Versión impresa

UNA ESPAÑA DE LEYENDA.

UNA ESPAÑA DE LEYENDA.

  • Lista creada por Bcn Cdad.
  • Publicada el 11.07.2012 a las 00:13h.
  • Clasificada en la categoría Deportes.
  • La lista SI admite nuevos comentarios.
  • La lista SI admite que sus elementos sean votados.
  • La lista NO admite que otros usuarios añadan nuevos elementos.

Avatar de Bcn Cdad

Último acceso 13.10.2016

Perfil de Bcn Cdad

  • Las estadísticas del usuario se mostrarán en los próximos días.

Ver el perfil de Bcn Cdad

Acciones de la lista

Esta lista es la muestra (al menos esa es su intención) de un equipo conjurado para ser mejores, para dedicarse a lo que le gusta y mejor saben hacer, jugar al fútbol, y para divertirse, para no tomarse demasiado en serio el papel de estrellas y para ser aproximadamente felices.

Una lista que muestra el amor por el fútbol y los valores del deporte, una historia de confianza en sí mismos, el relato de la identificación de un país con su selección. No sólo es una muestra de los títulos de la Selección Española de Fútbol, principalmente es un homenaje a la apuesta por el balón y por el fútbol de un grupo de personas que nos recuerdan que una buena persona es siempre un principiante.



LISTA DEDICADA A JESÚS (God26)... ¡¡¡ HEMOS VISTO A LA MEJOR SELECCIÓN DE LA HISTORIA !!!


Listas relacionadas:

¡QUE SÍ, QUE SOMOS CAMPEONES!

ESPAÑA Y NADIE MÁS

Estos son los elementos de la lista. ¡Vota a tus favoritos!

EL FÚTBOL ESPAÑOL SALE DE LA CAVERNA

1. EL FÚTBOL ESPAÑOL SALE DE LA CAVERNA

Los años 60 fueron los primeros años dorados de nuestro fútbol. En España jugaban algunos de los mejores del mundo. Di Stéfano, Kubala, Luis Suárez, Peiró, Del Sol (los tres últimos traspasados a Italia por motivos económicos) eran futbolistas de gran prestigio. El Real Madrid empezaba a vivir... Ver mas
Los años 60 fueron los primeros años dorados de nuestro fútbol. En España jugaban algunos de los mejores del mundo. Di Stéfano, Kubala, Luis Suárez, Peiró, Del Sol (los tres últimos traspasados a Italia por motivos económicos) eran futbolistas de gran prestigio. El Real Madrid empezaba a vivir su época dorada con la llegada de ''la Saeta Rubia'', y el Barcelona reunía también un equipo de estrellas. Pero a la hora de hablar del combinado nacional las cosas no eran tan brillantes. La autarquía del general Franco condicionaba el progreso internacional de nuestro deporte. Cuando en los campeonatos tocaba la Unión Soviética o alguno de sus satélites, España se retiraba. Ese muro nos frenó en la primera Eurocopa, la de 1960, que ganó la URSS a Yugoslavia.

En la segunda cambiaron algo las cosas. España pasó con facilidad las primeras eliminatorias y se clasificó entre los cuatro últimos. la diplomacia deportiva triunfó por una vez y nuestro país pudo albergar a los cuatro finalistas, según el formato en el que se jugaba el torneo. Hungría, Dinamarca, la Unión Soviética y España se jugaban el título. En la primera semifinal, la selección de Villalonga superó con apuros a Hungría, mientras la URSS se deshacía no sin dificultades de una Dinamarca que en aquella época pisaba fuerte en Europa.

La gran final estaba servida. Fue en un rebosante Santiago Bernabéu, el 21 de junio de 1964, en una tarde medio lluviosa. El llorado Chus Pereda abrió el marcador a los 6 minutos, pero empató Jushainov 2 minutos más tarde. hasta el minuto 84 no llegaría el impresionante cabezazo de Marcelino, a pase de Pereda, que nos hizo campeones y, de momento, nos empezó a sacar de la caverna. El primer gran título... ¡y el único europeo hasta 2008!

Ha recibido 141 puntos

Vótalo:

UNA HISTORIA DE AMOR POR EL BALÓN

2. UNA HISTORIA DE AMOR POR EL BALÓN

Esta es una extraña historia. Un hermoso e inolvidable cuento que contra todo prejuicio, es verdad. Un relato que pulveriza estereotipos profundamente arraigados en el alma de los españoles. En una nación tan escasa de afecto por sí misma, tan proclive a encontrar motivos para la discordia, el... Ver mas
Esta es una extraña historia. Un hermoso e inolvidable cuento que contra todo prejuicio, es verdad. Un relato que pulveriza estereotipos profundamente arraigados en el alma de los españoles. En una nación tan escasa de afecto por sí misma, tan proclive a encontrar motivos para la discordia, el relato de una selección que alcanza las cimas más altas e inaccesibles del mundo, vírgenes hasta la noche del 1 de julio de 2012, precisamente gracias a la solidaridas, a la generosidad, a la complicidad, al compañerismo... ¡suena a música celestial!

Porque el formidable ciclo de triunfos encadenados por España es consecuencia, por supuesto, de un fútbol maravilloso y de las virtudes de una generación excepcional de futbolistas. Indiscutiblemente. Pero además y por encima de las extraordinarias habilidades de los jugadores y de la incuestionable sabiduría del seleccionador, la Triple Corona que desde el primer domingo de julio adorna el palmarés de ''La Roja'' es también fruto de un envidiable espíritu de equipo, de una manera de entender el fútbol que prima la camadería y un eficiente sistema de apoyos y ayudas mutuas sobre el protagonismo de una sola estrella.

La unión. La colaboración. La connivencia y la convivencia. Probablemente ese sea el secreto. Claro, y el aplastante e inteligente sentido común de Vicente del Bosque para entender, asumir, encarnar y defender ese ámbito de hermandad a prueba de egoísmos, megalomanías y delirios de grandeza. La amistad. La adhesión a la causa del fútbol y de la Selección. Es posible que el once de España no incluya a ningún Pelé como el que empujó al Brasil de los setenta a las cumbres futbolísticas más elevadas, hasta entonces, del mundo. O ningún Cruyyff o ningún Maradona como los que lideraron ''la Naranja Mecánica'' holandesa o la Argentina que ganó el Mundial de 1986, pero la selección española es un equipo, juega como un equipo y vive como un equipo. Cree en sí misma y en su estilo y es fuerte por eso, imbatible o difícil de vencer.

El grupo. El conjunto no como mera suma de los individuos que lo componen sino como resultado de la voluntad de todos para buscar la fuerza de la unión. Más o menos amigos entre ellos, los jugadores y los técnicos coinciden en los objetivos y en el camino para alcanzarlos y son fieles a sí mismos y al espíritu del grupo. Buen ambiente y buena gente. ¿A quién puede extrañar que esa prodigiosa mezcla de virtuosismo futbolístico y humildad personal seduzca a los españoles y cautive el cariño de aficionad@s de todo el mundo? A nadie. Al menos en su sano juicio.

Los mejores y los más sencillos. Campeones de todo en sus equipos y en la Selección y capaces de interpretar según el momento el papel más conveniente para todos, por oscuro o desagradecido que sea. Titulares indiscutibles en las escuadras más temibles de Europa y suplentes sin complejos a las órdenes de Vicente del Bosque. Excelentes jugadores. Buenas personas. Calidad deportiva y calidad humana... ¡Gracias campeones!

Ha recibido 72 puntos

Vótalo:

UNA ESPAÑA DE LEYENDA

3. UNA ESPAÑA DE LEYENDA

Del gol de Marcelino al de Fernando Torres. El fútbol de ''La Roja'' se matriculó en Viena el 29 de junio de 2008 ante el asombro de toda Europa, que se rindió al ''tiqui-taca'', consagrado como el mejor estilo de juego para vencer y convencer. España ganó a Alemania por 1 - 0 y conquistó la... Ver mas
Del gol de Marcelino al de Fernando Torres. El fútbol de ''La Roja'' se matriculó en Viena el 29 de junio de 2008 ante el asombro de toda Europa, que se rindió al ''tiqui-taca'', consagrado como el mejor estilo de juego para vencer y convencer. España ganó a Alemania por 1 - 0 y conquistó la UEFA European Football Championship (¡la Eurocopa!) 44 años después. El país se convirtió en una gigantesca marea roja, enganchada con un triunfo que ponía fina a la maldición histórica de la Selección.

¡Ganar, ganar y ganar! La frase que acompaña cada piña de la selección antes y después de los partidos cobró aún más sentido al proclamarse España... ¡Campeona del Mundo en 2010!

En un partido que quedará para siempre en los libros, España derrotó a Italia con una exhibición que corona cuatro años memorables y que cierra la trilogía Eurocopa-Mundial-Eurocopa, inédita en la historia del fútbol. Con el sello que le ha hecho grande, el equipo de Vicente del Bosque homenajea al fútbol con una exhibición que lleva la rúbrica de David Silva, Jordi Alba, Fernando Torres y Juan Mata, autores de los 4 goles de la final. La Triple Corona se hizo realidad en Kiev... ¡digna de un equipo que ya es leyenda!

Ha recibido 69 puntos

Vótalo:

DONDE TODO EMPEZÓ

4. DONDE TODO EMPEZÓ

Resulta difícil datar con exactitud cuándo empezó todo. En qué momento la espiral maldita dejó de girar en un sentido y comenzó a moverse en sentido contrario. Algunos hagiógrafos estiman que la suerte se España cambió tras la humillante derrota ante Francia, en el Mundial de 2006. Otros fechan... Ver mas
Resulta difícil datar con exactitud cuándo empezó todo. En qué momento la espiral maldita dejó de girar en un sentido y comenzó a moverse en sentido contrario. Algunos hagiógrafos estiman que la suerte se España cambió tras la humillante derrota ante Francia, en el Mundial de 2006. Otros fechan el suceso en la repesca frente a Dinamarca, tras un encuentro jugando a imagen y semejanza de los partidos actuales, bajo los mismos patrones. Hay especialistas que afinan más en el dato y marcan incluso la hora exacta del vuelco total. Basan sus fundamentos en la histórica tanda de penaltis contra Italia, con las paradas de Iker Casillas como momento culminante.

A falta de fecha oficial, la única certeza de la que se puede hablar es del lugar donde todo empezó. La Eurocopa de Austria y Suiza marca el antes y el después de la selección española. Todas las teorías encontraron respuesta en la fabulosa actuación del equipo español durante aquellas semanas. De repente dejamos de ser bajitos para convertirnos en hábiles y escurridizos. La furia dejó paso al toque, igual que los balones del rival morían en los guantes de Iker Casillas y no bajo el cuerpo de Arconada.

Aquel remate de Fernando Torres, que en cualquier otra final se hubiera ido lamiendo el palo, ¡entró! Y la selección dejó de vivir de los goles de Zarra y Marcelino, en blanco y negro, para saborear a cámara superlenta las vueltas del esférico Adidas camino de la red. Fue en la Eurocopa de Austria y Suiza, dos países en los que el deporte nacional es el esquí. Un@ nunca sabe dónde va a cambiar su suerte. Y la nuestra cambió allí... ¡En las montañas!

Ha recibido 62 puntos

Vótalo:

GANÓ EL FÚTBOL

5. GANÓ EL FÚTBOL

http://listas.20minutos.es/lista/los-heroes-de-la-roja-23...

El Mundial de Sudáfrica lo ganó el fútbol. Sonará pretencioso pero es cierto. Si ese disparo cruzado de Andrés Iniesta se hubiese estrellado en el poste y acto seguido unos alienígenas hubieran bajado de su nave y raptado a Iker Casillas y Cesc Fábregas (no se me ocurre una manera más razonable... Ver mas
El Mundial de Sudáfrica lo ganó el fútbol. Sonará pretencioso pero es cierto. Si ese disparo cruzado de Andrés Iniesta se hubiese estrellado en el poste y acto seguido unos alienígenas hubieran bajado de su nave y raptado a Iker Casillas y Cesc Fábregas (no se me ocurre una manera más razonable para que Holanda nos ganara a los penaltis), este deporte se habría sumido en dos años de tinieblas. El advenimiento del reino de los mediocentros musculosos y los De Jong... ¡solo pensarlo estremece!

Por fortuna para este deporte, este país y este planeta, los marcianos nos dejaron tranquilos y fuimos campeones del mundo. El disparo de Andrés Iniesta entró para acabar de un plumazo con la pesada losa del fatalismo y victimismo que venía bloqueando a nuestros representantes durante 46 años. Aquel Mundial coronó a un grupo de futbolistas irrepetible que hizo bandera de un estilo inimitable. Que tomó el destino en sus manos para imponer su compromiso con el buen juego, ajenos a las especulaciones rivales. Que no renunció a su fútbol alegre, libre y maravilloso ni ante las ruines patadas de la ''guadaña mecánica'' en la final. Qué penita, Johan.

Ese compromiso empezó por un hombre sabio. Vicente del Bosque mantuvo el rumbo impasible pese a las inesperadas dificultades iniciales. España nunca dudó y, rentabilizando al máximo sus ocasiones, fue dejando atrás a Suiza, Honduras, Chile, Paraguay, Portugal y Alemania. Ante Holanda, ya en la final, 760 millones de personas comprobaron la supremacía técnica, estética y moral de ''La Roja''. Marcó Andrés Iniesta. Triunfó España. Ganó el fútbol.

Ha recibido 62 puntos

Vótalo:

DE KIEV A LA ETERNIDAD

6. DE KIEV A LA ETERNIDAD

http://listas.20minutos.es/lista/los-heroes-de-la-roja-20...

España rubricó en la final de la Eurocopa de Polonia y Ucrania el más bello lienzo futbolístico que la historia ha visto. La goleada a Italia en el partido por el título, maravillosa, memorable, apabullante, fue la evidencia primorosa de que la selección española es fútbol es estado puro. FÚTBOL... Ver mas
España rubricó en la final de la Eurocopa de Polonia y Ucrania el más bello lienzo futbolístico que la historia ha visto. La goleada a Italia en el partido por el título, maravillosa, memorable, apabullante, fue la evidencia primorosa de que la selección española es fútbol es estado puro. FÚTBOL con mayúsculas. El dominio del balón, incuestionable, la sensación de pasárselo en grande jugando con el rival, no contra el rival, el rigor defensivo, el rondo permanente, y de repente el aguijonazo letal. Uno, dos, tres, cuatro... Los goles fueron cayendo como fruta madura del árbol donde florece el fútbol, provocando una angustia paralizante en los italianos y un delirio de asombro y admiración entre la afición española... ¡y mundial!

Fue la Eurocopa de la consagración definitiva, que empezó (como el Mundial 2010) con un susto. Esta vez no fue una derrota sino un gol de Di Natale (a la postre el único encajado en el torneo) que rápidamente enjugó Cesc Fàbregas. El empate abrió innecesarios debates, que ''La Roja'' fue zanjando poco a poco. Irlanda y Croacia sucumbieron ante una España que administraba sus fuerzas y sus goles con meticulosidad, fiel a su estilo de toque y posesión. Y así, jugando limpio y elegante, se plantó en cuartos.

En esa ronda Francia no olió el balón y llegamos a unas semifinales intensas y disputadisimas contra Portugal. Decidió la lotería de los penaltis. Bueno, la lotería... y Sergio Ramos a lo Panenka, el infalible Cesc Fàbregas y el monumental Iker Casillas. De ahí a la final, que fue una antológica lección de fútbol. Un baño descomunal. Será muy difícil que otra selección repita este hito histórico, firmado por 23 jugadores sublimes y un técnico al que solo cabe decir: chapeau, Don Vicente.

Ha recibido 62 puntos

Vótalo:

ESPAÑA EN EL OLIMPO... LA QUINTA DE COBI

7. ESPAÑA EN EL OLIMPO... LA QUINTA DE COBI

Una generación entera no había visto a la selección de fútbol levantar trofeo alguno. Desde la Eurocopa del 64, aquello era una historia de decepciones permanentes. Sólo la Eurocopa de Francia levantó la autoestima, pero durante un tiempo pareció que era imposible conseguir un título. Y no es... Ver mas
Una generación entera no había visto a la selección de fútbol levantar trofeo alguno. Desde la Eurocopa del 64, aquello era una historia de decepciones permanentes. Sólo la Eurocopa de Francia levantó la autoestima, pero durante un tiempo pareció que era imposible conseguir un título. Y no es que el fútbol olímpico tuviera mucho peso, pero los Juegos Olímpicos de Barcelona '92 transformaron el deporte español y, de paso, también cambiaron el fútbol. La Quinta de Cobi, la mascota olímpica, descubrió el valor de un juego distinto, alegre, ofensivo, un germen de lo que vendría después.

Puede que nada sea casualidad. Guardiola, con el 9 a la espalda, pilotaba aquella selección olímpica de Vicente Miera. Abelardo, Luis Enrique, Amavisca, Alfonso, López, Solozabal, Ferrer, Berges, Toni, Cañizares... Un grupo escogido de talentos con mucho fútbol que desembarcaría poco después en la absoluta. Tras una primera fase plácida ante Colombia, Egipto y Qatar, la Italia de Albertini, Dino Baggio y Peruzzi se cruzó en cuartos. Un gol de Kiko los dejó fuera. En semifinales, los héroes fueron Abelardo y Berges frente a la revelación del torneo, Ghana.

La final fue memorable. Ante 95.000 espectadores, con un Camp Nou repleto de banderas catalanas y españolas, el equipo olímpico midió el toque, la elaboración, el estilo alegre y ofensivo frente a una sorprendente Polonia. Minutos después del oro de Fermín Cacho en 1.500, Abelardo, de cabeza, y un doblete de Kiko mostraron al mundo que España era capaz de ganar. Y encima, jugando muy bien. ¡España en el Olimpo!

Ha recibido 57 puntos

Vótalo:

Bienvenido

Con las Listas de 20minutos.es puedes crear tu propio top y leer y votar los del resto de usuarios. Ver más

Crear una nueva lista

Encuentra una lista al azar

Busca una lista

Conectados recientemente

Comentarios
Haz tu comentario aquí

© 2013-2016 - Listas de 20minutos.es | Ir a la versión móvil