Versión impresa

Fauna Ibérica (Anfibios y Reptiles)

Fauna Ibérica (Anfibios y Reptiles)

  • Lista creada por irenegm.
  • Publicada el 08.01.2014 a las 21:55h.
  • Clasificada en la categoría Otros.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista SI admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

Avatar de irenegm

Último acceso 06.12.2016

Perfil de irenegm

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de irenegm

Acciones de la lista

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

Tritón Jaspeado

1. Tritón Jaspeado

El tritón jaspeado (Triturus marmoratus) es una especie de anfibio urodelo de la familia Salamandridae común en Europa. Alcanza los 15 o 16 cm de longitud. Su coloración verde le distingue de otros tritones europeos. Durante la época de cría, el verde se torna más vivo y el macho adquiere una... Ver mas
El tritón jaspeado (Triturus marmoratus) es una especie de anfibio urodelo de la familia Salamandridae común en Europa.

Alcanza los 15 o 16 cm de longitud. Su coloración verde le distingue de otros tritones europeos. Durante la época de cría, el verde se torna más vivo y el macho adquiere una gran cresta dorsal salpicada por listas verticales blancas, negras y naranjas. Las larvas son relativamente grandes, con las branqueas rojizas y los dedos delgados y largos. La hembra (ilustración) tiene una raya central anaranjada en el dorso, aunque también se puede apreciar en larvas muy maduras y en ejemplares jóvenes que ya hayan realizado la metamorfosis.

Se alimenta de diversos invertebrados acuáticos aunque cuando convive con larvas de tritón palmeado (Lissotriton helveticus) se alimenta de invertebrados mayores. Habita en bosques y campos pero siempre cerca de zonas acuáticas. Normalmente, no se encuentra a más de 1000 metros de altitud aunque en el Plà de la Calma (Barcelona) rebasa los 1200 metros y en las las Lagunas de Neila (Burgos) o en las lagunas de Peñalara (Madrid) los 1800 metros. La índices de mortalidad en las carreteras son elevados.

Ha recibido 148 puntos

Vótalo:

Tritón Alpino

2. Tritón Alpino

El tritón alpino (Ichthyosaura alpestris, antes Mesotriton alpestris y Triturus alpestris), es una especie de anfibio urodelo de la familia Salamandridae. Su tamaño no supera los 11 cm, por ello es uno de los urodelos más pequeños de España y Europa. El macho presenta en época de celo un... Ver mas
El tritón alpino (Ichthyosaura alpestris, antes Mesotriton alpestris y Triturus alpestris), es una especie de anfibio urodelo de la familia Salamandridae. Su tamaño no supera los 11 cm, por ello es uno de los urodelos más pequeños de España y Europa. El macho presenta en época de celo un colorido único entre los urodelos de Europa.
Subespecies

I. a. alpestris (Laurenti, 1768) (Alpes, Europa central)
I. a. apuanus (Gray, 1850) (Italia)
I. a. cyreni (Wolterstoff, 1932) (España)
I. a. inexpectatus (Dubois & Breuil, 1983) (Calabria)
I. a. lacusnigri (Dely, 1960) (Balcanes)
I. a. montenegrinus (Radovanovic, 1951) (Montenegro)
I. a. piperianus (Radovanovic, 1961)
I. a. reiseri (Schreiber, 1912) (Bosnia)
I. a. serdarus (Radovanovic, 1961)
I. a. veluchiensis (Wolterstorff, 1935) (Grecia)

Ha recibido 113 puntos

Vótalo:

Tortuga Pintada

3. Tortuga Pintada

La tortuga pintada, tortuga escurridiza o jicotea (Trachemys scripta) es una de las catorce especies del género Trachemys de tortugas acuáticas, de la familia de los emidídeos. Vive en ciénagas y otras aguas dulces. Se alimenta de diversos animales y plantas. Es originaria de las zonas... Ver mas
La tortuga pintada, tortuga escurridiza o jicotea (Trachemys scripta) es una de las catorce especies del género Trachemys de tortugas acuáticas, de la familia de los emidídeos.

Vive en ciénagas y otras aguas dulces. Se alimenta de diversos animales y plantas. Es originaria de las zonas tropicales y subtropicales de las Américas, pero actualmente es conocida como mascota en el oriente de Asia, en Europa y otros lugares del mundo donde ha sido introducida, especialmente la subespecie norteamericana Trachemys scripta elegans. Se ha prohibido la introducción de esta subespecie en Europa debido a que se han creado poblaciones en muchos lugares del continente por la suelta incontrolada de ejemplares que se habían adquirido como mascotas, y que han provocado daños en los ecosistemas locales.
Subespecies antiguas
Trachemys scripta elegans

Antiguamente se contaban 15 subespecies:

Trachemys scripta callirostris (Gray 1856) Colombia y occidente de Venezuela. (Hoy Trachemys callirostris callirostris)
Trachemys scripta cataspila (Gunther 1885) Golfo de México. (Hoy Trachemys venusta cataspila)
Trachemys scripta chichiriviche (Pritchard & Trebbau 1984) Venezuela. (Hoy Trachemys callirostris chichiriviche)
Trachemys scripta dorbigni (Dumeril & Bibron 1835) Brasil, Paraguay, Argentina y Uruguay. (Hoy Trachemys dorbigni)
Trachemys scripta elegans (Wied 1839) Centro y sur de Estados Unidos
Trachemys scripta emolli (Legler 1990) Nicaragua. (Hoy Trachemys emolli)
Trachemys scripta grayi (Boucourt 1868) Centroamérica. (Hoy Trachemys venusta grayi)
Trachemys scripta hartwegi (Legler 1990) Durango. (Hoy Trachemys nebulosa hartwegi)
Trachemys scripta hiltoni (Carr 1942) Golfo de California, río Fuerte. (Hoy Trachemys nebulosa hiltoni)
Trachemys scripta nebulosa (Van Denburgh 1895) Baja California. (Hoy Trachemys nebulosa nebulosa)
Trachemys scripta ornata (Gray 1831) Desde México hasta el occidente de Colombia. (Hoy Trachemys ornata)
Trachemys scripta scripta (Schoepff 1792) Florida, sureste de Estados Unidos.
Trachemys scripta taylori (Gray 1831) Coahuila (Hoy Trachemys taylori)
Trachemys scripta troostii (Holbrook 1836) Tennessee y Kentucky.
Trachemys scripta venusta (Gray 1855) Sur de México, Guatemala y Belice. (Hoy Trachemys venusta venusta)
Trachemys scripta yaquia (Legler & Webb 1970) Sonora, norte de México. (Hoy Trachemys yaquia)

Cada subespecie tiene una coloración diferente en el caparazón y la cabeza. A esta las utilizan para camuflarse
Subespecies actuales

Actualmente se le conocen 3 subespecies

Trachemys scripta elegans: Texas, Oklahoma, New México, Kansas, Kentucky, Indiana, Alabama, Tennessee, Arkansas, Illinois y Missouri. Es la especie de tortuga más conocida en el mundo. Se importó en grandes cantidades a muchos países del mundo, donde la gente las liberó y empiezan a ser una plaga. Tiene el caparazón verde, que con el tiempo se vuelve marrón, con algunas manchas amarillas. El plastrón es amarillo con manchas negras. Su característica más distintiva es una gran mancha rojas detrás de las orejas. Hasta 28 cm.

Trachemys scripta scripta: Virginia, Carolina del Norte, Florida, Carolina del Sur y Georgia. Caparazón de color negro con unas rayas verticales tenues de color marrón. El plastrón es amarillo, sin manchas o con unas pocas de color negro. La cabeza es oscura con unas grandes manchas de color amarillo intenso. Hasta 25 cm.

Trachemys scripta troosti: Tennessee y Kentucky. Caparazón verde con algunas manchas claras y plastrón amarillo con manchas negras. En la cabeza tiene una mancha amarillo pálido. Es probable que sea la evolución de híbridos entre T.s. elegans y T.s. scripta, ya que posee caracteres de ambas especies y su distribución está también situada entre la de ambas especies. Hasta 21 cm.
Dimorfismo sexual

Los machos son de menor tamaño pero tienen las uñas y la cola más largas. Las hembras alcanzan un tamaño mayor que los machos, sin embargo tienen la cola y uñas mucho más cortas.
Tamaño

Estas subespecies pueden alcanzar de 20 a 30 cm de largo, aunque no es frecuente que superen los 25 cm.
Carácter invasor en España

Debido a su potencial colonizador y constituir una amenaza grave para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, esta especie ha sido catalogada en el Catálogo Español de Especies exóticas Invasoras, aprobado por Real Decreto 1628/2011, de 14 de noviembre,2 estando prohibida en España su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico y comercio, si bien existe una moratoria para los efectos de su inclusión hasta 1 de mayo de 2013 y los ejemplares de animales de compañía exóticos podrán ser mantenidos por sus propietarios previa comunicación y, en su caso, identificación y declaración responsable ante la autoridad competente de las comunidades autónomas (en el plazo de un año).

Ha recibido 108 puntos

Vótalo:

Tortuga Mora

4. Tortuga Mora

La tortuga mora (Testudo graeca) es una de las ocho especies de tortuga clasificadas tradicionalmente dentro del género Testudo es la especie con la distribución más extensa del género y está presente en tres continentes (Europa, África y Asia). Se conocen diecisiete especies diferentes... Ver mas
La tortuga mora (Testudo graeca) es una de las ocho especies de tortuga clasificadas tradicionalmente dentro del género Testudo es la especie con la distribución más extensa del género y está presente en tres continentes (Europa, África y Asia). Se conocen diecisiete especies diferentes.
Registro fósil

El registro fósil encontrado en el norte de África comprende edades de entre 30.000 y 150.000 años, lo que hace suponer que desde allí se extendió al resto de territorios que ocupa hoy día. Debido a su amplia distribución se han descrito varias subespecies, e incluso puede que muchas de ellas obtengan el reconocimiento de especie propia.
Distribución geográfica

Especie paleártica occidental, en Europa está presente en: Italia, Grecia oriental, España, Turquía europea, en algunas islas del Mar Mediterráneo, a lo largo de la costa búlgara y rumana del Mar Negro. En Asia es muy común en Turquía, Asia Menor, Siria, Líbano, Israel, Jordania, cáucaso, Irán, hasta los confines de Pakistán. En África del Norte se distribuye por Marruecos, Argelia, Túnez y Libia.
Taxonomía
T. graeca nabeulensis de Cerdeña
Etimología

La Testudo graeca fue identificada por primera vez en 1758 por el botánico sueco Carolus Linnaeus, el nombre no proviene de su origen, ya que no es muy común en Grecia, sino porque las placas y los dibujos de su caparazón recordaban los mosaicos griegos. Por esta razón para muchos científicos es más correcto denominarla tortuga mora, de la antigua provincia romana de Mauritania, ya que es el norte de África donde tiene sus mayores poblaciones y donde hay más registro fósil de la especie. La Testudo graeca és la única especie del género Testudo que se distribuye por tres continentes, Europa, África y Asia. Por esta tan amplia distribución se han identificado muchas subespecies, que según algunos científicos serían especies diferentes. Las principales subespecies reconocidas son las siguientes:
Subespecies

T. graeca graeca (Linnaeus, 1758)
Distribución: Marruecos, Argelia y sur de España. Vive en un hábitat semiárido.
Descripción: Más pequeña y más frágil que T. graeca ibera con un máximo de 18 cm (macho 13cm, hembra, 18cm), tiene los ojos saltones como los de las ranas, cabeza y patas de color amarillo con manchas negras. Se distingue por tener la primera placa vertebral redondeada.

T. graeca ibera (Pallas, 1814), sin. Testudo graeca buxtoni (Boulenger, 1920)
Distribución: Turquía, nordeste de Grecia, Bulgaria y Rumanía. Ibera se refiere a una localidad de Turquía y no a la península ibérica. Vive en llanuras secas, colinas matosas y boscaje.
Descripción: Mucho más grande y más resisistente que T. graeca graeca, puede llegar a los 30 cm (machos 18 cm, hembras 25-30cm), ojos más planos como los de las serpientes, cabeza y patas de color marrón oscuro o negro. Se distingue por tener la primera placa vertebral con líneas rectas. Testudo ibera fue identificada como especie en sí en 1814 por el naturalista alemán Peter Simon Pallas, pero en 1946 el herpetólogo alemán Robert Mertens la declaró subespecie de T. graeca, lo cual es actualmente motivo de una intensa polémica entre los taxonomistas.

T. graeca nabeulensis (Highfield, 1990))
Distribución: Túnez, Libia y sur de Cerdeña.
Descripción: Muy pequeña, machos 13 cm, hembras 16 cm, tiene el caparazón en forma de concha y de color arena con manchas negras variables. La piel es de color arena con manchas negras.

T. graeca whitei(Bennett, 1836), sin. Furculachelys whitei (Highfield & Martín, 1989)
Distribución: Argelia.
Descripción: Más grande que T. graeca graeca, puede llegar a los 28-30cm, tiene el espaldar más alargado y el margen posterior ahuecado como el de la tortuga marginada. Pone entre 12 y 14 huevos.

T. graeca anamurensis (Weissinger, 1987)
Distribución: Suroeste de Turquía.
Descripción: Parecida a la T. graeca ibera pero de mayor tamaño y de coloración más oscura.

T. graeca terrestris (Forskål, 1775), sin. T. graeca floweri (Bodenheimer, 1935)
Distribución: Siria, Líbano, Israel y Jordania.
Descripción: Llamada graeca Golden por tener el caparazón dorado, tiene el caparazón dorado sin manchas negras, piel amarilla y uñas de color crema. Pequeña con un máximo de 20 cm.

T. graeca zarudnyi (Nikolski, 1896)
Distribución: Birjand, (Irán)
Descripción: La más grande de todas y más alargada, puede llegar a los 35 cm, coloración muy oscura tanto en el caparazón como en la piel. Muchos expertos la consideran como especie diferente por ser tan distinta y lejana de las otras.

T. graeca antakyensis (Perälä, 1996), (Turquía)
T. graeca armeniaca (Chkhikvadze & Bakradze, 1991), (Armenia)
T. graeca cyrenicae (Pieh & Perälä, 2002), (Libia)
T. graeca flavominimaralis (Highfield & Martin, 1989), (Libia)
T. graeca lamberti (Pieh & Perälä, 2004), (Marruecos)
T. graeca marokkensis (Pieh & Perälä, 2004), (Marruecos)
T. graeca nikolskii (Chkhikvadze & Tunijev, 1986), (Cáucaso)
T. graeca pallasi (Chkhikvadze & Bakradze, 2002), (Dagestán)
T. graeca perses (Perälä, 2002), (Zagros)
T. graeca soussensis (Pieh, 2000), (Marruecos)

Morfología
Espolones característicos de T. graeca

Es una especie especialmente longeva. En estado salvaje es raro encontrar individuos de más de 20 años pero en cautividad son frecuentes los casos de ejemplares que han alcanzado los 60 años. Su tamaño varía de manera considerable según la subespecie. Las hembras son más grandes que los machos. En la Península Ibérica, los machos miden 15 cm y no llegan a los 600 g de peso; las hembras 18 cm y 900 g. En Bulgaria se han dado de casos de ejemplares de hasta 7 kg.
Hembra (izquierda), macho (derecha) de T. graeca

Su caparazón es muy abombado y de tonos amarillentos a verde oliva. Cada placa suele presentar los bordes negros y en su interior puede presentar una mancha también negra. El espaldar (parte dorsal del caparazón) presenta la placa supracaudal (encima de la cola) sin dividir, algo característico de la especie. El plastrón o peto es amarillo con manchas negras, más notables en individuos jóvenes que en adultos, y las escamas son mayores que las del espaldar.

La cabeza es amarilla con manchas negras, que en ocasiones llegan a cubrirla totalmente. Destacan dos escamas grandes e irregulares en la cabeza: la frontal y la prefrontal. Tiene los ojos saltones como los de las ranas, cosa que la diferencia de las otras especies del género Testudo, que tienen ojos más planos como los de las serpientes.

Sus extremidades delanteras están recubiertas en su parte anterior por varias filas de escamas grandes y puntiagudas. En las extremidades traseras las escamas son considerablemente más pequeñas. Tienen 5 uñas en las patas delanteras y 4 en las traseras. La cola es corta y carece de la uña terminal cornificada típica de otras especies como la Testudo hermanni. En la parte posterior de cada muslo sobresale un espolón, a veces aplanado por el desgaste, es la característica principal que la diferencia de las otras especies del género Testudo.
Diferencias respecto de T. hermanni

Los elementos que diferencian T. graeca de Testudo hermanni son principalmente la presencia en T. hermanni de una funda córnea en el ápice de la cola tanto de los machos como de las hembras, ausente en T. graeca; y la ausencia de los tubérculos córneos a los lados de los muslos, característicos de T. graeca. En general, T. hermanni presenta una división en dos partes del plastrón supracaudal, pero hay muchos ejemplares sin esta partición. Otra diferencia morfológica es que la primera placa vertebral de T. hermanni es más grande que la segunda, al contrario de T. graeca, que tiene la primera placa vertebral más pequeña que la segunda.

Los estudios genéticos han demostrado que T. graeca es más próxima genéticamente a Testudo marginata que a Testudo hermanni, y que T. hermanni es más próxima a Testudo horsfieldii que a T. graeca, por esta razón se ha propuesto dividir el género Testudo con el grupo Agrionemys, que incluye a T. hermanni y a T. horsfieldii, y el grupo de T. marginata, T. graeca y Testudo kleinmanni.
Dimorfismo sexual
Dimorfismo sexual, hembra (izquierda), macho (derecha) de T. graeca

La diferenciación de machos y hembras (dimorfismo sexual) se efectúa por la vía de los caracteres sexuales secundarios. Los machos, de medida más pequeña, tienen una cola larga, robusta y gruesa en su base. En las hembras, la cola es pequeña y corta. La distancia de la apertura de la cloaca respecto de la base de la cola es más grande en los machos. Los machos adultos presentan una concavidad en el plastrón para facilitar que la hembra monte su espaldar. El plastrón de las hembras y de los ejemplares jóvenes y subadultos es plano; el ángulo que forman las escamas anales del plastrón es mucho más grande en los machos, pero en las hembras, estas escamas son más altas. Las hembras tardan más en alcanzar la madurez sexual, hasta los 8 o 10 años, por lo que crecen más durante su etapa juvenil y son de mayor tamaño. Los machos tienen las escamas anales más cortas y desgastadas, mientras que en las hembras son largas y puntiagudas. Mientras que en las hembras la placa supracaudal es plana en los machos es convexa y está fuertemente curvada hacia dentro. El peto de los machos es cóncavo para facilitar la cópula.
Reproducción

Inmediatamente tras despertarse de la hibernación, el macho empieza el cortejo con un ritual que incluye seguir la hembra y morderle o golpearle el espaldar. El macho sube a las espaldas de la hembra para copular. El macho saca el pene, contenido dentro la cola gruesa, y emite el único sonido que hacen estos reptiles, de lo contrario mudos.2 La hembra puede llegar a tardar cuatro años en concebir, pues puede conservar el semen en un órgano del oviducto.

Son animales de gran longevidad, y se conocen muchos ejemplares centenarios. Llegan a la madurez sexual cuando tienen aproximadamente diez años. Las especies de Testudo son ovíparas: ponen los huevos en agujeros excavados al suelo por la hembra con el último par de patas. Las hembras de Testudo Graeca ponen huevos tres o cuatro veces al año, entre mayo y junio. El número de huevos depende de la medida del ejemplar.3
Eclosión del huevo.

El tiempo de incubación, de entre dos y tres meses, y el sexo de los recién nacidos varían en función de la temperatura ambiental. Si la temperatura de incubación es inferior a 31,5 °C predominarán los machos, y si la temperatura es superior, habrá más hembras. Temperaturas inferiores a 26 °C o superiores a 33 °C provocan malformaciones o la muerte del embrión. Llegado el día de la eclosión, a menudo apresurada por un día de lluvia, la cría de tortuga rompe el huevo mediante un tubérculo córneo situado entre las narinas externas y el maxilar superior que desaparece tras unos días. La eclosión dura cuarenta y ocho horas, un periodo durante el cual el saco vitelino es absorbido totalmente.
Cópula de tortugas moras
Alimentación

Su alimentación debe estar basada en vegetales y hortalizas.

La base de su alimentación son las plantas silvestres. Se les deben proporcionar alfalfa, cardos, diente de león, llantén, plantago, trébol, milenrama, madreselva, romero, salvia y melisa. Hay muchos aficionados que también les dan higos chumbos y palas de chumbera (Opuntia sp.), a la que previamente se le deben quitar los pinchos y la piel. Se les puede ofrecer también col, espinacas, brócoli, lechuga, siempre limpios de pesticidas. Es muy importante que la mayor parte de alimento sean plantas silvestres, pues las hortalizas contienen demasiadas proteínas.

También de vez en cuando pueden consumir tomates y pepinos. Es posible también ver que se alimentan algunas veces de animales muertos y carroña. Se recomienda que se planten las plantas silvestres anteriormente mencionadas y algunas hortalizas para que las tortugas las tengan siempre a mano y se las coman cuando más les apetezca. Se les puede dar pienso especial para tortugas terrestres mezclado con el resto de comida. Eso sí, siempre es mejor plantas y verdura fresca. No es recomendable darles fruta, pues contiene poca fibra y demasiado azúcar. La achicoria, la achicoria roja, los berros y los canónigos son vegetales aptos para alimentar las tortugas gracias a su riqueza en calcio respecto al fósforo y por las fibras que contienen. Altas dosis de proteínas o de fósforo junto con una exigua ingestión de calcio provocan deformaciones permanentes de la espaldar y daños en los órganos internos.

También será recomendable que se les añada calcio a su alimento, para fortalecer sus huesos y su caparazón. Se deberá también tener en cuenta que necesitan tener a mano un cuenco con agua fresca. No debe tener más de 5 o 10 cm de profundidad, y el agua será renovada a diario.

Habitualmente acudirán al cuenco para beber y para bañarse.

Un síntoma evidente de mala alimentación es un espaldar con las escamas puntiagudas y estriadas en las suturas, un fenómeno conocido como piramidalización. En cambio, un espaldar liso y de forma ovalada indica una alimentación correcta.
T. graeca de 50 años comiendo plantas silvestres, la base de su alimentación
Etología
Comportamiento, hibernación y estivación

Respecto de su etología, las tortugas moras son animales ectotérmicos que se exponen al sol durante las primeras horas del día a fin de calentar su cuerpo y acelerar las funciones metabólicas. La exposición a la luz solar les permite absorber los rayos ultravioletas necesarios por la síntesis de la vitamina D. El incremento de temperatura corporal es necesario para activar los enzimas implicados en la digestión. A temperaturas atmosféricas superiores a 27 °C, las tortugas se muestran apáticas y excavan pequeños agujeros cubiertos por vegetación baja o se esconden en pequeñas grietas con el objeto de refrescarse. Cuando vuelven a bajar las temperaturas, regresan a la actividad. En las zonas donde los veranos son más tórridos, como en el norte de África o en Oriente próximo, la Testudo graeca realiza una estivación de unas semanas o meses esperando enterrada a que refresque. En las zonas donde hace frío realiza la hibernación.

En otoño, con la bajada de las temperaturas, los reptiles dejan de alimentarse durante unos veinte días por poder vaciar completamente el intestino de restos de comida. Se van volviendo más apáticas y, en noviembre o diciembre, según la latitud, empiezan a enterrarse o refugiarse en lugares protegidos y caen en un estado de hibernación. La temperatura ideal por la hibernación es de 5 °C. Temperaturas inferiores a 2 °C provocan daños cerebrales o la muerte, mientras que si son superiores a 10 °C traen la tortuga a un estado de subhibernación, peligroso puesto que el animal consume más rápidamente las reservas de grasa que le deben durar todo el invierno. En estado natural, las tortugas se entierran a una profundidad entre la superficie del suelo y veinte centímetros.

La hibernación es una fase metabólica vital para esta especie, y lo único que la puede impedir es una enfermedad u otra circunstancia debilitante.

De hecho, la principal causa de muerte en el caso de ejemplares que han de hibernar en espacios interiores preparados por criadores aficionados es la temperatura, si es demasiado alta para permitir la hibernación pero demasiada baja para que el animal continúe alimentándose.

En una situación así, si se quiere mantener al animal activo, hará falta colocarlo dentro de un terrario calentado con un punto cálido a 28 °C y un punto fresco y sombreado a 18 °C, con un sustrato de unos cinco centímetros de profundidad compuesto de un 40 de turba oligotrófica, un 40 de humus (sin fertilizantes ni pesticidas) y un 20 de tierra de río. Es esencial que haya una lámpara de rayos ultravioletas especial para reptiles, necesaria por la síntesis de vitamina D, vitamina implicada en el metabolismo del calcio.4

Si, en cambio, se prefiere una hibernación controlada, hará falta poner la tortuga en un contenedor protegido de los roedores con una red metálica, lleno del mismo tipo de sustrato que se describe en el párrafo anterior. El contenedor se deberá poner en un espacio oscuro con temperaturas entre 4 y 8 °C y una humedad ambiental de aproximadamente un 70%. Las tortugas se suelen despertar en el mes de marzo, cuando las temperaturas se vuelven más cálidas.4
Sentidos

Las tortugas tienen una vista excelente: saben distinguir formas y colores e incluso pueden reconocer personas. Tienen un sentido de la orientación muy preciso, si se las mueve unos centenares de metros del territorio al que pertenecen vuelven en poco tiempo. Son muy sensibles a las vibraciones del suelo aunque no tengan un oído desarrollado. En cambio, el olfato está bien desarrollado y tiene un papel importante en la búsqueda de alimento y de parejas sexuales.
Hábitat

Las tortugas moras habitan en parajes áridos con escasas precipitaciones, donde predominan los matorrales y arbustos pequeños. Caracterizados por inviernos suaves con precipitaciones moderadas, y veranos secos con temperaturas elevadas. Esta especie encuentra refugio y alimento en la vegetación baja y los matorrales de las garrigas, de los arbustos de las maquias y del sotobosque, llegando hasta altitudes templadas. El hábitat de la tortuga mora varía mucho dependiendo de la subespecie, pero en general es típicamente mediterráneo. En Doñana vive en las dunas costeras con vegetación rica, los pinares costeros, y en el sotobosque de árboles mediterráneos, las encinas y los alcornoques. En el sureste también fueron observadas en las zonas de uso agrícola, tales como olivos, huertos de cítricos, almendros y viñedos.
Maquia mediterránea
Situación en España

Tras análisis genéticos se ha demostrado que no existen diferencias entre las poblaciones españolas y las del norte de África. Además, tampoco se han encontrado restos fósiles en los numerosos yacimientos pleistocénicos estudiados ni en la península ni en Baleares. Si las poblaciones españolas se hubieran separado de las africanas cuando se abrió el estrecho de Gibraltar (hace ahora alrededor de 5,5 millones de años), sería de esperar que el aislamiento hubiera producido diferencias genéticas, situación que no se ha dado. Por lo tanto las pruebas apuntan a una introducción humana en un periodo reciente, quizás durante la dominación musulmana.5 La subespecie española se denomina Testudo graeca graeca.

En la actualidad sólo existen 3 poblaciones en nuestro país, 2 en el sur de la península y 1 residual en Mallorca. Aparece en el Catálogo de Especies Amenazadas de la Región de Murcia como especie vulnerable. El Atlas y Libro Rojo de los anfibios y Reptiles de España considera la tortuga mora una especie en peligro de extinción. De las dos poblaciones peninsulares, la que tiene una mayor distribución se encuentra en el sur de la provincia de Murcia y el norte de Almería. En Murcia se encuentra fundamentalmente en dos núcleos disjuntos, la Sierra de Torrecilla y las Sierras de Almenara, Cantar y Carrasquilla. Otra de las zonas dónde se puede encontrar es en el Parque Natural de Cabo Cope y Puntas de Calnegre, aunque se encuentra actualmente amenazado por la recalificación.6

La otra población en la península se encuentra en Doñana. Y la única población balear se halla en un pequeño enclave de unos 100 km2 en Calviá.7

La tortuga mora se halla pues en grave peligro en la Península Ibérica. Las causas de su regresión son diversas: la presión del hombre sobre su hábitat por prácticas agrícolas, los incendios forestales y, sobre todo, el urbanismo salvaje. Ha sido catalogada como de interés especial tanto por la legislación nacional como autonómica.
Legislación

La Testudo graeca está incluida en la Lista Roja del IUCN de especies amenazadas de extinción, como todas las especies del género Testudo.1 La tortuga mora está protegida por la Convención de Berna.8 También está incluida en la CITES y en la directiva 1332/2005 de la Comunidad Europea, de forma que queda absolutamente prohibida la captura de ejemplares salvajes y está reglamentada la cría y el comercio de ejemplares en cautiverio.
Arte y cultura
Apolo con el caparazón de una Testudo, pintura griega, 460 a.C.

La tortuga desde la antigüedad ha sido capturada y criada para la alimentación, y como animal utilitario. Se obtuvieron del caparazón muchos objetos cotidianos, joyería y cajas de resonancia para instrumentos musicales. La mitología griega nos dice que Hermes fue el inventor de la lira. Un día el dios encontró una tortuga en una cueva, la mató, tomó sus caparazón y con cuerdas de tripa de oveja en dos cuernos de antílope pudo obtener un instrumento musical. Después Hermes lo regaló al dios Apolo, y él a su hijo Orfeo. Hay numerosos hallazgos de caparazones en antiguas tumbas. En el pasado, fueron consumidas por algunas órdenes monásticas, porque su carne, considerada de alto valor nutritivo, especialmente para los enfermos, se encontraba entre las pocas permitidas por la Iglesia Católica para consumir en los días de abstinencia. Desde el principio del arte, hay un sinnúmero de representaciones de tortugas; en algunas de ellas se puede identificar con certeza la especie como T.graeca. En la literatura, es un personaje recurrente como una representación de la longevidad de la tortuga y el alma, bien conocida es la historia de Esopo, La Liebre y la Tortuga de Aquiles. En matemáticas hay que recordar la segunda de las paradojas formuladas por Zenón de Elea.

Ha recibido 108 puntos

Vótalo:

Víbora de Seoane/Cantábrica

5. Víbora de Seoane/Cantábrica

La víbora de Seoane o víbora cantábrica (Vipera seoanei) es una especie de víbora presente en la cornisa cantábrica de España, el suroeste de Francia y el norte del Portugal. Puede alcanzar los 70 cm de longitud.3 Debe su nombre al naturalista gallego Víctor López Seoane.4 Descripción Es una... Ver mas
La víbora de Seoane o víbora cantábrica (Vipera seoanei) es una especie de víbora presente en la cornisa cantábrica de España, el suroeste de Francia y el norte del Portugal. Puede alcanzar los 70 cm de longitud.3 Debe su nombre al naturalista gallego Víctor López Seoane.4
Descripción

Es una víbora de talla mediana, en comparación con otras especies europeas, con una cabeza grande y el hocico aplastado o ligeramente levantado. La cola es pequeña (10-15% del total). Los adultos pueden alcanzar los 70-75 cm de longitud total, pero usualmente varían entre los 45 y 58 cm. Es una especie muy polimórfica, con una variación individual y geográfica notable.

Las marcas vertebrales y laterales son muy variables, con cuatro patrones distintos:5

Clásico: Es el más característico; la coloración de fondo dorsal y lateral es beige o gris claro. En el dorso hay una banda longitudinal más oscura con marcas negras alternas u opuestas que pueden formar una banda en zigzag bien desarrollada.
Bilineata: La banda longitudinal está separada en dos bandas longitudinales dorsolaterales sobre un fondo generalmente negro y uniforme.
Cantábrica: Existe una reducción o ausencia total de la banda longitudinal. El zigzag dorsal es más estrecho y puede ser interrumpido formando bandas negras transversales sobre fondo gris.
Uniforme: Está caracterizado por una coloración de fondo gris oscura, homogénea, sin marcas oscuras en el lado dorsal.

Los individuos melánicos son más frecuentes en áreas de montaña. El lado ventral es menos variable, siendo de color gris oscuro o negro con pequeñas manchas blancas en los bordes lateral y posterior de las escamas ventrales. La punta de la cola puede ser amarilla o naranja.
Variación geográfica

Fue descrita inicialmente como Vipera berus seoanei por Lataste6 en 1879, pero marcadas diferencias en la morfología externa permitieron su clasificación al nivel específico. Se reconocen actualmente dos subespecies, aunque individuos morfológicamente distintos e intermedios pueden ser hallados juntos.
Vipera seoanei seoanei

La subespecie nominal se caracteriza por tener un número reducido de escamas ventrales (137). Es muy polimórfica, con importantes variaciones en el patrón de coloración (incluye los patrones Clásico, Uniforme, Bilineata y melánico), en el nivel de fragmentación de las escamas cefálicas y en la toxicidad del veneno. En las poblaciones del País Vasco, Cantabria y áreas costeras y centrales de Asturias, las escamas cefálicas están poco fragmentadas, los individuos tienen frecuentemente el patrón Clásico y el veneno menos tóxico. En las poblaciones de Galicia las escamas están más fragmentadas y el patrón Clásico es menos frecuente. En los Picos de Europa existe una elevada proporción de individuos con los patrones de coloración Bilineata y Uniforme y la toxicidad del veneno es intermedia con la otra subespecie.
Vipera seoanei cantabrica

Esta subespecie presenta un número elevado de escamas ventrales (141-143), y las cefálicas están muy fragmentadas, con el patrón de coloración Cantábrico y con un veneno de niveles elevados de toxicidad. Se localiza en el norte de León, en el área sudoeste de los Picos de Europa y en las montañas de Galicia oriental y sudoeste de Asturias.
Hábitat

El hábitat característico de V. seoanei es homogéneo en toda su área de distribución, ocupando bosques abiertos y húmedos de Quercus robur y Quercus pyrenaica, zonas de encuentro entre bosques y prados y áreas con abundante vegetación basal que permitan la actividad de termoregulación.
Distribución

Es casi un endemismo ibérico, encontrándose en el noroeste de Portugal, norte de España y en áreas pequeñas y localizadas del sudoeste de Francia. El área de distribución es principalmente parapátrica con la distribución de las otras víboras ibéricas (V. latastei y V. aspis), lo que es un patrón típico de los vipéridos europeos.
Depredación

Es depredada por rapaces como el águila culebrera, (Circaetus gallicus) ratonero común, (Buteo buteo) y mamíferos como el zorro, (Vulpes vulpes), la nutria, (Lutra lutra), el gato montés (Felis sylvestris) y la gineta, (Genetta genetta).
Amenazas

El principal factor que amenaza a la especie, en España, es la destrucción de los hábitats, debido a la intensificación de la agricultura, con la destrucción de los márgenes de los bosques y muros de piedra y la plantación extensiva de Pinus y Eucalyptus. La persecución directa y los atropellos en la carretera son factores de amenaza adicionales para esta especie. En Francia las poblaciones están aisladas y algunas amenazadas por la urbanización de su hábitat. En Portugal las poblaciones están aisladas, y la zona de ocupación y calidad de los hábitats están en continuo declive.

Ha recibido 107 puntos

Vótalo:

Salamanquesa Rosada

6. Salamanquesa Rosada

La salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus) es una especie de la familia Gekkonidae presente en buena parte de los países mediterráneos e introducida en diversas regiones del mundo. Son nocturnos e insectívoros. Tienen ojos enormes sin párpados y una piel pálida con manchas negras en su... Ver mas
La salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus) es una especie de la familia Gekkonidae presente en buena parte de los países mediterráneos e introducida en diversas regiones del mundo. Son nocturnos e insectívoros. Tienen ojos enormes sin párpados y una piel pálida con manchas negras en su cuerpo y a menudo con la cola jaspeada. Su vientre es un poco traslúcido. En América del Norte, las Antillas Mayores y Centroamérica es una especie invasora.1
Subespecies

Hemidactylus turcicus lavadeserticus, Moravec & Böhme, 1997
Hemidactylus turcicus parkeri, Loveridge, 1936
Hemidactylus turcicus spinalis, Buchholz, 1954
Hemidactylus turcicus turcicus, (Linnaeus, 1758)

Ha recibido 79 puntos

Vótalo:

Tortuga Mediterránea

7. Tortuga Mediterránea

La tortuga mediterránea (Testudo hermanni) es una de las ocho especies de tortuga clasificadas tradicionalmente dentro el género Testudo, junto con especies próximas como por ejemplo la tortuga marginada (T. marginata), la tortuga mora (T. graeca) o la tortuga rusa (T.horsfieldii). Se trata... Ver mas
La tortuga mediterránea (Testudo hermanni) es una de las ocho especies de tortuga clasificadas tradicionalmente dentro el género Testudo, junto con especies próximas como por ejemplo la tortuga marginada (T. marginata), la tortuga mora (T. graeca) o la tortuga rusa (T.horsfieldii).

Se trata de reptiles herbívoros y diurnos que generalmente pueden alcanzar edades comparables a las de los humanos, y que se distribuyen desde la península Ibérica, al oeste, hasta el límite sur del mar Negro, al este. Junto a la tortuga marginada (T. marginata) es la única tortuga terrestre de distribución íntegramente europea. La destrucción de sus habitat y su popularidad como animales de compañía han diezmado significativamente las poblaciones salvajes y han hecho indispensable su protección para asegurar el futuro de la especie a largo plazo.[cita requerida]
Distribución de la especie

Es una especie paleártica que habita únicamente al sur de Europa. La región en que viven las tortugas mediterráneas se extiende desde España hasta Rumanía, incluyendo las grandes islas del mar Mediterráneo. Habitan en diferentes zonas de España, (Cataluña, islas Baleares, Comunidad Valenciana), Francia, Italia, Bosnia-Herzegovina, Croacia, Serbia, Montenegro, Macedonia, Bulgaria, Rumanía y Grecia.
Taxonomía
Etimología

El epíteto específico Hermanni es en honor del médico y naturalista francés Jean Hermann (1738-1800). El holotipo de esta especie pertenece a su colección. La Testudo Hermanni se ha dividido tradicionalmente en dos subespecies, la occidental o Testudo Hermanni Hermanni y la oriental o Testudo Hermanni Boettgeri.1
T. hermanni hermanni
T. h. hermanni macho.
T. h. boettgeri hembra.
Detalle angonal: T. h. boettgeri (izquierda) T. h. hercegovinensis (derecha).
T. h. peloponessica, espaldar y plastrón.

Para T. hermanni hermanni, la medida de los espaldares de los ejemplares adultos varía desde un mínimo de trece centímetros en los machos de Apulia hasta un máximo de veintidós centímetros en las hembras de Cerdeña. La coloración de la base del espaldar es de un amarillo anaranjado con difusas manchas negras, muy extendidas por el plastrón. La sutura pectoral (en rojo en la foto) es más pequeña que la femoral (en morado). Otras características son la pigmentación amarilla de las escamas bajo los ojos, ausente en los ejemplares adultos de T. h. boettgeri; y un dibujo característico bajo el escudo supracaudal en forma de agujero de la cerradura. Esta subespecie se encuentra en Francia, Italia y España. En España en los montes de Albera, Garraf y Montsant, en el Delta del Ebro, y también en Mallorca y en Menorca. En Francia en los montes Maures y en Córcega, y en Italia en la Toscana, en la Apulia, en Sicilia y en el norte de Cerdeña.
T. hermanni boettgeri

La medida de esta especie es superior a la de T. h. hermanni; las hembras adultas pueden llegar a los veinticinco centímetros. La coloración de la base varía del amarillo verdoso al amarillo dorado. Las manchas negras son menores en número y en extensión tanto en el espaldar como en el plastrón y en algunos ejemplares apenas son visibles. La sutura pectoral (en rojo a la foto) es más grande que la femoral (en morado). No es extraño encontrar ejemplares con las escamas supracaudales unidas. Tiene una distribución muy amplia que va desde la región de Istria a Rumanía, con presencia al norte de Italia y con las mayores poblaciones en Croacia, Albania, Grecia y Bulgaria. También está presente con poblaciones menores en Serbia, Bosnia y Hercegovina, Montenegro, Macedonia y Rumanía.
Otras subespecies

La pertenencia de estas dos subespecies a T. hermanni todavía se discute en términos taxonómicos:

Testudo hermanni ssp. hercegovinensis (Werner, 1899).

Es muy similar a T. h. boettgeri. Se diferencia por la ausencia de las dos escamas angulares (dentro del círculo rojo en la foto), una peculiaridad vista en muchos ejemplares en Croacia, Bosnia y Herzegovina y Montenegro.

La coloración del plastrón se asemeja a la de T. h. hermanni. El peso de los machos varía entre 600 y 830 gramos, mientras que las hembras pesan entre 990 y 1.080 gramos. Los machos miden entre 12,5 y 13,5 cm, mientras que las hembras miden entre 14 y 15 cm.

Muchos ejemplares presentes de la reserva natural del Bosco della Mesola (Delta del Po) presentan características típicas de esta subespecies y recientes estudios filogenéticos confirmarían su origen dalmático.

Testudo hermanni ssp. peloponnesica

Con caracteres morfológicos que lo acercan a T. h. hermanni, de medida muy pequeña y con un espaldar y un plastrón muy oscuros, ha sido observada en la región de Esparta.2 Se teme que este grupo haya quedado diezmado por los devastadores incendios que arrasaron su hábitat en el Peloponeso en el verano del 2007.
Revisión de la clasificación

Hasta hace pocos años, las dos subespecies reconocidas de la tortuga mediterránea eran clasificadas como: Testudo hermanni ssp. robertmertensi (Wermuth, 1952), la forma occidental y Testudo hermanni ssp. hermanni (Gmelin, 1789), la forma oriental.

Por motivos de prioridad taxonómica (es decir, debido a que el Código Internacional de Nomenclatura Zoológica exige que la denominación del taxón sea el propuesto por el autor que lo describió por primera vez de forma válida y efectiva), actualmente reciben el nombre de: Testudo hermanni ssp. hermanni (Gmelin, 1789), la forma occidental y Testudo hermanni ssp. boettgeri (Mojsisovics, 1889), la forma oriental.

Basándose en recientes datos moleculares y morfológicas del género Testudo, algunos han propuesto renombrar la especie Testudo hermanni. Los estudios genéticos han demostrado que T. hermanni es genéticamente más próxima a Testudo horsfieldii que a Testudo graeca, y que Testudo graeca es más próxima a Testudo marginata que a T. hermanni, por esta razón se ha propuesto Agrionemys hermanni, como grupo compartido con T. horsfieldii, mientras que el otro grupo lo formarían T. graeca, T. marginata y Testudo kleinmanni. Mientras que otros sugieren el género Eurotestudo,3 elevando las subespecies al rango de especie, denominándolas: Eurotestudo hermanni, la forma occidental y Eurotestudo boettgeri, la forma oriental.
Diferencias respecto de T. graeca
Funda córnea en el ápice de la cola de un joven macho de T. h. hermanni.

Los elementos que diferencian T. hermanni de Testudo graeca (la tortuga mora) son principalmente la presencia de una funda córnea en el ápice de la cola tanto de los machos como de las hembras, ausente en T. graeca; y la ausencia de los tubérculos córneos a los lados de los muslos, característicos de T. graeca, aunque en raras ocasiones pueden estar presentes en algunos ejemplares de T. hermanni. En general, T. hermanni presenta una división en dos partes del plastrón supracaudal, pero hay muchos ejemplares sin esta partición. Otra diferencia morfológica es que la primera placa vertebral de T. hermanni es más grande que la segunda, al contrario de T. graeca, que tiene la primera placa vertebral más pequeña que la segunda.
Relaciones genéticas dentro la especie
Raro ejemplar de T. h. hermanni con tubérculos córneos en los muslos.

A partir de estudios de las relaciones filogenéticas en el interior del género Testudo, en particular de la secuencia de ADN mitocondrial,4 ha quedado claro que las T. hermanni que viven en Italia son genéticamente homogéneas y descienden de un reducido número de ejemplares que sobrevivieron a un cuello de botella poblacional de la subespecie, probablemente sucedido durante los cambios climáticos del fin del Pleistoceno, y que probablemente se refugiaron a Sicilia. Por tanto, las T. h. hermanni francesas de la Côte Varoise se diferencian de las italianas porque descienden de ejemplares provenientes de otro refugio glacial. Los ejemplares presentes en Cataluña presentan un marcado parecido con los ejemplares sicilianos. Dentro la especie T. h. boettgeri, se han distinguido varias líneas de descendencia, que se pueden seguir hasta diferentes refugios glaciales geográficamente estrechos y aislados situados en Grecia. En este refugio, cada población ha desarrollado diferencias más importantes debido a la deriva genética.
Fenotipos de T. h. hermanni
Zona italiana
Detalle de la uca y mejillas típicas de T. h. hermanni.
Hembra de T. h. hermanni 'Pugliese' de 115 años.
Hembra de T. h. hermanni 'Sarda'.
Estrías bajo la garganta en un ejemplar de T. h. hermanni 'Sarda'.

Italia septentrional
De medida pequeña con manchas claras en el espaldar.
Peso de aproximadamente 400 gramos, se encuentra en seiscientos metros sobre el nivel del mar.
Medida máxima: quince centímetros la hembra, trece el macho.
Toscana
Con un típico espaldar oblongo, de fondo amarillo anaranjado.
La hembra puede llegar a pesar un kilogramo.
Medida máxima: dieciséis centímetros la hembra, catorce el macho.
Apulia
Coloración de las manchas medianamente oscura y una medida muy pequeña.
Peso: la hembra 750 gramos y el macho 450 g, se encuentra en seiscientos metros sobre el nivel del mar.
Medida máxima: quince centímetros la hembra, trece el macho.
Sicilia
Semejante a la de Toscana pero con manchas más oscuras.
La hembra pesa entre 700 y 800 gramos. El macho pesa entre 400 y 500. Se encuentran en 1.500 metros sobre el nivel del mar.
Medida máxima: diecisiete centímetros la hembra, quince el macho.
Cerdeña
de medida muy grande y piel oscura, la cabeza presenta algunas manchas amarillas. La cabeza de los machos tiene una forma más o menos trapezoidal. En la mayoría de ejemplares, las escamas de la garganta tienen un equivalente al interior en forma de dos bandas negras. La segunda escama vertebral es a menudo convexa respecto de la parte anterior.
La hembra puede sobrepasar los dos kilogramos de peso.
Medida máxima: veintidós centímetros la hembra, dieciocho el macho.
Córcega
Características parecidas a las de la forma sarda pero de una menor medida.
En algunos casos, las escamas de la garganta tienen un equivalente al interior en forma de banda negra.
Medida máxima: diecinueve centímetros la hembra, dieciséis el macho.

T. h. hermanni 'Varoise'.
Zona francesa

Provenza, Côte Varoise.
La coloración del fondo de la espaldar es amarilla-dorada con manchas muy oscuras.
La piel va del amarillo grisáceo del cuello al gris oscuro de la cabeza, con una mancha amarilla distal en el ojo.
La coloración de las patas es parda.
La separación entre la primera y la segunda escama vertebral es recta.
Las escamas de la garganta no tienen equivalente interior.
Medida máxima: veinte centímetros la hembra, diecisiete el macho.

T. h. hermanni 'Majorquina'
Zona española

La coloración del fondo de la espaldar es de un amarillo-dorado muy intenso, y la piel es amarilla.

Mallorca
Medida máxima: quince centímetros la hembra, trece el macho.
Menorca
Medida máxima: dieciocho centímetros la hembra, catorce el macho.
Cataluña
La coloración del espaldar tiende a devenir más oscura con los años.
Medida máxima: dieciocho centímetros la hembra, dieciséis el macho.

Dimorfismo sexual
Macho (izquierda) y hembra (derecha).

La diferenciación de machos y hembras (dimorfismo sexual) se efectúa por la vía de los caracteres sexuales secundarios. Los machos, de medida más pequeña, tienen una cola larga, robusta y gruesa en su base y la funda córnea está bien desarrollada. En las hembras, la cola es pequeña y corta y la funda córnea es de dimensiones reducidas. La distancia de la apertura de la cloaca respecto de la base de la cola es más grande en los machos. Los machos adultos presentan una concavidad en el plastrón para facilitar que la hembra monte su espaldar. El plastrón de las hembras y de los ejemplares jóvenes y subadultos es plano; el ángulo que forman las escamas anales del plastrón es mucho más grande en los machos, pero en las hembras, estas escamas son más altas. La escama supracaudal del macho está curvada en su parte baja, mientras que la de las hembras queda alineada con la espaldar.5
Sentidos
Esqueleto.

Las tortugas tienen una vista excelente: saben distinguir formas y colores e incluso pueden reconocer personas. Tienen un sentido de la orientación muy preciso; si se las mueve unos centenares de metros del territorio al cual pertenezcan vuelven en poco tiempo. Son muy sensibles a las vibraciones de la tierra aunque no tengan un oído desarrollado. En cambio, el olfato está bien desarrollado y juega un papel importante en la búsqueda de alimentos y de parejas sexuales.
Etología
Comportamiento

Respecto de su etología, las tortugas mediterráneas son animales ectotérmicos que se exponen al sol durante las primeras horas del día a fin de calentar su cuerpo y acelerar las funciones metabólicas. La exposición a la luz solar les permite absorber los rayos ultravioletas necesarios por la síntesis de la vitamina D. El incremento de temperatura corporal es necesario para activar los enzimas implicados en la digestión. A temperaturas atmosféricas superiores a 27 °C, las tortugas se muestran apáticas y excavan pequeños agujeros cubiertos por vegetación baja o se esconden en pequeñas grietas con el objeto de refrescarse. Cuando vuelven a bajar las temperaturas, regresan a la actividad.
Hibernación

En otoño, con la bajada de las temperaturas, los reptiles dejan de alimentarse durante hasta veinte días por poder vaciar completamente el intestino de restos de comida. Se van volviendo más apáticas y, en noviembre o diciembre, según la latitud, empiezan a enterrarse o refugiarse en lugares protegidos y caen en un estado de hibernación. La temperatura ideal por la hibernación es de 5 °C. Temperaturas inferiores a 2 °C provocan daños cerebrales o la muerte, mientras que si son superiores a 10 °C traen la tortuga a un estado de subhibernación, peligroso puesto que el animal consume más rápidamente las reservas de grasa que le deben durar todo el invierno. En estado natural, las tortugas se entierran a una profundidad entre la superficie del suelo y veinte centímetros.

La hibernación es una fase metabólica vital por esta especie, y lo único que la puede impedir es una enfermedad u otra circunstancia debilitante.

De hecho, la principal causa de muerte en el caso de ejemplares que han de hibernar en espacios interiores preparados por criadores aficionados es la temperatura, que es demasiado alta para permitir la hibernación pero demasiada baja para que el animal se continúe alimentando.

En una situación así, si se quiere mantener al animal activo, hará falta colocarlo dentro un terrario calentado con un punto cálido a 28 °C y un punto fresco y sombreado a 18 °C, con un sustrato de unos cinco centímetros de profundidad compuesto de un 40 de turba oligotrófica, un 40 de humus (sin fertilizantes ni pesticidas) y un 20 de tierra de río. Es esencial que haya una lámpara de rayos ultravioletas especial para reptiles, necesaria por la síntesis de vitamina D, vitamina implicada en el metabolismo del calcio.6

Si, en cambio, se prefiere una hibernación controlada, hará falta poner la tortuga en un contenedor protegido de los roedores con una red metálica, lleno del mismo tipo de sustrato que se describe al párrafo anterior. El contenedor se deberá poner en un espacio oscuro con temperaturas entre 4 y 8 °C y una humedad ambiental de aproximadamente un 70. Las tortugas se suelen despertar en el mes de marzo, cuando las temperaturas se vuelven más cálidas.6
Apareamiento
Apareamiento.

Inmediatamente tras despertarse de la hibernación, el macho empieza el cortejo con un ritual que incluye seguir la hembra y morderle o golpearle el espaldar. El macho sube a las espaldas de la hembra para copular. El macho saca el pene, contenido dentro la cola gruesa, y emite el único sonido que hacen estos reptiles, de lo contrario mudos.7 La hembra puede llegar a tardar cuatro años en concebir, pues puede conservar el semen en un órgano del oviducto.
Reproducción
Puesta de los huevos.

Son animales de gran longevidad, y se conocen muchos ejemplares centenarios. Llegan a la madurez sexual cuando tienen aproximadamente nueve años. Las especies de Testudo son ovíparas: ponen los huevos en agujeros excavados al suelo por la hembra con el último par de patas. Las hembras de T. hermanni ponen huevos dos o tres veces al año, entre mayo y junio. El número de huevos depende de la medida del ejemplar.5
Eclosión del huevo.

El tiempo de incubación, de entre dos y tres meses, y el sexo de los recién nacidos varían en función de la temperatura ambiental. Si la temperatura de incubación es inferior a 31,5 °C predominarán los machos, y si la temperatura es superior, habrá más hembras. Temperaturas inferiores a 26 °C o superiores a 33 °C provocan malformaciones o la muerte del embrión. Llegado el día de la eclosión, a menudo apresurada por un día de lluvia, la cría de tortuga rompe el huevo mediante un tubérculo córneo situado entre las narinas externas y el maxilar superior que desaparece tras unos días. La eclosión dura cuarenta y ocho horas, un periodo durante el cual el saco vitelino es absorbido totalmente.
Alimentación
La espaldar perfecto de una T. h. boettgeri de Bulgaria, con una coloración muy clara.

Se trata de reptiles mayormente herbívoros. Los ejemplares salvajes viven en un hábitat que se caracteriza por largos periodos de sequía que los obliga a alimentarse de hierbas secas. En estos casos, complementan su dieta comiendo artrópodos o caracoles; estos últimos suponen una fuente importante de calcio, que trae el caparazón. En ocasiones también comen excrementos o pequeños trozos de carroña. Su alimento es principalmente vegetariana aunque la complementa con ciertos invertebrados ocasionalmente. Según estudios de CARAPAX su alimentación se basa en más de 60 especies herbáceas diferentes, y se compone de una alta proporción de fibra y calcio y una baja proporción de proteína. Toleran mal la fruta ya que les produce diarrea y multiplicación de parásitos, también consumen diversas variedades de cactus y de higos chumbos. 5 Los ejemplares criados en cautiverio son generalmente sobrealimentados. No se les debe dar nunca carne, leche, queso, comida para perros o gatos, huevos, pan, cítricos ni kiwis. También necesitan beber agua y tienen que tener cerca agua limpia para poder beber y bañarse. Son reptiles puramente vegetarianos. Los ejemplares salvajes viven en un hábitat caracterizado por largos períodos de sequía y se alimentan de hierba seca, en estas condiciones tienen que complementar su dieta comiendo artrópodos o excrementos. Se alimentan de flores y hierbas. Su alimentación debe estar basada en vegetales y hortalizas. Se les debe proporcionar plantas silvestres, como alfalfa, cardos, diente de león, plantago, trébol, milenrama, madreselva, romero, salvia y melisa. Hay muchos aficionados que también les dan higos chumbos y palas de chumbera (Opuntia sp.), a la que previamente se le deben quitar los pinchos y la piel. Se les puede ofrecer también col, espinacas, brócoli, lechuga, rúcula, siempre limpios de pesticidas. Es muy importante que la mayor parte de alimento sean plantas silvestres, pues las hortalizas contienen demasiadas proteínas. Es posible también ver que se alimentan algunas veces de animales muertos y carroña. Se recomienda que se planten las plantas silvestres anteriormente mencionadas y algunas hortalizas para que las tortugas las tengan siempre a mano y se las coman cuando más les apetezca. Se les puede dar pienso especial para tortugas terrestres mezclado con el resto de comida. Eso sí, siempre es mejor plantas y verdura fresca.

La base de su alimentación son las plantas silvestres: alfalfa, cardos, diente de león, llantén, trébol, milenrama, madreselva, romero, salvia, melisa, la achicoria, los berros y los canónigos son vegetales aptos para alimentar las tortugas gracias a su riqueza en calcio respeto al fósforo y por las fibras que contienen. Altas dosis de proteínas o de fósforo junto con una exigua ingestión de calcio provocan deformaciones permanentes del espaldar y daños en los órganos internos.

Un síntoma evidente de mala alimentación es un espaldar con las escamas puntiagudas y estriadas en las suturas, un fenómeno conocido como piramidalización. En cambio, un espaldar liso y de forma ovalada indica una alimentación correcta.
Hábitat
Maquia mediterránea.

Los hábitats de la T. hermanni son típicamente mediterráneos, situados dentro la zona fitoclimática del Lauretum y caracterizados por inviernos suaves con precipitaciones moderadas, y veranos secos con temperaturas elevadas. Esta especie encuentra refugio y alimento en la vegetación baja y los matorrales de las garrigas, a los arbustos de las maquias y al sotobosque, llegando hasta altitudes templadas.
Apolo con chelys hecha en el espaldar de una T. hermanni. Pintura en cerámica griega, aprox. 460 a. C.

La tortuga mediterránea fue probablemente introducida en la península Itálica por los humanos del Neolítico, y desde la antigüedad ha sido capturada y criada como alimento, fuente de materia prima o animal de compañía. Del espaldar se hacían objetos variados de uso común, preciosos complementos de obras de ebanistería o joyería, o cajas de resonancia por usos musicales. La mitología griega narra que el inventor de la lira fue Hermes. Un día, el dios encontró una tortuga dentro una cueva. La mató, con el propósito de obtener el espaldar y, poniendo siete cuerdas de tripa de oveja sobre cuernos de antílope, logró fabricar el instrumento musical. Acto seguido, Hermes la regaló a Apolo, y este a su hijo Orfeo. En las sepulturas antiguas se han encontrado muchos caparazones u objetos hechos de caparazones; de los variados hallazgos se teoriza (aunque podrían ser intrusiones posteriores) que los etruscos ponían tortugas vivas dentro las tumbas.8 Los hallazgos de caparazones en la casa de julio Polibio9 en Pompeya confirman que estos reptiles eran criados al época romana como animales de compañía.
Pintura de Paolo Porpora (Nápoles 1617-Roma 1673); T. h. hermanni es un tema iconográfico recurrente en muchas de sus pinturas.

En el pasado fueron criadas por algunos órdenes monásticos porque su carne, considerada altamente nutritiva para los enfermos, era de los pocos tipos de carne el consumo de la cual estaba permitido por la iglesia católica durante el ayuno eclesiástico.10 Desde los inicios del arte, son incontables las representaciones de tortugas, y se puede identificar a ciencia cierta la pertenencia de algunas a la especie T. hermanni. En la literatura, es recurrente el personaje de la tortuga como símbolo de longevidad y de tranquilidad. La liebre y la tortuga, de Esopo, es un ejemplo famoso. En matemáticas se puede destacar Aquiles y la tortuga, la segunda de las paradojas formuladas por Zenón de Elea.11
Futuro de la especie

Las tortugas mediterráneas corren el riesgo de desaparecer en estado salvaje sobre todo debido a factores antropogénicos como por ejemplo: la agricultura mecanizada y el uso de pesticidas, el tránsito, los incendios, la destrucción del medio ambiente, la urbanización, la captura ilegal y la amenaza de nuevos depredadores (sobre todo por culpa de la introducción a los años ochenta de jabalíes húngaros, más voraces que los autóctonos).12 La captura de tortugas como alimento para humanos parece ser inexistente aunque según Vetter en algunas regiones rurales de Bulgaria todavía se consume la Testudo Hermanni como alimento.

Desde hace algunos años, si bien está legalmente prohibido capturar especies de Testudo del medio natural, hoy en día el número de ejemplares en cautiverio es muy superior al de ejemplares salvajes. Se calcula que el número de tortugas cautivas (sin propósito comercial) es de decenas de miles, lo que apunta a la necesidad de un mayor esfuerzo en educación ambiental.13
Legislación

La subespecie T. h. hermanni está incluida en la Lista Roja del IUCN de especies amenazadas de extinción, como todas las especies del género Testudo.14 La tortuga mediterránea está protegida por la Convención de Berna.15 También está incluida en la CITES y en la directiva 1332/2005 de la Comunidad Europea, de forma que queda absolutamente prohibida la captura de ejemplares salvajes y está reglamentada la cría y el comercio de ejemplares en cautiverio.

En España es ilegal tener tortugas de esta especie.16

Ha recibido 73 puntos

Vótalo:

Galápago Leproso

8. Galápago Leproso

El galápago leproso (Mauremys leprosa) es una especie de galápago semiacuático de la familia Geoemydidae, es la tortuga acuática autóctona de la Península Ibérica junto a Emys orbicularis, común sobre todo en el sur de España. Vive en masas de agua dulce como ríos o pantanos. Puede también... Ver mas
El galápago leproso (Mauremys leprosa) es una especie de galápago semiacuático de la familia Geoemydidae, es la tortuga acuática autóctona de la Península Ibérica junto a Emys orbicularis, común sobre todo en el sur de España. Vive en masas de agua dulce como ríos o pantanos. Puede también encontrarse esta especie en Portugal, el sur de Francia, Marruecos, Argelia y Túnez. Su conservación se enfrenta a los problemas de la degradación de su hábitat, de su captura como mascota y de la competencia de especies introducidas por el hombre como la tortuga de orejas rojas.

Durante un tiempo se consideró una subespecie de Mauremys caspica (también llamada Clemmys caspica). Por ello también es conocida como Mauremys caspica leprosa.[cita requerida]

Es carnívora, se alimenta básicamente de otros animales (ranas, tritones, caracoles, insectos, gusanos, pequeños crustáceos, pequeños peces, sanguijuelas, etc.) aunque puede ingerir alimento de origen vegetal y solo suelen salir del agua para tomar el sol y rara vez, para investigar su terreno [cita requerida].

Índice
Taxonomía

Tiene descritas dos subespecies:1

M. l. leprosa (Schweiger, 1812)
M. l. saharica Schleich, 1996

Descripción

Tiene un caparazón de color verde pardo o marrón. Es aplanado, con la quilla vertebral ligeramente patente. Su plastrón es amarillo, en ocasiones con manchas negras. Algunos ejemplares tienen también unas líneas amarillentas, anaranjadas o rojizas en el cuello.

Schweigger describió esta especie en 1812, el calificativo de leproso se debe a que los primeros ejemplares que examinó eran viejos y presentaban suturas infectadas en los caparazones que hacían recordar a una suerte de lepra entre las escamas. Estas tortugas suelen tener un aspecto muy desgastado y sucio que refuerza ese nombre: suelen crecer algas sobre el caparazón y tener el caparazón y la piel desgastados. Además los ejemplares juveniles suelen tener manchas anaranjadas o rojizas en escudos y patas, que pueden recordar a ulceraciones o similares.
Dimorfismo sexual
Placas ventrales.

Presenta dimorfismo sexual, los machos son más pequeños que las hembras y tienen las uñas de las patas delanteras más largas, la cola más larga y gruesa, con la cloaca más alejada del cuerpo. Su plastrón (parte inferior del caparazón) es cóncavo. Las hembras tienen el plastrón plano, ponen y entierran de tres a quince huevos (es muy variable) que se incuban solos mediante la temperatura del suelo. La cáscara de estos es dura y las madres los entierran en suelos blandos. Cuando estos eclosionan, las crías suelen medir dos o tres centímetros.
Comportamiento

Estas tortugas son casi completamente acuáticas, pero a veces dejan el agua para descansar y tomar el sol, ya que como tienen sangre fría, necesitan tomar estos baños de sol para regular su temperatura.

Estos reptiles son excelentes nadadores. Durante el día buscan presas para alimentarse e intentan capturarlas. Suelen estar alerta de los depredadores y de la gente y generalmente se asustan y huyen de ellos. Las tortugas suelen lanzarse frenéticamente de las rocas o de donde estén mientras descansan si alguien potencialmente peligroso se acerca a ellas. Durante el día, acostumbran salir del agua, tomar el sol hasta que estén secas y calientes, después se zambullen de nuevo y se refrescan, y vuelven a salir del agua para tomar el sol.
Hibernación

Estas tortugas pueden hibernar en el fondo de charcas o lagos poco profundos durante los meses de invierno. Durante esta época, con el frío, las tortugas entran en un estado de sopor denominado precisamente hibernación, durante el cual dejan de comer y defecar, prácticamente no se mueven y su frecuencia de respiración se reduce.
Reproducción

El cortejo y las actividades que conlleva el apareamiento ocurren entre marzo y julio, y se llevan a cabo bajo el agua. Durante el cortejo, el macho nada alrededor de la hembra y comienza a sacudir o batir sus extremidades delanteras frente a la cara de la hembra, aparentemente tratando de acariciarla. La hembra continuará nadando hacia el macho y si acepta su proposición, comenzarán el apareamiento. Si no acepta, puede hasta iniciar una pelea con el macho. El cortejo puede durar sólo 45 minutos, pero el apareamiento en sí normalmente lleva 3 horas, a veces el macho es tan agresivo que puede matar a la hembra.

En ocasiones un macho aparentemente estará cortejando a otro macho. Esto en realidad es un gesto de dominio y los machos pueden empezar a luchar. Las tortugas jóvenes pueden llevar a cabo la danza de cortejo, pero hasta que no cumplen los 5 años de edad no han madurado sexualmente y son incapaces de aparearse.[cita requerida]

Después del apareamiento, la hembra pasará más tiempo tomando el sol con el fin de mantener calientes a los huevos. El periodo promedio hasta que pone los huevos es de unos dos meses, pero si la hembra no encuentra un lugar adecuado para colocar sus huevos, puede durar más. Una hembra puede poner de 2 a 20 huevos. Además puede tener varias puestas en una misma temporada de apareamiento. Dependiendo de varios factores, cada puesta se distanciará de dos a cuatro semanas de las otras. Durante las dos últimas semanas antes de poner los huevos, la hembra pasará menos tiempo en el agua, olfateando y escarbando en la tierra. Esto indica que está buscando un lugar apropiado para poner sus huevos. Para hacer el nido, la tortuga excavará cuidadosamente un hoyo en el sitio elegido con sus patas traseras y depositará ahí sus huevos.[cita requerida]

Los huevos, de exterior un tanto rugoso, nacerán de 80 a 85 días después de que ser enterrados. La tortuga abrirá el cascarón con el diente de huevo que se cae una hora después de haber nacido y nunca vuelve a crecer. Si la tortuga no se siente segura, permanecerá dentro del cascarón después de abrirlo por uno o dos días más. Si son forzadas a salir del cascarón antes de que estén listas, regresarán a él si les es posible. Cuando decidan abandonar el cascarón, tendrán un pequeño saco pegado a su barriga. Este contiene los residuos de lo que le sirvió para alimentarse durante el periodo de incubación. El saco se cae solo, y cuando sucede se puede notar una pequeña herida en el caparazón de la tortuga. Ésta sanará por sí misma.
Alimentación
Hábitat de Mauremys leprosa.

Los Galápagos leprosos son omnívoras.

Las tortugas más jóvenes tienden a ser carnívoras. (comen más proteína animal), y cuando crecen se vuelven más herbívoras. Cuando tienen menos de 3 años, necesitan muchas proteínas pues están en una etapa crucial de su crecimiento. Suelen alimentarse de grillos, caracoles de agua, guppys, lombrices de tierra y otros pequeños animales.

Los Galápagos necesitan estar en el agua para tragar la comida ya que no producen saliva.[cita requerida] Pueden tomar alimentos que estén en tierra pero se los llevarán dentro del agua para consumirlos.[cita requerida]
Salud

Los reptiles son portadores asintomáticos de las bacterias del género Salmonella.[cita requerida]
Conservación

La destrucción de su hábitat, su captura para tenerla en cautividad y la competencia de especies tropicales introducidas (como la tortuga de orejas rojas) son los problemas a los que se enfrenta esta especie. Por este motivo, goza de una protección especial por parte de la Unión Europea y de la Convención de Berna.[cita requerida]
Véase también

Ha recibido 72 puntos

Vótalo:

Galápago Europeo

9. Galápago Europeo

El galápago europeo (Emys orbicularis) es una tortuga de la familia Emydidae y única representante del género Emys que habita en el centro y sur de Europa, Asia Occidental, y la zona mediterránea de África. Vive cerca o en cursos de agua cuya corriente sea lenta e inverna durante más de siete... Ver mas
El galápago europeo (Emys orbicularis) es una tortuga de la familia Emydidae y única representante del género Emys que habita en el centro y sur de Europa, Asia Occidental, y la zona mediterránea de África. Vive cerca o en cursos de agua cuya corriente sea lenta e inverna durante más de siete meses al año en el fondo del agua.
Descripción

Es un galápago de tamaño medio y su longitud varía según las zonas entre 12 y 38 cm. de longitud. Su caparazón es marrón con zonas verdosas y alguna mancha amarillenta.

Hace entre 5000 y 8000 años cuando el clima europeo era más cálido, esta tortuga se podía encontrar más al norte alcanzando la actual zona del sur de Suecia.[cita requerida]
Parásitos

Esta especie puede albergar diversas especies de parásitos, incluidos Haemogregarina stepanovi, monogéneos del género Polystomoides, trematodos vasculares del género Spirhapalum y varias especie de nematodos.[cita requerida]
Subespecies

Emys orbicularis trinacris (Sicilia)
Emys orbicularis marmorata (del oeste)
Emys orbicularis capolongoi (Cerdeña)
Emys orbicularis colchica
Emys orbicularis eiselti
Emys orbicularis fritzjuergenobstii
Emys orbicularis galloitalica (Italia)
Emys orbicularis hellenica (Oeste de Turquía)
Emys orbicularis hispanica (España)
Emys orbicularis iberica (Valle de Kura)
Emys orbicularis lanzai (Córcega)
Emys orbicularis luteofusca (Turquía central)
Emys orbicularis occidentalis (Norte de África)
Emys orbicularis orbicularis (comuna de Europa)
Emys orbicularis persica (del este)
Emys orbicularis orientalis (del Caspio)

Comportamiento

Son casi completamente acuáticas, pero a veces dejan el agua para descansar y tomar el sol, ya que como tienen sangre fría, necesitan tomar estos baños de sol para regular su temperatura.

Estos reptiles son excelentes nadadores. Durante el día buscan presas para alimentarse e intentan capturarlas. Suelen estar alerta de los depredadores y de la gente y generalmente se asustan y huyen de ellos. Las tortugas suelen lanzarse frenéticamente de las rocas o de donde estén mientras descansan si alguien potencialmente peligroso se acerca a ellas. Durante el día, acostumbran salir del agua, tomar el sol hasta que estén secas y calientes, después se zambullen de nuevo y se refrescan, y vuelven a salir del agua para tomar el sol.
Hibernación

Pueden hibernar en el fondo de estanques o lagos poco profundos durante los meses de invierno.1 Durante esta época, con el frío, las tortugas entran en un estado de sopor denominado precisamente hibernación, durante el cual dejan de comer y defecar, prácticamente no se mueven y su frecuencia de respiración se reduce.

No se recomienda dejar hibernar a ejemplares que no superen los 5 cm de largo, y sólo deben hacerlo si tuvieron una alimentación y cuidados adecuados durante los meses previos.1 Si se tiene un ejemplar que fue adquirido recientemente, no se le debe dejar hibernar porque no se conocen los cuidados que pudo tener antes de que se consiguiera, aunque su aspecto sea bueno. Una tortuga demasiado joven, que esté enferma o que no esté bien nutrida podría no soportar el ayuno que conlleva esta hibernación y morir.

Si se quiere poner a hibernar a una tortuga, se necesita un cubo o recipiente con agua, pero no demasiada ya que la tortuga debe poder sacar la cabeza de ella para respirar. Si se colocara demasiada agua, o bien la hibernación no se llevara a cabo correctamente, la tortuga podría morir. Se debe dejar este recipiente en un lugar oscuro, frío y tranquilo. El agua también debe estar fría, entre los 5 y 10 °C. También es posible dejar hibernar a la tortuga en su estanque, pero conlleva un mayor riesgo para la salud del animal, ya que podría esconderse en un lugar fuera del alcance del dueño y si le sucediera algo malo, no se podría actuar.

Si la tortuga vive normalmente en el exterior pero no se desea que hiberne, entonces hay que trasladarla a un acuario interior para que pase ahí el invierno, y cuando la temperatura del ambiente vuelva a aumentar se puede regresar a su estanque del jardín.
Reproducción

El cortejo y las actividades que conlleva el apareamiento ocurren entre marzo y julio, y se llevan a cabo bajo el agua. Durante el cortejo, el macho nada alrededor de la hembra y comienza a sacudir o batir sus extremidades delanteras frente a la cara de la hembra, aparentemente tratando de acariciarla. La hembra continuará nadando hacia el macho y si acepta su proposición, comenzarán el apareamiento. Si no acepta, puede hasta iniciar una pelea con el macho. El cortejo puede durar sólo 45 minutos, pero el apareamiento en sí normalmente lleva 3 horas.

En ocasiones un macho aparentemente estará cortejando a otro macho. Esto en realidad es un signo de predominio y los machos pueden empezar a luchar. Las tortugas jóvenes pueden llevar a cabo la danza de cortejo, pero hasta que no cumplen los 5 años de edad no han madurado sexualmente2 y son incapaces de aparearse.

Después del apareamiento, la hembra pasará más tiempo tomando el sol con el fin de mantener calientes a los huevos.2 Puede presentar un cambio de dieta, comiendo únicamente ciertos alimentos o no comiendo tanto como normalmente haría.2 Esto es normal, pero se le debe seguir ofrecer comida durante el embarazo y tal vez ofrecerle diferentes alimentos a los acostumbrados. El periodo de gestación promedio es de dos meses, pero si la hembra no encuentra un lugar adecuado para colocar sus huevos, puede durar más. Una hembra puede poner de 2 a 20 huevos. Además puede tener varias puestas en una misma temporada de apareamiento. Dependiendo de varios factores, cada puesta se distanciará de dos a cuatro semanas de las otras. Durante las dos últimas semanas de gestación, la hembra pasará menos tiempo en el agua, olfateando y escarbando en la tierra. Esto indica que está buscando un lugar apropiado para poner sus huevos. Si se tiene en cautiverio, se puede poner a la hembra en un embalse con unas 4 pulgadas de tierra para que haga la puesta. Es aconsejable no retirar los huevos del lugar donde hayan sido enterrados, pero si se deseara o fuera necesario hay que hacerlo con mucho cuidado para no romperlos y colocarlos en su nueva localización de la misma forma en que estaban dispuestos en el nido original (es decir, no ponerlos boca abajo, sino con la misma cara hacia arriba). Para hacer el nido, la tortuga excavará cuidadosamente un hoyo en el sitio elegido con sus patas traseras y depositará ahí sus huevos.3

Los huevos, que tienen una textura un tanto rugosa, nacerán de 80 a 85 días después de que fueron enterrados. La tortuga abrirá el cascarón con el diente de huevo que se le cae una hora después de haber nacido y nunca vuelve a crecer. Si la tortuga no se siente segura, permanecerá dentro del cascarón después de abrirlo por uno o dos días más. Si son forzadas a salir del cascarón antes de que estén listas, regresarán a él si les es posible. Cuando decidan abandonar el cascarón, tendrán un pequeño saco pegado a su barriga. Este contiene los residuos de lo que le sirvió para alimentarse durante el periodo de incubación y no debe ser removido. Hacerlo podría ser fatal para el recién nacido. El saco se cae solo, y cuando sucede se puede notar una pequeña herida en el caparazón de la tortuga. Ésta sanará por sí misma también y no necesita ser tratada.
Cuidados en cautiverio

Los reptiles son portadores asintomáticos de las bacterias del género Salmonella.4 Esto genera preocupaciones justificables, dadas las numerosas referencias de infecciones en humanos vinculadas al manejo de tortugas. Para muchos cuidadores, mantener la higiene básica reduce enormemente el riesgo de cualquier tipo de infección en la mayoría de los casos. El potencial riesgo en la salud es otra razón por la que los niños no deberían tener contacto con las tortugas o ser sus cuidadores principales. Si bien portan la bacteria que causa salmonelosis, no es muy preocupante si se tienen las medidas de higiene mínimas. Aunque la realidad es muy distinta, ya que es igual de probable contagiarse de salmonelosis por un perro o gato que por una tortuga.
Dieta

Los gálapagos europeos son omnívoros4 y se les puede proporcionar una gran variedad de alimentos diferentes incluyendo plantas y otros animales. Esta gama de comida incluye el alimento prefabricado que venden en cualquier tienda de mascotas, algunas plantas acuáticas, vegetales, insectos, peces y a veces alguna golosina como camarón o fruta, así como un suplemento vitamínico ocasional. El calcio (necesario para la salud del caparazón) también es importante y debe ser administrado como parte de la dieta.5 Se les puede dar a través del llamado hueso de jibia o de sepia, que les ayuda a recibir esta dosis fundamental de calcio y al mismo tiempo a afilar sus labios (al no tener dientes, utilizan los labios para partir su comida). El hueso de sepia puede dejarse flotando libremente sobre el agua y esperar a que lo atrapen. Estos huesos, formados por pequeños cefalópodos marinos, se encuentran habitualmente en pajarerías, ya que las aves de jaula los usan también para afilar sus picos.

Las tortugas más jóvenes tienden a ser carnívoras6 (comen más proteína animal), y cuando crecen se vuelven más herbívoras. Cuando tienen menos de 3 años, necesitan recibir muchas proteínas pues están en una etapa crucial de su crecimiento. En la naturaleza suelen alimentarse de grillos, caracoles de agua, guppys, lombrices de tierra y otros pequeños animales, que si se les pueden proporcionar en cautiverio, es mucho mejor.5 Estos pequeños animales pueden ser criados en casa o se pueden conseguir en cualquier tienda especializada en reptiles. En cuanto a la carne, es conveniente ofrecérsela cruda .También se les puede ofrecer pescado, procurando que sea apto para el consumo humano. También se les puede suministrar artemia viva, que mantendrá activas a las tortugas a la hora de cazarlas. Los camarones del género Gammarus se venden deshidratados como comida ocasional para este animal, pero no deben tomarse como la base de su dieta. Se les pueden ofrecer frutas (ocasionalmente), siempre y cuando no sean ácidas, y vegetales, pero debe tenerse cuidado con la lechuga pues si ingieren demasiada actuará como laxante.

La frecuencia con que deben ser alimentadas depende especialmente de su edad. Mientras más pequeña sea, con más frecuencia se les debe dar de comer (hasta tres veces al día). A los ejemplares adultos se les puede proporcionar alimento 1 vez al día, 6 días a la semana. En cuanto a las raciones, lo mejor es darle alimento hasta que se rehúse a comer más, para asegurarse de que quede satisfecha.

Las tortugas necesitan estar en el agua para tragar la comida ya que no producen saliva. Pueden tomar alimentos que estén en tierra pero se los llevarán dentro del agua para consumirlos. Además, conviene alimentar a la tortuga en un contenedor separado pues esto propicia un hábitat más limpio que requerirá menos mantenimiento y cambios de agua menos frecuentes. Hacer esto crea un ambiente más saludable.

Cuando la temperatura del ambiente está por debajo de los 10 °C (50 °F), las tortugas pueden hibernar y no comen. Cuando está entre los 10 °C y los 20 °C (68 °F), pueden ser alimentadas una vez al día. Cuando se encuentra entre los 20 °C y los 30 °C (86 °F), se les puede dar de comer 2 ó 3 veces al día. Las tortugas necesitan mucho alimento en los días de verano en que la temperatura supera los 30 °C.
Instalación

La tortuga debe conservarse en un acuario o tortuguera u otro recinto siempre en proporción a su tamaño. El tamaño del tanque es el primer aspecto sumamente importante que hay que tomar en cuenta. Una pauta usada por muchas personas para determinar el tamaño adecuado del tanque es, como mínimo, 10 galones de agua por cada pulgada de longitud del caparazón (15 litros por cada centímetro). De esta forma, un solo adulto de esta especie requerirá entre 90 y 120 galones (unos 400 litros) de agua en su tanque. El nivel de agua debe ser tan alto como sea posible, pero no lo suficiente como para que escapen.

Es necesario que haya suficiente agua en su recinto. No obstante, para las tortugas más jóvenes el nivel del agua les debe permitir pararse y alcanzar el tope del agua con la cabeza, si no llegaran a la superficie estirando el cuello podrían ahogarse por no poder salir a respirar. Aunque puede ser que la tortuga no quiera nadar al principio, aprenderá muy rápidamente. La filtración y calidad del agua también son aspectos importantes en un ambiente bien mantenido. El agua limpia reduce en gran medida la aparición de infecciones y el crecimiento de algas y hongos. La presencia y el desarrollo de bacterias dañinas y desechos debe ser supervisada regularmente para que no surjan problemas más tarde.

Un área de descanso en la que la tortuga pueda secarse debe incluirse en su hábitat. Una lámpara de calor también es ampliamente recomendada para las tortugas que vivan bajo techo o donde no reciban directamente los rayos del sol. Si la lámpara se usa dentro, las tortugas deben tener acceso a ella por tres o cuatro horas diarias. El agua debe mantenerse a una temperatura constante que oscile entre los 24 y los 26 grados Celsius (75-79 °F); aguas con menor temperatura pueden inducir a la tortuga a hibernar. Un buen filtro de acuario generalmente ayuda a controlar este problema, al igual que usar un tanque de alimentación separado, pero un frecuente cambio de agua es muy necesario para asegurar su buena salud. Para las tortugas adultas (entre los 20-30 cm de longitud de caparazón) se acepta un tanque con un volumen de por lo menos 500 litros (aproximadamente 132 galones). Otra posibilidad es conservar a la tortuga en un estanque en el jardín o en una pequeña alberca de plástico siempre y cuando esté cerrada por la parte superior para protegerla de los posibles depredadores, como perros o gatos callejeros.

Otro requerimiento es que el área de descanso esté equipada con una lámpara de rayos UV, que simula los rayos del sol y le da a la tortuga las vitaminas que necesita para metabolizar el calcio y mantener su caparazón saludable, así como una fuente de calor sobre esa zona de descanso, para que salga a asolearse, de tal forma que tenga una temperatura entre 30-33 grados Celsius (86-91 °F)

Ha recibido 70 puntos

Vótalo:

Salamandra Común

10. Salamandra Común

La salamandra común (Salamandra salamandra) es una especie de anfibio urodelo de la familia Salamandridae. Es el más común de los urodelos en Europa. De hábitos terrestres, únicamente entra en el agua para parir, y muchas subespecies lo hacen en tierra.2 Es un urodelo inconfundible, de fondo... Ver mas
La salamandra común (Salamandra salamandra) es una especie de anfibio urodelo de la familia Salamandridae. Es el más común de los urodelos en Europa. De hábitos terrestres, únicamente entra en el agua para parir, y muchas subespecies lo hacen en tierra.2 Es un urodelo inconfundible, de fondo negro y manchas variadas amarillas muy intensas que pueden llegar a cubrir la casi totalidad del cuerpo. A veces también se aprecian manchas de color rojizo.
Descripción

Adultos de entre 18 y 25 cm incluyendo la cola, siendo las hembras algo mayores. En casos excepcionales pueden llegar a 28 o más de 30 cm. Cuerpo grueso y cola relativamente corta, sin cresta dorsal ni caudal. Glándulas parótideas bien visibles en la cabeza.3

Diseño característico de manchas o líneas amarillas sobre fondo negro, muy variables, tanto que pudieran parecer de fondo amarillo con manchas negras. Este diseño y coloración es utilizada como una señal de advertencia para evitar ser atacada por posibles predadores —coloración aposemática—. Su piel contiene pequeñas cantidades de sustancias tóxicas que irritan los ojos y boca de los predadores.4

Las larvas tienen la cabeza más ancha que el cuerpo, con cresta dorsocaudal que comienza en la parte posterior del tronco. De coloración oscura, en la base de cada pata suele tener una pequeña mancha clara, más patente en las posteriores. Se ha observado neotenia en esta especie.2
Comportamiento, hábitat, distribución y conservación
Larva de S. salamandra en la que se aprecian las marcas blancas de las patas.

Es un animal de hábitos nocturnos, aunque puede verse activa de día si la humedad relativa es alta —en días lluviosos o neblinosos—, y cuando la temperatura es fresca pero superior a los 3 ºC. Por el día se refugia bajo la hojarasca, troncos de árboles caídos o bajo piedras. Las larvas se encuentran en arroyos y fuentes de aguas limpias.

En general, es una especie ovovivípara, en la que las hembras paren larvas semidesarrolladas en el agua. Algunas subespecies son vivíparas y paren en tierra entre dos y ocho crías totalmente metamorfoseadas. Los partos tienen lugar a partir del otoño y hasta finales de la primavera dependiendo de la geografía y el clima. Las larvas tardan entre 2 y 6 meses en desarrollarse. El letargo invernal puede ser prolongado en las zonas de montaña más frías y la estivación variable en las zonas más secas.5

Aunque asociada a bosques caducifolios o mixtos, con arroyos limpios y bien sombreados, también aparece en los biotopos de contacto con estos bosques: roquedos, matorral, praderas, etc.

Se distribuye a lo largo de Europa, desde Portugal a Italia y Grecia hasta el norte de Alemania, sur de Polonia y Rumanía.

Aparece catalogada como «preocupación menor» por la UICN, aunque si se consideran las subespecies, algunas pueden catalogarse como amenazadas. En general, las poblaciones se mantienen estables, aunque localmente pueden haber disminuido e incluso haberse extinguido, como en el Sistema Ibérico de la península ibérica donde ha desaparecido en los últimos 20 años debido, quizá, a una enfermedad epidémica.6 Sus mayores amenazas son la destrucción del hábitat y en consecuencia la fragmentación de las poblaciones, la introducción de predadores como salmónidos o el cangrejo rojo americano y, en áreas concretas, el atropello de adultos al cruzar vías de comunicación. Algunas poblaciones españolas se hallan afectadas por la enfermedad micótica denominada quitridiomicosis.1
Sistemática

Fue descrita por primera vez por Carlos Linneo en 1758, denominándola Lacerta salamandra.7 Posteriormente, en 1896 Axel Johann Einar Lönnberg la trasladó al género Salamandra.8
Subespecies

Sólo en la península ibérica existen 9 subespecies de Salamandra salamandra:2
S. s. gallaica en la que se pueden ver los arabescos. En este caso no tiene manchas rojas.
S. s. terrestris con manchas amarillas.
S. s. bernardezi con bandas amarillas y manchas rojas en la cabeza.

S. s. gallaica Nikolskii, 1918: Es grande y robusta con el hocico puntiagudo. Su diseño se compone de manchas amarillas irregulares similares a arabescos y frecuentemente con manchas rojas burdeos. Se distribuye por el centro y sur de Galicia, casi todo Portugal (excepto el sur) y Extremadura.
S. s. almanzoris Müller and Hellmich, 1935: Pequeña, con pocas y pequeñas manchas amarillas, sin manchas rojas. Circunscrita a las sierras de Gredos y Guadarrama.
S. s. bejarae Mertens and Müller, 1940: Mediana o grande, manchas amarillas con forma de coma. Se distribuye por los sistemas Central e Ibérico y por los Montes de Toledo y Montes de León.
S. s. fastuosa Eiselt, 1958: Pequeña, con el hocico redondeado, su diseño se compone de franjas amarillas. Algunas poblaciones son vivíparas. Centro y oeste de Pirineos y este de la cordillera Cantábrica.
S. s. terrestris Eiselt, 1958: Grande y robusta, con manchas amarillas dispersas o en dos bandas continuas. Se encuentra en los Pirineos orientales, Cataluña y resto de Europa.
S. s. bernardezi Gasser, 1978: Pequeña, con el morro redondeado, con las manchas amarillas dispuestas en bandas. El viviparismo de esta subespecie es muy acentuado. Aparece en la cordillera Cantábrica central y occidental, hasta el noreste de Galicia.
S. s. crespoi Malkmus, 1983: Muy grande, más de 25 cm, cabeza pequeña, hocico puntiagudo y dedos largos. Con manchas amarillas, rojas o pardas. Sur de Portugal.
S. s. morenica Joger and Steinfartz, 1994: Tamaño grande, más de 21 cm. Hocico puntiagudo y manchas amarillas y a veces rojas. Se distribuye por Sierra Morena y sierras de Cazorla, Segura y Alcaraz.
S. s. alfredschmidti Köhler and Steinfartz, 2006: Pequeña, con el morro redondeado, su diseño tiende a un color uniforme por todo el cuerpo, ya sea amarillo o marrón amarillento. Limitada a Asturias.

Aún se discute el número de clados existentes en la península ibérica, de estos 9 algunos autores reducen la lista a 6, incluyendo el cambio de estátus de la subespecie S. s. almanzoris a especie.9 S. s. gallaica, S. s. fastuosa, S. s. terrestris y S. s. bejarae forman un grupo genéticamente próximo y S. s. crespoi y S. s. morenica forman otro.2 En cualquier caso, las subespecies vivíparas parecen distinguirse de las ovovivíparas no sólo por el carácter reproductor, sino también por ser dos clados filogenéticos bien separados.10
Sinonimia

Su conocimiento desde antiguo, su amplia distribución europea y su gran variabilidad de diseño han hecho que numerosos autores incurrieran en sinonimia al describir la especie, subespecies, variedades o formas.11

Lacerta salamandra Linnaeus, 1758
Salamandra candida Laurenti, 1768
Salamandra maculosa Laurenti, 1768
Salamandra terrestris Houttuyn, 1782
Salamandra terrestris Lacépède, 1788
Salamandra terrestris Bonnaterre, 1789
Gecko salamandra Meyer, 1795
Triton vulgaris Rafinesque, 1814
Salamandra maculata Merrem, 1820
Salamandra vulgaris Cloquet, 1827
Triton corthyphorus Leydig, 1867
Salamandra maculosa var. nera Doderlein, 1872
Salamandra maculosa var. pezzata Doderlein, 1872
Salamandra maculosa Boulenger, 1882
Salamandra maculosa var. europaea Bedriaga, 1883
Salamandra maculosa var. gallaica López-Seoane, 1885
Salamandra maculosa var. molleri Bedriaga, 1889
Salamandra salamandra Lönnberg, 1896
Salamandra maculosa var. nigriventris Dürigen, 1897
Salamandra maculosa var. typica Bedriaga, 1897
Salamandra maculosa var. taeniata Dürigen, 1897
Salamandra maculosa var. quadri-virgata Dürigen, 1897
Salamandra maculosa var. coccinea Schweizerbarth, 1909
Salamandra salamandra salamandra Poche, 1912
Salamandra moncheriana Schreiber, 1912
Salamandra maculata Schreiber, 1912
Salamandra maculosa forma fastuosa Schreiber, 1912
Salamandra maculosa var. speciosa Schreiber, 1912
Salamandra salamandra molleri Nikolskii, 1918
Salamandra salamandra taeniata Nikolskii, 1918
Salamandra maculosa var. taeniata forma Bonnali Wolterstorff, 1925
Salamandra salamandra taeniata Mertens, 1925
Salamandra maculosa taeniata forma bernardezi Wolterstorff, 1928
Salamandra salamandra carpathica Calinescu, 1931
Salamandra maculosa bejarae Wolterstorff, 1934
Salamandra maculosa bezarae Wolterstorff, 1934
Salamandra salamandra (= maculosa) hispanica Wolterstorff, 1937
Salamandra maculosa subsp. Bernardezi Scharlinski, 1939
Salamandra salamandra albanica Gayda, 1940
Salamandra salamandra thuringica Gayda, 1940
Salamandra salamandra hispanica Mertens and Müller, 1940
Salamandra salamandra bonnali Mertens and Müller, 1940
Salamandra salamandra bernardazi Mertens and Müller, 1940
Salamandra salamandra forma francica Sochurek and Gayda, 1941
Salamandra salamandra forma werneri Sochurek and Gayda, 1941
Salamandra salamandra gigliolii Eiselt and Lanza, 1956
Salamandra salamandra salamandra Eiselt, 1958
Salamandra (Salamandra) salamandra Özeti, 1967
Salamandra salamandra beschkovi Obst, 1981
Salamandra (Salamandra) salamandra (crespoi) crespoi Dubois and Raffaëlli, 2009
Salamandra (Salamandra) salamandra (crespoi) morenica Dubois and Raffaëlli, 2009
Salamandra (Salamandra) salamandra (fastuosa) alfredschmidti Dubois and Raffaëlli, 2009
Salamandra (Salamandra) salamandra (fastuosa) bernardezi Dubois and Raffaëlli, 2009
Salamandra (Salamandra) salamandra (fastuosa) fastuosa Dubois and Raffaëlli, 2009
Salamandra (Salamandra) salamandra (fastuosa) gigliolii Dubois and Raffaëlli, 2009
Salamandra (Salamandra) salamandra (salamandra) bejarae Dubois and Raffaëlli, 2009
Salamandra (Salamandra) salamandra (salamandra) beschkovi Dubois and Raffaëlli, 2009
Salamandra (Salamandra) salamandra (salamandra) gallaica Dubois and Raffaëlli, 2009
Salamandra (Salamandra) salamandra (salamandra) salamandra Dubois and Raffaëlli, 2009
Salamandra (Salamandra) salamandra (salamandra) terrestris Dubois and Raffaëlli, 2009
Salamandra (Salamandra) salamandra (salamandra) werneri Dubois and Raffaëlli, 2009
Salamandra (Salamandra) almanzoris Dubois and Raffaëlli, 2009

Ha recibido 68 puntos

Vótalo:

Lagartija Italiana

11. Lagartija Italiana

La lagartija italiana (Podarcis sicula) es una especie de reptil escamoso de la familia Lacertidae.2 Vive en Bosnia, Croacia, Francia, Italia, Serbia y Montenegro, Eslovenia y Suiza, y ha sido introducida en la península Ibérica, islas Baleares, Turquía y Estados Unidos.1

Ha recibido 64 puntos

Vótalo:

Camaleón Común

12. Camaleón Común

El camaleón común (Chamaeleo chamaeleon) es una especie de reptil escamoso, única representante de la familia Chamaeleonidae existente en Europa y es el camaleón mediterráneo. En España puede encontrarse en puntos muy concretos de la geografía andaluza y en el parque natural de la Sierra de la... Ver mas
El camaleón común (Chamaeleo chamaeleon) es una especie de reptil escamoso, única representante de la familia Chamaeleonidae existente en Europa y es el camaleón mediterráneo. En España puede encontrarse en puntos muy concretos de la geografía andaluza y en el parque natural de la Sierra de la Muela, Cabo Tiñoso y Roldán en las cercanías de Cartagena. En Portugal se encuentra en la zona del Algarve. Asimismo aparece en Italia y en Creta. También está presente por toda la costa mediterránea africana y el sur de Anatolia. Su hábitat son los pinares o la maquia mediterránea cercanos a humedales, donde abundan los insectos y mosquitos, la base de su alimentación.2
Descripc
ión
Perfil del camaleón común, el camaleón mediterráneo.

El camaleón común es una especie típica en su género, del clima mediterráneo. Mide alrededor de 30 centímetros.

El camaleón común está adaptado a la vida arborícola. Cuenta con dedos oponibles y cola prensil (motivo por el cual la cola no puede desprenderse del cuerpo). Posee una lengua larga, pegajosa y retráctil con la que atrapa a sus presas a distancia. Sus ojos grandes y prominentes se pueden mover individualmente, dando al animal una visión estereoscópica. Para proteger los ojos éstos están protegidos por un rígido párpado con una pequeña abertura. En la parte trasera de la cabeza se encuentra una cresta semicircular, similar a la de otros camaleones y a la de los ceratopsios. Los camaleones pueden estrechar o ensanchar el cuerpo considerablemente.[cita requerida]

En cuanto al color, es variable. Normalmente tiene el cuerpo marrón, pero en la estación de celo los machos adquieren una tonalidad verde, las hembras adquieren un color azul negruzco cuando ya están listas para la puesta, y también cambian por muchas otras razones: para expresar su estado de ánimo, para camuflarse, para recibir mayor o menor radiación solar, etc.[cita requerida]
Comportamiento
Archivo:Camaleón - Calidad- 5.ogg
Camaleón común trepando por un árbol.

El camaleón común vive normalmente en los matorrales, pero a menudo baja al suelo, donde se desplaza con movimientos lentos y pesados. Su máxima actividad se desarrolla en las horas diurnas. Cuando es molestado se hincha y amenaza con la boca abierta. Es un animal solitario y territorial; acusadamente intolerante respecto a sus congéneres, excepto en el periodo de celo. Para marcar su territorio se sitúa en lugares donde puede ser visto con facilidad y, si aparece otro individuo, comienza una serie de movimientos de amenaza y cambios de coloración para disuadirlo. A mediados de otoño, con la bajada de las temperaturas, se aletargan y permanecen ocultos hasta la primavera siguiente, si bien se pueden observar algunos ejemplares aislados en la arena caliente. Los jóvenes se mantienen activos durante todo el año.3

Hay que destacar que el camaleón común es el único reptil europeo con hábitos arborícolas.4
Reproducción

La hembra es ovípara y pone los huevos en un agujero excavado en el suelo cerca del matorral. Su actividad reproductora se desarrolla en el verano y a principio del otoño. El cortejo es muy simple y consiste en una persecución del macho a la hembra. Una vez fecundada, la hembra se muestra agresiva con los machos. La puesta de huevos se realiza en el mes de octubre. La hembra baja al suelo y deposita de 7 a 40 huevos que eclosionan en el verano siguiente.5
Véase también

Ha recibido 63 puntos

Vótalo:

Culebra de Collar

13. Culebra de Collar

La culebra de collar (Natrix natrix) es una serpiente no venenosa de la familia colubridae, propia de Eurasia y noroeste de África. Descripción Excepcionalmente puede llegar a medir dos metros de longitud, los adultos normalmente rondan los 120 cm. Tiene el cuerpo grueso, la cabeza... Ver mas
La culebra de collar (Natrix natrix) es una serpiente no venenosa de la familia colubridae, propia de Eurasia y noroeste de África.
Descripción

Excepcionalmente puede llegar a medir dos metros de longitud, los adultos normalmente rondan los 120 cm. Tiene el cuerpo grueso, la cabeza redondeada y los ojos de pupilas redondas. El color es muy variable, lo más habitual es pardo o verde oscuro, aunque pueden aparecer desde color gris hasta negro; con la parte inferior del cuerpo más clara. Presenta manchas negras. Algunos individuos muestran un collar característico de color amarillento o anaranjado. Es una especie de vida diurna que se alimenta de anfibios (especialmente de ranas y sapos), y puede llegar a cazar pequeños mamíferos y peces. Las hembras son mayores que los machos.
Comportamiento

La culebra de collar hiberna durante el invierno y se aparea poco después de salir del estado de hibernación, en primavera durante abril o mayo. Pone huevos en grupos de 8-40 de junio a julio que eclosionan tras unas 10 semanas. Como los huevos requieren una temperatura de 21° C para eclosionar, prefiere situar las puestas sobre vegetación en putrefacción, incluyendo montones de compost. Las crías tienen 18 cm al eclosionar y son independientes inmediatamente.

Al no ser venenosa, sus únicas defensas son producir un fluido de olor fétido desde las glándulas anales y fingir que está muerta. En ocasiones también fingen atacar, golpeando simplemente abriendo la boca. Es raro que muerda para defenderse.
Hábitat

Se pueden encontrar a los lados de los ríos, pozos, lagos pequeños, torrentes y lagos; también en los fontanales y en cisternas, pero prefiere localidades arbustivas, áridas o boscosas que esten a una cierta distancia del agua. No evita siempre al humano , y se puede hasta establecer momentáneamente en huertos, bodegas, establos, jardines etc. Pueden llegar a encontrarse hasta los 2500 m.
Distribución

Se encuentra en casi toda Europa excepto en el norte, desde el sur de Escandinavia hasta el Mar Mediterráneo, incluyendo las islas británicas. También se encuentra en el noroeste de África.
Peligro de extinción

Dos de las nueve subespecies están consideradas en peligro crítico de extinción:1 Natrix natrix ssp. cetti y Natrix natrix ssp. schweizeri.

Ha recibido 62 puntos

Vótalo:

Lagarto Ocelado

14. Lagarto Ocelado

El lagarto ocelado (Timon lepidus), es una especie de lagarto propio de Europa suroccidental y noroeste de África; puede llegar a los 70 cm de longitud total, es de color verde o moreno y presenta dos franjas de ocelos azules en el dorso. Durante décadas fue considerado como perteneciente al... Ver mas
El lagarto ocelado (Timon lepidus), es una especie de lagarto propio de Europa suroccidental y noroeste de África; puede llegar a los 70 cm de longitud total, es de color verde o moreno y presenta dos franjas de ocelos azules en el dorso. Durante décadas fue considerado como perteneciente al género Lacerta.
Biología y ecología
Detalle de la cabeza.

El lagarto ocelado es una especie característica del suroeste de Europa, asociada a los ecosistemas mediterráneos. Lo encontramos distribuido en la Península Ibérica, sur de Francia, noroeste de Italia y noroeste de África. En la península ibérica solo está ausente en el norte de Galicia, en la vertiente norte de la Cornisa Cantábrica, País Vasco y norte de Navarra. Dentro del hábitat mediterráneo parece no depender demasiado de los factores climáticos pudiéndose encontrar en condiciones muy diferentes, aún cuando no ha sido encontrada por debajo de los 6 °C de temperatura media anual.

Es una especie ubicua, que ocupa toda clase de biotopos, excluidos aquellos completamente humanizados, se encuentra en toda clase de cultivos y bosques mediterráneos y de montaña. En general, el lagarto ocelado es una especie que prefiere áreas con cobertura vegetal no muy elevada, puesto que así tiene espacios abiertos donde poder tomar el sol y refugios para poderse esconder. El abandono progresivo de las zonas de cultivo ha hecho que el lagarto ocelado se haya visto desplazado por el lagarto verde (Lacerta bilineata), otro lagarto de medida mediana más acostumbrado a la vegetación tupida.

Ha recibido 60 puntos

Vótalo:

Víbora Hocicuda

15. Víbora Hocicuda

La víbora hocicuda o víbora de Lataste (Vipera latasti o Vipera latastei) es una especie de víbora presente en la Península ibérica y en el norte del Magreb. Puede alcanzar los 70 cm de longitud.5 Es la víbora más frecuente en la Península Ibérica, abarca todo el territorio a excepción del... Ver mas
La víbora hocicuda o víbora de Lataste (Vipera latasti o Vipera latastei) es una especie de víbora presente en la Península ibérica y en el norte del Magreb. Puede alcanzar los 70 cm de longitud.5 Es la víbora más frecuente en la Península Ibérica, abarca todo el territorio a excepción del extremo norte y los Pirineos.

Es la que cuenta con el veneno menos tóxico de las tres presentes en España, y aunque su mordedura no es mortal, se precisa de asistencia sanitaria para un tratamiento adecuado, y si fuese realmente necesario, la aplicación de un suero antiofídico.5
Nomenclatura

Existe cierta confusión sobre el nombre científico de esta especie.6 Boscá (1878)2 la describió como Vipera latasti, aunque en el pie de la figura de su trabajo la denomina Vipera latastei. Al año siguiente el propio Boscá (1879),3 utilizó la combinación Vipera latastei, lo que ha sido considerado una enmienda justificada (McDiarmid et al., 1999).7 Por su parte David e Ineich (1999)8 consideran que son los primeros revisores y eligen V. latastei. Sin embargo, Alonso-Zarazaga (1998)9 y Montori et al. (2005)10 consideran que el uso de V. latastei por Boscá en 1879 es un lapsus y que debería utilizarse V. latasti, nombre que ha sido utilizado por varios autores.
Subespecies

Cuenta con dos subespecies:

Vipera latasti latasti o Vipera latastei latastei, (Boscá, 1878).
Vipera latastei gaditana o Vipera latastei gaditana, Saint Girons, 1977.

Ha recibido 58 puntos

Vótalo:

Lagarto Ágil

16. Lagarto Ágil

El lagarto ágil (Lacerta agilis) es un lagarto difundido en la mayor parte de Europa y Asia Central, aunque se encuentra prácticamente ausente en gran parte de la península Ibérica, el sur de Francia, de Italia y de los Balcanes. En España está considerado como especie en peligro de extinción... Ver mas
El lagarto ágil (Lacerta agilis) es un lagarto difundido en la mayor parte de Europa y Asia Central, aunque se encuentra prácticamente ausente en gran parte de la península Ibérica, el sur de Francia, de Italia y de los Balcanes.

En España está considerado como especie en peligro de extinción.

Tiene una coloración muy variable. El dorso y los flancos, de color pardo o gris pardo, ostentan unas manchas redondas y oscuras moteadas de blanco. En primavera y verano los flancos del macho son de una tonalidad verde hierba, y a veces adquiere también el mismo color, mientras que en las hembras predomina el pardo.

Tanto el lagarto ágil como sus numerosas subespecies se pueden encontrar en toda Europa y en Asia central y occidental. Vive tanto en las llanuras como en las regiones accidentadas, dando preferencia a los lugares soleados y abrigados cerca de los bordes de los prados y bosques, en las laderas herbosas cubiertas de matorrales, en los troncos y en las canteras abandonadas; también es frecuente encontrarlo en parques y jardines. El Lagarto ágil se alimenta de cigarras, moscas, escarabajos, arañas y otros artrópodos. Pasa el invierno bajo tierra, y al final de la primavera o principios del verano, la hembra pone de 5 a 15 huevos alargados, protegidos por una envoltura semejante al cuero, que deposita en un hueco poco profundo excavado en el suelo. Al cabo de 6 a 8 semanas nacen los pequeños lagartos, que miden de 3 a 4 cm. de longitud.

Ha recibido 50 puntos

Vótalo:

Lagarto Verdinegro

17. Lagarto Verdinegro

El lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi) es una especie de la familia Lacertidae. Es un lagarto de cabeza corta y ancha; la cola es el doble de larga que la longitud del cuerpo. Esta especie, por lo general, es verde y con el abdomen amarillento. Los machos, además contienen una coloración... Ver mas
El lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi) es una especie de la familia Lacertidae. Es un lagarto de cabeza corta y ancha; la cola es el doble de larga que la longitud del cuerpo. Esta especie, por lo general, es verde y con el abdomen amarillento. Los machos, además contienen una coloración negruzca, sustituida en las hembras por un color pardusco y en la época de celo el macho tiene el cuello azulado. Su longitud total no sobrepasa los 40 cm. Cuando es perseguido no duda en trepar a los árboles. Vive principalmente en zonas montañosas del centro y noroeste de la Península Ibérica.

Ha recibido 49 puntos

Vótalo:

Salamandra Penibética

18. Salamandra Penibética

La salamandra penibética (Salamandra longirostris) es una especie de anfibio urodelo de la familia Salamandridae, endémica de la cordillera Penibética en Andalucía, España.1 2 Es una salamandra grande, muy parecida a la salamandra común, con quien no comparte área de distribución. El cuerpo... Ver mas
La salamandra penibética (Salamandra longirostris) es una especie de anfibio urodelo de la familia Salamandridae, endémica de la cordillera Penibética en Andalucía, España.1 2

Es una salamandra grande, muy parecida a la salamandra común, con quien no comparte área de distribución. El cuerpo es negro con manchas amarillas cuadrangulares y algunas manchas muy características en la cabeza. El morro es apuntado y el vientre grisáceo, sin manchas. Habita zonas húmedas, con cursos de agua próximos donde se reproduce.

Está considerada una especie distinta de la salamandra común desde principios del siglo XXI.
Descripción

Ligeramente mayor que la salamandra común, mide de media 18,5 cm y llega a alcanzar los 23 cm. Tiene el cuerpo robusto y la cola relativamente corta. Su piel es lisa y brillante, con manchas amarillas cuadrangulares sobre fondo negro dispuestas bilateralmente; muy rara vez posee manchas rojizas. Vientre gris plomizo, casi siempre sin manchas amarillas y nunca en la garganta, lo que la diferencia de las subespecies Salamandra salamandra morenica, S. s. crespoi y S. s. gallaica.

Su hocico es puntiagudo lo que le da un aspecto característico, y las glándulas parotídeas son conspicuas. En la cabeza suelen aparecer tres pares de manchas: sobre el párpado, sobre la parótida y en la base del maxilar superior. Con frecuencia posee unas pequeñas manchas amarillas que siguen el contorno de las mandíbulas.3 1
Sistemática

Hasta 1994 era considerada como Salamandra salamandra. En ese año, Ulrich Joger y S. Steinfartz en su trabajo sobre salamandras del sur de la península ibérica la clasificaron en la categoría de subespecie, como Salamandra salamandra longirostris. Desde entonces y hasta 2009 toda la bibliografía sobre esta especie se refiere a la subespecie. En 2007 Speybroeck y Crochet hicieron notar que esta subespecie podría ser clasificada como especie independiente, pero no fue formalizado hasta 2009 por Dubois y Raffaëlli. Sin embargo en 2010, los mismos autores que habían apuntado su especificidad —Speybroeck y Crochet junto con Beukema— volvieron a plantear la inclusión de la especie como subespecie de Salamandra salamandra a pesar de sus distribuciones alopátricas y de las diferencias moleculares existentes.2
Hábitat y distribución

De hábitos terrestres, se la puede encontrar en las zonas montañosas y húmedas entre hojarasca de bosques caducifolios o en zonas rocosas con vegetación abundante, frecuentemente cerca de cursos de agua. El rango altitudinal abarca desde el nivel del mar hasta los 1780 m.4 1

Su área de distribución se circunscribe a la sierra de Ronda en las provincias de Cádiz y Málaga.2 Hasta la década de 1980 también se distribuía por Granada, pero estas poblaciones parecen haber desaparecido.1 Se distinguen dos grupos de población separados, uno occidental más numeroso y otro oriental muy amenazado. El occidental se encuentra en la provincia de Cádiz y occidente de Málaga. El oriental ocupa el levante de la provincia de Málaga.4

Es alopatrica con la salamandra común, es decir, sus áreas de distribución no se superponen. Las poblaciones de salamandra común más cercanas son las pertenecientes a la subespecie S. s. morenica que se encuentran al norte del río Guadalquivir, en Sierra Morena y sierras de Cazorla, Segura y Alcaraz.

Ha recibido 46 puntos

Vótalo:

Culebra Bastarda

19. Culebra Bastarda

La culebra bastarda o de Montpellier (Malpolon monspessulanus) es una especie de reptil escamoso de la familia Colubridae. Es una serpiente venenosa opistoglifa (con los dientes inoculadores de veneno situados en la parte posterior de la boca) que no es peligrosa para el hombre.4 Descripción... Ver mas
La culebra bastarda o de Montpellier (Malpolon monspessulanus) es una especie de reptil escamoso de la familia Colubridae. Es una serpiente venenosa opistoglifa (con los dientes inoculadores de veneno situados en la parte posterior de la boca) que no es peligrosa para el hombre.4
Descripción

Los ejemplares adultos pueden llegar a superar con facilidad los 2 m de longitud total; son frecuentemente menores, aunque individuos muy excepcionales pueden alcanzar hasta 2,55 m, siendo, por tanto, la mayor especie de la península Ibérica4 y del resto de Europa.5 Posee dientes venenosos en la parte posterior del maxilar superior.5

La cabeza presenta un aspecto muy característico, pues posee ojos grandes, con las escamas supraoculares muy salientes que forman una especie de ceja muy prominente que le da una expresión de mirada penetrante. La escama frontal es característicamente estrecha. Posee ocho escamas supralabiales de las que la 4ª y la 2ª están bordeando el ojo. Las escamas del dorso son lisas y con arcos, pero nunca carenadas, formando 17 ó 19 hileras en el centro del cuerpo: de 160 a 189 escamas ventrales. La cola representa aproximadamente 1/4 de la longitud total. Presenta un dorso oliváceo o pardusco claro generalmente uniforme, mostrando en el tercio anterior una zona de manchas negruzcas muy características, y las partes inferiores amarillentas con un ligero moteado oscuro. Los jóvenes presentan 5 ó 7 hileras de manchas oscuras a lo largo del cuerpo, siendo más grandes las centrodorsales que las de los flancos.
Biología
Culebra bastarda juvenil engullendo una lagartija ibérica (Podarcis hispanica).

Es una especie terrestre poco trepadora. Es muy activa y agresiva. Se alimenta de pequeños mamíferos (hasta gazapos de conejo), aves y lagartos,así como otros ofidios de menor tamaño e incluso ejemplares de su propia especie, pero los jóvenes principalmente capturan lagartijas e invertebrados.
Reproducción

La cópula se realiza en los meses de abril o mayo, y en junio tiene lugar la puesta, que consta de un máximo de 18 huevos.
Relación con el hombre

Debido a la situación posterior de sus colmillos, es difícil que éstos lleguen a ser efectivos al morder al hombre. Sin embargo, los ejemplares de mayor tamaño, al poseer una boca de gran amplitud, si pueden causar envenenamienos leves, nunca mortales.5

Ha recibido 46 puntos

Vótalo:

Gallipato

20. Gallipato

El gallipato (Pleurodeles waltl) es el mayor anfibio urodelo de Europa, un tritón que puede llegar a alcanzar los 30 cm de longitud, de los que aproximadamente la mitad corresponden a la cola. Se encuadra en la familia Salamandridae, la misma que la salamandra común y la mayoría de los urodelos... Ver mas
El gallipato (Pleurodeles waltl) es el mayor anfibio urodelo de Europa, un tritón que puede llegar a alcanzar los 30 cm de longitud, de los que aproximadamente la mitad corresponden a la cola. Se encuadra en la familia Salamandridae, la misma que la salamandra común y la mayoría de los urodelos europeos.
Morfología

Posee una cabeza grande, ancha en la parte posterior, con ojos pequeños, que se vuelven saltones hacia arriba cuando la aplasta hasta convertirla en apenas un disco semicircular.

El cuerpo se halla cubierto por verrugas de punta negra y su coloración varía del prácticamente negro al amarillo pálido, aunque suele ser gris pardusca con manchas oscuras y un color más claro en la parte ventral.
Los abultamientos de los costados corresponden a los extremos de las costillas.

La cola, comprimida lateralmente, suele mostrar la misma coloración que el resto del cuerpo con bandas anaranjadas ocasionalmente en los bordes superior e inferior.

Presenta crestas caudales pequeñas, algo más desarrolladas en los machos durante el periodo reproductivo.

En cada costado se hace visible una hilera de 7 a 10 manchas anaranjadas que coinciden con los extremos de las costillas y por donde, en ocasiones, asoman los extremos de éstas, considerado este hecho como un mecanismo de defensa por diversos autores. Este mecanismo podría ser considerado como un primitivo y rudimentario sistema de inoculación, aunque es totalmente inofensivo para el hombre.2


En cuanto a dimorfismo sexual, los machos suelen ser más estilizados que las hembras, con unos miembros anteriores más robustos, los cuales presentan unas callosidades de color negro en la época de celo. Sirven para afianzar la aprehensión durante el amplexo, evitando que se escurra la hembra mientras la agarra desde abajo.
Hábitos

Son animales que pasan casi todo el tiempo dentro del agua, de la que salen raramente, algo más los juveniles, de noche o cuando el tiempo es húmedo. Nadan con agilidad y fuerza. Se encuentran en arroyos, riachuelos de curso lento y también tanques, cisternas y charcas más o menos permanentes.

Son carnívoros, como los otros anfibios, alimentándose de pequeños animales acuáticos, sobre todo larvas de insectos, renacuajos, sanguijuelas. Arrojan sus fauces abiertas sobre cualquier cosa que se mueva, lo que termina dando lugar a frecuentes casos de canibalismo.

Realizan el cortejo bajo el agua y la hembra pone entre 300 y 1.000 huevos. Los va fijando uno por uno a las hojas de plantas acuáticas, utilizando un moco adhesivo para enrollar la hoja alrededor del huevo.
Distribución

Es una especie limitada al centro y sur de la península ibérica y a la llanura costera de Marruecos.3 Hay otras dos especies en el género Pleurodeles, P. nebulosus de las zonas mediterráneas de Argelia y Túnez y P. poireti, un endemismo puntual de la península de Edough, en Argelia.4
Utilidad

El gallipato ha sido usado extensamente en laboratorios de todo el mundo para investigaciones biológicas en campos relacionados con la fisiología y la embriología, y últimamente también en el estudio de la genética del desarrollo. Ha demostrado gran utilidad, como otros anfibios, en trabajos relativos a los efectos biológicos de la contaminación ambiental. También se ha empleado en trabajos de Biología espacial, habiendo sido transportados ejemplares al espacio en naves soviéticas y rusas de la serie Cosmos y a la estación Mir donde, sometidas a microgravedad, demostraron una capacidad acrecentada de regeneración en sus fases juveniles. En Tierra han sido utilizados también en experimentos bajo condiciones de hipergravedad.[cita requerida]

Ha recibido 43 puntos

Vótalo:

Ranita de San Antón

21. Ranita de San Antón

La ranita de San Antón o de San Antonio (Hyla molleri) es una pequeña rana rechoncha del género Hyla, de color verde y de hábitos arborícolas. Durante muchos años fue considerada una subespecie de Hyla arborea hasta que estudios de filogenia molecular demostraron que era una especie distinta... Ver mas
La ranita de San Antón o de San Antonio (Hyla molleri) es una pequeña rana rechoncha del género Hyla, de color verde y de hábitos arborícolas. Durante muchos años fue considerada una subespecie de Hyla arborea hasta que estudios de filogenia molecular demostraron que era una especie distinta. Durante el cortejo y la reproducción se encuentran en las charcas cercanas a la vegetación donde suele habitar el resto del año. Los machos croan repetidamente para atraer a las hembras que depositan los huevos y se desarrollan en pocos días. Los renacuajos maduran en un mes y medio o tres, dependiendo de las condiciones del agua. Esta nueva especie se distribuye únicamente por el suroeste atlántico de Francia y la península ibérica, encontrándose casi amenazada debido a la pérdida de hábitat y a la contaminación de las aguas.
Descripción

Es una pequeña rana de unos 3,5 a 4,5 cm de longitud. La longitud máxima registrada de la especie es de 5 cm, sin embargo en las poblaciones del Sistema Central su longitud media no sobrepasa los 2 cm. Es de forma rechoncha con la piel lisa, largas patas bordeadas de franjas marrones y con la punta de los dedos ensanchada en forma de discos adhesivos. Suelen ser de color verde aunque puede variar hacia marrones, verdes o amarillos e incluso azules según el sustrato, la temperatura o la humedad relativa. Posee una banda marronácea o negruzca enmarcada en amarillo que parte del orificio nasal y llega hasta las ingles formando un bucle hacia el dorso anterior.1 La longitud de esta banda la diferencia de la ranita meridional.

Las puestas y el desarrollo de las larvas se produce en charcas, marismas y ríos de cursos lentos con hidroperiodos prolongados. El renacuajo, de tonos verdes irisados, mide entre medio y cinco centímetros de longitud, posee el espiráculo en su lado izquierdo y el ano en el derecho, y una cresta dorsal muy elevada que comienza en los ojos. La cola termina en una punta fina y suele ser lisa, aunque a veces posee una franja oscura longitudinal.1
Sistemática

Hasta finales de la década de 2000 era considerada una subespecie de Hyla arborea —H. arborea molleri—, caracterizada por su menor tamaño, patas traseras relativamente más largas y distribución ibérica. En 2008 estudios moleculares llevados a cabo por el equipo de M. Stöck sugirieron la especificidad de esta rana, alejada filogenéticamente de H. arborea.2 Con posterioridad, en 2011, Barth y colaboradores apoyaron el estatus de nueva especie basándose también en estudios de genética molecular, haciendo notar que las mayores diferencias se encuentran en las poblaciones de la costa norte de Galicia y que la zona de contacto entre H. molleri e H. arborea se encuentre posiblemente en el País Vasco franco-español.3

Sin embargo esta distinción entre especies se ha discutido desde antiguo. En 1974, H. Schneider, basándose en las llamadas de apareamiento y en las relaciones entre las ranas del género Hyla europeas, y en su trabajo de sistemática de 2004 ya rechazaba esta hipótesis. Más recientemente, en 2010, J. Speybroeck y colaboradores aseguraban que el reconocimiento de esta nueva especie sólo puede basarse en el genoma mitocondrial y que no existe ninguna evidencia morfológica ni de canto para separar ambas especies.4 5 6

El nombre científico se atribuye a Jacques von Bedriaga, quien en 1890 denominó a esta especie como la variedad Hyla arborea var. molleri basándose en un ejemplar de Coímbra, en Portugal. Posteriormente, Parker en 1956 la denominó Hyla meridionalis molleri. Con los estudios moleculares y al confirmar que se trataba de una nueva especie, Stöck y colaboradores la nombraron Hyla molleri Stöck, Dubey, Klütsch, Litvinchuk, Scheidt, and Perrin, 2008, incurriendo en sinonimia.6 2 7 8
Reproducción y desarrollo
Juvenil de ranita de San Antonio

Durante la época de reproducción, que comienza en primavera, los machos hinchan su gran saco vocal, esférico, pardo amarillento, y sin pliegues al deshincharse, con el que emiten el canto de apareamiento. Éste es muy sonoro y es croado cerca de las charcas durante la noche. Además poseen otro canto territorial para ahuyentar a posibles rivales demasiado cercanos. Las hembras no poseen este saco vocal y la parte inferior del mentón es más clara. Acuden a la charca menos de 3 días, de los más de 30 que los machos croan. Tras el amplexo y según la temperatura del agua, los huevos eclosionan entre 2 y 9 días. Después, los renacuajos se desarrollan durante 46 a 90 días, pudiendo, en casos excepcionales, pasar el invierno en estado larvario.1
Hábitat y distribución

Se trata de un endemismo ibérico y del extremo suroccidental atlántico francés. Se distribuye sobre todo por el noroeste de la península ibérica, alcanzando el sur de Portugal, y oeste y norte de Andalucía. Por el este llega a Albacete, Cuenca, Teruel y Huesca.1 6

Es una rana arborícola, esto es, trepa por la vegetación ribereña adyacente a la masa de agua. Los subadultos se encuentran más frecuentemente en la hierba húmeda y próxima al agua. Su hábitat son los zarzales, vegetación de ribera, setos, jardines y, en general, vegetación húmeda o de zonas pantanosas, de regiones con clima atlántico o submediterráneo, desde el nivel del mar hasta los 2100 m de altitud.9 Es más activa durante la noche o el crepúsculo, aunque puede estar activa durante los días calurosos y húmedos. Muy buena y ágil trepadora, se la puede encontrar en tapiales, abrevaderos y pozos.1

En las zonas de contacto con la especie Hyla meridionalis —valle del Tiétar, Sierra Morena, Badajoz y Guipúzcoa— puede hibridar con ella produciendo individuos estériles.1 9
Conservación
Es un anfibio casi amenazado.

Esta especie no aparece en la Lista Roja de la UICN, aunque sí lo hace Hyla arbórea que se encuentra en la categoría LC de «preocupación menor». Sin embargo, sí aparece recogida en el Atlas y libro rojo de los anfibios y reptiles de España con la categoría NT «casi amenazada» debido a la regresión de sus poblaciones, fundamentalmente las que se encuentran en las zonas más secas. Los renacuajos son muy sensibles a la contaminación agro-química de sus charcas, así como a las sequías.1

Ha recibido 42 puntos

Vótalo:

Salamanquesa Común

22. Salamanquesa Común

La salamanquesa común (Tarentola mauritanica) es un pequeño reptil de la familia Gekkonidae ampliamente distribuido por los países de la cuenca del Mediterráneo. En Portugal recibe el nombre de osga, en Galicia salmantesa, en Canarias pracan, perenquén o perinquén, en Cataluña, Valencia y... Ver mas
La salamanquesa común (Tarentola mauritanica) es un pequeño reptil de la familia Gekkonidae ampliamente distribuido por los países de la cuenca del Mediterráneo.

En Portugal recibe el nombre de osga, en Galicia salmantesa, en Canarias pracan, perenquén o perinquén, en Cataluña, Valencia y Baleares dragó o dragonet y en Extremadura santorrostro o saltarrostro. Es bastante común en la Península Ibérica con frecuencia conviviendo con los seres humanos en edificios de pueblos y ciudades, donde causa espanto e incluso repugnancia a parte de la población (saurofobia), aunque es totalmente inofensiva.

Ha sido introducida en las islas Baleares en el Mediterráneo, en las islas Canarias, Azores1 y Madeira y en el continente americano en Montevideo (Uruguay), Asunción (Paraguay) y Buenos Aires (Argentina) (donde se denomina lagartija), y California (Estados Unidos).2
Descripción

Los adultos pueden llegar a medir de 5 a 15 cm, más una longitud similar o poco más para la cola. El lomo, las patas y la cola tienen bultos cónicos prominentes. Su cuerpo es robusto, aplastado, y su cabeza grande y ancha, triangular y separada del cuerpo por un pescuezo marcado. Cuando pierde su cola puede regenerarla, aunque la nueva es más lisa y carece de bultos. Su color habitual es de un gris pardusco o marrón, con variaciones desde el gris blanquecino hasta el casi negro, con manchas más claras y oscuras; el vientre es blanquecino. Sin embargo su color cambia de intensidad dependiendo de la luminosidad que recibe su piel: cuando se encuentra activa durante el día el color es más oscuro que durante la noche. Su boca es obtusa, y sus ojos grandes, sin párpados y con pupila vertical. Los dedos, cinco en cada extremidad, tienen protuberancias laminares laterales e inferiores que le proporcionan cierta adherencia para trepar y desplazarse por superficies verticales (incluso en cristales).
Hábitat y comportamiento

Normalmente habita en edificios cerca de las luces, estructuras antiguas, galpones, casas abandonadas, autos abandonados, ruinas, rocas y campos pedregosos, troncos de árboles, etc. siempre y cuando estén cerca de los insectos para devorar, distribuyéndose por ambientes muy variados.

Las salamanquesas comunes son animales nocturnos, aunque en ocasiones se muestran activas en torno al crepúsculo o incluso durante el día, especialmente en los días soleados del fin del invierno. Sienten preferencia por los lugares soleados próximos a sus escondrijos.

Se alimentan principalmente de insectos en los meses calurosos del año y a menudo se encuentran cazando los insectos nocturnos que son atraídos por luces, lámparas, etc.

Incuban dos huevos casi esféricos dos veces al año, alrededor de abril y junio. Después de cuatro meses nacen las pequeñas salamanquesas con menos de 5 cm de longitud. Crecen muy lentamente y viven hasta 8 años en cautividad.

Eventualmente emiten sonidos y chirridos en su interacción con otros ejemplares. Suelen ser territoriales y defienden su morada y zona de caza, los cuales usualmente se encuentran muy próximos.

Debido a que son de sangre fría y no pueden controlar su temperatura corporal internamente, deben asolearse o ubicarse a la sombra en función de las condiciones climáticas reinantes. De esta manera regulan su temperatura corporal. Por esta razón, durante el invierno (en zonas templadas) se ven obligados a hibernar.

Comen, grillos, polillas, moscas, mosquitas, etc ya que son insectívoras aunque con la falta de insectos son capaces de devorart a las salamanquesas de tamaño inferior.
Subespecies

Tarentola mauritanica fascicularis (Daudin, 1802)
Tarentola mauritanica juliae (Joger, 1984)
Tarentola mauritanica mauritanica (Linnaeus, 1758)
Tarentola mauritanica pallida (Geniez, 1999)

Ha recibido 41 puntos

Vótalo:

Sapo Común

23. Sapo Común

El sapo común (Bufo bufo) es un anuro muy habitual en toda clase de hábitats europeos, sobre todo en aquéllos con cierto grado de contaminación, como balsas de riego, albercas, etc, al ser más resistente a las aguas insalubres que otras especies de anfibios durante el estado de renacuajo.[cita... Ver mas
El sapo común (Bufo bufo) es un anuro muy habitual en toda clase de hábitats europeos, sobre todo en aquéllos con cierto grado de contaminación, como balsas de riego, albercas, etc, al ser más resistente a las aguas insalubres que otras especies de anfibios durante el estado de renacuajo.[cita requerida] Se distribuye por toda Europa salvo Irlanda y algunas islas mediterráneas. Es uno de los anuros más conocidos, dada su distribución y requerimientos ecológicos laxos.

Índice
Descripción

Los machos alcanzan los 8 cm de longitud y las hembras 13 cm. El color de la piel varía entre el verde y el marrón. Pesan entre 20 y 80 gramos.

Los individuos viejos pueden presentar manchas blancas debidas a la edad.

Son capaces de atraer presas moviendo uno de los dedos de sus patas traseras como si se tratara de un gusano.[cita requerida]

Ha recibido 40 puntos

Vótalo:

Lagartija de Bocage

24. Lagartija de Bocage

La lagartija gallega o de Bocage (Podarcis bocagei) es una especie de reptil escamoso de la familia Lacertidae endémica del noroeste ibérico. De silueta esbelta y cola mediana, los machos adultos tienen el dorso verde y los flancos pardos; las hembras adultas e inmaduros tienen el dorso y los... Ver mas
La lagartija gallega o de Bocage (Podarcis bocagei) es una especie de reptil escamoso de la familia Lacertidae endémica del noroeste ibérico. De silueta esbelta y cola mediana, los machos adultos tienen el dorso verde y los flancos pardos; las hembras adultas e inmaduros tienen el dorso y los flancos pardos; a menudo ambos sexos poseen una mancha escapular azul. El vientre es blancuzco, anaranjado o amarillento. Mide unos 20 cm.

Vive en peñascales, parajes pedregosos y muy tupidos de matas. Activa al atardecer y por la mañana, caza coleópteros, mariposas, isópodos y arañas.

Ha recibido 40 puntos

Vótalo:

Lución

25. Lución

El lución (Anguis fragilis) es un lagarto ápodo (sin patas) común en Europa y el este de Asia.3 También se le conoce como culebrilla de cristal. Descripción Ocurre frecuentemente que se confunde al lución con una serpiente, a pesar de que, en realidad, el lución es un lagarto que carece de... Ver mas
El lución (Anguis fragilis) es un lagarto ápodo (sin patas) común en Europa y el este de Asia.3 También se le conoce como culebrilla de cristal.
Descripción

Ocurre frecuentemente que se confunde al lución con una serpiente, a pesar de que, en realidad, el lución es un lagarto que carece de patas. No queda nada de sus miembros externos, aunque subsisten algunos vestigios en su esqueleto. Los adultos miden de 30 a 40 cm y la hembra alcanza a veces 50 cm. El lución tiene el cuerpo cubierto de gruesas escamas de superficie brillante. Su colorido varía considerablemente e incluso se conocen formas locales azuladas. Es fácil diferenciar al lución de una serpiente, ya que sus ojos están provistos de parpados móviles, mientras que las serpientes tienen los ojos cubiertos por una escama transparente y fija. No trepa, pero puede desplazarse bastante deprisa reptando. Cuando se le agarra por la cola, la secciona él mismo; este fenómeno se llama autotomía.
Cabeza de un Lución.
Hábitat

El lución vive en las praderas y en otros lugares húmedos de la región eurosiberiana ibérica, de 0 a 2400 msnm, siempre el suelo esté cubierto por un estrato herbáceo más o menos denso, principalmente en bosques de hoja caduca como robledales y hayedos, así como en los matorrales y herbazales de sustitución, bosques mixtos y campos de cultivo.

En la región mediterránea se encuentra restringida a bosques supramediterráneos y brezales oromediterráneos, entre los 600-900 y los 1200-1800 msnm. Puede aparecer localmente en valles húmedos, asociado a la vegetación de ribera.
Distribución en la Península Ibérica

En la Península Ibérica se encuentra en la mitad norte, ocupando la mayor parte de la vertiente cantábrica,toda Galicia,parte de Castilla y León, norte de Aragón y Cataluña. Ausente de gran parte de la sub-meseta norte y del valle del Ebro. A medida que desciende la latitud, las poblaciones quedan aisladas en sistemas montañosos llegando a las principales sierras del Sistema Central y siendo más abundante al oeste donde la influencia atlántica es mayor. La población más meridional se encuentra al sur del río Tajo, en Azeitao (Portugal).

En la parte nororiental de la Península su distribución está muy condicionada por la pluviosidad aunque no por la temperatura, desapareciendo de zonas con menos de 600 mm de media anual.

Es una especie a menudo difícil de observar por sus hábitos semisubterráneos, por lo que frecuentemente se subestima su abundancia.
Comportamiento y alimentación

No se encuentra en lugares secos. Es un reptil sedentario que puede quedarse toda su vida en el mismo territorio. Es un animal más bien nocturno y, sobre todo, crepuscular. Al contrario que los demás lagartos, que son amigos del sol, el lución prefiere las tinieblas y el frescor. El lución tiene pocos enemigos, salvo los carnívoros y las aves de presa. Escapa de los depredadores mediante movimientos laterales rápidos y convulsivos del cuerpo y la cola.4

Se nutre principalmente de lombrices y de limacos que atrapa entre sus mandíbulas provistas de pequeños dientes cónicos, sacudiéndolos violentamente antes de tragarlos. Es un valioso auxiliar del agricultor y del jardinero. Tiene una gran necesidad de agua y bebe frecuentemente.
Reproducción
Archivo:Slow worm in grass.ogg
Lución moviéndose sobre el pasto.

Como los demás reptiles, se aletarga desde octubre hasta finales de marzo aproximadamente. En primavera, los machos luchan furiosamente por la posesión de una hembra. Es ovovivíparo, su periodo de gestación es de 3 a 5 meses y pone de 6 a 24 huevos que se abren casi al instante, teniendo una longitud al nacer de 10 cm. Su longevidad es de 50 años.
Taxonomía

Anguis fragilis Carlos Linneo, 1758
Anguis fragilis fragilis Carlos Linneo, 1758
Anguis fragilis colchicus (Alexander von Nordmann, 1840)

La subespecie Anguis fragilis fragilis se encuentra en toda Europa, y la subespecie Anguis fragilis colchicus se encuentra en el sureste de Europa, el Cáucaso e Irán.

Ha recibido 39 puntos

Vótalo:

Ranita Meridional

26. Ranita Meridional

La ranita meridional (Hyla meridionalis) es una pequeña rana de unos 5 cm de longitud, siendo uno de los anfibios más pequeños de Europa. Pertenece al género Hyla, dentro de la familia Hylidae.1 Descripción Su cuerpo presenta un aspecto gomoso pues tiene la piel muy lisa y brillante en color... Ver mas
La ranita meridional (Hyla meridionalis) es una pequeña rana de unos 5 cm de longitud, siendo uno de los anfibios más pequeños de Europa. Pertenece al género Hyla, dentro de la familia Hylidae.1
Descripción

Su cuerpo presenta un aspecto gomoso pues tiene la piel muy lisa y brillante en color verde claro, pudiendo presentar tonos amarillentos, pardos o incluso azules. Se observa una raya negra que va desde los orificios nasales, pasando por los ojos, hasta las axilas de las patas delanteras. Por debajo es de tono blancuzco. Posee unas largas patas con ventosas en la punta de los dedos que le dan la capacidad de trepar con facilidad por la vegetación, o ramas de los arbustos que encuentra en su hábitat, por lo que es una rana arborícola. Sus ojos son saltones y de pupila horizontal. Tiene un cierto parecido con su pariente más cercano, la Ranita de San Antonio.
Distribución

Oeste de Italia, sur de Francia, sur de Portugal y España (desde Cataluña hasta Andalucía); también en Menorca y Madeira, donde fue introducida. En el archipiélago Canario se la puede encontrar,2 aunque fue introducida por el hombre.:3 esta ranita puede ser encontrada en el Parque Nacional de Garajonay que se encuentra en la isla de La Gomera. También en el norte de África.
Hábitat

Podemos encontrar a la ranita meridional en embalses, lagos y charcas, camufladas eficientemente entre la vegetación donde viven encaramadas, y estando las horas del día prácticamente quietas entre el verde de las hojas donde pasan desapercibidas gracias a su coloración críptica. Suele ser con la puesta del sol cuando estos anfibios bajan de sus escondites para entretenerse en las noches alimentándose de insectos y arañas.4
Voz
Macho cantando.

Su voz puede describirse como un lento croar (wroar... wroar... wroar), siendo este uno de los cantos más potentes entre los anfibios europeos, pues los machos utilizan el saco vocal a modo de amplificador consiguiendo así un territorio e intentando atraer de esta forma a las hembras.
Amenazas

Sobre la especie

Probable hibridación en algunas zonas con Hyla molleri.
Campañas antimosquitos en la costa mediterránea que reducen la fuente de alimentación de esta ranita.
Excesivo aislamiento entre poblaciones en las áreas del sureste.

Sobre el hábitat

Deterioro, fragmentación y pérdida de hábitats reproductivos.
Eutrofización y contaminación química de las aguas.
Incendios y eliminación de la vegetación de los márgenes de lagos, charcas y otras masas de agua que conforman su hábitat.
Desarrollo urbanístico.

Ha recibido 37 puntos

Vótalo:

Rana Común

27. Rana Común

La rana común (Pelophylax perezi) es una especie de anfibio anuro de la familia Ranidae.1 Es una rana de tamaño mediano a grande, pudiendo alcanzar los 11 cm de longitud en las hembras, aunque no suele sobrepasar los 8 cm. Posee una coloración verde y marrón muy variable, con manchas negras, con... Ver mas
La rana común (Pelophylax perezi) es una especie de anfibio anuro de la familia Ranidae.1 Es una rana de tamaño mediano a grande, pudiendo alcanzar los 11 cm de longitud en las hembras, aunque no suele sobrepasar los 8 cm. Posee una coloración verde y marrón muy variable, con manchas negras, con una línea vertebral verde más clara y sin la característica mancha temporal de las ranas pardas. El vientre es de color grisáceo.

El tímpano es conspicuo y los pliegues glandulares dorsolaterales están moderadamente desarrollados; ambos de color bronce. Es una rana muy estilizada, con largas patas. Tiene 4 dedos en las extremidades anteriores y 5 en las posteriores que están unidos por membranas interdigitales muy desarrolladas. La pupila del ojo es horizontal. Los machos tienen sacos vocales de color grisáceo en las comisuras de la boca.

Llegan a vivir hasta 6 años, aunque lo más habitual es 2 ó 3 años.
Distribución

Es una especie endémica de la península Ibérica y del sur de Francia, apareciendo hasta casi los 2400 m de altitud. 2

El límite de distribución septentrional no está claro. Se ha constatado la presencia de la especie hasta las cercanías de Lyon por el este y hasta el departamento de Vandea, por el oeste. Tampoco se conoce el límite en la parte central de la distribución francesa, donde es posible que se encuentre al sur de la cuenca del río Loira. Hacia el sur la especie no sobrepasa el Estrecho de Gibraltar, no apareciendo en el África continental.3

Ha sido introducida en las Islas Baleares (Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera), Canarias (excepto en El Hierro y Lanzarote), Azores y Madeira. 4
Hábitat
Es una especie estrictamente acuática.

Es una especie estrictamente acuática, apareciendo en todo tipo de masas de agua, aunque preferiblemente en ambientes permanentes. Es menos frecuente en las masas de agua fría, arroyos de montaña con pendiente excesiva y cursos de agua sombreados por un denso dosel arbóreo. Puede ser encontrada tanto en medios lóticos (ríos, arroyos, ramblas, acequias), donde selecciona zonas con escasa corriente, como lénticos (charcas, balsas agrícolas, marjales, zanjas, embalses). Incluso se han encontrado ejemplares en el interior de cuevas, en fuentes termales con temperaturas entre los 25 y 30 ºC y en arroyos de montaña con temperaturas de 3 ºC.2

Ningún factor climático influye en su distribución, a no ser la altitud elevada. Ni siquiera la calidad del agua es un factor determinante en la presencia de esta rana, siendo el anfibio más resistente y con menos limitaciones de los que pueblan la Península, pudiendo frecuentar aguas eutróficas e, incluso, con un cierto grado de contaminación. Esto le hace ser una especie colonizadora temprana de hábitat modificados (incendios, contaminaciones) y de masas de agua de nueva creación. Aparece en gran número de biotopos ya sea en la región bioclimática Mediterránea como en la Eurosiberiana, encontrándose buenas poblaciones en lugares muy alterados por la acción humana. Su presencia sólo se ve limitada por la ausencia de agua. Tolera muy bien la salinidad del medio existiendo poblaciones en dunas y arenales costeros con concentraciones de hasta 0,75 g/l. 2
Alimentación

Se alimentan tanto de presas terrestres como acuáticas, aunque mucho más frecuentemente de las primeras. Fundamentalmente se alimentan de invertebrados, sobre todo dípteros (moscas y mosquitos), coleópteros (escarabajos) e himenópteros (abejas, avispas y hormigas). De forma ocasional se puede alimentar de pequeños vertebrados, como peces, aves, anfibios y reptiles. También puede practicar el canibalismo con ejemplares más pequeños y renacuajos. Los renacuajos se alimentan de algas, detritos y fanerógamas del fondo, fitoplancton y perifiton de las masas de agua donde crecen. Los adultos extienden sus zonas de campeo y alimentación a los alrededores de las masas de agua donde habitan, aunque nunca más lejos de 5 metros.2
Reproducción y desarrollo
Renacuajo en fase ápoda.
Renacuajo en fase tetrápoda.

El periodo reproductor abarca desde abril hasta julio, teniendo lugar principalmente en masas de agua permanentes. Los adultos seleccionan negativamente como hábitat reproductores ambientes con poco recubrimiento de vegetación de ribera. El amplexus es axilar. Los machos alcanzan la madurez sexual a los dos años de edad y las hembras al año. Se han relacionado con el cortejo dos formas de canto de los numerosos que emiten los machos. Otros se relacionan con la defensa de pequeños territorios.

Las hembras pueden desovar entre 2000 y 7000 huevos, con una media de unos 2300,5 que suelen adherirse a la vegetación y al sustrato, pero también pueden encontrarse flotando en el agua. Emergen del huevo en 5-8 días y la metamorfosis comienza en 8-12 semanas, aunque algunos renacuajos pueden pasar el invierno en ese estadio.

Los renacuajos pueden crecer hasta los 111 mm, pero lo habitual es que lo hagan entre 60 y 70 mm. El espiráculo se encuentra en el lado izquierdo y el ano se abre en el derecho, en la base de la cola. Los dentículos se ordenan en un número de filas simples, siendo la fórmula más habitual 2(2)/3(1). La aleta dorsal es baja, comenzando a la altura del espiráculo. La punta de la cola es puntiaguda. Su coloración es verde o marrón claro, con pequeñas manchas oscuras que son más densas y grandes en la cola, presentando un patrón de tres líneas longitudinales oscuras. La coloración ventral es blancuzca.

Durante su desarrollo habitan el fondo de las masas de agua relativamente profundas y típicas del verano, ya que es entonces cuando se reproduce la especie. Son masas de agua más pequeñas, con menos cobertura vegetal, mayor temperatura y menores concentraciones de oxígeno disuelto que en la primavera. Cuando se desarrollan en charcas temporales tienden a hacerlo en las zonas más profundas y con mayor vegetación sumergida.
Comportamiento

En las zonas más frías pueden presentar una reducción metabólica invernal de duración variable, pero en la mayoría de las zonas que ocupan se las puede encontrar activas durante todo el año. Son tanto diurnas como nocturnas, decreciendo su actividad en las horas de mayor insolación durante el verano.

Los ejemplares subadultos ocupan con mayor frecuencia masas de agua temporales de escasa profundidad y arroyos con corriente rápida, donde no suelen encontrarse adultos. Los juveniles ocupan espacios sin depredadores. Comparte hábitat con otras especies de anfibios de hábitos terrestres cuando éstas acuden a las masas de agua a reproducirse.

Cuando detectan la presencia de un depredador huyen hacia el agua como mecanismo de defensa. Entre sus depredadores más frecuentes se encuentran aves (cigüeñas, garzas, rapaces, etc) y mamíferos (nutria, visón, jabalí, etc), aunque también se alimentan de ellas peces (lucio, black bass), anfibios (sapo de espuelas, canibalismo), reptiles (Género Natrix, otras serpientes) y crustáceos (cangrejos de río).
Evolución

Como otras ranas verdes europeas, presenta un proceso evolutivo raro en los vertebrados que viene regulado por un mecanismo reproductor denominado hibridogénesis. El complejo hibridogenético de la rana verde común comprende a P. perezi y al híbrido con P. ridibundus que producen la rana híbrida de Graf.
Explotación

Es el único anfibio autóctono de la Península Ibérica que es explotado en ranifactorías para su comercialización. Además, su pesca en España está regulada en distintas Comunidades Autónomas.
Amenazas

La pérdida de hábitat por desecación de masas de agua, construcción y edificación, etc.
La excesiva contaminación de las aguas.
La introducción de especies alóctonas como la rana toro americana (Lithobates catesbeianus) procedente de ranifactorías.
La hibridación con Pelophylax ridibundus y con Pelophylax lessonae supone una contaminación genética. Además, el híbrido de P. perezi x P. ridibundus, Pelophylax kl. grafi, puede desplazar y hacer desaparecer a la especie parental, ya que es mucho más fértil y viable.2

Ha recibido 37 puntos

Vótalo:

Lagartija Roquera

28. Lagartija Roquera

La lagartija roquera (Podarcis muralis) es una especie de reptil escamoso de la familia Lacertidae. Se distribuye por gran parte de Europa, desde el océano Atlántico hasta el norte de Anatolia, y ha sido introducida en Estados Unidos, donde se expande actualmente por las tierras de Kentucky y... Ver mas
La lagartija roquera (Podarcis muralis) es una especie de reptil escamoso de la familia Lacertidae. Se distribuye por gran parte de Europa, desde el océano Atlántico hasta el norte de Anatolia, y ha sido introducida en Estados Unidos, donde se expande actualmente por las tierras de Kentucky y Ohio. En la península Ibérica se restringe a la franja eurosiberiana (desde el límite entre Galicia y Asturias hasta el Pirineo catalán), el Sistema Ibérico y el Sistema Central, siendo sustituida en las tierras bajas del sur por la lagartija ibérica (Podarcis hispanica); en Italia y los Balcanes llega más al sur. También existen poblaciones insulares en varios islotes del Mar Cantábrico, Liguria y la costa atlántica francesa, entre los que se incluyen las islas del Canal.
Descripción física

La longitud de los machos, sin contar la cola, es de entre 48 y 68 mm. Las hembras pueden alcanzar tamaños más grandes, si bien la diferencia no suele llegar al milímetro; en algunas poblaciones (por ejemplo en las de la Cornisa Cantábrica) esta diferencia de tamaño no existe.

La coloración consiste en una gran variedad de tonos más o menos pardo-grisáceo-verdosos que pueden estar salpicados de manchas negras en concentraciones también variables (mayor en los machos adultos, mientras que en las hembras no suelen aparecer). A pesar de estas varicaciones, por lo general se puede apreciar una línea de puntos negros en el dorso y una banda oscura a cada lado, lisa en las hembras y machos jóvenes y salpicada de manchas más oscuras en los machos adultos. El color del vientre varía entre el blanquecino y el rojizo, con ocasionales ocelos azules en algunas escamas externas, mientras que la garganta aparece reticulada en negro.

En la naturaleza se documentan formas melánicas, mientras que los casos de albinismo sólo son conocidos en cautividad.
Comportamiento

Esta especie, propia de terrenos montañosos, puede colonizar construcciones humanas. Los machos son territoriales con los miembros de su propio sexo, mientras que las hembras se mueven libremente. El apareamiento tiene lugar en primavera y la puesta consta de entre 3 y 8 huevos que la hembra entierra en un pequeño hoyo excavado por ella misma. Los huevos eclosionan entre dos y tres meses después. Al llegar el invierno, las lagartijas buscan refugio en alguna grieta donde pasan los meses fríos en estado de letargo.

Al igual que otras especies similares, la roquera se alimenta de insectos y es a su vez víctima de pequeños mamíferos carnívoros como las musarañas, comadrejas y gatos. La cola puede desprenderse en caso de ser aferrada por un depredador (autotomía) permitiendo así la huida de su dueño y regenerándose más tarde.

Ha recibido 37 puntos

Vótalo:

Víbora Áspid/Áspid

29. Víbora Áspid/Áspid

La víbora áspid o áspid (Vipera aspis) es una especie de víbora que se puede encontrar en Europa. En España habita en el nordeste, Cataluña y la cordillera pirenaica. Existe también una población aislada en el curso alto del Duero. En ocasiones se atribuye erróneamente este nombre a otras... Ver mas
La víbora áspid o áspid (Vipera aspis) es una especie de víbora que se puede encontrar en Europa. En España habita en el nordeste, Cataluña y la cordillera pirenaica. Existe también una población aislada en el curso alto del Duero. En ocasiones se atribuye erróneamente este nombre a otras especies de víboras, e incluso a cualquier clase de serpiente venenosa.
Descripción

Tiene una longitud de por lo menos 60 cm. Los machos alcanzan hasta 85 cm, y las hembras un máximo de 75 cm. Los machos, sin embargo, son un poco más delgados que las hembras. La cola es relativamente corta, un séptimo a un noveno de la longitud de cuerpo en las hembras, y un sexto a un octavo en los machos.2 La cabeza es ancha, triangular y bien diferenciada del cuello. Las escamas del cuerpo son grisáceas o amarillas, doradas o cúpreas, con manchas negras o verdosas con borde negro, en aparente zigzag sobre el lomo.
Hábitat

Prefiere áreas cálidas con buena exposición al sol, vegetación estructurada y suelos relativamente secos. En Italia y Francia, se encuentra a menudo en áreas montañosas o en colinas, especialmente en regiones de piedra caliza, pero se presenta a veces en llanos bajos. Tiene una preferencia por áreas cubiertas de vegetación o por lo menos con alguna cubierta.2 Puede ser encontrado en cuestas soleadas sobre colinas, pantanos, prados en las montañas, claros del bosque, en los límites de bosques, en botes de basura y en las canteras.3 En Italia se encuentra en arboledas y a menudo cerca de fuentes.2 Aunque no es propia de zonas elevadas, en los Pirineos se ha encontrado sobre los 2.600 m.s.n.m, en la zona del pico Mulleres.4
Veneno

Una mordedura de esta especie es muy dolorosa y tiene consecuencias severas. Según Stemmler,5 cerca de 4% de todas las mordeduras sin tratar son fatales. Lombardi y Bianco (1974)[cita requerida] mencionan que esta especie es responsable del 90% de todos los casos de mordedura de serpiente en Italia.3 En caso de mordedura es muy aconsejable la visita a un médico para que realice el tratamiento correcto, y si fuese necesario, aplique un antiveneno (suero antiofídico).

La toxicidad del veneno varía. Stemmler5 indica que la población en el distrito de Passwang (Suiza) tiene el veneno más fuerte. Comparado con los venenos de otras especies, es relativamente tóxico. Brown (1973) da los valores LD50 de 1,0 mg/kg de mg/kg IV y 1,0-2,0 SC.6 Tu et al.7 indican 4,7 mg/kg IM. La producción del veneno es relativamente baja. Boquet8 obtuvo un registro diario de la extracción de 9 a 10 mg.

Los síntomas de envenenamiento incluyen la rápida aparición de dolor agudo, seguido por edema y decoloración. La necrosis hemorrágica severa puede ocurrir en las inmediatas horas. La visión se puede deteriorar seriamente, muy probablemente debido a la degradación de la sangre y de los vasos sanguíneos en los ojos. El veneno tiene efectos de coagulante y de anticoagulante. La actividad del anticoagulante es al parecer más fuerte que la del Daboia russelii. El veneno puede también afectar la estructura glomerular y puede conducir a la muerte debido a fallo renal.2

Según Cheymol et el al.,9 el veneno no produce contracciones neuromusculares en preparaciones in vitro. La carencia de este neurotóxico indicaría que los casos fatales que implican el sistema cardiovascular son el resultado de una lesión directa del músculo o de la reducción del intercambio de oxígeno. Por otra parte, González10 publicó que en dos casos las víctimas desarrollaron síntomas neurotóxicos, incluyendo dificultad en la respiración y al tragar, así como la parálisis del miembro mordido.2
Subespecies
Subespecie11 Autoridad11 Nombre común12 Distribución2
V. a. aspis Linnaeus, 1758 Áspid europea Partes de Francia; Pirineos; España al suroccidente de Bilbao; Alemania, al sur de la Selva Negra, noroccidente de Italia y occidente de Suiza.
V. a. atra Meisner, 1820 Áspid negra Partes de Suiza.
V. a. francisciredi Laurenti, 1768 Áspid italiana Italia central.
V. a. hugyi Schinz, 1833 Áspid del sur Sur de Italia.
V. a. zinnikeri Kramer, 1958 Áspid gascona Gascuña, Andorra y norte de España (Pirineo Central).13

Ha recibido 32 puntos

Vótalo:

Eslizón Tridáctilo Ibérico

30. Eslizón Tridáctilo Ibérico

El Eslizón tridáctilo ibérico, (Chalcides striatus), es una especie de lagarto de la familia Scincidae. Descripción Lagarto de pequeño tamaño, con una cabeza pequeña, triangular, ensanchada y con hocico redondeado. Cuerpo corto y grueso de sección redondeada o cuadrangular, recubierto de... Ver mas
El Eslizón tridáctilo ibérico, (Chalcides striatus), es una especie de lagarto de la familia Scincidae.
Descripción

Lagarto de pequeño tamaño, con una cabeza pequeña, triangular, ensanchada y con hocico redondeado. Cuerpo corto y grueso de sección redondeada o cuadrangular, recubierto de escamas lisas y brillantes. Extremidades pequeñas, cola de sección circular de menor longitud que el cuerpo. Especie con dimorfismo sexual, las hembras son de mayor tamaño, la coloración puede ser de pardo-amarillenta a olivacio con líneas de color marrón, y el vientre de coloración blanquecina o amarillenta.
Distribución

Se distribuye prácticamente por toda España y Portugal. En Francia está presente en la costa mediterránea, penetrando hacía en norte por el valle del Ródano y hacia el este llegando hasta Liguria. En España solamente parece faltar en algunas provincias de la costa mediterránea (Murcia, Alicante, Valencia y Castellón), así como en gran parte de Almería, Teruel y Cuenca, seguramente debido al aumento progresivo de la aridez en las últimas décadas. Es muy escaso en territorios con precipitaciones inferiores a 500 mm. Su distribución es discontinua, de tal forma que la desaparición o modificación de algunos de los hábitat ocupados ocasiona la extinción o el aislamiento de poblaciones en bosques-isla.
Hábitat

Especie de gran especialización, ocupa laderas de solana, con ligera pendiente, abundante vegetación herbácea y en ocasiones elevada humedad. En España supera los 1.800 m en la Sierra de Guadarrama y en la Cordillera Bética.
Amenazas

Debido a la especificidad de los biotopos que ocupa, y su distribución discontinua la modificación o desaparición del hábitat merman o aíslan las poblaciones de este lagarto. Esto parece estar ocurriendo en las dos mesetas españolas.

Ha recibido 31 puntos

Vótalo:

Lagarto Verde Occidental

31. Lagarto Verde Occidental

El lagarto verde occidental (Lacerta bilineata) es una especie de lagarto de la familia Lacertidae. Hasta hace poco considerada una subespecie de Lacerta viridis, con el nombre de Lacerta viridis bilineata, pero las diferencias genéticas encontradas que hacen que los híbridos sean menos fértiles... Ver mas
El lagarto verde occidental (Lacerta bilineata) es una especie de lagarto de la familia Lacertidae. Hasta hace poco considerada una subespecie de Lacerta viridis, con el nombre de Lacerta viridis bilineata, pero las diferencias genéticas encontradas que hacen que los híbridos sean menos fértiles han llevado a considerarlas especies separadas.2

Se distribuye por Andorra, Austria, Croacia, Francia, Alemania, Italia, Mónaco, Eslovenia, España, Suiza, Reino Unido; ha sido introducida en Estados Unidos.

Su hábitat natural son los bosques templados, arbustales y pastizales templados, tierra arable, y pastos.

Está amenazada por la pérdida de hábitat.

Ha recibido 31 puntos

Vótalo:

Culebra Lisa Europea

32. Culebra Lisa Europea

La culebra lisa europea (Coronella austriaca) es una especie de serpiente de la familia de las culebras, que se distribuye desde el norte de la península Ibérica hasta Irán y el Cáucaso. Descripción Schlingnatter.jpg Se trata de una culebra de tamaño pequeño, siendo uno de los ofidios... Ver mas
La culebra lisa europea (Coronella austriaca) es una especie de serpiente de la familia de las culebras, que se distribuye desde el norte de la península Ibérica hasta Irán y el Cáucaso.
Descripción
Schlingnatter.jpg

Se trata de una culebra de tamaño pequeño, siendo uno de los ofidios ibéricos más reducidos: los adultos sobrepasan raramente los 600 mm de longitud y los 50 g de peso. La cabeza tiene forma ovalada, aparentando ser, en proporción al cuerpo, relativamente pequeña.

Generalmente gris, variado desde tonos rojizos hasta el gris humo. Sobre este, manchas alineadas longitudinalmente como puntos marrones bordeados en negro, que pueden aparecer muy difusos. El píleo es oscuro. Es muy característico de esta especie la presencia de una linea, parda o negra, que recorre los laterales de la cabeza; se inicia en los orificios nasales, rodea ojo por debajo y se prolonga hasta el cuello.

Es un ofídio aglifo; con glándulas de veneno, pero que no puede inocular por su dentición. La hembras tienen una longitud mayor que los machos.
Hábitat

En la región atlántica de la península Ibérica ocupa hábitats, con una buena cobertura vegetal arbustiva como pueden ser linderos y claros de bosques caducifolios y mixtos o zonas de cultivos y praderas. En la región mediterránea, ocupa pastizales con rocas, zonas de matorral o bosques abiertos de coníferas (Pinus spp.) o caducifolios (Quercus spp.)
Alimentación

Se le considera sauriófago, aunque preda sobre roedores y musarañas. Lagartijas, luciones y eslizones representa casi el 80% de sus presas. Caza a la espera, o buscando activamente bajo piedras o en grietas.
Predadores

Entre sus depredadores sobre todo rapaces diurnas como el águila culebrera (Circaetus gallicus), mamíferos carnívoros e incluso reptiles, sobre todo ejemplares jóvenes. Se han descrito varios casos de canibalismo.

Ha recibido 31 puntos

Vótalo:

Lagartija Ibérica

33. Lagartija Ibérica

La lagartija ibérica (Podarcis hispanicus) es una especie de reptil escamoso de la familia Lacertidae que vive en la península Ibérica (excepto áreas de alta montaña y noroeste de Galicia), norte de África y sureste de Francia, donde sigue el curso del Ródano hasta Lyon. Algunas poblaciones... Ver mas
La lagartija ibérica (Podarcis hispanicus) es una especie de reptil escamoso de la familia Lacertidae que vive en la península Ibérica (excepto áreas de alta montaña y noroeste de Galicia), norte de África y sureste de Francia, donde sigue el curso del Ródano hasta Lyon. Algunas poblaciones habitan en islotes cercanos a las costas ibéricas (como por ejemplo las Islas Columbretes, donde existe la subespecie endémica Podarcis hispanicus atrata, amenazada) donde son más sensibles a la actividad humana. La especie también es conocida como lagartija común y lagartija hispánica, así como sargantana o sargrantana en el este de España.[cita requerida]
Descripción

El rango de tamaños más común entre los machos varía entre 4,2 y 5,9 centímetros de la punta del morro a la cloaca, aunque algunos individuos pueden alcanzar los 6,5 cm. Las hembras, más pequeñas y gráciles, miden de 4,1 a 5,7 cm. La cola puede llegar a alcanzar hasta 10 centímetros, prácticamente el doble que el resto del cuerpo. Al igual que en otros reptiles emparentados, parte de ésta se desprende y mueve frenéticamente cuando es atrapada por un depredador, permitiendo escapar a la lagartija. Además de en el tamaño y la corpulencia, los machos se diferencian de las hembras por su cabeza masiva, triangular y de escamas más marcadas, así como en la mayor longitud de las patas, sobre todo las traseras.
En la época de celo, los machos presentan estos ocelos azules en los costados

El color y dibujo de la piel varía enormemente de una zona a otra e incluso entre individuos de una misma población. Por lo general es pardo-verdoso, a veces rojizo en la zona de la espalda, cuello y cabeza. En estos lugares pueden aparecer moteaduras o retículas, algo característico de los machos. Predomina la presencia de bandas laterales, especialmente en las hembras, entre las que destacan dos gruesas y oscuras que pueden ir perfiladas por otras amarillentas más delgadas. El pecho, aplanado, es de color amarillento y presenta menos escamas ventrales en machos (25-30) que en hembras (28-36). La cola también posee un rango de colores enormemente variable (pardo, verdoso, rojizo, amarillento o incluso azulada característica propia de los ejemplares juveniles), pudiendo ser uniforme, con dos colores distintos o incluso con manchas oscuras alineadas a todo lo largo de la misma.
Hábitat

La lagartija hispánica abunda con mayor frecuencia en terrenos rocosos o pedregosos, donde cuenta de forma simultánea con plataformas donde tomar el sol y refugios donde esconderse en caso de peligro. En zonas rurales habita también en casas y muros de piedra que le proporcionan las mismas características; se encuentra también en áreas de bosque, pradera y matorral, aunque algunas actividades humanas asociadas a la agricultura extensiva pueden haberla hecho desaparecer de algunas zonas. Las lagartijas ibéricas no muestran un auténtico comportamiento territorial.

Los ejemplares de esta especie no hibernan realmente, sino que se mantienen activos la mayor parte del año. Sólo la existencia de episodios realmente fríos en el invierno pueden forzarlos a no abandonar sus refugios durante un tiempo. Por esta razón, la especie está ausente en las áreas más frías de la Península ibérica como el noroeste de Asturias y Galicia, así como en las áreas de montaña por encima de los 1650 msnm.
Culebra bastarda juvenil engullendo una lagartija ibérica (Podarcis hispanica).

Depreda sobre todo insectos y arácnidos de menos de 25 mm de longitud, tanto en tierra como sobre los árboles. A su vez, es presa de múltiples depredadores entre los que se incluyen el lagarto ocelado, varias culebras, aves y mamíferos carnívoros como la comadreja, el gato montés y el doméstico (asilvestrado o no).
Reproducción

La época de celo se produce entre marzo y junio, época en que resultan más visibles. Los machos se vuelven más activos y pelean entre sí, tratando de mantener alejados a sus competidores de las hembras. Tras asegurarse de su triunfo, el vencedor protagoniza unas cópulas que pueden llegar a durar una hora, aunque generalmente son más breves.

A lo largo de estos meses, las hembras realizan varias puestas que oscilan entre 1 y 5 huevos que se incuban con el calor del ambiente entre 40 y 80 días. Las crías nacen con el cuerpo pardo y la cola verde-azulada, por lo que pueden confundirse con las de su pariente la lagartija gallega (Podarcis bocagei), de aspecto muy similar. La madurez sexual no llega hasta el segundo año de vida, cuando rondan los 4'5 centímetros.
Taxonomía en revisión

Dada la gran variabilidad morfológica y de color de la especie, no es de extrañar que en los últimos tiempos se haya tendido a cuestionar su naturaleza monotípica. Por esta razón, en la actualidad se están llevando a cabo diversos proyectos que pretenden hacer un muestreo y estudio a gran escala de la morfología y material genético de cada población de lagartija ibérica.

Lo primeros resultados indican que el grupo no es monofilético y también demasiado amplio como para tratarse de una sola especie. Lo más probable es que se efectúe una revisión taxonómica de la especie en un futuro próximo.
Subespecies

Podarcis hispanicus atrata
Podarcis hispanicus sebastiani

Ha recibido 30 puntos

Vótalo:

Culebra de Esculapio

34. Culebra de Esculapio

La culebra de Esculapio (Zamenis longissimus) es una especie de serpiente de la familia Colubridae. Su zona de distribución forma parte del Paleártico de Europa y del occidente de Asia.1 2 Carente de veneno, depreda sobre roedores, huevos, aves y otros reptiles, a los que ahoga mediante... Ver mas
La culebra de Esculapio (Zamenis longissimus) es una especie de serpiente de la familia Colubridae. Su zona de distribución forma parte del Paleártico de Europa y del occidente de Asia.1 2

Carente de veneno, depreda sobre roedores, huevos, aves y otros reptiles, a los que ahoga mediante constricción. Las hembras producen 5-8 huevos en junio o julio.

Su nombre vernáculo se debe a que históricamente se ha representado a Asclepio, dios griego de la Medicina, con un bastón sobre el cual se enrollaba un ejemplar de la especie. Este bastón, denominado vara de Esculapio (⚕), difiere del caduceo de Hermes, dios de los viajes y el comercio, en el cual aparecen dos ejemplares y no sólo uno.

Ha recibido 30 puntos

Vótalo:

Tritón Pigmeo

35. Tritón Pigmeo

El tritón pigmeo (Triturus pygmaeus) es un anfibio urodelo de la familia Salamandridae. Recientemente elevado al estatus de especie, era anteriormente considerado una subespecie del tritón jaspeado.2 Distribución y hábitat Habita en la península Ibérica, al sur del río Tajo. En Portugal... Ver mas
El tritón pigmeo (Triturus pygmaeus) es un anfibio urodelo de la familia Salamandridae.

Recientemente elevado al estatus de especie, era anteriormente considerado una subespecie del tritón jaspeado.2
Distribución y hábitat

Habita en la península Ibérica, al sur del río Tajo. En Portugal, aparece a lo largo de la costa desde Aveiro. Su área de distribución va desde el nivel del mar hasta los 1450 m.

Sus hábitats naturales son: bosques templados, matorral mediterráneo, ríos y arroyos, marismas de agua dulce, campos de cultivo, pastos, jardines rurales, áreas de almacenamiento de agua, lagunas, excavaciones a cielo abierto, regadíos y canales.

El tritón pigmeo es común en terrenos silíceos. Las poblaciones presentes en suelos calizos han sufrido um declive considerable.
Conservación

Su estado de conservación es considerado casi amenazado debido al declive observado en esta especie, significativo aunque no preocupante y que se debe principalmente a la pérdida de hábitat, consecuencia de la desertificación del sur de la península Ibérica1 La desertificación provoca la desecación de charcas temporales, esenciales como lugares de reproducción de estos tritones. Otras causas para el declive incluyen la depredación por especies exóticas como Gambusia holbrooki y cangrejo rojo. El aumento de la urbanización de los alrededores de Madrid también provocó varias extinciones locales.1

Ha recibido 29 puntos

Vótalo:

Sapillo Moteado Común

36. Sapillo Moteado Común

El Sapillo moteado común, Pelodytes punctatus, es una especie de Anuro de la familia Pelodytidae. Distribución Se trata de una especie restringida a parte de la Península Ibérica, Francia y noroeste de Italia, (Liguria y Piamonte); ha sido citada en Bélgica y Luxemburgo, pero actualmente la... Ver mas
El Sapillo moteado común, Pelodytes punctatus, es una especie de Anuro de la familia Pelodytidae.
Distribución

Se trata de una especie restringida a parte de la Península Ibérica, Francia y noroeste de Italia, (Liguria y Piamonte); ha sido citada en Bélgica y Luxemburgo, pero actualmente la presencia natural en estos dos países está descartada. En España, se distribuye por Castilla y León, Álava, La Rioja, Navarra, Aragón, Cataluña, Comunidad de Madrid (sureste), Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Murcia. En la mayor parte de su área de distribución peninsular la especie está muy asociada a sustratos de tipo calizo o salino; suele estar ausente de zonas con suelos silíceos o ácidos, con algunas excepciones (Montes de Toledo).
Hábitat

Se localiza desde el nivel del mar, en la zonas costeras mediterráneas, hasta los 1.000 o 1.300 metros de altitud.

Para su reproducción, prefiere espacios abiertos y bien expuestos, donde utiliza una gran variedad de medios acuáticos, charcas estacionales, cunetas, campos de labor inundados, remansos de arroyos, lagunas naturales, marismas, marjales, e incluso orillas de embalses, tolerando un elevado índice de salinidad.
Amenazas

Especie todavía abundante en su área de distribución, no obstante, el desarrollo urbanístico experimentado en las costas mediterráneas ha determinado la desaparición de muchas colonias, también en zonas rurales las prácticas de agricultura intensiva, ha determinado la desaparición y contaminación severa de infinidad de medios acuáticos. Las prolongadas sequías vienen a acentuar las anteriores amenazas, desecando los medios acuáticos naturales.

Ha recibido 29 puntos

Vótalo:

Culebra Lisa Meridional

37. Culebra Lisa Meridional

La culebra lisa meridional (Coronella girondica) es una especie de serpiente de la familia Colubridae propia de Italia, el sur de Francia, la península Ibérica y el Magreb. Habita tanto los parajes de bosque y matorral mediterráneos como los campos de cultivo. Subespecies Coronella... Ver mas
La culebra lisa meridional (Coronella girondica) es una especie de serpiente de la familia Colubridae propia de Italia, el sur de Francia, la península Ibérica y el Magreb. Habita tanto los parajes de bosque y matorral mediterráneos como los campos de cultivo.
Subespecies

Coronella girondica girondica (Daudin, 1803)
Coronella girondica amaliae (Boettger, 1881) - Propia del norte de África, no reconocida por algunos autores.

Ha recibido 29 puntos

Vótalo:

Rana Bermeja

38. Rana Bermeja

La rana bermeja (Rana temporaria) es una especie de anfibio anuro de la familia Ranidae.1 Es común en Europa y el noroeste de Asia. Vive en lugares húmedos, pasa gran parte de su vida adulta en la tierra, y vuelve al agua sólo para escapar cuando la atacan y para reproducirse. Se reproducen en... Ver mas
La rana bermeja (Rana temporaria) es una especie de anfibio anuro de la familia Ranidae.1 Es común en Europa y el noroeste de Asia. Vive en lugares húmedos, pasa gran parte de su vida adulta en la tierra, y vuelve al agua sólo para escapar cuando la atacan y para reproducirse. Se reproducen en primavera. Los machos llaman a las hembras con un particular croar, parecido a un gruñido, y tras el apareamiento las hembras ponen grupos flotantes de miles de huevos.
Características
Menú
0:00
Vocalizaciones

La especie tiene un cuerpo más robusto y patas más cortas que la rana verde común, aunque lo normal es que tenga un tamaño menor y es más nocturna, saliendo al oscurecer y no siendo fácil de observar tanto por sus hábitos como por su escasez. Las poblaciones del Sistema Central y las del norte de la península están en recesión debido a los cambios producidos en las acequias y canales de riego (eliminación de la cobertura que ofrecen las plantas acuáticas y hormigonado de los cauces) y a la contaminación de las aguas.

Cuerpo de entre 6-9 cm2 Tiene la cabeza y el hocico puntiagudo y el tímpano pequeño y poco visible. La pupila es elíptica horizontal. Presenta unos pliegues en los laterales del dorso que son relativamente paralelos entre sí y visibles. Los miembros anteriores presentan tres tubérculos en las palmas y tienen 4 dedos que tienen a su vez tubérculos por debajo de cada articulación. La especie es muy atractiva físicamente y con una gran variación en los colores y en el diseño de las manchas, por lo cual se la ha capturado para acuarios y jardines particulares con estanques, pero prefiere las aguas corrientes.

Partes inferiores blanquecinas o pardo-amarillento, incluso con tintes rosas en las regiones femoral y anal. Garganta blanca deslumbrante, amarillenta o con un retículo grisáceo u oscuro que deja una banda o línea central más clara.

La parte superior suele tener coloración parda variable yendo del pardo oscuro-gris negruzco hasta tonos rojizos sobre todo en los juveniles. El dorso y los flancos variando de color, de oliva verde gris castaño, castaño, oliva pardo, gris, amarillento, o mezcla de tonos cremosos con listados en color chocolate. Y también pueden mimetizarse aclarando y oscureciéndose para pasar inadvertidas. Con su aspecto de hojas muertas habita en zonas humedas en bosques, bosques de ribera, arroyos, acequias y canales de riego donde la cobertura vegetal de plantas acuáticas como el potamogeton crispus les ofrece protección. La librea puede ser lisa, con algunas motas (manchas blanquecinas) o incluso presentar una mancha en forma de v invertida en la espalda. Posee una mancha oscura postocular que se prolonga por el ojo y luego de manera más fina hasta las narinas. Por debajo de esta franja se puede ver una más estrecha y blanquecina que recorre la mayor parte del labio superior. Los miembros posteriores tienen franjas transversales más oscuras bastante patentes. No es desconocida la aparición de inusuales coloraciones, tanto negros como rojos, y tornar al azul en la estación de apareo. Adicionalmente, individuos albinos se hallan con piel amarilla y ojos rojos.

Las hembras son bastante más grandes que los machos, que son más esbeltos y normalmente se quedan en los 6 cm., teniendo estos los miembros anteriores más robustos que las hembras y durante la época de celo tienen callosidades nupciales (espuelas) grises o negras en el dedo más interno de cada mano.

Cria normalmente en aguas más frías que la rana verde o el sapo común o el sapo corredor y necesita cursos estables como arroyos o canales de riego con poca corriente y que no desaparezcan rápidamente durante la fase acuática de renacuajo. Los renacuajos pueden medir hasta 5 cm. de longitud, y tienen el espiráculo situado en el lado izquierdo. Su desarrollo es más lento que en las especies mediterraneas por lo cual son más frecuentes en zonas más frías donde el agua permanece fluyendo más tiempo durante la estación seca, como en areas de clima atlántico, montañas o en el piso supramediterraneo. Localmente pueden criar en acequias con sifones, abrevaderos de fuentes para el ganado, lavaderos, balsas y otras instalaciones hidraulicas que mantienen una cantidad de agua suficente. Las partes superiores de los renacuajos son rubias, pardas o grises y presentan a veces tonos rojizos o negruzcos, siendo la zona ventral muy oscura con algunas machas blanquecinas o doradas que también aparecen en la cola. La cresta es alta y se inicia en la parte posterior del cuerpo acabando con un extremo terminado en punta corta y redondeada. El vientre del renacuajo es bastante transparente pudiéndose apreciar en la mayoría de los casos los intestinos del animal.

Ha recibido 28 puntos

Vótalo:

Tortuga Boba

39. Tortuga Boba

La tortuga boba (Caretta caretta), también conocida como tortugua caguama, cayume, o cabezona,6 es una especie de tortuga marina que pertenece a la familia Cheloniidae. Habita en el océano Atlántico, Pacífico y Índico, así como el Mediterráneo. Pasa la mayor parte de su vida en hábitats marinos... Ver mas
La tortuga boba (Caretta caretta), también conocida como tortugua caguama, cayume, o cabezona,6 es una especie de tortuga marina que pertenece a la familia Cheloniidae. Habita en el océano Atlántico, Pacífico y Índico, así como el Mediterráneo. Pasa la mayor parte de su vida en hábitats marinos y estuarinos, y la hembra solo sube brevemente a la playa para desovar. Tiene una baja tasa de reproducción; hembras tienen un promedio de cuatro puestas de huevos y luego pasan por un periodo de quiescencia en el cual no producen huevos durante dos o tres años. Llega a la madurez sexual dentro de 17–33 años y tiene una longevidad de 47–67 años.7

Especies adultas miden en promedio unos 90 cm de largo y tienen un peso promedio de 135 kg, aunque también se registraron ejemplares más grandes con una longitud de hasta 213 cm y un peso de hasta 545 kg. El color de la piel varía desde amarillo a marrón, y el caparazón es típicamente marrón–rojizo. La diferencia más obvia entre machos y hembras adultos es que los machos tienen colas más gruesas y plastrones más cortas que las hembras. No hay dimorfismo sexual entre hembras y machos juveniles.

Es omnívoro, alimentándose principalmente de invertebrados que viven en el lecho marino. Sus mandíbulas son grandes y poderosas y sirven como una herramienta eficaz para el desmantelamiento de sus presas. Las tortugas neonatas tienen numerosos depredadores y los huevos son especialmente vulnerables a depredadores y organismos terrestres. Una vez que alcancen la edad adulta, su gran tamaño limita la depredación a los grandes animales marinos, como los tiburones.

Es considerada una especies en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Aparejos de pesca no-atendidos son responsables de muchas muertes entre las tortugas marinas, incluyendo C. caretta. También pueden asfixiarse cuando son atrapados en redes de arrastre. Para reducir la mortalidad, se implementaron dispositivos excluidores de tortugas marinas, proporcionando una vía de escape para las tortugas. La pérdida de playas de desove adecuadas y la introducción de depredadores exóticos también afectan las poblaciones de C. caretta. Los esfuerzos de conservación requieren la cooperación internacional, ya que estas tortugas vagan por vastas áreas y porque las playas de desove críticas para su reproducción se encuentran dispersos en varios países.
Taxonomía

Carolus Linnaeus fue el primero en darle un nombre binomial, Testudo caretta, en 1758.4 8 Durante los dos siglos siguientes, surgieron treinta y cinco otros nombres, entre los cuales el nombre de Caretta caretta sugerido por Leonhard Stejneger en 1902.5 El nombre común "cabezona" es una alusión a la cabeza relativamente grande de esta tortuga.9 10 C. caretta pertenece a la familia Cheloniidae, que incluye todas las tortugas marinas, excepto la tortuga laúd.11 La clasificación subespecífica de C. caretta es objeto de debate, pero la mayoría de los autores considera que es una sola especie polimórfica.12 Estudios de genética molecular confirmaron que existe hibridación entre C. caretta y la tortuga bastarda, la tortuga carey y la tortuga verde. Aunque no se ha determinado el grado de hibridación natural, existen informes de una segunda generación de híbridos, lo que sugiere que algunos híbridos son fértiles.13
Hábitat

C. carreta pasa la mayor parte de su vida en el mar y en aguas costeras poco profundas. Rara vez sube a la costa, con excepción de breves visitas de las hembras para escavar nidos y depositar sus huevos. Neonatos viven en capas flotantes de algas Sargassum.14 Adultos y juveniles viven a lo largo de la plataforma continental, así como en los estuarios costeros poco profundos.15 En el océano Atlántico noroccidental, la edad influye la preferencia para el tipo de hábitat. Los juveniles se encuentran más frecuentemente en los estuarios poco profundos y tienen menos acceso al mar abierto en comparación con los adultos que no anidan.16 Fuera de la temporada de desove, viven en aguas marinas con temperaturas superficiales que oscilan entre 13,3°C y 28,0°C. Para hembras anidadoras las temperaturas apropiadas oscilan entre 27°C y 28°C.17

Los juveniles comparten su hábitat del Sargassum con una variedad de otros organismos. Las capas de Sargassum también son el hábitat de hasta 100 especies de animales diferentes que forman presas para la alimentación de las tortugas juveniles. Algunas de las presas, como hormigas, moscas, pulgones, saltamontes, y escarabajos, son transportadas por el viento a estas zonas. Presas endémicas de las capas de Sargassum incluyen percebes, pequeñas larvas de cangrejo, huevos de peces y colonias de hidrozoos.14 Mamíferos marinos y peces comerciales, como atún, lampuga y medregal, también habitan en las capas de Sargassum.18
Distribución
Un mapa del área de distribución de la tortuga boba, cubriendo el océano Atlántico, Pacífico e Índico y el mar Mediterráneo
Distribución de C. caretta.

C. carreta tiene una distribución cosmopolita, reproduciéndose en el más amplio rango geográfico de toda las tortugas marinas. Habita en el océano Atlántico, Índico y Pacífico y el mar Mediterráneo.19

En el océano Atlántico, la mayor concentración se produce a lo largo de la costa sudeste de América del Norte y en el golfo de México. Son muy pocos que viven a lo largo de las costas atlánticas europeas y africanas.20 El sitio de desove más frecuentado es Florida, con más de 67.000 nidos anualmente. Las zonas de desove se extienden hasta el norte de Virginia, hasta el sur de Brasil, y tan al este como Cabo Verde. Las islas de Cabo Verde son el único sitio de desove significativo en el lado oriental del Atlántico. En el Atlántico la zona para buscar alimentos se extiende de Canadá hasta Brasil.19

En el océano Índico, busca alimentos a lo largo de las costas de África, de la península Arábiga y del mar Arábigo.21 A lo largo de la costa africana, anida desde el archipiélago de Bazaruto en Mozambique hasta el estuario de Santa Lucia en Sudáfrica.22 El mayor sitio de desove en el océano Índico es Omán en la península Arábiga, que alberga alrededor de 15.000 nidos, y representa la segunda zona de desove de tortugas bobas en el mundo. La costa de Australia Occidental es otra área de desove notable, con 1.000–2.000 nidos por año.21 En el océano Pacífico viven en zonas templadas y tropicales.22 Se alimentan en el mar de China Oriental, el Pacífico suroccidental, y a lo largo de la península de Baja California. Las principales zonas de desove se encuentran en el este de Australia y en Japón; la Gran Barrera de Coral es considerado una importante zona de desove.23 Ocasionalmente anidan en Vanuatu y Tokelau. La isla de Yakushima es el sitio más importante, con tres zonas de desove visitadas por 40% de todas las tortugas bobas del área.21 Después de anidar, las hembras suelen buscar alimentos en el mar de China Oriental, mientras que la zona de bifurcación de la extensión del corriente de Kuroshio ofrece importantes zonas de alimentación para los neonatos y juveniles.22 Las poblaciones del Pacífico oriental se concentran en la costa de Baja California, donde el afloramiento oceánico crea zonas de alimentación para las tortugas juveniles y subadultas. A lo largo de la cuenca del Pacífico oriental los sitios de desove son raros. El análisis de polimorfismo de secuencia de ADNmt y los estudios de seguimiento sugieren que el 95% de la población a lo largo de la costa del Pacífico de América nacen en las islas japonesas en el Pacífico occidental.24 Las tortugas son transportadas por las corrientes predominantes en toda la longitud del Pacífico norte, una de las rutas de migración más largas entre los animales marinos.24 Se ha sospechado durante mucho tiempo la existencia del viaje de regreso a las playas natales en Japón, a pesar de que cruza agua clara con pocas oportunidades de alimentación.25 La primera prueba de la existencia del viaje de retorno provenía de una hembra adulta llamada Adelita, equipada con un dispositivo de seguimiento por satélite, que hizo el viaje de 14.500 km a través del Pacífico desde México en 1996. Adelita fue el primer animal que fue seguido cruzando una cuenca oceánica.26

El mar Mediterráneo es una guardería para los juveniles, así como un lugar común para los adultos en la primavera y los meses de verano.20 27 Casi el 45% de la población juvenil del Mediterráneo es originario del océano Atlántico.20 Las zonas de alimentación se encuentran principalmente en el mar de Alborán y el mar Adriático.20 La principal zona de desove del Mediterráneo es Grecia, con más de 3.000 nidos por año.21 Las costas de Chipre y Turquía son también sitios de desove comunes.21
Historia evolutiva

Aunque se carece de pruebas concretas,28 las tortugas marinas actuales probablemente tienen un ancestro común que se remonta hasta el período Cretácico. Así como todas las otras tortugas marinas, excepto la tortuga laúd, la tortuga boba pertenece a la antigua familia Cheloniidae que apareció hace 40 millones de años.1 De las seis especies de Cheloniidae existentes, la tortuga boba está más estrechamente relacionada con la tortuga bastarda, tortuga golfina y la tortuga carey que con la tortuga plana y la tortuga verde.

Hace aproximadamente tres millones de años, durante la época del Plioceno, América Central emergió del mar, aislando las corrientes marinas entre el Atlántico y el Indo-Pacífico. El desvío de las corrientes oceánicas dio lugar a cambios climáticos y la Tierra entró en un ciclo glacial. El afloramiento de agua fría alrededor del cabo de Buena Esperanza y la reducción de la temperatura del agua en el cabo de Hornos formaron barreras de agua fría que impidieron la migración de las tortugas. Esto resultó en el aislamiento completo de las poblaciones del Atlántico y las del Pacífico.29 Durante la Edad de Hielo más reciente, las playas del sudeste de América del Norte eran demasiado frías para los huevos de las tortugas marinas. A medida que la Tierra comenzó a calentarse, las tortugas bobas ampliaron su área de distribución hacia el norte, colonizando las playas del norte. Debido a esto, las tortugas que anidando entre Carolina del Norte y el norte de Florida representan una población genéticamente diferente de las del sur de Florida.29

Las distintas poblaciones de tortugas bobas tienen diferencias genéticas y características únicas. Por ejemplo, las tortugas bobas del Mediterráneo son más pequeñas, en promedio, que las del océano Atlántico.21 Las tortugas bobas del Atlántico Norte y del Mediterráneo son descendientes de colonizadores originarios de Maputaland en Sudáfrica, y los genes de estos colonizadores sudáfricanos todavía están presentes en las poblaciones actuales.29
Anatomía y morfología
Foto del caparazón de una tortuga boba.
El caparazón de esta tortuga boba es de color rojizo-marrón, con cinco escudos vertebrales que corren por la línea media de la tortuga rodeada por cinco pares de escudos costales.

La tortuga boba es la tortuga con caparazón duro más grande del mundo.30 Los adultos tienen un rango de peso medio de 80 a 200 kg y una longitud de 70 a 95 cm.30 El peso máximo registrado es de 545 kg y la longitud máxima registrada del caparazón es 213 cm.30 La cabeza y la parte superior del caparazón tiene un color que puede variar desde amarillo-naranja hasta marrón-rojizo, mientras que el plastrón (parte inferior) es típicamente de color amarillo pálido.31 El cuello y los costados de la tortuga son de color marrón en la parte superior y amarillo en los lados y la parte inferior.9

El caparazón sirve como armadura externa, aunque las tortugas bobas no pueden retractar sus cabezas o patas en la misma.32 Se divide en dos secciones: el carapacho (o espaldar) y el plastrón. El caparazón se compone de grandes placas o escudos.31 Por lo general, 11 o 12 pares de escudos marginales bordean el carapacho.8 Cinco escudos vertebrales corren por la línea media del carapacho, la cual está bordeada por cinco pares de escudos costales.33 El escudo nucal se encuentra a la base de la cabeza.33 El carapacho se conecta con el plastrón por tres pares de escudos inframarginales.33 El plastrón tiene escudos apareados gulares, humerales, pectorales, abdominales, femorales y anales.8

El dimorfismo sexual de C. caretta sólo es aparente en los adultos. Los machos adultos tienen colas y garras más largas que las hembras. El plastrón de los machos es más corto que el de las hembras, presumiblemente para acomodar la cola más grande de los machos. El caparazón de los machos es más ancho y menos abombado que el de las hembras, y los machos suelen tener cabezas más grandes.34 No es posible determinar el sexo de los juveniles y subadultos por su anatomía externa, sino por medio de la disección, laparoscopia (una operación realizada en el abdomen), examen histológico (anatomía celular), y ensayos radioinmunológicos (estudio inmunológico con radiomarcaje).34

Las glándulas lagrimales que se encuentra detrás de cada ojo permite mantener un equilibrio osmótico al eliminar el exceso de sal obtenido por la ingestión de agua de mar. En tierra, la excreción del exceso de sal da la falsa impresión de que la tortuga está llorando.35
Ecología y comportamiento
Caretta caretta descansando debajo de una roca, con sus ojos abiertos
Una tortuga boba en reposo.

Las tortugas bobas observadas en cautividad como en la naturaleza son más activos durante el día. En cautiverio, las actividades cotidianas están divididas entre nadar y descansar en el fondo del acuario. Durante el descanso, tiende sus patas delanteras hasta la posición de natación mediana. Permanecen inmóviles, con los ojos abiertos o medio cerrados y son fácilmente alertados mientras se encuentran en este estado. De noche, los cautivos duermen en la misma posición, pero con los ojos bien cerrados, y son lentos para reaccionar.17 Pasan hasta el 85% del día sumergidos, los machos siendo buceadores más activos que las hembras. La duración promedio de las inmersiones es de 15–30 minutos, pero pueden permanecer sumergidos durante hasta cuatro horas.36 Juveniles y adultos tienen diferentes métodos de natación. Los juveniles mantienen sus extremidades anteriores presionadas hacia los lados del caparazón, y se propulsan por patadas con sus miembros traseros. A medida que los juveniles maduran, este método de natación es progresivamente reemplazado con el método de alternancia de las extremidades practicado por los adultos, y dependen completamente de este método de natación al alcanzar la edad de un año.37

La temperatura del agua afecta el metabolismo de las tortugas marinas.17 Temperaturas entre 13 y 15°C inducen Letargía. Cuando la temperatura baja hasta aproximadamente 10°C, adquiere una postura flotante, aturdido por el frío.17 Sin embargo, los juveniles son más resistentes al frío y no quedan aturdidos hasta que las temperaturas caen por debajo de 9°C. La migración permite evitar la exposición al frío.38 Temperaturas de agua más altas causan un aumento en el metabolismo y ritmo cardíaco. La temperatura del cuerpo aumenta con mayor rapidez en aguas más cálidas que se reduce en aguas más frías; su máximo térmico crítico es actualmente desconocido.38

Aunque la agresión entre hembras es muy raro entre los vertebrados marinos, es bastante común entre las tortugas bobas. La agresión ritualizada escala de una postura de amenaza pasiva hasta el combate. El conflicto entre hembras se produce principalmente por el acceso a las zonas de alimentación. La escalación del conflicto típicamente sigue cuatro etapas.39 En primera instancia, el contacto inicial es estimulado por señales visuales o táctiles. En segunda instancia, se produce la confrontación, empezando con confrontaciones pasivas caracterizadas por movimientos circulares amplios. La confrontación agresiva comienza cuando una de las tortugas deja de circular y enfrenta directamente a su adversario. En tercera instancia, se inicia el combate cuando las tortugas muerden las mandíbulas del adversario. La etapa final involucra la separación, sea mutua, con ambas tortugas nadando en direcciones opuestas, sea cuando una de las tortugas está siendo perseguida hasta fuera de la zona disputada.39 La escalación es determinada por varios factores, como niveles hormonales, el desgaste de energía, los resultados esperados, y la importancia del sitio. En todas las etapas, una cola vertical muestra la voluntad de escalar, mientras que una cola enroscada muestra la voluntad de someterse. Como mayor agresión es metabólicamente costosos y potencialmente debilitante, es mucho más probable que el conflicto solo se intensifique si involucra acceso a buenas zonas de alimentación.39 También se ha observado agresión en cautiverio. Aparentemente las tortugas son animales territoriales, y muestran un comportamiento agresivo frente a otras tortugas bobas, e incluso frente a otras especies de tortugas marinas.36
Depredadores
Un zorro rojo caminando por un árbol caído
El zorro rojo es un depredador de nidos de tortuga boba en Australia.

La tortuga boba tiene numerosos depredadores, especialmente temprano en su vida. Depredadores de huevos y neonatos incluyen gusanos oligoquetos, escarabajos, larvas de moscas, hormigas, larvas de la avispa parasitaria, moscas de la carne, cangrejos, serpientes, gaviotas, córvidos, zarigüeyas, osos, ratas, armadillos, mustélidos, zorrillos, cánidos, procionidos, gatos, cerdos, y seres humanos. Durante la migración desde sus nidos hasta el mar, las crías son depredados por larvas de dípteros, cangrejos, sapos, lagartos, serpientes, aves como fregatas y otros aves, y mamíferos. En el océano, los depredadores de los nenonatos incluyen peces, por ejemplo, peces loro y morenas, y cangrejos portúnidos. Es más raro que los adultos sean atacados debido a su gran tamaño, pero pueden ser presa de tiburones, retenes, y orcas. Hasta 40% de las hembras anidadoras tienen heridas que fueron probablemente causadas por ataques de tiburones.40 Las hembras que desovan son atacadas por moscas de la carne, perros salvajes y seres humanos. Mosquitos de los pantanos salados también pueden molestar a las hembras durante el desove.41 40

En Australia, la introducción del zorro rojo (Vulpes vulpes) por los colonos ingleses en el siglo XIX, dio lugar a una reducción significativa de las poblaciones de C. caretta. Durante la década de 1970, la depredación de huevos de tortuga destruyó hasta el 95% de todos las puestas establecidas en una sección costera en el este de Australia.42 Se ha logrado reducir ese impacto mediante una campaña agresiva para eliminar los zorros en los años 1980 y 1990. Sin embargo, se estima que durará hasta el año 2020 antes de que las poblaciones alcanzaran una recuperación completa de pérdidas tan dramáticas.43

A lo largo de la costa sureste de los Estados Unidos, el mapache (Procyon lotor) es el depredador más destructivo de los sitios de anidación. En algunas playas de Florida se registraron tasas de mortalidad de casi el 100% de todas las puestas establecidas en una temporada.42 Esto se atribuyó a un aumento de las poblaciones del mapache, que florecieron en entornos urbanos. Esfuerzos para proteger los sitios de anidación cubriéndolas con una malla metálica redujo significativamente el impacto de la depredación de huevos de tortugas marinas por los mapaches.43 En Bald Head Island en Carolina del Norte, se utilizaron cajas de malla de alambre para cubrir los nidos confirmados para evitar que sean excavados por zorros rojos y otros depredadores.44 Una nueva preocupación asociada con la protección con materiales de acero es la interferencia con el desarrollo normal del sentido magnético de los neonatos debido a la utilización de alambre ferroso,45 que puede perturbar la capacidad de las tortugas de navegar correctamente. Se están realizando esfuerzos para encontrar un material no magnético que permite evitar que los depredadores roen a través de la barrera.
Enfermedades y parásitos

Bacterias infecciosas como Pseudomonas y Salmonella afectan a las crías y los huevos. Hongos como Penicillium infectan los nidos y la cloaca de las tortugas bobas.40

La enfermedad fibropapilomatosis, causada por un tipo de virus herpes, puede resultar en tumores internos y externos. Estos tumores afectan comportamientos esenciales y pueden causar ceguera permanente cuando ocurren en los ojos.46 Trematodos de la familia Spirorchiidae habitan en los tejidos del cuerpo de la tortuga boba, incluyendo en los órganos vitales como el corazón y el cerebro.47 Infección por trematodos puede ser muy debilitante y puede causar, y lesiones inflamatorias de trematodo pueden por ejemplo causar endocarditis y enfermedades neurológicas.47 Un nematodo, Angiostoma carettae, también infecta la tortuga boba,48 y causa lesiones histológicas en el tracto respiratorio.48

Más de 100 especies de animales de 13 phyla, así como 37 tipos de algas, viven en la espalda de la tortuga boba.49 Estos organismos parasitarios aumentan la fricción en el agua, y no ofrecen ningún beneficio conocido para la tortuga, aunque es posible que pueden mejorar su camuflaje.49
Alimentación
jalea de luna translúcida sobre fondo negro: La jalea contiene una masa sólida blanca que se extiende a través de aproximadamente dos terceras partes de su cuerpo
Una medusa Aurelia adulta, una de las presas de C. caretta durante la migración a través del mar abierto.

La tortuga boba es omnívora, alimentándose principalmente de invertebrados del lecho marino, como gasterópodos, bivalvos y decápodos. Tiene el mayor número de presas conocidas de todas las tortugas marinas. Otros alimentos incluyen esponjas, corales, pennatuláceos, gusanos poliquetos, anémonas de mar, cefalópodos, percebes, braquiópodos, isópodos, insectos, briozoos, erizos, Clypeasteroida, pepinos de mar, estrellas de mar, peces (huevos, juveniles y adultos), tortugas recién nacidas (incluso miembros de su propia especie), algas, y plantas vasculares.50 Durante la migración a través del mar abierto, se alimenta de medusas, moluscos flotantes, huevos flotantes, calamar y pez volador.9

Sus mandíbulas son grandes y poderosas y sirven como una herramienta eficaz para el desmantelamiento de sus presas.9 41 Puntos de las escamas que sobresalen del margen anterior de las extremidades anteriores, permiten la manipulación de los alimentos. Estos puntos pueden ser utilizados como "pseudo-garras" para arrancar grandes pedazos de comida en la boca de la tortuga. Para consumir el alimento desgarrado en los puntos de la escala, tornará su cuello de lado.41 En la región delantera del esófago se encuentran papilas cubiertas de moco que apuntan hacia el interior y que filtran cuerpos extraños, tales como anzuelos. La siguiente región del esófago no tiene papilas, sino numerosos pliegues mucosos. La velocidad de la digestión depende de la temperatura; aumenta a medida que aumenta la temperatura.41
Ciclo vital
Primeros años
Crías de la tortuga boba, arrastrándose por la arena
Una cría de la tortuga boba en su viaje hacia el mar.

El color de las crías varía desde marrón claro hasta casi negro, y no tienen los distintos tonos amarillos y rojos de los adultos.31 Al nacer, miden aproximadamente 4,6 cm y pesan unos 20 g.9 Los huevos son típicamente colocado en la playa en una zona por encima de la línea de la marea alta. Los huevos son depositados cerca del agua, por lo que las crías pueden volver al mar.51 El sexo de las crías es determinada por la temperatura del nido subterráneo. Las temperaturas de incubación generalmente oscilan entre 26°C y 32°C. Los huevos de tortugas marinas que se mantienen a una temperatura de incubación constante de 32°C se convierten en hembras. Los huevos que incuban a 28°C se convierten en machos. Una temperatura de incubación de 30°C resulta en una proporción igual de crías machos y hembras.52 Las crías de los huevos del centro del nido tienden a ser más grandes, crecen más rápidos, y son los más activos durante los primeros días de vida marina.42

La incubación dura alrededor de 80 días, despúes de la cual las crías excavan a través de la arena hacia la superficie. Por lo general esto ocurre durante la noche, ya que la oscuridad aumenta las oportunidades de escapar la depredación y permite evitar las temperaturas extremas de la superficie de la arena durante el día.51 Las crías se dirigen hacia el océano, navegando hacia el horizonte más brillante creado por el reflejo de las estrellas y la luna sobre la superficie del agua.53

Las neonatos pueden perder hasta un 20% de su masa corporal debido a la evaporación del agua durante el trayecto del nido al océano.54 Tras llegar al agua utilizan en un principio la resaca del oleaje para avanzar cinco a diez metros de la orilla.54 Una vez en el mar, nadan durante unas 20 horas para alejarse de la costa.31 Un compuesto de hierro (magnetita) en el cerebro permite que las tortugas perciben el campo magnético de la Tierra para navegar.55 Muchas crías utilizan las capas de algas Sargassum en el océano abierto como protección hasta que alcanzan una longitud de aproximadamente 45 cm.31 Habitan en este ambiente pelágico hasta que alcancen la edad juvenil, y luego migran a las aguas cercanas a la costa.31
Maduración
Foto de una tortuga boba nadando sobre un arrecife
Una tortuga boba adulta.

Cuando las aguas del océano se enfríen, la tortugas bobas tienen que migrar a zonas más cálidas. También pueden hibernar hasta cierto punto; en los meses más fríos, se sumerja hasta durante siete horas a la vez, emergiendo por sólo siete minutos para respirar. Aunque superado por tortugas de agua dulce, estas son algunas de las inmersiones más largas registradas para cualquier vertebrado marino que respira aire.56 Durante su migración estacional, los juveniles tienen la capacidad de navegar utilizando claves magnéticas y visuales.57 Cuando ambos están disponibles, se utilizan en combinación, y si una no está disponible, la otra es suficiente.57 Durante la migración, las tortugas nadan con una velocidad de aproximadamente 1,6 km por hora.58

Como todas las tortugas marinas, la tortuga boba se prepara para la reproducción en su zona de alimentación. Esto tiene lugar varios años antes de que migra a una zona de apareamiento.59 En el sureste de Estados Unidos y en Australia las hembras se reproducen por primera vez entre las edades de 28–33 años; en Sudáfrica esto ocurre entre las edades de 17–30 años. No se conoce la edad de la primera reproducción en el Mediterráneo, Omán, Japón y Brasil.60 Tortugas bobas que anidan, tienen una longitud recta del caparazón de 70–109 cm. Debido a la amplia gama, la longitud del caparazón no es un indicador fiable de la madurez sexual.59 Su esperanza de vida máxima es de aproximadamente 47–67 años en un ambiente salvaje.50
Reproducción
Una tortuga boba desde atrás, poniendo huevos en el agujero que ha excavado
Desove.

Las hembras se reproducen por primera vez entre las edades de 17 y 33 años,60 y su período de apareamiento dura hasta seis semanas.61 Aunque el comportamiento de cortejo no ha sido examinado a fondo,62 el de los machos incluye hocicar, morder, y movimientos de la cabeza y las aletas.62 Estudios sugieren que las hembras producen feromonas cloacales para indicar la capacidad reproductiva.62 Antes del apareamiento, el macho se acerca a la hembra que suele resistir sus intentos iniciales de montarla. A continuación, el macho y la hembra comienzan a dar vueltas el uno al otro. Si el macho tiene competidores, la hembra puede dejar que los machos luchan entre sí. El ganador monta la hembra, proceso durante el cual las garras curvadas del macho suelen dañar la superficie de los hombros del caparazón de la hembra. Mientras que está tratando de copular, los competidores tienden a morder el macho, lesionando sus aletas y cola, a veces hasta exponer los huesos. Estas lesiones pueden obligar el macho a desmontar y pueden requerir semanas para curar.62

Durante el periodo de anidación, las hembras producen una media de 3,9 puestas de huevos, y luego pasan por un periodo de quiescencia en el cual no producen huevos durante dos o tres años.61 63 A diferencia de otras tortugas marinas, el cortejo y el apareamiento no suelen tener lugar cerca de la playa de anidación, sino más bien a lo largo de las rutas migratorias entre las zonas de alimentación y de reproducción.62 Evidencia reciente sugiere que la ovulación de las hembras es inducida por el apareamiento.64 A través del acto de apareamiento, la hembra ovula y los huevos son fecundados por el macho. Esto es un fenómeno muy especial, ya que la ovulación inducida por el apareamiento es raro fuera de los mamíferos.64 En el Mediterráneo el periodo de apareamiento tiene lugar desde finales de marzo hasta principios de junio. La temporada de desove es en los meses de junio y julio, pero puede variar por playa de anidación.65

La tortuga boba puede tener paternidad múltiple.66 La hembra tiene la capacidad de almacenar el esperma de varios machos en sus oviductos hasta la ovulación.67 Cada puesta puede tener hasta cinco padres distintos, cada uno contribuyendo esperma a una parte de la puesta.66 El tamaño de la hembra tiene una correlación positiva con la paternidad múltiple.66 Existen dos hipótesis para explicar esta correlación. Una postula que los machos prefieren hembras grandes por su percepción de que tienen una mayor fecundidad.66 La otra mantiene que las hembras más grandes son capaces de nadar con mayor velocidad a las zonas de reproducción, y por lo tanto tienen períodos de apareamiento más largos.66
Huellas de tortuga boba.

Todas las tortugas marinas son parecidas en su comportamiento de anidación básico. Durante la temporada de desove, la hembra vuelve a la playa donde nació para poner huevos a intervalos de 12–17 días.63 68 Sale del agua, sube a la playa, y raspa la superficie de la arena para formar un hoyo en el cual cabe su cuerpo. Con sus patas traseras, excava un agujero donde deposita los huevos. Luego cubren la cámara de huevos y el hoyo con arena, y finalmente regresa al mar.69 Este proceso tarda de una a dos horas, y se produce en las zonas de arena abiertas o en la parte superior de las dunas de arena.63 La selección de la zona de anidación es importante, ya que influye los resultados de la puesta, tales como la condición física de las crías, la proporción de crías que logra emerger de la arena, y la vulnerabilidad ante los depredadores de nidos.51 La tortuga boba tiene un promedio de 70 huevos por puesta.70
Conservación

Muchas actividades humanas tienen efectos negativos sobre las poblaciones de tortugas bobas. El tiempo prolongado necesario para alcanzar la madurez sexual y las altas tasas de mortalidad de huevos, neonatos y juveniles ante depredadores y fenómenos naturales, agravan el problema de la reducción de la población como consecuencia de las actividades humanas.71
Amenazas
Nido de tortuga boba, acordonado como parte de un proyecto de conservación en Hilton Head Island.

Las tortugas bobas fueron intensamente cazadas por su carne y sus huevos. Aunque la caza ha disminuido debido a la legislación internacional que las protege, todavía se consume carne y huevos de tortuga en los países donde no se hacen cumplir estrictamente las leyes.72 En México por ejemplo, los huevos de tortuga son un plato común, y los lugareños afirman que los huevos son un afrodisíaco.73 El consumo de huevos o carne de tortuga puede causar enfermedades graves debido a las bacterias dañinas que contiene, como Pseudomonas aeruginosa y Serratia marcescens, y por los altos niveles de metales tóxicos que se forman como resultado de la bioacumulación.72 74

La costa occidental de los Estados Unidos forma parte de un corredor migratorio crítico para las tortugas bobas del Pacífico, en el cual cruzan el Pacífico desde las zonas de anidación en Japón hasta la costa de California. Mediante estudios de telemetría se descubrieron importantes hábitats de alimentación para los juveniles situados en el centro del Pacífico Norte.75 Estos hábitats se superponen con los caladeros para la pesca a gran escala –con redes de deriva en el pasado, y las pesquerías de palangre en el presente– lo que resulta en altos niveles de captura accidental de tortugas bobas.75 Muchas tortugas bobas juveniles se concentran en las costas de Baja California Sur, México, donde la pesca costera a pequeña escala aumenta el riesgo de mortalidad de las tortugas; los pescadores confirmaron la captura accidental de decenas de tortugas bobas por día por barco con aparejos de pesca de fondo.75 La forma de pesquería comercial más responsable de la captura accidental de tortugas bobas son las redes de arrastre utilizadas por los barcos camaroneros en el golfo de California.76 Se estima que en el año 2000, entre 2.600 y 6.000 tortugas bobas murieron por el uso de palangre pelágico en el Pacífico.77
Tortuga marina, ahogada después de enredarse.

En el océano abierto, los aparejos de pesca forman la mayor amenaza para las tortugas bobas. A menudo se enredan en palangres o redes de enmalle. Según un informe del año 2009 del Servicio de Pesca de los Estados Unidos, la principal amenaza para las tortugas en el Pacífico Norte es el ahogamiento por enredo en equipo de pesca como palangre y redes de enmalle.76 También se enredan en trampas, nasas, redes de arrastre y son víctimas de dragas.9 Atrapadas en este equipo no vigilado, pueden sufrir lesiones graves o ahogamiento. La implementación de dispositivos excluidores de tortugas en las redes y en otras trampas puede reducir el número de tortugas atrapadas accidentalmente.

Cada año se vierten cerca de 24.000 toneladas métricas de plástico en el océano. Las tortugas ingieren una amplia gama de estos restos flotantes, incluyendo bolsas, láminas, gránulos, globos y líneas de pesca abandonadas.78 Las tortugas pueden confundir el plástico con medusas flotantes, un alimento común. El plástico ingerido provoca numerosos problemas de salud, incluyendo la obstrucción intestinal, una reducción de la capacidad de absorción de nutrientes y malnutrición, asfixia, ulceraciones, o hambruna. Además, los plásticos ingeridos liberan compuestos tóxicos, incluyendo bifenilos policlorados, que pueden acumularse en los tejidos internos y afectar los huevos. Estas toxinas pueden conducir al adelgazamiento de las cáscaras de los huevos, daño tisular, o desviación de la conducta natural.79

La iluminación artificial desalienta la anidación e interfiere con la habilidad de los neonatos de navegar hacia el mar. Las hembras prefieren anidar en playas que no tienen iluminación artificial. En las playas explotadas, a menudo los nidos son agrupados en torno a edificios altos, posiblemente porque bloquean las fuentes de luz artificial.59 En condiciones normales las crías son atraídas por la reflexión de las estrellas y de la luna sobre la superficie del agua del mar. Confundidas por la luz artificial, navegan tierra adentro, lejos de la protección del agua, lo que las expone a la deshidratación y la depredación cuando sale el sol.53 Cada año la iluminación artificial causa decenas de miles de muertes entre los neonatos.80

La invasión y destrucción de hábitat por los humanos es otra amenaza para las tortugas marinas. En condiciones naturales optimales, las playas de anidación son playas de arena abiertas que se extienden por encima de la línea de marea alta. Sin embargo, las playas explotadas suelen tener construcciones encima de la linea de marea alta y priva las tortugas de sitios de anidación adecuados, obligándolas de anidar más cerca de las olas.63 La urbanización a menudo conduce a la sedimentación de las playas de arena, disminuyendo su viabilidad como zona de anidación.63 La construcción de muelles y puertos deportivos puede destruir los hábitats cercanos a la costa. El tráfico marítimo y el dragado pueden degradar el hábitat y lesionar o matar las tortugas si los barcos chocan con ellas.46

Las variaciones anuales de las temperaturas climáticas pueden afectar la proporción de machos y hembras entre los neonatos, ya que la temperatura del nido determina el sexo de las crías. Temperaturas elevadas pueden sesgar los coeficientes de género a favor de las hembras. Sitios de anidación que fueron expuestos a temperaturas inusualmente cálidas en un período de tres años, produjeron una proporción de hembras de 87–99%.81 Esto suscita preocupación por la relación entre los rápidos cambios de la temperatura global y el riesgo de extinción de la población de tortugas bobas.82 Un efecto más localizado proviene de la construcción de edificios altos cerca de las playas, que reducen la exposición al sol y conducen a una reducción de la temperatura media de la arena, lo que resulta en un cambio en las proporciones de género, favoreciendo la proporción de tortugas machos entre los neonatos63
Actividades de conservación
Una tortuga boba escapa de una red de pesca a través de un dispositivo excluidor de tortugas
Una tortuga boba que escapa de una red de pesca a través de un dispositivo excluidor de tortugas.

Dado que la tortuga boba tiene un área de distribución muy extenso, su conservación requiere un esfuerzo de cooperación internacional.9 La tortuga boba está clasificada como una especie en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y está incluida en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES), por lo cual el comercio internacional en esta especie es considerado ilícito.9 En los Estados Unidos, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre y el Servicio Nacional de Pesca Marina la clasifica como una especie amenazada en el marco del Tratado de especies amenazadas.9 En Australia es considerada una especie en peligro de extinción en virtud del Tratado de Protección del Medio Ambiente y Conservación de la Biodiversidad de 1999 y del Tratado de Conservación de la Naturaleza de 1992 de Queensland. La convención sobre la conservación de las especies migratorias de animales silvestres se aplica también a la conservación de la tortuga boba en la costa atlántica de África, así como en el océano Índico y el sudeste asiático.83 84 A lo largo de Japón, la Asociación de Tortugas Marinas de Japón trabaja para la conservación de las tortugas bobas,85 y en Grecia lo hace la Sociedad para la Protección de la Tortuga Marina (ARCHELON).86 En la isla de Zakynthos, las autoridades griegas no permiten que los aviones despegan o aterrizan durante la noche para proteger a las tortugas anidadoras.87 La Fundación de Investigación Marina trabaja para su conservación en Omán.88 Es también protegida por el Anexo 2 del Protocolo relativo a las Áreas y Vida Silvestre Especialmente Protegidas del Convenio de Cartagena, que trata sobre la contaminación que puede perjudicar a los ecosistemas marinos.9 89 Organizaciones de conservación en el mundo entero trabajaron junto con la industria de la pesca de arrastre para desarrollar dispositivos de exclusión de tortugas (DET) para evitar la captura accidental de tortugas marinas, incluso las más largas. Estos dispositivos son obligatorios para todos los camaroneros.9
Una tortuga boba está descansando en la playa, con una antena conectada a la espalda.
Una tortuga boba, Evelyn, equipada con un transmisor satelital y un transmisor geomagnético SeaTag-GEO funcionando con energía solar.

Durante la temporada de anidación, trabajadores y voluntarios de organizaciones de conservación vigilan la costa para identificar nidos de tortugas,90 y los investigadores científicos también salen durante la noche en busca de hembras anidadoras para marcarlas, así como para recoger percebes y muestras de tejidos. Los voluntarios pueden, en ciertas condiciones, reubicar los nidos para proteger los huevos contra amenazas, como las mareas altas de la primavera y depredadores, y vigilan los nidos diariamente para señalar disturbios. Después de la eclosión de los huevos, los voluntarios abren el nido para contar los huevos no-eclosionados, y las crías muertas. Las crías vivas restantes son liberadas o llevadas a instalaciones de investigación. Por lo general, mueren las crías que carecen de suficiente vitalidad para salir del cascarón y subir a la superficie.91 Los neonatos utilizan el trayecto del nido al mar para desarrollar fuerzas para la natación que sigue y este trayecto es un ejercicio físico importante para aumentar sus posibilidades de supervivencia.92

En los estados unidos, la tortuga boba ha sido declarado el reptil oficial del estado de Carolina del Sur y también el reptil oficial de agua salada del estado de Florida.93 94

Ha recibido 28 puntos

Vótalo:

Culebra de Escalera

40. Culebra de Escalera

La culebra de escalera (Rhinechis scalaris) es una especie de serpiente de la familia Colubridae. Es la única especie de su género, anteriormente se la consideraba perteneciente al género Elaphe. Vive en la península Ibérica y las regiones mediterráneas de Francia. Fuera de estas zonas sólo se... Ver mas
La culebra de escalera (Rhinechis scalaris) es una especie de serpiente de la familia Colubridae. Es la única especie de su género, anteriormente se la consideraba perteneciente al género Elaphe. Vive en la península Ibérica y las regiones mediterráneas de Francia. Fuera de estas zonas sólo se encuentran en Menorca.
Descripción
Ejemplar juvenil.

Es una serpiente de cuerpo robusto y cola relativamente corta. Tiene la cabeza pequeña y poco prominente y el morro agudo. Alcanza una longitud media de 157 cm,2 siendo las hembras un poco mayores que los machos.
Cabeza de culebra de escalera.

Su patrón de color varía con la edad; los ejemplares juveniles son de color gris, salpicado con motas negras, y con un diseño de manchas negras a lo largo de su espalda con forma de «H» que se asemeja a una escalera de mano, al que debe la especie su nombre común. En cambio los adultos son de color pardo amarillento, también con algunas motas negras diseminadas, con dos líneas negras paralelas recorriendo longitudinalmente su espalda. Sus pupilas son redondas y de color negro. La culebra escalera no es venenosa. Cuando son crías se pueden mostrar más violentas pero su mordedura es inofensiva.
Distribución y hábitat

Vive en toda la península ibérica a excepción de las zonas montañosas del norte, además de las regiones mediterráneas francesas, incluidas las islas d'Hyeres (cerca de Tolón), y la isla de Menorca, donde fue introducida.3 En la parte sur de su área de distribución alcanza hasta los 2.000 metros de altitud, pero a medida que se va hacia el norte va bajando la cota de altitud donde se encuentra, en Portugal son los 900 m y en el país vasco no sobrepasa los 500 metros de altura. Ocupa todos los biotopos mediterráneos, sólo escaseando en los lugares muy áridos.
Biología
Ejemplar con un patrón intermedio entre las fila de haches apiladas juvenil y el patrón adulto de dos líneas.

La culebra de escalera es un cazador que se muestra activo principalmente en las horas diurnas y crepusculares. Aunque su periodo de máxima actividad es durante el día existen variaciones regionales y estacionales. Cuando las temperaturas son muy altas en verano desplaza su mayor actividad al amanecer, el atardecer y las primeras horas de la noche.

Se alimenta principalmente de pequeños mamíferos, con el tamaño de un gazapo como máximo, y también aves, a los cuales atrapa primero con su boca y después los estrangula con su cuerpo. Es relativamente agresiva e intentará atacar a sus potenciales enemigos mordiéndolos, aunque no es venenosa. Las serpientes jóvenes cuando se encuentran en peligro emiten un soplido de advertencia. Algunos ejemplares pueden llegar a ser muy poco agresivos.

La culebra de escalera es principalmente terrestre, aunque puede trepar a los arbustos y por los riscos. Cuando la radiación solar es alta o hay vientos fuertes suelen refugiarse bajo las rocas. Por las noches se refugian en madrigueras subterráneas, frecuentemente huras abandonadas de roedores. También se esconden en sus guaridas con la llegada de octubre o noviembre para iniciar un aletargamiento invernal, que puede durar cuatro o cinco meses.
Reproducción

La época de apareamiento se produce después del aletargamiento invernal, entre abril y mayo. Los acoplamientos tienen lugar generalmente por la noche aunque no son extrañas las cópulas diurnas en el fin de la primavera. Las hembras tras la siguiente muda pondrán de 5 a 25 huevos, que enterrarán y dejarán abandonados. Las crías eclosionan a los dos o tres meses con una longitud entre 10 - 25 cm. Al principio las crías se alimentarán principalmente de insectos como los saltamontes, y después de lagartijas.

Ha recibido 27 puntos

Vótalo:

Culebra de Herradura

41. Culebra de Herradura

La culebra de herradura (Hemorrhois hippocrepis) es una especie de serpientes de la familia Colubridae. Distribución Esta serpiente se encuentra distribuida por Argelia, España, Francia, Italia, Marruecos, Portugal y Túnez. Hábitat Su hábitat natural es de tipo mediterráneo con... Ver mas
La culebra de herradura (Hemorrhois hippocrepis) es una especie de serpientes de la familia Colubridae.
Distribución

Esta serpiente se encuentra distribuida por Argelia, España, Francia, Italia, Marruecos, Portugal y Túnez.
Hábitat

Su hábitat natural es de tipo mediterráneo con vegetación arbustiva, terrenos arenosos, rocosos, zonas de pastoreo, jardines rurales, zonas de cultivo e incluso en áreas urbanas. El tráfico rodado y la pérdida de su hábitat son sus principales amenazas.

Ha recibido 26 puntos

Vótalo:

Tortuga Laúd

42. Tortuga Laúd

La tortuga laúd, canal, canaá, cana, cardón, baula o tinglar (Dermochelys coriacea) es una especie de reptil de la familia Dermochelyidae.2 Es la mayor de todas las tortugas marinas, alcanzando una longitud de 2,3 metros y un peso de más de 600 kilos. Un individuo macho llegó a pesar 916 kilos... Ver mas
La tortuga laúd, canal, canaá, cana, cardón, baula o tinglar (Dermochelys coriacea) es una especie de reptil de la familia Dermochelyidae.2 Es la mayor de todas las tortugas marinas, alcanzando una longitud de 2,3 metros y un peso de más de 600 kilos. Un individuo macho llegó a pesar 916 kilos, aunque las tortugas de este tamaño son raras. Se encuentra en todos los mares tropicales o subtropicales y es la única especie de su familia.

Esta especie tiene multitud de características únicas que la distinguen en buena medida de otras tortugas marinas. Su tasa metabólica es aproximadamente 3 veces mayor de lo esperado en un reptil de su tamaño, lo que, unido a sus intercambiadores de calor contra corriente y su gran tamaño, permite mantener una temperatura corporal de hasta 18 °C sobre el agua circundante. Algunos científicos incluso opinan que la tortuga laúd tiene alguna capacidad para generar su propio calor corporal, como un mamífero, a pesar de que los reptiles son ectotermos o de "sangre fría", por lo que dependen de la temperatura externa para regular la suya propia. Sin embargo, también puede considerarse a esta especie como gigantoterma.
Descripción
Schema carene tortue luth.svg

La tortuga laúd es la mayor de todas las tortugas actuales y muy diferente del resto, tanto en su apariencia como en su fisiología. El caparazón puede llegar a superar los dos metros, es de tipo mosaico y presenta un total de siete quillas en el dorso y el vientre.3 Esta concha no está formada por escudos óseos, sino que está hecha de tejido conectivo blando (de ahí el nombre de tortuga de cuero que se le da a veces). En el caparazón no se observa el peto ni el afilado borde lateral, solo una suave curva que da una apariencia semicilíndrica al animal. Esta forma, que recuerda vagamente al instrumento musical, es la que le ha dado el nombre de tortuga laúd.

Las aletas delanteras de la tortuga laúd son mucho más largas que en todas las demás tortugas, tanto proporcionalmente como en tamaño bruto. En los individuos adultos, la distancia de punta a punta puede ser de hasta 270 centímetros.

El pico ha desarrollado una forma de gancho para ayudar a la tortuga laúd a morder medusas y su garganta tiene barbas apuntando hacia dentro que le ayudan a tragárselas.
Alimentación

Las tortugas laúd subsisten gracias a una dieta de medusas. Debido a la naturaleza transparente de sus presas, las tortugas laúd a menudo se asfixian comiendo trozos de plástico a la deriva. Se han encontrado ejemplares muertos con bolsas de plástico, piezas de plástico duro e hilo de pescar en el estómago.

Esta especie hace viajes de miles de kilómetros y se alimenta principalmente de medusas. Se orientan con la ayuda del campo magnético. Esta tortuga abandona cada año las aguas tropicales para ir a las aguas polares siguiendo la Corriente del Golfo. Puede sumergirse largo tiempo gracias en parte a la extracción del oxígeno del agua con sus largas papilas situadas en la garganta y a la recuperación de oxígeno disuelto en algunos de sus tejidos.

Si bien la medusa es la mayor parte de su alimento, también puede comer peces, crustáceos, calamares, erizos de mar y algas. Puede comer cada día una cantidad de medusas equivalentes a su propio peso, hasta 50 individuos de la medusa grande. La tortuga laúd, pues, tiene un papel crucial en el mantenimiento del equilibrio ecológico y también económico. En efecto consumiendo medusas reduce su número y así éstas no comen los peces pequeños y aumenta la pesca.
Reproducción
Una tortuga laúd llegando a la playa.
Desove de tortuga laúd.
Menú
0:00
Sonido emitido
al final
de la puesta.

Las tortugas laúd se aparean en el mar. Los machos nunca abandonan el agua una vez que entran en ella como crías. Las hembras se aparean cada tres o cuatro años, volviendo a las playas donde ellas mismas nacieron para depositar sus huevos. Una hembra puede dejar hasta cien huevos en cada deposición. El intervalo entre una puesta y la siguiente es de unos nueve días. El primer apareamiento se produce después de que la tortuga haya cumplido diez años.

Después de encontrar una hembra (que posiblemente exuda una feromona para mostrar su disponibilidad reproductiva) la tortuga laúd macho usa movimientos de la cabeza, toques con el hocico, mordiscos o movimientos de las aletas para determinar su receptividad. Las tortugas marinas se encuentran a menudo con dificultades y a veces incluso peligrosas maniobras cuando intentan reproducirse. El macho tiene que montar la hembra desde detrás y subirse encima con el fin de poder copular, pero a veces los caparazones obstruyen este proceso. El apareamiento puede también volverse peligroso cuando el macho está tan desesperado por conseguir aparearse que pasa demasiado tiempo bajo el agua, y tras el encuentro con la hembras, hasta otra hora sin tomar aire. La fertilización es interna, y es normal que varios machos se apareen con una sola hembra. Este comportamiento puede haber evolucionado para asegurarse contra la infertilidad masculina, eliminando el exceso de esperma de baja calidad y permitiendo a la hembra seleccionar el mejor, además de incrementar la variabilidad genética de la descendencia. Sin embargo, los estudios han demostrado que la poliandria en las tortugas marinas en realidad reduce el éxito de la fertilización.

La división de la célula comienza unas horas después de la fertilización, pero el desarrollo es suspendido durante la etapa de gástrula para mover y envolver las células embrionarias hasta que los huevos son depositados. El desarrollo se reanuda pronto, pero los embriones siguen siendo extremadamente susceptibles de morir en sus nidos por movimiento del huevo hasta que las membranas se desarrollan completamente durante los primeros 20-25 días de incubación, cuando la diferenciación estructural de cuerpo y órganos (organogénesis) prosigue.

Las playas de anidación deben estar cubiertas de arena blanda y tener una zona de agua costera poco profunda. Esto se debe a que sus blandas conchas se dañan fácilmente con las rocas duras. Esto es una fuente de vulnerabilidad para las tortugas debido a que estas playas son susceptibles de erosionarse. Las hembras excavan un nido sobre la línea de la marea alta con sus aletas y sólo hacen las deposiciones por la noche puesto que el calor del día aumenta la temperatura corporal que deben mantener por encima de su límite y puede resultarles peligroso. Entonces comienzan a depositar sus huevos, produciendo unos 110 de los cuales 70 son más largos y fértiles, y los 40 restantes más pequeños y estériles. Estos 40 huevos restantes sirven al resto como amortiguadores y protección y son depositados con ese único propósito siendo la única especie de tortuga que hace esto. Las hembras cubren cuidadosamente el nido, asegurándose de camuflarlo frente a los depredadores con una capa de arena.

Los huevos se incuban durante 60 días. Al igual que otros reptiles, la temperatura ambiente del nido determina el sexo de las crías. Los huevos se abren mientras continúan bajo la arena y todas juntas como uno sólo, después del anochecer, las crías cavan su camino hacia la superficie y siguen su marca hasta el mar. Una vez que las crías alcanzan el océano no vuelven a verse normalmente hasta llegar a la madurez. Muy pocas de ellas sobreviven a este misterioso periodo para convertirse en adultos. Muchas son devoradas por aves e incluso otros reptiles antes de que tengan la oportunidad de sumergirse en el agua. Cuando las luces de las ciudades son visibles desde la zona de anidación, las crías de tortuga laúd son atraídas por las luces y se alejan del mar. Muchas de estas crías son atropelladas por el tráfico rodado o perecen de otras formas.

Las tortugas laúd atlánticas anidan entre Febrero y Octubre según las zonas, en España se han registrado puestas de tortuga laúd en Lanzarote (Islas Canarias), pero sus playas preferidas son las de la desembocadura del río Marowijne en Guyana, Bigi Santi (Surinam), Quintana Roo, Isla de Culebra (Puerto Rico), Laguna Jalova y Naranjo en Costa Rica, Terenganú (Malasia), así como Mexiquillo, Tierra Colorada y numerosas playas más de México. Mexiquillo[cita requerida] es probablemente la mayor área de anidación de esta especie en el mundo, mientras que Terenganú se reduce cada año debido a la presión humana, hasta el punto de que ha habido temporadas en que no se han visto llegar tortugas laúd a Malasia, a pesar de ser históricamente la zona asiática más frecuentada por estos animales.

En el Pacífico americano, el principal lugar de anidamiento es Playa Grande,4 ubicada en el Parque Nacional Marino Las Baulas, en la provincia de Guanacaste. Se ha demostrado que existe un corredor biológico marino de estos reptiles en el Pacífico, que abarca 7000 km de viaje, en una travesía que incluye Costa Rica como sitio de desove, luego las Islas Galápagos en Ecuador (donde ripostan para continuar la travesía, pero no desovan) y finalmente, Sudamérica, donde la ruta se ramifica.4
Distribución y hábitat

Las tortugas laúd viven en casi todos los océanos del mundo, aventurándose mucho más al norte o sur que otras tortugas marinas gracias a su peculiar sistema de regulación de la temperatura corporal.

En los meses de verano, las tortugas laúd son más comunes en la zona que va desde el Golfo de Maine al norte hasta Florida en el sur. Han sido observadas también al norte del Golfo de San Lorenzo, en Canadá. Las tortugas laúd del Océano Pacífico son más vistas a menudo en las islas Hawaii, donde se sabe que se congregan al norte del archipiélago. Cuando se aproxima el invierno se dirigen al sur, al Mar Caribe y las zonas costeras de América del Sur y África, donde se encuentran con las tortugas procedentes de Europa. En este último lugar, gracias a la Corriente del Golfo, se aventuran aún más al norte durante los meses veraniegos, y han llegado a ser vistas de forma esporádica frente a las costas de Noruega y en el Mar Báltico. Las poblaciones del este de Asia emigran hacia las costas de Indonesia y Australia y el Océano Índico. Gracias a recapturas, se conoce que esta especie de tortuga realiza migraciones transoceánicas, por ejemplo individuos marcados en Gabón, África, han sido recapturados en aguas del océano Atlántico sudoccidental.

Las tortugas prefieren aguas profundas pero se agrupan más a menudo cuando arriban a tierra. En el verano son vistas frecuentemente tomando el sol cerca de la superficie, particularmente en el estuario de Long Island, donde han sido heridas a veces al colisionar con las hélices de los barcos.
Amenazas y conservación

En Estados Unidos, la tortuga laúd ha sido clasificada como en peligro a lo largo de toda su distribución desde 1970. Se le ha incluido también en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES). Esto hace que sea ilegal herir o matar las tortugas.

Las tortugas laúd adultas son grandes animales, no particularmente vulnerables a los depredadores. Los huevos y las crías recién nacidas, en cambio, son las que corren más peligro de todas. Aves, perros y otros depredadores oportunistas han sido vistos excavando nidos y consumiendo huevos. Las crías son también vulnerables en el trayecto desde el nido hasta el mar. Una vez que entran en el agua se convierten en presas de muchos nuevos depredadores y muy pocas sobreviven hasta la edad adulta.

La actividad humana amenaza a las tortugas laúd de muchas maneras. Creyéndolos olvidados, los huevos son recogidos por la gente en Puerto Rico, las islas circundantes y probablemente en otros lugares. La remodelación de las playas puede perturbar o destruir el particular tipo de hábitat que las tortugas de cuero necesitan para anidar, y las luces de las ciudades pueden causar que las crías se alejen del mar en lugar de ir hacia él. El uso humano de las playas puede destruir nidos y puestas o enterrar huevos a demasiada profundidad para que las crías puedan emerger. Finalmente, los humanos pueden dañar a las hembras nidificantes movidos por la curiosidad.

Mientras los adultos están en el mar sus mayores amenazas proceden por completo de los humanos. Las ingestiones de plásticos, caucho, alquitrán, aceite de motor y otros productos sintéticos pueden matar una tortuga laúd adulta o dañarla seriamente. Muchas han sido heridas por colisiones con embarcaciones, especialmente en aguas poco profundas. El equipo asociado a la pesca comercial, incluidos hilos, redes, cuerdas y cables pueden enredarse en las tortugas adultas y ahogarlas. A pesar de que los "Dispositivos de Exclusión de Tortugas" son obligatorios para las redes, a menudo fallan cuando se trata de permitir que un animal del tamaño de una tortuga laúd adulta escape de ellas. El NOAA estima que alrededor de 640 tortugas laúd adultas son muertas cada año por las empresas de pesca comercial.

Las redes son puestas deliberadamente para capturar otras especies de tortugas marinas en algunas áreas de Puerto Rico. A pesar de que no están pensadas para las tortugas laúd, algunas son capturadas ocasionalmente. Esta práctica es ilegal, pero sigue realizándose. En Nueva Guinea, las tortugas laúd se cazan regularmente como alimento.
Véase también

Ha recibido 25 puntos

Vótalo:

Culebrilla Ciega

43. Culebrilla Ciega

La culebrilla ciega, (Blanus cinereus), es una especie de reptil escamado de la familia Amphisbaenidae. Es el único anfisbeno de Europa. Descripción Rostral de talla mediana, los machos pueden alcanzar una longitud de 254 mm, las hembras son menores, con la cola, que ocupa entre un 8 a un 11... Ver mas
La culebrilla ciega, (Blanus cinereus), es una especie de reptil escamado de la familia Amphisbaenidae. Es el único anfisbeno de Europa.
Descripción

Rostral de talla mediana, los machos pueden alcanzar una longitud de 254 mm, las hembras son menores, con la cola, que ocupa entre un 8 a un 11% de la longitud total. La cabeza tiene forma trapezoidal y está separada del cuerpo por un surco transversal dorsal. Coloración de fondo variable entre el rosa grisaceo y todos los tonos posibles del marrón, con el vientre de tonos más claros. Se han citado ejemplares parcialmente albinos. Posee 7 dientes premaxilares, 4-4 maxilares, 7-7 mandibulares. La muda de piel se realiza de una sola vez como los ofidios.
Distribución

Se distribuye exclusivamente por la Península Ibérica, se le considera un endemismo ibérico, ya que las poblaciones del Norte África se han descrito como nuevas especies, aunque el conocimiento de su distribución es escaso, debido al carácter críptico y subterráneo de esta especie. Análisis filogeográficos basados en marcadores mitocondriales señala que en La Península Ibérica hay dos linajes que podrían representar especies diferentes,2 otros análisis de ADN apoya lo anterior, uno en el sudeste y otro en el centro de la península.3

Prácticamente ausente en los pisos bioclimáticos eurosiberianos, es decir el norte y noroeste de la península. En España su límite norte está en Tarragona, Zaragoza, sur de Navarra, Burgos y Zamora, en Galicia se le halla en zonas con marcada influencia mediterránea de Orense. En Portugal su límite septentrional se encuentra en el valle del Duero. Tambien se encuentra en méxico
Hábitat

Es una especie termófila, está presente en gran número de ecosistemas mediterráneos, siendo en algunas localizaciones relativamente abundante, aunque la densidad no es nunca muy alta. Sus hábitos son enteramente subterráneos, aunque relativamente superficiales, siendo muy raro verla en la superficie. Se halla asociada a zonas cálidas pero de una cierta humedad, donde se localiza generalmente bajo piedras, tanto en terrenos calcáreos como graníticos, con marcada preferencia por los suelos arenosos con abundante hojarasca, en los que es más fácil excavar. Habita en bosques y matorrales de encina, (Quercus rotundifolia), enebros, (Juniperus oxycedrus), robles melojos, (Quercus pyrenaica) y pinares, (Pinus sp.) en el piso mesomediterráneo pero siempre en áreas muy cubiertas. Depredador generalista se alimenta generalmente de larvas de insectos, hormigas, escarabajos, arañas, cochinillas y seudoescorpiones, llegando excepcionalmente a capturar lagartijas

Se localiza desde el nivel del mar hasta los 1.600- 1.700 metros en el Sistema Central e incluso alcalza los 1.800 metros en Sierra Nevada, aunque parece más abundante por debajo de los 1.000 m.
Depredación

Entre sus depredadores se encuentran reptiles como el lagarto ocelado (Lacerta lepida), la culebra de cogulla occidental (Macroprotodon brevis), la culebra bastarda (Malpolon monspessulanus) y la víbora hocicuda (Vipera latastei). Entre las aves el busardo ratonero (Buteo buteo), el milano real (Milvus milvus), el alcaudón real (Lanius excubitor). Entre los mamíferos, la gineta (Genetta genetta), el zorro (Vulpes vulpes), el jabalí (Sus scrofa), el lirón careto (Eliomys quercinus).

Ha recibido 25 puntos

Vótalo:

Culebra Viperina

44. Culebra Viperina

La culebra viperina o culebra de agua (Natrix maura) es una especie de reptil escamoso de la familia Colubridae.2 Debe su nombre común de culebra de agua a su gran afinidad por las zonas húmedas y encharcadas y a su gran habilidad de nadar y bucear. Descripción Es de tamaño medio, pudiendo... Ver mas
La culebra viperina o culebra de agua (Natrix maura) es una especie de reptil escamoso de la familia Colubridae.2 Debe su nombre común de culebra de agua a su gran afinidad por las zonas húmedas y encharcadas y a su gran habilidad de nadar y bucear.
Descripción

Es de tamaño medio, pudiendo alcanzar una longitud de hasta 80 cm, aunque no suele superar los 50 cm.3 Se caracteriza por mostrar escamas muy carenadas en el dorso.4 Su coloración es muy variada, generalmente olivácea o marrón amarillenta, pero también puede ser rojiza.3 Presenta a lo largo de la línea medio dorsal una fila de manchas que en algunos ejemplares pueden llegar a juntarse hasta dar forma a una línea en zig-zag.3
Distribución

Se distribuye por España, Portugal, Francia, Suiza, Italia y el norte de África en Argelia, Libia, Marruecos y Túnez.1 Además ha sido introducida en las islas Baleares (Mallorca y Menorca).1 Se encuentra habitualmente asociada a medios acuáticos dentro de prados o bosques abiertos, tales como ríos y lagunas, en el agua o en sus inmediaciones.1
Comportamiento
Reproducción

La hembra pone entre tres y veinte huevos.1
Alimentación

Se alimenta de ranas, sapos y peces, mientras que los jóvenes capturan insectos y moluscos.

Ha recibido 25 puntos

Vótalo:

Culebra Verdiamarilla

45. Culebra Verdiamarilla

La culebra verdiamarilla (Hierophis viridiflavus, anteriormente Coluber viridiflavus) es una especie de serpientes de la familia Colubridae autóctona de los países europeos del Mediterráneo, si bien se le puede encontrar en zonas de Suiza y Luxemburgo. En España se encuentra en los pirineos... Ver mas
La culebra verdiamarilla (Hierophis viridiflavus, anteriormente Coluber viridiflavus) es una especie de serpientes de la familia Colubridae autóctona de los países europeos del Mediterráneo, si bien se le puede encontrar en zonas de Suiza y Luxemburgo. En España se encuentra en los pirineos, donde su distribución es continua salvo en Aragón. En dicho territorio es una especie rara, aunque antes se consideraba abundante en el balneario de Panticosa (Huesca), donde se cree que fue introducida por los romanos.2 3

Puebla bosques, zonas de matorral, plantaciones y áreas urbanas.
Sinonimia

Couleuvre verte et jaune Lacépède, 1789 (fide Duméril, et al. 1854)
Coluber atro-virens Shaw, 1802: 449
Zamenis viridi-flavus — Duméril, Bibron & Duméril, 1854: 686
Zamenis atrovirens — Boulenger, 1887: 345
Zamenis gemonensis var. atrovirens — Werner, 1903: 250
Coluber gemonensis gyarosensis Mertens, 1968
Coluber viridiflavus kratzeri Kramer, 1971
Coluber viridiflavus antoniimanujeli Capolongo, 1984
Coluber viridiflavus — Kahl et al., 1980: 232
Coluber viridiflavus —Schätti & Wilson, 1986
Hierophis viridiflavus — Schätti, 1988
Hierophis gyarosensis — Schätti, 1988
Coluber gyarosensis — Böhme, 1993
Hierophis viridiflavus — Engelmann et al., 1993
Haemorrhois viridiflavus — Welch
Hierophis viridiflavus — Nagy et al., 2004
Hierophis gyarosensis — Nagy et al., 2004
Dolichophis gyarosensis — Nagy et al., 2004

Ha recibido 24 puntos

Vótalo:

Tortuga Carey

46. Tortuga Carey

La tortuga carey (Eretmochelys imbricata) es una especie de tortuga marina de la familia de los quelónidos, que se halla en peligro crítico de extinción.1 Es la única especie del género Eretmochelys. Existen dos subespecies, Eretmochelys imbricata imbricata que se puede encontrar en el océano... Ver mas
La tortuga carey (Eretmochelys imbricata) es una especie de tortuga marina de la familia de los quelónidos, que se halla en peligro crítico de extinción.1 Es la única especie del género Eretmochelys. Existen dos subespecies, Eretmochelys imbricata imbricata que se puede encontrar en el océano Atlántico y Eretmochelys imbricata bissa, localizada en la región indo-pacífica.4

Su aspecto es similar al de otras tortugas marinas. Tiene un cuerpo plano, un caparazón protector, y sus extremidades en forma de aletas están adaptadas para nadar en mar abierto. E. imbricata se distingue fácilmente de otras tortugas marinas por su pico puntiagudo y curvo con una prominente mandíbula superior (tomium) y por los bordes en forma de sierra de su caparazón. Aunque la tortuga pasa parte de su vida en mar abierto, se la encuentra más frecuentemente en lagunas poco profundas y arrecifes de coral, donde encuentra fácilmente su presa preferida, las esponjas de mar. Algunas de las esponjas de las que se alimenta E. imbricata son conocidas por ser altamente tóxicas y letales para otros organismos por su alto contenido de óxido de silicio, lo que convierte a la tortuga carey en uno de los pocos animales capaces de alimentarse de organismos silíceos. También se alimentan de otros invertebrados, como tenóforos y medusas.5

A causa de las prácticas de pesca humanas, las poblaciones de Eretmochelys imbricata a lo largo de todo el mundo se encuentran en serio peligro, por lo que ha sido clasificada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como especie en peligro crítico de extinción.1 Varios países, como China y Japón, las han cazado por su carne, considerada un manjar. Los caparazones de las carey y el material que los constituye (también llamado carey) ha sido empleado para la confección de objetos decorativos. Asimismo, se denomina carey, por extensión, al material del que se conforman los caparazones de otras tortugas marinas empleados en idéntica producción artesanal. Según el Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies de Fauna y Flora Salvaje Amenazadas (CITES), la captura y el comercio de estas tortugas y sus productos derivados son ilegales en muchas naciones.6
Taxonomía y etimología
Tortuga carey (arriba a la derecha) en una lámina de Ernst Haeckel de 1904.

Fue descrita inicialmente por Carlos Linneo como Testudo imbricata en 1766.7 Fue trasladada al género Eretmochelys por el zoólogo austríaco Leopold Fitzinger en 1843.8 En 1857, la especie fue redescrita como Eretmochelys imbricata squamata, una denominación actualmente inválida.9

Hay dos subespecies aceptadas para el taxón E. imbricata. Eretmochelys imbricata bissa (Rüppell, 1835) se refiere a todas las poblaciones de Eretmochelys imbricata que habitan en el océano Pacífico.10 La población del Atlántico se ha considerado como otra subespecie, Eretmochelys imbricata imbricata (Linneo, 1766). El nombre de la subespecie imbricata se mantuvo porque el espécimen que Linneo utilizó inicialmente para describir la especie era del Atlántico.11

Fitzinger describió el nombre del género Eretmochelys a partir de las palabras griegas eretmo y chelys, correspondientes a «remo» y «tortuga», respectivamente, a causa de sus aletas delanteras en forma de remo. El nombre de especie, imbricata, proviene del latín y significa imbricado, que describe perfectamente las placas superpuestas del caparazón de la tortuga. El nombre de la subespecie de la carey del Pacífico, bissa, es el término latino para «dos veces». La subespecie fue inicialmente descrita como Caretta bissa porque por entonces fue la segunda especie del género.12 Caretta es el género del principal pariente de la tortuga carey, la tortuga boba (Caretta caretta).
Historia evolutiva

E. imbricata tiene varias características anatómicas y ecológicas únicas entre las tortugas marinas, como ser el único reptil fundamentalmente esponjívoro conocido. Por ello, su posición evolutiva ha sido algo confusa. Análisis moleculares apoyan la probabilidad de que la familia Eretmochelydae haya evolucionado de antepasados carnívoros más que de herbívoros. Como la tribu taxonómica Carettini está formada por especies carnívoras (como Caretta caretta), la tortuga carey muy probablemente evolucionó a partir de ésta, en vez de la herbívora Chelonini, que incluye a Chelonia mydas.13
Anatomía y morfología
Eretmochelys imbricata. El borde serrado y las placas superpuestas del caparazón son evidentes en este ejemplar.

Eretmochelys imbricata tiene la apariencia típica de una tortuga marina. Como en los demás miembros de su familia, su cuerpo es plano y sus extremidades en forma de aleta están adaptadas a la natación. Las tortugas adultas tienen de media entre 60 y 90 cm de longitud de caparazón y entre 50 y 80 kg de peso, con un máximo registrado de 127 kg.14 15 Su concha o caparazón tiene un fondo de color ámbar, con una combinación irregular de bandas claras y oscuras de colores predominantemente amarillos y marrones difundidos a los lados.16

Los ejemplares jóvenes son negros, exceptuando el borde del caparazón, que es amarillo. Cuando nacen tienen forma de corazón y van adquiriendo forma oval cuando crecen.17 El color del borde serrado formado por las placas del caparazón se difumina con la edad. Los machos se distinguen por una pigmentación más clara, peto cóncavo, uñas más largas y una cola más gruesa.

La carey tiene varias características que la distinguen de otras especies estrechamente relacionadas con ella. Su alargada y afilada cabeza termina en una boca parecida a un pico que, en su caso, es más pronunciado y afilado que el de otras tortugas marinas. Sus brazos tienen dos garras visibles en cada aleta.
Primer plano de su distintiva boca en forma pico.

Una de sus características más distintivas es el patrón de gruesas placas que forman su caparazón. Mientras que su caparazón tiene cinco placas centrales y cuatro pares a cada lado como varios miembros de su misma familia, las placas posteriores de la carey se superponen de tal manera que le dan al borde posterior de su caparazón una apariencia aserrada, parecida al filo de una sierra o de un cuchillo dentado. El caparazón de la tortuga puede llegar a medir por sí solo casi un metro de largo.14

Sus huellas en la arena son asimétricas, ya que se arrastran por la tierra con un paso alterno. Esta forma de avance se diferencia de las tortugas verdes (Chelonia mydas) y las tortugas laúd (Dermochelys coriacea), que se arrastran de una forma bastante simétrica.18 19

Son grandes nadadoras. Pueden alcanzar velocidades de hasta 24 km/h y hay registros de tortugas que han recorrido nadando 4.828 km.14 En el Caribe se han registrado inmersiones de tortugas carey a más de 70 metros de profundidad durante un periodo de más de 80 minutos.20
Distribución
Gráfico de lugares de anidamiento de E. imbricata. Los círculos rojos representan los principales lugares de puesta, los amarillos, los secundarios.2
(Pinchar en la imagen para agrandar).

La carey tiene un amplio área de distribución, y se la puede encontrar principalmente en aguas tropicales de los océanos Índico, Pacífico y Atlántico. De todas las especies de tortugas de mar, E. imbricata es una de las más asociadas con aguas tropicales. Se conoce la existencia de dos subpoblaciones principales, la del Atlántico y la del Índico-Pacífico.3
Subpoblación atlántica

En el Atlántico, las poblaciones de E. imbricata pueden llegar tan al oeste como el golfo de México, y el área de distribución este alcanza hasta el sur del continente africano.15 El límite norte del área de distribución de la especie puede extenderse hasta el estrecho de Long Island,21 a lo largo del borde norte de los Estados Unidos. Al otro lado del Atlántico, se han visto tortugas carey en las frías aguas del canal de la Mancha, el avistamiento más al norte del que se tiene conocimiento.3 La región más al sur en la que se han visto ejemplares es el cabo de Buena Esperanza, en África.22 3

En el Caribe, son conocidas en la costa brasileña (en concreto Bahía), el sur de Florida y Hawái. También se han visto en las playas de Antigua y Barbuda.14 Costa Rica tiene lugares de anidamiento de E. imbricata, concretamente en las proximidades del Parque Nacional Tortuguero.23 La isla de Cuba es conocida por ser una zona de alimentación para las poblaciones de tortugas carey caribeñas.24 En Puerto Rico, las aguas en torno a la isla de Mona también sirven de lugar de alimentación a esta especie.25 Las costas sur y este de la República Dominicana cuentan también con lugares de desove y hábitats para juveniles, estas poblaciones se encuentran en zonas protegidas como la Isla Saona en Parque Nacional del Este y el Parque Nacional Jaragua.26

A pesar de ser una tortuga tropical, se han visto ejemplares de E. imbricata en áreas de latitudes tan altas de los Estados Unidos como Massachusetts y el estrecho de Long Island.21 También se las ha llegado a ver en aguas de Virginia.5
Subpoblación indo-pacífica
Ejemplar joven de E. imbricata en las Reunión.

La población de la especie indo-pacífica se extiende a lo largo de toda la región. En el océano Índico, las carey se pueden ver a menudo a lo largo de toda la costa oriental del continente africano, incluidos los mares en torno a Madagascar y los grupos de islas vecinas. La variedad de la especie del océano Índico se extiende a lo largo de la costa de Asia, incluido el golfo Pérsico y el mar Rojo, por todo el litoral del subcontinente indio y a través del archipiélago indonesio y de la costa noroeste de Australia. La variedad pacífica de E. imbricata se limita a las regiones tropicales y subtropicales del océano. La población más al norte de la región se sitúa en las aguas del extremo sudoeste de la península de Corea y el archipiélago japonés. Esta variedad del océano Pacífico continúa, envolviendo toda la región del Sureste Asiático, toda la costa norte de Australia y, desde el sur de ésta, hasta la zona norte de Nueva Zelanda. Al otro lado del Pacífico, podemos verlas desde el extremo norte de la península de Baja California, en México, y a lo largo de las aguas de Centroamérica, especialmente en la Bahia de Jiquilisco en El Salvador ya que esta zona alberga aproximadamente el 40% de la población en todo el pacifico oriental, esta especie reside durante todo el año en la Bahía usando los canales del estero para alimentarse y aparearse, asimismo el resto se extiende por toda la zona de América del Sur hasta el extremo norte de Chile.3

En Filipinas se conocen varios lugares de nidificación de la especie. Se encontraron tortugas carey en la isla de Borácay.27 Un pequeño grupo de islas al suroeste del archipiélago filipino se denomina Turtle Islands (islas Tortuga) porque son conocidas como lugar de nidificación de dos especies de tortugas marinas, incluida la carey (la otra es la tortuga verde).28 En Australia E. imbricata nidifica en la isla Milman, en la Gran Barrera de Coral.29 En el océano Índico, el lugar más al oeste donde se tiene conocimiento sobre nidos de tortugas carey es en la isla Cousine, en las Seychelles, donde la especie está protegida legalmente desde 1994. Las islas interiores e islotes de las Seychelles, como la isla de Aldabra, son buenos lugares de alimentación para ejemplares jóvenes.19 30
Ecología
Hábitat

Los adultos se encuentran principalmente en arrecifes de coral tropicales. Por lo general se las ve a lo largo del día descansando en cuevas y salientes en y alrededor de estos arrecifes. Como especie de marcado carácter migratorio, también se las puede encontrar en una amplia variedad de hábitats, desde el mar abierto hasta lagunas y manglares en estuarios.14 31 Aunque no se sabe mucho sobre las preferencias de hábitat durante sus primeros años de vida, se asume que E. imbricata, al igual que otras tortugas marinas jóvenes, son completamente pelágicas, con lo que hacen del mar abierto su hogar hasta que alcanzan la madurez.32
Alimentación
E. imbricata en un arrecife de coral en Venezuela.

Aunque se sabe que son omnívoras, su principal alimento son las esponjas, que constituyen entre el 70% y el 95% de la dieta de las poblaciones de la especie en la zona del Caribe. Sin embargo, como ocurre con muchos espongívoros, E. imbricata se alimenta sólo de algunas especies seleccionadas, ignorando muchas otras. Las poblaciones del Caribe se alimentan principalmente de esponjas de la clase Demospongiae, y más concretamente las pertenecientes a los órdenes Astrophorida, Spirophorida y Hadromerida.33 Entre las especies de esponjas de las que se tiene conocimiento que forman parte de la dieta de estas tortugas se incluye Geodia gibberosa.5 Las carey también se alimentan de algas y cnidarios, como medusas y anémonas de mar.14 También son conocidas por alimentarse de un peligroso hodrozoo como la fragata portuguesa (Physalia physalis). Las carey cierran sus desprotegidos ojos cuando se alimentan de esos cnidarios, para evitar el contacto de sus cnidoblastos, que, sin embargo, no pueden penetrar en sus blindadas cabezas.5

Las carey han demostrado ser muy flexibles y resistentes a sus presas. Algunas de las esponjas que le sirven de alimento, como Aaptos aaptos, Chondrilla nucula, Tethya actinia, Spheciospongia vesparium y Suberites domuncula, son altamente tóxicas (muchas veces letales) para otros organismos. Además, se tiene constancia de que E. imbricata escoge especies de esponja que poseen una cantidad significativa de espículas silíceas, como Ancorina, Geodia, Ecionemia y Placospongia.33 Con la excepción de algunos peces muy especializados de los arrecifes de coral, como el pez payaso (Amphiprion spp.), no se conoce ningún otro vertebrado capaz de tolerar una dieta tan tóxica.34
Ciclo vital
Tortuga carey en Saba (Antillas Neerlandesas).

Todavía se desconocen muchas cuestiones sobre el ciclo vital de E. imbricata. Tienen unos intervalos de anidación de entre dos y cuatro años, aunque este periodo puede variar de nueve meses a diez años,35 según la zona; utilizan preferentemente lagunas aisladas de islas remotas a lo largo de toda su área de distribución. La época de apareamiento de la carey atlántica transcurre normalmente entre abril y noviembre. Para las poblaciones del océano Índico, como las de las Seychelles, ésta discurre entre septiembre y febrero.19 De igual forma que sucede con otras tortugas marinas, las carey se aparean en lagunas poco profundas cerca de las playas donde probablemente nidificarán. Tras el acoplamiento, las hembras arrastran sus pesados cuerpos hasta la playa durante la noche. Entonces se encargan de limpiar una zona y cavar un agujero donde depositarán sus huevos, usando sus aletas traseras. Después la hembra efectúa la puesta en el nido y cubre de inmediato los huevos con arena. Los nidos de E. imbricata del Caribe y de Florida generalmente contienen unos 140 huevos, aunque pueden llegar a 250,36 sin embargo, las nidadas notificadas en el golfo Pérsico son sensiblemente inferiores, con un promedio de unos 90 huevos.37 Tras el prolongado proceso, de varias horas de duración, la hembra vuelve al mar. La puesta es el único momento en que las tortugas carey abandonan el mar.14 15

La tortugas recién nacidas, que generalmente pesan menos de 24 gramos, abandonan el nido durante la noche después de aproximadamente dos meses. Estos recién nacidos presentan colores oscuros y el caparazón, en forma de corazón, mide aproximadamente 2,5 centímetros de longitud. De forma instintiva se dirigen al mar, atraídos por el reflejo de la Luna sobre el agua (un proceso que puede ser perturbado por fuentes de luz antropogénicas). Las crías que no alcancen el agua antes del amanecer probablemente terminen siendo alimento de diversos predadores, como cangrejos y aves limícolas.14

La carey se cruza fácilmente con otras tortugas marinas, como las tortugas bobas (Caretta caretta). Ciertos híbridos encontrados en Brasil o en Florida fueron viables y fértiles porque existían por lo menos desde dos generaciones.38 39 Se descubrió también un híbrido de tortuga verde (Chelonia mydas) en Surinam.40
Carey recién nacida abandonando el nido en Puerto Rico.

Poco se sabe sobre los primeros años de vida de las crías: tras alcanzar el mar, se cree que inician una etapa de vida pelágica (como otras tortugas marinas), durante un periodo de tiempo indeterminado. Aunque se desconoce su tasa de crecimiento, cuando los ejemplares jóvenes alcanzan cerca de 35 cm, pasan de un estilo de vida pelágico a uno asociado a los arrecifes de coral. Alcanzan la madurez sexual entre los 20 y los 40 años de edad.41

Se estima que pueden vivir entre 30 y 50 años,42 aunque, debido a la falta de datos, no se sabe con exactitud la edad que pueden alcanzar en estado salvaje.43 Como otras tortugas marinas, las carey son solitarias durante la mayor parte de su vida; sólo se agrupan durante la época de apareamiento. Con anterioridad se las consideraba sedentarias, pero actualmente se sabe que son de marcado carácter migratorio.44 Debido a la dureza de sus caparazones, no tienen grandes predadores y existen pocas criaturas que sean capaces de morder a través de su concha protectora. Los tiburones y los cocodrilos marinos son algunos de sus depredadores naturales. También se tiene conocimiento de que algunas especies de pulpos y de peces pelágicos se alimentan de tortugas adultas.42
Relación con los humanos
Caja de pájaro cantor autómata hecha de carey, hacia 1890.

A lo largo de todo el mundo las tortugas carey son cazadas por los seres humanos, aunque esta práctica sea ilegal en muchos países.6 45 En algunas partes del mundo se capturan por ser consideradas un alimento exquisito. Desde el siglo V a. C. las tortugas de mar, incluidas las carey, se vienen consumiendo en China.46

Muchas culturas también usan los caparazones de estas tortugas con fines decorativos y son tan demandadas como el marfil, el oro y algunas gemas, alcanzando elevados precios en el mercado.47 En español el material que conforma las placas de su caparazón se denomina carey. Este material se utiliza en varios complementos personales, como las monturas de las gafas, anillos o pulseras y en multitud de objetos decorativos. En 1994 Japón dejó de importar caparazones de tortugas carey de otras naciones. Con anterioridad, el comercio de caparazones de carey japonés era de aproximadamente 30.000 kg de caparazones al año.48 49 En occidente sus caparazones ya eran utilizados por los antiguos griegos y romanos para la joyería, como peines, cepillos y anillos.50 La mayor parte del comercio mundial de sus caparazones se produce en el Caribe. En 2006, se comprobó que se disponía de una gran cantidad de caparazones en los países de la región, como la República Dominicana y Colombia.51

La tortuga carey figura en el reverso de los billetes de 20 bolívares venezolanos y en los de 2 reales brasileños.
Conservación

Existe un consenso general sobre la consideración de las tortugas marinas, incluida Eretmochelys imbricata, como mínimo como especies amenazadas, debido a su longevidad, crecimiento lento y tardía madurez, así como su lenta tasa de reproducción. Muchas tortugas adultas mueren por la acción de los seres humanos, tanto deliberadamente como accidentalmente. Además, los lugares de anidación de las tortugas también están amenazados por la invasión humana y animal. Se sabe de algunos pequeños mamíferos que asaltan sus lugares de anidada y desentierran los huevos de las tortugas.14 En las Islas Vírgenes de los Estados Unidos, los nidos de E. imbricata (junto con otros nidos de tortugas marinas como Dermochelys coriacea) son frecuentemente atacados por mangostas tras la puesta.52
Tortuga carey en Tobago.

En 1996 Eretmochelys imbricata fue incluida en la Lista Roja de la UICN de especies amenazadas, clasificada como especie en peligro crítico de extinción.1 Su estatus como especie amenazada de extinción, fue cuestionada con anterioridad con dos propuestas que alegaban que esta tortuga (junto con otras tres especies) contaba con varias poblaciones estables significativas a lo largo de todo el mundo. Esas peticiones fueron rechazadas por la UICN basándose en su análisis de los datos presentados por la Marine Turtle Specialist Group (MTSG) que mostraban que la población mundial de tortugas carey se había reducido en un 80% en las tres últimas generaciones de la especie y que no se había producido ningún aumento significativo de las poblaciones desde 1996. A la vista de estos datos, la UICN asignó la consideración de en peligro crítico (CR A1) en el estatus de la especie. Sin embargo no se le aplicó el grado A2, porque la UICN consideró que no había datos suficientes que demostraran que su población fuera a tener una disminución de más del 80% en el futuro.53

Históricamente, E. imbricata fue catalogada por primera vez como especie amenazada por la UICN en 1982.54 Mantuvo esta consideración durante varias reevaluaciones: en 1986,55 1988,56 1990,57 y 1994,58 hasta su consideración como especie en peligro crítico de extinción en 1996.

La especie (junto con toda la familia Cheloniidae) fue incluida en el Apéndice I del Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies de Fauna y Flora Salvaje Amenazadas (CITES).6 Por este Convenio, es ilegal la importación o exportación de productos derivados de estas tortugas, así como matar, capturar o acosar a tortugas carey.45

Ha recibido 22 puntos

Vótalo:

Tritón Ibérico

47. Tritón Ibérico

El tritón ibérico (Lissotriton boscai, antes Triturus boscai) es una especie de anfibio urodelo de la familia Salamandridae, endémico de la mitad noroccidental de la Península ibérica. De tamaño pequeño, compacto, de hocico redondeado, a menudo con un surco longitudinal. Dorso parduzco en el... Ver mas
El tritón ibérico (Lissotriton boscai, antes Triturus boscai) es una especie de anfibio urodelo de la familia Salamandridae, endémico de la mitad noroccidental de la Península ibérica.

De tamaño pequeño, compacto, de hocico redondeado, a menudo con un surco longitudinal. Dorso parduzco en el macho y pardo aceituna en la hembra. Vientre amarillo a naranja con bordes claros y manchado de negro. Miden entre 8 y 9 cm. Se alimenta de gusanos, insectos y pequeños crustáceos.

Pasan el día bajo las piedras, saliendo a cazar de noche. Se aparean en charcas y estanques pequeños, también en pozos. Observa retiro invernal.
Identificación

Es un urodelo de pequeño tamaño que puede alcanzar hasta 97 mm de longitud total. Los machos no desarrollan cresta dorsal, sino sólo una cresta caudal baja durante el periodo de celo. La cola, de similar longitud al cuerpo, está comprimida lateralmente, y en los machos acaba en un pequeñísimo filamento. La coloración de cabeza y dorso es de color pardo o marrón, y ventralmente es de color naranja o rojizo, sobre el que destacan conspicuas manchas o puntos gruesos negros, irregularmente dispuestos, pero frecuentemente alineados lateralmente.

Los renacuajos miden entre 10 y 18 mm, y son de color amarillento con un leve diseño punteado en oscuro y presenta una cresta dorsal que se continúa hasta el final de la cola, donde acaba en ángulo agudo.
Estatus de conservación

En España se cataloga como especie de preocupación menor (LC).
Distribución

Es un endemismo ibérico distribuido por la mitad occidental de la Península Ibérica. Su distribución incluye localidades desde escasa altitud y muy próximas al mar (como ocurre en el área de Doñana) hasta zonas montañosas (hasta aprox. 1.800 msnm), encontrándose preferentemente en zonas entre 400 y 1.000 msnm. El clima que caracteriza a la mayoría de sus hábitats es de carácter mediterráneo oceánico y continental, con precipitaciones anuales normalmente inferiores a 900 mm, aunque en el norte es también abundante en zonas de clima templado frío oceánico, con mayor abundancia de precipitaciones.
Hábitat

Se encuentra en biotopos muy diversos, como bosques de encinas, alcornoques o robles, pinares, plantaciones de eucalipto, zonas de matorral y cultivos e incluso zonas arenosas costeras. Para su reproducción requiere pequeñas charcas temporales, estanques, pozas, arroyos con zonas remansadas, abrevaderos o fuentes. En Salamanca se cita también su reproducción en medios permanentes.
Ecología trófica

Durante su fase acuática los adultos se alimentan de invertebrados acuáticos, especialmente larvas de dípteros. Los renacuajos consumen sobre todo crustáceos planctónicos, incluyendo también en su dieta larvas de dípteros y otros invertebrados acuáticos.
Biología de la reproducción

En el sur, los adultos acuden a los medios acuáticos para reproducirse en otoño, manteniéndose la época de cortejos y ovoposición durante el invierno. Los renacuajos se observan de febrero a junio, completando la metamorfosis los primeros individuos en mayo. En otras zonas del centro y norte de su área de distribución, los adultos comienzan la reproducción en febrero, prolongándose hasta julio. Los primeros renacuajos se observan en primavera, y completan su metamorfosis de julio a septiembre.
Interacciones entre especies

Se ha descrito una alta similitud en el uso de hábitats reproductivos con Triturus pygmaeus. Sus renacuajos tienen dietas similares, pero mantienen distintas estrategias de caza, acechando a sus presas normalmente tras una búsqueda lenta por el fondo de las charcas, mientras que T. pygmaeus las ingiere rápidamente tras observar su movimiento en la columna de agua.
Patrón social y comportamiento

En fase terrestre, los adultos, en determinadas situaciones de peligro, exhiben una postura determinada que consiste en arquear el cuerpo, levantando la cola y la cabeza y estirando las extremidades, mostrando así la coloración anaranjada o rojiza de la zona ventral de cuerpo, cabeza y cola.

Al principio de la fase acuática, los adultos muestran actividad crepuscular, pero conforme avanza el periodo reproductor tiende a extender su actividad durante el periodo diurno.

La actividad estacional varía a lo largo de su área de distribución. En el norte pueden estar inactivos en invierno, mientras que en las poblaciones del sur, el periodo de inactividad se sitúa en verano. En algunas poblaciones, los tritones tienen actividad terrestre manteniendo también una fase acuática asociada a la reproducción, mientras que en otras poblaciones se pueden observar individuos en fase acuática durante todo el año.

Ha recibido 21 puntos

Vótalo:

Rana Ibérica/Patilarga

48. Rana Ibérica/Patilarga

La rana patilarga (Rana iberica) es una pequeña rana roja, del grupo de Rana temporaria, que habita el norte de Portugal, Galicia, la cordillera Cantábrica y el Sistema Central ibérico, en sus sectores occidentales y centrales. Es una rana de montaña, que se encuentra en arroyos y charcas de... Ver mas
La rana patilarga (Rana iberica) es una pequeña rana roja, del grupo de Rana temporaria, que habita el norte de Portugal, Galicia, la cordillera Cantábrica y el Sistema Central ibérico, en sus sectores occidentales y centrales.

Es una rana de montaña, que se encuentra en arroyos y charcas de agua fría sobre sustrato rocoso y entre vegetación de ribera. Captura sobre todo presas terrestres, principalmente insectos y arañas.

Ha recibido 21 puntos

Vótalo:

Rana Ágil

49. Rana Ágil

La rana ágil (Rana dalmatina) es una especie de anfibio anuro de la familia Ranidae. Es común en el norte, centro y sur de Europa. Tiene unas patas excepcionalmente largas y gracias a esto es capaz de elevarse varios metros. Es de color marrón pálido. Posee manchas marrón oscuro en el dorso. Se... Ver mas
La rana ágil (Rana dalmatina) es una especie de anfibio anuro de la familia Ranidae. Es común en el norte, centro y sur de Europa. Tiene unas patas excepcionalmente largas y gracias a esto es capaz de elevarse varios metros. Es de color marrón pálido. Posee manchas marrón oscuro en el dorso. Se puede distinguir a los machos de las hembras por sus patas posteriores más anchas. Vive en bosques abiertos y en praderas pantanosas; pasa el invierno y las temporadas secas bajo troncos y rocas. Se reproduce en primavera.

Ha recibido 20 puntos

Vótalo:

Esliizón Ibérico

50. Esliizón Ibérico

El eslizón ibérico (Chalcides bedriagai) es una especie de lagarto de la familia Scincidae. Descripción Lagarto de pequeño tamaño, con una cabeza pequeña, triangular, ensanchada y con hocico redondeado. Cuerpo corto y grueso de sección redondeada o cuadrangular, recubierto de escamas lisas y... Ver mas
El eslizón ibérico (Chalcides bedriagai) es una especie de lagarto de la familia Scincidae.
Descripción

Lagarto de pequeño tamaño, con una cabeza pequeña, triangular, ensanchada y con hocico redondeado. Cuerpo corto y grueso de sección redondeada o cuadrangular, recubierto de escamas lisas y brillantes. Extremidades pequeñas, cola de sección circular de menor longitud que el cuerpo. Especie con dimorfismo sexual, las hembras son de mayor tamaño, la coloración puede ser de pardo-amariollenta a olivaceo, con el vientre de coloración blanquecina o amarillenta.
Distribución

Es una especie endémica de la Península Ibérica y se distribuye en la mayor parte de ella, excepto en el extremo norte (Cordillera Cantábrica, Asturias y País Vasco). Por el oeste alcanza las zonas costeras del sur de La Coruña. Existen poblaciones insulares tanto en el Atlántico (Islas Cíes, Isla de Ons, Isla de Sancti Petri), como en el Mediterráneo (islas del Mar Menor e Isla de Tabarca).
Hábitat

La práctica totalidad de su área de distribución se encuentra dentro de la región bioclimática mediterránea y en las zonas más frescas, sudoeste de Galicia, sur de Cantabria y norte de Burgos, siempre ocupa áreas muy térmicas.

Necesita una serie de requerimientos básicos, suelos (preferentemente arenoso o terroso), abundantes refugios (piedras, raíces y hojarasca) y orientación (solanas termícas), cuya falta o escasez pueden limitar su presencia.
Amenazas

Al ser una especie en general escasa, con una distribución muy localizada y vinculada a determinados hábitat, cualquier modificación de estos provocan la desaparición de toda la población. Las poblaciones insulares y costeras son las que están más amenazadas por la excesiva presencia humana y sus consecuencias (incendios, captura ilegal, destrucción de hábitat, etc.) y la presión urbanística en las costas tanto mediterráneas como atlánticas, hacen temer por su conservación.

Ha recibido 20 puntos

Vótalo:

Lagartija Cenicienta

51. Lagartija Cenicienta

La lagartija cenicienta (Psammodromus hispanicus) es una especie de lagartija en la familia Lacertidae, propia de Francia, Portugal y España. Sus hábitats son zonas con vegetación arbustiva mediterránea, pastizales templados, áreas costeras arenosas, tierra arable, pasturas y jardines rurales... Ver mas
La lagartija cenicienta (Psammodromus hispanicus) es una especie de lagartija en la familia Lacertidae, propia de Francia, Portugal y España.

Sus hábitats son zonas con vegetación arbustiva mediterránea, pastizales templados, áreas costeras arenosas, tierra arable, pasturas y jardines rurales.

Está amenazada por pérdida de hábitat.
Historia y origen

Fue descrita por Fitzinger en 1826. Su nombre científico Psammodromus hispanicus; Psammodromus del idioma griego significa "Psammos" (arena) y "Dromos" (corredor) así: "Corredor de la arena"; hispanicus del latín "de Hispania" (el nombre romano de la Península Ibérica).
Características

Sus huevos miden 9 x 6 a 13 x 8 mm; la joven postura de 20-25 mm de largo, pudiendo alcanzar 5 cm de largo, su talla es de 1,5 su cuerpo, su máximo corporal es de 15 cm. Son delgados y alargados. Tiene cabeza puntuda, y cola muy larga, tienen escamas. Su coloración varía entre el pardo y el ceniciento con dos rayas longitudinales de un color amarillento a cada lado junto con manchas pardas y negras. Son pardos oscuros, oliva pardo o rojo muy oscuro. Su trompa es amarillenta. La hembra es más grande en primavera por sus huevos.

Al igual que las lagartijas colilarga y colirroja al ser capturadas emiten sonidos agudos fácilmente audibles.

Se caracterizan, como el resto de los psammodromus, por las escamas carenadas en lomo y costados.


Subespecies

hispanicus - de la Península Ibérica
edwarsianus - de Provenza


Biología
Dieta

Básicamente comen insectos y arañas.


Hábitos defensivos

Si se lo molesta, se esconde huyendo a vegetación densa. Si se los captura, muerden.


Reproducción

Se reproducen tras salir de su hibernación en primavera. Después de sólo pocas semanas pone 2-8 huevos, debajo de heno, o de pilas de ramas. Se incuban por 8 semanas. La hembra puede poner 2 puestas.


Madurez sexual, expectativa de vida

Vive solo 2-3 años, y muchos mueren después de la primera temporada de apareamiento; alcanzando su madurez sexual en su primer año.


Hábitos

Son activos de día. Suelen pasar corriendo entre grupos de vegetación.


Ecología

Se hallan hasta 1.500 msnm, en áreas secas y abiertas del Mediterráneo.

Son predados por muchas especies: aves, insectos grandes, víboras, mamíferos.

Ha recibido 19 puntos

Vótalo:

Tortuga Verde

52. Tortuga Verde

a tortuga verde (Chelonia mydas) es una gran tortuga marina que pertenece a la familia de los quelónidos (Chelonioidea). La especie se distribuye por los mares tropicales y subtropicales alrededor del mundo, con dos poblaciones distintas en los océanos Atlántico y Pacífico. Son verdes debido a... Ver mas
a tortuga verde (Chelonia mydas) es una gran tortuga marina que pertenece a la familia de los quelónidos (Chelonioidea). La especie se distribuye por los mares tropicales y subtropicales alrededor del mundo, con dos poblaciones distintas en los océanos Atlántico y Pacífico. Son verdes debido a la grasa que tienen debajo de su caparazón.

Como especie reconocida en peligro de extinción por la UICN y la CITES, su explotación está protegida en casi todos los países del mundo. Es ilegal capturar, dañar o matar tortugas de este tipo. Adicionalmente, algunos países han implementado varias leyes para proteger a las tortugas y sus sitios de anidación dentro de su jurisdicción. Sin embargo, la población de tortugas aún está en peligro de extinción debido a algunas prácticas humanas. En algunos países, las tortugas son aún cazadas por su carne y sus huevos son recolectados de los nidos para ser comidos. La contaminación daña también indirectamente a las poblaciones de tortugas. Muchas tortugas quedan atrapadas en las redes de pesca y mueren ahogadas. Finalmente, las tortugas pierden su hábitat debido a la expansión de los sitios de habitación humana. Esta ha sido una importante causa en la pérdida de los sitios de anidación de la tortuga verde.
Anatomía y morfología
Una C. mydas hawaiana inmadura.

La apariencia de una tortuga verde es la típica de una tortuga marina. Chelonia mydas tiene un cuerpo dorsoventral aplanado, una cabeza con cuello corto, aletas con forma de remo adaptadas para el nado.1 Las tortugas verdes adultas pueden crecer hasta 1,66 m de longitud.2 A pesar que se han capturado tortugas con un peso de hasta 315 kg, el peso promedio de una tortuga verde adulta oscila los 200 kg. El ejemplar de Chelonia mydas más pesado que se ha registrado pesó 395 kg.3
Escamas córneas
capitales:
Frontoparietal
Frontal
Supraocular
Prefrontal
Postocular
Escalación
del caparazón
y del plastro
de C. mydas.

Anatómicamente, hay algunas características que distinguen a la tortuga verde de los demás miembros de su familia. A diferencia de su pariente cercano, la tortuga carey, el hocico de la tortuga verde es muy corto y su pico no tiene forma de gancho. La vaina callosa de la mandíbula superior de la tortuga posee un borde ligeramente denticulado, mientras que su mandíbula inferior tiene una denticulación más fuerte, serrada y definida. La superficie dorsal de la cabeza de la tortuga tiene un solo par de escamas frontales. Su caparazón está compuesto de cinco scuta (escudos) centrales flanqueados por cuatro pares de scuta laterales. Debajo, la tortuga verde tiene cuatro pares de scuta infra-marginales que cubren un área entre caparazón y su concha. Las C. mydas maduras poseen extremidades frontales de una sola garra (la tortuga carey tiene dos garras), aunque algunos especímenes jóvenes poseen dos garras.4

El caparazón de la tortuga es conocido por tener varios patrones de colores que cambian a través del tiempo. Las tortuguitas C. mydas, similar a otras tortugas marinas, tienen caparazones predominantemente negros, con conchas de colores claros. Los caparazones de los jóvenes son café oscuro o verde oliva, mientras que los de las tortugas adultas con completamente cafés, manchados o con una variedad de rayos. Debajo, la concha de la tortuga tiene una tonalidad de amarillo. Las extremidades de C. mydas poseen una tonalidad oscura delineada con amarillo, y son usualmente marcadas con una gran mancha café en el centro de cada extremidad.5 6
Distribución

La distribución de Chelonia mydas se extiende por los océanos tropicales y subtropicales de todo el mundo. Existen dos grandes subpoblaciones de C. mydas: la subpoblación del Atlántico y la del Pacífico. Cada subpoblación es genéticamente distinta, con su propios territorios de alimentación y anidación.5
Subpoblación atlántica
Una C. mydas nadando en un arrecife de coral del mar Caribe.

Chelonia mydas puede ser encontrada generalmente por todo el océano Atlántico. Las tortugas han sido vistas tan al norte como en Canadá en el Atlántico Occidental, y en las Islas Británicas en al Atlántico oriental. El rango sur de la subpoblación del atlántico se extiende hasta el extremo sur de África en el este y hasta Argentina en el Atlántico Occidental. Los más grandes sitios de anidación en la región pueden ser encontrados en distintas islas del Caribe, a lo largo de las costas este de los Estados Unidos, la costa este de América del Sur, la costa caribeña en Costa Rica, y en islas aisladas en el Atlántico Sur.

En el Caribe, los más importantes sitios de anidación han sido identificados en la Isla de Aves, las Islas Vírgenes de los Estados Unidos, Puerto Rico y Costa Rica. Uno de los sitios más importantes para la anidación de la tortuga verde en la región es Tortuguero en Costa Rica.7 De hecho, la gran mayoría de la población caribeña de Chelonia mydas proviene de unas pocas playas ubicadas en Tortuguero, lo cual lo convierte en uno de los sitios más importantes del mundo para C. mydas.8 En los Estados Unidos, se han identificado sitios importantes en el estado de Georgia, Carolina del Norte y del Sur, y a lo largo de la costa en Florida. Sitios de anidación en Suramérica incluyen las playas en Surinam y la Guayana Francesa.9 En el sur del océano atlántico, el sitio de anidación más notable ocurre en la isla de isla Ascensión.1 En esa isla en particular, la anidación ocurre con un volumen de 6.000 hasta 13.000 nidos individuales de tortuga al año.10 11

A diferencia de sus sitios de anidación, los que se encuentran bastante concentrados, Chelonia mydas se alimenta en sitios muy distribuidos a través de la región.1 12
Subpoblación indo-pacífica
Archivo:Turtle in Indonesia.ogv
Tortuga verde en su habitad natural.
Una tortuga verde a punto de salir a la superficie para respirar en Kona, Hawái.
Una tortuga verde en playa Arena Negra, Hawái.

En el océano Pacífico, el ámbito de la tortuga verde alcanza tan al norte como la costa sur de Alaska y al sur hasta Chile. En el pacífico occidental, frecuentan Japón y algunas partes del sur de Rusia. Al sur, llegan hasta el extremo norte de Nueva Zelanda y algunas islas al sur de Tasmania. Las tortugas pueden ser halladas por toda la extensión del océano Índico.13

Algunos autores consideran esta subpoblación como una especie separada, con el nombre Chelonia agassizii; otros la consideran una simple subespecie de C. mydas, con el nombre Chelonia mydas agassizii.14 ; mientras que otros creen que no hay justificación para diferenciarlas taxonómicamente.15

Los sitios de anidación están distribuidos por toda la región. La tortuga verde del pacífico tiene sitios de anidación en México, el archipiélago de Hawái, el Pacífico Sur, la costa norte de Australia y el Sureste Asiático. En el océano Índico, los mayores sitios de anidación han sido encontrados en la India, Pakistán y otros países costeros de la región. Algunos pocos sitios de anidación han sido reportados a lo largo de la costa este del continente africano, incluyendo algunas islas en aguas alrededor de Madagascar.13

Los sitios de anidación de las tortugas verdes del pacífico oriental están ampliamente estudiados a lo largo de la costa mexicana. Se ha descubierto que estas tortugas se alimentan de pasto marino en el golfo de California.16 Las tortugas verdes que pertenecen a la subpoblación hawaiana anidan en la sección protegida de French Frigate Shoals, unos 800 km al oeste de la islas hawaianas.17 En las Filipinas, las tortugas verdes anidan en las Turtle Islands junto con las tortugas carey.18 Hay también algunos sitios de anidación en Indonesia, uno de ellos en la Reserva Nacional Meru Betiri en Java Oriental.19 Las tortugas verdes en la Gran barrera de coral tienen dos poblaciones genéticamente distintas; una en el norte de la Gran Barrera y la otra en el sur. Dentro del arrecife, se han identificado veinte distintas ubicaciones separadas, que consisten de pequeñas islas y cayos, que sirven como sitios de anidación para Chelonia mydas. De estos, el más importante es el ubicado en la isla Raine.20 21

También son comunes sitios de anidación en ambos extremos del mar Arábigo, ambos en Ash Sharqiyah, Omán, y a lo largo de la costa de Karachi, Pakistán. Algunas playas específicas a lo largo del área son sitios de anidación para C. mydas y su subpoblación, Lepidochelys olivacea. Las arenosas playas de Sind y Baluchistán también son reconocidos sitios de anidación. A unos 25 kilométros de la costa de Pakistán, se encuentra la isla Astola, otra playa reconocida para la anidación.22 23 24

El 30 de diciembre de 2007, unos pescadores que utilizaban una red, capturaron accidentalmente una tortuga verde de 80 kg, 93 cm de longitud y 82 cm de ancho, cerca de Barangay Bolong, Zamboanga, Filipinas. Diciembre es la época de apareamiento para las tortugas verdes en las cercanías de la playa de Bolong.25
Ecología y ciclo vital
Una C. mydas nadando.

C. mydas es una de las especies de tortuga marina más estudiada, y mucho de lo que se sabe de las tortugas marinas en general proviene de los estudios realizados sobre la tortuga verde. La ecología de Chelonia mydas cambia drásticamente a través de cada una de las etapas de su vida. Por ejemplo, las tortuguitas recién nacidas son organismos carnívoros, pelágicos, parte del mini-necton del océano abierto. En contraste, las tortugas jóvenes inmaduras y las adultas son halladas frecuentemente en pastos marinos cerca de la costa, como los herbívoros.
Hábitat
Una C. mydas nadando en Hawái.

Las tortugas verdes alternan en tres distintos tipos de hábitat, dependiendo de las etapas de su vida. Las playas de anidación son los lugares donde regresan para poner sus huevos. Las tortugas marinas adultas pasan la mayor parte de su tiempo en aguas costeras poco profundas ricas en pasto marino. Esta especie en particular es reconocida por ser muy selectiva en cuanto a los sitios de alimentación y apareamiento, tanto que generaciones enteras pueden migrar alternativamente entre las mismas áreas de anidación y apareamiento.1

Luego de anidar, se sabe que durante los primeros cinco años de su vida, las tortugas pasan la mayor parte de su tiempo en zonas de convergencia en el océano abierto.22 26 Estas tortugas jóvenes son muy poco vistas pues nadan en aguas profundas.27
Ecología trófica

Como animales grandes y bien protegidos, las tortugas verdes adultas tienen pocos enemigos y depredadores. Solamente los seres humanos y los tiburones grandes se alimentan con C. mydas adultos. Específicamente, los Galeocerdo cuvier (tiburones tigre) son depredadores de las tortugas verde en las aguas de Hawái.28 Las tortugas jóvenes y las tortuguitas tienen muchos más depredadores, incluyendo al cangrejo, mamíferos pequeños, y aves costeras.5

Las Chelonia mydas adultas son obligatoriamente herbívoras. Se alimentan casi exclusivamente de varias especies de pasto marino y macroalga.22 Han sido observadas apacentando en varias especies de macroalgas, específicamente, Caulerpa, Turbinaria, Spyridia, Codium y Ulva.28 Mientras que las tortugas adultas son completamente herbívoras, las jóvenes subsisten de una cantidad de invertebrados marinos.27 Las presas predilectas son los cnidaria y crustáceos pequeños. La ingesta de material vegetal crece proporcionalmente con la edad, hasta que como adultos son exclusivamente herbívoros.5 29 Aunque se ha alegado que las tortugas verdes no se alimentan mientras están en sus áreas respectivas de anidación, se ha descubierto que las tortugas encintas sí se alimentan en las aguas que rondan estos sitios.21
Ciclo de vida
Una tortuga verde hembra anidando en la playa.

A diferencia de muchas tortugas marinas, las cuales pasan gran parte de su vida adulta en el océano, las tortugas verdes del pacífico pueden ingresar a playas aisladas durante el día para tomar el sol.5

Las tortugas verdes migran grandes distancias entre sus lugares de alimentación seleccionados y las playas donde nacieron. Algunas C. mydas han nadado distancias de hasta 2.600km para llegar a sus lugares de desove. Las tortugas maduras regresarán usualmente a la misma playa exacta donde nacieron. Las tortugas hembra usualmente se aparean cada dos a cuatro años. Los machos, por el contrario, hacen viajes a las zonas de apareamiento cada año.30 Como muchas especies que son encontradas en amplias zonas latitudinales, las épocas de apareamiento varían entre las distintas poblaciones. Para casi todas las Chelonia mydas en el Caribe, la época de apareamiento va desde junio hasta septiembre.1 La subpoblación de la Guyana Francesa anida entre marzo y junio.9 En los trópicos, las tortugas verdes anidan a lo largo del año, con algunas subpoblaciones en épocas específicas del año. En Pakistán, C. mydas anida durante todo el año pero prefiere hacerlo durante los meses de julio a diciembre.23

Las tortugas verdes se reproducen de la forma usual en que lo hacen las tortugas marinas. Las tortugas hembra controlan el apareamiento; los machos no pueden forzar a las hembras a aparearse. Aunque no parece ofrecer una mayor supervivencia a la crías, unas pocas poblaciones de tortuga verde practican la poliandria cuando se aparean.31 Luego de aparearse en el agua, las hembras se desplazan hasta la playa sobre la línea de marea alta. Al llegar a un sitio adecuado de anidación, la hembra cava un hoyo en la arena con sus aletas traseras y deposita los huevos. El número de huevos depende de la edad de la tortuga y difiere entre especies, pero en C. mydas oscila entre 100 y 200 huevos. Luego de depositar los huevos, la hembra cubre el nido con arena y regresa al mar.5
Una tortuguita C. mydas.

Luego de 45 a 75 días, los huevos se parten. Como sucede con otras tortugas marinas, los huevos de C. mydas se rompen durante la noche y las nuevas tortuguitas se dirigen instintivamente hacia el borde del agua. Este es indudablemente el tiempo más peligroso en la vida de una tortuga, cuando van rumbo al agua, pues varios depredadores como las gaviotas o los cangrejos atrapan muchas de ellas. Un porcentaje significativo de tortuguitas nunca llega al agua. Como con otras especies de tortuga marina, poco se sabe de las primeras etapas en la vida de las C. mydas.1 Luego de este viaje hacia el mar, las tortugas pasan de tres a cinco años en el océano abierto como carnívoras, para luego, conforme van entrando en la edad adulta, se tornan poco a poco más herbívoras y frecuentan aguas menos profundas.27 Se especula que tardan de 20 a 50 años para alcanzar la madurez. Se sabe que las tortugas alcanzan edades de hasta 80 años.5
Historia evolutiva

La tortuga verde es miembro de la tribu Chelonini. En un estudio llevado a cabo en 1993, el status del género Chelonia con respecto a otras tortugas marinas fue clarificado. Eretmochelys imbricata (carey), Caretta caretta y Lepidochelys fueron confirmadas en la tribu Carettini. Se descubrió que Chelonia era suficientemente distinta para tener su propio status.32
Etimología e historia taxonómica
Una tortuga verde hembra regresando al mar luego de anidar en la isla Redang, Malasia.

Las especies fueron originalmente descritas por Carlos Linneo en 1758 como Testudo mydas.33 En 1868, Marie Firmin Bocourt describió una especie particular de tortuga marina como Chelonia agassizii.34 Esta "especie" era referida como la tortuga del mar negro.35 Sin embargo, investigaciones posteriores determinaron que la "tortuga del mar negro" no era genéticamente distinta de C. mydas y por lo tanto, no era taxonómicamente otra especie.36 Estas dos especies fueron consolidadas en una sola, Chelonia mydas, y se les asignó estatus de subespecie. C. mydas mydas se refiere a la tortuga originalmente descrita, y C. mydas agassizi se refiere a la población del pacífico.37 38 Esta subdivisión fue luego declarada como inválida, y todos los miembros de la especie se designaron como Chelonia mydas. El nombre C. agassizi se mantiene aún como un sinónimo equívoco de C. mydas.

El nombre común de la especie no se deriva de su particular coloración verde. La tortuga verde se llama así por el color verde de la grasa de la tortuga, la cual se encuentra solamente en una capa entre sus órganos internos y su concha.29 Como especie distribuida por todo el mundo, la tortuga verde tiene distintos nombres en varios idiomas y dialectos. A esta especie también se le conoce como "tortuga blanca" y "cahuama".39 En Hawái, se la denomina con la palabra honu.17
Sinonimia

Testudo mydas
Testudo macropus
Testudo marina
Testudo cepediana
Caretta cepedii
Chelonia lachrymata
Chelonia midas
Euchelus macropus
Chelonia albiventer
Thalassiochelys albiventer
Mydas viridis
Chelone mydas
Natator tessellatus40

Importancia para los humanos
Tortugas verdes recolectadas en el muelle de Cayo Hueso, Florida.

Mientras que en casi todos los países está prohibido cazar esta especie, así como a otros miembros de su familia, la caza de tortugas marinas continúa alrededor del mundo. Junto con otras tortugas marinas, la tortuga verde es atrapada intencional y accidentalmente en varias regiones del mundo. Previo a la implementación de varias medidas de protección, la piel de la tortuga era curtida y utilizada como cuero para elaborar bolsos, especialmente en Hawái.17 En la antigua China, la carne de las tortugas marinas era considerada una especialidad.41 Particularmente para esta especie, la grasa y el cartílago era apetecidos para cocinar la sopa de tortuga.29

En Indonesia, los huevos de tortuga son una especialidad culinaria en la isla de Java. Sin embargo, la carne de tortuga es considerada como Haram o "sucia" por la Ley Islámica. En Bali, la demanda de carne de tortuga para satisfacer la demanda en ceremonias y festivos religiosos ha fomentado la proliferación de criaderos de tortuga en las partes más remotas del archipiélago de Indonesia.42 Bali ha importado tortuga marina desde los años de 1950.43 La etnia balinesa no come los huevos, los cuales son más bien vendidos a los musulmanes locales. Los usos tradicionales de las tortugas en Bali eran considerados sostenibles, pero se ha cuestionado crecientemente esta práctica, considerando la mayor población humana y la mayor demanda. La crianza de tortuga para consumo en esta región es considerada una de las mayores del mundo.42

Antes de la inclusión de las tortugas en la Endangered Species Act y en CITES, las granjas comerciales como la "Cayman Turtle Farm" en las Indias Occidentales las criaban para la venta comercial. Las granjas llegaron a tener más de 100.000 tortugas. Cuando el mercado fue cerrado como medida de protección, alguna de estas granjas cerraron y otras redujeron considerablemente su producción. Las granjas que han sobrevivido han sido transformadas en atracciones turísticas y albergan unas 11.000 tortugas.44
Conservación
Una C. mydas en Hawái.

Existen varias amenazas para la supervivencia de la especie. Estas incluyen la caza de las tortugas por su carne, y el saqueo de sus nidos en busca de los huevos.

Como miembro de la familia Chelonioidea, Chelonia mydas está listada en el Apéndice I de CITES desde el 3 de mayo de 2007.45 La especie fue originalmente listada en el Apéndice II en 1975. La familia entera fue puesta bajo el Apéndice I en 1977, con la excepción de la subpoblación australiana de C. mydas. En 1981, todas las poblaciones de la especie fueron puestas en el Apéndice I. De acuerdo con el Apéndice I de CITES, es ilegal importar, exportar, matar, capturar o perturbar a las tortugas verdes.46
Iniciativas de conservación específicas por país
Una C. mydas en el Acuario Kaiyukan de Osaka, Japón.

Adicionalmente al trabajo de las entidades globales como la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y CITES, algunos países en específico alrededor del mundo con jurisdicción sobre sitios de anidación y alimentación de la tortuga han hecho esfuerzos individuales para la conservación y la protección de la especie.

El turismo ecológico ha sido un impulso importante en Sabah, Borneo. Personal en la isla recolecta algunos de los huevos que son depositados cada noche y los colocan en un ambiente de protección contra depredadores. La incubación de los huevos toma aproximadamente 60 días. Una vez abiertos, se permite a los turistas a que asistan en la liberación de las tortuguitas en el mar.47 El Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos clasificó C. mydas como especie en peligro, haciendo así que sea una ofensa federal la captura o matanza de las tortugas. En parte a esto, la subpoblación hawaiana de la tortuga verde ha aumentado considerablemente en cantidad, y también se han desarrollado iniciativas de eco-turismo. Estudiantes de la Hawaii Preparatory Academy han etiquetado miles de tortugas desde principios de los años 90.17 En el Reino Unido, la especie está protegida por el Biodiversity Action Plan.48 La rama en Pakistán del Fondo Mundial para la Naturaleza ha iniciado varios proyectos para proteger la anidación de tortugas desde los 80s. Sin embargo, la población de tortugas ha continuado en disminución por una serie de factores.22

En el atlántico, las iniciativas de conservación se han centrado alrededor de los sitios de anidación en el caribe. En las playa de anidación en Parque Nacional Tortuguero, Costa Rica, se han impuesto límites a la recolección de huevos de tortuga desde la década de 1950. Dos décadas después, el Parque Nacional Tortuguero fue establecido en 1976 para asegurar la protección de los sitios de anidación en la zona.7 En la isla Ascensión, donde se encuentran unas de las playas de anidación más importantes para la especie, se ha implementado un programa activo de conservación.49 La organización de conservación Karumbé desde 1999 monitorea las áreas de alimentacón y desarrollo de la tortugas verdes en Uruguay.

Ha recibido 18 puntos

Vótalo:

Tritón Palmeado

53. Tritón Palmeado

El tritón palmeado (Lissotriton helveticus antes Triturus helveticus) es una especie de anfibio urodelo de unos 10 cm de longitud, de la familia Salamandridae. Se encuentra en Europa occidental y del norte, en lagunas, lagos, canales, bosques, pastizales y zonas agrícolas y, ocasionalmente en... Ver mas
El tritón palmeado (Lissotriton helveticus antes Triturus helveticus) es una especie de anfibio urodelo de unos 10 cm de longitud, de la familia Salamandridae.

Se encuentra en Europa occidental y del norte, en lagunas, lagos, canales, bosques, pastizales y zonas agrícolas y, ocasionalmente en áreas costeras, entre el nivel de mar y unos 2000 metros de altitud. Pasa el periodo de apareamiento (febrero a mayo) en el agua, poniendo de 100 a 300 huevos que eclosionan en 2 o 3 semanas. Las larvas cohabitan habitualmente con otros anfibios como Triturus marmoratus y sufren una metamorfosis entre la sexta y novena semana de vida. En áreas más frías, las larvas a veces pasan el invierno en el agua sufriendo la metamorfosis al año siguiente. Son sexualmente maduros al segundo año, aunque también hay neotenia en esta especie. Los adultos hibernan en tierra, debajo de troncos o piedras de noviembre a marzo, o, excepcionalmente, dentro del agua. Se alimenta de diversos invertebrados. Vive unos 12 años.
Larva del tritón palmeado mostrando las branquias externas a los lados de la cabeza.

Los machos adquieren membranas interdigitales en los miembros posteriores durante la época de reproducción, de ahí su nombre.

Las poblaciones más relevantes de la especie en España se encuentran en Urkiola, las lagunas de Neila y en Pozo Negro (única y amenazada población de la subespecie punctillatus).
Distribución de las subespecies

Lissotriton helveticus helveticus - del norte de Alemania al nordeste de España.
Lissotriton helveticus punctillatus - Pozo Negro, Sierra de la Demanda, Burgos, España.
Lissotriton helveticus alonsoi - Noroeste de la Península Ibérica; en Portugal, al norte del río Voga.

Ha recibido 17 puntos

Vótalo:

Sapo de Espuelas

54. Sapo de Espuelas

El sapo de espuelas (Pelobates cultripes) es una especie de anfibios anuros de la familia Pelobatidae. Distribución Su distribución mundial se limita exclusivamente a la Península Ibérica y a las costas mediterráneas y sudoccidentales de Francia. Dentro de la península tiene una distribución... Ver mas
El sapo de espuelas (Pelobates cultripes) es una especie de anfibios anuros de la familia Pelobatidae.
Distribución

Su distribución mundial se limita exclusivamente a la Península Ibérica y a las costas mediterráneas y sudoccidentales de Francia. Dentro de la península tiene una distribución prácticamente continua haciéndose sus poblaciones más escasas o desapareciendo en el norte (cornisa cantábrica y Galicia).
Hábitat

Los ambientes terrestres que ocupa normalmente el sapo de espuelas, suelen ser terrenos arenosos, con charcas, arroyos estacionales o marismas cercanas. Son especialmente abundantes en las dehesas de Extremadura y arenales del bajo Guadalquivir, zonas semiáridas del valle del Ebro y siendo escaso en zonas de montaña.

Aunque su distribución altitudinal abarca desde el nivel del mar hasta los 1.700 metros, es más frecuente encontrar poblaciones por debajo de los 1.000 m.
Amenazas

Los factores que pueden incidir sobre su nivel de conservación son comunes a los de otras especies de anuros, la destrucción directa de hábitat reproductivos como charcas, lagunas y marismas ha provocado la extinción de poblaciones, especialmente en zonas de arenales costeros y zonas destinadas a la agricultura intensiva, la contaminación por productos fitosanitarios y el exceso de carga ganadera, que provoca la eutrofización de los hábitat reproductivos. Los atropellos en carreteras en zonas reproductivas ricas en charcas y la introducción de especies foráneas como el cangrejo de río americano o ciertas especies de peces que pueden incidir en las fases embrionaria y larvaria.

Ha recibido 17 puntos

Vótalo:

Sapo Corredor

55. Sapo Corredor

El sapo corredor (Epidalea calamita)1 es una especie monotípica del género Epidalea. Es un anfibio anuro de la familia Bufonidae, nativa de áreas arenosas de Europa central y occidental. Se encuentra en una amplia variedad de hábitats, siendo capaz de sobrevivir en zonas bastante secas siempre... Ver mas
El sapo corredor (Epidalea calamita)1 es una especie monotípica del género Epidalea. Es un anfibio anuro de la familia Bufonidae, nativa de áreas arenosas de Europa central y occidental. Se encuentra en una amplia variedad de hábitats, siendo capaz de sobrevivir en zonas bastante secas siempre que disponga al menos de alguna charca para reproducirse. De hecho, es uno de los anfibios más comunes en gran parte de su área de distribución. Los adultos miden unos 6 cm de longitud. Se distingue del sapo común por una línea amarilla o verde claro longitudinal en la mitad de la espalda. Cuerpo rechoncho y muy verrugoso; glándulas parotídeas paralelas. Tienen patas relativamente largas que le dan su distintivo andar en contraste con los movimientos de salto de muchas otras especies de sapos.
Sistemática del género Epidalea

En las últimas décadas, el abaratamiento en los costes de implementación de técnicas moleculares y el gran desarrollo de estas y otras técnicas han provocado una pequeña revolución en el ámbito de la taxonomía. Muchas especies de diversos grupos zoológicos han sido reclasificadas en otras anteriormente nominadas o de nueva creación. Los anfibios son uno de los grupos en los que la actividad taxonómica es mayor, y el género Epidalea es un claro ejemplo.

Según autores, Epidalea puede ser un género independiente de la familia Bufonidae o un subgénero del gran grupo formado por el género Bufo. Darrel R. Frost postula la independencia de este género en base a las evidencias proporcionadas por los análisis filogenéticos, al igual que Pedro Beja y colaboradores, y así lo hacían Jeroen Speybroeck y Pierre-André Crochet en 2007.2 Sin embargo, Alain Dubois y Roger Bour sostienen que Epidalea debe permanecer como subgénero de Bufo ya que mantienen la capacidad de producir adultos híbridos viables.3 Muchos otros autores, como Albert Masó y Manuel Pijoan o los mismos Speybroeck, Crochet y Wouter Beukema se mantienen en esta segunda postura más conservadora a la espera de nuevas investigaciones. En cualquier caso, todos estos autores coinciden en que se debe ahondar más en las investigaciones para llegar a un acuerdo al respecto.4
Sinonimia de la especie

Bufo calamita Laurenti, 1768
Rana foetidissima Hermann, 1783
Rana portentosa Blumenbach, 1788
Rana ecaudata Razoumovsky, 1789
Bufo cruciatus Schneider, 1799
Rana mephitica Shaw, 1802
Bufo portentosa Leunis, 1844
Epidalea calamita Cope, 1864
Bufo calamita var. alpestris Koch, 1872
Bufo viridis var. calamita Camerano, 1884

Descripción

Sapo de entre 5 y 6 cm de longitud, con máximos en las hembras de 9,5 cm y en los machos de 9 cm. Muy raramente alcanzan los 12 cm. Las tallas de las poblaciones ibéricas son algo mayores que las centroeuropeas, a excepción de la población de Doñana donde se observa un fenómeno de enanismo.

Es de aspecto robusto, con las pupilas horizontales, el iris verdoso y las glándulas parotídeas muy marcadas y paralelas. Poseen una línea vertebral amarilla o verdosa clara muy conspicua característica de la especie y que se aprecia ya en los renacuajos recién metamorfoseados. Las patas posteriores son cortas y robustas adaptadas a la marcha y no al salto. Dorso con manchas verdes de contorno no bien definido sobre fondo ocre mostrando un diseño de «camuflaje».5
Renacuajos en una charca somera.

Los machos tienen los brazos más robustos y las patas más largas que las hembras, además, durante el celo presentan callosidades en los dedos y un saco vocal desarrollado de tonalidades violáceas o rojizas.

Los renacuajos nacen con 0,35 cm y alcanzan los 3 cm al final de su desarrollo. Tras la metamorfosis su longitud merma hasta los 1,3 cm, momento en el que abandonan el agua, pudiendo ser menores si la charca se deseca antes. Son de color negro por el dorso y grisáceos por el vientre, con manchas blanquecinas al final del desarrollo debido a la transparencia de los intestinos. El espiráculo es recto, dirigido hacia atrás y se encuentra en el lado izquierdo. La distancia entre los ojos es el doble que la distancia entre las narinas. La segunda serie de dientes labiales superiores poseen un diastema central ancho. La cola es redondeada.6
Ciclo de vida
Amplexo de sapo corredor en una charca.

Vive más de 12 años y se alimenta de insectos y otros invertebrados. De noche se mueve a lo largo de terrenos abiertos con vegetación; recorre considerables distancias cada noche, posibilitando a la especie la colonización de nuevos hábitats muy rápidamente.

Su llamada de apareamiento es muy fuerte y distintiva que se repite sin descanso, amplificada por el saco vocal bajo el mentón, que les permite reunirse a pesar de encontrarse en poblaciones pequeñas. Además poseen un grito de suelta que se emplea entre machos que se han acoplado por error.6

En la península ibérica, su fenología reproductiva es muy amplia, dependiendo de los periodos de lluvia. Así, puede comenzar en otoño en levante y terminar en junio en las poblaciones del centro peninsular en altitudes por encima de los 1000 m.6 En el resto de su zona de distribución se reproducen desde finales de abril a julio, con acoplamiento axilar. Cada hembra puede depositar varios miles de huevos, formando «ristras» en charcas. La puesta en la charca necesita tener un ligero gradiente de profundidad, con vegetación rala en las orillas y en el agua. Frecuentemente son charcas temporales, a veces tan efímeras como roderas de vehículos, y en ocasiones las larvas mueren cuando aquellas se secan. Este riesgo se compensa con el dilatado periodo de apareamiento realizado por distintos individuos, de forma que se pueden encontrar juveniles en septiembre con uno o cuatro meses de edad.
Hábitat y distribución
Archivo:NatterjackToadEpidaleaCalamita.ogg
Obsérvese la forma de desplazarse en pequeñas carreras.

De hábitos terrestres ocupa casi cualquier hábitat, evitando las regiones eurosiberianas más húmedas y los bosques densos con abundante sotobosque. Requiere de charcas someras o temporales para reproducirse.7

Se distribuye por Europa Occidental, Central, Islas Británicas y Escandinavia, desde Portugal a los países bálticos. En la panínsula ibérica falta en la línea costera cantábrica (Cantabria y Asturias) y en algunas zonas de Pirineos, Aragón y Extremadura.8 Desde el nivel del mar hasta los 2500 m de altitud.6
Conservación

Se encuentra catalogada en la lista roja de especies amenazadas de la UICN bajo preocupación menor —LC—. Sus mayores amenazas son la pérdida de hábitat en general y la reducción del hábitat de ribera por construcción de diques y escolleras y acidificación del medio acuático por lluvia ácida y otros factores de polución.

Ha recibido 17 puntos

Vótalo:

Rana Pirenaica

56. Rana Pirenaica

La rana pirenaica (Rana pyrenaica) es una especie de anfibio anuro de la familia Ranidae. La especie fue descrita en el año 1993, resolviendose la polémica acerca de la presencia de Rana iberica en los Pirineos, a la que se parece morfológicamente. Recientes estudios genéticos sugieren que... Ver mas
La rana pirenaica (Rana pyrenaica) es una especie de anfibio anuro de la familia Ranidae. La especie fue descrita en el año 1993, resolviendose la polémica acerca de la presencia de Rana iberica en los Pirineos, a la que se parece morfológicamente. Recientes estudios genéticos sugieren que podría estar más emparentada filogenéticamente con Rana temporaria que con R. iberica.2
Descripción
Adulto

Especie de rana parda de mediano tamaño, con el cuerpo esbelto y un tamaño entre 33 y 46 mm los machos y 36 a 51 mm las hembras. La cabeza es más ancha que larga, con hocico corto, extremidades relativamente largas, presentando 4 y 5 dedos.

De coloración entre canela y gris oliváceo, las hembras pueden presentar una coloración más rojiza. Al igual que otras especies de ranas pardas, presenta una máscara facial de tonalidad marrón oscuro, desde el hocico hasta la inserción de la pata anterior.
Larva

Los renacuajos presentan una coloración entre marrón muy oscura a negra, con un ligero punteado de tonos claros, que los diferencian claramente de las demás especies de ranas pardas, recordando a primera vista a renacuajos del género Bufo.
Hábitat

Es una especie eminentemente acuática, siendo su hábitat típico los torrentes de montaña, de aguas rápidas, frías y oxigenadas y ocasionalmente en abrevaderos, fuentes y charcas con renovación continua de agua.
Distribución

Endemismo de la Península Ibérica que se localiza en la vertiente sur del Pirineo central y occidental. Desde la Selva de Irati en Navarra hasta el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido en Aragón. En Francia tan solo se ha encontrado en ciertas localidades del bosque de Irati.

Se la encuentra generalmente desde los 1.000 a 1.800 metros de altitud, si bien el rango altitudinal abarca desde 800 hasta los 2.100 metros.
Amenazas

La especie está amenazada por la eutrofización de los torrentes, introducción potencial de Salmo trutta y otros peces depredadores, pérdida de hábitat debido al desarrollo del turismo e infraestructuras de transporte, talas de bosques y cambio climático.

Según estudios realizados por los biólogos Jordi Serra y Juan Pablo Martínez-Rica, la rana pyrenaica y sus renacuajos comparten en diversas zonas espacio con un potencial predador, el tritón pirenaico. Sus investigaciones revelaron que estos pudieran no alimentarse de sus larvas, a diferencia de las de la rana bermeja, bien por su mal sabor o por ser tóxicas. Independientemente de la causa, disminuye la competencia entre los dos tipos de ranas y las políticas de protección del tritón se extienden indirectamente a la rana pirenaica.3

Ha recibido 17 puntos

Vótalo:

Salamandra Rabilarga

57. Salamandra Rabilarga

La salamandra rabilarga (Chioglossa lusitanica) es una especie de de anfibio urodelo de la familia Salamandridae, endémica del noroeste de la península ibérica, llegando hasta el río Tajo por Portugal. Es una salamandra pequeña, alargada y esbelta con una cola muy larga que puede amputarse como... Ver mas
La salamandra rabilarga (Chioglossa lusitanica) es una especie de de anfibio urodelo de la familia Salamandridae, endémica del noroeste de la península ibérica, llegando hasta el río Tajo por Portugal. Es una salamandra pequeña, alargada y esbelta con una cola muy larga que puede amputarse como el rabo de las lagartijas.
Descripción y hábitat

Muy vivaz, de cuerpo alargado, dorso negruzco con dos rayas pardo doradas que se unen en la base de la cola, bastante larga que llega a dos veces y media el tamaño del cuerpo. En total mide unos 13 cm, con máximos de 16 o más. Con su lengua evaginable y protáctil captura pequeñas arañas, babosas, coleópteros y otros insectos para alimentarse.

Rara vez aparece por encima de los 1000 msnm, viviendo en corrientes de aguas frías, con vegetación ribereña densa. Más activa durante la noche es semiterrestre y se halla bajo piedras, entre el musgo u hojarasca, siempre cerca de arroyos con agua corriente y limpia. En tierra se desplaza muy rápido, cual lagartija. Habita zonas de clima atlántico muy húmedo, en bosques caducifolios.

Las larvas nacen a las 6 a 9 semanas tras el amplexo. Son muy alargadas, de unos 4 ó 5 cm de longitud antes de la metamorfosis, a veces llegan a 9 cm. Las branquias están poco desarrolladas y la cola está comprimida lateralmente. Poco pigmentadas al nacer se van oscureciendo con la edad, siendo muy oscuras las que pasan el invierno en ese estado larvario. La mayoría de los individuos se metamorfosean en el primer año, pero pueden tardar dos en hacerlo.3
Sistemática

Fue descrita por primera vez en 1864 por el zoólogo y político portugués José Vicente Barbosa du Bocage.4

Existen dos subespecies, una al norte del río Mondego en Portugal, C. l. longipes y otra al sur, C. l. lusitanica. Además del rango de distribución, se diferencian porque la subespecie septentrional posee las patas y los dedos más largos.5
Conservación

Es una especie protegida por el Convenio de Berna y aparece en el Real Decreto 439/1990, que regula el catálogo de especies amenazadas en España. Catalogada como «vulnerable» en la Lista Roja de la UICN, sus mayores amenazas son la contaminación por productos agro-químicos, pérdida de hábitat boscoso adyacente a los arroyos, detracción de agua para riegos y otros usos, canalizaciones de los arroyos, plantaciones de eucaliptos y pinos y pérdida de hábitat por incendios forestales.6

Si bien su hábitat es preferentemente en las zonas sombrizas y húmedas del bosque caducifolio, este anfibio pervive de igual manera en las plantaciones de eucaliptos, con tal de que existan cursos de agua en una zona próxima, lo que permite interpretar que en el ambiente climático del noroeste peninsular la desecación que ocasionarían los eucaliptos no es excesiva (Arnold y Burton, 1987; Vences, 1988 y 1990).7
Relación con el hombre
Acuarela original de Bocage en la descripción original de la especie.

En Galicia se la conoce también con los nombres de píntega rabilonga, saramaganta, salamántiga galega o pinchorra rabilonga.

Ha recibido 16 puntos

Vótalo:

Sapo Partero Ibérico

58. Sapo Partero Ibérico

El sapo partero ibérico (Alytes cisternasii) es una especie de anfibio anuro endémico de la Península Ibérica. Características Alytes cisternasii Se trata de un sapo de tamaño pequeño, menor de 5 cm. Aspecto muy rechoncho, cabeza grande y hocico redondeado, ojos prominentes, pupila vertical... Ver mas
El sapo partero ibérico (Alytes cisternasii) es una especie de anfibio anuro endémico de la Península Ibérica.
Características
Alytes cisternasii

Se trata de un sapo de tamaño pequeño, menor de 5 cm. Aspecto muy rechoncho, cabeza grande y hocico redondeado, ojos prominentes, pupila vertical e iris dorado con vetas negras. Tímpano visible y más pequeño que el ojo. Pliegue gular patente. Glándulas parotídeas poco aparentes. Piel granulosa con verrugas pequeñas, frecuentemente agrupadas en los costados en dos hileras dorsolaterales. Miembros cortos y fuertes, los anteriores con dos tubérculos metacarpianos, y los posteriores con membrana interdigital muy reducida y con un tubérculo metatarsiano pequeño. Los dos tubérculos metatarsianos han sido a menudo utilizados como carácter discriminante con respecto a Alytes obstetricans (que tiene tres generalmente) pero hay excepciones en esta última especie. Coloración dorsal parda con pequeñas manchas más oscuras y poco marcadas, a menudo coronadas por vistosos puntos naranja. Zona ventral clara.
Estatus de conservación

Está catalogada como casi amenazada (NT) en España por su vulnerabilidad a las actuaciones sobre los puntos y cursos de agua de su hábitat.
Distribución

Es una especie endémica ibérica distribuida por el centro y sudoeste de la Península Ibérica.
Hábitat

Presente preferentemente en bosques mediterráneos de encinas (Quercus ilex) y alcornoques (Quercus suber), en cuyos cursos de agua temporales se reproduce generalmente.
Ecología trófica

Depredador generalista de invertebrados terrestres, pudiendo incluir un importante componente de hormigas en su dieta.
Biología de la reproducción

La reproducción ocurre en una parte importante de su distribución en otoño aunque puede ser muy variable según las condiciones climatológicas. Tiene vocalizaciones simples, apareamiento en tierra con un complejo comportamiento, y cuidados paternales de los huevos que son portados en tierra durante un mes atados a las patas posteriores de los machos. Cuando los renacuajos están desarrollados dentro de los huevos los machos se dirigen al agua a soltar la puesta y se produce la eclosión de los renacuajos.
Interacciones entre especies

Se desconocen depredadores sobre los adultos.
Patrón social y comportamiento

De hábitos crepusculares y nocturnos, tiene una actividad otoñal en una parte importante de su distribución central y oriental, siendo más variable en las zonas costeras y al norte. Los adultos están activos en superficie en un rango restringido de temperatura y humedad.

Ha recibido 16 puntos

Vótalo:

Sapo Partero Común

59. Sapo Partero Común

El sapo partero común (Alytes obstetricans) es una clase de anfibio perteneciente al orden de los anuros de la familia de Alytidae. Es propia de Bélgica, Francia, Alemania, Luxemburgo, Holanda, Portugal, España, Suiza y Reino Unido. Está amenazada por pérdida de hábitat. Características Es... Ver mas
El sapo partero común (Alytes obstetricans) es una clase de anfibio perteneciente al orden de los anuros de la familia de Alytidae. Es propia de Bélgica, Francia, Alemania, Luxemburgo, Holanda, Portugal, España, Suiza y Reino Unido. Está amenazada por pérdida de hábitat.
Características

Es de pequeño porte, 5 cm; aspecto voluminoso, cabeza grande y frente redondeada, ojos prominentes (pupila vertical, iris dorado y vetas negras). Tímpano visible y más diminuto que el ojo. La piel es granulosa con verrugas pequeñas, agrupadas en los costados en dos hileras dorsolaterales. Presenta miembros cortos y fuertes, los anteriores con tres tubérculos metacarpianos, y los posteriores con membrana interdigital reducida y un tubérculo metatarsiano pequeño. Su coloración dorsal es gris a parda, y manchitas verdes, rojizas y negras poco marcadas; la zona ventral clara. Este sapo tiene una esperanza de vida muy corta, si lo comparamos con otros sapos, puede llegar a los 5 años, frente a los 30 años de los sapos comunes.
Hábitat

Su hábitat natural son los bosques templados, subtropical o tropicales secos, arbustales templados, ríos, lagos y pantanos de agua dulce, desiertos templados, campo arable, pasturas, área urbana.
Alimentación

Se alimenta al acecho de escarabajos, moscas, polillas, arañas, lombrices, babosas, milpiés, opiliones y otros artrópodos acorde a sus dimensiones. Las larvas consumen vegetales, carroña e invertebrados acuáticos.
Reproducción
Macho con huevos.

El macho empieza a cantar en el inicio de la primavera desde su refugio o en sus inmediaciones, atrayendo a las hembras grávidas que emiten llamadas de respuesta. El amplexo es complejo, es terráqueo, de tipo inguinal. Tras estimular el macho a la hembra, ésta suelta una ristra de huevos que, fecundados, son enrollados por el macho entre sus patas traseras, permaneciendo un mes. Luego el progenitor suelta la puesta en el agua, donde las larvas romperán la cubierta del huevo para nadar libremente.
Depredación

Es depredado por culebras de agua, algunos mamíferos, lechuzas y aves zancudas. Y sus larvas por culebras de agua, aves, odonatos, ditíscidos, tritones, larvas de salamandra.
Etología

Su actividad es muy variable en función de la zona geográfica. No es territorial y es común de varios individuos compartir el refugio bajo grandes piedras o grietas. El macho muestra competencia acústica entre ellos, y complejas interacciones acústicas. Las hembras grávidas pueden atacarse entre sí por acceder a un macho. Raro en actividad en el día, es básicamente crepuscular y nocturno. Los metamórficos nuevos se encuentran en las inmediaciones del agua, y los adultos se alejan bastante y sólo los machos vuelven al agua a depositar la puesta.

Ha recibido 15 puntos

Vótalo:

Lagartija Colilarga Oriental

60. Lagartija Colilarga Oriental

La lagartija colilarga oriental (Psammodromus jeanneae) es una especie de lagartija en la familia Lacertidae, propia de Portugal y España. Incluida anteriormente en la especie P. algirus, estudios recientes de ADN mitocondrial han demostrado ser una nueva especie.1 Busak y Lawson (2006) han... Ver mas
La lagartija colilarga oriental (Psammodromus jeanneae) es una especie de lagartija en la familia Lacertidae, propia de Portugal y España. Incluida anteriormente en la especie P. algirus, estudios recientes de ADN mitocondrial han demostrado ser una nueva especie.1

Busak y Lawson (2006) han estimado que el aislamiento reproductivo entre las poblaciones ancestrales de P. algirus a ambos lados del estrecho de Gibraltar ocurrió hace unos 2,98-3,23 millones de años y que la separación entre P. manuelae y P. jeanneae hace 1,4-1,54 millones de años. Una alternativa a este escenario lo ha formulado Carranza et al. (2006), según el cual la separación entre los dos clados de la Península Ibérica habría tenido lugar hace 3,6 millones de años y la separación entre el clado occidental, P. manuelae, y el norteafricano, P. algirus, hace 1,9 millones de años.
Descripción

Coloración del dorso pardo clara, pardo cobriza u olivácea, con dos líneas supraciliares y otras dos supralabiales blancuzcas o amarillentas, con una banda negruzca entre ellas. En algunas poblaciones línea vertebral oscura. Ocelos axilares de color azulado, de tamaño decreciente hacia la parte posterior, menores que en P. manuelae. Los ocelos están rodeados de negro. Los machos grandes presentan en primavera los lados de la cabeza y la garganta de color naranja y amarillo. Costados de escasa coloración negra y con disposición irregular.

Ha recibido 15 puntos

Vótalo:

Sapillo Pintojo Meridional

61. Sapillo Pintojo Meridional

El sapillo pintojo meridional (Discoglossus jeanneae) es una especie de anfibio anuro de la familia Alytidae presente exclusivamente en España. Frecuentemente se considera una subespecie de Discoglossus galganoi. Índice Descripción Sapillo de pequeño tamaño, similar a una rana. Se... Ver mas
El sapillo pintojo meridional (Discoglossus jeanneae) es una especie de anfibio anuro de la familia Alytidae presente exclusivamente en España. Frecuentemente se considera una subespecie de Discoglossus galganoi.

Índice
Descripción

Sapillo de pequeño tamaño, similar a una rana. Se diferencia de D. galganoi por caracteres morfométricos relacionados con las longitudes de la cabeza y de los miembros anteriores y posteriores. El hocico es agudo, el tímpano es poco visible y las pupilas tienen forma de corazón. Tan solo los machos adultos poseen las patas posteriores palmeadas.
Distribución

Sus territorios se distribuyen a lo largo de la mayor parte de Andalucía, casi siempre al sur del río Guadalquivir, así como por el centro y este del suelo peninsular. Existen zonas de contacto entre las poblaciones de D. jeanneae y D. galganoi que aún no han sido prospectadas por los científicos y no se pueden incluir en una u otra especie.
Hábitat

Presente en espacios abiertos como dehesas o praderas, asociadas a formaciones boscosas de pinos o especies del género Quercus. Para la reproducción emplea medios acuáticos estacionales con poca o ninguna corriente, como pequeños arroyos o charcas (entre los que se pueden dar medios artificiales como acequias, fuentes o manantiales).

Ha recibido 14 puntos

Vótalo:

Lagartija Colilarga Occidental

62. Lagartija Colilarga Occidental

La lagartija colilarga occidental (Psammodromus manuelae) es una especie de lagartija en la familia Lacertidae, propia de Portugal y España. Incluida anteriormente en la especie P. algirus, estudios recientes de ADN mitocondrial han demostrado que es una nueva especie.1 Busak y Lawson (2006... Ver mas
La lagartija colilarga occidental (Psammodromus manuelae) es una especie de lagartija en la familia Lacertidae, propia de Portugal y España. Incluida anteriormente en la especie P. algirus, estudios recientes de ADN mitocondrial han demostrado que es una nueva especie.1

Busak y Lawson (2006) han estimado que el aislamiento reproductivo entre las poblaciones ancestrales de P. algirus a ambos lados del estrecho de Gibraltar ocurrió hace unos 2,98-3,23 millones de años y que la separación entre P. manuelae y P. jeanneae hace 1,4-1,54 millones de años. Una alternativa a esta hipótesis la han formulado Carranza et al. (2006), según la cual la separación entre los dos clados de la Península Ibérica habría tenido lugar hace 3,6 millones de años y la separación entre el clado occidental, P. manuelae, y el norteafricano, P. algirus, hace 1,9 millones de años.
Descripción

La longitud varia entre 70 y 75 mm, coloración del dorso pardo clara, pardo cobriza u olivácea, con dos líneas blancuzcas o amarillentas. Ocelos azulados a cada lado del cuerpo, de tamaño decreciente hacia la parte posterior. Los machos adultos presentan en primavera los lados de la cabeza y la garganta de color naranja y amarillo, y los costados con abundante coloración negra formando series verticales paralelas alternando con coloración amarilla.2

Tienen dimorfismo sexual, los machos tienen la cabeza y la cola de mayor tamaño que las hembras.
Distribución

Se distribuye por todo el occidente peninsular, los límites orientales de su zona están por delimitar. Especie común en toda su área, aunque más escasa en el extremo norte.
Hábitat

Prefiere el matorral bajo de encinares y es común en jarales; habita también en pinares y robledales.
Amenazas

La eliminación de la cobertura arbustiva en zonas ganaderas y forestales y la fragmentación de sus hábitat. En la Sierra de Guadarrama, las plantaciones de pinos en zonas ocupadas por robledales han erradicado la especie.

Ha recibido 14 puntos

Vótalo:

Lagartija Aranesa

63. Lagartija Aranesa

La lagartija aranesa (Iberolacerta aranica) es una especie de lagartija de la familia Lacertidae, endémica del Pirineo central. Descripción Lagartija pequeña con coloración dorsal de tono pardogrisáceo, ocasionalmente con reflejos oliváceos con dos bandas para ventrales oscuras. Pecho y... Ver mas
La lagartija aranesa (Iberolacerta aranica) es una especie de lagartija de la familia Lacertidae, endémica del Pirineo central.
Descripción

Lagartija pequeña con coloración dorsal de tono pardogrisáceo, ocasionalmente con reflejos oliváceos con dos bandas para ventrales oscuras. Pecho y vientre de diversos tonos de blanco, ocasionalmente con reflejos verdosos o azulados, región ventral moteada de negro.
Distribución

La mayoría de sus individuos, casi el 90%, se encuentran sólo en el Macizo de Maubèrme, una pequeña parte del Valle de Arán, en el Pirineo de Lérida (España), y el resto en el Ariège (Francia). Habita en áreas rocosas y de pastizal pedregoso por encima de los 2.000 metros, en zonas alpinas. Sus diferencias pueden ser debidas al inicio de las glaciaciones pleistocenas, al haber estas separado las poblaciones antiguas.
Hábitat

Vive por encima del nivel natural del arbolado en áreas desde los 1.940 a los 2.540 metros sobre sustratos rocosos, en vertientes de solana. Su área de distribución es menor de 100 km2
Depredación

El díptero Sarcophaga protuberans es un depredador natural de huevos de lagartija,así como la vívora áspid (Vipera aspis subsp. zinnikeri) y el topillo nival (Chionomys nivalis).

Ha recibido 12 puntos

Vótalo:

Lagartija Carpetana

64. Lagartija Carpetana

La lagartija carpetana (Iberolacerta cyreni) es una especie de lagartija de la familia Lacertidae endémica del Sistema Central, España. Descripción Lagartija de tamaño mediano, robusta y con la cola casi dos veces el tamaño del cuerpo. Cabeza grande y relativamente aplastada. Longitud de... Ver mas
La lagartija carpetana (Iberolacerta cyreni) es una especie de lagartija de la familia Lacertidae endémica del Sistema Central, España.
Descripción

Lagartija de tamaño mediano, robusta y con la cola casi dos veces el tamaño del cuerpo. Cabeza grande y relativamente aplastada. Longitud de cabeza y cuerpo de 84 mm y 91 mm las hembras, peso entre 6 y 10 g para adultos.

Dorso de tonos variables, de pardo a verde brillante, en machos adultos, manchado de puntos o manchas negruzcas, más densas en los costados. Con ocelos azul oscuro en los laterales, vientre blancuzco o azulado y la garganta sin pigmentación oscura. Dimorfismo sexual tanto en tamaño, machos más grandes, como en colaración, hembras pardas verde en machos.1
Distribución

Endemismo ibérico, se encuentra en el Sistema Central (Sierra de Guadarrama, Gredos y Sierra de Béjar). Las poblaciones del Sistema Central están aisladas en subpoblaciones. En Ávila las poblaciones de Gredos se encuentran aisladas de la mayor población en la Sierra de Bejar. En la siera de Guadarrama se localiza en las zonas más elevadas de la sierra, desde La Peñota, a través de Cuerda Larga, hasta cerca del puerto de la Morcuera, y desde el puerto de Cotos hasta cerca de Somosierra. Ausente en la sierra de Ayllón.

Tiene un rango altitudinal entre los 1.600 y 2.000 msnm, alcanzando su mayor altitud en Peñalara con 2.340 metros.
Hábitat

Especie ligada a roquedos de alta montaña y con adaptaciones morfologícas para moverse por las rocas y refugiarse en grietas. En Guadarrama, utiliza canchales de rocas grandes, con matorrales de piornos (Cytisus oromediterraneus) y enebre rastrero (Juniperus communis).
Depredación

Entre los depredadores habituales se encuentran reptiles como la culebra lisa europea (Coronella austriaca) y la víbora hocicuda (Vipera latastei), aves como el cuervo (Corvus corax) y roquero rojo (Monticola saxatilis). Dentro de los mamíferos, los jóvenes son presa ocasional del topillo nival (Chionomys nivalis). Existen casos de canibalismo de los recién nacidos por parte de los adultos.[cita requerida]
Amenazas

La destrucción de su hábitat en la alta montaña por la construcción de pistas de esqui, turismo excesivo (senderismo y escalada) y repoblaciones forestales.
Sinonimia

Lacerta monticola cyreni MÜLLER & HELLMICH, 1937
Iberolacerta (Iberolacerta) cyreni — ARRIBAS 1997
Iberolacerta cyreni — MAYER & ARRIBAS 2003
Iberolacerta cyreni — CROCHET et al. 2004
Lacerta (Iberolacerta) cyreni — CARRANZA et al. 2004
Iberolacerta cyreni cyreni — BISCHOFF 2007
Iberolacerta cyreni — ARNOLD et al. 2007
Lacerta (Iberolacerta) cyreni — SINDACO & JEREMCENKO 2008
Iberolacerta cyreni castilliana (ARRIBAS 1996)
Lacerta cyreni castilliana ARRIBAS 1996
Iberolacerta cyreni castilliana — MAYER & ARRIBAS 2003
Iberolacerta cyreni castilliana — CROCHET et al. 2004
Lacerta (Iberolacerta) cyreni castilliana — SINDACO & JEREMCENKO 20082

Ha recibido 12 puntos

Vótalo:

Sapillo Pintojo Ibérico

65. Sapillo Pintojo Ibérico

Discoglossus galganoi, el Sapillo pintojo ibérico es una especie de anfibios anuros de la familia Alytidae, está en estudio si forma una nueva familia Discoglossidae. Descripción Sapillo de pequeño tamaño de 45 a 75 mm, de cabeza aplanada, casi tan larga como ancha, y hocico obtusamente... Ver mas
Discoglossus galganoi, el Sapillo pintojo ibérico es una especie de anfibios anuros de la familia Alytidae, está en estudio si forma una nueva familia Discoglossidae.
Descripción

Sapillo de pequeño tamaño de 45 a 75 mm, de cabeza aplanada, casi tan larga como ancha, y hocico obtusamente puntiagudo. De piel lisa o con pequeñas granulaciones de coloración muy variable, desde tonalidades pardas, rosáceas, verdosas o casi negras.
Distribución

Endemismo ibérico, su área de distribución comprende Portugal y la mitad occidental de la España peninsular. En España esta presente en toda Galicia se extiende hasta el este por toda Asturias y la mayor parte de la cornisa cantábrica, al norte y oeste de Castilla y León, zonas de Ávila, Extremadura, suroeste de la Comunidad de Madrid y Sierra de Guadarrama, la mayor parte de la provincia de Toledo y Ciudad Real y Andalucía occidental hasta el valle del Guadalquivir.
Hábitat

Ocupa una gran variedad de hábitat, casi siempre sobre sustratos silícios o metamórficos, en zonas abiertas, en ríos y arroyos, en zonas de elevada humedad con abundancia de vegetación herbácea, que le sirve de refugio.
Amenazas

La alteración y destrucción directa de los medios acuáticos, los impactos de los cultivos agrícolas y la contaminación química de los cursos de agua. La depredación directa de el cangrejo de río americano, está mermando sus poblaciones.

Ha recibido 11 puntos

Vótalo:

Lagartija Pirenaica

66. Lagartija Pirenaica

La lagartija pirenaica (Iberolacerta bonnali) es una especie de lagartija de la familia Lacertidae, endémica de los Pirineos. Descripción Iberolacerta de tamaño medio, de 52 (machos) a 55 mm (hembras), con el dorso de color grisáceo o grisáceo-parduzco, nunca marrón como en I. aurelioi, con... Ver mas
La lagartija pirenaica (Iberolacerta bonnali) es una especie de lagartija de la familia Lacertidae, endémica de los Pirineos.
Descripción

Iberolacerta de tamaño medio, de 52 (machos) a 55 mm (hembras), con el dorso de color grisáceo o grisáceo-parduzco, nunca marrón como en I. aurelioi, con dos líneas oscuras a lo largo del dorso.
Distribución

Endemismo de los Pirineos centrales. En España se encuentra desde el macizo de Arriel, por el oeste, hasta las montañas del Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, por el este. Quedando su área de distribución comprendida entre los puertos de Portalé (Huesca) y el puerto de Bonaigua (Lérida. En Francia se extiende un poco más al oeste (macizo del Pic de Midi d'Ossau).
Hábitat

En su área de distribución, Iberolacerta bonnali, habita las laderas y afloramientos rocosos de todo tipo de rocas, del piso alpino en alturas superiores a los 2.000 metros en la vertiente española y a 1.700 en la vertiente francesa, llegando al menos hasta los 3.062 m en Vallibierna.
Amenazas

La destrucción de hábitat (explotaciones hidroelectricas, estaciones de esqui, construcción de refugios, pistas, etc.), excveso de tráfico de vehículos, recoleción furtiva y cambio climático. Sin embargo al ser su área de distribución mayor y más heterogénea en cuanto a hábitat y altitudes, está bastante menos amenazada que las otras dos Iberolacerta pirenaicas.

Ha recibido 11 puntos

Vótalo:

Lagartija de Valverde

67. Lagartija de Valverde

La lagartija de Valverde (Algyroides marchi) es una especie de saurópsido escamoso de la familia Lacertidae. El epíteto hace referencia al empresario y financiero Juan March.1 Índice Distribución Especie de lagartija con la distribución geográfica más restringida de los lacértidos... Ver mas
La lagartija de Valverde (Algyroides marchi) es una especie de saurópsido escamoso de la familia Lacertidae. El epíteto hace referencia al empresario y financiero Juan March.1

Índice
Distribución

Especie de lagartija con la distribución geográfica más restringida de los lacértidos continentales. Se trata de un endemismo ibérico cuya distribución mundial se reduce a las sierras surorientales de la Península Ibérica que componen el Macizo Prebético: Sierra de Alcaraz, Cazorla y Segura. El área ocupa las provincias de Albacete, Granada y Jaén.

Se distribuye generalmente en los pisos bioclimáticos supra y oromediterráneo de la zona, por encima de los 700 m.
Hábitat

Ocupa zonas de altitud relativamente elevada, en zonas encajonadas y orientadas preferentemente al norte y teniendo altas coberturas de roca (canchales) y agua disponible, jugando un gran papel la temperatura y húmedad al tratarse de una especie de áreas rocosas y umbrias.

Ha recibido 11 puntos

Vótalo:

Lagartija Serrana

68. Lagartija Serrana

La lagartija serrana (Iberolacerta monticola) es una especie de lagartija de la familia Lacertidae. Descripción Lagartija de talla mediana, aspecto robusto y cabeza relativamente aplastada, con el dorso de color parduzco o verde brillante con retículado en negro, vientre blancuzco, azulado o... Ver mas
La lagartija serrana (Iberolacerta monticola) es una especie de lagartija de la familia Lacertidae.
Descripción

Lagartija de talla mediana, aspecto robusto y cabeza relativamente aplastada, con el dorso de color parduzco o verde brillante con retículado en negro, vientre blancuzco, azulado o verdoso amarillento, con puntos negros. Ocelos axiales azules.
Distribución

Endemismo ibérico, se localiza en la Cordillera Cantabrica, sierra de Queixa, sierra de Invernadeiro y sierra de Courel en Orense, zonas bajas de La Coruña, Lugo y sierra de La Estrella, (Portugal) desde el nivel del mar en Galicia hasta casi los 2.000 metros en Portugal, aunque su rango altitudinal preferente está entre los 600 y 2.000 metros.
Hábitat

Ligada a roquedos de alta montaña, en Galicia llega al nivel del mar en afloramientos rocosos fluviales con vegetación de ribera.

Ha recibido 11 puntos

Vótalo:

Lagartija Andaluza

69. Lagartija Andaluza

a lagartija andaluza (Podarcis vaucheri) es una especie de reptil escamoso de la familia Lacertidae que vive al sur de España y norte de África. Esta especie fue considerada como una subespecie de Podarcis hispanicus. Descripción El rango de tamaños más común entre los machos varía entre 4,2... Ver mas
a lagartija andaluza (Podarcis vaucheri) es una especie de reptil escamoso de la familia Lacertidae que vive al sur de España y norte de África. Esta especie fue considerada como una subespecie de Podarcis hispanicus.
Descripción

El rango de tamaños más común entre los machos varía entre 4,2 y 5,9 centímetros de la punta del morro a la cloaca, aunque algunos individuos pueden alcanzar los 6,5 cm. Las hembras, más pequeñas y gráciles, miden de 4,1 a 5,7 cm. La cola puede llegar a alcanzar hasta 10 centímetros, prácticamente el doble que el resto del cuerpo. Al igual que en otros reptiles emparentados, parte de ésta se desprende y mueve frenéticamente cuando es atrapada por un depredador, permitiendo escapar a la lagartija. Además de en el tamaño y la corpulencia, los machos se diferencian de las hembras por su cabeza masiva, triangular y de escamas más marcadas, así como en la mayor longitud de las patas, sobre todo las traseras.
En la época de celo, los machos presentan estos ocelos azules en los costados

El color y dibujo de la piel varía enormemente de una zona a otra e incluso entre individuos de una misma población. Por lo general es pardo-verdoso, a veces rojizo en la zona de la espalda, cuello y cabeza. En estos lugares pueden aparecer moteaduras o retículas, algo característico de los machos. Predomina la presencia de bandas laterales, especialmente en las hembras, entre las que destacan dos gruesas y oscuras que pueden ir perfiladas por otras amarillentas más delgadas. El pecho, aplanado, es de color amarillento y presenta menos escamas ventrales en machos (25-30) que en hembras (28-36). La cola también posee un rango de colores enormemente variable (pardo, verdoso, rojizo, amarillento o incluso azulada característica propia de los ejemplares juveniles), pudiendo ser uniforme, con dos colores distintos o incluso con manchas oscuras alineadas a todo lo largo de la misma.
Hábitat

Esta lagartija abunda con mayor frecuencia en terrenos rocosos o pedregosos, donde cuenta de forma simultánea con plataformas donde tomar el sol y refugios donde esconderse en caso de peligro. En zonas rurales habita también en casas y muros de piedra que le proporcionan las mismas características; se encuentra también en áreas de bosque, pradera y matorral, aunque algunas actividades humanas asociadas a la agricultura extensiva pueden haberla hecho desaparecer de algunas zonas,no muestran un auténtico comportamiento territorial.

Los ejemplares de esta especie no hibernan realmente, sino que se mantienen activos la mayor parte del año. Sólo la existencia de episodios realmente fríos en el invierno pueden forzarlos a no abandonar sus refugios durante un tiempo.

Depreda sobre todo insectos y arácnidos de menos de 25 mm de longitud, tanto en tierra como sobre los árboles. A su vez, es presa de múltiples depredadores entre los que se incluyen el lagarto ocelado, varias culebras, aves y mamíferos carnívoros.
Reproducción

La época de celo se produce entre marzo y junio, época en que resultan más visibles. Los machos se vuelven más activos y pelean entre sí, tratando de mantener alejados a sus competidores de las hembras. Tras asegurarse de su triunfo, el vencedor protagoniza unas cópulas que pueden llegar a durar una hora, aunque generalmente son más breves.

A lo largo de estos meses, las hembras realizan varias puestas que oscilan entre 1 y 5 huevos que se incuban con el calor del ambiente entre 40 y 80 días. Las crías nacen con el cuerpo pardo y la cola verde-azulada, por lo que pueden confundirse con las de su pariente la lagartija gallega (Podarcis bocagei), de aspecto muy similar. La madurez sexual no llega hasta el segundo año de vida, cuando rondan los 4'5 centímetros.

Ha recibido 11 puntos

Vótalo:

Lagartija Vivípara/de Turbera

70. Lagartija Vivípara/de Turbera

La lagartija vivípara o de turbera (Zootoca vivipara) es una especie de lagartija de color pardusco que habita en algunas zonas de Europa; en España solo se encuentra en el extremo norte (sobre todo Pirineos). Mide menos de 20 cm. Su peculiaridad es que normalmente la madre no pone huevos, sino... Ver mas
La lagartija vivípara o de turbera (Zootoca vivipara) es una especie de lagartija de color pardusco que habita en algunas zonas de Europa; en España solo se encuentra en el extremo norte (sobre todo Pirineos). Mide menos de 20 cm. Su peculiaridad es que normalmente la madre no pone huevos, sino que los eclosiona internamente y las crías salen directamente (sin huevo). Vive mucho más al norte que cualquier otra especie de reptil.
dentificación

Su longitud es menor a 12 cm (excluyendo la cola), que mide 1,25 a 2 veces más que el cuerpo. Extremidades cortas, cabeza algo redonda. Los machos son más delgados que las hembras. Cogote y cola gruesas.

El color y patrón de esta especie es remarcablemente variable. El color base es típicamente pardo medio, pero puede aparecer el gris, castaño oliva o negro. Las hembras pueden tener tiras oscuras a los costados.
Un ejemplar negro.
Distribución

Están muy distribuidos por Europa y Asia; extendiéndose al norte del Círculo Polar Ártico; de Irlanda a Hokkaidō y a la isla de Sajalín. Está ausente de muchas partes del área del Mediterráneo, si está en el norte de Portugal y de España, norte de Italia, Serbia, República de Macedonia, Bulgaria. No aparece en el área del mar Negro.

En las partes sureñas de su distribución vive a altas elevaciones, a 3.000 msnm en los Alpes. En esas áreas vive en lugares cercanos al agua. En la parte norteña se la hala en campos tendidos bajos, en ambientes más secos. Vive básicamente en la tierra, aunque puede escalar rocas, y vegetación baja.

Ha recibido 11 puntos

Vótalo:

Lagartija Colirroja

71. Lagartija Colirroja

La lagartija colirroja (Acanthodactylus erythrurus) es una especie de lagartija que habita las zonas secas de suelo arenoso y escasa vegetación de la península Ibérica y el noroeste de África. Llegan a medir hasta 23 cm. La parte inferior de la larga cola posee un color rojo vivo característico... Ver mas
La lagartija colirroja (Acanthodactylus erythrurus) es una especie de lagartija que habita las zonas secas de suelo arenoso y escasa vegetación de la península Ibérica y el noroeste de África. Llegan a medir hasta 23 cm. La parte inferior de la larga cola posee un color rojo vivo característico.

Sólo se activa a la testera del sol. Entonces se dedica a cazar escarabajos, hormigas y saltamontes. Las hembras ponen 4-6 huevos de los que salen las crías a los 70 días.
Morfología

Mide unos 7-8 cm de la cabeza a la cloaca.
La cabeza es bastante grande y le falta la escama occipital.
El dorso es gris oso con rayas longitudinales blancas más o menos marcadas y con manchas oscuras.
Los jóvenes son inconfundibles: presentan un diseño en el dorso de rayas blancas y negras, y tienen la cola y los muslos de color rojo vivo (esta característica suele mantenerse en algunos individuos adultos, sobre todo en hembras).

Distribución geográfica

Habita en la Península Ibérica y en el noroeste de África.
Hábitat

La lagartija colirroja es una especie extremadamente adaptada a terrenos blandos y sueltos, especialmente arenosos, y presenta los dedos con las escamas inferiores imbricadas, lo que constituye una adaptación a este tipo de suelos, ya que esta disposición de las escamas aumenta la sustentación.
Comportamiento

Vive en el suelo y corre por encima de la arena a gran velocidad levantando la cola de forma característica y escondiéndose en la base de los arbustos. Excava con facilidad y no es difícil verla en reposo manteniendo las patas anteriores levantadas.

Como las otras lagartijas de arena, en las poblaciones costeras, suele mantenerse activa durante todo el año, aunque una parte de la población suele retirarse a las madrigueras durante los meses más fríos.
Alimentación

Come varios tipos de artrópodos, sobre todo insectos (coleópteros, formícidos, heterópteros, himenópteros, etc.), Aunque durante la primavera y el verano es frecuente la ingestión de alimento vegetal.

A veces, práctica el canibalismo.
Reproducción
Ejemplar juvenil.

En abril-junio se observan las primeras cópulas, y la puesta (1-5 huevos) oscila de mayo a junio o a principios de julio. A veces pueden hacer dos puestas.

La madurez sexual se alcanza generalmente al año y medio de nacer.

Ha recibido 10 puntos

Vótalo:

Sapillo Pintojo Mediterráneo

72. Sapillo Pintojo Mediterráneo

El sapillo pintojo mediterráneo (Discoglossus pictus), o granota pintada en catalán, es un anfibio anuro de la familia Alytidae. Distribución En Sicilia y Malta es autóctona y se distribuye desde el nivel del mar hasta 1500 m.s.n.m.. Estos ejemplares corresponden a la subespecie nominal... Ver mas
El sapillo pintojo mediterráneo (Discoglossus pictus), o granota pintada en catalán, es un anfibio anuro de la familia Alytidae.
Distribución

En Sicilia y Malta es autóctona y se distribuye desde el nivel del mar hasta 1500 m.s.n.m.. Estos ejemplares corresponden a la subespecie nominal Discoglossus pictus pictus

Los ejemplares del Norte de Argelia y Túnez (Discoglossus pictus auritus) se distribuyen en la zona costera hasta la zona fronteriza con Marruecos desde el nivel del mar hasta una altura de 500 m.s.n.m., aunque normalmente se encuentra por debajo de los 100 m.s.n.m.

En España habita solamente en el norte de Cataluña, donde tiene poblaciones estables en el Alto y Bajo Ampurdán, el Gironés y el Pla de l'Estany, aunque ocasionalmente parece ser que ha sido visto en otros lugares que pueden se atribuidos a errores de identificación o a liberaciones de ejemplares bien de forma voluntaria o fortuita. En el resto de la Península no se conocen poblaciones estables.2

Los ejemplares del Noreste de España y del sur de Francia se consideran introducidos a partir de ejemplares de la costa argelina en el siglo XIX3 por lo tanto se incluyen en la subespecie Discoglossus pictus auritus.

La antigua subespecie Discoglossus pictus scovazzi que se distribuye por Marruecos se considera actualmente una especie separada.
Hábitat

Se encuentra en una amplia variedad de hábitats mediterraneos, desde áreas abiertas, zonas costeras arenosas, pastos, cultivos y bosques. Abundan en zonas con vegetación densa cerca de cuerpos de agua, a veces se encuentran en aguas salobres. En Sicilia, aprovecha los canales y otras instalaciones de riego.
Amenazas

La población de Sicilia se encuentra amenazada en las zonas donde se abandona el aprovechamiento tradicional de las tierras agrícolas, como por ejemplo, la urbanización. En Malta, la amenaza principal es el abuso de extracción de agua de acuíferos. En España y Francia las poblaciones están en franca expansión.

Ha recibido 9 puntos

Vótalo:

73. Abdominoplastia

Sugerido por Raquel1982 el 11.10.2016 a las 19:31h.

Cuando me hagan la operación de abdominoplastia quiero ir a África a ver los reptiles típicos de allí pero antes tengo que operarme de la barriga y recuperarme bien de la intervención.

Ha recibido 0 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil