Versión impresa

Fugas increibles que cuesta creer que sean verdad

Fugas increibles que cuesta creer que sean verdad

  • Lista creada por Victor.MarinPachec.
  • Publicada el 30.06.2015 a las 13:37h.
  • Clasificada en la categoría Otros.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

La lista no tiene tags.

Avatar de Victor.MarinPachec

Último acceso 26.11.2016

Perfil de Victor.MarinPachec

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de Victor.MarinPachec

Acciones de la lista

Aquí las 7 fugas más impresionantes de la historia , algunas de prisión , otras de campos de concentración y otras simplemente una desaparición por todo el mundo . Aquí 7 casos increíbles

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

Frank Morris,Clarence y John Anglin-Fuga de Alcatraz

1. Frank Morris,Clarence y John Anglin-Fuga de Alcatraz

La noche del 11 de junio de 1962 ejecutaron su plan; los cuatro presos dispusieron en reunirse en el pasillo de mantenimiento de la cárcel. La fuga debía ser conjunta, en un grupo de al menos dos personas, ya que había algunos obstáculos que para superarlos era imprescindible la colaboración de... Ver mas
La noche del 11 de junio de 1962 ejecutaron su plan; los cuatro presos dispusieron en reunirse en el pasillo de mantenimiento de la cárcel. La fuga debía ser conjunta, en un grupo de al menos dos personas, ya que había algunos obstáculos que para superarlos era imprescindible la colaboración de un segundo miembro. Sin embargo, al llegar la hora de la fuga, Allen West (Charlie Bath), impedido por la rejilla a la que se cree no supo atravesar, o paralizado por el miedo, arribó tarde hacia el punto de encuentro, y viendo que sus compañeros ya se habían marchado, se vio obligado a retornar hacia su celda y los demás le dejaron atrás, sin pensar lo que podría ocurrir.

Tras salir al pasillo de mantenimiento, los fugados accedieron al tejado de la prisión a través de una salida de ventilación. Una vez en el exterior, anduvieron a hurtadillas por el tejado hasta llegar a uno de sus extremos, descendieron por las cañerías bajantes de la fachada y llegaron al suelo. Seguidamente, tuvieron que saltar por encima de varias cercas metálicas muy altas, para, al fin, conseguir salir del recinto y llegar a la orilla del mar. Una vez allí inflaron la balsa con un acordeón y un sistema de válvula hecha con una pelota de ping pong en una botella y se alejaron impulsados por sus propias piernas. Al sonar la alarma acudieron todos los policías en la bahía de San Francisco, pensando que irían hasta allí. A la mañana siguiente las fuerzas de seguridad investigaron los hechos, con la colaboración obligada de Allen West, que finalmente no consiguió huir. Se hallaron los muñecos y los respiraderos saboteados. El FBI llevó a cabo una de las más grandes búsquedas de su historia por los alrededores de la prisión, y en especial en la bahía de San Francisco. En la cercana Isla Ángel, fue hallado una especie de bolso hecho de impermeable, que contenía objetos personales de los hermanos Anglin. Aunque todos pensaban que habían ido dirección a San Francisco, se cree que se dirigieron a esta isla, ya que las corrientes marinas llevaban hacia ella. Las autoridades concluyeron que los reclusos murieron ahogados, aunque sus cuerpos nunca fueron hallados. La prisión de Alcatraz fue cerrada menos de un año después.

Ha recibido 852 puntos

Vótalo:

Billy Hayes-Fuga de prisión turca

2. Billy Hayes-Fuga de prisión turca

Pese a que la condena de Billy principalmente era de 4 meses y poco mas , al final las autoridades pasaron a condenarlo a la cadena perpetua por lo que decidió huir de la prisión . después de estar planificandolo 6 meses , inmovilizo a un guardia , le robo el uniforme , mas tarde robo un bote... Ver mas
Pese a que la condena de Billy principalmente era de 4 meses y poco mas , al final las autoridades pasaron a condenarlo a la cadena perpetua por lo que decidió huir de la prisión . después de estar planificandolo 6 meses , inmovilizo a un guardia , le robo el uniforme , mas tarde robo un bote de remos y llego a la orilla para llegar a Grecia , nado en el mar y finalmente camino unos kilómetros hasta encontrarse con un soldado ,pensó que había perdido su apuesta por la libertad, pero el soldado le gritó en griego . Hayes volvió a Estados Unidos y escribió un libro

Ha recibido 455 puntos

Vótalo:

Fuga de Dieter Dengler

3. Fuga de Dieter Dengler

Nacido en Alemania, el 22 de mayo de 1938 en un pequeño pueblo de la selva alemana; Dieter Dengler supo que quería ser piloto en desde el momento en el que vio aviones aliados sobrevolando su pequeño pueblo. Tras la guerra, en la cual pierde a su padre cuando combatía en el ejército alemán... Ver mas
Nacido en Alemania, el 22 de mayo de 1938 en un pequeño pueblo de la selva alemana; Dieter Dengler supo que quería ser piloto en desde el momento en el que vio aviones aliados sobrevolando su pequeño pueblo. Tras la guerra, en la cual pierde a su padre cuando combatía en el ejército alemán, Dengler lee un anuncio en el que se necesitan pilotos en EE.UU. Con la ayuda de un amigo de la familia consigue reunir el dinero y viaja desde Hamburgo a Nueva York. Allí se enrola en la Fuerza Aérea en 1957, siendo enviado a la Base Aérea de Lackland en San Antonio Texas. Allí es asignado a mecánica y armería, sin llegar a ser seleccionado como piloto antes de expirar el enlistamiento. Tras eso, viaja a San Francisco, donde si conseguiría la plaza de piloto, el US Navy, recibiendo entrenamiento como piloto de ataque y siendo asignado al VA-122.
En 1965, es asignado al VA-145 es transferido al portaaviones USS Ranger y en diciembre, enviado a las costas de Vietnam, inicialmente al sur, para más tarde subir al norte para operaciones (por entonces clasificadas secretas) contra los norvietnamitas.
El 1 de febrero de 1966, en una de estas operaciones secretas, el A-1 Skyraider de Dengler es alcanzado por la antiaérea mientras atacaba un convoy en la frontera con Laos. Tuvo que hacer un aterrizaje forzoso, en el que su radio de supervivencia quedo destrozada y perdió gran parte de su equipo; a pesar de la esperanza de que consiguiese salir indemne (tenia reputación de superviviente en la academia tras hacer los cursos de evasión), Dengler fue capturado al poco de ser derribado por la guerrilla de Pathet Lao (el equivalente laosiano al Viet Cong). No tardo en intentar escapar, siendo capturado casi de inmediato, recibiendo torturas por su atrevimiento. Le colgaron boca abajo en un hormiguero, dia y noche; arrastrado por un bufalo, siendo exhibido por los pueblos. Cuando se negó a firmar documentos para culpabilizar a EE.UU, las torturas empeoraron; astillas bajo las uñas y cortes en el cuepo. Dengler tenia la sensación de que cada dia, antes de acostarse, los guardias estaban pensando en una nueva tortura para el dia siguiente. Despues fue llevado a un campo de prisioneros junto a otros seis prisioneros; los norteamericanos Duane W. Martin, piloto de helicóptero; Eugene DeBruin, piloto de un C-47 de Air America; el chino Y. C. To y los tailandeses Prasit Thanee, Prasit Promsuwan y Pishidi Indradat, todos pertenecientes a Air America, capturados junto a DeBruin en 1963. Cuando vio el lamentable estado en el que estaban sus compañeros de cautiverio, tuvo la resolución de escapar de allí.
Al poco de la llegada de Dengler, fueron trasladados a otro campamento, donde la comida empezó a escasear, ya no solo para los prisioneros que recibían paupérrimas raciones de arroz lleno de insectos y larvas, sino también para los guardias; tras escuchar a uno de sus guardianes que discutía la posibilidad de llevarlos a la selva y ejecutarlos, los prisioneros aceptaron un plan de fuga de Dengler, expuesto tiempo atrás, y al que se habían opuesto. Había que hacerlo antes de que sus peores temores se hiciesen realidad. El plan inicial era sencillo, aprovechar la dejadez de los guardias que comían desarmados para tomar el campamento y hacer señales a un C-130 que solía patrullar por la zona ocasionalmente.
El 29 de junio de 1966, el grupo salió a través de unas tablas aflojadas de la cabaña donde les retenían; Dengler y dos tailandeses se arrastraron hasta las armas. Los guardias se dieron cuenta demasiado tarde y cuando intentaron reducir a los presos, fueron tiroteados, 4 fueron abatidos, mientras el resto huía a la selva, posiblemente a pedir ayuda. Los presos ya libres, decidieron escapar antes de que llegasen los refuerzos, separándose en tres grupos; Dengler y Martin en uno, DeBruin, debería haber ido con los americanos, pero finalmente decidió acompañar a To, que estaba débil por la fiebre; él quería subir a la cresta más cercana y esperar a la ayuda. Dengler y Martin intentaron escapar a Tailandia a través del Mekong, pero nunca consiguieron alejarse más de unos kilómetros del campo.
Dengler y Martin empezaron a sufrir los rigores de la selva, sanguijuelas, insectos, lluvia incesante, hambre, el ir descalzos no ayudaba mucho (encontraron una sandalia vieja y rota en la selva que se fueron turnando entre ellos en un intento de mitigar el dolor), finalmente desistieron de llevar las armas, un peso inútil añadido que los estaba cansando... Tras llegar a los restos de un pueblo abandonado, decidieron acampar allí, y tras muchos problemas consiguieron hacer fuego a partir de los cartuchos de fusil que llevaba Martin. Esa misma noche, consiguieron hacer señales a un C-130 que sobrevoló la zona, agitando dos antorchas a modo de S O S, el avión sobrevoló la aldea y dejo caer varias bengalas. Sin embargo, a la mañana siguiente no había rastro de equipo de rescate.
Empujados por el hambre, Martin y Dengler se acercaron a un aldea con la idea de robar algo de comida, pero fueron descubiertos; los americanos se arrodillarlo y suplicaron, lo que no impidió que uno de los aldeanos atacase furiosamente a Martin con un machete, lacerandole la pierna y posteriormente decapitándole. Dengler al verlo, se levanto y se opuso al aldeano que huyo corriendo a la aldea para pedir ayuda, momento que aprovecho el piloto para huir no sin antes coger la vieja sandalia del pie de su compañero fallecido. Dengler regreso al pueblo abandonado donde había estado acampado con su compañero y directamente le prendió fuego al ver acercarse el C-130. Nuevamente el avión lanzo bengalas, y aunque la tripulación vio el fuego, inteligencia nunca sospecho que fuese una señal de auxilio, por lo que el rescate tan ansiado nunca se materializo.
Sin embargo, su visita no había sido en balde, Dengler busco una de las bengalas y cogió el paracaídas de esta para hacerse visible. El 20 de julio de 1966, el Lt. Col. Eugene Deatrick volaba en una misión de reconocimiento armado junto a su punto, Mayor Anderson, cuando vio una señal en tierra. Al acercarse vio a un hombre agitando lo que parecía un paracaídas, con la inscripción SOS en unas rocas junto a él. A pesar de que se le dijo que ignorase a quien estaba haciendo señales desde tierra con aquel paracaídas (no había constancia de pilotos derribados en la zona), Deatrick solicito la asistencia de helicópteros de rescate. Estos, capturaron a Dengler y lo trataron con cautela hasta confirmar su identidad, mientras Dengler suplicaba “soy piloto norteaamericano, llevadme a casa por favor”. No sin antes que uno de los pararescatadores se llevase un susto, al sacar una serpiente que Dengler llevaba para alimentarse en la mochila. Habían pasado 23 días desde su evasión del campo de prisioneros y 5 meses desde que fue derribado.
Finalmente, fue en Da Nang donde todas las dudas finalmente se evaporaron; sin embargo, allí fue retenido, dado el carácter secreto de su misión cuando fue derribado, en medio de una discusión sobre a quién le caía la responsabilidad de custodiarlo e interrogarlo. La US Navy no se dejo amedrentar por la USAAF ni por la CIA que lo tenía retenido y envió un equipo de SEAL´s para “rescatar” a Dengler del hospital. Lo ocultaron bajo una mesa camilla para sacarlo hasta el helicóptero que lo llevo al USS Ranger donde le esperaba una fiesta de bienvenida. La fuerte desnutrición y lleno de parásitos, los médicos del portaaviones lo mandaron rápidamente a EE.UU para su recuperación, cuando servia en el VA-145, pesaba 65 kg; ahora no llegaba a los 45.

Ha recibido 359 puntos

Vótalo:

Fuga de Dillinger con un arma falsa

4. Fuga de Dillinger con un arma falsa

El famoso ladrón de bancos estadounidense John Dillinger, estuvo implicado en varios escapes de prisión violentos durante la década de los 30. En el año 1933, él y su banda diseñaron una audaz fuga de la cárcel de Lima (Ohio), después de usar dos rifles de contrabando contra dos guardias de... Ver mas
El famoso ladrón de bancos estadounidense John Dillinger, estuvo implicado en varios escapes de prisión violentos durante la década de los 30. En el año 1933, él y su banda diseñaron una audaz fuga de la cárcel de Lima (Ohio), después de usar dos rifles de contrabando contra dos guardias de seguridad. Pero la fuga más famosa de Dillinger llegó en el año 1934, después de que tras una serie de atracos, fue llevado al "escape a prueba" de la cárcel del condado de Lake, el cual estaba custodiado por gran cantidad de policías y militares del ejército americano. Dillinger talló con una pastilla de jabón un arma falsa, con la que consiguió amedrentar a los policías para que le abrieran la celda y poder huir, después de encerrar a sus custodios. Se han hecho varias películas recreando a la vida y la fuga de este ladrón.

Ha recibido 331 puntos

Vótalo:

Fuga de Antonio Angles

5. Fuga de Antonio Angles

Angles fue el mayor criminal de la historia de España , el nunca llego a estar en prisión pero logro hacer la fuga mas increíble de la historia , en busca y captura , Angles se fue de Alcacer y se dirigió en coche a Cuenca , la policía logro rodear toda Cuenca , pero Angles logro salir de allí... Ver mas
Angles fue el mayor criminal de la historia de España , el nunca llego a estar en prisión pero logro hacer la fuga mas increíble de la historia , en busca y captura , Angles se fue de Alcacer y se dirigió en coche a Cuenca , la policía logro rodear toda Cuenca , pero Angles logro salir de allí de manera irreconocible , Esa fue la ultima imagen de Angles , pero al parecer cogió un barco en Portugal hacia Brasil como polizón , al parecer fue descubierto y se lanzo al mar llegando a Irlanda vivo , sin embargo unos años después una calavera se encontró en Cork , Irlanda , tenia el tabique nasal desviado como el suyo , sin embargo la calavera no era suya , la ultima pista suya fue en Uruguay donde al parecer fue visto un nombre con un tatuaje similar , pero la policía intento capturarlo pero tampoco fue posible .

Ha recibido 290 puntos

Vótalo:

Alfred Wetzler y Rudolf Vrba-Escape del campo de la muerte

6. Alfred Wetzler y Rudolf Vrba-Escape del campo de la muerte

En el verano de 1943, Vrba mejora su posición de recolección de información cuando fue nombrado registrador en el campo de cuarentena para hombres. A principios de 1944 sospechó que se estaban iniciando los preparativos para una nueva línea de ferrocarril entrante y así incrementar la... Ver mas
En el verano de 1943, Vrba mejora su posición de recolección de información cuando fue nombrado registrador en el campo de cuarentena para hombres. A principios de 1944 sospechó que se estaban iniciando los preparativos para una nueva línea de ferrocarril entrante y así incrementar la productividad del diablo. Un nueva entrada prevista para el transporte del “salami húngaro“.. (Judíos según la jerga de las SS). Vrba tuvo entonces un imperativo de la razón. Ya no era una cuestión de informar sobre un delito, sino de prevenir otro mayor.

Vrba decidió huir cuando le quedó claro que la resistencia en el campo no estaba en condiciones de rebelarse, y que como máximo podían luchar por su propia supervivencia. Quería huir porque no podía imaginarse que la existencia del campo como tal, fuera conocida por los aliados. Vrba estaba convencido que Auschwitz solamente era posible “porque las victimas que llegaban no sabían lo que ocurría allí”.

Comenzó un estudio científico para evaluar todos y cada uno de los intentos de fuga fallidos, y así analizar sus defectos y corregirlos. No podía fallar, los presos detenidos tras un intento eran ahorcados en público al atardecer para el escarnio de posibles imitadores.

Se acercó entonces a Wetzler, al que admiraba por su independencia y saber estar. Entre ambos idearon la manera de burlar la inteligencia alemana. El truco consistía en sobrevivir durante los tres días que duraba, según protocolo, la búsqueda de los evadidos. Para ello idearon un escondite dentro de un montón de tablones de madera destinados paradójicamente a la construcción de los nuevos barracones para los Judíos Húngaros que estaban por venir. Se encontraba justo a la entrada del campo y al otro lado de la alambrada, desde allí se podía leer el famoso letrero de la puerta: “Arbeit macht frei” (El trabajo os hará libres)

El viernes 7 de abril de 1944, (la víspera de la Pascua), Vrba y Wetzler aprovecharon la densa niebla a la entrada del campo para introducirse, mientras trabajaban como peones, en la pila hueca de tablones que previamente habían rociado con gasolina y tabaco mascado para confundir el olfato de los perros. Se quedaron allí durante tres noches, inmóviles, sin comida ni bebida y con la certeza de la presencia constante de soldados y oficiales alemanes que utilizaron el montículo como torreta en las operaciones de búsqueda y vigilancia.

Su ‘equipaje de mano’ consistía exclusivamente en un reloj robado, un pequeño plano de la zona que Vrba había encontrado en un atlas infantil de alguna maleta procesada y la etiqueta de uno de los botes de gas Zyklon B, ésta última pieza fundamental del informe que posteriormente redactarían.Después de tres días la SS abandonó la búsqueda y reportó la huida de ambos en un telegrama dirigido al mismísimo Himmler. Esto demuestra cuanto debían temer los alemanes a los relatos de testigos oculares de los campos de concentración.

Rapados al cero, vestidos con el pijama a rayas y con el sello perenne de Auschwitz en los brazos iniciaron la larga huida deseando no cruzarse con nadie en su camino de libertad. Desorientados, la suerte fue el único aliado durante las largas jornadas de marcha. Consiguieron esquivar a la única Kripo que los interceptó, escondiéndose en una zanja de barro y lodos, a la vera del río sol durante una jornada entera. Al 6 día, exhaustos decidieron arriesgar pidiendo ayuda a un granjero, escogiendo una casa al azar de un pueblecito llamado Milowka. El avituallamiento y los conocimientos del afortunado cómplice permitieron a Vrba y Wetzler proseguir su ruta por el camino adecuado.El 21 de Abril, después once días de caminar y esconderse, Vrba y Wetzler regresaron a su nativo país, Eslovaquia, cuya deportación había tenido lugar en 1942, cruzando la frontera a pié y alcanzando la ciudad de Zilina, a 160 Km al sur de Auschwitz. Inmediatamente se pusieron en contacto con el Consejo Judío de la ciudad.

Ha recibido 213 puntos

Vótalo:

Las 3 fugas de Pascal Payet

7. Las 3 fugas de Pascal Payet

El ‘Rey de las fugas’ nació en Montepellier 48 años atrás, se crió en Lyon y forjó su historia delictiva en Marsella. En 1993 ya empezó a ser un habitual en los archivos policiales y el 20 de noviembre de 1997 decidió traspasar la línea al atacar un furgón blindado del Banco de Francia y matar... Ver mas
El ‘Rey de las fugas’ nació en Montepellier 48 años atrás, se crió en Lyon y forjó su historia delictiva en Marsella. En 1993 ya empezó a ser un habitual en los archivos policiales y el 20 de noviembre de 1997 decidió traspasar la línea al atacar un furgón blindado del Banco de Francia y matar, parece que de forma involuntaria, a uno de los agentes de seguridad que lo custodiaba. Un delito que le colocó entre los criminales más buscados del país galo y por el que acabó entre rejas después de ser apresado junto a uno de sus colaboradores, Eric Alboreo, en Paris dos años después de aquel grave incidente. Por aquello sería conducido a la prisión de Luynes, cárcel en la que empezaría a forjar su habilidad para las fugas.

El 12 de octubre de 2001 abandonó dicha prisión francesa a bordo de un helicóptero acompañado por Frederic Impocco, otro de sus colaboradores y que sería aprehendido seis días después en la capital francesa. Apenas dos años después, Pascal Payet montó el operativo necesario para sacar de la misma prisión de la que él se había fugado a tres de sus socios, incluido Eric Alboreo, el individuo junto al que a él le habían capturado en Paris en 1999. Y no innovó. Repitió el mismo modus operandi. Pese a que la cárcel de Luynes había reforzado su seguridad con mecanismos para evitar que se reprodujese otra fuga poniendo cables anti helicóptero, Payet requirió sólo de unos minutos para coordinar y ejecutar la fuga de los miembros de su banda.

En menos de 18 meses, la prisión de Luynes había sufrido su segunda fuga y ambas en helicóptero, circunstancia que redobló los esfuerzos de la policía francesa que consiguió capturar a Pascal Payet y a sus hombres tres semanas más tarde. Desde ese momento, el ‘Rey de las Fugas’ pasó a encadenar condenas. “No tiene futuro con los años de prisión que le han impuesto”, avanzaba el abogado de este criminal francés cuando en 2005 se confirmó su pena de 30 años por el homicidio de un agente de seguridad, más los seis por su propia evasión, más los siete por organizar la fuga de sus compañeros. Un futuro entre rejas al que se sumó el incómodo hecho de ser un preso especialmente supervisado por las autoridades, lo que se tradujo en nueve cambios de prisión en apenas 30 meses. Una circunstancia contra la que se revelaría el propio Payet, esposo y padre de dos hijos, al ponerse en huelga de hambre en la cárcel de Metz o al subir una carta a un blog denunciando sus condiciones de arresto.

Después de pasar por numerosos establecimientos penitenciarios, en 2007 sería trasladado al módulo de máxima seguridad de la cárcel de Grasse desde la que emprendió su última y más espectacular fuga. Desde aquel 14 de julio de 2007, sus pasos le condujeron a Brighton, ciudad inglesa, a la mesa de un cirujano plástico para reconstruirse el rostro y a España. Concretamente a Mataró, ciudad cercana a Barcelona. Lugar en el que el 21 de septiembre de 2007 sería capturado sin oponer resistencia a la salida de un restaurante. Ahora se encuentra entre rejas, si bien el paradero de este bandolero marsellés es altamente secreto. De él poco se sabe en la actualidad. Más allá de la denuncia hace meses de uno de sus abogados, quien alertó de que Pascal Payet “está afinado en una celda de cuatro metros cuadrados de espacio vital, pasando sin luz 23 de 24 días, sin televisión, radio ni visitas”. En principio, y si no vuelve a protagonizar otra fuga, el autor de las evasiones más espectaculares del siglo XXI no volverá a pisar la calle hasta 2038.

Ha recibido 201 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil