Versión impresa

Carmen Polo de Franco, grande de España.

Carmen Polo de Franco, grande de España.

  • Lista creada por Venhut.
  • Publicada el 25.08.2011 a las 12:41h.
  • Clasificada en la categoría España.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

Avatar de Venhut

Último acceso 31.12.2012

Perfil de Venhut

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de Venhut

Acciones de la lista

Todos los españoles que conserven en su conciencia un adarme de nobleza no pueden menos de reconocer y confesar que en doña Carmen Polo de Franco concurren, en eminente grado, todas estas cualidades bien manifestadas con su ejemplar piedad católica: su tan viva caridad con los desvalidos, su natural y cristiana sencillez.

Nunca alterada por la vanidad, como si no supiese que era la primera dama de España y que su estirpe era de la más raigambre, solera y abolengo de Asturias –donde viene, como decía nuestro clásico, toda nobleza–, la cual ha dado también esposa a otro caudillo célebre, el Cid Campeador. ¿Qué mejor reina, pues, para el reino de España?

¡Viva doña Carmen Polo de Franco, Grande España y Señora de Meirás!

¡Viva España! ¡Arriba España!

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

Junto a su esposo Franco en El Pardo.

1. Junto a su esposo Franco en El Pardo.

Ha recibido 268 puntos

Vótalo:

"Yo estaba predestinada para Paco".

2. "Yo estaba predestinada para Paco".

Esta mujer que, en sus últimos días de vida solo ansiaba reunirse pronto con su marido, ya decía poco después de casarse: “Yo estaba predestinada para Paco y nada ni nadie hubiera podido hacerme cambiar de opinión”. Tras el primer encuentro, el comandante Franco comenzó a escribirle a las... Ver mas
Esta mujer que, en sus últimos días de vida solo ansiaba reunirse pronto con su marido, ya decía poco después de casarse: “Yo estaba predestinada para Paco y nada ni nadie hubiera podido hacerme cambiar de opinión”.

Tras el primer encuentro, el comandante Franco comenzó a escribirle a las Salesas, pero las monjas interceptaban las cartas. La propia doña Carmen lo confesaba, hace muchos años, a la revista “Estampa”: “Las monjas guardaban las cartas para entregarlas a mi familia. Por eso yo no le podía contestar. Fue entonces cuando él decidió presentarse en el colegio. Fue un día de mañanita cuando, en nuestra misa de las siete y media, vimos devotamente en la capilla a Paco, como le llamaban todas las muchachas de Oviedo. No debieron desagradarle nuestros rezos y nuestros cánticos, pues su visita matinal a la capilla del colegio se repitió casi diariamente. Hasta las monjas lo comentaron edificadas, pues Paco ya disfrutaba de su poquito de celebridad”.

[Primer plano en el que resalta la serena belleza de doña Carmen Polo, Grande de España].

Ha recibido 239 puntos

Vótalo:

Alegría familiar en El Pardo.

3. Alegría familiar en El Pardo.

Alegría familiar en el palacio de El Pardo: Doña Carmen con sus nietos Merry (izquierda), Mariola y Arantxa (en brazos).

Ha recibido 211 puntos

Vótalo:

Treinta y cinco años en El Pardo.

4. Treinta y cinco años en El Pardo.

Franco acostumbrado a pasar largo tiempo jugando con su hija Carmencita cuando llegaba a casa. La llamaba “la morita” y “nenuca”, este último es un diminutivo cariñoso muy peculiar de Asturias. Años más tarde, ya en El Pardo y como Jefe del Estado, seguirá llamando a su hija cariñosamente con... Ver mas
Franco acostumbrado a pasar largo tiempo jugando con su hija Carmencita cuando llegaba a casa. La llamaba “la morita” y “nenuca”, este último es un diminutivo cariñoso muy peculiar de Asturias. Años más tarde, ya en El Pardo y como Jefe del Estado, seguirá llamando a su hija cariñosamente con estos términos.

En 1936, al estallar la Guerra Civil, Franco y su familia se encuentran en Canarias, y es allí donde se despiden Carmen y su hija de él para embarcarse en el barco alemán “Waldi”, rumbo a El Havre (Francia). Madre e hija viajan con nombres falsos. Franco comienza a actuar como jefe del Alzamiento Nacional poco después.

Finalizada la guerra, la familia Franco abandona Burgos, donde había vivido en la segunda parte de la contienda, y se instala en Madrid. Tras pasar un tiempo en el castillo de Viñuelas, Franco habla de establecerse en El Pardo. Doña Carmen accede, entusiasmada, y muy pronto brigadas de obreros proceden a la restauración del palacete, que había quedado muy dañado durante la guerra. Las obras se llevan a ritmo acelerado y el 15 de marzo de 1940 la familia Franco se instala en El Pardo, donde estarían por espacio de treinta y cinco años, justamente hasta el día 31 de enero de 1976, año en que doña Carmen se trasladó a vivir al piso de la madrileña calle de Hermanos Bécquer, en el mismo edificio en el que vivía su hija Carmen.

[Doña Carmen Polo de Franco elegantemente vestida en los años en que era primera dama de España].

Ha recibido 208 puntos

Vótalo:

El matrimonio Franco con sus cuatro nietos mayores.

5. El matrimonio Franco con sus cuatro nietos mayores.

El Jefe del Estado Francisco Franco y su esposa Doña Carmen con sus cuatro nietos mayores: Carmen, Mariola, Francis y Merry.

Ha recibido 207 puntos

Vótalo:

Miles de personas se acercaron a su vivienda para darle el último adiós.

6. Miles de personas se acercaron a su vivienda para darle el último adiós.

Sus Majestades los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía presidieron, a la una de la tarde del domingo, día 7 de febrero, en la capilla del cementerio de El Pardo la misa funeral de «córpore insepulto» por el eterno descanso de Doña Carmen Polo de Franco Grande de España y Señora de Meirás en la... Ver mas
Sus Majestades los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía presidieron, a la una de la tarde del domingo, día 7 de febrero, en la capilla del cementerio de El Pardo la misa funeral de «córpore insepulto» por el eterno descanso de Doña Carmen Polo de Franco Grande de España y Señora de Meirás en la cripta del panteón familiar. En el cementerio y alrededores se habían congregado varias decenas de miles de personas que querían rendir homenaje y dar el último adiós a la viuda del anterior Jefe del Estado, el Generalísimo Franco.

Luis Alfonso de Borbón llevó el féretro con su abuelo el Marqués de Villaverde y sus tíos Francis Franco, Cristóbal y Jaime Martínez-Bordíu.

Sus Majestades, que ocuparon dos reclinatorios en el presbiterio, en el lado del Evangelio, llegaron al lugar instantes antes de que lo hiciera el cortejo fúnebre con los restos mortales de Doña Carmen. Al final de la misa y fuera de protocolo, Don Juan Carlos y Doña Sofía manifestaron su pésame a la familia de la Señora de Meirás, acompañándola en su dolor y besando a la duquesa de Franco al igual que a sus hijas Carmen, Mariola, Merry y Arantxa.

En la capilla del cementerio se encontraban entre otras personalidades y allegados a la familia Franco, S.A.R. el Duque de Cádiz con su hijo Luis Alfonso, el ex presidente Carlos Arias Navarro y el general Sabino Fernández Campo, Secretario de la Casa Real, además de Rafael Ardid, esposo de Mariola, María Suelves, la mujer de Francis Franco y María José Toledo, esposa de Cristóbal. El féretro estaba situado en el centro de la capilla, delante del altar, y el primer banco de la derecha.

[Salida del cortejo fúnebre, en la madrileña calle de Hermanos Bécquer].

Ha recibido 196 puntos

Vótalo:

Con todos sus nietos.

7. Con todos sus nietos.

Ha recibido 188 puntos

Vótalo:

Entierro de su bisnieto Fran.

8. Entierro de su bisnieto Fran.

Doña Carmen con su nieta Carmen durante el entierro del hijo mayor de esta, Fran.

Ha recibido 184 puntos

Vótalo:

La muerte de su amado Franco.

9. La muerte de su amado Franco.

La muerte de Franco el 20 de noviembre de 1975 sume a España en una profunda tristeza y un terrible dolor. La mujer que fue durante treinta y seis años primera dama queda rota para siempre y empieza a vivir tan solo volcada en el recuerdo de aquel hombre para el que estaba, como había dicho... Ver mas
La muerte de Franco el 20 de noviembre de 1975 sume a España en una profunda tristeza y un terrible dolor. La mujer que fue durante treinta y seis años primera dama queda rota para siempre y empieza a vivir tan solo volcada en el recuerdo de aquel hombre para el que estaba, como había dicho siempre, “predestinada”.

Durante las cincuenta horas que estuvo abierta la capilla ardiente en el palacio de Oriente, se calcula que pasaron por ella para darle el último adiós y mostrar su cariño por el Caudillo entre 500.000 y 700.000 personas, formándose largas colas de varios kilómetros. Cuando el féretro con los restos mortales de Franco fue transportado por las calles de Madrid hasta el Valle de los Caídos, millones de personas salieron a la calle, rodeando el féretro, exclamando con una emoción indescriptible y un fervor apasionado: "¡FRANCO, FRANCO, FRANCO! ¡VIVA FRANCO, ARRIBA ESPAÑA!"

La muerte de su esposo la hizo derrumbarse de un modo que, por desgracia, volvería a repetirse cuando, años más tarde, asistía al entierro de su bisnieto Fran, hijo de su nieta más querida, María del Carmen, muerto en accidente de automóvil.

El 31 de enero de 1976, la señora de Meirás dice adiós al palacio de El Pardo. Es un día triste, acompañado, al tiempo, por la tristeza de un día lleno de nubarrones. Por última vez, el regimiento de la Guardia le rinde honores. Son las seis y diez minutos de la tarde y, bajo los acordes del Himno Nacional, Doña Carmen Polo de Franco Grande de España y Señora de Meirás, junto a su hija y su nieta mayor, abandona el palacio. Doña Carmen va a comenzar, con la dignidad y la entereza que siempre la han caracterizado, una nueva vida.

[Fotografía que refleja el llanto y la desolación de Doña Carmen tras la muerte de su marido, a quien conoció a los diecisiete años y el único hombre al que amó].

Ha recibido 180 puntos

Vótalo:

Recibida en Roma por el Papa Pío XII.

10. Recibida en Roma por el Papa Pío XII.

Doña Carmen Polo de Franco realizó diversos viajes al extranjero durante los años en que su esposo fue Jefe de Estado. Así, en 1950 visitó Portugal, país al que volvería a ir en dos ocasiones más, en 1958 y 1967. Asimismo, estuvo en Roma, en mayo de 1950, acompañada por sus hijos, los marqueses... Ver mas
Doña Carmen Polo de Franco realizó diversos viajes al extranjero durante los años en que su esposo fue Jefe de Estado. Así, en 1950 visitó Portugal, país al que volvería a ir en dos ocasiones más, en 1958 y 1967. Asimismo, estuvo en Roma, en mayo de 1950, acompañada por sus hijos, los marqueses de Villaverde, que acababan de contraer matrimonio, para asistir a la canonización del santo español Antonio María Claret. Con ocasión de este viaje fueron recibidos en audiencia por el Papa Pío XII.

Doña Carmen Polo de Franco estaba en posesión, entre otras condecoraciones, de la Gran Cruz de la Orden Militar de Cristo, la Gran Cruz de Isabel la Católica, primera Medalla de la Hispanidad, etc.

Ha recibido 173 puntos

Vótalo:

Desolación por haber perdido a su amado Paco.

11. Desolación por haber perdido a su amado Paco.

La desolación de Doña Carmen durante las honras fúnebres era total. Después dedicó el resto de su vida al recuerdo del hombre con quien soñaba con volver a reunirse.

Ha recibido 150 puntos

Vótalo:

Doña Carmen junto a...

12. Doña Carmen junto a...

De izquierda a derecha: Carmen, Jaime, Merry, Francis, Cristóbal, Arantxa y Mariola.

Ha recibido 142 puntos

Vótalo:

La duquesa de Franco ordena abrir las puertas.

13. La duquesa de Franco ordena abrir las puertas.

El sábado, día de su muerte, Madrid amaneció lluviosamente gris. En domingo, día de su entierro, la mañana llegó envuelta en sol y claridad. Ya desde primeras horas, numeroso público se fue congregando en la confluencia de las calles de Hermano Bécquer y General Oráa, al tiempo que una cola de... Ver mas
El sábado, día de su muerte, Madrid amaneció lluviosamente gris. En domingo, día de su entierro, la mañana llegó envuelta en sol y claridad. Ya desde primeras horas, numeroso público se fue congregando en la confluencia de las calles de Hermano Bécquer y General Oráa, al tiempo que una cola de personas que querían acercarse a la capilla ardiente y dar el pésame subía hasta Serrano, doblando y llegando casi hasta María de Molina.

En un principio se intentó que todo transcurriera de modo familiar y privado, pero ante la insistencia del público, la duquesa de Franco, su hija, ordenó que fueran abiertas las puertas para que el público pudiera visitar la capilla ardiente, como sucedió hasta pasada la medianoche.

La Señora de Meirás, que en la mañana del entierro sería embalsamada, razón por la cual las personas ya no pudieron entrar en la capilla ardiente, al igual que no su pudo celebrar una Misa de “córpore insepulto” en la misma capilla en que ella escuchaba a diario la Santa Misa, estaba envuelta en un blanco sudario.

Ha recibido 141 puntos

Vótalo:

Momento en el féretro de Doña Carmen pasa ante la estatua ecuestre de su esposo.

14. Momento en el féretro de Doña Carmen pasa ante la estatua ecuestre de su esposo.

Momento en el que los restos mortales de Doña Carmen pasan por la plaza de San Juan de la Cruz ante la estatua ecuestre de su esposo, el que fuera Jefe del Estado, Francisco Franco.

Ha recibido 140 puntos

Vótalo:

En la boda de su nieta Mariola.

15. En la boda de su nieta Mariola.

Doña Carmen, del brazo del Rey Don Juan Carlos, el día de la boda de Mariola.

Ha recibido 137 puntos

Vótalo:

Junto a su nieta Carmen Martínez-Bordiú.

16. Junto a su nieta Carmen Martínez-Bordiú.

Doña Carmen y Su Excelencia el Jefe del Estado Francisco Franco con su hija, pocos días después de que la marquesa de Villaverde diera a luz a su primera hija, Carmen Martínez-Bordiú.

Ha recibido 130 puntos

Vótalo:

A bordo del yate Azor.

17. A bordo del yate Azor.

El Azor fue una embarcación de recreo construida para el uso del Jefe del Estado Español Francisco Franco. Su Excelencia ya había tenido un yate menor construido con madera de roble en 1925 en Kiel (Alemania). A sugerencia del entonces capitán de fragata Pedro Nieto Antúnez sobre la conveniencia... Ver mas
El Azor fue una embarcación de recreo construida para el uso del Jefe del Estado Español Francisco Franco. Su Excelencia ya había tenido un yate menor construido con madera de roble en 1925 en Kiel (Alemania). A sugerencia del entonces capitán de fragata Pedro Nieto Antúnez sobre la conveniencia de poseer una embarcación oficial de mayor porte, el barco fue encargado a los Astilleros Bazán y botado en 1949, siendo la madrina su hija María del Carmen Franco y Polo.

Durante 26 años la nave fue usada como yate de recreo por Franco y su familia. En él pudo practicar su afición a la pesca, especialmente la del atún. El barco poseía a popa un pequeño cañón lanzador de arpones con el que Franco capturó incluso un pequeño cachalote en 1958. Asimismo, en la embarcación se celebraron importantes reuniones políticas.

Ha recibido 130 puntos

Vótalo:

Tras su noviazgo... La boda.

18. Tras su noviazgo... La boda.

El padre de Carmen va cediendo, poco a poco, ante la evidencia de que su hija está enamorada de Franco. El noviazgo de ambos pasa por épocas de zozobra, ya que ella ve como él tiene que marcharse a la guerra de África. Fueron meses de sobresaltos y temores. Ella confesaría un día recordando... Ver mas
El padre de Carmen va cediendo, poco a poco, ante la evidencia de que su hija está enamorada de Franco. El noviazgo de ambos pasa por épocas de zozobra, ya que ella ve como él tiene que marcharse a la guerra de África. Fueron meses de sobresaltos y temores. Ella confesaría un día recordando aquella época: “Las primeras lágrimas que derramé en mi vida de mujer fueron por él. No fue demasiado feliz mi noviazgo porque, siendo novios, hubo de separarse de mí para marchar a África a organizar la Legión. Era tremenda la espera de las cartas, que se retrasaban más de lo ordinario; era tremendo estar pendiente de las noticias de los periódicos cuando hablaban de las operaciones de Marruecos”.

Cuando todo estaba preparado para la boda, esta hubo de posponerse: “A los dos días de conocerse en Oviedo la noticia de la muerte del teniente coronel Valenzuela, que estaba al frente de la Legión, Paco volvió a marcharse”, contaría después la señora de Meirás.

Tras el obligado retraso de fecha, llega por fin el día de la boda en la parroquia de San Juan el Real de Oviedo. Doña Carmen diría después, recordando aquel tiempo de relaciones: “Toda mi vida de novia fue una larga espera angustiada. Sabía de los mil y un peligros que Paco corría en África y, a pesar de que en sueños le veía como un ser inmortal, al volver a la realidad todo eran miedos y malos presagios”.

Se casan el 16 de octubre de 1923, siendo padrinos el Rey Alfonso XIII, representado por el general Antonio Olsada, gobernador militar de Asturias, y doña Pilar Martínez-Valdés, tía de la novia. La boda se convierte en un auténtico acontecimiento social, tanto en Asturias como en toda España, dado el prestigio del ya teniente coronel Francisco Franco. Doña Carmen confesaría después a una íntima amiga: “Nunca he vivido un momento tan emotivo como el del día de mi boda”.

[Fotografía del día de su boda. Franco y Carmen Polo, a la salida de la Parroquia de San Juan el Real, de Oviedo, el 16 de octubre de 1923].

Ha recibido 127 puntos

Vótalo:

Nacimiento de Carmen, la única hija.

19. Nacimiento de Carmen, la única hija.

Franco tuvo, tras la boda, un mes de permiso como luna de miel, viajando a Madrid para agradecerle personalmente al Rey Alfonso XIII su padrinazgo. Transcurrido el permiso, hubo de volver a África, dejando a su esposa en Oviedo, con sus familiares. En África, Franco conquista la gloria... Ver mas
Franco tuvo, tras la boda, un mes de permiso como luna de miel, viajando a Madrid para agradecerle personalmente al Rey Alfonso XIII su padrinazgo. Transcurrido el permiso, hubo de volver a África, dejando a su esposa en Oviedo, con sus familiares.

En África, Franco conquista la gloria militar día a día y, a los treinta y tres años de edad, es nombrado general (el general más joven de Europa). Poco después, Franco monta casa en Melilla y es entonces cuando puede llevarse consigo a su mujer, quien, según diría más tarde, viajó asustada, aunque “ya con Paco no tuve miedo”.

Tras volver a la Península, viven la alegría del anuncio de que van a ser padres. El 14 de febrero de 1926 Carmen Polo da a luz una niña en Oviedo, que es bautizada en la parroquia de San Juan el Real, lugar donde se habían casado sus padres.

[Retrato familiar cuando Carmencita, hija del matrimonio, era aún una niña].

Ha recibido 115 puntos

Vótalo:

El féretro entra en la capilla donde tendrá lugar el funeral.

20. El féretro entra en la capilla donde tendrá lugar el funeral.

Ha recibido 114 puntos

Vótalo:

Hasta siempre, abuela.

21. Hasta siempre, abuela.

Francis, Merry, Mariola, María José Toledo (esposa de Cristóbal Martínez-Bordiú) y María Suelves, a la llegada al cementerio de El Pardo.

Ha recibido 102 puntos

Vótalo:

Ante la capilla ardiente de su marido Franco.

22. Ante la capilla ardiente de su marido Franco.

Doña Carmen Polo de Franco acompañada por su hija pasa ante la capilla ardiente de su esposo el Generalísimo Franco.

Ha recibido 100 puntos

Vótalo:

Doña Carmen junto a su hija y su nieta.

23. Doña Carmen junto a su hija y su nieta.

Ha recibido 100 puntos

Vótalo:

Pendiente de sus nietos, su alegría.

24. Pendiente de sus nietos, su alegría.

Los últimos años de su vida los pasó en su piso de la calle Hermanos Bécquer, preparándose para morir. No fueron, sin embargo, años fáciles para doña Carmen estos últimos de su existencia, en los que hubo de vivir los problemas por los que pasaron algunos de sus nietos. Ella supo, sin embargo... Ver mas
Los últimos años de su vida los pasó en su piso de la calle Hermanos Bécquer, preparándose para morir. No fueron, sin embargo, años fáciles para doña Carmen estos últimos de su existencia, en los que hubo de vivir los problemas por los que pasaron algunos de sus nietos. Ella supo, sin embargo, llevarlo todo con profunda resignación, llegando a comentar: “Hay que tener mucha resignación cristiana ante los avatares de la vida”.

En sus últimos años, en que era tan solo una venerable anciana que esperaba lúcidamente la muerte y así poder reunirse con su marido, vivió, al lado de los problemas de las rupturas matrimoniales de dos de sus nietos, la alegría de conocer a la tercera hija de Carmen, Cynthia, a la que adoraba, al igual que al resto de sus bisnietos.

La señora de Meirás vivió hasta el final de sus días cuanto sucedía en torno a la vida de los hijos de su hija Carmen. Ella se volcaba en ellos decididamente. Así, unos días antes de morir, contaba: “A todos mis nietos siempre les regalo el primer coche y, como total gasto poco porque no voy a ningún sitio, pues les echo una mano cuando tienen problemas”.

[Fotografía de Doña Carmen con su nieta mayor, Carmen Rossi, el día que vivió la gran alegría de conocer a su bisnieta Cynthia].

Ha recibido 94 puntos

Vótalo:

En una de sus últimas apariciones públicas.

25. En una de sus últimas apariciones públicas.

Doña Carmen en una de sus últimas salidas, cuando acudió a conocer al último hijo de Mariola.

Ha recibido 94 puntos

Vótalo:

Juventud. Muerte de su madre.

26. Juventud. Muerte de su madre.

Doña Carmen Polo Martínez-Valdés nació en Oviedo el 11 de junio de 1900 en el seno de una familia oriunda de Palencia. Fueron sus padres Felipe Polo y Ramona Martínez-Valdés, naciendo del matrimonio otros tres hijos: Isabel, Zita y Felipe. Al morir muy joven la madre, don Felipe contrató a... Ver mas
Doña Carmen Polo Martínez-Valdés nació en Oviedo el 11 de junio de 1900 en el seno de una familia oriunda de Palencia. Fueron sus padres Felipe Polo y Ramona Martínez-Valdés, naciendo del matrimonio otros tres hijos: Isabel, Zita y Felipe.

Al morir muy joven la madre, don Felipe contrató a una institutriz, ingresando después las hijas en el ovetense colegio de las Ursulinas, para pasar más tarde a las Salesas, hoy convento de clausura. Por este tiempo, doña Carmen se encarga de hacer un poco de madre de sus hermanos, sobre todo de Zita, la pequeña.

[Fotografía de doña Carmen Polo a la edad de diecisiete años, cuando conoció al entonces comandante Francisco Franco Bahamonde].

Ha recibido 91 puntos

Vótalo:

Carmen Rossi, su nieta, destrozada por su muerte.

27. Carmen Rossi, su nieta, destrozada por su muerte.

Carmen Rossi, con claro signo de llanto y pena en su rostro en el entierro de su abuela.

Ha recibido 88 puntos

Vótalo:

La boda de su hija Carmencita.

28. La boda de su hija Carmencita.

La “nenuca”, como Franco gustaba de llamar a su hija, fue creciendo y un día del año 1944 se celebra en El Pardo una gran fiesta de sociedad con motivo de su puesta de largo: tiene dieciocho años y los ojos de muchos jóvenes están puestos en ella. Sin embargo, habrán de pasar cuatro años más... Ver mas
La “nenuca”, como Franco gustaba de llamar a su hija, fue creciendo y un día del año 1944 se celebra en El Pardo una gran fiesta de sociedad con motivo de su puesta de largo: tiene dieciocho años y los ojos de muchos jóvenes están puestos en ella. Sin embargo, habrán de pasar cuatro años más hasta que el amor llegue a su vida en la persona de Cristóbal Martínez-Bordíu, hijo de los condes de Argillo.

El noviazgo se hace oficial y el 16 de diciembre de 1949 se pide la mano de la hija de Franco. La boda tendrá lugar el 10 de abril de 1950, actuando como padrinos Su Excelencia el Jefe del Estado Francisco Franco y la condesa de Argillo.

Ha recibido 85 puntos

Vótalo:

Doña Carmen con Francis Franco.

29. Doña Carmen con Francis Franco.

Doña Carmen con Francis Franco el día de la boda del primer hijo varón de los marqueses de Villaverde.

Ha recibido 84 puntos

Vótalo:

Empeoramiento de su salud.

30. Empeoramiento de su salud.

La salud de Doña Carmen iba día a día deteriorándose y, en los últimos tiempos, debido a la artritis y a la esclerosis vascular, necesitaba ayuda para caminar.

Ha recibido 84 puntos

Vótalo:

Carmen Franco Polo con gesto de dolor.

31. Carmen Franco Polo con gesto de dolor.

La Duquesa de Franco, con gesto de dolor y recogimiento, durante el entierro de su madre.

Ha recibido 83 puntos

Vótalo:

Conoce a Franco en una romería.

32. Conoce a Franco en una romería.

Una de las monjas salesas que estaba como profesora en el colegio diría de Carmen Polo años más tarde: “Era una joven que se distinguía sobre todo por la energía y dulzura. Era una chica muy decidida, siempre estaba dispuesta a tomar parte en todo lo que considerara interesante para ella y para... Ver mas
Una de las monjas salesas que estaba como profesora en el colegio diría de Carmen Polo años más tarde: “Era una joven que se distinguía sobre todo por la energía y dulzura. Era una chica muy decidida, siempre estaba dispuesta a tomar parte en todo lo que considerara interesante para ella y para la propia comunidad”.

Carmen conocería al primer y único hombre de su vida cuando paseaba con unas primas por la calle Uría de Oviedo. Fue aquí donde le vio por primera vez. Iba a cumplir diecisiete años cuando sucedió esto. Más tarde, en vacaciones, tuvo ocasión de conversar con él. Fue en una romería típica asturiana. Años más tarde, ella recordaba el primer encuentro con estas palabras: “Nos presentaron y charlamos brevemente, siempre bajo la mirada de nuestra ama de llaves. Yo creo que me enamoré de él el primer día que le vi. Yo por entonces estaba en las Salesas. Era un colegio en el que había muy pocas niñas. Éramos veintidós y catorce se quedaron después de monjas”.

Franco era comandante en Asturias con solo veinticuatro años. La prensa elogiaba su valor, pero al padre de Carmen no le gustaba que su hija, tan joven, mantuviera relaciones con un militar. “Mi padre se oponía muchísimo a las relaciones”, recordaba ella, poco después de quedar viuda. El padre decía a sus allegados que casar a su hija con Franco era “casarla con un torero, que nunca sabes si va a volver con vida de la plaza”.

Ha recibido 82 puntos

Vótalo:

Pérdida de su bisnieto Fran.

33. Pérdida de su bisnieto Fran.

El dolor que le causó la muerte de su esposo volvió a repetirse y reavivarse al perder la vida su bisnieto Fran.

Ha recibido 79 puntos

Vótalo:

Una vida casi nómada.

34. Una vida casi nómada.

Madrid, Melilla, Zaragoza, Baleares, Canarias... Fueron las ciudades donde hubo de vivir el joven matrimonio, de casa en casa. Doña Carmen, recordando aquellos años, confesaba: “Yo rezaba mucho a Dios para que cada hogar, cada nuevo domicilio me durase mucho”. Tenían una institutriz francesa... Ver mas
Madrid, Melilla, Zaragoza, Baleares, Canarias... Fueron las ciudades donde hubo de vivir el joven matrimonio, de casa en casa. Doña Carmen, recordando aquellos años, confesaba: “Yo rezaba mucho a Dios para que cada hogar, cada nuevo domicilio me durase mucho”.

Tenían una institutriz francesa para Carmencita. Doña Carmen se ocupaba de decorar cada piso al que llegaban. “Cada vez que Paco llegaba, yo le miraba a los ojos, temiendo que, en un momento determinado, como así sucedió muchas veces, me comunicase un nuevo cambio de residencia”.

Ha recibido 78 puntos

Vótalo:

S.M. El Rey da el pésame a la Duquesa de Franco.

35. S.M. El Rey da el pésame a la Duquesa de Franco.

Ha recibido 78 puntos

Vótalo:

Los Reyes dan el pésame a la familia.

36. Los Reyes dan el pésame a la familia.

Finalizado el funeral, Su Majestad la Reina da su condolencia a Francis Franco y demás nietos de Doña Carmen, tras haber hecho lo mismo Su Majestad el Rey.

Ha recibido 77 puntos

Vótalo:

Duque de Cádiz y su hijo Luis Alfonso en el entierro.

37. Duque de Cádiz y su hijo Luis Alfonso en el entierro.

Ha recibido 76 puntos

Vótalo:

Llevan el féretro a hombros (II).

38. Llevan el féretro a hombros (II).

El féretro, a hombros del Marqués de Villaverde, Francis Franco, y otros familiares.

Ha recibido 75 puntos

Vótalo:

Carmencita, llena de dolor.

39. Carmencita, llena de dolor.

Ha recibido 75 puntos

Vótalo:

Llevan el féretro a hombros.

40. Llevan el féretro a hombros.

Rafael Ardid, esposo de Mariola, y Jaime Martínez-Bordiú llevan a hombros el ataúd con los restos mortales de Doña Carmen.

Ha recibido 74 puntos

Vótalo:

Los Marqueses de Villaverde y sus hijos.

41. Los Marqueses de Villaverde y sus hijos.

Los Marqueses de Villaverde y sus hijos Francis y Jaime con la mirada perdida en el recuerdo de Doña Carmen, en el momento en que el fébrero es introducido en la fosa.

Ha recibido 74 puntos

Vótalo:

Momento del sepelio en el cementerio de El Pardo.

42. Momento del sepelio en el cementerio de El Pardo.

Ha recibido 72 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil