Versión impresa

▪ GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ: EL GENIO DE LA ESCRITURA ▪ Obras, Frases e hitos de su carrera.

▪ GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ: EL GENIO DE LA ESCRITURA ▪ Obras, Frases e hitos de su carrera.

  • Lista creada por faylop.
  • Publicada el 17.04.2014 a las 22:15h.
  • Clasificada en la categoría Cultura.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista SI admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

Etiquetada como:

Avatar de faylop

Último acceso 30.03.2016

Perfil de faylop

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de faylop

Acciones de la lista

Gabriel García Márquez, el escritor de habla hispana más importante de los últimos tiempos.

6 de marzo de 1927 - 17 de abril de 2014

Es conocido familiarmente y por sus amigos como Gabito (hipocorístico guajiro para Gabriel), o por su apócope Gabo desde que Eduardo Zalamea Borda, subdirector del diario El Espectador, comenzara a llamarle así.

Está relacionado de manera inherente con el realismo mágico y su obra más conocida, la novela Cien años de soledad, es considerada una de las más representativas de este género literario e incluso se considera que por su éxito es que tal término se aplica a la literatura desde los años setenta. En 2007, la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española lanzaron una edición popular conmemorativa de esta novela, por considerarla parte de los grandes clásicos hispánicos de todos los tiempos

Fuentes

Biografíasyvidas
Yucatan
elespectador

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

1967.- “Cien años de soledad”

1. 1967.- “Cien años de soledad”

Publicada en 1967, Cien años de soledad relata el origen, la evolución y la ruina de Macondo, una aldea imaginaria que había hecho su aparición en las tres novelas cortas que su autor había publicado con anterioridad. Estructurada como una saga familiar, la historia de la estirpe de los Buendía... Ver mas
Publicada en 1967, Cien años de soledad relata el origen, la evolución y la ruina de Macondo, una aldea imaginaria que había hecho su aparición en las tres novelas cortas que su autor había publicado con anterioridad. Estructurada como una saga familiar, la historia de la estirpe de los Buendía se extiende por más de cien años, y cuenta con seis generaciones para hacerlo.

La crónica de los Buendía, que acumula una gran cantidad de episodios fantásticos, divertidos y violentos, y la de Macondo, desde su fundación hasta su fin, representan el ciclo completo de una cultura y un mundo. El clima de violencia en el que se desarrollan sus personajes es el que marca la soledad que los caracteriza, provocada más por las condiciones de vida que por las angustias existenciales del individuo.

El realismo mágico (también llamado lo real maravilloso) hace posible que la objetividad de la vida material se vea matizada por la subjetividad de la fantasía. Lo insólito (situaciones parecidas a los cuentos de hadas, levitaciones, premoniciones, la extrasensorialidad presente) da lugar a una atmósfera mágica que atenúa la miseria social y humana, de forma que lo mágico subraya la dureza y desajuste de la realidad, la violencia que domina la vida cotidiana.

Ha recibido 127 puntos

Vótalo:

1985.- “El amor en los tiempos del cólera”

2. 1985.- “El amor en los tiempos del cólera”

Dos historias hay en este libro. Una de ellas, apenas esbozada, es la de un amor secreto que culmina en la muerte elegida por un hombre que ha querido ponerse a salvo " de los tormentos de la memoria". La otra historia es la de un amor que hace de esos tormentos su alimento. Un amor acechado... Ver mas
Dos historias hay en este libro. Una de ellas, apenas esbozada, es la de un amor secreto que culmina en la muerte elegida por un hombre que ha querido ponerse a salvo " de los tormentos de la memoria".

La otra historia es la de un amor que hace de esos tormentos su alimento. Un amor acechado por los enemigos: el deterioro físico, la vejez, la muerte, pero que es capaz, no solo de resistirlos, si no también de transformarlos en el ímpetu del deseo.

Una muchacha de dieciocho años rechaza al hombre de quien ha estado enamorada y con quien ha podido unirse. Mas de cincuenta años después, cuando ha muerto otro hombre con quien se ha casado para vivir un lapso de sucedáneos desdeñables, se reúne con aquel primer amor suyo a bordo de un barco que se llama Nueva Fidelidad.

La exacerbación del deseo se alía a la muerte y a la enfermedad porque se les parece: "Los síntomas del amor son los mismos del cólera".

En este relato infinitamente seductor, Gabriel García Márquez narra la obsesión del deseo con un arrebato que lo aparta de sus grandes novelas anteriores y a la vez lo acerca a ellas. A la circularidad del tiempo en Macondo, al enclaustramiento del tirano aislado en su poder demencial, sucede ahora la vigencia imbatible del deseo ahincado en si mismo. Un deseo que avanza hacia su origen en un movimiento del barco Nueva Fidelidad, que seguirá yendo y viniendo "toda la vida".

Ha recibido 94 puntos

Vótalo:

1970.- “Relato de un náufrago”

3. 1970.- “Relato de un náufrago”

Aunque conocida con este título abreviado, el verdadero título de esta obra, mucho más largo, resume perfectamente la historia: Relato de un náufrago que estuvo diez días a la deriva en una balsa sin comer ni beber, que fue proclamado héroe de la patria, besado por las reinas de la belleza y... Ver mas
Aunque conocida con este título abreviado, el verdadero título de esta obra, mucho más largo, resume perfectamente la historia: Relato de un náufrago que estuvo diez días a la deriva en una balsa sin comer ni beber, que fue proclamado héroe de la patria, besado por las reinas de la belleza y hecho rico por la publicidad, y luego aborrecido por el gobierno y olvidado para siempre. Publicado por entregas en El Espectador de Bogotá en 1955 y más tarde en libro (en 1970), no una novela, sino un reportaje periodístico que da cuenta de un suceso real.

Con impecable técnica literaria y profesional estilo noticioso, García Márquez relata un suceso acaecido a un marinero de la armada colombiana llamado Luis Alejandro Velasco. La historia, reconstruida minuciosamente por el escritor sudamericano en primera persona a partir del testimonio del protagonista, fue tácticamente atribuida a éste en la prensa y sólo legitimada tras el formidable éxito de Cien años de soledad.

El 28 de febrero de 1955, ocho miembros de la tripulación del destructor Caldas cayeron al agua a causa del contrabando que sobrecargaba el buque frente a los bandazos del viento en mar gruesa. Aunque el gobierno del dictador colombiano Rojas Pinilla atribuyó el naufragio a una tormenta en el Caribe, lo cierto es que no hubo tal tormenta y que la negligencia fue la única responsable de la catástrofe. La denuncia supuso la clausura del periódico, la caída en desgracia del marino y el exilio de Gabriel García Márquez en París.

El destructor Caldas y su tripulación habían pasado ocho meses en el puerto de Mobile, Alabama, a raíz de las reparaciones que se efectuaban en el buque. Como presume el tópico, el marinero Velasco repartía su ocio entre su nueva novia, Mary Address, y diversos métodos para matar el tiempo con sus compañeros, como las broncas a puñetazos o las salidas al cine. Viendo la película El motín del Caine, los marineros colombianos experimentaron cierta inquietud ante las escenas de una tempestad. Como si de una premonición novelesca se tratara, Velasco albergaba recelos sobre el inminente regreso del destructor a su base en Cartagena.

Lo cierto es que, a unas doscientas millas del puerto, la sobrecarga situada en la cubierta del buque se desprendió a causa del viento y del oleaje y se llevó al agua a ocho marineros. La desgracia quiso que Velasco fuera el único que alcanzara a nado una de las balsas arrojadas por el destructor. Impotente, nada pudo hacer por sus compañeros, que se ahogaron a pocos metros de donde él estaba.

Mientras el buque de guerra proseguía su rumbo sin detenerse (llegó a su base con puntualidad), el náufrago esperó inútilmente que le rescataran con rapidez. En una balsa a la deriva, desprovista de víveres, en compañía de su reloj y tres remos, resistió durante diez días la sed, el hambre, los peligros del mar, el sol abrasador, la desesperación de la soledad, la locura, únicamente con su instinto de supervivencia. Aunque los aviones colombianos y norteamericanos de la Zona del Canal pasaron muy cerca de él, no llegaron a localizarle.

Tras comprender que nadie podría ayudarle, y aun cuando deseó la muerte para dejar de sufrir, sobrevivió contra todo pronóstico a las condiciones adversas. Aunque cazó una gaviota no pudo llegar a comérsela, y los tiburones le arrebataron un pez verde de medio metro que llegó a atrapar y del que sólo probó dos bocados. Tampoco consiguió despedazar sus botas ni su cinturón para aplacar el hambre, ni la lluvia hizo acto de presencia para permitirle beber. Se entretuvo en comprobar, en su reloj, cómo el tiempo transcurría inexorable, y por las noches, en una especie de delirio formado por el recuerdo y el pánico a la soledad, conversaba con el espíritu de su compañero, el marinero Jaime Manjarrés.

El naufragio de Velasco constituyó una estremecedora experiencia de la soledad, tema predilecto en la literatura de Gabriel García Márquez. No es que el náufrago ocupara las largas horas de su infortunio en la reflexión, dada la urgencia de su situación y el delirio al que lo sometió. Sin embargo, sí fueron horas dedicadas a la experiencia de sí mismo, a la vivencia de la realidad a partir de los instintos más primitivos y de los sentimientos más humanos.

Tras sobrevivir a una tempestad durante el séptimo día de deriva, Velasco afirma: "Después de la tormenta el mar amanece azul, como en los cuadros". Con el registro eficaz del periodismo, reconstruyendo la odisea del marinero, Gabriel García Márquez se esfuerza precisamente en hacer verosímil una realidad que de tan asombrosa y terrible pudiera parecer imaginaria. Los esfuerzos del escritor colombiano por devolver al mundo de la ficción lo que a priori es poco verosímil fundamentan su estilo.

Si increíble resulta la aventura del náufrago, también lo es su final. Cuando Velasco vio tierra, aún tuvo que alcanzar la playa a nado para no estrellarse contra unos acantilados; tuvo que luchar contra las olas que le devolvían al mar, tuvo que contar su historia a campesinos desconfiados que no conocían la noticia del naufragio, y durante dos días, soportó que le trasladaran en una hamaca como una atracción de feria por territorios agrestes, hasta que por fin le vio un médico y le permitió comer normalmente. Condecorado por el presidente de la República, hizo bastante dinero con la publicidad, se arruinó y acabó trabajando como oficinista en una empresa de autobuses.

Ha recibido 87 puntos

Vótalo:

1981.- “Crónica de una muerte anunciada”

4. 1981.- “Crónica de una muerte anunciada”

En Crónica de una muerte anunciada, cuyo autor es Gabriel García Márquez, se cuenta que una joven de un pueblo de la costa del Caribe colombiano se casó con un forastero rico y éste la devolvió a sus padres por no haber llegado virgen al matrimonio. Los dos hermanos gemelos de la rechazada... Ver mas
En Crónica de una muerte anunciada, cuyo autor es Gabriel García Márquez, se cuenta que una joven de un pueblo de la costa del Caribe colombiano se casó con un forastero rico y éste la devolvió a sus padres por no haber llegado virgen al matrimonio. Los dos hermanos gemelos de la rechazada, después de saber por boca de ésta quién fue el que la sedujo, salen armados de sendos cuchillos a buscar al culpable.

Tratan de que todo el pueblo, incluido el cura y el alcalde, sepa lo que van a ha­cer, buscando que alguien impida la venganza y, ante la imposibilidad de eje­cu­tar al culpable, quede lavado el honor de la familia sin necesidad de matar al ofen­sor. Los vecinos, unos por no creer las bravatas de los dos hermanos y los más por no meterse en líos, no hacen nada por impedir aquella muerte anun­cia­da y prácticamente obligan a los gemelos a ejecutarla. Como en un pueblo donde se sabía todo de todos no había ningún indicio de relación alguna entre el occiso y la repudiada y como ésta nunca quiso ratificar el nombre del culpable, el que cuenta el relato sospecha que la mujer mintió por ocultar el nombre del ver­da­dero autor de su desgracia.

El protagonista del libro es el que va a morir. La boda coincide con la visita del obispo que, a pesar de que se limitó a bendecir el pueblo desde el barco que lo trajo y se lo llevó en seguida, originó una expectativa irreal y artificiosa.

La fiesta que siguió a la boda fue pantagruélica. Los per­so­na­jes celebran la llegada del obispo, la boda o lo que sea tragando las sustancias al­cohólicas más sorprendentes. Ni la hermana monja del que cuenta la historia escapa a la dipsomanía colectiva.

Este libro, más que una novela corta, me parece un cuento largo. El narrador habla en primera persona y dice haber sido contemporáneo y vecino de los per­so­najes que menciona. En el libro autobiográfico “Vivir para contarla”, publicado on­ce años después, García Márquez menciona nombres y hechos que ya apa­re­cen en este relato, por lo que sospecho que debe referirse a un caso real.

La trama está contada en un estilo franco y directo impregnado de interpretaciones de sueños, premoniciones y supersticiones. Describe magistralmente las miserias y vir­tu­des de sus paisanos los habitantes de la costa Norte de Colombia.

Ha recibido 84 puntos

Vótalo:

1961.- “El coronel no tiene quien le escriba”

5. 1961.- “El coronel no tiene quien le escriba”

El título resume prácticamente el argumento de esta novela de Gabriel García Márquez, publicada en 1961. El coronel (su nombre y apellidos nos son desconocidos, pues el autor siempre lo llama "el coronel"), hombre de buena fe y bastante ingenuo, vive en su pueblo esperando recibir el aviso de... Ver mas
El título resume prácticamente el argumento de esta novela de Gabriel García Márquez, publicada en 1961. El coronel (su nombre y apellidos nos son desconocidos, pues el autor siempre lo llama "el coronel"), hombre de buena fe y bastante ingenuo, vive en su pueblo esperando recibir el aviso de que le han concedido la pensión a la que tiene derecho por haber servido en su juventud a las órdenes de Aureliano Buendía (que será uno de los personajes más recordados de Cien años de soledad).

La espera dura desde hace quince años, durante los cuales el coronel no ha dejado de ir a contemplar todos los viernes la llegada de la lancha que trae el correo y la distribución del mismo, llevándose cada vez una decepción.

En el transcurso del último año, desde que su hijo Agustín murió acribillado a balazos mientras repartía propaganda clandestina, el coronel y su esposa, enferma de asma, se han visto obligados a vender los pocos objetos de valor que tenían para poder subsistir. Subsistir ellos y el gallo, animal de pelea, herencia de su hijo, por cuya culpa éste murió, según afirma la madre, pues fue en la gallera donde lo mataron.

Pero para las peleas, en las que esperan poder ganar mucho dinero, aún falta tiempo, y la situación es cada día más angustiosa. Enterado el coronel de que por la venta del animal puede obtener hasta novecientos pesos, decide venderlo. Pero cuando lo ve actuar en los entrenamientos siente que no puede desprenderse de él y renuncia a su venta.

Ante las protestas de su mujer, que alega la posibilidad de que el gallo sea vencido y no ganen un peso, y ante la pregunta de ella: "Dime, qué comemos", el coronel responde: "Mierda", palabra con la que termina el relato. La narración, muy corta (no llega a las cien páginas de letra grande) tiene un argumento muy sencillo. Lo que confiere calidad a la obra es la descripción de su tipos: el coronel, su esposa, el médico, don Sabas (el hombre más rico del pueblo). También el ambiente, mitad real, mitad fantástico, que impregna toda la obra de García. Márquez, le confiere una atmósfera de sutil poesía.

Ha recibido 76 puntos

Vótalo:

"Quizá Dios quiera que conozcas mucha gente equivocada antes de que conozcas a la persona adecuada, para que cuando a fin la conozcas, sepas estar agradecido".

6. "Quizá Dios quiera que conozcas mucha gente equivocada antes de que conozcas a la persona adecuada, para que cuando a fin la conozcas, sepas estar agradecido".

Ha recibido 75 puntos

Vótalo:

1994.- “Del amor y otros demonios”

7. 1994.- “Del amor y otros demonios”

SINOPSIS Del amor y otros demonios relata la historia de Sierva María de Todos los Ángeles, quien ha sufrido grandes calvarios a lo largo de su corta vida. En este proceso narrativo se van describiendo diversos paisajes de Cartagena-Colombia en la época colonial con sus problemas sociales... Ver mas
SINOPSIS

Del amor y otros demonios relata la historia de Sierva María de Todos los Ángeles, quien ha sufrido grandes calvarios a lo largo de su corta vida. En este proceso narrativo se van describiendo diversos paisajes de Cartagena-Colombia en la época colonial con sus problemas sociales, culturales, ambientales, etc. Luego de que la mordiese un perro rabioso en el mercado, se comienza a creer que la niña había contraído dicha enfermedad, y luego, al recuperarse, quienes la rodean están convencidos de que la pequeña Sierva María está poseída, de esta forma es llevada a un convento por su padre, el marqués de Casalduero y Dueñas, donde es tratada de forma inhumana, y se enamora de Cayetano Delaura, el cura que en teoría tenía que exorcizarla. El amor es mutuo, Cayetano también se halla perdidamente enamorado de Sierva María; pero al enterarse sus superiores de esta situación, el sacerdote es transferido a un leprosario y a Sierva María la someten a diversas torturas para sacar el supuesto "demonio", situación que deriva en la trágica muerte de la niña, aunque en el libro se menciona que "murió de amor". Después de muerta le seguía creciendo el cabello, luego de cientos de años se descubre que el pelo nunca le dejó de crecer, pues éste medía 22 metros y 11 centímetros

Ha recibido 71 puntos

Vótalo:

1982.- Recibe premio Nobel de literatura por su obra 100 Años de Soledad

8. 1982.- Recibe premio Nobel de literatura por su obra 100 Años de Soledad

1982 El 21 de octubre, en México, recibe la noticia de que la Academia Sueca lo ha nombrado Premio Nobel de Literatura. Sobre esto, Juan Rulfo dijo: "Por primera vez después de muchos años se ha dado un premio de literatura justo".El 8 de diciembre lee su recordado discurso titulado "La soledad... Ver mas
1982
El 21 de octubre, en México, recibe la noticia de que la Academia Sueca lo ha nombrado Premio Nobel de Literatura. Sobre esto, Juan Rulfo dijo: "Por primera vez después de muchos años se ha dado un premio de literatura justo".El 8 de diciembre lee su recordado discurso titulado "La soledad de América Latina" ante la Academia Sueca, en el que denuncia la falta de atención hacia la región por parte de las potencias globales. Publica Textos costeños y Entre cachacos, volúmenes que reúnen su trabajo periodístico.

Ha recibido 69 puntos

Vótalo:

"Un hombre solo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo cuando ha de ayudarle a levantarse".

9. "Un hombre solo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo cuando ha de ayudarle a levantarse".

Ha recibido 56 puntos

Vótalo:

Sus obras en la gran pantalla (y en la pantalla chica)

10. Sus obras en la gran pantalla (y en la pantalla chica)

García Márquez ha desarrolló un interés particular por el cine y la televisión, participando como guionista, como mecenas y permitiendo la adaptación de su obra. Ya en su etapa juvenil en Barranquilla, conjuntamente con el pintor Enrique Grau, el escritor Álvaro Cepeda Samudio y el fotógrafo... Ver mas
García Márquez ha desarrolló un interés particular por el cine y la televisión, participando como guionista, como mecenas y permitiendo la adaptación de su obra. Ya en su etapa juvenil en Barranquilla, conjuntamente con el pintor Enrique Grau, el escritor Álvaro Cepeda Samudio y el fotógrafo Nereo López, participa en la realización del cortometraje surrealista La langosta azul (1954).

Posteriormente, en los años cincuenta, estudia la carrera de cine en el Centro Sperimentale Di Cinematografia di Roma (Cinecittà), teniendo como condiscípulos al argentino Fernando Birri y al cubano Julio García Espinosa, que más tarde serían considerados fundadores del llamado Nuevo Cine Latinoamericano. Estas tres personalidades han declarado en reiteradas oportunidades el impacto que supuso para ellos ver la película Milagro en Milán, de Vittorio de Sica, así como también asistir al nacimiento del neorrealismo italiano, tendencia ésta que los hizo vislumbrar la posibilidad de realizar cine en América Latina siguiendo las mismas técnicas. Es preciso anotar que esta estancia en Roma sirvió para que el escritor aprendiera varios de los entresijos que comporta el quehacer cinematográfico, en tanto y cuanto compartió largas horas de trabajo en moviola al lado del guionista Cesare Zavattini. Este particular afinó en García Márquez una precisión cinematográfica a la hora de narrar con imágenes, que más tarde usaría como parte de su trabajo en ciudad de México. García Márquez preside desde 1986 la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, que tiene sede en La Habana.

Se tiene conocimiento de que muchas obras cinematográficas mexicanas de los años 1960 fueron escritas por García Márquez, quien al igual que muchos intelectuales de la época firmó los guiones con seudónimo. Memorables son, en todo caso, El gallo de oro (1964), de Roberto Gavaldón, y Tiempo de morir (1966), de Arturo Ripstein. La primera, basada en el cuento homónimo de Juan Rulfo, coescrita junto con el propio autor y el también escritor mexicano Carlos Fuentes, fue protagonizada por Ignacio López Tarso, Narciso Busquets y Lucha Villa, y fotografiada por el insigne Gabriel Figueroa. La segunda, western filmado inicialmente por Ripstein, tuvo su secuela casi 20 años más tarde bajo la tutela de Jorge Alí Triana.

Además de las tres películas citadas, entre 1965 y 1985, García Márquez participó directamente como guionista en los siguientes filmes: En este pueblo no hay ladrones (1965), de Alberto Isaac; Juego peligroso (segmento "HO") (1966), de Luis Alcoriza y Arturo Ripstein; Patsy, mi amor (1968), de Manuel Michel; Presagio (1974), de Luis Alcoriza; La viuda de Montiel (1979), de Miguel Littín; María de mi corazón (1979), de Jaime Humberto Hermosillo; El año de la peste (1979), de Felipe Cazals (adaptación del libro de Daniel Defoe El diario de la peste), y Eréndira (1983), de Ruy Guerra.

En 1975 R.T.I. Televisión de Colombia produce la serie televisiva "La mala hora" dirigida por Bernardo Romero Pereiro, basada en la novela homónima de GGM y transmitida en 1977.

En 1986, conjuntamente con sus dos condiscípulos del Centro Sperimentale di Cinematografía, y, apoyados por el Comité de Cineastas de América Latina, funda la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de Los Baños (en Cuba), institución a la cual le dedicará tiempo y dinero de su propio bolsillo para apoyar y financiar la carrera de cine de jóvenes provenientes de América Latina, el Caribe, Asia y África. A partir del año siguiente, en dicho centro se dedicará a impartir el taller «Cómo se cuenta un cuento», fruto del cual salen innumerables proyectos audiovisuales, amén de varios libros sobre dramaturgia.

En 1987 Francesco Rosi dirige la adaptación de Crónica de una muerte anunciada, protagonizada por Rupert Everett, Ornella Muti, Gian Maria Volonté, Irene Papas, Lucía Bosé y Anthony Delon.

En 1988 se producen y exhiben: Un señor muy viejo con unas alas enormes, de Fernando Birri, con Daisy Granados, Asdrúbal Meléndez y Luis Ramírez; Milagro en Roma, de Lisandro Duque Naranjo, con Frank Ramírez y Amalia Duque García; Fábula de la bella palomera, de Ruy Guerra, con Claudia Ohana y Ney Latorraca, y Cartas del parque, de Tomás Gutiérrez Alea, con Ivón López, Víctor Laplace, Miguel Paneque y Mirta Ibarra.

En 1990, el maestro García Márquez, camino a Japón, hace una escala en Nueva York para conocer al director contemporáneo cuyos guiones más admira: Woody Allen. La razón de su viaje al país oriental es la de encontrarse con Akira Kurosawa, en ese momento rodando Los sueños, interesado en llevar a la gran pantalla la historia de El otoño del patriarca, ambientado en el Japón medieval. La idea de Kurosawa es totalizadora, incrustar toda la novela en el celuloide sin importar el metraje; infortunadamente, para esta idea no existe posibilidad de financiación, y el proyecto queda en eso.

En 1991 la televisión colombiana produce María, la novela de Jorge Isaacs, adaptada por García Márquez junto con Lisandro Duque Naranjo y Manuel Arias.

En 1996 se presenta Edipo Alcalde, adaptación de Edipo rey de Sófocles hecha por García Márquez y Estela Malagón, dirigida por Jorge Alí Triana, y protagonizada por Jorge Perugorría, Ángela Molina y Paco Rabal.

En 1999 Arturo Ripstein filma El coronel no tiene quien le escriba, protagonizada por Fernando Luján, Marisa Paredes, Salma Hayek y Rafael Inclán.

En 2001 aparece Los niños invisibles, de Lisandro Duque Naranjo.

En 2006 se rodó El amor en los tiempos del cólera, con guion del sudafricano Ronald Harwood y bajo la batuta del director británico Mike Newell. Filmada en Cartagena de Indias, los personajes son encarnados por Javier Bardem, Giovanna Mezzogiorno, John Leguizamo, Catalina Sandino y Benjamin Bratt.

En marzo de 2010 y en el marco del festival de cine de Cartagena de Indias se estrenó la versión fílmica de Del amor y otros demonios, coproducción entre Colombia y Costa Rica dirigida por la costarricense Hilda Hidalgo.

Memoria de mis putas tristes, coproducción entre Dinamarca y México, dirigida por el danés Henning Carlsen y con la adaptación cinematográfica a cargo del francés Jean-Claude Carrière iba a ser filmada en el 2009 en el estado de Puebla, pero se suspendió por problemas de financiación al parecer por una polémica motivada por el tema por la amenaza de demanda de una ONG calificando la novela y el guion como apología de la prostitución infantil y pederastia. Finalmente la película fue filmada en secreto en el 2011 en la ciudad de San Francisco de Campeche, México, protagonizada por Emilio Echavarría y se estrenó en el 2012.

Ha recibido 52 puntos

Vótalo:

"Yo creo que todavía no es demasiado tarde para construir una utopía que nos permita compartir la tierra".

11. "Yo creo que todavía no es demasiado tarde para construir una utopía que nos permita compartir la tierra".

Ha recibido 52 puntos

Vótalo:

1968.- “La novela en América Latina: Diálogo” (junto a Mario Vargas Llosa)

12. 1968.- “La novela en América Latina: Diálogo” (junto a Mario Vargas Llosa)

Ha recibido 51 puntos

Vótalo:

2004.- “Memoria de mis putas tristes”

13. 2004.- “Memoria de mis putas tristes”

Memoria de mis putas tristes es una novela que el premio Nobel colombiano Gabriel García Márquez publicó en 2004. La novela narra en primera persona la historia de un anciano y su enamoramiento de una adolescente. Al igual que con María dos Prazeres en "Doce cuentos peregrinos", el... Ver mas
Memoria de mis putas tristes es una novela que el premio Nobel colombiano Gabriel García Márquez publicó en 2004. La novela narra en primera persona la historia de un anciano y su enamoramiento de una adolescente.

Al igual que con María dos Prazeres en "Doce cuentos peregrinos", el protagonista, un hombre viejo, encuentra el amor en el final de su vida, cuando la única aventura que le quedaba era la muerte. Esta es la historia de una relación de amor y sexo entre un anciano periodista y de una niña de clase obrera, que vende su virginidad para ayudar a su familia.
La acción de la historia comienza a partir del 90º cumpleaños del narrador en la ciudad de Barranquilla.

Ha recibido 51 puntos

Vótalo:

"Jubilemos la ortografía, terror del ser humano desde la cuna:

14. "Jubilemos la ortografía, terror del ser humano desde la cuna:

enterremos las haches rupestres, firmemos un tratado de límites entre la ge y la jota y pongamos más uso de razón en los acentos escritos, que al fin y al cabo nadie ha de leer lagrima donde dice lágrima ni confundirá revolver con revólver. Y que de nuestra be de burro y nuestra ve de vaca, que... Ver mas
enterremos las haches rupestres, firmemos un tratado de límites entre la ge y la jota y pongamos más uso de razón en los acentos escritos, que al fin y al cabo nadie ha de leer lagrima donde dice lágrima ni confundirá revolver con revólver. Y que de nuestra be de burro y nuestra ve de vaca, que los abuelos españoles nos trajeron como si fueran dos y siempre sobra una".

Ha recibido 50 puntos

Vótalo:

El máximo exponente del realismo mágico

15. El máximo exponente del realismo mágico

El realismo mágico es una corriente artística que presenta elementos mágicos o situaciones ilógicas, en comparación con otras obras consideradas más realistas o normales. Desarrollado a mediados del siglo XX, su expresión fue especialmente a través de la literatura, aunque también incluyó la... Ver mas
El realismo mágico es una corriente artística que presenta elementos mágicos o situaciones ilógicas, en comparación con otras obras consideradas más realistas o normales. Desarrollado a mediados del siglo XX, su expresión fue especialmente a través de la literatura, aunque también incluyó la pintura y la filmación.

El término realismo mágico fue usado por primera vez, en 1925, por el crítico alemán Franz Roh, que se refirió a un estilo particular de pintura. Más tarde, se usó para describir el estilo de algunos pintores estadounidenses como Paul Cadmus, Ivan Albright y George Tooker, entre otros artistas de las décadas de 1940 y 1950. Es importante mencionar que, a diferencia del uso del término en la literatura, cuando describe las artes visuales, no se refiere a pinturas con elementos mágicos e ilógicos, sino realistas en extremo y, a veces, mundanas.

Importantes fueron los escritores Alejo Carpentier, Jorge Luis Borges y Juan Rulfo, que con sus primeros trabajos lograron influir en el Boom Latinoamericano de los años 60. Se dice que la primera obra de realismo mágico habría sido Pedro Páramo de Juan Rulfo. Importantes fueron también los trabajos de Isabel Allende, “La Casa de los Espíritus”, y de Gabriel García Márquez, “Cien Años de Soledad”, que fueron éxitos de venta en todo el mundo. De hecho, este último, a menudo es considerado el mejor exponente del realismo mágico, incluyendo también sus obras “El otoño del Patriarca” y “Crónicas de una Muerte Anunciada”. Fuera de Latinoamérica, el realismo mágico influyó las obras de autores como el italiano Italo Calvino, el checo Milan Kundera, y el inglés Salman Rushdie.

En cuanto a filmación son algunas historias de Woody Allen las que se pueden considerar dentro del realismo mágico. Destacan “Zelig”, “The Purple Rose of Cairo”, “Alice”, “Shadows and Fog” y “The Curse of the Jade Scorpion”.

Las obras del realismo mágico se caracterizan por ciertos elementos presentes en ellas: existen elementos mágicos que los personajes consideran normales; los elementos mágicos se pueden intuir pero no se explican; contiene múltiples narradores que pueden estar en primera, segunda y tercera personas; el tiempo se puede distorsionar y se percibe como cíclico y no lineal; se transforma lo cotidiano en experiencias que pueden ser sobrenaturales; los personajes pueden revivir; los escenarios son en su mayoría americanos. Los mencionados son sólo algunos de los elementos del realismo mágico.

Entre las características del realismo mágico se pueden mencionar las siguientes: en cuanto a los temas, hay diversidad de épocas históricas, una esencia cultural del mestizaje y elementos prehispánicos en sus valores mitológicos. En cuanto a los personajes, ellos a menudo tienen viajes, que no sólo son físicos, sino también cambian de espacios tiempos. En cuanto al tiempo, puede ser cronológico (con un curso lógico), estático (el tiempo se detiene como si no fuera importante), invertido (se considera la noche, día), y también puede haber una ruptura de los planos temporales (se mezcla el presente con el pasado y el futuro).

Ha recibido 44 puntos

Vótalo:

"Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez".

16. "Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez".

Ha recibido 43 puntos

Vótalo:

El realismo mágico de García Márquez permeó el “Séptimo arte”

17. El realismo mágico de García Márquez permeó el “Séptimo arte”

Guiones, colaboraciones y adaptaciones de sus célebres novelas al cine, marcaron la trayectoria de Gabriel García Márquez en el “Séptimo arte”, donde coincidió con las plumas de otros grandes escritores como Juan Rulfo (1917-1986) o Carlos Fuentes (1928-2012). A lo largo de sus 87 años de... Ver mas
Guiones, colaboraciones y adaptaciones de sus célebres novelas al cine, marcaron la trayectoria de Gabriel García Márquez en el “Séptimo arte”, donde coincidió con las plumas de otros grandes escritores como Juan Rulfo (1917-1986) o Carlos Fuentes (1928-2012).

A lo largo de sus 87 años de vida, el autor de “Cien años de soledad” fue testigo de cómo sus historias cobraron vida en la pantalla grande, a través de la dirección de importantes conocedores del arte cinematográfico y de destacados actores, quienes buscaron impregnar en sus trabajos la magia de quien es considerado el más destacado de los exponentes del “Boom latinoamericano”.

La trayectoria fílmica del escritor, llamado cariñosamente “Gabo”, inició en su juventud, cuando en 1954, en su país, Colombia, unió talento con el pintor Enrique Grau (1920-2004), el escritor Alvaro Cepeda (1926-1972) y el fotógrafo Nereo López (1920), para la filmación del que se considera el primer cortometraje de Barranquilla “La langosta azul”.

En esta obra surrealista, que ha dado nombre a un importante reconocimiento que otorga el Festival internacional de Cine de Barranquilla, se narra la lucha de un espía estadounidense por desaparecer el último vestigio de una contaminación radioactiva en las playas, mientras que un niño juega con una langosta que por la radiación ha perdido su color característico.

Motivado por su incipiente acercamiento con el cine, el Premio Nobel de Literatura 1982 ingresó al Centro Sperimentale Di Cinematografía di Roma, en Italia, donde aprendió los entresijos de este arte, de acuerdo con páginas de Internet especializadas, tales como Arte e Historia de México y “escritores.cinemexicano.unam.mx”.

En los años 60, el escritor colombiano participó en México como guionista bajo diversos seudónimos; fruto de ese periodo es “El Gallo de oro”, de Roberto Gavaldón (1909-1986), cuyo argumento escribió en colaboración con Juan Rulfo (1918-1986) y Carlos Fuentes (1928-2012).

En esta película estrenada en 1964 presenta una historia de transferencias y relaciones mágicas selladas por el signo del azar, en la que un gallo de pelea se convierte en el lazo que une el destino de tres personajes: el pobre pregonero “Dionisio Pinzón”, el poderoso gallero “Benavides” y su amante, “La Caponera”, una cantante de palenques.

Dos años más tarde, “Gabo” trabajó en “Tiempo de morir”, que dirigió el mexicano Arturo Ripstein (1943); el largometraje cuenta la historia de “Juan Sáyago”, quien luego de pasar más de una década en la cárcel por asesinar a “Raúl Trueba” regresa a su pueblo en busca de tranquilidad, sin embargo, se encuentra con los hijos del Trueba, quienes han esperado por su venganza.

Otros trabajos como guionista de Gabriel García Márquez son los filmes “En este pueblo no hay ladrones”, cortometraje de Alberto Isaac (1925-1998), rodado en 1965, el cual narra la aventura y el “infierno” en el que se envuelve un pequeño poblado, al descubrir que misteriosamente han desaparecido las bolas de billar del que es quizá el único centro de diversión del pueblo.

A esta obra le siguió “Juego peligroso”, de Luis Alcoriza (1918-1992) y Arturo Ripstein, película de 1966, que representó la primera adaptación de su obra narrativa a la pantalla grande, pues parte de dos de sus cuentos.

La década de los años 60 concluyó para el escritor colombiano con “Cuatro contra el crimen”, de Sergio Véjar (1928-2009), y “Patsy, mi amor. La entrega de una adolescente”, dirigida por Manuel Michel (1885-1935), ambas de 1968.

La siguiente década, García Márquez siguió creando guiones tales como el de “Presagio”, obra rodada en 1974 por Luis Alcoriza, quien también participa en el guión; “La viuda de Montiel”, filmada por Miguel Littín (1942) en 1979, igual que “El año de la peste”, de Felipe Cazals (1937); y una adaptación con diálogos de José Agustín y Juan Arturo Brennan, para “El diario de la peste”, del célebre autor británico Daniel Defoe.

En 1983, el llamado “Padre del realismo mágico” hizo el guión de “La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada”, la cual 11 años después de haber sido escrita fue disfrutada por los amantes del cine bajo el título “Eréndira”, filmada por el cineasta brasileño Ruy Guerra (1931).

En ella se narra la triste historia de “Eréndira”, quien sufre de exploración por parte de su abuela y termina como prostituta.

El 1986 fue decisivo para el destacado autor, pues con sus compañeros del Centro Sperimentale Di Cinematografía di Roma y con el apoyo del Comité de Cineastas de América Latina, fundó la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de Los Baños, en Cuba, país en el que además presidió la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano.

Su famosa “Crónica de una muerte anunciada”, escrita en 1981, y considerada una de las 100 obras en español del siglo XX, fue disfrutada por miles de cinéfilos en 1987, gracias al director Francesco Rosi (1922), aunque en este caso, el guión no fue de “Gabo”, sino de Rosi, y Tonino Guerra.

A este filme le siguió la adaptación de su relato “Un señor muy viejo con unas alas enormes”, con guión de García Márquez y Fernando Birri (1925), el director de esta cinta que relata el pobre estado de un ser alado muy viejo y en condiciones deplorables.

En esos años, además colaboró en la creación de “Milagro en Roma”, de Lisandro Duque Naranjo (1943); “Fábula de la bella palomera”, de Ruy Guerra, y “Cartas del parque”.

A finales del siglo XX, luego de conocer a los destacados cineastas Woody Allen (1935) y Akira Kurosawa (1910-1998) escribió el guión de “El otoño del patriarca”, película ambientada en el Japón medieval, la cual no encontró financiamiento y nunca vio la luz.

Posteriormente, su adaptación de “Edipo rey” de Sófocles, bajo la dirección de Jorge Alí Triana (1942) acaparó la atención de las salas de cine bajo el título “Edipo Alcalde”, en 1996, y tres años después se filmó la versión de “El coronel no tiene que le escriba”, película protagonizada por Fernando Luján, Marisa Paredes, Salma Hayek y Rafael Inclán.

El nuevo siglo, que se ha caracterizado por el desarrolló vertiginoso de las nuevas tecnologías, trajo para “Gabo” más adaptaciones de su obra, así lo demuestra “Los niños invisibles”, cuyo guión realiza al lado del director Lisandro Duque Naranjo. La película cuenta cómo tres niños tienen la obsesión de no ser visibles ante el ojo humano.

“El amor en los tiempos del cólera” fue la siguiente de sus novelas en ser presentada en cine, con guión de Roland Harwood, bajo la dirección del director cinematográfico británico Mike Newell (1942), quien la llevó a diversas salas del mundo en 2006.

Tiempo después, en 2010, en el festival de Cartagena de Indias se estrenó “Del amor y otros demonios”, película rodada por la costarricense Hilda Hidalgo, quien realiza el guión con el Nobel, basado en el relato que éste realizó cuando era reportero y fue enviado al antiguo convento de Santa Clara.

La más reciente publicación del autor, “Memoria de mis putas tristes” (2004), fue adaptada por Jean Claude Carriére y filmada en 2011 por Henning Carlsen. La cinta fue filmada en San Francisco de Campeche y protagonizada por Emilio Echavarría.

Ha recibido 40 puntos

Vótalo:

Premios, reconocimientos y homenajes

18. Premios, reconocimientos y homenajes

García Márquez recibió el Premio Nobel de Literatura en 1982, según la laudatoria de la Academia Sueca, «por sus novelas e historias cortas, en las que lo fantástico y lo real son combinados en un tranquilo mundo de imaginación rica, reflejando la vida y los conflictos de un continente». Su... Ver mas
García Márquez recibió el Premio Nobel de Literatura en 1982, según la laudatoria de la Academia Sueca, «por sus novelas e historias cortas, en las que lo fantástico y lo real son combinados en un tranquilo mundo de imaginación rica, reflejando la vida y los conflictos de un continente».


Su discurso de aceptación fue titulado La soledad de América Latina. Fue el primer colombiano y el cuarto latinoamericano en ganar un Premio Nobel de Literatura, después de lo cual declaró: «Yo tengo la impresión de que al darme el premio han tenido en cuenta la literatura del subcontinente y me han otorgado como una forma de adjudicación de la totalidad de esta literatura».


García Márquez ha recibido muchos otros premios, distinciones y homenajes por sus obras como los relacionados a continuación:

Premio de la Novela ESSO por La mala hora (1961).
Doctorado honoris causa de la Universidad de Columbia en Nueva York (1971)
Premio Rómulo Gallegos por Cien años de soledad (1972)
Medalla de la legión de honor francés en París (1981).
Condecoración Águila Azteca en México (1982).
Premio cuarenta años del Círculo de Periodistas de Bogotá (1985).
Miembro honorario del Instituto Caro y Cuervo en Bogotá (1993).
Doctorado honoris causa de la Universidad de Cádiz (1994).
Museo: El 25 de marzo de 2010 el gobierno colombiano terminó de reconstruir la casa en que nació García Márquez en Aracataca, pues había sido demolida 40 años atrás, e inauguró en ella un museo dedicado a su memoria con más de 14 ambientes que recrean los espacios en los que transcurrió su niñez.
En el Este de Los Ángeles (California), en el sector de Las Rozas de Madrid y en Zaragoza (España) hay calles que llevan su nombre.
En Bogotá el Fondo de Cultura Económica de Mexico construyó un centro cultural que lleva su nombre, inaugurado el 30 de enero de 2008.

Ha recibido 38 puntos

Vótalo:

García Márquez-Vargas Llosa, historia de un puñetazo

19. García Márquez-Vargas Llosa, historia de un puñetazo

Los novelistas protagonizaron una de las rivalidades más famosas en el mundo literario desde que en 1976 Vargas Llosa propinó en México, ante testigos, un puñetazo a su amigo. Un puñetazo quebró hace años la amistad que unió a Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa y el incidente dio... Ver mas
Los novelistas protagonizaron una de las rivalidades más famosas en el mundo literario desde que en 1976 Vargas Llosa propinó en México, ante testigos, un puñetazo a su amigo.

Un puñetazo quebró hace años la amistad que unió a Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa y el incidente dio lugar a una leyenda que engrandeció, si cabe más aún, las figuras de ambos escritores, los dos Premio Nobel de Literatura y genios de las letras hispanoamericanas.
Los novelistas, que se conocieron en Venezuela en 1967, protagonizaron una de las rivalidades más famosas en el mundo literario desde que en 1976 Vargas Llosa propinó en México, ante testigos, un puñetazo a su otrora amigo.
El motivo de la disputa ha sido un misterio desde entonces porque los escritores han mantenido un histórico pacto de silencio entre caballeros.
Eso no impide que sean varias las versiones que circulan sobre las causas que pudieron provocar el desencuentro y la ruptura de una amistad que no surge con facilidad en el mundo de las letras.
Rodrigo Moya, amigo de Gabo, publicó en 2007 un artículo y fotos del incidente el mismo día en el que el autor de "Cien años de soledad" cumplía 80 años y en las que aparecía con el ojo izquierdo amoratado.
Moya, fotógrafo mexicano de origen colombiano, explicaba que la había hecho el 14 de febrero de 1976, dos días después del incidente, porque García Márquez quería tener "una constancia" de aquella agresión.
El fotógrafo le preguntó entonces al escritor qué había pasado y este fue "evasivo" y atribuyó la agresión a "las diferencias" que ya eran insalvables en la medida en que el autor peruano "se sumaba a ritmo acelerado al pensamiento de derecha".
Fue Mercedes Barcha, la esposa de "Gabo", quien hizo el comentario más elocuente: "es que Mario es un celoso estúpido", cuenta el fotógrafo que dijo ella.
"Mientras ambas parejas vivían en París, los García Márquez habían tratado de mediar en los disturbios conyugales entre Vargas Llosa y su esposa, Patricia, acogiendo sus confidencias", apuntaba Moya.
La versión del periodista hispano-peruano Francisco "Paco" Igartua, la que mayor fuerza ha tomado con el paso del tiempo, se remite también a un origen en discrepancias sentimentales entre Vargas Llosa y su mujer.
El británico Gerald Martin, en su biografía "Gabriel García Márquez: una vida", da otra pista para desvelar el enigma: Vargas Llosa le dijo al colombiano: "esto es por lo que le dijiste a Patricia" o "esto es por lo que le hiciste a Patricia".
Ángel Esteban y Ana Gallegos, catedráticos de Literatura de la Universidad de Granada y autores de "De Gabo a Mario", se suman a la tesis de que la trifulca fue originada por una "cuestión personal", aunque sugieren además "diferencias ideológicas".
Vargas Llosa y García Márquez coincidieron en los años setenta en Barcelona, una época, según Pilar Donoso, hija del autor chileno José Donoso, que fue "especial para ambos".
Allí, los hijos del autor del "boom" jugaban juntos y formaron "una verdadera familia".
Barcelona es la ciudad en la que se cruzan las carreras en el plano editorial de García Márquez y Vargas Llosa de la mano de Carmen Balcells, la agente más importante de literatura en castellano.
El catedrático de Filología Románica de la Universidad Complutense de Madrid José Manuel Lucía recuerda a Efe cómo ninguno de ellos abandonó "los servicios ni la amistad" de Balcells pese al desencuentro.
Su devenir literario confluyó una vez más cuando en octubre de 2010 la Academia sueca reconoció con el Premio Nobel de Literatura al peruano.
"Son muy diferentes", asegura Peter Landelius, un diplomático experto en narrativa hispanoamericana que es el traductor de ambos al sueco.
Aunque la reconciliación hubiera sido "muy deseable" por la "magnitud literaria" de los dos, según Eduardo Becerra, experto en literatura hispanoamericana, lo cierto es que el abrazo de la reconciliación jamás se ha producido.
Tendrán que ser los demás, "los que averigüen, descubran, los que digan qué paso", retaba Vargas Llosa.

Ha recibido 36 puntos

Vótalo:

Su carrera en el periodismo

20. Su carrera en el periodismo

García Márquez comenzó su carrera como periodista mientras estudiaba derecho en la universidad. En 1948 y 1949 escribió para el diario El Universal de Cartagena. Desde 1950 hasta 1952, escribió una «caprichosa» columna con el seudónimo de «Septimus» para el periódico local El Heraldo de... Ver mas
García Márquez comenzó su carrera como periodista mientras estudiaba derecho en la universidad. En 1948 y 1949 escribió para el diario El Universal de Cartagena. Desde 1950 hasta 1952, escribió una «caprichosa» columna con el seudónimo de «Septimus» para el periódico local El Heraldo de Barranquilla. García Márquez tomó nota de su tiempo en El Heraldo. Durante este tiempo se convirtió en un miembro activo del grupo informal de escritores y periodistas conocidos como el Grupo de Barranquilla, una asociación que fue una gran motivación e inspiración para su carrera literaria. Trabajó con figuras como José Félix Fuenmayor, el catalán Ramón Vinyes, Alfonso Fuenmayor, Álvaro Cepeda Samudio, Germán Vargas, Alejandro Obregón, Orlando Rivera «Figurita» y Julio Mario Santo Domingo, entre otros. García Márquez utilizaría, por ejemplo, a Ramón Vinyes, que sería representado como un «sabio catalán», propietario de una librería en Cien años de soledad. En esa época García Márquez leyó las obras de escritores como Virginia Woolf y William Faulkner, quien influyó a García Márquez en sus técnicas narrativas, los temas históricos y la utilización de localidades provinciales. El entorno de Barranquilla proporcionó a García Márquez una educación literaria al nivel mundial y una perspectiva única sobre la cultura del Caribe. Con respecto a su carrera del periodismo, Gabriel García Márquez ha mencionado que le sirvió como una herramienta para «no perder contacto con la realidad».

A petición de Álvaro Mutis en 1954 García Márquez regresó a Bogotá a trabajar en El Espectador como reportero y crítico de cine. Un año después, García Márquez publicó en el mismo diario Relato de un náufrago, una serie de catorce crónicas sobre el naufragio del destructor A. R. C. Caldas, basándose en entrevistas con Luis Alejandro Velasco, joven marinero que sobrevivió al naufragio. La publicación de los artículos dio lugar a una controversia pública a nivel nacional cuando en el último escrito reveló la historia oculta, ya que desacreditó la versión oficial de los acontecimientos que había atribuido la causa del naufragio a una tormenta.4 Como consecuencia de esta controversia, García Márquez fue enviado a París para ser corresponsal extranjero de El Espectador. Escribió sus experiencias en El Independiente, un periódico que sustituyó brevemente a El Espectador, durante el gobierno militar del general Gustavo Rojas Pinilla y que más tarde fue cerrado por las autoridades colombianas. Poco después, tras el triunfo de la revolución cubana en 1960, García Márquez viajó a La Habana, donde trabajó en la agencia de prensa creada por el gobierno cubano Prensa Latina e hizo amistad con Che Guevara.

En 1974 GGM, junto con intelectuales y periodistas de izquierda, funda Alternativa (revista) que duró hasta 1980 y marcó un hito en la historia del periodismo de oposición en Colombia. Para el primer número, Gabo escribió un artículo exclusivo sobre el bombardeo al palacio de La Moneda, en Santiago de Chile, lo que garantizó que se agotara la edición. Luego sería el único que firmaría los artículos.

En 1994 junto con su hermano Jaime García Márquez, y Jaime Abello Banfi, GGM creó la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), que tiene como objetivo ayudar a jóvenes periodistas a aprender con maestros como Alma Guillermoprieto y Jon Lee Anderson, y estimular nuevas formas de hacer periodismo. La sede principal de la entidad está en Cartagena de Indias y García Márquez sigue siendo el presidente de la fundación.

Ha recibido 34 puntos

Vótalo:

"Es un triunfo en la vida que la memoria de los viejos se pierda para las cosas que no son esenciales".

21. "Es un triunfo en la vida que la memoria de los viejos se pierda para las cosas que no son esenciales".

Ha recibido 34 puntos

Vótalo:

“Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor”

22. “Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor”

Ha recibido 31 puntos

Vótalo:

Doce cuentos peregrinos (1992)

23. Doce cuentos peregrinos (1992)

Sugerido por lgalvan el 19.03.2015 a las 12:14h.

Doce cuentos peregrinos se trata de un compendio de doce cuentos escritos y redactados por Gabriel García Márquez a lo largo de dieciocho años.

Ha recibido 7 puntos

Vótalo:

Cuentos latinoamericanos cortos

24. Cuentos latinoamericanos cortos

http://www.freim.tv/cuentos-latinoamericanos-cortos/

Sugerido por Fabo.Zugaide el 13.10.2016 a las 16:01h.

Ha recibido 5 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil