Versión impresa

8 historias espeluznante de antropofagia.

8 historias espeluznante de antropofagia.

  • Lista creada por Victor.MarinPachec.
  • Publicada el 28.02.2016 a las 21:45h.
  • Clasificada en la categoría Otros.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

La lista no tiene tags.

Avatar de Victor.MarinPachec

Último acceso 09.12.2016

Perfil de Victor.MarinPachec

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de Victor.MarinPachec

Acciones de la lista

Los animales suelen respetar a las personas , pero a veces estos pueden ser tu peor pesadilla , aquí 8 casos espeluznantes de antropofagia.

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

Bestia de Gevaudan-Francia

1. Bestia de Gevaudan-Francia

Entre 1764 y 1767, más de 120 personas, mujeres y niños, casi en exclusiva, fueron horriblemente asesinados –a dentelladas– por una bestia misteriosa. Todo esto ocurrió en la región montañosa del Gévaudan, en el centro de Francia, y nadie logró resolver el enigma a pesar de las insistentes... Ver mas
Entre 1764 y 1767, más de 120 personas, mujeres y niños, casi en exclusiva, fueron horriblemente asesinados –a dentelladas– por una bestia misteriosa. Todo esto ocurrió en la región montañosa del Gévaudan, en el centro de Francia, y nadie logró resolver el enigma a pesar de las insistentes batidas y de las inmensas recompensas que ofrecía el Rey. La bête (bestia) del Gévaudan pasó a formar parte de la mitología del país, de la misma manera que el monstruo de Lago Ness para los escoceses.
Lo cierto es que la bestia de Gévaudan aterrorizó a la población de Aveyron en el siglo XVIII y quebrantó la autoridad de Luis XV, convirtiéndose rápidamente en un asunto de Estado.

Cazadores de toda Francia atraídos por la generosa recompensa que se ofrecía por su piel, trataron de cazar a lo que se intuía podía ser un enorme lobo de un poder devastador inimaginable. Le calcularon 100Kg de peso y el pueblo pensaba que era el mismo demonio.
El primer ataque de la bestia se produjo el 30 de Junio de 1764 y su primera víctima una niña de 14 años, Jeanne Boulet, ese mismo verano se cobró más vidas y asesino 2 niñas más, 2 niños y una mujer de 32 años. En invierno el número de víctima se incrementaba alarmantemente incluso asesinando dos veces por semana.

Solía arrancar de un solo bocado la cabeza de las víctimas, lo que puede darnos una idea del tamaño y la fuerza de su mandíbula. En tan solo un año se había cobrado 54 víctimas. El monarca alarmado por tan abrumantes cifras decide enviar a sus tropas de choque, los "dragones", que formaban la élite del ejército real. Envió 4 tropas de caballería con el fin de realizar una batida que acabara de una vez con la bestia.

El jefe de una de las tropas quedo sorprendido al ver a la bestia, según su descripción era casi tan grande como su caballo pero infinitamente más rápida y ágil, tras tratar de abatirla a disparos sintió que las balas no eran capaces de traspasar su piel.

Otras descripciones le señalaban como un enorme lobo de aspecto muy extraño, con el lomo rayado y una línea negra que le recorría desde el cuello hasta la cola, el color de su cuerpo era rojizo, con el morro afilado, una cola muy larga y fuerte y extraordinariamente móvil y con unas fauces desmesuradas.


Escultura en Francia que representa a la Bestia de Gévaudan.
Los esfuerzos de los "dragones" eran en vano, no solo se debían enfrentar al difícil duelo de encontrar a la bestia además tenían otros duros competidores, los caza recompensas, que atraídos por el precio que se puso por dar fin a la vida de la bestia les tendían emboscadas y les confundían con pistas falsas.


La bestia arrancaba la cabeza de sus víctimas de un solo bocado.
Por mas lobos que abatían las víctimas no cesaban, murieron decenas de estos animales. Sin duda el comportamiento de la bestia no se asemejaba al de un lobo común pues expertos cazadores de toda Europa trataban de eliminarla con las técnicas que se empleaban para la caza de estos.

La gente empezaba a sentirse muy asustada, ni la participación del Rey había conseguido aplacar a la bestia. Los clérigos aprovechaban para hacer su campaña diciendo que la bestia solo atacaba a las jóvenes más lascivas, los nobles acusaban a los gitanos pues decían que alguna de las bestias de su circo debía haber escapado. También se apunto a un terrateniente que había recorrido África con una compañía comercial, criaba mastines asilvestrados, lobos, leones y tigres. El pueblo llegó a pensar que había cruzado a estos animales hasta dar con la bestia.
Finalmente la bestia fue muerta y la leyenda cuenta que fue abatida con una bala de plata hecha tras fundir una medalla de la virgen. El monstruo fue llevado ante el Rey, más tarde fue embalsamado y años después sus restos desaparecieron. Era algo parecido a un lobo gigantesco de fauces enormes.

Ha recibido 55 puntos

Vótalo:

Gustave-Cocodrilo

2. Gustave-Cocodrilo

Con una longitud de, al menos, 6 m y un peso de aproximadamente una tonelada, es el cocodrilo más grande de África.[2] En el sureste de Asia y en el norte de Oceanía existen cocodrilos marinos (Crocodylus porosus) que pueden sobrepasar de forma excepcional esa medida. En el este de la India el... Ver mas
Con una longitud de, al menos, 6 m y un peso de aproximadamente una tonelada, es el cocodrilo más grande de África.[2] En el sureste de Asia y en el norte de Oceanía existen cocodrilos marinos (Crocodylus porosus) que pueden sobrepasar de forma excepcional esa medida. En el este de la India el Libro Guinness de los récords ha confirmado la existencia de un individuo de 7 m. Sin embargo, Gustavo podría ser el mayor cocodrilo del Nilo jamás encontrado.

Gustavo es un devorador de hombres famoso, del que se rumorea que ha matado hasta 300 víctimas desde las orillas del Río Ruzizi y la ribera norte del Lago Tanganica. En cambio, Patrice Faye, un cazador y naturalista autodidacta francés residente en Burundi que lo ha seguido durante los últimos 20 años,[3] hace una estimación de 60 víctimas,[3] lo que aun así le convertiría en un caso fuera de lo común. En cualquier caso, Gustavo ha logrado un estatus casi mítico y es temido por la gente en la región.[2]

El nombre Gustavo se lo puso Patrice Faye. Faye y un equipo documental intentaron capturar a Gustavo en 2002 usando una trampa enorme, pero el cocodrilo no sólo la evadió sino que también pareció mofarse del equipo.[4] El intento infortunado fue detallado en un documental titulado Capturando el cocodrilo asesino, que fue emitido en PBS en mayo de 2004.[5]

Basándose en su tamaño, se estima que Gustavo tiene al menos 65 años, pero en algunas fuentes se calculan más de 100 años . Fue visto más recientemente en febrero de 2008 por fuentes de la Sociedad Geográfica Nacional.[2] Se le reconoce por las cicatrices de bala que cubren su cuerpo, debidas a disparos de soldados y cazadores furtivos.

Dado que es demasiado grande y pesado para capturar presas más pequeñas, como mamíferos pequeños y peces, captura animales más grandes y pesados como ñúes y cebras. Según los guardas del parque, Gustavo incluso ha matado y comido un hipopótamo adulto,[6] que normalmente podría partir por la mitad de un mordisco a un cocodrilo más pequeño. A fecha de noviembre de 2008, se creía que Gustav seguía libre.

Ha recibido 48 puntos

Vótalo:

Tigresa de Champawat-Tigre

3. Tigresa de Champawat-Tigre

A finales del s.XIX una tigresa comenzó a causar pánico en Nepal, cerca de la frontera con la India. Todo aquel que se adentrara en la selva corría un gran riesgo de ser cazado por la tigresa que llegó a matar a 200 personas. Los intentos por cazarlas fueron infructuosos y finalmente el ejercito... Ver mas
A finales del s.XIX una tigresa comenzó a causar pánico en Nepal, cerca de la frontera con la India. Todo aquel que se adentrara en la selva corría un gran riesgo de ser cazado por la tigresa que llegó a matar a 200 personas. Los intentos por cazarlas fueron infructuosos y finalmente el ejercito nepalí tuvo que intervenir con ordenes de capturar viva o muerta a la tigresa. Se preparó una redada en el año 1905 en la que no se logró capturar a la tigresa, ya que esta huyó cruzando el río Sarda entrando en el territorio Kumaon de la India.

Una vez en territorio indio, lejos de asustarse la tigresa de Champawat se volvió aun más feroz y atrevida. Merodeaba las aldeas a plena luz del día y con sus rugidos atemorizaba a los aldeanos que se escondían en sus chabolas. En la India llegó a devorar a 236 personas, lo que da un total de 436 víctimas que pudieron ser muchas más ya que hubo cuerpos que nunca se encontraron.


Jim Corbett con la tigresa de Champawat
- Foto vía Now I Know -

Siguió esquivando a todos los cazadores que intentaban atraparla hasta que en 1907, un famoso cazador y naturalista británico llamado Jim Corbett se propuso matarla. Estando en Champawat, la tigresa atrapó a una joven de 16 años y la arrastró a la selva profunda. Corbett estaba cerca y siguió a la tigresa a través de la selva gracias al macabro rastro lleno de sangre y miembros descuartizados que el animal iba dejando. Finalmente la localizó y logró matarla de un disparo. Una autopsia posterior de la tigresa mostró que los dientes caninos superiores e inferiores en el lado derecho de su boca estaban rotos. Esta lesión, según el propio Corbett, probablemente le impidió cazar a su sus presas naturales y por ello se dedicó a cazar humanos, más abundantes y fáciles de atrapar.

Ha recibido 48 puntos

Vótalo:

Ataques en Sankebetshu-Japon

4. Ataques en Sankebetshu-Japon

El incidente de Sankebetsu es el nombre dado al peor ataque de un oso en la historia de Japón, en el cual siete pobladores de las alreas de Rokusenkawa, Sankebetsu, Tomamae y Rumoi fueron asesinados por un gigantesco oso pardo que despertó de su hibernación en diciembre de 1915. Como... Ver mas
El incidente de Sankebetsu es el nombre dado al peor ataque de un oso en la historia de Japón, en el cual siete pobladores de las alreas de Rokusenkawa, Sankebetsu, Tomamae y Rumoi fueron asesinados por un gigantesco oso pardo que despertó de su hibernación en diciembre de 1915.

Como antecedente, en noviembre de ese año; un oso pardo Ussuri apareció en casa de la familia Ikeda, en Sankebetsu; una población 30 kilómetros tierra adentro de la costa occidental de Hokkaido. El 20 de ese mismo mes, el oso apareció de nuevo; pero esta vez se encontró con un grupo de pobladores que lo esperaron hasta que reapareció 10 días después; y fue ahuyentado luego de que le dispararon en varias ocasiones.


El 9 de diciembre, el oso atacó el hogar de la familia Ota. Un bebé que era cuidado por la esposa del granjero fue mordido en la cabeza, mientras que la mujer intentó escapar, solo para ser atrapada por el animal y arrastrada al bosque. De acuerdo con varios testigos, la escena parecía un matadero con grandes charcos de sangre en el piso.

El oso escondió el cadáver de la mujer (del cual solo quedaban los pies y la cabeza) en la nieve para esconderlo de carroñeros; y los aldeanos se dieron cuenta de que el animal había adquirido un gusto por la carne humana; y volvería a atacar de nuevo. Cerca de 50 guardias persiguieron al animal, sin éxito alguno..

Las noticias del ataque a la familia Ota ocasionaron un pánico en la población, mientras que los guardias al ver desaparecer al oso en el bosque; decidieron descansar.

El oso, sin embargo; reapareció a la casa de la familia Miyoke, donde atacó a una mujer y a sus hijos; que pudieron escapar, mientras un joven llamado Odo fue atacado, al igual que dos hijos de la familia Miyoke que se encontraban aún en el lugar; y a un hijo de la familia Saito; para finalmente devorar a Take, una mujer embarazada.

Luego de ese incidente, grupos de veteranos de la guerra Ruso-Japonesa decidieron permanecer en guardia.

El 14 de diciembre, un equipo de rastreadores encontró sangre junto a las huellas de un oso en la costa opuesta de la aldea. Fue entonces que encontraron la oportunidad perfecta para cazar al animal.

Yamamoto, un rastreador; encontró al oso junto a un roble japonés, y le disparó dos veces, una en el pecho y otra en la cabeza. El animal pesaba 340 kilos y medía 2.70 metros de alto; mientras que en la necropsia del animal se encontraron partes de sus víctimas en el estómago.

Ha recibido 47 puntos

Vótalo:

Leopardo del panar-Leopardo

5. Leopardo del panar-Leopardo

El leopardo es el menor de los grandes felinos, pero segun dijo el famoso cazador John Taylor, "Si el leopardo fuera tan grande como el león, sería 10 veces mas peligroso. Una vez que se acostumbra a la carne humana, el leopardo exhibe una astucia casi diabólica". El mas nefasto leopardo... Ver mas
El leopardo es el menor de los grandes felinos, pero segun dijo el famoso cazador John Taylor, "Si el leopardo fuera tan grande como el león, sería 10 veces mas peligroso. Una vez que se acostumbra a la carne humana, el leopardo exhibe una astucia casi diabólica".
El mas nefasto leopardo devorador de hombres registrado hasta la fecha fue el leopardo de Panar, que vivió en la remota provincia de Panar en Kumaon, India.
Este leopardo mató a 400 personas antes de ser cazado en 1942 por Jim Corbett (el mismo que cazó a la tigresa de Champawat).
En la India de los siglos XIX y XX, los leopardos eran opacados por la fama de los tigres devoradores de hombres, pero tenian de hecho varias ventajas sobre estos; eran mas pequeños y dificiles de cazar, y podian entrar en las aldeas durante la noche sin ser notados y matar a los humanos en sus propias chozas mientras dormian, algo que los tigres casi nunca llegan a hacer.
Para alertar a los aldeanos de la presencia de animales salvajes, se solía emplear perros guardianes; pero incluso los perros mas grandes y feroces debian ser equipados con collares con puas de hierro. De otra forma, eran facilmente estrangulados y devorados por los leopardos.

Ha recibido 47 puntos

Vótalo:

Bestia terrorifica de las aldeas-Malawi

6. Bestia terrorifica de las aldeas-Malawi

La bestia terrorífica de Malawi se refiere a un animal salvaje no identificado el cuál ha matado al menos tres personas y severamente hirió a otras 16 en los distritos centrales de Dowa , a unos 100km de Lilongüe, en 2003. Los ataques fatales fueron en contra dos mujeres ancianas y un niño... Ver mas
La bestia terrorífica de Malawi se refiere a un animal salvaje no identificado el cuál ha matado al menos tres personas y severamente hirió a otras 16 en los distritos centrales de Dowa , a unos 100km de Lilongüe, en 2003.

Los ataques fatales fueron en contra dos mujeres ancianas y un niño de tres años. La bestia aplastó sus cráneos y se comió sus intestinos y genitales. Las víctimas sobrevivientes de la bestia sufrieron serias heridas desfigurantes, con algunos de ellos perdiendo ambas piernas y manos mientras dos perdieron ambas orejas y ojos. Una mujer tuvo su boca y la nariz desgarrada por la bestia. Al menos 4,000 personas abandonaron cuatro pueblos en los distritos centrales de Dowa para buscar refugio en un asilo comunitario en los cuarteles del distrito para huir la bestia.

Un testigo presencial informó que la bestia era idéntica a un animal responsable por las muertes de cinco personas y la mutilación de otras 20 y la cual se le había disparado el año anterior por un guardabosque y la policía para-militar. Oficiales de vida salvaje identificaron a la bestia como una hiena rabiosa, aunque esto era descartado por los residentes, alegando que las hienas tienen las extremidades traseras más cortas. Algunos residentes creyeron que la bestia terrorífica era el mismo animal que había sido matado por humanos el año anterior, y que había vuelto a vida buscando venganza.[1] Es también posible que al animal que se le disparó no fuese el culpable, o había más de uno.

Ha recibido 44 puntos

Vótalo:

Leones de Tsavo-Leon africano

7. Leones de Tsavo-Leon africano

El incidente ocurrió en Kenia, África, en el río Tsavo, donde se había iniciado la construcción de un puente para un ferrocarril en marzo de 1898. El proyecto se llevó a cabo por los británicos, y dirigido por el teniente coronel John Henry Patterson. Además del personal británico, se emplearon... Ver mas
El incidente ocurrió en Kenia, África, en el río Tsavo, donde se había iniciado la construcción de un puente para un ferrocarril en marzo de 1898. El proyecto se llevó a cabo por los británicos, y dirigido por el teniente coronel John Henry Patterson. Además del personal británico, se emplearon una gran cantidad de trabajadores africanos e indios para acabar el ambicioso proyecto.

Una tierra extremadamente seca, una implacable sabana llena de 3 metros de hierva alta conocido por los nativos como “el peor lugar en la tierra”. Poco después de comenzar las obras del puente, los trabajadores comenzaron a ser acechados por dos leones de Tsavo. En ocasiones, las desafortunadas víctimas eran arrastradas de sus tiendas mientas eran brutalmente asesinadas. Los leones eran increíblemente audaces, incluso se atrevían a atacar a plena luz del día, llevándose a los trabajadores sin ninguna oportunidad de defenderse.

Devoradores hombres Tsavo demonios
John Henry Patterson en la construcción del puente
Los trabajadores aterrorizados intentaron tomar medidas contra los leones asesinos mediante fogatas o vallas, aunque todos los esfuerzos fueron infructuosos y no sirvieron para detener el derramamiento de sangre causado por los animales endemoniados.

Fue entonces cuando Patterson, bien conocido como un hábil tirador, se encargó detener a los leones. Él preparó trampas, pero los leones tenían una misteriosa habilidad para evitarlas. Patterson incluso llegó a utilizar un artilugio de caza de origen indio conocido como machaan, que era básicamente una plataforma asentada en el suelo sobre pilotes altos. Durante varias noches Patterson esperó la presencia de los devoradores de hombres. Los dos leones llegaron a evadir la novedosa trampa, incitándoles incluso a atacar el campamento en varias ocasiones, mientras que Patterson estaba sentado allí esperando para matarlos.

El mal reside en los leones de Tsavo

Debido al misterioso comportamiento de los leones, no pasó mucho tiempo en que los trabajadores comenzaron a hablar de los leones no como animales, sino como espíritus vengativos del inframundo, reencarnados como lobos sedientos de sangre acechando a los vivos, que les valió el apodo de los los “demonios de la noche”. Los trabajadores tenían miedo de trabajar o abandonar sus campamentos a cualquier hora para no ser víctimas de estos espíritus enojados.

Leones Tsavo asesinos serie naturaleza

Estas explicaciones paranormales motivaron al propio Patterson para dar caza a los leones endemoniados. Comenzó una cacería, dado que los campos se extendían por kilómetros a lo largo del río, era difícil predecir donde se ocultaban los leones. Durante su búsqueda por el desierto, Patterson encontró lo que parecía ser la guarida de los macabros leones; una cueva húmeda con los restos esparcidos de decenas de víctimas mutiladas. Aunque algunos de los cuerpos habían sido devorados, otros simplemente estaban mutilados y abandonados en la cueva, lo que llevó a Patterson a creer que los leones no mataban por la comida, sino por el puro gusto de hacerlo.

Después de varios intentos fallidos de matar a las bestias, Patterson fue finalmente capaz de disparar y matar a uno el 9 de diciembre de 1898, aproximadamente 9 meses después del inicio de los sangrientos ataques. Veinte días más tarde, mató al segundo león. Patterson explicó cómo necesitó nueve tiros para matar al segundo “animal” desde un árbol, que incluso en sus últimos momentos de vida luchó salvajemente para matar a Patterson.


Leones de Tsavo en el Museo Field de Historia Natural de Chicago
El primero de los devoradores de hombres de Tsavo, el mayor de los dos, media unos 3 metros de largo, desde la nariz a la punta de la cola. Era tan pesado que necesitó ocho hombres para trasladarlo al campamento. La construcción del puente se completó posteriormente en febrero de 1899. Los restos de los dos leones fueron vendidos al Museo Field de Historia Natural de Chicago en 1924, donde se conservan y se mantienen expuestos hasta día de hoy.

Además, la leyenda de los leones de Tsavo fue llevada a la gran pantalla por el director Stephen Hopkins en su película Los demonios de la noche (1996), protagonizada por Val Kilmer como John Patterson y Michael Douglas como un maestro cazador de ficción. Esta película se mantuvo fiel a la historia original, aunque como ocurre en todos estos casos se dieron algunas libertades cinematográficas.

Ha recibido 38 puntos

Vótalo:

Ataques en Matawan-Tiburones

8. Ataques en Matawan-Tiburones

La serie de sucesos comenzó el 1 de julio de 1916, en la bahía de Beach Haven, Nueva Jersey. El joven Charles Vansant nadaba cerca de la costa cuando fue atacado por un tiburón, que se lanzó hacia él cuando regresaba a la orilla, a menos de 1,50 m de profundidad. El joven fue sacado del agua por... Ver mas
La serie de sucesos comenzó el 1 de julio de 1916, en la bahía de Beach Haven, Nueva Jersey. El joven Charles Vansant nadaba cerca de la costa cuando fue atacado por un tiburón, que se lanzó hacia él cuando regresaba a la orilla, a menos de 1,50 m de profundidad. El joven fue sacado del agua por varios bañistas, pero murió desangrado dos horas después. Cinco días después, el 6 de julio, en Spring Lake, Nueva Jersey, Charles Bruder, un botones del Hotel Essex and Sussex, fue atacado por otro tiburón, también a poca distancia de la costa. Como en la vez anterior, pudo ser sacado del agua antes de ser devorado, pero murió sin poder recibir atención médica. El sábado 8 de julio, en Asbury Park, un salvavidas que remaba en una lancha tuvo otro encuentro con un tiburón, al que logró ahuyentar con un remo, no sin que antes cundiera el pánico en la playa. Esa misma tarde, en la Bahía de Nueva York, en una plataforma flotante situada frente a Bayonne, Nueva Jersey, un teniente de la policía disparó varias veces a la cabeza de un tiburón que se acercaba a unos niños que nadaban en la playa. No pudo matarlo, pero logró alejarlo de la costa.

Ataques en agua dulce

The Philadelphia Inquirer informa sobre los ataques de Matawan. Pueden verse las fotografías de Lester Stillwell y Stanley Fisher.
Los ataques en agua dulce comenzaron el 11 de julio, en una poza del río Matawan, cuando Rennie Cartan, de 14 años, sufrió diversos arañazos en la piel, supuestamente causados por los dentículos de un tiburón, mientras jugaba en el agua con otros niños. El 12 de julio, Thomas Cottrell, ex capitán de barco jubilado de 58 años, cruzaba el Matawan por un puente de tranvías, cuando vio a un tiburón avanzar lentamente río arriba, en dirección al pueblo. El ex capitán intentó alertar a la población, sin que nadie le creyera, por lo que comenzó a recorrer el río en su lancha de motor Skud, tratando de poner sobre aviso a los bañistas. Aproximadamente a las 2 de la tarde del mismo día, Lester Stilwell, un niño epiléptico de 12 años, nadaba junto a otros niños en la poza cuando fue arrastrado bajo el agua por uno de los tiburones. Los demás niños salieron corriendo del agua pidiendo ayuda, y se reunió una muchedumbre de curiosos y familiares en el lugar. Muchos de los presentes creían que el niño se había ahogado tras un ataque de epilepsia, y no que había sido víctima de algún depredador. Se formó un grupo de rescate para recuperar el cuerpo, en el que se encontraba Stanley Fisher, sastre corpulento de 24 años. Luego de varias zambullidas, Fisher salió del agua con el cuerpo del niño, pero entonces fue atacado varias veces por el tiburón, que lo arrastró a la parte más profunda del río. Al final logró soltarse por sí mismo, y fue trasladado al Hospital Mounmouth Memorial, de Long Branch, en el que murió pocas horas después. Ese día fue atacado también Joseph Dunn, un joven neoyorquino, mientras nadaba en el Matawan con su hermano y un amigo. En esta ocasión la víctima sobrevivió, gracias a la ayuda oportuna de Cottrell, quien recorría el río en la Skud junto al abogado de Matawan, Jacob Lefferts. El alcalde de Matawan ofreció entonces una recompensa de 100 dólares a quien lograra matar al tiburón. Los hombres de la región utilizaron escopetas y dinamita para cazarlo, y se tendieron mallas de alambre en la desembocadura del río, en Keyport, para evitar que regresara al mar. La madrugada del 14 de julio fue encontrado el cuerpo medio devorado de Lester Stilwell en el río. Esa misma tarde se descubrió que el tiburón había escapado haciendo un agujero en una de las mallas de alambre, lo que hizo que cundiera el pánico en las playas cercanas y los hoteles se quedaran vacíos, hundiendo a las ciudades costeras en una crisis económica.

Ha recibido 34 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil