Versión impresa

Fauna de Oceanía

Fauna de Oceanía

  • Lista creada por irenegm.
  • Publicada el 09.10.2016 a las 23:10h.
  • Clasificada en la categoría Internacional.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

Avatar de irenegm

Último acceso 20:30h

Perfil de irenegm

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de irenegm

Acciones de la lista

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

1. DELFÍN DE HÉCTOR

DELFÍN DE HÉCTOR

El delfín de Héctor o delfín de cabeza blanca (Cephalorhynchus hectori) es una especie de cetáceo odontoceto de la familia Delphinidae que habita los mares de Nueva Zelanda.2 Índice [ocultar] 1 Descripción 2 Población y distribución 2.1 Subespecies 3 Estado de conservación 4 Referencias... Ver mas
El delfín de Héctor o delfín de cabeza blanca (Cephalorhynchus hectori) es una especie de cetáceo odontoceto de la familia Delphinidae que habita los mares de Nueva Zelanda.2
Índice [ocultar]
1 Descripción
2 Población y distribución
2.1 Subespecies
3 Estado de conservación
4 Referencias
5 Enlaces externos
Descripción[editar]

Delfín de Héctor en Kaikoura, Nueva Zelanda, 2000.
El delfín de Héctor es el más pequeño de los integrantes de la familia Delphinidae. Los adultos tienen una longitud de 1,2 a 1,6 m y un peso de 40 a 60 kg.3 La especie tiene un ligero dimorfismo sexual, las hembras son ligeramente más grandes y pesadas que los machos. La forma del cuerpo es robusta sin un pico u hocico distinguible.
El delfín de Héctor tiene una aleta dorsal redondeada y bordes cóncavos. El color general es un gris pálido pero una inspección más detallada revela un complejo tapizado cromático. La frente es gris con reflejos negros y la punta del hocico es negra. El pecho y el vientre son blancos, y sobre ellos una línea gris oscuro corre desde las aletas hasta los ojos. Otra banda corre desde los lados hasta la aleta dorsal.
El animal pesa unos 9 kg al nacer. Vive aproximadamente 20 años. Cuando saltan suelen caer de costado, para producir un fuerte chapoteo. Vive en grupos de dos a ocho individuos. Son animales activos, que suelen saltar y divertirse con el oleaje.
Población y distribución[editar]

Delfines de Héctor en Porpoise Bay.
Habitan las regiones costeras de Nueva Zelanda. Existen dos poblaciones principales conocidas, una en cada lado de la isla septentrional. Los dos grupos están separados por las aguas profundas del estrecho de Cook y la punta sudeste de la isla Sur. La especie parece ser reacia a cruzar zonas de aguas profundas. La población total se estimó en alrededor de 3.500 ejemplares en la década de 1980. En 2005 se estimó la población de la isla Sur en unos 7.270 individuos y para 2006 La subespecie de la isla Norte se calculó en 111 delfines.
Pueden avistarse dentro de un margen de 10 km costas afuera en verano, y más raramente en invierno. Se han reportado avistamientos ocasionales en Australia y Malasia, pero resultaron errores de identificación.
Subespecies[editar]

Dos delfines de Héctor en Porpoise Bay.
El delfín de Héctor cuenta con 2 subespecies Cephalorhynchus hectori hectori y Cephalorhynchus hectori maui.2 C. hectori maui habita la costa noroeste de la isla norte de Nueva Zelandia (delfín de Maui), que constituye la subespecie de cetáceos marinos más amenazada. Otras especies en estado similar de conservación habitan sólo ríos o estuarios. Se cree que existen máximo 100 ejemplares en su medio natural. El delfín de Maui se encuentra en peligro crítico porque es capturado en las redes de pesca o herido por las hélices de los barcos. Los ejemplares adultos tienen en promedio 120 a 140 cm de longitud, y un peso de 50 kg; tienen una aleta dorsal redondeada, y presentan flancos grises y vientre blanco. El delfín realiza cortas zambullidas de hasta 90 s para alimentarse con crustáceos o pequeños peces en el fondo del mar.
Estado de conservación[editar]
Este delfín en 2008 fue incluido en la Lista Roja de la UICN, como especie en peligro de extinción (EN del inglés Endargered), debido a que se ha proyectado un 50% de declinación durante tres generaciones (39 años).
La amenaza más significativa para la especie es la captura accidental por dispositivos de pesca. Desde 1970 a la fecha, se cree que esto ha causado la reducción en un 50% la población. En 1988 se creó una reserva en la Península de Banks, donde se prohíbe la pesca con redes. Esto ha detenido la disminución de ejemplares, pero todavía no se ha registrado un incremento. Otras amenazas como el choque con hélices navales puede estar impidiendo el retorno a la estabilidad.
En marzo de 2004, el Departamento de Conservación de Nueva Zelanda inició un sistema de seguimiento por satélite mediante sensores colocados a tres delfines de Héctor. Si su actividad puede ser monitoreada satisfactoriamente, el sistema será extendido a la muy amenazada subespecie de Maui. Además se nombró al apneísta William Trubridge embajador de los delfines maui con intención de concienciar a la población mundial de la importancia que tiene mantener especies como esta en la biosfera.

Ha recibido 21 puntos

Vótalo:

2. CASUARIO

CASUARIO

Casuarius es un género de aves Casuariiformes de la familia Casuariidae conocidas vulgarmente como casuarios. Está compuesto por tres especies que se distribuyen en Australia y Nueva Guinea. Son aves solitarias no voladoras que viven en la selva lluviosa tropical, donde se alimentan de las... Ver mas
Casuarius es un género de aves Casuariiformes de la familia Casuariidae conocidas vulgarmente como casuarios. Está compuesto por tres especies que se distribuyen en Australia y Nueva Guinea. Son aves solitarias no voladoras que viven en la selva lluviosa tropical, donde se alimentan de las frutas caídas, de algunos hongos y pequeños animales. Su plumaje negro está formado por plumas ásperas, algunas de ellas terminan en filamentos como pelos. El cuello es de color azul y rojo (carúncula) y tienen una gran protuberancia ósea sobre la cabeza, llamada casco, que puede dar protección al ave en los momentos en que el animal se desplaza entre la densa vegetación de su hábitat.
La hembra se puede aparear con varios machos, armando una nidada con cada uno de ellos. Ponen sus huevos en un lecho de hojas en el suelo boscoso. Los pichones son cuidados por los padres durante nueve meses. El macho se hace cargo de la incubación, pero ambos progenitores cuidan a las crías.1
Sistemática y evolución[editar]
Mientras que las relaciones filogenéticas del resto de los paleognatos no han sido aún aclaradas, tanto los estudios moleculares como morfológicos coinciden en que los casuarios forman un clado con los emúes.2 3 Por otra parte, la posición de este grupo con respecto a los otros paelognatos varía según los estudios de datos moleculares (los cuales establecen al clado como el grupo hermano de los kiwis) y morfológicos.4
Casuarius Brisson, 1760
Casuarius casuarius (Linnaeus), 1758
Casuarius bennetti Gould, 1858
Casuarius unappendiculatus Blyth, 1860
Casuarius lydekkeri5 Rothschild, 1911 †

Ha recibido 17 puntos

Vótalo:

3. ORNITORRINCO

ORNITORRINCO

El ornitorrinco (Ornithorhynchus anatinus) es una especie de mamífero semiacuático endémico del este de Australia y de la isla de Tasmania. Es una de las cinco especies –junto con las cuatro de equidna– que perviven en la actualidad del orden de los monotremas, grupo que reúne a los únicos... Ver mas
El ornitorrinco (Ornithorhynchus anatinus) es una especie de mamífero semiacuático endémico del este de Australia y de la isla de Tasmania. Es una de las cinco especies –junto con las cuatro de equidna– que perviven en la actualidad del orden de los monotremas, grupo que reúne a los únicos mamíferos actuales que ponen huevos en lugar de dar a luz crías vivas. Es el único representante vivo de la familia Ornithorhynchidae y del género Ornithorhynchus.
La inusual apariencia de este mamífero –ponedor de huevos, venenoso, con hocico en forma de pico de pato, cola de castor y patas de nutria– desconcertó a los naturalistas europeos cuando se lo encontraron por primera vez, llegando incluso a ser considerado por algunos como una elaborada falsificación.4 Es uno de los pocos mamíferos venenosos existentes; los machos tienen un espolón en las patas posteriores que libera un veneno capaz de producir un dolor intenso a los humanos. Sus características únicas lo convierten en un importante sujeto de estudio en el campo de la biología evolutiva, así como en un símbolo reconocible e icónico de Australia; ha aparecido como mascota en acontecimientos nacionales y aparece al dorso de la moneda australiana de 20 céntimos. El ornitorrinco es el emblema animal del estado de Nueva Gales del Sur.5
Hasta principios del siglo XX se lo cazaba por su piel, pero actualmente está protegido en todo su ámbito de distribución. No se considera que se encuentre bajo amenaza inmediata, a pesar de que los programas de reproducción en cautividad han tenido un éxito bastante limitado, y de que es una especie vulnerable a los efectos de la contaminación.1
Índice [ocultar]
1 Taxonomía y etimología
2 Morfología
2.1 Veneno
2.2 Electrolocalización
3 Ecología y comportamiento
3.1 Reproducción
4 Evolución
5 Estado de conservación
6 Referencias culturales
7 Véase también
8 Referencias
8.1 Bibliografía
8.2 Bibliografía complementaria
9 Enlaces externos
Taxonomía y etimología[editar]
Cuando el ornitorrinco fue descubierto por primera vez por los europeos en 1798, el capitán John Hunter, segundo gobernador de Nueva Gales del Sur, envió un bosquejo y la piel de un ejemplar a Gran Bretaña.6 A la vista de tan extraño animal, los científicos británicos creyeron encontrarse ante una broma pesada.4 George Shaw, que en 1799 hizo la primera descripción del ornitorrinco en la revista Naturalist's Miscellany, afirmó que era imposible no haber mostrado dudas sobre su autenticidad y Robert Knox creyó que podría haber sido creado por algún taxidermista asiático.7 Se creía que alguien había cosido el pico de un pato al cuerpo de un animal parecido a un castor. Shaw incluso utilizó unas tijeras para comprobar si había suturas en la piel disecada.4
Su nombre común en inglés, Platypus, es un término latinizado derivado de las palabras griegas πλατύς (platys, plano, ancho) y πους (pous, pie), «pie plano».8 Shaw se lo asignó como un nombre de género linneano cuando lo describió por primera vez (siendo el nombre de la especie Platypus anatinus), pero pronto se descubrió que ese nombre de género ya pertenecía a unos escarabajos de la madera (género Platypus).9 En 1800 fue descrito de manera independiente como Ornithorhynchus paradoxus por Johann Blumenbach, a partir de un ejemplar que le entregó Sir Joseph Banks,10 y, siguiendo las reglas de prioridad de nomenclatura, posteriormente se le reconoció oficialmente como Ornithorhynchus anatinus.9
El nombre científico se forma con Ornithorhynchus, que deriva de la palabra griega ornithorhynkhos (ὄρνις, -ιθος, pájaro, y ῥύγχος, pico); y anatinus, que en latín significa «semejante a un pato». El nombre común en español proviene también del griego ornithorhynkhos.11
Morfología[editar]

Primer plano en el que se aprecia su distintivo hocico.
Por lo general es de un color marrón intenso en la espalda y los lados de la cabeza, cuerpo y parte superior de las patas; la región ventral es de un color rubio o gris sedoso.12 El cuerpo y la ancha cola plana están cubiertos con un pelaje espeso que retiene una capa de aire aislante que mantiene al animal caliente.4 9 La cola es similar a la del castor, pero a diferencia de éste, que la emplea para propulsarse, el ornitorrinco solo la utiliza para maniobrar en el agua; asimismo utiliza la cola como almacén de reservas de grasa, una adaptación que también presentan animales como el diablo de Tasmania (Sarcophilus harrisii).13 Tiene patas palmeadas y un gran hocico ancho y plano, cubierto de una piel suave y de aspecto similar a goma húmeda; estos rasgos son más parecidos a los encontrados en un pato que a los encontrados en cualquier mamífero conocido. La membrana que posee entre los dedos de las patas delanteras es mayor que la de las posteriores y sobrepasa el extremo de los dedos para conseguir mayor superficie de empuje, ya que es con las extremidades anteriores con las que se desplaza durante el buceo. Cuando se desplaza por tierra pliega dicha membrana hacia atrás, dejando expuestas sus fuertes uñas.9
A diferencia del pico de las aves, en el que las partes superior e inferior se separan para revelar la boca, su hocico es un órgano sensorial con la boca en la parte inferior. Los orificios nasales están situados en la superficie dorsal del hocico, mientras que los ojos y las orejas se encuentran en un surco situado justo detrás del hocico; este surco se cierra cuando el animal nada.9 Tiene aproximadamente la mitad de receptores olfativos que la mayoría de los mamíferos, sin embargo cuenta con la habilidad de oler bajo el agua, adaptación valiosa durante su búsqueda subacuática de alimento. Los investigadores piensan que esta habilidad puede haberse ganado cuando el linaje de los ornitorrincos experimentó una expansión en los genes que codifican para cierto receptor de olor llamado receptor vomeronasal.14 Se ha escuchado a ornitorrincos emitir un gruñido grave cuando se los molesta, y en ejemplares en cautividad se han registrado varios tipos de vocalizaciones.4
Dimensiones promedio9 15
Peso (kg) Longitud (cm)
Cuerpo Cola Hocico
Macho 1,0 - 2,4 45 - 60 10,5 - 15,3 5,8
Hembra 0,7 - 1,6 39 - 55 8,3 - 12,0 5,2
El peso varía considerablemente, entre 700 y 2400 g, y los machos son más grandes que las hembras: los machos miden, en promedio, unos 50 cm mientras que las hembras miden unos 43 cm.9 Hay diferencias significativas en el tamaño medio de una región a otra. Estas diferencias no parecen seguir ninguna regla climática concreta y podría deberse a otros factores ambientales como los predadores o la presencia de humanos.16
Mantiene una temperatura corporal de 31-32 °C, que contrasta con los 38 °C típicos de los mamíferos placentarios.17 Las investigaciones sugieren que se trata de una adaptación gradual a condiciones ambientales duras por parte del reducido número de especies supervivientes de monotremas, y no de una característica histórica de los mismos.18 19
Las crías tienen molares tricúspides que pierden antes o justo después de dejar la madriguera donde han nacido;20 21 los adultos, en cambio, tienen en su lugar fuertes placas queratinosas.9 Su mandíbula está configurada de manera diferente a la de otros mamíferos y el músculo que la abre es diferente.9 Como en todos los mamíferos verdaderos, los pequeños huesos que conducen el sonido al oído medio están plenamente incorporados al cráneo, en lugar de estar en la mandíbula, como en los cinodontes y otros sinápsidos premamíferos. Sin embargo, la abertura externa del oído todavía permanece en la base de la mandíbula.9 El ornitorrinco tiene siete vértebras cervicales, el número habitual en los mamíferos, sin embargo cuenta con huesos adicionales en la cintura escapular, incluida una interclavícula, que no se encuentra en otros mamíferos, y muestra algunos rasgos reptilianos en su esqueleto.9 También tiene un andar semejante a los reptiles, con las patas situadas en los lados del cuerpo, no debajo,9 y, para evitar posibles daños en la gran membrana interdigital de sus patas delanteras, se desplaza apoyándose sobre los nudillos.22
Veneno[editar]

El espolón calcáneo de las patas posteriores de los machos puede inyectar veneno.
Aunque tanto los machos como las hembras nacen con espolones en el tobillo, solo los del macho liberan veneno,9 23 24 compuesto principalmente por proteínas similares a defensinas (DLP), tres de las cuales son únicas en el ornitorrinco.23 Las defensinas son producidas por su sistema inmunitario. A pesar de que el veneno es lo suficientemente potente como para matar animales pequeños, o incluso perros, no es letal para los humanos, aunque tras una picadura pronto aparece un edema alrededor de la herida que se extiende gradualmente por el miembro afectado y causa un dolor tan intenso que ni siquiera puede ser calmado con morfina.23 24 La información obtenida de los estudios de caso y pruebas anecdóticas indica que el dolor se transforma en una hiperalgesia de larga duración que persiste durante días o incluso meses.25 El veneno se produce en las glándulas crurales del macho, unas glándulas alveolares en forma de riñón conectadas al espolón calcáneo de ambas patas posteriores a través de un conducto con paredes delgadas. Las hembras, al igual que en los equidnas, nacen con púas rudimentarias que no se desarrollan y caen antes de que lleguen a alcanzar un año de edad y carecen de glándulas crurales funcionales.9
El veneno parece tener una función diferente a la del producido por especies no mamíferas; sus efectos no suelen ser letales, pero son lo bastante potentes como para debilitar seriamente a la víctima. Puesto que solo los machos producen veneno y la producción aumenta durante la época de apareamiento, se teoriza que es utilizado como arma ofensiva para hacer valer su dominio durante este período.23
Electrolocalización[editar]
Los monotremas son los únicos mamíferos de los que se sabe que tienen un sentido de electrorrecepción; localizan sus presas, en parte, mediante la detección de campos eléctricos generados por las contracciones musculares de éstas. La electrorrecepción del ornitorrinco es la más sensible de todos los monotremas.26 27

Ilustración realizada por John Gould (1863).
Los electrorreceptores están situados en hileras rostrocaudales en la piel del hocico, mientras que los mecanorreceptores (que detectan el tacto) están distribuidos uniformemente por el hocico. La zona electrosensible de la corteza cerebral se encuentra en el área somatosensorial táctil, y algunas células corticales reciben estímulos tanto de los electrorreceptores como de los mecanorreceptores, lo que sugiere una asociación estrecha entre los sentidos de electrorrecepción y del tacto. Tanto los electrorreceptores como los mecanorreceptores del hocico dominan el mapa somatotópico de su cerebro, del mismo modo que las manos humanas dominan el mapa del homúnculo cortical de Penfield.28 29
Puede determinar la dirección de una fuente eléctrica, posiblemente comparando diferencias en la intensidad de la señal a lo largo de la capa de electrorreceptores. Esto explicaría el movimiento característico de la cabeza del animal de un lado a otro cuando sale a cazar. La convergencia cortical de los estímulos electrosensoriales y táctiles sugieren la existencia de un mecanismo para determinar la distancia de las presas que, cuando se mueven, emiten tanto señales eléctricas como pulsos de presión mecánicos, lo que también permitiría calcular la distancia a partir de la diferencia en el tiempo de llegada de las dos señales.26
El ornitorrinco no busca alimento mediante la vista o el olfato,30 cierra sus ojos, oídos y nariz cuando se zambulle,31 y excava con el hocico en el fondo de riachuelos. Los electrorreceptores de su hocico detectan los pequeños movimientos de sus presas al distinguir los objetos animados de los inanimados en esta situación en que los mecanorreceptores están constantemente estimulados.26 Las presas generarían minúsculas corrientes eléctricas con sus contracciones musculares que podrían ser detectados por sus sensibles electrorreceptores. Se ha demostrado experimentalmente que el ornitorrinco reacciona ante un «camarón» artificial si se hace pasar una corriente eléctrica débil a través de él.32
Ecología y comportamiento[editar]

Ornitorrinco en su medio natural.
Es un animal semiacuático y vive en pequeños riachuelos y ríos en un área biogeográfica que cuenta con una amplia variedad de hábitats y climas, que va desde las frías zonas montañosas de Tasmania y los Alpes Australianos hasta las selvas tropicales de las costas de Queensland.12 No se tiene conocimiento de su distribución en el interior australiano; se extinguió en Australia Meridional, salvo una población introducida en la isla Canguro entre 1929 y 1946 que todavía mantiene poblaciones activas,33 34 y ya no habita en gran parte de la cuenca Murray-Darling, posiblemente debido al declive de la calidad del agua provocado por la tala de árboles y la irrigación a gran escala.35 A lo largo de los sistemas fluviales costeros, su distribución es impredecible; parece estar ausente de algunos ríos relativamente sanos, pero continúa viviendo en otros que están bastante degradados (como el curso bajo del río Maribyrnong).36
Archivo:Ornithorhynchus anatinus -Sydney Aquarium, Sydney, Australia -swimming-6a.ogv
Vídeo mostrando su comportamiento en el Acuario de Sídney. En cautiverio algunos ejemplares han sobrevivido hasta los diecisiete años de edad.
En cautiverio algunos ejemplares han sobrevivido hasta los diecisiete años de edad y han sido capturados ejemplares silvestres con una edad de once años. La tasa de mortalidad de los adultos en estado salvaje parece ser baja.9 Entre sus predadores naturales se encuentran las serpientes, la rata de agua australiana (Hydromys chrysogaster), varanos, halcones, búhos y águilas. Las pequeñas poblaciones del norte de Australia se deben posiblemente a la depredación de los cocodrilos.37 La introducción del zorro rojo a mediados de los años 1800 para la caza deportiva y como predador para el conejo puede haber tenido cierto impacto en el número de ornitorrincos en el continente.16 38 Por regla general es un animal nocturno y crepuscular, sin embargo hay individuos activos durante el día, particularmente cuando el cielo está cubierto.39 40 Suele habitar ríos elevados y las zonas ribereñas, tanto por la disponibilidad de presas como de bancos de arena donde excavar madrigueras para anidar y descansar.40 Un ejemplar puede abarcar un territorio de un radio de hasta siete kilómetros y, en el caso de los machos, dicho territorio solapa el de tres o cuatro hembras.41
El ornitorrinco es un nadador excelente y pasa gran parte del tiempo en el agua buscando alimento. Cuando nada, puede distinguirse de otros mamíferos australianos por la ausencia de orejas visibles.42 Una de sus características, única entre los mamíferos, es que nada impulsándose en el agua batiendo alternativamente las patas delanteras; aunque sus cuatro patas están palmeadas, las posteriores, que pliega contra el cuerpo, no contribuyen al impulso sino que sirven para la dirección, en combinación con la cola.43 Es una especie homeoterma que mantiene su temperatura corporal en torno a 32 °C (inferior a la de la mayoría de mamíferos) incluso cuando busca alimento durante horas en aguas por debajo de los 5 °C.9

Normalmente sus inmersiones duran unos 30 segundos.
Normalmente sus inmersiones duran unos 30 segundos; pueden durar más pero pocas superan su límite aeróbico estimado de 40 segundos. Para recuperarse de sus inmersiones pasa entre 10 y 20 segundos en la superficie del agua.44 45 El ornitorrinco es carnívoro; se alimenta de anélidos, larvas de insectos, camarones de agua dulce y cangrejos de río que extrae del fondo fluvial escarbando con el hocico o que caza mientras nada. Utiliza unos sacos maxilares para almacenar su alimento junto con piedras de pequeño tamaño que le ayudan a triturarlo. Una vez que los sacos están llenos, o cuando captura una presa de mayor tamaño, asciende a la superficie para ingerir las capturas.42 Necesita comer aproximadamente un 20 % de su peso cada día. Esto implica que tiene que pasar una media de 12 horas al día buscando alimento.44 Cuando no se encuentra dentro del agua, se retira a una pequeña y recta madriguera de reposo, de corte transversal oval, situada casi siempre en la orilla un poco por encima del nivel del agua, y a menudo escondida bajo una maraña protectora de raíces.42
Reproducción[editar]
Cuando los europeos descubrieron al ornitorrinco, los científicos estaban divididos sobre la cuestión de si la hembra ponía huevos. Este hecho no fue confirmado hasta 1884, cuando W. H. Caldwell fue enviado a Australia, donde, después de una intensa investigación ayudado por un equipo de 150 aborígenes, consiguió encontrar algunos huevos.9 23 Consciente del elevado precio de enviar un telegrama al Reino Unido basado en el coste por palabra, Caldwell envió un célebre y lacónico mensaje a Londres: «Monotremes oviparous, ovum meroblastic» (Monotremas ovíparos, huevo meroblástico).46 Es decir, los monotremas ponen huevos, y los huevos se asemejan a los de los reptiles en el hecho que solo una parte del huevo se divide durante el desarrollo.
La especie solo tiene un período de apareamiento; después de un complicado cortejo que termina con la pareja nadando unida describiendo círculos lentamente, mientras el macho sujeta con el pico la cola de la hembra,47 la copulación se produce entre junio y octubre, con una cierta variación local a lo largo de su área de distribución.37 La observación histórica, los estudios basados en el marcaje y la recaptura, e investigaciones preliminares de genética de poblaciones indican la posibilidad de que haya miembros permanentes y temporales en las poblaciones, y sugieren un sistema de apareamiento poligínico.48 Se cree que las hembras se vuelven sexualmente activas durante su segundo año de vida, y se ha confirmado que animales de más de nueve años de edad todavía se aparean.48

Ejemplar saliendo de su madriguera.
Fuera de la temporada de apareamiento, el ornitorrinco vive en una sencilla madriguera de tierra, con la entrada unos 30 cm por encima del nivel del agua. Después del acoplamiento, la hembra construye una madriguera más profunda y elaborada de hasta 20 metros de longitud, y la tapona a intervalos, quizás como protección contra la subida del nivel del agua o contra predadores, o como método de regulación de la humedad y la temperatura.49 El macho no desarrolla ningún papel en la cría de la descendencia, y se retira a su madriguera. La hembra recubre y acolcha la tierra de la madriguera con hojas muertas y húmedas y llena el nido al final del túnel con hojas muertas y cañas para realizar la cama, donde incubará sus huevos. Arrastra este material al nido enroscándolo con su cola.4
Las hembras tienen un par de ovarios, pero solo el izquierdo es funcional.39 Ponen entre uno y tres (generalmente dos) huevos pequeños y coriáceos (parecidos a los de los reptiles), que miden unos 11 mm de diámetro y son un poco más redondeados que los de las aves.50 Los huevos se desarrollan en el útero durante unos 28 días, con solo unos 10 días de incubación externa (a diferencia de los huevos de gallina, que pasan un día en el tracto y tres semanas en el exterior).39 Tras la puesta de estos huevos pegajosos y de cáscara fina, la hembra se acurruca a su alrededor sosteniéndolos contra su vientre con la cola.37 El período de incubación se divide en tres partes. En la primera el embrión carece de órganos funcionales y se mantiene gracias al saco de vitelo. El vitelo es absorbido por la cría en desarrollo.51 Durante la segunda se desarrollan los dedos, y en la última aparece el «diente de huevo».39 52
Los recién nacidos son vulnerables, ciegos y sin pelo, y son alimentados con la leche de la madre. Aunque posee glándulas mamarias, carece de pezones; la leche se libera a través de los poros de la piel. La hembra tiene unos surcos en el abdomen que forman balsas de leche que permiten a las crías lamerla.4 37 Tras la eclosión, las crías son amamantadas durante tres o cuatro meses. Durante la incubación y el período de lactancia la madre inicialmente solo deja la madriguera por períodos cortos para buscar alimento. Cuando lo hace, crea una serie de delgados tapones de tierra a lo largo de la madriguera, posiblemente para proteger a las crías de los predadores; cuando empuja estos tapones durante el regreso, le absorben el agua del pelaje, lo que permite que la madriguera permanezca seca.53 Transcurridas unas cinco semanas, la madre empieza a pasar más tiempo separada de las crías y, cuando tienen unos cuatro meses, abandonan la madriguera.37 Los ornitorrincos nacen con dientes, pero se les caen a una edad muy temprana, dejando unas placas córneas con las que muelen la comida.54
Evolución[editar]

Esqueleto de ornitorrinco.
El ornitorrinco y el resto de monotremados eran muy poco conocidos, y algunos de los mitos del siglo XIX que se inventaron respecto a ellos (por ejemplo que eran «inferiores» o casi reptilianos) todavía perduran.55 En 1947, William King Gregory teorizó que los mamíferos placentarios y los marsupiales podrían haber divergido antes y que una ramificación posterior dividió los monotremas y los marsupiales, pero las investigaciones posteriores y los descubrimientos fósiles han demostrado que la hipótesis era incorrecta.55 56 De hecho, los monotremas modernos son los supervivientes de una ramificación temprana del árbol de los mamíferos, y se cree que una divergencia posterior condujo a los grupos de los marsupiales y los placentarios.55 57 El reloj molecular y la datación de fósiles apuntan a que la separación de los ornitorrincos de los equidnas se produjo hace aproximadamente 19-48 millones de años.58
El fósil más antiguo descubierto de ornitorrinco moderno data de hace unos 100 000 años, durante el período Pleistoceno. Los monotremas extintos (Teinolophos y Steropodon) estaban estrechamente relacionados con el ornitorrinco moderno.56 Un Steropodon fosilizado fue descubierto en Nueva Gales del Sur, consistente en un maxilar inferior opalizado con tres dientes molares (mientras que el ornitorrinco adulto moderno carece de dientes). Inicialmente se creyó que los molares eran tribosfénicos, cosa que habría apoyado una variación de la teoría de Gregory, pero investigaciones posteriores sugirieron que, a pesar de tener tres cúspides, evolucionaron en un proceso separado.20 Se cree que el fósil tiene unos 110 millones de años de antigüedad, lo que significa que este animal parecido al ornitorrinco vivía en el período Cretácico, lo que lo convierte en el fósil de mamífero más antiguo descubierto en Australia. Monotrematum sudamericanum, otro pariente extinto del ornitorrinco fue descubierto en Argentina, lo que indica que los monotremas estaban presentes en el supercontinente de Gondwana cuando los continentes de Sudamérica y Australia estaban unidos vía la Antártida.20 59
Debido a la divergencia temprana de los mamíferos terios y el reducido número de especies vivientes de monotremas, el ornitorrinco es un importante y frecuente sujeto de estudio en el campo de la biología evolutiva. En 2004 investigadores de la Universidad Nacional de Australia descubrieron que tiene diez cromosomas sexuales, en contraste con los dos (XY) de la mayoría de los mamíferos (por ejemplo, un macho siempre será XYXYXYXYXY).60 A pesar de que se les da la designación XY de los mamíferos, los cromosomas sexuales del ornitorrinco son más similares a los cromosomas sexuales ZZ/ZW de las aves. Su genoma también tiene genes tanto reptilianos como mamiferoides asociados con la fertilización de los huevos.61 Dado que carece del gen SRY que determina el sexo en los mamíferos, todavía no se conoce el proceso de determinación del sexo del ornitorrinco.62 63 El 8 de mayo del 2008 se publicó una versión preliminar de su secuencia genómica en la revista Nature, que mostraba elementos tanto de reptiles como de mamíferos, así como dos genes que anteriormente solo se habían descubierto en aves, anfibios y peces. El estudio encontró que más del 80 % de sus genes son comunes a los mamíferos de los que se han secuenciado los genes, y que el genoma del ornitorrinco, como el animal en sí, es una amalgama de ancestros reptilianos y características derivadas de los mamíferos.61
Estado de conservación[editar]
Excepto por su desaparición del estado de Australia Meridional, el ornitorrinco ocupa la misma distribución general que antes de la colonización europea de Australia. Sin embargo se han documentado cambios locales y la fragmentación de su distribución debido a la modificación de su hábitat por parte de los humanos. Por otro lado, su abundancia actual e histórica no es muy conocida y probablemente ha sufrido un declive de sus poblaciones, a pesar de que todavía se lo considera común en la mayor parte de su distribución actual.40 La especie fue intensamente cazada por su piel hasta los primeros años del siglo XX y, a pesar de estar protegida en toda Australia a partir de 1905,53 hasta 1950 todavía corría el peligro de ahogarse en las redes de los pesqueros de interior.35 El ornitorrinco no parece correr un peligro inmediato de extinción gracias a las medidas de conservación adoptadas, pero podría verse afectado por la destrucción de su hábitat provocada por los embalses, la irrigación y la contaminación y por las muertes por ahogamiento al quedar atrapados en las redes y las trampas colocadas para la captura de peces y crustáceos.1 Existen estrictas normas que impiden su exportación, por lo que solamente se le puede encontrar, tanto en libertad como en cautividad, en territorio australiano.64 La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza lo lista como especie casi amenazada en su Lista Roja,1 aunque algunos investigadores consideran que debería ser clasificada como «potencialmente vulnerable» debido a su dependencia de ambientes acuáticos amenazados por las sequías, el cambio climático y la degradación a causa de las actividades humanas.65

Ilustración de un ornitorrinco en un libro para niños publicado en Alemania en 1798.
Los ornitorrincos sufren generalmente pocas enfermedades en estado salvaje; sin embargo en Tasmania existe una gran preocupación sobre el potencial impacto de una enfermedad causada por el hongo Mucor amphibiorum. La enfermedad (denominada «mucormicosis») solo afecta a los ornitorrincos de Tasmania, y no ha sido observada en el resto del continente australiano. Los animales afectados pueden desarrollar desagradables lesiones cutáneas o úlceras en varias partes del cuerpo, como la espalda, la cola y las patas. La mucormicosis puede matarlos; la muerte viene provocada por infecciones secundarias y porque queda afectada la capacidad del animal para mantener su temperatura corporal y su eficiencia a la hora de buscar alimento. La Sección de Conservación de la Biodiversidad del Departamento de Industrias Primarias y Agua está colaborando con varios departamentos gubernamentales e investigadores de dos universidades australianas para determinar el impacto de la enfermedad sobre los ornitorrincos de Tasmania, así como el mecanismo de transmisión y la difusión de la enfermedad.66
La mayor parte del mundo conoció al ornitorrinco en 1939 cuando la National Geographic Magazine publicó un artículo sobre este sorprendente animal y los esfuerzos llevados a cabo para su estudio y cría en cautividad. Se trataba de una tarea difícil, y desde entonces solo se ha conseguido criar con éxito unos pocos ejemplares. La figura más destacada de estos esfuerzos fue David Fleay, que puso en marcha un «ornitorrincuario» simulando un riachuelo dentro de un tanque en el Healesville Sanctuary en Victoria, donde consiguió el primer nacimiento con éxito de un ornitorrinco en cautividad en 1943. En 1972 encontró una cría muerta de unos cincuenta días de edad, que presumiblemente había nacido en cautividad, en su parque faunístico de Burleigh Heads en la Costa de Oro de Queensland.67 Healesville volvió a tener éxito en 1998 y de nuevo en 1999 con un tanque con un riachuelo similar al montado en los años 1940. El Zoo de Taronga de Sídney consiguió el nacimiento de gemelos en 2003,68 y hubo un nuevo nacimiento con éxito en 2006.69
Referencias culturales[editar]
Dadas las singulares características del ornitorrinco, a veces se ha dicho, a modo de broma, que es una prueba de que Dios tiene sentido del humor (por ejemplo, al inicio de la película Dogma). Como símbolo de lo extraño se ha utilizado para algunas reflexiones filosóficas, como por ejemplo las de Umberto Eco en su obra Kant y el ornitorrinco (1997) o las de Thomas Cathcart en Platón y un ornitorrinco entran en un bar... La filosofía explicada con humor (2008).
Aparece a menudo como personaje de programas infantiles de televisión, como el popular «Perry el Ornitorrinco» en el programa Phineas y Ferb de Disney Channel, o «la familia Ornitorrinco» de Mister Rogers' Neighborhood, y es protagonista de poemas infantiles de autores como el australiano Banjo Paterson o de la española Gloria Fuertes.70 71 También ha aparecido en algunos temas musicales, como Platypus (I Hate You) de Green Day o Platypus de Mr. Bungle.
Su peculiar apariencia ha hecho que aparezca en muchos medios, especialmente en su Australia natal. Se ha usado en varias ocasiones como mascota: «Syd» el ornitorrinco fue una de las tres mascotas elegidas para los Juegos Olímpicos de Sídney 2000, junto con un equidna y una cucaburra,72 «Expo Oz» lo fue en la Exposición Mundial de 1988 celebrada en Brisbane,73 y el ornitorrinco «Hexley» es la mascota del sistema operativo Darwin, de Apple, uno de los principales componentes en los que se basan Mac OS X e iPhone OS.74
Desde la introducción del sistema decimal en las monedas de Australia en 1966, la imagen decorada en relieve de un ornitorrinco figura en el reverso de la moneda de 20 céntimos. El ornitorrinco es el emblema animal del estado de Nueva Gales del Sur.5

Ha recibido 15 puntos

Vótalo:

4. WOMBAT

WOMBAT

Los vombátidos (Vombatidae) son una familia de marsupiales diprotodontos conocidos comúnmente como uómbats o wombats. Se encuentran solo en Australia, incluida Tasmania, y tienen la apariencia de un oso musculado, pequeño y de patas muy cortas. Actualmente existen tres especies de uómbats con... Ver mas
Los vombátidos (Vombatidae) son una familia de marsupiales diprotodontos conocidos comúnmente como uómbats o wombats. Se encuentran solo en Australia, incluida Tasmania, y tienen la apariencia de un oso musculado, pequeño y de patas muy cortas. Actualmente existen tres especies de uómbats con vida, todas las cuales miden alrededor de un metro y pesan entre 20 y 35 kg. Su color de piel varía del beige al marrón y del negro al grís.
Índice [ocultar]
1 Características
2 Géneros y especies
2.1 Géneros extintos
3 Enlaces externos
Características[editar]

Uómbat Adulto.

Uómbat.
Los uómbats son herbívoros y se alimentan de hierbas, juncias y raíces. Habitan en extensas madrigueras que cavan con sus dientes delanteros (similares a los de un roedor) y sus poderosas garras. Aunque son animales principalmente crepusculares y nocturnos, los uómbats se aventuran también a buscar alimento en días fríos o nublados. No se dejan ver fácilmente, pero sí suelen dejar un rastro visible de su paso, como agujeros debajo de las vallas por donde pasan y unos distintivos excrementos de forma cúbica.
Poseen un metabolismo extraordinariamente lento: tardan alrededor de 14 días en completar la digestión, y no suelen moverse con rapidez. Aun así, son animales raudos y ágiles. En caso necesario, pueden fácilmente sobrepasar a un hombre en carrera e invocar inmensas reservas de fuerza. La principal defensa del uómbat contra un depredador bajo tierra consiste en aplastarlo contra el techo del túnel hasta que el invasor deja de respirar.
El periodo de gestación de una hembra uómbat suele durar unos 20 o 21 días. Tienen unas bolsas marsupiales bien evolucionadas, donde las crías viven seis o siete meses después de la gestación en el vientre materno. Son destetados a los 15 meses de edad y alcanzan la edad reproductiva a los 18 meses.
Géneros y especies[editar]
Género Vombatus
Vombatus ursinus
Género Lasiorhinus
Lasiorhinus latifrons
Lasiorhinus krefftii
Géneros extintos[editar]
Género Rhizophascolomus
Género Phascolonus
Género Warendja
Género Ramasayia

Ha recibido 15 puntos

Vótalo:

5. EMÚ

EMÚ

El emú común (Dromaius novaehollandiae) es una especie de ave estrutioniforme de la familia Dromaiidae.2 Es un ave no voladora, y es, después del avestruz, la segunda en tamaño. Es nativa de Australia y el único miembro viviente del género Dromaius. Antes se la clasificaba dentro de la familia... Ver mas
El emú común (Dromaius novaehollandiae) es una especie de ave estrutioniforme de la familia Dromaiidae.2 Es un ave no voladora, y es, después del avestruz, la segunda en tamaño. Es nativa de Australia y el único miembro viviente del género Dromaius. Antes se la clasificaba dentro de la familia Casuariidae,3 pero ahora se la considera miembro de una familia independiente Dromaiidae.2
Estas aves de un color castaño claro, alcanzan los 2 metros de altura y pesan unos 45 kilogramos. El emú común se distribuye geográficamente por el continente Australiano, evitando áreas densamente pobladas, bosques densos y áreas áridas. Los emúes pueden recorrer grandes distancias al trote, y si es necesario corriendo a toda velocidad, alcanzando los 50 kilómetros por hora durante varios kilómetros.4 Son nómadas, y pueden viajar grandes distancias para encontrar comida, la cual se compone de plantas e insectos (omnívoros).
La subespecie de emú de Tasmania se extinguió con la llegada de los europeos en 1788; la distribución de la subespecie que ocupa el continente (Australia), también ha sido afectada negativamente en su población por las actividades humanas. Actualmente no es común en la costa oriental, donde sí lo fue; por el contrario, el desarrollo de agricultura y la provisión de agua para riego en el interior de Australia, ha aumentado su área de distribución geográfica. El emú es criado para el aprovechamiento de su carne, aceite y cuero.
Índice [ocultar]
1 Taxonomía y distribución
2 Descripción
3 Reproducción
4 Véase también
5 Referencias
6 Enlaces externos
Taxonomía y distribución[editar]
Dos taxones de emú que eran comunes en Australia antes de la llegada de los europeos se extinguieron al poco tiempo: el emú pequeño (Dromaius baudinianus) y el emú negro (Dromaius novaehollandiae ater). El emú común, aún es común en la actualidad. La población varía de década en década, principalmente dependiendo de la lluvia; se estima que la población del Emú es de 625 000 a 725 000 ejemplares, con 100 000 a 200 000 en Australia Occidental y el resto principalmente en Nueva Gales del Sur y Queensland.5
El Dromaius novaehollandiae diemenensis, es una subespecie conocida con el nombre común de emú de Tasmania, la cual se extinguió alrededor de 1865.
Se introdujeron los emúes en la Isla María y en la Isla Canguro cerca de Tasmania en el siglo XX y se han establecido poblaciones de cría.
Hay tres subespecie existentes en Australia:
Dromaius novaehollandiae novaehollandiae, con su escarola blanquecina al engendrar; se distribuye geográficamente en el sureste.
Dromaius novaehollandiae woodwardi, delgado y más pálido; se distribuye geográficamente en el norte.
Dromaius novaehollandiae rothschildi, más oscuro, sin la escarola durante la época de reproducción. Se distribuye geográficamente en el suroeste.
La especie se describió primero bajo el nombre de Casuario de Nueva Holanda en el Viaje de Arthur Phillip: "Voyage to Botany Bay", publicado en 1789.6 La especie la describió el ornitólogo John Latham, que colaboró en el libro de Arthur Phillip y realizó las primeras descripciones de esta ave y nombró a otras muchas especies de aves australianas; su nombre proviene del latín y significa "rápido de Nueva Hollanda". La etimología del nombre común "Emú" es incierta, pero se piensa que proviene de una palabra árabe utilizada con la intención de indicar: "pájaro o ave grande" que se utilizó por los exploradores portugueses para describir el casuario en Nueva Guinea.5
Descripción[editar]

Emú con tres dedos en la pata, adaptación para la carrera. El avestruz tiene solo dos dedos.
Los emúes son aves no voladoras, del grupo Ratite, grandes que alcanzan los dos metros de altura (de 1 a 1.3 metros al lomo) y pesan entre 30 y 45 kilogramos.5 Tienen alas rudimentarias pequeñas y un cuello largo y piernas fuertes.

Su habilidad para correr a velocidades altas es debida a una musculatura de los miembros pelvianos favorablemente especializada. Sus pies tienen sólo tres dedos y un número similarmente reducido de huesos y el pie asociado con los músculos; son las únicas aves con los músculos del gastrocnemius en la parte de atrás, baja de la piernas. Los músculos del miembro pelviano del emú tiene una contribución similar para sumar la masa del cuerpo como los músculos del vuelo.7
Los emúes tienen el plumaje color castaño a gris bronceado de apariencia lanuda; las puntas de las plumas son negras. La radiación solar es absorbida por las puntas, y el plumaje interno suelto o condensado aísla la piel. Al calor resultante que fluye a la piel por el aislamiento,8 permitiendo al ave ser activo durante el calor del día. Un único rasgo de la pluma del emú es su raquis doble que surge de un solo tronco. Los sexos son similares en apariencia.
En los días muy calientes, los emúes jadean para mantener la temperatura del cuerpo, sus pulmones trabajan como refrigeradores de evaporación y, al contrario de algunas otras especies, los niveles bajos resultantes de dióxido de carbono en la sangre no parecen causar alkalosis.9 Para respirar normalmente en tiempo de refrigeración, tienen grandes y múltiples pasajes nasales. El aire fresco se calienta como el que atraviesa los pulmones, extrayendo el calor de la región nasal. En la exhalación, los turbinetes nasales fríos del emú condensan la humedad hacia afuera y lo absorben para respirar.10
Reproducción[editar]

Pichones de emú con el rayado característico para camuflaje.
Los emúes crían y se aparean durante los meses de verano en diciembre y enero, y puede permanecer juntos durante aproximadamente cinco meses. El macho se aparea en los meses más frescos de mayo y junio. Durante la estación de la cría, los machos experimentan cambios hormonales, incluso un aumento en los niveles de las hormonas de luteinización y la testosterona, sus testículos aumentan sus tamaño al doble.11 los machos pierden su apetito y construyen un nido áspero en una hondonada semiprotegido en la tierra árida con césped, ramitas y hojas. La hembra pone todos los días uno o dos huevos, al tercer día la postura de las hembras tienen un promedio de 11 huevos, (pudiendo ser hasta 20 huevos) muy grande, de cascarón grueso, los huevos color verde oscuro. Los huevos tienen en promedio 134 x 89 milímetros y pesan entre 700 y 900 gramos,12 aproximadamente equivalente a 10 a 12 huevos de gallinas en el volumen y peso. La primera ocurrencia de gemelos en ave genéticamente idénticos se encontró en el emú.13

Primer plano.
El macho se pone clueco después de que su compañera empieza a poner, y empieza a incubar los huevos antes de completar la puesta. Durante este tiempo, no come, bebe o defeca, y sólo se pone de pie aproximadamente 10 veces por día. Durante ocho semanas de incubación, perderá una tercera parte de su peso y sólo sobrevivirá con la grasa depositada en su cuerpo y se levanta durante el rocío de la mañana. Como con muchas otras aves australianas, la infidelidad es la norma para los emú, a pesar de la atadura inicial: una vez que el macho comenzó a empollar, las hembras se aparean con otros machos y pueden poner en múltiples nidos; la mitad los polluelos en una camada pueden ser criados por otros machos, o por ningún macho.14 Algunas hembras se quedan y defienden el nido hasta que los polluelos nacen, en una estación buena, un emú hembra puede anidar tres veces.15
La incubación dura unos 56 días, los polluelos salidos del cascarón son activos y pueden dejar el nido a los pocos días. De pie tienen 25 centímetros de alto y tienen una coloración castaña distintivo y rayas color crema como camuflaje, que se pierde a los tres meses. Los machos están 18 meses con los polluelos, defendiéndolos y enseñándoles cómo encontrar comida.12 Los polluelos crecen muy rápidamente y son maduros sexualmente a los 12 o 14 meses; aunque pueden permanecer con su grupo familiar durante otros seis meses luego de lo cual se separan para criar durante su segunda estación. Los emúes viven entre 10 y 20 años,16 las aves en cautividad pueden vivir más que aquéllas en estado salvaje.

Ha recibido 15 puntos

Vótalo:

6. AVE LIRA

AVE LIRA

El ave-lira soberbia (Menura novaehollandiae) es una especie de ave paseriforme de la familia Menuridae. Es grande, de hasta un metro de longitud, con plumaje marrón y gris, alas redondeadas, y patas largas y fuertes. Es uno de los pájaros cantores más grandes (después del cuervo de pico grueso... Ver mas
El ave-lira soberbia (Menura novaehollandiae) es una especie de ave paseriforme de la familia Menuridae. Es grande, de hasta un metro de longitud, con plumaje marrón y gris, alas redondeadas, y patas largas y fuertes. Es uno de los pájaros cantores más grandes (después del cuervo de pico grueso y el cuervo común), sus plumas miden 55 cm.

Ave-lira soberbia.
El macho polígamo tiene una cola muy elegante. La cola consiste en dieciséis plumas rectrices, las dos más exteriores de las cuales tienen forma de una lira. Dentro de éstas hay dos plumas protectoras y doce plumas largas y delicadas que se parecen al encaje. La cola tarda siete años en desarrollarse por completo. Durante la exhibición de cortejo el macho despliega la cola y vuelve las plumas hacia adelante sobre la cabeza para que formen una blanca marquesina atrayente. Después de aparear, la hembra pone un solo huevo en el nido, que tiene forma de cúpula.
Esta especie es muy conocida por su magnífica capacidad de imitar muy bien casi cualquier sonido. El documental La Vida de las Aves (The Life of Birds en inglés) incluye una escena famosa en la que este pájaro imita, entre otras cosas, el sonido de una cámara, el canto de una cucaburra, la alarma de un coche, y el ruido de una motosierra.
Esta especie es originaria de Australia, y habita los bosques de Victoria y los de Queensland. Se alimenta principalmente de animales pequeños, los cuales caza sobre el suelo del bosque.
Como las demás aves australianas (como el emú) el ave lira soberbia es un símbolo popular, e incluso se ve en la moneda australiana de diez céntimos.

Ha recibido 15 puntos

Vótalo:

7. KIWI

KIWI

Los kiwis (Apteryx, del gr. «sin alas») constituyen un pequeño género de aves paleognatas, el único de su familia (Apterygidae) que a su vez es el único de su orden (Apterygiformes). Este género está compuesto por cinco especies endémicas de Nueva Zelanda.1 2 Son aves no voladoras pequeñas... Ver mas
Los kiwis (Apteryx, del gr. «sin alas») constituyen un pequeño género de aves paleognatas, el único de su familia (Apterygidae) que a su vez es el único de su orden (Apterygiformes). Este género está compuesto por cinco especies endémicas de Nueva Zelanda.1 2 Son aves no voladoras pequeñas, aproximadamente del tamaño de una gallina. Antes de la llegada del hombre alrededor del año 1300, en Nueva Zelanda los únicos mamíferos que había eran murciélagos, y los nichos ecológicos que en otras partes del mundo eran ocupados por animales tan diversos como caballos, lobos y ratones fueron utilizados en Nueva Zelanda por aves (y en menor proporción por ciertas especies de reptiles). El término kiwi es maorí, idioma del pueblo homónimo de linaje malayopolinesio que fueron los primeros en colonizar Nueva Zelanda.
Índice [ocultar]
1 Morfología
2 Biología
3 Sistemática y evolución
4 Referencias
5 Bibliografía
6 Enlaces externos
Morfología[editar]
Su adaptación a la vida terrestre es extensiva: como todas las ratites, no tienen quilla en el esternón para anclar los músculos de las alas, y casi ni alas siquiera: los vestigios son tan pequeños que son invisibles bajo su plumaje que carece de rémiges y timoneras. Este plumaje es típico del ave en cuestión. Se diría que, por razones evolutivas y de adaptación al ecosistema, los plumones no han llegado a la etapa de verdaderas plumas, adoptando el característico aspecto de suaves cerdas que tiene el plumaje del kiwi. Mientras que generalmente los pájaros tienen huesos ahuecados para ahorrar peso y hacer el vuelo más práctico, el kiwi tiene médula, al igual que los mamíferos.
Biología[editar]
Los kiwis son criaturas tímidas y nocturnas con un sentido del olfato muy desarrollado merced a la existencia de verdaderos bigotes en torno al pico, tales bigotes son eficaces órganos olfativos. Otro rasgo generalmente inusual en un ave es la presencia de fosas nasales en la punta de su largo y filoso pico. Son omnívoros; para alimentarse incrustan el pico en el suelo en busca de lombrices, insectos y otros invertebrados. También comen fruta y, si la oportunidad se presenta, pequeños cangrejos de río, anfibios y anguilas.
Los machos se encargan de empollar los huevos (huevos que son los más grandes en relación a las proporciones del animal adulto), efectuándose la puesta durante diez semanas en nidos subterráneos semejantes a madrigueras, sin embargo ninguno de los progenitores se dedica a alimentar a las crías las cuales son nidífugas (apenas tienen lo suficientemente desarrollado el cuerpo salen del nido para alimentarse por cuenta propia).
Sistemática y evolución[editar]
Mientras que la visión tradicional de las relaciones filogenéticas de los kiwis con respecto a los otros paleognatos los establecía más cercanos a las moas, todos los estudios moleculares recientes los ubican como el grupo hermano de un clado formado por los casuarios y los emúes.3 4 A su vez, un estudio molecular de 2014 relaciona a estas aves como el grupo hermano de las aves elefante y ambos forman un clado hermano de casuarios y emúes.5
Apteryx


Apteryx owenii


Apteryx haastii




Apteryx australis



Apteryx rowi


Apteryx mantelli




Cladograma basado en Burbidge et al (2003).6

Ha recibido 15 puntos

Vótalo:

8. CANGUROS

CANGUROS

El término canguro es el nombre común que se utiliza para designar a las especies de mayor tamaño de la subfamilia Macropodinae, tal como el término ualabí se utiliza para denominar a las de menor tamaño. Se utiliza también a veces en un sentido más amplio, o extenso, para referirse a casi todos... Ver mas
El término canguro es el nombre común que se utiliza para designar a las especies de mayor tamaño de la subfamilia Macropodinae, tal como el término ualabí se utiliza para denominar a las de menor tamaño. Se utiliza también a veces en un sentido más amplio, o extenso, para referirse a casi todos los miembros de la familia de los macrópodos. Sin embargo, el término no responde a una clasificación científica, por lo que especies pertenecientes a un mismo género (agrupación de especies estrechamente relacionadas entre sí) pueden ser llamadas canguro, ualabí o ualarú, sólo dependiendo de su tamaño. Por ejemplo, Macropus parma es conocido como el ualabí de Parma,1 mientras que Macropus antilopinus, es denominado indistintamente como canguro antílope o ualarú antílope.2
La subfamilia Macropodinae incluye, además de las especies de canguros, ualabíes y ualarúes, otras comúnmente conocidas como canguros arborícolas, cuocas, dorcopsis y pademelones.
Existen muchas especies denominadas canguro, y aquí se ven reflejadas tres de ellas:
El canguro rojo (Macropus rufus), el cual es el mayor de los canguros y el mayor de los marsupiales aún en existencia. Los canguros rojos ocupan el centro árido y semi-árido de Australia. Un macho adulto puede medir 1,5 m de altura y pesar 85 kg.
El canguro gris oriental (Macropus giganteus), menos conocido que el canguro rojo, pero avistado más frecuentemente, ya que su rango cubre el área oriental fértil australiana.
El canguro gris occidental (Macropus fuliginosus), de tamaño menor y encontrado al sur de la Australia occidental, sur de Australia cerca de la costa y en la cuenca del río Darling.
Los canguros poseen grandes y poderosas patas traseras, grandes pies aptos para saltar, una cola larga y musculosa para mantener el equilibrio y una cabeza pequeña. Los canguros son herbívoros, alimentándose de pasto y raíces. Todas las especies son nocturnas y crepusculares, usualmente pasando el día en quietud y alimentándose durante las tardes y noches frías, generalmente en grupos. Tienen una esperanza de vida de 18 años aproximadamente.
Los canguros se encuentran principalmente en Oceanía. Popularmente el canguro es conocido como el animal más representativo de Australia.
Índice [ocultar]
1 Origen del nombre
2 Reproducción
3 Locomoción
4 Clasificación
5 Véase también
6 Referencias
7 Enlaces externos
Origen del nombre[editar]
La palabra canguro deriva de gangurru, una palabra de los Guugu Yimithirr (aborígenes australianos), que se refería al canguro gris. El nombre fue escrito por primera vez (en su versión inglesa kangaroo) por el explorador James Cook el 4 de agosto de 1770.3
Una leyenda extendida afirma que el nombre canguro habría surgido al preguntar los occidentales el nombre de aquel animal y ser esto (Kan Ghu Ru) lo que respondían los aborígenes; su significado, según la leyenda, no era el nombre del animal, sino la frase "no le entiendo". Esta leyenda no tiene fundamento, pues el origen vernáculo de la palabra está perfectamente documentado.4
Reproducción[editar]
Su reproducción varía mucho con las especies. El canguro rojo es un reproductor oportunista, ya que se aparea y reproduce cuando las condiciones estacionales son favorables para su cría. Los canguros grises procrean durante todo el año, pero paren más crías en los meses de verano, pues salen de la bolsa en la época ideal, la primavera. Otras especies tienen una estación reproductora más restringida.
El galanteo puede durar unas pocas horas o prolongarse 2 ó 3 días. El macho sigue a la hembra que está en celo, husmeando con frecuencia la abertura de la bolsa urogenital y tocando la cola de la hembra con la pata. El ualabi macho hace característicos movimientos laterales y sinuosos con la cola, que producen chasquidos; el apareamiento puede ser breve o durar más de una hora, como en el caso del canguro gris.
En bastantes especies, como el cuoca, el apareamiento tiene lugar después del parto (estro post partum); en estos casos se suele producir un blastocito en reposo, que se desarrolla más tarde, cuando la cría del parto anterior abandone el marsupio. Las crías nacen entre los 28 y 36 días tras el apareamiento, estando aún muy poco desarrolladas, sin pelo y con los ojos y oídos aún embrionarios y sin función.5 Los canguros rojos hembras, que pesan unos 27 kg paren una cría de tan solo 800 miligramos de peso.5 El parto es rápido, y en cuanto queda libre la cría comienza a avanzar hacia la mama, moviendo su cabeza de un lado a otro arrastrándose a lo largo del vientre materno, y una vez dentro del marsupio, toma firmemente la mama en la boca, y el extremo de ella se dilata hasta llenar la cavidad bucal.5 Todo el proceso tiene lugar en unos pocos minutos.5 Permanecen en la bolsa unos 8 meses, pero siguen volviendo a ella para mamar alrededor de seis meses más; en ese tiempo ya habrá nacido otra cría. Los jóvenes suelen relacionarse con sus madres hasta que alcanzan la madurez sexual. Normalmente nace una sola cría, pero se han dado casos de nacimiento de gemelos.
Locomoción[editar]
Los canguros son los únicos animales grandes que se desplazan dando saltos. Los saltos, que los hacen moviendo sus piernas a la vez, son un modo de locomoción rápido y económico, pues a altas velocidades consumen una fracción de la energía que consumirían desplazándose de otra manera.6
La velocidad de desplazamiento confortable del canguro rojo es de 20–25 km/h, pero puede alcanzar velocidades de hasta 70 km/h en distancias cortas, y puede mantener una velocidad de unos 40 km/h por casi 2km.7
Debido al largo de sus pies, no puede caminar correctamente. Para moverse a velocidades bajas, usan sus colas como un trípode, junto con sus patas delanteras. Así pueden mover sus pies un paso hacia adelante.7
Clasificación[editar]
Familia Macropodidae
Subfamilia Macropodinae
Género Dendrolagus (canguros arborícolas)
Género Dorcopsis
Género Lagorchestes
Género Macropus
Subgénero Notamacropus (ualabíes)
Subgénero Osphranter (canguros antílopes y ualarúes)
Subgénero Macropus (canguros)
Género Onychogalea (ualabíes de rabo pelado)
Género Petrogale (ualabíes de las rocas)
Género Setonix (cuoca)
Género Thylogale (pademelones)
Género Wallabia (ualabíes de pantano)

Ha recibido 15 puntos

Vótalo:

9. KOALA

KOALA

El koala (Phascolarctos cinereus) es una especie de marsupial diprotodonto de la familia Phascolarctidae, arborícola con hábitos de baja actividad, similares a los de un perezoso. Índice [ocultar] 1 Características 2 Hábitat 3 Modo de vida 3.1 Vida en los árboles 3.2 Comportamiento... Ver mas
El koala (Phascolarctos cinereus) es una especie de marsupial diprotodonto de la familia Phascolarctidae, arborícola con hábitos de baja actividad, similares a los de un perezoso.
Índice [ocultar]
1 Características
2 Hábitat
3 Modo de vida
3.1 Vida en los árboles
3.2 Comportamiento social
3.2.1 Territorio
3.2.2 Emigración y expansión
3.2.3 Comunicación
3.3 Enfermedades
3.4 Época de reproducción
3.5 Apareamiento y fecundación
3.6 Gestación, nacimiento y cría
4 Evolución de los koalas
5 Los koalas y los hombres
5.1 Aborígenes
5.2 Tras la llegada de los europeos
5.3 Importancia actual
5.4 Amenazas actuales
5.5 Conducta en cautiverio
6 Referencias
7 Enlaces externos
Características[editar]

Koala mira hacia abajo, Isla Canguro.

Los dientes de un koala, de izquierda a derecha: molares, premolares (oscuro), diastema, caninos, incisivos.
El koala alcanza una longitud de 76 cm; el cuerpo es robusto y está cubierto de pelo suave de color marrón grisáceo. La cabeza es grande respecto al cuerpo y redonda, y tiene unas orejas peludas, grandes y redondeadas.
La dentadura del koala está adaptada a su alimentación herbívora, y es similar a la de otros marsupiales diprotodontos (canguros y wombats). Tienen afilados incisivos al frente de su boca para cortar hojas.
La fórmula dental del koala es:
Dentición
3.1.1.4
1.0.1.4

Las extremidades posteriores son cortas, con pies grandes dotados de cinco dedos; Las extremidades anteriores tiene cinco dedos, dos de ellos opuestos a los otros tres; cada dedo posee una garra fuerte y grande. Las patas traseras no tienen garras en el dedo mayor, y el segundo y tercer dedo están fusionados para formar un garfio con el que pueden extirparse las garrapatas, de las que sufren a menudo.
Las hembras que viven en estado salvaje suelen vivir unos 15 años. Los machos, sin embargo, viven una media de 10 años, ya que a menudo se dañan en sus peleas y normalmente tienen que moverse para vivir en zonas en peores condiciones. Por lo general, los koalas que viven en libertad tienen menor esperanza de vida que los que koalas en cautividad (las hembras alcanzan los 19 años). Especialmente corta es la vida de los koalas que habitan en áreas suburbanas o cerca de una autopista. Aquí la esperanza de vida de un macho se reduce hasta los dos o tres años.
El koala está adaptado a la vida arborícola, y se encuentra en los bosques de eucaliptos del este de Australia, que constituyen su único hábitat, así como su única fuente de alimento. Los koalas que habitan en climas menos cálidos son generalmente más grandes y tienen el pelaje más oscuro y espeso que aquellos que viven en climas más cálidos.
A pesar de estas adaptaciones generales, hay también excepciones. En la fértil Victoria (Australia), un macho adulto puede pesar hasta 14 kg, y una hembra hasta 11 kg. El peso medio de estos animales es más bajo: 12 kg en los machos y 8 kg en las hembras. Los koalas de la seca Queensland son generalmente más pequeños, con un peso medio en los machos de 8 kg, y en las hembras, de 6 kg.
Los machos se distinguen de las hembras por la bolsa testicular, así como por la glándula que tienen en el pecho, y que desprende olor. Las hembras, a su vez, se identifican por la bolsa o marsupio. La bolsa es como la del wombat (otro marsupial australiano) y, al contrario que en los canguros, la abertura de la bolsa se encuentra en la parte inferior de esta. Los machos adultos pueden ser hasta un 50% más grandes que las hembras adultas, y, además de tener la curvatura de la nariz más pronunciada, la forma de su cabeza es algo diferente a la de las hembras.
La hembra pare una única cría de 5,5 g de peso, que se desplazará hasta la bolsa marsupial de la madre nada más nacer, y permanecerá en esta durante seis meses, alimentándose de leche; después de este periodo de lactancia, y como paso previo a la alimentación vegetariana propia del adulto, el joven koala se alimenta de una especie de papilla semidigerida que la madre produce por el ano. Este fenómeno parece que explica la posición de la bolsa marsupial en el koala, la cual está abierta hacia atrás, pues de este modo facilita el acceso de la cría al alimento materno. Esta también es una técnica para evitar que el joven Koala muera, ya que carece de las bacterias en su estómago que le ayudan a neutralizar la toxicidad de la hoja del eucalipto.
Hábitat[editar]
Archivo:Koala grooming.ogv
Las poblaciones de koalas solo pueden extenderse si se encuentran en el hábitat adecuado. Este incluiría los árboles preferidos por los koalas (principalmente eucaliptos, pero también otros), que deben crecer asociados en cierto modo sobre un suelo adecuado, además de suficientes precipitaciones. Además, debe haber otros koalas viviendo en las proximidades.
Un hábitat con espacio limitado tiene, obviamente, una capacidad limitada. Esto quiere decir que muy pocos koalas pueden vivir en estas condiciones. Si una zona se reduce, se hace pedazos o se destruye en su totalidad, disminuye el número de koalas que viven allí. La capacidad de un hábitat depende de la consistencia de los árboles, la densidad del arbolado, las lluvias, el clima, el terreno, las formas del paisaje y el tamaño.
Modo de vida[editar]

Detalle de un koala en cautividad.
Los koalas viven en los árboles y realizan la mayoría de sus actividades de noche. No se encuentran cómodos en el suelo, donde caminan a gatas. Para ahorrar energía, duermen 20 horas al día, más que los perezosos, que duermen unas 18 horas diarias.
Sus depredadores naturales son los dingos, las lechuzas, las águilas, los varanos y las serpientes pitón. Las épocas de sequía y los incendios, también pueden resultar peligrosos para ellos.
Son muy exigentes a la hora de elegir sus alimentos: primero estiran un brazo y cogen con mucho esmero algunas de las hojas elegidas; luego las olisquean con cuidado antes de darles un bocado; y, por último, las mastican hasta hacerlas una papilla y se las tragan.
Los dientes del koala están adaptados para comer hojas de eucalipto. Estos animales recogen las hojas con los incisivos superiores e inferiores. El hueco entre los incisivos y las muelas permite que puedan mover las hojas de un lado para otro con la lengua sin morderse. Las muelas tienen una forma especial que hace que también puedan trocear la comida, en lugar de solo triturarla. De este modo, los dientes quitan la humedad a las hojas y destruyen la fibra de estas, de modo que facilitan la digestión.
El eucalipto les aporta azúcares, almidón, grasas y proteínas. En un proceso digestivo relativamente largo; se extraen el agua y los alimentos aprovechables. Como sus alimentos son difíciles de digerir, poco energéticos e incluso tóxicos, los koalas tienen un apéndice que es muy largo (hasta 2,5 metros). Aquí las bacterias ayudan a digerir las fibras y permiten que se dé una especie de fermentación. Además, su lento metabolismo hace posible que se almacene el eucalipto durante bastante tiempo, en el que se pierde la mayoría de la energía. Así mismo, les lleva a un bajo consumo de energía, que es inferior al del resto de los animales herbívoros.
La acción del hombre ha provocado la aparición de nuevos peligros, como coches, perros vagabundos, insecticidas, piscinas y un mayor riesgo de contraer gangrena. A menudo, se construyen carreteras que atraviesan territorios de koalas, por lo que el koala debe quedarse en el lado en que se encuentran gramos de hojas al día.
Vida en los árboles[editar]
Los koalas pasan la mayor parte del tiempo en los eucaliptos. Son unos grandes trepadores. Se caracterizan por tener un cuerpo pequeño, regordete y unas extremidades relativamente largas. Sus pies y garras reúnen las cualidades necesarias para agarrarse y balancearse en las ramas de un lado a otro.
Si los koalas quieren subir a un árbol, saltan desde el suelo, sujetándose a la corteza con sus garras y trepan. Suben y bajan de los árboles siempre con la cabeza hacia arriba. Normalmente, descienden lentamente, ya que solo utilizan una pata. Generalmente, los koalas solo descienden de un árbol para llegar a otro. Aquí les acecha la mayoría de los peligros. Cuando caminan, adelantan primero la mano derecha, después el pie izquierdo, la mano izquierda y finalmente el pie derecho. Y cuando corren, mueven pies y manos a la vez. Intuitivamente, los koalas intentan protegerse del peligro en las ramas de los árboles. En las urbanizaciones, trepan por las paredes, vallas, postes de luz y letreros de las calles.
Algunos koalas permanecen más tiempo en el suelo que otros. Este comportamiento depende del tamaño del territorio y de la distancia entre los árboles. A menudo, en las cercanías de las urbanizaciones deben recorrer más distancia por el suelo que en su hábitat habitual.
En los árboles adecuados, los koalas se muestran tranquilos. Su comportamiento depende de la condición de las horquillas de las ramas, de las condiciones meteorológicas y de la hora del día. Dado que el tiempo cambia constantemente durante el día en un bosque australiano, los koalas pueden estar en diferentes lugares: al sol, a la sombra, en una zona de viento frío o en lugares protegidos del viento o de la lluvia.
Los koalas pueden estar inmóviles sobre una rama durante una hora. Mientras duermen, se aferran a las horquillas para no caerse. El pelaje de su parte trasera inferior, que es especialmente espeso, les permite apoyarse en las ramas más duras. En los días fríos, húmedos y ventosos, los koalas se enrollan como una bola para ocupar menos espacio y desprender el menor calor posible. Cuando llueve, el agua se desliza por el lomo de los koalas como sucede con los patos. En los días calurosos, secos y bochornosos, los koalas no sufren tanto el calor, ya que el pelaje de su pecho, claro y largo, absorbe el calor. Cuando hace viento, su pelo se mueve y así se refrescan.
Comportamiento social[editar]

Koala en el santuario Healsville, Australia.

Koala caminando.
La población de los koalas posee un sistema de comunicación y organización complejo, que le garantiza la cohesión social. A pesar de que son solitarios (excepto en la fase de apareamiento), se organizan en poblaciones estables bajo una jerarquía social, en la que se establecen diferentes territorios y, dependiendo de la posición que ocupen, se comportan de una u otra manera. Si el orden se desestabiliza, influye en los grupos.
Territorio[editar]
Cada koala establece su propio territorio, cuyo tamaño depende de diversos factores: sexo, edad, posición social, calidad y resistencia del terreno. En los bosques, tienen lugar las luchas por el territorio, especialmente durante el período de apareamiento.
Para sostener una población socialmente estable, el tamaño del territorio de su casa ha de garantizar suficientes árboles adecuados para proveer al koala de alimentos y protección. Los koalas pueden permanecer en su territorio durante toda la vida, excepto en los casos de catástrofes y alteraciones del hábitat. Así mismo, cambian a menudo de árboles dentro de su territorio para comer, buscar refugio o mantener el contacto social. Además, dejan marcas de olor para acotar su terreno.
En una población biológica estable, los territorios de los vecinos se solapan. Los machos prefieren territorios donde se unan con uno o varios territorios de hembras. Si se solapan territorios de machos, se evitará el contacto. El territorio de una hembra puede coincidir con los de ambos sexos. Antes de que los koalas jóvenes emigren, consideran el territorio de su madre como propio. Generalmente, los territorios de los machos son más grandes que los de las hembras.
Algunos de los árboles marcados con excrementos sirven de lugar de encuentro, razón por la que juegan un papel decisivo en la estabilidad de la población. Mientras las koalas hembras marcan su territorio con el olor de sus glándulas mamarias, los koalas machos usan el olor de su orina.
Dentro de un territorio, hay árboles a los que no pueden acceder algunos koalas. Gracias a este comportamiento la población se equilibra.
También explica por qué los koalas jóvenes deben abandonar a sus madres. En el caso de que permanecieran junto a sus madres, competirían contra ellas o contra otros animales para obtener alimentos. Los koalas jóvenes deben establecerse en las zonas periféricas de una comunidad.
Si un koala muere, su territorio se le cede a un congénere. Por ello, las fronteras siguen siendo prácticamente las mismas. Antes de establecer un territorio fijo, los koalas jóvenes suelen recorrer las zonas periféricas de una colonia durante un mes. De este modo, toman posesión de numerosos territorios abandonados.
Emigración y expansión[editar]
Normalmente, cuando tienen 18 meses, a los koalas jóvenes se les fuerza a abandonar el territorio de sus madres. Como no todas las hembras se reproducen cada año, tienen la posibilidad de marcharse después de los dos o tres años. Los koalas que emigran no solo buscan un hábitat desocupado, sino otro periférico cerca de otros koalas.
A veces, los koalas que buscan territorios están obligados a recorrer grandes distancias para encontrar el apropiado. Estas emigraciones proporcionan el intercambio genético entre los grupos de apareamiento limítrofes y, por lo tanto, garantizan la diversidad genética de las poblaciones.
Hoy en día, debido a la intervención humana se dificulta la emigración y expansión de los koalas en muchos de los territorios. Los hábitats disponibles son limitados y fragmentados, motivo por el que los koalas jóvenes no pueden encontrar territorios adecuados. Con lo cual, o bien viven en malas condiciones, o deben seguir buscando otro territorio. Esto puede con llevar que se agoten los alimentos, la muerte de los árboles y la decadencia de la población.
Comunicación[editar]
Los koalas cuentan con una amplia variedad de sonidos, que les permiten comunicarse a grandes distancias.
Tanto las hembras como los machos gritan cuando tienen miedo. Emiten un ruido fuerte, como el de un bebé cuando quiere comer, que se produce en situaciones de estrés y normalmente suele ir acompañado de temblores.
Los machos producen una especie de ronquido para manifestar tanto su presencia como para demostrar su posición social. A menudo suena como un ruido lejano, como cuando se pone en marcha una moto o como cuando gruñe un cerdo. Los machos se ahorran el gasto energético que emplearían en una lucha mediante el uso de los sonidos para establecer su posición dominante. Durante el período de apareamiento gritan frecuentemente y con intensidad, para que los otros koalas perciban la posición del que grita.
Las hembras no aullan tanto como los machos. Sin embargo, sus gritos sirven tanto como aviso de agresión o como parte de su comportamiento sexual. Pueden ser poco amenazadoras cuando intercambian unos suaves chillidos con sus crías; pero también, agresivas cuando gruñen expresando su enfado o su malestar. A veces se les puede escuchar emitir un sonido parecido al canturreo o al susurro de una persona.
Enfermedades[editar]
Los koalas tienen un sistema inmunitario muy débil, que les hace propensos a todo tipo de enfermedades respiratorias, digestivas y urogenitales, úlceras de estómago, cánceres, deshidratación y atrofia muscular. Asimismo, tienen una gran tendencia a padecer de estrés que, sumado a su gran actividad en la época de apareamiento, provoca que sean más vulnerables a enfermedades en ese período. Además, suelen sufrir infecciones de clamidia. Cuando llueve, a los koalas enfermos se les queda el pelaje húmedo. También las garrapatas se les pegan con gran facilidad. Por si fuera poco, los koalas más viejos pueden llegar a morir de hambre por el desgaste de sus dientes, ya que no son capaces de seguir masticando las hojas.
Época de reproducción[editar]
Los koalas alcanzan la madurez sexual a los dos años. Los apareamientos se empiezan a dar normalmente entre los tres y cuatro años. Por lo general, las hembras maduran sexualmente antes que los machos, ya que los machos dominantes mayores mantienen alejados a los más jóvenes. No está claro si son los machos los que van en busca de las hembras o si ocurre al contrario. Posiblemente esto depende del estatus del animal en la jerarquía social. Los machos dominantes deben mantener su posición frente a otros machos y controlar a sus hembras. No obstante, también se da el caso de hembras en celo que van en busca de un macho dominante.
Apareamiento y fecundación[editar]
La época de apareamiento dura aproximadamente desde septiembre hasta marzo, aunque hay diferencias regionales. En esta época, las hembras pueden aparearse en repetidas ocasiones. A las crías de un año que todavía son lactantes, no se les permite aparearse. Sin embargo, hay ocasiones en que estas se encuentran entre un macho en busca de una hembra y su madre, por lo que las que ya han crecido son expulsadas del territorio de su madre.
En esta época los koalas son mucho más activos. Los machos suelen ser muy agresivos durante la época de apareamiento y se infligen heridas con sus afiladas garras. Los machos dominantes se aparean con todas las hembras que tengan a su alcance y defienden su posición frente a otros machos
Gestación, nacimiento y cría[editar]
La gestación dura 35 días. Al nacer, la cría se arrastra por sí misma desde la cloaca marsupial hasta la bolsa. La cría nace ciega y sin pelo, pesando menos de un gramo y mide unos 2 centímetros. En la bolsa hay un músculo que evita que la cría se caiga de ella. Esta pasa entre seis y siete semanas dentro de la bolsa, donde beberá leche y se hará más grande. Normalmente solo nace una cría al año, en verano.
Alrededor de las 22 semanas de vida, abre los ojos y se asoma fuera de la bolsa. Entre las 22 y las 30 semanas empieza a tomar, además de la leche, una especie de papilla que produce su madre. La papilla es un tipo de excreción que facilita a las crías el decisivo cambio de la leche a las hojas y se irá convirtiendo en la alimentación principal de la cría hasta que, cuando sea mayor, abandone la bolsa y empiece a tomar su comida tumbado junto a la bolsa de la madre.
En este tiempo la cría aprende a agarrar las hojas con las manos y a olisquearlas intensamente antes de comérselas. Sin embargo, seguirá alimentándose con leche materna hasta que tenga un año. Debido a su gran tamaño, la cría tiene que sacar la mama por la apertura de la bolsa. Cuando empieza a alimentarse con hojas, la cría se desarrolla a mayor velocidad y su cuerpo se hace más regordete. A partir de entonces, la madre empieza a llevar a la cría a la espalda, aunque esta seguirá buscando protección en la bolsa. Cuando se hace mayor, realiza sus primeras excursiones alrededor de su madre.
En torno a los 12 meses, la cría ya es lo suficientemente capaz de valerse por sí misma, por lo que su madre puede volver a quedarse preñada. Si vuelve a tener crías , la madre dejara de amamantar y de llevar a su cría, aunque admite que permanezca cerca, hasta que empiece sus primeras excursiones. Normalmente, la madre ahuyenta a las crías a partir de los 18 meses. No obstante, si la madre no vuelve a quedar preñada, la cría puede seguir bajo la protección materna hasta los tres años. Una vez que la madre la ahuyente, esta debe marcharse.
Evolución de los koalas[editar]
Los koalas son marsupiales que pertenecen, dentro del orden de los Diprodontia, al suborden de los Vombatoidea, que también incluye a los wombats. Los koalas son, hoy en día, los únicos representantes que quedan de la familia de los Phascolarctidae.
Los primeros fósiles de la familia de los koalas datan de unos 25 millones de años. No obstante, se han encontrado muy pocos y, en su mayoría, consisten solo en dientes y huesos. Se cree que los representantes de los tres géneros (Perikoala, Madakoala, Litokoala) también vivían en árboles y comían hojas, y su aspecto no era muy diferente del de los koalas actuales (Phascolarctos cinereus).
Un motivo por el que se han descubierto tan pocos fósiles sería que los primeros koalas eran muy escasos. Probablemente estos se alimentarían de las hojas los árboles predecesores del eucalipto actual, que estarían muy dispersos por los bosques australianos de aquellos tiempos. Después se produjo una glaciación y una aproximación muy lenta del continente al ecuador, que provocaron que la tierra se secara. A partir de entonces, el eucalipto se extendió y se fue convirtiendo en el árbol principal de los bosques de Australia. A partir de entonces los koalas se pudieron desarrollar mejor. Se cree que el koala y el eucalipto han evolucionado juntos durante millones de años y que, hasta que los aborígenes empezaron a cazarlo, estos animales se habían extendido mucho más que sus antecesores.
Los koalas y los hombres[editar]
A lo largo de la historia, la relación de los seres humanos con los koalas ha estado sujeta a grandes oscilaciones. Los indígenas australianos no consideraban al koala ni más ni menos “importante” que los demás animales de su entorno, sin embargo los primeros colonos del continente lo veían como una curiosidad y pronto comenzaron a cazarlos por su pelaje. Hoy en día es considerado internacionalmente símbolo australiano.
Aborígenes[editar]
Los aborígenes cazaban koalas por su carne y por su pelaje. Existía una leyenda transmitida oralmente sobre el koala en la que se explicaban sus peculiaridades físicas. Era un símbolo totémico usado con frecuencia. Además, quien tuviera al koala como tótem no podía matarlo. El koala fue considerado parte de la creación del Tiempo de los Sueños.
Tras la llegada de los europeos[editar]

Koala comiendo.
Los colonos europeos consideraban a los koalas una rareza del continente australiano, por ello desde 1788 el medio ambiente de Australia fue explotado y diezmada su población. Poco después de su llegada y tras descubrir como los aborígenes cazaban koalas, los europeos mataron a más de cien mil de estos animales. La piel de koala se convirtió en uno de los artículos más solicitados en el mercado mundial.
En 1919 el gobierno de Australia declaró abierta la temporada de caza de koalas (y canguros arborícolas) por un período de seis meses, en el que se sacrificaron más de un millón de koalas. Esta masacre produjo sin embargo protestas públicas, gracias a las que se creó una veda que protegía a los koalas. No obstante, seguían siendo perseguidos ilegalmente durante todo el año.
En 1924 los koalas se habían extinguido en Australia del Sur; la cifra había disminuido drásticamente en Nueva Gales del Sur; y en Victoria (Australia) se había reducido la población de koalas a menos de 500 ejemplares. Por eso el negocio de las pieles se trasladó hacia Queensland.
En agosto de 1927 el gobierno, con la esperanza de captar votos, permitió que la caza de los koalas se reabriera. En tan solo 31 días, murieron aproximadamente 800.000 koalas a manos de cazadores, lo que llevó a un gran levantamiento popular. Por esta época se destruyeron el 80% de sus antiguos hábitats.
A finales de 1930 se creó una disposición que allanaba el camino para proteger a los koalas. De esta manera, el koala fue declarado especie protegida en toda Australia en 1937.
Importancia actual[editar]
Hoy en día el koala es un animal muy popular entre público mundial y es, junto al canguro, símbolos nacionales de Australia. Debido a su aspecto poco común se ha hecho muy popular en todo el mundo. Sus orejas peludas y suaves junto a su gran nariz le confieren, junto con su carácter poco agresivo, un gran parecido con los ositos de peluche.
En tiempos de los aborígenes australianos, el koala solo era considerado como portador de piel; sin embargo, a comienzos del siglo XX, en tiempos del nacionalismo, fue considerado símbolo australiano. En pocos años aparecieron varios dibujos de koalas como Blinky Bill y Bunyip Bluegum. Del mismo modo era descrito como un personaje comunicativo y muy divertido. Personajes como Blinky Bill solían mostrar las debilidades y las contradicciones del ser humano. El koala desde entonces pasó a representar la personificación del carácter de los australianos. Muchos de los dibujos y caricaturas de koalas servían para describir todas las características generales como el orgullo nacional, la maternidad, el valor y la humildad. Esto llega hasta nuestros días.
Amenazas actuales[editar]
Antiguamente la piel suave y duradera de los koalas era muy popular, por ello la población se redujo considerablemente. Entre tanto permanecían bajo protección, sin embargo casi 4.000 koalas que viven en zonas urbanas mueren a manos del hombre cada año. Así, tres de cada cuatro animales que mueren en accidentes son koalas.

Esqueleto de un koala.
La siguiente tabla muestra la amenaza de los koalas en los estados australianos:
Estado Situación oficial (1994) Amenaza real
Queensland Común Exterminio por partes de su hábitat, sin caza legal, situación real: escaso y amenazado
Nueva Gales del Sur Escaso y amenazado Colonias aisladas, exterminio progresivo de su hábitat
Victoria (Australia) No existe El supuesto “problema de superpoblación”, mientras que en las restantes zonas la población decrece
Australia del Sur Escaso y amenazado En Isla Canguro y en las Adelaida Hills poblaciones pequeñas y escasas
La evacuación de los koalas hacia Isla Canguro ha llevado a un aumento tan intenso de la población, que ahora el árbol de eucalipto y una gran lista de animales estén amenazados. Esto sucede por sus hábitos alimenticios: los koalas se mueven muy poco y se alimentan directamente de las ramas, sobre las que se sientan. Un programa de traslado de la población fracasó al no tener en cuenta las necesidades de los koalas, por lo que volvió a la situación anterior.
Desde ese momento las poblaciones de koalas no pueden sustentarse por sí mismas. Cada población se ha adaptado a sus hábitats y cada distrito es único. Las zonas previstas deben ser apropiadas y lo suficientemente grandes para las poblaciones de koalas. No obstante esto no se observó durante las muchas pruebas de traslado de la población de koalas. Otro problema adicional es que casi el 80% de los koalas viven en terrenos privados. Esto sucede principalmente en la zona levantina australiana. Una de las causas principales del descenso de los hábitats para los koalas es la desaparición de los bosques. Según cálculos de la Asociación Australiana del Koala, si no se toman medidas eficaces de protección, los koalas podrían extinguirse antes del año 2080.
Los koalas australianos han sufrido un fuerte declive en su población debido al desarrollo humano, los incendios forestales y el calentamiento global, y podrían desaparecer en cuestión de décadas.
La población de koalas salvajes en la isla principal de Australia es de entre 43.000 y 80.000 ejemplares, muy por debajo de estimaciones anteriores de más de 100.000, con la posibilidad de que los animales podrían enfrentar una posible extinción en unos 30 años, dijo la Australian Koala Foundation.
"Los koalas están desapareciendo en todas partes", dijo la presidenta ejecutiva de la fundación, Deborah Tabart. "Realmente no quedan árboles. Si siguen cortando árboles no tendrán koalas", agregó.
Tabart y sus colegas se encuentran en Canberra para instar a funcionarios de Gobierno a que declaren al koala como una especie amenazada y aseguren una mayor protección para su hábitat.
Los científicos sostienen que el árido paisaje australiano está siendo fuertemente afectado por el calentamiento climático.
La Koala Foundation, dijo Tabart, recolectó datos en 1.800 sitios y en 80.000 árboles específicos para llevar un registro de la cantidad de especímenes.
Pero en un área del estado norteño de Queensland, que tenía unos 20.000 koalas hace una década, un equipo de ocho personas no encontró ningún koala después de cuatro días de búsqueda reciente.
Los koalas viven en bosques de eucaliptos en el este y el sur de Australia, y son notoriamente quisquillosos acerca de qué tipo de hoja de eucalipto consumen.
La Comisión Científica de Especies Amenazadas rechazó en 2006 los pedidos para incluir a los koalas en la lista de especies vulnerables, diciendo que posiblemente había cientos de miles en su hogar.
Conducta en cautiverio[editar]
En 1920, en el Koala Park en Sídney, fue la primera vez que se mantuvieron koalas en cautiverio para exhibirlos al público. Desde entonces no han dejado de mostrarlos diferentes zoos a lo largo del mundo.
En contraste con lo que pasaba en Australia, en los parques zoológicos europeos no se exhibieron muchos koalas debido, principalmente, a la dificultad de encontrar el eucalipto suficiente y que además fuera adecuado para alimentar a los animales. En España, solo viven tres koalas. Se encuentran en el Zoológico de Madrid, donde habitan los machos Zoar y Bengero y la hembra Caloundra.
El primer koala que se exhibió en España de manera permanente, vivió en Madrid desde mayo de 2001 a junio de 2005, antes de ser trasladado al Zoológico belga de Planckendael.
En los corrales, los koalas pueden demostrar un comportamiento violento, debido a las condiciones de estrechez y calor. También demuestran ciertos comportamientos territoriales y la jerarquía de los machos.

Ha recibido 15 puntos

Vótalo:

10. DINGO

DINGO

El dingo (Canis lupus dingo) es una subespecie de lobo propia de Australasia, probablemente descendiente del lobo asiático.2 El dingo es comúnmente descrito como un perro salvaje australiano, pero no se limita a Australia y tampoco es originario de ahí. Los dingos modernos se encuentran por... Ver mas
El dingo (Canis lupus dingo) es una subespecie de lobo propia de Australasia, probablemente descendiente del lobo asiático.2
El dingo es comúnmente descrito como un perro salvaje australiano, pero no se limita a Australia y tampoco es originario de ahí. Los dingos modernos se encuentran por todo el sureste de Asia, generalmente en pequeñas manadas en los bosques naturales, y en Australia, particularmente en el norte.
Tienen características tanto de los lobos como de los perros modernos, y se piensa que su apariencia es similar a la del antecesor de los perros actuales. El nombre dingo viene del dharuk o eora, lengua aborigen, hablada en la zona de Sídney.3
Índice [ocultar]
1 Características
2 Temperamento y actitud
3 Reproducción
4 Hábitos alimentarios
5 Extinción potencial
6 Dingos como mascotas
7 Historia
8 Referencias
9 Enlaces externos
Características[editar]
Los dingos adultos miden típicamente de 50 a 58 centímetros, con un peso promedio de 23 a 32 kilogramos, aunque se han registrado especímenes de 55 kilogramos.4 Los machos son más grandes y pesan más que las hembras.5 Los dingos del sur de Australia tienden a ser más pequeños que los del noroeste. Los dingos australianos son invariablemente más grandes que los asiáticos.5 Comparados con perros domésticos de tamaño similar, tienen hocicos más largos, incisivos mayores y un esqueleto más plano, con una nuca más grande.5
El color del pelaje es normalmente de un amarillo jengibre, rojizo, amarillo arena. Se han reportado dingos albinos.4 Cualquier otro color es un indicante de una hibridación.5 Los dingos de raza pura tienen pelo blanco en las patas y pecho. La mayoría de los dingos tienen marcas blancas sobre el pecho, patas y la punta de la cola; algunos tienen también el hocico oscuro.4 El número cromosomático de los dingos es 2n=78.5
Temperamento y actitud[editar]
La mayoría de los dingos son vistos solos, aunque normalmente pertenecen a manadas que se reúnen cada tantos días para socializar.5 Las marcas de territorio y ataques a manadas rivales se incrementan en estas reuniones.5 Las manadas de dingos suelen tener de 3 a 12 miembros en zonas de poca actividad humana. Se distingue una jerarquía, además diferenciada una para hembras y otra para machos, y la jerarquía se mantiene mediante agresividad.5 La reproducción está limitada a la pareja dominante, y los miembros subordinados se encargan de cuidar a los cachorros.5
El tamaño del territorio del dingo tiene poco que ver con el tamaño de la manada y más con el terreno y las presas.5 Los dingos del suroeste de Australia tienen los territorios más grandes.5 Algunas veces los dingos se dispersarán de los territorios natales; se han registrado especímenes viajando 250 kilómetros.5
Los dingos no ladran tanto como los perros ordinarios, los dingos aúllan mucho y frecuentemente. Se han reconocido tres aullidos básicos con diez variaciones.5 El aullido se emplea tanto para atraer a miembros de la manada como para repeler intrusos.5 En aullidos corales, el tono del aullido incrementa de acuerdo al número de participantes.5 Los dingos machos marcan territorio más frecuente que las hembras, y esto aumenta en temporadas de reproducción.5
Reproducción[editar]
Al igual que los lobos, pero a diferencia de los perros, los dingos se reproducen una vez cada año.5 Los dingos machos son fértiles todo el año, pero las hembras son solo fértiles durante su ciclo estral, que se da una vez por año.5 Las hembras son fértiles a la edad de dos años, mientras que los machos lo son a la edad de entre uno y tres años.5 Las dingos dominantes en las manadas tienden a entrar más rápido en su ciclo estral que las dingos subordinadas.5 Los dingos cautivos tienen una duración del periodo estral de 10 a 12 días, mientras que los dingos salvajes la tienen de alrededor de 2 meses.5 El periodo de gestación dura de 61 a 69 días, donde se llegan a tener alrededor de 5 cachorros.5 Usualmente hay más hembras que machos.5 Los cachorros normalmente nacen en los meses de mayo a julio, aunque los dingos que viven en zonas tropicales se reproducen en cualquier época del año.5 Los dingos híbridos entran en periodo estral dos veces al año, con un periodo de gestación de 58 a 56 días.5 Los cachorros usualmente nacen en cuevas o en madrigueras de conejos.5 Los cachorros no se vuelven independientes hasta la edad de 3 a 6 meses, aunque algunos cachorros que viven en manadas permanecerán en la manada hasta la edad de 12 meses.5 A diferencia de los lobos, en donde el macho alfa o dominante previene a los subordinados de reproducirse, el dingo alfa inhibe la reproducción de los subordinados a través del infanticidio.5
Hábitos alimentarios[editar]

Alimentando dingos en Borneo.
Más de 170 especies de animales diferentes en Australia han sido identificadas en la dieta del dingo, que va desde pequeños insectos hasta búfalos de agua. La especialización de presas depende de la región. En las tierras húmedas del norte de Australia, las presas más comunes son el ganso urraca, la rata polvosa y el ualabí, mientras que en el árido centro de Australia las presas más comunes son los conejos europeos, la rata de orejas largas, el ratón común y el canguro rojo.5 En los hábitats del noroeste, el walarú oriental y los canguros rojos son los preferidos, mientras que en el sur son los pósums, ualabís y wombats.5
En Asia viven más cercanos a los humanos, por lo que se alimentan de arroz, fruta y desperdicios. Se ha observado a dingos cazando insectos, ratas y lagartijas en las áreas rurales de Tailandia y Célebes.5 Normalmente cazan de forma individual pequeñas presas, como conejos, pero al cazar grandes presas como los canguros, se reúnen en grupos.5 Cazan ganado en tiempos de escasez de alimentos.5
Extinción potencial[editar]
Como resultado del cruce con perros introducidos por los europeos, la raza pura de dingos está en declive. A principios del siglo XX la tercera parte de los dingos eran cruce de dingo y perros domésticos, y aunque el proceso de cruce era menor en zonas más remotas, se considera inevitable la extinción de la subespecie.6 Algunos investigadores creen que se debe considerar a estos mestizos verdaderos dingos cuando su anatomía y comportamiento no difieren del resto de los dingos puros.
Aunque la protección del dingo está vigente en Parques Nacionales Federales, Áreas de Patrimonio de la Humanidad, Reservas Aborígenes y el Territorio de la Capital Australiana, los dingos son calificados como plaga en otras áreas. La ausencia de una misma protección en todo el país implica que en muchas zonas se les cace con trampas o se les envenene, lo que ha ocasionado, junto con la hibridación con los perros domésticos, que la calificación del taxón ascendiese de "Bajo riesgo" a "Vulnerable" en 2004 por la IUCN (International Union for the Conservation of Nature and Natural Resources por sus siglas en inglés).1
Dingos como mascotas[editar]
El dingo es una subespecie de lobo más fácil de domesticar que los lobos del hemisferio norte. Los cachorros de dingo sólo están disponibles en Australia y es ilegal exportarlos, aunque esto podría cambiar en un futuro. Los cachorros pueden costar de 500 a 1000 dólares australianos.4 Aunque los dingos son más sanos que la mayoría de perros domésticos y no tienen el característico "olor a perro",4 se pueden volver muy problemáticos durante su ciclo anual de reproducción o celo. Los machos, particularmente, intentarán escapar para buscar pareja. Algunos aborígenes impiden la huida de un dingo que han adoptado con la agresiva práctica de romperle las patas delanteras.7

El dingo domesticado empieza a hacerse común en Australia. Observen como su hábito aullador se demuestra.
Historia[editar]
Los dingos fueron llevados desde Asia por el sureste hacia Australia y otras partes del Pacífico por nómadas que viajaban por el sudeste asiático desde hace 5000 años. Hace 3500-4500 años los dingos llegaron a Australia y a las islas cercanas, a excepción de Tasmania.8 En origen, los aborígenes australianos cuidaban dingos como ganado, es decir como fuente de comida de emergencia.4
La llegada de los dingos a Australia se considera una de las posibles causas de la extinción del tilacino. Evidencias fósiles y pinturas aborígenes señalan que los tilacinos habitaban por toda Australia, y hubo una desaparición súbita hace unos 3000 años. La interacción de las dos especies fue de unos 500 años, que según algunos expertos sería tiempo suficiente para un impacto significativo en las poblaciones de tilacinos, ya sea por la competencia por el alimento o por la transmisión de enfermedades.8 Algunos dudan del impacto del dingo, y sugieren que las dos especies podrían no haber representado una competencia mutua directa. El dingo es principalmente un cazador diurno, y se piensa que el tilacino cazaba principalmente de noche. Además, el tilacino era más corpulento, lo que le daba una ventaja en combates uno a uno.9
Los colonos europeos no descubrieron dingos hasta el siglo XVII, y al principio los tomaban por perros abandonados o asilvestrados. El capitán William Dampier, quien habló de perros silvestres en 1699, fue el primer europeo que oficialmente vio al dingo.4 Las poblaciones de dingo florecieron con la introducción de la oveja europea y el conejo europeo en Australia.4

Ha recibido 15 puntos

Vótalo:

11. UALABÍ

UALABÍ

Ualabí (del inglés wallaby) es el nombre vulgar de cualquiera de las especies de marsupiales diprotodontos de la familia Macropodidae que no es lo suficientemente grande para ser considerado un canguro. Por lo tanto no es una clasificación científica. Hay aproximadamente treinta especies... Ver mas
Ualabí (del inglés wallaby) es el nombre vulgar de cualquiera de las especies de marsupiales diprotodontos de la familia Macropodidae que no es lo suficientemente grande para ser considerado un canguro. Por lo tanto no es una clasificación científica. Hay aproximadamente treinta especies denominadas ualabíes.
Los ualabíes son marsupiales propios de Australia y de la isla de Nueva Guinea. Sus dimensiones son menores que las de los canguros, alcanzando 1,2 m de longitud, y un peso que ronda entre 1 kg (ualabí rupestre) a 42 kg.
Tienen cuatro patas, siendo las traseras las de mayor tamaño y más robustas con cuatro dedos, que utilizan para desplazarse mediante saltos. Dos de estos dedos son más grandes y con uñas, y el resto se ubican en una funda común. Las patas delanteras, sensiblemente más pequeñas que las traseras, terminan en cinco dedos con uñas. La cola es larga y gruesa y la utiliza para lograr equilibrio al saltar o andar. Tienen una cabeza pequeña, con orejas grandes y móviles. La mitad superior de su cuerpo está poco desarrollada, comparada con la parte inferior.
Las zonas en las que viven son muy variadas: sabanas, zonas montañosas, selvas o lugares rocosos
Son herbívoros, aunque algunos pueden ser omnívoros. Su dieta suele ser rica en fibra y no tanto en proteínas.
Especies[editar]
Algunas especies de macrópodos denominadas ualabíes, son las siguientes:
Ualabí de Tammar (Macropus eugenii)
Ualabí negro (Wallabia bicolor)
Ualabí de cuello rojo (Macropus rufogriseus)
Ualabí libre del este (Lagorchestes leporides)
Ualabí ágil (Macropus agilis)
Ualabí de cola puntiaguda (género Onychogalea)
Ualabí rupestre de cola de cepillo (Petrogale penicillata)
Ualabí negro rayado (Macropus dorsalis)
Ualabí de montaña de Nueva Guinea (género Dorcopsis)

Ha recibido 15 puntos

Vótalo:

12. PERIQUITOS DE AUSTRALIA

PERIQUITOS DE AUSTRALIA

El periquito común,2 3 periquito australiano, cotorra australiana o cata australiana (Melopsittacus undulatus) es una especie de ave psitaciforme de la familia Psittaculidae.4 Es el único miembro del género Melopsittacus.5 Es endémico de Australia, aunque ha sido introducido en otras regiones... Ver mas
El periquito común,2 3 periquito australiano, cotorra australiana o cata australiana (Melopsittacus undulatus) es una especie de ave psitaciforme de la familia Psittaculidae.4 Es el único miembro del género Melopsittacus.5 Es endémico de Australia, aunque ha sido introducido en otras regiones del mundo por ser muy común su uso como mascota. Es el ave de jaula más popular del mundo, y como animal de compañía solo es superado en número por los perros y los gatos.6
Índice [ocultar]
1 Descripción
1.1 Determinación de sexos y edades
1.2 Canto
2 Taxonomía
3 Ecología y distribución
4 Avicultura
4.1 Historia
4.2 Variedades
4.3 Cría
5 Referencias
6 Bibliografía
7 Enlaces externos
Descripción[editar]

Macho (cera azul).

Hembra (en época reproductiva cera parda).

Un periquito hembra en Alice Springs (Australia), en la que se aprecia el característico diseño listado que le da su nombre científico undulatus (ondulado).
El periquito mide alrededor de 18 cm de la cabeza a la punta de la cola, y pesa alrededor de 35 g. La variedad silvestre tiene las partes inferiores de color verde claro liso, con la cabeza amarilla con un característico listado negro en su parte posterior, al igual que el resto de las partes superiores del cuerpo y alas, aunque con fondo verde amarillento. En cambio su garganta y frente son de color amarillo liso, con una pequeña mancha morada en la mejilla y tres motas negras enmarcando cada lateral de base de la garganta. Su cola es de color cobalto con manchas amarillas en el centro de las plumas laterales. Las plumas de vuelo de las alas son negras y verdosas, y sus coberteras negras con bordes amarillos, y tienen manchas amarillas en el centro que solo se ven cuando despliegan las alas. Posee el pico muy curvado hacia abajo de color gris verdoso, y patas grises azuladas zigodáctilas,7 con dos dedos hacia delante y dos hacia atrás, que les facilita trepar por los árboles y alimentarse de semillas.
Los periquitos silvestres en su hábitat natural de Australia son notablemente más pequeños que los que se encuentran en cautividad. Además los criadores de esta especie han conseguido multitud de colores y capas de periquitos (ej: azul, gris, gris-azul, pios, violeta, blanco, amarillo, amarillo-azul) aunque la mayoría de los que se encuentran en las tiendas de mascotas son azules, verdes y amarillos. Como en la mayoría de especies de loros el plumaje del periquito es fluorescente bajo la luz ultravioleta. Este fenómeno posiblemente está relacionado con el cortejo y la selección de pareja.8 Como muchas aves los periquitos tienen visión tetracromática, aunque para que funcionen las cuatro clases de conos simultáneamente se necesita la presencia de todo el espectro de la luz solar.9 El espectro ultravioleta hace brillar sus plumas lo que ayuda a atraer a las parejas. Las motas de su garganta reflejan la luz ultravioleta y podrían usarse para distinguir individualmente a cada periquito.8

El sexo y la edad de los periquitos se diferencian por el color de su cera. Los machos adultos la tienen azul.

Los juveniles tienen la cera rosada y la frente ligeramente listada.
Determinación de sexos y edades[editar]
Para diferenciar si un periquito es macho o hembra la claves es la cera (parte superior del pico alrededor de las narinas). Los machos adultos la tienen completamente azul. Algunas hembras adultas la tienen de color variable dependiendo de su estado de celo: de blanco a color crema fuera de la época de reproducción, y marrón cuando está en celo, mientras que otras siempre la tienen blanca o blanquecina. Los inmaduros de ambos sexos la tienen rosada, generalmente rosa violáceo en los machos jóvenes. Al mes de vida las crías salen del nido con la cera rosa. Durante las semanas siguientes, a las hembras se les va volviendo blanco y a los machos azul (excepto en algunas variedades, como los albinos, lutinos o píos recesivos, cuyos machos la mantienen de rosada o morada toda su vida.7 10 En los ejemplares jóvenes se puede determinar el sexo así a los 3 meses de nacidos sin margen de error.
La edad también se determina mediante las líneas en la frente, los jóvenes la tienen cubierta de líneas y los adultos la tienen lisa y despejada. Los jóvenes además presentan un plumaje de tonos menos intensos. También se diferencia un periquito joven porque tiene el ojo completamente negro, y a medida que crece se va aclarando el iris quedando un aro blanco alrededor de la pupila negra (excepto en la variedad pia recesiva que no desarrolla este color de iris).
Canto[editar]
Los periquitos no son muy audaces en lo que se refiere a la imitación de sonidos, a diferencia de sus primos los loros. Sin embargo, suelen emitir algunos cantos cortos para comunicarse (lo que pudo dar origen a su cría), y expresan sus sentimientos con movimientos y sonidos. Los machos, caracterizados por la parte superior del pico color azul oscuro, suelen ser más activos en el canto que las hembras. Si se les enseña con calma y habilidad, es posible que lleguen a repetir muchas palabras sencillas y algunas melodías cortas.
Taxonomía[editar]


Loris


Periquito común



Loritos de higuera (géneros Cyclopsitta y Psittaculirostris)

Relaciones filogenéticas cercanas del periquito común.11 12 13 14
El periquito común pertenece a la familia Psittaculidae,15 la rama afroasiática y oceánica de la superfamilia de los loros típicos (Psittacoidea), como único miembro del género Melopsittacus.5 Anteriormente se creía que estaba cercanamente emparentado con los pericos de los géneros Neophema y Pezoporus por el patrón listado de su plumaje.16 Sin embargo, los estudios filogénéticos más recientes basados en el análisis de secuencias de ADN lo sitúan muy próximo a los loris (tribu Loriini) y a los loritos de higuera (tribu Cyclopsittini).11 12 13 14
En el pasado se describieron dos subespecies del periquito común, el periquito del norte y el del oeste, basándose en pequeñas variaciones del color y tamaño. Actualmente la mayoría de los ornitólogos cuestionan esta diferenciación, ya que las diferencias son muy pequeñas, y las áreas de distribución de las dos supuestas subespecies solapan de forma que hay zonas donde vuelan en las mismas bandadas y se aparean entre sí. Por ello en la actualidad no se reconocen subespecies diferenciadas.17 5 4
Ecología y distribución[editar]

Las mascotas escapadas o liberadas se asilvestran con facilidad en las regiones cálidas y secas. Pareja silvestre en Sudáfrica.
Los periquitos comunes son originarios de Australia, y ocupan la totalidad del interior del continente australiano. Es un ave nómada que ocupa gran variedad de hábitat abiertos en Australia como las zonas de matorral, herbazales, sabanas, y arboledas despejadas. Generalmente se encuentra en pequeñas bandadas, pero puede formar grandes bandadas cuando las condiciones son favorables. Se desplaza de forma nómada en busca de comida y agua.7 Las sequías pueden conducir a las zonas costeras o más arboladas. Se alimentan de semillas de la hierba, especialmente de las del género Triodia, y a veces hacen incursiones en los cultivos de cereales.7 18 La vida en bandadas les facilita la existencia porque les ayuda a defenderse de los los depredadores.
Se han naturalizado en el sur de Norteamérica, registrándose poblaciones asilvestradas de periquito común en las regiones de San Petersburgo (Florida) desde los años 1940, aunque en la actualidad son menos abundantes que al principio de la década de 1980. Se cree que la competencia con los estorninos pintos y los gorriones es la principal causa del declive de estas poblaciones.19
En España se pueden ver poblaciones en distintos lugares, como por ejemplo, la ciudad de Málaga en la que viven un importante número de ejemplares.
Son monógamos y rara vez cambian de pareja, a no ser que uno de los dos muera. Los nidos se encuentran normalmente en un hueco en el tronco del árbol. Ponen entre 4 y 7 huevos, los cuales son incubados durante 18-20 días, y el joven polluelo empluma aproximadamente 30 días después de la incubación.
Avicultura[editar]
Commons-emblem-question book orange.svg
Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada. Este aviso fue puesto el 9 de febrero de 2015.
Puedes añadirlas o avisar al autor principal del artículo en su página de discusión pegando: {{sust:Aviso referencias|Melopsittacus undulatus}} ~~~~

En cautividad se han conseguido mediante cría selectiva ejemplares de color y tamaño diferente a la variedad natural (derecha).
Los periquitos australianos son fáciles de domesticar, y pueden ser adiestrados para dejarse tocar y jugar con la gente, lo que los convierte en las aves más extensamente difundida como mascota del mundo. Son casi tan inteligentes como muchos loros grandes, y prosperan con el estímulo de juguetes e interacción social con la gente y congéneres. Picotear es una actividad muy agradable, sobre todo para el periquito hembra. Un poco de material para picar siempre debe estar a mano, como una rama con la corteza o las piedras de calcio (hueso de sepia o jibia), que ayudan a guardar sus picos filosos y siempre sanos.
En cautiverio, viven un promedio de 4-6 años, pero pueden vivir hasta 14. La duración de su vida varía según el tipo del periquito australiano (los periquitos ingleses no viven tanto como sus primos en Australia y América, debido a los años de endogamia para cambiar su tamaño y rasgos físicos) y la salud de cada ave individualmente (ejercicio y dieta). Las enfermedades que pueden aparecer en cautividad son afecciones catarrales, diarreas, excoriaciones y alteraciones de la piel de las patas (debido a una limpieza poco rigurosa). También se pueden presentar tumoraciones y verrugas en las zonas cercanas al pico en ejemplares ya viejos o criados en un ambiente de excesiva suciedad.
La alimentación del periquito común se basa en el mijo y el alpiste, aunque debe complementarse con otras semillas o verduras (como la lechuga, espinaca, pimiento, zanahoria, mazorca de maíz...). Las frutas también son un buen complemento dietético para estos pájaros. De vez en cuando se les puede proporcionar un poco de pan o galleta, aunque siempre con precaución de no darles algo muy dulce. En las tiendas de animales se pueden encontrar bizcochos, barritas de semillas enriquecidas con vitaminas y otros suplementos especiales para estas aves. Como golosina natural se suele utilizar el panizo. El aguacate, el chocolate y el perejil son tóxicos mortales para los periquitos australianos. El periquito más joven, si se le ha ido acostumbrando desde pequeño, aprende a toma más variedad de comida más fácilmente que uno más viejo que ha estado comiendo solo un tipo de semillas o alimento.
Historia[editar]
El periquito común se menciona por primera vez en el libro Naturalists Miscellany, cuyo autor es George Shaw, director del Museo Británico de las ciencias naturales, en el año 1781. En el año 1840, el científico John Gould logró llevar los primeros periquitos vivos a Inglaterra.
Debido a su belleza pronto se empezaron a capturar miles de periquitos para comercializarlos pero el transporte de meses y el desconocimiento de su alimentación provocaba una mortalidad del 98%. Pronto se descubrió que comían mijo y alpiste, igual que los canarios. Lo que no se sabía es que criaban en cajas de nido, sólo se les ofrecía nidos abiertos, hasta que por casualidad en 1855 la condesa de Schwerin en Berlín (Alemania) logró criarlos dentro de una nuez de coco. A partir de ahí se empezaron a criar grandes cantidades de periquitos.
La primera mutación fue la amarilla, y apareció en el año 1872 en Bélgica. En el año 1878, apareció la mutación azul. Ambas mutaciones alcanzaron precios desorbitados: Una pareja de periquitos azules podía costar más que un buen caballo de carrera. Hasta que la cría sistemática de estos colores se llevó a cabo y aparecieron nuevas mutaciones que han proporcionado a la especie una gran variedad.

Joven periquito hembra (cera blanca) con su primer cambio de plumas y con colores similares a los encontrados en la naturaleza.
Variedades[editar]
Los criadores han trabajado durante décadas para producir una amplia variedad de colores y mutaciones: factores de verde y azul, grises, violetas, perlados, alas claras, entre otras. Actualmente se conocen más de 25 variedades o mutaciones, incluidas algunas que modifican la pluma como los moñudos y celestiales japoneses.
Existe una variedad considerada como enfermedad, la cual se denomina "plumero". En esta variedad se producen alteraciones orgánicas que hacen que las plumas no paren de crecer, lo que conlleva a problemas de salud e influye significativamente en la expectativa de vida del ave.
Existe una variedad de periquitos australianos modernos denominada "perico inglés", los cuales son más grandes que sus hermanos salvajes, con plumas principales más largas, dándoles una apariencia notablemente de mayor talla. Actualmente son conocidos también como australianos de exposición, y a pesar de haber un diferenciamiento para su cría, se trata del mismo periquito Melopsittacus undulatus. En los más notables cambios, los ojos y el pico quedan bastante ocultos dentro de las plumas en una vista de frente. Estas variaciones afectan la mecánica de vuelo y dificultan algunas tareas básicas como la reproducción, lo que disminuye su calidad de la vida. Tales aves son también más propensas a mutaciones genéticas debido a la endogamia que les dio origen.
Cría[editar]
La reproducción en cautividad es relativamente fácil, se induce a la cría colocando un nido que puede ser una caja de madera en el que la hembra pueda estar completamente a oscuras. La hembra deposita de tres a nueve huevos, y la incubación dura dieciocho días. Pueden criar durante todo el año; es importante tener unas condiciones aptas para la cría ya que al tener poco espacio para esta o un nido muy alto las crías pueden caer y morir.
Tanto si se desea su cría o como si no, lo mejor para el equilibrio psicológico de un ave social inteligente como esta es tenerlo en parejas, para que pueda desarrollar la interacción social que necesita. Tener sólo un macho podría causar trastornos sexuales (como tentativas en el acoplamiento con espejos), mientras que tener dos hembras puede causar la animosidad entre ellas.

Ha recibido 15 puntos

Vótalo:

13. CACATÚA AUSTRALIANA

CACATÚA AUSTRALIANA

Las cacatúas son las 21 especies de aves psitaciformes que pertenecen a la familia Cacatuidae, la única familia de la superfamilia Cacatuoidea. Junto a las superfamilias Psittacoidea (loros verdaderos) y Strigopoidea (loros de Nueva Zelanda) forman el orden de las Psittaciformes. El... Ver mas
Las cacatúas son las 21 especies de aves psitaciformes que pertenecen a la familia Cacatuidae, la única familia de la superfamilia Cacatuoidea. Junto a las superfamilias Psittacoidea (loros verdaderos) y Strigopoidea (loros de Nueva Zelanda) forman el orden de las Psittaciformes. El emplazamiento de las cacatúas en una familia separada es un hecho que no se discute, aunque muchos otros aspectos de los linajes de los psitaciformes vivos no están resueltos. La familia está distribuida principalmente por Australasia, extendiéndose desde las Filipinas y las islas de Indonesia oriental que pertenecen a la Wallacea hasta Nueva Guinea, Australia y las islas Salomón. Su nombre proviene de la palabra malaya para designar a estas aves: kaka(k)tua, que a su vez, según distintas versiones, puede ser que proceda de kaka, «loro», y tuwah, que es una voz imitativa de su canto; o bien, de kakak, «hermana», y tua, «vieja», significando algo así como «hermana mayor».
Las cacatúas se reconocen inmediatamente por su característico penacho de plumas eréctiles. Comparten varias características con los loros, como su fuerte pico curvo y su pie zigodáctilo, es decir, con dos dedos dirigidos hacia delante y dos hacia atrás. De media son más grandes que los loros, aunque la cacatúa ninfa, la especie menor del grupo, es un ave de pequeño tamaño. Su plumaje generalmente es de colores menos llamativos que sus parientes los loros, ya que son predominantemente blancas, grises o negras, con algún otro color más vivo que suele concentrarse en las plumas de la cresta, las mejillas o la cola. El género Cacatua consta de 11 especies de cacatúas de plumaje blanco. La cacatúa galah, de color rosa y gris, y la cacatúa abanderada, rosa y blanca están cercanamente emparentadas. Las cinco especies del género Calyptorhynchus son cacatúas grandes de color negro. Las tres especies que quedan (la grande y negra cacatúa enlutada, y las principalmente grises cacatúa gang-gang y cacatúa ninfa) están relacionadas con el resto de cacatúas en ramas evolutivas basales no del todo establecidas.
Las cacatúas suelen alimentarse de semillas, tubérculos, bulbos, frutos, flores e insectos. Con frecuencia se alimentan en grandes bandadas, principalmente cuando lo hacen en el suelo. Las cacatúas son monógamas y anidan en huecos de los árboles. Algunas especies de cacatúas se han visto afectadas adversamente por la pérdida de hábitat, particularmente por la disminución de lugares de anidamiento cuando los árboles de gran tamaño son talados. En cambio otras especies se han adaptado bien a los cambios realizados por humanos y son consideradas plagas para la agricultura.
Son mascotas populares, al igual que los loros, a pesar de ser difíciles de cuidar, ser ruidosas y tender a ser menos mansas que éstos. La cacatúa ninfa es por mucho la especie de cacatúa más frecuente en cautividad y también la de cuidados más fáciles. Las cacatúas blancas son más comunes en cautividad que las negras. Algunas especies están amenazadas por sufrir el tráfico de especies y ser capturadas en la naturaleza con destino a ser mascotas.
Índice [ocultar]
1 Taxonomía
1.1 Familia Cacatuidae
2 Morfología
2.1 Sonidos
3 Distribución y hábitat
4 Comportamiento
4.1 Alimentación
4.2 Reproducción
4.3 Depredadores y amenazas
5 Relación con los humanos
5.1 Plagas
5.2 Estado de conservación
5.3 Avicultura
5.4 En la cultura
6 Referencias
6.1 Bibliografía
7 Enlaces externos
Taxonomía[editar]

Cacatúa fúnebre piquicorta en el zoo de Taronga, Sídney, Australia.

Cacatúa abanderada en vuelo.

Las cacatúas enlutadas tienen un pico fuerte y las mejillas rojas. Son las cacatúas de mayor tamaño ya que miden entre 55–60 cm de largo y 910–1200 g.1
El grupo de las cacatúas fue inicialmente definido como una subfamilia, Cacatuinae, dentro de la familia de los loros, Psittacidae, por el naturalista inglés George Robert Gray en 1840, con Cacatua como género tipo.2 Este grupo ha sido alternativamente considerado como una familia o una subfamilia por diversas autoridades. El ornitólogo estadounidense James Lee Peters en su obra de 1937 Check-list of Birds of the World, y Sibley y Monroe en 1990 lo mantuvieron como una subfamilia, mientras que el experto en loros Joseph Forshaw lo clasificó como familia en 1973.3 Estudios de ADN posteriores han indicado que la primera rama en separarse de los loros ancestrales fue la superfamilia de los loros de Nueva Zelanda, Strigopoidea, seguidos por las cacatúas (superfamilia Cacatuoidea), ahora un grupo bien definido o clado, separado de los loros verdaderos, la superfamilia Psittacoidea, que entonces se diversificaron en todas las especies de loros, papagayos, cotorras y periquitos extendidas por el hemisferio sur.4 5 6 7 8 9
Las relaciones entre cada una de las especies de cacatúas no están completamente desveladas, y los datos disponibles no apoyan la división de la familia en subfamilias.10 Han sido especialmente difíciles las ubicaciones de la cacatúa gang gang (Callocephalon fimbriatum) y la cacatúa ninfa (Nymphicus hollandicus). El agricultor y ornitólogo aficionado John Courtney observó en 1996, que a diferencia de las demás cacatúas, los juveniles de estas dos especies balanceaban sus cabezas cuando mendigueaban comida como los loros.11 Los investigadores estadounidenses David M. Brown y Catherine A. Toft secuenciaron y compararon su ADN mitocondrial en 1999, y encontraron que ambas especies estaban emparentadas más cercanamente con el género de cacatúas negras que con las cacatúas blancas.12 Esto contrastaba con la ubicación propuesta por e ornitólogo australiano Richard Schodde de la cacatúa gang gang en una subfamilia Cacatuinae junto a las cacatúas blancas,13 y con los análisis realizados por el investigador Dwi Astuti de un segmento de β-fibrinogenes de las cacatúas, que también situaba a la cacatúa gang gang allí.14
Los géneros Eolophus, Lophochroa y Cacatua forman un clado diferenciado.4 5 8 12 14 15 Las especies de este clado presentan hipomelanismo y no muestran dimorfismo sexual. Las relaciones dentro del clado están bien establecidas, con el género Eolophus (cacatúa galah) como una rama basal de los otor dos géneros Lophochroa y Cacatua que serían los más estrechamente emparentados entre sí.12 14 El género Cacatua es a su vez dividido en dos subgéneros Licmetis y Cacatua, este último denominado a menudo como cacatúas blancas,16 aunque el término cacatúas blancas también se aplica al género completo,17 e incluso a todo el clado.18
Las seis especies restantes tienen el plumaje predominantemente negro. De ellas la cacatúa enlutada tiene su propio género Probosciger y desciende de la rama más antigua de la familia de las cacatúas. Las cinco especies del género Calyptorhynchus son denominadas comúnmente cacatúas fúnebres,16 y se divide en dos subgéneros —Calyptorhynchus y Zanda. El primer grupo presenta dicromatismo sexual, ya que el plumaje de sus hembras listado de manera prominente.19 Además ambos son distinguibles por las diferencias en las llamadas de petición de comida cuando son juveniles.11
El registro fósil de las cacatúas es incluso más limitado que el de los loros, ya que solo se conoce un ancestro de cacatúa auténtica: una especie de Cacatua, probablemente perteneciente al subgénero Licmetis, de principios del Mioceno (hace 16–23 millones de años) encontrada en los depósitos de Riversleigh, Australia.20 Aunque parcialmente los restos se parecen a la cacatúa cavadora y a la cacatúa galah.21 Han aparecido en Melanesia, huesos subfósiles de especies de Cacatua que aparentemente no sobrevivieron a los primeros asentamientos de los humanos en Nueva Caledonia y Nueva Irlanda.22 23 El efecto de estos fósiles en el estudio de la evolución y filogenia de las cacatúas es bastante limitada, aunque los fósiles de Riversleigh permiten datar provisionalmente la bifurcación de las subfamilias.
Familia Cacatuidae[editar]
Filogenia y relaciones de la superfamilia Cacatuoidea.4 5 6 12 Los paréntesis alrededor del nombre de la autoridad indica que originalmente estaba en un género diferente, el nombre entre paréntesis tras el nombre genérico indica el subgénero.



Demás aves



Strigopoidea



Psittacoidea







Cacatua (Cacatua) alba (Müller, 1776)


Cacatua (Cacatua) moluccensis (Gmelin, 1788)


Cacatua (Cacatua) ophthalmica Sclater, 1864


Cacatua (Cacatua) sulphurea (Gmelin, 1788)


Cacatua (Cacatua) galerita (Latham, 1790)





Cacatua (Licmetis) sanguinea Gould, 1843


Cacatua (Licmetis) pastinator (Gould, 1841)


Cacatua (Licmetis) tenuirostris (Kuhl, 1820)


Cacatua (Licmetis) ducorpsii Pucheran, 1853


Cacatua (Licmetis) goffiniana Roselaar y Michels, 200424



Cacatua (Licmetis) haematuropygia (Müller, 1776)




Lophochroa leadbeateri (Vigors, 1831)
Género Cacatua



Eolophus roseicapilla (Vieillot, 1817)
Género Lophochroa



Callocephalon fimbriatum (Grant, 1803)
Género Eolophus


Probosciger aterrimus (Gmelin, 1788)




Calyptorhynchus (Zanda) baudinii Lear, 1832


Calyptorhynchus (Zanda) latirostris Carnaby, 1948


Calyptorhynchus (Zanda) funereus (Shaw, 1794)




Calyptorhynchus (Calyptorhynchus) banksii (Latham, 1790)


Calyptorhynchus (Calyptorhynchus) lathami (Temminck, 1807)




Nymphicus hollandicus (Kerr, 1792)






Morfología[editar]

Cacatúa galerita en cautividad desplegando su cresta amarilla.
Las cacatúas generalmente son aves de tamaño de medio a grande y de complexión achaparrada, con una longitud que oscila desde los 30–60 cm y un peso de entre 300–1200 g, aunque una especie, la cotorra ninfa es considerablemente menor y más ligera que las demás, con una longitud de 32 cm (incluidas las largas plumas de su cola) y pesa entre 80–100 g.1 25 26 27 El penacho eréctil de la parte superior de su cabeza está presente en todas las especies, siendo espectacular en muchas de ellas.28 Lo alzan cuando se posan tras el vuelo o cuando están excitadas.29 Las cacatúas comparten muchas características con los loros, como sus picos curvados y sus dedos zigodáctilos, es decir con los dos dedos centrales dirigidos hacia delante y los dos laterales hacia atrás.30 Sin embargo se diferencian de ellos en varios caracteres, como la presencia de vesícula biliar y otros detalles anatómicos, como al ausencia de la textura de Dyck en la estructura de las plumas, que provoca los colores azules y verdes intensos de los loros verdaderos.27
Como los loros, las cacatúas tienen las patas cortas, fuertes garras y se desplazan caminando,27 y a menudo usan su pico como tercera pata cuando trepan por las ramas. Generalmente tienen alas largas y anchas que usan en sus rápidos vuelos, que alcanzan velocidades de hasta 70 km/h registrado por las cacatúas galah.31 Los miembros del género Calyptorhynchus y las grandes cacatúas blancas, como la cacatúa galerita y la cacatúa abanderada, tienen alas más cortas y redondeadas, por lo que realizan vuelos más lentos.31

Pareja de cacatúas gang gang en Australia (macho con la cabeza roja). Las cacatúas se emparejan durante mucho tiempo.
Las cacatúas tienen un pico grande, que mantienen afilado raspando sus mandíbulas una contra otra cuando están en reposo. La acción del pico se complementa con una lengua grande y musculosa que le ayuda a manipular las semillas para poder descascarillarlas antes de comérselas.25 Durante el descascarillado la mandíbula inferior aplica la presión, la lengua mantiene la semilla en el lugar adecuado y la mandíbula superior actúa de yunque. La región ocular del cráneo está reforzada aguantar los músculos que mueven las mandíbulas de lado a lado.27 El pico de los machos de cacatúa son por lo general ligeramente mayores que los de sus hembras correspondientes, siendo esta diferencia bastante marcada en las cacatúas enlutadas.32
El plumaje de las cacatúas tiene colores menos vivos que el de los loros, ya que sus especies suelen ser de color negro, gris o blanco. Muchas especies tienen pequeñas zonas de colores llamativos, a menudo amarillas, rosas o rojas, generalmente en el penacho o la cola.33 La cacatúa galah y la cacatúa abanderada son las que tienen tonos rosas en la mayor parte de su cuerpo.34 Varias especies tienen zonas desnudas sin plumas con intensos colores alrededor de los ojos (aro perioftálmico) y en la cara, como la gran mancha roja de la cacatúa enlutada, esta zona desnuda es más limitada en otras especies de cacatúas blancas, como las pertenecientes al subgénero Licmetis.34 Los plumajes de machos y hembras son similares en la mayoría de las especies. El plumaje de la hembra de cotorra ninfa es más apagado que el del macho, pero el dimorfismo sexual más acentuado se da en la cacatúa gang gang y las dos especies de cacatúas del género Calyptorhynchus, la cacatúa colirroja y la cacatúa lustrosa.32 El color del iris difiere en algunas especies, siendo rosado o rojo en las hembras de las cacatúas galah y abanderada, y pardo rojizo en las hembras de otras especies de cacatúas blancas. Todos los machos tienen el iris de color pardo oscuro.32

Garra izquierda de una cacatúa blanca agarrando los barrotes de la jaula con sus dedos cigodáctilos, laterales dirigidos hacia atrás y centrales hacia delante.
Las cacatúan mantienen su plumaje en buen estado acicalándose con frecuencia a lo lardo del día. Se quitan la suciedad y la grasa y se colocan las barbas de las plumas con el pico. También acicalan a otros individuos las plumas a las que es difícil alcanzar. Las cacatúas producen aceite de acicalado en la glándula uropígea y lo aplican frotando con su cabeza o las plumas ya engrasadas. Las cacatúas producen polvo de plumón en unas plumas especializadas de la zona lumbar, y lo distribuyen por todo su cuerpo con el acicalado.35
La muda del plumaje es muy lenta y compleja. Las cacatúas negras parecen sustituir las plumas de vuelo de una en una, durando su muda completa dos años. Este proceso es mucho más corto en otras especies, como la cacatúa galah y la cacatúa picofina, que tardan ambas alrededor de seis meses en renovar sus plumas de vuelo.35
Sonidos[editar]
Las vocalizaciones de las cacatúas son altas y chillonas.25 Les sirven para varias funciones, como permitirles reconocerse entre sí, indicar los estados de ánimo, mantener la cohesión de las bandadas y de advertencia cuando defienden el nido. El uso de las llamadas y el número de ellas varían según las especies; la cacatúa fúnebre de pico corto tiene al menos 15 llamadas diferentes, sin embargo otras como la cacatúa abanderada tiene menos. Algunas como la cacatúa gang gang son comparativamente silenciosas aunque realizan llamadas cortas a modo de gruñido cuando se alimentan. Además de las vocalizaciones las cacatúas enlutadas se comunican a grandes distancias golpeando con palos en las ramas muertas.36 Las especies de cacatúas también producen un siseo característico cuando se las amenaza.29
Distribución y hábitat[editar]

La cacatúa de las Tanimbar está confinada en las islas Tanimbar de Indonesia.
Las cacatúas tienen un área de distribución mucho más restringido que los loros. Distribuyéndose naturalmente solo por Australasia.25 Once de las 21 especies se encuentran solo en Australia, mientras que siete especies se encuentran solo en las islas de Filipinas, Indonesia, Papúa Nueva Guinea y las islas Salomón. Curiosamente ninguna especie de cacatúa se encuentra en Borneo (a pesar de estar presentes en las cercanas Palawan y Célebes) o muchas islas del Pacífico,37 aunque se han encontrado restos fósiles en Nueva Caledonia.22

La cacatúa galah se extiende por la mayor parte de Australia.
Tres especies ocupan tanto Nueva Guinea como Australia.38 Algunas especies tienen una distribución amplia como la cacatúa galah que está presente en la mayor parte de Australia, mientras que otras especies tienen distribuciones reducidas, confinadas en pequeñas partes del continente, como la cacatúa fúnebre de pico largo en Australia suroccidental, o en pequeños grupos de islas, como la cacatúa de las Tanimbar, que está confinada en las islas Tanimbar de Indonesia. Algunas cacatúas han sido introducidas accidentalmente fuera de su área de distribución natural en lugares como Nueva Zelanda, Singapur, Hong Kong y Palaos,39 además dos especies de cacatúas de Australia han sido introducidas en partes del continente que no formaban parte de su área de distribución natural.
Las cacatúas ocupan una gran cantidad de hábitats desde los bosques de las regiones subalpinas a los manglares. Sin embargo ninguna especie se encuentra en todos ellos.40 Las especies más extendidas,25 como las cacatúas galah y ninfa,41 son especialistas de espacios abiertos que se alimentan de las semillas de la hierva.25 A menudo son voladores rápidos que realizan grandes desplazamientos, siendo nómadas. Hay bandadas que se desplazan por grandes áreas del interior australiano, en busca de semillas con las que alimentarse, y de otros recursos alimenticios. Las sequías pueden forzar a las bandadas de las zonas más áridas a desplazarse más allá de las zonas de cultivo.41 Otras especies de cacatúas como la cacatúa lustrosa, vive en los bosques, las pluviselvas, en los matorrales e incluso en los bosques montanos. La cacatúa filipina vive en los manglares, su ausencia en el norte de Luzón puede estar relacionada con a carencia de bosques de manglares allí.42 Las cacatúas que habitan en los bosques generalmente son sedentarias ya que sus suministros de alimento son estables y predecibles.43 Varias especies se han adaptado bien a los hábitats modificados por los humanos, y se encuentran en las zonas agrícolas e incluso en las ciudades.44
Comportamiento[editar]
Las cacatúas son diurnas, y necesitan la luz del día para encontrar su alimento.25 No son de los primeros madrugadores, sino que esperan hasta que el sol caliente sus lugares de descanso para empezar a alimentarse. Por lo general todas las especies son muy sociales, y suelen descansar, alimentarse y desplazarse en ruidosas bandadas. El tamaño de las bandadas dependen de la disponibilidad de comida. En tiempos de abundancia las bandadas son pequeñas, de menos de cien aves, mientras que cuando hay sequías o otras adversidades climáticas, las bandada crecen y pueden contener miles de individuos. El récord está registrado en una bandada de 32.000 cacatúas sanguíneas en Kimberley. Las especies que viven en espacios abiertos forman bandadas más grandes que las que viven en zonas forestales.45
Todas las especies necesitan perchas de descanso que estén situados cerca de abrevaderos, aunque muchas especies pueden desplazarse grandes distancias entre los lugares de descanso y las zonas de alimentación.46 Las cacatúas tienen varios métodos característicos para bañarse, pueden colgarse boca abajo o volar bajo la lluvia, o aletear contra las hojas mojadas de las copas de los árboles.29
En un estudio publicado en 2015 por la Universidad de Viena se llegó a la conclusión de que algunas cacatúas eran capaces de hacer deducciones lógicas por exclusión de otras posibilidades.47 48
Alimentación[editar]

Las cacatúas picofinas pueden cavar con su pico para obtener alimento.
Las cacatúas se alimentan versátilmente y consumen una gran variedad de alimentos principalmente de origen vegetal. Las semillas forman parte de la dieta de todas las especies y las pueden abrir con sus grandes y fuertes picos. Las cacatúas galah, las pequeñas cacatúas blancas y algunas cacatúas negras se alimentan principalmente en el suelo, las demás se alimentan principalmente en los árboles.25 Las especies que se alimentan en el suelo tienden a alimentarse en bandadas, moviéndose en grupos compactos donde las semillas están concentradas, y en filas dispersas cuando la comida está más esparcidas.49 Prefieren las zonas abiertas donde la visibilidad es buena. La cacatúa cavadora y la cacatúa picofina tienen picos largos para cavar en busca de tubérculos y raíces, y las cacatúas abanderadas dan vueltas alrededor de las romazas australianas (Emex australis) para encontrar y sacar sus partes subterráneas.50
Muchas especies se alimentan en las copas de los árboles, aprovechando las serotinias (los almacenes de una gran cantidad de semillas en conos y bolas gomosos de algunas las plantas de los géneros Eucalyptus, Banksia y Hakea), una característica de la vegetación de las regiones secas australianas. Este tipo de frutos son inaccesibles para muchas especies, y son recolectados principalmente por las cacatúas y los loros, y los roedores de las regiones tropicales. Las cacatúas pueden abrir los conos más grandes con sus fuertes picos, pero son demasiado duros para otros animales pequeños.51 Muchos frutos y semillas que están en los extremos de las ramas delgadas que no pueden ser soportar el peso de las cacatúa, pero estas las doblan hacia sí para alcanzar su alimento.52
Mientras que algunas cacatúas son generalistas y toman un amplio espectro de alimentos, otros son especialistas. La cacatúa lustrosa se ha especializado en los conos de los árboles del género Allocasuarina, prefiriendo las de la especie, A. verticillata. Agarran los cono y los parten con el pico y sacan las semillas con la lengua.53 Algunas especies atrapan gran cantidad de insectos, particularmente en época de cría, y de hecho la mayor parte de la dieta de la cacatúa fúnebre coliamarilla lo componen los insectos. Su gran pico les sirve para extraer las larvas de la madera podrida. El tiempo que las cacatúas tienen que pasar buscando alimento varía según las estaciones.52 Durante las épocas de abundancia solo necesitan unas pocas horas al día, en la mañana y la tarde, y pasan el resto del tiempo descansando o acicalándose en los árboles, pero en invierno tienen que pasar la mayor parte del día buscando comida. Las cacatúas incrementan sus necesidades alimenticias durante la estación de cría, así que pasan más tiempo buscando comida durante esta época. Las cacatúas tienen buches grandes que les permiten almacenar la comida antes de retirarse a los árboles.54 Durante los periodos difíciles las cacatúas despliegan la versatilidad de su dieta, se desplazan a más distancia para encontrar comida, consumen más plantas verdes y algunas especies usan sus picos para cavar en busca de cormos.
Reproducción[editar]

Pollos de cacatúa blanca criados a mano para ser mascotas.
Las cacatúas son monógamas y sus lazos de pareja pueden durar muchos años. Muchas de ellas se emparejan en sus bandadas antes de alcanzar la madurez sexual, y no crían hasta por lo menos un año después. Las hembras crían por primera vez a una edad de entre los tres y siete años, y los machos a menudo más tarde. La madurez sexual se retrasa para que los individuos puedan desarrollar sus habilidades para criar a los pollos, que es más prolongada que en otras aves. Los pollos de algunas especies permanecen junto a sus padres hasta un año.55 Las cacatúas también presentan fidelidad al lugar de anidación, regresando al lugar donde anidaron en años consecutivos.36 El cortejo generalmente es simple, especialmente al establecerse la pareja. En las cacatúas negras únicamente se producen alimentaciones de cortejo. Las parejas establecidas se acicalan mutuamente, aunque todas las demás formas de cortejo se producen antes de la incubación, posiblemente para reforzar los lazos de pareja.56
Como la mayoría de los loros las cacatúas anidan en los huecos de los árboles,57 que no son capaces de excavar ellas mismas.58 Estos huecos se forman por la caída o rotura de las ramas, la descomposición producida por los hongos, y la actividad de termitas y otros insectos, además de los hechos por los pájaros carpinteros donde solapan sus áreas de distribución.59 En muchos lugares estos huecos son escasos y objeto de disputa, tanto con los miembros de su especie como con otras especies animales.60 En general las cacatúas eligen huecos solo un poco mayores que ellos mismos, por lo que las especies de diferente tamaño les corresponderán huecos de distinto tamaño. Si tienen a oportunidad de elegir las cacatúas prefieren anidar a unos 7 o 8 metros del suelo,59 y cerca del agua y la comida.61
Rellenan los huecos donde anidan con palitos, cortezas y ramas con hojas. Los huevos de las cacatúas son ovalados e inicialmente blancos ya que su ubicación hace que el camuflaje sea innecesario.62 Aunque se decoloran a medida que avanza la incubación. Los tamaños oscilan desde los 55x37 mm en la cacatúa enlutada y la cacatúa colirroja a los 26x19 mm de la cacatúa ninfa.62 El tamaño de la puesta varía en la familia. Las cacatúas enlutadas y otras cacatúas grandes ponen un solo huevo, y las especies más pequeñas ponen entre dos y ocho huevos. El suministro de alimento influye de forma importante en el tamaño de la puesta.63 Algunas especies pueden realizar una segunda puesta si la primera fracasa.64 Alrededor del 20% de los huevos de la puesta no son fértiles.65 Las labores de incubación y cría pueden recaer tanto solo en las hembras en el caso de las cacatúas negras, o ser compartida por ambos sexos como pasa en el resto de las especies. En el caso de las cacatúas negras, el macho suministra alimentos a la hembra varias veces a día. Los pollos de todas las especies están cubiertos por plumón amarillento, excepto los de la cacatúa enlutada que nacen desnudos.66 Los tiempos de incubación de las cacatúas dependen del tamaño de las especies: la más pequeña la cacatúa ninfa tiene un periodo de incubación de unos 20 días mientras que la gran cacatúa fúnebre piquicorta incuba los huevos hasta 29 días.25
El periodo de anidación también varía según las especies, siendo más largos los de las especies más grandes. También les afectan factores ambientales y estacionales, y hay competencia entre los pollos de las especies que ponen más de un huevo. Las cacatúas ninfa dejan el nido tras 5 semanas y las cacatúas enlutadas tras 11 semanas.25 Mientras permanecen en el hueco se cubren con el plumaje de juveniles. Al principio las plumas de las alas y cola les crecen despacio pero se incrementan en cuanto aparecen las plumas primarias. Los pollos alcanzan rápidamente un 80–90% del peso de un adulto, consiguiendo dos tercios de este tamaño antes de abandonar el hueco del nido, aunque posteriormente todavía les tiene que crecer algo las plumas de las alas y cola para alcanzar las dimensiones de los adultos.67 Las tasas de crecimiento de los pollos, además del número de pollos que dejan el nido sufren el impacto de la reducción de los suministros alimenticios o la climatología adversa.68
Depredadores y amenazas[editar]
Existen registros de que los halcones peregrinos y aguililla australina atrapan cacatúas galahs, y se ha observado al águila audaz matando cacatúas sulfúreas.69 Los huevos y los pollos son vulnerables a muchas amenazas. Varias especies de lagarto monitor (Varanus) pueden trepar a los árboles y penetrar en los huecos donde hay nidos, también los atrapa el cárabo de las pagodas en Filipinas, roedores como la rata gigante de cola blanca,70 la pitón amatista australiana, el verdugo negro y la zarigüella australiana. Además las cacatúas galah y las cacatúas sanguíneas compiten por el espacio de anidación con las cacatúas lustrosas, habiéndose registrado que matan a los pollos de esta últimas últimas en isla Canguro. Las tormentas intensas también pueden inundar los huecos y ahogar a los pollos, además de que la actividad de las termitas o los insectos perforadores pueden colapsar la estructura interna del nido.71
Como los loros las cacatúas pueden verse afectadas por la enfermedad del pico y las plumas de los psitaciformes. Esta infección vírica causa la pérdida de plumas y la malformación del pico, y reduce la inmunidad general del ave. Prevalece particularmente en las cacatúas sulfúreas, las cacatúas sanguíneas, las galah y hasta la fecha se ha registrado en 14 especies. Aunque es poco probable un impacto significativo en las grandes poblaciones naturales esta enfermedad puede ser una gran amenaza para las poblaciones pequeñas y estresadas.72
Las cacatúas blancas y sulfúreas pueden ser infectadas por el protozoo Haemoproteus. Además se ha descubierto una cacatúa infectada por el parásito de la malaria, Plasmodium, en un análisis de muestras fecales en el parque ornitológico Loro Sexi de Almuñécar, en Granada.73 Como los loros amazónicos y los guacamayos las cacatúas pueden desarrollar papillomas en la cloaca. Se desconoce la posibilidad de producir cáncer en ellas, ya que es un causante, aunque se ha aislado el papilloma virus en un loro gris que lo padecía.74
Relación con los humanos[editar]

Una cacatúa galerita en un balcón de Sídney.
Las actividades humanas han tenido efectos positivos en algunas especies de cacatúas y negativos en otras. Muchas especies de especies comedoras de grano de espacios abiertos se han beneficiado mucho de los cambios producidos por los hombres en medio ambiente, al incrementar la cantidad de recursos alimenticios y suministro de agua, y se han adaptado bien a la dieta de vegetales foráneos. Este beneficio parece restringirse a las especies australianas, ya que las especies de espacios abiertos fuera de Australia no se han hecho más abundantes. En cambio las especies predominantemente forestales han sufrido en gran medida la destrucción de sus hábitats, sobre todo las que tienen una dieta especializada y no han podido adaptarse incorporporando a su dieta los vegetales exóticos. Aunque es una excepción notable la cacatúa fúnebre de cola amarilla del este de Australia.75
Plagas[editar]
Varias especies de cacatúas pueden convertirse en plagas para la agricultura.76 A veces se controla su número cazándolas, con veneno o capturándolas para gasearlas. También se utilizan métodos no letales para mitigar sus daños como, asustarlos, manipular su hábitat y proporcionarles depósitos de alimento señuelo o sacrificar algunas cosechas que les distraigan de la cosecha principal. Las cacatúas pueden ser molestas en las zonas urbanas porque destruyen elementos de los edificios. En la naturaleza mantienen su pico mordiendo la madera, por lo que en las zonas suburbanas pueden morder los muebles de exterior, los marcos de las puertas y ventanas,44 y destruyen con facilidad las maderas decorativas como la del cedro rojo occidental.77 También pueden dañar el cableado externo y las placas solares,44 las antenas de televisión y las antenas parabólicas.77 Un negocio en el centro de Melbourne sufrió repetidamente a las cacatúas galeritas que arrancaban el sellante de silicona de las ventanas.78 Las cacatús galahs y las colirrojas pelan los cables eléctricos de las zonas rurales, y también destrozan las lonas.78 Fuera de Australia la cacatúa de las Tanimbar es considerada una plaga en la isla Yamdena donde arrasa los campos de maíz.79

Cacatúas galeritas destrozando los marcos de las ventanas de un centro comercial.
En 1995 el gobierno del estado de Victoria publicó un informe sobre los problemas causados por las cacatúas picofinas, galeritas y galahs, las tres especies que junto a la cacatúa sanguínea tienen grandes poblaciones en crecimiento, por haberse beneficiado de los cambios antropogénicos del medio. A causa el informe, se les retiró la protección, bajo ciertas circunstancias, y se permitió que fueran eliminadas cuando causaran daños serios en los árboles, viñedos, huertos, reservas de recreo o cultivos comerciales.80 Los daños incluidos en el informe no solo mencionaban los cultivos de cereales, frutas y huertos, sino también los destrozos en casas e infraestructuras de comunicación.81 La cacatúa galerita fue declarada plaga de la agricultura en Australia Occidental, donde había sido introducida como especie de avicultura. Las cacatúas pueden dañar entre otros cultivos los de sorgo, maíz, girasol, garbanzos. Además pueden deshojar los árboles ornamentales de los parques y jardines y llenar de hoyos en busca de comida los campos deportivos y los hipódromos.82 En Australia Meridional donde las bandadas pueden constar de varios miles de aves de las especies citadas está catalogada como especie no protegida y se las acusa de deshojar los eucaliptos rojos y otros árboles nativos y ornamentales donde se posan, dañar las cubiertas de los silos de grano, los cables y tapajuntas de los edificios, comerse la simiente de los semilleros y molestar con sus gritos.83
También se han registrado daños causados por varias especies y subespecies raras. La cacatúa fúnebre piquicorta, un endemismo de Australia Occidental en peligro de extinción, se considera una plaga de las plantaciones de pinos donde muerde la rama guía de los pimpollos causando que se curven los troncos por lo que se reduce el valor de su madera.84 También se sabe que dañan los cultivos de frutas y frutos secos,85 y han aprendido a explotar los cultivos de Colza.86 Las cacatúa fúnebre piquilarga, también endémica de Australia Occidental, puede resultar una plaga para los huertos de manzanas y peras, donde destruye las frutas al extraer sus semillas.84 La cacatúa de Muir, la subespecie nominal de la cacatúa cavadora, también ha sido declarada una plaga para la agricultura de Australia Occidental, además de catalogada nacionalmente como vulnerable y en la legislación del estado como «rara o de probable extinción».87
Estado de conservación[editar]

La cacatúa filipina es una especie críticamente amenazada.88
Según la UICN y BirdLife International siete especies de cacatúa están consideradas especies vulnerables o de catalogación peor, una está cerca de la amenaza.89 90 De estas dos especies, la cacatúa filipina y sulfúrea están consideradas en peligro crítico.91

La cacatúa oftálmica es un endemismo de Nueva Bretaña considerado especie vulnerable.92
Las principales amenazas para las cacatúas son la destrucción de hábitat y el tráfico de especies salvajes. Todas las cacatúas dependen de los árboles para anidar y son vulnerables a su desaparición, además muchas especies tienen necesidades específicas o viven en pequeñas islas o se encuentran en áreas de distribución reducidas, haciéndoles vulnerables a la pérdida de estos hábitats.93 Las cacatúas son mascotas populares, y su captura y tráfico ha amenazado a algunas especies. Entre 1983 y 1990, Se exportaron 66,654 cacatúas moluqueñas desde Indonesia, una cantidad que no cuenta las que fueron capturada para el comercio local y la exportación ilegal.94 En consecuencia la captura de muchas especies se ha prohibido, aunque su tráfico continúa ilegalmente. Las aves son puestas en jaulas o tubos de bambú y transportadas en barcos fuera de Indonesia y Filipinas.95 No solo se trafica con especies raras de Indonesia, también se realiza con especies raras y comunes de cacatúas de Australia. Las aves son sedadas y empaquetadas para ser escondidas en los equipajes de los vuelos internacionales.95 La mortalidad es muy alta (30%) y por ello está incrementándose el tráfico de huevos, más fáciles de esconder en el cuerpo. Se cree que el tráfico está organizado por redes organizadas que sacan especies australianas del continente del mismo modo que introducen guacamayos en sentido contrario.96
Todas las especies de cacatúas menos la cacatúa ninfa están protegidas por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), que restringe la importación y exportación de especies salvajes. Cinco especies de cacatúas (con todas sus subespecies) — la cacatúa de las Tanimbar (Cacatua goffiniana), la cacatúa filipina (Cacatua haematuropygia), la cacatúa moluqueña (Cacatua moluccensis), la cacatúa sulfúrea (Cacatua sulphurea) y la cacatúa enlutada (Probosciger aterrimus)— están protegidas por el apéndice I de la CITES. El resto, menos la ninfa, están protegidos por el apéndice II la CITES.97
Avicultura[editar]

La cacatúa ninfa es la cacatúa más pequeña y más difundida como mascota.
Apreciadas por su aspecto, inteligencia y personalidad atrayente,25 sin embargo las cacatúas pueden ser mascotas problemáticas.98 Generalmente no imitan la voz humana tan bien como los loros,99 aunque la cacatúa sanguínea destaca como parlanchina habilidosa.100 Se sabe que al ser aves que aprenden por imitación las cacatúas silvestres pueden aprender a hablar como los humanos de mascotas escapadas que se integren en su bandada.101
Las cacatúas son aves sociales y tienen necesidades sociales difíciles de proporcionar,98 y pueden sufrir si se mantienen enjauladas solas por largos periodos de tiempo.102 Las cacatúas a menudo son muy afectuosas con sus dueños y a veces con el resto de la gente, pero pueden exigir gran cantidad de atención y cuidados. Además su intensa curiosidad obliga a proporcionarles un continuo suministro de objetos con los que juguetear, para que los muerdan, desmonten y rompan. Las cacatúas en cautividad como los loros puedes sufrir de aburrimiento que les conduzca a realizar movimientos repetitivos o a arrancarse las plumas. El arrancado de plumas se produce por alteraciones psicológicas.103 Otro de sus principales inconvenientes es que suelen dar dolorosos mordiscos,104 y emiten gritos estridentes y penetrantes.105 Las cacatúas moluqueñas y las especies de cacatúas blancas son particularmente molestas.106 107 Todas las cacatúas tienen sus plumas cubiertas con un fino polvo que puede producir alergia a algunas personas.104

Una cacatúa moluqueña con las alas cortadas en cautividad.108
En general las cacatúas pequeñas como las cacatúas galah y las de las Tanimbar son más fáciles de mantener como mascotas.109 La pequeña cacatúa ninfa es la más fácil de cuidar y son de lejos la especie de cacatúa más frecuente en cautividad.110 111 Se han conseguido en avicultura muchas variedades de color suyas.26 En una encuesta realizada por la asociación APPMA entre los dueños de aves de EEUU en 2003/04, el 39% tenían cacatúas ninfa, en comparación con solo el 3% que tenían otras especies de cacatúas.112 Son más frecuentes en avicultura las cacatúas blancas que las negras.113 Raramente se pueden ver cacatúas negras en los zoos europeos debido a las restricciones a la exportación de la fauna silvestre australiana, aunque las aves confiscadas por los gobiernos han sido cedidas.114
Las cacatúas grandes pueden vivir entre 30 y 70 años dependiendo de su especie y a veces más, y las cacatúas ninfa viven unos 20 años. Así que son mascotas que suponen un compromiso a largo plazo para sus dueños. Pero esta longevidad es considerada un aspecto positivo porque reduce los casos de fallecimiento de la mascota.25 Las cacatúa más viejas en cautividad es un ejemplar de cacatúa abanderada llamado Cookie, que reside en el zoológico Brookfield de Chicago, que tenía 78 años en 2011.115 Una cacatúa moluqueña llamada King Tut que vivía en el zoológico de San Diego casi llegó casi a los 69 cuando murió en 1990, y una cacatúa enlutada llegó a los 56 en el zoológico de Londres en 2000.116 Sin embargo existen algunos registros de aves más viejas.116 Cocky Bennett de Tom Ugly's Point en Sídney fue una famosa cacatúa galerita macho que llegó a alcanzar los 100 años. Había perdido las plumas y estuvo desnudo gran parte de su vida.117 Una cacatúa enlutada de un zoo de Australia alcanzó los 80 o 90 años,36 y una cacatúa sanguínea sacado de un nido de Australia central en 1904 todavía estaba vivo a finales de la décadad de los 1970.69 En febrero del año 2010, una cacatúa llamada Arthur llegó a los 90 años tras haber vivido durante generaciones con una familia de Dalaguete, antes de ser llevado zoo de Cebú.118
A veces se ven cacatúas amaestradas en los zoos. Generalmente se motivan menos con la comida que otras aves y responden mejor a las caricias y los elogios. Se puede enseñar a las cacatúas a llevar arneses para poder sacarlos al exterior. Se ha usado a las cacatúas como animales de terapia, generalmente en residencias de ancianos.119
Las cacatúas a menudo demuestran marcadas respuestas a los sonidos musicales, y existen numerosos vídeos donde bailan con músicas populares. Una investigación realizada en 2008 con una cacatúa galerita llamada Snowball mostró que este individuo en particular realmente era capaz de percibir el ritmo de la música y sincronizar los movimientos de su cuerpo con el ritmo.120
En la cultura[editar]
Las cacatúas aparecen en cuadros del pintor húngaro Jakob Bogdani (1660–1724), que residía en Ámsterdam desde 1683 y después en Inglaterra,121 y también aparecen junto a muchas otras aves en obras del pintor holandés Melchior d'Hondecoeter (1636–1695).122 También es una cacatúa el desafortunado protagonista de la obra Experimento con un pájaro en una bomba de aire del pintor inglés Joseph Wright.123 Las cacatúas están entre los muchos animales y plantas australianos usados como motivos decorativos en la arquitectura de la Federación de principios del siglo XX.124 Una visita a una tienda de mascotas de Camden Town en 1958 inspiró al pintor inglés William Roberts para pintar Las cacatúas, que se exhibe en la galería Tate Britain.125 126 El artista estadounidense Joseph Cornell era conocido por colocar cacatúas de papel recortado en sus obras.127
La Asamblea legislativa del territorio de la capital austraiana adoptó a la cacatúa gang-gang como el emblema oficial para la fauna el 27 de febrero 1997.128 La desaparecida compañía aérea Impulse Airlines eligió a una cacatúa galerita como mascota e imagen corporativa.129 La cacatúa enlutada, que tiene una forma de pico y coloración de la cara característicos, se usa como símbolo de la organización World Parrot Trust.130
Dos dramas policíacos de los años 1970 tenían protagonistas con cacatúas como mascotas. En la película de 1973 Serpico, Al Pacino tenía una cacatúa blanca, y en la serie de televisión Baretta se veía a Robert Blake con Fred, una cacatúa galerita.131 La popularidad de este programa incrementó la demanda de cacatúas como mascotas a finales de esa década.132

Ha recibido 15 puntos

Vótalo:

14. HORMIGA DE LA CARNE

HORMIGA DE LA CARNE

La hormiga de la carne (Iridomyrmex purpureus) es una especie de hormiga de la subfamilia Dolichoderinae endémica de Australia. Una reina cavando un agujero, luego de su vuelo nupcial. Cicadellidae protegidos por un ejército de hormigas de la carne. Vive en nidos subterráneos de más de 64... Ver mas
La hormiga de la carne (Iridomyrmex purpureus) es una especie de hormiga de la subfamilia Dolichoderinae endémica de Australia.

Una reina cavando un agujero, luego de su vuelo nupcial.

Cicadellidae protegidos por un ejército de hormigas de la carne.
Vive en nidos subterráneos de más de 64.000 obreras. Muchos nidos pueden estar interconectados haciendo una "supercolonia" que puede cubrir 650 m. Les gusta llevar grava, arena o trozos de vegetación a la entrada del nido.
Es omnívora, cavadora y usada por granjeros australianos para la remoción de carcasas de grandes animales. Puestos cerca de sus nidos, dichos animales pueden ser reducidos a hueso desnudo en cuestión de semanas.
Forrajean durante el día y, siendo una especie agresiva, fuerzan a otras especies de hormigas a buscar alimento de noche. Pueden llegar a ser agresivas hacia otras colonias de su propia especie, aunque solo suelen llegar a una lucha ritual para establecer fronteras de forrajeo.
Como otras especies de Iridomyrmex, realizan una relación simbiótica con larvas de ciertas especies de mariposas que producen secreciones que ellas comen. Y protegen a las orugas de la predación.

Ha recibido 14 puntos

Vótalo:

15. EQUIDNA

EQUIDNA

Los taquiglósidos o equidnas (Tachyglossidae) son la única familia conocida del suborden Tachyglossa, donde se clasifican a los equidnas actuales y sus ancestros extintos. Estos mamíferos, similares en apariencia a los erizos, habitan en las islas de Nueva Guinea, Salawati, Australia, Tasmania y... Ver mas
Los taquiglósidos o equidnas (Tachyglossidae) son la única familia conocida del suborden Tachyglossa, donde se clasifican a los equidnas actuales y sus ancestros extintos. Estos mamíferos, similares en apariencia a los erizos, habitan en las islas de Nueva Guinea, Salawati, Australia, Tasmania y otras islas menores próximas a las costas de estas. Además de ser muy difíciles de encontrar, su rareza reside en que son los únicos mamíferos, junto con los ornitorrincos, que ponen huevos.
Los equidnas deben su nombre a la ninfa mitológica madre de todos los legendarios monstruos de la Grecia Clásica. Tienen el cuerpo cubierto de espinas, lo que unido a la dieta que llevan, mayoritariamente insectívora, y en algunos casos con predilección por las hormigas y termitas (mirmecofagia), les ha valido el nombre de «hormigueros espinosos».
Índice [ocultar]
1 Taxonomía
2 Características
3 Reproducción
4 Referencias
4.1 Bibliografía
5 Enlaces externos
Taxonomía[editar]
En la actualidad se reconocen dos géneros vivientes, con solo cuatro especies:1
Género Tachyglossus - Equidnas de hocico corto o australianos.
Tachyglossus aculeatus - Equidna de hocico corto o común.
Género Zaglossus - Equidnas de hocico largo o de Nueva Guinea.
Zaglossus attenboroughi - Zagloso de Attenborough.
Zaglossus bartoni - Zagloso de Barton.
Zaglossus bruijni - Zagloso común o de Bruijn.
Características[editar]
Son animales de cuerpo compacto, y cubierto de un denso pelaje del que sobresalen largas púas empleadas como método de defensa. Normalmente mide entre 35 y 45 centímetros de largo, con una cola de 10 centímetros, y un peso promedio de 2 a 7 kilogramos. Los machos son por regla general de mayor tamaño que las hembras.
El cráneo es largo y redondeado, la cara larga con la mandíbula inferior poco desarrollada, constituida por dos delgados y largos huesos. Su dieta, constituida por insectos y lombrices, determina un aparato bucal tubular de estrecha abertura, provisto de una larga lengua pegajosa que puede alcanzar los 20 centímetros de longitud, con la que atrapan el alimento, que, al carecer de dientes, será triturado con unas espinas córneas situadas en el paladar al final de la boca. Para localizar los alimentos, además de un agudizado sentido del olfato, están dotados de electrorreceptores táctiles en el rostro con los que les resulta fácil hallar las colonias de hormigas y termitas.
Son poderosos excavadores que emplean pies y manos para construir galerías y oquedades o escarbar en la tierra en busca de alimento. Para ello las extremidades poseen manos y pies cavadores dotados de poderosas uñas. El segundo dedo de las extremidades posteriores es más largo y lo emplean para rascarse y limpiarse el pelo y la piel.
Los machos y algunas hembras, poseen espolones tras la articulación de la rodilla, pero a diferencia de Ornithorhynchus sp., este animal no sintetiza ninguna sustancia tóxica, por lo que se desconoce la función real de los mismos.
Las hembras desarrollan un marsupio temporal mientras dura la incubación y la lactancia. El pene de los machos tiene cuatro cabezas, algo común entre reptiles pero raro en mamíferos. A pesar de ser mamífero, la cría del equidna nace a partir de huevos ya que es uno de los dos mamíferos ovíparos, junto al ornitorrinco (Ornithorhynchus anatinus), que existen en la Tierra.
En contra de lo que se mantiene, los equidnas no hibernan como respuesta al frío. El estado de torpor al que se ven sometidos algunos ejemplares aislados, parece estar relacionado más bien con un proceso digestivo anómalo.
Al contrario de lo previamente investigado, los equidnas sí entran en sueño REM,2 aunque sólo cuando la temperatura del ambiente está alrededor de los 25 °C. A temperaturas de 15 °C y 28 °C, el sueño REM se suprime.3
Reproducción[editar]
La hembra pone un solo huevo de cáscara blanda y coriácea. La incubación tarda diez días; el equidna joven succiona la leche de los poros de las dos glándulas mamarias (los monotremas no tienen pezones) y permanecen en la bolsa durante cuarenta y cinco a cincuenta días,4 en dicho tiempo comienzan a desarrollar las espinas. La madre cava una madriguera y deposita al pequeño, retornando cada cinco días para amamantarlo hasta el destete, que es a los siete meses.
Los equidnas machos tienen un pene tetracapitado, pero sólo dos de las cabezas se usan durante el apareamiento. Las otras dos cabezas "se cierran" y no crecen en tamaño. Las cabezas usadas se intercambian cada vez que el mamífero copula.5

Ha recibido 14 puntos

Vótalo:

16. BANDICUT

BANDICUT

Los peramélidos (Peramelidae) son una familia de mamíferos marsupiales parecidos a una rata, conocidos vulgarmente como bandicuts (bandicoot en inglés). Tienen el hocico largo y puntiagudo, las orejas sin pelo y la cola peluda. Su tamaño es algo mayor que el de la rata y más pequeño que el... Ver mas
Los peramélidos (Peramelidae) son una familia de mamíferos marsupiales parecidos a una rata, conocidos vulgarmente como bandicuts (bandicoot en inglés). Tienen el hocico largo y puntiagudo, las orejas sin pelo y la cola peluda. Su tamaño es algo mayor que el de la rata y más pequeño que el conejo. Los dedos de sus cuatro patas acaban en agudas garras. El pelaje está formado por cerdas bastas, y su color puede ser anaranjado, grisáceo o marrón; también puede ser rayado en algunas especies.
Los bandicuts se distingue por dos características que divergen del conjunto de los marsupiales: la primera es la presencia de muchos dientes incisivos (poliprotodoncia), que es característico de los marsupiales carnívoros e insectívoros, y la segunda es una estructura especializada del pie que consiste en la unión del segundo y tercer dedo para formar una única uña y que es propio de marsupiales herbívoros como el canguro.
Índice [ocultar]
1 Distribución geográfica
2 Hábitos
3 Depredadores
4 Época reproductora
5 Crías minúsculas
6 Peligro de extinción
7 Esperanza de vida
8 En la cultura popular
9 Clasificación
10 Enlaces externos
Distribución geográfica[editar]
Las 21 especies de bandicuts se extienden por Australia, Tasmania, Nueva Guinea e Indonesia. Aparte de las zarigüeyas de América del Norte y del Sur, ésta es la única zona donde se hallan marsupiales. La razón es que estas áreas estuvieron aisladas del resto del mundo antes de que los mamíferos placentarios se hubieran extendido hasta ellas.
Hábitos[editar]
Son animales de hábitos crepusculares y nocturnos, y pasan las horas de luz escondidos en hoyos, grietas o nidos hechos de hierbas y otras materias vegetales. Los bandicuts tienen la misma fórmula dentaria que los marsupiales que se alimentan de carne, como el gato marsupial, el lobo marsupial y el diablo de Tasmania, pero en general tienen una dieta más variada. La mayoría de las especies son omnívoras: se alimentan de insectos, pequeños mamíferos y plantas.
Algunas especies viven a base de bulbos, raíces y semillas. Otras son totalmente carnívoras y comen insectos, caracoles, babosas, orugas, lombrices, lagartijas y ratones. Aunque otros, como los bilbis, también llamados bandicuts conejo, prefieren una dieta carnívora a base de pequeños mamíferos y lagartos.
Depredadores[editar]
Los bandicuts tienen enemigos naturales tales como los varanos, con quienes comparten hábitat y los aborígenes, que históricamente han cazado a los bandicuts. Desde la llegada de los colonizadores británicos, se han introducido animales domésticos que han puesto en peligro su supervivencia.
Época reproductora[editar]
La época reproductora es normalmente la primavera, pero algunas especies, como el bandicut de hocico corto y el bandicut de hocico largo pueden reproducirse a lo largo de todo el año, y las hembras de dichas especies son fértiles cuando todavía están en crecimiento. La gestación dura entre dos o tres semanas y nacen de 1 a 5 crías. A medida que los pequeños van creciendo, el marsupio se dilata.
Crías minúsculas[editar]
Las crías de los marsupiales nacen cuando todavía son diminutas. Las del bandicut miden sólo 1,2 centímetros y pesan 0,3 gramos. No obstante pueden llegar hasta el marsupio, ayudados por unas uñas grandes y buscan el pecho materno, permaneciendo firmemente aferrados hasta pasados treinta días. Entonces ya pueden moverse en el interior del marsupio, pero no salen de él hasta que cumplen siete semanas, e incluso vuelven a refugiarse en el marsupio cuando se ven amenazados por algún peligro. El marsupio de los bandicuts se abre hacia atrás, entre las patas posteriores, al revés que en el canguro, cuyo marsupio se abre hacia delante.
Peligro de extinción[editar]
Antes de la llegada del hombre blanco, los marsupiales pudieron vivir sin competencia. Ahora, con el desmonte de terrenos selváticos, se han destruido los lugares en los que vivían. Al mismo tiempo que se han introducido gatos, perros, zorros y ratas que también les han atacado.
Algunos marsupiales se han extinguido ya, mientras que otros son hoy muy raros. Los bandicuts en especial han padecido la caza indiscriminada y los efectos de campañas para exterminación de los conejos, ya que las trampas y los venenos no son selectivos. Algunas especies, como el bandicut de pies de cerdo, que hace tiempo fue muy numeroso en Australia, se encuentran hoy sólo en lugares aislados.
Muchos agricultores y jardineros persiguen y exterminan a los bandicuts porque ocasionan destrozos en el campo o en el jardín. Sin embargo, son realmente beneficiosos, porque devoran las larvas de escarabajos y de gusanos, así como controlan a ratones e insectos que de otra manera podrían llegar a convertirse en plagas.
Puede que en la actualidad especies como el bandicut de pies de cerdo del centro de Australia y el bandicut hociquilargo de la isla de Ceram se hayan extinguido. Por otro lado, las dos especies de bandicut conejo están consideradas especies amenazadas.
También el bandicut de hocico corto, antes muy común en toda Australia, tiende a desaparecer debido a que su piel es altamente valorada.
Esperanza de vida[editar]
Los bandicuts viven de nueve a quince años cuando se hallan en cautividad.
En la cultura popular[editar]
El famoso Crash y su hermana Coco de la saga de videojuegos Crash Bandicoot, están inspirados en los bandicuts.
Clasificación[editar]
Subfamilia Peramelinae
Género Isoodon
Isoodon auratus
Isoodon macrourus
Isoodon obesulus
Ischnodon australis †
Género Perameles
Perameles bougainville
Perameles gunnii
Perameles nasuta
Perameles eremiana †
Perameles allinghamensis †
Perameles bowensis †
Subfamilia Peroryctinae
Género Peroryctes
Peroryctes broadbenti
Peroryctes raffrayana
Peroryctes tedfordi †
Subfamilia Echymiperinae
Género Echymipera
Echymipera rufescens
Echymipera clara
Echymipera echinista
Echymipera kaluba
Echymipera davidi
Género Microperoryctes
Microperoryctes murina
Microperoryctes ornata
Microperoryctes longicauda
Microperoryctes aplini
Microperoryctes papuensis
Género Rhynchomeles
Rhynchomeles prattorum

Ha recibido 14 puntos

Vótalo:

17. ZARIGÜEYA AUSTRALIANA

ZARIGÜEYA AUSTRALIANA

El pósum de cola de cepillo o zarigüeya australiana (Trichosurus vulpecula)1 es una especie de marsupial diprotodonto de la familia Phalangeridae. Está incluido en la lista 100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo2 de la Unión Internacional para la Conservación de la... Ver mas
El pósum de cola de cepillo o zarigüeya australiana (Trichosurus vulpecula)1 es una especie de marsupial diprotodonto de la familia Phalangeridae. Está incluido en la lista 100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo2 de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.
Índice [ocultar]
1 Características
2 Distribución
3 Referencias
4 Enlaces externos
Características[editar]
Es de color rojo cobrizo a gris oscuro, con tonos moteados intermedios o incluso blancos. El cuerpo mide 35-58 cm, y la cola 25-40 cm. Es el más grande oposúm marsupial visto por los ciudadanos, ya que es uno de los pocos que abundan en las ciudades, en la naturaleza y espacios cambiados por el hombre. Pese a que se parece a la cola de un zorro, la característica cola prensil está pelada por abajo. Es un animal solitario y poco sociable de hábitos arborícolas nocturnos, alimentándose de noche de vegetales, aunque no desprecia otros alimentos tanto de origen animal como pollos de aves o la corteza de los árboles. Salta y trepa ágilmente, nidifica en los árboles, troncos huecos o agujeros en rocas o en el suelo. Es capaz de emitir silbidos y gruñidos y usa las garras delanteras para alimentarse y defenderse.
Distribución[editar]
Trichosurus vulpecula, escaso en Tasmania y Australia, donde llegó a estar en peligro de extinción, introducido en Nueva Zelanda para la industria del cuero, ha causado un daño considerable a los bosques autóctonos cambiando su composición y estructura por la defoliación y erradicación de sus plantas alimenticias preferidas.

Ha recibido 14 puntos

Vótalo:

18. DIABLO/DEMONIO DE TASMANIA

DIABLO/DEMONIO DE TASMANIA

El diablo o demonio de Tasmania (Sarcophilus harrisii) es una especie de marsupial dasiuromorfo de la familia Dasyuridae. En la actualidad sólo se encuentra en estado silvestre en la isla de Tasmania, al sur de Australia. Es el marsupial carnívoro de mayor tamaño existente en la actualidad... Ver mas
El diablo o demonio de Tasmania (Sarcophilus harrisii) es una especie de marsupial dasiuromorfo de la familia Dasyuridae. En la actualidad sólo se encuentra en estado silvestre en la isla de Tasmania, al sur de Australia.
Es el marsupial carnívoro de mayor tamaño existente en la actualidad, tras la extinción del lobo marsupial. Su tamaño es como el de un perro pequeño, con un cuerpo robusto y musculoso y su piel está cubierta de pelo negro. Se caracteriza por su desagradable olor, por su grito muy fuerte e inquietante, así como por su ferocidad cuando se alimenta. Puede cazar sus propias presas pero también se alimenta de carroña, así como de productos domésticos si hay humanos viviendo cerca. Por lo general es un animal solitario, pero a veces se alimentan en grupos. A diferencia de la mayor parte de los demás dasiúridos, se termorregulan con eficacia y son activos a pleno día sin sobrecalentarse. A pesar de su aspecto corpulento, puede desarrollar una velocidad sorprendente, y puede subirse a los árboles y nadar por los ríos.
Se cree que los antiguos marsupiales emigraron desde lo que hoy es América del Sur a Australia decenas de millones de años atrás, durante la época de Gondwana, y que evolucionaron cuando Australia se hizo más árida. Se han encontrado fósiles de especies similares a los demonios modernos, pero no se sabe si eran antepasados de las especies contemporáneas, o si los diablos actuales coexistieron con estas especies. Se desconoce la fecha en que se extinguió localmente en el continente australiano; la mayoría de las evidencias sugieren que habían reducido a tres poblaciones relictas hace alrededor de 3000 años, y que su extinción en el continente fue en torno a esa época. Se suele culpar de esta desaparición a los dingos, ausentes en Tasmania.
No es una especie monógama, y su proceso reproductivo es muy contundente y competitivo. Los machos luchan entre sí por las hembras y luego vigilan a sus parejas para evitar la infidelidad femenina. Las hembras pueden ovular tres veces en otras tantas semanas durante la época de apareamiento, y el 80% de las hembras de dos años de edad acaban preñadas durante la temporada de apareamiento anual. Las hembras promedian cuatro temporadas de cría en su vida y dan a luz a treinta crías vivas tras una gestación de tres semanas. Los recién nacidos son rosas, carecen de pelaje y de rasgos faciales distintivos y pesan alrededor de 0,20 g. Como solo disponen de cuatro pezones en el marsupio, la competencia es feroz y pocos recién nacidos sobreviven. Los jóvenes crecen rápidamente y son expulsados del marsupio después de alrededor de 100 días, con un peso aproximado de 200 g, y se independizan en torno a los nueve meses, por lo que la hembra pasa la mayor parte de ese año en actividades relacionadas con el parto y la crianza.
Fueron considerados una amenaza para el ganado, y cazados por sus pieles hasta llevarlos al borde de la extinción. En 1941 pasaron a tener la consideración de especie protegida y recuperaron su población; los científicos han argumentado que la preocupación de que los demonios eran una amenaza significativa para el ganado era injustificada. Sin embargo, desde finales de los años 1990, un contagioso cáncer facial ha reducido drásticamente su población y ahora amenaza la supervivencia de la especie, que en 2008 se declaró como en peligro de extinción; el gobierno de Tasmania ha emprendido diversos programas para reducir el impacto de la enfermedad, incluida una iniciativa para criar grupos de diablos sanos en cautividad. Algunas poblaciones localizadas de estos animales también se han visto severamente reducidas por colisiones con automóviles, en particular cuando se están alimentando en las carreteras de animales que fueron atropellados. Debido las restricciones establecidas a su exportación y los fracasos a la hora de reproducirlo en el extranjero, prácticamente no hay diablos fuera de Australia.
Es un símbolo icónico de Tasmania y muchas organizaciones, grupos y productos asociados con este estado lo utilizan en sus logotipos. Está considerado como un importante atractivo de turistas hacia la isla y se ha hecho mundialmente conocido gracias a Taz, personaje de la popular serie de animación Looney Tunes y su secuela The Looney Tunes Show.
Índice [ocultar]
1 Descripción
2 Distribución y hábitat
3 Ecología y comportamiento
3.1 Alimentación
3.2 Reproducción
4 Taxonomía y genética
5 Estado de conservación
5.1 Caza
5.2 Zorros
5.3 Atropellos
5.4 Tumor facial
6 Véase también
7 Referencias
8 Bibliografía utilizada
9 Bibliografía adicional
10 Enlaces externos
Descripción[editar]
El demonio de Tasmania es el carnívoro marsupial de mayor tamaño existente en la actualidad. Tiene un cuerpo robusto y achaparrado, con un centro de masas relativamente bajo,3 cuello corto, cabeza grande y una cola que es aproximadamente la mitad de la longitud del cuerpo. Sus patas delanteras son ligeramente más largas que las traseras, algo excepcional entre los marsupiales, y pueden correr a una velocidad de 13 km/h en distancias cortas. La piel es por lo general negra, con manchas blancas irregulares en el pecho y el lomo (aunque el melanismo es relativamente frecuente, produciéndose aproximadamente en el 16% de individuos).4 5 Los machos son generalmente de mayor tamaño que las hembras, con una longitud media del cuerpo y la cabeza de 652 mm, 258 mm la cola y un peso medio de 8 kg, y 570 mm, 244 mm y 6 kg respectivamente, en el caso de las hembras;4 en Tasmania occidental suelen ser más pequeños.6 Tienen cinco largos dedos en sus patas delanteras, cuatro hacia el frente y uno que sale de lado, característica que les permite sostener la comida con las patas; las traseras tienen cuatro dedos. No tienen garras retráctiles.7 Están completamente desarrollados a los dos años de edad,8 y pocos viven más de cinco años en la naturaleza.9

Dos demonios, uno de ellos sin sus características marcas blancas. Aproximadamente el 16% de diablos salvajes carece de marcas.
La cola es en gran parte no prensil y es importante en su fisiología, comportamiento social y locomoción. La usan como contrapeso para ayudarles a estabilizarse cuando corren.10 Utilizan una glándula odorífera ano-genital situada en la base de su cola para marcar el suelo tras ellos con su olor acre y fuerte.11 Como la mayoría de los marsupiales, almacenan grasa en su cola (una cola gruesa suele identificar a los individuos sanos).12
El macho tiene testículos externos en una estructura similar a una bolsa formada por pliegues ventrocrurales laterales del abdomen, que los esconde y protege parcialmente. Los testículos son de forma subovoide, con unas dimensiones medias de 3,17 × 2,57 cm. El marsupio de las hembras se abre hacia atrás y está presente durante toda su vida, a diferencia de otros dasiúridos en los que únicamente se aprecia en épocas de cría.13

Su gran cabeza y cuello le permiten generar la mordida más fuerte por unidad de masa corporal de cualquier mamífero de la Tierra.
Tiene una mordedura excepcionalmente fuerte para su tamaño, con un cociente de fuerza de mordida (BFQ) de 181 (el jaguar o el tigre, por ejemplo, tienen una mayor fuerza de mordida, pero son mucho más grandes, con un coeficiente de 137 y 127, respectivamente),14 la mordida más fuerte por unidad de masa corporal de cualquier mamífero viviente del mundo.14 15 La mandíbula se puede abrir entre 75–80 grados, lo que le permite generar una gran fuerza para rasgar carne y triturar los huesos (una fuerza suficiente como para permitir que muerda a través de alambre metálico grueso).10 16 El poder de sus mandíbulas se debe en parte a su cabeza comparativamente grande. Sus dientes y mandíbulas son similares a los de las hienas, un ejemplo de evolución convergente.17 18 Los dientes de los dasiúridos se parecen a los de los marsupiales primitivos y, como todos los dasiúridos, el diablo tiene molares y colmillos prominentes; tiene tres pares de incisivos inferiores y cuatro pares de incisivos superiores, situados en lo alto de la parte delantera de la boca.19 Como los perros, tiene 42 dientes, que no se sustituyen después del nacimiento, pero crecen continuamente durante toda la vida a un ritmo lento.12 18 Su dentición es fundamentalmente carnívora, con adaptaciones tróficas para el consumo de huesos.20
Las garras son largas, lo que les permite cavar madrigueras, buscar comida subterránea fácilmente y agarrar presas o compañeros con fuerza.18 La fuerza de sus dientes y garras le permiten atacar incluso a wombats de hasta 30 kg de peso.20 Su gran parte delantera del cuerpo y cuello, que dan al diablo su fuerza, también hace que esta fuerza tienda hacia el cuarto delantero de su cuerpo, y se atribuye a este hecho su paso cojeante, torpe y arrastrando los pies.21
Tiene largas vibrisas en la cara y en grupos en lo alto de la cabeza, que le ayudan a localizar las presas buscando en la oscuridad y para saber cuando otros diablos están cerca mientras se alimenta.18 Las vibrisas pueden extenderse desde la punta de la barbilla hasta la parte posterior de la mandíbula y pueden cubrir los hombros.18 El oído es su sentido dominante, y también tiene un olfato excelente, que alcanza hasta un kilómetro de distancia.12 18 A diferencia de otros marsupiales, tiene un hueso ectotimpánico.22 Dado que los demonios cazan por la noche, parece que su visión es mejor en blanco y negro; en estas condiciones pueden descubrir objetos móviles fácilmente, pero tienen dificultades para ver objetos inmóviles.12
Distribución y hábitat[editar]
Los diablos se encuentran en todos los hábitats a la isla de Tasmania, incluidas las afueras de las zonas urbanas, y su área de distribución se extiende por todas las zonas continentales tasmanas y a la pequeña isla de Robbins (situada al norte, y que se comunica con Tasmania durante las mareas bajas).23
La población noroeste se extiende desde el oeste del río Forth y hacia el sur llega hasta Macquarie Heads. La población este-suroeste cubre nueve zonas del programa Save the Tasmanian Devil desde 2004.1 A principios del siglo XIX estaban presentes en la isla de Bruny, al sudeste de Tasmania, pero no existen registros de su presencia después de 1900,1 y se introdujeron en la isla de Badger a mediados de los años 1990, pero se cree que murieron hacia 2005.8
Su hábitat principal se sitúa en la zona de precipitaciones entre bajas y moderadas del este y noroeste de Tasmania,7 con preferencia hacia los bosques esclerófilos secos y zonas boscosas costeras.24 Aunque no se encuentren en las zonas de mayor altitud de la isla, y su densidad de población es baja en las llanuras herbáceas del suroeste del estado, su población es elevada en los bosques esclerófilos secos o mixtos y brezales costeros. Prefieren el bosque abierto al bosque denso y los bosques secos a los húmedos.8 También se encuentran cerca de caminos o carreteras donde sea frecuente encontrar animales atropellados, a pesar de que a menudo sean los propios demonios los que mueren víctimas de los vehículos mientras se están alimentando de la carroña en la carretera.23 Según el Comité Científico de Especies Amenazadas, su versatilidad implica que la modificación o destrucción de su hábitat no se vea como una de las principales amenazas para la supervivencia de la especie.23
El demonio de Tasmania se encuentra ligado directamente a Dasyurotaenia robusta, un céstodo clasificado como «Raro» bajo la Ley de Protección de Espacies Amenazadas de Tasmania de 1995; este parásito acintado sólo se encuentra en los demonios.8
Ecología y comportamiento[editar]

Aunque de hábitos nocturnos, les gusta descansar al sol.
El demonio es una especie clave en el ecosistema de Tasmania.25
Es un cazador nocturno y crepuscular, y pasa las horas diurnas entre arbustos densos o en un agujero.24 Se ha especulado sobre la posibilidad de que haya adoptado sus hábitos nocturnos para evitar la depredación por parte de las águilas y los humanos.26 Los jóvenes son predominantemente crepusculares.27 No existen evidencias de que en algún momento entren en estado de letargo.28
Los demonios jóvenes pueden trepar a los árboles, aunque esta habilidad se torna más difícil a medida que se hacen más grandes.29 30 Pueden subirse a árboles con troncos de más de 40 cm de diámetro (que generalmente no tienen pequeñas ramas laterales en las que apoyarse) hasta una altura de aproximadamente 2,5-3 m. Los diablos que todavía no alcanzaron la madurez pueden trepar por arbustos de 4 m de altura y pueden subir por un árbol hasta 7 m si no es vertical.31 Los adultos pueden comerse a diablos jóvenes si tienen mucha hambre, por lo que este comportamiento de escalado puede ser una adaptación para permitir a los jóvenes huir.32 Los demonios también pueden nadar y han sido vistos cruzando ríos de 50 m de anchura, incluso canales muy fríos, aparentemente con entusiasmo.29
Los demonios de Tasmania no forman manadas, sino que pasan la mayor parte de su tiempo a solas una vez destetados.24 27 Tradicionalmente se consideraba que peleaban por la comida, y que los machos rara vez interactúan con otros machos, y estaban considerados como animales solitarios; sus interacciones sociales eran poco conocidas, pero un estudio de campo publicado en 2009 arroja algo de luz sobre este tema; se equipó a los diablos del Parque Nacional de Narawntapu, al norte de la isla, con collares de seguimiento con detectores de proximidad que registraban sus interacciones con otros diablos entre los meses de febrero a junio de 2006. Este estudio puso de manifiesto que todos los diablos de una región formaban parte de una gran red de contactos única, caracterizada por las interacciones entre machos y hembras durante la temporada de apareamiento, mientras que las interacciones entre hembras eran más comunes en otras ocasiones, aunque la frecuencia y los patrones de contacto no varió notablemente entre estaciones.33 34 Están considerados como animales no territoriales en general, pero las hembras son territoriales en torno a sus guaridas.12 Esto permite que un mayor número de demonios puedan compartir sin conflictos un área determinada de otros animales territoriales.35 Aunque no son territoriales, se mueven dentro de un área base o área de campeo;36 en un período de entre dos y cuatro semanas, se estima que su área base oscila entre 4 y 27 km², con un promedio de 13 km².8 La ubicación y geometría de estas áreas dependen de la distribución de sus presas, en particular los ualabíes y pademelones cercanos.35
A menudo utilizan tres o cuatro guaridas con regularidad; aprecian especialmente las construidas con anterioridad por wombats para utilizarlas como madrigueras para la cría, debido a su seguridad. También utilizan como guaridas lugares con vegetación densa cerca de riachuelos, matas de hierba gruesa y cuevas. Los adultos usan las mismas guaridas toda la vida. Dado su aprecio por una guarida segura, se cree que algunas pueden haber sido utilizadas durante varios siglos por varias generaciones de animales.35 Algunos estudios han sugerido que la seguridad de la comida es menos importante que la seguridad de la guarida, ya que la destrucción del hábitat que afecta a éstas ha tenido más efecto en sus tasas de mortalidad.35 Pueden cambiar de una a otra cada 1-3 días, recorriendo una distancia media de 8,6 km cada noche,37 aunque hay informes que hablan de recorridos de hasta 50 km por noche. Se desplazan a través de tierras bajas, collados y a lo largo de los bancos de las calas, prefiriendo sobre todo caminos ya existentes y sendas del ganado, evitando cuestas escarpadas y terreno rocoso.8 6 Se cree que cantidad de sus desplazamientos es similar a lo largo del año, excepto en el caso de madres que han dado a luz recientemente.8 La similitud entre las distancias de los viajes de machos y hembras son inusuales entre los carnívoros solitarios y sexualmente dimorfos. Dado que los machos necesitan más comida, pasan más tiempo comiendo que viajando. Durante la caza generalmente se mueven a lo largo de su área base.35 En zonas cercanas a residencias humanas, se sabe que roban ropa, mantas y almohadas y las toman para utilizarlas en guaridas en edificios de madera.38
La temperatura ambiente afecta a su termorregulación y comportamiento. Con temperaturas ambientales entre 5 y 30 °C, los demonios pueden mantener una temperatura corporal de entre 37,4 y 38 °C. En un estudio realizado, cuando la temperatura se elevó a 40 °C, y la humedad al 50%, su temperatura corporal se elevó rápidamente 2 °C durante 60 minutos, pero después disminuyó de forma constante hasta la temperatura inicial a lo largo de dos horas y permaneció así durante dos horas más; durante este tiempo, el diablo bebió agua y no mostró ningún signo visible de incomodidad, lo que llevó a los científicos a considerar que la refrigeración por evaporación y la sudación serían sus medios primarios de disipación térmica.39 Un estudio posterior encontró que los diablos jadean, pero no sudan para liberar calor.7 En contraste, muchos otros marsupiales son incapaces de mantener su temperatura corporal.40 Como otros animales más pequeños tienen que vivir en condiciones más cálidas y más áridas a las cuales están peor adaptados, adoptan un estilo de vida nocturno y disminuyen su temperatura corporal durante el día, mientras que el diablo es activo durante el día y su temperatura corporal varía en 1,8 °C entre su mínimo por la noche y la máxima al mediodía.41
La tasa metabólica estándar de un demonio de Tasmania es de 141 kJ/kg por día, mucho más baja que los pequeños marsupiales. Un demonio de 5 kg usa 712 kJ por día. Su tasa metabólica en invierno es de 407 kJ/kg por día y en verano de 308 kJ/kg.40 Junto con los cuoles, los demonios de Tasmania tienen una tasa metabólica comparable a los carnívoros no marsupiales de un tamaño similar. Esto difiere de los carnívoros placentarios, que tienen tasas metabólicas basales relativamente altas.42 Un estudio mostró una pérdida de peso de los demonios de 7,9 a 7,1 kg entre el verano y el invierno, pero en el mismo periodo, el consumo diario de energía aumentó de 2,591 a 2,890 kJ, que equivale a un aumento en el consumo de alimentos de 518 a 578 g.43 La dieta es a base de proteínas con contenido en agua del 70%; por cada gramo de insectos consumidos, se producen 3,5 kJ de energía, mientras que una cantidad equivalente de carne de ualabi genera 5,0 kJ. En cuanto a su masa corporal, el diablo come sólo una cuarta parte de la ingesta de un cuol oriental, permitiéndole sobrevivir durante más tiempo a la escasez de alimentos.43
Alimentación[editar]

Un demonio alimentándose de un animal atropellado en una carretera.
Los demonios de Tasmania pueden cazar presas de hasta el tamaño de un canguro pequeño, pero por lo general son oportunistas y se alimentan de carroña más a menudo de lo que cazan presas vivas. Su dieta es muy variada y depende de la disponibilidad de alimentos. Aunque a la hora de cazar el diablo tiene preferencia hacia los wombats debido a su facilidad de depredación y de su alto contenido de grasa, también captura todo tipo de pequeños mamíferos nativos, como ratas canguro y potorúes, mamíferos domésticos (incluidas las ovejas), así como aves, peces, frutas, materia vegetal, insectos, renacuajos, ranas y reptiles.12 44 45 46 Antes de la extinción del tilacino, el demonio de Tasmania comía cachorros de tilacino que quedaban solos en sus madrigueras cuando sus padres salían; este hecho podría haber contribuido a acelerar la extinción del tilacino el cual, a su vez, también se alimentaba de demonios.20 Se sabe que cazan ratas de agua en el mar y se alimentan de peces muertos que han sido arrastrados por las olas. Cerca de los hogares humanos, en ocasiones muerden las patas de las ovejas cuando asoman en los galpones de esquila de madera, dejando sus patas colgando.29 A veces roban zapatos y los muerden.44 Se han encontrado en sus heces objetos tales como collares y etiquetas de animales devorados, púas de equidna intactas, lápices, plástico y pantalones vaqueros.26 Aunque los demonios pueden romper a mordiscos mallas metálicas, tienden a reservar sus fuertes mandíbulas para escapar de la cautividad en lugar de irrumpir en lugares de almacenamiento de alimentos.26 Debido a su relativa falta de velocidad, no pueden agotar a un canguro o a un conejo, pero pueden atacar a animales débiles o que se han vuelto lentos debido a alguna enfermedad.44 Inspeccionan rebaños de ovejas olfateándolas a unos 10 o 15 m de distancia y atacan si la presa está enferma; las ovejas patalean para hacer una demostración de fuerza.26
Aunque no desarrollen una velocidad máxima elevada, se ha informado que los demonios pueden correr a 25 km/h una distancia de 1,5 km, y se ha conjeturado que, antes de la inmigración europea y la introducción de ganado y vehículos (con la sonsiguiente aparición de presas víctimas de atropello), habrían tenido que perseguir otros animales nativos a una velocidad razonable para encontrar comida.29 Existen informes de que pueden desarrollar una media de 10 km/h durante largos períodos de tiempo en varias noches a la semana, y que corren largas distancias antes de sentarse y permanecer inmóvil durante hora y media, hecho que ha sido interpretado como evidencia de depredación emboscada.29
En ocasiones pueden cavar para buscar cadáveres enterrados. Generalmente empiezan a comer por el sistema digestivo de los animales muertos, la parte más blanda de su anatomía, y a menudo se introducen en la cavidad resultante mientras comen.44
Por término medio, ingieren cada día aproximadamente el 15% de su peso corporal, aunque pueden comer hasta el 40% de su peso corporal en 30 minutos si se da la oportunidad.11 Esto conlleva que se pueden tornarse muy pesados y letárgicos después de una comida abundante; en este estado tienden a andar lentamente y contoneándose y a acostarse, lo que hace que resulte fácil acercarse a ellos. Esto ha llevado a la creencia que tales hábitos de comida se hicieron posibles debido a la carencia de un depredador que atacara a estos individuos hinchados.45
Pueden eliminar por completo todos los restos de un animal más pequeño, devorando incluso los huesos y la piel si lo desean.47 48 A este respecto, los diablos se han ganado la gratitud de los agricultores de Tasmania, ya que la velocidad con la que se deshacen de un cuerpo ayuda a prevenir la expansión de insectos que podrían dañar su ganado.49 Cuando hay mucha comida, algunos de estos animales muertos también se retiran de la zona cuando los diablos se llevan los restos a sus guaridas para seguir comiendo posteriormente.44
La dieta puede variar sustancialmente entre machos y hembras, y según la época, de acuerdo con estudios realizados en Cradle Mountain. En invierno, los machos prefieren los mamíferos de tamaño medio a los grandes, con una relación de 4:5, pero en verano, prefieren una presa más grande en una proporción de 7:2. Estas dos categorías representaron más del 95% de la dieta. Las hembras son menos propensas a atacar presas grandes, pero tienen el mismo sesgo estacional; en invierno, los mamíferos grandes y medianos representaron el 25% y el 58% respectivamente, con un 7% de mamíferos pequeños y un 10% aves. En verano, las dos primeras categorías supusieron el 61% y 37% respectivamente.28
Se sabe que los jóvenes en ocasiones se suben a los árboles;50 además de pequeños vertebrados e invertebrados, los jóvenes suben a los árboles para comer larvas y huevos de aves;27 también se les ha visto capturando aves.31 A lo largo del año, los diablos adultos obtienen el 16,2% del consumo de su biomasa de los árboles; la mayor parte proviene de pósums, y sólo el 1,0% de aves grandes. De febrero a julio, los diablos subadultos obtienen el 35,8% de su consumo de biomasa de la vida arbórea, el 12,2% de pequeñas aves y el 23,2% de pósums. En el caso de las hembras, en invierno el 40% de su consumo proviene de especies arbóreas, correspondiendo el 26,7% a pósums y el 8,9% de varias aves.31 No todos estos animales los capturan mientras están en los árboles, pero esta cifra es sin duda elevada en el caso de las hembras, mayor incluso que la observada en los machos de cuol tigre en la misma época, lo cual puede resultar extraño, ya que la habilidad para trepar a los árboles de los demonios es inferior.31

Tres diablos alimentándose. La comida es un evento social para el diablo de Tasmania, y los grupos de 2 a 5 individuos son habituales.
A pesar de que cazan solos,12 se han producido afirmaciones infundadas que hablan de caza comunal, indicando que un diablo aleja a la presa de su hábitat y un cómplice la ataca.44 Está comprobado que la alimentación es un evento social para el diablo de Tasmania; esta combinación de animal solitario que come en comunidad hace del diablo un caso único entre los carnívoros.27 Gran parte del carácter ruidoso atribuido a estos animales es como resultado de su estridente alimentación comunal, en la que se pueden reunir hasta doce individuos,11 aunque los grupos más comunes son de entre dos y cinco,51 a los que a menudo puede oírseles a varios kilómetros de distancia. Esta conducta ha sido interpretada como un aviso a otros demonios para que participen en la comida, evitando así que los alimentos se pierdan por la podredumbre y se ahorra energía.44 La cantidad de ruido se correlaciona con el tamaño de la pieza.44 Los demonios comen con arreglo a un sistema. Los jóvenes son activos al anochecer, por lo que tienden a llegar a la fuente de alimento antes que los adultos.45 Por lo general, el animal dominante come hasta que se harta y se va, luchando contra todos los candidatos mientras tanto; los derrotados se retiran con el pelo erizado y la cola erecta, y el dominante los persigue y les muerde por detrás cuando puede. Las disputas son menos comunes cuando aumenta la cantidad de alimento, dedicándose entonces a comer en lugar de acosar a otros demonios.45 Cuando los cuoles están comiendo un cadáver, los demonios tienden a alejarlos.31 Este es un problema importante para el cuol tigre, ya que cazan pósums relativamente grandes y no pueden terminar su comida antes de la llegada de los demonios. Por el contrario, los cuoles orientales, de menor tamaño, cazan presas mucho más pequeñas, y pueden acabar de comérselas antes de que aparezcan los demonios.31 Esta situación se ve como una posible razón para la relativamente pequeña población de cuoles tigre.31
Existen estudios que evidencian que realizan unos veinte gestos distintos durante su alimentación, entre los que se encuentra su característico bostezo amenazante y once vocalizaciones diferentes que usan para comunicarse mientras se alimentan.11 Generalmente establecen su dominio solo mediante un sonido y una postura determinada, aunque también se producen luchas.48 11 Por la noche, los demonios pueden ver las características manchas blancas de sus congéneres, y también utilizan marcas químicas.45 Los machos adultos son los más agresivos, y es habitual que se aprecie en sus cuerpos alguna cicatriz,52 53 así como desgarros en torno a la boca y los dientes o heridas en los cuartos traseros, aunque éstos también pueden ser como resultado de las luchas durante la época de apareamiento.45
La digestión es muy rápida en los dasúridos en general, aunque en el caso en concreto de los demonios de Tasmania las pocas horas que transcurren hasta que la comida atraviesa su pequeña tripa es relativamente largo en comparación con otros miembros de la familia Dasyuridae.54 Se sabe que los demonios vuelven a los mismos sitios para defecar y lo hacen zonas comunales, conocidas como «letrinas del diablo»; se cree que la defecación comunal puede ser un medio de comunicación que todavía no está suficientemente estudiado.55 Sus excrementos son muy grandes en relación a su tamaño corporal, con un tamaño medio de unos 15 cm y con muchas deposiciones de 25 cm; son por lo general de color grisáceo debido a los huesos ingeridos.55 8
Algunos científicos consideran que la relación entre los demonios de Tasmania y los tilacinos era cercana y compleja, y que compitieron de forma directa por las presas y probablemente también por los refugios. El tilacino se alimentaba de diablos, y éstos se aprovechaban de las presas de los tilacinos y también mataban sus crías. Algunos autores apuntan a que ambas especies compartieron el papel superpredadores en Tasmania.56 El águila audaz (Aquila audax) tiene una dieta basada en la carroña similar a la de los diablos, y se consideran como sus competidores, y los cuoles también están entre sus competidores directos.57
Reproducción[editar]
Las hembras comienzan a reproducirse cuando alcanzan la madurez sexual, generalmente a los dos años de edad. A partir de este momento, son fértiles una vez al año, produciendo múltiples óvulos58 mientras hace calor.59 Como las presas son más abundantes en primavera y a principios de verano, el ciclo reproductivo del diablo comienza en marzo o abril, para que el final del período de destete coincida con una mayor abundancia de alimentos a disposición de los jóvenes.60
El apareamiento tiene lugar generalmente entre febrero y marzo, aunque estudios recientes lo sitúan entre febrero y junio,8 y lo realizan en las guaridas o lugares resguardados durante el día y la noche. Los machos luchan por las hembras durante la época de cría, y las hembras se aparean con el macho dominante.12 61 Las hembras pueden ovular hasta tres veces en un período de 21 días, y la cópula puede durar cinco o incluso ocho días.61 Los machos a menudo mantienen retenidas a sus compañeras en la guarida, o las llevan con ellos cuando necesitan ir a beber, para evitar que se apareen con otros machos.61 No son monógamos, y las hembras copulan con varios machos si no las vigilan después del apareamiento; los machos también copulan con varias hembras durante la temporada.12 61 Se ha comprobado que las hembras se han mostrado selectivas rechazando, por ejemplo, a los machos más pequeños, buscando garantizar la mejor descendencia genética.61 7 Los machos pueden engendrar hasta dieciséis crías durante su vida, mientras que las hembras promedian unas cuatro temporadas de apareamiento y paren unas doce crías;61 La tasa de embarazo es alta; hay registros indicando que un 80% de las hembras de dos años de edad, tenían crías en sus marsupios durante una temporada de apareamiento.61 Esta especie no utiliza la estrategia reproductiva conocida como implantación diferida.59
La gestación dura 21 días, y dan a luz a 20–30 crías que, como en los marsupiales en general, se encuentran en un estado de desarrollo muy incompleto, casi fetal, cada una con un peso aproximado de 0,18-0,24 g.12 61 24 Al nacer, las patas delanteras ya tienen dedos bien desarrollados y con garras; a diferencia de muchos marsupiales, las garras de los recién nacidos no son deciduas (no se reemplazan). Al igual que la mayoría de los marsupiales, los miembros anteriores son más largos (de 0,26 a 0,43 cm) que los posteriores (0,20 a 0,28 cm), los ojos son solo dos puntos, y el cuerpo es de color rosa. Todavía no aparece el oído externo ni aberturas. Inusualmente, el género puede ser determinado en el nacimiento, con la presencia de un escroto externo.59
A pesar de su numerosa camada, la hembra solo dispone de cuatro pezones, por lo que tras el nacimiento la competencia es feroz cuando pasan desde la vagina, en un flujo de moco pegajoso, hasta alcanzar el marsupio, ya que solamente cuatro podrán alimentarse. Una vez dentro de la bolsa, cada uno de ellos permanece unido a un pezón durante los siguientes cien días. El marsupio de los demonios, al igual que el de los wombats, se abre hacia atrás, con lo que los recién nacidos solo tienen que recorrer un corto trecho para alcanzar la abertura, pero hace que a la hembra le resulte muy difícil acceder a sus crías dentro de la bolsa. Una vez que los jóvenes han entrado en contacto con el pezón, éste se amplía, lo que permite que el recién nacido pueda sujetarse mejor y que no se caiga de la bolsa.12 61 Por término medio sobreviven más hembras que machos,59 y hasta el 60% de las crías no sobreviven y alcanzan la madurez.27 Por lo general tienen tres o cuatro crías en el primer año de reproducción, y menos el segundo y tercer año; muy pocos diablos se reproducen durante cuatro años.12
Dentro del marsupio, los jóvenes que consiguieron alimentarse se desarrollan rápidamente. En la segunda semana, el rinario se distingue con claridad y ya está muy pigmentado. A los quince días soy visibles las partes externas del oído, aunque están unidas a la cabeza y no se abrirán hasta que el demonio tenga aproximadamente diez semanas; las orejas empiezan a ennegrecer después de alrededor de cuarenta días, cuando tienen menos de un centímetro de longitud, y se ponen rígidas cuando alcanzan entre 1,2 y 1,6 cm. Los párpados son evidentes a los 16 días, los bigotes a los 17 días y los labios a los 20 días. Los demonios pueden emitir ruidos chirriantes después de ocho semanas, y tras alrededor de 10-11 semanas, pueden abrir los labios. Aunque tienen pestañas alrededor de los 50 días y ya están formados los párpados, no se abren hasta los tres meses. Las crías en este punto son de color rosa y comienza a crecerles el pelo a los 49 días y tienen una capa completa en 90 días; el proceso de crecimiento del pelaje comienza en el hocico y sigue a lo largo del cuerpo, aunque la cola alcanza la piel antes que la grupa, que es la última parte del cuerpo en cubrirse. Justo antes del inicio del proceso de cubrirse de pelo, el color de la piel desnuda del diablo comienza a oscurecer y se volverá negra o gris oscuro en la cola.59

Tres jóvenes tomando el sol.
Sus ojos se abren poco después de que se completa el desarrollo del pelaje —entre 87 y 93 días— y sus bocas pueden relajar su presión sobre el pezón a los 100 días. Abandonan el marsupio unos 105 días después del nacimiento, y aparecen ya como pequeñas copias de sus padres, con un peso aproximado de 200 g.59
Una vez abandonada la bolsa, los jóvenes todavía permanecen en la madriguera durante unos tres meses, cuando empiezan a aventurarse fuera de la cueva, entre octubre y diciembre, antes de independizarse en enero. Durante esta fase de transición tras dejar la bolsa, los jóvenes están relativamente a salvo de la depredación, ya que por lo general están acompañados. Cuando la madre está de caza que pueden permanecer en el interior de un refugio o acompañarla, a menudo a caballo en la espalda de su madre. Durante este tiempo continúa bebiendo la leche materna. Las hembras están ocupados con la crianza de sus crías para todos, pero aproximadamente seis semanas del año.59 62 Su leche contiene una mayor cantidad de hierro que la de los mamíferos placentarios.7 En un estudio realizado en los años 1970, no murió ninguna hembra mientras alimentaba sus crías en la bolsa. Después de salir de la bolsa, los demonios crecen en torno a 500 g al mes hasta los seis meses de edad.59 Aunque la mayoría de las crías sobrevivieron hasta ser destetadas, el estudio mostró que hasta tres quintas partes no alcanzan la madurez. Como los jóvenes son más crepusculares que los adultos, su aparición al descubierto en verano puede dar la falsa impresión entre los humanos de un auge de la población.27 8
En una aparente respuesta a la reducción de la competencia intraespecífica a causa de la enfermedad de los tumores faciales que asola a estos animales, las hembras en las regiones con mayor incidencia de la enfermedad ahora son más propensas a reproducirse con tan sólo un año de edad;9 la enfermedad también ha llevado a que la temporada reproductiva sea menos definida, con nacimientos que se producen en cualquier momento a lo largo del año.63 Las camadas nacidas de madres con esta enfermedad tienen más crías hembras que machos.7
Taxonomía y genética[editar]
Creyendo que era un tipo de oposum, el naturalista George Harris, que ya había presentado con anterioridad el tema en la Sociedad Zoológica de Londres,64 publicó su primera descripción en 1807 como Didelphis ursina, al apreciarle algunas características similares a un oso, como las orejas redondeadas.65 66 Sin embargo, ese nombre binomial ya se había utilizado para describir al uómbat común (posteriormente reclasificado Vombatus ursinus) por George Shaw en 1800, por lo que dicho nombre no podía ser utilizado.67 En 1838 un espécimen fue clasificado como Dasyurus laniarius por Richard Owen,68 pero hacia 1877 lo trasladó a Sarcophilus. En 1841 el naturalista francés Pierre Boitard le asignó su nombre actual, Sarcophilus harrisii, en honor a Harris.69
Una revisión posterior de la taxonomía del diablo, publicada en 1987, proponía cambiar la denominación de la especie a Sarcophilus laniarius, basándose en el registro fósil descubierto en el continente, pero de solo unos pocos animales;70 sin embargo esta propuesta no fue aceptada por la mayoría de la comunidad taxonómica, y S. harrisii se mantiene y S. laniarius se considera una especie fósil.67
Los primeros exploradores europeos de Tasmania lo llamaban «cachorro de Belcebú», en referencia a esta deidad, príncipe del infierno y ayudante de Satanás, impresionados por sus chillidos nocturnos.64 71 En el mismo sentido, y por la errónea consideración de este animal como feroz e implacable, en el siglo XIX se le asignaron nombres como Sarcophilus satanicus (amante de la carne satánico) y Diabolus ursinus (oso diabólico).64
El demonio de Tasmania pertenece a la familia Dasyuridae. El género Sarcophilus contiene otras dos especies, conocidas sólo por restos fósiles del Pleistoceno: S. laniarius y S. moomaensis. Las relaciones entre las tres especies no están claras. Los análisis filogenéticos muestran que S. harrisii es el más estrechamente relacionado con los cuoles.72
Se cree que las raíces de los marsupiales australianos se remontan a decenas de millones de años, cuando la mayor parte del actual hemisferio sur formaba parte del supercontinente de Gondwana; se estima que los marsupiales tienen su origen en lo que ahora es Sudamérica y emigraron a través de la Antártida, que por entonces tenía un clima templado.73 Al producirse la degradación del suelo, se cree que los marsupiales se adaptaron a la flora más básica de Australia.73 Según el zoólogo David Pemberton, los posibles antepasados del diablo puede que se vieran en la necesidad de subir a los árboles para obtener alimento, lo que conllevó un aumento de su talla y el desplazamiento a saltos de muchos marsupiales, y también especuló que estas adaptaciones pueden ser la causa de peculiar modo de andar de los demonios de Tasmania.74 El linaje específico del diablo de Tasmania se considera que pudo haber surgido durante el Mioceno, y las pruebas moleculares sugieren una separación de los antepasados de los cuoles hace entre 10 y 15 millones de años, cuando se produjo un importante cambio climático en Australia, transformando el clima cálido y húmedo en una edad árida y de hielo seco que causó extinciones masivas.75 74 Como la mayor parte de sus presas murieron a causa del frío, sólo sobrevivieron algunos carnívoros, entre los que se encontraban los antepasados del cuol y el tilacino. Se especula que el linaje del demonio puede haber surgido en ese momento para llenar un nicho ecológico en el ecosistema, como un limpiador que eliminaba la carroña resultante de la alimentación selectiva del tilacino.74 El extinto Glaucodon ballaratensis del Plioceno ha sido considerado como una especie intermedia entre el cuol y demonio.76

Mandíbula de un demonio de Tasmania encontrada en las cuevas Jenolan, en Nueva Gales del Sur.
En los depósitos fósiles de piedra caliza de Naracoorte, Australia Meridional, datados como pertenecientes al Mioceno, se encontraron especímenes de S. laniarius que eran aproximadamente un 15% más grandes y un 50% más pesados que los demonios modernos.77 Se encontraron especímenes más antiguos, de unos 50-70 000 de edad, en Darling Downs (Queensland) y en Australia Occidental.78 No está claro si el diablo moderno evolucionó de S. laniarius, o si ambos coexistieron;78 Richard Owen abogó por esta última hipótesis en el siglo XIX, basándose en fósiles encontrados en 1877 en Nueva Gales del Sur.78 Grandes huesos, atribuidos a S. moornaensis, se han encontrado en Nueva Gales del Sur, y se ha conjeturado que estas dos especies extintas de mayor tamaño pueden haber sido cazadores y carroñeros.78 Se sabe que había varios géneros de tilacinos hace millones de años, con especies de distintos tamaños, donde las más pequeñas estaban más dotadas para el forrajeo.79 Dada las similitudes entre el demonio y el tilacino, la extinción de géneros coexistentes de tilacinos se ha citado como prueba para apoyar una historia análoga para los demonios.80 Se ha especulado que el menor tamaño de S. laniarius y S. moornaensis les permitió adaptarse a las condiciones cambiantes con mayor eficacia y sobrevivir durante más tiempo que los tilacinos.80 Dado que la extinción de estas dos especies se produjo cuando los humanos ya habitaban Australia, la caza y la tala por parte de los humanos también se citan como posibles causas.81 Los críticos de esta teoría señalan que como los indígenas australianos sólo desarrollaron búmerans y lanzas para la caza hace unos 10 000 años, una caída importante en las poblaciones debido a la caza sistemática es poco probable; también señalan que las cuevas habitadas por aborígenes contienen una baja proporción de huesos y pinturas rupestres de demonios, lo que podría ser una indicación de que no formaban parte significativa del estilo de vida indígena. Por otra parte, un informe científico de 1910 afirmó que los aborígenes preferían la carne de los herbívoros más que la de los carnívoros.82 Otra de las principales teorías sobre la extinción apunta a que fue a causa del cambio climático provocado por la época glacial más reciente.81
Mientras que los dingos están considerados como la principal causa para la desaparición de los demonios del continente, otra teoría afirma que la causa fue la creciente aridez del continente, y que la población de Tasmania no se vio tan afectada ya que el clima se mantuvo frío y húmedo; de acuerdo con esta teoría, el dingo habría sido solo una causa secundaria.83 84
Como el diablo es el pariente más cercano del tilacino, se ha especulado sobre la posibilidad de revivir al extinto tilacino mediante la combinación de ADN tomado de muestras de estos animales existentes en los museos, con óvulos de diablos actuales.85
El genoma del demonio de Tasmania fue secuenciado en 2010 por el Instituto Sanger de Cambridge.86 87 Posee entre 2,89 y 3,17 gigapares de bases (Gb)87 y al igual que todos los dasiúridos, el demonio tiene 14 cromosomas.88 El contenido en C+G es de un 36,4%, valor semejante al que se encuentra en animales filogenéticamente cercanos como el oposum. Se han identificado en el genoma 18.775 genes que codifican para proteínas, 1.213 de ellos sin ortólogo en oposum o humano. También se han identificado unos 363 miRNAs en su genoma.87 Tienen una baja diversidad genética en comparación con otros marsupiales y carnívoros placentarios australianos. Los brotes de cáncer facial están produciendo un aumento del endocruzamiento (cruzamiento interno o consanguíneo).89 Una subpoblación de demonios en el noroeste de la isla es genéticamente distinta de otros demonios, pero no hay un intercambio entre los dos grupos.8 7
Estado de conservación[editar]

Ilustración realizada en 1808 por George Harris en la que se representa un demonio de Tasmania y un tilacino.
Ampliamente distribuido a lo largo del continente australiano durante el Pleistoceno, había disminuido y quedó restringido a tres poblaciones relictas a mediados del Holoceno, hace aproximadamente 3000 años. Algunas pinturas rupestres y un único resto fósil encontrado cerca de Darwin indican la existencia de una población septentrional, y restos encontrados en el sudeste indican una población al sudeste, que se extendía desde el margen este del río Murray a las inmediaciones de Port Phillip, en Victoria; esta población se extendía por el norte de Victoria y Nueva Gales del Sur. El incremento del nivel del mar durante el Holoceno también contribuyó a la separación de poblaciones en Tasmania. El tercer grupo estaba localizado al sudoeste de Australia Occidental, aunque los restos fósiles de esta ubicación han resultado controvertidos.90 Al igual que otros muchos animales nativos, los antiguos demonios eran de mayor tamaño que sus descendientes actuales.91 En 1972 se encontró un diente de diablo al pie de un acantilado cerca de la ciudad de Augusta, en Australia Occidental, y lo dataron como de una antigüedad de 430±160 años, un dato utilizado y citado en numerosas ocasiones desde entonces.92 Sin embargo, el arqueólogo australiano Oliver Brown ha puesto en entredicho ese dato, indicando que la incertidumbre de los autores sobre los orígenes del diente pone en dudas su edad, especialmente teniendo en cuenta que otros restos siguen datados hasta la fecha como de 3000 años de edad.90
Las causas de su desaparición del continente no están claras, pero parece que su decadencia coincide con la expansión por el continente de los dingos y los aborígenes australianos. Sin embargo se desconoce si la competencia con los dingos, la caza directa o los cambios causados por la creciente población humana, quiénes hace 3000 años ya utilizaban todo tipo de hábitats a lo largo del continente, o una combinación los tres factores; los demonios ya habían coexistido con los dingos en el continente durante aproximadamente 3000 años.93 Brown también ha propuesto que el importante cambio en los patrones de movimiento durante el Holoceno de las corrientes marinas en la zona intertropical, que al diablo, como carroñero con una vida útil corta, podría ser muy sensible a este cambio.90 En Tasmania, donde no había dingos,83 los marsupiales carnívoros todavía eran activos cuando llegaron los europeos al continente. Se conoce la exterminación del tilacino tras de la llegada de los europeos,94 pero el demonio de Tasmania también se vio amenazado.95
Los tilacinos se alimentaban de diablos, y los diablos atacaban a jóvenes tilacinos, y los diablos pueden haber precipitado la extinción del tilacino.20 Mientras existió el tilacino, aparte de los diablos que cazaban, también pueden haber ejercicio presión sobre los medios de supervivencia del diablo, compitiendo por las guaridas y los escasos alimentos.20 Se ha especulado que los diablos pueden haberse vuelto más predadores y ocupado áreas de acción más grandes para llenar la vacante dejada por el tilacino.26
La alteración del hábitat puede dejar expuestas las guaridas donde las madres crían a sus jóvenes. Esto aumenta la mortalidad, ya que la madre dejaría la desprotegida guarida con sus pequeños sujetos a la espalda, haciéndolos más vulnerables.96
El cáncer en general es una causa común de muerte en esta especie.97 En 2008 se encontraron altos niveles de productos químicos potencialmente cancerígenos entre los demonios. Los resultados preliminares de las pruebas solicitadas por el gobierno de Tasmania sobre los productos químicos encontrados en el tejido graso 16 diablos mostraron altos niveles de polibromobifenilos (BB153) y niveles «razonablemente altos» de decabromodifenil éteres (BDE209).98
Posiblemente debido a epidemias, se han producido al menos dos importantes caídas de población de esta especie, una en 1909 y otra en 1950.4 En los años 1850 ya se calificó como escaso.99
Es difícil estimar el tamaño real de la población de diablos.100 A mediados de la década de 1990, se calculaba una población de 130 000-150 000 individuos,8 pero es probable que haya sido una sobreestimación.100 El Departamento de Industrias Primarias y Agua de Tasmania en 2008 estimó su población total entre 10 000 y 100 000, de los que entre 20 000 y 50 000 serían individuos maduros.12 Los expertos estiman que el diablo ha sufrido un descenso de más del 80% de su población desde mediados de la década de 1990 y que sólo alrededor de 10 000-15 000 permanecen en su hábitat natural a partir de 2008.101
En 2005 la especie fue clasificada como vulnerable de acuerdo con la Ley de Protección de Especies Amenazadas de Tasmania,102 y en 2006 con la Ley Protección del Medio Ambiente y Conservación de la Biodiversidad de Australia,8 lo que significa que estaría clasificado como en «término medio» de peligro de extinción.23 La UICN en su Lista Roja clasificaba al diablo de Tasmania como especie bajo preocupación menor en 1996, pero en 2009 lo reclasificó como especie en peligro de extinción.1
Caza[editar]
Los primeros colonizadores de Tasmania comían estos animales, y describieron el sabor de su carne como similar a la de ternera.103 Como se creía que los demonios atacarían y matarían a su ganado, posiblemente debido a haberlos visto comiéndose ovejas débiles o enfermas, ya en 1830 se introdujo un sistema de recompensas para erradicarlo de las haciendas rurales.104 Sin embargo, estudios recientes consideran que la verdadera causa de las pérdidas de ganado eran las pobres políticas de gestión de las tierras y los perros salvajes.104 En épocas anteriores, la caza de oposums y ualabíes por su piel era un gran negocio —en 1923 supuso la muerte de unos 900 000 animales— y tuvo también como consecuencia la caza por el sistema de recompensas de diablos, ya que se consideraba que eran una importante amenaza a la industria de la piel, aunque en realidad los cuoles eran más expertos en la caza de los animales antes mencionados.105 Durante los siguientes 100 años, la caza con trampas y el envenenamiento llevó a la especie al borde de la extinción.106 95
Tras de la muerte de último tilacino en 1936,107 el demonio de Tasmania recibió protección legal en junio de 1941, y la población fue recuperándose lentamente.95 En los años 1950, a la vista de informes que mostraban un incremento de su número, se concedieron algunos permisos para su caza después de varias quejas de daños en el ganado. En 1966 se emitieron permisos que permitían su envenenamiento, pero algunas tentativas que surgieron intentando derogar su estatus legal de protección no prosperaron.108 Durante esa época los ecologistas comenzaron a hacerse oír, sobre todo porque las investigaciones científicas proporcionaron nuevos datos que indicaban que la amenaza de los demonios para el ganado había sido notoriamente exagerada.109 Tras un repunte demográfico, su población puede haber alcanzado su punto culminante a principios de los años 1970; en 1975 se informó que se estaban haciendo más visibles, posiblemente debido a un exceso de población y la consiguiente carencia de alimento.110 En 1987 hubo otro informe de exceso de población y de daños al ganado.111 Al año siguiente, Trichinella spiralis, un parásito que mata animales y puede infectar al hombre, fue descubierto en algunos demonios y se desató un cierto pánico entre la población hasta de que los científicos aseguraron que el 30% de los demonios lo portaba, pero que no podían transmitirlo a otras especies.112 Los permisos para su caza controlada dejaron de emitirse en los años 1990, aunque la matanza ilegal continúa en cierta medida, y que puede ser incluso localmente intensa, lo que se considera un problema sustancial para la supervivencia de la especie.23 A mediados de los años 1990 se mataron aproximadamente 10 000 demonios cada año.7
Zorros[editar]
El descenso del número de demonios supone un problema ecológico, ya que su presencia en el ecosistema del bosque tasmano se considera que previene el establecimiento del zorro rojo (Vulpes vulpes), introducido de forma ilegal en Tasmania entre finales del siglo XX y principios del XXI,23 113 y ha limitado la presencia de zorros y gatos y perros salvajes, porque los demonios comen la carroña que alimentaría a estos animales,12 además de que matan zorros adultos y jóvenes en sus guaridas.23 Los zorros son una especie invasora problemática en todos los demás estados australianos y, de establecerse en Tasmania, dificultarían la recuperación del demonio y se alimentarían de otras muchas especies vertebradas de la isla.12 Se cree que los demonios jóvenes serían vulnerables a la depredación del zorro rojo,114 y que los diablos y los zorros serían competidores directos por el hábitat y las guaridas.12 Una forma habitual en los intentos de detener la introducción del zorro rojo es utilizar cebos de carne a los que añaden fluoroacetato de sodio. Como los demonios y otros animales nativos también pueden verse atraídos por la carne envenenada, ésta se colocada en unos dispositivos eyectores conocidos como M-44 o «trampas de cianuro», que han sido adaptadas de modo que la fuerza y la geometría de la mandíbula necesaria para activarlas encajara con la de los zorros, pero no con la de las especies nativas.115 Los zorros todavía no están lo suficientemente establecidos en Tasmania como para plantear una amenaza significativa para el demonio de Tasmania.1
Atropellos[editar]

Señal de tráfico que previene a los conductores sobre la presencia de demonios en los alrededores.
Los vehículos a motor son una amenaza para diversas poblaciones localizadas poco numerosas de mamíferos tasmanos,116 117 y un estudio de 2010 mostró que los demonios eran particularmente vulnerables. Un estudio de nueve especies, la mayoría marsupiales de un tamaño similar, concluyó que los demonios eran de los más difíciles de ver por los conductores, y así poder evitarlos; con luces largas o de carretera, los demonios tenían la distancia de descubrimiento más baja, lo que requiere una reducción del 20% de la velocidad para que un conductor evite a un demonio. Con las luces cortas o de cruce, los demonios se situaban como los séptimos peores en términos de distancia de descubrimiento. Para poder evitar atropellarlos, los conductores tendrían que circular con sus vehículos en torno a la mitad del límite de velocidad habitual en las zonas rurales.116 Un estudio realizado en los años 1990 sobre una población localizada de diablos en un parque nacional de Tasmania registró una disminución del 50% de la población tras la mejora de la carretera de gravilla de acceso, que fue revestida con asfalto y ensanchada, y se produjo un gran aumento de muertes causadas por vehículos a lo largo del nuevo vial, probablemente debido al incremento de la velocidad de circulación,;117 también se cree que otro motivo podría ser que los animales eran más difíciles de ver contra el asfalto oscuro en vez de la grava de color claro.117 El demonio y el cuol son especialmente vulnerables ya que a menudo tratan de recuperar otros animales atropellados para comérselos y se desplazan a lo largo de las carreteras. Para aliviar el problema, se tomaron medidas de disminución de velocidad del tráfico, se abrieron caminos artificiales que ofrecen itinerarios alternativos para los demonios, se iniciaron campañas de educación, y se instalaron reflectores luminosos para poder ver los vehículos que se acercan. Se ha comprobado que estas medidas disminuyeron los atropellos.117 Los demonios son a menudo víctimas de atropellos mientras están recuperando de la carretera otros animales atropellados; el trabajo del científico Menna Jones y un grupo de voluntarios conservacionistas retirando animales muertos de la carretera supuso una reducción significativa en muertes causadas por vehículos entre los demonios.49 En el período 2001/2004 se calculó que 3392 diablos (entre el 3,8 y el 5,7% de su población), murieron víctimas de atropellos por vehículos.23
Tumor facial[editar]

El DFTD causa que se formen tumores en en la cara y en torno a la boca, que interfieren en su alimentación y finalmente terminan con la muerte del animal por inanición.
Observado por primera vez en 1996, el tumor facial de los demonios de Tasmania (Devil facial tumour disease, DFTD) ha devastado la población de esta especie, con una reducción estimada de más del 60% de sus individuos entre 1996 y 2010,118 y más de un 80% entre 1996 y 2016.119 La costa occidental y el noroeste del estado son las únicas zonas donde los diablos se mantienen libres de esta enfermedad.118 Los diablos infectados mueren a los 12-18 meses tras la infección.120
Los primeros síntomas dela DFTD son lesiones y protuberancias alrededor del hocico que degeneran en tumores cancerígenos, esparciéndose por la cara y el resto del cuerpo. Los tumores entorpecen la alimentación de los demonios, al punto que éstos mueren por inanición. La extensión a otros órganos, con metástasis sistémica, e infecciones adicionales también son una causa común de muerte. El cáncer puede invadir el corazón, y los tumores son capaces de disolver partes del cráneo.121 122
La enfermedad es un ejemplo de cáncer transmisible, esto es, que es contagioso y pasa de un animal a otro,123 especialmente a través de heridas producto de peleas entre animales sanos e infectados.119 Los científicos quitan los animales enfermos y ponen en cuarentena a los diablos sanos por si la población salvaje llegara a desaparecer.123 Como los diablos de Tasmania tienen unos niveles muy bajos de diversidad genética y una mutación cromosómica única entre los mamíferos carnívoros, son más propensos al cáncer infeccioso.124 No obstante lo anterior, investigaciones en 2016 han demostrado que los demonios de Tasmania están evolucionando para intentar volverse inmunes a la enfermedad.119
Las poblaciones salvajes de demonios de Tasmania están siendo estudiadas para seguir la expansión de la enfermedad y para identificar cambios en su prevalencia. Esta vigilancia incluye atrapar demonios en áreas definidas para verificar la presencia de la enfermedad y determinar el número de animales afectados. Al visitarse la misma área repetidamente se puede caracterizar la expansión de la enfermedad en el tiempo. Se ha establecido que los efectos a corto plazo de la enfermedad pueden ser desastrosos. El seguimiento a largo plazo en múltiples zonas será esencial para establecer la persistencia de la enfermedad y si las poblaciones se podrán recuperar de ella.118 El trabajo de campo permite verificar la efectividad del método de combate actual, que consiste en atrapar y sacar de su medio a los ejemplares contaminados. De esta forma, se intenta lograr que más diablos sobrevivan hasta la edad de reproducción.118
Un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences el 27 de junio de 2011, aconseja escoger un grupo de cría genéticamente diverso, definido por secuenciación de su genoma, como medida para su conservación.125 En 2011, se consideró que esta actuación costaría unos once millones de dólares.126

Ha recibido 14 puntos

Vótalo:

19. PÓSSUM

PÓSSUM

El trichosurus común (Trichosurus vulpecula, del griego para "peluda cola" y el latín para "pequeño zorro", anteriormente en el género Phalangista [3] ) es una nocturna , semi- arbórea marsupial de la familia Phalangeridae , es nativa de Australia , y el segundo más grande de las zarigüeyas... Ver mas
El trichosurus común (Trichosurus vulpecula, del griego para "peluda cola" y el latín para "pequeño zorro", anteriormente en el género Phalangista [3] ) es una nocturna , semi- arbórea marsupial de la familia Phalangeridae , es nativa de Australia , y el segundo más grande de las zarigüeyas .
Como la mayoría de las zarigüeyas, la trichosurus común es nocturna . Es principalmente un folívoro , pero se ha sabido que comer pequeños mamíferos como las ratas. En la mayoría de los hábitats australianos, hojas de eucalipto son una parte importante de la dieta, pero rara vez el único elemento comido. La cola es prensil y desnudo en su parte inferior inferior. Hay cuatro variaciones de color: plata, gris, marrón, negro y oro. [4]
Es la australiana marsupial más a menudo visto por los habitantes de las ciudades, ya que es uno de los pocos que se desarrolla en las ciudades, así como una amplia gama de entornos naturales y modificados por el hombre. Alrededor de las viviendas humanas, brushtails comunes son las recolectoras inventivas y decididos con un gusto por árboles frutales, huertos, y las incursiones de cocina.
El trichosurus común fue introducido en Nueva Zelanda en 1837 para establecer una industria de la piel, pero en el clima templado subtropical de Nueva Zelanda, y con pocos o ningún depredador natural, sino que prosperó en la medida en que se convirtió en una importante plaga para la agricultura y la conservación .
Contenido
1 Descripción
2 Biología y ecología
2.1 Rango y hábitat
2.2 Alimentación y la búsqueda de alimento
2.3 Comportamiento
2.4 Reproducción y ciclo vital
3 Relación con el hombre
3.1 Australia
3.2 Nueva Zelanda
4 Referencias
5 Otras lecturas
6 Enlaces externos
Descripción [ editar ]

Esqueleto de trichosurus común
El trichosurus común tiene las orejas grandes y puntiagudas. Tiene una cola espesa (de ahí su nombre) que está adaptado a las sucursales de agarre, prensil al final con un parche ventral sin pelo. [5] [6] sus patas delanteras tienen garras afiladas y el primer dedo del pie de cada pata trasera es sin garras, pero tiene un agarre fuerte. [6] La zarigüeya prepara a sí misma con los dedos tercero y cuarto que están fusionados juntos. [6] tiene un pelaje espeso y lanoso cuyo color puede variar dependiendo de la subespecie. patrones de color tienden a ser de color gris plateado, marrón, negro, rojo o crema. Las zonas ventrales son típicamente más ligero y la cola es generalmente de color marrón o negro. [5] [6] El hocico está marcado con manchas oscuras.
El trichosurus común tiene una cabeza y el cuerpo longitud de 32-58 cm [5] con una longitud de la cola de 24-40 cm. [6] Su peso es de 1.2-4.5 kg. [6] Los machos son generalmente más grandes que las hembras. Además, la capa del macho tiende a ser de color rojizo en los hombros. Al igual que con la mayoría de los marsupiales, el trichosurus hembra tiene una abertura delantera, bolsa bien desarrollado. [5] El pecho de ambos sexos tiene una glándula del olor que emite una secreción de color rojizo que tiñe la piel que lo rodea. Esto marca su territorio con estas secreciones. [7]
Biología y ecología [ editar ]
Distribución y hábitat [ editar ]
Ver también: trichosurus común en Nueva Zelanda

trichosurus en árbol
El trichosurus común es quizás la más extendida marsupial de Australia. Se encuentra en todo el este y el norte del continente, así como algunas regiones del oeste, Tasmania y una serie de islas, como la isla del canguro y de la isla de Barrow . [8] [9] [10] También es generalizada en nueva Zelanda desde su introducción en 1840. El trichosurus común se puede encontrar en una variedad de hábitats, como bosques, zonas semiáridas y áreas incluso cultivadas o urbanas. [5] [6] No obstante, es sobre todo un bosque que habitan las especies, también se encuentran en áreas sin árboles. [6] en Nueva Zelanda, zarigüeyas favorecen hoja ancha-podocarpos cerca de pastos tierras de cultivo. [11] en la haya sur de los bosques y las plantaciones de pino, zarigüeyas son menos comunes. [11] en general, la zarigüeya son más densamente poblada en Nueva Zelanda que en su Australia natal. [12] Esto puede deberse a que Australia tiene más fragmentados de eucalipto bosques y más depredadores. En Australia, la zarigüeya se ven amenazados por los seres humanos, quolls tigres , perros , zorros , gatos , goannas , serpientes de alfombras y búhos de gran alcance . En Nueva Zelanda, la zarigüeya están amenazados solamente por los seres humanos y los gatos. [12]
Alimentos y alimentación [ editar ]

La dentición de un trichosurus común
El trichosurus común puede adaptarse a numerosos tipos de vegetación. [12] Se prefiere eucalipto hojas, pero también se alimenta de flores, brotes, frutos y semillas. [12] La Comisión también podrá consumir materia animal como insectos, huevos y polluelos de las aves, y otros vertebrados pequeños. Zarigüeya pueden comer tres o cuatro especies de plantas diferentes durante un viaje de alimentación, a diferencia de algunos otros marsupiales arborícolas, como el koala y el mayor planeador , que se centran en una sola especie. Molares redondeados del trichosurus no pueden cortar hojas de eucalipto tan finamente como alimentadores más especializados. Ellos están más adaptados a la trituración su comida que les permite masticable de fruta o hierbas con mayor eficacia. Ciego los zarigüeya 'carece de crestas internas y no puede separar las partículas gruesas y finas tan eficientemente como algunos otros marsupiales arborícolas. [12] El trichosurus no puede depender de eucalipto solo para proporcionar suficiente nitrógeno. [13] Su dieta más generalizada y se mezcla, sin embargo , sí proporciona nitrógeno adecuado. [14]

Brushtail alimentación zarigüeyas
Comportamiento [ editar ]

trichosurus (forma marrón)
El trichosurus común es en gran parte arbórea y nocturna. Tiene un estilo de vida sobre todo solitario, y los individuos a mantener su distancia con marcas de olor (orinar) y vocalizaciones. zarigüeya por lo general hacen sus madrigueras en lugares naturales como árboles huecos y cuevas, pero también utilizarán los espacios en los tejados de las casas. Mientras que a veces comparten antros, brushtails normalmente duermen en las casas separadas. Los individuos de Nueva Zelanda utilizan muchos sitios más den que los de Australia. [15] zarigüeya compiten entre sí y con otros animales para espacios den y esto contribuye a su mortalidad. Esto es probablemente otra razón por la densidad de la población brushtail zarigüeya son más pequeñas en Australia que en Nueva Zelanda. [12] zarigüeya por lo general no son agresivos entre sí y por lo general sólo miran con orejas erguidas. [12] zarigüeya vocalizar con chasquidos, gruñidos, silbidos, tos usuarios del chat de alarma, guturales y chillidos. [5] [6]
La reproducción y la vida la historia [ editar ]

trichosurus con los jóvenes
El trichosurus común puede reproducirse en cualquier época del año, pero la cría tiende a pico en primavera, de septiembre a noviembre, y en otoño, de marzo a mayo, en algunas áreas. El apareamiento es promiscuo y al azar; algunos machos pueden engendrar varios joven en una temporada, mientras que más de toro mitad ninguno. [12] En una población de Queensland, que al parecer tiene los varones de un mes a asociarse con las hembras antes de que puedan aparearse con ellos. [16] Las mujeres tienen un período de gestación de 16-18 días, después de lo cual dan a luz sola cría. [5] [6] Un trichosurus recién nacido es de sólo 1,5 cm de largo y pesa solamente 2 g. Como es habitual en los marsupiales, el trichosurus recién nacido puede subir, sin ayuda, a través de la piel de la hembra y en la bolsa y adjuntar a un pezón. El joven se desarrolla y se mantiene dentro de la bolsa de la madre durante otros cuatro o cinco meses. Cuando más viejo, el joven queda en el estudio o paseos en la espalda de su madre hasta que es de siete a nueve meses de edad. [5] [6] Las hembras alcanzan la madurez sexual cuando tienen un año de edad, y los machos lo hacen al final de su segundo año. [5] [6] Mujer joven tienen una tasa de supervivencia mayor que sus homólogos masculinos, debido a establecer su hogar oscila cerca de sus madres, mientras que los machos viajan más lejos en busca de nuevos sitios de anidación, encontrándose con los territorios pre-establecida a partir de la cual que pueden ser expulsadas por la fuerza. En el Orongorongo población, jóvenes mujeres se han encontrado para seguir asociando con sus madres después del destete, y algunos heredarán los sitios primer den. [17] No es posible la competencia entre madres e hijas para antros, y sus hijas pueden ser excluidos de una den ocupado por la madre. [18] en los bosques con la escasez de sitios den, las hembras aparentemente producen más hijos, que no compiten directamente para sitios den, mientras que en los bosques con sitios den abundantes, mujeres jóvenes son mayores en número. [18] zarigüeya pueden vivir hasta 13 años en la naturaleza. [5] [6]

Brushtail zarigüeya que presenta dermatitis exudativa, una condición que a menudo resulta de estrés asociado con el hacinamiento, especialmente en hombres jóvenes que intentan hacer valer territorio.
Relación con el hombre [ editar ]

Zarigüeya bebé abandonado entregado a la fauna rescate, Adelaide , Australia del Sur

zarigüeya bebé abandonado con voluntarios de rescate fauna, Adelaide, Australia del Sur
El trichosurus común se considera una plaga en algunas áreas, ya que se sabe que causan daños a las plantaciones de pino, la regeneración de los bosques, flores, árboles frutales y edificios.
Australia [ editar ]
Su pelaje se ha considerado valioso y ha sido cosechado. Aunque una vez cazado extensivamente por su piel en Australia, el trichosurus común está ahora protegido en los estados del continente, pero sólo parcialmente protegida en Tasmania, donde hay una temporada anual de caza. Además, Tasmania da Permisos de Protección de Cultivos a los propietarios cuya propiedad ha sido dañada. [7]
Mientras que sus poblaciones están disminuyendo en algunas áreas regionales debido a la pérdida de hábitat, las poblaciones urbanas indican una adaptación a la presencia de los seres humanos. [19] En los estados continentales, atrapamiento zarigüeya es legal cuando se trata de desalojar a las zarigüeyas de residencias humanos (por ejemplo, techos), sin embargo zarigüeyas deben ser liberados después del atardecer dentro de las 24 horas de la captura, no más de 50 metros del lugar de captura. En algunos estados, por ejemplo Victoria, zarigüeyas atrapadas pueden ser llevados a veterinarios registrados para la eutanasia. [20] En Australia del Sur, que están plenamente protegidos y no se requieren permisos para la captura de zarigüeyas en residencias humanos [21] o para mantener o rescatar salvaje enferma o lesionada zarigüeyas y otros animales nativos. [22]
Nueva Zelanda [ editar ]
Artículo principal: trichosurus común en Nueva Zelanda
En Nueva Zelanda se les considera una importante amenaza para los bosques y aves nativas de Nueva Zelanda. Son una especie silvestre introducidos de Australia en la década de 1850; por la década de 1980 la población había alcanzado el pico estimado de el 60-70 millones, pero se ha convertido en un estimado de 30 millones de dólares debido a las medidas de control. No hay restricciones sobre la caza, pero la población parece ser estable a pesar de la matanza anual de los animales en los miles. [7] Además, en Nueva Zelanda (pero no Australia, donde la enfermedad ha sido erradicada) es un anfitrión para el altamente contagiosa tuberculosis bovina . [7] el Departamento de Conservación de Nueva Zelanda controla los números de zarigüeya en muchas áreas a través de la caída de la antena altamente tóxica 1080 ( monofluoroacetato de sodio ) mezclada cebo. [23]

Ha recibido 14 puntos

Vótalo:

20. QUOLL MOTEADO

QUOLL MOTEADO

El quol tigre (Dasyurus maculatus), también conocido como quol de cola moteada o gato tigre, es una especie de marsupial dasiuromorfo de la familia Dasyuridae nativo de Australia2 Índice [ocultar] 1 Taxonomía 2 Características 3 Reproducción 4 Hábitat 5 Véase también 6 Referencias 7... Ver mas
El quol tigre (Dasyurus maculatus), también conocido como quol de cola moteada o gato tigre, es una especie de marsupial dasiuromorfo de la familia Dasyuridae nativo de Australia2
Índice [ocultar]
1 Taxonomía
2 Características
3 Reproducción
4 Hábitat
5 Véase también
6 Referencias
7 Enlaces externos
Taxonomía[editar]
Se reconocen dos subespecies:3
D. m. maculatus, se encuentra al sureste de Queensland y hacia Tasmania.
D. m. gracilis, reducida al noreste de Queensland.
En la actualidad hay controversias sobre su posible validez.2
Características[editar]
Mide de 35 a 75 cm de largo y su cola de 25 a 50 cm; pesa de 2 a 3 kg. La hembra es más pequeña que el macho: mientras una hembra pesa unos 4 kg, los machos llegan a 7 kg. Su pelaje apretado es de color castaño y sobre él hay manchas blancas. Las orejas son pequeñas y casi sin pelo.
Se alimenta de aves y también de diversos animales pequeños (otros marsupiales, roedores, reptiles e insectos). Tiene hábitos nocturnos aunque también sale en el día a tomar el sol. Pasa la mayor parte del tiempo en el bosque y hace su madriguera en algún tronco hueco o en pequeñas cuevas o rocas.
El quol tigre tiene el cociente de fuerza de mordida (BFQ) de 179, el más fuerte del mundo después del demonio de Tasmania (Sarcophilus harrisii).[cita requerida]
Reproducción[editar]
Tras 21 días de gestación, la hembra pare de dos a seis crías, que permanecen 7 semanas en la bolsa marsupial ventral con abertura posterior, y a las 17 semanas son independientes. La madurez sexual ocurre al año de vida. Puede vivir 4 o 5 años.
Hábitat[editar]
Antes de la colonización europea la subespecie del sudeste se extendía desde Queensland por la costa de Nueva Gales del Sur y Victoria hasta Tasmania. Ahora está confinada a cinco áreas protegidas, principalmente en parques nacionales de Queensland y Tasmania y es considerada vulnerable debido a la competencia que le representan los zorros y gatos llevados por los europeos. La subespecie del noreste, que se encontraba también en Papúa Nueva Guinea, vive restringida en áreas de Cairns y Cooktown, y está considerada en peligro de extinción.1

Ha recibido 11 puntos

Vótalo:

21. AVE DEL PARAÍSO

AVE DEL PARAÍSO

Las aves del paraíso (Paradisaeidae) son una familia de aves del orden Passeriformes, que se distribuyen por Oceanía. Comprende unas cuarenta especies. La mayoría de las especies se encuentran en Nueva Guinea, y de hecho un ave del paraíso aparece en la bandera de Papúa Nueva Guinea. En... Ver mas
Las aves del paraíso (Paradisaeidae) son una familia de aves del orden Passeriformes, que se distribuyen por Oceanía. Comprende unas cuarenta especies. La mayoría de las especies se encuentran en Nueva Guinea, y de hecho un ave del paraíso aparece en la bandera de Papúa Nueva Guinea. En ocasiones se la considera dentro de Corvidae.[cita requerida] Muchas especies de aves del paraíso son conocidas por los extravagantes plumajes nupciales de los machos.
Taxonomía y sistemática[editar]
Lycocorax Bonaparte, 1853
Lycocorax pyrrhopterus (Bonaparte, 1850)
Manucodia Boddaert, 1783
Manucodia ater (Lesson, 1830)
Manucodia chalybatus (Forster, J.R., 1781)
Manucodia comrii Sclater P.L. , 1876
Manucodia jobiensis Salvadori, 1876
Phonygammus Lesson & Garnot, 1826
Phonygammus keraudrenii (Lesson, & Garnot 1826)
Paradigalla Lesson, 1835
Paradigalla carunculata Lesson, 1835
Paradigalla brevicauda Rothschild & Hartert, 1911
Astrapia Vieillot, 1816
Astrapia nigra (Gmelin, 1788)
Astrapia splendidissima Rothschild, 1895
Astrapia mayeri Stonor, 1939
Astrapia stephaniae (Finsch & Meyer A.B., 1885)
Astrapia rothschildi Foerster, 1906
Parotia Vieillot, 1816
Parotia sefilata (Forster J.R., 1781)
Parotia carolae Meyer A.B., 1894
Parotia berlepschi Kleinschmidt, O, 1897
Parotia lawesii Ramsay E.P., 1885
Parotia helenae De Vis, 18911 - No aceptada en ocasiones.2
Parotia wahnesi Rothschild, 1906
Pteridophora Meyer A.B., 1894
Pteridophora alberti Meyer A.B., 1894
Lophorina Vieillot, 1816
Lophorina superba (Forster J.R., 1781)
Ptiloris Swainson, 1825
Ptiloris magnificus (Vieillot, 1819)
Ptiloris intercedens Sharpe, 1882
Ptiloris paradiseus Swainson, 1825
Ptiloris victoriae Gould, 18503 - No aceptada en ocasiones.2
Epimachus Cuvier, 1816
Epimachus fastuosus (Hermann, 1783)
Epimachus meyeri Finsch & Meyer A.B., 1885
Drepanornis Sclater, PL, 1873
Drepanornis albertisi (Sclater,P.L. 1873) - Incluida en ocasiones junto con Epimachus bruijnii en su propio género: Drepanornis.4
Drepanornis bruijnii Oustalet, 1879 - Incluida en ocasiones junto con Epimachus albertisi en su propio género: Drepanornis.4
Diphyllodes Lesson, 1834
Cicinnurus magnificus (Forster J.R., 1781) - Incluida en ocasiones junto con Cicinnurus respublica en su propio género: Diphyllodes.4
Cicinnurus respublica (Bonaparte, 1850) - Incluida en ocasiones junto con Cicinnurus magnificus en su propio género: Diphyllodes.4
Cicinnurus Vieillot, 1816
Cicinnurus regius (Linnaeus, 1758)
Semioptera Gray G.R., 1859
Semioptera wallacii Gray G.R., 1859
Seleucidis Lesson, 1834
Seleucidis melanoleucus (Daudin, 1800)
Paradisaea Linnaeus, 1758
Paradisaea rubra Daudin, 1800
Paradisaea minor Shaw, 1809
Paradisaea apoda Linnaeus, 1758
Paradisaea raggiana P.L. Sclater, 1873
Paradisaea decora Salvin & Godman, 1883
Paradisaea guilielmi Cabanis, 1888
Paradisaea rudolphi (Finsch & Meyer A.B., 1885)

Ha recibido 10 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil