Versión impresa

Grandes locuras realizadas por amor

Grandes locuras realizadas por amor

  • Lista creada por fiebre azul.
  • Publicada el 11.02.2014 a las 04:58h.
  • Clasificada en la categoría Otros.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

Avatar de fiebre azul

Último acceso 15:30h

Perfil de fiebre azul

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de fiebre azul

Acciones de la lista

Esta lista muestra grandes hazañas realizadas por amor, historias asombrosas de personas que se amaron, incluso más allá de la muerte.

Construir un monumento portentoso, escribir una obra maestra, robar un cadáver y otras historias realmente asombrosas.

¿Cuáles de estas "locuras realizadas por amor" te parecen más interesantes?. Vota por ellas



* Fuente: Quo.es, portalnet.cl y elementos adicionales sugeridos por "fiebre azul"

* Imágenes Google.

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

Los amantes de Teruel

1. Los amantes de Teruel

A principios del siglo XIII, viven en Teruel dos familias, probablemente hidalgas y, por lo que se sabe, en buena armonía. Mientras que los Segura disfrutaban de una posición económica acomodada, los Marcilla no parece que tuviesen tal suerte. Isabel de Segura, heredera de los primeros, y Diego... Ver mas
A principios del siglo XIII, viven en Teruel dos familias, probablemente hidalgas y, por lo que se sabe, en buena armonía. Mientras que los Segura disfrutaban de una posición económica acomodada, los Marcilla no parece que tuviesen tal suerte. Isabel de Segura, heredera de los primeros, y Diego Marcilla, segundón de la otra, eran dos jóvenes de parecida edad, se conocían desde niños, jugaron juntos y al llegar a la adolescencia cambiaron su amistad por un profundo amor. En su momento, de común acuerdo con su amada, el joven solicitó la mano de Isabel. D. Pedro de Segura, padre de la novia, se opuso tajantemente, alegando la falta de recursos de los Marcilla. Ante esta negativa, Diego Marcilla solicita de D. Pedro, un plazo de cinco años para intentar mejorar su suerte.

Estamos en el Aragón de la Reconquista, el poder almohade acaba de ser destrozado en forma definitiva en las Navas de Tolosa; ahora, el territorio controlado por los musulmanes aparece como presa fácil para el empuje cristiano, está al alcance de la mano de guerreros afortunados conseguir riqueza y honor. El tesón de los novios vence la inicial reticencia paterna y se consigue el acuerdo; de inmediato el joven se va a la guerra. Pasan los cinco años y Diego no regresa, ¿habrá muerto en el empeño? ¿será que olvidó su promesa?. La falta de noticias autoriza al padre de Isabel para, sin faltar a su palabra, concertar la boda de su hija con D. Pedro Fernández de Azagra, cuya familia es probablemente la más acaudalada y poderosa de la frontera. El día de la boda, un jinete cruza la muralla, extrañado por el alegre ambiente que reina en las calles, pregunta la causa y al oír la respuesta su rostro palidece, corre hacia la iglesia y llega a los pies del altar mayor justo a tiempo para escuchar la bendición del sacerdote a los recién casados. Se trata, como era de imaginar, de D. Diego, ahora rico y ennoblecido por su valor y decisión en el campo de batalla. Ante lo inevitable de su suerte, pide a Isabel un único beso de despedida; pero la reciente esposa, como ya pertenece a otro hombre, se lo niega y el infeliz enamorado cae muerto, fulminado a sus pies.

Al día siguiente, tienen lugar los funerales por Diego. En mitad de la ceremonia aparece una dama vestida de luto, que acercándose donde se expone al fallecido, le besa y a continuación cae muerta a su lado. Es Isabel, quien no ha podido sobrevivir a aquella única prueba de amor.

Las tres familias afectadas deciden enterrarlos juntos, en la nave de la misma iglesia donde ha culminado la tragedia.

¿Leyenda o realidad? Es difícil responder. Los numerosos estudios parecen alimentar la segunda hipótesis. Existe un acta notarial fechada en 1619 que atestiguan una exhumación realizada en 1555 durante unas obras en la iglesia de San Pedro. Enterrados bajo el pavimento aparecen los cadáveres de un varón y una mujer, que son los restos que ahora reposan bajo el mausoleo de Juan de Ávalos. Los resultados de los análisis realizados en el año 2004 corroboran el origen medieval, aunque con ciertas discrepancias según las diferentes muestras. Mientras que algunas apuntan a 1260 como antigüedad máxima, con un margen de error de unos cuarenta años, en buena armonía con la fecha de 1217, donde varias crónicas sitúan los hechos; otras las datan entre los siglos XIV y XV. Una plausible explicación sería la posible contaminación con otras fuentes ocurridas durante algún traslado o levantamiento no registrado. Parece cierto que al descubrirse los cadáveres, de inmediato fueron atribuidos a Los Amantes de Teruel.

* Elemento sugerido por "fiebre azul"

Ha recibido 3488 puntos

Vótalo:

Escribir cartas hasta la extenuación

2. Escribir cartas hasta la extenuación

Mark Twain contaba que se enamoró de la que sería su esposa, Livy, al primer vistazo. Ella rechazó su inicial propuesta de matrimonio y él prometió escribirle una carta de amor diaria hasta que cambiara de opinión. Necesitó dos años hasta que ella dijo “sí”.

Ha recibido 3370 puntos

Vótalo:

Una gran obra de amor

3. Una gran obra de amor

El emperador Shah Jehan y Muntaz Mahal: quizá sus nombres no te digan mucho, pero si seguimos recordando a esta pareja 400 años después de su muerte, es porque su amor inspiró una de las siete maravillas del mundo y el monumento más famoso de la India, el Taj Mahal. El heredero del Imperio Mogol... Ver mas
El emperador Shah Jehan y Muntaz Mahal: quizá sus nombres no te digan mucho, pero si seguimos recordando a esta pareja 400 años después de su muerte, es porque su amor inspiró una de las siete maravillas del mundo y el monumento más famoso de la India, el Taj Mahal. El heredero del Imperio Mogol se enamoró perdidamente de una princesa persa-musulmana, que se convertiría en su segunda esposa y favorita de la corte. Pero tras dar a luz a su decimocuarto hijo Muntaz Mahal murió, no sin antes pedirle cuatro deseos a su marido: que se casara de nuevo, que fuera bueno con sus hijos, que le construyera una gran tumba y que fuera a visitar su tumba al menos una vez al año en el aniversario de su muerte.
Al deseo de Mahal le dedicó el emperador toda su vida, convirtiéndose en su gran obra y paradójicamente en su destrucción, su obsesión se transformó en locura y el esfuerzo económico le supuso su ruina y la pérdida de su reino, uno de sus hijos le derrocó y Shah Jehan fue encerrado en el fuerte de Agra, donde pasó el resto de su vida contemplando entre rejas el monumental mausoleo construido por amor.

* Elemento sugerido por "fiebre azul"

Ha recibido 3188 puntos

Vótalo:

Construir una escalera con las manos

4. Construir una escalera con las manos

Lui Goujiang es un chino que en la década de 1940, cuando tenía 19 años, se enamoró de una viuda de más edad. Un romance prohibido para la sociedad china, que les llevó a fugarse y vivir en el interior de una cueva. Durante años, Lui fabricó a mano una escalera de 1.500 peldaños para que su... Ver mas
Lui Goujiang es un chino que en la década de 1940, cuando tenía 19 años, se enamoró de una viuda de más edad. Un romance prohibido para la sociedad china, que les llevó a fugarse y vivir en el interior de una cueva. Durante años, Lui fabricó a mano una escalera de 1.500 peldaños para que su amada pudiera salir de la cueva y bajar la ladera en que se hallaba. Conocida como La escalera del amor, hoy es un lugar de peregrinaje.

Ha recibido 3156 puntos

Vótalo:

Declararle la guerra a su propio padre

5. Declararle la guerra a su propio padre

En 1355, el que sería el rey Pedro I de Portugal se enamoró de Inés, dama de compañía de su esposa Constanza. Repudió a su mujer y se casó con su amada en secreto. Para evitar que la muchacha fuera coronada, el padre de Pedro, Alfonso IV, ordenó asesinarla. Al descubrirlo, el joven se alzó en... Ver mas
En 1355, el que sería el rey Pedro I de Portugal se enamoró de Inés, dama de compañía de su esposa Constanza. Repudió a su mujer y se casó con su amada en secreto. Para evitar que la muchacha fuera coronada, el padre de Pedro, Alfonso IV, ordenó asesinarla. Al descubrirlo, el joven se alzó en armas contra su progenitor y la coronó al acceder al trono.

Ha recibido 2940 puntos

Vótalo:

La abdicación más romántica

6. La abdicación más romántica

Eduardo VIII de Inglaterra renunció en 1936 al trono para poder casarse con Wallis Simpson, una divorciada estadounidense. Es el único monarca en la historia de su país que ha renunciado a la corona voluntariamente.

Ha recibido 2861 puntos

Vótalo:

Bajar al infierno tras la musa

7. Bajar al infierno tras la musa

Dante Alighieri escribió hacia 1300 la Divina Comedia, majestuosa obra poética consagrada al objeto de su amor platónico, Beatrice Portinari (ya fallecida) y con la que nunca llegó a cruzar ni una palabra. En su obra, Dante atraviesa el Infierno y el Purgatorio buscando a su amada

Ha recibido 2532 puntos

Vótalo:

Profanar una tumba

8. Profanar una tumba

Carl von Cosel fue un médico alemán residente en Florida. Obsesionado con una de su pacientes, María Helena Milagro-Hoyos, enferma de tuberculosis, tras la muerte de ella en 1933 robó su cadáver y vivó con el cuerpo momificado hasta 1940.

Ha recibido 2328 puntos

Vótalo:

Jugarse la cabeza... por una mujer

9. Jugarse la cabeza... por una mujer

Literalmente, estuvo a punto de perderla el corsario Walter Raleigh, amante de la reina Isabel I de Inglaterra. El aventurero provocó los celos de su soberana al enamorarse de una joven cortesana llamada Sarah. La despechada reina mandó encerrarle en la Torre de Londres, aunque posteriormente... Ver mas
Literalmente, estuvo a punto de perderla el corsario Walter Raleigh, amante de la reina Isabel I de Inglaterra. El aventurero provocó los celos de su soberana al enamorarse de una joven cortesana llamada Sarah. La despechada reina mandó encerrarle en la Torre de Londres, aunque posteriormente acabó perdonándole.

Ha recibido 2297 puntos

Vótalo:

Romper con un mecenas

10. Romper con un mecenas

El poeta británico Percival Shelley desafió todas las convenciones sociales cuando en 1814 abandonó a su familia para fugarse con su amada Mary (autora de Frankenstein). Su gesto no solo le acarreó la condena moral de una sociedad llena de prejuicios, sino que también le situó al borde de la... Ver mas
El poeta británico Percival Shelley desafió todas las convenciones sociales cuando en 1814 abandonó a su familia para fugarse con su amada Mary (autora de Frankenstein). Su gesto no solo le acarreó la condena moral de una sociedad llena de prejuicios, sino que también le situó al borde de la ruina económica, ya que hizo que su mecenas y protector (además de editor), el filósofo William Goodwin, le retirara su apoyo económico.

Ha recibido 2291 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil