Versión impresa

50 años del «boom» hispanoamericano.

50 años del «boom» hispanoamericano.

  • Lista creada por Venhut.
  • Publicada el 12.12.2012 a las 22:30h.
  • Clasificada en la categoría Cultura.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

Avatar de Venhut

Último acceso 31.12.2012

Perfil de Venhut

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de Venhut

Acciones de la lista

Entre 1945 y 1960 se observan en la narrativa hispanoamericana unas características nuevas que la hacen diferente de la novela desarrollada hasta entonces. Estos cambios se deben a una nueva concepción del mundo y de la vida como consecuencia de los cambios sociales, políticos y económicos que se estaban produciendo en Hispanoamérica. A estas novedades se añaden las influencias de la narrativa europea y norteamericana del momento.

Se abandona el interés prioritario por los espacios rurales y la denuncia explícita de las injusticias sociales, y surgen temas nuevos en los que se integra lo urbano y los problemas del hombre contemporáneo. Se introduce en las novelas lo fantástico, lo onírico y lo irracional, dando lugar a lo que se ha denominado «realismo mágico».

Se considera que el relato que marca el cambio de rumbo es «El pozo» (1939) de Juan Carlos Onetti. A esta obra seguirán otras en los años cuarenta: «El reino de este mundo», de Alejo Carpentier; «El señor Presidente», de Miguel Ángel Asturias; y «El túnel», de Ernesto Sábato. Y en los cincuenta: «Los pasos perdidos», de Carpentier; «La vida breve», de Juan Carlos Onetti; «Pedro Páramo», de Juan Rulfo; «La hojarasca», de Gabriel García Márquez y «La región más transparente», de Carlos Fuentes.

LA NOVELA DE LOS SESENTA: LOS AÑOS DEL BOOM. EL REALISMO MÁGICO

La definitiva renovación de la novelística hispanoamericana se produce a partir de los años sesenta con un fenómeno que la crítica ha denominado como el «boom de la novela hispanoamericana». Surgió ligado a un fenómeno extraliterario que facilitó que esta novela fuera conocida en el exterior: el apoyo de las editoriales españolas, especialmente a partir del éxito de «La ciudad y los perros» (1962) de Mario Vargas Llosa.

Sin embargo, a lo anterior hay que añadir la coincidencia en un corto espacio de tiempo de una sucesión de novelas y novelistas deslumbrantes: «Sobre héroes y tumbas», del argentino Ernesto Sábato; «El astillero», del uruguayo Juan Carlos Onetti; «La ciudad y los perros», del peruano Vargas Llosa; «La muerte de Artemio Cruz», del mexicano Carlos Fuentes; «Rayuela», del argentino Julio Cortázar; «El siglo de las luces», del cubano Alejo Carpentier; «Tres tristes tigres», del cubano Guillermo Cabrera Infante; «Paradiso», del cubano José Lezama Lima; «El obsceno pájaro de la noche», del chileno José Donoso. Y, sobre todo,  el éxito sin precedentes de «Cien años de soledad (1967), del colombiano Gabriel García Márquez, que fijó la atención de la crítica y el público internacionales en este grupo de escritores y en algunos de sus antecesores

Nadie se parecía a nadie, pero todos fueron —son— magistrales. Conjeturar desde el presente lo contrario se parecería mucho a una forma patológica del masoquismo social.

¡Viva la lengua castellana!

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ

1. GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ

Cuando García Márquez nos abre las puertas de su universo narrativo en realidad nos está mostrando una ventana para reconocer las verdades más hondas de la realidad hispanoamericana. No en vano él asegura ser el más realista de los escritores. Pero su realismo mágico, como la crítica ha... Ver mas
Cuando García Márquez nos abre las puertas de su universo narrativo en realidad nos está mostrando una ventana para reconocer las verdades más hondas de la realidad hispanoamericana. No en vano él asegura ser el más realista de los escritores. Pero su realismo mágico, como la crítica ha convenido designarlo, es también una forma de trascender una historia de desgarros para ofrecernos la posibilidad de conjurar los demonios y celebrar con júbilo el acto fundador de la palabra.

Premio Nobel de Literatura en 1982 y una de las figuras claves del «boom», inició su carrera literaria en Bogotá, publicando crónicas de cine y cuentos durante el periodo de la violencia, uno de los más críticos de la historia de su país. Por eso no es gratuito que en su obra se respire la atmósfera de terror y de intolerancia que se vivía por aquellos años. Dentro de la estética del realismo mágico, García Márquez ha ordenado magistralmente elementos de distintas tradiciones en esa aldea universal llamada Macondo, donde el tiempo es cíclico y los personajes incorporan espontáneamente la magia a lo cotidiano.

Ha recibido 129 puntos

Vótalo:

MARIO VARGAS LLOSA

2. MARIO VARGAS LLOSA

Uno de los escritores más destacados del «boom», Premio Nobel de Literatura en 2010, trasciende con el modelo de representación naturalista, introduciendo en sus novelas las modernas técnicas, como la corriente de la conciencia y las rupturas de tiempo y espacio. El referente de sus obras es... Ver mas
Uno de los escritores más destacados del «boom», Premio Nobel de Literatura en 2010, trasciende con el modelo de representación naturalista, introduciendo en sus novelas las modernas técnicas, como la corriente de la conciencia y las rupturas de tiempo y espacio. El referente de sus obras es, por lo general, la realidad peruana con sus conflictos y enfrentamientos entre la sierra y la costa. Es autor de «La ciudad y los perros» (1962), una de las obras latinoamericanas por antonomasia, y «Conversación en la catedral» (1969), su novela más experimental, es de un gran virtuosismo formal, tanto por las técnicas que utiliza, como por la representación dramática de la realidad objetiva. Con esta obra completa el primer ciclo de su narrativa, para pasar luego a una segunda etapa donde reflexiona sobre el arte narrativo, como ocurre en «Pantaleón y las visitadoras» (1973) y «El hablador» (1987), donde abandona la objetividad inicial y se convierte en un actor que participa de su propia ficción, criticándola, al tiempo que la produce.

Ha recibido 87 puntos

Vótalo:

JULIO CORTÁZAR

3. JULIO CORTÁZAR

Se inicia en el conocimiento de la poesía francesa en Buenos Aires, bajo el magisterio de sus profesores de la Escuela Normal. En la década de los cincuenta viaja a París, donde trabaja como traductor para la Unesco. Su prestigio como escritor se afianza con la publicación de los cuentos de... Ver mas
Se inicia en el conocimiento de la poesía francesa en Buenos Aires, bajo el magisterio de sus profesores de la Escuela Normal. En la década de los cincuenta viaja a París, donde trabaja como traductor para la Unesco. Su prestigio como escritor se afianza con la publicación de los cuentos de «Bestiario» (1951), donde se pone en evidencia su visión del mundo y de la creación literaria. Enormemente influido por el surrealismo, Cortázar cuestiona en sus escritos categorías literarias, conceptos como género y estilo, etc., utilizando la técnica de desmontaje. Dentro de la línea fantástica, su obra se mueve siempre en dos planos, lo real y lo surreal.

Ha recibido 86 puntos

Vótalo:

MARIO BENEDETTI

4. MARIO BENEDETTI

Quienes hayan leído «La tregua» (1960) y «Gracias por el fuego» (1965) pueden ver en esas dos novelas la cara y cruz de la narrativa del escritor uruguayo. Si en una se retrata la vida oficinesca, el abismo insalvable de la mediocridad existencial, en la otra se atisba esa exigencia de... Ver mas
Quienes hayan leído «La tregua» (1960) y «Gracias por el fuego» (1965) pueden ver en esas dos novelas la cara y cruz de la narrativa del escritor uruguayo. Si en una se retrata la vida oficinesca, el abismo insalvable de la mediocridad existencial, en la otra se atisba esa exigencia de compromiso político que caracteriza la obra de Benedetti, su narrativa, su poesía y su cancionero. Si hay algo que debe destacarse en el autor rioplatense es un propósito de radiografía o crónica urbana. El centro moral y sociológico de su producción literaria se afinca en ese territorio casi mítico que es Montevideo. La ciudad donde se dan cita los milagros cotidianos imposibles y la rutina más alienante y desesperanzada. Benedetti hacía hincapié en el logro de una escritura llana y transparente y, cuestión nada baladí, en el carácter exacto y cuasi definitivo de los títulos.

Ha recibido 83 puntos

Vótalo:

JORGE LUIS BORGES

5. JORGE LUIS BORGES

Es sin duda uno de los escritores más desconcertantes de la literatura en lengua española. Para él la tarea del escritor, que es esencialmente falsificadora, desdibuja toda pretensión de originalidad y de creación. Enemigo del realismo, concibe la literatura como invención, como juego de... Ver mas
Es sin duda uno de los escritores más desconcertantes de la literatura en lengua española. Para él la tarea del escritor, que es esencialmente falsificadora, desdibuja toda pretensión de originalidad y de creación. Enemigo del realismo, concibe la literatura como invención, como juego de equívocos. Su diálogo con las diferentes culturas lo convierte en el más universal de los escritores. Pero en los comienzos de su carrera manifestó cierto nacionalismo que lo llevó a proclamar la independencia idiomática de Argentina. Así cultiva una prosa de ficción en la que la literatura se presenta como la infinita lectura de otros textos que remiten a un original perdido o tachado, llevando al lector a un abismo donde solo hay senderos que se bifurcan y adquieren el aspecto de un laberinto.

Ha recibido 67 puntos

Vótalo:

JUAN CARLOS ONETTI

6. JUAN CARLOS ONETTI

Sin duda las claves que nos permiten acercarnos al universo narrativo de Onetti se encuentran en aspectos como la íntima soledad del individuo, la tristeza metafísica de la condición humana, la progresiva toma de conciencia de la inutilidad de la mayoría de los gestos y del despojamiento de todo... Ver mas
Sin duda las claves que nos permiten acercarnos al universo narrativo de Onetti se encuentran en aspectos como la íntima soledad del individuo, la tristeza metafísica de la condición humana, la progresiva toma de conciencia de la inutilidad de la mayoría de los gestos y del despojamiento de todo lo accesorio que nos rodea y nos crea tantas falsas dependencias con la realidad circundante.

Galardonado con el Premio Cervantes en 1980, su mundo narrativo no fue muy bien comprendido por la crítica, que en los inicios de su carrera relegó a un segundo puesto obras consideradas piezas maestras como «El pozo», «Los adioses», «La vida breve» o «El astillero».

Silencioso, huraño, irónico, la biografía de Onetti se redujo a la soledad, el encierro, la lectura y, por supuesto, la escritura. Sin embargo, la vida que insufló a la ficción es infinita y luminosa, como la ciudad de Santa María, cuyos personajes, Larsen, Brausen, Petrus o Díaz Grey —esos otros a través de los cuales el autor acometió la difícil tarea de existir—, criaturas que escarban en su conciencia un sentido que no encuentran ni en el amor, los recuerdos y el sueño, porque pese a sus esfuerzos su huida no los libra de esa culminación del fracaso que es la muerte.

Ha recibido 52 puntos

Vótalo:

CARLOS FUENTES

7. CARLOS FUENTES

Amigo de las «summas» literarias, como «Cambio de piel» (1967) y «Terra nostra» (1975), Carlos Fuentes se mueve brillantemente en las distancias medias y cortas. Si a ello le agregamos la cantidad de reflexiones sobre el arte, la literatura, el mundo, la política (mexicana sobre todo, pero... Ver mas
Amigo de las «summas» literarias, como «Cambio de piel» (1967) y «Terra nostra» (1975), Carlos Fuentes se mueve brillantemente en las distancias medias y cortas. Si a ello le agregamos la cantidad de reflexiones sobre el arte, la literatura, el mundo, la política (mexicana sobre todo, pero también planetaria), daremos entonces con un auténtico «homme de lettres» de nuestro tiempo.

La novela para Fuentes es la expresión absoluta del conocimiento de la realidad histórica y la realidad intrahistórica soldadas en una sola realidad llamada transfiguración literaria. Mito y testimonio configuran la ecuación bajo la cual el autor mexicano arma su discurso literario.

Ha recibido 51 puntos

Vótalo:

MIGUEL ÁNGEL ASTURIAS

8. MIGUEL ÁNGEL ASTURIAS

Miguel Ángel Asturias, Premio Nobel de Literatura en el año 1967, es el escritor guatemalteco más conocido y de obra mejor divulgada internacionalmente. Ante todo cabe observar la coherencia de su recorrido humano y literario, pues toda su producción está dominada por dos impulsos: la... Ver mas
Miguel Ángel Asturias, Premio Nobel de Literatura en el año 1967, es el escritor guatemalteco más conocido y de obra mejor divulgada internacionalmente. Ante todo cabe observar la coherencia de su recorrido humano y literario, pues toda su producción está dominada por dos impulsos: la reivindicación del ciclo cultural prehispánico y una defensa sostenida de principios propios de la izquierda.

En el terreno literario, hay que añadir, al citado binomio de intereses, el concurso del surrealismo, patente mientras el escritor complacía su curiosidad en Francia. Dos personajes figuran con especial intensidad en esta etapa concreta de su vida: Georges Raynaud y J. A. González de Mendoza. Por lo que concierne a los honores que mereció, conviene resaltar el hecho de que fuera embajador de su país en Francia y la concesión del Premio Nobel de Literatura en el año 1967. En el costado más dramático, sobresale su exilio, ligado a los vaivenes políticos sufridos por su patria.

Ha recibido 48 puntos

Vótalo:

ERNESTO SÁBATO

9. ERNESTO SÁBATO

Décimo de once hijos de emigrados italianos en Argentina, cursó estudios superiores de Física en la Universidad de la Plata. En 1945 publicó su primera obra, «Uno y el Universo», colección de breves ensayos. Ese mismo año abandonó su primera vocación científica, para dedicarse por completo a la... Ver mas
Décimo de once hijos de emigrados italianos en Argentina, cursó estudios superiores de Física en la Universidad de la Plata. En 1945 publicó su primera obra, «Uno y el Universo», colección de breves ensayos. Ese mismo año abandonó su primera vocación científica, para dedicarse por completo a la literatura. En los años cincuenta atravesó una crisis, producto de las contradicciones entre el mundo claro y luminoso de las matemáticas y el atormentado y complejo mundo de la literatura.

Ha recibido 46 puntos

Vótalo:

JOSÉ DONOSO

10. JOSÉ DONOSO

En las novelas del escritor chileno priman las atmósferas opresivas, psicologías atormentadas, todo ello siempre en el contexto de las clases altas de su país. La dialéctica entre el individuo y la sociedad, la decadencia moral y social son vectores que nos ayudan a interpretar sus obras. Eso... Ver mas
En las novelas del escritor chileno priman las atmósferas opresivas, psicologías atormentadas, todo ello siempre en el contexto de las clases altas de su país. La dialéctica entre el individuo y la sociedad, la decadencia moral y social son vectores que nos ayudan a interpretar sus obras. Eso vale tanto para novelas de tratamiento más tradicional («Este domingo», 1966), como para textos de imbricada estructura («El obsceno pájaro de la noche», 1970).

Fue partícipe de una empresa de gran calado estético que dejó historiada en «Historia personal del boom» (1972). En el campo de las estrategias narrativas, esperpento, deformación de los perfiles humanos, multiplicación de planos y voces narrativas, parodia: todo sirve, como ocurre en cierta manera también en las novelas de Onetti, para no hacerse demasiadas ilusiones con la alta y mediana burguesía chilena.

Ha recibido 44 puntos

Vótalo:

JUAN RULFO

11. JUAN RULFO

No fue un escritor prolífico, pero sus cuentos de «El llano en llamas» (1953) y su novela «Pedro Páramo» (1955) lo han convertido en un clásico de la literatura en lengua castellana. En estos dos géneros es difícil superar a Rulfo, tanto en la sobriedad de sus diálogos como en la intensidad y la... Ver mas
No fue un escritor prolífico, pero sus cuentos de «El llano en llamas» (1953) y su novela «Pedro Páramo» (1955) lo han convertido en un clásico de la literatura en lengua castellana. En estos dos géneros es difícil superar a Rulfo, tanto en la sobriedad de sus diálogos como en la intensidad y la fuerza de sus frases, íntimamente arraigadas en el habla de los campesinos de Jalisco. Uno de los acontecimientos políticos que marca su infancia y trasciende su obra es la revolución cristera (1926-1928), resultado de la reacción de los rebeldes católicos contra el anticlericalismo de la revolución mexicana. El clima de sus cuentos está impregnado de esa desolación de los campos arrasados, de los pueblos abandonados, de las gentes humildes sin la esperanza de cambio.

Ha recibido 41 puntos

Vótalo:

AUGUSTO MONTERROSO

12. AUGUSTO MONTERROSO

Es la máxima figura hispánica del género más breve de la literatura, el microrrelato, y una de las personalidades más entrañables, no solo por su modestia y sencillez, sino también por su excepcional inteligencia y su exquisita ironía. Autodidacta por excelencia, abandonó sus estudios... Ver mas
Es la máxima figura hispánica del género más breve de la literatura, el microrrelato, y una de las personalidades más entrañables, no solo por su modestia y sencillez, sino también por su excepcional inteligencia y su exquisita ironía. Autodidacta por excelencia, abandonó sus estudios tempranamente para dedicarse por completo a la lectura de los clásicos, que amó con pasión, como a Cervantes, cuyo influjo es evidente en su obra.

Guatemalteco de adopción y centroamericano por vocación, dedicó una buena parte de su vida a luchar contra la dictadura de su país, antes de darse a conocer internacionalmente con el cuento «El dinosaurio», que, se dice, es el más breve de la literatura en español. Maestro de fábulas, aforismos y palindromías, su papel docente fue de capital importancia en la formación de los más conocidos escritores hispanoamericanos, y de otras latitudes.

Ha recibido 40 puntos

Vótalo:

GUILLERMO CABRERA INFANTE

13. GUILLERMO CABRERA INFANTE

Crítico implacable del régimen castrista y Premio Cervantes en 1997, su narrativa supone, dentro de la línea realista de la literatura, un ascenso hacia temas y abordajes de tipo «duro», en el lenguaje y en los asuntos, en la técnica y en la caracterización psicológica de los personajes. Es... Ver mas
Crítico implacable del régimen castrista y Premio Cervantes en 1997, su narrativa supone, dentro de la línea realista de la literatura, un ascenso hacia temas y abordajes de tipo «duro», en el lenguaje y en los asuntos, en la técnica y en la caracterización psicológica de los personajes. Es notable el influjo que ejerce sobre su estilo la literatura de Joyce, Lawrence, Hemingway, Faulkner, Miller, el cine, las novelas policíacas y la novela negra.

La descripción minuciosa de ambientes marginales o nocturnos y el esmerado tratamiento psicológico de sus personajes, son constantes expresivas en su obra. Con la novela «Tres tristes tigres» (1965) alcanza reconocimiento internacional y la consolidación de su estilo, donde el trabajo lingüístico, la experimentación con técnicas narrativas, las mudas espaciales y temporales, así como la influencia del lenguaje cinematográfico, resultan en una literatura original y retadora.

En sus novelas y cuentos, Cabrera Infante presenta los temas del racismo, el machismo y los prejuicios sociales y religiosos de una sociedad cubana que conoció desde su adolescencia en los barrios marginales de La Habana. Esta ciudad, adversa, selvática, entrañable, vívida o evocada desde la distancia de su exilio, es una de las obsesiones de su narrativa, junto a la búsqueda de la mujer ideal, erótica, paradigma de su machismo cultural y objeto de su deseo.

Guillermo Cabrera Infante, aun contra su espíritu rebelde y tendente a la marginación, pese a su carácter hosco que espantaba a los periodistas y desalentaba a los críticos, gracias a su prosa burilada magistral y pasionalmente, es ya un clásico de la literatura hispanoamericana.

Ha recibido 40 puntos

Vótalo:

ALEJO CARPENTIER

14. ALEJO CARPENTIER

Fue quizás el primero en querer asumir la experiencia latinoamericana en su totalidad, por encima de sus efímeras variantes regionales y nacionales. Su aparato era pomposo y retórico. Recorrió de punta a punta nuestro mundo tratando de asimilar e integrar todo lo que encontraba hasta poseerlo... Ver mas
Fue quizás el primero en querer asumir la experiencia latinoamericana en su totalidad, por encima de sus efímeras variantes regionales y nacionales. Su aparato era pomposo y retórico. Recorrió de punta a punta nuestro mundo tratando de asimilar e integrar todo lo que encontraba hasta poseerlo. Buscaba en la fábula y el mito. Su pasión ha sido seguir los pasos perdidos del continente, descifrar sus oráculos olvidados. El resultado es una obra de gran alcance y vigor.

Ha recibido 39 puntos

Vótalo:

JOSÉ LEZAMA

15. JOSÉ LEZAMA

Con un estilo muy personal, que hizo de la poesía el centro de sus preocupaciones, Lezama trata de plasmar en toda su obra el mundo circundante de la poesía que él designa como «realidad hechizada». Con su primera obra, «La muerte de Narciso» (1937) se abre un ciclo poético que lo conduce a la... Ver mas
Con un estilo muy personal, que hizo de la poesía el centro de sus preocupaciones, Lezama trata de plasmar en toda su obra el mundo circundante de la poesía que él designa como «realidad hechizada». Con su primera obra, «La muerte de Narciso» (1937) se abre un ciclo poético que lo conduce a la prosa y que culmina en «Paradiso» (1966). En Lezama Lima la poesía nace de la conjunción de las palabras y sus enlaces y conexiones insólitas, de las que brota lo poético.

Ha recibido 38 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil