Versión impresa

* INICIOS DE NOVELAS Y CUENTOS EXTRAORDINARIOS *

* INICIOS DE NOVELAS Y CUENTOS  EXTRAORDINARIOS *

  • Lista creada por fiebre azul.
  • Publicada el 17.11.2010 a las 14:14h.
  • Clasificada en la categoría Cultura.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

Avatar de fiebre azul

Último acceso 04.12.2016

Perfil de fiebre azul

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de fiebre azul

Acciones de la lista

Esta es una selección de inicios de cuentos extraordinarios. Se dice que para los escritores, el comienzo es lo más difícil pero será lo que marcará el destino de la obra entera.

¿Cuáles de estos principios te gustan más?..................... vota por ellos.

Se agregarán buenas sugerencias................La lista incluye también un enlace para leer cada uno de los cuentos completos.

Fuente: verforo.com

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

El Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha  (Miguel de Cervantes Saavedra)

1. El Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha (Miguel de Cervantes Saavedra)

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor.

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.rinconcastellano.com/biblio/renacimiento/quijote_1/quijote_01.html

Ha recibido 3953 puntos

Vótalo:

Cien años de soledad (Gabriel García Márquez)

2. Cien años de soledad (Gabriel García Márquez)

Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que... Ver mas
Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de
recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces
una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas
que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos
prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para
mencionarlas había que señalarías con el dedo.

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.bio-nica.info/biblioteca/GarciaMarquez100.pdf

Ha recibido 3622 puntos

Vótalo:

El gato negro (Edgar Allan Poe)

3. El gato negro (Edgar Allan Poe)

“No espero ni remotamente que se conceda el menor crédito a la extraña, aunque familiar historia que voy a relatar. Sería verdaderamente insensato esperarlo cuando mis mismos sentidos rechazan su propio testimonio. No obstante, yo no estoy loco, y ciertamente no sueño. Pero, por si muero mañana... Ver mas
“No espero ni remotamente que se conceda el menor crédito a la extraña, aunque familiar historia que voy a relatar. Sería verdaderamente insensato esperarlo cuando mis mismos sentidos rechazan su propio testimonio. No obstante, yo no estoy loco, y ciertamente no sueño. Pero, por si muero mañana, quiero aliviar hoy mi alma. Me propongo presentar ante el mundo, clara, suscintamente y sin comentarios, una serie de sencillos sucesos domésticos. Por sus consecuencias, estos sucesos me han torturado, me han anonadado. Con todo, sólo trataré de aclararlos.”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.literatura.us/idiomas/eap_gato.html

Ha recibido 3447 puntos

Vótalo:

Infierno (I. Asimov)

4. Infierno (I. Asimov)

“Asi que... ¿ quieren saber como es el infierno ?

Yo se los puedo decir; llevo muchos años viviendo aquí. Aunque todavía no estoy muy seguro de poder llamar vida a esto. ”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://cabaretito-literario.blogspot.com/2009/10/infierno-isaac-asimov.html

Ha recibido 2938 puntos

Vótalo:

El fantasma de Canterville (Oscar Wilde)

5. El fantasma de Canterville (Oscar Wilde)

Cuando el señor Hiram B. Otis, el ministro de Estados Unidos, compró Canterville-Chase, todo el mundo le dijo que cometía una gran necedad, porque la finca estaba embrujada. Hasta el mismo lord Canterville, como hombre de la más escrupulosa honradez, se creyó en el deber de participárselo al... Ver mas
Cuando el señor Hiram B. Otis, el ministro de Estados Unidos, compró Canterville-Chase, todo el mundo le dijo que cometía una gran necedad, porque la finca estaba embrujada.

Hasta el mismo lord Canterville, como hombre de la más escrupulosa honradez, se creyó en el deber de participárselo al señor Otis cuando llegaron a discutir las condiciones.

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/ing/wilde/fantasma.htm

Ha recibido 2793 puntos

Vótalo:

Moby Dick (Herman Melville)

6. Moby Dick (Herman Melville)

Llamadme Ismael. Hace unos años -no importa cuánto hace exactamente-, teniendo poco o ningún dinero en el bolsillo, y nada en particular que me interesara en tierra, pensé que me iría a navegar un poco por ahí, para ver la parte acuática del mundo. Es un modo que tengo de echar fuera la... Ver mas
Llamadme Ismael. Hace unos años -no importa cuánto hace exactamente-, teniendo poco o ningún dinero en el bolsillo, y nada en particular que me interesara en tierra, pensé que me iría a navegar un poco por ahí, para ver la parte acuática del mundo. Es un modo que tengo de echar fuera la melancolía y arreglar la circulación. Cada vez que me sorprendo poniendo una boca triste; cada vez que en mi alma hay un nuevo noviembre húmedo y lloviznoso; cada vez que me encuentro parándome sin querer ante las tiendas de ataúdes; y, especialmente, cada vez que la hipocondria me domina de tal modo que hace falta un recio principio moral para impedirme salir a la calle con toda deliberación a derribar metódicamente el sombrero a los transeúntes, entonces, entiendo que es más que hora de hacerme a la mar tan pronto como pueda. Es mi sustituto de la pistola y la bala. Catón se arroja sobre su espada, haciendo aspavientos filosóficos; yo me embarco pacíficamente. No hay en ello nada sorprendente. Si bien lo miran, no hay nadie que no experimente, en alguna ocasión u otra, y en más o menos grado, sentimientos análogos a los míos respecto del océano.

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.elvagoescolar.com/resumenesdelibros/m/mobydick.php

Ha recibido 2705 puntos

Vótalo:

El ahogado mas hermoso del mundo (Gabriel García Marquez)

7. El ahogado mas hermoso del mundo (Gabriel García Marquez)

“Los primeros niños que vieron el promontorio oscuro y sigiloso que se acercaba por el mar, se hicieron la ilusión de que era un barco enemigo. Después vieron que no llevaba banderas ni arboladura, y pensaron que fuera una ballena. Pero cuando quedó varado en la playa le quitaron los matorrales... Ver mas
“Los primeros niños que vieron el promontorio oscuro y sigiloso que se acercaba por el mar, se hicieron la ilusión de que era un barco enemigo. Después vieron que no llevaba banderas ni arboladura, y pensaron que fuera una ballena. Pero cuando quedó varado en la playa le quitaron los matorrales de sargazos, los filamentos de medusas y los restos de cardúmenes y naufragios que llevaba encima, y sólo entonces descubrieron que era un ahogado.”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.literatura.us/garciamarquez/ahogado.html

Ha recibido 2549 puntos

Vótalo:

El aleph (Jorge Luis Borges )

8. El aleph (Jorge Luis Borges )

“La candente mañana de febrero en que Beatriz Viterbo murió, después de una imperiosa agonía que no se rebajó un solo instante ni al sentimentalismo ni al miedo, noté que las carteleras de fierro de la Plaza Constitución habían renovado no sé qué aviso de cigarrillos rubios; el hecho me dolió... Ver mas
“La candente mañana de febrero en que Beatriz Viterbo murió, después de una imperiosa agonía que no se rebajó un solo instante ni al sentimentalismo ni al miedo, noté que las carteleras de fierro de la Plaza Constitución habían renovado no sé qué aviso de cigarrillos rubios; el hecho me dolió, pues comprendí que el incesante y vasto universo ya se apartaba de ella y que ese cambio era el primero de una serie infinita.”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/borges/aleph.htm

Ha recibido 2501 puntos

Vótalo:

En la oscuridad (Anton Chejov)

9. En la oscuridad (Anton Chejov)

“Una mosca de mediano tamaño se metió en la nariz del consejero suplente Gaguin. Aunque se hubiera metido allí por curiosidad, por atolondramiento o a causa de la oscuridad, lo cierto es que la nariz no toleró la presencia de un cuerpo extraño y dio muestras de estornudar. Gaguin estornudó tan... Ver mas
“Una mosca de mediano tamaño se metió en la nariz del consejero suplente Gaguin. Aunque se hubiera metido allí por curiosidad, por atolondramiento o a causa de la oscuridad, lo cierto es que la nariz no toleró la presencia de un cuerpo extraño y dio muestras de estornudar. Gaguin estornudó tan ruidosamente y tan fuerte que la cama se estremeció y los resortes, alarmados, gimieron.”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/rus/chejov/enlaoscu.htm

Ha recibido 2399 puntos

Vótalo:

En la cripta (H.P. Lovecraft)

10. En la cripta (H.P. Lovecraft)

“Nada más absurdo, a mi juicio, que esa tópica asociación entre lo hogareño y lo saludable que parece impregnar la sicología de la multitud. Mencione usted un bucólico paraje yanqui, un grueso y chapucero enterrador de pueblo y un descuidado contratiempo con una tumba, y ningún lector esperará... Ver mas
“Nada más absurdo, a mi juicio, que esa tópica asociación entre lo hogareño y lo saludable que parece impregnar la sicología de la multitud. Mencione usted un bucólico paraje yanqui, un grueso y chapucero enterrador de pueblo y un descuidado contratiempo con una tumba, y ningún lector esperará otra cosa que un relato cómico, divertido pero grotesco. Dios sabe, empero, que la prosaica historia que la muerte de George Birch me permite contar tiene, en sí misma, ciertos elementos que hacen que la más oscura de las comedias resulte luminosa.”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/ing/lovecraf/cripta.htm

Ha recibido 2367 puntos

Vótalo:

El canario (Katherine Mansfield)

11. El canario (Katherine Mansfield)

“¿Ves aquel clavo grande a la derecha de la puerta de entrada? Todavía me da tristeza mirarlo, y, sin embargo, por nada del mundo lo quitaría. Me complazco en pensar que allí estará siempre, aun después de mi muerte. A veces oigo a los vecinos que dicen: «Antes allí debía de colgar una jaula». Y... Ver mas
“¿Ves aquel clavo grande a la derecha de la puerta de entrada? Todavía me da tristeza mirarlo, y, sin embargo, por nada del mundo lo quitaría. Me complazco en pensar que allí estará siempre, aun después de mi muerte. A veces oigo a los vecinos que dicen: «Antes allí debía de colgar una jaula». Y eso me consuela: así siento que no se le olvida del todo.”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.literatura.us/idiomas/km_canario.html

Ha recibido 2331 puntos

Vótalo:

Aire (Emilia Pardo Bazán)

12. Aire (Emilia Pardo Bazán)

“-Tenemos otra loca; pero ésa, interesante -díjome el director del manicomio, después de la descorazonadora visita al departamento de mujeres-. Otra loca que forma el más perfecto contraste con las infelices que acabamos de ver, y que se agarran al gabán de los visitantes, con risa cínica... Y... Ver mas
“-Tenemos otra loca; pero ésa, interesante -díjome el director del manicomio, después de la descorazonadora visita al departamento de mujeres-. Otra loca que forma el más perfecto contraste con las infelices que acabamos de ver, y que se agarran al gabán de los visitantes, con risa cínica... Y figúrese usted que esta loca está enamorada...; pero enamorada hasta el delirio. No habla más que de su novio, el cual, por señas, desde que la pobrecilla ha sido recluida aquí, no vino a verla ni una vez sola... Si yo creo que esta muchacha, suprimido el amor, estaría completamente cuerda.”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://es.wikisource.org/wiki/Aire

Ha recibido 2323 puntos

Vótalo:

Una rosa para Emily (William Faulkner)

13. Una rosa para Emily (William Faulkner)

“Cuando murió la señorita Emily Grierson, todo nuestro pueblo fue a su funeral: los hombres por una especie de respetuoso afecto hacia un monumento caído, las mujeres sobre todo por la curiosidad de ver el interior de su casa, que nadie, excepto un viejo criado —mezcla de jardinero y cocinero... Ver mas
“Cuando murió la señorita Emily Grierson, todo nuestro pueblo fue a su funeral: los hombres por una especie de respetuoso afecto hacia un monumento caído, las mujeres sobre todo por la curiosidad de ver el interior de su casa, que nadie, excepto un viejo criado —mezcla de jardinero y cocinero— había visto, por lo menos, en los últimos diez años.”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.lamaquinadeltiempo.com/prosas/faulkner02.html

Ha recibido 2288 puntos

Vótalo:

El contertulio (Miguel de Unamuno)

14. El contertulio (Miguel de Unamuno)

Más de veinte años hacía que faltaba Redondo de su patria, es decir, de la tertulia en que transcurrieron las mejores horas, las únicas que de veras vivió, de su juventud larga. Porque para Redondo, la patria no era ni la nación, ni la región, ni la provincia, ni aun la ciudad en que había... Ver mas
Más de veinte años hacía que faltaba Redondo de su patria, es decir, de la tertulia en que transcurrieron las mejores horas, las únicas que de veras vivió, de su juventud larga. Porque para Redondo, la patria no era ni la nación, ni la región, ni la provincia, ni aun la ciudad en que había nacido, criádose y vivido; la patria era para Redondo aquel par de mesitas de mármol blanco del café de la Unión, en la rinconera del fondo de la izquierda, según se entra, en torno a las cuales se había reunido día a día, durante más de veinte años, con sus amigos, para pasar en revista y crítica todo lo divino y lo humano y aun algo más.

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/unamuno/contertu.htm

Ha recibido 2287 puntos

Vótalo:

Queremos tanto a Glenda (Julio Cortázar)

15. Queremos tanto a Glenda (Julio Cortázar)

“En aquel entonces era difícil saberlo. Uno va al cine o al teatro y vive su noche sin pensar en los que ya han cumplido la misma ceremonia, eligiendo el lugar y la hora, vistiéndose y telefoneando y fila once o cinco, la sombra y la música, la tierra de nadie y de todos allí donde todos son... Ver mas
“En aquel entonces era difícil saberlo. Uno va al cine o al teatro y vive su noche sin pensar en los que ya han cumplido la misma ceremonia, eligiendo el lugar y la hora, vistiéndose y telefoneando y fila once o cinco, la sombra y la música, la tierra de nadie y de todos allí donde todos son nadie, el hombre o la mujer en su butaca, acaso una palabra para excusarse por llegar tarde, un comentario a media voz que alguien recoge o ignora, casi siempre el silencio, las miradas vertiéndose en la escena o la pantalla, huyendo de lo contiguo, de lo de este lado. Realmente era difícil saber, por encima de la publicidad, de las colas interminables, de los carteles y las críticas, que éramos tantos los que queríamos a Glenda.”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://letras-uruguay.espaciolatino.com/aaa/cortazar/glenda.htm

Ha recibido 2286 puntos

Vótalo:

A la deriva  (Horacio Quiroga)

16. A la deriva (Horacio Quiroga)

“El hombre pisó algo blanduzco, y en seguida sintió la mordedura en el pie. Saltó adelante, y al volverse con un juramento vio una yaracacusú que, arrollada sobre sí misma, esperaba otro ataque.”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://lieber.com.ar/quiroga/aladeriva.html

Ha recibido 2241 puntos

Vótalo:

Los gallinazos sin plumas (Julio Ramón Ribeyro)

17. Los gallinazos sin plumas (Julio Ramón Ribeyro)

“A las seis de la mañana la ciudad se levanta de puntillas y comienza a dar sus primeros pasos. Una fina niebla disuelve el perfil de los objetos y crea como una atmósfera encantada. Las personas que recorren la ciudad a esta hora parece que están hechas de otra sustancia, que pertenecen a un... Ver mas
“A las seis de la mañana la ciudad se levanta de puntillas y comienza a dar sus primeros pasos. Una fina niebla disuelve el perfil de los objetos y crea como una atmósfera encantada. Las personas que recorren la ciudad a esta hora parece que están hechas de otra sustancia, que pertenecen a un orden de vida fantasmal. Las beatas se arrastran penosamente hasta desaparecer en los pórticos de las iglesias. Los noctámbulos, macerados por la noche, regresan a sus casas envueltos en sus bufandas y en su melancolía. Los basureros inician por la avenida Pardo su paseo siniestro, armados de escobas y de carretas. A esta hora se ve también obreros caminando hacia el tranvía, policías bostezando contra los árboles, canillitas morados de frío, sirvientas sacando los cubos de basura. A esta hora, por último, como a una especie de misteriosa consigna, aparecen los gallinazos sin plumas. ”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://sololiteratura.com/rib/ribobrlosgalli.htm

Ha recibido 2234 puntos

Vótalo:

La perfecta señorita (Patricia Highsmith)

18. La perfecta señorita (Patricia Highsmith)

"Theodora, o Thea como la llamaban, era la perfecta señorita desde que nació. Lo decían todos los que la habían visto desde los primeros meses de su vida, cuando la llevaban en un cochecito forrado de raso blanco. Dormía cuando debía dormir. Al despertar, sonreía a los extraños. Casi nunca... Ver mas
"Theodora, o Thea como la llamaban, era la perfecta señorita desde que nació. Lo decían todos los que la habían visto desde los primeros meses de su vida, cuando la llevaban en un cochecito forrado de raso blanco. Dormía cuando debía dormir. Al despertar, sonreía a los extraños. Casi nunca mojaba los pañales. Fue facilísimo enseñarle las buenas costumbres higiénicas y aprendió a hablar extraordinariamente pronto. A continuación, aprendió a leer cuando apenas tenía dos años. Y siempre hizo gala de buenos modales. A los tres años empezó a hacer reverencias al ser presentada a la gente."

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/ing/highsmit/perfecta.htm

Ha recibido 2211 puntos

Vótalo:

Memorias de una horca (J.M. Eça de Queiroz)

19. Memorias de una horca (J.M. Eça de Queiroz)

“De un modo sobrenatural llegó a mí la noticia de la existencia de este papel, donde una pobre horca podrida y negra relataba algunas cosas de su historia. Esta horca procuraba escribir sus trágicas Memorias. Debían ser profundos testimonios sobre la vida. Como árbol, nadie conocía tan bien el... Ver mas
“De un modo sobrenatural llegó a mí la noticia de la existencia de este papel, donde una pobre horca podrida y negra relataba algunas cosas de su historia. Esta horca procuraba escribir sus trágicas Memorias. Debían ser profundos testimonios sobre la vida. Como árbol, nadie conocía tan bien el misterio de la Naturaleza; como horca, nadie conocía mejor al hombre.”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://yovivoenella.blogspot.com/2009/11/jose-maria-eca-de-queiroz-memorias-de.html

Ha recibido 2202 puntos

Vótalo:

El mar cambia (Ernest Hemingway)

20. El mar cambia (Ernest Hemingway)

“-Está bien -dijo el hombre-. ¿Qué decidiste? -No -dijo la muchacha-. No puedo. -¿Querrás decir que no quieres? -No puedo. Eso es lo que quiero decir. -No quieres. -Bueno -dijo ella-. Arregla las cosas como quieras. -No arreglo las cosas como quiero, pero, ¡por Dios que me... Ver mas
“-Está bien -dijo el hombre-. ¿Qué decidiste?

-No -dijo la muchacha-. No puedo.

-¿Querrás decir que no quieres?

-No puedo. Eso es lo que quiero decir.

-No quieres.

-Bueno -dijo ella-. Arregla las cosas como quieras.

-No arreglo las cosas como quiero, pero, ¡por Dios que me gustaría hacerlo!

-Lo hiciste durante mucho tiempo. ”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/ing/hemin/mar.htm

Ha recibido 2196 puntos

Vótalo:

Nos han dado la tierra (Juan Rulfo)

21. Nos han dado la tierra (Juan Rulfo)

“Después de tantas horas de caminar sin encontrar ni una sombra de árbol, ni una semilla de árbol, ni una raíz de nada, se oye el ladrar de los perros. Uno ha creído a veces, en medio de este camino sin orillas, que nada habría después; que no se podría encontrar nada al otro lado, al final de... Ver mas
“Después de tantas horas de caminar sin encontrar ni una sombra de árbol, ni una semilla de árbol, ni una raíz de nada, se oye el ladrar de los perros.
Uno ha creído a veces, en medio de este camino sin orillas, que nada habría después; que no se podría encontrar nada al otro lado, al final de esta llanura rajada de grietas y de arroyos secos. Pero sí, hay algo. Hay un pueblo. Se oye que ladran los perros y se siente en el aire el olor del humo, y se saborea ese olor de la gente como si fuera una esperanza.”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/rulfo/noshan.htm

Ha recibido 2178 puntos

Vótalo:

El laberinto de la soledad (Octavio Paz)

22. El laberinto de la soledad (Octavio Paz)

A todos, en algún momento, se nos ha revelado nuestra existencia como algo particular, intransferible y precioso. Casi siempre esta revelación se sitúa en la adolescencia. El descubrimiento de nosotros mismos se manifiesta como un sabernos solos; entre el mundo y nosotros se abre una impalpable... Ver mas
A todos, en algún momento, se nos ha revelado nuestra existencia como algo particular, intransferible y precioso. Casi siempre esta revelación se sitúa en la adolescencia. El descubrimiento de nosotros mismos se manifiesta como un sabernos solos; entre el mundo y nosotros se abre una impalpable, transparente muralla: la de nuestra conciencia. Es cierto que apenas nacemos nos sentimos solos; pero niños y adultos pueden trascender su soledad y olvidarse de sí mismos a través de juego o trabajo. En cambio, el adolescente, vacilante entre la infancia y la juventud, queda suspenso un instante ante la infinita riqueza del mundo. El adolescente se asombra de ser. Y al pasmo sucede la reflexión: inclinado sobre el río de su conciencia se pregunta si ese rostro que aflora lentamente del fondo, deformado por el agua, es el suyo. La singularidad de ser — pura sensación en el niño— se transforma en problema y pregunta, en conciencia interrogante.

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.scribd.com/doc/2682291/Octavio-Paz-El-laberinto-de-la-soledad

Ha recibido 2157 puntos

Vótalo:

El destierro (Ramón Gomez de la Serna)

23. El destierro (Ramón Gomez de la Serna)

“¿A qué le podían condenar después de todo? A destierro. Valiente cosa. Cumpliría la pena alegremente en un país extranjero en que viviría una nueva vida y recordaría con un largo placer su ciudad y su vida pasada. En efecto, la sentencia fue el destierro. ¡Pero qué destierro!” ENLACE PARA... Ver mas
“¿A qué le podían condenar después de todo? A destierro. Valiente cosa. Cumpliría la pena alegremente en un país extranjero en que viviría una nueva vida y recordaría con un largo placer su ciudad y su vida pasada.
En efecto, la sentencia fue el destierro. ¡Pero qué destierro!”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://elcajondesastre.blogcindario.com/2005/12/00274-el-desterrado-ramon-gomez-de-la-serna-micro-cuento.html

Ha recibido 2153 puntos

Vótalo:

Del que no se casa (Roberto Arlt)

24. Del que no se casa (Roberto Arlt)

“Yo me hubiera casado. Antes sí, pero ahora no. Y ¿Quién es el audaz que se casa con las cosas como están hoy? Yo hace años que estoy de novio. No me parece mal, porque uno antes de casarse "debe conocerse", o conocer al otro, mejor dicho, que el conocerse uno no tiene importancia, y conocer al... Ver mas
“Yo me hubiera casado. Antes sí, pero ahora no. Y ¿Quién es el audaz que se casa con las cosas como están hoy? Yo hace años que estoy de novio. No me parece mal, porque uno antes de casarse "debe conocerse", o conocer al otro, mejor dicho, que el conocerse uno no tiene importancia, y conocer al otro, para embromarlo, sí vale. ”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.elcastellano.org/ns/edicion/2008/abril/arlt.html

Ha recibido 2146 puntos

Vótalo:

El hombre que se ha perdido a sí mismo (Giovanni Papini)

25. El hombre que se ha perdido a sí mismo (Giovanni Papini)

"Nunca he tenido pasión por los bailes o por los disfraces, y no sé cómo dije que sí al señor Secco, que me invitó a una fiesta que daba la última noche de carnaval. La única razón, creo, fue ésta: que todos teníamos que ir vestidos con un dominó blanco y un antifaz negro y bailar sin hablar... Ver mas
"Nunca he tenido pasión por los bailes o por los disfraces, y no sé cómo dije que sí al señor Secco, que me invitó a una fiesta que daba la última noche de carnaval. La única razón, creo, fue ésta: que todos teníamos que ir vestidos con un dominó blanco y un antifaz negro y bailar sin hablar. Para ver lo que sería, fui."

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/ita/papini/perdido.htm

Ha recibido 2146 puntos

Vótalo:

¿Y si? (Dino Buzzati)

26. ¿Y si? (Dino Buzzati)

“Él era el Dictador. Pocos minutos antes había finalizado, en la Sala del Supremo Konzern, el informe del Congreso Universal de las Hermandades, al término del cual la moción de sus adversarios fue desestimada por aplastante mayoría. Por lo cual, Él era el Personaje más Poderoso del País Y Todo... Ver mas
“Él era el Dictador. Pocos minutos antes había finalizado, en la Sala del Supremo Konzern, el informe del Congreso Universal de las Hermandades, al término del cual la moción de sus adversarios fue desestimada por aplastante mayoría. Por lo cual, Él era el Personaje más Poderoso del País Y Todo Aquello Que Se Refería A Él En Adelante Se Escribiría O Diría Con Mayúsculas, Por El Tributo De Honor.”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/ita/buzzati/ysi.htm

Ha recibido 2127 puntos

Vótalo:

El balcón (Felisberto Hernández)

27. El balcón (Felisberto Hernández)

“Había una ciudad que a mí me gustaba visitar en verano. En esa época casi todo un barrio se iba a un balneario cercano. Una de las casas abandonadas era muy antigua; en ella habían instalado un hotel y apenas empezaba el verano la casa se ponía triste, iba perdiendo sus mejores familias y... Ver mas
“Había una ciudad que a mí me gustaba visitar en verano. En esa época casi todo un barrio se iba a un balneario cercano. Una de las casas abandonadas era muy antigua; en ella habían instalado un hotel y apenas empezaba el verano la casa se ponía triste, iba perdiendo sus mejores familias y quedaba habitada nada más que por los sirvientes. Si yo me hubiera escondido detrás de ella y soltado un grito, éste enseguida se hubiese apagado en el musgo.”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/hndz/balcon.htm

Ha recibido 2126 puntos

Vótalo:

En memoria de Paulina (A. Bioy Casares)

28. En memoria de Paulina (A. Bioy Casares)

“Siempre quise a Paulina. En uno de mis primeros recuerdos, Paulina y yo estamos ocultos en una oscura glorieta de laureles, en un jardín con dos leones de piedra. Paulina me dijo: Me gusta el azul, me gustan las uvas, me gusta el hielo, me gustan las rosas, me gustan los caballos blancos. Yo... Ver mas
“Siempre quise a Paulina. En uno de mis primeros recuerdos, Paulina y yo estamos ocultos en una oscura glorieta de laureles, en un jardín con dos leones de piedra. Paulina me dijo: Me gusta el azul, me gustan las uvas, me gusta el hielo, me gustan las rosas, me gustan los caballos blancos. Yo comprendí que mi felicidad había empezado, porque en esas preferencias podía identificarme con Paulina. Nos parecimos tan milagrosamente que en un libro sobre la final reunión de las almas en el alma del mundo, mi amiga escribió en el margen: Las nuestras ya se reunieron. "Nuestras" en aquel tiempo, significaba la de ella y la mía.”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.literatura.org/Bioy/Paulina.html

Ha recibido 2125 puntos

Vótalo:

Bienvenido, Bob (J.C. Onetti)

29. Bienvenido, Bob (J.C. Onetti)

“Es seguro que cada día estará más viejo, más lejos del tiempo en que se llamaba Bob, del pelo rubio colgando en la sien, la sonrisa y los lustrosos ojos de cuando entraba silencioso en la sala, murmurando un saludo o moviendo un poco la mano cerca de la oreja, e iba a sentarse bajo la lámpara... Ver mas
“Es seguro que cada día estará más viejo, más lejos del tiempo en que se llamaba Bob, del pelo rubio colgando en la sien, la sonrisa y los lustrosos ojos de cuando entraba silencioso en la sala, murmurando un saludo o moviendo un poco la mano cerca de la oreja, e iba a sentarse bajo la lámpara, cerca del piano, con un libro o simplemente quieto y aparte, abstraído, mirándonos durante una hora sin un gesto en la cara, moviendo de vez en cuando los dedos para manejar el cigarrillo y limpiar de ceniza la solapa de sus trajes claros.”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.lamaquinadeltiempo.com/prosas/onetti01.htm

Ha recibido 2123 puntos

Vótalo:

La excavación (Augusto Roa Bastos)

30. La excavación (Augusto Roa Bastos)

“El primer desprendimiento de tierra se produjo a unos tres metros, a sus espaldas. No le pareció al principio nada alarmante. Sería solamente una veta blanda del terreno de arriba. Las tinieblas apenas se pusieron un poco más densas en el angosto agujero por el que únicamente arrastrándose... Ver mas
“El primer desprendimiento de tierra se produjo a unos tres metros, a sus espaldas. No le pareció al principio nada alarmante. Sería solamente una veta blanda del terreno de arriba. Las tinieblas apenas se pusieron un poco más densas en el angosto agujero por el que únicamente arrastrándose sobre el vientre un hombre podía avanzar o retroceder. No podía detenerse ahora. Siguió avanzando con el plato de hojalata que le servía de perforador. La creciente humedad que iba impregnando la tosca dura lo alentaba. La barranca ya no estaría lejos; a lo sumo, unos cuatro o cinco metros, lo que representaba unos veinticinco días más de trabajo hasta el boquete liberador sobre el río.”

ENLACE PARA LEER LA OBRA COMPLETA:
http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/roa/excava.htm

Ha recibido 2122 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil