Versión impresa

Listas

Fragas do Eume

Fragas do Eume

Publicada el 01.04.2012 a las 22:02h.

Las Fragas do Eume agonizan desde este sábado 31/3/2012. Un incendio en el corazón de este parque natural (declarado como tal en 1997) ha arrasado centenares de hectáreas, según la Xunta de Galicia, aunque los bomberos y el alcalde de la vecina localidad de A Capela apuntan a que podrían ser 2.000 las hectáreas de superficie calcinadas por las llamas. Este enclave natural gallego, situado entre la costa de la ría de Ares y el cordal de la Serra da Loba en el municipio de Monfero... (continuar leyendo)

Etiquetas: atlántico, bosque, caaveiro, ecológica, ecosistema, endémicas, especies, eume, extincion, fragas, galicia, incendio, monasterio, monfero, rio, tragedia, unico

Acciones de la lista

Su ecosistema, único en Europa

1

Su ecosistema, único en Europa

Las Fragas do Eume son un ecosistema único en Europa. Agrupadas en las orillas del río del mismo nombre (84 km de largo), la extensión arbórea es la principal muestra de este ecosistema de alta biodiversidad, el bosque atlántico, tan específico gracias a la proximidad de la mar y de las... Ver mas
Las Fragas do Eume son un ecosistema único en Europa. Agrupadas en las orillas del río del mismo nombre (84 km de largo), la extensión arbórea es la principal muestra de este ecosistema de alta biodiversidad, el bosque atlántico, tan específico gracias a la proximidad de la mar y de las profundas riberas del río, que lo convertió, en 1997, en Parque Natural. Tradicionalmente fueron muy explotadas por la riqueza y fertilidad de los suelos, y por eso son ecosistemas poco frecuentes y conservados unicamente en zonas aisladas coma estas fragas. Acoge 23 especies de árboles, entre las que destacan los robles, los castaños, los abedules, los alisos o los fresnos. Se trata de un espacio protegido, pero visitable, que ofrece agradables sorpresas a quien lo percorre.
Ha recibido 239 puntos

Vótalo:

Su río, de aguas color esmeralda

2

Su río, de aguas color esmeralda

El río Eume es un río costero de Galicia que desemboca en el océano Atlántico a través de la ría de Ares.
Ha recibido 208 puntos

Vótalo:

El monasterio de Caaveiro

3

El monasterio de Caaveiro

Este parque también acoge áreas de interés histórico-artístico, entre las que hay que destacar el Monasterio de Monfero y el de Caaveiro, que ha tenido que ser desalojado también debido al fuego forestal que se ha registrado en esta zona, ya que es un punto turístico concurrido. El monasterio... Ver mas
Este parque también acoge áreas de interés histórico-artístico, entre las que hay que destacar el Monasterio de Monfero y el de Caaveiro, que ha tenido que ser desalojado también debido al fuego forestal que se ha registrado en esta zona, ya que es un punto turístico concurrido.

El monasterio de Caaveiro se estableció en el año 934 en las Fragas del Eume para acoger a los numerosos anacoretas que vivían dispersos en la zona. Pero pronto, importantes donaciones de S. Rosendo engrandecen el patrimonio del monasterio recibiendo este la mayor parte de las tierras cultivables existentes a la derecha del Río Eume y le conceden jurisdicción sobre villas y feligresías eximiéndolo de la autoridad del arzobispado de Santiago de Compostela.
Obtiene así el cenobio un gran poder, alcanzando su iglesia la categoría de Real Colegiata (con seis canónigos) que conservará hasta finales del siglo XVIII, época en la que, tras quedar abandonado, queda al cuidado de un casero e inicia así su decadencia y deterioro. Acabando el siglo XIX, Pío García Espinosa, que había comprado buena parte de las tierras que rodean el monasterio, consigue una autorización del Arzobispo de Santiago para restaurarlo. Derriba, para acometer la restauración, la casa delantera y la iglesia prioral, edifica un pabellón almenado y reconstruye la capilla de Sta. Isabel.
Los restos más antiguos son del siglo XII, destacando la iglesia que se levanta sobre un montículo muy escarpado que obligó a sus constructores a salvar los desniveles del terreno por medio de altos muros con contrafuertes y estancias subterráneas. Del templo románico se conserva en buen estado la cabecera y buena parte de la nave. Queda también en pie un hermoso campanario barroco del siglo XVIII, obra de la escuela de Simón Rodríguez. La casa de los canónigos y las cocinas del monasterio también se conservan aceptablemente.
El conjunto fue declarado en 1975 Monumento Histórico Artístico por su importancia arquitectónica.
Ha recibido 188 puntos

Vótalo:

Sus cascadas y saltos de agua

4

Sus cascadas y saltos de agua

Ha recibido 186 puntos

Vótalo:

Su leyenda

5

Su leyenda

Nacieron tres fuentes juntas y empezaron juntas su recorrido hacia el mar con el pacto de no llegar unas antes que otras. Estas fuentes eran los orígenes de los ríos Eume, Sor y Landro. Las tres fuentes se cansaron por el camino y acordaron parar a dormir siendo la primera que despertase la que... Ver mas
Nacieron tres fuentes juntas y empezaron juntas su recorrido hacia el mar con el pacto de no llegar unas antes que otras. Estas fuentes eran los orígenes de los ríos Eume, Sor y Landro. Las tres fuentes se cansaron por el camino y acordaron parar a dormir siendo la primera que despertase la que avisaría a las otras tres. La primera se despertó y continuó el camino sin hacer ruido para no despertar a las demás. La segunda se despertó y dándose cuenta de lo hecho hizo lo mismo que la otra. Cuando se despertó el Eume vio que las otras fuentes le habían engañado y enfurecido marchó hacia el mar saltando por encima de lo que se puso en medio llegando antes que los otros dos. Quedando relegados los traidores a ser simples afluentes.

Y dicen que Dios al crear los tres ríos que nacen en la sierra de O Xistral -Eume, Landro y Masma- le prometió un hombre todos los años a quien llegase primero al mar. Traicionado por los otros dos, que lo dejaron durmiendo, el Eume tuvo que cruzar valles y montañas para ganar. Por eso salió bravo y agreste y por eso también se lleva cada año la vida de un hombre, o se llevaba, antes de los embalses.
Ha recibido 185 puntos

Vótalo:

Sus especies animales endémicas y en peligro de extinción y que no hay en el resto del continente

6

Sus especies animales endémicas y en peligro de extinción y que no hay en el resto del continente

Si bien la flora es la joya de las Fragas, también acogen algunas especies animales endémicas y en peligro de extinción, desde pequeños anfibios y reptiles, como la salamandra rabilonga, hasta especies mayores, como el lobo o el gato montés, o diversas aves de rapiña, como el buho real. Existen... Ver mas
Si bien la flora es la joya de las Fragas, también acogen algunas especies animales endémicas y en peligro de extinción, desde pequeños anfibios y reptiles, como la salamandra rabilonga, hasta especies mayores, como el lobo o el gato montés, o diversas aves de rapiña, como el buho real. Existen 126 especies de vertebrados y 103 aves.
Rubén Pérez, portavoz de la asociación animalista Libera, asegura que las llamas "acabarán con la vida de cientos de seres vivos" provocando "pérdidas irreparables durante muchos años", vaticina.
Ha recibido 185 puntos

Vótalo:

El monasterio de Monfero

7

El monasterio de Monfero

Este parque también acoge áreas de interés histórico-artístico, entre las que hay que destacar el Monasterio de Monfero y el de Caaveiro, que ha tenido que ser desalojado también debido al fuego forestal que se ha registrado en esta zona, ya que es un punto turístico concurrido. El Monasterio... Ver mas
Este parque también acoge áreas de interés histórico-artístico, entre las que hay que destacar el Monasterio de Monfero y el de Caaveiro, que ha tenido que ser desalojado también debido al fuego forestal que se ha registrado en esta zona, ya que es un punto turístico concurrido.

El Monasterio de Santa María de Monfero fue fundado en el año 1134 por los nobles D. Alfonso Bermúdez y D. Pedro Osorio (tío y sobrino). Inicialmente estuvo encomendado a los benedictinos de Santa María de Valverde hasta el año 1147, en el que se convertiría en cenobio Cisterciense de manos de la Abadía de Sobrado. Se levantó entre dos capillas de gran devoción popular en la zona: la de San Marcos y la de Virgen de la Cela.
A partir del siglo XIII comienza el crecimiento de la abadía, gracias a los hermanos legos que cultivan las granjas del entorno monástico. Se suman también las rentas de los bienes que fueron adquiriendo y engrandeciendo su patrimonio. Con el tiempo esta expansión extramuros dio origen al enfrentamiento con los señores feudales por el dominio de sus tierras. Destacan las pugnas con los Aras Pardo y los Andrade, siendo necesaria, en el siglo XIV, la intervención del poder real. Este dirimió a favor de la soberanía de los monjes.
Con el crecimiento económico llegó a su esplendor en los siglos XVI y XVII, lo que permitió a los sucesivos abades acometer importantes obras en las dependencias monásticas y en la iglesia. A comienzos del siglo XVIII y entrado el XIX se endurecieron las protestas de los lugareños, negándose estos a abonar las rentas al monasterio. La invasión de los franceses y los vaivenes de la política española no favorecieron al curso de los acontecimientos.
El final de Monfero como Abadía Cisterciense llega en el año 1820. Proclamada la Constitución, fue anulada por Fernando VII a su regreso de Francia y, meses más tarde, se dio Decreto de Extinción de Monacales. Son exclaustrados, así, todos los monjes del Reino. Un Decreto de la Regencia del Reino del año 1823 dio a alguno de ellos la posibilidad de regresar; pero hallaron un monasterio inhabitable, desmantelado por la rapiña de los paisanos. En agosto de 1835 se produjo la definitiva exclaustración. En 1854 el Cardenal Arzobispo de Santiago, en conocimiento de los robos y del penoso estado del monasterio, distribuyó a algunas parroquias, en calidad de reintegro, los retablos de la iglesia. En 1941 se declaró Monumento Histórico Artístico.
Al llegar de frente, lo primero que impresiona es la fachada de la iglesia, de líneas barrocas, con un ajedrezado de pizarras incrustadas en el granito, así como su única torre ya que la otra fue destruida por un rayo; es el escudo de Monfero.
Conserva un Muro Románico, del siglo XII. Se trata de parte del muro meridional de la iglesia primitiva; sobre él cargan las bóvedas del tramo septentrional del claustro reglar.
La Iglesia fue inaugurada en 1656. Con planta de cruz latina, nave principal de 65 metros y el crucero que da lugar a una gran cúpula octogonal. En su interior destacan las tumbas de los Andrade, dueños y señores de estas tierras en eses siglos, tanto Nuño (O Mao), como Pedro, Diego y Fernán (O Bo). La Chirola, finalizada en 1716, es cuadrada con techo en bóveda de cañón y con casetones ornamentados; su disposición y motivos le dan un cariz jeroglífico que juega con la imaginación.
La Portería, a la derecha de la fachada de la iglesia, lleva al Claustro de la Hospedería (o occidental); fue comenzado por Juan de Herrera en 1574 y terminado hacia 1619. El primitivo era renacentista; hoy sólo quedan cuatro columnas. Anexa está la cocina, del siglo XVIII.
Adosado a la iglesia está el Claustro Reglar (o central), el mejor conservado. El primer piso del está inspirado en el claustro de la Catedral de Santiago, el segundo es plenamente renacentista. En el centro se encuentra una fuente. Del lado sur, adosado a la cocina está el Refectorio, una sala alargada cubierta de bóveda de cañón, parcialmente conservada y decorada con grandes casetones (1611). Del lado poniente se abre la Sala Capitular, del siglo XVII, que comunica con la iglesia por una antesala.
Los restos del Claustro Oriental, que era el más extenso, se encuentran abandonados e invadidos por la vegetación.
En la actualidad y cada primer domingo de julio, se sigue celebrando una romería en honor la Virgen, en el entorno del Monasterio.
Ha recibido 162 puntos

Vótalo:

Comentarios
¡¡Comenta!!

Buscador

© 2013-2017 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil | Tags populares