Versión impresa

Estados psicológicos que has sentido pero no sabes cómo se llaman

Estados psicológicos que has sentido pero no sabes cómo se llaman

  • Lista creada por RockStereoSpectro.
  • Publicada el 18.01.2014 a las 23:00h.
  • Clasificada en la categoría Otros.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

La lista no tiene tags.

Avatar de RockStereoSpectro

Último acceso 19.11.2016

Perfil de RockStereoSpectro

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de RockStereoSpectro

Acciones de la lista

Fuente: ehowenespanol.com

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

1. Compulsión a la repetición

Compulsión a la repetición

El psicoanalista Sigmund Freud describió a la compulsión a la repetición como un fenómeno psicológico mediante el cual la persona repite un evento traumático una y otra vez, ya sea recreando el hecho, colocándose en situaciones similares o a través de los sueños. De acuerdo al padre del... Ver mas
El psicoanalista Sigmund Freud describió a la compulsión a la repetición como un fenómeno psicológico mediante el cual la persona repite un evento traumático una y otra vez, ya sea recreando el hecho, colocándose en situaciones similares o a través de los sueños. De acuerdo al padre del psicoanálisis, este impulso está relacionado con la pulsión de muerte, una de las fuerzas que mueven al hombre. De todas formas, muchos patrones repetitivos no tienen que ver con circunstancias dolorosas, sino que también incluyen cuestiones cotidianas como ir siempre al mismo restaurante, seguir determinada ruta hacia el trabajo o lavar la vajilla de una manera ya establecida. La persona repite su comportamiento una y otra vez, aunque existan opciones mucho mejores.

Ha recibido 37 puntos

Vótalo:

2. Proyección

Proyección

Así como funciona un espejo, la proyección es un mecanismo de defensa psicológico utilizado ante amenazas de carácter externo o interno. Cuando la persona se encuentra en una situación de conflicto, le atribuye a otro todos aquellos sentimientos y pensamientos que no quiere identificar como... Ver mas
Así como funciona un espejo, la proyección es un mecanismo de defensa psicológico utilizado ante amenazas de carácter externo o interno. Cuando la persona se encuentra en una situación de conflicto, le atribuye a otro todos aquellos sentimientos y pensamientos que no quiere identificar como propios. Esta carga genera angustia y ansiedad, por lo tanto, es colocada parcial o totalmente en otra persona u objeto. Una persona que utiliza este mecanismo suele recriminar a otros las mismas actitudes que realiza pero no quiere aceptar como, por ejemplo, un hombre que engaña a su novia y la acusa de haberse acostado con otras personas.

Ha recibido 28 puntos

Vótalo:

3. Extrañeza inquietante

Extrañeza inquietante

Cuando una persona experimenta esta emoción, siente que algo le es familiar y extraño a la vez. Provocado por un lugar, una situación, un objeto o una persona, la extrañeza genera un sentimiento de incomodidad en aquel que la transita. La persona que se siente extraña está padeciendo, en... Ver mas
Cuando una persona experimenta esta emoción, siente que algo le es familiar y extraño a la vez. Provocado por un lugar, una situación, un objeto o una persona, la extrañeza genera un sentimiento de incomodidad en aquel que la transita. La persona que se siente extraña está padeciendo, en realidad, una disonancia cognitiva producida por una situación paradojal: se siente atraída por el objeto de deseo pero, al mismo tiempo, no lo puede dejar de repeler. Muchas veces, la persona suele tomar distancia debido a que este objeto trae a primer plano un impulso reprimido.

Ha recibido 28 puntos

Vótalo:

4. Introyección

Introyección

La introyección es otro mecanismo de defensa muy estudiado por Freud. En este caso, la persona internaliza modos de actuar y de pensar que son de los demás, asimilando todo lo que encuentra a su paso en el mundo exterior. Como consecuencia, aquel que utiliza este mecanismo no logra separar lo... Ver mas
La introyección es otro mecanismo de defensa muy estudiado por Freud. En este caso, la persona internaliza modos de actuar y de pensar que son de los demás, asimilando todo lo que encuentra a su paso en el mundo exterior. Como consecuencia, aquel que utiliza este mecanismo no logra separar lo propio de lo ajeno, eliminando poco a poco todo rastro de su propia identidad. De todas formas, la introyección tiene su parte creativa: entre todo aquello que fue absorbido, la persona puede separar lo que le resulta útil y así formar su personalidad.

Ha recibido 27 puntos

Vótalo:

5. Disforia

Disforia

Opuesto etimológico a la euforia, la disforia se trata de una sensación de tristeza general, utilizada muchas veces para describir estados depresivos. Falta de energía, ansiedad, irritación y desesperanza son algunas de las características que muestran las personas que la sufren. Las... Ver mas
Opuesto etimológico a la euforia, la disforia se trata de una sensación de tristeza general, utilizada muchas veces para describir estados depresivos. Falta de energía, ansiedad, irritación y desesperanza son algunas de las características que muestran las personas que la sufren. Las enfermedades, las separaciones o los duelos pueden funcionar como catalizadores de este estado anímico. Aunque muchos la definen como un desequilibrio emocional temporario, la disforia también puede ser indicador de otros trastornos del ánimo, como la bipolaridad, el trastorno de ansiedad o la depresión.

Ha recibido 27 puntos

Vótalo:

6. Negación

Negación

Quizás uno de los más populares de la lista, la negación es un mecanismo de defensa que permite dejar de lado aquellos aspectos de la realidad que resultan desagradables. Esta manera de actuar ante un problema suele ser llevada a cabo por una persona que no se cree capaz de enfrentar sus miedos... Ver mas
Quizás uno de los más populares de la lista, la negación es un mecanismo de defensa que permite dejar de lado aquellos aspectos de la realidad que resultan desagradables. Esta manera de actuar ante un problema suele ser llevada a cabo por una persona que no se cree capaz de enfrentar sus miedos: "el uso de cualquier forma de negación implica falta de esperanza en poder cambiar la situación objetiva", afirma el psicólogo israelí Shlomo Breznitz. Por lo tanto, la persona no se hace cargo de lo que ocurre y, en consecuencia, actúa como si no estuviera pasando.

Ha recibido 25 puntos

Vótalo:

7. Júbilo

Júbilo

W. Gerrod Parrott, profesor de psicología de la Universidad de Georgetown, Estados Unidos, ha confeccionado un mapa de las emociones humanas existentes. Según él, existen seis emociones troncales de las cuales se desprenden muchas otras: amor, alegría, sorpresa, rabia, tristeza y miedo. Dentro... Ver mas
W. Gerrod Parrott, profesor de psicología de la Universidad de Georgetown, Estados Unidos, ha confeccionado un mapa de las emociones humanas existentes. Según él, existen seis emociones troncales de las cuales se desprenden muchas otras: amor, alegría, sorpresa, rabia, tristeza y miedo. Dentro de la alegría, se encuentra el júbilo, un estado intenso de fascinación. Esta sensación suele ser experimentada como un éxtasis que eleva el estado de ánimo de manera extrema. El júbilo se puede percibir al observar un espectáculo increíble, como un concierto o una película que logran captar toda la atención de la persona.

Ha recibido 24 puntos

Vótalo:

8. Normopatía

Normopatía

Definida por los psicoanalistas Joyce McDougall y Christopher Bollas, la normopatía describe a aquellas personas que tienen una tendencia a atender las normas sociales de manera extrema. Las personas que tienen esta característica suelen perder su propia subjetividad, ya que sus decisiones están... Ver mas
Definida por los psicoanalistas Joyce McDougall y Christopher Bollas, la normopatía describe a aquellas personas que tienen una tendencia a atender las normas sociales de manera extrema. Las personas que tienen esta característica suelen perder su propia subjetividad, ya que sus decisiones están fuertemente influenciadas por lo que ellos consideran que la sociedad define como "lo correcto". Enrique Guinsberg, comunicador e investigador del Departamento de Psicología de la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco, coloca al normópata dentro de la "mayoría silenciosa", grupo que no cuestiona al estado imperante y critica a aquellos que lo hacen. Muchas veces, las personas que tienen estas características ceden bajo tanta presión, incurriendo en actividades delictivas o violentas.

Ha recibido 24 puntos

Vótalo:

9. Aporía

Aporía

Ser o no ser. Me quiere, no me quiere. Debo irme o quedarme. "Aporía" es un vocablo cuyo origen es griego y alude a paradojas que no se pueden resolver. Ya sean de carácter emocional o intelectual, estas contradicciones, muchas veces de índole especulativa, llevan a la persona que las sufre a un... Ver mas
Ser o no ser. Me quiere, no me quiere. Debo irme o quedarme. "Aporía" es un vocablo cuyo origen es griego y alude a paradojas que no se pueden resolver. Ya sean de carácter emocional o intelectual, estas contradicciones, muchas veces de índole especulativa, llevan a la persona que las sufre a un estado de incertidumbre total. La idea de pensar qué es la "nada", el derecho de tener la libertad a no ser libre o resolver si primero surgió el huevo o a la gallina son aporías clásicas abordadas desde la filosofía y la religión. Aunque, dejando lo académico de lado, para muchos, el amor de pareja también constituye un contrasentido en sus vidas.

Ha recibido 23 puntos

Vótalo:

10. Abyección

Abyección

Julia Kristeva, una escritora, psicoanalista y crítica búlgara, adoptó el concepto de abyección para designar aquello que es repelido por la sociedad y las normas que la rigen. Este estado del ser separa lo humano de lo no humano, aquello que le causa agrado y lo que le causa repulsión. Mediante... Ver mas
Julia Kristeva, una escritora, psicoanalista y crítica búlgara, adoptó el concepto de abyección para designar aquello que es repelido por la sociedad y las normas que la rigen. Este estado del ser separa lo humano de lo no humano, aquello que le causa agrado y lo que le causa repulsión. Mediante un análisis profundo basado en las teorías del psicoanalista francés Jacques Lacan, Kristeva asegura que la abyección surge de la relación de la persona con su madre debido a que, para crear una identidad, el hijo debe separarse de ella. La teoría crítica, además, identifica a los abyectos con aquellos grupos de personas que no son aceptados por la sociedad, como prostitutas, convictos y las minorías.

Ha recibido 23 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil