Versión impresa

Chicho Ibañez Serrador

Chicho Ibañez Serrador

  • Lista creada por un antiguo usuario
  • Publicada el 29.01.2011 a las 12:09h.
  • Clasificada en la categoría Televisión.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

La lista no tiene tags.

Avatar de antiguo usuario

Perfil de antiguo usuario

  • Los datos del usuario no están disponibles.

Acciones de la lista

Narciso Ibáñez Serrador (n. 4 de julio de 1935 en Montevideo, Uruguay), también conocido como Chicho Ibáñez Serrador o Luis Peñafiel (pseudónimo este último con el que firmaba sus guiones), es un realizador de cine y televisión, director teatral, actor y guionista español nacido en Uruguay.

A lo largo de su vida, Ibañez Serrador ha destacado por su contribución al cine fantástico y de terror en idioma español, así como por los numerosos programas que ha dirigido para Televisión Española, entre los que destacan "Historias para no dormir", "Historia de la frivolidad" y "Un, dos, tres... responda otra vez" entre otros.
Reconocido admirador de Alfred Hitchcock, de quien intentó seguir sus pasos, según confesó el propio Chicho.
Es hijo de Narciso Ibáñez Menta

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

Historia de la Frivolidad

1. Historia de la Frivolidad

Historia de la frivolidad es un programa especial de TV, estrenado en Televisión española el 9 de febrero de 1967, con dirección de Narciso Ibáñez Serrador guiones del propio Serrador y de Jaime de Armiñán y música de Augusto Algueró. La película narra, en forma de sketches humorísticos, la... Ver mas
Historia de la frivolidad es un programa especial de TV, estrenado en Televisión española el 9 de febrero de 1967, con dirección de Narciso Ibáñez Serrador guiones del propio Serrador y de Jaime de Armiñán y música de Augusto Algueró.
La película narra, en forma de sketches humorísticos, la historia del erotismo y los esfuerzos denodados para ocultar los encantos del cuerpo humano, desde Adán y Eva hasta el siglo XX, con la narración de La Conferenciante (interpretada por Irene Gutiérrez Caba) como hilo conductor.
Se muestra así que fueron las integrantes de la Liga Femenina contra la Frivolidad - personajes precursores de los futuros tacañones del concurso Un, dos, tres - las que incorporaron la hoja de parra al desnudo atuendo del primer hombre y la primera mujer.
Se presencia el primer strip-tease, el de Salomé, viciosa costumbre que continuó en la Edad Media.
Según avanza la historia, se puede contemplar el descubrimiento de las Indias desde una nueva persepctiva o los problemas causados por la prohibición de Isabel I de Inglaterra de que las mujeres pisaran los escenarios, con una Julieta interpretada por José Luis Coll (con Jaime Blanch como Romeo).
La evolución posterior no fue mucho más favorable, a juicio de las puritanas, con la belle-epoque y la llegada del cine.
La esperanza queda en manos de un futuro donde la carne sea sustituida por la hojalata de los robots.
La idea de filmar un programa especial de televisión surgió de la mente del entonces Director General de RTVE Adolfo Suárez y de Juan José Rosón.
La intención era mostrar al exterior la imagen de una España moderna y tolerante que mejorase la paupérrima impresión que del régimen franquista tenían en aquel momento las democracias occidentales.

El encargo fue encomendado a un ya por entonces prestigioso Narciso Ibáñez Serrador que junto a Jaime de Armiñán alumbró lo que en principio debió llamarse Historia de la censura.
Un espectáculo sumamente irónico que con un sutil sentido del humor, ponía en evidencia una de las mayores vicios del franquismo.

Pero el espacio topó precisamente con el objeto de su burla:
En primer lugar hubo de modificarse el título, que quedó suavizado como Historia de la frivolidad.
El contenido del programa tampoco contó con la aquiescencia de Don Francisco Gil Muñoz, entonces censor oficial de TVE, quien amenazó con dimitir si el espacio se emitía.

El programa se presentó al Festival de Televisión de Montecarlo, cuya organización exigió sin embargo, que para participar debía antes haberse estrenado.
El programa finalmente se emitió al filo de la medianoche y tras haberse anunciado el fin de la programación del día y haberse emitido el himno nacional.

Finalmente, Historia de la frivolidad está considerada como uno de los espacios más emblemáticos de la historia de la televisión en España

Ha recibido 90 puntos

Vótalo:

Un, Dos Tres

2. Un, Dos Tres

Un, dos, tres... responda otra vez fue un programa de TVE creado en 1972 por Narciso Ibáñez Serrador, Chicho, y que consta de 10 temporadas. El programa siempre ha sido emitido por TVE-1, y en la actualidad es considerado como uno de los clásicos de la Televisión Española. El concepto creado... Ver mas
Un, dos, tres... responda otra vez fue un programa de TVE creado en 1972 por Narciso Ibáñez Serrador, Chicho, y que consta de 10 temporadas.
El programa siempre ha sido emitido por TVE-1, y en la actualidad es considerado como uno de los clásicos de la Televisión Española.
El concepto creado por el realizador es un programa que fusiona:

- La cultura, representada en la primera parte del programa, la ronda de preguntas
- Las actividades físicas, presente en la segunda parte del programa, la eliminatoria
- La suerte, decisiva en la tercera parte del programa, la subasta
Chicho había visto que en televisión sólo existían tres posibles tipos de concurso: los de preguntas y respuestas, los de habilidad física y los de carácter psicológico. En lugar de elegir una de estas tres posibilidades, decidió mezclarlas adecuadamente, dando lugar a un espacio que bautizó como "Un, dos, tres...".
Justamente el nombre del concurso hace referencia a esas tres partes tan diferenciadas que existen en el programa.

Los precedentes del programa se encuentran en un concurso que Chicho realizó en Argentina llamado "Un, dos... Nescafé" en el que parejas de concursantes debían ir respondiendo alternativamente durante un determinado período.
A este concepto se le añadió una segunda parte basada en un concurso que Kiko Ledgard presentó en Perú llamado "Haga negocio con Kiko" que a su vez estaba basado en "Let´s make a deal" de la TV norteamericana.
En este programa el concursante debía elegir entre puertas y cajas que contenían regalos o el dinero que ofrecía el presentador a cambio.

Para unir ambos programas se creó una eliminatoria de habilidades físicas donde los concursantes debían competir para llegar a la subasta.

Pero la gran novedad que sorprendió a los espectadores fue la creación de un personaje negativo y en contra de los concursantes, Don Cicuta, interpretado por Valentín Tornos, que se alegraba cuando se llevaban un mal premio.
Junto a sus dos ayudantes formaban la Parte Negativa del programa.
Como contrapunto se eligieron a seis bellas secretarias que formaban la Parte Positiva.

Por último Chicho decidió sumar a la fórmula un gran show en el que cada programa se ambientaría con un tema concreto durante la subasta, ofreciendo cada semana decorados nuevos y la intervención de actores, humoristas y artistas distintos.
El programa casi siempre ha tenido una mascota, un muñeco animado que ha supuesto en muchos casos el premio de mayor consideración del programa y en otros, la peor pesadilla de los concursantes.
Todas las mascotas han sido animadas y creadas por José Luis Moro.
La excepción la marca la primera etapa, donde la cabecera eran simples rótulos impresionados sobre la imagen de las secretarias y los Cicutas, auténtico símbolo de aquella etapa, sentándose en sus sitios mientras sonaba la música de cabecera:
- La calabaza:
En la primera etapa existía una calabaza, pero únicamente como un premio más, sin ningún rostro ni animación, ni la consideración de mascota propiamente dicha.
Serviría de base para crear a Ruperta en la siguiente etapa.
El reglamento establecía que todos los premios podían variar, pero que siempre, invariablemente, en cada programa habría por lo menos una calabaza.
Esta regla se transmitiría a todas las mascotas de etapas posteriores
- Ruperta:
La calabaza Ruperta es la mascota más conocida de este concurso.
Se trataba de una mascota negativa que llegó en 1976, todavía sin nombre (seguían llamándola simplemente "la calabaza", a pesar de que ya tenía rostro), aunque en pocas semanas adquirió el que la hizo famosa, que significaba que los concursantes se iban a casa con las manos vacías.

Sin embargo, no siempre fue una mascota negativa.
Algunas veces en su interior se escondían cuantiosos premios (entre ellos uno de los mejores premios jamás dados por el programa, en 2004, un coche, un apartamento en Oropesa del Mar, Castellón valorado en más de 200.000 euros, y un cheque de 10.000 euros, en total casi un cuarto de millón de euros en premios).

Ruperta fue la mascota en toda la segunda etapa.
Al inicio de la tercera, en agosto de 1982, Chicho advirtió que Ruperta desaparecería en unas semanas para ser sustituida por otro personaje.
Y así fue, aunque en lugar de semanas pasarían varios meses.
Las demás mascotas se sucederían durante los años 80, y Ruperta volvería en las etapas 1991-1992, 1992-1993 y 1993-1994.
También se la recuperó para la edición de 2004
- Botilde:
El 13 de mayo de 1983 se dedicó el programa a la despedida de Ruperta, y a la semana siguiente, en el programa dedicado a "El debut de secretarias", la bota Botilde sustituyó a Ruperta con idénticas funciones que aquella, y estuvo al frente durante los 44 programas restantes de aquella etapa, hasta 1984
- El Chollo y El Antichollo:
Después de Botilde, en octubre de 1984 llegó en su lugar el Chollo, que estuvo en solitario durante unos programas.
Era una mascota de color rosado, con polainas y sombrero de copa y que fumaba puros, que de facto significaba poder quedarse con el regalo de la subasta que la pareja concursante eligiera.
A los pocos programas, visto que el público echaba de menos una mascota negativa, Chicho encargó a José Luis Moro una pareja negativa, y así nació el Antichollo, presentado por las hermanas Hurtado en el programa dedicado a "Montecarlo Años 20".

A diferencia de Ruperta o Botilde, que podían ser positivas o negativas, el Chollo y el Antichollo siempre tenían la misma polaridad en la subasta, el Chollo siempre era el premio mencionado, y el Antichollo siempre significaba irse a casa sin nada, pero los concursantes nunca sabían cual de los dos iba a aparecer en cada programa, sólo que como mínimo uno de ellos (a veces ambos) estaría presente.

De todas las mascotas del programa, el Antichollo fue la única que jamás apareció cantando en la cabecera del concurso, siendo la cabecera en esas etapas protagonizada exclusivamente por el Chollo
- El Boom y El Crack:
A las dos etapas, el Chollo y el Antichollo se despidieron y en su lugar llegaron el Boom y el Crack, mascotas positiva y negativa respectivamente, con idéntica función a sus predecesoras, en la etapa 1987-1988

Ha recibido 89 puntos

Vótalo:

Biografía

3. Biografía

Inicios Narciso nació en 1935 en Montevideo, y desde pequeño se vio influenciado por el mundo de la actuación: su padre fue el director teatral español Narciso Ibáñez Menta, mientras que su madre fue la actriz argentina Pepita Serrador. Pasó toda su infancia en América Latina acompañando a... Ver mas
Inicios
Narciso nació en 1935 en Montevideo, y desde pequeño se vio influenciado por el mundo de la actuación: su padre fue el director teatral español Narciso Ibáñez Menta, mientras que su madre fue la actriz argentina Pepita Serrador.
Pasó toda su infancia en América Latina acompañando a sus padres durante sus giras teatrales, y con 8 años realiza su primer papel doblando, para todos los países de habla hispana, al conejo Tambor en la película "Bambi".

En 1947 se marcha a vivir a España, donde cursa el bachillerato en la ciudad de Salamanca.
Allí comenzará a colaborar con la compañía de teatro de su madre, y en 1951 debuta como actor.
Más tarde, Ibañez Serrador guionizó y escribió numerosos títulos teatrales, y después pasó a ser director teatral debutando con El zoo de cristal, de Tennessee Williams.
Durante la década de 1950 escribió numerosas obras radiofónicas bajo el seudónimo de Luis Peñafiel, y realiza programas divulgativos para ese medio como Los premios Nobel o Cuentos para mayores, que fueron estrenadas tanto en España como en América Latina
Llegada a la televisión
En 1963 comienza a trabajar en Televisión Española, adaptando clásicos de la literatura universal en programas como Estudio 3.
Pronto se da cuenta que los episodios que tienen más aceptación entre los espectadores son aquellos de temática de suspense, terror y ciencia-ficción, por lo que crea el programa Mañana puede ser verdad en 1964, donde se ofrecen adaptaciones e historias propias, como Los Bulbos y N.N.23.
Al mismo tiempo dirige y protagoniza la serie La historia de San Michele basada en el libro de Axel Munthe.

Sin embargo, su primer gran éxito fue el programa Historias para no dormir, del que se hicieron tres temporadas y numerosas reposiciones.
Este espacio comenzó su andadura en 1965, y el propio Chicho se encargaba de presentar con un toque de humor a los espectadores episodios de terror, que eran adaptaciones de clásicos de la literatura y obras propias.
Con uno de esos capítulos (El asfalto), basado en un relato de Carlos Buiza, Ibañez Serrador fue premiado en el Festival de Televisión de Montecarlo con la Ninfa de Oro al mejor guión en 1967, lo que supuso también el primer galardón internacional para TVE en toda su historia.

Con un mayor reconocimiento por parte de la televisión pública, en 1968 realiza y escribe junto a Jaime de Armiñán el programa de humor Historia de la frivolidad, un especial interpretado por Irene Gutiérrez Caba que cosechó gran éxito por parte de la crítica, a pesar de que su primer pase por televisión se emitió de forma semiclandestina.
A través de una serie de escenas cómicas se parodiaba la actuación de la censura, lo cual le valió reconocimientos internacionales como una nueva Ninfa de Oro en Montecarlo
El éxito de "Un, dos, tres"
Tras estos dos éxitos y su primer Premio Ondas en 1969 como "mejor autor", Narciso realiza otros programas para TVE y se centra en su primera película, "La residencia" (1969).
En 1970 estrena en el Teatro Lara, de Madrid, la comedia en dos actos El agujerito, que él mismo interpreta junto a Mari Carmen Prendes, Beatriz Savón, Marta Puig, Conchita Goyanes y Bárbara Lys.
La obra está editada en la colección Teatro de la editorial Escellicer con el nº 660.

En 1972, Chicho firmaría el trabajo con el que se dio a conocer en toda España, cuando crea el popular concurso Un, dos, tres... Responda otra vez, presentado por Kiko Ledgard y con Valentín Tornos como Don Cicuta en lo que llamaban amistosamente "la parte negativa" del concurso.
El programa fue un gran éxito de audiencia y aceptación, y contó con diez etapas que estuvieron presentadas, además de Kiko, por Mayra Gómez Kemp, Jordi Estadella, Miriam Díaz-Aroca, Josep María Bachs y Luis Larrodera.
De Un, dos, tres llegaron a grabarse 411 programas durante tres décadas, y el formato se vendió internacionalmente a países como Portugal en 1984, Reino Unido en 1978, Países Bajos en 1976 y Alemania.
Chicho actuó como asesor de todos estos formatos internacionales aportando guiones hechos en España para que fueran adaptados a cada país.

Televisión Española le nombró en 1974 como Director de Programas, pero Ibañez Serrador dimitirá del mismo cargo a las pocas semanas.
Durante ese tiempo, compagina el éxito de Un, dos, tres con nuevas adaptaciones de novelas como El televisor, interpretada por su padre, o la serie radiofónica Historias para imaginar para Radio Nacional de España.
En 1976 rodó la película de terror ¿Quién puede matar a un niño?, basada en la novela de Juan José Plans El juego de los niños, que fue estrenada internacionalmente
Nuevos espacios
Durante la Transición española, Ibañez Serrador continuó elaborando programas para el ente público.
Muchos de esos programas, como Mis terrores favoritos o una nueva temporada de Historias para no dormir, se emitieron en la segunda cadena de TVE, que por entonces cosechaba una audiencia marginal, y no tuvieron el éxito esperado.

Tras la cancelación de la temporada de "Historias para no dormir", Chicho se centró en lo que sería la etapa más larga de la historia del Un, dos, tres, la presentada por Mayra Gómez Kemp desde 1982 hasta 1988, y en la que se dieron a conocer gente como Kim Manning, Silvia Marsó y Lydia Bosch entre otras.
Durante esos seis años, el formato registra sus mayores índices de audiencia.

Más tarde, dirigiría nuevos programas que tuvieron repercusión en TVE.
En 1989 dirigió el concurso sobre el mundo animal Waku Waku, presentado entonces por Consuelo Berlanga y que regresó a las pantallas en 1998 con Nuria Roca, y en 2003 bajo el nombre Jimanji Kanana.
En 1990 dirigió el primer programa sobre sexología en España, Hablemos de sexo, que estuvo presentado por la doctora Elena Ochoa.
Con este formato, Chicho obtuvo su primer premio Ondas ese mismo año.

Tras dirigir el programa de sucesos Luz roja en 1994, obtendrá un nuevo éxito de audiencias con la puesta en marcha en 1995 de El semáforo, una adaptación del programa italiano La Corrida (de Canale 5) presentada por Jordi Estadella, en la que artistas noveles deben someterse al veredicto del público, que valoran con aplausos o ruido de cacharros cada actuación.
El programa dura dos temporadas y se emiten 72 programas entre 1995 y 1997
En el Siglo XXI
En 2001 regresó al teatro como actor y director con una representación de la obra Aprobado en inocencia, editada en Argentina con el título Aprobado en castidad y en España con el subtítulo de Un mes de vacaciones en dos actos cada uno de ellos dividido en dos cuadros.
Un año después, ganó el Premio Lope de Vega de teatro con la obra El águila y la niebla. Historia clínica en dos partes, protagonizada por Luis Merlo y Paula Sebastián.

Tras varios años sin emitirse el formato, TVE recurre a Chicho para dar un impulso a su nueva temporada de 2004, con el espacio "Un dos tres... a leer esta vez", enfocada a incentivar la lectura y presentada por Luis Larrodera (entonces, Luis Roderas).
Aunque en las primeras semanas el programa fue líder de audiencia, su share cayó con el paso de las semanas y no llegó a grabarse una segunda temporada.
Ese mismo año, recibió el Premio Ondas a toda una vida.

En 2005 la cadena privada Telecinco le pide la grabación de varias películas de televisión bajo el título Películas para no dormir, para las que Chicho contó con directores como Álex de la Iglesia o Enrique Urbizu entre otros.
Sin embargo, la cadena no se decide a emitirlas hasta 2007, y el espacio fue relegado a las pocas semanas a los canales de TDT del grupo.
Anteriormente, las películas habían sido publicadas en un pack de DVD.

En 2006 la cadena autonómica Castilla-La Mancha TV (CMT) emitió un programa concurso de 25 minutos de duración en el que los concursantes montados en un gran elefante y vestido estilo Aladino asociaban imágenes demostrando tener gran memoria. Lo presentaba Patricia Pérez.

Tras estos papeles, Chicho aparcó la televisión durante un tiempo.
En 2009 fue homenajeado en la Seminci de Valladolid, al que acudió personalmente, y por el Festival de Cine de Alicante por su contribución en el cine fantástico y de terror.
En 2010, fue galardonado por el Ministerio de Cultura con el Premio Nacional de Televisión en reconocimiento a toda su trayectoria

Ha recibido 84 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil