Versión impresa

Dragón vs Gigante

Dragón vs Gigante

  • Lista creada por d82ej9du7.
  • Publicada el 21.03.2015 a las 23:11h.
  • Clasificada en la categoría Cultura.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

Avatar de d82ej9du7

Último acceso 31.10.2016

Perfil de d82ej9du7

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de d82ej9du7

Acciones de la lista

El duelo entre dos de las criaturas que más han espantado y que más universales son. ¿Cual prefieres? ¿cual crees que ganaría una pelea?. La descripción de ambos es del libro 'El Libro de los Seres Imaginarios' de Alejandra Ramírez Zarzuela y Agustín Celis Sánchez

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

Dragón

1. Dragón

El dragón es probablemente el más conocido de los seres monstruosos. Está presente en todos los continentes y en todas las clturas, si bien existen importantes diferencias entre los dragones de Occidente y de Oriente. En Occidente lo imaginamos como una criatura perversa y diabólica; en cambio... Ver mas
El dragón es probablemente el más conocido de los seres monstruosos. Está presente en todos los continentes y en todas las clturas, si bien existen importantes diferencias entre los dragones de Occidente y de Oriente. En Occidente lo imaginamos como una criatura perversa y diabólica; en cambio, los dragones orientales son de naturaleza benigna y protectores de los hombres.

Etimológicamente, la palabra Dragón procede del griego drakóntos, que significa <<serpiente>>, a quien se parece físicamente. Otros autores derivan el término del étimo griego drakwn, participio del verbo derkomai, es decir, <<mirar de modo penetrante>>, lo que explica su condición de guardián de tesoros o doncellas.

Físicamente tiene forma de reptil y escamosos, con cuerpo de serpiente o gusano, pueden tener alas, patas y un aguijón en el extremo de la cola. No todos echan fuego por la boca, pero en muchas tradiciones populares aparece esta idea. ¿Es solo un ser fantástico, basado en los restos fosilizados de los monstruos prehistóricos?....No deja de ser inquietante su presencia en todo tipo de civilizaciones, en todo tiempo y lugar, con parecidas características y comportamientos, como veremos ahora.

Los pueblos semitas consideraron a los dragones animales malditos por oposición a todo lo que venía de Egipto, donde estas criaturas estaban muy asentadas y dónde se les conocía por el nombre de champsa. En el Antiguo Testamento ya aparece nombrada una bestia de características similares: el Leviatán que en el libro de Job aparece vomitando fuego, representando a la muerte y el mal, como un siervo del Diablo, y así aparece también en el Apocalipsis, donde lo derrota el arcángel Miguel. Esta idea fue heredada por el Cristianismo posterior, donde el dragón es la viva imagen del pecado. Aplastar a la gran serpiente, al gusano terrorífico o al dragón simbolizaba el triunfo de los cristianos sobre el pecado y sobre los paganos. El más claro ejemplo de esto es el de la leyenda de San Jorge, que inicia una serie de historias en las que un caballero ejemplar vence en singular combate a la bestia para restaurar el orden perdido después de que un dragón sembrara el caos y el terror.

Durante la Edad Media, todos los pueblos tuvieron su guerrero matadragones: Horus, Thor, Marduk, Sigfrido, Beowulf o los Caballeros de la Tabla Redonda del rey Arturo. Ya en la mitología clásica aparecía la figura de la víctima, una doncella virgen, símbolo y representación de la pureza, que desencadena la lucha entre el dragón y el héroe como ocurre con el monstruo al que mata Perseo y que iba a devorar a Andrómeda, Más reciente es la reivindicación del dragón como ser enamoradizo, antojado de la hermosa muchacha, a la que ama con un amor verdadero, puro hasta la muerte, que no se compra ni se vende.

De un modo o de otro, el dragón siempre ha estado vinculado a las mujeres. Por ejemplo, en la mitología griega eran dragones los que tiraban del carro de Deméter, diosa de la fertilidad, y en la aventura del Vellocino de Oro es una mujer, Medea, la que ayuda a Jasón a vencer al dragón que custodiaba el tesoro, lo cual,por cierto, es otro clásico: el dragón como guardián de fortunas.

Los dragones que aparecen en el norte de Europa guardan una estrecha relación con otros seres monstruosos conocidos con el nombre de gusanos, muy populares en el folclore celta y en Gran Bretaña. Son seres ladinos e inteligentes, tienen alas y la facultad de hablar, suelen guardar un tesoro y sólo se les puede dar muerte atacando directamente su punto vulnerale, que suele estar oculto. En El Hobbit de Tolkien aparece un dragón llamado Smaug que es un buen ejemplo de esta clase de gusanos célticos. A este mismo tido de ser responde Fafnir, un dragón al que mató el famoso Sigfrido de las leyendas nórdicas. Pero en este caso no era originariamente un dragón, sino un poderoso y valiente enano, hijo de Hreidmar, el rey de los enanos. Lo que ocurrió fue que Fafnir fue muy codicioso. Para obtener un preciado tesoro, llegó a matar a su padre, y por temor a que uno de sus hermanos se lo arrebatara, se ocultó en su casa del monte Reluciente, donde su avaricia lo fuen transformando en un espantoso dragón.

Ha recibido 113 puntos

Vótalo:

Gigante

2. Gigante

Como todo el mundo sabe, el gigante es un ser de tamaño descomunal y con una fuerza enorme. Para la creación de este ser fantástico las distintas civilizaciones han utilizado el recurso de exagerar el rasgo del tamaño para infundir miedo, lo que explica que en la mayoría de las mitologías los... Ver mas
Como todo el mundo sabe, el gigante es un ser de tamaño descomunal y con una fuerza enorme. Para la creación de este ser fantástico las distintas civilizaciones han utilizado el recurso de exagerar el rasgo del tamaño para infundir miedo, lo que explica que en la mayoría de las mitologías los gigantes aparezcan como seres hostiles y temibles. El gigante es uno de los seres más universales (para el niño, un adulto es un gigante), que está prácticamente en todas las religiones y culturas, en las que juega un papel fundamental en la creación del mundo.

En la mitología nórdica, los gigantes fueron los primeros seres que existieron, muy anteriores a los hombres. Procedían de Ymir, el gigante primigenio que apareció al principio de los tiempos y al que mataron los dioses Odín, Vili y Ve, para crear el mundo. De su carne, crearon la tierra, de sus huesos las rocas y de su sangre los lagos y los mares. Los gigantes representaban para los nórdicos las fuerzas del caos, frente las que luchaban los dioses para mantener el orden del universo, aunque no todos eran temidos, pues algunos ayudaban a los hombres y se cruzaron con los dioses.

Para la tradición bíblica, los gigantes nacieron de la unión de los ángeles y de las mujeres. Cuenta la Biblia en el Génesis que cuando se multiplicaron los primeros hombres y procrearon hijas, los hijos de Dios (los ángeles), se fijaron en la hermosura de las hijas de los hombres (las mujeres) y tomaron las que más les agradaron. De esta unión surgieron los gigantes, los héroes del tiempo antiguo. Según una leyenda judía, difundida por los talmudistas, había gigantes en el Arca de Noé, y como ocupaban mucho sitio, hicieron salir a rinoceronte, que segúia en arca a nado.

Los gigantes también están presentes en la mitología celta, pero para este pueblo eran seres de carácter afable y bondadoso, a diferencia de los ogros, que eran gigantes crueles y sanguinarios. Algunos de sus héroes eran gigantes, como Fin Carn Calva, un gigante bondadoso y simple que mató tórpemente a uno de sus amigos al abrazarlo, o Bran el Bendito, un gigante mítico que protegió Gran Bretaña de los invasores. Los gigantes de los cuentos, que no los ogros, coinciden con la imagen del gigante celta, el gigante grandote y bobalicón que defiende a los hombres y los ayuda en las tareas más pesadas, como levantar piedras y transportar objetos.

En la mitología griega, los gigantes fueron creados por Gea (la madre Tierra) a partir de la sangre de Urano (el Cielo) para vengar a los titanes, sus primeros hijos, a quienes Zeus tenía encerrados en el Tártaro. En cuanto nacieron los gigantes, atacaron al Cielo con enormes peñascos y le declararon la guerra a Zeus y al resto de los dioses olímpicos, incitados por Gea. A la guerra entre los gigantes y los dioses olímpicos se conoce con el nombre de <<Gigantomaquia>> y refleja la lucha de los dioses contra el mal, para restablecer el orden en el mundo.

Cuenta la mitología escandinava que uno de los aesir (tribu de dioses a la que pertenecía Odín), mató al gigante Thjazi, dejando desconsolada a su única hija, la giganta Skadi. Los aesir le ofrecieron como compensación a su trajedia el poder escoger como marido a uno de ellos, aunque para elegirlo solo podría verle los pies. Skadi los observó durante un rato y se quedó con unos muy limpios y blancos, pues pertenecían a Njord, el dios del mar, cuyas aguas lo lavaban constantemente. El matrimonio no fue feliz, pues en las montañas de Skadi, Njord echaba de menos el mar, y en alta mar, Skadi se mareaba. Finalmente se separaron y Skadi sigió sola.

Ha recibido 39 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil