que ha intentado cortejar a su novia, se interrumpe por la sorpresa de ver que su subordinado ha sido también encantado por Schindler, y lejos de cumplir la misión de averiguar quién es, ahora está sentado a su mesa conversando con él. Algo molesto y dispuesto a terminar con esto, Czruda le dice a su novia que le espere, y se levanta determinado a increpar a Schindler, sin embargo, apenas está a unos pasos de distancia de la mesa de Schindler cuando este, sonriendo, más erguido y alto que Czurda, le saluda cortésmente y le cuestiona por qué deja a una hermosa mujer sola en una mesa, camina hacia Agnieszka y la toma del brazo, besándole la mano e invitando a Czurda a su mesa y a un trago de vodka. El confundido Czurda finalmente sonríe fascinado por su nuevo camarada. Mientras la noche avanza, Schindler, contemplando con deleite a algunas bailarinas polacas de cabaret, le entrega a Jerzy un nuevo rollo de billetes, con tal de llenar su mesa de los mejores banquetes que tengan. Más mesas se suman a la de Schindler, oficiales de las SS, SD y las bailarinas, así como algunas mujeres y miembros del partido, entre ellos Czurda y Hermann Toffel, que se burlan de los judíos que han tomado la recién dada orden de portar la banda con la estrella de David, como una oportunidad para hacer negocios, y se burlan también de la tendencia de los judíos a escapar siempre de las tormentas. Schindler, se asegura de que a nadie le falte comida y bebida, y no pasa mucho para que todos estén riendo, adorándole como el alma de la fiesta. Más personas se suman a la mesa, tentados por el hecho de que nadie en la fiesta la está pasando mejor que los que están con Schindler. Momentos después, todos están algo ebrios, cantando alegremente, mientras Schindler, liderando el canto, igual de alegre se conserva sobrio, a pesar de haber bebido igual o tal vez más que todos sus invitados. En ese momento, llega el Oberführer Julian Scherner con su esposa, se sientan a la mesa diagonal, y Scherner no tarda en llamar a Martín para preguntar quién es ese hombre del que emana toda la diversión, y Martín, ahora le responde con gran entusiasmo: "¡Es Oskar Schindler!". Scherner, intrigado, fija su mirada en él.

Una fotógrafa comienza a sacarle fotos a Schindler con todos los del restaurante, sonrientes: Czurda, que bloquea a Agniezka con tal de salir más cerca de Schindler, las bailarinas, los oficiales, todos sonrientes, ninguno quiere perderse la oportunidad de una fotografía con él. Finalmente, Julian Scherner y su esposa acaban por compartir la diversión, junto a Schindler, que ha tenido victoria en entrar al círculo de aristocracia Nazi, y que ahora no dudará en usar tal ventaja para su beneficio propio.

Itzhak Stern[editar]
Algún tiempo después, en las calles de Cracovia, donde los nazis humillan y maltratan a judíos cortándoles los rizos o golpeándoles, el gueto judío acaba de ser terminado. Schindler, mientras tanto, visita el Judenrat, el consejo judío de Cracovia, un lugar donde hay innumerables quejas por parte de muchos judíos residentes, todos elegantemente vestidos, pero con la estrella de David en sus brazos. El señor Juda Dresner es uno de los encargados de atender en el Judenrat a dos judíos de clase acomodada: El maestro de escuela Chaim Nowak y el rabí Jakob Levartow, que critican el hecho de que los nazis violen los artículos de la constitución sobre la privacidad de morada y el respeto a la religión y creencias individuales. Maria Mischel, una joven mujer judía, se queja acerca de los oficiales de las SS que llegan a su casa y les sacan diciendo que ya no les pertenece a ellos sino al Reich. Al cuestionar qué harían los nazis si ella decidiera quitarse la banda con la estrella, el señor Dresner responde que la matarían. Schindler, imponente como siempre, llega a la cámara del Judenrat y pregunta en alta voz por el contador Itzhak Stern a quien le ofrece, en una conversación en privado, el trabajo de contador de una empresa, pidiéndole que lo contacte con importantes empresarios judíos para así poder comprar una empresa de fabricación de metales esmaltados que estaba en bancarrota. Schindler y Stern son hombres sumamente diferentes. Muy al contrario de Schindler, Stern es calmado, sereno y serio, muchas veces callado y habla siempre con gran sensatez. Schindler, muy inteligente, astuto y lleno de vigor, le pone de manifiesto su plan: Sacando provecho de que las SS quitaran pertenencias a los judíos, les quitaran su ciudadanía, les bloquearan sus cuentas bancarias y les impidieran la entrada a restaurantes, tiendas y otros lugares públicos, Schindler piensa contratar sólo a trabajadores judíos, ya que al ser mano de obra barata, pagada por el empresario a la Oficina de Economía del Reich (es decir, al bolsillo de los nazis, por lo que Schindler prácticamente estaría poniendo en marcha un ciclo en el que siempre ganaría) y en ofrecerles como pago, artículos de cocina, que pudieran utilizar para su propio uso o canjear en el mercado negro. Stern duda mucho de las intenciones de Schindler y rehúsa al principio, sin embargo, analizando que Schindler no parece ser un alemán tiránico como los demás, acepta. Schindler consigue la ayuda teniendo a Stern como su contador oficial, y entonces lo encarga de que vaya reclutando mano de obra.

En aquel entonces, las iglesias católicas eran centros de reunión de judíos que se dedicaban al contrabando. Es ahí donde se muestran a dos negociantes, Goldberg y Chilowicz, y a un joven comprador llamado Poldek Pffeferberb, quien demanda a Chilowicz la entrega de 10 mil unidades de betún para zapatos en envases de metal como él había pedido, en lugar de cristal que Chilowicz le había dado, que iba dirigido al ejército alemán y que a causa del frío se rompió. Pfefferberg amenaza con delatar a Chilowicz a menos que haga lo que le pide, y Schindler, que ha estado delante de ellos todo el tiempo, se da la vuelta y negocia con Pfefferberg sobre la camisa que éste lleva. Temiendo la esvástica que Schindler lleva en su solapa, los demás judíos abandonan la iglesia. Pfefferberg, algo renuente, decide seguir haciendo tratos con Schindler.

Llega marzo de 1941, la fecha límite para entrar al gueto judío. Los judíos de Cracovia son forzados a abandonar sus casas y hacinarse en el gueto. Los polacos lanzan barro a los judíos, los golpean o los insultan. Mientras, Schindler toma posesión de la casa lujosa de una familia judía recién evacuada. Se ve la situación horrible del gueto en la que en un solo cuarto debían vivir muchísimas personas, muchas veces desconocidas. Goldberg y Chilowicz se han unido a los OD, una rama de policías del Judenrat que trabaja para las SS, y Goldberg le ofrece a Pfefferberg un puesto, que Pfefferberg rechaza, y entra al gueto junto con su joven esposa, Mila. Schindler, por iniciativa de Stern, negocia con dos hombres adinerados, dueños de la fábrica en quiebra, y tras dudar un poco, aceptan darle a Schindler la fábrica y todo su dinero a cambio de los artículos de cocina. La fábrica es ahora oficialmente de Schindler.

Stern busca generalmente a aquellos que no son considerados "trabajadores esenciales" y son deportados ("esencial" para los nazis eran aquellos que aportaban al desarrollo industrial tales como obreros, constructores, etc.). Stern les recalca que lo único que deben decir es que tienen experiencia en el manejo de metales y él hablará por ellos. Entre ellos está el maestro de escuela Chaim Nowak, junto con el señor Dresner y su mujer Chaja, junto a sus hijos Jonas y Danka.

Aquellos que son declarados "trabajadores esenciales" reciben una tarjeta azul, la Blauschein, con la cual irán a parar a manos de Schindler. Mientras, él busca secretaria, y atiende una larga fila de hermosas y jóvenes secretarias. A Schindler poco le importa su habilidad como secretarias comparada con su belleza y termina por contratarlas a todas. Finalmente, su fábrica Deutsche Emailwaren Fabrik es inaugurada.

Schindler y su empresa, más algunos problemas[editar]
Mientras; Schindler, con productos como chocolates, cigarros, frutas y licores, conseguidos ilegalmente por Pfefferberg, lisonjea a sus amigos nazis, como Czurda, Toffel o Scherner, para que se asocien con la D.E.F. (Deutsche Emailewaren-Fabrik), la empresa de metales esmaltados de Schindler. Para este tiempo, Schindler se ha hecho colega de dos miembros del partido, también dueños de fábricas como él: Franz Bosch y Julius Madritsch, un hombre de buen corazón, dueño de una fábrica de telas que también contrata obreros judíos. Poco a poco, la D.E.F comienza a prosperar considerablemente. Schindler, complacido, llama a Stern a su oficina para agradecerle por su ayuda y le invita a un trago. Al igual que en la ocasión que se conocieron, Stern se mantiene impasible y rehúsa aceptar el trago. Schindler enfurece y le pide a Stern que se largue.

Schindler ha entablado una relación amorosa con una de sus secretarias, Victoria Klonowska. Cierto día, tocan el timbre de la casa de Schindler, y Klonowska, vistiendo sólo una bata de dormir, abre la puerta a la que está una mujer hermosa y de aspecto refinado, recién llegada de muy lejos, sosteniendo una dirección de casa. Al ver a Klonowska, considera el haberse equivocado, pero al escuchar la voz de Oskar desde dentro, preguntándole a Klonowska quién es, no le cabe duda de que está en el lugar correcto, y a Klonowska no le cabe duda de quién es esa mujer: Emilie, la esposa de Oskar.

Oskar no se inmuta de la situación, pero Emilie, aunque ya acostumbrada a la infidelidad constante de su marido, se encuentra molesta. Schindler entonces decide invitarla al restaurante donde hizo su aparición, para compensárselo. Al bajar las escaleras de la casa, el guardia le dice a Emilie: "Cuidado al bajar, señorita". Emilie se ofende un poco, y Schindler contesta al guardia: "Señora Schindler, Marek". El guardia no puede ocultar su sorpresa, y Schindler no puede ocultar su vergüenza. En el restaurante, Emilie le pregunta a Schindler si todo el lujo no es más que una fachada, y Schindler le contesta que es imposible que sea una fachada, ya que cuenta con más de 300 obreros que trabajan todos los días con el único propósito de hacer dinero para él.

Schindler pregunta acerca de su familia y su hogar en Checoslovaquia, y le confiesa a su esposa sus sueños sobre el futuro, en el que el nombre "Schindler" no sería olvidado fácilmente, siendo él recordado como un hombre que hizo una obra extraordinaria, un hombre que hizo algo que nadie más hizo (una profecía sobre lo que habría de ser su destino, pero que en ese momento él enfocó al hecho de haber conseguido una empresa en bancarrota y convertirla en una fábrica importante). Schindler le comenta a Emilie que entiende ahora por qué en negocios anteriores había fracasado, debido a la ausencia a la única cosa en el mundo que hace la diferencia entre el éxito y el fracaso: la guerra. Mientras bailan, Schindler posa su mirada en una joven hermosa, bailando con un oficial de las SS. A la mañana siguiente, Emilie le pregunta a Oskar si debe quedarse en Cracovia con él. Schindler le comenta que es una hermosa ciudad, pero esa no es la respuesta que ella quiere y él lo sabe, Emilie pregunta de nuevo y Schindler le dice que depende de ella. Emilie se lo dice claramente: Si él puede prometerle que nadie jamás la confundirá con otra mujer que no sea "la señora Schindler" ella se quedará con él. Él no puede prometerle eso. La escena siguiente muestra a Emilie en un tren de vuelta a casa, mientras Schindler la despide desde la estación, y una vez alejado el tren, vuelve a sus asuntos.

En su oficina en la fábrica, Schindler, mientras almuerza, recibe la visita de Stern, que después de un frío informe de la prosperidad de la fábrica le pide a Oskar un minuto para ver al señor Lowenstein, un anciano judío sin un brazo que le agradece repetidas veces el trabajo hasta que Schindler se harta, retando más tarde a Stern por molestarlo de esa forma y por contratar a un trabajador limitado físicamente.

Un día, mientras los trabajadores de Schindler salían del gueto camino al trabajo, son detenidos por oficiales de las SS para limpiar el camino lleno de nieve. En una escena paralela, Schindler reclama a Rolf Czurda la pérdida de un día de producción y la muerte de un obrero. Czurda le responde que el asunto de poner a los judíos a quitar la nieve es más un ritual que una necesidad. El señor Lowenstein es separado por los oficiales y llevado hasta el final de la fila de judíos. Lowenstein alega que es un trabajador esencial de Oskar Schindler mientras los oficiales se burlan de eso tildando también a Schindler de hojalatero alemán. Es entonces cuando recibe un disparo en su cabeza y muere. Schindler le demanda una compensación a Czurda, el cual, riendo le dice que no puede hacer más que presentar una queja a la Oficina de Economía. Luego le dice claramente: "Oskar, el gobierno alemán podría considerar un crimen el considerar a un judío manco "trabajador esencial", a lo que Schindler responde: "Era muy hábil en la prensa de metales, muy hábil" intentando defender al hombre al que hacía un tiempo había discriminado.

Schindler está teniendo relaciones sexuales con una de sus amantes cuando es interrumpido por Poldek Pfefferberg, quien le dice que ha habido un problema con Stern. Stern es embarcado en un tren camino a un campo de exterminio. Schindler llega a la estación de trenes, donde un oficial instruye a los judíos que dejen todo su equipaje y pertenencias en la plataforma, marcados claramente con sus nombres y apellidos, prometiéndoles que los recuperarán después. Schindler hace clara su situación y viendo la lista en la que aparecía Itzhak para ser enviado allí, se enfrenta al encargado, el Hauptscharführer Kunder, anotando su nombre y el de su asistente, Klaus Tauber, convenciéndolos de que lo ayudaran con la frase: "Caballeros, ambos estarán en el sur de Rusia a fin de mes" Esto los intimida y sacan a tiempo a Stern; cuando le piden a Schindler que firme la lista, Tauber le dice que para ellos no hay ninguna diferencia entre un judío y otro. Stern intenta explicar a Schindler que se trataba de un error, en el que había olvidado su tarjeta de trabajo en casa, mientras caminan, Schindler dice: "Y si hubiese llegado cinco minutos tarde, ¿qué habría sido de mí?", lo que demuestra que sólo se preocupaba por él.

Al momento en que Schindler y Stern abandonan la estación, los OD toman en carretas todo el equipaje que los judíos han dejado en la plataforma. Lejos de cumplir lo prometido, las pertenencias de los judíos son llevadas a depósitos, donde las cosas de valor son apartadas y repartidas entre los nazis, y las cosas sin valor económico como fotografías son destruidas. El joyero judío Markus Wulkan es explotado trabajando puliendo y dándole forma a cientos de dientes de oro removidos de judíos.

La llegada de Goeth[editar]
La vida en la "ciudad judía" del gueto de Cracovia en el invierno de 1942 era ya muy diferente para sus habitantes de lo que hacía un tiempo solía ser. La vida en el gueto era miserable y decadente. Los judíos eran obligados a hacinarse, muchos en una misma habitación, comparten cierto día una conversación en círculo. Poldek y Mila, Chilowicz con su uniforme de OD, Chaim Nowak, Fischer y los Nussbaum, entre otros, acerca de las condiciones de vida del gueto. Todos coinciden en una cosa: A pesar de que es deplorable vivir así, finalmente se sienten en paz y creen que ya han tocado el fondo, que ya nada más inhumano donde caer.

Wilhelm Kunde, un alto oficial de las SS, recorriendo el gueto dentro de un auto descapotable, describiendo las situaciones y secciones del mismo a un joven Untersturmführer (equivalente a un teniente) llamado Amon Goeth. El gueto se divide en dos mitades, el gueto A, dedicado a los ingenieros civiles y los trabajadores industriales y el gueto B, donde estaban los obreros sobrantes, los ancianos y los enfermos, que era naturalmente el lugar por el cual Goeth desearía comenzar.

Amon Goeth es unos pocos meses menor que Oskar Schindler. Alto, erguido y de aspecto pasivo. Kunde le lleva del gueto de Cracovia a un sector en las afueras de la ciudad donde se estaba a punto de terminar de construir un nuevo Arbeitslager (campo de trabajo forzado) llamado Plaszow, donde la villa de residencia de Goeth está ubicada en lo alto de un monte de baja altura, justo sobre el campo. Kunde le comenta a Goeth que cuentan con dentistas, zapateros, médicos, un jardín de infantes y una sinagoga pronta a ser convertida en establo. Se acerca un Unterscharführer llamado Albert Hujar con un pequeño grupo de mujeres judías. Goeth les dice que una de ellas será afortunada de dejar el trabajo de esclavos que tenían en el campo, con tal de trabajar para él en su nueva villa. Al preguntar quién de ellas tiene experiencia previa en servicio doméstico, nota que todas levantan la mano con una única excepción, una joven y hermosa muchacha. Amon, al notarla, se acerca a ella diciendo que ha cambiado de parecer, ya que no quiere la criada de otra persona con costumbres molestas que corregir. La joven, tiritando de frío, le dice a Goeth que su nombre es Helen Hirsch. Goeth la mira unos instantes y se vuelve a Hujar diciendo que ya ha elegido.

En ese preciso instante, Goeth vuelve la mirada a una mujer judía, gritando fuertemente la necesidad de desarmar una barraca debido a la inestabilidad de los cimientos. La mujer, Diana Reiter, se acerca a Goeth para explicarle que toda la estructura de la barraca debe ser echada abajo para volver a construirla y así prevenir un hundimiento. Goeth la mira comprensivamente y le pregunta si es ingeniera y Reiter responde que sí, graduada de ingeniería civil en la Universidad de Milán. Goeth responde sonriendo: "Una judía educada. Igual que el mismo Karl Marx". Goeth se vuelve a la barraca y mira durante unos instantes, luego se vuelve a Hujar dándole una orden: "Mátela." Ante la resistencia de Reiter y la incomprensión de Hujar y Kunde, Goeth responde que no pretende tener discusiones con los judíos. Bajo la jurisdicción de Goeth y frente a los ojos de Helen Hirsch, Hujar mata a Reiter de un tiro en la cabeza. Una vez cumplida la orden, Goeth le da una nueva: Derribar la barraca y construirla de nuevo, según las instrucciones de Diana Reiter.

El 13 de marzo de 1943, Goeth reúne a los soldados de las SS y les da un discurso acerca de cómo los judíos habían invadido Cracovia desde hacía más de seis siglos, y animándoles a convertir esos seis siglos en un rumor en una noche. Mientras estas cosas suceden en el gueto, Oskar Schindler se prepara para salir a cabalgar con Ingrid, una de sus secretarias. Stern, dentro del gueto, comprende que algo terrible va a suceder, así como la familia Dresner y Poldek Pfefferberg.

Comienza la liquidación del gueto, los soldados de las SS entran violentamente y sacan a los judíos, quitándoles su equipaje y pertenencias, ordenándoles que se reúnan en la plaza principal. Asesinan en el instante a aquellos que consideren. Goeth se encarga de la liquidación del gueto, y saca violentamente a muchos judíos que serían deportados. El área de dieciséis manzanas del gueto se vería sumido en una atmósfera de caos y terror, que Schindler presenciaría desde un terreno elevado montando a caballo con Ingrid. Ahí ve la matanza de judíos, a veces a la suerte, o por querer escaparse.

Aquí viene uno de los momentos más conmovedores de la película, cuando entre el caos ve a una niña, cuyo vestido destaca por ser de color rojo, y no estar en blanco y negro. El director argumenta un dato interesante acerca de esta parte del filme; "Para el resto de los aliados, la matanza que se lleva a cabo en Alemania es tan visible como una niña caminando en medio de una matanza", y en efecto es así, pues la niña camina osada entre los soldados de las SS y los judíos. Schindler ve cómo la niña pasa entre soldados y judíos, entre balas y cadáveres, representando la inocencia e insignificancia de los niños. Esto impacta a Schindler hasta que su acompañante le pide que se vayan de allí.

Otros judíos[editar]
En el recorrido de la historia se logran ver algunos judíos que conocieron a Schindler durante su intento de comprar la fábrica, que ahora estaban escapando de la muerte en manos de las SS, ocultándose en lugares impredecibles.

Se ve cómo Poldek Pfefferberg, el que ayudó a Schindler consiguiendo productos para él en el mercado negro, se oculta en las alcantarillas, encontrándose en la calle con el mismísimo Goeth, ante quien ordena las maletas tiradas al suelo por los alemanes con el pretexto de "quitar obstáculos del camino". Goeth se marcha riéndose junto a su compañía de soldados.

En otra escena se ve cómo Danka Dresner y su madre tratan de escapar, y tan sólo la niña cabe en el refugio en el piso en donde estaba su amiga; con mucho pesar, deja a su hija y escapa encontrándose con un antiguo amigo de su hijo, que también era judío y ahora estaba al servicio de los nazis. Increíblemente el niño, aunque pequeño, reconoce a la madre de Danka y a la niña de la que él estaba enamorado, y las ayuda, quien bajó del edificio en busca de su madre. El niño las ayuda y las conduce a la fila en la cual no serán deportadas. Entre tanto se ve a Stern nervioso viendo cómo sus compañeros caían muertos alrededor de él, aunque esta no sería la última vez. Los judíos que se mantenían en pequeños escondites son asesinados por las SS.

Plaszow[editar]
Días después, se encarga a Goeth construir el campo de Plaszow, en donde reúne a todos los judíos de Cracovia.

Goeth y otros empresarios están preparando un convenio para que sus empresas se instalen en el campo y toman a los judíos como mano de obra, en esto llega Schindler, quien saluda a todos los presentes (casi todos "viejos amigos") bajo la mirada atenta de Goeth a quien saluda después.

Allí conoce más profundamente a Goeth, y le habla cuando éste ya estaba embriagado. Goeth le dice que la razón de que los judíos les temen es que tienen el poder de matar, y Schindler responde diciendo que eso es justicia, y que "Poder es cuando tenemos justificación para matar y no lo hacemos. (...) Es lo que tenían los Emperadores. Un hombre roba algo, le conducen ante el Emperador. Se echa al suelo ante él e implora clemencia; él sabe que va a morir. Pero el Emperador le perdona la vida, a ese miserable y deja que se vaya. Eso es poder."

Esto convence momentáneamente a Goeth, quien perdona a un niño judío por haber manchado su silla de montar y una niña que supuestamente estaba fumando en el trabajo. Cuando Lisiek, el niño encargado de limpiar su bañera, no puede quitar las manchas de estas lo deja ir, y desde el balcón lo mata de un tiro en la cabeza.

Otra de las atrocidades de Goeth es cuando sale al balcón de su casa en Plaszow, que le da una vista perfecta del campo, toma un rifle, y le dispara a dos personas como pasatiempo. Mientras tanto, Itzhak Stern seguía reclutando judíos reclusos en Plaszow, incluso a personas no precisamente buenas en el trabajo, pero que, según él, poseían características positivas. Muchos judíos, con el consentimiento de Goeth, fueron a parar a manos de Schindler. Se les ponía a prueba constantemente, y por la noche volvían al campo.

Exterminio[editar]
Pero la desocupación de Plaszow comenzaría. Cierto día unos médicos retuvieron a todos los judíos adultos, les ordenaron desnudarse y los pusieron a correr, separando a los sanos de los enfermos. Los enfermos, obviamente, serían deportados a campos de exterminio para ser ejecutados.

Pasada la prueba, se muestra el júbilo del sector de las mujeres declaradas sanas, mientras se visten, ven pasar a camiones con sus niños en ellos. La desesperación cunde entre las madres que intentaron sacarlos de allí, pero los guardias alemanes fueron suficientes para detenerlas.

Se muestra en otra escena algunos niños que se ocultaron, sabiendo lo que les pasaría si eran llevados en camiones usando una vez más la gran capacidad de ocultarse de la vista, hasta en las letrinas sucias del campo.

La lista de Schindler[editar]
En abril de 1943, la ciudad de Cracovia se sorprende al ver que del cielo caen pequeñas hojuelas, en la misma manera en que caería nieve en invierno. Schindler es uno de los pocos que reconoce que no se trata de nieve. Se trata de cenizas humanas.

En Chujowa Gorka, a Amon Goeth le dan la orden de exhumar e incinerar los cadáveres de más de 10000 judíos asesinados en Plaszow y en la masacre del gueto de Cracovia. El grado de deshumanización que Schindler, desde lo alto de un monte, presencia, es radical e incomprensible, y por lo mismo, más macabro que cualquier cosa que haya visto. El humo, pesado y negro, cubre el cielo, haciéndole oscuro e infernal. Mientras los nazis gritan insultos y órdenes con violencia e indiferencia, los prisioneros judíos, horriblemente demacrados y delgados, algunos vestidos con uniforme a rayas o con miserables harapos de lo que en otro tiempo fueran sus mejores ropas, como Poldek y Mila, cavan enormes fosas, o arrastran cadáveres carcomidos por el fuego, para amontonarlos en las fosas, uno sobre otro, mientras los nazis incendian los cadáveres. La escena infernal muestra enormes montañas de cuerpos ya sin forma humana, ardiendo. Schindler, que debe cubrir su nariz con un pañuelo, escucha a Goeth hablar tranquilamente, incluso con algo de tedio, que le han asignado la orden de incinerar a los muertos y enviar a los sobrevivientes a Auschwitz, ya que es la orden máxima de exterminio y no hay nada qué hacer para oponerse. Goeth le dice a Schindler que enviará a los prisioneros de Plaszow a Auschwitz en un lapso de poco más de un mes. Schindler presencia horrorizado cómo los prisioneros llevan carretillas miserables, atestadas de cuerpos, una tras otras. En una de esas carretillas, Schindler sin poder contener su dolor y horror, descubre un pequeño cuerpo brutalmente quemado, envuelto en un abrigo rojo. Schindler no tiene palabras ni corazón para describir tal inhumanidad.

Una vez a solas con Stern, Schindler le comenta a su amigo que no debe temer nada, ya que Goeth le prometió recomendarlo y darle en Auschwitz un buen trabajo. Stern sabe, sin embargo, a dónde los llevan y que no hay ya ninguna esperanza de salvación. Por el contrario, anima a Schindler a continuar con la empresa, que ha alcanzado un gran apogeo, a pesar de que ya no podrá contar con sus trabajadores judíos, los cuales son más baratos que los polacos. Schindler le dice con gran tristeza en su mirada que ya no tiene nada que hacer en Polonia y volverá a casa en Checoslovaquia, ya que logró la ambición de su vida, cumplió el propósito que se hizo al llegar: Ganar más dinero del que un hombre pudiera gastar en toda una vida. Pero para la sorpresa de Stern, no hay deleite en la mirada de Schindler, no hay ningún sentido de realización o complacencia en el cumplimiento de tal meta, no está la alegría con la que Schindler una vez se describió ante Emilie. Schindler, tratando de consolar a Stern y a sí mismo, le dice que algún día todo el horror iba a terminar, y que entonces ellos dos podrían juntos beber un trago. Derramando lágrimas, Stern decide tomarlo en ese momento. Y con una triste sonrisa, ambos brindan.

Algunos días después, una mañana, Schindler está vestido con bata de dormir, junto a su cama, donde yace una mujer hermosa y desnuda. La mirada de Schindler expresa tristeza y desánimo. Camina lentamente a lo largo de la habitación y se encuentra con las maletas listas ya para su viaje de regreso a casa. El vacío, sin embargo, que Schindler siente es enorme, y se dirige a la ventana, donde queda en silencio unos segundos, meditando. Su mirada entonces de pronto gana un breve destello, una idea ilumina su espíritu y sus ojos parecen recobrar la vida. Ha tomado una decisión. Acto seguido, Schindler, elegantemente vestido y con gran animosidad, saca todo su dinero y lo guarda en enormes maletas. Todas están repletas de dinero. Toda la fortuna que Schindler ha hecho desde su llegada.

En esos últimos días de Plaszow, Schindler y Goeth, compartiendo una de sus habituales charlas de camaradería, hablan acerca de un plan de Schindler, tan sin sentido que Goeth no logra entenderlo. Schindler le explica que es sencillo: Él piensa volver a Checoslovaquia, de eso nadie tiene duda, pero debido a que los negocios van tan bien, quiere llevar su fuente de riquezas con él: Quiere transportar a todas y todos sus trabajadores con él. Goeth le dice que eso no tiene ningún sentido, ya que sólo el transportar a los prisioneros y la maquinaría exigiría una cantidad aún mayor de la que los judíos le pueden hacer ganar con su trabajo, y que hay algo que Schindler está manteniendo en secreto. Schindler le dice que no hay nada secreto, que es simplemente una cuestión de comodidad, ya que él los conoce y sabe que son eficientes y así no tiene que contratar y entrenar nuevos obreros. Goeth le dice a su amigo que aceptará cualquier trato que proponga, pero que le irrita no saber qué se trae entre manos. Schindler sólo le dice que fije el precio, Y Goeth, astutamente, le dice a Schindler que lo ajuste él. Schindler sonríe, victorioso.

En la oficina de Stern, Schindler, fumando, dicta nombres de su memoria, y Stern los anota en máquina de escribir en una lista. "Poldek Pfefferberg. Mila Pfefferberg, Paul Stagel, los inversionistas, Ismail Fischer, Josef Scharf. Los niños. Todos los niños" dice Schindler, y Stern, con velocidad febril, escribe sin parar. Los nombres de la lista van aumentando con gran rapidez: HOROWITZ. LEWARTOW. GOLDBERG. WULKAN. Stern le dice a Schindler que llevan ya 450 nombres, y Schindler con fuerza le pide que añadan aún más. Simultáneamente, se ve a Schindler, elegantemente vestido, dirigirse a la villa de Amon con un enorme maletín negro en la mano. Mientras todo esto sucede el sonido de Stern tecleando no deja de escucharse. El tiempo avanza en la oficina de Stern, donde sólo están él y Schindler. Goeth abre el maletín que Schindler le trae: Una enorme pila de billetes.

Los nombres en la lista siguen surgiendo: WEIN. FEIGENBAUM. DRESNER. Ya llevan 600 y Schindler pide que añadan más. Simultáneamente se ve la fábrica de telas de Julius Madritsch, y Schindler a su lado diciéndole que ya sabe que les da comida y ropa adicional pagada de su propio bolsillo y que se una a su plan, ya que al combinar sus esfuerzos podrían sacar a más de 4000 judíos y llevarlos a un lugar seguro en Moravia. Madritsch duda de que el plan tenga éxito pero Schindler insiste. Madritsch le dice a Schindler que ya hizo demasiado por los judíos y que no puede hacer más. Schindler no está dispuesto a aceptar esa respuesta. Pero la decisión de Madritsch es firme. Mientras, Stern sigue escribiendo y escribiendo sin parar. Llevan ya más de 850 nombres. Luego de unas cuantas horas, ya en medio de la noche, Schindler, con aire de realización le pide a Stern que termine esa página y se detenga. Doce páginas de nombres. 1200 personas ahora en manos de Schindler. Stern descubre con asombro el radical crecimiento espiritual del hombre que cinco años atrás tenía en mente el único propósito de hacerse rico, cuando se da cuenta de que por cada nombre Schindler le paga a Goeth una fortuna. Termina la página, dice Schindler,y deja un espacio al final.. Stern obedece y termina la última página. La lista está completa. Stern, con gran orgullo y un sonrisa de felicidad y esperanza la toma en sus manos y la pone frente a los ojos de Schindler. La lista es el bien absoluto, dice Stern, la lista es la vida. Alrededor de sus márgenes yace el abismo.

El espacio al final de la última página tiene un propósito especial. Una promesa que Schindler debe cumplir: Es un espacio reservado para Helen Hirsch, la empleada judía de Goeth, de quien él estaba enamorado y no sabía si maltratarla o adorarla; esto lo torturaba. Schindler le propone a Goeth una partida de 21. Si Goeth gana, Schindler pagará 7400 marcos, con 21 sacado a la primera, le pagará 14800 marcos, pero si Schindler gana el juego, entonces Goeth deberá dejar que Schindler añada a Helen a su lista. Goeth se niega a aceptar. Schindler le dice a Goeth que sea lo que sea que haga, enviarán a Helen a Auschwitz. Goeth dice que jamás dejaría que Helen fuera a parar a Auschwitz y que quiere llevársela con él a su Viena natal. Temiendo una locura, Schindler le hace ver a Goeth la realidad, no puede llevarla con él a Viena. Goeth sabe que no, a pesar de que es lo que más desea con toda su alma, lo más misericordioso que puede hacer por Helen sería pues, llevarla al bosque y dispararle sin dolor en la nuca. Unos segundos después, Amon acepta el desafío de cartas.

Los Schindlerjuden dicen sus nombres ante los encargados de las listas, los cuales tienen copias de la lista de doce páginas de Schindler. La lista de la vida, en palabras de Stern. La familia Dresner, la familia Rosner, los Pfefferberg, la familia Horowitz, Goldberg, el rabino Levartow, Itzhak Stern, el joyero Wulkan, Adam Levy, los Nussbaum, Rebecca y Josef Bau, así como una enorme cantidad de personas más. Altman, Luftig, Rothberg, Zuckermann, y el último nombre de la lista: Helen Hirsch.

Una vez enlistados, separan a los hombres y a las mujeres, y los envían con destino a Brünnlitz, Checoslovaquia, en trenes de ganado.

Brünnlitz[editar]
El tren con hombres llega a la ciudad de Brünnlitz (Brněnec), ciudad natal de Schindler, quien los recibe cariñosamente en su nueva fábrica de materiales de artillería, como granadas y casquillos.

El problema se presenta cuando el tren de las mujeres es enviado por error a Auschwitz, por lo que Schindler se ve obligado a viajar allí para rescatarlas. Se muestra una escena en que mujeres y niñas son metidas a una ducha, donde piensan que las van a matar con gas, pero finalmente es solo agua de la que disfrutarían. Oskar logra sobornar al jefe del campo de Auschwitz Rudolf Höß y lleva a las mujeres a su fábrica en Brünnlitz.

Epílogo[editar]
Después de siete meses, Schindler y su empresa quiebran, puesto que en realidad allí no se realizaba ningún tipo de trabajo. Al finalizar la guerra, luego de dar un discurso en el que condenaba los crímenes perpetrados por los nazis y alentar a los judíos a restablecer sus vidas, evita que los guardias del campo maten a los judíos de su fábrica al quitarles el último vestigio de inhumanidad que quedaban: "Podrían exterminarlos a todos. Esta es su oportunidad. Pero también podrían irse y así volver a sus familias como hombres y no como asesinos". Uno a uno, los oficiales abandonan la planta. En conmemoración de las incontables víctimas del pueblo judío, Schindler pide tres minutos de silencio, que son acompañados de una oración de luto por parte del rabí Levartow.

Momentos más tarde, Stern, el señor Dresner, Markus Wulkan y el rabí Levartow agradecen a uno de los trabajadores, llamado Jereth, mientras este ofrece sus dientes de oro, los cuales Wulkan remueve con cuidado y más adelante funde y da forma de anillo, puliéndolo. Mientras esto sucede, Schindler y Emilie empacan a toda prisa sus pertenencias, con el objetivo de escapar. Al momento de partir, Schindler le da a Stern algunas instrucciones de repartir equitativamente entre los trabajadores algunas pertenencias de la fábrica, como telas, botellas de vodka y cigarrillos, con tal de darles un poco de capital para iniciar una nueva vida. Los judíos le entregan una carta firmada por todos los obreros, en la que explicaban todo lo sucedido en caso de que Oskar fuera capturado por los aliados. Schindler, agradecido, comienza a conmoverse. Stern entonces le hace entrega del anillo que momentos atrás habían forjado para él. El anillo tenía una inscripción en hebreo, proveniente del Talmúd que decía: "Aquel que salva una vida, salva al mundo entero".

Schindler y Stern estrechan manos en signo de la verdadera y fuerte amistad que han desarrollado con el paso de los años, mientras Schindler le confiesa a Stern con gran pesar que pudo haber salvado una persona más si hubiera tenido más dinero. Schindler lentamente va perdiendo más y más su compostura, su voz se hace quebradiza mientras que Stern, intentando consolarle, le dice que gracias a él 1.100 personas están vivas, y que gracias a lo que él hizo, vivirán generaciones. Sin embargo, Schindler no puede ver eso. Y señalando su lujoso auto se cuestiona en voz alta por qué lo conservó, si con él hubieran sido diez personas más que Goeth le hubiera dado a cambio, toma su alfiler con la esvástica, alegando que es de oro y que por él Goeth le hubiera dado dos personas más, o al menos una más. Una persona más. Cayendo a los pies de Stern, devastado y lleno de dolor, clama, sintiendo gran culpa, que pudo haber salvado una persona más y no lo hizo, y llora amargamente con el dolor que reprimía desde hacía años, mientras es abrazado por Stern y Emilie, que lloran también, y por sus trabajadores judíos.

Schindler y Emilie, disfrazados con uniformes de prisioneros, escapan en medio de la noche, mientras Schindler, a través de la ventana de su auto, con sus ojos aún humedecidos, observa a los miles de seres humanos que rescató. A la mañana siguiente, un soldado soviético anuncia a los judíos de Schindler que han sido liberados por el ejército rojo; tras la pregunta de Stern sobre si queda algún judío vivo en Polonia, el soldado queda en silencio, comprensiblemente diciendo que no ha visto a ninguno con vida. Los judíos, necesitando comida, marchan al pueblo más cercano, por recomendación del oficial soviético.

Mientras los judíos de Schindler caminan hacia un nuevo futuro, finalmente en libertad, se muestra que Amon Goeth fue arrestado en un sanatorio en Bad Tolz y entregado a las nuevas autoridades de la Polonia liberada cuyo recién formado Tribunal Superior Nacional le condenó a morir en la horca por crímenes contra la humanidad. Las últimas palabras de Goeth antes de morir ahorcado son "Heil Hitler!". Y en cuanto a Oskar Schindler, se nos muestra que después de la guerra, fracasó en su matrimonio y en muchos negocios que intentó, que a finales de los años 50, el Yad Vashem le declaró "Persona Justa entre las Naciones" y le honró invitándole a plantar un árbol en el "Jardín de los Justos" que aún hoy perdura.

La secuencia final toma lugar en el Cementerio Católico de Jerusalén, donde una larga fila de ancianos, (los judíos de Schindler en la actualidad) acompañados del actor o actriz que les interpretara en la película, colocan piedras, como señal de amor y de devoción, en la tumba de Oskar Schindler, mientras se muestra que en la actualidad quedan menos de 4000 judíos en Polonia, pero que hay más de 6000 descendientes de los judíos que Schindler salvó. Al final, se muestra que alguien pone una flor en el centro de la tumba, entre las piedras, y esa persona no es otra que Liam Neeson, el actor que interpretó a Oskar Schindler.

Ha recibido 387 puntos

Vótalo:

Gladiator (2000)

4. Gladiator (2000)

En el año 180 d. C. el general hispanorromano Máximo Décimo Meridio lidera al ejército romano hacia una importante victoria sobre las tribus germánicas cerca de Vindobona, poniendo fin a una larga guerra en el limes del imperio romano. Se gana así la estima del anciano y enfermo emperador Marco... Ver mas
En el año 180 d. C. el general hispanorromano Máximo Décimo Meridio lidera al ejército romano hacia una importante victoria sobre las tribus germánicas cerca de Vindobona, poniendo fin a una larga guerra en el limes del imperio romano. Se gana así la estima del anciano y enfermo emperador Marco Aurelio, quien a pesar de tener un hijo, Cómodo, decide que a su muerte sea el general el que ostente el poder temporal hasta que el senado de Roma asuma finalmente el gobierno del imperio. Cuando su padre le informa de su decisión, Cómodo asesina a su progenitor en un ataque de rabia y se hace con el poder. Cómodo intenta ganarse la lealtad de Máximo, pero el militar se percata de lo que ha sucedido. En ese momento el general es traicionado por su amigo, Quinto, que a su pesar instruye a los pretorianos para que lo ejecuten a él y a su familia en Hispania. Máximo consigue deshacerse de sus verdugos y emprende el retorno a su hogar a toda velocidad, pero no llega a tiempo de salvar a su mujer y a su hijo.

Después de enterrarlos, Máximo queda inconsciente por el cansancio, el dolor de la pérdida, y por una profunda herida causada durante su fallida ejecución, momento en que cae en manos de esclavistas que lo trasladan a Zucchabar, en el norte de África. Allí es comprado por el lanista Próximo y obligado a luchar como gladiador en la arena. Conoce y entabla amistad con Juba y Hagen, el primero de los cuales le pide que tenga fe y no desespere, que finalmente se reunirá con su familia en la otra vida.

Mientras tanto, en Roma, Cómodo es coronado emperador y ordena que se inicien varios meses de juegos y luchas de gladiadores. En África, Máximo demuestra ser un feroz gladiador, diestro en el combate y líder nato. Finalmente acaba siendo llevado a luchar en el imponente Coliseo de Roma, donde los hombres de Próximo son contratados para combatir en una recreación de la batalla de Zama. Ocultando su rostro con un yelmo, Máximo lidera a sus compañeros de combate y consigue una inesperada victoria con la que se ganan a un público que suplica por sus vidas. Impresionado, Cómodo desciende a la arena para conocer a los luchadores y ordena al gladiador jefe que revele su identidad. Este se vuelve, descubriendo su rostro, y le dice: «Me llamo Máximo Décimo Meridio, comandante de los Ejércitos del Norte, general de las Legiones Felix, leal servidor del verdadero emperador Marco Aurelio, padre de un hijo asesinado, marido de una mujer asesinada, y alcanzaré mi venganza en esta vida o en la otra».

Más tarde, Máximo, adorado por el público, combate contra el invicto gladiador Tigris de la Galia, al que logra vencer pero respeta la vida, en contra del deseo de Cómodo. El populacho lo bautiza por ello «Máximo el compasivo», su popularidad se dispara y Cómodo ve así frustrados sus intentos de matar al antiguo general, pues su muerte le haría perder el favor del pueblo romano. Tras este combate el antiguo criado de Máximo, Cicerón, se pone en contacto con él y le dice que su ejército todavía le es fiel. Entonces Máximo comienza a conspirar contra Cómodo junto a la hermana de este, Lucila, que siempre ha estado enamorada de él, y el senador Graco, con la finalidad última de reunirse con su ejército y completar su venganza derrocando y matando al emperador. Sin embargo, Cómodo sospecha de la traición que está urdiendo contra él su propia hermana y la amenaza con matar a su hijo si no le revela toda la conspiración. Durante el intento de huida de Máximo, la guardia pretoriana de Cómodo ataca la escuela de gladiadores, matando a Hagen y a Próximo. Juba y los supervivientes son encarcelados, mientras que Máximo logra llegar a las murallas de la ciudad a través de túneles. Allí descubre que ha caído en una trampa: Cicerón es asesinado y él capturado.

Desesperado por acabar con Máximo y demostrar su grandeza, Cómodo prepara un combate en el Coliseo contra el popular gladiador. Antes de empezar el combate, y sabiendo de su superioridad en el cuerpo a cuerpo, el emperador apuñala en la espalda a Máximo. A pesar de estar malherido, durante el combate Máximo logra desarmar al emperador, quien pide desesperado una espada a Quinto, jefe de su guardia. Este se niega a entregársela y ordena a sus hombres que hagan lo mismo. Cómodo saca en ese momento un estilete que tenía oculto bajo la armadura, pero Máximo, en un último esfuerzo, le sujeta el brazo, se lo clava al emperador en la garganta y acaba con su vida.

El moribundo Máximo, desangrado por la puñalada que le propinó Cómodo, tiene una visión de su familia en la otra vida. Quinto pronuncia su nombre, y en ese momento Máximo pide como último deseo que liberen a sus hombres y que el senador Graco sea restablecido, después recuerda las palabras de Marco Aurelio sobre la grandeza de Roma. Entonces se desploma en la arena y Lucila corre a su lado. En su última visión antes de morir, se reúne con su familia. Lucila honra su memoria con unas palabras y pide que porten su cuerpo a hombros, que es sacado de la arena por Graco y sus compañeros gladiadores. Al anochecer, Juba entierra en la arena del Coliseo las dos pequeñas figuras con las que Máximo rezaba a su mujer y su hijo y susurra: «Ahora somos libres. Volveremos a vernos. Pero aún no... aún no».

Ha recibido 381 puntos

Vótalo:

El imperio contraataca (1980)

5. El imperio contraataca (1980)

Hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana [...] Son tiempos adversos para la Rebelión. A pesar de que la Estrella de la Muerte había sido destruida, las tropas imperiales han conseguido expulsar a los rebeldes de sus bases secretas y ahora los persiguen por toda la Galaxia. Perseguidos... Ver mas
Hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana [...] Son tiempos adversos para la Rebelión. A pesar de que la Estrella de la Muerte había sido destruida, las tropas imperiales han conseguido expulsar a los rebeldes de sus bases secretas y ahora los persiguen por toda la Galaxia. Perseguidos por la temible Flota Imperial, un grupo de guerreros de la libertad guiados por Luke Skywalker, consigue establecer una nueva base secreta en el remoto mundo helado de Hoth. Entretanto, el señor del mal, Lord Darth Vader, obsesionado con la idea de encontrar al joven Skywalker, envía millones de sondas remotas para los puntos más alejados del espacio...
Texto introductorio de Star Wars The Empire Strikes Back5
Tres años después de que la Rebelión destruyera la Estrella de la Muerte, el Imperio Galáctico comienza su contraofensiva desmantelando varias bases rebeldes a lo largo y ancho de la galaxia obligando a los Rebeldes a huir a los rincones más alejados del espacio para poder reorganizarse. En este punto, la Alianza Rebelde ha establecido una nueva base secreta en el remoto planeta helado de Hoth. Darth Vader, obsesionado por encontrar a Luke Skywalker, ha enviado miles de sondas espaciales por toda la galaxia. Una de ellas llega hasta Hoth y es vista por Luke, quien cree que se trata de un meteorito, y se dirige a inspeccionar el lugar en el que ha caído, cuando es atacado por un wampa. Mientras tanto, Han Solo, extrañado por la tardanza de su amigo, decide ir a buscarlo. Luke logra escapar de ser devorado por el wampa haciendo uso de la Fuerza para alcanzar su sable lasér y cortarle un brazo a la bestia, pero en su huida cae agotado en el inmenso desierto de hielo y tiene una visión de Obi-Wan Kenobi, quien le indica que debe ir al planeta Dagobah para finalizar su entrenamiento jedi con el maestro Yoda. Han encuentra a Luke y construye un refugio para pasar la noche. Al día siguiente son encontrados por sus compañeros y, de retorno a la base rebelde, Luke se recupera de sus heridas en un tanque de bacta.

Los rebeldes localizan un androide espía imperial en las inmediaciones de la base y su destrucción alerta al Imperio. Darth Vader comienza a desplegar el ataque contra las tropas rebeldes, pero el Almirante Ozzel saca las naves del hiperespacio demasiado cerca del planeta y alerta a las tropas rebeldes de su presencia lo que le cuesta la vida a manos de Vader quien lo estrangula por medio de la Fuerza.

Una vez en Hoth y con las tropas rebeldes alertadas, se produce la batalla. El Imperio ha sopesado un ataque aéreo pero finalmente se decanta por un ataque en tierra con los caminantes imperiales AT-AT aunque la rebelión se defiende con sus guarniciones de Snowspeeders y sus armas, no consiguen derrotar al Imperio. Luke Skywalker, pilotaba uno de ellos, y tuvo la idea de enlazar las piernas de los caminadores con los arpones de los Snowspeeders, pero finalmente es alcanzado por una descarga láser y cae, aunque finalmente con un explosivo se introduce dentro de un caminante imperial y lo destruye.

La defensa finalmente fracasa aunque gracias al cañón de iones algunas naves imperiales han sido destruidas, facilitando la huida de los rebeldes. En ese momento la flota rebelde fija curso hacia Dantooine, menos Luke Skywalker que viaja a Dagobah y el Halcón Milenario, cuyo propulsor de velocidad luz queda dañado por el ataque imperial.

El Halcón Milenario, ocupado por la princesa Leia Organa, el contrabandista Han Solo, el wookie Chewbacca y el droide C-3PO escapando de las naves imperiales, se interna en un campo de asteroides. Allí, logran evadir al Imperio adentrándose en el cráter de un asteroide particularmente grande.

Mientras, a bordo del Ejecutor, el Emperador Palpatine contacta con Darth Vader con el propósito de destruir al hijo de Anakin Skywalker, citándolo como "un gran enemigo" ya que es una seria amenaza para el Imperio, pero Vader conocedor de su procedencia decide convencer al Emperador de que sería mejor tener al hijo de Skywalker de su lado convirtiéndolo al lado oscuro. "¿Y eso puede lograrse?" pregunta el emperador. "Se unirá a nosotros o morirá, maestro" le responde Vader.

Mientras, en el cráter del asteroide, un ataque de Mynocks altera a los pasajeros del Halcón Milenario. Han Solo dispara una descarga con su blaster y el asteroide empieza a moverse. Finalmente se da cuenta de que no están en una cueva, sino que el túnel resulta ser el interior de un gusano espacial. Esto obliga al Halcón a salir del asteroide y enfrentarse a la flota imperial.

En una gran maniobra de Han Solo, logran esconderse justo detrás de la torre de vigilancia de un destructor estelar. El capitán de la misma se disculpa personalmente con Darth Vader por haber perdido a los rebeldes, Vader acepta la disculpa luego de asesinarlo.

La tripulación decide partir hacia Bespin, pasando desapercibidos al radar del destructor estelar entre sus desperdicios, pero Boba Fett, avispado cazarecompensas, logra percatarse y decide seguirles.

Una vez en Bespin, se reúnen con Lando Calrissian, viejo amigo de Han, para reparar el propulsor, allí son recibidos con grandes lujos.

Mientras tanto, Luke, acompañado por R2-D2, llega a Dagobah mediante un aterrizaje de emergencia. Establece un campamento, pero es sorprendido por una pequeña y molesta criatura verde que le promete guiarlo hasta la casa de Yoda. Luke le sigue y descubre que, para su sorpresa, él era Yoda. Yoda es reacio a entrenar a Luke en el conocimiento de la Fuerza, pero Obi-Wan intercede, alegando que él también era un joven con la cabeza distraída cuando fue entrenado, a lo que Yoda no puede negarse y comienza a instruir a Luke en el dominio de la Fuerza.

Yoda le da a Luke grandes lecciones de sabiduría, como que el tamaño no importa (cabe destacar que Yoda mide 0,66 metros), el origen de la Fuerza y la diferencia entre el lado luminoso y el oscuro. Durante el entrenamiento, Yoda le enseña a su joven aprendiz cómo poder levitar a través de la Fuerza, la nave atascada en el pantano por el aterrizaje. Durante una meditación, Luke logra ver el futuro: Leia y Han sufriendo en una ciudad en las nubes. Habiendo visto eso, Luke decide ir a rescatarlos, ignorando las advertencias de Yoda y de Obi-Wan (quien vuelve al mundo en forma de espíritu). Durante este periodo de entrenamiento, Yoda insta a Luke a entrar en la cueva de las sombras, donde no necesitará armas y donde se encontrará con el reverso tenebroso de la Fuerza.

En Bespin, Han y Leia llegan a Ciudad Nube y son bien recibidos por Lando, quien ganó la estación en una apuesta, pero pronto descubren que este ha hecho un trato para mantener al Imperio alejado a cambio de que entregue a Leia, Han y Chewbacca a Vader, quien espera que Luke acuda al rescate de sus amigos cuando conozca su paradero. Además, Vader decide congelar a Han en carbonita para enviarlo a Jabba el Hutt, con quien el cazarrecompesas tenía una deuda. Antes de ser congelado, Leia revela sus verdaderos sentimientos hacia Han. Lando, al ver lo ocurrido, se arrepiente de su decisión y ayuda a Leia, Chewbacca y C-3PO a escapar en el Halcón Milenario, aunque desconoce que su hipervelocidad ha sido desactivada.

Luke llega a la Ciudad de las Nubes y se enfrenta a Vader en un duelo de espadas láser que finaliza con la victoria del Lord Sith después de cortarle la mano derecha a Luke. Vader le revela a Luke que él no mató a su padre, y que en realidad él es su padre, y le ofrece que ambos se unan para derrotar al Emperador y juntos, gobernar la galaxia. El joven Skywalker se niega y salta al vacío, pero consigue agarrarse a una antena en los bajos de Ciudad Nube y se comunica con Leia mediante la Fuerza. El Halcón Milenario acude en su rescate y, al salir de la atmósfera de Bespin, R2-D2 reactiva la hipervelocidad de la nave y consiguen escapar de las tropas imperiales. Poco después, a Luke le ponen una mano robótica en la nave médica de la Alianza Rebelde y Lando le promete a la princesa Leia que encontrarán a Han Solo. Lando y Chewbacca parten en busca de Han a bordo del Halcón Milenario.

Ha recibido 378 puntos

Vótalo:

Terminator 2: El juicio final (1991)

6. Terminator 2: El juicio final (1991)

La película comienza con una escena de la guerra contra las máquinas tras el "Día del Juicio Final" en el año 2029, donde Sarah Connor (Linda Hamilton) narra los sucesos relatados en la película anterior. A continuación, hay un salto a la actualidad de 1995. Un Exterminador T-800 (Schwarzenegger... Ver mas
La película comienza con una escena de la guerra contra las máquinas tras el "Día del Juicio Final" en el año 2029, donde Sarah Connor (Linda Hamilton) narra los sucesos relatados en la película anterior. A continuación, hay un salto a la actualidad de 1995. Un Exterminador T-800 (Schwarzenegger) llega desnudo a través de un portal en el tiempo y entra a una cafetería para robar la ropa y la moto a un motorista. En otra parte de la ciudad, otro Exterminador desnudo que es el T-1000 (Robert Patrick) se materializa y asesina a un policía para mimetizar su uniforme y robar su coche patrulla. Ambos comienzan a buscar a John Connor (Edward Furlong), ahora con 10 años y que vive en Los Ángeles con sus padres adoptivos. John es muy rebelde y constantemente desobedece a sus tutores, mientras que su madre Sarah fue arrestada después de intentar bombardear una fábrica de computadoras y está internada en el Hospital Psiquiátrico de Pescadero, donde es atendida por el Doctor Silberman (Earl Boen).

El T-800 y el T-1000 encuentran al mismo tiempo a John en un centro comercial donde ambos pelean, siendo el T-800 quien protege a John. Después John huye en su motocicleta del centro comercial y comienza una persecución del T-1000 hacia él pero en medio de todo llega el T-800 y con gran habilidad lo salva de ser asesinado, logrando evadir al T-1000.

Después de esto John le pregunta al T-800 por qué un policía quiere matarlo y le dice que él lo está protegiendo. Éste le explica a John que ese individuo no es un humano, sino un nuevo modelo de exterminador, un T-1000, enviado del futuro por Skynet, la supercomputadora consciente que lidera a las máquinas, para asesinar a John y con esto evitar su existencia, puesto que él es el líder del grupo rebelde llamado "La Resistencia", principales enemigos de Skynet. También le cuenta que su cuerpo está hecho de metal líquido, pero puede tomar forma de objetos afilados y de otras personas al tocarlas. A su vez, le dice que él es un T-800 que fue capturado y reprogramado por el mismo John en el futuro para protegerlo en esa época.

El T-800 se lleva a John lejos pero el muchacho insiste en pasar a su casa y recoger algunas pertenencias, el T-800 se niega puesto que el T-1000 podría estar esperándolo. Sabiendo de la situación, John decide llamar a sus tutores para advertirles, sin embargo cuando llaman el T-800 (utilizando la voz de John) descubre que ya está en la casa de John y asesinó a sus padres adoptivos. Luego el T-800 le revela que el siguiente objetivo del T-1000 será asesinar a Sarah para tomar su forma y atraerlo a él, John al escuchar esto desea rescatarla de inmediato; sin embargo, el T-800 se niega afirmando que no es parte de la misión, pero tras discutir el joven descubre que la máquina obedece sus órdenes porque por él mismo lo programó para ello en el futuro, John le ordena que vayan al Hospital Psiquiátrico donde está internada para salvarla y ambos se dirigen hacia allí, aunque también ordenándole que no asesine a nadie.

En el hospital, el T-1000 llega primero y está en búsqueda de Sarah, mientras que en esos mismos momentos Sarah con mucha habilidad logró salir de su celda e intenta escapar, tomando de rehén a Silberman. Cuando es detenida por los demás médicos, el T-800 y John llegan y rescatan a Sarah, en ese momento aparece el T-1000 y comienza un tiroteo y luego una persecución, pero logran escapar.

Esa noche se refugian en una gasolinera y Sarah que fue herida en la persecución por el T-1000 es curada por el T-800, quien también tiene conocimientos detallados y complejos de anatomía humana y medicina. Éste le explica que su CPU está diseñado para aprender más de los humanos y así poder infiltrarse entre la gente más fácilmente y tener mayor probabilidad de éxito en su misión como Exterminador. A la mañana siguiente huyen para comprar comida y abastecer el automóvil en el que se desplazan. Sarah interroga al T-800 cómo y cuándo sucederá "El Juicio Final", y éste le explica sobre la creación de Skynet, por mano directa del Dr. Miles Bennett Dyson (Joe Morton), ingeniero en jefe de Cyberdyne Systems, quien trabaja en un nuevo microprocesador, que será la base de la creación de Skynet. Le cuenta que Skynet al ser iniciada, desarrollará autoconciencia convirtiéndose en un ente inteligente que verá a los humanos como sus enemigos, por lo que lanzará un ataque nuclear alrededor de todo el mundo iniciando con los rusos, que sucederá en agosto de 1997.

Sarah consigue armas gracias a Enrique Salceda (Castulo Guerra), un viejo amigo suyo que está en la frontera con México, planeando escapar luego hacia ese país. Más tarde, Sarah tiene una pesadilla del ataque nuclear. Al despertar ve que ha escrito la frase "No Fate" (No hay destino), frase que Kyle Reese le había dicho, por lo que decide ir a matar a Miles Dyson para evitar el Día del Juicio Final. John trata de detenerla pero es inútil. Mientras John y el Terminator sacan conclusiones, John se da cuenta de que Sarah quiere cambiar el futuro matando a Dyson y va con el T-800 a impedirlo, a pesar de las negativas de éste, sabiendo que es una decisión tácticamente peligrosa porque es posible que el T-1000 haya adivinado sus intenciones.

Esa noche, Sarah ataca a Dyson en su casa donde lo deja herido por un disparo, pero cuando está a punto de matarlo al frente de su familia se da cuenta de que no es capaz de hacerlo. John y el T-800 llegan para impedirlo y John tranquiliza a Sarah. Luego y para sorpresa de Dyson, el T-800 le revela a éste las consecuencias de su trabajo mostrándole que es un Exterminador. El científico, nauseabundo por lo que ha escuchado, les explica que todo su trabajo se basaba en los descubrimientos realizados al estudiar el brazo y del chip del T-800 que fue destruido por Sarah en 1984. Entonces decide renunciar a su trabajo, pero Sarah y el T-800 le dicen que no es suficiente y que deben destruir todo registro de su trabajo inmediatamente para evitar que en el futuro alguien lo continúe.

Esa noche, se dirigen al edificio de Cyberdyne Systems para destruir todo el trabajo. John y Dyson recuperan el brazo y el chip, mientras el T-800 y Sarah ponen bombas para destruir el laboratorio. Los policías son alertados por la seguridad de Cyberdyne y al llegar hieren de gravedad a Dyson, por lo que éste se sacrifica y detona las bombas. Un equipo del SWAT llega, pero el T-800 hiere a todos y roba el furgón del equipo con el que escapan. El T-1000 llega tarde a la casa de Dyson, pero se entera por radio del ataque a Cyberdyne y parte hacia el lugar. Ahí continúa persiguiéndolos en un helicóptero que roba a la policía, que al quedar destruido reemplaza por un camión cisterna que transporta nitrógeno líquido y los persigue hasta una fundidora donde, producto de la colisión del camión, el nitrógeno líquido se dispersa, congelando al T-1000 mientras intenta seguir persiguiendo al grupo, despedazándose parcialmente como resultado de no detenerse. El T-800 lo despedaza completamente de un disparo, pero el calor de la fundidora lo devuelve a su estado líquido.

Luego de huir Sarah y John, ambos exterminadores pelean, pero el T-1000 deja gravemente dañado al T-800 y logra desactivarlo al dañar su fuente principal de energía clavándole una barra de metal en el abdomen. Posteriormente se presenta frente a John con la apariencia de Sarah, pero no logra engañarlo, la verdadera Sarah confronta al T-1000 incapacitándolo al dispararle sin cesar munición de alto poder y así evitar que se regenere mientras los impactos lo empujan a caer dentro de una caldera de metal fundido, desgraciadamente, antes de hacerlo caer las municiones de Sarah se agotan. Justo a tiempo el T-800 reinicia su sistema gracias a su batería de emergencia y aparece para salvar a John, logrando destruir al T-1000 disparándole una bala explosiva que abre su abdomen, dejándolo en jirones de metal, cayendo al metal fundido como resultado del impacto, donde se derrite tomando las formas de todas las personas en que se transformó hasta que no queda nada de él. John arroja el brazo y el chip al mismo lugar.

Sin embargo, el T-800 les dice que él también debe de ser destruido para que no quede otro chip y Skynet no sea creado, John le suplica que se quede, pero él le dice a John que no puede seguir con ellos. Al ver llorar a John, logra entender su tristeza, pero le dice que es algo que él nunca podrá hacer. Sarah estrecha su mano, en agradecimiento por haber cumplido con éxito su misión y por haber salvado la vida de John. Sarah lo baja al metal fundido y al ser destruido, el "Juicio Final" es evitado. La película termina con Sarah narrando que si un Exterminador logró comprender cuán valiosa es la vida humana, quizás algún día nosotros también podamos.

Ha recibido 377 puntos

Vótalo:

Star Wars (1977)

7. Star Wars (1977)

Hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana [...] Es un período de guerra civil. Las naves espaciales rebeldes, que atacan desde una base oculta, han ganado su primera victoria contra el malvado imperio galáctico. Durante la batalla, espías rebeldes consiguieron robar los planos secretos... Ver mas
Hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana [...] Es un período de guerra civil. Las naves espaciales rebeldes, que atacan desde una base oculta, han ganado su primera victoria contra el malvado imperio galáctico. Durante la batalla, espías rebeldes consiguieron robar los planos secretos del arma más reciente del imperio, la Estrella de la Muerte, una estación espacial blindada con el poder suficiente para destruir un planeta entero. Perseguida por siniestros agentes del imperio, la Princesa Leia se dispone a regresar a su hogar a bordo de su nave, custodiando los planos robados que pueden salvar su pueblo y restablecer la libertad en la galaxia [...]
Texto introductorio de Star Wars: A New Hope.42
En medio de la guerra civil galáctica, la Alianza Rebelde ha robado los planos de la poderosa estación espacial Estrella de la Muerte, con los que espera obtener ventaja en la guerra. Los planos son transmitidos a la Tantive IV, una nave diplomática al servicio de la Princesa Leia del planeta Alderaan. Sin embargo la transmisión es interceptada por el Imperio Galáctico, dando alcance a la Tantive IV cerca de la órbita de Tatooine. De forma inmediata, las tropas imperiales toman el mando de la Tantive IV, con Darth Vader a la cabeza. Durante el asalto, capturan a la princesa, quien antes logra depositar los planos robados y una grabación holográfica dentro de un androide denominado R2-D2, el cual habrá de escapar a bordo de una pequeña nave con destino al desértico Tatooine, junto con el androide C-3PO.

Al llegar a Tatooine, son capturados por jawas, criaturas del desierto que se dedican a comercializar partes de androides y vehículos, quienes los ofrecen a Owen Lars y a su sobrino, Luke Skywalker, un joven con ganas de conocer el espacio. Casualmente, cuando Luke se encuentra limpiando a R2-D2, activa parte del mensaje holográfico de Leia, lo cual le lleva a sospechar que le pertenece a Obi-Wan Kenobi, un ermitaño de la zona. Poco después, el robot se escapa de la granja de Owen, por lo que Luke y C-3PO acuden en su búsqueda. Durante su travesía, son atacados por «moradores de las arenas», siendo finalmente rescatados por Obi-Wan. Una vez a salvo, Obi-Wan le dice a Luke que él es un caballero jedi, revelándole también que había conocido a su padre, también jedi, con quien luchó en las Guerras Clon defendiendo a la República y había muerto en una batalla. Al ver el mensaje holográfico donde la Princesa Leia le pide su ayuda, Kenobi le ofrece a Luke la posibilidad de acompañarle en su viaje a Alderaan para entregar al robot R2-D2 a la alianza rebelde, donde le enseñará todo sobre la Fuerza y le obsequia un sable láser, que era de su padre, su amigo y aprendiz Anakin Skywalker.

Siguiendo el rastro de los androides, las tropas imperiales llegan a la granja de Owen, donde asesinan a todos sus habitantes. Al regresar a su casa, Luke encuentra los cadáveres carbonizados de sus tíos y su casa destruida. Motivado a vengar su muerte y porque ya nada lo retiene en el desierto, decide aceptar la petición de Obi-Wan y ayudar a la princesa capturada, acompañarlo en su viaje al planeta Alderaan y aprender sobre La Fuerza.


Mapa de la galaxia donde se desarrollan los eventos de Star Wars.
Siendo perseguidos por las tropas imperiales, Luke y Obi-Wan logran llegar al puerto espacial de la ciudad Mos Eisley, en medio del desierto, con el objetivo de encontrar un vehículo espacial o una nave de carga que los lleve a Alderaan. Dentro de una cantina, se encuentran con el contrabandista Han Solo y su amigo Chewbacca, quienes les ofrecen llevarlos ahí a bordo de la nave Halcón Milenario —considerada por Solo como «la nave más veloz de la galaxia».

Por otra parte, Leia es interrogada y torturada por Darth Vader, pues éste desea saber dónde se encuentra instalada la base rebelde, y por consiguiente, los planos robados. Pese a la insistencia de Vader, Leia demuestra tener una fuerza considerable de control mental y no cede ante los interrogatorios, por lo que él la lleva ante el comandante de la Estrella de la Muerte, Grand Moff Tarkin, quien la amenaza con destruir su planeta de origen, Alderaan, en caso de que no colabore con el imperio. Debido a esto, Leia cede y le dice a Tarkin que la base se encuentra en Dantooine. No obstante, Tarkin destruye Alderaan pues Dantooine se halla demasiado lejos de ellos como para comprobar las palabras de una desconfiable prisionera y para probar la capacidad del arma de la Estrella de la Muerte, un rayo de energía de plasma que puede destruir planetas enteros, proyectado desde una parábola al costado de la estación espacial.

Luke y Obi-Wan escapan del planeta en la nave de carga de Han Solo, en el momento justo en que soldados imperiales trataban de capturarlos, comprando información a los mercaderes y piratas, sobre la presencia de dos robots que estaban buscando en el desértico planeta, lo que despierta sospechas de que El Imperio los buscaba y decide aumentar el costo del transporte de los pasajeros, para poder escapar de las naves imperiales, entonces Obi-Wan le promete aumentar la recompensa si los mantiene alejados de El Imperio y de repente siente una alteración en el balance de La Fuerza, por la destrucción del planeta con el arma de la Estrella de la Muerte, algo que podrían comprobar al llegar a su destino.

Cuando Han Solo y los demás llegan a Alderaan a bordo del Halcón, se encuentran con que el planeta ya no está, y se encuentran con los restos, asteroides y desechos de la destrucción de un planeta, y se percatan de la cercanía de la Estrella de la Muerte, la cual consigue atraer al Halcón hasta su interior gracias a su campo de tracción, Han Solo trata de luchar, pero Obi-Wan le sugiere que piense en alguna otra alternativa. Una vez que la nave aterriza en un hangar de forma controlada en la estación espacial, los tripulantes se ocultan en unos compartimentos que Han Solo usaba para el contrabando. Después, descubren que la princesa se encuentra detenida en la estación, al consultar con la computadora del hangar de la estación espacial, con un terminal conectado al robot R2-D2, por lo que Obi-Wan le promete a Han Solo pagarle un rescate de una gran fortuna, si rescatan a la Princesa Leia y escapan de la estación espacial con ella, entonces deciden dividirse en dos grupos: uno para rescatar a Leia y otro grupo, para tratar de desactivar el campo de tracción cerca del hangar donde la nave Halcón está retenida, según la información obtenida por el robot R2-D2 en el terminal de computadora.

Como parte de su plan, Luke y Han se hacen pasar por dos soldados que escoltan a un «prisionero» (Chewbacca), capturado en la nave Halcón, y que es enviado al bloque de celdas, justo donde se encuentra retenida la Princesa Leia. Tras un enfrentamiento con tropas de asalto, consiguen rescatar a Leia. Mientras, el otro equipo consigue desactivar el campo de tracción, bajando los interruptores en forma manual para no ser descubiertos, pero al momento de tratar de llegar al hangar de la nave, Obi-Wan se encuentra con Darth Vader, quien había sentido su presencia en la estación. Obi-Wan se enfrenta con él en un duelo con sables de luz. Al percatarse de que el otro grupo ha conseguido con éxito escapar con la Princesa Leia y llegar al hangar donde se encuentra el Halcón Milenario, Kenobi intensifica la batalla para distraer a los guardias de la nave, que se encuentran justo a la entrada de la compuerta del Halcón y permitir así que sus amigos puedan ingresar a la nave y escapar, entonces levanta su sable láser y se rinde, por lo que Vader no vacila y acaba con su vida, pero misteriosamente Obi-Wan desaparece.

Luke y sus compañeros, disparan contra los soldados que estaban observando la batalla de sables láser, las compuertas blindadas que permiten el acceso al hangar, se cierran en forma automática por lo que Darth Vader no puede intervenir y consiguen subir a la nave, encender los motores y escapar de la Estrella de la Muerte, porque el rayo de atracción estaba desconectado, en el perímetro de defensa de la Estrella de la Muerte se encuentran con unas naves especiales enemigas y luego de un combate logran librarse de ellas, y entrar al hiperespacio, donde ya no pueden interceptarlos.

Luke está triste por la desaparición de su amigo Obi-Wan que se supone lo entrenaría para ser un Jedi, pero Leia no está del todo convencida, pues según su criterio le han dejado escapar fácilmente. En realidad, las tropas colocaron un sistema de rastreo dentro del Halcón Milenario, por pedido de Darth Vader, que presentía un encuentro con Obi-Wan y que ellos lograrían escapar, que permite rastrear la nave y encontrar el sistema estelar donde la base rebelde se oculta, en Yavin IV que ahora está ahora en peligro. Mientras tanto, los técnicos rebeldes analizan los planos robados, y descubren un punto débil en el diseño de la Estación Espacial, un «blanco», un punto débil de apenas dos metros de ancho, consistente en una escotilla de ventilación que comunica directamente con el sistema de reactores de la estación especial. Únicamente un disparo de un torpedo con un arma nuclear, realizado desde una nave de ataque monoplaza podría alcanzar la apertura, porque está blindado con escudos contra armas láser. Sabiendo esto, Luke y un escuadrón de la Alianza Rebelde comienzan su asalto sobre la Estrella de la Muerte.

Sin embargo, Han Solo declina formar parte de la expedición, al reclamar el rescate de la Princesa Leia y regresar a su vida de pirata y contrabando de mercadería, pagar las deudas que tiene. Tras una batalla épica, Luke es perseguido por Darth Vader, pero justo antes de que Vader le dé alcance, aparece Han Solo en el último momento para ayudar a Luke y dejarle el camino libre para destruir la estación espacial. Tras escuchar la voz de Obi-Wan, diciéndole que use la fuerza, Luke desconecta su ordenador y con un certero disparo logra destruir la Estrella de la Muerte. En las escenas finales, es llevada a cabo una ceremonia en la base rebelde del Templo Massassi, donde la princesa Leia concede a Luke y Han las medallas al valor por su actuación durante la batalla.

Ha recibido 373 puntos

Vótalo:

Forrest Gump (1994)

8. Forrest Gump (1994)

Mientras espera sentado en una parada de autobús, Forrest Gump comienza a relatar la historia de su vida a diversos extraños que se sientan junto a él. Su narración comienza por la infancia, cuando tuvo que llevar unos aparatos ortopédicos en las piernas que provocaron el acoso y la burla de... Ver mas
Mientras espera sentado en una parada de autobús, Forrest Gump comienza a relatar la historia de su vida a diversos extraños que se sientan junto a él. Su narración comienza por la infancia, cuando tuvo que llevar unos aparatos ortopédicos en las piernas que provocaron el acoso y la burla de otros niños. Él vivía con su madre en una casa en el campo en la que alquilaban habitaciones. Allí Forrest enseñó a uno de los huéspedes, un joven Elvis Presley, a bailar de una forma peculiar que luego este haría mundialmente famosa. En el bus escolar durante su primer día de clase Forrest conoce a Jenny, de la que se enamora inmediatamente y de la que se hace su mejor amigo. También en su infancia Forrest descubre que es capaz de correr muy rápido, una habilidad que impresiona al entrenador de fútbol americano Bear Bryant y que le permite ingresar, a pesar de su leve retraso mental, en la Universidad de Alabama. Allí es testigo de la Parada en la Puerta de la Escuela que protagonizó George Wallace en 1963. En esa época también es seleccionado por el equipo All-America de fútbol y conoce en persona en la Casa Blanca al presidente John F. Kennedy.

Tras graduarse en la universidad, Forrest se alista en el ejército de los Estados Unidos, donde se hace íntimo amigo de Benjamin Buford «Bubba» Blue, un afroamericano con el que acuerda probar suerte en un futuro en el negocio de la pesca de gambas. Ambos son enviados a la guerra de Vietnam y estando allí Forrest se da cuenta que Jenny aparece en una edición de la revista erótica Playboy. Cuando su pelotón cae en una emboscada, Forrest consigue salvar, gracias a su veloz carrera, a numerosos compañeros, entre ellos a su teniente Dan Taylor, pero no puede evitar la muerte de su amigo Bubba. El propio Forrest resulta herido en la acción, pero su valentía es reconocida con la Medalla de Honor, que le entrega en persona el presidente Lyndon B. Johnson. Mientras permanece en el hospital recuperándose de su herida de guerra, Gump vuelve a encontrarse con el teniente Dan, quien ha perdido ambas piernas y está furioso con él por haberlo salvado en lugar de dejarlo afrontar su destino: morir en el campo de batalla al igual que todos sus antepasados. En Washington D. C., Forrest se ve inmerso en una enorme manifestación pacifista en el National Mall y allí se reúne con Jenny, que entonces forma parte del movimiento contracultural Hippie. Ambos pasan la noche caminando por la capital, pero a la mañana siguiente ella se marcha junto a su novio.

En esa época Forrest descubre su gran habilidad en la práctica del ping-pong y comienza a jugar para el equipo del ejército de los Estados Unidos, con el que acaba compitiendo contra el equipo chino durante una gira de buena voluntad al país asiático. Vuelve a visitar la Casa Blanca, donde conoce al presidente Richard Nixon. Alojado después en el hotel Watergate, una noche Forrest ayuda sin proponérselo a exponer el escándalo Watergate. Gracias a sus ya entonces numerosas hazañas, Gump es invitado a un famoso programa de televisión, en el que coincide con John Lennon, y a la salida del cual vuelve a toparse con su antiguo teniente Dan Taylor, que ahora vive de la pension del gobierno. Dan desprecia los planes de Forrest para comenzar en el negocio de la pesca de gambas y de forma burlona le promete que será su primer oficial en el barco si llega a tener éxito en esa empresa.


El barco pesquero Jenny, en la actualidad amarrado junto al restaurante Planet Hollywood de Lake Buena Vista (Florida).
Empleando el dinero que ganó jugando al ping pong, Forrest compra un barco pesquero que bautiza con el nombre de Jenny y comienza así a cumplir la promesa que le hizo a su amigo Bubba, muerto en Vietnam. El inválido Dan también cumple su promesa y se presenta para ayudar a Forrest en el negocio. Al principio no tienen ninguna suerte en la pesca de gambas, pero gracias a los devastadores efectos del huracán Carmen, que destruye toda la flota pesquera competidora del barco de Forrest, la Bubba Gump Shrimp Company obtiene unas ganancias enormes. Dan finalmente le da las gracias a Gump por haberlo salvado de la muerte en la guerra. Entonces Forrest regresa a casa para cuidar de su madre enferma, que muere de cáncer poco después. El negocio pesquero había quedado en manos del teniente Dan, quien acertadamente invierte las ganancias en acciones de la compañía informática Apple y los convierte a ambos en millonarios.

Jenny regresa a visitar a Forrest y se queda un tiempo con él, circunstancia que este aprovecha para pedirle matrimonio. Ella se niega y acaba por marcharse una mañana, antes de que él despierte. Angustiado, Gump decide comenzar a correr y lo que al principio solo iban a ser unos kilómetros acaba por convertirse en una larguísima maratón de costa a costa del país que dura tres años, en el transcurso de la cual se convierte en una celebridad y atrae numerosos seguidores. Un día detiene súbitamente su carrera y decide regresar a casa. Allí recibe una carta de Jenny en la que ella le pide que se reúna con ella, lo que lo lleva a la parada de autobús en la que lo vemos al principio de la película. Ya en casa de Jenny, ella le revela que tienen un hijo en común, también llamado Forrest, y que está enferma de un virus desconocido. Ella le propone matrimonio y él acepta. Los tres regresan a la casa de Forrest en Alabama y organizan una boda pequeña a la cual asiste el teniente Dan, ya comprometido y con piernas nuevas de aleación de titanio. Jenny y Forrest contraen matrimonio pero ella muere poco después. En la última escena de la película, Forrest y su hijo esperan en la parada del autobús escolar en el primer día de escuela del chico. Mientras se aleja el autobús, Forrest padre se sienta en el mismo tocón de árbol en que lo hizo su madre el primer día que él fue al colegio y se queda mirando el vuelo de una pluma, la misma que aparece al principio.

Ha recibido 371 puntos

Vótalo:

Seven (1995)

9. Seven (1995)

En una ciudad americana sin determinar, al detective de homicidios William R. Somerset (Morgan Freeman), que está a punto de retirarse, le es asignado como compañero el joven e impulsivo detective David Mills (Brad Pitt), recientemente transferido. Los detectives empiezan a investigar una... Ver mas
En una ciudad americana sin determinar, al detective de homicidios William R. Somerset (Morgan Freeman), que está a punto de retirarse, le es asignado como compañero el joven e impulsivo detective David Mills (Brad Pitt), recientemente transferido.

Los detectives empiezan a investigar una serie de asesinatos relacionados con los siete pecados capitales. El primero de ellos es el de un hombre obeso que fue forzado a comer hasta morir y quien así representa la gula. En cada escena del crimen, Somerset y Mills encuentran nuevas pistas que los conducen al siguiente asesinato, razón por la cual creen que están tras un asesino en serie. Un conjunto de huellas encontradas en la escena del segundo asesinato, el de un acomodado abogado que fue obligado a cercenarse una parte del cuerpo y desangrarse y que representa la avaricia, conduce a los detectives a un apartamento donde se topan con un hombre demacrado atado a su cama. Al principio creen que está muerto, pero pronto descubren que el hombre ha sido mantenido vivo e inmovilizado por el asesino durante un año exacto. La siguiente víctima era un traficante de drogas y abusador de menores que simboliza la pereza. Aunque el hombre no puede hablar con los detectives, estos concuerdan en que el asesino ha venido planeando todos estos crímenes durante más de un año.

Después, Somerset conoce a la esposa de Mills, Tracy (Paltrow), que no está contenta con haberse mudado a aquella ciudad. El veterano detective se convierte en el confidente de Tracy, con quien se reúne un día. Ella le confía que está embarazada y que no le ha dicho nada a su esposo, mientras que él le confiesa su aversión por la ciudad, que él no ve como un buen lugar para criar hijos. Le cuenta también que casi había llegado a casarse unos años atrás. Finalmente aconseja a Tracy que, si planea tener un aborto, no le diga nada a Mills, pero si decide tener al niño, que lo «mime cada vez que pueda».

Por medio de los registros de una biblioteca, los detectives ubican a un hombre llamado John Doe (Spacey), quien frecuentemente chequea libros relacionados con los pecados capitales. Cuando Doe encuentra a los detectives tocando a la puerta de su departamento, les dispara y huye. Mills lo persigue, pero Doe consigue emboscarlo y encañonarlo con su pistola. No obstante, opta por dejarlo ileso y fugarse. La policía registra el departamento de Doe y encuentra una cuantiosa serie de volúmenes escritos a mano por este, con sus pensamientos perturbados y pistas sobre la próxima víctima potencial, aunque no se hallan huellas dactilares del sospechoso. Tarde llegan a socorrer a la siguiente víctima, que representa la lujuria, una prostituta asesinada por un hombre obligado por Doe a penetrarla sexualmente con un artefacto sadomasoquista dotado de cuchillas. Después los protagonistas investigan la muerte de una joven modelo cuyo rostro fue mutilado. La muchacha había optado por quitarse la vida en vez de seguir viviendo con el rostro desfigurado y se había convertido así en la quinta víctima, que era símbolo de la soberbia.

Justo cuando Somerset y Mills entran en la comisaría de Policía, Doe aparece y se entrega. Se encuentra en él sangre de la modelo y de una víctima no identificada en sus manos. También se descubre que el individuo se ha arrancado la piel de las yemas digitales para evitar dejar huellas. Por medio de su abogado, Doe hace un trato: conducirá a la policía a los últimos dos cuerpos y confesará sus crímenes, pero con la condición de que los protagonistas lo acompañen a un lugar que les dirá solo a ellos. De lo contrario, alegará locura en su juicio. Aun con las reservas de Somerset, él y su compañero aceptan llevarlo adonde pide. Doe los dirige, pues, a un área desierta alejada de la ciudad. En el camino habla con los policías y les dice que tiene la misión divina de castigar a los malvados y de revelarle al mundo el pecaminoso lugar en que se ha convertido. También hace algunos comentarios oscuros sobre Mills que incomodan a este.

Finalmente, llegan al lugar y esperan, entonces se acerca una furgoneta de una compañia de transporte urgente. Somerset intercepta al conductor y deja solos a Mills y a Doe. El conductor de la furgoneta explica que tiene instrucciones de dejar un paquete en ese preciso lugar y a esa precisa hora. Mientras tanto, Mills apunta su pistola a Doe, y éste le confiesa a aquel cuánto lo admira. Somerset abre el paquete y se horroriza al ver en su interior. Corre hacia Mills y urge a este a que no escuche a Doe, pero el psicópata habla y revela que la caja contiene la cabeza de Tracy, la esposa de Mills; que él mismo representa el pecado de la envidia, por ambicionar la vida de Mills; y que mató a Tracy tras haber intentado, sin éxito, representar el papel de esposo con ella. Luego menciona que la mujer estaba embarazada, dato que Mills desconocía y termina de sacarlo de quicio. Somerset ya no puede controlar a su compañero, quien finalmente mata a Doe y se convierte así en el símbolo de la ira, el último pecado capital. Mills es arrestado por homicidio.

La historia concluye ese día, al atardecer, cuando Somerset se retira de aquella escena de crimen citando una frase de Por quién doblan las campanas, de Ernest Hemingway: «El mundo es un bello sitio por el que vale la pena luchar". Yo estoy de acuerdo con la segunda parte».

Ha recibido 371 puntos

Vótalo:

Apocalypse Now (1979)

10. Apocalypse Now (1979)

El capitán Willard (Martin Sheen) es enviado a Vietnam a un lugar de la jungla donde deberá localizar y matar al Coronel Kurtz (Marlon Brando), un ex boina verde que ha organizado su propio ejército y se deja adorar por los nativos. A medida que se adentra en la jungla en su viaje por el río... Ver mas
El capitán Willard (Martin Sheen) es enviado a Vietnam a un lugar de la jungla donde deberá localizar y matar al Coronel Kurtz (Marlon Brando), un ex boina verde que ha organizado su propio ejército y se deja adorar por los nativos. A medida que se adentra en la jungla en su viaje por el río, Willard se ve afectado fuertemente por los poderes de la naturaleza, por diversos conflictos bélicos, y por las infecciones y enfermedades. Sus compañeros se encuentran bajo el efecto de las drogas o sus propios miedos. Poco a poco Willard se convierte en un hombre similar a aquel que tiene que matar.

A lo largo de la historia tanto los escenarios como la acción se van volviendo cada vez menos realistas, y adquieren una complicada simbología con referencias a la obra de T. S. Eliot y a mitos referidos en La rama dorada, de James George Frazer.

Tiene momentos memorables dentro de la historia del cine, como el inicio, en el que la imagen del capitán Willard, tendido sobre la cama y mirando el ventilador de techo, se une a la de los helicópteros sobrevolando la selva y bombardeándola con napalm, mientras la canción de The Doors, The End, sirve como nexo de unión y da significado a las imágenes.

Memorable es también la escena en que los helicópteros del Noveno batallón de la Primera División de Caballería (Aerotransportada) bombardean el poblado vietnamita, todo ello ambientado con la música de Wagner, la «Cabalgata de las valquirias», tal cual hacían los audiovisuales de la Luftwaffe, para instrucción de los cadetes.

Otra escena memorable es aquella en que Willard es llevado ante Kurtz para ser interrogado, donde se produce una combinación de luz y sombras que ocultan parcialmente el rostro del coronel, simbolizando el lado bueno y el lado oscuro del corazón humano. De hecho la película trata en su trasfondo sobre los procesos mentales y morales que se producen en personas sometidas a condiciones adversas, y cómo estas condiciones afectan de manera diferente a cada uno de los personajes que aparecen, en función de su personalidad, sus actos y su conciencia.

La travesía por el río se convierte así en un descenso a los infiernos para los tripulantes de la lancha. Finalmente Willard logra encontrar la guarida de Kurtz (la inscripción "Apocalypse now", que da título a la película, puede verse cuando Willard llega al campamento de Kurtz en una pared tras la multitud que lo recibe), que se comporta como un Buda despótico idolatrado por una tribu de la jungla. Willard es hecho preso, pero se gana la confianza de Kurtz y es puesto en libertad, siendo testigo de las últimas voluntades de un Coronel que, presuntamente loco, mantiene la lógica en sus razonamientos.

Ha recibido 368 puntos

Vótalo:

37. La milla verde (1999)

11. 37. La milla verde (1999)

El libro narra la vida de Paul Edgecomb, que siendo un anciano de 108 años, cuenta su historia como oficial del «corredor de la muerte» en la penitenciaría Cold Mountain, en el estado de Luisiana, durante la década de 1930. Edgecomb tiene entre sus presos a un personaje con poderes... Ver mas
El libro narra la vida de Paul Edgecomb, que siendo un anciano de 108 años, cuenta su historia como oficial del «corredor de la muerte» en la penitenciaría Cold Mountain, en el estado de Luisiana, durante la década de 1930. Edgecomb tiene entre sus presos a un personaje con poderes sobrenaturales que es capaz de sanar a personas y hacer otros tipos de actos paranormales.

Ha recibido 366 puntos

Vótalo:

El bueno, el feo y el malo (1966)

12. El bueno, el feo y el malo (1966)

El bueno (Clint Eastwood) en el papel del Hombre sin nombre, apodado «Rubio» (Blondie); el malo (Lee Van Cleef), alias «Sentencia» (Sentenza en la versión italiana, Angel eyes en la estadounidense, «Ojos de ángel» en la hispanoamericana); y el feo (Eli Wallach), alias «Tuco» y cuyo nombre... Ver mas
El bueno (Clint Eastwood) en el papel del Hombre sin nombre, apodado «Rubio» (Blondie); el malo (Lee Van Cleef), alias «Sentencia» (Sentenza en la versión italiana, Angel eyes en la estadounidense, «Ojos de ángel» en la hispanoamericana); y el feo (Eli Wallach), alias «Tuco» y cuyo nombre completo es Tuco Benedicto Pacífico Juan María Ramírez, son, respectivamente, un cazarrecompensas, un asesino a sueldo que luego deviene en sargento del Norte sin escrúpulos y un ladrón. Se ubican en un ambiente del viejo oeste durante la Guerra de Secesión Norteamericana.

Después de una descripción y situación de los personajes, así como otros eventos donde el Feo y el Bueno se conocen, el Feo lleva al Bueno a morir al desierto por venganza, y así se cruzan con una diligencia del Ejército del Sur en la cual un soldado moribundo da a conocer la localización de un tesoro en monedas de oro (200.000 dólares enterrados en una tumba) a cambio de agua, pero resulta que muere sin que ninguno de los dos tenga la información completa: al Feo le dijo el nombre del cementerio, «Sad Hill» (‘loma triste’), y al Bueno le dijo el de la tumba donde estaba enterrado el tesoro. Así —aunque peleados y cada uno con la mitad del secreto— vuelven a asociarse y emprenden rumbo al cementerio por la esperanza del oro. En el camino suceden varias complicaciones, incluido un encuentro con el Malo, del que logran escapar, y finalmente un duelo en triángulo en el círculo central empedrado del cementerio (sin precedentes hasta entonces en la historia del género) y que culmina entre el frenesí y la delirante música de Ennio Morricone con el tema llamado «El trío».

Ha recibido 364 puntos

Vótalo:

La chaqueta metálica (1987)

13. La chaqueta metálica (1987)

La historia de la película se divide en dos partes: la primera muestra el entrenamiento de los marines en retaguardia; la segunda se centra en los combates urbanos durante la ofensiva del Tet en la Guerra de Vietnam. Primera parte[editar] En 1967, durante la Guerra de Vietnam, un nuevo grupo... Ver mas
La historia de la película se divide en dos partes: la primera muestra el entrenamiento de los marines en retaguardia; la segunda se centra en los combates urbanos durante la ofensiva del Tet en la Guerra de Vietnam.

Primera parte[editar]
En 1967, durante la Guerra de Vietnam, un nuevo grupo de reclutas llega al centro de entrenamiento de Parris Island y es puesto a las órdenes del sargento mayor Hartman (R. Lee Ermey), quien emplea tácticas draconianas para convertir a sus hombres en infantes de marina endurecidos y preparados para el combate. Entre ellos se encuentran Bufón (Matthew Modine), Cowboy (Arliss Howard) y Patoso (Vincent D'Onofrio). Este último se ha ganado el apodo después de enfurecer al sargento Hartman y por ello queda bajo la tutela de su compañero Bufón, al que ha nombrado jefe de su pelotón por insistir en negarse a creer en la Virgen María.

Con la ayuda de su compañero, Patoso comienza a mejorar, pero vuelve a empeorar cuando Hartman descubre una rosquilla escondida en su casillero. Convencido de que los reclutas no han ayudado a mejorar a Patoso, Hartman adopta la política del castigo colectivo: todos los errores que cometa Patoso los pagará el resto del pelotón, quedando él mismo exento de cumplir el castigo. Hartos de ser castigados por sus torpezas, todo el pelotón golpea a Patoso con jabones envueltos en toallas durante la noche, mientras Cowboy lo amordaza y le dice «Recuerda, gordinflón: solo ha sido una pesadilla». La presión a la que está sometido Patoso por su torpeza, unida a la ofensiva colectiva, le provoca un cambio de personalidad, convirtiéndolo aparentemente en un recluta modelo de la Infantería de Marina, algo que preocupa a Bufón, quien observa cómo Patoso cada vez habla más con su fusil M14, al que ha llamado "Charlenne".

Al acabar la instrucción, cada recluta recibe un destino. La mayor parte es enviada a la infantería. A Bufón se le asigna al periodismo militar básico y, durante la última noche del pelotón en Parris Island, descubre a Patoso en el baño, cargando su rifle con munición real. Intenta calmarlo, pero Patoso empieza a recitar el credo del fusilero. El ruido despierta a todo el pelotón, incluso al sargento Hartman. Cuando este entra en los baños, se enfrenta al recluta y le ordena que le entregue el arma, insultándolo en el proceso. Esto provoca que Patoso le dispare y después se suicide, ante los ojos de Bufón.

Segunda parte[editar]
En enero de 1968, Bufón (Matthew Modine) se ha convertido en cabo y corresponsal de guerra de los Marines en Vietnam, trabajando en el periódico militar Barras y Estrellas. Ha sido asignado a una unidad de relaciones públicas en Da Nang con el soldado Rompetechos (Kevyn Major Howard), un fotógrafo de combate. Rompetechos quiere entrar en acción, como Bufón afirma que ha hecho. Sin embargo, los infantes de marina de la base dicen que Bufón no posee lo que ellos llaman "la mirada de los mil metros", aquella mirada que tiene un hombre que ha visto la guerra. Esta charla se interrumpe por los disparos y las explosiones que comienzan con la conocida ofensiva del Tet: el ataque de los norvietnamitas aprovechando el alto el fuego del Tet, la festividad del año nuevo chino para dar la bienvenida al Año del Mono.

Los periodistas informan al día siguiente de ataques enemigos en todo el sur de Vietnam. El teniente Lockhart envía a Bufón y Rompetechos a Phu Bai para cubrir el combate. Llegan allí con el escuadrón Lusthog, donde Cowboy es ahora sargento y el segundo al mando. Bufón acompaña al pelotón durante la batalla de Hue, donde el teniente que comanda el pelotón, Walter J. Schinowski Mr. Touchdown (Ed O'Ross) es abatido por el enemigo durante un ataque con bombardeos al escuadrón de tanques. Después de que la zona haya sido declarada segura por la Infantería de la Marina, un equipo de periodistas y reporteros de guerra estadounidenses entrevistan a los Marines en Hue y preguntan acerca de sus experiencias en Vietnam y sus opiniones sobre la guerra.

Durante una patrulla después de las entrevistas, el líder del escuadrón, el loco Earl (Kieron Jecchinis), muere al caer en una trampa bomba, dejando al pelotón al mando de Cowboy. El equipo se pierde en los escombros y Cowboy da órdenes para hacer un reconocimiento de la zona. Bola ocho (Dorian Harewood) es el primero en avanzar hacia la zona de reconocimiento, pero es herido por un francotirador del Vietcong. El médico Jay Doc (John Stafford) trata de ayudarlo y también es alcanzado. Al deducir que se trata de una emboscada para atraer al escuadrón hacia la zona de tiro, Cowboy pide refuerzos, pero el apoyo del tanque que inicialmente iban a mandarle no está disponible, por lo que ordena al equipo que prepare la retirada.

El artillero del escuadrón Pedazo de Animal (Adam Baldwin), quien es el mejor amigo de Bola ocho, se niega a abandonarlo y se adentra en la zona de tiro para vengarse del francotirador, contradiciendo las órdenes de replegarse de Cowboy. Pedazo de Animal descubre que hay un solo francotirador escondido en un edificio de correos, pero este remata al doctor Jay y a Bola ocho cuando el médico trata de indicar su localización, aunque logra hacerlo. Durante las maniobras para localizar al francotirador, este dispara a Cowboy fatalmente en el pecho y muere en los brazos de Bufón.

Pedazo de Animal asume el mando del escuadrón y conduce un ataque contra la posición del francotirador disparando su ametralladora M60 al edificio. Bufón descubre que el francotirador es una chica (Ngoc Le) y trata de dispararle protegido por una columna del edificio, pero su fusil M16 se encasquilla y revela su posición; ella empieza a disparar su AK-47 y Bufón saca su arma de repuesto, una .45, pero queda bloqueado por el miedo. De repente Rompetechos dispara a la joven, hiriéndola mortalmente. Mientras agoniza, reza y pide a los soldados que la maten para detener su sufrimiento, pero ellos no se ponen de acuerdo sobre qué hacer con ella. Pedazo de Animal es partidario de que la adolescente muera sufriendo en castigo por haber matado a tres compañeros, pero Bufón decide que es mejor matarla (no se sabe si es por compasión, si es por cumplir con su misión de "ser el primer chico de su barrio en tener una muerte certificada", o para probarse a sí mismo que no pertenece a ese tipo de soldados a los que el sargento Hartman denominaba "sin huevos", que en el momento de la verdad no son capaces de matar y dudan). Después de algunas vacilaciones, Bufón le dispara con su arma. Los infantes de marina le felicitan y le dicen que ya tiene "la mirada de los mil metros", la cual es una mezcla de horror, tristeza, estupefacción y de impotencia por saber qué es lo que realmente está pasando.

Después los marines marchan hacia el campamento cantando la canción de Mickey Mouse. La reflexión final de Bufón está cargada de resignación, pues declara que a pesar de estar "en un mundo de mierda", está contento de estar vivo y de no tener miedo ya.

Ha recibido 364 puntos

Vótalo:

Salvar al soldado Ryan (1998)

14. Salvar al soldado Ryan (1998)

En la mañana del 6 de junio de 1944, comienzo de la invasión de Normandía, los soldados estadounidenses se preparan para desembarcar en la playa de Omaha. Nada más abrirse las puertas de sus lanchas de desembarco son recibidos por un feroz fuego de artillería alemana, que masacra a muchos de los... Ver mas
En la mañana del 6 de junio de 1944, comienzo de la invasión de Normandía, los soldados estadounidenses se preparan para desembarcar en la playa de Omaha. Nada más abrirse las puertas de sus lanchas de desembarco son recibidos por un feroz fuego de artillería alemana, que masacra a muchos de los soldados en cuanto ponen pie en tierra. El capitán John H. Miller, al mando de la compañía Charlie del 2.º Batallón Ranger, sobrevive a la carnicería del desembarco, reúne a un grupo de soldados para intentar penetrar las defensas alemanas y abre brecha para avanzar desde la playa.

En el Departamento de Guerra de los Estados Unidos, en Washington D. C., el general George Marshall es informado de que tres de los cuatro hermanos de la familia Ryan han muerto en combate con pocos días de diferencia y que su madre recibirá los tres telegramas de pésame en el mismo día. También tiene noticia de que el cuarto hermano, soldado James Francis Ryan de la compañía Baker, 506.º Regimiento de Infantería de Paracaidistas, 101.ª División Aerotransportada, está desaparecido en combate en algún lugar de Normandía. Tras leer a su equipo una carta que Abraham Lincoln envió a la señora Bixby, que perdió cinco hijos en la guerra civil, Marshall ordena que Ryan debe ser encontrado y enviado a casa inmediatamente en cumplimiento de la política de único superviviente del ejército estadounidense.

En Francia, tres días después del Día D, Miller recibe la orden de localizar a Ryan. Reúne a seis hombres de su compañía (Horvath, Mellish, Reiben, Jackson, Wade y Caparzo) y otro más de la 29.ª División de Infantería (Upham) que habla francés y alemán, para servir como traductor. Sin información sobre el paradero de Ryan, Miller y sus hombres se trasladan a la localidad de Neuville, donde se encuentran con un pelotón de la 101.ª. Tras entrar en la localidad bajo una fuerte lluvia, Caparzo es herido en el pecho por un francotirador alemán y muere desangrado sin que nadie pueda acudir en su ayuda. Jackson localiza al tirador enemigo y lo abate cuando Caparzo ya ha fallecido. Poco después encuentran un soldado de nombre James Frederick Ryan, de Minnesota, aunque rápidamente se percatan de que no es su hombre. En su búsqueda también se topan con un miembro de la compañía Charlie, quien les informa que su zona de aterrizaje fue Vierville y que las compañías Charlie y Baker tenían el mismo punto de reunión. Una vez allí localizan a un amigo de Ryan que les dice que el hombre al que buscan está defendiendo un puente de gran importancia estratégica sobre el río Merderet en la localidad de Ramelle.

En camino a Ramelle el grupo de búsqueda se topa con un nido de ametralladora alemana y Miller decide aprovechar la oportunidad para neutralizar la posición, cercana a una estación de radio y que ya ha acabado con varios soldados aliados, a pesar de los recelos de sus hombres. En el asalto, Wade, el médico del grupo, es mortalmente herido. El único superviviente alemán es objeto de la ira de todos los miembros del grupo estadounidense, menos Upham, que protesta ante Miller por dejar que sus hombres intenten fusilarlo. El soldado alemán suplica por su vida y Miller lo deja marchar con los ojos vendados y con órdenes de entregarse a la primera patrulla americana que encuentre. Tras ver a su capitán dejar marchar a un enemigo, Reiben deja de confiar en su liderazgo y le comunica su decisión de desertar del grupo, lo que le lleva a enfrentarse con Horvath. Ambos discuten acaloradamente hasta que Miller decide intervenir revelando su situación personal anterior a la guerra, cuando era maestro de inglés, una información que había llevado a los miembros del grupo a realizar apuestas. Reiben decide finalmente quedarse.

El grupo de soldados americanos llega finalmente a las afueras de Ramelle, donde, en una emboscada a un vehículo semioruga alemán, se encuentran con tres paracaidistas estadounidenses. Uno de ellos es James Francis Ryan. Ya en Ramelle, Ryan es informado de la muerte de sus tres hermanos y de la misión para devolverlo a casa, en la que han muerto dos soldados americanos. Se conmueve enormemente con la muerte de sus hermanos, pero siente que no es justo regresar a casa y le dice a Miller que le diga a su madre que «cuando me encontraron, estaba aquí con los únicos hermanos que me quedaban». Miller decide tomar el mando de todos los hombres y defender el puente con los pocos medios a su alcance.


Tom Hanks interpreta al protagonista de la película, el capitán John H. Miller.
Los alemanes llegan a la localidad con una fuerza de más de cincuenta hombres y con el apoyo de vehículos blindados. Los americanos han preparado la defensa e infligen numerosas bajas a los germanos, incluida la destrucción de dos tanques con bombas lapa hechas con calcetines y grasa, pero en la lucha mueren la mayoría de componentes del grupo de Miller, incluidos Jackson, Mellish y Horvath. En el intento por volar el puente para evitar su caída en manos alemanas, Miller es mortalmente herido. Los americanos resisten el feroz ataque alemán hasta que, justo antes de la llegada al puente de un tanque enemigo Tiger I, un avión estadounidense P-51 Mustang lo sobrevuela y destruye, seguido de más aviones aliados e infantería americana con tanques M4 Sherman que consiguen derrotar a los alemanes. Upham, que se había quedado rezagado y escondido en una trinchera, encañona a varios soldados germanos, entre los que se encuentra el soldado que dejaron marchar tras tomar el nido de ametralladora, y lo mata de un tiro tras ser testigo de cómo disparaba a Miller. Ryan, Reiben, Upham y otro soldado de la unidad de Ramelle son los únicos supervivientes de la batalla de Ramelle. Ryan acude a ayudar al moribundo Miller y este le dice sus últimas palabras: «James… hágase usted digno de esto… merézcalo».

Ya en la actualidad (año 1998), el veterano de la Segunda Guerra Mundial James Francis Ryan visita junto a su familia el Cementerio Estadounidense de Normandía en Colleville-sur-Mer, Francia. Ryan se acerca a la tumba de Miller y le pregunta a su esposa si ha sido un buen hombre, digno del sacrificio de Miller y su grupo de soldados, tras lo que hace un saludo militar a la cruz bajo la que reposa su salvador.

Ha recibido 359 puntos

Vótalo:

El retorno del Jedi (1983)

15. El retorno del Jedi (1983)

Hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana [...] Luke Skywalker ha regresado a Tatooine, su planeta de origen, para intentar rescatar a su amigo Han Solo de las garras del malvado Jabba, el Hutt. [...] Pero Luke ignora que el Imperio Galáctico ha comenzado en secreto la construcción de una... Ver mas
Hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana [...] Luke Skywalker ha regresado a Tatooine, su planeta de origen, para intentar rescatar a su amigo Han Solo de las garras del malvado Jabba, el Hutt. [...] Pero Luke ignora que el Imperio Galáctico ha comenzado en secreto la construcción de una nueva estación espacial armada, más poderosa que la temida Estrella de la Muerte. [...] Una vez terminada, este arma suprema significará la aniquilación del pequeño grupo de rebeldes que lucha para restaurar la libertad en la galaxia…
Texto introductorio2
En Sombras del Imperio, se revela que el Imperio ha comenzado la construcción en secreto de la Segunda Estrella de la Muerte, mucho más poderosa, grande, armada y mejor defendida que la anterior, con un escudo de energía que la convierte en una estación espacial invisible a los sensores y sistemas de ataque de otras naves de combate. Siguiendo los consejos del Príncipe Xizor, el Emperador Palpatine deja que los planos caigan en las manos de los rebeldes , en una batalla donde logran capturar una nave de transporte. Los Espías Bothan descubren la nave que resguarda los mencionados planos y aunque muchos de ellos mueren en combate, logran divulgar la información a la Rebelión, de su diseño, capacidad, armamento, defensa y ubicación exacta en la Galaxia, para comenzar el plan de Ataque contra la nueva Estrella de la Muerte, y que la flota estelar del Imperio está dispersa por la Galaxia, buscando a la rebelión entre todos los sistemas estelares.

Entretanto Luke Skywalker, Lando Calrissian, Leia Organa y Chewbacca, quienes habían fallado en su intento por rescatar a su compañero Han Solo de su prisión de Carbonita y que se encontraba en las manos del cazarrecompensas Boba Fett, descubren que éste se lo ha entregado a Jabba el Hutt en Tatooine y deciden ir allí a rescatarlo.

Seis meses después de que la Ciudad de las Nubes fuese sitiada, el Imperio Galáctico está construyendo una nueva Estrella de la muerte. Darth Vader viaja personalmente para supervisar el avance en la construcción de la Segunda Estrella de la Muerte y le dice al comandante de la estación, el Moff Tiaan Jerjerrod que el progreso en la construcción no va como acordaron. Jerjerrod le dice a Vader que trabaja lo más rápido que puede, a lo que Vader le responde que el Emperador no está nada contento con el avance en la construcción y que irá en persona a supervisar el progreso de la misma. Al oír esto, Jerjerrod entonces le dice a Vader que redoblará sus esfuerzos.

Luke Skywalker viaja junto con sus amigos al desértico planeta Tatooine, para rescatar a Han Solo de las garras del temido gánster intergaláctico Jabba el Hutt. Al caer la noche, en el interior del palacio de Jabba el Hutt, la Princesa Leia disfrazada de un cazarrecompensas, libera a Solo de su estado de hibernación dentro del bloque de carbonita, pero con un inconveniente: al estar en hibernación en la carbonita su vista se vio afectada temporalmente ; pero es descubierta por Jabba y puesta bajo su custodia, pasando a ser su esclava. Poco tiempo más tarde, Luke llega para hacer una petición final a Jabba de liberar a Solo. Luke es capturado y enviado al pozo de un Rancor al cual mata, provocando la ira de Jabba quien decreta que Luke, Chewie y Han serían llevados al desierto para ser ejecutados y consumidos por un Sarlacc. Con la ayuda de R2-D2, Luke recupera su Sable de luz, librando una batalla, en la que Jabba es asesinado por Leia, y el cazarrecompensas Boba Fett es golpeado por Solo cayendo dentro del Sarlacc. Luke y su equipo consiguen escapar justo antes de que la barcaza de Jabba explote.

Luke vuelve a Dagobah para completar su entrenamiento Jedi, pero el maestro Yoda está enfermo y al borde de la muerte. Yoda le dice a su aprendiz que su entrenamiento ha concluido. Antes de morir y volverse uno con la Fuerza, Yoda le dice a Luke que debe enfrentarse nuevamente a Darth Vader, pues es su destino y le confirma que él es su padre, también le dice que hay otro Skywalker, Leia. Yoda también informa a Luke que tras su inminente muerte, él será el último de los Jedi que existe en la Galaxia y que "La Fuerza" estará concentrada solamente en él, para enfrentar y derrotar a Darth Vader, por lo que el equilibrio de La Fuerza en la Galaxia quedará establecido. Más tarde, la forma de espíritu de Obi-Wan Kenobi aparece y confirma que Vader una vez fue Anakin Skywalker, un joven Jedi que fue seducido por el lado oscuro de la Fuerza. También le revela que la Princesa Leia es su hermana melliza, que fueron separados de Padmé Amidala (quien falleció después del parto) al nacer y ocultados para proteger a ambos de Vader y el Emperador Palpatine.

Mientras tanto, en el punto de reunión en un lejano lugar de la Galaxia, la Alianza Rebelde prepara una estrategia de ataque contra el Imperio, logrando reunir varias naves de combate de entre todos los sistemas estelares que se oponen a la dominación del Imperio. Como parte de ésta, Luke y sus compañeros deben dirigir un comando de asalto sobre la luna de Endor para desactivar el generador de escudo que protege la Estrella de la muerte, un nuevo sistema de defensa que no permite ataques de naves estelares de ningún tipo, rayos láser, de energía de plasma y torpedos de fragatas militares, naves caza de combate o bombarderos, y que impide la detección de la Estrella de la Muerte, con las computadoras y sistemas de ataque de las naves de combate, lo que la convierte en una estación espacial casi invisible para todos los sistemas de armas conocidos, impidiendo cualquier ataque convencional contra la Estrella de la Muerte, donde el Emperador en persona ha llegado para supervisar la construcción final de la estación espacial.

El comando de asalto llegará en una nave de transporte que fue capturada en una anterior batalla, en un salto espacial desde el punto de reunión de la flota rebelde, hasta el sistema estelar donde se oculta la Estrella de la Muerte, en forma muy sigilosa y sin llamar mucho la atención, con un código secreto de comunicación entre las naves de la flota de combate, que le permitiría pasar en medio de las naves de combate del Imperio, Darth Vader siente la presencia de Luke en la nave de transporte por el poder de La Fuerza que está concentrada en él, al ser el último caballero Jedi de la Galaxia, pero el Emperador había previsto que la Alianza Rebelde trataría de atacarlos, así que permite su llegada para tratar de capturarlo y le dice al operador de comunicaciones de la nave comando, que deben dejarlos pasar frente a ellos, porque él mismo se encargará de todo.

En Endor, descubren una tribu de Ewoks, unas curiosas criaturas indígenas nativas del planeta. Con la ayuda del robot C-3PO y sus múltiples programas de comunicación con otros idiomas, consiguen forjar una alianza para combatir juntos al Imperio, al creer que C-3PO es una especie de dios, venido del cielo para ayudarlos. Más tarde, Luke decide que el tiempo de afrontar su destino ha llegado y se prepara para enfrentarse a Darth Vader, porque él también puede predecir el futuro con la ayuda del lado luminoso de la Fuerza que está concentrada ahora en él . Antes de marcharse, Luke le confiesa a Leia que son hermanos y que Vader es su padre. Luke se entrega en medio de la noche, a los soldados del Imperio en una base comando en medio de la selva de Endor, y sin éxito, intenta convencer a su padre para que deje el lado oscuro. Vader traslada a Luke a la Estrella de la muerte y lo presenta ante el Emperador Palpatine, quien le revela que la Alianza Rebelde va a caer en una trampa y que la nueva estación espacial, está en perfecto estado y funcionamiento con su arma principal, y que él había previsto toda ésta situación, la llegada de Luke, el ataque de la Alianza Rebelde y la presencia de los comandos especiales de la Alianza Rebelde, que quieren sabotear el escudo de energía en Endor, y le revela, que un grupo especial de sus propias fuerzas de combate harán caer en una trampa a sus amigos en Endor, para derrotar a las naves de la alianza rebelde cuando arriben a la Estación Espacial y que todos serán derrotados.

La Alianza Rebelde en Endor, logra entrar en el búnker de control del generador del escudo de la nueva Estrella de la Muerte, pero inmediatamente son tomados presos por tropas de asalto del Imperio, por ser una trampa bien calculada dentro de los planes del Emperador. Pero las fuerzas imperiales no contaban con los Ewoks, empezando así la batalla de Endor y afectando los planes ocultos del Emperador, en donde la alianza con los habitantes nativos de Endor, se convierte en el peso que altera la balanza de poder hacia el triunfo del lado luminoso de La Fuerza en la batalla. Al mismo tiempo, la flota Rebelde se reúne con naves de transporte de diferentes sistemas planetarios convertidas en naves de combate, fragatas espaciales de combate y todo tipo de naves caza de combate, incluso el mítico Halcón Milenario, como nave comando de los cazas de combate, para iniciar el salto espacial y atacar la Estrella de la Muerte en forma sorpresiva, la flota Rebelde surge del hiperespacio a un punto muy cercano a la luna de Endor, en una maniobra muy arriesgada para combatir directamente contra la Estrella de la muerte y algunos de sus superdestructores estelares, ya que según la información obtenida por la inteligencia militar, se supone que la mayoría de la flota estelar al servicio del Emperador, estaban dispersos en la Galaxia buscando a los rebeldes, pero en realidad se mantenían ocultos detrás de la luna de Endor, por una orden del Emperador que había previste éste ataque sorpresivo contra su la estación espacial blindada, manteniendo las naves de combate ocultas para no ser detectados por los sensores y radares espaciales de la flota Rebelde, que llegaría en cualquier momento y esperando poder destruirlas en un combate definitivo, que estaba orquestado por las habilidades del Emperador para predecir el futuro, con la ayuda del lado oscuro de La Fuerza.

Mientras que al mismo tiempo de la batalla en Endor y entre las naves espaciales de la Alianza Rebelde contra la totalidad de la flota imperial, que no podían atacar a la Estrella de la Muerte, porque el escudo proyectado desde Endor todavía estaba operativo, las naves reciben el ataque directo del arma principal de la Estrella de la Muerte y consideran retirarse de la batalla, Luke y Vader se baten en duelo con sables láser en la estación de comando del Emperador, mientras que el Emperador observa el combate y trata de convertir a Luke al lado oscuro de La Fuerza, promoviendo el odio y el miedo en su interior, al decirle que sus amigos serán derrotados, y que la Alianza Rebelde ha caído en una trampa, según sus malvados planes, al mismo tiempo que aumenta la intensidad del combate en Endor, entre Luke y Vader, las naves de la Alianza Rebelde, deciden entrar a combatir directamente contra las naves imperiales, para evitar los ataques del arma principal de la Estrella de la Muerte.

En medio del combate, Vader presiente los sentimientos de Luke, que permanece oculto en el interior de las instalaciones de una estación de comando del Emperador, que ha sido afectada por el combate de sables láser, y se percata de que Leia es su hermana melliza y tienta a Luke a que si él no decide unirse al lado oscuro, quizás ella sí lo haga. Tras ésta amenaza, Luke estalla en furia, aparece en forma sorpresiva entre las sombras donde se ocultaba y ataca a Vader, lo hace retroceder porque La Fuerza está concentrada en él, lo arrincona en una baranda metálica y hasta cortándole la mano derecha robótica (ya que su mano derecha orgánica original fue cortada por el Conde Dooku en Geonosis y luego sus piernas y su mano izquierda orgánicas fueron cortadas por Obi-Wan Kenobi en Mustafar), logrando establecer un equilibrio, que le permitía mantenerse en el lado luminoso de La Fuerza, para derrotar los planes del Emperador.

El Emperador al ver como Luke hace fluir su odio por algunos momentos, lo tienta para que mate a su padre en ese momento, en que Vader estaba derrotado en el suelo, y ocupe su puesto junto a él, como el último paso para pasar al lado oscuro de La Fuerza, pero Luke rechaza la petición del Emperador y le dice que él es un Jedi, al igual que su padre fue en el pasado y que no se convertirá al lado oscuro de La Fuerza, resistiendo la tentación del mal en forma mesiánica. Viendo que Luke no puede ser influido, el Emperador lo ataca aplicando unos rayos de fuerza para asestarle el golpe final, pero justo antes de morir, Luke trata de convertir a su padre y lo llama pidiendo su ayuda, como una estrategia para traerlo de regreso al lado luminoso de La Fuerza, entonces Vader, al ver a su propio hijo a punto de morir por rayos de fuerza y descargas eléctricas, interviene atacando al Emperador, lo levanta y lanza por el eje de ventilación del reactor. Los rayos de Fuerza del Emperador se dispersan, rompen la máscara de Vader, dañando su sistema de respiración y finalmente cae al centro del reactor, y es destruido por la energía que se dispersa, Luke rescata a su padre y trata de llevarlo a un hangar espacial para escapar del inminente ataque de la Alianza Rebelde, que tiene un plan muy elaborado y factible para destruir la Estrella de la Muerte. Al saber que no hay ninguna esperanza para su propia supervivencia, Vader le pide a Luke que le quite su máscara para poder verlo con sus propios ojos, después, le dice que tenía razón sobre él y que lo había salvado. Con aquellas palabras finales, Anakin Skywalker muere y así se cumple la profecía: Él era el elegido para darle balance a La Fuerza, al convertirse al lado luminoso de La Fuerza justamente antes de morir.

Las fuerzas rebeldes en Endor, logran destruir la antena que proyectaba el escudo de energía de la Estrella de la Muerte, gracias a la alianza con los habitantes nativos del planeta, entonces las naves de combate de la alianza rebelde, que mantenían una dura batalla contra las naves de la flota imperial, reciben la señal en clave de que el escudo ha sido desactivado y los sensores de las naves de combate, que tenían sus señales saturadas por el campo de energía proyectado desde el planeta, finalmente logran activar los sistemas de detección de blancos y aparece la Estrella de la Muerte en sus computadoras de batalla, sin las señales del escudo que la hacían invisible a los sistemas de navegación y ataque, entonces en una maniobra muy arriesgada, atacan directamente la Estrella de la Muerte, se introducen al interior de la estación de batalla por uno de los ductos de ventilación de los sistemas de fusión nuclear, que todavía estaba en construcción, con el Halcón Milenario comandando la misión de destruir la estación espacial, volando a gran velocidad por un estrecho túnel dentro de las instalaciones de la Estrella de la Muerte, se rompe su antena de comunicación al golpear con una estructura de las instalaciones, finalmente llegan al centro del reactor de fusión volando entre las estructuras principales de la Estrella de la Muerte, tuberías con el combustible de fusión, refrigeración, gases, agua, sistemas de ventilación para disipar el calor de la fusión nuclear y disparan torpedos al centro mismo del reactor nuclear, provocando que los terminales de energía de fusión nuclear queden fuera de balance, la estructura se desploma y se produce una gigantesca explosión de fusión nuclear, el arriesgado ataque que tenía el respaldo de La Fuerza, logra destruir la temida Estrella de la Muerte y escapan por el ducto de ventilación, a una gran velocidad como balas que salen de un cañón de disparo, superando la velocidad de la explosión de fusión nuclear de la Estrella de la Muerte, al tiempo que Luke escapa en una nave comando imperial, llevando consigo el cuerpo de su padre y también logra escapar de la explosión de fusión nuclear, mientras las naves de la alianza rebelde se alejan de la onda explosiva.

En Endor todos festejan al ver la gran explosión de la Estrella de la muerte en el cielo, mientras Han Solo le dice a Leia que seguramente Luke había escapado de tal explosión, a lo que ella contesta que lo sabía. Han cree que Leia está enamorada de Luke, es entonces que Leia le revela a Han que ella y Luke son hermanos, después, Han y Leia se hacen novios. Ya más tarde, en Endor, Luke incinera en una pila funeraria los restos de su padre. Luego se aprecian los festejos en los diferentes mundos. como Bespin, la Ciudad de las Nubes, Lothal, Naboo, Coruscant (en la cual se muestra la destrucción de las estatuas del Emperador) y en Endor, por la caída del Imperio. Allí Luke ve los espíritus de Yoda, Obi Wan Kenobi, y el de su padre, Anakin Skywalker, ahora sin el traje y estos le dan una sonrisa de felicidad al último Jedi que existe en la galaxia, la Alianza Rebelde logra la victoria y finalmente da fin a la guerra de las galaxias.

Ha recibido 352 puntos

Vótalo:

¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú (1964)

16. ¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú (1964)

El general de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, Jack D. Ripper (Sterling Hayden; nombre que se pronuncia Jack The Ripper, Jack el Destripador), planea dar comienzo a una guerra nuclear con la Unión Soviética con el objetivo de impedir lo que considera una conspiración comunista para... Ver mas
El general de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, Jack D. Ripper (Sterling Hayden; nombre que se pronuncia Jack The Ripper, Jack el Destripador), planea dar comienzo a una guerra nuclear con la Unión Soviética con el objetivo de impedir lo que considera una conspiración comunista para fluorizar el agua, contaminando así los "preciosos fluidos corporales" de los estadounidenses. Da la orden, sin la autorización del presidente Merkin Muffley (Peter Sellers), a su escuadra nuclear de combate, de bombardear sus respectivos objetivos dentro de la Unión Soviética, con la esperanza de que el presidente ordene un ataque a gran escala al no encontrar otra opción. El general Ripper desconoce, sin embargo, que los soviéticos cuentan con un "Dispositivo del Fin del Mundo", el cual se activaría automáticamente en caso de detectar un ataque nuclear sobre territorio de la Unión Soviética, destruyendo toda vida sobre la faz de la Tierra por contaminación radiactiva.

El Dr. Strangelove (Peter Sellers), ex científico nazi y asesor del presidente, explica al personal congregado en el salón de guerra del Pentágono cómo el dispositivo es una extensión natural de la estrategia de la Guerra Fría de la destrucción mutua asegurada, que opera como disuasor a un intercambio nuclear real. Es más, la máquina no puede desconectarse, pues esto disminuiría su valor como disuasor.

El plan de ataque enviado por el general Ripper estipula que los aviones de la escuadra no deberán obedecer a ninguna comunicación, a menos que ésta cuente con un código secreto prefijado, conocido únicamente por el general, evitando así que otra autoridad aborte el ataque.

Como resultado, el gobierno estadounidense coopera con los soviéticos para detectar y derribar sus propios aviones, a menos que pudieran contactar con ellos y regresaran. La base aérea dirigida por el general Ripper es atacada por tropas del Ejército de los Estados Unidos y éste ordena defenderse, disparando personalmente una ametralladora contra los atacantes. Finalmente la base es capturada y el general Ripper se suicida tras la rendición de sus fuerzas.

El plan de Ripper es frustrado por el capitán de la Real Fuerza Aérea (RAF) Lionel Mandrake (Peter Sellers), un funcionario militar que participa en un "programa de intercambio" con la Fuerza Aérea estadounidense, que deduce el código secreto de unos bocetos infantiles escritos por el general Ripper. El código secreto prefijado es enviado a los bombarderos y éstos inician la retirada.

Desgraciadamente, uno de los B-52 ("La Colonia del Leproso") no puede comunicarse por radio, al haberlo dañado un misil soviético, y continúa su misión para dejar caer la bomba nuclear en su blanco. En el momento del bombardeo, la puerta del depósito de las bombas no funciona y queda bloqueada. Al intentar soltarla manualmente, el piloto del B-52, el mayor T.J. "King" Kong (Slim Pickens), logra repararla montado en una de ellas, llevando puesto su sombrero de ala grande. La puerta se abre y el mayor cae, montado sobre la bomba, iniciando así la destrucción global. Coge la bomba con una mano y ondea su sombrero vaquero en el aire, a modo de homenaje a la técnica de rodeo de caballos.

El Dispositivo del Fin del Mundo se activa y en los últimos momentos de la Humanidad, el Dr. Strangelove recomienda al presidente Muffley, que un grupo de humanos se oculte profundamente en un pozo de mina de más de 1.000m, donde la radiactividad nuclear no pueda alcanzarlos y para poder repoblar la Tierra. El general Turgidson comienza a delirar, pensando en superar a los soviéticos en la ampliación de minas, planificando una futura guerra de más de 100 años, cuando la radiación se haya disipado. El Dr. Strangelove se levanta de su silla de ruedas anunciando que tiene un plan, y cuando cae en la cuenta de que puede caminar, grita "¡Mein Führer, puedo caminar!" sólo un segundo antes de que las bombas del juicio final empiecen a detonar, terminando en el fin de la Humanidad.

Ha recibido 351 puntos

Vótalo:

Senderos de gloria (1957)

17. Senderos de gloria (1957)

La historia se desarrolla en Francia, en 1916. El ataque suicida del Ejército francés contra las posiciones alemanas en la colina de las hormigas (Ant Hill), un punto estratégico de vital importancia para el desarrollo de la Primera Guerra Mundial, se convierte en un fracaso estrepitoso. Para... Ver mas
La historia se desarrolla en Francia, en 1916.

El ataque suicida del Ejército francés contra las posiciones alemanas en la colina de las hormigas (Ant Hill), un punto estratégico de vital importancia para el desarrollo de la Primera Guerra Mundial, se convierte en un fracaso estrepitoso. Para escarmentar a las tropas con un castigo ejemplar, el general Mireau (George Macready), uno de los principales responsables del ataque y de su estrepitoso fracaso, convoca un consejo de guerra: tres soldados elegidos al azar por sus superiores son acusados falsamente de cobardía ante el enemigo y se enfrentan a la pena de muerte por fusilamiento.

Ha recibido 337 puntos

Vótalo:

La muerte tenía un precio (1965)

18. La muerte tenía un precio (1965)

Indio (Gian Maria Volonte) es un despiadado asesino que con ayuda de su banda de 14 esbirros consigue escapar de su prisión y poner en alerta a todos los bancos de la región. En este contexto, dos hombres: el manco (Clint Eastwood) y el coronel Douglas Mortimer (Lee van Cleef), se asocian... Ver mas
Indio (Gian Maria Volonte) es un despiadado asesino que con ayuda de su banda de 14 esbirros consigue escapar de su prisión y poner en alerta a todos los bancos de la región.

En este contexto, dos hombres: el manco (Clint Eastwood) y el coronel Douglas Mortimer (Lee van Cleef), se asocian para dar caza al Indio y a toda su banda, sobre la que caen sendas recompensas.

Los motivos que impulsan a ambos son diferentes: el manco es un cazarecompensas y sólo le interesan las recompensas de los bandidos, pero el coronel Mortimer tiene además un interés personal por matar él mismo al Indio, el violador de su hermana, provocando que ella se suicidara.

El manco se gana la confianza del Indio liberando a uno de sus bandidos e infiltrándose así en su banda, pero tanto él como Mortimer son descubiertos más tarde, desencadenando en un trágico final.

Ha recibido 336 puntos

Vótalo:

Malditos bastardos (2009)

19. Malditos bastardos (2009)

Dos historias convergen. Una sigue a un grupo de soldados, cuya misión es matar nazis con la participación de una miembro de la resistencia alemana, en cuyo cine va a reunirse la cúpula nazi en el estreno de una película. La otra historia sigue a una joven judía que busca venganza por la muerte... Ver mas
Dos historias convergen. Una sigue a un grupo de soldados, cuya misión es matar nazis con la participación de una miembro de la resistencia alemana, en cuyo cine va a reunirse la cúpula nazi en el estreno de una película. La otra historia sigue a una joven judía que busca venganza por la muerte de su familia en manos de los nazis.
The Hollywood Reporter
El oficial del SD, el Standartenführer Hans Landa (Christoph Waltz), cuya personalidad recuerda al célebre verdugo nazi Reinhard Heydrich, se dedica a perseguir a familias judías en una región francesa. Un día llega a una casa e interroga al dueño de la misma, Perrier LaPadite (Denis Menochet) acerca de una familia judía desaparecida. Landa promete no molestar a su familia nunca si le dice la verdad y LaPadite, aterrorizado, acaba confesando que hay un refugio bajo el suelo de su hogar en el que está escondida una familia judía, los Dreyfus, antiguos vecinos suyos, que acaban siendo asesinados. Todos, excepto la adolescente Shoshanna (Mélanie Laurent), a la que Landa deja escapar.

Años después, Aldo el Apache Raine (Brad Pitt), un teniente primero del ejército estadounidense, recluta a un grupo de soldados judíos, estadounidenses y alemanes con una misión: en lugar de infiltrarse como otros comandos en territorio para misiones de sabotaje y colaboración con la resistencia francesa, van a dedicarse exclusivamente a matar soldados alemanes con los métodos más horribles posibles con tal de provocar terror en las filas nazis. Un día, los Bastardos emboscan a un escuadrón alemán matándolos a casi todos. El Sargento Werner Rachtman (Richard Sammel) es interrogado por Raine, que en busca de nuevos objetivos, quiere saber dónde hay más patrullas alemanas, y con qué efectivos y material cuentan los alemanes en la zona. Werner se niega, y Raine le dice que si no habla, dejará que le interrogue el Sargento Donny Oso Judío Donowitz (Eli Roth), conocido por golpear a los nazis con un bate de béisbol en la cabeza. Raine le pregunta por última vez y Werner, de nuevo, mostrando valor y sentido del deber, rehusa responder, por lo que Raine llama a Donowitz, que mata a Werner a golpes con el bate. El aterrorizado único sobreviviente, Butz, le dice a Raine todo lo que los Bastardos desean saber. Raine le advierte que de contar la verdad a sus superiores será asesinado por traidor, por lo que le induce a alegar que le dejaron ir para que le pudiera contar a todos los alemanes qué les pasará cuando se encuentren con los Bastardos. Luego le pregunta qué hará después de la guerra y Butz le dice que abrazará a su madre y quemará su uniforme nazi. No conforme con la respuesta, ya que eso ocultaría el hecho de que fue un nazi, Raine le marca una esvástica en la frente. Cortarle el cuero cabelludo a los muertos, dejar a un solo sobreviviente para que corra el rumor, y marcarle una esvástica en la frente con un cuchillo de caza, se revela como el modus operandi de los Bastardos. Los rumores llegan hasta el mismo Adolf Hitler (Martin Wuttke), que se propone aniquilar a los Bastardos.

La tercera historia que se entrecruzará con las otras dos es la de una actriz alemana que trabaja para los británicos, llamada Bridget von Hammersmark (Diane Kruger), que pretende entrevistarse con el teniente británico Archie Hicox (Michael Fassbender), acompañado por los Bastardos Hugo Stiglitz (Til Schweiger) y Wilhelm Wicki (Gedeon Burkhard), todos con uniformes de oficiales alemanes. La cita se da en una taberna, donde ella pasaría información a los tres hombres. Pero un grupo de soldados alemanes de permiso y un inquisitivo oficial de las SS, Dieter Hellstrom (August Diehl) desbaratará la cita con resultados nefastos para todos.

Las historias paralelas desembocan cuando la bella dueña de un cine francés, que se hace llamar Emanuelle Mimieux (quien en realidad es la fugada judía Shoshanna Dreyfus), llama la atención del asistente del ministro de Propaganda Joseph Goebbels (Sylvester Groth). El asistente es un héroe de la Wehrmacht llamado Fredrick Zoller (Daniel Brühl), famoso por abatir decenas de soldados aliados como francotirador desde un campanario en Italia, y que se interpreta a sí mismo en una película recreando estos hechos. Él intenta conquistar a la bella francesa Emanuelle, mientras los nazis confiscan el cine para una exhibición de la película a la cual asistirán miembros de la cúpula nazi, incluyendo a Hitler. Zoller ignora que Emanuelle/Shoshanna se valdrá de su galanteo para sus fines de venganza. Shoshana maneja el cine con un joven llamado Marcel, quien es además su pareja.

Tanto Shoshanna como Bridget se verán acosadas por Hans Landa, quien descubrirá la trama del complot al encontrarse con Hirschberg, Raine y Donowitz en el cine de Shoshanna, infiltrándose como acompañantes de Bridget. Al descubrir la relación entre Von Hammersmark y la reunión fallida de los Bastardos en la taberna, Landa estrangula a la actriz, para luego capturar a Aldo Raine y Smithson Utivich (B.J. Novak). En la sala del proyector, Shoshanna dispara a Zoller, pero éste logra matarla antes de morir. Mientras Marcel incendia el cine usando las cintas de película, los Bastardos Donowitz y Omar empiezan a disparar a todos los que están allí durante el incendio, asesinando a Hitler y a Goebbels. Finalmente, unas bombas que los dos Bastardos habían traído explotan. Minutos antes de la explosión, Aldo Raine y Utivich logran negociar con Landa un acuerdo por el cual él no advierte al alto mando nazi sobre los explosivos a cambio de asilo en territorio estadounidense y un salvoconducto, entre otros privilegios. Proceden a atravesar la frontera con el exoficial nazi y, aprovechando el agujero legal dejado por su lista de condiciones, Raine y Utivich matan al oficial acompañante de Landa (ya que sólo querían al oficial superior) y le dicen que como le fue leal a la Alemania nazi no puede quitarse el uniforme (que prueba su lealtad), pero llegando a su destino lo hará; así que le hacen en la frente de éste, el símbolo que les dejan a sus supervivientes: la esvástica.

Ha recibido 305 puntos

Vótalo:

Regreso al futuro (1985)

20. Regreso al futuro (1985)

1985[editar] La historia comienza en 1985 con Marty McFly, un joven normal de diecisiete años de edad que vive con su familia en la ficticia Hill Valley, California. Su padre es un hombre fracasado, tímido y de poco carácter con un empleo mal pagado donde tiene que soportar los constantes... Ver mas
1985[editar]
La historia comienza en 1985 con Marty McFly, un joven normal de diecisiete años de edad que vive con su familia en la ficticia Hill Valley, California. Su padre es un hombre fracasado, tímido y de poco carácter con un empleo mal pagado donde tiene que soportar los constantes abusos de su jefe, Biff Tannen, quien desde el instituto le ha hecho la vida imposible. Asimismo, uno de sus tíos tiene antecedentes penales y ha sido arrestado en múltiples ocasiones y su familia tiene muchas deudas. El 25 de octubre de ese año, Marty visita la casa de su amigo, un científico excéntrico llamado Dr. Emmett L. Brown, aunque «Doc» (como usualmente le llama Marty) no se encuentra allí. Poco antes se había enterado por medio de un noticiero televisivo de que alguien había robado plutonio. Al entrar en la casa de Doc, patea su monopatín y este impacta con una caja que contiene plutonio que se halla oculta debajo de la cama del científico, aunque Marty no se percata. Poco después, recibe una llamada de Doc pidiéndole reunirse con él a la 1:15 a. m. en el estacionamiento del Twin Pines Mall. Una vez que confirma la reunión con Doc, Marty parte hacia la escuela.


Uno de los principales pasatiempos de Marty es practicar el patinaje. Sobre su monopatín, se traslada usualmente de un lugar a otro en Hill Valley.
Al llegar al instituto, se encuentra con su novia Jennifer Parker (interpretada por Claudia Wells), quien le informa que el Sr. Strickland —director del instituto, interpretado por James Tolkan— lo está buscando. Después de que éste los encontrase y los sancionase por llegar tarde a la escuela, Marty se reúne con su banda musical The Pinheads para audicionar y tocar durante el baile de la escuela, sin embargo son rechazados debido a que tocaban «demasiado ruidoso». Después, Marty se va con Jennifer a la Plaza de la Corte, donde se sientan en un banco para posteriormente besarse. En ese instante, una mujer los interrumpe para darle a Marty un folleto en el que se explica una campaña llevada a cabo para reparar la torre del reloj, el cual quedó inservible desde que le cayó un rayo a las 10:04 p. m. del 12 de noviembre de 1955. Jennifer se va luego a casa de su abuela y Marty guarda el folleto en el bolsillo.

Una vez que el joven llega a su hogar, se sorprende al darse cuenta de que el automóvil de su familia está hecho añicos por culpa de Biff, quien tuvo un accidente contra un poste de luz, mientras lo conducía esa mañana. Ahí mismo se topa con Biff amonestando a George por no haberle advertido de que el automóvil no era resistente e intimidándolo sobre cuestiones de trabajo. Tras esto, Biff se retira de forma prepotente de la casa de los McFly y la familia procede a cenar. En ese momento, Lorraine (la madre alcohólica de Marty y esposa de George) comenta que está mal visto ante la sociedad que las chicas busquen novios, algo que no sucedía en su juventud. Igualmente, habla sobre su primer beso con George durante el «Baile del encantamiento bajo el mar», subrayando que el destino los había unido desde que su padre (el abuelo de Marty) atropelló con su coche a George que fue lo que causó su noviazgo.

Marty se queda dormido después de cenar y se olvida de su reunión con Doc. No obstante, éste le llama por teléfono para sugerirle que se lleve consigo una cámara de vídeo al lugar acordado. Una vez que el joven llega, Doc le pide que filme detalladamente su nuevo invento, una máquina del tiempo construida a partir de una modificación en un automóvil DeLorean DMC-12, el cual debe alcanzar una velocidad media de 88 millas por horanota 1 para poder viajar a través del tiempo.

Para probar que el DeLorean realmente podía viajar en el tiempo, Doc optó por enviar a su perro un minuto al futuro. Cuando la máquina desaparece del lugar dejando solamente tras de sí dos largas tiras de fuego a manera de derrape, el científico celebra con tremenda felicidad su logro. Posteriormente, le explica con más detalle a Marty el funcionamiento de la máquina, diciéndole que el viaje en el tiempo ocurre gracias a un dispositivo primordial conocido como flux capacitor.nota 2 No obstante, hay un inconveniente; el flux capacitor requiere de una cantidad de energía eléctrica equivalente a 1,21 jigowatts,nota 3 la cual se genera por medio de una reacción nuclear que genera la dispersión del flujo temporal, la cual Doc pretende llevar a cabo mediante el uso de plutonio. En un pequeño teclado de la máquina del tiempo, Doc introduce la fecha 5 de noviembre de 1955, que resulta ser el día en que se le vino a la mente la idea del condensador. Después de agregar el plutonio en un pequeño compartimento trasero, un grupo de terroristas libios aparecen en la escena a bordo de una furgoneta y matan a Doc a tiros con una AK-47, justo enfrente de Marty quien observa perplejo desde el sitio donde permanece oculto, ya que el Doc obtuvo el plutonio de ellos. Para escapar del peligroso encuentro, Marty se sube al DeLorean y, tras accionar por accidente el mecanismo del condensador, el vehículo alcanza una velocidad de hasta 88 millas por hora y viaja en el tiempo treinta años al pasado, específicamente a la fecha que previamente Doc había fijado con el teclado.

1955[editar]
Tras viajar en el tiempo a bordo del DeLorean, Marty aparece en el Twin Pines Ranch —en 1985 resulta ser el Twin Pines Mall—, estrellándose contra el establo de la granja, lo cual provoca que la familia que reside ahí se despierte alarmada por el estruendo y salga de su hogar para ver qué había ocurrido. Después de ver al muchacho en un traje antirradiactivo, asumen que se trata de un alienígena, ya que el hijo del granjero traía consigo una historieta de ciencia ficción con un personaje en la portada parecido a él. Entonces, el dueño de la granja empieza a dispararle al joven con su escopeta pero falla, y este último logra escapar, arrollando con el DeLorean uno de los pinos de la granja. Posteriormente, esconde el DeLorean detrás de un gran letrero a las afueras de Hill Valley y se adentra en la ciudad.



El condensador de flujo, junto a la velocidad de 88 millas por hora, de acuerdo con las especificaciones que Doc le menciona a Marty, permite el viaje en el tiempo. En ambas imágenes, un acercamiento sobre la apariencia del dispositivo en cuestión.
Al llegar a Hill Valley, Marty se percata de varios cambios respecto a la época de la que proviene. De inmediato, acude a buscar al Doc de entonces con tal de averiguar cómo regresar a su era. No obstante, antes entra a un café y se encuentra con su padre de joven. Éste abandona el lugar poco después al ser molestado por Biff. Marty decide seguirlo de manera discreta hasta que se detiene frente a un árbol, el cual trepa para observar a través de la ventana de su recámara a una joven Lorraine. Accidentalmente, George se cae del árbol y, poco antes de ser atropellado por un vehículo conducido por el padre de Lorraine, es salvado por Marty que a cambio recibe el impacto y queda desmayado en el lugar. El hecho provoca una alteración en la forma en que se conocieron Lorraine y George, lo cual pasa al principio inadvertida para el joven. Lorraine lo ayuda llevándolo dentro de su casa para que se recuperase del accidente. Al despertar, lo llama diciéndole «Calvin Klein» creyendo que es su nombre pues lo lleva grabado en sus calzoncillos. Acto seguido, acuden a cenar, pero cuando Lorraine intenta seducir a Marty, completamente estremecido ante las insinuaciones de su madre, éste opta por despedirse de la familia y buscar a Doc. Al llegar a casa de Doc, el científico no le cree sobre el viaje en el tiempo ya que para entonces apenas se le había ocurrido la idea de la máquina del tiempo. No es sino hasta que Marty le revela la forma en que imaginó el condensador cuando convence al Doc y decide ayudarlo indicándole que no debe hablar con nadie más si no quiere alterar su pasado y provocar cambios en su futuro. Marty saca una fotografía de entre sus pertenencias donde aparece retratada su familia, percatándose de que su hermano mayor Dave comienza a desaparecer de la imagen poco a poco, lo cual Doc asume que se debe a que los padres de Marty jamás se casaron y por lo tanto Marty y sus hermanos no existieron. Tras esto, acuden al lugar donde Marty ocultó el DeLorean y se llevan consigo el vehículo al laboratorio del científico. Después de mirar la grabación del primer viaje en el tiempo con la máquina, Doc se sorprende al escuchar que se necesitan 1,21 jijowatts para realizar el viaje en el tiempo, puesto que no hay nada conocido en esa época que sea capaz de generar tal energía, con la excepción de un rayo. En ese momento, Marty saca el folleto de la torre del reloj y descubre que en él se detalla que un rayo caería justo la próxima semana, coincidiendo con el Baile del encantamiento bajo el océano, que representa la única oportunidad para que sus padres se enamoren y todo vuelva a la normalidad en 1985.

Al lunes siguiente, Marty y Doc acuden a la escuela y el primero le presenta al científico a sus padres. Doc le dice que debe existir una forma de hacer que ambos se conozcan y Marty recuerda el baile. Para cumplir su propósito de que George y Lorraine se enamoren en el baile, Marty intenta en repetidas ocasiones que George invite a salir a Lorraine pero éste se niega ya que teme ser rechazado, aunado al hecho de que Biff también está interesado en ella. Debido a esto, Marty confronta a Biff pero en ese momento el director de la escuela los detiene; luego, Marty se voltea hacia donde estaba George, pero éste se ha retirado del lugar. Ante la renuencia de George, Marty decide tomar medidas más drásticas y, aprovechando que sabe que su padre es un fanático de la ciencia ficción, se disfraza con el traje antirradiactivo que traía para imitar a un ser extraterrestre y así amenazarlo en su casa mientras duerme. En el acto, Marty le miente a George diciéndole que su verdadera identidad es la de «Darth Vader, del planeta Vulcano», y utilizando su walkman le obliga a escuchar música de heavy metal —una de las escenas más notables del filme que alude a Star Wars y Star Trek—. Atemorizado por el encuentro con el supuesto extraterrestre, George invita a Lorraine a la mañana siguiente pero, en ese instante, Biff aparece y los interrumpe mientras conversan. Nuevamente Marty interfiere y molesta a Biff comenzando una pelea con él. Marty logra huir, aunque Biff lo persigue por toda la plaza de la ciudad a bordo de su automóvil. Al final, tras ser evadidos por Marty, Biff se estrella contra un camión estacionado que transporta estiércol. A pesar de sus esfuerzos, la hazaña de Marty hace que Lorraine se enamore aún más de él dejando sin posibilidades a George. Ante esto, el joven planea decepcionarla justo en la noche del baile.


La simbólica torre del reloj, en Hill Valley, lugar sobre el cual cae el rayo que ayuda a Marty a regresar a su época; en la película, el rayo es canalizado mediante un gran electrodo hacia el DeLorean, con lo que se genera la suficiente cantidad de energía como para activar el condensador de flujo del coche y poder viajar al futuro.
En la noche del baile, Marty lleva a su madre en el automóvil de Doc e intenta «forcejear» con ella. De acuerdo a lo planeado, George debe aparecer en ese momento y rescatarla. No obstante, Lorraine besa a Marty y a continuación Biff irrumpe la escena y saca al joven del automóvil, ordenándole a sus colegas que lo encierren en el maletero del automóvil de la banda que tocaba en ese momento en el baile. Visiblemente retrasado, George llega al lugar y, suponiendo que es Marty quien se encuentra en el interior del vehículo, descubre a Biff acosando a Lorraine. George le ordena a Biff que deje en paz a Lorraine, pero éste lo ataca torciéndole el brazo y empujando a Lorraine cuando ésta intenta ayudar a George. Ante esto, George se enfurece y noquea a Biff dejándolo inconsciente. Acto seguido, George y Lorraine entran al instituto para unirse al baile. Mientras tanto, Marty logra escapar del maletero donde se hallaba encerrado y descubre que sus hermanos continúan desapareciendo de la fotografía que trae consigo. Para entonces, el baile está por terminar y sus padres aún no se han dado su primer beso como ocurriera originalmente. Aprovechando que el guitarrista de la banda se lesionó la mano y no puede seguir tocando en el baile, Marty se integra a la banda y acude al baile. Finalmente, sus padres se besan y la fotografía se restablece. Antes de despedirse, Marty toca la canción «Johnny B. Goode» a una multitud de jóvenes que todavía estaban en la época del género doo wop —en el momento en que el joven viajero se encuentra tocando con los demás miembros de la banda del baile, Marvin Berry, el líder del grupo musical, realiza una llamada telefónica a su primo, quien resulta ser Chuck Berry, el compositor e intérprete «original» de dicha melodía—.19 Apenado por el hecho de haber tocado una canción de rock and roll en una época en la que todavía no existía dicho género, se va del baile no sin antes despedirse de sus padres para luego reunirse con Doc y preparar su retorno al futuro.

Marty tarda un poco en llegar, mientras Doc se encuentra arreglando varios cables para utilizarlos en el DeLorean y llevar a cabo el viaje al futuro. Justo cuando el joven está listo para partir, Doc descubre una carta dentro de su gabardina, en la cual el joven ha escrito los detalles de la muerte del científico a manos de los libios. Doc rehúsa de disponer de dicha información y rompe la carta sin haberla leído. En ese momento, un árbol cae y desconecta unos cuantos cables, por lo cual Doc pone los restos de la carta dentro de su abrigo y corre para arreglar el desperfecto. El muchacho intenta hablarle sobre los sucesos futuros, pero su oportunidad se opaca debido a cuestiones de tiempo. Frustrado por no poder alertar al científico de su muerte, Marty configura los circuitos del tiempo para ir unos cuantos minutos antes del momento en el que partió del estacionamiento del Twin Pines Mall. Tras una serie de accidentes relacionados con el cableado, Doc logra conectar justo a tiempo las terminales, con lo que consigue que el DeLorean viaje en el tiempo al futuro.

De vuelta a 1985[editar]
El joven regresa diez minutos antes de su partida original, sin embargo el DeLorean se apaga. Mientras intenta de manera precipitada arrancarlo, los libios aparecen en el estacionamiento del «Lone Pine Mall» (un cambio de nombre debido a que Marty arrolló uno de los pinos «gemelos» cuando viajó a 1955) y éste no tiene más opción que esconderse. Los eventos pasados vuelven a repetirse exactamente de la misma forma que al principio, y los terroristas le disparan a Doc. Cuando se van, Marty acude donde se encuentra el cuerpo inmóvil del científico y cree que no ha podido impedir su muerte. No obstante, éste se levanta y abre su traje antirradiactivo, revelando un chaleco antibalas y enseñándole al joven la carta que le había escrito hacía treinta años, haciéndole entender que la había leído en el pasado.

Posteriormente, Doc lleva al joven viajero hasta su casa, para luego dirigirse al 21 de octubre de 2015. A la mañana siguiente, Marty se percata de que su casa es diferente, mucho más lujosa y ordenada. Poco después, llegan sus padres y éste les comenta que se ven más jóvenes y felices de lo que él recordaba. Así mismo, llega Biff, que ahora es un mecánico automotriz y se apresura a entregarle una novela que el padre de Marty había escrito. El joven sale de la casa y encuentra una camioneta nueva en su cochera, la misma que deseaba antes de partir. De repente, aparece Jennifer y le sugiere que ambos deberían salir a estrenarla. En la escena siguiente, Doc reaparece y les dice a ambos que deben acompañarlo, pues les advierte que sus hijos estarán en problemas durante el futuro. Todos suben al DeLorean y Marty comenta que no hay el suficiente tramo de calle para alcanzar la velocidad de 88 millas por hora; sin embargo, Doc señala que eso no es importante. El automóvil comienza a suspenderse, para luego dar la vuelta y desaparecer en el aire. La trama continúa en Back to the Future Part II.

Ha recibido 288 puntos

Vótalo:

Braveheart (1995)

21. Braveheart (1995)

William Wallace (Mel Gibson) es un rebelde escocés que lidera una revuelta popular contra el rey Eduardo I de Inglaterra (Patrick McGoohan), apodado "Piernas Largas" ("Longshanks"), que quiere conseguir para él la corona de Escocia y quedarse con el país, aprovechando que el último rey de... Ver mas
William Wallace (Mel Gibson) es un rebelde escocés que lidera una revuelta popular contra el rey Eduardo I de Inglaterra (Patrick McGoohan), apodado "Piernas Largas" ("Longshanks"), que quiere conseguir para él la corona de Escocia y quedarse con el país, aprovechando que el último rey de Escocia (Alejandro III de Escocia) no tuvo herederos.

De niño (hacia 1280), Wallace perdió a su padre y a su hermano a manos de los ingleses, y muchos otros han sido asesinados desde entonces. El joven William pasó entonces a la tutela de su tío Argyle (Brian Cox), quien lo lleva al extranjero para que tenga una buena formación. Años después vuelve a Escocia con la intención de vivir en paz, pero coincide con el endurecimiento de la opresión de Eduardo I con medidas como restablecer el Ius primae noctis (el derecho de pernada).

Cuando su amada Murron McGlannough (Catherine McCormack), con la que se había casado en secreto, es asesinada por el sheriff de Lanark (porque ella y Wallace se enfrentaron a unos soldados ingleses que la intentaron violar), su determinación de luchar a muerte para liberar a Escocia del yugo inglés ya no tiene marcha atrás. Su valor, carisma e inteligencia hace que sus filas se llenen de voluntarios, como los miembros de su clan, su amigo de la infancia Hamish Campbell (Brendan Gleeson), y el carismático irlandés Stephen el Loco (David O'Hara) llevando a los escoceses a infligir a los ingleses una gran derrota en Stirling.

Tras la victoria, Wallace es nombrado "Guardián de Escocia" por los nobles, pero es consciente del oportunismo y la desunión de estos, a los que el rey Eduardo ha comprado con prebendas. El dubitativo Robert Bruce (Angus McFadyen), heredero del trono de Escocia, se debate entre los consejos de su padre leproso (Ian Bannen) de pactar con Inglaterra y su deseo de seguir los pasos de Wallace.

Consciente de que el enemigo volvería, Wallace invade el norte de Inglaterra y conquista York. Pero William encuentra una inesperada aliada en la esposa del príncipe de Gales, la princesa Isabel (Sophie Marceau) a quien el rey Eduardo I había enviado a negociar para ganar tiempo, pero ella se pone de su parte y ambos tienen un intenso romance.

Eduardo envía a todas sus fuerzas para enfrentar a Wallace, entre otras, tropas irlandesas y francesas. Gracias a la dama de compañía de la princesa Isabel, Wallace se entera del movimiento de tropas de Eduardo, y los nobles, los cuales desean pactar con el rey inglés, Wallace consigue la palabra de Robert Bruce de que los nobles lucharán.

Finalmente, se inicia la Batalla de Falkirk, Eduardo envía a los irlandeses contra Wallace y sus tropas, pero los irlandeses se unen a los escoceses. Las tropas de Wallace, ahora con los irlandeses de su lado, luchan contra la infantería inglesa, se produce una intensa batalla pero al mirar a su retaguardia, Wallace se percata de que los nobles huyen con sus tropas, entonces Eduardo ordena disparar a sus arqueros aunque sabe que también impactarán a sus propias tropas, la lluvia diezma tanto a escoceses como a ingleses; el tiránico rey inglés ordena a sus refuerzos atacar y se retira, dando por ganada la contienda. Wallace resulta herido en el pecho por una flecha; pese a ello, toma su caballo y se lanza en persecución de los ingleses. Un caballero se bate con él y logra derribarle. Cuando se acerca a Wallace, tendido en el suelo y aparentemente inconsciente, éste logra desenmascararle y descubre que es Robert de Bruce. Wallace logra escapar ayudado por Stephen, el irlandés.

Wallace y los suyos reorganizan la resistencia. Los nobles que le traicionaron en Falkirk mueren por su mano. Wallace ya se ha convertido en un mito y es más peligroso que nunca para los ingleses. Sin embargo, sabe que sin el apoyo de la nobleza, no hay nada que hacer. Por eso se arriesga a reunirse con ellos en Edimburgo, a petición de Bruce (quien realmente desea ponerse de su lado). Pero los demás nobles tienen otros planes y Wallace es capturado por los ingleses, para desesperación del joven Bruce, quien culpa del engaño a su padre moribundo.

Wallace es llevado a Londres, condenado por traición, brutalmente torturado y decapitado, pero su sacrificio no ha sido en vano. Eduardo I de Inglaterra fallece y le sucede el débil Eduardo II. Años más tarde Robert Bruce se convierte en rey de Escocia, pero debe rendir vasallaje al monarca inglés.

En vez de eso, Bruce decide luchar y arenga a sus soldados, venciendo en la Batalla de Bannockburn (1314) a un ejército inglés superior en número, liberando a Escocia.

Ha recibido 276 puntos

Vótalo:

Amadeus (1984)

22. Amadeus (1984)

La película cuenta la vida de Mozart narrada por su rival, Antonio Salieri (F. Murray Abraham). Comienza cuando el ya anciano Salieri intenta suicidarse mientras grita que fue él quien asesinó a Mozart. Sus criados, tras derribar por la fuerza la puerta tras la cual Salieri se intentaba suicidar... Ver mas
La película cuenta la vida de Mozart narrada por su rival, Antonio Salieri (F. Murray Abraham). Comienza cuando el ya anciano Salieri intenta suicidarse mientras grita que fue él quien asesinó a Mozart. Sus criados, tras derribar por la fuerza la puerta tras la cual Salieri se intentaba suicidar, lo llevan a un manicomio en donde, ante la gran posibilidad de que vuelva a intentar suicidarse, se decide llamar a un sacerdote, llamado Vogler. El padre Vogler pronuncia una frase conocida y usada hasta hoy por los religiosos: «Todos los hombres son iguales ante los ojos de Dios», la cual resulta indignante para los oídos de Salieri, quien responde sarcástico: «¿Lo son...?». Salieri decide, a raíz de esta frase, contarle su historia. Salieri, de adolescente, había hecho un pacto con Dios, a quien le entregaría su castidad y laboriosidad a cambio de hacerlo un músico tan famoso y brillante como Mozart, que era su ídolo.

Ha recibido 270 puntos

Vótalo:

Ciudadano Kane (1941)

23. Ciudadano Kane (1941)

Charles Foster Kane (Orson Welles) es un magnate de la prensa enormemente rico que ha estado viviendo solo en Florida en su suntuosa finca Xanadu durante los últimos años de su vida. Muere en la cama pronunciando la palabra «Rosebud...» mientras una bola de nieve cae de sus manos y se hace... Ver mas
Charles Foster Kane (Orson Welles) es un magnate de la prensa enormemente rico que ha estado viviendo solo en Florida en su suntuosa finca Xanadu durante los últimos años de su vida. Muere en la cama pronunciando la palabra «Rosebud...» mientras una bola de nieve cae de sus manos y se hace añicos. La muerte de Kane es noticia en todo el mundo. El periodista Jerry Thompson (William Alland) investiga sobre la vida privada de Kane con el objetivo de descubrir el significado de su última palabra al morir. El periodista entrevista a los amigos y compañeros del magnate. Es así como se va desarrollando la historia a través de los recuerdos de los entrevistados. Thompson visita a la segunda mujer de Kane, Susan Alexander (Dorothy Comingore), ahora una alcohólica que tiene su propio club, pero que rechaza contarle nada. Thompson acude entonces al archivo privado de Walter Parks Thatcher (George Coulouris), un difunto banquero que fue el tutor de Kane durante su infancia y adolescencia. A través de las memorias de Thatcher, Thompson conoce la infancia de Kane. Thompson luego entrevista a Bernstein (Everett Sloane), el apoderado de Kane; a Jedediah Leland (Joseph Cotten), su mejor amigo; a Susan por segunda vez y a Raymond (Paul Stewart), su mayordomo.

Los flashbacks revelan que Kane pasa su niñez en la pobreza en Colorado hasta que se descubre la «tercera mina de oro más grande del mundo» en una propiedad aparentemente sin valor que su madre había adquirido. La madre de Kane (Agnes Moorehead) envía a su hijo a la costa este de Estados Unidos a vivir con Thatcher y ser educado allí. Después de obtener el control total de sus posesiones con 25 años, Kane entra en el negocio de la prensa a través de un periódico sensacionalista. Toma el control del periódico, el New York Inquirer, y contrata a los mejores periodistas. Su intento de alcanzar el poder se pone de manifiesto mediante su manipulación de la opinión pública hacia la Guerra hispano-estadounidense; su primer matrimonio con Emily Monroe Norton (Ruth Warrick), sobrina del presidente, y su campaña para gobernador del Estado de Nueva York.

El matrimonio de Kane se disuelve con los años y empieza una aventura amorosa con Susan Alexander. Su esposa y su rival en la política descubren la infidelidad, lo que da al traste con su matrimonio y su carrera política. Kane se casa con su amante y la obliga a ejercer como cantante de ópera, una carrera para la que ella no tiene talento ni ambición. Kane finalmente le permite abandonar su carrera como cantante después de que ella intentase suicidarse. Después de un periodo de aburrimiento y aislamiento en Xanadu, Susan decide dejar a su marido.

Kane pasa sus últimos años construyendo su vasta finca, en la que vive solo con el personal. El mayordomo cuenta que Kane había dicho «Rosebud» después de que Susan le dejase, justo después de ver una bola de nieve.

De vuelta al presente, en Xanadu, el gran número de pertenencias y posesiones de Kane está siendo catalogado, desde carísimas obras de arte hasta muebles sin valor. Es entonces cuando Thompson admite que es incapaz de resolver el misterio y concluye que Rosebud será siempre un enigma. Especula diciendo: «El señor Kane fue un hombre que tuvo todo cuanto quiso, y que lo perdió. Tal vez Rosebud fue algo que no pudo conseguir o algo que perdió». Al final de la película, se revela al espectador que Rosebud es el nombre del trineo que Kane tuvo cuando era un niño; una referencia a la única época de su vida en la que fue realmente feliz. El trineo, junto con los trastos de la casa, es quemado y destrozado en un horno del sótano por el personal que abandona ya Xanadu.

Ha recibido 146 puntos

Vótalo:

Casablanca (1942)

24. Casablanca (1942)

Durante la Segunda Guerra Mundial Rick Blaine (Humphrey Bogart), un estadounidense cínico y amargado, expatriado por causas desconocidas, administra el local nocturno más popular de Casablanca (Marruecos), el «Café de Rick». Este es un lugar exclusivo y un antro de juego que atrae una clientela... Ver mas
Durante la Segunda Guerra Mundial Rick Blaine (Humphrey Bogart), un estadounidense cínico y amargado, expatriado por causas desconocidas, administra el local nocturno más popular de Casablanca (Marruecos), el «Café de Rick». Este es un lugar exclusivo y un antro de juego que atrae una clientela variada: gente de la Francia de Vichy, oficiales de la Alemania nazi, asilados políticos y ladrones. A pesar de que Rick asegura ser neutral en todos los campos, se revelará más tarde su participación en el tráfico ilegal de armas hacia Abisinia —que tendría como objetivo combatir la invasión italiana de 1935— y en la Guerra Civil Española, del lado republicano.

Una noche, un criminal menor llamado Ugarte (Peter Lorre), llega al club de Rick portando unas tales «cartas de tránsito» (literalmente, «letters of transit»), documentos valiosos que ha conseguido tras asesinar a dos mensajeros alemanes. Se trata de una especie de salvoconductos que permiten a su poseedor el libre tránsito a través de la Europa controlada por los nazis y llegar, incluso, a la neutral Lisboa (Portugal), de la cual se podría partir hacia los Estados Unidos. Por eso los documentos tienen un valor incalculable para cualquiera de los refugiados que esperan en Casablanca su oportunidad de escapar. Ugarte planea vender los salvoconductos esa misma noche pero, antes de que la compra-venta tenga lugar, Ugarte es arrestado por la policía local al mando del Capitán Louis Renault (Claude Rains), un corrupto oficial de la Francia de Vichy que solo quiere complacer de todas las formas posibles a los nazis. De manera subrepticia, Ugarte deja las cartas al cuidado de Rick porque «de algún modo, debido a que tú me desprecias, eres el único en quien yo confío».


Escena del tráiler que muestra a Paul Henreid y Humphrey Bogart conversando sobre el personaje de Ingrid Bergman, Ilsa.
Entretanto la razón de la amargura de Rick llega de nuevo a su vida. Se trata de su ex-amante, Ilsa Lund (Ingrid Bergman) quien le había abandonado en París sin dar explicaciones y quien, junto a su esposo Victor Laszlo (Paul Henreid), entra al Café esa noche para comprar las cartas. Laszlo es un renombrado líder de la resistencia checa que enfrenta a los nazis. La pareja necesita las cartas para dejar Casablanca y salir hacia los Estados Unidos, desde donde él podría continuar su labor. A la noche siguiente Laszlo, sospechando que Rick tiene las cartas, se entrevista con este, pero Rick se niega a entregarle los salvoconductos, pidiéndole que le pregunte a su esposa el motivo. (Es decir, solo dos personas pueden salir, pero en este punto hay tres personas que lo desean.) El diálogo se ve interrumpido cuando un grupo de oficiales nazis, bajo las órdenes del mayor Stresser (Conrad Veidt), comienza a cantar «Die Wacht am Rhein» (El guardia sobre el río Rín), que era considerado un himno patriótico durante la Alemania nazi. Enfurecido, Laszlo solicita a la banda del local que interprete La Marsellesa, el himno nacional francés hasta antes de la ocupación del país. Cuando el maestro de la banda busca a Rick con la mirada, este asiente con la cabeza. Laszlo comienza a cantar, solo al inicio, y enseguida el largamente reprimido fervor patriótico se adueña de la muchedumbre y todos se unen al canto, ahogando el de los alemanes. Como represalia, Strasser manda clausurar el club.

Rick sigue resentido con Ilsa, pero esa noche, ella lo confronta una vez que el Café ha quedado desierto. Cuando él se niega a darle los documentos, ella lo amenaza con una pistola, pero siendo incapaz de disparar, le confiesa que sigue amándolo y le explica que cuando lo encontró por primera vez y se enamoró de él en París, pensaba que su marido había sido asesinado en un campo de concentración nazi. Pero en cuanto descubrió que Laszlo en realidad había logrado escapar —continua ella explicando—, dejó a Rick sin explicación alguna y regresó a su marido. Le dice, además, que fingió haber abandonado la ciudad para evitar que Rick se quedara a buscarla y lo capturasen los alemanes. Rick cambia de actitud al conocer el motivo por el cual ella se marchó de su lado y la induce a pensar que se quedará con él cuando Laszlo se vaya.

Laszlo llega al café una vez que se ha ido Ilsa y le dice a Rick que se ha dado cuenta de que «algo» sucede entre ella y Rick. De hecho, intenta provocar que Ilsa y Rick tomen las cartas de libre tránsito, con tal de salvar la vida de ella. Como sea, la policía llega y Laszlo es arrestado bajo un cargo menor. Rick interviene y convence al capitán Renault de liberar a Laszlo, prometiéndole que lo podrá acusar ante la Gestapo por un delito mucho más serio: la posesión de las cartas. Cuando Renault le cuestiona sobre la razón por la que él está haciendo esto, Rick le explica que Ilsa y él partirán para los Estados Unidos.

Más tarde, Laszlo recibe las cartas de parte de Rick, mas cuando Renault trata de arrestarlo Rick traiciona a Renault, obligándolo a punta de pistola a permitir el escape. En el último momento, Rick conduce a Ilsa a que aborde el avión para Lisboa con su marido diciéndole que si ella se queda se arrepentirá. «Tal vez no hoy. Tal vez no mañana, pero pronto y para el resto de tus días».

El mayor Strasse llega en su vehículo, habiendo recibido el chivatazo por parte de Renault, pero Rick le dispara cuando trata de intervenir. Cuando la policía llega, el capitán Renault salva la vida de Rick al ordenar que «capturen a los sospechosos de siempre». Enseguida recomienda que Rick deje Casablanca, sugiriéndole incluso que se una a la Francia Libre en Brazzaville (República del Congo). Ellos se alejan caminando en medio de la neblina con una de las más memorables líneas finales en la historia del cine: «Louis, creo que este es el principio de una hermosa amistad».

Ha recibido 139 puntos

Vótalo:

El padrino: Parte II (1974)

25. El padrino: Parte II (1974)

El padrino II presenta dos historias paralelas. Una de ellas involucra al jefe de la mafia Michael Corleone desde 1958 hasta 1959. La otra es una serie de analepsis siguiendo a su padre, Vito Corleone, desde su infancia en Sicilia (1901) hasta la fundación de la familia Corleone en Nueva York... Ver mas
El padrino II presenta dos historias paralelas. Una de ellas involucra al jefe de la mafia Michael Corleone desde 1958 hasta 1959. La otra es una serie de analepsis siguiendo a su padre, Vito Corleone, desde su infancia en Sicilia (1901) hasta la fundación de la familia Corleone en Nueva York:

En la localidad de Corleone, Sicilia, en 1901, el padre de Vito Andolini, Antonio, y su hermano Paolo son asesinados por orden del jefe mafioso local, Don Ciccio. La madre de Vito va a ver a Ciccio para rogarle que deje vivir al joven Vito. Cuando él se niega alegando que el pequeño Vito crecerá, se hará hombre y lo vendrá a matar vengando la muerte de su padre y su hermano, ella lo amenaza con un cuchillo en la garganta, sacrificándose para permitir escapar a Vito, mientras hombres armados de Ciccio la matan de un escopetazo. Con la ayuda de algunos habitantes del pueblo, Vito viaja en barco a Nueva York. Al llegar, iba a ser registrado como Vito Andolini, pero un oficial le registra como "Vito Corleone" (Por su lugar de origen) y lo pone en cuarentena por la viruela.
En 1958, Michael Corleone está lidiando con varios negocios y problemas familiares en su casa en Lago Tahoe, Nevada durante una fiesta celebrando la primera comunión de su hijo Anthony. Michael tiene una reunión con el senador de Nevada, Pat Geary, quien desprecia a los Corleone. Geary es consciente que Michael quiere ganarse el control de otro casino en Las Vegas y demanda un alto precio y un soborno por una nueva licencia de juego mientras insulta a los Corleone y a los italianos en general. Michael da fríamente su contraoferta: nada.

Michael tiene un encuentro con Johnny Ola, la mano derecha del gánster Hyman Roth, quien dice que Roth no se opondrá a que Michael se haga con otro casino. También Michael se enfrenta a su hermana Connie, quien recientemente viuda intenta casarse con otro hombre al que Michael desaprueba por ser un oportunista. Su hermano mayor, Fredo, tiene problemas para mantener bajo control a su esposa alcohólica, Deanna Dunn; los hombres de Michael se la llevan fuera de la fiesta. Finalmente Michael, para mantener una buena relación de negocios con Roth, tiene una charla con un borracho Frank Pentangeli, quien se hizo cargo del viejo territorio Corleone en Nueva York después de la muerte de Peter Clemenza. Se niega a permitir que Pentangeli mate a los hermanos Rosato quienes, respaldados por Roth, se quieren entrometer y apoderarse en el territorio de Pentangeli.

Después, esa noche, se produce un intento de asesinato contra Michael, disparando balazos en su dormitorio donde él se encontraba con su esposa Kay y sus hijos. Michael le cuenta al Consigliere de la familia, Tom Hagen, que el golpe fue hecho con la ayuda de alguien cercano a la familia. Michael insiste en que debe irse y confía en Hagen, a quien Michael había excluido de las negociaciones con Roth y Pentangeli, para que proteja a su familia. Como Michael supuso, los asesinos son encontrados muertos.

En 1917 Vito Corleone, ahora casado con Carmella y padre de Santino, trabaja en una tienda de comestibles en Nueva York, propiedad del padre de su amigo, Genco Abbandando, quien cuidó de él cuando llegó a Estados Unidos. El vecindario es controlado por la “Mano Negra”, liderada supuestamente por Don Fanucci, quien extorsiona a los comerciantes para "protección", pero en realidad cobrándoles dinero a cambio de no hacerles daño. El señor Abbandando es forzado a despedir a Vito y darle su puesto al sobrino de Fanucci. Una noche el vecino de Vito, Peter Clemenza, le pide esconder una bolsa con armas por él. Después le devolvería el favor, llevándolo a una casa lujosa y cometiendo un delito juntos, robando una costosa alfombra.
Michael se encuentra con Roth en su hogar en Miami y le dice que cree que Pentangeli fue el responsable del intento de asesinato en su contra. Yendo a la casa de Pentangeli, Michael le dice que en realidad Roth fue el responsable y que quiere hacer un trato con él, pero necesita que Pentangeli coopere con los hermanos Rosato para que Roth baje la guardia. Cuando Pentangeli va a ver a los Rosato, sus hombres intentan matarlo diciendo que fueron enviados por Michael. Sin embargo son interrumpidos por un policía.

En otra parte, Tom visita uno de los burdeles, propiedad de los Corleone, donde Geary es encontrado en una habitación con una prostituta muerta. Geary argumenta que no recuerda lo que pasó y Hagen dice que cubrirá la muerte como una muestra de la “amistad” entre los Corleone y el senador. Mientras tanto Michael se encuentra con Roth en La Habana, Cuba, al mismo tiempo que el dictador Fulgencio Batista solicita inversiones norteamericanas y las guerrillas están tratando de derrocarlo. Roth celebra su cumpleaños con empresarios amigos; Michael le revela que duda en realizar una inversión después de que son testigos de que un rebelde asesina a varios policías con una bomba, convenciéndolo de que Fidel Castro es capaz de derrocar al gobierno. Roth solicita a Michael, de manera privada, su inversión nuevamente.

Fredo llega a La Habana, trayendo consigo el dinero que le prometió a Roth; Michael le confiesa que Roth trató de asesinarlo y que planea intentarlo de nuevo. Michael le asegura a Fredo que está listo para hacer su movimiento y que Roth estará muerto antes de que termine la noche. En lugar de entregar el dinero, Michael le pregunta a Roth quién dio la orden para matar a Pentangeli. Roth evita la pregunta aludiendo el asesinato de un viejo aliado y amigo, Moe Greene – que Michael había orquestado – diciendo, “yo no pregunté quién dio la orden, ya que no tenía nada que ver con los negocios”.

Michael le pide a Fredo que lleve a Geary y a otros oficiales y empresarios americanos a ver un buen espectáculo, durante el cual Fredo finge no conocer a Johnny Ola, la mano derecha de Roth. Después en esa noche, un Fredo borracho comenta que conoció el lugar gracias a Johnny Ola, contradiciendo lo que le repitió a Michael antes. Este último se da cuenta de que su propio hermano es el traidor y manda a su guardaespaldas a matar a Roth. Johnny Ola es estrangulado con una percha de madera, pero Roth, cuya salud empeoraba, es llevado a un hospital antes de que pueda ser asesinado. El guardaespaldas de Michael lo sigue, pero es tiroteado y muerto por la policía cuando trataba de ahogar a Roth con una almohada.

En la fiesta de vísperas de fin de año del dictador Batista, en la medianoche, Michael le agarra fuertemente la cabeza a Fredo y le da un beso en los labios, diciéndole “Sé que fuiste tú, Fredo – me rompiste el corazón”. Batista anuncia que dejará el cargo debido al avance de los rebeldes y los invitados huyen cuando los guerrilleros de Castro entran en la ciudad y la población comienza a celebrarlo. Michael le pide a su hermano que vaya con él para salir del país, pero Fredo huye aterrorizado.

Michael regresa a Las Vegas, donde Hagen le dice que Roth escapó de Cuba después de sufrir un derrame cerebral y se recupera en Miami. Hagen también informa a Michael de que Kay tuvo un aborto mientras él estaba ausente.

En Nueva York, en 1920, Don Fanucci se ha dado cuenta de la amistad entre Vito Corleone, Pete Clemenza y Sal Tessio. Se mete en el coche de Vito y le dice que él sabe que el trío recientemente ha cometido un robo. Él exige que ellos le den una parte o de lo contrario enviaría a la policía a su casa. Clemenza y Tessio se comprometen a pagar, pero Vito - convencido de que Fanucci no es más que un soplón de la Policía - pide a sus amigos que le permitan convencer a éste para que acepte menos dinero, diciéndoles: “voy a hacerle una oferta que no podrá rechazar”. Vito logra que Fanucci acepte solo la mitad de lo que él había exigido. Inmediatamente después - tras haber logrado engañar a Fanucci, ganándose su respeto y una oferta de empleo -, Vito mata a Fanucci con tres balazos en una escalera oscura frente al apartamento de Fanucci durante una fiesta en el barrio, y se escapa por los tejados; así logra liberar a todos de este mafioso ladrón que les sacaba dinero a cambio de no matarlos. Más tarde, en las escaleras de su edificio, Vito se sienta con su familia, acunando al recién nacido Michael en sus brazos.
Michael regresa a su casa en Lake Tahoe, pero no entra en la habitación en la que está su esposa. En su lugar le pide consejo a su madre. En Washington, DC, un comité del Senado, del cual Geary es miembro, está llevando a cabo una investigación sobre la familia Corleone. Interrogan descontentos al "soldado" Willi Cicci, pero no puede implicar a Michael porque él nunca recibió ninguna orden directa de él.

En Nueva York, a principios de 1920, Vito se ha convertido en una figura respetada en su comunidad. Él intercede con un propietario de apartamentos que quiere desalojar a una viuda y su perro, de cuyos ladridos los vecinos se han quejado. Vito le ofrece dinero extra al propietario para que ella se quede y le menciona que es conocido por ser un hombre que sabe retribuir favores. Pero el propietario se enoja cuando la demanda de Vito es también que la viuda se quede con el perro. Pocos días después, al enterarse de la fama de Vito, el hombre se muestra "conmovido" ante su extremada generosidad para con la viuda y le anuncia que la viuda puede permanecer, junto con su perro y con un alquiler reducido.
Cuando Michael se presenta ante el comité del Senado, Geary hace un anuncio general de apoyo a los italo-americanos y luego se excusa de las actuaciones. Michael hace una declaración y desafía al comité para que presente un testigo que corrobore las acusaciones contra él. Terminada la audiencia, el Presidente promete un testigo que va a hacer exactamente eso, que resulta ser Pentangeli. Michael y Hagen observan que la estrategia de Roth para destruir a Michael está bien planificada. Fredo es encontrado y persuadido de regresar a Nevada, y en una reunión privada, explica su traición a Michael: él estaba molesto porque, siendo el hermano mayor, no se le ha tenido nunca en cuenta, y ayudó a Roth, pensando que habría algo para él. Él jura que no sabía que quería matar a Michael. También le dice a Michael que el abogado jefe de la Comisión del Senado está en la nómina de Roth. Michael entonces reniega de Fredo y privadamente instruye al guardaespaldas, Al Neri, para que nada le suceda a Fredo mientras su madre siga viva; la implicación es que Fredo será asesinado una vez que ella muera. Pentangeli ha llegado a un acuerdo con el FBI para declarar en contra de Michael, creyendo que él fue quien organizó el atentado contra su vida. Se le considera poco creíble, ya que como caporegime no hay aislamiento entre Michael y él mismo. En la audiencia en la que Pentangeli va a dar su testimonio, Michael llega acompañado por el hermano de Pentangeli, traído de Sicilia. Al ver a su hermano, Pentangeli siente miedo y se retracta de todas sus declaraciones anteriores, diciendo que él dirige su propia familia, con lo que descarrila el caso del gobierno. La audiencia termina en un escándalo con Tom Hagen, actuando como abogado de Michael, airadamente exigiendo una disculpa.

Después, en una habitación del hotel, Kay le dice a Michael que ella lo va a dejar y que se llevará a sus hijos con ella. Michael en un primer momento trata de calmarla, pero cuando ella le revela que su "aborto" era en realidad voluntario para evitar traer otro hijo en la familia criminal de Michael, Michael estalla en cólera, le da una bofetada y le da a entender que no permitirá que ella se lleve a sus hijos.

En 1925, Vito Corleone visita Sicilia por primera vez desde que salió de Italia y llegó a Estados Unidos, ahora acompañado de sus cuatro hijos. Se presenta ante el anciano asesino de sus padres, don Ciccio, acompañado por Don Tommasino - quien le ayudó a escapar a Estados Unidos - como el hombre que importa aceite de oliva a los Estados Unidos, y que quiere su bendición. Cuando Ciccio pregunta a Vito quién era su padre, Vito dice: "Mi padre era Antonio Andolini, y esto es para ti!"... A continuación, Vito clava un puñal al anciano y le hace un largo, curvo y profundo tajo en su prominente barriga, matándolo. En el tiroteo resultante, Tommasino es gravemente herido, quedando paralizado.
La viuda de Vito Corleone fallece y toda la familia Corleone se reúne en el funeral. Michael sigue rechazando a Fredo, pero cede cuando Connie le implora para que perdone a su hermano. Michael y Fredo se abrazan, pero cuando lo hacen, Michael intercambia miradas con Al Neri, dándole a entender que ya puede matarlo. También utiliza a su hijo para ese propósito.

Michael, Hagen, Neri y Rocco Lampone discuten qué hacer con Roth, quien sin éxito ha estado en busca de asilo en varios países, y se le negó incluso la entrada a Israel como judío. Michael rechaza el consejo de Hagen de que la posición de la familia Corleone es segura y que el asesinato de Roth y de los hermanos Rosato es un riesgo innecesario. Más tarde, Hagen visita a Pentangeli en la base militar. Pentangeli, aficionado a la Historia, discute con Hagen sobre cómo las familias se organizaron como las legiones romanas. Hagen le sugiere que si él se suicidara, como lo hacían los romanos tras un complot fallido contra el emperador, su familia sería perdonada y hasta procurada en su ausencia.

Con la ayuda de Connie, Kay visita a sus hijos, pero se queda demasiado tiempo y es sorprendida por Michael en el umbral de la casa. Éste le cierra suave, pero significativamente la puerta en la cara.

La película alcanza su clímax en los asesinatos:

Cuando llega a Miami para ser puesto en custodia, Hyman Roth recibe un disparo en el estómago de parte de Rocco Lampone, quien a su vez es inmediatamente asesinado a tiros por agentes del FBI.
Frank Pentangeli es encontrado muerto en su bañera llena de sangre, habiéndose cortado las muñecas.
Por último, mientras Neri y Fredo pescan en el lago Tahoe y este último reza un Ave María para atrapar un pez, Neri le dispara en la cabeza, todo esto es observado por Michael desde su casa. Esta escena es una de las más famosas de la historia del cine y ha sido parodiada numerosas veces como el estereotipo del ajuste de cuentas.
La tres últimas escenas que tienen lugar son las siguientes:

En una escena retrospectiva en diciembre de 1941, la familia Corleone está preparando una fiesta sorpresa por el cumpleaños de Vito. Sonny presenta a su hermana Connie y a su amigo Carlo Rizzi, quienes se enamorarán y se casarán en el futuro. Tessio llega con la tarta, y todos hablan sobre el ataque a Pearl Harbor por parte de los japoneses (que casualmente fue el día del cumpleaños de Vito). Michael sorprende a todo el mundo al anunciar que ha abandonado la Universidad y se ha alistado en los Marines de Estados Unidos. Irónicamente, Fredo es el único que apoya la decisión de su hermano. Sonny furioso trata de golpear a Michael y ridiculiza su elección, mientras Tom Hagen menciona que su padre tiene grandes expectativas para él, además del esfuerzo que Vito había hecho para que Michael no tuviera que ingresar a las fuerzas armadas de Estados Unidos. Cuando llega Vito (fuera de la pantalla), todos, excepto Michael, salen a saludarlo.
En 1925, Vito y su joven familia abordan el tren para dejar Corleone.
La película termina con Michael a solas en el complejo de Lake Tahoe, meditando sobre todos los sucesos acontecidos.

Ha recibido 138 puntos

Vótalo:

El padrino (1972)

26. El padrino (1972)

La historia comienza en el verano de 1945, cuando se celebra la boda de Connie (Talia Shire) y Carlo Rizzi (Gianni Russo). Connie es la hija de Don Vito Corleone (Marlon Brando), el cabeza de la familia Corleone, y jefe de una de las cinco familias que ejercen el mando de la Cosa Nostra en la... Ver mas
La historia comienza en el verano de 1945, cuando se celebra la boda de Connie (Talia Shire) y Carlo Rizzi (Gianni Russo). Connie es la hija de Don Vito Corleone (Marlon Brando), el cabeza de la familia Corleone, y jefe de una de las cinco familias que ejercen el mando de la Cosa Nostra en la ciudad de Nueva York. Con el argumento de que todo siciliano debe atender las peticiones que le hacen el día de la boda de su hija, Don Vito es visitado, en el primer plano de la acción, por Amerigo Bonasera, dueño de una funeraria. Este solicita la ayuda de Corleone para vengar un ataque a su hija que fue herida y desfigurada por su novio y un amigo de éste, al negarse a sostener relaciones sexuales, tras no conseguir que los dos individuos fueran sentenciados por las vías legales. Bonasera le ofrece dinero a Don Vito para que los mate, pero éste se niega ya que su hija no está muerta; por lo que toma su petición como una falta de respeto, alega que él y su familia no son asesinos a sueldo y le recuerda que en los tiempos en que eran amigos, y que cuando él empezó a vincularse con asuntos ilegales, Amerigo Bonasera eludió su contacto, a pesar de que la esposa de Don Vito era la madrina de su hija. Finalmente, Amerigo Bonasera le expone su respeto y besa la mano de Don Vito y lo llama Padrino. El Don queda satisfecho y le dice a Amerigo Bonasera que está en deuda con él y que algún día, "y puede que ese día nunca llegue" podría solicitarle un favor a cambio de éste, a lo que Amerigo Bonasera no podría negarse en razón de su amistad y como pago del mismo. Don Vito manda a Peter Clemenza (Richard S. Castellano), a golpear a los jóvenes porque sería injusto matarlos.

A la fiesta pronto llegan Johnny Fontane (Al Martino), un famoso cantante ahijado de la familia, el hijo menor de los Corleone, Michael (Al Pacino) un marine condecorado por su lucha en la Segunda Guerra Mundial y su novia Kay Adams (Diane Keaton). Fontane después se entrevista con su padrino y le pide que le consiga el papel protagonista en una película de Hollywood; que el productor, Jack Woltz, se niega a darle, para impulsar su carrera. Corleone envía a California a Tom Hagen (Robert Duvall), el abogado de la familia y consigliere (que además era de origen irlandés e hijo adoptivo de Vito), para hablar con el productor Jack Woltz (John Marley). Hagen habla con Woltz en los estudios, pero el productor le despide abruptamente. Por la tarde, tras saber a quién representaba, el productor invita a Tom a su casa, y tras un paseo por la propiedad, le muestra un caballo de raza el cual le presume que le costo $600,000.00 dollares; durante la cena le termina confesando, que si bien el papel es idóneo para Fontane, no se lo daría a propósito a fin de echarlo de la industria del cine, ya que arruinó la carrera de una prometedora actriz y amante suya, en cuya preparación al estrellato Woltz había invertido gran cantidad de tiempo y dinero. Tras esto el productor despide nuevamente a Hagen, quien decide partir de regreso a ciudad de Nueva York inmediatamente. Al día siguiente Woltz despierta en su cama, sintiendo algo raro entre sus sábanas. Al destaparlas, contempla con horror la cabeza cercenada del caballo que había presumido a Hagen. Con este actuar irónicamente, Johnny Fontane consigue tras ello el ansiado papel estelar en la película.

Tras el regreso de Hagen, los Corleone se entrevistan con Virgil "El Turco" Sollozzo, un siciliano traficante de heroína que tiene la protección de la familia Tattaglia, rivales de los Corleone. "El Turco" le pide a Don Corleone protección legal más un millón de dólares para financiar el negocio y abrir el comercio de droga en la ciudad. A cambio le proporcionaría un 30% de las ganancias. Sin embargo, a pesar de la opinión favorable de Tom Hagen y de su hijo mayor Santino "Sonny" Corleone (James Caan), Don Vito se niega, pues opina que sus contactos en la política no podrían hacer la vista gorda ante la droga del mismo modo que la hacían con el juego o la prostitución.

Entonces, para sondear de como reaccionaron los Tattaglia por la negativa, Don Vito envía a Luca Brasi, su fiel e inquebrantable sicario, a una reunión con Bruno Tattaglia, hijo de Don Philip Tattaglia, para que finja que se "ofrece" y así obtener información, pero Luca es asesinado con la colaboración de Sollozzo, estrangulándolo con una fina cuerda.

Un día, Don Vito sale de su oficina con su hijo Fredo y se dispone a comprar fruta. Dos sicarios de la familia Tattaglia disparan cinco tiros a Don Vito ante la atónita mirada de Fredo quien, nervioso, no puede reaccionar a tiempo. Tras el atentado, el Padrino es llevado al hospital, malherido.

Sonny, que toma las riendas de la familia por la ausencia del Don, manda matar a Paulie Gatto, el guardaespaldas del Don Vito, que se vendió a los Tattaglia, ya que no fue el día del atentado con la excusa de estar enfermo. Este trabajo es eficazmente cumplido por Peter Clemenza y Rocco Lampone en plena carretera, fuera de la ciudad.

Michael, hermano de Sonny, va a visitar a su padre que está gravemente herido en el hospital. Pronto se da cuenta de que Don Vito está desprotegido cuando se suponía que debía estar vigilado, ya que el capitán de la Policía, McCluskey, ha echado a los guardaespaldas del hospital. McCluskey es un policía corrupto pagado por "El Turco" Sollozzo. Michael llama a Sonny para informarle de la situación, logra cambiar a su padre de habitación y protegerlo de los sicarios con la ayuda del aterrado Enzo; yerno del pastelero Nazorine, quien se hacen pasar por sicarios estando fuera del hospital. Ante el fallo del plan para asesinar a Don Vito, regresa McCluskey, el capitán de policía, a quien Michael le reclama de que por que deja sin vigilancia a su padre, por tal motivo McCluskey le propina a Michael un tremendo puñetazo, fracturando su mandíbula. Justo entonces, Tom Hagen llega con detectives privados y resuelve la situación.

Cuando Michael vuelve a la mansión, se entera de que, por orden de Sonny, Bruno Tattaglia ha sido asesinado. Michael, junto con Sonny, Tom Hagen, Tessio y Clemenza, planea el asesinato de "El Turco" Sollozzo y de McCluskey. Lo consiguen acordando un encuentro con ellos. Sonny se entera por un contacto en la policía de que la cena con "El Turco" y McCluskey será en el Restaurante Louis del Bronx, donde Michael acude y mata a ambos con un revólver que Clemenza prepara y esconde tras la cisterna del retrete del restaurante; la matanza la realiza después de haber entrado desarmado al restaurante y engañarlos diciéndoles que iba al retrete solo a orinar. Tras este doble asesinato, Michael huye a Sicilia y da comienzo una guerra de bandas en Nueva York. Cuando Don Vito vuelve a casa, todavía convaleciente, se entera de lo ocurrido con Sollozzo y de la partida de Michael.

En Nueva York, Sonny le pega una paliza a Carlo Rizzi, el marido de su hermana Connie, dado que él la maltrata. Sonny se siente culpable de la desgracia de su hermana por haberle presentado él a Carlo. Tras la paliza, Sonny le advierte que si vuelve a pegar a Connie, lo mataría. Carlo trama una venganza y golpea a Connie nuevamente, ésta llama por teléfono a Sonny entre sollozos, quien montado en cólera acude a su rescate no dando tiempo de que lo escoltaran sus sicarios para protegerlo, quienes no logran darle alcance, en una caseta de peaje, lo acribillan, por lo que Carlo comete su prometido.

Amerigo Bonasera es llamado por Vito con la indicación de que ha llegado la hora de pagar el favor del Don. El funerario se presenta dispuesto a hacer lo que se le pida sin discutir, pero resulta que solo era requerido para preparar el funeral de su primogénito y le pide que haga su mayor esfuerzo(ya que el Don quería evitar que la madre de aquél le viera desfigurada por los impactos de bala que había recibido).

Mientras, en su estancia en Sicilia, Michael conoce a Apollonia, una bella siciliana de la que se enamora y con la que se casa. Poco después Apollonia es asesinada a traición por uno de sus guardaespaldas (Fabrizio) cuando intentaba eliminarlo a él poniendo una bomba en su coche.

Fabrizio había sido comprado por Don Barzini, el Don de la familia mafiosa más poderosa, junto a la Corleone, de Nueva York, a cambio de facilitarle la entrada en América. Barzini es también el responsable de la muerte de Sonny e intenta eliminar a los Corleone de Nueva York y hacerse con el control total de la ciudad, ya que cuenta con el apoyo de los Tattaglia y las otras dos familias de Nueva York.

Tras la mejora del Don, después de haber sido mal herido, el convoca una reunión con las Cinco Familias, ya en la reunión expone que a pesar de que entre los presentes que sabía que entre ellos estaba el asesino de su hijo, renuncia a vengar por sí mismo la muerte de Sonny, reclama el regreso a salvo de Michael y cede su protección política y policial para cubrir el tráfico de drogas, que se acuerda realizar restringido y "con honor"; el abrazo entre Philip Tattaglia y Vito Corleone auspiciado por Barzini representa la paz.

Michael vuelve a Estados Unidos, y apoyado por su padre toma las riendas de la familia. Don Vito se convierte en su consejero y le advierte de que después de su muerte, Barzini intentará acabar con él (Michael) en una reunión. Aquél de su entorno que le informe de mantener dicha entrevista y le garantice su seguridad, será el traidor. Michael jura a su padre vengar la muerte de Sonny, pero debido a las circunstancias, Don Vito le propone, de manera solapada, esperar.

Michael viaja a Las Vegas para comprar un casino a Moe (en el que residía Fredo, apartado de la guerra de bandas), pero el intento falla. Moe le insulta, diciéndole que está acabado, que los Corleone no son nada y que no le venderá el casino, amenazando con acudir a Barzini para que le cubra la espalda en contra de los Corleone.

Vito se retira a una casa de campo para convivir con los hijos de Michael y finalmente muere de un infarto en su propio hogar.


Marlon Brando como Don Vito Corleone.
A la muerte de Don Vito, los Corleone quedan expuestos, y las traiciones se suceden. Tessio propone a Michael una reunión con Barzini durante las honras fúnebres, revelándose como el traidor que le había advertido su padre.

Antes de la reunión, durante el bautizo del sobrino de Michael, este ordena asesinar a los cuatro Dones de las familias rivales: Peter Clemenza mata a Victor Stracci y a sus guardaespaldas a la salida de un ascensor; Ottilio Cuneo queda atrapado en una puerta giratoria por Willi Cicci y es asesinado por él de varios balazos en el pecho; Philip Tattaglia es asesinado por Rocco Lampone y un mafioso de los Corleone quienes disparan con metralletas MP40 mientras estaba en la cama con una prostituta; finalmente, Al Neri, disfrazado como policía, dispara a Emilio Barzini en las escaleras de un juzgado y Moe Greene recibe un disparo en su ojo derecho mientras se da un masaje (ejecución llamada la "Moe Greene Special").

Al descubrirse que Tessio también había traicionado a la familia, es rodeado por hombres de Michael cuando se disponía a dirigirse a la supuesta reunión con Barzini. Resignado, Tessio afirma a Hagen que "Michael siempre le simpatizó y que se trataba solamente de negocios". Además pide al "Consigliere" que interceda ante Michael para que lo perdone "por los viejos tiempos", pero Tom se niega y ve con tristeza cómo Tessio es llevado en un automóvil para ser ejecutado.

Michael decide ajustarle las cuentas a Carlo Rizzi por su complicidad con el asesinato de Sonny; el aterrorizado Carlo, desesperado por su afán de que Michael le perdone la vida, admite su culpabilidad, confesando que había sido comprado por Barzini para colaborar con él en el asesinato de Sonny. Michael le dice que su único castigo será quedar fuera de los negocios de la familia y le ordena que se vaya a vivir a Las Vegas con Connie. Pero cuando Carlo entra en el automóvil que supuestamente lo llevará al aeropuerto y se sienta en el asiento delantero del copiloto, Peter Clemenza lo mata estrangulándolo desde el asiento trasero, y la agonía le hace romper el parabrisas del automóvil con el pie.

Enterada de la muerte de su marido Carlo, Connie acude donde Michael llorando furiosa, y lo acusa en presencia de Kay de ser el asesino de Carlo, de haber esperado a que el Don muriera para matarlo por la muerte de Sonny, así como también lo acusa del asesinato del conjunto de jefes mafiosos. Kay le pregunta a su marido si realmente él ha sido el autor de los asesinatos. Michael de mala manera se niega a reponderle, pero tras la insistencia de Kay, Michael se violenta y miente negando tener relación con los mismos. Sin embargo, Kay se da cuenta de que lo que dice Connie es cierto cuando ve que Michael recibe el saludo de varios amigos, quienes lo saludan respetuosamente como el nuevo Padrino. La película termina con uno de ellos cerrándole suavemente la puerta a Kay.

Es así cómo Michael Corleone se convierte en el hombre más poderoso de la Cosa Nostra en Estados Unidos.

Ha recibido 134 puntos

Vótalo:

Luces de la ciudad (1931)

27. Luces de la ciudad (1931)

Charlot, el personaje interpretado por Chaplin, es un pobre vagabundo sin hogar que conoce y se enamora de una florista ciega (Virginia Cherrill). Poco después evita el suicidio de un millonario borracho (Harry Myers), quien le hace promesas de amistad eterna por haberle salvado la vida. Sin... Ver mas
Charlot, el personaje interpretado por Chaplin, es un pobre vagabundo sin hogar que conoce y se enamora de una florista ciega (Virginia Cherrill). Poco después evita el suicidio de un millonario borracho (Harry Myers), quien le hace promesas de amistad eterna por haberle salvado la vida. Sin embargo, cuando está sobrio, el millonario le rechaza.

Inicia un romance con la florista, quien lo toma por un millonario. Cuando descubre que van a embargar la casa de la chica si no reúne dinero suficiente, prueba suerte en diferentes trabajos (entre ellos, una competición de boxeo). Obtiene, finalmente, mil dólares de su amigo millonario, quien se los regala generosamente cuando se encuentra ebrio. Una vez sobrio de nuevo, niega conocer a Charlot y hace que le persiga la policía. Charlot da el dinero a la florista, quien así consigue evitar ser desahuciada y puede someterse a una operación que le devuelve la vista. El protagonista, en cambio, es capturado por la policía, acusado del robo de los mil dólares, y pasa una larga temporada en prisión. Al salir, vuelve a encontrarse con la florista, que ahora regenta una tienda en lugar de un puesto callejero y vive con la esperanza de reencontrar a su supuesto millonario. La película termina con la escena en que la florista reconoce a Charlot como su benefactor.

Ha recibido 133 puntos

Vótalo:

El gran dictador (1940)

28. El gran dictador (1940)

Durante una batalla ocurrida en los últimos meses de la Primera Guerra Mundial, un soldado judío del ejército de la nación ficticia de Tomania y barbero de profesión (Charles Chaplin) salva la vida del oficial Schultz (Reginald Gardiner) ayudándole a escapar en su avión, pero sufren un accidente... Ver mas
Durante una batalla ocurrida en los últimos meses de la Primera Guerra Mundial, un soldado judío del ejército de la nación ficticia de Tomania y barbero de profesión (Charles Chaplin) salva la vida del oficial Schultz (Reginald Gardiner) ayudándole a escapar en su avión, pero sufren un accidente y el avión se estrella. Ambos sobreviven, pero el soldado pierde la memoria. En ese momento llegan unos médicos que anuncian a Schultz que la guerra ha terminado y Tomania ha perdido.

Veinte años después, y todavía amnésico, el soldado escapa del hospital en el que ha permanecido todo ese tiempo y regresa a su ciudad, donde abre de nuevo su antigua barbería ubicada en el ghetto, ignorando que los tiempos han cambiado. El país es gobernado por el despiadado dictador Adenoid Hynkel (Charles Chaplin), asistido por el Ministro del Interior Garbitsch (Henry Daniell, parodia de Joseph Goebbels) y el Ministro de la Guerra Herring (Billy Gilbert, parodia de Hermann Göring), y existe una brutal discriminación contra los judíos. El símbolo del régimen de Hynkel es la "doble cruz" (parodia de la esvástica nazi), y Hynkel pronuncia sus discursos en un idioma macarrónico, imitación del alemán.


Chaplin en el papel del dictador Adenoid Hynkel.
El barbero, inconsciente del ascenso de Hynkel al poder, se sorprende cuando las fuerzas de asalto pintan la palabra "judío" en las ventanas de su local. Una de los habitantes del ghetto, la bella Hannah (Paulette Goddard), defiende al barbero cuando es acosado por los miembros de las fuerzas de seguridad. Ambos se enamoran y deben sufrir los atropellos de la dictadura, aunque Schultz, que ahora ocupa un alto cargo en el gobierno de Hynkel, reconoce al barbero y ordena a las tropas que no molesten a los habitantes del ghetto. Además, Hynkel ordena el cese de la persecución a los judíos mientras intenta conseguir un préstamo de un banquero judío para financiar sus planes de dominación global.


Hynkel "juega" con un globo terráqueo, en una de las escenas más famosas de la película.
Hynkel tiene planeado invadir Osterlich, el país vecino, y necesita el préstamo para financiar la invasión. Cuando el banquero judío se niega a dar el préstamo, Hynkel reanuda e intensifica la violencia contra los judíos. Schultz, protector de los judíos, muestra su rechazo al pogromo y Hynkel, considerándolo un traidor y un defensor de la democracia, ordena que sea enviado a un campo de concentración. Schultz huye y se oculta en el ghetto. Allí, con la ayuda del barbero, Hannah y los demás habitantes del ghetto, busca cómo derrocar a Hynkel y su régimen. Las fuerzas de asalto atacan el ghetto y el barbero y Schultz son finalmente enviados al campo de concentración.

Hynkel continúa con sus planes de invadir Osterlich, pero la intromisión de Benzino Napaloni (Jack Oakie, parodia de Benito Mussolini), el dictador de Bacteria, le obliga a invitarle a hacerle una visita y ser diplomático con él, aunque todo desemboca en una ridícula guerra de comida y pasteles entre los dos dictadores. Mientras, Hannah y los habitantes del ghetto huyen hacia Osterlich, pero al poco se inicia la invasión desde Tomania y se encuentran de nuevo viviendo bajo el régimen de Hynkel.


Escena del discurso final.
El barbero y Schultz escapan del campo disfrazados con uniformes de Tomania. Los guardias fronterizos confunden al barbero con Hynkel, con quien tiene una apariencia casi idéntica. Mientras, Hynkel es confundido con el barbero y detenido por error por sus propias tropas. El barbero, bajo la identidad de Hynkel, es conducido a la capital de Osterlich para dar un discurso sobre el inicio de la conquista del mundo. Garbitsch, al presentar a "Hynkel" a la multitud, decreta la anexión de Osterlich a Tomania, la anulación de la libertad de expresión y el sometimiento de los judíos. Sin embargo, el barbero hace un discurso conmovedor, en contra de las políticas antisemitas de Hynkel y declarando que Tomania y Osterlich se convertirán en naciones libres y democráticas. También hace una llamada a la humanidad en general para acabar con las dictaduras y usar la ciencia y el progreso para hacer del mundo un lugar mejor.

Hannah, en su casa arrasada de nuevo por los invasores, oye el discurso del barbero en la radio, y se sorprende cuando "Hynkel" se refiere directamente a ella:

Hannah, ¿puedes oírme? Donde quiera que estés, ¡mira a lo alto, Hannah! ¡Las nubes se alejan, el sol está apareciendo, vamos saliendo de la tinieblas hacia la luz, caminamos hacia un mundo nuevo, un mundo de bondad, en el que los hombres se elevarán por encima del odio, de la ambición, de la brutalidad! ¡Mira a lo alto, Hannah, al alma del hombre le han sido dadas alas y al fin está empezando a volar, está volando hacia el arco iris, hacia la luz de la esperanza, hacia el futuro, un glorioso futuro, que te pertenece a ti, a mí, a todos! ¡Mira a lo alto, Hannah, mira a lo alto!
Hannah dirige la mirada al cielo con esperanza, y sobre su rostro se cierra la pantalla.

Ha recibido 128 puntos

Vótalo:

2001: Una odisea del espacio (1968)

29. 2001: Una odisea del espacio (1968)

La secuencia inicial del filme se inicia con la imagen de la Tierra ascendiendo sobre la Luna, mientras que el Sol asciende a su vez sobre la Tierra, todos en alineación. En este momento comienza a escucharse la composición musical Así habló Zaratustra de Richard Strauss, la misma que acompaña... Ver mas
La secuencia inicial del filme se inicia con la imagen de la Tierra ascendiendo sobre la Luna, mientras que el Sol asciende a su vez sobre la Tierra, todos en alineación. En este momento comienza a escucharse la composición musical Así habló Zaratustra de Richard Strauss, la misma que acompaña, en su mayoría, la primera parte de la película titulada El Amanecer del Hombre.

El amanecer del hombre[editar]
Presenta la vida cotidiana de un grupo de primates en una árida sabana (todo sugiere, como la ciencia lo comprueba, una sabana casi desértica (con casi todas las probabilidades en lo que hoy es África) unos 7 millones de años AP (véase: Hominina; aunque tal datación era muy dudosa en la época en que se realizó el film) donde se les observa ramoneando en busca de alimento y conviviendo aparentemente de forma pacífica. Después uno de los miembros de esta manada es atacado y muerto por un leopardo. Se muestra su disputa con otros grupos de primates muy similares por poder beber el agua de una charca y por el espacio vital, pero sin llegar al contacto físico. Se muestra cómo estos primates temen a la obscuridad nocturna y a sus depredadores por lo que descansan con sueño nervioso en el fondo de una pequeña cueva.

En un amanecer despertado por extrañas vibraciones acústicas, uno de los primates se despierta y encuentra enfrente del refugio un monolito negro, un bloque ortoédrico perfecto de "color" negro de varios metros de altura que provoca la alarma en el grupo y un primer momento de confusión y miedo. Al poco tiempo, se acercan y, confiando prudentemente, llegan incluso a acariciarlo como reverenciándolo. A la postre, uno de los simios se da cuenta de cómo utilizar un hueso como herramienta y arma al tiempo que se observan flashbacks mentales del monolito, sugiriéndose que este ha motivado ciertos cambios en la conducta de los primates y les ha dado cierto grado de conciencia sobre los recursos disponibles para sobrevivir debido a que ahora los monos son capaces de matar animales y comer carne. A la mañana siguiente le arrebatan el control de la charca a la otra manada, matando mediante el hueso usado como arma, en el proceso al líder de la manada rival. Exultante con su triunfo, el primate vencedor lanza su hueso al aire, produciéndose una enorme elipsis temporal en la narración: el hueso que asciende en el aire, pasa a convertirse en un ingenio espacial que surca el espacio entre la Tierra y la Luna en el año 1999 de nuestra era; se lo ha denominado la «elipsis más larga de la historia del cine» de 4 millones de años.

TMA-1 (Anomalía Magnética de Tycho no. 1)[editar]
En 1999 el Dr. Heywood Floyd viaja de la Tierra a la Luna, primero en un avión cohete o una especie de transbordador espacial con aspecto muy aerodinámico que recuerda a los proyectos de aviones de pasajeros supersónicos e hipersónicos diseñados en la segunda mitad de los 1960 (el vehículo lleva la insignia de la entonces importantísima aerolínea desaparecida en los 1990: Pan Am) que lo eleva hasta una estación espacial en órbita geoestacionaria en torno al planeta Tierra; tal estación espacial es enorme y tiene forma de doble rueda que gira en torno a un cilindro en el cual tienen su hangar las otras astronaves, debido a la fuerza centrífuga la zona de la estación que corresponde a la "rueda" al rotar tiene una simulada (por aceleración) fuerza de gravedad artificial. La maniobra de aproximación es una coreografía espacial con la música de El Danubio azul de Johann Strauss (hijo). En la estación espacial la vida se hace en los anillos exteriores circulares, que poseen gravedad debido a la fuerza centrífuga de la rotación del conjunto, mientras que en la parte central, donde está el hangar para las naves, esta rotación no provoca gravedad. (El concepto de una estación espacial giratoria en forma de toroide fue previamente propuesta a inicios de s. XX por el esloveno Herman Potočnik:4 y luego perfeccionada por el alemán Wernher von Braun5 ). Durante su estancia el Dr. Floyd tiene una conversación con una científica y un científico soviéticos, luego realiza una videoconferencia con su hija en la Tierra y tiene un encuentro con científicos de otros países (incluida la Unión Soviética), en el que le preguntan sobre la extraña incomunicación con la base estadounidense de Clavius, y si son ciertos los rumores que apuntan a una epidemia en ella.

Después el Dr. Floyd continúa, en una gran nave casi esférica, el viaje a la Luna y, de nuevo, el alunizaje se convierte en una coreografía acompañada de El Danubio azul (la gran nave tripulada esférica que aluniza ingresa en un gigantesco hangar "subterráneo" o mejor dicho excavado bajo la superficie de la Luna terráquea, descendiendo hasta la zona de descenso de la tripulación por una especie de gigantesco elevador). .


El cráter Tycho.
Allí, se revela el misterio: el Dr. Floyd ha viajado para hacerse cargo de la investigación del descubrimiento de un monolito negro de perfecta forma ortoédrica (la misma clase de monolito que apareció en la escena inicial) y superficie lisa, que se hallaba enterrado en el Cráter Tycho y que se descubrió durante un análisis magnético de la superficie lunar, por lo que fue bautizado TMA-1 (Tycho Magnetic Anomaly #1 o Anomalía magnética de Tycho número 1). Hasta el momento el monolito se había resistido a cualquier tipo de análisis de su estructura o de sus características y tampoco había demostrado ningún tipo de actividad. Lo que quedaba claro es que se trataba de algo fabricado por una civilización extraterrestre avanzada, que había sido enterrado intencionadamente y que era la primera prueba real de la existencia de vida extraterrestre, por lo que se debía mantener en secreto de momento.

Así, viajan hasta la excavación y bajan a pie hasta el nivel del monolito, maravillándose al ver y tocar algo tan perfecto, plano e insondable. En ese momento está amaneciendo en esa parte de la Luna y el monolito, al recibir el primer rayo de sol desde que fue enterrado, emite una potente señal acústica que deja aturdidos a los presentes.

Misión a Júpiter[editar]
En el año 2001 la nave espacial Discovery 1 viaja hacia Júpiter con cinco tripulantes, tres en hibernación, dos despiertos, David Bowman y Frank Poole, y un supercomputador de última generación heurísticamente programado de tipo mainframe con «ojos» (cuyas lentes son de tipo fish eyes con capacidad de percepción IR) y «oídos» en toda la nave llamado HAL 9000 que gobierna la nave utilizando inteligencia artificial, lo que le permite comunicarse con los humanos mediante el habla. La vida a bordo es monótona: los únicos dos tripulantes que no están aparentemente "muertos" hibernados crionicamente o más probablemente en animación suspendida;a los dos únicos astronautas en ese momento vigilantes comen, duermen, hacen algo de ejercicio, juegan al ajedrez con HAL, comunican regularmente cómo se desenvuelve la misión, mantienen triviales conversaciones personales con sus conocidos de la Tierra (con el delay o retardo de 7 minutos debido a la distancia) y poco más. Nada se dice acerca de la misión, más allá de una exploración del entorno de Júpiter, y no hay ninguna conversación que mencione a TMA-1 o algo relacionado.

Poco antes de llegar al punto de destino HAL 9000 pregunta a David Bowman si no tiene dudas sobre la misión y su secretismo, pero al responder éste negativamente (es decir, al vacilar respondiéndole el humano al superordenador con algún matiz de duda), HAL se autointerrumpe para anunciar un fallo en una unidad de comunicaciones que podría dar lugar a la pérdida de la conexión con la Tierra. David Bowman sale del Discovery en una de las pequeñas naves esféricas con brazos de manipulación y sale de ella en un paseo espacial para reemplazar la unidad teóricamente averiada (un circuito integrado de la antena de alta ganancia o antena parabólica que sincrónicamente mantiene comunicada a la nave espacial con los centros en la Tierra). Cuando regresa al interior todos los análisis de la unidad del circuito son correctos y desde el control de la misión, con un computador gemelo a HAL, tampoco encuentran ningún fallo, lo que pone en entredicho la fiabilidad de HAL 9000.

Bowman y Poole toman precauciones para que HAL no les oiga hablar sobre la posibilidad de desconectar sus funciones superiores, pero HAL consigue enterarse leyendo los labios de los dos astronautas. HAL vuelve a diagnosticar el fallo futuro de la unidad reemplazada, tomándose la decisión de volver a dejar la original para comprobar si acaba fallando o no, pero a la vez confirmando los problemas de fiabilidad de HAL. En este caso, es Poole el que sale a realizar la sustitución, pero cuando ha salido de la pequeña nave esférica, HAL toma el control de la misma y la lanza sobre éste astronauta, asesinándolo al provocar la despresurización de su traje espacial y enviándolo lejos del Discovery.

Bowman no tiene claro qué ha pasado, HAL finge no saberlo y Frank no responde, por lo que Bowman se introduce y maneja otro de los pequeños módulos o pequeñas naves espaciales dotadas de brazos y sale a rescatar a su compañero. Con Bowman fuera de la nave principal, HAL provoca la muerte de los tripulantes hibernados. Bowman consigue llegar hasta Poole, pero ya está muerto, así que lo recoge con los brazos de la nave módulo que comanda y regresa al Discovery, pero HAL no le abre el hangar, imposibilitándole entrar y haciéndole notar que sin el casco de su traje espacial la excursión podría ser mortal para él. Decide intentar una maniobra arriesgada que HAL no cree que pueda conseguir: abandona a Frank Poole en el espacio, abre con los brazos articulados de la pequeña nave la puerta exterior de emergencia del Discovery (cuya apertura manual escapa al control de HAL) y coloca la escotilla de su nave orientada hacia ella. Tras ello, activa la voladura de emergencia de su escotilla, siendo lanzado hacia el interior del Discovery, donde consigue presurizar la cámara de acceso.

Ya con casco, para evitar la despresurización provocada por HAL, Bowman va a desconectarlo y durante el recorrido HAL parece querer explicar lo sucedido, disculpándose por todo y pidiendo que no lo desconecte. Consigue entrar en la sala que contiene las funciones principales de HAL y David va extrayendo sus tarjetas de memoria una a una; poco a poco se van desconectando las funciones de HAL, que suplica compasión a David, pero cada vez con más problemas de comunicación hasta que parece retornar a sus funciones primordiales y primeras enseñanzas, tales como una canción (Daisy, Daisy, de Harry Dacre, 1892) y, por fin, se desactiva. Al quedar desconectado HAL, se pone en marcha una videograbación pregrabada por el Dr. Floyd que pone al corriente a David Bowman de cual es su verdadera misión: la investigación del origen de la señal recibida por TMA-1 en 1999, emitida desde un punto cercano a una de las lunas de Júpiter.

Júpiter y más allá del infinito[editar]
Unos meses después, David Bowman llega a los alrededores del planeta Júpiter en el Discovery y sale en una de las naves esféricas a investigar un enorme monolito negro que orbita la luna Ío y que fue el origen de la señal similar a la del TMA-1 en 1999. No parece haber interacción alguna, pero de pronto, al acercarse hacia él considerablemente el monolito que parecía sólido toma el aspecto de una puerta rectangular oscura, a través de tal «puerta-monolito» David comienza en el pequeño módulo espacial esférico un viaje extraño y alucinante, por unos paisajes que parecen psicodélicos (la psicodelia estaba muy de moda a fines de los 1960 sobre todo con el consumo de LSD en el «Occidente») sin embargo lo que se observa como aparentemente psicodélico es el posible (sin necesidad de drogas) conjunto de imágenes que alguien tendría de gran parte del universo viajando a velocidades cercanas a la C o incluso a superlumínica de luz (percibida en cambios cromáticos debidos al efecto Doppler) y de color a gran velocidad, en ocasiones vagamente familiares.

La escena cambia repentinamente y Bowman se encuentra dentro de la pequeña nave pero, a la vez, en el interior de una extraña habitación decorada de un modo sobriamente estilizado al estilo Luis XVI cuyo piso está iluminado por paneles electrofluorescentes a modo de baldosas que brillan con color blanco. Bowman sale de la nave, intentando entender qué es aquello. En la extraña lujosa sala aparece una mesa elegante pero muy sobriamente servida. Finalmente, en una rápida sucesión, se ve a sí mismo en un espejo aceleradamente cada vez más viejo pese a ello Bowman, ya sin el traje de astronauta y luego vistiendo una especie de albornoz o más precisamente bata de baño verde oliva (esto con un color similar al tapizado de los muebles de la extraña sala), se sienta a comer tranquila y solitariamente. Luego, debilitado por el acelerado envejecimiento uno de sus brazos tropieza con una copa de cristal con (al parecer) agua que cae al suelo y se rompe, posteriormente aparece moribundo en una lujosa cama y frente a él reaparece (brillando) el monolito y Bowman tan envejecido que tiene aspectos corporales casi infantiles estertoreamente señala con uno de sus dedos índices al monolito. Repentinamente, Bowman toma forma de feto dentro de una esfera transparente en la cama de aquella habitación, pasando luego a flotar en el espacio sideral sobre la Tierra en la escena que constituye un apoteósico final que, como al principio, utiliza la música de Así habló Zaratustra de Richard Strauss. Al finalizar la película parece que se observa una radical diferencia con el punto final de la novela de Arthur C. Clarke en la cual el sujeto transformado en individuo aparece como omnipotente de un modo bastante thanático (véase: 2001: A Space Odyssey (novela).

Música[editar]
La película cuenta con música de Richard Strauss (la introducción de Así habló Zaratustra), Johann Strauss hijo y György Ligeti que acompañan las imágenes del espacio. Alex North compuso una obra musical para la película, pero Stanley Kubrick no la incluyó, aunque salió a la luz de la mano de Jerry Goldsmith 25 años después. La dirección y diseño de los efectos visuales fueron obra de Kubrick, siendo supervisados por Wally Veevers.

Stanley Kubrick utilizó la música de Ligeti sin solicitar permiso ni abonar derechos de autor, por lo que el compositor debió presentar una denuncia a pesar de la admiración que mostró por la película. Kubrick incluyó en la banda sonora hasta cuatro obras de Ligeti: Réquiem, Lux Aeterna, Atmosphères y Aventures. Es el Réquiem el que acompaña las apariciones del monolito y también es la micropolifonía de Ligeti la que suena durante el abstracto viaje final de David Bowman: con ello Kubrick hace realmente un recorrido por la música del siglo XX que comienza con Zaratustra y culmina con Ligeti, para volver a iniciar el ciclo con los acordes finales de la obra de Strauss.6

Legado[editar]
2001, una Odisea del Espacio inspiró en su momento a miles de personas a seguir carreras científicas afines con la astronaútica, la astronomía y la tecnología de la informática (Inteligencia artificial).7 Sus efectos especiales y sus vanguardistas elementos tecnológicos fueron un modelo a seguir para las siguientes películas y novelas del género de la ciencia ficción.

Desde su estreno, inspiró a varias producciones posteriores del género de ciencia ficción, entre ellas: La amenaza de Andrómeda (película), Star Wars, Blade Runner, Alien (película), etc. Varios directores reconocidos como George Lucas o Ridley Scott8 han declarado al filme como el que cambió y definió el género anteriormente mencionado.

Ha recibido 125 puntos

Vótalo:

La naranja mecánica (1971)

30. La naranja mecánica (1971)

Ambientada en la Inglaterra del futuro (el año 1995, pero visto desde 1965) la película sigue la vida de un carismático joven de diecisiete años llamado Alex DeLarge (Malcolm McDowell) cuyos placeres son escuchar la música de Beethoven, el sexo y la ultraviolencia.5 Alex es un delincuente... Ver mas
Ambientada en la Inglaterra del futuro (el año 1995, pero visto desde 1965) la película sigue la vida de un carismático joven de diecisiete años llamado Alex DeLarge (Malcolm McDowell) cuyos placeres son escuchar la música de Beethoven, el sexo y la ultraviolencia.5

Alex es un delincuente carismático y sociópata, cabecilla de una pequeña pandilla de libertinos, a los cuales se refiere como «drugos»: Pete (Michael Tarn), Georgie (James Marcus) y Dim (Warren Clarke). Los cuatro usan una vestimenta muy particular: camiseta y pantalón blanco con tirantes, protector testicular, botas de caña alta, un típico sombrero hongo inglés, antifaz en determinados momentos, pestañas postizas en el caso de Alex y pinturas faciales en los drugos, máscaras cuando recurren a la ultraviolencia, además de estar armados. Alex utiliza un bastón, y que en su interior camufla una navaja al igual que Pete y Georgie, no así Dim que carga con unas cadenas.

Alex narra la mayoría de la película en lenguaje «nadsat», un argot contemporáneo usado por ellos, que combina idiomas eslavos (especialmente el ruso) con el inglés y el cockney (por ejemplo militso -policía-, drugo -amigo-, chavalco -muchacho- o moloko -leche-). Alex es irreverente y abusa de los demás; vive con sus padres a quienes miente constantemente para no ir a la escuela; su cuarto está equipado con altavoces, en su cama tiene un cubrecama cubierto con senos de goma, como mascota tiene una serpiente llamada Basil y posee un compartimento repleto de botines de sus robos.

Argumento[editar]

Este túnel de Wandsworth es el lugar de la paliza al mendigo.
La historia comienza en el bar lácteo Korova, en el que Alex, Pete, Georgie y Dim consumen leche-plus, la cual consiste en leche con velocentina, syntheisitiseina o drencromina, sustancias narcotizantes que exacerban la conducta violenta mientras planean sus próximas fechorías nocturnas. La primera de las víctimas de esa noche es un viejo borracho (Paul Farrell) tirado en la calle. Tras una breve charla, Alex y sus drugos golpean brutalmente al mendigo.

Posteriormente, se presentan en un teatro abandonado donde una pandilla rival, liderada por Billyboy (Richard Connaught) -cuya indumentaria recuerda al uniforme del Waffen-SS-, intenta violar a una chica que logra escaparse desnuda, mientras los dos grupos rivales se trenzan en una violenta trifulca en la que Alex y sus drugos resultan vencedores. Al oír las sirenas de una patrulla policial, huyen del teatro abandonado. Después roban un Dodge Durango 95 y lo conducen en la noche a gran velocidad, sacando a otros los vehículos de la ruta, para finalmente detenerse en una casa con un letrero que dice «Home».

Alex y sus drugos deciden invadir dicha casa. Alex engaña a sus ocupantes pidiendo ayuda para uno de sus amigos que ha sufrido un accidente. La dueña de casa (Adrienne Corri) le abre la puerta, y la pandilla, llevando sus grotescas máscaras, invade la vivienda. Toman por la fuerza a la dueña y golpean despiadadamente a su marido, el escritor Frank Alexander (Patrick Magee). Violan a su esposa ante su mirada impotente, mientras Alex lo patea, cantando Singin' in the rain (Cantando bajo la lluvia). Los cuatro vuelven al bar lácteo Korova y ven como una señora canta la Sinfonía n.º 9 de Beethoven en su cuarto movimiento, Alex lidia con un intento de golpe de Dim (después de que este se burlase del canto), y lo hace de manera brutal. Esto resiente su autoridad sobre los suyos y él no lo advierte completamente.

Después de faltar a clases argumentando jaqueca, se levanta una mañana y se encuentra en su casa con P. R. Deltoid (Aubrey Morris), un agente social que controla a delincuentes juveniles como él. Deltoid, quien siente una profunda aversión hacia Alex, intenta persuadirlo para que cambie de actitud, aunque termina golpeándole los testículos. Sin hacer demasiado caso al agente social, Alex sale de paseo y conoce a dos muchachas adolescentes Marty y Sonietta (Barbara Scott y Gillian Hills) en una tienda de discos, van a su casa y fornican.


Thamesmead Housing Estate, uno de los escenarios de la película donde Alex golpea a sus amigos.
Después de imponer su autoridad, golpeando y empujando por sorpresa a Dim y a Georgie al agua, para después tajarle la mano a Dim, Alex decide que sería bueno aflojar un poco su autoridad y dejar participar un poco más a sus drugos. Así pues, le pide a Georgie que le cuente el plan que tiene en mente. Este explica que planea con el grupo, robar y violar a una mujer adinerada (Miriam Karlin), que vive sola con sus gatos en una casa aislada.


El escultor holandés Hermann Makkink y la pieza de su autoría que fue empleada en la película.
Llegan a la casa y después de intentar el mismo truco usado en el asalto anterior, solo Alex se introduce en la casa por una ventana (ya que la mujer sabe del mismo método usado en el asalto en casa del escritor), sorprendiendo a la mujer. Después de mofarse de ella, ella se resiste a sus acosos, e intenta propinarle un golpe con un busto de Beethoven. Alex, en un acto irreflexivo, la golpea con una escultura de porcelana de gran tamaño en forma de pene. La policía llega a la casa, porque ya estaba de camino, después de que la mujer la había llamado. Todos se apresuran a huir, pero antes, Dim, rabioso con Alex por haberle golpeado y cortado, le golpea en la cara con una botella llena de leche, dejándolo momentáneamente ciego, dolorido y con un pequeño corte en la nariz en la escena del crimen. Después de ser arrestado, se descubre que la víctima del asalto ha muerto, lo que convierte a Alex en un asesino. Es sentenciado a catorce años de prisión, donde es vigilado estrictamente por el jefe de guardia (Michael Bates).

Después de haber cumplido dos años de su sentencia, y habiéndose ganado la buena disposición del capellán de la prisión (Godfrey Quigley) haciéndole creer que la Biblia lo ha ayudado a reformarse, logra una recomendación del ingenuo sacerdote. El ministro del Interior (Anthony Sharp) visita la prisión y después de que Alex hace un comentario, le ofrece la libertad condicional si se somete al tratamiento Ludovico, una terapia experimental de aversión, desarrollada por el Gobierno como una estrategia para detener el crimen en la sociedad. El tratamiento consiste en ser expuesto a formas extremas de violencia, forzándolo a mirar escenas cinematográficas muy violentas en una pantalla. Alex es incapaz de apartar la mirada de la pantalla, ya que su cabeza está inmovilizada y sus párpados abiertos por un par de ganchos. También es drogado antes de ver las películas, para que asocie las acciones violentas con el dolor que estas le provocan.

De esta forma, el tratamiento Ludovico lo deja incapaz de ser violento (ni siquiera en defensa propia) y también incapaz de tocar a una mujer desnuda, pero, en un imprevisto efecto secundario, el tratamiento también lo hace incapaz de oír su pieza favorita, la Novena Sinfonía de Ludwig van Beethoven, que es el fondo musical de una de las películas. Alex queda sin la capacidad de defenderse, y además, al volver a su casa es desahuciado por sus padres, quienes aparentemente no lo quieren en casa; pues tienen alquilada su habitación a un huésped (Clive Francis), se deshicieron de su estéreo y tesoros argumentando ser tomados por la policía en compensación a las víctimas y, aparentemente, mataron a su serpiente Basil, aduciendo tener un accidente.

Desanimado, Alex deambula por la ciudad, solo para encontrarse con sus viejas víctimas. El mendigo que golpeó al principio de la historia, cobra venganza llamando a todos sus amigos, que le dan una paliza hasta que llegan dos policías, que resultan ser sus antiguos drugos, Dim y Georgie, trabajando ahora como agentes, quienes lo reconocen y lo llevan a un lugar apartado, donde lo golpean y casi lo ahogan en un abrevadero para cerdos. Alex logra recuperarse y vaga por los bosques hasta llegar casualmente a la casa del escritor. Este, postrado en una silla de ruedas, a consecuencia del asalto de Alex y su pandilla, y además viudo, porque su mujer se había suicidado a raíz de la violación que había sufrido; lo deja entrar sin descubrir su identidad. El escritor, que cuenta con un guardaespaldas (David Prowse), lo acoge y alimenta, pero Alex comete el error de cantar nuevamente Singin' in the Rain, provocando el recuerdo y la ira del escritor. Este decide vengarse, drogando a Alex, e intenta hacer que se suicide, haciéndole escuchar a gran volumen una versión electrónica de la Novena Sinfonía de Beethoven (segundo movimiento). Alex en su desesperación, trata de "evaporarse" (como él llama a suicidarse) saltando por una ventana, pero logra sobrevivir.

Después de una larga recuperación en el hospital, Alex parece ser el de antes. Sus padres lo visitan y además de disculparse con él le ofrecen regresar a su casa. El ministro del Interior, quien antes le había seleccionado personalmente para el tratamiento Ludovico, lo visita, disculpándose por los efectos del tratamiento, diciendo que sólo seguía las recomendaciones de su equipo. El Gobierno le ofrece a Alex un trabajo muy bien remunerado, si acepta apoyar la elección del partido político (conservador), cuya imagen pública se vio seriamente dañada por su intento de suicidio y el controvertido tratamiento al que fue sometido. Anticipando su regreso al estrago y segundos antes de volverse loco, Alex narra el final de la película: «Definitivamente, estaba curado» mientras se ve una fantasía surrealista de él mismo copulando con una mujer en la nieve, rodeado por damas y caballeros victorianos aplaudiéndole, mientras se puede escuchar el último movimiento de la Novena Sinfonía de Beethoven como música de fondo.

Ha recibido 123 puntos

Vótalo:

Pulp Fiction (1994)

31. Pulp Fiction (1994)

Prólogo[editar] La película empieza con una pareja de criminales sentada en una cafetería mientras desayunan, a estos dos sólo se les llega a conocer como "Pumpkin" o "Ringo" (Tim Roth) y Yolanda o "Honey Bunny" (Amanda Plummer). Ellos conversan acerca de su situación "laboral" y de lo... Ver mas
Prólogo[editar]
La película empieza con una pareja de criminales sentada en una cafetería mientras desayunan, a estos dos sólo se les llega a conocer como "Pumpkin" o "Ringo" (Tim Roth) y Yolanda o "Honey Bunny" (Amanda Plummer). Ellos conversan acerca de su situación "laboral" y de lo arriesgado que es asaltar una licorería o una gasolinera (que es lo que normalmente hacían). En medio de la conversación surge la idea de asaltar la misma cafetería en la que están desayunando por parte de Pumpkin, la cual llegan a aceptar pactando con un beso, luego, Pumpkin inmediatamente coge una pistola que se encontraba en su cartera, mientras Honey Bunny hace lo mismo que su pareja, Honey Bunny procede a amedrentar a los clientes mientras les apunta con el arma. A continuación, al ritmo de Misirlou, vemos los créditos iniciales, que repentinamente ya al finalizar, cambia la canción a Jungle Boogie.

Preludio a "Vincent Vega y Mia Wallace, la esposa de Marsellus Wallace"[editar]
Luego vemos a dos criminales vestidos con traje en el interior de un coche en movimiento. El primero es un mafioso de carácter relajado llamado Vincent Vega (John Travolta), que ha llegado de un viaje desde Ámsterdam. Dialoga con su acompañante, Jules Winnfield (Samuel L. Jackson), acerca de los beneficios que brinda Ámsterdam para los drogadictos y de las pequeñas diferencias que hay entre Europa y América. Ya fuera del automóvil, abren el maletero del coche, sacan de él sus pistolas y se las guardan. Luego se dirigen hacia una habitación mientras siguen dialogando, esta vez acerca de la esposa de su jefe, Marsellus Wallace (Ving Rhames). Cuando entran a la habitación encuentran tres jóvenes, Jules llega a dar con el nombre de uno de ellos, Brett (Frank Whaley); luego les revelan que han venido de parte de Marsellus Wallace, en un inicio. Jules trata amablemente a los jóvenes mientras Vincent se limita a quedarse en silencio. Luego Jules les pregunta la ubicación de un supuesto maletín que fue robado por estos jóvenes, a lo que dan respuesta inmediatamente. Vincent descubre el maletín y da una rápida revisión de su interior, con lo que queda atónito. Brett comienza a pedir perdón, esto produce que el estado de Jules se altere totalmente, luego Jules dispara a uno de los muchachos, Roger (Burr Steers), mientras comienza a amedrentar a Brett, al que termina disparándole en el hombro. Jules le pregunta a Brett si lee la Biblia, a lo que él responde que sí, luego comienza a recitarle el pasaje bíblico del libro de Ezequiel, capítulo 25 versículo 17. Apenas termina esto, los dos mafiosos masacran a Brett a balazos.

Vincent Vega y la esposa de Marsellus Wallace[editar]
En esta historia, Vincent tiene que llevar a cenar a Mia Wallace (Uma Thurman), la esposa de Marsellus, ya que él tiene que ausentarse. Antes de recoger a Mia, Vincent compra tres gramos de heroína en casa de un vendedor de drogas amigo suyo. Consume una cierta cantidad y guarda el resto en su abrigo. Cenan en un restaurante en medio de un ambiente rocanrolero de los 50 y 60, incluso participan en un concurso de baile. Sin embargo al regresar de la cita, Vincent siente una tensión sexual por parte de Mia y mientras él está en el baño hablando con el espejo y reflexionando, Mia encuentra la bolsa con heroína en el abrigo de Vincent y la inhala, creyendo que era cocaína, provocándole una sobredosis y colocando al personaje de Travolta en una situación realmente embarazosa. Vincent la conduce rápidamente por la ciudad hasta la casa de su amigo, el vendedor de drogas. Vincent le dice por teléfono al vendedor que tiene una persona con sobredosis en el vehículo y que necesita de su ayuda. El vendedor por su parte aún rechazaba ayudarle por el teléfono cuando el coche se estrella en el garaje. Luego de una rápida discusión el vendedor prepara la adrenalina para inyectarle, donde entran en el problema de quien la inyectaría, ya que ninguno sabía hacerlo. Finalmente Vincent recibe las instrucciones del vendedor y termina inyectándole adrenalina en el corazón provocando una reanimación espontánea. Al final, Vincent lleva a casa a Mia libre de problemas, pidiendole por favor que olvide lo sucedido esa noche, y que no le comente a Marsellus acerca de lo sucedido. Mia y Vincent en el transcurso de la película solo vuelven a verse durante una escena en la historia de Butch.

Preludio a "El reloj de oro"[editar]
Mientras el pequeño Butch Coolidge ve la televisión, es interrumpido por la llegada de un veterano de la guerra de Vietnam, el Capitán Koons (Christopher Walken). Koons explica que le ha traído un reloj de oro que ha sido transmitido de generación en generación a los hombres de la familia Coolidge desde la Primera Guerra Mundial. Koons le informa que su padre había muerto de disentería en un campo de prisioneros de guerra, y que como último favor, su padre le había pedido que lo escondiera (para lo cual tuvo que ponérselo en el recto durante dos años) con el fin de entregárselo a Butch. Una campana suena, despertando a un adulto Butch (Bruce Willis) de su sueño. Él está vestido con sus colores de boxeo y está listo para un combate.

El reloj de oro[editar]
Narra la estafa de Butch Coolidge (Bruce Willis) a Marsellus Wallace y su problemática huida de la ciudad. El reloj es lo que más cuida Butch ya que fue un obsequio de su padre y tiene una historia bastante cómica y a la vez trágica. Cabe destacar que en la primera parte de este acto cinematográfico, durante la huida a bordo de un taxi, la conductora era una colombiana cuyo nombre era Esmarelda Villalobos (Angela Jones). Una vez llega al motel se encuentra con su amada, Fabienne (Maria de Medeiros), un personaje medio estadounidense medio francés, muy tierna y delicada. La despedida fue ridículamente emotiva por el morbo de la supuesta colombiana por oír a Butch narrar cómo, en vez de perder en el quinto asalto, como era lo pactado con Wallace, decide noquear mortalmente a su oponente y recibir una jugosa suma de dinero resultado de unas apuestas a favor de sí mismo.

Tras huir al motel, a la mañana siguiente Butch tiene que volver a su apartamento en Los Ángeles por su reloj de oro que se le había quedado olvidado a Fabienne. En la casa se encuentra a Vincent Vega, que aparentemente había sido enviado por Marsellus Wallace para liquidar a Butch por estafarle. Butch aprovecha para matar a Vincent cuando sale del servicio y está desarmado. Al salir del apartamento, sube a su coche y conduce de vuelta al motel, en el camino se encuentra con Marsellus Wallace, al cual atropella, Butch choca y queda inconsciente. Cuando despierta, Wallace lo persigue con una pistola, Butch se esconde y comienza una pelea con Wallace. En su enfrentamiento entran a una tienda de antigüedades, donde el dueño, Maynard, al ver la pelea, los deja inconscientes. Cuando despiertan, están atados y amordazados en unas sillas en la parte trasera de la tienda, frente a ellos están Maynard y un sujeto llamado Zed (Peter Greene). Ambos están discutiendo de qué van a hacer con sus víctimas, al final el elegido es Marsellus Wallace. Despiertan al "Tarado", un esclavo sexual vestido con un traje sadomasoquista y lo ponen en la habitación para que vigile a Butch de que no escape. Maynard y Zed se meten en otra habitación con Marsellus. Finalmente, después de forcejear con las cuerdas que lo ataban, Butch logra desatarse, golpea y deja inconsciente al Tarado y se dirige a la entrada de la tienda. En el momento en que va a salir, escucha los gritos de los violadores y reflexiona. Decide rescatar a Marsellus, así que toma una katana (espada japonesa) y vuelve a la habitación, entrando al cuarto y matando a Maynard. Zed se aparta de Marsellus (al que estaba sodomizando) y Butch lo amenaza con la katana. De repente, Marsellus sale con la escopeta de Maynard y le dispara en los genitales a Zed. Ambos deciden qué sucederá con la situación del dinero, no sin que antes Marsellus emita una serie de amenazas contra Zed, donde traería a la tienda "a dos negros empapados en crack", y pronunciar una de las frases que lo hicieron famoso: "practicaremos el Medievo con tu culo"; todo esto da a entender que Zed sería más vejado y sodomizado que Marsellus, y que obviamente, acabaría muriendo después de la lenta agonía. Por salvarle la vida, Butch queda perdonado con tal de que abandone Los Ángeles. Butch sale de la tienda, tomando la motocicleta de Zed y vuelve al Motel, recoge a Fabienne y salen de la ciudad, ella le pregunta de dónde sacó esa motocicleta, él le responde que es de Zed, ella pregunta: "¿Quién es Zed?, Butch responde: "Zed's dead baby...Zed's dead" o "Zed está muerto nena, Zed está muerto".

La situación con Bonnie[editar]
Nos encontramos otra vez en el apartamento en el que Vincent y Jules matan a Roger y a Brett, donde termina la escena en la que nos quedamos anteriormente. De repente aparece un cuarto hombre del baño (Alexis Arquette) quien vacía un cargador sobre ellos sin llegar a darles ni en una sola ocasión. El cuarto hombre es seguidamente asesinado por Vincent y Jules. Después de salir del edificio con Marvin (Phil LaMarr), que en realidad era amigo de Jules, suben al coche en donde Vincent accidentalmente dispara en la cabeza a Marvin. Luego de una áspera discusión por dicho descuido, terminan yendo a casa de un amigo de Jules, Jimmie (Quentin Tarantino) donde esconden el coche. Una vez allí Vincent y Jules se relajan, desatando el enojo de Jimmie quién se encuentra alterado puesto que su esposa, Bonnie está a punto de llegar y encontrar semejante situación, la cual derivaría en un divorcio seguro. Jules se apresura a contactar a Marsellus quién a su vez se comunica con el Sr. Winston Wolfe (Harvey Keitel), un hombre elegante, educado e inteligente que se dedica a resolver problemas en el mundo de la mafia y goza de un alto renombre por su eficiencia con ello. Wolfe acude rápidamente al lugar para ayudarlos. En todo momento Vincent no para de cometer errores, desde ensuciar las toallas de Jimmie hasta casi ofender al Sr. Wolfe por lo que Jules termina discutiendo fuertemente con él al momento de limpiar el auto. Gracias a la planificación y rápido modo de actuar terminan por ocultar las pruebas y solucionar el inconveniente tras deshacerse del cadáver en una chatarrería perteneciente a un contacto del Sr. Wolfe. Finalmente Jules y Vincent deciden ir a desayunar.

Epílogo[editar]
En la última escena se encuentra Jules y Vincent desayunando en una cafetería, vuelven a discutir acerca de la decisión de Jules de retirarse. En un breve corte, vemos a Pumpkin y a Honey Bunny poco antes de iniciar el asalto de la primera escena de la película. Mientras que Vincent está en el baño, Pumpkin y Honey Bunny inician el asalto a la cafetería. Pumpkin ordena a los clientes que depositen sus pertenencias de valor en una bolsa de basura hasta llegar a Jules, a quien le ordena que le dé su maletín. Jules sorprende a Pumpkin (a quien él llama "Ringo") sujetándolo mientras le apunta a la cara con la pistola. Honey Bunny, histérica, ordena a Jules que suelte a su pareja mientras lo amenaza con su arma. Vincent sale del baño con su arma apuntándo a Honey Bunny. Repitiendo su paso pseudo-bíblico, Jules expresa la ambivalencia acerca de su vida de criminal. En su primer acto de redención, permite que los dos ladrones tomen el dinero que han robado y huyan, simbólicamente comprando el perdón y la vida de los asaltantes. La película termina con Jules y Vincent saliendo de la cafetería.

Ha recibido 121 puntos

Vótalo:

Vértigo. De entre los muertos (1958)

32. Vértigo. De entre los muertos (1958)

En el comienzo de la película, Johnny Boz, una estrella del rock retirada, está haciendo el amor con una rubia, y ella lo mata, inmovilizándole primero (le ata las manos a la cabecera de la cama con un pañuelo blanco) y clavándole repetidamente un punzón de hielo. Nick Curran y Gus Moran, del... Ver mas
En el comienzo de la película, Johnny Boz, una estrella del rock retirada, está haciendo el amor con una rubia, y ella lo mata, inmovilizándole primero (le ata las manos a la cabecera de la cama con un pañuelo blanco) y clavándole repetidamente un punzón de hielo. Nick Curran y Gus Moran, del Departamento de Policía de San Francisco, se hacen cargo de la investigación.

Nick y Gus visitan a la novia del rockero, la escritora Catherine Tramell. La encuentran en una lujosa casa junto a la playa. Hay una breve entrevista. Ellos sólo se acostaban juntos, nada más, les dice Catherine. No hay pruebas para detenerla y los agentes se van.

Luego observan que en una novela de Tramell, la protagonista comete un crimen de similares características. Hay dos probabilidades: que la autora sea la asesina o que algún lector lo hiciera para incriminarla. La recogen en la casa de la playa para interrogarla. En el coche, ella cuenta la trama de su próxima novela: un policía se enamora de la protagonista, que acaba matándolo. En el interrogatorio, muestra un elevado interés hacia Nick. Tramell niega haber matado a Boz y el detector de mentiras le da la razón, aunque Nick cree lo contrario.

Más tarde descubren que un tutor de Tramell, en la universidad, fue asesinado de manera similar a Boz. También Catherine es muy amiga de una mujer que asesinó a su marido e hijos en una ataque de locura: según Catherine, la mujer la ayudó mucho a comprender el instinto asesino. También se sospecha que mató a sus padres por la herencia, ya que fue un accidente sospechoso y ella había escrito un libro sobre un niño que mataba a sus padres.

Nick hace otra visita a Catherine. Comprende que ella sabe demasiado sobre él y sospecha que ha visto su ficha. Beth Garner, su psicóloga —Nick había matado accidentalmente a dos turistas— y ex amante, le pasó su ficha a Nilsen, de Asuntos Internos, y éste se la vendió a Tramell, según averigua. Agrede a Nilsen, que poco después aparece asesinado. Le dejan fuera de servicio.

Nick se encuentra con Tramell y hacen el amor. Mientras están en ello, parece que Catherine fuera a matarlo, ya que le ata las manos a la cabecera de la cama con un pañuelo blanco, como había aparecido Boz cuando encontraron su cuerpo. Roxy, una amante de Catherine, enamorada de la misma, se siente celosa de Nick e intenta matarlo con el coche. Sin embargo, ella acaba muriendo en una accidente del que los policías creen que Nick ha sido el responsable.

Catherine parece realmente afectada por la muerte de su "amiga" (mucho más que por la muerte de Boz) y vuelve a mantener relaciones con Nick, y le confiesa que en la universidad una chica llamada Lisa la había estado acosando. Luego éste decubre que Roxy había matado a sus dos hermanos con la cuchilla de afeitar de su padre. Nick va a preguntar sobre la tal Lisa, pero en el registro de la universidad no consta el nombre de la chica.

Más tarde Catherine le deletrea el apellido, se da cuenta de que se ha equivocado y vuelve a buscar. Descubre entonces que Lisa es en realidad Beth, pero cuando le pregunta ella afirma que en realidad era Catherine la que estaba obsesionada con ella, y no al revés. Luego la misma Catherine le dice que no es cierto, e insiste que fue ella la denunciante del hecho. Nick va a buscar la denuncia, pero Nilsen la había sacado un año antes. Nick duda ahora de la culpabilidad de Catherine. Cree que fue Beth la que mató a Boz fingiendo ser Catherine para que la inculparan, y que mató luego a Nilsen porque él sabía lo de su anterior obsesión por la sospechosa. Va a buscar al marido de Beth, ya que ella afirma que se cambió el nombre porque se casó, y descubre que murió asesinado. Pregunta al sheriff y él le dice que no hubo sospechosos, que hubo rumores de una amante por parte de Beth y que hacía cosa de un año Nilsen había ido allí a preguntar lo mismo.

Catherine termina el libro basado en Nick, y corta con él.

Una chica de la residencia universitaria de Catherine y Beth llama a Gus, diciendo que sabe toda la historia sobre ambas. Van los dos, pero sólo sube Gus porque Nick está suspendido. Sin embargo, resulta ser una emboscada. Cuando Gus sale del ascensor es asesinado por una figura encapuchada con un punzón de hielo. Nick sube sospechando, y encuentra a Gus moribundo. Oye unos ruidos, se levanta y ve a Beth, que dice que le han enviado un mensaje para que se reuniera con Gus allí. Ella va avanzando con la mano en el bolsillo y él asustado le dispara. Ella le confiesa que le quería y muere.

Los policías ven en las escaleras una capa ensangrentada (que lleva las iniciales del departamento de policía), una peluca rubia y el punzón, y registran la casa de Beth. Allí encuentran una pistola como la que mató a Nilsen, y en un cajón, libros y recortes de periódico de Catherine. Piensan que la culpable del crimen es Beth, y cierran el caso.

Cuando llega a casa, Catherine está allí. Le dice que cortó con él porque no quería perderlo, dado que todos los que le importan mueren. Vuelven a hacer el amor, y cuando ella le pregunta qué va a pasar después, él le dice que iban a tener hijos y ser felices para siempre, Catherine mete la mano bajo la cama como si buscará algo y le dice a Nick que no quiere tener hijos, el le responde que entonces iban a follar como leones y ser felices, entonces Catherine besa a Nick y empiezan a hacer el amor de nuevo. La cámara desciende bajo la cama hasta mostrar lo que Catherine estaba buscando: un picahielos, lo que sugiere que es la auténtica asesina y también quiere matar a Nick.

Ha recibido 121 puntos

Vótalo:

19. Los siete samuráis (1954)

33. 19. Los siete samuráis (1954)

La acción transcurre en el Japón del siglo XVI. Los habitantes de un poblado de campesinos, hartos de ser periódicamente asaltados por una horda de bandidos, deciden hacer algo al respecto. El miembro más anciano del pueblo sugiere contratar samuráis para que los defiendan. Tras varios intentos... Ver mas
La acción transcurre en el Japón del siglo XVI. Los habitantes de un poblado de campesinos, hartos de ser periódicamente asaltados por una horda de bandidos, deciden hacer algo al respecto. El miembro más anciano del pueblo sugiere contratar samuráis para que los defiendan. Tras varios intentos fallidos de encontrar samuráis dispuestos a luchar tan solo a cambio de comida, encuentran a uno llamado Kanbei, que decide ayudarlos. Gracias a Kanbei, consiguen reunir a un grupo de siete samuráis que defenderán el poblado más por su valentía y ética que por los dos puñados diarios de arroz que se les ofrecían.

Ha recibido 120 puntos

Vótalo:

El chico (1921)

34. El chico (1921)

Una mujer joven, Edna (interpretada por Edna Purviance), acaba de dar a luz a un hijo no deseado. Con el dolor de su alma, decide dejar al niño dentro del elegante automóvil de cierta familia adinerada, junto a una nota en la que brevemente le pide que se haga cargo de su hijo. Pero unos... Ver mas
Una mujer joven, Edna (interpretada por Edna Purviance), acaba de dar a luz a un hijo no deseado. Con el dolor de su alma, decide dejar al niño dentro del elegante automóvil de cierta familia adinerada, junto a una nota en la que brevemente le pide que se haga cargo de su hijo. Pero unos delincuentes que se roban el auto, dejan al bebé abandonado en la esquina de un barrio marginal. Es allí donde lo encuentra un alegre, despreocupado e inocente vagabundo (interpretado por Charlie Chaplin), quien, si bien en varias ocasiones intenta deshacerse de semejante responsabilidad, se compadece de él y decide adoptarlo y asumir su crianza.

El niño John (personaje interpretado por Jackie Coogan) y su padre adoptivo sobreviven mediante divertidas pillerías, viviendo pobremente en un suburbio pero a la vez tranquilos y felices.

Edna, que se ha convertido en una famosa y adinerada actriz, intenta mitigar en parte el constante dolor de haber perdido a un hijo, y suele ir a los suburbios para repartir juguetes entre los niños pobres; entre ellos, está el chico. Cuando Edna ve la nota que Chaplin había guardado por tanto tiempo como único antecedente de los orígenes de John, se da cuenta que se trata del mismo niño que perdió. Finalmente, Edna y el Chico se reencuentran como madre e hijo, y Chaplin es invitado a vivir con ellos en su lujosa casa; curiosamente, la misma casa en que años antes había dejado a su hijo dentro del automóvil.

Ha recibido 120 puntos

Vótalo:

Taxi Driver (1976)

35. Taxi Driver (1976)

Travis Bickle, un ex-marine solitario y deprimido que vive en la ciudad de Nueva York de fines de los años '70. Al padecer de insomnio crónico, se pone a trabajar como taxista, conduciendo pasajeros cada noche por los suburbios. También pasa tiempo en los cines porno de mala muerte y escribe un... Ver mas
Travis Bickle, un ex-marine solitario y deprimido que vive en la ciudad de Nueva York de fines de los años '70. Al padecer de insomnio crónico, se pone a trabajar como taxista, conduciendo pasajeros cada noche por los suburbios. También pasa tiempo en los cines porno de mala muerte y escribe un diario. Travis se enamora de Betsy (Cybill Shepherd) una voluntaria en la campaña presidencial del senador Charles Palantine. Después de ver a Betsy charlar con otro voluntario, Travis entra como voluntario en la campaña del senador, tan solo con el pretexto para hablar con ella y consigue llevarla a tomar un café. Más adelante, en una segunda cita, la lleva a ver una película pornográfica, ella se ofende, sale del cine y se va a casa sola en un taxi. Travis intenta arreglar la situación enviándole flores que serán rechazadas y llamándole en otras ocasiones por teléfono, siendo rechazado consecutivamente.

Travis comenta con un compañero sus pensamientos, pues teme que le vayan a empujar a la violencia, pero éste le asegura que todo se calmará e irá mejor. Travis comienza un programa de entrenamiento físico intenso. Compra armas y adapta una pistola para poder ocultarla en la manga del brazo. Una noche, Travis entra en una tienda antes de que un hombre intente robar, y le dispara. El dueño de la tienda se hace responsable y Travis se va. Otra noche, una prostituta menor de edad, Iris (Jodie Foster), entra en el taxi de Travis, escapando de su proxeneta, Matthew "Sport" Higgins. Higgings saca a Iris del taxi y lanza a Travis un billete de veinte dólares. Más adelante Travis contrata los servicios de Iris, pero en lugar de tener relaciones sexuales con ella, intenta disuadirla de continuar en la prostitución, y consigue citarse con ella para el desayuno del día siguiente. A Travis le obsesiona ayudarla para que regrese a casa de sus padres, y envía dinero y una carta en la que afirma que pronto estará muerto.

Después de afeitarse la cabeza al estilo mohawk, Travis asiste a un acto público en el que intenta asesinar al senador Palantine, pero los agentes de seguridad recelan de él y se ve forzado a huir sin llegar siquiera a disparar. Regresa a su apartamento y luego conduce hasta el East Village, donde se enfrenta a “Sport” Higgings. Travis le dispara y a continuación, entra en el burdel en busca de Iris. “Sport” Higgings ha quedado herido pero logra dispararle a Travis en el cuello sin llegar a matarlo. Travis vuelve a disparar y mata a Higgings, al igual que al encargado de las habitaciones del burdel y al hombre que ha pagado por los servicios de Iris, quien llora horrorizada al ser testigo de los asesinatos. Travis finalmente intenta suicidarse, pero la munición se le ha terminado.

Travis queda convaleciente, y mientras se recupera recibe una carta de los padres de Iris, agradeciéndole que salvara a su hija. Los medios de comunicación lo califican de héroe. Al poco tiempo Travis vuelve a su trabajo y se encuentra con que Betsy sube a su taxi. Ella habla de su nueva fama, pero él niega ser un héroe. Al llegar a su casa, ella baja del taxi y le pregunta de pie al lado de la ventanilla del conductor cuánto marca el taxímetro. Travis le sonríe contestándole un seco "Adiós", y arranca el auto para verla por el espejo retrovisor. Luego se aleja y vuelve a perderse en si mismo, mientras contempla la ciudad.

Ha recibido 119 puntos

Vótalo:

Tiempos modernos (1936)

36. Tiempos modernos (1936)

Extenuado por el frenético ritmo de la cadena de montaje, un obrero metalúrgico que trabaja apretando tuercas acaba perdiendo la razón. Después de recuperarse en un hospital sale y es encarcelado por participar en una manifestación en la que se encontraba por casualidad. En la cárcel, también... Ver mas
Extenuado por el frenético ritmo de la cadena de montaje, un obrero metalúrgico que trabaja apretando tuercas acaba perdiendo la razón. Después de recuperarse en un hospital sale y es encarcelado por participar en una manifestación en la que se encontraba por casualidad. En la cárcel, también sin pretenderlo, ayuda a controlar un motín, gracias a lo cual queda en libertad. Una vez fuera, reemprende la lucha por la supervivencia en compañía de una pobre joven huérfana a la que conoce en la calle.

Ha recibido 118 puntos

Vótalo:

El señor de los anillos: Las dos torres (2002)

37. El señor de los anillos: Las dos torres (2002)

Tras internarse en Emyn Muil, Frodo Bolsón y Sam Gamyi se encuentran con la criatura Gollum, que intenta quitarles el Anillo por la fuerza pero, al verse vencido, promete a los hobbits guiarlos hasta Mordor. Tras sacarlos de Emyn Muil y atravesar la Ciénaga de los Muertos, llegan al Morannon, la... Ver mas
Tras internarse en Emyn Muil, Frodo Bolsón y Sam Gamyi se encuentran con la criatura Gollum, que intenta quitarles el Anillo por la fuerza pero, al verse vencido, promete a los hobbits guiarlos hasta Mordor. Tras sacarlos de Emyn Muil y atravesar la Ciénaga de los Muertos, llegan al Morannon, la «Puerta Negra» de Mordor. No obstante, la gran protección que tiene les imposibilita entrar por ahí y Gollum les propone tomar el camino secreto de Cirith Ungol. Durante el viaje, se encuentran con una tropa avanzada de montaraces de Gondor dirigida por Faramir, hijo del senescal de Gondor y hermano de Boromir, quien los toma como prisioneros y descubre que portan el Anillo Único. Faramir cuenta a los hobbits que Boromir ha muerto y que fue encontrado en un bote élfico. Esto hace pensar a Frodo, pues creía que Boromir solo quería el Anillo, y por su hermano descubre que murió protegiendo a la Compañía, tal y como habían jurado todos sus miembros al salir de Rivendel. Faramir decidió llevarlos ante su padre, pero, a su paso por la derruida ciudad de Osgiliath, los soldados gondorianos se encuentran combatiendo a las fuerzas de Sauron conducidas por algunos Nazgûl. Al darse cuenta del maligno poder del Anillo sobre Frodo, al que casi captura uno de los Nazgûl, Faramir decide liberarlos para que completen su misión.

Mientras tanto, los uruk-hai que llevan prisioneros a Merry Brandigamo y Pippin Tuk son abatidos por los jinetes de Rohan exiliados y los hobbits consiguen escapar de la batalla, internándose en el bosque de Fangorn. Aragorn, Legolas y Gimli, que habían ido tras ellos, se encuentran con los restos de la batalla y siguen las huellas de sus amigos hasta el interior del bosque. En él se reencuentran con Gandalf, al que creían muerto tras su caída por el puente de Moria, y una vez les informa de que ha dejado a Merry y Pippin en buenas manos, se dirigen juntos a Edoras, capital de Rohan, para hablar con el rey Théoden. Sin embargo, éste se encuentra hechizado por Saruman gracias a la ayuda del consejero del rey, Gríma, que trabaja en secreto para el mago. Bajo su influjo, desterró a su sobrino Éomer tras la muerte de Théodred, su hijo y heredero al trono. Gandalf logra liberarle y Théoden decide refugiar a su pueblo en la fortaleza del Abismo de Helm con el fin de no arriesgarse a un conflicto abierto con Isengard en Edoras.

Saruman envía a un ejército gigantesco de uruk-hai a destruir el Abismo de Helm, mientras Gandalf va en busca de los rohirrim exiliados para la batalla. El elfo Haldir, del bosque de Lothlórien, acude con un pequeño ejército de galadhrim en ayuda de Rohan y juntos consiguen resistir hasta la llegada de Gandalf, Éomer y numerosos rohirrim, que derrotan a los uruks.

Mientras tanto, Pippin y Merry, que habían sido confiados por Gandalf al ent Bárbol, acuden junto con él a un concilio entre varios miembros de su raza en el que estos decidirían que hacer respecto a la guerra. Tras largo tiempo dialogando, deciden que no es asunto suyo. No obstante, cuando Bárbol lleva a los hobbits fuera del bosque, descubre que Saruman ha talado muchos árboles y con su grito atrae de nuevo a todos los ents, que marchan hacia Isengard y la destruyen.

Tras estas victorias, Gandalf y el resto creen que ha llegado la hora de librar la batalla final, que se decidirá en Gondor y donde todos jugaran sus últimas cartas por el futuro de la Tierra Media.

Ha recibido 114 puntos

Vótalo:

El pianista (2002)

38. El pianista (2002)

Władysław Szpilman (Adrien Brody) es un músico polaco de origen judío que trabaja en la radio de Varsovia y que ve cómo todo su mundo se derrumba con la llegada de la Segunda Guerra Mundial y la invasión Nazi de Polonia el 1º de septiembre de 1939, así como la invasión soviética 16 días después... Ver mas
Władysław Szpilman (Adrien Brody) es un músico polaco de origen judío que trabaja en la radio de Varsovia y que ve cómo todo su mundo se derrumba con la llegada de la Segunda Guerra Mundial y la invasión Nazi de Polonia el 1º de septiembre de 1939, así como la invasión soviética 16 días después de la nazi. La URSS estaba aliada con Hitler por el pacto Ribbentrop-Mólotov, que terminó con el ataque de Alemania a la URSS el 22 de junio de 1941. Después de que la estación de radio donde estaba trabajando sea bombardeada, Szpilman llega a su casa, donde se entera de que el Reino Unido y Francia le han declarado la guerra a Alemania. Creyendo que la guerra se acabará pronto, él y su familia se alegran por la noticia y la celebran con una gran cena.

Meses después, las condiciones de vida para los judíos en Polonia se han ido deteriorando rápidamente, y se han reducido sus derechos: tienen limitada la cantidad de dinero por familia, han de llevar brazaletes con la Estrella de David (מגן דוד, Maguén David) para ser identificados y, a finales de 1940, son obligados a trasladarse al Gueto de Varsovia. Ahí se enfrentan al hambre, a las persecuciones y humillaciones que los nazis llevan a cabo, además del miedo a la muerte y las torturas, que siempre están presentes. Después de un tiempo, los judíos son reunidos y deportados al campo de exterminio de Treblinka. En el último minuto, Szpilman es salvado de ese horrible destino por Ithzak Heller, un policía del gueto judío, antiguo amigo de la familia. Separado de sus familiares y seres queridos, Szpilman sobrevive, primero en el gueto como esclavo obrero de unidades de reconstrucción alemanas y posteriormente escondido en el exterior del gueto, confiando en la ayuda de amigos que no son judíos y que todavía lo recordaban, entre los que se encontraban Janina, una cantante; Andrezj, un actor, esposo de Janina y miembro de la Resistencia; Marek, miembro también de la resistencia; Dorota, una antigua admiradora, y su esposo Michal; y Atek Szalas, antiguo técnico de Radio Varsovia y miembro de la resistencia.

Mientras se mantiene escondido, presencia los muchos horrores cometidos por los nazis, como las palizas, incendios y matanzas indiscriminadas. Asimismo, atestigua el levantamiento de los judíos del Gueto en 1943. Tras una desesperada resistencia, el ejército alemán entra por la fuerza al gueto y elimina a casi todos los rebeldes que quedaban.

Pasado un año, la vida en Varsovia se ha deteriorado más todavía. Ante la proximidad del Ejército Rojo, la resistencia polaca organiza un levantamiento contra la ocupación alemana que es duramente reprimido. Como consecuencia, la ciudad queda virtualmente deshabitada y, en más de una ocasión, Szpilman está al borde de la muerte debido a las enfermedades y la desnutrición.

Después de una frenética búsqueda de algo que comer por las ruinas de las casas bombardeadas y escapando de los nazis, Szpilman encuentra una lata de pepinillos Ogorki en conserva, pero nada para poder abrirla. Después de continuar buscando, encuentra algunas herramientas junto a la chimenea e intenta abrirla, pero entonces se da cuenta de que un oficial alemán le observa, el capitán Wilm Hosenfeld, que al instante se da cuenta de que Szpilman es judío. Al enterarse de que había sido pianista, Hosenfeld le lleva hasta un piano y le pide que toque algo. En ese momento un decrépito Szpilman ejecuta una desesperada pieza de Chopin (la primera balada Op. 23 en sol menor) ante un Hosenfeld que se compadece de él y, a la vez muestra su admiración tras la interpretación, de manera que no solo no le delata, sino que le esconde en el ático del edificio, le lleva un abrelatas y comienza a llevarle comida con regularidad.

Semanas después, los alemanes son forzados a retirarse de Varsovia debido al avance del Ejército Rojo. Antes de abandonar la zona, Hosenfeld acude a despedirse de Szpilman y le da su abrigo, y le promete que le escuchará en la radio polaca. Una mañana, Szpilman se despierta y ve un camión entonando el himno nacional de Polonia anunciando el fin de la barbarie, corre apresuradamente a la calle pero el abrigo casi resulta ser fatal para Szpilman cuando aparecen las tropas polacas y soviéticas, ya que lo confunden con un oficial alemán y le disparan y persiguen en un edificio, donde le lanzan una granada. Solo consigue que dejen de disparar tras convencerlos de que es polaco y que sólo lleva el abrigo a causa del frío.

Paralelamente, en un campo de concentración cercano, el capitán Hosenfeld y otros alemanes son capturados. Mientras está retenido, Hosenfeld le pide a un antiguo prisionero judío que pasaba por allí que contacte a Szpilman para liberarle. Szpilman, que ha retomado su vida de antes tocando en la radio de Varsovia, llega al lugar demasiado tarde, ya que todos los prisioneros de guerra han sido trasladados a destinos desconocidos.

En la escena final de la película, Szpilman interpreta triunfalmente una pieza de Chopin (la Polonesa Brillante en Mi Mayor op. 22) frente a una gran audiencia en Varsovia. Antes de los créditos finales, se revela que Szpilman falleció en el año 2000 y Hosenfeld en 1952 en un campo de prisioneros de guerra soviético.

Ha recibido 114 puntos

Vótalo:

Origen (2010)

39. Origen (2010)

Dom Cobb (Leonardo DiCaprio) es un ladrón prófugo de la justicia estadounidense que se especializa en robar ideas, claves de bancos, etc, mientras las víctimas duermen. Esto lo logra a través de un dispositivo conocido como "la máquina de los sueños". Ésta administra sedantes y les permite... Ver mas
Dom Cobb (Leonardo DiCaprio) es un ladrón prófugo de la justicia estadounidense que se especializa en robar ideas, claves de bancos, etc, mientras las víctimas duermen. Esto lo logra a través de un dispositivo conocido como "la máquina de los sueños". Ésta administra sedantes y les permite compartir un mundo de sueños construido por el soñador y que luego es ocupado por proyecciones mentales (subconsciente) del sujeto al que se le extrae la información.

En una misión Dom Cobb y su equipo son contratados por Ingeniería Cobol para extraer el plan de expansión de Proclus Global, liderada por el magnate japonés Saito (Ken Watanabe) pero, por un giro inesperado, la operación resulta ser detectada por la víctima y se sale de control. Uno de los integrantes del equipo de Cobb (Nash) entrega al equipo para salvar su propia vida, pero Saito, en lugar de tomar venganza por lo que han hecho, les propone un trabajo: que en lugar de robar una idea implanten una, a lo que el equipo se opone por la dificultad que representa. Sin embargo, Cobb se ve tentado con la promesa de que si pueden hacer “un origen” (inception) sus problemas legales se resolverán.

En el mundo de los sueños, el dolor es experimentado como real psicológicamente, pero el resultado de la muerte es el despertar. Cada miembro del equipo lleva consigo un tótem, un objeto que conocen a la perfección y que les permite distinguir si se encuentran en el sueño de otra persona o en la realidad. El tótem de Cobb es una especie de peonza que en el mundo ficticio gira constantemente, mientras que en el mundo real termina por detenerse al ser imposible un móvil perpetuo por los principios de la termodinámica.

El objetivo es convencer a Robert Fischer (Cillian Murphy), hijo del dueño de la corporación rival de Saito, de terminar con el imperio de su padre, evitando así que se convierta en una superpotencia que amenazaría la compañía de Saito. Cobb recluta a Eames (Tom Hardy), un falsificador que puede cambiar su apariencia en los sueños; Yusuf (Dileep Rao), un químico desarrollador de sedantes, ya que para llevar a cabo el origen necesitan un potente sedante para que los sueños no se vengan abajo; y la nueva arquitecta del mundo de sueños, Ariadne (Ellen Page).

Una noche, mientras Cobb está conectado a la máquina (que para aquellos que han realizado muchos viajes es la única forma de soñar), Ariadne se adentra en el sueño de Cobb y descubre que la imagen de su esposa fallecida Mal (Marion Cotillard) lo acecha continuamente, tratando de sabotear sus misiones. Cobb le revela a Ariadne que él y Mal compartieron sueños, llegando a quedar atrapados en el limbo durante medio siglo. Tras despertar, Mal creyó que estaba soñando y que, al suicidarse, volvería de nuevo a la realidad, lo cual hace en el aniversario de bodas, culpando al esposo de su muerte.

Cuando el anciano Fischer padre fallece en Sídney, Saito y el equipo de Cobb comparten el vuelo con Robert Fischer Jr. hacia Los Ángeles y lo sedan. Allí comienza un sueño lleno de acción y de suspenso por lograr un origen. Sin embargo, las cosas no salen como estaban planeadas y se ven envueltos en problemas psicológicos personales y llenos de sentimientos que se van descubriendo mientras la historia transcurre. Para despertar al equipo de los sueños usan las "patadas" (acciones que hacen que alguien despierte, como la sensación de caer), porque el químico suministrado es tan potente que se pueden saltear en los sueños haciéndolos cada vez más profundos y de mayor actividad cerebral. Tal es el efecto del sedante que si una persona muere en el sueño no despierta, sino que entra en un mundo onírico infinito: el limbo.

La película conecta de nuevo con la escena del principio, donde Cobb, prevenido por las anteriores palabras del anciano y reaccionando ante ellas, continúa su diálogo con él —revelando a un envejecido Saito que ha pasado décadas en el limbo— para devolverlos a ambos a la realidad. Entre ellos se desarrolla un diálogo en el cual ciertas frases les recuerdan a cada uno de ellos dónde se encuentran. Cobb le pide a Saito que regrese con él al mundo real. De inmediato despierta Cobb y encuentra a todos en el avión, incluido Saito, quien cumple su acuerdo y Cobb entra en Estados Unidos, donde se reúne con sus hijos. Al llegar a casa, hace girar la peonza para poner a prueba la realidad, pero sus hijos le distraen y pierde el interés. La peonza gira sin descanso durante un largo rato, pero empieza a tambalearse y la película termina.

Ha recibido 112 puntos

Vótalo:

El club de la lucha (1999)

40. El club de la lucha (1999)

El narrador (Edward Norton), cuyo nombre nunca se menciona, es un empleado de una empresa automovilística el cual sufre de insomnio. Su médico se niega a recetarle medicación y, al quejarse de que está sufriendo, le replica que vaya a un grupo de apoyo para ver lo que es el sufrimiento de verdad... Ver mas
El narrador (Edward Norton), cuyo nombre nunca se menciona, es un empleado de una empresa automovilística el cual sufre de insomnio. Su médico se niega a recetarle medicación y, al quejarse de que está sufriendo, le replica que vaya a un grupo de apoyo para ver lo que es el sufrimiento de verdad. El narrador asiste a un grupo de apoyo de víctimas de cáncer testicular y, después de convencerles de que él también está aquejado de la enfermedad, encuentra una liberación emocional que le cura el insomnio. Se convierte en un adicto a los grupos de terapia y a la farsa de pasarse por víctima, pero la presencia de otra impostora —Marla Singer (Helena Bonham Carter)— le molesta, por lo que negocia con ella para evitar encontrarse en las mismas reuniones.

Después de un vuelo de regreso a casa en un viaje de negocios, encuentra su apartamento destrozado por una explosión. Llama a Tyler Durden (Brad Pitt), un vendedor de jabón a quien había conocido en un avión, y se reúnen en un bar. Una conversación sobre consumismo hace que Tyler invite al narrador a quedarse en su casa. Tyler acepta con la condición de que lo golpee. Ambos se enfrascan en una pelea a puñetazos fuera del bar, para que el narrador posteriormente se mude a la demacrada casa de Tyler. Continúan teniendo más peleas fuera del bar, cosa que atrae a un par de curiosos. Las peleas pasan al sótano del bar, donde se forma un club de lucha regido por una serie de reglas.

Marla sufre una sobredosis de pastillas y telefonea al narrador para que la ayude; él la ignora, no obstante Tyler toma la llamada de Marla y va por ella. Tyler y Marla comienzan una relación, en la que Tyler avisa al narrador de que nunca le hable a Marla sobre él. Se van formando más clubes de lucha a lo largo del país, convirtiéndose en una organización anticapitalista y anticorporativista llamada Project Mayhem (Proyecto Caos), con Tyler como líder. El narrador se queja a Tyler de que quiere estar más involucrado en la organización, tras lo cual Tyler desaparece. Tras la muerte de un miembro (Bob) del Project Mayhem, el narrador intenta dar por cerrada la organización, e intenta seguirle la pista a Tyler. En una de las ciudades, un miembro del proyecto llama al narrador por el nombre de Tyler Durden. El narrador llama a Marla desde su habitación de hotel y descubre que Marla también cree que es Tyler. De pronto ve a Tyler Durden en la habitación, y éste le explica que son personalidades disociadas dentro del mismo cuerpo. Tyler controla el cuerpo del narrador cuando éste está dormido.

Después de la conversación el narrador se queda inconsciente. Al despertar, descubre por el registro de llamadas de teléfono que Tyler había hecho llamadas durante su desvanecimiento. Desenmascara los planes de Tyler de producir una situación de caos social a base de destruir los edificios que contienen registros de compañías de tarjetas de crédito. De este modo, los ficheros de deudas bancarias de gran parte de la población serían destruidos. El narrador intenta contactar con la policía, pero los agentes con los que habla también son miembros del Proyecto quienes intentan "cortarle las pelotas" por develar los secretos de la organización, a lo que el protagonista logra escapar quitándole la pistola a uno de los agentes. Llega a uno de los edificios a demoler e intenta desactivar explosivos en un edificio, pero Tyler le somete y se desplaza a otro edificio para contemplar la explosión. El narrador, hostigado a punta de pistola por Tyler, se da cuenta que al compartir cuerpo con Tyler, él también está sujetando la misma pistola. Por ello, acepta su personalidad (Tyler Durden) y se dispara en la mejilla haciéndole saber a su otro yo (Brad Pitt) que no lo necesita más en su vida. Tyler se desploma con un orificio de bala en la parte trasera de la cabeza, por lo que el narrador deja de proyectarle mentalmente. Después miembros del Project Mayhem le traen a Marla secuestrada, creyendo que es Tyler, por lo que les dejan a solas. Se detonan los explosivos, tirando abajo los edificios, mientras el narrador y Marla observan la escena, tomados de la mano.

Ha recibido 108 puntos

Vótalo:

El señor de los anillos: El retorno del rey (2003)

41. El señor de los anillos: El retorno del rey (2003)

La historia comienza con un recuerdo de cómo el hobbit Smeagol llegó a poseer el Anillo de Poder, tras matar a su amigo Déagol, quien lo había encontrado en el fondo de un río (donde cayó muchos años antes, como se vio en la primera película, cuando unos orcos asesinaron a Isildur, quien había... Ver mas
La historia comienza con un recuerdo de cómo el hobbit Smeagol llegó a poseer el Anillo de Poder, tras matar a su amigo Déagol, quien lo había encontrado en el fondo de un río (donde cayó muchos años antes, como se vio en la primera película, cuando unos orcos asesinaron a Isildur, quien había cortado el dedo a Sauron en el Sitio de Barad-dûr, que concluyó la Guerra de la Última Alianza, y había conservado el Anillo a pesar de las advertencias de Elrond). A partir de entonces continúa el relato en donde se dejó mientras Gollum lleva a Frodo y Sam a través de la entrada cercana a Minas Morgul, en donde ven a sus ejércitos partir a la guerra.

Luego de la victoria en la Batalla del Abismo de Helm, una compañía de soldados de Rohan, junto a Gandalf, Aragorn, Legolas, Gimli, Théoden y Éomer se dirigió hacia Isengard, la ciudadela de Saruman desde la que había partido el ataque. La encontraron completamente destruida por los Ents, y volvieron a reencontrarse con Merry y Pippin. Entre las ruinas de la ciudad, Pippin encontró el palantir de Saruman, que Gandalf rápidamente tomó bajo su custodia (en la versión extendida DVD, hay una escena eliminada donde se muestra a Saruman y a Grima. Gandalf rompe la vara de Saruman y el rey Théoden invita a Grima a regresar a Rohan. Saruman se burla de Grima, y este, lleno de ira, coge una daga que tenía escondida y lo apuñala. Legolas por error lanza una flecha que impacta a Grima y ambos mueren. Saruman cae desde la terraza de la torre y cuando llega al suelo suelta el Palantir que tenía escondido. Luego Pippin lo encuentra).

Después de las celebraciones de la victoria, Pippin tuvo gran curiosidad por ver de nuevo la piedra, y se la quita a Gandalf mientras dormía. Vio en ella el ojo de Sauron, quien intentó obtener información de él, aunque Gandalf logró intervenir rápidamente, sin que Pippin revelara nada sustancial. Pippin, en cambio, sí llegó a ver algo importante: un árbol blanco. El mago entendió que se trataba del Árbol Blanco de Minas Tirith, lo cual quería decir que Sauron planeaba atacar Minas Tirith. Gandalf partió inmediatamente a advertirles, y llevándose también a Pippin para protegerlo en la ciudad. Pero al llegar se encuentran al Senescal Denethor II apenado por la muerte de su hijo preferido, Boromir, y completamente indiferente a todo lo demás. Sintiéndose en parte responsable, ya que Boromir murió defendiéndolo, Pippin ofrece sus servicios a Denethor como soldado. Denethor desconfía de Gandalf sabiendo que viene acompañándolo Aragorn, quien deberá recuperar su trono como heredero de Isildur, lo que significaría el derrocamiento de Denethor, quien le reprocha a Gandalf que quiera usarlo de escudo contra el ataque de Mordor, para que luego Aragorn ocupe el trono. Por todo esto Denethor se niega a seguir la recomendación de Gandalf acerca de pedir auxilio de Rohan, pero Gandalf decide invocar la ayuda de Rohan y manda a Pippin a encender las almenaras de Minas Tirith. Aragorn al advertir la petición de ayuda la comunica a Théoden, quien a pesar de haber dudado en intervenir (ya que Gondor no le auxilio en la Batalla del Abismo de Helm ni en otros ataques de Saruman), al final decide reunir a su ejército para marchar a la guerra.

Las fuerzas de Rohan se toman unos días para reunir a sus jinetes, para luego partir hacia Minas Tirith; Theoden se lamenta al ver que no todos sus súbditos acuden al llamado y que no contará con fuerzas suficientes para derrotar a Mordor, pero decide proseguir la marcha. Aragorn recibe una misteriosa visita de Elrond: su hija Arwen vio en un futuro que podría tener hijos con Aragorn y eso la decidió a quedarse en la Tierra Media, por lo que Elrond brindó su ayuda en la guerra reforjando la gran espada Narsil que había derrotado a Sauron en su momento (los fragmentos de la espada que se conservaron por siglos en Rivendel, fueron reforjados en una nueva espada con el nombre de Andúril, Llama del Oeste), y recordándole a Aragorn que con esa arma conseguiría la cooperación del ejército de los muertos (que tenían una promesa por cumplir hecha al rey Isildur). Con esta espada, Aragorn, Legolas y Gimli abandonan al resto del ejército de Rohan y se adentran en una caverna en donde mora el ejército de los muertos. Estos fantasmas habían prometido ayuda a Isildur pero no se la brindaron, por lo que tras su victoria sobre Sauron los maldijo para que, aún después de muertos, no tuvieran paz. Sólo si un día pagaban su deuda podrían hacerlo. Aragorn reclamó su ayuda, prometiendo como Rey de Gondor que daría su deuda por cumplida.

Gollum, por su parte, después de haber dicho a Frodo que Sam quería quedarse con el Anillo, para lo que le pediría tomarlo en algún momento, tomó el pan que quedaba, dejó migas en las ropas de Sam y lo inculpó de haberse comido todo. Mientras Sam golpea repetidamente a Gollum, Frodo sufre una descompensación y Sam, al verlo se ofrece ayudarlo con el Anillo, así Gollum logra hacer que Frodo desconfíe de Sam y lo aparte de su viaje, justo cuando lo hizo entrar en el paso de Cirith-Ungol y al antro de Ella-Laraña. Aun así, logró liberarse y atacar a Gollum. Gollum aseguró ser inocente, que el Anillo lo obligaba a hacer lo que hizo, y Frodo le dijo entonces finalmente para qué iba a Mordor: para destruirlo. Gollum volvió a atacar, pero cayó por un barranco. Ella-Laraña atrapó a Frodo luego de eso, pero fue ahuyentada por Sam. Sam creyó que Frodo estaba muerto por el veneno que le inyectaron y le quitó el anillo para continuar la misión, pero entonces llegaron unos orcos. Sam se escondió, y los orcos encontraron y se llevaron el cuerpo de Frodo, que comentaron que no estaba muerto sino sólo inconsciente por varias horas. Sam se infiltró en su fortaleza y lo liberó, y continuaron su viaje disfrazados de orcos.

Denethor envió a su hijo Faramir en una misión destinada al fracaso por que le odiaba profundamente y le culpaba por la muerte de su hermano, para que recupere un bastión de Minas Tirith Osgiliath, conquistado previamente por los orcos. Faramir aceptó esa misión suicida sólo por su afán de demostrarle a su padre que él también era un guerrero leal y competente, y dolido por la preferencia abierta que su padre siempre tuvo por Boromir. Su grupo apenas regresó con vida, y estuvo a punto de ser aniquilado por los nazgul, a no ser por la ayuda de Gandalf, y Denethor al ver a su hijo herido por varias flechas enloqueció, creyéndolo muerto. Mientras el grueso de las fuerzas de Mordor avanzaban sobre la ciudad, Denethor (olvidando defender Minas Tirith) fue junto a su hijo a quemarse vivo en una pira. Gandalf logró retirar de la hoguera a Faramir, que aún estaba vivo, pero Denethor se incineró, cayendo al vacío desde la cuidadela.

Por otro lado, las huestes de Mordor inician el asedio a la ciudad blanca. Gandalf organiza a las tropas de Gondor para la defensa a la espera de que llegue Theoden y sus jinetes, a pesar de que sea tarde. Durante todo un día los hombres de Gondor mantienen sus posiciones frente a la sombra gracias a su coraje y valor demostrado contra Mordor durante muchos enfrentamientos anteriores, lo que ocasiona bajas importantes en el ejército de Sauron. Sin embargo, debido a su gran número las fuerzas de Mordor apenas si podían ser contenidas, y con el gran ariete Grond tiraron abajo las puertas de la ciudad, entrando en Minas Tirith y obligando a los soldados de Gondor a retorceder al segundo nivel. Con estos sucesos y a pesar de la gran resistencia ofrecida por Gondor en cada calle, cada casa, luchando cada hombre hasta el último aliento, creyendo perdida la esperanza de sobrevivir y cuando ya la victoria de Sauron parecía cercana, aparecieron en el horizonte los jinetes de Rohan, que volvieron a emparejar la situación gracias a su poderosa carga de caballería. Ante esto Mordor trajo poderosos refuerzos: un ejército de sureños (Haradrim) con elefantes de guerra, y con mucho esfuerzo los hombres de Rohan se libraron de algunos de ellos y mostraron gran resistencia a pesar de las bajas sufridas.

La batalla parecía inclinarse a favor del ejército de Theoden, pero entonces éste fue herido mortalmente por el Señor de los Nazgûl, quien le ordenó a su criatura voladora que se diera un festín con la carne del rey caído. Éowyn apareció para defenderlo y fue derrotada también por el espectro, el cual le recordó que ningún hombre era capaz de matarlo. En ese momento Merry apareció por detrás y le clavó su puñal en la pantorrilla; Éowyn se quitó el casco y reveló que no era un hombre sino una mujer, y acto seguido le atravesó la cara con su espada. El Rey Brujo finalmente desapareció, vencido no por un hombre sino por una mujer y un hobbit.

Entonces aparecieron también varios barcos piratas que Mordor esperaba, para atracar en los muelles de Osgilliath, pero para sorpresa de los orcos, de esos barcos bajaron Aragorn, Legolas y Gimli, que los habían tomado al abordaje. Con ellos venía el ejército de los muertos, que limpió los campos de Pelennor por completo: todas las clases de criaturas que Mordor había llevado a la guerra eran pulverizadas en segundos.

Al terminar la batalla, el rey de los muertos reclamó a Aragorn cumplir su promesa de liberarlos. Gimli aconsejó no hacerlo, Mordor aún era un peligro y ellos eran muy útiles, pero Aragorn cumplió su promesa y consideró pagada su deuda. Los espectros desaparecieron.

Gandalf aseguró, durante una deliberación, que resistir los ataques era inútil, ya que Mordor era mucho más poderoso y finalmente prevalecería. Su única esperanza era que Frodo tuviera éxito en destruir el Anillo. La única forma en que podían ayudarlo era marchando hacia la Puerta Negra, para mantener la atención de Sauron enfocada sobre ellos, y distraído de la presencia de Frodo y el Anillo en su propio territorio. Todos los supervivientes marcharon a la Puerta Negra, donde Aragorn exigió a Sauron que se rindiera, pero en lugar de eso las puertas se abrieron y por ella apareció el ejército del señor oscuro, y un mar de enemigos los rodeó.

Desafiando a Sauron por última vez, los hombres del Oeste cargaron liderados por Aragorn contra los ejércitos del Señor Oscuro. Durante un buen tiempo mantuvieron su posición y mataron a miles de orcos, pero el número de enemigos no parecía agotarse y las fuerzas de los hombres empezaban a decaer.

Frodo y Sam llegaron finalmente al Monte del Destino, donde Gollum reaparece para recuperar el anillo. Pero, una vez junto al borde por donde Frodo podría tirar el anillo al fuego y destruirlo, finalmente sucumbe ante su poder y lo reclama para sí mismo. Gollum entró entonces y, aunque Frodo era invisible, se lo tiró encima y le arranca el dedo para quitarle el anillo. Entre ambos se lo disputaron al borde del abismo, y cayeron por él. Frodo se pudo agarrar del borde, pero Gollum y el Anillo cayeron a las llamas y fueron destruidos. Justo en ese mismo momento, cuando el fin de los hombres parecía inevitable, la torre de Sauron se vino abajo, el gran ojo explotó, Mordor se hundió en el suelo y todos los orcos huyeron o murieron.

Gandalf rescató a Frodo y Sam de Orodruin (Monte del Destino) montando en el lomo de Gwaihir, el señor de los Vientos, y los hobbits recibieron honores en Gondor durante la coronación de Aragorn como rey por parte de todos sus habitantes y también de Rohan, pues gracias a ellos su mundo se salvó y tenían una oportunidad de empezar a vivir al fin en paz. Luego volvieron a la Comarca, donde Sam se casó con Rosita. Frodo escribió sus memorias, dejándole a Sam el final del libro; finalmente se embarcó a las Tierras Imperecederas junto a Bilbo, Gandalf, Elrond, Galadriel y los elfos restantes. La película acaba con la vuelta de Sam a su casa, donde lo esperan su hija, Rosita y su pequeño bebé, tras despedir a sus amigos en los Puertos Grises. Sam dice: "Bueno. Estoy de vuelta", (palabras con las que también terminaba la novela), entran juntos en casa, y cierra la puerta.

Ha recibido 107 puntos

Vótalo:

Alguien voló sobre el nido del cuco (1975)

42. Alguien voló sobre el nido del cuco (1975)

La trama de la película se centra en un personaje que es acusado por cinco casos de agresión y, por consiguiente, debe entrar en prisión por ello, pero debido a su aparente desequilibrio mental es trasladado al hospital psiquiátrico del estado para ser examinado. Este personaje llamado R.P... Ver mas
La trama de la película se centra en un personaje que es acusado por cinco casos de agresión y, por consiguiente, debe entrar en prisión por ello, pero debido a su aparente desequilibrio mental es trasladado al hospital psiquiátrico del estado para ser examinado. Este personaje llamado R.P. McMurphy, en realidad no presenta ningún tipo de problema psiquiátrico; solo intenta eludir el ingreso en prisión. De ahí partirá la historia que prosigue con el internado obligatorio de McMurphy por ser considerado peligroso para la sociedad.

En el transcurso de su estancia en el hospital psiquiátrico será protagonista de numerosos episodios de descontrol entre los enfermos e incluso de huidas, suya y del resto de los pacientes, interrumpiendo la sosegada y cuadriculada vida de los enfermos.

La enfermera principal del centro psiquiátrico, la señorita Ratched, es una persona totalmente estricta, ordenada, seria y autoritaria. Ello se hace evidente en sus apariciones, siempre soberbias y pulcras, sin expresividad en su rostro, no se altera ante ningún hecho, es fuertemente represiva y poco compasiva. Siempre que no viste su uniforme lo hace de riguroso negro.

En la película, se administra a todos los pacientes una cantidad considerable de medicación; además, si alguno se niega, se hace por la fuerza. Por lo que los pacientes consideran la medicación como sagrada, adoctrinan lo que deben de tomar como si ello les fuese a salvar el alma. Si alguno de ellos se sale del orden establecido, se le castiga con descargas eléctricas (electro-shock), o incluso se le practica una lobectomía.

El ambiente del psiquiátrico es totalmente estricto, monótono y cuadriculado. Siempre hacen lo mismo, y en la única medida que pueden alumbrar algo de terapia psicológica es cuando se sientan en círculo con la enfermera Ratched para dialogar sobre lo que sienten o lo que piensan. Sin embargo este hecho queda empañado por la enorme rigidez y represión que presenta esta particular enfermera. Por todo ello, es causa de desagrado de McMurphy, pues él desea hacer lo que le plazca y no se deja controlar, pero aun así, incluso McMurphy, se dirige hacia ella de forma respetuosa y educada (como se puede observar en la escena en la que McMurphy desea ver los campeonatos de béisbol).

Otra escena que refleja la fuerte represión que produce la enfermera Ratched, es el momento en el que ésta dice que para ver los partidos de liga de béisbol, se ha de contar con el voto de todos los compañeros. En este momento McMurphy, piensa que contará con sus votos, pero éstos se muestran sumisos a los deseos de la enfermera Ratched.

Destaca también la forma inquisitoria que adopta la enfermera Ratched al formular sus preguntas. Llega hasta tal punto de represión, que Billy es capaz de suicidarse por temor a las represalias de su madre cuando es encontrado en la cama con una chica. El caso de Billy es un claro ejemplo de la extrema represión, no sólo en el hospital psiquiátrico sino también, en su propia familia, lo cual puede ser el origen de su tartamudez. Este hecho queda implícito en la escena en la que Billy deja de tartamudear cuando está con la chica o cuando se enfrenta a la enfermera Ratched.

Otra escena represora significativa es el momento en el que la enfermera Ratched le dedica una sonrisa a McMurphy, por lo que se denota cierta atracción hacia él, pero claro, sería totalmente imposible, por lo que se muestra una imagen de la gran represora como la gran reprimida. Incluso tras el suicidio de Billy, ella trata de volver al orden, como si no hubiese ocurrido nada, volviendo a las actividades diarias.

Se puede mencionar además que el orden del hospital psiquiátrico aparece como un negador de la chispa de la vida, de la libertad, coartando toda espontaneidad. A pesar de ello, y aquí viene lo más sorprendente: la mayoría de los pacientes se encuentran allí por su propia voluntad, pues son personas que temen la realidad social, que no se encuentran integradas en ella, autoexcluidas, apartadas y sin el valor suficiente para enfrentarse a la terrible sociedad en la que vivimos.

Por ello no escapan cuando McMurphy se lo ofrece. Billy le responde que no es capaz de hacerlo. O el caso de Chief Bromden o Gran Jefe (como lo llama McMurphy), no es realmente sordomudo, sino que finge serlo para evadirse así de la realidad. Él mismo hace una alusión a la marginación que sufría su propio padre, lo que llevó a éste a la bebida, y ésta a la muerte: “No es él quien bebe de la botella, sino la botella quien se lo bebía a él".

Además debemos resaltar la obra de amor que realiza Gran Jefe cuando decide escaparse con McMurphy, pero decide quitarle la vida a su compañero con el fin de que no padeciera tras haber sufrido una lobotomía. Finalmente este personaje se arma de valor, se llena de vida y escapa como si volara por la ventana hacia la libertad.

Ha recibido 106 puntos

Vótalo:

El caballero oscuro (2008)

43. El caballero oscuro (2008)

Nueve meses después de los eventos de la primera película, una banda de ladrones disfrazados como payasos llevan a cabo un violento robo en uno de los bancos de la mafia de Gotham City, pero los asaltantes desconocen que entre ellos se encuentra el Joker (Heath Ledger), quien les había ordenado... Ver mas
Nueve meses después de los eventos de la primera película, una banda de ladrones disfrazados como payasos llevan a cabo un violento robo en uno de los bancos de la mafia de Gotham City, pero los asaltantes desconocen que entre ellos se encuentra el Joker (Heath Ledger), quien les había ordenado traicionarse y asesinarse unos a otros, con la finalidad de repartir entre menos el botín. Finalmente el Joker asesina al último de sus cómplices y escapa en un autobús escolar. Más tarde, un grupo de imitadores de Batman intenta interrumpir una reunión de traficantes con el Dr. Jonathan Crane/Espantapájaros (Cillian Murphy), cuando de pronto el verdadero Batman (Christian Bale) aparece y aprehende a todos los delincuentes junto con los impostores, pero sufre lesiones que le conducen a diseñar un traje nuevo que le permita mayor movilidad, rapidez y protección contra perros.

Sin embargo, el crimen organizado se ha convertido en el problema más irritante en Gotham, Batman y el teniente James Gordon (Gary Oldman) contemplan la posibilidad de incluir al nuevo fiscal de distrito, Harvey Dent (Aaron Eckhart) en su plan para combatir a la mafia, como el héroe público que Batman no puede ser, al tiempo que Bruce descubre que Dent es el nuevo novio de Rachel Dawes (Maggie Gyllenhaal). Pese a que Dent está saliendo con Rachel Dawes, Bruce Wayne está impresionado con su idealismo y le ofrece lanzar una recaudación de fondos. Mientras, en las Empresas Wayne, Lucius Fox (Morgan Freeman) hace negocios con Lau (Chin Han), un prestigioso empresario chino pero el enorme éxito de su empresa hace sospechar hasta al mismo Bruce quien le pide a Fox cancelar el trato de asociación con él no sin antes revisar los libros de su empresa.

Mientras tanto, los líderes mafiosos Sal Maroni, Gambol, y el checheno se reúnen para discutir sobre qué harán con Batman, Gordon y el nuevo fiscal Dent y mantienen una videoconferencia con el contable chino Lau, quien les informa de que la policía pretendía confiscar todo el dinero que guardaban en los bancos de la ciudad, pero que él se había anticipando al plan de Gordon, quien con Batman había identificado los bancos con billetes marcados, escondiendo los fondos de Gordon, Dent y Batman y escapado a Hong Kong. De pronto, la reunión es interrumpida por el lunático criminal Joker advirtiendo que Batman no tiene jurisdicción y que lo buscará para delatar a sus cómplices y ofrece matar al héroe por la mitad de su dinero, pero los jefes mafiosos se niegan, y Gambol le pone precio a su cabeza. Como resultado, el Joker mata a este y toma el control de sus hombres. Sin embargo, su predicción prueba ser correcta cuando Bruce y Fox viajan hasta ahí. Fox pide aplazar las negociaciones para evitar problemas con la justicia y le da a Bruce un nuevo traje hecho de placas de titanio y kevlar, dándole mayor movilidad y resistencia aunque es vulnerable a navajas y disparos, una nueva capucha que le permite mover la cabeza y un prototipo original de Fox de un sistema de sonar integrado al traje. Lau es secuestrado por Batman y entregado a la policía de Gotham City y mantenido en la Comisaría Central por el temor de lo que pudiera ocurrirle en la prisión. Lau negocia su testimonio en tanto pueda conservar el dinero de la mafia para sí mismo. En este punto y con sus fondos en peligro, la mafia acepta contratar al Joker.

El Joker, tras matar a un imitador de Batman, anuncia las personas que morirán cada día a menos que Batman revele su identidad, primero matando al comisionado Loeb con ácido en su botella de whisky al momento de beber un trago y a la jueza Surrillo (Nydia Rodriguez Terracina) al explotar su coche con una bomba oculta y quien anteriormente había condenado a varios centenares de mafiosos gracias al testimonio de Lau. También se dirige a Dent, que era otro de los objetivos del Joker, se encontraba en la fiesta de recaudación de fondos ofrecida por Wayne y sale ileso al ser salvado por su anfitrión quien lo esconde y se pone el batitraje para detener a los intrusos en la fiesta mientras Rachel demora al Joker. Durante la pelea, este la lanza por la ventana, así que en vez de ir tras él, Batman la salva y le asegura que Dent está a salvo.

La noche siguiente, Batman y Gordon investigan el asesinato de dos hombres, obra del Joker, cuyos apellidos formaban el nombre de Dent, y se enteran de que el próximo objetivo sería el alcalde Anthony García (Nestor Carbonell), que presentaría el funeral de Loeb en la mañana. El Joker y sus secuaces, disfrazados como la escolta de honor del funeral, apuntan sus armas a García para asesinarlo en el último minuto, pero Gordon frustra el plan, aparentemente sacrificándose en el proceso. Ante el aumento de violencia Batman planea revelar su identidad, se lo comunica a Dent- quien vanamente trata de interrogar a uno de sus secuaces-, en una próxima conferencia de prensa que arregló con aquel. Wayne acude a la rueda de prensa pero en vez Dent se nombra a sí mismo como Batman para proteger la verdad y para que el verdadero no caiga preso. Rachel le entrega una carta a Alfred (Michael Caine) pidiéndole que se la entregue a Bruce cuando "sea el momento". Él es tomado en custodia protectora, Rachel le suplica a Harvey que revele la verdad, pero este se niega; antes de que se lo lleven en un convoy, Harvey le da su moneda de la suerte a Rachel, quien se percata que es una moneda trucada, reforzando así el lema de Harvey de "Fabrico mi suerte". y perseguido por el Joker quien aparentemente muerde el anzuelo e intenta emboscar el convoy de la policía que transporta a Dent, a través de la ciudad, así que Batman aparece para ayudar derrotando a cada matón de Joker. Gordon, que fingió su muerte para proteger a su familia, ayuda a aprehender al Joker y es promovido a comisionado.

Más tarde esa noche, Dent y Rachel desaparecen. Una vez en la estación de policía, Batman interroga al Joker y le revela (no sin antes sacar a Batman de sus casillas) que Dawes y Dent han sido secuestrados y llevados a lugares opuestos de la ciudad y encerrados en almacenes repletos de explosivos. El payaso revela sus ubicaciones pero su objetivo es que Batman no pueda salvar a ambos y tenga que elegir. Batman va por Rachel, mientras que Gordon, va a rescatar a Dent, solo para descubrir que fue engañado para encontrar a Dent y Gordon y la policía llegan donde se encuentra Rachel momentos antes de que ambos edificios exploten, matando a Rachel, quien le había dicho a Dent vía telefónica que aceptaba casarse con él, y quemando la mitad izquierda del cuerpo de Dent quien tratando de escapar había quedado empapado en gasolina sufriendo horribles quemaduras de tercer grado en el lado izquierdo de su cara tras la explosión. El Joker detona una tercera bomba que él mismo ha metido en el cuerpo de otro preso matón de él en la estación policial y escapa con Lau. Mientras Batman observa los restos de donde murió, Alfred lee la carta de Rachel, donde dice que se va a casar con Harvey, ya que Bruce nunca dejará de ser Batman y que no pierda la fe en los demás. Batman deja la moneda trucada de Dent cerca a su cama en el hospital. Ahí al día siguiente, Dent es visitado por Gordon y este, presionado por el propio Harvey, le revela que cuando estaba en Asuntos Internos era conocido como Dos Caras. Dent le recrimina no haber eliminado los elementos corruptos de la policía y Maroni delata al Joker a Gordon.

La mañana siguiente, Coleman Reese, un contable de Empresas Wayne que deduce la verdadera identidad de Batman, planea revelarlo en televisión. El Joker mata a Lau incendiándolo junto con su mitad del dinero y al checheno, y luego interrumpe la entrevista televisiva hecha a Reese amenazando explotar un hospital a menos que Reese sea asesinado en 60 minutos, lo que desata el caos. Los atentados sobre Coleman Reese suceden en dos lugares siendo al final el mismísimo Bruce Wayne el que acaba salvándole la vida en una intersección, haciéndole cambiar de parecer, mientras el Joker visita a Dent en el hospital disfrazado como una enfermera hace explotar el Hospital General de Gotham no sin antes empujar a Dent a la locura, convenciéndolo para que empiece una implacable misión de venganza y "justicia", con la finalidad de castigar a los policías corruptos y mafiosos que los colocaron a Dawes y a él en los almacenes, así como a Batman y Gordon que al contrario que él, no han perdido nada. Además de hacer explotar el hospital, el Joker escapa en un autobús lleno de rehenes.

Dent, ahora mediante un antiguo apodo, «Dos Caras», comienza a ir tras las personas responsables por la muerte de Rachel, decidiendo sus destinos lanzando su moneda, ahora con una cara quemada adivinando de inmediato el destino de Rachel. Primero, mata a Wuertz, un policía corrupto que había ayudado a secuestrarlo, y después a Maroni (Eric Roberts) (aparentemente) y a su chófer luego de interrogarlo para exponer la identidad del secuestrador de Rachel. Antes de matarlos deja que su moneda de la suerte decida el destino de sus víctimas; si sale cara les perdona la vida, pero si sale cruz (la otra cara de la moneda que se quemó en el incendio) los mata.

Batman le pide a un reacio Lucius Fox que use el prototipo de un dispositivo de rastreo en toda la ciudad para encontrar al Joker usando el sonar como un micrófono en cada teléfono de Gotham, por lo que puede ver toda la ciudad, invadiendo la privacidad de los ciudadanos. Fox accede, pero dice que renunciará inmediatamente después si la máquina continúa en Empresas Wayne, a lo que Batman responde que cuando termine teclee su nombre. El Joker anuncia al público que cualquier persona que quede en Gotham al anochecer estará sujeta a su ley pero con los puentes y túneles de la ciudad cerrados debido a amenazas de bomba, las autoridades comienzan la evacuación de personas en ferry. Sin embargo esto forma parte también del plan maestro del Joker que ha colocado explosivos combinados con diésel y nitrato de amonio en los dos ferrys, uno lleno de convictos y otro de civiles, y pretende que se exploten entre ellos en un retorcido experimento social mediante el cual pretende demostrar que todo el mundo puede ser empujado al mal. Además, la amenaza del Joker incluye el hecho de que si los pasajeros de un barco no destruyen al otro, él hará explotar los dos ferrys a medianoche; al mismo tiempo les advierte que nadie intente subir a los botes salvavidas o también los hará explotar.

Mientras en ambas embarcaciones se discute sobre si hacer explotar al otro barco o no, Batman localiza al Joker y le avisa a Gordon de la ubicación de éste, una vez en el edificio vecino al que se encuentra el Joker, Batman le pide a Gordon solamente cinco minutos para entrar y detenerlo; pero Gordon se niega por que piensa que Dent está de rehén con los otros en el edificio. Entonces Batman decide actuar solo, por lo cual Gordon le da solo dos minutos antes de que entre el equipo SWAT, mientras los francotiradores apuntan a los payasos que se encontraban con los rehenes preparándose para dispararles. Sin embargo cuando Batman ataca a uno de los payasos descubre de que en realidad se trata de los verdaderos rehenes del hospital descubriendo que el Joker vistió a los rehenes como sus secuaces y sus matones están disfrazados como doctores, atrayendo al equipo de SWAT de Gordon para que los ataquen, por lo que decide detener a los policías antes de que maten a las personas equivocadas; mientras Gordon recibe una llamada de su aterrada esposa que fue secuestrada por Dent. Gordon le pregunta dónde está su familia y Harvey le responde: "Donde la mía murió" (refiriéndose al edificio donde murió Rachel). Batman combate tanto al equipo de SWAT como a los hombres del villano, rescatando a los rehenes. El equipo SWAT informa luego a los demás equipos que los payasos son los rehenes y que los doctores son el blanco. La destrucción de los ferrys está cerca, pero Batman finalmente encuentra al Joker; este parece controlar a Batman, primero enviando a sus perros rottweiler a atacarlo. En medio de la pelea el Joker daña el sonar de la máscara de Batman; después de una breve pelea el Joker atrapa a Batman mientras aguarda ver alguno de los ferrys explotando; sin embargo los pasajeros de ambos ferrys decidieron no destruirse mutuamente para no caer en el macabro juego del Joker. Al ver que no sucede nada, el Joker como último recurso saca el detonador que carga en su chaqueta, el cual hará explotar ambos ferrys, pero en el último segundo se confía demasiado y Batman le lanza las escamas de su brazo, luego lo arroja fuera del edificio pero inmediatamente lo salva con su dispositivo de amarre. Luego aprehende al Joker y le quita el detonador de ambos barcos, pero este presume que ha ganado, ya que Gotham perderá la esperanza una vez que el alboroto de Dos Caras se haga público y el Joker reconoce a Batman como una persona verdaderamente incorruptible, a diferencia de Dent y reconoce que nunca matará a Batman porque le parece muy divertido, decide que su destino es hacer «eso» eternamente. El equipo de SWAT llega para tomarlo en custodia.

Dos Caras atrae a Gordon al edificio donde Rachel murió y toma de rehenes a su familia. Batman confronta a Dent, y empieza una discusión en la que Dent se lamenta de que sólo él ha perdido todo en la guerra contra el crimen organizado; Batman le dice que ha sido la víctima elegida por el Joker porque de los tres él era el mejor, el "caballero blanco" de Gotham que realmente podía ser el héroe que la ciudad necesita.

Después de escuchar los argumentos, Dent decide el destino del héroe, el suyo propio y el del hijo de Gordon con tres lanzamientos de moneda. Le dispara a Batman, luego se salva, y por último lanza una vez más para determinar el destino del niño. El enmascarado, usando una armadura corporal, ataca a Dos Caras tirándolo del edificio, matándolo y salvando al niño.12 aunque Batman también cae varios escombros amortiguan su caída. Más tarde, convence a Gordon de que lo culpe por los asesinatos para que Harvey Dent permanezca como un símbolo de esperanza para la ciudad o de lo contrario entraría en crisis por ser corrompido por el Joker usando una frase de Dent: "Mueres siendo un héroe o vives lo suficiente para volverte en un villano". Batman escapa de la policía cojeando de una pierna producto de la caída. Gordon da un discurso en el funeral de Dent y destruye la batiseñal e inicia una cacería humana contra Batman, mientras el mayordomo de Bruce, Alfred Pennyworth, quema una carta escrita por Rachel para su amo anunciando su compromiso con Dent, y Fox tras teclerar su nombre ve con alegría al rastreador de señales autodestruirse. Batman huye en el Bat-pod, ante la mirada del hijo de Gordon, quien pregunta por qué van a perseguir a Batman. Gordon responde: "Porque debemos atraparlo. Porque es el héroe que se merece la ciudad, pero no el que necesitamos. Así que lo perseguiremos hasta el final de los días. Porque él no es un héroe, es un guardián silencioso, un vigilante protector, un caballero de la noche."

Ha recibido 105 puntos

Vótalo:

Memento (2000)

44. Memento (2000)

Memento es la historia de Leonard, quien sufrió un trauma cerebral que le causó amnesia anterógrada. Leonard es incapaz de almacenar nuevos recuerdos, sin embargo, posee memoria sensorial y recuerda cómo realizar las acciones cotidianas. Para "recordar" los sucesos de su vida crea un sistema... Ver mas
Memento es la historia de Leonard, quien sufrió un trauma cerebral que le causó amnesia anterógrada. Leonard es incapaz de almacenar nuevos recuerdos, sin embargo, posee memoria sensorial y recuerda cómo realizar las acciones cotidianas. Para "recordar" los sucesos de su vida crea un sistema usando fotos instantáneas para tener un registro de la gente con la cual se relaciona, dónde se hospeda y otros elementos básicos para el desarrollo de su vida. Además de las fotografías, toma notas y se tatúa pistas del asesino de su esposa, a veces demasiado ambiguas. Leonard busca vengarse del hombre que violó y asesinó a su mujer, y que le provocó su enfermedad, a la vez que se siente culpable por no haber creído en Sammy, otro personaje que sufrió su mismo problema.

Los temas principales de la película son la naturaleza de la memoria, la identidad, el tiempo, el recuerdo inconexo, la realidad, la manipulación y la venganza.


Estructura de la película.
Cronológicamente hablando la historia empieza con Leonard en un cuarto de motel. Mantiene una conversación telefónica con un interlocutor desconocido a quien cuenta la historia de Sammy Jankis. Leonard era un investigador de fraude de seguros y uno de sus casos era el de un hombre llamado Sammy Jankis que sufría amnesia anterógrada. Leonard investigó el caso de Jankis y determinó que su enfermedad no era física, sino psicológica, y por tanto exenta de cualquier cobertura de seguro.

Según Leonard, la esposa diabética de Jankis, también creyó que la enfermedad de su marido era psicológica y que podría ayudarle a librarse de ella. La Sra. Jankis cada vez se fue exasperando más con la conducta de su marido hasta que decidió tomar una decisión drástica, le pidió a su marido repetidas veces que le suministrara su inyección de insulina, esperando que su marido fuera capaz de superar su condición y si no básicamente cometería suicidio asistido. Sammy, incapaz de recordar sus actos después de pasados unos pocos minutos, continuó pinchando a su mujer, asumiendo tranquilamente que era la "hora de la inyección". La mujer entró en coma y murió de hipoglucemia severa y Sammy no podía entender qué había pasado con su mujer, desesperándose cuando ésta se desmaya.

Según la historia de Leonard al teléfono, una noche, un violador entró en casa de Leonard, violó a su esposa y luego la asesinó. Leonard despertó y luchó contra un hombre enmascarado. Entretanto otro asaltante le toma por sorpresa. Un golpe en la cabeza le provocó amnesia anterógrada, quedando claro que su enfermedad es neuropsicológica a consecuencia del golpe. O sea, la causa de sus problemas de conducta, por la pérdida de la memoria de recuerdos nuevos, es resultado de que el golpe afectó al cerebro, en específico, el lóbulo temporal.

Poco tiempo después, Leonard, supuestamente, conoció a Teddy, quien según sus propias palabras fue asignado para investigar la muerte de la esposa de Leonard. También según Teddy, él y Leonard formaron equipo para encontrar al asesino de su esposa: Un hombre llamado John G.

Pasa una cantidad de tiempo indeterminada y Teddy encuentra a Leonard en el motel donde está alojado. Los dos van a un almacén abandonado en donde Leonard mata a un hombre llamado Jimmy Grants pensando que él es el asesino de su esposa, para luego tomar la ropa y el coche de Jimmy. Durante un diálogo con Teddy, Leonard descubre que ha sido manipulado para matar a un hombre que Teddy quería muerto. En este momento Teddy revela que Leonard es el verdadero asesino de su esposa vía sobredosis de insulina. Según el relato de Teddy, Sammy era en realidad un farsante que no tenía esposa. Además añade que la esposa de Leonard sobrevivió a la violación, que era ella la que necesitaba las inyecciones de insulina y que fue Leonard el que involuntariamente mató a su esposa. Según Teddy, Leonard ya había matado al verdadero segundo asaltante. Teddy afirma que inicialmente sintió pena por Leonard y le permitió consumar la venganza sobre el hombre que violó a su esposa, quien según Teddy fue Jimmy; en última instancia, Leonard lo asesinó únicamente debido a las instigaciones de Teddy, pero al verdadero violador de su mujer ya lo había matado antes. Teddy dice que sólo le ha dado una motivación para vivir; es un afortunado que vive buscando venganza por amor a su mujer. Antes de que Leonard pueda olvidar lo que Teddy acaba de revelarle (es decir, que ya ha matado al asesino de su esposa) escribe "No creas sus mentiras" en la foto Polaroid de Teddy; tanto si Teddy está mintiendo como si no, Leonard decide no escucharle. Leonard se siente utilizado, y planea que Teddy sea su próximo John G, creando pruebas que le inculpen en sus notas y tatuajes. Quiere vengarse de Teddy por haber sido utilizado por él para conseguir dinero de Jimmy, el traficante de drogas.

Esta revelación destaca la crucial ambigüedad de la película: O Leonard está mintiéndose a sí mismo todo el tiempo, inventándose a Jankis y su amnesia para esconder una horrible verdad, o bien es Teddy el que está mintiendo a Leonard. De todas formas Nolan ha declarado que «Hay una verdad y que un visionado atento puede revelarla».

Respecto a sobre si lo que dice Teddy es cierto o no, hay un instante en la película (en 01h:26min:20seg), cuando Leonard está contando cómo murió la mujer de Sammy, dice que éste fingía haberle reconocido, luego sale una escena en el que vemos a Sammy internado, y justo tras pasar un médico entre él y la cámara, aparece en su lugar Leonard, siendo éste el que está internado, lo cual puede servirnos para determinar que Teddy dice la verdad, y la historia que nos cuentan de Sammy, es la verdadera historia de Leonard. También hay una escena en la que la mujer está peinándose y él la pellizca, pero en otro momento de la película se ve que, en realidad, lo que hizo fue pincharle la insulina. Además cerca del final de la película se ve una imagen de la mujer acariciando el corazón de Leonard donde hay un tatuaje que pone "Lo he hecho", que posteriormente desaparece, también tiene el otro tatuaje que pone que su mujer fue torturada y violada por John G.

Leonard decide finalmente matar a Teddy (su siguiente nota es tatuarse la matrícula de "John G." que es en realidad la matrícula de Teddy en su cuerpo). Leonard concluye que todo el mundo se engaña y que la única diferencia es que él está (momentáneamente) enterado de su autoengaño. Cuando llega a la tienda de tatuajes ya lo ha olvidado todo, lee la nota y entra a hacerse un nuevo tatuaje. (Ese es el final de la película, pero la historia continúa).

Más adelante Leonard se guía erróneamente por una nota de la novia de Jimmy Grant, Natalie. Él va al bar donde ella trabaja y le habla acerca de su enfermedad. Una vez que ella comprueba que no está mintiendo inicia un plan para hacer que Leonard se deshaga de un hombre llamado Dodd.

Leonard es engañado para perseguir a Dodd; sin embargo Dodd lo encuentra primero, creyendo que Leonard tiene el dinero de Jimmy Grants, quien es a su vez el novio de Natalie. En cierto momento de la persecución Leonard se olvida de que Dodd está intentando matarle y después de ser disparado (otra vez) corre hacia la habitación del motel de Dodd, Llama a Teddy y deciden poner a Dodd en un coche, en el cual aparentemente sale de la ciudad.

Cuando Natalie escucha que se ha encargado de Dodd, pide a un amigo que descubra a quién pertenece la matrícula que lleva tatuada. Leonard descubre que es la matrícula del coche de Teddy. El verdadero nombre de Teddy es John Edward Gammel (como John G). Leonard lleva a Teddy al almacén abandonado en donde había matado a Jimmy Grants hacía pocos días, coge una pistola, le dispara y toma una fotografía de su cadáver.

Ha recibido 103 puntos

Vótalo:

Reservoir Dogs (1992)

45. Reservoir Dogs (1992)

Seis criminales profesionales son contratados por Joe Cabot (Lawrence Tierney) y su hijo Nice Guy Eddie (Chris Penn) para un trabajo. No se conocen entre sí y se mantienen en el anonimato, escondidos bajo nombres de colores: el señor Naranja (Tim Roth), el señor Blanco (Harvey Keitel), el señor... Ver mas
Seis criminales profesionales son contratados por Joe Cabot (Lawrence Tierney) y su hijo Nice Guy Eddie (Chris Penn) para un trabajo. No se conocen entre sí y se mantienen en el anonimato, escondidos bajo nombres de colores: el señor Naranja (Tim Roth), el señor Blanco (Harvey Keitel), el señor Rosa (Steve Buscemi), el señor Rubio (Michael Madsen), el señor Marrón (Quentin Tarantino) y el señor Azul (Edward Bunker). Preparan minuciosamente el robo a un almacén de diamantes, pero la policía aparece inesperadamente en el momento del atraco convirtiéndolo en una masacre que tiene como resultado las muertes de algunos policías, empleados y también del señor Azul y del señor Marrón. Todo hace sospechar que hay un traidor infiltrado. Reunidos a puerta cerrada en un viejo almacén abandonado, los supervivientes se enfrentan entre sí intentando descubrir quién les ha conducido a esta situación límite.

La mayor parte de lo anterior no se muestra en la película sino que el espectador lo deduce de los diálogos y de flash-backs parciales que ilustran los antecedentes de la situación central. La película comienza en realidad con unos hombres desayunando en un bar donde comentan hechos banales.

Cuando terminan los créditos iniciales, se muestra el interior de un coche. El Sr. Blanco lo está conduciendo y trata de tranquilizar al señor Naranja que se desangra en el asiento de atrás a causa de una herida en el estómago. Los dos llegan al punto de encuentro, ubicado en un almacén abandonado. Allí, el señor Naranja pierde el sentido.

Aparece el señor Rosa. Ha escondido los diamantes robados porque sospecha que hay un policía infiltrado entre los ladrones. Tiene una confrontación con el señor Blanco, porque no están de acuerdo en qué hacer con el señor Naranja. El señor Blanco quiere llevarlo a un hospital, pero el señor Rosa no lo permite porque el señor Naranja sabe el nombre y la ciudad natal del señor Blanco y puede traicionarlos a todos.

La llegada del señor Rubio interrumpe la disputa. Ha secuestrado a un policía y los tres pegan al rehén. Llega Eddie, enfadado a causa la masacre que tuvo lugar en la joyería. Pide ayuda para coger los diamantes escondidos. El señor Rosa y el señor Blanco salen con él.

El señor Rubio sigue torturando al policía, que afirma su ignorancia acerca de quién es el policía infiltrado. El señor Rubio corta la oreja del rehén y decide quemarlo. En este momento, el señor Naranja mata al señor Rubio de varios disparos. Luego confiesa al policía su verdadera identidad, que éste ya conoce. Se ha infiltrado en el grupo para atrapar a Joe Cabot. Fingió ser un delincuente despreocupado y venció la desconfianza de los otros ladrones con anécdotas inventadas. Durante el robo lo han herido y él ha matado a la mujer que lo ha hecho.

Llegan Eddie, el señor Blanco y el señor Rosa. Al encontrar a su amigo, el señor Rubio, muerto, Eddie mata al policía. Exige explicaciones, y el señor Naranja sigue mintiendo. Dice que el señor Rubio quería matarlos a todos y obtener los diamantes. Nadie lo cree excepto el señor Blanco. Después llega Joe diciendo que el señor Naranja es un policía infiltrado y el señor Blanco se niega a creerlo.

Se forma un triángulo mortal: Joe dirige su pistola al señor Naranja, el señor Blanco dirige la suya a Joe, Eddie dirige la suya al señor Blanco y el señor Rosa se esconde. Esta situación se resuelve con las muertes de Eddie y Joe. El señor Rosa coge los diamantes y huye.

Mientras el señor Blanco, herido, se arrastra hasta el señor Naranja, moribundo. Lo conforta sosteniéndole en sus brazos. Entonces el señor Naranja confiesa la verdad. Irrumpe la policía. El señor Blanco, llorando, mata a su amigo y de inmediato muere acribillado por la policía. O no, porque no sale en escena, solo se oyen los disparos, por lo que no se puede saber si solo dispara la policía (Sr. Naranja vive y Sr. Blanco muere); o bien ambos disparan (Sr. Naranja y Sr. Blanco mueren).

Ha recibido 103 puntos

Vótalo:

¡Olvídate de mí! (2004)

46. ¡Olvídate de mí! (2004)

Joel (Jim Carrey) es un hombre solitario y rutinario que un día decide, de manera impulsiva, iniciar un viaje en tren hacia una estación desconocida (en Montauk Nueva York). Allí conoce a Clementine (Kate Winslet), una mujer impulsiva con un cabello de color azul. Pero todo lo que se presenta... Ver mas
Joel (Jim Carrey) es un hombre solitario y rutinario que un día decide, de manera impulsiva, iniciar un viaje en tren hacia una estación desconocida (en Montauk Nueva York). Allí conoce a Clementine (Kate Winslet), una mujer impulsiva con un cabello de color azul.

Pero todo lo que se presenta como obvio en este filme tiene un trasfondo imprevisto, y el espectador va descubriendo poco a poco que aquella no es la primera vez que Joel y Clementine se ven.

Ha recibido 103 puntos

Vótalo:

Ladrón de bicicletas (1948)

47. Ladrón de bicicletas (1948)

Roma, segunda posguerra: Antonio Ricci (Lamberto Maggiorani), un desocupado encuentra trabajo pegando carteles, lo cual es un gran logro en la situación de posguerra que vive el país, donde el trabajo escasea y obtenerlo es un éxito excepcional. Pero para trabajar debe poseer una bicicleta... Ver mas
Roma, segunda posguerra: Antonio Ricci (Lamberto Maggiorani), un desocupado encuentra trabajo pegando carteles, lo cual es un gran logro en la situación de posguerra que vive el país, donde el trabajo escasea y obtenerlo es un éxito excepcional. Pero para trabajar debe poseer una bicicleta. Desafortunadamente, el primer día de trabajo le roban la bicicleta mientras pega un cartel cinematográfico. Antonio persigue al ladrón sin resultado alguno. Decide denunciar el robo ante la policía, pero se da cuenta que las fuerzas del orden no pueden ayudarlo a encontrar su bicicleta. Desesperado, busca el apoyo de un compañero de partido, que a su vez moviliza a sus amigos basureros. Al alba, Antonio, junto a sus compañeros y a su hijo Bruno comienza su búsqueda, primero en la Piazza Vittorio y más tarde en Porta Portese, donde tradicionalmente van a parar los objetos robados. Pero no hay nada que hacer: la bicicleta seguramente ya esté desmontada y será imposible de encontrar. En Porta Portese, Antonio ve al ladrón de su bicicleta, mientras negocia con un viejo vagabundo. Lo persigue sin alcanzarlo, regresa a Porta Portese a encontrar al vagabundo, y lo sigue, hasta un comedor social. Allí le pregunta por su bicicleta y por la identidad del ladrón, pero no obtiene ningún resultado. Exasperado, Antonio acude a una vidente, pero la respuesta de ésta es casi una tomadura de pelo: “o la encuentras ahora o no la encontrarás jamás”. Inmediatamente, al salir de la casa de la vidente, se encuentra con el ladrón de la bicicleta que al final es defendido por todos sus colegas. Antonio habla con un carabinero para explicarle la situación. Entonces éste le contesta que sin testigos del robo no se puede hacer nada. Finalmente, mientras Antonio y Bruno esperan el autobús para regresar a casa, el padre se percata de la existencia de una bicicleta que nadie parece custodiar. Intenta robarla pero la muchedumbre se lanza a atraparlo. Solo los llantos de Bruno consiguen frenarlos e impedir que su padre vaya a la cárcel. Antonio se encuentra ahora tan pobre como antes pero con la vergüenza de haberse colocado al nivel de quien le había robado. El film se cierra con la vuelta a casa de Antonio y Bruno mientras cae la noche sobre la ciudad de Roma.

Ha recibido 103 puntos

Vótalo:

El resplandor (1980)

48. El resplandor (1980)

Jack Torrance (Jack Nicholson) llega al Hotel Overlook, en Colorado, para una entrevista de trabajo, con el propósito de obtener el puesto de vigilante durante los meses de invierno. El hotel, construido sobre un antiguo cementerio de los nativos americanos, queda aislado durante el invierno... Ver mas
Jack Torrance (Jack Nicholson) llega al Hotel Overlook, en Colorado, para una entrevista de trabajo, con el propósito de obtener el puesto de vigilante durante los meses de invierno. El hotel, construido sobre un antiguo cementerio de los nativos americanos, queda aislado durante el invierno debido a las fuertes nevadas, y permanece cerrado durante esos meses, de noviembre a mayo. El director del establecimiento, Stuart Ullman (Barry Nelson), advierte a Jack de que el prolongado aislamiento puede suponer un problema, y le cuenta el caso de un vigilante anterior, Charles Grady, que al quedarse aislado en el hotel sucumbió a la claustrofobia (concepto que Ullman define como «fiebre de las cabañas»), mató a su mujer y a sus dos hijas y luego se suicidó. Jack asegura que eso a él no le preocupa; que, de hecho, eso es precisamente lo que necesita para centrarse en su trabajo como escritor y terminar el libro que está escribiendo.

Lejos de allí, la esposa de Jack, Wendy (Shelley Duvall), y el hijo de ambos, Danny (Danny Lloyd), de cinco años, permanecen en el domicilio familiar, en la ciudad de Boulder. Danny no es un niño común, ya que posee una excepcional capacidad de percepción extrasensorial que le hace evocar episodios pasados que no ha vivido y anticipar hechos del futuro; en uno de esos trances, ante el espejo del cuarto de baño, sufre premoniciones horripilantes sobre el hotel al que van a mudarse si finalmente contratan a su padre. Ante su imagen en el espejo se le presenta la visión de una cascada de sangre que surge de un ascensor, y el episodio le hace perder el conocimiento. (SÓLO EN LA VERSIÓN PARA ESTADOS UNIDOS: Una pediatra Anne Jackson) acude a la llamada de Wendy y examina al pequeño. Este, ya consciente, le comenta que tiene un amigo llamado Tony, que “vive” en su boca. Luego, a solas con la doctora, Wendy, visiblemente nerviosa, menciona también unos problemas de maltrato y de alcoholismo por parte de Jack que ella trata de minimizar).

La familia llega al hotel el día del cierre al público. El jefe de cocina, Dick Hallorann (Scatman Crothers), es el encargado de enseñar las enormes cocinas a Wendy y a Danny. Mientras están dentro de una de las despensas, Halloran, sin dejar de hablar con Wendy sobre los víveres disponibles, invita mentalmente a Danny a ir a tomar un helado. El pequeño acepta y, ya a solas los dos, Dick, ahora con semblante llamativamente más serio, revela a Danny que él mismo y su propia abuela compartían también esta habilidad telepática, que él llama «resplandor». De repente, Danny pregunta si hay algo que temer en el hotel, especialmente sobre la habitación 237. Hallorann le dice a Danny que el propio hotel también «resplandece»; que guarda entre sus paredes muchas historias y que «no todas son buenas». Finalmente, de manera tajante y un tanto enigmática ordena a Danny que no entre en esa habitación bajo ninguna circunstancia.

Pasa un mes. Danny y Wendy suelen pasar los días explorando divertidos las instalaciones, en especial el laberinto de setos exterior. La madre es la que, aparte de algunos problemas menores con las comunicaciones telefónicas, se muestra más relajada. Danny, por contra, es víctima de visiones cada vez más terroríficas sobre las niñas asesinadas, y Jack, cada vez más aislado de su familia, empieza a sufrir el bloqueo del escritor; su proyecto literario se estanca y su comportamiento se vuelve cada vez más indescifrable y violento.

La curiosidad de Danny sobre la habitación 237 aumenta cuando en una de sus interminables carreras en triciclo por los pasillos advierte que la puerta de la habitación está entreabierta. En la toma siguiente, Wendy oye a Jack gritando en sueños y, cuando le despierta, este le cuenta que ha tenido una pesadilla en la que mataba y descuartizaba a ella y a Danny. El chico entra en la escena con heridas en el cuello y visiblemente traumatizado, lo que hace que Wendy acuse a Jack de haberle maltratado. En la secuencia siguiente, el padre deambula hasta llegar al vacío salón del hotel; se sienta a la barra y dice que daría su alma por una cerveza. En ese momento, se le aparece el fantasma de Lloyd (Joe Turkel), el barman del hotel, al que Jack parece reconocer. Lloyd le sirve bourbon mientras Jack se queja sobre su matrimonio.

Al rato llega alarmada Wendy, que encuentra a Jack somnoliento y solo sobre la barra. Ni rastro del camarero ni de la luminosa barra atestada de licores. Le cuenta que una mujer loca en una de las habitaciones ha sido la que ha herido a Danny. Jack entra en la habitación 237 para investigar, y encuentra a una joven desnuda saliendo de la bañera. Cuando se acerca a ella y la besa, se transforma en una anciana con el cuerpo putrefacto. Jack le dice a Wendy que no ha visto a nadie en la habitación, y que los arañazos se los habrá hecho el propio Danny. Wendy y Jack discuten sobre si deberían sacar a Danny fuera del hotel, lo que provoca otra explosión de ira de Jack, que dice que si se van del hotel perderá su empleo. Jack, enfadado, vuelve al salón, ahora lleno de fantasmas que disfrutan de una fiesta de disfraces. Allí conoce al fantasma del antiguo guarda, «Delbert» Grady (Philip Stone) (no Charles como había dicho Ulman), que le dice que debe «corregir» a su mujer y a su hijo.

Mientras tanto, en Florida, Hallorann experimenta una premonición en el sentido de que algo va mal en el hotel, y toma un vuelo hacia Colorado. Danny comienza a decir redrum hasta que entra en trance, y se refiere a sí mismo como Tony.


Máquina de escribir empleada en la película.
Mientras busca a Jack, Wendy llega al escritorio de este y lo que descubre la llena de terror: lo que que en realidad ha estado escribiendo Jack todo el tiempo ante la máquina no ha sido otra cosa que hojas y hojas con la misma frase: All work and no play makes Jack a dull boy ("Solo trabajar y no jugar hace de Jack un chico aburrido") con diversos tipos de letra y de párrafo. En ese momento llega Jack, que la amenaza hasta que ella le golpea con un bate de béisbol y él cae por una escalera y queda inconsciente. La mujer le arrastra hasta la cocina y logra encerrarlo en la despensa; pero tanto ella como Danny están atrapados en el hotel porque Jack ha saboteado la radio y el vehículo oruga. Entretanto, Jack, atrapado, suplica a alguien del exterior para que le abra: es la voz del antiguo guardián Grady, que le recuerda al guarda sus «compromisos». Jack jura cumplir esta vez y acto seguido, en una de las secuencias más inextricables de la trama, alguien o algo abre la puerta desde fuera y Jack queda libre.

En la habitación de la familia, Danny escribe "ЯEDЯUM" con lápiz de labios en la puerta del baño, mientras lo repite en voz alta con la voz de Tony. Cuando Wendy se despierta y mira a través del espejo, descubre espantada las letras MURDER (‘asesinato’). Jack comienza a golpear la puerta de la habitación con un hacha, y Wendy y Danny se encierran en el baño e intentan escapar por un ventanuco. Danny escapa, pero ella hueco es demasiado estrecho para ella. Jack ha conseguido entrar a la habitación y ve que la puerta del baño está también cerrada, así que comienza a derribarla a hachazos, haciendo un agujero por el que asoma la cabeza y grita: «¡Aquí está Johnny!», mientras Wendy grita de terror. Jack introduce el brazo para desbloquear el pestillo, pero Wendy, que tiene un cuchillo, le hace un corte en la mano.

En ese momento, Jack oye el sonido de un vehículo de nieve que se aproxima al hotel, y se dirige a la entrada para averiguar quién es el intruso. Se trata de Dick Hallorann, que entra en el hotel preguntando en voz alta si hay alguien, mientras Jack le espera agazapado y le mata de un hachazo en el pecho. La muerte de Hallorann «resplandece» en Danny, que no puede evitar un grito de pánico, lo que hace que su padre le localice y el pequeño tenga que huir a toda prisa, adentrándose en el laberinto de setos. Mientras tanto, Wendy recorre el hotel en busca de su hijo, y durante el recorrido por pasillos, escaleras y habitaciones ve varios fantasmas (al parecer, relacionados con acontecimientos del pasado) y tiene la misma visión de la cascada de sangre que tuvo Danny. Finalmente, descubre el cadáver de Dick Hallorann.

Jack comienza a perseguir a Danny por el laberinto siguiendo el rastro de sus huellas en la nieve. El niño, que conoce mejor el lugar que su padre, pone en marcha un ingenioso plan: caminar hacia atrás sobre sus propias huellas y luego saltar a un lado. De este modo, Jack llega a al final de un rastro que no le lleva a ningún sitio, mientras que el niño no tiene más que seguir sus huellas anteriores para encontrar la salida. Allí se encuentra con su madre y ambos huyen en el vehículo que traía Hallorann. Por su parte, Jack, perdido en el interior del laberinto e incapaz de encontrar la salida, muere congelado.

En la escena final, la cámara se acerca a una fotografía en blanco y negro que muestra a una multitud en una fiesta. En el centro aparece un sonriente y rejuvenecido Jack Torrance, y al pie de la fotografía figura un texto con una fecha: la fiesta del 4 de julio celebrada en el Overlook en 1921.

Ha recibido 101 puntos

Vótalo:

El silencio de los corderos (1991)

49. El silencio de los corderos (1991)

La película da inicio con una conversación entre Clarice Starling, una joven agente del FBI, y Jack Crawford, la cabeza de la división del FBI en perfiles psicológicos de asesinos en serie. Starling es encargada de presentar un cuestionario al psiquiatra Hannibal Lecter, confinado en el... Ver mas
La película da inicio con una conversación entre Clarice Starling, una joven agente del FBI, y Jack Crawford, la cabeza de la división del FBI en perfiles psicológicos de asesinos en serie. Starling es encargada de presentar un cuestionario al psiquiatra Hannibal Lecter, confinado en el psiquiátrico Baltimore por crímenes de canibalismo. El motivo para este encuentro es el asesino apodado como Buffalo Bill, responsable de las muertes de varias jóvenes adolescentes, y del que Starling debe sacar su perfil psicológico y sus datos mediante la colaboración de Lecter. Éste se muestra educado y cordial con Starling la mayor parte del tiempo, aunque a lo largo de la conversación le lanza repetidamente provocaciones muy sutiles a su personalidad, valiéndose de una mezcla de palabras bien escogidas y expresiones faciales y corporales aparentemente engatusadoras. Hasta que Starling le devuelve lo que pretendía hacer en su contra, momento en que rehúsa ayudarla en el caso. Sin embargo, cuando uno de los presos ofende gravemente a Clarice mientras se va, Lecter cambia abruptamente de parecer y le da una pista para que siga investigando, tras lo cual ella abandona rápidamente el lugar, pues los demás presos han enloquecido.

Posteriormente, la quinta víctima de Bill es encontrada, y Starling se queda con Crawford durante la autopsia. Ésta indica que había sido asesinada pasados tres días desde su captura. Al examinar la boca de la joven asesinada, ambos encuentran dentro la crisálida de una mariposa. Starling lleva la crisálida a unos entomólogos, que la identifican como Acherontia styx, la mariposa cabeza de muerte, cuyo hábitat se limita a algunas zonas de Asia y los Estados Unidos. En Memphis, Tennessee, Catherine Martin se dirige a su casa en coche cuando es engañada y secuestrada por Bill. Cuando su madre, la senadora Ruth Martin, se entera, cunde el pánico.

Starling vuelve con Hannibal Lecter y le ofrece un trato: si él le aporta información relevante para atrapar a Bill y rescatar a la chica, la senadora Martin transferirá a Lecter a una nueva institución, donde podrá gozar de más libertad, de paseos en la playa y de una ventana con vistas al exterior. Lecter, no obstante, le propone otro trato a Starling, un quid pro quo en el que ella deberá responder preguntas privadas y él le dará a cambio respuestas sobre Buffalo Bill.

El trato es aceptado y Lecter comienza haciéndole preguntas a la agente sobre sus recuerdos de la infancia y la muerte de su padre. Después, Hannibal le explica que lo que Bill busca es cambiarse a sí mismo, y que es presa de una obsesión que le hace creer que es transexual, lo cual se refleja con la metamorfosis de la crisálida de mariposa. Poco después, añade que Bill no nació criminal, sino que se convirtió en ello al sufrir años sistemáticos de abuso, y que probablemente la búsqueda de cambio se debe al odio que siente por sí mismo.

Mientras tanto, se revela cómo el doctor Chilton, administrador del psiquiátrico, ha estado escuchando en secreto la conversación entre Lecter y Starling. Chilton le advierte a Lecter que la propuesta de Crawford es mentira y le ofrece una nueva: si revela la identidad de Buffalo Bill, será transferido a otro psiquiátrico, pero solo si Chilton obtiene créditos a cambio de ello. Lecter insiste en que únicamente proporcionará esa información a la senadora en persona, y Chilton acepta. Sin que el médico lo sepa, Lecter ha conseguido ocultar su bolígrafo con hebillas, que posteriormente utilizará.

Cuando llegan a Tennessee, Lecter se divierte a costa de la senadora, entreteniéndose con la angustia de la mujer, pero al cabo del tiempo decide dejarle el nombre real de Bill: Louis Friend que es en realidad un acertijo que Clarice comprende. Con esta nueva información, el FBI emprende de nuevo la búsqueda de Bill para salvar a Catherine.

Al día siguiente, Starling y Lecter mantienen una nueva conversación, donde la agente le cuenta una anécdota de su infancia, cuando una noche, en el rancho de su tío, se levantó al oír gritos de los corderos destinados al matadero e intentó frustradamente salvar a uno. Hannibal le pregunta si aún sigue oyendo esos lamentos, y si cree que salvando a Catherine logrará acallarlos. Antes de que ella pueda responder, Chilton aparece para prevenir que Lecter pueda aportar a la agente datos de Bill, y Starling es conducida hasta la salida.

Esa misma tarde, Lecter pide de almuerzo chuletas de cordero. Usando solo la hebilla del bolígrafo que tiene camuflada en la mano, consigue escapar del psiquiátrico, acabando con los dos oficiales encargados de supervisarle y fingiendo ser uno de ellos vistiéndose con su ropa y arrancándole la piel facial para usarla a modo de máscara de modo que simule estar herido y así ser evacuado... Cuando el resto de policías se dan cuenta del engaño ya es demasiado tarde. Más tarde la compañera de Starling le cuenta que han encontrado la ambulancia en la que Lecter escapa con el personal sanitario muerto además de a un turista también asesinado a quien le ha robado el dinero. Sin embargo Starling la tranquiliza pues no teme que ella sea el objetivo de Lecter.

Mientras, Starling es enviada por Crawford a la casa de la primera víctima de Bill: Frederica Bimmel, en Ohio, donde se entera de que Bimmel era costurera. Las prendas del armario de la joven asesinada tienen parches idénticos a la piel arrancada de la última víctima de Bill. Starling entonces deduce que lo que Bill busca es transformarse a sí mismo en mujer tejiendo capas de piel superpuestas entre sí. De inmediato telefonea a Crawford, quien le informa de que la teoría de la transexualidad coincide con uno de los casos del hospital Johns Hopkins: Jame Gumb, a las afueras de Chicago. Tras la llamada, Starling continúa entrevistando a los amigos de Bimmel.

Stacy, una de sus amigas, le comenta a la agente que Bimmel trabajó una vez para una mujer llamada Lippman. Cuando Starling va a la casa de Lippman y llama a la puerta, contesta un tal Jack Gordon. Starling entra y es entonces cuando ve una Esfinge de la Calavera volando en la casa a su alrededor posándose sobre unos ovillos de costura, justo en ese instante comprende que se encuentra tras el psicópata. Sin saber qué hacer, le pide usar su teléfono y, cuando éste mira para otro lado, la agente saca su arma e intenta arrestarle. Bill, sin embargo, consigue desasirse y huye. Al perseguirle, Starling encuentra a Catherine encerrada en un pozo abierto y pidiendo ayuda. Antes de que Clarice pueda hacer nada, las luces se van y dejan a la agente sumida en la oscuridad. Gumb, valiéndose de unas gafas de visión nocturna, surge tras Starling y prepara su pistola. Al oír el sonido del gatillo de la pistola, Starling se vuelve rápidamente y dispara a Gumb, que cae muerto. Finalmente, Starling rescata a Catherine y llama al FBI.

Durante su graduación de honor como Agente Especial de la Academia del FBI, Starling recibe una llamada telefónica de Lecter, quien quiere saber si los corderos han dejado de gritar. Asustada, Clarice trata de averiguar dónde se encuentra Lecter, ya que teme que la vaya a buscar, pero Lecter le dice que no se preocupe pues el mundo es más interesante con ella en él, y que le agradecería ser correspondido de igual forma por ella, a lo cual Starling responde que no puede prometer lo mismo. Entonces Lecter se despide diciendo que un viejo amigo le espera para "cenar", tras lo cual cuelga dejando a la intrigada Starling al teléfono. Finalmente se muestra a Lecter en un país afroantillano a donde acaba de llegar en avión el doctor Chilton quien algo angustiado está pidiendo medidas de seguridad al policía que le recibe, al tiempo que se ve a Lecter caminando lentamente hacia él a cierta distancia.

La calavera que aparece sobre el cuerpo de la polilla en la portada, está basada en una fotografía artística de Philippe Halsman llamada "In Voluptas Mors", la cual contó con la colaboración de Salvador Dalí.3
El asesino Buffalo Bill está inspirado en el verdadero asesino en serie Ed Gein.
En South Park, Eric Cartman juega con una muñeca al silencio de los corderos repitiendo la frase "pon la loción en la cesta".

Ha recibido 99 puntos

Vótalo:

¡Qué bello es vivir! (1946)

50. ¡Qué bello es vivir! (1946)

La película comienza la víspera de Nochebuena. Por las peticiones recibidas de los habitantes del pequeño pueblo de Bedford Falls, una corte celestial se reúne para cumplir con lo que le piden allí. La gente le pide a Dios que se acuerde de George Bailey y le ayude a ser feliz. San José encarga... Ver mas
La película comienza la víspera de Nochebuena. Por las peticiones recibidas de los habitantes del pequeño pueblo de Bedford Falls, una corte celestial se reúne para cumplir con lo que le piden allí. La gente le pide a Dios que se acuerde de George Bailey y le ayude a ser feliz. San José encarga el trabajo de enviar a George a Clarence, un ángel de segunda clase, que es el que más tiempo lleva intentando ganarse las alas. Antes de enviar a Clarence a la tierra, San José le muestra lo que ha sido la vida de George Bailey.

George Bailey tuvo un sueño toda su vida, dejar el mísero pueblo en que le había tocado vivir, viajar por todo el mundo y estudiar una carrera universitaria. Pero el destino, la fortuna esquiva y el estar dispuesto siempre a hacer lo que es correcto le impiden llevar a cabo su sueño.

Era todavía un niño, cuando rescata a su hermano pequeño que había caído al hielo; por esa acción heroica se quedó sordo en el oído izquierdo. Unos años más tarde evitó que el boticario para quien él que trabajaba, diera veneno a un niño por accidente. A pesar de ello, y antes de que el farmacéutico se lo agradeciera le dio un buen golpe. Pero lo que llevaría a George a encadenar su vida a la de su pueblo era la compañía de empréstitos creada por su padre, y que estaba destinada a dejar dinero a aquellas personas que no podían pedírselo al banco. Su padre, junto con el tío Billy, luchan por mantener a flote su compañía, más dedicada al altruismo que a los negocios, de los ataques del señor Potter, un tiburón de los negocios que es dueño del banco, de la prensa, de los hoteles y de todos los negocios rentables de la ciudad.

Justo antes de que George vaya a salir en su primer viaje alrededor del mundo, en uno de los enfrentamientos verbales entre su padre y el señor Potter, el padre de George sufre un ataque al corazón y muere. George tiene que suspender el viaje. Y unos meses más tarde, cuando el señor Potter solicita que se disuelva la compañía de empréstitos de la que el también es accionista, George hace un brillante discurso, con el que convence a los accionistas de que no disuelvan la compañía, pero estos le piden que debe dirigirla él, o la empresa se disolverá. Una vez más, George cumplirá con su deber y mandará a su hermano a la universidad con el dinero que estaba destinado para él, con la promesa de que cuando vuelva, será el quien vaya a la universidad y su hermano ocupe su puesto. Pero cuando su hermano vuelve, está casado y su suegro le ha ofrecido un buen empleo. Aunque él está dispuesto a cumplir con lo pactado con George, este no le dejará, y quedará una vez más atado a Bedford Falls y a la pequeña compañía de empréstitos.

Un oasis en sus infortunios será la bella Mary. Ella, enamorada de él desde que eran niños, fue novia de Sam, un amigo de George que ha hecho fortuna en Nueva York y que le ha ofrecido un buen empleo a George. Sin embargo, George rechazará su oferta y se casará con Mary. Tendrán cuatro hijos.

Durante toda su vida George no va a cesar de tener que luchar contra Potter y sus ansias por arruinar la compañía de empréstitos. El mismo día de la boda de George, y cuando este iba de luna de miel y por fin a salir de su odiada ciudad natal, ocurre una crisis, que cierra el banco. La gente acude a la compañía de empréstitos y el tío Billy, asustado, cierra las puertas, sabiendo que eso será la quiebra. George abandona el taxi que le lleva a la estación y se enfrenta ante sus asustados inversores. Pero el pánico por la miseria no se supera con brillantes discursos y para contentar a sus inversores tiene que empeñar el dinero que iba a gastar en su luna de miel. Apenas le sobran dos dólares, y no podrá dejar Bedford Falls.

La lucha continúa entre el tiburón de los negocios y el desafortunado George Bailey. Desesperado ante la obstinación de George, Potter trata de comprarlo ofreciéndole un buen empleo, y por un momento parece haberle hipnotizado, haciéndole ver qué fácil es cumplir todos sus sueños. Pero justo en ese momento y cuando estrechan las manos, George comprende que le están comprando y rectifica, rechaza la oferta y la lucha continúa.

Falla. Llegan tiempos difíciles, la Segunda Guerra Mundial pone a prueba a todos los americanos, y también a los ciudadanos de aquella pequeña ciudad perdida. Unos en el servicio activo, participaron en la contienda, mientras que otros están en la acción civil. A George debido a su oído le tocó quedarse en casa. Pero tuvo la satisfacción de que su hermano Harry, que fue a la guerra como piloto, derribó a unos Kamikazes justo antes de que se lanzaran contra un convoy, salvando la vida a muchos soldados americanos, por lo que fue condecorado con la medalla del Congreso.

Tras contar toda la vida de George, llegamos al día de Nochebuena, cuando empieza nuestra historia. Aquel día, el Presidente concedía la medalla a Harry, y George compró casi todos los periódicos y los fue regalando a sus paisanos. George tenía una inspección de hacienda esa jornada, y tío Billy tenía que ingresar ocho mil dólares en el banco en la cuenta de la compañía. Pero cuando iba a hacer el ingreso se encuentra con Potter y le increpa con la noticia de Harry, así que deja por descuido el dinero en el periódico que lleva Potter.

George y tío Billy buscan el dinero por todas partes, pero no lo encuentran. Sumido en la desesperación y sin poder pedir el dinero a nadie, George acude a Potter, pero éste - que sabe lo que ha sucedido- aprovecha la desesperación de George y le amenaza con denunciarlo. Desesperado, y con un seguro de vida como única propiedad, George decide suicidarse, pensando que vale más muerto que vivo.

Cuando está a punto de lanzarse al río, ve que un anciano cae al agua, y una vez más olvida todos sus problemas y acude a salvar al pobre anciano. Mientras se seca las ropas mojadas, el viejo le dice que se llama Clarence y que es su ángel de la guarda. George no le cree, pero en la conversación le dice que desearía no haber nacido. Clarence se lo concede, y cuando regresan al pueblo, todo ha cambiado.

La visión que Clarence hace ver a George es desoladora: el pueblo ha dejado de ser Bedford Falls y ahora se llama Pottersville; los vecinos y amigos a los que ha ayudado no le reconocen; ve la tumba de su hermano al que no pudo salvar por no haber nacido, y piensa en los que murieron en la guerra porque su hermano no estuvo allí para salvarlos; las casas que ayudó a construir con sus empréstitos nunca se construyeron; su tío Billy está en un manicomio; su madre, viuda y sin hijos, regenta una pensión y, finalmente, su esposa es una bibliotecaria solterona. Desesperado por la visión, George regresa al puente donde había intentado suicidarse y pide a Dios que le devuelva la vida.

Cuando un amigo lo encuentra y lo llama por su nombre, George se da cuenta de que la visión ha terminado y que ha recuperado la vida, a pesar de que sabe que irá a la cárcel por desfalco. Pero no le importa porque ha recuperado su vida, su hermano, su esposa, sus hijas, su madre y sus vecinos por quien tanto se ha sacrificado.

Como un loco regresa deseando feliz navidad a todos los que encuentra en el camino, en la compañía de empréstitos e incluso al mismo señor Potter, hasta llegar a su casa. Allí abraza a todos sus hijos y saluda al inspector de hacienda y al sheriff que le están esperando para detenerlo.

Entonces llega tío Billy y anuncia que un milagro ha sucedido: Mary ha hablado con algunos amigos contándoles que George tenía problemas y toda la ciudad ha hecho una gran colecta. Aparecen todos los que George ha ayudado durante toda su vida y por los que se ha sacrificado, dando todo lo que tienen para que George pueda salir adelante. Finalmente aparece su hermano que, al saber que George tenía problemas, ha dejado plantado al Presidente y ha volado bajo una tormenta para estar junto a su hermano en aquellos momentos, y llega a tiempo para brindar por su hermano, para él y para sus amigos, el hombre más rico de la ciudad.

Del árbol de Navidad suenan unas campanitas, que anuncian que Clarence ha ganado sus alas.

Ha recibido 99 puntos

Vótalo:

La ventana indiscreta (1954)

51. La ventana indiscreta (1954)

El fotógrafo L. B. Jefferies (James Stewart) tiene la pierna enyesada debido a un accidente y empieza a sospechar del comportamiento de su vecino de enfrente (Raymond Burr), al cual espía mediante unos binoculares y una cámara de fotos.

Ha recibido 97 puntos

Vótalo:

Lawrence de Arabia (1962)

52. Lawrence de Arabia (1962)

Primera parte[editar] En 1935, T. E. Lawrence (Peter O'Toole), muere en un accidente montando su motocicleta, al tratar de esquivar a unos ciclistas. Después de su funeral en la catedral de San Pablo, un periodista trata de obtener opiniones sobre aquel notable y enigmático hombre entre los... Ver mas
Primera parte[editar]
En 1935, T. E. Lawrence (Peter O'Toole), muere en un accidente montando su motocicleta, al tratar de esquivar a unos ciclistas. Después de su funeral en la catedral de San Pablo, un periodista trata de obtener opiniones sobre aquel notable y enigmático hombre entre los asistentes que lo conocieron, con pocos resultados.

En 1916, durante la Primera Guerra Mundial, el entonces teniente Lawrence, enlistado en el Arab Bureau (inteligencia británica) estacionado en El Cairo, era conocido por su carácter inadaptado, su velada insolencia ante sus superiores, y por sus amplios conocimientos, incluida la cultura árabe, en especial sobre el pueblo beduino.

Es enviado en misión de exploración diplomática, por el funcionario Mr. Dryden (Claude Rains) del Arab Bureau, para contactar al príncipe Faysal (Alec Guinness), que se encontraba en guerra con el Imperio Otomano que ocupaba sus tierras, entonces aliado del Imperio Alemán.

Con el grado de teniente, Lawrence emprende un largo viaje a través del desierto, en busca del campamento del príncipe Faysal, acompañado de un guía beduino, Tafas (Zia Mohyeddin). En el trayecto se detienen junto a un pozo de agua para descansar y reaprovisionarse. Allí son sorprendidos por el Jerife Alí (Omar Sharif), un noble del clan de los Harish, que mata al guía, ante la sorpresa de Lawrence, por beber de su pozo sin autorización. El jerife le pregunta a dónde se dirige, y Lawrence le responde que buscaba el campamento del príncipe Faysal. Después de una discusión, Lawrence continúa su viaje solo.

Al cruzar un barranco, es sorprendido por el coronel británico Harry Brighton (Anthony Quayle), estacionado en el campamento del príncipe Faysal como consejero militar. El coronel ya estaba enterado de su llegada y le aconseja a Lawrence que guarde silencio, haga su evaluación y se marche. Siguen su camino y al llegar al campamento son testigos de un ataque aéreo de la aviación militar turca, que deja muchos muertos, ante la impotencia del príncipe para responder el ataque. Ya había perdido muchos de sus guerreros en un ataque frustrado a la ciudad de Medina.

Más tarde, ya presentados y con el jerife Alí presente, Lawrence y el príncipe Faysal simpatizan, al demostrar Lawrence sus conocimientos y su forma de pensar. Las advertencias del coronel Brighton caen en el vacío. Sin embargo, el coronel aconseja al príncipe Faysal la retirada, para evitar mayores derrotas. El príncipe cree que si la armada británica atacara Áqaba y lo abasteciera con armas, la situación cambiaría a su favor. El coronel Brighton duda de que el gobierno británico ordene a su armada un ataque a Áqaba, cuando la guerra en Europa arrecia.

Lawrence piensa diferente y cree en un ataque sorpresa a la guarnición turca en el puerto de Áqaba, sabiendo que la artillería de costa está emplazada apuntando hacia el Golfo de Aqaba, y que las defensas hacia tierra adentro son débiles. Más tarde, le propone al príncipe Faysal realizar una expedición militar. Si logran conquistar Áqaba, ello significaría contar con un puerto de abastecimiento británico, muy importante para continuar la guerra. Le pide 50 de sus guerreros, comandados por el jerife Alí. Tendrán que cruzar el desierto de Nefud, considerado impenetrable por los mismos beduinos. Si lo logran, muchos guerreros más se les unirán. El príncipe aprueba su plan, y emprende una retirada estratégica fuera del alcance de los turcos. En el camino, dos desharrapados adolescentes se acercan a Lawrence para ofrecer sus servicios como criados. Él los rechaza.

Se organiza la expedición a Áqaba y los expedicionarios parten cantando himnos guerreros. Sin que lo hayan notado, los mismos adolescentes que habían ofrecido sus servicios a Lawrece, Daud (John Dimech) y Farraj (Michel Ray), los siguen. En un descanso en un oasis, ambos tratan de acercarse al agua, pero son sorprendidos por uno de los expedicionarios, Gasim (I. S. Johar). Finalmente y sin alternativa, Lawrence los acepta a su servicio.

Llegan al desierto de Nefud y el jerife Alí organiza la travesía, descansando de día y marchando de noche para evitar el sol ardiente. Conocedor de los peligros de marchar por el desierto, el jerife mantiene un ojo puesto en Lawrence, quien efectivamente se queda dormido montando su camello. Logran cruzar el desierto, sin embargo, Gasim cae agotado durante la noche, sin ser notado por los demás hasta cuando su camello aparece sin jinete. Después de una discusión entre Lawrence y el jerife, Lawrence regresa en busca de Gasim, lo encuentra y lo trae de regreso. Por esta acción se gana el respeto de todos y la amistad del jerife Alí.

En una conversación, el jerife le sugiere que cambie su nombre a Al Lawrence, como una forma de identificarse con los beduinos. En un principio Lawrence se niega y le cuenta al jerife su historia familiar y su origen como hijo ilegítimo de Sir Thomas Chapman. El jerife lo comprende, e insiste en que tome un nuevo nombre. Lawrence acepta y se duerme agotado.

El jerife quema su uniforme, y al día siguiente lo reemplaza por ropaje beduino. El nuevo Al Lawrence decide dar un paseo montado en su camello, vestido en sus nuevas ropas. Estando solo, comienza a correr haciendo flamear su ropas cuando repentinamente se encuentra con la mirada de un jinete beduino que lo observa con curiosidad. Se trataba de Auda abu Tayi (Anthony Quinn), el jefe del poderoso clan Howeitat, acompañado de su hijo. Auda dice que la gente que está en su pozo, está robando su agua y se marcha a enfrentarlos. Lawrence teme que estalle una pelea sangrienta entre los dos jefes, y se apresura a correr tras ellos.

Efectivamente, después de un intercambio de duras palabras entre Auda y Alí, este último presenta a Lawrence como amigo del príncipe Faysal, cambiando la actitud de Auda. Finalmente Auda los invita a su campamento para cenar. Esa noche, Lawrence y Alí logran convencer a Auda de unirse a ellos en el ataque a Áqaba, sabiendo Lawrence que Auda recibe un pago por no oponerse a los turcos. Lawrence lo manipula hasta lograr que Auda se les una en el ataque «por que así le place».

Ya acampados a algunos kilómetros de Áqaba, una noche ocurre una disputa entre miembros de los dos clanes, y uno de ellos muere. Ambos clanes se separan y los Howeitat exigen venganza, lo que desataría un baño de sangre. Todo el proyecto parece terminar allí, pero Lawrence interviene y decide actuar de juez y verdugo, y de esta forma terminar con la disputa. El responsable es llevado ante él para recibir su castigo, y con sorpresa ve que se trata de Gasim, aquel guerrero a quien le había salvado la vida en el desierto de Nafud. Lawrence vacía su revólver en el cuerpo de Gasim, para luego abandonar el lugar muy perturbado.

A la mañana siguiente, ambos clanes se lanzan al ataque de Áqaba y la conquistan. Lawrence intenta comunicarse por telégrafo con El Cairo, pero Auda lo había destrozado, enfurecido al no encontrar un tesoro en oro, del cual Lawrence le había hablado. Éste, para calmar a Auda, le promete una gran cantidad de guineas de oro e improvisa un pagaré que firma en nombre del rey de Inglaterra. Acto seguido avisa que sigue viaje a El Cairo, cruzando esta vez la Península del Sinaí, llevando la noticia de la caída de Áqaba a sus superiores, acompañado de Daud y Farraj.

El viaje es penoso y en medio de una tormenta Daud cae en un pozo de arenas movedizas y muere, dejando en el desconsuelo a Lawrence y a Farraj. Finalmente llegan al canal de Suez y son vistos y recogidos por militares británicos, que los dejan en las puertas del comando en El Cairo. Lawrence lleva al asustado Farraj hasta el casino de oficiales, provocando un tumulto entre sus camaradas por su apariencia sucia y harapienta. Pronto aparece un oficial, que resulta ser nada menos que el coronel Brighton. Lawrence le dice que han capturado Áqaba.

Brighton lo lleva inmediatamente ante el nuevo comandante general, Lord Edmund Allenby (Jack Hawkins). Juntos regresan al club de oficiales y en presencia de todos los oficiales, el general promete todo lo que Lawrence le pide: armas, instructores, dinero, carros blindados, e incluso cañones, para armar a las tropas beduínas, luego se marcha del lugar. Lawrence queda solo, rodeado de sus compañeros de armas, que estallan en vítores y felicitaciones por la increíble hazaña realizada.

Más tarde, en privado, ante la presencia del coronel Brighton y el funcionario Dryden, el general Allenby lo asciende a teniente coronel. Lawrence rechaza el ascenso, pero el general dice que es una decisión suya e incuestionable. Lawrence quiere una confirmación sobre los rumores que corren sobre los intereses británicos, que solo buscan reemplazar al Imperio Turco en sus tierras. El general niega los rumores.

Segunda parte[editar]
Unos meses después, un periodista estadounidense, Jackson Bentley (Arthur Kennedy) visita Áqaba, donde se encuentra el príncipe Faysal y consigue entrevistarlo. El príncipe, sagazmente, lo informa de la situación, al mismo tiempo que consigue averiguar cuales son los motivos de la presencia de Bentley en sus dominios. El periodista busca un «héroe» para sus lectores en Estados Unidos, que están a favor de la incorporación de su país a la Primera Guerra Mundial. El príncipe Faysal le dice que, efectivamente, Lawrence es el «héroe» que busca.

Un tiempo después, Bentley se incorpora a las tropas irregulares beduinas, y comienza a reportear sobre sus acciones militares. Armados con fusiles y ametralladoras nuevas, pero sin artillería, los beduinos emboscan principalmente los trenes turcos en medio del desierto, matando a los pasajeros y saqueando todo lo que encuentran. El mando estaba a cargo de Lawrence, pero las tropas le obedecían a Auda ibu Tayi. Después de cada ataque, los guerreros beduinos abandonaban el lugar, no sin antes agradecer y vitorear a Lawrence por el botín conseguido. También participaban en las acciones el coronel Brighton a cargo de un coche blindado, el jerife Alí, y Farraj, como experto en explosivos.

En una de las emboscadas, un oficial turco malherido, comienza a dispararle a Lawrence, hiriéndolo en un brazo. Auda lo sorprende y lo decapita con su sable. Todo es registrado por Bentley, que logra hacer famoso a su héroe Lawrence. Antes de marcharse, Bentley entrevista a Lawrence y le hace dos preguntas: «¿Que esperan conseguir los beduinos de la guerra?», y «¿porqué le gusta a Lawrence el desierto»?. Las respuestas: «Esperan conseguir su libertad, y yo voy a dársela», y «el desierto es limpio».

El invierno se aproxima y Auda busca un botín honorable antes de retirarse. Éste le llega en forma de un tren de transporte de caballos. Después de la emboscada, Auda obtiene un hermoso ejemplar y una numerosa caballada. Auda se retira satisfecho, dejando a Lawrence con el jerife Alí y 20 guerreros para seguir la guerra. El coronel Brighton regresa a El Cairo con los coches blindados.

Lawrence y el jerife Alí continúan con las emboscadas a los trenes turcos, pero por un descuido, Farraj queda malherido al perder un detonador entre sus ropas. Lawrence se ve obligado a matarlo, para que no caiga en manos turcas, que lo torturarían hasta la muerte.

Más tarde, afectado por una crisis nerviosa, discute con Alí y decide ir a explorar la ciudad de Daraa, ubicada a solo 100 kilómetros de Damasco. El fiel jerife lo acompaña. Ambos hombres son detenidos por una patrulla comandada por un sargento turco (Fernando Sancho), que andaba en busca de hombres para el bey de la ciudad (José Ferrer). El sargento despide a Alí y se lleva a Lawrence ante la presencia del bey. Allí es seleccionado, semidesnudado y acariciado por el gobernador turco. Lawrence, al ver la lujuria en sus ojos, lo golpea en el estómago. El bey se recupera y ordena azotarlo. Pasan las horas, y el jerife Alí espera inquieto en las cercanías del cuartel. Finalmente, se abre una puerta y el cuerpo de Lawrence va a dar al lodo del callejón. Alí lo recoge y lo lleva de vuelta con los suyos.

Después de pasar unos días en un estado de perturbación, Lawrence se recupera y le comunica a Alí que abandona la campaña, que él quiere llevar una vida normal, porque quiere ser una persona ordinaria y no una persona excepcional. Le pide al jerife que se haga cargo del resto del grupo de guerreros. «Confíen solo en su propia gente», les dice a todos.

Ya en El Cairo, Lawrence es llamado a una entrevista con el general Allenby. Al entrar a su despacho se encuentra con el príncipe Faysal, el general Allenby, el coronel Brighton, y el funcionario Dreyden. El príncipe lo saluda con afecto y se retira expresando «su preocupación por el tratado». Lawrence pregunta de que tratado se hablaba. Dreyden le explica el acuerdo Sykes-Picot, que consideraba el reparto entre Inglaterra y Francia, del Imperio Otomano, incluida Arabia, después de la guerra; y luego se retira. El general Allenby le dice a Lawrence que lo necesita para su próxima ofensiva contra Damasco, lo que provoca la rabia de Lawrence, que ya no quiere saber nada de la guerra. Finalmente, acepta, pero pide mucho dinero para poder formar nuevamente un ejército beduino. El general Allenby accede.

Lawrence reúne nuevamente al jerife Alí y a Auda ibu Tayi. Al llegar al punto de reunión, se les une nuevamente el periodista Bentley. El jerife Alí nota que Lawrence está rodeado de dudosos personajes a los cuales Lawrence llama sus guardaespaldas, en realidad, asesinos a sueldo.

La ofensiva a Damasco continúa y las tropas turcas se retiran en desorden. En su camino hacia la ciudad, las tropas beduinas llegan a un pueblo arrasado por una brigada de soldados turcos en retirada, quienes han asesinado a todos sus habitantes, incluyendo mujeres y niños. Uno de los guerreros se lanza al galope con su sable en alto contra los soldados turcos, y es acribillado por ellos, provocando la ira y el deseo de venganza del resto. Era el pueblo del jinete asesinado. Poco a poco, los guerreros beduinos se van lanzando al ataque, y finalmente Lawrence ordena a todos a atacar «sin tomar prisioneros», lo que provoca un ataque en masa y una masacre general, a la cual se suma, sin control sobre sus acciones. Finalmente, la columna beduina sigue su camino a Damasco, dejando atrás a miles de soldados turcos muertos.

Llegan a Damasco, dos días antes que las tropas del general Allenby. Lawrence reúne a todos los jefes tribales y les anuncia que ahora son parte del Concejo Árabe, una forma de gobierno, en la cual las distintas tribus se harán cargo del funcionamiento de Damasco. Esto es una tarea imposible, principalmente por desconocimiento técnico, y pronto la ciudad comienza a decaer.

El general Allenby, ya instalado en Damasco, deja que las circunstancias continúen, sin intervenir. Llegado el momento, todos los jefes beduinos, incluidos el jerife Alí y Auda ibu Tayi, comienzan a abandonar la ciudad, y con ellos el sueño de un estado árabe. El general Allenby asume el control de la ciudad, y todo queda bajo el poder británico.

En una última reunión, con la presencia del príncipe Faysal, el general Allenby, Brighton y Dreyden, un desencantado Lawrence es ascendido a coronel. Al preguntar porqué, el general Allenby le contesta que de esa manera obtendrá un camarote propio en su viaje de regreso a Inglaterra.

La última escena muestra a Lawrence conducido en un vehículo militar, camino a casa.

Ha recibido 97 puntos

Vótalo:

El golpe (1973)

53. El golpe (1973)

En plena depresión en los Estados Unidos, dos estafadores de poca monta roban por casualidad una importante cantidad de dinero a un correo de un importante jefe mafioso, Doyle Lonnegan (Robert Shaw). En venganza, decide neutralizarlos. Por suerte, uno de ellos escapa, Johnny Hooker (Redford... Ver mas
En plena depresión en los Estados Unidos, dos estafadores de poca monta roban por casualidad una importante cantidad de dinero a un correo de un importante jefe mafioso, Doyle Lonnegan (Robert Shaw). En venganza, decide neutralizarlos. Por suerte, uno de ellos escapa, Johnny Hooker (Redford), quien acude a Chicago para solicitar la ayuda de un amigo del fallecido, Henry Gondorff (Newman). Allí, junto a Gondorff, y con la ayuda de una pandilla de estafadores profesionales, prepararán un elaborado plan («el golpe») que vengará al compañero muerto.

Ha recibido 97 puntos

Vótalo:

Psicosis (1960)

54. Psicosis (1960)

Un viernes por la tarde, en una habitación de un hotel de Phoenix, Marion Crane (Janet Leigh), que trabaja como secretaria en una empresa inmobiliaria, y su novio Sam Loomis (John Gavin) discuten sobre su futuro. Marion quiere casarse con Sam, un deseo dificultado por su escaso sueldo y por las... Ver mas
Un viernes por la tarde, en una habitación de un hotel de Phoenix, Marion Crane (Janet Leigh), que trabaja como secretaria en una empresa inmobiliaria, y su novio Sam Loomis (John Gavin) discuten sobre su futuro. Marion quiere casarse con Sam, un deseo dificultado por su escaso sueldo y por las deudas heredadas de su padre. Sam, como tantas veces anteriores, se marcha y deja sin responder a Marion qué harán en el futuro.

40 000 dólares[editar]
Marion regresa a la oficina de la empresa inmobiliaria donde trabaja como secretaria. Ve que han llegado su jefe, el Sr. Lowery (Vaughn Taylor), y su cliente Cassidy (Frank Albertson), quien le había comprado una casa a Lowery con 40 000 dólares en efectivo. Lowery le dice a Marion que meta el dinero en la caja de seguridad del banco hasta el lunes.

Por culpa de un dolor de cabeza, Marion pide el resto del día libre con la condición de que terminará antes las gestiones del banco. Pero Marion no va al banco; decide quedarse con el dinero, lo mete en una maleta y empieza a conducir por la ciudad en su automóvil Ford negro, pero su jefe la ve en una intersección. Como la situación es sospechosa, ella se preocupa pensando que ha sido descubierta, y huye de la ciudad con el dinero en dirección a Fairvale, California. Todo el tiempo mira su espejo retrovisor, temerosa de que está siendo perseguida. Conduce hasta la noche y aparca el coche junto a la carretera para dormir.

Por la mañana, un patrullero de carretera (Mort Mills) se detiene para inspeccionar el automóvil de Marion, y la despierta. Asustada y nerviosa, ella despierta la sospecha del patrullero. Él mira su licencia de conducir, tomando nota del número de matrícula. Le permite continuar pero la sigue por un tiempo, lo que intensifica la agitación de Marion. Consciente de que su coche puede ser perseguido hasta muy lejos, Marion decide cambiar de coche. Se detiene y compra un automóvil usado, y al vendedor (John Anderson) le paga 700 dólares en efectivo (del dinero que robó) por un Ford Sedán blanco. El comportamiento de Marion resulta sospechoso para el vendedor, porque no regatea y le mete prisa por cerrar el trato. Nerviosa porque el patrullero ha visto la escena, se va del lugar y sigue hacia Fairvale.

El motel Bates[editar]

Fotograma del reclamo de la película: Hitchcock muestra la casa.
Cuando llega la segunda noche, empieza una tormenta. Marion no puede ver claramente la carretera, y lo único que ve es la señal de iluminación del motel Bates; decide alquilar una habitación para pasar la noche. Como no hay otros coches ni hay nadie en la oficina del motel, empieza a mirar alrededor y ve una luz encendida en la casa situada en una colina detrás del motel, y en una ventana de la casa ve una silueta; pronto un joven viene por el camino para saludarla, y él se presenta como Norman Bates (Anthony Perkins). Con una voz suave y tímida, el joven le dice a Marion que vive en la gran casa con su madre. El motel rara vez tiene clientes, ya que la nueva autopista interestatal está al margen de la carretera local, y Marion se da cuenta de que probablemente tomó un giro equivocado por la tormenta. Todavía nerviosa por la policía, Marion se registra con el nombre falso de "Marie Samuels", y Norman la lleva a la habitación Nº 1, justo al lado de la oficina.

Norman le ofrece compartir su cena con ella para que no tenga que salir de nuevo bajo la lluvia. Ella comienza a abrir su maleta, teniendo tiempo para envolver el dinero dentro de un periódico que deja en el mueble al lado de la cama. En ese momento, escucha gritos por una discusión entre Norman y su madre, procedente de la casa. La Sra. Bates (Virginia Gregg/Jeanette Nolan/Paul Jasmin) parece tener una mala opinión acerca de la joven y bella inquilina, y no quiere que Norman la atienda. Él le lleva leche y bocadillos a la oficina del motel, y se reúne con Marion en la sala que se encuentra detrás del mostrador.

Marion se sorprende con unas aves embalsamadas de Norman que se encuentran en la sala, producto de su afición a la taxidermia. En su conversación durante la cena, Norman habla de sentirse atrapado. Así como Marion se siente atrapada por su culpa, Norman está permanentemente atrapado por la convivencia con su madre y su locura. Pero, como señala Norman, «todos estamos un poco locos a veces» y Marion responde que «a veces, sólo una vez puede ser suficiente».

Cuando Marion se va a su habitación, Norman descuelga un cuadro de la pared y mira a través de un agujero, donde puede ver a Marion cambiándose de ropa. Pero de manera impulsiva, Norman sale del motel, llega hasta la colina y entra en su casa.

La escena de la ducha[editar]
En su habitación, Marion se sienta en la cama y calcula algunas cifras, y piensa cómo puede pagar los 700 dólares que ha utilizado. Como sus lágrimas han mojado el papel con las cifras, lo echa en el inodoro. Después, se quita la bata y las zapatillas, y va hacia la bañera para disfrutar de una ducha.

Oculto detrás de ella, alguien abre la puerta del baño. Esa persona abre violentamente la cortina del baño, y resulta ser la sombra de una mujer mayor que esgrime un gran cuchillo de cocina. Marion grita y la mujer clava varias veces el cuchillo en el cuerpo de Marion, quien no puede escapar y muere. La mujer se retira del baño y deja a Marion muerta, quien rasga la cortina de la ducha y cae sobre el borde de la bañera. La ducha sigue funcionando, llevándose el agua la sangre de Marion por el desagüe, y un primer plano muestra su ojo, donde la cámara cada vez se aleja más y gira sobre sí misma.

De la casa, la voz de Norman grita «¡Madre! ¡Oh, Dios, madre! ¡Sangre! ¡Sangre!». Él viene corriendo por la colina y entra en la habitación de Marion donde encuentra el cuerpo y la prueba de que fue atacada por su madre con un arma blanca. Rápidamente limpia la escena del crimen, y envuelve el cuerpo de Marion con la cortina de la ducha y lo deja en el maletero del coche. Posteriormente recoge sus pertenencias para también guardarlas. En el último momento recoge el periódico doblado, sin saber que contiene el dinero robado por Marion. Finalmente conduce el coche a un pantano cerca del motel, donde lo deja caer. Finalmente en la escena al momento de caer el vehículo al pantano recoge sus prendas intimas y las empieza en sus partes antes de ir al Motel Bates.

Buscando a Marion[editar]
Una semana más tarde el novio de Marion, Sam Loomis, está sentado en la oficina de su ferretería en Fairvale, y escribe una nota para ella. Escribe que ha cambiado de opinión y que quiere casarse con ella lo más pronto posible, incluso aunque tengan poco dinero. La hermana de Marion, Lila Crane (Vera Miles), entra en la tienda y le pregunta si Marion está ahí. Sam le dice que no. Un investigador privado llamado Arbogast (Martin Balsam) también entra en la tienda y pregunta por el paradero de Marion. Su interés se centra en recuperar los 40.000 dólares, dinero con el que Marion había huido. Arbogast está convencido de que Marion está en algún lugar de la ciudad de su novio, por lo que empieza una búsqueda en hoteles y pensiones cerca de Fairvale.

Cuando Arbogast llega al motel Bates, Norman le dice que él no ha visto a Marion, y que no ha alojado a ningún cliente en las últimas semanas. Pero Arbogast mira el libro de registro del motel y ve la falsa firma de Marion bajo su falso nombre. Consciente de que Arbogast sabe que está mintiendo, Norman "recuerda" en ese momento y reconoce que "Marie" se quedó la noche del sábado anterior y se fue el domingo en la mañana. Arbogast ve la silueta de la madre de Norman en la gran casa, y le pide a él ir a verla, pero éste se niega, diciendo que su madre está enferma y no debe ser molestada.

Otro crimen[editar]
Arbogast llama desde un teléfono público a Sam y Lila, y les dice que Marion se había registrado el sábado anterior por la noche en el motel Bates, en la habitación N° 1, y que volverá allí para intentar hablar con la Sra. Bates. Cuando regresa al motel, Arbogast revisa la oficina y la sala para ver si Norman está allí, y se dirige a la casa y entra. Viendo que no hay nadie abajo, comienza a subir las escaleras. A medida que se acerca a la parte superior de la escalera, una anciana sale de la habitación y le propina varias puñaladas en la cara. Él tropieza y se cae hacia atrás por las escaleras y termina en el suelo, donde la anciana lo apuñala varias veces más.

En la ferretería, Lila y Sam esperan a Arbogast, y su demora agota su paciencia. Arbogast había dicho que volvería en unas horas, y al transcurrir dos horas más de lo debido, deciden ir a buscarlo. Sam le dice a Lila que se quede mientras va al motel. Cuando Sam llega, empieza a gritar el nombre de Arbogast. Norman, de pie cerca del pantano, oye los gritos de Sam.

¿La madre ?[editar]
Sam vuelve a la tienda, y dice que no había nadie en el motel ni en la casa. No vio a Arbogast, ni a Bates, sólo a una anciana enferma que no puede o no quiere responder a la puerta. Sam sugiere ir a ver al sheriff Al Chambers (John McIntire) para que informe de la desaparición de Arbogast. En la casa del sheriff, Chambers y su esposa Eliza (Lurene Tuttle) escuchan la historia de Sam y Lila. En un instante llaman por teléfono al motel de Norman y él les dice que el detective había estado allí, pero que se había ido. Cuando Lila pregunta sobre la madre, ellos le dicen que ella había muerto y que fue enterrada en el cementerio de Greenlawn hace diez años, después de haber envenenado a su amante y suicidarse. Sam y Lila insisten en que hay una mujer ahí, y que Arbogast les dijo que Norman le había prohibido ver a su madre porque estaba demasiado enferma.

Norman está preocupado por todas las personas que le han espiado. Sus preocupaciones lo llevan a decirle a su madre que debe esconderse por un tiempo en la bodega de frutas, pero ella se niega. Norman la lleva cargada en sus brazos y la baja hasta la bodega. Ella lo regaña e insiste en que puede caminar por sí misma, pero igualmente no quiere bajar. A pesar de sus protestas, Norman la lleva por las escaleras hasta el lugar.

Buscando en el motel[editar]
A la mañana siguiente, el domingo, Lila y Sam se juntan con el sheriff y su señora saliendo de la iglesia. El sheriff había ido al motel mucho antes de la misa, y les dice que vio el lugar y a Norman solo. Finalmente, le sugiere a Lila que dé un informe de una persona desaparecida por un robo, para que "la ley la encuentre". Insatisfechos, Lila y Sam deciden ir al motel y registrarse como matrimonio, para pedir una habitación y empezar a registrar cada lugar del motel.

Norman les asigna la habitación N° 10, y Sam insiste en firmar el registro. Al pagar, pide un recibo y Lila se retira hacia la habitación con las llaves. Después, se dan cuenta de que la número 1 está abierta, y al terminar una breve conversación, Sam y Lila entran en ella, asegurándose de que Norman no esté cerca, para buscar pistas. Lo único que encuentran es un pedazo de papel en el que Marion había apuntado los 40.000 dólares, lo que comprobaría que estuvo allí. Como ya se sabía que Marion estuvo allí, Lila se interesa por intentar hablar con la madre, ya que sospecha que ella le hizo algo a Arbogast. Ella le pide a Sam que distraiga a Norman, para poder ir a la casa. Sam trata de disuadirla, pero ella insiste en que puede manejar a una anciana enferma.

Sam encuentra a Norman en la oficina y empieza a hablar con él, mientras Lila se dirige a la casa detrás del motel. Al entrar, empieza a buscar en las habitaciones de arriba, entre las cuales estaba la de la madre, decorada en estilo neo gótico, con una gran cama en la que la forma de un cuerpo está profundamente marcada en el colchón.

Terrible hallazgo[editar]
Mientras tanto, Sam empieza a hablar de dinero para ver si Norman revela algo de los 40.000 dólares. Norman empieza a agitarse, y cuando Sam le pregunta si su madre puede saber algo del dinero, Norman se da cuenta de que es otro "espía". Sam intenta evitar que Norman salga, pero éste golpea su cabeza, y Sam cae aturdido al suelo.

Lila está bajando las escaleras cuando se da cuenta de que Norman se acerca hacia la puerta principal de la casa. Ella corre hacia la bodega para ocultarse de Norman, y se dirige a una habitación oculta. Empieza a caminar por una sala y cerca de allí encuentra a una mujer sentada de espaldas. Ella le susurra "Sra. Bates", pero no responde. Lila se acerca y pone su mano en su hombro; la silla gira y Lila descubre que es la momia de una mujer, con la cara retorcida.

Lila grita y se aleja, y una aparente vieja entra con un cuchillo carnicero y bloquea la única salida de la bodega. En ese momento, Sam entra y golpea a la mujer. La peluca de la "mujer" se cae y revela que es Norman vestido con ropa de su madre.

La explicación[editar]
Lila, Sam y el sheriff Chambers se encuentran desconcertados entre un grupo de personas, a la espera de escuchar a un psiquiatra que ha sido llamado para examinar a Norman. El Dr. Fred Richmond (Simon Oakland) entra y les dice que Norman ha relatado toda la historia, pero no como "Norman", sino como su "Madre"; dice que la "Madre" ahora controla una parte de él.

El Dr. empieza a relatar que años atrás, después de la prematura muerte de su padre, Norman tuvo que depender de la atención de su madre. Pero cuando ella empezó a relacionarse con un amante, Norman se sintió como si hubiese sido reemplazado. Sus celos no cesaban, y por lo tanto, envenenó a su madre y a su amante. Debido a su crimen, después del entierro Norman robó el cadáver de la madre y lo conservó lo mejor que pudo.

Su crimen abrumó su frágil estado mental, por lo que comenzó a dividir su mente con su madre, dándole la vida que le había quitado. El conservaba la ilusión de que su madre vivía y negaba que él la había envenenado. Comenzó a pensar y hablar por ella, caminaba usando su ropa y una peluca de mujer para mejorar aún más la ilusión. A veces podía ser las dos personalidades y hacerlas hablar entre ellas. Algunas veces, la "Madre" era la personalidad dominante. Nunca fue completamente "Norman", pero varias veces fue "Madre".

Como estaba patológicamente celoso de ella, dijo que nunca se enamoraría de una mujer. Cuando Norman se reunió con Marion, sintió una fuerte atracción por ella. La atracción hacia ella causó los celos de la Madre, por lo tanto la parte de la "Madre" asesinó a Marion por celos y a la última serie de mujeres jóvenes que cumplieron un destino similar. Después, "Norman" volvió como si fuera el dueño y limpió toda la evidencia del crimen de la "Madre", y arrojó las evidencias en el pantano cerca del Motel. Pero ahora la "Madre" había ganado la batalla, ya que controlaba totalmente a "Norman".

En una habitación bajo llave y vigilada, se muestra a Norman pensando como la "Madre", sin pensamientos de "Norman". Ella lamenta de haber condenado a su hijo, pero no dejaba de decir que había matado a varias personas. Después, continúan los pensamientos de la "Madre".

Al final de la película, una cadena de remolque extrae el automovil de Marion que estaba sumergido en el pantano.

Ha recibido 95 puntos

Vótalo:

Uno de los nuestros (1990)

55. Uno de los nuestros (1990)

En la primera escena, el protagonista Henry Hill (Ray Liotta) admite: "Que yo recuerde, desde que tuve uso de razón, quise ser un gánster", refiriéndose a los gánsteres de su idolatrada familia criminal Lucchese que habitaban en su barrio trabajador, predominantemente italoamericano, en East New... Ver mas
En la primera escena, el protagonista Henry Hill (Ray Liotta) admite: "Que yo recuerde, desde que tuve uso de razón, quise ser un gánster", refiriéndose a los gánsteres de su idolatrada familia criminal Lucchese que habitaban en su barrio trabajador, predominantemente italoamericano, en East New York en 1955. Queriendo formar parte de algo significante, Henry abandona la escuela y comienza a trabajar para ellos. Su padre, irlandés estadounidense, a sabiendas de la verdadera naturaleza de la Mafia, trata de detener a Henry después de enterarse de su absentismo escolar, e incluso lo golpea, pero los mafiosos amenazan al cartero local, con graves consecuencias en el caso de que la familia de Henry recibiera más cartas procedentes de la escuela. Henry es capaz de ganarse la vida por sí mismo y aprende las dos lecciones más importantes de la vida: "Nunca traiciones a un amigo y mantén siempre la boca cerrada", dichas al joven Henry tras permanecer en silencio en una audiencia en la corte.

Henry está bajo la tutela del capo local Paul "Paulie" Cicero (Paul Sorvino) y sus asociados, Jimmy "The Gent" Conway (Robert De Niro), a quien le encanta atracar camiones, y Tommy DeVito (Joe Pesci), un ladrón de un agresivo temperamento y con facilidad de apretar el gatillo. A finales de 1967 cometen el robo de Air France, significando el debut de Henry en el mundo de los atracos. Disfrutando de las ventajas de la vida criminal, Henry y sus compañeros pasan la mayor parte de las noches en la discoteca Copacabana con incontables mujeres. Por entonces, Henry conoce a una chica judía de Five Towns llamada Karen (Lorraine Bracco), con quien más adelante se casa. Karen en un primer momento está preocupada por las actividades delictivas de Henry, pero cuando un vecino la ataca sexualmente, Henry golpea violentamente al agresor con un revólver ante la mirada de Karen. Ella se siente excitada por la acción, especialmente cuando Henry le entrega la pistola y le dice que la esconda.

El 11 de junio de 1970, Tommy (con la ayuda de Jimmy) asesina brutalmente a Billy Batts (Frank Vincent), un mafioso de la familia criminal Gambino, por faltarle al respeto sobre su pasado delante de sus amigos. Batts era un hombre de la familia criminal, lo que significaba que no podía ser agredido ni asesinado por otro miembro de la familia sin el consentimiento de los jefes. Al darse cuenta que sus vidas corrían peligro si les descubrían, Jimmy, Henry y Tommy ocultaron el cuerpo en el maletero del coche de Henry y lo enterraron en un terreno deshabitado. Seis meses más tarde, Jimmy se entera de que el lugar de entierro será el escenario de una nueva promoción inmobiliaria, lo que obliga a exhumar el medio descompuesto cadáver y moverlo a otro lugar.

Henry comienza a verse con una amante llamada Janice Rossi (Gina Mastrogiacomo). Cuando Karen le descubre, amenaza de muerte a Henry con un revólver, exigiéndole saber si de verdad ama a Janice. Sin embargo, Karen no se decide a matar a su marido y un enfurecido Henry logra deshacerse del revólver exclamando que ya tiene suficiente con evitar que le liquiden en la calle. Paulie envía a Henry y a Jimmy a cobrar una deuda en Florida, y convence a Karen que permita a Henry regresar a casa. Los dos mafiosos golpean e intimidan a un hombre hasta que consiguen el dinero. Henry y Jimmy son arrestados y enviados a prisión después de que la hermana del agredido, una mecanógrafa del FBI, los denunciara. En la cárcel, Henry vende drogas para mantener a su familia en el exterior. En 1974 es liberado de prisión, y el grupo comete el robo de la Lufthansa en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy. Mientras tanto, Henry continúa vendiendo droga dadas las ganancias que percibe, y convence a Tommy y Jimmy para unirse a él. Las cosas se tuercen cuando los miembros que formaron parte del robo de la Lufthansa ignoran las órdenes de Jimmy de no comprar cosas caras y mantener una vida normal sin llamar la atención, por lo que Jimmy decide matarlos uno a uno. Más tarde, Tommy es asesinado cuando iba a ser reconocido como miembro de la familia en venganza por la muerte de Billy Batts.

Ya en los años 1980, Henry está en la cúspide de hacer un gran negocio con sus socios en Pittsburgh. Hecho un manojo de nervios por el consumo de cocaína, intenta todo lo posible por mantener las cosas organizadas. No obstante, es capturado por agentes de narcóticos y enviado a la cárcel, aunque consigue la libertad después de que Karen convenciera a su madre para poner la casa como fianza. Cuando regresa a su hogar, Karen le dice que ha tirado por el inodoro el equivalente a 60.000 dólares en cocaína para evitar ser descubierta por los agentes del FBI. Como resultado, Henry y sus familia se quedan prácticamente sin dinero. Paulie siente que su lealtad hacia Henry ha sido traicionada y decide darle 3.200 dólares a cambio de no tener nada que ver con él nunca más. Henry se da cuenta de que lo matarían cuando Jimmy le pide que realice un golpe en Florida. A continuación, decide formar parte del Programa de Protección de Testigos para protegerse a sí mismo y a su familia. Forzado a abandonar su vida de gánster, ahora está obligado a vivir en el mundo real, exclamando: "Soy un don nadie, y viviré el resto de mi vida como un don nadie".

La película termina con títulos informando que Henry ha estado limpio desde 1987, Paul Cicero murió en la Prisión Federal de Fort Worth a causa de una enfermedad respiratoria en 1988 a los 73 años y que Jimmy, en el momento del lanzamiento de la película en 1990, cumplía una condena de 20 años a cadena perpetua en una prisión del estado de Nueva York.

Ha recibido 94 puntos

Vótalo:

Aliens (El regreso) (1986)

56. Aliens (El regreso) (1986)

Ellen Ripley (Sigourney Weaver), la única superviviente de la nave espacial de carga Nostromo, es rescatada. Es reanimada por el representante de la Corporación Weyland-Yutani, Carter Burke (Paul Reiser) después de estar a la deriva durante 57 años de hipersueño. Cuando está en un hospital en... Ver mas
Ellen Ripley (Sigourney Weaver), la única superviviente de la nave espacial de carga Nostromo, es rescatada. Es reanimada por el representante de la Corporación Weyland-Yutani, Carter Burke (Paul Reiser) después de estar a la deriva durante 57 años de hipersueño. Cuando está en un hospital en una estación espacial, ella tiene una pesadilla de que un quebrantapechos (chestburster) sale de su pecho, lo que significa que el alien aún la sigue afectando.

En la siguiente escena, aparece Ripley en un parque artificial. Burke llega donde está Ripley y ella le pregunta si hay algo sobre su hija Amanda Ripley;protagonista de Alien: Isolation, pero él le dice que ya falleció dos años antes que ella llegara y Ripley se entristece.

En una entrevista ante una comisión de ejecutivos de su empresa, la Weyland-Yutani Corporation, su testimonio en relación con el alien (xenomorfo) se tomó con escepticismo, al no haber evidencias físicas de la criatura que sobrevivió a la destrucción de la nave Nostromo. Ripley pierde su licencia de vuelo espacial como resultado de su "dudosa decisión" y descubre que LV-426, el planetoide donde su tripulación encontró el primer huevo de alien, es ahora el hogar de una colonia terraforme.

Aparece la colonia Hadley's Hope con 158 habitantes en LV-426 y una especie de tractor a la colonia. El administrador de la colonia habla con uno de los empleados y el empleado dice que uno de los colonos fuera del límite alienígena y dice que tiene "algo", pero el administrador dice que si encuentra algo, es suyo. De esa escena, se pasa a un tiempo antes; aparece un vehículo donde están Rebecca "Newt" Jorden (Carrie Henn), su hermano Timmy (Christopher Henn) y sus padres encontrando la nave extraterrestre que Ripley y su tripulación encontraron hace 57 años. Los padres entran a la nave y en un rato, Newt está preocupada porque aún no regresan y de repente aparece la madre abre la puerta y llama a la colonia con un mensaje S.O.S., Newt se asoma un poco y ve que su padre está con un facehugger (abrazacaras) en la cara y ella grita.

Ripley es visitada por Burke y el teniente Gorman (William Hope), de la Infantería de Marina Colonial, a la que informan se ha perdido contacto con la colonia de LV-426.

La compañía enviará a Burke y a una unidad de infantería de marina para investigar la situación, y ofrecen a Ripley recuperar la licencia de vuelo y el rango de teniente, si los acompaña como consejera o asesora. Traumatizada por su anterior encuentro con el Alien, Ripley se niega inicialmente a unirse, pero acepta cuando se da cuenta de que la misión le permitirá hacer frente a sus temores.

Llegando a bordo de la nave de guerra Sulaco, se une a los marines coloniales, incluido el sargento Apone (Al Matthews), el cabo Hicks (Michael Biehn), los soldados Vásquez (Jenette Goldstein) y Hudson (Bill Paxton), el androide Bishop (Lance Henriksen), entre otros.

La expedición, fuertemente armada, desciende a la superficie del LV-426 a través de una nave de desembarco, donde encuentra la colonia, aparentemente abandonada. Los únicos seres vivos que se encuentran son dos de seis facehuggers incubados en un laboratorio, que Bishop examina a los que están muertos, y a Newt, la única sobreviviente de la colonia, que está traumatizada. Los infantes de marina descubren que la mayoría de los colonos están incubando aliens en un nido que está en un procesador atmosférico que altera la atmósfera para que sea habitable para los humanos.

Cuando van al nido a investigar, encuentran a una viva, ella les suplica que la maten, y de repente sale un chestburster de su pecho, matándola. Los soldados logran matar a la criatura, pero los aliens los emboscan, matando a Crowe (Tip Tipping), Drake (Mark Rolston), Frost (Ricco Ross), Wierzbowski (Trevor Steedman), y Apone y Dietrich (Cynthia Dale Scott) se creen que están muertos ya que fueron secuestrados por los aliens, pero Ripley logra rescatar a Hicks, Vásquez, y Hudson con el tanque APC.

Hudson descrube que Apone y Dietrich aún están vivos, pero están incubados para hacer aliens. Con Gorman inconsciente ya que le cayó cajas de municiones, Hicks asume el mando y ordena a la nave de desembarco recogerlos, con la intención de regresar a la Sulaco y destruir la colonia desde la órbita. Sin embargo, un alien se cuela en la nave de desembarco y acaba con los pilotos, causando que ésta choque contra la estación de procesamiento y el APC, lo que obliga a los humanos a resguardarse dentro del complejo.

Al llegar a la colonia, Hicks les dice que ellos solo tienen 4 rifles con 50 disparos cada uno, 15 granadas y un lanzallamas; pero las buenas noticias, tienen 4 robots detectores con 500 disparos cada uno que los ayudarán. Ripley le pide a Hudson que busca cualquier entrada donde pueden venir los aliens para atacar para bloquearla.

Hicks activa los robots dectectores en un túnel que los aliens los usan para atacar y Hudson y Vásquez les hacen una prueba para ver si funcionan y sellan la puerta.

Bloquean las entradas con barricadas y Hicks le da un localizador a Ripley para que él la encuentre en el complejo. Ripley pone a descansar a Newt y ella le da el localizador a Newt para que no la pierda.

Ripley, Bishop, Vásquez y Hudson sospechan sobre una reina alien ya que ellos se preguntan quien pone los huevos de alien.

Ellen le dice a Bishop que destruya a los facehuggers al terminal de examinarlos, pero él le dice que Burke le indicó que los regrese a los laboratorios de la Compañía. Ripley descubre que fue Burke quien ordenó investigar a los colonos la nave espacial donde la tripulación del Nostromo encontró los huevos de Alien. Ella amenaza con revelarlo y llevarlo al paredón para fusilarlo.

Se escucha una alarma, advirtiendo que los aliens están viniendo por el túnel entonces el pasa pero al momento aparece un alien matando al protagonista, los robots A y B comiencan a disparar, pero en menos de un minuto se acaban las municiones en esos robots y los aliens logran entrar.

Pero Bishop informa al grupo de una mayor amenaza: la estación de tratamiento de daños en el procesador atmosférico se ha vuelto inestable y pronto detonará con la fuerza de un arma termonuclear. Bishop se ofrece voluntario para llamar a otra nave de desembarco de la Sulaco.

Comienzan a disparar los robots C y D, cuando casi se acaban las municiones en los robots, Hicks va a defender, pero Ripley le dice a Hicks que los robots les han parado y Hicks manda a Hudson y Vásquez a proteger el complejo.

Hicks le enseña a usar su rifle de pulsos M-41-A con lanzagranadas cuando sea necesario.Ripley y Newt se durmieron en el laboratorio médico, y al despertar se encuentran encerrados en la habitación con los dos facehuggers liberados de sus tanques. Ripley es capaz de alertar a los infantes de marina, que las rescatan y matan a las criaturas.

Ripley acusa a Burke de intentar pasar uno de los embriones aliens con los facehuggers como en el pasado en la Nostromo con Kane durante su cuarentena, y de la planificación para matar al resto de los infantes de marina en hipersueño durante el viaje de regreso y expulsar los cadáveres al espacio e inventar cualquier historia. La electricidad se corta de repente y hay un ataque de Aliens en masa a través del techo.

Hudson y Burke son aparentemente asesinados, Gorman y Vásquez, al verse atrapados por las criaturas, deciden suicidarse explotando una granada de mano. Antes de suicidarse, Vásquez le dice "Siempre fuiste un infeliz, Gorman". Durante la explosión de la granada, Newt cae al drenaje de la colonia, Ripley y Hicks la encuentran con el localizador, pero es capturada por los aliens.

Ripley va corriendo al procesador atmosférico a salvar a Newt y consigue rescatarla, antes que un facehugger la ataque, topándose con la Reina alien, que la ataca cuando destruye la mayoría de sus huevos.

Cuando la Reina los va a alcanzar, Bishop los salva tripulando la segunda nave de desembarco y el procesador explota. Aunque parece que escapan, la Reina se engancha a la nave de desembarco, escapando poco antes de la explosión termonuclear.

Cuando vuelven a la Sulaco, Ripley lucha contra la Reina usando un robot cargador. Al final consigue expulsarla al espacio, aunque Bishop ha sido gravemente dañado por ella. Entonces se conectan al hipersueño y finaliza la película yendo en camino a la Tierra.

Ha recibido 89 puntos

Vótalo:

El señor de los anillos: La comunidad del anillo (2001)

57. El señor de los anillos: La comunidad del anillo (2001)

La Comunidad del Anillo comienza narrando la creación de los Anillos de Poder. «Tres anillos para los Reyes elfos bajo el cielo. Siete para los Señores Enanos en palacios de piedra. Nueve para los Hombres Mortales condenados a morir. Uno para el Señor Oscuro, sobre el trono oscuro». Sauron (Sala... Ver mas
La Comunidad del Anillo comienza narrando la creación de los Anillos de Poder. «Tres anillos para los Reyes elfos bajo el cielo. Siete para los Señores Enanos en palacios de piedra. Nueve para los Hombres Mortales condenados a morir. Uno para el Señor Oscuro, sobre el trono oscuro». Sauron (Sala Baker), el Señor Oscuro, fue el creador de la mayor parte de ellos, y gracias a su ciencia se crearon también los Tres que conservaron los Elfos, si bien nunca los tocó o mancilló. Pero el resto de los anillos quedaron sojuzgados bajo el poder del Anillo Único, con el cual Sauron el Maia pretendía dominar la Tierra Media. Por medio de estos anillos Sauron corrompió a sus dueños, facilitando que sus ejércitos conquistaran la Tierra Media. Pero surgió la Última Alianza entre Hombres y elfos derrotando a las tropas del malvado Sauron. Es en el asedio final a Barad-dûr, la torre oscura, en Mordor, cuando Sauron pierde el Anillo a manos del hijo del rey de Gondor, Isildur (Harry Sinclair). Él pudo destruir el Anillo, arrojándolo al Monte del Destino, pero antes de hacerlo cambió de idea, y decidió conservarlo para sí. En realidad, se plantea que el Anillo tiene una voluntad propia y puede corromper a su dueño. Isildur fue asesinado por Orcos en un río, y el Anillo se perdió en el fondo del mismo, hasta que un hobbit llamado Sméagol (Andy Serkis) lo encontró 2500 años más tarde y se lo llevó a lo profundo de una montaña, guardándolo durante unos 500 años, aunque éste fue deformado y corrompido en mente y cuerpo por el poder del Anillo y lo convirtió en una criatura llamada Gollum (Serkis). Pero finalmente el Anillo lo abandonó para ser encontrado (aparentemente no era esta la «intención» del Anillo) por Bilbo Bolsón (Ian Holm), de la Comarca, un hobbit que se dirigía a la Montaña Solitaria, tal como se narra en la novela El hobbit, publicada anteriormente a El Señor de los Anillos.


Los decorados que recrean Hobbiton, construidos cerca de la localidad neozelandesa de Matamata.
Bilbo conservó el Anillo durante casi 60 años sin conocer su auténtica naturaleza, y pensando en él como un mero objeto curioso que le permitía volverse invisible al usarlo. Además, aunque el no lo sabía, el Anillo le brindó una extraña longevidad. Durante el festejo de su cumpleaños Nº 111, Gandalf el Gris (Ian McKellen) presiona a Bilbo para que abandone el Anillo, y ante la extraña y agresiva actitud de Bilbo, comienza a sospechar acerca de la verdadera naturaleza del Anillo. Gandalf convence a Bilbo de entregar el Anillo a su sobrino preferido (y protagonista de la historia) Frodo (Elijah Wood), y posteriormente Gandalf aconseja a Frodo tener cuidado y guardar y mantener en secreto el Anillo mientras él viaja a Minas Tirith a investigar.

En sus investigaciones, Gandalf descubre que el Anillo es nada menos que el Anillo de Sauron. Regresó a la Comarca y envió a Frodo y Samsagaz Gamyi (Sean Astin), su jardinero —a quienes luego se le suman Meriadoc Brandigamo (Dominic Monaghan) y Peregrin Tuk (Billy Boyd)— a un viaje fuera de los límites de la Comarca para evitar que el Anillo sea encontrado por el enemigo. A ésta instancia de la película se adivina que Frodo tendrá que destruir al Anillo. Frodo se dirige hacia Bree mientras Gandalf a toda prisa se dirige hacia Isengard, para consultar al jefe de su orden, los istari, Saruman (Christopher Lee). Frodo llega a Bree con sus compañeros y descubre que Gandalf no ha llegado aún. Más tarde se revelará que Saruman lo traicionó y lo aprisionó en su torre, pero Gandalf consigue escapar con la ayuda de Gwaihir (aunque en la película no se revela su nombre ni el hecho de que era un viejo amigo de Gandalf), el Señor de las Águilas. En Bree, Frodo y sus compañeros conocen a Aragorn (Viggo Mortensen), heredero legitimo del reino humano de Gondor, pero que se presenta ante ellos como un montaraz dúnadan llamado Trancos. Con su ayuda evadieron a los «espectros del Anillo» o Nazgûl y continuaron su viaje hasta Rivendel. Tras muchas peripecias y que Frodo fuera atacado por un Nazgûl en la cima de los Vientos, lo que casi le causa la muerte, fue salvado por Aragorn y posteriormente por Arwen (Liv Tyler) quien sumergió a los Nazgûls en un río con su magia, logran llegar a Rivendel donde Gandalf el Gris los estaba esperando y gracias a la magia de Elrond, Señor de Imladris, Frodo se cura (aunque no totalmente) del veneno de la hoja del Nazgûl que lo atacó.

En Rivendel tuvo también lugar el Concilio de Elrond (Hugo Weaving), donde se reunieron representantes de las razas y pueblos de la Tierra Media, en el cual se decidió que el Anillo debía ser destruido, aunque hacerlo implicara aventurarse en lo profundo de Mordor hasta el Monte del Destino para arrojarlo en sus fuegos, la única forma en que podría destruirse. Frodo asumió la misión, y prometieron acompañarlo el mago Gandalf, el heredero al trono Aragorn, el elfo Legolas (Orlando Bloom), el enano Gimli (John Rhys-Davies), el Capitán de Gondor Boromir (Sean Bean) y los hobbits Sam, Merry y Pippin. Juntos, formaron la Comunidad del Anillo. Rivendel también es testigo del amor que sentían Aragorn y Arwen, hija de Elrond.

Parte del viaje implicaba cruzar las Montañas Nubladas, pero al no poder hacerlo debido a los hechizos de Saruman intentaron pasar por las minas de Moria, hogar del primo de Gimli. Sin embargo, se dan con la triste sorpresa de que los enanos fueron asesinados por los orcos. Al final lo lograron pero a un alto costo: Gandalf se enfrentó a un balrog, y fue arrastrado a lo profundo de un abismo, y falleciendo al llegar al fondo, después de horas de caída (aunque no se sabe exactamente).

Después pasaron por el bosque de Lothlórien, en donde la dama del bosque Galadriel (Cate Blanchett) y el elfo Celeborn les permitieron quedarse en su palacio para así descansar. Además Galadriel le advierte a Frodo que su destino es seguir para destruir el anillo y que cualquier fracaso los someterá de nuevo a la esclavitud del mal. Mientras tanto, Saruman ordena a los orcos Uruk-Hai servir fielmente a él y capturar a los hobbits.

Siguieron parte de su recorrido en bote, pero en una de sus paradas fueron atacados por orcos Uruk-Hai de Isengard, enviados a capturar a Frodo, aunque para no dar detalles que pudieran motivar una traición, sólo les dijo que le llevaran a todos los hobbits "vivos e intactos", con el motivo de una supuesta arma de guerra élfica que estos poseían y que mataran al resto.

Frodo había sido atacado por Boromir quien fue corrompido por el anillo, y decidió que lo mejor era seguir su viaje sólo gracias a un pequeño aliento de Aragorn. Mientras intentaba huir y los orcos atacaban, Merry y Pippin llamaron su atención para que Frodo pudiera alejarse. Los Orcos se los llevaron, luego de matar a Boromir que intentó salvarlos y los protegió durante largo tiempo, matando muchos Orcos pero sucumbiendo a las flechas que estos le dispararon. Aragorn lo encontró e intento curarlo pero ya era tarde para el capitán de la Torre Blanca. Boromir pidió perdón a Aragorn y a la compañía por intentar robarle el anillo a Frodo en su intento de proteger a su gente de Mordor, pero Aragorn le dijo que mantuvo su honor intacto y que defendería la ciudad blanca en su lugar. Tras esto, Boromir murió tras jurar que hubiese seguido a Aragorn hasta el final. Aragorn, Legolas y Gimli lo suben a un bote con las armas de los enemigos caídos y dejan que el Anduin lo lleve hasta Gondor para que sea enterrado con honor. Posteriormente partieron en la persecución de Merry y Pippin. Frodo se fue en uno de los botes, pero Sam lo sorprendió al irse, y le insistió para que lo dejara acompañarlo. Con la búsqueda de Merry y Pippin, y el viaje de Sam y Frodo a Mordor.

Ha recibido 88 puntos

Vótalo:

American History X (1998)

58. American History X (1998)

Daniel Vinyard (Edward Furlong) es un joven y rebelde quinceañero neonazi que se mete en problemas en su colegio al haber presentando un ensayo sobre el libro Mi lucha para el ramo de Historia Americana; el profesor a cargo de la asignatura, quien es judío, se muestra más que molesto por la... Ver mas
Daniel Vinyard (Edward Furlong) es un joven y rebelde quinceañero neonazi que se mete en problemas en su colegio al haber presentando un ensayo sobre el libro Mi lucha para el ramo de Historia Americana; el profesor a cargo de la asignatura, quien es judío, se muestra más que molesto por la situación e insiste en que el alumno sea expulsado ya que presenta un largo informe de mala conducta, sin embargo Bob Sweeney (Avery Brooks), el director del instituto y un afroamericano, no desea darse por vencido con el muchacho, por ello lo obliga a tomar las clases a partir de ese momento en su oficina, a las que llama Historia Americana X y como primera labor le encarga hacer una redacción sobre el encarcelamiento de su hermano mayor, Derek Vinyard (Edward Norton), quien será liberado esa misma semana.

Derek es un joven perteneciente y dirigente de un grupo de ideología nazi, que fue encarcelado por asesinar a dos jóvenes afroamericanos a los que sorprendió cuando estaban robando su vehículo. Originalmente Derek era un adolescente normal hasta el día en que su padre, un bombero, falleciera en un incendio, ese día abiertamente al ser entrevistado por la televisión declararía que todo había sucedido por culpa de las minorías étnicas; ello llamó la atención de Cameron Alexander (Stacy Keach), líder de un grupo neonazi que domina el sector. Lo tomó bajo su tutela moldeándolo como una violenta figura que con el tiempo le otorgó gran poder al movimiento. A partir de ese día el joven comienza a usar su cabeza rapada y ropa ligera que mostrara los tatuajes de símbolos nazis que llevaba en su cuerpo.

Daniel comienza su redacción recordando cómo su hermano y sus compañeros solían atacar gente de otras etnias para "marcar territorio" y cómo un día en un partido de baloncesto callejero se enemistaron con una pandilla afroamericana quienes esa misma noche fueron a buscar problemas a la casa Vinyard siendo repelidos a balazos por Derek. Cuando uno de los agresores fue abandonado por sus compañeros tras ser herido, Derek lo obliga a apoyar la cabeza contra el borde de la acera y se la aplasta con el pie. Al ser el asesinato de un asaltante, Derek fue condenado por homicidio en segundo grado y condenado a tres años, ya que no se consideró que hubiera intención homicida, solo defensa propia. Aunque no lo incluye en el ensayo, Daniel reconoce que fue testigo de los hechos y que, de haber declarado que su hermano asesinó intencionalmente al muchacho, hubiera sido condenado por asesinato en primer grado, pudiendo cumplir cadena perpetua. Aun así, durante la estancia en la cárcel, Daniel lo idolatra e intenta seguir equivocadamente sus pasos. Esa semana Daniel tiene un altercado en su escuela con un muchacho afroamericano cuando defendiera a otro chico a quien este golpeaba en el baño.

Cuando Derek es liberado resulta irreconocible para sus cercanos, su actitud agresiva ha desaparecido, siendo ahora un hombre amable y pacífico, su cabello ha crecido, usa ropa cerrada que oculte sus tatuajes, también muestra poco interés en el movimiento a pesar de que éstos esperan su llegada ya que creen que con él nuevamente encabezándolos finalmente acabarán con los grupos de otras etnias. Esa noche visita a Cameron para advertirle que abandonará al grupo y que desea que no se acerquen a su familia, la noche termina violentamente con Derek retirándose mientras oye amenazas en contra suya y su familia. Daniel, quien estaba presente, encara a su hermano tachándolo de traidor y exige explicaciones. Comprendiendo que es la única forma que su hermano entienda la situación, Derek le relata lo que vivió en la cárcel.

Al llegar a prisión, Derek descubre que los reclusos forman grupos basándose en su etnia e ideología para cuidarse entre sí. Por ello se integró a un grupo formado por los neonazis presos allí, pero como parte de sus tareas asignadas debía trabajar en la lavandería junto a Lamont (Guy Torry) un joven afroamericano quien se mostraba amistoso a pesar de que Derek jamás le dirigía la palabra. Poco a poco Derek comienza a mostrarse disconforme con la actitud de los neonazis de la cárcel ya que estos, para evitar conflictos, adquirían droga de los hispanos y se las daban a su propia gente para mantener la simpatía de ambos grupos. A ojos de Derek esto era una grave falta a la ideología que los señalaba como superiores. Paralelamente y muy a su pesar, comienza a congeniar con Lamont quien insiste en su actitud alegre hasta que rompe la frialdad de Derek y ambos acaban siendo amigos, es así como descubre que mientras él fue sentenciado a tres años por asesinato, Lamont, por ser de color, cumple una condena de seis años por el robo de un televisor, resistencia al arresto y agresión a los oficiales a pesar que intentó entregarse pacíficamente, pero para su mala suerte, fue aprehendido por dos oficiales blancos.

Su amistad con Lamont molesta al resto de neonazis, pero Derek los ignora ya que ellos tampoco son fieles a la ideología, sin embargo un día es emboscado y abusado sexualmente en las duchas como medida de castigo de una manera tan brutal que requiere ser ingresado en la enfermería de la cárcel por varios días. De esto solo se entera Sweeney, quien lo visitaba regularmente esperando lograr un cambio en él, gracias a sus consejos Derek comienza a ver las cosas de forma diferente. Tras ser dado de alta, abandonado de la protección de los neonazis Derek se convierte en blanco fácil para los presos de color, pero contra todo pronóstico pasa el tiempo y jamás se atreven a hacer nada en su contra. El día que es liberado se despide de Lamont y, aunque éste no lo reconoce, Derek comprende que fue él quien movió favores para protegerlo todo ese tiempo.

Consciente ahora de todo lo que ha vivido su hermano, Daniel replantea su vida e imita el cambio que vio en Derek. Esa noche, tras quitar con ayuda de su hermano todos los elementos y símbolos neonazis de la casa, acaba su redacción y tras pensar en ello recuerda que quien originalmente alimentó los prejuicios de Derek fue su padre, ya que solía quejarse en contra de las minorías y las leyes de integración, alegando que él debía dejar de lado hombres blancos mejor preparados para darle esos puestos a personas de color solo porque la ley exigía asegurar un porcentaje mínimo de puestos de trabajo en toda organización para las minorías étnicas.

Al día siguiente Derek lleva a Daniel al colegio y en el camino pasan a una cafetería donde al rato Sweeney y un agente de policía lo vienen a buscar para conversar, éste intenta convencerlo de trabajar con las autoridades para desbaratar el grupo de Cameron, a lo que él no se muestra muy dispuesto ya que desea cortar todo lazo con su vida anterior, sin embargo acepta y les aclara que va a hablar pero luego de acompañar a Daniel a la escuela, al llegar Daniel es emboscado en los baños del colegio por el muchacho de color con quien se enfrentara hace algunos días, éste sorpresivamente lo acribilla con una pistola y escapa. La historia acaba cuando Sweeney y Derek llegan a los servicios y el joven acaba llorando con el cadáver de Daniel en brazos.

Ha recibido 88 puntos

Vótalo:

Interstellar (2014)

59. Interstellar (2014)

Inspirada en la teoría del experto en relatividad Kip Stepehen Thorne sobre la existencia de los agujeros de gusano, y su función como canal para llevar a cabo los viajes en el tiempo. La historia gira en torno a un grupo de intrépidos exploradores que se adentran por uno de esos agujeros y... Ver mas
Inspirada en la teoría del experto en relatividad Kip Stepehen Thorne sobre la existencia de los agujeros de gusano, y su función como canal para llevar a cabo los viajes en el tiempo. La historia gira en torno a un grupo de intrépidos exploradores que se adentran por uno de esos agujeros y viajan a través del mismo, encontrándose en otra dimensión. Un mundo desconocido se abre ante ellos y deberán luchar por mantenerse unidos si quieren volver de una pieza.

La película cuenta con un reparto de lujo con nombres como Matthew McConaughey ('Sahara'), Anne Hathaway ('El caballero oscuro. La leyenda renace'), Jessica Chastain ('La noche más oscura') y Michael Caine ('El caballero oscuro'), todos ellos a las órdenes de Christopher Nolan ('Memento', 'Origen').

Ha recibido 85 puntos

Vótalo:

Django desencadenado (2012)

60. Django desencadenado (2012)

La historia se desarrolla en Texas en 1858, tres años antes de estallar la Guerra de Secesión. Un dentista alemán y cazador de recompensas, el doctor King Schultz (Christoph Waltz) consigue liberar a Django (Jamie Foxx), un esclavo negro vendido a los hermanos Speck (James Remar y James Russo... Ver mas
La historia se desarrolla en Texas en 1858, tres años antes de estallar la Guerra de Secesión.

Un dentista alemán y cazador de recompensas, el doctor King Schultz (Christoph Waltz) consigue liberar a Django (Jamie Foxx), un esclavo negro vendido a los hermanos Speck (James Remar y James Russo). Después de "comprar" a Django, Schultz se vale de él para encontrar a los criminales más buscados del Sur como los tres hermanos Brittle (antiguos esclavistas que oprimieron a Django), vivos o muertos, sobre los que pesan sendas recompensas. A cambio, Schultz ofrecerá a Django su libertad y le enseñará el oficio de cazarrecompensas, enseñándole a usar la pistola. Cabe resaltar que, después de hacerse con los hermanos Brittle, Django y Schultz son perseguidos por el Ku Klux Klan (que pasaba problemas debido a que, en lugar de túnicas, vestían bolsas en la cabeza), por lo que Django y Schultz les tienden una trampa metiendo dinamita en el letrero del carromato de Schultz. Fue en este evento que Schultz descubre el talento de Django como tirador.

Tras un fructífero invierno en el que Django y Schultz se llenan bien los bolsillos, Schultz ofrece a Django la posibilidad de viajar a Misisipi para encontrar y liberar a su mujer Broomhilda (Kerry Washington), también esclava a la cual perdió cuando fue vendida hace tiempo. La búsqueda les lleva a una plantación de algodón propiedad de "Monsieur" Calvin J. Candie (Leonardo DiCaprio). Para contactar con el brutal y despiadado terrateniente, ambos protagonistas fingen estar interesados por las peleas de mandingos y proponen a Mons. Candie la compra de un luchador negro por doce mil dólares, situación en la que Django se hace pasar por "negrero de negros". Durante el camino a Candyland (la plantación de Candie), se puede apreciar uno de los actos de crueldad más crudos de la película: un luchador negro llamado D'Artagnan trató de escapar de Candyland fallando en el intento por tener un tobillo roto. Ante esto, Candie decide que este ya no le sirve más y le ordena a sus esclavistas que lo ejecuten dejando que los perros lo asesinen. Todo esto ante la mirada de Schultz y de Django.

Sin embargo, el esclavo de confianza de la mansión Candie, Stephen (Samuel L. Jackson), descubre que la verdadera intención de Schultz y Django es la de liberar a Broomhilda y pone en alerta a Candie, quien entonces les ofrece un trato de tómalo o déjalo ofreciéndoles a la mujer de Django por doce mil dólares (lo que es una suma estratosférica cuando ella solo cuesta 300) al doctor y a Django, si ellos no aceptan él puede hacer lo que quiera (asesinarla) ya que la esclava es de su propiedad, Django y Schultz sin opciones aceptan. Luego, cuando el trato se ha cerrado, Candie le pide al doctor que le dé la mano cerrando el trato entre caballeros. El doctor, asqueado por las vejaciones que ha presenciado, no lo tolera y da muerte al terrateniente y luego éste es asesinado también , lo que provocará una lucha salvaje y sin cuartel entre Django y la mansión Candie. Después del sangriento combate, Django se queda sin balas y es amenazado por Stephen, quien le dice que si no se rinde, asesinaran a Broomhilda, lo que lo obliga a entregarse a los hombres de la mansión Candie. Tiempo después, como castigo, Django es entregado a unos esclavistas que lo llevan en camino a una mina, Django trata de engañarlos diciendo que Smitty Bacall (un criminal al cual Django y Schultz asesinaron) se encontraba en la mansión Candie y que su recompensa valía siete mil dólares, si lo dejaran libre él les daría parte de la recompensa. Los esclavistas le creen y le dan armas. Django con sus pistolas dadas los asesina y roba un gran puñado de dinamita. Django se dirige al lugar donde está el cadáver de Schultz con los papeles de compra de Broomhilda, él los toma y rescata a Broomhilda. Después de haberla rescatado, Django y Broomhilda aún tienen sed de venganza, lo que hace que después del funeral de Candie, Django llegue a la mansión y asesine a los hombres de Candie y a su hermana, burlándose al mismo tiempo, pero deja vivo a Stephen para dispararle en las rodillas (por dejar morir negros y él siendo igual un negro) después de eso con la dinamita robada hace estallar la mansión Candie con Stephen adentro consumando la venganza y Django con Broomhilda se marchan juntos a caballo. En un último flashback se ve la vez en que Django aprendió a usar la pistola, y al ver la gran habilidad de este, Schultz declara que Django será recordado como "La pistola más rápida del sur".

Ha recibido 85 puntos

Vótalo:

Sospechosos habituales (1995)

61. Sospechosos habituales (1995)

Roger «Verbal» Kint (Spacey) es un pequeño estafador lisiado que se encuentra en un interrogatorio de la policía de Los Ángeles y le cuenta a su interrogador, el Agente Kujan (Chazz Palminteri), una historia sobre los acontecimientos que desencadenaron un tiroteo y una masacre dentro de un barco... Ver mas
Roger «Verbal» Kint (Spacey) es un pequeño estafador lisiado que se encuentra en un interrogatorio de la policía de Los Ángeles y le cuenta a su interrogador, el Agente Kujan (Chazz Palminteri), una historia sobre los acontecimientos que desencadenaron un tiroteo y una masacre dentro de un barco apostado en el puerto de Los Ángeles. Usando la narración en retrospectiva, la historia de Verbal llega a ser cada vez más compleja, mientras él intenta "aclarar" los hechos, para la satisfacción del Agente Kujan, que está interesado en saber por qué él y sus compañeros de crimen estaban en ese barco.

En un barco en la bahía de San Pedro, una figura sin rostro identificada como "Keyser" habla brevemente con un hombre herido llamado Keaton (Byrne), entonces Keyser parece dispararle a Keaton, antes de poner el barco en llamas. Al día siguiente, el agente del FBI Jack Baer (Esposito) y los del Servicio de Aduanas del agente especial David Kujan (Palminteri) llegan a San Pedro por separado para investigar lo sucedido en el barco en eso llega el agente federal Josh Hillman junto con el comisario Peter Turner de los U.S Marshals debido aque Uno de ellos es un fugitivo. Parece que hay sólo dos supervivientes: Roger "Verbal" Kint (Spacey), un estafador con una leve parálisis y un criminal llamado Arkosh Kovash. Baer interroga a Kovash quien está atendiendo sus graves quemaduras en el hospital. Este afirma que Keyser Söze, un genio criminal turco con una reputación casi mítica, se encontraba en el puerto para "matar a muchos hombres". Kovash comienza a describir a Söze a través de un intérprete, mientras que un dibujante de la policía hace una representación de la cara de Söze. Mientras tanto, Verbal ha testificado en detalle sobre el incidente a cambio de casi total inmunidad. A la espera de pagar la fianza por el cargo menor de armas, Verbal se coloca en la abarrotada oficina del sargento de policía de San Pedro, Jeffrey Rabin (Hedaya) donde Kujan exige escuchar su historia desde el principio. Verbal comienza seis semanas antes en Nueva York:

Cinco delincuentes se unen en una línea de policía: Dean Keaton (Gabriel Byrne), un oficial de policía corrupto que aparentemente ha renunciado a su vida de crimen; Michael McManus (Stephen Baldwin), un ladrón profesional de mal genio; Fred Fenster (Benicio del Toro), Verbal Kint y Todd Hockney (Pollak).

Mientras están los cinco detenidos, McManus convence a los demás de unir fuerzas para cometer un robo dirigido a "El mejor servicio de taxis en New York", un grupo de corruptos agentes de policía que escoltan a contrabandistas a sus destinos en la ciudad. Tras el robo con éxito, el quinteto viaja a Los Ángeles para vender su botín a un conocido de McManus, "Redfoot" (Greene), quien les propone otro trabajo: robar a un comerciante de joyas. En lugar de llevar joyas o dinero como se les dijo, llevaba heroína . Un enfrentamiento furioso entre los ladrones y Redfoot revela que el trabajo vino de un abogado llamado Kobayashi (Postlethwaite). Los ladrones más tarde se reúnen con Kobayashi, quien afirma que trabaja para Keyser Soze y los chantajea para atacar un barco en el puerto de San Pedro. Kobayashi describe la misión de un barco de contrabando de 91 millones de dólares en cocaína, va a ser vendida por rivales de Söze. Los ladrones deben a destruir la droga y, si deciden esperar hasta que los compradores lleguen, pueden dividir el dinero como quieran.

En la actualidad, Verbal le cuenta a Kujan la historia de Keyser Söze: después de que sus rivales húngaros invadieron su casa, son sorprendidos de que mata a su propia esposa e hijos, y luego masacra a la multitud entera, menos a uno. Después de ese incidente Söze pasó a la clandestinidad, nunca trata directamente con alguien en persona, y dice que se convirtió en "un cuento de miedo que cuentan los criminales a sus hijos por la noche". Kujan no está familiarizado con Söze, Verbal dice que ha oído rumores durante años sobre criminales que trabajan para Söze pero en realidad no saben para quién trabajan. Verbal también dice que Fenster intentó huir, dando lugar a una sentencia de muerte por Kobayashi. Los restantes cuatro ladrones secuestran a Kobayashi, con la intención de matarlo si él no los deja en paz. Amenazado, Kobayashi revela que Edie Finneran (Amis), abogada y novia de Keaton, está en su oficina (creyendo que fue contratada para los servicios jurídicos), y amenaza con matarla, así como a las familias de los cuatro ladrones, en caso de negarse a hacer el trabajo.

En la noche de la venta de cocaína, los vendedores (un grupo de argentinos mafiosos) y los compradores (un grupo de mafiosos húngaros) se encuentran en el muelle. Keaton le dice a Verbal que no vaya y que tome el dinero si el plan sale mal para que junto con Edie (su novia) puedan perseguir a Kobayashi en "su camino". Verbal acepta a regañadientes, y mira el barco desde la distancia. Keaton, McManus, Hockney atacan a los hombres en el muelle, matando a la mayoría de ellos. Keaton y McManus están a bordo de la nave para encontrar la droga mientras Hockney va detrás de la furgoneta que transportaba el dinero pero es fatalmente disparado por alguien invisible cuando la encuentra. Keaton y McManus descubren que no hay cocaína en el barco. Mientras, un pasajero argentino muy bien resguardado, es asesinado por el asaltante invisible mientras éste es buscado. McManus es asesinado con un cuchillo en la parte posterior de su cuello y Keaton, dándose la vuelta para irse, es herido por una bala por un hombre vestido con un traje negro y sombrero. La misteriosa figura parece hablar brevemente con Keaton antes de dispararle de nuevo.

Cuando Verbal termina la historia, Kujan revela lo que sabe: el cuerpo del hombre argentino fue encontrado por la mañana en la costa, y se revela al hombre, Arturo Márquez, quien con el fin de escapar de la cárcel, le había revelado a las autoridades que él podría identificar a Keyser Söze. El asume que el grupo de húngaros son el mismo grupo que Söze casi aniquila en Turquía y se ofrecen a comprar a Márquez del grupo argentino por 91 millones de dólares. Con la fabricación de un acuerdo, Kujan especula, Söze contrató a Verbal y su equipo para que fueran a robar a los muelles, cuando en realidad se trataba de una tapadera para que Söze entrara personalmente en el barco y matara a Márquez sin ser detectado. Kujan a través de su análisis concluye que Keaton era realmente Keyser Söze. Está convencido de que Keaton ha fingido su muerte (como lo había hecho unos años antes de escapar de otra investigación), y deliberadamente dejó a Verbal como testigo. Bajo un interrogatorio agresivo de Kujan, Verbal entre lágrimas admite que todo el asunto era idea de Keaton desde el principio, pero se niega a declarar.

Verbal sale por libertad bajo fianza después de haber sido arrestado, Verbal recupera sus cosas personales del funcionario de la propiedad. Momentos más tarde, Kujan, relajado en la oficina de Rabin, se da cuenta con sorpresa de que los detalles y los nombres de la historia de Verbal son extraídos de varios objetos alrededor de la habitación, incluyendo el tablón de anuncios lleno de gente de Rabin y el logo de la "Compañía de porcelana Kobayashi" en la parte inferior de la taza de café. Kujan se da cuenta de que la mayor parte de la historia de Verbal fue improvisada para su beneficio y va tras él, corriendo junto a una máquina de fax, que recibe la impresión del dibujo de la policía de la cara de Keyser Söze, que se asemeja a nada menos que a Verbal Kint.

Mientras tanto, Verbal se aleja de la comisaría de policía, dejando de fingir su parálisis cerebral. Se sube a un coche esperando conducido por "Kobayashi", alejándose mientras Kujan sale fuera, buscando en vano. Verbal cita a Charles Baudelaire: "El mayor truco del diablo fue convencer al mundo de que no existía". Esto es seguido por la descripción anterior de Keyser Söze: "Y así, él se ha ido".

Ha recibido 84 puntos

Vótalo:

El truco final (El prestigio) (2006)

62. El truco final (El prestigio) (2006)

Robert Angier (Hugh Jackman) es un ilusionista respetado que se obsesiona con uno de los trucos de su rival Alfred Borden (Christian Bale). Para conseguir el truco hará todo lo posible, sin saber hasta qué punto cambiará su vida...

Ha recibido 84 puntos

Vótalo:

El profesional (Léon) (1994)

63. El profesional (Léon) (1994)

Un asesino a sueldo, Léon (interpretado por el actor Jean Reno), se ve envuelto en un problema al salvarle la vida a una niña llamada Mathilda (Natalie Portman) que se encuentra comprando en el momento en que unos agentes corruptos de la división antinarcóticos del Departamento de Policía de la... Ver mas
Un asesino a sueldo, Léon (interpretado por el actor Jean Reno), se ve envuelto en un problema al salvarle la vida a una niña llamada Mathilda (Natalie Portman) que se encuentra comprando en el momento en que unos agentes corruptos de la división antinarcóticos del Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York (NYPD) masacran en su propia casa a todos los miembros de su familia por problemas de droga. Estos policías tienen como cabecilla a Norman Stansfield (Gary Oldman). Mathilda le pide a Léon que la enseñe a hacer el trabajo que este desempeña; después de ciertas dudas, Léon acepta. La película se convierte en un verdadero drama cuando la niña se enamora de su rescatador y decide vengarse de los culpables de la muerte del único miembro de su familia que apreciaba de verdad: su hermano pequeño.

Ha recibido 80 puntos

Vótalo:

Cantando bajo la lluvia (1952)

64. Cantando bajo la lluvia (1952)

Don Lockwood es una romántica estrella del cine mudo a quien ha costado mucho llegar hasta la cima. Hasta llegar a triunfar en Hollywood ha llevado un largo camino en compañía de su íntimo amigo Cosmo Brown. Ahora forma pareja con Lina Lamont, una bella chica, no tan tonta como parece, pero... Ver mas
Don Lockwood es una romántica estrella del cine mudo a quien ha costado mucho llegar hasta la cima. Hasta llegar a triunfar en Hollywood ha llevado un largo camino en compañía de su íntimo amigo Cosmo Brown. Ahora forma pareja con Lina Lamont, una bella chica, no tan tonta como parece, pero bastante turbia en sus intenciones. Son la pareja de moda de los estudios cinematográficos que dirige R.F. Simpson. Tras uno de los estrenos, Don conoce a Kathy Selden, una actriz de teatro aún desconocida, que primero menosprecia el arte del cine y luego sale de una tarta resultando ser una de las bailarinas del coro que va a la fiesta.

Don y Kathy se enamoran. Paralelamente, se ha producido un terremoto en la industria cinematográfica: el cine sonoro llega arrasando. El público quiere más y hay que reconvertir la última película de Lockwood y Lamont en musical, lo que no sería un problema si no resultara que Lina Lamont tiene una voz de rata completamente inservible para el cine.

Ha recibido 79 puntos

Vótalo:

L.A. Confidential (1997)

65. L.A. Confidential (1997)

En la sede de la policía de Los Ángeles, el agente Ed Exley es un hombre que cree ciegamente en la justicia y no le importa arruinar la vida de los otros policías si es que hicieron algo incorrecto. Esto le gana el odio de la mayoría del Departamento. Bud White es una bestia en lo que al trabajo... Ver mas
En la sede de la policía de Los Ángeles, el agente Ed Exley es un hombre que cree ciegamente en la justicia y no le importa arruinar la vida de los otros policías si es que hicieron algo incorrecto. Esto le gana el odio de la mayoría del Departamento. Bud White es una bestia en lo que al trabajo se refiere y que tiene una obsesión con salvar mujeres; y Jack Vincennes, detective de Narcóticos, es la estrella en un programa de chismes liderado por Sid Hudgens hasta que es suspendido y trasladado a Antivicio.

El quiebre se da cuando los empleados y clientes de un café, el Nite Owl, son asesinados a sangre fría, y los tres detectives se ponen a investigar. Lo que al principio se mostró como un simple robo que se complicó, se revela como una red de engaños y traiciones dentro de la misma fuerza policiaca. Mientras se investiga el caso, entran a colación una prostituta, un policía expulsado de la Fuerza, y unos criminales.

Ha recibido 79 puntos

Vótalo:

Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores (1975)

66. Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores (1975)

El rey Arturo y sus caballeros reciben un encargo divino: partir en búsqueda del Santo Grial, para lo cual deberán luchar contra enemigos muy diversos: malignos caballeros rivales, bestias sanguinarias (que solo son visibles como dibujo animado), groseros soldados franceses fortificando un... Ver mas
El rey Arturo y sus caballeros reciben un encargo divino: partir en búsqueda del Santo Grial, para lo cual deberán luchar contra enemigos muy diversos: malignos caballeros rivales, bestias sanguinarias (que solo son visibles como dibujo animado), groseros soldados franceses fortificando un castillo en Inglaterra, brujas, adivinos mefistofélicos, Scotland Yard, y hasta un conejo asesino y carnívoro (que muere destruido por una cómica reliquia traída de las Cruzadas: la "Santa Granada de Mano de Antioquía").

Parodia de la Inglaterra medieval y los caballeros del rey Arturo, Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores es realmente una excusa de los Monty Python para ejecutar una ácida crítica de los estereotipos de la vida moderna, utilizando elementos de la Edad Media como base para su sátira. Algunos gags destacables son los caballeros sin caballo, que marchan a pie pero cuentan con escuderos que chocan dos cocos (para simular que son un poderoso ejército al trote), el caballero negro, que sigue luchando sin desalentarse aún después de habérsele amputado todas sus extremidades (amenaza incluso al rey Arturo que "combatirá con sus dientes"), el castillo poblado solo por jóvenes y atractivas mujeres que pretenden secuestrar al casto Sir Galahad (rescatado contra su voluntad por sus compañeros), campesinos revolucionarios, o los feroces "caballeros que dicen ni" (que tras amenazar a Arturo y sus seguidores huyen despavoridos cuando éstos repiten inadvertidamente la sílaba "ni" en sus diálogos).

Ha recibido 71 puntos

Vótalo:

Snatch: Cerdos y diamantes (2000)

67. Snatch: Cerdos y diamantes (2000)

Franky (Benicio del Toro) es un ladrón de diamantes que tiene que entregar una enorme pieza a su jefe Avi (Dennis Farina), pero en el camino es tentado por Boris "El Navaja" (Rade Serbedzija) para apostar en un combate ilegal de boxeo. En realidad, es una trampa para atracarle por lo que, cuando... Ver mas
Franky (Benicio del Toro) es un ladrón de diamantes que tiene que entregar una enorme pieza a su jefe Avi (Dennis Farina), pero en el camino es tentado por Boris "El Navaja" (Rade Serbedzija) para apostar en un combate ilegal de boxeo. En realidad, es una trampa para atracarle por lo que, cuando Avi se entera, contrata a Tony "Dientes de Bala" (Vinnie Jones) para encontrar tanto a Franky como el diamante. Pronto se descubre el triste destino de Franky, y la caza y captura de la gema desaparecida lleva a todo el mundo a un juego de locos que corre el riesgo de descontrolarse, donde el engaño, el chantaje y el fraude se mezclan de forma sangrienta con gangsters, un tinker (Brad Pitt) que pelea para poder comprarle una caravana a su madre, combates de boxeo amañados, un perro hambriento y gran variedad de armas en una caótica situación... y en medio de todo ello un gran diamante.

Ha recibido 69 puntos

Vótalo:

El rey león (1994)

68. El rey león (1994)

Simba es un travieso y juguetón cachorro de león hijo primogénito del rey Mufasa y de la reina Sarabi y por tanto sucesor al trono de las Tierras del Reino, donde todos los animales de la sabana conviven para que se cumpla el ciclo de la vida. Mientras el pequeño Simba va creciendo y aprendiendo... Ver mas
Simba es un travieso y juguetón cachorro de león hijo primogénito del rey Mufasa y de la reina Sarabi y por tanto sucesor al trono de las Tierras del Reino, donde todos los animales de la sabana conviven para que se cumpla el ciclo de la vida. Mientras el pequeño Simba va creciendo y aprendiendo las sabias lecciones de su padre para que en el futuro sea un rey bueno y justo, su tío Scar prepara un plan para acabar con su sobrino y usurpar el trono con la ayuda de tres malvadas hienas. Sin embargo Mufasa logra salvar a su hijo y su amiga Nala derrotando con facilidad a las hambrientas hienas. Después de esto Mufasa le enseña a su hijo el verdadero significado de la valentía.

A pesar de que su plan fracasa, Scar no se da por vencido y de nuevo él y las hienas crean una nueva estrategia que sea definitiva. Finalmente durante una estampida de ñus que había sido provocada por las hienas, Scar asesina a su hermano arrojándolo por el precipicio después de que salvara a su hijo de morir aplastado por la manada. A pesar de que el joven príncipe sobrevive, Scar hace que Simba crea que la muerte de su padre ha sido por su culpa y decida huir de las Tierras del Reino para no volver jamás. Después de cruzar el desierto, Simba llega a un lejano oasis donde conoce a un suricato llamado Timón y a un facóquero llamado Pumba, que le adoptarán y le enseñan la filosofía de vivir sin preocupaciones: el Hakuna Matata, Simba va creciendo aplicando esta forma de vida y crea una gran amistad con Timón y Pumba. Mientras tanto, su tío Scar, en el funeral de Mufasa, toma el trono y anuncia el nacimiento de una nueva era, en la cual los leones y las hienas deberán de convivir juntos.

Pasa el tiempo, y Simba se convierte en un joven león adulto que lleva una vida sin reglas ni responsabilidades. Un día Simba oye a sus dos amigos gritar y corre en su ayuda para rescatar a Pumba de ser comido por una leona. Ésta resulta ser su antigua amiga de infancia Nala. Nala le pide a Simba que vuelva para que ocupe su lugar como rey, ya que el reino se ha convertido en un auténtico caos, mal gobernado, sin comida ni agua y donde todos los animales se han marchado en busca de recursos para poder vivir. Simba, que en un primer momento no quiere renunciar a su actual estilo de vida, finalmente acepta tras entablar conversación con un viejo mandril llamado Rafiki, el cual le habla sobre su padre. En ese momento, el alma de su padre aparece en el cielo, diciéndole que debe recordar quién es y que debe ocupar su lugar en el ciclo de la vida. Después de que el alma de Mufasa desaparezca, Simba, junto con Rafiki, reflexiona sobre lo que debe hacer y así parte inmediatamente a su hogar para reclamar el trono con la ayuda de Nala y sus amigos.

Simba, a quien en un principio todos confunden con su padre, es testigo de la decadencia de su reino y, enfurecido, decide actuar. Es en este momento, cuando Simba obliga a Scar a revelar el secreto que guardaba todos esos años: ser el responsable por la muerte de Mufasa. Aún cuando Simba alega que había sido un accidente, Scar aprovecha, y junto con sus hienas, lo lleva hasta el borde de la Roca del Rey. En ese momento, un trueno cae sobre el pastizal seco e inicia un incendio. Simba resbala y trata de sostenerse, con sus patas delanteras sobre el borde. Entonces Scar lo toma de sus patas y confiesa en ese momento, que él fue el verdadero asesino de su padre. Simba, lleno de rabia, salta sobre Scar y lo obliga a confesar públicamente, provocando una feroz batalla entre leones y hienas. Tras la batalla final, Scar es derrotado por su sobrino y es asesinado por las rencorosas hienas (Scar, quien era demasiado cobarde para pelear contra Simba, acusó a las hienas como las enemigas, diciéndole a Simba que provocaron todo esto, sin saber que ellas escucharon todo). Una vez que Scar ha muerto y las hienas huyen de la Roca del Rey, Simba es proclamado como nuevo rey de las Tierras del Reino, tomando a Nala como esposa y reina. Poco a poco los pastos y el agua vuelven a la sabana, haciendo así que todos los animales regresen de nuevo para ver nacer al nuevo príncipe, cumpliéndose así el ciclo de la vida.

Ha recibido 67 puntos

Vótalo:

La vida es bella (1997)

69. La vida es bella (1997)

En 1939, Guido Orefice (Roberto Benigni), un alegre, divertido y carismático joven italiano de origen judío, llega a la casa de su tío en Arezzo para trabajar como camarero en su hotel. Allí conoce a una joven y bella profesora llamada Dora (Nicoletta Braschi, esposa en la vida real de Roberto... Ver mas
En 1939, Guido Orefice (Roberto Benigni), un alegre, divertido y carismático joven italiano de origen judío, llega a la casa de su tío en Arezzo para trabajar como camarero en su hotel. Allí conoce a una joven y bella profesora llamada Dora (Nicoletta Braschi, esposa en la vida real de Roberto Benigni), de la que se enamora inmediatamente y hace lo posible por conquistarla, llamándola princesa y saludándola alegremente con la frase ¡Buenos días, princesa! cada vez que la ve, pero ella es la prometida de un funcionario fascista llamado Rodolfo.

La primera mitad de la película muestra el cambio político que se está produciendo en el país. Guido imita la forma de caminar de los soldados nazis y parodia sus teorías racistas y pseudocientíficas. Un día, al hotel donde trabaja Guido llega un médico, el doctor Lessing (Horst Buchholz), que enseguida se hace amigo suyo, ya que los dos son aficionados a las adivinanzas y pasan el tiempo planteándoselas el uno al otro. Cuando en el hotel se celebra la fiesta de compromiso de Rodolfo y Dora, Guido llega y le confiesa sus sentimientos por ella. Dora, que nunca ha estado verdaderamente enamorada de Rodolfo, se va con Guido en su caballo. Mientras todo esto ocurre, el avance del fascismo es cada vez más evidente: el negocio del tío de Guido y su caballo aparecen frecuentemente cubiertos con pintadas y mensajes antisemitas.

Seis años después, en 1945, Guido y Dora están casados y tienen un hijo, llamado Giosuè (Giorgio Cantarini). A pesar de la guerra y de la invasión nazi de Italia, siguen siendo felices. Guido abre una librería y Dora continúa con su trabajo como profesora. El día del cumpleaños de Giosuè, Guido, su tío y Giosuè son detenidos debido a su origen judío y subidos a un tren rumbo a un campo de concentración. Aunque Dora no es judía, exige subir también al tren para permanecer junto a su familia, pero al llegar al campo, los hombres y mujeres son inmediatamente separados y el tío de Guido y muchos otros son enviados directamente a las cámaras de gas, ya que no se les considera útiles para trabajar. Guido oculta a su hijo la terrible situación que están viviendo, haciéndole creer que es sólo un juego en el que deben ganar puntos, y el primero que gane 1000 puntos conseguirá un tanque auténtico. También le dice que si llora, pide comida o quiere ver a su madre, perderá puntos, mientras que si se esconde de los guardias del campo ganará puntos extra.

Guido usa esta fantasía para justificar la realidad que les rodea: los guardias los tratan mal porque quieren el tanque para ellos y el número cada vez menor de niños (que están siendo asesinados en las cámaras de gas) se debe a que están escondidos para ganar puntos. Guido consigue convencer a Giosuè para que no quiera marcharse diciéndole que van en cabeza y sólo necesitan un poco más de tiempo para volver a casa con el tanque. A pesar de estar rodeados de horror, tristeza y muerte, Giosuè acaba creyéndolo todo gracias a la convincente historia que le cuenta su padre y a su propia inocencia.

Un día, Guido se encuentra con el doctor que conoció en el hotel, convertido en oficial de las SS, que está eligiendo a los prisioneros que serán mandados a las cámaras de gas. Al ver a Guido, le reconoce y no le manda a las cámaras, y hace que trabaje como camarero en una cena que van a celebrar los altos mandos militares del campo. Guido aprovecha para llevar a Giosuè con él y sentarle en la mesa de los niños para que por un día coma bien. En un momento de la cena, Guido tiene una charla con el doctor, quien le plantea un nuevo acertijo para que le ayude a resolver, por lo que Guido queda decepcionado debido a que había creído que el doctor iba a ayudarlo a él y a su familia a salir con vida del campo de concentración.

Una noche se observa un gran revuelo en el campo: los alemanes se están retirando ante la llegada de los Aliados porque la guerra ha terminado, pero quieren matar a todos los prisioneros antes de que los Aliados les liberen. Guido ordena a Giosuè que se esconda hasta que todo se calme, porque "están a punto de ganar el premio". Mientras, él va en busca de Dora para marcharse todos juntos, pero es sorprendido y fusilado por uno de los guardias. A la mañana siguiente, los alemanes han huido y Giosuè sale de su escondite. De pronto aparece un tanque, que él cree que es su premio. Son los norteamericanos, liberando el campo. Le recogen y por el camino, entre los prisioneros liberados, Giosuè encuentra a su madre y le comunica que han ganado.

La voz en off de Giosuè adulto, acaba: Esta es mi historia. Ese es el sacrificio que hizo mi padre. Aquel fue el regalo que tenía para mí.

Ha recibido 66 puntos

Vótalo:

Alien, el octavo pasajero (1979)

70. Alien, el octavo pasajero (1979)

La nave espacial de transporte comercial U.S.C.S.S. Nostromo regresa a la Tierra proveniente del planeta ficticio Thedus,nota 1 con un remolque de veinte millones de toneladas de mena.nota 2 Los siete miembros de la tripulación están en un estado de sueño criogénico. Al recibir una transmisión... Ver mas
La nave espacial de transporte comercial U.S.C.S.S. Nostromo regresa a la Tierra proveniente del planeta ficticio Thedus,nota 1 con un remolque de veinte millones de toneladas de mena.nota 2 Los siete miembros de la tripulación están en un estado de sueño criogénico. Al recibir una transmisión de origen desconocido, procedente al parecer de la luna de un planeta cercano,nota 3 el ordenador central de la nave, «Madre»,nota 4 nota 5 despierta a la tripulación. En un principio creen que están en las proximidades de la Tierra, hasta que descubren que se hallan en una región fuera del sistema solar. El capitán Dallas les comenta que la computadora cambió el rumbo de la nave para acudir a una señal anormal que la nave recibe cada doce segundos, y que Madre identifica como una alerta de auxilio. Dallas asume la responsabilidad de investigarla y, con la ayuda del oficial científico Ash, persuade al resto del equipo para que colabore. Gracias a cálculos de trayectoria realizados por la nave, descubren que están en el sistema extrasolar Zeta II Reticuli, en los límites de astronavegación, y se dirigen hacia un destino desconocido.nota 6 Finalmente, la Nostromo llega a la luna de un planeta gigantesco gaseoso anillado e inexplorado. En ella, la tripulación desengancha a Nostromo del remolque y la nave desciende hacia donde se originó la transmisión; en su aterrizaje, la nave sufre algunos daños. El capitán Dallas, el oficial ejecutivo Kane y la navegante Lambert salen a la superficie del planetoide a investigar el origen de la señal, mientras que la suboficial Ellen Ripley, Ash, y los ingenieros Brett y Parker se quedan en la nave para monitorearlos y hacer reparaciones.


Fotografía de un modelo del xenomorfo.
Dallas, Kane y Lambert descubren que la señal viene de lo que parece ser una nave espacial alienígena varada desde hace tiempo. Dentro encuentran los restos fosilizados de un extraterreste gigante sentado en la silla del piloto, con un boquete en su abdomen perforado de adentro hacia afuera. Mientras tanto, Ripley ordena a Madre que realice una minuciosa decodificación binaria del código extraterrestre para su interpretación; durante la actividad, se percata de que el mensaje es uno de advertencia y no una solicitud de socorro como les hizo creer la computadora. Dentro de la nave abandonada, Kane descubre una enorme cámara llena de numerosos huevos, uno de los cuales libera una criatura que se adhiere a su casco, derritiendo su visor y dejándolo inconsciente. Dallas y Lambert lo llevan a la Nostromo, donde Ash les permite entrar, a pesar del protocolo de cuarentena activado por Ripley. Una vez en el interior de la nave, Dallas y Ash intentan arrancar la alimaña del rostro de Kane, pero descubren que la sangre de la alimaña es un ácido extremadamente corrosivo. Finalmente, la criatura se desprende por sí sola y cae muerta. Con la nave reparada, la tripulación despega, acopla el remolque y retoma el viaje hacia la Tierra.

Kane despierta aparentemente ileso, pero durante una comida antes de entrar nuevamente en hipersueño, Kane comienza a asfixiarse convulsivamente hasta que una larva emerge violentamente de su pecho, matándolo en el acto, y escapando para ocultarse en la nave. La tripulación decide intentar localizar y capturar al monstruo con sensores de movimiento, armas de electrochoque y lanzallamas y descartar el uso de armas convencionales ya que la sangre de la criatura podría disolver parte del casco de la Nostromo. Mientras Brett busca a «Jones», el gato de la tripulación,nota 7 llega a una sala en la que encuentra al engendro ya desarrollado,nota 8 que lo asesina antes de desaparecer por los conductos del sistema de ventilación de la nave. Dallas lo sigue con la intención de forzar a la cosa a entrar en una esclusa donde pueda ser expulsada hacia el espacio, pero el ser le tiende una emboscada y lo mata. Lambert les pide a los demás que escapen en una lanzadera, pero Ripley, siguiente al mando, se niega alegando que la lanzadera no podría dar soporte vital a cuatro personas. Tras acceder a «Madre», Ripley descubre que Ash recibió secretamente órdenes de llevar la nave hasta su corporación propietaria con el alienígena dentro, a expensas de lo que le pudiese ocurrir a los demás pasajeros. Ash le ataca bruscamente, pero Lambert y Parker intervienen, siendo este último quien golpea a Ash con un extintor decapitándolo, revelando a la tripulación que en realidad Ash es un androide. Antes de ser incinerado, Ash les indica a los tripulantes que no sobrevivirán. Más tarde, los sobrevivientes idean un plan para activar el sistema de autodestrucción de la Nostromo y escapar en la lanzadera.

Mientras Ripley, inicia la secuencia de autodestrucción; Lambert y Parker son emboscados y asesinados por la criatura mientras recolectan pertrechos para el escape. A continuación, Ripley se dirige a la lanzadera con Jones, pero el Alien le bloquea el camino, pero alcanza a escapar de él. La suboficial intenta, sin éxito, abortar la autodestrucción, y vuelve a la compuerta de la lanzadera. Para su alivio, el ser ya no se halla ahí y Ripley logra escapar en la cápsula antes de que la Nostromo explote. Mientras se prepara para entrar en hipersueño, Ripley descubre que el monstruo se encuentra con ella en la lanzadera. Tras ponerse un traje espacial, ella despresuriza la lanzadera al abrir la escotilla, logrando finalmente expulsar el organismo fuera de la nave con ayuda de un gancho que lanza contra la criatura. Sin embargo el cable del gancho termina atascándose en la puerta y el xenomorfo se mantiene sujeto al cable tratando de introducirse en la nave por uno de los motores. Finalmente Ripley activa los motores y el impulsor envía al monstruo al espacio, deshaciéndose de él. En las escenas finales se ve a Ripley entrando en hipersueño junto con el gato antes de su retorno a la Tierra.

Ha recibido 64 puntos

Vótalo:

El submarino (1981)

71. El submarino (1981)

Francia, La Rochelle, octubre de 1941. Un submarino alemán tipo VII C, el U 96, sale a la mar desde esa importante base de submarinos, en una misión de patrulla durante la Segunda Guerra Mundial. Junto a su tripulación va también un periodista novato, el teniente Werner (Herbert Grönemeyer... Ver mas
Francia, La Rochelle, octubre de 1941. Un submarino alemán tipo VII C, el U 96, sale a la mar desde esa importante base de submarinos, en una misión de patrulla durante la Segunda Guerra Mundial.

Junto a su tripulación va también un periodista novato, el teniente Werner (Herbert Grönemeyer), que es el narrador en tercera persona de la trama. La tripulación está compuesta por un grupo de jóvenes marinos que viven días de angustia durante estas patrullas y que cuando están fuera de servicio se extralimitan y se desenfrenan, sabiendo que es posible que no regresen de la próxima misión. Entre ellos están el jefe de máquinas Fritz Grade (Klaus Wennemann), el primer teniente (Hubertus Bengsch), un nazi fanático ferviente de las reglas y el jefe de máquinas Johann (Erwin Leder), un amante de las máquinas.

El capitán Henrich Lehmann-Willenbrock (Jürgen Prochnow) es un líder nato, dotado con el don de la comprensión, experimentado y con mucho criterio, lo cual lo hace ser muy respetado por su tripulación. Su meta es cumplir con su deber lo mejor posible y volver con vida; de su criterio e iniciativas dependen la vida propia y la de su tripulación.

Las condiciones de vida a bordo son extremadamente agobiantes por el hacinamiento y la falta de espacio. Tras torpedear con éxito unos barcos de un convoy, emergen para comprobar con horror cómo los marinos británicos de un barco, aún a flote, arden vivos. También se ven obligados a abandonar a los supervivientes siguiendo órdenes existentes de no rescatarles, no rescatados por el convoy por temor a nuevos torpedeos, y dejados a su suerte por el submarino por la imposibilidad de transportarlos. La vida sigue a bordo del U 96 donde deben aguantar tormentas o aburridos días sin salir a superficie.

Nuevas órdenes los hacen dirigirse al puerto de Vigo en España. Allí son recibidos por la oficialidad de un buque alemán internado, que en realidad es un buque de abastecimiento, siendo los oficiales del submarino agasajados con un banquete. Allí reciben nuevas órdenes, dirigirse al puerto La Spezia en Italia, para lo cual deberán cruzar el peligroso estrecho de Gibraltar. Werner y el capitán Lehmann se enterarán allí de que sus solicitudes de volver a Alemania han sido denegadas.

Con el submarino repleto de alimentos frescos y torpedos, los marinos del U 96 inician la travesía. Al llegar a las cercanías del estrecho, el capitán decide cruzar durante la noche la barrera de navíos británicos, dejándose llevar por la corriente, pero son descubiertos y atacados por un avión. Con los motores a máxima velocidad, el submarino se sumerge para evitar ser destruido, pero un fallo en los alerones de proa no permiten estabilizar la nave, que se hunde cada vez más hasta tocar fondo a 270 metros de profundidad. El aplastamiento del casco de fuerza provoca filtraciones y roturas en los conductos que inundan de agua el interior del buque, el gas cloro de las baterías aplastadas en el hundimiento inunda el compartimento de máquinas, apareciendo el fantasma de la muerte por asfixia. La lucha por sobrevivir actuando en equipo es ardua, extenuante, casi ahogándose mientras luchan contra las filtraciones. Cada uno a su modo, se convierte en héroe al lograr sus objetivos.

Finalmente, gracias al trabajo en equipo y tras 16 horas de reparaciones, salen del fondo del mar y ya en la superficie toman rumbo a La Rochelle, su punto de partida, donde son recibidos como héroes en el muelle.

Sin embargo, un ataque sorpresa de aviones británicos De Havilland Mosquito rompe el solemne momento, y todos corren por la dársena para salvar sus vidas en medio de una lluvia de bombas. El submarino intenta refugiarse en un muelle antiaéreo, pero es alcanzado por las bombas. El teniente Werner busca desesperadamente al capitán Lehmann en medio del bombardeo, sospechando que éste ha decidido quedarse en el U 96; Werner finalmente halla a su capitán, gravemente herido por las esquirlas de bombas, tendido junto al muelle. Allí Werner y Lehmann observan al U 96, tocado por las bombas, que empieza a hundirse irremediablemente mientras Lehmann muere en tierra a consecuencia de las heridas.

Ha recibido 63 puntos

Vótalo:

Cinema Paradiso (1988)

72. Cinema Paradiso (1988)

La historia comienza en el Berlín Este del año 1984. La Stasi, la policía política de la RDA, con 100.000 agentes y 200.000 informantes, vigila cada día la vida de sus compatriotas. Gerd Wiesler (Ulrich Mühe) quien firma sus informes como HGW XX/7, convencido comunista y capitán de la Stasi, es... Ver mas
La historia comienza en el Berlín Este del año 1984. La Stasi, la policía política de la RDA, con 100.000 agentes y 200.000 informantes, vigila cada día la vida de sus compatriotas. Gerd Wiesler (Ulrich Mühe) quien firma sus informes como HGW XX/7, convencido comunista y capitán de la Stasi, es elegido para la vigilancia del conocido dramaturgo Georg Dreyman (Sebastian Koch), escritor fiel al régimen de la RDA. Wiesler no sospecha que el ministro de cultura Bruno Hempf respalda el proyecto con la intención de quitarse del medio a Dreyman y quedarse con su novia, la actriz Christa-Maria Sieland (Martina Gedeck). Ésta había cedido a los avances del ministro, porque de lo contrario hubiera peligrado su carrera de actriz. El teniente coronel Anton Grubitz (Ulrich Tukur), superior de Wiesler, intenta estimular su ya pronunciado olfato de espía y seducirle con un ascenso si el proyecto tiene éxito.

Un equipo de hombres de la Stasi cablea la vivienda de Dreyman, instalando micrófonos ocultos, y se dispone la central técnica en el desván del edificio. El espionaje le permite a Wiesler —soltero, con una vida privada insignificante y un piso dormitorio decorado de modo espartano— observar el mundo del arte y de los librepensadores, así como las relaciones interpersonales, de las que él no disfruta. En la fiesta de cumpleaños de Dreyman, un amigo suyo y director teatral, Albert Jerska, quien tiene una prohibición de trabajo por ser crítico con el régimen, lee a solas un libro de Bertolt Brecht. Wiesler, que vigila la escena, sustrae en otra ocasión furtivamente el libro. Especialmente se muestra el momento en que Wiesler lee inspirado unos versos del mismo en su casa.

La actitud conformista de Dreyman cambia cuando descubre la relación entre Christa y el ministro Hempf, y se decide a actuar cuando su amigo Albert Jerska, sin esperanzas de poder volver a trabajar en su profesión, se suicida. Al recibir la noticia Dreyman, conmocionado, toca al piano la “Sonata del hombre bueno”, una pieza cuya partitura le había regalado Jerska en su cumpleaños. Esa música y la actitud del escritor conmueven profundamente al espía. En una máquina de escribir con tinta roja traída secretamente del oeste por un periodista de Der Spiegel [1] —la Stasi tenía registradas todas las máquinas de escribir—, Dreymann escribe un artículo sobre la extraordinariamente alta tasa de suicidio en la RDA, que es mantenida en secreto por el gobierno comunista. Por precaución, esconde la máquina bajo el umbral de una puerta.

Wiesler por su parte, bajo las impresiones de esta «vida de los otros», y seducido especialmente por Christa, se desvía paulatinamente de su objetivo inicial de encontrar pruebas inculpatorias sobre Dreyman. A lo largo de la misión decide proteger a Dreyman escribiendo datos intrascendentes en los informes.

El artículo aparece publicado poco después en la revista Der Spiegel de la Alemania Occidental. La Stasi, disponiendo de una copia del escrito original que ha conseguido un informante, busca febrilmente al escritor responsable. Cuando Christa-Maria es llevada por mandato del ministro Hempf a la prisión de la Stasi en Berlín, no puede soportar la presión y confiesa al superior de Wiesler, Anton Grubitz, que Dreyman es el autor del artículo. Sin embargo, la máquina de escribir usada no es hallada en el subsiguiente registro que se realiza.

Grubitz, suspicaz, organiza entonces un nuevo interrogatorio que él mismo vigila, entre Christa-Maria Sieland y Wiesler, para probar la lealtad de éste. Tras sufrir nuevas amenazas, la actriz revela el lugar concreto donde está escondida la máquina de escribir. Antes del registro que esta vez realiza el mismo Grubitz, Wiesler se apresura a ir a la casa del escritor y sale sigilosamente antes de que llegue nadie. Cuando el teniente coronel de la Stasi se dirige hacia el escondite de la máquina, Christa-Maria no puede soportar la culpa y la vergüenza de la traición, y huye atormentada. El escondite, para sorpresa de Grubitz y Dreymann, está vacío. Christa corre aturdida a la calle y es atropellada por un camión. Dreyman llega al lugar y ella muere en sus brazos. Pensando que ella había retirado la máquina para protegerle, llora desconsoladamente.

Grubitz tiene claro que Wiesler ha debido ser el encubridor y promueve su degradación, haciéndole abandonar su cargo, quedando relegado a una posición anodina en el ministerio, donde lo destinan junto con otros defenestrados a abrir la correspondencia de los usuarios del servicio de correos. Tras la caída del muro de Berlín en 1989, Wiesler debe abandonar su oficio como miembro de la policía social del régimen (al disolverse este y también su entramado burocrático); trabajando por último como repartidor de publicidad.

Dreyman, en un Berlín post-Guerra Fría, se encuentra con Hempf tras ver una obra de teatro, descubriendo que él no había sido diferente y que había estado bajo vigilancia durante el régimen comunista al igual que todos los demás. Esto le lleva a indagar en los archivos estatales y a leer todos los informes de Weisler sobre su vida. Extrañado primero por las inexactitudes que contiene, ve finalmente una mancha roja, como la tinta de la máquina de escribir, sobre el último informe y se da cuenta de que su protector era HGW XX/7, el firmante de los informes, quien sustrajo y se deshizo de la máquina de escribir el día del registro. Descubre la fotografía de su protector y su dirección. Dreyman coge un taxi y va en dirección a la casa de Wiesler encontrándole rápidamente, sin embargo, cuando está a punto de bajarse del taxi para hablar con él, parece pensarlo mejor y se sube para hacer una cosa misteriosa.

Dos años después, Wiesler pasea por la calle con su carrito de repartidor cuando descubre en el escaparate de una tienda una gran fotografía promocional de Dreyman junto a un libro titulado «Sonata para un hombre bueno». Movido por la curiosidad, entra en la librería y abre un ejemplar. La dedicatoria reza: «A HGW XX/7, en agradecimiento». Se lo da al librero para que le cobre y éste le pregunta si lo envuelve para regalo y Wiesler, en un doble juego de palabras, contesta escuetamente y con una sonrisa feliz: «Es para mí».

Ha recibido 61 puntos

Vótalo:

Intocable (2011)

73. Intocable (2011)

La película narra la relación entre dos personajes totalmente opuestos y procedentes de entornos diferentes. Uno, Driss, de origen senegalés, vive en un barrio obrero de París, con antecedentes penales, vitalista, descarado, divertido e irreflexivo; el otro, Phillippe, un rico tetrapléjico culto... Ver mas
La película narra la relación entre dos personajes totalmente opuestos y procedentes de entornos diferentes. Uno, Driss, de origen senegalés, vive en un barrio obrero de París, con antecedentes penales, vitalista, descarado, divertido e irreflexivo; el otro, Phillippe, un rico tetrapléjico culto y muy poco espontáneo, que necesita un ayudante personal. Driss acude a la entrevista esperando ser rechazado y con la sola pretensión de poder sellar sus papeles para cobrar el paro. Sin embargo, es sorprendentemente contratado, pese a su descaro y a no tener ninguna formación profesional. Los motivos de Phillippe, harto de lidiar con cuidadores que sentían piedad de él, fue el ver que no le tenía compasión alguna y el reto de conseguir que el rebelde joven fuera capaz de realizar un trabajo y adaptarse a unos estrictos horarios y rutinas responsablemente.

Poco a poco, la relación entre empleado y empleador se va convirtiendo en la amistad de dos personas que se ayudan mutuamente a enfrentar y superar las dificultades de sus respectivos mundos.

Ha recibido 55 puntos

Vótalo:

Matrix (1999)

74. Matrix (1999)

Neo y sus tribulaciones[editar] Este mensaje es el que originalmente induce a Neo a conocer el universo Matrix. «Despierta, Neo. Matrix te posee. Sigue al conejo blanco. Toc toc, Neo.» Esta última línea imita el sonido de alguien llamando a una puerta. Thomas A. Anderson (Keanu Reeves) es... Ver mas
Neo y sus tribulaciones[editar]

Este mensaje es el que originalmente induce a Neo a conocer el universo Matrix. «Despierta, Neo. Matrix te posee. Sigue al conejo blanco. Toc toc, Neo.» Esta última línea imita el sonido de alguien llamando a una puerta.
Thomas A. Anderson (Keanu Reeves) es programador informático de día y un hacker llamado Neo de noche. Lleva toda su vida intuyendo que hay algo más, que hay algo que falla y esa duda se ve reafirmada con un mensaje recibido en su ordenador: «Matrix te posee.» Así, Neo comienza la búsqueda desesperada de una persona de la que sólo ha oído hablar: otro hacker llamado Morfeo (Laurence Fishburne). Alguien que puede darle la respuesta a las preguntas que tanto le atormentan: ¿qué es Matrix? y ¿por qué le posee?2 Morfeo y su equipo, al darse cuenta de que sus enemigos están buscando a Neo, deciden entrar en contacto con él. La hacker Trinity (Carrie-Anne Moss), amiga de Morfeo, le conduce hasta él y la respuesta que busca. Pero, para obtenerla debe renunciar a su vida anterior y a todo lo que había conocido antes. El símbolo de dicho proceso es aceptar tomar una pastilla roja, en cambio, otra pastilla, la azul, podría devolverlo a su mundo actual sin que, aparentemente, nada de lo que está sucediendo hubiera pasado. Neo acepta tomar la pastilla roja, olvidar su vida y todo lo que conoce para descubrir «qué es Matrix».

¿Qué es Matrix?[editar]
Es un mundo virtual para ocultar la verdad. Neo descubre que el mundo en el que creía vivir no es más que una simulación virtual a la que se encuentra conectado mediante un cable enchufado en su cerebro. Las miles de millones de personas que viven (conectadas) a su alrededor, están siendo cultivadas del mismo modo para poder dar energía a las máquinas. Esta ilusión colectiva (o simulación interactiva) es conocida como Matrix (la matriz).

El grupo de rebeldes del mundo real liderados por Morfeo, rescata a Neo de la cosecha de personas donde se encontraba preso. Una vez liberado, Morfeo le explica en qué consiste la realidad: porque la realidad no es la realidad.

Se encuentran cerca del año 2199 (aunque esta es la fecha que Morfeo estima, en realidad están cerca del 3199 tal y como se descubre al final de Matrix Reloaded) y la humanidad está esclavizada por las máquinas, que tras el desarrollo de la IA (Inteligencia Artificial) se rebelaron contra su creador, el hombre. La revolución desembocó en una gran guerra por la supervivencia de ambos contendientes. Ésta, a su vez, desembocó en el deterioro del medio ambiente haciéndolo insostenible para hombre y máquina. En palabras de Morfeo:

«[...] no se sabe quién atacó primero, si nosotros o ellos, pero sí sabemos que nosotros arrasamos el cielo.»
Morfeo, personaje de Matrix (1999), Hermanas Wachowski
Las máquinas, tras vencer la guerra y quedar privadas de la energía solar que necesitaban para funcionar, ahora dominan la superficie terrestre y emplean a la especie humana como fuente de energía, cosechándolos en grandes campos de cultivo.También Morfeo habla, aunque indirectamente, de la operación Tormenta negra Dark Storm, la cual, durante la guerra entre humanidad y máquinas, se ideó para debilitar las máquinas, que funcionaban con energía solar.

El elegido[editar]
Morfeo también le cuenta a Neo que cree que él es «el elegido». Entre los supervivientes humanos, organizados en un último reducto del subsuelo llamado Zion, existe una profecía, que augura un elegido que será capaz de liberar a la humanidad de la esclavitud a la que está sometida. «El elegido» podrá cambiar Matrix a su voluntad, otorgando así la victoria a los humanos.

Desarrollo[editar]

Los Wachowski durante la Comic-Con del 2004
El mundo virtual de Matrix, se convierte en el campo de batalla donde Neo tendrá que combatir contra los agentes de Matrix, que son unos programas en forma humana capaces de poseer a cualquier habitante de Matrix que la resistencia no haya liberado, y en particular contra el temible Agente Smith (Hugo Weaving). Éstos intentan impedir que los rebeldes rescaten a las personas que están conectadas, ya que están programados para capturar a cualquier intruso que altere la realidad de Matrix. En este mundo virtual, los seres humanos que son conscientes de la verdadera esencia de lo que les rodea, son capaces de desafiar parcialmente las leyes físicas y realizar hazañas asombrosas.

Lo que el grupo no sabe es que Cypher, un veterano miembro de la nave, los traicionará al entrar en tratos con el Agente Smith para entregarle a Morfeo. Un día, Morfeo decide ir a Matrix para que Neo vea al Oráculo, el mismo que hizo la profecía. Ella le dice que no es «el elegido», añadiendo «tal vez en la próxima vida», pero que Morfeo creía en él ciegamente. Añade que Neo tendría que elegir entre salvar su propia vida o la de Morfeo.

Al volver de hablar con el Oráculo, se ven atrapados por agentes y policías en el edificio por donde entraron. Matan a Mouse y capturan a Morfeo cuando éste intentaba salvar a Neo. Los demás escapan, pero el traidor Cypher mata a Dozer, Apoc y a Switch y solo quedan con vida Trinity, Neo, Morfeo y Tank, quien, aunque herido, se encarga de eliminar al traidor para salvar a sus compañeros.

Cuando van a desconectar a Morfeo, para que las máquinas no obtengan los códigos del ordenador central de Zion, Neo recuerda las palabras del Oráculo y decide ir a rescatarle. Tras intentar disuadirle, Trinity le acompaña. Después de una espectacular lucha contra los soldados y agentes que custodian el edificio donde Morfeo está detenido, consiguen liberarlo.

Morfeo y Trinity vuelven al mundo real por el teléfono de una estación de metro, pero cuando Neo les iba a seguir, el Agente Smith se lo impide. En vez de huir, se enfrenta a él y con dificultad le vence, pero el Agente Smith toma otro cuerpo por lo que Neo intenta escapar seguido de otros dos agentes, pero el Agente Smith le mata antes de poder volver. Morfeo está estremecido, ya que además hay centinelas atacando la nave, pero Trinity le dice al cuerpo de Neo que no puede estar muerto. Él tiene que ser «el elegido» porque el oráculo le dijo a ella que se enamoraría del elegido y Trinity estaba enamorada de él, le besa y Neo resucita. Sorprendido, el Agente Smith le dispara, pero Neo detiene las balas, para con facilidad sus golpes y le destruye. Los otros dos agentes huyen. Neo se da cuenta de que es «el elegido». Neo vuelve al mundo real justo a tiempo de que Morfeo use un pulso electromagnético contra los centinelas (máquinas enemigas) que habían invadido la nave.

En la escena final Neo está de vuelta a Matrix, y habla por teléfono (sabiendo que Matrix interviene la llamada) para decirle a las máquinas que ahora las cosas van a cambiar y que va enseñar a la gente «lo que no quieren que vean».

Ha recibido 54 puntos

Vótalo:

American Beauty (1999)

75. American Beauty (1999)

La película comienza con una imagen de una cámara de vídeo, donde aparece una adolescente recostada en la cama. Ella se queja de su padre, dice que es aburrido y se avergüenza de él. Una voz en off de un joven, seguramente el que maneja la cámara, pregunta: «¿Quieres que lo mate?». Ella lo... Ver mas
La película comienza con una imagen de una cámara de vídeo, donde aparece una adolescente recostada en la cama. Ella se queja de su padre, dice que es aburrido y se avergüenza de él. Una voz en off de un joven, seguramente el que maneja la cámara, pregunta: «¿Quieres que lo mate?». Ella lo piensa un momento y dice con una sonrisa satisfecha: «Sí... ¿Lo harías?».

La película empieza nuevamente con Lester Burnham (Kevin Spacey), un ejecutivo de publicidad de Chicago y padre de familia de cuarenta y dos años. Lester comienza a hacer de narrador, pero el Lester que aparece en la pantalla no está hablando: «En menos de un año, estaré muerto. Por supuesto, todavía no lo sé. Y en cierta manera, ya estoy muerto». Pronto nos damos cuenta del por qué: su vida no es la mejor. Su esposa Carolyn (Annette Bening) es una ambiciosa vendedora inmobiliaria a la que solo le importa el éxito profesional («Mi compañía vende una imagen y es parte de mi trabajo vivir esta imagen»); su hija Jane (Thora Birch), de dieciséis años (la chica de la cámara del principio de la película), es una típica adolescente apática que se queja de su padre por su falta de apoyo y está pensando en hacerse una cirugía de pechos, para levantárselos y dejar ambos a la misma altura. Lester comenta de ella: «Jane es una típica adolescente: enfadada, insegura y confusa. Me gustaría decirle que se le pasará, pero no quiero mentirle». Jane y Lester no se han hablado durante meses. Lester se autodescribe como un perdedor, aburrido, alguien fácil de olvidar («He perdido algo, pero nunca es tarde para recuperarlo»).


El reparto principal de la película. De derecha a izquierda: (Arriba) Kevin Spacey, Annette Bening, Thora Birch y Mena Suvari. (Abajo) Chris Cooper, Wes Bentley y Allison Janney.
Se puede ver un día típico en la vida de cada uno de los tres personajes. Lester inicia su día masturbándose en la ducha. Según dice, «Este va a ser el mejor momento del día. Todo irá cuesta abajo a partir de aquí». Más tarde se ve a Lester en su trabajo, donde su jefe, Brad Dupree, le pide que haga un informe describiendo su trabajo y sus tareas, detallando exactamente cuál es su contribución a la compañía. Dupree está tratando de identificar quiénes son los empleados de los cuales se puede prescindir para poder despedirlos y ahorrarle dinero a la compañía. Carolyn, por su parte, intenta vender una casa a varias parejas, pero solo encuentra rechazo tras rechazo. Lester encuentra la inspiración para transformarse a sí mismo al conocer a Ángela Hayes (Mena Suvari), la mejor amiga y compañera de colegio de su hija Jane. Ángela es una bella, confiada y supuestamente promiscua animadora que aspira a ser modelo, y que piensa que «no hay nada peor en la vida que ser vulgar». Ángela cautiva a Lester desde el momento en que él la ve en una actuación rutinaria de baile en el colegio y desarrolla una obsesión hacia ella, para vergüenza de Jane. Esa misma noche, Jane ve a un joven que la graba con su cámara de video a través de la ventana de su habitación. Jane, que no está acostumbrada a recibir atención de este tipo, se siente adulada. Después, cuando Jane invita a Ángela a quedarse a dormir en su casa, Lester escucha a Ángela decirle a Jane que encuentra atractivo a su padre y que «le haría totalmente el amor», si él comenzara a ejercitarse un poco. Habiendo escuchado esto, Lester inmediatamente parte hacia su garaje, donde encuentra viejas pesas y comienza a levantarlas. Mientras tanto, una familia formada por el extremadamente homófobo y austero Coronel Frank Fitts, miembro del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos (Chris Cooper), un hombre sin emociones y posiblemente con depresión; su mujer Barbara (Allison Janney); y su curioso e introspectivo hijo Ricky (Wes Bentley), se mudan a la casa de al lado de los Burnhams. Jane empieza a notar que Ricky, al que no conoce su padre, gana dinero como traficante de marihuana.

Tiempo después, Carolyn empieza una relación extramatrimonial con un vendedor inmobiliario rival, y también decide empezar a aliviar su estrés en un campo de tiro. Lester deja su trabajo, chantajeando a su jefe con su indemnización y empieza a trabajar en un nuevo restaurante de comida rápida y Ricky le enseña a Jane un video en el que una bolsa de plástico está «bailando» en el aire, lo que Rick consideró la cosa más bonita que jamás había grabado. Más tarde, durante una discusión acalorada en la cena, Lester finalmente hace valer su dominio sobre Carolyn en el hogar. En su último día de vida, Lester se enfrenta calmado a su mujer sobre su relación extramatrimonial, causando el final de su matrimonio. Carolyn escucha una cinta de autoayuda que la convence de «negarse a ser una víctima». Conduce amargamente hacia su casa con su pistola con la intención de enfrentarse a su marido, creyendo que ha arruinado su vida. Lester llama a Ricky a su casa para conseguir marihuana, aumentando las sospechas del Coronel Fitts, que está convencido que su hijo es homosexual y consecuentemente le obliga a irse de casa. Cuando Ricky y Jane planean escapar a Nueva York, Ángela, que les está visitando, les acusa de ser «raros» a lo que Ricky le recrimina que ella es fea, que es ordinaria y lo sabe. Ángela se echa a llorar en las escaleras y Lester, después de enfrentarse a un quebrado emocionalmente Coronel Fitts que le revela que él mismo es gay, la consuela. Sin embargo, Lester intenta seducir a Ángela desbaratándolo cuando ella le revela que, de hecho, es virgen. Lester no puede tomar su virginidad y en vez de ello le hace un sándwich en la cocina. Por primera vez en un tiempo, Lester se da cuenta de que es realmente feliz. Cuando Ángela se va al baño, Lester contempla una vieja foto de su familia sonriendo, inconsciente de que la pistola del Coronel Frank Fitts está a la altura de su cabeza por la espalda.

La película termina con la descripción de la vida de Lester en imágenes delante de sus ojos, entremezclados con escenas de su familia y otros hasta el momento del disparo, las reacciones de Ricky, Ángela y Jane al disparo (Ricky observa que Lester murió feliz) y Carolyn llorando justo al entrar a casa arrepentida por haber deseado la muerte de su esposo. Mirando hacia atrás en estos eventos desde el punto de vista del narrador, Lester está contento:

«Supongo que podría estar bastante enojado por lo que me pasó, pero cuesta seguir enfadado cuando hay tanta belleza en el mundo. A veces siento como si la contemplase toda a la vez y me abruma. Mi corazón se hincha como un globo que está a punto de estallar... pero recuerdo que debo relajarme y no aferrarme demasiado a ella, y entonces fluye a través de mí como la lluvia y no siento otra cosa que gratitud por cada instante de mi estúpida e insignificante vida... Seguramente no tienen ni idea de lo que les estoy hablando, pero no se preocupen... algún día la tendrán.»

Ha recibido 50 puntos

Vótalo:

Matar a un ruiseñor (1962)

76. Matar a un ruiseñor (1962)

Atticus Finch es un abogado de una pequeña ciudad del estado sureño de Alabama racialmente dividida durante los años de la Gran Depresión. Viudo y con dos hijos a su cargo, acepta ocuparse de la defensa jurídica de un campesino negro acusado de violar a una joven blanca. Muchos de los habitantes... Ver mas
Atticus Finch es un abogado de una pequeña ciudad del estado sureño de Alabama racialmente dividida durante los años de la Gran Depresión. Viudo y con dos hijos a su cargo, acepta ocuparse de la defensa jurídica de un campesino negro acusado de violar a una joven blanca. Muchos de los habitantes de la ciudad tratan de disuadirle para que se retire del caso, pero él está decidido a seguir adelante, a pesar de las consecuencias que su empeño en defender a un negro pueda acarrear para él y su familia.

La historia, narrada desde el punto de vista de una mujer adulta que rememora su infancia y la de su hermano mayor en el profundo sur estadounidense, abarca un periodo temporal de tres años, durante los cuales las vidas de esos dos personajes infantiles experimentan profundos cambios. En el transcurso de la acción, su plácida existencia de niños inocentes y despreocupados que, acompañados por un inseparable amigo veraniego, pasan los días jugando a espiar a un extraño vecino al que consideran una suerte de "hombre del saco" de su ciudad, se irá transformando ante las circunstancias. A través de su padre, abogado, y de la labor que éste ejerce en la ciudad, los niños descubrirán los conflictos raciales tan vigentes en aquella época, y su condición de testigos directos del odio racial cotidiano les hará madurar dolorosamente.

Ha recibido 49 puntos

Vótalo:

Testigo de cargo (1957)

77. Testigo de cargo (1957)

Sir Wilfrid Roberts (Charles Laughton), un consagrado abogado algo mayor y enfermo del corazón, acepta defender a Leonard Vole (Tyrone Power), acusado de asesinato, ante las protestas de su enfermera privada, Miss Plimsoll (Elsa Lanchester), ya que su doctor le había recomendado alejarse de... Ver mas
Sir Wilfrid Roberts (Charles Laughton), un consagrado abogado algo mayor y enfermo del corazón, acepta defender a Leonard Vole (Tyrone Power), acusado de asesinato, ante las protestas de su enfermera privada, Miss Plimsoll (Elsa Lanchester), ya que su doctor le había recomendado alejarse de casos con componente criminal. Vole es acusado de asesinar a Mrs. Emily French (Norma Varden), una anciana viuda que se había enamorado de Vole, hasta tal punto de haberle hecho el principal beneficiario de su herencia. Consistentes pruebas apuntan a Vole como el asesino del caso.

Cuando Sir Wilfrid habla con la esposa alemana de Vole, Christine (Marlene Dietrich), el abogado descubre que, aunque de una manera muy fría y ensimismada, Christine puede proveer de una coartada a su defendido. Sin embargo, considera que ésta sería poco útil para la defensa de Vole por venir de su propia esposa, quien, por otro lado, no puede testificar en contra de su marido según las leyes inglesas. Es por ello que Sir Wilfrid queda enormemente sorprendido cuando Christine es llamada como testigo de la acusación en el juicio, sorpresa que aumenta cuando afirma y demuestra que ya estaba casada con otro hombre cuando se casó con Leonard y que, por tanto, no puede ser considerada esposa legal de Leonard Vole.

Tras esta primera estocada, Christine asesta el que parece golpe de gracia a Leonard, testificando que éste le había confesado haber matado a Mrs. French, y que fue su conciencia la que finalmente le obligó a decir la verdad. Leonard, totalmente desconcertado y fuera de sí, no entiende cómo la que él cree amante esposa le traiciona de esa manera, desmontando todas sus afirmaciones de que estaba con ella cuando Mrs. French fue asesinada.

Cuando el juicio está a punto de finalizar y todo parece perdido para Vole, una misteriosa señora contacta con Sir Wilfrid quien, por una pequeña compensación económica, intercambia unas cartas escritas por Christine a un misterioso amante llamado Max. El "affaire" que revela la correspondencia entre Christine y su supuesto amante le da a la esposa de Vole muchos motivos para haber mentido, lo que, finalmente, es determinante para que el jurado considere a Leonard no culpable y el juez le absuelva de todos los cargos.

Sin embargo, Sir Wilfrid se encuentra afligido por el veredicto. Su instinto le dice que todo ha ido demasiado ordenado, demasiado limpio - "¡demasiado simétrico!". Por casualidad, él y Christine se quedan solos en la sala. Ella aprovecha entonces la oportunidad para contarle todo su plan: cómo cuando ella escuchó al principio que su testimonio no era muy convincente, decidió culparse a sí misma para, más tarde, desacreditarse como culpable, y cómo se disfrazó para interpretar a la misteriosa mujer que le entregó las cartas.

Admirado por el coraje de Christine, Sir Wilfrid le pregunta por qué no confió en él para trabajar juntos en la defensa de su marido, a lo que ella, con gran naturalidad, contesta que no podía arriesgarse a trabajar con él, ya que el abogado creía a Leonard inocente y ella sabía con toda certeza que era culpable. Ante el asombro de Sir Wilfrid, Christine le revela que es cierto lo que ella misma declaró en el juicio: que Leonard llegó a casa más tarde de lo que afirmaba y con la ropa manchada de sangre; que le confesó haber matado a Mrs. French y le pidió ayuda; y que sus cartas fueron un fraude y Max nunca existió. Finalmente, cuando el abogado le pregunta por qué lo hizo, ella confiesa que ha sido porque, a pesar de su actitud, ella ama a Leonard por encima de todo.

Leonard Vole aparece en ese momento y, ya protegido por la sentencia absolutoria que le libera de volver a ser juzgado, confirma de forma despreocupada lo que Christine acaba de decir. En ese momento aparece una joven mujer (Ruta Lee) que se le echa en brazos. Cuando Leonard le cuenta que se va a ir lejos con la joven, Christine descubre que Leonard la ha traicionado, que su sacrificio no sirve de nada, y antes de permitir que se vaya con otra, lo mata con un cuchillo en un ataque de furia. Sir Wilfrid, presente durante toda la escena, considera que, finalmente, se ha hecho justicia y que Christine no asesinó a Leonard, sino que lo ejecutó. Miss Plimsoll finalmente cancela las vacaciones de Sir Wilfrid, dándose cuenta de que es incapaz de resistir trabajar en la defensa de Christine.

Ha recibido 48 puntos

Vótalo:

Amelie (2001)

78. Amelie (2001)

Comienza con una voz en off que narra la niñez de Amélie, durante la cual creció aislada del resto de los niños por decisión de su padre, debido a su equivocada creencia de que ella sufría problemas cardíacos (equivocado pues, cada vez que él le hacía un chequeo médico en casa, el corazón de... Ver mas
Comienza con una voz en off que narra la niñez de Amélie, durante la cual creció aislada del resto de los niños por decisión de su padre, debido a su equivocada creencia de que ella sufría problemas cardíacos (equivocado pues, cada vez que él le hacía un chequeo médico en casa, el corazón de Amélie se disparaba simplemente por el contacto físico con su padre, ya que él normalmente nunca era afectivo con ella). Este hecho, junto con el ambiente tenso que imperaba en su casa debido también a la naturaleza inestable y nerviosa de su madre, y sobre todo por la trágica muerte de ésta al caérsele encima una turista suicida que se lanzó al vacío desde lo alto de la catedral de Notre Dame, lo que agudizó las tendencias antisociales de su padre, hacen que la niña desarrolle una inusual y activa imaginación. Como se cita en la película, "pasan los días, los meses y después los años. A su alrededor todo parece tan muerto que Amélie prefiere soñar hasta alcanzar la edad para irse de casa". Amélie cumple 22 años y deja su casa para instalarse en un apartamento en Montmartre que se costea trabajando como camarera del Café des 2 Moulins (Café de Los Dos Molinos). Allí se dan a conocer una serie de personajes:

Suzanne, la dueña, antigua artista de la hípica artística, que cojea un poco (ya que se le cayó su propio caballo encima) pero nunca derrama nada, a la que le gusta ver a los atletas que lloran por desilusión y no le gusta que un hombre sea humillado en presencia de su hijo.
Georgette, la vendedora de tabaco hipocondríaca, la cual odia la frase «el fruto de su vientre».
Gina, camarera, como Amélie, cuya abuela era sanadora, y a quien le gusta hacer crujir los huesos.
Hipolito, un escritor fracasado, a quien le gusta ver toreros corneados por televisión.
Joseph, el amante rechazado de Gina, quien se pasa espiándola todo el día y a quien solo le gusta hacer explotar el papel de burbujas.
Philomène, azafata de vuelo, a quien le gusta el ruido producido por el tazón del gato en el azulejo, al cual le gusta oír historias para niños.
Amélie no tiene novio, lo intentó una o dos veces, pero los resultados la desanimaron. En su lugar, Amélie ha cultivado un gusto por los pequeños placeres, tales como: meter la mano en un saco lleno de legumbres, romper la capita de azúcar caramelizado de la Crème brûlée con una cuchara, verle la cara en la oscuridad en el cine a la gente, lanzar piedras en el canal Saint Martin o tratar de adivinar cuántas personas hacen algo en un determinado momento (como cuántas parejas tienen un orgasmo en un momento específico, a lo que responde: «quince»).

Pero el 30 de agosto de 1997 ocurre el acontecimiento que cambiará la vida de Amélie. Tras una serie de circunstancias por el shock ocasionado al enterarse por televisión del accidente de Lady Di, descubre tras una losa de su baño el pequeño tesoro guardado por un niño hace cuarenta años. Fascinada por el hallazgo, el 31 de agosto a las 4:00 de la madrugada, tiene una idea espectacular: donde quiera que esté, Amélie encontrará al dueño y le devolverá su tesoro. Si lo conmueve, se convertirá en una vengadora del bien. Si no, pues nada.

Con la ayuda de su vecino Raymond (un anciano conocido como «El Hombre de Cristal» por la debilidad de sus huesos, que lleva 20 años sin salir de casa y que sólo ve el mundo a través de la reproducción de un cuadro de Pierre-Auguste Renoir), y tras una larga búsqueda por toda la ciudad, Amélie consigue finalmente localizar al dueño del tesoro y devolvérselo de forma casual tras una estrategia muy original. El dueño no sólo se emociona profundamente al descubrir que toda su infancia estaba en esa cajita, sino que además se plantea mejorar su vida actual.

En ese momento, Amélie tiene una sensación de completa armonía y decide volcarse hacia los demás para crearles felicidad en sus vidas. De esta forma, inventa toda clase de estrategias de lo más originales y conmovedoras para intervenir, sin que se den cuenta, en la existencia de varias personas de su entorno.


La tienda de frutas y verduras del Sr. Collienot des Trois Frères, París.
Como cuando agarra del brazo a un ciego vagabundo y le da un rápido pero intenso paseo por un mercado mientras le susurra al oído todo lo que ella va viendo, produciendo en el ciego un estado de emoción inmensurable.
También le hace olvidar a Georgette su carácter hipocondríaco y a Joseph su desdichada obsesión por Gina, al provocar Amélie una situación de romance de lo más pasional entre ambos.
De la misma manera, se venga del cruel frutero de su barrio, quien humilla constantemente a su joven ayudante, dejándolo en ridículo delante de todo el mundo.
Asimismo, consigue sacar a su vecino Raymond de la obsesión por el cuadro de Renoir mediante el envío anónimo de vídeos, donde se muestran hermosas escenas de lo más curiosas, que producen en el anciano una inmediata necesidad de expandir su mente más allá de lo que había hecho antes.
También gracias a Amélie, Hipólito vuelve a cobrar ilusión por su literatura al descubrir una de sus estrofas pintada en una pared de la calle: «Sans toi, les émotions d’aujourd’hui ne seraient que la peau morte des émotions d’autrefois» (Sin ti, las emociones de hoy no serían más que la piel muerta de las de ayer).
Y sobre todo cuando, valiéndose de un gnomo de piedra, de jardín, a quien su padre tenía especial cariño, logra que éste por fin decida hacer las maletas y emprender un viaje por el mundo.
Pero mientras todo esto sucede y nadie se preocupa por Amélie, ella se ve forzada de forma involuntaria a examinar y valorar su vida solitaria. Este sentimiento se agudiza especialmente tras conocer a Nino, un chico tan raro y soñador como ella, que trabaja medio día en «El Tren del Horror» y el otro medio en un sex shop, que colecciona las fotos que la gente va desechando en las cabinas de fotos. Amélie siente fascinación por Nino, pero prefiere un encuentro casual a una presentación directa. Lo intenta varias veces sin éxito y acaba dejándolo por imposible. Pero, finalmente, Raymond le corresponde con la misma moneda a Amélie, incitándola a buscar lo que había dejado en un segundo plano: su propia felicidad. Así, Amélie, acaba felizmente en los brazos de Nino, al que besa de la forma más sutil y complaciente que se pueda imaginar.

Ha recibido 48 puntos

Vótalo:

Toy Story (1995)

79. Toy Story (1995)

En las escenas iniciales, el muñeco vaquero Woody coordina una misión de reconocimiento en torno a la fiesta de cumpleaños de Andy, su dueño, días antes de que él y su familia se muden a una nueva casa. Para consternación de Woody, el niño recibe una nueva figura de acción, el astronauta Buzz... Ver mas
En las escenas iniciales, el muñeco vaquero Woody coordina una misión de reconocimiento en torno a la fiesta de cumpleaños de Andy, su dueño, días antes de que él y su familia se muden a una nueva casa. Para consternación de Woody, el niño recibe una nueva figura de acción, el astronauta Buzz Lightyear, cuyas características innovadoras pronto lo habrían de convertir en su nuevo juguete favorito, reemplazando así al vaquero anticuado. Sin embargo, un confundido Buzz no se percata de que, en realidad, él también es un juguete, pues piensa que es un guerrero espacial y, por lo tanto, ve a Woody como un obstáculo en la «misión» de regresar a su planeta de origen.

No transcurre mucho tiempo para que Woody intente deshacerse de Buzz: en su primer intento, lo empuja hacia un hueco detrás del escritorio de Andy pero, al final, desgraciadamente falla y su adversario cae por la ventana. Conscientes de ello, los demás juguetes (entre ellos los sargentos, y principalmente Ham y el Sr Cara de Papa muy enojados) acusan a Woody de intentar asesinar a Buzz debido a que tiene celos de que Andy lo reemplaze no obstante, cuando van a reprenderlo, llega Andy y se lo lleva consigo, pues va a partir rumbo a un restaurante con su familia. En el proceso, Buzz observa cómo Andy parte junto con Woody en la camioneta familiar y decide subir al vehículo para encararlo por lo sucedido. Cuando la madre de Andy hace una parada en una gasolinera y mientras el vaquero está pensando en cómo regresaría a la casa a enfrentarse a los demás juguetes, aparece Buzz repentinamente y ambos pelean en el lugar; al final, son abandonados accidentalmente por Andy.

Para reunirse con Andy en el restaurante, el sheriff planea abordar un camión que se dirige hacia ese lugar; sin embargo, se da cuenta de que si regresa solo, los otros juguetes lo castigarían. Para evitarlo, Woody convence a Buzz de que dicho camión los llevaría a una nave espacial con la que el astronauta podría volver a su hogar. Tras abordarlo y llegar al restaurante, Buzz se dirige hacia una máquina atrapa-peluches con forma de nave, pensando que es lo que le había prometido el vaquero. Al percatarse de esto, Woody intenta rescatarlo quedando atrapado junto con él en el interior de la máquina. Más tarde son extraídos por Sid Phillips, el vecino de Andy conocido por su rudeza y por ser un destructor de juguetes.

El día anterior a la mudanza de Andy y su familia, Woody y Buzz buscan la forma de escapar de la extraña habitación de Sid, donde se topan con los espeluznantes juguetes que el joven ha alterado y destruido a lo largo de los años. En ese instante, Buzz observa un comercial de televisión de otros juguetes de Buzz Lightyear, percatándose de que él también es un juguete. Decaído ante dicha revelación, Buzz intenta desesperad amente una última oportunidad de volar por la ventana, pero cae y se rompe, literalmente, el brazo. Woody es incapaz de animarlo para que participe en su plan de escape, incluso cuando los juguetes de Sid le reparan el brazo al muñeco astronauta. Mientras tanto, el niño se prepara para destruir a Buzz atándolo a un cohete de fuegos artificiales, pero tal preparación se retrasa debido a una tormenta. Finalmente, el sheriff logra convencer a Buzz de que la vida vale solamente experimentándola, aún cuando él no sea un héroe espacial, pero en el proceso pierde la esperanza de que él mismo vaya a tener posibilidad alguna de ser el favorito de Andy. Ante este episodio conflictivo, Buzz logra reanimarlo, pero Sid despierta antes de que escapen y se lleva a Buzz (aún atado al cohete), a su plataforma de lanzamiento en el patio trasero de su casa. Con la colaboración de los juguetes de Sid, Woody y compañia organizan el rescate de Buzz exitosamente. Una vez en patio trasero de la casa de al lado, los juguetes mutantes (incluso Woody) aterrorizan a Sid, quien huye del lugar ante el temor de sus propios juguetes. Woody y Buzz se despiden de los juguetes mutantes Sin embargo, sus intentos son infructuosos, pues desgraciadamente pierden el coche de Andy mientras este es conducido hacia la nueva casa familiar.

Para entrar al camión en movimiento, Buzz decide sacrificarse con tal de salvar a Woody; una vez en el interior del vehículo, el muñeco vaquero intenta rescatar a su amigo con el automóvil a control remoto de Andy. Los otros juguetes que se encuentran en el camión de mudanzas creen erróneamente que Woody intenta librarse de otro juguete, por lo que lo tiran a la carretera junto con Buzz. Más tarde, se percatan de que el astronauta se encuentra con él a bordo del automóvil y tratan de ayudarlos a subir al camión, pero las baterías del automóvil se agotan, por lo que Woody y Buzz se quedan atrás. El primero entonces se da cuenta de que puede encender el cohete de Sid que está en la espalda de Buzz y logra lanzar el automóvil directamente hacia el camión de mudanzas, haciendo que ambos se eleven en el aire. Al final Buzz logra liberarse del cohete, y Woody y él se deslizan por el aire hasta que aterrizan en el coche de Andy.

En Nochebuena, ya en la nueva casa, reconciliados, Buzz y Woody organizan otra misión de reconocimiento, esta vez con el fin de prepararse para la llegada de los juguetes nuevos. Mientras Woody se pregunta si habrá un regalo peor que Buzz, un ladrido se oye del piso de abajo: Andy ha recibido un perro, lo cual deja a Woody y Buzz inquietos.

Ha recibido 44 puntos

Vótalo:

Ciudad de Dios (2002)

80. Ciudad de Dios (2002)

La película comienza en los años 60, cuando recientemente se construye una favela para la gente que se quedó sin hogar por diversas causas; aunque no tienen ni gas, ni luz, ni transporte. En esta favela peligrosa de Río de Janeiro se encuentran delincuentes medianamente jóvenes como Cabeleira... Ver mas
La película comienza en los años 60, cuando recientemente se construye una favela para la gente que se quedó sin hogar por diversas causas; aunque no tienen ni gas, ni luz, ni transporte. En esta favela peligrosa de Río de Janeiro se encuentran delincuentes medianamente jóvenes como Cabeleira, Marreco y Alicate, forman el denominado "Trío Ternura" y roban camiones de gas entre otras cosas. Dadinho y Bené (hermano de Cabeleira, el bandido más respetado del momento en la favela) son niños de 11 años que siguen a estos tres delincuentes y desde esa edad se van metiendo en el mundo del crimen. Una noche los jóvenes del trío ternura asaltan un hotel acompañados por Dadinho, el cual les había dado la idea. Dadinho quería entrar al hotel, pero Cabeleira, burlándose de él, le dijo que vigile afuera y que cuando venga la policía le pegue un tiro a un vidrio de una ventana, así podrían escapar. Dadinho se molestó mucho, porque el quería participar en su propia idea. En unos minutos después de que hayan entrado al hotel, Dadinho le disparó al vidrio para que piensen que sea a policía y huyan. Uno entra a una habitación y roba las llaves de un auto. Al llegar al estacionamiento del hotel suben al auto y van a por Dadinho, pero no lo encuentran, así que se van. Dadinho había entrado al hotel y matado a toda esa gente solo para saciar sus ganas de asesinar. Los tres jóvenes habían prohibido matar a la gente para no meterse en problemas. Luego de esto Dadinho se va de la favela junto con Bené por unos meses para evitar problemas ya que sabía que Cabeleira no se lo perdonaría. A partir de ahí los tres delincuentes quedan en vista de la policía ya que pensaban que habían sido ellos los responsables de las muertes y se desarma el trío ternura (Dos de ellos terminan siendo matados y Alicate entra a la iglesia). La película cuenta el desarrollo de la vida de Buscapé (Cohete) (Que era hermano de Marreco) en Ciudad de Dios hasta los años 70, cuando los antiguos amigos forman ideas distintas sobre la dirección de sus vidas. El lugar es un sitio en el que el tráfico de cocaína, los asesinatos, la delincuencia juvenil y el soborno policial son algo cotidiano. Además va mostrando el deterioro a medida que pasa cada generación, empieza por la generación de jóvenes del 60 y termina en la generación de jóvenes del 80. Ciudad de Dios narra la vida de varias personas que habitan en una favela en Río de Janeiro a lo largo de casi treinta años, entre los sesenta y los ochenta. Su mismo rodaje estuvo condicionado por las relaciones de poder que vertebran este submundo: los realizadores tuvieron que pedir la colaboración del jefe de una favela para poder filmar en su zona y disponer así de las condiciones de seguridad adecuadas para poder realizar la filmación. El jefe autorizó la realización del filme con la condición de que se contratara a la mayoría de los actores y extras entre la misma gente de la favela, la gran mayoría de los personajes de la película fueron de ahí mismo, lo que contribuye también a dar mayor credibilidad a la historia.

El ritmo acelerado con el que se ha realizado la película facilita la atención de un público joven, a pesar de su larga duración y la diversidad de personajes e historias entrecruzadas. El filme se caracteriza por una puesta en escena frenética que recuerda el montaje de un video clip agresivo y entrecortado, estética “sucia”, una fuerte carga emocional e imágenes impactantes. A veces es un poco incierta."5

Ha recibido 43 puntos

Vótalo:

WALL·E. Batallón de limpieza (2008)

81. WALL·E. Batallón de limpieza (2008)

En el siglo XXI, la Tierra está regida por la megacorporación Buy n Large (BnL), que causa una producción excesiva de basura y la Tierra se cubre de ella hacia el año 2115. En un intento de resolver la situación, la población de la Tierra es evacuada en lujosas naves espaciales de la... Ver mas
En el siglo XXI, la Tierra está regida por la megacorporación Buy n Large (BnL), que causa una producción excesiva de basura y la Tierra se cubre de ella hacia el año 2115. En un intento de resolver la situación, la población de la Tierra es evacuada en lujosas naves espaciales de la megacorporación, mientras que un ejército de robots compactadores de basura llamados WALL·E (Waste Allocation Load Lifter - Earth class) se establecen en la Tierra para restaurar y limpiar el planeta. El plan falla cinco años después y, de esa manera, la humanidad se ve obligada a establecerse en el espacio de forma indefinida. Setecientos años después, en 2805, solo una unidad WALL·E ha sobrevivido, que recolecta por sí misma piezas de otras unidades WALL·E averiadas. Esta unidad ha desarrollado una personalidad y sensibilidad propias, así como emociones. Entre sus cualidades más notables destaca su curiosidad, lo cual se evidencia en su peculiar costumbre de recoger cosas extrañas que le interesan en las montañas de basura, tales como un cubo de Rubik, una lámpara incandescente y hasta un sostén.

Un día, WALL·E encuentra una planta creciendo entre la basura y la lleva a su camión. Ese mismo día, una nave espacial aterriza en los terrenos donde WALL·E se encuentra, en la cual aparece una avanzada robot exploradora llamada EVA. Inmediatamente después de mirarla WALL·E se enamora de ella. No obstante, ella debe cumplir su misión de buscar señales de vida de una planta, por lo que esa es su única tarea a realizar en el planeta. Inicialmente, EVA se comporta distante hacia WALL·E, mientras a este le empieza a atraer aún más la robot. Durante una tormenta de polvo, WALL·E lleva a EVA a su camión y le muestra la planta que había recolectado hace poco, lo cual causa que sus sistemas automatizados de guardar la planta dentro de ella se activen y asimismo desactiven a la robot. WALL·E hace todo lo posible para recuperarla y cuidar de ella, incluso sale con la robot aún sabiendo que se encuentra inactiva. Cuando su nave viene a recogerla, WALL·E se aferra desesperadamente al casco de la nave y después de un largo viaje llegan a la Axioma, nave espacial de la BnL.


En el año 2115, la Tierra se halla totalmente cubierta de basura en su superficie y por lo tanto los seres humanos la han abandonado, dejando atrás a una serie de robots que se encargan de limpiar y compactar los desechos. De estos robots, el único que se ve en plenas funciones es WALL·E, el protagonista de la cinta.
Después de un acoplamiento, WALL·E sigue a EVA mientras ella es llevada hacia el puente de la nave. A medida que WALL·E avanza por el Axioma es evidente que después de siglos de vivir en condiciones de microgravedad y haber estado confiados a los sistemas de la nave, los pasajeros humanos han sufrido una severa pérdida ósea y se han vuelto extremadamente obesos. El capitán de la nave, B. McCrea, hace menos cosas de las que debería de hacer y deja el control de la nave al piloto automático, Auto. Cuando EVA llega a la oficina del capitán, este último se entera de que mediante la colocación de la planta dentro del holodetector de la nave como un símbolo para volver a habitar la Tierra, el Axioma entrará en el hiperespacio y regresará a la Tierra para permitir a sus pasajeros repoblar el planeta. Sin embargo, cuando se abre a EVA, la planta no se encuentra. Se considera a EVA defectuosa y es llevada a la sala de reparación de robots junto con WALL·E, mientras la curiosidad por la planta del capitán McCrea hace que él comience a investigar la historia de la Tierra.

WALL·E confunde la inspección de EVA con una tortura e intenta salvarla, liberando accidentalmente una multitud de robots con mal funcionamiento, haciendo que EVA y él sean designados como robots renegados. Furiosa por la influencia destructiva de WALL·E, EVA le guía hasta una cápsula de escape para regresarlo hacia la Tierra. Ahí son testigos de que un GO-4 coloca la planta perdida en una de las cápsulas, la cual es lanzada hacia el espacio exterior y programada para autodestruirse con WALL·E adentro, pues este había corrido hacia ella justo antes de ser sellada. WALL·E escapa ileso —un extintor lo ayuda a alejarse rápidamente de la explosión— llevando la planta consigo y se reconcilia con EVA, celebrando con un breve baile afuera de la Axioma.

Ambos le traen la planta al capitán, quien examina las grabaciones de EVA de la devastada Tierra y se percata de que la humanidad debe regresar a restaurar el planeta. No obstante, Auto revela su intención de impedir su regreso, organiza un motín y electrocuta a WALL·E mientras él trata de proteger la planta. EVA se da cuenta de que las únicas piezas capaces de reparar a WALL·E están en el camión en el que habita en la Tierra y le ayuda a llevar la planta al holodetector para activar el hipersalto de la Axioma hacia la Tierra, contando con la ayuda de los robots de mal funcionamiento en la nave. El capitán abre el holodetector mientras lucha por el control de la Axioma contra Auto, quien cierra el holodetector sobre WALL·E, aplastándolo mientras este trata de mantenerlo abierto. Finalmente, el capitán logra desactivar a Auto y EVA coloca la planta en el holodetector rápidamente para poder liberar a WALL·E y enviar la Axioma a la Tierra.

Ya en el planeta, EVA traslada los restos de WALL·E a su hogar donde exitosamente repara y reactiva al robot. Sin embargo, la memoria de WALL·E se encuentra borrada y vuelve a su programación original, la que consiste en ser un simple compactador de basura. Con el corazón roto, EVA le da a WALL·E una despedida con un «beso» que ocasiona una chispa eléctrica que restaura la memoria de WALL·E, siendo el mismo de siempre. WALL·E y EVA felizmente reúnen a los pasajeros robots y humanos de la Axioma con el objetivo de restablecer el ambiente de la Tierra. Durante la escena de los créditos finales, se aprecia el repoblamiento exitoso de la Tierra y cómo la planta que aparece a lo largo del filme ha crecido hasta convertirse en un robusto árbol que aprecian con asombro el par de robots.

Ha recibido 41 puntos

Vótalo:

El precio del poder (1983)

82. El precio del poder (1983)

La película es una serie de relatos de cuatro implicados en el crimen: La esposa: Indica su versión del crimen y violación El asaltante: Quien describe su versión mostrando su lucha con el asesinado y la entrega voluntaria de la esposa. El asesinado: A través de una médium describe la lucha... Ver mas
La película es una serie de relatos de cuatro implicados en el crimen:

La esposa: Indica su versión del crimen y violación
El asaltante: Quien describe su versión mostrando su lucha con el asesinado y la entrega voluntaria de la esposa.
El asesinado: A través de una médium describe la lucha, la traición y su muerte.
Un testigo: Participa dos veces al inicio describiendo el contexto y al final dándole un sorprendente desenlace.
La historia transcurre durante una tormenta en las semidestruidas puertas de Rashô donde un monje, un peregrino y un leñador (el testigo del crimen) discuten casi filosóficamente las acciones tratando de entender la naturaleza humana. Tras escuchar los cuatro relatos logran un final lleno de humanidad.

Ha recibido 41 puntos

Vótalo:

12 hombres sin piedad (1957)

83. 12 hombres sin piedad (1957)

La película trata sobre el juicio de un homicidio en el que 12 hombres tienen que deliberar sobre el futuro de un muchacho, dictaminando si es culpable o inocente del asesinato de su padre. Las pruebas apuntan a que es culpable, por ello 11 de los 12 miembros del jurado opinan que es culpable... Ver mas
La película trata sobre el juicio de un homicidio en el que 12 hombres tienen que deliberar sobre el futuro de un muchacho, dictaminando si es culpable o inocente del asesinato de su padre.

Las pruebas apuntan a que es culpable, por ello 11 de los 12 miembros del jurado opinan que es culpable, pero el miembro número 8 (Henry Fonda) tiene en cuenta diferentes argumentos que se han citado en el juicio, y hace que surja la duda sobre la culpabilidad del muchacho. Poco a poco el miembro número 8 hace que los demás vayan cambiando de opinión y que éstos se den cuenta de otros factores que no habían sido analizados en el juicio.

En la película se observan diferentes tipos de comportamientos y roles que va desempeñando cada miembro del jurado mostrando así características de su personalidad y cómo influye su vida a la hora de dictaminar la culpabilidad del acusado.

Ha recibido 40 puntos

Vótalo:

Infiltrados (2006)

84. Infiltrados (2006)

Ya de niño, Colin Sullivan (Matt Damon) entra en contacto con la delincuencia organizada que gira en torno al mafioso irlandés-estadounidense Frank Costello (Jack Nicholson) en el barrio irlandés de South Boston. Costello le prepara para convertirlo en un topo dentro de la policía del estado de... Ver mas
Ya de niño, Colin Sullivan (Matt Damon) entra en contacto con la delincuencia organizada que gira en torno al mafioso irlandés-estadounidense Frank Costello (Jack Nicholson) en el barrio irlandés de South Boston. Costello le prepara para convertirlo en un topo dentro de la policía del estado de Massachusetts. Sullivan es aceptado en la Unidad de Investigaciones Especiales, que se centra en el crimen organizado. Por otro lado, el capitán Queenan (Martin Sheen) y el sargento Dignam (Mark Wahlberg) le plantean a Billy Costigan (Leonardo DiCaprio), poco antes de su graduación en la academia de policía, si accedería a trabajar como policía infiltrado, dados sus vínculos familiares con la mafia y los enormes recelos y antipatías que despertaría dentro del Cuerpo. Abandona la academia y se le hace pasar un tiempo en la cárcel bajo una acusación falsa por asalto para aumentar así su credibilidad como delincuente.

Dado que debe infiltrarse en sus respectivas organizaciones, Sullivan comienza un romance con la psiquiatra Madolyn Madden (Vera Farmiga). Costigan la ve durante su libertad condicional y también desarrolla una relación con ella. Después de que Costello escape de una operación encubierta, ambas partes toman conciencia de la existencia de un topo en su grupo. Sullivan dice que encontrará a la "rata" y le pide a Costello información sobre sus hombres para determinar quién puede ser el informante dentro de su organización. Costigan sigue a Costello a una sala de cine, donde Costello le da a Sullivan un sobre con información personal sobre los miembros de su organización. Costigan entonces persigue a Sullivan por el barrio chino para verle la cara y éste intenta tenderle una trampa, pero al final ninguno de ellos consigue averiguar la identidad del otro. Poco después, Sullivan descubre que Queenan va a reunirse con su infiltrado, pero los hombres de Costello entran antes y mata a Queenan, que logra proteger a su fuente. Al ser visto allí, Costigan finge que había venido a unirse a ellos. Más tarde, el hombre de confianza de Costello, Fitzgibbons (Dennis O'Hara), revela que Delahunt (Mark Rolston), un miembro de su organización, era un policía encubierto. Tras los dos fiascos, Dignam se ve obligado a dimitir.

Usando el teléfono de Queenan, Sullivan llega hasta Costigan, que se niega a abortar su misión. Sullivan se entera del papel de Costello como informante de la Oficina Federal de Investigación a partir del diario de Queenan, preocupándole que su identidad sea revelada. Con la ayuda de Costigan, Costello se ve inmerso en una redada, donde estalla un tiroteo entre su gente y la policía, donde la mayor parte de sus hombres mueren. Costello, ante Sullivan, admite que es un ocasional informante del FBI. Sullivan luego le dispara varias veces. Con Costello muerto, Sullivan es recibido como un héroe al día siguiente dentro del Cuerpo. Con buena fe, Costigan se acerca a él para la restauración de su verdadera identidad, pero ve en el escritorio de Sullivan la documentación sobre sus hombres que le dio Costello (descubriendo que era el informante del mafioso) y huye. Sabiendo que ha sido descubierto, Sullivan borra todos los registros de Costigan del sistema de ordenador de la policía.

Madolyn le dice a Sullivan que está embarazada, pero no revela quién es el padre. Más tarde, ella descubre un paquete de Costigan que contiene un CD con las grabaciones de las conversaciones de Sullivan con Costello. Sullivan camina mientras se escucha y trata sin éxito calmar sus sospechas. Se pone en contacto con Costigan, que revela que Costello había registrado cada conversación que tuvo con Sullivan. El abogado de Costello dejó a Costigan en posesión de las grabaciones y tiene la intención de implicar a Sullivan. Están de acuerdo en reunirse en el edificio donde Queenan murió.

En el techo, Costigan captura a Sullivan con la guardia baja y lo esposa. Como Costigan había organizado en secreto, el Oficial Brown (Anthony Anderson) aparece en el techo también. Conmocionado, Brown saca su arma y apunta a Costigan, que trata de justificar sus acciones mediante la revelación de Sullivan como la "rata". Costigan le pregunta a Brown por qué Dignam no lo acompaña, pero Brown no contesta. Costigan lleva a Sullivan hasta el ascensor. Cuando llega a la planta baja, Costigan recibe un disparo en la cabeza por el oficial Barrigan (James Badge Dale), quien también dispara a Brown y le revela a Sullivan que Costello tenía más de un topo en la policía. Cuando Barrigan gira, Sullivan le dispara en la cabeza. En la sede de la policía, Sullivan identifica a Barrigan como el topo y a Costigan se le concede a título póstumo la Medalla al Mérito.

En el funeral de Costigan, Sullivan y Madolyn están en la tumba. Sullivan le pregunta qué va a pasar con el bebé, pero ella no le hace caso. Algún tiempo después, cuando Sullivan entra en su apartamento, Dignam, vistiendo patucos de hospital y guantes quirúrgicos, le dispara en la cabeza con una pistola con silenciador. Como Dignam sale y deja el cuerpo de Sullivan en el apartamento, una rata corretea a través de la barandilla fuera de la ventana.

Ha recibido 40 puntos

Vótalo:

M, el vampiro de Düsseldorf (1931)

85. M, el vampiro de Düsseldorf (1931)

En la ciudad de Düsseldorf anda suelto un asesino de niñas, y la policía lo busca. Los criminales que viven en los bajos fondos de la ciudad también deciden buscarlo, dado que la presión policial les está arruinando sus negocios.

Ha recibido 39 puntos

Vótalo:

Toy Story 3 (2010)

86. Toy Story 3 (2010)

La película comienza con una secuencia de acción que Andy imagina a la hora de jugar en la que Woody, Jessie, Tiro al Blanco y Buzz se ven en la obligación de detener los planes del malvado Dr. Tocino, el Sr. y la Sra. Cara de Papa y el trío de aliens de Pizza Planeta. Siete años después de... Ver mas
La película comienza con una secuencia de acción que Andy imagina a la hora de jugar en la que Woody, Jessie, Tiro al Blanco y Buzz se ven en la obligación de detener los planes del malvado Dr. Tocino, el Sr. y la Sra. Cara de Papa y el trío de aliens de Pizza Planeta.

Siete años después de los acontecimientos en Toy Story 2, Andy, de diecisiete años de edad, se prepara para ir a la universidad. Woody, Buzz Lightyear y el resto de los juguetes se preocupan por un futuro incierto puesto que deben aceptar la dolorosa realidad de que su dueño Andy ya no es un niño y que ha dejado de jugar con ellos desde hace mucho tiempo, algunos amigos de Buzz y Woody ya no están con ellos (entre los cuales se encontraba Betty, la ex-novia de Woody), debido a accidentes, ventas de jardin y pérdidas. Por si fuera poco, las cosas se intensifican tan pronto cuando la madre de Andy empieza a organizar una nueva donación, esta vez con destino a Sunnyside, una guardería, ofreciéndole tanto a Andy como a Molly que donen unos juguetes suyos. Mientras que Molly empaca unos cuantos juguetes musicales y a su Barbie. Por otra parte, Andy escoge de entre todos sus juguetes a Woody para llevarlo a la universidad con él y empaca al resto en una bolsa de basura para llevarlos al ático.

Sin embargo, justo cuando Andy se encontraba cerca de guardar sus juguetes, se ve en la obligación de ayudar a su hermanita menor a empacar, dejando la bolsa sola causando que su madre piense que es basura y decide desecharla. Los juguetes, creyendo que Andy sólo quería deshacerse de ellos logran escapar antes de que el camión de basura llegue a ellos y toman la decisión de marcharse a la guardería. Woody, que vio todo el suceso de la bolsa de basura, consigue llegar con el grupo e intenta informarles de la terrible equivocación que se produjo. Sin embargo los juguetes, convencidos erróneamente de que su dueño ya no los quiere, se introducen en la caja de Sunnyside obligando al vaquero a ir con ellos hasta la guardería.

Una vez en la guardería los juguetes de Andy reciben una calurosa bienvenida por parte de los juguetes de Sunnyside, liderados por el oso Lotso quien les muestra todo el lugar. Los juguetes de Andy, maravillados, se convencen inmediatamente de su nuevo hogar, debido a que generaciones y generaciones de niños estarán jugando con ellos, viviendo sin la preocupación de ser desechados. Woody, por su parte, no se siente cómodo y continúa insistiendo en que le pertenecen a Andy y deberían regresar con él. Los otros insisten en quedarse, por lo que Woody decide abandonarlos y regresar solo con Andy. Poco después de que Woody se vaya, los demás juguetes descubren que los niños que Lotso les había asignado en el Salón Orugas para que jugaran con ellos son demasiado pequeños e hiperactivos, razón por la cual al jugar con ellos los maltratan hasta un grado que los torturan y deterioran.

Más tarde, indignados por la situación, Buzz sale del Salón Orugas en representación de él y sus amigos para buscar a Lotso y decirle que los niños que les asignaron para jugar no tienen la edad indicada para hacerlo y los ubiquen en un salón mejor. Cuando llega, se encuentra a Ken y a otros juguetes del Salón Mariposas (el Salón en el que estaba Lotso) apostando al póquer usando baterías, piezas y dinero de Monopoly como si de asuntos monetarios se tratase y escucha que sólo tienen intenciones de lo peor para él y sus amigos. Al ver esta delicada situación es soprendido y atrapado por Ken y los demás juguetes, Buzz decide confrontar a Lotso para una reubicación al Salón Mariposas, el cual sólo tenía niños "mayores". Sin embargo, Buzz descubre que los juguetes del Salón Mariposas se tratan de unos egoístas y malvados juguetes que le desean lo peor a los juguetes de Andy. Lo atan a una silla para reprogramarlo como guardián espacial, con el fin de vigilar a los juguetes debido a la fuga de Woody y a la decisión que los juguetes acaban tomando de regresar con Andy.

Mientras tanto, Woody que no consiguió llegar muy lejos, debido que una niña llamada Bonnie lo encontró y se lo llevó a su casa. Esa noche Woody consigue ubicar la casa de Andy con ayuda de los juguetes de Bonnie y descubre que está muy cerca (doblando la esquina). Cuando está a punto de irse, Woody les menciona que viene de Sunnyside y los demás juguetes sorprendidos le preguntan cómo logró escapar y es cuando le revelan que Sunnyside es en realidad una prisión de juguetes, controlada por el despiadado Lotso. Risas, un juguete payaso de Bonnie y ex-amigo de Lotso, le cuenta a Woody que ambos habían pertenecido a una niña llamada Daisy y Lotso había sido su juguete favorito e inseparable, pero un día se volvió amargado y malvado luego de que su dueña los perdiera por accidente y reemplazado por otro oso de peluche similar a él, tiempo después de ser abandonados llegaron a Sunnyside e inmediatamente Lotso se apoderó del sistema y lo corrompio por completo, Woody inmediatamente le pregunta como escapo de Sunnyside y Risas le revela que fue debido a que un día se rompió y Bonnie lo encontró y lo llevó a su casa consigo, revelando además de que muchos otros juguetes de Sunnyside no han tenido la misma suerte que él y que los juguetes nuevos no tendrán ninguna oportunidad contra Lotso. Dándose cuenta de que sus amigos corren peligro, Woody decide regresar a rescatarlos a pesar del riesgo que implica volver.

De regreso en la guardería, los otros juguetes se dan cuenta de que Woody tenía razón y Andy los quiere después de todo, cuando la Sra. Cara de Papa lo ve buscándolos desesperadamente a través de uno de sus ojos, el que había perdido en casa de Andy, y aparentemente seguía estando en su habitación. Poco después, Lotso y sus juguetes secuaces (entre los que se encuentra Buzz, manipulado por Lotso) colocan a los juguetes de Andy en canastas que para ellos son como celdas. Al día siguiente, Woody regresa a Sunnyside y trata de planear una ruta de escape, pero en eso observa como sus amigos son torturados hasta sus límites en el Salón Orugas por los niños pequeños. Hasta que un juguete, telefonito lo descubre y le revela toda la seguridad que Lotso ha puesto por toda la guardería para que nadie pudiera escapar, ya que después de su escape anterior doblaron la seguridad y luego le menciona una posible ruta de escape, pero le advierte que tal vez puedan subir las paredes y burlar a los guardias, pero no se deshacen del mono (quien tiene acceso a las cámaras de seguridad por las noches) no podrán salir. Al mismo tiempo logra reunirse con sus amigos, y todos juntos formulan un plan para escapar de la guardería y regresar a su casa antes de que Andy se fuera a la universidad. Durante su escape, atrapan a Buzz y tratan de regresarlo a la normalidad, pero accidentalmente lo configuran al idioma español desarrollando una personalidad que no corresponde con la suya.6

Luego de un plan muy complejo ideado por Woody, en donde se ponen en práctica todas las habilidades de los juguetes, estos consiguen llegar a una puerta conectada al basurero de la guardería, que es la única salida y una vez fuera cuando creen haberlo logrado, Lotso y sus secuaces aparecen y habían descubierto el plan de Woody, luego de obligar al telefonito a revelarlo todo. Los juguetes de Andy señalan que Lotso usa a los juguetes de Sunnyside sólo porque él había sido reemplazado y Woody les dice a todos la verdad de su dueña; oyendo esto, sus secuaces cambian de opinión y Bebote (que también había pertenecido a Daisy y a quien le había estado mintiendo) arroja a Lotso al basurero. Los juguetes de Andy pasan por encima de la tapa del contenedor de basura, pero uno de los aliens del trío de Pizza Planeta se queda atorado contra la puerta. Al intentar ayudarlo, Woody es arrastrado por Lotso a la basura. Los juguetes de Andy, a excepción de Barbie que se queda con Ken, van a su rescate, y un camión recolector de basura los atrapa. En el camión, a Buzz le cae encima un televisor y lo vuelve a la normalidad dejando de actuar como español. Los juguetes son llevados a un basurero y en el momento de llegar, el trío de aliens de Pizza Planeta es arrastrado por un camión gigante. El grupo, luego de observar a sus amigos irse, cae arrastrado por otro camión a un agujero en el suelo, allí una placa móvil de metal lleva a los juguetes a una trituradora. Desesperados observan que los objetos metálicos se "salvan" de la trituradora al ser atraídos magnéticamente al techo con un magneto, pero llegan a una nueva placa metálica que los conduce a una fundidora para el reciclaje del metal. Encuentran a Lotso y lo salvan de destruirse en la trituradora, pero en la fundición, después de ayudarlo para que pueda alcanzar el interruptor que apague la banda que los está arrastrando hacia el fuego, este los traiciona y huye sin ayudarlos.

A pesar de sus desesperados intentos de salir del lugar, cuando están cayendo directo hacia el fuego, ya no pueden seguir luchando, entonces los juguetes se toman de las manos, rendidos, listos para ser incinerados. Sin embargo y afortunadamente, los aliens de Pizza Planeta, aparentemente vivos, manipulan una garra gigante de metal, con la que logran sacar a los juguetes de la fundidora y los colocan a salvo; enfurecidos por la traición de Lotso deciden buscarlo para poder ajustar cuentas, pero Woody sugiere no hacerlo ya que según él "no vale la pena". Mientras tanto, uno de los trabajadores del basurero encuentra a Lotso, quien trataba de escapar temeroso de los otros juguetes que traicionó, y lo ata al frente de su camión, para gran descontento suyo, mientras otros peluches ya atados le dan la bienvenida a su nuevo y horrible lugar.

Los juguetes se esconden en otro camión de basura, que los lleva de regreso a la casa de Andy. Los juguetes, ya listos para ir al ático se comienzan a despedir de Woody mientras él entra a la caja de la universidad. Sin embargo, pensando mejor la situación decide que él y sus amigos juguetes merecen un destino mejor que ser confinados en el ático, por lo que le deja una nota a su dueño con la dirección de la casa de Bonnie. Haciendo caso a la nota, Andy conduce hasta donde indica la dirección y empieza a regalar sus juguetes a Bonnie presentando a cada uno con su nombre y sus características desde Jessie hasta Buzz. Creyendo haber terminado Bonnie se acerca a la caja de los juguetes y ve a Woody diciendo: "¡Mi vaquero!" para asombro de Andy que no sabe como es que Woody llegó hasta ahí. Cuando Bonnie está a punto de agarrarlo, Andy se lo niega. Tras un muy emotivo momento, luego de observarlo unos cuantos segundos, se lo presenta de la misma forma como presentó al resto de los juguetes, y se lo regala declarando: "Él fue mi amigo desde que tengo memoria, es valiente como todo buen vaquero, listo y gentil, pero lo que hace especial a Woody es que jamás te va a abandonar; él estará contigo pase lo que pase."

Andy juega por última vez con sus juguetes y con Bonnie y se despide diciendo "Gracias chicos". Woody lo ve irse cuando dice "Adiós vaquero".

En los créditos se muestra que mientras todo es feliz para Woody y compañía en su nuevo hogar, los juguetes de Sunnyside transforman la guardería en un nuevo lugar agradable, ya libres de Lotso. Con Ken y Barbie al mando el lugar se ha transformado en todo un sitio de retiro digno para juguetes donados o abandonados, los cuales reciben una atención excepcional desde una bienvenida calurosa en ambos salones, hasta verlos trabajando en equipo para mantener a los niños del Salón Orugas ocupados: mediante un sistema de turnos, los juguetes permiten que los niños del Salón Orugas los maltraten y luego de un rato los tiren, momento que aprovechan para esconderse en un lugar seguro en el que además son tratados para que se recuperen, mientras otro grupo de juguetes se presta para pasar por lo mismo, manteniendo a los niños constantemente ocupados. Mantienen al tanto a Woody y sus amigos a través de cartas de su nuevo amigo Ken y de su anterior compañera Barbie. Risas recupera de poco en poco su sonrisa y los soldaditos de juguete que alguna vez huyeron de casa de Andy ahora también están en Sunnyside encargándose de la protección y vigilancia.

En la parte final, los nuevos juguetes de Bonnie celebran su nuevo hogar con la nueva versión en flamenco de la banda sonora principal de la película "Hay un amigo en mí".

Ha recibido 39 puntos

Vótalo:

El caballero oscuro: La leyenda renace (2012)

87. El caballero oscuro: La leyenda renace (2012)

Ocho años después de la muerte del fiscal del distrito Harvey Dent, la «Ley Dent» le garantiza poderes al Departamento de Policía de Gotham City, que casi erradica el crimen organizado. Mientras tanto, en Extremo Oriente, tres ladrones están a punto de ser lanzados desde un avión por agentes de... Ver mas
Ocho años después de la muerte del fiscal del distrito Harvey Dent, la «Ley Dent» le garantiza poderes al Departamento de Policía de Gotham City, que casi erradica el crimen organizado. Mientras tanto, en Extremo Oriente, tres ladrones están a punto de ser lanzados desde un avión por agentes de la CIA para saber el paradero del terrorista Bane; pero, para sorpresa de los agentes, entre los prisioneros se encuentra el propio Bane, quien les ha revelado que su plan consistía en que lo atraparan para poder capturar al doctor Leonid Pavel (un renombrado físico nuclear). Después de eso, el avión donde viajaban los agentes es derribado y estos son asesinados por los secuaces de Bane, no sin antes llevarse con vida al doctor Pavel.

Durante un acto en el aniversario luctuoso de Dent en la reconstruida Mansión Wayne, culpable por cubrir los crímenes del fiscal, el comisario James Gordon escribe un discurso de renuncia confesando la verdad y la completa inocencia de Batman sobre aquella noche, pero decide no leerlo, ya que la ciudad no está lista para escuchar la verdad. Durante ese tiempo pasado y debido al actual estado de bienestar de la ciudad, Batman ha desaparecido totalmente de Gotham con una orden de captura en su contra, y Bruce Wayne se ha convertido en un ermitaño deprimido y agobiado luchando con los recuerdos ocurridos ocho años atrás. La ladrona Selina Kyle entra en escena haciéndose pasar por una camarera que trabaja en la Mansión Wayne durante el aniversario de Dent. Al llevar alimentos a un piso superior de la mansión aprovecha la ocasión y roba un collar de perlas de la madre de Bruce y obtiene las huellas digitales del millonario de su mansión, no sin antes encontrarse cara a cara con el mismo Wayne. Selina, al ver a Bruce, le confiesa que no está en sus modales golpear a un "anciano, ya que Bruce se ve totalmente deteriorado, más viejo y usando un bastón para poder caminar por un problema de movilidad en su pierna derecha debido a la caída en el edificio en el que salvó al hijo de Gordon de ser asesinado por Dent.

Tras entablar una conversación y dejar en el suelo a Bruce, Selina huye con las perlas y huellas, secuestra a un congresista seduciéndolo y luego desaparece. Luego le entrega las huellas de Wayne a Phillip Stryver, asistente de su empresario rival John Daggett, esperando que borren su historial criminal y liberen a su amiga y cómplice Jen. Stryver la traiciona, por lo que Selina usa el teléfono del congresista para alertar a la policía de su ubicación. Gordon y su escuadrón llegan para encontrarlo, y luego persiguen a sus hombres hasta las alcantarillas, mientras la ladrona huye. El militante enmascarado Bane captura a Gordon tras ser atacado y el discurso cae en manos del villano quien trata de interrogar a Gordon, pero éste escapa y es encontrado por John Blake, un patrullero huérfano que ha deducido la verdadera identidad de Batman por sus orígenes similares e implora a este, en nombre suyo y de Gordon, que regrese como Batman para poder combatir a la nueva amenaza que se avecina en la ciudad.

Bruce vuelve después de mucho tiempo a la Batcueva para averiguar el paradero de Selina, mientras que su mayordomo y mentor Alfred Pennyworth le aconseja que salga al mundo nuevamente, ya que no quiere verlo encerrado y deprimido de por vida. Bruce se niega, diciendo que sin Rachel no hay nada para él fuera, a lo que Alfred responde exponiéndole un íntimo deseo: todos los años, cuando va de vacaciones a Florencia, Italia suele ir a una cafetería, y mientras toma fernet branca observa las otras mesas imaginando que en alguna de ellas estará Bruce junto a su novia o esposa, y, sin necesidad de saludarse, sabría que Bruce está a salvo. Este era su gran sueño después de que Bruce se exiliase durante siete años (durante los sucesos en Batman Begins), pero este no hace caso del consejo de su mayordomo y continúa la búsqueda de Selina; aun así, Alfred le hace una última advertencia y le explica que ha investigado por su cuenta a Bane y ha descubierto que nació y se crió en una horrible cárcel tercermundista donde se volvió cruel e inhumano, y que tras salir de allí fue reclutado por la Liga de las Sombras y entrenado personalmente por Ra's al Ghul; sin embargo, Bane era excesivamente sanguinario aun para la Liga, por lo que fue excomulgado de la misma.

Bruce queda confundido en si regresar como Batman le hará un bien o un mal a la ciudad, por lo que decide visitar en secreto a Gordon en el hospital bajo la excusa de un chequeo médico, en el cual el doctor le advierte que su cuerpo muestra señales de haber recibido por mucho tiempo duro castigo y que las secuelas son muchas y graves, por lo que ya no es apto para cualquier actividad que exija esfuerzo; aun así visita a Gordon usando una máscara y éste le comenta lo arrepentido que está de haber encubierto a Dent y como es que por culpa de las decisiones de ambos que la única victoria de Batman es una mentira que se desmorona. Posteriormente esa noche Bruce dedide seguir el rastro de Selina hasta una fiesta de caridad en la cual este recupera el collar de perlas sin embargo Selina le roba la tarjeta del estacionamiento y las llaves de su Lamborghini Murciélago LP240, no sin antes compartir un beso.

Empresas Wayne no es rentable después de que Bruce descontinuó su proyecto del reactor de fusión, el cual era un proyecto de energía limpia impulsado por la filántropa y empresaria Miranda Tate cuando se enteró de que podría convertirse en arma. Más tarde, Bane ataca la bolsa de valores de Gotham, usando las huellas del empresario en una transacción que lo deja en la quiebra lo que casi obliga a Bruce a dejarle el control de su empresa a Daggett. Durante su huida del banco, Bane y sus secuaces capturan a tres rehenes y se los llevan en sus motos, pero en ese momento, Batman hace su reaparición y detiene a los secuaces de Bane. Todos los coches policiales deciden dejar de perseguir a Bane permitiéndole escapar y se enfrascan en la captura de Batman para arrestarlo por el falso asesinato de Harvey Dent. Batman no ha perdido su habilidad en conducir su Batpod y logra evadir hábilmente a los oficiales que lo persiguen y "arrinconarse" en un callejón sin salida, pero el hombre murciélago escapa en su nuevo transporte, el Murciélago, diseñado por Lucius Fox, ante la estupefacta mirada de los agentes policiales de Gotham y de paso salva a Kyle de asesinos al servicio de Daggett y Bane en un vano intento de conseguir el software que borraría sus antecedentes.

De regreso a la Batcueva, Alfred se opone a que vuelva a la antigua identidad secreta debido a su preocupación por el futuro de Wayne cuando deba enfrentarse a Bane, ya que Alfred sabe perfectamente que Bruce no es rival para él debido a que conoce su ferocidad, pero Bruce trata de convencerle que detendrá a Bane como detuvo a Ra's al Ghul pero Alfred preocupado de que Bruce no haya superado el hecho de ser Batman, le revela a su amo que Rachel Dawes iba a casarse con Dent antes de que muriera y que poco antes le había escrito una una carta a Bruce en la que le decía que había decidido casarse con Dent, sabiendo que Bruce nunca dejaría de ser Batman; y que para ahorrarle el dolor que sentiría al leerla, había decidido quemarla. El mayordomo renuncia poco después, en un último intento de disuadir a Bruce.

Sospechando y temiendo que Daggett, el jefe de Bane, obtuviera acceso al reactor además de haber empleado a aquél para lograr dicha toma hostil de su compañía, Wayne le pide a la miembro de la comisión directiva Miranda Tate que tome el control de su empresa. Bane sin embargo, tiene otros planes, y mata a Daggett para tomar el control de su infraestructura. En el hospital el comisario promueve a Blake a detective para que pueda reportarle a él directamente después de informarle de las acciones de Daggett aliado con Bane.

Después de que le prometieran el software para borrar su historial criminal, Selina accede a llevar a Batman con Bane, pero en su lugar lo lleva a su trampa, ya que si lograba entregarselo a Bane no la asesinarían. Bane hace acto de presencia delante de Selina y Batman cuya identidad secreta conoce y revela para sorpresa de ella. El mercenario revela que pretende cumplir la misión de Ra's al Ghul de destruir Gotham con los remanentes de la Liga de las Sombras así mismo revela que estaba usando las firmas de construcción de Daggett para plantar explosivos por toda la ciudad y llevar a cabo un atraco en la División de Ciencias Aplicadas de Empresas Wayne, la división secreta donde estaba almacenado todo el arsenal de Batman. Lucha con Batman pero el paso de los ocho años han deteriorado su velocidad y habilidad de combate, dejándolo totalmente fuera de su antigua y formidable condición física frente a un veloz enemigo que no duda en castigar ferozmente al hombre murciélago. Batman recurre a bombas de humo y luego utiliza el dispositivo que anula la energía eléctrica del lugar para quedar a oscuras y así obtener ventaja, pero Bane resulta más hábil en ambos trucos al haber sido entrenado por la Liga de las Sombras, atacando a Batman una y otra vez hasta romperle la máscara con sus puños y finalmente mete un rodillazo en la espalda, desplazándole una vértebra en el proceso, antes de llevarlo a una especie de prisión extranjera donde escapar es prácticamente imposible. Los reclusos le cuentan a Bruce la historia del hijo de Ra's al Ghul, nacido en la prisión y cuidado por un compañero de prisión antes de escapar, siendo la única persona en lograrlo. Bruce asume que dicho hijo es Bane. Selina, quien presenció la cruel agresión de Bane hacia Batman, decide huir de la ciudad, pero en el aeropuerto es detenida por Blake por sus crímenes incluido el secuestro del congresista, quien la había denunciado pese a estar enamorado de ella.

Mientras tanto, el villano atrae a la policía de Gotham bajo tierra y colapsa las salidas con ellos adentro. También destruye la mayoría de los puentes e incluso matan al alcalde Anthony García y fuerza al físico cautivo, el Dr. Pavel, a convertir al reactor en una bomba nuclear, usándola para tener a Gótica de rehén y convertirla en una ciudad-estado aislada del mundo y regida bajo una Ley marcial dirigida por sus acólitos: cualquier intento de los ciudadanos de escapar la ciudad o interferencia del exterior resultará en la detonación del núcleo de fusión de neutrones construido por Empresas Wayne convertido en una bomba de tiempo a control remoto. Leyendo el discurso que le robó a Gordon, revela el encubrimiento de los crímenes de Dent y libera a los prisioneros de la Penitenciaría Blackgate, iniciando una revolución. Le expropia las propiedades a los ricos y poderosos, los saca de sus casas, y les da farsas judiciales presididas por el Dr. Jonathan Crane, donde cualquier sentencia es una muerte segura entre los que se encuentra el mismo Styver. Por su parte Blake fue a rescatar a Gordon al hospital donde se encontraba de los matones de Bane quienes venían a matarlo. Después de fallar en el intento de utilizar a los soldados de las Fuerzas Especiales en la ciudad, el gobierno establece un bloqueo sobre Gotham y la ciudad se sumerge en un estado de caos.

Tras 4 meses de recuperación Wayne se recupera de sus heridas después que otro recluso lo ayudara a ponerle la vértebra desplazada en su lugar siguiendo el consejo del ex-médico de la prisión quien también está encerrado en la celda de al lado. Este hombre relata como Ra's al Ghul hace mucho fue condenado a la prisión por enamorarse y casarse en secreto con la hija de un poderoso casique de la región, pero en vez de eso lo exilio ya que ella exigió tomar su lugar sin que él lo supiera. De esta forma el hijo que ella esperaba nació y creció dentro de la prisión, hasta que un día que el doctor olvido cerrar la celda de su madre y una multitud de reos la violaron y luego la asesinaron. El niño se salvó ya que uno de los presos era un fuerte asesino que se apiadó y decidió cuidarlo, cuidado que llegó hasta el día en que el niño trepó hasta la única salida, convirtiéndose así en una leyenda como el único reo que ha logrado escapar de allí. Finalmente, el hombre le explica a Bruce que tras haber peleado y resistido tantos intentos de asesinato dentro de la prisión, la salud de Bane se vio demasiado comprometida, por lo que debe usar una máscara para mitigar el dolor de su lesiones crónicas. Bruce hace un arduo reentrenamiento para volver como el antiguo Batman y poder enfrentarse a Bane. Tras dos intentos fallidos, el doctor le dice que tiene que sentir el miedo para lograr salir de ahí, ya que el miedo a la muerte es el impulso mas grande del espíritu. Bruce vuelve a sentir el miedo escalando hacia la salida sin usar una soga de apoyo y logra escapar de la prisión para volver a Gotham aunque antes de irse les lanza la soga de acenso la los presos. De vuelta en Gotham, Bruce recluta a Selina (a quien da el programa que borra sus antecedentes), Blake, Tate, Gordon y Lucius Fox para ayudar a evitar la detonación de la bomba. Batman junto con Selina y Blake logran liberar a los policías cautivos y Selina le pide a Batman huir con él pero éste responde que no lo hará hasta detener a Bane. Blake por su parte ayuda a huir a los huerfanos de la ciudad pero rechazado por los soldados aun temiendo la amenaza de la bomba. Mientras Batman y la policía y las fuerzas de Bane se enfrentan, Batman ha logrado recuperar su velocidad y habilidad en combate y ahora la pelea esta casi igualada; pero aún así Bane resulta ser un rival casi invencible debido a su brutalidad. Aprovechando una oportunidad, Batman utiliza las escamas metálicas de su antebrazo, arruinando uno de los conductos de la máscara de Bane. El villano se alarma y se preocupa más por arreglar su máscara que le alivia el dolor agonizante que sufre, que enfrentar al Hombre Murciélago.

Batman finalmente tiene controlada la pelea y deja fuera de combate a Bane, no sin antes castigarlo de la misma forma como éste lo hizo con él anteriormente, dentro del edificio del ayuntamiento. Batman entrega un cuchillo a Miranda (que estaba secuestrada por Bane) para que vigile las entradas. Luego trata de interrogar a Bane sobre el detonador, pero Tate interviene y apuñala al héroe, revelándose como Talia al Ghul,10 la hija de Ra's. Cuenta que, de niña fue quien escapó de la prisión con la ayuda de su compañero de prisión y protector, Bane y que planea completar el trabajo de su padre detonando la bomba y destruyendo Gotham. Sin embargo Gordon logra bloquear su señal usando un dispositivo dado por antes por Batman, evitando la detonación remota. Talia se va para encontrar la bomba mientras Bane se prepara para matar a Batman, pero Selina le dispara al mercenario con los cañones del Batpod matándolo. El héroe persigue a Talia con el Murciélago, la aeronave desarrollada por Fox, esperando volver a llevar la bomba de vuelta al reactor, donde puede estabilizarse. El camión de Thalia se estrella, pero logra inundar remotamente la cámara del reactor antes de morir ante la incrédula mirada de Lucius Fox quien trataría de estabilizarla. Sin modo de detener la explosión, Batman tiene un plan de riesgo mortal para llevársela de la ciudad, usa la aeronave para llevar la bomba sobre la bahía, pero como Fox nunca reparó el programa del piloto automático para la aeronave entonces Selina se da cuenta de que se trata de una misión sin retorno. Batman se besa con Catwoman y Gordon le pide revelar la identidad del heroe que salvó la ciudad; con lo que le responde: "cualquiera puede ser héroe, también un hombre que hace algo tan simple como calmar y ponerle un abrigo en los hombros a un niño y después decirle que no era el fin del mundo". Gordon comprende el mensaje, al recordar como él, siendo un joven oficial de policia, lo abrigó la noche que mataron a los padres de Wayne y descubre finalmente que es Bruce Wayne. Batman, usando la aeronave desarrollada y denominada por Fox como "El Murciélago", arrastra la bomba más allá de los límites de la ciudad, donde luego explota sobre el océano.

Como consecuencia, la ciudad da a Batman por muerto y lo honra como un héroe con un monumento. Con Bruce también creído muerto durante los disturbios iniciales, el testamento de Wayne dispone que la Mansión Wayne queda en Gotham para convertirse en un nuevo orfanato y de el contenido de ésta y otras propiedades para que puedan venderse y así cubrir las cuentas de la propiedad y el resto de su ella queda en poder de Alfred sin embargo el collar de perlas que era de la madre de Bruce desapareció nuevamente (se descubre que Bruce se las obsequio a Selina antes del ataque). Después del funeral de Bruce, Blake desea revelar la verdadera identidad de Batman al mundo como tributo, pero Gordon considera que es mejor que la misma permanezca en secreto. Fox durante unas reparaciones en el Murciélago descubre que Bruce arregló el piloto automático del Murciélago seis meses antes y Gordon encuentra la Batseñal reparada. De visita en Florencia, Alfred ve a Bruce y Selina juntos y ambos se saludan en silencio. Finalmente, Blake renuncia a la fuerza policial y su nombre legal se revela como Robin y hereda la Batcueva, tras recibir su localización en el testamento de Bruce, dejando a Blake como su sucesor.

Ha recibido 36 puntos

Vótalo:

Réquiem por un sueño (2000)

88. Réquiem por un sueño (2000)

La película cuenta la historia de Harry Goldfarb (Jared Leto), su madre Sara Goldfarb (Ellen Burstyn), su novia Marion Silver (Jennifer Connelly), y su amigo Tyrone C. Love (Marlon Wayans). La historia se divide en tres estaciones: verano, otoño e invierno. La historia comienza en verano con... Ver mas
La película cuenta la historia de Harry Goldfarb (Jared Leto), su madre Sara Goldfarb (Ellen Burstyn), su novia Marion Silver (Jennifer Connelly), y su amigo Tyrone C. Love (Marlon Wayans). La historia se divide en tres estaciones: verano, otoño e invierno.

La historia comienza en verano con Sara, una viuda que vive en un apartamento de Brighton Beach, Brooklyn. Sara pasa la mayor parte del tiempo sentada frente al televisor viendo anuncios y un programa de concursos. Su otro entretenimiento es la comida, la cual la ha dejado (según ella) con sobrepeso. Su hijo Harry sólo va a su apartamento para empeñar el televisor, y de esta manera financiar su adicción a la heroína.

Cuando la madre de Harry recibe una supuesta llamada del estudio televisivo Malin & Block, su vida cambia completamente. Ella cree que fue invitada para participar en su programa de concursos favorito. Sara comienza una dieta con el fin de que le vuelva a quedar su vestido rojo (el cual utilizó años atrás, en la graduación de Harry) para lucir elegante en televisión. Sin embargo, la dieta no la convence y, recomendada por una amiga, acude a un dudoso doctor, el cual le receta unas pastillas para adelgazar, las cuales Sara comienza a tomar (sin ser consciente de que son anfetaminas) para acelerar el proceso. Harry, en una visita, se da cuenta de la causa del extraño comportamiento de su madre (una especie de euforia y bruxismo) y le pide que deje de tomar las pastillas. Sara le explica que la muerte del padre de Harry y su soledad la afectaron demasiado, y que bajar de peso para ponerse su vestido rojo se ha convertido en la única razón de vivir para ella.

Mientras tanto, Harry y Tyrone comienzan a trabajar como narcotraficantes. Harry y Marion planean abrir una tienda con el dinero que ganen para vender sus diseños. Tyrone, por otro lado, ve este éxito como una oportunidad para salir de la dura vida en las calles.

Cuando llega el otoño, Sara se hace más dependiente de sus pastillas y duplica su dosis, con lo que comienza a alucinar. En algunas alucinaciones se ve como invitada del programa de televisión. Por otro lado, Tyrone es arrestado, mientras que Brody, quien les suministraba la droga, es asesinado por una banda rival. Harry y Marion utilizan el dinero ahorrado para sacar a Tyrone de la cárcel. Con el pasar de los meses, se hace más difícil el comercio de drogas sin alguien que las suministre. Además, la relación entre Harry y Marion empeora cuando se olvidan de sus planes futuros por falta de droga.

Tyrone recibe información sobre un cargamento de droga que llegaría en Navidad, por lo que decide ir junto a Harry para comprar. Cuando llega, se inician unos disturbios y el distribuidor huye junto a la droga. Mientras tanto, Marion destruye sus diseños y algunos objetos de la casa como resultado de un síndrome de abstinencia.

Sara, quien ha aumentado sus dosis de pastillas, sufre alucinaciones cada vez más intensas. En sus visiones, el presentador del programa, las edecanes e incluso una imagen de ella misma, se burlan de su estado. Además, ve cómo el refrigerador, convertido en una especie de monstruo, intenta atraparla. Sara pierde la razón y sale de su casa en dirección al estudio de televisión para saber por qué aún no la han llamado.

Durante el invierno, Harry y Tyrone viajan a Florida, con la esperanza de encontrar drogas de manera más fácil. Harry descubre que su brazo se ha infectado debido a las inyecciones que se aplicaba. Cuando el estado de salud de Harry empeora, deciden ir a un hospital para recibir ayuda. El doctor se da cuenta de la adicción que sufren ambos y llama a la policía.

Mientras tanto, Marion visita a Big Tim (Keith David), quien le entregará droga a cambio de sexo. Tras recibir la heroína, Big Tim le informa de una fiesta el domingo, donde podrá recibir más droga.

Sara es hospitalizada en una clínica de salud mental. En el hospital es atendida de manera indiferente por los funcionarios. Un doctor intenta comunicarse con ella, pero es incapaz de formular frases coherentes.

El clímax de la historia muestra cómo los sueños de cada personaje colapsan y se convierten en finales trágicos, cuando se meten al mundo de las drogas. El brazo de Harry es amputado debido a que su infección se transformó en gangrena; Sara recibe una terapia de electroshock que termina alejándola de la realidad; Tyrone permanece en la cárcel, donde debe trabajar y recibir los insultos de los guardias; y Marion va a la fiesta de Big Tim, donde practica sexo con otra mujer mientras un grupo de hombres las rodean.

Cada personaje, perdido en la miseria, se pone en posición fetal. En la última alucinación de Sara, podemos ver que ella gana el gran premio del programa y se encuentra a Harry allí, ahora Harry es un hombre de negocios exitoso y comprometido con Marion. Sara y Harry se abrazan y se dicen uno al otro lo mucho que se quieren, mientras la multitud del programa los aplaude.

Ha recibido 36 puntos

Vótalo:

Rashomon, el bosque ensangrentado (1950)

89. Rashomon, el bosque ensangrentado (1950)

La película es una serie de relatos de cuatro implicados en el crimen: La esposa: Indica su versión del crimen y violación El asaltante: Quien describe su versión mostrando su lucha con el asesinado y la entrega voluntaria de la esposa. El asesinado: A través de una médium describe la lucha... Ver mas
La película es una serie de relatos de cuatro implicados en el crimen:

La esposa: Indica su versión del crimen y violación
El asaltante: Quien describe su versión mostrando su lucha con el asesinado y la entrega voluntaria de la esposa.
El asesinado: A través de una médium describe la lucha, la traición y su muerte.
Un testigo: Participa dos veces al inicio describiendo el contexto y al final dándole un sorprendente desenlace.
La historia transcurre durante una tormenta en las semidestruidas puertas de Rashô donde un monje, un peregrino y un leñador (el testigo del crimen) discuten casi filosóficamente las acciones tratando de entender la naturaleza humana. Tras escuchar los cuatro relatos logran un final lleno de humanidad.

Ha recibido 36 puntos

Vótalo:

Érase una vez en América (1984)

90. Érase una vez en América (1984)

En el gueto judío del Lower East Side de Manhattan (Nueva York) a principios del siglo XX, David Aaronson "Noodles" (Scott Tiler), un joven judío de clase baja, conoce en a Maximilian Bercovicz "Max" (Rusty Jacobs), otro joven de origen hebreo dispuesto a llegar lejos por cualquier método... Ver mas
En el gueto judío del Lower East Side de Manhattan (Nueva York) a principios del siglo XX, David Aaronson "Noodles" (Scott Tiler), un joven judío de clase baja, conoce en a Maximilian Bercovicz "Max" (Rusty Jacobs), otro joven de origen hebreo dispuesto a llegar lejos por cualquier método. Entablan una gran amistad y forman, con otros tres amigos del barrio, "Noodles", Patrick Goldberg "Patsy" (Brian Bloom), Philip Stein "Cockeye" (Adrian Curran) y Dominic (Noah Moazezi) una banda que prospera rápidamente. Desgraciadamente, son perseguidos por Bugsy (James Russo), el tipo para el que Noodles y sus amigos trabajaban anteriormente, y en uno de sus asaltos, mata a Dominic. Rápidamente Noodles se tira encima de él y lo mata, por lo que pasará 12 años en prisión.

Cuando Noodles (Robert De Niro) sale de prisión, le recibe Max (James Woods), que sigue con su banda junto a los otros dos amigos, Patsy (James Hayden) y Cockeye (William Forsythe) y que ha prosperado aún mas durante su ausencia. Los cuatro juntos, finalmente, consiguen convertirse, en tiempos de la prohibición, en una de los mayores y exitosas bandas de gánsteres de todo el país hasta que todos, excepto Noodles, son masacrados por la policía de una forma misteriosa.

Noodles, atormentado por lo ocurrido, tiene que abandonar inmediatamente Nueva York después de ello para protegerse de asesinos, que, de repente, le persiguen por ello. 35 años pasan después de esa masacre y Noodles, viviendo bajo una identidad falsa para mantener su protección, encuentra finalmente una pista sobre lo ocurrido. Esa pista está en Nueva York y por ello decide volver a la ciudad para enfrentarse a su pasado, resolver el misterio y cerrar ese capítulo traumático de su vida.

Ha recibido 35 puntos

Vótalo:

Con la muerte en los talones (1959)

91. Con la muerte en los talones (1959)

Roger O. Thornhill (Cary Grant) es un ejecutivo publicitario de Nueva York al que unos espías confunden con un agente del gobierno, George Kaplan. Debe escapar, pero lo siguen de cerca. Durante la fuga conoce a una atractiva mujer, Eve Kendall (Eva Marie Saint), que le ayuda.

Ha recibido 33 puntos

Vótalo:

El viaje de Chihiro (2001)

92. El viaje de Chihiro (2001)

Chihiro y sus padres se habían visto obligados a mudarse a otra ciudad. Durante la mudanza, su padre toma un atajo para ahorrar tiempo, pero solo consiguen internarse en un bosque que acaba frente a un edificio con un gran y extraño túnel en el centro. Si bien Chihiro se niega a entrar, sus... Ver mas
Chihiro y sus padres se habían visto obligados a mudarse a otra ciudad. Durante la mudanza, su padre toma un atajo para ahorrar tiempo, pero solo consiguen internarse en un bosque que acaba frente a un edificio con un gran y extraño túnel en el centro. Si bien Chihiro se niega a entrar, sus padres insisten en hacerlo. Del otro lado del túnel, descubren un pueblo aparentemente abandonado; la familia opta por recorrer el lugar y en ello se topan con un restaurante en el cual deciden quedarse. Por su parte, Chihiro se aleja de ellos para continuar investigando. Cuando comienza a anochecer, un misterioso joven llamado Haku aparece y le ordena que se marche de allí con sus padres antes de que caiga completamente la noche.

Chihiro corre en busca de sus padres, mientras que poco a poco la ciudad va cobrando vida; los faros se encienden y aparecen de la nada variedades de espíritus. Al llegar al restaurante donde había dejado a sus padres, Chihiro descubre que estos habían sido convertidos en dos enormes cerdos. Atemorizada, la joven huye, al tiempo que se da cuenta que se está volviendo transparente. Haku, que aparece nuevamente junto a ella, le dice que para no desaparecer debe comer algo de ese mundo y le ofrece una baya. Tras esto, la lleva secretamente a una casa de baños termales en el cual debe conseguir un trabajo hasta que él pueda ayudarle a escapar. Así, con ayuda de varios amigos que hace en el transcurso de la historia, Chihiro inicia una gran aventura para buscar una manera de romper el hechizo que mantiene a sus padres en forma de animales y poder continuar con su vida.

Ha recibido 32 puntos

Vótalo:

Hasta que llegó su hora (1968)

93. Hasta que llegó su hora (1968)

Armónica (Charles Bronson) es un hombre callado y misterioso (a lo largo de buena parte de la película toca la armónica en vez de hablar) y que busca a Frank (Henry Fonda), un despiadado pistolero que está bajo las órdenes del millonario Morton (Gabriele Ferzetti). Por otra parte, Cheyenne... Ver mas
Armónica (Charles Bronson) es un hombre callado y misterioso (a lo largo de buena parte de la película toca la armónica en vez de hablar) y que busca a Frank (Henry Fonda), un despiadado pistolero que está bajo las órdenes del millonario Morton (Gabriele Ferzetti). Por otra parte, Cheyenne (Jason Robards) es un conocido de Armónica que acaba de fugarse de prisión y que ayudará a Armónica en su búsqueda de Frank, ya que ha sido acusado de la matanza de la familia McBain. Entre medias de todo, y procedente de un burdel de Nueva Orleans, se encuentra Jill McBain (Claudia Cardinale), recientemente viuda y con un suculento terreno en su poder, heredado de su marido muerto, y por el cual ha de pasar el ferrocarril. Esto hará que todos luchen por conseguir un mismo objetivo.

Ha recibido 29 puntos

Vótalo:

El crepúsculo de los dioses (1950)

94. El crepúsculo de los dioses (1950)

La película comienza con el plano de una acera. La cámara se mueve hasta dejar ver que en el bordillo pone "Sunset Blvd." Comienza a moverse, en un ángulo picado, por sobre el pavimento de Sunset Boulevard, con los títulos de crédito sobreimpresionados. Cuando los títulos de crédito han cesado... Ver mas
La película comienza con el plano de una acera. La cámara se mueve hasta dejar ver que en el bordillo pone "Sunset Blvd." Comienza a moverse, en un ángulo picado, por sobre el pavimento de Sunset Boulevard, con los títulos de crédito sobreimpresionados. Cuando los títulos de crédito han cesado de aparecer, la cámara se mueve hasta adoptar una angulación normal: aparece una comitiva de motocicletas y coches de la policía. Una voz en off explica que se ha cometido un asesinato en una de las grandes mansiones del bloque 10.000. Mientras la voz continúa hablando, se muestra la llegada de policías y periodistas a la mansión. En la piscina se encuentra el cadáver de un joven. La voz en off explica que es un simple guionista, que "siempre quiso una piscina. Bueno, al final consiguió una. Sólo que el precio resultó ser un poco alto".3 Hay un fundido y la voz, que es la del propio muerto, empieza a explicar cómo ocurrió todo, en un flashback que se extenderá por la mayor parte de la película. La acción comienza seis meses atrás. La cámara entra por la ventana en el apartamento en el que Joe Gillis, un guionista en horas bajas -el futuro cadáver en la piscina- se encuentra escribiendo a máquina, vestido sólo con un albornoz. Es interrumpido por dos cobradores que traen una orden judicial para llevarse su coche, un Plymouth convertible con matrícula de California 40 R 116, por impago. Gillis se excusa diciendo que lo ha dejado a un amigo para ir a Palm Springs. Los cobradores anuncian que regresarán por el coche al día siguiente al mediodía, y se marchan.


Gillis escribiendo a máquina en su apartamento, al comienzo de la película.
Cuando se van, la voz en off explica: "Bueno, necesitaba unos doscientos noventa dólares, y enseguida o perdería el coche".4 Gillis va a buscar el automóvil, que ha dejado aparcado donde los cobradores no puedan encontrarlo, y se dirige a los estudios Paramount. Su objetivo es vender un guion sobre béisbol llamado Estafa descubierta (Bases Loaded en el original). Se entrevista con un importante productor llamado Sheldrake (interpretado por el actor Fred Clark), aquejado de úlcera de estómago y que bebe continuamente leche y eructa de vez en cuando, a quien Gillis le explica la historia, proponiendo a Alan Ladd para el papel principal.

Sheldrake llama a Betty Schaefer (Nancy Olson), encargada de revisar los guiones del estudio, quien da una opinión muy negativa sobre el guion de Gillis. Se produce un conato de discusión entre ambos, que es cortado por Sheldrake cuando le pide a Schaefer que se vaya. Al quedarse solos, Gillis suplica a Sheldrake un trabajo, y luego directamente que le preste trescientos dólares. Sheldrake responde con evasivas. Gillis se va entonces al comercio de Schwab's (Schwab's Pharmacy), establecimiento del que afirma que es una combinación de "cafetería, bar y sala de espera".5 Desde el local hace varias llamadas para intentar que alguien le preste el dinero necesario, sin éxito. Localiza a su representante, que está jugando al golf, y se entrevista con él, pero también se niega a prestarle el dinero. Mientras conduce por Sunset Boulevard de regreso a su apartamento, Gillis se plantea regresar a su pueblo, Dayton, en el estado de Ohio, y a su empleo en un periódico por 35 dólares a la semana.6 En ese momento es descubierto por los dos cobradores, quienes emprenden su persecución. El coche de Gillis sufre un pinchazo, y el guionista se refugia en un desvío lateral. Sus perseguidores pasan de largo sin verle.

Gillis descubre que se encuentra ante una mansión aparentemente abandonada, con un vasto garaje, en el que decide esconder su automóvil. Mientras inspecciona los alrededores de la mansión, cuya decrepitud le hace pensar en el personaje de Miss Havisham, de la novela de Dickens Grandes esperanzas, escucha que una mujer con gafas oscuras le llama desde detrás de unos visillos, dirigiéndose a él como si le estuviera esperando. Desde la puerta de entrada de la mansión, el mayordomo le hace señas para que entre. Subiendo por una majestuosa escalinata, llega a la habitación donde le espera la mujer. En el centro de la estancia han colocado una especie de catafalco, sobre el que reposa lo que parece un cuerpo cubierto con un lienzo. La mujer da instrucciones a Gillis sobre cómo desea el ataúd: obviamente, tanto ella como su mayordomo lo han confundido con un enterrador. Gillis está estupefacto. Entonces, la mujer descubre el cuerpo, y se ve que se trata del cadáver de un mono.

Gillis dice entonces que no es quien ella cree, y explica cómo ha llegado hasta la mansión. Indignada, ella lo expulsa, pero Gillis la reconoce. Es una antigua estrella de cine mudo, Norma Desmond:

Joe: Usted es Norma Desmond. Salía en las películas mudas. Era usted grande.
Norma: Soy grande. Son las películas las que se han hecho pequeñas.7
Cuando averigua que Gillis es guionista, Desmond le muestra el guion que está escribiendo para lo que espera que sea su regreso a la gran pantalla. Está basado en la historia de la bíblica Salomé, la hija de Herodes Filipo, por cuya causa fue ejecutado Juan el Bautista, según el relato bíblico. Desmond espera poder contar con Cecil B. DeMille, con el que ha trabajado anteriormente, como director de la película. La lectura del guion, desacostumbradamente extenso, le lleva a Gillis varias horas. (Durante ese tiempo, llega el verdadero empleado de pompas fúnebres para el entierro del mono). Cuando Gillis le sugiere que sería conveniente que su guion fuera revisado por un escritor profesional, Desmond le ofrece el trabajo, por 500 dólares a la semana. Gillis acepta, y se acuerda que pase esa noche en la mansión, en una habitación que hay sobre el garaje. Esa misma noche, desde su habitación Gillis presencia el ridículamente solemne entierro del mono, que se lleva a cabo en el jardín. Resume su situación con esta frase:

Todo era muy raro, pero vería cosas aún más raras.8
Al despertarse, tras una extraña pesadilla en la que se mezclan elementos del día anterior, escucha música de órgano. Descubre que alguien (después se sabrá que ha sido Max, el mayordomo) ha traído de su apartamento todas sus pertenencias. Cuando va a protestar, Desmond le explica que ha sido por orden suya (también ha pagado los tres meses de alquiler que Gillis debía en su apartamento). Norma Desmond le explica a Gillis que ha decidido que se instale en la mansión mientras trabaja en el guion de Salomé. Aunque a regañadientes, Gillis acepta las condiciones impuestas por Desmond.

Mientras trabaja para adaptar la desmedida extensión del guion escrito por Desmond a un formato susceptible de convertirse en película, Gillis sufre las continuas interferencias de la actriz, que no acepta que se corten escenas en las que ella aparezca. Se pone de relieve la egolatría de la artista, que vive rodeada de cientos de fotografías suyas. Recibe periódicamente decenas de cartas, supuestamente de admiradores, solicitándole fotografías firmadas.

En los momentos de descanso, dos o tres veces a la semana, Mayerling proyecta antiguas películas de Norma Desmond para la actriz y Gillis (de hecho, para la escena en cuestión se utilizaron secuencias de la película La reina Kelly, protagonizada por Gloria Swanson y dirigida por el actor que interpreta a Max von Mayerling, Erich von Stroheim). La actitud que Desmond muestra hacia Gillis durante las proyecciones evidencia que pretende de él algo más que su trabajo como guionista. La revisión de sus antiguas películas le sirve a Norma Desmond como pretexto para disertar sobre la superioridad del cine mudo ("No necesitábamos diálogos. Teníamos rostros"9 ) y mostrar su desprecio por los intérpretes del momento (con la excepción de Greta Garbo).

Otra escena de la vida cotidiana en la mansión de Desmond se presenta poco después: las reuniones de Norma con antiguos compañeros actores del cine mudo para jugar al bridge. Estos actores, a los que Gillis llama "estatuas de cera", están interpretados por Buster Keaton, Anna Q. Nilsson y H. B. Warner, los tres realmente viejas glorias de la época muda que habían abandonado el cine. Durante la partida, Desmond trata a Gillis como a un criado (le ordena que vacíe el cenicero), y se niega a prestarle ayuda cuando los cobradores, que finalmente han localizado su coche, se presentan para llevárselo con una grúa. Ella le asegura que no necesitará el coche, ya que ella posee ya uno, un Isotta Fraschini hecho a mano que le costó 28.000 dólares.

Los cambios que se están produciendo en la relación entre Gillis y Desmond se ponen de relieve cuando la actriz lleva al guionista de compras para renovar su vestuario. La siguiente escena tiene lugar durante el lluvioso mes de diciembre: como su habitación tiene goteras, Gillis se ve obligado a trasladarse al edificio principal. Es trasladado a la habitación del marido, o, como precisa Max von Mayerling, de los maridos, ya que Norma Desmond se ha casado tres veces. Gillis descubre también que en la mansión no hay cerraduras, ya que la actriz ha intentado varias veces suicidarse. También se da a entender que las cartas de admiradores que recibe la actriz son en realidad enviadas por el fiel Max.


Norma Desmond es rechazada por Gillis.
En la fiesta de Nochevieja organizada por Desmond no hay más que un invitado: Gillis. Ambos bailan mientras una orquesta interpreta tangos, ante la mirada triste y resignada de Max. Cuando Norma le regala a Gillis una pitillera y empieza a hacer planes sobre su futuro en común, el guionista la rechaza, dando a entender que no siente nada por ella. Desmond lo abofetea y corre a su habitación. Gillis abandona la mansión (significativamente, su caro traje de etiqueta, regalo de Desmond, se le engancha en la puerta al salir). Hace auto-stop hasta la casa de su amigo Artie Green, donde en ese momento se celebra una animada fiesta de Nochevieja. Es recibido calurosamente por Green, quien acepta albergarle por una temporada. Green presenta a Gillis a su novia, quien resulta ser Betty Schaefer, la revisora de guiones a la que Gillis ha conocido en la oficina de Sheldrake, al comienzo de la película. Schaefer le comenta a Gillis que ha leído un relato suyo, "Ventanas oscuras", del que le han interesado algunas páginas en las que hay un flashback. Ella le sugiere que trabajen juntos para convertirlo en un guion, al tiempo que él flirtea juguetonamente con ella. Gillis se va a llamar a la mansión para pedir que le envíen su ropa y su máquina de escribir, pero Max le informa de que Norma ha intentado suicidarse cortándose las venas. Gillis huye precipitadamente de casa de Artie Green y acude en taxi a la mansión. Encuentra a Norma tendida en su cama, con vendajes en ambas muñecas. Le pide que actúe de forma sensata, pero ella afirma que volverá a intentar suicidarse. Finalmente, poco después de que la orquesta interprete Auld Lang Syne, al filo de la medianoche, Gillis le desea a Norma "Feliz Año Nuevo, Norma", a lo que ella contesta: "Feliz Año Nuevo, cariño", atrayéndolo hacia sí: queda simbólicamente sellada su reconciliación.


Joe Gillis (William Holden), Artie Green y Betty Schaefer (Nancy Olson) en la fiesta en casa de Green.
En la escena siguiente, Max atiende una llamada. Se trata de Betty Schefer, que ha localizado el teléfono de la mansión (Crest View 5-1733), e intenta localizar al guionista. Max se niega a proporcionarle información. Desmond está tomando el sol junto a la piscina, en la que Gillis está tomando un baño. Norma le ordena a Max que lleve el guion de Salomé, ya revisado por Gillis, a Cecil B. DeMille; según ella, apasionada de la astrología, es el momento perfecto según las cartas astrológicas de ella misma y de DeMille. Gillis se muestra algo escéptico sobre sus posibilidades de éxito, pero no se atreve a contradecir a Norma.

Una noche, cuando regresan a la mansión en el Isotta-Fraschini después de visitar a "una de las estatuas de cera", Desmond descubre que se ha quedado sin cigarrillos. Gillis se ofrece a comprárselos y entra en Schwab's, donde se encuentra con Artie Green y Betty Schaefer. Schaefer le reitera a Gillis su propuesta de trabajar juntos, pero éste le dice que ha dejado de escribir. Cuando regresa junto a Norma, que le espera en el coche, Gillis descubre que ha olvidado los cigarrillos.

De nuevo en la mansión, Norma Desmond actúa para Gillis, ofreciéndole una imitación de una de las célebres bañistas del pionero del cine mudo Mack Sennett, papel en el que Norma recuerda haber actuado junto a actrices como Marie Prevost y Mabel Normand. A continuación, la diva imita a Charles Chaplin. Max interrumpe su actuación para comunicarle que ha llamado la Paramount. Desmond se alegra, porque cree que les interesa su guion, pero uando se entera de que no es el propio DeMille el que llama, le ordena a Max que diga que está muy ocupada. Tres días después, Desmond y Gillis van a encontrarse con DeMille. Llegan con el coche, conducido como siempre por Max, a la puerta principal de los estudios Paramount. Uno de los guardias, que no ha oído jamás el nombre de Norma Desmond, no quiere dejarles pasar sin cita previa, pero Desmond reconoce a otro de los vigilantes, bastante mayor, que la trata con gran deferencia y ordena que se les abran las puertas del estudio. Se dirigen al estudio 18, en el que DeMille está rodando Sansón y Dalila (DeMille aparece interpretándose a sí mismo, y el plató que aparece en Sunset Boulevard es realmente aquel en el que el director rodaba su filme de temática bíblica).


Cecil B. DeMille se despide de Norma Desmond (Gloria Swanson) en los estudios Paramount.
Avisan a Cecil B. DeMille, que en ese momento está dirigiendo la película, de la llegada de Norma Desmond. DeMille aún recuerda con cariño a la actriz, a la que conoció cuando era una jovencita de diecisiete años, y no quiere herir sus sentimientos, aunque el guion le ha parecido lamentable. El director acude a recibir a Desmond a la entrada del estudio. Gillis y Max se quedan esperando en el coche. Al hablar con Norma, DeMille descubre que ella cree que la han llamado de la Paramount porque a él le ha interesado el guion. A DeMille esto le sorprende. Como Norma le dice que quien ha hecho la llamada en nombre del estudio es un tal Gordon Cole, deja sola a la actriz un momento y pide que llamen por teléfono a Cole. Cuando Norma se queda sola, es reconocida por uno de los técnicos de rodaje, apodado "Hog-eye", que apunta un foco hacia ella. Al ser reconocida la actriz, se crea un cierto revuelo en el estudio, y varios de los presentes se acercan a pedirle autógrafos. Entretanto, DeMille habla por teléfono con Gordon Cole y averigua el porqué de las llamadas a Desmond: la Paramount quiere alquilar su Isotta-Fraschini para una película de Bing Crosby. Al regresar junto a la actriz, el director no se atreve a revelarle la verdad, sobre todo cuando Norma se muestra emocionada por encontrarse de nuevo en un estudio. DeMille debe reanudar la filmación de la película y Norma se queda contemplando el rodaje.

Fuera del plató, Joe Gillis ve a Betty Schaefer y se acerca al despacho en el que ésta se encuentra trabajando. Ella le propone que trabajen juntos por las tardes en el guion de "Ventanas oscuras". De paso, le comenta también que Artie, el amigo de Gillis con el que ella va a casarse, está fuera de la ciudad (rodando un western en Arizona). Son interrumpidos por Max von Mayerling, que está haciendo sonar el claxon del coche: acaba de descubrir que a la Paramount no le interesa el guion de Norma Desmond, sino únicamente su coche. Justo entonces, Desmond se despide de DeMille a la puerta del plató: ella sigue convencida de que su proyecto va a realizarse.


Joe Gillis (William Holden) y Betty Schaefer (Nancy Olson) trabajan juntos en la escritura de un guion basado en un relato de Gillis.
Después de ese día, Norma Desmond se somete a una serie de tratamientos de belleza, creyendo que su regreso al cine es inminente. A espaldas de norma, Gillis empieza a salir por las noches para reunirse en el departamento de guiones de los estudios Paramount con Betty Schaefer, con la que está trabajando en un guion inspirado en el relato de Gillis "Ventanas oscuras". Desmond sospecha de estas salidas nocturnas y empieza a sentirse celosa. Gillis y Schaefer se sienten cada vez más atraídos el uno por el otro, y su relación se va haciendo más cercana. Ella le cuenta a él la historia de cómo se operó la nariz para obtener un trabajo como actriz, sin resultado. Una noche, al regresar a la mansión, Gillis se encuentra con Max, que está esperándole. En la conversación entre ambos, el mayordomo le cuenta a Gillis que fue, no sólo el descubridor de Norma y el director de sus primeras películas, sino también su primer marido. Desmond, cada vez más celosa, termina por descubrir en el bolsillo de la chaqueta de Gillis el guion en el que éste está trabajando con Schaefer, significativamente llamado "Historia de amor sin título".

Schaefer le cuenta a Gillis que ha recibido un telegrama de su novio, Artie Green, en el que le dice que vaya a Arizona para allí casarse con él. Sin embargo, Schaefer ya no ama a Artie, sino a Gillis. Se besan por primera vez. Cuando regresa a la mansión, Gillis reflexiona, sintiéndose culpable por no haberle hablado a Schaefer de su relación con Norma Desmond e intentando buscar una salida para la difícil situación en que se encuentra. En ese momento, Gillis oye a Norma telefoneando a Betty Schaefer, haciendo insinuaciones insidiosas sobre él. Gillis la interrumpe, arrebatándole el auricular, e invita a Schaefer a que vaya a la mansión a ver con sus propios ojos qué es lo que ocurre. Norma trata de excusarse ante Gillis por su comportamiento, pidiéndole que no la abandone.

Schaefer llega a la mansión. Gillis la recibe y le explica la verdadera naturaleza de la relación entre la actriz y él. A pesar de todo, ella muestra estar dispuesta a perdonarle si se va con ella en ese momento y rompe con el pasado. Él no acepta, e incluso la anima a casarse con Green, dando a entender que tiene demasiado apego por el bienestar material que le proporciona su relación con Desmond. Schaefer abandona sola la mansión. Desmond piensa que ha salido vencedora; sin embargo, Gillis empieza a hacer las maletas. Angustiada, la actriz llama a Max en su auxilio. Antes de que llegue el mayordomo, amenaza a Gillis con suicidarse si se va, y va en busca de un revólver. En la conversación que mantienen, Gillis termina por revelar el secreto que tanto él como Max le han ocultado a Desmond hasta entonces: que la Paramount no está realmente interesada por su guion.


Tras el crimen, la columnista Hedda Hopper (interpretándose a sí misma) informa a la prensa desde la habitación de Norma Desmond.
Entonces aparece Max. En la escena que sigue, Desmond termina por descubrir que es él quien escribe todas las cartas que le llegan diariamente, y que ella creía que eran de admiradores. Definitivamente enloquecida, no acepta los hechos y no se resigna a la partida de Gillis. Éste baja la escalera, y ella lo persigue blandiendo el revólver. Ya en el jardín, le dispara tres tiros. Gillis, herido de muerte, cae a la piscina. Max corre hacia Desmond, que pronuncia las palabras: "Las estrellas no tienen edad, ¿verdad?".10 Hay un fundido (es el final del flashback) y se pasa al plano en contrapicado de Gillis flotando en la piscina. La voz en off glosa cínicamente el recorrido de Gillis, diciendo que está "de vuelta a aquella piscina que siempre había deseado tener". El cadáver es rescatado de la piscina y sacado de allí en una camilla, mientras curiosos y medios de comunicación (entre ellos los noticiarios de la Paramount) se aglomeran a la entrada de la mansión. En la planta baja, un policía intenta hacer una llamada, pero se lo impide la columnista de cotilleos Hedda Hopper (que aparece interpretándose a sí misma), quien utiliza la línea para hablar con la redacción de su revista desde la habitación de Norma Desmond.

Los policías hacen preguntas a Desmond, pero ella está completamente enajenada. Alguien menciona que los periodistas han traído cámaras, y la mención de esta palabra hace que la actriz reaccione. En su ofuscación, cree que va a comenzar el rodaje de su película. Ni Max ni la policía la sacan de su error. Las cámaras se encuentran en la planta baja. Caracterizada como Salomé, Desmond aparece en lo alto de la escalinata. Max adopta el papel de director, y le explica a Norma que va a rodar una escena en la escalera del palacio. Las cámaras ruedan mientras la actriz, creyendo interpretar a Salomé, baja solemnemente la escalinata de su mansión. Al llegar abajo, pide permiso a Max (al que ella confunde con DeMille) para decir unas palabras, y explica que se encuentra muy feliz de haber regresado al cine. Al terminar, pronuncia la que es quizá la frase más célebre de la película: "Muy bien, señor DeMille, estoy lista para mi primer plano".11 Siempre creyéndose en el rodaje de una película, se dirige hacia la cámara. Su imagen se va haciendo borrosa. Fundido en negro.

Ha recibido 29 puntos

Vótalo:

Perdición (1944)

95. Perdición (1944)

En la secuencia de apertura, durante la cual se muestran los títulos de crédito, aparece la silueta de un hombre, vestido con abrigo y sombrero, que avanza caminando con unas muletas en dirección a la cámara, hasta cubrir toda la pantalla (como se ha señalado, esta silueta puede ser tanto la de... Ver mas
En la secuencia de apertura, durante la cual se muestran los títulos de crédito, aparece la silueta de un hombre, vestido con abrigo y sombrero, que avanza caminando con unas muletas en dirección a la cámara, hasta cubrir toda la pantalla (como se ha señalado, esta silueta puede ser tanto la de la víctima del asesinato, el señor Dietrichsson, como la de su asesino, Walter Neff1 ). Hay un fundido encadenado y se muestra una oscura y lluviosa calle de Los Ángeles, de madrugada. Un automóvil (un Dodge de 1938) se salta un semáforo en rojo y está a punto de chocar con una camioneta de reparto del periódico Los Angeles Times. El coche se detiene finalmente frente a un edificio de oficinas, y de él sale, moviéndose con cierta dificultad, el vendedor de seguros Walter Neff (Fred MacMurray). Neff llama y le abre el vigilante nocturno y ascensorista del edificio. Mientras suben en el ascensor, conversan de temas banales: posiblemente, sin embargo, al vigilante le sorprende el aspecto de Neff, ya que es seguramente él quien avisa luego a Keyes.

Llegan al piso duodécimo, sede de la compañía de seguros Pacific All-Risk Insurance Company, en la que trabaja Neff. Éste entra en su despacho. Con esfuerzo (después se sabrá que se encuentra herido de gravedad), se sienta en su mesa, enciende un cigarrillo y coloca un cilindro en su dictáfono, en el que comienza a grabar un memorándum interno dirigido a su compañero de trabajo, Barton Keyes (Edward G. Robinson), y fechado en Los Ángeles el 16 de julio de 1938. Neff confiesa ser el asesino de Dietrichson, supuestamente muerto en un accidente, y haber estafado a su propia compañía. Y explica por qué lo hizo: "Lo maté por dinero y por una mujer. Ni conseguí el dinero, ni la mujer. Estupendo, ¿verdad?".2

La narración de Neff inicia el flashback, que retrotrae al espectador al pasado mes de mayo, cuando Neff, de paso por Glendale, visitó la casa de la familia Dietrichson en Glendale para conseguir que el señor Dietrichson renovase el seguro de sus dos automóviles. Dietrichson no está, pero Neff encuentra en casa a su mujer, Phyllis Dietrichson (Barbara Stanwyck), que aparece en lo alto de una escalera cubierta sola con una toalla. Neff se siente atraído por la señora Dietrichson. Ella le dice que espere mientras va a vestirse. Poco después, baja la escalera (se muestra lo que sería el punto de vista de Neff: un primer plano de las piernas de Phyllis Dietrichson bajando la escalera, en que puede verse la pulsera que lleva en su tobillo izquierdo). Neff y Dietrichson hablan de los seguros de los automóviles del marido de ella. En su conversación hay una referencia a la película Historias de Filadelfia.3 Phyllis le pregunta si se dedica también a otro tipo de seguros, como los de accidentes. Durante toda su conversación, se hace evidente que entre ambos existe una mutua atracción. Él flirtea con ella, que tiene una actitud ambigua ante los avances del agente de seguros. Finalmente, deciden que Neff volverá al día siguiente, a las ocho y media de la tarde, para hablar con el señor Dietrichson. La voz en off de Neff evoca el olor a madreselva del perfume de Phyllis, preguntándose: "¿Cómo podía yo saber que el crimen huele a veces como la madreselva?".4

Cuando Neff regresa a la compañía de seguros, le comunican que Barton Keyes (Edward G. Robinson) desea verle. Keyes es el encargado de investigar las reclamaciones a la compañía, y tiene una especie de sexto sentido ("un hombrecito dentro"5 ), que hace casi imposible engañarle. Cuando Neff llega a su oficina, Keyes está desenmascarando un intento de estafa por parte del camionero Sam Garlopis (Fortunio Bonanova), que ha prendido fuego a su camión para cobrar el seguro. Después de que Garlopis renuncie a su reclamación y salga del despacho de Keyes, éste y Neff tienen en una conversación en que se pone de relieve el aprecio que sienten el uno por el otro, así como la enfermiza obsesión por el trabajo de Keyes.

Neff va luego a su despacho, donde le espera un recado de Phyllis Dietrichson indicándole que no vaya a su casa al día siguiente, como habían quedado, sino el jueves a las tres y media de la tarde. Aunque Neff está muy ocupado ese día, aplaza todas sus obligaciones para ir a casa de Phyllis.

En la escena siguiente aparece Phyllis bajando de nuevo la escalera de su casa para ir a abrir la puerta a Neff. Phyllis está sola en casa: su marido no está y es el día libre de la criada. Él coquetea de nuevo con ella, pero se marcha indignado de la casa cuando ella le sugiere la posibilidad de hacerle a su marido un seguro de accidentes sin que él lo sepa, ya que se da cuenta de que trama un asesinato. Desde allí, Neff va a tomar una cerveza y la bolera. Cuando está de regreso en su piso se da cuenta de que no puede liberarse de la atracción que siente por Phyllis. Tocan al timbre. Es ella. Tras una breve conversación, Neff y Dietrichson se besan apasionadamente.

Ha recibido 28 puntos

Vótalo:

La tumba de las luciérnagas (1988)

96. La tumba de las luciérnagas (1988)

El 21 de septiembre de 1945, un indigente de 14 años llamado Seita agoniza en una estación de tren. Tras morir por la inanición, su espíritu comienza a recordar los sucesos anteriores a su muerte. Japón, finales de la Segunda Guerra Mundial, 1945. La aviación estadounidense somete las... Ver mas
El 21 de septiembre de 1945, un indigente de 14 años llamado Seita agoniza en una estación de tren. Tras morir por la inanición, su espíritu comienza a recordar los sucesos anteriores a su muerte.

Japón, finales de la Segunda Guerra Mundial, 1945. La aviación estadounidense somete las ciudades japonesas a continuos ataques aéreos. En uno de los bombardeos, la ciudad de Kōbe se convierte en un infierno humeante para Seita, de 14 años, y su hermana pequeña Setsuko, de 5 años, que son hijos de un oficial de la Armada Imperial Japonesa. Durante la Segunda Guerra Mundial, ambos viven con su madre, pero un día, tras un bombardeo, ellos se retrasan y no consiguen llegar al búnker donde ella los espera. Después del bombardeo los dos hermanos buscan a su madre y Seita la encuentra muy malherida en la escuela que ha sido convertida en un hospital de urgencia. Poco después la madre muere y los dos hermanos deciden alojarse en casa de sus tíos quienes no los reciben con agrado, su indiferencia inicial pronto deja paso a un desprecio cada vez más evidente.

Así que los dos hermanos terminan viviendo por su cuenta en un refugio antiaéreo abandonado. Aunque allí pueden vivir con mayor desahogo y sin suponer un estorbo para nadie, las cosas no les van mejor; la comida escasea y no pueden esperar ningún tipo de ayuda, lo que es peor, los estragos de la desnutrición cada vez son más visibles en la pequeña Setsuko.

Ha recibido 26 puntos

Vótalo:

Whiplash (2014)

97. Whiplash (2014)

Andrew Neiman (Miles Teller) es un joven y prometedor baterista de jazz que se matricula en el conservatorio de música Shaffer, en la ciudad de Nueva York, considerado el mejor del país. Allí, Andrew se encuentra con una competencia feroz donde sus sueños de grandeza son asesorados por Terence... Ver mas
Andrew Neiman (Miles Teller) es un joven y prometedor baterista de jazz que se matricula en el conservatorio de música Shaffer, en la ciudad de Nueva York, considerado el mejor del país. Allí, Andrew se encuentra con una competencia feroz donde sus sueños de grandeza son asesorados por Terence Fletcher (J. K. Simmons), un perfeccionista y abusivo director de orquesta que no se detendrá ante nada para obtener el máximo potencial de un estudiante.

Ha recibido 23 puntos

Vótalo:

Old Boy (2003)

98. Old Boy (2003)

Después de una borrachera que termina en la cárcel, el locuaz y charlatán Oh Dae Su ha sido secuestrado. De pronto aparecerá en una especie de cuarto de hotel con todo y televisión, en el que le dan de comer y cada tanto lo rocían con valium en gas, con lo que se queda dormido. A veces pregunta... Ver mas
Después de una borrachera que termina en la cárcel, el locuaz y charlatán Oh Dae Su ha sido secuestrado. De pronto aparecerá en una especie de cuarto de hotel con todo y televisión, en el que le dan de comer y cada tanto lo rocían con valium en gas, con lo que se queda dormido. A veces pregunta, grita y maldice porque no sabe los motivos de su encierro. Sin embargo, a poco más de un año de su secuestro, se entera por la televisión de que es el principal sospechoso del asesinato de su esposa. Según la policía, sus huellas estaban en diversos objetos del lugar del crimen. Además, no volverá a tener noticias de su hija. Entonces decide escribir una especie de diario con el fin de explicarse a quién pudo haberle hecho un daño como para tener que sufrir por ese encierro. Tras quinces años de cautiverio, hace esfuerzos supremos para no perder la razón, entrena su cuerpo con peleas contra la pared para cuando tenga oportunidad de la venganza, y comienza a rascar un agujero en uno de los muros. Sin embargo, cuando finalmente logra aflojar un tabique y sentir nuevamente el aire del exterior en su mano, es decir, cuando está a un paso de escapar, es dejado en libertad al otro día en la azotea de un edificio.

Ahora él tendrá ansia de venganza, sobre todo porque la persona que lo encerró está jugando con él, pero ¿por qué le encerró, por qué le dejó en libertad? La mente de Oh Dae Su estará repleta de inquietudes que compartirá con el espectador y que deberá resolver en cinco días.

Ha recibido 23 puntos

Vótalo:

La vida de los otros (2006)

99. La vida de los otros (2006)

La historia comienza en el Berlín Este del año 1984. La Stasi, la policía política de la RDA, con 100.000 agentes y 200.000 informantes, vigila cada día la vida de sus compatriotas. Gerd Wiesler (Ulrich Mühe) quien firma sus informes como HGW XX/7, convencido comunista y capitán de la Stasi, es... Ver mas
La historia comienza en el Berlín Este del año 1984. La Stasi, la policía política de la RDA, con 100.000 agentes y 200.000 informantes, vigila cada día la vida de sus compatriotas. Gerd Wiesler (Ulrich Mühe) quien firma sus informes como HGW XX/7, convencido comunista y capitán de la Stasi, es elegido para la vigilancia del conocido dramaturgo Georg Dreyman (Sebastian Koch), escritor fiel al régimen de la RDA. Wiesler no sospecha que el ministro de cultura Bruno Hempf respalda el proyecto con la intención de quitarse del medio a Dreyman y quedarse con su novia, la actriz Christa-Maria Sieland (Martina Gedeck). Ésta había cedido a los avances del ministro, porque de lo contrario hubiera peligrado su carrera de actriz. El teniente coronel Anton Grubitz (Ulrich Tukur), superior de Wiesler, intenta estimular su ya pronunciado olfato de espía y seducirle con un ascenso si el proyecto tiene éxito.

Un equipo de hombres de la Stasi cablea la vivienda de Dreyman, instalando micrófonos ocultos, y se dispone la central técnica en el desván del edificio. El espionaje le permite a Wiesler —soltero, con una vida privada insignificante y un piso dormitorio decorado de modo espartano— observar el mundo del arte y de los librepensadores, así como las relaciones interpersonales, de las que él no disfruta. En la fiesta de cumpleaños de Dreyman, un amigo suyo y director teatral, Albert Jerska, quien tiene una prohibición de trabajo por ser crítico con el régimen, lee a solas un libro de Bertolt Brecht. Wiesler, que vigila la escena, sustrae en otra ocasión furtivamente el libro. Especialmente se muestra el momento en que Wiesler lee inspirado unos versos del mismo en su casa.

La actitud conformista de Dreyman cambia cuando descubre la relación entre Christa y el ministro Hempf, y se decide a actuar cuando su amigo Albert Jerska, sin esperanzas de poder volver a trabajar en su profesión, se suicida. Al recibir la noticia Dreyman, conmocionado, toca al piano la “Sonata del hombre bueno”, una pieza cuya partitura le había regalado Jerska en su cumpleaños. Esa música y la actitud del escritor conmueven profundamente al espía. En una máquina de escribir con tinta roja traída secretamente del oeste por un periodista de Der Spiegel [1] —la Stasi tenía registradas todas las máquinas de escribir—, Dreymann escribe un artículo sobre la extraordinariamente alta tasa de suicidio en la RDA, que es mantenida en secreto por el gobierno comunista. Por precaución, esconde la máquina bajo el umbral de una puerta.

Wiesler por su parte, bajo las impresiones de esta «vida de los otros», y seducido especialmente por Christa, se desvía paulatinamente de su objetivo inicial de encontrar pruebas inculpatorias sobre Dreyman. A lo largo de la misión decide proteger a Dreyman escribiendo datos intrascendentes en los informes.

El artículo aparece publicado poco después en la revista Der Spiegel de la Alemania Occidental. La Stasi, disponiendo de una copia del escrito original que ha conseguido un informante, busca febrilmente al escritor responsable. Cuando Christa-Maria es llevada por mandato del ministro Hempf a la prisión de la Stasi en Berlín, no puede soportar la presión y confiesa al superior de Wiesler, Anton Grubitz, que Dreyman es el autor del artículo. Sin embargo, la máquina de escribir usada no es hallada en el subsiguiente registro que se realiza.

Grubitz, suspicaz, organiza entonces un nuevo interrogatorio que él mismo vigila, entre Christa-Maria Sieland y Wiesler, para probar la lealtad de éste. Tras sufrir nuevas amenazas, la actriz revela el lugar concreto donde está escondida la máquina de escribir. Antes del registro que esta vez realiza el mismo Grubitz, Wiesler se apresura a ir a la casa del escritor y sale sigilosamente antes de que llegue nadie. Cuando el teniente coronel de la Stasi se dirige hacia el escondite de la máquina, Christa-Maria no puede soportar la culpa y la vergüenza de la traición, y huye atormentada. El escondite, para sorpresa de Grubitz y Dreymann, está vacío. Christa corre aturdida a la calle y es atropellada por un camión. Dreyman llega al lugar y ella muere en sus brazos. Pensando que ella había retirado la máquina para protegerle, llora desconsoladamente.

Grubitz tiene claro que Wiesler ha debido ser el encubridor y promueve su degradación, haciéndole abandonar su cargo, quedando relegado a una posición anodina en el ministerio, donde lo destinan junto con otros defenestrados a abrir la correspondencia de los usuarios del servicio de correos. Tras la caída del muro de Berlín en 1989, Wiesler debe abandonar su oficio como miembro de la policía social del régimen (al disolverse este y también su entramado burocrático); trabajando por último como repartidor de publicidad.

Dreyman, en un Berlín post-Guerra Fría, se encuentra con Hempf tras ver una obra de teatro, descubriendo que él no había sido diferente y que había estado bajo vigilancia durante el régimen comunista al igual que todos los demás. Esto le lleva a indagar en los archivos estatales y a leer todos los informes de Weisler sobre su vida. Extrañado primero por las inexactitudes que contiene, ve finalmente una mancha roja, como la tinta de la máquina de escribir, sobre el último informe y se da cuenta de que su protector era HGW XX/7, el firmante de los informes, quien sustrajo y se deshizo de la máquina de escribir el día del registro. Descubre la fotografía de su protector y su dirección. Dreyman coge un taxi y va en dirección a la casa de Wiesler encontrándole rápidamente, sin embargo, cuando está a punto de bajarse del taxi para hablar con él, parece pensarlo mejor y se sube para hacer una cosa misteriosa.

Dos años después, Wiesler pasea por la calle con su carrito de repartidor cuando descubre en el escaparate de una tienda una gran fotografía promocional de Dreyman junto a un libro titulado «Sonata para un hombre bueno». Movido por la curiosidad, entra en la librería y abre un ejemplar. La dedicatoria reza: «A HGW XX/7, en agradecimiento». Se lo da al librero para que le cobre y éste le pregunta si lo envuelve para regalo y Wiesler, en un doble juego de palabras, contesta escuetamente y con una sonrisa feliz: «Es para mí».

Ha recibido 21 puntos

Vótalo:

La princesa Mononoke (1997)

100. La princesa Mononoke (1997)

La tierra natal de Ashitaka[editar] El último príncipe Emishi, Ashitaka, salva a su aldea del asalto de un Tatarigami, un demonio que destruye todo lo viviente tan solo al tocarlo. Usando su arco, Ashitaka le da muerte aunque es herido por este, dejando una oscura marca en su brazo. Al observar... Ver mas
La tierra natal de Ashitaka[editar]
El último príncipe Emishi, Ashitaka, salva a su aldea del asalto de un Tatarigami, un demonio que destruye todo lo viviente tan solo al tocarlo. Usando su arco, Ashitaka le da muerte aunque es herido por este, dejando una oscura marca en su brazo. Al observar el cadáver del monstruo, Ashitaka descubre que en realidad era el dios jabalí Nago, que por medio del sufrimiento y el odio se corrompió hasta convertirse en Tatarigami. Ashitaka consulta a los ancianos de la aldea, temiendo por su vida al sospechar que la herida dejada por el demonio en su mano le haya transmitido su maldición. Ellos descubren una enorme bola de hierro en el cuerpo de Nago y comprenden que era la causa del sufrimiento que llevó a la locura al jabalí. La anciana del pueblo explica al joven que aunque su herida solamente cubre su brazo, se extenderá por su cuerpo hasta que muera. La maldición es un arma de doble filo, ya que en los momentos en los que se deje llevar por el odio obtendrá una fuerza increíble a cambio de que se propague más rápido. Cuando esto ocurre, su brazo se llena de gusanos negros retorciéndose, similares a los que tenía Nago.

La anciana, tras leer la fortuna de Ashitaka vaticina que solo si viaja hacia el oeste en busca de la tierra natal de Nago y encuentra el lugar de donde proviene la misteriosa bola de hierro, tendrá alguna posibilidad de encontrar una cura. También le advierte que durante su viaje deberá "ver con ojos carentes de odio". Al aceptar su destino tiene que aceptar también su exilio de su tierra natal, a la que no podrá volver nunca más y dejará a los Emishi sin heredero. Ashitaka monta a Yakul, su leal alce rojo y se dispone a partir sin mirar atrás, ya que está mal visto en la aldea despedirse de alguien que parte al exilio. Sólo una persona despide a Ashitaka, su amiga Kaya, quien le regala una daga de cristal para que no se olvide de ella.

Viaje a la ciudad del hierro[editar]
En su viaje hacia el oeste Ashitaka ve como unos samuráis saquean un poblado indefenso. Ante tal injusticia, intenta distraerlos usando su arco, pero en ese momento se activa la maldición y le otorga a la flecha un poder sobrenatural. Aunque él solo pretendía distraer a los samuráis, la maldición hace que su disparo vaya con tal fuerza que arranque los brazos de uno de ellos y decapite a otro. Tras esto, Ashitaka descubre que cuando la maldición aflora, la marca se extiende por su cuerpo con mayor velocidad.

En la siguiente aldea se encuentra con un extraño monje, Jigo, salvado por Ashitaka durante el ataque anterior. Tras mostrarle el trozo de metal extraído de Nago, el monje le comenta que quizá encuentre respuestas en un lugar llamado "La ciudad del hierro".

Mientras tanto, en una colina no muy lejana, una manada de kamis del clan del lobo2 que asaltan a una caravana que transporta arroz a la ciudad del hierro. Uno de los lobos es montado por una mujer, la princesa Mononoke. La líder de la manada, Moro, madre de los otros lobos del grupo recibe un disparo de Lady Eboshi, la dirigente de la Ciudad del Hierro y cae rodando por la colina.

En su camino hacia la Ciudad del Hierro, Ashitaka pasa por debajo de la colina donde tuvo lugar el combate y donde han caído parte de los heridos y muertos. El muchacho ve a la princesa Mononoke intentando aliviar la herida de Moro e intenta hablar con ella, pero esta solo le dice que se vaya.

Algunos kodamas, o espíritus del bosque, aparecen y Ashitaka les pide ayuda. Ellos lo guían a través del bosque y lo conducen a él y a los dos heridos supervivientes a la ciudad del hierro.

La ciudad del hierro[editar]
Ashitaka finalmente llega a la ciudad del hierro donde se encuentra con Lady Eboshi, quien le revela gran parte de los detalles relacionados con la razón de su maldición. La ciudad del hierro lleva mucho tiempo en guerra con los animales del bosque debido a la tala de árboles para extraer el metal de las minas. Los animales, furiosos por la destrucción de su hábitat, han emprendido una guerra contra los humanos. Así, en una batalla entre el clan de los jabalíes y los humanos, Eboshi hirió con su fusil a Nago originando dicha maldición. Ashitaka se enfada por el comportamiento destructivo de Eboshi, sobre todo porque le ha afectado a él. Más tarde se da cuenta de que Eboshi ha creado en la ciudad del hierro una comunidad donde grupos sociales como los leprosos o las prostitutas son tratados por igual; situación que sólo podrá mantenerse si se continúa con la extracción de hierro.

San, la princesa de los lobos (princesa Mononoke) ha intentado varias veces asesinar a Lady Eboshi con la idea de que la ciudad caería sin su liderazgo. Mientras Ashitaka está en la ciudad, San hace una de estas incursiones, dispuesta a retar a un duelo a Eboshi. Ashitaka se da cuenta de que el duelo es una trampa de la gente de la ciudad y lo detiene. Tras dejar a ambas inconscientes, toma a cuestas a San e intenta dejar la ciudad. Una de las mujeres, que desea venganza por la gente que los lobos han matado, dispara a Ashitaka accidentalmente por la espalda; aun así, éste continúa caminando con San a cuestas, a pesar de perder mucha sangre. Finalmente usa la fuerza de su maldición para abrir la puerta de la ciudad (que normalmente necesita de diez personas para ser abierta) y deja la ciudad del hierro montado en Yakul.

En el bosque[editar]
Mientras Ashitaka se va de la ciudad de hierro llevando a San, pierde la fuerza de la maldición y se cae de Yakul. Los dos lobos "hermanos" de San intentan devorarlo, pero San los detiene. Por un lado, está furiosa porque Ashitaka interrumpió su ataque a Eboshi, pero por otro está confusa porque él no parecía estar del lado de Eboshi y le extraña ver a un humano ayudarle. San le pide que se explique si quiere seguir vivo. La explicación le enfurece aún más, ya que ella se considera un lobo y está dispuesta a morir por su causa. Cuando San está a punto de darle un golpe mortal, Ashitaka le dice que es hermosa, antes de caer inconsciente. Un grupo de monos aparecen dispuestos a comerse a Ashitaka para según ellos "adquirir su fuerza", pero ella los detiene.

San, que finalmente siente compasión por él, decide llevarlo al gran estanque sagrado escondido en el corazón del bosque. Deja tumbado a Ashitaka en una pequeña isla en el centro del lago y planta un pequeño tallo al lado de su cuerpo como ofrenda. Después intenta liberar a Yakul, pero el alce rechaza la oferta y se queda junto a su amo.

Antes del amanecer se ve una gigantesca silueta negra que pasa más allá de las copas de los árboles caminando en dirección al lago; Jigo permanece escondido junto a un grupo de Jibashiri y les explica que ese es El Caminante Nocturno, forma que tiene el Shishigami (Espíritu del Bosque) durante la noche y que al amanecer se transformará en un ciervo con rostro humano; también les recuerda que tienen la misión de cazarlo y decapitarlo por decreto imperial, decreto que también señala que este acto no será considerado un pecado ni les acarreará castigo divino. Mientras vigilan descubren que el dios jabalí Okkotonushi (Okkoto en algunas traducciones) y su manada llegan al bosque de Shishigami tras varios meses de viaje. Su objetivo es matar a todos los humanos y proteger el bosque, o morir intentándolo, consiguiendo aquello en lo que Nago fracasó.

Finalmente al amanecer, el espíritu del bosque se transforma y aparece ante la solicitud de San. Shishigami cura la herida de bala de Ashitaka con un toque de su boca, pero no su maldición.

Tras varios días donde fue cuidado por San, Ashitaka se ha recuperado lo suficiente para caminar por sí mismo, Moro entabla una conversación con el joven explicándole que la maldición producida por el disparo pronto la matará pero antes que ocurra matará a Eboshi, cuando Ashitaka intenta convencerla que el mejor camino es la convivencia pacífica Moro relata como fue que adoptó a san después que sus padres huyeron arrojándola a sus pies para poder huir mientras la devoraba, prefiriendo adoptarla; posteriormente le advierte que abandone el bosque o le matará. Moro desprecia a los humanos, pero no con tanta pasión como San.

La guerra[editar]
Ashitaka está muy preocupado por San y por el bienestar del bosque, pero por otra parte simpatiza con la gente de la ciudad del hierro. Intenta ser mediador en el conflicto y encontrar una solución que satisfaga a ambos bandos, pero tanto Eboshi como San están cegadas por el odio y finalmente no consigue evitar que comience la guerra. La mañana decisiva Ashitaka ya está suficentemente repuesto para irse del bosque y San ha partido hace poco con la manada de Okkotonushi para cuidarlo, al ver que no podrá despedirse de ella pide a uno de los hijos de Moro que le entregue la daga de cristal como regalo de despedida.

La guerra tiene lugar a tres bandos. Un poderoso samurái, Asano, ha mandado a sus tropas a atacar por sorpresa la ciudad, demandando la mitad de todo el hierro. En tanto, el clan de Okkotonushi prepara sus fuerzas para su propia guerra. Lady Eboshi sabe que sus principales enemigos son los humanos y no bestias o dioses, ya que estos son más traicioneros y sus armas son más poderosas que las garras o los colmillos. Eboshi se alía con los Jibashiri, los agentes del emperador que han llegado a la ciudad dirigidos por el monje Jigo para derrotar a los jabalíes y matar a Shishigami. El emperador cree que la cabeza del espíritu del bosque le otorgará la inmortalidad y está dispuesto a pagar gran cantidad de oro por ella. Eboshi deja a las mujeres defendiendo la ciudad, ya que está segura que son lo suficiente fuertes como para defenderse. Toma esta decisión en parte porque sabe que sus hombres son buenos cazadores, pero también porque sabe que la traicionarían una vez su trabajo haya acabado.

Los jabalíes, a pesar de su gran número, caen en las trampas explosivas de los humanos. Solo Okkotonushi, gravemente herido, sobrevive y escapa acompañado por San. Para matar al Shishigami, los Jibashiri utilizan las pieles de los jabalíes para engañar y confundir el olfato de Okkotonushi, que es ciego. Cuando este los huele y escucha, cree que son los espíritus de sus guerreros que han regresado de la muerte y busca al Shishigami para que los reviva. Antes que Okkotonushi pueda llegar a la isla, los Jibashiri intentan acabar con él, lo que causa que su odio lo sobrepase. Entonces se convierte en un demonio, con muchos gusanos rojos de odio alrededor de su cuerpo. San intenta expulsar a estos gusanos del jabalí, pero un cazador dispara a San que queda inconsciente y es engullida por los gusanos demoníacos de Okkotonushi que corre hacia el lago sagrado.

Ashitaka siente que San está en apuros. Con uno de los hermanos-lobo de San, rescatado del campo de batalla entra en el bosque a buscarla. Durante su búsqueda, se encuentra con Lady Eboshi y le avisa de que el samurái Asano está atacando la ciudad del hierro. Los hombres de Eboshi vuelven hacia la ciudad, pero ella continúa en la caza de Shishigami. Cuando Ashitaka encuentra a San, Okkotonushi ya ha llegado a la isla sagrada. El príncipe intenta salvar a San de los gusanos, pero Okkotonushi tira a Ashitaka al agua. Moro, que estaba inconsciente a causa del progreso de la infección causada por el rifle que la hirió, despierta y corre hacía Okkotonushi, gritando que suelte a su hija. Moro consigue sacar a San de la oscuridad del jabalí, usando la poca fuerza que le queda para salvar a San en lugar de luchar contra Eboshi. Ashitaka coge a San de la boca de Moro y la sumerge en el agua para liberarla de los gusanos malditos que quedaban en su cuerpo.

El Espíritu del Bosque[editar]
Ya es casi el ocaso y el espíritu del bosque se manifiesta con su forma de ciervo, Eboshi ordena que nadie lo ataque hasta que esté en medio de su trasnformación al Caminante Nocturno, punto en que será débil. Aun así la mujer le dispara mientras este se dirige hacia el Jabalí, aunque esto no lo mata y sigue hasta aliviar al anciano jabalí quitándole la vida y la maldición, mientras Moro se desmaya nuevamente. Tras esto el espíritu comienza a cambiar al Caminante Nocturno pero, a pesar de los intentos de Ashitaka por detener a Eboshi, en plena transformación le da un disparo que lo decapita. Sin su cabeza, el espíritu se corrompe con la misma maldición que Ashitaka y los jabalíes, inundando el bosque con un lodo que mata todo lo que toca, al mismo tiempo Eboshi es mordida por la cabeza de Moro, perdiendo así un brazo.

Todo se convierte de una persecución de Ashitaka y San contra Jigo y los cazadores que insisten en escapar con la cabeza del espíritu, perseguidos por el lodo y por los muchachos que desean purificar al espíritu devolviéndo su cabeza. Jigo escapa contrarreloj esperando la salida del sol, momento en que morirá el espíritu, pero al verse acorralado sólo pueden ceder la cabeza a San y Ashitaka. Los muchachos encaran al espíritu corrupto y entregan su cabeza segundos antes del amanecer siendo devorados rápidamente por la maldición, instantáneamente el espíritu comienza a purificarse y al momento de amanecer se transforma en una sustancia que inunda toda la zona purificando y reviviendo la tierra que instantes antes mataba y segundos después desvaneciéndose para siempre.

Conclusión[editar]
San y Ashitaka despiertan sanos e ilesos, sólo rodeados de bellas montañas recubiertas de flores representando el ciclo de la vida, en el cual los cuerpos alimentan la tierra; aunque ahora Ashitaka es libre de la maldición, pero nota que una mancha ha quedado en su mano recordándole para siempre el significado de lo que vivió y sintió.

San se despide de Ashitaka ya que a pesar de amarlo es un habitante del bosque y no puede vivir en otro lado; Ashitaka comunica a San que se dedicará a construir una nueva ciudad, pero que a pesar de esto siempre estará con ella y se verán continuamente. Lady Eboshi tras sobrevivir decide que la nueva ciudad será mejor y trabajarán todos sus ciudadanos para que su progreso no cobre un precio tan alto en la naturaleza, tanto las mujeres como casi todos los hombres de la ciudad sobreviven a la guerra.

Ha recibido 21 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil