Versión impresa

La cooperacion entre los animales; una cualidad que los seres humanos deberiamos de imitar

La cooperacion entre los animales; una cualidad que los seres humanos deberiamos de imitar

  • Lista creada por dariel.
  • Publicada el 14.11.2011 a las 02:24h.
  • Clasificada en la categoría Internacional.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

La lista no tiene tags.

Avatar de dariel

Último acceso 25.12.2011

Perfil de dariel

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de dariel

Acciones de la lista

En la naturaleza, “la supervivencia estriba tanto en la interrelación con los vecinos como en el crecimiento y la reproducción” (Liaisons of Life [Las relaciones de la vida]).
Ningún organismo es una isla, pues siempre está relacionado con otros, directa o indirectamente.” (Symbiosis—An Introduction to Biological Associations [Simbiosis. Introducción a las asociaciones biológicas].)

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

Las cebras y las avestruces

1. Las cebras y las avestruces

Los avestruces, que gozan de una magnífica vista, se han asociado con las cebras, dotadas de un fino oído, para alertarse mutuamente de los ataques de los depredadores.

Ha recibido 2482 puntos

Vótalo:

Las hormigas

2. Las hormigas

Aunque no tiene comandante, oficial ni gobernante, prepara su alimento aun en el verano; ha recogido su abastecimiento de alimento aun en la siega”. Las hormigas son un magnífico ejemplo de colaboración, laboriosidad y orden. Suelen aunar esfuerzos para arrastrar hasta su hogar objetos mucho... Ver mas
Aunque no tiene comandante, oficial ni gobernante, prepara su alimento aun en el verano; ha recogido su abastecimiento de alimento aun en la siega”.
Las hormigas son un magnífico ejemplo de colaboración, laboriosidad y orden. Suelen aunar esfuerzos para arrastrar hasta su hogar objetos mucho mayores que ellas. Algunas hasta ayudan a los miembros heridos o fatigados de su colonia para que consigan regresar al hormiguero.

Ha recibido 2280 puntos

Vótalo:

Los peces limpiadores

3. Los peces limpiadores

Los clientes acuáticos disponen de varias formas de solicitar la recolección de desperdicios. Por ejemplo, algunos adoptan poses peculiares, como colocar la cabeza hacia abajo y la cola hacia arriba. Otros dejan abiertas la boca y las branquias, como si dijeran: “Entren. No voy a morder”. Los... Ver mas
Los clientes acuáticos disponen de varias formas de solicitar la recolección de desperdicios. Por ejemplo, algunos adoptan poses peculiares, como colocar la cabeza hacia abajo y la cola hacia arriba. Otros dejan abiertas la boca y las branquias, como si dijeran: “Entren. No voy a morder”. Los limpiadores los complacen sin dudarlo, aunque se trate de depredadores tan temibles como la morena o el tiburón. Durante el aseo, algunos clientes cambian de color, tal vez para que salten a la vista los parásitos. A menos que cuenten con los servicios de peces limpiadores, los peces marinos de los acuarios “no tardan en llenarse de parásitos y enfermar —explica el libro Animal Partnerships (Asociaciones animales)—. Pero tan pronto como se introduce un pez limpiador, este entra en acción, y los demás, como si supieran lo que ocurre, se ponen en fila para recibir el tratamiento”.

Ha recibido 1982 puntos

Vótalo:

Las garcillas bueyeras y las vacas

4. Las garcillas bueyeras y las vacas

¿Ha visto alguna vez aves, como las garcillas bueyeras o los picabueyes (bufagos), picoteando los lomos de antílopes, vacas o jirafas? En vez de incomodarles les hacen un gran favor, pues comen pulgas, garrapatas y otros parásitos que ellos no pueden eliminar por sí solos. Además, les retiran... Ver mas
¿Ha visto alguna vez aves, como las garcillas bueyeras o los picabueyes (bufagos), picoteando los lomos de antílopes, vacas o jirafas? En vez de incomodarles les hacen un gran favor, pues comen pulgas, garrapatas y otros parásitos que ellos no pueden eliminar por sí solos. Además, les retiran tejidos enfermos y gusanos. El picabuey hasta emite silbidos para alertar a sus clientes de los peligros que les acechan.

Ha recibido 1671 puntos

Vótalo:

El autillo y la serpiente gusano

5. El autillo y la serpiente gusano

Si usted fuera un pájaro, ¿introduciría en su nido una serpiente viva? “¡Claro que no!”, dirá con toda probabilidad. Sin embargo, hay un ave que hace eso mismo. Se trata del autillo, que aloja a la serpiente gusano. En vez de atacar a los polluelos, esta culebra ciega come hormigas, moscas y... Ver mas
Si usted fuera un pájaro, ¿introduciría en su nido una serpiente viva? “¡Claro que no!”, dirá con toda probabilidad. Sin embargo, hay un ave que hace eso mismo. Se trata del autillo, que aloja a la serpiente gusano. En vez de atacar a los polluelos, esta culebra ciega come hormigas, moscas y otros insectos, así como sus larvas. Según un artículo de la revista New Scientist, los polluelos que se crían con esta aspiradora viviente en medio de ellos “crecen más rápido y tienen una esperanza de vida mucho mayor” que los que no gozan de su compañía.

Ha recibido 1635 puntos

Vótalo:

Las flores y las abejas

6. Las flores y las abejas

Cuando se posa sobre una flor, la abeja entabla una relación simbiótica con ella: a cambio de polen y néctar, la espolvoreará con polen de flores de la misma especie. Esta alianza posibilita que las plantas florales se reproduzcan. Una vez polinizadas, las flores dejan de producir alimentos... Ver mas
Cuando se posa sobre una flor, la abeja entabla una relación simbiótica con ella: a cambio de polen y néctar, la espolvoreará con polen de flores de la misma especie. Esta alianza posibilita que las plantas florales se reproduzcan. Una vez polinizadas, las flores dejan de producir alimentos. Pero ¿cómo saben los insectos que se ha cerrado el “comedor”? Gracias a las indicaciones de las propias flores: tal vez pierdan su aroma o sus pétalos, o cambien de orientación o colorido, que a menudo se vuelve más tenue. Por tristes que nos parezcan estos fenómenos, son gestos de “cortesía” hacia la laboriosa abeja, que puede centrarse en otras plantas abiertas al “público”.
En los últimos años se ha registrado en algunas regiones un marcado descenso en el número de polinizadores, y más concretamente de abejas. No es buena señal, pues casi el 70% de las plantas florales dependen de insectos para la polinización. Y un 30% de los alimentos que consumimos proviene de cosechas cuyas especies han sido polinizadas por las abejas.

Ha recibido 1236 puntos

Vótalo:

Las ballenas

7. Las ballenas

En el mar reinaba la tranquilidad, turbada tan solo por el alboroto de las aves que anunciaban que algo sucedía en las profundidades. Comenzaron a surgir burbujas que fueron trazando un aro de color blanco. Poco después aparecieron dos moles oscuras en las claras aguas del redondel. Eran dos... Ver mas
En el mar reinaba la tranquilidad, turbada tan solo por el alboroto de las aves que anunciaban que algo sucedía en las profundidades. Comenzaron a surgir burbujas que fueron trazando un aro de color blanco. Poco después aparecieron dos moles oscuras en las claras aguas del redondel. Eran dos ballenas jorobadas que emergían con sus barbadas bocas abiertas de par en par. Una vez en la superficie, cerraban sus enormes mandíbulas, emitían su peculiar chorro y se sumergían para repetir el espectáculo.
Aquellos dos cetáceos actuaban en equipo para acorralar y consumir grandes cantidades de kril, crustáceos parecidos a los camarones. Como si ejecutaran un baile subacuático, estos mamíferos de 40 toneladas se zambullían bajo el kril y nadaban en un círculo pequeño, al tiempo que liberaban el aire por sus espiráculos (orificios de respiración). Con esta ingeniosa maniobra formaban una “red” de burbujas en torno a sus presas. Luego ascendían verticalmente por en medio de la “red” y se daban el gran banquete con ellas.

Ha recibido 1122 puntos

Vótalo:

Las mariposas y las hormigas rojas

8. Las mariposas y las hormigas rojas

Hay mariposas que también reciben el cuidado de las hormigas cuando se encuentran en la fase de oruga. Por ejemplo, la hormiguera de lunares tiene una relación simbiótica con las hormigas rojas. En realidad, si no fuera por el auxilio de estas últimas, no podría terminar su ciclo vital. Mientras... Ver mas
Hay mariposas que también reciben el cuidado de las hormigas cuando se encuentran en la fase de oruga. Por ejemplo, la hormiguera de lunares tiene una relación simbiótica con las hormigas rojas. En realidad, si no fuera por el auxilio de estas últimas, no podría terminar su ciclo vital. Mientras es oruga, recompensa a sus anfitrionas con secreciones azucaradas. Luego, cuando emerge de la crisálida como mariposa, deja el hormiguero sana y salva.

Ha recibido 1072 puntos

Vótalo:

El alcaraván acuático y el cocodrilo del Nilo

9. El alcaraván acuático y el cocodrilo del Nilo

El alcaraván acuático es un ave que va un paso más allá: no hospeda serpientes, sino que se muda al vecindario del cocodrilo del Nilo, en cuya dieta figuran ciertas aves. Sin embargo, el alcaraván acuático no será su presa, sino su centinela. Cuando se acerquen enemigos a su propia casa o a la... Ver mas
El alcaraván acuático es un ave que va un paso más allá: no hospeda serpientes, sino que se muda al vecindario del cocodrilo del Nilo, en cuya dieta figuran ciertas aves. Sin embargo, el alcaraván acuático no será su presa, sino su centinela. Cuando se acerquen enemigos a su propia casa o a la del vecino, emitirá su llamada, y el cocodrilo acudirá corriendo si está fuera.

Ha recibido 979 puntos

Vótalo:

El liquen

10. El liquen

Lo más seguro es que esas costras crujientes de color gris verdoso que observamos en muchos árboles y piedras sean líquenes. Según fuentes autorizadas, hay más de veinte mil variedades. Sin embargo, aunque el liquen parezca un único organismo, se trata en realidad de la asociación de un hongo y... Ver mas
Lo más seguro es que esas costras crujientes de color gris verdoso que observamos en muchos árboles y piedras sean líquenes. Según fuentes autorizadas, hay más de veinte mil variedades. Sin embargo, aunque el liquen parezca un único organismo, se trata en realidad de la asociación de un hongo y un alga.
¿Por qué se unen estos dos compañeros? El hongo lo hace porque no tiene la capacidad de producir sus alimentos. Así pues, emplea unas hebras microscópicas para aferrarse a un alga, la cual elabora azúcares mediante la fotosíntesis. Algunos de estos se filtran por las paredes del alga y son absorbidos por el hongo. A cambio, el alga recibe la humedad de su anfitrión, que también la protege del exceso de luz.
Con un toque de humor, un científico definió a los líquenes como “hongos que han descubierto la agricultura”. Y no hacen nada mal su oficio, pues “se extienden por un área diez veces mayor que las selvas tropicales de todo el mundo” (Liaisons of Life). Su hábitat va del Ártico al Antártico, y hasta crecen en la parte superior de algunos insectos.

Ha recibido 717 puntos

Vótalo:

Las anemonas marinas y los camarones limpiadores

11. Las anemonas marinas y los camarones limpiadores

Claro, a los propios peces se les pegan compañías indeseables, como crustáceos, bacterias externas, hongos y pulgas, y también se les deterioran y mueren tejidos. Para librarse de estas molestias, los peces marinos suelen acudir a centros de lavado locales, donde coloridos góbidos, lábridos y... Ver mas
Claro, a los propios peces se les pegan compañías indeseables, como crustáceos, bacterias externas, hongos y pulgas, y también se les deterioran y mueren tejidos. Para librarse de estas molestias, los peces marinos suelen acudir a centros de lavado locales, donde coloridos góbidos, lábridos y camarones limpiadores los dejarán impecables, y a cambio se darán un atracón de comida. Los peces más grandes tal vez cuenten con su equipo de limpieza particular.

Ha recibido 617 puntos

Vótalo:

Hipopotamos

12. Hipopotamos

El hipopótamo, amante del medio acuático, recibe los cuidados tanto de amigos voladores como nadadores. Por ejemplo, mientras está en el agua, es atendido por el labeo negro, pez de la familia de las carpas que, como si fuera una aspiradora viviente, le retira las algas, la piel muerta, los... Ver mas
El hipopótamo, amante del medio acuático, recibe los cuidados tanto de amigos voladores como nadadores. Por ejemplo, mientras está en el agua, es atendido por el labeo negro, pez de la familia de las carpas que, como si fuera una aspiradora viviente, le retira las algas, la piel muerta, los parásitos y casi cualquier otra adherencia. Hasta le asea los dientes y las encías. Y hay otros peces que también intervienen, sea limpiando las heridas o introduciendo sus largos hocicos para mordisquear entre los dedos y otros puntos difíciles de la anatomía del hipopótamo

Ha recibido 574 puntos

Vótalo:

Los impalas y los babuinos

13. Los impalas y los babuinos

Si nos dirigimos a las llanuras de África, veremos que impalas y babuinos suelen trabajar juntos. “Ambas especies han establecido un sistema para alertarse mutuamente”, indica la revista Scientific American. Con el agudo olfato del impala y la excelente vista del simio, difícilmente se acercará... Ver mas
Si nos dirigimos a las llanuras de África, veremos que impalas y babuinos suelen trabajar juntos. “Ambas especies han establecido un sistema para alertarse mutuamente”, indica la revista Scientific American. Con el agudo olfato del impala y la excelente vista del simio, difícilmente se acercará algún depredador sin ser detectado.

Ha recibido 545 puntos

Vótalo:

Los arboles y los hongos

14. Los arboles y los hongos

Los hongos —entre ellos los mohos— también desempeñan un papel crucial en el crecimiento de las plantas. De hecho, casi todos los árboles, arbustos y hierbas mantienen con ellos una relación oculta, innegablemente subterránea. Estos organismos también “infectan” las raíces, ayudando a la planta... Ver mas
Los hongos —entre ellos los mohos— también desempeñan un papel crucial en el crecimiento de las plantas. De hecho, casi todos los árboles, arbustos y hierbas mantienen con ellos una relación oculta, innegablemente subterránea. Estos organismos también “infectan” las raíces, ayudando a la planta a absorber agua, así como importantes minerales, entre los que figuran hierro, fósforo, potasio y cinc. A cambio, los hongos, que carecen de clorofila y no pueden producir sus propios nutrientes, absorben carbohidratos de la planta.

Ha recibido 522 puntos

Vótalo:

Las hormigas y los afidos

15. Las hormigas y los afidos

Existen hormigas que también mantienen relaciones simbióticas con algunas plantas. A cambio de alimento y espacio para el hormiguero, los insectos polinizan a su hospedador, dispersan sus semillas, le aportan nutrientes y lo protegen de animales herbívoros, sean insectos o mamíferos. Hay una... Ver mas
Existen hormigas que también mantienen relaciones simbióticas con algunas plantas. A cambio de alimento y espacio para el hormiguero, los insectos polinizan a su hospedador, dispersan sus semillas, le aportan nutrientes y lo protegen de animales herbívoros, sean insectos o mamíferos. Hay una especie de hormiga que se aloja en las espinas huecas de cierta acacia y que llega a destruir las enredaderas nocivas que encuentra al patrullar el territorio adyacente. En gratitud por tan excelentes servicios de jardinería, la acacia regala a las hormigas su dulce néctar.
Por otro lado, hay hormigas que “crían” unos pulgones denominados áfidos, los cuales les brindan a cambio el mielato, la dulce secreción que producen cuando sus cuidadoras los acarician con las antenas. De ellos dice la obra Symbiosis: “Las hormigas tratan a estos insectos como reses, ordeñándolos y protegiéndolos de los depredadores”. Tal como el granjero encierra de noche sus vacas en el establo, las hormigas suelen guardar a los áfidos en el hormiguero y sacarlos por la mañana a “pastar” hojas, por lo general nuevas y frescas. Y no hablamos de “rebaños” pequeños, pues en algunos hormigueros se alojan miles de pulgones.

Ha recibido 444 puntos

Vótalo:

Los corales

16. Los corales

Los arrecifes coralinos están formados por pólipos y algas. Incrustadas en cada hueco del tejido de los pólipos, estas aportan al coral sus brillantes colores. Además, suelen superar a los pólipos en peso, a veces a razón de 3 a 1, lo cual convierte al coral en una entidad más vegetal que animal... Ver mas
Los arrecifes coralinos están formados por pólipos y algas. Incrustadas en cada hueco del tejido de los pólipos, estas aportan al coral sus brillantes colores. Además, suelen superar a los pólipos en peso, a veces a razón de 3 a 1, lo cual convierte al coral en una entidad más vegetal que animal. Pero la principal función de las algas es sintetizar compuestos orgánicos, un 98% de los cuales pagan como “renta” a su anfitrión. De estos nutrientes dependen los pólipos para vivir y para formar los esqueletos calcáreos del arrecife.
Esta alianza reporta a las algas al menos dos beneficios. Primero, les proporciona comida, o sea, los desechos de los pólipos: dióxido de carbono, compuestos del nitrógeno y fosfatos. Segundo, les brinda la protección de un esqueleto resistente. Como ellas también necesitan luz solar, los arrecifes se forman solo en aguas claras y bien iluminadas.
Cuando el coral se ve sometido a perturbaciones —como aumentos en la temperatura del agua—, los pólipos expulsan las algas y se decoloran, lo que pudiera terminar matándolos por inanición. En los últimos años, los científicos han observado en todo el mundo un preocupante aumento de este fenómeno.

Ha recibido 433 puntos

Vótalo:

Las vacas

17. Las vacas

Los rumiantes, es decir, las criaturas que, como las vacas, venados y ovejas, vuelven a masticar la comida ingerida. En su rumen (primera cavidad de las varias que constituyen su estómago) encontramos auténticos ecosistemas de bacterias, hongos y protozoos. Gracias a la fermentación, estos... Ver mas
Los rumiantes, es decir, las criaturas que, como las vacas, venados y ovejas, vuelven a masticar la comida ingerida. En su rumen (primera cavidad de las varias que constituyen su estómago) encontramos auténticos ecosistemas de bacterias, hongos y protozoos. Gracias a la fermentación, estos microorganismos descomponen la celulosa (carbohidrato fibroso de la vegetación) y la transforman en nutrientes.

Ha recibido 426 puntos

Vótalo:

El aparato digestivo humano

18. El aparato digestivo humano

En el aparato digestivo hallamos un ejército de útiles bacterias que fomentan nuestro bienestar al destruir peligrosos invasores, facilitar la digestión y colaborar en la producción de vitaminas esenciales. A cambio, nosotros, los anfitriones, proporcionamos a estas bacterias alimentos y un... Ver mas
En el aparato digestivo hallamos un ejército de útiles bacterias que fomentan nuestro bienestar al destruir peligrosos invasores, facilitar la digestión y colaborar en la producción de vitaminas esenciales. A cambio, nosotros, los anfitriones, proporcionamos a estas bacterias alimentos y un medio donde desarrollarse.

Ha recibido 424 puntos

Vótalo:

Las leguminosas y las bacterias

19. Las leguminosas y las bacterias

Muchas leguminosas, como la alfalfa, el trébol, la arveja (guisante) y la soja, mantienen una relación especial con las bacterias, a las que permiten “infectar” su sistema de raíces. Pero las bacterias no las perjudican, sino que estimulan la producción en las raíces de unos pequeños nódulos... Ver mas
Muchas leguminosas, como la alfalfa, el trébol, la arveja (guisante) y la soja, mantienen una relación especial con las bacterias, a las que permiten “infectar” su sistema de raíces. Pero las bacterias no las perjudican, sino que estimulan la producción en las raíces de unos pequeños nódulos donde ellas pueden instalarse y hacerse cuarenta veces más grandes. De este modo se convierten en bacteroides, cuya función es transformar el nitrógeno en compuestos asimilables por las leguminosas. A cambio, las bacterias reciben nutrientes de las plantas.

Ha recibido 420 puntos

Vótalo:

Aviones volando en formacion

20. Aviones volando en formacion

Como si fueran pájaros de la misma bandada, dos reactores surcan juntos el cielo. No es un viaje normal, sino un experimento científico basado en estudios con pelícanos. En tales investigaciones se vio que cuando una de estas aves vuela integrada en una formación, obtiene una fuerza ascensional... Ver mas
Como si fueran pájaros de la misma bandada, dos reactores surcan juntos el cielo. No es un viaje normal, sino un experimento científico basado en estudios con pelícanos. En tales investigaciones se vio que cuando una de estas aves vuela integrada en una formación, obtiene una fuerza ascensional suplementaria de los compañeros que la anteceden, por lo que su ritmo cardíaco es un 15% menor que cuando vuela sola. ¿Sería posible aplicar a los aviones estos principios de aerodinámica?
Para averiguarlo, un equipo de ingenieros dotó a una aeronave de instrumentos electrónicos ultramodernos que permitían al piloto mantener su aparato a 90 metros de otra nave que iba delante, con un margen de error de 30 centímetros (véase la foto del medio). ¿Qué resultados hubo? La resistencia al aire que registra normalmente el reactor se redujo en un 20%, y el consumo de combustible en un 18%. Los investigadores creen que estos hallazgos pudieran resultar útiles tanto en el campo civil como en el militar.

Ha recibido 419 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil