Versión impresa

Festejos ancestrales del solsticio de invierno

Festejos ancestrales del solsticio de invierno

  • Lista creada por fiebre azul.
  • Publicada el 18.12.2014 a las 05:04h.
  • Clasificada en la categoría Cultura.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

Avatar de fiebre azul

Último acceso 02.12.2016

Perfil de fiebre azul

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de fiebre azul

Acciones de la lista

* Festejos ancestrales del solsticio de invierno (Navidad, Janucá, Yule, Dong zhi, Inti Raymi y más)


El solsticio de Invierno no es sólo el día más corto del año. En las culturas pasadas fue motivo de celebración o introspección: un momento de cambio. En Mesopotamia tenían un festival de 12 días de renovación cuyo propósito era ayudar al dios Marduk a resistir los monstruos del caos. La fiesta de Saturnalia, en la antigua Roma, se celebraba el 25 de diciembre, y en Irán (Persia), existía la fiesta de yalda, en la que las familias se mantenían en vigilia toda una noche y alimentaban el fuego para ayudar al Sol a combatir la oscuridad. El solsticio de Invierno es también parte de la herencia cultural en Pakistán, Tíbet, China y otros sitios. En su raíz está siempre el temor de que la disminución de luz solar sea permanente.

La Iglesia romana, para conseguir la conversión, trasladó la fiesta de la Natividad y adaptó elementos de las antiguas celebraciones, como el muérdago, el árbol, los colores rojo y verde, e incluso villancicos y regalos.

Mucho antes de que se celebrara la Navidad la gente se reunía para celebrar el solsticio de invierno, el día más corto del año y la noche más larga. Esto ha sido y es así en distintas culturas del mundo entero. En la cultura celta se festejaba el amor y la fertilidad (los nacimientos y la siembra), con bailes y comidas, rendían culto a los árboles, la encina era el árbol sagrado y recogían muérdago. En la antigua Roma se celebraba la Saturnalia, una fiesta entorno a la paz, la ausencia de guerras y se intercambiaban regalos. Se celebra el fin de un año y el comienzo de uno nuevo.

El solsticio de invierno siempre ha sido una de las fechas más señaladas en todos los calendarios de todos los tiempos y culturas. Estas fechas nos han llegado a nosotros como la festividad de la Navidad y el año nuevo. Pero su significado es mucho más profundo y su tradicción mucho más antigua y amplia de lo que la mayoría de la gente cree.

En la antigua Grecia, el culto popular de Dioniso estaba repartido en cuatro grandes festividades: las dos primeras (las Dionisíacas de los campos y las Leneas) se celebraban alrededor del solsticio invernal, con carácter propiciatorio de la fertilidad/prosperidad y en medio de festejos, caracterizados por la gran alegría general. Las dos últimas tenían lugar en la primavera y festejaban la resurrección de la Naturaleza.

En Roma, la celebración de las Saturnalias (fiestas dedicadas a Saturno, padre de los dioses olímpicos y dios protector de la Naturaleza) duraba una semana. Después de la ceremonia religiosa, había grandes festejos y banquetes, se abolían temporalmente las clases sociales y, en los ágapes, los señores servían a sus esclavos; cesaba toda actividad pública (en tribunales, escuelas, comercios, operaciones militares, etc.) y no se permitía ejercer ningún arte ni oficio, salvo el de la cocina; se imponía el hacerse regalos unos a otros, los ricos convidaban a sus mesas, bien surtidas, a los pobres que llamaban a sus puertas, se practicaban juegos de azar, etc.

En los mitos solares de todas las culturas antiguas, ocupa un lugar central la presencia de un dios joven (Jesucristo en la religión cristiana), que cada año muere y resucita, encarnando en sí los ciclos de la vida de la Naturaleza.

Desde hace miles de años y para las culturas y sociedad más diversas, el solsticio de invierno ha representado el advenimiento del acontecimiento cósmico por excelencia. No es ninguna casualidad, por tanto, que el nacimiento de los principales dioses, relacionados con el Sol (como Osiris, Horus, Apolo, Mitra, Dioniso/Baco, etc.) fuese situado durante este período temporal.

Durante el solsticio de invierno, la imagen del dios egipcio Horus era sacada del santuario para ser expuesta a la adoración pública de las masas. Se le representaba como un niño recién nacido, recostado en un pesebre, con cabello dorado, con un dedo en la boca y el disco solar sobre su cabeza.

muchas culturas celebran el solsticio de invierno. Los pueblos indígenas —como los aimaras, quechuas, rapanui y mapuches— agradecen por estas fechas el año anterior y piden padre Sol que retorne con mayor fuerza después de su retiro invernal. Otros festivales parecidos son: el Hanukkah (Janucá), judío; el Yalda, iraní, que celebra el nacimiento del dios Mehr.

El solsticio de invierno chino se celebra con el Dong zhi, que literalmente significa "la llegada del invierno". Tiene sus orígenes la filosofía del Yin y Yan, del balance y armonía del cosmos. Después de la celebración, el 22 de diciembre, los días empezarán a ser más largos y aumentará el flujo de energía positiva. Se celebra con una suntuosa comida familiar, en la que se come, entre otras cosas, Tang Yuan, unas bolas dulces de arroz que simbolizan la unión familiar y la prosperidad.

Referencias: Wikipedia, Imágenes Google. Recopilación realizada por "fiebre azul"


¿Cuales de estas celebraciones ancestrales del Solsticio de Invierno te parecen más interesantes y asombrosas?..................... vota por ellas.

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

Mitra (Religión Hindú)

1. Mitra (Religión Hindú)

Mitra, uno de los principales dioses de la religión hindú, objeto de un culto aparecido unos mil años antes de Cristo, cargaba con los pecados y expiaba las iniquidades de la humanidad, era el principio mediador colocado entre el bien (el dios Ormuzd) y el mal (el dios Ahrimán), el dispensador... Ver mas
Mitra, uno de los principales dioses de la religión hindú, objeto de un culto aparecido unos mil años antes de Cristo, cargaba con los pecados y expiaba las iniquidades de la humanidad, era el principio mediador colocado entre el bien (el dios Ormuzd) y el mal (el dios Ahrimán), el dispensador de luz y bienes, mantenedor de la armonía en el mundo y guardián y protector de todas las criaturas, y era una especie de mesías que, según sus seguidores, debía volver al mundo como juez de los hombres. Era un dios que había nacido de madre virgen, en el solsticio de invierno, en una gruta o cueva, fue adorado por pastores y magos, obró milagros, fue perseguido, acabó siendo muerto y resucitó al tercer día............¡asombrosa la semejanza con la historia de Jesucristo!

Ha recibido 1274 puntos

Vótalo:

Navidad (Cristianismo)

2. Navidad (Cristianismo)

Navidad tiene una raíz más antigua que nuestro actual calendario. La palabra “Navidad” viene de natividad, nacimiento. “Nacer”- dice el diccionario- “tomar principio una cosa de otra”. Nacimiento es el surgimiento, desde lo antiguo, de algo nuevo. “Nuevo”: “lo que sobreviene o se añade a lo que... Ver mas
Navidad tiene una raíz más antigua que nuestro actual calendario. La palabra “Navidad” viene de natividad, nacimiento. “Nacer”- dice el diccionario- “tomar principio una cosa de otra”. Nacimiento es el surgimiento, desde lo antiguo, de algo nuevo. “Nuevo”: “lo que sobreviene o se añade a lo que había antes”. En los últimos días de Diciembre se superponen tres fechas significativas: el solsticio de invierno, la noche buena, y la noche vieja que da entrada al año nuevo. Y las tres con un mismo significado: nacimiento, muerte y renovación.

En el siglo II de nuestra era, los cristianos sólo conmemoraban la Pascua de Resurrección, ya que consideraban irrelevante el momento del nacimiento de Jesús y, además, desconocían absolutamente cuando pudo haber acontecido. Durante el siglo anterior, al comenzar a aflorar el deseo de celebrar el nacimiento de Jesús de una forma clara y diferenciada, algunos teólogos, basándose en los textos de los Evangelios, propusieron datarlo en fechas tan distintas como el 6 y el 10 de enero, el 25 de marzo, el 15 y 20 de abril, etc. Pero el papa Fabián (236-250) decidió cortar por lo sano tanta especulación y calificó de sacrílegos a quienes intentaron determinar la fecha del nacimiento del Nazareno. A pesar de la disparidad de fechas apuntadas, todos coincidieron en pensar que el solsticio de invierno era la fecha menos probable, si se atendía a lo dicho por Lucas en su Evangelio: “Había en la región unos pastores que pernoctaban al raso y, de noche, se turnaban velando sobre el rebaño. Se les presentó un ángel del Señor y la gloria del Señor los envolvía con su luz…” (Lucas, 2, 8-14). Si los pastores dormían al raso, cuidando de sus rebaños, para que el relato de Lucas fuese cierto y/o coherente, debía de referirse a una noche de primavera, ya que a finales de diciembre, en la zona de Belén, el excesivo frío y las lluvias invernales impiden cualquier posibilidad de pernoctar al raso con el ganado. Forzando la escena relatada por Lucas hasta el límite, otras Iglesias cristianas -ajenas a la católica como la armenia- fijaron la conmemoración de la Natividad en el día 6 de Enero, ya que, según su deducción, el relato de Lucas sí puede ser creíble, si se sitúa el nacimiento de Jesús un poco más tarde, en enero y en el Oriente Medio. Un tiempo y un lugar donde es muy probable la existencia de cielos nocturnos claros y sin borrascas, aunque todavía con mucho frío. Con el mismo argumento, otras Iglesias orientales, como la egipcia, griega y etíope, propusieron fijar el Nacimiento el día 8 de Enero.

Entrado ya el siglo VI, cuando ya se había concluido el proceso de traspaso de mitos desde los dioses solares jóvenes precristianos hacia la figura de Jesucristo, se decidió fijar una fecha concreta. Dado que a Jesús se le había adjudicado toda la carga legendaria que caracterizaba a su máximo competidor de esos días, el dios Mitra, lo lógico fue hacerle nacer el mismo día en el que se celebraba el advenimiento de ese joven dios. De esta forma, entre los años 354 y 360, durante el pontificado de Liberio (352-366), se tomó por fecha inmutable la de la noche del 24 al 25 de Diciembre, fecha en la que los romanos celebraban el Natalus Solis Invicti, el ‘nacimiento del Sol Invencible‘, un culto muy popular y extendido al que los cristianos no habían podido vencer y, claro está, la misma fecha en la que todos los pueblos contemporáneos festejaban la llegada del solsticio de invierno. La fecha del 25 de diciembre fue fijada por el orbe católico como algo inamovible, aunque no fue aceptada por la Iglesia oriental que, aún hoy día, sigue celebrando el Nacimiento de Jesús el 6 de Enero, el día de Reyes para nosotros.

Como nota curiosa decir que con la instauración de la Navidad, también se recuperó en Occidente la celebración de los cumpleaños, aunque las parroquias europeas no comenzaron a registrar las fechas de nacimiento de sus feligreses hasta el siglo XII. Antes no se celebraban los cumpleaños, antes contaban los años por las primaveras pasadas, quizás con orgullo por haber superado el rigor del invierno un año más.

Cuando la Navidad llegó, el mundo ya había empezado. En las ciudades, la noche se convierte en crepúsculo de guirnaldas y estrellas que descienden del cielo a los semáforos y en las casas estallan las luces coloreadas de los árboles de Navidad y belenes. Todos queremos olvidar la crisis y compramos generosamente, buscamos compartir alegría, esperanza y buena voluntad. Pero por las junturas de la fiesta suele colarse una sombra de melancolía, a veces mal digerida y acallada con exceso de comida.

Ha recibido 1261 puntos

Vótalo:

Janucá - La fiesta de las luces (festividad judaica)

3. Janucá - La fiesta de las luces (festividad judaica)

Janucá (חֲנֻכָּה, y sin puntuación diacrítica חנוכה), llamada la «Fiesta de las Luces», es una festividad judaica que es celebrada durante ocho días, y en la que se conmemora la derrota de los helenos y la recuperación de la independencia judía a manos de los macabeos sobre los griegos, y la... Ver mas
Janucá (חֲנֻכָּה, y sin puntuación diacrítica חנוכה), llamada la «Fiesta de las Luces», es una festividad judaica que es celebrada durante ocho días, y en la que se conmemora la derrota de los helenos y la recuperación de la independencia judía a manos de los macabeos sobre los griegos, y la posterior purificación del Templo de Jerusalén de los iconos paganos, en el siglo II a. C.

La tradición judía habla de un milagro, en el que pudo encenderse el candelabro del Templo durante ocho días consecutivos con una exigua cantidad de aceite, que alcanzaba solo para uno. Esto dio origen a la principal costumbre de la festividad, que es la de encender, en forma progresiva, un candelabro de nueve brazos llamado januquiá (uno por cada uno de los días más un brazo «piloto»).

La festividad acontece el 25 de Kislev del calendario judío, fecha acaece entre fines de noviembre y fines de diciembre del calendario gregoriano.

El Talmud y el Midrash Raba sugieren también otro origen para la festividad. Según estas fuentes, la Janucá es una manifestación de la festividad del solsticio de invierno, que es el momento en que los días dejan de acortarse y comienzan a alargarse. El Talmud relata historias de Adán, el primer hombre, que vio ponerse al sol por primera vez en su vida y entró en pánico, y conectan esta historia con la festividad del solsticio de invierno. Según el relato, el primer año ayunó durante ocho días, y luego —al comenzar a alargarse los días nuevamente— festejó durante otros ocho; pero el segundo año, al comprender que este era el orden natural, solo festejó con normalidad. (Talmud, Tratado de Avodá Zará, 8a).

La Janucá acontece alrededor del 22 de diciembre, fecha del solsticio en el hemisferio norte. Este relato explicaría el motivo central de la festividad: el encendido de luminarias, que simboliza la expulsión del invierno.

El Midrash Breshit Raba menciona también el fuego, que Dios habría regalado al hombre, dado el temor de este último a la oscuridad, relato que podría estar conectado con el mito griego de Prometeo.

Ha recibido 1196 puntos

Vótalo:

Yule (Tradición Celta)

4. Yule (Tradición Celta)

En la cultura celta, la festividad del solsticio de invierno recibía el nombre de Yule. El Yule designa el momento en que la rueda del año está en su momento más bajo, preparada para subir de nuevo. En Escandinavia existía la tradición de celebrar el Yule con bailes y fiestas. También se... Ver mas
En la cultura celta, la festividad del solsticio de invierno recibía el nombre de Yule. El Yule designa el momento en que la rueda del año está en su momento más bajo, preparada para subir de nuevo.

En Escandinavia existía la tradición de celebrar el Yule con bailes y fiestas. También se sacrificaba un cerdo en honor de Frey, dios del amor y la fertilidad, que según la creencia controlaba el tiempo y la lluvia.

Durante la festividad de Yule era tradicional quemar el tronco de Yule, un largo tronco de árbol que iba ardiendo lentamente durante toda la temporada de celebraciones, en honor del nacimiento del nuevo sol. De esa tradición proceden los pasteles en forma de tronco (troncos de chocolate) que hoy en día se comen en Navidades.

Ha recibido 1149 puntos

Vótalo:

Veneración a Horus (Egipto)

5. Veneración a Horus (Egipto)

Durante el solsticio de invierno, la imagen del dios egipcio Horus era sacada del santuario para ser expuesta a la adoración pública de las masas. Se le representaba como un niño recién nacido, recostado en un pesebre, con cabello dorado, con un dedo en la boca y el disco solar sobre su cabeza.

Ha recibido 1105 puntos

Vótalo:

El hoyo de las hormigas y el Nuevo Sol (Celebración Hopy y Maya)

6. El hoyo de las hormigas y el Nuevo Sol (Celebración Hopy y Maya)

El antropólogo Samuel Malpica Uribe afirma que de acuerdo a investigaciones se ha demostrado que entre la tribu Hopy, que habitó los territorios de California, Arizona y Nuevo México, guarda coincidencia con la cultura maya en cuanto a su ritual ancestral del solsticio de invierno que ocurre... Ver mas
El antropólogo Samuel Malpica Uribe afirma que de acuerdo a investigaciones se ha demostrado que entre la tribu Hopy, que habitó los territorios de California, Arizona y Nuevo México, guarda coincidencia con la cultura maya en cuanto a su ritual ancestral del solsticio de invierno que ocurre entre el 20 y el 23 de diciembre de cada año, en el hemisferio norte.

De acuerdo a este ritual cuando alguien muere, va al hoyo de las hormigas, no es el final de una vida, solo es una transformación “el viajero” vuelve al agua que es de donde venimos.

Malpica Uribe confirmó que entre la cultura Maya y los Hopy, existen coincidencias, al narrar que los mayas mueren y van al hormiguero en busca del fondo de la tierra de abajo, o donde está la Cueva de la Emergencia o Montaña Sagradas, es decir, de donde salió la vida, ahí, se originó la humanidad.

Explica que según la tradición, el hombre hormiga, es el que va a sobrevivir, por que es el elegido, nos dice el Gran Espíritu.

El solsticio de invierno es la noche de las estrellas, -explicó el maestro universitario-, las cuatro noches, se detienen las estrellas y el universo muere; por ello se dice que la humanidad nació el 25 de diciembre.

La Constelación de Orion, está en el centro del cielo, esto sucede cada día 25, al inicio de la armonía de las estrellas, por ello se enciende el fuego nuevo.

Cada múltiplo de cuatro, nosotros nos movemos, para volver a la armonía de las estrellas, que también regresan al centro del cielo y nosotros al centro de la tierra. Colhuacan o plaza del regreso, es el más Sagrado signo para el Continente; desde que los primeros humanos emergieron, a la superficie de la tierra, y deberán migrar para volver al centro de ella.

La serpiente cósmica representada con líneas curvas, es el símbolo de la ondulación del mar, es el balance del mundo y de los humanos, -afirmó el experto indio Hopy-, tiene bastante semejanza a los signos de mi clan de algunas culturas más, como el Yin Yang oriental.

Por medio de cálculos matemáticos, se llega a fechas importante, que además son motivo de celebración para la gente, así como por medio cálculos llegamos a obtener las fechas de las predicciones Mayas, de las que tanto se ha hablado en últimos tiempos, sobre todo del 2012, que no es más que la fecha como ya dijimos del Nacimiento del Nuevo Sol y del Fuego Nuevo,

Los mayas eran astrónomos muy exactos, no sólo dominaban esa ciencia, tuvieron conocimientos en todas las ciencias y básicamente las matemáticas.

Las pirámides de Teotihuacan de México, representan esos hormigueros de los que hablamos, están colocadas tal como la constelación de Orión, en un orden de alineación, la estrella del centro, es la más importante, -destacó Malpica Uribe-.

En la cultura Hopy hay antecedentes de que gente de la estrellas, nos ayudaron a construir el Cañón del Choco, por que no contábamos con la herramienta adecuada.

Ha recibido 1095 puntos

Vótalo:

Festival del dios Marduk (Mesopotamia)

7. Festival del dios Marduk (Mesopotamia)

En Mesopotamia tenían un festival de 12 días de renovación cuyo propósito era ayudar al dios Marduk a resistir los monstruos del caos.

Ha recibido 1053 puntos

Vótalo:

Las Saturnales (Roma)

8. Las Saturnales (Roma)

Las Saturnales (en latín Saturnalia) eran una importante festividad romana. Se las llegó a denominar "fiesta de los esclavos" ya que en las mismas, los esclavos recibían raciones extras, tiempo libre y otras prebendas; eran Navidad y Carnaval a un mismo tiempo y el cristianismo de la antigüedad... Ver mas
Las Saturnales (en latín Saturnalia) eran una importante festividad romana. Se las llegó a denominar "fiesta de los esclavos" ya que en las mismas, los esclavos recibían raciones extras, tiempo libre y otras prebendas; eran Navidad y Carnaval a un mismo tiempo y el cristianismo de la antigüedad tardía tuvo fuertes problemas para acabar con esta fiesta pagana, intentando sustituirla.

Las Saturnales se celebraban por dos motivos:

En las fechas a comienzos de año en honor al dios Saturno.
Al triunfo de un victorioso general (fiesta del triunfo).

Las primeras se celebraban del 17 al 23 de diciembre en honor a Saturno, Dios de la agricultura, a la luz de velas y antorchas, se celebraba el fin del período más oscuro del año y el nacimiento del nuevo período de luz, o nacimiento del Sol Invictus, 25 de diciembre, coincidiendo con la entrada del Sol en el signo de Capricornio (solsticio de invierno). Probablemente las Saturnales fueran la fiesta de la finalización de los trabajos del campo, celebrada tras la conclusión de la siembra de invierno, cuando el ritmo de las estaciones dejaba a toda la familia campesina, incluidos los esclavos domésticos, tiempo para descansar del esfuerzo cotidiano.

Eran siete días de bulliciosas diversiones, banquetes e intercambio de regalos. Las fiestas comenzaban con un sacrificio en el templo de Saturno (en principio el dios más importante para los romanos hasta Júpiter), al pie de la colina del Capitolio, la zona más sagrada de Roma, seguido de un banquete público al que estaba invitado todo el mundo. Los romanos asociaban a Saturno, dios agrícola protector de sembrados y garante de cosechas con el dios prehelénico Crono, que estuvo en activo durante la mítica edad de oro de la tierra, cuando los hombres vivían felices, sin separaciones sociales. Durante las Saturnales, los esclavos eran frecuentemente liberados de sus obligaciones y sus papeles, en algunos casos, cambiados con los de sus dueños.

Posteriormente, el nacimiento del Sol y su nuevo período de luz fueron sustituidos por la Iglesia, quien hizo coincidir en esas fechas el nacimiento de Jesús de Nazaret con el objetivo de acabar con las antiguas celebraciones. Gradualmente las costumbres paganas pasaron al Día de Año Nuevo, siendo asimiladas finalmente por la fiesta cristiana que hoy en día se conoce universalmente como el Día de Navidad.

Ha recibido 1053 puntos

Vótalo:

Inti Raymi (en quechua ‘fiesta del Sol’ - Incas)

9. Inti Raymi (en quechua ‘fiesta del Sol’ - Incas)

Inti Raymi (en quechua ‘fiesta del Sol’) era una antigua ceremonia religiosa andina en honor a Inti (el dios sol), que se realizaba cada solsticio de invierno en los Andes. Inti Raymi, festividad del Haucaycuzqui, séptimo mes del calendario inca, según el cronista peruano Guamán Poma (1565-1644... Ver mas
Inti Raymi (en quechua ‘fiesta del Sol’) era una antigua ceremonia religiosa andina en honor a Inti (el dios sol), que se realizaba cada solsticio de invierno en los Andes.
Inti Raymi, festividad del Haucaycuzqui, séptimo mes del calendario inca, según el cronista peruano Guamán Poma (1565-1644).

Durante la época de los incas, el Inti Raymi era el más importante de los cuatro festivales celebrados en Cusco, según relata el Inca Garcilaso de la Vega (1539-1616), e indicaba la mitad del año así como el origen mítico del Inca. Duraba 15 días, en los cuales había bailes y sacrificios. El último Inti Raymi con la presencia del emperador inca fue realizado en 1535.

Ha recibido 1039 puntos

Vótalo:

Festival de Invierno (Dong zhi - China)

10. Festival de Invierno (Dong zhi - China)

Mientras en Occidente nos preparamos para celebrar las fiestas navideñas, China afronta la llegada del Solsticio de Invierno, el día más corto del año, también conocido como el “Festival de Invierno”. De las 24 divisiones del calendario lunar chino, el Solsticio de Invierno es el primero y tiene... Ver mas
Mientras en Occidente nos preparamos para celebrar las fiestas navideñas, China afronta la llegada del Solsticio de Invierno, el día más corto del año, también conocido como el “Festival de Invierno”. De las 24 divisiones del calendario lunar chino, el Solsticio de Invierno es el primero y tiene lugar alrededor del 22-23 de diciembre en el calendario solar. Se la considera la segunda festividad más importante, justo detrás de las celebraciones de Año Nuevo.

Se trata de una celebración antiquísima que se remonta a la Dinastía Han, hace casi 2.500 años. Según la tradición, después del Solsticio de Invierno, a medida que los días se alargan, también aumenta la energía yang. Es el comienzo del cambio de clima, por eso es un día de auspicios favorables y debe ser celebrado.

En muchos lugares de China aun se celebra este día como se solía hacer siglos atrás. En algunas regiones del norte de China, se sacrifican cabras con cuya carne se cocinan bocadillos rellenos y wonton, los famosos raviolis chinos, que darán calor para todo el invierno a quien los coma. En el sur del país las delicias culinarias son algo diferentes: bolas de arroz, fideos largos y carne de perro. No obstante, la persistencia de la costumbre de ofrecer sacrificios al Cielo y a los ancestros durante el Solsticio de Invierno es la misma.

En la isla de Taiwan se mantiene la tradición de ofrecer pasteles de nueve capas a los antepasados. Los pasteles tienen forma de pollo, pato, tortuga, cerdo, vaca, oveja y están hechos con harina de arroz glutinoso y cocinados al vapor en diferentes capas en una cazuela. Son animales de buen augurio en la tradición china. La gente del mismo apellido o los clanes familiares se reúnen en sus templos ancestrales para adorar a sus antepasados en orden de edad. Tras la ceremonia de ofrenda, se celebra un gran banquete.

Ha recibido 1024 puntos

Vótalo:

Las Dionisíacas de los campos y las Leneas (Grecia)

11. Las Dionisíacas de los campos y las Leneas (Grecia)

En la antigua Grecia, el culto popular de Dioniso estaba repartido en cuatro grandes festividades: las dos primeras (las Dionisíacas de los campos y las Leneas) se celebraban alrededor del solsticio invernal, con carácter propiciatorio de la fertilidad/prosperidad y en medio de festejos... Ver mas
En la antigua Grecia, el culto popular de Dioniso estaba repartido en cuatro grandes festividades: las dos primeras (las Dionisíacas de los campos y las Leneas) se celebraban alrededor del solsticio invernal, con carácter propiciatorio de la fertilidad/prosperidad y en medio de festejos, caracterizados por la gran alegría general. Las dos últimas tenían lugar en la primavera y festejaban la resurrección de la Naturaleza.

Ha recibido 1012 puntos

Vótalo:

Fiesta de Yalda (Persia)

12. Fiesta de Yalda (Persia)

En Irán (Persia), existía la fiesta de yalda, en la que las familias se mantenían en vigilia toda una noche y alimentaban el fuego para ayudar al Sol a combatir la oscuridad.

Ha recibido 1011 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil