Versión impresa

Fauna Ibérica (Aves)

Fauna Ibérica (Aves)

  • Lista creada por irenegm.
  • Publicada el 17.01.2014 a las 20:28h.
  • Clasificada en la categoría Otros.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista SI admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

Avatar de irenegm

Último acceso 14:51h

Perfil de irenegm

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de irenegm

Acciones de la lista

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

Pinzón Vulgar

1. Pinzón Vulgar

El pinzón vulgar (Fringilla coelebs) es uno de los Passeriformes más comunes de Europa, estando también presente en Asia, Norte de África y Macaronesia. Hábitat Vive en un gran ámbito de lugares, pero prefiere las zonas boscosas, aunque también se lo encuentra en jardines y granjas. Hace... Ver mas
El pinzón vulgar (Fringilla coelebs) es uno de los Passeriformes más comunes de Europa, estando también presente en Asia, Norte de África y Macaronesia.
Hábitat

Vive en un gran ámbito de lugares, pero prefiere las zonas boscosas, aunque también se lo encuentra en jardines y granjas. Hace nidos en los árboles y decora el exterior con musgo y líquenes (como medio de ocultamiento). Pone de promedio 6 huevos.

No es un ave migratoria, pero busca los lugares cálidos en invierno. La parte coelebs de su nombre científico significa 'soltero'. Esta especie fue bautizada por Linnaeus, en su país natal Suecia, donde las hembras salen en invierno y los machos se quedan.
Alimentación

En general se alimentan de semillas, pero a diferencia de la mayoría de los pinzones, los jóvenes consumen insectos.
Canto

Su poderoso canto es muy conocido, por lo que a él debe su nombre en inglés (fink). Los machos tienen entre 2 y 3 tipos de canciones, y también tienen dialectos regionales.
Subespecies

Se reconocen las siguientes subespecies:2

F. c. africana, noroeste de África (desde Marruecos al noroeste de Túnez).
F. c. alexandrovi, norte de Irán.
F. c. balearica, Península Ibérica y Baleares.
F. c. canariensis, Islas Canarias (La Gomera, Tenerife y Gran Canaria).
F. c. coelebs, Eurasia.
F. c. gengleri, Islas Británicas.
F. c. maderensis, Madeira.
F. c. moreletti, Azores.
F. c. palmae, Islas Canarias (La Palma).
F. c. ombriosa, Islas Canarias (El Hierro).
F. c. sarda, Cerdeña.
F. c. schiebeli, Creta.
F. c. solomkoi, Cáucaso y Península de Crimea.
F. c. spodiogenys, norte de África (este de Túnez y noroeste de Libia).
F. c. syriaca, Chipre y Levante mediterráneo.
F. c. transcaspica, noreste de Irán.

Ha recibido 438 puntos

Vótalo:

Quebrantahuesos

2. Quebrantahuesos

El quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae. Es un buitre notablemente distinto de otras aves de presa parecidas. Recibe su nombre por su costumbre de remontar huesos y caparazones hasta grandes alturas para soltarlos, partirlos contra... Ver mas
El quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae. Es un buitre notablemente distinto de otras aves de presa parecidas. Recibe su nombre por su costumbre de remontar huesos y caparazones hasta grandes alturas para soltarlos, partirlos contra las rocas y poder ingerirlos para alimentarse. Se trata de una especie amenazada en amplias zonas de su distribución, y en el continente europeo es un animal en grave peligro de extinción que ha desaparecido de varias regiones donde antes era abundante. En la actualidad se le puede observar en la Cordillera Cantábrica, los Pirineos, los Alpes (donde ha sido reintroducido), norte de África, el Gran Valle del Rift, Sudáfrica, Grecia y desde Anatolia hasta los montes Tian Shan y el Himalaya.
Descripción

La envergadura alar de esta especie varía entre los 2,35 y los 2,75 m.3 Su peso puede variar entre 4,5 y 7 kg. Son características de esta especie las alas largas y estrechas, la cola larga en forma de rombo y el hecho de tener la cabeza recubierta de plumas, al contrario que el resto de buitres. Esto se debe a que el quebrantahuesos no introduce la cabeza y cuello en los cuerpos de animales muertos, sino que es una especie osteófaga (de hecho, es la única ave que se alimenta casi exclusivamente de huesos): cuando los mamíferos carnívoros, cuervos y otras especies de buitres han hecho desaparecer las partes blandas, los quebrantahuesos acuden para alimentarse de los huesos. Cuando estos son demasiado grandes para poder tragarlos los agarra con sus patas y los deja caer en zonas rocosas para partirlos en fragmentos más pequeños que pueda ingerir. Esta práctica no es para comer el tuétano, como mucha gente cree, el quebrantahuesos ingiere el hueso entero, pudiendo tragar trozos de hasta 20 cm de longitud. Se estima que un 75% de su dieta se compone de lo que obtienen de los huesos de ungulados domésticos y salvajes. El resto lo componen pellejos y restos de carne, y alguna que otra tortuga muerta, previo despeñamiento de su caparazón. Se alimenta de huesos y otros restos de animales muertos. También come ratones y pequeños lagartos.

El color del plumaje varía enormemente con la edad, distinguiéndose hasta 4 coloraciones diferentes a lo largo de la vida del animal:

Los individuos de menos de un año tienen una coloración parda clara en el vientre, marrón en la cara interna de las alas y la cola y negra en los extremos de éstas, cabeza y dorso. En la espalda se observa un escudete de pelaje blanco.
Entre 1 y 3 años el cuello sigue siendo oscuro, pero las plumas de la cara y vientre han cambiado a amarillentas, como en el adulto. La cola se ha vuelto ligeramente más clara.
Entre 3 y 6 años las plumas de las alas se vuelven grisáceas, mientras que las del cuello empiezan a sustituirse por marrones y luego amarillentas. Las de los hombros y brazos se oscurecen con el tiempo.
Los individuos de más de 6 años tienen las alas y la cola más afiladas. El cuerpo, cuello y cabeza son enteramente blanco-amarillentos, algo sólo interrumpido por el antifaz negro de los ojos y en algunos casos un fino collar de plumas negras en la base del cuello. Las alas y cola son grises, aunque en el caso de las primeras destacan las coberteras negras y las axilas blancas. El dorso es pardo oscuro.

Además, la subespecie presente en Eurasia y el Magreb (G. b. barbatus) presenta en estado adulto unas ligeras líneas negras en la zona de los oídos, característica de la que carece la subespecie del sur y este de África (G. b. meridionalis). Esta especie no presenta dimorfismo sexual. Las formas más septentrionales presentan las patas emplumadas hasta los dedos; por el contrario, en África se encuentra una subespecie de patas desplumadas.

La descripción de la coloración se ve enrarezida debido a la presencia de factores externos. Se ha descubierto que estas aves adquieren la coloración rojiza y amarillenta tan característica al bañarse en barro rico en óxidos de hierro, siendo su verdadera coloración blanca.4
Hábitat

Los quebrantahuesos habitan en zonas montañosas y escarpadas, dotadas de grandes barrancos o acantilados desde donde poder arrojar sus capturas para alimentarse de ellas. Además, prefiere buscar también zonas de cuevas, donde pueda nidificar sin ser molestado. Los quebrantahuesos suelen compartir hábitat con rebecos y cabras montesas. En la actualidad únicamente se han mantenido sin extinguirse en los Pirineos.

La zona de nidificación y alimentación puede ser abandonada si no hay cadáveres en ella, aunque luego retornan con sus capturas. Estudios realizados en Sudáfrica demostraron que los quebrantahuesos meridionales pueden recorrer planeando zonas de hasta 30 km² buscando algo con que alimentarse. Los jóvenes que se independizan de sus padres también recorren largas distancias, pero vuelven a sus áreas de origen cuando llegan a la madurez para encontrar pareja y formar un nido, por lo que la velocidad a la que se expande su área de distribución es muy lenta. Los polluelos criados en semilibertad en los Picos de Europa y los Alpes, donde esta especie se había extinguido, se han instalado allí sin problemas. Las citas de la zona norte de Burgos y La Rioja, indica que también criaba hasta mediados de los años 60 del siglo XX en el desfiladero de Pancorbo y cerca de allí en Bujedo (montes Obarenes)5 y más al sur en Urrez (Sierra de la Demanda). También hay referencias de cría en la comarca burgalesa de La Lora (valle del Rudrón) y en montes riojanos cerca de Calahorra.6

Se espera reintroducir también la especie en la sierra de Cazorla y la de Segura.
Reproducción

Las parejas de quebrantahuesos se forman al comienzo de la madurez y se mantienen durante el resto de la vida. Son sedentarias y se reproducen cada año en un único nido que construyen a la entrada de una cueva o en alguna repisa protegida contra los vientos. La época de celo se inicia en septiembre u octubre, realizándose las puestas (normalmente de dos huevos) entre diciembre y marzo. Ambos padres se turnan para incubar los huevos durante dos meses y luego continúan haciéndose cargo de los polluelos de forma conjunta, pero no evitan que el polluelo más fuerte acabe matando al débil, como ocurre también en las águilas.

Tras 4 meses en el nido, el pollo superviviente madura lo suficiente como para emprender su primer vuelo, pero continúa siendo alimentado por sus padres, a los que ahora acompaña y aprende de ellos a alimentarse por sí mismo. Este periodo de aprendizaje dura entre 95 y 247 días, al cabo de los cuales se produce la emancipación.
Estatus poblacional de la especie
Cabeza de quebrantahuesos.

Aunque el quebrantahuesos está amenazado en Europa, la especie está ampliamente extendida en Asia y África, y es relativamente común por toda esa zona. Por ello el estado de conservación de la especie está calificado como "preocupación menor" por la IUCN y Birdlife International, si bien existen algunas evidencias de declive poblacional.
Amenazas

A pesar de que algunas de las causas que provocaron la extinción del quebrantahuesos y su declive poblacional prácticamente han desaparecido, son numerosas la amenazas que hoy en día ponen en peligro su supervivencia.

En la actualidad, la monitorización de la población española de quebrantahuesos ha permitido conocer las causas de mortalidad que actúan sobre la especie. Técnicas como el marcaje y radioseguimiento posibilitan seguir y localizar ejemplares durante periodos de hasta 4 años a lo largo de considerables distancias. Analizando 28 ejemplares hallados muertos durante los últimos 20 años en los Pirineos, 17 (60,7%) murieron por ingesta de tóxicos, 3 (10,7%) fueron abatidos por disparos, 2 (17,1%) sufrieron electrocución en apoyos de tendidos eléctricos y 1 (3,5%) murió al colisionar con líneas eléctricas, desconociendo la causa de muerte del resto.

La principal causa de mortalidad en el quebrantahuesos está asociada al uso ilegal de cebos envenenados, comprometiendo gravemente el crecimiento de la población española y su proceso de colonización de nuevas áreas. El veneno afecta especialmente a las aves adultas por su mayor experiencia en la localización de pequeños restos durante el ciclo reproductor. Afecta, por tanto, al segmento más valioso de la población dada la experiencia que disponen en el conocimiento preciso de su entorno, así como su capacidad para la reproducción.7

El uso del veneno, tipificado como delito desde 1995, es una práctica ilegal que provoca la muerte indiscriminada de miles de animales silvestres en España, especialmente predadores y carroñeros entre los que se encuentran especies catalogadas en peligro de extinción. Esta práctica está asociada a métodos obsoletos de control de fauna, a manos de personas e instituciones poco experimentadas en el manejo de fauna e insensible con los procesos naturales de los ecosistemas españoles.

La segunda causa de mortalidad no natural en España son los incidentes relacionados con las líneas eléctricas localizadas en zonas de montaña, próximas a collados o laderas de mediana y alta altitud por ser lugares de paso frecuente. La muerte se produce por colisión o electrocución. La gestión moderna de las empresas eléctricas, acorde con la legislación europea, está permitiendo la aplicación de medidas correctoras que reducen el impacto sobre la fauna. Se considera esencial la colaboración de este sector para lograr con éxito la recuperación de especies tan amenazadas como el quebrantahuesos.

La caza ilegal es considerada uno de los factores que más influyeron en los procesos de extinción del quebrantahuesos a lo largo de su área de distribución. Estas agresiones son cada vez menos frecuentes gracias a la protección de las especies y a una mayor concienciación y sensibilidad por parte del colectivo de cazadores, quienes en muchos casos denuncian estas acciones anacrónicas e ilegales que dañan su imagen frente a la sociedad. El respeto de la naturaleza está asociado directamente al horizonte cultural de la sociedad que la disfruta y gestiona.

La supervivencia del quebrantahuesos se ve igualmente amenazada por factores como la transformación y pérdida de hábitat debida a la construcción de grandes infraestructuras en áreas de montaña, las molestias directas producidas por la actividad humana en zonas sensibles como barrancos o grandes cortados rocosos y de manera muy especial por el abandono de las prácticas ganaderas tradicionales y los cambios de los métodos de explotación al ser sustituida la ganadería extensiva por la práctica intensiva de la estabulación. El quebrantahuesos contaba con una población abundante en toda Andalucía a finales del siglo XIX. Pero debido a la caza y al expolio de huevos, en 1987 dejaron de verse estos animales en la comunidad de Andalucía: se habían extinguido. Mediante el programa del reintroducción del quebrantahuesos se ha conseguido su cría en cautividad para su posterior suelta.
Subespecies

Se conocen dos subespecies de Gypaetus barbatus :1

Gypaetus barbatus barbatus - de las montañas del sur de España y noroeste de África al centro y noreste de China.
Gypaetus barbatus meridionalis - este y sur de África y sudoeste de Arabia.

Curiosidades

Un ave de esta especie fue la que mató, al lanzar una tortuga desde una gran altura, al dramaturgo griego Esquilo en el año 456 a.C. Luego de que, irónicamente, un oráculo le hubiese predicho que moriría aplastado por una "casa"; motivo por el cual, había decidido mudarse fuera de la ciudad, sin lograr así, escapar de su trágico destino.

Ha recibido 428 puntos

Vótalo:

Verderón Serrano

3. Verderón Serrano

El verderón serrano (antes Serinus citrinella y ahora Carduelis citrinella)2 3 4 , es una especie de ave paseriforme de la familia de los fringílidos (Fringillidae), que se distribuye por las montañas de la Europa central y meridional. No está amenazada y su población mundial se cifra entre 500... Ver mas
El verderón serrano (antes Serinus citrinella y ahora Carduelis citrinella)2 3 4 , es una especie de ave paseriforme de la familia de los fringílidos (Fringillidae), que se distribuye por las montañas de la Europa central y meridional. No está amenazada y su población mundial se cifra entre 500.000 y 640.000 ejemplares.1 5
axonomía

Inicialmente atribuido al género Serinus pero posteriormente se propuso su traslado, en base a estudios de filogenia molecular, a Carduelis3 4 . Todavía los diferentes autores no están de acuerdo sobre en que género debe ubicarse.6 7 Serinus corsicanus o Carduelis corsicana, que se distribuye por Córcega y Cerdeña era antes considerada parte de esta especie.1
Descripción

El macho en verano, de color verde amarillento en el pecho, posee un dorso verde de tonalidad más apagada. Su tamaño, pequeño, es de aproximadamente 12 cm de longitud, 19 de envergadura y pesa en torno a 14 g.8

Se trata de un ave gregaria, que aparece frecuentemente en el suelo o en árboles, alimentándose de semillas. Su vuelo, ligero y rápido, posee ondulaciones vigorosas. Nidifica de mayo a julio poniendo 4 huevos en una o dos nidadas. El nido está tapizado de hierba y pelusa vegetal. Su distribución es europea (norte de España, sur de Francia y Alpes). Muestra preferencia por los bosques de montaña, especialmente de hayas, pinos y abetos.8

Ha recibido 428 puntos

Vótalo:

Búho Real

4. Búho Real

El búho real3 (Bubo bubo) es una especie de ave estrigiforme de la familia Strigidae.2 Es una rapaz de tamaño grande, distribuida por Europa, Asia y África. Es más común en el Noreste de Europa, pero también en la zona que rodea el Mediterráneo, incluyendo la península Ibérica. Su nombre... Ver mas
El búho real3 (Bubo bubo) es una especie de ave estrigiforme de la familia Strigidae.2 Es una rapaz de tamaño grande, distribuida por Europa, Asia y África. Es más común en el Noreste de Europa, pero también en la zona que rodea el Mediterráneo, incluyendo la península Ibérica. Su nombre científico deriva de la onomatopeya de los sonidos que emite, y ya desde la Edad Media se le conocía como Bubo en los bestiarios.

Debido a su majestuosidad y a su fácil cría en cautividad es usado con relativa frecuencia en el arte de la cetrería.
Subespecies

Con la amplia área de distribución del búho real, diferentes autores han descrito hasta 20 subespecies basándose en el color del plumaje y en el tamaño. En Europa se han estado investigando las llamadas sonoras y el ADN para distinguir las subespecies, mientras que en Asia no se está llevando a cabo ningún estudio comparativo. En 20072 se separaron las subespecies Bubo bubo ascalaphus y Bubo bubo bengalensis, en dos especies propias, Bubo ascalaphus y Bubo bengalensis. La subespecie más pequeña es Bubo bubo nikolskii, de los desiertos de Irán y Afganistán.
Hábitat

El búho real puede encontrarse en múltiples hábitats desde zonas semi-desérticas, bosques templados, estepas y hasta en la tundra. Aunque la presión antrópica ejercida durante la mitad del s.XX hizo retroceder sus poblaciones, las cuales quedaron relegadas a ocupar únicamente las zonas montañosas más inaccesibles, actualmente se encuentra en un proceso de recuperación muy importante recuperando gran parte de las zonas de su distribución. Nidifica principalmente en cortados rocosos, situados entre el nivel del mar y hasta más de 2.000 m de altitud. También puede utilizar nidos antiguos de otras aves rapaces, como busardo ratonero o azor común. E incluso en determinadas zonas, dónde la densidad de parejas territoriales es muy elevada, puede llegar a nidificar directamente en el suelo4 .

Son animales muy territoriales. Utilizan varios sistemas de señalización para delimitar sus territorios e indicar su ocupación, como son cantos territoriales desde los posaderos o el marcaje de las rocas con fecas5 . El tamaño territorial de cada pareja varía ampliamente dependiendo principalmente de la disponibilidad de presas, densidad de parejas vecinas y de la tasa de recambio de los individuos territoriales.
Descripción
Búho real.

Mide de 29 a 73 cm de alto y de 1,38 a 1,7 m de envergadura. Su peso oscila de los 1,5 a los 4 kg. Esto le convierte en la rapaz nocturna de mayor tamaño. Se caracteriza por sus dos mechones de plumas a los lados de la cabeza, la línea en forma de V entre los ojos (que son de iris naranja), el vientre pálido y listado y el dorso jaspeado y oscuro con manchas claras. El macho tiene las plumas de las "orejas" más erizadas que la hembra.

Su vuelo es directo, potente y con planeos frecuentes. Su voz es un aullido profundo, tipo úú-oo, que puede llegar a oírse a 2 km. Cada individuo tiene un aullido específico, de modo que pueden ser identificados individualmente por medio de su voz. También produce ladridos potentes de alarma tipo zorro.

Aproximadamente el 80% de los ejemplares no alcanzan el primer año de vida. Los que superan esta fase crítica, pueden sobrevivir hasta 20 años, aunque no hay datos concretos. En cautividad se han dado casos de ejemplares que han alcanzado los 60 años.
Reproducción

Ambos sexos viven normalmente solos y no se juntan hasta llegada la época del cortejo. Cuando encuentran un buen sitio de cría, lo indican cavando un pequeño hoyo en la tierra y emitiendo una serie de llamadas características.

Su nido es una cavidad sin tapizar en troncos de árboles o acantilados. Pone de 2 a 6 huevos una sola vez al año, normalmente en invierno o principios de primavera. Son muy sensibles a su entorno, y si no tienen suficiente espacio o comida la puesta puede retrasarse y reducirse sensiblemente. La hembra incuba los huevos mientras el macho consigue el alimento. Al cabo de 36 días los huevos eclosionan. Los pollos son semi-nidícolas, tienen un plumón blanco, que los cambian por un plumón pardusco entre los 10 a 12 días. Aunque la tarea de alimentación y cuidado de los pollos es ejercida mayoritariamente por la hembra, el macho durante este periodo colabora activamente.

A las tres semanas de nacer ya son capaces de alimentarse y tragar por sí solos. A los dos meses comienzan a volar, aunque solo unos pocos metros, y a los 4 meses ya están cubiertos de plumas. Durante esta etapa son vulnerables a los depredadores, pero su plumaje les ayuda a camuflarse entre las ramas. Al final del otoño, los juveniles son expulsados del territorio de los adultos, y comienza su periodo de dispersión juvenil en el que se desplazarán en busca de un nuevo territorio desocupado. Las distancia de dispersión juvenil en esta especie es muy variable, en las poblaciones centro europeas se han descrito desplazamientos de hasta 400 km, mientras que en el sur peninsular donde las presas son muy abundantes, la distancia media no superan los 50 km. En España pueden alcanzar la madurez sexual en el primer año de vida.
Alimentación

Se trata de un superdepredador que se encuentra en uno de los lugares más altos de la cadena trófica. Su dieta está compuesta por roedores pequeños, conejos, liebres, ardillas, ratas, palomas, mirlos, y erizos. Incluso es capaz de capturar cervatillos de hasta 10 kg de peso. Más raramente caza ranas, insectos grandes y peces. Preda incluso sobre otros carnívoros como zorros, y otras especies de búhos y aves de presa.

Cazan normalmente por la noche, prefiriendo los espacios abiertos a los bosques. El aleteo de sus alas es muy silencioso, y unido a su visión nocturna y a su agudeza auditiva, le proporcionan unas características excepcionales para la caza.

Ha recibido 427 puntos

Vótalo:

Camachuelo Común

5. Camachuelo Común

El camachuelo común2 (Pyrrhula pyrrhula) es una especie de ave paseriforme de la familia de los fringílidos (Fringillidae). Es uno de los paseriformes más extendidos por Europa y el Asia de clima templado. Su coloración es inconfundible: mientras la hembra posee colores más apagados, el macho... Ver mas
El camachuelo común2 (Pyrrhula pyrrhula) es una especie de ave paseriforme de la familia de los fringílidos (Fringillidae). Es uno de los paseriformes más extendidos por Europa y el Asia de clima templado. Su coloración es inconfundible: mientras la hembra posee colores más apagados, el macho luce un plumaje rojizo en el pecho. No se encuentra amenazado y cuenta con poblaciones de entre quince y veintiocho millones de ejemplares en Europa.1
Taxonomía

Tiene descritas entre 10 y 12 subespecies:3 4

P. p. caspica Witherby, 1908 - Norte y noreste de Irán.
P. p. cassinii Baird SF, 1869 - Península de Kamchatka, isla Paramushir, y costa del mar de Ojotsk.
P. p. cineracea Cabanis, 1872 - Montes Sayanes, montes Altai y Manchuria.
P. p. europoea Vieillot, 1816 - Europa central.
P. p. griseiventris Lafresnaye, 1841 - Este de Manchuria, Sajalín, islas Kuriles, Honshu, Japón.
P. p. iberiae Voous, 1951 - Norte de la Península Ibérica.
P. p. murina Godman, 1866 - Isla de São Miguel (Azores). En ocasiones tratada como una especie aparte.5
P. p. paphlagoniae Roselaar, 1995 - No reconocida por todas las fuentes.4
P. p. pileata MacGillivray, 1837 - Islas Británicas.
P. p. pyrrhula (Linnaeus, 1758) - Desde el norte de Euorpa al oeste de Mongolia, invernante en el sur de Europa e Irán.
P. p. rosacea Seebohm, 1882 - No reconocida por todas las fuentes.4
P. p. rossikowi Derjugin & Bianchi, 1900 Oeste de Turquía, Cáucaso y noreste de Irán.

La taxonomía fue dercrita en 2001 por Arnaiz-Villena et al. Todas las especies del género Pyrrhula tienen un ancestro común: el Pinícola enucleator o Picogordo de los Pinos6 7
Descripción

Es un fringílido grande, mide entre 15 y 17,5 cm. Tiene una forma redondeada y compacta, con un pico negro, corto y robusto, adaptado a su tipo de alimentación.8

Su plumaje es azulado por el dorso, con un obispillo blanco, alas y cola negras, banda alar blanca y el píleo negro. En la coloración del vientre, pecho y garganta se diferencian ambos sexos; en el macho es de un llamativo color anaranjado y en la hembra es de un color pardusco mucho más discreto. También el azul del dorso es más apagado en la hembra. Los juveniles son de colorido similar al de la hembra, aunque sin el negro en la cabeza de los adultos.8

Tiene un vuelo rápido y ondulante.8
Comportamiento

Habita en bosques mixtos que posean un sotobosque rico. Se alimenta de semillas, brotes y en ocasiones de insectos. Silencioso y tranquilo, se agrupa en parejas o pequeños grupos poco cohesionados.8

Ha recibido 427 puntos

Vótalo:

Jilguero

6. Jilguero

El jilguero (Carduelis carduelis, Linnaeus - 1758) es un ave paseriforme perteneciente a la familia de los fringílidos. Es común en el Paleártico occidental. Descripción de la especie Medidas básicas Longitud = 12-13,5 cm Envergadura = 21-25,5 cm. Peso = 14-19 g... Ver mas
El jilguero (Carduelis carduelis, Linnaeus - 1758) es un ave paseriforme perteneciente a la familia de los fringílidos. Es común en el Paleártico occidental.
Descripción de la especie
Medidas básicas

Longitud = 12-13,5 cm
Envergadura = 21-25,5 cm.
Peso = 14-19 g.
Longevidad = 8-10 años (en cautividad)

Identificación rápida

Cabeza tricolor con máscara facial roja
Alas negras con franja amarilla.

Plumaje adulto
Jilguero con el plumaje de adulto.

Cabeza. Muy distintiva y conspicua. Aspecto tricolor, con máscara facial roja, y dibujo cefálico blanco y negro.
Pico. Típico y adaptado a su alimentación. Cónico, esbelto, afilado, de color pálido.
Cuerpo. Parte anterior blanquecina, bordeada de ocre. Parte posterior marronácea.
Ala. Muy distintiva y conspicua, tanto con el ave posada, como en vuelo. Negra, con ancha franja alar amarilla; manchas blancas en la punta de las rémiges de tamaño variable, en función del desgaste.
Cola. Negra, escotada, presentando rectrices con puntas blancas.

Plumaje juvenil
Jilguero con el plumaje de juvenil.

Ala idéntica a los adultos.
Cabeza y cuerpo gris pardo uniforme y jaspeado. Adquiere el típico dibujo cefálico tricolor tras la primera muda parcial en otoño.

Plumajes intermedios

Indistinguible del adulto excepto con el ave en mano, en cuyo caso, dependiendo de la época y el ciclo de muda, se aprecia por rémiges, cobertoras alares y rectrices.
Dimorfismo sexual

Macho y hembra son muy parecidos, apenas existe dimorfismo sexual. Con el ave en la mano, o bien en condiciones de observación muy favorables, el macho presenta mayor cantidad de rojo en la cara, y plumillas nasales generalmente más oscuras.
Variación estacional

Inexistente; no obstante, el desgaste progresivo del plumaje, reduce (e incluso elimina) las puntas blancas de rémiges y rectrices, recuperándolas tras la muda completa postnupcial.
Especies similares

Debido a su cabeza tricolor, y a su conspicua coloración alar, resulta inconfundible con otras especies.

Los ejemplares juveniles pueden inducir a cierta confusión con hembras e inmaduros de otros fringílidos marronáceos, pero sólo en caso de que la observación no incluya el ala.

Genéticamente se ha definido la especie parental existente del jilguero común (Carduelis carduelis). Es el Carduelis citrinella que probablemente dio lugar a estos jilgueros comunes eurasiáticos en las islas del Mediterráneo, en la llamada Crisis Mesiniense, cuando el mar Mediterráneo se encontraba casi seco y era un conjunto de charcos salinos de mayor o menor profundidad 2 3 4 .
Ciclos de muda

Juvenil: muda parcial, durante el verano; en España comienza a principios de agosto.
Adulto: muda completa, también durante el verano; en España comienza a mediados de julio.

Hábitat

Lindes de bosques, sotos, campiñas, zonas agrícolas, parques, jardines, huertos, frutaledas y, en general cualquier zona herbácea, en especial si existe abundancia de cardos (alimento predilecto de la especie); la clave es presencia mínima de arbolado. Cría sin dificultades en pueblos y ciudades.

Muestra predilección por ambientes calurosos, siendo menos frecuente observarlo a medida que aumenta la altitud. Ha sido citado en los Alpes suizos a 2.400 m de altitud; en los Pirineos catalanes a 2.000 m, y en Sierra Nevada a 1.850 m.

Su predilección por las plantas ruderales, especialmente cardos y centaureas, explica las altas abundancias de jilgueros en vegas y olivares, hábitats que aportan árboles para emplazar el nido, y terrenos despejados donde buscar semillas.

En migración resulta ubicuo.

En invierno también frecuenta yermos y otras zonas abiertas aunque no estén arboladas.
Distribución

Paleártico occidental: Ver diagrama más arriba.
Europa, Norte de África y Rusia y parte de Asia occidental: Ver diagrama más arriba.
España: Distribución generalizada en toda la Península, Baleares y Canarias. Óptimo de abundancia en el piso termomediterráneo, en arboledas rodeadas de cultivos o pastizales.

Población y estatus

Mundial: Estable en la mayoría de lugares de cría. Estival en zonas meridionales.
Paleártico occidental: Estable en la mayoría de lugares de cría. Estival en zonas meridionales.
España: Estable. Población nidificante estimada entre 800.000 y 2.900.000 parejas. Estival en zonas meridionales, errante y migrador de corta distancia en el resto, algunas poblaciones residentes todo el año.

Movimientos
Paleártico occidental

Especie que se comporta como parcialmente migradora.

Las poblaciones norteñas migran al sur; los cuarteles de invierno se sitúan en la zona mediterránea. Las poblaciones meridionales pueden ser sedentarias, errantes, e incluso migradoras hacia el norte de África.

La migración es diurna, en grupos más o menos numerosos.

El paso migratorio es prolongado; el grueso de la migración otoñal se produce entre septiembre y noviembre; el de la primavera se produce entre febrero y mayo.
España

En España se considera un migrador parcial, recibiendo invertantes procedentes de Centroeuropa; el paso otoñal se produce sobre todo en octubre y noviembre, y la vuelta transcurre entre marzo y mayo.

Los individuos ibéricos parecen abandonar mayoritariamente muchas de sus localidades de cría para desplazarse al norte de África, dando lugar a una espectacular concentración otoñal en el estrecho de Gibraltar, donde resulta ser el fringílido más abundante en migración al unirse con migradores más norteños; en este sentido se han citado altísimas densidades al sur de Cádiz del orden de 65 aves/10 ha.
Alimentación

Es un pequeño pájaro granívoro que se alimenta de semillas de girasol, trigo, algunos insectos en la estación de cría y sobre todo de las semillas de los cardos.
Cantos y reclamos

El jilguero, es un pájaro que desde tiempos antiguos, es criado en cautividad debido a su alegre canto, que está compuesto por trinos parecidos a los de los canarios pero con un toque de silvestre.
Reproducción
Commons-emblem-question book orange.svg
Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada, como revistas especializadas, monografías, prensa diaria o páginas de Internet fidedignas.
Puedes añadirlas así o avisar al autor principal del artículo en su página de discusión pegando: {{subst:Aviso referencias|Carduelis carduelis}} ~~~~
Puesta
Huevos de Carduelis carduelis carduelis
Huevos de Carduelis carduelis parva

Normalmente suelen criar 2 veces durante un año. La primera puesta comienza a mediados de marzo o principio de abril. La segunda puesta se realiza a continuación de la primera. Raramente se producen 3 puestas.

La puesta consta de 5-6 huevos de color blanco con finas motas rojizas. La incubación dura 12-13 días, período en el que con frecuencia el macho alimenta a su pareja en el nido.
Nido

El nido, construido casi exclusivamente por la hembra, tiene forma de copa y se instala en las horquillas de las ramas más altas de algunos árboles ó arbustos.
Polluelos

Los polluelos, que son nidícolas, abandona el nido y se independizan de los padres a los 15 días aproximadamente, alcanzan el plumaje definitivo tras la muda otoñal.
Subespecies

La especie se halla dividida en dos grupos mayores (carduelis y caniceps) y cada grupo contempla varias razas, solapándose su distribución en las zonas limítrofes.

Grupo c. c. carduelis.

Carduelis carduelis balcanica. Se distribuye en el centro sur de la ex Yugoslavia, en el sur de Rumania hasta el lado europeo de Turquía y en Creta. Se distingue por ser más clara en general.5
Carduelis carduelis brevirostris. Crimea y Cáucaso norte.
Carduelis carduelis britannica. Se distribuye en Reino Unido, Irlanda, oeste y norte de Francia, las zonas costeras de Bélgica y los Países Bajos. Se diferencia por presentar las zonas melánicas más oscuras y la máscara más clara.5
Carduelis carduelis carduelis. Mayoría de Europa continental y Escandinavia.
Carduelis carduelis loudoni. Se distribuye por el norte de Irán, y desde Azerbaiyán hasta el este de Turquía. Se distingue por su pico más corto y rechoncho, las áreas marrones más oscuras y extensas, y la máscara de un rojo más oscuro.5
Carduelis carduelis major o frigoris. Se distribuye por el oeste de Siberia, al este y al sur del río Yeniséi, al oeste del Macizo de Altái, en el norte de Kazajstán y al sureste del área europea de Rusia. Se distingue por su mayor tamaño, sus áreas blancas más puras y sus tonos marrones más claros.5
Carduelis carduelis niediecki. Se distribuye por las islas griegas, Asia menor, el norte de Irak, el suroeste de Irán, del norte al sur del Cáucaso, Egipto y Chipre. Se diferencia por ser grisácea y tener un marrón más claro. En el macho se distingue mejor el color amarillo.5
Carduelis carduelis parva. Se distribuye en las islas atlánticas macaronésicas (Madeira, Canarias, Azores), España, sur de Francia6 y noroeste de África. Se diferencia por la mayor oscuridad de sus zonas marrones y una leve infiltración marrón en las zonas blancas.5
Carduelis carduelis tschusii. Se distribuye en Córcega, Cerdeña, Elba y Sicilia. Se diferencia por ser más pequeña, con un pico más pequeño, y con una infiltración marrón más difusa e intensa, tiñendo las zonas claras.5

Grupo c. c. caniceps.

Carduelis carduelis caniceps o «jilguero del Himalaya». Se distribuye por el oeste de Pakistán y por el norte del Himalaya hasta Nepal.
Carduelis carduelis paropanisi. Se distribuye por el este de Irán, el noreste de Afganistán, y por el este hasta Uzbequistán, Tien Shan y Kazajstán. Tiene el pico más largo, la máscara más pequeña y los tonos grises con menos manchas negras.
Carduelis carduelis subulata. Se distribuye por el centro y sur de Siberia, el centro sur de Altái y por Mongolia hasta el lago Baikal. Se distingue por su mayor tamaño, sus tonos grises más claros, y la presencia de manchas negras en los costados.5

El grupo caniceps se ha propuesto como especie diferente.

Linnaeus clasificó la especie como Fringilla carduelis.
Nomenclatura
Nombres populares en España

Al tratarse de una especie que puede atraparse por silvestristas, a lo largo de la geografía española la especie cuenta con diversos nombres populares, tales como: cardelina, carderola, cavernera, cadernera, cagarrinera, colorín, golorito, pájaro pinto, pintacilgo, pintadillo, sietecolores, silguero, sirguero, soldadito, telarín, siete colores, cagarnera.
Miscelánea

España, Andorra, Estados Unidos y otros muchos países han emitido sellos postales con la imagen del jilguero.

Ha recibido 285 puntos

Vótalo:

Herrerillo Capuchino

7. Herrerillo Capuchino

El herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus) es una especie de ave paseriforme de la familia Paridae. Es una especie muy difundida y común en los bosques de coníferas del centro y el norte de Europa y en los bosques de hoja caduca de Francia y de la península Ibérica. En Gran Bretaña está... Ver mas
El herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus) es una especie de ave paseriforme de la familia Paridae. Es una especie muy difundida y común en los bosques de coníferas del centro y el norte de Europa y en los bosques de hoja caduca de Francia y de la península Ibérica. En Gran Bretaña está restringido a los antiguos bosques de pinos de Inverness y Strathspey en Escocia, y rara vez se aleja de sus nidos. Se han visto pocos ejemplares ocasionalmente en Inglaterra. Es residente, y la mayor parte de estas aves no migra.

Es un herrerillo fácilmente reconocible, por su característica cresta, cuya punta tiene forma curvada, y por su canto y plumaje distintivo. Tiene un canto similar al habla, como otros herrerillos, con un canto constante zee, zee, zee.

Anida en huecos de troncos caídos. Esta ave a menudo se alimenta de lo que cae a las raíces de los árboles, y debido a que no se asusta de los otros animales, puede apreciarse con facilidad. En invierno se reúne con los otros herrerillos.

Como otros herrerillos, se alimenta de insectos, incluyendo orugas.

Esta especie tradicionalmente se consideraba dentro del género Parus, pero actualmente se incluye en Lophophanes,2 considerado por la Unión de Ornitólogos Americanos como un género aparte.

Ha recibido 242 puntos

Vótalo:

Lavandera Blanca/Aguzanieves

8. Lavandera Blanca/Aguzanieves

La lavandera blanca o aguzanieves (Motacilla alba), conocida popularmente como pajarita de las nieves ó pitita, es una pequeña especie de ave paseriforme de la familia Motacillidae. Se encuentra en casi todos los hábitats, pero principalmente junto al hombre, al que anuncia la llegada del tiempo... Ver mas
La lavandera blanca o aguzanieves (Motacilla alba), conocida popularmente como pajarita de las nieves ó pitita, es una pequeña especie de ave paseriforme de la familia Motacillidae. Se encuentra en casi todos los hábitats, pero principalmente junto al hombre, al que anuncia la llegada del tiempo frío.
Descripción

La lavandera blanca es un ave pequeña y elegante, de 16 a 19 cm de long., con su característica cola siempre móvil.
Diferencias entre subespecies

La subespecie Motacilla alba alba es básicamente grisácea arriba y blancuzca debajo, cara blanca, copete y cogote negros.

La subespecie residente en Gran Bretaña Motacilla alba yarrellii cambia el gris con negro (o muy negro grisáceo de hembras), pero es idéntica en su conducta.

La diferenciación de Motacilla en dos subespecies en Europa oriental se ha llevado a cabo debido al parcial aislamiento de la forma británica, aunque ahora a M. a. yarrellii se la ve criando en áreas de Europa central.

Hay un número de otras subespecies, pero cuestionables en su validez. Difieren en el color de las alas, el dorso, y la cabeza, con algunas como M. a. personata con toda la cabeza negra y una máscara blanca en la cara, y M. a. subpersonata bastante similar a dorso grisáceo y garganta blanca del Motacilla africano.
Taxonomía

A veces se propone ocasionalmente crear nuevas especies, por ejemplo la Motacilla (alba) lugens o Motacilla de la Kamchatka japonesa, esencialmente similar a las Motacilla británicas, pero tiene unas marcas negras cerca de los ojos y ciertas plumas blancas. Además, los datos de secuencias de ADN en el ADN mitocondrial, el citocromo b y la ubiquinona oxidoreductasa dehidrogenasa NADH (Voelker, 2002) sugieren que estas aves son polifiléticas o parafiléticas. Mientras la M. alba aparece como la forma de superespecie con la Motacilla japonesa y la Motacilla madaraspatensis (y posiblemente con la Motacilla del Mekong, la posición filogenética de ellas es un misterio, la sistemática interna de la M. alba sigue sin resolverse al presente.
Distribución y hábitat

Esta especie vive en muchas partes de Europa, de Asia, norte de África. Algunas residen permanentemente en esos lugares, y otras migran a África.

Es un ave insectívora de campo abierto. Prefiere áreas despejadas para empollar, donde puede ver y seguir a sus presas. En zonas urbanas se adapta a buscar alimento en el pavimento como son áreas de estacionamiento.

Anida en grietas de paredes rocosas y similares natural o en estructuras humanas.
Miscelánea

En varias provincias alemanas la lavandera (Motacilla alba gatha) es considerada como la patrona de los cerveceros y sus clientes. Tal mito nació hace siglos en la provincia de "Hessen" en la que la tradición requería que las tabernas produjeran su propia cerveza en el lugar de venta. El aroma emitido por el proceso de elaboración atraía a varias especies de aves. Pero la lavandera sabía aprovecharse mejor de los residuos producidos por los cerveceros. Por entonces, la gente humilde le atribuía distintas habilidades, entre otras que supiera saltar - a diferencia del ser humano - con las dos piernas simultáneamente en cualquier momento que fuese necesario. Además, se creía que si uno daba de comer a una lavandera, ésta le enseñaría el camino de vuelta a casa en caso de estar muy embriagado (las primeras pruebas escritas de dichos mitos provienen de la comunidad de "Wetzlar-Gießen" - Hessen).[cita requerida]

Ha recibido 241 puntos

Vótalo:

Petirrojo Europeo

9. Petirrojo Europeo

El petirrojo europeo2 (Erithacus rubecula) es una especie de ave paseriforme de la familia Turdidae.3 Está distribuido por toda Europa, principalmente en la región meridional y occidental del continente, donde habita todo el año, siendo migrante parcial en el norte de Europa y noroeste de África... Ver mas
El petirrojo europeo2 (Erithacus rubecula) es una especie de ave paseriforme de la familia Turdidae.3 Está distribuido por toda Europa, principalmente en la región meridional y occidental del continente, donde habita todo el año, siendo migrante parcial en el norte de Europa y noroeste de África.

El petirrojo es un pájaro sociable, atrevido y curioso que acostumbra a salir del bosque y plantarse a mitad de un camino para ver quién llega a su territorio, emitiendo su característica voz de alerta: un chip-chip metálico y seco. Su canto es un gorjeo musical, muy melódico, parecido al del ruiseñor.
Descripción
E. r. melophilus, la subespecie de las Islas Británicas.

El ave adulto mide 12,5-14,0 cm de largo, pesa 16-22 g, y tiene una envergadura de 20-22 cm. El plumaje del macho y de la hembra es semejante: el pecho y la cara naranja, bordeado por un gris azulado en los lados del cuello y del pecho. Las partes superiores son de color marrón y el vientre blanquecino, mientras que las piernas y los pies son de color marrón. El pico y los ojos tienen un color negro. Los juveniles carecen de color anaranjado y son marcadamente moteados de pardo oscuro y ocráceo, con parches de color naranja apareciendo gradualmente en el pecho y la cara.4
Taxonomía

El petirrojo europeo fue originalmente descrito con el nombre de Motacilla rubecula por Linnaeus en su obra del siglo XVIII Systema Naturae.5 Su epíteto específico rubecula es un diminutivo derivado de la palabra latín ruber ('rojo').6 El género Erithacus fue creado por el naturalista francés Georges Cuvier en 1800, dando al ave su actual nombre binomial de E. rubecula.7
Subespecies

Se reconocen las siguientes subespecies:3

E. r. balcanicus, península de los Balcanes a Turquía occidental.
E. r. hyrcanus, sur del Cáucaso a norte de Irán.
E. r. melophilus, islas Británicas y Escandinavia.
E. r. rubecula, oeste de Europa, noroeste de Marruecos, Azores, Madeira y Canarias (El Hierro, La Palma y La Gomera).
E. r. superbus, Canarias (Tenerife y Gran Canaria).
E. r. tataricus, Siberia occidental.
E. r. valens, península de Crimea.
E. r. witherbyi, sur de España, noreste de Marruecos, Argelia, Túnez, Córcega y Cerdeña.

Distribución y hábitat

Su área de distribución abarca Europa, el noroeste de Asia y el norte de África, y se extiende hasta el oeste de Siberia en el oriente, en el sureste hasta la cordillera del Cáucaso, y en el sur hasta Argelia. Incluye también las islas Británicas y la Macaronesia. No se encuentra en Islandia.4

Los petirrojos de Escandinavia y Rusia migran hacia Europa occidental para escapar de los inviernos más fríos en su territorio de anidación. Estas aves migratorias se distinguen por el tono gris de la parte superior de su cuerpo y el color naranja más apagado del pecho.

En el norte de Europa su hábitat preferido es el bosque de pícea, mientras que en las Islas Británicas tiene una preferencia por los parques y jardines.8

A finales del siglo XIX hubo algunos intentos de introducir esta especie en Australia y Nueva Zelanda pero no tuvieron éxito. Las aves fueron liberadas alrededor de Melbourne, Auckland, Christchurch, Wellington y Dunedin por varias sociedades de aclimatación, pero no lograron establecerse. Hubo un resultado similar en América del Norte donde las aves introducidas no lograron establecerse tras ser liberadas en Long Island, Nueva York en 1852, Oregón en 1889-92, y la península de Saanich en Columbia Británica en 1908-10.9
Comportamiento

Es un ave diurna, aunque ocasionalmente caza insectos en las noches de luna, o cerca de luz artificial.10 Se alimenta principalmente de invertebrados terrestres, como arañas, lombrices e insectos. En otoño e invierno, complementa su dieta habitual de invertebrados, con bayas y frutas.8 También come las mezclas de semillas colocadas en alimentadores de pájaros.4
Comiendo de la mano.

Está relativamente acostumbrado a la presencia de seres humanos y suele acercarse cuando alguien está removiendo la tierra, con la esperanza de atrapar lombrices y otras presas que puedan aparecer. En efecto, en las islas británicas el petirrojo se considera el amigo del jardinero y no es perjudicado por varias razones folclóricas. En la Europa continental, donde los petirrojos fueron cazados al igual que muchas otras aves pequeñas, se volvieron más cautelosos.4 En busca de algún alimento que pudiera ser traído a la superficie, el petirrojo se acerca también a grandes animales silvestres, como el jabalí y otros animales que perturban el suelo.

Los machos tienen un comportamiento territorial bastante agresivo. Atacan a otros machos que se apartan en sus territorios, y también han sido observados atacando a otras aves pequeñas sin provocación aparente. Estos ataques pueden resultar en incidentes mortales, y en ciertas áreas puede representar hasta un 10% de las muertes de los petirrojos adultos.11 Esta especie está infestada por la pulga Dasypsyllus gallinulae..12
Reproducción
Nido con huevos

Puede elegir una gran variedad de sitios para anidar, todo sitio que tenga alguna depresión o un agujero puede ser considerado para hacer su nido. Además de las grietas habituales, o los bancos protegidos, los objetos más extraños incluyen piezas de maquinaria, barbacoas, manillares de bicicleta, ollas desechadas, regaderas, macetas, y incluso sombreros. Construye el nido con musgo, hojas y pasto y lo reveste con hierba fina, pelo y plumas. Durante la temporada de cría, de marzo/abril hasta agosto/septiembre, pone dos o tres puestas de cinco o seis huevos.13 Los huevos son de color crema, beige o blanco, moteado o manchado con marrón rojizo, a menudo en mayor medida en el extremo más largo.13

Cuando la hembra está criando la segunda puesta, el macho se encarga de la alimentación de la primera. El periodo de incubación es 13-14 días. Los recién nacidos empiezan a volar a los 13-14 días de salir del huevo.

Cuando las aves jóvenes son de color marrón moteado. Pasados de dos a tres meses fuera del nido, aparecen las primeras plumas de color naranja bajo su barbilla, y en los siguientes dos o tres meses se extiende el color naranja gradualmente hasta completar la primera muda y tener la apariencia de los adultos.
Vocalizaciones
Canto 1
Canto 2

Tiene un canto estriado y trinado durante la época de cría, cuando a menudo canta en la noche, a veces hasta muy tarde, lo que puede llevar a confundirlo con el ruiseñor (Luscinia megarhynchos). El canto nocturno en las zonas urbanas se produce en lugares que suelen ser ruidosas durante el día, lo que sugiere que canta por la noche porque la tranquilidad permite que su mensaje se propaga con mayor claridad.14 Durante el invierno, cuando los machos y las hembras tienen territorios separados, los cantos de ambos sexos suenan más lastimeros que durante el verano.4 Durante el invierno la hembra sale del territorio de anidación y se desplaza a un área cercano, más adecuado para buscar alimentos. El macho permanece en el territorio de anidación durante todo el año.
Magnetorrecepción

La brújula magnética aviar del petirrojo europeo ha sido ampliamente estudiada y utiliza magnetorrecepción basada en la visión, en el cual la capacidad de detectar el campo magnético de la tierra para la navegación se ve afectado por la luz que entra en el ojo del ave. Aunque todavía no se entiende por completo el mecanismo físico de su sentido magnético, se considera que podría incluir entrelazamiento cuántico de espines de electrones.15
Representaciones culturales
Grabado de 1880.

El petirrojo ocupa un lugar destacado en el folclore británico y del noroeste de Francia, pero menos prominente en otras partes de Europa.16 En la mitología nórdica se lo consideraba un pájaro de tormenta, sagrado para Thor, el dios del trueno.17 Figura también en un cuento infantil tradicional, Babes in the Wood, en el cual cubre los cuerpos de los niños muertos.18 Más recientemente fue asociado con la Navidad, jugando un rol prominente en muchas tarjetas navideñas desde mediados del siglo XIX.18 También apareció en muchos sellos postales navideños. Una antigua leyenda británica busca explicar el color distintivo de su pecho y cuenta que cuando Jesús estaba muriendo en la cruz, el petirrojo, entonces simplemente de color marrón, se puso a su lado y cantó en su oído para consolarlo en su dolor. La sangre de sus heridas manchó el pecho del petirrojo, y desde entonces todos los petirrojos tienen la marca de la sangre de Cristo.17 Otra leyenda dice que su pecho se quemó al buscar agua para las almas del purgatorio.18 Sin embargo, la asociación con la Navidad se debe probablemente al hecho de que los carteros británicos durante la época victoriana vestían uniformes rojos y fueron apodados "Robin" ("petirrojo"); esto sugiere que su apariencia en tarjetas navideñas es más bien un emblema del cartero que entrega la tarjeta.19

Ha recibido 222 puntos

Vótalo:

Urraca

10. Urraca

La urraca (Pica pica) también conocida como picaraza, picaza, pega2 o muñoncito es una especie de ave de la familia de los córvidos, y es una de las aves más comunes en Europa hasta una altitud no superior a los 1.500 metros. La urraca europea es una de las aves más inteligentes, y se cree... Ver mas
La urraca (Pica pica) también conocida como picaraza, picaza, pega2 o muñoncito es una especie de ave de la familia de los córvidos, y es una de las aves más comunes en Europa hasta una altitud no superior a los 1.500 metros.

La urraca europea es una de las aves más inteligentes, y se cree que más inteligente que la gran mayoría de los animales.3 La extensión del Cuerpo estriado de su encéfalo tiene el mismo tamaño relativo que el de los chimpancés, orangutanes y humanos.4
Descripción
Urraca volando.

Destaca la urraca por su cuerpo blanco y negro iridiscente, acabado en una larga cola de color azul o verde metálico dependiendo de cómo incida el sol, mide en torno a 45 cm de longitud con una envergadura de 60 cm. Es prácticamente inconfundible con otra ave.
Los colores están distribuidos por su cuerpo de la siguiente forma: la cabeza, el pico, la cola y las patas son de color negro; el pecho y buena parte de las alas son blancas; la cola y las alas cobran un matiz azul o verde metalizado.
Su cabeza y pico presentan la forma característica de la familia a la que pertenece, ojos pequeños y con un pico recto y fuerte.

Se caracteriza también por su larga cola escalonada y por sus alas cortas y redondeadas, cosa que hace su silueta parecida a la del rabilargo.

No presenta dimorfismo sexual, si exceptuamos una mayor corpulencia de los ejemplares machos.
Su voz es un matraqueo áspero: tcha-tcha-tcha-tcha-tcha.
Menú
0:00

Hábitat

Está presente en cualquier hábitat, exceptuando bosques densos y parajes situados a más de 1500 metros de altura. No obstante prefiere la proximidad de campos roturados o parajes degradados por el hombre, (ciudades, basureros, carreteras) del mismo modo que le agrada la cercanía de poblaciones humanas.
Es una especie que ha conseguido adaptarse, multiplicarse y aprovecharse de las alteraciones del medio que provoca el hombre.

Distribución geográfica

Se encuentra distribuida en Europa, muchas partes de Asia y el noroeste de África; hay una especie muy parecida en el oeste de Norteamérica, que es prácticamente igual pero tiene el pico amarillo.
Su expansión prácticamente sin límites, es debido en gran parte a su carácter omnívoro, que le permite sobrevivir en ambientes muy degradados.
Presenta escasa variación subespecífica. Excepciones son las subespecies europeas y la norteafricana, P.p. mauretanica y el lejanamente emparentado rabilargo que habita en el oeste de la Península Ibérica y es la única especie distinta que habita en el continente. En Corea y Asia Oriental (1-2) y Norteamérica (1-2) existen varias especies de aspecto casi idéntico, hasta el punto de que se consideraban subespecies.

Pica pica melanotos - Uno de los rasgos distintivos de la sub-especie ibérica: ausencia de plumas detrás del ojo - Madrid (España)
P.p. mauretanica en el P.N. de Souss-Massa.
Alimentación

Su pico no presenta ninguna adaptación específica para ningún tipo de comida, presentando una forma recta y fuerte que le permite acceder a casi cualquier tipo de comida. Esto es aprovechado por la urraca de excelente forma y presentando una alimentación omnívora. No le hacen asco a ningún alimento, es frecuente verlas alrededor de las carreteras, andando a pequeños saltos, buscando cualquier cosa comestible.
Come sobre todo insectos y cereales, aunque también carroña, huevos y polluelos.

Comportamiento

Por su comportamiento parecen ser unas de las aves más inteligentes y astutas. Se ha comprobado que tienen un gran poder de comunicación con sus congéneres. Cuando se ve amenazada procura llamar la atención de sus congéneres, avisándoles de su presencia y en el caso de ser atacada por aves predadoras se unen para revolotear a su alrededor increpándola con sus graznidos y no dejando que ataque de forma correcta. Así mismo acosan en grupo a depredadores terrestres. Si por el contrario lo que descubren es un animal muerto de gran tamaño también se agrupan y empiezan a emitir graznidos de forma estrepitosa para llamar la atención de cuervos y buitres para que comiencen a abrir la dura piel del cadáver, una vez ya saciados los grandes carroñeros como los buitres, alimoches, etc, actúan ellas para dejar los restos pelados y en los huesos. También se aprecia un comportamiento inteligente al almacenar en sitios que solo ellas conocen los excedentes de alimento que encuentran de la misma forma que almacenan objetos brillantes por los que sienten una debilidad especial, como si fueran sus tesoros. Aparte de trozos de latas, cristales, etc., se han llegado a encontrar joyas de valor en sus grandes nidos. Recientemente se ha demostrado que esta ave puede reconocerse en un espejo, una capacidad que hasta ahora sólo se había observado en primates y delfines5
Con una enseñanza adecuada, desde pequeñas, pueden imitar la voz humana.
Como otros córvidos, es capaz de diferenciar individualmente a personas conocidas.

Reproducción

La puesta se realiza en primavera y consta de cuatro a siete huevos, que son incubados durante aproximadamente 20 días. Los polluelos dependen de los padres y son alimentados durante un mes aproximadamente hasta que comienzan a volar.6
Amenazas

Una de las razones que explican su gran expansión es que su peor y más característico enemigo, el azor, es cada vez más escaso. Por lo que se dedica plácidamente a alimentarse y reproducirse salvo algunas excepciones. Como ejemplo podemos citar las malas relaciones con el críalo, ave migratoria de la misma familia que el cuco. Cuando la urraca ha realizado su puesta, el críalo aprovecha la menor oportunidad para depositar sus huevos en el nido de la urraca. De esta forma las urracas incuban y alimentan a los polluelos del críalo también, y estos muchas veces por su nacimiento y desarrollo más precoz acaban con los polluelos de la urraca. Lo mismo podemos decir de sus relaciones con el lirón careto que también puede atacar a la urraca, aprovechando que en la noche se presenta sumamente vulnerable, devorando sus huevos y polluelos. Estos ataques pueden ir dirigidos además de para procurarse el sustento para poder apropiarse del nido que utilizará para su propia reproducción.6

Tampoco se ha salvado de la persecución humana, pues algunos cazadores la tratan como alimaña, exponiéndola en postes y vallas. Estos cazadores la consideran perniciosa para sus intereses cinegéticos por su depredación sobre las poblaciones de especies cinegéticas, como la perdiz, al consumir los huevos de estas. Aunque también consume bastante cantidad de insectos, sobre todo en la primavera y el verano; lo que junto con el consumo de abundante carroña es beneficioso.[cita requerida]
La urraca en la cultura popular

La urraca es uno de los animales que más supersticiones y dichos populares tiene en la cultura popular, quizás igualada con el cuervo y el gato.

En Galicia, Asturias y León es conocida popularmente como pega.
En el Alto Aragón, a las urracas se les denomina garza y es una palabra que utilizan los lugareños de más edad para piropear a las mujeres. Es un hecho curioso que en este lugar ha primado la belleza de su plumaje, a diferencia de otros sitios de España donde se le ha considerado como un animal maligno, por sus peculiares conductas.
En catalán hay un dicho popular que dice dar urraca por perdiz (donar garsa per perdiu) y hace referencia a cuando se quiere engañar a alguien dándole algo de inferior calidad a lo que se solicita o espera.
En leyendas populares antiguas de Inglaterra se cuenta que cuando Jesús estaba agonizando en la cruz todos los pájaros acudieron a consolarle menos la urraca, por lo que se le maldijo eternamente, quizás por estas crencias en la islas británicas siempre se asocia este animal con la mala suerte.
En Escocia una urraca en una ventana anuncia una muerte próxima en la casa.
En el folclore alemán, francés e italiano, existe la creencia de que las urracas presentan inclinación a la recolección de objetos brillantes, especialmente los preciosos. Esta creencia es la base del argumento de la ópera de Rossini, La gazza ladra, y de él del episodio de las aventuras de Tintín, las joyas de la Castafiore. En la Comunidad Valenciana, donde se denomina blanca, se cree que la urraca esconde objetos, circunstancia reflejada en la fraseología (pareixes una blanca, que tot ho amagues / guardes: «pareces una urraca, que todo lo escondes / guardas»). También se asocia a las personas parlanchinas (xarrar com una blanca)
En China, contrariamente es considerada como un signo de felicidad; su traducción literal sería urraca feliz (trad.:喜鵲, sim.:喜鹊 xĭquè).
Durante la Edad Media existía la creencia de que estaban ligados a la brujería, igual que los cuervos, cornejas y gatos negros.
En Perú se llama urraca a las personas chismosas, siendo el origen del sobrenombre de la popular presentadora de un programa de espectáculos, Magaly Medina, a quien se apoda «la Urraca».

Ha recibido 221 puntos

Vótalo:

Halcón Peregrino

11. Halcón Peregrino

El halcón peregrino2 (Falco peregrinus) es una especie de ave falconiforme de la familia Falconidae de distribución cosmopolita. Es un halcón grande, del tamaño de un cuervo, con la espalda de color gris azulado y la parte inferior blanquecina con manchas oscuras; la cabeza es negra y cuenta con... Ver mas
El halcón peregrino2 (Falco peregrinus) es una especie de ave falconiforme de la familia Falconidae de distribución cosmopolita. Es un halcón grande, del tamaño de un cuervo, con la espalda de color gris azulado y la parte inferior blanquecina con manchas oscuras; la cabeza es negra y cuenta con una amplia y característica bigotera también de color negro. Puede volar a una velocidad de crucero de 100 km/h, pero cuando caza efectuando un ataque en picado puede alcanzar más de 300 km/h, lo que lo convierte en el animal más rápido del mundo.3 4 Como en otras aves de presa, la hembra es de mucho mayor tamaño que el macho.5 6 Diversas autoridades reconocen 17–19 subespecies, que varían de aspecto y hábitat; hay desacuerdo sobre si el halcón tagarote (Falco pelegrinoides) es una subespecie o una especie distinta.

La distribución geográfica de sus áreas de cría abarca desde la tundra ártica hasta el sur de América del Sur. Se le puede encontrar casi en todas partes de la Tierra, excepto en regiones polares extremas, montañas muy elevadas y en la mayor parte de las selvas tropicales; la única área terrestre extensa sin hielo en la cual está completamente ausente es Nueva Zelanda, lo que la convierte en el ave de presa más extendida del mundo.7 Tanto el nombre científico como el nombre en español de esta especie significan «halcón viajero», a causa de los hábitos migratorios de muchas poblaciones del norte.

Aunque su dieta consiste casi exclusivamente en aves de tamaño medio, caza de vez en cuando pequeños mamíferos, pequeños reptiles e incluso insectos. Alcanza la madurez sexual en un año y se empareja de por vida. Anida en pequeñas oquedades en el suelo sin aportar ningún material, normalmente en bordes de acantilados o, en los últimos tiempos, en estructuras elevadas construidas por humanos.8 El halcón peregrino se convirtió en una especie en peligro en muchas áreas debido al uso de pesticidas, sobre todo DDT. Desde la prohibición del DDT a principios de los años 1970, las poblaciones se recuperaron, apoyadas por la protección a gran escala de sus lugares de anidamiento y liberación de ejemplares en la naturaleza.9
Descripción

Su longitud corporal varía entre 34 y 58 cm, y su envergadura es de entre 80 y 120 cm.5 10 Los machos y las hembras tienen un plumaje y marcas similares, pero, como en otras aves de presa, muestra un marcado dimorfismo sexual en su tamaño, con la hembra un 30% mayor que el macho.11 Los machos pesan entre 440 y 750 g, mientras que las hembras, notablemente mayores, pesan entre 910 y 1.500 g; para las variaciones de peso entre las distintas especies, ver la siguiente sección del artículo.

La espalda y las largas y puntiagudas alas de los adultos varían generalmente de un negro azulado a un gris pizarra con barras oscuras indistintas (ver «Subespecies» más adelante); los extremos del ala son negros.10 El vientre y la zona interna de las alas varían de color blanco a oxidado y con finas barras limpias de color marrón oscuro o negro.12 La cola, coloreada como la espalda pero con barras limpias y finas, es larga, estrecha y redondeada al final con la punta negra y una banda blanca en su extremo. La parte superior de la cabeza, junto con su amplia bigotera a lo largo de las mejillas, es negra, contrastando de forma notoria con los lados pálidos del cuello y la garganta blanca.13 La cera es amarilla, como las patas y el pico, y las garras son negras.14 El pico superior es serrado cerca de la punta, una adaptación que permite a los halcones matar a sus presas cortándoles la columna vertebral en el cuello.15 5 6 Los jóvenes presentan una coloración más parda y con la parte inferior con rayas, más que barras, y tienen la cera de color azulado pálido.5 6 13
Taxonomía y sistemática
Ejemplar de halcón peregrino volando.

Esta especie fue descrita por primera vez por Marmaduke Tunstall en su Ornithologia Britannica de 1771 bajo su actual nomenclatura binominal.16 El nombre científico Falco peregrinus, significa «halcón viajero» o «halcón nómada» en latín.17 18 En efecto, el nombre común de la especie se refiere a sus hábitos migratorios en la mayor parte de idiomas europeos.19 El término latino para halcón, falco, está relacionado con falx, que en latín significa hoz, en referencia a la silueta de las alas largas y puntiagudas del halcón en vuelo.3

El halcón peregrino pertenece a un género cuya ascendencia incluye el subgénero Hierofalco20 y el halcón mexicano (F. mexicanus). Este linaje probablemente divergió de otros halcones hacia el final del Mioceno Superior o el Mioceno Temprano, hace aproximadamente 8-5 millones de años. Como el grupo peregrino-hierohalcón incluye tanto a especies del viejo continente como de América del Norte, es probable que el linaje provenga de Eurasia occidental o África. Su relación con otros halcones no está clara; la cuestión es complicada por la extensa hibridación que confunde los análisis de secuencia de ADN mitocondrial.

En la actualidad se cruza regularmente en cautividad con otras especies como el halcón borni (F. biarmicus) para producir un ave híbrida que goza de cierta popularidad en cetrería al combinar la habilidad para cazar del peregrino con la fortaleza del borni, o con el gerifalte para producir aves grandes, de sorprendentes colores.
Subespecies
Distribución geográfica de las áreas de cría de las distintas subespecies.

Se han descrito numerosas subespecies del halcón peregrino, aunque científicos y organismos de investigación difieren en cuantas son válidas. Algunas en ocasiones se toman como especies diferentes, y otras como simples razas. Normalmente se aceptan entre 16 y 19 especies.21 En este artículo se describen las 19 aceptadas en el Handbook of the Birds of the World.5 6 22 23

La subespecie Falco peregrinus peregrinus, descrita por Tunstall en 1771, se reproduce en la mayor parte de la Eurasia templada entre la tundra del norte y los Pirineos, región del Mediterráneo y el cinturón alpino en el sur.24 Es principalmente no migratorio en Europa, pero migratorio en Escandinavia y Asia. Los machos pesan 580–750 g, mientras que las hembras pesan 925–1.300 g.6 Incluye también a las subespecies propuestas brevirostris, germanicus, rhenanus y riphaeus.

Falco peregrinus calidus, descrito por Latham en 1790, denominado anteriormente leucogenys, incluye caeruleiceps. Se reproduce en la tundra ártica de Eurasia, desde el óblast de Múrmansk hasta aproximadamente los ríos Yana e Indigirka, en Siberia. Es totalmente migratorio y viaja al sur en invierno hasta el África subsahariana. Es más pálido que peregrinus, sobre todo en la corona. Los machos pesan 588–740 g y las hembras 925–1.333 g.6

Falco peregrinus japonensis, descrito por Gmelin en 1788, incluye kleinschmidti y pleskei, y parece que harterti es una subespecie intermedia con calidus, aunque algunas fuentes la consideran sinónimo de japonensis,25 y otras una subespecie válida e independiente.26 Se encuentra desde el nordeste de Siberia a Kamchatka (aunque posiblemente sea sustituido allí por pealei en la costa) y Japón. Las poblaciones del norte son migratorias, mientras que las de Japón son residentes. Es similar al peregrinus, pero los jóvenes son aún más oscuros que los anatum.
Subespecie australiana F. p. macropus.

Falco peregrinus macropus, descrito por Swainson en 1837, es conocido como el halcón peregrino australiano. Se encuentra en todas las regiones de Australia excepto el suroeste. No es migratorio. Es similar a brookei en apariencia, pero es ligeramente más pequeño y la región de los oídos es completamente negra. Los pies son proporcionalmente grandes.12

Falco peregrinus submelanogenys, descrito por Mathews en 1912, es el halcón peregrino australiano del suroeste. Se puede encontrar en el suroeste de Australia y no es migratorio.

Falco peregrinus peregrinator, descrito por Sundevall en 1837, es conocido como el halcón peregrino indio, shaheen negro o shaheen indio. Se le conocía a veces como Falco atriceps o Falco shaheen. Su rango geográfico incluye Asia meridional desde Pakistán a través de la India hasta Sri Lanka y el sudeste de China; en Pakistán es el símbolo militar de la Fuerza Aérea de Pakistán. No es migratorio. Su cuerpo es pequeño y oscuro, con la parte ventral barrada con un color más claro. En Sri Lanka esta especie se encuentra en las colinas más altas mientras que el migratorio calidus se ve más a menudo a lo largo de la costa.27 Una población estimada de 40 parejas reproductoras se registró en Sri Lanka en 1996.28

Falco peregrinus anatum, descrito por Bonaparte en 1838,24 es conocido como halcón peregrino americano; su nombre científico significa «halcón peregrino pato». En algunos momentos, fue en parte incluido en leucogenys. Actualmente se encuentra principalmente en las Rocosas. Fue una subespecie común en toda Norteamérica entre la tundra y el norte de México, donde actualmente se están desarrollando esfuerzos de reintroducción para intentar restaurar su población.24 Parece que la mayor parte de divagantes que alcanzan Europa occidental pertenecen al más septentrional y fuertemente migratorio tundrius, considerado una especie distinta sólo desde 1968. Es similar a peregrinus, pero es ligeramente más pequeño; los adultos son algo más pálidos y menos decorados en la parte ventral, pero los jóvenes son más oscuros y más decorados en el pecho. Los machos pesan 500–570 g, mientras que las hembras pesan 900–960 g.29 5

Falco peregrinus cassini, descrito por Sharpe en 1873, es conocido como halcón peregrino austral. Incluye kreyenborgi, el halcón pálido,30 un leucismo polimorfo que se da en Sudamérica meridional, considerada durante mucho tiempo una especie distinta.31 Su rango geográfico incluye Sudamérica, de Ecuador pasando por Bolivia, norte de Argentina y Chile a Tierra del Fuego e Islas Malvinas.12 No es migratorio. Es similar al peregrinus, pero ligeramente más pequeño y con la región de los oídos negra. La variante kreyenborgi es de color gris en la parte superior, tiene pocas barras en el pecho y presenta un diseño de la cabeza como el halcón sacre (F. cherrug), pero la región de los oídos es blanca.31
Halcón cautivo de la subespecie pealei.

Falco peregrinus pealei, descrito por Ridgway en 1873, también se le conoce como halcón de Peale, e incluye rudolfi.32 Se le encuentra en la región noroeste de Norteamérica, zona norte del Puget Sound a lo largo de la costa de la Columbia Británica (incluidas las islas de la Reina Carlota), a lo largo del golfo de Alaska y las islas Aleutianas hasta la costa este del mar de Bering en Rusia.32 Es posible encontrarlo en las islas Kuriles y también en las costas de la península de Kamchatka. No es migratorio. Es la subespecie de mayor tamaño y se asemeja al grande y más oscuro tundrius y al también grande y de barrado muy abundante anatum. Su pico es muy ancho.33 Los jóvenes a veces tienen coronas pálidas.

Falco peregrinus tundrius, descrito por C. M. White en 1968, fue durante un tiempo incluido en leucogenys. Se puede observar desde la tundra ártica de Norteamérica a Groenlandia. Emigra para invernar a América Central y América del Sur.33 La mayor parte de los divagantes que alcanzan Europa occidental pertenecen a esta subespecie, que con anterioridad se unió con anatum. Es el equivalente de calidus en el Nuevo Mundo. Su tamaño es menor y de color más claro que anatum; la mayoría tiene la frente y la región de los oídos blanca, pero la corona y la bigotera son muy oscuros, a diferencia de calidus.33 Los ejemplares jóvenes son más marrones y menos grises que calidus y más pálidos, a veces casi arenosos, que anatum.

Falco peregrinus madens, descrito por Ripley y Watson en 1963, tiene un poco corriente dicromatismo sexual. Si el halcón tagarote (ver más adelante) se considera una especie distinta, a veces se le sitúa con él. En otras ocasiones se considera una especie independiente (F. madens).34 Se puede encontrar en las islas de Cabo Verde y no es migratorio;12 se encuentra en peligro de extinción, con tan sólo seis u ocho parejas que sobreviven.5 Los machos tienen una capa marrón rojiza en la coronilla, nuca, orejas y espalda; por la parte inferior son notoriamente marrón rosado. Las hembras son de un color marrón intenso por todo el cuerpo, especialmente en la coronilla y en la nuca.12

Falco peregrinus minor descrito por primera vez por Bonaparte en 1850. Fue con anterioridad incluido en perconfusus.23 Se encuentra distribuido de forma dispersa por la mayor parte del África subsahariana y extendido en África del Sur. A veces llega hasta el norte a lo largo de la costa atlántica hasta Marruecos. No es migratorio. Es de tamaño pequeño y color oscuro.

Falco peregrinus radama, descrito por Hartlaub en 1861, se encuentra en Madagascar y Comores. No es migratorio.12

Falco peregrinus brookei, descrito por Sharpe en 1873, conocido como el halcón peregrino mediterráneo o el halcón maltés.35 Incluye caucasicus y la mayor parte de especímenes de la raza propuesta punicus, aunque otros puedan ser pelegrinoides, tagarotes (ver también más adelante) o quizás los escasos híbridos entre estos dos que podrían darse alrededor de Argelia. Se ven desde la península Ibérica, alrededor del Mediterráneo, excepto en regiones áridas, hasta el Cáucaso. No son migratorios. Es más pequeño que la subespecie propuesta y la parte ventral por lo general tiene un tono oxidado.12 Los machos pesan aproximadamente 445 g, mientras que las hembras pesan hasta 920 g.6

Falco peregrinus ernesti, descrito por Sharpe en 1894, se encuentra desde Indonesia a Filipinas y el sur de Papúa Nueva Guinea y el archipiélago Bismarck. Su separación geográfica de nesiotes está pendiente de confirmación. No es migratorio. Difiere de la especie propuesta por su color muy oscuro, estar densamente barrado en el pecho y por la cubierta de los oídos negra.

Falco peregrinus furuitii, descrito por Momiyama en 1927, se le encuentra en los archipiélagos Izu y Ogasawara. No es migratorio. Es muy escaso y puede que solo sobreviva en una isla.5 Es una forma oscura, semejante a pealei en el color pero más oscura, especialmente en la cola.12

Falco peregrinus nesiotes descrito por Mayr en 1941,36 se le encuentra en Fiyi y probablemente también en Vanuatu y Nueva Caledonia. No es migratorio.37

Falco peregrinus pelegrinoides, primeramente descrito por Temminck en 1829, se encuentra en las islas Canarias por el norte de África y Oriente Próximo hasta Mesopotamia. Es muy similar a brookei, pero marcadamente más pálido en la espalda, con el cuello color óxido y un cuero brillante con la parte ventral poco barrada. Es de menor tamaño que la subespecie propuesta; las hembras pesan en torno a los 610 g.6
Pintura de John Gould de la subespecie babylonicus.

Falco peregrinus babylonicus, descrito por Sclater en 1861, se encuentra en el este de Irán a lo largo del Hindu Kush y Tian Shan hasta la cordillera Altai. Es más pálido que pelegrinoides y algo similar al pequeño y pálido halcón borni. Es más pequeño que el halcón peregrino; los machos pesan 330–400 g, mientras que las hembras pesan 513–765 g.6

Estas dos últimas subespecies a menudo se agrupan como una especie diferente, el halcón tagarote (Falco pelegrinoides).6 Hay una distancia genética del 0,6-0,7% en el complejo peregrino-tagarote.38 Estas aves habitan regiones áridas de las islas Canarias a lo largo del borde del Sáhara por el Oriente Medio hasta Asia Central y Mongolia. Tienen un remiendo de cuello rojo, pero por otra parte se diferencian de aspecto del propuesto peregrino simplemente según la regla de Gloger.39 El tagarote tiene un modo peculiar de volar, batiendo sólo la parte externa de sus alas como hacen a veces los petreles; esto también ocurre con el peregrino, pero en menor medida y de forma menos pronunciada.6 Los huesos de la pelvis y el hombro del tagarote son fuertes en comparación con los del peregrino y sus patas son más pequeñas.23 No tienen ninguna barrera de reproducción postcigótica,40 (es decir, biológicamente se pueden reproducir con éxito con los peregrinus) pero se reproducen en diferentes épocas del año que su vecina subespecie de halcón peregrino.6 23 38 41 42 43 44
Ecología y comportamiento
Silueta durante un vuelo normal (izquierda) y al comienzo de un picado.
Morfología del ala.

Vive principalmente a lo largo de cadenas montañosas, valles fluviales, líneas costeras y, cada vez más, en ciudades.12 En regiones de inviernos suaves habitualmente se convierte en un residente permanente y algunos individuos, principalmente machos adultos, permanecerán en el territorio de cría. Las poblaciones que se reproducen en climas árticos emigran grandes distancias hacia el sur durante el invierno.45 Se le cita a menudo como el animal más veloz del planeta cuando realiza sus vuelos en picado para cazar, lo que implica elevarse a una gran altura y luego lanzarse hacia abajo a velocidades que habitualmente alcanzan más de 300 km/h,4 y golpear un ala de su presa para no dañarse en el impacto.3 Un estudio sobre la física del vuelo de un hipotético «halcón ideal» fijó un límite de velocidad teórico de 400 km/h para el vuelo de baja altitud y de 625 km/h para el vuelo de gran altitud.46 En 2005 se registró a un halcón efectuando un vuelo en picado a una velocidad máxima de 389 km/h.47

Su esperanza de vida en la naturaleza es de hasta 15,5 años.6 El índice de mortalidad en su primer año de vida está entre el 59 y el 70%, disminuyendo a un 25-32% en los adultos.6 Aparte de amenazas antropogénicas como la colisión contra objetos construidos por los humanos, el halcón peregrino puede ser cazado por grandes águilas o grandes búhos.29 Es el huésped de una gran variedad de parásitos y patógenos. Es un vector para poxvirus, virus de la enfermedad de Newcastle, herpesvirus de los falcónidos 1 (y posiblemente otros herpesvirus) y algunas micosis e infecciones bacterianas. Los endoparásitos incluyen el Plasmodium relictum (por lo general no causa la malaria en el halcón peregrino), tremátodos Strigeidae, Serratospiculum amaculata (nemátodo) y tenias. Ectoparásitos conocidos de estas aves son los piojos malófagos,48 Ceratophyllus garei (una pulga) y moscas Hippoboscidae (Icosta nigra, Ornithoctona erythrocephala).49
Alimentación
Ejemplar inmaduro de halcón peregrino utilizando un barco del USFWS para dar cuenta de una presa.

El halcón peregrino se alimenta casi exclusivamente de aves de tamaño medio, como patos, gaviotas, pájaros cantores y palomas.14 Aparte de murciélagos cazados por la noche,50 este halcón raramente caza pequeños mamíferos, pero captura de vez en cuando a ratas, liebres, ratones y ardillas; las poblaciones costeras de la subespecie pealei se alimentan casi exclusivamente de aves marinas.13 En el manglar brasileño de Cubatão, un halcón invernante de la subespecie tundrius fue observado cazando con éxito a un joven ibis escarlata.51 Insectos y reptiles son sólo una pequeña parte de su dieta, que varía en gran medida según la disponibilidad de presas.14 En áreas urbanas, su principal presa es la paloma bravía, seguida de otras aves comunes en las ciudades, como el estornino pinto y el vencejo común.50

Caza al amanecer y al anochecer, cuando la presa es más activa, pero en las ciudades también por la noche, en particular durante períodos de migración es cuando la caza nocturna se vuelve más frecuente. Algunas especies migratorias nocturnas cazadas por los halcones peregrinos incluyen especies tan diversas como el cuclillo piquigualdo, el zampullín cuellinegro, el rascón de Virginia y la codorniz común.50 Para la caza requiere de espacios abiertos, por lo que a menudo lo hace sobre lagos, pantanos, valles, campos y tundra. Busca las presas desde una posición estática elevada o desde el aire.52 Una vez localizada la presa, comienza su ataque en picado, doblando hacia atrás la cola y las alas y con las patas pegadas al cuerpo.13 La presión atmosférica a los más de 300 km/h de velocidad que alcanza, podría dañar los pulmones del ave, pero unos pequeños tubérculos óseos en las fosas nasales del halcón redirigen las ondas de choque del aire que entra en las fosas (como las tomas de aire y conos de entrada de los motores a reacción), permitiendo al ave respirar más fácilmente mientras realiza el picado reduciendo el cambio de presión atmosférica.53 Para proteger sus ojos, los halcones usan sus membranas nictitantes («terceros párpados») para limpiar las lágrimas y proteger los ojos manteniendo la visión. La presa es golpeada y capturada en el aire; golpea su presa con la garra apretada, atontándola o matándola y luego da la vuelta para capturarla en el aire.52 En el caso de que la presa fuera demasiado pesada para él, la deja caer a tierra. Despluma la presa antes de comérsela.53
Reproducción
Nido cerca de Montbéliard, Francia.

Es sexualmente maduro al final de su primer año de vida, pero en poblaciones sanas se reproducen después de alcanzar los dos o tres años de edad. Se emparejan de por vida y vuelven al mismo nido cada año. El vuelo de cortejo incluye una mezcla de acrobacias aéreas, espirales precisas y vuelos siguiendo la figura de un ocho.10 54 El macho le pasa a la hembra una presa capturada mientras están todavía en el aire y, para poder hacerlo, la hembra literalmente vuela «al revés» para recibir la comida de las garras del macho. El halcón peregrino es territorial durante la temporada de cría; las parejas que están anidando se sitúan por lo general a más de un kilómetro de distancia entre ellas y a menudo mucho más lejos, incluso en zonas con gran cantidad de parejas.55 La distancia entre nidos asegura el suministro de comida suficiente para los padres y sus crías. Dentro de un territorio de cría, una pareja puede tener varios lugares de anidada; el número de nidos por pareja puede variar de uno o dos hasta siete en un período de dieciséis años. La pareja defiende el lugar escogido para anidar luchando contra otros peregrinos y a menudo contra águilas o cuervos.55

Anidan en pequeñas repisas u oquedades en el suelo, normalmente en bordes de acantilados o, como es habitual en la actualidad en muchos lugares, en altos edificios o puentes. Los nidos en los acantilados están generalmente situados bajo un saliente, en repisas con vegetación, preferiblemente orientados al Sur.13 En algunas regiones, como en algunos lugares de Australia y en la costa oeste de la Norteamérica septentrional, los huecos en árboles grandes se utilizan para anidar. Antes de la desaparición de la mayor parte de peregrinos europeos, había una considerable población de estos halcones en Europa Central y Occidental que utilizaban los nidos en desuso de otras grandes aves.14 La hembra elige un lugar de anidada, donde excava un hueco poco profundo en terreno suelto, arena, grava o vegetación muerta para poner los huevos. No se añade ningún tipo de material para la construcción del nido.10 En áreas remotas y tranquilas, como el Ártico, las pendientes escalonadas y hasta las rocas bajas y los montículos llegan a utilizarse como lugares de anidada. Las estructuras construidas por los humanos usadas para reproducirse se parecen en gran medida a las repisas de acantilado naturales que el halcón peregrino prefiere para la ubicación de sus nidos.5 55


Las puestas son generalmente de tres o cuatro huevos (el rango está entre 1 y 6).56 Los huevos son, dependiendo de la especie, de color blanco a rojizo amarillento con marcas rojas o marrones.56 Son incubados durante unos 29 a 33 días, principalmente por la hembra.13 El macho también ayuda con la incubación de los huevos a lo largo del día, pero por la noche sólo la hembra lo hace. La fecha de puesta varía según el lugar, pero generalmente se realiza de febrero a marzo en el Hemisferio Norte y de julio a agosto en el Hemisferio Sur (la subespecie australiana macropus puede reproducirse incluso en noviembre y las poblaciones ecuatoriales pueden anidar en cualquier momento entre junio y diciembre). Aunque las parejas sólo crían una vez al año, la hembra generalmente realiza otra puesta si los huevos se pierden al principio de la temporada de cría, excepto en las zonas árticas, debido a su corto verano. Teniendo en cuenta la posibilidad de algunos huevos estériles y las pérdidas naturales de polluelos, el número medio de crías que podemos ver en los nidos es de 2,5 y el número medio que empluma es aproximadamente 1,5.53 29 5

Tras la eclosión de los huevos, los polluelos están cubiertos de un plumón blanco cremoso y tienen las patas desproporcionadamente grandes.55 Durante los primeros 8 a 12 días la hembra cubre los pollos permanentemente.54 El macho se encarga de traerles la comida a la hembra y las crías, pero los polluelos son alimentados por la hembra, que se queda en el nido a su cuidado.53 El territorio de caza de los padres puede extenderse en un radio de 19 a 24 km en torno al nido.57 Los polluelos empluman 42 a 46 días después de la eclosión y dependen de sus padres aproximadamente dos meses.6
Relación con los humanos
El halcón peregrino es una de las aves más usadas en cetrería.

El halcón peregrino se convirtió en una especie en peligro de extinción debido al uso de pesticidas, sobre todo DDT, durante los años 1950, los años 1960 y los años 1970.58 La biomagnificación del pesticida causó el aumento de los organoclorados en los tejidos internos de los halcones, reduciendo la cantidad de calcio presente en la cáscara de sus huevos. Con cáscaras más delgadas, menos huevos sobrevivían a la incubación.52 59 Como consecuencia de ello esta especie llegó a extinguirse en varias lugares del mundo, como en el este de los Estados Unidos y Bélgica.6 Los huevos y las crías son a menudo objetivo de comerciantes del mercado negro y coleccionistas de huevos poco escrupulosos,60 por lo que las asociaciones en defensa de la naturaleza recomiendan no hacer público las posiciones de lugares de anidada sin protección.61

El halcón peregrino se usa en la cetrería desde hace más de 3.000 años, cuando iniciaron su utilización los nómadas en Asia Central.55 Por su capacidad de lanzarse en picado a altas velocidades, era muy solicitado y usado a menudo por halconeros con experiencia.11 Durante la Segunda Guerra Mundial fueron utilizados para interceptar a palomas mensajeras.62 Se utilizan también en algunas ocasiones para espantar aves en aeropuertos y así reducir el riesgo de impactos de éstas contra los aviones, mejorando la seguridad del tráfico aéreo.63 También se le utiliza en la actualidad como un sistema alternativo de control biológico en la agricultura, erradicando o disminuyendo el número de otras especies de aves que dañan los cultivos.64 65
Esfuerzos para su recuperación y situación actual

En países como EE. UU., Canadá, Alemania y Polonia, los equipos de recuperación del halcón peregrino de los Servicios de Vida Silvestre crían ejemplares de esta especie en cautiverio.66 Los polluelos se alimentan generalmente a través de un conducto o con una marioneta que imita a la cabeza de un halcón adulto, para que no puedan ver a los criadores y así evitar su impronta con los humanos.45 Cuando ya tienen la edad adecuada, se abre su jaula de cría, permitiendo al ave entrenar sus alas y, cuando es lo suficientemente fuerte, se reduce su alimentación para obligar al animal a que aprenda a cazar por si mismo.67 Para liberar a un halcón educado en cautividad, el ave se coloca en una jaula especial en lo alto de una torre o en una repisa de un acantilado durante unos días, permitiéndole así aclimatarse a su futuro ambiente.67 Los esfuerzos de recuperación a nivel mundial han tenido un éxito notable.66 La restricción en el uso del DDT permitió que las aves liberadas pudieran reproducirse con cierto éxito.45 68

Muchos halcones peregrinos se han instalado en grandes ciudades y anidan en catedrales, repisas de ventanas de los rascacielos y torres de puentes colgantes. Por ejemplo, en Virginia, los funcionarios estatales que trabajan con estudiantes del Centro de Conservación Biológica de The College of William and Mary en Williamsburg establecieron con éxito ponederos en lo alto de los puentes George P. Coleman Memorial Bridge en el río York, Benjamin Harrison Memorial Bridge y Varina-Enon Bridge en el río James y en otras posiciones similares.69 El Departamento de Conservación Ambiental del Estado de Nueva York hizo público que había 67 parejas en el estado durante 2008.70 En el Reino Unido hubo una recuperación de su población desde su caída en los años 1960, en gran medida gracias al trabajo de protección y conservación dirigido por la Royal Society for the Protection of Birds y ahora se reproducen en muchas áreas montañosas y costeras, sobre todo en el Oeste y el Norte y anida en algunas áreas urbanas, aprovechando la abundancia de palomas en las ciudades para alimentarse.71 En 1999 que se inició en Barcelona el "Proyecto de reintroducción del halcón peregrino (Falco peregrinus brookei) en Barcelona", promovido por el ayuntamiento de esta localidad, con la intención de recuperar su presencia en la ciudad tras su desaparición en 1973.72

Ha recibido 216 puntos

Vótalo:

Lechuza Común

12. Lechuza Común

La lechuza común (Tyto alba), también llamada lechuza de los campanarios o luétiga, es una especie de ave estrigiforme de la familia Tytonidae. El área de distribución de esta rapaz incluye los cinco continentes, en los que podemos encontrar varias subespecies. Descripción Lechuza en los... Ver mas
La lechuza común (Tyto alba), también llamada lechuza de los campanarios o luétiga, es una especie de ave estrigiforme de la familia Tytonidae. El área de distribución de esta rapaz incluye los cinco continentes, en los que podemos encontrar varias subespecies.
Descripción
Lechuza en los Pirineos franceses.

Ave mediana, de unos 33 a 35 cm de longitud y envergadura de 80 a 95 centímetros, con un peso medio para los adultos de 350 gr , y sin diferencia aparente entre sexos.

Tiene un característico disco facial con forma de corazón y partes ventrales blancas en T. alba alba, aunque puede variar en otras subespecies. Los tarsos están emplumados, y tienen los dedos cubiertos con plumas modificadas de color grisáceo.

Las alas, relativamente cortas y redondeadas, no facilitan los vuelos largos y poderosos, aunque la particular estructura de las filoplumas, especialmente suaves y desflecadas, dotan a esta rapaz de un vuelo silencioso, de manera que al verlas volar, más pareciera que flotasen antes que aletear.

Emiten un grito lastimero y estridente, aunque la gran variedad de sonidos que producen dificulta la identificación, a excepción del inconfundible siseo que emite cuando se siente amenazada o cuando las crías piden alimento.

Para cazar se muestran muy observantes, moviendo imperceptiblemente la cabeza: cuando se lanzan hacia la presa es una de las aves que menos fallos tiene.[cita requerida]
Subespecies por continentes

Existen 29 subespecies reconocidas oficialmente, que se diferencian principalmente por el color del plumaje.
Europa

Tyto alba alba (Scopoli, 1769) - Noruega,Suecia,Finlandia, Dinamarca, islas Británicas, islas del Canal, Luxemburgo, Francia, España, Italia, Sicilia, Eslovenia, Croacia, Bosnia y Herzegovina,Montenegro, Serbia, Albania, Macedonia, Grecia, isla de Lesbos, Bulgaria, Rumania y Turquía.
Tyto alba guttata (Brehm Cl., 1831) - islas Británicas- rara/accidental-, Bélgica, Luxemburgo, Francia, España, Liechtenstein, Eslovenia, Croacia, Bosnia y Herzegovina, Montenegro, Serbia, Albania, Macedonia, Grecia, Bulgaria, Rumania, Ucrania, Oriente Medio, Turquía.
Tyto alba ernesti (Kleinschmidt O.,1901) - Endémica de las islas italianas de Cerdeña y Sicilia, así como de la isla francesa de Córcega. Accidental en la España peninsular e islas Baleares -Mallorca e Ibiza-.
Tyto alba gracilirostris (Hartert, 1905) - islas Canarias (Fuenteventura,Lanzarote y archipiélago Chinijo, quizás presente antiguamente en la isla de Lobos.
Tyto alba schmitzi (Hartert, 1900) - Endémica de las islas de Madeira y Porto Santo, en el este del Océano Atlántico.

África

Tyto alba affinis (Blyth, 1862) - África subsahariana, incluyendo las islas Comores, Magadascar, Pemba y Unguja, antes presente en las Seychelles. El plumaje de la subespecie alba varía gradualmente al plumaje de la subespecie affinis, en Egipto, especialmente en las cercanías de la frontera sudanesa. Se incluye en esta subespecie la subespecie hypermetra, existiendo dudas sobre si esta subespecie es distinta a la subespecie poensis.
Tyto alba poensis (Fraser, 1842) - Endémica de la isla de Bioko, puede tratarse también de la subespecie affinis.
Tyto alba thomensis (Hartlaub, 1852) - Endémica de la isla de Santo Tomé. La cita de Príncipe es errónea. Se considera en ocasiones una especie diferente a la especie Tyto alba.
Tyto alba detorta (Hartert, 1913) - Endémica de las islas de Cabo Verde. Es considerada en ocasiones una especie diferente a Tyto alba.

Asia

Tyto alba erlangeri (=Tyto alba erlamgeri, Tyto alba erlangeri) (WL Sclater, 1921) - Grecia, sur de la isla de Creta y islas del mar Egeo hasta Chipre, Oriente Próximo y Oriente Medio, incluidas las costas de la península Arábiga,(Arabia Saudita, Yemen y Omán), al sur de la península del Sinaí (Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Bahrein y Kuwait) hasta el suroeste y este de Irán. Esta subespecie podría ser asignada a las poblaciones norteafricanas. Es parecida a la subespecie ernesti.
Tyto alba stertens (Hartert, 1929) - Desde Pakistán pasando por la India hasta Yunnan y Vietnam, por el sur desde Tailandia hasta Sri Lanka. las lechuzas del sudeste asiático se consideran en ocasiones como pertenecientes a la subespecie javanica.
Tyto alba javanica (JFGmelin, 1788) - Península Malaya, islas Sonda, incluyendo las islas Kangean, Krakatoa y las Mil Islas, también el archiélago Alor, Kalao y Tanahjampea en las islas Selayar Islas, Kalaotoa y posiblemente el sur de la isla de Borneo.
Tyto alba sumbaensis (Hartert, 1897) - Endémica de la isla indonesia de Sumba. Parecida a la subespecie javanica.
Tyto alba deroepstorffi (Hume, 1875) - Endémica de las islas Andamán. Es considerada en ocasiones una especie distinta a Tyto alba.

América del Norte

Tyto alba pratincola (Bonaparte, 1838) - América del Norte (desde el sur de Canadá hasta el centro de México, islas Bermudas, Bahamas, La Española y Hawai, presente y posteriormente extinta en Lord Howe Island. Se incluye en esta subespecie las siguientes subespecies, lucayana y podría incluir bondi, guatemalae, subandeana.

Centroamérica y América del Sur

Tyto alba guatemalae (Ridgway, 1874) - Guatemala y sur de México, Centroamérica, Panamá y el norte de Colombia, islas Pearl. Se incluye en esta subespecie, la subespecie subandeana. Existen dudas sobre su pertenencia a la subespecie pratincola.
Tyto alba hellmayri (Griscom & Greenway, 1937) - Guyana, Surinam, Guayana Francesa, Brasil.
Tyto alba furcata (Temminck, 1827) - islas de Cuba, Jamaica, Caimán. Se podría incluir en la subespecie niveicauda.
Tyto alba niveicauda (Parkes & A. R. Phillips, 1978) - Endémica de la isla de la Juventud, al suroeste de Cuba. Existe dudas de que sea una subespecie distinta de la subespecie furcata.
Tyto alba hellmayri (Griscom y Greenway, 1937) - al noreste de las tierras bajas de América del Sur, desde el este y sur de Venezuela, todo Brasil y la Guyana inglesa. Subespecie muy parecida a la subespecie tuidara, diferenciándose de esta por ser de mayor tamaño, se duda en ocasiones a cual de estas subespecie pertenece.
Tyto alba tuidara (J E Grey, 1829) - zonas bajas de América del Sur, desde el este de los Andes al sur del río Amazonas hasta Tierra del Fuego, también en las Islas Malvinas. Incluye la subespecie hauchecornei y posiblemente hellmayri.
Tyto alba contempta (Hartert, 1898) - noreste y oeste de los Andes, desde Venezuela a través del este de Colombia (raro en la Cordillera Central y la Cordillera Occidental al sur de Perú. Se incluye en este subespecie la subespecie stictica.
Tyto alba punctatissima (G R Grey, 1838) - conocida como lechuza de Las Galápagos, al ser endémica de este archipiélago ecuatoriano. Se considera una especie distinta de Tyto alba.
Tyto alba bondi (Parkes & A. R. Phillips, 1978) - endémica de las Islas de la Bahía (Roatán y Guanaja), en Honduras. Existen dudas de que sea una subespecie distinta a la subespecie pratincola.
Tyto alba bargei (Hartert, 1892) - endémica de Curaçao y Bonaire, en las Antillas Holandesas.

Australia y resto de Oceanía

Tyto alba delicatula (Gould, 1837) - Australia e islotes cercanos (no en Tasmania), islas Sonda Menores (Savu, Timor, Jaco, Wetar, Kisar, Tanimbar, posiblemente Rote), Melanesia (Nueva Caledonia y las islas de la Lealtad; Aneityum, Erromango y Tanna Vanuatu, Islas Salomón incluido Bougainville, Long Island, Nissan, Buka y quizás Nueva Irlanda y Nueva Bretaña), oeste de la Polinesia (Rotuma y Fiji, Niue, las Islas Samoa, Tonga, Wallis y Futuna), presente aunque posteriormente extinta en la islas de Lord Howe. En esta subespecie se incluyen las subespecies bellonae, everetti, kuehni, lifuensis y Lulu. Las lechuzas presentes en Fiji requieren ser investigadas para determinar la subespecie a la que pertenecen.
Tyto alba meeki (Rothschild & Hartert, 1907) - este de Nueva Guinea y Manam así como las islas Karkar. Similar a javanica.
Tyto alba crassirostris (Mayr, 1935) - endémica de las islas de Tanga, en Papúa Nueva Guinea. Parecida a la subespecie delicatula.
Tyto alba interposita (Mayr, 1935) - islas de Santa Cruz (islas Salomón) y al sur de las islas del banco de Efaté (Vanuatu). Parecida a la subespecie delicatula.

Reproducción

Anida en zonas humanizadas como campanarios, desvanes, graneros, o ruinas. Más raramente, y fuera de estos hábitats, prefiere los bosques aclarados y adehesados, encamándose -no fabrica nidos- en cortados y huecos de árboles.

Cría en cualquier época del año, y pone entre 4 y 7 huevos, que incubará durante unos 32 días. La incubación corre a cargo exclusivamente de la hembra, mientras que el macho cazará para toda la familia.

Aunque a los 50 días las crías son capaces de volar, normalmente no se alejan de sus padres hasta los 3 meses de vida.
Distribución y hábitat

Está presente en amplias regiones del mundo, excepto Canadá, Alaska, islas árticas, Escandinavia, la mayor parte de Asia -excepto el sur-, la zona central del desierto del Sáhara, islas de Indonesia y la Antártida. Son aves que viven generalmente asociadas a núcleos urbanos rurales, donde se reproducen, aunque dependen de zonas abiertas (campos de cultivo, estepas, roquedos, etc.), próximas a zonas de arbolado disperso, donde cazan. Son sedentarias, de hábitos nocturnos o crepusculares.
Alimentación

Se alimentan principalmente de pequeños roedores, especialmente ratones y musarañas, aunque también caza pequeños pájaros, insectos y, en menor medida, anfibios y reptiles.

Su método de caza consiste usar su amplio disco facial como una sofisticada parábola receptora de los sonidos que emiten sus presas, a las que así localiza para atraparlas con sus largos dedos, tras abalanzarse sobre ellas en un silencio casi absoluto.

Una lechuza adulta come aproximadamente tres ratones diarios. Una pareja que críe entre 3 o 5 pollos cazará muchos más roedores.

Su capacidad para digerir huesos es muy pobre, por lo que las egagrópilas son grandes de 4-6 cm x 2-2,5 cm, y contienen gran cantidad de huesos.
Amenazas

Aparte de la persecución humana, tienen pocos predadores, aunque los grandes búhos, como el Búho real (Bubo bubo) pueden cazar algún ejemplar si se presenta la ocasión. Algunos granjeros fomentan la nidificación de lechuzas para controlar la proliferación de ratones.

Ha recibido 214 puntos

Vótalo:

Herrerillo Común

13. Herrerillo Común

El herrerillo común (Cyanistes caeruleus) es un ave de la familia de los páridos. Es uno de los pájaros de mayor colorido de Europa: su librea azul, verde, amarilla y blanquinegra es inconfundible. Ave ampliamente distribuida por el continente europeo y Oriente Medio, se conocen varias... Ver mas
El herrerillo común (Cyanistes caeruleus) es un ave de la familia de los páridos. Es uno de los pájaros de mayor colorido de Europa: su librea azul, verde, amarilla y blanquinegra es inconfundible. Ave ampliamente distribuida por el continente europeo y Oriente Medio, se conocen varias subespecies.
Taxonomía
Herrerillo en una rama.

La especie fue descrita por primer vez por Linneo en su Systema naturae de 1758 como Parus caeruleus.1

La mayor parte de las autoridades mantiene Cyanistes como subgénero de Parus, aunque la Unión Británica de Ornitólogos trata Cyanistes como un género distinto.

Los ejemplares de las islas Canarias y África han sido separadas a una especie diferente, Cyanistes teneriffae.2
Descripción

Tamaño de 11,5 cm medido desde el pico hasta la cola. El único paro con píleo, alas y cola de color azul cobalto vivo.3 Partes inferiores amarillas; mejillas blancas con lista negra a través del ojo y rodeando la nuca, de color negro azulado; dorso verdoso.
Dimorfismo sexual

Dimorfismo sexual poco aparente, el macho presenta el píleo de color más vivo que la hembra y la banda negro azulada que rodea el cuello es más ancha en los machos.
Distribución geográfica

Habita en gran parte de Europa, llegando hasta el mar Caspio, gran parte de Turquía, Armenia, Georgia, Azerbaijan.

En España se encuentra en la mayoría de comunidades, incluyendo las islas Baleares.
Hábitat

Bosque caducifolios y mixtos, sobre todo en encinares, en rastrojales, parques y jardines.
Subespecies

Se reconocen las siguientes subespecies:2

C. c. balearicus, Baleares (Mallorca).
C. c. caeruleus, norte de España, Sicilia, norte de Turquía y los Urales.
C. c. calamensis, Grecia.
C. c. obscurus, Islas Británicas.
C. c. ogilastrae, Portugal, sur de España, Córcega y Cerdeña.
C. c. orientalis, Rusia occidental.
C. c. persicus, suroeste de Irán.
C. c. raddei, norte de Irán.
C. c. satunini, Península de Crimea, Cáucaso, noroeste de Irán y Turquía.

Ha recibido 214 puntos

Vótalo:

Oropéndola Europea/Oriol

14. Oropéndola Europea/Oriol

La oropéndola europea2 u oriol (Oriolus oriolus) es una especie de ave paseriforme de unos 25 cm, de la familia Oriolidae. Es propia de las regiones templadas del hemisferio norte. Inverna en los trópicos, para después emigrar a Europa y Oriente Medio para pasar el verano. Su nombre científico... Ver mas
La oropéndola europea2 u oriol (Oriolus oriolus) es una especie de ave paseriforme de unos 25 cm, de la familia Oriolidae. Es propia de las regiones templadas del hemisferio norte. Inverna en los trópicos, para después emigrar a Europa y Oriente Medio para pasar el verano. Su nombre científico proviene del latín aurum, «dorado», «ave de oro».

Es un ave inteligente y escurridiza, de vuelos rápidos y cortos entre las ramas aunque alcanza vuelos muy altos en sus migraciones. Su plumaje dorado hace fácil confundirla con destellos solares. Construye sus nidos con gran velocidad, nidifica en bosques con preferencia por los cursos de agua. Son monógamos, territoriales y migratorios. Ponen habitualmente dos o tres huevos, pero pueden llegar a seis.
Características

Macho. Característico con cuerpo amarillo dorado, con ala y cola negras.

Hembra. Parecida al macho. Por encima verde oliva, por debajo, blancuzca, débilmente rayada de rojo oscuro en el pecho; alas y cola rojas oscuras con el amarillo menos extendido y menos vivo.

Jóvenes. Las oropéndolas jóvenes son semejantes a la hembra, pero con pico gris e iris pardo.
Alimentación

Se alimenta principalmente de orugas, mariposas, arañas, moluscos; frutos.
Muda

Muda postnupcial parcial, cambiando plumas corporales, pequeñas cobertoras y más raramente terciarias y alguna secundaria entre junio y agosto. La muda postjuvenil es también parcial incluyendo plumas del cuerpo, pequeñas coberteras y, algunos ejemplares, las terciarias. Ambas clases de edad tienen una muda prenupcial completa en sus áreas de invernada africanas, pudiendo dejar sin mudar la secundaria.
Nombre

Es origen del nombre propio masculino Oriol en Cataluña y Oriole en el sur de Francia.

Da nombre a la ciudad de Orihuela cuyo emblema es un oriol coronado con corona real, con alas a medio desplegar. Se trata de una delicada obra de plata sobredorada, labrada y cincelada realizada por el orfebre oriolano Miguel Ruvira en el año 1732, para sustituir el anterior oriol de madera tallada y dorada que, a su vez, sustituía una anterior que fue raptada por el cardenal Luis de Belluga (Virrey de Valencia) cuando la ciudad capituló en favor de Felipe V y del que se desconoce su paradero. Sólo se exhibe públicamente el día de la conmemoración del 17 de julio (Día del Pájaro).

Ha recibido 208 puntos

Vótalo:

Abejaruco Europeo/Común

15. Abejaruco Europeo/Común

El abejaruco europeo o abejaruco común (Merops apiaster)2 es una especie de ave coraciiforme de la familia Meropidae que vive en Eurasia y África. Se caracteriza por la policromía de su plumaje. Mide entre 25 y 29 cm de largo,3 y una envergadura alar de entre 36 y 40 cm.3 4 Pesa entre 50 y... Ver mas
El abejaruco europeo o abejaruco común (Merops apiaster)2 es una especie de ave coraciiforme de la familia Meropidae que vive en Eurasia y África.


Se caracteriza por la policromía de su plumaje. Mide entre 25 y 29 cm de largo,3 y una envergadura alar de entre 36 y 40 cm.3 4 Pesa entre 50 y 70 gr.4

Ave inconfundible por la multitud de colores que presenta: pecho azul, vientre verdoso, cabeza canela, cuello amarillo y la lista negra que adorna su ojo, pico típico de insectívoro, largo, fino y algo curvo.

En el año 1890 el naturalista Edward Wright realizó un estudio sobre la coloración de esta ave,5 llegando a la conclusión de que todos los colores excepto el rojo estaban presentes en su plumaje, el rojo no estaba presente en su plumaje pero sí en el iris de los ojos de los ejemplares adultos.

Su voz es un "priurr" o un "riiuup". Viven entre 5 y 10 años.4
Taxonomía

Descrito por Linneo en 1758 como Merops apiaster.6 Es una especie monotípica, es decir, sin subespecies reconocidas.7
Alimentación
Un abejaruco a punto de capturar una abeja.

Posee un agudo sentido de la vista que le permite distinguir una abeja a aproximadamente veinte metros.[cita requerida] Suele escrudiñar los alrededores desde una atalaya sobre la que se posa en busca de insectos. Cuando divisa alguno que pasa cerca, se lanza sobre el y lo pinza con el pico.

Sus presas preferidas son sobre todo abejas, pero no le desagrada ningún otro insecto volador: mariposas, libélulas, tábanos, avispas y abejorros. A estos últimos, una vez pinzados con el pico, los mata y después los golpea hasta que el aguijón se desprende para poderlos engullir.
Distribución y hábitat

Es un ave migratoria que cría en Europa, el norte de África y el oeste de Asia y que se desplaza al África subsahariana en invierno. Está presente en la península ibérica en época estival, desde finales de marzo y hasta finales de septiembre. No está presente en alta montaña por encima de los 1.500 m .

Existen teorías de que es una especie de origen tropical,[cita requerida] debido sobre todo a la variedad de colorido, puesto que las aves de las zonas templadas presentan coloraciones más discretas adaptadas a una función de camuflaje, con algunas excepciones como el martín pescador, la urraca o la oropéndola. Esto habría sido posible gracias a su facilidad para colonizar nuevos territorios como cortes en el terreno de vías ferroviarias, carreteras, autovías, etc.

Vive en zonas abiertas: cultivos, pastizales, con vegetación dispersa; que tengan cortados en las que pueda anidar.3
Comportamiento

Es un ave gregaria y sociable. Suele posarse a descansar en los cables de tendido eléctrico, casi nunca en el suelo. Posee un vuelo acrobático, con aleteos rápidos y planeos.
Reproducción
Colonia de abejarucos.

Nidifica en los taludes del curso medio de los ríos y muy comúnmente en los taludes y terraplenes de las carreteras. Horada un agujero en la pendiente, de trayectoria oblicua de unos 20-30 grados respecto de la horizontal, que puede llegar a los 2 metros de longitud. Al final de dicho agujero acondiciona una pequeña cámara donde pone de 4 a 6 huevos blancos directamente en el suelo y que incuba entre 19 y 21 días.

Ha recibido 206 puntos

Vótalo:

Abubilla

16. Abubilla

La abubilla2 (Upupa epops) es una especie de ave coraciforme de la familia Upupidae;3 pertenece al mismo orden que los martines pescadores, los abejarucos, y las carracas3 No obstante, en la taxonomía de Sibley-Ahlquist, Upupa es separado en un orden propio, los Upupiformes, diferente de los... Ver mas
La abubilla2 (Upupa epops) es una especie de ave coraciforme de la familia Upupidae;3 pertenece al mismo orden que los martines pescadores, los abejarucos, y las carracas3 No obstante, en la taxonomía de Sibley-Ahlquist, Upupa es separado en un orden propio, los Upupiformes, diferente de los Coraciiformes. Especie diurna, solitaria, territorial y migratoria.
Nombres vulgares

La abubilla recibe diversos nombres según las regiones.4 En Aragón se la conoce popularmente con el nombre de gurgute y cuscute. En algunas zonas de Castilla y Aragón se conoce como cucuta o cucut. En Canarias como apupu o tabobo. En la Comunidad Valenciana predomina el término palput. En Galicia recibe el nombre de bubela. En Murcia se le conoce con el nombre de parputa. En Cataluña y Baleares como puput. En la comarca leonesa de La Maragatería se conoce con el nombre de budibilla. En Navarra se le llama gallico de San Martín.
Distribución y hábitat

Las abubillas son propias de Europa, Asia y África, excepto Madagascar, donde existe una especie propia, Upupa marginata (considerada por algunos autores solo una subespecie más de U. epops).5 Es una especie migratoria en las regiones septentrionales de su área de distribución y residente o parcialmente migratoria en las otras regiones.6 La mayor parte de las que migran de Europa probablemente invernan en África al sur del Sahara, en cambio las poblaciones del centro y este de Siberia migran a Asia meridional.6

Habitan en regiones secas, encontrándose en bosques claros, zonas de frutales, viñedos y campos cultivados con arboledas.7
Características
Abubilla de espaldas.

Su plumaje puede variar desde un pardo rosado a un canela oscuro o rojizo, con las alas y la cola listadas de blanco y negro.6 Está dotado en la cabeza de un penacho de plumas eréctiles como un abanico, pero casi siempre lo mantiene cerrado. Miden de 25 a 29 cm de largo, con 44 a 48 cm de envergadura de alas. Son inconfundibles, especialmente por el vuelo errático que es como el de una mariposa gigante.
Historia natural

Camina por el suelo como un estornino. Su canto es un reclamo hueco y habitualmente trisilábico “up-up-up”, el cual le da origen a su nombre científico. Tienen un olor peculiar y desagradable.

Se alimentan introduciendo su largo pico en tierra blanda o en excrementos de animales en busca de insectos y sus larvas,6 aunque come preferentemente grillos y escarabajos de gran tamaño.7 Es un depredador natural de la procesionaria del pino.

Suele anidar en huecos de árboles viejos, cavidades de edificios, grietas entre las rocas y montones de piedras.7 Como en el de su pariente el martín pescador, tiende a contener copiosas cantidades de heces y huelen muy mal, lo que sirve de protección contra depredadores. Las abubillas hembras que anidan, cuando son asustadas por un intruso son capaces de dispararle a chorros un líquido oleoso pestilente que produce en una glándula situada en la base de la cola. En ocasiones el nido puede ser localizado por el fétido olor que despide.
Reproducción

Ambos sexos son parecidos, mientras que las crias tienen colores mas apagados. Instala su nido en el hueco de los árboles, en muros, en graneros, en tejados etc. Al principio incuba la hembra que es alimentada por el macho. Cuándo la incubación está ya avanzada puede colaborar en la incubación de los huevos. Los polluelos pueden permanecen en el nido 28 días y son alimentados con insectos.


Subespecies
Ejemplar con el copete de plumas desplegado.

Se conocen nueve subespecies de Upupa epops :3

Upupa epops epops - Paleártico occidental hasta Baluchistán; invernada en el sur de India y África
Upupa epops major - Egipto (valle del Nilo hasta el canal de Suez)
Upupa epops senegalensis - de Senegambia a Etiopía, Somalia y Uganda
Upupa epops waibeli - del Chad a Camerún (meseta de Adamawa), norte de Uganda y Kenia
Upupa epops africana - del sur de la República Democrática del Congo a Uganda, Kenia y Provincia del Cabo (Sudáfrica)
Upupa epops orientalis - noroeste de India
Upupa epops ceylonensis - India central y meridional y Sri Lanka
Upupa epops saturata - este de Siberia, Manchuria y del norte al extremo sudoeste de China
Upupa epops longirostris - de Assam a la península Malaya, Indochina y Sumatra.

Algunos autores consideran a Upupa marginata, de Madagascar, una subespecies más de Upupa epops.5
La abubilla en la cultura

Por su hermoso aspecto ha interesado al hombre desde el tiempo de los faraones.

Su dieta y su fetidez deben haber sido de las razones por las que la abubilla se incluye en el Antiguo Testamento en la lista de aves no limpias (ver Levítico 11:19 y Deuteronomio 14:18).
La abubilla aparece en la mitología romana. De acuerdo con Ovidio, Tereo transformado en una abubilla persigue a su mujer Procne para vengar la muerte de Itis, su hijo en común que ella ha asesinado por despecho. En la mitología griega la abubilla aparece como personaje principal en la comedia “Aves” de Aristófanes.
En el Islam, la abubilla se asocia con el Rey Salomón (el Profeta Suleyman para los musulmanes), quien habla con los animales; ella le cuenta sobre la Reina de Saba y su magnífico reino (Corán 27:20-28).
En la poesía clásica china, la abubilla se describe como un mensajero celestial que a menudo trae noticias sobre el advenimiento de la primavera. La abubilla es considerada auspiciosa en China gracias a su belleza única.
Por otra parte, la palabra dupe, que en francés y en inglés significa “aquel que es fácilmente engañable”, o “engañar”, proviene del nombre de la abubilla en un dialecto del francés. Se aplica a las personas poco inteligentes, tal como se consideraba a esta ave.
La abubilla es figura central en La Conferencia de las Aves, una de las obras principales de la literatura Sufí.
Los habitantes de Lanciego-Lantziego en Álava, reciben el sobrenombre de "bubillos" por una antigua leyenda.
Los habitantes de Palazuelos reciben el sobrenombre de "bubillos" por la abundancia de esta ave en su término.

Ha recibido 195 puntos

Vótalo:

Pinzón Real

17. Pinzón Real

El pinzón real (Fringilla montifringilla) es una especie de ave paseriforme de la familia Fringillidae caracterizada por poseer vientre blanco, alas oscuras con una franja alar inferior blanquecina y superior naranja, cabeza parda y pico amarillo. Es menos común que el pinzón vulgar, pero puede... Ver mas
El pinzón real (Fringilla montifringilla) es una especie de ave paseriforme de la familia Fringillidae caracterizada por poseer vientre blanco, alas oscuras con una franja alar inferior blanquecina y superior naranja, cabeza parda y pico amarillo. Es menos común que el pinzón vulgar, pero puede vérsele reunido en bandadas conspicuas en Europa Central, sobre todo en invierno.

Su reclamo es duro, nasal; y su canto, zumbante, también nasal.

Su nido tiene forma de taza, y está forrado de liquen, corteza, raíces, tallos, pelo y plumas; alberga de 5 a 7 huevos, puestos en una nidada de mayo a junio.

Se alimenta de semillas e insectos, que captura en el suelo.

Cría en Escandinavia y el noreste de Europa, en los bosques caducifolios. En invierno se encuentra por toda Europa, sobre todo en bosques de hayas, abedules y abetos; puede formar bandadas enormes: desde docenas hasta millones de ejemplares.

Ha recibido 185 puntos

Vótalo:

Halcón de Eleonor

18. Halcón de Eleonor

El halcón de Eleonor (Falco eleonorae) es una especie de ave falconiforme de la familia Falconidae autóctona del Mediterráneo. Ave migratoria, cría en distintos enclaves de la costa magrebí, Cerdeña, Croacia y España (en las islas Canarias, Baleares y Columbretes), para después invernar en... Ver mas
El halcón de Eleonor (Falco eleonorae) es una especie de ave falconiforme de la familia Falconidae autóctona del Mediterráneo. Ave migratoria, cría en distintos enclaves de la costa magrebí, Cerdeña, Croacia y España (en las islas Canarias, Baleares y Columbretes), para después invernar en Madagascar. No se conocen subespecies.2

Descubrimientos recientes llevados a cabo por científicos de universidades españolas han demostrado que la ruta migratoria de la especie atraviesa el continente africano, en lugar de seguir una ruta marítima a través del Mediterráneo y el Mar Rojo. 3 4
Etimología

El nombre de la especie se dio en honor de Leonor de Arborea (hacia 1350 - 1404) de Cerdeña, célebre por haber establecido la primera legislación de protección de rapaces, aunque muy probablemente esta protección estaba destinada a reservar la utilización de los animales únicamente por la nobleza.

Ha recibido 172 puntos

Vótalo:

Águila Real/Águila Caudal

19. Águila Real/Águila Caudal

El águila real o águila caudal3 4 (Aquila chrysaetos, del latín: aquila, "águila" y del griego: χρυσός, "dorado" y ἀετός, "águila" ) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae.1 Es una de las aves de presa más conocidas y ampliamente distribuidas de la Tierra. Su área de... Ver mas
El águila real o águila caudal3 4 (Aquila chrysaetos, del latín: aquila, "águila" y del griego: χρυσός, "dorado" y ἀετός, "águila" ) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae.1 Es una de las aves de presa más conocidas y ampliamente distribuidas de la Tierra. Su área de distribución abarca gran parte de América del Norte, Eurasia y el norte de África. Mantiene poblaciones sedentarias incluso en varias islas como Gran Bretaña, las del Mediterráneo, Japón y Vancouver. Sin embargo, su población en Europa central se ha visto muy reducida en los últimos años por culpa de la actividad humana y se ha extinguido en muchos lugares donde antes era abundante.
Estado de conservación

En la actualidad, Europa Occidental sólo alberga poblaciones estables en Escocia, Noruega, los Alpes, Italia y la Península Ibérica, aunque en 2001 se liberaron 35 ejemplares en Irlanda (donde la especie se extinguió a comienzos del siglo XX). En Norteamérica se observa también un declive de la especie, aunque mucho menos acusado que en Europa, y en el resto de su distribución permanece estable. El águila real es una de las aves más usadas en cetrería, especialmente en Asia Central, donde se la utiliza incluso para cazar antílopes.

Debido a su gran capacidad de adaptación al medio, alimentándose de carroña en caso necesario (no es difícil observarla en vertederos en inviernos duros), el águila real ha conseguido mantener una población saludable, lo que su pariente próxima, la imperial, muy dependiente del conejo, no ha conseguido en España. En España es un ave no amenazada, con una población estimada en más de 1.500 parejas. En Extremadura nidifican unas 125-150 parejas.
Descripción

Al igual que en la mayoría de las aves de presa, las hembras son mayores que los machos, pudiendo llegar al metro de longitud desde el pico a la cola y los 2,3 metros de envergadura alar, y un peso de entre 4 y 6,75 Kg., mientras que el macho, de un tamaño menor, alcanza entre 1,8 y 2 metros de envergadura alar y un peso de entre 2,9 y 4,5 Kg.El aguíla real puede alcanzar a volar entre 1 km y 3 km.

El plumaje es castaño oscuro, tornándose dorado en cabeza y cuello y blanco en los hombros y el extremo de la cola. En los individuos jóvenes, el blanco abunda más en la cola que el pardo, relación que se invierte con la edad. Esta especie se incluye dentro de las llamadas águilas calzadas, ya que las patas están cubiertas de plumaje en lugar de tener una cubierta escamosa como en el resto de esos hijos ...
Alimentación

El águila real puede volar en picado a una velocidad de hasta 300 km/h, siendo superada por el halcón peregrino (Falco peregrinus), que puede llegar a 380 km/h.

El águila real caza desde el aire, y para conseguirlo está equipada con las armas típicas de su familia: fuertes patas terminadas en garras bien desarrolladas, pico ganchudo, gran fuerza y velocidad y una potente vista capaz de localizar la presa a cientos de metros de distancia. Las presas a las que puede dar muerte son de todos los tamaños y formas: ratones, conejos, liebres, marmotas, zorros, serpientes, e incluso crías e individuos viejos o enfermos de cabras salvajes, ciervos, jabalíes y rebecos y aves voladoras y terrestres. En los Alpes incluso circulan historias sobre antiguos ataques de águilas excepcionalmente grandes contra niños.
Reproducción

Las águilas reales son monógamas (se suelen emparejar de por vida). Construyen varios nidos en su territorio, que alternan cada año, de estructura muy sencilla. La base de los nidos se construye con tres gruesas ramas sobre las que se acondiciona el nido, propiamente dicho, de palos y ramas menos gruesas. Según las zonas, anidan en árboles altos o bien en rocas escarpadas y acantilados. Cada nueva temporada de cría se le añaden nuevos pisos de ramas al nido, por lo que no es raro que alcance el metro y medio de altura y dos de diámetro tras varios años de uso.

La época de reproducción varía de una zona a otra entre enero y marzo, y puede desarrollarse en la misma zona donde habitan las águilas durante el resto del año o en otra a la que la pareja emigra expresamente para reproducirse. Tras el apareamiento la hembra pone uno o dos huevos que incuba durante 45 días hasta que salen los polluelos recubiertos por completo de plumón blanco. En los casos en que hay dos pollos en el nido, sólo uno, el que rompe el huevo primero, llega a realizar su primer vuelo hacia los 50 días de vida. El hermano más joven y débil muere antes, desatendido por sus padres o directamente expulsado por el más fuerte.
GoldenEagle-Nova.jpg

Los jóvenes son alimentados por sus padres en el nido hasta que se independizan. Pueden recibir el mismo alimento que ingieren los adultos, aunque con frecuencia los padres cazan más aves para sus hijos que mamíferos. Esto se debe probablemente a que los pájaros son digeridos mejor por los pequeños.
Subespecies

Según las clasificaciones, se diferencian 6 subespecies de águila real, que difieren en ciertos aspectos de su apariencia o comportamiento (como por ejemplo, su carácter migratorio o sedentario):1

Aquila chrysaetos homeyeri: península ibérica y norte de África.
Aquila chrysaetos chrysaetos: resto de Europa y Rusia hasta Siberia.
Aquila chrysaetos daphanea: Asia central, donde se le conoce como Berkut.
Aquila chrysaetos japonica: Corea y Japón.
Aquila chrysaetos kamtschatica: Siberia oriental, englobada ocasionalmente en la subespecie A. c. chrysaetos.
Aquila chrysaetos canadensis: América del Norte hasta la península de Baja California y el desierto de Sonora.
Aquila chrysaetos simurgh: Subespecie extinta de gran tamaño que habitó durante el Pleistoceno y el Holoceno inicial en la isla de Creta.5 Simurgh es uno de los nombres del Roc, un ave mitológica tan grande que podía llevar un elefante a su nido para devorarlo. Dado que en la misma isla y en la misma época existía una especie de elefante diminuto, es probable que la observación de esta ave cazando crías o jóvenes del proboscidio en la antigüedad hubiese originado el mito.

Simbología
Escudo del Primer Imperio francés, presidido por un águila real.

En la Antigüedad, el águila real era el símbolo del valor y el poder debido a su fuerza, tamaño e inaccesibilidad de sus nidos. En la mitología griega y romana se convirtió pronto en uno de los símbolos de Zeus/Júpiter, el rey de los dioses, y sustituyó rápidamente al quebrantahuesos como cabeza y garras del temible grifo. En la Antigua Roma pasó de ser un símbolo religioso a uno militar y político, como emblema del Imperio. Cada vez que una legión romana se ponía en marcha, un soldado en concreto, el aquilifero, marchaba al frente portando el estandarte coronado con las siglas SPQR y el águila real.

De Roma el águila pasó como símbolo a Bizancio, donde se convirtió en bicéfala. Una de las cabezas representaba al viejo imperio caído de Roma, y la otra al nuevo imperio de Constantinopla. Cuando Carlomagno restauró el Imperio de Occidente o Sacro Imperio Romano Germánico, éste también adoptó como símbolo el águila real bicéfala, aunque en la Edad Moderna los Habsburgo prefirieron sustituirla por el águila imperial. Durante la Edad Media y Moderna, muchas casas nobiliarias adoptaron también el águila real como emblema, muchas veces flanqueando el escudo de armas de la familia. En la actualidad, Alemania ha vuelto a acoger al águila real en su escudo en lugar del águila imperial.

A la caída de Constantinopla en 1453, varias casas reales de Europa oriental adoptaron el águila real bizantina como emblema, con el fin de consagrarse como los herederos del recién caído Imperio romano de Oriente. Por esta razón, el águila bizantina fue también el emblema del Imperio ruso, e incluso hoy en día aparece en el centro de la bandera de Albania.
Escudo Nacional de México

El águila monocéfala volvió a ser utilizada como emblema por Napoleón durante el efímero Primer Imperio Francés. Antes de eso, la idea fue copiada también por los padres de la independencia de Estados Unidos, aunque con el fin de hacer ver la llegada de un nuevo Imperio Americano el águila real fue sustituida por el águila de cabeza blanca, endémica de América del Norte. El águila de la bandera de México, en cambio, no tiene nada que ver con las insignias imperiales europeas, sino que es heredera de la leyenda sobre la fundación de Tenochtitlan en 1325. Ciudad y capital de los mexicas, y por ello no aparece en pose heráldica sino devorando una serpiente.

En la Iglesia Católica, el águila real es el símbolo del apóstol más joven, San Juan. Cuando el papa Alejandro VI concedió el título de Reyes Católicos a los monarcas de España en 1496, también les autorizó a añadir a su escudo el águila de San Juan. El ave ha permanecido en el escudo español durante distintos periodos de la historia de España, el último de las cuales fue durante el Franquismo. La Ley Orgánica 33 de 1981 suprimió el águila real del escudo nacional.
Arrano Beltza (Águila Negra), símbolo heráldico de los reyes navarros de la dinastía Ximena.

Por último, en algunos países islámicos como Egipto e Irak se ha acostumbrado a incluir la llamada águila de Saladino, emblema usado por el sultán Saladino durante la época de las Cruzadas. El símbolo suele estar asociado al movimiento panarabista, ya que al igual que éste ambiciona, Saladino retornó Jerusalén a manos de los musulmanes y unificó Oriente Próximo en un solo estado bajo su mando.

Es el símbolo nacional de México, por lo que se le representa en el escudo y la bandera de dicho país.

Ha recibido 167 puntos

Vótalo:

Mirlo Común/Mirlo

20. Mirlo Común/Mirlo

El mirlo común, o más comúnmente mirlo (Turdus merula) es una especie de ave paseriforme de la familia Turdidae. Generalidades El mirlo se distribuye por Europa, Asia y África del Norte, y fue introducido en Australia, Nueva Zelanda y América del Sur. Existen varias subespecies de mirlo en... Ver mas
El mirlo común, o más comúnmente mirlo (Turdus merula) es una especie de ave paseriforme de la familia Turdidae.
Generalidades

El mirlo se distribuye por Europa, Asia y África del Norte, y fue introducido en Australia, Nueva Zelanda y América del Sur. Existen varias subespecies de mirlo en su amplia área de expansión, entre ellas algunas subespecies de Asia son consideradas por algunos autores como especies de pleno derecho. Según la latitud, el mirlo puede ser residente o migratorio, parcial o totalmente.

El macho de la subespecie holotipo, la que está más extendida en Europa, es completamente negro, con el pico amarillo y un círculo también amarillo alrededor de los ojos y tiene un vasto repertorio de cantos, mientras que las hembras adultas y los menores tienen un plumaje marrón. Esta especie anida en los bosques y jardines, construye un nido en forma de copa, con formas bien definidas, bordeado con barro. El mirlo es omnívoro y consume una amplia variedad de insectos, gusanos y frutas.

Machos y hembras tienen un comportamiento territorial en el lugar de anidación, cada uno con un comportamiento agresivo distinto, pero son más gregarios cuando emigran o en las áreas de invernada. Las parejas permanecen en su territorio a lo largo del año en las regiones donde el clima es suficientemente templado. Existen muchas referencias literarias y culturales a esta especie, sobre todo relacionadas con su melodioso canto.
Macho.
Hembra.
Macho joven después de su primera muda de otoño.
Morfología
Medidas

El mirlo de la subespecie tipo (Turdus merula merula) tiene una cola larga (95 a 110 mm para los machos y de 100 a 105 mm para las hembras), mide entre 23,5 y 29 cm de largo, con una envergadura de 34 a 38 cm, y pesa entre 80 y 125 gramos. Este peso varía en función del sexo y de las estaciones.

Los machos (118 a 135 mm con las alas plegadas, 28 a 33 mm de tarso y de 20 a 23 mm de pico) tendiendo a ser más grandes que las hembras (118 a 129 mm con el ala plegada, 28 a 29 mm de tarso y de 20 a 21 mm de pico).
Aspecto del macho

El plumaje de los machos adultos es totalmente negro y contrasta fuertemente con el anillo ocular de color amarillo o amarillo-naranja y con un pico también amarillo. En invierno, el círculo alrededor del ojo se vuelve más marrón y el pico ligeramente más oscuro. Las patas son marrón-negro.

Según las subespecies y la estación, el negro del plumaje es más o menos marrón intenso. Es muy brillante en la subespecie-tipo T. M. merula. En algunas subespecies de la India y Ceilán, el plumaje del macho tiende a marrón o gris-azulado.
Aspecto de la hembra

La hembra tiene un plumaje marrón, cuyos tonos varían de un individuo a otro, presentando zonas más oscuras. No tiene el pico ni el anillo orbital de color amarillo brillante del macho: su pico es marrón, a veces con una zona de color amarillo pálido, y su círculo ocular es de color marrón claro. Su garganta es más clara que el resto de su plumaje, pudiendo presentar un aspecto vagamente anaranjado. Sus patas son de color marrón oscuro.
Juvenil.
Aspecto de los jóvenes

Los juveniles tienen un plumaje marrón grisáceo similar al de las hembras, pero manchado de color beige en el pecho y en la parte inferior del cuerpo. Entre ellos también varían los tonos de marrón de un individuo a otro; los más oscuros se piensa que son machos. El plumaje juvenil dura hasta la primera muda, entre agosto y octubre. Los machos adquieren entonces el plumaje negro brillante, pero su pico es más oscuro y el anillo amarillo alrededor de los ojos es menos visible; las alas tienen aún un tono más marrón que el cuerpo. El pico de los jóvenes machos no alcanza su color amarillo y su cuerpo un color negro uniforme hasta después de un año completo.
Mirlo albino.
Leucismo.
Mirlo con el plumaje parcialmente decolorado.
Anomalías en el plumaje

Ocasionalmente se ven en los mirlos comunes anomalías en el plumaje. Aunque estos fenómenos son poco frecuentes en términos absolutos, parecen menos excepcionales que en otras especies de aves. Según las observaciones llevadas a cabo en Gran Bretaña, sobre el número total de las aves con decoloración censadas de todas las especies, el 29% pertenecen al género Turdus y son principalmente mirlos comunes, en este caso mirlo blanco.

Las anomalías se expresan todas por una decoloración más o menos pronunciada, pero son de diversos tipos y pueden ir desde el albinismo verdadero y total a la canicie o a diversas formas de albinismo parcial ( leucismo, schizochroïsmo…). En cuanto a los albinos, la verdadera causa es puramente genética, otros factores, como la edad o deficiencias nutricionales y de vitaminas podrían intervenir para explicar las deficiencias de pigmentación.
Especies de aspecto similar

En Europa, el mirlo puede confundirse con el juvenil del mirlo capiblanco cuando se encuentra en su primer año, pero este último tiene las alas más pálidas. El mirlo común también presenta una semejanza superficial con el estornino común. La hembra del mirlo puede confundirse con un zorzal, pero este último es mucho más pálido delante y marcado con puntos oscuros.
Comportamiento
Alimentación
Los mirlos suelen desenterrar invertebrados entre la hierba húmeda, como este macho que come una lombriz.

El régimen alimentario de los mirlos comunes es omnívoro. Se alimentan de una gran variedad de insectos, gusanos y otros pequeños animales y también consumen frutas y, a veces, semillas.

Los mirlos buscan sus presas principalmente en tierra. Corren, dan saltitos, avanzan de golpe, inclinando la cabeza de lado para observar el terreno. Cazan principalmente de vista pero también a veces usan el oído. Son grandes consumidores de gusanos que capturan rebuscando en el humus. También escarban la hojarasca en descomposición, de manera ruidosa y demostrativa, revolviendo las hojas para encontrar todo tipo de invertebrados: insectos, arañas, miriápodos, babosas, caracoles pequeños. Con carácter excepcional, se alimenta de pequeños vertebrados como renacuajos, pequeños anfibios adultos o lagartijas u otro tipo de mamíferos, como el conejo enano o el ratón. Aunque son principalmente cazadores en tierra, los mirlos no dudan en explorar los árboles y arbustos para alimentarse de los insectos que se posan en ellos, sobre todo de las orugas.
Mirlo comiendo una baya.

Pero si el mirlo común visita las ramas de árboles y arbustos para alimentarse, lo hace principalmente en busca de frutas, generalmente pequeños frutos carnosos: bayas o drupas. La clase de fruta consumida depende de lo que está disponible a nivel local y pueden incluir especies exóticas encontradas en los jardines o huertas. Son aficionados a las bayas que pueden coger y llevar en sus picos, pero no desdeñan picotear frutas más grandes como las manzanas, o las frutas caídas en el suelo.

En la Europa templada, comen bayas de aligustre, sauco negro, moras, cornejo, cerezas, zarzamoras…. En invierno encuentran aún, unidos a las ramas, frutos de hiedra, serval, semillas de acebo, muérdago, etc. Más al sur, encuentran aceitunas, mirtos, uvas… En el norte de la India, a menudo consume los pequeños higos de la higuera de Banyans y las moras de la morera, mientras que al sur de este subcontinente, las pequeñas bayas negras de los árboles del género Trema forman, con frecuencia, parte de su dieta.

Durante la temporada de anidación predominan las presas de animales, que son especialmente importantes en la dieta del mirlo en esta época, mientras que las frutas o bayas son más importantes en el otoño y el invierno.
Comportamiento Social
Comportamiento territorial
Hembra.

Los mirlos comunes tienen una territorialidad muy acentuada y no viven en grupo. Cada individuo delimita su propio territorio, que va desde 0,2 a 0,5 hectáreas en el bosque hasta 0,1 a 0,3 hectáreas en la ciudad. El macho establece su territorio durante su primer año de existencia y lo mantiene toda su vida. Durante la temporada de anidación un mirlo no soporta a ningún congénere, con la excepción de su pareja.

Para proteger la exclusividad de su territorio, el macho ataca a los otros machos con posturas de amenaza: una carrera breve hacia el intruso, la cabeza levantada al principio, y luego mirando hacia abajo, al mismo tiempo que baja la cola. Si se produce una pelea, los dos machos se enfrentan y revolotean a unos cuantos centímetros del suelo empujándose y dando gritos y con las patas estiradas hacia el oponente. Estas peleas suelen ser de corta duración, más demostrativas que violentas, y la expulsión del intruso es rápida. La hembra es también agresiva en la primavera, cuando compite con otras hembras por una pareja o un territorio de cría. A pesar de que las peleas entre las hembras son menos frecuentes, tienden a ser más violentas.

Fuera de la temporada de cría, varios mirlos comunes pueden compartir un mismo hábitat, que les procure alimento y refugio, y a veces pasan la noche en grupos pequeños, pero incluso en este caso hay poca relación entre los individuos. El territorio de un mirlo común, si bien es esencial para la formación de las parejas y la anidación, sólo les proporciona una porción de los recursos alimentarios necesarios.
Cantos
Macho cantando en un posadero
Acerca de este sonido Canto del macho (Espoo, Finlandia ) (?·i)
Acerca de este sonido Canto del mirlo común (?·i).

Un mirlo macho de un año de la subespecie Turdus merula merula puede comenzar a cantar en el mes de enero si hace buen tiempo, con el fin de establecer un territorio. Seguido a finales de marzo por el macho adulto. El canto es un gorjeo no repetitivo, aflautado, melodioso y muy grave. Este canto lo dirige desde lo alto de los árboles, los tejados de las casas o cualquier otro posadero que domine los alrededores. Canta de marzo a junio, a veces hasta principios de julio. Un estudio sugiere que el canto dura más cuando el macho está en mejor forma física, y cuando la hembra se encuentra en un período de máxima fertilidad. El macho puede cantar a cualquier hora del día, pero el amanecer y el atardecer son los momentos en que los cánticos son más intensos. El canto del mirlo está considerado como uno de los más bellos cantos de las aves de Europa. La riqueza de su repertorio, sus variaciones melódicas y la capacidad de improvisar distinguen al mirlo europeo de la mayoría de las demás aves.

Tiene muchas otras llamadas, como un agresivo sriiii, pouk-pouk-pouk de alarma, señalando a un depredador terrestre (un gato, por ejemplo), y diversos tchink y tchouk, tchouk. El macho para asegurar un territorio realiza invariablemente llamadas del tipo chink-chink durante la noche, en un intento (por lo general vano) de disuadir a otros machos de venir a posarse para dormir en su territorio. Al igual que otros paseriformes, tiene un ligero sriiiiii de alarma para cuando descubre algún ave de presa, este sonido es rápidamente sofocado por la vegetación, y, por tanto, difícil de localizar. En caso de grave peligro, emite una serie de gritos cocleantes, precipitados y ruidosos.

Al menos dos subespecies, T. M. merula y T. M. nigropileus, son capaces de imitar a otras especies de aves, también gatos, seres humanos o alarmas, pero el resultado es, en general, débil y difícil de detectar. Los principales subespecies de montaña, sobre todo T. M. maximus, tiene un canto de baja calidad y un repertorio limitado en comparación con las especies suboccidentales, de Sri Lanka o de la India peninsular.
Reproducción
Acoplamiento

El cortejo masculino se compone de carreras oblicuas, combinadas con movimientos de cabeza, el pico abierto, y un canto emitido en tono profundo y estrangulado. La hembra permanece inmóvil hasta que levanta la cabeza y la cola para permitir el apareamiento. Esta especie es monógama, la fidelidad es la regla general, hasta la muerte de uno de los partenaires. La separación de las parejas, sin embargo, se produce en el 20% de los casos después de una temporada de cría con una baja tasa de éxito.
Nidificación
Nido de mirlo con dos huevos.

La subspecie Turdus merula merula empieza a poner huevos en marzo, pero las subespecies de la India oriental son más tardías, comenzando en abril o mayo como muy pronto. Los individuos del hemisferio sur, comienzan a poner en agosto.

La pareja anidante busca una ubicación adecuada para el nido en un arbusto (matorral bajo o algunas veces más elevado), por lo general de alrededor de 2 m sobre el nivel del suelo, con predilección por determinadas especies de plantas como la hiedra, el acebo, el espino, la madreselva o los aligustres.

A pesar de que el macho ayuda en la construcción del nido, principalmente mediante el suministro de materiales de construcción, las hembras construyen casi ellas solas un nido en forma de taza, con musgo, hierbas, raíces y pequeñas ramitas, que bordean de barro o de hojas fangosos. A continuación, pone de 2 a 6 huevos ( generalmente 4 ), de color azul-verdoso, con manchas marrones-rojizas, que son más numerosas en la parte más gruesa de éste. Los huevos de las subespecie T. M. merula tienen un tamaño medio de 2,9 x 2,1 cm y, en general, pesan 7,2 gramos ( el 6% de esta masa corresponde a la cáscara ). La cáscara del huevo de las subespecies del sur de la India son más pálidas que las de otras especies.
Incubación y cría de los pequeños
Nidada de mirlo común con 4 pollitos
Pollitos de mirlo común de unos 7 días.
Pollitos de mirlo común de más edad

La hembra incuba durante 12 a 14 días antes de la eclosión. Los polluelos nacen desnudos y ciegos, con una masa de 5 a 6 g. Los padres se ocupan los dos, tanto de la alimentación como de eliminar del nido las bolsas fecales de los pequeños. El peso alcanzado por los pollitos a la edad de ocho días es crucial para su supervivencia. La masa ideal sería de 35 a 45 g, por debajo de estos valores el pollito tendría muy pocas posibilidades de sobrevivir. De hecho, el período posterior a la estancia en el nido es esencial para la supervivencia. Durante treinta días, los jóvenes son particularmente vulnerables: los que alcanzan mayor peso tienen más posibilidades de sobrevivir que los más ligeros. En doce días, los polluelos pesan entre 60 y 65 g.

Abandonan el nido muy temprano, entre 10 a 19 días desde su nacimiento (13,6 días por término medio con un peso de 70 a 80 g). Una semana antes de saber volar se salen fuera del nido, se dejan caer revoloteando, y se esconden cerca. Seguirán siendo alimentados por sus padres durante tres semanas después de dejar el nido y ellos siguen a los adultos pidiéndoles alimento. Si la hembra comienza una segunda cría, únicamente el macho atiende a la alimentación de los jóvenes. Una segunda cría es bastante común, reutilizando las hembras el mismo nido si la primera nidada se ha visto coronada por el éxito y en el sur del área de extensión de esta especie puede tener hasta 3 generaciones por año o más. Durante el período en que los pequeños son alimentados por sus padres aprenden a elegir sus alimentos. A medida que su experiencia y su confianza aumentan comienzan a aventurarse más en el territorio de sus padres. Los jóvenes acaban por hacerse independientes y marcharse, siempre por su propia iniciativa, nunca son obligados por sus padres.

Los jóvenes, a su vez, son capaz de reproducirse al cabo de un año, después de elegir su propio territorio.
El caso de la subespecie T. M. Maximus

Esta subespecie de las zonas de montaña tiene una temporada de cría más corta y sólo puede producir una nidada al año. Las hembras suelen poner un menor número de huevos, 2 a 4 (2,86 huevos por término medio), pero de tamaño más grande que los de T. M. merula. El período de incubación es más corto (12 a 13 días), pero los pequeños permanecer más tiempo en el nido (durante 16 a 18 días).
Sistemática
Descripciones antiguas y clasificaciones

El mirlo común, una especie comúnmente extendida en el Antiguo Mundo se menciona y se describe en muchos textos antiguos. Es citado por Aristóteles con el nombre Cottyphus (Κοττύφος), en el décimo octavo capítulo del noveno Libro de los animales como la principal especie de mirlo. Llamado en latín merula, derivará en castellano a mirlo. Varron da como explicación etimológica un diminutivo de mera: Merula es el quasi Mera, «casi solo», que no vuela en grupo, lo que nos da bien cuenta del carácter solitario de esta ave.

En 1555, Pierre Belon en la Histoire de la nature des oiseaux dice en particular que: «Todos sabemos que es de color negro, y que su pico se vuelve amarillo con la edad…» y después que: «Los médicos piensan que produce buenos humores, comparando su carne a la del Zorzal, era costumbre darlo a los enfermos para comer, estimándolo de fácil digestión».

El mirlo fue, naturalmente, clasificado por Carlos Linneo en 1746 en su libro sobre la fauna de Suecia , Fauna Svecica . Allí figura bajo el nombre de Turdus ater, rostro palpebrisque fulvis, que significa «zorzal negro, con las ojeras y el pico amarillos». Se fusionó con los zorzales en el género Turdus, según el significado de su nombre en sueco koltrast, el "zorzal negro."

Con la publicación en 1758 de Systema Naturae, en el que se establece el uso generalizado de la nomenclatura binominal, Linneo le dio finalmente el nombre científico que ha conservado hasta la fecha:Turdus merulaañadiendo al género Turdus, "zorzal" en latín, el nombre de la especie merula.

El mirlo pertenece al géneroTurdus , con los zorzales y otras especies de "mirlos". La diferenciación entre mirlos y zorzales no se basa en fundamentos biológicos, es puramente cultural y lingüística, y difiere según el idioma.

Las aves del géneroTurdus, han estado desde las primeras clasificaciones de Linneo, en el origen de la creación de la familia de los Turdidae de los que forman el género-tipo. Pero sobre la base de un amplio estudio genético sobre las aves realizado entre los años 1970 y 80, midiendo la hibridación de ADN y mediante una nueva clasificación taxonómica llamada de Sibley-Ahlquist, los ornitólogos americanos han integrado este grupo en la familia de los Muscicapidae. La antigua familia Turdidae pasó a la categoría de subfamilia, la de los Turdinae. Sin embargo, la fiabilidad de la metodología utilizada por Charles Sibley y Jon Edward Ahlquist y la pertinencia de los resultados deducidos es discutida por una gran proporción de especialistas en ornitología. En las clasificaciones más recientes, entre ellas la de Jim Clements, la familia Turdidae se vuelve a restaurar.
Otros mirlos

Entre las aproximadamente 65 especies del género Turdus, caracterizados por un tamaño medio, las cabezas redondas , alas largas puntiagudas y, en general, cantos melodiosos, hay varios que son también conocidos en castellano como "mirlos", como el mirlo plastrón (Turdus torquatus) o el mirlo de América (Turdus migratorius). El mirlo común parece estar, especialmente a nivel filogénico, muy cercano al mirlo de las Islas (Turdus poliocephalus), ave del sur-oeste del océano Pacífico, que probablemente ha divergido desde el punto de vista evolutivo muy recientemente de las poblaciones de Turdus merula.

Otras especies de parientes cercanos también se llaman comúnmente "mirlos" como por ejemplo el mirlo de roca (monticola saxatilis), pero otros "mirlos" pertenecen a familias más alejadas, como el mirlo de agua o el mirlo de las Indias y son nombrados así debido a las similitudes con el mirlo común por el tamaño, el color, el canto o el régimen alimentario.
Subespecies
Clasificación Avibase Peter Clement
Según Avibase, existen de 14 a 16 subespecies de Turdus merula :

Turdus merula merula
Turdus merula azorensis
Turdus merula cabrerae
Turdus merula mauritanicus (que comprende Turdus merula algirus)
Turdus merula aterrimus
Turdus merula syriacus (que comprende Turdus merula insularum)
Turdus merula intermedius
Turdus merula mandarinus
Turdus merula sowerbyi
Turdus merula nigropileus
Turdus merula spencei
Turdus merula bourdilloni
Turdus merula kinnisii
Turdus merula buddae

Turdus simillimus y Turdus maximus se citan como especies en sí mismas, aunque están consideradas como subespecies por ciertos autores

Según Clement, hay 15 :

Turdus merula merula
Turdus merula azorensis
Turdus merula cabrerae
Turdus merula mauritanicus
Turdus merula aterrimus
Turdus merula syriacus
Turdus merula intermedius
Turdus merula maximus
Turdus merula mandarinus
Turdus merula sowerbyi
Turdus merula nigropileus
Turdus merula spencei
Turdus merula simillimus
Turdus merula bourdilloni
Turdus merula kinnisii

Turdus simillimus y Turdus maximus están consideradas como subespecies

De hecho, la taxonomía de esta especie es bastante compleja, sobre todo en lo que concierne a las subespecies asiáticas. Las del subcontinente indio (T. m. simillimus, T. m. nigropileus, T. m. bourdilloni, T. m. spencei y T. m. kinnissi) son pequeñas, sólo 19 a 20 cm de largo, y los machos tienen un gran anillo ocular, también difieren también de otras subespecies de Turdus merula en sus proporciones, en su capa, en su tamaño, en el color de sus huevos y en sus cantos. De hecho, a veces es considerada como una especie separada, el Mirlo indio (T. simillimus), subespecie del Himalaya T. M. maximus, es muy diferente de las subespecies de la India (el grupo simillimus señalado más arriba), porque sus representantes son mayores (23 a 28 cm de largo), y difieren de hecho de todas las demás subespecies Turdus merula en su total falta de anillo alrededor del ojo y de su pobre canto. Por lo tanto, se considera, a veces, como una especie de pleno derecho, el mirlo tibetano (T. maximus). La otra subespecie de Asia,T. M. intermedius y T. M. mandarinus son relativamente grandes, y T. M. sowerbyi más pequeños, también difieren en su apariencia y en sus cantos, pero que podrían, según algunos autores, formar una especie distinta que una vez reconocida sería llamada mirlo chino y tendría como nombre científico T. mandarinus. Algunos autores han sugerido que podría ser considerado como una subespecie de T. maximus,pero difieren en su apariencia (como el anillo de su ojo) y de sus vocalizaciones.

Las subespecies europeas, como las de África del Norte y del Cercano Oriente, difieren entre sí por matices en el color del plumaje. El plumaje de los machos de las Azores (Turdus merula azorensis) de Madeira y Canarias occidental (Turdus merula cabrerae) y de África del Norte (Turdus merula mauretanicus) es de un negro más profundo y más brillante que la de los machos de la Europa continental (Turdus merula merula). Del mismo modo, las hembras son de color marrón oscuro en la azorensis y la cabrerae o gris hollín entre las mauretanicus en lugar de marrón en la merula. En esta última subespecie, las aves tienden a tener un tamaño mayor y las alas un poco más largas de sur a norte. Las poblaciones de las islas del Mediterráneo se singularizan por su tamaño más pequeño. En Suecia, los machos tienen la garganta blanca y se pueden observar hembras muy rojizas. En el sudeste de Europa, las aves de la especie (Turdus merula aterrimus) son cada vez más pálidas y más grises. Desde el Cercano Oriente hasta Irak e Irán, los machos de la subespecie Syriacus son pálidas y las hembras grises
Corología
Hábitat

Común en las zonas boscosas de la gran mayoría de su área de reparto, el mirlo tiene preferencia por los bosques caducifolios. Sin embargo, los jardines ofrecen un mejor lugar de anidación ya que puede acoger hasta 7,3 parejas por hectárea, mientras que los bosques no pueden acoger más de una décima parte de esta densidad de población (y los espacios abiertos y altamente urbanizados aún menos). También se puede encontrar en setos, zonas de arbustos, al borde de los bosques, parques o en los cultivos, incluso en las zonas urbanas.

En Europa, es a menudo sustituido paulatinamente por el mirlo capiblanco, especie bastante cercana desde el punto de vista taxonómico, cuando se progresa en altitud. Se pueden encontrar hasta los 1000 m de altura en Europa, 2300 m en África del Norte, 800 m en Sri Lanka y 900 m en la India peninsular, pero la principal subespecie del Himalaya puede alcanzar una altura muy superior: T. M. maximus anida entre 3200 y 4800 m y se mantiene por encima de los 2100 m sobre el nivel del mar incluso en invierno.
Reparto

El mirlo anida en toda la Europa templada, siempre por debajo del Círculo Polar Ártico, también en África del Norte y en algunas islas del Atlántico ( Madeira, Azores, Canarias) y una gran parte del Asia del Sur.

El mirlo ha sido introducido en muchas partes del mundo fuera de su área original. Por ejemplo en Australia y Nueva Zelanda, se encuentran descendientes de mirlos importados de Gran Bretaña.
Migración

Según la latitud, el mirlo puede ser un ave sedentaria o migratoria, parcial o totalmente. Las poblaciones del sur y del oeste del área de reparto son sedentarias, pero la mayoría de los mirlos del norte emigran en invierno hacia el sur hasta África del Norte o hasta el Asia tropical.

Los machos de las poblaciones urbanas tienen más probabilidades de permanecer en los climas fríos que los machos de campo, esta adaptación es posible gracias a un microclima más suave y una relativa abundancia de alimento, lo que permite a estas aves establecer un territorio e iniciar la reproducción a principios de año. Mientras el alimento esté disponible en invierno, los machos y las hembras permanecerán en su territorio todo el año.

Los individuos migratorios son capaces de cubrir grandes distancias. Son más sociables, viajan en pequeños grupos, generalmente por la noche, y se alimentan en grupo dispersándose por el área de invernada. El vuelo migratorio, que consiste en una serie de rápidos aleteos, interrumpidos por movimientos horizontales o hacia abajo, difiere del vuelo normal, rápido y ágil del mirlo común.
Poblaciones

La población mundial de mirlo común no se ha cuantificado, pero la población europea se estima entre 79 y 160 millones de individuos. Esta especie es especialmente numerosa en Alemania (8 a 16 millones de parejas), el Reino Unido (cerca de 5 millones de parejas) y Francia donde el número de mirlos comunes se estima en varias decenas de millones de parejas reproductoras.

El futuro de la especie dependerá principalmente del mantenimiento de hábitats diversificados y favorables que le proporcionen refugio y recursos alimentarios. La población europea en su conjunto parece aumentar desde 1990, por lo tanto, es considerada como "segura" por BirdLife International.
Amenazas naturales y esperanza de vida

Un mirlo tiene una esperanza de vida de 2,4 años por término medio, incluyendo la mortalidad infantil. Los mirlos comunes que sobreviven a su primer año de vida, viven 5 años por término medio, pero según resultados basados en el marcado, esta especie puede alcanzar un récord de edad de 21 años y 10 meses.
Mirlo macho que intenta desviar la atención de una primilla que se encuentra demasiado cerca de su nido.

El principal depredador del mirlo es el gato doméstico, pero el zorro, la garduña, el armiño y rapaces, como los halcones también cazan esta especie cuando se presenta la oportunidad, y limitan la población de mirlo común. Por el contrario, hay poca evidencia directa que demuestre que la depredación de huevos de mirlo común y polluelos por adultos de Corvidos como la urraca, corneja negra , o el cuervo común, tenga un impacto directo sobre el número de poblaciones de mirlo común.

El mirlo es de vez en cuando, huésped involuntario del cuco gris (Cuculus canorus), especie parásita que pone sus huevos en los nidos de otras especies. Pero en general, no pone sus huevos en el nido del mirlo porque éste es capaz de reconocer a los adultos de esta especie, y también sus huevos, que son más grandes que los del mirlo y éste los rechaza. El mirlo introducido en Nueva Zelanda, donde el cuco no vive, ha perdido la capacidad de reconocer al cuco gris adulto, pero siempre rechaza los huevos.

Al igual que con todos los paseriformes, los parásitos son comunes en el mirlo. Los estudios han demostrado que el 88% de los mirlos examinados mostraron parásitos intestinales, los más comunes son los del género Isospora o Capillaria , y más del 80% mostró parásitos en la sangre.

Los mirlos pasan gran parte de su tiempo en busca de alimentos a nivel del suelo. A menudo son infestados por garrapatas, u otros parásitos externos, sobre todo en la cabeza. En un estudio realizado en Francia, el 74% de los mirlos examinados en las zonas rurales estaban infestados con garrapatas del género Ixodes , por sólo el 2% de los examinados en las zonas urbanas. Esto se debe a que en los parques y jardines de las zonas urbanas, las garrapatas tienen más dificultades para encontrar otros anfitriones, mientras que en las zonas rurales, los huéspedes son más numerosos y variados (zorros, ciervos y venados, jabalíes, etc ), aunque no hay pruebas de que esto afecte a la salud del mirlo común, salvo cuando éstos están agotados o muy inmunocomprometidos, después de migrar. Parece por contra el mirlo es, por desgracia, un reservorio de Borrelia capaz de transmitir el parásito a las garrapatas.
El mirlo común y el hombre
Especie invasora

El mirlo fue introducido en Australia Melbourne en 1850, pero se ha propagado desde Melbourne y Adelaida, sus barrios originales, a todo el sudeste de Australia, y también en Tasmania y las islas del estrecho de Bass. Las poblaciones introducidas en Australia se consideran perjudiciales porque causan daños en una amplia variedad de bayas y drupas en huertas, parques y jardines, especialmente en las uvas y las cerezas. También se le acusa de difundir "malas hierbas", como las zarzas, y competir con el resto de la avifauna local, en lo que concierne a la alimentación y a los lugares de anidación.

En Nueva Zelanda, el mirlo y el pájaro de anteojos (Zosterops lateralis) son las dos aves dispersoras de semillas más prevalentes en este país. Desde su introducción en 1862, al mismo tiempo que el Zorzal (Turdus philomelos), se ha propagado por todo el país, hasta una altitud de 1500 m, así como en las islas ubicadas a alguna distancia, como el grupo de las Isla de Campbell y las Islas Kermadec. Come una gran variedad de frutas exóticas y autóctonas , y es uno de los principales contribuyentes al desarrollo de las comunidades de plantas leñosas naturalizadas, tales como, una vez más, el zarzal. Estas plantas proporcionan los frutos más apreciados por las aves no endémicas (ya sea indígenas o introducidas) que por las aves endémicas.
Caza

Al igual que muchos otros pequeños pájaros, ha sido cazado en el pasado en las zonas rurales, por lo general atrapado en su posadero por la noche, para mejorar la comida diaria. Entra todavía en la composición del paté de mirlo, especialidad de la cocina corsa.

El mirlo se caza con escopeta, siguiéndole en las zonas de alimentación o en puesto fijo. También puede ser capturado vivo, con liga para servir como reclamo en la caza de puesto. La captura de las aves con liga se realiza en los Alpes de Haute-Provence, Alpes-Maritimes, Bouches-du-Rhone, el Var y Vaucluse, y muchas otras zonas de Europa, se regula por decreto y está sujeta a la autorización del Ministerio de Medio Ambiente.
Estatuto jurídico y preservación de la especie

El mirlo común, debido a su amplia área de extensión que se estima en 10 millones de kilómetros cuadrados, su gran población, y la relativa estabilidad de sus efectivos, se ha clasificado en la categoría LC (preocupación menor) por la UICN

En la parte occidental de la región Paleártica, las poblaciones son por lo general estables o crecientes, pero puede haber una disminución localizada, especialmente en las zonas rurales. Esto puede deberse a las técnicas agrícolas, que han impulsado a los agricultores a eliminar los obstáculos (que proporcionan cobijo y alimento a los mirlos), a drenar las praderas húmedas e incrementar el uso de pesticidas, causando estas estrategias la reducción de los recursos alimentarios en cuanto a animales invertebrados.
El mirlo en la cultura
escudo de la ciudad de Krukow (Schleswig-Holstein, Alemania).
Simbolismo
Simbolismo histórico

El mirlo era considerado por los griegos como un animal sagrado, pero destructivo. Se supone que debía morir si comió la fruta del granado.

A diferencia de otros animales de pluma negra, el mirlo común no es generalmente visto como un símbolo de fatalidad.
Simbolismo nacional y filatélico
Sello de 1998 emitido por las islas Feroe, en el que figura una pareja de mirlos comunes.

El mirlo es el ave nacional de Suecia,2 donde la población anidante de mirlos tiene entre 1 y 2 millones de parejas. También aparece en el escudo de armas de la ciudad alemana de Krukow.

Muchos países han emitido sellos con la efigie de las aves.
Música

El mirlo negro (Le merle noir) es el nombre de una breve composición musical para flauta y piano de Olivier Messiaen inspirada por el canto de los pájaros.

Este canto también inspiró a Paul McCartney, que por aquel entonces formaba parte de los Beatles, uno de sus más bellas baladas, Blackbird. En ella se oye el canto de un mirlo en el último verso.

Blackbird singing in the dead of night,
Take these broken wings and learn to fly
All your life,
You were only waiting for this moment to arise.

Esto puede traducirse por:

Mirlo que cantas en plena noche
Toma estas alas rotas y aprende a volar
Durante toda tu vida
Sólo esperabas este momento para alzar el vuelo

Una canción popular infantil alemana titulada Ein Vogel wollte Hochzeit machen (literalmente: Un ave quería casarse) relata el matrimonio de un mirlo y un zorzal. La versión más antigua de la letra se fecha en Viena en 1470, y se detecta acompañada por la melodía desde principios del siglo XVII.3
La canción popular vasca "Xoxo Beltza" (literalmente: Mirlo negro), popularizada por el cantautor Mikel Laboa, trata de la muerte de un mirlo que tenía enjaulado.4

Ha recibido 167 puntos

Vótalo:

Azor Común

21. Azor Común

El azor común1 (Accipiter gentilis) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae.2 En España, su estado de conservación lo define como una especie de preocupación menor (LC).3 Recibe también los nombres de azor septentrional, azor norteño y gavilán azor. Características Un... Ver mas
El azor común1 (Accipiter gentilis) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae.2 En España, su estado de conservación lo define como una especie de preocupación menor (LC).3 Recibe también los nombres de azor septentrional, azor norteño y gavilán azor.
Características
Un azor juvenil, en vuelo.

Es de tamaño mediano (mide entre 48 y 58 cm; bastante similar a un ratonero) y la forma de su cuerpo le asemeja a un gran gavilán o a un halcón, aunque la especie se encuentra realmente emparentada con las águilas. Su envergadura es de entre 100 y 120 cm, y como en todas las aves rapaces, el macho es de menor tamaño que la hembra.4 Los jóvenes presentan tonos claros: rojizo arriba y amarillo con grandes manchas de color pardo oscuro en la zona de abajo. Los adultos poseen una coloración parda ceniza, de tonos grises y negruzcos en la región superior, mientras que las partes inferiores son blanquecinas horizontalmente barradas en oscuro. Tienen dos manchas blancas por encima de sus grandes ojos y el iris es amarillo o naranja; estas últimas características son algunas de las más evidentes diferencias faciales con los halcones, que carecen de dichas manchas y cuyos iris son oscuros.

El azor común es un ave especializada en la caza de ecosistemas arbóreos; sus alas resultan cortas para su tamaño, y tienen los extremos redondeados; al mismo tiempo, su cola es proporcionalmente larga, y barreada con 4 ó 5 franjas oscuras. Estas características le permiten una gran movilidad y capacidad de maniobra en un ambiente con mucha vegetación, y sus cortas alas impiden que choque contra la foresta del bosque de forma que es capaz de volar sin problemas en un ambiente denso. Estas características cigenéticas le dieron su valor desde la antigüedad como ave predilecta en cetrería para cazar en el bosque.5

Otra característica que comparte con las águilas es la forma de la cabeza y el pico, así como las garras, que son cortas, romas y muy fuertes, ya que el azor (al igual que las águilas) no mata a sus presas desnucándolas con el pico como hacen los verdaderos halcones, sino que lo hacen con la mera presión de sus garras.
Distribución y hábitat

Habita en bosques densos, tanto de llanura como de montaña, y rara vez sale a campo abierto. Se lo puede encontrar en Europa, Asia y América septentrional. Está repartido por toda la península Ibérica, sobre todo por el norte; sin embargo, no habita en las islas Baleares.
Historia natural

Nidifica en los árboles.4 En el nido deposita de 3 a 4 huevos (más raramente de 1 a 5) en un intervalo de unos tres días. La incubación es realizada mayoritariamente por la hembra, la cual es alimentada por el macho durante el período que aquella dura, es decir entre 36 y 41 días. En las crías el plumaje aparece entre los 18 y 38 días; a los 40 días aproximadamente salen del nido y a los 45 realizan su primer vuelo propiamente dicho, alcanzando un elevado grado de independencia a los 70 días.

El azor común es un formidable cazador del bosque: persigue sus presas velozmente entre los árboles volando bajo con gran habilidad. Caza distintas especies de aves (cuervos, palomas, tordos, perdices, etc) y también pequeños mamíferos (conejos, liebres, ardillas, ratones, etc), así como lagartos e insectos. Acostumbra a cazar al acecho, posado en una atalaya o lugar privilegiado desde poder observar su territorio y localizar a sus posibles presas sin ser visto; una vez localizada, ataca siguiendo su ángulo muerto, normalmente desde abajo en el caso de un ave en vuelo, o a ras de suelo si su presa está en el suelo. Devora sus presas en el lugar donde las atrapó.

Es un ave diurna discreta y bastante difícil de ver, incluso más que su pariente de menor tamaño, el gavilán común (Accipiter nisus).
Subespecies

Se conocen ocho subespecies de Accipiter gentilis :2

Accipiter gentilis gentilis - Europa y extremo noroeste de África.
Accipiter gentilis arrigonii - Córcega y Cerdeña
Accipiter gentilis buteoides - norte de Eurasia (de Suecia al río Lena); invernante hasta Asia central.
Accipiter gentilis albidus - del noreste de Siberia a Kamchatka.
Accipiter gentilis schvedowi - del noreste de Asia al centro de China; invernante hasta el norte de Indochina.
Accipiter gentilis fujiyamae - Japón
Accipiter gentilis atricapillus - Norteamérica hasta el sur de Estados Unidos y oeste de México.
Accipiter gentilis laingi - sudoeste de Canadá (islas de Queen Charlotte y Vancouver).

Ha recibido 151 puntos

Vótalo:

Alcaudón Real Meridional/Sureño

22. Alcaudón Real Meridional/Sureño

El alcaudón real o alcaudón sureño (Lanius meridionalis) es una especie de ave paseriforme de la familia Laniidae ampliamente distribuido por África, Asia y el sur de Europa, concretamente de la península Ibérica. Es un pájaro con pico ganchudo y garras fuertes. Estas dos letales armas hacen... Ver mas
El alcaudón real o alcaudón sureño (Lanius meridionalis) es una especie de ave paseriforme de la familia Laniidae ampliamente distribuido por África, Asia y el sur de Europa, concretamente de la península Ibérica. Es un pájaro con pico ganchudo y garras fuertes. Estas dos letales armas hacen posible una alimentación variada, formada mayoritariamente por insectos (langostas, escarabajos...). También la constituyen los micromamíferos, pajarillos, lagartijas y, en menor medida, pequeñas culebras.
Subespecies

L. m. koenigi
L. m. algeriensis
L. m. elegans
L. m. leucopygos
L. m. aucheri
L. m. buryi
L. m. unicatus
L. m. lathora
L. m. pallidirostris

Ha recibido 146 puntos

Vótalo:

Gorrión Común

23. Gorrión Común

El gorrión común (Passer domesticus), también llamado pardal,2 es una especie de ave paseriforme de la familia de los gorriones (Passeridae). Es pequeño, está adaptado al hábitat urbano y acostumbrado a vivir cerca del ser humano, hasta el punto de ser el pájaro más frecuente y conocido. Aunque... Ver mas
El gorrión común (Passer domesticus), también llamado pardal,2 es una especie de ave paseriforme de la familia de los gorriones (Passeridae). Es pequeño, está adaptado al hábitat urbano y acostumbrado a vivir cerca del ser humano, hasta el punto de ser el pájaro más frecuente y conocido. Aunque es originario de Eurasia y el Norte de África, se encuentra distribuido por todo el mundo, pues ha sido introducido por el ser humano en el resto de los continentes, a excepción de la Antártida.

Cien ejemplares procedentes de Inglaterra se soltaron en Brooklyn, Nueva York. Esta medida se siguió en otras ciudades de Estados Unidos, donde es conocido como gorrión inglés.

Puede llegar a vivir trece años en cautiverio, aunque generalmente no llega a los siete años en libertad.[cita requerida]
Descripción

El gorrión común pesa alrededor de 30 g y mide de 14 a 16 cm de longitud total (el macho suele ser algo más grande que la hembra). Es de conformación robusta y tiene las patas cortas. Su pico es grueso, fuerte y cónico. El plumaje del lomo es pardo, con manchas negras y rojizas.

Los machos poseen una mancha negra en forma de babero que cubre parte del pecho y la garganta. La frente, la coronilla y la nuca son grises.

Las hembras poseen colores más apagados que los machos: su cabeza es parda y las cejas son claras; además, no poseen negro en la garganta, característica común de los machos.

La cría, conocida como gurriato,3 es similar en su plumaje a la hembra.

El gorrión común probablemente es el pariente más cercano del Passer italiae italiae.4 5
Comportamiento

Protegen con agresividad el área alrededor del nido, tanto de otras especies como de individuos de su misma especie: los machos atacan a otros machos y las hembras hacen lo propio con otras hembras.

Muestran mayor confianza hacia el ser humano en ambientes urbanos que en ambientes rurales. Siempre se encuentran cerca de lugares habitados, ya sea en calles, parques o jardines, así como en prados, huertas y granjas.

Son aves sedentarias y gregarias.

Suelen bajar al suelo en busca de comida caminando a saltos, a diferencia de las palomas, que lo hacen dando pasos.
Alimentación

Se alimentan principalmente de insectos y de semillas, aunque también les gusta comer desperdicios producidos por el ser humano, dada su cercanía. En primavera pueden alimentarse de mariposas, y de flores de Crocus, Aconitum y flor de primavera (Primula vulgaris).
Reproducción

Forman parejas monógamas en cada estación de reproducción. Construyen los nidos en primavera, con hojas secas, plumas y restos de papel. Anidan en grietas de edificios, debajo de tejas o en troncos de coníferas. Ponen de 4 a 5 huevos en cada puesta. Pueden hacer hasta 4 puestas, y éstas pueden suceder en cualquier momento durante la primavera.

Tanto el macho como la hembra se encargan de incubar los huevos una vez que todos han sido depositados en el nido, turnándose cada pocos minutos. A los 10 días los polluelos rompen el cascarón, y a los 14 días ya están emplumados.

Pueden llegar a ser muy agresivos con otras especies, y ocupan o tapan los nidos que tienen polluelos recién nacidos[cita requerida].

Ha recibido 143 puntos

Vótalo:

Cárabo Común

24. Cárabo Común

El cárabo común2 (Strix aluco) es un ave rapaz de tamaño medio del orden de las estrigiformes que es común en los bosques de gran parte de Eurasia y de algunas zonas del centro y este de Asia. El plumaje de su parte ventral es pálido con rayas oscuras, mientras que el de su parte dorsal puede... Ver mas
El cárabo común2 (Strix aluco) es un ave rapaz de tamaño medio del orden de las estrigiformes que es común en los bosques de gran parte de Eurasia y de algunas zonas del centro y este de Asia. El plumaje de su parte ventral es pálido con rayas oscuras, mientras que el de su parte dorsal puede ser marrón o gris, aunque varias de las once subespecies reconocidas presentan ambas variantes de coloración. Generalmente construye su nido dentro del hueco de un árbol, y los huevos y recién nacidos son protegidos ferozmente por los padres de los posibles depredadores. Es un ave no migratoria y altamente territorial, lo que provoca que muchos ejemplares jóvenes mueran de hambre si no pueden encontrar un territorio vacante una vez que se separan de sus padres.

Esta ave de presa nocturna caza principalmente roedores, por lo general esperando a lanzarse desde una percha o rama para capturar a su víctima, que es tragada entera, aunque en áreas urbanas su dieta incluye una mayor proporción de aves. Para su cacería nocturna cuenta con adaptaciones visuales y auditivas y es auxiliada por su vuelo silencioso. El cárabo común es capaz de atrapar lechuzas más pequeñas, pero a su vez puede ser presa del búho real y el azor, y los zorros son una causa importante de muerte entre los polluelos.

A pesar de que generalmente se dice que esta lechuza tiene una visión nocturna excepcional, su retina no es más sensible que la de un humano; sin embargo, sus oídos posicionados asimétricamente le dan al cárabo común una excelente audición direccional. Sus hábitos nocturnos y su característico llamado, considerado espeluznante y fácilmente imitable, han hecho que se le asocie mitológicamente con la mala suerte y la muerte.
Morfología

El cárabo común es un ave robusta de apariencia rechoncha, de 37-40 cm de altura con una envergadura de 80-95 cm y que puede superar los 600 g de peso.3 Su ancha y redondeada cabeza carece de penachos o copetes en las orejas (como los que tienen los búhos cornudos).4 A diferencia de la mayoría de los estrígidos, sus ojos son de un sólo color, el cual puede ser negro o café oscuro, mientras que el disco facial que los rodea generalmente es bastante simple, de color gris pardusco. Su pico es fuerte, curvado y afilado, de color amarillo verdoso, y el borde de sus párpados es de color rosado. Los tarsos y los dedos de sus patas están emplumados, y cuentan con afiladas uñas negras.5

La subespecie nominal cuenta con dos morfos que difieren en el color del plumaje; en una de ellas, la parte dorsal del plumaje es de color castaño rojizo, y en la otra, café grisáceo, aunque también los hay en tonos intermedios. En ambos casos presenta una hilera diagonal de manchas blancas a cada lado de su zona dorsal, mientras que la parte ventral de ambas formas es blanquecina con franjas cafés.6 Esta especie presenta además dimorfismo sexual, ya que la hembra es más grande que el macho, un 5% más ancha y un 25% más pesada.7 4

El cárabo común vuela siguiendo largas trayectorias con sus redondeadas alas, de forma menos ondulante y con menos aleteos que otros estrígidos europeos, y generalmente a mayor altura.8 Al igual que con la mayoría de las estrígidos, su vuelo es silencioso debido a la suave y afelpada superficie superior de sus plumas y a un fleco en sus plumas primarias exteriores.9 Su tamaño, su forma regordeta y sus alas cortas pero anchas la distinguen de otros cárabos, búhos y lechuzas que habitan en las mismas zonas que ella; el cárabo lapón, el búho real y el cárabo uralense, por ejemplo, son similares en forma, pero son mucho más grandes.8
Visión
Rango de visión del cárabo (derecha) comparado con el de una paloma (izquierda).

Los ojos de este cárabo se localizan al frente de la cabeza y cubren un campo de visión del 50-70%, dándole una mejor visión binocular que la de las aves de presa diurnas (visión del 30-50%).10 La retina del cárabo común cuenta con aproximadamente 56.000 bastones sensibles a la luz por cada milímetro cuadrado; aunque se han descartado antiguas teorías de que podía ver dentro de la parte infrarroja del espectro electromagnético,11 todavía es común la idea de que tiene una visión de 10 a 100 veces mejor que la humana en condiciones de poca luz. No obstante, la base experimental para esta afirmación probablemente es inexacta al menos por un factor de 10. La verdadera agudeza visual del cárabo apenas es un poco mejor que la del hombre, y cualquier incremento en la sensibilidad se debe a factores ópticos y no a una gran sensibilidad retinal; de hecho, tanto humanos como cárabos han alcanzado el límite de resolución para las retinas de los vertebrados terrestres.12
La retina del cárabo tiene una sola fóvea.13

Sus adaptaciones para la visión nocturna incluyen el gran tamaño de sus ojos, su forma tubular, el gran número de bastones retinales con que cuentan y la ausencia de conos —responsables de la visión en color—, dado que la distinción de colores es innecesaria durante la noche.14 A diferencia de las aves de presa diurnas, los estrígidos normalmente sólo tienen una fóvea, que está pobremente desarrollada excepto en cazadoras diurnas como la lechuza campestre.10
Audición

La audición es importante para un ave de presa nocturna, y al igual que con otras aves emparentadas, los dos orificios auditivos del cárabo común difieren en estructura uno del otro y están colocados asimétricamente en la cabeza para mejorar la audición direccional. Un conducto a través del cráneo conecta los tímpanos, y la pequeña diferencia en el tiempo de llegada de un sonido en cada oído permite que la fuente sea ubicada. El orificio izquierdo se encuentra más arriba en la cabeza que el oído derecho y se encuentra inclinado hacia abajo, de manera que es más sensible a los sonidos provenientes de abajo.10 Ambos orificios se encuentran ocultos bajo un tipo de plumas del disco facial que se especializan estructuralmente en ser transparentes al sonido, apoyadas además por una capa plegadiza de piel.15

La estructura interna del oído, que cuenta con una gran cantidad de neuronas auditivas, le da una mayor capacidad de detección de sonidos de baja frecuencia a cierta distancia, como puede ser el crujido que provoca una presa al moverse entre vegetación.15 El oído del cárabo común es diez veces mejor que el del humano,15 y puede cazar usando solamente este sentido en la oscuridad del bosque en una noche nublada, aunque cuando llueve, el golpeteo de las gotas de agua le dificulta detectar sonidos débiles; un clima húmedo prolongado puede ser causa de inanición si el cárabo no es capaz de cazar efectivamente.10
Variación geográfica

Aunque ambas variedades de color se presentan en gran parte de su zona de distribución europea, los cárabos marrones predominan en el clima más húmedo de Europa occidental, mientras que la variedad gris es más común al este; en las regiones más septentrionales, prácticamente todos los cárabos son de color gris. Las subespecies de Siberia y Asia Central tienen plumaje gris con blanco, la de África del Norte es entre gris oscuro y marrón, y los ejemplares del sur y este de Asia tienen partes ventrales con barras, no rayas, y finas líneas alrededor del disco facial. Las subespecies siberianas y escandinavas son 12% más grandes, 40% más pesadas y tienen alas 13% más largas que las de Europa occidental,15 coincidiendo con la regla de Bergmann que predice que las variedades norteñas generalmente son más grandes que sus contrapartes sureñas.16

El color del plumaje es controlado genéticamente, y estudios en Finlandia e Italia indican que los cárabos grises tienen más éxito reproductivo, mejor resistencia inmunitaria y menos parásitos que los ejemplares marrones. Aunque esto puede sugerir que eventualmente la variedad marrón podría desaparecer, los cárabos no muestran preferencia alguna respecto al color cuando eligen pareja. También hay factores ambientales involucrados. El estudio italiano mostró que las aves de la variedad marrón vivían en bosques más densos, y en Finlandia, la regla de Gloger sugeriría que las aves más pálidas predominarían en el clima más frío.17 18
Taxonomía
Un ejemplar, posiblemente de la subespecie occidental S. a. sylvatica.

Esta especie fue descrita por primera vez por Linneo en 1758 en su Systema naturae con su actual nombre científico.19 La nomenclatura binominal se deriva del griego strix («lechuza») y del italiano allocco, que a su vez proviene del latín ulucus («chillido»), es decir, «lechuza que chilla», aunque en realidad sea incorrecto llamarlo lechuza.7

El cárabo común es miembro del género Strix, que es precisamente el de los cárabos, parte de la familia Strigidae donde están incluidos además los búhos y otras aves rapaces emparentadas, con la excepción de los titónidos. Dentro de su género, los parientes más cercanos del cárabo común son el cárabo árabe (Strix butleri), siendo considerados anteriormente una misma especie; su vecino norteño de mayor tamaño, el cárabo uralense (S. uralensis) y el cárabo norteamericano (S. varia).15 Strix intermedia, originario del Pleistoceno Temprano-Medio, en ocasiones es considerado una paleosubespecie del cárabo común, lo que la convertiría en su ancestro inmediato.20

Las subespecies del cárabo común en general se diferencian escasamente, y puede que estén en una fase flexible de formación de subespecies presentando características relacionadas a la temperatura ambiental, el color predominante en su hábitat y la cantidad de alimento disponible. En consecuencia, muchos autores han descrito entre 10 y 15 subespecies.15 Las subespecies reconocidas se enlistan a continuación.21
Subespecie Distribución Descrita por (paréntesis indican que fue descrita originalmente en otro género)
S. a. aluco Norte y centro de Europa desde Escandinavia hasta el Mediterráneo y el mar Negro. Linneo, 1758
S. a. sylvatica Oeste de Europa incluyendo Gran Bretaña. Shaw, 1809
S. a. nivicola De Nepal al sureste de China, en Birmania y Tailandia. (Blyth, 1845)
S. a. biddulphi Noroeste de la India y Pakistán. Scully, 1881
S. a. willkonskii De Palestina al norte de Irán y el Cáucaso. (Menzbier, 1896)
S. a. mauritanica Noroeste de África de Marruecos a Túnez y Mauritania. (Witherby, 1905)
S. a. sanctinicolai Oeste de Irán, noroeste de Irak. (Zarudny, 1905)
S. a. ma Noreste de China y Corea. H. L. Clark, 1907
S. a. harmsi Turkmenistán. (Zarudny, 1911)
S. a. siberiae Centro de Rusia de los Urales al oeste de Siberia. Dementiev, 1933
S. a. yamadae Taiwán. Yamashina, 1936
Distribución y hábitat
Los bosques caducifolios son su hábitat predilecto.

El cárabo común se distribuye a lo largo de dos núcleos de población principales: uno que abarca la parte templada de Eurasia desde Gran Bretaña y la Península Ibérica hasta Siberia occidental, así como una parte del noroeste de África con la subespecie S. a. mauritanica, y otro que ocupa China, Corea, Taiwán, el noreste de la India y parte de los Himalayas. Este cárabo, que esencialmente no es migratorio, está ausente en Irlanda, y en raras ocasiones se le encuentra en las Islas Baleares y Canarias, aunque nidifica en todas las comunidades de la España peninsular.8 22

Se puede hallar a esta especie en bosques caducifolios y mixtos, y en ocasiones en plantaciones maduras de coníferas, prefiriendo zonas con disponibilidad de agua.22 Lugares como cementerios, jardines y parques le han permitido extenderse dentro de las áreas urbanas, como ha sucedido, por ejemplo, en el centro de Londres. El cárabo común es principalmente un ave de tierras bajas en las partes más frías de su rango de distribución, pero llega a reproducirse a 550 msnm en Escocia, 1600 msnm en los Alpes, 2350 msnm en Turquía8 y hasta 2800 msnm en Birmania.15

El cárabo común tiene un rango geográfico de al menos 10 millones de km² y una gran población, estimada en 970.000–2.000.000 de ejemplares tan sólo en Europa. La tendencia poblacional no ha sido cuantificada, pero hay evidencias que sugieren un incremento. No se considera que la población de esta ave cumpla con los criterios de la Lista Roja de la UICN de decrecer más del 30% en diez años o tres generaciones y por lo tanto es catalogada dentro de la categoría de preocupación menor.1 22 Esta especie ha expandido su rango hasta Bélgica, los Países Bajos, Noruega y Ucrania, y sus poblaciones son estables o van en incremento en la mayoría de los países europeos. Se han observado, no obstante, declives en Finlandia, Estonia, Italia y Albania.8 Algunos factores que ponen en riesgo su supervivencia son el uso indiscriminado de plaguicidas, la destrucción de su hábitat —en especial a causa de incendios— y las plantaciones de árboles jóvenes, ya que éstos no suelen contar con cavidades para que aniden.22
Comportamiento
Reproducción
Los cárabos anidan principalmente dentro de cavidades en árboles.

Los cárabos comunes se emparejan a partir del año de edad, y permanecen juntos en una relación generalmente monogámica de por vida. El territorio de una pareja establecida es defendido por la misma durante todo el año, sin que sus límites cambien significativamente con el paso del tiempo. La pareja se resguarda en alguna rama durante el día, y generalmente descansan separados de julio a octubre.8 Algunos cárabos pueden ser descubiertos y molestados por otras aves pequeñas durante el día, pero generalmente ignoran dichas molestias.15

El macho comienzo el llamado de apareamiento, al cual responde la hembra, para proseguir con el apareamiento.23 Esta especie suele anidar dentro del hueco de un árbol, pero también puede usar viejos nidos de urracas y de ardillas, grietas en rocas o agujeros en edificios,22 e igualmente se adapta con facilidad a cajas nido.3 Anida de febrero en adelante en el sur de su zona de distribución, pero rara vez antes de mediados de marzo en Escandinavia.8 Los huevos de color blanco brillante miden aproximadamente 48 x 40 mm y pesan 40 g, donde la cáscara representa el 7% del peso. La típica puesta es de tres o cuatro huevos y es incubada únicamente por la hembra durante 30 días hasta que nacen. Los polluelos altriciales se desarrollan en los siguientes 35-40 días,7 hasta que les salen las plumas y pueden empezar a volar. Los jóvenes generalmente dejan el nido —no definitivamente— hasta diez días antes de emplumarse, ocultándose en las ramas cercanas, aunque permanecen con sus padres por otros tres meses.8 5

Esta especie defiende enérgicamente a su nido y sus polluelos, y al igual que otros cárabos, llega a atacar la cabeza del intruso con sus afilados talones. Dado que su vuelo es silencioso, puede pasar desapercibido para evitar peligros. Puede agredir a perros, gatos y humanos, a veces sin provocación.15 Quizá la víctima más conocida del feroz ataque del cárabo común sea el renombrado fotógrafo de aves Eric Hosking, quien perdió un ojo cuando fue atacado por un ejemplar mientras intentaba tomar una fotografía cerca de su nido. Más tarde llamaría a su autobiografía An Eye for a Bird («Un ojo por un ave»).24
Los polluelos empiezan a salir del nido antes de que les salgan las plumas.

Los padres cuidan de los jóvenes por dos o tres meses más después de que les salen las plumas, pero de agosto a noviembre éstos se dispersan para encontrar y ocupar un territorio propio. Si no encuentran un territorio vacante, generalmente mueren de hambre.8 Se desconoce la tasa de supervivencia de los ejemplares jóvenes, pero la tasa anual de supervivencia para los adultos es del 76,8%. Su periodo de vida típico es de 5 años,7 pero se han registrado casos de una vida de 18 años de duración para un cárabo común salvaje, y de 27 años para un ave en cautiverio.15

Los depredadores del cárabo común incluyen a aves de mayor tamaño como el cárabo uralense, los búhos, el azor y el ratonero común. Es posible que los nidos sean asaltados por martas, especialmente cuando utilizan cajas nido artificiales —ya que los hacen fáciles de encontrar—, y se han reportado casos de grajillas construyendo nidos encima del de una hembra de cárabo común empollando, causando su muerte y la de los polluelos.15 Un estudio danés mostró que la depredación por parte de mamíferos, especialmente el zorro rojo, era una causa importante de mortandad entre los ejemplares jóvenes recién emplumados, con el 36% muriendo entre su periodo de emplumación y la llegada de su independencia. El riesgo de mortandad cambiaba según la época en que les salieran las plumas, de un 14% si es en abril a más del 58% en junio. Este hecho puede ser uno de los que propicie que esta especie prefiera iniciar sus nidadas en los primeros meses del año.25
Alimentación
El topillo rojo es una de sus presas comunes.

El cárabo común acostumbra cazar durante la noche, vigilando desde una rama antes de lanzarse o planear silenciosamente hacia su víctima,3 aunque en raras ocasiones puede cazar durante el día cuando debe alimentar a sus crías. Esta especie se alimenta de una amplia variedad de presas, principalmente roedores de bosque, pero también de otros mamíferos hasta del tamaño de un conejo joven, así como aves e insectos, particularmente lombrices de tierra y escarabajos.26 27 En áreas urbanas, las aves componen una mayor proporción de su dieta, e incluso han matado e ingerido especies como el ánade real y la gaviota tridáctila.8

Generalmente se tragan la presa entera, para regurgitar más tarde las partes no digeribles en forma de egagrópilas. Éstas son de tamaño medio y de color gris, y están formadas principalmente por pelo de roedor y huesos, y se les puede encontrar en montones debajo de árboles.9

Otros estrígidos menos fuertes como el mochuelo común y el búho chico generalmente no pueden coexistir con el cárabo común, que es más fuerte y que los puede tomar como presas, por lo que se les encuentra en diferentes hábitats. De forma similar, cuando el cárabo común ha llegado a habitar en zonas con construcciones, tiende a desplazar a las lechuzas de sus sitios tradicionales de anidación en los edificios.15
Influencia cultural
El cárabo ha sido relacionado con elementos negativos, como la muerte y la mala fortuna, y positivos, como la guía y protección.

El cárabo común, al igual que sus parientes, ha sido visto con frecuencia como un presagio de mala suerte;23 William Shakespeare lo retrató de tal forma en su obra Julio César, en la que inmortalizó su característico llamado.28

Los cárabos son un elemento que forma parte de varios mitos y leyendas alrededor del mundo. En la mitología galesa eran asociados con Blodeuwedd, una mujer que traicionó a Lleu Llaw Gyffes en el cuento de Math fab Mathonwy del antiguo Mabinogion.29 Además se creía en Gales que el llamado de un cárabo entre las casas de una aldea significaba que una mujer acababa de perder su virginidad. En África, por ejemplo, para los bantúes el cárabo es pariente de los hechiceros, aunque los swahili creen que les causa enfermedades a los niños. En China son asociados con el rayo (ya que ilumina la noche) y con el tambor (porque rompe el silencio), mientras que en otras regiones se le considera una fuente de guía, auxilio y protección.30

Ha recibido 139 puntos

Vótalo:

Martín Pescador Común

25. Martín Pescador Común

El martín pescador común2 o alción (Alcedo atthis) es una especie de ave coraciiforme de la familia Alcedinidae, que habita en lagos y ríos de Europa, África y Asia. Descripción El dorso del cuerpo, cabeza y alas es azul-turquesa con destellos verdoso-metálicos. El vientre y un par de zonas... Ver mas
El martín pescador común2 o alción (Alcedo atthis) es una especie de ave coraciiforme de la familia Alcedinidae, que habita en lagos y ríos de Europa, África y Asia.
Descripción

El dorso del cuerpo, cabeza y alas es azul-turquesa con destellos verdoso-metálicos. El vientre y un par de zonas bajo los ojos son de color naranja, mientras que las zonas de la garganta, orejas y orificios nasales son blancas. A pesar de éstas generalidades, es complicado dar un patrón exacto del color de su plumaje, ya que éste varía según la incidencia de la luz. En cualquier caso, es un ave inconfundible.

El pico es largo, constituyendo una parte nada despreciable de la longitud total del cuerpo (15,5-19 cm), de color negro con transición a naranja en la zona más cercana a la cabeza de la mandíbula inferior. La envergadura alar ronda los 7,5 cm y el peso medio los 35 gramos. Las patas son muy cortas, y al igual que los pies son de color rojo vivo. El dimorfismo sexual en esta especie es poco acusado: en las hembras, la zona de color anaranjado de la mandíbula inferior es más amplia.

Sorprendentemente, a pesar de su espectacular plumaje, su mimetismo con el entorno es grande. El plumaje castaño del pecho hace que sea difícil de ver desde la otra orilla, y su espalda y alas azul se confunden con el agua del río si se le ve de espaldas.
Reproducción
Reproduciéndose

Pone de 5 a 7 huevos esféricos, brillantes y blancos al final de una galería excavada en las márgenes del río, a poca altura sobre el nivel del agua. Macho y hembra colaboran en la construcción de la galería, unas veces desde cero y otras modificando una madriguera abandonada de avión zapador o de rata de agua. El nido puede alcanzar una profundidad de un metro, pero con frecuencia mide bastante menos.

Realizan dos puestas al año, reutilizando en muchas ocasiones el mismo nido, que limpiarán de restos de pescado e insectos antes de la segunda puesta. Aunque varían según las regiones, la primera suele ser en abril y la segunda en junio, aunque se conocen puestas en meses tan excepcionalmente tardíos como octubre.

Los huevos son pequeños, de unos 22,5x18,7 mm. Tanto el macho como la hembra se reparten las tareas de incubación, que suelen durar entre 19 y 22 días. Los pollos nacen desnudos de plumón, con una piel rosa azulada. A los 23 días ya están listos para salir del túnel, pero aún permanecerán dos o tres días más en un posadero cercano al nido hasta que se decidan a echar a volar.

La tasa de mortalidad en los primeros días es muy alta. Ya sea porque son capturados por depredadores, o porque se ahogan en sus primeros intentos de pesca, no suelen sobrevivir más de dos pollos de cada puesta.
Distribución

Vive a lo largo de los lagos y ríos de Europa, África y Asia. En la mayor parte de su área de distribución es una especie sedentaria, pero en las zonas boreales se ve obligado a emigrar hacia el sur en invierno. Se encuentra ausente en algunas áreas montañosas, donde le sustituyen los mirlos acuáticos.
Alimentación
Martín pescador común con una presa

Su alimentación básica la componen los pequeños peces que divisa desde las ramas bajas de un árbol o un arbusto. Luego, se zambulle rápidamente con el pico por delante y los ojos cerrados, y captura a su presa con una altísima tasa de éxito. Tras la captura, retorna a su puesto anterior, donde la traga de una pieza. En otras ocasiones maniobra velozmente sobre la superficie del agua, buscando un lugar más propicio para sumergirse. Todo esto sería imposible sin sus potentes músculos alares y de la base del cuello.

Ocasionalmente, si la zona de pesca no dispone de posaderos adecuados, el Martín se suspende en el aire al acecho, aleteando vigorosamente y manteniendo la cabeza quieta, de una manera similar a la utilizada por el cernícalo vulgar.

Aproximadamente el 65% de su dieta se compone de pescado. La complementa con insectos acuáticos, pequeños crustáceos y renacuajos, a los que captura con la misma técnica. Es frecuente que emita un estridente sonido similar a un chiii o tiiit mientras pesca.

Debido a su método de pesca, el martín pescador común necesita de la presencia de densa vegetación fluvial junto al agua, además de que ésta sea pura y cristalina, por lo que tolera bastante mal la contaminación del agua. Ésta, además de las olas de frío ocasionales que congelan la superficie del río impidiéndole pescar, son las principales causas de mortandad en esta especie.
Subespecies

Se reconocen siete subespecies de Alcedo atthis:3

Alcedo atthis atthis - sudeste de Europa y norte de África hasta el noroeste de la India.
Alcedo atthis ispida - de las Islas Británicas hasta el oeste de Rusia, Península Ibérica y Báltico.
Alcedo atthis bengalensis - Lago Baikal y norte de la India a través del este y sudeste de Asia e islas.
Alcedo atthis taprobana - sur de la India y Sri Lanka.
Alcedo atthis floresiana - Islas menores de la Sonda (de Bali a Timor y Wetar).
Alcedo atthis hispidoides - de Célebes a las Molucas, Nueva Guinea y Islas Bismarck.
Alcedo atthis solomonensis - Bougainville e Islas Salomón (al este hasta San Cristóbal).

Ha recibido 138 puntos

Vótalo:

Águila Pescadora/Halieto

26. Águila Pescadora/Halieto

El águila pescadora2 o halieto (Pandion haliaetus) es una especie de ave accipitriforme de la familia Pandionidae.3 Es un ave rapaz de tamaño medio, que aparece en todos los continentes, excepto en la Antártida, aunque en América del Sur es sólo migradora no nidificante. Ave sin parientes... Ver mas
El águila pescadora2 o halieto (Pandion haliaetus) es una especie de ave accipitriforme de la familia Pandionidae.3

Es un ave rapaz de tamaño medio, que aparece en todos los continentes, excepto en la Antártida, aunque en América del Sur es sólo migradora no nidificante. Ave sin parientes cercanos, es la única especie del género Pandion, que a su vez es el único género de la familia Pandionidae.
Taxonomía y sistemática

El águila pescadora fue una de las muchas especies descritas por Carlos Linneo en su obra del siglo XVIII, Systema Naturae, y nombrada como Falco Haliætus.4 El género, Pandion, es el único miembro de la familia Pandionidae, y se utiliza sólo para el águila pescadora. El género fue descrito por el zoólogo francés Marie Jules César Savigny en 1809, y toma el nombre de un mítico rey griego, Pandion.5 6 7

El águila pescadora se diferencia en varios aspectos de otras rapaces diurnas. Los dedos de las patas son de igual longitud, sus tarsos son reticulados, y sus garras redondeadas, en lugar de ranuradas. El águila pescadora y los búhos son las únicas aves rapaces cuyo dedo exterior es reversible, lo que les permite agarrar a sus presas con dos dedos por delante y dos por detrás. Esto es particularmente útil cuando agarran peces resbaladizos.8
Descripción

El águila pescadora mide entre 52 y 60 centímetros de alto, con una envergadura que oscila de 152-167 cm. De partes superiores castaño oscuro, e inferiores blancas, jaspeadas de oscuro, con una máscara oscura a los lados de la cabeza. De cola larga y estrecha, y alas angulosas, es fácil de identificar. Posee unas plumas alargadas en la nuca que forman una cresta que se eriza con frecuencia.

Los ejemplares juveniles se identifican por las manchas marrón claro de su plumaje y, en general, por un tono más pálido. Los machos adultos se distinguen de las hembras por el cuerpo más delgado y las alas más estrechas. Son fáciles de distinguir al ver una pareja, pero no tanto con individuos solitarios.
Distribución

Se trata de una especie prácticamente cosmopolita, una de las rapaces con mayor distribución mundial. Las poblaciones norteñas son migratorias, mientras que las más meridionales tienden a ser sedentarias.

La mayoría de las águilas pescadoras europeas inverna en países como Sierra Leona, Senegal o Ghana. Las aves adultas cruzan el Mediterráneo, y las más jóvenes siguen la costa en un recorrido más largo, pero que les permite tomar algún descanso. Algunos ejemplares pasan el invierno en el paraje natural de la Desembocadura del Guadalhorce, en Málaga, España.

En 2009 se consiguió reintroducir la especie en las Marismas del Odiel y en marzo de 2011 salió a la luz un plan para hacer lo mismo en el Principado de Asturias.9 Recientemente se ha considerado la especie recuperada en Andalucía.10

La población en el mar Mediterráneo se encuentra en una situación crítica, si bien relativamente estable. La mejor población del Mediterráneo se encuentra en la costa del Parque Nacional de Alhucemas, en Marruecos, si bien también hay importantes poblaciones en las Islas Baleares y en Córcega.
Alimentación

Es una ave particularmente bien adaptada a su dieta de pescado. Posee unas fuertes patas, provistas de escamas que le facilitan la sujección de la presa, y uñas largas y curvadas. Puede cerrar las fosas nasales para evitar la entrada de agua durante las inmersiones.

Localiza a sus presas desde el aire, a menudo cerniéndose antes de zambullirse con las patas por delante para capturar el pez. Cuando vuelve al aire, coloca la cabeza del pez de frente, para disminuir el rozamiento del aire. Las escamas de las patas y las uñas son tan efectivas, que en algunas ocasiones el águila no puede soltar un pez demasiado pesado. Esto puede ocasionar que el ave caiga al agua, donde o bien nada hasta la orilla, o fallece por hipotermia o ahogamiento.
Reproducción
Nido de águila pescadora.

El águila pescadora vive próxima al agua, en costas rocosas y alrededores de lagos. El nido es una gran plataforma de palos construida en árboles, cortados rocosos, postes telefónicos o plataformas artificiales. Generalmente reutilizan su nido todos los años, y mantienen la misma pareja durante toda la vida.

En primavera, alrededor del mes de mayo, comienza el cortejo, que consiste en una espectacular serie de vuelos acrobáticos sobre el nido, ascendiendo a gran altura para realizar luego un picado hasta casi el suelo. La pareja también realiza vuelos conjuntos, con rápidas persecuciones entre los árboles de los alrededores del nido. El resultado es una puesta de dos o tres huevos, dependiendo de la edad de la hembra, que serán incubados unas cinco semanas. Los huevos son blancos, con abundantes manchas marrón oscuro, del tamaño aproximado de un huevo de gallina.

Durante la incubación, llevada a cabo casi exclusivamente por la hembra, el macho es el único que aporta presas. Primero comerá el macho, y dejará el resto para la hembra y los pollos. Éstos ya estarán listos para volar unos 55 días después de su salida del huevo.

La esperanza de vida media de un águila pescadora es de 20-25 años.
Subespecies

Se conocen cuatro subespecies de Pandion haliaetus:3

Pandion haliaetus haliaetus - Paleártico; invernante en Sudáfrica, India y Filipinas.
Pandion haliaetus carolinensis - Canadá ý Estados Unidos; invernante hasta Perú y Brasil.
Pandion haliaetus ridgwayi - Caribe (incluyendo Bahamas, Cuba y Belice).
Pandion haliaetus cristatus - de Célebes y Java hasta Nueva Guinea, Australia y Nueva Caledonia.

Ha recibido 116 puntos

Vótalo:

Bengalí Rojo

27. Bengalí Rojo

El bengalí rojo2 (Amandava amandava) es una especie de ave passeriforme de la familia Estrildidae.3 Es originario del sur de Asia, con un área de distribución global estimada de más de 10.000.000 km² . Son populares aves de jaula debido al colorido del plumaje de los machos en la época de... Ver mas
El bengalí rojo2 (Amandava amandava) es una especie de ave passeriforme de la familia Estrildidae.3 Es originario del sur de Asia, con un área de distribución global estimada de más de 10.000.000 km² . Son populares aves de jaula debido al colorido del plumaje de los machos en la época de reproducción. Su hábitat original son campos abiertos y pastos. El nombre amandava proviene4 de la ciudad de Ahmedabad en Gujarat desde donde estos animales fueron exportados dentro del comercio de mascotas.
Distribución

Se encuentra en Bangladés, Camboya, China, Egipto, India, Indonesia, Burma, Nepal, Pakistán, Tailandia y Vietnam. Existen poblaciones introducidas en la península Ibérica (España y Portugal), Brunéi, Fiyi, Malasia, Puerto Rico, Singapur y Hawái. En España cría desde la década de 1970 y está en expansión, considerándose común en las vegas del Guadiana (Extremadura), así como en algunos lugares de Madrid, Barcelona, Málaga y Granada.5
Taxonomía

Se reconocen las siguientes subespecies:3

Amandava amandava amandava
Amandava amandava flavidiventris
Amandava amandava punicea

Carácter invasor en España

Debido a su potencial colonizador y constituir una amenaza grave para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, esta especie ha sido catalogada en el Catálogo Español de Especies exóticas Invasoras, aprobado por Real Decreto 1628/2011, de 14 de noviembre, estando prohibida en España su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico y comercio.

Ha recibido 116 puntos

Vótalo:

Pardillo Común

28. Pardillo Común

El pardillo común (Carduelis cannabina) es una pequeña especie de ave paseriforme de la familia de los fringílidos (Fringillidae). El ave procrea en Europa, oeste de Asia, norte de África. Es parcialmente residente, pero muchos pájaros del este y del norte migran más al sur o se mudan a las... Ver mas
El pardillo común (Carduelis cannabina) es una pequeña especie de ave paseriforme de la familia de los fringílidos (Fringillidae).

El ave procrea en Europa, oeste de Asia, norte de África. Es parcialmente residente, pero muchos pájaros del este y del norte migran más al sur o se mudan a las costas.

Tierras abiertas con densos matorrales favorecen la cría. Construye sus nidos en una mata, poniendo 4 a 7 huevos.

Puede volar en grandes bandadas fuera de la estación de procreación, a veces mezclada con otros fringílidos, tales como el pardillo piquigualdo (Carduelis flavirostris), en costas y ciénagas salinas. Se alimenta de semillas.

Es un pájaro delgado con una cola larga. Las partes externas son pardas, el cogote es algo blancuzco y el pico es gris. El macho en verano tiene la nuca gris, parches rojos en cabeza y pecho rojo.

Las hembras y los jóvenes no tienen el rojo y debajo tienen blanco, con el pecho muy lustroso. El canto tiene trinos rápidos y píos.

A veces suele encontrárselos centenares de millas dentro del mar.2

Su nombre científico hace referencia su afición a las semillas de cáñamo.
Conservación

El pardillo común está en la Lista roja IUCN Redlisted en riesgo, en listada en el Reino Unido Biodiversity Action Plan como de prioridad. Las poblaciones británicas declinan, atribuido al incremento del uso de herbicidas, para abatir matorrales agresivos.

Ha recibido 113 puntos

Vótalo:

Carbonero Común

29. Carbonero Común

El carbonero común (Parus major) es una especie de ave paseriforme de la familia de los páridos (Paridae). Es una especie ampliamente distribuida, siendo muy común en Europa y Asia, en bosques de todo tipo. Es sedentario, y la mayoría de sus individuos no son migradores. Descripción Huevos de... Ver mas
El carbonero común (Parus major) es una especie de ave paseriforme de la familia de los páridos (Paridae). Es una especie ampliamente distribuida, siendo muy común en Europa y Asia, en bosques de todo tipo. Es sedentario, y la mayoría de sus individuos no son migradores.
Descripción
Huevos de carbonero y relación de tamaño.

Es un párido fácil de reconocer. Mide unos 14 cm, y presenta una banda negra (más ancha en los machos) a lo largo de su pecho amarillo. El cuello y la cabeza son negros, con mejillas blancas. Las partes superiores son verde oliva. Como muchos otros páridos, dispone de una gran variedad de cantos. La más reconocible de ellas es un chi-chi-pán, muy clara y audible a larga distancia.
Menú
0:00
Canto
Alimentación

Su alimentación consta, básicamente, de insectos y semillas. Los insectos los captura bien bajo la corteza de los árboles, bien en el suelo, escarbando con el pico bajo la hojarasca. Es un ave bastante agresiva, y hay casos citados de carboneros capturando pollos de herrerillo o agateador.[cita requerida]
Interior del nido. El tiempo que tardan en abrirse los huevos va de entre 25 y 30 días. Nótese la gran cantidad de material bajo los pollos.
Reproducción

Anida sobre todo en agujeros de árboles, huecos en muros y taludes, grietas de rocas, etc, así como cajas nido preparadas por el hombre, e incluso macetas abandonadas y restos humanos por el estilo. El nido está relleno de gran cantidad de musgo, pelo, lana y alguna pluma. Las puestas se extienden entre abril y junio, y constan de entre seis y ocho huevos. Éstos son blancos, con motas rojizas por toda su superficie.

Ha recibido 109 puntos

Vótalo:

Chochín

30. Chochín

El chochín (Troglodytes troglodytes) es una especie de ave paseriforme de la familia Troglodytidae, el único de este grupo presente en el Viejo Mundo. Las especies de esta familia son denominadas chochines. Son aves minúsculas de una gran vivacidad. Tiene varias subespecies en su área de... Ver mas
El chochín (Troglodytes troglodytes) es una especie de ave paseriforme de la familia Troglodytidae, el único de este grupo presente en el Viejo Mundo. Las especies de esta familia son denominadas chochines. Son aves minúsculas de una gran vivacidad. Tiene varias subespecies en su área de distribución como el chochín de Saint Kilda.
Descripción

Es un ave insectivora, que se alimenta de larvas, orugas, arañas, etc. con el típico pico fino y puntiagudo de las aves insectivoras, aunque en invierno puede comer a veces semillas si le falta el alimento. Es uno de los pájaros más pequeños de Europa, de 9 a 10,5 cm de longitud y 13 a 17 de envergadura. De plumaje pardo rojizo apagado y poco llamativo, con alas y cola barradas en un tono más oscuro, con una cola corta que alza con frecuencia o mantiene en alto. Es un ave valiente y curiosa que se acerca mucho a los humanos. Se asemeja a una bolita de plumas y en invierno es frecuente verlo en grupos pequeños o pequeñas bandadas muy confiadas. Tiene un trino nervioso corto y llamativo, que casi provoca un sobresalto. Es un ave muy activa en invierno y muy fácil de ver los días de heladas o nevada, cuando se muestra más hambriento y accesible.

Tiene preferencia por los bosques y las orillas de ríos y arroyos con abundante carrizo, tamarizal, coscojales, sotobosque y cañaveral donde se pueda ocultar fácilmente de aves depredadoras como los corvidos. También se encuentra en parques, jardines y senderos, siempre que tengan abundantes setos y matas compactas donde ocultarse. La especie es cazada al vuelo por la urraca y el aumento de esta especie hace más difícil de ver a los chochines.

Su nombre científico significa "cavernícola" y se refiere a su costumbre de entrar en cavidades y fisuras para pernoctar, construir el nido o para cazar artrópodos (ciempiés, milpies, etc). También se alimenta de larvas, arañas y bayas. Común en toda Europa, en Asia se extiende desde el norte de Irán y Afganistán a Japón y América del Norte. Es migratoria sólo en las zonas más al norte de su distribución. La especie es poligama y un macho se aparea con varias hembras. El macho construye varios nidos para las hembras. El macho construye varios nidos en forma de bola de musgo, hojas y hierbas, en matorrales espinosos, zarzales, enredaderas, montones de maderos o agujeros de árboles, piedras, escarpes o paredes. La hembra que es la única que incuba los huevos, recubre uno de los nidos con plumas y pone a finales de abril, 6 huevos blancos con pequeños puntos pardo-rojizos, cuya incubación dura unas dos semanas. Los pollos son alimentados por ambos padres y vuelan después de unos 15 días. Generalmente tienen dos crías en cada puesta.

El chochín Limmershin es el narrador de la historia La foca blanca en El libro de la selva por Rudyard Kipling.

Ha recibido 109 puntos

Vótalo:

Águila Imperial Ibérica

31. Águila Imperial Ibérica

El águila imperial ibérica4 (Aquila adalberti) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae. Es una de las aves endémica de la Península Ibérica.5 Hasta no hace mucho se le consideraba una subespecie del águila imperial (Aquila heliaca), pero los estudios de ADN[¿cuál?] de... Ver mas
El águila imperial ibérica4 (Aquila adalberti) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae. Es una de las aves endémica de la Península Ibérica.5 Hasta no hace mucho se le consideraba una subespecie del águila imperial (Aquila heliaca), pero los estudios de ADN[¿cuál?] de ambas aves demostraron que estaban lo suficientemente separadas como para constituir cada una una especie válida. El águila imperial ibérica es un ave muy amenazada, en 2011 se estimó una población de unas 300 parejas.6 7 8 9 Su nombre binomial conmemora al príncipe Adalberto de Baviera.10 11
Descripción

El plumaje es pardo muy oscuro en todo el cuerpo, excepto en los hombros y la parte alta de las alas, de color blanco. La nuca es ligeramente más pálida que otras partes del cuerpo, y la cola más oscura, sin bandas claras o líneas blancas como en el águila imperial oriental. En el caso de los individuos subadultos, éstos son pardo-rojizos, sin diferencias de coloración, y no desarrollan el plumaje de los individuos maduros hasta los 5 años de edad, al mismo tiempo que la madurez sexual. El tamaño medio de los adultos es de entre 78 y 83 cm de altura,12 y 2,8 kg, si bien las hembras, más grandes que los machos, pueden llegar a los 3,5 kg. La envergadura alar varía entre los 1,8 y 2,1 m.13

Viven unos 20 años de media, habiéndose documentado ejemplares de 27 años en el medio natural y de 41 en cautividad.12
Hábitat

Sus territorios abarcan una gran cantidad de hábitats, desde pinares en las zonas de montaña a sistemas dunares y marismas en zonas de costa. Sus mayores densidades se alcanzan en terrenos llanos o con relieves suaves, con formaciones arbóreas de importancia, aunque no dominantes (dehesas) y con buenas poblaciones de conejo.6

Históricamente la persecución de esta especie hizo que las parejas supervivientes fueran las que se refugiaron en zonas de difícil acceso y relieve abrupto, generalmente en zonas de montaña. Su recuperación ha llevado a que las nuevas parejas, y también algunas antiguas vayan ocupando espacios de llanura y penillanura.6

Dentro del territorio del águila, de su zona de campeo, se pueden distinguir tres zonas: la zona de nidificación; la zona de alimentación cercana, el cazadero más habitual que es defendido por la pareja para su uso exclusivo; y la zona de alimentación lejana que se usa de manera más ocasional, su uso es compartido con otras parejas y otras rapaces, y se usa más fuera de la época de cría.6
Águila imperial en cautividad.

Los jóvenes, al emanciparse, se dispersan por zonas cercanas o alejadas de donde nacieron, en busca de nuevos territorios de caza y reproducción.8
Comportamiento

Al contrario que el águila imperial oriental de Eurasia y África oriental, la especie ibérica no emigra. Cada pareja defiende su zona de caza y reproducción (unas 2.000 hectáreas) durante todo el año.
Alimentación

El grueso de su alimentación lo constituyen los conejos, que cazan en solitario o en pareja. También depreda sobre liebres, palomas, cuervos y otras aves, y en menor medida zorros y pequeños roedores, y pueden alimentarse ocasionalmente de carroña.
Reproducción

El águila imperial ibérica es monógama. La época de celo se da de marzo a julio, durante el cual las águilas reacondicionan uno de los nidos que han usado durante años rotando de uno a otro. Estos nidos están situados en la copa de árboles como alcornoques o pinos. En las zonas de repoblación forestal se han habituado a nidificar sobre eucaliptos, a pesar de ser ésta una especie alóctona.[cita requerida] Nidifican tanto en ramas altas como bajas.

La puesta típica consta de 4 a 5 huevos de 130 gramos de peso que se incuban durante 43 días. Es común el que se desarrollen hasta tres polluelos, aunque esta tendencia ha disminuido en los últimos años debido al uso de pesticidas, que aumentan el número de huevos infértiles.[cita requerida] Si el año es malo y hay poca comida, el pollo mayor la acapara y es el único que sobrevive; no obstante, se puede decir que el águila imperial ibérica no practica el cainismo. Cuando necesitan ir en busca de comida, los padres cubren los huevos o polluelos con hojas y ramas para evitar que sean descubiertos por los depredadores,[cita requerida] algo que a veces no es suficiente, terminando con alguno de los pollos capturado por un águila real o, en el caso de los nidos bajos, incluso un zorro u otro carnívoro de tamaño medio.[cita requerida]

Los jóvenes abandonan el nido entre 65 y 78 días después de nacer, pero continúan viviendo en las inmediaciones y siendo alimentados por los padres durante 4 meses. Pasado este tiempo, se independizan y emprenden una vida nómada. Cuando alcanzan la madurez sexual suelen visitar los límites de los territorios de parejas sedentarias a la búsqueda de algún individuo de sexo contrario «soltero» o «viudo». Los jóvenes nómadas son frecuentemente atacados por las parejas de adultos en cuyos territorios se han adentrado.[cita requerida]
Evolución de la distribución y abundancia históricas hasta la actualidad

La regresión en el rango de distribución es débil durante, aproximadamente, el periodo 1850-1890. A partir de esta fecha se intensifica hasta el final de la primera década del siglo XX resultando ya escasa en varias regiones, y durante el porvenir del mismo el proceso resulta muy acelerado. Antes del comienzo de la disminución se distribuía por toda la Península menos en el norte (Cataluña, Pirineos, Cordillera Cantábrica y norte de Portugal) y en el norte de Marruecos. Existe una importante carencia de información. Como se ha mencionado anteriormente, para principios del XX la especie ya era escasa. Durante el periodo 1850-1890 se cita en lugares en los que en la primera década del siguiente siglo era rara: el levante español, la Sierra de la Estrella y la región del Alentejo en Portugal, el Sistema Penibético, la península Tingitana... De todos estos sectores desaparece a lo largo del decalustro. Así, en 1950 quedan solamente las poblaciones principales del cuadrante suroccidental de España, con zonas adyacentes, es decir, sin fragmentar: Doñana, Sierra Morena occidental (pequeña), valle del Tajo a su paso por la frontera entre España y Portugal y por Torrejón el Rubio, en Extremadura (pequeña), Montes de Toledo y valle del Tiétar a su paso por la frontera de Madrid, junto a Ávila. Con la continuación del declive, en el censo de 1967, el primero que se realizó, se estimaron 50 parejas. En este recuento se consideró la distribución por 4 núcleos: Sierra de Guadarrama, Monte del Pardo, Valle del Tajo y Doñana, pero un segundo censo en 1974, más preciso, corrigió esta distribución con la observada en el párrafo anterior pero, evidentemente (pues pasaron 25 años) con los núcleos mucho más reducidos, y además fragmentados, restando solo algunas subpoblaciones muy pequeñas junto a los mismos, como la de Sierra de Béjar. Gracias a las labores de recuperación y la protección legal proporcionada en 1966, la tendencia negativa se invirtió en la década de los 70, y al final de los 80 el número estimado era de 130 parejas. Con lo cual, las poblaciones existentes crecieron y se formaron nuevos núcleos pequeños, como el de Sierra Morena oriental. No obstante durante los 90 la evolución de la población fue muy negativa, y con respecto al censo de 1989 se produce una disminución del 30% en las parejas. Esta propensión se invierte con el comienzo del nuevo siglo, y para 2004 ya hay 195 parejas. En la actualidad (2011) hay 317 parejas, lo que supone que los antiguos sectores de distribución han aumentado notablemente y se han formado nuevas subpoblaciones. De esta manera, Sierra Morena occidental y oriental presentan poblaciones grandes, la población del valle del Tiétar se ha extendido hacia el norte hasta penetrar en Castilla y León y cubrir las sierras del norte de Madrid, ha nacido un nuevo núcleo en el sureste de Portugal, y en general el resto de concentraciones ha crecido llegando incluso a dejar de estar muy poco o nada fragmentadas (siguiendo con el valle del Tiétar, ha crecido de esa manera gracias a que las subpoblaciones del Monte del Pardo y Sierra de Guadarrama también lo han hecho, uniéndose así conjuntamente las tres agrupaciones).
Estado de conservación
Distribución mundial de A. adalberti (verde oscuro) y A. heliaca (áreas de anidación en verde claro e invernación en azul).

En España se censaron 194 parejas reproductoras (2004)14 y recientemente dos parejas han recolonizado Portugal.7 Los contingentes de la especie han mantenido una tendencia de crecimiento positiva desde 1974, fecha del primer censo, hasta la actualidad.14 Parte de este cambio al alza en el número de individuos podría estar ligado a un mayor esfuerzo de prospección durante la última década.7 En 2010 se censaron 282 parejas: 279 en España y 3 en Portugal (Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino). BirdLife International, siguiendo los criterios UICN 2001 para las listas rojas, la clasifica como Vulnerable (VU),15 lo que supone un descenso de categoría desde la última revisión, que la consideraba como En Peligro (EN).6 Este cambio de estatus se ha visto propiciado por los resultados obtenidos en modelizaciones que apuntan a una estabilización de las diferentes subpoblaciones en los próximos años.15 A pesar de esta tendencia poblacional positiva, se trata de una especie con un número de individuos muy reducido y cuya supervivencia está ligada a actuaciones de conservación intensivas.7 14

Entre las principales causas de amenaza destacan la mortalidad por venenos, electrocución y persecución humana directa, la escasez de conejos (Oryctolagus cuniculus) —su principal presa—, deterioro y fragmentación del hábitat, contaminación y enfermedades.6

A comienzos del siglo XX, el águila imperial ibérica todavía era un animal muy abundante en gran parte de su zona de distribución, pero en las últimas décadas su número ha descendido en picado. La población de Marruecos se considera extinta.7

Desde 1991 se observa una acusada desproporción de sexos en la población del entorno de Doñana, donde un 70% de los pollos nacidos son machos. En 2005, el CSIC puso en marcha un plan para intentar aumentar el número de hembras y resolver este problema.16

Aunque todavía sigue en peligro, la atención de las administraciones españolas ha conseguido que a pesar de todos los impedimentos, la población de este símbolo de la fauna ibérica se haya duplicado desde principios de los años 90. En la actualidad existe un plan de recuperación de las especie a nivel nacional y algunas de las comunidades autónomas que albergan al ave también han desarrollado sus propios planes de conservación.17

Ha recibido 107 puntos

Vótalo:

Perdiz Roja

32. Perdiz Roja

La perdiz roja2 (Alectoris rufa) es una especie de ave galliforme de la familia Phasianidae. No se la debe confundir con la perdiz pardilla (Perdix perdix). La perdiz roja vive naturalmente en el sudoeste de Europa, Francia y la península ibérica. Se ha naturalizado en el sur de Inglaterra... Ver mas
La perdiz roja2 (Alectoris rufa) es una especie de ave galliforme de la familia Phasianidae. No se la debe confundir con la perdiz pardilla (Perdix perdix).

La perdiz roja vive naturalmente en el sudoeste de Europa, Francia y la península ibérica. Se ha naturalizado en el sur de Inglaterra, donde fue introducida como especie cinegética. Ha sido reemplazada en el sudeste de Europa por la muy similar perdiz griega (Alectoris graeca).

La perdiz roja es una especie principalmente terrestre, no migratoria, que forma bandos fuera de la temporada de reproducción.3 Se reproduce en tierras bajas secas, como las de agricultura de secano y áreas abiertas pedregosas, poniendo sus huevos en un nido en tierra.

En general se alimenta de semillas, pero los jóvenes en particular gustan de insectos como un suplemento proteico esencial.

Su reclamo es trisilábico (ka-chu-chu).
Descripción

Oscila entre los 35 y 40 cm de longitud, con una cola que supera los 10 cm de largo.

La cabeza se caracteriza por la forma maciza de su base, con un pico de fuerte consistencia y de coloración roja bri­llante. Los ojos están ligeramente rasgados hacia atrás y presentan un color pardo claro. La nuca posee un tono gris vináceo muy subido, con el píleo castaño y el resto de la cabeza gris. Desde el ojo hasta la base del pico existe una franja negra, que contacta con las aberturas na­sales y que se prolonga hacia atrás y por debajo, trazando una línea curva más gruesa y evidente con el punto de in­flexión simétrico de la punta del pico, bajando hasta llegar al límite de la garganta.

El pecho y la zona superior del abdomen son grises cenizos con tonalidad parda. El extremo inferior del abdomen y la porción inferior de la cola muestran una tona­lidad amarillenta anaranjada.

En la zona de los flancos tiene una tonalidad gris clara, que se ve interrumpida por una serie de franjas transversales, donde se alternan los colores blanco, rojo y castaño, ribeteados por una sutil línea de color negro.

Es en las patas donde se presenta una situación caracte­rística de dimorfismo sexual, ya que los machos poseen en la parte posterior de los tarsos una excrecencia de natura­leza córnea, llamada espolón. Las hembras, por su parte, carecen de este elemento o lo tienen de menor tamaño. En ambos casos, las huellas de la perdiz son bastante características, debido a que el dedo frontal medio posee una longitud casi doble que la de los dos laterales, separados por un ángulo muy semejante, en tanto que el dedo posterior se sitúa en la misma línea que el frontal medio.4
Muda

La muda postnupcial es completa, y suele finalizar entre octubre y noviembre. La muda postjuvenil es parcial, incluyendo todas las plumas del ave excepto las dos primarias más externas, y suele terminar entre agosto y los primeros días de noviembre.
Dimorfismo sexual
Macho

Tiene manchas negras amplias y brillantes en la base del pico y collar. Posee espolones en ambas patas, de aspecto compacto y con anchura, en la base, superior a cuatro escamas; la anchura del tarso a nivel del espolón es mayor a 8,6 mm. La longitud del ala es mayor a 15,8 cm.
Hembra

Tiene manchas negras más reducidas y de tono negro mate en la base del pico y collar. No posee espolones, o los tiene en una pata o en las dos, pero de aspecto puntiagudo y con anchura, en la base, inferior a cuatro escamas; la anchura del tarso a nivel del espolón es menor a 8,4 mm. La longitud del ala es menor a 15,4 cm.

Los juveniles pueden sexarse a partir de los tres meses de edad, cuando comienza a desarrollarse el espolón en los machos.
Edad

Pueden reconocerse 3 tipos de edad:

Juveniles: con plumaje pardo en las partes superiores. Partes inferiores de color ocre. Sin franjas en los flancos. Garganta blanca sin borde negro. Pico pardo. Patas de color rojo pálido.

1.º año otoño/2.º año primavera: con plumaje de adulto, pero conservando las dos primarias más externas sin cambiar, las cuales tienen una mancha blanca en la punta: en postjuveniles la mancha blanca de las primarias externas puede ser pequeña o estar ausente por desgaste; hay que comprobar la diferencia de tonalidad entre las plumas juveniles retenidas, más claras y desgastadas, así como las mudadas.

Adultos: con todas las plumas del ala de la misma generación, con las dos primarias más externas de punta redondeada y sin la mancha blanca.
Comportamiento
Alimentación

La perdiz roja es una especie que come prácticamente todo tipo de alimen­tos, y predominan entre estos los cereales cultivados por el hombre, las hojas, las hierbas verdes de los prados y las frutas silvestres. Por otra parte, la perdiz roja suele en­contrarse con cierta regularidad en las cercanías de las fuentes de agua, charcas y arroyos, debido a que este ele­mento resulta necesario para su organismo en mayor me­dida que lo que ocurre con otras variedades o especies de aves.
Reproducción
Huevos de Alectoris rufa rufa.

El inicio del proceso reproductivo de la perdiz roja comienza en los meses de enero y febrero, cuando en las ban­dadas de esta especie, los machos comienzan a cortejar a las hembras. En esta época del año se producen numerosos y violentos combates entre los machos, que buscan la posesión de las hembras. El apareamiento comienza en los meses de marzo o abril. La lucha entre los machos tiene su causa en el hecho de que cada macho cubre a más de una hembra, es decir, no se trata de animales monógamos. Por el contra­rio, una vez que la primera hembra ha sido cubierta, el macho se aleja de ella en busca de nuevas compañeras. Una vez fecundadas, las hembras comienzan la búsqueda de un refugio en el suelo, normalmente depresiones ocultas, setos, surcos de los sembrados, raíces de árboles, matorrales, etc., donde depositarán sus huevos.

Por lo general, la nidada está formada por una cantidad de huevos que oscila entre doce y dieciocho. Los huevos son de un tamaño que se puede considerar como grande si se tiene en cuenta las dimensiones comunes de una hembra de perdiz roja. La forma de los huevos es ovoidea, redon­deada en los dos casquetes, con color de fondo amarillento rojizo salpicado de pequeñas manchas marrones oscuras. Estos huevos son de una notable consistencia, hecho que probablemente se encuentre vinculado con la escasa protección que les brinda el tosco nido en el que son incubados.
Incubación y nacimiento

La incubación de los huevos de la perdiz roja es llevado a cabo por la hembra y, a veces, por el macho, y tiene una duración aproximada de veintitrés días, al cabo de los cuales nacen los polluelos que, a poco de abandonar el huevo, se encuentran en condiciones de buscar el alimento por sí mismos, aunque bajo la atenta vigilancia de su madre.
Polluelo de perdiz roja de unos días de vida.

Las pequeñas perdices rojas no tardan demasiado en iniciarse en la práctica de correr y volar, encontrándose en condiciones de llevar a cabo estas actividades con perfec­ción en un período inferior a un mes.
Alimentación de los perdigones

A diferencia de los ejemplares adultos, los polluelos de la perdiz roja se alimentan principalmente de larvas de in­sectos, pequeños moluscos de agua dulce, gusani­llos terrestres y pequeños granos, que pueden triturar con su pico. A medida que crecen y se desarrollan, las perdices rojas pasan a ser cada vez más granívoras.

Estas características alimentarias de la perdiz roja facili­tan su cría y mantenimiento en cautiverio, un género de vida en el que pueden resistir muchos años.

Ha recibido 105 puntos

Vótalo:

Cernícalo Común/Vulgar

33. Cernícalo Común/Vulgar

El cernícalo vulgar2 (Falco tinnunculus) es una especie de ave falconiforme de la familia Falconidae extendida por Europa, Asia y África, y de manera accidental en Norteamérica, Caribe, Sudamérica e Indonesia.1 Características El cernícalo vulgar es relativamente pequeño comparado con otras... Ver mas
El cernícalo vulgar2 (Falco tinnunculus) es una especie de ave falconiforme de la familia Falconidae extendida por Europa, Asia y África, y de manera accidental en Norteamérica, Caribe, Sudamérica e Indonesia.1
Características

El cernícalo vulgar es relativamente pequeño comparado con otras rapaces, pero más grande que la mayoría de las aves. Tiene alas largas de color bermejo con manchas negras, así como una larga cola muy distintiva, gris por la parte superior y de borde redondeado y negro. El plumaje de los machos en la cabeza es azul-grisáceo. Miden de 34 a 38 cm de cabeza a cola, y de 70 a 80 centímetros de envergadura de alas. El macho adulto medio pesa cerca de 155 g, y la hembra cerca de 190 g.

Se distingue del cernícalo primilla por ser éste último de dorso pardo rojizo y sin manchas negras, con un color gris en la cabeza más uniforme y por tener en la punta de la cola unas plumas centrales que sobresalen. Además, el común tiene las uñas negras y el primilla, blancas.
Hábitat y costumbres

El cernícalo es un ave de presa diurna y fácil de ver. Prefiere un hábitat de campo abierto y matorral. Los cernícalos nidifican en grietas de rocas o edificios, en huecos de árbol, ocupan nidos de córvidos y otras aves, pero también directamente sobre el suelo.

Cuando caza, el cernícalo permanece en vuelo estacionario, casi inmóvil, entre 10 y 20 m de altura sobre el terreno, esperando avistar alguna presa (a esto se le llama cerner) y cuando aparece, se precipita en picado hacia ella. Sus presas suelen ser pequeños mamíferos, fundamentalmente roedores, pequeños pájaros, reptiles, grandes insectos, gusanos y ranas.
Reproducción

Las puestas suelen tener entre tres y seis huevos, con una incubación de 26 a 31 días, fundamentalmente realizada por la hembra mientras el macho la alimenta.

El cernícalo comienza la cría en primavera (o al comienzo de la estación seca en el trópico), es decir, abril-mayo en la Eurasia templada y en algún momento entre agosto y diciembre en los trópicos y en el sur de África. Para el nido prefiere los agujeros en los acantilados, árboles o edificios. Los cernícalos vulgares a menudo reutilizan los viejos nidos de los córvidos, si están disponibles. La subespecie dacotiae, el sarnicolo de las Islas Canarias orientales es peculiar para la anidación porque utiliza las hojas secas de la parte superior de las palmeras, donde coexiste de manera pacífica con otras aves.

La incubación dura alrededor de un mes, y sólo las hembras incuban los huevos. El macho es responsable de su aprovisionamiento con alimentos, y por algún tiempo después de la eclosión este sigue haciendo lo mismo. Más tarde, ambos padres comparten las funciones de caza hasta que los jóvenes abandonan el nido, después de 4-5 semanas. La familia se mantiene muy unida durante unas semanas, hasta un mes más o menos, durante los cuales los jóvenes aprenden a valerse por sí mismos y buscar las presas. Los jóvenes maduran sexualmente en la siguiente temporada de cría.
Cría en cautividad

Es un ave que se suele utilizar como iniciación en el mundo de la cetrería, es el ave usada por principiantes y novatos para introducirse en este arte de caza.
Subespecies
Ejemplar de la subespecie Falco tinnunculus dacotiae en la isla de Gran Canaria (España)

Se reconocen 11 subespecies de cenícalo común:3

Falco tinnunculus tinnunculus - del norte de África, Europa y Oriente Medio hasta Siberia.
Falco tinnunculus interstinctus - del Tíbet a China y Japón; invernante en India, Malaya, Filipinas.
Falco tinnunculus objurgatus - sur de India (Ghats occidentales y Ghats orientales) y Sri Lanka.
Falco tinnunculus canariensis - Madeira y las Islas Canarias.
Falco tinnunculus dacotiae - las Islas Canarias orientales (Gran Canaria, Fuerteventura, Lanzarote).
Falco tinnunculus neglectus - norte del archipiélago de Cabo Verde.
Falco tinnunculus alexandri - sudeste del archipiélago de Cabo Verde.
Falco tinnunculus rupicolaeformis - noreste de África y Arabia.
Falco tinnunculus archerii - Somalia, litoral de Kenia y Socotra.
Falco tinnunculus rufescens - de África occidental a Etiopía, Tanzania y norte de Angola.
Falco tinnunculus rupicolus - del norte de Angola al sur de la República Democrática del Congo, sur de Tanzania y Sudáfrica.

Ha recibido 104 puntos

Vótalo:

Milano Real

34. Milano Real

El milano real2 (Milvus milvus) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae. Es similar en aspecto al milano negro, del que se distingue por su cabeza de color gris plateado y su silueta. Los ejemplares que anidan en el norte de Europa se desplazan al sur para invernar... Ver mas
El milano real2 (Milvus milvus) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae. Es similar en aspecto al milano negro, del que se distingue por su cabeza de color gris plateado y su silueta.

Los ejemplares que anidan en el norte de Europa se desplazan al sur para invernar; algunos de ellos atraviesan el estrecho de Gibraltar hasta llegar al norte de África. Su distribución llega hasta Canarias y las islas de Cabo Verde.

La población de las Islas Baleares se encuentra desde hace poco clasificada como en peligro de extinción debido al uso de venenos.


Características
Milano Real en vuelo, en Gredos, Avila

El milano real tiene una longitud de 60 a 65 centímetros, una envergadura de alas de casi dos metros (190 centímetros) y un peso que oscila, desde los 900 gramos a los 1.200 gramos de peso. Su cola tiene una forma muy ahorquillada. Se diferencia fácilmente del milano negro, que es totalmente oscuro y tiene la cola menos ahorquillada.
Alimentación

Caza aves y pequeños mamíferos, como liebres o ratas, también se alimenta de pájaros e invertebrados; incluso puede devorar carroña.
Anidación

Suele anidar en los árboles, donde confecciona un nido a base de ramas y hojas. La puesta consiste en un número que oscila, desde un solo huevo, hasta tres; tardarán en eclosionar unos treinta y cinco días aproximadamente. El macho suele reemplazar a la hembra en la incubación por pequeños periodos de tiempo, mientras ésta se alimenta.
Subespecies

Se conocen dos subespecies de Milvus milvus:3

Milvus milvus milvus - Paleártico occidental (localizado)
Milvus milvus fasciicauda - Cabo Verde

Ha recibido 103 puntos

Vótalo:

Golondrina Común/Andorina

35. Golondrina Común/Andorina

La golondrina común o andorina (Hirundo rustica) es un ave de hábitos migratorios perteneciente a la familia de los hirundínidos, dentro del orden de los paseriformes. Se trata de la golondrina con la mayor área de distribución en el mundo. Habita en Europa, Asia, África y América. Existen... Ver mas
La golondrina común o andorina (Hirundo rustica) es un ave de hábitos migratorios perteneciente a la familia de los hirundínidos, dentro del orden de los paseriformes. Se trata de la golondrina con la mayor área de distribución en el mundo. Habita en Europa, Asia, África y América.

Existen seis subespecies de golondrina común, que se reproducen a lo largo del hemisferio norte. Cuatro de ellas son fuertemente migratorias y sus cuarteles de invernada cubren gran parte del hemisferio sur, llegando a Argentina central, Sudáfrica y el norte de Australia.4 Su vasta área de distribución y enorme población implican que la especie se encuentra fuera de peligro de extinción,1 2 aunque pueda haber decrecimientos poblacionales locales debido a amenazas específicas.4 5

La golondrina común es un ave de campo abierto que normalmente utiliza estructuras construidas por el hombre para reproducirse y que, en consecuencia, se ha diseminado con la expansión humana. Construye nidos en forma de taza,6 con bolitas de barro en graneros y construcciones similares y se alimenta de insectos que atrapa en vuelo.7

Su alimentación insectívora contribuye a la tolerancia de los humanos hacia esta especie; en el pasado esta aceptación se vio reforzada por supersticiones respecto del ave y su nido. Ha habido frecuentes referencias culturales a la golondrina común en escritos literarios tanto debido a su proximidad con el hombre como por su migración anual.8
Descripción

Se trata de un ave pequeña.9 El macho adulto de la subespecie nominal (H. r. rustica) mide entre 17 y 19 cm de longitud, incluyendo los 2 a 7 cm de las elongadas plumas externas de la cola. Tiene una envergadura de entre 32 y 34,5 cm y pesa entre 16 y 22 gramos. Su parte superior es azul metálico y su frente, barbilla y garganta, rojizos. Una gruesa franja azul oscuro separa la garganta del pecho y abdomen blancuzcos. Las plumas externas de la cola son elongadas, lo que le brinda el distintivo aspecto profundamente ahorquillado de las golondrinas. Presenta una línea de manchas blancas a lo largo del extremo externo de la parte superior de la cola.7 La apariencia de la hembra es similar a la del macho, pero las plumas de la cola son más cortas, el azul de la parte superior y de la banda del pecho es menos lustroso y el pecho y abdomen son más pálidos. El juvenil es más marrón y exhibe una cara rojiza más pálida y partes inferiores más blancas; carece de las largas plumas de la cola de los adultos.4

La distintiva combinación del rostro rojizo y la banda pectoral azul facilitan la distinción entre la golondrina común adulta y las especies africanas de Hirundo y de la golondrina australiana (Hirundo neoxena), cuya área de distribución se superpone en Australasia.4 En África, la cola más corta de los juveniles puede producir una confusión con el juvenil de la golondrina de pecho rojo (Hirundo lucida), pero esta última presenta una banda pectoral más angosta y más blanco en la cola.10

La canción de la golondrina común es un gorjeo alegre que a menudo termina en un su-seer en el que la segunda nota es más alta que la primera si bien su altura tonal es decreciente. Los llamados incluyen un witt o un witt-witt o un fuerte splee-plink cuando están exaltadas o cuando intentan ahuyentar depredadores de las cercanías del nido.7 Los llamados de alarma incluyen un agudo siflitt para depredadores como los gatos y un flitt-flitt para aves de presa.11 Esta especie es bastante tranquila en sus cuarteles de invernada.12

La muda de las plumas de vuelo tiene lugar en los cuarteles de invernada, lo que dificulta la identificación subespecífica de los individuos en invierno. La muda posnupcial es muy gradual y en Europa comienza en agosto antes de la migración con la muda del plumaje corporal y a veces con la de las plumas cobertoras medias de las alas. En la India, la muda se produciría lenta e irregularmente, extendiéndose sobre la mayor parte del invierno y no habiendo concluido aún en abril en algunos especímenes.6

A diferencia de los vencejos (Apus apus), las golondrinas se pueden posar horizontalmente, ya que la longitud de sus patas les proporcionan un apoyo adecuado para iniciar el vuelo de nuevo desde el suelo.
Taxonomía

La golondrina común fue descrita como especie por Carlos Linneo en 1758 en la décima edición de su obra Systema naturae bajo el nombre científico de Hirundo rustica.13 Hirundo significa “golondrina” en latín; rusticus quiere decir “campestre”. Es la única de las especies del género Hirundo que se ha extendido a las Américas, siendo la mayoría de ellas nativa de África.

Existen pocos problemas taxonómicos dentro del género, si bien la golondrina de pecho rojo (Hirundo lucida) ―una especie sedentaria del oeste de África, la cuenca del Congo y Etiopía― era anteriormente considerada una subespecie de golondrina común. La golondrina de pecho rojo es ligeramente más pequeña que su pariente migratorio, presenta una franja pectoral azul más angosta y las plumas de la cola de los adultos son más cortas. En vuelo, exhibe una coloración más pálida en sus partes inferiores.10
Subespecies

Existen seis subespecies de golondrina común ampliamente reconocidas. Se han propuesto subespecies adicionales o alternativas para Asia oriental, incluyendo saturata (Robert Ridgway, 1883),3 14 kamtschatica (Benedykt Dybowski, 1883),3 mandschurica (Wilhelm Meise, 1934)3 14 y ambigua (Erwin Stresemann, 1940).3 6 15 Dada la incierta validez de estas formas,3 6 14 este artículo sigue la clasificación de Turner y Rose (1989):4

H. r. rustica, la subespecie nominal, se reproduce desde Europa, Asia Menor e Irak hacia el este hasta la cuenca del río Yeniséi, el oeste del macizo de Altái, Sinkiang (China) y Sikkim (India),3 tan al norte como el círculo polar ártico y hacia el sur hasta el norte de África. Migra a África, Arabia y partes del subcontinente indio,4 como Sind, Punyab y Sri Lanka.6 16 Las golondrinas comunes que pasan el invierno en África austral llegan de gran parte de Eurasia, desde al menos el meridiano 91 este; alrededor del 80 % de las golondrinas que migran a África austral proceden de Rusia.17 Esta subespecie se caracteriza por presentar una franja pectoral completa.3 6 Existen especímenes ocasionales a lo largo del área de distribución reproductiva de H. r. rustica cuya banda pectoral está más o menos difuminada con rojizo, pero estos ejemplares son escasos y su banda pectoral no está difuminada en el mismo grado que en gutturalis, lo que facilitaría la identificación de ambas subespecies en los cuarteles de invernada.6 Sus partes inferiores se vuelven más blancas con el desgaste de las plumas, pero algunos individuos pueden tenerlas blancas incluso con su plumaje recientemente mudado. Otras coloraciones posibles son rosáceo, rosáceo pálido, crema, blancuzco y blanco sucio.6 El brillo metálico de sus partes superiores es azul violáceo.3 6 Es más grande que gutturalis.6

H. r. transitiva fue descrita por Ernst Hartert en 1910. Se reproduce en el Medio Oriente, desde el sur de Turquía hasta Israel, y es parcialmente sedentaria, aunque algunos ejemplares pasan el invierno en África Oriental. Presenta partes inferiores rojo-anaranjadas y un quiebro en la franja pectoral.4

H. r. savignii, la subespecie sedentaria de Egipto, fue descrita por James Francis Stephens en 1817 y bautizada en honor al zoólogo francés Marie Jules César Lelorgne de Savigny.18 Se asemeja a transitiva, que también exhibe parte inferiores rojo-anaranjadas, pero savignii presenta una franja pectoral completa y un matiz rojizo más profundo en las partes inferiores.11

H. r. gutturalis, descrita por Giovanni Antonio Scopoli en 1786,3 14 presenta partes inferiores típicamente ocre oxidado, pero el color varía a lo largo de estas (no es uniforme como en tytleri).3 Exhibe un quiebro en la franja pectoral y el brillo metálico de sus partes superiores es azul verdoso.3 6 Se reproduce en Asia oriental, al este de tytleri y de la subespecie nominal; entre Yakutsk y las costas del mar de Ojotsk y en Kamchatka se da un progresivo remplazo entre esta subespecie y tytleri en favor de una u otra según la dirección a la que se apunte.3 Se hibrida con tytleri en la región del río Amur. Se cree que las dos subespecies del este de Asia estuvieron alguna vez geográficamente separadas, pero los sitios de nidificación proporcionados por la expansión humana permitieron que sus áreas de distribución se superpusieran.4 Su principal área de distribución reproductiva es Japón y Corea. Las poblaciones que se reproducen en los Himalayas centrales y orientales —en donde está presente solo en colonias muy separadas—6 han sido incluidas en gutturalis,19 si bien ha habido desacuerdos sobre su identidad y fueron descriptas por Stresemann (1940) como una subespecie aparte: ambigua.3 6 15 La subespecie gutturalis parece ser un visitante mucho más común en el Sudeste Asiático que tytleri y se adentra más hacia el sur.3 También migra a las Filipinas, a la India (principalmente al este y al sur) y a Sri Lanka.6 H. r. gutturalis es un divagante ocasional en Alaska y Washington,20 pero es fácilmente distinguible de la subespecie americana, H. r. erythrogaster, por el tono rojizo de las partes inferiores de esta última.4

H. r. tytleri, descrita por Thomas C. Jerdon en 1864 y bautizada en honor al soldado, naturalista y fotógrafo británico Robert Christopher Tytler,3 14 presenta partes inferiores casi uniformemente castañas3 y una franja pectoral incompleta. La cola es más larga.21 Se reproduce en el sur de Siberia desde la cuenca del río Angará hacia el este hasta Yakutsk y el río Oliokma y hacia el sur hasta el norte de Mongolia. Pasa el invierno en el sudeste asiático, hacia el sur hasta el oeste de Malasia, y en la parte oriental del subcontinente indio. Parece ser más rara en la China mediterránea, país en el que ha sido observada principalmente migrando hacia el noreste y sobre las costas.3

H. r. erythrogaster, la subespecie americana, fue descrita por Pieter Boddaert en 1783.3 14 Difiere de la subespecie europea en que sus partes inferiores son más rojizas y su banda pectoral azul es más angosta, a menudo incompleta. Se reproduce a lo largo de América del Norte, desde Alaska hasta el sur de México, y migra a las Antillas Menores, Costa Rica, Panamá y Sudamérica para pasar el invierno.12 Algunos pasan el invierno en las regiones más meridionales de su área de reproducción. La ruta migratoria de esta subespecie se estrecha en Centroamérica, por lo que es abundante durante la migración en las tierras bajas de ambas costas.22

Según el autor que se siga, saturata ha sido considerada sinónimo de erythrogaster, gutturalis o tytleri.3 14 Por su parte, kamtschatica y mandschurica han sido vinculadas a erythrogaster, a saturata —ella misma no reconocida universalmente— y a gutturalis.3 14 Por último, se ha tomado a ambigua como sinónimo de la subespecie nominal6 y de gutturalis, siendo la segunda opción la más aceptada.3
Hábitat y área de distribución

El hábitat preferido de la golondrina común es campo abierto con vegetación baja, como pasturas, prados y terrenos agrícolas, preferentemente con agua en las cercanías. Esta golondrina evita áreas de vegetación densa, empinadas o muy urbanizadas. La presencia de estructuras abiertas y accesibles como graneros, establos y tajeas que proporcionen sitios de nidificación y de ubicaciones expuestas como cables, bordes de techos y ramas desnudas para posarse también son importantes en la elección de esta ave de sus lugares de reproducción.7 9 Durante la migración, tiende a volar sobre áreas abiertas, a menudo cerca del agua o bordeando cadenas montañosas.9

Se reproduce en la región holártica,9 desde el nivel del mar hasta típicamente los 2700 m,2 pero hasta los 3000 m en el Cáucaso7 y América del norte,9 y solo está ausente en los desiertos y las regiones frías más septentrionales de los continentes. Su área de ditribución reproductiva incluye América del norte, norte de Europa, Asia norcentral, norte de África, Medio Oriente, sur de China y Japón; migra a Sudamérica, Asia meridional, Indonesia y Micronesia.9 Las aves que se reproducen en el este Asia pasan el invierno a lo largo del Asia tropical, desde la India y Sri Lanka hasta Indonesia y Nueva Guinea. Cantidades cada vez mayores migran al norte de Australia.

En gran parte de su área de distribución, evita las ciudades y en Europa es remplazada en las áreas urbanas por el avión común (Delichon urbicum). Sin embargo, en Honshū, la golondrina común es un ave más bien urbana, remplazándola la golondrina dáurica (Cecropis daurica) en áreas rurales.4 Se ha registrado la reproducción de la golondrina común en las regiones más templadas de su área de distribución invernal, como las montañas de Tailandia y Argentina central.4 23

Los individuos tienden a regresar a pasar el invierno al mismo lugar cada año.24 En invierno, la golondrina común es cosmopolita en cuanto a su elección de hábitats, evitando solo los bosques densos y los desiertos.25 Es más común en hábitats abiertos y de vegetación baja, como la sabana y los ranchos, y en Venezuela, Sudáfrica y Trinidad y Tobago fue descrita como particularmente apegada a campos de caña de azúcar quemados o ya cosechados.12 26 27

En África tropical y austral, esta especie es altamente gregaria y se congrega en dormideros de hasta varios millones de individuos en carrizales, campos de caña de azúcar, maíz, hierba de elefante (Pennisetum spp.) o formaciones vegetales de estructura similar.28 Por ejemplo, el pequeño carrizal de Mount Moreland, cerca de Durban en el este de Sudáfrica, atrae cada noche a más de 3 millones de golondrinas, más del 8 % de los ejemplares que se reproducen en Europa.5 También los hay de solo cientos de individuos. Normalmente, los dormideros se ubican en hábitats muy abiertos, en los que no haya obstáculos que dificulten el ascenso y descenso de las golondrinas.28 En ausencia de dormideros adecuados, en ocasiones descansan sobre cables donde están más expuestos a los depredadores.29

El 23 de diciembre de 1912 se registró el primer caso de una golondrina común que había migrado desde el Reino Unido a Sudáfrica; el ejemplar había sido anillado en Staffordshire y fue recuperado en Natal.30 Estudios isotópicos han demostrado que durante el invierno las diferentes poblaciones se alimentan en hábitats distintos: las aves que se reproducen en el Reino Unido se alimentan mayormente sobre llanuras, mientras que los ejemplares suizos hacen un mayor uso de los bosques.31 Otro estudio isotópico dio como resultado que una misma población reproductiva de Dinamarca pasaba el invierno en dos áreas distintas.32 Tal como habría de esperarse para un migrador de larga distancia, esta ave ha sido encontrada como divagante en puntos tan distantes como Hawái, las Bermudas, Groenlandia, Tristán de Acuña y las Malvinas.4
Comportamiento

Se trata de una especie diurna y migratoria. A menudo son observadas en grandes grupos posados sobre cables de teléfono u otras estructuras elevadas. Anidan en colonias, probablemente debido a la distribución de los sitios de nidificación de alta calidad. Emplean tanto vocalizaciones como lenguaje corporal (posturas y movimientos) para comunicarse. Cantan individualmente y a coro. Presentan una amplia variedad de llamados utilizados en diferentes situaciones: llamados de alarma en presencia de depredadores, llamados de cortejo y llamados para los polluelos en el nido. Los polluelos emiten un trino débil cuando piden alimento. Las golondrinas comunes también producen chasquidos cerrando las mandíbulas rápidamente.9

En un dormidero de gran tamaño en Cross River (Nigeria), las golondrinas comenzaban a producir chasquidos con sus picos y a gorjear 20 minutos antes de la salida del sol. En los siguientes minutos, la intensidad de las vocalizaciones aumentaba. Muchos ejemplares comenzaban a arreglar su plumaje, a extender las alas y a aletear. Las primeras golondrinas en partir normalmente lo hacían entre 0 y 9 minutos antes de la salida del sol (en pocas ocasiones, entre 1 y 3 minutos después de la salida del sol), para ser seguidas por sus congéneres de manera masiva en promedio 5 minutos después. La partida de todas las golondrinas del dormidero tomaba entre 20 y 49 minutos, aunque el 90 % de ellas lo abandonaba en menos de 10 minutos. La enorme mayoría de las golondrinas salía volando hacia arriba, a toda velocidad y tan verticalmente como les fuera posible, describiendo a veces ceñidas espirales para ganar altura. Las bandadas se dispersaban cuando ya se habían distanciado del dormidero. Por la tarde, las aves se arremolinaban en densas masas hasta que atardeciera, a gran altura debido a la presencia de alcotanes africanos (Falco cuvierii), y luego se apresuraban a descender masiva y abruptamente en una especie de tornado invertido. La mayor parte de ellas intentaba asegurarse una posición lo más alta posible sobre la colina en la que se encontraba el dormidero.28
Alimentación

La golondrina común tiene hábitos similares a otros insectívoros aéreos, incluyendo otras especies de golondrinas y los filogenéticamente desvinculados apódidos. No es un volador particularmente veloz, con una velocidad estimada de unos 11 metros por segundo, de hasta 20 metros por segundo, y un batimiento alar de aproximadamente 5 y hasta 7 o 9 veces por segundo,33 34 pero tiene la maniobrabilidad suficiente para atrapar insectos en vuelo. A menudo se la ve volando a alturas relativamente bajas en áreas abiertas o semiabiertas.

La golondrina común se alimenta típicamente a 7 u 8 metros por encima de aguas poco profundas o del suelo,7 a menudo siguiendo animales, humanos o maquinaria agrícola para atrapar los insectos ahuyentados,7 9 pero ocasionalmente captura sus presas de la superficie del agua, paredes o plantas.7 Los dípteros (moscas), ortópteros (saltamontes y grillos), ansiópteros (libélulas), coleópteros (escarabajos), heteróceros (polillas) y otros insectos voladores componen el 99 % de su dieta.9 En su área de distribución reproductiva, los dípteros de gran tamaño constituyen alrededor del 70 % de su dieta, siendo los áfidos otro componente significativo. Sin embargo, en Europa, las golondrinas comunes consumen menos áfidos que el avión común (Delichon urbicum) y el avión zapador (Riparia riparia).7 En sus cuarteles de invernada, los himenópteros, especialmente las hormigas voladoras, representan una importante fuente de alimento. Durante el período de puesta de los huevos, las golondrinas comunes cazan en pareja, pero en otras circunstancias a menudo forman grandes bandadas.4

La golondrina común bebe rozando el agua de lagos o ríos en vuelo.9 Se baña dando chapuzones en el agua por un instante mientras vuela.24 También es capaz de alimentar a sus polluelos mientras vuela.9

Un estudio en Virginia Occidental encontró que las golondrinas comunes se alimentaban dentro un radio de 1,2 km de sus nidos. En Europa, se alimentan dentro de los 500 m de sus nidos.9 Tras la temporada reproductiva, se reúnen en dormideros comunales. Los carrizales suelen ser un lugar privilegiado en la elección de las golondrinas, que se arremolinan masivamente antes de descender sobre los carrizos.11 Los carrizales son una importante fuente de alimento antes de y durante la migración. Si bien la golondrina común es un migrador diurno que puede alimentarse en vuelo mientras viaja a bajas alturas sobre el suelo o el agua, los carrizales les permiten establecer o reabastecer sus reservas de grasa.35 Las golondrinas muestran un aumento de peso de entre 2 y 4 gramos justo antes de migrar al norte hacia su área de distribución reproductiva, normalmente al final del ciclo de muda del plumaje.28
Reproducción

Las golondrinas comunes se reproducen generalmente entre mayo y agosto, pero esto varía mucho según el lugar. Pueden reproducirse ya en la primera temporada reproductiva posterior a su nacimiento. Generalmente, las golondrinas jóvenes no depositan tantos huevos como las mayores.9

Estas aves asedian a intrusos tales como los gatos y aves del género Accipiter que se aventuran en las cercanías del nido, volando muy cerca de estos depredadores.36 El parasitismo de puesta por parte de tordos cabecicafé (Molothrus ater) en América del norte y de los cucos en Eurasia es infrecuente.7 9 Al menos en lo que respecta al tordo cabecicafé, se han registrado casos en los que el polluelo parásito fue criado exitosamente y logró abandonar el nido, lo que demuestra que la golondrina común es un huésped adecuado para esta especie.9

Se ha registrado la hibridación de la golondrina común con el avión roquero americano (Petrochelidon pyrrhonota) y la golondrina de cueva (Petrochelidon fulva) en América del norte, y con el avión común (Delichon urbicum) en Eurasia. De este último entrecruzamiento resulta uno de los híbridos paseriformes más comunes.36
Emparejamiento

Los machos regresan a las áreas de reproducción antes que las hembras y escogen un sitio para el nido, que es anunciado a las hembras con un vuelo en círculo y una canción. También intentan atraerlas desplegando sus colas. Las hembras se sienten particularmente atraídas hacia los machos con alas y colas simétricas. Los machos que exhiben un mayor grado de simetría consiguen compañera más rápidamente que los asimétricos. La asimetría puede ser el resultado de factores genéticos como la endogamia y las mutaciones o de factores ambientales como la deficiencia alimentaria, la infección de parásitos o la presencia de patógenos. Los individuos afectados por estos factores no solo presentan un mayor grado de asimetría sino también una menor fortaleza y longevidad. Por lo tanto, las hembras que escogen machos simétricos estarían seleccionando machos superiores.9

El éxito reproductivo de los machos también está relacionado con la longitud de su cola, siendo las más largas más atractivas para las hembras.7 9 36 37 Los machos con las plumas de la cola más largas son generalmente más longevos y más resistentes a las enfermedades, por lo que las hembras que los escogen obtienen una ventaja reproductiva indirecta de esta elección, pues plumas largas en la cola señalan la superioridad genética de un individuo que producirá una descendencia más vital.9 36 Los machos con colas largas también tienen manchas blancas más grandes en la cola y, debido a que los piojos aviares prefieren las plumas blancas, la presencia de estas grandes manchas blancas sin daños producidos por los parásitos da indicios de la calidad reproductiva de un individuo; existe una relación positiva entre el tamaño de las manchas y el número de descendientes producidos por temporada.38

Los machos del norte de Europa tienen colas más largas que los del sur; mientras que en España las colas de los machos son solo un 5 % más largas que las de las hembras, en Finlandia la diferencia es de un 20 %. En Dinamarca, la longitud promedio de la cola del macho se incrementó en un 9 % entre 1984 y 2004, pero es posible que en el futuro los cambios climáticos lleven al desarrollo de colas más cortas a medida que los veranos se vuelvan más cálidos y secos.39 También existe evidencia de que los machos tienden a escoger compañeras con colas largas.9

Los individuos de ambos sexos defienden el nido, pero los machos son particularmente agresivos y territoriales.4 Las parejas que se han reproducido exitosamente pueden durar varios años.9 Por otro lado, las cópulas fuera de la pareja son comunes, por lo que esta especie es genéticamente polígama, aunque sea socialmente monógama.9 40 Los machos vigilan a las hembras activamente para evitar ser “engañados”.41 Los machos pueden emplear llamados de alarma falsos para interrumpir intentos de cópulas entre sus parejas y otros machos.42

Los machos sin compañera a menudo se asocian con alguna pareja durante incluso toda la temporada reproductiva. Aunque estos “colaboradores” no suelen alimentar a los polluelos, pueden ayudar en la construcción y defensa del nido, incubación de los huevos y empollando a los pequeños. Los colaboradores son predominantemente machos.9
Construcción del nido
Crías de golondrina a orillas del río Ibor, en Cáceres.

La golondrina común anida típicamente en el interior de edificaciones accesibles como graneros y establos y debajo de puentes y embarcaderos. Antes de que hubiera abundancia de estructuras construidas por el hombre, las golondrinas comunes anidaban sobre acantilados o en cuevas, pero esto es raro en la actualidad.

El prolijo nido en forma de taza6 es ubicado sobre una viga o contra una proyección vertical adecuada. Es construido por ambos miembros de la pareja, aunque más a menudo por la hembra, siendo recolectadas las bolitas de barro en sus picos y recubiertas con pasto, plumas, algas de agua dulce y marinas y otros materiales suaves.4 9 43 Las golondrinas comunes pueden anidar en colonias en donde haya una suficiente cantidad de sitios de nidificación de alta calidad y, dentro de la colonia, cada pareja defiende un territorio alrededor del nido, que, en Europa, es de entre 4 y 8 metros cuadrados.9

En América del norte al menos, las golondrinas comunes se involucran con frecuencia en una relación mutualista con las águilas pescadoras (Pandion haliaetus). Las golondrinas construyen sus nidos debajo de los de las águilas pescadoras, obteniendo así protección de otras aves rapaces que son ahuyentadas por esta águila que se alimenta exclusivamente de peces. A su vez, los llamados de alerta de las golondrinas alertan a las águilas pescadoras de la presencia de estos depredadores.9
Nidada y cría de los polluelos

Las hembras depositan de dos a siete huevos ―por lo general, cuatro o cinco―, blancos con manchas rojizas. Los huevos miden 20 por 14 milímetros y pesan 1,9 gramos, de los que el 5 % corresponden al cascarón. En Europa, la hembra se encarga de casi toda la incubación, pero en América del norte el macho puede incubar hasta el 25 % del tiempo. El periodo de incubación es normalmente de entre 14 y 19 días, a los que se suman otros 18 a 23 días antes de que los polluelos altriciales abandonen el nido. Los pequeños ya voladores permanecen junto a sus padres y son alimentados por ellos durante alrededor de una semana más.4 Para la segunda semana después de haber dejado el nido, los polluelos ya se han dispersado y a menudo viajan a otras colonias de golondrinas. Ambos padres alimentan y protegen a los pequeños y remueven los sacos fecales del nido, si bien las hembras proporcionan un mayor cuidado parental. Los padres pueden alimentar a los polluelos en el nido hasta 400 veces por días. Las golondrinas comunes alimentan a sus pequeños con insectos comprimidos en una bolita, que es transportada al nido en la garganta del adulto.9 En ocasiones, los polluelos de la primera nidada ayudan en la alimentación de los de la segunda.4 9

Normalmente crían dos nidadas por temporada.4 9 El nido en el que criaron a la primera es reutilizado para la segunda y reparado y vuelto a usar en años siguientes.4 La supervivencia de los nidos durante 10 o 15 años es común con el mantenimiento adecuado y se registró uno que fue ocupado durante 48 años.8

El porcentaje de los polluelos que rompen el cascarón es de un 90 %. La mortalidad promedio es de entre un 70 y un 80 % en el primer año y de un 40 a 70 % para los adultos.4 Aunque la edad récord sea de más de 11 años, la mayoría no supera los cuatro.4 9 Los polluelos tienen bocas rojas y prominentes, un rasgo que según se ha demostrado induce a los padres a alimentarlos. La intensidad del color de sus bocas está relacionado con su inmunocompetencia y los polluelos de nidadas de gran tamaño tienen bocas menos vívidas.44
Depredadores y parásitos

Las golondrinas comunes (y otros paseriformes pequeños) a menudo presentan característicos huecos sobre las plumas de las alas y la cola. Se sugirió que estos huecos serían ocasionados por piojos aviares tales como Machaerilaemus malleus y Myrsidea rustica. Sin embargo, otros estudios apuntan a que podrían ser causados por ischnóceros del género Brueelia. Entre las especies de piojos de las que la golondrina común es un huésped se encuentran Brueelia domestica y Philopterus microsomaticus.45 46 En Texas, Oeciacus vicarius, que a menudo infesta al avión roquero americano (Petrochelidon pyrrhonota), también ha sido descubierto sobre la golondrina común.47

Los dormideros comunales atraen a los depredadores: numerosas especies de falcónidos y accipítridos aprovechan estas oportunidades.28 Entre sus depredadores se encuentran el ser humano —la especie que causa la mayor cantidad de bajas a la golondrina común—,28 gavilán chikra (Accipiter badius),28 gavilán de Cooper (Accipiter cooperii),9 gavilancito chico (Accipiter minullus),28 esparvero chico (Accipiter striatus),9 azor de Toussenel (Accipiter toussenelii),28 aguilucho lagunero (Circus aeruginosus),28 cernícalo del Amur (Falco amurensis),28 cernícalo pizarroso (Falco ardosiaceus),28 halcón borni (Falco biarmicus),28 halcón de cuello rojo (Falco chicquera),28 alcotán africano (Falco cuvierii),28 halcón peregrino (Falco peregrinus),28 48 cernícalo americano (Falco sparverius),9 alcotán europeo (Falco subbuteo),28 gavilán gabar (Micronisus gabar),28 milano negro (Milvus migrans ssp. parasitus),28 aguilucho caricalvo común (Polyboroides typus ssp. pectoralis),28 tecolote oriental (Megascops asio),9 autillo europeo (Otus scops),28 cárabo africano (Strix woodfordii),28 lechuza de los campanarios (Tyto alba),28 cuco senegalés (Centropus senegalensis),28 gaviotas (Laridae), zanate cola de bote (Quiscalus major), zanate norteño (Quiscalus quiscula), gato doméstico (Felis silvestris), lince rojo (Lynx rufus), comadrejas (Mustela spp.), mapache (Procyon lotor), rata parda (Rattus norvegicus), ardillas (Sciuridae), serpientes, etc.9 Se sabe que los murciélagos depredadores tales como el falso vampiro mayor (Megaderma lyra) se alimentan de golondrinas comunes.49 La mayoría de los depredadores ataca a los polluelos, pero los gavilanes, halcones y búhos cazan a los adultos. Las golondrinas comunes evaden a los depredadores con su vuelo ágil y construyendo sus nidos en lugares de difícil acceso para ellos.9

La partida y el regreso de las golondrinas de y a sus dormideros están altamente sincronizados y son previsibles. Más del 90 % de las aves de un dormidero de 1,5 millones de ejemplares en Nigeria salía y volvía dentro de los diez minutos alrededor de la salida y de la puesta del sol respectivamente, en masas densas y de rápido movimiento. Los alcotanes africanos sincronizaban su llegada con la actividad de las golondrinas, arribando el primero de ellos entre 2 y 14 minutos antes de la partida o del regreso del primer individuo, y se iban marchando una vez que la mayoría de las golondrinas se hubiera ido. Al atarceder, los primeros llegaban al dormidero entre 15 y 20 minutos antes de la puesta del sol, cuando normalmente las golondrinas aún estaban ausentes. Las golondrinas intentaban reducir el riesgo de depredación congregándose en enormes cantidades, acotando su partida y regreso a un pequeño lapso de tiempo y realizando ascensos y descensos rápidos y sincronizados para evitar a los depredadores.28

Cuando las golondrinas regresaban al atardecer, reaccionaban a la presencia de alcotanes ganando altura en el aire y compactándose en densas masas, por lo que los alcotanes debían entonces volar más alto que al amanecer para acercárseles. La caza por parte de estos depredadores temprano en la mañana era muy diferente, pues las golondrinas debían ascender desde el nivel del suelo y respondían a la presencia de alcotanes volando bajo abandonando el dormidero a alta velocidad y no alejándose de los contornos de la hierba de elefante hasta que alcanzaran el borde de zonas arboladas. Estas bandadas eran atacadas a través de la persecución o en cortos y repetidos picados, lo que causaba que las golondrinas se dispersaran en todas direcciones. Cuando las golondrinas abandonaban el dormidero en ascenso vertical, los alcotanes las atacaban cayendo sobre ellas desde más arriba, virando hacia arriba después de cada picado.28

Tratándose de cazadores aéreos, los alcotanes solo podían atacar efectivamente a las golondrinas cuando estas se encontraban presentes en el dormidero y en el aire, es decir, en el reducido lapso de 30 minutos alrededor de la puesta y de la salida del sol. Sin embargo, parecían evitar en gran medida las arremetidas contra grandes masas, las cuales quizá les resultaran difíciles de abordar. Por lo general, ignoraban las enormes cantidades que partían masivamente, a gran velocidad y en dirección ascendente al amanecer y las que se congregaban a gran altura al atardecer para luego caer en picada sobre el dormidero, concentrándose en lugar de en ellas en individuos rezagados y en pequeños grupos, tempranos o tardíos. Si bien se lanzaban a la caza de individuos aislados y de bandadas de entre dos y 15 000 individuos, eran más exitosos cuando se embarcaban en la cacería de grupos de menos de 50 individuos. El riesgo de depredación para las golondrinas tomadas individualmente decrecía dramáticamente con el tamaño de la bandada.28
Estado de conservación

La golondrina común no se aproxima siquiera al umbral los criterios de superficie del área de distribución y de tamaño de la población para especies vulnerables de Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza: tiene una enorme área de distribución que se extiende sobre unos 43,4 millones de kilómetros cuadrados y se estima que su población global supera los 190 millones de individuos. A pesar de que la tendencia poblacional parece ser negativa, se cree que esta disminución en sus números no es lo suficientemente rápida como para que la especie se acerque siquiera al umbral del criterio de decrecimiento poblacional para especies vulnerables (esto es, un decrecimiento de más del 30 % en diez años o tres generaciones).1 Por estas razones, la golondrina común fue calificada como “bajo preocupación menor” en la Lista Roja de 2012,2 y no tiene un estatus especial bajo la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres.9

Históricamente, esta especie se ha beneficiado de la tala de los bosques, que crea los hábitats abiertos que prefiere, y de la presencia humana, que le proporciona abundancia de sitios de nidificación seguros. Ha habido decrecimientos locales debido al uso de DDT en Israel en la década de 1950, a causa de la competencia por los sitios de nidificación con el gorrión común (Passer domesticus) en Estados Unidos en el siglo XIX y por la intensificación de la agricultura, que reduce la disponibilidad de insectos, en partes de Europa y Asia en la actualidad. Sin embargo, se ha registrado un incremento en América del norte durante el siglo XX debido a la mayor disponibilidad de sitios de nidificación y a la subsecuente expansión en su área de distribución, incluyendo la colonización del norte de Alberta.4 En 2006, se afirmó que las poblaciones de golondrinas en el Reino Unido habían estado decayendo, probablemente debido a la sequía y al uso de pesticidas en su ruta migratoria y a la transformación a la que estaban sujetas las edificaciones rurales y otros sitios de nidificación favorecidos en el propio Reino Unido.5 Por otro lado, según información publicada en 2007 y 2008 respectivamente, la especie habría sufrido un decrecimiento poblacional pequeño o estadísticamente insignificante en los anteriores 40 años en América del norte y se habría mantenido estable en Europa desde 1980.1 2

El cambio climático puede afectar a las golondrinas comunes.39 Las golondrinas en África y durante su migración exhiben grandes variaciones en su masa corporal y reservas de grasa dependiendo de las condiciones atmosféricas con las que se encuentren.28 La sequía ocasiona pérdida de peso y una lenta renovación de las plumas, y la expansión del Sahara hará de este desierto un obstáculo aún mayor para las aves europeas.39 En un período de sequía, las golondrinas que pasaban el invierno en Botsuana mostraron bajo peso y nada de grasa, mientras que años de abundantes precipitaciones ―y, por lo tanto, de gran disponibilidad de insectos― resultaron en mayores pesos y reservas de grasa. De manera similar, en Nigeria en febrero de 2001, el soplido del Harmattan coincidió con un marcado descenso en la masa corporal y con una falta de grasa en las golondrinas, registrándose pesos más elevados tanto antes como después del levantamiento de ese viento seco.28 A su vez, los veranos cálidos y secos reducirán la disponibilidad de insectos con los que alimentar a lo polluelos. Inversamente, las primaveras más cálidas podrían alargar su temporada reproductiva y contribuir a la producción de una mayor cantidad de polluelos.39
Relación con el hombre y referencias culturales

En el Viejo Mundo, las golondrinas comunes parecen haber hecho uso de los puentes y otras estructuras construidas por el hombre desde tiempos inmemoriales.50 Puede encontrarse una referencia temprana a esta ave en las Geórgicas de Virgilio (29 a. C.): […] garrula quam tignis nidum suspendat hirundo. (“[…] la golondrina gorjeadora cuelga su nido de las vigas.”).51 Se cree que las golondrinas comunes comenzaron a adosar sus nidos a las construcciones de los nativos americanos a comienzos del siglo XIX. Es probable que la consiguiente expansión del hombre en América del norte resultara en una dramática diseminación de la especie a lo largo del continente.52

Existen muchas referencias a la migración al norte de las golondrinas comunes como “ícono de la primavera y epítome del verano” en el hemisferio septentrional.5 La golondrina común simboliza la llegada de la primavera y el amor en Pervigilium Veneris, un poema latino tardío. En La tierra baldía, T. S. Eliot citó la línea Quando fiam uti chelidon [ut tacere desinam]? (“¿Cuándo seré como una golondrina, así podré dejar de estar en silencio?”). Esto refiere a una versión del mito de Filomela en la que ella se convierte en un ruiseñor y su hermana Procne en una golondrina; en versiones menos comunes, las especies aparecen invertidas.53 De manera inversa, la imagen de una bandada de golondrinas volando en su migración al sur concluye la oda “Al Otoño” de John Keats:

¿Dónde están las canciones de primavera? ¡Ah! ¿Dónde?

Ni pienses más en ellas, pues ya tienes tu música,
cuando estriadas nubes florecen el suave
morir del día y tiñen de rosa los rastrojos;
entonces el doliente coro de los mosquitos
entre sauces del río se lamenta, elevándose
o bajando, según el soplar de la brisa;
y balan los crecidos corderos en los montes;
canta el grillo en el seto; y ya, con trino blando,
en el jardín cercado, el petirrojo silba
y únense golondrinas, gorjeando, en el cielo.

Las golondrinas son mencionadas en varias obras de William Shakespeare por su ligereza en vuelo; por ejemplo True hope is swift, and flies with swallow's wings […] (“La verdadera esperanza es veloz y vuela con alas de golondrina […]”) del quinto acto de Ricardo III. Shakespeare también se refiere a la migración anual de la golondrina en The Winter's Tale, cuarto acto: Daffodils, That come before the swallow dares, and take The winds of March with beauty […] (“Los narcisos, Que llegan antes de que las golondrinas se atrevan y toman Los vientos de marzo con belleza […]”).

Oscar Wilde tiene como coprotagonista a una golondrina en el que es su cuento más famoso, hermoso y triste: El príncipe feliz

Gilbert White estudió a la golondrina común en detalle en su obra The Natural History of Selborne, pero incluso este atento observador no estaba seguro de si las golondrinas migraban o hibernaban en invierno.54 Las golondrinas comunes consumen enormes cantidades de insectos y son importantes en el control de sus poblaciones.9 En el pasado, la tolerancia a este insectívoro beneficioso se vio reforzada por supersticiones en torno al daño a sus nidos. Se creía que dicho acto podría llevar a que las vacas produjeran leche con sangre o dejaran de producirla en absoluto o a que las gallinas dejaran de poner huevos.8 Por otro lado, en Nigeria, son cazadas a cientos de miles por año, lo que hace del hombre el principal depredador de esta especie por un amplio margen.28 La golondrina común es el ave nacional de Estonia.55

Hay además una leyenda piadosa que cuenta que las golondrinas aliviaron el sufrimiento de Cristo al quitarle las espinas cuando estaba en la cruz. Las aves se mancharon con la sangre del Crucificado, lo que explicaría el color rojo de su pecho. De ahí también que no fueran cazadas y, sus nidos, respetados. A la pregunta de por qué sucedía esto, se contestaba: “Las golondrinas no se atacan: son de Dios”.

Ha recibido 102 puntos

Vótalo:

Buitre Leonado

36. Buitre Leonado

El buitre leonado2 (Gyps fulvus) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae.3 Es una de las mayores rapaces que puede encontrarse en la península Ibérica, superando en envergadura (hasta 260 cm.) incluso al águila imperial ibérica. Descripción Puede llegar a los 10 kg de... Ver mas
El buitre leonado2 (Gyps fulvus) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae.3 Es una de las mayores rapaces que puede encontrarse en la península Ibérica, superando en envergadura (hasta 260 cm.) incluso al águila imperial ibérica.
Descripción

Puede llegar a los 10 kg de peso, con una envergadura que supera los 2,5 m. Las plumas son de color ocre o canelo en la mayor parte del cuerpo (dorso, zona ventral y mitad anterior de las alas), siendo este el motivo de su apelativo "leonado". Estas plumas leonadas, se tornan marrón oscuro o negro en las rectrices de la cola y extremo de las rémiges. La base del cuello está rodeada por filoplumas blancas a modo de gorguera.

El pico ganchudo, típico de las rapaces, y especializado en desgarrar tejidos, es pardo gisáceo en la base y amarillento pálido en los lados. Los tarsos y dedos son grises y grandes, aunque mucho más débiles que los de otras grandes rapaces, siendo las uñas cortas y romas. Esta circunstancia, a la que hay que añadir especialmente el gran peso y lentitud de estas aves, hace que sea prácticamente imposible que los buitres den caza o maten a otros animales, como sí hace el resto de las rapaces.
Subespecies

Se conocen dos subespecies de buitre leonado:3

Gyps fulvus fulvus - del noroeste de África y la península Ibérica hasta Oriente Medio.
Gyps fulvus fulvescens - Afganistán, Pakistán y norte de la India hasta Assam.

Distribución

Junto con el buitre negro, el quebrantahuesos y el alimoche (en verano), es una de las pocas especies de buitres que pueden verse en Europa, pues se le puede encontrar en España, Portugal, zonas aisladas de Francia (donde ha sido reintroducido) e Italia, buena parte de los Balcanes y Crimea. El resto de su distribución abarca varias partes de África septentrional y Asia occidental, desde Turquía, Arabia y el Cáucaso hasta las estribaciones del Himalaya y el noroeste de la India.

En España se ha estimado una población en el año 2008 de 25.000 parejas, con las mayores concentraciones en Castilla y León, Aragón y Andalucía (con porcentajes del 24, 21 y 12 respectivamente).4 Destacan las colonias de las Hoces del río Duratón (566 parejas), Hoces del río Riaza (402 parejas), Arribes del río Huebra, (349 parejas). y las poblaciones del Cañón del río Lobos, del Valle del Rudrón, Alto Jalón, Campo Taranz, parameras de Maranchón, altos de Barahona, y del parque natural del Alto Tajo.
Hábitat

Las zonas habitadas por los buitres leonados suelen ser montañosas, aunque en el llano cualquier cantil vertical o extraplomado de más de 50 metros e inaccesible les sirve de buitrera o lugar de descanso. En las zonas montañosas recortadas por profundos valles en los donde se producen brisas ascendentes y anabáticas producidas por el calentamiento de las laderas orientadas al sol.

Cuando el día es térmico, al amanecer, suelen verse en los bordes de los acantilados y barrancos orientados al noreste-este, a la espera de que haga el calor suficiente para poder ganar la altura suficiente para rebasar las crestas y las cumbres. Durante el mediodía suelen aprovechar las rutas apoyadas en relieves orientados al sur y suroeste, para posteriormente apoyarse cuando el sol declina en las laderas oeste y noroeste, horas en las que se empiezan a producir las ascendencias restitutivas, y aprovechando de las distintas condiciones aerológicas han podido recorrer centenares de kilómetros, y dependiendo de la bonanza aerológica de la jornada pueden sobrevolar el llano o sólo mantenerse sobre los relieves montanos, siendo grandes conocedores no sólo del vuelo ascendente sino de las rutas y los vientos apropiados a las distintas alturas para trazar sus recorridos. Al atardecer vuelven a sus refugios, pequeñas repisas situadas preferiblemente bajo un techado de roca y protegidas de los vientos, donde pasan la noche, incuban el huevo cuando es época y sacan adelante a sus crías.

En la península Ibérica es una especie sedentaria que se puede ver todo el año, pero las poblaciones de otros lugares a veces emigran al sur para invernar y vuelven a sus lugares de origen para reproducirse.
Comportamiento
Los buitres leonados aprovechan las corrientes de aire caliente para ascender volando en círculos.

El buitre leonado es un ave planeadora más que voladora, pues apenas mueve las alas en el aire, permaneciendo cernido en las altas corrientes durante las horas de más calor del día.5 Prefiere levantarse sobre corrientes ascendentes que se corresponden con fenómenos aerológicos como la convectividad térmica, ascendencia dinámica o termodinámica, la convergencia de brisas, la restitución, la onda de montaña o las cuñas de aire frío de carácter meteorológico que levantan grandes masas de aire caliente, pasando horas volando entre alturas de 1.800 a 3.500 metros sobre el nivel del mar, aunque en días excepcionales puedan llegar a los 6.000 metros sobre el nivel del mar y recorriendo desde 50 kilómetros a 300 kilómetros dependiendo de la potencialidad convectiva del día, a la búsqueda de animales muertos (especialmente grandes mamíferos) de los que alimentarse. Cuando planea, suele manterner las alas un poco por encima de la horizontalidad y los planos de sustentación algo arqueados.5
Alimentación
Buitres leonados alimentándose de una cierva en la Reserva Natural de Caza de Boumort, Lérida.
Buitre leonado alimentándose de carroña.

Está especialmente adaptado para alimentarse de carroña: su potente vista localiza cualquier cadáver en las cercanías, y cuando desciende para alimentarse (formándose entonces aglomeraciones importantes de buitres, de forma muy rápida, donde no faltan las peleas por las mejores tajadas), introduce sin problemas su cabeza y largo cuello, provistos únicamente de un plumón corto en el que la sangre y la carne no se adhieren fácilmente. Dada la escasez de grandes ungulados en Europa como ciervos, gamos o muflones debido a la caza y la desaparición de los bosques, las carroñas dejadas por los pastores constituyen una parte importante de la dieta de este animal.
Reproducción

Los buitres leonados entran en celo en los meses de diciembre a abril. En ese momento forman parejas estables y pasan unos 58 días incubando su único huevo, en turnos de entre un día o dos cada uno. Posteriormente se turnan con la misma frecuencia para dar de comer a su cría. El polluelo crece a un ritmo bastante lento, pero constante. Al contrario que otras aves, si no recibe la cantidad precisa de alimento, no puede retrasar su crecimiento y muere de inanición. Las crías emprenden su primer vuelo hacia el mes de julio, pero siguen manteniéndose una temporada cerca del nido hasta que creen que ha llegado el momento de independizarse. A los cuatro o cinco años de edad se aparean por primera vez.
Estado de conservación

Aunque no se considera una especie especialmente amenazada, el buitre leonado es un ave protegida en varios países. En otros tiempos los ganaderos perseguían y mataban a los buitres por considerarlas aves de mal agüero, que amenazaban al ganado próximo a parir.[cita requerida]
Buitre leonado en cautiverio.

En España se considera fuera de Peligro6 aunque está catalogado como especie De interés especial desde el 5 de abril de 1990, es decir que merece una atención particular en función de su valor científico, ecológico, cultural o por su singularidad y exige la redacción de un Plan de Manejo. También está incluido en los anejos I y II de la Directiva 79/409/CEE de Aves, Anejo II del Convenio de Berna, Anejo II del Convenio de Bonn y en el C1 del Convenio CITES.7

También aparece como especie "De interés especial" en los catálogos regionales de Navarra, Castilla-La Mancha, Madrid y Extremadura. Como "Vulnerable" en el del País Vasco y como "Extinguida" en el de Murcia.7

Los principales factores de amenaza sobre la especie son el envenenamiento por comer cebos envenenados colocados en el campo ilegalmente por cazadores o ganaderos para el control de depredadores, la falta de alimento por la escasez de muladares y la obligación retirar el ganado muerto por normativas de la UE (sobre todo a partir de la crisis de las vacas locas), las molestias en las colonias de cría por escaladores y excursionistas que provocan fracasos reproductivos. La caza ilegal no tiene la importancia que tuvo en el pasado.

Además amenazan el hábitat del buitre leonado construcciones de infraestructuras (pistas forestales, caminos, rurales, cortafuegos, diques), urbanizaciones y las talas y aclareos abusivos en época de cría y en las zonas cercanas a las buitreras.7
Existen centros de conservación y cuidado del buitre leonado, como el Refugio de Rapaces de Montejo de la Vega, fundado en el año 1975 por Félix Rodríguez de la Fuente. El trabajo del refugio se ha notado en un crecimiento progresivo de la población de buitres, como se refleja en los distintos censos que realizan numerosos ornitólogos cada año8
Mitología

Fue un animal muy importante en la cultura celtíbera. Los cadáveres de los caídos en combate se dejaban para su alimento (así el alma del guerrero acudía ante los dioses del Cielo). Es bastante común asociarlo a la deidad solar "Lug".

Ha recibido 99 puntos

Vótalo:

Mito

37. Mito

El mito (Aegithalos caudatus) es un ave paseriforme de la familia Aegithalidae que se encuentra en los bosques y los sotos de gran parte de la Península Ibérica. Se caracteriza por su cola, más larga que el resto del cuerpo. Mide unos 14 cm. de pico a cola y es de color pardo por el dorso y... Ver mas
El mito (Aegithalos caudatus) es un ave paseriforme de la familia Aegithalidae que se encuentra en los bosques y los sotos de gran parte de la Península Ibérica. Se caracteriza por su cola, más larga que el resto del cuerpo.

Mide unos 14 cm. de pico a cola y es de color pardo por el dorso y rosáceo pálido por el vientre. La cabeza es blanca con listas negras a los lados del píleo. Las patas son negras.

Es insectívoro. Construye nidos muy elaborados, tejidos de musgo, líquenes e incluso telas de araña, en forma de bolsa y con una entrada lateral, en donde hace dos puesta anuales de ocho a diez huevos con pintas rojas.2

En España existen dos subespecies:

Aegithalos caudatus taiti (al Norte).
Aegithalos caudatus irbii (centro y Sur).

Clasificado como común, con pocos cientos de miles de parejas.

Ha recibido 99 puntos

Vótalo:

Pechiazul

38. Pechiazul

Luscinia svecica es el nombre científico usado en zoología para referirse a el comúnmente llamado pechiazul, siendo este una pequeña especie de ave del género Luscinia dentro de la familia Muscicapidae. Muy escondidizo, el pechiazul es muy dado a caminar por el suelo, sobre todo las hembras... Ver mas
Luscinia svecica es el nombre científico usado en zoología para referirse a el comúnmente llamado pechiazul, siendo este una pequeña especie de ave del género Luscinia dentro de la familia Muscicapidae. Muy escondidizo, el pechiazul es muy dado a caminar por el suelo, sobre todo las hembras. Insectívoros. El macho presenta un bello y característico colorido azul en el pecho. Pájaro de canto agradable.
Descripción

El pechiazul presenta un tamaño similar al del petirrojo, de entre 13 a 14 cm y alrededor de 20 gramos de peso, de figura esbelta. Sus patas y el pico son muy finos, de color gisáceo ozcuro. Los ojos son de color negro.

En su plumaje, como su propio nombre indica la principal característica es una mancha azul que va desde la garganta hasta el pecho, en ocasiones presentando una manchita blanca en medio dependiendo de la subespecie, pero terminando siempre en una fina franjita de plumas negras y otra franja más extendida hacia el vientre de color castaño anaranjado.
Ejemplar hembra de Luscinia svecica.

Este pintoresco pecho representa la gran diferencia entre los ejemplares machos y hembras, existiendo por tanto un claro dimorfismo sexual, siendo las hembras mucho menos llamativas y vistosas. En cuanto al resto del plumaje, las partes más claras son primero unas franjitas blanquecinas o amarillentas que suelen estar bien diferenciadas y que van desde la parte superior del pico cruzando sobre los ojos y continuando un poco más su trayectoria, segundo el vientre y finalmente la cara que son de tonos grises y marrones blanquecinos, aunque la cara es bastante menos clara. En cuanto a la cabeza, es marrón de un tono muy oscuro al igual que la espalda y las alas, también oscuras pero algo más claras que la cabeza. Muy característico es también el plumaje de la cola, siendo las puntas de color negro, mientras que las partes superiores de la misma son de color naranja o rojo anaranjado.2
Taxonomía

El pechiazul (Luscinia svecica), es una especie de ave del orden passeriformes que estuvo clasificada durante mucho tiempo dentro de la familia Turdidae pero que posteriormente fue movida y clasificada en la familia Muscicapidae, concretamente en el género Luscinia.

La especie Luscinia svecica cuenta con unas 11 subespecies reconocidas en un principio, aunque la ornitología no se pone completamente de acuerdo para certificarlas todas. Algunos ornitólogos consideran que a pesar de existir claras diferencias en el aspecto y plumaje de las diferentes poblaciones del pechiazul, todas ellas son en realidad la misma especie y no es necesario dividirla en diferentes subespecies o cuanto menos no en tantas. No obstante, no son pocos los estudios genéticos que según otros ornitólogos certifican la necesidad de una clasificación más específica.3
Ilustración donde se observa la diferencia entre dos "subespecies".

Las subespecies a priori bautizadas, son las siguientes:

Luscinia svecica svecica
Luscinia svecica cyanecula
Luscinia svecica namnetum
Luscinia svecica kobdensis
Luscinia svecica volgae
Luscinia svecica pallidogularis
Luscinia svecica azuricollis
Luscinia svecica tianshanica
Luscinia svecica magna
Luscinia svecica lurestanica
Luscinia svecica abbotti

Distribución

El pechiazul se distribuye por latitudes árticas y septentrionales del paleártico, ocupando toda una franja que va desde Escandinavia hasta Asia e incluso Alaska, y localizándose de forma muy fragmentada en los hábitats adecuados de Europa central y occidental, pero sin llegar a superar latitudes inferiores a los 37º N. No así, se trata de una especie de aves migratorias, por lo que suele invernar en el sur de España e Italia, en países del sur de Asia como la India, e incluso en algunas zonas del norte de África.4
Hábitat

En la época de cría habitan la alta montaña, desarrollándose perfectamente sobre los 1000 y 2000 metros de altitud o incluso más. Habita en pantanos o zonas húmedas así como en sus proximidades, en bosques de abedul y sauce, espacios con matorrales como el piorno o el brezo, generalmente en terrenos próximos a praderas abiertas y con cierto grado de humedad o encharcamiento, pero casi siempre con abundante maleza, ya sea cerca de ríos, arroyos o lagunas, pudiendo aparecer también en marismas que presenten una óptima vegetación durante la migración e invernada.5 6 2 4
Nutrición

Es una ave insectívora por lo que básicamente se alimenta de los insectos que atrapa, generalmente desde los claros o posaderos de zonas encharcadas, concretamente, se alimenta de pequeños coleópteros, insectos acuáticos, dípteros, lepidópteros, así como de larvas, etc., también puede ingerir ciertos frutos de arbustos silvestres, y en otoño consume algunas semillas.5 2
Voz

‎ Multimedia: Oír el canto de Luscinia svecica

Presenta un trino extenso, agudo y melodioso, agradable al oído, siendo variado aunque no demasiado elaborado. En ocasiones emite un Canto de las aves imitativo.7 El pechiazul canta sobre todo por la mañana temprano y cuando empieza a oscurecer. La voz de alerta suena como una especie de tac penetrante.
Reproducción

Nidifican en laderas de sierras y montañas construyendo el nido en el suelo usualmente no lejos del agua. En general anidan bajo un arbusto o próximos a la base de este, también entre la densa vegetación. A mediados de mayo se produce la puesta, que consta de unos 5 o 7 huevos de color verde en tono azulado con manchas o finas motas rojizas. Tras la incubación que dura unas dos semanas y que es realizada conjuntamente en turnos entre la madre y el padre, nacen los pollos, los cuales pueden volar al mes de salir del huevo.8
Población

Según los estudios realizados por BirdLife International en el año 2000, la población de esta especie en Europa podría estar entre las 880.000 y 2.400.000 parejas. Mientras que la población de pechiazul que cría en España se estima que podría ser alrededor de unas 9.000 o 12.800 parejas, según F. Purroy en 1997. Aunque durante la invernación el número de estas aves aumenta considerablemente en España.9
Miscelánea

La traducción literal de Luscinia svecica (latín) es "el ruiseñor sueco".

Ha recibido 99 puntos

Vótalo:

Curruca Cabecinegra

39. Curruca Cabecinegra

La curruca cabecinegra1 (Sylvia melanocephala) es una especie de ave paseriforme de la familia Sylviidae. Mide unos 13 cm de longitud. Descripción A simple vista se podría observar un gran parecido con la curruca capirotada (Sylvia atricapilla), pero en realidad ambas currucas son muy... Ver mas
La curruca cabecinegra1 (Sylvia melanocephala) es una especie de ave paseriforme de la familia Sylviidae. Mide unos 13 cm de longitud.
Descripción

A simple vista se podría observar un gran parecido con la curruca capirotada (Sylvia atricapilla), pero en realidad ambas currucas son muy fáciles de diferenciar. El pico de esta curruca es negro con la base de la mandíbula inferior más clara. Los tarsos y los pies son de color marrón. El iris de los ojos es castaño o pardo y está enmarcado por un anillo ocular de color rojizo o rosa salmón en los adultos, y de un tono más pardo rosado en los jóvenes.

Los machos presentan la cabeza negra desde el pico y por debajo de los ojos que va en contraste con el color blanco de la garganta y parte inferior de los carrillos. El lomo es gris tirando a oscuro, de tal forma que la espalda y dorso de las alas pueden describirse con un tono gris pizarra o ceniza oscuro, con un ligerísimo tinte parduzco que podremos comprobar únicamente si sujetamos a esta curruca entre nuestras manos ya que es inapreciable cuando está posado o en vuelo. El pecho y el vientre son de color blanco. Los lados del pecho y los flancos son grises. La cola es muy oscura, prácticamente negra, con rayado gris y destacando mucho el blanco de la pareja exterior de rectrices. Las plumas primarias y secundarias de las alas son pardo negruzcas.

Las hembras ostentan un plumaje mucho más apagado o descolorido con respecto del macho. Prácticamente la cabeza posee el mismo color pardo grisáceo que el resto de las partes superiores sin llegar a producir la impresión de encapuchado que presenta el macho. La garganta y el vientre son blancos. Las rectrices exteriores de la cola son más grisáceas pero claritas, casi blancas.

Los ejemplares inmaduros o jóvenes, tienen el plumaje más apagado que los adultos, pero los machos se pueden diferenciar por tener la cabeza más oscura, más gris, incluso que la propia hembra adulta y por tanto también que las hembras jóvenes que presentan el píleo parduzco sin diferenciarse del color del resto de las partes superiores.

Hábitat

Matorrales mediterráneos espesos, con frecuencia presente en espinos, alcornocales, lentiscos, palmitos, sabinares, carrascales, o pinares, pero siempre con sotobosque. También ocupa jardines y arboledas o grupos de árboles cercanos a viviendas, ya sean decorativos o cultivados. Es común en zonas de zarzales y malezas, huertos, riberas de cursos fluviales, frutales de secano, e incluso zonas del área suburbana. Se mueven entre arbustos y malezas a baja altura donde gustan vivir y husmear, pero también pueden observarse en árboles. Pocas veces se la puede ver volar grandes distancias y más a menudo pasa el tiempo desplazándose entre las ramas bajas de matojos y arbustos, incesante en su atareada vida. Cría en arbustos altos, en terrenos arbolados abiertos con densas espesuras, aunque locamente también lo hace en vegetación que apenas llega a la cintura. Anida en arbustos, generalmente a bastante poca altura.
Distribución

Es un pájaro esencialmente sedentario, aunque realmente puede decirse que realiza algunos movimientos posnupciales o invernales.

Mundialmente esta curruca se presenta como una especie de distribución circunmediterránea que ocupa permanentemente el norte de África, Canarias y todas las penínsulas así como las grandes islas del Mediterráneo.
En España es nidificante, ocupando de forma continua toda la costa mediterránea y la mitad meridional donde ostenta presencia permanente, pero también se localiza en muchos puntos de la mitad septentrional, apareciendo de este modo y de forma aislada en la cuenca del río Duero, siendo discontinua en la del Ebro. En Galicia ocupa de forma permanente la costa de Pontevedra, algunas zonas de las costas de La Coruña y cuenca del río Miño. Como nidificante está presente en todas las Comunidades Autónomas españolas excepto Asturias. En cuanto a las islas españolas, ocupan tanto las Islas Baleares como el archipiélago Canario donde está ampliamente distribuido.

Dieta

Se alimenta fundamentalmente de insectos, sintiendo predilección por orthopteras, hemipteras y larvas de lepidopteras, aunque también ingiere arañas, entre otros. Pero además, le gusta a la curruca cabecinegra diferentes tipos de frutas, como pueden ser los higos, las uvas, los distintos frutos silvestres que encuentra en su camino, o por ejemplo las semillas de gramíneas.
Voz

Difícil es la tarea de describir el canto de un pájaro, pero si no imaginar, intentaremos una posible identificación que debiera ser contrastada con su escucha. La curruca cabecinegra canta habitualmente incluso durante vuelo decidido, presenta una extensa voz áspera aunque agradable que a menudo sostiene en forma de cháchara enojada o interrumpe emitiendo una musical y variable melodía. Cuando la curruca se alarma, emite un acelerado y amenazante tri-tri-tri-tri en tono bajo y ronco. También es habitual escucharles otros sonidos, probablemente de enfado, como puede ser sirsirsirsir o stictictictic.
Huevo
Huevos de Sylvia melanocephala

El color del huevo de la curruca cabecinegra es muy variable, de tal forma que podemos encontrarnos huevos de un tono rosado, o bien de color blanco ligeramente teñidos de verdoso, o también parduscos, etc. Todos tienen pecas, y manchas de coloración en distintos tonos, pardo rojiza, olivácea, gris, beige, amarillenta, violácea, etc. Las dimensiones de estos huevos se aproximan a una media de 17,8 x 13,6 mm. Por lo general cada puesta consiste en unos 3 o 4 huevos.

Ha recibido 98 puntos

Vótalo:

Cigüeñuela Común

40. Cigüeñuela Común

La cigüeñuela común2 (Himantopus himantopus) es una especie de ave caradriforme de la familia Recurvirostridae. Es un ave zancuda de medio tamaño bastante común zonas pantanosas. Descripción Los adultos miden entre 33 y 36 cm. Tiene patas largas de color rosa, el pico fino y largo y las alas... Ver mas
La cigüeñuela común2 (Himantopus himantopus) es una especie de ave caradriforme de la familia Recurvirostridae. Es un ave zancuda de medio tamaño bastante común zonas pantanosas.
Descripción

Los adultos miden entre 33 y 36 cm. Tiene patas largas de color rosa, el pico fino y largo y las alas son cortas de forma triangular. Es de color blanco por el vientre y negro por el dorso.
Historia natural
H. h. himantopus.

Son migratorios y se mueven al océano cerca de la costa en invierno. Recogen su alimento de la arena, el barro o el agua, comiendo gusanos y pequeños crustáceos vadeando por barrizales o zonas inundadas.
Reproducción
Huevo de Himantopus himantopus

Cría en pantanos y lagunas pocos profundas, o estanques. El nido es una taza desnuda en la tierra cerca del agua. Estas aves anidan a menudo pequeños grupos. Una curiosidad que también se da en otras especies de aves es la estrategia que siguen para proteger la nidada (los nidos se construyen en el suelo): cuando un depredador se acerca a los huevos, simulan tener un ala rota para distraer la atención de atacante y alejarlo del nido.
Distribución

La distribución de las diferentes subespecies (especies para algunos) hace que la distribución sea prácticamente mundial.
Subespecies

Se conocen cuatro subespecies de Himantopus himantopus, aunque la taxonomía del género Himantopus es controvertida:[cita requerida]

Himantopus himantopus himantopus: Se caracteriza por tener una mancha blanca sobre el ojo. En España se conoce como cigüeñuela común. Europa y región mediterránea hasta Asia Central; Sudeste Asiático; África subsahariana y Madagascar; migrador hasta Micronesia.
Himantopus himantopus melanurus: Sudamérica; en Argentina y Uruguay se conoce como tero real.
Himantopus himantopus mexicanus: sur de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe.
Himantopus himantopus lecucephalus: de Java a Nueva Guinea, Australia y Nueva Zelanda, donde recibe el nombre de poaka.

Referencias

Ha recibido 96 puntos

Vótalo:

Gorrión Alpino

41. Gorrión Alpino

El gorrión alpino o gorrión nival (Montifringilla nivalis) es una especie de pájaro perteneciente a la familia Passeridae. Habituado a los biotopos montañosos por encima de los 1.500 m, se le puede observar desde los macizos de la Península Ibérica por todo el sur de Europa y Asia central hasta... Ver mas
El gorrión alpino o gorrión nival (Montifringilla nivalis) es una especie de pájaro perteneciente a la familia Passeridae. Habituado a los biotopos montañosos por encima de los 1.500 m, se le puede observar desde los macizos de la Península Ibérica por todo el sur de Europa y Asia central hasta la China occidental.

Ha recibido 93 puntos

Vótalo:

Arrendajo

42. Arrendajo

El arrendajo (Garrulus glandarius), es una especie de ave paseriforme de la familia de los córvidos (Corvidae), ampliamente distribuido por el Viejo Mundo. Taxonomía El arrendajo fue una de las especies descritas por Carlos Linneo en el siglo XVIII. En su descripción lo unió a los cuervos... Ver mas
El arrendajo (Garrulus glandarius), es una especie de ave paseriforme de la familia de los córvidos (Corvidae), ampliamente distribuido por el Viejo Mundo.
Taxonomía

El arrendajo fue una de las especies descritas por Carlos Linneo en el siglo XVIII. En su descripción lo unió a los cuervos llamándole Corvus glandarius. Posteriormente acabó siendo creado el género Garrulus donde se le incluyó. Su nombre común "gayo" proviene del latín gaius.
Subespecies
G. g. albipectus
Ejemplar en Israel, con cabeza oscura.
G. g. japonicus, con el rostro oscuro.

Hay una gran disparidad entre las subespecies aceptadas de esta especie, se diferencian en patrones de plumaje. Según diferentes autoridades hay entre 35 y 40 subespecies.2 3

G. g. glandarius (Linnaeus, 1758) - Norte y centro de Europa.
G. g. rufitergum Hartert, 1903 - Gran Bretaña y norte de Francia.
G. g. hibernicus Witherby & Hartert, 1911 - Irlanda.
G. g. lusitanicus Voous, 1953 - Norte de la Península Ibérica. No aceptada por todas las fuentes (incluida en G. g. fasciatus).2
G. g. fasciatus (Brehm AE, 1857) - Sur y centro de España.
G. g. corsicanus Laubmann, 1912 - Córcega.
G. g. ichnusae Kleinschmidt O., 1903 - Cerdeña
G. g. albipectus Kleinschmidt O., 1920 - Italia, costa dálmata e islas Jónicas.
G. g. jordansi Keve, 1966 - Sicilia. No aceptada por todas las fuentes.2
G. g. graecus Keve-Kleiner, 1939 - Sur de los Balcanes, de Bulgaria, y Grecia.
G. g. cretorum Meinertzhagen, 1920 - Creta.
G. g. ferdinandi Keve-Kleiner, 1944 - Turquía y Bulgaria.
G. g. severtzowi Bogdanov, 1871 - Escandinavia y oeste de Rusia. No aceptada por todas las fuentes.2
G. g. brandtii Eversmann, 1842 - Urales, Siberia, lago Baikal, montes Sayanes y montes Altai
G. g. bambergi Lönnberg, 1909 - Mongolia, islas Kuriles, isla de Sajalín, Hokkaido y Corea
G. g. kansuensis Stresemann, 1928 - Oeste de China y Kazajistán.
G. g. krynicki Kaleniczenko, 1839 - Caucaso y norte de Asia menor.
G. g. iphigenia Sushkin & Ptuschenko, 1914 - Crimea.
G. g. anatoliae Seebohm, 1883 - Anatolia, las islas griegas (Rodas, Lesbos, Kos), Irak y suroeste de Irán.
G. g. samios Keve-Kleiner, 1940 - Islas griegas (Samos y región de Icaria).
G. g. atricapillus Geoffroy Saint-Hilaire, 1832 - Líbano, Siria, Israel y Jordania.
G. g. cervicalis Bonaparte, 1853 - Túnez y noreste de Argelia.
G. g. whitakeri Hartert, 1903 - Norte de Marruecos y noroeste de Argelia.
G. g. minor Verreaux J, 1857 - Atlas.
G. g. glaszneri Madarász, 1902 - Chipre.
G. g. hyrcanus Blanford, 1873 Bosques del Caspio iraní y montes Elburz.
G. g. japonicus Temminck & Schlegel, 1847 - Japón salvo Hokkaido.
G. g. hiugaensis Momiyama, 1927 - Península de Isu, Kagoshima y Kyushu
G. g. tokugawae Taka-Tsukasa, 1931 - Isla de Sado.
G. g. orii Kuroda, 1923 - Yakushima (Ryukyu) .
G. g. namiyei Kuroda, 1922 — Islas Tsushima. No aceptada por todas las fuentes.2
G. g. bispecularis Vigors, 1831 Himalayas, de Cachemira a Nepal.
G. g. sinensis Swinhoe, 1871 - Oeste de China, norte de Yunnan y noreste de Birmania.
G. g. leucotis Hume, 1874 - Yunnan, Myanmar, Tailandia y Vietnam.
G. g. oatesi Sharpe, 1896 - Myanmar central.
G. g. haringtoni o barringtoni Rippon, 1905 Birmania.
G. g. persaturatus Hartert, 1918 Norte de la India.
G. g. pekingensis Reichenow, 1905 - Norte de China y suroeste de Manchuria.
G. g. interstinctus Hartert, 1918 - Este de los Himalayas y sureste de Tíbet.
G. g. taivanus Gould, 1863 - Taiwán.

Descripción
Pluma característica.

Es un ave de tamaño medio: longitud de 32 a 35 cm, y envergadura alar de 54 a 58 cm.4 Es inconfundible, tiene un plumaje muy llamativo, anaranjado con un panel azul claro en el pliegue alar, en las plumas terciarias. Tiene además un obispillo blanco muy llamativo, que es el detalle básico para identificarla en vuelo.4

No presenta dimorfismo sexual.
Distribución y hábitat

Tiene un área de distribución extensa, habitando por prácticamente toda Europa y Asia, con excepción de las zonas más septentrionales, como el norte de Escandinavia y Rusia. Tampoco aparece en las estepas y desiertos de Asia central, ni en los de Oriente Medio. Es un córvido principalmente forestal, habita tanto en bosques de coníferas como en bosques de caducifolias, aunque prefiere estas últimas por la cantidad de alimento. Anida en árboles.
Comportamiento

Es un ave muy ruidosa, con un reclamo muy característico; aunque tímida, pero es bastante fácil de ver. Como el resto de córvidos es omnívoro, uno de sus principales alimentos son las bellotas, las cuales esconde y almacena enterrándolas durante el otoño, para su consumo en invierno.5 No es un córvido muy sociable, normalmente se mueve en pequeños grupos familiares, aunque se agrupa más en primavera. Es un ave muy abundante, sin problemas generales de población y que de hecho en los últimos tiempos ha aumentado su población mucho, como el resto de córvidos.
Garrulus glandarius

La hembra pone entre 3 y 6 huevos de color verdoso, entre abril y junio.

Ha recibido 88 puntos

Vótalo:

Verdecillo/Serín Verdecillo

43. Verdecillo/Serín Verdecillo

El verdecillo o serín verdecillo2 (Serinus serinus) es una especie de ave paseriforme de la familia de los fringílidos (Fringillidae), que se distribuye por buena parte de Europa, norte de África y oeste de Asia. No está amenazada y su población europea se cifra entre 17.000.000 y 40.000.000... Ver mas
El verdecillo o serín verdecillo2 (Serinus serinus) es una especie de ave paseriforme de la familia de los fringílidos (Fringillidae), que se distribuye por buena parte de Europa, norte de África y oeste de Asia. No está amenazada y su población europea se cifra entre 17.000.000 y 40.000.000 ejemplares.1
Descripción

Es el más pequeño de los fringílidos, mide unos 11-12 cm. Es un pariente cercano al canario. El manto y la cabeza son de colores parduscos mientras que el vientre es de un fuerte color amarillo, en especial en el macho (la especie presenta dimorfismo sexual).3

Sus plumas, en el macho adulto, son verdosas, con estrías más oscuras,en las zonas del dorso, las alas y la cola, así como por la parte interior de la cabeza y los laterales. Las de la frente presentan coloración amarillenta, al igual que las cejas y algo del cuello, como asimismo la garganta, el pecho y el obispillo, aunque en esta zona la tonalidad es más viva. Como en tantas otras especies, durante la época del celo está mucho más bonito. Las hembras son un poco más pequeñas y el colorido de su plumaje no es tan brillante. Carecen, por ejemplo, de las tonalidades amarillas, y la espalda es pardusca, con el pecho y la zona central grisáceos.

Sólo se muestran algo más reticentes a los acercamientos en épocas de celo. Entonces puede ser belicoso en extremo, en las luchas con individuos de su misma familia disputando las hembras.
Canto

Su canto es un chirrido, muy rápido y largo, sobre todo en la temporada del celo.
Menú
0:00
Vuelo

Su vuelo es rápido, con un rápido batir de alas que describe una trayectoria de vuelo ondulada; durante el período nupcial, el vuelo es, sin embargo, más pausado y lento.4
Taxonomía

Fue descrito por Linneo en 1766 bajo el nombre de Fringilla serinus.5 Es una especie monotípica, es decir, sin subespecies descritas,6 7 aunque algunas fuentes mencionan una subespecie Serinus serinus flaviserinus.5
Distribución

El verdecillo reside en la mayor parte de Europa, siendo una especie residente en la cuenca Mediterránea, mientras que en el norte habita únicamente en época de cría. Aunque su área de distribución se origina o da comienzo en el Mediterráneo, el verdecillo se ha extendido desde el norte de África hasta el sur de Europa, e incluso por Europa continental y Asia Menor. Fue en los siglos XIX y XX, cuando el verdecillo comenzó a ampliar su área de distribución por Europa Central y Occidental, iniciando también la colonización de Oriente Medio. Hoy día puede encontrarse en los países bálticos, y en Oriente, se localiza en Bielorrusia y Ucrania, extendiendo su distribución de forma general hacia la costa del Mar Negro. Su expansión hacia el sur dio lugar a la instalación de esta especie en las Islas Baleares, las Islas Canarias, las islas del Egeo, Chipre, así como en el norte de Marruecos, Túnez, Argelia y Egipto.
Hábitat

Se aposenta igualmente en un bosque que en un jardín; en un huerto que en un árbol. Convive bien con animales de gran tamaño en comparación con el suyo, siempre que no demuestren una agresividad manifiesta. Se le ve algunas veces mezclado con las bandadas de jilgueros y también con pardillos, etcétera.

Suele encontrarse en parques y jardines, huertos de frutales, zonas cultivadas con arbolado disperso, linderos forestales, sotos ribereños, etc.4
Comportamiento
Ejemplar joven.
Alimentación

Su dieta es básicamente granívora, alimentándose de todo tipo de semillas y frutos de plantas anuales, árboles y arbustos, etc.; no obstante, ocasionalmente también captura invertebrados, sobre todo durante la ceba de los pollos.
Reproducción
Celo y apareamiento

Para ellos comienza en enero o febrero y se prolonga hasta junio. Se les puede ver su vuelo amoroso o de cortejo, que es muy parecido al de las mariposas con giros rápidos y recortes.

El paso prenupcial tiene lugar entre los meses de marzo y abril, y el posnupcial se produce entre octubre y noviembre.
Anidación, eclosión y cría

Hace su nido casi con cualquier cosa, de pequeño tamaño. En él se ha llegado a encontrar desde pelo humano, hasta las hilachas de una escoba. Suelen hacer su nido con hierbas, telas de araña y líquenes en una fina horquilla de las ramas de un árbol o arbusto.4

La hembra, que se ha tornado dulcísima, pone y cuida esmeradamente cuatro o cinco huevecillos.

No salen del nido, ni siquiera ante la proximidad de un peligro. A los trece días nacen los polluelos, se dan casos, igual que del gorrión que algunos caen del nido, y los padres se desesperan a su lado, e intentan guiarlo a algún lugar apartado u oculto.

Cría de abril a junio.

Ha recibido 88 puntos

Vótalo:

Águila-Azor Perdicera/Águila Perdicera

44. Águila-Azor Perdicera/Águila Perdicera

El águila azor perdicera3 o águila perdicera (Aquila fasciata) es una especie de ave accipitriforme4 de la familia Accipitridae que habita desde la cuenca mediterránea hasta el Sudeste asiático. Características Es un ave rapaz diurna de unos 70 cm de longitud, con un peso de entre 1,6 y 2,2... Ver mas
El águila azor perdicera3 o águila perdicera (Aquila fasciata) es una especie de ave accipitriforme4 de la familia Accipitridae que habita desde la cuenca mediterránea hasta el Sudeste asiático.
Características

Es un ave rapaz diurna de unos 70 cm de longitud, con un peso de entre 1,6 y 2,2 kg . De aspecto grande y fuerte, los adultos presentan dorso marrón claro y partes inferiores más claras, blanco-amarillentas con trazos oscuros.
Historia natural

Caza conejos, palomas, perdices y lagartos. Cría en paredes rocosas, rara vez en árboles.

Es sedentaria, con dispersión juvenil. Amenazada, está en grave retroceso. Tendidos eléctricos, furtivismo y molestias en las zonas de cría son sus mayores peligros.
Estado de conservación
Aquila fasciata (India).

Mientras las poblaciones asiáticas son desconocidas, las mediterráneas tienen sus mayores efectivos en la Península Ibérica y el Magreb. En los años 1980 se censó una población en Europa de entre 815 y 891 parejas.[cita requerida] Con datos de diversos censos europeos de diferentes años, la Sociedad Española de Ornitología (SEO) estimó entre 733 y 768 parejas en 2005.5 En 2000 BirdLife International estimó la población europea entre 860 y 1100 parejas.6
En la península Ibérica

El águila azor perdicera ha desaparecido prácticamente de la meseta norte, con poblaciones marginales situadas en su límite de distribución como las de Castilla y León y Arribes del Duero, habiéndose fragmentado asimismo en la zona centro y Castilla-La Mancha. Las poblaciones del sureste, Comunidad Valenciana y catalanas, unas de las más densas de la península sufrieron en el pasado (años 80) descensos muy bruscos (entre el 25-50%). Las únicas poblaciones aparentemente estables se sitúan en algunas zonas de Andalucía, Comunidad Valenciana y Extremadura. El águila azor perdicera con una población pequeña (de entre 733 y 768 parejas en 2003)5 se encuentra En Peligro de extinción en el Libro Rojo de las Aves de España (2004) puesto que ha sufrido una drástica disminución en la mitad norte, sureste y levante en su distribución de la península Ibérica. Esta situación llevó a la organización SEO/Birdlife a la declaración en el año 2005 como Ave del Año.5
Amenazas

Según el Libro Rojo de las Aves de España (2004), las principales causas serían demográficas:

Mortalidad por persecución directa (veneno, trampas, disparos).
Electrocución y colisión con tendidos eléctricos.
Pérdida del hábitat (véase, por ejemplo el caso del Parque Natural de Cabo Cope y Puntas de Calnegre).
Cambios en la dieta (debido a la escasez de conejo).
Molestias por actividades recreativas.

Subespecies

Se reconocen dos subespecies de Aquila fasciata :4

Aquila fasciata fasciata - de la Cuenca mediterránea hasta el sur de China e Indochina.
Aquila fasciata renschi - Islas Menores de la Sonda.

Ha recibido 86 puntos

Vótalo:

Ruiseñor Bastardo

45. Ruiseñor Bastardo

Cettia cetti (Temminck, 1820)1 es el nombre científico usado en zoología para referirse al comúnmente llamado ruiseñor bastardo, siendo este una especie de ave del género Cettia dentro de la familia Sylviidae.2 Descripción Se trata de un pequeño pajarillo que mide entre 13 y 14 cm de... Ver mas
Cettia cetti (Temminck, 1820)1 es el nombre científico usado en zoología para referirse al comúnmente llamado ruiseñor bastardo, siendo este una especie de ave del género Cettia dentro de la familia Sylviidae.2
Descripción

Se trata de un pequeño pajarillo que mide entre 13 y 14 cm de longitud y 15 y 19 cm de envergadura, con un peso que oscila entre los 12 y 18 g.5 6 No presenta dimorfismo sexual, por lo que tanto el macho como la hembra son iguales en cuanto a colorido y aspecto, mostrando ambos un discreto plumaje pardo. La diferenciación entre sexos está en el tamaño de las alas y cola, dado que mientras que el macho no presenta registros menores de 60 mm para la longitud alar, el tamaño de las alas de la hembra no sobrepasa los 55 mm, por lo que medir estas longitudes es una forma fácil de sexar al ruiseñor bastardo.7

Muestra listas superciliares en forma de pequeñas rayas blanquecinas sobre los ojos, pico fino siendo la mandíbula superior grisácea y la inferior de castaño pardo, interior de la boca amarillento, patas de color rosaceo pardusco, iris pardo, descrito como marrón o sepia oscuro, cola ligeramente larga y redondeada compuesta por diez rectices o plumas, en lugar de doce como el resto de paseriformes.8

El color base de su plumaje, desde la cabeza hasta la cola, es de un tono pardo rojizo, y el resto de los diferentes colores que presenta aparecen gradualmente sin estar cláramente delimitados dando así un aspecto de cierta uniformidad, siendo la garganta y centro del vientre de color blancuzco, y el pecho y los flancos pardos, entre gris y castaño.

Se observa un gran parecido con algunas especies de la misma familia pero de otros géneros, como por ejemplo con el carricero común (Acrocephalus scirpaceus), o con la buscarda unicolor (Locustella luscinioides), pudiendo ser confundidos si no son observados detenidamente o en la mano.7
Distribución
Localización

El ruiseñor bastardo es un ave politípico con dos subespecies claramente reconocidas por la comunidad ornitóloga (C.c.cetti y C.c.orientalis) que se distribuye por Eurasia, aunque más concretamente es una especie circunmediterránea distribuida a lo largo de las zonas templadas de clima mediterráneo, y que ocupa todo el paleártico meridional, incluyendo por tanto el sur de Europa, noreste de África, Oriente próximo y parte de Asia occidental hasta Afganistán y Turquestán. Es decir, se extiende con latitud norte, entre los 30º y 53º, desde la Península ibérica hasta Palestina.9 10 7

La subespecie nominal, cetti, cría en Europa desde la Península Ibérica hasta Rusia, en el noeste de África, en el oeste de Turquía, y en Creta, mientras que la subespecie orientalis lo hace en Asia Menor, así como en el Cáucaso y hasta las costas septentrionales del mar Caspio.11

A pesar de ser una especie perimediterránea, existen referencias de diversos ornitólogos que sitúan a esta especie fuera de la cuenca mediterránea, por lo que se suponen ciertas y puntuales expansiones poblacionales hacia el norte de Europa. Así, el ornitólogo inglés Eric Arthur Simms apuntó que el ruiseñor bastardo ocupó Bélgica en 1964, continuando su expansión en la década de 1970 hacia Gran Bretaña, Holanda, Alemania y Suiza, aunque datos posteriores apuntan la extinción de estas poblaciones debido a los crudos inviernos. No obstante, ya en 1997, Ward Hagemeijer y Michael Blair referencian la continuidad de la población del sur de Gran Bretaña, existiendo colonias de cettia cetti por ejemplo en Norfolk, sureste de Inglaterra, donde se encuentran altamente protegidos por la Royal Society for the Protection of Birds.10 12

En España está presente la subespecie cetti,5 que se encuentra ampliamente distribuida por todas las comunidades autónomas peninsulares, así como también en las Islas Baleares. No se ha citado en Canarias ni Melilla, por lo que se le supone ausente. En 2001, Jiménez y Navarrete la apuntan como especie rara en Ceuta.10
Movimientos migratorios

A pesar de que se le considera una especie básicamente sedentaria, el ruiseñor bastardo presenta cierta, aunque escasa, movilidad migratoria de distancias cortas, buscando climas más favorables y huyendo de los inviernos crudos. Estos movimientos dispersivos son llevados a cabo principalmente por ejemplares jóvenes y hembras, alcanzado lugares que se encuentran fuera del área de cría de la especie. Así por ejemplo, podremos encontrar durante el otoño a individuos migrantes en Formentera y Cabrera.11 6
Hábitat

Lógicamente, teniendo en cuenta su distribución mundial, esta especie (cettia cetti) vive en ecosistemas de clima mediterráneo. Más concretamente, el ruiseñor bastardo se distribuye por diversos y similares tipos de hábitats, puesto que estos siempre están ligados a la proximidad del agua, ya sea en forma de cursos fluviales como arroyos y ríos, o también otros tipos de masas de agua, como lagunas y charcas. Durane la primavera prefiere espacios de vegetación ribereña densa junto al agua, ya sea el agua más o menos pura, como ocurre con algunas acequias. En otoño, puede alejarse aunque no demasiado de los cursos fluviales, siempre y cuando se trate de zonas con clima húmedo. Autores como Simms, Purroy o Tellería, apuntan claramente cómo por lo general este pequeño pájaro ocupa espacios con vegetación enmarañada, zonas de vegetación arbustiva densa como sotos, cañaverales y carrizales que aparecen en las diferentes orillas, así como también otras formaciones de zonas pantanosas. Muy raramente vive en terreno despejado. También puede ocupar fresnadas, zarzales, y regadíos. No se desarrolla en zonas montañosas, dado que básicamente no supera los 1000-1200 m de altitud.10 9 8 13
Dieta

Fundamentalmente insectívoro, se conoce que la alimentación del ruiseñor bastardo está compuesta básicamente de insectos, larvas, arañas, gusanos, moluscos y semillas, teniendo en cuenta que no capturan insectos que presenten una cubierta quitinosa demasiado dura. Cazan moviéndose de manera inquieta de un lugar a otro entre la vegetación, encontrando su alimento tanto en el suelo como en las ramas y hojas. Cuando se dificulta la tarea de capturar insectos, generalmente en invierno, el ruiseñor bastardo complementa su dieta con semillas y, ocasionalmente, pequeños frutos silvestres.14 8

Estudios realizados por José A. Hódar, Javier Molina e Ismael Camacho, en una localidad del sur de España, contrastaron 24 presas, o especies diferentes, que supondrían las 2 terceras partes del total de las presas que ingieren, siendo éstas pertenecientes a los siguientes grupos taxonómicos: araneae, opiliones, hemiptera, neuroptera, carabidae, coleoptera y formicidae.15
Reproducción
Huevos de Cettia cetti

Al año de edad, el ruiseñor bastardo ya está capacitado para realizar su primera reproducción, puesta y cría. La época de cría comienza en mayo, y la construcción del nido tiene lugar en el mes de abril, a mediados y sobre todo a finales de este mes, siendo la hembra la encargada de su elaboración. Los nidos son construidos en forma de copa profunda y de pequeño tamaño, elaborados a base de hierba fina y pequeña hojarasca, con un recubrimiento interior de pelos, plumón de sauce, crines, hierba muy fina, raicillas y alguna pluma. La mayoría de los nidos se construyen próximos a la orilla de riachuelos y cursos fluviales, a escasa altura o incluso en el suelo y entre vegetación espesa. No obstante, en marismas y otros lugares húmedos, a menudo pueden hallarse nidos a alturas de más de un metro sobre el suelo y no demasiado escondidos, como por ejemplo los construidos en carrizos, cañas y otro tipo de vegetación.

Las puestas van de 4 a 5 huevos, raramente 3 debido tal vez a una puesta temprana o bien una segunda puesta. La media del tamaño de los huevos está en los 18 x 14 mm con un peso de 1'8 g. Según Jourdain (ornitólogo británico), con un muestreo de 100 huevos obtenidos en España, el tamaño máximo hallado fue de 19'6 x 14'3 mm y el mínimo de 17,1 x 13,2 mm. El color de los huevos del ruiseñor bastardo puede describirse como un rojo ladrillo con matices que van desde tonos más rosas al pardo rojizo más oscuro. Según distintas fuentes, la incubación puede durar desde los 12 días, hasta los 14 o incluso los 17 de máximo. Quien incuba es por lo general la hembra, ya que aunque el macho también lo haga, ella lo hace por un tiempo mucho mayor y, cuanto menos, siempre será esta la que esté en el nido durante la noche.

Tras la eclosión, también será la hembra la encargada de alimentar a los polluelos, que son altriciales y no abandonan el nido hasta los 10 u 11 días, aunque si no son acechados por ningún peligro y todo va bien, pueden incluso permanecer hasta unos 16 días.8 14 13 16
Población y estado de conservación

El ruiseñor bastardo constituye una especie no endémica de considerable distribución a lo largo del mundo, y por tanto ostenta una importante población mundial. Según las estimaciones de Birdlife International para el 2009, la población de cettia cetti a lo largo de la totalidad de su área de distribución, podría ser de unos 5.000.000 a unos 20.000.000 ejemplares.17

En cuanto a su estado de conservación, en el año 2009 y según Birdlife, la tendecia de la población global es la de ir en aumento, ya que no sólo aseguran que la especie no disminuirá con la suficiente rapidez como para bajar en más del 30% durante los próximos diez años (las tres próximas generaciones), si no que además, el tamaño de la población es tan grande que se prevé que, en caso de estimar un supuesto y continuo descenso de no más de 10000 ejemplares maduros al año durante diez años o tres generaciones, la población ni siquiera se reduciría en más de un 10%. Por todo esto, el ruiseñor bastardo se encuentra catalogado en la Lista Roja de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) como una especie LC (Least Concern) o, lo que es lo mismo, de preocupación menor.17

Según el Atlas de aves reproductoras elaborado por Ana Bermejo y que está basado en diversas fuentes datadas en diferentes aunque cercanas fechas, la población mínima en España de ruiseñor bastardo podría ser de unas 97043 parejas, teniendo en cuenta que faltaría la información del 21% de las cuadrículas donde se ha citado esta especie, por lo que la población bien podría superar las 100000 parejas. Este atlas apunta que la anterior estima (realizada en 1997 por Purroy) establecía una población nidificante de unas 18000 a 19000 parejas. No obstante, la información existente sobre el tamaño de su población no es suficiente; en ese mismo año (1997) se estimaron en Palencia 10000 parejas nidificantes por parte de Jubete, mientras que por su parte Román en 1996 estimó para Burgos más de 10000 parejas, datos que contradicen la estimación de Purroy. En España, la densidad máxima del ruiseñor bastardo es de 5'63 aves por cada 10 ha, registrada en sotos y carrizales. Al igual que en el resto de Europa, se piensa que en la península Ibérica, la población de esta especie ha experimentado una importante expansión a lo largo del siglo XX al igual que incrementado su área de distribución. La población española parece por tanto ser estable según BirdLife International/EBCC, 2000, aunque cabe citarse la detección de una ligera tendencia negativa acontecida entre los años 1996 y 2001 según resultados preliminares obtenidos por el Programa SACRE en 2002 de la SEO/BirdLife.10

En cuanto a su estado de conservación en España, el ruiseñor bastardo aparece en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas fechado el 5 de abril de 1990 y normalizado según el Real Decreto 439/1990 como una especie catalogada de Interés Especial. No así, en el Libro Rojo de los Vertebrados de España aparece desde 1992 como una especie No Amenazada.9
Amenazas y medidas de conservación

Las amenazas más lógicas para cualquier especie son la destrucción y degradación de su hábitat, y así ocurre también con el ruiseñor bastardo, por lo que los diversos factores de amenza sobre su ecosistema pueden disminuir y disminuyen sus poblaciones.

Jubete y también Purroy, en 1997 aseguran que en España localmente la destrucción de los bosques ribereños, como alisedas y mimbreras o cualquier tipo de espesura en las márgenes, así como la limpieza del sotobosque, canalizaciones, o incendios incontrolados, suponen sus mayores factores de amenazas, así como también lo es el empleo de biocidas.10

Además, un factor de amenaza sobre la especie son los inviernos rigurosos. En 1985, Simms publicó que para las poblaciones del ruiseñor bastardo las condiciones más duras y extremas del invierno, producen una gran mortalidad en la especie, aunque debido a la dispersión juvenil, no se impide la recolonización de las zonas afectadas con el cambio del clima.10

Para evitar la disminución en sus poblaciones, algunas medidas o propuestas son el manejo y uso adecuado de las diferentes masas de agua, cursos fluviales, canales y acequias, así como la conservación de las riberas y de la vegetación arbustiva que separa cultivos y campos.9
Voz

Siendo el ruiseñor bastardo una especie discreta y huidiza que se refugia entre la vegetación, se puede decir que escuchar su canto constituye una forma muy común para identificarlo y averiguar su presencia. Puede ser escuchado desde la vegetación densa en cualquier momento del día y durante todas las estaciones del año, puesto que emite sus melodías incluso en los fríos días invernales, aunque lo haga con algo más de ímpetu, fuerza e insistencia en primavera. Existen referencias que aseguran haber escuchado al ruiseñor bastardo también durante la noche, añadiéndose que en estas circunstancias emite un canto en tono mucho más bajo aunque con las mismas notas que durante el día.

Su canto, que no dura más de tres segundos, es potente, explosivo, muy característico y a menudo insistente, por lo que resulta fácil de reconocer. Algo más difícil resulta describir la melodía, que podría explicarse como un breve y repentino chiii que continua aceleradamente con una sucesión de 3 o 4 notas que suenan como chiqui-chiqui-chiqui o cuchí-cuchí-cuchí, presentando a veces leves variaciones algo más vibrantes.

Su voz de alarma emitida también durante todo el año y que lanza al sentirse amenazado, se describe como un seco y duro ¡¡teck!! que repite varias veces. Cuando notan presencias extrañas en su territorio, como lo es la del ser humano, los machos emiten un rápido y estridente sonido que suena como ¡uich-uich-uich-uich!.

Ha recibido 85 puntos

Vótalo:

Búho Chico

46. Búho Chico

El búho chico (Asio otus) es un ave estrigiforme, una especie de la familia Strigidae. Es de gran tamaño y bastante común en el Sur y el centro de Europa. Habita en bosques de coníferas cerca de zonas de cultivos, en ocasiones en la alta montaña. Por el día puede ser visto durmiendo en grupos... Ver mas
El búho chico (Asio otus) es un ave estrigiforme, una especie de la familia Strigidae.

Es de gran tamaño y bastante común en el Sur y el centro de Europa. Habita en bosques de coníferas cerca de zonas de cultivos, en ocasiones en la alta montaña. Por el día puede ser visto durmiendo en grupos en pinos altos, aunque se camufla muy bien. Se parece un poco al búho campestre, este último es menos rechoncho y ligeramente más grande. El búho chico tiene grandes mechones sobre la cabeza que parecen orejas, la parte ventral de color crema y muy listada, los ojos de color naranja o rojo, puntas grises en las alas, la cola con unas franjas poco marcadas y un par de manchas oscuras sobre las "muñecas". Sale sólo de noche.

Su voz es un reclamo profundo, corto y apagado tipo huh. También puede hacer chasquidos con el pico para asustar a los enemigos o proferir una especie de maullidos.

Utiliza el nido de un córvido o ardilla. Pone de 3 a 5 huevos en una nidada de marzo a junio.

Caza fundamentalmente roedores como ratones, ratas y en menor medida aves e insectos. Expulsa dos egagrópilas al día por término medio, una en el lugar de descanso durante el día y la otra mientras caza

Nombre en otros idiomas: long-eared owl (inglés), mussol banyut (catalán), brúfol comú (valenciano), hontza ertain (euskera), bufo pequeño (gallego).

Longitud: de 35 a 37 cm

Envergadura: de 84 a 95 cm

Peso: 210-330 g

Longevidad: de 10 a 15 años

Estatus: seguro

Ha recibido 83 puntos

Vótalo:

Curruca Capirotada

47. Curruca Capirotada

La curruca capirotada (Sylvia atricapilla) es una especie de ave paseriforme del género Sylvia dentro de la familia Sylviidae. Es un pájaro de pequeño tamaño de color sobrio y discreto, canto agradable, vuelo ágil, comportamiento activo e inquieto, que se alimenta de insectos y frutas. Habita... Ver mas
La curruca capirotada (Sylvia atricapilla) es una especie de ave paseriforme del género Sylvia dentro de la familia Sylviidae. Es un pájaro de pequeño tamaño de color sobrio y discreto, canto agradable, vuelo ágil, comportamiento activo e inquieto, que se alimenta de insectos y frutas. Habita principalmente en sotobosques y está ampliamente distribuido por Europa. Se trata de una curruca frecuente, y localmente abundante, que está muy repartida por toda España.
Descripción

Mide entre 13 y 15 cm de longitud, con una envergadura de entre 20 y 23 cm, y un peso de unos 14 a 20 g. Presenta el cráneo levemente aplanado. El pico (en ambos sexos adultos) es negruzco con la mandíbula inferior gris pizarra. Los tarsos y los pies son gris azulado. El iris es de 3,5 mm de diámetro y de color castaño.1
Plumaje

A simple vista tiene un aspecto discreto e insignificante, ya que la sobriedad de su plumaje le permite pasar desapercibido para todo aquel que no haya aprendido a identificarlo, que lo confundirán con el gorrión común cada vez que se lo crucen fugazmente en su camino (ocurriendo esto más veces de lo que cabe imaginarse).

El macho, para quien sabe identificar esta especie, resulta inconfundible; el macho adulto presenta sus partes superiores (laterales de la cabeza, del cuello y el pecho) de color verde oliva, o bien puede describirse como un tono pardo grisáceo. El obispillo es gris claro. El vientre blanco. Su cola y las alas son de un gris negruzco. El píleo y la frente son de color negro brillante.2

La hembra se diferencia del macho principalmente por el píleo que es pardo o castaño rojizo. El resto de las partes superiores son pardo oliváceas, y en los lados de la cara hay un tinte grisáceo. El pecho y los flancos son de un tono más pálido, algunas veces con un tinte gris, pero siempre se presenta con un color más pardo que el del macho.2

Los ejemplares inmaduros son similares a las hembras adultas, con el capirote castaño jengibre. Tal vez se pueda apreciar en la espalda y dorso de las alas un tinte más rojizo que en los adultos. El color de las partes inferiores, como son el pecho y los flancos, se presentan considerablemente más oscuros que en los adultos.2


Nota: Apenas se observan diferencias entre las distintas subespecies de Sylvia atricapilla, no obstante, morfológicamente sí que podrían encontrarse leves diferencias fácilmente apreciables.
Distribución
Globalmente

Es un ave básicamente europea. Cría en casi toda Europa, en las Islas Canarias, noroeste de África y Asia occidental. Migrador parcial. De presencia permanente en las Islas Británicas, en el sudoeste de Francia, en toda Italia, en el sudoeste de los Balcanes y en toda la Península Ibérica, donde se caracteriza por ser uno de los pájaros más abundantes a todos los niveles, aunque en invierno aparecen en mayor número con la llegada de multitud de aves que arriban hacia finales de septiembre y en el mes de octubre, procedentes de otros puntos de Europa, ya que como es citado anteriormente casi todo el continente forma parte del área de cría de los migrantes estivales.

Las 9 subespecies existentes, se distribuyen de la siguiente forma:

S. a. atricapilla (Linnaeus en 1758). Europa y Norte mediterráneo.

S. a. dammholzi (Stresemann en 1928). Cáucaso y Norte de Irán.

S. a. pauluccii (Arrigoni en 1902). Mediterráneo central y Este.

S. a. koenigi (Jordans en 1923). Es una consideración en la que existen desacuerdos, según la cual sería una subespecie de pauluccii.

S. a. heineken (Jardine en 1830). Endémica de la Macaronesia. Presente en Madeira, Islas Canarias, sur de la Península Ibérica y noroeste de África.

S. a. gularis (Alexander en 1898). Cabo Verde e Islas Azores.3

S. a. atlantis. Subespecie endémica de las Azores.4

S. a. obscurus. Subespecie endémica de Canarias. En las cinco islas más occidentales del Archipiélago Canario, exceptuando Fuerteventura y Lanzarote.5

S. a. riphaea (Snigirewski, 1931). Sin fuentes que indiquen su distribución

En España

En España se localizan 4 subespecies distintas de Sylvia atricapilla.

La nominal, S. atricapilla atricapilla, que se encuentra ampliamente extendida por toda la mitad norte peninsular a excepción de los espacios desforestados que se hallan en las diferentes zonas de la submeseta norte, Valle del Ebro y en los páramos ibéricos.

Otra subespecie, S. atricapilla heineken, se distribuye por la mitad sur de la Península Ibérica e Islas Canarias, localizándose de manera más fragmentada en puntos específicos y locales, con una población en mayor o menor medida continuada a lo largo de toda Sierra Morena y Sistema Bético, aunque no está presente en el Valle del Guadalquivir así como en una amplia franja que se expande desde Cáceres, La Mancha y Albacete, continuando hasta las costas levantinas.

La subespecie S. atricapilla pauluccii, se distribuye por las Islas Baleares (donde aparecen las poblaciones más occidentales), siendo menos frecuente en Ibiza y Formentera. También se localiza esta subespecie en Canarias, criando en todas sus islas, sobre todo en zonas bien forestadas con árboles desarrollados y sotobosque, en el borde inferior de la laurisilva. Se cree que cría en Ceuta y Melilla. Según el atlas nacional de Purroy (1997), se encuentra también en Sierra Morena y en el Sistema Bético.

Por último, la subespecie S. atricapilla obscura, que es endémica de Canarias.

Hábitat

Es una especie forestal que cría en terrenos arbolados, umbríos y con denso sotobosque, aunque también pueden hacerlo en parques y jardines con abundante maleza, ya que siempre van de copa en copa, de mata en mata, e inquietamente de rama en rama. Ejemplos donde estas currucas se desarrollan son los robledales, fresnedas y otras formaciones de planifolios. También habitan bosques de coníferas, quejigares y bosques mixtos, monte bravío, huertos de frutales y también olivares. Evitan zonas muy secas por ello son frecuentes en la vegetación de riberas, junto a los arroyos, donde los índices de humedad son mayores y donde los árboles se presentan más desarrollados. Cuando las ciudades ofrecen mayor cantidad de alimento, o por motivos climáticos, etc., recurren a estas, pasando desapercibidas por ser desconfiadas y a la vez activas.

Altitudinalmente esta especie ocupa rangos muy dispares, desde el nivel del mar hasta los 1.500 m (en Tenerife), incluso 1.700 m en Pirineos centrales o los 1.800 en el Sistema Central y 1.850 m en las Cordilleras Béticas.5
Alimentación
Fruto del espino común.

La curruca capirotada se alimenta de insectos, fruta cultivada y bayas o frutos silvestres. Durante la primavera se centra básicamente en la captura coleópteros y dípteros, aunque no son estos los únicos insectos que caen presa de este pajarillo. A partir del nacimiento de sus pollos se dedican a recoger infinidad de pequeñas orugas y larvas, mas estos también son cebados con cerezas, higos y otros frutos silvestres del tiempo. Durante el invierno ingieren gran cantidad de manzana, aprovechándose de las cosechas más próximas lo que les permite resistir el invierno sin apenas moverse de zonas reducidas. Les gustan los frutos de la hiedra, así como las bayas de las plantas de adorno que encuentran en jardines o parques. Presentes en su dieta podrían estar, el saúco, el espino, el aligustre, la rosa silvestre, la zarzamora, la madreselva, el tejo, el acebo, etc., sintiendo especial predilección por todos ellos.6
Voz
Ejemplar macho trinando.

‎ Multimedia: Oír el canto de Sylvia atricapilla

La curruca capirotada es un pájaro incansable que se hace notar cantando constantemente y durante todo el año, tanto machos como hembras. Su trino es similar al de la curruca mosquitera, para no confundirlo ha de notarse que el de Sylvia atricapilla es más breve.1 Presentan un canto agradable y variado que comienza con un gorjeo rico y algo desordenado, iniciando posteriormente una corta serie de silbidos. El estribillo tiene variaciones según las zonas y los clanes que se forman entre las currucas capirotadas. Cuando la curruca está alarmada lanza un seco y duro teck teck, que es repetido insistentemente de dos en dos, tomando un ritmo más rápido cuanto mayor sea la excitación. También es destacable la emisión de una serie de sonidos breves, en tono muy bajo, que realizan al aproximarse al nido.2
Vuelo

Presentan un vuelo ágil y activo, siendo este un pajarillo de actitud inquieta y atareada. Cuando vuelan de uno a otro matorral, lo hacen como a sacudidas, y en mayores distancias su vuelo es marcadamente ondulado. En el verano generalmente la hembra adulta va en pequeños grupos acompañada por 3 o 4 jóvenes, y en el invierno las parejas se mantienen unidas. Cuando van en bandas y están posados, al ser espantados cada uno vuela en dirección diferente. Esta curruca no acostumbra a bajar al suelo, cuando lo hace camina a saltos y con el cuerpo agachado.
Celo y cortejo

Esta curruca comienza a mostrarse sociable en otoño y durante el invierno. El celo se manifiesta pronto, sobre todo en los individuos sedentarios. Tanto durante la época del apareamiento como durante la incubación, los ejemplares machos defienden un espacio, o "reducido" territorio individual. Es entonces cuando se forman grupos de machos en torno a un matorral, entre la maleza, tal vez en las ramas más bajas de un árbol, o simplemente en su hábitat natural, y comienzan a perseguirse entre la vegetación, lanzando sonidos guturales frenéticamente y sin cesar. Para lograr dominar un determinado territorio, la curruca capirotada macho despliega todas sus armas, de tal forma que infla exageradamente el plumaje de su cuerpo, deja caer sus alas, quedando estas colgadas perezosamente como si les pesaran demasiado, mientras tanto, la cola se abre y se cierra, y el macho que se muestra con mayores "cualidades y valentía" consigue así dominar la situación, quedando por tanto dueño de un pequeño territorio.

Para presentarse ante las hembras, los machos de esta curruca se vuelven muy cantarines. Su cortejo es una exhibición de galanteo, con coreografías llenas de movimiento, agitando alas y cola, sin dejar de trinar entre los arbustos.7 2
Nido
Curruca con hierba seca en el pico para construir su nido.

El nido es una construcción muy pobre, "transparente", ligero y escaso en materiales. Normalmente es el macho quien elige el lugar de emplazamiento colocando allí dos o tres hierbas secas, aunque es la hembra quien principalmente lo construye. Entre el macho y la hembra consiguen terminarlo en unos 3 o 5 días generalmente. Los materiales de construcción usados por esta curruca son básicamente hierbas secas, musgo, y raicillas, estando forrado interiormente con pelos y hierba más fina, para lograr un cierto confort. Se localizan escondidos en arbustos u otra maleza, sujetos en ramas débiles y a una altura del suelo que no suele bajar de 80 cm ni subir por encima del 1,70 m. Los polluelos permanecen en el nido durante un periodo de tiempo que oscila en unos 11 y 14 días.
Huevo
Huevos de Sylvia atricapilla

De color pardo grisáceo claro con muchas manchas y puntos marrones, pardos o grises. Presentan una media de tamaño de unos 19,4 x 14,6 mm aproximadamente. Esta curruca realiza dos puestas anuales, criando entre los meses de mayo y julio. La puesta normal viene siendo de 3 a 5 huevos, generalmente 4, que incubará durante unas 2 semanas (de 11 a 15 días).8 2
Longevidad

Su esperanza de vida depende directamente de los dos o tres primeros años desde su nacimiento, ya que si los superan, pueden llegar a vivir entre seis y siete años sin dificultad, siempre y cuando no caigan presa de algún predador, enfermen, o sufran algún tipo de accidente.7

Debe destacarse la hipersensibilidad de estos pájaros a los cambios bruscos de temperatura, principalmente a los enfriamientos, así como a los desarreglos alimenticios y digestivos, provocados por una dieta pobre tanto en cantidad como en calidad, que produce una carencia de los nutrientes necesarios para su desarrollo.
Enfermedades

Los parásitos que hospedan a Sylvia atricapilla son motivo de las posibles distintas enfermedades infecciosas que pueden afectar a estas aves. Un ejemplo es el parásito de la malaria de la curruca capirotada, que puede hacer bastante daño a la especie si su capacidad de transmisión y dispersión se presenta con demasiada potencia y facilidad.9
Predadores

Como toda pequeña ave de sotobosque, desde que es un simple polluelo la curruca capirotada puede ser presa de todo tipo de vertebrados, pues reptiles, diferentes pequeños mamíferos, y otras aves (como una simple urraca), codician este tipo de capturas.

También el ser humano puede convertirse en un "predador parcial" para un gran número de especies de aves, entre ellas la curruca capirotada, pues el dulce canto de estas aves las hace muy atractivas para mantenerlas en cautiverio, y existen todo tipo de prácticas ilegales por medio de las que se captura con redes y otros sistemas a estos pajarillos.
Población y estado de conservación

La población mundial de la curruca capirotada se considera creciente. En Europa se calculan entre 25 y 49 millones de parejas, con tendencia al aumento. Las poblaciones locales de esta especie pueden balancearse en torno al 50% o incluso más. Se conoce que poblaciones en Alemania y Austria aumentaron el número de parejas en los años 80.3

No obstante, localmente hablando, en otros puntos concretos como puede ser el Arroyo de Calamocarro (Ceuta), donde se establece como un ave residente común, estudios realizados entre los años 1998 y 2007 indican que la población de esta especie tan sólo se mantiene estable, incluso con tendencia a un leve descenso a pesar del aumento progresivo de la productividad y una tasa de recuperación neutra.10

En España se calculan aproximadamente entre unas 850.000 y 1.500.000 parejas (como población nidificante). La densidad de población en época de reproducción, medida en número de aves por cada 10 hectáreas (aves/10 ha), varía en las diferentes zonas y hábitats de la Península Ibérica, siendo de entre 0'2 y 3'3 en el norte peninsular (hábitat con Pinus radiata), de entre 0'99 y 3 en las campiñas cantábricas (hábitat con Quercus petraea), de entre 0'2 y 1'83 en hayedos, de entre 0'24 y 0'7 en Pinus sylvestris del centro, o de entre 0'51 y 3'2 en melojares del centro. Las densidades se ven aumentadas a entre 2'6 y 6'2 en Pinus pinaster del centro y a 6'6 en campiñas con vegetación arbustiva del centro, bajan a 1'7 en encinares supramediterráneos del centro, aumentan a 7'6 en encinares de montaña del sur peninsular y a 8'4 en robledales de montaña del sur, así como baja a entre 0'3 y 2 en parques urbanos del centro peninsular. En Salamanca se calculan densidades de entre 1'2 y 2'5 de aves por cada 10 ha. En Galicia se estiman entre 2'8 y 6'9 aves por cada 10 ha.5

En la actualidad, la curruca capirotada se considera globalmente en el mundo como una especie fuera de peligro en cuanto a su estado de conservación, clasificándose como una especie LC (Least Concern o Preocupación Menor), y por tanto es una especie no incluida en la Lista Roja de la UICN (1996).5

En España la curruca capirotada es considerada una especie con categoría de "Interés Especial" (según el Real Decreto 439/1990), en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente, constando como especie "No Amenazada" en el Libro Rojo de los Vertebrados de España (1992).5
Miscelánea

En Italia, el aspecto y el canto de la curruca capirotada es fuente de inspiración, tanto es así que inspiró al poeta italiano Giovanni Pascoli, quien dedicó un famoso poema a este pajarillo titulado La capinera (nombre en italiano de la curruca capirotada).11 Giovanni Verga escribió una novela sentimental publicada en 1870 titulada Storia di una capinera (del italiano, Historia de una "capirotada"),12 y con el mismo título, también existe una película (Storia di una capinera 1993) dirigida por Franco Zeffirelli.

Según la BBC, la curruca capirotada es considerada un manjar en algunas zonas mediterráneas, asegurando que cada año se capturan y comen ilegalmente unos 900 millones de ejemplares aproximadamente.13

Los nombres vulgares dados para esta especie dentro de España son: en castellano se conoce como curruca capirotada, o capirote (en Canarias). En catalán se conoce como tallarol de casquet. En gallego es papuxa das amoras. En vasco recibe el nombre de txinboa kaskabeltza.5

Existen diversos sellos postales, de diversos países, donde se representa a Sylvia atricapilla.14

Ha recibido 83 puntos

Vótalo:

Polla de Agua

48. Polla de Agua

a polla gris, polla de agua, pollona negra, gallineta, gallareta común (en el Perú), tiqui o taca-taca (Gallinula chloropus) es una especie de ave gruiforme de la familia Rallidae que habita en regiones húmedas de casi todo el globo con la excepción de Oceanía y la Antártida. Características... Ver mas
a polla gris, polla de agua, pollona negra, gallineta, gallareta común (en el Perú), tiqui o taca-taca (Gallinula chloropus) es una especie de ave gruiforme de la familia Rallidae que habita en regiones húmedas de casi todo el globo con la excepción de Oceanía y la Antártida.
Características

Es una especie inconfundible. Su coloración es en general de color gris pizarra, con la cabeza y cuello más oscuros y dos anchas líneas de color blanco en los flancos debajo de la cola. El pico es rojo, al igual que el escudo facial, con la punta amarilla. Las extremidades inferiores son oliváceo-amarillentas, con una mancha roja en las rodillas. Los ejemplares más jóvenes son amarronados y carecen del escudo facial.
Historia natural

Habita y se reproduce en ambientes de marisma, y en lagos con abundante vegetación. Generalmente es reservado, pero puede domesticarse. Las poblaciones en áreas donde el agua se congela, como la parte sur de Canadá, parte norte de Estados Unidos, y el este de Europa, migran hacia climas más templados.

Consume una amplia variedad de vegetales y pequeños animales acuáticos. Se alimentan sobre los espejos de agua, donde se reúnen en grupos que van desde la pareja hasta enormes bandadas de miles de ejemplares. Anidan habitualmente en época de lluvias; el nido es una cesta, con un techo, construido en la vegetación densa. Pone de 4 a 8 huevos, que son incubados durante aproximadamente tres semanas. Ambos padres incuban y alimentan al hijo.

A pesar de la pérdida de su hábitat, esta ave es todavía común y ampliamente distribuida.
Sistemática

La especie está dividida en 12 subespecies. Son muchas pero es lógico ante la distribución casi cosmopolita de la especie.2

Gallinula chloropus barbadensis Bond, 1954 - Barbados.
Gallinula chloropus cachinnans Bangs, 1915 - SE Canadá a W Panamá, Bermudas e Islas Galápagos.
Gallinula chloropus cerceris Bangs, 1910 - Antillas Mayores y Menores.
Gallinula chloropus chloropus (Linnaeus, 1758) - Paleártico, incluyendo la Península Ibérica; invernante en de Arabia al sur de China.
Gallinula chloropus galeata (Lichtenstein, 1818) - Alta cordillera Jujuy, Argentina, Bolivia, Brasil, Uruguay; cuerda del ala 185 mm.
Gallinula chloropus garmani Allen, 1876 - Alta cordillera Chile, y Argentina (Jujuy), Perú con dorso negro; cuerda del ala 215 a 219 mm.
Gallinula chloropus guami Hartert, 1917
Gallinula chloropus meridionalis (Brehm, C.L., 1831)
Gallinula chloropus orientalis Horsfield, 1821.
Gallinula chloropus pauxilla Bangs, 1915. Zonas bajas Chile, Colombia; más pequeña y dorso de tono pardo oscuro en vez de negro.
Gallinula chloropus pyrrhorrhoa Newton, A., 1861
Gallinula chloropus sandvicensis Streets, 1877 - Hawái.

Ha recibido 82 puntos

Vótalo:

Papamoscas Cerrojillo

49. Papamoscas Cerrojillo

El papamoscas cerrojillo, (Ficedula hypoleuca), es una especie de ave paseriforme de la familia de los papamoscas (Muscicapidae), extendido por la mayor parte del Viejo Mundo. No está amenazada y su población europea se estima entre 24 000 000 y 39 000 000 ejemplares.1 Taxonomía Fue descrita... Ver mas
El papamoscas cerrojillo, (Ficedula hypoleuca), es una especie de ave paseriforme de la familia de los papamoscas (Muscicapidae), extendido por la mayor parte del Viejo Mundo. No está amenazada y su población europea se estima entre 24 000 000 y 39 000 000 ejemplares.1
Taxonomía

Fue descrita por Peter Simon Pallas en 1764 bajo el nombre de Motacilla hypoleuca.2 Tiene descritas tres subespecies:3 4

F. h. hypoleuca - La nominal, se encuentra en la mayor parte de Europa hasta el oeste de Siberia, inverna en África tropical.
F. h. iberiae - Se encuentra en la Península Ibérica, inverna en el oeste de África. Tiene la cola completamente negra, la mancha blanca de la frente más grande y una mancha blanca grande en las primarias del ala.
F. h. sibirica o tomensis - Presente en la taiga del oeste de Siberia, de los montes Urales, al río Yenisei; inverna en el este de África.

Ficedula speculigera es considerada en ocasiones una subespecie de F. hypoleuca,5 pero otras fuentes la consideran una especie aparte.3 Es propia del noroeste de África y parecida a F. h. iberiae.

Se hibrida mucho con otras especies del género Ficedula en especial con el papamoscas collarino.6
Descripción

Es un pájaro pequeño, mide entre 12 y 13,5 cm de largo. La especie presenta dimorfismo sexual. El macho en época de cría es principalmente negro en sus partes superiores y blanco en las inferiores. En otoño e invierno su plumaje es más parecido al de la hembra, con el dorso y la cabeza pardas y las alas negras. En ámbos plumajes el macho presenta una mancha blanca en la frente, justo encima del pico. La hembra es blanca por debajo, y de color pardo por encima, excepto las alas que son negruzcas. En ámbos sexos las las tienen una mancha blanca en las terciarias siendo de mayor tamaño en los machos. El pico es negro, alargado, fino y puntiagudo.4

Su reclamo es un "pik" corto, metálico y lo repite incansablemente.
Distribución y hábitat

Cría por la mayor parte de Europa y del oeste de Asia. En invierno migra al oeste de África.

Son aves forestales, sobre todo de bosques de frondosas, también en parques con árboles maduros.4
Comportamiento

Es un pájaro muy inquieto y activo. Cuando está posado, suele chasquear el ala hacia arriba, rápidamente y bastantes veces. Son insectívoros, cazando al vuelo buena parte de su alimentación.4

Ha recibido 82 puntos

Vótalo:

Vencejo Real

50. Vencejo Real

El vencejo real (Tachymarptis melba, antes Apus melba)1 es una especie de ave apodiforme de la familia Apodidae. Es el vencejo más grande de España. Características Se diferencia claramente del resto de vencejos por su gran tamaño, 21 cm de pico a cola, y por su vientre blanco. Además, como... Ver mas
El vencejo real (Tachymarptis melba, antes Apus melba)1 es una especie de ave apodiforme de la familia Apodidae. Es el vencejo más grande de España.
Características

Se diferencia claramente del resto de vencejos por su gran tamaño, 21 cm de pico a cola, y por su vientre blanco. Además, como la mayoría de vencejos, es negro en todo el cuerpo menos en la barbilla, que es blanca. Entre el blanco de la barbilla y el blanco del vientre queda una estrecha franja de color negro. Las alas son muy largas y en vuelo adoptan la forma de media luna o de ballesta. La cola es pequeña, ahorquillada y estrecha.
Historia natural

Vuela en grupos en zonas de alta montaña, sobre pueblos y ciudades. Emite largos chillidos mientras vuela a gran velocidad, siempre peinando la misma zona y alimentándose en el aire de insectos.

Ha recibido 81 puntos

Vótalo:

Alcaudón Real Norteño

51. Alcaudón Real Norteño

El alcaudón real, alcaudón norteño, o picapuercos ('Lanius excubitor'), es una especie de ave de la familia Laniidae. Se encuentra principalmente en el norte de Europa, Asia y América del Norte. Se trata de un ave migratoria que pasa los inviernos al sur de los continentes en donde habita. La... Ver mas
El alcaudón real, alcaudón norteño, o picapuercos ('Lanius excubitor'), es una especie de ave de la familia Laniidae. Se encuentra principalmente en el norte de Europa, Asia y América del Norte.

Se trata de un ave migratoria que pasa los inviernos al sur de los continentes en donde habita. La invernada normalmente llega en octubre y noviembre. Por lo general, luego permanecen solitarios, y cuando llegan varios al mismo tiempo se despliegan con rapidez, estableciendo su territorio de caza y reduciendo la competencia con otras aves.

El alcaudón sureño ('Lanius meridionalis'), que se encuentra desde el sur de Europa (Península Ibérica y Francia) hacia el sur del globo, pasando por Asia Central, suele vivir en hábitats diferentes, (normalmente arbolados, de pastizales en el alcaudón real, más áridas zonas de arbustales en el sureño), y donde las especies se superponen, no hibridan (Sangster et al., 2002).
Características

El alcaudón real mide entre 22 y 26 cm de largo. Generalmente su parte superior es de color gris perla, con una banda de color blanco sobre sus ojos y mejillas, y un surco negro desde la frente hasta la cobertura del oído, pasando por el ojo. Las escápulas son de color blanco, y las alas blanco y negro, con una o dos barras blancas. El pico es casi negro, pálido en la base de la mandíbula; las patas son negruzcas. Las aves más jóvenes son de color marrón grisáceo, con más o menos barras distintas en su parte superior.

El ave tiene una posee característica cuando se posa en las ramas altas de los árboles, o en los postes de telégrafos. Tiene una percepción visual que no se pierde de nada que se mueva, percibiendo movimientos de abejas o ligeras disminuciones de la hierba causadas por insectos.

A pesar de que utiliza sus patas para sostener escarabajos o moscas, el alcaudón real también utiliza otros métodos para cazar y comer presas de mayor tamaño como lagartos, ratones, musarañas, e incluso otras aves, que son atraídas por el alcaudón mediante la imitación de sus llamadas. Éstas, al ser capturadas, son empaladas por el alcaudón en elementos puntiagudos, como grandes espinas naturales o alambres de púas. Al estar bien aseguradas, las presas son desgarradas por el ave con el pico, pues sus patas no son adecuadas para desgarrar. Normalmente, la mitad de las presas capturadas por el ave consisten en pequeños mamíferos.

El vuelo de lanis excubitor es pesado, pero recto y decidido. Cuando es perturbado produce una nota de alarma fuerte, similar a la de otras especies de aves. Su canción consiste en agradables trinos.
Subespecies

Lanius excubitor bianchii Hartert, 1907
Lanius excubitor borealis Vieillot, 1808
Lanius excubitor excubitor Linnaeus, 1758
Lanius excubitor funereus Menzbier, 1894
Lanius excubitor homeyeri Cabanis, 1873
Lanius excubitor mollis Eversmann, 1853
Lanius excubitor sibiricus Bogdanov, 1881

Ha recibido 81 puntos

Vótalo:

Carraca Europea

52. Carraca Europea

La carraca europea (Coracias garrulus) es una especie de ave coraciiforme de la familia Coraciidae, el único miembro de esta familia que habita en Europa. Se encuentra también desde las estepas centroasiáticas hasta el Magreb, territorios desde los que emigra para invernar en buena parte del... Ver mas
La carraca europea (Coracias garrulus) es una especie de ave coraciiforme de la familia Coraciidae, el único miembro de esta familia que habita en Europa. Se encuentra también desde las estepas centroasiáticas hasta el Magreb, territorios desde los que emigra para invernar en buena parte del África subsahariana. Suele habitar en lugares de clima templado o cálido con presencia de árboles. SEO/BirdLife la declaró ave del año en 2012.2
Características

Es un pájaro de tamaño medio, entre 29-32 cm de largo y con una envergadura de 52-58 cm con las alas extendidas. Su color es azul con el lomo marrón. Esta especie destaca en su vuelo por su brillante color azul que contrasta con las plumas negras de las alas. Los dos sexos son similares, pero los jóvenes presentan un color más claro que los adultos.
Historia natural

Las carracas frecuentan zonas arboladas y llanos abiertos, donde se alimentan de insectos, aunque en ocasiones complementan su alimentación con lagartos, ranas y otros animales pequeños. Suele anidar en árboles o en lugares rocosos. La puesta consiste entre 4 y 6 huevos.

El canto de este pájaro es una sucesión rápida de notas cortas, similar al instrumento infantil que provoca un sonido semejante y del que recibe su nombre, pero en algunas ocasiones es semejante al del cuervo.

En 2012 se realizó el marcaje de varios ejemplares que permite su seguimiento durante la migración. Esto ha permitido conocer la ruta migratoria de esta especie desde la Península Ibérica hasta sus cuarteles de invernada en África. 3
Subespecies

Se conocen dos subespecies de Coracias garrulus :4

Coracias garrulus garrulus - norte de África y Europa hasta Irán y sudoeste de Siberia; invernante hasta África meridional.
Coracias garrulus semenowi - de Irak hasta el oeste de Xinjiang y sur de Kazajistán; invernante hasta África meridional.

Ave del año 2012

La Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) ha declarado la carraca europea ave del año 2012. A través de la iniciativa Ave del Año SEO/BirdLife realiza campañas especiales encaminadas a la conservación de la especie.2

Ha recibido 80 puntos

Vótalo:

Chotacabras Pardo

53. Chotacabras Pardo

El chotacabras pardo o cuellirrojo (Caprimulgus ruficollis) es una especie de ave Caprimulgiforme de la familia Caprimulgidae propio de la Península Ibérica y del Magreb. Características Es un ave de hábitos crepusculares y nocturnos de plumaje críptico, la parte superior del plumaje es una... Ver mas
El chotacabras pardo o cuellirrojo (Caprimulgus ruficollis) es una especie de ave Caprimulgiforme de la familia Caprimulgidae propio de la Península Ibérica y del Magreb.
Características

Es un ave de hábitos crepusculares y nocturnos de plumaje críptico, la parte superior del plumaje es una mezcla de gris, rojizo y pardo, con un rayado negro denso en las plumas escapulares y en el píleo. Se diferencia del chotacabras europeo (Caprimulgus europaeus), por el collar pardo dorado que le rodea todo el cuello, en la garganta tiene una gran mancha blanca, normalmente dividida en dos.

Tiene los ojos grandes y de color negro, durante el día los mantiene cerrados. El plumaje de ambos sexos es similar, la cola es muy larga, llegando a los 16 cm, y tiene un papel importante en el vuelo y en cortejo nupcial.

La cabeza es ancha y aplastada, pico corto y pequeño, débil y de color negruzco. Alrededor de la boca tiene unas cerdas fuertes y desarrolladas, para atrapar los insectos voladores en el crepúsculo. El interior de la boca, de gran tamaño, es de color rojo vivo, las patas son cortas, los pollos al poco de nacer ya saltan con fuerza.

En vuelo presenta una silueta característica, que recuerda a un gran vencejo, con vuelo silencioso y a baja altura. Al volar parece más pálido y rojizo que el chotacabras europeo y se aprecia su mayor tamaño.
Distribución

En Europa, solamente España y Portugal, últimamente se ha separado una subespecie, C. r. desertorum, de plumaje más pálido, gris plateado y rojizo o beige con menos rayado negro en las partes superiores del plumaje y más claro debajo, que se distribuye exclusivamente en zonas desérticas de Marruecos oriental, Argelia y Túnez.

En la mitad occidental de Marruecos vive también la misma raza ibérica ruficollis. Por lo tanto, su zona de reproducción está limitada al suroeste del Paleártico donde esta especie es probablemente una reliquia ornitológica.
Reproducción

Igual que el chotacabras europeo, esta especie tiene también un espectacular cortejo; el macho palmotea las alas doce o más veces mientras sobrevuela a la hembra. El chotacabras pardo no construye nido alguno, limitándose a hacer la puesta, normalmente de dos huevos, directamente en el suelo desnudo, a menudo aprovechando una ligera depresión. Siente preferencia por zonas arenosas y es frecuente que junto a los huevos haya algún trozo de madera seca, costumbre similar a la otra especie.

El color de los huevos es variable y siempre muy críptico, confundiéndose fácilmente con guijarros. En general son elípticos y brillantes de color blanco grisáceo, con puntos y manchitas pardas o amarillentas e incluso verdosas o plomizas. Esta especie realiza dos puestas, una a principio de mayo y otra a finales de junio.
Migración

El chotacabras pardo es un ave netamente migradora, llega a la Península Ibérica en el mes de abril, preferentemente a finales de este mes. Su migración nocturna ha sido poco observada y la presencia de estas aves en la costa occidental de Marruecos, en El Aaiún y en el borde septentrional del Sahara también en mayo, demuestra que muchos ejemplares no llegan a la península antes de la mitad de ese mes.
Amenazas

Las amenazas más importantes son la destrucción del hábitat de nidificación, la falta de alimento a causa de los plaguicidas, el atropello por automóviles, choque contra cercas cinegéticas y labores mecánicas agrícolas en cultivos con arbolado. Posiblemente tiene también problemas en sus áreas de invernada.

Ha recibido 79 puntos

Vótalo:

Cernícalo Primilla

54. Cernícalo Primilla

El cernícalo primilla (Falco naumanni) es una especie de ave falconiforme de la familia Falconidae que se extendía por casi la totalidad de la Península Ibérica, sur de Francia, sur de Italia, los Balcanes y desde el mar Caspio y Anatolia por gran parte de Asia, también se encuentra en el norte... Ver mas
El cernícalo primilla (Falco naumanni) es una especie de ave falconiforme de la familia Falconidae que se extendía por casi la totalidad de la Península Ibérica, sur de Francia, sur de Italia, los Balcanes y desde el mar Caspio y Anatolia por gran parte de Asia, también se encuentra en el norte de África desde Marruecos hasta Egipto. No se conocen subespecies.2

De 100.000 parejas en España a finales del siglo XIX se pasó a unas 5.000 en el siglo XX, por lo que el cernícalo primilla fue catalogado como especie en peligro de extinción por la legislación nacional. Actualmente, debido a su protección y a la colocación de nidales artificiales, este pequeño halcón ha mejorado su población en España. Por ello, en 2011 fue excluido de las categorías de extinción del nuevo listado de especies amenazadas. 2
Características

El cernícalo primilla es algo más pequeño que el cernícalo común (Falco tinnunculus) con el que se confunde a los ojos inexpertos: una longitud de 30-35 cm y envergadura de 60 a 67 centímetros con un peso de entre 120 y 145 g, todo ello en edad adulta. En plumaje adulto los machos tienen la cabeza gris azulada, el dorso y partes superiores de las alas marrón rojizo sin las manchas negras que caracterizan a su pariente el cernícalo vulgar (Falco tinnunculus) Además, en la parte superior de las alas, los machos del cernícalo primilla muestran una extensión de gris azulado variable en las coberteras grandes y medianas, teniendo la cola y el obispillo gris azulado sin barreado alguno, la cola, eso sí, con una ancha banda subterminal negra y una terminal clara y más fina. Los extremos de las alas, vistas desde arriba (primarias) son negras. Las partes inferiores (pecho y vientre) son de color ocre-crema claro (a veces con un ligero tinte rojizo), con manchas negras (muy finas y casi ausentes en algunos individuos, gruesas en otros) y la parte inferior de las alas es muy clara, muy poco densamente moteada de negro en las infracoberteras, y casi sin barreado apreciable en las plumas de vuelo, muy claras, casi blancas. En el borde inferior de las alas se observa una banda oscura difusa, especialmente visible en los extremos de las alas. Las hembras tienen la cabeza marrón castaño densamente rayada longitudinalmente de negro. Las partes superiores del mismo marrón castaño barreadas, transversalmente o en forma de "galones", de negro (el grosor del barreado es variable, mayor en unos ejemplares que en otros) Los extremos de las alas, vistos desde arriba, son negros (primarias) La cola del mismo color castaño barreada de negro (el barreado es de grosor variable), el obispillo es de color castaño aunque en algunos ejemplares es grisáceo. El pecho y vientre es de color ocráceo castaño claro densamente moteado y rayado de negro. La parte inferior de las alas muestra las infracoberteras del mismo color ocre claro manchadas de negro, y las plumas de vuelo muestran un barreado, ambos, manchado y barreado, mucho menos denso y abigarrado que en las hembras de cernícalo común o vulgar. Los jóvenes de ambos sexos son semejantes a las hembras adultas, aunque el barreado de las partes superiores es más fino en los machos, y en algunos de éstos la cola puede ser gris azulado con barreado muy ténue, cosa que nunca acontece en las hembras. Es posible encontrar, en Primavera y principios del Verano, machos en primer año calendario que muestran caracteres intermedios entre el plumaje de adulto y el juvenil, especialmente en el dorso y en las partes superiores de las alas, donde conviven plumas barreadas juveniles con otras marrón rojizo sin manchas propias del adulto o, caso de las coberteras, mostrando ya el gris azulado típico del adulto, siendo variable la extensión de uno y otro plumaje (juvenil y adulto). Estos machos pueden ya llegar a reproducirse y, de hecho, es frecuente que lo hagan, en esa Primavera de su primer año calendario, aunque a veces con cierto mayor retraso respecto a los restantes ejemplares adultos de la colonia en que viven.
Male and female Lesser Kestrels.jpg
Historia natural

El cernícalo primilla se alimenta de presas vivas, principalmente de insectos, especialmente ortópteros, aunque también de pequeños roedores, mamíferos y aves. Acostumbran a cazar en zonas despejadas de vegetación, aprovecha postes de madera para escudriñar el suelo en busca de presas para caer sobre ellas rápidamente, también utiliza el método de caza conocido como "cernido" en el que se mantiene suspendido a pocos metros del suelo gracias a un rápido aleteo y al timón de su cola, estos dos elementos de su anatomía interactúan perfectamente para mantener la cabeza quieta en un punto y así poder localizar y calcular distancias a una presa.

Los cernícalos primilla son aves más coloniales que sus primos los cernícalos comunes por lo que suelen encontrarse en colonias, cuyo número de parejas es muy variable, desde dos o tres a más de cien. Crían en huecos de roca, edificios en ruina... donde ponen entre dos y cinco huevos que eclosionan a los 28 días aproximadamente.

Es un ave migratoria que llega a Europa en primavera y se retira a África en otoño aunque una pequeña población de machos adultos puede permanecer en las zonas más meridionales de España durante el invierno. Los machos adultos llegan antes que las hembras a las colonias para disponerse a iniciar la reproducción.

Ha recibido 79 puntos

Vótalo:

Gaviota Patiamarilla

55. Gaviota Patiamarilla

La gaviota patiamarilla2 (Larus michahellis) es una especie de ave Charadriiforme de la familia Laridae. Pertenece al grupo de las gaviotas de talla mediana, de manto gris y patas amarillas. Algunos especialistas consideran la especie como una subespecie mediterránea de la gaviota argéntea, y... Ver mas
La gaviota patiamarilla2 (Larus michahellis) es una especie de ave Charadriiforme de la familia Laridae. Pertenece al grupo de las gaviotas de talla mediana, de manto gris y patas amarillas. Algunos especialistas consideran la especie como una subespecie mediterránea de la gaviota argéntea, y otros apuntan que es una subespecie de la gaviota del Caspio, el debate sigue abierto. Esta especie, donde se establece, desplaza a cualquier otra gaviota autóctona por su agresividad y territorialidad.
Distribución y población
Larus michahellis
Gaviota patiamarilla (Larus michahellis) inmadura (con un invierno) en las proximidades del puerto de Combarro (Pontevedra, España).

Esta ave tiene una distribución esencialmente mediterránea, aunque se reproduce también en el litoral atlántico y algunas de sus islas (Azores, Madeira y Canarias). Vive principalmente en costas rocosas, acantilados e islotes; en la época de reproducción incluso en los tejados de las viviendas de ciudades costeras y puede pasar el invierno en bahías, estuarios, puertos e incluso embalses.

Actualmente es muy común, y debido a la saturación de sus colonias, ha comenzado a colonizar el interior, sobre todo en ciudades dónde aparecen en los basureros (como el de Madrid) y ríos, con permanencia constante en la zona, sin necesidad de desplazarse a pescar al mar. La mayor colonia de gaviota patiamarilla está en las islas Cíes (Pontevedra, España).
Subespecies

Se conocen dos subespecies de gaviota patiamarilla:3

Larus michahellis atlantis Dwight, 1922
Larus michahellis michahellis Naumann, J.F., 1840

Ha recibido 78 puntos

Vótalo:

Gorrión Molinero

56. Gorrión Molinero

El gorrión molinero (Passer montanus) es una especie de ave paseriforme de la familia Passeridae. Se distribuye por la mayor parte de la Eurasia templada y también en el norte de África. No está amenazada y cuanto con grandes poblaciones, por ejemplo la europea se estima entre 52 y 96 millones... Ver mas
El gorrión molinero (Passer montanus) es una especie de ave paseriforme de la familia Passeridae. Se distribuye por la mayor parte de la Eurasia templada y también en el norte de África. No está amenazada y cuanto con grandes poblaciones, por ejemplo la europea se estima entre 52 y 96 millones de ejemplares.2 Habita en zonas forestales abiertas, habitualmente en las proximidades de zonas humanizadas como casas o campos de cultivo.3
Descripción
En el bebedero

Es un pájaro pequeño, mide entre 12,5 y 14 cm. Se diferencia de otras especies del género Passer en su píleo pardorrojizo, sus carrillos blancos con una mancha negra en la mejilla y su babero negro y pequeño. Su vientre y pecho son de color gris pardusco; y su dorso es marrón con listas pequeñas negras. Presenta una banda alar blanca bastante notable. Esta especie no presenta dimorfismo sexual acentuado. Los jóvenes son similares, aunque con el plumaje más apagado.3
Comportamiento

Es un ave gregaria, forman grandes bandos (a veces interespecíficos, con otros gorriones y fringílidos) fuera de la época de cría. Es una especie eminentemente sedentaria.4

Es una especie principalmente granívora, aunque en la época de cría también se alimenta de invertebrados.4

Anida en huecos de árboles y construcciones.3
Taxonomía

Tiene descritas nueve subespecies:5

P. m. montanus - Europa y norte de África, norte de Mongolia, Manchuria y mar de Ojotsk.
P. m. transcaucasicus - Sur del Cáucaso, de la costa de Georgia al norte de Irán.
P. m. dilutus - Mar Caspio, oeste de Pakistán, desierto del Gobi y Xinjiang.
P. m. dybowskii - Asia oriental, zonas bajas del río Amur, hasta Manchuria y norte de Corea.
P. m. kansuensis - Oeste de China: meseta de Qaidam y norte de Gansu.
P. m. iubilaeus - Este de China.
P. m. obscuratus - Nepal, noreste de la India, Birmania, y China oriental y central.
P. m. saturatus - Islas Kuriles, Japón, Corea del Sur, Taiwán, islas Ryukyu y sureste de China.
P. m. malaccensis - Sudeste asiático: zona central de Myanmar, península de Malaca, Hainan, Vietnam y oeste de Indonesia.

Ha recibido 78 puntos

Vótalo:

Gaviota Enana

57. Gaviota Enana

La gaviota enana (Hydrocoloeus minutus) es una especie de gaviota que cría en el norte de Eurasia. También tiene pequeñas colonias en el norte de Canadá. Es un ave migratoria que inverna en las costas de Europa occidental, el Mediterráneo y el noreste de EE. UU. (en número reducido). De manera... Ver mas
La gaviota enana (Hydrocoloeus minutus) es una especie de gaviota que cría en el norte de Eurasia. También tiene pequeñas colonias en el norte de Canadá. Es un ave migratoria que inverna en las costas de Europa occidental, el Mediterráneo y el noreste de EE. UU. (en número reducido). De manera tradicional ha sido incluida taxonómicamente en el género Larus, pero hoy se la trata en su propio género monotípico: Hydrocoloeus.
Adulto en vuelo con plumaje de cortejo.

La gaviota enana cría en colonias en las marismas, construyendo sus nidos protegidos entre la vegetación. Normalmente ponen entre 2-6 huevos.

Es la especie de gaviota más pequeña, con una longitud media de 25-27 cm, y una envergadura alar de 75-80 cm con un peso de 68-133 gramos. En la época de apareamiento presenta un capirote negro que ocupa toda la cabeza; la coloración de sus alas es gris pálida en la parte superior y oscura en su la parte inferior; y a menudo muestra una tonalidad rosada en el pecho. En invierno su cabeza se vuelve blanca a excepción de un pequeño copete oscuro sobre la cabeza y una mota junto al ojo. Su pico es estrecho y negro y sus patas son de color rojo oscuro. Su vuelo se asemeja al de un charrán.

Las aves inmaduras tienen marcas oscuras sobre su cabeza y partes superiores, y un patrón oscuro en forma "W" en la parte inferior de sus alas. Tardan tres años en alcanzar la madurez sexual.

Estas gaviotas se alimentan picando la superficie del agua y también atrapan insectos al vuelo.

Ha recibido 77 puntos

Vótalo:

Pico Picapinos

58. Pico Picapinos

El pico picapinos (Dendrocopos major) es el más popular de los pájaros carpinteros europeos. Es de la familia de los Picidae. Contexto Es el que posee un plumaje más llamativo y su identificación no ofrece dudas cuando se le distingue posado contra el tronco de un árbol. La subespecie... Ver mas
El pico picapinos (Dendrocopos major) es el más popular de los pájaros carpinteros europeos. Es de la familia de los Picidae.
Contexto

Es el que posee un plumaje más llamativo y su identificación no ofrece dudas cuando se le distingue posado contra el tronco de un árbol. La subespecie hispanus ha sido asignada a los picos carpinteros que viven en la Península Ibérica. Se caracteriza por poseer un plumaje que en conjunto resulta más oscuro que el de otras subespecies europeas. También el tamaño es determinante de la raza. El promedio alar medido es el más bajo de todas las subespecies consideradas para el Paleártico occidental (Vaurie, 1965).
Machos

El macho adulto tiene las partes superiores negras con la frente amarillenta, la nuca roja y la parte superior de la cabeza o píleo negro intenso. La cara, la garganta y un parche pequeño a los lados del cuello son blancos ligeramente teñidos a veces de ocráceo muy claro o parduzco y variable de unos individuos a otros. Los blancos carrillos están separados de la garganta por una estrecha banda negra.

Las plumas escapulares de las alas forman una figura redondeada u ovalada muy conspicua lo mismo que las negras primarias y secundarias moteadas de blanco. Las partes inferiores son blanco ocráceas y a partir de la mitad del vientre las plumas tienen color rojo vivo, extendiéndose por debajo del nacimiento de la cola. Esta es negra en las rectrices centrales (dos pares) y negra y blanca en las dos rectrices exteriores de cada lado que tienen bandas negras y son muy visibles cuando el pájaro apoya la cola contra la superficie del árbol. El obispillo es negro.
Hembras

Las hembras carecen de la mancha roja en la nuca y el resto del plumaje es igual. Los jóvenes poseen todo el píleo de color rojo formado por las puntas rojas de las plumas. La mancha o banda estrecha negra que nace en la base de las mandíbulas es discontinua y a menudo está punteada de blanco. Las partes inferiores son más pálidas que en los adultos. El pico es gris plomo algo más pálido en la base y las patas y pies grises o gris verdoso. El iris de los ojos es rojo en los adultos y pardo en los jóvenes.
Identificación

Si fácil es identificar el pico picapinos cuando está posado, no lo es menos cuando vuela. Las grandes manchas blancas de los hombros, las plumas de vuelo, primarias y secundarias, densamente rayadas del mismo color y el blanco de las rectrices exteriores de la cola contrastan mucho con la espalda y la cabeza negras.
Hábitat

Este es un pájaro típico de toda clase de bosque, encontrándosele desde los hayedos y robledales cantábricos hasta el encinar y alcornocal de la Iberia seca, pasando por los extensos pinares de las laderas montañosas, ascendiendo hasta el mismo pinar de alta montaña y los hayedos que rondan los 2.000. Aunque en el resto de Europa suele frecuentar parques y jardines, en Iberia es escaso en estos hábitats y su población tiene una muy pobre densidad en la franja costera de toda la Península. En el norte es difícil que se aleje del bosque de montaña media y alta y las observaciones cada vez más frecuentes en zonas bajas se refieren sobre todo al otoño e invierno.
Trepando

El pico picapinos sube por los árboles apoyado en su cola corta y tersa y sujetándose con las uñas a la corteza. Progresa bien verticalmente o hacia los lados y se ha comprobado que también rodea el tronco circularmente. Estos movimientos sobre la corteza de los árboles son acompañados con un continuo trabajar con el pico, haciendo pequeñas melladuras lo suficientemente profundas para alcanzar los insectos y larvas refugiados bajo la corteza, en lo que se ayuda con la lengua sobre todo para sorber la savia que brota de las incisiones practicadas por él alrededor del tronco.
Sonido característico

El tamborileo fuerte y de largo alcance es una de las características más conocidas de este pájaro. El pico picapinos golpea con extraordinaria rapidez y en cortos intervalos 12 veces seguidas la superficie sin corteza de un árbol seco o hueco con preferencia. Es curioso observar la querencia que este pájaro tiene por determinado árbol y a él acude a «tamborilear».

Este sonido, como el de una corta ráfaga de ametralladora, que sorprende a quien no lo ha escuchado antes, es efectuado por la acción muy rápida del pico contra lo que podemos llamar caja de resonancia y que suele ser buscada en la parte alta de un tronco desmochado y seco. A pesar de la rapidez y dureza conque este golpeteo se produce, no quedan en el tronco marcas apreciables y es más el efecto de resonancia que posee el tronco que la potencia real del golpe continuado. Ambos sexos tamborilean y su significación pudiera ser netamente amorosa o de llamada entre los miembros de una pareja.

Sin embargo, el tamborileo no tiene este significado exclusivo en opinión de algunos ornitólogos. Como prueba de ello se aduce que también en el invierno puede ser escuchado, aunque por supuesto no con la frecuencia conque lo efectúan en primavera a partir del mes de febrero.

Un mes de enero escucharon su tamborileo en un bosquete de pino insigne (Pinus radiata) en Zumaya (Guipúzcoa). Buscando por entre los árboles la sorpresa fue grande cuando se descubrió golpeando la parte alta de un poste de madera de la conducción eléctrica a un caserío. Este poste tenía una amplia grieta y la madera abierta producía el efecto de resonancia tan característico, como si el picapinos lo hiciera sobre el tronco de un Haya seco, que, por cierto, había a solamente 100 m de distancia (Gorostiaga, San Miguel de Artadi).

Cada tamborileo dura poco más de un segundo y el número de golpes en cada emisión oscila corrientemente entre 8-12/s, pero a veces menos y muy rara vez más. En buenas condiciones acústicas de un hayedo el tamborileo se oye a 500 m de distancia y ocasionalmente a más. Depende mucho de la hora y del tiempo atmosférico. Decimos que cuando se oye mucho es que va a llover porque entonces la transmisión del sonido es indudablemente mayor.

Esto sucede a menudo con el canto del pito real (Picus viridis) al que se le denomina en Asturias con un nombre no precisamente cariñoso: «Paxarón del agua» debido a que su relincho se escucha a mucha distancia en una atmósfera cargada de humedad. Desde la mitad de febrero hasta los últimos días de abril el pico picapinos tamborilea muy insistentemente, en mayo es poco oído y en pleno invierno intermitente.
Costumbre sedentaria

El pico picapinos es una especie muy sedentaria que, sin embargo, vaga por el bosque y la campiña alejándose relativamente de su hábitat fuera de la época de la cría, pero su querencia a un pequeño lugar del bosque es tan grande que sé que siempre en aquella vaguada encontraré la misma pareja o uno de los adultos emparejado con otro si el del año anterior ha parecido. Incluso el mismo tronco de árbol desmochado y seco o hueco es usado año tras año como «banco de pruebas» para el tamborileo. Tanta es su fidelidad a este tronco de árbol que si el viento lo derriba o es cortado y dejado en el suelo, los picapinos continúan tamborileando en él. Que esta costumbre la pone en práctica también en otoño e invierno, no se tiene duda alguna.
Voz

Su voz es aguda y fuerte, un ¡¡kiick-kiick!! repetido e insistente que parece una señal de alarma, pero que en realidad el pájaro utiliza como nota de vuelo, de comunicación, etc. Si está excitado estos gritos se repiten aceleradamente y suenan como ¡¡chik-chik...!! o ¡¡i-kiki-ki...!! Emite también otros sonidos, pero sin musicalidad y muy difíciles de representar en escritura.
Conducta alimenticia

Si interesante es la conducta seguida por este pájaro en el tamborileo, no lo es menos la forma en que se desenvuelve para comer. La dieta alimenticia es muy variable en el tiempo y según el biotopo ocupado por los pájaros. Como norma hay que estimar que durante gran parte de la primavera se alimentan de insectos que, por supuesto, no desdeñan el resto del año. Pero si habita bosques de coníferas o aun frecuentando zonas donde existan pinos o abetos, las pequeñas piñas le atraen especialmente. Las coge con las patas o el pico y las lleva a un lugar adecuado donde sujetándolas bien en alguna rendija de la madera, va extrayendo las semillas o los piñones. Algunos pájaros son en esto tan hábiles y poseen tanta querencia a un determinado lugar que en él realizan todo el trabajo de extracción de semillas, y cuando las piñas quedan vacías son arrojadas al suelo.

Un atento observador que recorra el bosque puede descubrir la presencia cercana de un pico picapinos con sólo examinar el pie de los árboles. Allí en la misma cepa o en sus proximidades se descubren a menudo cientos de pequeñas piñas vacías. Mayor dificultad podría tener para comer avellanas o pequeñas nueces, pero no es así. Los restos de ellas pueden ser vistos bajo el árbol usado como yunque. Muchas de las piñas son trasportadas hasta algún viejo árbol cuya corteza esté bien agrietada o con rugosidades o protuberancias pronunciadas. Allí incrusta las piñas y hábilmente les va dando la vuelta según vacía cada lado. De esta forma no sólo en el suelo pueden ser vistas las piñas vacías, sino metidas entre las hendiduras de la corteza, lo que causa todavía mayor sorpresa al observador que desconoce este hábito del picapinos.

Su astucia es tan grande que de no haber un árbol adecuado en las cercanías para sus propósitos, pronto excava un pequeño agujero u oquedad donde pueda colocar las piñas para ir despojándolas de las semillas. Muy frecuentemente el pájaro llega con una piña y como su yunque está ocupado por una piña vacía que no ha tenido la precaución de quitar previamente, con gran habilidad coloca la piña nueva entre su pecho y el árbol y con el pico arroja fuera la otra.

En el norte de Iberia los robles viejos y algunos castaños son usados como yunques con preferencia a otras especies. Venables (1938) encontró al pie de dos grandes pinos casi 2.000 piñas comidas por el pico picapinos. Un sólo pájaro puede comer las semillas de 40 piñas diarias. En adición a esta costumbre se debe añadir que este pico es el más vegetariano de todos y no desprecia la oportunidad de comer otros muchos frutos silvestres e incluso cultivados.

En Asturias los «fayucos» forman una considerable parte de su dieta en los grandes hayedos, pero también se le ha visto picotear bellotas de roble, y el fruto de la hiedra. No obstante, la alimentación de origen animal es considerable a partir de marzo. Su actividad es incansable y un árbol puede quedar limpio de insectos en sólo 15 minutos. En adición a esto resulta ser un gran depredador de nidos. Muchos huevos son robados y comidos por este pájaro, pero también se dice, que los pollos todavía sin emplumar de algunas especies de pequeños pájaros son extraídos de los nidos y con ellos vuelan a lo lejos.
Insectos

La gama de insectos capturados entre la madera incluye todos los perforadores y sus larvas: lepidópteros, coleópteros, dípteros, himenópteros, etc. Además, ya se ha mencionado antes su afición a beber la savia de los árboles, sobre todo al comienzo de la primavera cuando su flujo hacia las ramas es muy grande. Para ello rodean el tronco de lo que los ornitólogos ingleses denominan «el anillamiento de árboles». El pico picapinos circunda el árbol de una hilera continua de pequeños agujeros redondeados en los que bebe la sabia que brota. Esto hace con preferencia sobre una determinada especie de tilo (Tilia americana). También algunas coníferas son objeto de su atención y la resina que gotea en los agujeros es sorbida con fruición. Sorprende bastante que un pájaro tan adaptable y que es capaz de alimentarse de tan variadas fuentes no alcance en la Península Ibérica una mayor densidad. Sobre todo si tenemos en cuenta que el anidar dentro de un agujero lo pone a cubierto de muchos depredadores.
Cortejo

Que el tamborileo tiene una significación amorosa no ofrece dudas, pero en adición a él hay que señalar los vuelos que ambos adultos efectúan a partir del mes de marzo y que llaman la atención por la forma de espiral que dibujan en el aire y sobre todo por la gran excitación que los pájaros muestran una vez posados contra el tronco del árbol, dejando las alas entreabiertas y temblorosas tal como si trataran de abanicarse.
Nido

El pico picapinos anida en el interior de un agujero que ambos sexos excavan a variable altura en el tronco de un árbol de especie variable, según el biotopo ocupado. No siempre hacen un nuevo agujero, sino que a menudo uno viejo de ellos mismos o de otra especie es usado año tras año.
Huevo de Dendrocopos major

Muy corrientemente en bosques no demasiado densos los agujeros del pito real son los más favorecidos. La forma es bastante parecida exteriormente a la de Picus viridis, pero el interior resulta más abolsado y más ancho. Cuando el picapinos hace él su oquedad ésta tiene forma elíptica u oval y muy rara vez se puede ver a una altura inferior a 3 metros del suelo. Casi siempre más alta, entre 10 y 12 metros en muchos casos.

El agujero de entrada tiene medidas que oscilan poco, unos 5 x 6 cm poco más o menos y penetra 12-13 cm para descender verticalmente ensanchándose en forma de bolsa. Esta tiene una dimensión en su parte más ancha de 13-14 cm de diámetro y alcanza a menudo una profundidad de 3 dm, pero también hay nidos en agujeros no más profundos de 2 dm. Ambos adultos trabajan en su construcción, aunque el macho lo hace con mayor ahínco y además transporta parte de las astillas lejos. La duración de esta operación es variable con el tipo de madera a trabajar y la condición del árbol. Algunos son terminados en una semana y para otros, como los robles Quercus, el trabajo dura casi un mes. En el fondo no se deposita material y únicamente quedan allí pequeños trozos de madera y serrín. Un mismo árbol puede ser utilizado varios años y entonces el último agujero es horadado más bajo cada vez hasta llegar ocasionalmente a estar a una altura de 2 metros.
Puesta

La puesta normal oscila entre 4 y 6 huevos, pero las de 3 y 7 no son raras. Su color es blanco traslúcido y es fácil en ellos seguir el curso de la incubación. Para 100 huevos medidos por Jourdain en Gran Bretaña se obtuvieron promedios de 26,4 x 19,5 mm con un máximo de 29 x 19,6 mm y un mínimo de 21 x 17,3 mm. Verheyen para 86 huevos da un promedio de medidas de 25,3 x 19 mm. y Niethammer en Alemania para 44 huevos encuentra promedios de 25,8 x 19 mm, medidas todas ligeramente superiores al promedio de 10 huevos de la raza hispanus: 25,2 x 19 mm. La incubación es efectuada en gran parte por la hembra, sobre todo durante el día y por la noche parece ser el macho quien ocupa el nido durante no menos de 12 horas consecutivas. Como sucede con todas las especies que anidan en agujeros, resulta difícil precisar la duración de la incubación. En este pájaro Jourdain estima como normal 16 días, Verheyen, 12-13 días, Geroudet, 10-13 días. Las primeras puestas pueden ser encontradas a partir de la segunda semana de mayo y de forma, ocasional, en los últimos días de abril. Hay variaciones considerables, pues nidos con huevos pueden ser encontrados en los bosques del Norte en la primera semana de junio.
Pollos

Los pollos nacen sin plumón ninguno y alimentados por ambos adultos con insectos, pronto se vuelven muy chillones después de unos días en que emiten un curioso siseo cada vez que uno de los padres entra con el cebo. Estos no se alejan nunca mucho del nido y quien observe éste en una zona despejada del bosque, puede ver a la vez el nido y los adultos cazando en las proximidades, normalmente a no más de 250 m de distancia, lo que presupone un territorio muy pequeño. A los 18-21 días los jóvenes picapinos salen del nido y vuelan a ramas próximas donde continúan siendo atendidos. Hasta la edad de 12 días el macho suele permanecer con ellos en el agujero durante la noche y algunas veces se ven salir a él o a la hembra de otro agujero hecho en un árbol cercano y que indudablemente usan como dormidero. En pocas semanas los adultos se desentienden de los jóvenes y comienzan a vagar unos y otros por el bosque. El erratismo dura hasta la siguiente primavera y normalmente los pájaros se ven siempre solitarios.
Migraciones

En los países mediterráneos, incluida la Península Ibérica y en las Islas Británicas el Pico Picapinos es especie eminentemente sedentaria y, salvo condiciones extremas de la climatología, se aleja muy pocos kilómetros de una exigua zona donde anida y se alimenta. Sin embargo, en los países de Europa septentrional realiza migraciones irregulares que le dan un carácter neto de «ave irruptora». Estos movimientos están siempre relacionados con las fluctuaciones que experimentan frutos o plantas que forman la mayor parte de la dieta de otoño e invierno. Las migraciones irruptoras propenden desde el Este hacia el Oeste y desde el Norte al Sur. En el Norte de Europa son varias las especies de aves irruptoras que se dirigen al Sur, Sudoeste y Sudeste. Pocas, no obstante, alcanzan la Península Ibérica por lo que hasta ahora sabemos.

Sin embargo, hay que señalar que los picos picapinos anillados dieron recuperaciones muy al Sur. Así, uno marcado como pollo en Noruega fue recuperado en noviembre del siguiente año, coincidiendo con la irrupción de 1962, en Basses Pyrenées (Francia) a 1830 km. al Sudoeste de su lugar de anillamiento, ya muy cerca de la frontera española. En Guipúzcoa se nota cierto aflujo otoñal que se sospecha pudiera ser de picapinos extrapirenaicos, pero esto había que comprobarlo con capturas, porque también los nativos se mueven desde el monte hacia zonas costeras pobladas con abundante pinar de Pinus radiata. Las irrupciones afectan a la subespecie Dendrocopos major major y su determinación no es difícil: el promedio alar es considerablemente mayor, 141 mm frente a 127 mm de hispanus. Bernis (1970) resume datos de irrupciones de picapinos y admite la posibilidad de que alguna de estas aves pueda llegar hasta Cataluña, considerando que, por lo menos, una de ellas anillada como invernante en la Camarga francesa fue recuperada en el centro de Rusia dos años más tarde en plena nidificación.

Ha recibido 77 puntos

Vótalo:

Grajilla

59. Grajilla

La grajilla (Corvus monedula) es una especie de ave paseriforme de la familia de los córvidos (Corvidae). Es una de las especies más pequeñas (34–39 cm de largo) de entre los cuervos. Se encuentra en Europa, Asia occidental y Norte de África. Se han reconocido 4 subespecies. Es un ave de pluma... Ver mas
La grajilla (Corvus monedula) es una especie de ave paseriforme de la familia de los córvidos (Corvidae). Es una de las especies más pequeñas (34–39 cm de largo) de entre los cuervos. Se encuentra en Europa, Asia occidental y Norte de África. Se han reconocido 4 subespecies. Es un ave de pluma negra con el cuello gris y el iris de los ojos con un característico color blanquecino. Es un omnívoro y un oportunista, come una amplia variedad de plantas e invertebrados, y también restos de alimentos procedentes de zonas urbanas. La grajilla se puede encontrar en zonas claras de bosques, en granjas y zonas urbanas, también en espacios abiertos y en acantilados.
Descripción

La mayor parte del plumaje es negro o negro agrisado excepto por las mejillas, nuca y cuello, que son entre gris claro a plateado grisáceo. El iris de los adultos es blanco grisáceo o blanco plateado, el único miembro del género fuera de la región Australiana que tiene esta característica. El iris de las jóvenes grajillas es celeste. Es un ave sociable, moviendosé en pares (macho y hembra) o en grandes grupos, aunque los pares de aves se mantienen juntos entre las bandadas.
Distribución y hábitat

Las grajillas son encontradas sobre un amplia área extendiéndose desde el Noroeste de África a través de virtualmente toda Europa, Irán, el Noroeste de India y Siberia, donde habitan estepas, bosques, tierra de cultivo, pastos, acantilados costeros y pueblos.
Comportamiento
Dieta

La grajilla comúnmente recoge comida del suelo pero también la obtiene de los árboles. Come insectos y otros invertebrados, semillas de la hierba y granos, desechos de comida humana en los pueblos, huesos de pescado en la orilla, y comida casera para pájaros más frecuentemente que otras especies de Cuervos.
Grajilla comiendo en el invierno polaco.
Anidado

La grajilla suele anidar en colonias en las cavidades de los árboles, en ocasiones en coníferas tupidas, acantilados o edificios en ruinas. Los huevos, normalmente 4-5, son incubados durante 17-18 días y los polluelos están completamente desarrollados después de 30-35 días.
Canto

El canto es un "tchak-tchak" o "kieek-kieek".
Comportamiento social

Konrad Lorenz estudió las complejas interacciones sociales que ocurrían en grupos de grajillas y publicó las observaciones detalladas de su comportamiento social en el libro King Solomon's Ring (El Anillo del Rey Salomón). Para estudiarlas, Lorenz colocó anillos de colores en las patas de las grajillas que vivían alrededor de su casa en Altenberg, Austria, para identificarlos, y los enjauló en inverno para evitar su migración anual fuera de Austria.

Su libro describe las observaciones de las estructuras de grupos jerárquicos, las aves de mayor jerarquía dominan a las de jerarquía más baja. El libro también contiene sus observaciones sobre los fuertes enlaces macho-hembra; cada miembro de la pareja tiene el mismo rango jerárquico, y cuando una hembra con rango bajo se convierte en la compañera de un macho de alto rango ésta asciende en la escala social.

Se ha observado a las grajillas compartiendo comida y objetos. El acto de dar de comida es raro en los primates, en aves se da principalmente en el contexto del cuidado paternal. Sin embargo las grajillas muestran niveles más altos a la hora de compartir comida que los documentados en chimpancés. La función de este comportamiento no es totalmente entendida, aunque se ha averiguado que es compatible con la hipótesis de mutualismo, reciprocidad y evasión del hostigamiento.2 Defienden a sus congéneres que se encuentran en peligro: "Las aves amenazaban a cuantos pasaban junto a sus crías, que habían caído del nido al suelo, hasta que la policía local las ha rescatado para llevarlas a un centro zoológico."
Otras grajillas

Una especie cercanamente relacionada con la grajilla europea es la grajilla dáurica, (Corvus dauuricus) de Asia oriental. La grajilla europea y dáurica juntas forman el subgénero Coloeus.
Trivia

"Kavka", la palabra checa para Grajilla, es el origen del apellido de Franz Kafka.
En algunas culturas, una grajilla en el techo se dice que predice un nuevo arribo; alternativamente, una grajilla que anida en el techo es una profecía de muerte y cruzarla es considerada de mala suerte.

Ha recibido 76 puntos

Vótalo:

Tórtola Turca

60. Tórtola Turca

a tórtola turca (Streptopelia decaocto) es una especie de ave columbiforme de la familia Columbidae natural de Asia pero ha ido avanzando por toda Europa, llegando a la península Ibérica en el año 1960 en Asturias.1 En la actualidad se encuentra distribuida por toda España. Características... Ver mas
a tórtola turca (Streptopelia decaocto) es una especie de ave columbiforme de la familia Columbidae natural de Asia pero ha ido avanzando por toda Europa, llegando a la península Ibérica en el año 1960 en Asturias.1 En la actualidad se encuentra distribuida por toda España.
Características

Mide entre 28 y 33 cm, aunque pueden llegar a alcanzar los 40 cm, tiene un plumaje sin manchas, los adultos son de un gris claro y se camuflan fácilmente en los edificios de las grandes ciudades. Tienen un característico collar negro ribeteado de blanco en el cuello. Cabeza gris y algo rosada, pecho gris rosado claro, cola grisácea por encima, con punta y bordes blancos por debajo, ancha banda terminal blanca. Pico negro y patas rojizas.

Hay dos variedades de color, la marrón con una ligera tonalidad gris y la blanca. Ambos sexos son iguales en colorido. El macho se distingue de la hembra porque arrulla.
Nido

Casi siempre en árboles, a veces en edificios; el nido es una plataforma tosca de ramas, en algunas ocasiones tapizadas con material vegetal más suave como lo es la materia fecal de ellas mismas. La puesta se realiza de marzo a octubre y consta de dos huevos blancos. La incubación dura 14 días, incuban tanto el macho como la hembra. Los jóvenes abandonan el nido a los 21 días.
Cría en cautividad

Se alimenta de trigo, mijo, avena, alpiste y arroz integral. También aceptan cañamón de buen grado.

El mejor lugar para instalar a esta tórtola es una pajarera tanto de interior como de exterior. Aunque puede permanecer todo el año en una pajarera exterior, es conveniente refugiarla en invierno en una pajarera interior. Si la pajarera tiene arbustos y plantas abundantes se sentirá más a gusto. Hay que proporcionarle siempre que se pueda agua para que se bañe, tanto en invierno como en verano.

Es un ave muy sociable, que se puede instalar con otros pájaros exóticos pequeños. Puede llegar a ser muy confiada y se puede llegar a posar en la mano por sí sola, únicamente por curiosear.

A veces pueden surgir peleas entre machos si la pajarera es pequeña, aunque pocas veces llegan a consecuencias graves. Si los dos machos entran en celo las peleas pueden ser bastante frecuentes y los machos pueden acabar algo desplumados, aunque aparte del plumaje un poco estropeado no hay mayores problemas.

La tórtola turca cría durante todo el año, aunque mucho mejor en primavera, al igual que casi todos los pájaros. Es bastante fácil criar a estas aves si se les proporciona el nido adecuado. Éste será una cesta de medidas 15 x 20 centímetros. La hembra pone dos huevos en días seguidos. Los polluelos nacen a los 16, 17 o 18 días de incubación y abandonan el nido a las tres semanas, aunque si sólo hay un pollo suele abandonar el nido cuando todavía no le han salido todas las plumas. A las 5-6 semanas los pollos son completamente independientes.

A veces se juntan dos o tres hembras en el mismo nido para poner sus huevos. Esto puede ocasionar que los huevos acaben en el suelo, porque cuando se mueven los golpean con las patas intentando ponerse en una buena posición para incubar.

Aunque rellenan muy pobremente el nido luego aceptan gustosamente que con la mano les pongamos palitos a su alcance cuando están dentro del nido. Con paciencia se puede conseguir que rellenen el nido bien, pues a medida que se le van entregando palitos en el pico, la hembra los va poniendo en su sitio, hasta completar el círculo de ramitas característico de los nidos de tórtolas. Es divertido observar construir sus nidos y gratificante ver cómo confían en ti de semejante manera las aves. La época en la que mejor crían es en primavera.

Ha recibido 75 puntos

Vótalo:

Cotorra Monje/Argentina

61. Cotorra Monje/Argentina

La cotorra monje, cotorra argentina o cotorrita verdigrís (Myiopsitta monachus) es una especie de ave de la familia de los loros (Psittacidae) que se distribuye de forma natural por Sudamérica, y que ha sido introducida en numerosos países. Es apreciada como mascota; nacen en verano, y sus nidos... Ver mas
La cotorra monje, cotorra argentina o cotorrita verdigrís (Myiopsitta monachus) es una especie de ave de la familia de los loros (Psittacidae) que se distribuye de forma natural por Sudamérica, y que ha sido introducida en numerosos países. Es apreciada como mascota; nacen en verano, y sus nidos los hacen a una altura que puede alcanzar los 10 metros.
Descripción

Es de tamaño pequeño, de entre 28 y 31 cm de largo,2 y tiene entre 120 y 140 g de peso.3 Su plumaje es de un verde brillante, con las alas verdes azuladas; la frente, mejillas, garganta, pecho y vientre son grises claros. Su cola es larga y puntiaguda, de color verde, como el dorso; el pico es ocre y las patas son grisáceas.2 3
Distribución

Es originaria de Sudamérica, de la zona centro y sur, desde Bolivia y Brasil hasta Argentina, Paraguay y Uruguay. Las introducciones por parte del humano, al comprarla enjaulada y liberarla después, la han extendido por numerosos países de América y Europa, como Chile, Canadá, EE. UU., Francia, España, Italia, etc.3 En Argentina originariamente se encontraba sólo hasta el sur de la provincia de Córdoba pero, con el avance del hombre y la forestación que tuvo lugar en la pampa húmeda, hoy día se hallan colonias hasta en el sur de la provincia de Buenos Aires, lo que hace notar su enorme capacidad de adaptación a otros climas y ecosistemas.
Comportamiento

En la naturaleza vuelan en ruidosas bandadas a gran velocidad, nunca levantando las alas por encima del cuerpo, y aleteando constantemente.[cita requerida]

Es capaz de emitir una amplia variedad de chillidos y graznidos,3 también puede vocalizar o imitar palabras.[cita requerida]
Alimentación

Es una especie principalmente granívora; en la naturaleza se alimenta de semillas de plantas tanto silvestres como cultivadas. Entre las primeras se destacan las semillas de cardo; entre las segundas muestra preferencia por el sorgo, el maíz y el arroz. También consume frutos y flores, así como insectos adultos y sus larvas.3 Pese a la importancia de los elementos vegetales en su dieta, si la ocasión se presenta, las cotorras monje pueden alimentarse de la carne de animales muertos.[cita requerida]

En cautiverio aceptan pan, galletas, hortalizas, carne y otros alimentos.[cita requerida]
Reproducción
Nido comunitario.

Son aves altamente gregarias. Construyen un nido, al contrario que la mayoría de los loros. Nidifican comunitariamente, construyendo nidos que pueden llegar a ser bastante grandes, utilizando ramitas de plantas espinosas entretejidas, y compartiendo cada nido un buen número de parejas.3 El nido lo ubican en árboles o en estructuras artificiales, como torres de radiocomunicación o tendidos eléctricos.

Ponen de 5 a 8 huevos por nidada, y la incubación dura unos 26 días.3 Los huevos se adaptan a cualquier tipo de climas templados o tropicales; esto se da por la protección térmica que proporcionan las cámaras de los nidos coloniales.
Ecología

Sus principales depredadores naturales son las aves rapaces y la comadreja colorada (Lutreolina crassicaudata).[cita requerida] Se ha introducido en España como mascota asilvestrada y hace la competencia y desplaza a las especies autóctonas como el mirlo (Turdus merula) y la urraca (Pica pica).[cita requerida]
Carácter invasor en España

La población de Myiopsitta monachus se ha multiplicado en España, donde las cotorras son ya un problema para especies autóctonas y para los agricultores en varias ciudades y sus alrededores.4 5 Debido a este potencial colonizador y por constituir una amenaza grave para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, esta especie ha sido catalogada en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, aprobado por Real Decreto 1628/2011, de 14 de noviembre,6 estando prohibida en España su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico y comercio.

En el caso de Madrid, donde existe una población elevada de estas aves, la Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, establece en el artículo 22, de la Orden 1613/2013, de 25 de junio, el permiso regulado para la captura y muerte de cualquier ejemplar de cotorra de Kramer (Psittacula krameri) y de cotorra argentina (Myiopsitta monachus) durante la práctica de cualquier actividad cinegética autorizada, durante los períodos hábiles de caza. Además, faculta a todos los municipios de la Comunidad de Madrid para establecer mecanismos de control de las especies de fauna declaradas como exóticas invasoras.7
Subespecies
Aterrizando.

Tiene descritas 4 subespecies:8

Myiopsitta monachus monachus; sudeste de Brasil, Uruguay y noreste de Argentina.8 30 cm de longitud y de 14,5 a 16 cm de envergadura.[cita requerida] Subespecie nominal.
Myiopsitta monachus calita; oeste de Argentina, de Salta al oeste de Córdoba, Mendoza y La Pampa.8 27 cm de longitud y de 13,5 a 14,5 cm de envergadura. De menor tamaño que la nominal, con el pico proporcionalmente más pequeño. No tiene nada de azul en la cabeza, pero sí tiene ligeramente azulado el vientre.[cita requerida]
Myiopsitta monachus cotorra; sur de Bolivia, Paraguay, noroeste de Argentina y sur de Brasil.8 27 cm de longitud y de 13 a 14,5 cm de envergadura. De menor tamaño, semejante a la M. m. calita, pero con la coloración verde más brillante, y con el vientre menos amarillento que la M. m. luchsi.[cita requerida]
Myiopsitta monachus luchsi; valles intramontanos xéricos en Bolivia central (conocida como cotorra o lorita boliviana);8 es una población aislada, con una pequeña cantidad de individuos y un estatus reservado. 30 cm de longitud y de 14,5 a 16,5 cm de envergadura. Tiene el pico más estrecho, la coloración gris en un tono pálido, sin rayado en la parte superior del pecho y con el vientre de color amarillo. Las remeras primarias y la cara interior de las timoneras son completamente azules.[cita requerida]

Como mascota
Cotorra monje adiestrada.

La cotorra monje es un ave que desde hace muchos años es buscada como mascota, especialmente entre los argentinos. A tales fines, se acostumbra derribar sus nidos en épocas de verano, donde se extraen los polluelos (más de 30 por nido), y se venden lo más jóvenes posibles, ya que la crianza temprana las hace más domesticables. Son mascotas sumamente inteligentes, pueden aprender a imitar gran cantidad de palabras, pero a la vez son muy bulliciosas, demandantes de atención y cariño, con mucho carácter, y muy territoriales, por lo que no es raro que ataquen a sus propios dueños cuando las manipulan o manipulan su jaula. En cautiverio se reproducen con facilidad, pero al haber tantas colonias en estado silvestre, no se acostumbra estimular su reproducción en cautiverio.

Ha recibido 74 puntos

Vótalo:

Pito Real

62. Pito Real

El pito real (Picus viridis) es una especie de ave de la familia de los pájaros carpinteros. Se distribuye por la mayor parte de Europa y el oeste de Asia. Habita en todo tipo de masas forestales, incluso zonas de matorral, y también en parques y jardines en zonas urbanas. Su población se estima... Ver mas
El pito real (Picus viridis) es una especie de ave de la familia de los pájaros carpinteros. Se distribuye por la mayor parte de Europa y el oeste de Asia. Habita en todo tipo de masas forestales, incluso zonas de matorral, y también en parques y jardines en zonas urbanas. Su población se estima entre 920.000 y 2.900.000 ejemplares.1
Taxonomía

Tiene descritas cuatro subespecies:2 3

P. v. innominatus (Zarudny & Loudon, 1905) - Montes Zagros (suroeste de Irán)
P. v. karelini Brandt, 1841 - Sureste de Europa y Asia Menor, norte de Irán y suroeste de Turkmenistán.
P. v. sharpei (Saunders, H, 1872) - Península Ibérica
P. v. viridis Linnaeus, 1758 - Mayor parte de Europa, hasta Pirineos, norte de Yugoslavia y Rumanía.

Descripción

Es un pájaro carpintero grande, mide de 30 a 36 cm, y tiene una envergadura alar de entre 45 y 51 cm. Por encima su plumaje es de color verdoso, con el obispillo más amarillo; por debajo es blanquecino. El píleo (parte de arriba de la cabeza) y la nuca son de color rojo, el ojo es blanco y está rodeado de una zona negra; y su bigotera es negra. Ambos sexos son muy similares, el macho tiene el centro rojo de la mancha negra de la bigotera, mientras que la hembra carece de ese rojo. Los juveniles son parecidos a los adultos en el patrón de colores de su plumaje, pero éste está cubierto por un profuso moteado.4

Las poblaciones de la subespecie ibérica (P. v. sharpei) no tienen negro alrededor del ojo, si no gris oscuro, y el negro en la bigotera del macho es más escaso.4

Su reclamo es muy característico, es una especie de carcajada larga y resonante "kaiü-kaiü-kaiück". Su canto va acelerando y es descendente en tono.4
Comportamiento

Es un ave asustadiza y difícil de observar, y muchas veces se detecta su presencia por su reclamo. Se alimenta principalmente de invertebrados que viven en la madera, como termitas y diferentes larvas de escarabajo y crisálidas o larvas de hormiga. Tiene un vuelo muy ondulante.4

Ha recibido 73 puntos

Vótalo:

Urogallo

63. Urogallo

El urogallo (Tetrao urogallus) es una especie de ave galliforme de la familia Phasianidae.2 Se distribuye por buena parte de la Europa boreal (Escandinavia, Región báltica y Rusia) y en pequeños enclaves de montaña de zonas templadas como la Cornisa Cantábrica, los Pirineos, los Alpes y el Jura... Ver mas
El urogallo (Tetrao urogallus) es una especie de ave galliforme de la familia Phasianidae.2 Se distribuye por buena parte de la Europa boreal (Escandinavia, Región báltica y Rusia) y en pequeños enclaves de montaña de zonas templadas como la Cornisa Cantábrica, los Pirineos, los Alpes y el Jura.

En España, desde 1979 se ha vedado la caza de esta especie, y desde 1986 tiene la catalogación de especie protegida aunque esto no ha supuesto un incremento en la población hasta el momento. Se le considera una reliquia de la era glaciar, pues tras este período la población se fue desplazando a las regiones frías de Europa y la alta montaña.
Descripción
Hembra.
Esqueleto de Tetrao urogallus

El urogallo presenta un gran dimorfismo sexual. Los machos y hembras se diferencian fácilmente por su tamaño y coloración. Los machos son más grandes, pesan entre 3,3 y 6,7 kg. El ejemplar más grande registrado en cautividad pesaba 7,2 kg. Pueden medir de 74 a 115 cm y tener una envergadura alar de unos 1,2 m. Presentan una coloración general que va del gris muy oscuro al pardo oscuro, con reflejos verdes metálicos en las plumas del pecho. Las plumas del vientre y la parte inferior de la cola varían del color negro al blanco, dependiendo de la raza a la que pertenezcan. Se caracterizan por tener unas plumas debajo del pico en forma de barba, una cola en forma de abanico y unos tubérculos rojos sobre los ojos.

Las urogallinas son más pequeñas, pesan aproximadamente la mitad que los machos. Su cuerpo desde el pico a la cola mide aproximadamente entre 54–64 cm, tienen una envergadura alar de unos 70 cm y pesan entre 1.5-2.5 kg. El plumaje de sus partes superiores son pardas con un jaspeadas en negro, su vientre es ligeramente más claro y amarillento.

Ambos sexos presentan manchas blancas en sus hombros. Tienen las patas cubiertas de plumas, especialmente en las estaciones frías, lo que les protege de las bajas temperaturas. Sus dedos son cortos y anchos para no hundirse en la nieve.

Los pollos tienen una coloración similar a las hembras, que les permite camuflarse, con un penacho de plumas negras. A partir de los 3 meses empiezan a adquirir su coloración de machos o hembras adultos.
Taxonomía
Hembra en el sur de Alemania.

Fue descrito en 1758 por Lineo en su Systema naturae con su actual nombre binomial.3

Está cercanamente emparentado con el urogallo de pico negro (Tetrao parvirostris), que cría en la taiga de Rusia oriental y el norte de Mongolia y China.

Tiene descritas numerosas subespecies, aunque las fuentes divergen en su número, unas soteniendo nueve,4 y otras doce.5

T. u. aquitanicus Ingram, 1915 - Pirineos
T. u. cantabricus Castroviejo, 1967 - Cordillera Cantábrica
T. u. major C. L. Brehm, 1831 - Alemania hasta el sureste de los Países Bálticos y Península Balcánica.
T. u. rudolfi Dombrowski, 1912 - Montes Cárpatos y montañas Ródope.
T. u. taczanowskii (Stejneger, 1885) - Siberia central hasta los montes Altai y el noroeste de Mongolia.
T. u. uralensis Menzbier, 1887 - Sur de los montes Urales y suroeste de Siberia.
T. u. urogallus Linnaeus, 1758 - Escandinavia
T. u. volgensis Buturlin, 1907 - Centro y sureste de Rusia.
T. u. kureikensis Buturlin, 19274
T. u. lonnbergi - Península de Kola5
T. u. karelicus - Finlandia y Carelia5
T. u. pleskei - Bielorrusia, norte de Ucrania y Rusia europea.5
T. u. obsoletus - Norte de Rusia y norte de Siberia hasta los tramos altos del río Lena.5

Hábitat

Vive en zonas montañosas con bosques claros y abiertos de coníferas donde haya abundante vegetación herbácea, agua y bayas. Suele dormir en las ramas horizontales de los árboles, lo que se hace un requisito para su presencia.

El urogallo se caracteriza porque tiene una dieta estacional, que corresponde a:

En verano, se alimenta de hierba, larvas y crisálidas de hormiga, bellotas, hayas, lagartijas e incluso serpientes.
En invierno, se alimenta de diferentes especies de brotes de árboles: de haya, amentos de abedul, acículas de pino y hojas de acebo.
En primavera se alimenta de brotes de haya y otras especies herbáceas.
En otoño la alimentación principal es el arándano.

Reproducción
Huevo de Tetrao urogallus urogallus
Macho con su cola desplegada emitiendo su reclamo.
Macho cantando durante la época de celo, en el Valle de Arán, en Pirineos

La época de celo dura desde marzo hasta el primer tercio de mayo. El urogallo profiere gritos de reclamo al amanecer y al atardecer desde algún punto elevado atrayendo a las gallinas; estos gritos le dieron este nombre al animal pues se decía que eran parecidos a los del uro (bóvido extinto). Luego se posa en el suelo y cubriendo un territorio de 50 o 100 m de diámetro continúa con sus reclamos y copulando con varias gallinas en un mismo día.

Las gallinas ponen entre cinco y doce huevos en un hoyo en el suelo donde son objetivo fácil para el jabalí, los perros, comadrejas y el azor. Además la mortandad de los polluelos es muy alta en las primeras semanas de vida, por lo que su población aumenta muy lentamente.
Amenazas a la especie

Si bien el urogallo está protegido desde 1986 en toda España, su población ha ido disminuyendo poco a poco desde entonces hasta niveles alarmantes.6 Aunque la caza furtiva es cada vez más perseguida y causa menos daños, es la destrucción o alteración del hábitat natural del urogallo lo que provoca su desaparición:

Densificación de las masas forestales: Por abandono de las prácticas tradicionales, en el rango cantábrico desde los años 70 del siglo XX y en el rango pirenaico por el avance del abetal.
Deforestación: provoca la escasez de los árboles de los que se alimenta y donde vive.
Actividades humanas: ganadería, cacerías de otras especies como el jabalí o actividades deportivas como el senderismo, esquí o el alpinismo alteran la tranquilidad que requiere el urogallo para su reproducción en la época de celo, además de que modifican su entorno natural mediante pistas forestales, sendas artificiales o instalaciones deportivas.
Urbanismo: los vuelos del urogallo son muy cortos y a baja altura posándose cada cierta distancia en las ramas. Una simple valla, un cable de alta tensión o el despeje de una zona para zona de pastos impedirán gravemente su desplazamiento y, por lo tanto, su capacidad reproductora.
Modo de reproducción: el macho emite durante el celo una especie de grito al amanecer y al atardecer que requiere la no interferencia de actividades humanas. Igualmente el modo de puesta de huevos da pocos polluelos viables.

De las subespecies peninsulares es el urogallo cantábrico (T. u. cantabricus) la que tiene las peores perspectivas de futuro a medio plazo pues sus poblaciones comienzan a estar aisladas entre sí sin posibilidad de renovación genética. La población de urogallos en Galicia se considera prácticamente extinguida dado que está aislada del resto. En Cantabria se le considera extinto y quedan algunas unidades remanentes en el entorno de Picos de Europa sin viabilidad ninguna, a pesar de que no hace muchas décadas esta especie se extendía hasta la Sierra de Híjar y las cabeceras del Saja y Nansa.7 En Asturias y León las poblaciones empiezan a estar desconectadas y a perder capacidad reproductiva. Se han propuesto diversos planes de actuación pero todos con poco o nulo éxito. La reciente declaración de parte de la Cordillera Cantábrica como Reserva de la biosfera puede suponer un pequeño salvavidas. Otros planes han propuesto su cría en cautividad y el cruce genético forzado entre ejemplares de distintas poblaciones.

Al contrario de la creencia general y de cierto sector académico, el factor determinante para el urogallo cantábrico es la estructura, y no la especie de árbol, de su habitat. Por tanto y ante la extinción antrópica de los pinares cantábricos, ha debido adaptarse, desde la Edad Media a los bosques caducifolios, claramente subóptimos y que han mantenido a la especie en un tenso equilibrio. La baja altura relativa de su hábitat sobre el nivel del mar, el caracter hiperhúmedo atlántico y la orientación norte no favorecen a la especie. Estos factores fueron contrarrestados por una fortísima intervención humana sobre su hábitat que permitía mantener en bosques caducifolios la peculiar estructura de hábitat que precisa.

Ha recibido 72 puntos

Vótalo:

Paloma Bravía

64. Paloma Bravía

La paloma bravía (Columba livia) es una especie de ave columbiforme de la familia Columbidae. Es el ancestro de las palomas domésticas, con las que se entrecruza, lo que demuestra lo estrecho de su parentesco. Anida en las paredes rocosas, por lo que se la llama también comúnmente "paloma de las... Ver mas
La paloma bravía (Columba livia) es una especie de ave columbiforme de la familia Columbidae. Es el ancestro de las palomas domésticas, con las que se entrecruza, lo que demuestra lo estrecho de su parentesco. Anida en las paredes rocosas, por lo que se la llama también comúnmente "paloma de las rocas". Se parece mucho a la paloma doméstica típica, pero ésta última posee un genoma muy diverso y en consecuencia, algunas presentan formas y colores muy diferentes. En la actualidad es difícil distinguir las salvajes de las domésticas típicas, y las primeras son cada vez menos frecuentes.
Subespecies

Se conocen 9 subespecies de paloma bravía:2

Columba livia livia Gmelin, 1789 - Es la subespecie típica; es propia de Europa occidental y meridional, norte de África y Asia, desde Turquía hasta el oeste de Kazajistán, Cáucaso, Georgia e Irak
Columba livia dakhlae Meinertzhagen, 1928 - Está confinada a dos oasis del centro de Egipto. Es más pequeña y mucho más pálida que la subespecie típica.
Columba livia gaddi Zarudny & Loudon ,1906 - Desde Azerbaiyán e Irán, y hacia el este hasta Uzbekistán. Es más grande y más pálida que C. l. palaestinae, con la que se mezcla en el oeste.
Columba livia gymnocycla Gray, Gr., 1856 - Del Senegal y Guinea hasta Ghana y Nigeria. Es más pequeña y mucho más oscura que C. livia livia, con la cabeza y el vientre casi negros y la iridiscencia del cuello extendida a la cabeza.
Columba livia intermedia Strickland, 1844 - Propia de Sri Lanka y la India al sur del Himalaya. Es similar a C. livia neglecta, pero es más oscura.
Columba livia neglecta Hume, 1873 - Se halla en las montañas del este de Asia Central. Es de tamaño similar a C. livia livia, pero es más oscura con el brillo iridiscente del cuallo más marcado y extenso. En el sur se mezcla con C. livia intermedia.

Columba livia palaestinae Zedlitz, 1912 - Habita desde Siria hasta el Sinaí y Arabia. Es algo mayor y más oscura que C. livia schimperi.
Columba livia schimperi Bonaparte, 1854 - Se halla desde el Delta del Nilo hasta el norte de Sudán. Es muy similar a C. livia targia, pero de color claramente más pálido.
Columba livia targia Geyr von Schweppenburg, 1916 - Habita en las montañas del Sahara y hacia el este hasta el Sudán. Es algo menor que la subespecie típica, con plumaje similar, pero el obispillo es del mismo color que el resto del cuerpo, en vez de blanco.

Palomas domésticas

La paloma bravía fue domesticada por el hombre hace miles de años, dando lugar a la aparición de la paloma doméstica (Columba livia domestica). En la actualidad existen numerosas razas y variedades de éstas, en diversos tamaños, colores y formas.
Detalle de una Columba livia.

El arte y la ciencia de cultivar palomas domésticas se conoce con el nombre de colombicultura. El simple afecto por las palomas en general, se denomina "colombofilia". 3

Algunas palomas domésticas han optado por llevar una vida semisalvaje en las distintas ciudades que habitan, donde llegan a causar una larga serie de daños y molestias, al tiempo que representran un problema para la conservación de la salud pública.

En la antigüedad, algunas razas de palomas domésticas (cuya identidad se ignora) fueron usadas ocasionalmente como mensajeras. Los romanos las utilizaron durante el sitio de Mutina. Los musulmanes en la época de las Cruzadas (para comunicar los movimientos de los ejércitos cristianos.) Los holandeses contra los españoles (cuando abrieron las compuertas de sus diques para ahogar a las tropas de sus ocasionales enemigos.)

Algunas palomas domésticas llegaron a ser utilizadas en Europa, esta vez en el ámbito del comercio y también como transportadoras de mensajes, pero en forma regular, práctica que alcanzó a llegar hasta la segunda mitad del siglo XIX, cuando cayó en desuso ante la aparición de nuevos, más rápidos y confiables medios de comunicación a distancia, empezando por el telégrafo óptico o semafórico de los hermanos Chappe (Fr.), que desde París se extendió hasta Bruselas primero, y luego hasta Amsterdam.
Palomas asilvestradas, alimentadas por los ciudadanos, en la Plaza de Cataluña de Barcelona, España.

Una de sus muchas razas, la paloma de carrera, creada especialmente por los aficionados belgas en los alrededores de 1850 para correr carreras, desempeñó un importante papel fungiendo como mensajera en diferentes conflictos bélicos, como fueron, entre otros, la Guerra franco-prusiana de 1870-71; la Primera y Segunda Guerra Mundial, la de Corea, Vietnam, etcétera, y muchos de los ejemplares intervinientes resultaron distinguidos con medallas militares por sus extraordinarias prestaciones, que permitieron salvar innumerables vidas.4

Las razas de palomas domésticas que por sus formas, colores o habilidades (como es el caso de las acróbatas), son denominadas respectivamente "de mesa, exhibición, lujo o fantasía", cuentan con una enome variedad de asombrosos representantes, como las dragonas, carriers, bagadais, gallinas, mundanas, carneau, buchonas, colipavas, capuchinas, moñudas, turbitas, golondrinas, rizadas, tambores, etcétera, etcétera. Por ser tan excéntricas, Darwin las llamaba "monstruos creados por el hombre" (que aprovechó principalmente la aparición de determinadas mutaciones genéticas.)

Ha recibido 71 puntos

Vótalo:

Aguilucho Pálido

65. Aguilucho Pálido

El aguilucho pálido2 o gavilán rastrero (Circus cyaneus) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae, ampliamente difundida en Eurasia y América. Nombres comunes También se conoce como aguililla rastrera, aguilucho de ciénaga, o gavilán campestre pálido o de ciénaga... Ver mas
El aguilucho pálido2 o gavilán rastrero (Circus cyaneus) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae, ampliamente difundida en Eurasia y América.
Nombres comunes

También se conoce como aguililla rastrera, aguilucho de ciénaga, o gavilán campestre pálido o de ciénaga.
Características

Las hembras alcanzan los 50 cm de longitud, mientras que los machos apenas superan los 40, llegando a alcanzar los 700 y 400 g de peso respectivamente; la envergadura de sus alas es de unos 125 cm.
Historia natural

Caza buscando en el suelo con un vuelo de planeo rápido y bajo. Suele mantener las alas en forma de V obtusa, con lo que puede sorprender a aves pequeñas o incapacitadas, pequeños roedores e incluso insectos grandes. Habita en parajes abiertos como páramos, pantanos, praderas esteparias o dunas de arena.

Pone hasta 9 huevos, de color blanco-azulado, en un nido realizado en el suelo; se les puede ver descansando en grupos de hasta 10 ejemplares.
Subespecies

Se reconocen dos subespecies de Circus cyaneus, una en Eurasia y otra en América:3

Circus cyaneus cyaneus - Eurasia
Circus cyaneus hudsonius - Norteamérica; invernante en el norte de Sudamérica.

Ha recibido 70 puntos

Vótalo:

Verderón Común/Europeo

66. Verderón Común/Europeo

El verderón europeo o verderón común2 (Carduelis chloris) es un pequeño pájaro cantor del orden de los Passeriformes y de la familia Fringillidae (como los pinzones). Es una especie común en la Península ibérica. Descripción Mide de 13 a 15 cm de largo. El macho es de color verde amarillento... Ver mas
El verderón europeo o verderón común2 (Carduelis chloris) es un pequeño pájaro cantor del orden de los Passeriformes y de la familia Fringillidae (como los pinzones). Es una especie común en la Península ibérica.
Descripción

Mide de 13 a 15 cm de largo. El macho es de color verde amarillento, con llamativas manchas amarillas en las alas y cola. La hembra es de color más apagado y tienen tonos marrón castaño en la parte posterior, y las manchas de sus alas y cola son de color amarillo pálido.3
Subespecies

El C. chloris (forma nominal) se encuentra por toda Europa de Norte a Sur. Ha sido introducido en Argentina, Uruguay, Nueva Zelanda y Australia.

Existen tres subespecies catalogadas:

C. chloris aurantiventris: desde el Sur de Europa al Norte de África.
C. chloris chlorotica: Siria y desde el Líbano a Egipto.
C. chloris turkestanica (Zarudny, 1907): Montañas del Cáucaso, Irán, Afganistán e Irán.

Canto

Su gorjeo es bastante articulado e intercala algunas notas típicas de llamada cho-roro, chi-ri-ri, chuing-chuing, cuando entán en grupo emiten un chuiit de tono más elevado que los pinzones4 nasal, que parece como si fuera producido por una inspiración forzada. Imita también los cantos de otras aves.
Menú
0:00
Alimentación

Su pico corto y cónico es lo suficientemente poderoso para abrir semillas grandes y duras. Semillas de cereales, tomadas sólo cuando estas se han desprendido de la espiga; semillas de árboles: sámaras de olmo (Ulmus minor), tilo (Tilia spp.) y fresno (Tecoma amarilla), piñones; bayas como las de tejo (Taxus baccata), zarza (Rubus ulmifolius) y escaramujo (Rosa canina); insectos, entre los cuales se cuentan áfidos, hormigas, escarabajos y también arañas. En algunas ocasiones devora los brotes de árboles frutales, pero raramente hasta el punto de constituir una plaga. En otoño visita los viñedos y frutales para comer fruta madura.

Soporta bien los rigores del invierno y sabe encontrar su alimento incluso cuando la capa de nieve es espesa.
Hábitat

En aquellas zonas de vegetación escasa y poco densa se confina en los pinares, que constituyen quizás su hábitat original. En todos los demás lugares se le encuentra en los alrededores de casas, jardines y granjas, permaneciendo ausente de los lugares más remotos de la campiña. A finales del verano, se congrega en grandes bandadas, que merodean por los campos arados y silos en busca del grano caído y semillas de plantas silvestres, especialmente aquellas que medran en terreno cultivado.
Reproducción

Cuando llega el mes de marzo el macho alterna su silbido inspirado con un vuelo ascendente desde la rama en que se posa y una especie de suspensión en el aire por medio de lentos aleteos, a la manera de las mariposas o murciélagos, sin cesar de gorjear. Esta acción constituye la parte principal de su exhibición galante.

Cría en las arboledas y arbustos tupidos de las zonas habitadas, parques, jardines, huertos, frutales y en los cipreses de los cementerios y todos los bosquecillos e hileras de árboles del ámbito rural. Tiende a anidar en grupos. Por regla general, el nido suele ser construido en un seto o arbusto verde con raicillas finas, musgo y lana; es revestido de raíces, pelos, plumas. Los huevos, de 4 a 6, son puestos en mayo; su color varía entre el blanco sucio y el azul verdoso con manchas pardas, rojizas o violáceas, y sus dimensiones son de 19 por 12 mm. Sólo la hembra cuida de la incubación, que dura dos semanas; entre tanto, es alimentada por el macho que permanece inmóvil desde un posadero cercano. Luego ambos, una vez nacidas las crías, los alimentan durante 13-16 días por regurgitación de insectos y de semillas aplastadas. Piden alimento a sus padres con un <<duil-duil>> interminable. Cuando la hembra se dispone a hacer otro nido, el padre tiene que quedarse sólo a cargo de ellas hasta que consigan el alimento por sí mismas. Cuando adquieren sus primeras plumas, permanecen junto a sus padres, formando un grupo familiar muy unido. Realizan dos puestas anuales, ocasionalmente tres.

Al final de la época de cría se reúnen en bandadas numerosas que incluyen también pájaros migrantes que llegan del norte en otoño y vuelan sin rumbo a través de bosques, campos, estepas y cultivos

Ha recibido 70 puntos

Vótalo:

Aguilucho Lagunero Occidental

67. Aguilucho Lagunero Occidental

El aguilucho lagunero occidental2 (Circus aeruginosus) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae que se distribuye por buena parte del Viejo Mundo. Como su nombre común indica suele encontrase en zonas de humedales. Subespecies Se reconocen dos subespecies de Circus... Ver mas
El aguilucho lagunero occidental2 (Circus aeruginosus) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae que se distribuye por buena parte del Viejo Mundo. Como su nombre común indica suele encontrase en zonas de humedales.
Subespecies

Se reconocen dos subespecies de Circus aeruginosus:3

Circus aeruginosus aeruginosus - Paleártico occidental y central; invernante en el sudeste asiático e islas de la Sonda.
Circus aeruginosus harterti - de Marruecos a Túnez.

Ha recibido 69 puntos

Vótalo:

Lúgano/Jilguero Lúgano

68. Lúgano/Jilguero Lúgano

El lúgano,4 lugano5 o jilguero lúgano6 (Spinus spinus) es una especie de ave paseriforme de la familia de los fringílidos (Fringillidae). Es muy común por toda Europa y Asia, se le encuentra en zonas boscosas, tanto de coníferas como en bosques mixtos, donde se alimenta de semillas de todo tipo... Ver mas
El lúgano,4 lugano5 o jilguero lúgano6 (Spinus spinus) es una especie de ave paseriforme de la familia de los fringílidos (Fringillidae). Es muy común por toda Europa y Asia, se le encuentra en zonas boscosas, tanto de coníferas como en bosques mixtos, donde se alimenta de semillas de todo tipo, especialmente de alisos y coníferas.

Es un pájaro pequeño de plumaje pardo-amarillento, diferenciable de otros fringílidos parecidos por su patrón de colores: alas negras, obispillo amarillo y flancos listados. Macho y hembra son diferentes. El macho tiene parte de la cabeza negra y la hembra tiene un aspecto más listado y de color más verdusco. Es una especie muy confiada, sociable y activa. Por esto, por su aspecto y por su canto se la aprecia y se cría en cautividad.

Sigue un patrón extraño de migración: cada pocos años, en invierno, se desplaza masivamente al sur, por causas no del todo conocidas pero que tienen que ver con factores climáticos y sobre todo de disponibilidad de alimento. Así zonas donde no es muy abundante sus poblaciones invernantes se multiplican.
Taxonomía y filogenia

Fue descrito por Carlos Linneo en 1758, como Fringilla spinus.7 En 1760, Brisson describió el género Carduelis, donde tradicionalmente se incluía a esta especie, hasta que recientemente este género se dividió y a esta especie se la incluyó en el género Spinus.8 9 Aún algunos autores la siguen tratando dentro del género Carduelis.10 11

A pesar de contar con una gran área de distribución es una especie monotípica, es decir, no tiene descritas subespecies.8 10 Esto podría explicarse debido a varios factores como:12

En una misma temporada de cría, varias nidadas cada una en diferentes lugares.
Variabilidad espacial interanual en las zonas de cría de cada individuo.
Invernada muy masiva que supone un intercambio genético constante.

Es la especie viva más cercanamente relacionada con S. atriceps, S. pinus y S. dominicensis, que son una de las tres radiaciones norteamericanas del género Spinus.


Descripción

Es un ave bastante pequeña, midiendo entre 11 y 12,5 cm de largo.4 Pesa entre 10 y 18 gr.13 Tiene una envergadura alar que varía entre 20 y 23 cm.3

Presenta un claro dimorfismo sexual. El macho tiene un dorso oliváceo listado; obispillo amarillo; lados de la cola amarillos, y punta de la misma negra; alas negras con una distintiva franja alar amarilla; pecho amarillento que según se baja hacia la cloaca se va blanqueando y listando; y en la cabeza tiene los auriculares amarillos, y el píleo y el babero negros.4 La cantidad de negro en el babero es muy variable entre machos, y se ha relacionado su mayor tamaño con mayor dominancia dentro del grupo.14 La hembra tiene un plumaje más oliváceo que el macho. Difiere de él en que su píleo y sus auriculares son de un color verdoso; babero blanco; y un obispillo de un color amarillo blanquecino levemente listado. Los jóvenes son más parecidos a las hembras, con colores más parduscos y un plumaje más apagado.4

El lúgano tiene un pico determinado por su alimentación; así es fuerte, aunque al mismo tiempo algo fino, para poder conseguir las semillas de las que se alimenta. Las patas y los pies son de color marrón oscuro y el iris es negro. Su vuelo es parecido al de otros fringílidos: rápido y ondulado.13

Es fácil de reconocer, pero en algunos casos se puede confundir con otros fringílidos como el verderón serrano, el verderón común, o el verdecillo.15

Su vuelo es parecido al de otros fringílidos: rápido y ondulado.13
Canto y reclamo

Tiene dos reclamos, ambos de gran alcance, pero contrapuestos: uno es descendente y el otro ascendente; sus onomatopeyas podrían ser “tilu” y “tluih”.4 También en ocasiones emite un chirrido traqueteante áspero.4

El canto es similar al de otros fringílidos, un gorjeo y trino fluido y rápido, que mantienen largo tiempo y que interrumpen ocasionalmente por una sílaba más fuerte o cortante. Cantan durante todo el año y a menudo en grupo.3 4
Menú
0:00
Distribución y hábitat
Macho en un comedero.

Se distribuye por la mayor parte de Eurasia y el norte de África. Su área de cría está separada en dos zonas, cada una en un lado del Paleártico: costa oriental de Asia y centro y norte de Europa.16

En Europa Central y algunas cordilleras del sur del continente se le puede encontrar todo el año. Es estival en el norte de Escandinavia y de Rusia; en la cuenca mediterránea y en torno al Mar Negro es invernante. En China cría en los Gran Khingan y Khingan Menor (Mongolia Interior) y en la provincia de Jiangsu; e inverna en Tíbet, Taiwán, valles del curso bajo del Yangtsé, y costa del sureste.17

Su distribución estacional también está marcada por el hecho de que sigue un patrón anómalo de migración. Cada pocos años sus migraciones al sur son mucho mayores, y las poblaciones invernantes en la península ibérica se multiplican.3 4 Este suceso ha sido objeto de diversas teorías, como que se produce en los años de fuerte fructificación del abeto rojo en el centro y norte de Europa, lo que hace aumentar en gran medida las poblaciones de lúgano,16 o que se da en años de una gran fructificación de alisos y abedules.3

Es una divagante ocasional en Norteamérica,18 donde el jilguero de los pinos (Spinus pinus) es su especie vicariante.14 Esta ave puede haber llegado a América procedente de Asia19 20 o también desde Europa (a través de Groenlandia/Islandia). Spinus spinus se ha visto en las Islas Aleutianas19 20 y en el este de América: en la península del Labrador y en varios puntos de la desembocadura del río San Lorenzo (Canadá) 21 . Esto abre la posibilidad de que esta ave entró, o aún continúa intentando entrar y establecerse, en América a través de Groenlandia/Islandia desde el oeste de Europa.

Es un ave que no se asienta por largo tiempo en un área, sino que varía mucho sus áreas de cría, alimentación, invernada de año en año.

Su hábitat son las zonas forestales, a cierta altitud, del piso montano y con cierta predilección por las zonas más húmedas.4 16

En época de cría prefieren las zonas forestales de coníferas, aunque también se le encuentra en bosques mixtos; mientras que en invierno gustan de rastrojeras y cultivos, y áreas con árboles con semillas.
Comportamiento
Ejemplar macho posado y visualizando su próximo e inmediato destino.

Es un pájaro muy activo e inquieto. Muy social, forma grupos especialmente en otoño e invierno que suelen ser bastante pequeños y muy cohesionados, aunque pueden ser muy grandes. También en ocasiones se mezcla en grupos mixtos con otros fringílidos.3 22 Con respecto al ser humano resulta bastante confiado, pudiéndosele observar a poca distancia.

En la época de cría es mucho más tímido, solitario y difícil de ver; en base a esto existe una leyenda alemana que dice que los lúganos guardan una piedra mágica en su nido que les convierte en invisibles.23

Es una de las pocas especies de aves en las que se ha descrito el llamado “allofeeding”, comportamiento que se basa en el que los subordinados (del mismo sexo) regurgitan comida a los líderes dominantes del grupo;24 lo que contribuye a una gran cohesión en los grupos e implica una estructura jerárquica muy fuerte.25
Alimentación
Pareja (macho arriba) alimentándose en un aliso. Ilustración de Naumann.

Es una especie principalmente granívora. Varía su alimentación dependiendo de la época del año. Se alimenta sobre todo en los árboles, aunque ocasionalmente puede comer en el suelo.3 13

En otoño e invierno su dieta se centra en las semillas de árboles caducifolios como los abedules y sobre todo los alisos.4 También acuden a las áreas de cultivo y pastizales donde junto con otros fringílidos comen las semillas de diversas asteráceas, como cardos, dientes de león, artemisias, centaureas; y otras herbáceas como la hierba de San Juan, las ulmarias, las acederas, etc.3

En primavera, es decir, en su época de cría, se le encuentra en los bosques de coníferas. En este momento su alimentación se fundamenta en un gran pocentaje en las semillas de estos árboles, en especial de los géneros Abies, Picea y Larix.3 También acude a comer a los olmos y los álamos. En caso de que las semillas de coníferas escaseen, los invertebrados o las semillas de asteráceas pueden completar su dieta.3

En verano su alimentación varía más, añadiéndole a la base de semillas de coníferas de su dieta algunas herbáceas: cenizos y compuestas.3
Reproducción
Huevos de Carduelis spinus

Comienzan a reproducirse a la edad de un año.3 Las parejas se forman, en su mayor parte, en el período invernal, previas a las migraciones.26 Los machos compiten agresivamente por las hembras. Como parte del cortejo el macho eriza las plumas del píleo y del obispillo, hinchiéndose, extendiendo la cola y cantando con insistencia.27 También alimentan a la hembra por la que compiten como parte del cortejo.3 Además realiza vuelos de celo, de árbol en árbol, aunque no tan vistosos como el de otros fringílidos.28

Construyen un nido, por lo general, en el extremo de una rama bastante elevada de alguna conífera, de forma que queda bastante escondido y es difícil de observar.28 En la península ibérica hacen sus nidos en abetos, pino albar y pino negral.29 Forman pequeñas colonias (de hasta seis parejas) con los nidos relativamente cercanos.25 El nido es pequeño, con forma de cuenco. Está hecho de pequeñas ramas, hierbas secas, musgo y líquenes y forrado con plumón.28 30 31

A mediados de abril comienza la puesta de la primera nidada.31 La hembra pone entre 2 y 6 huevos.28 30 32 Los huevos son de color blanco o de suaves grises y azules, con pequeñas manchas pardas;28 30 y miden aproximadamente 16,5 x 12 mm.28 30

La incubación dura entre 10 y 14 días y la realiza por completo la hembra.28 30 33

Los pollos son nidícolas. Tras 15 días de vida dejan el nido medio emplumados, aunque permanecen en las cercanías, hasta que pasado aproximadamente un mes, con el plumaje ya completo, se dispersan.31

Es habitual una segunda nidada, hacia mediados de junio y principios de julio, en la que en ocasiones los pollos de la primera nidad ayudan a los padres a alimentar a la segunda.3

En ocasiones se hibrida con otros fringílidos como el pardillo común (Carduelis cannabina) o el pardillo sizerín (Carduelis flammea).3
Estado de conservación

Su población mundial se estima entre 20 y 36 millones de ejemplares.34 Para el conjunto europeo se estima un número de entre 2,7 y 15 millones de parejas.3 35

No se ha determinado una tendencia clara en sus poblaciones y por eso su grado de amenaza ha sido determinado por la UICN como de “Preocupación menor”.1

En España se le considera “No amenazado”.36 Aparece en el anexo II del Convenio de Berna como avifauna protegida.37
Relación con los humanos
Cautividad
Concurso de canto de lúganos.

Como muchos otros fringílidos, es valorado por el silvestrismo como especie doméstica por su canto y aspecto.

No requiere cuidados específicos y se adapta bastante bien a la cautividad, aunque su reproducción en cautividad no es especialmente fácil.32

No existen enfermedades específicas para la especie, pero sí puede mostrar ciertas patologías intestinales asociadas a una mala dieta.32

Puede vivir entre los 11 y los 14 años,30 32 en fuerte contraste con los 2 o 3 años que se estima vive en libertad.13

Se le hibrida con algunos otros fringílidos (como por ejemplo el canario), dando lugar a especímenes intermedios.38 Los procesos de hibridación también ocurren en la naturaleza sin intervención humana.39

En algunas zonas los ejemplares encontrados son procedentes de escapes o sueltas de individuos enjaulados.40
En la cultura popular

Polonia, Gibraltar, Benín y Bélgica han emitido sellos postales con la imagen del lúgano.33 41

En San Petersburgo se instaló una escultura que representa a un lúgano, ya que debido a los colores de los uniformes que vestían los alumnos de un colegio de élite de la ciudad, estos llegaron a ser conocidos con dicho sobrenombre (lúgano, que en ruso es Чиж). Este término lo popularizó una canción infantil rusa llamada Chizhik-P

Ha recibido 69 puntos

Vótalo:

Águila Culebrera Europea

69. Águila Culebrera Europea

La culebrera europea1 o águila culebrera (Circaetus gallicus) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae.2 Es una rapaz especializada en la caza de serpientes y otros reptiles. Descripción Es una rapaz grande, de entre 62 y 70 cm de longitud, y 166-188 cm de envergadura... Ver mas
La culebrera europea1 o águila culebrera (Circaetus gallicus) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae.2 Es una rapaz especializada en la caza de serpientes y otros reptiles.
Descripción

Es una rapaz grande, de entre 62 y 70 cm de longitud, y 166-188 cm de envergadura, siendo los machos más pequeños que las hembras. Contrasta el pardo del dorso con el blanco con barras oscuras de las partes inferiores. Las alas son largas y anchas.3 Presenta cola bandeada, de extremo recto, y cabeza ancha con capuchón oscuro hasta el pecho. Los ojos tienen iris amarillo, y su disposición es más frontal que en otras rapaces diurnas.4
Distribución y hábitat

Ampliamente distribuida en Europa, inverna en el África subsahariana entre septiembre y abril. Por el este se extiende hasta la India, donde se mantiene su presencia durante todo el año. Habita en zonas abiertas de clima mediterráneo, donde haya matorral bajo, eriales y claros, cercanos a las masas forestales donde cría.5 Prefiere zonas a menos de 2.000 msnm de altitud y con bajas precipitaciones, ya que estas condiciones favorecen la presencia de los ofidios de los que se alimenta principalmente.6
Ecología trófica

La culebrera es especialista en la captura y deglución de ofidios, sobre todo culebras, que descubre planeando sobre su amplio territorio, y cerniéndose unos segundos cuando localiza a sus presas, a las que aturde con fuertes aleteos, y da muerte con un preciso picotazo en la nuca. También se puede alimentar de ranas, lagartos, algunas aves e insectos.7
Comportamiento

Estas aves pueden ser solitarias, formar parejas, o incluso pequeños bandos, mezclados con otras rapaces, en época de migraciones.

En cuanto a su reproducción, cuando llega a Europa entre marzo y abril, comienza su época de celo, en la que el macho realiza vuelos en picado y caza para la hembra. Repara sus nidos anteriores, donde incuba en mayo o junio junto a su pareja un único huevo, que eclosiona a los 40 días. El pollo abandona el nido a los 60-80 días.

Ha recibido 65 puntos

Vótalo:

Esmerejón

70. Esmerejón

El esmerejón2 (Falco columbarius) es una especie de ave falconiforme de la familia Falconidae que cría en marismas del norte de Europa y Norteamérica. En invierno se encuentra por toda Europa y norte de África. Características La hembra es de mayor tamaño que el macho,3 el cual es de aspecto... Ver mas
El esmerejón2 (Falco columbarius) es una especie de ave falconiforme de la familia Falconidae que cría en marismas del norte de Europa y Norteamérica. En invierno se encuentra por toda Europa y norte de África.
Características

La hembra es de mayor tamaño que el macho,3 el cual es de aspecto rollizo, dinámico, con un cuerpo robusto, dorsalmente gris azulado, con una banda negra distal en la cola y un tono oscuro en los extremos de las alas, que son apuntadas. Es muy semejante en su silueta de vuelo al cernícalo vulgar (Falco tinnunculus).3
Historia natural
Huevo.

Pasa gran parte de su tiempo perchado, oteando el paisaje. En verano es difícil de ver, y más si nidifica en el suelo. Se abalanza sobre intrusos desde su percha aérea, sobre, generalmente, árboles. Su voz es en sonido agudo, de repetición rápida.

El nido es una pequeña depresión en el suelo; a veces, aprovecha nidos viejos de cuervos, en los árboles. Contiene de tres a seis huevos, puestos en una única nidada, de abril a junio. Durante la época de cría, el macho se ocupa de la caza, mientras que la hembra es la encargada de pasar la alimentación a los polluelos.4

Se alimenta de pájaros que captura al vuelo, además de algunos insectos también voladores y raramente de pequeños roedores.3
Subespecies
Macho (delante) y hembra (detrás).
Juveniles detrás.

Se conocen nueve subespecies de Falco columbarius:5

Falco columbarius subaesalon - Islandia.
Falco columbarius aesalon - norte de Eurasia (de Feroes a Siberia. central); invernante en el norte de África.
Falco columbarius insignis - Siberia (del río Yenisey al río Kolymá).
Falco columbarius pacificus - noreste de Asia y Sajalín.
Falco columbarius pallidus - estepas de Asia (del mar de Aral a los montes Altai).
Falco columbarius lymani - montañas de Asia central.
Falco columbarius columbarius - Norteamérica (excepto en la costa del Pacífico y las Grandes Llanuras).
Falco columbarius richardsonii - Grandes Llanuras de Norteamérica (del centro de Alberta a Wyoming).
Falco columbarius suckleyi - de Alaska y Columbia Británica al norte de Washington (estado).

Ha recibido 64 puntos

Vótalo:

Andarríos Bastardo

71. Andarríos Bastardo

El andarríos bastardo2 (Tringa glareola) es una especie de ave caradriforme de la familia Scolopacidae.3 No se reconocen subespecies.3 Descripción Es bastante estilizado, con el cuello y las patas largas. Parece más un archibebe pequeño más que un andarríos. Al igual que el andarríos grande... Ver mas
El andarríos bastardo2 (Tringa glareola) es una especie de ave caradriforme de la familia Scolopacidae.3 No se reconocen subespecies.3
Descripción

Es bastante estilizado, con el cuello y las patas largas. Parece más un archibebe pequeño más que un andarríos. Al igual que el andarríos grande tiene obispillo blanco, pero se diferencia de este por porque sus alas son pardas por la parte superior y muy pálidas por la parte inferior y en las patas. Las plumas de los lados tienen grandes motas blancas. El andarríos bastardo produce un reclamo agudo y rápido.
Distribución y hábitat

Su hábitat son las orillas fangosas o poco encharcadas en ambientes de agua dulce. Suele emigrar en marzo, abril, mayo, julio, agosto, septiembre y octubre. Su área de cría está en Escandinavia, Finlandia y Rusia. En España es común verle en el litoral oriental (Cataluña, Valencia y Baleares) y raramente se ve en el resto del territorio, aunque pasa por Canarias.

Ha recibido 63 puntos

Vótalo:

Pico Mediano

72. Pico Mediano

El pico mediano (Dendrocopos medius) es un ave de la familia Picidae, que se encuentra ampliamente distribuido por el Paleártico occidental, desde Irán a la Cordillera Cantábrica, en España, y desde Letonia al sureste de Turquía.1 2 La población mundial está estimada en torno a los 140.000... Ver mas
El pico mediano (Dendrocopos medius) es un ave de la familia Picidae, que se encuentra ampliamente distribuido por el Paleártico occidental, desde Irán a la Cordillera Cantábrica, en España, y desde Letonia al sureste de Turquía.1 2

La población mundial está estimada en torno a los 140.000 parejas reproductoras, con el grueso de sus efectivos en el este y sureste europeos.3
Descripción

Su cabeza es roja, el plumaje es blanco en el pecho, rosado en el vientre bajo la cola, negro en el dorso negro con alas negras muy manchadas de blanco, y marcas negra en las partes laterales del cuello, que no se convierten en bigotes (como en el carpintero sirio (D. syriacus). Su cuerpo mide entre 20 y 22 cm de longitud, más pequeño que el picapinos (D. major), pero mayor que el carpintero pequeño (D. minor). Su envergadura asciende a 34 cm en promedio. El peso de un adulto varía entre 50 y 85 g.
Comportamiento
Alimentación

Le gusta alimentarse en la parte alta en los árboles, tanto viejos y dañados como pies jóvenes, moviéndose constantemente y haciendo difícil observarlo con detenimiento. Se alimenta predominante de insectos y de sus larvas, que encuentra entre las ramas y ramitas y en las rugosidades de la corteza. Ocasionalmente perfora la madera en busca de insectos xilófagos aunque con menos frecuencia que otras especies similares.4 También toma la savia de los árboles y come semillas, especialmente de hayas, carpes y robles.
Reproducción
Dendrocopos medius alimentando su polluelo.

En la estación de crianza excava un agujero, de cerca de los 5 cm de ancho, en algún tronco o en una rama gruesa. Pone cuatro a siete huevos y los incuba por 11 a 14 días. Los polluelos permanecen en el nido de 21 a 23 días.

Madura sexualmente al final del primer año. Durante la estación de crianza es monógamo. La asociación se debilita tras la crianza, pero puede continuar con distancia en el invierno y se renueva durante la temporada de celo principal. Desde finales de enero y más frecuentemente en febrero y marzo el macho teclea y hace llamados ruidosos desde su territorio. Si una hembra se acerca, el macho intensifica su llamado y realiza sorprendentes vuelos de flotación hasta que atrae a la hembra. A continuación la seduce. Al mismo tiempo se erizan las plumas rojas de su cabeza. La hembra examina el agujero preparado por el macho y adopta una postura para la cópula. Los primeros apareamientos tienen lugar en febrero y son frecuentes en marzo.
Canto

Raramente se oye su teclear y nunca para propósitos territoriales, los cuales afirma mediante la canción gvayk gvayk gvayk gvayk gvayk, lenta y nasalizada. Su comportamiento es marcadamente territorial durante todo el año e incluye enfrentamientos con los carpinteros grandes. Las llamadas incluyen un rápido, kik kikikikik.
Hábitat y distribución

Ocupa exclusivamente bosques maduros con abundante arbolado viejo o dañado, con sotobosque bien desarrollado. Es un pájaro discreto, que permanece generalmente arriba en los follajes, sobre las grandes ramas de los árboles. Prefiere regiones del bosque de hojas caducas, especialmente áreas con robles, carpes u olmos de arbolado denso.

Su área de distribución global coincide con la de los bosques templados caducifolios de Europa y Asia Menor.4

Ha recibido 61 puntos

Vótalo:

Cernícalo Patirrojo

73. Cernícalo Patirrojo

El cernícalo patirrojo o cernícalo de patas rojas (Falco vespertinus) es una especie de ave falconiforme de la familia Falconidae propia de Europa oriental, Asia y África. No se conocen subespecies.2 Características Es una especie de tamaño medio a pequeño, de largas alas. Los machos adultos... Ver mas
El cernícalo patirrojo o cernícalo de patas rojas (Falco vespertinus) es una especie de ave falconiforme de la familia Falconidae propia de Europa oriental, Asia y África. No se conocen subespecies.2
Características

Es una especie de tamaño medio a pequeño, de largas alas. Los machos adultos son gris-azulados, excepto en la parte inferior de la cola y las patas, que son rojas. Las hembras tienen la espalda y las alas de color gris, mientras que la cabeza y la parte ventral son anaranjadas y la cara blanca con bigotes y rayas en los ojos de color negro.

Los jóvenes son pardos salpicados de manchas negras, siendo la coloración de la cara similar a la de las hembras adultas. Los halcones de patas rojas alcanzan una longitud de 28 a 30 cm y una envergadura de 65 a 70 cm.
Historia natural

El halcón de patas rojas es un ave que anida en colonias, pero no construye nidos, sino que prefiere utilizar los que han sido abandonados por otras aves, generalmente cuervos. En su interior ponen entre 2 y 4 huevos.

Es un ave diurna que habita en campo abierto, con pocos árboles y a menudo cerca del agua. Patrullan los cielos regularmente, lanzándose a gran velocidad sobre cualquier presa que localicen. Comen grandes insectos y en menor medida pequeños mamíferos y pájaros.
Distribución

Se distribuye por Europa oriental y Asia, emigrando en otoño para pasar el invierno en África. También puede verse de paso en Europa occidental mientras emigra, y se conoce el caso de al menos un halcón de patas rojas que, confundido durante el viaje, arribó por error a Norteamérica en 2004.3

Ha recibido 60 puntos

Vótalo:

Faisán Común

74. Faisán Común

El faisán común (Phasianus colchicus) es una especie de ave galliforme de la familia Phasianidae originaria de Asia, pero que ha sido introducida en diversas partes del mundo por su interés cinegético. Eran originarios de Asia, pero paulatinamente se introdujeron en otras partes del mundo. En... Ver mas
El faisán común (Phasianus colchicus) es una especie de ave galliforme de la familia Phasianidae originaria de Asia, pero que ha sido introducida en diversas partes del mundo por su interés cinegético.

Eran originarios de Asia, pero paulatinamente se introdujeron en otras partes del mundo. En su medio natural viven en las praderas abiertas y en los bosques.
Características

Los faisanes tienen la cola larga. La hembra es marrón con estrías muy oscuras. El macho tiene el cuerpo cobrizo, el cuello púrpura verdoso iridiscente con reflejos metálicos de tonalidad azul oscuro. Al comienzo del cuello, en el pecho y en la zona ventral encontramos plumas de color rojo-violáceo, co­brizo y dorado, con estrías de tonalidad violeta oscuro. Las alas son de color tabaco rojizo y su dorso es de color castaño. En la parte inferior de la cola las plumas son rojizas y se encuentran combinadas con un plumaje de color verdoso.

En la parte superior de la cabeza el faisán común posee dos penachos de pluma en forma de óvalos. También suele presentar un collar blanco y una mancha de piel roja alrededor de los ojos. En la cola existen estrías transversales sobre un fondo de color verde oliva. Las dos plumas centrales se encuen­tran bastante desarrolladas.
Comportamiento

Como otras gallináceas, el faisán pasa gran parte del tiempo en el suelo a pesar de su capacidad de vuelo, la que normal­mente demuestra cuando se ve amenazado por algún peli­gro o bien cuando desea posarse sobre algún árbol.

Con frecuencia muere en el sitio o zona donde ha na­cido, de la cual puede alejarse durante el día en busca de ali­mento pero adonde siempre retorna al caer el sol.

El faisán es una especie que se defiende mal de sus ene­migos, sean estos cazadores o de sus depredadores

En los meses del otoño emigra o bien realiza ciertos desplazamientos realmente breves, con el fin de encontrar un mejor abastecimiento de agua y alimentos. Se alimenta de diversos tipos de hierbas, granos, bayas, frutos, insectos, gusanos, babosas y lagartijas. Los granos, las hierbas y los animales son su alimento durante los meses de primavera y verano, en tanto las bayas y los frutos cons­tituyen su dieta preferida en los meses de otoño e invierno.

Cuando los faisanes viven en un régimen de semi­cautiverio, los responsables de su cuidado le proporcionan una alimentación adecuada a sus gustos y necesidades de forma que los ejemplares se mantengan en buenas condiciones fí­sicas y de salud, hechos importantes para garantizar exce­lentes trofeos de caza a quienes gustan de realizar batidas en esos terrenos. Además, estos cuidados hacen que la po­blación de faisanes se mantenga en la zona acotada y no busque otros territorios donde satisfacer sus necesidades.

El entorno donde habitan los faisanes debe contar con bosques de árboles altos y sotobosque, con abundancia de bayas y de arbustos, encontrándose en las cercanías de cam­pos cultivados y de estanques o cursos de agua.
Reproducción
Pollos de faisán, de aproximadamente 1 hora de edad.
Huevo de Phasianus colchicus
Phasianus colchicus

El faisán, considerado normalmente un ave de cría, resulta muy apto para la reproducción en condiciones de libertad o semi-cautiverio, siendo una condición indispensable para ello que el entorno resulte adecuado para el grupo de faisa­nes que habitan en la zona elegida. Son polígamos. Los faisanes machos suelen tener entre 6 o 10 hembras, comenzando el periodo de celo a mediados del mes de marzo, durante el cual los machos pelean encarnizadamente por la posesión y control de las hembras de la bandada.

El periodo de máxima fecundidad de las hembras es relativamente breve, ya que, a partir del quinto año de vida, las hembras pierden progresivamente su fertilidad.

Suelen anidar en los márgenes de los bosques, prados o campos donde habitan y se produce la puesta hacia mediados o finales de abril.

La hembra pone un huevo cada dos días, terminando la puesta en el mes de mayo, teniendo lugar la primera eclo­sion en el mes de junio. Cuando la primera nidada es destruida por algún motivo, suele tener lugar una segunda puesta pero el número de huevos es significativamente menor que en la primera.

Una vez que los polluelos han abandonado el huevo, los pequeños faisanes son capaces de seguir a su madre y a los 20 días pueden encaramarse a los árboles. No obstante, mientras la estación lo permite pasan la noche en el suelo.

La primera muda tiene lugar después que los pequeños han cumplido los dos meses de vida, en el mes de septiembre, y, tras este cambio, los polluelos ostentan ya el plumaje de su sexo.
Enfermedades

Entre las enfermedades que con más frecuencia atacan a los faisanes se encuentran las producidas por los gusanos intestinales y parásitos. Una de las más serias es la singamo­sis, habitual parasitosis entre las aves de cría, pero también son relativamente frecuentes la enteritis, la coccidiosis, la ornitosis y la difteria, producidas por microorganismos in­fecciosos de tipo bacteriano o vírico.
hibridación

-Faisallinas: singular mezcla de un faisán y una gallina; o entre faisanes y pavos reales. La mezcla en las aves de corral es extremadamente rara en la naturaleza. Sin embargo, varios experimentos, han sido realizados con el fin de obtener animales con mejor carne y mejor nivel de producción de huevos.
Subespecies y distribución

Se conocen 34 subespecies de Phasianus colchicus:1 2
Grupo "colcichus" (faisán común)
Phasianus colchicus septentrionalis
N Cáucaso
Phasianus colchicus colchicus
E Georgia a NE Azerbaijan, S Armenia y NW Irán
Phasianus colchicus talischensis
SE Transcaucasia
Phasianus colchicus persicus
SW Transcaspia
Phasianus colchicus bergii
Islas del mar de Aral
Phasianus colchicus turcestanicus
Kazajistán (Valle del río Syrdar'ya)
Phasianus colchicus mongolicus
NE Turkestán ruso
Phasianus colchicus principalis
S Turkestán ruso y N Afganistán
Phasianus colchicus chrysomelas
Turkestán (curso alto del río Amudar'ya)
Phasianus colchicus zerafschanicus
S Uzbekistán (valles de Bukhara y Zerafshan)
Phasianus colchicus zarudnyi
Turkestán (valles del Amudar'ya central)
Phasianus colchicus bianchii
Turkestán (delta del Amudar'ya )
Phasianus colchicus shawii
Turkestán chino
Phasianus colchicus tarimensis
E-centro del Turkestán chino
Phasianus colchicus hagenbecki
NW Mongolia
Phasianus colchicus edzinensis
S-centro de Mongolia
Phasianus colchicus satschuensis
N-centro de China (extremo W Gansu)
Phasianus colchicus vlangallii
N-centro de China (N Qinghai)
Phasianus colchicus alashanicus
N-centro de China (montes Alaschan)
Phasianus colchicus sohokhotensis
N-centro de China (oasis Sohokhoto y Qilian Shan)
Phasianus colchicus pallasi
SE Siberia y NE China
Phasianus colchicus karpowi
NE China (S Manchuria y N Liaoning) a Corea
Phasianus colchicus kiangsuensis
NE China (N Shanxi y Shaanxi) al SE Mongolia
Phasianus colchicus strauchi
China central (S Shaanxi y S Gansu)
Phasianus colchicus suehschanensis
W-centro de China (NW Sichuan)
Phasianus colchicus elegans
W-centro de China (W Sichuan)
Phasianus colchicus decollatus
China central (Sichuan a Liaoning, NE Yunnan y Guizhou)
Phasianus colchicus torquatus
E China (Shandong) a la frontera de Vietnam
Phasianus colchicus rothschildi
SW China (E Yunnan) y N Vietnam
Phasianus colchicus takatsukasae
S China y N Vietnam
Phasianus colchicus formosanus
Taiwán
Grupo "versicolor" (faisán verde)
Phasianus colchicus versicolor
Japón (SW Honshu y Kyushu)
Phasianus colchicus tanensis
Japón (central Honshu) e islas Izu
Phasianus colchicus robustipes
Japón (NW Honshu y Sado)
Introducciones

El faisán común ha sido introducido en los siguientes países:3

Albania; Alemania; Argelia; Andorra; Australia; Austria; Bahamas; Bielorusia; Bélgica; Bosnia-Herzegovina; Canadá; Chile; Chipre; Croacia; Cuba; Chequia; Dinamarca; Eslovaquia; Eslovenia; España; Estados Unidos; Estonia; Finlandia; Francia; Holanda; Hungría; Irlanda; Italia; Japón; Letonia; Líbano; Liechtenstein; Lituania; Luxemburgo; Macedonia; Marruecos; México; Moldavia; Montenegro; Noruega; Nueva Zelanda; Polonia; Portugal; Puerto Rico; Reino Unido; Rumanía; Santa Helena; Serbia; Suecia; Suiza; Ucrania.

Ha recibido 59 puntos

Vótalo:

Avutarda Común

75. Avutarda Común

La avutarda común (Otis tarda) es una especie de ave gruiforme de la familia Otidae, el único miembro del género Otis, que da nombre a la familia.2 Se distribuye como reproductor en Europa (Península Ibérica y Europa central) y a través del centro de Asia hasta China. Las poblaciones europeas... Ver mas
La avutarda común (Otis tarda) es una especie de ave gruiforme de la familia Otidae, el único miembro del género Otis, que da nombre a la familia.2 Se distribuye como reproductor en Europa (Península Ibérica y Europa central) y a través del centro de Asia hasta China. Las poblaciones europeas son principalmente residentes, pero las asiáticas emigran al sur de Asía para pasar el invierno.[cita requerida] Existen pocos datos sobre la duración media de vida en libertad, pero se estima en 10-15 años. Tiene un porte majestuoso y tiende a correr antes que a volar cuando es molestada. Es gregaria todo el año, pero sobre todo en invierno.
Características
Macho
Pluma de avutarda.

El macho de esta especie está entre las mayores aves voladoras actuales, junto a la avutarda Kori (Ardeotis kori) y algunos cisnes (Cygnus). El tamaño de un macho adulto de avutarda común es de unos 1,1 metros en longitud con una envergadura de 2,4 metros, con un peso medio en torno a los 13,5 kg. Hay referencias de aves de 18 kg y un máximo documentado de 21 kg. Hay relatos de especímenes aún más grandes, pero no están verificados.

El macho adulto es de color terroso por encima y blanco por debajo, con el largo cuello gris y cabeza también gris. El pecho y lados inferiores del cuello son castaños. En la estación de cría, el macho presenta unas largas plumas en la base del pico de color blanco denominadas bigoteras. A estos machos se les conoce como barbones. En vuelo, las alas muestran amplias áreas de color blanco. Los machos crecen muy deprisa en sus primeros meses de vida y se dice que siguen creciendo, aunque muy lentamente, durante toda su vida. Las avutardas adultas machos se distinguen por la bigotera, que a los 6 años está plenamente desarrollada.
Hembra

La hembra es un 30-70 % menor que el macho, con un promedio de 4,5 kg (3 a 6,5 kg). Su plumaje es similar al del macho, pero algo más apagado. Ambos sexos son por lo general silenciosos, aunque los machos emiten un sonido similar a una pedorreta difícil de escuchar en la naturaleza. Los inmaduros se parecen a la hembra.
Reproduccion y cría

Las avutardas crían a partir de marzo. El tipo de reproducción se basa en leks poligínicos dispersos, que son áreas donde los machos agrupan a las hembras y exhiben su cortejo para aparearse. Este cortejo se denomina "rueda" y tiene su punto álgido en España desde mediados de marzo a principios de abril.

Una vez que la hembra se ha apareado, se dedica en solitario a las tareas de la crianza. La época de nidificación va de abril a junio y la puesta suele ser de dos a tres huevos de color oliváceo, ligeramente moteados de pardo-oscuro.2 No construye nido, únicamente excava superficialmente en el suelo, donde deposita los huevos. La hembra incuba sola durante 25-28 días. Los pollos recién nacidos son nidífugos, es decir, son capaces de andar y abandonan en nido en compañía de su madre, a la que acompañarán durante varios meses. Los machos jóvenes se independizan antes, pero las hembras jóvenes permanecen con las madres hasta la siguiente temporada de cría. Los machos adquieren la madurez reproductiva a los 4-5 años, unos 2 años antes que las hembras, aunque muchos individuos de ambos sexos no logran reproducirse con éxito hasta años después.2
Hábitat
Avutardas levantando el vuelo en la meseta castellana (Alaejos, Valladolid).

Su hábitat original son las estepas y praderas naturales del centro de Asia, pero con el avance de la civilización, se ha adaptado a vivir en las llamadas pseudoestepas o agroestepas (terrenos abiertos con pastoreo extensivo y cultivos de secano, sobre todo de cereal). Por esta razón se expandió en tiempos históricos hacia el oeste de Europa.[cita requerida]

Su hábitat óptimo está constituido por estepas cerealistas de secano, completadas por un mosaico de parcelas en barbecho, de leguminosas, viñas, pequeños olivares, almendarles y algunas áreas de vegetación natural.2
Estado de conservación

Se trata de una especie calificada como especie vulnerable según criterios UICN, debido al declive que han sufrido la mayoría de sus poblaciones por la pérdida y fragmentación de su hábitat. Los factores principales que han determinado está reducción han sido la intensificación agrícola, la extensión de los cultivos de regadío, la construcción de infraestructuras (carreteras, líneas eléctricas, urbanizaciones), la caza y el uso de pesticidas.3 En el pasado su área de distribución fue mucho mayor, extinguiéndose en la mayor parte de Europa durante los siglos XIX y XX (por ejemplo en las Islas británicas en 1832 y en Rumanía en 1967).
Poblaciones actuales

Sus poblaciones han sufrido descensos importantes durante los últimos años en toda su área de distribución.

Las poblaciones centroeuropeas están casi extinguidas, quedando sólo algún núcleo de interés en las estepas húngaras, existiendo proyectos de recuperación en Alemania y Gran Bretaña.2 Las poblaciones asiáticas son mucho menos conocidas, pero parecen encontrarse en un estado de conservación muy desfavorable.
En la Península Ibérica
Amenazas

A pesar de la prohibición de su caza desde 1980,4 en la Península Ibérica la avutarda se encuentra amenazada por la degradación y reducción de su hábitat natural debido a roturaciones de zonas esteparias; conversión a regadío de los secanos; concentración parcelaria; desaparición de linderos, barbechos y rastrojos; desaparición de mosaicos de cereal, olivar, viñedo y almendral; así como al aumento de la presencia humana; vallado de fincas; tendidos eléctricos5 ; uso de plaguicidas, furtivismo, etc. Otras amenazas sobre el hábitat son la proliferación de infraestructuras6 o las molestias derivadas de actividades de ocio (caza o vehículos todo-terreno).2
Distribución

Hasta los años ochenta la avutarda fue pieza cinegética en España, situación que provocó un gran declive de sus poblaciones y la desaparición de muchos núcleos de reproducción. En las últimas décadas, la intensificación agrícola (implantación de regadíos, abandono de prácticas extensivas tradicionales, roturación de pastizales naturales, pérdida de barbechos de larga duración, etc.), la expansión urbanística y proliferación de infraestructuras, caza ilegal y colisión con tendidos eléctricos son las principales amenazas responsables de su delicada situación de conservación actual. Todo ello ha supuesto su inclusión en la categoría de Vulnerable para España.7

No obstante, la población ibérica es la mayor del mundo, acogiendo casi la mitad de la población mundial. En 2005, SEO/BirdLife publicó una monografía con los resultados de los censos efectuados en la Península Ibérica entre 2000 y 2005 según el cual el tamaño de la población existente actualmente es de unas 25 000 avutardas, casi la mitad en la Comunidad de Castilla y León (dónde destacan la comarca de Tierra de Campos y la Reserva Natural de Lagunas de Villafáfila), unas 6 000 en Extremadura, 4 500 en Castilla-La Mancha, 1 200 en la Comunidad de Madrid y menos de un millar en Andalucía (núcleos de Bujalance y Osuna).
Subespecies
Sello húngaro de 1968.

Se conocen dos subespecies de Otis tarda :8

Otis tarda tarda - S Paleártico.
Otis tarda dybowskii - SE Rusia a Mongolia y NE China.

Curiosidades

Es el ave nacional de Hungría.

Ha recibido 59 puntos

Vótalo:

Buitre Negro

76. Buitre Negro

El buitre negro (Aegypius monachus) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae, la única de su género y uno de los pocos buitres que se pueden encontrar en Europa junto con el buitre leonado, el alimoche y el quebrantahuesos. La envergadura media de esta especie es de 250 cm... Ver mas
El buitre negro (Aegypius monachus) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae, la única de su género y uno de los pocos buitres que se pueden encontrar en Europa junto con el buitre leonado, el alimoche y el quebrantahuesos. La envergadura media de esta especie es de 250 cm, algo más que la del buitre leonado, aunque se han mencionado casos de individuos que podrían haber llegado a los tres metros. No se conocen subespecies.2

Conviene no confundirlo con el buitre negro americano, miembro de una especie (Coragyps atratus) y familia (Cathartidae) distintas.

Su principal área de distribución es asiática, abarcando toda el área desde Turquía y el Cáucaso hasta Manchuria. En Europa se le puede encontrar en Crimea, Grecia, varias islas mediterráneas (Chipre, Creta, Sicilia, Córcega, Cerdeña y Mallorca) y el suroeste de la Península Ibérica. En invierno se le puede encontrar también en el valle del Nilo, Palestina, el Punjab y Corea, llegando muy raramente hasta Japón.
Descripción

El plumaje es preferentemente negro, salpicado de marrón oscuro en el dorso. El cuello y parte de la cabeza son negros y desprovistos de plumas, aunque en la cara y coronilla se puede encontrar un poco de plumón negro. El pico destaca por su color gris claro, aunque la punta también es negra. En la base del cuello crecen unas plumas pardas oscuras a modo de gorguera y debajo de ellas otra fila de plumas de color claro que cubren la parte superior del pecho. Ambos sexos tienen plumaje idéntico y a simple vista no se logra discernir a que sexo pertenece hasta el punto de tener que realizar análisis para saber si es macho o hembra. Los individuos más jóvenes tienen el plumaje más oscuro que los adultos.= Como casi todos los buitres, el buitre negro también es un planeador que rara vez bate las alas. En el aire recoge la cabeza hacia atrás y mantiene las alas desplegadas, mientras que la cola hace el papel de timón.

Vive en roquedos y barrancos con abundante vegetación. En la Península Ibérica prefiere las zonas de bosque mediterráneo, mientras que en Mallorca se le ve con frecuencia en acantilados. Es de carácter más bien solitario y rara vez emigra, algo que hacen más frecuentemente los jóvenes que abandonan el nido.
Alimentación

Los buitres negros demuestran ser más escrupulosos que los buitres leonados a la hora de comer carroña. Cuando se acercan al cadáver de un gran mamífero lo hacen con rapidez para llegar antes que otros buitres. Desgarran la piel y se alimentan casi exclusivamente de materia muscular, evitando las vísceras. En caso de tragar piel o pelos, los expulsan más tarde en forma de egagrópila.

Los buitres negros complementan su dieta con animales pequeños que capturan al vuelo y llevan a sus nidos, como pueden ser ardillas, lagomorfos, lagartos y tortugas.
Reproducción
Huevo de Aegypius monachus

Esta especie es monógama y anida en los árboles. Cada año (aunque a veces pasan alguno sin procrear) la pareja retorna al mismo nido que han usado año tras año, añadiéndole alguna capa más. La hembra pone un sólo huevo que la pareja incuba por turnos durante 55 días. A principios de mayo se abre el cascarón y los padres alimentan al polluelo hasta que puede emprender el vuelo. Hasta entonces siempre se encuentra un adulto en el nido, que no abandona si no se le ataca violentamente.

Esta especie está protegida en varios países, después de que haya sido perseguido durante decenios por los pastores que lo consideraban (erróneamente) un peligro para sus rebaños.
Amenazas que sufre

Posiblemente la mayor causa de mortalidad de la especie sea el veneno. Otras amenazas importantes son la explotación inadecuada de determinadas masas forestales, la eliminación sistemática de carroñas y la gestión inadecuada de los montes.
Ave del año 2010

La Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) ha declarado al buitre negro Ave del Año 2010. A través de la iniciativa Ave del Año SEO/BirdLife realiza campañas especiales encaminadas a la conservación de la especie.
Curiosidades

En 2008, Ucrania acuñó una moneda con la imagen del buitre negro.3 La moneda está hecha de alpaca y su valor es de dos grivnas.

Ha recibido 59 puntos

Vótalo:

Curruca Mosquitera

77. Curruca Mosquitera

La curruca mosquitera1 (Sylvia borin) es una especie de ave paseriforme de la familia Sylviidae. Descripción Esta pequeña ave presenta una longitud de 14 cm, una envergadura de 22 cm y un peso de unos 16 o 20 g. El diámetro del iris, de color castaño, ronda los 3,5 mm. En cuanto al... Ver mas
La curruca mosquitera1 (Sylvia borin) es una especie de ave paseriforme de la familia Sylviidae.
Descripción

Esta pequeña ave presenta una longitud de 14 cm, una envergadura de 22 cm y un peso de unos 16 o 20 g. El diámetro del iris, de color castaño, ronda los 3,5 mm.

En cuanto al plumaje, se describe de un color apagado y en conjunto nada vistoso. Tanto macho como hembra presentan tonos pardos grisáceos en las partes superiores, y más blancuzcos en las inferiores. Pecho y flancos de un color levemente amarillento.
Hábitat

La curruca mosquitera habita tanto en bosques caducifolios como mixtos, lugares donde puede encontrar sotobosque, maleza, setos o matorral donde desarrollarse. Pueden localizarse en plantaciones frutales, incluso en jardines, y con gran frecuencia en cañaverales. Cualquier espacio arbolado con abundante vegetación arbustiva, es óptimo para esta curruca.
Dieta

Es insectívora, por lo que se alimenta principalmente de insectos. No obstante, también ingiere bayas, como pueden ser las zarzamoras, e incluso frutas como los higos.
Distribución

Mundial: Estival. Se distribuye ampliamente por Europa, a excepción de Siberia, Islandia, Escandinavia e Islas Británicas.
España: Nidificante, y ave migratoria. Se distribuye permanentemente sobre todo por el norte del país, pero también se halla localizada en otros puntos de la península Ibérica, estando presente en algunos puntos de la parte sur. Esta curruca cría en el País Vasco, Navarra, Aragón, La Rioja, Castilla y León, Principado de Asturias y Cataluña, donde está bien distribuida, no obstante, aunque más dispersa, también nidifica en Galicia, Comunidad Valenciana, Andalucía occidental (Huelva y Sevilla) y aisladamente en puntos de Castilla-La Mancha, Extremadura y Andalucía oriental. En los archipiélagos se limita a ser un ave de paso.

Nidificación

La curruca mosquitera fabrica su nido generalmente a muy poca altura del suelo, pues ni si quiera suele superar los 40 cm, pudiendo encontrarse a 10 cm, y como altura máxima a un metro y medio del mismo. El nido, relativamente ligero, es construido y ocultado por macho y hembra entre hierbas o ramas. Las puestas son de unos 4 o 5 huevos, los cuales serán incubados por ambos adultos durante 11 o 14 días. Los jóvenes abandonan su nido precozmente, pues lo hacen incluso antes de saber volar.
Voz

Su voz de reclamo se antoja como un "tac" penetrante. Presenta canto melodioso, trino extenso y agradable, producido generalmente a cubierto bajo la espesura.

Ha recibido 57 puntos

Vótalo:

Picogordo

78. Picogordo

Coccothraustes coccothraustes (Linnaeus, 1758) Hawfinch2 es el nombre científico usado en zoología para referirse al comúnmente llamado picogordo, siendo este una especie de ave del género Coccothraustes dentro de la familia Fringillidae. Sigiloso y difícil de observar, es uno de los mayores... Ver mas
Coccothraustes coccothraustes (Linnaeus, 1758) Hawfinch2 es el nombre científico usado en zoología para referirse al comúnmente llamado picogordo, siendo este una especie de ave del género Coccothraustes dentro de la familia Fringillidae. Sigiloso y difícil de observar, es uno de los mayores, más robustos y compactos fringílidos. De color pardo anaranjado, posee un característico "antifaz" negro, y unas alas de heterogéneo y oscuro colorido donde sobresale una franja blanca y el color azulón de las puntas. Vive en bosques caducifolios, donde se alimenta principalmente de las semillas duras que abre con su potente pico. Se distribuye por el paleártico. Carlos Linneo en 1758 fue el primero en describir a esta especie para la ciencia.3 La especie posee seis subespecies.
Descripción

El picogordo presenta una longitud que oscila entre los 16'5 y 18 centímetros, mientras que las medidas de envergadura alar van desde los 29 a los 33 centímetros. El peso corporal de esta especie está entre los 48 y 62 gramos aproximadamente.4 Las hembras por lo general presentan las menores medidas, y por tanto tienen menor tamaño y peso que los machos.

En cuanto a su fisionomía, se describe como un fringílido típico, de figura robusta, grueso cuello, grande cabeza redonda y un ancho, fuerte y cónico pico de aspecto metálico del cual le viene su nombre vulgar (picogordo). Sus patas son cortas de color rosáceo en tono claro y su cola también muy corta.

Sus ojos son de color marrón, pero para entrar en más detalles hay que remontarse a 1957, año en el que Mountfort observa e indica que tras manejar al picogordo para su anillado y por tanto en estado de excitación, los ojos de este se vuelven de un intenso color chocolate rojizo. Además, también apuntará que inmediatamente después de muertos, el color de sus ojos es blanco, y que examinados a la luz del sol podrían definirse como rosa ámbar.5

En cuanto a su plumaje cabe destacar que es mucho más llamativo el macho que la hembra (más pálida en tonos), presentando este un bello colorido destacando sus alas y cabeza. A grandes rasgos, el color general de su plumaje es el pardo, siendo la cabeza de un tono más anaranjado, al igual que la cara aunque de un tono más claro, estando rodeados los ojos por un fino borde negro intenso que se extiende hacia el pico en una franja del tamaño del diámetro ocular, rodeando también en fino borde todo el pico y bajando por la garganta que asimismo es negra.6 Desde los laterales del cuello, así como la parte superior del mismo (nuca), el color es gris claro. Todo el vientre y las partes inferiores son pardas de un color marrón blancuzco, excepto sobre las patas que es de un gris blancuzco. Las alas son completamente heterogéneas en cuanto al color, siendo las partes interiores del mismo color que el lomo, marrón oscuro, y las partes exteriores de negro intenso. En el medio y desde el inicio hacia las puntas, las alas presentan primero una franja de plumas blancas, luego de un marrón castaño y finalmente las puntas son azules, moradas o verdosas, en tono oscuro. Las plumas de la cola son en su inicio de color marrón castaño en la parte superior y color blanco en la inferior, continuando en un marrón más oscuro y blanco en las puntas, presentando plumas negras en los bordes exteriores.7 4 5
Distribución
Mapa de distribución de Coccothraustes coccothraustes. Nótese el carácter paleártico salvo por la anomalía de Alaska.

Constituye una especie de distribución paleártica, encontrándose en toda Europa y Asia templada u oriental (incluyendo el norte de Japón), así como en el norte de África (Marruecos, Túnez y Argelia). Ocasionalmente, el picogordo también ha sido avistado en Alaska, donde se considera según la American Ornithologist Union (AOU) una especie de presencia accidental.8

No obstante, a pesar de ser una especie muy distribuida por toda Europa, el picogordo se halla ausente en Islandia, gran parte de las Islas Británicas (no se encuentra en Irlanda), mayor parte de Escandinavia, y ciertas islas mediterráneas. Sí se distribuye por el sur (desde la Península Ibérica hasta Bulgaria) y centro de Europa, incluyendo además Inglaterra y el sur de Suecia.9

En Asia se localiza en Asia Menor, la región del Cáucaso y en el norte de Irán, Afganistán y de Turkestán. También habita Siberia, Manchuria y Corea del Norte.
Migración

El picogordo es un migrador parcial, dirigiéndose grupos de más al norte de estas aves hacia el sur durante el invierno. El anillamiento de las aves permite recoger datos que demuestran este hecho. En 1960, el ornitólogo K. H. Voous postuló que las poblaciones europeas más norteñas invernan en los países mediterráneos. En España se han llegado a recuperar, en campañas de estudios poblacionales, doce picogordos que fueron anillados en Alemania Occidental, uno en Alemania Oriental, cinco en Bélgica, cinco en Suiza, cuatro en Checoslovaquia, tres en Francia, y uno en Holanda. Sin embargo, el ornitólogo Paul Herroelen, apunta que algunas poblaciones centroeuropeas del picogordo, por ejemplo las belgas, son más sedentarias o erráticas. No obstante, Bernis señala que los datos hallados de las recuperaciones obtenidas ya anteriormente señaladas, cinco de las doce de Alemania Occidental, dos de las cinco de Bélgica, una de las cuatro de Checoslovaquia, y una de las cinco de Suiza, corresponden a anillamientos en época de cría, lo que significa que a las poblaciones sedentarias de la península Ibérica, se les une en invierno un importante contingente de picogordos migrantes que proceden de centroeuropa.8
Taxonomía

La especie Coccothraustes coccothraustes fue clasificada por primera vez en 1758 por el zoólogo Carlos Linneo, quien la describió en el género Loxia, constando por tanto inicialmente como "Loxia coccothraustes".3 Más tarde, Pallas convino que el picogordo se trataba de una especie fuera del género Loxia, y la renombró como coccothraustes vulgaris,10 pero finalmente, ya en el siglo XIX, el zoólogo londinense R. B. Sharpe le dio su actual nombre (Coccothraustes coccothraustes),11 perteneciendo actualmente y de este modo al género Coccothraustes, que se clasifica en la familia Fringillidae dentro del orden de los Passeriformes. El picogordo únicamente comparte género con otras dos especies, Coccothraustes abeillei y Coccothraustes vespertinus.12

Como especie propiamente dicha se le describen 6 grupos o subespecies:

C.c. coccothraustes, propio del centro y norte de Europa, incluidas Península Ibérica e Islas Británicas, también presente en el oeste de Asia.13 Fue la primera subespecie descrita (Linnæus 1758).

C.c. buvryi, propio de Argelia y Túnez, presente en Marruecos. Mucho más gris que C. c. coccothraustes.14 Clasificado por Cabanis en 1862. También se usa el sinónimo C. c. burryi.15

C.c. nigricans, presente en Ucrania, Península de Crimea, Mar Caspio y norte de Irán.16 Clasificado por Buturlin en 1908.17

C.c. humii, se distribuye por el este de Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán y oeste de Afganistán.18 Clasificado por Sharpe en 1886.19

C.c. japonicus, se localiza en la Isla de Sajalín, Hokkaidō y norte de Honshū; pasa los inviernos en China y en las Islas Ogasawara.20 Esta especie fue descrita por Temminck y Schlegel en 1848.21

C.c. schulpini, presente en la cuenca del río Amur (Rusia y China), en Manchuria (China) y en algunas zonas que bordean al Mar del Japón (Corea del Norte, Corea del Sur, Rusia y Japón.22 Fue descrita por H. Johansen en 1944.23

Hábitat
Picogordo macho.

Típicamente, el picogordo cría y habita durante la primavera en bosques caducifolios con especies de árboles de gran porte y hoja ancha que les aporten frutos o duras semillas (véase robles, encinas, hayas, fresnos, olmos, arces), así como en parques y grandes jardines de poblaciones humanas (aunque más raramente). Localmente también se encuentra en bosque mixto y puramente de coníferas, aunque el espectro de su hábitat puede ser aún más diverso, localizándose puntualmente en sotobosques, huertos o incluso en espacios más abiertos, siempre y cuando no se hallen muy lejos de alguna fuente básica de agua.

Durante el otoño y los inviernos, buscan los bosques que le proporcionen mayor cantidad de alimento, en particular aquellos con carpe, ciruelo, cerezo o tejo. En cuanto a su ocupación altitudinal en el hábitat, el picogordo se desarrolla a niveles muy dispares, presente desde la línea de costa hasta altitudes muy próximas al límite de la vegetación arbórea. Las densidades de población de esta especie son inferiores a 0'1 aves por cada 10 hectáreas de hábitat, siendo por tanto un pájaro escaso.5 24 25
Alimentación

La dieta del picogordo se compone básicamente de semillas duras principalmente de grandes árboles aunque también ingieren las de algunos frutales, las cuales consigue romper gracias a su fuerte pico que a su vez acciona por medio de una poderosa musculatura bien desarrollada.
Picogordo en un comedero de Bytom, Polonia.

La fuerza de trituración de este pequeño pájaro equivale a una carga de 30 a 48 kg aproximadamente, aunque para algunos autores son mayores de 50kg.26 De este modo consigue abrir los huesos de cerezas y almezas, dos de sus alimentos más comunes y que más codician. Otros alimentos comunes de este pájaro son los piñones y hayucos. También son capaces de romper los huesos de las aceitunas, acción para la que se necesitan (según pruebas realizadas) fuerzas de 53 a 80 kg.5 En su dieta también entran ciertas bayas, brotes y, durante la primavera, algunas orugas que captura.4

El comportamiento alimentario del picogordo suele ser formar pequeños grupos o bandos para alimentarse, sobre todo durante el invierno.27

En resumen, una redacción de alimentos para el picogordo más específica, teniendo en cuenta que la variedad de semillas que ingiere es grande, sería la que incluyera durante el verano y hasta el comienzo del invierno, semillas de olmo, carpe, arce y haya; durante el otoño e invierno los frutos de la rosa, escaramujo, y majuelo; y hacia finales del invierno los brotes más tiernos del roble, así como los retoños del tejo. Con la llegada de la primavera ingieren ciertas orugas que localizan en las hojas de los árboles, como pueden ser la Operophthera brumata y Tortrix viridana, así como también cazan algunos escarabajos (Lucanus cervus o Melolontha).5
Reproducción

En abril comienza la época de cría del picogordo, constando la puesta de esta especie de unos 4 a 6 huevos y produciéndose de abril a mayo. La incubación es llevada a cabo sólo por la hembra (el macho le proporciona el alimento), y dura unos 12 días. A menudo crían en pequeñas colonias. Presentan una única puesta al año, aunque de ser muy favorable el hábitat podrían darse dos.
Cortejo nupcial

Según la descripción de Mountfort, los machos presentan durante el principio de la primavera un plumaje abundante y esponjado, y es entonces cuando están listos para el acercamiento hacia la hembra, produciéndose remolonamente y en zigzag. A menudo la hembra los recibe hostilmente, por lo que los machos deben mostrarse insistentes. Cuando logra la atención de la hembra, el macho coloca el cuerpo muy derecho, despliega las plumas de la cola y baja las alas hasta tocar con sus extremos el suelo. Es entonces cuando la hembra empieza a sentir interés, y lo muestra agachándose con las plumas lisas y pegadas al cuerpo, para posteriormente desplazarse, bien de un salto o en corto vuelo, siendo seguida por el macho. Acto seguido, el macho lleva su pico hacia el vientre como si hiciera una reverencia, mostrando así la zona gris que presenta su plumaje a la altura de la nuca. Finalmente y para cerrar el cortejo, el macho despliega sus alas y va caminando hacia la hembra, que alarga el pico para que el macho con el suyo llegue a penas a rozarlo.5
Nido

La nidificación empieza a finales de abril o bien a principios de mayo. El macho es quien busca el lugar donde comenzará a construir el nido, y lo hará meticulosamente, visitando la zona elegida repetidamente las semanas previas al inicio de su construcción, hasta que finalmente se decida a colocar las primeras estructuras del nido aunque será la hembra quien lo complete. Los materiales empleados son básicamente raicillas, tallos finos, líquenes, etc., revistiendo el interior con pelos. Su forma es de copa. Construyen el nido a una altura variable, difícilmente inferior a los 3 m, localizándose por lo general entre los 7 y 20 m, en árboles grandes, así como en viejos frutales, aunque también en arbustos frondosos.5 8
Huevo
Coccothraustes coccothraustes

La puesta del picogordo es generalmente de unos 4 o 6 huevos, siendo lo más común que incuben 5, aunque la puesta puede incluso constar de 7 huevos (por contra, puestas de menos de 4 huevos son muy poco frecuentes).4 5 De color variado, pueden ser descritos de azul claro o bien de un verde grisáceo, todos en tonos pálidos, en ocasiones simplemente grisáceos, pero siempre con manchas y motas pardas y en tonos negruzcos.28 5 En cuanto al tamaño, según los estudios del ornitólogo británico Jourdain, realizado en base a 100 huevos de picogordo en el Reino Unido, presentarán medidas de unos 24'2 x 17'4 mm como promedio, con un máximo de 27'6 x 17'1 mm y un mínimo de 19'8 x 15'7 mm.5
Polluelos

Al nacer, desprovistos de plumaje, presentan un abundante y largo plumón blanco. Se describe la cavidad oral y la lengua de color rosa, con la parte delantera del paladar de color rojo en un tono púrpura; se observan también unos salientes blancuzcos. En cuanto a las comisuras, se aprecian de color amarillo. La dieta de los polluelos se basa en insectos y orugas, que les serán proporcionadas por el padre y la madre. Dejan el nido a los diez o doce días aproximadamente, aunque fuera de él son atendidos por ambos adultos al menos durante otros quince días.5
Voz

Presenta voz débil, que se antoja como una especie de zic explosivo, también descrito como un tsicc metálico, o en ocasiones como un tisc tisc repetido en intervalos irregulares. En pleno vuelo más sonoro. También emite suavemente un corto sib mientras se mueve entre las ramas.4

Su época de canto va desde el mes de febrero hasta principios de junio. Canta poco, realiza un canto similar a su voz base, siendo corto y poco elaborado sin apenas notas musicales. Es interpretado por Tucker y Nicholson como un Tchi-tchi... ter-ui-ui, aunque se describen variaciones más sonoras y casi melodiosas pero bastante básicas.5

A veces algunos ejemplares también cantan fuera de época, Mountfort apunta observaciones de machos cantando un 16 de enero, un 20 de julio y un 16 de septiembre.5

Aunque las hembras también cantan, lo hacen más débilmente.

En estado de alteración lanza un sibilante kíu, y al sujetarlo en la mano lanza un srriiit más penetrante y gutural.
Vuelo

El picogordo presenta un vuelo rápido y de trayectoria recta en distancias cortas, aunque en distancias largas describe en el aire una ondulación marcada y periódica. Estando en el suelo mientras busca alimento van dando saltitos, y vuelan para ocultarse en los árboles a la mínima cuando intuyen cualquier peligro. Durante la primavera suelen capturar insectos incluso en pleno vuelo. La fisionomía del picogordo lo hace un pájaro de silueta característica en pleno vuelo, dando la sensación de poseer unas alas muy cortas para tan robusto cuerpo, además, volando muestra el color blanco de la punta de su cola. En sus traslados de un árbol a otro, o desplazándose de bosque en bosque, vuela a alturas superiores a los 50 y 100 metros, haciéndolo comúnmente incluso a más de 200 metros. Pueden volar en solitario o en pequeños grupos.4 5
Población, estado de conservación y amenazas
Picogordo perchado en una rama.

Presenta una gran población mundial y, aunque no se han cuantificado las tendencias de esta población global, a criterio de la Lista Roja de la UICN puede asegurarse que no se producirá una disminución de más del 30% en diez años o en tres generaciones.29

BirdLife International estima una población europea de entre 2'4 y 4'1 millones de parejas reproductoras.

En España, y según Purroy en 1997, la población de esta especie era de unas 4000 o 5000 parejas reproductoras. Este dato se ve apoyado por el Atlas de las aves reproductoras de España, que en el año 2003 apunta una población de casi unas 5000 parejas. Según ciertos datos obtenidos por el programa SACRE, en 2005 la tendencia de la población española es creciente.30 8

A nivel mundial la especie no se incluye, según la revisión realizada en 1996, en la Lista Roja de la UICN.

Desde 1988, cuando la especie fue catalogada por primera vez por Collar y Andrew, el picogordo es una especie cuyo estado de conservación es de preocupación menor (LC, Least Concern), y así sería catalogada en futuras revisiones por BirdLife International, desde la primera en 2000 hasta la del 2008.29

En España el picogordo consta desde 1992 como especie No Amenazada en el Libro Rojo de los Vertebrados, ostentando la categoría de especie de Interés Especial desde el 5 de abril de 1990 según el Real Decreto 439/1990, y coincidiendo con todos los catálogos regionales a excepción del País Vasco, donde es una especie con categoría Vulnerable desde 1996.31

Los factores de amenaza sobre el picogordo son básicamente la destrucción y pérdida de su hábitat, dado que es una especie muy sensible a los cambios en el mismo. Otro posible factor de amenaza, según el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, es la caza por pajareros, e incluso también la caza a escopeta por cazadores.31
Comportamiento

El picogordo es una especie tímida y huidiza, siendo por tanto un pájaro difícil de observar. Con el buen tiempo y unas condiciones climáticas óptimas varía su conducta, al ser este el momento en que más visible se hace. Pasa su vida en las ramas más altas de los árboles en los que se posa, sobre todo en época de cría, momento en el que se hace más complicado el estudio de sus costumbres. A lo largo de su vida, prácticamente solo baja al suelo cuando va en busca de semillas, acción para la que raramente se aleja en exceso del árbol, aunque también puede ser observado con mayor facilidad cuando se dispone a beber, y como es un pájaro que prefiere no estar demasiado tiempo sobre tierra firme, el picogordo necesita desarrollar su vida en zonas con una patente proximidad de agua.5

Al comer y beber junto a otros pájaros, el picogordo es de carácter agresivo y dominante, tanto con ejemplares de su misma especie como con los de otras incluso de mayor tamaño.5

La territorialidad es variable, de tal modo que si las parejas de picogordo están criando en pequeñas colonias, como ocurre frecuentemente, el territorio defendido por cada pareja es muy pequeño, pero cuando la pareja no forma colonias con otras para nidificar, esta puede ocupar y defender hasta un bosque entero.5 Según Mountfort, el comportamiento de establecer colonias de cría supone un valor de supervivencia mucho mayor, dado que anidar en conjunto, con la agrupación de parejas que esto supone, ofrece una mayor capacidad de defensa contra los depredadores para el nido.32
Miscelánea

El picogordo puede vivir hasta 5 años.4

Además del nombre vulgar picogordo, esta especie recibe otros nombres dentro de España, así en catalán será durbec, en valenciano trencapinyols, en gallego bicogroso, en vasco mokolodia, y en Andalucía se le conoce como cascanueces.31 33 34

En Albania, Bélgica, Bielorrusia, Bulgaria, Checoslovaquia, Georgia, Irán, Mongolia, Países Bajos, Polonia, Suecia y Yugoslavia se han emitido sellos dedicados al picogordo.35 36

Ha recibido 57 puntos

Vótalo:

Tórtola Común/Europea

79. Tórtola Común/Europea

La tórtola europea (Streptopelia turtur) es una especie de ave columbiforme de la familia Columbidae que habita en Europa, norte de África y Asia Central. Características Caracterizada por su color pardo, con manchas oscuras en un dorso pardo rojizo, con una cabeza gris claro y un halo... Ver mas
La tórtola europea (Streptopelia turtur) es una especie de ave columbiforme de la familia Columbidae que habita en Europa, norte de África y Asia Central.
Características

Caracterizada por su color pardo, con manchas oscuras en un dorso pardo rojizo, con una cabeza gris claro y un halo rojizo en torno a los ojos.
Historia natural

Se trata de una tórtola rural, a diferencia de la tórtola turca; vive en zonas de labranza con abundante vegetación riparia arbustiva o arbórea. Se forman bandadas en campos de rastrojos, en busca de granos, al final del verano, tras la cosecha. En primavera, pequeños grupos migratorios atraviesan Europa procedentes del norte de África. Se alimenta de pequeñas semillas y hierbas, en el suelo.

Su voz, como la de otras tórtolas, es en un ronroneo monótono, monocorde.

Su nido es en forma de pequeña plataforma, sobre la vegetación de cierta altura; contiene dos huevos, puestos en dos o tres nidadas, de mayo a julio.

Es visitante estival en la mayor parte de Europa, salvo Islandia, Irlanda y Escandinavia. No se encuentra en alta montaña; sí en tierra cultivada en agrosistemas no muy modificados y en jardines de amplia extensión.
Subespecies

Se conocen cuatro subespecies de Streptopelia turtur :1 2

Streptopelia turtur arenicola (Hartert, 1894) - de las Islas Baleares y noroeste de África hasta Irán y extremo oeste de China
Streptopelia turtur hoggara (Geyr von Schweppenburg, 1916) - sur del Sahara (Aïr Massif y macizo del Hoggar)
Streptopelia turtur rufescens (Brehm, C. L., 1845) - Egipto (oasis de Dakhla y Kharga) y norte del Sudán (Faiyum)
Streptopelia turtur turtur (Linnaeus, 1758) - desde Azores, Canarias y Europa hasta el oeste de Siberia y Kazajistán.

Ha recibido 55 puntos

Vótalo:

Abejero Común/Europeo

80. Abejero Común/Europeo

El abejero europeo2 (Pernis apivorus) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae; habita en el oeste de la Región Paleártica; invernante desde el sur de Europa e Irán hasta Sudáfrica; No se reconocen subespecies.3 Alimentación Se trata de una inusual ave rapaz que... Ver mas
El abejero europeo2 (Pernis apivorus) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae; habita en el oeste de la Región Paleártica; invernante desde el sur de Europa e Irán hasta Sudáfrica; No se reconocen subespecies.3
Alimentación

Se trata de una inusual ave rapaz que obtiene el 90% de su dieta de los nidos de de avispas y abejas silvestres. Vigila y sigue a los insectos, agujerea sus nidos y se come la miel, las larvas y los adultos. El denso plumaje de las patas y sus fuertes escamas les protegen de las picaduras. Come también animales como ratones y ranas.
Migración

Tras la cría, forma bandadas para emigrar hasta regiones donde sus presas estén activas todo el año, en el oeste y centro de África Ecuatorial.
Reproducción
Huevo de Pernis apivorus

Entre los meses de junio y julio. La mayoría de las puestas deben tener lugar en la segunda quincena de junio, y nada más terminar la reproducción, empieza su viaje migratorio.

Ha recibido 55 puntos

Vótalo:

Alcaudón Dorsirrojo

81. Alcaudón Dorsirrojo

El alcaudón dorsirrojo (Lanius collurio) es un miembro de la familia de los alcaudones. Este pájaro cría en la mayor parte de Europa y Asia occidental y pasa los inviernos en el África tropical. Su número está decreciendo y ahora está probablemente extinguido en Gran Bretaña, aunque es... Ver mas
El alcaudón dorsirrojo (Lanius collurio) es un miembro de la familia de los alcaudones.

Este pájaro cría en la mayor parte de Europa y Asia occidental y pasa los inviernos en el África tropical. Su número está decreciendo y ahora está probablemente extinguido en Gran Bretaña, aunque es frecuente verlos durante la migración. Es una especie protegida en Gran Bretaña.

Mide 16-18 cm de longitud; come grandes insectos, pequeños pájaros, ratones de campos y lagartijas. Como otros alcaudones caza desde lugares elevados, y empala los cadáveres sobre alambres o espinas para usarlos como despensa.

El color general de las partes superiores del macho es rojizo. Tiene la cabeza gris azulada y el típico antifaz negro de los alcaudones a través del ojo. Las partes bajas son de color rosa desteñido, y la cola tiene un modelo blanco y negro similar al de la collalba.

En la hembra y pájaros jóvenes la parte superior es marrón y listada. La parte inferior es de color ante y listada.

Ha recibido 55 puntos

Vótalo:

Vencejo Cafre

82. Vencejo Cafre

El vencejo cafre (Apus caffer)2 es una especie de ave apodiforme de la familia Apodidae que vive en África y la península ibérica. Descripción Es de color negro (aunque los ejemplares jóvenes son más parduscos), con garganta y obispillo blancos. Su cola es ahorquillada. El pico y las patas... Ver mas
El vencejo cafre (Apus caffer)2 es una especie de ave apodiforme de la familia Apodidae que vive en África y la península ibérica.
Descripción

Es de color negro (aunque los ejemplares jóvenes son más parduscos), con garganta y obispillo blancos. Su cola es ahorquillada. El pico y las patas son negros.
Distribución

Es una especie migratoria que cría en el sur de África, la cordillera del Atlas y el sur de la península ibérica, tras la época de cría se desplaza a las zonas tropicales del África subsahariana.3

Ha recibido 54 puntos

Vótalo:

Águila (Aguililla) Calzada

83. Águila (Aguililla) Calzada

El águila o aguililla calzada (Hieraaetus pennatus) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae. Es un ave rapaz de mediano tamaño, presente en la mayor parte de Eurasia y África. Descripción Es una rapaz mediana de entre 40 y 55 cm de largo y 110-135 cm de envergadura.3... Ver mas
El águila o aguililla calzada (Hieraaetus pennatus) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae. Es un ave rapaz de mediano tamaño, presente en la mayor parte de Eurasia y África.
Descripción

Es una rapaz mediana de entre 40 y 55 cm de largo y 110-135 cm de envergadura.3 4 Los machos pesan 700 gramos y las hembras 1 kg.4 Siendo con estas dimensiones el águila más pequeña que se encuentra en la Península Ibérica.4 5

Se parece en tamaño y forma al busardo ratonero, aunque con las alas más anchas, y un tipo de vuelo diferente.

Presenta dos fases de coloración:

La fase pálida, con la parte inferior del cuerpo blanca y con pequeñas puntas y matices pardos. La cabeza es marrón y el borde de las alas oscuro, casi negro.
La fase oscura, con la parte inferior del cuerpo de color marrón oscuro. Al igual que en la fase pálida los bordes de las alas son oscuros, aunque no tanto.

Ambas fases tienen la cola por debajo de un color gris pálido. En sus partes superiores son bastante más parecidas las dos fases, con un plumaje de color marrón. En vuelo se suele observar unas manchas blancas en sus hombros llamadas "luces de aterrizaje", pero que no son exclusivas de esta especie.3
Taxonomía

Fue descrita por Gmelin en 1788 como Falco pennatus;6 posteriormente, en 1844, Kaup describió el género Hieraaetus donde fue al final incluida.

Algunos estudios han clasificado a todo el género Hieraaetus dentro del género Aquila,7 8 aunque otros autores siguen manteniendo el género, y la inclusión del águila calzada en el mismo.9 10 11 12 La situación taxonómica de este grupo de águilas todavía necesita de más estudios para resolverse.13
Distribución y hábitat

Se la encuentra por el sur de Europa, África del Norte y Asia. Es un ave migratoria que pasa los inviernos en el África subsahariana y sur de Asia; aunque en el suroeste de la Península Ibérica hay pequeñas poblaciones invernantes.3

Habita en zonas forestales que estén mezcladas, como en mosaico, con zonas de matorral y terrenos abiertos.3 14
Comportamiento
Reproducción
Pollos de águila calzada.

Realiza el nido en un árbol, rara vez en un cortado rocoso.3 4 Generalmente elige los ejemplares más grandes.[cita requerida] El nido suele tener una base con ramas grandes y recubierto de hojas de pino. La puesta es de 1 a 3 huevos, aunque lo más común son dos.4 5 La incubación dura de 35 a 40 días, y los pollos permanecen en el nido de 56 a 60 días.4
Alimentación

Se alimenta de fuentes muy variadas, principalmente aves, pero también pequeños mamíferos, reptiles, pájaros e incluso invertebrados.4 14

Ha recibido 54 puntos

Vótalo:

Tarro Blanco

84. Tarro Blanco

El tarro blanco (Tadorna tadorna) es una especie de ave anseriforme de la familia Anatidae. Es un pato común y ampliamente extendido en Eurasia. Descripción El tarro blanco es una ave llamativa con aspecto intermedio entre pato y ganso. Tiene el pico rojo, la cabeza y la parte superior del... Ver mas
El tarro blanco (Tadorna tadorna) es una especie de ave anseriforme de la familia Anatidae. Es un pato común y ampliamente extendido en Eurasia.
Descripción

El tarro blanco es una ave llamativa con aspecto intermedio entre pato y ganso. Tiene el pico rojo, la cabeza y la parte superior del cuello verde oscuro, y el resto del cuerpo blanco, con una franja pectoral de color castaño y plumaje negro en escapulares, rémiges, punta de la cola y línea del vientre.

Los dos sexos son similares, pero la hembra tiene tonos más apagados. El macho presenta una protuberancia en la base del pico en la época reproductora.
Distribución

El tarro blanco cría en la zona templada de Eurasia. La mayoría de las poblaciones emigran a zonas subtropicales en invierno, pero reside permanentemente en amplias zonas costeras del oeste de Europa, aparte de movimientos hacia zonas más seguras en la época de muda, como el mar de Frisia en la costa del norte de Alemania y los Países Bajos.

En la Península Ibérica, el tarro blanco es invernante, pero anida esporádicamente en algunas zonas. Ocupa zonas costeras y también lagunas y embalses del interior.
Comportamiento y hábitat

La mayoría de las parejas abandonan a sus crías antes de que alcancen su completo desarrollo y se marchan a lugares seguros y tranquilos junto al mar en la época de muda. En dicha época, los tarros (al igual que otros patos) pierden sus plumas rémiges, lo que los hace muy vulnerables a sus depredadores, pues les impide volar hasta que les salen las nuevas. Los pollos quedan agrupados en "guarderías", al cuidado de unas pocas hembras.

El tarro blanco habita estuarios, costas someras y orillas de lagos interiores salinos en terrenos abiertos. Se alimenta de moluscos, pequeños crustáceos, insectos y pequeñas cantidades de materia vegetal.

Ha recibido 51 puntos

Vótalo:

Perdiz Nival

85. Perdiz Nival

La perdiz nival o lagópodo alpino (Lagopus mutus)1 2 es una especie de ave galliforme de la familia Phasianidae ampliamente extendida por las regiones frías del Holártico, y que también habita en las partes altas de las principales cadenas monta­ñosas de Eurasia y Norteamérica, entre el límite... Ver mas
La perdiz nival o lagópodo alpino (Lagopus mutus)1 2 es una especie de ave galliforme de la familia Phasianidae ampliamente extendida por las regiones frías del Holártico, y que también habita en las partes altas de las principales cadenas monta­ñosas de Eurasia y Norteamérica, entre el límite superior de los árboles y las nieves perpetuas, donde las particularidades de cada zona a través del proceso de adaptación natural de la especie han dado lugar a varias subespecies.

En el caso de España, encontramos en los Pirineos la variedad Lagopus mutus pirenaicus,1 de la que se mantiene una población que no presenta mayores oscilaciones como resultado de las escasas amenazas a que se encuentra expuesta. En efecto, son pocos los enemigos que la molestan y tam­poco el hombre es capaz de reducir su número o de poner en peligro a esta especie dadas las enormes dificultades que comporta la caza de la perdiz a gran altura.
Características morfológicas

El cuerpo de la perdiz nival se halla cubierto de un plu­maje denso que proporciona a su cuerpo la apariencia de un volumen del cual en realidad carece ya que su peso alcanza escasamente los 400-500 gramos. La longitud de estas aves ronda los 40 cm, de los que 14-15 cm corresponden a la cola, integrada por 16 plu­mas timoneras.

Una característica particular de la perdiz nival es la de poseer las patas completamente recubiertas de plumas que descienden hasta la porción distal de los dedos, dejando al descubierto solamente las fuertes uñas que le permiten al animal excavar incluso en la nieve más dura. Las huellas que dejan las patas de la perdiz nival recuerdan al cazador las de una liebre pequeña.

La cabeza de la perdiz nival es redondeada, con el pico negro y corto, con un breve espacio liso, de color rojo, si­tuado sobre los ojos marrones.

Con respecto al color de estas perdices de montaña, es interesante destacar que la naturaleza les ha dotado de una homocromía estacional que les facilita escapar de muchos peligros. Así, durante el verano, el plumaje presenta tonali­dades marrones, cenicientas y rojizas con estrías transversa­les negras sobre el dorso. La parte inferior de las alas y el vientre permanecen blancos. En invierno, el plumaje se convierte en una capa totalmente blanca, con un trazo negro sobre los ojos, siendo posible distinguir al macho de la hembra por ostentar una mancha negra debajo de la garganta.

El paso del plumaje estival al invernal tiene lugar de un modo gradual; en la primavera tiene una tonalidad que va del gris al marrón oscuro y, para mediados de agosto, pasa al pardo grisáceo; en octubre, al blanquecino con manchas marrones y en diciembre adquiere el limpio y característico color blanco.
Comportamiento
Lagopus muta en su capa invernal.

En los meses de verano, la perdiz nival se establece en el límite de las nieves eternas que coronan las montañas en las que vive, en la vertiente norte de las cimas más elevadas.

En el invierno, suele localizarse en los lugares soleados, y, solamente en condiciones excepcionales, abandona las al­turas propias de la especie.

Se trata de una especie gregaria que vive en pequeños grupos compuestos de 4 o 6 ejemplares que durante los meses de invierno pueden aumentar hasta 20-30 perdices.

No se trata de una especie sedentaria sino que tiende a trasladarse permanentemente por la montaña, actividad que está facilitada por su condición de gran andadora.

Por la mañana, sale a la búsqueda del alimento y por las noches duerme acurrucada bajo un saliente rocoso. En in­vierno, excava una madriguera aprovechando el amparo que le ofrece la misma nieve. El vuelo de estas perdices es rápido y muy diferente al de otras perdices. No obstante, se trata de un vuelo de distancias cortas. La perdiz nival nunca se lanza hacia los valles y, en caso de peligro, prefiere adentrarse en los terrenos quebrados e inaccesibles.
Reproducción
Huevos de Lagopus muta

La época de celo de las perdices blancas tiene lugar entre los meses de abril y mayo, época en la que se forman las pa­rejas y se separan del grupo para la reproducción. En el mes de junio, la hembra pone entre 6 y 10 huevos de color blanco marfil con manchas pardas.
Distribución

Encontrada en los círculos polares hasta Spitzbergen y en varias islas del ártico, Alpes y Pirineos.

En época reciente ha estado distribuida también por la cordillera Cantábrica. Sus últimas poblaciones han estado presentes hasta principios del siglo XX en los picos de Europa, siendo exterminada por la caza intensiva, no por inadecuación de hábitat para la especie.[cita requerida]
Subespecies

Se conocen 30 subespecies de Lagopus mutus:3

Lagopus muta hyperborea - Svalbard, Tierra de Francisco José isla del Oso
Lagopus muta muta - Noruega, N Suecia, N Finlandia y península de Kola
Lagopus muta millaisi - Escocia
Lagopus muta pyrenaica - Pirineos
Lagopus muta helvetica - Alpes (Savoya al centro de Austria)
Lagopus muta komensis - N Urales
Lagopus muta pleskei - N Siberia (península de Taymyr a península de Chukotsk)
Lagopus muta macrorhyncha - montes Tarbagatay (Rusia)
Lagopus muta nadezdae - montañas del S Siberia y Mongolia
Lagopus muta transbaicalica - SE Siberia (lago Baikal al mar de Okhotsk)
Lagopus muta kraschennikovi - península de Kamchatka
Lagopus muta ridgwayi - islas Komandorskiye
Lagopus muta kurilensis - islas Kuriles
Lagopus muta japonica - Honshu (Japón)
Lagopus muta evermanni - isla Attu (Aleutianas)
Lagopus muta townsendi - Kiska y pequeña Kiska (Aleutianas)
Lagopus muta gabrielsoni - Amchitka, pequeñas Sitkin y Rats (Aleutianas)
Lagopus muta sanfordi - Tanaga y Kanaga (Aleutianas)
Lagopus muta chamberlaini - Adak (Aleutianas)
Lagopus muta atkhensis - Atka (Aleutianas)
Lagopus muta yunaskensis - Yunaska (Aleutianas)
Lagopus muta nelsoni - Unimak, Unalaska y Amaknak (Aleutianas)
Lagopus muta dixoni - costas y montañas desde Glacier Bay al NO de la Columbia Británica
Lagopus muta kelloggae - Alaska y N Yukón
Lagopus muta rupestris - tundra del N de Norteamérica
Lagopus muta saturata - NO Groenlandia
Lagopus muta capta - E Groenlandia
Lagopus muta reinhardti - SO Groenlandia
Lagopus muta welchi - Terranova
Lagopus muta islandorum - Islandia

Ha recibido 49 puntos

Vótalo:

Guión (Rey) de Codornices

86. Guión (Rey) de Codornices

El guion de codornices o rey de codornices (Crex crex) es una especie de ave gruiforme de la familia Rallidae propia de Europa hasta Asia central y África. No se conocen subespecies.1 Características Los adultos principalmente, tienen sus partes bajas manchadas abundantemente de marrón... Ver mas
El guion de codornices o rey de codornices (Crex crex) es una especie de ave gruiforme de la familia Rallidae propia de Europa hasta Asia central y África. No se conocen subespecies.1
Características

Los adultos principalmente, tienen sus partes bajas manchadas abundantemente de marrón, cuello y cabeza azul-grisaceos, y sus flancos rayados de rojo. Tienen una vida corta. En su vuelo muestran alas castañas y patas largas colgantes.

Las aves inmaduras son similares, pero el azul-grisáceo es reemplazado por piel de ante. Los suaves polluelos son negros, como todos los de la familia Rallidae.
Historia natural

Su hábitat de crianza no es el pantano como la mayoría de las especies del género Crex, sino los prados húmedos y, en escasas ocasiones, la tierra arable en cultivos de cereales por ejemplo. Su área de distribución se extiende a Europa y Asia occidental, migrando a África en invierno.

El guion de codornices es muy reservado en la época de apareamiento, y se escuchan más frecuentemente de lo que se ven. Son difíciles de encontrar, escabulléndose por la vegetación. El canto, mayormente nocturno, es un repetitivo "crex crex", como dos palillos con muescas siendo frotados entre sí. Estas aves comen principalmente insectos.
Estado de conservación

Las poblaciones que crían en toda Europa están en vertiginoso declive. Las amenazas principales son las prácticas modernas de cultivo por las que los nidos y aves son destruidos por la siega o cosecha antes de que su crianza llegue a su fin. Los mejores lugares para avistarlos o escucharlos están en Europa central (Polonia), en Rusia y Bielorrusia. También sobreviven pequeñas poblaciones en Francia,2 en Alemania o en el Reino Unido, en las Hébridas Exteriores de Escocia.

Ha recibido 49 puntos

Vótalo:

Vuelvepiedras Común

87. Vuelvepiedras Común

El vuelvepiedras común2 o vuelvepiedras rojizo3 (Arenaria interpres) es una especie de ave caradriforme de la familia Scolopacidae.4 Descripción Mide de 21 a 25 centímetros de largo, pesa unos 110 gramos, y tiene una envergadura de 43 a 49 cm.5 Tiene el cuerpo compacto, con sus patas, cuello... Ver mas
El vuelvepiedras común2 o vuelvepiedras rojizo3 (Arenaria interpres) es una especie de ave caradriforme de la familia Scolopacidae.4
Descripción

Mide de 21 a 25 centímetros de largo, pesa unos 110 gramos, y tiene una envergadura de 43 a 49 cm.5 Tiene el cuerpo compacto, con sus patas, cuello y pico cortos.3 Sus patas tienen una coloración naranja intensa.3

Su coloración varía con las estaciones. Durante el invierno su cabeza es café claro. Su zona dorsales es marrón oscuro, gris y negro, y la ventral es blanca, con la garganta y pecho negros.6 En su época reproductiva los machos tienen la cabeza y cuello cubiertos con un llamativo diseño blanco y negro, con la zona dorsal roja.3
Distribución

Tiene un área de distribución que, según la estimación, va de uno a diez millones de kilómetros cuadrados, cubriendo parte de África, América, Asia, Europa y Oceanía.7
Comportamiento

La especie es completamente migratoria. De hábitos solitarios, se asocia en grupos pequeños,3 que pueden incluir individuos de otras especies, como el chorlitejo bicinchado (Charadrius bicinctus),5 aunque son gregarios al migrar y alimentarse, juntándose en grupos de hasta 100 individuos.8

Anida entre mayo y principios de agosto, al norte de su distribución, en Alaska, Canadá, Groenlandia, Islandia, el norte de Europa continental y Asia.5 Construyen nidos solitarios cerca de la costa, aunque cuando las condiciones ambientales le son propicias, pueden anidar en grupos.8 Esconden su nido entre la vegetación, ocupándolo por varios años. La hembra pone 4 huevos de color verdoso con manchas parduzcas,9 que son empollados por ambos progenitores.6 Los huevos eclosionan luego de 22 a 24 días.5

Durante el invierno migra hacia el sur, llegando hasta Oceanía, las islas británicas, incluso hasta el sur de África y Tierra del Fuego.5
Hábitat y alimentación

Vive en roqueríos costeros. Da vuelta las piedras, tablas, y otros obstáculos que encuentra, mientras busca los invertebrados de los que se alimenta, acción que le valió su nombre común. También se alimenta de carroña y pescado en descomposición.6
Taxonomía

Se reconocen las siguientes subespecies:4

Arenaria interpres interpres
Arenaria interpres morinella

Ha recibido 49 puntos

Vótalo:

Avión Común

88. Avión Común

El avión común (Delichon urbicum) es una especie de ave paseriforme migratoria de la familia de las golondrinas que cría en la Eurasia templada y el norte de África, y que pasa el invierno en el África subsahariana y Asia tropical. Se alimenta de insectos que captura al vuelo y por ello migra a... Ver mas
El avión común (Delichon urbicum) es una especie de ave paseriforme migratoria de la familia de las golondrinas que cría en la Eurasia templada y el norte de África, y que pasa el invierno en el África subsahariana y Asia tropical. Se alimenta de insectos que captura al vuelo y por ello migra a climas donde haya abundancia de insectos voladores. Tiene las partes superiores del cuerpo y la cabeza negras, con el obispillo y las partes inferiores del cuerpo blancos. Se encuentra tanto en el campo como en los lugares habitados por los humanos. Tiene un aspecto similar a las otras dos especies de aviones del género Delichon, que son endémicas de Asia oriental y meridional. Se le reconocen dos subespecies.2

Su nombre científico hace referencia al uso que hace de las estructuras humanas. Construye sus nidos de barro en forma de copa cerrada bajo los alféizares y aleros de los edificios, generalmente en colonias, por lo que a veces puede ocasionar problemas de suciedad debajo de los nidos.2

Su amplia distribución y el gran tamaño de su población comportan que no está amenazado de extinción globalmente.3 Pocos depredadores pueden cazarlo, como lo hace el alcotán (Falco subbuteo), aunque como otras aves es afectado por parásitos internos y externos, como pulgas y ácaros. Su proximidad a los humanos lo han hecho objeto de algunas referencias literarias y culturales.2 4 5 6
Taxonomía

El avión común fue descrito inicialmente por Linneo en su Systema Naturae en 1758 como Hirundo urbica,7 pero fue trasladado a su actual género Delichon por Thomas Horsfield y Frederic Moore en 1854.8 Delichon es un anagrama del término griego χελιδών (chelīdōn), que significa «golondrina»,9 y el nombre específico urbicum (urbica hasta 2004, debido al desconocimiento de la gramática latina) significa «urbano» en latín.10 Por otro lado su nombre común procede del apócope del término antiguo gavión que a su vez procede del latino gavīa (que significa gaviota).11
Ejemplar capturado en un anillamiento.

El género Delichon evolucionó separándose recientemente del género de la golondrina común, Hirundo, y sus tres miembros tienen una apariencia similar, con las partes superiores negras, en contraste con su obispillo blanco y partes inferiores blanquecinas. En el pasado se consideró que el avión común pertenecía a la misma especie que el avión asiático (D. dasypus), que cría en las montañas de Asia Central y Oriental e inverna en el sur de Asia, y que se parece mucho al avión nepalí (D. nipalense), un residente de las montañas del sur de Asia. Aunque los tres aviones del género Delichon son de apariencia similar, solo D. urbicum tiene el obispillo y las partes inferiores de color blanco puro.2

El avión común tiene dos subespecies regionales reconocidas, la subespecie nominal, D. u. urbicum, que vive en Eurasia occidental; y la oriental, D. u. lagopodum, que fue descrita por el zoólogo alemán Peter Simon Pallas en 1811. Se han descrito otras razas, como meridionalis alrededor del Mediterráneo, pero las diferencias de la nominal son variaciones graduales, y por ello probablemente inválidas.2
Distribución y hábitat
Nido de avión común.

La subespecie D. u. urbicum cría en Europa y Asia templada hasta Mongolia central y el río Yeniséi por el este; y en Marruecos, Túnez y el norte de Argelia,12 y migran antes de llegar el invierno al África subsahariana. D. u. lagopodum cría más al este del Yeniséi hasta Kolymá y extendiéndose al sur hasta el norte de Mongolia y China. Pasa el invierno en el sur de China y el sureste asiático.2

El hábitat preferido por el avión común es el campo abierto con vegetación baja, como pastizales, praderas y dehesas, preferentemente cerca del agua, aunque también se encuentran en las montañas hasta los 2.200 metros de altitud.12 Es mucho más urbano que la golondrina común, y puede hacer su nido en el centro de las ciudades si el aire está suficientemente limpio.12 Es más probable encontrarlo cerca de las arboledas que a las golondrinas ya que también usas las ramas como atalayas para la caza de insectos. Esta especie normalmente no usa los cañaverales como perchas como hacen las golondrinas.13 14 Realizan sus nidos con barro adosándolos en las zonas altas de paredes y aleros; en la naturaleza utilizan roquedos y peñas acantiladas.

En sus cuarteles de invierno los aviones se establecen en hábitats abiertos similares aunque tienden a ser más nómadas y llaman menos la atención que las golondrinas durante su migración porque suelen volar más alto. En las zonas tropicales de su área de invernada, como África Oriental y Tailandia, se encuentra principalmente en zonas altas.2 15 16

El avión común es un migrante que se traslada en frentes amplios (por ejemplo, los ejemplares europeos no se concentran en los estrechos que usan las grandes aves planeadoras sino que atraviesan el Mediterráneo y el Sáhara).17 Durante la migración se alimenta capturando insectos al vuelo,2 y generalmente viajan durante el día, aunque algunos pájaros se mueven por la noche.18 La migración implica riesgos. En 1974, se encontraron varios cientos de miles de aves de esta especie muertos o moribundos en los Alpes suizos y regiones circundantes atrapados por las nevadas y las bajas temperaturas. Aunque la supervivencia de los adultos durante la migración otoñal dependa de la temperatura y las precipitaciones, las bajas temperaturas son más críticas para los juveniles durante la estación de cría.19

Los aviones comunes regresan a las zonas de cría algunos días después que las golondrinas, y como esta especie, rara vez van directos hacia los lugares de anidamiento, sino que suelen ir a cazar alimento alrededor de las grandes masas de agua dulce, especialmente en cuando el clima no es favorable.20 Hay registros de aviones migrantes que se han quedado a criar en Namibia y Sudáfrica en lugar de regresar al norte.21 Como es de esperar de un migrador de larga distancia, aparece como divagante tan al este como Alaska y al oeste como isla de Terranova, Bermudas y las Azores.2 22
Descripción
Dos aviones posados en una rama en los que se puede apreciar el plumaje blanco de sus zonas inferiores.

Los adultos de avión común miden unos 13-15,5 centímetros y tienen una envergadura alar de 26–29 centímetros. Pesan una media de 18,3 gramos. Se caracteriza por la mancha blanca de su obispillo. Sus partes inferiores son blancas, incluida la parte inferior de las alas y las plumas que cubren sus cortas patas, mientras que las superiores son negras con matices azulados. La cola es escotada y corta. Sus pies están recubiertos de plumas blancas y sus dedos y las partes expuestas de las patas son de color rosáceo. Tienen los ojos marrones y el corto pico negro. Ambos sexos tienen la misma apariencia, pero los juveniles son de color negro manchado y algunas de las plumas coberteras de sus alas tienen las terminaciones blancas.

Los individuos de la subespecie nominal, la occidental, miden unos 13 centímetros. La parte superior de su cabeza y alas es negra con reflejos azulados, su espalda es negra hasta el obispillo que es blanco, y toda su cola es negra, y sus partes inferiores son de color blanco intenso. D. u. lagopodum se diferencia de la raza nominal porque la parte blanca del obispillo se extiende por encima de la cola y su cola es más ahorquillada, intermedia entre D. u. urbicum y la del avión asiático.2
Juvenil de avión en el suelo.

Su obispillo y partes inferiores totalmente blancas son muy visibles cuando está en vuelo, y evita su confusión con las golondrinas con las que coincide en Eurasia como la golondrina común (Hirundo rustica), la golondrina dáurica (Cecropis daurica), o el avión zapador (Riparia riparia). En África se puede confundir con la golondrina culigrís (Pseudhirundo griseopyga) pero esta especie tiene el obispillo gris, sus partes inferiores son de un blanco menos intenso y su cola es más larga y ahorquillada.2 El avión común vuela batiendo las alas una media de 5,3 veces por segundo, más rápido que la media de 4,4 veces por segundo que bate las alas la golondrina común,23 aunque su velocidad de vuelo de 11 m•s−1 es la típica de los hirundinios.24

El avión común es una especie bastante ruidosa, especialmente en sus colonias de cría. El macho canta durante todo el año emitiendo unos suaves y breves gorjeos. La llamada de contacto mientras vuelan consiste en un chirrrp sordo y vibrante, y la llamada de alarma es un priit más agudo y largo.12 21
Comportamiento
Reproducción
Aviones recolectando barro para su nido.
Delichon urbicum

El avión común originalmente anidaba en los acantilados y cuevas, y todavía existen colonias en acantilados, en los que construyen sus nidos de barro debajo de las rocas sobresalientes. Ahora usan masivamente para anidar las estructuras construidas por los humanos como los puentes y las casas. Al contrario que la golondrina común prefiere las partes exteriores de los edificios habitados antes que el interior de los establos y pajares. Los nidos se construyen en la intersección de una superficie vertical y una proyección, como en los aleros de las casas, para que sean más consistentes al estar pegados a dos planos.2

Las aves reproductoras regresan a Europa entre abril y mayo, y empiezan a construir sus nidos entre finales de marzo en el norte de África y mediados de junio en Laponia. El nido es una concavidad de barro, con una pequeña abertura en la parte superior, fijada a la superficie inferior de un saliente adecuado, cuyo interior está revestido de hierba, pelos y otros materiales suaves. Lo construyen ambos miembros de la pareja juntando bolitas de barro que recolectan con sus picos. Van añadiendo sucesivas capas de barro que recolectan en estanques, arroyos o charcos.2 A menudo los gorriones intentan invadir los nidos durante su construcción y si lo consiguen los aviones tendrán que empezar la construcción de otro. Una vez que está acabado la entrada en lo alto del nido es demasiado estrecha para que los gorriones puedan apoderarse de él.20

Las paradas nupciales y las cópulas de los aviones son normalmente breves y duran solo unos minutos.25 El macho llama a la hembra intentando dirigirla hacia el nido, donde él se posa y continúa emitiendo llamadas con la cabeza baja, las alas desplegadas y las plumas de la garganta erizadas. Si tiene éxito la hembra responde con llamadas y permite que la monte generalmente en el interior del nido.

Los aviones comunes tienden a criar en colonias, y sus nidos pueden estar en contacto unos con otros. El tamaño de las colonias no suele ser grande, normalmente tienen menos de diez nidos, aunque hay registros de colonias con miles de nidos. Generalmente ponen cuatro o cinco huevos, que miden de media 1,9 x 1,33 centímetros y pesan 1,7 gramos. La hembra realiza la mayoría de la incubación, que normalmente dura 14–16 días. Los pollos recién nacidos son altriciales, y dejarán el nido tras 22–32 días, dependiendo del clima. Los juveniles volanderos se quedan una semana más tras dejar el nido con sus padres que siguen alimentándolos.
Avión común alimentando a su nidada.

Generalmente crían a dos nidadas cada año. Ocasionalmente los juveniles de una primera nidada ayudan a alimentar a una segunda nidada.2 El nido es reutilizado para la segunda nidada, y es reparado y usado de nuevo en años sucesivos. El 90% por ciento de sus huevos consiguen eclosionar, y sobreviven hasta emplumar entre el 60–80% de los pollos. La media de mortalidad de los adultos está entre el 40–70%. Las terceras puestas son poco comunes, y las puestas tardías a menudo son abandonadas y se mueren de hambre. Aunque se han registrado individuos que han alcanzado edades de entre 10 y 14 años, la mayoría no sobrevive más de cinco años.2 Durante varias semanas después de dejar el nido los jóvenes se congregan en bandadas que van aumentando en número a medida que avanza la temporada y que pueden verse en árboles, tejados, y en los cables junto a las golondrinas. A finales de octubre la mayoría de los aviones han abandonado las zonas de cría de Europa occidental y central, aunque no es raro encontrar a las últimas aves a finales de noviembre y diciembre, y la migración hacia el sur terminará algo más tarde.2
Avión asomándose a su nido terminado.

Una vez establecida una pareja permanece unida para criar de por vida, aunque las cópulas fuera de la pareja son corrientes, por lo que esta especie es socialmente monógama aunque hay evidencias genéticas de poligamia. Un estudio realizado en Escocia reveló que el 15% de los pollos no eran hijos del macho que los criaba, y que el 32% de las nidadas contenía al menos un pollo de padre ajeno a la pareja. Los machos que realizan las cópulas fuera de la pareja generalmente proceden de nidos donde ya se ha realizado la puesta, y se les ve a menudo entrar en los demás nidos. Los machos emparejados inicialmente se aseguran de que su hembra pase poco tiempo sola en el nido, y la acompañan cuando vuela, pero esta vigilancia de la pareja decae cuando empieza la puesta de los huevos, por ello es más probable que los últimos pollos en nacer tengan otro padre.26

Se registran regularmente hibridaciones entre aviones comunes y golondrinas comunes, siendo uno de los cruces interespecíficos más comunes entre los paseriformes.27 La frecuencia de estos híbridos ha llevado a sugerir que el género Delichon no está suficientemente separado genéticamente de Hirundo para ser considerados géneros separados.2
Alimentación
Los aviones suelen atrapar pequeños insectos voladores en las inmediaciones del agua.

El avión común tiene hábitos similares a otros insectívoros que atrapan insectos al vuelo, como las golondrinas, los demás aviones y los vencejos.2 En las zonas de cría, las moscas y áfidos constituyen la mayor parte de su dieta. En Europa los aviones comunes consumen mayor proporción de áfidos y moscas pequeñas que las golondrinas, lo que evita la competencia por el alimento.2 En ambas especies, los himenopteros, especialmente las hormigas voladoras, constituyen una importante parte de su dieta en sus zonas de invernada.2

Esta especie caza a una media de altura de 21 metros durante la estación de cría, más baja en condiciones de lluvia.2 Las zonas de caza generalmente están a unos 450 metros del nido. Los aviones tienen preferencia por los espacios abiertos o las zonas con agua, esto último especialmente en los climas secos, pero también seguirán a los arados o a animales de gran tamaño para atrapar a los insectos que espanten. En las zonas de invernada suelen cazar a mayor altura, a más de 50 metros.2
Depredadores y parásitos

Aunque el avión común es cazado por el alcotán (Falco subbuteo), sus grandes habilidades voladoras lo capacitan para eludir a la mayoría de los depredadores.13 Es más vulnerable mientras recolecta barro del suelo, por ello es una actividad que suele realizarse comunitariamente, descendiendo al suelo embarrado rápidamente un grupo de pájaros al mismo tiempo.28 Tiene parásitos externos como pulgas y ácaros, entre los que se encuentra la pulga del avión común, Ceratophyllus hirundinis,29 y parásitos internos como el Haemoproteus prognei (causante de la malaria aviar), que se transmite por medio de insectos chupadores de sangre como los mosquitos.30 31 Un estudio realizado en Polonia mostró que los nidos podían contener más de 29 especies distintas de parásitos externos, siendo los más abundantes Ceratophyllus hirundinis y Oeciacus hirundinis, aunque en cantidades inferiores a otras especies de aves.32
Estado de conservación
Nido con una tabla para evitar que ensucien debajo.

El avión común se extiende por una amplia zona de distribución, con una extensión global de 10 millones de kilómetros cuadrados.3 Se estima que su población europea es de unos 20–48 millones de individuos. La tendencia de la población global no se ha cuantificado, aunque hay algunas pruebas de fluctuaciones de la población.12 2 La especie fue evaluada como de preocupación menor en la lista roja de UICN de 2007,1 y no tiene ninguna restricción de la Convention on International Trade in Endangered Species of Wild Fauna and Flora (Convención sobre el tráfico internacional de especies amenazadas de fauna y flora salvaje, CITES) que regula el comercio internacional de especímenes de animales y plantas silvestres. Sin embargo en Europa los datos de población indican una tendencia al declive,9 lo que ha llevado a los grupos de conservación en Reino Unido a modificar su estado de conservación allí a ámbar, que indica una preocupación media.33 34

Históricamente esta especie se ha beneficiado de las actividades humanas como los aclarados de bosques que crearon más espacios abiertos, que son sus hábitats preferidos, y de las grandes construcciones humanas que han aumentado considerablemente la cantidad de espacios adecuados para sus nidos.2 Sus poblaciones son numerosas, aunque puedan fluctuar localmente por diversas razones.2 Los climas malos, el envenenamiento por pesticidas agrícolas, la falta de barro para la construcción de sus nidos y la competencia con los gorriones comunes pueden reducir su número.2 Las edificaciones modernas, y las legislaciones contra la contaminación del aire permiten a los aviones criar incluso en el centro de la mayoría de las grandes ciudades como Londres o Madrid.2 Se han registrado amplios descensos de la población de avión común en Europa central y septentrional desde 1970.35 Por ser pájaros elegantes que se alimentan de molestos insectos voladores la gente suele tolerar que los aviones construyan sus nidos en sus edificios, aunque la acumulación de excrementos que se produce bajo ellos puede conducir a la destrucción de los nidos.2
En la literatura y la cultura
Escudo de armas de Ricardo II muestra cinco merletas.

Esta especie carece de la abundancia de referencias literarias de su pariente, la golondrina, aunque es posible que una de las supuestas menciones más antiguas a este pájaro pudiera igualmente referirse al avión.5 William Shakespeare claramente describe al avión común cuando Banquo llama la atención de Duncan sobre las aves y sus nidos en el castillo de Macbeth, Inverness:

This guest of summer,
The temple-haunting martlet, does approve
By his loved mansionry that the heaven's breath
Smells wooingly here. No jutty, frieze,
Buttress, nor coign of vantage, but this bird
Hath made his pendant bed and procreant cradle;
Where they most breed and haunt, I have observed
The air is delicate.



Este huésped estival,
la merleta evocadora de templos, demuestra
con sus queridas moradas que el aliento celestial
aquí huele gratamente. No hay cornisa, friso,
arbotante, ni lugar favorable, donde esta ave
no haya hecho su colgante cama y cuna procreadora;
Donde suelen criar y rondar, tengo observado
que el aire es delicado. (Macbeth, acto I, escena VI.)5



Se cree que merleta, que es un pájaro usado en heráldica con un corto penacho de plumas en lugar de patas, hace referencia al avión común aunque quizás pudiera aludir a la golondrina.36 El término merleta provendría del inglés martlet, diminutivo de martin (avión). La merleta era la brisura que señalaba al cuarto o quinto hijo, según los países, de una familia noble. La carencia de patas significa la incapacidad de aterrizar en la tierra, por ello se relacionaba con los hijos más pequeños de la familia que no solían heredar tierras. La merleta también representa a la rapidez.4 Aparece en muchos escudos, incluido el de los Plantagenet.6

Ha recibido 49 puntos

Vótalo:

Tarro Canelo

89. Tarro Canelo

El tarro canelo1 (Tadorna ferruginea) es una especie de ave anseriforme de la familia Anatidae, bastante extendida en Asia y el norte de África. En Europa solo destacan las poblaciones del sur de España.[cita requerida] En la literatura hinduista antigua En el Rig-veda (el texto más... Ver mas
El tarro canelo1 (Tadorna ferruginea) es una especie de ave anseriforme de la familia Anatidae, bastante extendida en Asia y el norte de África.

En Europa solo destacan las poblaciones del sur de España.[cita requerida]
En la literatura hinduista antigua

En el Rig-veda (el texto más antiguo de la India, de mediados del II milenio a. C.) se menciona un ave chakrá vaká (Anas casarca), que está emparentada con esta Casarca ferruguínea. En el texto se describe que las parejas se separaban y lloraban por las noches. Son aves que anhelan la luz del sol y representan el equivalente diurno del pájaro chakora. Vuelan en parejas durante el día y se separan durante la noche. Por eso se emplean como alusiones a la nostalgia y a la constancia del amor conyugal. Si el Sol representa la unión con su pareja, el ave chakravaka anhela el amanecer. En el texto tamil Kambaramaiana, el rey-dios Rama menciona al chakrá vaká cuando describe a su secuestrada esposa Sita a su amigo Jánuman para ayudarlo a encontrarla en el ashoka-vana (el bosque de árboles ashoka).2

Ha recibido 48 puntos

Vótalo:

Corneja Negra

90. Corneja Negra

La corneja negra (Corvus corone) es una especie de ave paseriforme de la familia Corvidae. Es poco corriente. Posee una cabeza ancha y aplanada, un cuerpo negro brillante y un plumaje muy denso. Si bien pueden hibridar con Corvus cornix produciendo descendencia fértil, últimos estudios (de... Ver mas
La corneja negra (Corvus corone) es una especie de ave paseriforme de la familia Corvidae. Es poco corriente. Posee una cabeza ancha y aplanada, un cuerpo negro brillante y un plumaje muy denso.

Si bien pueden hibridar con Corvus cornix produciendo descendencia fértil, últimos estudios (de 2003) han llevado a considerarlas especies diferentes, debido a la notable diferencia de color en el plumaje, así como a la escasa viabilidad genética de los híbridos.

Su voz es fuerte, áspera, con fondo metálico.

Su nido está compuesto de palos, más liviano que el de la graja, en árboles o arbustos. Pone de cuatro a seis huevos en una nidada, de marzo a julio.

Se alimenta de invertebrados, huevos y granos del suelo; con frecuencia, se agrupa en bandadas en prados con estiércol.

Ha recibido 48 puntos

Vótalo:

Canastera Común

91. Canastera Común

La canastera común (Glareola pratincola) es una especie de ave caradriforme de la familia Glareolidae. Es un ave limícola especializada que recuerda a una golondrina, debido a su alimentación aérea. Su distribución es típicamente mediterránea. Características Es larga y rechoncha; sólo... Ver mas
La canastera común (Glareola pratincola) es una especie de ave caradriforme de la familia Glareolidae. Es un ave limícola especializada que recuerda a una golondrina, debido a su alimentación aérea. Su distribución es típicamente mediterránea.
Características

Es larga y rechoncha; sólo sobresalen su cabeza y cola en sus extremos más distales; en vuelo aparece más estilizada, casi como un fumarel común.
Canastera común en vuelo
Comportamiento

Su voz es de tipo charrán, muy aguda. Nidifica en abril-junio, poniendo 2 o 3 huevos en una única nidada, en hoyos someros. Se alimenta capturando insectos en pleno vuelo.
Hábitat y distribución

Habita (en verano) en el sur de España, Portugal, Francia, Italia y los Balcanes; su hábitat son los pastos húmedos, marjales y salinas.
Subespecies

Se conocen cuatro subespecies de canastera común:2

Glareola pratincola erlangeri Neumann, 1920
Glareola pratincola fuelleborni Neumann, 1910
Glareola pratincola pratincola (Linnaeus, 1766)
Glareola pratincola riparia Clancey, 1979

Ha recibido 47 puntos

Vótalo:

Andarríos Chico

92. Andarríos Chico

El andarríos chico1 (Actitis hypoleucos) es una especie de ave caradriforme de la familia Scolopacidae común en Eurasia y África. Se alimenta de peces pequeños e invertebrados que captura con el pico en las riberas cenagosas o arenosas. Es nativo de las regiones templadas más frías de... Ver mas
El andarríos chico1 (Actitis hypoleucos) es una especie de ave caradriforme de la familia Scolopacidae común en Eurasia y África.

Se alimenta de peces pequeños e invertebrados que captura con el pico en las riberas cenagosas o arenosas.

Es nativo de las regiones templadas más frías de Europa, y vive en los márgenes cenagosos de estanques y lagos.

Ha recibido 47 puntos

Vótalo:

Alcaudón Común

93. Alcaudón Común

El alcaudón común (Lanius senator) es una especie de ave paseriforme perteneciente a la familia de los alcaudones (Laniidae). Cría principalmente en la cuenca mediterránea y sus cuarteles de invernada se encuentran en África, alrededor del Sahel. En murciano se le conoce como cacildrán... Ver mas
El alcaudón común (Lanius senator) es una especie de ave paseriforme perteneciente a la familia de los alcaudones (Laniidae). Cría principalmente en la cuenca mediterránea y sus cuarteles de invernada se encuentran en África, alrededor del Sahel. En murciano se le conoce como cacildrán.
Descripción
Macho en época de cría.

Se trata de un alcaudón de tamaño medio. Miden algo más de 19 cm, con unos 8 cm de cola, por lo que son algo mayores que los alcaudones dorsirrojos y pesan alrededor de 50 g, lo que supone un 10-20% más que los dorsirrojos.

Aunque los sexos son de tamaño similar presentan un acentuado dimorfismo en cuanto al color del plumaje. Los machos tienen las partes inferiores del cuerpo blancas. Presentan las partes superiores oscuras, el obispillo blanco y las alas negras, con manchas blancas en las escápulas y las plumas coberteras primarias. La cola también es negra con los bordes blancos. Presenta una marcada banda negra a modo de máscara en los ojos y frente. Se distingue del alcaudón dorsirrojo por tener el píleo y la nuca rojizos. Las hembras tienen las partes superiores parduzcas y las inferiores blanquecinas, y presentan manchas a modo de escamas. Tienen la cola y bordes de las alas oscuros, con zonas blanquecinas en la zona de las escápulas. Su fuerte pico es negro y curvado, como sus ojos y sus patas son de color pardo grisáceo Los inmaduros son similares a las hembras y pueden confundirse con los de los alcaudones, aunque presentan los hombros más pálidos, y los núbicos que tienen la frente blanquecina.
Canto

El canto del alcaudón común es una secuencia continua de trinos y silbidos, muy similar al del alcaudón dorsirrojo pero ligeramente más fuerte. A menudo se inicia por un graznido entrecortado, al que siguen sonidos más melodiosos. Los alcaudones imitan los cantos de otras aves, por lo que el patrón de canto de cada alcaudón puede ser muy diferente. Las especie imitadas con más frecuencia son el bisbita campestre, la curruca mirlona y el triguero.3 A menudo ambos sexos cantan a dúo, el macho en una percha expuesta y la hembra a cubierto. En general la presencia acústica de la especie no es particularmente notoria, sobre todo en las áreas de reproducción ya las parejas de alcaudones presentes permanecen muy discretas.
Taxonomía

El alcaudón común es una de las 26 especies del género Lanius, que se encuentran extendidas por todo el mundo con la excepción de Australia y Sudamérica. Varios autores lo consideraban estrechamente emparentado con las especies de alcaudones de ojos negros africanos.4 Sin embargo tras estudios de ADN mitocondrial y ADN nuclear de las 6 especie de alcaudones paleárticas y dos más, se ha descubierto que la especie más próxima al alcaudón común es el alcaudón chico.5 Se conocen hibridaciones entre al alcaudón común y el alcaudón dorsirrojo, en la mayoría de los casos son las hembras de alcaudón común las que participan en la hibridación.6

Actualmente se reconocen entre 3 y 4 subespecies de alcaudón común que se diferencian principalmente por el patrón de las manchas blancas en las alas y la cola, la longitud de las alas y el tamaño de cuerpo.

Lanius senator senator: la subespecie nominal que ocupa la zona oriental del área de distribución hasta Turquía occidental. Es la descrita anteriormente.
L. s. rutilans: se encuentra en el sur de España y el norte de África. Difiere de la nominal en el plumaje no en la longitud del ala. Algunos autores la consideran solo una variedad de L. s. senator. Muchos de los individuos de esta subespecie son sedentarios y no realizan migración.
L. s. badius: ocupa las islas Baleares, Córcega, Cerdeña y Capraia, difiere claramente del aspecto de la nominal. Presenta algo de blanco en el borde de la cola, la franja negra de la frente es muy estrecha, y la banda blanca en las alas se encuentra a menudo oscurecida.
L. s. niloticus: es la subespecie más grande y ocupa el área oriental de la distribución, desde Palestina a Turkmenistán. La mitad superior de su cola es blanca y los bordes blancos están más marcados. La franja blanca de las alas es más amplia y a menudo presentan inclusiones blancas en la zona de la frente. El piléo y nuca son de color castaño en lugar de rojizo.

Distribución

El alcaudón común anida en el sudoeste de la región Paleártica, alrededor del Mediterráneo, en especial en la península ibérica donde se concentra el 85% de la población europea. El área principal se extiende de los países occidentales del Magreb, el sur de Portugal y la mayor parte de España, el sur y centro de Francia hasta Italia. Aparece en las islas principales del Mediterráneo occidental, y parte de las islas del litoral. Más al este está presente principalmente en las zonas costeras de península de los Balcanes, la mayoría de las islas del Jónico y el Egeo, así como en Turquía. Cría también en el sur de Bulgaria y la costa rumana del mar Negro y el norte de Siria. Una población no despreciable de especie se reproduce en los estados del Cáucaso, especialmente a lo largo de la costa occidental del mar Caspio. El límite oriental del rango no se sabe con exactitud, hay poblaciones de cría aisladas en el sureste de Turkmenistán.7 Las poblaciones numéricamente relevantes que se encuentran más al este están en los montes Zagros y Kuhrud.

Los cuarteles de invierno de la especie se extienden por los cinturones de sabana seca al sur del Sahara. Algunas aves desde las poblaciones de cría orientales pasan el invierno en el suroeste de la península arábiga, sobre todo el Yemen.
Migración

Excepto los alcaudones comunes que viven en el norte de África Occidental todas las demás poblaciones están obligadas a realizar migraciones de larga distancia. El área de invernada de las distintas subespecies están claramente separadas unas de otras. La subespecie nominal L. s. senator se propaga por la parte occidental de las zonas de invernada llegando hacia el este posiblemente hasta el alto Nilo. El área de invernada de L. s. badius es relativamente más pequeña en el Golfo de Guinea, sobre todo en el sur de Nigeria, mientras que L. s. niloticus se extiende por el este del Nilo, en Somalia, Eritrea y el norte de Etiopía y Yemen.8

Los primeros alcaudones comunes dejan las áreas de cría a finales de julio aunque el grueso de la población se traslada en agosto, a mediados de septiembre las áreas de cría están prácticamente vacías. Las aves migran durante la noche principalmente en dirección sur-oeste. Sobrevuelan el Mediterráneo y el Sahara, y algunas aves se quedan a pasar el invierno en los oasis saharianos. Los primeros llegan a los cuarteles invernales a mediados de septiembre, y el grueso migratorio llega en octubre. La migración de primavera empieza en febrero aunque el grueso parte hacia el área de cría en marzo.9 Algunos llegan a mediados de abril a las áreas de cría aunque la mayoría lo hace en mayo. Solo algunos L. s. niloticus aparecen ya en sus zonas de cría en marzo.10
Hábitat
Los bosques mediterráneos abiertos son el hábitat óptimo del alcaudón común.
Terreno de arganes, hábitat típico del norte de Marruecos.

El hábitat óptimo de la especie es los pastizales calcáreos del Mediterráneo con arbustos diseminados o árboles aislados, que ofrecen una amplia variedad de escarabajos, saltamontes y cigarras como alimento. Habitan con frecuencia en las maquias abiertas, los montes bajos con espinos, los encinares abiertos y los márgenes de bosques de pino piñonero y los sabinares. El alcaudón también aparece en medios humanizados como las dehesas donde se pastorea, los olivares y viñedos, además en Marruecos ocupa a menudo los semidesiertos con arganes. En el monte Hermón donde coincide con los alcaudones real sureño, dorsirrojo y núbico, el alcaudón común ocupa habitas muy similares al dorsirrojo, prefiriendo las áreas más secas y abiertas.11 Al este de su área de distribución los hábitas también son muy secos, ocupa semidesiertos cuya únicamente cubiertos por escasos arbustos de alfónsigo, granados y espinos santos.

En sus cuarteles invernales el alcaudón común ocupa arboledas abiertas y sabanas con arbustos espinosos, también aparecen en las tierras de cultivo y las selvas con amplios claros.12 Sus áreas de cría se sitúan principalmente en planicies y pequeñas colinas. En Suiza la mayor altitud a la que se encuentran sus nidos es de 1200 metros, en el cantón del Valais13 En las zonas donde coinciden el alcaudón común y el dorsirrojo, el alcaudón dorsirrojo suele ocupar las zonas más altas o las que tienen la vegetación más alta o más densa.14

La densidad de población y el espacio que necesita el alcaudón común son difíciles de determinar la medida porque como otros alcaudones suele concentrarse en grupos. Dentro dentro del grupo sin embargo se reclamarán territorios propios, que contendrán el nido, una percha de avistamiento y una zona abierta para la caza. Entre los distintos grupos puede haber tanto zonas que se solapen y como espacio no utilizado. En condiciones favorables los territorios son muy pequeños, con menos de 3 hectáreas.15
Alimentación
Macho cazando desde una roca.

El alcaudón común, a diferencia de los demás alcaudones,16 se alimenta casi exclusivamente de insectos. Solo consume otros invertebrados o vertebrados de forma esporádica y en cantidades insignificantes. Su dieta se compone principalmente de grandes escarabajos, saltamontes, cigarras y grillos. Entre los escarabajos que captura se encuentran algunos que segregan sustancias irritantes para protegerse que otros depredadores rechazan.17 También comen con frecuencia hormigas, mariposas y sus orugas, chinches e himenópteros. Cuando escasean los insectos los alcaudones comunes pueden comer también caracoles, lombrices, ciempiés y arañas. Los vertebrados como ratones, aves pequeñas y lagartijas también se encuentran entre sus presas potenciales, aunque solo intenta atraparlos en oportunidades particularmente favorables o en épocas de escasez de sus presas principales. Excepcionalmente el alcaudón común ingiere alimentos de origen vegetal, como las moras y frutos de varias especies de Prunus. De vez en cuando se ha observado que practican el cleptoparasitismo.18

El alcaudón común caza principalmente al rececho. Se sitúa en un posadero, generalmente ramas a poca altura, postes o alambradas y espera largo rato a que aparezcan sus presas en el suelo para avalanzarse en picado sobre ellas. Casi dos tercios de las capturas se realizan por este método.19 También puede seguir por el suelo a las hormigas y otros insectos que aparezcan en grandes cantidades o atrapar insectos al vuelo. Se traga inmediatamente las presas de pequeño tamaño, quitando el aguijón antes a las abejas y avispas. Las presas más grandes las despedaza con ayuda de las patas para poder ingerirlas. Los alcaudones almacenan comida, en especial las presas grandes, ensartándolas en las ramas interiores de los espinos.
Comportamiento
Ejemplar sobre un pino.

Los alcaudones comunes son diurnos. Su período de actividad comienza justo antes del amanecer y termina con la puesta del sol. Aunque sus desplazamientos migratorios se realizan durante la noche.

Durante el periodo anterior al anidamiento se sitúan la mayor parte del tiempo en las perchas expuestas de su territorio, a menudo cantando. Fuera de este periodo son acústicamente menos conspicuos y permanecen ocultos entre la vegetación más tiempo que otros alcaudones. Los alcaudones comunes son territoriales durante todo el año, incluso en las zonas de descanso de las migraciones. No toleran en su territorio a otros congéneres a excepción de su pareja, a los que atacarán si no se alejan en respuesta a sus posturas y llamadas de amenaza. También intentan ahuyentar a otras aves que tengan un espectro alimenticio similar como las collalbas y las demás especies de alcaudones, aunque tolera a otras especies, en especial a la curruca mirlona. Con frecuencia ambas especies construyen sus nidos en las proximidades de la otra, por lo que se cree que el alcaudón tiene una relación de mutualismo con la curruca mirlona, al igual que ocurre con el alcaudón de Isabel y la curruca gavilana. El alcaudón podría beneficiarse de las llamadas de aviso que realiza la curruca ante la aparición de los enemigos comunes y la curruca de la defensa del territorio que realiza el alcaudón.20

En relación con las personas el alcaudón común se muestra prudente y no permite que se acerquen a menos de 20 m sin alzar el vuelo.
Reproducción
Cortejo y construcción del nido

Los alcaudones comunes alcanzan la madurez sexual al año de vida y a partir de entonces se emparejarán monogamente con una pareja distinta cada temporada. Ocasionalmente repiten la pareja del año anterior. La mayoría de los alcaudones llegan ya emparejado a la zona de anidamiento y comienzan a construir el nido de inmediato. Sin embargo algunos machos llegan a la zona de cría antes que las hembras. Sus cortejos no presentan elementos muy destacables, realizan vuelos bajos y lentos y los machos exhiben sus plumajes en lo alto de atalayas. La pareja quedará sellada en cuanto la hembra acepte alguna presa del macho y lo siga al interior de los matorrales.

Seleccionaran la localización del nido entre los árboles y arbustos más abundantes en la zona. Sus preferencias al respecto no están claras. En España y el sur Francia anidan principalmente entre arbustos de enebros rojos y sabinas, y árboles como encinas y robles pubescentes.21 En oriente anida principalmente entre los alfónsigos y cuando aparece en centro Europa prefiere árboles frutales como el peral debido a su follaje temprano.22 Ambos miembros de la pareja construyen el nido, a cubierto por las ramas laterales. El nido se emplaza a una media de tres metros de altura, aunque a veces está casi a ras del suelo y otras está a 15 o 20 metros de altura.23
Ejemplar juvenil en una rama.

El nido es compacto y tiene forma de cuenco semiesférico. El alcaudón común utiliza hierba entrelazadas paras su construcción, no ramitas. Recubre el interior con materiales suaves como mechones de lana, plumas o la pelusa de las inflorescencias. El diámetro exterior del nido es de 110 a 140 mm y el de la cavidad es de 70 a 80 mm.
Puesta e incubación
Huevos de Lanius senator

La puesta media consta de 5-6 huevos (3-9, como mínimo y máximo). Los huevos tienen forma y color variable. La mayoría son de color crema, aunque a menudo son verdosos o rosados, y presentan motas oscuras en los extremos en diversas densidades. Regularmente producen segundas puestas, principalmente en las poblaciones del norte de África y el oriente próximo. Los huevos miden 23×17 mm de media.24 La nidada es incubada únicamente por la hembra. Los huevos eclosionan a la vez a los 18 días de la puesta del primer huevo. Durante el periodo de incubación la hembra deja el nido cada 45 minutos para alimentarse, y también es alimentada regularmente por el macho. Los pollos nacen desnudos. Pueden ponerse en pie a los 9 días de la eclosión, cuando ya están bastante emplumados. Al principio son alimentados solo por el macho, aunque después también se incorpora la madre a esta tarea. Los pollos abandonan el nido generalmente a los 15 días, aunque siguen siendo alimentados por sus padres al menos durante tres semanas más, mientras aprenden a cazar por sí solos. El grupo familiar permanece junto el resto de la estación y a veces incluso emprenden juntos la migración.25
Tasa de reproducción y esperanza de vida

Un estudio realizado en Baden-Wurtemberg revela que tienen una tasa de eclosión del 69%, de los cuales el 54% llegaron a los 9 días de vida para poder emplumar, y finalmente consiguieron volar el 44%. Lo que supone que las parejas consiguen una media de hijos de 2,7.26 Isenmann y Fradet calculan una tasa incluso menor del 36,5% de los pollos que consiguen abandonar el nido.27 El éxito reproductivo varía cada año, y depende mucho del tiempo que haga durante la temporada de cría. Si es muy lluvioso y frío muchos alcaudones abandonan la nidada e inician la migración anticipadamente.

En cuanto a la esperanza de vida hay pocos datos. Como ocurre en casi todas las aves la tasa de mortalidad es más alta el primer año. Las aves más viejas que se han recuperado en los anillamientos rondaban los 6 años de vida.28

Ha recibido 47 puntos

Vótalo:

Zorzal Común

94. Zorzal Común

El zorzal común (Turdus philomelos) es un ave de la familia Turdidae que habita buena parte de Eurasia. Presenta dorso marrón y vientre amarillento con manchas oscuras generalmente color café y se clasifica en tres subespecies. Su particular canto, que repite frases musicales, ha merecido... Ver mas
El zorzal común (Turdus philomelos) es un ave de la familia Turdidae que habita buena parte de Eurasia. Presenta dorso marrón y vientre amarillento con manchas oscuras generalmente color café y se clasifica en tres subespecies. Su particular canto, que repite frases musicales, ha merecido frecuentes alusiones poéticas.

El ave se cría en los bosques, jardines y parques, y presenta una conducta migratoria parcial, ya que muchos ejemplares hibernan en el sur de Europa, norte de África y el Medio Oriente. Se lo ha introducido en Nueva Zelanda y Australia; y aunque no se encuentra bajo amenaza global, su población ha disminuido seriamente en varias partes de Europa probablemente a causa de modificaciones en las prácticas agrícolas.[cita requerida]

El zorzal construye un prolijo nido de barro sobre un árbol o arbusto, y empolla cuatro a cinco huevos azules con manchas oscuras. Es un ave omnívoro que tiene la costumbre de utilizar una determinada piedra a modo de yunque donde romper caracoles. De la misma forma que sucede con otros paseriformes, lo afectan parásitos externos e internos, y es víctima de predadores como gatos y aves de presa.
Taxonomía
Nombre

Turdus philomelos fue descrito por primera vez por el ornitólogo alemán Christian Ludwig Brehm en 1831, y conserva su nombre científico original.2 El nombre genérico Turdus viene del latin para "Tordo", y el epíteto específico «philomelos» se refiere a un personaje de la mitología griega, Filomela, cuya lengua fue cortada, pero que luego fue transformada en un pájaro cantante. Su nombre se deriva del griego Φιλο philo- (amante de), y μέλος melos (canto).3
Clasificación
Un pájaro manchado de marrón está colocado en el borde de un nido con alimentos en su pico para cuatro polluelos con los picos abiertos.
Uno de los padres alimenta a los polluelos en su nido en un jardín de Nueva Zelanda

Un estudio molecular reciente indica que los parientes más cercanos de T. philomenos son el zorzal charlo (T. viscivorus) con un plumaje similar, y el zorzal mongolés (T. mupinensis); estas tres especies son vástagos tempranos de la estirpe Turdus, antes de que se diversificó y se extendió por el mundo, y por lo tanto están menos estrechamente relacionados con otras especies de zorzales europeos como el mirlo común (T. merula).4

Se distinguen tres subespecies, de las cuales la subespecie nominal, T. p. philomelos, cubre la mayor parte de su área de distribución. T. p. hebridensis, descrito por el ornitólogo británico William Eagle Clarke en 1913, es sedentario (no migratorio) y se encuentra en las Hébridas Exteriores y la isla de Skye en Escocia. Es la subespecie más oscura, con el dorso marrón oscuro, una rabadilla gris, el color de fondo pálido en las partes inferiores y los flancos teñidos de gris.5

T. p. clarkei, descrito por el zoologo alemán Ernst Hartert en 1909 y nombrado en honor de William Eagle Clarke, anida en el resto de Gran Bretaña, Irlanda y en el continente europeo en Francia, Bélgica, Países Bajos y posiblemente un poco hacia el este también. Las partes superiores de su plumaje son de color marrón con tonos más cálidos que los de la subespecie nominal, la parte trasera teñida de color oliva y las partes inferiores con un fondo amarillo. Es parcialmente un ave migrante, ya que algunas aves que invernan en el sur de Francia y en la península Ibérica. Esta subespecie intergrada con la subespecie nominal en el centro de Europa, y con T. p. hebridensis en las Hébridas Interiores y el occidente de Escocia, y en estas áreas las subespecies presentan características intermedias.5 Subespecies adicionales, tales como T. p. nataliae de Siberia propuesta por el ruso Sergei Buturlin en 1929, no son ampliamente aceptadas.5
Descripción

El zorzal común (representado por la subespecie nominal T. p. philomelos) mide de 20 a 23,5 cm de largo y tiene un peso de 50-107 gramos. Ambos sexos son semejantes y tienen una espalda marrón y las partes inferiores perfectamente negro con manchas de color crema o amarillo-beige, que se vuelve más pálido en el vientre. La parte inferior de las alas tiene un color amarillo cálido, el pico es de color amarillo y las patas y los pies son de color rosa. De oeste a este a través de su área de reproducción, de Suecia a Siberia, el tono de las partes superiores de esta especie se vuelve mucho más frío. Las aves juveniles se parecen a los adultos, pero tienen rayas beige o naranja en la parte posterior y en las coberteras de las alas.5
En vuelo.

La especie de tordo europeo que más se parece al zorzal común es el zorzal alirrojo (T. iliacus), pero se diferencia por tener una pronunciada lista superciliar blanca, flancos rojos, y durante el vuelo se distingue por las partes inferiores de sus alas que son de color rojo. El zorzal charlo (T. viscivorus) es mucho más grande y las esquinas de su cola son de color blanco; el zorzal mongolés (T. mupinensis), tiene un plumaje más semejante pero se distingue por las marcas negras en la cabeza y su área de distribución que no se superpone.5

El zorzal común tiene una llamada aguda y corta, tsip, que sustituye durante la migración por un siip delgado y alto, similar a la llamada del zorzal alirrojo, pero más corto. La llamada de alarma es un chuc-chuc que se vuelve cada vez más corto y más estridente en la medida que aumenta la amenaza. El macho suele cantar desde una percha elevada como la cima de un árbol o un techo. Su canto se compone de una serie de frases musicales altas y claras, repetida dos a cuatro veces, filip filip filip codidio codidio quitquiquit tittit tittit tereret tereret tereret, y es entremezclado de notas ásperas y de mimetismo. La subespecie de las Hébridas canta principalmente entre febrero y junio, pero las demás subespecies suelen cantar desde noviembre a julio.5 En relación a su peso, esta especie tiene una de las llamadas más fuertes entre las aves.6 Un macho puede tener un repertorio de más de 100 frases,7 muchas de las cuales pueden ser copiadas de sus padres y de pájaros vecinos. El mimetismo puede incluir la imitación de teléfonos,8 y llamadas de aves cautivas, incluyendo especies exóticas como el sirirí cariblanco.5
Distribución y hábitat
Subespecie nominal en Lituania.
Juvenil en Nueva Zelanda.

Se reproduce en la mayor parte de Europa (aunque no en la mayor parte de la península Ibérica, las tierras bajas de Italia ni en el sur de Grecia), y incluyendo Ucrania y Rusia casi hasta el lago Baikal. Llega hasta la latitud 75 °N en Noruega y hasta aproximadamente 60 °N en Siberia. Las aves de Escandinavia, Europa y Rusia invernan en la región del Mediterráneo, el norte de África y el Oriente Medio; de las aves del oeste de Europa con su clima más templado, sólo algunas salen de sus zonas de reproducción.5

La subespecie nominal fue introducida en Nueva Zelanda y Australia por sociedades de aclimatación entre 1860 y 1880, al parecer por razones puramente sentimentales.9 En Nueva Zelanda fue introducida en las dos islas principales; se estableció rápidamente y se extendió a las islas vecinas, incluyendo Kermadec, Chatham y Auckland.10 Aunque es común y ampliamente distribuida en Nueva Zelanda, en Australia sólo existe una pequeña población alrededor de la ciudad de Melbourne.11 En Nueva Zelanda, la depredación por parte de especies de aves introducidas parece tener un efecto perjudicial limitado, afectando algunos invertebrados,12 y dañando a los cultivos comerciales de frutas.13 Como especie introducida, no tiene protección legal en Nueva Zelanda, y puede ser matada en cualquier momento.14
juvenil en el sotobosque cerca de Dombaih, Rusia (montañas del Cáucaso).

Anida en bosques con suficiente sotobosque, cercano a zonas más abiertas hasta una altitud de 2.200 msnm (en Suiza). En el oeste de Europa también anida en jardines y parques. La subespecie de la isla de las Hébrides (T. p. hebridensis) anida en zonas más abiertas, incluyendo brezal, mientras que en el este del rango eurasiático, la subespecie nominal se limita a los bordes de los densos bosques de coníferas.5

En las zonas donde se practica agricultura intensiva, y donde las prácticas agrícolas parecen render las tierras inadecuadas, los jardines forman un hábitat de reproducción importante. En un estudio inglés se mostró que sólo el 3,5% de los territorios se encontraron en tierras de cultivo, mientras que el 71,5% de los territorios se encontraron en jardines, a pesar de que este hábitat sólo representa el 2% del área total. Los nidos restantes se encontraban en los bosques (1% de la superficie total).15

Por lo general, el hábitat de invierno es también el que se utiliza para anidar, excepto que se se evitan tierras altas y otras localidades expuestas;16 Sin embargo, la subespecie T. p. hebridensis suele frecuentar la orilla del mar en invierno.5
Comportamiento

Canto
Menú
0:00
¿Problemas al reproducir este archivo?
Archivo:Song Thrush cracking a snail shell.ogg
Rompiendo la cáscara de un caracol.

El zorzal común no es gregario, aunque es posible que varios aves se junten en invierno o estén casualmente asociados en hábitats de forajeo, a veces con otros tordos como el mirlo, zorzal real (Turdus pilaris), zorzal alirrojo (Turdus iliacus) y Turdus ruficollis.5 A diferencia del zorzal real y zorzal alirrojo que son más nomádicos, el zorzal común tiende a regresar con regularidad a las mismas áreas de invernada.16

Es una especie monógama y territorial. En las áreas donde es un ave migratorio, el macho vuelve a establecer su territorio de cría y empieza a cantar tan pronto como regrese. En las zonas más templadas donde una parte de la aves suele permanecer durante todo el año, el macho residente no sale de su territorio de cría, cantando de forma intermitente, pero la hembra puede establecerse en un rango de invernada individual hasta que la la pareja se reúne a principios de la primavera.16

Durante la migración, viaja principalmente por la noche con una acción de vuelo fuerte y directa. Vuela en bandadas dispersas que cruzan el mar en un frente amplio en lugar de concentrarse en los pasos cortos (como ocurre en la migración de grandes aves planeadoras), y llama con frecuencia para mantener el contacto.5 La migración puede comenzar tan pronto como a finales de agosto en las partes más orientales y septentrionales del área de distribución, pero la mayoría de las aves que tienen que cubrir distancias más cortas, se dirigen al sur desde septiembre hasta mediados de diciembre. Sin embargo, el mal tiempo puede obligar a movimientos migratorios adicionales. La migración de retorno oscila entre mediados de febrero en todo el Mediterráneo hasta mayo en el norte de Suecia y Siberia central.5 Vagantes han sido registrados en Groenlandia, varias islas del Atlántico y África Occidental.5
Reproducción y esperanza de vida
Tres huevos en un nido.

La hembra construye un nido en forma de copa forrado con barro y hierba seca. Elige un arbusto, árbol o enredadera, o, en el caso de la subespecie de las Hébridas, en el suelo. Pone cuatro o cinco huevos de color azul brillante, ligeramente manchado de negro o morado;5 por lo general tienen un tamaño de 2.7 x 2.0 centímetros (0.79 x 1.06 in) y pesan 6.0 gramos, de los cuales el 6% es cáscara.3 La hembra incuba los huevos sola durante 10-17 días. Después de la eclosión transcurren otros 10-17 días hasta que las crías salgan del nido. Dos o tres nidadas en un año es normal, pero en el norte del área de distribución sólo puede tener una nidada.5 Un promedio de 54,6% de las crías británicas sobrevive el primer año de vida, y la tasa de supervivencia anual de adultos es del 62,2%. La esperanza de vida típica es de tres años, pero la edad máxima registrada es de 10 años y 8 meses.3

El zorzal es ocasionalmente anfitrión de cucos parasitarios, como el cuco común (Cuculus canorus), pero esto es muy raro porque el zorzal suele distinguir los huevos no miméticos de los cucos.17 Sin embargo, el zorzal no demuestra la misma agresión que el mirlo común hacia el cuco adulto.18 Las aves introducidas en Nueva Zelanda, donde el cuco no ocurre, conservaron durante los últimos 130 años la capacidad de reconocer y rechazar huevos no-miméticos.19

Entre los depredadores de los zorzales adultos se incluye gatos, mochuelos europeos (Athene noctua) y gavilanes (Accipiter nisus); los huevos y polluelos son depredados por urracas, arrendajos, y ardillas de las Carolinas si están presentes.20 21 22 Al igual que otras aves paseriformes, los parásitos son comunes e incluyen endoparásitos, como el nematodo Splendidofilaria (Avifilaria) mavis cuyo nombre específico se deriva del tordo Turdus mavis.23 Según los resultados de un estudio ruso sobre parásitos de la sangre, todos los zorzales reales, zorzales alirrojos, y zorzales comunes incluidas en la muestra eran portadores de hematozoanos, en particular Haemoproteus y Trypanosoma.24 Garrapatas del género Ixodes también son comunes y pueden contener agentes patógenos, incluyendo encefalitis en las zonas boscosas del centro y este de Europa y Rusia,25 y, más comúnmente, bacterias del género Borrelia.26 Algunas especies de Borrelia causan la enfermedad de Lyme, y aves como el zorzal, que forrajean en la tierra, pueden actuar como reservorio de la enfermedad.27
Alimentación
Conchas quebradas del caracol moro en un "yunque".

El zorzal común es omnívoro y se alimenta de una gran variedad de invertebrados, especialmente de lombrices y caracoles, así como frutas blandas y bayas. Al igual que su pariente, el mirlo, encuentra presas animales a simple vista. Se sirve de una técnica de caza corriendo y parrando en campo abierto, y hurga en la hojarasca en busca de alimentos en zonas boscosas.5

Caracoles forman un alimento particularmente importante durante sequías o cuando el mal tiempo hace difícil encontrar otro alimento. El tordo a menudo usa una piedra favorita como "yunque" para romper la concha del caracol y extraer el cuerpo blando que invariablemente limpia en el suelo antes de consumirlo.16 Las aves juveniles inicialmente tiran objetos y tratan de jugar con ellos hasta que aprenden a utilizar los yunques como herramientas para romper las conchas de caracoles.28 Los polluelos reciben principalmente alimentos de origen animal, como lombrices, babosas, caracoles y larvas de insectos.5

El caracol moro (Cepaea nemoralis) es regularmente comido por el zorzal, y se ha sugerido que los patrones polimórficos de la concha representan una respuesta evolutiva para reducir la depredación,29 aunque el zorzal común probablemente no es la única fuerza selectiva involucrada.30
Estado de conservación
En Nueva Zelanda.

Tiene un extenso área de distribución, cuya superficie es de aproximadamente 10 millones de kilómetros cuadrados y una larga población que se compone de entre 40 y 71 millones de aves sólo en Europa.1

En el paleártico occidental existe evidencia de una disminución de la población, pero a un nivel por debajo del umbral requerido para una preocupación mundial (es decir, una reducción del número de más de un 30% en diez años o tres generaciones) y por lo tanto esta especie es clasificada como de "preocupación menor" en la Lista Roja.1 En Gran Bretaña y los Países Bajos, se produjo un descenso de más de 50% de la población y el zorzal común se incluye en las listas rojas regionales.16 31 Las reducciones son mayores en las tierras agrícolas (73% desde mediados de 1970) y se cree que se debe a cambios en las prácticas agrícolas durante las últimas décadas.32 Aunque no se conoce las razones exactas de la caída poblacional, puede estar relacionado a la pérdida de setos, la siembra de cultivos en otoño en lugar de la primavera, y posiblemente el aumento del uso de pesticidas. Estos cambios pueden haber reducidos la disponibilidad de alimento y de sitios de anidación.33 En los jardines, el uso de cebos envenenados para controlar las babosas y los caracoles pueden representar una amenaza,22 y en las zonas urbanas, algunos tordos son atropellados cuando usan la superficie dura de las carreteras para romper las cascaras de caracoles.34
Significado cultural

El canto característico del zorzal común, con frases melódicas que se repiten dos o más veces, fue descrito por el poeta británico del siglo XIX Robert Browning en su poema Home thoughts from abroad.35 El canto del zorzal también inspiró al escritor británico del siglo XIX, Thomas Hardy en sub poema Darkling Thrush,36 y el poeta británico del siglo XX, Ted Hughes, quien destacó sus proezas de caza en Thrushes.37 El poeta galés del siglo XIX, Edward Thomas escribió 15 poemas sobre mirlos y tordos, incluyendo The Thrush.32
Archivo:Song Thrush93.ogg
Dunfermline, Escocia

El zorzal es el emblema del club de fútbol inglés West Bromwich Albion, elegido porque se guardaba un zorzal común como mascota en el pub utilizado por el equipo para cambiarse. También dio lugar al apodo inicial de West Bromwich Albión, The Throstles (Los tordos).38
Como alimento

Tordos fueron atrapados como alimento desde hace 12.000 años39 y una de las primeras referencias se encuentra en la Odisea: "Entonces, como palomas o zorzales batiendo sus alas extendidas contra algún lazo improvisado en matorrales — volando en busca de un nido acogedor, pero una horrible cama las recibe."40 La caza continúa hoy en día en todo el Mediterráneo, pero no se cree que es un factor importante en la disminución de esta especie en algunas partes de su área de distribución.32

En España, esta especie es cazada durante su migración a través del país, a menudo usando liga que, aunque prohibido por la Unión Europea, sigue siendo tolerada y permitida en la Comunidad Valenciana.41 En 2003 y 2004, la Unión Europea intentó, sin éxito, poner fin a esta práctica en la Comunidad Valenciana.42 43
Como mascota

Hasta al menos el siglo XIX, el zorzal común se mantuvo como ave de jaula por su voz melodiosa.44 Al igual que con la caza, hay poca evidencia de que la captura de aves silvestres para avicultura ha tenido un efecto significativo sobre las poblaciones silvestres.5

Ha recibido 46 puntos

Vótalo:

Codorniz Común

95. Codorniz Común

La codorniz común2 (Coturnix coturnix) es una especie de ave galliforme de la familia Phasianidae ampliamente distribuida en la Región Paleártica,en America , África oriental y meridional.3 Tiene alas largas y puntiagudas, las cuales usan para migrar de un lugar a otro, lo que las hace unas... Ver mas
La codorniz común2 (Coturnix coturnix) es una especie de ave galliforme de la familia Phasianidae ampliamente distribuida en la Región Paleártica,en America , África oriental y meridional.3

Tiene alas largas y puntiagudas, las cuales usan para migrar de un lugar a otro, lo que las hace unas aves nómadas en su totalidad. Su plumaje es, casi siempre, pardo con franjas ocráceas (la única diferencia entre los dos sexos es que los machos tienen en la garganta un ancla de color negro sobre fondo claro que las hembras no poseen). Esto hace que esta ave sea casi imperceptible, pues sus colores se confunden con el suelo. Los machos tienen un canto trisilábico parecido a un pal-pa-la y las hembras una especie de pitido.
Características

Llega a medir unos 13 a 17 centímetros, de los cuales 3-4 cm corresponden a la cola; de cuerpo macizo, con plumaje de color pardo leonado, más oscuro en el dorso y casi blanco en el vientre. Su pico es de color marrón en la parte superior y bastante más claro en la inferior. Las patas y los dedos son de color carne.

No presenta un dimorfismo sexual excesivamente marcado, aunque se puede distinguir fácilmente al macho de la hembra. En los machos jóvenes, la garganta es blanca con algunas manchas negras longitudinales, pero con el transcurso del tiempo adquiere una tonalidad rojiza o negruzca.

La parte superior del pecho presenta un color de herrumbre más bien claro y, en la hembra, la garganta es blanca con tonalidad pardusca y el pecho es pardo grisáceo o de tono amarillento, con manchas alargadas y oscuras

Los animales jóvenes se parecen a las hembras, pero su plumaje se encuentra intensamente manchado y tiende al grisáceo. Otro elemento de diferenciación entre los sexos es la talla, que resulta notablemente superior en los machos.

El peso de un macho adulto oscila entre los 75 y 150 gramos, valor que es alcanzado solamente por pocos ejemplares, los que se quedan a invernar o que parten muy tarde, en el mes de octubre.

Otro de los aspectos que distinguen a la codorniz es su canto, que a pesar de su monotonía, resulta bastante sonoro y varía considerablemente según las estaciones y las situaciones.
Comportamiento
La codorniz común tiene un gran mimetismo con el suelo y a veces se confunden con él.

Es un ave terrestre que se encuentra entre las más dotadas para la marcha a pie, lo cual la sitúa en desventaja durante el vuelo. A diferencia de los faisanes y otras aves, la codorniz nunca se posa en los árboles y evita con gran cuidado los terrenos que se encuentren desprovistos de vegetación, así como aquellas zonas donde las matas son demasiado abundantes como para entorpecer su carrera en la huida.

El entorno de la codorniz varía según las estaciones del año; así en primavera y principios del verano, las codornices prefieren los campos de cereales y los prados y, en los meses de mayor calor, se refugian en los campos que se riegan, en las praderas altas, etc.

En cuanto al tipo de terrenos preferidos por la adaptable codorniz, se puede decir que, si bien es un ave de llanura, en muchas ocasiones es posible encontrar poblaciones de codornices que se encuentran en zonas montañosas, muchas veces superiores a los 1500 metros.

Permanece en todos los lugares donde encuentra condiciones ambientales adecuadas y donde haya una cierta abundancia de alimento, preferentemente los campos cultivados con cereales, y rehúsa habitar en terrenos áridos debido a su necesidad de beber y bañarse con regularidad.

Esta especie se encuentra dispersa alrededor del mundo, pues son muy adaptables, la mayoría de estas aves suelen recorrer cientos de kilómetros en poco tiempo, su vuelo es rápido.
Alimentación

En la primavera y en los primeros días del verano se alimenta de insectos, en verano y otoño se nutre de granos: trigo, centeno, cebada, así como de semillas de diversas gramíneas silvestres, leguminosas, forrajeras y de frutos, por lo que en muchas ocasiones se le encuentra dentro de los cultivos de cereal y leguminosas.
Migraciones

La codorniz se desplaza desde su área de invernada africana a las zonas de nidificación de Europa siguiendo tres grandes rutas migratorias.

La primera de ellas proviene desde las costas atlánticas y mediterráneas de Marruecos y desde las occidentales de Argelia, a la península Ibérica y, posteriormente, hacia Francia, Alemania, Escandinavia e Inglaterra.
La segunda de ellas tiene lugar desde las costas orientales de Argelia, desde Túnez y desde Libia hacia Italia, para continuar luego hacia las llanuras del Danubio y Rusia.
Finalmente,una tercera ruta va desde Egipto a la península de los Balcanes y a la Europa Oriental.

El movimiento de retorno al santuario invernal de las codornices se inicia con la llegada del otoño, y es precedido por unos notables desplazamientos con caracteres de erratismo de una zona a otra. La verdadera migración tiene lugar a lo largo de las mismas directrices de primavera, pero, en general, las codornices muestran una mayor predilección a seguir unas rutas terrestres lo más largas posible, con frecuentes detenciones.

Un dilema que viene sorprendiendo a los sabios de todas las civilizaciones que han habitado el mar de la cultura desde hace milenios es cómo resulta posible que en una sola noche sea capaz de atravesar el Mediterráneo de punta a punta, siendo un ave con un vuelo lento y pesado.
Reproducción
Huevos de codorniz

Se trata de una especie polígama, conocida desde antiguo por su notable capacidad sexual. El macho es capaz de cubrir a distintas hembras consecutivamente y, éstas, a su vez, pueden ser fecundadas por más de un macho en el curso de pocas horas.

El acoplamiento tiene lugar precisamente a la llegada de las codornices a sus terrenos de nidificación; en el caso de España, la estación de celo se sitúa entre los meses de abril y junio, período durante el cual los machos libran furiosos combates para controlar el plantel de hembras.

La nidificación se efectúa desde la mitad del mes de mayo hasta finales de julio, pero puede prolongarse hasta agosto y septiembre. La puesta de huevos se efectúa en un hueco apenas tapizado con hierbas secas y situado en un campo de trigo o de otros cereales; los huevos son redondeados, en un número que normalmente oscila entre los 6 y los 18, de color marrón muy claro, con manchas oliváceas, en forma de corona en su extremo más largo.

El proceso de incubación dura aproximadamente 17 días, y a ella se dedica exclusivamente la hembra. Los polluelos se muestran dispuestos a seguir a la madre y a picotear, apenas recién nacidos. A los quince días, pueden revolotear y al mes vuelan ya como adultos.
La caza
La caza de la codorniz de Francisco de Goya.

La carne de este emplumado es muy apreciada. Los cazadores suelen ir acompañados de un perro. Actualmente hay un programa de anillamiento donde se utilizan redes y reclamos (imitaciones de pitidos de hembras) para llevar el control de la población, pues es muy difícil hallarlos. Cuando a estos animales se les llega a perseguir muy de cerca, y al encontrarse desesperados, es común de estas aves esconder la cabeza bajo su ala, con lo cual creen estar escondidas de su enemigo.[cita requerida]

La codorniz pasa la mayor parte del día en el suelo buscando su alimento o revolcándose brevemente en el polvo y, en consecuencia, es más bien raro que estas aves emprendan el vuelo, con la excepción de aquellas situaciones en las que se sienten perseguidas, en período de celo, o cuando llega el momento de emigrar.

Cuando es localizada por el perro de muestra, intenta escapar de la zona de peligro corriendo rápidamente en línea recta y volviendo atrás, de manera que finalmente traza una serie de itinerarios complicados que, con notable frecuencia, terminan por confundir al perro más experimentado, particularmente a los que cazan con el hocico al viento. Es solamente cuando el perro consigue apuntarla sin huida posible que la codorniz decide alzar el vuelo, elevándose poco o mucho, lenta o velozmente, según las necesidades del momento.

La caza clásica de la codorniz es la que se lleva a cabo con la ayuda de los perros de muestra en los días de media veda, que suelen ser desde el mes de agosto hasta mediados de septiembre. Normalmente el cazador de codornices madrugará, poniéndose en camino al amanecer. Una vez iniciada la caza y, durante algunas horas, las codornices se buscarán en los pastos, en los campos bien secos, los cultivos de maíz, etc. y, solo más tarde, con el calor de las horas ya avanzadas de la mañana, las codornices deberán ser buscadas entre la alfalfa y otros lugares más bien frescos.

En lo que respecta al equipo del cazador en la caza de la codorniz, se puede decir que resultan adecuados todos los calibres comprendidos entre el 12 y el 20, e incluso el 24 con escopetas automáticas, dobles o superpuestas, aunque con estrangulación mínima o nula, dadas las modestas distancias de tiro.

Por su caza desmesurada esta especie se encuentra en peligro de extinción en algunos lugares; donde se ha percibido una disminución de su población, achacable a los cambios de uso del suelo y cultivos agrícolas. Otro problema es la suelta de ejemplares criados en cautividad de la especie Coturnix japonica que pueden llegar a hibridarse con la especie silvestre.

Especialmente apreciados son sus huevos, los cuales se suelen consumir como aperitivo. Su sabor es similar al de gallina, aunque poseen menor cantidad de colesterol. Se consumen de múltiples maneras :hervidos y cubiertos de salsa rosada.
Codorniz japonesa
Artículo principal: Coturnix japonica

El agriotipo de la codorniz de granja (Coturnix japonica), sinónimo de (Coturnix coturnix japonica (Temminck & Sclegel, 1849)), debido a su potencial colonizador y constituir una amenaza grave para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, ha sido catalogado en el Catálogo Español de Especies exóticas Invasoras, aprobado por Real Decreto 1628/2011, de 14 de noviembre, estando prohibida en España su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico y comercio.

Ha recibido 45 puntos

Vótalo:

Vencejo Común

96. Vencejo Común

El vencejo común (Apus apus) es un ave apodiforme de la familia de los apódidos, especialmente adaptada para el vuelo, con alas falciformes, cola corta de horquilla poco profunda, boca muy ancha y grande rematada con un pico pequeño, plumaje negruzco con una pequeña porción blanca o gris bajo el... Ver mas
El vencejo común (Apus apus) es un ave apodiforme de la familia de los apódidos, especialmente adaptada para el vuelo, con alas falciformes, cola corta de horquilla poco profunda, boca muy ancha y grande rematada con un pico pequeño, plumaje negruzco con una pequeña porción blanca o gris bajo el pico, patas muy cortas sin pulgar oponible, y garras diminutas pero de presa extraordinariamente fuerte que le permiten "colgarse" en riscos elevados, paredes verticales y sitios elevados desde los que reemprende el vuelo ya que si cae al suelo experimenta gran dificultad en remontar el vuelo por su especial morfología alar y cortas patas. Si se encuentra un individuo caído, puede ayudársele a remontar el vuelo cogiéndolo y soltándolo desde un sitio elevado. La etimología de Apus apus viene del antiguo Griego donde "apus"(άπους) significa "sin pies".
Comportamiento

Desde los mismos orígenes de la zoología se sospechaba lo que a finales de la década de los 60 se constató: que los vencejos pasan la mayor parte de su vida en el aire; comen, duermen y copulan volando. Únicamente se posan para poner los huevos, incubarlos y criar a sus polluelos. Permanecen en vuelo ininterrumpido durante nueve meses del año. Las crías abandonan el nido por la mañana volando súbitamente, sin necesidad de aprendizaje previo, y no retornan a él jamás. De noche, estas aves se elevan hasta los 2.000 m de altura y allí duermen, volando. Durante su sueño el aleteo se reduce de los habituales 10 movimientos por segundo a tan sólo 7. Debido a sus extraños hábitos aéreos aún se desconocen muchísimas cosas de la vida de estas aves. Los vencejos emiten un grito muy agudo que en algunos países les ha valido el apelativo de "pájaro del diablo".

Es un ave migratoria que a mediados de la primavera boreal (otoño austral) aparece por casi toda Europa, norte de África y Asia Central mientras que en invierno boreal (verano austral) se le encuentra en el sur de África. En el campo, anida gregariamente en taludes pero está especialmente adaptado a los asentamientos humanos. Forma sus nidos bajo cornisas y aleros de edificios y casas. Suele ser fiel a su lugar de anidamiento; vuelve a él y lo reconstruyen cuando hace falta.
Alimentación

El vencejo común se alimenta de minúsculos insectos voladores (plancton aéreo) que atrapa con su amplio pico que mantiene constantemente abierto al volar. También recoge al vuelo los materiales con los que construye el nido.
Reproducción

En cuanto a su reproducción, son de hábito monogámico y presentan un solo periodo de reproducción al año, en las áreas de migración estival. Durante el periodo de nidificación cada pareja de reproductores presenta una sola puesta de 2 a 3 huevos que oscilan entre los 3,2 y 4,2 gramos. El tiempo de incubación es de 19 a 21 días. Las crías abandonan el nido hacia los 35 a 59 días de la eclosión. Los juveniles abandonan el nido volando y de manera definitiva. La madurez reproductiva se alcanza a los dos años de edad.
Desarrollo

El desarrollo de los jóvenes nidícolas es diferencial. Los órganos internos (hígado, riñones e intestinos) son los primeros en alcanzar sus peso definitivos. El sistema esquelético y muscular le siguen en el proceso y el plumaje de vuelo (remeras y rectrices) es lo que más tarda y marca el final del periodo nidícola. Bajo buenas condiciones alimentarias y de desarrollo, los jóvenes vencejos abandonan el nido con un ligero sobrepeso de 6-7 gramos con respecto a los adultos. Esta reserva les permite afrontar las primeras dificultades de la vida aérea puesto que el abandono del nido es definitivo.
Ave joven, incapaz todavía de volar.

Es interesante constatar también que el desarrollo de los juveniles en el nido está relacionado en gran medida con la temperatura ambiente. La entrada de frentes fríos o de mal tiempo en las áreas de nidificación disminuye considerablemente la presencia de insectos voladores. Esto conlleva a un alejamiento temporal de los vencejos hacia zonas de mayor oferta o específicamente a los bordes de la zona de baja presión. Este movimiento evasivo se da sobre todo en los individuos de un año, ya que todavía no han nidificado y, por tanto, no están ligados a un emplazamiento fijo; pero incluye también individuos en nidación. Estos movimientos pueden ser de cientos de kilómetros. Los juveniles nidícolas en condiciones normales pueden sobrevivir a la ausencia parental durante cuatro días o más, entrando en un letargo que reduce el ritmo cardíaco de 90 a 20 latidos por minuto y la temperatura corporal de 36-39 °C a cerca de 20 °C.

Ha recibido 45 puntos

Vótalo:

Cuervo

97. Cuervo

El cuervo común (Corvus corax) es una especie de ave paseriforme de la familia de los córvidos (Corvidae). Presente en todo el hemisferio septentrional, es la especie de córvido con la mayor superficie de distribución. Con el cuervo de pico grueso, es el mayor de los córvidos y probablemente la... Ver mas
El cuervo común (Corvus corax) es una especie de ave paseriforme de la familia de los córvidos (Corvidae). Presente en todo el hemisferio septentrional, es la especie de córvido con la mayor superficie de distribución. Con el cuervo de pico grueso, es el mayor de los córvidos y probablemente la paseriforme más pesada; en su madurez, el cuervo común mide entre 52 y 69 centímetros de longitud y su peso varía de 0,69 a 1,7 kilogramos. Los cuervos comunes viven generalmente de 10 a 15 años pero algunos individuos han vivido 40 años. Los jóvenes pueden desplazarse en grupos pero las parejas ya formadas permanecen juntas toda su vida, cada pareja defendiendo un territorio. Existen 8 subespecies conocidas que se diferencian muy poco aparentemente, aunque estudios recientes hayan demostrado diferencias genéticas significativas entre las poblaciones de distintas regiones.

El cuervo común coexiste con los humanos desde hace millares de años y en algunas regiones es tan abundante que se considera una especie nociva. Una parte de su éxito se debe a su régimen omnívoro; el cuervo común es extremadamente oportunista, alimentándose de carroñas, de insectos, de residuos alimentarios, de cereales, de frutas (como baya,tipo de fruta) y pequeños animales. Se han observado varias demostraciones notables de resolución de problemas en esta especie, lo que hace pensar que el cuervo común es muy inteligente.

A través de los siglos, el cuervo común ha sido objeto de mitos, de folclore y de representaciones en las artes y la literatura. En varias culturas antiguas, incluyendo las de Escandinavia, de Irlanda, del País de Gales, de Bután, de la costa noroeste de Norteamérica, de Siberia y de Asia del noreste, el cuervo común ha sido venerado como un dios o un símbolo espiritual.2
Morfología
El plumaje del cuervo común puede mostrar un color azul o púrpura al sol.

Un cuervo común maduro mide entre 52 y 69 centímetros de longitud con una envergadura de 115 a 160 cm (en Europa: 144-160 cm el macho y 124-138 cm la hembra.3 Su peso varía de 0,7 a 1,7 kilogramos4 3 lo que le hace ser la más pesada de las paseriformes. Las aves de las regiones más frías como el Himalaya y Groenlandia son generalmente mayores, con un pico ligeramente más grande, mientras que los individuos de las regiones más cálidas son más pequeños, con un pico proporcionalmente más pequeño.5 El pico es fuerte, negro y ligeramente curvado. La cola es relativamente larga, el cuello es bastante grueso, y el iris es marrón oscuro. El plumaje es generalmente negro pero posee reflejos iridiscentes azulados y púrpuras. Las plumas de la garganta se alargan y la base de las plumas del cuello es de un marrón gris pálido. El plumaje de los jóvenes es similar al de los adultos pero más mate y el iris es azul gris.6 Además de su gran tamaño, el cuervo común difiere de las cornejas por su pico más fuerte y más grueso, las plumas de la garganta y la cola en forma de rombo.7
Comportamiento
Alimentación
Cuervos comunes alimentándose de residuos.

El cuervo común es omnívoro y oportunista: su régimen alimentario varía según el lugar, la temporada y lo que encuentra por casualidad. Por ejemplo, los cuervos que anidan cerca de las fuentes de residuos generados por los humanos incluyen un porcentaje más elevado de los desechos alimentarios en su régimen, los individuos que anidan cerca de las carreteras consumen más vertebrados víctimas de atropellos y los individuos que anidan lejos de estas fuentes de comida consumen más artrópodos y vegetales. Por ejemplo, en la tundra de Alaska, los cuervos obtienen alrededor de la mitad de sus necesidades energéticas gracias a la depredación (sobre todo de pequeños roedores microtus) y la otra mitad procede de necrofagia (sobre todo de carroñas de caribú y lagópodos). Su alimentación vegetal incluye los cereales, las bayas y frutas. Cazan pequeños invertebrados, anfibios, reptiles, pequeños mamíferos y pájaros. No obstante, un estudio hecho entre 1984 y 1986 sobre el régimen de los cuervos comunes en el suroeste de Idaho (una región agrícola) puso de manifiesto que los cereales eran el componente principal de su dieta, aunque también habían sido consumidos pequeños mamíferos, saltamontes, carroñas de bovinos y pájaros. Almacenan los excedentes de comida, sobre todo de la que contiene grasa, como hace el Zorro ártico. En invierno, puede también asociarse con otro cánido, el lobo gris, como cleptoparásito y lo siguen para alimentarse con las carroñas. También pueden consumir las partes no digeridas de las heces animales y los residuos alimentarios procedentes del hombre. El éxito de las nidadas es más elevado en los individuos que utilizan residuos humanos como fuente de comida.
Inteligencia

El cuervo común posee uno de los cerebros más grandes de todas las especies de aves. Muestra también varias habilidades como la resolución de problemas así como la imitación y la intuición. Una experiencia concebida para evaluar la intuición y la resolución de problemas presentaba un pedazo de carne atado a una cuerda que colgaba de un posadero horizontal. Para alcanzar la carne, el pájaro debía posarse sobre la percha, tirar de la cuerda en varias etapas y sujetar la cuerda en cada etapa con el fin de ir acortándola. Cuatro de los cinco superaron la prueba, y la transición desde la ausencia de éxito (ignorar la comida o simplemente no tirar de la cuerda) hasta un éxito constante y previsible (arrastrar la carne hasta la percha) se hizo sin aprendizaje aparente.8 Se ha observado como los cuervos dirigen a otros animales para que trabajen para ellos, por ejemplo llamando a los lobos y a los coyotes al lugar de una carroña. Los cánidos abren entonces la carroña, lo que la hace más accesible a los cuervos. También se sabe que observan el lugar donde otros cuervos ocultan su comida y se acuerdan de estos lugares, lo que les permite robársela. El cuervo común es conocido por robar y ocultar objetos brillantes como guijarros, trozos de metal y pelotas de golf. Una hipótesis indica que los jóvenes son curiosos hacia toda cosa nueva y que la atracción por los objetos redondos y brillantes se basaría en su semejanza con huevos. Los adultos pierden este interés intenso para lo inusual y pasan a ser neófobos. Recientemente, los investigadores han reconocido que las aves juegan. Los jóvenes cuervos están entre los más jugadores de todas las especies de aves. Se les ha observado deslizándose a lo largo de montones de nieve, al parecer por simple placer. Juegan incluso con otras especies, por ejemplo juegan al juego del ratón y el gato con lobos y perros. El cuervo es famoso por sus espectaculares acrobacias aéreas, como los rizos.9 Un estudio reciente además afirma que los cuervos son capaces de reconocer diferentes voces humanas, así como llamadas de aves de otras especies.10
Vocalizaciones

Esta especie posee un grito característico, el crascitar: un “rrok-rrok”, profundo y cavernoso, que difiere del de los otros córvidos según los observadores con experiencia. Su complejo vocabulario incluye un « toc-toc-toc », un «kraa» secos y roncos, un graznido gutural y bajo así como varios gritos de naturaleza casi musical. Como cras significa "mañana" en latín, y son aves habitualmente carroñeras, se consideraban habitualmente aves de mal agüero y en ese sentido compuso Edgar Allan Poe su famoso poema El cuervo, cuyo estribillo es: Y el cuervo dijo: "Nunca más".
Menú
0:00
Cuervo común.

Al igual que otros córvidos, el cuervo común puede imitar los sonidos de su medio ambiente, incluyendo la voz humana. Posee un amplio abanico de vocalizaciones. Los gritos observados incluyen los gritos de alarma, los gritos de vuelo y los gritos de persecución. El cuervo común produce también sonidos no vocales incluidos ruidos con las alas y crujidos de pico. Los crujidos se observaron más a menudo en las hembras que en los machos. Si desaparece un miembro de la pareja, el compañero reproduce sus gritos reclamando su regreso.11
Reproducción
Jóvenes en el nido - Hvítserkur, Islandia.

Los jóvenes comienzan los rituales de emparejamiento a una temprana edad, pero no se aparearán antes de los dos o tres años. Las acrobacias aéreas, los comportamientos demostrando su inteligencia y las capacidades para obtener la comida son comportamientos clave del desfile nupcial. Una vez apareados, los miembros de una pareja tienden a anidar juntos durante toda su vida, generalmente en el mismo lugar. Las parejas deben poseer un territorio antes de empezar la construcción del nido y la reproducción, así pues, defienden con saña un territorio y sus recursos. El tamaño de los territorios de nidificación varía según la densidad de las fuentes de comida de la región. El nido es una copa profunda construido con ramas y ramitas mantenidas juntas gracias a una capa interna de raíces, lodo y cortezas. El interior se cubre de materiales más suaves como el pelo de ciervo. El nido habitualmente está situado en un gran árbol, sobre un saliente rocoso o, más frecuentemente, sobre viejos edificios o postes eléctricos. Las hembras ponen de 3 a 7 huevos de un azul verde pálido manchado de marrón. En la mayoría de su superficie de distribución, la puesta comienza a finales de febrero. En los climas más fríos, ponen los huevos más tarde, en Groenlandia y en el Tíbet los ponen en abril. En Pakistán, la puesta tiene lugar en diciembre. Solo incuba la hembra y la incubación dura de 18 a 21 días. Sin embargo, el macho puede colocarse encima de los huevos cuidándolos, sin por ello empollarlos. Los padres alimentarán a las crías que dejan el nido de 35 a 42 días después de la salida del huevo. Permanecerán con sus padres seis meses después de dejar el nido. El cuervo puede vivir mucho tiempo, sobre todo en cautiverio o cuando está protegido; algunos cuervos de la Torre de Londres vivieron más de 40 años. La duración de la vida en el medio natural es considerablemente más corta: generalmente de 10 a 15 años. El individuo salvaje anillado más viejo tenía 13 años.
Distribución y hábitat
Hábitat

La mayoría de los cuervos prefieren las zonas costeras o las zonas de bosques con grandes extensiones cercanas abiertas para anidar y alimentarse. En algunas regiones con fuertes concentraciones de poblaciones humanas como en California en los Estados Unidos, se aprovechan de las abundantes fuentes de comida y su número va en aumento.
Distribución
Dos jóvenes en Islandia.

El cuervo es capaz de prosperar en numerosos climas; en efecto, esta especie posee el área de distribución más amplia de los miembros de su clase.12 Su área de distribución se extiende por toda la zona Holoártica, desde el Ártico y hábitats moderados de Norteamérica y de Europa hasta los desiertos del África Septentrional, y las islas del Pacífico. En las Islas Británicas, es más común en Escocia, el norte de Inglaterra y el oeste Irlanda. En el Tíbet, se ha observado en altitudes de 5000 m y hasta los 6350 m en el Everest.
Migración

El cuervo es generalmente un residente permanente en toda su área de distribución excepto en el Ártico. Los individuos jóvenes pueden dispersarse localmente.13
Sistemática

El cuervo fue una de las numerosas especies descritas por Linneo en el siglo XVIII en Systema Naturae. Por otra parte, lleva aún el nombre de origen Corvus corax. Es la especie modelo de clase Corvus, derivada de la palabra latina para cuervo. El nombre de la especie, κοραξ (corax), es la palabra griega para corneja o cuervo. El nombre cuervo se ha utilizado para describir varias especies (a menudo de gran tamaño) del género Corvus, aunque estos no sean necesariamente parientes cercanos de Corvus corax. El cuervo descrito por Linneo es el llamado Cuervo común. A la hembra también se le llama “cuervo”.
El cuervo común y el hombre
Conservación y gestión de las poblaciones
Cuervo en Half Dome.

La superficie de distribución del cuervo común es amplia y la especie no está en peligro de extinción. En algunas regiones, hay decadencias localizadas, causadas por la pérdida de hábitat y la persecución. En otros lugares, las poblaciones aumentaron mucho y pasaron a ser plaga para la agricultura. El cuervo puede causar daños a los cultivos de nuez y de cereales y puede dañar también al ganado. En particular, puede matar a los cabritos, los corderos y los terneros. Los cuervos atacan generalmente la cabeza del ganado recién nacido pero su comportamiento carroñero, más común, puede ser confundido erróneamente con la depredación por los propietarios de los ranchos. Al oeste del desierto de Mojave, la colonización humana y el cultivo de las tierras condujeron a una multiplicación de las poblaciones de cuervos en un espacio de 16 a 25 años. Las ciudades, las basuras, los lagos artificiales y las depuradoras crean fuentes de comida y agua para las aves. Los cuervos utilizan también los postes eléctricos como lugares de nidificación y son a veces atropellados en las autopistas. La explosión de la población del desierto del Mojaves aumentó la preocupación por la Tortuga del desierto, una especie amenazada. El cuervo es un depredador de las crías de esta especie que posee un caparazón blando y se desplaza lentamente. El control de la población de grandes cuervos incluye la caza con trampas, así como el establecimiento de contactos con los gestores de las basuras para que éstos reduzcan la cantidad de residuos expuestos.

Históricamente, se han utilizado primas de caza como forma de control en Finlandia a mediados del siglo XVIII hasta 1923. La caza tuvo lugar de manera limitada en Alaska, donde el aumento de la población de cuervos amenazaba al éider de steller ( Polysticta stelleri), una especie vulnerable.14
Referencias culturales
Contexto

Hay numerosas menciones de “cuervos” en las leyendas y la literatura. La mayoría hacen referencia a la especie Cuervo común. Los cuervos son personajes frecuentes en los mitos y cuentos tradicionales norteamericanos, siberianos y nórdicos. Además de representar a los espíritus de los cuervos reales, a menudo se representa a los cuervos como el Trickster, un héroe o también al creador de los humanos. Desde hace tiempo, el cuervo está considerado como un ave de mal agüero debido a su plumaje negro, su grito ronco y su necrofagia. Interesa también a los autores de mitos y leyendas. Claude Lévi-Strauss, un antropólogo francés, sugirió una hipótesis estructuralista según la cual el cuervo, al igual que coyote tienen un estatus mítico porque los considera como mediadores entre la vida y la muerte.15
Biblia

En la Biblia hay varios relatos referentes a los cuervos: en el primero, Noé suelta un cuervo para ver el retroceso de las aguas después del diluvio16 . En el segundo, son enviados por Dios para sustentar al profeta Elías de manera sobrenatural. En el primer libro de Reyes17 , se narra que los cuervos le llevaban, por orden de Dios, alimento (pan y carne) a Elías dos veces al día, cuando éste tuvo que esconderse junto el arroyo Querit. Además, hay varios versículos que utilizan la imagen del cuervo como ejemplo de impureza o maldad.

Otro ejemplo es cuando Jehová, el proveedor de todas las criaturas, hizo referencia a sí mismo cuando dijo a Job «¿Quien le preparará al cuervo su alimento cuando sus polluelos claman a Dios por ayuda, cuando siguen errantes porque no hay nada de comer?»18 .
Europa
Mitología nórdica
Los dos cuervos Hugin y Munin sobre los hombros de Odín.

Los vikingos utilizaban mucho la imagen del cuervo. La ponían como símbolo en sus velas. Ragnar Lodbrok tenía una bandera llamada “Reafan” y bordada en ella la imagen de un cuervo. Según la leyenda, si la bandera flotaba al viento, Lodbrok vencería pero si la bandera colgaba sin movimiento, se perdería la batalla. El rey Harald Hardrada poseía también una bandera con la imagen de un cuervo llamada “Landeythan”. Tales banderas eran también utilizadas por numerosos vikingos como el conde de las Orcadas y el rey Knut II de Dinamarca. En la mitología nórdica, los cuervos Hugin y Munin se sentaban sobre los hombros de dios Odín y le informaban de todo lo que veían y oían. Hugin representa la reflexión, mientras que su compañero Munin representa la memoria. Odín los enviaba volando en torno al mundo cada día para enterarse de todo lo que pasaba.

El cuervo aparece también en la parte derecha del escudo de armas de la Isla de Man, una antigua colonia vikinga, y en el folclore de la isla. Puesto que los cuervos son carroñeros que consumen, entre otras cosas, seres humanos (muertos o víctimas de la guerra), a menudo se han asociado a la muerte y a las almas perdidas. Además, en varias culturas occidentales, los cuervos a menudo se consideraron como pájaros de mal agüero, en parte debido al simbolismo negativo de su plumaje negro. Así, en Suecia, los cuervos representan a los fantasmas de las personas asesinadas y en Alemania representan las almas de los condenados.19
Mitología céltica

En la mitología céltica irlandesa, los cuervos se asocian a la guerra y a los campos de batalla bajo las representaciones de Badb y Morrigan. La diosa Morrigan (en forma de un cuervo) se habría posado sobre el hombro del héroe Cúchulainn después de su muerte. Otros mitos célticos de las Islas Británicas cuentan que los cuervos se asociaban al dios galés Bran él Bendecir (el hermano de Branwen) cuyo nombre se traduce en “cuervo”. Se representa como un gigante y como rey de los Bretones en los relatos de Mabinogion. Según estos relatos, la cabeza de Bran fue enterrada en la Colina Blanca de Londres como talismán contra los invasores Las Cuatro Ramas del Mabinogi. Varios personajes de la mitología céltica galesa comparten su nombre. Los cuervos ocupan un lugar importante en los textos del siglo XII o XIII el sueño de Rhonabwy sobre el ejército de Owain mab Urien, un caballero de rey Arturo.
Paganismo germánico

Federico Barbarroja es el personaje de la leyenda del héroe dormido, que dice que no murió, sino que permanece dormido con sus caballeros en una bodega en las montañas de Kyffhäuser en Turingia, en Alemania, y que cuando los cuervos dejen de volar en torno a la montaña, se despertará y restablecerá Alemania a su antiguo esplendor. De acuerdo con la historia sus ojos se cierran en su sueño, pero, de vez en cuando, levanta la mano y envía a un joven criado a ver si los cuervos dejaron de volar.
Mitología griega

En la mitología griega, Apolo estuvo un día tan enamorado de la princesa Coronis hija de rey Flegias, que confió a un cuervo blanco el cuidado de velar por ella. Un día que el cuervo descuidó su vigilancia, Coronis se dejó seducir por un mortal llamado Ischys. Cuando Apolo se enteró de eso, se puso tan celoso que mató a la joven de un flechazo en pleno pecho. Pero cuando estaba a punto de morir, Coronis reconoció que esperaba un niño de él. Salvado por Apolo, Asclepio fue confiado al centauro Quirón, encargado de educarle. Como castigo por su negligencia, Apolo vistió al cuervo con un oscuro plumaje negro.
Gran Bretaña
Cuervos en la Torre de Londres.

Según una leyenda, Inglaterra no sucumbirá a una invasión extranjera mientras haya cuervos en la Torre de Londres; el Gobierno mantiene varios en cautividad, como seguro y para dar gusto a los turistas.20 Esto está considerado como un antiguo mito, pero los estudios recientes no han encontrado ningún rastro de esta leyenda antes del siglo XIX y parece tratarse de una invención romántica del tiempo victoriano, basado en el relato de Bran le Béni. En efecto, la Torre de Londres conoció largos períodos sin cuervos y se reintrodujeron éstos por última vez después de la Segunda Guerra Mundial. Las alas de algunos individuos de la Torre de Londres les son cortadas periódicamente para garantizar que los cuervos no abandonarán el lugar.
Siberia y el Ártico

El cuervo es un personaje central de la mitología de los esquimales de Alaska, Canadá y Groenlandia, donde se lo considera el antecesor original que trajo a los hombres la luz del día. Creó la tierra, las plantas, los animales y las personas, a las que les enseñó a encender el fuego, a construir canoas y redes para pescar, así como también a utilizar las pieles de los animales para fabricar sus vestimentas, entre otras muchas cosas.

Cumple el mismo rol en las creencias ancestrales de los chucotos, así como de otros pueblos del noroeste de Siberia, como los itelmen, los koryak y los yup'ik.
Argentina

En la cultura del fútbol se les denomina "Cuervos" a los hinchas del Club Atlético San Lorenzo de Almagro
En la literatura
"Los Dos Cuervos", ilustración de Arthur Rackham.

William Shakespeare menciona al cuervo más a menudo que a cualquier otra ave en sus obras Otelo y Macbeth;
El cuervo “Grip” es un personaje importante en el relato Barnabé Rudge de Charles Dickens;
Edgar Allan Poe utilizó al cuervo como mensajero sobrenatural en su poema El Cuervo . La capacidad del cuervo para comunicar es importante para el poema, al igual que en las obras de Dickens;
Las obras El Judío de Malta de Christopher Marlowe y The Faerie Queene de Edmund Spencer utilizan también la imagen de mal augurio del cuervo;
El cuervo ocupa un lugar privilegiado en el relato Jonathan Strange & Mr Norrell de Susanna Clarke; en esta ucronía de Inglaterra, se practica la magia y las leyendas hablan del “Rey Cuervo”, el antiguo rey del norte de Inglaterra;
Stephen King describe a un cuervo de nombre “Zoltan” que pertenece a un agricultor en El Pistolero;
The Lost Kings de Andrew Reimann describe innumerables cuervos en una ciudad infernal. En este relato, los cuervos son las únicas criaturas del Más allá con la capacidad de morir y volver otra vez a la tierra;
En El hobbit de J. R. R. Tolkien, Roäc hijo de Carc es el jefe de los Cuervos;21
En la serie fantástica Canción de hielo y fuego de George R. R. Martin, los cuervos son utilizados por los maestres como medio de comunicación de larga distancia. Los cuervos negros se emplean normalmente, mientras que los cuervos blancos llevan mensajes especiales. El Lord Comandante Jeor Mormont de la Guardia de la Noche lleva un cuervo sobre el hombro;
Neil Gaiman representa a varios cuervos en sus novelas gráficas de la serie Sandman, en particular, los cuervos “Matthew” y “Tethys”;
En la serie literaria Harry Potter, la casa Ravenclaw de Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería está representada por un cuervo. En inglés, “raven's claw” significa la garra del cuervo, este animal es el más astuto ya que es el animal más inteligente.
El cuervo está presente en la serie Saga de la Fundación de Isaac Asimov;
Émile Nelligan escribió un poema titulado Los Cuervos ;
En las libros de Mundodisco , por Terry Pratchett, un cuervo que se llama “Quoth” (en referencia al poema de Edgar Allan Poe) es la montura de la Muerte de las ratas en Accros de roc, El Padre Porcher , y Procrastination. Aprecia el gusto de los globos oculares;
El cuervo está presente en varios libros Joan Aiken
En una novela animal Saga del Cuervo escrita por Sharon Stewart, los cuervos hacen papel de personajes principales, ofreciendo una nueva imagen sobre el mundo de los córvidos.

Ha recibido 45 puntos

Vótalo:

Torcecuello

98. Torcecuello

El torcecuello (Jynx torquilla) es un ave de hábitos migratorios perteneciente a la familia de los pícidos, dentro del orden de los piciformes.1 Habita en bosques, selvas, parques y zonas con árboles aislados en Europa, Asia y África.1 Características Su longitud ronda los 16 cm y su aspecto... Ver mas
El torcecuello (Jynx torquilla) es un ave de hábitos migratorios perteneciente a la familia de los pícidos, dentro del orden de los piciformes.1 Habita en bosques, selvas, parques y zonas con árboles aislados en Europa, Asia y África.1
Características

Su longitud ronda los 16 cm y su aspecto externo y comportamiento guardan mayores similitudes con los de un paseriforme que con los de un pájaro carpintero típico.1 La coloración de su plumaje es muy mimética: pardo grisáceo en las partes superiores y más amarillo con listas pardas próximas en las partes inferiores.1 Presenta, a su vez, unas listas oscuras en los ojos y barras de la misma coloración atravesando su cola. Este plumaje críptico y su pico de pequeño tamaño le diferencian notablemente de otras especies del orden. Sin embargo, sus patas presentan dos dedos dirigidos hacia adelante y los dos restantes, hacia atrás, característica propia de los pájaros carpinteros.1 Las plumas del píleo (la parte superior de la cabeza) son eréctiles,1 y si se siente amenazado, las eriza, tuerce el cuello hacia atrás y lo extiende luego rápidamente.2
Hábitos

Se alimenta en el suelo y trepa por los troncos como los demás pájaros carpinteros,1 comiendo hormigas y otros insectos.2 Anida en cavidades de los árboles y oquedades de la mampostería de edificios.1 Realiza una única puesta anual —ocasionalmente, dos— constituida normalmente de entre 7 y 10 huevos, aunque a veces pueden ser 5 o 14.1 Los huevos son de color blanco. Ambos progenitores se encargan de la incubación, la cual toma entre 12 y 14 días.1 Las crías, nidícolas, son alimentadas por sus dos padres hasta que abandonan el nido entre 19 y 21 días después de su nacimiento.1 Esta especie se reproduce en regiones templadas de Europa y Asia, y migra hacia África tropical y Asia meridional para pasar el invierno.

Ha recibido 44 puntos

Vótalo:

Pájaro Moscón Europeo

99. Pájaro Moscón Europeo

El pájaro moscón europeo (Remiz pendulinus)2 es una especie de ave paseriforme de la familia Remizidae que vive principalmente en Eurasia. Descripción Es un pájaro muy pequeño: mide aproximadamente 10 cm de longitud y pesa alrededor de 10 g. Presenta cabeza gris con anchas franjas negras... Ver mas
El pájaro moscón europeo (Remiz pendulinus)2 es una especie de ave paseriforme de la familia Remizidae que vive principalmente en Eurasia.
Descripción

Es un pájaro muy pequeño: mide aproximadamente 10 cm de longitud y pesa alrededor de 10 g.

Presenta cabeza gris con anchas franjas negras, en la frente y ojos, en forma de antifaz. El dorso y la cola son marrones. Las partes inferiores tienen tonos castaños y cremas. El pico es corto y muy puntiagudo.

Las hembras tienen el dorso y el pecho de un tono más claro.
Distribución

El pájaro moscón europeo es un ave principalmente migratoria, que cría en Europa central y oriental y el oeste de Asia, además de las montaña del sur de Europa y Turquía, y se desplaza a las regiones mediterráneas y del suroeste de Asia para pasar el invierno.
Comportamiento

Emite un balbuceante y característico zii-ii y breve gorjeo.
Alimentación

Se alimenta principalmente de insectos y arañas, aunque en su dieta también entran algunas semillas.
Reproducción

Cría en árboles caducifolios, generalmente a orillas de ríos y lagos con mucha vegetación, ya que necesita árboles apropiados para construir sus nidos colgantes en forma de huevo o bolsa, con un túnel de entrada. Para la construcción de estos usa ramas finas, fibras (ya sean animales o vegetales), telas de arañas, semillas plumosas, etc.

Pone de 5 a 8 huevos, durante el mes de abril. Los huevos son de color blanco mate. Solamente la hembra incuba los huevos. La incubación dura unos 14 días.

Ha recibido 44 puntos

Vótalo:

Malvasía Canela

100. Malvasía Canela

El pato zambullidor grande (Oxyura jamaicensis), también conocido como pato tepalcate en México, pato rufo o malvasía canela (Perú), es una especie de ave anseriforme de la familia Anatidae natural de América; su distribución comprende desde Alaska hasta Tierra del Fuego. Se han establecido en... Ver mas
El pato zambullidor grande (Oxyura jamaicensis), también conocido como pato tepalcate en México, pato rufo o malvasía canela (Perú), es una especie de ave anseriforme de la familia Anatidae natural de América; su distribución comprende desde Alaska hasta Tierra del Fuego. Se han establecido en Gran Bretaña tras escapar de cotos de caza, de dónde se han extendido ampliamente por Europa. La conducta del cortejo es agresiva y se cruza con la nativa malvasía cabeciblanca (Oxyura leucocephala), que habita el sur de Europa; debido a esto, hay un programa para erradicarlo.
Características

Los machos pesan de 500 a 800 gramos y las hembras de 300 a 600 gramos. Los machos adultos tienen un cuerpo color óxido-rojo, un pico azul y una cara blanca con una gorra negra. Las hembras adultas tienen el cuerpo color gris-castaño con una cara grisácea con un pico más oscuro, gorra y una raya de la mejilla.

La antigua subespecie Oxyura jamaicensis ferruginea del sur es considerada una especie distinta por muchos autores.2 Es separable por su cara toda negra y el tamaño más grande. Oxyura jamaicensis andina es una supuesta subespecie que tiene una cantidad variable de coloridos negros en su cara blanca; puede ser, de hecho, nada más que una población híbrida entre el norteamericano y el pato rojo andino.
Reproducción

La nidada consiste de seis a diez huevos. La incubación toma de 23 a 26 días. Los pichones vuelan de 50 a 55 días. La longitud es de 35 a 43 cm.
Hábitat

Su hábitat de la cría son lagos pantanosos y estanques a lo largo de casi toda de América del Norte. Anidan en la vegetación densa del pantano cerca del agua. Las parejas se forman cada año. Son migratorios e invernales en las bahías costeras y lagos descongelados y estanques.
Alimentación

Estos patos bucean y nadan. comen las semillas y raíces de plantas acuáticas, insectos acuáticos y crustáceos principalmente.
Subespecies

Se reconocen dos subespecies de Oxyura jamaicensis:2

Oxyura jamaicensis jamaicensis
Oxyura jamaicensis rubida

Carácter invasor en España

Debido a su potencial colonizador y constituir una amenaza grave para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, esta especie ha sido catalogada en el Catálogo Español de Especies exóticas Invasoras, aprobado por Real Decreto 1628/2011, de 14 de noviembre, estando prohibida en España su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico y comercio.

Ha recibido 43 puntos

Vótalo:

Archibebe Común

101. Archibebe Común

El archibebe común (Tringa totanus) es una especie de ave Charadriiforme de la familia Scolopacidae, característica de las costas europeas. Se distribuye por Eurasia, África, hasta Nueva Guinea y Australia.1 Historia natural Posee un comportamiento ruidoso, que hace que sea muy visible, pues... Ver mas
El archibebe común (Tringa totanus) es una especie de ave Charadriiforme de la familia Scolopacidae, característica de las costas europeas. Se distribuye por Eurasia, África, hasta Nueva Guinea y Australia.1
Historia natural

Posee un comportamiento ruidoso, que hace que sea muy visible, pues descansa en bandadas densas. Es común en las costas, si bien se ha visto afectado por la pérdida de hábitat, por lo que en algunos lugares se trata de una especie en declive.

Su voz es sonora y aflautada, clara. Hace en el suelo un nido hueco, sencillo, con forma de copa; la puesta es de 4 huevos, en una nidada de abril a julio. Se alimenta picoteando el fango, tomando insectos, lombrices, gusanos marinos, crustáceos y moluscos.
Subespecies

Se conocen las siguientes subespecies de Tringa totanus:2

Tringa totanus craggi Hale, 1971
Tringa totanus eurhina (Oberholser, 1900)
Tringa totanus robusta (Schioler, 1919)
Tringa totanus terrignotae Meinertzhagen & Meinertzhagen, A., 1926
Tringa totanus totanus (Linnaeus, 1758)
Tringa totanus ussuriensis Buturlin, 1934

Ha recibido 43 puntos

Vótalo:

Zorzal Real

102. Zorzal Real

El zorzal real (Turdus pilaris) es una especie de ave paseriforme de la familia Turdidae.2 Descripción El zorzal real es un tordo grande, alcanza una longitud de unos 26 cm y un peso de 100 gramos. Las hembras y machos son muy similares. Su dorso es de color castaño y la zona posterior de su... Ver mas
El zorzal real (Turdus pilaris) es una especie de ave paseriforme de la familia Turdidae.2
Descripción

El zorzal real es un tordo grande, alcanza una longitud de unos 26 cm y un peso de 100 gramos. Las hembras y machos son muy similares. Su dorso es de color castaño y la zona posterior de su cabeza, el cogote y obispillo son de color gris azulado. La zona inferior de las alas es blanca y de color pardo en su parte superior. Su pecho es de color rojizo con motes negras, siendo el resto de sus partes inferiores de color blanco. Su cola es de color pardo en su parte superior.
Distribución

Solo una parte de la población migra, las aves se desplazan del norte hacia el sur durante el invierno. Se reproduce en bosques y matorrales en Escandinavia y la antigua Unión Soviética incluidos los estados bálticos, en Europa central su zona de reproducción llega hasta Holanda, Bélgica, Alemania, Suiza, y Francia. Si bien rara vez nidifica en Gran Bretaña e Irlanda, grandes bandadas pasan el invierno en estos países. Es usual que durante la migración y durante el período invernal las aves formen grandes bandadas, mucha veces junto con los zorzales alirrojos.
Dieta
Pareja en el nido.

Es omnívoro, alimentándose de una amplia gama de insectos, gusanos y caracoles durante el verano y de bayas durante el invierno.
Reproducción
ejemplar juvenil de zorzal real (Turdus pilaris)

Anida en los árboles, poniendo varios huevos en un nido prolijo. Por lo general la hembra construye un nido de barro y hierbas. Pone de 5 a 6 huevos de color verdoso con pequeñas pintas, la hembra los empolla durante 2 semanas. Ambos padres alimentan a los polluelos que están en condiciones de volar a las 2 semanas de nacer.

Es común verlos anidar en pequeñas colonias, posiblemente para protegerse de los cuervos grandes. Se ha observado que defienden su nido atacando a aves predadoras como los cuervos dejando caer heces sobre sus alas.

El macho posee un canto simple pareciendo decir "chac-chac", un individuo que busca restablecer contacto con su bandada suele lanzar un "uic" en un tono agudo.
Etimología

Su nombre en inglés Fieldfare deriva del anglosajón feld-fere que significa viajero de los campos, probablemente por su constante movimiento mientras se alimenta.3

Ha recibido 43 puntos

Vótalo:

Focha Común

103. Focha Común

La focha común (Fulica atra) es una especie de ave gruiforme de la familia Rallidae que habita en lagos, ríos, charcas marjales y, en invierno, en bahías abrigadas. Fácilmente distinguibles por su plumaje negro excepto el escudete frontal y pico blanco, en ambos sexos. Su área de distribución... Ver mas
La focha común (Fulica atra) es una especie de ave gruiforme de la familia Rallidae que habita en lagos, ríos, charcas marjales y, en invierno, en bahías abrigadas. Fácilmente distinguibles por su plumaje negro excepto el escudete frontal y pico blanco, en ambos sexos. Su área de distribución abarca Europa, norte de África, Asia y Oceanía.
Descripción

Son un tipo de aves con plumajes oscuros, pico fuerte con escudete frontal ambos de color blanco. El cuerpo mide entre 36 y 42 cm de largo. Patas largas con dedos lobulados. Palustres, nadan bien pero tienen un vuelo débil. Pueden alcanzar fácilmente los diez o doce años, y excepcionalmente se han comprobado edades muy superiores.
Comportamiento

Gregarias y compatibles con otras aves durante otoño e invierno, se vuelven territoriales y muy agresivas en el periodo de celo y nidificación.
Alimentación

Se alimenta de plantas acuáticas, semillas y hierbas. También, de un modo más ocasional, consume pequeños invertebrados como insectos, caracoles y gusanos. No es extraño que atrape renacuajos. Come en campos inundados, charcas, arrozales o en la orilla de los lagos y ríos. Excepcionalmente se sumerge para conseguir el sustento que no encuentra en tierra.
Reproducción

Nidifica en sólido nido de carrizos flotantes o varado en ramas medio sumergidas. Puesta en enero-mayo de 5-6 huevos ocres con puntos negros. Incuban durante 21-24 días ambos padres, y alimentan a las crías nidífugas, pues abandonan el nido a los 4 días y se independizan a las 8 semanas.
Enfermedades

Son unas aves muy resistentes y fuertes, poco propensas a contraer las enfermedades típicas de las aves acuáticas. Se ha descrito una malformación de las patas en los polluelos de origen congénito.
Subespecies

Se conocen cuatro subespecies de Fulica atra:2

Fulica atra atra - Palárctico; invernante en África, Indonesia y Filipinas.
Fulica atra lugubris - montañas de Java y NW Nueva Guinea.
Fulica atra novaeguinea - montañas del centro de Nueva Guinea.
Fulica atra australis - Australia, Tasmania, Nueva Zelanda e isla Buru.

Ha recibido 42 puntos

Vótalo:

Gaviota Reidora Común

104. Gaviota Reidora Común

La gaviota reidora2 (Chroicocephalus ridibundus, antes Larus ridibundus)3 4 es una especie de ave caradriforme de la familia Laridae. Descripción Durante el verano, el plumaje de la cabeza es de color chocolate, excepto la nuca, que es blanca. 5 El pico es rojo, pero puede ser casi negro en... Ver mas
La gaviota reidora2 (Chroicocephalus ridibundus, antes Larus ridibundus)3 4 es una especie de ave caradriforme de la familia Laridae.
Descripción

Durante el verano, el plumaje de la cabeza es de color chocolate, excepto la nuca, que es blanca. 5 El pico es rojo, pero puede ser casi negro en verano.5
Distribución

Habita regiones de Europa y Asia, así como la costa oriental de Canadá. La mayor parte de las poblaciones de gaviota reidora son migratorias en el tiempo invernal hacia latitudes meridionales aunque también se encuentran comunidades residentes en las zonas más cálidas de Europa Occidental. Otras poblaciones se desplazan hacia el noreste de los Estados Unidos. En España es abundante en el litoral, aunque también en zonas del interior, principalmente en Madrid.5
Comportamiento
Alimentación

En el mar su alimentación se compone principalmente de peces, así como de otros animales de pequeño tamaño, y en el interior de larvas de insectos y gusanos.6
Reproducción

Suele anidar en salinas, marismas y lagunas.5 El periodo de cría tiene lugar entre abril y julio, con una única puesta de 3 huevos, cuya coloración varía entre marrón y verde con manchas oscuras.6

Ha recibido 42 puntos

Vótalo:

Porrón Pardo

105. Porrón Pardo

El porrón pardo (Aythya nyroca) es una especie de ave anseriforme de la familia Anatidae que habita en Europa, África y Asia. Es un pato buceador pequeño, estrecho y oscuro. Descripción Aspecto general Aproximadamente de 38 a 42 cm de longitud, 60 a 67 cm de envergadura y 400 a 700 g de... Ver mas
El porrón pardo (Aythya nyroca) es una especie de ave anseriforme de la familia Anatidae que habita en Europa, África y Asia. Es un pato buceador pequeño, estrecho y oscuro.
Descripción
Aspecto general

Aproximadamente de 38 a 42 cm de longitud, 60 a 67 cm de envergadura y 400 a 700 g de peso.
Color y plumaje

El macho es de coloración pardo o castaño rojizo oscuro con obispillo blanco, lomo en macho adulto marrón oscuro; por debajo y en vuelo, se observa vientre y alas de color blanco. El pico es negro verdoso, las patas son verdosas. Ojo pálido, iris blanco (Ø 9 mm).
La hembra es más parda, con manchas difusas en los flancos, el centro del abdomen y coberteras inferiores de la cola blancos. El pico es gris oscuro y las patas son gris verdoso. A diferencia del macho, presenta el ojo castaño.
Los jóvenes son de un tono similar a la hembra, pero con las partes inferiores moteadas y el blanco de la parte inferior de la cola más sucios.

Distribución

Muy escaso en España, donde se encuentra catalogado como en peligro de extinción según el último Catálogo Nacional de Especies Amenazadas (CNEA); su estado de conservación llega a ser "poco común" en toda Europa debido a la destrucción de su hábitat por parte del hombre, siendo un ave natural de Europa, África y Asia. En la Península Ibérica tiene presencia permanente en el este y el sur.
Hábitat

Cría junto a lagos rodeados de cañaveral, en aguas con riberas palustres y con presencia de plantas acuáticas. Inverna en grandes extensiones de agua dulce. Suele ser un ave bastante confiada, aunque se sumerge cuando se ve en peligro.
Dieta

Se alimenta de moluscos, semillas de plantas acuáticas y vegetación profunda, buceando para conseguir dicho alimento.
Vuelo

Para levantar el vuelo requieren de una pequeña carrerilla, chapoteando sobre la superficie del agua hasta lograrlo. Los pichones vuelan por primera vez con unos 55 o 60 días.
Voz

Presentan voz infrecuente; el macho emite un sonido rasposo y la hembra un áspero gruñido.
Huevo

De color amarillo crema con tono verdoso. Presenta una puesta de 6 a 12 huevos entre mayo y junio con una incubación que dura de 25 a 27 días. Nidificante ocasional en España.

Ha recibido 41 puntos

Vótalo:

Gaviota Sombría

106. Gaviota Sombría

La gaviota sombría (Larus fuscus) es una especie de ave Charadriiforme de la familia Laridae. Es una de las gaviotas más comunes en la fauna del Mar Mediterráneo. Ave migradora, se le encuentra también en África, donde inverna. También se pueden ver invernando en las costas norteamericanas a... Ver mas
La gaviota sombría (Larus fuscus) es una especie de ave Charadriiforme de la familia Laridae. Es una de las gaviotas más comunes en la fauna del Mar Mediterráneo. Ave migradora, se le encuentra también en África, donde inverna. También se pueden ver invernando en las costas norteamericanas a ejemplares procedentes de Islandia.
Subespecies

Existen cuatro subespecies de gaviota sombría:2

Larus fuscus fuscus
Larus fuscus intermedius
Larus fuscus graellsii
Larus fuscus heuglini

Ha recibido 41 puntos

Vótalo:

Mosquitero Común

107. Mosquitero Común

El mosquitero común (Phylloscopus collybita) es una especie de ave insectívora del orden Passeriformes y de la familia Phylloscopidae. En inglés es conocido como chiffchaff por ser la onomatopeya de su característico canto, posible de distinguir en bosques abiertos a lo largo de las regiones... Ver mas
El mosquitero común (Phylloscopus collybita) es una especie de ave insectívora del orden Passeriformes y de la familia Phylloscopidae. En inglés es conocido como chiffchaff por ser la onomatopeya de su característico canto, posible de distinguir en bosques abiertos a lo largo de las regiones templadas del norte de Europa y Asia. Posee una longitud aproximada de 10 cm, una envergadura de 15-21 cm, un peso de 6-9 g. Acostumbra un modo de vida solitario y se alimenta capturando insectos y arañas del follaje, en vuelo.

Es un ave migratoria que inverna en el sur y el oeste de Europa, el sur de Asia y el norte de África específicamente en bosques de montaña y en matorrales de umbría.3 Posee un color verde oliváceo con una zona cefálica más amarillenta y cuenta con más de cincuenta subespecies, algunas de las cuales son consideradas especies en sí.

La hembra construye su nido cerca del suelo y asume la mayor parte de las responsabilidades de empollar y alimentar a los polluelos. Su nido es herbáceo, en cúpula, conteniendo de cinco a seis huevos puestos en una o dos nidadas, de abril a julio. A pesar de que el macho no tiene mucha participación en la crianza, defiende su territorio contra sus rivales y ataca posibles depredadores.

Está sujeto a la depredación por parte de los mamíferos, como los gatos, mustélidos y otras aves, sobre todo de las rapaces del género Accipiter. Además puede adquirir parásitos externos e internos. Su amplia gama y población revela que su estado de conservación es seguro, sin embargo una de sus subespecies probablemente está extinta.
Taxonomía

El naturalista británico Gilbert White fue una de las primeras personas en separar los mosquiteros de aspecto similar y a Phylloscopus trochilus de Phylloscopus sibilatrix por su canto, como se detalló en 1789 en The Natural History of Selborne,4 pero el mosquitero fue descrito formalmente como Sylvia collybita por primera vez, por el ornitólogo francés Louis Vieillot en 1817 en su Nouvelle Dictionnaire d'Histoire Naturelle.5

Descrito por el zoólogo alemán Heinrich Boie en 1826, el género Phylloscopus contiene alrededor de 50 especies de pequeñas aves insectívoras del bosque del Viejo Mundo, las cuales pueden ser verdosas o cafés por encima, y amarillentas, blancas o beige por debajo. Anteriormente el género formaba parte de la familia Sylviidae del Viejo Mundo, pero con el tiempo fue separado como una familia Phylloscopidae aparte.6 Los parientes más cercanos a los mosquiteros, más que otras antiguas subespecies, son un grupo de Phylloscopus que de manera similar, carecen de rayas en la tonsura (parte posterior y superior de la cabeza), ancas amarillas o barras de color visibles en el ala. Éstos incluyen a Phylloscopus trochilus, Phylloscopus bonelli, Phylloscopus orientalis, Phylloscopus sibilatrix y a Phylloscopus neglectus.7

El mosquitero tiene tres subespecies que son comúnmente aceptadas como tales, junto con algunas otras de la Península Ibérica, las Islas Canarias y el Cáucaso, las cuales con el pasar del tiempo están siendo tratadas como especies en sí.8 9
Subespecies

Phylloscopus collybita collybita, la forma representativa, se distribuye por el este de Europa hasta Polonia y Bulgaria y está descrita más abajo. Inverna principalmente al sur de su zona de reproducción, alrededor del Mediterráneo y en el Norte de África.7 Ha estado expandiendo su territorio hacia el Norte, hasta Escandinavia, desde 1970 y cerca del borde sur del territorio del Phylloscopus collybita abietinus.10

Phylloscopus collybita abietinus, se encuentran en Escandinavia y en la parte norte de Rusia. Invernan desde el sector sureste de Europa y noreste de África oriente, hasta Irak y el oeste de Irán. En apariencia es el intermedio entre P. c. tristis y P. c. collybita, siendo gris deslavado y verde oliva por encima con una línea pálida sobre el ojo y más blanco que el P. c. collybita en la parte inferior.11 Sin embargo tiene vocalizaciones muy similares a la subespecie representativa.7 Debido a la variación individual, puede ser difícil diferenciar a ciencia cierta el P. c. abietinus y el P. c. collybita, fuera de sus territorios de crecimiento e invernada.11

Phylloscopus collybita tristis

Phylloscopus collybita tristis, el mosquitero de Siberia, se desarrolla en el este del río Pechora en Siberia. Inverna en la parte baja de los Himalayas.7 Es una subespecie color mate, gris o pardusco por encima y blanquecina por debajo, con unos toques amarillos en el plumaje y la línea beige claro sobre el ojo es a menudo más larga que la de las subespecies del oeste. Tiene un canto y además un llamado corto, ambos de tono más alto que los de las otras subespecies.11 A veces es considerado como una especie aparte debido a su plumaje y vocalizaciones características, siendo similar a Phylloscopus sindianus sindianus en estos aspectos.12 13 El P. c. collybita no reconoce el canto del P. c. tristis, y viceversa.14 15 P. c. tristis se mantiene como P. collybita,9 ya que está pendiente la resolución del caso sobre P. c. fulvescens, que se encuentra en el lugar donde los territorios de P. c. abietinus y de P. c. tristis se juntan y podría ser16 o no15 un híbrido entre ellos.

Antiguas subespecies

P. ibericus, el mosquitero ibérico, es de colores más vivos, con el obispillo más verdoso y más amarillento en las zonas inferiores que P. collybita.7 Inicialmente fue nombrado P. brehmii, pero el ejemplar tipo de este taxón resultó no ser el de un mosquitero ibérico.17 Esta especie se encuentra en Portugal y España, al oeste de una línea que se extiende aproximadamente desde el Pirineo Occidental,18 a través de las montañas de España central, hasta el Mediterráneo; los mosquiteros ibéricos y los mosquiteros comunes se dan en bandadas reducidas a lo largo de esta línea.19 Aparte de la sección más nórdica, el curso preciso de la zona de contacto no está bien documentado. El mosquitero ibérico es un ave migratoria de larga distancia, ya que inverna en el norte de África. Esta especie difiere de P. c. collybita por sus vocalizaciones,18 20 13 morfología externa,21 y por sus secuencias de ADN mitocondrial.22 13 Existe hibridación en la zona de contacto entre esta especie y el mosquitero común,18 20 23 casi siempre entre machos de P. ibericus y hembras de P. c. collybita;23 y los híbridos aparentemente muestran una aptitud muy reducida;22 las hembras híbridas parecen ser estériles, en consonancia con la regla de Haldane.24 Este último aspecto apunta a una interesante conclusión: aparentemente el mosquitero ibérico es el linaje más antiguo de los mosquiteros y es bastante diferente al mosquitero común.13

P. canariensis, el mosquitero de las Islas Canarias, es una especie no migratoria que antiguamente se daba en la mayor de las Islas Canarias, se diferencia de P. collybita por su morfología, vocalizaciones, características genéticas, y por supuesto, no es simpátrida con cualquier otra especie de mosquitero. En el oeste, la subespecie representativa, P. c. canariensis de El Hierro, La Palma, La Gomera, Tenerife y Gran Canaria, es más pequeña que el mosquitero común y tiene alas más cortas y redondeadas.13 Es color oliva o pardo por encima y tiene los costados y el pecho color beige.7 Tiene un canto sonoro y grave, y un llamado corto parecido al de la raza representativa.11 En el este estaba P. c. exsul de Lanzarote y posiblemente Fuerteventura, era más pálido por encima y menos rojizo por debajo que su pariente del oeste,7 y tenía una llamada corta más discordante.11 Podría ser una especie distinta, pero en 1986 se había extinguido, probablemente desde mucho antes. Las razones de su extinción no están claras, pero parece ser que siempre habían sido escasos y localizados, presentes sólo en el valle de Haría de Lanzarote.25

P. sindianus, el mosquitero de montaña, se encuentra en el Cáucaso (P. s. lorenzii) y en los Himalayas (P. s. sindianus), y es un ave migratoria de altura, moviéndose a niveles más bajos en invierno. Su esspecie representativa es similar a P. c. tristis, pero con un pico más delgado y oscuro, la parte superior de color más pardo y los costados color beige; su canto es casi idéntico al de P. collybita, pero su llamado corto es más débil. P. s. lorenzii tiene un color pardo más cálido y más oscuro que la subespecie tipo.7 La especie es simpátrica con el mosquitero común en un área pequeña del oeste del Cáucaso, pero la reproducción entre ellos ocurre raramente, si es que ocurre.12 El mosquitero de montaña se diferencia de P. c. tristis en sus vocalizaciones,26 12 morfología externa27 y en las secuencias de ADN mitocondrial.13 Sus dos subespecies parecen ser distintas vocalmente,12 como también muestran alguna diferencia en las secuencias de ADN mitocondrial;13 se mantienen en la categoría de subespecie esperando investigación adicional.9

Etimología

El nombre binominal de la especie es de origen griego; Phylloscopus viene de phyllon/φυλλον, "hoja" y skopeo/σκοπεω, "mirar",28 ya que el género comprende especies que pasan mucho tiempo alimentándose en los árboles, mientras que collybita es una corrupción de la palabra kollubistes, "cambiador de monedas", relacionando el canto de esta especie con el tintinear de las monedas.29 El nombre inglés del mosquitero; Chiffchaff, es onomatopéyico, refiriéndose al canto repetitivo de las subespecies europeas.29 Existen nombres similares en otros idiomas europeos, como en alemán; Zilpzalp, y en galés; Siff-saff.
Descripción
Phylloscopus collybita.

El mosquitero es un miembro de Phylloscopus pequeño y rechoncho. Mide entre 10 y 12 cm de largo, el macho pesa entre 6 y 8 g y la hembra entre 6 y 7 g. El adulto P. c. collybita del oeste, con alas plegadas, muestra su parte superior de colores castaño y verde poco vivos, la parte inferior blanco apagado pasando a ser amarillenta en los costados y una línea blanquecina sobre el ojo. Tiene patas oscuras, pico delgado y oscuro y una corta proyección primaria (extensión de las plumas de vuelo que sobresale de las alas plegadas). Conforme el plumaje se va usando, se torna más castaño y opaco, además, el amarillo de los costados tiende a perderse. Sin embargo, luego de la temporada de crianza hay una prolongada muda completa de las plumas, antes de la migración.11 El mosquitero joven recién emplumado es más castaño por encima que el mosquitero adulto, con la parte inferior entre blanca y amarilla, excepto las mudas alrededor de 10 semanas después de adquirir su primer plumaje. Luego de mudar sus plumas, ambos, el mosquitero adulto y el joven tienen la parte superior más verde y brillante y la línea sobre el ojo más pálida.11

Su canto es una de las primeras señales que dan las aves de que comienza la primavera. Cuando un mosquitero no está cantando puede ser difícil distinguirlo de otros Phylloscopus con la parte superior verdosa y la parte inferior blanquecina, particularmente Phylloscopus trochilus. En todo caso, esas especies tienen una proyección primaria más larga, una apariencia más brillante y suave y generalmente patas pálidas. P. bonelli puede ser confundido con la subespecie del mosquitero del este, P. c. tristis, pero tiene una cara sencilla y algo de color verde en las alas.11 El mosquitero en vuelo además tiene alas redondeadas y un movimiento característico en la cola, que consiste en una inclinación y un movimiento hacia los lados, que lo distingue de otros Phylloscopus30 y ensalza el nombre de "oscilador de cola" que se le da en India.25
Distribución y hábitat
1) El amarillo representa el área de cría y estancia en verano. 2) El verde claro es área de cría e invernantes ocasionales. 3) El verde oscuro es el área de residentes todo el año. 4) El azul es invernantes. 5) La zona rayada es invernantes ocasionales en oasis y zonas aisladas.

El mosquitero se reproduce a lo largo de Europa y el este de Asia, hasta el este de Siberia y los 70ºN en el norte, con poblaciones aisladas al noroeste de África, el norte y el oeste de Turquía y el noroeste de Irán.11 A pesar de ser un ave migratoria, es una de las primeras paseriformes en regresar a su área de reproducción en primavera, como también una de las últimas en irse en otoño.31 30 Cuando esta en época de reproducción, es una ave que vive en bosques abiertos con árboles altos y con follaje bajo para la crianza de los polluelos. Estos árboles normalmente miden 5 metros de alto como mínimo, con su parte baja abierta o cubierta con maleza, que es una mezcla de pastos, helechos, ortigas o plantas similares. Su hábitat reproductivo es bastante específico, e incluso siendo especies cercanas no comparten las mismas preferencias. Por ejemplo, P. trochilus prefiere los árboles más jóvenes, mientras que P. sibilatrix prefiere menos maleza.11 En invierno el mosquitero tiene zonas de hábitat más extensas, incluyendo otros tipos de maleza y no es tan dependiente de los árboles. A menudo se encuentra cerca del agua, a diferencia de P. trochilus que tolera hábitats más secos. Hay un incremento en la tendencia de invernar en el oeste de Europa, más o menos al norte de las áreas tradicionales, especialmente en el sur costero de Inglaterra y en el templado microclima urbano de Londres.11 Estos mosquiteros de diferente invernación, incluyen algunos visitantes de las subespecies del este; abietinus y tristis.30
Comportamiento
Territorio

El mosquitero macho es bastante territorial durante la temporada de reproducción, comúnmente con un centro territorial de 20 metros a la redonda, que es fieramente defendido de otros machos. Otras aves pequeñas también pueden ser atacadas por ellos. El macho es curioso y atrevido, atacando a cualquier depredador peligroso como los armiños, si se acercan al nido, como también los arrendajos.11 Su canto, efectuado en un punto prominente y favorable, parece ser usado para advertir de un territorio establecido y contactar a la hembra, más que como una estrategia de cuidado paternal.32

Más allá del centro de su territorio, existe un área de alimentación más extensa, que es variable en tamaño, pero normalmente diez o más veces que el área de reproducción. Se cree que la hembra tiene una zona de alimentación más amplia que el macho.11 Cuando la época reproductiva finaliza, estas especies abandonan su territorio, y pueden unirse a pequeñas bandadas que incluyen otros mosquiteros camino a la migración.30
Reproducción

El mosquitero macho vuelve a su territorio de reproducción dos o tres semanas antes que la hembra, e inmediatamente comienza a cantar para establecer su propiedad y atraer a la hembra. Cuando localiza una de ellas, usa un vuelo parecido al de una mariposa como parte del ritual de cortejo, pero una vez que se forma una pareja, los otros machos deberán moverse del territorio. El macho se involucra poco en el proceso de crianza, aparte de defender el territorio.11 El nido de la hembra está construido sobre o cerca del suelo, en un lugar oculto entre las zarzas, helechos u otra densa vegetación baja. Este nido en forma de cúpula invertida tiene un lado para la entrada y está construido con restos de plantas, como hojas y pasto seco. Su interior está hecho de material más fino, antes de agregarle una capa de plumas. El nido típico mide 12,5 cm de alto y 11 cm de diámetro.11
Phylloscopus collybita abietinus

La nidada es de dos a siete (normalmente cinco o seis) huevos color crema, que tienen manchas pequeñas de color rojizo, púrpura o negruzco. Estos huevos miden alrededor de 1,5 cm de largo y 1,2 cm de diámetro y son incubados por la hembra durante 13-14 días antes de que se rompa el cascarón, mostrándose las crías altriciales ciegas.11 La hembra cría y alimenta a los polluelos por otros 14-15 días, hasta que ellos abandonen el nido. El macho raramente participa en la alimentación de las crías, sin embargo a veces ocurre, especialmente cuando el mal tiempo limita las provisiones de insectos o si la hembra desaparece. Luego de que han dejado el nido, los mosquiteros jóvenes permanecen en las cercanías de éste por tres o cuatro semanas, siendo alimentados por y en compañía de la hembra, eso sí, estas interacciones se reducen luego de los primeros 14 días (aproximadamente). Los mosquiteros de la zona norte sólo alcanzan a tener una nidada, debido al corto verano, pero es común una segunda en las áreas centrales o del sur.11

A pesar de que las parejas permanecen juntas durante la temporada de reproducción y de que la poligamia no es común, si alguna vez el macho y la hembra vuelven al mismo lugar al año siguiente, no existe un aparente reconocimiento o fidelidad. La reproducción con otras especies, que no sean las consideradas antiguas subespecies de P. collybita, es rara, pero se conocen algunos ejemplares de hibridación con P. trochilus. Estos híbridos tienen cantos mezclados, pero esto no es prueba de una reproducción específica.11
Alimentación

Como la mayoría de los mosquiteros del Viejo Mundo, esta pequeña especie es insectívora, moviéndose inquietamente a través del follaje o revoloteando brevemente. Han sido registrados como insectos probados por los mosquiteros, principalmente moscas, de más de 50 familias, junto con otros invertebrados pequeños y medianos. También consume los huevos y las larvas de mariposas y polillas, particularmente los de Operophtera brumata.11 Se ha estimado que el mosquitero requiere alimentarse de un tercio de su peso en insectos diariamente, y casi come constantemente en el otoño para acumular grasa extra como combustible para el vuelo de migración.11
Depredadores y amenazas

Como en la mayoría de las aves pequeñas, la mortalidad es alta durante el primer año de vida, pero los adultos que han cumplido tres o cuatro años, normalmente sobreviven y pueden hacerlo más de siete años. En esta crianza cerca del suelo, huevos, polluelos y aves jóvenes son depredados por armiños, hurones, visones y comadrejas y urracas. Los adultos son cazados por las aves rapaces, paricularmente el gavilán. Las aves pequeñas también están a merced del tiempo, en especial cuando están en migración, pero de igual forma cuando están en los campos de reproducción e invernación.11

El mosquitero ocasionalmente es un soporte para la explotación de los cucos, incluyendo al cuco común (Cuculus canorus) y al cuco de Horsfield (Cuculus horsfieldi),33 pero éste reconoce y rechaza los huevos con los que no hay mimetismo por lo que es rara una explotación exitosa.34 Al igual que otras aves paseriformes, el mosquitero también puede adquirir parásitos nemátodos intestinales y garrapatas externas.35 36

El principal efecto de los humanos en esta especie es indirecto, a través de la deforestación de los bosques, por la depredación de gatos, por choques con ventanas, edificios y automóviles. Sólo el primero de estos tiene el potencial para afectar seriamente las poblaciones de mosquiteros, pero dada la enorme propagación geográfica de P. c. abietinus y P. c. tristis, y las políticas de conservación de las regiones de P. c. collybita, el futuro de ellos parece asegurado.11
Estado de conservación

La especie tiene un área territorial enorme, con una extensión global estimada de 10 millones de km2 y una población de 60 a 120 millones de individuos sólo en Europa. Aunque la tendencia de la población global no ha sido cuantificada, no se cree que ésta especie esté acercándose al umbral del criterio de decadencia de población de la Lista Roja (que es una declinación de más del 30% en diez años o en tres generaciones). Por estas razones, la especie es evaluada como "preocupación menor".37

Ninguna de las mayores subespecies está amenazada, pero exsul, como se dijo más arriba, está probablemente extinto. Por lo menos el área de P. collybita pareciera estarse expandiendo, con un avance hacia el norte en Escocia, Noruega y Suecia y un amplio crecimiento de la población en Dinamarca.30

Ha recibido 41 puntos

Vótalo:

Ganga Ortega/Ortega

108. Ganga Ortega/Ortega

La ganga ortega o simplemente ortega (Pterocles orientalis) es una especie de ave de la familia Pteroclididae. Tiene una distribución dispersa, presente en la Península Ibérica, y en el Norte de África, vuelve a aparecer en la Anatolia, y Oriente Medio, y está presente también en las estepas de... Ver mas
La ganga ortega o simplemente ortega (Pterocles orientalis) es una especie de ave de la familia Pteroclididae. Tiene una distribución dispersa, presente en la Península Ibérica, y en el Norte de África, vuelve a aparecer en la Anatolia, y Oriente Medio, y está presente también en las estepas de Asia Central.1 Habita en zonas áridas, y llanuras con poca vegetación. No está amenazada a nivel global, y su población se estima entre 56.000 y 120.000 ejemplares en Europa.2
Descripción

Es un ave robusta. Mide de 30 a 35 cm. Ambos sexos tienen el vientre de color negro, siendo muy evidente esta característica. Presenta un claro dimorfismo sexual; el macho tiene el pecho y la cabeza grisaceso, con una zona anaranjada en la garganta con una mancha negra en el centro, y por arriba está cubierto de numerosas y grandes pintas amarillo anaranjadas. La hembra, en cambio, tiene el pecho la cabeza y el dorso de color pardo amarillento, con un denso y fino moteado de negro.1

Su canto es un "chürrr'r'r're-ka" ligeramente descendente, y que de lejos asemeja al bufido de un caballo.1
Subespecies

Se han descrito dos subespecies de Pterocles orientalis:3

Pterocles orientalis arenarius (Pallas, 1775) - de Kazajistán al sur de Irán, Afganistán y noroeste de China (Xinjiang).4
Pterocles orientalis orientalis (Linnaeus, 1758) - Fuerteventura, Península Ibérica y Marruecos hasta el oeste de Irán.4

Ha recibido 40 puntos

Vótalo:

Estornino Negro

109. Estornino Negro

El estornino negro1 (Sturnus unicolor) es un ave paseriforme de la familia de los estorninos, Sturnidae. Está estrechamente relacionado con el estornino pinto, pero tiene una distribución mucho más limitada y no es migratorio. Este estornino es residente de la península ibérica, noroeste de... Ver mas
El estornino negro1 (Sturnus unicolor) es un ave paseriforme de la familia de los estorninos, Sturnidae. Está estrechamente relacionado con el estornino pinto, pero tiene una distribución mucho más limitada y no es migratorio. Este estornino es residente de la península ibérica, noroeste de África, Sicilia, Córcega y Cerdeña.

Su color negro y característica silueta con sus cortos cuello y cola hacen su identificación sencilla con la única posibilidad de confusión durante el invierno, cuando los estorninos pintos también están en la misma región. Los estorninos negros en invierno tienen un color negro grisáceo ligeramente moteado aunque no tan abundante y marcado como el pinto. Aunque al llegar la primavera pierden todas las pequeñas motas y adquieren un plumaje más negro y más brillante que el del estornino pinto, en especial los machos. Las patas son rosadas y sus estrechos y puntiagudos picos tienen tonalidad amarilla, más intensa en los machos durante la temporada de cría. Los estorninos negros andan en lugar de brincar y tienen un vuelo fuerte y directo. En vuelo se pueden apreciar sus alas en forma triángular y su cola corta. Sus polluelos son de color marrón apagado y los juveniles son de color gris oscuro motedado muy similares a los del pinto.

El estornino negro se puede encontrar en cualquier lugar abierto, incluso dentro de los núcleos urbanos. Al igual que el estornino pinto esta especie es omnívora y se alimenta de invertebrados, bayas, etc. También es gregaria y forma bandadas grandes durante el invierno, aunque no tan grandes que las del estornino pinto. Es un ave ruidosa y puede imitar sonidos muy bien. Su canto es semejante al del estornino pinto pero es más claro y tiene un tono más alto.

Esta especie suele anidar en cavidades, que pueden ser un hueco en un árbol o agujeros en los edificios. Normalmente ponen cuatro huevos.

Ha recibido 40 puntos

Vótalo:

Porrón Moñudo

110. Porrón Moñudo

El porrón moñudo2 (Aythya fuligula) es una especie de ave anseriforme de la familia Anatidae.3 No se reconocen subespecies.3 Descripción Es un pato de tamaño medio, con una longitud de aproximadamente 43 cm.4 El macho muestra un característico plumero que le cuelga de la cabeza, y que en la... Ver mas
El porrón moñudo2 (Aythya fuligula) es una especie de ave anseriforme de la familia Anatidae.3 No se reconocen subespecies.3
Descripción

Es un pato de tamaño medio, con una longitud de aproximadamente 43 cm.4 El macho muestra un característico plumero que le cuelga de la cabeza, y que en la hembra es más reducido.4 La coloración del macho es negra con los flancos y el vientre blanco. Su cabeza tiene reflejos violáceos y los ojos amarillos.5 La hembra es más variable, con los flancos y las cobertoras infracaudales que pueden ser más o menos claras, y muestra normalmente una mancha blanca en la base del pico.4
Distribución y hábitat

El porrón moñudo es residente en Europa central, occidental y del norte. En invierno migra al norte de África y el sur de Asia.3 Vive en aguas estancadas o de movimiento lento (como lagos y lagunas), con vegetación en las márgenes.
Comportamiento
Reproducción
Polluelos.

La época de cría tiene lugar entre mayo y septiembre.5 Construye el nido sobre el agua en esteras flotantes o en el suelo en islas en pantanos, preferentemente en las proximidades de colonias de gaviotas.1 La hembra pone de 6 a 11 huevos de color verde grisáceo.5 La incubación dura de 23 a 25 días.4 Los polluelos pueden sumergirse a partir del tercer día de vida, y muy pronto, a la edad de una semana, son ya autosuficientes y no necesitan a la madre, aunque ésta no los abandona hasta que alcanzan los dos meses de edad.4
Alimentación

Es una especie omnívora.1 Consigue su comida buceando y hurgando con su pico en el fondo del agua.5 Su dieta se compone principalmente de moluscos, crustáceos e insectos acuáticos, así como de semillas y materia vegetal.1 Busca su alimento principalmente a lo largo de la noche, durante el día se dedica a descansar y digerir.5

Ha recibido 39 puntos

Vótalo:

Críalo Europeo

111. Críalo Europeo

El críalo europeo (Clamator glandarius) es una especie de ave cuculiforme de la familia Cuculidae que habita en el sur de Europa y Próximo Oriente en verano y que inverna en África. Como su pariente el cuco parasita los nidos de aves como los estorninos y las urracas. No se conocen subespecies.2

Ha recibido 38 puntos

Vótalo:

Garcilla Bueyera

112. Garcilla Bueyera

La garcilla bueyera,2 garza ganadera o garza boyera (Bubulcus ibis) es una especie de ave pelecaniforme de la familia Ardeidae que vive en todas las zonas tropicales, subtropicales y templadas del planeta.3 4 Es la única especie del género Bubulcus, aunque algunos expertos consideran especies... Ver mas
La garcilla bueyera,2 garza ganadera o garza boyera (Bubulcus ibis) es una especie de ave pelecaniforme de la familia Ardeidae que vive en todas las zonas tropicales, subtropicales y templadas del planeta.3 4 Es la única especie del género Bubulcus, aunque algunos expertos consideran especies separadas a sus dos subespecies. A pesar de sus similitudes en el plumaje con las garcetas del género Egretta está emparentada más cercanamente con las garzas del género Ardea. Originaria del Viejo Mundo ha colonizado con éxito y gran rapidez el resto de los continentes, estando solo ausente en la Antártida.

Es un ave esbelta de color blanco adornada con plumas doradas o anaranjadas en la cabeza y cuello en la temporada de cría. Anida en colonias, generalmente cerca del agua y a menudo con otras aves zancudas. Sus nidos son plataformas de ramitas que coloca sobre los árboles y arbustos. A diferencia de las demás garzas se alimenta en hábitats herbáceos relativamente secos, a menudo acompañando al ganado u otros grandes mamíferos para atrapar a los insectos y pequeños vertebrados espantados por estos, costumbre de la que recibe su nombre. Algunas poblaciones de garcilla bueyera son migratorias mientras que otras únicamente realizan dispersiones cortas tras la cría.

Las garcillas bueyeras adultas tienen pocos predadores, pero otras aves y mamíferos suelen saquear sus nidos. La principal causa de mortalidad de sus pollos es la inanición. Los pollos también pueden sufrir déficit de calcio por falta de vertebrados en su dieta y además pueden morir al ser perturbados por otras aves. Esta especie a pesar de quitarle las garrapatas y las moscas al ganado, ha sido vector de enfermedades que se extienden por medio de las garrapatas y también puede resultar un peligro para la seguridad aérea en los aeropuertos.
Taxonomía
Adulto de B. i. coromandus mostrando las patas y el pico enrojecidos por la época de cría.
Adulto de B. i. ibis con el cuello encogido.
Adulto en Calcuta fuera de la estación de cría.

La garcilla bueyera fue descrita científicamente en 1758 por Linnaeus en su obra Systema naturae como Ardea ibis,5 aunque fue trasladada a su género actual por Charles Lucien Bonaparte en 1855.6 El nombre de su género Bubulcus es la palabra latina que significa «pastor», en referencia a la asociación de esta especie con el ganado,7 al igual que su nombre común. Ibis tanto en latín como en griego es la palabra que designaba a otra ave zancuda, el ibis sagrado.8

Se reconocen dos subespecies de garcilla bueyera:

La garcilla bueyera occidental (Bubulcus ibis ibis) (Linnaeus, 1758)
La garcilla bueyera oriental (Bubulcus ibis coromandus) Boddaert, 1783

Algunos consideran a estas variedades especies separadas, como B. ibis y B. coromandus. Las dos variedades fueron separadas por primera vez por McAllan y Bruce,9 aunque siguen siendo consideradas una sola especie por la mayoría de los autores modernos.10 La subespecie oriental, B. i. coromandus, fue descrita por Pieter Boddaert en 1783, cría en Asia y Australasia, y la subespecie nominal el resto de su área de distribución: África, América y Europa.11 Algunos expertos reconocen una tercera subespecie en las Seychelles, B. i. seychellarum, descrita por Finn Salomonsen en 1934.12

A pesar de sus similitudes superficiales con las garcetas del género Egretta, las garcillas bueyeras están emparentadas más cercanamente con las garzas del género Ardea, que contiene a las garzas típicas y a la garceta grande (A. alba).13 Aunque se han registrado casos raros de hibridación con Egretta caerulea, Egretta garzetta y Egretta thula.14
Descripción
Adulto occidental fuera de la estación de cría.

La garceta bueyera es una garza pequeña y compacta que mide unos 46–56 centímetros de largo y pesa entre los 270–512 gramos, con una envergadura alar de 88–96 cm.15 Tiene el pico robusto y cuello relativamente corto y ancho, que suele tener encorvado. Los adultos fuera de la época de cría tienen el plumaje prácticamente blanco, con el pico amarillo y las patas amarillo grisáceas. Durante la época de apareamiento los adultos de la subespecie nominal desarrollan una coloración anaranjada en las plumas de la espalda, cuello y cresta. Y el pico, las patas y el iris se tornan rojos.16 Ambos sexos son de apariencia similar, pero los machos son algo más grandes y tienen las plumas nupciales ligeramente más largas que las hembras. Los juveniles carecen de las plumas anaranjadas y tienen el pico negro.15 17

El plumaje nupcial de B. i. coromandus se diferencia del de la subespecie nominal porque tiene colores más dorados que se extienden además hasta las mejillas y la garganta. El pico de esta subespecie y sus tarsos son más largos de media que los de B. i. ibis.18 B. i. seychellarum es más pequeña y tiene las alas más cortas que las otras dos variedades. Tiene las mejillas y la garganta blancos como B. i. ibis, pero sus plumas nupciales son doradas como las de B. i. coromandus.12

La posición de los ojos de la garcilla permite la visión binocular, útil para la caza,19 y los estudios fisiológicos sugieren que la visión de esta especie le permiten la actividad crepuscular o nocturnal.20 Está adaptada para alimentarse en tierra, y ha perdido la capacidad de sus parientes acuáticos de compensar el efecto de la refracción en el agua.21

Esta especie emite una llamada sorda y gutural que suena como rick-rack en las colonias de cría, pero se mantiene silenciosa el resto del tiempo.22
Distribución y hábitat

La garcilla bueyera ha protagonizado la expansión natural más amplia y rápida de todas las especies de aves.22 Era originaria de las regiones húmedas de África y Asia tropical y subtropical y del sur de España y Portugal. Al final del siglo XIX empezó a extenderse hacia el sur de África. El primer registro de reproducción en la provincia del Cabo fue en 1908.23 Las garcillas bueyeras se avistaron por primera vez en América en el límite entre la Guayana y Surinam en 1877, habiendo atravesado aparentemente el océano Atlántico.11 15 Se cree que la especie no se estableció en la región hasta los años 1930.24
Cronología de la expansión por América.

La especie llegó por primera vez a Norteamérica en 1941 (los primeros avistamientos se pensó que eran aves escapadas). Crio en Florida en 1953, y se expandió rápidamente, llegando a criar por primera vez en Canadá en 1962.23 Actualmente es corriente en la costa de California. El primer registro de reproducción en Cuba fue en 1957, en Costa Rica en 1958, y en México en 1963, aunque es probable que se estableciera antes.24 En Europa la especie históricamente se encontraba en declive confinada al sur de España y Portugal, pero en la última parte del siglo XX recolonizó la península ibérica y empezó a colonizar otras partes de Europa: el sur de Francia en 1958, el norte de Francia en 1981 e Italia en 1985.23 Se registró la cría en el Reino Unido por primera vez en 2008, solo un a