Increíbles experimentos/trucos, que puedes hacer en casa

Increíbles experimentos/trucos, que puedes hacer en casa

  • Lista creada por javier7md.
  • Publicada el 01.11.2012 a las 00:23h.
  • Clasificada en la categoría Otros.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

La lista no tiene tags.

Avatar de javier7md

Último acceso 12.07.2014

Perfil de javier7md

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de javier7md

Acciones de la lista

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

1. Pompas de jabón irrompibles

Pompas de jabón irrompibles

Qué necesitas: Dos medidas de agua Una medida de lavavajillas 1/2 medida de azúcar glas 1/2 medida de glicerina Haz la mezcla, templando un poco el agua para que todo ligue mejor, y déjala reposar 24 horas. La glicerina reducirá la evaporación del agua y aumentará la resistencia y... Ver mas
Qué necesitas:
Dos medidas de agua
Una medida de lavavajillas
1/2 medida de azúcar glas
1/2 medida de glicerina

Haz la mezcla, templando un poco el agua para que todo ligue mejor, y déjala reposar 24 horas. La glicerina reducirá la evaporación del agua y aumentará la resistencia y durabilidad de la burbuja.
Trucos:
Un solo pelo o cualquier partícula de suciedad impediría la formación de burbujas.
La forma del pompero es decisiva. Enrolla alrededor del aro un filamento de algodón o cuerda. Si observas los que se venden en los bazares, verás que tienen pequeñas estrías que retienen el agua jabonosa. Incluso el tubo es alargado: el líquido escurre por el vástago y cae sobre el anillo.

Ha recibido 365 puntos

Vótalo:

2. Haz levitar un vaso

Haz levitar un vaso

Qué necesitas: Un globo Un vaso Una vela Un recipiente con agua Calienta con una vela el interior de un vaso y coloca sobre su boca un globo. Intentando que no se mueva, para que el calor no se disipe, sumerge el vaso en agua fría unos segundos. Comprobarás cómo el látex es succionado... Ver mas
Qué necesitas:
Un globo
Un vaso
Una vela
Un recipiente con agua

Calienta con una vela el interior de un vaso y coloca sobre su boca un globo. Intentando que no se mueva, para que el calor no se disipe, sumerge el vaso en agua fría unos segundos. Comprobarás cómo el látex es succionado. Sin miedo, levanta el globo. El vaso irá tras él.
El aire, cuando se calienta, se expande, y cuando se enfría se comprime. Al hacerlo se produce una depresión que succiona el globo. Lo mismo ocurre con los vientos costeros. La Tierra se calienta antes que el mar debido a su baja resistencia a los cambios climáticos. Pasa lo contrario con el mar, donde las inercias son mayores. Ello determina que a media mañana, por ejemplo, la costa se haya calentado por el efecto del sol, mientras que el mar sigue frío.
Como el aire caliente pesa menos, asciende a las capas más altas de la atmósfera y su lugar es ocupado por esa refrescante brisa marina tan agradable..

Ha recibido 287 puntos

Vótalo:

3. Agita una lata de refresco y ábrela sin que el líquido "explote"

Agita una lata de refresco y ábrela sin que el líquido "explote"

Qué necesitas: Una lata de refresco con gas Toma una lata de tu refresco preferido (o el mas odiado, que se yo!) y tras agitarlo violentamente ábrelo. ¡Sorpresa! inmediatamente quedas completamente cubierto por un líquido espumoso, pegajoso y asqueroso!... Sin embargo, tras agitar el envase... Ver mas
Qué necesitas:
Una lata de refresco con gas

Toma una lata de tu refresco preferido (o el mas odiado, que se yo!) y tras agitarlo violentamente ábrelo. ¡Sorpresa! inmediatamente quedas completamente cubierto por un líquido espumoso, pegajoso y asqueroso!...
Sin embargo, tras agitar el envase, si en lugar de abrilo inmediatamente le das pequeños golpecitos alrededor del envase y alguno en el fondo. tirarás de la anilla y oirás un “psssst” sin que ningún azucarado géiser te bañe.
Al abrir la lata, el volumen de cada burbuja de CO2 aumenta debido a que la elevada presión a la que están sometidas tiende a igualarse con la de la atmósfera. Cuando se liberan, arrastran junto a ellas el líquido que las circunda.
El truco es desplazar las burbujas de las paredes y el fondo de la lata hacia la superficie, es decir a ese espacio de cabeza donde no hay líquido, lo que se logra con los pequeños golpecitos en el envase.

Ha recibido 207 puntos

Vótalo:

4. Agua antigravedad

Qué necesitas: Un pañuelo de tela o papel de cocina Una copa Coloca sobre la copa vacía un pañuelo e introdúcelo de forma que forre las paredes interiores del recipiente. Añade 2/3 de agua (2). A continuación, ve estirando de los bordes del pañuelo y vuelve a crear una superficie tirante –y ya húmeda– sobre la boca (3). Enrolla el tejido sobrante en el tallo de la copa y, colocando tu mano encima, dale la vuelta rápidamente. Es fácil creer que el agua saldrá a través del tejido al darle la vuelta a la copa. Sin embargo, los orificios de la tela se taponaron cuando la tela mojada volvi... Ver mas
Qué necesitas:
Un pañuelo de tela o papel de cocina
Una copa

Coloca sobre la copa vacía un pañuelo e introdúcelo de forma que forre las paredes interiores del recipiente. Añade 2/3 de agua (2). A continuación, ve estirando de los bordes del pañuelo y vuelve a crear una superficie tirante –y ya húmeda– sobre la boca (3). Enrolla el tejido sobrante en el tallo de la copa y, colocando tu mano encima, dale la vuelta rápidamente. Es fácil creer que el agua saldrá a través del tejido al darle la vuelta a la copa. Sin embargo, los orificios de la tela se taponaron cuando la tela mojada volvió a ser estirada (4). Está acción permitió que otras moléculas de agua se adhirieran a las que ya estaban en el tejido y crearan una membrana que se conoce como tensión superficial. Cuando llenas de agua una copa hasta el borde, la presión que hay en el espacio que está sin líquido y el resto de la habitación es la misma. Sin embargo, al taparlo y darle la vuelta, el aire que había en la superficie cambia de lugar y no puede igualar su presión con la del exterior, según explicó Pascal. Por eso no se cae.

Ha recibido 179 puntos

Vótalo:

5. Abrir una botella sin sacacorchos

Abrir una botella sin sacacorchos

Qué necesitas: Una botella de vino Un paño Una pareja con capacidad de sorpresa Tienes un invitad@ de lujo, vas a descorchar una botella y ¡horror, el sacacorchos no aparece por ningún lado! Tienes dos opciones para salir airoso del lance: llamar a Telechampán (si es que existe!) y pedir... Ver mas
Qué necesitas:
Una botella de vino
Un paño
Una pareja con capacidad de sorpresa

Tienes un invitad@ de lujo, vas a descorchar una botella y ¡horror, el sacacorchos no aparece por ningún lado! Tienes dos opciones para salir airoso del lance: llamar a Telechampán (si es que existe!) y pedir un Moët, o poner en marcha un truco práctico, sencillo y muy barato. Envuelve la parte inferior de la botella en un paño medianamente grueso y (o colócala adentro de un zapato como en la imagen) y, sobre una pared lisa, dale golpes reiteradamente (no nos responsabilizamos de las quejas vecinales). Poco a poco, el corcho irá asomando por el gollete. Cuando haya salido lo suficiente, agárralo con los dedos y termina de liberarlo. Chin, chin. Este truco se basa en lo que los físicos denominan “golpe de ariete”; es decir, un líquido en movimiento que ejerce una onda de presión de vaivén sobre el punto de salida. La onda de presión que se genera cuando se golpea la base de una botella choca contra el tapón y vuelve hacia atrás. Su fuerza es directamente proporcional a la longitud del conducto.

Ha recibido 170 puntos

Vótalo:

6. Construye un minirrobot

Construye un minirrobot

Qué necesitas: Un cepillo de dientes Un anillo erótico vibrador Chicle o plastilina Mira a ver si tienes por casa un cepillo de dientes viejo. Debe ser de esos que tienen las cerdas con una ligera inclinación. Ahora, extrae del anillo erótico la pieza que alberga el vibrador, más la pila... Ver mas
Qué necesitas:
Un cepillo de dientes
Un anillo erótico vibrador
Chicle o plastilina

Mira a ver si tienes por casa un cepillo de dientes viejo. Debe ser de esos que tienen las cerdas con una ligera inclinación. Ahora, extrae del anillo erótico la pieza que alberga el vibrador, más la pila (1), y comienza el ensamblaje de este ingenio que hará palidecer de envidia a los ingenieros de la NASA. Córtale el mango al cepillo y, sobre la parte plana, pega con chicle o plastilina (2) el pack del vibrador y la pila. Cuando actives el motor, tu robot comenzará una carrera enloquecida sin que nada le corte el paso. Reconoce que para ser tu primer autómata no está nada mal.
Antes de pegarle “la maquinaria” al cepillo, observa que si lo presionas sobre la mesa y lo sueltas rápidamente, se produce un ligero avance debido a la inclinación de la cerdas. Es su forma inclinada la que impulsa el conjunto hacia adelante. Al colocarle un vibrador encima, se realizan una serie de minipresiones sobre el suelo que generan la marcha.

Ha recibido 163 puntos

Vótalo:

7. Un skate a propulsión

Un skate a propulsión

A lo largo de un skate, tumba una botella de Coca-Cola de dos litros y adhiérela con cinta americana (1). Hazlo de manera que el gollete quede fuera del skate, porque actuará como escape propulsor. Con la ayuda de un folio enrollado para que actúe de embudo (2), añádele al líquido un paquete de... Ver mas
A lo largo de un skate, tumba una botella de Coca-Cola de dos litros y adhiérela con cinta americana (1). Hazlo de manera que el gollete quede fuera del skate, porque actuará como escape propulsor. Con la ayuda de un folio enrollado para que actúe de embudo (2), añádele al líquido un paquete de Mentos sabor menta. Coloca rápidamente el skate sobre el suelo, porque en menos de un segundo… ¡oooooooooooopppssss! Tu monopatín saldrá propulsado como un cohete espacial (3). Haz este experimento en un aparcamiento o en sitio libre de obstáculos y, ojo, atención a los límites de velocidad.

Todas las bebidas gaseosas contienen dióxido de carbono comprimido. Cuando se abre la botella, sus moléculas se expanden y salen expulsadas a la superficie. Pero también hay otra forma de que el gas se libere, y es posándose en forma de burbujas alrededor de los objetos que se introduzcan en ese líquido, como un hielo o una pajita. Los caramelos Mentos de menta tienen la particularidad de que su superficie está formada por microscópicas irregularidades que favorecen la formación y el adosamiento de burbujas que, con la Coca-Cola abierta, se liberan en forma de chorro propulsor.

Ha recibido 124 puntos

Vótalo:

8. Huevos rebotones

Qué necesitas: Un huevo Un litro de vinagre Con este desafío lograrás un huevo juguetón. El experimento comienza introduciéndolo en vinagre durante 24 h (1 y 2). Después, sácalo del líquido y lávalo. Observarás que su cáscara ya no es dura, sino que es parecida a un huevo duro. Déjalo caer sobre la mesa y observarás que no solo no se rompe, sino que rebota (3). La cáscara del huevo está formada por carbonato cálcico, un compuesto que es atacado por el ácido acético del vinagre. Como resultado del proceso, se degrada y genera CO2 y sales. Tras 24 h, la cáscara, en definitiva, ya no... Ver mas
Qué necesitas:
Un huevo
Un litro de vinagre
Con este desafío lograrás un huevo juguetón. El experimento comienza introduciéndolo en vinagre durante 24 h (1 y 2). Después, sácalo del líquido y lávalo. Observarás que su cáscara ya no es dura, sino que es parecida a un huevo duro. Déjalo caer sobre la mesa y observarás que no solo no se rompe, sino que rebota (3).
La cáscara del huevo está formada por carbonato cálcico, un compuesto que es atacado por el ácido acético del vinagre. Como resultado del proceso, se degrada y genera CO2 y sales. Tras 24 h, la cáscara, en definitiva, ya no existe. Sí queda la membrana que rodea la clara –membrana testácea– que, al ser semipermeable, deja pasar el agua y el ácido acético, de modo que el vinagre sigue actuando sobre el huevo y desnaturalizando sus proteínas de modo parecido a como lo hace cuando lo cocemos. Por eso es similar a un huevo duro.

Ha recibido 104 puntos

Vótalo:

9. Sacar energía de varios limones

Qué necesitas: Cuatro Limones Cuatro monedas de 5 céntimos Cuatro clavos Cable rojo y negro Pinzas de cocodrilo Un cuchillo Un ‘tester’ Haz una hendidura en los limones e introduce una moneda pequeña en cada ranura. En otra zona, inserta un clavo. Coloca los frutos en línea y conecta la moneda de uno de los limones con el clavo del siguiente, y este con la moneda del que va a continuación, etc. Por último, sujeta al clavo del primer limón –ha quedado libre al iniciar la cadena– un nuevo cable, dejando suelto el otro extremo. Haz lo mismo con la moneda del último cítrico. Conecta... Ver mas
Qué necesitas:
Cuatro Limones
Cuatro monedas de 5 céntimos
Cuatro clavos
Cable rojo y negro
Pinzas de cocodrilo
Un cuchillo
Un ‘tester’

Haz una hendidura en los limones e introduce una moneda pequeña en cada ranura. En otra zona, inserta un clavo. Coloca los frutos en línea y conecta la moneda de uno de los limones con el clavo del siguiente, y este con la moneda del que va a continuación, etc. Por último, sujeta al clavo del primer limón –ha quedado libre al iniciar la cadena– un nuevo cable, dejando suelto el otro extremo. Haz lo mismo con la moneda del último cítrico. Conecta los dos extremos sin conexión a un tester. Comprobarás que generan entre tres y cuatro voltios.
Todas las baterías funcionan igual. Tienen dos electrodos bañados en una disolución conductora, como los ácidos. Uno de ellos cede electrones y el otro los acepta. Cuando los dos se conectan, el ácido –el cítrico del limón– favorece la conductividad de uno de los polos y la captación por parte del otro. Así se genera una corriente eléctrica. Entre los cuatro limones se obtienen 3,5 V.

Ha recibido 96 puntos

Vótalo:

10. Pon un globo sobre una llama sin que estalle

Qué necesitas: Un globo Agua Una vela encendida Dejarás atónita a la concurrencia con este experimento, porque serás capaz de someter un globo a la acción de una llama sin que explote. Elige uno del color que más te guste, colócalo sobre una vela encendida y… nada, no pasará nada. El truco está en llenar el globo de agua (1). Cuando acercas una llama (2), el látex y el líquido se calientan (3). Si no explota, es porque el agua, al alcanzar los 100ºC cambia de estado líquido a vapor. En este proceso absorbe mucha energía, tanta que impide que el látex alcance los 200ºC que necesita... Ver mas
Qué necesitas:
Un globo
Agua
Una vela encendida

Dejarás atónita a la concurrencia con este experimento, porque serás capaz de someter un globo a la acción de una llama sin que explote. Elige uno del color que más te guste, colócalo sobre una vela encendida y… nada, no pasará nada.
El truco está en llenar el globo de agua (1). Cuando acercas una llama (2), el látex y el líquido se calientan (3). Si no explota, es porque el agua, al alcanzar los 100ºC cambia de estado líquido a vapor. En este proceso absorbe mucha energía, tanta que impide que el látex alcance los 200ºC que necesita para quemarse.

Ha recibido 96 puntos

Vótalo:

11. Haz una catapulta de oficina

Qué necesitas: Un quitagrapas Un cuaderno de anillas Una cuchara de plástico adhesivo Un balín (vale arroz, papel arrugado, goma...) Coge un quitagrapas y pégalo sobre una carpeta de anillas (1). Adhiérele con silicona una cucharilla de plástico (2 y 3). Basta con que pongas un clip, una pelotilla, un trozo del bocata, etc. –proyectil a elegir–, en la parte cóncava de esta lanzadera doméstica, que presiones hacia abajo y sueltes para que tu balín salga disparado hacia ese compañero de trabajo al que se la tienes jurada (4). El proyectil sigue una trayectoria parabólica que depende... Ver mas
Qué necesitas:
Un quitagrapas
Un cuaderno de anillas
Una cuchara de plástico adhesivo
Un balín (vale arroz, papel arrugado, goma...)

Coge un quitagrapas y pégalo sobre una carpeta de anillas (1). Adhiérele con silicona una cucharilla de plástico (2 y 3). Basta con que pongas un clip, una pelotilla, un trozo del bocata, etc. –proyectil a elegir–, en la parte cóncava de esta lanzadera doméstica, que presiones hacia abajo y sueltes para que tu balín salga disparado hacia ese compañero de trabajo al que se la tienes jurada (4). El proyectil sigue una trayectoria parabólica que depende de la velocidad de salida y el ángulo de la catapulta. La mayor eficacia se logra a 45º. La catapulta fue la primera máquina militar de la historia. Dionisio de Siracusa en el siglo IV a. C. diseñó algunos modelos que fueron mejorándose con los griegos y romanos, y alcanzaron un alto grado de perfección en la Edad Media.

Ha recibido 95 puntos

Vótalo:

12. Fabrica hidrógeno casero

Fabrica hidrógeno casero

Qué necesitas: Un bol dos electrodos o varillas metálicas iguales Una pila no alcalina de 9 voltios Un trozo de cable Un puñado de sal En agua con sal (1), sumerge dos electrodos –valen cucharas– (2) conectados a los bornes positivo y negativo de una pila de 9 V no alcalina 2 y 3). Sobre... Ver mas
Qué necesitas:
Un bol
dos electrodos o varillas metálicas iguales
Una pila no alcalina de 9 voltios
Un trozo de cable
Un puñado de sal

En agua con sal (1), sumerge dos electrodos –valen cucharas– (2) conectados a los bornes positivo y negativo de una pila de 9 V no alcalina 2 y 3). Sobre la superficie de agua donde se encuentra el polo positivo se formarán burbujas de oxígeno, y sobre el negativo, de hidrógeno (4). Estas últimas crepitarán y brillarán.
Este experimento lo que provoca es una electrolisis, un fenómeno descubierto accidentalmente por el físico William Nicholson en 1780. El oxígeno del agua tiene una densidad de carga negativa y es atraído por el electrodo positivo. El hidrógeno la tiene positiva y es adsorbido por el negativo; al perder su carga, se transforma en un átomo que se combina con otro de sus mismas características y forma una molécula de hidrógeno. Son estas moléculas las que salen a la superficie en forma de burbuja y las que restallan al contacto con una llama.

Ha recibido 94 puntos

Vótalo:

13. Construye un hovercraft con los aperos del jardín

Qué necesitas: Una silla de jardín Un soplador de hojas Una tabla de contrachapado. Gomaespuma Plástico resistente Cable Un interruptor Cinta americana Cinta adhesiva La tapa de un tupper Quién dijo que tu soplador de hojas y tu silla de jardín tienen un solo uso? Construye un aerodeslizador cortando dos planchas de contrachapado con un diámetro de 130 cm. Sobre ellas, haz dos orificios del tamaño de la boca de salida de aire del soplador (1). Forra la superficie de una de las maderas con plástico resistente y fíjalo con grapas de tapicero (2) dándole la vuelta hacia la... Ver mas
Qué necesitas:
Una silla de jardín
Un soplador de hojas
Una tabla de contrachapado.
Gomaespuma
Plástico resistente
Cable
Un interruptor
Cinta americana
Cinta adhesiva
La tapa de un tupper

Quién dijo que tu soplador de hojas y tu silla de jardín tienen un solo uso? Construye un aerodeslizador cortando dos planchas de contrachapado con un diámetro de 130 cm. Sobre ellas, haz dos orificios del tamaño de la boca de salida de aire del soplador (1). Forra la superficie de una de las maderas con plástico resistente y fíjalo con grapas de tapicero (2) dándole la vuelta hacia la otra cara. Cierra los bordes con cinta americana, para que no haya pérdidas de aire (3).

Ahora, monta la segunda plancha de contrachapado sobre la primera, haciendo coincidir los orificios (4). Fíjalas atornillando en el centro una tapa de plástico de un tupper (5). Hazlo de modo que quede sobre la superficie donde está el plástico. A su alrededor, haz cinco orificios (6). Dale la vuelta al conjunto, atornilla la silla y acopla la salida de aire de la sopladora al orificio de entrada de aire (7). Sujétala con cinta perforada metálica. Siéntate a los mandos de tu nave, dale al on de la sopladora y… ¡Buen viaje! (8). Tu aerodeslizador funciona y se desplaza atendiendo a principios de Newton. El matemático y físico inglés decía sobre la sustentación: “Las partículas de aire son como perdigones que se disparan sobre la base de un plato, ya que le transfieren su velocidad y lo impulsan hacia arriba”.

Ha recibido 91 puntos

Vótalo:

14. Pesa tu cabeza

Pesa tu cabeza

Ha recibido 91 puntos

Vótalo:

15. Cubrir tu Iphone de oro

Qué necesitas: Pan de oro. Se suele vender en librillos de 25 hojas de 22 quilates y 80 x 80 mm Cola para pegar oro Una brocha para aplicar la cola Una brocha de pelo de ardilla roja Si quieres competir con los jeques árabes en brillo y esplendor, empieza protegiendo y recubriendo la funda de tu iPhone (1 y 2). Aplica sobre el objeto una cola específica para estos fines. También necesitarás oro en láminas. Como elaborarlo en casa es muy complicado, lo mejor es que adquieras un librillo de pan de oro. Contiene una serie de láminas finísimas, casi volátiles. Ahora empieza el... Ver mas
Qué necesitas:
Pan de oro. Se suele vender en librillos de 25 hojas de 22 quilates y 80 x 80 mm
Cola para pegar oro
Una brocha para aplicar la cola
Una brocha de pelo de ardilla roja

Si quieres competir con los jeques árabes en brillo y esplendor, empieza protegiendo y recubriendo la funda de tu iPhone (1 y 2). Aplica sobre el objeto una cola específica para estos fines. También necesitarás oro en láminas. Como elaborarlo en casa es muy complicado, lo mejor es que adquieras un librillo de pan de oro. Contiene una serie de láminas finísimas, casi volátiles.
Ahora empieza el trabajo fino. Lleva la lámina de oro hacia la funda del iPhone, deposítala y aplícala con esmero (3). No es difícil; solo debes tener la precaución de no utilizar los dedos para esta tarea, porque el oro se quedaría atrapado en ellos y se rompería. No te preocupes por las uniones: las láminas son tan finas que se integra una parte con otra al aplicarlo (4).
El oro es un material muy maleable. Al trabajar con películas de unos 0,006 mm de espesor, se puede utilizar para recubrir casi de todo. Ahí está la iconografía gótica para demostrarlo. También la durabilidad es otra de sus cualidades, porque no reacciona con casi ningún otro elemento. De ahí que ni se altere, ni se oxide, ni se degrade. Se han encontrado objetos panelados en oro con 5.000 años de antigüedad. ¿Quién te dice que la funda de tu iPhone no termina como material de un museo intergaláctico?.

Ha recibido 90 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí