Versión impresa

*✵*Iglesias en ruinas: el magnetismo de lo roto (y lo trasnochado)*✵*

*✵*Iglesias en ruinas: el magnetismo de lo roto (y lo trasnochado)*✵*

  • Lista creada por JavierPerq.
  • Publicada el 09.01.2013 a las 20:29h.
  • Clasificada en la categoría Cultura.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

Avatar de JavierPerq

Último acceso 22.08.2015

Perfil de JavierPerq

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de JavierPerq

Acciones de la lista

Será por el misterio que emanan, por el halo siniestro que desprenden, por el yuyu que provoca su imperfección entre la niebla... O quizá por pura estética, por encarnar el anhelo medieval de elevar las columnas y pilares hasta el cielo y que la bóveda fuera literalmente celestial. Sean cuales sean las razones, las iglesias en ruinas han pasado de sonrojar a los feligreses a ser un atractivo en muchas ciudades. Parte de su pasado, de las que muchas reniegan, pero que se sirven de estos nuevos iconos como escarmiento para futuras generaciones y lucro de los comerciantes de figuritas y souvenires.

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

Kaiser Wilhelm Memorial, en Berlín

1. Kaiser Wilhelm Memorial, en Berlín

La II Guerra Mundial arrasó con gran parte del patrimonio de Alemania, que no era poca cosa. Es cierto que muchos monumentos se pudieron reparar o derruir del todo, pero otros se quedaron a mitad de camino. Es lo que ocurre con esta iglesia en pleno Berlín, levantada por el Kaiser Guillermo II... Ver mas
La II Guerra Mundial arrasó con gran parte del patrimonio de Alemania, que no era poca cosa. Es cierto que muchos monumentos se pudieron reparar o derruir del todo, pero otros se quedaron a mitad de camino. Es lo que ocurre con esta iglesia en pleno Berlín, levantada por el Kaiser Guillermo II en memoria y homenaje a su padre en 1890. Llegó a ser un hermoso templo, con planta pequeña y gran altura, claramente influenciado por los proyectos bizantinos de sus vecinos del este. La madrugada del 23 de noviembre de 1943 amaneció con la torre en llamas y las naves reducidas a escombros. El imperial campanario de 53 mentros se respetó para mantener las referencias y ayudar a los pilotos a orientarse durante los bombardeos. Y así, con las manchas negras y el orgullo intacto se muestra hoy. A su lado, una modernísima iglesia llena de colorines y neones cubre el espacio que dejó su predecesora. El proyecto, liderado por el arquitecto Egon Eiermann, nació con la intención de simbolizar el perdón pero no el olvido, aunque estéticamente se distanció (quizás en exceso) de la torre herida.

Ha recibido 76 puntos

Vótalo:

Catedral de St. Andrews, en Escocia

2. Catedral de St. Andrews, en Escocia

La meca británica del golf en su día tuvo la catedral más grande de toda Escocia. Y desde sus inicios estuvo gafada. El hecho de estar tan cerca del mar hizo que le tocara sufrir las inclemencias procedentes del Atlántico Norte. Las tormentas, galernas y vientos la comenzaron a debilitar. Pero... Ver mas
La meca británica del golf en su día tuvo la catedral más grande de toda Escocia. Y desde sus inicios estuvo gafada. El hecho de estar tan cerca del mar hizo que le tocara sufrir las inclemencias procedentes del Atlántico Norte. Las tormentas, galernas y vientos la comenzaron a debilitar. Pero el golpe fatal se lo dio el convulso Siglo XVI y las reformas religiosas la hirieron de muerte, siendo el centro neurálgico de la oleada protestante dirigida por John Knox. Se fue abandonando y sus piedras, otrora benditas, sirvieron para levantar uno de los pueblos más hermosos de Escocia. Tras la pertinente clase de Historia ¿qué queda? Pues un hermoso lugar que se reconstruye con la mente. Los muros se imaginan para poder unir los pilares supervivientes mientras que las fachadas y torres ponen delimitan el antiguo recinto. Hoy es un cementerio muy anglosajón, todo verde, muy bonito y agradable, aunque el toque de distinción son los arbotantes y remilgos góticos que ponen la sombra cuando el sol (rara vez) hace acto de presencia.

Ha recibido 76 puntos

Vótalo:

Llanthony Priory, en Gales

3. Llanthony Priory, en Gales

Protegido por las montañas negras Llanthony Priory se asienta en el valle, y es tan hermoso que no podrá creer lo que está viendo. Es un lugar muy agradable para pasear y disfrutar de los alrededores o si lo deseas tomar un refresco en el pub encantador en la cripta medieval.

Ha recibido 71 puntos

Vótalo:

Iglesia del Carmen, en La Antigua Guatemala

4. Iglesia del Carmen, en La Antigua Guatemala

La ciudad más monumental de toda Guatemala es una sorpresa tras otra. El estilo renacentista español inunda sus calles, repletas de iglesias, conventos y palacios que exigen con sus fachadas una visita. Pero la joya de la corona es la Iglesia del Carmen. Iba para catedral, pero los terremotos de... Ver mas
La ciudad más monumental de toda Guatemala es una sorpresa tras otra. El estilo renacentista español inunda sus calles, repletas de iglesias, conventos y palacios que exigen con sus fachadas una visita. Pero la joya de la corona es la Iglesia del Carmen. Iba para catedral, pero los terremotos de esta zona con tanta actividad sísmica la dejaron a medio construir. Pero la dejaron más espectacular, más épica, más añeja. Su estilo barroco ayuda mucho a esta sensación, puesto que las grietas parecen formar parte del decorado, del movimiento de sus formas, de su horror bacui extremo. Es muy difícil (en Centroamérica no hay nada imposible) verla por dentro, aunque su delantero centro, su mojo está en la fachada, ante la que se pueden pasar horas sin temer por su derrumbamiento, aunque la sensación pueda ser la contraria.

Ha recibido 68 puntos

Vótalo:

Abadía de Tintern

5. Abadía de Tintern

estamos ante el edificio romántico británico por excelencia. Ese al que cantaban los poetas como William Wordsworth y que venía a simbolizar una nueva era en la que los artistas eran dioses y en la que la naturaleza se adueñaba de los viejos edificios. En su día fue una abadía cisterciense y, a... Ver mas
estamos ante el edificio romántico británico por excelencia. Ese al que cantaban los poetas como William Wordsworth y que venía a simbolizar una nueva era en la que los artistas eran dioses y en la que la naturaleza se adueñaba de los viejos edificios. En su día fue una abadía cisterciense y, a juzgar por lo que ha quedado, debió de ser una de las más hermosas del país, aunque su disolución en el Siglo XVI acabó con la vida monacal que cobijaba. Hoy forma parte más del paisaje clorofílico que lo rodea, manteniéndose en gran parte en pie. La ausencia de suelo y techo es lo que le da ese toque fantasmagórico y alegórico, sobre todo cuando el sol acaricia cada arco y sumerge al visitante en una escena de cualquier paisaje de Turner.

Ha recibido 66 puntos

Vótalo:

Sankt Nicholas, en Hamburgo

6. Sankt Nicholas, en Hamburgo

Entre los muros naranjas de la Haffencity, una torre solitaria se emerge como una antisistema, como una defensora de lo tradicional entre tanta modernidad, tanta industria portuaria y tanta perversión. Es lo que queda de Sankt Nicholas, el edificio que, desde 1874 y 1876 fue el más alto del... Ver mas
Entre los muros naranjas de la Haffencity, una torre solitaria se emerge como una antisistema, como una defensora de lo tradicional entre tanta modernidad, tanta industria portuaria y tanta perversión. Es lo que queda de Sankt Nicholas, el edificio que, desde 1874 y 1876 fue el más alto del planeta con 147 metros y símbolo de la creciente ciudad. Su neogótico impone, pero más su desnudez, su franqueza, su estoicismo tras la II Guerra Mundial que lo despojó de nave y de utilidad. Donde antes había bancos y feligreses, ahora solo queda un suelo frío y casi siempre mojado por el incómodo tiempo del norte de Alemania. Sin embargo, la capacidad de llamar la atención y de imantar del viejo campanario sigue intacta y hoy, con su ascensor panorámico, convence a los turistas y se gana su corazón por ser algo diferente en una ciudad con tantos estímulos poco ortodoxos, poco 'cristianos'.

Ha recibido 50 puntos

Vótalo:

Santa Mariña do Dozo, en Cambados

7. Santa Mariña do Dozo, en Cambados

España es todo un museo de Vírgenes sin casa, de templos abandonads y sacristías expoliadas. Lo que no hirió de muerte las desamortizaciones del Siglo XIX, lo remató lo absurdo de la Guerra Civil. Belchite, por ejemplo, es todo un homenaje al recuerdo fratricida. Sin embargo, uno de los ejemplos... Ver mas
España es todo un museo de Vírgenes sin casa, de templos abandonads y sacristías expoliadas. Lo que no hirió de muerte las desamortizaciones del Siglo XIX, lo remató lo absurdo de la Guerra Civil. Belchite, por ejemplo, es todo un homenaje al recuerdo fratricida. Sin embargo, uno de los ejemplos más hermosos (porque no se olviden, esto es un post de lugares hermosos) se encuentra en plenas Rias Baixas, a medio camino de Vilanova de Arousa y O Grove. Tierra de buen comer, de leyendas y de un tiempo atmosférico muy céltico que ayuda a crear estampas de thriller y de misterio. Si eres miedoso, Santa Mariña do Dozo no va a ser tu solución. Desde que fuera abandonada hace siglo y medio, se ha utilizado como cementerio donde los cuerpos descansan bajo arcadas y son protegidos por capillas aún en pie. Sorteando las lápidas se puede admirar su gran valor artístico, con frescos policromados y esculturas religiosas del siglo XV. Como bien describió el poeta local Álvaro Cunqueiro, los arcos de Santa María están ahí “para sostener al viento”.

Ha recibido 47 puntos

Vótalo:

St Mary's Abbey, en York

8. St Mary's Abbey, en York

otra víctima más de Enrique VIII. Otra decapitación más, se podría entender, puesto que acabó con la vida, el tejado y la grandiosidad de la abadía más grande del norte de Inglaterra. Solo queda un lateral, lo suficiente como para despertar al George R. R. Martin o al Ken Follet que todos... Ver mas
otra víctima más de Enrique VIII. Otra decapitación más, se podría entender, puesto que acabó con la vida, el tejado y la grandiosidad de la abadía más grande del norte de Inglaterra. Solo queda un lateral, lo suficiente como para despertar al George R. R. Martin o al Ken Follet que todos llevamos dentro e imaginarnos grandes ceremonias, con la luz cruzando esas ventanas tan ornamentadas y el órgano a todo volumen. Sin embargo, la nueva vida de este lugar no deja de ser llamativa. Desde 1830, forma parte de los jardines del museo de York, uno de los grandes atractivos de este enclave ya que son toda una exhibición de la pasión que los ingleses tienen por la jardinería y de los saraos al aire libre, puesto que aquí se organizan conciertos, obras de teatro y otras actividades que, con estas ruinas de fondo, no se la juegan. El resultado solo puede ser espectacular.

Ha recibido 47 puntos

Vótalo:

Monasterio de Zsámbék, en Hungría

9. Monasterio de Zsámbék, en Hungría

Si su aparejo de sillería hablara, contaría historias de invasiones mongolas, de prosperidad a lo austro-húngaro y de, cómo no, un terremoto letal. Pero, sobre todo, presumiría de entereza, puesto que es una de las ruinas que mejor llevan eso del olvido y el abandono hasta que ahora se han... Ver mas
Si su aparejo de sillería hablara, contaría historias de invasiones mongolas, de prosperidad a lo austro-húngaro y de, cómo no, un terremoto letal. Pero, sobre todo, presumiría de entereza, puesto que es una de las ruinas que mejor llevan eso del olvido y el abandono hasta que ahora se han transformado en un reclamo turístico. Y se puede comprender perfectamente, puesto que su noble gallardía se eleva en una llanura desnuda, mientras que su involuntaria asimetría hace de su fachada una foto obligatoria. Pero aún hay más, puesto que es el máximo exponente de arte románico del país ¡¡Y se querían desentender de él!! Hoy es una excursión maja desde Budapest, de la que solo dista 27 kilómetros.

Ha recibido 45 puntos

Vótalo:

Monasterio do Carmo, en Lisboa

10. Monasterio do Carmo, en Lisboa

por mucho que pueda parecer una bravuconada, es el templo más hermoso de Lisboa (sin incluir Belém). Así, sin techo ni tejas, sin palomas que molesten a las gárgolas. La entrada se cobra ya que está considerado como un museo arqueológico, no como un lugar de culto. Pero da igual, su precio no... Ver mas
por mucho que pueda parecer una bravuconada, es el templo más hermoso de Lisboa (sin incluir Belém). Así, sin techo ni tejas, sin palomas que molesten a las gárgolas. La entrada se cobra ya que está considerado como un museo arqueológico, no como un lugar de culto. Pero da igual, su precio no espanta a los turistas que han tenido la oportunidad de imaginarse lo que le espera dentro desde las vistas del elevador de Santa Justa, desde donde poco a poco se iban presentando los arcos góticos que sujetan el cielo. El hecho de que esté al aire libre no elimina la sensación de estar en un interior, abrigadito por algo invisible, como si el exterior fuera mentira, las nubes una ilusión y solo hubiera silencio.

Ha recibido 35 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil