Versión impresa

Astérix el Galo( Homenaje a René Goscinny y Albert Uderzo )

Astérix el Galo( Homenaje a René Goscinny y Albert Uderzo )

  • Lista creada por un antiguo usuario
  • Publicada el 03.10.2010 a las 17:35h.
  • Clasificada en la categoría Cultura.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

La lista no tiene tags.

Avatar de antiguo usuario

Perfil de antiguo usuario

  • Los datos del usuario no están disponibles.

Acciones de la lista

Astérix el Galo (en francés, Astérix le Gaulois) es una serie de historietas cómicas creada por René Goscinny (guión) y Albert Uderzo (dibujo), aparecida por primera vez el 29 de octubre de 1959 en Bobigny (Sena-San Denis), Francia.

Traducida a multitud de idiomas (incluyendo latín y griego antiguo), está disponible en otros muchos países, lo que la convierte probablemente en la historieta francesa más popular del mundo y en la más popular del ámbito francófono, junto a la belga Tintín.

Un elemento clave para el éxito de las series es el hecho de que contiene elementos cómicos para lectores de distintas edades: a los niños suelen gustarles las peleas y otros gags visuales, mientras que los adultos suelen apreciar las alusiones a la cultura clásica, las figuras contemporáneas y los juegos de palabras.
Me encantan sus comics

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

Ideafix

1. Ideafix

Ideafix es el perro de Obélix, amigo de Astérix. Se trata del único personaje principal que es un animal. Su primera aparición tiene lugar en el cómic La vuelta a la Galia (1965). En francés este perro se llama Idéfix, que suena igual que idée fixe que significa idea fija. En la... Ver mas
Ideafix es el perro de Obélix, amigo de Astérix.
Se trata del único personaje principal que es un animal. Su primera aparición tiene lugar en el cómic La vuelta a la Galia (1965).

En francés este perro se llama Idéfix, que suena igual que idée fixe que significa idea fija.
En la traducción británica de los libros se le llama Dogmatix, nombre que mantiene el concepto de idea fija (dogma) y que también incluye el concepto de perro (dog en inglés).

Ideafix es un perro pequeño que a pesar de su tamaño tiene bastante apetito, como se demuestra en el libro Astérix en Córcega, donde los perros corsos indican al verlo comer "Mira, no abulta más que una castaña, pero come como si su siesta dependiera de ello".

Ideafix está muy apegado a Obélix, sin embargo suelta el llanto ante cualquier árbol talado o derribado, convirtiéndose así en el primer perro ecologista de la historia.
Es por esta razón que Obélix ha dejado de tirar árboles sobre los romanos

Ha recibido 482 puntos

Vótalo:

Obélix

2. Obélix

Va casi siempre acompañado por su amigo Astérix. Tiene un pequeño perro llamado Ideafix. Obélix posee una fuerza sobrehumana porque de pequeño cayó en la marmita en que Panorámix preparaba la poción mágica que sirve a los de su aldea para mantener a raya a los romanos. Aunque los efectos... Ver mas
Va casi siempre acompañado por su amigo Astérix.
Tiene un pequeño perro llamado Ideafix.

Obélix posee una fuerza sobrehumana porque de pequeño cayó en la marmita en que Panorámix preparaba la poción mágica que sirve a los de su aldea para mantener a raya a los romanos.
Aunque los efectos de la poción son temporales en aquellas personas que la beben, en el caso de Obélix la sobredosis a corta edad los hizo permanentes.
Él no puede volver a beber de esa poción ya que los efectos secundarios serian terribles.
En su viaje a Egipto para ayudar a Cleopatra, fue posible ver que con apenas mojarse los labios con ella su fuerza aumentó al grado de poder perforar las gruesas paredes de las pirámides.
En el cómic llamado El mal trago de Obélix (en francés "Le mauvais coup d'Obelix") él toma la marmita entera de poción mágica y se convierte en piedra y, posteriormente, en niño.

Su trabajo, gracias a su extraordinaria fuerza, es el de tallador y repartidor de menhires, por lo que es común verlo pasear por la aldea cargando uno en su espalda sin ningún esfuerzo.

Su frase más famosa es "Están locos estos romanos" (en francés "Ils sont fous ces romains").

En 1999 Obélix fue representado en el cine por el actor francés Gérard Depardieu en el filme Astérix y Obélix contra el César, papel que repetiría en 2005 en la película "Astérix y Obélix: Misión Cleopatra".

Corpulencia de Obélix:
La corpulencia fuerte de Obélix es objeto de negativas por su parte; declara que es "exactamente un poco rellenito" o que él "no es flacucho, he aquí todo" [1], o bien, "bajo de pecho".
Esta negativa es un muelle humorístico recurrente en los álbumes de la serie, Obélix que no deja de ponerse nervioso o de hacer ascos (poner mala cara,enfurruñar) cada vez que se le trata de gordo
Caracter:
Obélix es bondadoso y bonachón , pero socialmente inepto - posiblemente porque su fuerza significa que otros han tenido que adaptarse a él en lugar de viceversa. Él todavía no es completamente consciente de su propia fuerza y casi siempre se rompe una puerta que toca suavemente.
Frecuentemente él hace como de ariete humano para la apertura de puertas cerradas o para romper paredes.
Del mismo modo, no tiene conocimiento de que otros no comparten su fuerza sobrehumana, y demuestra una gran sorpresa cuando otros son aplastados por lo que él llama "un pequeño golpe de Menhir", o cuando Astérix trata de explicarle que Idefix no puede levantar un menhir. También tiene poco interés en temas de educación formal o de actividades intelectuales, ya que la gran fuerza por lo general resuelve sus problemas, y deja en general todas las decisiones a Astérix.
Casi siempre trata de que le den un poco de poción, colandose en la fila de la ración, pero sin resultado alguno.

Sus pasiones en la vida son el buen comer y las luchas, especialmente contra los romanos.
Obélix es soltero como Astérix, y siente una gran atracción por Falbala.
Sin embargo, en la historia inédita Obelisc'h, un descendiente de Obélix muestra un antiguo manuscrito donde se ve el árbol genealógico de Obélix donde se le muestra como el fundador de una larga dinastía de grandes guerreros, lo que hace pensar que en algún punto Obélix se casó y tuvo hijos

Ha recibido 431 puntos

Vótalo:

Astérix

3. Astérix

Es el protagonista de las aventuras. Va casi siempre acompañado por su amigo Obélix. Su nombre se pronuncia "asteríks" y proviene del francés astérisque, que significa asterisco. El recurso de la pareja que resalta los contrastes está usado de forma magnífica en Asterix el Galo y la pareja... Ver mas
Es el protagonista de las aventuras.
Va casi siempre acompañado por su amigo Obélix. Su nombre se pronuncia "asteríks" y proviene del francés astérisque, que significa asterisco.

El recurso de la pareja que resalta los contrastes está usado de forma magnífica en Asterix el Galo y la pareja de Asterix y Obélix representan como otras en la literatura (Don Quijote y Sancho Panza, 'El gordo y el flaco'...) diferentes puntos de vista de la acción a la que dan vida y permiten continuidad a través de sus diálogos.

En contraposición a Obelix, Asterix es bajo, serio, inteligente, habilidoso, astuto y solo adquiere una fuerza inconmensurable al beber la poción mágica que prepara el druida Panoramix, a diferencia de Obelix que posee esa fuerza de forma permanente por haber caído de niño en la marmita de la poción.

El personaje muestra su ternura e incluso su amor o atracción sexual de una forma idílica: aprecia a los niños y las doncellas y se enamora solo platónicamente, llegando a experimentar gran rubor ante muestras de afecto o atención tan simples como un beso en la mejilla o en la frente.

La violencia se expresa siempre en su variante cómica tradicional donde a pesar de los inmensos porrazos y grandes vuelos que efectúan los personajes por los golpes que les propinan los protagonistas nunca hay muertos, aunque se muestran explícitamente hematomas, ojos morados y otras contusiones y consecuencias de la lucha.

Asterix representa la victoria de David contra Goliat desde la primera página de sus libros donde siempre se recuerda que su aldea es la única de la Galia que resiste al invasor.

A pesar de su inexactitud histórica, el argumento halaga, sin duda, los sentimientos patrióticos de los franceses.

La estructura de los libros se desarrolla a partir de un problema o dificultad que se le plantea a la tribu y que deberá ser resuelto mediante una misión a desarrollar por los protagonistas que les llevará frecuentemente a tierras lejanas y que resolverán en parte a través de la astucia de Asterix pero también mediante la fuerza de Obélix y el recurso a la poción mágica.
El inevitable final es el festín a base de jabalíes, alrededor de la hoguera bajo el árbol de la tribu al lado del cual quedará atado para evitar sus horribles odas Asurancetúrix, el bardo de la tribu.

En definitiva Asterix representa un héroe clásico: Inteligente, audaz, astuto, valeroso, humano, gran amigo y vecino, leal con su jefe, honrado y paciente siempre disponible para deshacer enredos, realizar viajes épicos, ayudar a las damas o servir a su gente

Ha recibido 427 puntos

Vótalo:

Panoramix

4. Panoramix

Él es el druida de la aldea y el único capaz de producir la "poción mágica", cuya fórmula se transmite solamente "de boca de druida a oído de druida", con la que los aldeanos obtienen una fuerza sobrenatural. Es alto, de complexión delgada, lleva una larga barba blanca, va vestido de blanco... Ver mas
Él es el druida de la aldea y el único capaz de producir la "poción mágica", cuya fórmula se transmite solamente "de boca de druida a oído de druida", con la que los aldeanos obtienen una fuerza sobrenatural.
Es alto, de complexión delgada, lleva una larga barba blanca, va vestido de blanco con una capa roja y normalmente se le ve portando una hoz de oro.
Aunque nunca se ha establecido su edad, en la historia del nacimiento de Astérix (donde todos los miembros de la aldea aparecen como niños pequeños, salvo los más ancianos) él aparece sin cambios.
En El combate de los jefes el druida Amnésix (que aparenta ser bastante mayor) se refiere a Panoramix como el mayor y maestro.

Aunque es conocido por su poción que da una fuerza sobrehumana, él tiene a su disposición muchas otras pociones mágicas y medicinales y hace el papel de doctor y ocasionalmente de maestro de la aldea. Asterix (y muchos otros habitantes de la aldea) le consulta en cuanto sucede algo extraño.
Por lo general él no entra en combate, al contrario que el resto de habitantes de la aldea, que siempre están dispuestos a disfrutar de una buena pelea (incluso entre ellos mismos).
Sin embargo, en algunas ocasiones participa activamente en los combates, como en el libro La gran zanja, en donde en compañía de Asterix, Obélix, Ideafix y otros galos vencen un campamento romano ubicado en un área diferente a Armórica.

Dado que es el único individuo capaz de producir la "poción mágica", que necesitan los habitantes de la aldea para conseguir su fuerza, Panoramix es el foco de muchas historias, y la conciencia de la aldea.
En algunas ocasiones, él se ha negado a hacer la poción cuando los habitantes se volvían demasiado egoístas.
Ocasionalmente, fuerzas hostiles lo han tomado prisionero, para tener acceso a la poción; solo para ser liberado de nuevo gracias a Asterix y Obelix.
La búsqueda de ingredientes para sus pociones ha enviado de viaje a Asterix en varias aventuras.
Básicamente la poción se compone de muérdago cortado con hoz de oro, raíces, flores, hierbas, algunas especias, incluso lleva langosta, la cual no es imprescindible, pero le da buen gusto, uno de los últimos y más raros ingredientes que se conoce es el aceite de roca (petróleo), pero al no disponer de él, experimentó y encontró que el jugo de remolacha servía lo mismo y mejoraba el sabor.
Panoramix incluso puede darle varios sabores diferentes.

Ha recibido 345 puntos

Vótalo:

Falbalá

5. Falbalá

Es el amor platónico de Obélix.
De niña se marchó a estudiar a Condate y a su regreso era una gala bellísima convertida en toda una mujer, rubia y esbelta

Ha recibido 316 puntos

Vótalo:

Cleopatra

6. Cleopatra

Cleopatra Filopator Nea Thea, Cleopatra VII (en griego: Κλεοπάτρα Φιλοπάτωρ), fue la última reina del Antiguo Egipto de la dinastía Ptolemaica, también llamada dinastía Lágida. Dicha dinastía fue creada por Ptolomeo I Sóter, general de Alejandro Magno, y fue también la última del llamado... Ver mas
Cleopatra Filopator Nea Thea, Cleopatra VII (en griego: Κλεοπάτρα Φιλοπάτωρ), fue la última reina del Antiguo Egipto de la dinastía Ptolemaica, también llamada dinastía Lágida.
Dicha dinastía fue creada por Ptolomeo I Sóter, general de Alejandro Magno, y fue también la última del llamado Periodo helenístico de Egipto.
Cleopatra nació hacia el año 69 a. C. y murió en el año 30 a. C.
Era hija de Cleopatra V Trifena y de Ptolomeo XII Auletes, de quien heredó el trono en el año 51 a. C., en torno a la edad de 18 años, junto con su hermano Ptolomeo XIII, que contaba con tan sólo doce años, y que sería además su esposo (hecho frecuente en los matrimonios regios ptolemaicos.
El padre de Cleopatra, Ptolomeo XII, conocido como "Auletes", era un soberano nada querido por su pueblo por la despreocupación que mostraba ante los graves problemas que asolaban a Egipto, por su manifiesta corrupción, y por ser más amante de las fiestas que de las cuestiones de estado.
Conseguía mantenerse en el trono gracias a la ayuda romana que recibía merced a sus continuos sobornos y promesas de tributos diversos.
Roma estaba encantada de "ayudar" a Ptolomeo XII porque Egipto era para el Imperio una presa muy tentadora, y hacía tiempo que tenía los ojos puestos en el oro de ese país.
En cada conflicto, Roma se prestaba gustosa como árbitro. En el año 58 a. C. en ocasión de un levantamiento popular provocado por otro de sus despropósitos,[cita requerida] Ptolomeo se desplazó a Roma exiliado por su hija Berenice, en busca de ayuda militar para sofocarlo.
Quedaron como regentes del país su esposa Cleopatra y su hija mayor Berenice IV, quienes gobernaron durante un año hasta que Cleopatra murió.
Los alejandrinos colocaron en el trono como única reina a Berenice IV y enviaron una delegación a Roma para que ésta arbitrase en el conflicto que enfrentaba a padre e hija.
Ptolomeo XII consiguió el apoyo de Roma luego de haber pagado a Pompeyo una gran suma de dinero y prometerle que durante años le pagaría tributos.
Consiguió derrotar al ejército de Archelaus, segundo marido de Berenice IV, y fue devuelto al trono.
Uno de sus primeros actos fue mandar ejecutar a su hija Berenice, era el año 55 a. C.
Ptolomeo XII Auletes reinó desde ese día hasta su muerte en el año 51 a. C; dejándole el trono a su hija Cleopatra VII Filópator y a su hijo Ptolomeo XIII Dioniso II (51-47 a. C.), que contaba aproximadamente con doce años, con quien ella tuvo que casarse por testamento de su padre.
Ptolomeo XII dejó como tutor de ambos al regente de Roma, que en ese momento era Pompeyo, quien debía hacer cumplir el testamento y casar a los hermanos.
Claro que esta unión era puramente legal ya que según se dice Cleopatra, extremadamente inteligente y ambiciosa, dejaba fuera de todas las decisiones a su hermano.
Cleopatra tenía varios hermanos:
Berenice IV, de la que ya se ha hablado, y Cleopatra VI como hermanas mayores -ésta última desapareció no se sabe cómo durante el reinado de su hermana Berenice-, una hermana menor llamada Arsínoe IV y dos hermanos menores llamados Ptolomeo XIII y Ptolomeo XIV, con los que se casó sucesivamente, según la ley de los Lágidas, a cuya dinastía pertenecían, y que permitía el matrimonio entre hermanos.
La educación de todos ellos fue puramente griega, según costumbre ptolemaica.
Cleopatra fue el primer miembro de esta dinastía que aprendió a hablar el idioma egipcio; pero no sólo conocía este idioma sino también el griego, hebreo, sirio y arameo y quizás también el latín.
Fue instruida así mismo en los campos de la literatura, música, ciencias políticas, matemáticas, astronomía y medicina.
Además tenía fama de poseer modales dulces y refinados y una sugerente voz, cosas que hacían de ella una mujer muy seductora según Plutarco.
Entre el 50 y el 49 a. C. los campesinos sufrieron graves hambrunas, se rebelaban y se unían a bandas de forajidos que causaban grandes males; la moneda egipcia se debilitaba y la lenta burocracia entorpecía la recuperación: el país dependía cada vez más de Roma.
Además, en su propio entorno familiar tampoco iban bien las cosas.
Su hermana menor Arsinoe, en desacuerdo con su política de ayuda a los romanos en señal de buena voluntad, aspiraba al trono y pronto surgieron las desavenencias también con su hermano-esposo.
Ptolomeo XIII, muy joven y manipulable, era prácticamente manejado por tres consejeros muy hostiles a ella: el eunuco llamado Potino, el general Aquilas y el retórico Teodoto.
Por consejo de ellos en 48 a. C. expulsó a su hermana del trono derrocándola con un comando dirigido por sus consejeros Pothinus y Achillas.
Y la obligó al exilio eligiendo ella Siria.
Desde esta región Cleopatra pretendió recuperar el poder, reuniendo un buen ejército para este fin, aunque no lo logró
Roma también estaba en guerra civil y ese mismo año Pompeyo huyó a Egipto buscando refugio -donde creyó sería bien recibido por el faraón Ptolomeo XIII- tras su derrota en Farsalia a manos de Julio César, a quien se había enfrentado en un intento de quitarle el poder.
A su llegada el faraón ordenó asesinarle, por consejo de Potino, pensando obtener así un consiguiente apoyo de César que le permitiera vencer al bando de Cleopatra.
Sin embargo, al general romano, que arribó a Alejandría unos días más tarde en persecución de su rival, no le agradó la decisión, pues su intención era capturarle con vida o quizás incluso perdonarle.
Y lloró ante la cabeza cortada de su amigo y rival, que se le presentaba.
Fue un mal comienzo para las relaciones de César y el soberano egipcio.
Aun así, César quería solucionar, en calidad de testamentario de Ptolomeo XII Aulettes, el conflicto que enfrentaba a los dos hermanos y esposos Cleopatra VII y Ptolomeo XIII y convocó a las dos partes.
Ptolomeo, aconsejado de nuevo por el eunuco Potino, regresó inmediatamente a Alejandría.
Cleopatra envió antes varios emisarios para asegurarse de las intenciones de César.
Al final aceptó ir a Alejandría, pero lo hizo en secreto y de noche pues desconfiaba de los espías de su hermano.
Cleopatra consiguió acceder (burlando el control de los partidarios de su hermano) hasta el palacio real en el que se aposentaba César para persuadirle de que tomara partido por ella.
Pasaron la noche juntos, (pensando quizás Cleopatra que, si enamoraba a César, ya no tendría que temer una invasión por parte de los romanos, hecho supuesto pero no demostrado).
El general hizo acudir a Ptolomeo a sus aposentos pero éste comprendiendo la situación, rechazó la propuesta de reconciliación.
Decidió huir y corrió la voz de que había sido traicionado en un intento de levantar a los alejandrinos contra la pareja.
Pero pronto fue capturado por los soldados romanos.
Para evitar el motín que se avecinaba, César leyó ante el pueblo el testamento de Ptolomeo XII Auletes, del que se presentó como albacea e hizo promesas más o menos convenientes a cada uno.
Finalmente se celebró el acuerdo entre los tres con un gran banquete quedando el mapa político como sigue:
César da a Ptolomeo XIII la isla de Creta y a Ptolomeo XIV y Arsinoe IV Chipre. Arsinoe considera que ella debería reinar Egipto y se une a la causa de su hermano.
Entonces, César se instaló en Alejandría, donde llevaba una vida tranquila y culturalmente activa, además de obtener la alianza de la reina Cleopatra.
Ésta recuperó el trono, protegida por su aliado romano y Ptolomeo XIII residía cerca de ellos aunque más como rehén que como soberano.
Sin embargo, no se estuvo quieto.
Junto a su hermana Arsinoe y su consejero Potino, llevó a cabo una guerra de intrigas que acabaron por provocar la animosidad de los alejandrinos hacia los dos amantes.
El pueblo ya podía aceptar un ataque a los soldados romanos aprovechando además su aislamiento y así lo ordenó Ptolomeo a Aquilas quien, desde Pelusio, marchó sobre Alejandría al frente de 20.000 soldados y 2.000 jinetes y rodearon la ciudad.
Es entonces cuando la guerra entre Cleopatra y Ptolomeo se transformó en la guerra de Arsinoe IV y Ptolomeo XIII contra el César.
César y Cleopatra VII resistieron el asedio al palacio real de Alejandría, donde retenían a Ptolomeo XIII, hasta que la llegada de refuerzos les permitió contratacar y lograr la victoria final.
En uno de los combates, el ejército de Aquilas intentó apoderarse del Gran Puerto de la ciudad, donde estaban anclados 72 navíos de guerra egipcios y 50 trirremes romanos. Para evitar que cayeran en sus manos, César prefirió quemar dichas naves provocando un gran incendio que alcanzó la ciudad y el resultado final fue la pérdida de muchos e importantes edificios, entre otros el famoso Museo con su Biblioteca, que quedó completamente destruida.
La guerra duró largos meses.
El eunuco Potino fue tomado como rehén y más adelante ejecutado por haber intentado, en su cautiverio, envenenar a César.
Arsinoe logró huir de palacio y llegar al campamento de Aquilas, con su padre putativo, el eunuco Ganímedes, que se puso al frente del ejército después de ejecutar a su aliado Aquilas, y fue proclamada reina de Egipto por los soldados.
Después que los alejandrinos ganaran una de las batallas, que no la guerra, éstos exigieron a César la libertad de Ptolomeo a lo que gustosamente cedió convencido de que la juventud e inexperiencia militar del soberano más bien perjudicaría a sus enemigos como así fue.
Por que Ganímedes fue destituido y su puesto ocupado por el rey.
Gracias a la llegada de los refuerzos y a la incompetencia de Ptolomeo, César puso en fuga a los egipcios empujándolos Nilo arriba donde centenares de ellos murieron ahogados.
Ptolomeo XIII estaba entre los muertos, en el fango: trató de huir en una barcaza demasiado cargada que terminó zozobrando.
La coraza de oro que llevaba, por la que fue reconocido, fue la prueba que blandió César ante el pueblo que lloraba vestido de luto.
Cleopatra recuperó su trono una vez más (47).
Pero tenía que haber un rey y, para poder seguir gobernando, se casó con otro de sus hermanos, Ptolomeo XIV Filópator II.
Pero el nuevo faraón sólo tenía 10 años, y Cleopatra se encontró de nuevo con las riendas del poder en sus manos.
Arsinoe, prisionera, fue enviada a Roma donde desfiló cargada de cadenas en el festejo de las últimas victorias militares de Julio César.
Julio César y Cleopatra pasaron juntos varios meses en Egipto y fruto de su relación nacería, el 23 de junio de 47 a. C., Ptolomeo XV, más conocido como Cesarión, el apodo que le dieron los alejandrinos.
Luego él partió a combatir (y derrotar) a Farnaces del Ponto (47) y a doblegar con éxito la resistencia de los optimates en Tapso (febrero de 46) y Munda (marzo de 45), al tiempo que efectuaba en Roma diversas reformas políticas que le atañían tanto a él personalmente como al Imperio en general. Además de la instauración de una monarquía romana, entre los objetivos finales de César probablemente se encontrara el de agrupar, mediante su matrimonio con Cleopatra, a los Estados romano y egipcio, dando así como resultado la unidad política de todo el mundo mediterráneo.
La influencia egipcia durante estos años de Julio César en Roma también se reflejó en la administración, la sociedad, la cultura e incluso la religión.
Cabe citar, por ejemplo, la recaudación directa de los impuestos por el Estado (que evitaba los anteriores abusos de los publicanos); el inicio de la administración racional (y no la mera explotación) de las provincias; la adopción, con pequeñas correcciones, del calendario de Canopo (llamado desde entonces Juliano); y la introducción del culto a Isis.
La propia Cleopatra estuvo dos veces (46 y 45-44 a. C.) en Roma junto a Cesarión y viviendo como concubina en la villa de César. Nunca fue aceptada por el pueblo romano que la miraban con desconfianza.
Además, César desafió a la opinión pública y rindió homenaje oficial a la reina egipcia.
Durante la segunda estancia Julio César fue víctima del asesinato (15 de marzo del 44) proyectado y ejecutado por un grupo de familias senatoriales republicanas que trataban de frustrar sus planes políticos.
Cleopatra, que acababa de perder a su poderoso aliado no podía hacer otra cosa que abandonar la capital italiana y regresó con su hijo a Egipto.
A partir del año 43 a. C., tras su regreso a Egipto, Cleopatra, temiendo que su hermano-esposo Ptolomeo XIV, que ya contaba con 15 años de edad, quisiera tener más poder del que a ella le convenía, lo envenena y establece a Cesarión como su corregente a la edad de 4 años.
El estado en que encontró a su reino fue muy desalentador.
Sufría plagas y hambre.
Los canales del Nilo habían sido descuidados durante sus dos años de ausencia y esto hizo que las cosechas fueran malas y las inundaciones no fueran bien aprovechadas.
Marco Antonio era un general y político romano, amigo de Julio César, que había sido comandante jefe en su ejército.
A raíz del asesinato de éste, persiguió a los culpables, Marco Bruto y Cayo Casio y además supo enfrentar al pueblo romano contra ellos y ganarse el apoyo y la inclinación de las gentes hacia él.
Al surgir otros dos rivales, el 23 de noviembre de 43 a. C., la Lex Titia oficializaba el pacto entre los tres por un período de cinco años: acababa de crearse el Segundo Triunvirato, que reunía a Antonio, Octavio (heredero político designado por Julio César) y Lépido, antiguo jefe de la caballería de César que se pasó al lado de Antonio. Se desencadenó de esta manera una guerra civil entre los partidarios del triunvirato y los seguidores republicanos.
Marco Antonio llamó en su ayuda a la reina Cleopatra, para que acudiera con sus naves a Tarso en la actual Turquía, pero la reina no quería que Egipto entrara en una guerra civil de los romanos y tampoco se fiaba de él.
Finalmente cedió a la reunión con la condición de que ésta se desarrollara en su propio barco, considerado donde fuere que estuviese anclado como suelo egipcio. Se encontraron en Tarso en el (41 a. C.).
Aunque Egipto estaba al borde del colapso económico, Cleopatra navegó con los remos de plata, las velas púrpuras y todo el lujo al que estaba habituada, hasta se vistió como Afrodita, la diosa del amor.
El encuentro duró cuatro días.
El resultado de este viaje fue que ambos personajes se enamoraron, que Cleopatra convino en prestarle la ayuda económica que le pedía a cambio de que Antonio ejecutase a su hermana Arsinoe IV a quien consideraba una continua amenaza, como así se hizo, y que Marco Antonio decidió quedarse en Egipto al lado de Cleopatra.
La pareja pasó junta en Egipto el invierno de 41-40 a. C. disfrutando de los máximos lujos y fiestas continuas.
Pero los asuntos de Roma llamaban al general y en el año 40 a. C. tuvo que regresar a la capital del Imperio.
Allí cumplió con la promesa de casarse con Octavia, hermana de Cayo Julio César Octavio Augusto, el futuro primer emperador de Roma y sobrino nieto de Julio César.
Octavio (que así se le llamaba entonces) era gran amigo de Marco Antonio, aunque con el tiempo y los acontecimientos, esta amistad se vio truncada.
Tras la marcha de Marco Antonio a Roma, Cleopatra dio a luz dos niños gemelos, Cleopatra Selene II y Alejandro Helios.
No volvieron a encontrarse hasta cuatro años después.
Él regresó a Egipto en otoño del 37, durante el curso de una campaña contra los partos, y contrajo matrimonio con Cleopatra (sin repudiar a Octavia).
Marco Antonio cedió a su esposa Chipre, Fenicia y Creta, y Egipto volvió a tener una extensión similar a la de los tiempos de los primeros Ptolomeos.
Tuvieron otro hijo (Ptolomeo Filadelfo), llevaron juntos una vida de lujo y derroche, y nombraron a sus vástagos herederos de varios Estados satélites como Armenia y Cirene (34 a. C.).
La relación entre Octavio y Marco Antonio había ido empeorando progresivamente y a partir del año 37 el primero ya consideraba al segundo un enemigo contra el que empleó la propaganda ante el pueblo y el Senado de Roma, presentándole como un títere en manos de la reina de Egipto y en detrimento de los intereses de Roma.
Frente a esta imagen negativa de un Marco Antonio indolente, dado a los placeres mundanos en la porción más rica del Imperio y sometido a la voluntad y caprichos de una soberana extranjera, Octavio contraponía la suya: el gobernante sacrificado y trabajador que trataba de superar las circunstancias adversas con esfuerzo y determinación.
Virtudes éstas muy apreciadas por el pueblo romano y que él supo difundir hábilmente para crear un estado de opinión favorable a sus propósitos, al tiempo que aumentaba el odio a Cleopatra y la indignación por el comportamiento de Antonio.
Al terminar la vigencia del triunvirato que en el 38 a. C. habían renovado por cinco años más, esto es hasta el 33, los dos rivales se lanzaron acusaciones mutuas en el Senado. Marco Antonio repudió a Octavia.
Octavio violó y expuso el testamento secreto que aquel había depositado en el templo de las vestales, corroborando así sus argumentos.
Se supo por el mencionado documento que además de haber otorgado posesiones romanas a la reina egipcia, Antonio pretendía trasladar la capital de Roma a Alejandría y fundar allá una nueva dinastía.
A ello se añadieron después multitud de graves acusaciones (desde el punto de vista romano) hacia Cleopatra de diversa índole (brujería, incesto, lujuria, adoración de ídolos animales, etc.).
Todo esto, pero en especial lo primero, acabó propiciando la definitiva hostilidad de la opinión pública hacia Marco Antonio y su esposa.
Y más importante aún, su destitución como triunviro y la declaración de guerra a Egipto (32) por parte del Senado.
El ejército de Marco Antonio (tanto terrestre como marítimo), aunque menos disciplinado y entrenado que el de Octavio, era más numeroso.
Sin embargo, en la decisiva batalla naval de Actio (2 de septiembre del 31), los más maniobrables barcos del general Agripa consiguieron situarse frente a la flotilla de Cleopatra.
Ésta huyó entonces presa del pánico, y al darse cuenta Antonio fue detrás de ella abandonando a sus hombres, que al final perdieron la batalla.
Esto decantaba la victoria final hacia el bando de Octavio, quien el 30 de julio del año 30 entraba con facilidad en Alejandría.
A continuación, Marco Antonio, engañado por un falso informe sobre la muerte de Cleopatra, se suicidó dejándose caer sobre su propia espada.
Los planes de Octavio eran tomar a la reina como prisionera y exhibirla en Roma durante la tradicional ceremonia conocida como Triunfo, simbolizando con ello la superioridad y la victoria sobre la humillada enemiga a la que el pueblo de Roma tanto odiaba.
Esto aumentaría más si cabe su respaldo popular e impulsaría decisivamente sus aspiraciones políticas.
Cleopatra se percató del final que le esperaba tras entrevistarse con Octavio, un hombre frío y calculador que a diferencia de César y Antonio no podría seducir o sugestionar de ningún modo.
Viendo pues su futuro como esclava, tal vez en el reino del que había sido soberana (convertido ahora en la provincia romana de Egipto), Cleopatra eligió morir y tomó la decisión de suicidarse.
Según la versión más extendida, pidió a sus criadas Iras y Charmion que le trajeran una cesta con frutas y que metieran dentro una cobra egipcia (el famoso áspid), responsable de su muerte, a finales de agosto del año 30 a. C.
Otras versiones relatan que se quitó la vida al conocer el suicidio de su esposo.
Antes de fallecer escribió una misiva a Octavio en la que le comunicaba su deseo de ser enterrada junto a Marco Antonio, y así se hizo.
Se desconoce el lugar de su sepultura.
Zahi Hawass la ubica en Tabusiris Magna, a 30 Km de Alejandría, aunque las excavaciones realizadas en junio de 2008 descartaron esta hipótesis.
Después de la batalla de Accio y temiendo lo peor, Cleopatra mandó a su hijo Cesarión lejos de Egipto hacia el sur, con una pequeña fortuna para poder defenderse de sus posibles enemigos, pero fue traicionado por su profesor particular, Rhodon, que le convenció de que si regresaba a Alejandría, Octavio le respetaría la vida pero fue asesinado por orden de este último.
Después de la muerte de Cleopatra, sus otros hijos fueron llevados a Roma y criados por la esposa de Octavio.
Cleopatra Selene se casó con el rey Juba II de Mauritania y tuvieron un hijo al que llamaron Ptolomeo y que heredó el reino de su padre en el año 23 a. C., hasta que el emperador Calígula le mandó matar cuarenta años más tarde.
De Alejandro Helios y Ptolomeo Filadelfo no se sabe bien su paradero, aunque se cree que se fueron a vivir a Mauritania junto con su hermana

Ha recibido 295 puntos

Vótalo:

Asurancetúrix

7. Asurancetúrix

Asurancetúrix es el bardo de la aldea Características: - Toca una lira y es famoso por cantar muy mal. - En los últimos libros de la serie, escritos e ilustrados por Albert Uderzo tras la muerte de su colaborador, el guionista René Goscinny, el espantoso canto del bardo es capaz de provocar... Ver mas
Asurancetúrix es el bardo de la aldea
Características:
- Toca una lira y es famoso por cantar muy mal.
- En los últimos libros de la serie, escritos e ilustrados por Albert Uderzo tras la muerte de su colaborador, el guionista René Goscinny, el espantoso canto del bardo es capaz de provocar tormentas.
Es ésta peculiar "habilidad" la que lo convierte en personaje principal de Astérix en la India
- En casi todas las historietas, al final, durante la fiesta que da el pueblo porque todo acaba bien, aparece atado y amordazado a un árbol, para evitar que cante
- Su cabaña se caracteriza por ser la única del pueblo que está situada en la copa de un árbol
- Esautomatix, el herrero del pueblo, siempre lo acecha, esperando que intente cantar, para golpearlo
Nombre:
Su nombre en la edición original francesa es Assurancetourix, que suena igual que assurance tout risque o assurance tous risques (seguro contra todo riesgo).
En algunos libros de la edición española es llamado Asegurancetúrix, tal vez en un intento de transmitir el significado del nombre en el idioma original.
Asímismo, en las ediciones españolas de "Obélix y Compañía" y de "Las doce pruebas de Astérix", su nombre fue traducido como "Seguroatodorriesguix

Ha recibido 284 puntos

Vótalo:

Edadepiédrix

8. Edadepiédrix

Edadepiédrix, el más viejo de la aldea. Tiene 93 años y a pesar de esta edad muestra una envidiable vitalidad y participa activamente de todos los sucesos de la aldea, forma parte del consejo de la aldea y no se pierde ninguna pelea, tanto entre ellos como contra los romanos, ostentando... Ver mas
Edadepiédrix, el más viejo de la aldea.
Tiene 93 años y a pesar de esta edad muestra una envidiable vitalidad y participa activamente de todos los sucesos de la aldea, forma parte del consejo de la aldea y no se pierde ninguna pelea, tanto entre ellos como contra los romanos, ostentando orgulloso su condición de veterano de Gergovia.
Piensa que no necesita poción, le gustan las mujeres, y la suya es la más atractiva de la aldea.
Curiosamente, su mujer, que tiene aproximadamente tres cuartos de siglo menos que él, es la que manda en casa, haciéndole fregar los platos e ir a comprar.
Su nombre en francés (Agecanonix) quiere decir "edad venerable"

Ha recibido 263 puntos

Vótalo:

Julio Cesar

9. Julio Cesar

Cayo Julio César (latín: Gaius Iulius Caesar) (Roma, Italia, 12/13 de julio de 100 a. C.– ibídem, 15 de marzo de 44 a. C.) fue un líder militar y político de la era tardorrepublicana. Nacido en el seno de la gens Julia, en una familia patricia de escasa fortuna, estuvo emparentado con algunos... Ver mas
Cayo Julio César (latín: Gaius Iulius Caesar) (Roma, Italia, 12/13 de julio de 100 a. C.– ibídem, 15 de marzo de 44 a. C.) fue un líder militar y político de la era tardorrepublicana.
Nacido en el seno de la gens Julia, en una familia patricia de escasa fortuna, estuvo emparentado con algunos de los hombres más influyentes de su época, como su tío Cayo Mario, quien influiría de manera determinante en su carrera política.
En 84 a. C., a los 16 años, el popular Cinna lo nombró flamen dialis, cargo religioso del que fue relevado por Sila, con el cual tuvo conflictos a causa de su matrimonio con la hija de Cinna.
Tras escapar de morir a manos de los sicarios del dictador, fue perdonado gracias a la intercesión de los parientes de su madre.
Trasladado a Asia, combatió en Mitilene como legatus de Marco Minucio Termo. Volvió a Roma a la muerte de Sila en 78 a. C., ejerciendo por un tiempo la abogacía.
En 73 a. C. sucedió a su tío Cayo Aurelio Cota como pontífice, y pronto entró en relación con los cónsules Pompeyo y Craso, cuya amicitia le permitiría lanzar su propia carrera política.
En 70 a. C. César sirvió como cuestor en la provincia de Hispania y como edil curul en Roma.
Durante el desempeño de esa magistratura ofreció unos espectáculos que fueron recordados durante mucho tiempo por el pueblo.
En 63 a. C. fue elegido praetor urbanusnota 3 al obtener más votos que el resto de candidatos a la pretura.
Ese mismo año murió Quinto Cecilio Metelo Pío, Pontifex Maximus designado durante la dictadura de Sila, y, en las elecciones celebradas con objeto de sustituirle, venció César.
Al término de su pretura sirvió como propretor en Hispania, donde lideró una breve campaña contra los lusitanos.
En 59 a. C. fue elegido cónsul gracias al apoyo de sus dos aliados políticos, Pompeyo y Craso, los hombres con los que César formó el llamado Primer Triunvirato.
Su colega durante el consulado, Bíbulo, se retiró a fin de entorpecer la labor de César que, sin embargo, logró sacar adelante una serie de medidas legales, entre las que destaca una ley agraria que regulaba el reparto de tierras entre los soldados veteranos.
Tras su consulado fue designado procónsul de las provincias de Galia Transalpina, Iliria y Galia Cisalpina; esta última tras la muerte de su gobernador, Céler.
Su gobierno estuvo caracterizado por una política muy agresiva en la que sometió a la práctica totalidad de pueblos celtas en varias campañas.
Este conflicto, conocido como la Guerra de las Galias, finalizó cuando el general republicano venció en la Batalla de Alesia a los últimos focos de oposición, liderados por un jefe arverno llamado Vercingétorix. Sus conquistas extendieron el dominio romano sobre los territorios que hoy integran Francia, Bélgica, Holanda y parte de Alemania.
Fue el primer general romano en penetrar en los inexplorados territorios de Britania y Germania.
Mientras César terminaba de organizar la estructura administrativa de la nueva provincia que había anexionado a la República, sus enemigos políticos trataban en Roma de despojarle de su ejército y cargo utilizando el Senado, en el que eran mayoría. César, a sabiendas de que si entraba en la capital sería juzgado y exiliado, intentó presentarse al consulado in absentia, a lo que la mayoría de los senadores se negaron.
Este y otros factores le impulsaron a desafiar las órdenes senatoriales y protagonizar el famoso cruce del Rubicón, donde al parecer pronunció la inmortal frase "Alea iacta est" (la suerte está echada) iniciando así un conflicto conocido como la Segunda Guerra Civil de la República de Roma, en el que se enfrentó a los optimates,nota 4 que estaban liderados por su viejo aliado, Pompeyo.
Su victoria, basada en las derrotas que infligió a los conservadores en Farsalia, Tapso y Munda, le hizo el amo de la República.
El hecho de que estuviera en guerra con la mitad del mundo romano no evitó que se enfrentara a Farnaces II en Zela y a los enemigos de Cleopatra VII en Alejandría. A su regreso a Roma se hizo nombrar cónsul y dictator perpetuus —dictador vitalicio— e inició una serie de reformas económicas, urbanísticas y administrativas.
A pesar de que bajo su gobierno la República experimentó un breve periodo de gran prosperidad, algunos senadores vieron a César como un tirano que ambicionaba restaurar la monarquía.
Con el objeto de eliminar la amenaza que suponía el dictador, un grupo de senadores formado por algunos de sus hombres de confianza como Bruto y Casio y antiguos lugartenientes como Trebonio y Décimo Bruto, urdieron una conspiración con el fin de eliminarlo.
Dicho complot culminó cuando, en las idus de marzo, los conspiradores asesinaron a César en el Senado.
Su muerte provocó el estallido de otra guerra civil, en la que los partidarios del régimen de César; Antonio, Octavio y Lépido, derrotaron en la doble Batalla de Filipos a sus asesinos, liderados por Bruto y Casio. Al término del conflicto, Octavio, Antonio y Lépido formaron el Segundo Triunvirato y se repartieron los territorios de la República, aunque, una vez apartado Lépido, finalmente volverían a enfrentarse en Actium, donde Octavio, heredero de César, venció a Marco Antonio.
Al margen de su carrera política y militar, César destacó como orador y escritor.
Redactó, al menos, un tratado acerca de astronomía, otro acerca de la religión republicana romana, y un estudio sobre el latín, ninguno de los cuales ha sobrevivido hasta nuestros días.
Las únicas obras que se conservan son sus Comentarios de la Guerra de las Galias y sus Comentarios de la Guerra Civil.
Se conoce el desarrollo de su carrera como militar y gran parte de su vida a través de sus propias obras y de los escritos de autores como Suetonio, Plutarco, Veleyo Patérculo o Eutropio.

Ha recibido 233 puntos

Vótalo:

Abraracúrcix

10. Abraracúrcix

Abraracúrcix, el jefe de la aldea. Es el indiscutible líder del grupo y es bienamado y respetado por todos. Suele ser transportado de pie sobre su escudo, portado por dos guerreros, a la manera tradicional de los jefes galos; también suele caerse del escudo a menudo debido a la torpeza de... Ver mas
Abraracúrcix, el jefe de la aldea.
Es el indiscutible líder del grupo y es bienamado y respetado por todos.
Suele ser transportado de pie sobre su escudo, portado por dos guerreros, a la manera tradicional de los jefes galos; también suele caerse del escudo a menudo debido a la torpeza de sus portadores.
Abraracúrcix sabe comportarse como un habitante más de la aldea, pero también, cuando la situación lo requiere, sabe comportarse con autoridad y majestuosidad. Vive en una casa fácilmente reconocible, pues está en la plaza del pueblo y adornada con una cabeza de toro flanqueada por dos escudos.
El nombre de Abraracúrcix proviene del original francés Abraracourcix, que a su vez proviene de à bras raccourcis (a brazo partido) que en francés es una expresión para denostar "tortazo".
Una posible traducción libre al castellano sería "colleja".

Ha recibido 207 puntos

Vótalo:

Ordenalfabetix

11. Ordenalfabetix

Ordenalfabetix, el vendedor de pescado (según él, fresco). A pesar de vivir en una aldea junto al mar, Ordenalfabetix se empeña en traer su pescado importado en carro de buey (el cual es excesivamente lento) desde Lutecia o Massilia. Sin embargo, no le importa pescar de vez en cuando y tiene... Ver mas
Ordenalfabetix, el vendedor de pescado (según él, fresco).
A pesar de vivir en una aldea junto al mar, Ordenalfabetix se empeña en traer su pescado importado en carro de buey (el cual es excesivamente lento) desde Lutecia o Massilia.
Sin embargo, no le importa pescar de vez en cuando y tiene un pequeño barco.
Totalmente libre de concepto alguno de salubridad, no duda en ofrecer pescado guardado incluso "de reserva" desde el año anterior.
La pescadería, regentada por él y su esposa Yelosumarín, se llama "Chez Ordenalfabetix", que en francés significa "Casa Ordenalfabétix".
Es sumamente sensible al tema de la frescura de su mercancía, al punto que cualquier insinuación a que sus pescados no están frescos inevitablemente acaba ocasionando una pelea (usualmente con el lanzamiento del pescado como disparo de salida), y normalmente provocada por Esautomátix

Ha recibido 177 puntos

Vótalo:

Esautomátix

12. Esautomátix

Esautomátix, el herrero. Cascarrabias y muy agresivo. Es común verlo iniciar peleas o llevar la contraria en la mayoría de las discusiones. Se ha planteado como misión primordial en la vida impedir que Asuranceturix, el bardo, cante; para ello no duda en golpearlo brutalmente ante la menor... Ver mas
Esautomátix, el herrero.
Cascarrabias y muy agresivo.
Es común verlo iniciar peleas o llevar la contraria en la mayoría de las discusiones.
Se ha planteado como misión primordial en la vida impedir que Asuranceturix, el bardo, cante; para ello no duda en golpearlo brutalmente ante la menor insinuación de que el bardo quiere cantar.
Mantiene además una eterna discusión con Ordenalfabétix sobre si el pescado de éste está fresco o no, lo cual suele acabar con la aldea entera enfrascada en una pelea.
Este joven suele pelearse con Edadepiedrix, el más anciano de la aldea.
Lo suyo no es pensar, sino actuar.
Su nombre original viene del francés c'est automatique (es automático).

Ha recibido 175 puntos

Vótalo:

Karabella

13. Karabella

Karabella, esposa de Abraracúrcix y primera dama de la aldea. Una mujer de muy baja estatura, pero con muy mal carácter. Chismosa, envidiosa y a veces intrigante. Vive quejándose de lo miserable que es la vida que le ha dado su esposo y comparándolo con su hermano Homeopatix, que es un rico... Ver mas
Karabella, esposa de Abraracúrcix y primera dama de la aldea.
Una mujer de muy baja estatura, pero con muy mal carácter.
Chismosa, envidiosa y a veces intrigante. Vive quejándose de lo miserable que es la vida que le ha dado su esposo y comparándolo con su hermano Homeopatix, que es un rico comerciante de Lutecia y que - según ella - "ha triunfado en la vida".
Sin embargo, también se ufana de ser la esposa del jefe ante las demás mujeres de la aldea.
A pesar de estos defectos, Karabella sabe ser una amiga fiel ante el enemigo común, Roma.
Su nombre original proviene del francés bonne mine (buena cara o buena pinta).

Ha recibido 170 puntos

Vótalo:

Albert Uderzo

14. Albert Uderzo

Albert Uderzo es un dibujante y luego también guionista de historietas francés, nacido en Fismes (Francia) en abril de 1927. Su serie más célebre es "Astérix", creada en 1959 con el guionista René Goscinny. Uderzo nació en Normandía, al poco de trasladarse allí sus padres desde Italia. Tomó... Ver mas
Albert Uderzo es un dibujante y luego también guionista de historietas francés, nacido en Fismes (Francia) en abril de 1927.
Su serie más célebre es "Astérix", creada en 1959 con el guionista René Goscinny.
Uderzo nació en Normandía, al poco de trasladarse allí sus padres desde Italia.
Tomó su nombre del pueblo italiano de Oderzo (anteriormente llamado Uderzo), de donde procedía su familia.
De niño soñaba con convertirse en mecánico de aviones, a pesar de su talento artístico a muy corta edad. Nació daltónico, y con dos dedos extra, que le fueron extirpados quirúrgicamente.
Su vista ha mejorado mucho desde entonces.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el joven Uderzo abandonó París y pasó un año en Bretaña, al oeste de Francia, trabajando en una granja y ayudando con el negocio de muebles de su padre.
Muchos años después, cuando Goscinny dejó la decisión de ubicar la aldea de Astérix en sus manos, Uderzo eligió rápidamente Bretaña.

Tras la guerra, inició una exitosa carrera como dibujante en París, creando personajes como Flamberge y Clopinard, un hombrecillo de una sola pierna que siempre triunfa contra todo pronóstico.
Entre 1947 y 1948 crea otros cómics, como Belloy y Arys Buck.
En 1950, dibujó varios episodios del personaje de origen británico Capitán Marvel Jr. para la revista Bravo!.
Tras unos cuantos años de otras creaciones y viajes, conoció a René Goscinny en 1951, haciéndose amigos rápidamente, y decidiendo colaborar juntos en la nueva oficina parisina de la compañía belga World Press en 1952.
Su primera creación fue Jehan Pistolet.
En 1958 comienzan su trabajo en Oumpah-pah (que duraría hasta 1962), así como algunas otras series.
En 1959 Goscinny y Uderzo se convierten en editor y director artístico, respectivamente, de la nueva revista Pilote, dirigida a niños mayores.
En el primer número aparecía por primera vez Astérix en el mercado francés, siendo un inmediato éxito.

Inicialmente se trata de un serial más dentro de Pilote, pero en 1961 se publicó el primer álbum autónomo, Astérix el Galo.
Para 1967, el cómic se había hecho tan popular que sus autores decidieron dedicarse en exclusiva a él, produciendo unos dos álbumes al año.
Tras la muerte de Goscinny en 1977, Uderzo se hizo cargo además del guion, lo que hizo que la producción se hiciera mucho más lenta, aproximadamente un álbum cada cuatro años.

El 27 de Diciembre del 2010, la delegación de hacienda de Francia consideró que Uderzo no era coautor de las obras de Asterix y que por ello, deberá pagar unos 200.000 euros por los 24 títulos de Asterix y Obelix donde figura solo su firma.
Uderzo tiene una hija, Sylvie Uderzo con su mujer Ada.
De acuerdo con El Libro de Asterix el Galo, se especuló que Uderzo basó los personajes Falbalá y Zazá en Ada y Sylvie respectivamente, aunque fue desmentido por Uderzo.
Cuando Uderzo vendió su parte de Éditions Albert René a Hachette Livre, Sylvie le acusó en una columna del diario
Le Monde, que con esa acción era "como si las puertas de la villa gala se hubieran abierto al Imperio Romano".
Sylvie posee el 40% de Éditions Albert René, mientras que el 60% restante, previamente perteneciente a Uderzo y a la hija de Goscinny, lo posee actualmente Hachette Livre.

El cómic ¡El cielo se nos cae encima! fue dedicado a su hermano, Bruno Uderzo (1920–2004).
La editorial propiedad de Uderzo, Les Éditions Albert René, denunció ante la justicia alemana el uso por parte de ciertas compañías informáticas de nombres terminados en "ix" (habitual en compañías que trabajan con variantes de Unix), ya que consideraban que estaban dañando sus marcas "Astérix" y "Obélix".
Fué nombrado Caballero de la Legión de Honor en 1985.
A finales de Septiembre, Uderzo confirmo su jubilación

Ha recibido 118 puntos

Vótalo:

René Goscinny

15. René Goscinny

René Goscinny (14 de agosto de 1926 – 5 de noviembre de 1977) fue un dibujante y guionista de historietas francés. Goscinny es uno de los autores franceses de mayor éxito en todo el mundo, con más de 500 millones de libros vendidos, traducidos a más de treinta idiomas. Fue cofundador y... Ver mas
René Goscinny (14 de agosto de 1926 – 5 de noviembre de 1977) fue un dibujante y guionista de historietas francés.
Goscinny es uno de los autores franceses de mayor éxito en todo el mundo, con más de 500 millones de libros vendidos, traducidos a más de treinta idiomas.

Fue cofundador y director de la revista semanal Pilote, y ganó fama como guionista de varias historietas, trabajando con destacados dibujantes de Bélgica y Francia.
Su creación de mayor éxito fueron las aventuras de Astérix el Galo, junto al dibujante Albert Uderzo en Pilote (1959).
Otros destacados trabajos suyos son las series Lucky Luke, El pequeño Nicolás, y el Gran Visir Iznogud.
René Goscinny era hijo de Stanisław Gościnny, un ingeniero químico de Varsovia, y de Anna Bereśniak-Gościnna, de Khodorkow, una aldea de Ucrania.
Sus padres se conocieron en París y se casaron en 1919.
Claude, hermano mayor de René, nació en 1920.
Cuando René tenía dos años, Stanislas consiguió trabajo como ingeniero químico en Buenos Aires, Argentina, y la familia se mudó a América del Sur.
Esta mudanza los salvaría de correr la misma suerte que sus familiares que permanecieron en Europa, y que fueron exterminados años después durante la Segunda Guerra Mundial.
Establecidos en Buenos Aires (c. Sargento Cabral, 875), René Goscinny tuvo una infancia tranquila.
Estudió en el Liceo Francés de la ciudad, pasando cortas temporadas en Uruguay,Venezuela y Brasil, y las vacaciones en Francia.
En diciembre de 1943, a los 17 años, René Goscinny recibió su diploma de bachiller. Una semana después, Stanislas Goscinny murió a consecuencia de una hemorragia cerebral.
René comenzó entonces a buscar trabajo.
Lo obtuvo como ayudante contable en una empresa reparadora de neumáticos.
El trabajo en esa empresa no le entusiasmaba.
Además, los momentos en los que abría el correo que llegaba a la oficina quedarían grabados en sus recuerdos, pues muchas de las cartas de comenzaban acusándolos de asesinos, por la baja calidad de las reparaciones hechas.
Poco después, renunció para ser dibujante en una agencia de publicidad argentina, y publicó unas ilustraciones en los boletines internos del Liceo Francés, Notre Voix y Quartier Latin ("Nuestra voz" y "Barrio latino", respectivamente).
En octubre de 1945 emigró junto con su madre a Nueva York, en busca de Boris, su tío materno.
En Manhattan, Goscinny encontró empleo como traductor en una empresa de importación y exportación.
Al año siguiente regresó a Francia, rehuyendo al servicio militar de los Estados Unidos.
En Francia, se unió al ejército en Aubagne, en el 141° Batallón de Infantería Alpina, donde acabó siendo el ilustrador oficial del regimiento, para el que realizó carteles y otras ilustraciones.

Después, aún en Francia, Goscinny ilustró La fille aux yeux d'or (La niña de ojos dorados), para la publicación de la novela de Balzac en el libro Clásicos del siglo XIX.
El 30 de abril de 1947 volvió a Nueva York, donde atravesó la etapa más difícil de su vida, encontrándose solo, sin trabajo y completamente deprimido.
En 1948, Goscinny encontró trabajo en un pequeño estudio, colaborando con Harvey Kurtzman, Bill Elder y Jack Davis, es decir el equipo que en 1952 fundaría la revista MAD.
En seguida pasó a ser director artístico en Kunen Publishers, donde escribió cuatro libros infantiles.
En 1949 conoció a Maurice de Bévère (alias Morris), el dibujante y autor de la serie de historietas Lucky Luke, con quien trabajaría seis años más tarde.
En 1950, Goscinny dibujó Dick Dicks, su primera historieta, sobre un detective en una Nueva York casi desierta. Goscinny no era bueno para dibujar automóviles, por lo que los personajes de Dick Dicks tenían que correr para trasladarse rápidamente.
Ese mismo año se encontró en Bruselas a Jean-Michel Charlier, de la agencia noticiosa World Press (Prensa mundial).
Charlier lo convenció de volver a Francia, y fue así como Goscinny comenzó a trabajar para la agencia en Europa, en su base en Bruselas; y fue contratado por Georges Troisfontaines, el director de la agencia.
Su primer trabajo consistió en examinar las ilustraciones de Albert Uderzo, marcando el inicio de una notable y larga historia de cooperación artística. Goscinny ofreció la historieta Dick Dicks a International Presse, y el detective apareció en el suplemento juvenil La Wallonie, en Bélgica.

En 1951, Goscinny se mudó nuevamente a París para dirigir la agencia local de International Press - World Press.
Allí, Goscinny se reunió nuevamente con Albert Uderzo, y produjeron sus primeros trabajos juntos, incluyendo la primera versión de Oumpah-Pah. Además, trabajaron para Bonnes Soirées, una revista femenina para la que Goscinny escribió una columna firmando con el pseudónimo de Liliane d'Orsay; y escribió también el guion de Sylvie, ilustrada por Martial.
Un año después, Goscinny participó en el lanzamiento de TV Family, revista semanal neoyorquina, financiada por Dupuis y World Press. Junto con Uderzo, elaboró la primera versión de la historieta Jehan Pistolet.

El 25 de agosto de 1955, apareció por primera vez Lucky Luke, el vaquero "más rápido que su propia sombra", en el número 906 de la publicación Spirou.
Los autores eran el dibujante belga Morris para las ilustraciones, y René Goscinny en el guion; la aventura se titulaba Des rails sur la prairie (Rieles en la pradera).
El episodio siguiente fue desarrollado solamente por Morris, ya que Goscinny estaba de viaje, pero a partir del tercero, ambos produjeron más de cuarenta álbumes de Lucky Luke.
En septiembre de ese año, el diario belga Le Moustique publicó la primera tira de Le petit Nicolas (el pequeño Nicolas), cuyo guion escribiera Goscinny, bajo el seudónimo de d'Agostini.
La tira fue dibujada por Jean-Jacques Sempé.
Le Moustique publicaría veintiocho aventuras de petit Nicolas, y en 1959 el personaje emigraría a Sud-Ouest Dimanche.

Para 1956, Goscinny se desenvolvía con mayor facilidad escribiendo guiones que dibujando; y destacaba como un escritor fecundo e incansable.
Para variar, escribió una historieta con realismo, en un episodio de Jerry Spring que apareció en Spirou.

En ese mismo año, Goscinny participó, junto con Albert Uderzo y Jean-Michel Charlier, entre otros, en la redacción de un manifiesto para defender los derechos de autor frente a los poderosos editores.
Sin embargo, no pudieron llegar muy lejos, y Goscinny obtuvo simplemente las licencias de sus creaciones; los demás autores tuvieron el mismo destino.
A continuación, conjuntamente con Jean Hébrard, el responsable de la publicidad de World Press; Goscinny, Charlier, y Uderzo fundaron la sociedad Édi-France/Édi-Presse, una agencia especializada en edición y publicación.
Sin embargo, la prosperidad de los autores estaba en riesgo, pues el fallido episodio de lucha por los derechos de autor los hizo caer en desgracia con la mayoría de los empresarios del medio.
Así, tuvieron que recurrir a trabajos alimenticios de todo género.
El cuarteto dio vida a la revista Clarion, editada para la sociedad Fabrique-Union, y Jeannot, con el patrocinio colectivo de una compañía relojera, una chocolatera y una de plásticos.
En Jeannot aparecieron las historias Bill Blanchart, y Le Cheval de Jeannot (El caballo de Jeannot).

La revista Pistolin retomó las aventuras de Jehan Pistolet, pero rebautizando al personaje como Soupolet, para evitar cualquier confusión fonética.
Tanto Goscinny como Charlier llegaron a ser redactores en jefe de Pistolin.
Todavía en 1956, Goscinny y Uderzo tomaron la estafeta de Christian Godard, en la elaboración de Benjamin et Benjamine.
Simultáneamente, Goscinny comenzó a llenarse de proyectos paralelos.
El primero de ellos, que no pasaría del número 0, fue el Suplemento Ilustrado.
Sorprendiendo a sus colegas, Goscinny trabajó al mismo tiempo en las historietas Antoine el invencible, Max Garac, y Lucky Luke (ilustradas por Uderzo, Gill y Morris, respectivamente), además de hacer junto con Morris un episodio de Fred el sabio.
En 1957, Goscinny obtuvo un puesto en la revista belga Tintin, gracias a André Fernez, el redactor en jefe de la misma.
Allí su intensidad para trabajar produjo la serie Signor Spaghetti, ilustrada por Dino Attanasio, al mismo tiempo que trabajaba en historias al menudeo para varios dibujantes, entre ellos Bob de Moor, Raymond Macherot, Tibet, Maurice Maréchal, André Franquin y François Craenhals.
Junto con su viejo compañero Uderzo realizó Poussin et Poussif.

Goscinny y Uderzo retomaron ese año las aventuras de Oumpah-Pah, cuya primera versión habían bosquejado seis años antes.
El personaje del título es un jefe de la ficticia tribu de indios americanos shavashava, durante los tiempos de la colonización de América del Norte por Francia e Inglaterra.
Las aventuras de Oumpah-Pah y su comparsa Hubert de la Pâte Feuilletée (Hubert de la Pasta Hojaldrada), aparecen en la revista Tintin.
Oumpah-Pah dejó de ser publicado en 1962; nunca tuvo un gran éxito, pero sentó las bases para la confección de los elaborados guiones de la serie futura Astérix.
En 1958, François Clauteaux le propuso a Édifrance/Édipresse el lanzamiento de una revista ilustrada dirigida al público joven.
Esta propuesta cristalizó el 29 de octubre de 1959, con el primer número de la revista semanal Pilote.
Esta revista se convertiría a la postre en una de las publicaciones más importantes en el medio de las historietas.
Además de ser su cofundador y jefe de prensa, Goscinny se convirtió en uno de los autores más productivos de la publicación; y desarrolló su capacidad para descubrir autores talentosos pero desconocidos.
Otro hito que marcó el primer número de Pilote fue la primera aparición de las aventuras de Astérix el Galo.
Creación de Uderzo y Goscinny, Astérix se convertiría en uno de los personajes más famosos de la historieta mundial, y el mayor éxito del dúo de historietistas.
Las aventuras de Astérix estaban situadas en Armórica, al norte de Francia, en el año 50 a. C., y narraban las aventuras de una cincuentena de galos que se negaban a ser dominados por el Imperio romano.

Comparada con revistas infantiles, Pilote tenía historietas más imaginativas y libres, al estar orientada a un público adolescente. Gotlib ilustró para Pilote la historieta Les dingodossiers ("Los expedientes chiflados"), con guion de Goscinny.
En Pilote, Goscinny retomó la escritura de guiones de viejos conocidos de los lectores de la revista Pistolin:
El pequeño Nicolás y Jehan Soupolet.
Sin embargo, la revista Pilote enfrentó sus primeras dificultades financieras para 1960, lo que ocasionó que Georges Dargaud comprase la revista por un simbólico franco, en diciembre de ese año. Goscinny entonces pasó a ser el redactor en jefe, puesto que ocuparía durante trece años.
Todavía en 1960, Goscinny trabajó también para el periódico Jours de France, en colaboración con el ilustrador Coq.

En la Argentina se considera que el personaje esta fuertemente influenciado por la pareja protagónica de Patoruzú, el cacique Patoruzú y Upa, muy anteriores a la creación de Goscinny, y conocidos por él, dado su infancia en Buenos Aires.
La influencia argentina se ve reflejada inclusive en los pantalones que viste Obelix, celestes y blancos a rayas verticales, como la camiseta de Racing Club, equipo de fútbol por el cual simpatizaba Goscinny.

Dargaud lanzó la revista mensual Record en 1961, y Goscinny contribuyó para la misma con el personaje Iznogoud, un gran visir inspirado en los cuentos de las mil y una noches, que quiere "ser califa en lugar del califa".
Las aventuras del visir fueron ilustradas por el dibujante francés Jean Tabary.
Juntos, Goscinny y Tabary crearon también a Valentin el vagabundo, unos meses más tarde.
En 1962, Goscinny realizó su primera incursión en el medio cinematográfico, escribiendo el guion del primer largometraje de Tintin, llamado Tintin et le Mystère de la Toison d'or (Tintín y el misterio del vellocino de oro), película dirigida por Jean-Jacques Vierne.

En 1963, durante una travesía por el Mar del Norte, Goscinny conoció a Gilberte Polano-Millo (n. 1942, Niza), quien cuatro años después sería su esposa.
Polano-Millo nunca había escuchado hablar de Goscinny, a pesar de que Goscinny era un autor de gran fama por aquel entonces.
La pareja contraería matrimonio el 26 de abril de 1967.
Anne, su única hija, nacería el 19 de mayo de 1968.
En 1964, Georges Dargaud había solicitado a Goscinny que encabezara el relanzamiento de Pilote, esta vez auspiciado por Éditions Dargaud.
Uderzo se unió a la empresa, y abrieron las puertas a una nueva generación de historietistas, entre los que se encontraban Nikita Mandryka, Fred y Mézières.

Como todo el contenido del Pilote original, Astérix también había emigrado a la editorial de Dargaud, donde ese año se publicó su primer libro, llamado simplemente Astérix el Galo, con seis mil ejemplares vendidos en Francia.
Su segundo libro, llamado La hoz de oro, apareció al año siguiente, seguido por Astérix y los godos, en 1963.
El cuarto libro, Astérix gladiador, fue lanzado en 1964, con un tiraje inicial de 150 mil ejemplares, representando 25 veces más lectores que para el primer libro, un crecimiento espectacular para tres años.

Haciendo un paréntesis de la labor editorial, ese año Goscinny retomó los trabajos cinematográficos, esta vez participando en dos producciones.
La primera, fue el cortometraje Tous les enfants du monde (Todos los niños del mundo), donde comparte créditos de guionista con Sempé.
La segunda, fue el segundo largometraje de Tintín, llamado Tintin et les Oranges bleues (Tintin y las Naranjas azules).
Para ésta, Goscinny escribió el guion conjuntamente con Hergé, Rémo Forlani y Philippe Condroyer.

Para 1965, el éxito de Astérix era espectacular.
La revista Pilote se rindió a este éxito, y se convirtió oficialmente en La revista de Astérix.
El quinto libro del personaje, titulado La vuelta a la Galia, donde se va por primeara vez al perrito Ideafix , es lanzado con 300 mil ejemplares.
Ese año, Uderzo y Goscinny cobraron fama internacional cuando fue lanzado al espacio el primer satélite francés, bautizado Astérix, el 26 de noviembre de 1965.
El personaje apareció en la portada de L'Express el 19 de septiembre de 1966 con el artículo "El fenómeno Astérix", y los autores fueron entrevistados por Paris-Match.
La fama del aventurero galo estaba en su apogeo cuando el Presidente de Francia, Charles de Gaulle, rebautizó en broma a todo su gabinete con nombres extraídos de los libros de Astérix.
Por aquel entonces, los libros sobre el galo tenían tiradas de 600.000 ejemplares.
El tiraje de los libros de Astérix se multiplicó en 1967, cuando, en sólo dos días de marzo de ese año, se vendieron 1,2 millones de copias francesas del nuevo libro, llamado Astérix y los normandos; y la traducción alemana superó en ventas al original.

La editora Dargaud sucumbió a la tentación de llevar las aventuras de Astérix al cine, y lo hizo a espaldas de Uderzo y Goscinny, quienes en 1967 vieron cómo la primera película sobre el galo se convertía en un éxito de taquilla en Francia, sin que ellos tuvieran participación alguna.
La película fue producida por Dargaud en sociedad con los estudios Belvision.
Ese año, Goscinny fue nombrado, junto con Albert Uderzo, Caballero de las Artes y las Letras.
Los autores participaron en la creación de la segunda película de Astérix en 1970, llamada Astérix y Cleopatra, para la cual contaron con el apoyo de Pierre Tchernia.
Al año siguiente fue el turno de Lucky Luke, quien apareció en un largometraje llamado Daisy Town, con un guion escrito y adaptado por Goscinny, dibujos de Morris y dirección de Tchernia.

Después del éxito de Daisy Town, Goscinny se reunió nuevamente con Tchernia para realizar juntos la comedia no animada Le Viager, de la que Goscinny escribió el guion, y Tchernia dirigió a Gérard Depardieu, Michel Serrault y Michel Galabru, entre otros actores.
Con Tchernia colaboró también adaptando el guion de Les Gaspards en 1973, película protagonizada nuevamente por Michel Serrault y Gérard Depardieu.
Al año siguiente, Goscinny, Albert Uderzo y Georges Dargaud crearon una compañía productora: Studios Idéfix, con sesenta empleados.
Esta compañía se encargaría en lo sucesivo de todas las producciones de Astérix el galo y Lucky Luke, lanzando en 1976 su primera obra, titulada Las doce pruebas de Astérix.

La actividad en el cine sirvió para distraer a Goscinny del ambiente de Pilote.
En la revista, el clima se fue deteriorando a principios de la década de 1970.
Para 1972, cuando Goscinny fue nombrado Director General de la revista, el ambiente estaba en su punto más tenso.
Por primera vez, varios empleados abandonaron Pilote, incluyendo algunos historietistas.
Para ese momento, se habían publicado ya 7 libros de Iznogud, 19 de Astérix y 26 de Lucky Luke.
En 1974, Goscinny le entregó las riendas de Pilote a Guy Vidal.
En los últimos años de su vida, Goscinny continuó trabajando en múltiples proyectos, concentrados alrededor de sus tres personajes más famosos: el galo, el vaquero y el gran visir.
Entre varios proyectos, destaca la ópera Trafalgar, de cuyo libreto Goscinny fue coautor, junto con Jacques Mareuil.
La ópera fue estrenada en 1975, y adaptada para televisión en 1976.

La muerte sorprendió a René Goscinny cuando era considerado el mayor historietista de Francia.
Después de unas vacaciones en Jerusalén, decidió hacerse una revisión médica de rutina, en una clínica parisina en la calle de Chazelles.
En el transcurso de esta revisión, murió de un paro cardíaco el 5 de noviembre de 1977.
René Goscinny dejó numerosas obras sin publicar, y los historietistas que trabajaron con él se dedicaron a completarlas para ofrecerlas al público.
Eran tantas que todavía en 1998 fueron publicadas obras inéditas de Goscinny (el vigesimotercer libro de Iznogud).
Entre estas obras póstumas, había episodios de Iznogud, Lucky Luke y el número 24 de Astérix: Astérix en Bélgica.
A partir de 1980, Uderzo continuó produciendo Astérix.
Como muestra de respeto por su memoria, los números de Astérix continúan llevando los nombres de sus dos autores, publicados por Próductions Albert-René.

De manera póstuma, la Academia de cine francesa le otorgó un premio César por el conjunto de su obra cinematográfica.
El primer homenaje que se le rindió fue en 1985, en la Torre Eiffel, llamado El universo de René Goscinny, seguido por eventos en diversas ciudades europeas y en Nueva York.
En Francia, once escuelas y colegios llevan su nombre, y algunas ciudades francesas, incluyendo a París,6 tienen una calle llamada René Goscinny.
Quizás el más notable homenaje fue el cambio de nombre del Liceo Francés de Varsovia, a "Liceo René Goscinny".
En 1998, la palabra Goscinny fue incluida en el diccionario Larousse.

Desde 1986, se otorga anualmente el Premio René Goscinny al guionista de historietas más destacado del año.
Este premio es auspiciado por Anne Goscinny en asociación con el Festival Internacional de historietas de Angulema, y es presentado durante el festival.
Consiste en un trofeo, € 5.000 (el premio originalmente era de 30.000 francos) y un anuncio adhesivo en las publicaciones del autor

Ha recibido 115 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil