Versión impresa

La maldición de Tutankamón. ¿Realidad o leyenda?

La maldición de Tutankamón. ¿Realidad o leyenda?

  • Lista creada por Favorito.
  • Publicada el 01.04.2012 a las 03:28h.
  • Clasificada en la categoría Otros.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

La lista no tiene tags.

Avatar de Favorito

Último acceso 24.11.2016

Perfil de Favorito

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de Favorito

Acciones de la lista

La maldición del faraón es la creencia de que sobre cualquier persona que moleste a la momia de un faraón del Antiguo Egipto cae una maldición por la que morirá en poco tiempo. Existía la creencia de que las tumbas de los faraones tenían maldiciones escritas en ellas o a sus alrededores, advirtiendo a quienes las leyeran para que no entrasen. La maldición asociada al descubrimiento de la tumba del faraón de la XVIII dinastía Tutankamón es la más famosa en la cultura occidental.

Crees que existe una maldición en torno a Tutankamón?

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

Primeras muertes

1. Primeras muertes

En marzo de 1923, cuatro meses después de abrir la tumba, Lord Carnarvon fue picado por un mosquito y poco después se cortó la picadura mientras se afeitaba. En unos días enfermaba gravemente y fue trasladado a El Cairo. Aunque los médicos pudieron detenerle la infección que había empezado a... Ver mas
En marzo de 1923, cuatro meses después de abrir la tumba, Lord Carnarvon fue picado por un mosquito y poco después se cortó la picadura mientras se afeitaba. En unos días enfermaba gravemente y fue trasladado a El Cairo. Aunque los médicos pudieron detenerle la infección que había empezado a extenderse por el cuerpo, una neumonía atacó mortalmente a Lord Carnarvon, que murió la noche del 4 de abril. Se cuenta que a la misma hora de la muerte, el perro de Lord Carnarvon aulló y cayó fulminado en Londres. Además, cuando Lord Carnarvon murió, en el Cairo hubo un gran apagón que dejo a oscuras la ciudad.
Poco más necesitó la prensa inglesa para airear las leyendas de la maldición de los faraones. Incluso algunos afirmaron que en un muro de las antecámaras estaba escrito: «la muerte vendrá sobre alas ligeras al que estorbe la paz del faraón», aunque en realidad esta frase nunca apareciese en las detalladas notas de Carter y el muro fue derribado para entrar en la tumba.
Imagen: Lord Carnarvon

Ha recibido 274 puntos

Vótalo:

La maldición reaparece

2. La maldición reaparece

En las décadas de 1960 y 1970 las piezas del Museo Egipcio de El Cairo se trasladaron a varias exposiciones temporales organizadas en museos europeos. Los directores del museo de entonces murieron poco después de aprobar los traslados, y los periódicos ingleses también extendieron la maldición... Ver mas
En las décadas de 1960 y 1970 las piezas del Museo Egipcio de El Cairo se trasladaron a varias exposiciones temporales organizadas en museos europeos. Los directores del museo de entonces murieron poco después de aprobar los traslados, y los periódicos ingleses también extendieron la maldición sobre algunos accidentes menores que sufrieron los tripulantes del avión que llevó las piezas a Londres.
La última víctima atribuida a la maldición fue Ian McShane: durante la filmación de la película en los años ochenta sobre la maldición, su coche se salió de la carretera y se rompió gravemente una de las piernas.

Ha recibido 248 puntos

Vótalo:

La tumba de Tutankamón

3. La tumba de Tutankamón

La tumba de Tutankamón de la dinastía XVIII permaneció oculta durante más de tres mil años. Existen evidencias de que fue sacada y luego restaurada en los meses posteriores a su enterramiento, pero el cambio de dinastía, y la tierra desplazada de los desescombros de otras tumbas próximas provocó... Ver mas
La tumba de Tutankamón de la dinastía XVIII permaneció oculta durante más de tres mil años. Existen evidencias de que fue sacada y luego restaurada en los meses posteriores a su enterramiento, pero el cambio de dinastía, y la tierra desplazada de los desescombros de otras tumbas próximas provocó que un siglo después del enterramiento de Tutankamón, el emplazamiento de su tumba o incluso la misma existencia del faraón habían sido olvidados. Los ladrones de tumbas de las dinastía XIX y XX incluso llegaron a construir algunas cabañas encima de la tumba sin sospechar de su existencia.

Ha recibido 225 puntos

Vótalo:

Efigie del rey niño

4. Efigie del rey niño

Una veintena de personas participaron en una auténtica ceremonia de apertura en la que la cámara interior se abrió a sus visitantes. Naturalmente, tan solo Carnarvon y sus ayudantes entraron en el sepulcro, mientras que el resto de la gente permaneció a la expectativa en la primera cámara... Ver mas
Una veintena de personas participaron en una auténtica ceremonia de apertura en la que la cámara interior se abrió a sus visitantes. Naturalmente, tan solo Carnarvon y sus ayudantes entraron en el sepulcro, mientras que el resto de la gente permaneció a la expectativa en la primera cámara.

Allí encontraron un gran sarcófago revestido en oro, pero sorprendentemente, todavía no se trataba del faraón. Un poco más allá de una gran puerta se reveló un segundo sarcófago con la puerta barrada y con el sello intacto. Por primera vez se iba a llegar a una sepultura real antes que los ladrones de tumbas. Sin embargo, la apertura de la auténtica tumba se dejó para después del descanso estival, que daría comienzo de allí a poco.
ontinuaron los trabajos en la tumba y, finalmente, el 3 de febrero de 1924, en el interior de la cuarta sala mortuoria descubrieron el auténtico sarcófago. Tras una nueva ceremonia de apertura, se levantó la pesada losa de granito, surgiendo a la luz la dorada efigie del rey niño. Un espléndido ataúd antropomorfo de unos dos metros de longitud, el primero de una serie de ataúdes, insertos unos en otros como las matrioskas rusas.

Ha recibido 209 puntos

Vótalo:

Representación del rostro de Tutankhamon

5. Representación del rostro de Tutankhamon

Está demostrado que la maldición jamás existió, pero hay que reconocer que sirvió para algo. Sirvió para que un faraón de segunda clase, de un periodo decadente, se haya convertido en el faraón más conocido y famoso de todos los tiempos, siendo su tumba una de las más visitadas desde entonces en... Ver mas
Está demostrado que la maldición jamás existió, pero hay que reconocer que sirvió para algo. Sirvió para que un faraón de segunda clase, de un periodo decadente, se haya convertido en el faraón más conocido y famoso de todos los tiempos, siendo su tumba una de las más visitadas desde entonces en el valle de los reyes.

Ha recibido 202 puntos

Vótalo:

Una maldición escrita

6. Una maldición escrita

Muchos autores niegan que hubiese una maldición escrita, pero otros aseguran que Howard Carter encontró en la antecámara un ostracon de arcilla cuya inscripción decía: «La muerte golpeará con su bieldo a aquel que turbe el reposo del faraón»

Ha recibido 194 puntos

Vótalo:

Las muertes continuan

7. Las muertes continuan

A la muerte de Lord Carnarvon siguieron varias más. Su hermano Audrey Herbert, que estuvo presente en la apertura de la cámara real, murió inexplicablemente en cuanto volvió a Londres. Arthur Mace, el hombre que dio el último golpe al muro, para entrar en la cámara real, murió en El Cairo poco... Ver mas
A la muerte de Lord Carnarvon siguieron varias más. Su hermano Audrey Herbert, que estuvo presente en la apertura de la cámara real, murió inexplicablemente en cuanto volvió a Londres. Arthur Mace, el hombre que dio el último golpe al muro, para entrar en la cámara real, murió en El Cairo poco después, sin ninguna explicación médica. Sir Douglas Reid, que radiografió la momia de Tutankamon, enfermó y volvió a Suiza donde murió dos meses después. La secretaria de Carter murió de un ataque al corazón, y su padre se suicidó al enterarse de la noticia. Y un profesor canadiense que estudió la tumba con Carter murió de un ataque cerebral al volver a El Cairo.

Ha recibido 189 puntos

Vótalo:

Explicaciones de la maldición

8. Explicaciones de la maldición

La explicación más común a la maldición de los faraones es que fue una creación de la prensa sensacionalista de la época. Un estudio mostró que de las 58 personas que estuvieron presentes cuando la tumba y el sarcófago de Tutankamón fueron abiertos, sólo ocho murieron en los siguientes doce años... Ver mas
La explicación más común a la maldición de los faraones es que fue una creación de la prensa sensacionalista de la época. Un estudio mostró que de las 58 personas que estuvieron presentes cuando la tumba y el sarcófago de Tutankamón fueron abiertos, sólo ocho murieron en los siguientes doce años. Todos los demás vivieron más tiempo, incluyendo al propio Howard Carter, que murió en 1939. El médico que hizo la autopsia a la momia de Tutankamon vivió hasta los 75 años.
Algunos han especulado con que un hongo mortal podría haber crecido en las tumbas cerradas y haber sido liberado cuando se abrieron al aire. Arthur Conan Doyle, autor de las novelas detectivescas de Sherlock Holmes, fomentó esta idea y especuló con que el moho tóxico había sido puesto deliberadamente en las tumbas para castigar a los ladrones de tumbas.
Aunque no hay pruebas de que tales patógenos fuesen responsables de la muerte de Lord Carnarvon, tampoco hay duda de que sustancias peligrosas pueden acumularse en tumbas antiguas. Estudios recientes de antiguas tumbas egipcias abiertas en la actualidad que no han estado expuestas a los contaminantes modernos hallaron bacterias patógenas de los géneros Staphylococcus y Pseudomonas, así como los mohos Aspergillus niger y Aspergillus flavus. Además, las tumbas recién abiertas se convierten a menudo en refugio para los murciélagos, cuyo guano puede transmitir la histoplasmosis. Sin embargo, a las concentraciones halladas típicamente, estos patógenos sólo suelen ser peligrosos para personas con sistemas inmunológicos debilitados. Las muestras de aire tomadas del interior de un sarcófago sellado mediante un agujero perforado, tenían altos niveles de amoníaco, formaldehído y ácido sulfhídrico, que si bien son gases tóxicos también resultan fáciles de detectar en concentraciones peligrosas por su fuerte olor

Ha recibido 185 puntos

Vótalo:

Descubrimiento de la Tumba

9. Descubrimiento de la Tumba

En la década de los años 1920, el egiptólogo Howard Carter descubrió la existencia de un faraón de la XVIII dinastía hasta entonces desconocido, y convenció a Lord Carnarvon para que financiase la búsqueda de la tumba que se suponía intacta en el Valle de los Reyes. El 4 de noviembre de 1922 se... Ver mas
En la década de los años 1920, el egiptólogo Howard Carter descubrió la existencia de un faraón de la XVIII dinastía hasta entonces desconocido, y convenció a Lord Carnarvon para que financiase la búsqueda de la tumba que se suponía intacta en el Valle de los Reyes. El 4 de noviembre de 1922 se descubrieron los escalones que descendían hasta una puerta que aún mantenía los sellos originales. El 26 de noviembre, en presencia de la familia de Lord Carnarvon, se hizo el famoso agujero en la parte superior de la puerta por el que Carter introdujo una vela y vio según sus palabras «cosas maravillosas». La tumba, luego catalogada como KV62, resultó ser la del faraón Tutankamón y es la mejor conservada de todas las tumbas faraónicas. Permaneció prácticamente intacta hasta nuestros días hasta el punto que cuando Carter entró por primera vez en la tumba, incluso pudo fotografiar unas flores secas de dos mil años atrás que se desintegraron en seguida. Después de catalogar todos los tesoros de las cámaras anteriores, Carter llegó a la cámara real donde descansaba el sarcófago del faraón desde hacía tres mil años. Y entonces empezaron a morir personas que habían visitado la tumba.

Imagen: Momento en el que Howard Carter descubre el sarcófago.

Ha recibido 184 puntos

Vótalo:

Extrañas coincidencias

10. Extrañas coincidencias

Al proceder a la autopsia de la momia se encontró que justo donde el mosquito había picado a Lord Carnarvon, Tutankamón tenía una herida. Este hecho disparó aún más la imaginación de los periodistas, que incluso dieron por muertos a los participantes en la autopsia. En realidad, excepto el... Ver mas
Al proceder a la autopsia de la momia se encontró que justo donde el mosquito había picado a Lord Carnarvon, Tutankamón tenía una herida. Este hecho disparó aún más la imaginación de los periodistas, que incluso dieron por muertos a los participantes en la autopsia. En realidad, excepto el radiólogo, los demás miembros del equipo vivieron durante años sin problemas, incluido el médico principal. El mismo descubridor de la tumba, Howard Carter, murió por causas naturales muchos años después.
A principio de la década de los 30, los periódicos atribuían hasta treinta muertes a la maldición del faraón. Aunque muchas de ellas eran exageraciones, la casualidad parecía insuficiente para explicar las demás. La falta de más escándalos y muertes extrañas disipó poco a poco el interés de los periodistas los siguientes treinta años.

Ha recibido 179 puntos

Vótalo:

La momia del faraón

11. La momia del faraón

Debido a una serie de impedimentos políticos y diplomáticos, el ataúd no pudo ser abierto hasta el mes de octubre de 1925 y no fue hasta el 11 de noviembre cuando le quitaron los vendajes a la momia del faraón, descubriendo un rostro de rasgos jóvenes y delicados, con las líneas bien trazadas y... Ver mas
Debido a una serie de impedimentos políticos y diplomáticos, el ataúd no pudo ser abierto hasta el mes de octubre de 1925 y no fue hasta el 11 de noviembre cuando le quitaron los vendajes a la momia del faraón, descubriendo un rostro de rasgos jóvenes y delicados, con las líneas bien trazadas y los labios muy pronunciados. Junto con el rostro de Tutankhamon, nacía también su maldición y leyenda.

Ha recibido 178 puntos

Vótalo:

Cierre de la tumba de Tutankamón

12. Cierre de la tumba de Tutankamón

Se cierra la tumba de Tutankamón. Según dio a conocer a medios de noticias, el responsable de la antigüedades de Egipto, Zahi Hawass pondrá fin a la las visitas a la famosa tumba del faraón egipcio Tutnkamón, una de las más visitadas del Valle de los Reyes. Esta decisión llega por el... Ver mas
Se cierra la tumba de Tutankamón. Según dio a conocer a medios de noticias, el responsable de la antigüedades de Egipto, Zahi Hawass pondrá fin a la las visitas a la famosa tumba del faraón egipcio Tutnkamón, una de las más visitadas del Valle de los Reyes.

Esta decisión llega por el deterioro que recibe la tumba de Tutankamón por el turismo masivo, poniendo en riesgo no solo la estructura sino los tesoros mismos de la famosa tumba ubicada en la antigua necrópolis de la faraónica ciudad de Tebas, hoy Luxor.

Hawass explico además que esto forma parte de un conocido proyecto, donde se pretende recrear la réplica exacta de la tumba, así evitar el deterioro y desviar el turismo, para que las originales puedan ser conservadas para la posteridad.

Ha recibido 176 puntos

Vótalo:

¿QUIEN INVENTÓ LA LEYENDA?

13. ¿QUIEN INVENTÓ LA LEYENDA?

Existe un rumor en el que se sugiere que el mismo Howard Carter fue el que puso en movimiento la leyenda para mantener alejados de las excavaciones a curiosos y ladrones. La cosa parece bastante verosímil. Veamos algunos extractos de sus memorias que pueden dar una idea de las dificultades que... Ver mas
Existe un rumor en el que se sugiere que el mismo Howard Carter fue el que puso en movimiento la leyenda para mantener alejados de las excavaciones a curiosos y ladrones. La cosa parece bastante verosímil. Veamos algunos extractos de sus memorias que pueden dar una idea de las dificultades que debía conllevar su trabajo:
(…) apenas publicó el “Times” la primera noticia sobre nuestro descubrimiento, cuando ninguna potencia del mundo hubiera podido sustraerse a la publicidad que se abatió sobre nosotros (…)

Inmediatamente la situación se mostró embarazosa. En primer término empezaron a llover los telegramas que llegaban de todas partes del mundo. Al cabo de un par de semanas le tocó el turno a las cartas (…)

Después llegaron los amigos periodistas, que bajaban al valle en gran número dispuestos a dedicar todas sus mundanas capacidades – que son considerables- para saciar todos los residuos de soledad o de aburrimiento que pudieran quedar. Ciertamente han desarrollado con tanta capacidad su trabajo, que uno llega a pensar que todos deberíamos enviar cotidianamente algunas noticias a sus periódicos (…)

Otro inconveniente, quizás el más serio de todos, provocado por la notoriedad de nuestro trabajo, surgía de la inevitable atracción ejercida por la tumba sobre sus visitantes y sus turistas, (…) Si no se hubieran tomado algunas providencias, habríamos pasado la estación entera haciendo de cicerones, sin que pudiéramos desarrollar la menor actividad (…)

.

Ha recibido 173 puntos

Vótalo:

Máscara de Tutankamon. Dinastia XVIII.

14. Máscara de Tutankamon. Dinastia XVIII.

Sonrisa: Mucho se ha hablado de las facciones del rostro de la máscara. Unos teóricos afirman que tiene una sonrisa y mirada triste, mientras que otros afirman que es enigmática, solemne. Despierto: Como es habitual en las representaciones de difuntos egipcios, el representado está despierto... Ver mas
Sonrisa: Mucho se ha hablado de las facciones del rostro de la máscara. Unos teóricos afirman que tiene una sonrisa y mirada triste, mientras que otros afirman que es enigmática, solemne.
Despierto: Como es habitual en las representaciones de difuntos egipcios, el representado está despierto, alerta. Además, se representado pintado como en vida, con cejas, y con una expresión muy despierta.
Collar: Un gran collar sirve para apoyar la máscara en el cuerpo del difunto. Está labrada con piedras preciosas, que produce un contraste de color muy espectacular con la superficie de oro.
Buitre: Como ornamento final de la cabeza del monarca están la cobra y el buitre. El buite, a la izquierda, es símbolo de poder. Está vinculado con Nekhbet, diosa del Alto Egipto
Cobra: Como ornamento final de la máscara del monarca están la cobra y el buitre. La cobra, a la derecha, simboliza el poder y se vincula con Uadyet. Era la diosa cobra, vinculada con el Bajo Egipto. También se denomina a este tocado ureus.
Cohol: El gran realismo de la máscara se refleja en los ojos del monarca, con pupilas de obsidiana. El perfil está pintado con maquillaje de kohl, que es un polvo negro fino que se usa para perfilarse los ojos. Era una moda egipcia, ya que el maquillaje era muy importante. Además, tenía simbolismo religioso, ya que imitaba el ojo de Horus, símbolo mágico de protección.
Idealizar: La máscara en el antiguo Egipto servía para proteger al difunto pero también para representarlo de forma idealizada para el otro mundo. La razón por la cual ésta máscara es de oro es porque Tutankamon era considerado, además de monarca, un dios. Y los dioses tenían la piel de oro.
Peinado: El nemes era un tocado muy habitual en los reyes egipcios, y les cubría la cabeza para luego atarse en la parte posterior.
Trenza: En la parte posterior, el nemes o recogido se trenza para sujetarlo firmemente.
Libro: En la parte posterior, está cinculado el capítulo 151b del Libro de los muertos. El libro de los muertos es uno de los vestigios más importantes para entender la vida de ultratumba egipcia. Según él, los caídos transitaban al otro mundo donde se les juzgaba sus acciones poniéndolas en una balanza. En su tránsito, conocía a las más importantes deidades y por eso debía estar atento, despierto.
Amuleto: Por el oro como su piel, por sus ojos despiertos y atentos, por la representación en texto del Libro de los muertos y por su extremada belleza la máscara de Tutankamon se ha convertido en un referente del arte. Además, se le considera por su simbolismo un talismán protector, como un talismán para el otro mundo.

Ha recibido 169 puntos

Vótalo:

La opinión de Howard Carter,

15. La opinión de Howard Carter,

Howard Carter, el principal «implicado», murió el 2 de marzo de 1939 a los 64 años, de muerte natural, 17 años después. Su frase preferida cuando le hablaban de la «maldición», era: «Todo espíritu de comprensión inteligente se halla ausente de esas estúpidas ideas.» Y añadía: Los antiguos... Ver mas
Howard Carter, el principal «implicado», murió el 2 de marzo de 1939 a los 64 años, de muerte natural, 17 años después. Su frase preferida cuando le hablaban de la «maldición», era: «Todo espíritu de comprensión inteligente se halla ausente de esas estúpidas ideas.» Y añadía:
Los antiguos egipcios, en lugar de maldecir a quienes se ocupasen de ellos, pedían que se les bendijera y dirigiesen al muerto deseos piadosos y benévolos... Estas historias de maldiciones, son una degeneración actualizada de las trasnochadas leyendas de fantasmas... El investigador se dispone a su trabajo con todo respeto y con una seriedad profesional sagrada, pero libre de ese temor misterioso, tan grato al supersticioso espíritu de la multitud ansiosa de sensacione

Ha recibido 165 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil